You are on page 1of 54

Combatiente

Virtual

POR LA REVOLUCIÓN MEXICANA AL SOCIALISMO
Órgano Oficial de Información
A$O VI N% &&

An!li"i" de Po#ular Sociali"ta APN
(a de fe)rero de *+(,

NUEVA 'POCA

INVOLUCIÓN HISTÓRICA DEL PRI. DE UN PARTIDO SOCIALDEMÓCRATA A UN PARTIDO DE DERECHA.
Por: Sergio Morales Carmona.

Aunque los primeros vestigios de los partidos políticos tiene su origen en Grecia, es propiamente en el siglo XIX, con la revolución industrial en Europa, cuando tiene su ascenso la burguesía y el desplazamiento del feudalismo, cuando surgen los partidos políticos como instrumentos de luc a por el poder! en "#$ico los partidos políticos tiene su origen a partir de la %evolución de &'&( y se consolidan a partir de los cuarenta, cuando nuestro país entra de lleno a la industrialización de la economía, cuando la producción industrial supera a la producción agrícola, surge la burguesía y )unto con esta clase social el proletariado, que abía participado al lado del *artido

4

+iberal, agrupado en la ,asa del -brero "undial, en contra de la dictadura de *orfirio .íaz/ El *artido %evolucionario Institucional tienes sus orígenes, por una decisión vertical del entonces presidente de la rep0blica, el general *lutarco Elías ,alles, el 4 de marzo de &'1' en la ciudad de 2uer#taro, su primer presidente fue el general Emilio *ortes Gil, su principal ob)etico, fue aglutinar a los m3s diversos partidos regionales, dirigido por militares en los estados! en cambio el *artido de la %evolución "e$icana, que nace el 4( de marzo de &'45, no solo destruye la caduca estructura del *6%, sino que tiene en sus convocantes el general +3zaro ,3rdenas del %io y 7icente +ombardo 8oledano a dos de sus m3s preclaros, dirigentes! el "aestro +ombardo 8oledano, como la representación del dirigente obrero revolucionario de izquierda org3nico m3s importante que a producido este país y al general ,3rdenas como el me)or int#rprete de la %evolución "e$icana, en torno al proyecto de nacionalismo revolucionario, el *%" fue la m3s amplia unidad de las fuerzas democr3ticas m3s avanzadas, constituido por los sectores9 obrero, campesino popular y los militares, en la que el movimiento obrero organizado y dirigido por 7icente +ombardo fue determinante, en el rescate del petróleo con la nacionalización de los idrocarburos, el reparto agrario y de las riquezas naturales en beneficio del pueblo y la nación! casi al final del se$enio del general "anuel :vila ,amac o, premeditadamente el maestro +ombardo es e$pulsado de la ,8", como su fundador y dirigente! en &'45 se funda el *%I, a diferencia del *%", que era una un frente amplio constituido, por las m3s amplias masas representativas, afiliadas libremente, en el *%I se constituye con los mismos sectores de manera corporativa, con decisiones verticales, restringiendo la democracia interna a criterio de los gobernantes en turno, con el nacimiento de esta nueva estructura piramidal empieza la involución ideológica, de uno de los partidos que nació y creció , con la revolución democr3tico burguesa/

4

.esde el gobierno, de "iguel Alem3n 7ald#s, de infausta memoria! se fue incrustando una breve minoría de la burguesía parasitaria de i)os de empresarios, educados en escuelas privadas, con posgrado en el e$tran)ero, que en el a;o de &'51 toman por asalto el poder del partido y el gobierno, en una especie de golpe de Estado incruento! con el gobierno de ,arlos <alinas emanado de uno de los m3s escandalosos fraudes, en la Asamblea 6acional del *%I, la corriente m3s retrograda al interior del partido, le fue sustraído gran parte del contenido ideológico avanzado, con motivo del tratado trilateral del libre comercio en el a;o de &''4 al cambiar el ordenamiento )urídico especifico en materia agraria contemplado en el Artículo 1= erencia de la %evolución "e$icana, entre otros preceptos9 6acionalismo %evolucionario/ En el se$enio de Ernesto >edillo pr3cticamente todo lo que quedaba, como la defensa del petróleo y la electricidad como patrimonio del pueblo, transformaron radicalmente al partido del *%I en un partido de derec a, en el marco de la política de la globalización neoliberal, de lo cual se que)aba amargamente la dirección política nacional del asta ese momento el 0nico partido enemigo a ultranza de la clase traba)adora en "#$ico, el *A6/ En esta involución ideológica del *%I, demostrada a toda prueba, ?2u# puede esperar la clase traba)adora en su con)unto@, de los dos partidos que an gobernado a nuestro país en los 0ltimos tiempos/ Al respeto el "aestro +ombardo opinaba A+os partidos políticos son agrupaciones constituidos por ciudadanos que e$presan los intereses de las clases sociales, los defienden, y tratan de alcanzar el poder con el propósito de convertir en normas obligatorias para todos los abitantes de un país, los ob)etivos de la clase que representanB, así lo afirma el .r/ 7icente +ombardo 8oledano, en la síntesis del documento ¿QUE ES EL PPS? A+os partidos políticos se clasifican por los intereses de la clase social a la que sirven/ *or eso no pueden e$istir partidos que defiendan al mismo tiempo, a las dos clases sociales, porque los intereses de esta son antagónicosB/ <i los partidos políticos, tienen como definición ideológica el representar a una clase social, en el marco de la luc a entre dos clases sociales contrarias en esencia, por los intereses que representan ?2ue son entonces las agrupaciones, donde convergen las dos clases sociales y diversos sectores de la sociedad@, como sucede en el *%I donde dirige y gobierna una breve minoría, con clara inclinación acia la derec a neoliberal/ En el sentido estricto no son partidos políticos, son frentes electorales, donde convergen las m3s variadas tendencias ideológicas, reconocidos )urídicamente como partidos políticos/

4

?2u# se puede esperar de un partido penetrado fuertemente por con decisiones verticales de una muy breve minoría, encabezada por el e)ecutivo federal@ Indudablemente que nada bueno puede esperar el pueblo traba)ador de un partido que ya no representa los intereses de las mayorías desposeídas en esta e$traordinaria involución ideológica, de un partido que fue erencia de la burguesía nacionalista, en "#$ico/

OPINIÓN Respecto al debate que se da en el periódico “La Jornada” y diversos medios virtuales sobre los asuntos actuales más relevantes, nuestros Compañero Luis Langarica Arreola, miembro del Comité Central, y José Abel Ogaz Pierce, miembro de la Dirección Nacional, opinan:

Afirma Enrique Martínez que este año se concretará una profunda reforma del sector

Desde el ingreso de México al GATT se estancó el campo, sostiene Sagarpa
Lamenta que los cambios en leyes y estructuras no hayan sido el parteaguas del progreso esperado La actual directriz es hacer más productivo, competitivo y justo al rubro agroalimentario

Según el titular de Sagarpa, Enrique Martínez y Martínez, México tiene más potencial hortícola que como productor de granos y por eso no podemos pensar en el país como el granero del mundo. En la imagen, un campesino riega su tierra después de sembrar cilantro en el poblado de San edro !echuchulco, en el estado de México. Foto José Carlo González
M"!#$%E
&'E(

).

4

COMENTARIO
Luis Langarica Arreola Ya queda claro, esperamos que así sea, el GATT fue la antesala del TLC y el empiezo de los problemas y el abandono al campo mexicano; ahora lo que se requiere es planeación, producir los alimentos que el país necesita; que el costo de producción sea razonable para que no llegue al consumidor a precios altos; la protección a los productores mexicanos en cuanto a la competencia desleal, ejemplo pongo uno, la manzana que se produce en nuestro país es de buena calidad, pero se requiere ponerla al alcance del bolsillo y en la canasta de los consumidores de nivel bajo y medio. Muchos productos del campo son perecederos por lo que se deben aprovechar a lo máximo, cuidando que no se desperdicien. Con el regreso de los campesinos al cultivo de su tierra, donde puedan vivir holgadamente y con la propiedad social de esta habría alimentos suficientes para que nadie sufra de hambre y para que esto suceda se requiere volver a la soberanía alimentaria. La Jornada, 31 de enero de 2014.

ALAI, América Latina en Movimiento
Clasificado en:

2014-01-27 México

Política: Politica, | Internacional: Internacional, | Social: Violencia, | Español

Disponible en: Compartir:

Inseguridad nacional y amenaza injerencista del imperio
Luis Langarica Arreola
%esde que surge y se implementa la iniciati*a Mérida, con el consentimiento de los gobiernos de derecha en México y al mismo tiempo que el imperio del norte apoquina a las +uerzas de seguridad nacionales recursos materiales y econ,micos, dizque para hacerle +rente a la delincuencia organizada, ésta se ha +ortalecido aún más, al grado que empezaron a surgir otras corrientes o grupos para en+rentarlos. Estos hechos dieron pauta para que el gobierno yanqui de manera sigilosa +uera entrando so pretexto de -ayudar. a las autoridades a poner +in, o tener por lo menos, el control de los grupos delicti*os/ lo cierto es que el gobierno de los EE.)) estu*o apoderándose paulatinamente de la seguridad nacional de nuestro país y desde entonces, no s,lo ha aumentado la *iolencia por *arios estados de la 'epública, sino que ya existen muchas suspicacias al respecto en cuanto a quienes están generando todo esto y con qué +in. 'ecuérdese a0os antes del en*ío y cruce de armas pro*enientes de EE.)) conocido como -rápido y +urioso. 1armas que cayeron en manos del crimen organizado2.

4

Estos días han de3ado en descubierto las *erdaderas intenciones del imperialismo a ni*el global4 el espiona3e e3ercido a tra*és de di*ersos medios y en *arias partes del laneta/ el +lagelo de armas y equipos so+isticados para el control y de+ensa de sus intereses creados/ a tra*és de sus redes de espiona3e se apodera del reconocimiento real en áreas ci*iles y militares, y es así como consiguen conocer las +ortalezas y debilidades de+ensi*as de cada país, las consecuencias de esto es que ponen en peligro la seguridad nacional, al conocer también, las +ormas como operan las instituciones econ,micas y políticas de cada naci,n. El gobierno de los EE.)) se prepara y busca el momento oportuno para *ol*er a aplicar sus políticas in3erencistas para soca*ar y desestabilizar a países latinoamericanos que no sean de su agrado. ero, *ol*iendo a México son *arios estados de la 'epública Mexicana donde la *iolencia se ha acentuado, siendo Michoacán el punto más álgido al grado que en días recientes, el secretario de Estado de los EE.)) 5ohn 6erry, tu*o el atre*imiento de -o+recer. la ayuda para inter*enir en este asunto interno, diciendo que se encuentran preparados y listos para ello. $a contestaci,n por parte del gobierno de México debi, haber sido más dura y contundente, pues este hecho *ergonzoso y entrometido o+enden en mucho la inteligencia de los mexicanos en su capacidad de resol*er los problemas internos sal*aguardando a su *ez, la soberanía e independencia nacionales. $a capacidad de disuadir y la estrategia a seguir del gobierno mexicano y otros actores nacionales debe ser encaminada para proteger a los ciudadanos contra cualquier mani+estaci,n de *iolencia que traiga como +actor no s,lo la de di*idir a los mexicanos sino también la de detener las lamentables pérdidas de *idas humanas. $a estrategia y capacidad del Estado mexicano debería ser en +unci,n de resol*er los problemas nacionales, sin el hostigamiento ni el o+recimiento de +uerzas extra0as. $a pobreza originada por las políticas neoliberales en México y en otros países del mundos, se ha sumado la *iolencia cada *ez con mayor crudeza y el espiona3e a todo lo que da hacen de países como México *ayan perdiendo el control hasta llegar a un estado de shoc7 o me3or dicho, la conmoci,n ante la pobreza y la *iolencia combinadas. $a soberanía nacional y la seguridad pública están siendo allanadas. "nte todo esto, las +uerzas progresistas, patri,ticas y re*olucionarias deben estar alertas y unidas ante las pretensiones de +uerzas externas y desde luego, rechazar y condenar con todo ahínco las prácticas de espiona3es imperialistas hacia México y "mérica $atina.

Cumbre de América Latina y El Caribe

Urge plena soberanía
Castro pide replantear relaciones con inversionistas extranjeros La meta, lograr que la región ya no sea la más desigual del mundo Hay condiciones para revertir la situación de pobreza, afirma A petición de Cuba, la Celac rinde homenaje a Hugo Chávez

4

El presidente de 8uba, 'aúl 8astro, y su par de 9oli*ia, E*o Morales, durante la cumbre de la 8omunidad de Estados $atinoamericanos y 8aribe0os que se celebra en $a :abana. $os acompa0an los cancilleres 9runo 'odríguez arrilla y %a*id 8hoquehuancaFoto Cubadebate
';S" E$<#'" <"'="S

COMENTARIO
Luis Langarica Arreola La joven CELAC tendrá que afrontar retos difíciles para llevar hacia adelante y con perspectivas de mejoramiento económico, político y social no sólo de quienes la conforman sino de toda América Latina, desde el Río Bravo hasta la Patagonia, vencer y salir airosos ante la pretensión de los imperios de causar división entre los pueblos y ante esto cabe la unidad latinoamericana; ante el despojo de los recursos y la destrucción de la naturaleza por parte de las transnacionales cabe hacer leyes nacionales e internacionales para la protección de los entornos naturales; ante la injerencia extranjera, aplicación de las leyes y la unidad nacionales. Procuración de justicia, equidad, salubridad, trabajo, educación, soberanía alimentaria y soberanía del pueblo, independencia económica, paz y progreso social. Seguir en la línea de lograr la unidad latinoamericana dentro de la gran diversidad de nuestros pueblos fundada en la solidaridad, cooperación y desarrollo hasta forjar la Patria Grande. La Jornada, miércoles 29 de enero de 2014.

Los shopping centers, la utopía neoliberal
EM#' S"%E'

COMENTARIO

4

Luis Langarica Arreola La aparición de estos centros mercantiles es el reflejo capitalista con sus mercancías; cines y restaurantes de comidas acartonadas, vienen siendo el lugar ideal de la "alta sociedad" y uno que otro de la media que siente estar en la primera; estas plazas representan el apogeo de actividad capitalista, verdaderas escuelas de consumo, la clientela que atraen es suficiente y los hace sentir "bien", en un mundo diferente; pero todo esto tiene que ver con la ruina de otros; restaurantes tradicionales, cines y tiendas de todo tipo ven disminuido su negocio y clientela. La competencia entre unos y otros es desigual, los mismos negocios de ciertas marcas aparecen en las diversas plazas ubicadas estratégicamente por varias zonas y representan verdaderos monopolios, y las fusiones de unos y otros, entre ellos es muy común. En fin todo queda entre familias de snobs. ¡Interesante tema de estudio!. La Jornada 21 de enero de 2014.

Ruina para agricultores, carestía para consumidores

-Editorial de la Jornada•

COMENTARIO
Luis Langarica Arreola Es deber del Estado, la de impulsar y abrir los canales de comercialización, proyectar la modernización, industrialización y tecnificación en el campo, así como no eludir la responsabilidad de proteger, estimular y fortalecer los derechos de los productores agrícolas, otorgando subsidios directos -como lo hacen en otras partes del mundo-, y sobre todo la de otorgar mejores precios de garantía para la producción agropecuaria, dar valor agregado a los productos, vigorizar la propiedad ejidal y -sobre todo- proteger a los productores pecuarios limitando las importaciones de carne en canal. La soberanía alimentaria corre peligro. A precios de garantía justos, también salarios justos para la adquisición de los alimentos. Castigar a los especuladores y hambreadores del pueblo. Viernes 24 de enero de 2014.

4

Argentina: la devaluación y su trasfondo

COMENTARIO
Luis Langarica Arreola Las crisis monetario-financieras del capitalismo y las especulaciones del dólar a traído a lo largo del tiempo, desde que el capitalismo aparece, desórdenes en las divisas y el desquebrajamiento en la economía de los países, esto trae también desórdenes descomunales y en muchos casos provocadas; donde unos ganan, la minoría, y otros pierden, como la clase trabajadora que ve disminuido el valor de su salario ante un aumento en los precios de las mercancías, sobre todo las de importación. Las crisis cíclicas del capitalismo trae como enseñanza que se tiene que buscar un sistema alternativo a este. Sábado 25 de enero de 2014.

Notinacionales De La Segunda Quincena De Enero De 2014
Por José Abel Ogaz Pierce

I.- Relaciones Con Los EU
1.- EU, listo para ofrecer ayuda a México en Michoac n! "erry !", estamos #reoc$#a%os, rati&ica el secretario %e Esta%o en re$ni'n con Mea%e El &$ncionario se re&iri' al con&licto entre gr$#os %e a$to%e&ensa ( ban%as %el narco Dpa. Periódico La ornada. S!bado "# de enero de $%"&, p. '. (as)ington, "* de enero.

#ada $uién % &o 'uyo
o!entario de "os# $%el &ga' Pierce ("$&P) : La me+or forma de a,udar a -./ico por parte de los 0stados 1nidos es impulsar su propia economía , no inmiscuirse en asuntos de seguridad 2ue sólo competen a los me/icanos. 0l estímulo al crecimiento de la producción en su propio territorio, por medio de la fabricación de manufacturas de alta tecnología, puede tener un efecto de arrastre sobre las subsidiarias de las empresas estadounidenses en territorio me/icano, las 2ue confeccionan pie3as, refacciones o ser4icios producti4os para sus casas matrices en los 0stados 1nidos. 0llo, complementado con la reforma migratoria en ese país, puede estimular el crecimiento producti4o de los establecimientos en territorio

4

me/icano, al mismo tiempo 2ue fortalecer la estabilidad en el empleo de nuestros connacionales en la nación 4ecina. Son salidas en el corto pla3o, 2ue no pueden sustituir los esfuer3os 2ue )aga -./ico para impulsar un crecimiento económico basado en manufacturas comple+as, con distribución menos in+usta del producto del traba+o.

II.- Inseg$ri%a% ) *eoliberalismo
1.- El l(der de las autodefensas sol(a regresar a su tierra s)lo para las fiestas Po%r"a vivir tran+$ilo en EU, #ero ,+$é iba a #ensar mi &amilia- El Americano %rturo #ano. 0n4iado. Periódico La ornada. ue4es $' de enero de $%"&, p. 5. 6ierra Caliente, -ic)., $$ de enero.

