You are on page 1of 175

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam

El Clan de los Cameron II

Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén

Página 1

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

HANNAH HOWELL
La Victoria de Liam
2° de la Serie El Clan de los Cameron Highland Champion (2005) ARGUMENTO Cuando Liam Cameron despierta y ve al bello ángel que tiene frente a sí, está onven ido de que ha muerto e ido al ielo!!! pero el dolor que siente por todo el uerpo demuestra que a"n sigue en la tierra! !eira M"rra# Mac!ail le ha salvado la vida, y #l tiene unas uantas ideas tentadoras sobre $mo agrade #rselo! %uy pronto la lu&uria da paso a un sentimiento mu ho más profundo ha ia esa mu&er lu hadora que tiene que librar importantes batallas personales!!! aunque mu ho se teme que la más dura será la que le lleve a su ora'$n!!! (eira se da uenta rápidamente de que )iam está en peligro, y mientras que sus suaves uidados le ha en sentirse libre para ontarle su historia, ella empie'a a onfiar en #l y tambi#n termina por hablarle del problema que la está volviendo lo a* es la viuda de un laird y ahora debe salvar a su peque+o pueblo que está siendo saqueado por unos rueles invasores! ,hora, )iam está dispuesto a llevar a abo una ru'ada para re lamar las tierras de ella!!! pero el mayor desafío al que deberá enfrentarse será el de ganarse su onfian'a y amor para siempre &amás!!! SO$RE LA AUTORA Hanna% Ho&ell na i$ en %assa husetts en -.50! /n uno de sus via&es a 0nglaterra ono i$ a su marido, 1tephen, ingeniero aeronáuti o on el que estuvo asada durante más de treinta a+os y on el que ha tuvo dos hi&os, 1amuel y (eir, un nieto, y in o gatos! ,ntes de empe'ar a es ribir, Ho2ell se dedi aba a uidar de sus hi&os! 3ubli $ su primera novela en -.44 y es miembro a tivo de la ,so ia i$n de /s ritores 5ománti os de ,m#ri a! /s una autora muy prolífi a 6ha llegado a tener un promedio de un libro por mes6 y ha sido finalista y galardonada en varias o asiones a prestigiosos premios del g#nero! /ntre sus afi iones se en uentran la historia, la le tura, el piano, ha er gan hillo y la horti ultura! 1eud$nimos* 1arah 7ustin, ,nna 8ennet!

Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén

Página 2

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

CA'ITULO ()
Escocia, primavera de 1475. 9:u# ha ía un ángel al lado del hermano %atthe2;, 3ens$ )iam mientras observaba on los o&os entre errados a la pare&a que lo ontemplaba on el e+o frun ido! 9< por qu# no podía abrir los o&os; /n ese momento not$ el dolor y gimi$! /l hermano %atthe2 y el ángel se in linaron ha ia #l! 69Crees que vivirá; 6pregunt$ el hermano %atthe2! 61í 6 ontest$ el ángel 6, aunque me da la impresi$n de que durante un tiempo deseará no haberlo he ho! /ra raro que un ángel poseyera una vo' que despertaba en un hombre la imagen de un dormitorio iluminado por la lu' del fuego, de un uerpo femenino desnudo y de unas mullidas pieles, on luy$! 0ntent$ al'ar la mano, pero des ubri$ que el dolor que sentía al reali'ar ualquier movimiento era insoportable! =enía la sensa i$n de que le hubiera pasado un aballo por en ima! > tal ve' varios! < muy grandes! 6/s guapo 6di&o el ángel mientras le pasaba una mano suave y peque+a por la frente! 69C$mo puedes de ir que es guapo; 3or su aspe to, pare e que alguien lo hubiera lavado en el suelo para que lo pisoteara una manada de aballos! /l hermano %atthe2 y #l solían oin idir mu ho en sus on lusiones, re ord$! /ra uno de los po os mon&es a los que había e hado de menos tras abandonar el monasterio! 7es ubri$ que e haba de menos el suave ro e de la mano del ángel! ,unque s$lo había sido un momento, al to arle la frente había logrado aliviar parte del dolor que lo inundaba! 61í, eso pare e 6afirm$ el ángel6! 3ero de todas formas se ve que es alto, delgado y bien formado! 6?@o deberías fi&arte en esas osasA 6?Cállate, primo, no estoy iegaA 6Cierto, pero de ualquier modo no está bien que lo hagas! ,demás, no está en su me&or momento! 6> h, desde luego! ,unque estoy pensando que en su me&or momento tiene que estar muy bien, 9verdad; :ui'á tanto omo el primo 3ayton!!! 9=" qu# rees; /l hermano %atthe2 solt$ un resoplido desde+oso! 6%e&or! 1i te digo la verdad, #se fue el motivo por el que siempre supe que no se quedaría on nosotros! 9:u# tenía su aspe to físi o para que alguien reyera que la vida religiosa no era apta para #l; )e pare ía una opini$n de lo más in&usta, pero des ubri$ que era in apa' de de irlo en vo' alta! 3ese al dolor, podía pensar on lu ide'! )o que no podía ha er era eBpresar sus pensamientos en vo' alta ni ha er movimiento alguno para indi arles a esos dos que los estaba oyendo hablar de #l! ,unque pudiera mirarlos on los o&os entre errados, estaba laro que no tenía los párpados lo sufi ientemente abiertos omo para que se dieran uenta de que estaba despierto!

Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén

Página 3

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

69@un a pensaste que su vo a i$n era verdadera; 6pregunt$ el ángel! 6@o 6respondi$ el hermano %atthe26! Cueno, le gustaba mu ho aprender y era listo y muy brillante, pero aquí s$lo podíamos ense+arle hasta ierto punto! 1omos un monasterio peque+o, no uno ri o, y tampo o somos un gran entro del saber! ,demás, reo que esto le pare ía demasiado silen ioso, demasiado tranquilo! / haba de menos a su familia! )os ono' o y lo entiendo! Dna aterva de hombres bulli iosos y, en ierto modo!!!, bueno, salva&es! )os ono imientos que podía obtener aquí almaron durante un tiempo su inquietud, pero al final resultaron insufi ientes! Creo que la sosegada rutina y la monotonía de los días a abaron ha iendo mella en su espíritu! /ra sorprendente omprobar hasta qu# punto su vie&o amigo lo ono ía y lo entendía! 7urante su estan ia en el monasterio se había sentido inquietoE de he ho, se podía de ir que a"n se sentía así! )a tranquilidad del lugar y la rigide' horaria que ara teri'aba la vida monásti a habían omen'ado a abrumarlo hasta el punto de que le resultaron asfiBiantes en lugar de rela&antes! ,demás, a+oraba a su familia! /n ese momento se alegr$ de no poder hablar, porque se temía que habría a abado preguntado por ellos omo si fuera un ni+o desamparado! 6/s duro 6di&o el ángel6! %e sorprendi$ mu ho que t" te adaptaras tan bien a esta vida! 3ero tu vo a i$n sí es verdadera, 9a que sí; 61í que lo es 6 ontest$ el hermano %atthe2 en vo' ba&a6! 7esde que era un ni+o! 3ero no reas que no os e ho de menos, (eira! >s e ho mu hísimo de menos, pero somos una hermandad, hemos reado una espe ie de familia! ,unque es posible que vaya a veros dentro de po o! )levo un tiempo pensando en los ríos, en lo mu ho que habrán re ido, y en los adultos, si están bien, si están sanos!!! < en mu has otras osas por el estilo! Hay sentimientos que las artas no pueden transmitir! 6@o, tienes ra'$n! 6(eira, el ángel, suspir$ 6! <o tambi#n los e ho mu ho de menos, y eso que s$lo ha e seis meses que me fui! (eira!!! )iam repiti$ el nombre en su mente! Dn nombre bonito! 0ntent$ mover el bra'o a pesar del dolor, y el páni o amena'$ on onsumirlo al ver que no obede ía sus $rdenes! /n ese momento se per at$ de que estaba atado a la ama, osa que multipli $ su inquietud! 93or qu# lo habían atado; 93or qu# no querían que se moviera; 9=an graves eran sus heridas; 9, aso se había equivo ado al pensar que le estaban prestando ayuda; 9)o habían he ho prisionero; %ientras esas preguntas ru'aban por su mente, intent$ olvidarse del dolor lo sufi iente omo para librarse de las ataduras que lo inmovili'aban! /l dolor fue tan brutal e inmediato que gimi$ al punto! 1e rela&$ uando not$ el ro e de unas manos suaves en la frente y en el pe ho! 6Creo que está empe'ando a despertarse, primo 6di&o (eira6! =ranquilo, se+or! @o os mováis! 6,tado!!! 6mas ull$ on los dientes apretados, y el dolor que le provo $ pronun iar esa "ni a palabra le indi $ que tenía la ara destro'ada6! 93or qu#; 63ara inmovili'arte, )iam 6le ontest$ el hermano %atthe26! (eira no ree que tengas huesos rotos, salvo la pierna dere ha, pero no parabas de moverte y temíamos por ti! 61í 6 onfirm$ la mu&er6! >s dieron una pali'a brutal, se+or! /s me&or que no os mováis para que no empeor#is las heridas ni el dolor! 9>s duele mu ho; )a ridí ula pregunta hi'o que mas ullara un improperio muy malsonante! /s u h$ que el
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 4

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

hermano %atthe2 &adeaba por la sorpresa! 1in embargo, (eira se e h$ a reír por lo ba&o! 61í, ha sido una estupide' preguntaros eso 6afirm$ on un de&e risue+o en esa vo' tan sensual6! @o pare e haber una sola parte de vuestro uerpo que no est# ubierta de ardenales! ,demás, ten#is la pierna dere ha rota! /s una fra tura limpia y he olo ado el hueso en su sitio! Han pasado tres días y no hay se+ales de veneno ni en la herida ni en la sangre, así que deberíais sanar bien! 6)iam, soy el hermano %atthe2! (eira y yo te hemos traído a la aba+a! )os hermanos no le permitían tratarte las heridas entre los muros del monasterio! 61uspir$ 6! =ampo o les hi'o mu ha gra ia su presen ia, y eso que la es ondimos bien en la hospedería! /l hermano 3aul está espe ialmente molesto! 69%olesto; 6murmur$ (eira6! )a prima /lspeth diría que está!!! 61í 6la interrumpi$ brus amente el hermano %atthe26, s# lo que habría di ho la prima /lspeth! %e pare e que ha pasado demasiado tiempo entre esos ingobernables ,rmstrong! =iene una lengua muy suelta para ser una dama respetable! (eira resopl$ on desd#n! 6?%adre mía, primo, te has onvertido en un santurr$nA 63or supuesto! 1oy un mon&e! @os edu an para ser santos! < ahora te ayudar# a darle a )iam alg"n breba&e o a ambiarle las vendas, si quieres, porque tengo que volver al monasterio! 6,hora que lo di es!!!, será me&or que le preguntes si quiere ha er sus ne esidades 6di&o ella! 6<o esperar# fuera mientras t" lo atiendes! %e pare e lo me&or una ve' despierto! Foy a la huerta a bus ar unas uantas hierbas, pero no tardar#! 69:u# quieres de ir on eso de Guna ve' despierto H; 6eBigi$ saber el hermano %atthe2, que no tard$ en gru+ir irritado al ver que su prima se mar haba de&ándolo on un palmo de nari es6! %u ha ha insolente!!! 693rimo; 6le pregunt$ )iam al mon&e, y se dio uenta de que además de la garganta, tenía malheridas la mandíbula y la bo a! 693rimo; ?,h, síA )a mu ha ha es mi prima! =engo una horda de primos, si te digo la verdad! /s una %urray! 697e (irI aldy; 61í! Como yo! 1u abuela tambi#n lo era! < ahora, por mu ha deli ade'a on la que lo haga, me temo que esto va a dolerte! /fe tivamente! /staba onven ido de que in luso grit$ en un momento dado, aunque s$lo onsigui$ empeorar el dolor! Cuando la os uridad se abati$ sobre #l, la a ogi$ on los bra'os abiertos, tal y omo estaba seguro de que hi'o el hermano %atthe2, empe+ado en dis ulparse! 6?,y, 7iosA 3are e un po o más pálido 6di&o (eira mientras de&aba en una mesa las hierbas que había re ogido y se a er aba a la ama en la que )iam estaba inmovili'ado! 6=odavía sufre unos dolores horribles y me temo que lo he empeorado 6repli $ el hermano %atthe2! 6@o podías ha er nada, primo! /stá me&or, te lo aseguro, pero esas heridas tardarán en sanar! @i una sola parte de su uerpo se ha librado de los golpes! /s un milagro que s$lo tenga una pierna rota! 69/stás segura de que s$lo lo golpearon;
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 5

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

61í, lo molieron a palos! /stoy segurísima! 3ero tambi#n pudieron despe+arlo por la loma! ,lgunas heridas podrían haber sido provo adas por la pendiente pedregosa por la que ay$ y por el golpe al llegar al suelo, tambi#n pedregoso! 1upongo que no ha podido de irte qu# le su edi$, 9verdad; 6> h, no! @o ha di ho nada aparte de un par de palabras antes de soltar un grito de dolor y quedarse tal ual está ahora! 6%ene$ la abe'a 6! >&alá entendiera qu# ha pasado! 9:ui#n podría ha erle tanto da+o a un hombre así; Ha ía mu ho que no lo veía, desde que se fue, pero )iam no tenía por ostumbre ir ha iendo enemigos! < mu ho menos tan rueles! 61ospe ho que los elos son un problema on el que tendrá que lidiar a menudo 6di&o ella mientras omprobaba de forma distraída la resisten ia de las ataduras que lo inmovili'aban antes de observarlo on detenimiento! /l hermano %atthe2 la mir$ on el e+o frun ido! 3are ía demasiado interesada en )iam Cameron, más de lo que una sanadora debería interesarse por su pa iente! Dna sanadora no tenía por qu# a ari iarle el pelo a su pa iente on tanta fre uen ia omo (eira a ari iaba el os uro abello pelirro&o de )iam! /ra evidente que #ste no estaba en su me&or momento y que parte de su apostura se había visto afe tada por la severa pali'a, pero saltaba a la vista que ese uerpo y ese rostro magullados a"n onservaban sufi iente en anto omo para llamar la aten i$n de (eira! 0ntent$ verla omo a una mu&er adulta y no omo a la prima on la que había &ugado de peque+o! ,bri$ un po o los o&os al darse uenta de que ya no era aquella ni+a &uguetona, sino una mu&er muy atra tiva! 1u ompleBi$n era deli ada, y su estatura, peque+a! 1in embargo, su aspe to era innegablemente femenino gra ias a las agradables urvas de sus senos y de sus aderas! 1u pelo era de un negro brillante y lo llevaba re ogido en una gruesa tren'a que aía más allá de su delgada intura! /l intenso tono de su abello resaltaba la deli ade'a de su utis, blan o omo la le he y de me&illas saludablemente rosadas! 1u rostro ovalado poseía una belle'a eBquisita, on una nari' peque+a y re ta, una barbilla que delataba la fuer'a de su ará ter, y unos p$mulos altos y elegantes! 1in embargo, lo que llamaría sin duda la aten i$n de un hombre eran sus o&os! Ca&o unas e&as os uras deli adamente urvadas y rodeados por unas pesta+as espesas y largas, desta aban sus maravillosos o&os verdes! Dnos enormes o&os que revelaban su ino en ia, pero que o ultaban en sus profundidades los misterios femeninos que despertaban la uriosidad de todo hombre! )o sorprendi$ un po o darse uenta de que su bo a, an ha y de labios arnosos, adole ía de la misma ontradi i$n! 1u sonrisa podía ser el epítome de la ino en ia más tierna y, al mismo tiempo, ualquier hombre de mundo sería apa' de ver la sensualidad que el gesto impli aba! 7e repente, temi$ haber ometido un tremendo error de &ui io al permitirle atender a un hombre omo )iam Cameron! 63rimo, estás frun iendo el e+o 6le di&o ella mientras se apartaba para preparar un po o más de ungJento on el que trataba las heridas de )iam6! @o va a morir, te lo prometo! 3ero tardará mu ho tiempo en urarse! 6=e reo! /s que, bueno, una de las osas que )iam no llevaba muy bien de la vida mona al era!!! en fin!!! 6:ue no había mu ha has a las que sonreír! 6/lla ri$ al ver la severa eBpresi$n que tan mal en a&aba en un rostro de apostura asi &uvenil6! ,l igual que le pasa al primo 3ayton, reo que este hombre tiene mano on las mu&eres! 1í! )e basta on sonreírles! 6Creo que ni siquiera eso 6mas ull$ el mon&e on vo' gru+ona! 6Cierto, es posible! Famos, primo, no te preo upes tanto! ,hora mismo no representa ning"n
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 6

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

peligro para mí, 9no rees; ,demás, uando est# lo sufi ientemente urado omo para volver a reír, s$lo representará un peligro si yo se lo permito! 1abiendo on qui#n me he riado deberías suponer que me ono' o al dedillo las triqui+uelas de los hombres, 9no te pare e; 6%ir$ a )iam 6! 9/s un hombre malo; 9Dn desalmado sedu tor de ino entes; /l hermano %atthe2 suspir$! 6@o, &amás reería algo así de #l! 6/n ese aso, no hay nada por lo que preo uparse, 9verdad; /s me&or que nos preo upemos por otros problemas! 1on mu ho más importantes que dis utir si ser# apa' de resistirme o no a las dul es sonrisas de un hombre guapo! )levo aquí asi dos meses, primo! @o ha habido ni rastro de mi enemigo, así que reo que debería intentar regresar a 7onn oill! 6)o s#! %e sorprende mu ho que ninguno de tus familiares haya venido a por ti! /s raro que no se pregunten por qu# pasas tanto tiempo en un monasterio o por qu# te lo permiten los mon&es! , (eira le asaltaron los remordimientos, pero los desterr$! Había permitido que su primo siguiera pensando que se había puesto en onta to on su familia uando no era así! 6@o es eBtra+o que los hu#spedes, ya sean hombres o mu&eres, se demoren en la hospedería, y yo pago bien por el privilegio! 61onri$ y le dio a su primo unas palmaditas en el bra'o al ver que se rubori'aba, abo hornado por esa innegable verdad 6! Ha mere ido la pena! @e esitaba o ultarme y urarme las heridas! @e esitaba sobreponerme al miedo y al dolor! @e esitaba estar segura de que, uando regresara a asa, no iba a llevar hasta las puertas de 7onn oill a ese asesino malna ido de 5auf! 6(eira, tu familia te protegerá! /s su obliga i$n y tambi#n su dere ho! Cr#eme, no les hará gra ia des ubrir que les has negado ambas osas! /sas palabras hi ieron que tor iera el gesto! 6)o s#, pero ya me en argar# de eso a su debido tiempo! ,demás, tengo que de idir qu# ha er! )e hi e una promesa a 7un an y debo pensar $mo umplirla y uáles serán las onse uen ias para mí! 61# que no va a ser fá il! 5auf es astuto y ruel, y le &uraste a tu marido que te en argarías de que su gente no sufriera ba&o su yugo si perdía la lu ha aquella no he! < perdi$! %uri$, (eira, así que tu promesa equivale a la que se ha e en el le ho de muerte de ualquier hombre! =ienes que ha er todo lo posible para honrarla! 6)e dio un beso en la me&illa y se ale&$ ha ia la puerta 6! Hasta ma+ana! :ue duermas bien! 6=" tambi#n, primo! /n uanto se fue, solt$ un suspiro y se sent$ en una silla er a de la ama de )iam Cameron! 1u primo ha ía que todo pare iera fá il! >&alá lo fuera! )a promesa que le había he ho a su desventurado marido pesaba en su on ien ia y en su ora'$n omo una losa! ,l igual que lo ha ía la suerte de los habitantes de ,rdgleann! 7un an se había preo upado por su gente, un urioso aunque eBtra+o grupo de personas muy generosas! /staba muy preo upada por lo mu ho que debían de estar sufriendo ba&o el yugo de 5auf! 5e'aba por ellos todas las no hes, pero no a ababa de librarse de los remordimientos por haberlos abandonado al huir! ,unque algunas de las eBigen ias que le hi iera 7un an aquella no he no le pare ían orre tas, los habitantes de ,rdgleann no podían esperar mu ho más tiempo mientras ella debatía las omple&idades morales del asunto! <a era hora de que hi iera algo! 7esde luego que sí!
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 7

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

)av$ a )iam utili'ando un pa+o suave y agua fría! @o tenía fiebre, pero los pa+os pare ían aliviar su malestar y esto lo ayudaba a des ansar me&or! /ra un hombre fuerte, y estaba segura de que seguiría re uperándose! 1ería me&or que ya hubiera de idido qu# ha er on 5auf y ,rdgleann uando estuviera en ondi iones de uidarse solo! /n uanto supiera por qu# le habían he ho da+o y estuviera segura de que nadie lo había seguido para rematarlo, lo de&aría al uidado de los mon&es y enfrentaría su propio destino! )a idea de abandonarlo le produ&o una s"bita pun'ada de dolor y estuvo a punto de e harse a reír por esa sensa i$n tan absurda! /staba morado de los pies a la abe'a y apenas había di ho tres palabras en otros tantos días! 1uponía que sentía un vín ulo espe ial on #l porque fue ella quien lo en ontr$! /n realidad, lo había en ontrado movida por una eBtra+a me' la de sue+os y ompulsiones! Había sido un po o aterrador porque, aunque ya había tenido eBperien ias similares en el pasado, &amás había visto imágenes tan laras ni había sentido un impulso tan fuerte! =odavía era in apa' de 'afarse de la impresi$n de que debía ha er algo más por #l, aparte de ayudarlo a re obrarse de las heridas! 6=onterías 6murmur$, meneando la abe'a mientras lo se aba on un pa+o! =al ve' debiera mandarle un mensa&e a su familia, on luy$ y se dispuso a preparar un aldo sabroso para que omiese uando se despertara! 3or lo que su primo le había ontado, la familia de sir )iam era más que apa' de protegerlo! @o obstante, des art$ la idea por la misma ra'$n que le había dado a su primo al sugerir que mandaran llamar a los Cameron! /ra posible que sir )iam se opusiera, que se negara a involu rar a su familia en el problema en el que estuviera metido! )o entendía, porque ella tambi#n titubeaba a la hora de involu rar a su familia en sus problemas! < eso, sospe haba, tambi#n era absurdo! 3orque no había he ho nada malo! @o era responsable del problema ni había in itado nada! 1i alg"n miembro de su familia se en ontrara en seme&ante aprieto, ella estaría dispuesta a prestarle ayuda! %otivo por el ual ese hipot#ti o pariente en problemas dudaría a la hora de de irle nada, on luy$ de pronto on una sonrisa fuga'! 0ntentar mantener a salvo a los seres queridos era algo instintivo! Cuando su familia des ubriera la verdad, se enfadaría, tal ve' in luso se sentirían dolidos u ofendidos, pero a abarían omprendi#ndola! 3orque sabrían, en el fondo de sus ora'ones, que ellos habrían he ho eBa tamente lo mismo en su lugar! < si ese hombre mantenía on los suyos una rela i$n tan estre ha omo su primo había afirmado, sería de la misma opini$n, se di&o mientras se sentaba a la mesita empla'ada er a del fuego! )a "ltima ve' que vio a su prima Killyanne, es u h$ unas uantas osas sobre los Cameron! <, aunque el fin era divertir a la gente on las historias, #stas habían revelado que los Cameron eran una familia tan unida omo la suya! ,demás, tenía que pensar en el orgullo mas ulino de sir )iam! 0ndudablemente, que lo hubieran tomado por un hombre in apa' de uidarse solo lo enfure ería! @o, de idi$! @o era una buena idea enviar un mensa&e a su familia sin ontar on su onsentimiento! 7espu#s de la ena, ompuesta por pan, queso y venado frío, se dio un ba+o rápido y se a omod$ en un &erg$n al lado del fuego! Con la vista lavada en las llamas, aguard$ a que la ven iera el sue+o! ,borre ía ese momento de la no he, aborre ía el silen io y aborre ía que el sue+o la eludiera y la de&ara a solas en el silen io de la no he, on sus re uerdos! 3or más que lo intentara* era in apa' de librarse de los siniestros re uerdos! )o "ni o que onseguía era reprimirlos un rato!
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 8

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

7un an había sido un hombre bueno, medianamente guapo y amable! @o lo había amado, detalle del que todavía se sentía ulpable, aunque po o podría haber he ho para remediarlo! , los veintid$s a+os de idi$ que no podía seguir esperando la apari i$n de un amor maravilloso y apasionado! :uería hi&os y un hogar propio! Ciertamente quería mu ho a su familia, pero llevaba un tiempo deseando volar sola, elegir su propio amino! /l matrimonio no siempre liberaba a las mu&eres, pero su instinto le di&o que 7un an &amás intentaría subyugarla! Ll bus aba una ompa+era de verdad, y ons iente de lo inusual de ese deseo, lo a ept$ en uanto le pidi$ matrimonio! =odavía re ordaba las dudas de su familia, sobre todo las de su abuela, lady %aldie, y las de su prima Killyanne! Kra ias a sus dones, ambas sabían que no amaba al hombre on el que iba a asarse! Habían per ibido su inquietud! Dna inquietud que ni siquiera ella omprendía! /n esos momentos no estaba segura de que los suyos hubieran he ho bien al no presionarla, al no e harle una buena rega+ina! 3orque habían respetado su de isi$n! 1u propia de isi$n! )a inquietud que se había apoderado de ella desde que a ept$ asarse on 7un an todavía era un misterio! )ogr$ ontenerla y a ab$ asándose on #l, pero apenas habían pasado unas horas de la boda uando omen'aron los problemas entre ellos, y s$lo llevaban unos días en ,rdgleann uando omen'aron los problemas on 5auf! /n aquel momento, pens$ que #sa era la eBpli a i$n del eBtra+o desasosiego que la embargaba, pero ya no estaba tan segura! 1us instintos le de ían que el misterio estaba a"n sin resolver! /staba rela&ada y a punto de dormirse uando la sobresalt$ el repentino grito que solt$ sir )iam! ,bandon$ el &erg$n y, mientras se olo aba bien el amis$n, orri$ ha ia la ama, donde lo en ontr$ tirando de las ataduras al tiempo que profería una retahíla de insultos a unos enemigos que s$lo #l veía! )e a ari i$ la frente y omen'$ a murmurarle muy despa io, di i#ndole d$nde estaba y qui#n lo estaba uidando, y asegurándole que estaba a salvo! )a rapide' on la que se alm$ fue sorprendente! 698olene; 6lo es u h$ susurrar! 1e pregunt$ por qu# la irritaba tanto que pronun iara el nombre de otra mu&er! 6@o, soy (eira 6 ontest$ al tiempo que le ubría una mano para intentar que de&ase de tirar de las ataduras! 6(eira 6repiti$ #l mientras le aferraba la mano 6! 1í! (eira! %orena! %e onfundí! 3ens# que estaba en asa! /n 7ubheidland! 6?FayaA 9/s vuestra sanadora; 60ntent$ 'afarse de sus dedos, pero no hubo modo de que la soltara, así que a ab$ sentándose en la silla! 6)a esposa de 1igimor! )a se+ora de 7ubheidland! Creí que estaba en asa! 6<a lo hab#is di ho! 1i quer#is, puedo daros algo que alivie el dolor! 6@o! Creí que habían vuelto a apturarme! 1altaba a la vista que ni siquiera podía hablar, pero (eira no pudo morderse la lengua y le pregunt$* 695e ordáis lo que os su edi$; 6%e apturaron! %e golpearon! %e despe+aron! 9%e en ontrasteis; 61í! %i primo, el hermano %atthe2, y yo!
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

6Cien! , salvo! 61í, aquí estáis a salvo! 60ntent$ 'afarse otra ve' de su mano, pero fue en balde! 6:uedaos! 61uspir$ #l6! 3or favor! :uedaos! )a debilidad que la instaba a ompla erlo la irrit$! , er $ on uidado la silla a la ama para poder adoptar una postura más $moda hasta que le soltara la mano! ,l abo de un rato en silen io, (eira se pregunt$ si se habría quedado dormido, pero a"n la su&etaba on fuer'a! 3ara su asombro, not$ que #l le a ari iaba el dorso de la mano on el pulgar! )a ternura que el gesto despert$ en su interior la alarm$ un tanto, pero fue in apa' de detenerlo! /sto no está bien, se di&o! /l ro e del dedo de un hombre en la mano no debería provo arle ning"n sentimiento! 1í, evidentemente era una mano agradable de dedos largos y elegantes, pero la ari ia era demasiado asta omo para despertar ualquier tipo de inter#s! > debería serlo! ,l'$ la vista ha ia ese rostro magullado y suspir$! 3or si no tenía bastante on todos sus problemas, a ababa de e harse otro más a las espaldas! Dn hombre que no ono ía, uyo rostro estaba tan hin hado y amoratado que provo aría pesadillas a ualquier ni+o, era apa' de alentarle la sangre on el simple ro e de un dedo!

Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén

Página 1!

