You are on page 1of 2

CAUSAS Y CONCECUENCIAS DEL FIERRO DE CONTRUCCION C.

Puede provocar conjuntivitis, coriorretinitis, y retinitis si contacta con los tejidos y permanece en ellos. La inhalación crónica de concentraciones excesivas de vapores o polvos de óxido de fierro puede resultar en el desarrollo de una neumoconiosis benigna, llamada sideriosis, que es observable como un cambio en los rayos X. Ningún daño físico de la función pulmonar se ha asociado con la siderosis. La inhalación de concentraciones excesivas de óxido de hierro puede incrementar el riesgo de desarrollar cáncer de pulmón en trabajadores expuestos a carcinógenos pulmonares. LD50 (oral, rata) =30 gm/kg. (LD50: Dosis Letal 50. Dosis individual de una sustancia que provoca la muerte del 50% de la población animal debido a la exposición a la sustancia por cualquier vía distinta a la inhalación. Normalmente expresada como miligramos o gramos de material por kilogramo de peso del animal.)

La conjuntivitis es el término utilizado para describir la hinchazón (inflamación) de la conjuntiva, la membrana delgada y transparente que recubre el interior de los párpados y la parte blanca del ojo (conocida como esclerótica). A menudo esta condición se conoce como "ojo rojo". La coriorretinitis es la inflamación de la coroide, un recubrimiento de la retina profundo en el ojo. Dicha inflamación puede afectar la visión. Debe consultar a su médico tan pronto como sospeche que padece esta condición, ya que suele ser causada por una afección más grave y, a veces, sistémica. Además, algunos casos de coriorretinitis pueden llevar a pérdida permanente de la visión, especialmente si no se trata de inmediato.   retinitis Inflamación de la retina, una parte del ojo, que puede ser causada por la infección del citomegalovirus (CMV). Si no es tratada, la retinitis del CMV usualmente causa ceguera.

¿que efectos produce el cemento
La exposición al polvo de cemento en el lugar de trabajo origina alteraciones crónicas de las vías respiratorias que se manifiestan con tos, disnea y bronquitis crónica. Los registros relacionados con la industria en AS son escasos y, según los autores, no hay ninguna información acerca de los efectos de la exposición al cemento Portland. En la actualidad, añaden, existen en dicho país 10 industrias que lo producen; 3 de ellas están en la provincia oriental; en este estudio transverso se seleccionó aleatoriamente una de ellas. Los objetivos fueron determinar la prevalencia de síntomas respiratorios y de enfermedades así como los cambios radiográficos compatibles con neumoconiosis en los pulmones de los trabajadores expuestos al cemento en las fábricas que lo producen. Asimismo, se estableció la relación entre estos hallazgos y el nivel de partículas de polvo en el ambiente laboral.

Que efectos produce la madera

El polvo de madera creado al cortar, modular o lijar madera es un verdadero fastidio. Sin embargo el polvo de madera también puede ser un peligro serio tanto para la salud como para la seguridad si no se controla debidamente. Sus efectos sobre el sistema respiratorio son la principal preocupación en cuanto a la salud. La inhalación excesiva de polvo de madera puede causar irritación y sangrado en la nariz, inflamación de los senos frontales, dificultad al respirar, resfriados prologados, y disminución en el funcionamiento de los pulmones. Algunas especies de madera son alérgenos: tras exposiciones repetidas, la persona se puede volver alérgica al polvo. Esto con frecuencia conduce al desarrollo del asma. El cedro rojo occidental es conocido como alérgeno y causa del asma. Efectos sobre la piel y los ojos también son posibles. El contacto repetido con el polvo de madera puede producir dermatitis, una inflamación de la piel. Los síntomas pueden incluir rojez, picazón y agrietamiento de la piel. La dermatitis puede ser resultado de la irritación o puede ser una reacción alérgica. El polvo de madera también puede causar irritación en los ojos. El polvo de madera es un carcinógeno conocido en los seres humanos. La exposición ocupacional al polvo de madera puede causar cáncer en los senos frontales y las cavidades nasales. Sin embargo, este riesgo puede estar limitado a ciertas especies de maderas, tales como el roble, haya, abedul, caoba, teca y nogal.