*ana El *ran #apital
o!entario de "os# $%el &ga' Pierce ("$&P) : 7os estamos matando entre )ermanos: 8-!s claro 2ue el agua sin polución9 Se conocen entre ellos, autodefensas , :templarios;. Son 4ecinos, 2ui3! algunos parientes. 8Cu!l es la causa de 2ue unos se )a,an 4uelto :malosos; , otros, a)ora, los combatan9 Armas , negocio atr!s de ellas )a, de sobra. 8<asta cu!ndo el neoliberalismo de las corporaciones transnacionales 4a a seguir propiciando 2ue la miseria , el desempleo =sobre todo de +ó4enes :correosos;> siga arro+ando a sectores importantes de los pueblos ba+o las ruedas de molino del narcotr!fico , acti4idades cone/as, 2ue trituran sin compasión modos de 4ida ,, a 4eces la 4ida misma9 Lo 2ue a2uí es el combate a la delincuencia organi3ada, 2ue no lo puede ser sin la participación de los aparatos del 0stado en alguna medida, por grupos 2ue act?an paralelamente al gobierno, las autodefensas, en el -edio @riente, se encau3a por los poderes corporati4os trasnacionales, como una luc)a religiosa: fundamentalistas contra musulmanes moderados. +.- ."nc$los con el crimen organiza%o, la ca$sa, in&orman P/R ( &$ncionarios &e%erales En +,1-, el go.ierno detu/o a -0 autodefensas 1ue fueron capacitados en manejo de armas 0s posible 2ue algunos se integren en nue4as organi3aciones delicti4as, ad4ierten *usta/o #astillo *arc(a. Periódico La ornada. ue4es $' de enero de $%"&, p. A

&i.re Mercado 2e 3aramilitares
o!entario de "os# $%el &ga' Pierce ("$&P) : 0sto puede 4ol4erse un :rosario de Amo3óc; de unos grupos armados contra otros 2ue, en un c)ico rato, nos in4olucre a todos o casi todos. 1n )ilo de la )ebra a +alar es el origen de las armas largas, especialmente los fusiles autom!ticos de asalto =en nue4e d.cimas partes 4enidos de las armerías ,an2uis>

4

2ue poseen los grupos paramilitaresB sin embargo, otro de los resortes a indagar es la orientación de algunos agrupamientos de autodefensa o de ciertos miembros de los mismos, a entrar al mercado de :libre oferta; de :perros de la guerra; o mercenarios a la me/icana = con eso de 2ue copiamos muc)as 4eces sólo lo )umanamente negati4o de los t.cnica , medi!ticamente desarrollados 4ecinos del 7orte 2ue )an ido pri4ati3ando parcialmente su e+.rcito inter4encionista en di4ersos países de la 6ierra, principalmente en el Asia central> al ser4icio del cartel delincuencial 2ue pague me+or. Sólo un cambio fundamental de rumbo socio>económico ata+ar! la senda al precipicio 2ue estamos siguiendo.

III.- Energéticos
1.- 2estaca 3emex su renta.ilidad frente a potenciales in/ersionistas extranjeros Israel Codrígue3. Periódico La ornada. Diernes $& de enero de $%"&, p. $'.

3EME4! 5lanco 6 7egro
o!entario de "os# $%el &ga' Pierce ("$&P) : <a, algunos aspectos positi4os en la situación actual de P0-0E a pesar de las reformas pri4ati3adoras recientes. 0s bueno 2ue se di4ersifi2uen los clientes de la a)ora empresa de inter.s p?blico, reduciendo la dependencia de un sólo país, los 0stados 1nidos. Así como se 4a a e/portar m!s a 0uropa, tambi.n debe 4oltearse )acia el le+ano oriente. De forma similar, deben di4ersificarse los pro4eedores internacionales de la industria de los energ.ticos: a)í est!n los brasileFos GP06C@HCASI, los noruegos GStatoilI, los c)inos, con 4arias empresas, los rusos con Cosneft, LuJoil , Kasprom, entre otras. Con las grandes petroleras anglosa+onas >por su car!cter agresi4o, inter4encionista e irresponsable medioambientalmente, como en el caso de Hritis) Petroleoum , C)e4ron 6e/aco>, )a, 2ue tener muc)o cuidado e irse con pies de plomo. 0n cambio, )a, multitud de empresas estadounidenses 2ue generan altas tecnologías para la industria energ.tica, con las 2ue indudablemente tendr! 2ue negociarse.

I..- 0e$%a P1blica
1.- #recimiento de s)lo 1.-8 en +,1-, admite '9#3 Díctor Cardoso. Periódico La ornada. Diernes '" de enero de $%"&, p. $*

Endeudamiento 3:.lico 3or 3ersona
o!entario de "os# $%el &ga' Pierce ("$&P) : Si )acemos la di4isión de un endeudamiento p?blico total de cerca de A.5 billones de pesos Gmillones de millonesI, como nos informaba el Sr. Carlos Dega, el -artesL"&L0nero del actual, entonces la cifra de endeudamiento p?blico por )abitante de este país llegaría a 5&,"AA.A* pesos, si consideramos 2ue de manera apro/imada andamos alrededor de "$% millones de me/icanos. 0s cierto 2ue la proporción de la deuda p?blica neta respecto al Producto

4

Interno Hruto 2ue es de entre el '5M o el '# por ciento >si se consideran los adeudos contingentes del Nondo Hancario de Protección al A)orro GN@HAPC@AI o IPAH GInstituto de Protección al A)orro HancarioI, así como los pasi4os por PIDIC0KAS GPrograma de In4ersión Diferido en su Cegistro en el Kasto P?blicoI>, es menor 2ue el peso 2ue tiene el endeudamiento p?blico en el Producto de muc)os países del mundo, como los 0stados 1nidos Gcerca del "%%MI, apón Gpoco menos del $%%MI , toda una serie de 0stados 0uropeos, donde anda cercana a "5%M.
OPINIÓN

*$ %a%or+

La Desnacionalizaci n #$%&

Pet!ole!a

"el

Por, -o%erto Esca!illa P#re'.

El >? de diciembre de ?@>A +ue el día más triste y negro desde que hace más A@ a0os los neoliberales priistas y panistas arribaron al poder, pues +ue aprobada por el oder $egislati*o de la Baci,n una C'e+orma EnergéticaC que inicia, legalmente, la entrega del petr,leo y de la industria eléctrica a los monopolios extran3eros y a la oligarquía nacional encabezada por 8arlos Slim y Emilio "zcárraga. Es cierto, +ue di+ícil cuando desde el gobierno de Miguel %e la Madrid, y hasta hace relati*amente poco tiempo, s,lo unos cuantos, unos pocos mexicanos, eran conscientes de lo que el neoliberalismo y las pri*atizaciones signi+icaban, y luchaban como %a*id contra =oliat, mientras que muchos Cpolíticos de izquierdaC pugnaban por la CdemocraciaC sin comprender el artículo Ao. de nuestra 8onstituci,n, donde está plasmado su *erdadero signi+icado. !ambién +ue duro *er c,mo se iban *endiendo todas y cada una de las empresas e instituciones nacionalizadas o creadas por la 'e*oluci,n Mexicana en base a los artículos ?D y ?E constitucionales, como los bancos, las carreteras, los ingenios azucareros, los +errocarriles, las minas, los puertos y aeropuertos, la siderurgia, la 8;B"S) ;, las de +ertilizantes, la petroquímica, tele*isoras, !elé+onos de México 1!E$MEF2, las comunicaciones *ía satélite y hasta la tierra organizada en e3idos, y se saboteaba y debilitaba intencionalmente, desde el mismo gobierno como hasta hoy ocurre, a etr,leos Mexicanos 1 EMEF2, a la 8ompa0ía de $uz y Guerza del 8entro 18$yG82, a la 8omisi,n Gederal de Electricidad 18GE2, a la Seguridad Social y a la educaci,n impartida por el Estado. Gue triste igualmente ser testigos de c,mo se pri*atizaban los organismos e institutos electorales argumentando su Cciudadanizaci,nC, naciendo el #nstituto Gederal Electoral 1#GE2, el !ribunal Gederal Electoral 1!ri+e2 y el 8,digo Gederal de

4

#nstituciones y rocedimientos Electorales 18o+ipe2, *erdaderos engendros neoliberales que únicamente han ser*ido para dilapidar enormes recursos públicos, para entrometerse en la *ida interna de los partidos democráticos y progresistas, y para +a*orecer a la derecha neoliberal representada por el artido 'e*olucionario #nstitucional 1 '#2 y el artido 1de2 "cci,n Bacional 1 "B2, pues su primer gran -logro. +ue ser c,mplices del arribo a la residencia de la 'epública de un persona3e de la derecha e hi3o de extran3eros, del panista <icente Gox. #gualmente +ue sumamente di+ícil superar los +raudes a*alados por los organismos electorales CciudadanizadosC, que le arrebataron al pueblo mexicano el triun+o al menos en tres ocasiones4 la primera en >HEE, cuando 8uauhtémoc 8árdenas +ue candidato presidencial por el Grente %emocrático Bacional 1G%B2, y las últimas dos en las que "ndrés Manuel $,pez ;brador luch, y gan, realmente la residencia de la 'epública. Es decir, desde >HEE los neoliberales hubiesen sido expulsados del gobierno, pero su poder econ,mico, el +raude, la corrupci,n, la compra de *otos, las amenazas y presiones, y el apoyo que siempre les han brindado los monopolios tele*isi*os y el imperialismo norteamericano, lo impidi,. Sin embargo, nada se compara con lo ocurrido el >? de diciembre pasado, porque etr,leos Mexicanos 1 EMEF2 y la 8omisi,n Gederal de Electricidad 18GE2 eran los últimos bastiones que nos aseguraban, mane3ándolos con sentido patri,tico y nacionalista, un desarrollo independiente, mantener la soberanía nacional y ele*ar de manera constante el ni*el de *ida del pueblo mexicano, en pocas palabras4 el +uturo de la Baci,n. I aunque la batalla no ha terminado, sino que tomará otros cauces, +ormas de lucha y estrategias, hoy podemos decir que los diputados y senadores que *otaron a +a*or de la 'e+orma Energética propuesta por e0a Bieto traicionaron a la atria y que, para su desgracia, han manchado sus nombres para siempre, y han perdido el honor, porque se puede *i*ir en la pobreza, como lamentablemente millones de mexicanos lo haremos durante quién sabe cuántos a0os más, pero no se puede <#<#' 1así, con mayúsculas2 sin :;B;'. -oLA HISTORIA !L P!TRÓL!O

J apá, tú que +uiste diputado, explícame la historia del petr,leo en México, KsíL J Mira Cmi3itoC, hace muchos a0os la industria petrolera y el mismo petr,leo no eran de los mexicanos, y en >HAE, un residente llamado $ázaro 8árdenas los nacionaliz, pensando que éramos capaces de mane3arlos y de sacarles pro*echo en +a*or nuestro. J KI luego papiL J M"hN, pues en el ?@>A, nosotros los diputados y el gran residente e0a Bieto consideramos que no teníamos la capacidad de mane3ar una empresa como la petrolera y se la regresamos a los norteamericanos, claro, 3unto con el petr,leo. J M"h, ya entendíN Entonces yo *oy a estudiar para ser empleado de los extran3eros pues ellos sí tienen la inteligencia su+iciente para dirigir las empresas, K*erdadL Correo ele"tr#n$"o% a&babor'(ot)a$l*"o)

4

(tt+%,,ababor-roberto*blo-s+ot*"o)

8arta de "dol+o $,pez Mateos a la patria, por si a alguien se le ocurría *ender la naci,n alabras sabias y premonitorias, en el acto de la nacionalizaci,n de la #ndustria Eléctrica, Septiembre ?D, >HO@. ueblo de México. $es de*uel*o la energía eléctrica, que es de la exclusi*a propiedad de la Baci,n, pero no se con+íen porque en a0os +uturos algunos malos mexicanos identi+icados con las peores causas del país intentarán por medios sutiles entregar de nue*o el petr,leo y nuestros recursos a los in*ersionistas extran3eros. Bi un paso atrás, +ue la consigna de %on $ázaro 8árdenas del 'ío, al nacionalizar nuestro petr,leo. :oy le toc, por +ortuna a la energía eléctrica. ueblo de México, los dispenso de toda obediencia a sus +uturos gobernantes que pretendan entregar nuestros recursos energéticos a intereses a3enos a la Baci,n que con+ormamos. )na cosa ob*ia es que México requiere de *arios a0os de e*oluci,n tecnol,gica y una e+iciencia administrati*a para lograr nuestra independencia energética/ sería necio a+irmar que México no requiere de la capacitaci,n tecnol,gica en materia eléctrica y petrolera. ero para ello ningún extran3ero necesita con*ertirse en accionista de las empresas públicas para apoyarnos.. -Solo un traidor entrega su país a los

4

extran3eros/ los mexicanos podemos hacer todo me3or que cualquier otro país. 8uando un gobernante extran3ero me pregunta si hay posibilidad de entrar al negocio de los energéticos o a la electricidad, le respondo que apenas estamos independizándonos de las in*asiones extra3eras que nos *aciaron el país. ero que en tanto los mexicanos sí queremos in*ertir en el petr,leo americano o en su producci,n de energía eléctrica, por si quieren un socio extran3ero. En México la 8onstituci,n es muy clara4 los recursos energéticos y los yacimientos petroleros son a perpetuidad propiedad única y exclusi*a del pueblo mexicano. El resto de las especulaciones al respecto son traici,n a la patria. #ndustrializar el país no implica una subasta pública de nuestros recursos naturales, ni la entrega indiscriminada del patrimonio de la patria.. 'ES#%EB!E "%;$G; $P E( M"!E;S.
OPINIÓN

CRISIS ESTRUCTURAL EN MÉXICO
Por: Sergio Morales Carmona

En los albores del esclavismo, despu#s de lo que oy es la especie umana diera ese gran salto del comunismo primitivo al esclavismo, despu#s de miles de a;os, que en la infinidad del tiempo es solo un suspiro, cuando el ombre se ace sedentario y se descubre la agricultura y con ello la propiedad privada, la familia y m3s tarde el estado, para normar la conducta de la especie umana constituida en sociedad! la economía como factor determinante o modo de producción que es la manera de producir los bienes que el ombre necesita para su subsistencia, se convierte en la base o estructura de toda actividad del ombre sobre la que descansa lo que se llama la superestructura o sea las ideas que se e$presan de muc as maneras, y de diversos modos9 En la religión , en el arte, el derec o, la moral, en la filosofía y en la ciencia que el ombre a divido para su me)or comprensión9 En ciencias naturales y ciencias sociales, estas a su vez en ciencias químicas y ciencias e$actas/ .esde que surge la propiedad privada como instrumento de producción, el ombre a entrado en permanente c oque entre dos clases sociales, la propietaria de los instrumentos de producción y del cambio frente a el proletariado, que no tiene m3s riqueza que su prole o su familia, indistintamente de su credo religioso, raza o se$o! en las subsecuentes relaciones de producción en contradicción con la fuerzas productivas, a dado origen a nuevas relaciones de producción9 el feudalismo, el capitalismo, lo mismo ser3 en la incipiente construcción del socialismo trav#s de un largo proceso en lo que la sociedad avanza al unísono del tambor del tiempo, impulsada por cambios revolucionarios, de una sociedad en permanente transformación/

4

A todo esto cabe la pregunta ¿qué es el estado? El estado está constituido por el territorio, el factor demográfico, la cultura , sus instituciones y las normas que lo constituyen! en nuestro país, siguiendo el mismo proceso como todos los pueblos del mundo de manera general, con marcadas particularidades, el Estado me$icano, surge a trav#s de un largo proceso revolucionario marcado por tres tiempos9 la %evolución de Independencia, la %eforma y la %evolución de &'&(, con condiciones especiales, de un país semifeudal, semiesclavistas y semicapitalista dependiente, con la invasión de tres potencias9 El imperio espa;ol por m3s de trescientos a;os de colonización fundido en el mestiza)e autóctono, el imperio franc#s en la llamada Guerra de los *asteles y el imperialismo norteamericano que nos arrebató m3s de la mitad del territorio nacional/ <iguiendo las directrices generales, "#$ico constituyó su propia personalidad como nación políticamente independiente, que aspira a su independencia económica a partir de su revolución sustentada )urídicamente en la ,onstitución de &'&=, marcado por el rumbo que le dio el nacionalismo revolucionario, lo que permitió la consolidación del Estado me$icano como propietario del territorio, lo mismo que de todas las riquezas que de ella emanen, siguiendo los lineamientos del derec o internacional p0blico y privado, enmarcado con precisión en sus artículos9 4, 1C, 1=, 15, para beneficio del pueblo y de la nación en su con)unto, frente a las e$periencias vividas de dentro y fuera por las invasiones de las potencias imperialistas en su momento/ .e tal manera que "#$ico, no puede, Dno debe seguir el mismo camino que siguieron los pueblos que llegaron a el estado de madures de la fase superior del capitalismoE! porque nuestro proceso istórico est3 marcado por la defensa de su soberanía, de sus recursos naturales frente a las potencias e$tra)eras y por la ampliación consolidación de su r#gimen democr3tico! acerlo como lo est3n aciendo los gobiernos neoliberales, siguiendo las directrices de las potencias e$tran)eras a trav#s de tratados internacionales desventa)osos, no solo es un contrasentido, sino una muy grave equivocación, o de traición a la patria al aplicar las reformas estructurales en materia energ#tica que est3 llevando en contrasentido al desmantelamiento de la estructura del Estado nación/ Esta crisis económica, como crisis estructural siguiendo la marc a de la globalización económica del mundo capitalista tiene ondas repercusiones en nuestro país, que desde &'51, solo a alcanzado en promedio un crecimiento del 1/(F del *IG, muy le)os del =F alcanzado en los gobiernos de la burguesía nacionalista asta +ópez *ortillo y muy le)os del crecimiento requerido, mínimo necesario! con m3s del 5(F de nuestro comercio e$terior dependiente del imperio norteamericano, que por los antecedentes istóricos nunca podr3 ser nuestro amigo, a lo sumo una colonia en un entorno globalizado, siguiendo los planes ane$ionistas del país de las barras y las estrellas, esto se refleja en la superestructura de la sociedad: como el crimen organizado, con m3s de &1C muertos! miles de crímenes sin castigo! la inmoralidad en las instituciones religiosas! la corrupción como sistema político! la pobreza e$trema! desnutrición, teniendo como medio propagandístico la mentirosa campaña contra el ambre! la actitud antidemocr3tica de la política de, partidos y del gobiernos en turno, así como de los medios de comunicación, acallando o impidiendo, la confrontación

4

ideológica! o el asesinato a líderes políticos y sociales! los ec os violentos a la orden del día como en "ic oac3n y el resto del país/ Es necesaria la unidad de los ombres, mu)eres y organizaciones democr3ticas, antes, de que el capitalismo salva)e neoliberal, acabe con el Estado nación surgido de la %evolución "e$icana/
OPINIÓN

