Las Guías de Aprendizaje Autores: Saúl Botero Restrepo Heriberto Castro Carmona Fundación Volvamos a la Gente La investigación educativa

ha demostrado la efectividad de los textos escolares en el mejoramiento de los logros de aprendizaje de los educados. A través de los textos se logra la aplicación real de los planes y programas de estudio en el aula de clase Sin embargo, es importante que el diseño del texto favorezca la creación de ambientes favorables al aprendizaje y al desarrollo de prácticas pedagógicas eficaces, La pregunta es, entonces, ¿cómo debe ser diseñado el texto con el fin de dar respuesta a lo anterior? Este texto debería secuenciar y graduar cuidadosa y adecuadamente el plan de estudios, promover metodologías que favorezcan el aprendizaje cooperativo, la construcción social de conocimientos y su práctica y aplicación, promover el trabajo en equipo y autónomo y dinamizar la utilización de otros recursos didácticos, entre otras características. Las guías de aprendizaje dan respuesta a estos requerimientos. Son textos diseñados con el fin de dar mayor relevancia a procesos antes que a contenidos y promover un aprendizaje cooperativo, autónomo, centrado en el estudiante. Las guías privilegian actividades que los estudiantes deben realizar en interacción con sus compañeros en pequeños equipos de trabajo, también con la comunidad o individualmente, pero siempre con la orientación del maestro. A través de las guías los estudiantes pueden dedicar más tiempo a actividades de aprendizaje ya que evitan que el maestro es dando a los alumnos informaciones rutinarias. En resumen, las guías:

• • • • • •

Centran el proceso de aprendizaje en el estudiante quien participa activamente en la construcción de sus conocimientos; Promueven la interacción permanente entre los estudiantes y con el profesor; Desarrollan temas fundamentales de los planes y programas de estudio; Dan sentido al aprendizaje por cuanto llevan al estudiante a que lo practique y aplique en situaciones de la vida diaria, y con su familia y comunidad; Dinamizan la utilización de otros recursos de aprendizaje; Promueven la evaluación formativa y la retroinformación permanente;

Las guías permiten establecer el puente que vincula el texto con la acción. Comoquiera que incluyen procesos y contenidos y buscan la adopción en el aula de clase de metodologías de aprendizaje eficaces, la acción más efectiva que debe iniciar un docente debe tomar en cuenta tanto el dominio de los contenidos como la implementación de estas metodologías por medio del uso correcto de las guías. El maestro debe tener un conocimiento previo de la guía antes de desarrollarla con los estudiantes a fin de realizar la adaptación de las actividades que considere pertinentes y la previsión de los recursos indispensables para su desarrollo. Esto lo puede realizar con sus pares en los talleres pedagógicos o en los círculos de maestros. La guía para el estudiante es al mismo tiempo guía para el docente. Al dar indicaciones a los estudiantes sobre cómo y qué actividades realizar y qué recursos utilizan, guía la acción del maestro y le sirve de recurso de planeación de sus clases. Como se desarrolla una clase con guías. Es ciertamente diferente una clase con guías de aprendizaje de una clase convencional, generalmente caracterizada por la frontalidad. Al contrario, hace cambiar el rol del docente dando lugar a relaciones más horizontales en donde los niños desempeñan un papel activo y el docente asume el rol de orientador. Se cambian las prácticas tradicionales expositivas. Aquí la forma más común de trabajo es el taller. Para ello, los estudiantes se organizan en pequeños grupos, unos frente a otros, realizando las actividades que las guías sugieren, con la orientación del maestro. Hay interacción permanente. El estudiante no

solo escucha sino que utiliza todos sus sentidos. Hay diálogo permanente, Hay socialización de experiencias individuales, Hay realización de actividades con materiales concretos. Hay análisis. Hay discusión que lleva al discernimiento. Hay lectura comprensiva y expresión oral permanentes. Las guías en su primera sección llevan a los estudiantes a través de actividades concretas, secuenciadas y graduadas, a la adquisición de los aprendizajes por sus medios y con la orientación del maestro. Se privilegia el trabajo cooperativo pero no se descartan actividades que el niño desarrolla individualmente. Algunas veces las actividades las debe desarrollar el estudiantes con el profesor o con todos los compañeros del salón de clase. Con las guías se presenta otra dinámica en los salones de clase. Algunos niños pueden realizar actividades fuera del salón, por ejemplo un juego. Otros pueden ir a los rincones de aprendizaje a buscar alguna materia concreta requerida para la realización de la actividad o a la biblioteca a buscar algún libro que le permita ampliar sus conocimientos. El maestro constata permanentemente la correcta realización de las actividades por los estudiantes o les brinda la retroalimentación que requieran. Una vez terminada su primer momento, el niño registra su versión del conocimiento en un mapa conceptual. Ahora continúa con el desarrollo de las actividades de la segundo momento , a través del cual debate y valida con sus compañeros de equipo los mapas de loas relaciones de los conocimientos aprendidos. Así se prepara para la plenaria. A través de este momento se busca que el niño convierta su aprendizaje en un saber haber, en una competencia. Una vez realizadas las actividades del segundo momento se llega al momento de plenaria, donde uno de los estudiantes representante del equipo expone y avanzan en debate con los representantes de los otros equipos, hasta consolidar un mapa conceptual, lo suficiente claro para todos. El estudiante tiene oportunidad de aplicar las competencias logradas en una situación de la vida diaria. Estas actividades permiten verificar que el estudiante ha logrado el objetivo u objetivos que se proponía la guía dándole así verdadero sentido al aprendizaje. Esta sección también contempla actividades que estimulan al niño a profundizar sus conocimientos recurriendo a otras fuentes como la biblioteca, vecinos de la comunidad, su familia. También el estudiante aprende a resolver problemas de la vida diaria. El papel del maestro es orientar, facilitar y hacer fluir el proceso de aprendizaje, observando la asimilación de conceptos, formulando preguntas aclaratorias. La utilización adecuada de las guías permite mejorar los ambientes de aprendizaje y el trabajo cooperativo a través de cual también se promueve la formación cívica y democrática y el trabajo en equipo, actitudes y destrezas que son fundamentales para la vida.

http://www.volvamos.org/guiasdeaprendizaje.html