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

CA'ITULO (2 (
Cuando )iam abri$ los o&os, not$ ierta emo i$n además del dolor! 1e estaba preguntando qu# esperaba, más que nada porque estar despierto signifi aba sentir el dolor en todo su esplendor, uando se per at$ de que sostenía la mano de otra persona! /speraba que no fuera la del hermano %atthe2, si bien era demasiado peque+a y suave! 1e le pas$ por la abe'a que esa peque+a mano lo estaba almando, en uerpo y alma! < enton es re ord$ a la mu&er! %ovi$ la abe'a muy despa io mientras se esfor'aba por re ordar su nombre! (eira, se di&o sin apartar la vista de la deli ada mano que des ansaba sobre la suya y de la tren'a negra uyo eBtremo le ro'aba la mu+e a! /staba sentada en una silla &unto a la ama, de modo que tenía medio uerpo sobre #sta! 5e ord$ que estaba atado, pero o bien lo había so+ado, o bien ella le había liberado los bra'os y la pierna i'quierda! Cuando se per at$ de que la dama tenía la abe'a apoyada en su est$mago, maldi&o las mantas que los separaban! Contempl$ la mano que sostenía &unto a su pe ho y se pregunt$ uánto tiempo llevaba reteni#ndola! 1e sinti$ ulpable por haberla obligado a dormir en una postura tan in $moda, ya que sabía que le dolería todo el uerpo uando se despertara, pero era in apa' de soltarla! 3are ía tan ino ente omo un beb# mientras dormía! 1in embargo, su naturale'a apasionada se adivinaba en la sensual urva de sus labios! 1u belle'a se ha ía más patente on el paso del tiempo! 1eguramente, pens$, uando entraba en una habita i$n, los hombres la debían mirar on uriosidad, pero no tardarían en volver a mirarla una y otra ve' hasta que se vieran atrapados por la pure'a de sus rasgos! 3or ese pre ioso utis, por el largo y abundante abello y por las deli adas urvas de ese uerpo delgado pero muy femenino! 7e repente, re ord$ el sonido de su vo', una vo' dul e y melodiosa, y supo que le bastaría on hablar para autivar a ualquier hombre! 1inti$ que movía la mano y refren$ el impulso de apretársela on más fuer'a! (eira le olo $ la mano sobre el ora'$n y frun i$ el e+o omo si estuviera pensando! 8uraría que se había per atado de que estaba despierto a trav#s de las manos, pero, laro, eso era imposible! )a vio levantar la abe'a muy despa io para mirarlo a la ara! Cuando mir$ sus o&os verdes, a"n so+olientos, le dio un vuel o el ora'$n! /l dolor lo ha ía delirar, sin duda alguna! (eira se sent$ muy despa io e hi'o una mue a al notar las molestias provo adas por la in $moda postura en la que había dormido! 1e rubori'$ un tanto al en ontrarse on los o&os de )iam, avergon'ada de que la hubiera pillado on la abe'a apoyada en su vientre y la mano en su pe ho! ,l re ordar $mo #l se había negado a soltarla in luso mientras dormía, el bo horno desapare i$! )iam ya no tenía los o&os tan hin hados, aunque tenía todo un ar o iris en el rostro! 1us o&os eran un arma de sedu i$n, se di&o! ,lmendrados y rodeados de espesas pesta+as que harían suspirar de envidia a ualquier mu&er y on una intrigante me' la de a'ul y verde! /n una o asi$n había visto agua de ese olor! 7esterr$ la fas ina i$n que sentía y se frot$ la espalda mientras observaba su rostro! 6=en#is me&or aspe to 6le di&o! 697e verdad; 3ues me siento omo si me hubiera pasado un arro por en ima 6repli $ #l antes de ha er una mue a uando su bo a a us$ el movimiento! 6< seguir#is sinti#ndoos así durante un tiempo, pero pronto estar#is maldi iendo esa pierna por inmovili'aros!
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 11

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

69/s una fra tura grave; 1# que hablamos de esto la "ltima ve' que me despert#, pero no re uerdo demasiado qu# me di&isteis! 6@o, no os preo up#is! Hab#is tenido suerte! Ha sido una rotura muy limpia y el hueso no atraves$ la arne! 1in embargo, tendr#is que ser uidadoso! 3or eso os de&o atada la pierna mientras dormís! =iene que estar inmovili'ada! 61e levant$ y se sa udi$ las faldas6! @o puedo de iros uánto tardará en urarse! 8usto uando (eira empe'aba a preguntarse si iba a ne esitar su ayuda para ha er sus ne esidades, lleg$ su primo %atthe2! 1uspir$ aliviada al salir de la aba+a! 3odía tratar on un hombre in ons iente on ierta alma! 1in embargo, ha erlo on un hombre despierto tan apuesto y on esos o&os irresistibles era otro antar! @i siquiera había podido mantenerse al margen uando s$lo era un uerpo que&umbroso! )e eBtra+aba que ualquier mu&er fuera apa' de ha erlo! Claro que no quería que #l se diera uenta! /so s$lo le a arrearía problemas para los que no tenía tiempo! =ras una breve visita a los arbustos, se qued$ &unto al po'o y se lav$ lo me&or que pudo sin desvestirse! 7esde que pill$ al hermano 3aul espiándola, era muy uidadosa! )o peor era que el mon&e la ulpaba por su in apa idad para ontrolar sus instintos y pensamientos pe aminosos! 1uspir$ y e h$ a andar ha ia la aba+a! =enía la sensa i$n de que pronto adole ería del mismo problema que el hermano 3aul! 1aber que ninguna mu&er on sangre en las venas sería inmune al atra tivo de un hombre omo )iam Cameron no la re onfortaba en lo más mínimo! ,"n sentía el dolor que el re ha'o de su marido le había provo ado! )o "ltimo que le ha ía falta era eBponerse de nuevo a seme&ante humilla i$n! )iam solt$ una retahíla de &uramentos mientras el hermano %atthe2 lo ayudaba a volver a la ama, aunque a ab$ dis ulpándose! 1e de&$ aer sobre los almohadones que el mon&e le olo $ tras la espalda y esper$ a que el dolor remitiera! /l hermano %atthe2 le en&ug$ el sudor del uerpo mientras #l se quedaba tendido, más d#bil que un re i#n na ido e igual de indefenso! /ra humillante, pero tuvo que re ono er que se sentía me&or uando a ab$! 6(eira volverá pronto 6le di&o el mon&e 6! 1i te esperas un po o, te dará de omer! 6)a verdad es que tengo hambre 6musit$! 6Cuena se+al! Confieso que uando te en ontramos, no tenía esperan'as de que sobrevivieras! 69C$mo me en ontrasteis; @o reo que me ata aran en las tierras del monasterio! 6@o, pero tampo o muy le&os! 6 1onri$ 6! %i prima tiene un don, omo la mayoría de los %urray, si bien lo mantenemos en se reto porque mu hos no reen que sea un don de 7ios! Ferás, (eira tuvo un sue+o! /n ese sue+o, vio lo que había su edido y d$nde en ontrarte! 7ios no está preparado para a ogerte en su seno! 6=ampo o tengo muy laro que me quiera, amigo mío! 7esde que me mar h# no he obede ido mu has de las reglas que rigen este lugar! 6@o me sorprende lo más mínimo! 6/l mon&e volvi$ a sonreír uando lo mir$ on el e+o frun ido 6! @o te lo tomes a mal, amigo mío! @o quería insultarte! ,lgunos hombres pueden ser verdaderos reyentes, pero su personalidad es tan terrenal que no les está destinada la vida religiosa! 3or desgra ia, no todos tenemos una vida a la que regresar si de idimos salir de aquí! /so ha e que algunos se onviertan en malos religiosos y, en o asiones, ha e que el resto tenga mala
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 12

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

fama! 1ufrimos por los pe ados de unos po os! > urre lo mismo on las mon&as! 1i te hubieras visto obligado a tomar el hábito, reo que habrías tenido mu ho #Bito en esta vida y que habrías he ho todo lo posible por ser fiel a tus votos, pero no habrías sido feli'! @o es ulpa tuya, ni tampo o es un pe ado! ,l fin y al abo, alguien tiene que umplir la palabra del 1e+or y multipli arse, 9no es ierto; 6<a lo reo, pero no te preo upes! Hasta donde s#, todavía no me he multipli ado! 1í, ya s# que eso tambi#n se onsidera un pe ado, pero reo que uno peque+ito! %i laird, mi primo 1igimor, no ve on buenos o&os tener bastardos! < yo omparto esa opini$n! Cien sabe 7ios que me gustaría tener una esposa, pero no poseo tierras ni tampo o una gran fortuna! 6< tal ve' tampo o has en ontrado a una mu&er que vea más allá de tu apuesto rostro! 6Cueno, eso tambi#n, aunque suene vanidoso que yo lo diga! Claro que puede que mi rostro de&e de ser apuesto! 61anará por ompleto! (eira me di&o que no se había roto nada, aunque está onven ida de que quienes te dieron la pali'a se esfor'aron por desfigurarte! )a sorprendi$ mu hísimo que no tuvieras la nari' rota! 61upongo que no era fá il a ertarle a un ob&etivo que no podía tenerse en pie! 7espu#s intentaron mataros, 9no es así; 6di&o (eira al es u har las palabras de su primo mientras entraba en la aba+a! 6@o estoy seguro de eso 6 ontest$6! Cuando aí por la pendiente, estaba tan mareado que no sabría de ir si me empu&aron o me aí yo solo! 61i os aísteis, fue porque os estaban dando una pali'a y perdisteis el equilibrio! 9Cuántos eran; 6Cuatro! 61ois muy afortunado de seguir vivo! 6@o reo que quisieran matarme! ,l menos, no tan rápido! 3odrían haber ido a bus arme al pie de la loma para rematarme, pero no lo hi ieron! 3or eso dudo mu ho que quisieran verme muerto! 6/s posible! Claro que tal ve' reyeron que ya estabais muerto o que lo estaríais en breve, y de idieron ahorrarse la molestia! Había po as posibilidades de que os en ontraran allí! 6Cierto! 9:u# ha pasado on mi aballo; 6/stá en los establos 6 ontest$ el hermano %atthe26! =odas tus pertenen ias están a salvo, así que tampo o querían robarte! 6=al ve' 6repli $ #l 6, aunque es posible que se hubieran muerto de ansan io antes de atrapar a Kilmour! /l pobre illo huye de los des ono idos, sobre todo si son hombres, y es apa' de de&ar atrás a ualquier aballo! 6/staba allí uando os en ontramos 6afirm$ (eira mientras se a er aba al fuego para alentar un po o de aldo6! Dn animal fiel! 69@o os dio problemas; 6> h, no! ,l prin ipio estuvo un po o aris o on mi primo, pero tuve unas palabritas on #l! /staba empe inado en quedarse on vos! @o, no quería de&aros solo, ni siquiera uando os tra&imos aquí! =uve que meterlo en la aba+a para que viera que estabais bien atendido! 7e todas formas, tardamos asi dos días en onven erlo para que fuera a los establos!
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 13

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

69%etisteis a Kilmour en la aba+a; 61í, estaba muy nervioso 6 ontest$ la mu ha ha mientras le preparaba una &arra de sidra on hierbas aromáti as! 7esvi$ la mirada ha ia un sonriente hermano %atthe2 y se e h$ a reír! 1u bo a volvi$ a a usar el dolor, pero hi'o aso omiso! 3or primera ve' desde que se despertara en la aba+a, estaba seguro de que sobreviviría! )a situa i$n no le haría tanta gra ia si tuviera un pie en la tumba! 6Cien, bien, os hab#is reído 6di&o (eira al tiempo que de&aba la sidra en la mesilla situada &unto a la ama 6! /s una buena se+al! 61e sent$ en el borde de la ama on un uen o de aldo en las manos 6! Dn moribundo no tiene mu hos motivos para reírse! 6, menos que no sepa que se está muriendo 6la orrigi$! , ept$ las u haradas de aldo que ella le daba! @o era muy espeso, pero sí sabroso gra ias a las hierbas y las verduras! >&alá pudiera masti ar algo s$lido pronto! /l he ho de que un gesto tan sen illo omo tragar aldo y beber lo de&ara eBhausto hi'o que se diera uenta de que tardaría mu ho en poder protestar porque otra persona le diera de omer! )a mu ha ha se llev$ el uen o va ío y la &arra mientras #l se re ostaba sobre los almohadones! 691abes qui#n te ha he ho esto, )iam; 6le pregunt$ el hermano %atthe2! 6 =engo mis sospe has 6 ontest$ 6, pero no estoy seguro! 7i&eron un mont$n de osas mientras me daban la pali'a, pero reo que tardar# un tiempo en re ordarlo! Claro que tampo o quiere de ir que eso ayude mu ho! 69=al ve' un vie&o enemigo; 9Dn enemigo de tu lan; 6@o lo reo! 6Cueno, ya lo re ordarás todo, estoy seguro! 9:uieres que informemos a tu familia; 6@o, todavía no, al menos hasta que est# seguro de qui#n hi'o esto y por qu#! @o quiero meterlos en problemas! 6Mrun i$ el e+o 6! =al ve' debiera irme de aquí! 69,d$nde, amigo mío; @o, te quedarás hasta que te hayas urado lo sufi iente omo para via&ar! ,hora, des ansa! @ada me&or que el sue+o para ayudar al uerpo a sanar! ,sinti$ on la abe'a omo pudo y err$ los o&os! Cuando es u h$ que el hermano %atthe2 y (eira se apartaban, abri$ los o&os un poquito! 1e sentía muy d#bil, pero a"n no tenía ganas de dormir! /l dolor había remitido gra ias a las hierbas que (eira había a+adido a la omida y quería saborear el momento un po o más! =ambi#n sentía uriosidad por la mu&er que le había salvado la vida gra ias a un sue+o! ,unque no des artaba esas osas y era evidente que el hermano %atthe2 las a eptaba, tambi#n se mostraba un po o es #pti o! /ra posible que lo del sue+o fuera una patra+a y que la mu ha ha hubiera estado al tanto del ataque! 7etestaba la idea de que hubiera parti ipado en la pali'a, pero si de algo le había servido la estan ia en la orte, era para des ubrir que no podía onfiar en nadie a las primeras de ambio! < mu ho menos en las mu&eres bonitas que despertaban el deseo de los hombres! 69@e esitas ayuda en el &ardín hoy, primo; 6pregunt$ (eira al tiempo que apartaba el aldero del fuego y olo aba otro on estofado de ordero! 6Creo que debes quedarte aquí, 9no te pare e; 6/l hermano %atthe2 estaba sentado a la mesita que había &unto a la himenea 6! 1i no es mu ha molestia, te he traído algunas ropas para remendar!
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 14

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

6@o, por supuesto que no me molesta 6le asegur$ al tiempo que se sentaba frente a #l 6! ,sí estar# o upada mientras mi pa iente duerme! ,parte de limpiar un po o, uidar de la lumbre y darme un ba+o, no tengo mu ho que ha er! 69<a has terminado toda la ostura; 3orque estabas ha iendo regalos, 9no es así; 61í! <a he terminado la amisola para mi madre! =odavía no he de idido qu# voy a bordarle a la de la abuela! Maltan meses para que lo termine todo! )a verdad es que si no hubiera omprado todas las telas y los hilos de lady %orrison, ahora no tendría que ha er todos estos regalos! < tambi#n ompr# todo ese pre ioso en a&e 6musit$, meneando la abe'a6! Casi me siento ulpable por lo po o que pagu#! 6, la mu&er le ha ía falta el dinero y t" no le robaste! %u hos habrían aprove hado la oportunidad al enterarse de lo desesperada que estaba! ,grade i$ mu hísimo lo que le diste! 61u primo lav$ la mirada en el fuego 6! 9Has di ho algo de estofado de ordero; 61í! 9=e han entrado ganas de enar onmigo; 6pregunt$ ella mientras se e haba a reír! 61í! Cuando hay que elegir entre la omida del monasterio y tu estofado de ordero, mu ho me temo que soy in apa' de resistir la tenta i$n! 9=e apete e una partida de a&edre'; 69Crees que perder onmigo será sufi iente peniten ia por haber disfrutado de mi estofado; 6/res una mu ha ha arrogante! 6%atthe2 hasque$ la lengua y mene$ la abe'a 6! 3odría ganar yo! 61í, podrías!!! 6 onvino ella en vo' ba&a antes de que los dos se e haran a reír! 6Cueno, será me&or que vuelva al monasterio 6di&o su primo al tiempo que se levantaba 6! 9@e esitas que vuelva; 9,lrededor del mediodía; 693ara atender sus ne esidades; 6pregunt$ ella a su ve' mientras lo a ompa+aba a la puerta, a lo que #l respondi$ on un gesto de abe'a 6! @o, puedo apa+ármelas! <a lo he he ho antes! %atthe2 frun i$ el e+o y titube$ un po o! 6@o está bien! 61oy una sanadora, primo! 1e trata de un hombre asi inválido on una pierna atada a la ama! < ya atendí sus ne esidades antes de que se despertara! Fe a ha er tu traba&o! /star# bien! /n fin, a lo me&or hasta me da tiempo a ha er algunos pastelillos de miel! /res perversa por enfrentar a un hombre de la 0glesia a seme&ante tenta i$n 6repli $ #l mientras se ale&aba! (eira se e h$ a reír y de&$ la puerta abierta para poder es u har a )iam en aso de que la llamara mientras se en argaba de la pesada tarea de sa ar agua del po'o para darse un ba+o! 1in duda, era de lo más impropio pensar siquiera en ba+arse mientras ompartía la aba+a on un hombre, pero ne esitaba lavarse on urgen ia! 1i olgaba una manta alrededor de la tina, tendría intimidad más que sufi iente! ,l a ordarse del hermano 3aul, se di&o que tambi#n atran aría la puerta! )iam parpade$ y reprimi$ un gemido uando la ons ien ia llev$ onsigo la realidad de las m"ltiples heridas que pade ía! @o re ordaba haberse quedado dormido! )o "ltimo que re ordaba era la onversa i$n entre (eira y el hermano %atthe2! 1ospe haba que la mu ha ha le había e hado algo más que hierbas urativas al aldo o a la sidra! =al ve' alguna hierba que indu ía al sue+o, se quisiera o no!
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 15

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

/ h$ un vista'o por la aba+a en penumbra y se pregunt$ uánto tiempo habría dormido! (eira estaba sentada &unto al ventanu o que había en el otro eBtremo del lugar, bordando lo que pare ía ser una amisola! Dna miradita a los hábitos de los mon&es pul ramente doblados en el taburete que había &unto a la puerta le indi $ que había dormido lo bastante omo para que la &oven hubiera podido terminar esa tarea! )a observ$ en silen io mientras se afanaba on la agu&a e intent$ re ordar lo que había es u hado antes de quedarse dormido! /l hermano %atthe2 y ella pare ían verdaderamente primos tal y omo de ían ser, ya que hablaban de personas que los dos ono ían y se gastaban bromas! 1e sinti$ ulpable por su des onfian'a! /ra evidente que la mu&er llevaba días uidándolo! 1i hubiera querido ha erle da+o, a esas alturas ya lo habría he ho! , nadie le habría eBtra+ado que no hubiera sobrevivido a sus heridas! 7espu#s de todo lo que había he ho por #l, sería un ne io si no onfiaba en ella! Claro que #se era pre isamente el motivo por el que dudaba! 93or qu# vivía en esa aba+a aislada en las tierras de un monasterio; 1i había entendido bien, ya llevaba un tiempo allí! 0n luso on la presen ia de su primo, era un lugar muy eBtra+o para que una mu&er bus ase refugio! 93or qu# no regresaba &unto a su familia; , &u'gar por los rumores que había es u hado a lo largo de los a+os, su lan era una familia muy leal y unida! 7udaba mu ho que no la perdonasen o que le negasen su ayuda! /l hermano %atthe2 no pare ía en ontrarle fallos a su historia, pero #l más que nadie sabía de la ingenuidad y la bondad de ese hombre! 6=ambi#n abía la posibilidad de que estuviera egado por el he ho de que esa pre iosidad fuera familia suya! 1abía que iba a ser muy difí il mantener la guardia alta, sobre todo si miraba sus pre iosos o&os verdes! > su in itante bo a! > si es u haba su vo' sedu tora! %aldi&o para sus adentros! 0ba a ser muy difí il, desde luego que sí! Hi'o ademán de adoptar una postura más $moda y se dio uenta de que tenía la pierna rota al'ada sobre varios o&ines, todavía atada a la ama! Dn momento despu#s, tambi#n se per at$ de que el movimiento había llamado la aten i$n de (eira! )a vio soltar la ostura para a er arse a #l! Lsa era otra osa que no debería ha er muy a menudo si quería mantener la mente despe&ada y alerta, pens$ on sorna, porque tenía una elegan ia asi felina al andar! 6Creo que os re uperáis on mu ha rapide', sir )iam 6le di&o ella mientras lo eBaminaba! 63ues no me siento muy re uperado 6repli $ #l on la vista lavada en la pierna rota! 6@o, supongo que el dolor que estáis sintiendo y todas esas magulladuras no os de&an ver vuestra re upera i$n, pero yo lo s# por el olor de la herida y por $mo ba&a la hin ha'$n! ,mbas osas se están re uperando mu ho más deprisa que en otros pa ientes a los que he tratado, y eso es algo muy bueno! 0n luso la pierna está menos hin hada de lo normal en estas ir unstan ias! 6/nton es, 9por qu# sigue atada a la ama; 93or qu# está des ansando sobre almohadones; 6/stá atada para que no la mováis mientras dormís! @o s$lo os despertaría el dolor, sino que tambi#n podríais entorpe er la re upera i$n! /stá elevada para mitigar la hin ha'$n, pero reo que dentro de po o ya no será ne esario! 3or supuesto, tendr#is que darle mu ho reposo y ponerla en alto de ve' en uando a lo largo de unas semanas, pero a menos que hagáis una estupide', pronto volver#is a levantaros! ,l prin ipio, la notar#is muy d#bil, pero no ha sufrido graves da+os! )iam mas ull$ un &uramento, despu#s mas ull$ una dis ulpa y luego suspir$! 69Cuántas semanas;
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 16

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

6Dn mínimo de seis hasta que podamos quitar las vendas y el entablillado! @o puedo de iros uántas más hasta que podáis usarla omo si no hubiera pasado nada! /so depende de vos, pero reo que no tardará mu ho, ya que sois &oven y fuerte y estáis sano! @i siquiera os quedará una o&era si ten#is uidado 6a+adi$, re ordándole en vo' ba&a la suerte que había tenido! 6)o s#! =engo mu ha suerte! 3ero sigue siendo un engorro! 6)e devolvi$ la sonrisa mientras ella lo ayudaba a re ostarse ontra los almohadones que se apresur$ a olo arle tras la espalda 6! Creo que más de un mon&e está durmiendo on la abe'a apoyada en el &erg$n! Cuando )iam es u h$ su risa, se sinti$ invadido por una sensa i$n muy peligrosa y álida! 6,lgunos lo ha en a prop$sito porque reen que las almohadas son una indulgen ia pe aminosa, pero hay algunas libres en el monasterio! 61upongo que el hermano %atthe2 tardará en volver, 9verdad; 6pregunt$, muy ons iente de la presi$n que sentía en el vientre y rea io a que una mu&er tan atra tiva lo atendiera en seme&ante momento! 6%e temo que sí, lo siento! 3ero ha venido uno de los mu ha hos! =ra&o heno para vuestro aballo! 0r# a bus arlo! /n uanto estuvo solo, err$ los o&os y re it$ todos y ada uno de los &uramentos que se sabía! =al ve' lo más sensato sería mantener las distan ias y utili'ar todas sus fuer'as para no eBtender las manos y to arla! @o re ordaba a ninguna otra mu&er apa' de despertar su deseo on tanta rapide' y pasi$n! Claro que lo peor de todo era que ella no ha ía nada por alentarlo! @i siquiera oqueteaba on #l! @o le lan'aba miraditas in itantes, no lo halagaba y no le sonreía on pi ardíaE sin embargo, y a pesar del dolor que sentía, la deseaba omo &amás había deseado a otra mu&er!!! (eira regres$ on un mu ha ho delgado uyos pies y manos eran demasiado grandes para su uerpo! =ras de irle que se llamaba (ester, se mar h$ a toda prisa! /l mu ha ho la sigui$ on la mirada y suspir$! 3or lo visto, era lo bastante mayor omo para quedarse prendado de una mu&er! )iam pens$ que la idea de no ser el "ni o que había aído ba&o el embru&o de (eira debería re onfortado! @o obstante, se re ord$ on seriedad uando el mu ha ho por fin se volvi$ ha ia #l, (ester no estaba arriesgando la vida!

Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén

Página 17

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

CA'ITULO (* *
Dna quin ena de enga+os, pensaba (eira mientras volvía a la aba+a despu#s de haber re ogido las hierbas ne esarias en la huerta del monasterio! ,sí veía el tiempo que había pasado on sir )iam Cameron! 1iendo honesta onsigo misma, debería puntuali'ar que s$lo habían sido die' días de enga+os, porque )iam había pasado los primeros uatro in ons iente o dormido asi todo el tiempo! )os enga+os omen'aron uando se re uper$ lo sufi iente omo para hablar de algo más que de sus heridas! %ene$ la abe'a por las tonterías que estaba pensando! /ra ne esario que lo enga+ara! /n ierto modo, era un instinto de superviven ia! =enía que mantener las distan ias on #l a ualquier pre io! =odavía no podía abandonado porque #l ne esitaba de sus uidados, pero en todo lo demás debía al'ar un muro entre ellos! 1i revelaba los onfusos y re ientes sentimientos que #l despertaba en ella y #l rea ionaba mínimamente, sabía que estaría perdida! 1ir )iam estaba demostrando ser su sue+o he ho realidad, pero era un hombre inal an'able para ella! ,demás, tenía que pensar en ,rdgleann y en sus gentes! 3ara ayudarlos, debía agarrarse a una mentira! 7un an había he ho que se lo &urara antes de morir! < no se atrevía a romper seme&ante promesa! /ra innego iable! @o había forma de onseguir lo que anhelaba ada ve' on más fuer'a y al mismo tiempo mantener la promesa que le había he ho a su difunto marido! 7e&$ la esta en el suelo er a del po'o de la aba+a y pro edi$ a quitarse la tierra que se le había a umulado en las manos mientras ortaba las hierbas en la huerta! Como se sentía in linada a traba&ar en ella en pago de las hierbas que re ole taba, se había puesto perdida! )a es asa vanidad que poseía no le permitiría entrar en la aba+a donde sir )iam des ansaba sin intentar al menos lu ir el me&or aspe to posible! 6:u# tonta eres!!! 6musit$ mientras sa aba un ubo de agua! 61í, ten#is ra'$n! 3ensabais que podíais seguir tentando a un hombre hasta la lo ura sin pagar las onse uen ias! 1e volvi$ ha ia el hermano 3aul mientras malde ía para sus adentros! /l mon&e pare ía sofo ado, alterado y un tanto peligroso! < ella estaba atrapada entre el po'o y #l, armada tan s$lo on el trapo que a ababa de humede er para limpiarse! )leg$ a la on lusi$n de que la situa i$n podría ponerse desagradable, ya que el hermano 3aul no pare ía estar de humor para entrar en ra'$n! )iam se sent$ en el borde de la ama y mir$ ha ia la puerta de la aba+a on el e+o frun ido! ,lgo lo inquietaba! )a mayoría de sus heridas había sanado, pero la pierna seguía inmovili'ándolo! ,unque había pasado asi toda la ma+ana renqueando on la muleta on la esperan'a de a ostumbrarse a usarla on algo pare ido a la elegan ia, no estaba ansado! /staba aburrido! @o tenía nada que ha er ni nadie on quien hablar, así que allí estaba, sentado y preguntándose uándo volvería (eira! :u# final más triste para un hombre que &amás había esperado a una mu&er, pens$ y sonri$ por la vanidad que en erraban sus palabras! %antener las distan ias on (eira estaba resultando más difí il de lo que había anti ipado, y no porque fuera la "ni a mu&er del lugar! )o eB itaba y lo asombraba en la misma medida! Dna ombina i$n peligrosa! Cuanto más la observaba, más hermosa le pare ía! 1abía que o ultaba on elo iertos se retos y quería des ubrirlos todos!
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 18

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

/l he ho de que ella tambi#n estuviera intentando mantener las distan ias tampo o lo ayudaba mu ho! %ás bien lo intrigaba! 1abía que no lo ha ía de forma inten ional, pero el aura de misterio que la rodeaba lo intrigaba y lo instaba a traspasar los límites que #l mismo se había impuesto! @i siquiera re ordándose que tenía muy po o que ofre er a una mu&er omo ella lograba ontener el re iente inter#s que le sus itaba! 3or un momento, uando des ubri$ que era viuda, lleg$ a onsiderar la idea de onvertirse en su amante, al menos temporalmente, pero enseguida había dese hado el plan! =al ve' fuera viuda, pero era una mu&er para llevar al altar! 3ero aunque había oído que los %urray permitían que las mu&eres es ogieran a sus maridos, dudaba mu ho que les gustara un aballero pobre y sin tierras! /staba preguntándose a qu# se debía ese empe+o en pensar en bodas uando es u h$ un ruido pro edente del eBterior! ,l prin ipio rey$ que se trataba de (ester, que seguía a (eira a todas partes omo un perrito faldero! 7espu#s se per at$ de que estaban gritando, porque de otra manera no lo habría oído! /staba preguntándose si debía ir o&eando hasta la puerta para ver on qui#n estaba dis utiendo (eira o si debía esperar para ver qui#n estaba a punto de ha erle ompa+ía aparte de ella, uando es u h$ un grito femenino! ,garr$ la muleta mientras malde ía su torpe'a para lidiar on ella y amin$ hasta la puerta! ,bri$, sali$, y la furia que se adue+$ de #l lo de&$ al borde del grito! Dn mon&e tenía a (eira inmovili'ada en el suelo! Fio que (ester orría ha ia ellos, pero estaba le&os y las prisas lo hi ieron trope'arse y aer! /n ese momento vio que el mon&e intentaba al'ar las faldas de la &oven! 1e olvid$ al instante de la pierna rota y del dolor, y se pre ipit$ ha ia ellos, que estaban for e&eando en el suelo! (eira no daba r#dito a la rapide' on la que el hermano 3aul la había tumbado! /n un abrir y errar de o&os, habían pasado de dis utir de pie a estar en el suelo! /l mon&e apestaba a erve'a y sudor, y estaba demostrando ser más fuerte de lo que aparentaba! 6?Hermano 3aul, vuelva en síA 6grit$ (eira mientras intentaba 'afarse de esas manos que no paraban de manosearla6! 91e le han olvidado los votos; 6,ntes que nada soy un hombre 6musit$ #l, que intentaba al'arle las faldas sin soltarla 6! He re'ado en bus a de guía y de fuer'a hasta que me han sangrado las rodillas, pero sigues tentándome! %e he infligido el astigo orrespondiente, pero sigues persigui#ndome en sue+os! )o he intentado on todas!!! ,lguien levant$ al hermano 3aul de repente y su frase a ab$ on un eBtra+o balbu eo! Mas inada, ontempl$ $mo )iam lo mantenía al'ado del suelo on una sola mano! 1u apuesto rostro estaba demudado por la furia mientras que el del mon&e estaba lívido a ausa del miedo! 6/s obvio que no lo has intentado lo sufi iente 6di&o )iam, 'arandeándolo 6! %enudo imb# il estás he ho! < omo vuelvas a ponerle un dedo en ima a la dama, vas a ser un imb# il muerto! (eira estaba tratando de ponerse de pie uando vio a )iam lan'ar al suelo al aterrori'ado mon&e, que aterri'$ on fuer'a a unos metros de donde estaban y allí se qued$, despatarrado y &adeando omo un pe' fuera del agua! , ababa de darse la vuelta para mirar a )iam uando lleg$ (ester dando traspi#s! 6?%iladyA 9/stáis herida; 6pregunt$! 6@o, s$lo un po o magullada 6 ontest$ ella al tiempo que sonreía al mu ha ho para aliviar su evidente preo upa i$n! Cuando mir$ a )iam de nuevo, se per at$ de que había a udido a su res ate y había 'arandeado al hermano 3aul a pesar de la pierna rota6! ?> h, sir )iam, no
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 1

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

deberíais haber salidoA >s lo agrade' o, pero podríais haberos he ho da+o en la pierna! 6<a está da+ada 6repuso! )a ira omen'aba a remitir y era muy ons iente del intenso dolor que sentía en la pierna rota! 6%e refiero a que podríais sufrir una re aída en el pro eso de sana i$n! 6?,h, esoA =al ve' est#is en lo ierto! 61e dio uenta de que había tirado la muleta uando se aga h$ para agarrar al mon&e y e h$ un vista'o para lo ali'arla 6! /s evidente que no le gusta que la sobre argue on demasiado peso! (eira se apresur$ a oger la muleta y a dársela antes de olo arse a su otro lado para ofre erle más apoyo! 7e repente, pare ía muy pálido y tenía una fina apa de sudor en el rostro! 7ebía de estar sufriendo un dolor ag$ni o, aunque no di&era nada! 6(ester, en árgate de que el hermano 3aul vuelva al monasterio 6le di&o al mu ha ho mientras ayudaba a )iam a volver a la aba+a! 61í, milady! 6Dn e+udo (ester se a er $ al mon&e, que seguía gimiendo6! )e espera una dura peniten ia por esto! ,l hi o pare ía satisfa erle mu ho esa idea, pens$ ella, y era evidente que deseaba que en efe to sufriera el astigo que se mere ía por haber intentado for'ar a una mu&er y, lo peor de todo, por haberse onven ido de que la ulpable era ella! ,un así, a (eira le eBtra+aba que hubiera un astigo para seme&ante muestra de estupide'! 0ndudablemente, mu hos de los mon&es del monasterio estarían de su lado! =an pronto omo hubo de&ado a )iam en la ama, omen'$ a quitarle las vendas y las tablillas que le inmovili'aban la pierna rota! /l he ho de que apenas se moviera, de que se ubriera los o&os on un bra'o y de que su respira i$n fuera superfi ial le indi $ que sufría un dolor atro'! 5e'$ para que no hubiera e hado por tierra la me&ora que habían onseguido on el reposo! /Bhal$ un suspiro aliviado al no en ontrar ninguna herida nueva! )o "ni o que había logrado era aumentar el dolor, pero nada más! )o mir$, pero a"n tenía los o&os tapados! 3are ía respirar on más normalidad y se pregunt$ si se habría desmayado! 1abía que podía aliviarle el dolor, pero se sentía rea ia a revelar su don! , to seguido, se reprendi$ por de&ar que sus temores la afe taran! <a le había di ho que lo había en ontrado gra ias a una visi$n y no la había a usado de bru&ería! ,demás, eBistía la posibilidad de que ni siquiera se diera uenta de lo que estaba ha iendo! )e e h$ un "ltimo vista'o a su rostro antes de olo ar las manos sobre la pierna y errar los o&os! /n uanto lo ali'$ el fo o del dolor, omen'$ a traba&ar para aliviarlo! )iam not$ el suave ro e de las manos de (eira en la pierna y la mir$ por deba&o del bra'o! 1us ari ias aliviaron el dolor enormemente! Dna espe ie de alor omen'$ a eBtenderse por la pierna, a ompa+ado de un agradable hormigueo! ,bri$ los o&os de par en par uando omprendi$ que la mu ha ha, que estaba de pie on los o&os errados y una eBpresi$n de intensa on entra i$n en su hermoso rostro, sabía eBa tamente lo que le estaba pasando, lo que sus manos eran apa es de ha er! /l miedo a lo sobrenatural, fruto de la supersti i$n, lo asalt$ de repente, pero lo des art$ al punto! Cuando por fin ella apart$ las manos, se sinti$ un po o mareado, pero en lo más profundo de su alma supo que (eira &amás le haría da+o, que &amás le haría da+o a nadie, porque era una verdadera sanadora! 1e oblig$ a mantener la pose in ons iente mientras ella le olo aba un bra'o ba&o los hombros y lo al'aba un po o para que bebiera un sorbo de sidra dul e y fres a! @o le result$ difí il porque en realidad estaba mareado! (eira estaba muy pálida y temblorosa! )a observ$ mientras aminaba
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 2!