!SAF.OS PARA LA !/ANCIPACIÓN ! A/0RICA LATINA !N !L SIGLO 11I

POR SIL2INA /* RO/ANO esde los procesos de con+ormaci,n de los EstadosJnaci,n en "mérica $atina, las oligarquías locales 1aliadas a las elites centrales2 consideraron la in*ersi,n extran3era como el camino hacia la Cmodernizaci,nC y el CdesarrolloC. Esta percepci,n de la clase dominante se re+orz, al +inalizar la Segunda =uerra Mundial cuando se dio el despegue de esta in*ersi,n en el marco del capitalismo monop,lico anclado en la expansi,n de las empresas transnacionales y que encontr, en "mérica $atina importante resistencia desde sectores y mo*imientos re*olucionarios e incluso re+ormistas. )na de las expectati*as era que con la in*ersi,n llegaría la industrializaci,n y el a*ance tecnol,gico a la peri+eria. Sin embargo, la gran corporaci,n, obedeciendo a su CrentabilidadC no necesit, aplicar nue*as tecnologías para aumentar sus ganancias, sino que tendi, a sostenerse por las utilidades que Caportan los +ondos internos para la expansi,n, son la +ibra y

4

el músculo que a su *ez da acceso a +ondos del exterior, siempre y cuando sean necesarios. $a expansi,n interna, la adquisici,n y las +usiones son los medios gracias a los cuales crecen las empresas, y el crecimiento es el camino para la magnitud 1Q2 las utilidades son la piedra de toque de la racionalizaci,n, la medida del éxito de las empresasC 19aran y SReezy, >HDS4AD2 Esto se con+irm, especialmente en "mérica $atina, donde Cel capital extran3ero no es un +actor complementario para el ahorro nacional/ por el contrario, constituye una clara +orma de extracci,n del excedente de nuestros paísesC 18aputo y izarro, >HDT4 >AS2. !al dinámica incluía la rein*ersi,n, que suele ser catalogada como algo Cpositi*oC para la economía receptora y sin embargo4 C=ran parte de la entrada de capitales extran3eros en "mérica $atina, en concepto de in*ersi,n directa, está constituida por rein*ersi,n de utilidades/ es decir, por +ondos obtenidos en nuestros propios paísesC 1#bid4>AO2. Según el in+orme de la 8E "$ sobre la #E% en "mérica $atina, se alcanz, una ci+ra récord en ?@>?4 >DA.AO> millones de d,lares, destinados a ser*icios, SSU del total/ manu+actura, A@U y recursos naturales, ?OU 18E "$, ?@>A4 DJE2. Se a+irma que en los últimos a0os se consolidaron en "mérica $atina y el 8aribe sectores Cintensi*os en capital y con ele*ados +lu3os de rentaC 1#bid, H2 y que C"un cuando los +lu3os de #E% hacia la regi,n continúen creciendo, también será mayor el +lu3o de renta de esas in*ersiones, lo que reducirá el aporte neto de capital a la balanza de pagosC 1#bid.2. Se aclara que Cdurante los últimos a0os, los egresos registrados como renta de #E% alcanzaron casi el mismo ni*el 1H?U2 que los ingresos como +lu3os de #E%C 1#bid. >>2. Sin embargo, los autores del in+orme CrescatanC el hecho de que se ha lle*ado a cabo una importante rein*ersi,n de esas ganancias en la regi,n 1#bid2. 8omo apuntamos más arriba, eso no constituye ningún a*ance, pues no se trata de capital C+rescoC, sino que pro*iene de la economía receptora. or otra parte, el in+orme destaca el modo en que esta #E% está re+orzando la estructura producti*a primarioJexportadora, en lugar de impulsar sectores de desarrollo tecnol,gico 1#bid, >TJ>O2. or último, debemos estar atentos a las expectati*as depositadas en las translatinas. Muchas de estas empresas que se de+inen como ClatinoamericanasC o de capitales nacionales, reproducen las estrategias de cualquier empresa transnacional y los bene+icios que suponen para las economías nacionales no son tales. $os que se bene+ician son el grupo de +amilias e intereses *inculados a los accionistas 1'omano, ?@>?2. "demás, no se tiene certeza sobre el origen de los capitales de tales empresas, 3ustamente por el secreto que ampara a las sociedades an,nimas, uno de los grandes logros de la elite estadounidense de principios de siglo FF, para Csacarle la *ueltaC a las leyes antiJtrust 1Vright Mills, >HDE2. $a propuesta del 9anco del Sur en el marco de la )nasur es sin dudas uno de los grandes desa+íos, pues implicaría la disminuci,n de la dependencia con respecto a capitales +oráneos y se espera que +inancie proyectos orientados a me3orar la calidad de *ida de la gente, más que la rentabilidad de los mercados. ROL ! LA 3NAS3R 4 LA C!LAC FR!NT! A LA /ILITARI5ACIÓN $a *isi,n de economía política nos obliga a considerar los aspectos de seguridad y militares implícitos y explícitos en esta expansi,n del capital transnacional hacia la peri+eria. %e hecho, el núcleo del capitalismo monop,lico es la *inculaci,n entre el Estado y la empresa pri*ada, cristalizada por excelencia en el comple3o industrialJmilitar estadounidense exacerbado con la =uerra Gría 1Melman, >HD?4 >E2. "l menos desde la promulgaci,n de la $ey ara la Seguridad

4

Mutua 1>HT>2 hasta el lan 8olombia, la #niciati*a Mérida y el 8"'S#, se sabe que la in*ersi,n y la seguridad *an de la mano. El Estado que sal*aguarda el bienestar de las empresas 1en este caso, el estado norteamericano2 debe *elar por la rentabilidad de las in*ersiones en el extran3ero, garantizando una Cmínima estabilidadC que permita hacer negocios. %esde los WT@ hasta ahora, los mecanismos de contrainsurgencia, equi*ocadamente pensados como parte del pasado, +orman parte de la estrategia de expansi,n del capital. El panorama se comple3iza al entrar en 3uego el narcotrá+ico, o el Ccrimen organizadoC, que no s,lo constituye la panacea del negocio de las armas 1siendo EE)) principal pro*eedor de las mismas, a la *ez que es el principal consumidor de narc,ticos2, sino que al constituir un negocio CilegalC, se utiliza como +achada, principio y +in, causa y e+ecto al que son reducidos todos los con+lictos en "mérica $atina. Este escenario ha 3usti+icado la 1re2militarizaci,n de *arios países de la regi,n, en particular, el norte del 8ono Sur, "mérica 8entral y México, que en los hechos se ha presentado como +uncional a la criminalizaci,n y represi,n de la protesta, organizada en la mayoría de los casos en contra de la expansi,n del capital y el despo3o 1protestas contra minería, hidroeléctricas, culti*os para biocombustibles, monoculti*o transgénico, etc.2. "nte este panorama, es urgente que la )B"S)' y la 8E$"8 se acti*en en términos de uni,n para la seguridad, que se 1re2de+ina con seriedad el rol de las +uerzas armadas como subordinadas al poder ci*il, al ser*icio del pueblo y no como un brazo represor del Estado contra sus propios ciudadanos. $a importancia de llegar a estos acuerdos en términos regionales, reside en que es la única manera de lograr un real contrapeso ante el a*ance del imperialismo, dis+razado de programas de integraci,n Ce+ecti*osC como al "lianza del ací+ico, y los ya mencionados programas de seguridad 1 8, #M, 8"'S#2, que han logrado su máxima legitimidad en los programas de Cseguridad ciudadanaC canalizados a tra*és de agencias de asistencia para el CdesarrolloC. LA ASIST!NCIA PARA !L 6 !SARROLLO6 Es en e+ecto en este punto donde resulta aún más contundente la relaci,n entre el capital y la seguridadXmilitarizaci,n. $a asistencia Cpara el desarrolloC se ha institucionalizado desde inicios de la =uerra Gría, como una supuesta manera de CequilibrarC la brecha centroJperi+eria. En los hechos, y a tra*és de agencias como la )S"#%, esta asistencia no es más que el Cso+tJ poRerC 1poder blando2 de la expansi,n imperialista. $a asistencia se orienta a re+orzar el patr,n primarioJexportador 1*er4 %elgado y 'omano, ?@>?2 y a colaborar para generar las me3ores condiciones posibles para la extracci,n de excedentes. 5unto con la Casesoría técnicaC, esta asistencia penetra en las cuestiones más delicadas de política interna, como la modi+icaci,n de la organizaci,n 3urídica, +iscal, la educaci,n, etc. #ncluso ha estado *inculad a la desestabilizaci,n de gobiernos democráticos. "sí se desempe0a la )S"#% como líder en la implementaci,n del 8uarto ilar de la #niciati*a Mérida 1Seel7e, ?@>?2 y como promotora de la Cseguridad ciudadanaC en "mérica 8entral. $a pregunta es por qué esta asistencia no se orienta a +omentar la industria, el desarrollo tecnol,gico. El 8he =ue*ara lo de3, claro en su crítica a la "lianza para el rogreso4 CSe dan d,lares para hacer carreteras, se dan d,lares para hacer caminos, se dan d,lares para hacer alcantarillas/ se0ores, Kcon qué se hacen las carreteras, con qué se hacen los caminos, con qué se hacen los alcantarillados, con qué se hacen las casasL Bo se necesita ser un genio para eso. K or qué no se dan d,lares para equipos, d,lares para maquinarias, d,lares para que nuestros países subdesarrollados, todos, puedan con*ertirse en países industrialesJ agrícolas, de una sola *ezLC 1=ue*ara, >HO>2. )nos a0os más tarde, Sal*ador "llende agreg,

4

otra pregunta4 CKdonde reside la ayuda, la cooperaci,n por la que estamos pagando precios tan altos e hipotecando además nuestro +uturo y nuestra soberaníaLC1"llende, >HOD2. $o que necesitamos en "mérica $atina no es CayudaC, pues se trata de parches que a medianoJlargo plazo contribuyen a consolidar la estructura de desigualdad y acumulaci,n de riqueza, recursos y poder en una minoría pri*ilegiada. Bo ol*idemos que la asistencia siempre llega con un discurso legitimador, que tiende a 3usti+icar el orden hegem,nico, además de suponer la CbondadC del sistema, al dar cuenta de que las empresas y otros sectores de los países centrales, sí se preocupan por los espacios Cdes+a*orecidosC, o como diría :illary 8linton 1?@>@2, por aquellos que quedaron Cdel lado equi*ocado de la globalizaci,nC. "mérica $atina debe apuntar a coordinar el sistema producti*o en el marco de los mecanismos de integraci,n para lograr complementariedad entre las economías del Mercosur y la )nasur, para ello, no queda más remedio que plantear serias y necesarias regulaciones al capital arbitradas por Estados que *elen por el bienestar socioJecon,mico y la inclusi,n política y cultural de las mayorías, en lugar de estar aliados a los intereses de una minoría pri*ilegiada. Esta sería una de las alternati*as para ir delineando las estrategias que permitan superar el modelo primarioJexportador. LA G3!RRA PSICOLÓGICA 4 LAS TRANSNACIONAL!S or último, el desa+ío está en la toma de conciencia. %esde la Segunda =uerra Mundial, se hizo e*idente el poder de los medios de comunicaci,n de masas para modi+icarXintensi+icar las conductas, para llegar Ca los corazones y las mentesC de la gente. $a guerra psicol,gica, centrada especialmente en la propaganda, +ue una de las herramientas más e+icaces utilizadas durante la guerra +ría. $os protagonistas +ueron las cadenas de radio, t*, los peri,dicos, espacios culturales, etc. " esto se agregan hoy las nue*as tecnologías, desde internet hasta tRitter, +aceboo7, entre otros, que son presentados como la panacea de la libertad de in+ormaci,n, de la aldea global en la que todos podemos acceder a toda la in+ormaci,n que deseemos 1ol*idando las limitaciones implicadas en el anal+abetismo o en la +alta de acceso a ser*icios básicos2. Sorprenderá a losXlas lectoresXas enterarse de que esto está muy le3ano a la realidad. En el mundo de la Cred de redesC hay controles que exceden la imaginaci,n del ser humano del siglo FF# 1<er4 "rroyo, ?@>?2. $o que aparece en la prensa, los temas que Cson noticiaC y los que no/ el tema del día en tRitter, no siempre responden al libre albedrío de una comunidad creati*a y en paz. !al como en tiempos de la =uerra Gría, los temas, los problemas, la agenda, son condicionados en algún punto por los que de hecho tienen el poder, las corporaciones, que sí gozan de amplios márgenes para actuar 1no existen normas internacionales que regulen sus acciones2 y expandirse a tra*és de di+erentes mecanismos, algunos de los que hemos analizado aquí. Bo debemos ol*idar, que tal como lo sugiri, en su momento 8aio rado 3r.1>HTD2 las corporaciones son CEstados dentro del EstadoC. 'esulta lamentable el corte hist,rico que se ha hecho al postular que la =uerra Gría termin,. El muro de 9erlín cay,, eso es innegable. Bo obstante, las estrategias de contrainsurgencia materializadas en la guerra psicol,gica siguen a la orden del día. 9aste dar una o3eada a los Ri7ilea7s o al re*uelo que ha generado la publicaci,n de documentos secretos donde se re*elan mecanismos de espiona3e típicos de la Ccontenci,nC y que se enmarcan en la guerra psicol,gica en tanto estrategias de Cso+tJpoRerC. !odos estos constituyen desa+íos para la emancipaci,n de "mérica $atina. %eben ser desnaturalizados, repensados. ara ello, es +undamental recobrar la memoria como primer paso hacia una toma de conciencia social sobre d,nde estamos y hacia d,nde *amos los y las

4

latinoamericanosXas. Es +undamental aproximarnos a nuestra realidad como proceso, con a*ances y retrocesos, en lugar de analizarla en términos de todo o nada, blanco o negro. Esto requiere ante todo, de una predisposici,n a encontrar los ob3eti*os en común que contribuyan a la emancipaci,n, requiere recuperar el pensamiento colecti*o +rente al pri*atismo ci*il que parece ser el logro más contundente del capitalismo del siglo FF#. Semanario $a &poca, $a az, 9oli*ia, D de enero de ?@>S.
OPINIÓN

-e"#ertando del ."ue/o americano0
por <ergio -rtiz Gorbolla
“Llevo ac m s de ! semana" a#n esto$ esperando a que me llamen" no tengo %eria $" si no me traen nada& tendré que buscar algo de traba'o. Lo malo es que dicen que ac $a no (a$ traba'o)" platica" con nerviosismo" *rancisco. +l migrante me,icano" de -- a.os de edad" %ue deportado de +stados /nidos a 0i'uana" $ lleva 1 d2as en la Casa del Migrante.

&H de diciembre de 1(&4
El 8entro Scalabrini o 8asa del Migrante lle*a más de ?T a0os dando atenci,n y albergue a más de >@@ migrantes por semana en !i3uana, 9a3a 8ali+ornia. :a estado presente desde que !i3uana era el punto de más +ácil acceso a Estados )nidos y hasta ahora, que es el punto de deportaci,n más importante. )bicado a tan s,lo unos minutos de la +rontera, en uno de los barrios más peligrosos de la ciudad, la 8asa del Migrante ha sido testigo de las *iolaciones más *iles a los derechos humanos, tanto de +uncionarios estadunidenses como de ser*idores públicos mexicanos. 8on ahínco y con una red de apoyo tanto en México como en Estados )nidos, es como esta asociaci,n ha salido adelante. rocura o+recer buen trato, estadía y comida para todo aquel que -+racasa. en el intento de acceder al sue0o americano. %esde su origen en >HED y hasta ahora, esta instituci,n ha albergado a más de ?@@ mil migrantes de di+erentes partes del mundo. %esde ?@@S, la instituci,n cuenta con un m,dulo de atenci,n al migrante ubicado a unos metros del sitio de deportaci,n. %icho m,dulo se instal, desde que la disminuci,n de +lu3o migratorio en !i3uana hiciera del estado un lugar s,lo de deportaci,n masi*a. -"cá me he sentido tranquilo/ muchos están pasando lo mismo que yo/ y eso, pues te hace sentirte más relax., asegura "lex, migrante pro*eniente de la delegaci,n "zcapotzalco, en la 8iudad de México. Espera regresar pronto con su peque0a hi3a que estudia la primaria. En su mayoría, los migrantes +ueron deportados por +altas administrati*as4 muy pocos tienen un registro delicti*o en Estados )nidos. $os deportados que llegan a la 8asa del Migrante tenían una *ida establecida en los di+erentes estados, mayoritariamente en 8ali+ornia. $a deportaci,n por un par7ing tic7et o por estar consumiendo bebidas alcoh,licas en la calle son temas recurrentes entre ellos. -Mira, acá son pacientes, son tranquilos, pero a+uera está lo pelado/ a+uera si no te roban los narcos, te roba la policía., dice, preocupado, "sencio, de AS a0os. Espera regresar a Estados )nidos para *ol*er a encontrarse con su esposa.