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

a duras penas hasta la mesa empla'ada &unto al fuego! ,bri$ los o&os omo platos uando la vio beber sin respirar una &arra de sidra tras lo ual unt$ unas uantas rebanadas de pan on una generosa antidad de miel y pro edi$ a om#rselas a dos arrillos! 7e repente, lo invadi$ el ansia por omer lo mismo que ella! 693uedo omer un po o; 6le pregunt$! )a pregunta la sorprendi$ de tal manera que estuvo a punto de atragantarse on las rebanadas de pan on miel que se estaba omiendo omo si estuviera fam#li a! , to seguido, un intenso rubor le ubri$ las me&illas! /staba delante de un hombre muy apuesto al que deseaba físi amente on la bo a tan llena de omida que ni siquiera podía masti ar y on la miel resbalándole por la barbilla! /ra imposible a tuar omo si su glotonería fuera algo normal, pero de todas formas lo intent$! =ras limpiarse la miel de la barbilla on un pa+o, unt$ un par de rebanadas más, las olo $ en un plato y se las llev$! /staba ofre i#ndole el plato uando omprendi$ que era imposible que hubiera estado in ons iente mientras le aliviaba el dolor, que era muy probable que supiera lo que había he ho! ,unque no atisb$ miedo ni reproba i$n en sus o&os, aguard$ nerviosa a que le di&era algo! 1e sentía dividida entre la esperan'a de que supiera lo que había he ho y lo a eptara, y la de que no hubiera notado nada eBtra+o! 693or qu# o&eáis; 6le pregunt$ #l tras el primer bo ado al sabroso pan endul'ado on la miel! (eira maldi&o para sus adentros mientras se devanaba los sesos en bus a de una eBpli a i$n ra'onable para su repentina o&era! 1iempre que aliviaba el dolor de otra persona, lo sufría en sus arnes, y todavía no había en ontrado un modo satisfa torio de mitigar ese efe to! Claro que no podía de írselo! ,"n se aferraba a la remota esperan'a de que no se hubiera enterado de lo que había he ho! 61$lo es una magulladura por la brusquedad on la que el hermano 3aul me tir$ al suelo 6 ontest$, satisfe ha on la respuesta hasta que vio el brillo risue+o en esos pre iosos o&os! 6?Faya, qu# tonto soyA 3ensaba que habíais onseguido aliviarme el dolor de la pierna sufri#ndolo vos! ,demás, es eBtra+o que se trate tambi#n de la pierna dere ha! Como la mía! 61$lo tenemos dos piernas! @o hay mu has op iones, o es la dere ha, o es la i'quierda! )o sabe, pens$ mientras se preguntaba por qu# se empe+aba en o ultar su don uando era evidente que #l se estaba riendo de sus evasivas! 6Cierto! 6)iam se omi$ el "ltimo tro'o de rebanada y se lami$ la pega&osa miel de los dedos antes de preguntarle6* 9@o pod#is libraros del dolor omo hab#is he ho onmigo; 6=uvo que ontener una ar a&ada uando la vio poner los bra'os en &arras al tiempo que lo miraba e hando hispas por los o&os! @o obstante, la risa se esfum$ al omprender que tras la ira a e haba el miedo, y se maldi&o por ser tan ne io! ?3or supuesto que estaba asustadaA ,unque su primo le hubiera hablado sobre la visi$n, tambi#n había he ho hin api# en el he ho de que los %urray guardaban on elo los dones on los que mu hos miembros del lan eran bende idos! 3oseer seme&antes habilidades era peligroso! %u hos reían que era bru&ería o una se+al del diablo! )o "ltimo que quería era que (eira le tuviera miedo! 63obre illa 6musit$6, no ne esitáis inquietaros por la posibilidad de que me santigJe para ale&ar al demonio! 1í, uando me per at# de lo que estabais ha iendo, sentí un po o de temor
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 21

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

supersti ioso, pero lo dese h#! )a esposa de mi primo ono e bien a vuestro lan y se ha empe+ado en librar nuestras mentes y nuestros ora'ones de todas esas tonterías! (eira se rela&$ on esas palabras! 69:ui#n es la esposa de vuestro primo; 6Miona, de los %a /nroy! /s la hermana de Connor %a /nroy, que está asado on una prima vuestra, reo! 61í, on Killy! Cono' o a Miona! =iene el don de la sana i$n! 61í, es ierto! ,sí pues, 9sufrís el dolor que aliviáis uando sanáis a alguien; ,sinti$ mientras se sentaba en la ama, ansada de pronto! 6=iene que irse a alguna parte, 9no es ierto; =odavía no he en ontrado un modo efe tivo de librarme de #l! 3ero no dura mu ho! , ve es, si puedo ha erlo, me imagino ba&o la lluvia o ba&o una as ada y de&o que el agua fres a se lo lleve! Cerr$ los o&os e intent$ imaginarse desnuda ba&o el agua! 5alenti'$ la respira i$n y de&$ que la sensa i$n de saberse purifi ada invadiera su uerpo y su mente! /l dolor de la pierna omen'$ a remitir po o a po o! < tras el alivio lleg$ un agotamiento total! 6,sí que 9la visi$n que tuvisteis de mí es ierta; 6pregunt$ )iam, un po o sorprendido al ver $mo desapare ía del rastro de (eira la rispa i$n que el dolor había provo ado! 61í 6 ontest$ ella, tan ansada que ni siquiera pudo abrir los o&os para mirarlo6! >&alá me hubiera informado tambi#n de la pali'a! =al ve' habríamos podido evitarla! 6%e salvasteis de una muerte segura! Con eso basta! 91ol#is tener visiones a menudo; 6,nte su silen io, al'$ la abe'a para mirarla y vio que se había quedado dormida sentada en la ama6! > h, pobre mu ha ha! 1e sent$ on uidado para que la ama no se moviera demasiado! )a ogi$ on deli ade'a por los hombros para tenderla en el ol h$n a fin de que estuviera $moda! /stuvo a punto de a abar tendida entre sus bra'os debido a la laBitud que la embargaba! 7e no ser por su respira i$n, la habría tomado por muerta! Cuando la apoy$ en la almohada y la a urru $ ontra su uerpo, la es u h$ murmurar unas floridas palabras de agrade imiento! , to seguido, le pas$ el bra'o por en ima y le apoy$ la me&illa en el hombro, y a punto estuvo de arran arle un gemido por el asombro! 1us instintos seBuales se aprestaron a ponerse en guardia, tal ual hi'o una parte de su anatomía de lo más des onsiderada e impertinente! 1entía el deli ado peso de (eira %urray %a (ail, la alide' de su uerpo y su agradable olor! )avanda on un toque de miel, on luy$ on una sonrisa! /staba fallando estrepitosamente en su intento por mostrarse distante y edu adoE tanto era así que se pregunt$ por qu# no se daba por ven ido! )a idea lo atraía, al igual que ella! 7emasiado! , esas alturas no tenía la menor duda de que 7ios le había enviado una visi$n, una que había permitido que el hermano %atthe2 y ella salvaran su miserable vida! 3odía onfiar en ella! 1in embargo, eso no restaba importan ia a los demás motivos que lo estaba muy por en ima del primo de un laird de po a importan ia uyo estatus se igualaba, en mu hos aspe tos, al de ualquier soldado normal y orriente! @o a ababa de reer que la ostumbre de los %urray de otorgar a sus mu&eres vo' y voto a la hora de elegir esposo se eBtendiera a un hombre omo #l! 6?(eiraA 6grit$ el hermano %atthe2 mientras entraba en tromba en la aba+a!
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 22

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

)iam lo silen i$ ha iendo un brus o gesto on la mano! %ientras el mon&e se a er aba a la ama, )iam se per at$ de que la preo upa i$n de su rostro se tomaba po o a po o en re elo y suspir$! )e dolía un po o que su antiguo amigo lo reyera apa' de sedu ir a una mu&er que lo había uidado on tanto esmero, pero sospe haba que los rumores sobre su persona habrían llegado in luso a los laustros de los monasterios! 61e durmi$ mientras estaba sentada en el borde de la ama 6eBpli $ al tiempo que atravesaba al mon&e on una mirada seria y firme6, despu#s de aliviarme el dolor de la pierna! 6/Btender el ungJento sobre la herida no debería agotarla de ese modo! ,sí que la familia se mostraba mu ho más reservada on sus habilidades omo sanadora que on sus visiones, pens$ )iam! 6@o me puso ungJento! %e alivi$ on las manos! 6/se %urray en parti ular había he ho bien en ingresar en el monasterio, porque su rostro era omo un libro abierto6! Famos, amigo mío, es ierto que no nos hemos visto mu ho durante estos "ltimos a+os, pero 9me rees apa' de ondenar a la mu ha ha por su don o talento de entendederas omo para no saber que es ne esario guardar el se reto; /l hermano %atthe2 suspir$ y se frot$ los o&os on una mano! 6@o, por supuesto que no! 6=ampo o sería apa' de sedu ir a una mu ha ha de buena familia que a aba de enviudar y que está muy por en ima de mí! 6)a ulpa lo agui&one$, porque eso no era del todo ierto! /staba de idido a mantener esa aballerosa de isi$n, pero omen'aba a pensar que el destino &ugaba en su ontra! 63erd$name si te he ofendido 6se dis ulp$ el hermano %atthe2, meneando la abe'a! 6@o hay nada que perdonar! ,unque te onfieso que no he llevado una vida muy virtuosa desde que me mar h# del monasterio! 6)e regal$ una sonrisa a su antiguo amigo que #ste orrespondi$ 6! @o tengo inten i$n de ha erle ning"n da+o, pero se me olvid$ que tenía la pierna rota! Cuando vi que ese ne io la tenía tumbada en el suelo, me enfure í tanto que rea ion# omo si tuviera las dos piernas sanas! 61erá severamente astigado, aunque tal ve' no tanto omo debiera! 9)e ha he ho da+o; 6@o, pero tal ve' le salgan algunos ardenales por la rude'a on la que la trat$! /staba intentando levantarle las faldas uando los vi y orrí a interpretar el papel de h#roe! Dna ve' que se lo quit# de en ima, que lo lan # al suelo y que la furia omen'$ a remitir, me per at# de que el dolor era espantoso! ,sí que ella hi'o lo que sea que ha e on esas diminutas manos, se puso a omer vora'mente y despu#s se qued$ dormida en mitad de la onversa i$n! /l dolor que quita, lo sufre ella 6murmur$ on un de&e todavía asombrado en la vo'! 61í, es lo normal! =arda un po o en re uperarse y despu#s se queda dormida omo un tron o durante unas horas! 1omos dis retos on sus visiones, aunque es ierto que mu ha gente las a epta! 3ero la habilidad de sanar on las manos, de aliviar el dolor on ellas!!! 61e en ogi$ de hombros6! 1uele provo ar el temor de la gente, y eso es peligroso porque siempre hay alguien que puede a abar a usándola de bru&ería! Creo que su esposo sabía que tenía un don, aunque no me lo ha onfirmado! < reo que #se fue uno de los motivos que lo llevaron a asarse on ella! 69/staba enfermo;
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 23

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

6> h, su aspe to era el de un hombre sano, pero siempre pare ía preo upado! )a gente del lan que per ibe esas osas se lo advirti$ a (eira, pero ella se as$ on #l de todas formas! %i prima puede ser muy obstinada! 1# que me preo upo demasiado por ella, pero es una de mis primas preferidas, y estos "ltimos meses han sido muy duros para ella! 1í!!!, lo que le queda! /s fuerte, pero su ora'$n es demasiado blando y no sabe mu ho de la vida! 69,maba a su esposo; 6Creo que habría llegado a ha erlo si hubiera tenido más tiempo! >, al menos, habría llegado a tenerle afe to y habría sido una buena esposa para #l! )o eligi$ porque ya tenía más de veinte a+os y nun a había sentido nada por un hombre! ,nhelaba tener una familia, 9sabes; /s triste, pero s$lo estuvieron tres meses asados y su esposo la de&$ sin hi&os! 69C$mo muri$; 6)o asesin$ 5auf %oubray y tambi#n le hi'o da+o a ella! (eira logr$ es apar despu#s de &urar a su esposo antes de que muriera que ayudaría a la gente de ,rdgleann, que los liberaría de las garras de ese ladr$n! 6Dna arga pesada la que su marido le de&$ sobre los hombros al obligarla a ha er esa promesa! 9C$mo esperaba que una mu ha ha tan deli ada fuera apa' de tal osa; He oído osas sobre 5auf %oubray!!! sobre su brutalidad! 63robablemente sean todas iertas! /n uanto a $mo va a umplir la promesa que le hi'o a su pobre y desdi hado esposo!!!, no lo s#! @i ella tampo o, sobre todo porque se niega a involu rar a su familia en el problema 6eBpli $ mientras a ari iaba el pelo de su prima6! /n momentos así, asi me arrepiento de haber es u hado la llamada de 7ios, porque no soy un guerrero y are' o de habilidades para ayudarla en la lu ha, por más que desee ser su paladín! 6/nton es lo ser# yo 6senten i$ )iam, intentando no sentirse ofendido por la mirada sorprendida de su amigo! 6)iam, tienes una pierna rota! 6<a se urará! @o reo que tu prima vaya a salir a salvar ,rdgleann ma+ana por la ma+ana, 9no; 6Cueno, no, pero!!! 6)e debo la vida! )o menos que puedo ha er es asegurarme de que no la matan en su intento por umplir la promesa que le arran $ su esposo! 6)e gui+$ un o&o al hermano %atthe26! 1í, y me gusta la idea de ser un paladín! =al ve', dentro de unos a+os, alguien omponga una oda en mi honor! 6,mbos se e haron a reír dis retamente! 6%e quedar# mu ho más tranquilo sabiendo que tiene a su lado a un hombre fuerte para ayudarla en la lu ha! 6/n ese aso, está de idido! 6/ntre nosotros! =al ve' des ubras que (eira no es tan fá il de onven er! =al y omo te he di ho, puede ser muy obstinada! 6< yo tambi#n, amigo mío! <o tambi#n!

Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén

Página 24

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

CA'ITULO (+ +
1e es u h$ un eBtra+o ruido, omo si estuvieran golpeando o ara+ando la puerta de la aba+a! )iam mir$ a (eira, que estaba sentada al otro lado de la mesa, y le sonri$! /staba on entrada por ompleto en el tablero de a&edre' que había entre ellos, maquinando sin duda un movimiento on el que derrotado de nuevo! ,rdía en deseos de saltar sobre la mesa y besar esos labios que se estaba mordisqueando! 1u auto ontrol pendía de un hilo despu#s de un mes onviviendo on ella día y no he! )os sentimientos que albergaba se negaban a desapare er! 6Creo que (ester ha venido para ha ernos una visita 6di&o #l on una sonrisa uando ella lo fulmin$ on la mirada, si bien la eBpresi$n e+uda no pudo o ultar el brillo mali ioso que iluminaba sus pre iosos o&os! (eira se puso en pie y movi$ una de las pie'as finamente talladas al tiempo que de ía* 68aque mate! %ientras se a er aba a la puerta, sonri$ al es u har que )iam mas ullaba un &uramento! ,"n no la había derrotado, pero era lo bastante bueno omo para ser un digno oponente! Claro que a #l no le haría mu ha gra ia si se lo di&era! < tambi#n podría sonar vanidoso de su parte, pens$ mientras abría la puerta! (ester estaba al otro lado, sa udi#ndose el polvo de las ropas! Cuando el mu ha ho le sonri$, ella le devolvi$ la sonrisa! 0ba a ser un hombre muy alto y guapo uando por fin al an'ara una altura en onsonan ia on esos pies que siempre estaban trope'ándose! =ambi#n intuía que no quería ha erse mon&e, que si llegaba a onvertirse en ura &amás sería feli' por más que lo intentase! /so le preo upaba, pero todavía no se le había o urrido nada para ayudado! 7e todas maneras, ya tenía preo upa iones de sobra y no tenía ni tiempo ni ganas de lidiar on los problemas de los demás! 6Ha venido alguien bus ando a sir )iam, milady 6di&o (ester on una mirada uriosa en sus o&os a'ules! 69:ui#n; 6quiso saber )iam al tiempo que se olo aba &unto a ella! 6Dna mu&er llamada %aude! )ady %aude (innaird! )iam maldi&o en vo' ba&a y se enfure i$ todavía más al per atarse de que (eira se tensaba a su lado! 69)e ha di ho alguien que estoy aquí; 6=odavía no, pero me temo que alguien lo hará pronto! 9/s enemiga vuestra; 6@o, pero es una molestia! ,unque reo que su esposo sí es mi enemigo! 691u esposo; 6(eira se volvi$ ha ia #l6! 9>s persigue por todo el país a pesar de estar asada; )a sensa i$n de saberse observado por (eira y (ester, ambos es andali'ados por el omportamiento de esa dama, era muy in $moda! / irritante, porque tambi#n había ensura en sus miradas! 1in embargo, no tenía tiempo para eBpli a iones, ni se sentía in linado a darlas! 1e entretuvo on unos pensamientos no demasiado agradables sobre lady %aude (innaird, que no pare ía entender el signifi ado de la palabra GnoH, y al instante se es u haron los as os de unos aballos, por lo que apart$ la mirada de (eira! 6?<a se lo ha di ho alguien, maldita seaA 6%eti$ de un tir$n a (ester en la aba+a, apart$ a (eira y err$ de un porta'o6! ,tran adla 6les orden$ antes de apartarse o&eando para oger su
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 25

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

espada, que estaba en un ar $n a los pies de la ama! (eira se volvi$ ha ia #l despu#s de atran ar la puerta y se qued$ on la bo a abierta al ver $mo se a&ustaba el in ho! 6?1$lo es una mu&erA 91iempre re ibís a vuestras antiguas amantes on la espada; 6@o es mi amante 6 ontest$ )iam entre dientes! 6/sto!!! Cueno, se+or, en el monasterio lady %aude di&o que!!! 6 omen'$ (ester! 6%e da igual lo que haya di ho esa mu&er! Comien'o a reer que está lo a! 6?)iam, amor míoA 6grit$ una vo' femenina desde el otro lado de la puerta6! ?1# que estás ahíA , trav#s del ventanu o situado &unto a la puerta, (eira vislumbr$ brevemente un hermoso rostro! 1in embargo, )iam se apresur$ a errar de golpe los postigos de las dos ventanas de la aba+a y (ester en endi$ una vela para paliar la s"bita os uridad! /n ese momento alguien omen'$ a aporrear la puerta on tal insisten ia que la sobresalt$! 6?)iam, mi dul e prín ipe, háblameA 9C$mo puedes tratarme así despu#s de todo lo que hemos ompartido; 6@o hemos ompartido nada 6la orrigi$ #l6! @i ahora ni nun a! 1i se omparaba on la vo' estridente de la mu&er, la de )iam sonaba asi agradable, aunque el de&e furioso era in onfundible! (eira se frot$ la frente para aliviar el s"bito dolor de abe'a! )e en antaría e harle la ulpa a los golpes que estaba dando la mu&er en la puerta, pero sabía que la ausa de su malestar era mu ho más ompli ada! 6?He de&ado a mi esposo por ti, querido )iamA 6?%aldita sea, mu&er, nun a te he pedido que hi ieras tal osaA 6/s la "ni a manera de que estemos &untos! =engo dinero! ?3odemos huir a Mran iaA Lsa era una se+al más que sufi iente de que había llegado la hora de de&ar el refugio del monasterio, se di&o (eira! Había de&ado que ese hombre le llegara al ora'$n! Kuardar las distan ias no le había servido de nada! %ientras es u haba $mo esa mu&er gritaba a los uatro vientos su amor por )iam y $mo #l repli aba on vo' fría y furiosa, se pregunt$ si se había sentido atraída por un hombre que s$lo eBistía en su imagina i$n! 7esde luego, #se no era el hombre sonriente y pí aro que había llegado a ono er, ni el galante aballero que había olvidado su dolor para salvarla de las garras del hermano 3aul! 1e avergon'aba de haber de&ado de lado las ne esidades de la gente de ,rdgleann on el preteBto de que sir )iam seguía ne esitando de sus uidadosE y s$lo para seguir a su lado! /ra evidente que #l podía elegir entre un sinfín de mu&eres para uidarlo y darle refugio! Cogi$ las alfor&as y omen'$ a re oger sus osas! 6?3or el amor de 7ios, %audeA 93or qu# no te vas de una ve'; 6)iam se golpe$ la abe'a ontra la pared mientras se preguntaba si la lo ura que pare ía haberse apoderado de esa mu&er no lo estaría afe tando tambi#n! 6=ienes a una &oven ahí ontigo, 9verdad; 9C$mo puedes darle la espalda así omo así a todo lo que hemos ompartido; 9C$mo puedes romperme el ora'$n de esta manera; 3ero te perdonar#, amor mío! @o estaba ontigo para onsolarte uando te apalearon, así que supongo que en parte soy ulpable de este alarde de ordinarie'! 6/res un po o lerda, %aude!!! =odavía no sabes lo ordinario que puedo llegar a ser!!! 6Cuando
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 26

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

es u h$ que varios hombres se e haban a reír, omprendi$ que ella llevaba onsigo a su guardia personal! Mue en ese momento uando ay$ en la uenta de lo que había di ho6! 9C$mo te has enterado de que me dieron una pali'a, %aude; 6pregunt$ y, de repente, la mu&er se qued$ muda 6! %aude, 9 $mo te has enterado de que me dieron una pali'a; 6)os mon&es me lo han di ho 6 ontest$! %ir$ a (ester, quien neg$ on la abe'a, antes de lavar la mirada en la puerta! 6Foy a preguntártelo otra ve'! 9C$mo te has enterado de que me dieron una pali'a; 6?5obert se burl$ de mí mientras me lo ontabaA 1e burl$ día y no he ontándome todo el da+o que te había he ho y $mo se había en argado de que &amás volvieras a engatusar a una mu&er on tu belle'a! ?=enía que venir para ayudarteA 9@o lo entiendes; )o "ni o que entendía era que %aude estaba mintiendo! /staba asi seguro! Hi'o oídos sordos a sus ruegos para que la de&ase entrar a fin de re ompensarlo por los rímenes de su esposo, y se volvi$ ha ia (eira! /stuvo a punto de soltar un gemido al ver que estaba muy o upada guardando sus pertenen ias en unas alfor&as, que hasta ese momento habían des ansado olvidadas en un rin $n de la aba+a! 69:u# ha #is; 6le pregunt$! 6%e mar ho 6 ontest$ ella6! <a pod#is valeros por vos mismo, y si ne esitáis algo, es evidente que ontáis on toda la ayuda del mundo! =engo que umplir la promesa que hi e y ya es hora de que me ponga manos a la obra! 6/so no es ayuda 6la orrigi$, se+alando la puerta6! /s el motivo de que me dieran una pali'a de muerte y me de&aran tirado omo a un perro! 6=al ve' no deberíais haberos enredado on la esposa de otro hombre! 6?@o me enred# on ellaA 69@o; 9/so quiere de ir que se ha imaginado que fuisteis amantes; 9:ue erais su Gdul e prín ipeH; 1$lo son imagina iones suyas, 9no; )o eran, pero se daba uenta de que (eira no iba a reerle! 0n luso (ester, que llevaba un tiempo sigui#ndolo a todas partes omo un perro faldero, pare ía tener sus dudas! Claro que no podía ulparlos por eso! Ll mismo tenía problemas para dar r#dito a lo que estaba su ediendo, a pesar de ser el protagonista de esa pesadilla absurda! @ada de lo que había di ho o he ho había persuadido a %aude para que de&ara de perseguirlo! 1in embargo, pare ería muy vanidoso si lo de ía en vo' alta! 6?)iamA ?=ienes que de&arme entrarA ?5obert se a er aA 1olt$ una maldi i$n y se a er $ a una de las ventanas! ,bri$ el pesado postigo on mu ho uidado para e har un vista'o y volvi$ a malde ir! /l orpulento laird (innaird se a er aba a todo galope a la aba+a, seguido de er a por seis hombres igual de orpulentos! 3ara ser una mu&er que pro lamaba amarlo on lo ura, %aude estaba ha iendo todo lo posible para que lo mataran! Cerr$ de un golpe uando el laird (innaird se detuvo delante de la aba+a! Había una parte de sí mismo que ansiaba romper algo, darse el gusto de protagoni'ar un buen arranque de furia! 1e había pasado esas dos "ltimas semanas orte&ando a (eira on una pa ien ia que hasta enton es le era des ono ida, ganándose su onfian'a y sonsa ándole sus se retos on mu ho tiento! /videntemente eso no estaba bien, pero había sido in apa' de ontenerse! 0n luso había planeado robarle un beso esa misma no he! 3ero todo su traba&o se había ido al traste, y saberse tan furioso
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 27

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

le result$ sorprendente!!! Murioso y de ep ionado! )e e h$ otra miradita a (eira y dud$ mu ho que llorara siquiera por #l si el laird (innaird lo destripaba a la puerta de la aba+a que llevaban ompartiendo todo un mes! 6?CameronA ?1alid de ahí, mal na idoA 6grit$ el laird6! ?@o os es ondáis y venid a enfrentaros a mí omo un hombreA (eira lav$ la mirada en la puerta on el e+o frun ido! , pesar de sentirse furiosa y dolida, la llegada del esposo enfure ido hi'o que temiera por la vida de )iam! 1e di&o que era porque no estaba en ondi iones de lu har, porque su sentido de la &usti ia se sentía ofendido! /ra mentira, por supuesto, pero se aferr$ a ella on todas sus fuer'as! 6?%e asegurar# de que no onvertís en ornudo a ning"n otro hombreA /l gesto de (ester y )iam, uyos o&os se lavaron al punto en la entrepierna de este "ltimo, habría resultado gra ioso de no ser porque la amena'a sonaba muy real! (eira sabía que era in apa' de mar harse sin más y abandonado a su suerte! /n su opini$n, la dama era tan ulpable omo )iam, pero nadie la amena'aba a ella on mutilarla! ,unque la llegada de lady %aude le había revelado una fa eta de )iam que no le gustaba y que había destro'ado los absurdos astillos que había onstruido en el aire, era ons iente de que se odiaría para siempre si no ha ía todo lo que estuviera en su mano por ayudado! 61erá me&or que os mar h#is ahora mismo 6di&o! 61i salgo por esa puerta, soy hombre muerto 6asegur$ )iam6! > desear# serlo! 6@o reía que (eira tuviera la inten i$n de e hado de la aba+a a sangre fría para que se enfrentara al sanguinario laird (innaird! (eira se asust$ y dio un respingo uando omen'aron a golpear la puerta on algo pesado! )a aba+a era de piedra y la puerta, una gruesa ho&a de roble refor'ada on barras de hierro, pero no podría soportar mu ho tiempo seme&ante asalto! ,part$ la piel de ove&a que había en el suelo, de&ando al des ubierto una trampilla! Ca&o ella eBistía un pasadi'o que los ondu iría a los establos! %ir$ a )iam y se pregunt$ $mo había ometido la estupide' de no pensar siquiera en la posibilidad de que un hombre tan apuesto fuera un erdo libidinoso! 67aos prisa y re oged vuestras osas, mi dul e prín ipe 6le di&o! )iam apret$ los dientes para refrenar la orden de que &amás volviera a llamado de ese modo y se apresur$ a re oger sus pertenen ias! 69,d$nde ondu e; 6, los establos! /sta aba+a se onstruy$ para soportar mu has osas, pero quienes la levantaron sabían que no era ineBpugnable! ,sí que idearon una vía para poder es apar mientras los ata antes se agotan intentando entrar! 61i salimos abalgando de los establos, van a vernos! /so podría poneros en peligro! 6/n ese aso, supongo que es una buena noti ia que los establos tengan una puerta trasera, 9no; 6,unque )iam se defendía bien on la muleta, omprendi$ de repente que le ostaría mu ho traba&o ba&ar la peque+a es alera de madera que ondu ía hasta el pasadi'o6! (ester, lleva las osas de sir )iam! =" y yo ba&aremos primero para ogerlo en el aso de que se aiga por la es alera! =uvo que morderse la lengua para guardar silen io en lugar de de ir que no ne esitaba la ayuda de una diminuta mu&er y de un hiquillo, en lenque! )e bast$ un vista'o a la es alera para saber
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 28

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

que no sería sen illo ba&ar por ella teniendo en uenta el estado de su pierna dere ha! )e tendi$ la muleta a (ester y empe'$ a des ender on uidado, apretando los dientes ada ve' que tenía que apoyar el peso en la pierna herida! /n uanto lleg$ al suelo, se apoy$ ontra la es alera e intent$ ontrolar el dolor! @o tenía tiempo para eso! )os gritos del laird (innaird y sus esfuer'os por e har la puerta aba&o eran asi ensorde edores! 61erá me&or que erremos bien la trampilla 6di&o (eira uando por fin pudo apartarse de la es alera6! 3uede atran arse desde este lado! /so los retrasará! 6<o la errar# uando os vayáis 6di&o (ester6, y volver# a ubrirla on la piel! 6@o, (ester, es demasiado peligroso! /se hombre pare e estar egado por la furia! 7ebes a ompa+arnos! 3uedes regresar al monasterio desde los establos! 60n luso iego de furia, no me onfundirá on sir )iam, aunque s$lo sea porque tengo el abello asta+o y no pelirro&o! %ar haos, milady, yo los retendr#! /so os dará una oportunidad de huir sin ser vistos! 6%u ha ho, hasta ese ne io a abará por darse uenta de que la aba+a está demasiado silen iosa 6se+al$ )iam! 63ero ese ne io reerá que seguís dentro, sir )iam 6repli $ (ester antes de sonreír! (eira sabía que )iam estaba mirando al mu ha ho on una eBpresi$n tan sorprendida omo la suya, pero era in apa' de apartar la mirada de (ester para onfirmarlo! Había hablado eBa tamente igual que )iam! 1u in apa idad para ontrolar los gallos que se le es apaban normalmente ha ía que seme&ante habilidad fuera a"n más sorprendente! 69C$mo lo has he ho; 6quiso saber! (ester se en ogi$ de hombros! 6%e sale sin más! 3uedo imitar a la mayoría de los mon&es! /s un tru o que me gusta ha er! 63ues sigue pra ti ando, mu ha ho 6di&o )iam6! /s una habilidad que podrá venirte muy bien alg"n día! 3ero no estoy seguro de que sea sensato que la uses ahora! /l laird (innaird no está en sus abales en estos momentos! (ester frun i$ el e+o! 6@o me quedar# &unto a la puerta! /so hará que ne esite un po o de tiempo para darse uenta de que no eres vos quien le habla! 6Ha'lo 6di&o ella6, y en uanto aiga la puerta, empie'a a gritar on tu propia vo'! /so lo obligará a mirar a su alrededor porque reerá que hay varias personas en la aba+a! 61í, milady, eso har# 6le asegur$! , to seguido, subi$ la es alera! Cuando la trampilla estuvo errada de nuevo, (eira se apresur$ a ontrolar el páni o! >diaba on toda su alma los espa ios peque+os y os uros! 1obre todo, los que estaban ba&o tierra! )e re ordaban demasiado a una tumba! )a lu' de la antor ha no onseguía paliar del todo la os uridad! /n ese momento es u h$ que (ester le gritaba una obs enidad a lord (innaird on la vo' de )iam y mene$ la abe'a! 6/stoy segura de que eso no lo aprendi$ en el monasterio 6musit$! 63ues yo no lo estaría tanto 6repli $ )iam6! ,l fin y al abo, ninguno de los mon&es na i$ en uno! 6Cueno, pero si (ester no tiene uidado, uando sir (innaird onsiga entrar en la aba+a,
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 2

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

tendrá dere ho a lavarle la bo a on &ab$n por haberse visto obligado a soportar tantos insultos! 6@o le pasará nada! =al ve' no sea apa' de dar dos pasos seguidos sin trope'ar, pero es listo! Famos, pongámonos en mar ha! /s posible que a ese laird furioso se le haya o urrido apostar a alguien en los establos! / h$ a andar por el pasadi'o asustada por la posibilidad de que )iam tuviera ra'$n! Hi'o aso omiso de la estre he' del lugar y del intenso olor a tierra mo&ada, y se on entr$ en la d#bil lu' que se distinguía en el otro eBtremo! ,llí estaba la libertad! >&alá tambi#n estuviera la de )iam! =odavía seguirían &untos un tiempo y sospe haba que durante mu hos a+os su re uerdo persistiría en su abe'a y en su ora'$n! Cuando llegaron al eBtremo del pasadi'o, (eira le tendi$ la antor ha a )iam! 1ubi$ la es alera que llevaba hasta otra trampilla y la levant$ muy despa io, lo &usto para e har un vista'o a su alrededor! 3ara su alivio, no había ni rastro de los hombres del laird (innairdE además, pare ía que (ester había errado asi por ompleto la puerta de los establos despu#s de atender a los animales esa ma+ana! Había po as posibilidades de que quien estuviera asediando la aba+a los viera! 1ali$ del pasadi'o a toda prisa y, tras soltar todo lo que llevaba en ima, se arrodill$ &unto a la trampilla para oger las pertenen ias de )iam! Ll se mordi$ la lengua para no malde ir uando (eira lo ayud$ a subir el "ltimo pelda+o! ,unque le agrade ía de ora'$n todo lo que había he ho por #l y sabía que le debía la vida, estaba ansado de ser un inválido! 1abía que gran parte de su irrita i$n se debía al motivo por el que habían abandonado las omodidades de la aba+a, pero tambi#n al he ho de verse obligado a depender de un hiquillo y de una diminuta mu&er para huir! Dna ve' en los establos, re ogi$ sus pertenen ias y se apresur$ a ensillar un aballo mientras (eira olo aba la trampilla! %enos mal que podía ha er algo solo, pens$! 6)os establos tienen una salida trasera 6di&o ella mientras ensillaba su yegua, que estaba en la uadra ontigua a la de Kilmour6! 8usto detrás de la puerta hay un peque+o laro antes de llegar al bosque! Dna ve' en el bosque, podremos perdemos en la espesura! ,llí no nos verá nadie! 6=al ve' sería me&or que guiáramos a los aballos sin montar en ellos hasta llegar a ubierto 6 di&o )iam! (eira le mir$ la pierna dere ha, que seguía vendada y entablillada! )as al'as que llevaba tenían la pernera dere ha ortada &usto por en ima de la rodilla! )os venda&es y las tablillas estaban ubiertos por una espe ie de bota de piel blanda que uno de los mon&es había he ho espe ialmente para #l! )a suela de la bota era algo más grande para no omprimir el pie hin hado y la a+a estaba formada por dos tro'os de uero osidos por el entro y asegurados a la pierna on unos ordeles! /l fin era que no pudiera doblar la rodilla! 61i nos ven mientras atravesamos el laro, tendremos que montar a toda prisa y reo que des ubrir#is que no pod#is ha erlo solo 6le advirti$! )iam se mir$ la pierna vendada, pens$ en lo que tendría que ha er para montar y repiti$ mentalmente todos los &uramentos que se sabía! Había onseguido reali'ar las tareas otidianas on tanta soltura que había omen'ado a reer que era autosufi iente! ,demás de no poder defenderse de forma efi a' ni de poder defender a otras personas de un marido furioso, a ababa de des ubrir que ni siquiera podía montar sin que lo ayudasen! =al ve' pudiera perdonar a %aude por la pali'a que le habían dado, pero dudaba mu ho que le perdonara las ontinuas heridas a su
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 3!