4

5usto en uno de los tantos límites entre !i3uana y Estados )nidos se encuentra la -otra. +rontera. Se estima que *i*en más de ?@@ migrantes que no pudieron resol*er su situaci,n migratoria. $a hostilidad de !i3uana los ha marginado aún más4 su situaci,n ahora es de calle. Muchos caen por primera *ez en la drogadicci,n/ otros *uel*en. Su desolaci,n empieza con la +alta de papeles que los identi+iquen y la desatenci,n de un gobierno estatal al que se le complica el tema de la deportaci,n. I es que se estima que, cada semana, cerca de >@@ migrantes son deportados y -de3ados. a su suerte en !i3uana. Esto di+iculta muchísimo tanto la situaci,n laboral como la social en 9a3a 8ali+ornia. "unado a ello, los migrantes se en+rentan al crimen4 al llegar a México primero son robados por las autoridades migratorias de Estados )nidos/ después, por las autoridades nacionales, que han hecho del migrante un nue*o mercado negro. Ginalmente, se en+rentan al crimen organizado, a las pandillas y al delincuente común. -S,lo estoy esperando la +eria para *ol*erme a cruzar paYtras. Es que ya sale muy caro, y cruzar de acá ya es imposible. Si no llego en > semana me quedo sin chamba allá., comenta 5orge, con preocupaci,n, quien traba3a como sta++ para un cine en $os Zngeles. &sta es la segunda *ez que lo deportan. $a primera ocasi,n sucedi, hace más de >T a0os. "hora, en un barrio a las a+ueras de :ollyRood, *i*e con su +amilia/ ir,nicamente su hi3a, de ?A a0os, nacida y educada en Estados )nidos, es policía de tránsito en 8ali+ornia. Sin embargo, para muchos regresar a Estados )nidos no es una opci,n pr,xima. Ellos se quedan en !i3uana para traba3ar con el riesgo de *ol*er a ser *iolentados por las autoridades locales que, con cinismo, les roban sus pertenencias y *iolentan sus derechos humanos. -8reo que +ue lo me3or que pudo pasarQ "llá s,lo me estaba dedicando a la maldad/ ahora s,lo quiero regresar con mi madrecita y conseguirme una buena morra para empezar de nue*oQ.. 8on ilusi,n y optimismo, ;nésimo, de ?O a0os, espera regresar pronto a su comunidad indígena en ;axaca para *ol*er a encaminar su *ida después de intentar el sue0o americano por E a0os. %urante su estancia en Estados )nidos e3erci, di*ersos empleos. "ntes de dedicarse al narcomenudeo +ue 3ardinero y alba0il. El sue0o americano se ha *uelto una pesadilla. $a caída del mercado laboral en Estados )nidos, una creciente y *oraz politizaci,n de la migraci,n, la introducci,n de leyes antiinmigrantes en los estados más pr,ximos a México y la cacería de mo3ados dentro del territorio estadunidense han abierto una guerra silenciosa en contra del latinoamericano. -Estoy más le3os de donde empecéQ "cá no hay dinero ni oportunidades, y regresar a mi casa sale más caro que *ol*erlo a intentar. Bo puedo de3ar la *ida que tenía allá, no me puedo quedar más tiempo acá, me molestan por ser como soy, KsabesLQ Io no puedo llegar a mi pueblo sin nada., comenta 8harlie, migrante cubano, que como muchos es originario de otras latitudes en $atinoamérica. Su pueblo queda a más de A mil 7il,metros de !i3uana. Esto es el sue0o americano, así se *i*e todos los días de este lado debido a la +uerte a+luencia migratoria en !i3uana. En la 8asa del Migrante s,lo se les permite una estancia de máximo >T días. En ese bre*e lapso de tiempo ellos tienen que resol*er su situaci,n, ya sea al regresar a casa o al *ol*er a intentar cruzar la

4

+rontera4 allá donde muchos tienen una *ida, una +amilia, un empleo, una oportunidad.

Fuente Contralínea (Mexico)

OPINIÓN

Economía global con pocas salidas
ROGELIO RAMÍREZ DE LA O

El mundo en ?@>A está en su quinto a0o de crisis global. :ay a*ances, pero lo +undamental, alto endeudamiento público y desempleo, no han ba3ado. El 9anco de agos #nternacionales ya ad*ertía desde ?@@E sobre la +alta de in*ersi,n pri*ada. Si eso parecía una parado3a entonces, en ?@>A lo es más aun, pues las tasas de interés son aun más ba3as, las utilidades de las empresas impresionantes y la in+laci,n sigue controlada. ero en la economía real no hay parado3as. En el +ondo de las políticas econ,micas que lle*aron a la crisis global de ?@@E y que no cambiaron en lo +undamental, hay un modelo analítico incompleto. $a teoría con*encional considera al producto como un +lu3o resultante de traba3o y capital éste último representado por insumos o por maquinaria. Si aumentan los primeros, aumenta el producto y con nue*as tecnologías aumenta más. Sí ba3an costos, por e3emplo salarios, hay más competiti*idad y el producto aumenta. ero el modelo no especi+ica c,mo debe ser la distribuci,n entre los que aportan salarios y los que aportan capital, para que el crecimiento se sostenga. Si se abarata el costo del traba3o, a la larga el consumo su+rirá, aun si el producto se

4

exporta a otros países. "un con altas utilidades, se reduce el incenti*o para in*ertir más, a menos que se exporte todo el producto. En la década pasada algunos países siguieron consumiendo más aun con menos salarios y la de+iciencia se cubri, con deuda 1e3emplo Estados )nidos2. En otros, simplemente el salario no aument, y no hubo gran aumento de deuda. or lo tanto el consumo se mantu*o ba3o 1e3emplo México2 8uando en ?@@E se agot, la *ía del endeudamiento de las +amilias estadounidenses y de muchos países, los gobiernos se endeudaron para aumentar subsidios, con el +in de e*itar una depresi,n. I los bancos centrales más importantes desplomaron tasas de interés e inundaron de crédito a los sistemas +inancieros. I aun así la in*ersi,n pri*ada no aument,. %e ahí que las empresas estadounidenses no +inancieras tengan en e+ecti*o [>.E billones de d,lares o más del >@U del producto nacional. I s,lo en ?@>A los conse3os de administraci,n autorizaron [DT@mil millones para recomprar sus propias acciones. #ncluyendo a las estadounidenses, las empresas globales tienen [?.E billones en e+ecti*o, el E?U concentrado en las A? más grandes. Si recompran sus propias acciones es porque no *en atracti*o el aumento de sus in*ersiones +i3as. Bo debería sorprender. El desempleo mundial es hoy de ?@@ millones, más de doble que el de ?@@D. Si bien las empresas aumentaron utilidades, lo hicieron reduciendo los costos laborales y otros. I sus tenencias de e+ecti*o aumentaron durante toda la década pasada. $a crisis de ?@@E s,lo acentúo este +en,meno. :ay clamor en muchos círculos para que in*iertan esos recursos y así apoyen la recuperaci,n. ero no hay bases para que lo hagan con un consumo tan debilitado por alto desempleo y sin capacidad de más endeudamiento. $a soluci,n tampoco está en más programas sociales con uso de recursos públicos. El problema de +ondo es mucho más pro+undo y el modelo analítico con*encional no lo distingue. Entre otras razones, porque reconocer el problema in*alidaría la teoría sobre la que descansan las políticas públicas. En este entorno México procura más acuerdos de libre comercio. El empleo que cre, en los tres a0os entre ?@>@ y ?@>A incluy, aumento en puestos de hasta A salarios mínimos por >.H millones y pérdida de puestos de más de A salarios mínimos por SA@ mil personas. !ampoco tiene un mercado interno atracti*o para que haya mucha in*ersi,n +i3a. rograo\gmail.com
Economista

4

Interna"$onal

Com'nicaci n (a!a la Inte)!aci n* Mensa+e a la CELAC
En ocasi,n de la ## 8umbre de la 8E$"8, desde el Goro de 8omunicaci,n para la #ntegraci,n de Buestramérica, compuesto por organizaciones y mo*imientos sociales, medios y redes de medios alternati*os y populares de la regi,n, recordamos que para que la integraci,n se *uel*a irre*ersible, es ineludible una +uerte participaci,n social y popular y la incorporaci,n de los actores sociales, populares y ciudadanos y de sus derechos, conscientes de que sin participaci,n, ésta se con*ierte en un proceso +rágil. $a con+ormaci,n de un espacio común latinoamericanoJcaribe0o, que catapulte un sustanti*o aumento de los intercambios y el comercio entre nuestros países, proponga políticas comunes que lle*en a me3ores in+raestructuras, incenti*e políticas producti*as Jindustriales y tecnol,gicasJ compartidas y complementarias, así como planes educati*os, sociales, ambientales y culturales comunes, sería la demostraci,n necesaria de que no se trata s,lo de utopía, sino del trazado de una ruta que con+irme que es posible comenzar a desarrollar políticas públicas regionales. $a comunicaci,n y la in+ormaci,n constituyen e3es estratégicos para los procesos de integraci,n regional y para las disputas políticas, culturales e ideol,gicas que gra*itan en su curso, temas que hasta hoy no +orman parte de las agendas de los procesos de integraci,n de la regi,n. )na política de comunicaci,n integrada e integradora debe impulsarse desde las instancias de integraci,n, los Estados y los espacios de comunicaci,n pública y ciudadana. ara democratizar nuestras sociedades es imprescindible democratizar la cultura, la educaci,n, la in+ormaci,n y la comunicaci,n. "plaudimos los es+uerzos que se realizan desde distintos espacios de integraci,n para garantizar la soberanía tecnol,gica, priorizando el so+tRare y las plata+ormas libres, el desarrollo de un anillo ,ptico común y complementario, como también para democratizar la gobernanza de internet. 5unto a la recuperaci,n de la soberanía tecnol,gica, en "mérica $atina y el 8aribe necesitamos una comunicaci,n pública que esté totalmente libre de intereses promocionales de cualquier naturaleza4 comercial, partidaria, nacional o religiosa, comprometida con una sola causa, la de la integraci,n. I por integraci,n debemos entender la aproximaci,n horizontal entre su3etos sociales de nacionalidades distintas, que compartan proyectos comunes en un ambiente de di*ersidad y pluralidad.

4

&sta debe partir del signi+icado de la integraci,n como proyecto estratégico y abrir el debate en Buestramérica sobre su signi+icado y los bene+icios de consolidar procesos como el de la 8omunidad de Estados $atinoamericanos y 8aribe0os 18elac2. )na política de comunicaci,n integrada e integradora debe crear *ínculos entre los medios, las uni*ersidades, centros de in*estigaci,n y los procesos de integraci,n, para realizar acti*idades con3untas y armar una red que aportará en la consolidaci,n de la base simb,lica y cultural de la integraci,n. Es necesario dar mayor contexto, marco hist,rico, mostrar la multiplicidad de actores en los procesos de integraci,n y abrir un debate desde el pensamiento crítico. ara consolidar un +uturo integrador hay que consolidar un pasado integrador. El Goro de 8omunicaci,n para la #ntegraci,n de Buestramérica, consolidando la integraci,n de las organizaciones populares, pueblos originarios, medios alternati*os y populares, y los sectores académicos, para poder incidir en las políticas de integraci,n regional, recuerda que no habrá integraci,n si ésta no es consolidada por las relaciones propias de la cultura y de la comunicaci,n. J Goro de 8omunicaci,n para la #ntegraci,n de Buestramérica

Interna"$onal
Palabras de a+ertura del General de !7ér"$to Ra8l Castro Ruz9 Pres$dente de los Conse7os de !stado : de /$n$stros de la Re+8bl$"a de Cuba en la II Cu)bre de la Co)un$dad de !stados Lat$noa)er$"anos : Car$be;os <C!LAC=9 La Habana9 >? de !nero de >@AB*
Estimadas y estimados 5e+as y 5e+es de Estado o de =obierno de "mérica $atina y el 8aribe/ %istinguidos 8ancilleres e in*itados. En nombre del pueblo y el gobierno de 8uba les doy la más cordial bien*enida y les deseo una grata estancia. ara nosotros es un gran honor y moti*o de sincero agradecimiento contar con la presencia de todos ustedes en esta 8umbre de -Buestra "mérica., con*ocada en el >O> ani*ersario del natalicio de 5osé Martí. $amentamos pro+undamente la ausencia +ísica de uno de los grandes líderes de nuestra "mérica, el inol*idable residente *enezolano, :ugo 'a+ael 8há*ez Grías, un +er*iente e incansable promotor y luchador por la independencia, la cooperaci,n, la solidaridad, la integraci,n y la unidad latinoamericana y caribe0a, y por la propia creaci,n de esta 8omunidad.

4

ido un minuto de silencio en su memoria. %istinguidas y distinguidos colegas4 El período transcurrido desde la pasada 8umbre de la 8E$"8 ha sido comple3o, pero +ructí+ero. $os países de "mérica $atina y el 8aribe hemos tenido que hacer +rente a numerosos desa+íos. $a crisis ha continuado a+ectando la economía mundial, los peligros para la paz siguen presentes en *arias partes del mundo y naciones hermanas han sido ob3eto de amenazas, medidas coerciti*as unilaterales y demandas legales internacionales por las legítimas acciones que han adoptado en de+ensa de su soberanía. Sin embargo, hemos sido capaces de seguir a*anzando en la construcci,n de la 8E$"8 y en darle continuidad a las decisiones que acordamos en 8aracas y Santiago de 8hile. oco a poco, *amos creando una 8omunidad de Estados $atinoamericanos y 8aribe0os que hoy se reconoce internacionalmente como representante legítima de los intereses de la "mérica $atina y el 8aribe. #gualmente, hemos ido acercando nuestras posiciones y, a pesar de ine*itables di+erencias, se +omenta un espíritu de mayor unidad en la di*ersidad, que debe ser el +in último. 8omo di3e en Santiago de 8hile, -sabemos que entre nosotros hay pensamientos distintos e, incluso, di+erencias, pero la 8E$"8 ha surgido sobre el acer*o de doscientos a0os de lucha por la independencia y se basa en una pro+unda comunidad de ob3eti*os. Bo es la 8E$"8, por tanto, una sucesi,n de meras reuniones ni coincidencias pragmáticas, sino una *isi,n común de la atria =rande latinoamericana y caribe0a que s,lo se debe a sus pueblos.. %ebe ser prioridad la creaci,n de un espacio político común, en el que a*ancemos hacia el logro de la paz y el respeto entre nuestras naciones, en que seamos capaces de superar los obstáculos ob3eti*os y aquellos que intencionadamente se nos impongan, en que podamos utilizar los recursos de manera soberana y para el bienestar común, y poner las capacidades cientí+icas y técnicas en +unci,n del progreso de nuestros pueblos, en que hagamos *aler principios irrenunciables como la autodeterminaci,n, soberanía e igualdad soberana de los Estados. S,lo así lograremos que de3e de ser realidad el aserto de que la "mérica $atina y el 8aribe es la regi,n más desigual del planeta. $a residencia ro !émpore cubana de la 8E$"8 se ha dirigido precisamente al cumplimiento de ese ob3eti*o, y de ahí que el tema central de esta cumbre sea -la lucha contra la pobreza, el hambre y la desigualdad..

4

Es cierto que durante los últimos a0os se han producido a*ances, pero han sido lentos, +ragmentados e inestables. Según la 8E "$, a la que agradecemos su permanente cooperaci,n con la residencia cubana y los cinco estudios que ha elaborado en el marco de dicha colaboraci,n, en la "mérica $atina y el 8aribe la tasa de pobreza alcanz, en ?@>?, como mínimo, un ?E,?U de la poblaci,n, o sea, >OS millones de personas, y la de indigencia o pobreza extrema, el >>,AU, lo que equi*ale a OO millones de habitantes de la regi,n. ero lo más preocupante es la pobreza in+antil, que a+ecta a D@,T millones de ni0os, ni0as y adolescentes, de ellos ?A,A millones en pobreza extrema. El >@U más rico de la poblaci,n latinoamericana recibe el A?U de los ingresos totales, mientras que el S@U más pobre recibe solo el >TU. $os pueblos de "mérica $atina y el 8aribe demandan y requieren una me3or distribuci,n de las riquezas y los ingresos, el acceso uni*ersal y gratuito a una educaci,n de calidad, el pleno empleo, me3ores salarios, la erradicaci,n del anal+abetismo, el establecimiento de una *erdadera seguridad alimentaria, sistemas de salud para la totalidad de la poblaci,n, derecho a una *i*ienda digna, al agua potable y al saneamiento. !odos son ob3eti*os alcanzables, cuya consecuci,n medirá el progreso de nuestra regi,n. !enemos todas las condiciones para re*ertir la situaci,n actual. 8on algo más del >TU de la super+icie terrestre y el E.TU de la poblaci,n global, la regi,n cuenta con un porcenta3e apreciable de las reser*as minerales no reno*ables más importantes, con un tercio de las reser*as de agua dulce, un >?U del área culti*able, el mayor potencial mundial en la producci,n de alimentos y el ?>U de los bosques naturales. I, precisamente, esa riqueza debe con*ertirse en el motor para la eliminaci,n de las desigualdades. Buestro imperati*o y desa+ío es ser capaces de trans+ormar ese capital natural en capital humano, in+raestructura econ,mica y di*ersi+icaci,n de la base producti*a y exportadora, de tal +orma que contribuya de manera decisi*a a un *erdadero proceso de desarrollo. )no de los problemas que padecemos en "mérica $atina y el 8aribe es que no hemos traducido los períodos de altos precios de los recursos naturales que exportamos en procesos de desarrollo econ,mico de largo plazo, de +orma tal que permitan reducir realmente la pobreza y ele*ar el ingreso per cápita de nuestras poblaciones. ara ello debemos e3ercer plenamente la soberanía sobre nuestros recursos naturales y plantearnos políticas adecuadas en las relaciones con la in*ersi,n extran3era y con las empresas transnacionales que operan en los países que componen la 8E$"8. Son innegables los bene+icios de la in*ersi,n extran3era directa para las economías de la regi,n y de las inyecciones de capital de las empresas transnacionales que operan en ella, pero ol*idamos que el crecimiento desmedido de las utilidades que obtienen, T,T

4

*eces en los últimos H a0os, a+ecta su impacto positi*o sobre la balanza de pagos de nuestros países. En materia de educaci,n, la regi,n en+renta brechas signi+icati*as, tanto en términos del acceso como en la calidad, a la par que per*i*e la existencia del anal+abetismo +uncional, aunque con di+erencias marcadas entre países. Si bien se han e*idenciado progresos en la regi,n en el acceso a la educaci,n primaria, las in+ormaciones de la 8E "$ y la )BES8; de3an claro que este y la calidad de la +ormaci,n que reciben los educandos está muy *inculada con su ni*el de ingresos. $a situaci,n es más seria en la educaci,n secundaria, no s,lo porque el T@U de los 3,*enes entre ?@ y ?S a0os no la concluyeron, sino porque solamente el ?>,DU de los 3,*enes del sector más pobre en ese grupo de edades la había terminado. En contraste, el DE,AU de sus pares del segmento más rico completaron este ni*el de educaci,n. Es decir, una brecha de TO,O puntos porcentuales separaba en ?@>@ a ambos grupos. En el caso de la educaci,n uni*ersitaria es aún más comple3a, pues de acuerdo con estimaciones de la 8E "$, la matrícula para este tipo de ense0anza era, en ?@>@, de un tercio de los 3,*enes entre >E y ?S a0os. 8ontamos con todas las posibilidades, los recursos y las metodologías para desterrar el anal+abetismo de la +az de "mérica $atina y el 8aribe. %ebemos tener la *oluntad política de hacerlo y de proporcionar a nuestras poblaciones la posibilidad de acceder, sin excepciones ni desigualdades, a todos los ni*eles de educaci,n. Bada de lo que nos proponemos hacer será posible sin pueblos educados y cultos. $a di*ersidad en el ni*el de desarrollo de distintos sectores sociales y producti*os entre nuestros países es, además, una oportunidad para la complementariedad y la integraci,n de sus economías y la cooperaci,n. %ebemos establecer un nue*o paradigma de cooperaci,n regional e internacional. En el marco de la 8E$"8 tenemos la posibilidad de construir un modelo propio adaptado a nuestras realidades, basado en los principios del bene+icio común y la solidaridad, que tome en cuenta las me3ores experiencias desarrolladas en los últimos a0os por los países de la regi,n y por las organizaciones latinoamericanas y caribe0as de integraci,n, como ME'8;S)', "$9", E!';8"'#9E, )B"S)', 8"'#8;M, S#8" y otras, que a lo largo de los a0os ya han trazado un camino. or otra parte, no podemos ol*idar que los eque0os Estados #nsulares en %esarrollo del 8aribe requieren una especial atenci,n a sus problemas particulares, que se han agra*ado por los e+ectos de las crisis globales y el cambio climático, que si bien nos a+ecta a todos, tiene un impacto aún mayor sobre los países caribe0os cuyas economías decrecieron o crecieron por deba3o del promedio regional en ?@>?.