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

orgullo y la onstante sensa i$n de indefensi$n! 61í, ten#is ra'$n 6 ontest$, in apa' de ontener el de&e furioso de su vo'6! Creo que vais a tener que ayudarme a montar! 61a $ el aballo de la uadra y esper$ a que ella le e hara una mano! (eira sa $ a la yegua de la uadra antes de ayudar a )iam a montar! 7esterr$ la lástima que sentía por #l re ordándose el motivo por el que había salido tan mal parado! =al ve' el astigo fuera un po o eB esivo, pero un hombre debía esperar vengan'a del esposo al que había burlado! 1abía que gran parte de la rabia que la embargaba pro edía de la herida que a ababa de sentir al saberse una pánfila! )e había bastado un vista'o al hermoso rostro de lady %aude para re ordar todos sus defe tos físi os! 3or un breve lapso de tiempo había reído que las tiernas palabras y las dul es sonrisas de )iam eran s$lo para ella, que eran sin eras! )a verdad era más amarga! Dn hombre que podía onquistar a una mu&er omo lady %aude &amás se sentiría atraído por alguien omo ella! 6=engo que errar la puerta despu#s de salir 6di&o en uanto #l estuvo en la silla6, así que internaos en el bosque! @o os detengáis hasta estar al amparo de los árboles! )iam titube$ un instante antes de asentir on la abe'a! 3or un momento había temido que (eira intentara de&arlo y seguir su amino, pero por sus palabras era evidente que lo a ompa+aría! 7espu#s de haber ne esitado que lo ayudara a montar, era un po o duro seguir vi#ndose omo su aliado, omo su paladín, pero sabía que ese derrotismo se le pasaría! ,l menos, podría ayudarla a reunir el e&#r ito que ne esitaba para re uperar ,rdgleann! 1e aga h$ para pasar por la puerta que (eira a ababa de abrirle y se en amin$ ha ia el bosque, esperando on ada paso que dieran la vo' de alarma! /n uanto lleg$ al abrigo de los árboles, se dio la vuelta y observ$ a (eira mientras se a er aba! /n uanto lleg$ a su lado sin que la vieran (innaird ni sus hombres solt$ un suspiro aliviado! (ester había logrado entretener lo sufi iente al marido de %aude y a sus hombres! 60remos al feudo de mi primo, a 1 arglas 6di&o! 6%i inten i$n era volver on mi gente 6repli $ (eira! 61ola no, y hasta que mi pierna se re upere, no puedo protegeros omo es debido! 1 arglas s$lo está a tres días de via&e! =al ve' un po o más si nos en ontramos on problemas! ,llí habrá hombres que os a ompa+arán de vuelta a asa y tambi#n podr#is onseguir provisiones para el amino! =enía sentido, demasiado omo para dis utir, de modo que (eira asinti$ on la abe'a! 6Fos primero! )iam emprendi$ el amino, es ondiendo el rostro por si su eBpresi$n revelaba lo aliviado que se sentía por que ella hubiera a eptado su plan! )levarla a 1 arglas era un plan muy bueno, y tambi#n le propor ionaría tiempo para estar a solas on ella! 3osiblemente ne esitara todo ese tiempo para apa iguarla y re uperar el terreno perdido on la llegada de %aude! Cuando llegaran a 1 arglas, qui'á ella ya le hubiera ontado los peligros a los que se enfrentaba y hubiera a eptado el papel que #l pensaba desempe+ar en la batalla! ,demás, esperaba retomar la onquista y lograr que volviera a onfiar en #l! )e bast$ una mirada a su rostro para saber que #sa sería la batalla más dura de todas!

Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén

Página 31

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

CA'ITULO (, ,
(eira mir$ a )iam de reo&o y ontuvo una maldi i$n! /staba tan pálido que le sorprendía que siguiera en la silla! /ra evidente que su rabia y su de ep i$n habían a allado su naturale'a de sanadora un buen rato, ya que ni se había parado a pensar lo que un via&e tan arduo y largo supondría para #l! Hasta ella estaba un po o dolorida, y eso que no tenía herida alguna! 7ado que )iam se había erigido en guía desde que huyeran del enfure ido lord (innaird, se pregunt$ por qu# no había di ho ni una palabra del dolor que debía de estar pade iendo! 1uponiendo que se trataba de un est"pido alarde de orgullo mas ulino, mene$ la abe'a! 6Creo que es hora de que nos detengamos a pasar la no he 6di&o! 6,"n queda lu' para ontinuar 6repli $ )iam, aunque estaba deseando ba&arse de la silla para darle un respiro a la pierna! 61í, pero pare e que est#is a punto de aeros del aballo! 7etestaba que fuese tan evidente que ada movimiento de Kilmour suponía una tortura para #l! 6@o, yo!!! 61ir )iam, are' o de la fuer'a sufi iente para su&etaros si os a#is o para moveros del lugar donde lo hagáisE además, una aída podría ser fatal para vuestra pierna! ,"n faltan al menos dos semanas para que os podáis quitar los venda&es! 97e verdad quer#is tener que empe'ar de nuevo; >btuvo un gru+ido malhumorado por toda respuesta! 6Hay una aldea a una hora de aquí más o menos! 3odemos des ansar allí! (eira sabía que no haría más on esiones, de modo que no di&o nada más! )os hombres podían ser muy testarudos uando su orgullo estaba en &uego! Cabía la posibilidad de que si lo presionaba demasiado, intentase seguir hasta la siguiente aldea, y no tenía inten i$n de pasar toda la no he velando su uerpo in ons iente ni re olo ando su pierna! 7e modo que de idi$ no quitarle el o&o de en ima hasta que llegaran a su destino! /speraba que al menos tuviera el buen &ui io de detenerse antes de aerse redondo al suelo! Cuando por fin llegaron a la aldea, )iam apenas veía! 7etuvo el aballo delante de una peque+a taberna que alquilaba habita iones a los via&eros y lu h$ ontra el impulso de de&arse aer al suelo! 0nspir$ muy despa io, se desentendi$ del dolor y se esfor'$ por re uperar la ompostura antes de que (eira se a er ara para ayudarlo a desmontar! /speraba que se diera prisa, porque estaba desesperado por meterse en una de las amas $modas y limpias del vie&o 7enny! (eira no apart$ la mirada de )iam mientras lo ayudaba a ba&ar del aballo! 1u aspe to había empeorado tanto en el "ltimo tramo del via&e que había temido que se ayera en ualquier momento! ,"n seguía pálido, pero una ve' en el suelo ya no orría peligro si se desmayaba! 7e todas formas, se mantuvo pegada a #l mientras entraban en la taberna! Dn instante despu#s, dese$ estar en la otra punta del país! Dna de las mo'as de la taberna, una voluptuosa morena, grit$ su nombre y se lan'$ sobre #l para abra'arlo aun a riesgo de tirarlo al suelo! 1altaba a la vista que )iam ya había pasado por allí, se di&o! /staba a abado, pens$ #l mientras se separaba on uidado, aunque on firme'a, del asfiBiante abra'o de la voluptuosa %ary! ,unque admitía que tal ve' hubiera pe ado de ierta gula a la hora
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 32

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

de disfrutar de las mu&eres, no reía mere erse seme&ante astigo! @o le ha ía falta mirar a (eira para saber $mo se estaba tomando esa sonriente prueba de su más que dudoso pasado! Casi per ibía la furia que ardía en ella! )a es ena difi ultaría mu hísimo la tarea de onven erla de que lady %aude no estaba en sus abales! 6%e alegro de verte de nuevo, %ary 6di&o on edu a i$n y sin apartar las manos de sus bra'os para mantenerla apartada! 6> h, yo tambi#n me alegro de verte 6 orrespondi$ la &oven6! ,unque me alegrar# todavía más uando!!! 63ermíteme que te presente a mi esposa 6se apresur$ a interrumpirla #l, ya que no quería que hablara más de la uenta! 1in duda alguna, (eira ya sabía que se había a ostado on esa mu&er, pero no ne esitaba que se enterase tambi#n del $mo, del uándo o del d$nde! (eira abri$ la bo a para negar ta&antemente seme&ante afirma i$n, pero la mirada que le lan'$ )iam hi'o que se mordiera la lengua! /l sentido om"n le di&o que tenía que haber una buena ra'$n para seme&ante mentira, y desde luego prefería ompartir habita i$n on un hombre a quien omen'aba a tomar por un perro en elo antes que dormir sola y desprotegida! ,lgunos de los hombres que había en la taberna no se detendrían por una puerta errada ni por una mu&er po o re eptiva! 3ese a sus defe tos, )iam &amás intentaría for'arla! Claro que iba a ser una no he muy larga e in $moda, se di&o mientras esbo'aba una sonrisa for'ada para saludar a la mu&er que la miraba boquiabierta! Cuando su mente omen'$ a lan'arle epítetos po o gentiles, se oblig$ a pensar en otra osa! @o era ulpa de %ary que )iam se ba&ara tanto las al'as y que no supiera lu har ontra la tenta i$n! >&alá tambi#n pudiera apartar de su mente las espantosas imágenes de )iam y %ary &untos y desnudos en la ama! 69/stás asado; 6grit$ la &oven a la postre antes de retro eder un paso y ha erle una reveren ia un tanto desma+ada6! ,sí que por eso habías desapare ido! > h, sí, y tambi#n te dieron una pali'a! :ue sepas que tus primos han pasado por aquí bus ándote! 69Cuándo; 6pregunt$ #l! 6Cueno, dos ve es ya! )a "ltima fue ha e unos tres o uatro días! 6%ary sonri$6! Dnos mu ha hos muy guapetones! @os lo pasamos muy bien! /so quería de ir que tal ve' no se había equivo ado al llamarla mentalmente puta, se di&o (eira! 3orque lo era! 1í, era alegre, bonita y no o ultaba su lu&uria! 7aba igual! 1abía que los hombres solían bus ar a ese tipo de mu&eres, algunos in luso despu#s de haberse asado! 1us hermanos y primos lo habían he ho antes de ontraer matrimonio o de omprometerse! ,unque eso no mitigaba el dolor de saber que )iam tambi#n a ostumbraba a ha erlo, ni el de verse obligada a mirar a una de esas mu&eres a la ara! 7aba igual, se repiti$ on firme'a! 1e había he ho ilusiones un tiempo, se había permitido reer que podía despertar el inter#s de un hombre omo sir )iam! %enos mal que se le había aído la venda de los o&os antes de ha er algo de lo que se habría arrepentido en el futuro! =ras sonsa arle toda la informa i$n que pudo sobre sus primos, )iam pidi$ una habita i$n, un ba+o y omida! %ientras una parlan hina %ary los ondu ía a la peque+a habita i$n que ompartirían, #l se dedi $ a observar a (eira para asegurarse de que le seguía el &uego! 1u prolongado silen io no le gustaba nada! @o habría manera de orte&arla esa no he, se di&o uando %ary los hi'o pasar al dormitorio, a"n parloteando! 1e pregunt$ si (eira volvería a hablarle alguna ve' y, por un breve instante,
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 33

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

rey$ que el silen io sería una bendi i$n! @un a se había per atado de lo mu ho que hablaba %ary, laro que en sus en uentros había estado demasiado o upado aliviando los pi ores omo para importarle algo así, admiti$ on sorna! )e dolía admitirlo, in luso para sus adentros, pero tal ve' su primo 1igimor estuvo en lo ierto uando le di&o que alg"n día pagaría por lo mu ho que le había pi ado y lo mu ho que se había ras ado! ,unque no ha ía falta tener que pagar un pre io tan alto!!! (eira guard$ silen io mientras le preparaban un ba+o! )e hubiera en antado hablar omo si nada pasase y mu ho más omportarse omo si no le importara que )iam fuese un erdo libidinoso, pero no sabía lo que saldría por su bo a! Cuando #l la de&$ para que se ba+ase di i#ndole que se diera prisa porque #l quería aprove har el agua aliente, suspir$ y omen'$ a desvestirse! Folvi$ a suspirar de pla er uando se sumergi$ en el agua aliente, todo un bálsamo para sus ansados huesos, y asi sinti$ pena por )iam, porque #l no podría disfrutar de seme&ante pla er! =endrían que pasar dos semanas antes de que pudiera disfrutar de un ba+o e in luso enton es podría tener difi ultades para meterse en la tina porque la pierna tardaría más en re uperar la fuer'a! 7e pronto, su mente se llen$ de imágenes de )iam desnudo mientras ella lo ayudaba a ba+arse! Casi podía sentir los m"s ulos y la piel tersa ba&o las manos mientras le en&abonaba el amplio pe ho! %ene$ la abe'a y maldi&o su estupide'! )iam tenía un pe ho perfe to, de a uerdo, pero era evidente que lo habían to ado mu has, mu hísimas manos! 1inti$ ganas de e harse a llorar, de modo que se frot$ on fuer'a el uerpo hasta que se le pasaron! /se hombre no mere ía que llorara por #l, aunque algunos sue+os habían sido tan dul es que sí mere ían un período de luto! 3eor a"n, tenía la horrible sensa i$n de que tardaría mu ho tiempo en de&ar de so+ar on #l! < tambi#n dudaba que di hos sue+os fueran agradables, ya que su mente pare ía haberse aferrado a todas las osas que )iam había he ho on esas mu&eres y la atormentaba on imágenes de lo más vívidas! 1eguramente, los sue+os que tendría a partir de ese momento serían omo pesadillas! <a en ontraría la manera de eBpulsarlo de su abe'a y de su ora'$n, se prometi$! Había sido una estupide' permitir que se olara, pero eso se había terminado! 7esde ese momento, )iam Cameron no sería más que un hombre on una pierna rota, un hombre al que ayudaba omo sanadora que era! >&alá pudiera omportarse on la misma onfian'a on la que intentaba onven erse! )iam era asi irresistible, aun estando enfadada on #l! , pesar de que todas esas voluptuosas morenas se lan'aran a sus bra'os, se sentía más herida y de ep ionada que furiosa! 1u aballero de brillante armadura tenía pies de barro, y asi lo odiaba por ello! @ada más terminar de ba+arse, se pregunt$ qu# se pondría uando estuviera se a! 7ado que )iam la había visto on amisa de dormir en in ontables o asiones, se de ant$ por esa prenda! /n uanto #l se ba+ara, lavaría su ropa en la tina para quitarle el polvo y el olor a aballo! 1e estaba tren'ando el abello h"medo uando #l regres$! )levaba una bande&a argada on pan, ordero frío, diferentes tipos de queso, tortas de avena y man'anas! /ra una omida muy sen illa, pero a (eira se le hi'o la bo a agua! 6@o me esperes, mu ha ha 6di&o )iam al tiempo que de&aba la bande&a en una mesa! Contuvo un suspiro al ver que s$lo obtenía un frío gesto de abe'a por respuesta! (eira estaba a punto de sentarse en un taburete &unto a la tos a mesa uando lo vio quitarse la
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 34

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

amisa! =uvo que apretar los dientes para reprimir un involuntario gemido de pla er! /se hombre era muy peligroso, pens$ enfurru+ada mientras se ambiaba de sitio a toda prisa para quedar de espaldas a #l! )iam la mir$ de reo&o mientras se aseaba y estuvo a punto de sonreír! =enía la espalda tan tiesa que no sería de eBtra+ar que le doliera! ,unque el he ho de que estuviera tan enfadada on #l no le ha ía ni pi' a de gra ia, su forma de demostrar el enfado sí le divertía! )o que más le preo upaba era la eBtra+a sensa i$n de haberla de ep ionado de alguna manera! @o reía que ella ignorara las ostumbres mas ulinas, en espe ial las de los hombres solteros, de modo que el motivo de su de ep i$n era para #l un misterio! =al ve' reyera que había burlado a lord (innaird, pero dudaba mu ho que todos los hombres a los que ella ono ía estuvieran libres de ese pe ado! 3are ía que se había he ho una idea muy equivo ada de #l, que lo había tomado por una espe ie de aballero perfe to y puro! Cueno, los "ltimos a onte imientos habían destro'ado esa imagen sin lugar a dudas! ,unque eso era algo bueno, se di&o on firme'a! 1i lo había tomado por un aballero de brillante armadura, #l no habría podido interpretar ese papel mu ho tiempo! =enía me&ores modales que sus parientes, tendía a pensar más las osas antes de a tuar, pero tambi#n tenía tantos defe tos omo ualquier otro! 7espu#s de onvivir on #l durante un mes, lo sorprendía que (eira no se hubiera dado uentaE aunque, por supuesto, había estado ha iendo gala de su me&or omportamiento! 3odía eBpli arle lo de %aude, y estaba seguro de que al menos onseguiría que quisiera reerlo! )o molestaba sobremanera que su palabra no fuese sufi iente, pero podía a eptarlo! 1i (eira no se hubiera en ontrado on %ary, la ual había de&ado más que laro que habían ompartido ama, tal ve' habría podido omen'ar su onquista a esas alturas! 3or desgra ia, a o&os de (eira, ese "ltimo en uentro s$lo aumentaba la redibilidad de lady %aude! %ientras intentaba lavarse el pelo sentado en un taburete &unto a la tina, frun i$ el e+o y se pregunt$ si no sería me&or que siguiera enfadada! =odo su uerpo se rebel$ ontra esa idea! 1abía que (eira se mere ía a alguien de más al urnia, alguien on más dinero y on un lugar al que pudiera llamar hogar, pero estaba de idido a re lamarla! ,unque no tenía muy laros sus sentimientos, aparte de la lu&uria que lo embargaba, sí sabía que uando la miraba veía a su ompa+era del alma y a la madre de sus hi&os! 1i para onseguir todo eso tenía que apuntar alto y molestar a algunas personas por el amino, que así fuera! 7espu#s de es urrirse el pelo, se se $ on la toalla y se puso en pie on mu ho esfuer'o! Fio que (eira ha ía ademán de volverse para ayudarlo, pero luego se ontuvo y sigui$ omiendo! /l gesto renov$ la llamita de esperan'a que ardía en el ora'$n de )iam! @o le era indiferente a esa &oven! 3odía ha er frente a su de ep i$n y a su furia, por muy irritantes que fueran, pero no quería ni imaginarse que lo hubiera re ha'ado por ompleto! 1e sent$ frente a ella y se sirvi$ un po o de omida y erve'a! ,l observarla mientras omía, la llamita de esperan'a omen'$ a arder on más alegría! , &u'gar por la tensi$n de su postura y por su empe+o en no mirarlo, supo que le ostaba mu ho no ha erle aso! 1i fuera indiferente a su presen ia, no evitaría su mirada on tanto ahín o! 5e uperar su onfian'a sería difí il, pero estaba onven ido de que podría ha erlo on pa ien ia y mu ho traba&o! /n parte estaba muy molesto porque no a eptase su palabra sin más, pero ya se las apa+aría para apla ar ese resentimiento! :u# duda abía de que la mu ha ha tenía buenos motivos para no onfiar iegamente en su palabra! 7espu#s de es u har a una mu&er que pro lamaba falsamente
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 35

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

ser su amante, de modo que sus r#pli as ortantes y sus intentos por evitarla lo habían he ho pare er un hombre rudo que usaba a las mu&eres sin ompasi$n, se en ontraban on %ary, una mu&er on la que sí se había a ostado! 1i #l estuviera en su lugar, sospe haba que tambi#n estaría enfadado! %ás bien furioso, pens$ on ierta sorpresa al tiempo que desterraba las imágenes de (eira en bra'os de otro hombre! 1$lo tenía que onven erla de que, aunque no tenía un pasado del que sentirse orgulloso, sería fiel a su palabra si se omprometía on ella! ,bri$ los o&os de par en par al es u har que (eira emitía un sonido que se pare ía mu ho a un gru+ido, antes de levantarse de golpe y a er arse a la tina, donde omen'$ a lavar la ropa que se había quitado! )iam esbo'$ una lenta sonrisa y omen'$ a disfrutar de la omida, ya que había re uperado el apetito por ompleto! @o le era indiferente a (eira %urray %a (ail, ni mu ho menos! :ue omien e el &uego, se di&o, y a punto estuvo de soltar una ar a&ada! /lla no de&aba de re riminarse su a titud! )levaba un mes viviendo on ese hombre! , esas alturas, ualquiera diría que ya habría superado la ne esidad de mirarlo! Había visto todo su uerpo mientras estuvo demasiado d#bil y herido omo para atender sus propias ne esidades! Cierto que no había presentado su me&or ara, pero en uanto desapare i$ la hin ha'$n y omen'aron a desvane erse los moratones, su apostura fue ha i#ndose más patente día a día! /staba onven ida de que había al an'ado su ulmen en ese momento! < dado que llevaba varios días vi#ndolo en su presente estado, ya era hora de que de&ara de resultarle tan pla entero! %ientras es urría la enagua on fuer'a sufi iente omo para destro'arla, re ono i$ que había de&ado la mesa tan deprisa porque estaba a punto de pedirle que se volviera a poner la amisa! /so habría delatado lo profundo de sus sentimientos! )a furia podía eBpli arla sin problemas! 9:u# mu&er no se sentiría furiosa al des ubrir que el hombre a quien había uidado día y no he no era me&or que un perro en elo en bus a de una hembra disponible; =ambi#n tenía la sensa i$n de que la mayoría de las mu&eres se sentiría dolida y furiosa por uno de los motivos que más le avergon'aba admitir* ese perro en parti ular no la había mirado a ella! )e dolía más de lo que estaba dispuesta a admitir, mu ho más que la lastimosa falta de deseo de 7un an, y lo que eso le indi aba sobre sus sentimientos ha ia ese hombre le resultaba aterrador! Habían estado en errados &untos en una aba+a aislada durante un mes y #l ni siquiera había intentado besarla! 9=an raro era que las ganas de e harse a llorar le hubieran he ho un nudo en el est$mago; ,lgo blan o pas$ volando por delante de su ara y ay$ al agua! Cuando ba&$ la vista, vio que era la amisa de )iam! )a levant$ muy despa io! 1altaba a la vista que esperaba que se la lavase! 3or un instante, sabore$ la idea de darse la vuelta y obligado a tragársela! ,l mirarlo de reo&o, se per at$ de que estaba dando buena uenta de lo que quedaba de la omida omo si nada! ,l ver que le sonreía on dul'ura, lo fulmin$ on la mirada y sigui$ lavando! )iam reprimi$ una ar a&ada! )a mirada que le había lan'ado tendría que haberlo fulminado en el a to! 1iempre había reído que la tenden ia de 1igimor de enfure er a la gente era una forma muy rara de solu ionar los onfli tos, pero omen'aba a en ontrarle sentido! /ra evidente que (eira estaba e hando humo en ese momento! 1i la a'u'aba un poquito, pronto estallaría en llamas y enton es no podría ontener el torrente de palabras que estaba reprimiendo! )iam sospe haba que no le gustarían algunas de las osas que podría de irle, pero al menos enton es ya no tendría que adivinar lo que pensaba de #l!
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 36

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

0ntent$ entablar onversa i$n en un par de o asiones, pero se alegr$ uando %ary y sus dos hermanos apare ieron para llevarse la tina y la bande&a! Hablar on (eira era peor que hablar onsigo mismo o on la pared, a &u'gar por los murmullos ininteligibles de sus respuestas y el o asional gru+ido que se le es ap$! /n ese momento, %ary omen'$ a relatar los a onte imientos de una no he muy animada que pasaron sus primos de 7ubheidland y #l en la taberna! )iam se apresur$ a sa ar a la parlan hina mu&er de la habita i$n, pero la eBpresi$n re elosa de (eira le di&o que había a tuado demasiado tarde y que el mal ya estaba he ho! %aldi&o para sus adentros y se sent$ en el borde de la ama para quitarse las botas! 69:u# ha #is; 6pregunt$ (eira, intentando olvidar las palabras de %ary mientras lo fulminaba on la mirada! @o era una tarea sen illa, y dudaba mu ho que lo fuera en mu ho tiempo! %ary no había entrado en detalles, pero había hablado lo sufi iente antes de que )iam la sa ara de la habita i$n omo para ha erse una vaga idea de lo que había su edido aquella no he! 1u ya de por sí prolífi a imagina i$n se estaba frotando las manos en ese momento! 1i no onseguía ponerle freno, no volvería a pegar o&o en toda la vida! 63reparándome para a ostarme 6 ontest$ #l mientras se e haba en la ama y sa udía uno de los almohadones hasta que adopt$ la forma deseada! 6@o podemos ompartir le ho! 6=engo las al'as puestas! < hemos estado viviendo &untos todo un mes! 63ero nun a hemos dormido en la misma ama! Compartir la aba+a era ne esario, sobre todo hasta que sanarais lo bastante omo para poder valeros por vos mismo! Compartir el le ho no es ne esario! 3od#is dormir en el suelo! 6=engo la pierna rota, por si se te ha olvidado!!!, esposa mía! < no le ha he ho mu ha gra ia tener que soportar el trote de un aballo durante horas! Foy a dormir en esta ama! 1i no onfías en que refrene mi lu&uria durante una no he, puedes dormir en el suelo! 63or la eBpresi$n sorprendida que ella ompuso, )iam supo que su vo' delat$ gran parte de la rabia y la frustra i$n que estaba sintiendo6! Dtili'ar# la ol ha! =" puedes arroparte on el resto de las mantas! 61e tap$ on la ol ha y err$ los o&os! (eira titube$ apenas un instante antes de meterse en la ama! 1u aballero de brillante armadura tenía mal genio y malas pulgas, pens$! ,unque seguramente fuera una prueba de lo mu ho que le dolía la pierna! ,demás, no podía olvidar que no había intentado nada on ella a lo largo de las semanas que llevaban &untos! 7udaba mu ho que un hombre fuera apa' de o ultar su verdadera naturale'a tanto tiempo sin que la de&ara traslu ir aunque fuera un poquito! 3or tanto, tenía que re ono er on todo el dolor de su ora'$n que no despertaba su lu&uria, aunque resultaba evidente que )iam Cameron regalaba sus favores a diestro y siniestro! Cerr$ los o&os on fuer'a, lu h$ ontra el dolor que le ausaba la dolorosa verdad y se a omod$ lo me&or que pudo en una ama que era sorprendentemente $moda y que estaba bastante limpia! ,grade i$ el ansan io que se había apoderado de todos sus huesos, ya que evit$ que su atribulada mente y su maltre ho ora'$n le impidieran on iliar el sue+o! 67ime, 9todos tus parientes eran vírgenes uando se asaron; 6pregunt$ )iam en uanto sinti$ que ella se rela&aba a su lado! )o que es u h$ fue un gru+ido en toda regla! 1onri$, ons iente de que no iba a obtener nada más por respuesta! 1i bien estaba dispuesto a admitir que podría haberse ontenido algo más en
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 37

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

el pasado, no iba a a eptar sin más que lo tratase omo a un leproso porque no había guardado la santidad de su uerpo hasta el matrimonio! 1e había limitado a tomar lo que le ofre ían, y &amás había he ho falsas promesas para llevarse a una mu&er a la ama! @un a había desflorado a una virgen y nun a había to ado a una mu&er asada o omprometida! < onseguiría que (eira lo reyera, por mu ho que le ostase! Cuando por fin lograra ha erla estallar tal y omo estaba bus ando, podría eBpli árselo! 3orque no le abía duda de que el momento estaba er a! (eira estaba hirviendo de furia y eso alentaba sus esperan'as! /ra imposible que una mu&er se enfadara tanto por sus antiguas onquistas si no sintiera algo más que amistad o tibio afe to por #l! ,limentaría su furia, e haría más le+a a la hoguera siempre que pudiera hasta que ella estallara y soltara por esa bo a todo lo que se estaba allando! %ientras el ansan io lo abatía y se sumía en un sue+o reparador, tambi#n de idi$ que es ondería todas las armas pun'antes uando llegara ese momento!

Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén

Página 38

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

CA'ITULO (/l suave ta to de una piel tibia le alent$ las palmas de las manos, arran ándole un gemido de pla er! )iam tenía un torso maravilloso! /&er iendo de sanadora había visto mu hos torsos mas ulinos, in luso había to ado alguno que otro! 1in embargo, no re ordaba haber visto ninguno que se igualara al de )iam Cameron! /so sí, era la primera ve' que so+aba tan nítidamente on uno! , pesar de la insistente vo e illa que la urgía a despertarse, de idi$ que seguiría dormida para disfrutar del sue+o un poquito más! 3eg$ la me&illa a esa piel tersa y sonri$ al es u har que su ora'$n omen'aba a latir más rápido! ,l menos era apa' de despertar su inter#s en sue+os! 3orque en ellos siempre se mostraba sensual y des arada, la lase de mu&er por la que los hombres suspiran! 7e modo que los &adeos y la respira i$n alterada de )iam fueron m"si a elestial para sus oídos! 7esoy$ el susurro de esa vo e illa que le advertía de que ese hombre se eB itaba ante ualquier osa que llevara faldas! =al ve' fuera ierto, pero en su sue+os lo "ni o que importaba era que &adeaba por ella! 3uesto que estaba inmersa en un sue+o, se rindi$ a la tenta i$n de besar y lamer esa álida piel! )iam mas ull$ una maldi i$n y su aliento le hi'o osquillas en la ore&a! 1onri$ sin apartarse de su piel y murmur$ su nombre! 1aberse apa' de eB itar a un hombre tan guapo era algo asi embriagador! 1inti$ que unos dedos largos le a ari iaban el pelo y suspir$ en antada! Cuando esas manos en alle idas le tomaron el rostro y la instaron on suavidad a e har la abe'a ha ia atrás, obede i$ en antada y sin ha erse de rogar! Dnos labios tibios y suaves se posaron sobre los suyos! )a laridad on la que sus sentidos per ibían al amante de sus sue+os la de&$ at$nita! @ot$ que su lengua la instaba a separar los labios, osa que hi'o al punto! 1entirla en el interior de su bo a le provo $ una oleada de alor tan agradable y maravilloso que la ons ien ia omen'$ a molestarla! 1e aferr$ a esas aderas estre has para a er arlo más, desesperada por seguir sumida en la in ons ien ia < por desoír la vo' que le advertía de que no estaba so+ando! 1i no era un sue+o, tendría que detenerlo!!! < no quería ha erlo! 6%u ha ha 6di&o )iam, que no se sorprendi$ al es u har el timbre ron o del deseo en su vo' 6, omo no me quites las manos de en ima ahora mismo, no habrá vuelta atrás! /l sonido de esa vo' ron a a ab$ on la onfusi$n que la embargaba! Cuando abri$ los o&os, se en ontr$ on los de )iam y se demor$ un instante ontemplando el bonito olor a'ul de sus iris antes de que el intenso alor que sinti$ en el rostro la llevara a apartar la mirada! 1e apart$ on brusquedad, a&ena a la distan ia que la separaba del borde de la ama! 7e modo que a ab$ soltando un peque+o hillido uando omprendi$ que estaba a punto de aerse al suelo!!!, que fue donde a ab$! )iam se asom$ por el borde del ol h$n y la mir$ on sorna! 6@o sería muy sensato por vuestra parte que os rierais, sir )iam 6le advirti$ ella on una vo' sorprendentemente severa por la me' la de la furia y la vergJen'a! Ll se qued$ tendido de espaldas on los o&os errados e hi'o todo lo que pudo por ontener la risa y el deseo que lo embargaban! ,l prin ipio, uando not$ que (eira lo estaba a ari iando on los o&os errados, temi$ que lo hubiera tomado por su difunto esposo! @o ha ía tanto tiempo que había enviudado y, sumida en un sue+o, tal onfusi$n era posible! 3ero enton es la es u h$ murmurar su nombr#! /l deseo que había estado intentando ontrolar se desat$ de repente y se liber$ de todas las restri iones que le había impuesto!
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 3

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

7esde el primer momento tuvo muy laro que no era ni mu ho menos aballeroso aprove harse de (eira uando estaba más dormida que despierta, pero no se arrepentía! Había deseado saborear sus sensuales labios desde que los vio por primera ve', y no le habían de ep ionado* eran tan dul es omo prometían! 3ero enton es el sentido del honor al'$ su molesta vo'! /n uanto su mente se re obr$ de la ofus a i$n provo ada por la lu&uria, se dio uenta de que no quería a ostarse on ella enga+ada! :uería que lo hi iera voluntariamente, ons iente de lo que su edía! )a es u h$ vestirse on rapide' y se arriesg$ a e har una miradita on los o&os entre errados! @o re ordaba haber visto un rubor tan intenso en ninguna mu&er! ,demás, pare ía muy enfadada y un po o angustiada, pero de idi$ no de&arse afe tar por ello! /se beso había onfirmado todas sus esperan'as y había sobrepasado todas sus eBpe tativas! @o iba a permitirle una retirada! =al ve' se viera obligado a robarle unos uantos besos más antes de que a eptara la fuer'a de la pasi$n que vibraba entre ellos, pero estaba dispuesto a afrontar esa tarea on gusto, y dado que sus inten iones eran honorables, su plan para sedu irla no le provo aba el menor remordimiento! ,unque breve, el episodio le había permitido saborear un sorbo de la pasi$n más intensa y satisfa toria que había degustado &amás, y tenía toda la inten i$n de re lamarla! /l silen io de )iam aument$ el bo horno de (eira! /n el lapso de un breve beso, atrapada entre el sue+o y la realidad, había desvelado el deseo que sentía por #l! <a no podría negarlo! 3orque #l no la reería! 7esesperada por ale&arse, por re obrar la ompostura y el ontrol, se en amin$ ha ia la puerta! 6Folver# pronto on el desayuno 6di&o, y se es abull$ antes de que #l pudiera de ir nada! )iam se sent$ despa io y respir$ hondo varias ve es para eliminar los "ltimos vestigios de la lu&uria, aunque sospe haba que su uerpo sufriría durante un rato los efe tos del deseo insatisfe ho! 1u pi hon ito había es apado, pero no volaría muy le&os! %ientras se vestía y esperaba a que volviera on el desayuno, planearía al detalle la primera fase de la onquista! (eira sostuvo la bande&a on el desayuno mientras lavaba la vista en la puerta del dormitorio! 1e había demorado asi una hora, ganándose en ese tiempo unas uantas miradas uriosas por parte de %ary! /l en#rgi o paseo entre la fría neblina matinal le había despe&ado la mente, pero po o más! =odavía sentía el alor de la piel de )iam en las manos, todavía saboreaba su beso y todavía se sentía atena'ada por el deseo! )a lu&uria es muy trai ionera, pens$! Había onseguido mantenerla en se reto, utili'ada s$lo para endul'ar sus sue+os, pero ese beso la había liberado! )a instaba a desobede er las reglas y el sentido om"n! )e daba igual el riesgo que orriera su ora'$n! 1u avide' era desmedida! < mu ho se temía que a abaría onvirti#ndola en una tonta redomada! )e dio una patada a la puerta, deseando que fuese la espinilla del hombre que había dentro! )iam abri$ y se qued$ en el vano, mirándole las piernas! , to seguido, asom$ la abe'a para mirar a un lado y a otro del pasillo! 69:u# ha #is; 6le pregunt$ ella! 6Cus ando a la persona que a aba de llamar a la puerta on tanta deli ade'a 6 ontest$! (eira tuvo que morderse la parte interna de un arrillo para no e harse a reír mientras lo miraba on lo que esperaba que fuese un terrible e+o! Con esa traviesa sonrisa y el brillo risue+o de su mirada, )iam estaba adorable! 3robablemente, #sa fuera una de las mu has estrategias que
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 4!

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

usaba para sedu ir a las mu&eres, se re ord$! )o apart$ on furia renovada y entr$ en el dormitorio! ,unque ella era libre de ha er lo que le apete iera, lu haría ontra su atra tivo, porque no quería onvertirse en una más de sus innumerables onquistas! )iam le permiti$ guardar silen io por el momento! Había saboreado su deseo y había omprobado que seguía siendo apa' de ha erla reír! )e había bastado un vista'o a su rostro para onven erse de que le estaba ostando la misma vida o ultar que la broma de la puerta le había he ho gra ia! Claro que tambi#n se había per atado de lo pronto que se re obraba y endere'aba la espalda! %ientras desayunaban y, más tarde, re ogían sus pertenen ias, hi'o varios intentos para ver si esa irrita i$n ontenida se transformaba en furia desatada! Cuando omprob$ que no le ostaría mu ho onseguir que eso o urriera, de idi$ refrenarse, renuente a mantener una dis usi$n a alorada en una habita i$n tan diminuta y al al an e del oído de una mu&er on la que se había a ostado! 1obre todo tratándose de una mu&er omo %ary, quien sin lugar a dudas repetiría todo lo que di&eran a ualquiera que quisiera prestarle aten i$n! <a tendría tiempo de fastidiar a (eira durante el largo traye to hasta 1 arglas!!!

9C$mo no se había dado uenta de lo irritante que podía llegar a ser ese hombre; , se pregunt$ (eira mientras a ampaban para pasar la no he! )a furia y el resentimiento que le quemaban las entra+as le provo aban náuseas! < lo peor de todo era que estaba onven ida de que si repetía las palabras que #l le había di ho, nadie entendería por qu# estaba tan enfadada! 1us palabras tenían poder para herirla por el tiempo que habían pasado &untos y por el tumultuoso estado de sus emo iones! /ra omo si )iam le estuviera metiendo el dedo en la llaga onstantemente! /n o asiones tenía la impresi$n de que lo ha ía on toda delibera i$n, y eso la sa aba de sus asillas! ,penas si la ayud$ a ha er la ena! 1abía que la pierna le dolía, porque estaba muy pálido y tenía el rostro rispado, pero eso no le había impedido e harle una mano en otras o asiones! 3are ía que toda su aballerosidad se había desvane ido o que se la había de&ado en la aba+a! Cuanto más pensaba en #l, en sus innumerables onquistas y en ese empe+o por no de&arla tranquila para transformar la ira y el resentimiento en una a titud fría y edu ada, más se enfure ía! )e resultaba asi imposible tragarse la omida! 6Dna ena muy buena, mu ha ha 6lo es u h$ de ir al tiempo que le arro&aba on deli ade'a el uen o de madera a los pies6! 3ero será agradable llegar a 1 arglas! Hay una &oven que se llama %ag que o ina el me&or estofado de one&o que he probado en la vida! 9Cono #is a alguna mu ha ha uyo nombre no empie e por eme; 6pregunt$ ella, sorprendida de poder hablar a pesar de tener los dientes apretados on fuer'a! 63ues sí! Dnas uantas! 61in quitarle los o&os de en ima, re it$6* ,nne, Crenda, Clara, 7eirdre, /llen, Miona, Kay, Helen, 0sla, 8olene, (atie!!! 697e la a a la 'eta; 9)e hab#is dado una vuelta ompleta al pu+etero alfabeto a base de revol ones; ,quí llega, pens$ )iam, y se prepar$ para aparentar tranquilidad y mostrarse ra'onable ba&o la retahíla de insultos que estaba seguro que tendría que aguantar! 6Cueno, no! @o re uerdo ono er a ninguna uyo nombre empie e por equis o por 'eta!!! 6/res un erdo pervertido, )iam 6mas ull$ (eira, tuteándolo sin darse uenta6! ?7ebería
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 41

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

haberlo imaginado antes de que llegara esa tontaA /s normal que ualquier hombre tan guapo omo t" pase más tiempo on las al'as en las rodillas que atadas! 6<o no diría tanto 6repli $ #l! Dna ve' que omen'$ a hablar, (eira fue in apa' de detenerse! 69:ue no dirías tanto; 3ues omo todos los hombres! Claro, para vosotros es divertido y ten#is dere ho a forni ar todo lo que queráis hasta perder el sentido! ?Como los one&osA 1e puso en pie de un brin o y omen'$ a pasearse de un lado a otro, aunque eso no ontuvo el torrente de palabras que salía por su bo a! ,lgunas de las osas que di&o llegaron a horrori'arla, pero le result$ imposible refrenarse! , ab$ soltando todo lo que había pensado desde que lady %aude apare i$ en la puerta de la aba+a! 1altaba a la vista que esos pensamientos habían anidado en su abe'a y habían a abado empon'o+ando su ora'$n! 6)os hombres son riaturas hip$ ritas 6di&o tras una larga diatriba en ontra de la moralidad y la inteligen ia del g#nero mas ulino6! /Bigen astidad, pure'a y absoluta fidelidad a sus mu&eres mientras ellos intentan olarse ba&o las faldas de toda don ella, esposa o viuda on la que se ru'an! ?Morni arían hasta on un agu&ero en el sueloA /l impa to de seme&ante vulgaridad la sa $ de la ofus a i$n en la que la había sumido la furia que pare ía haberse adue+ado de su abe'a y de su lengua! /s u h$ un &adeo a su espalda y se rubori'$! Cuando not$ que las manos de )iam se posaban en sus hombros y la instaban a darse la vuelta, apenas se resisti$! /n uanto lo enfrent$, apoy$ la frente en su torso! ,demás de que había di ho mu hísimas osas que no debería haber pensado siquiera, tampo o se sentía me&or por haberlo he ho! < lo peor era que temía haber revelado sus sentimientos por ese hombre! )iam sonri$ por en ima de la abe'a de (eira! )a mu ha ha tenía un don para soltar reprimendas, sí! ,unque había dirigido la mayoría de sus hirientes ríti as a los hombres en general, sabía que en el fondo estaba pensando en #l! ,lgunas de las osas que había di ho in luso le habían es o ido! 1i bien era el primero en re ono er que no había llevado una vida pre isamente asta, le eBtra+aba que ella reyera que todos los hombres, in luido #l, fueran tan li en iosos! 69Con un agu&ero en el suelo; 6murmur$ y ri$ por lo ba&o uando la vio dar un respingo6! @un a lo he he ho! 6?,y, por 7iosA 6eB lam$ ella, ompletamente abo hornada6! @o puedo reer que haya di ho eso! 6Has di ho mu has osas! 3uesto que no re ordaba todo lo que había di ho y tampo o tenía mu ho inter#s en ha erlo, se limit$ a asentir on la abe'a! 6%e onven í de que eras me&or que la mayoría musit$! /l omentario le doli$, pero pens$ que era preferible que no lo tuviera en un pedestal! 1ería imposible estar a la altura de seme&ante imagen! )o que quería era que lo ono iera y lo deseara a pesar de todos sus defe tos! 1i (eira orría el riesgo de sufrir una desilusi$n, me&or que fuera en ese momento que despu#s, uando ya la hubiera he ho suya!! 6(eira, los hombres omen'amos a bus ar mu&eres disponibles a una edad muy temprana, antes de que nos salga barba! 6Lsa no es eB usa 6repli $ ella, y tor i$ el gesto, temerosa de que el omentario hubiera
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 42

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

sonado timorato y eB esivamente puritano! 6@o, no lo es, pero hay mu hísimas mu&eres en antadas de aliviar la pi a'$n!!! 6< t" sufres mu hos pi ores, 9verdad; 6/s posible, pero me eBtra+a que alg"n hombre sufra tantos omo t" has insinuado, porque en ese aso no viviría mu ho! :ui'á hubiera eBagerado un poquito, admiti$ (eira, pero si #l estaba esperando que lo admitiera en vo' alta, ya podía ha erlo sentado! 6@o sedu' o a don ellas y no le pongo un dedo en ima a las mu&eres asadas o omprometidas! 6@o se sorprendi$ uando la vio al'ar la abe'a on eBpresi$n enfurru+ada! 61eg"n lady %aude!!! 6 omen'$! 6)ady %aude minti$ 6la interrumpi$ #l! 3are ía tan seguro, sus palabras pare ían tan sin eras, que logr$ ha erla sentir in $moda! 63ero es tan hermosa!!! 6murmur$! 69< eso impli a que est# di iendo la verdad; 6Cueno, no, pero sí pone en duda que sea ella la que persigue a un hombre que afirma no desearla! @o me pare e l$gi o que tenga que perseguir a ning"n hombre, más bien al ontrario! 6?7esde luego que la persiguenA =al ve' sea #se el problema! :ue yo no la he perseguido! 6 3uesto que seguía pegada a #l, )iam omen'$ a a ari iarle la espalda on suavidad6! 1í, he onquistado a un buen n"mero de mu&eres! 6Hi'o oídos sordos al murmullo de protesta e indigna i$n de (eira6! 3ero &amás he bus ado a la mu&er de otro hombre! /n parte por las ense+an'as de 1igimor y en parte por mis a+os de novi iado en el monasterio! )as mu&eres omprometidas y las asadas han pronun iado sus votos ante 7ios! < nun a he estado dispuesto a deshonrarlos! 61uspir$ y le dio un beso en la frente! )o estaba es u hando, pero su eBpresi$n indi aba que no estaba segura de si debía reerlo o no6! Confieso que qui'á haya sido un poquito!!! promis uo 6admiti$ mientras de&aba una lluvia de besos sobre su rostro6! %e gusta!!!, esto!!!, forni ar! /s así de simple! 6@o tienes por qu# &ustifi arte! 6,l ontrario 6la orrigi$, aunque no estaba dispuesto a eBpli arle los motivos que tenía para ha erlo6! %e salvaste y me uidaste! < debes de estar preguntándote para qu# te tomaste la molestia! 61onri$ sin apartar los labios de su fragante y suave abello mientras ella musitaba una negativa6! 1í, reo que te estás preguntando si a pesar de las semanas que hemos pasado &untos ono es de verdad al hombre que tienes delante! 6@i siquiera debería haber intentado ono erte lo más mínimo! 6(eira err$ los o&os uando not$ que #l le daba un beso en el uello, detrás de la ore&a6! @o deberías ha er eso! 6Calla y de&a que me eBplique! =al y omo iba di iendo, me gusta forni ar! /s una de las ra'ones por las que abandon# el monasterio! < sí, en o asiones me he mostrado un po o desmedido! 1igimor me advirti$ que alg"n día lo pagaría, y ya lo he he ho, porque te he de ep ionado! 6(eira volvi$ a negar sus palabras, pero #l la silen i$ on un beso fuga' en los labios6! =e he de ep ionado! )o "ni o que puedo adu ir en mi defensa es que &amás le he he ho una promesa a ninguna mu&er y, por tanto, &amás he roto ninguna! @un a he sedu ido a una don ella, ni he robado la virtud a ninguna, ni le he puesto el dedo en ima a ninguna mu&er que pertene iera a otro hombre!
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 43

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

,unque re ono' o que hay mu has %arys en mi pasado, &amás he he ho nada para alentar las esperan'as de lady %aude! @o s# por qu# me persigue on tanto ahín o, porque, tal y omo t" has di ho, es una mu&er hermosa que puede tener al hombre que desee! 1e lo de&# muy laro uando me ale&# de ella, pero al pare er de idi$ no darse por enterada! 3or ella abandon# la orte! @un a pens# que me perseguiría! , (eira le estaba resultando muy difí il seguir las eBpli a iones de )iam! /l tibio ro e de sus labios en la piel no s$lo le alentaba la sangre, sino que la estaba sumiendo en una espe ie de estupor que le nublaba la mente! ,quello no era el intento de un hombre por tranquili'ar a una mu&er que a ababa de protagoni'ar un glorioso y vo iferante ataque de histeria, on luy$! 7e modo que se apart$ de sus bra'os on más desgana de la que estaba dispuesta a admitir! 61i fuera una persona re elosa, pensaría que estás intentando sedu irme para que te rea 6 di&o! 6?FayaA <a veo que sigues pensando muy mal de mí!!! @o, mu ha ha! /staba intentando que te estuvieses quieta un rato para que me es u haras! ,unque no s# si lo he logrado! 67esde luego que te he es u hado! 69< sigues pensando que intentaba sedu irte; 6Cueno, 9para qu# todos esos besos y ari ias si no era para sedu irme; Dn buen argumento, pens$ )iam, observándola mientras ella limpiaba los uen os! 3uesto que la idea de sedu irla siempre estaba presente en sus pensamientos, no podía refutar la a usa i$n! @o obstante, en esa o asi$n se había limitado a disfrutar del sabor de su piel, del momento de do ilidad y de la sensa i$n de tener su esbelto uerpo entre los bra'os! 6@o eran para sedu irte! 61e en ogi$ de hombros y sonri$ uando vio que lo miraba e+uda 6! /s que te tenía tan er a que no pude resistirme a saborear esa piel tan suave! 1abes muy bien, mu ha ha! 61u rubor le arran $ otra sonrisa! 69Fes; @o puedes evitarlo, 9verdad; 6/n realidad, me ontrol# muy bien durante mis a+os de estudio on los mon&es 6 ontest$ #l en vo' ba&a, antes de pro eder a eBtender las mantas en el suelo! (eira tuvo la impresi$n de que lo había disgustado, tal ve' in luso insultado, on su des onfian'a! /l tierno halago la había onmovido y había sentido la obliga i$n de ridi uli'arlo! 3osiblemente esas palabras signifi aran muy po o para #l e iría espar i#ndolas por doquier omo si fueran gotas de ro ío! @o obstante, sería muy fá il que esos halagos le ablandaran el ora'$n y que sus besos la privaran del sentido om"n! 7e idi$ librarse de esos pensamientos! 1ería maravilloso poder olvidarse de los problemas, darse un revol $n en los bre'ales y de&ar que le ense+ara todos los se retos de la pasi$n! /staba segura de que )iam Cameron ono ía muy bien la mayoría de esos se retos! 3or desgra ia, no podía permitirle que des ubriera los que ella es ondía! %u has vidas dependían de su ayuda! )a gente de ,rdgleann llevaba mu ho tiempo esperando que la res atara! 1i se ablandaba y )iam des ubría la verdad, todas esas personas que sufrían el yugo de 5auf des ubrirían que su tormento no tendría fin! %ientras #l avivaba el fuego, ella se prepar$ para a ostarse y se meti$ ba&o las mantas &usto uando lo vio a er arse a su &erg$n, empla'ado a unos uantos pasos del suyo! Cerr$ los o&os en uanto #l omen'$ a desvestirse! /l enfado remitía, pero se sentía muy onfusa, sin saber qu# reer! @o era un buen momento para ver ese atra tivo uerpo al desnudo!
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 44

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

)a mayoría de las osas que había di ho eran fá iles de a eptar, aunque los elos seguían de&ándole un regusto amargo en la bo a! /ra un hombre libre que podía ha er lo que le pla iera! Comparado on otros, las reglas que seguía resultaban admirables! :ue seguía o que intentaba seguir!!! =odavía le ostaba reer que una mu&er omo lady %aude lo persiguiera sin que #l la hubiera alentado de alg"n modo! Dna mu&er tan hermosa sería demasiado orgullosa, in luso vanidosa, omo para perseguir a un hombre, por muy guapo que #ste fuera! 7e modo que el enemigo al que debía enfrentarse eran los elos! 3orque le remordían las entra+as y alimentaban su ira y su resentimiento! Había es upido gran parte del veneno, pero #ste podía volver a empon'o+arla a las primeras de ambio! )o sentía ada ve' que se imaginaba a )iam on otra mu&erE volvía a la vida alentado por los elos y la transformaba en una persona que no le gustaba en absoluto! < sospe haba que ese veneno no tardaría en volver a )iam en su ontra, una posibilidad en la que ni siquiera quería pensar, aunque supiera que no había ning"n futuro para ellos! Cuando se separaran, le gustaría pensar que #l la re ordaba on ternura de ve' en uando o in luso que la onsideraba una buena amiga y ompa+era! 1i eso no la onvertía en una tonta redomada, no sabía qu# podía ha erlo!!! )iam mir$ a (eira uando la es u h$ murmurar algo! 3uesto que no lo estaba mirando, de idi$ que estaba hablando onsigo misma y sonri$! /ra una de esas personas que pensaban demasiado, que ha ían una monta+a de un grano de arena, pero en esa o asi$n no pensaba e hárselo en ara! /ra muy posible que estuviera refleBionando sobre todo lo que le había di ho, sobre su honestidad a la hora de admitir el pasado en lugar de intentar dis ulparlo! /speraba que esa a titud le de&ase laro que uando negaba algo de su pasado, lo ha ía porque era mentira! 3or la ma+ana retornaría su ampa+a de onquista y le diría que estaba dispuesto a ser su paladín en su lu ha para re uperar ,rdgleann! 6:ue duermas bien, sabrosa (eira 6murmur$! )o había he ho a prop$sito, pens$ ella mientras reprimía el impulso de reprenderlo agriamente por de ir esas osas! 6Cuenas no hes, dul e prín ipe 6repli $, y sonri$ al es u har un gru+ido furioso! ,mbos podían &ugar a ese &uegue ito, pens$ y se sinti$ tan ompla ida onsigo misma que no tuvo problemas para on iliar el sue+o!

Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén

Página 45

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

CA'ITULO (. .
6?)iamA /l páni o que destilaba esa "ni a palabra sa $ a )iam del sue+o! 1e olo $ espada en mano al lado de (eira antes siquiera de darse uenta de que estaban solos! 3or un momento, se pregunt$ si (eira estaba teniendo una pesadilla, pero in luso a la morte ina lu' del amane er se dio uenta de que estaba despierta! =enía los o&os abiertos de par en par por el miedo! 6,quí no hay nadie, mu ha ha 6di&o, y frun i$ el e+o al re ordar su don6! , menos que!!! 9Has tenido una visi$n en la que has visto peligro; 6?@oA ?=engo algo en el peloA 69/stás segura; 8uraría que las amas de 7enny no tienen hin hes! 6@o es eso! /s mu ho más grande que una hin he ?y tiene peloA 61eguramente s$lo es un raton illo! 6?:uítameloA , )iam le eBtra+$ que (eira fuese apa' de imprimirle a un susurro asi inaudible toda la fuer'a y la pasi$n de un grito hist#ri o! 7e&$ la espada a un lado y se in lin$ sobre ella! Cuando se per at$ de que, efe tivamente, tenía algo en el pelo, er a del uello, y de que era más grande que un rat$n, sa $ la daga! %ientras de idía la me&or manera de ata ar al animal, el movimiento es$ y es u h$ un eBtra+o sonido! 6Creo que tienes dos bi hos en el pelo 6di&o! (eira frun i$ el e+o al es u har el sonido pro edente de un lugar muy er ano a su ore&a y se rela&$ al punto! 63are e un ronroneo! 695onroneo; 9@o es eso lo que ha en los gatos; 61í, pero lo que tengo en el pelo no pare e muy grande! /nvain$ la daga y se puso al otro lado! Con sumo uidado, ya que a"n no sabía on eBa titud lo que (eira tenía en el pelo, omen'$ a apartado, me h$n a me h$n! 7os pares de o&os se lavaron en #l, pero no hi ieron ademán de ata arlo, de modo que se a er $ un po o más! ,l ver lo que era, sonri$! 6=ienes dos gatitos en el pelo 6di&o al tiempo que los ogía on uidado! (eira se sent$ y observ$ los gatitos que temblaban a urru ados el uno &unto al otro en manos de )iam! 69C$mo han llegado aquí; 6Hay un arroyo er a! , lo me&or se han es apado del sa o donde los metieron para ahogarlos! > puede que los hayan soltado para que se las apa+en omo buenamente puedan! /s evidente que te ven omo un refugio! (eira le quit$ los gatitos de las manos y se e h$ a reír uando se a urru aron ontra su pe ho! /n uanto los a ari i$ detrás de las ore&as, omen'aron a ronronear de nuevo! Comprendía por qu# algunas personas se desha ían de los gatitos o de los perros re i#n na idos uando la amada era muy numerosa, pero odiaba esa prá ti a! /sbo'$ una sonrisa al pensar en el vie&o 0an, que tenía un ora'$n demasiado bondadoso omo para ha er algo así, de modo que estaba siempre
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 46

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

pendiente de las hembras y las en erraba uando entraban en elo! )iam la observ$ mientras a ari iaba a los gatitos y suspir$, no s$lo porque la ternura de su rostro le provo ara unas enormes ganas de besarla, sino porque tambi#n le de ía que se llevarían a los gatitos on ellos! Cuando ella levant$ la vista para mirarlo y se mordi$ su voluptuoso labio inferior, lo asalt$ la lu&uria! /n ve' de quitarle los gatitos del pe ho para enterrar el rostro en ese mismo lugar omo ansiaba ha er, suspir$ de nuevo y mene$ la abe'a! 6<a se nos o urrirá alg"n modo de llevarlos on nosotros 6di&o, y la sonrisa que obtuvo a ambio fue tan deslumbrante que le dio un vuel o el ora'$n! 6?,y, gra ias, )iamA 6eB lam$ ella al tiempo que se ponía en pie, a"n on los gatitos en bra'os 6! )es har# un hue o en mis alfor&as! 6%ir$ a los gatitos6! 1erá me&or que busque algo a lo que no le tenga mu ho ari+o, porque no reo que puedan indi arme uándo ne esitan salir! 6/ h$ a andar ha ia unos arbustos, pero se volvi$ para tenderle los gatitos y, tras darle un beso impulsivo en la me&illa, se ale&$ a toda prisa! )iam ba&$ la vista ha ia los dos animalillos que abían sin problemas en la palma de su mano! /l blan o lo mir$ on unos enormes o&os a'ules y el de olor gris se de ant$ por e har un vista'o a su alrededor! 1us o&os eran eBtra+os, ya que el iris estaba rodeado por un ír ulo del mismo olor a'ul verdoso que sus propios o&os! 1i fuera supersti ioso, esos dos gatos le pondrían los pelos de punta! 1in embargo, en ese momento los habría besado de buena gana! =al ve' el destino le estuviera e hando una mano para re uperar el apre io y la onfian'a de (eira! Cuando ella regres$, le devolvi$ los gatitos y se en amin$ ha ia el arroyo dispuesto a tardar bastante en su aseo para darle un po o de intimidad! )e dolía la pierna, pero no reía que se la hubiera da+ado ya que lo "ni o que había notado fue un alambre durante la no he que lo despert$ y lo de&$ al borde del grito! =ambi#n le dolían otras partes del uerpo, dolores que le re ordaron que llevaba más de un mes sin montar a aballo y mu ho más tiempo sin abalgar durante tantas horas! 6> h, voy a ser un paladín magnífi o 6mas ull$ uando por fin regres$ al ampamento! /staba a punto de re ordarse lo bien que se estaba re uperando y que pronto estaría lo bastante fuerte omo para ayudar a (eira uando lleg$ &unto a los gatos, que devoraban on ansia algo de uno de los uen as! / h$ un vista'o por en ima de sus abe'as para ver qu# les había dado (eira de omer y puso los o&os omo platos al darse uenta de que se estaban omiendo el ordero frío que #l mismo había guardado! 69)es has dado nuestro ordero; 6pregunt$ uando ella se olo $ a su lado! 6=enían hambre y no reí que les gustasen las ga has 6 ontest$ ella! 6, mí tambi#n me gusta más el ordero que las ga has! 61í, me lo imaginaba, pero t" eres un hombre grande y fuerte que puede pasar sin ordero un tiempo! )a mir$ on el e+o frun ido, pero (eira no le hi'o el menor aso! )a observ$ mientras ogía el uen o va ío para limpiarlo y volverlo a guardar! Cuando )iam ba&$ la vista ha ia los gatos, omprob$ que se estaban relamiendo las patas y las aras! 61í, no me sorprende que os haya gustado! /ra el ordero más blando que he probado en la
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 47

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

vida! 67esde luego que sí 6afirm$ (eira uando regres$ para oger a los gatitos6! 3or eso se lo di! Creo que apenas están destetados y que no pueden omer arne dura! )iam la sigui$ hasta los aballos que ya tenía preparados y la observ$ mientras de&aba a los gatos en la alfor&a que había a ondi ionado para tal fin! 69<a les has puesto nombres; 61í!!! 5elámpago y =rueno! 6Dnos nombres muy rimbombantes para dos bolas de pelo! 61e a er $ a ella muy despa io hasta que la aprision$ entre el aballo y su uerpo6! Ferás, omo he a edido a llevar on nosotros a estas dos riaturas y no he protestado mu ho uando se han 'ampado mi ordero, reo que me mere' o una re ompensa! 6<a te he dado las gra ias! 6/so son s$lo palabras! /s fá il pronun iarlas y mu has ve es se di en por de ir! (eira sabía que iba a besarla! 3ens$ en darle un buen pisot$n y apartado de un empu&$n, pero se qued$ donde estaba uando #l la en err$ entre sus bra'os al olo ar las manos en el lomo del aballo! ,unque ella todavía sentía el es o'or de los elos por su pasado, había una vo e ita en su abe'a que le de ía que no tenía por qu# negarse un sorbito de lo que ese hombre iba regalando por ahí! ,"n saboreaba el beso que le había dado y quería probarlo una ve' más! 7e idi$ que la "ni a que saldría herida si a eptaba ese sorbito del pla er que podía propor ionarle era ella y que era una tontería preo uparse por algo así! ,l fin y al abo, le dolería tener que de&arlo, volviera a besarla o no! )o mir$ a los o&os y se per at$ de que volvían a ser más a'ules que verdes! 1e dio uenta de que era una se+al de que la deseaba, y sinti$ $mo se le alentaba la sangre! =al ve' s$lo fueran los instintos bási os de un hombre que respondían ante la er anía de una mu&er dispuesta, pero la afe taban de todas formas! @ing"n otro hombre la había mirado así! ,rque$ la e&a en un desafío silen ioso! )iam estuvo a punto de soltar un gru+ido al per atarse del silen ioso reto que (eira a ababa de lan'arle y se tens$ por el deseo de saborear una ve' más la alide' de su bo a! 3or alguna ra'$n que no quería anali'ar, ella no iba a apartarse! /ra su oportunidad de mostrarle la pasi$n que podrían ompartir mientras estaba despierta y era ons iente de lo que pasaba! ,l sentir el onta to de sus labios en los suyos, (eira se eB it$ tanto que tuvo que aferrarse a sus an hos hombros para no tambalearse! Cuando abri$ la bo a para re ibir su lengua, lo es u h$ gru+ir y sinti$ que la abra'aba! )a er anía de su mus uloso uerpo le provo $ un es alofrío! )e e h$ los bra'os al uello e intent$ pegarse todavía más a #l! @e esitaba meterse ba&o su piel! /se eBtra+o estupor que s$lo )iam onseguía provo arle volvi$ a nublarle la mente! @ubl$ su buen &ui io y silen i$ todas las adverten ias que su pruden ia le gritaba! 1$lo es u haba la vo e ita que la in itaba a tomar más, a tomar todo lo que #l quisiera darle y a saborearlo! , esa vo e ita no le importaba que )iam le hubiera dado todo eso a un sinfín de mu&eres siempre y uando tambi#n se lo diera a ella! @ot$ $mo desli'aba las manos por su espalda hasta aferrarle el trasero! , to seguido omen'$ a frotarse ontra ella, prometi#ndole un sinfín de pla eres ompartidos y es u h$ el gemido que brot$ de su propia garganta!
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 48

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

/l ardor que )iam provo aba en ella la abrumaba tanto que se sentía embargada por un ansia fero'! 93or qu# no;, pregunt$ su lado más impulsivo! 9:ui#n se iba a enterar; 9, aso su esposo no le había fallado una y otra ve'; 9@o se mere ía un poquito de feli idad, un breve instante de puro egoísmo antes de umplir la promesa que le había he ho a 7un an; /nfrentarse a 5auf para intentar liberar a la gente de ,rdgleann podría signifi ar su muerte! 93or qu# no disfrutar de un po o de pla er mientras pudiera, por más efímero que fuera; /staba a punto de lan'ar el sentido om"n por la borda para tomar a ese hombre omo amante uando el aballo se agit$ y los empu&$! )iam rea ion$ enseguida y evit$ que ambos se ayeran, y enton es ella, supo que el momento de peligro ya había pasado! 1e ale&$ de sus bra'os mientras sofo aba el intenso bo horno que sentía por su omportamiento! /l deseo que demudaba el rostro de )iam y su agitada respira i$n la aliviaron en parte! 6Creo que eso ha sido re ompensa más que de sobra 6di&o (eira, y se volvi$ para fingir que omprobaba que las alfor&as estuvieran bien su&etas antes de montar! )iam respir$ hondo en un vano intento por almar su deseo! ,"n sentía las dul es urvas de (eira ontra su uerpoE en a&aba tan bien en sus bra'os que era omo si estuviera he ha a su medida! 1e a er $ a su aballo on más torpe'a que de ostumbre, sin demasiadas ganas de montar! Mue un alivio que (eira tardara un rato en darse uenta de que a"n requería de su ayuda para subirse al aballo, ya que eso le dio un po o más de tiempo para re uperar el ontrol! 1í, le había demostrado la pasi$n que podían ompartir, pero tambi#n había des ubierto un par de osas! (eira ha ía a+i os su ontrol, lo despo&aba de todas las habilidades que omo amante había adquirido a lo largo de los a+os! Hasta ese momento había reído que el beso de la otra ma+ana le había afe tado tanto porque se había despertado de un sue+o muy pi ante para des ubrirla entre sus bra'os! , esas alturas era obvio que lo que avivaba su deseo era tenerla entre los bra'os, saborearla y es u harla gemir! Había sospe hado que la pasi$n que podían ompartir sería muy intensa, pero no esperaba que los devorara de esa manera! Dna ve' que mont$, se puso en mar ha ha ia 1 arglas e intent$ olvidar la in omodidad que sentía! , menos que tuvieran alg"n problema, llegarían a las puertas del astillo antes de que las errasen al ano he er, osa que lo alegraba mu hísimo! 1ería me&or que no pasaran otra no he a solas, al menos hasta que (eira de&ara de verlo omo a un perro en elo que perseguía a ualquier osa on faldas! Cuando por fin hi ieran el amor y #l ya iera sa iado entre sus bra'os, no quería tener que enfrentarse a su sentimiento de ulpa ni a sus re rimina iones! /l mero he ho de pensar en ha erle el amor renov$ su deseo, y ello hi'o que fuera todavía más in $modo montar a aballo, de modo que dese h$ de su mente esos tentadores pensamientos! <a era hora de omen'ar on la ampa+a para onven erla de que tenía delante al hombre perfe to para ayudarla a derrotar a 5auf %oubray! 3ero primero ella tenía que ontarle más osas de ese rufián, de ,rdgleann y de la promesa que le había he ho a su difunto esposo! Hasta enton es no había sido muy omuni ativa y #l tampo o había insistido! @o le apete ía demasiado que le hablase del hombre on el que había estado asada tan po o tiempo! /videntemente, su renuen ia se debía a los elos, y seguía estando eloso! )o sorprendi$ un po o estar eloso de un hombre muerto, pero no le qued$ más remedio que a eptarlo on resigna i$n! 1ospe haba que, hasta que estuviera seguro de que (eira le pertene ía por ompleto, tendría elos de ualquier osa o ualquier persona que le llamara la aten i$n! ,minor$ el paso del aballo y esper$ a que ella se pusiera a su altura!
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 4

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

6Cuando estabas re ogiendo tus osas en la aba+a para abandonarme, men ionaste algo de una promesa! 9, qu# te referías; 9, la que le hi iste a tu esposo; 63ero no te abandon# 6le re ord$ ella antes de frun ir el e+o6! 9C$mo sabes que le hi e una promesa a mi esposo; 6=u primo me lo ont$! /stá preo upado por ti! 61e en ogi$ de hombros6! %e eBtra+aba que no hablaras de tu esposo! )a verdad es que asi nun a hablas de #l! Hablar de su esposo s$lo le re ordaba todo el dolor y la vergJen'a que había sentido durante su orto matrimonio! Ha ía todo lo posible por re ordar a 7un an omo a un buen hombre atribulado al que habían asesinado ruelmente! )o "ni o que quería re ordar de su matrimonio eran los buenos amigos que había en ontrado durante el breve período de tiempo en el que o up$ el puesto de due+a y se+ora de ,rdgleann! < lo "ltimo que deseaba era entrar en detalles on un hombre que le en endía la sangre on una simple mirada! 1in embargo, tenía que de irle algo! )iam sabía de la promesa y %atthe2 sin duda le habría hablado de los problemas que había en ,rdgleann! 7e idi$ que le hablaría de eso y de nada más! )o que había su edido entre 7un an y ella, el espantoso fra aso de su matrimonio y el se reto que se veía obligada a o ultar, no eran de su in umben ia! 69%i primo te habl$ de 5auf %oubray y de sus rímenes; 6quiso saber! 61í! /s el hombre que ahora ontrola lo que te pertene e por dere ho! ,sesin$ a tu esposo! < sabiendo qu# tipo de hombre es, imagino que estará onvirtiendo en un infierno la vida de todos los habitantes de ,rdgleann! 69)o ono es; 6@o, nun a lo he visto, pero sí he oído osas! 1e oyen osas espantosas de #l! /lla asinti$ on la abe'a! 6@o me sorprende, y sospe ho que los rumores no des riben el al an e de su maldad! /s un hombre brutal, malvado, frío y letal! 1e ol$ en ,rdgleann tras haber torturado a varios desgra iados para sonsa arles la informa i$n que ne esitaba! 61e e h$ a temblar uando los re uerdos la asaltaron en tropel6! 1us hombres y #l mataron a todo el que se interpuso en su amino para evitar que tomaran el astillo! 7un an me hi'o prometerle que ayudaría a su gente si 5auf ganaba la batalla! < la gan$! %at$ a mi esposo muy despa io, torturándolo on sa+a! :uería que sufriera! 7isfrut$ de su sufrimiento! 69< despu#s fue a por ti; 61í, pero no tenía pensado matarme! 7e no ser porque quiso humillarme y mostrarme lo que le había he ho a mi esposo, dudo mu ho que hubiera podido es apar! 1e regode$ tanto en la vi toria y estaba tan seguro de que ninguna mu&er podría ha er otra osa que obede erlo que no me vigil$ de er a! 63ero te hi'o da+o! %atthe2 me di&o que estabas malherida! 61í! 0ntent# lu har ontra #l y eso lo enfure i$! Conseguí salir de la torre del homena&e y en ontrar a alguien que me ayudase a es apar de ,rdgleann! He estado es ondida en el monasterio desde enton es! 6@e esitabas re uperarte de las heridas 6se+al$ )iam, seguro de que, por muy iertas que fueran sus palabras, no onseguirían apla ar el sentimiento de ulpa que había te+ido la vo' de
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 5!