4

El impacto de la crisis econ,mica de ?@@EJ?@@H +ue especialmente se*ero en esa subregi,n, y cost, a las peque0as islas, como promedio, el >A.?U de su roducto #nterno 9ruto. El e+ecto de de*astadores desastres naturales también incidi, en esa realidad. "simismo, es una obligaci,n moral de la comunidad internacional y de nuestros países continuar contribuyendo al desarrollo integral de la 'epública de :aití mediante acciones concretas de cooperaci,n solidaria sobre la base de sus necesidades especí+icas y prioridades nacionales. !area importante que tenemos por delante los países de la 8E$"8 durante este a0o es traba3ar de +orma mancomunada en la preparaci,n de la "genda de %esarrollo ostJ?@>T y cuidar que no se cometan los errores que presidieron la concepci,n de los ;b3eti*os de %esarrollo del Milenio. Estimados 5e+es de Estado y =obierno4 #ndependientemente de nuestros progresos, seguimos *i*iendo en un mundo regido por un orden internacional in3usto y excluyente, en el que las amenazas a la paz y la in3erencia externa en la regi,n continúan. Bo podemos ol*idar la larga historia de inter*enci,n en los asuntos internos, in*asiones militares y sangrientos golpes de Estado. $os llamados -centros de poder. no se resignan a haber perdido el control de esta rica regi,n, ni renunciarán a los intentos de cambiar el curso de la historia en nuestros países para recuperar la in+luencia perdida y bene+iciarse de sus recursos. En >HHH, cuando ya no existía el campo socialista, la ;!"B modi+ic, su concepci,n estratégica para actuar ante supuestas amenazas globales, de manera o+ensi*a, +uera del territorio de los Estados miembros de la "lianza, en lo que llam, la -peri+eria euroJ atlántica.. En la 8umbre )ni,n EuropeaJ"mérica $atina y 8aribe, celebrada poco después, en 3unio, en 'ío de 5aneiro, el líder hist,rico de la 'e*oluci,n 8ubana, Gidel 8astro 'uz, pregunt, si nuestra regi,n estaba comprendida en esa -peri+eria. y su3eta a esa doctrina cada *ez más agresi*a y peligrosa. %icha pregunta permanece sin respuesta hasta hoy, >T a0os después. El a0o pasado, +ue de*elada la existencia de un sistema global de espiona3e de las comunicaciones por parte del gobierno de los Estados )nidos, del que +ueron blanco indiscriminado 5e+as y 5e+es de Estado y =obierno, organismos internacionales, partidos políticos, empresas y ciudadanos de la regi,n, en +lagrante *iolaci,n del %erecho #nternacional y la soberanía de los Estados. ;tro asunto que genera gran preocupaci,n por sus potencialidades para pro*ocar con+lictos internacionales, es el empleo encubierto e ilegal, por indi*iduos, organizaciones y Estados, de los sistemas in+ormáticos de otras naciones para agredir a terceros países. "lgunos gobiernos han expresado, incluso, la posibilidad de responder a esos ataques con armas con*encionales. El único camino para pre*enir y en+rentar estas no*edosas

4

amenazas es la cooperaci,n mancomunada entre todos los Estados, al igual que para e*itar que el ciberespacio se con*ierta en un teatro de operaciones militares. Saludamos, por tanto, la iniciati*a del gobierno de 9rasil de e+ectuar en Sao aulo, en abril de ?@>S, la 'euni,n Multisectorial =lobal sobre =obernanza de #nternet. 8omo muestra de su +irme compromiso con el desarme nuclear y la paz, "mérica $atina +ue la primera en el mundo en establecer, mediante el !ratado de !latelolco, una (ona $ibre de "rmas Bucleares. ero debemos llegar más le3os. $a paz y el desarrollo son interdependientes e indisolubles. Bo puede haber paz sin desarrollo, ni desarrollo sin paz. or eso nos hemos propuesto proclamar a nuestra regi,n como una (ona de az que destierre para siempre la guerra, la amenaza y el uso de la +uerza, en la que los di+erendos entre nuestros países se resuel*an por nosotros mismos, por *ías pací+icas y de negociaci,n, con+orme a los principios del %erecho #nternacional. 'eiteramos la más plena solidaridad con la 'epública "rgentina en su reclamo de las #slas Mal*inas, =eorgias del Sur y SandRich del Sur y sus mares adyacentes. " la par que rechazamos todo intento de explotar, antes de que se haya logrado una a*enencia, los recursos naturales de dichos territorios, incluidos los del subsuelo, hacemos un llamado al 'eino )nido a que acepte el diálogo y la negociaci,n, tal como ha solicitado el gobierno argentino. 8omo escribi, la poetisa puertorrique0a $ola 'odríguez de !i,, -8uba y uerto 'ico son de un pá3aro las dos alas., por lo que reitero que -nuestra 8omunidad estará incompleta mientras +alte en ella el esca0o de uerto 'ico, naci,n hermana genuinamente latinoamericana y caribe0a, que padece una situaci,n colonial.. !rasmitimos nuestra solidaridad al pueblo y gobierno del Ecuador, amenazados por demandas de empresas transnacionales en tribunales sesgados por la codicia y una *isi,n política neocolonial. "gradezco a todos las muestras de solidaridad ante el criminal bloqueo impuesto a mi país durante más de medio siglo y la in3usta inclusi,n de 8uba en la lista de patrocinadores del terrorismo del %epartamento de Estado de los Estados )nidos. Estimadas y estimados colegas4 8on mis me3ores deseos de éxito en las deliberaciones que e+ectuaremos, y teniendo presente la enorme responsabilidad que compartimos hacia la unidad de nuestra regi,n, declaro inaugurada +ormalmente la ## 8umbre de la 8omunidad de Estados $atinoamericanos y 8aribe0os. Muchas gracias.

4

Interna"$onal

La ,(az, ent!e Is!ael - Palestina
$&>%">$%"& Susan Abul)aOa Al a3eera
Bada bueno para la causa palestina puede salir de las con*ersaciones en curso en Medio ;riente. eor aún, es probable que le hagan mucho da0o. Estas negociaciones amenazan destruir a0os de es+uerzos de la sociedad ci*il palestina y sus aliados en todo el mundo, que han estado traba3ando incansablemente por una paz 3usta/ un traba3o realizado principalmente a tra*és de campa0as globales de resistencia no *iolenta tales como la campa0a de 9oicot, %esin*ersi,n y Sanciones19%S2, el !ribunal 'ussell, e in+inidad de protestas populares locales e internacionales, entre otras acciones. $o que estamos escuchando ahora es que el Secretario de Estado norteamericano 5ohn 6erry ha presentado a las dos partes un acuerdo transitorio que -ser*irá como marco para continuar las negociaciones hacia un acuerdo de+initi*o.. El -acuerdo sobre el estatuto +inal. se basaría en -las +ronteras de >HOD.. " los palestinos se les está exigiendo concesiones concretas con pro+undas implicaciones, pero no a #srael, que está -negociando. sobre territorio, derechos y recursos que les pertenecen a las y los palestinos. Mucha de esta ret,rica resulta +amiliar, ya que es reciclada de los +allidos "cuerdos de ;slo, donde se alcanz, un acuerdo arrancando concesiones permanentes a los palestinos a cambio de promesas de reciprocidad israelí que nunca se materializaron. "sí, a los palestinos se les está *endiendo ahora la misma mentira que compraron ?@ a0os atrás. Esta *ez, las concesiones exigidas a los palestinos signi+ican una completa renuncia a nuestros derechos como pueblo originario, a cambio de las mismas promesas *acías y de monedas de la )ni,n Europea y EE)) para mantener el status quo por un tiempo más/ el tiempo su+iciente para alterar el paisa3e de +orma permanente y completar la ingeniería social, política y econ,mica tendiente a sumir al pueblo palestino en una total impotencia, a +in de que las pro+undas di*isiones, la corrupci,n y la dependencia impidan la emergencia de una resistencia organizada y de impacto. <erdades conocidas $os detalles del acuerdo, nos dicen, -están siendo discutidos entre las partes.. ero he aquí algunas certezas4 este acuerdo no lle*ará a la autodeterminaci,n palestina. )n Estado palestino *iable con continuidad territorial seguirá siendo imposible, dadas las alteraciones +ísicas del paisa3e que #srael ha hecho a tra*és de su rapaz robo de tierras,

4

de la colonizaci,n y 3udaizaci,n de 5erusalén y de *astas partes de 8is3ordania. #srael no +renará la construcci,n de colonias ilegales, aun si lo hace temporalmente. $os palestinos no tendrán control sobre su espacio aéreo, sus recursos naturales 1el agua, el recién descubierto petr,leo2, sus +ronteras o su economía. $as carreteras, *i*iendas y autobuses segregados seguirán existiendo. $a demolici,n de casas palestinas continuará. El sitio a =aza también, y quizás se acentúe aún más. El muro de separaci,n seguirá allí con torres de *igilancia y +rancotiradores. #srael seguirá bombardeando nuestro mundo cuando le plazca. Seguirá haciendo redadas nocturnas y seguirá aterrorizando a nuestros ni0os. $a detenci,n administrati*a seguirá siendo el precio por seguir *i*iendo para la 3u*entud palestina. Buestra 5erusalén, a poquitos 7il,metros, seguirá estando tan le3ana como la luna para la mayoría de las y los palestinos. #srael seguirá importando 3udíos de todas partes del mundo y asentándolos en nuestra tierra robada, donde empu0arán las armas contra la poblaci,n palestina nati*a. $os incenti*os o+recidos a los palestinos en las actuales con*ersaciones son tan insigni+icantes, que sugieren que la "utoridad alestina 1"B 2 aceptará +ondos a costa de la libertad. Se habla de un -paquete econ,mico sin precedentes. y otras -concesiones., todo lo cual implica una anestesia temporal. I por otro lado, #srael probablemente obtendrá la bendici,n palestina para robar el <alle del 5ordán, la tierra más +értil de 8is3ordania, y para controlar las *idas y recursos palestinos en +orma permanente. !ambién se dice que podrían dar mayor impulso a sus ob3eti*os demográ+icos racistas Jpromo*idos por el ministro de 'elaciones Exteriores, "*igdor $ieberman, y :enry 6issinger, consultor de V#BE J trans+iriendo una gran proporci,n de sus indeseables ciudadanos no 3udíos al control palestino. ero eso es apenas el condimento. Sus ob3eti*os inmediatos son de dos tipos4 asestar un duro golpe a la creciente solidaridad con alestina y al boicot a #srael, y +inalmente ganar legitimidad como un estado racista. El e+ecto 9%S $a campa0a 9%S, lanzada en ?@@T por la sociedad ci*il palestina como una estrategia no *iolenta para liberarse J humana y colecti*amenteJ de la colonizaci,n y el apartheid israelíes, se ha ido expandiendo en la cultura dominante, prometiendo acciones globales a una escala similar a la que ayud, a terminar con el apartheid en Sudá+rica. Io creo que el mo*imiento popular de 9%S 1incluyendo todas las acciones solidarias a+ines2 es el principal +actor que hoy día está moti*ando a #srael a buscar algún tipo de acuerdo con los palestinos. #srael está entrando en pánico, y con raz,n, porque su poder reside s,lo en el ámbito de los gobiernos y las élites corporati*as. #srael no tiene de+ensa alguna contra una mo*ilizaci,n masi*a que reclama 3usticia y derechos humanos +undamentales. Ese +ue el caso precisamente a +inales de los E@, cuando la primera inti+ada capt, la simpatía popular en todo el mundo. #ncluso antes de la comunicaci,n de masas y la in+ormaci,n instantánea, las imágenes de ni0os palestinos en+rentando con piedras a soldados

4

+uertemente armados y tanques empezaron a calar en la consciencia mundial, cuestionando la imagen de #srael como la *íctima, a pesar de sus a+anosas campa0as de relaciones públicas y hasbara. "sí, #srael, 3unto con EE)), orquestaron la 8on+erencia de Madrid, seguida de los "cuerdos de ;slo. " pesar de que los palestinos hicieron el doloroso sacri+icio de renunciar al DEU de la alestina hist,rica, aceptando establecer un Estado en apenas el ??U de nuestro suelo patrio, #srael continu, actuando de mala +e, escalando sus proyectos de colonizaci,n y limpieza étnica/ así cre, -hechos consumados. que actualmente impiden cualquier materializaci,n signi+icati*a de un Estado palestino tal como +ue concebido en los "cuerdos de ;slo. $a -diplomacia. de ;slo no s,lo consolid, el territorio que #srael se apropi, mediante el terror y la guerra en >HSE, y no s,lo cre, una nue*a línea de base desde la cual expandir la empresa colonizadora israelí4 también neutraliz, e+ecti*amente el único poder real que teníamos ]la mo*ilizaci,n popularJ y nos quebr, la espalda al darnos +alsas esperanzas de que la liberaci,n estaba a la *uelta de la esquina. " cambio, tenemos una ilusi,n de autoJgobierno4 un contingente de -líderes. electos de por *ida que ayudaron a con*ertir a nuestro orgulloso pueblo en una naci,n de mendigos que dependen de la ayuda internacional para su sustento. <imos aumentar la colonizaci,n de nuestras tierras, que ahora son exclusi*o dominio 3udío. I tenemos una +uerza de policía palestina bien entrenada que, le3os de proteger a su pueblo, colabora con #srael en reprimir la legítima resistencia contra la tiranía. Estamos ahora en una situaci,n seme3ante a la que estábamos a +ines de los E@. %espués de a0os de lucha, organizaci,n y acti*ismo, la resistencia palestina nue*amente ha captado la simpatía popular de la sociedad ci*il en todo el mundo4 académicos, acti*istas, religiosos, intelectuales, artistas, sindicalistas, uni*ersidades, ayuntamientos, iglesias y muchas personas e instituciones conscientes se están mo*ilizando en solidaridad con las rei*indicaciones palestinas por derechos humanos básicos, y para exigir que #srael rinda cuentas por sus crímenes sistemáticos e implacables contra el pueblo indígena palestino. "lta traici,n 8omo #srael no tiene ningún argumento legítimo contra las demandas palestinas por sus derechos básicos, está buscando acabar con el 9%S como hizo con la primera inti+ada ] ambos, mo*imientos populares de resistencia no*iolentaJ, reciclando la charada de las negociaciones. I aunque el pueblo palestino no puede ser enga0ado de nue*o, el riesgo es que estos acuerdos pro*isionales puedan enga0ar a nuestros aliados de la solidaridad internacional. "sí, la apuesta de #srael es ahora mucho mayor. $imitar la expansi,n del 9%S en realidad podría ser un mero consuelo. El *erdadero premio para la ideología sionista imperialista y de supremacía es el reconocimiento palestino de #srael como un Estado 3udío. Muchos se preguntan por qué esto es un ob3eti*o tan importante para #srael. $a respuesta es simple4

4

cuando el *erdadero heredero de la tierra, el pueblo nati*o en todos los sentidos Jhist,rico, cultural, legal, genéticoJ reconozca a #srael como un Estado 3udío, estará renunciando e+ecti*amente al derecho a su propia patria. "l igual que el due0o de una casa que o+icialmente renuncia a ella a manos de un ocupante ilegal, los palestinos le darían a #srael la única legitimidad a la que puede aspirar. :acer una declaraci,n de esta índole signi+icaría no s,lo renunciar a nuestro derecho a retornar a una tierra que estaríamos aceptando le pertenece a los 3udíos de todo el mundo, sino que también signi+icaría abandonar a nuestros hermanos y hermanas palestinas con ciudadanía israelí ^?@U de la poblaci,n de #srael_ a un estatus permanente de segunda clase y a la desigualdad institucionalizada y racista. 8ontinuar las negociaciones bilaterales en el brutal desequilibrio de poder actual nos *a a destruir. En palabras de 'ichard Gal74 -$a diplomacia interJgubernamental no es el camino hacia una paz 3usta, sino un sumidero para los derechos palestinos.. )na puede perdonar a la ;$ por haberse de3ado enga0ar por ;slo la primera *ez 1a pesar de las ad*ertencias de luminarias como EdRard Said2. ero conducirnos a la misma trampa, con el mismo lengua3e y las mismas promesas *acías, es inconcebible. " esta altura, cualquier acuerdo transitorio que no acabe totalmente con la ocupaci,n israelí, con el apartheid israelí 1incluyendo la plena igualdad para los palestinos y palestinas con ciudadanía israelí2 y que no garantice el retorno de las re+ugiadas y re+ugiados tiene que ser *isto como un acto de alta traici,n contra el pueblo palestino. ` Susan "bulhaRa es una cientí+ica, no*elista y poeta palestina residente en Estados )nidos, autora del aclamado bestseller -Mornings in 5enin. 1?@>@2 y del reciente poemario -My *oice sought the Rind.. !ambién es +undadora de - arques in+antiles para alestina., una ;B= que construye espacios recreati*os para ni0as y ni0os en alestina. !raducci,n4 María $andi 8oordinadora de Solidaridad con alestina en México18;'S; "$2 J Mo*imiento Mexicano de Solidaridad con

Palestina !""SP#$

!du"a"$#n PolCt$"a

%&'L()%*&
E$ceso de papel moneda en los canales de la circulación fiduciaria que rebasa las necesidades económicas reales, conduciendo a la depreciación del mismo! ba)o el capitalismo, procedimiento de redistribución de la renta nacional y la riqueza social en beneficio de las clases dominantes! m#todo mediante el cual se acent0a la e$plotación del traba)o por el capital/ <e manifiesta la inflación en el crecimiento