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

(eira6! 9:u# planes tienes ahora; 6=engo que en ontrar el modo de umplir la promesa que le hi e a 7un an y de ayudar a la gente de ,rdgleann! 1on personas pa ífi as que s$lo se preo upan de sus labores! =e&edores, arpinteros!!! 1on artesanos, no guerreros! )os he de&ado en las rueles manos de 5auf demasiado tiempo! <a es hora de que umpla mi promesa de ayudarlos! 6/s hora de que umplamos esa promesa! 69:ue la umplamos; 61e vio obligada a ontenerse para no a eptar su ayuda al instante! 6/Ba to! Foy a ayudarte! 6@o, es mi lu ha! <o fui quien hi'o la promesa! <o soy quien debe enfrentar los riesgos! , )iam no lo sorprendi$ que re ha'ara su ayuda! /l hermano %atthe2 ya le había di ho que ni siquiera quería que su familia entrara en la ontienda! 1in embargo, estaba preparado para onven erla! < tambi#n estaba preparado para no separarse de ella, lo quisiera o no! 6%u ha ha, a &u'gar por lo que me di&o tu primo asi no saliste viva la "ltima ve'! @e esitas ayuda! 6@o es tu lu ha! 63ues yo digo que sí! 6)iam, tienes una pierna rota! 6<a asi está urada! < seguramente estará omo nueva uando hayamos reunido a los hombres ne esarios para lu har ontra %oubray y hayamos tra'ado los planes para la batalla que se ave ina! 7ul e (eira, 9vas a negarle a un hombre el dere ho a saldar una deuda; %e salvaste la vida! 9Fas a negarme la oportunidad de ser tu paladín;! 61í 6 ontest$ 6! 7esde luego que voy a negarte el dere ho a de&ar que te maten! 6%uy bien, si te niegas a a eptar ayuda, 9 $mo vas a eBpulsar a ese asesino de ,rdgleann; 3orque dudo mu ho que se quede quiete ito mientras te a er as para lavarle una daga en el ora'$n! @o estaba dispuesta a admitir que no tenía ning"n plan! 1e había on entrado asi por ompleto en evitar que su familia se uniera a su lu ha ontra 5auf! <a había visto lo que ese hombre le ha ía a todos los que se atrevían a oponerse a sus designios y no quería que ninguno de sus parientes se le a er ara! < por eso mismo no quería que )iam se pro lamara su paladín! 1u vida era muy importante para ella, aunque no tenía inten i$n de onfesárselo! 6@o tienes por qu# de irlo así 6musit$6! <a se me o urrirá algo! =al ve' si intenta violarme de nuevo pueda destriparlo 6mas ull$, y al punto se re rimin$ para sus adentros por haber revelado ese se reto! )iam le ogi$ las riendas y la oblig$ a detenerse! 69Mue así omo te hiri$; 9=e viol$; 60ntent$ violarme! %e hi'o da+o uando me resistí! Mue enton es uando 5auf de idi$ que yo ne esitaba una le i$n! :uiso violarme en la aldea, mientras obligaba a todos a presen iarlo! , )iam le ost$ dominar sus deseos de salir a todo galope ha ia ,rdgleann y matar a 5auf %oubray! :uería ha erle sufrir por lo que le había he ho a (eira! :uería que pade iera horrores por lo que había planeado ha erle! /l sentido om"n lo oblig$ a ontrolar el impulso! )o "ni o que onseguiría si llegaba a ,rdgleann enfure ido sería que lo mataran!
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 51

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

6@os enfrentaremos &untos a 5auf 6de lar$ on firme'a! 6@o está bien que arriesgue las vidas de otras personas uando fui yo quien hi'o la promesa y ser# yo quien se benefi ie de la derrota de ese hombre! 61í, laro que te benefi iarás, pero tambi#n lo harán otros mu hos! )a gente de ,rdgleann será libre! < los lanes ve inos tambi#n saldrán ganando, aunque s$lo sea pa' de espíritu! Dn hombre omo %oubray es una amena'a para todo el mundo, mu ha ha, no s$lo para ti! Cuando are ía de tierras y fortuna, era una amena'a pasa&era, pero ahora tiene un astillo donde refugiarse y rique'as que obtener de la tierra y de la gente del lugar! =iene unas murallas altas tras las que es onderse y dinero para ontratar mer enarios y armarlos! Ha asesinado a un laird y se ha apoderado de unas tierras que no le pertene en! @o es s$lo un rufián de la peor ala+a, sino una verdadera amena'a para todos! 9Cuánto tardará en de idir que lo que ha onseguido no es sufi iente; 9Cuánto tardará en ambi ionar más; @o, mu ha ha, nos enfrentaremos a 5auf &untos, y estoy seguro de que habrá un mont$n de hombres dispuestos a unirse a nuestra lu ha! )iam tenía ra'$n en todo lo que había di ho! (eira lo sabía, y por eso se sentía tan apenada! 6@o quiero que nadie muera por una promesa que hi e yo 6susurr$! 6<o tampo o quiero que muera nadie 6afirm$ #l, que se in lin$ para darle un beso muy tierno6, pero hay o asiones en las que mere e la pena! 1í, son tus tierras y tu gente, pero eso no ambia el he ho de que ese hombre sea una ru' para todos! Cr#eme, aunque s$lo sea en esto! 5auf %oubray no tardará en esquilmar ,rdgleann y en bus ar pastos más verdes! =e aseguro que los feudos ve inos a ,rdgleann ya se están preparando para uando vaya a por ellos! Cuando )iam solt$ las riendas de su yegua y reanud$ la mar ha, (eira se apresur$ a seguido! 69Crees que esos lanes querrán unirse a nosotros; 6, menos que sean unos ne ios o unos obardes, sí, se unirán! 63are es estar onven ido de que los demás querrán mar har ontra 5auf 6musit$, a"n inquieta por6que otras personas se involu raran en lo que ella onsideraba su lu ha, pero al mismo tiempo in apa' de rebatir los argumentos de )iam! 6/stoy onven ido! 5auf %oubray es omo una pierna gangrenada! =ienes que ortada antes de que la infe i$n se eBtienda por todo el uerpo y mate al hombre! 1í, algunos se unirán porque les gusta pelear, pero la mayoría lo harán por los motivos que te he omentado! 63or eso has insistido tanto en que vayamos a 1 arglas, 9no; 61í, es una de las ra'ones! 1i mis primos son du hos en algo, es en el arte de la lu ha y de la superviven ia! (eira esperaba que )iam estuviera en lo ierto, ya que sabía que su on ien ia argaría on ada herido y ada muerto de la inminente batalla!

Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén

Página 52

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

CA'ITULO (/ /
69,quí vive Miona; (eira observaba el astillo ha ia el que abalgaban on una me' la de asombro y nerviosismo! 1altaba a la vista que era una fortifi a i$n onstruida para ser defendida de ualquier ataque! ,lguien había invertido mu ho tiempo, esfuer'o y dinero en onvertir 1 arglas en un lugar ineBpugnable! < eso s$lo lo &ustifi aba la eBisten ia de una amena'a ontinuada, de modo que se pregunt$ on qu# tipo de hombre se había asado Miona! 61í, esto es 1 arglas! Han pasado unos a+os bastante duros, pero ya se han almado las osas 6le asegur$ )iam! 63are e que sufrían un ontinuo asedio! 6/n ierto modo es así! /l antiguo laird era propenso a ha er enemigos! 9@o has tenido noti ias de Miona desde que se as$; 6@o! 3ero mi abuela sí, y mi prima Killyanne tambi#n, aunque no me han ontado nada que me preparara para en ontrarme on seme&ante fortale'a! 6Cueno, tal ve' el antiguo laird te sorprenda tambi#n! /s un hombre irritable y antes de asarse on su a tual esposa pare ía estar empe+ado en engendrar su propio e&#r ito! /so sí, re uerda siempre que perro ladrador, po o mordedor! :ui'á tengamos suerte y no est#! Nltimamente le ha dado por via&ar para ver a los hi&os que residen fuera! Miona no tard$ en ganarse su ora'$n porque &amás se amilan$ ante #l! 6/s típi o de ella! )iam, no me pare e orre to pedirle ayuda a tu familia uando ni siquiera se la he pedido a la mía! 63ues ya va siendo hora de que les uentes tus problemas! 61ilen i$ sus protestas on un gesto de la mano6! /l hermano %atthe2 piensa que les has es rito para ontarles al menos parte de la verdad, pero no es así, 9verdad; (eira suspir$ y mene$ la abe'a! 6@o estuvo bien y lo s#, pero ada ve' que intentaba es ribirles, me asaltaban las dudas! @o sabía $mo de ir lo sufi iente sin ontarles demasiado ni despertar sus sospe has! %e sorprende un po o que nadie haya ido a bus arme al monasterio, pero tal ve' hayan olvidado lo unidos que estábamos %atthe2 y yo de ni+os! <a han pasado mu hos a+os! 6/n ese aso, será me&or que les es ribas pronto, mu ha ha! /s posible que les hayan llegado las noti ias de la muerte de tu esposo! )a verdad los inquietará menos que los rumores in iertos! )iam tenía ra'$n, pero deberían esperar un tiempo para de idir qu# ontarle a su familia! /n uanto atravesaron las puertas, se en ontraron rodeados de gente! Había tantos hombretones reunidos para saludarlos que se sinti$ un po o in $moda! Dn pelirro&o enorme y muy guapo levant$ a )iam de la silla de montar sin p#rdida de tiempo! /ntretanto, un hombre moreno y silen ioso on la ara desfigurada por las i atri es la ayud$ a ella a desmontar on gesto ausente, ya que estaba pendiente de )iam! 1altaba a la vista que sabían de su desapari i$n y, de repente, (eira se pregunt$ qu# tipo de rumores habrían llegado a su familia! 7efinitivamente, ya era hora de que les enviara un mensa&e, de idi$ mientras agarraba las alfor&as antes de que un &oven'uelo se llevara el aballo! 1e rela&$ un po o uando )iam se abri$ amino para regresar a su lado! =ras e harle un bra'o
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 53

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

por los hombros, omen'$ on las presenta iones! Había tantos hombres que (eira se limit$ a retener unos uantos nombres! /ntre ellos, el de 1igimor, el laird de 7ubheidland, y el de /2an, el laird de 1 arglas! <a tendría tiempo para aprenderse los de los demás! )iam la tom$ de la mano mientras entraban al astillo y los a ompa+aban hasta el sal$n! 1abía que seme&ante familiaridad no era muy apropiada, pero se dio uenta de que ne esitaba su apoyo! 1us primos resultaban un tanto abrumadores! 69(eira; 97e verdad eres t"; 6grit$ una vo' femenina! (eira estaba dándose la vuelta para ver qui#n le había hablado uando una rubia delgada se abalan'$ sobre ella para abra'arla! 69Miona; )a susodi ha se apart$ un po o y sonri$! 61í, soy yo! 9=anto he ambiado en in o a+os; 6> h, no! 3ero me pare e que en todo ese tiempo te han pasado mu has osas que nadie me ha ontado! 6, ari i$ on suavidad una de las i atri es que desfiguraban las me&illas de la mu&er 6! < no todo ha sido agradable, 9verdad; 6Cierto, pero ya hablaremos de eso más tarde! 6)a ogi$ de la mano y la pre edi$ hasta la mesa prin ipal, donde la inst$ a tomar asiento en una silla6! 1upongo que estarás hambrienta y muerta de sed! 1írvete! 9%e das las alfor&as; 6?/speraA 6=ras omprobar que no había perros en el sal$n, sa $ on uidado a los gatitos6! Hemos en ontrado a estos peque+ines en el bosque! %ientras es u haba las aventuras y desventuras de Miona en esos in o a+os que llevaba sin verla, (eira tuvo tiempo de ontarle algunas propias, de omer y de alimentar a los gatitos! 7e repente, se en ontr$ debatiendo si debía o no ontarle a Miona lo "ni o que no le había di ho a nadie! ,unque lo que había su edido on su matrimonio la avergon'aba, dadas las esperan'as que había depositado en #l, des ubri$ que ne esitaba es u har la opini$n de otra mu&er! /staba segura de que podía onfiar en Miona para que le guardara el se reto, pero al final de idi$ que se tomaría un tiempo para pensárselo! /staba intentando que =rueno se sentara para darle el tro ito de queso que le estaba ense+ando uando se per at$ del s"bito silen io! ,l'$ la vista y des ubri$ que todos los hombres sentados a la mesa prin ipal o que estaban de pie er a de #sta las observaban a ella y a Miona &ugar on los gatitos on una uriosa me' la de sorna e in redulidad! )a tierna mirada on la que sir /2an miraba a su esposa de&$ muy laro a (eira por qu# Miona se había asado on un hombre tan serio, sombrío y desfigurado! )e ost$ un gran esfuer'o reprimir una pun'ada de envidia! 6Miona, hay gatos en mi mesa 6di&o sir /2an! 6Katitos, /2an 6lo orrigi$ la aludida6! Criaturillas indefensas ruelmente abandonadas en el bosque, donde estaban solas, sin su madre, hambrientas y aterrori'adas! 61uspir$ de forma eBagerada6! 9C$mo no iban a ayudarlas y obi&adas )iam y (eira; 69< rees que eso &ustifi a que est#n omiendo en mi mesa; 6Cueno, s$lo será por esta ve' 6 ontest$ Miona, que se a er $ a su esposo para besarlo en la me&illa6! %ás que nada porque no está tu padre! 9>s hab#is onven ido ya de que )iam está sano y salvo; 6/ h$ un vista'o al susodi ho, que estaba sentado al otro lado de (eira6! 1alvo por esa pierna rota, laro! 61e volvi$ ha ia )iam y a+adi$6* (eira me ha ontado $mo su edi$! ,sí que
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 54

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

le has bus ado las osquillas a un hombre 9no; 6/n realidad, empie'o a pensar que fue una mu&er la que orden$ a esos hombres que me dieran una pali'a y me despe+aran 6 ontest$ #l mientras se servía pan, un tro'o de urogallo y queso, tras lo ual mir$ on el e+o frun ido a 5elámpago que había a udido presto a su plato6! =e omiste todo mi ordero, tragon ete! ,sí que no reas que vas a probar esto! (eira re ord$ todo lo que lady %aude había di ho en la aba+a y suspir$ al omprender que )iam tenía ra'$n! 6:u# osa más eBtra+a viniendo de una mu&er que te llam$ su dul e prín ipe!!! )iam solt$ un gru+ido y, e hando hispas por los o&os, mir$ a un sonriente 1igimor! 6)ady %aude me persigue omo la peste! Como no e&e en su empe+o, su esposo a abará matándome! 6=endremos que arreglar ese asunto 6di&o 1igimor6! @o podemos permitir que ese hombre mate a nuestro dul e prín ipe! 6?,y, 7iosA 6musit$ (eira al omprender que les había dado a los primos de )iam un arma on la que burlarse de #l a pla er6! )o siento, )iam! 6Ha es bien en sentirlo 6murmur$ #l, que, in apa' de soportar la forma en la que 5elámpago seguía on la mirada ada tro'o de omida que se llevaba a la bo a, a ab$ por darle un po o6! ,unque hay otro problema mu ho más importante! 6Cierto, la batalla para librar ,rdgleann prevale e sobre tus líos amorosos! 6@o hay ning"n lío amoroso on lady %aude y t" lo sabes, 1igimor! /stá asada! 3or desgra ia, ha onven ido a su esposo de que pas$ algo entre nosotros! 3ero, tal y omo has di ho, esa pesada no es importante! )o que me preo upa es el tema de ,rdgleann y 5auf %oubray! 1igimor asinti$ on la abe'a mientras se servía un po o de erve'a! 6/s un miembro infe tado que hay que amputar on urgen ia! 69)o ono #is; 6le pregunt$ (eira! 6@o lo he visto nun a 6 ontest$ el laird6! 7e haberlo he ho, no tendríamos este problema ahora mismo! 1in embargo, he visto de lo que es apa'! /s una bestia salva&e! %atarlo será una buena obra! (eira sinti$ que Miona se tensaba! 1e volvi$ ha ia ella y vio que estaba mirando fi&amente a su esposo! )e result$ un tanto sorprendente ver que un hombre tan grande y serio pudiera pare er in $modo ba&o el es rutinio de su mu&er! 69Fas a ir a la guerra; 6es u h$ que Miona le preguntaba! 6/stoy onsiderando la idea de unirme a la ausa, sí 6 ontest$ su esposo6! /s una ausa &usta! /se hombre asesin$ al esposo de lady (eira, estuvo a punto de matarla a ella, le ha robado sus tierras y, seg"n lo que ha di ho 1igimor, aquellos a los que de&a on vida ansían la muerte on fervor! 3ero no saldremos inmediatamente! Hay que planifi arlo todo on detalle! ,unque (eira vio que Miona asentía lentamente on la abe'a, se per at$ de que la tensi$n no la abandonaba! Cosa que tambi#n notaba sir /2an, porque sigui$ aferrando la mano de su esposa y a ari iándole el dorso on el pulgar de forma asi pere'osa! /sa parte de su lu ha ontra 5auf ni siquiera se le había pasado por la abe'a! @o s$lo iban a sufrir los hombres que se enfrentaran dire tamente al enemigo, tambi#n había que tener en uenta a las mu&eres que de&aban atrás, re'ando para que sus hombres volvieran sanos y salvos! 7eseaba asegurarle a Miona que no tenía
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 55

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

por qu# preo uparse, ya que no iba a permitir que nadie lu hara en su lugar, pero ya no había vuelta atrás! )iam se lo había ontado todo a los hombres y, tal y omo a su padre le gustaba de ir, a todos ellos les hervía la sangre! =ras unos momentos de harla insustan ial, Miona gui$ a (eira hasta un dormitorio! /l silen io las a ompa+$ durante todo el amino, salvo uando se detuvieron en la habita i$n de los ni+os! Cada paso que daban aumentaba el sentimiento de ulpa de (eira! 6)o siento mu ho, Miona 6di&o en uanto estuvieron en el dormitorio que le habían asignado! )a mu&er la mir$ sorprendida! 693or qu#; Dna ve' que de&$ a los gatitos en la ama, se a omod$ en el borde! 63or haber involu rado a todos estos hombres en mis problemas! 6> h ni hablar! =" no tienes la ulpa 6la tranquili'$, sentándose a su lado6! 1iento mu ho que mi a titud te haya llevado a reer lo ontrario! @o! )o que me enfure e es la idea de que /2an vaya a la batalla, pero eso no va a ambiar nun a! 3ronto me har# a la idea! /s lo que ha en los hombres, lu har! 3ero doy gra ias a 7ios porque mi esposo elige on uidado las batallas en las que parti ipa y por ha er todo lo que está en su mano por evitar ualquier enfrentamiento! @o es omo su padre, que ha e enemigos on una fa ilidad pasmosa! Claro que el muy ne io a ab$ omprendiendo lo equivo ado de sus a iones! @o, t" no tienes la ulpa! )a ulpa es de ese erdo ruel que te ha arrebatado tus tierras! 6/so mismo di e )iam! :ue es una ausa &usta y que 5auf es un hombre que no tardará en bus ar el modo de robarles a otros, sobre todo ahora que tiene un lugar donde es onderse y dinero para pagar hombres y armas! 6/Ba to! /s me&or detenerlo en ,rdgleann! < tambi#n reo que sería me&or que le enviaras un mensa&e a tu familia! /stoy segura de que querrán parti ipar en la lu ha y que les gustará saber que sigues viva!!! 69:u# quieres de ir; 6pregunt$ en vo' ba&a y sorprendida! 6He re ibido varios mensa&es suyos preguntándome si sabía algo de ti! 1aben que tu esposo ha muerto y saben qui#n lo asesin$! ,demás, tambi#n saben que nadie te ha visto desde aquel día! (eira err$ los o&os y se frot$ la frente on la mano, maldi i#ndose por no haber pensado en las onse uen ias de su silen io! 6/speraba que no les llegaran los rumores! Ha sido una tontería por mi parte! 7eberían flagelarme por haber sido tan des onsiderada! Miona se e h$ a reír y le dio un beso en la me&illa! 6<o tambi#n soy ulpable de haber he ho sufrir a mi familia! Cuando ono í a /2an y de idi$ que me se uestraría para pedir un res ate, me negu# a de irle qui#n era, y tambi#n de idí que #ste sería un lugar estupendo para o ultarme del lo o que me estaba persiguiendo! 3as$ mu ho tiempo hasta que mi familia tuvo noti ias mías y, entretanto, mientras yo guardaba silen io, apenas pens# en lo mu ho que Connor se preo uparía por mi desapari i$n! 1ospe ho que 1igimor se en argará de ha erle saber a )iam lo disgustado que está por no haberle he ho llegar ni un solo mensa&e informándolo de su paradero y de lo su edido! 6,h, ya veo que es un pe ado muy om"n! 9%e está bus ando mi familia; 61í! 3asaron una ve' por aquí y no reo que tarden en apare er de nuevo!
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 56

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

6/n ese aso, será me&or que les es riba lo antes posible! Creo que me onviene de&ar pasar unos días para que se apa igJen antes de verme! 67ate un ba+o, des ansa y ena on nosotros antes! %a+ana por la ma+ana enviaremos a un mensa&ero on las noti ias! (eira asinti$ on la abe'a y Miona se mar h$ para ordenar que le prepararan un ba+o! 7ada la rapide' on la que la obede ieron, (eira dedu&o que todo estaba listo desde que puso un pie en 1 arglas! Con la tina llegaron un a&$n on arena para los gatitos y un maravilloso vestido de lana de olor verde os uro! /n uanto desapare i$ la "ltima sirvienta, que se llev$ su ropa para lavarla, se meti$ en el agua aliente on un suspiro de puro deleite! )e avergon'aba un po o admitirlo, pero una de las osas que más le gustaba de ese ba+o en parti ular era que no había tenido que mover un solo dedo para prepararlo! /staba sentada delante de la himenea, se ándose el pelo, uando se dio uenta de la "ni a pega de su situa i$n! )iam no estaba on ella ni lo estaría esa no he! 1uspir$ por el repentino dolor que sinti$ ante la erte'a de que la separa i$n había omen'ado! @o estaba preparada para ello! <a no habría más harlas tranquilas frente al fuego, ni partidas de a&edre' a solas, ni es u haría su respira i$n mientras dormía er a de ella! Ciertamente seguirían vi#ndose hasta que lograran derrotar a 5auf, pero la p#rdida de la estre ha amistad que habían disfrutado durante un mes era más demoledora de lo que había imaginado! )o amaba! 1i #se no era el olmo de la estupide', no sabía uál podía ser! @o había protegido su ora'$n en lo más mínimo! 1e había limitado a enga+arlo! )u h$ ontra el impulso de a urru arse en la ama y e harse a llorar hasta quedar rendida! ,sí no solu ionaría nada! =ampo o podía regodearse en el sufrimiento, porque a abaría de&ando huellas en su rostro y la esperaban para enar en el sal$n! 7e alg"n modo, tendría que apa+árselas para enfrentarse a toda esa gente! 3ara enfrentarse a )iam y fingir que todo seguía tal y omo estaba antes de que subiera al dormitorio! / h$ un vista'o a la mano que sostenía el peine y, al omprobar que le temblaba, se pregunt$ de d$nde iba a sa ar las fuer'as para a ometer seme&ante farsa!

)iam solt$ un &uramento uando 1igimor le frot$ la espalda on más fuer'a de la ne esaria! 61i quieres astigarme por no haberte di ho d$nde estaba, ha' el favor de darme un pu+eta'o! 1erá más llevadero que de&ar que me arranques la piel de la espalda! 6, to seguido solt$ un suspiro y lav$ la vista en el agua mientras 1igimor seguía en&abonándolo6! < yo que reía que la humilla i$n que estoy sufriendo sería astigo sufi iente!!! 6>s pido dis ulpas por no ser la más hábil de las don ellas, dul e prín ipe 6se burl$ 1igimor! 6Como vuelvas a repetir eso otra ve', te muelo a palos on la muleta! 1igimor hi'o aso omiso de la amena'a! 6@o s# qu# te resulta tan humillante! 6@o me han ba+ado desde que era un ni+o! 1igimor se apart$ un po o para lavarle el pelo y lo mir$ on el e+o frun ido! 61alvo alguna que otra mu ha ha, 9no; 6@o, ni siquiera las mu ha has! Cueno, (eira me lav$ mientras estaba postrado en la ama, pero no es lo mismo!
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 57

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

69/l eBperto y ensal'ado amante no se ha ba+ado nun a on una mu&er; 6@o 6 ontest$ )iam entre dientes y err$ los o&os al ver que 1igimor se limitaba a mirarlo, esperando en silen io una eBpli a i$n6! Ca+arse es algo privado, 9no rees; /s un momento de priva idad que te de&a muy vulnerable! 6)o mismo puede de irse de un revol $n! 6@o te he di ho que la eBpli a i$n fuese l$gi a! /s algo que no puedo ha er! < tampo o paso la no he on una mu&er! @ada de lo que te diga te pare erá l$gi o! ?3or el amor de 7ios, a ve es ni siquiera yo lo entiendoA 1on unos límites que me he mar ado y que &amás ru'o! 1í, me gustan las mu&eres y me gusta forni ar! 1oy amable on ellas, no las menospre io por ser un po o ligeras de as os, y les hago sonreír y que se sientan bonitas! 3ero ni me ba+o ni duermo on ellas! 61e en ogi$ de hombros6! )o "ni o que me interesa es pasar un buen rato, nada más, y no quiero que ninguna se haga falsas ideas! ,lgunas me gustan más que otras, pero no quiero que rean que pueden onseguir de mí algo más que un rato de diversi$n! 6@o s#, en ierto modo tiene sentido!!! 61igimor omen'$ a lavarle el pelo6! /res vulnerable mientras te ba+as y mientras duermes! Compartir esos momentos on alguien impli a una gran dosis de onfian'a en la otra persona, 9verdad; ,hora que lo pienso, no te has a ostado on ninguna de las mu ha has que viven y traba&an en 7ubheidland, 9no; 6@i de ning"n otro astillo que suela visitar! 1igimor le a lar$ el pelo y lo ayud$ a salir de la tina! /l bo horno que sinti$ mientras su primo lo se aba dur$ po o, ya que #ste fue rápido y pre iso! Dna ve' que estuvo ataviado on las al'as, se sent$ en la ama mientras 1igimor le ambiaba las tablillas y las vendas mo&adas y le olo aba otras se as! 6)a pierna tiene buen aspe to 6le di&o su primo, que se ale&$ para servirse un vaso de erve'a y ofre erle a #l otro6! /stá un po o pálida y pare e que has perdido algo de m"s ulo, pero todo eso puede arreglarse on el tiempo! Has tenido suerte! 61í! 1i el hermano %atthe2 y (eira no me hubieran en ontrado, habría muerto! )entamente! 6,l ver que 1igimor asentía on la abe'a antes de tomar un sorbo de erve'a sin de ir nada, le pregunt$6* 9:u# pasa; 6/staba pensando otra ve' en tu rela i$n on las mu&eres! 91abes una osa; Creo que siempre has planeado asarte! 69, aso no lo planean todos los hombres en alg"n momento de sus vidas; 6)a mayoría, pero no todos tra'an unos límites tan estri tos uando omien'an a divertirse on ellas! =" sí! =al ve' nun a hayas omprendido la verdadera ra'$n que te impuls$ a ha erlo, o qui'á la hayas olvidado, pero reo que lo hi iste porque tenías laro que te asarías alg"n día! ,sí evitabas enfrentamiento s on ualquier mu&er que a abara traba&ando en tu asa a la par que tendrías eBperien ias para ompartir on tu esposa que &amás habrías ompartido on otras mu&eres! 1ospe ho que hay otras osas que tampo o has ompartido on ellas! 6/sbo'$ una sonrisa fuga' al ver que )iam se rubori'aba y asinti$ on la abe'a6! Has he ho bien, porque reo que ya has elegido a la novia! 6=al ve', aunque está muy le&os de mi al an e! 1ería yo el más benefi iado por el enla e, porque s$lo aportaría mi persona!
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 58

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

61i ella es la ade uada, 9qu# más da eso; <o me he asado on una inglesa, on la hi&a de un lord de la frontera! 63orque era la ade uada! 67esde luego que sí! 6(eira ree que soy un erdo libidinoso! 61onri$ al es u har que 1igimor estallaba en ar a&adas6! @e esito onquistarla y ganarme su onfian'a, osa que perdí uando lady %aude me en ontr$! < mu ho me temo que tambi#n influy$ que nos detuvi#ramos en la posada de 7enny y %ary me re ibiera on demasiada efusividad! 6Cueno, uando est#s asado, podrás ontarle todas las osas que ha es on ella y que &amás habías he ho on otras! /so aliviará los elos que pueda despertarle tu pasado! < ahora d#&ame que te ayude a vestirte para que podamos ba&ar al sal$n y enar antes de que esos %a Mingal se lo 'ampen todo! )iam intuy$ que 1igimor tenía alg"n plan! 3or sus palabras, pare ía que su matrimonio on (eira estuviera a ordado! 1in embargo, antes de que pudiera de ir nada al respe to, su primo omen'$ a hablar sobre la batalla que pronto librarían! /staba sentado a la mesa prin ipal del sal$n, aguardando la llegada de (eira, uando omprendi$ que su primo lo había estado distrayendo on gran astu ia! )iam lo mir$ en ese momento y lo vio sonreír, osa que aument$ de inmediato su re elo! /staba a punto de preguntarle qu# estaba tramando uando volvi$ a distraerse, en esa o asi$n por la entrada de (eira! )levaba un bonito vestido verde que resaltaba el olor de sus o&os! )a larga melena ondulada le aía por la espalda, su&eta s$lo por una an ha inta de olor verde! 1u aspe to era el de una dama y su resolu i$n de ha erla suya flaque$! Ferla tan elegante enfati'aba lo po o que #l podía ofre erle! (eira se rubori'$ ba&o la intensa mirada de )iam mientras #l la ayudaba a tomar asiento a la mesa! , la postre había logrado almarse y o ultar en el fondo de su ora'$n los re i#n des ubiertos sentimientos que albergaba por ese hombre! Hasta que llegara el momento de la separa i$n final, se esfor'aría por mantenerlos a buen re audo! /l he ho de que s$lo se en ontraran en situa iones omo #sa la ayudaría, pens$ mientras daba buena uenta de la omida sin apenas saborearla! 5odeada de gente e inmersa en las distintas onversa iones, lograría mantener su ora'$n fuertemente errado y sus emo iones a raya! 6,sí que vos librasteis a nuestro dul e prín ipe de una muerte segura en el monasterio, 9verdad; , (eira le result$ difí il ontener la sonrisa uando es u h$ el profundo suspiro de )iam y las ar a&adas de sus primos, pero logr$ mantener un semblante serio al responder* 6/n la propiedad del monasterio, sí! )os mon&es nos edieron una aba+a en el límite de sus tierras! 69< estuvisteis a solas on #l!!! durante un mes; )as miradas penetrantes que todos los presentes omen'aron a lan'arles a )iam, y a ella a abaron on la tranquilidad en la que (eira había logrado sumirse! 61u estado fue ríti o durante la primera quin ena! )uego asi todas sus heridas estaban uradas, salvo la pierna! 61igimor!!! 6mas ull$ )iam!
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 5

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

69:u#; /stoy intentando averiguar la verdad, que no es ni más ni menos que lo que hará su familia 6repli $ el laird! 6)a verdad es que se o up$ de uidar mis heridas! 61í, ella sola, en una aba+a, durante un mes! )os dos solos! <, salvo por tu pobre pierna rota, el resto de tu persona se había re uperado al abo de quin e días! /n fin, aquí todos ono emos bien al resto de tu persona, 9o no; 1ospe ho que la familia de (eira habrá oído alg"n que otro rumor, ya que suelen enviar representantes a la orte! /sto a abará por salir a la lu'! )o sabes tan bien omo yo! 1abes lo que debes ha er para limpiar su honor y el tuyo!!! < apla ar a su familia! 6@o sabía que los mon&es fueran por ahí ontando uentos! 6@o lo ha en a prop$sito, pero puede que la familia de (eira a abe por re ordar la eBisten ia del hermano %atthe2, 9no rees; ,demás, había otros uando te en ontraron y no estamos hablando de mon&es de lausura! 1abes tan bien omo yo lo que se dirá de ella si se des ubre que pas$ tanto tiempo a solas ontigo! @o será &usto ni ierto, pero eso dará igual! @o reo que a su numerosa familia le haga gra ia, y lo más probable es que quieran enmendar el asunto! =al y omo yo lo veo, tenemos dos op iones* o nos preparamos para lu har ontra los %urray, o nos preparamos para elebrar una boda! (eira es u h$ todas y ada una de las palabras on re iente horror hasta que la verdad a ab$ ha iendo tri'as su tranquilidad! =odo lo que 1igimor había di ho era ierto, osa que empeoraba la situa i$n! , tenor de las eBpresiones de los presentes, todos estaban de a uerdo on #l, y ella no los ulpaba! Había mu has ra'ones que &ustifi aban su opini$n de que un matrimonio on )iam sería un error, pero hubo una en parti ular que re ord$ antes que las demás* ?la no he de bodasA )a magnitud de todos los problemas que eso le a arrearía liber$ por fin su lengua! 6?@oA

Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén

Página 6!

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

CA'ITULO (0 0
6?1íA (eira desvi$ la mirada ha ia la entrada del gran sal$n y estuvo a punto de malde ir en vo' alta! , ababan de llegar dos de sus hermanos! , &u'gar por sus eBpresiones, era evidente que habían es u hado la onversa i$n! 5eprimi$ el impulso de salir orriendo en bus a de un lugar donde no pudieran en ontrarla &amás! 1us hermanos e haron a andar ha ia la mesa on aspe to de querer moler a golpes a alguien, y (eira pens$ que debía averiguar por d$nde se iba a 0rlanda! 1us hermanos siguieron aminando hasta llegar a la abe era de la mesa, y fue enton es uando ella se per at$ de que tenían la vista lavada en )iam, no en ella, y de que sus eBpresiones no eran demasiado amistosas! 7e he ho, pare ían querer matarlo! 1e levant$ a toda prisa y se interpuso entre ellos! ,rtan y )u as tenían fama de utili'ar los pu+os primero y pedir eBpli a iones despu#s! /n ese momento, se sentían on todo el dere ho del mundo a pedirle eBpli a iones a )iam a base de golpes hasta que no quedara nada más de #l que una man ha de sangre en el suelo! 7ado que no reía que sus familiares se quedasen de bra'os ru'ados mientras le daban una pali'a a uno de los suyos, de idi$ que estaba protegiendo a más personas, no s$lo a )iam! 6:uítate de en medio, %irlo 6di&o ,rtan on los o&os grisá eos asi tan brillantes omo la plata, una se+al inequívo a de que estaba furioso! 6@o 6rehus$6! 1ois unos invitados en este astillo y este hombre es de la familia! 1ería muy des ort#s darle una pali'a! 697es ort#s; 6mas ull$ )u as, on la misma eBpresi$n que su hermano6! Cueno, que no se diga que no tenemos modales! )o sa aremos de aquí para pegarle la pali'a fuera! 6=ampo o pod#is ha er eso! @o sería una pelea &usta! =iene una pierna rota! )iam sonri$ uando vio que los dos hombres se apartaban un po o para mirar más allá de su hermana y se movi$ lo &usto para de&arles ver el venda&e y las tablillas! /l he ho de que (eira se olo ara delante de #l no le había gustado, aunque el sentido om"n a ab$ por imponerse! @o quería pelear on esos dos hombres que, evidentemente, eran parientes er anos de (eira, y no habría querido ha erlo aunque estuviese en me&ores ondi iones físi as! Dna pelea se onvertiría en una lu ha en arni'ada en un abrir y errar de o&os! < dado que s$lo le había robado unos uantos besos, no se reía mere edor de una pali'a! >bserv$ a los dos hombres mientras 1igimor se o upaba de las presenta iones on una tranquilidad e&emplar! /n ese momento, sus sospe has se onfirmaron! /ran hermanos de (eira! ,rtan y )u as %urray! ,mbos eran de su misma estatura y seguramente tambi#n de la misma edad! =ambi#n eran muy apuestos, y a &u'gar por la aten i$n que las damas presentes les prestaban, estaba laro que ompartían su opini$n! =enían el mismo abello negro que su hermana, y lo llevaban algo más largo de lo habitual! , medida que se rela&aron, el brillo plateado de sus o&os fue tornándose en un gris a'ulado! 1in embargo, sus eBpresiones eran muy serias uando miraron a su hermana y eso puso a )iam en guardia! %ás les valdría no ser demasiado duros ni desagradables, porque en ese aso los esfuer'os de /2an y 1igimor por mitigar la tensi$n habrían sido en balde! 6=ienes muy buen aspe to, mu ha ha 6murmur$ ,rtan6! 9Ferdad, )u as; 6Cuenísimo 6 onvino )u as tras observar a su hermana on detenimiento6, sobre todo despu#s de haberla dado por muerta!
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 61

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

,rtan la ogi$ de las manos y las eBamin$! 6=ampo o tiene ninguna herida en estas manitas suyas! 6@i un rasgu+o, seg"n veo! 6/s raro que no le haya es rito a su familia para de irle que estaba bien! Dnas palabritas de nada di i#ndonos que su adáver no se estaba pudriendo en alg"n lugar entre ,rdgleann y 7onn oill6di&o ,rtan! (eira dio un respingo y la ulpa hi'o que se rubori'ara! 6@o sabía que me habíais dado por muerta 6les asegur$! 6/s normal que no lo supieras!!! porque no nos has es rito para saber lo que nos habían di ho! 6Hay una ra'$n de peso para mi silen io 6adu&o! 61entaos 6intervino /2an en ese momento, invitando a los dos mu ha hos a tomar asiento a la mesa6! Comed y refres aos el ga'nate! 3od#is es u har la eBpli a i$n mientras lo ha #is! Hay mu ho que ontar y mu ho más que de idir! 6Cierto 6 onvino ,rtan al tiempo que )u as y #l se sentaban6, omo por e&emplo la fe ha de la boda! )iam se apresur$ a oger a (eira de la mano, pues tuvo la sensa i$n de que estaba a punto de salir orriendo! =ir$ de ella on mu ha deli ade'a, pero sin darle op i$n, obligándola a sentarse! ,unque #sos no eran los me&ores imientos para sostener su rela i$n, no veía modo de salir de la trampa en la que habían aído! =al ve' podría haber onseguido onven er a sus primos de que ne esitaba un po o más de tiempo para persuadir a (eira sin ne esidad de presionarla, pero dudaba mu ho que los hermanos de la mu ha ha edieran a sus deseos! Clav$ la mirada en (eira mientras ella ontaba a sus hermanos $mo había muerto 7un an %a (ail y $mo habían a abado ella y )iam en 1 arglas! Lste intent$ disimular la pun'ada de dolor que sinti$ al ver $mo el rostro de la &oven perdía el olor uando se abord$ el tema del matrimonio! , nadie le gustaba que lo for'aran a ontraer matrimonio uando no se estaba preparado! 0n luso a #l le molestaron las formas, aunque quería asarse on ella! /l orte&o tendría que llegar despu#s de la boda, supuso! Calm$ su ansiedad re ordando que (eira había respondido on pasi$n a sus avan es y que antes de que lady %aude apare iera en es ena ambos se habían entendido muy bien! 6@o ha e falta que nos asemos 6protest$ (eira, que intent$ no pare er tan desesperada omo se sentía6! @o hemos he ho nada malo! 6< nosotros te reemos 6le asegur$ ,rtan6, al igual que estas buenas personas, pero po os más lo harán! =odo el mundo sabe que )iam Cameron tiene buena mano para las mu&eres! /s asi una leyenda en algunas 'onas! 6:u# suerte para #l!!! 6%ir$ de reo&o a )iam antes de re ondu ir su furia ha ia sus hermanos 6! 97e verdad re#is que es una buena idea asarme on un hombre tan promis uo que es asi una leyenda; 6)o de promis uo es un po o eBagerado!!! 6musit$ )iam, pero nadie le prest$ aten i$n! 6Ha e po os meses que enviud# 6prosigui$ (eira6! @o sería apropiado que me asara tan pronto! ,demás, las viudas tienen mu ha más libertad que las don ellas, 9no es así; 61$lo si son dis retas! Compartir una aba+a on un hombre durante todo un mes no es ser dis reta! < tampo o lo es ompartir una habita i$n en una taberna ni via&ar solos durante tres días!
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 62

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

69=an er a estabais; 6pregunt$ )iam! 61í! @os a ordamos de que (eira y %atthe2 se llevaban muy bien y de idimos ir al monasterio! Cuando llegamos, los (innaird seguían dis utiendo por ti! Cosa que se a abará en uanto te ases on nuestra hermana 6a+adi$ ,rtan on sequedad! 6@o hubo nada on lady %aude que tenga que a abar! 6)iam ontuvo un &uramento uando omprendi$ que no lo reían! 6,rtan, 9qu# importan ia tiene lo que digan de mí; 6pregunt$ ella6/n uanto e hemos a 5auf de ,rdgleann, volver# a mi hogar! )os rumores no tardarán en desapare er! 697e verdad; 9)o harán lo bastante rápido omo para evitar que la mayoría de tus parientes tenga que defender tu honor; /l miedo le desbo $ el ora'$n! ,bri$ la bo a para re ha'ar de plano esa posibilidad, pero volvi$ a errarla sin de ir nada! )o "ni o que se le o urría adu ir era que &amás surgiría seme&ante problema, pero sabía que era mentira! @o soportaba la idea de que alguien resultara herido o, que 7ios no lo permitiera, muerto por ulpa de los rumores que ir ularan sobre ella! /l he ho de que sus hermanos ya estuvieran al orriente de tantas osas indi aba que de he ho la gente ya estaba hismorreando! /ra evidente que %ary se había ido de la lengua a &u'gar por lo que sus hermanos estaban di iendo, y lady %aude pare ía la mar de dispuesta a eBtender iertos rumores! )o mismo daba que esa mu&er estuviera persiguiendo a )iam omo una lo a, porque la gente le prestaría aten i$n y repetiría todo lo que di&era! /l he ho de que sus supuestos pe ados se hubieran ometido en un monasterio s$lo a+adía más morbo a esas mentiras! /ra muy in&usto, pens$! @i )iam ni ella habían he ho nada malo! ,unque le re onfortaba saber que todos los presentes la reían, por desgra ia su hermano estaba en lo ierto al de ir que nadie más lo haría! < siendo &usta on )iam, ni siquiera podía ulpar a su reputa i$n! @o del todo! , la mayoría de la gente le bastaba on saber que un hombre y una mu&er habían pasado tiempo a solas para pensar mal! /n ese instante, )iam le aferr$ el pu+o y ba&$ la vista ha ia sus manos unidas! )a ari ia, apenas un ro e, onsigui$ aliviar la tensi$n que se estaba apoderando de ella! >&alá pudiera ha er desapare er de la misma manera todos los problemas que se les ave inaban! /n espe ial uno que no sabía $mo ata&ar! 1i no le había fallado el oído, su boda on )iam tendría lugar al día siguiente, lo que le de&aba po as horas para en ontrar una solu i$n! , ser posible sin trai ionar la promesa que le había he ho a su difunto esposo ni los votos que pronto inter ambiaría on )iam! 6@uestro lan a ostumbra a de&ar que sea la mu&er quien de ida on qui#n se asa 6di&o en un "ltimo intento por detener la boda6! @o me estáis de&ando op i$n alguna! 6/so es lo me&or para todas las partes 6repli $ )u as6! < ya elegiste marido en la primera o asi$n! 1in embargo, en la vida no siempre se puede elegir, y #ste es uno de esos asos! /n otras o asiones similares se puede llegar a un a uerdo sin ne esidad de for'ar a los impli ados! 3ero on una batalla inminente, no podemos perder tiempo on esas tonterías! 6Ha ed lo que queráis 6mas ull$ (eira, poni#ndose en pie de un salto6! /s evidente que no me ne esitáis para organi'ar el resto de mi vida! ,l igual que todos los presentes, )iam la sigui$ on la mirada mientras salía disparada del gran sal$n, seguida de er a por Miona! /l re elo y la onsterna i$n que demudaron las eBpresiones de todos los hombres al ver la deli ada figura de (eira en pleno arrebato de ira habrían resultado gra iosos en otras ir unstan ias! /n ese momento, sin embargo, estaba demasiado o upado
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 63

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

intentando no tomarse a pe ho su aversi$n a asarse on #l! 1e volvi$ ha ia los hermanos de (eira on el e+o frun ido! 61ería me&or que me dierais un po o de tiempo para orte&arla 6di&o on la esperan'a de que se lo on edieran! 61í, es ierto 6re ono i$ )u as6, pero tenemos una batalla que preparar! < aunque no quiero ser pá&aro de mal agJero, no podemos olvidar que los hombres mueren en las guerras! @o podemos esperar hasta que la hayas orte&ado! 6Mrun i$ el e+o y ompuso una eBpresi$n más onfusa que furiosa6! 1i te gusta nuestra (eira, 9por qu# no te has asado on ella a estas alturas; Has pasado todo un mes on ella, has tenido tiempo de sobra para ha erlo! 61oy un aballero sin tierras, y aunque mis ar as no están va ías, tampo o se puede de ir que est#n llenas! %e ha ostado omprender que no me importa que ella est# muy por en ima de mí! ,demás!!! Cueno, surgieron unos uantos problemillas y tuve que empe'ar de nuevo! 69/sos problemillas se llaman lady %aude y %ary; 6?8amás he to ado a lady %audeA 6,l darse uenta de que había gritado, inspir$ hondo para tranquili'arse! %ir$ a 1igimor on una sonrisa tor ida6! ,unque me vaya a atragantar on las palabras, onfieso que tenías ra'$n! /stoy pagando muy aro por lo mu ho que me he ras ado! 61í, ya me temía yo que sería así 6di&o su primo6! 1in embargo, s# que una ve' que te ases s$lo remediarás ese pi or illo on tu esposa! )as eBpresiones onfusas de los hermanos de (eira se desvane ieron mientras es u haba a los primos hablar! 6Faya, así que eres de los que respetas los votos! /so es bueno 6di&o ,rtan! 69C$mo; 9@ada de amena'as ni de adverten ias; 6)iam se mordi$ la lengua para no malde irlos a vo' en grito uando vio que se limitaban a sonreírle! 6@o ha e falta 6asegur$ ,rtan6! @o reo que podamos ausarte más da+o que (eira si alguna ve' deshonras tus votos matrimoniales! 6Mrun i$ el e+o6! ,unque nuestra peque+a %irlo no pare e ella misma! 1u fuego pare e haberse apagado un po o! )u as asinti$ on la abe'a! 6@o ha intentado pegarnos ni nos ha tirado nada a la abe'a! 61e volvi$ ha ia )iam fulminándolo on la mirada6! 9:u# has he ho para molestarla; 6@ada, aunque reo que sufri$ una de ep i$n al enterarse de mi pasado antes de que yo pudiera ontárselo! Cuando por fin logr# que de&ara de avilar y me di&era lo que pensaba, el fuego se reaviv$! 6Clav$ la mirada en la puerta por la que (eira había desapare ido6! 3ero sigue estando!!! @o s#, omo apagada! 1igimor asinti$ on la abe'a! 6/s verdad! )a eBpresi$n que ambos teníais al llegar me hi'o pensar que no me equivo aba al eBigirte que os asarais! 1in embargo, uando se sent$ a la mesa para la ena, algo había ambiado y ya no estaba tan seguro! /ra omo si al ponerse ese bonito vestido, se hubiera puesto una espe ie de armadura! 6%ene$ la abe'a6! 1erán imagina iones mías! 6@o lo reo 6di&o /2an6! Cuando la vi por primera ve', vi a una mu ha ha omo mi Miona! ,bierta, sin era, fá il de entender, aunque no supi#ramos la historia ompleta! Cuando se sent$ a la mesa despu#s de ba+arse y des ansar, esa mu ha ha había desapare ido y no volvi$ a reapare er hasta que omen'amos a hablar de la boda! Hasta ese momento sus o&os pare ían un
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 64

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

espe&o porque no refle&aban sus emo iones, sus pensamientos ni sus se retos! 61e rubori'$ un tanto al darse uenta de que todos lo miraban sin dar r#dito6! 1$lo era una idea!!! 63ero una muy buena 6le asegur$ )iam6! < reo que has dado en el lavo! ?%aldi i$nA Ha estado pensando mientras se ba+aba! < seguro que voy a volverme lo o intentando averiguar qu# amino ha tomado ahora esa mente tan a tiva! 6,h, es ierto! (eira tiene por ostumbre darle mu has vueltas a las osas 6 onvino ,rtan6! =endrás que aprender a re ono er la mirada! 69)a mirada; 61í, la que siempre tiene uando empie'a a pensar! 1i logras re ono erla, podrás ponerte a hablar a tiempo y onseguir que ella hable en ve' de pensar! /s muy lista, pero piensa demasiado! Como nuestro padre suele de ir, tienes que meterte en su abe'a y empe'ar a desenmara+ar el ovillo antes de que haga tantos nudos que tardes días en desliarlo! )iam tuvo que darle un buen trago a la erve'a para no e harse a reír, sobre todo uando se per at$ del brillo risue+o en los o&os de 1igimor y de /2an! 6Cueno, sea ual sea la mara+a que hay ahora en su abe'a, tendrá que esperar hasta ma+ana 6di&o6! 1erá me&or que nos pongamos a planear el modo de liberar ,rdgleann! 69@o hay herederos; 6pregunt$ /2an! 61$lo (eira 6 ontest$ ,rtan6! /ra parte del a uerdo matrimonial! 7un an era el "ltimo de su lina&e! 1e as$ para tener un hi&o, pero por si no lo onseguía, nombr$ a (eira su heredera! /staba onven ido de que tenía sufi ientes parientes varones omo para ayudarla a retener la tierra y a uidar de su gente! /videntemente, ahora ontará on la prote i$n de un nuevo esposo! Creo que a la gente le gustará la situa i$n! 6/so espero 6di&o )iam y tambi#n esperaba que (eira no reyera que s$lo se asaba on ella por sus tierras! 6,unque será me&or que primero eliminemos a las alima+as 6de lar$ 1igimor, logrando on sus palabras que todos se on entraran en la inminente batalla!

(eira pens$ en errar de un porta'o al entrar en el dormitorio, pero de idi$ que eso sería muy infantil! /staba paseándose de un lado a otro, intentando por todos los medios en ontrar un modo de librarse de los planes que estaban ha iendo todos por ella, uando Miona entr$ en la estan ia! 1u mirada omprensiva le result$ re onfortante, pero tambi#n algo molesta! ,grade ía que la omprendiera, pero lo que de verdad ne esitaba era una solu i$n! 61erá un buen esposo 6di&o Miona mientras servía dos áli es de vino! 6, rega+adientes 6se+al$ ella al tiempo que a eptaba la bebida! 6@o estoy tan segura de eso! @o lo he visto protestar mu ho! /so era ierto, aunque (eira se apresur$ a apagar la llamita de esperan'a que omen'aba a brotar! 6/staba en desventa&a! 69@o lo deseas;
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 65

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

63or supuesto que lo deseo! 9Hay alguna mu&er que no lo haga; 9,lguna que no se sienta atraída por )iam; 9,lguna que no quiera subir al pi o más alto de toda /s o ia y gritar a los uatro vientos* G?8a, ahora es mío, no vuestroAH; 6/sbo'$ una sonrisa uando Miona solt$ una ar a&ada, pero enseguida suspir$6! < han sido mu has, 9verdad; )as que lo han tenido!!! 61í! Dn hombre tan guapo omo #l no iba a llegar virgen al matrimonio, (eira! @i siquiera mi /2an se mantuvo asto, y eso que estaba tan es andali'ado por el omportamiento li en ioso de su padre que ontrolaba su lu&uria on mano f#rrea! 1igimor tambi#n fue muy uidadoso al elegir on qui#n se rela ionaba! /n el eBtremo opuesto está el aso de mi hermano Connor, que se as$ on tu prima Killyanne! =enía a tres mu&eres en el mismo astillo on las que se a ostaba ada ve' que le apete ía! (eira estuvo a punto de atragantarse on el vino que a ababa de beber! 6> h, por favor, ?dime que no voy a en ontrarme on esoA 6@o! Hasta donde yo s#, )iam no se a uesta on las mu&eres que traba&an o que viven en 7ubheidland, ni aquí, en 1 arglas! /s posible que quisiera evitar problemas, ons iente de que alg"n día se asaría! > evitárselos a sí mismo, aunque no estuviera asado, mientras estuviera en 7ubheidland o uando viniera de visita! ! 6tal ve' ne esitaba un respiro de ve' en uando! Miona se e h$ a reír on tantas ganas que tuvo que de&ar el áli' sobre la mesa! < tenía una risa tan ontagiosa que, pese al malhumor de (eira, tambi#n ella a ab$ ri#ndose a ar a&adas! :ui'á fuera una tontería preo uparse tanto por el pasado, pero era in apa' de olvidar el pasado de )iam! /se hombre se había a ostado on un sinfín de mu&eres! < lo peor era que posiblemente no hubiera tenido que mover un dedo, para ganarse sus favores! )as mu&eres lo perseguían por doquier! /so no auguraba un futuro feli' para ella! 6=al ve' )iam ha estado siempre dispuesto a a eptar lo que se le ofre ía 6 ontinu$ Miona, seria de nuevo6! 3orque se lo ofre ían! @o me sorprendería saber que in luso aquellas que omer iaban por sus favores se hubieran a ostado on #l sin pedirle nada a ambio! %e eBtra+aría que alg"n hombre re ha'ara seme&ante!!! regalo! 7ebes olvidado todo, tal y omo reo que #l ha he ho! @un a ha querido asarse on ninguna de esas mu&eres, nun a se ha omprometido y nun a le fue fiel a ninguna! 6=al ve' nun a lo sea! 6@o, no! Creo que sí lo será! ,l fin y al abo, se reprimi$ durante in o largos a+os en el monasterio, 9no es verdad; < tambi#n sigue a ra&atabla unas reglas por las que po os hombres se rigen* nada de don ellas, nada de mentiras ni de falsas promesas y nada de mu&eres asadas ni omprometidas! Cree en el valor de un &uramento, omo la mayoría de los Cameron! =al y omo me di&o mi hermano Connor en una o asi$n, un hombre bus a a una mu&er porque le pi a y quiere un po o de alor illo! 1i su esposa se lo da, 9para qu# bus ar en otro sitio; @o mere e la pena el esfuer'o! @o es muy románti o, pero así piensan la mayoría de estos hombres! < diría que los varones de tu familia son de la misma opini$n! 6,sí es! 6,pur$ el vino y observ$ el áli' va ío on el e+o frun ido6! 97e verdad rees que )iam honrará sus votos; 6/stoy onven ida! 3ara que lo sepas, 1igimor sigui$ en una o asi$n a mi /2an on la inten i$n de darle una pali'a porque reía que tenía una amante y quería ha erlo entrar en ra'$n!
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 66

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

61igimor los ha riado a asi todos, 9verdad; 6Cierto! ,demás, )iam no pas$ in o a+os en un monasterio porque no tuviera otro lugar al que ir! =enía fe, pero no tanta omo para vivir en errado! Dn hombre así se toma muy en serio los votos pronun iados delante de un sa erdote! < la verdad, dudo mu ho que haya una sola mu&er que se ase on un hombre virgen! (eira estuvo a punto de de ir que estaba onven ida de que ella lo había he ho, pero se mordi$ la lengua! =al ve' no fuera ierto! /ra una de tantas eB usas que había inventado para la falta de deseo de su esposo! 3or un instante, bara&$ la posibilidad de ontarle a Miona la verdad, pero la promesa que le había he ho a 7un an se lo impidi$! /stuvo muy mal por su parte obligarla a prometer que seguiría viviendo una mentira, pero había a eptado llevar esa arga! @o quebraría la promesa s$lo porque le resultara in $moda! 1$lo se sentía on fuer'as de ontarle la verdad a )iam!!! despu#s de que se asaran! /l problema era que no se le o urría una manera de de írselo y tampo o se imaginaba uál sería su rea i$n! =enía miedo de que la tomara por una mentirosa redomada que había &ugado on todos ellos o por una avari iosa dispuesta a ha erlos quedar omo tontos para e harle el guante a ,rdgleann! 691igues apenada por la muerte de tu esposo; 6quiso saber Miona6! 9/s eso lo que te preo upa; 6Cueno, sí, pero porque era demasiado &oven para morir y no se mere ía un final tan ruel! )e tenía mu ho ari+o y reo que habríamos tenido un buen matrimonio, pero nada más! 1in embargo, al menos #l me es ogi$ por esposa! , )iam lo están obligando! 6@ada de obliga iones! 1$lo lo han onven ido! Cono' o a estos hombres lo bastante omo para saber que nadie podría obligarlos a ha er nada que no quisieran! Como ya te he di ho, )iam no ha protestado mu ho! 7e he ho, reo que ya había de idido asarse ontigo si lo a eptabas! 6Miona, s$lo nos hemos besado un par de ve es y despu#s de de&ar la aba+a! =e aseguro que no ha he ho ni ha di ho nada que me haga reer que quería asarse onmigo! 63or supuesto que no! =ienes tierras y dinero, y #l no tiene nada! /stás muy por en ima de #l! @o puedo eBpli arte por qu#, pero de verdad reo que )iam ya estaba pensando en asarse ontigo! 1ospe ho que de idi$ no enviarte ninguna se+al porque reía que estaba mal apuntar tan alto, pero en un momento dado de idi$ orte&arte! 6Hi'o una mue a6! @o tengo el don de nuestra Killy para estas osas, pero ella me di&o que era muy intuitiva on las personas y ono' o a )iam desde ha e a+os! )o "ni o que puedo de irte es que estoy onven ida de que una parte de #l quiere asarse y que será un buen marido! 9@o te gusta ni un poquito; 9/s eso; ,l menos, sabía que podía onfiarle la verdad sobre ese asunto! 6)o quiero on lo ura! Creo que empe # a amarlo la primera ve' que lo vi, y te aseguro que enton es no estaba tan guapo! @o se lo he di ho y seguramente no lo haga hasta dentro de un tiempo! @o voy a arriesgarme hasta estar segura de que #l siente algo por mí! Miona asinti$ on la abe'a y la abra'$ on fuer'a un instante! 6=e omprendo perfe tamente! =e asusta que tu onfesi$n lo ponga en una situa i$n tan in $moda que a abe por arruinar lo que ten#is ahora mismo! Claro que peor es la idea de que despu#s de onfesarle tus sentimientos, te responda on algo tan de ep ionante omo* G%uy bonito, esposa, gra ias!H 61onri$ al es u har la ar a&ada de (eira6! @o te preo upes
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 67

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

por algo que no puedes ambiar! =e asarás por la ma+ana y omen'arás este matrimonio on más osas buenas que malas, o eso reo! )imítate a querer a ese tonto! /so le di&e a la esposa de 1igimor uando estuvo en la misma tesitura que t"! /s lo "ni o que podemos ha er! Creo que a abarás teniendo algo tan maravilloso omo lo que tenemos la esposa de 1igimor y yo! 1alvo por el detalle de que ninguna de las dos os asasteis siendo fieles a una promesa he ha a un marido muerto! Dna promesa que te onvierte en una embustera! Dna promesa que te obliga a mantener una gran mentira, pens$ (eira! 6Famos, tenemos que preparamos para la boda 6di&o Miona al tiempo que la ogía de la mano y la sa aba de la estan ia6! Dn banquete, un po o de m"si a y todo eso! 3ero primero tenemos que en ontrar un vestido muy espe ial para la novia! 7e idi$ de&arse arrastrar por Miona y sus planes! 3reparar la boda la mantendría lo sufi ientemente o upada para no preo uparse por lo que pasaría una ve' pronun iados los votos!

Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén

Página 68

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

CA'ITULO )(
6=al ve' haya huido en plena no he! )iam pas$ por alto las ar a&adas de 1igimor mientras miraba fi&amente la entrada del gran sal$n y se preguntaba por qu# (eira no había llegado todavía! 68amás reí que estarías nervioso uando llegara este momento 6prosigui$ 1igimor6! 9)iam, el me&or amante de ,lba, nervioso; )iam solt$ un &uramento y mir$ a su primo on el e+o frun ido! 6@o soy el me&or amante de /s o ia! 6Creo que mu has mu&eres no estarían de a uerdo ontigo! 6=al ve', pero porque no tienen mu ha eBperien ia! %e gusta forni ar! 9, qu# hombre no; %e gusta sentir el alor y la suavidad de un uerpo femenino! %e gustaban asi todas las mu&eres on las que me he a ostado, porque on ellas no había ompli a iones, todo era efímero! 1oy apa' de hilar unas uantas frases bonitas y s# d$nde a ari iarlas para prepararlas! /so es todo! @o tengo grandes habilidades! @i se retos maravillosos! /s on esta pu+etera ara on la que se a uestan, no on el hombre que hay detrás! %i pe ado era el de saberlo y, aun así, a eptar lo que me ofre ían! 6Como lo haría ualquier hombre si la mu&er en uesti$n es bonita y no huele mal! )iam se e h$ a reír y mene$ la abe'a! 6=riste, pero ierto! < si nos pi a demasiado, hasta soportamos los malos olores! 61uspir$6! @o quiere asarse onmigo! 6, nadie le gusta que lo obliguen a ha er algo, pero la mayoría nos aguantamos! 3or regla general, los matrimonios son alian'as on ertadas entre las familias para obtener rique'as y aliados! ,sí que vuestros omien'os serán muy pare idos a los de mu hos otros! Hab#is vivido &untos durante un mes y todavía os habláis!!! 6%ás o menos! /sa mala p# ora de lady %aude e h$ por tierra todos mis esfuer'os! < la deslenguada sirvienta de la taberna de 7enny a ab$ de rematarlos! 1í, vuelve a hablarme despu#s de haber estado unos días enfurru+ada, pero no se fía de que honre los votos matrimoniales! )os elos o el afán posesivo son fá iles de llevar, pero no estoy seguro de poder soportar durante mu ho tiempo que mi esposa me rea in apa' de ontrolar la lu&uria y que espere que la enga+e de buenas a primeras! 1igimor asinti$ on la abe'a! 6/so será una fuente de problemas! =al ve' ella misma se sienta insegura y, si es eso, tardará un tiempo en ganar onfian'a en sí misma! 7e todas formas, me temo que vas a tardar un po o en poder solu ionar las tensiones de tu matrimonio y en almar los temores de tu esposa! 1e ave ina una batalla que tenemos que planear on sumo uidado! <a lo solu ionarás uando las osas est#n tranquilas en ,rdgleann y traba&#is hombro on hombro para enmendar ualquier da+o que ese erdo haya podido o asionar! 7emostrarás ser un buen laird y, al mismo tiempo, un buen esposo! 61í, tienes ra'$n! %e pregunto qu# pensará (eira del he ho de que yo obtenga tantos benefi ios de este enla e e in luso de que usurpe un lugar que quería para sí misma! 1u esposo la nombr$ su heredera, pero los dos sabemos que en uanto la gente de ,rdgleann sepa que ha vuelto a asarse onsiderarán que el laird soy yo, no ella!
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 6

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

63or supuesto! /s mu ho me&or tener omo líder a un hombre fuerte que a una mu ha ha frágil! )o más l$gi o es que ella lo vea de la misma forma! 63robablemente lo haga, pero eso no signifi a que le guste! 6/n ese aso, aseg"rate de que todos entiendan que los dos ompartís la responsabilidad por igual, que ella habla por ti y t" por ella! )iam estaba a punto de feli itar a 1igimor por la magnífi a idea uando vio a (eira entrar en el sal$n y se le olvid$ todo lo que tenía que de ir! )levaba un vestido de olor borgo+a que resaltaba todas y ada una de sus urvas! /l abello le aía por la espalda en una as ada de brillantes ondas, adornado on intas de seda de olor beige! /l os uro tono del vestido y el olor de su abello lograban que su piel pare iera más blan a y más suave que nun a, aunque en ese momento sus me&illas se sonro&aron al saberse el entro de todas las miradas! ,ntes de ser ons iente de lo que ha ía, e h$ a andar ha ia ella! 6,quí viene 6susurr$ Miona! 69:u# tal estoy; 6pregunt$ (eira6! @o debería haberme de&ado el pelo suelto! 1oy viuda, no soltera! 67e&a de preo uparte! @o puede quitarte los o&os de en ima! 6/so no signifi a que le guste lo que ve! , lo me&or está horrori'ado y por eso no puede de&ar de mirarme! 61onri$ fuga'mente uando es u h$ que Miona se e haba a reír, pero estaba tan nerviosa que no pudo ompartir sus ar a&adas! < enton es )iam lleg$ a su lado, guapísimo on un &ub$n negro y dorado! 1ospe haba que #se era uno de los atuendos que llevaba en la orte, y no le ost$ nada imaginarse la rea i$n de las mu&eres al verlo! )o vio ha erle una reveren ia a Miona antes de volverse ha ia ella! /n uanto la mir$, (eira se qued$ sin aliento y estuvo a punto de ahogarse! 1us o&os habían adquirido ese tono de a'ul que siempre veía en ellos uando la besaba! , todas lu es, a )iam le gustaba lo que estaba viendo! @o obstante, omo la implí ita aproba i$n le re ord$ la no he de bodas, (eira se e h$ a temblar! Había pasado media no he en vela, devanándose los sesos en bus a de un modo de ontarle su se reto!!! en vano! , la postre el agotamiento pudo on ella y se durmi$ intentando onven erse de que )iam no lo notaría! , la lu' del día y a punto de inter ambiar los votos matrimoniales, sabía que la idea era ridí ula! =al ve' )iam no hubiera desflorado a una mu&er &amás, pero tenía la sensa i$n que ning"n hombre podría pasado por alto, sobre todo si la mu&er en uesti$n había estado asada tres meses! 6=odo saldrá bien, mu ha ha 6lo es u h$ susurrar ontra su piel mientras la besaba en la me&illa! 1onri$ y asinti$ on la abe'a mientras la tomaba de la mano y la a ompa+aba hasta el lugar donde aguardaba el sa erdote, en un eBtremo del sal$n! 7eseaba reer en sus palabras de aliento, pero no podía enga+arse! )a parte más absurda de sí misma le de ía que )iam estaría en antado de des ubrir su se reto, mientras que la más sensata se burlaba de esas esperan'as! =arde o temprano tendría que ontarle la verdad, y eso onllevaba sa ar a la lu' la humilla i$n que había sufrido! 1abía que #se era uno de los motivos por los que no quería onfesarse! @o podía llegar y de ir sin más* G3erd$name, pero aunque soy viuda, &amás he sido una verdadera esposa!H
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 7!