4

r3pido y espont3neo de los precios, sobre todo, de los artículos de consumo masivo/ Es la clase obrera la que padece por la inflación, ya que al devaluarse el dinero, los precios de los artículos de consumo crecen con mayor rapidez que el salario nominal/ 8ambi#n es negativo el efecto que e)erce la inflación sobre los peque;os productores, por cuanto los precios de sus mercancías se elevan m3s lentamente que los de las grandes empresas capitalistas/ Adem3s, se deval0an sus a orros/ +a inflación repercute asimismo en la situación de las personas con ingresos fi)os9 empleados, maestros, )ubilados, etc/ *or regla general, el surgimiento de la inflación est3 relacionado con la aparición de d#ficits presupuestarios, cuando el Estado capitalista, particularmente a consecuencia de las guerras y conmociones económicas, vi#ndose imposibilitado de cubrir sus crecientes gastos mediante los impuestos, empr#stitos, etc/, comienza a forzar la emisión de papel moneda, lo que conduce a su brusca devaluación respecto al oro, las mercancías y la moneda e$tran)era/ IEl e$ceso de papel moneda en los canales de la circulación puede tambi#n tener lugar sin su emisión adicional, por e)emplo, a causa de la reducción del volumen de producciónJ/ En el período de la crisis +eneral del capitalismo y de la agudización constante de sus contradicciones, cuando el oro es retirado de la circulación y cesa el can)e de la moneda fiduciaria por dic o metal, la inflación adquiere car3cter crónico y universal/ En el incremento de la inflación un significativo papel desempe;a la actividad de los monopolios, tratando de elevar constantemente los precios de sus productos/ En la pr3ctica capitalista por lo general se distinguen la inflación latente, que se manifiesta en el alza constante e ininterrumpida de los precios, y la inflación galopante, ba)o la cual los precios ascienden en forma impetuosa, a saltos/ <eg0n el tipo de regiones del mundo capitalista que son afectadas por los procesos inflacionarios, la inflación puede ser mundial cuando abarca a un grupo de países, y local, cuando se desenvuelve dentro de los límites de un país/ En nuevo fenómeno de la economía capitalista se a convertido a partir de los a;os H( la combinación de la inflación con el descenso de la producción durante las crisis y el aumento del desempleo, el cual a recibido el nombre de AestagflaciónB Iv#ase EstagflaciónJ/ Estas tendencias se pusieron de relieve con particular evidencia durante la profunda crisis de &'=4K&'=C, período en que la reducción de los vol0menes de producción y el colosal incremento del desempleo iban acompa;ados del crecimiento incontenible de los precios y la intensificación de la inflación/ En a;os sucesivos los procesos inflacionistas continuaron acrecent3ndose/ .esde &'=( los precios en los países capitalistas desarrollados se elevaron por t#rmino medio en el &4(F, correspondiendo el C(F de esa elevación al período posterior a &'=C/ 8eniendo las destructivas consecuencias socioeconómicas de la inflación, el Estado imperialista trata de regularla/ 6o obstante, la inestabilidad permanente de la economía capitalista, incluida su esfera financieroKcrediticia, y la crisis del sistema monetario acen que la inflación sea un

4

fenómeno crónico del mundo capitalista contempor3neo, el cual, en definitiva, socava sus cimientos, agudizando las contradicciones socioeconómicas antagónicas del mismo/ IEconomía *olítica ,iccionario$ Editorial *rogreso "osc0J/

&E-)-L-&%(L%S"<istema de relaciones económicas, políticas, militares y otras impuestas por los Estados imperialistas a los países en desarrollo con la finalidad de mantenerlos en la órbita de la economía capitalista/ <e basa en la utilización del atraso económico de los )óvenes Estados nacionales y de su situación dependiente y desigual en el sistema capitalista de economía mundial/ El surgimiento del neocolonialismo se debió a la total inconsistencia de la vie)a política colonial y al desmoronamiento del sistema colonial del imperialismo / +a base material de la e$istencia del neocolonialismo radica, en primer lugar, en que los países en desarrollo que integraban el sistema de división capitalista internacional del trabajo contin0an dependiendo económicamente de los Estados imperialistas y, en segundo lugar, en que en la economía de estos países conserva a0n importantes posiciones el capital e$tran)ero y, sobre todo, los monopolios imperialistas/ En la actualidad las formas y m#todos de presión sobre los países emancipados an cambiado sustancialmente/ <u soporte social los imperialistas los buscan a ora no sólo en la nobleza feudal y tribal, sino, ante todo, en la burguesía nacional! en la economía se eleva a un primer plano la formación del capital nacional, d3ndose preferencia al privado, y a la creación de empresas mi$tas con participación del capital local y e$tran)ero, fundamentalmente en las industrias de e$tracción y transformadoras/ +os monopolios tratan de convertir a los )óvenes Estados en ap#ndices agroindustriales de la producción capitalista mundial/ +a influencia sobre la economía de los países en desarrollo en el aspecto que interesa al imperialismo se e)erce tambi#n mediante la política de precios en el mercado capitalista mundial, la reducción de la demanda de los artículos que producen, el establecimiento de límites de importación y altas tarifas aduaneras/ El instrumento m3s importante de supeditación de muc os países en desarrollo a la e$plotación imperialista es la exportación de capital a estos países a aumentado, con la particularidad de que un lugar preponderante en ella a pasado a ocupar la e$portación de capital estatal en forma de AayudaB y pr#stamos, concebidos ba)o una u otras condiciones convenientes al imperialismo/ +os Estados imperialistas intentan atraer a los países en desarrollo a bloques económicos y militares y, de esta forma, someterlos a un colonialismo AcolectivoB/ +es imponen tratados inicuos, atizan las ostilidades nacionales y religiosas, implantan regímenes marionetas reaccionarios, organizan golpes de Estado, divulgan todo tipo de AteoríasB anticomunistas, calumnian a los países socialistas, realizan intervenciones militares directas, etc/ <in embargo, los países que se an liberado del dominio de los colonialistas aspiran a consolidar su independencia y a acelerar su desarrollo económico, t#cnico y cultural, pronunci3ndose por un nuevo orden económico internacional/

4

Econom.a pol.tica, ,iccionario Editorial Pro+reso "osc/$

el Pensa)$ento del /aestro 2$"ente Lo)bardo Toledano

E+ *%-,E<- ,-6<8I8L,I-6A+ .E "MXI,E$plicación9
En el a;o de &'HH, siendo diputado al ,ongreso de la Lnión, el 7icente +ombardo 8oledano fue invitado a dictar una serie de conferencias en la Lniversidad de Guana)uato/ El tema por #l elegido, para desarrollarlo ante los profesores y de aquella institución educativa, fue el de las 0esis 'undamentales )onstituciones de "12ico, donde e$puso, en tres sesiones, su concepción teórica acerca del .erec o como disciplina y de la dial#ctica entre la ,onstitución y las fuerzas productivas de la maestro

alumnos de las relación nación/

*or su indiscutible valor teórico y por sus aportaciones en cuanto a la caracterización del contenido fundamental de las diversas constituciones que a tenido nuestro país, indispensable para el an3lisis de la vía que "#$ico abr3 de recorrer, ,-"GA8IE68E la edita en tres entregas, para contribuir a enriquecer el acervo ideológico de la clase traba)adora y de la )uventud/

I
%E+A,I-6E< E68%E E+ .E%E,N- O E+ <I<8E"A .E *%-.L,,IP6 E,-6P"I,A
<e;or %ector de la Lniversidad, <e;ores *rofesores/ Estudiantes amigos9

4

7ivimos en uno de los períodos istóricos m3s importantes de la vida de "#$ico/ "uc os caminos se abren ante nuestro pueblo, que obligan a sus intelectuales, a sus investigadores y a sus t#cnicos a e$aminarlos de una manera profunda, con el propósito de elegir aquellos que m3s convengan a los intereses colectivos y al progreso independiente de nuestra patria/ *or esta causa, cuando fui invitado por los estudiantes de la Qacultad de .erec o para venir asta su ilustre Lniversidad, me puse de acuerdo con ellos con el fin de encontrar un tema para mis conferencias que presentara e$actamente estas vías m0ltiples que conducen al porvenir, y convenimos en el tema que ustedes conocen9 Las 0esis 'undamentales de las )onstituciones de "12ico , desde la primera ,arta "agna asta la de oy/ ?*or qu# este tema@ *orque el derec o es una norma o un con)unto de normas a trav#s de las cuales se e$presa, quiz3 m3s que con otras, no sólo la realidad concreta en un momento dado del desarrollo istórico, sino tambi#n la perspectiva que un pueblo tiene/ Gien e$aminado el .erec o, surge inmediatamente una serie de cuestiones que en apariencia rebasan su contenido/ ?2u# es el .erec o@ ?,ómo se produce@ ?.e qu# manera surge@ ?,u3les son las causas que lo determinan@ O una vez estructurado y puesto en marc a, ?de qu# manera el .erec o se relaciona con las dem3s fuerzas ideológicas, con las dem3s instituciones que componen el con)unto de la sociedad@ ?*uede el .erec o dar rumbos, sin tomar en cuenta una serie de factores esenciales@ ?*uede el .erec o actuar sobre los factores que lo rodean, modificarlos, transformarlos y convertirse en la vía superior de todo el proceso de la comunidad umana@ Estas y otras muc as interrogaciones surgen cuando se e$amina lo que podríamos llamar la esencia de la organización )urídica de una nación, que se e$presa a trav#s del .erec o/ En nuestra #poca Rno aquí sólo, sino en todas partes del mundo, no importa ba)o cu3l r#gimen socialK, el .erec o es ob)eto de revisión, cotidiana casi, porque el mundo camina a un ritmo de tal naturaleza que las instituciones que se consideraron definitivamente establecidas, tienen que ser otras vez e$aminadas para que no queden atr3s del proceso general de la sociedad/ 6- NAO QI+-<-QSA .E +- <LGTE8I7- 2LE 8%A6<Q-%"E +A <-,IE.A. +a filosofía llamada de los valores establece una serie de formas del pensamiento y las )erarquiza, atribuyendo la primacía a algunas de ellas/ .entro de esta manera de concebir las obras supremas de la inteligencia, ay quienes dicen que el valor supremo de la sociedad es la moral! otros, que es la religión! otros m3s, que es la ciencia, y otros, que es el arte, y a0n se agregan otros valores/ Oo creo que esa es una manera falsa de enfocar la cuestión/ 6i la filosofía ni la clasificación de los valores pueden ser tareas de querer o de desear, sino que, inevitablemente, tienen que ser fruto de realidad concreta/ 6o ay filosofía de lo sub)etivo que pueda influir transformando la sociedad/ 6o ay tabla de valores que pueda, si se

4

prefieren los valores sub)etivos, cambiar la situación que prevalece/ Es verdad que e$isten valores, y muc os, unos de mayor importancia que otros, pero que pueden ser encerrados en una serie de nombres o en una nómina, seg0n su trascendencia! pero la clasificación de los valores est3 su)eta a leyes, a leyes naturales, a leyes ob)etivas, no sólo del razonamiento umano, sino tambi#n de la realidad concreta/ 8odos los que prefieren el sub)etivismo para entender la realidad y para tratar de e$plicarla, afirman como postulado principal de su concepción del universo, del mundo y de la vida, que es la conciencia del ombre la que determina su ser/ *ero quienes afirmamos lo contrario, decimos que no es la conciencia del ombre la que determina su sur, sino que es el ser social el que determina la conciencia del ombre/ .e este distingo se puede, entonces, partir, eligiendo alguna de esas dos cl3usulas o apotegmas, para poder construir toda la concepción del .erec o, y no sólo del .erec o, sino de todas las estructuras y de todas las superestructuras de la sociedad umana/ Esto demuestra que la istoria no puede ser tampoco sub)etiva/ +a istoria es siempre un e$amen crítico de la realidad ob)etiva de todas las #pocas del desarrollo de la sociedad umana, y )uzgar la istoria de un pueblo de un modo sub)etivo es elegir un m#todo que infaliblemente lleva al error, al fracaso, a la e$ageración, y por lo tanto, a la desnaturalización de los ec os tales como fueron/ E+ "-.- .E *%-.L,,IP6 .E8E%"I6A +-< ,A"GI-< <-,IA+E< ?,u3l es, entonces, dentro de esa clasificación de los valores, la base de todos ellos@ ?,u3l es la estructura de la sociedad@ *ara mí, ay una estructura y ay varias superestructuras del con)unto umano, y la base, la estructura, es el desarrollo de las fuerzas de la producción económica y las relaciones umanas que un sistema de producción determina/ Es cierto que los otros factores intervienen y desempe;an un papel trascendental en la vida de la sociedad, en el curso del tiempo! pero el factor esencial, el que realiza los cambios de la sociedad, es el sistema de la producción económica9 a mayor desarrollo de las fuerzas productivas, mayores posibilidades de evolución progresiva! a menor desarrollo de las fuerzas de producción, menores posibilidades de progreso/ Esta es una afirmación que paree sencilla, pero que todavía es ob)eto de controversia/ <in embargo, ni en el terreno de la filosofía ni en el campo de la ciencia se pueden acer preferencias si no se cote)an con la pr3ctica/ +a prueba fundamental de una aseveración teórica es siempre la pra$is! los teoremas o los a$iomas, llamados así, creados por la razón, valen en tanto que an sido comprobados en su eficacia por la e$periencia/ "ientras esto no acontece, se est3 siempre en el campo de la especulación pura y nunca en el terreno de las ideas que construyen o destruyen, en un momento determinado, la vida de la sociedad umana9 el r#gimen de producción y las relaciones que crea el r#gimen de producción, entendiendo por relaciones de producción la forma en que el producto social o el producto del traba)o colectivo se distribuye entre los miembros de la

4

sociedad/ <i no se toma en cuenta este punto de partida o este ec o como base para la concepción de la organización de la sociedad, se corre el riesgo antes se;alado/ +as otras manifestaciones del pensamiento son, como el sistema de producción económica y las relaciones de producción, frutos de la sociedad tambi#n9 el derec o, la religión, la moral, la filosofía, la ciencia, el arte/ +os que an criticado la tesis que e$pongo, o sea la doctrina de que la estructura de la sociedad es la estructura económica, afirman que para nosotros, los que compartimos este pensamiento, esta tesis, las dem3s manifestaciones del ser son proyecciones directas, mec3nicas, materiales, del r#gimen de producción y que no pueden actuar sobre la base de la cual partieron/ En otros t#rminos, consideran que esa tesis es una deformación de la realidad, porque est3 indicando que la moral, el derec o, la religión, la filosofía, el arte, act0an a veces independientemente del sistema de producción que prevalece y llegan a transformarlo/ +a filosofía que yo profeso, que es la filosofía del "aterialismo .ial#ctico, no afirma lo que sus adversarios la atribuyen/ 6o somos partidarios de una concepción mecanicista de la vida social, de un materialismo mecanicista/ Al contrario9 consideramos que si el sistema de producción económica determina el grado de desarrollo istórico de la sociedad, la producción económica y la forma en que la producción se distribuye, tambi#n es verdad que las superestructuras no son frutos directos del sistema de producción, a la manera de un ilo conductor que parte de una base, de un modo infle$ible, y que va estableciendo las formas del pensamiento o del sentimiento umano, a la manera de un tronco que tiene ramas, da flores y despu#s frutos/ 8enemos una concepción opuesta/ ,onsideramos que si la forma de producción es la estructura, a esta forma de producción, en determinada etapa del desarrollo istórico, corresponden, de una manera natural formas sui g#neris del pensamiento, que est3n en concordancia con la manera en que la sociedad vive desde el punto de vista material/ *ero esas superestructuras act0an, en un proceso de interacción sobre la base de la cual partieron/ E+ .E%E,N- A,8UA <-G%E +A E<8%L,8L%A El .erec o, como una superestructura de una enorme importancia, act0a sobre la base de la cual surgió/ Esto es lo que se llama la acción recíproca de las superestructuras sobre la estructura y de la estructura sobre las superestructuras/ "3s todavía9 dentro de la realidad de la estructura de la sociedad y de las superestructuras no sólo e$iste esa relación recíproca, sino que entre las propias superestructuras ay una acción m0ltiple, una intercone$ión que influye de una a las otras superestructuras, y todas, a veces, act0an sobre la base, o sea el sistema de producción que las engendró de una manera istórica/ 8odo en la naturaleza est3 lleno de esas interacciones, de esas fuerzas que se desarrollan y que, al mismo tiempo, se superan en un enlace m0ltiple, aciendo la vida comple)a y rica/ 2uien no penetre en esta realidad, quien quiera mane)ar de una manera puramente esquem3tica la composición de la sociedad, corre el peligro no sólo de

4

equivocarse, sino de partir de afirmaciones falsas para poder construir despu#s instituciones que no van a tener ninguna posibilidad de operar en la pr3ctica/ 2uiero dar algunos e)emplos de cómo las superestructuras pueden actuar sobre la base y despu#s algunos e)emplos de cómo las superestructuras entre sí mismas se vinculan y se influyen y cómo la acción de las superestructuras sobre el r#gimen de producción económica puede transformar el r#gimen de producción y cómo las superestructuras, en este enlace m0ltiple que las caracteriza, pueden actuar sobre la base tambi#n, sobre la estructura, en un con)unto disímbolo de procesos llenos de contradicciones, pero al fin y al cabo armónicos, porque lo mismo en el universo que en el mundo, que en la vida social, el discurrir de las cosas est3 su)eto a las mismas leyes, a las leyes del cambio sistem3tico, constante, de la materia y del proceso de la materia en eterno movimiento/ +a acción de la base económica de la sociedad sobre las superestructuras es una forma de este proceso dial#ctico/ +a acción de las superestructuras sobre su punto de partida es proceso dial#ctico, y la interacción de las superestructuras entre sí mismas es tambi#n parte de un solo proceso que se da en todas partes! es el caso de la sociedad umana, porque se trata del problema del pensamiento/ A,,IP6 %E,S*%-,A E68%E ,IE6,IA O <I<8E"A .E *%-.L,,IP6 +a civilización cuando surgió fue la civilización agrícola/ "ientras las tribus no se asientan sobre la tierra y viven permanentemente en ella y la traba)an, e$plot3ndola, aprovec ando sus fuerzas intrínsecas, no comienza la istoria! se est3 en el período enormemente largo de la pre istoria/ +a civilización comienza con la agricultura, y es la agricultura la que crea la tecnología/ Acaso la primera disciplina importante, en la istoria de la ciencia y de la t#cnica sea la geometría! geometría quiere decir medición de la tierra/ *or eso tambi#n se e$plica que ayan aparecido primero las ciencias que tocan a la tierra, que las ciencias que tocan otras necesidades de la vida umana/ +a astronomía, las matem3ticas y la metalurgia son las ciencias y las t#cnicas que primero aparecen/ ?*or qu#@ *orque est3n vinculadas al sistema de la producción agrícola, sustento fundamental del con)unto de los seres umanos/ .espu#s, con el intercambio de productos, aparece el comercio/ *ero esta tecnología que se desarrolla influye sobre la agricultura/ Es la producción agrícola la que crea la t#cnica! pero una vez que la t#cnica se perfecciona, transforma la forma de producción, porque la agricultura de)a de ser arcaica y entra ya en la etapa de mayor aprovec amiento de otras fuerzas naturales y del traba)o del ombre/ El siguiente paso es la industria/ ,uando la agricultura ya a producido los materiales necesarios no sólo para la alimentación, el vestido y el alo)amiento umano, sino tambi#n lo que llamamos materias primas en t#rminos generales, surge el aprovec amiento de esas materias primas y aparece la industria/ El r#gimen de producción entonces ya no es el r#gimen de la agricultura/ En otros t#rminos, es una superestructura Rla cienciaK la que revierte sobre la base del sistema de producción y lo cambia/

4

Este es otro e)emplo de lo anterior/ Aristóteles, como sabemos, el gran filósofo de la antigVedad cl3sica, postuló las teorías de que la materia es contínua, de que todas las cosas est3n ec as de cuatro elementos9 tierra, fuego, aire y agua! que las estrellas y los planetas se mueven con velocidad circular uniforme, como esferas cristalinas cuyo centro es la 8ierra/ Esta opinión de Aristóteles prevaleció asta el siglo X7II al surgir una nueva tesis que revolucionó el concepto aristot#lico9 la tesis de Wepler/ ?*or qu# detuvo Aristóteles el desarrollo científico y t#cnico@ *orque afirmó que el universo era finito, lo mismo en el tiempo que en el espacio, y sobre esa doctrina aristot#lica de la finitud del universo, se abrían de fincar todos los sistema teológicos de la Edad "edia/ 8A"GIE6 +A< <L*E%E<8%L,8L%A< <E I6Q+LOE6 E68%E <S A ora quiero se;alar, sólo tambi#n a título de e)emplo, cómo operan algunas de estas interacciones m0ltiples entre las mismas superestructuras/ +a etapa istórica que llamamos Edad "edia est3 comprendida, m3s o menos, entre el a;o 4(( y el a;o &4((/ +os primeros siglos que terminan con el siglo XII, constituyen el período que algunos istoriadores llaman la edad tenebrosa/ El otro es el período de la influencia 3rabe/ En el primer período, la filosofía se estanca/ +a ciencia, consiguientemente, mantiene los principios aristot#licos/ +a tecnología duerme/ El ombre carece de aventuras literarias, geogr3ficas, políticas y de aventuras del pensamiento/ *ero ya en el período de la influencia 3rabe surgen las concepciones que contradicen todo el pasado/ *ara mí, el filósofo m3s eminente de esta etapa es el espa;ol Averroes, que nace en el a;o de &&1H y muere en el a;o de &&'5/ <u doctrina postula la eternidad del mundo, niega la creación en el tiempo y afirma la unidad del intelecto/ *or esas opiniones, la filosofía católica de la Edad "edia no es sino un ensayo organizado de refutación del averroísmo/ O tras de Averroes, se abre la luminosa etapa que llamamos el %enacimiento/ 6o es sólo el %enacimiento, que como su nombre podría indicar o parecería indicar, tomado a la letra, una vuelta al pasado/ Es una vuelta al pasado en cierta forma! pero es un salto al porvenir, esencialmente/ En un período muy breve para lo que es el decurso de la istoria, surgen otros gigantes del pensamiento en todos los terrenos, en todas las formas del ser y del saber/ Aparecen, desde luego, en esta etapa nueva, en esta segunda etapa de la Edad "edia, las Lniversidades por la primera vez/ <on centros de debate, de discusión y no sólo de ense;anza/ Es el mundo vie)o que se muere, que se derrumba, y el mundo nuevo que est3 apareciendo/ *or eso, en las vie)as universidades9 Golonia, *arís y otras, los catedr3ticos se llaman %ogerio Gacon y <anto 8om3s de Aquino/ ,omienza la etapa de la discusión antes pro ibida/ Es eso el umanismo, así llamado Rdigamos del a;o &1C( a &H((K porque el ombre es, por la primera vez, despu#s desaparecida la Grecia y sobre todo la Atenas del siglo 7I antes de ,risto, el ob)eto, la base y el fin de las instituciones sociales/ <e estudia la lengua griega/ +as ciencias reciben un impulso e$traordinario/ Gasta citar dos, tres nombres de esos gigantes para ver qu# alcance tuvieron, si todavía oy lo tienen9 +eonardo, 7esalio, Galileo, Influyen en la ciencia,

4

influyen en la t#cnica e influyen en la producción económica, cambi3ndola, transform3ndola/ A mediados del siglo X7 se introduce en Europa el arte de imprimir/ <e editan otra vez las obras de Euclides y la geografía de *tolomeo/ +os grandes pintores vuelven sus o)os al pasado, pero con inspiración, no como creación repetida o como imitación mec3nica/ *or eso algunos de ellos pintan el cuerpo umano sin pre)uicios, con un realismo e$traordinario, envuelto en una concepción de la belleza de un nivel superior/ *or e)emplo, Antonio *ollaiullo, del siglo X7, y Andrea de 7errocc io, entre otros, acen una pintura de tal car3cter que influyen en el estudio de la anatomía umana y, en general, en el estudio de los seres vivos/ +a obra de +eonardo Rcasi es in0til que yo lo digaK influye en todos los campos del saber, en todos los terrenos de la ciencia! desde las matem3ticas asta la fisiología/ *ero siendo un pintor genial y un investigador científico, es un filósofo e$traordinario9 apunta ya la concepción elioc#ntrica del mundo y tambi#n insin0a las leyes del movimiento/ *ocas veces la umanidad a tenido que enorgullecerse de aber producido un ser del valor e$traordinario de +eonardo/ *ero no es el 0nico/ Aparece en esta escena brillante, lleno de un amor e$traordinario por la vida, 6icol3s ,op#rnico Rnace en &4H4 y muere en el a;o de &C44K/ Es el autor de la teoría de la forma en que se conducen, digamos, los cuerpos celestes/ Afirma que la 8ierra est3 dotada de movimiento/ El universo es un con)unto de cuerpos su)etos a las mismas leyes/ Lna verdadera revolución que abría de influir en las ciencias, en la filosofía, en la religión, en la geografía y en la política/ O como si ese tiempo fuese un manantial inagotable, aparece Giordano Gruno, de &C45 a &H((/ +a tradición, antes de #l, era considerar el universo como finito, y lo terrenal debía concebirse como creado/ *ero si el universo es infinito, la tesis de la creación pierde su base/ Gruno afirma que e$isten otros mundos adem3s del nuestro! que el universo es infinito en cuanto al tiempo y al espacio! que e$iste un alma com0n que penetra en el universo entero, o sea que e$iste una uniformidad en las diversas porciones del universo y un con)unto de normas naturales uniformes/ Oa estamos muy le)os de la edad tenebrosa/ <e a perdido el temor al saber y se amplía el orizonte/ .espu#s, Galileo Galilei, de &CH4 a &H41/ <u tesis es la pluralidad de los mundos/ ,on ella liquidó el pensamiento antiguo, dio origen a la ciencia moderna y produ)o un cambio en la mentalidad umana/ O siguen To anes Wepler, el fundador de los principios de la astronomía moderna! .escartes, de &C'H a &HC(, el pensador m3s eminente del siglo X7II! formuló una teoría unitaria del universo/ O ya en la vía de la franca investigación, Qrancis Gacon, del siglo 7I, que muere en las primeras d#cadas del siglo X7II, corrige la tradición filosófica, postulando la actitud empírica del pensamiento, la investigación de la naturaleza mediante una interpretación rigurosa, basada en la e$periencia/ *arecía que con esos ombres ilustres, con su influencia, la de sus obras, en todos los campos del saber y de la actividad social la umanidad se ubiera cansado de dar genios/

4

*ero aparece Isaac 6eXton K&H44 a &=1=K/ %ompe con el pasado al afirmar que no ay diferencia entre los fenómenos de la 8ierra y los celestes/ +a tesis cambia la concepción de la astronomía y de las otras ramas de la ciencia, y su influencia es tal, que llega asta las doctrinas de la estructura del Estado, concibiendo sus instituciones como frenos y contrafrenos/ Isaac 6eXton es el fundador indirecto, verbi gratia, de la institución que llamamos el Habeas Corpus, incluyendo la modalidad me$icana del )uicio de amparo/ Es f3cil, ser3 f3cil comprobar el origen neXtoniano de la institución/ O no quiero citar m3s/ *or 0ltimo, sin embargo, a , arles .arXin K&5('K&551K/ Oa es la obra que va sobre la ruta construida por sus antecesores que cambian el mundo9 muc as veces, la forma de producción! muc as veces, el .erec o! muc as veces, la filosofía! muc as veces, la ciencia! muc as veces, el arte! muc as veces inclusive las concepciones religiosas que se basan sobre conceptos eternos/ , arles .arXin fue el descubridor de la ley de la evolución por la selección natural de las especies, y del origen del ombre como parte del proceso general de la naturaleza/ Esta revolución darXiniana tiene inmediatas repercusiones en el terreno de la especulación filosófica, en las ramas de la ciencia ob)etiva, en la t#cnica y, tambi#n, en el concepto de la política/ Esta es la forma en que las instituciones de la sociedad umana surgen, se incluyen unas sobre otras y se proyectan acia el futuro/ 6i ay una relación de causa y efecto, física, mec3nica, de la forma de producción sobre las superestructuras, si ay tales vínculos entre las superestructuras y la base, ni ay tampoco separación entre las superestructuras/ 8odo obedece a un proceso de interacciones, dial#ctico, rico, comple)o! pero claro en cuanto se conocen las leyes ob)etivas que rigen la naturaleza y, por lo tanto, al ombre/ E6 +A 6A8L%A+E>A 6A.A E< E<8:8I,?2u# es lo que demuestra este recorrido brevísimo sobre nuestro desarrollo@ 2ue ay una ley/ Lna ley en el seno de cuanto e$iste que demuestra que nada es est3tico, que todo cambia, que todo est3 su)eto a movimiento y, tambi#n, que el movimiento no es uniforme ni acelerado ni est3 tampoco su)eto a un ritmo 0nico, ni es un movimiento mec3nico, sino que es, por su misma naturaleza, un movimiento que se crea, se produce en virtud de un móvil/ El movimiento no es un movimiento por sí! es un movimiento que surge en virtud de contradicciones, que son las que engendran el movimiento en el seno de la naturaleza/ En el seno del universo, del mundo y de la vida se opera un movimiento constante en virtud de una serie de contradicciones que acontecen en todas las formas del ser, y estas contradicciones se resuelven por una síntesis que, a su vez, en cuanto la síntesis o el ec o nuevo empieza a operar, da nacimiento a nuevas contradicciones que, a su turno, se convierten en nuevas síntesis/ O así ocurre el proceso general de todo lo que e$iste en el seno de la naturaleza y de la vida del ombre/ +A ,-6<8I8L,IP6 %EQ+ETA +A< ,-68%A.I,,I-6E< <-,IA+E< ,on eso podemos ya contestar las preguntas iniciales ?2u# es el .erec o@ ?,ómo surge@ ?2u# relación tiene el .erec o con el cuadro istórico correspondiente@ ?.e qu#

4

manera influye en la sociedad y de qu# manera puede influir en el desarrollo progresivo de la colectividad umana@ ?,u3l es el movimiento del .erec o@ -, ?el derec o es est3tico@ 6o/ 6inguna superestructura es est3tica como no es la est3tica la base de la sociedad/ +a estructura no es est3tica/ +as superestructura tampoco/ <i no es est3tico el .erec o, si no es eterno, si no es inmóvil, si se desarrolla, se supera, cambia, se transforma, su movimiento interior ?a qu# obedece@ ?,u3les son las transformaciones que se operan en el seno del .erec o@ ?,u3les son sus antagonismos que lo impulsan@ +a respuesta es sencilla/ <i el .erec o no est3 vinculado a la economía, entonces es una divagación! no es un con)unto de instituciones/ <i el .erec o, en cambio, est3 vinculado al sistema de producción económica en un momento dado, entonces el .erec o es fruto de ese estado del desarrollo material! pero, al mismo tiempo, es una fuerza que debe actuar sobre el r#gimen de producción y transformarlo por esa acción recíproca/ O siendo el .erec o un cuerpo de normas que rigen )urídicamente a un país, en la cumbre de todo ese sistema, de todas esas organizaciones o de esta estructuración de la sociedad, se encuentra la norma de las normas )urídicas, que es la ,onstitución de una nación/ .eben las constituciones ser tambi#n el refle)o real del proceso del .erec o en constante desarrollo, es decir, las constituciones deben refle)ar las contradicciones internas de la sociedad en un momento dado del proceso istórico, o sea los factores contradictorios o las oposiciones que se operan en el seno de la sociedad, trasplantados al campo )urídico/ E+ *%-,E<- ,-6<8I8L,I-6A+ .E "MXI,A ora veamos lo que a sido en "#$ico nuestro proceso constitucional, nuestra forma de organizar la sociedad me$icana/ .e otro modo, tratar de e$plicar el proceso de las constituciones sin su cuadro istórico, es como e$plicar la istoria como un elenco de an#cdotas Rreyes o presidentes de la %ep0blica, batallas, nombres de sus persona)esK sin entrar al meollo de la realidad y de la transformación de la sociedad/ 6LE7-< .E%E,N- *A%A .E<8%LI% E+ <I<8E"A ,-+-6IA+ ?2u# representan los primeros ensayos de ,onstitución en nuestro país@ Eso significa plantear una respuesta, pero detr3s de #sta se puede dar otra pregunta9 ?2u# es lo que se proponía la %evolución de Independencia@ ?<ólo liberar a nuestro país de la monarquía espa;ola@ 6o/ Ante todo, la independencia política de "#$ico/ *ero no sólo eso9 cambiar de raíz la base de la sociedad me$icana, creada en los tres siglos de la etapa colonial/ *or lo tanto, el .erec o, en cuanto aparecen los Elementos ,onstitucionales de +ópez %ayón, los <entimientos de la 6ación de "orelos, el Acta de , ilpancingo, la ,onstitución de Apatzing3n, refle)an ese problema9 ?,ómo cambiar el derec o de la etapa colonial@ ?*ara qu#@ *ara cambiar la base, el sistema de producción, la organización, la estructura y las superestructuras de los 4 siglos de virreinato/ %ecordemos cu3l fue la estructura de "#$ico en la etapa colonial, en sus rasgos muy generales9 *roducir para la monarquía de ultramar, no desarrollar la producción de bienes y mercancías que se dan en la metrópoli y que la 6ueva Espa;a se ve obligada a

4

consumir, import3ndolos! subordinar las ramas de la producción a la minería de metales preciosos, e)e de la economía del país! monopolios y estancos de los artículos de amplio consumo mane)ados por el gobierno virreinal! producción artesanal su)eta a ordenanzas r3pidas! impuestos indirectos, gravando la producción y el comercio! alcabalas, contribuciones personales, y otros impuestos! monopolio de la tierra en poder de una minoría y principalmente de la Iglesia católica! traba)os forzados en las minas y las aciendas! implantación de la esclavitud Rdesconocida entre las tribus indígenasK, el peona)e, o sea el feudalismo, y la aparcería! ausencia de un mercado nacional! ba)ísimo poder de compra de las masas rurales y de la población activa urbana/ .E"-,%A,IA ,-68%A A%I<8-,%A,IA ?2u# es lo que se propone la corriente liberal encabezada por los insurgentes y continuada despu#s@ +o opuesto/ +a demolición del sistema de producción económica y, por lo tanto, la anulación de todas las normas, de todas las superKestructuras sociales creadas durante 4(( a;os, e$cepto, por supuesto, los valores supremos que est3n al margen de los sistemas económicos que son siempre efímeros/ +o que el liberalismo se propone acer es lo opuesto al sistema colonial9 contra la producción esclavista! contra la forma de producción feudal! contra los privilegios y los fueros, para decirlo en dos palabras/ ?2u# es lo que se proponen los conservadores ya lograda la independencia cuando entran en c oque las dos corrientes@ El me)or ideólogo, el m3s vigoroso de la corriente conservadora es, sin duda, +ucas Alam3n, quien, en una carta dirigida al general <anta Anna dice9 la religión es el 0nico vínculo que e$iste entre los me$icanos! debe pro ibirse la tolerancia de cultos! por el contrario, ay que darle esplendor al culto! se deben reconocer las inmunidades y los bienes del clero! debe e$istir una alianza íntima, estrec a e indisoluble entre el poder civil y el eclesi3stico! sólo deben participar en la elección de los funcionarios, las personas decentes, e$cluyendo, en consecuencia, de participar en la cosa p0blica a los servidores del campo y a los artesanos, es decir, a la inmensa mayoría de la población/ El pensamiento liberal, conforme transcurren esos 4C a;os despu#s de la consumación de la independencia asta que la fuerza del pensamiento avanzado vence definitivamente el pensamiento liberal, va, a su turno, concretando sus demandas9 desamortización de los bienes eclesi3sticos, supresión del pago de diezmos, abolición de los fueros militares y eclesi3sticos, libertad de producción económica y de comercio, de e$presión del pensamiento y de investigación/ .os concepciones opuestas, dos antagonismos insolubles, irreconciliables, de las formas de concebir la organización )urídica de la nación, que a su vez son dos formas que refle)an la manera contradictoria, asimismo, de concebir el sistema de producción económica/ .emocracia contra aristocracia/ 6o la aristocracia de la sangre, sino la aristocracia de los privilegios/ L6 6LE7- -G<8:,L+-9 +A< I67E%<I-6E< EX8%A6TE%A</

4

,uando finalmente el liberalismo triunfa, se desarrollan las fuerzas productivas, aumenta la producción económica, las relaciones de producción empiezan a cambiar, los pueblos se liberan de la esclavitud, el feudalismo servil empieza a encontrar modalidades que aten0an la e$plotación umana, el Estado tiene m3s posibilidades de desarrollo/ *ero aparece un persona)e en nuestro drama istórico/ Ese persona)e que no nos a soltado desde entonces, y qu# da;os irreparables nos a creado, nos a producido/ Este persona)e es la inversión de los capitales e$tran)eros y su intervención en la vida interna de nuestro país, influyendo en su vida política y tambi#n en sus vínculos internacionales/ ?,u3l es el panorama de "#$ico en &'&(, precisamente a &(( a;os del Grito de .olores@ A pesar del esfuerzo de los liberales, no cambia de un modo sustancial, radical, el sistema de producción/ <on libres ya los peones, son ciudadanos los peones acasillados, los )ornaleros, los labriegos, los artesanos de los obra)es y de los talleres/ <í, ya son ciudadanos, pero, ?esos ciudadanos defienden sus derec os, sus derec os políticos@ ?*articipan en la vida civilizada@ ?*articipan de los beneficios de la cultura universal@ D6oE El panorama de &'&( es #ste9 concentración de la tierra/ En &5(4, la víspera de estallar la %evolución de Independencia, el obispo Abad y 2ueipo dice9 ay 1( mil propietarios de la tierra, en la 6ueva Espa;a/ Oa despu#s de corrido tanto tiempo, en &'&(, en lugar de 1( mil propietarios de la tierra ay sólo 544 propietarios/ 6unca se abía dado un índice de concentración de la tierra tan alto y agudo como el que abía en nuestro país/ En una población de &C millones en &'&(, abía 5H/H por ciento de población r0stica, &4/4 por ciento de población urbana nada m3s, lo cual significaba que el =4/C por ciento de la industria estaba dedicada a la producción, en talleres artesanales y centros de producción rudimentarios/ <olamente una fundición de fierro y acero all3 en el norte y unas cuantas f3bricas de tabaco y de calzado/ "#$ico era, en &'&(, un país agrario, primitivo, en el que se abían mantenido las relaciones de producción esclavista de toda su istoria/ ,uando empezaba a transformarse el país aparece ese persona)e que yo califico de dram3tico, que a tenido sus aspectos positivos, pero el que, indudablemente, tiene m3s aspectos negativos/ ?,ómo se opera esa intervención económica sobre "#$ico y por qu# no antes@ *orque cuando aparece el sistema capitalista de producción en el mundo, es la libertad irrealista9 libertad de producir, libertad de comerciar, libertad de pensar, libertad de investigación, el medio que permite el aumento de las fuerzas productivas/ +a revolución democr3ticoKburguesa de Qrancia, la %evolución Qrancesa de &=5', es la que abre de par en par las puertas de esta libertad/ Es esta libertad la que aumenta las fuerzas productivas/ +a burguesía se convierte en una clase social revolucionaria, llega al poder y transforma al mundo/ En los primeros a;os, la burguesía ser3 una clase social revolucionaria! pero se produce, se opera un fenómeno en el seno de la sociedad capitalista, de la sociedad burguesa9 la libre concurrencia permite que los m3s poderosos vayan adquiriendo las propiedades de los menos poderosos, que se vayan acaparando las fuentes de la producción y que llegue un momento en que la mayoría de los productores, aun con libertad plena, no puedan ya producir porque no les es costeable/ Este es el proceso de la formación de los monopolios/

4

Entre &5H( y &55( llega la libre concurrencia a lo que podríamos llamar su clíma$, su c0spide! pero acia fines del siglo pasado la libre concurrencia ya no e$iste/ +os monopolios constituyen la base principal de la vida económica y, finalmente, los monopolios de la producción sucumben ante los monopolios de las finanzas/ <e opera, adem3s de la concentración del capital, la centralización de la economía/ ,uando se llega a este fenómeno aparece la e$pansión de los países desarrollados sobe los países d#biles/ Este es el fenómeno del imperialismo/ El imperialismo no es un fenómeno sicológico ni es un fenómeno moral ni es un fenómeno político ni es un fenómeno )urídico/ Es un fenómeno económico/ Es la e$portación del capital de los países que an llegado a la concentración del capital, a la centralización de la economía, sobre los países en desarrollo o muy poco desarrollados, para convertirlos en mercado para sus manufacturas, en centros de mano de obra muy barata y, al mismo tiempo, en proveedores de las materias primas para la industria metropolitana/ 7eamos a ora, en concreto, cómo operaron las inversiones norteamericanas en nuestro país en &'&(/ +as inversiones norteamericanas en el e$tran)ero, es decir, fuera de los Estados Lnidos, ascendían a H5C millones de dólares/ <e distribuían así9 en Europa, &C& millones, el 11 por ciento en n0meros redondos/ ,anad3 y 8erranova, &5' millones, 1H por ciento/ Am#rica ,entral, 1& millones, 4 por ciento/ Am#rica del <ur, 4= millones, C por ciento/ ,uba m3s las Indias -ccidentales, C1 millones, = por ciento/ "#$ico, 1((/4 millones, el 1'/1C por ciento de todas las inversiones norteamericanas en el mundo/ .e los 1(( millones de dólares concernientes a "#$ico, el &C por ciento se invertía en la minería de metales preciosos! el '/C por ciento en las minas de metales industriales! en la agricultura, H por ciento! en la industria no abía inversiones, y en los ferrocarriles, el CC/4 por ciento/ "#$ico era, en consecuencia, en los 0ltimos a;os del siglo XIX, el principal mercado de materias primas y de mano de obra barata de los monopolios norteamericanos en todo el mundo/ +os ferrocarriles facilitaban la e$portación de los minerales y de otros productos/ *or eso fueron concebidos, creados, construidos como un ap#ndice de la gran red ferroviaria de la potencia del norte/ +a estructura económica de "#$ico en la 0ltima d#cada del siglo pasado era, por lo tanto, la de un país agrícola atrasado, esclavista, semifeudal y colonial/ 6o abía capitales nacionales porque los capitales nacionales se forman por el a orro nacional, y era imposible que los ubiese porque se e$portaban las ganancias del capital invertido/ En lugar de la capitalización, se opera el fenómeno de la descapitalización/ +as relaciones de producción eran, de ec o, como en la #poca de la ,olonia9 las relaciones esclavistas y semifeudales y de e$plotación de los talleres artesanales y de los obra)es/ +A 6A,IP6 OA Q-%"A.A %E,+A"A <L +IGE%8A. 8oda la istoria de "#$ico fue así/ *rimero, un r#gimen de limitaciones, de mercados para servicio e$clusivo de la monarquía de ultramar, de cr#ditos/ +a ,olonia se fue agotando/ Algunos istoriadores dicen que el siglo X7III fue el siglo de oro de la ,olonia, de "#$ico/ 6o lo creo/ <i ubiese sido el siglo de oro del r#gimen colonial, no abría surgido la %evolución de Independencia/ El siglo X7III es el siglo en el cual ya est3 formada la

4

nación me$icana, que pide su independencia/ Es una unidad de territorio, es una unidad de producción económica, es una unidad social, es una unidad sicológica que se e$presa en una lengua com0n, aunque todavía se ablen muc os idiomas y dialectos aborígenes/ Es la nación ya madura, adulta, la que reclama su libertad/ A í est3 la Instrucción %eservada que redactó el virrey Gucareli para su sucesor en el mando, en donde e$plica el estado de postración de la 6ueva Espa;a/ O a í, est3, con o)os de e$tran)ero imparcial la obra de Ale)andro de Numboldt, )ustamente unos a;os antes de la %evolución de Independencia, describiendo la realidad ob)etiva y tambi#n la sub)etiva de la 6ueva Espa;a/ 8res siglos de este r#gimen esclavista, feudal, frenando la producción, mientras la población crece/ +lega un momento en que las contradicciones, la oposición de factores opuestos produce la violencia/ 8odo el siglo XIX, claro, confirmación de las instituciones republicanas, personalidad )urídica y política del Estado, derec os del ombre, formas m3s avanzadas de la organización )urídica de la nación, como veremos en la disertación de ma;ana y de pasado ma;ana! pero desde el punto de vista de la base, de la estructura, todavía desde el primer virrey asta *orfirio .íaz se abría de luc ar por las mismas demandas/ .E<A*A%E,E E+ +IGE%A+I<"- E,-6P"I,+a revolución que estalló en &'&(, empezó a cambiar el panorama/ Economía colonial primero, economía liberal despu#s y a ora la etapa nueva en que nos allamos9 la economía que yo llamaría nacionalista/ ?En qu# consiste@ 8ambi#n a grandes rasgos9 en la incorporación de las riquezas naturales del territorio al patrimonio de la nación, en la reforma agraria, consiste en el usufructo de la tierra para los campesinos y no en la propiedad de ella/ En un país e$angVe, sin recursos financieros, sin e$periencia, sin industria, sin fuerzas productivas en suma, el Estado, obligado por las propias circunstancias, empieza a suplir a la iniciativa privada, que no est3 representada por capitales nacionales, sino por capitales e$tran)eros/ +a ,onstitución de &'&= refle)a, entonces, como las otras constituciones, la crisis/ .esaparece el liberalismo económico/ <e trata de crear un capital bastante para cubrir la pobreza real, la insuficiencia de los medios financieros/ <urge entonces el capitalismo de Estado/ El Estado asume el papel de productor directo, de administrador de los servicios p0blicos, de regulador y canalizador del cr#dito p0blico y el papel de director del comercio e$terior y del comercio dom#stico/ ,ríticas acerbas, ataques violentos, doctrinas que se mane)an como l3tigo contra la intervención del Estado en la economía de nuestro país9 DEs el socialismoE! Es el comunismo contra la iniciativa privadaE Oo me río de eso y me burlo porque son afirmaciones basadas en la m3s espl#ndida de las ignorancias/ "ientras se mantenga el r#gimen de la propiedad privada, en nuestro país viviremos dentro del cuadro del capitalismo/ ,on modalidades muy peculiares, con formas sui g#neris, pero dentro del marco del capitalismo, porque eso es el sistema capitalista de

4

producción9 la propiedad privada de los instrumentos de la producción económica/ Esa es la estructura/ E+ ,A*I8A+I<"- .E E<8A.- NA NE,N- *-<IG+E E+ .E<A%%-++- .E "MXI,El socialismo consiste en lo opuesto, en la socialización de los instrumentos de la producción económica y del cambio/ +a propiedad privada a desaparecido en el sistema socialista/ <in embargo, este capitalismo de Estado de "#$ico representa un paso adelante muy importante, de una gran trascendencia/ <i el Estado a tenido que suplir a una iniciativa privada que no e$istía, que nunca e$istió, que sirvió en buena parte para a)ustar la careta al capital e$tran)ero, ya lo vimosY, era el due;o de "#$ico ace medio siglo apenas, el Estado, al asumir el papel de fuerza productiva directa, de mane)ador y administrador de los servicios fundamentales, a ec o posible el desarrollo progresivo de "#$ico/ +os )óvenes de esta generación pueden comparar lo que era "#$ico en &'&( y lo que es oy/ *arece un país totalmente diferente al de ace unas d#cadas, en todos los órdenes/ 6uestro país crece, se desarrolla, camina acia adelante/ ?*or qu#@ *or la intervención del Estado en la economía, porque el Estado de)ó el liberalismo, el papel de policía de los particulares y de coordinador de los esfuerzos individuales y se puso al frente del progreso de "#$ico/ A ora, los e$tran)eros y los que invierten dinero y lo tuvieron en cantidad importante, nos atacan a nosotros y a otros países apenas en vías de desarrollo, y nos dicen9 el nacionalismo es arcaico! debemos abrirnos a otra etapa, que es la del universalismo, porque las barreras aduanales, porque la protección a la producción nacional ace que les cueste m3s caras las mercancías que a nosotros, que emos llegado ya a niveles muy altos en la tecnificación de la producción/ *ero ay que distinguir entre el nacionalismo de los ricos y el nacionalismo de los pobres/ +os Estados Lnidos se desenvolvieron, progresaron y crecieron gracias a su nacionalismo que cerró las aduanas, los puertos, todo, para proteger a su industria nacional/ O así lo izo en su día la Gran Greta;a y tambi#n Qrancia, Italia, Nolanda y G#lgica y así los otros países europeos! todos fueron nacionalistas/ DA E, pero cuando la producción y sus fuerzas productivas an alcanzado un alto nivel, entonces quieren que los países pobres, los países ricos en materias primas y en mano de obra casi regalada, con mercados en perspectiva, les abran las puertas y se conviertan en internacionalistas porque nada tienen que defender/ 6o, el nacionalismo de los ricos es diferente al nacionalismo de los pobres/ El de ellos, el de los ricos, es muy agresivo! el de nosotros, es muy defensivo/ Esa es la diferencia/ Gracias a esas inversiones, a esos capitales de Estado a esas instituciones, podemos ablar de una perspectiva ya clara y firme/ ?,u3les son@ ?,u3l es su n0mero@ Nace 4( a;os, petróleo, electricidad, fierro y acero! en buena parte, ferrocarriles! otras grandes industrias y transportes estaban en manos del capitalismo e$tran)ero/ Noy, toda la

4

industria energ#tica, en sus diferentes ramas9 electricidad, petróleo, carbón mineral, fierro y acero, y a ora la petroquímica, pertenecen a la nación me$icana/ +os ferrocarriles, todos! la mayor parte de la aviación comercial! las telecomunicaciones, un sistema muy importante de instituciones de cr#dito, industrias de transformación valiosas para impulsar el desarrollo agrícola o el industrial/ +as instituciones descentralizadas, como se llaman en nuestro país, a aqu#llas en las que ay capital del Estado invertido, son 45C/ .e #stas, &C1 est3n dedicadas a la producción y distribución de bienes y servicios para el mercado! en la industria e$tractiva, ay &( empresas estatales, considerando los organismos llamados descentralizados y tambi#n las empresas de participación estatal! en la industria de transformación, ay 4C empresas del Estado! en la industria el#ctrica, 1'! en las comunicaciones y transportes, &1! en las actividades comerciales, 11! en las instituciones de cr#dito, seguros y finanzas, 44! en la promoción del desarrollo regional y local, '5! en asistencia social, 54! y en la actividad de fomento cultural y de investigación científica, 4H empresas del Estado/ +A ,-6<8I8L,IP6 2LE.P A8%:< .E+ .E<A%%-++- E,-6P"I,"uy le)os ya se est3, muc o muy le)os, del siglo XIX! muy le)os de &'&(! muy le)os inclusive de &'&=/ +a realidad de "#$ico a caminado m3s de prisa en un sentido progresivo que la ,onstitución de &'&=, que es muy valiosa, que representó la ,onstitución m3s avanzada del mundo el día C de febrero de &'&=, pero que ya necesita ponerse al ritmo del desarrollo económico de nuestro país/ +as clases sociales, adem3s, son otras/ "ientras en una revolución, que merezca este nombre, una nueva clase social m3s avanzada que la que est3 en el poder no se ace cargo del gobierno del Estado! mientras este ec o no acontece, puede aber cambios interesantes o bien motines o trastornos del orden p0blico, pero no una revolución/ +as clases dominantes de la #poca colonial fueron remplazadas por otras clases sociales despu#s del triunfo del *artido +iberal/ +as clases sociales en el poder en la #poca de *orfirio .íaz fueron sustituidas por otras clases sociales a partir de &'&(/ +as ,onstituciones de "#$ico, como las de todo el mundo, an sido la e$presión de las clases dominantes9 dominantes en la economía, y las clases dominantes imponen sus ideas al resto de la sociedad/ *or eso las constituciones de todo el mundo, no refle)an m3s que la luc a de las clases dominantes y de las clases que quieren transformar a la sociedad y desplazar a las clases que est3n en el poder/ Así enmarcadas las constituciones, se e$plican y se pueden comprender f3cilmente como proyecciones de un sistema de producción y como proyecciones en el campo )urídico de las relaciones umanas que el sistema de producción engendra/ En t#rminos de economía política, es la luc a de clases, la luc a de clases entendida dentro del cuadro tambi#n de las ciencias sociales/ Antagonismo por el mantenimiento del sistema de producción y de sus consecuencias! luc a por la permanencia de la estructura económica con sus superestructuras, luc a por un nuevo sistema de producción y una nueva

4

estructura y tambi#n por el cambio de las superestructuras/ Esa es la ley del movimiento que oculta el .erec o9 la luc a de clases! no la luc a de clases entendida a la manera de los analfabetas, sino dentro del terreno estrictamente científico/ E+ 6A,I-6A+I<"-, L6A Q-%"A .E +A +L,NA .E ,+A<E< +a luc a de clases es un fenómeno cong#nito al sistema capitalista de producción/ Es! si se quiere, una enfermedad que apareció con el surgimiento del sistema capitalista de producción/ *ero en un país atrasado como "#$ico, la luc a de clases tiene un aspecto del cual se abla poco/ Es la luc a de la nación contra las fuerzas del e$terior muy poderosas/ El nacionalismo de los países d#biles es una forma de manifestarse la luc a de clases/ En "#$ico se da la luc a de clases/ *ero somos tan pobres que la luc a de clases es muy peque;a y de poca intensidad comparada con la luc a istórica de nuestra nación por su progreso autónomo respecto del e$tran)ero/ E6,-68%A% +A< +EOE<, 6- I67E68A%+A< Este es el proceso, estos son los vínculos entre el r#gimen de producción y el .erec o/ Estos son los lazos que ay entre la base, la estructura de la sociedad y las superestructuras/ Estas son las relaciones que ay entre las superestructuras y así estas son las leyes en virtud de las cuales la estructura produce formas del pensamiento/ +as superestructuras revierten el pensamiento que representan sobre la estructura y todas las superestructuras, en un enlace armonioso, contradictorio y trascendental, cambian la estructura de la sociedad umana/ +o importante es, para entender a fondo lo que acontece, encontrar y descubrir o conocer Rporque no ay que inventarlasK, las leyes que presiden el proceso de la sociedad umana/ El ilo est3 dado, el camino est3 ec o/ 6osotros somos, el pueblo actual, fruto de 4 revoluciones sucesivas/ 6o a sido nuestra istoria una evolución tranquila, sino pat#tica9 la %evolución de Independencia, la %evolución de %eforma y la %evolución de &'&(/ +a revolución es fuente del derec o/ Oa veremos cómo las constituciones an sido el refle)o )urídico de las 4 revoluciones, en un sentido afirmativo o en un sentido negativo/ Estamos pues, frente a un momento de enorme trascendencia en que todo parece caer, pero en que en toda una cosa nueva empieza a surgir/ En los momentos de tr3nsito istórico las vie)as instituciones se resquebra)an, se e$tinguen y desaparecen! pero no antes de que sur)an en el seno de la sociedad las nuevas fuerzas materiales, umanas y del pensamiento/ A ustedes, )óvenes, les va a tocar un período m3s importante que el de nuestra generación9 la etapa de construir un país totalmente diferente al "#$ico de oy/ "ayo && de &'HH/

4

%#'E8!;'#; %E

Co)bat$ente

IR!CTORIO IR!CTOR% N0STOR GARC.A SDNCH!5 COOR INACIÓN% 8;BSE5; ;$a!#8; B"8#;B"$ IR!CCIÓN% "*. Zl*aro ;breg,n Bo >E?, 8ol. 'oma, 8 @OD@@, %eleg. 8uauhtémoc/ México %.G. !el. SA AO @T @S !-)a$lE ++sdn>@@F':a(oo*"o)*)G

4