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

9)o sería esa no he;, se pregunt$, enfrentándose por fin a su mayor temor! , )iam le gustaban sus besos, pero tambi#n le gustaban a 7un an! Mue al pasar al dormitorio, llegado el momento de ir más allá, uando todo se fue al traste! /l temor de sufrir el mismo re ha'o, la misma humilla i$n, por parte de )iam le roía las entra+as! /videntemente, &amás había ulpado a 7un an de lo su edido! 1iempre había reído que ella era la ulpable! %ientras se arrodillaban frente al sa erdote, se dio uenta de que )iam no llevaba la pierna entablillada! 697$nde están las tablillas; 6le pregunt$6! @i siquiera han pasado seis semanas! 63ero han pasado in o 6repli $ #l6! )levo las vendas! @o me hubiera podido arrodillar si llevara la pierna entablillada! %e pondr# las tablillas de nuevo uando pronun iemos los votos! 7e repente, (eira se pregunt$ si tendrían que posponer la no he de bodas por la fra tura y sus ánimos me&oraron un po o! 6< me las quitar# despu#s!!! 6le susurr$ #l al oído! 1e le ay$ el alma a los pies! /staba bus ando el modo de onven erlo de que tal ve' se o asionara un da+o irreparable en la pierna si se en'ar'aba en un e&er i io tan eBtenuante omo a ostarse on su mu&er, uando el sa erdote pronun i$ su nombre! 3or un breve instante onsider$ la idea de negarse a repetir los votos! 7espu#s desvi$ la vista ha ia )iam! )a estaba mirando de reo&o on evidente re elo! 1uspir$ y maldi&o el he ho de tener un ora'$n tan blando! @o podía humillarlo delante de toda su familia! 6Creía que las mu&eres siempre sonreían en las bodas, sobre todo en la propia! (eira al'$ la vista y se en ontr$ on ,rtan! @o hi'o falta que mirara ha ia el otro lado para saber que tambi#n se había a er ado )u as! 1us hermanos seguían siendo tan inseparables omo siempre! 6Lsta es mi segunda boda 6di&o6! < no he sido yo quien ha de idido asarse! ,rtan mene$ la abe'a! 6@o irás a de irme que no te gusta el hombre o que no lo deseas!!! (eira sinti$ que le ardían las me&illas, pero lo pas$ por alto! 61iempre es me&or si la de isi$n se toma libremente! 6Cueno, reo que al final habrías a abado de idi#ndolo! 61u hermano e h$ un vista'o a los hombres ongregados en el sal$n6! /s una buena alian'a! 1í, ya ontábamos on los %a Mingal, de alg"n modo, pero ahora el vín ulo es mu ho más fuerte! /s bueno tenerlos omo aliados! /ra una verdad innegable, aunque en ese momento no se sintiera muy dispuesta a re ono erlo! 6%e alegra que mi sa rifi io en el altar os reporte seme&ante prove ho 6musit$! )u as le pas$ un bra'o por los hombros! 67e&a a un lado el resentimiento, %irlo! 1i lo alientas durante mu ho tiempo, a abará onvirti#ndose en veneno! /s un hombre que ree en honrar los votos pronun iados frente a un sa erdote! 6=odo el mundo insiste en repetírmelo 6repli $ ella en vo' ba&a mientras observaba a su flamante esposo, que estaba dis utiendo amigablemente on 1igimor! 6/n ese aso, ha'les aso! ,l fin y al abo, lo ono en desde mu ho antes que t"! 1erá un buen laird para ,rdgleann!
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 71

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

6=al ve' #se fuera mi deseo, onvertirme en laird! 6< habrías desempe+ado muy bien el papel, pero eres lo bastante sensata omo para saber que las osas serán mu ho más fá iles si es un hombre quien asume ese papel! Dna mu ha ha omo t" se onvertiría en un ob&etivo muy apete ible para mu hos, in luso entre los lanes ve inos! 1in embargo, un hombre orpulento on una familia numerosa y aguerrida hará que ,rdgleann pare' a más fuerte! 6< ayudará a que vuelva a ser el lugar pa ífi o que siempre ha sido! )o s#, pero eso no quiere de ir que me pare' a &usto! 61inti$ que )u as se en ogía de hombros y suspir$6! @o te preo upes! /n realidad no me importa mu ho, porque nun a he aspirado a seme&ante puesto! , edí a firmar el a uerdo matrimonial simplemente porque &amás pens# que 7un an moriría tan pronto! <o soy una sanadora, no una guerrera! %e alegra mu hísimo de&ar esa responsabilidad en manos de )iam! 6,lgo te preo upa, mu ha ha! )levas todo el día on la preo upa i$n pintada en el rostro! Casi es la hora de la ena y ahí está! Creo que adivino lo que es, y supongo que no quieres hablar de ello, pero no sería inteligente llevarte las preo upa iones al tálamo nup ial! 6)u as se+al$ on la abe'a a )iam, que los estaba observando6! 1í, y por la ara que tiene, no va a esperar mu ho para meterte en #l! (eira se rubori'$ porque tambi#n se había per atado de la eBpresi$n de su flamante esposo! Dna eBpresi$n que la eB itaba y la aterrori'aba a la ve'! /l deseo que ardía en sus o&os estaba ua&ado de promesas, pero ella no podía librarse del temor de que, una ve' a solas en el dormitorio, esas promesas se tornaran en eni'as! )u as a ert$ en su predi i$n! %ientras enaban, la impa ien ia de )iam por poner fin a los feste&os le result$ evidente! 1oport$ unas uantas bromas bastante eBplí itas por parte de sus primos, pero la tensi$n que lo embargaba sigui$ aumentando hasta que a ab$ por ontagiársela a ella! 1igimor a ababa de proponer un ter er brindis uando a )iam se le agot$ la pa ien ia! (eira lo vio ponerse en pie de un brin o, on sorprendente elegan ia para llevar la pierna entablillada, y luego la tom$ de la mano y tir$ de ella para que tambi#n se levantara! /lla solt$ el áli' de vino, segura de que iba a sa ada al punto del sal$n! < no fue la "ni a que se rubori'$ por las obs enidades que les lan'aron mientras atravesaban la estan ia! /l matrimonio on )iam tenía una osa buena, pens$ de amino al dormitorio! 3uesto que era viuda, no habría ninguna eremonia nup ial, una ostumbre de lo más bo hornosa! 7e modo que les permitieron irse a la ama sin más, aunque se le form$ un nudo en el est$mago al llegar al dormitorio! )a sensa i$n de ahogo se intensifi $ uando lo es u h$ atran ar la puerta! /n ese momento omprendi$ que no tenía ni idea de lo que debía ha er a ontinua i$n! 63are es un po o onfundida, esposa mía 6di&o )iam mientras tiraba de ella para abra'arla! 6Cueno, no estuve asada mu ho tiempo 6murmur$ ella! Ll le dio un beso en la frente! 6,unque me benefi ie de lo que tu primer esposo te de&$, no me apete e tenerlo en el dormitorio! )a bes$, silen iando de ese modo las palabras que tenía en la punta de la lengua! 7un an estaba presente, lo quisiera )iam o no! 1e permiti$ de&arse llevar por la ternura del beso, ya que tenía demasiado miedo omo para onfesarle la verdad a esas alturas! , abaría por salir a la lu' al abo de un rato y, entretanto, de idi$ que disfrutaría del momento! =al ve' el deseo que demostraba )iam fuera algo hue o, un sentimiento ompartido on demasiadas mu&eres, pero ella
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 72

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

quería envolverse en su alor mientras pudiera! Ll distra&o a su flamante esposa on un sinfín de besos mientras le desataba el vestido! , tenor del intenso rubor que ubri$ sus me&illas uando por fin la tuvo s$lo on la amisola, )iam dedu&o que 7un an había sido uno de esos hombres que se a ostaban on sus esposas en la os uridad! , sabiendas de que no podría ir más allá on la pierna entablillada, tom$ a (eira de las manos y la ondu&o a la ama, donde se sent$ para quitarse las tablillas y librarse así del estorbo que suponían! 6)iam 6di&o ella6, no han pasado ni seis semanas! 6<a me lo has di ho antes 6le re ord$ #l mientras pro edía on la labor! 63ero si no tienes uidado, darás al traste on todo lo que has onseguido hasta ahora! Cuando por fin se hubo librado de la "ltima tablilla, #l al'$ la vista ha ia ella! 6@o voy a aminar! 63uesto que la broma no pare ía haber aliviado la preo upa i$n de su esposa, ontinu$6* 1# que está lo bastante re uperada para esto, amor mío! %e sigue doliendo al llegar la no he y s# que todavía está d#bil, pero nada más! 3uesto que el resto de sus heridas se habían urado on una maravillosa rapide', (eira pens$ que tal ve' la fra tura hubiera seguido el mismo pro eso! @o obstante, la sanadora que llevaba en su interior seguía preo upada! 1e arrodill$ a sus pies y le olo $ las manos en la pierna, intentando per ibir si su preo upa i$n estaba &ustifi ada! 6@o me duele tanto 6le asegur$ #l, pero uando hi'o ademán de to arla, (eira apart$ sus manos de un manota'o! 6)o s#, pero no estoy on entrándome en el dolor! ,hora állate! 6=or i$ el gesto al darse uenta de la brusquedad on la que había hablado y a+adi$6* 3or favor! )iam se en ogi$ de hombros! =al ve' no le hubiera to ado la pierna para aliviarle el dolor, pero #se fue el efe to! /speraba que no se hubiera trasladado a su uerpo uando se apartara, porque no tenía el menor deseo de soportar todo el ritual posterior! /videntemente, lo "ltimo que quería era pasar parte de su no he de bodas sentado a su lado mientras ella dormía, a menos que fuese el sue+o eBhausto de una esposa satisfe ha! 1in embargo, uando (eira se puso en pie, )iam no vio indi io alguno de las rea iones que solía mostrar despu#s de haberle aliviado el dolor on las manos! 69/stás bien; 6le pregunt$! 6> h, sí! 1$lo estaba intentando!!!, en fin, ver algo! @o quería aliviar el dolor ni nada de eso! 69< qu# has visto; 61e prepar$ para re ibir malas noti ias! 6@ada! 61onri$ fuga'mente al es u har el suspiro de alivio de )iam 63are e que la fra tura ha sanado, pero sería onveniente que siguieras on la pierna entablillada durante el día al menos otra semana más y que tuvieras uidado al aminar! /l hueso pare e estar bien, pero la pierna está d#bil y podrías aerte! ,lgo que hay que evitar a toda osta! )iam se puso en pie, agarr$ la estre ha intura de su esposa on ambas manos y la inst$ a sentarse en la ama! Con uidado para no ha er demasiados esfuer'os on la pierna que ella a ababa de de larar urada pero d#bil, se arrodill$ a sus pies! )e quit$ los 'apatos bordados y al ver el deli ado tama+o de su pie desnudo re ord$ que la ompleBi$n de su esposa era mu ho más frágil que la de las mu&eres on las que se había a ostado hasta enton es! %ientras enrollaba las medias por sus piernas, aprove h$ para a ari iarla y not$ que se le alentaba la sangre! 3ara tener
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 73

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

una estatura tan ba&a, sus piernas eran sorprendentemente largas! /ran delgadas y torneadas, pero ba&o su piel suave sus m"s ulos eran fuertes! 1í, su (eira podía ser deli ada, pero no era d#bil! )e bes$ las rodillas antes de ponerse en pie y omen'ar a desvestirse! 0ntent$ ha erlo despa io, pero supo que estaba fra asando estrepitosamente a la hora de disimular el apremio que eBperimentaba para estar piel ontra piel! Dna ve' que se libr$ de la "ltima prenda, mir$ a (eira y estuvo a punto de sonreír! 1u pre iosa esposa estaba tan olorada omo si tuviera fiebre! )o estaba mirando de arriba aba&o, aunque a ab$ lavando la vista en su ere i$n! 1u eBpresi$n lo onfundi$ hasta el punto de no saber si sentirse halagado o preo upado! 1us o&os verdes delataban inseguridad e in luso una pi' a de temor! 7ado que sabía que su miembro no era eB esivamente grande, de idi$ que sus sospe has eran iertas! > 7un an había sido demasiado deli ado a la hora de a ostarse on ella o era de esos ne ios que reían que las esposas no debían ono er la pasi$n de un hombre, mu ho menos su uerpo! (eira hi'o un gran esfuer'o por quedarse donde estaba uando su esposo se sent$ a su lado y omen'$ a desatarle la amisola! )iam Cameron era un hombre perfe to desde esa oronilla pelirro&a hasta las puntas de los pies! )levaba semanas sin verlo desnudo, desde el día que se despert$ en la aba+a, pero nun a lo había visto en ese estado! 1abía que la primera ve' que un hombre la poseyera sería un po o doloroso, pero se temía que uando eso estuviera en su interior la eBperien ia sería insoportable! 1u parte de sanadora la reprendi$ por ser tan absurda, pero le result$ imposible librarse del temor de estar a punto de ser dividida en dos en nombre de la pasi$n! /n ese momento, )iam le quit$ la amisola, la arro&$ al suelo y todos los pensamientos de (eira sobre el tama+o de su miembro quedaron olvidados al pensar en lo que iba a ha erle a ontinua i$n! 1u desnude' había sido una de las osas que más habían importunado a 7un an! ,unque no al an'aba a ver su rostro, )iam no pare ía muy molesto mientras su mirada la re orría de la abe'a a los pies! )a esperan'a rena i$ uando se olo $ on mu ho uidado sobre ella y s$lo se estreme i$ un po o! > al menos rey$ que fue #l, porque teniendo en uenta que pare ía afe tada por el baile de 1an Fito, era difí il estar segura! 6/res pre iosa, mu ha ha 6le di&o antes de darle un tierno beso en los labios6! @o frun'as el e+o uando tu esposo te haga un umplido! /res pre iosa! 1altaba a la vista que no reía que estuviera siendo sin ero, pero haría todo lo que estuviera en sus manos para onven erla de que le estaba di iendo la verdad! (eira era de ompleBi$n deli ada, pero su uerpo era tan femenino omo ualquier hombre podría desear! @o podía de irse que sus pe hos fueran generosos, pero eran turgentes, redondeados y estaban oronados por unos os uros pe'ones rosados que lo tentaron desde el primer momento! 1u intura era estre haE sus aderas, deli adasE su trasero, ideal para abar ado on ambas manos! Dn triángulo de ri'os negros ubría su entrepierna, se+alando el amino para a eder al paraíso! 3or si eso fuera po o, pens$ mientras la besaba, su piel era blan a omo la le he y tan suave omo una pluma! 0ba a ha erle el amor de un modo que la onven ería de que sus umplidos no eran falsos halagos, y si para ello tenían que ha erlo mu has ve es!!!, estaría en antado de ompla erla! (eira estuvo a punto de dar un respingo uando not$ que las manos de )iam se posaban sobre
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 74

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

sus pe hos! )as sensa iones que despertaban sus besos y sus ari ias eran demasiado intensas! )a ha ían desear salir orriendo, pero tambi#n la de&aban on ganas de más! Cuando #l se in lin$ para tomar un pe'$n on la bo a y lo hup$, ella supo por fin a qu# se refería su uerpo on ese GmásH! /l temor a que se detuviera de repente y se ale&ara de ella, in apa' de terminar lo que había omen'ado, no tard$ en abandonarla! )a humilla i$n del pasado qued$ relegada al fondo de su mente, in inerada por el fuego de la pasi$n que )iam sus itaba en ella! Comen'$ a a ari iarle la espalda on timide' y #l la alent$ on un murmullo! 1e frot$ ontra su uerpo y lo es u h$ gemir al tiempo que la abra'aba on más fuer'a! @o entendía qu# había ambiado en ella para que este esposo sí la deseara, pero era absurdo debatir on la bondad del destino! =al ve' en alg"n momento dado )iam omen'ara a sufrir omo 7un an, así que lo abra'$ on fuer'a e intent$ disfrutar de todo el pla er posible! 6> h, mu ha ha, estoy ardiendo por ti 6musit$ #l mientras introdu ía una mano entre los muslos de su esposa! 0gnor$ la tensi$n momentánea que se adue+$ de ella y tambi#n de la eBpresi$n at$nita de su rostro, ya que ambas desapare ieron en uanto omen'$ a a ari iarla! /l matrimonio de (eira había sido muy breve y )iam omen'aba a sospe har que su esposo había sido un amante muy po o du ho! 7e modo que la idea de ser el primer hombre que le diera pla er le satisfi'o sobre manera! Dna ve' que la rey$ sufi ientemente preparada y seguro de que no podría aguantar más para poseerla, se a omod$ entre sus muslos! /l he ho de que no le rodeara las aderas on las piernas de inmediato le eBtra+$ un po o, pero re ord$ lo mal amante que había sido su difunto esposo! 3ara su alivio, bast$ un simple movimiento de sus manos indi ando lo que quería que hi iese para que ella lo omprendiera! 1e hundi$ en ella sin más preámbulos mientras la besaba, desesperado por sentir el alor de su uerpo! /n ese instante, se per at$ de que se había vuelto a tensar y a pesar de que la pasi$n le nublaba la mente, omprendi$ que no había sido ni remotamente deli ado, de modo que se oblig$ a quedarse muy quieto! )a mir$ mientras intentaba re uperar un po o el ontrol y lo sorprendi$ ver la eBpresi$n asombrada del rostro de (eira! ,poy$ el peso en los antebra'os y se al'$ un po o para mirarla! Hasta ese momento, ella pensaba que había disimulado bien la peque+a pun'ada de dolor que había sentido, pero el e+o frun ido de )iam le indi $ que había notado algo! 3uesto que estaba un po o onfuso, (eira de idi$ que no estaba seguro de lo que había notado y se apresur$ a sa ar prove ho de la situa i$n! ,fian'$ la posi i$n de los bra'os, que tenía en torno a su uello, y lo bes$ e hando mano de todas las habilidades que había aprendido gra ias a sus besos! 1e aferr$ a las aderas de )iam on más fuer'a, logrando que se hundiera un po o más en ella, y lo es u h$ gemir! Cuando #l omen'$ a moverse de nuevo, estuvo a punto de gritar de alivio! , medida que sus envites se tornaban más fren#ti os, sinti$ algo en su interior! Dna espe ie de tensi$n que fue aumentando por momentos y que la inst$ a apremiarlo on su propio uerpo! )iam introdu&o una mano entre ambos y la llev$ al lugar donde sus uerpos se unían para to arla de un modo que la enfebre i$! Cuando repiti$ el movimiento, la tensi$n que se a umulaba en su interior estall$, liberando oleadas de pla er que la re orrieron por entero! /n ese momento, #l aument$ el ritmo hasta que se tens$ y grit$ su nombre! , to seguido, ella not$ la alide' de su simiente en su interior y estuvo a punto de e harse a llorar!
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 75

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

1u aliento le abras$ el uello uando se desplom$ sobre ella! =odavía sentía los res oldos del pla er que a ababa de eBperimentar y de idi$ disfrutar de la eBperien ia! )iam se re uperaría en breve y volvería a pensar on laridad! )a erte'a que había atisbado en sus o&os regresaría de nuevo, y la inmensa satisfa i$n que la embargaba en ese momento quedaría olvidada ba&o la fuer'a de su ira y los dolorosos re uerdos del pasado!

Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén

Página 76

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

CA'ITULO ))
)iam estaba sentado en el borde de la ama on la vista lavada en el pa+o h"medo que había utili'ado para eliminar de (eira y de su propio uerpo lo que había denominado entre risas omo Gel lado pringoso de un buen revol $nH! @o en ontraba eBpli a i$n para las man has que veía en el pa+o! =al ve' no hubiera estado tan fino omo en otras o asiones, pero tampo o había perdido tanto el ontrol omo para ha erla sangrar! , pesar de la neblina pasional que se había apoderado de su mente mientras la besaba y la a ari iaba, se había per atado de ierta reti en ia virginal por su parte! Dna ve' apla ado el ardor, tambi#n re ordaba la sensa i$n que eBperiment$ al entrar en ella! 1u beso, su uerpo y la iega ne esidad lo habían impulsado a de&ar de lado la verdad! 1u esposa, una mu&er que había estado asada durante tres meses, una viuda que debería tener eBperien ia onyugal on indiferen ia de la ineptitud de su esposo, era virgen! > lo había sido, se orrigi$ al punto! /l detalle lo ompla i$ mu hísimo y por un momento degust$ la idea de saberse su primer amante! 3ero despu#s omen'$ a tener sus sospe has! 1u esposa, una palabra que seguía gustándole pese a las sospe has que habían brotado en su abe'a, estaba re linada en los almohadones! =enía la sábana aferrada sobre el pe ho y lo miraba on eBpresi$n inquieta, y tambi#n algo temerosa, por lo que tuvo que reprimir el impulso de re onfortarla! Hasta que supiera la verdad, ha ía bien en tenerle miedo! 6=e preguntaría si de verdad has estado asada, pero tus hermanos lo han onfirmado 6 musit$6! 7e modo que tengo que preguntarte si le negaste los dere hos onyugales a tu esposo! )iam pare ía tan ontrolado, tan ra ional y!!! tan furioso que ella tuvo que tomar una honda bo anada de aire antes de responder! 6@o, nun a! 7un an &amás me o ult$ que ne esitaba un heredero y yo a edí a la boda sabiendo que mi deber sería darle uno! 69Creía que ne esitabas tiempo para adaptarte a tu papel de esposa porque no lo amabas; 6/s ierto que no lo amaba 6respondi$ en un susurro, deseando que su vo' no pare iera una onfesi$n de ulpabilidad6! 3ero le tenía ari+o! /ra un hombre bueno y amable! %uy amable! 8amás hablamos de esperar un tiempo! 6?%aldita sea, (eira, eras virgenA 1i no le negaste sus dere hos onyugales y #l no reía que ne esitaras tiempo para adaptarte a tu nueva vida, 9 $mo es que seguías siendo virgen; 6?3orque 7un an no me deseabaA 61e as$ ontigo! =enía que desearte! =e es ogi$ a ti, 9no; @o habría es ogido a alguien a quien no deseaba! 6)o intent$! /l pobre lo intent$ on todas sus fuer'as, pero no pudo ha erlo! <o no le atraía! )iam suspir$ y se pas$ la mano por la frente! =enía que mantener la alma! > estaban hablando en lave, o ella no se había eBpli ado $mo debía! )e resultaba in omprensible que su difunto esposo no la hubiera deseado! Hasta el momento en el que se per at$ de que a ababa de desgarrar un himen que no debería estar allí, estuvo onsumido por la pasi$n más ardiente y dul e que había ono ido, y disfrutando on sus onse uen ias! ,demás, (eira había orrespondido a esa pasi$n a pesar de ser su primera ve'! )e resultaba in reíble que un hombre hubiera estado iego a la promesa implí ita en ese esbelto uerpo! 69/ra impotente; 6pregunt$!
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 77

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

6Creo que no 6respondi$ ella on el e+o frun ido6! 1u!!! su miembro viril ha ía lo que debía, al menos hasta donde yo s#! 7un an nun a de&$ tantas velas en endidas omo t", así que nun a vi mu ho! ,lgo bueno, se di&o )iam, onsiderando lo que había pasado! Cuando se volvi$ ha ia ella, se per at$ de lo nerviosa que estaba! 1us sospe has se atenuaron un tanto! ,lgo había pasado en su breve matrimonio que la había llevado a pensar que no era deseable, al menos a o&os de 7un an %a (ail! < no se trataba de que su difunto esposo hubiera sido un mal amante, sino de que no había sido su amante en absoluto! 7eseaba on desespera i$n que di&era algo para onven erlo de que toda la ulpa re aía sobre 7un an! @o la reía apa' de una farsa seme&ante, apa' de asarse on un hombre, de negarse a onsumar los votos y de de lararse su "ni a heredera! =ampo o la reía apa' de poner en peligro la vida de otros hombres para re lamar su falsa heren ia! 6(eira, 9me &uras que fuiste a su ama por propia voluntad; 6pregunt$! 61í, al prin ipio sí 6 ontest$6! 7espu#s me quedaba en mi habita i$n y esperaba a que #l apare iera uando reía que podía intentarlo de nuevo! 6Has di ho que no era impotente y tambi#n que no le negaste sus dere hosE pero me temo que no me trago eso de que no te deseaba! ,unque una parte de mí se niega en redondo a es u har lo que hi iste on otro hombre, reo que tienes que ontarme lo que pas$ en el le ho! 69=engo que ha erlo; 61í, porque aunque no de&o de ha erte preguntas, tus respuestas no me están ayudando en nada! 67un an quiso que esperásemos hasta estar en ,rdgleann para elebrar la no he de bodas! ,sí que despu#s de la eremonia, yo me a ost# en la ama y #l se tumb$ en el suelo! ,ntes de que llegara alguien para ayudarnos a preparar el equipa&e, #l bueno, se asegur$ de que hubiera sangre en las sábanas! )a primera no he en ,rdgleann ompartimos la ama! %e bes$ y me quit$ la amisola! 61e en ogi$ de hombros6! =emblaba omo una ho&a y yo reí que era porque me deseaba! %e sentí un po o ulpable porque yo no lo deseaba en absoluto! 7espu#s me to $ los pe hos! /mpe'$ a temblar todavía más y, a to seguido, salt$ de la ama y se puso a vomitar! )iam la observ$ on el e+o frun ido! (eira no emitía sonido alguno, pero estaba llorando y las lágrimas le aían sobre las manos, unidas en el rega'o! =uvo que in linarse ha ia ella para darse uenta, ya que tenía la abe'a aga hada y su largo abello le o ultaba gran parte de su rostro! Dna no he de bodas tan desastrosa haría que ualquier pare&a se lo pensara dos ve es antes de volver a intentarlo, pero no, se di&o, tres largos meses! 69=enía fiebre; 6 quiso saber! 63or un momento lo reí, tonta de mí! 1alt# de la ama para ir en su ayuda! Dna mirada a mi uerpo y se puso peor! %e orden$ a gritos que me vistiera! Ll mismo se visti$ en un santiam#n mientras re'ongaba sobre la lu&uria, el pe ado y vete t" a saber qu# más! Cuando estuvimos los dos vestidos, yo me metí ba&o las mantas y #l se tumb$ a mi lado, pero en ima de la ol ha! %e dio unas palmaditas en la mano y me di&o que no me preo upara, que s$lo era uesti$n de tiempo y que seguiríamos intentándolo! < lo hi imos, pero la osa no me&or$! )a ulpa la tenía yo! 7un an no soportaba to arme siquiera, era in apa' de intentarlo sin vomitar! 7e repente, )iam lo omprendi$ todo! 7urante su estan ia en el monasterio, ono i$ a alg"n que otro hombre tan atormentado por lo que onsideraba los pe ados de la arne que se
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 78

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

flagelaba hasta sangrar en un intento por erradi ar lo que sentía! 3are ía que 7un an era uno de esos hombres que in luso desear a su esposa le provo aba un violento arranque de ulpabilidad! Cogi$ un pa+o limpio, regres$ a la ama y oblig$ a su esposa a mirarlo! 6(eira, a abo de a ostarme ontigo, 9sí o no; 6pregunt$ on vo' tranquila mientras mo&aba el pa+o en la palangana que había en la mesilla &unto a la ama y le en&ugaba las lágrimas del rostro! 61í, pero t"!!! Cueno, t" eres apa' de a ostarte on ualquier mu&er 6musit$ ella! Ll suspir$ y apoy$ la abe'a en su frente! 6@o, no es ierto! =e aseguro que nun a me a ostaría on una mu&er tan espantosa que me hi iera vomitar! 63ero si yo no tenía la ulpa, 9por qu# le pasaba eso; 6@o puedo afirmarlo on seguridad, ya que nun a ono í a tu esposo, pero he ono ido a mon&es que onsideraban los instintos bási os de ualquier hombre tan horribles y pe aminosos que se veían obligados a desha erse de ellos mediante ualquier medio disponible! /l hermano 3aul era uno de ellos, reo! 9=enía 7un an mar as en la espalda; 9Fiste alguna ve' heridas nuevas; (eira frun i$ el e+o! 6=enía algunas i atri es! 1e las not# en una o asi$n en la que le toqu# la espalda, pero enseguida se apart$ de mí! < otra ve' reí que le dolía algo, pero no me de&$ atenderlo! %e di&o que s$lo eran unos ara+a'os que se había he ho mientras montaba a aballo! Con una rama, me eBpli $! %e pare i$ raro que no me de&ara urarlo, ya que ono ía mi don y le ompla ía que lo tuviera! %e di&o que era un regalo maravilloso para su gente y que alg"n día podría serle de utilidad! 6=us manos no habrían urado su mal, amor mío! /ra una enfermedad de la mente! ,lgo o alguien lo onvirti$ en lo que era antes de ono erte! 61altaba a la vista que (eira no lograba reer lo que le estaba di iendo, pero ya lo solu ionaría más tarde6! )o que ahora quiero saber es por qu# no me lo di&iste antes de que nos a ostáramos! 63or la promesa que le hi e! 7un an sabía que 5auf ansiaba apoderarse de ,rdgleann, que reía que estaba mal defendido y que sabía que no tenía legítimos herederos que lu haran por re uperar la propiedad! Cuando se enter$ de que estaba en la 'ona y de que posiblemente estaba preparando un ataque, me hi'o prometerle que no le diría a nadie que nuestro matrimonio no se había onsumado y que o uparía mi lugar omo su heredera, onseguiría ayuda y liberaría ,rdgleann si algo le pasaba! Dno de los motivos por los que se as$ onmigo fue porque estaba onven ido de que podría reunir el n"mero sufi iente de hombres para derrotar a 5auf, sobre todo si reían que me habían robado algo que me pertene ía por legítimo dere ho! 6Folvi$ a en ogerse de hombros6! 1entía que estaba mal de írtelo, al menos hasta que fueras mi esposo! < despu#s no en ontr# la manera de ha erlo! 6< tambi#n, seg"n reo, porque temías que yo tuviera las mismas difi ultades que 7un an! 6Cueno, sí, pero esperaba que no fuera así porque eres!!! 69Dn erdo libidinoso; 6<o no diría tanto 6musit$! 63ues sí me lo di&iste a vo' en grito la no he que a ampamos en el bosque! 6)e agrad$ ver
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 7

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

que lo fulminaba on la mirada, ya que eso quería de ir que la desespera i$n había desapare ido y que los malos re uerdos la de&arían tranquila un tiempo6! <a hablaremos de eso en otro momento, pero ahora mismo tengo que hablar on 1igimor y on /2an! (eira suspir$ y se irgui$ en la ama uando #l se levant$ y omen'$ a vestirse! 6?@o puedes de írseloA 6=engo que ha erlo! /stán dispuestos a librar una batalla por ti y por ,rdgleann! @o permitir# que se enfrenten a una espada a menos que sepan toda la verdad! 7i ho de esa manera, no le qued$ más remedio que darle la ra'$n! 6@o podr# volver a mirarlos a la ara 6afirm$ al tiempo que se de&aba aer de nuevo sobre el ol h$n y se ubría la abe'a on las mantas! /n uanto estuvo vestido, )iam le destap$ la abe'a y le dio un beso fuga'! 61# que tendr# que repetirlo mu hísimas ve es hasta que esa abe ita tuya tan ter a a epte la verdad, pero el problema era de 7un an, no tuyo! 69Cabe ita ter a; 6mas ull$ ella, pero )iam ya había salido de la habita i$n y había errado la puerta! %ene$ la abe'a y se levant$ de la ama! / h$ un po o más de le+a al fuego y se ase$ antes de ponerse la amisola! =ras e harse una manta por los hombros, se sirvi$ un po o de vino y se sent$ en la piel de ove&a empla'ada frente a la himenea para esperar el regreso de )iam! Cuando =rueno y 5elámpago se a urru aron &unto a ella, uno a ada lado, sonri$ y omen'$ a ras arles detrás de las ore&as! Cus $ en su interior algo que le indi ara que se sentía ulpable por ontar el se reto de 7un an y por violar su promesa, pero s$lo la apenaba una osa! /l se reto del pobre 7un an debería seguir siendo eso, un se reto, pero )iam estaba en lo ierto! @o podía pedirle a nadie que se enfrentara a una espada a menos que supiera toda la verdad, por más humillante que #sta fuera! ,demás, su eBpli a i$n sobre los problemas de 7un an tenía sentido y estaba tentada de a eptarla! 1u nuevo esposo no había tenido ning"n problema en la ama! 1in embargo, 7un an debía saber uán humillante y doloroso era su re ha'o! 93or qu# no había intentado eBpli arle que no era ulpa suya; )a molestaba admitirlo, pero tal ve' )iam tambi#n tuviera ra'$n al respe to! 0ba a ostarle mu ho que su abe ita ter a a eptara la verdad! Claro que, se di&o on una sonrisa, si )iam tenía la inten i$n de ha erle el amor para demostrar su punto de vista, no iba ser ella quien se que&ara!

)iam en ontr$ a 1igimor y a /2an en el gabinete privado de este "ltimo! ,ntes de ontarles lo que había averiguado soport$ on pa ien ia unas uantas bromas a er a de los esposos que de&aban las amas de sus mu&eres! 1igimor es u h$ on aten i$n, frun i$ el e+o y sali$ de la estan ia afirmando que volvería enseguida! /ntretanto, )iam se en ogi$ de hombros, se sirvi$ un po o de vino y se sent$ delante de la mesa de traba&o de /2an! /staba a punto de dis utir el problema on su primo uando 1igimor regres$ on los dos hermanos de (eira, que pare ían re i#n sa ados de sus amas! 6Cu#ntaselo 6le orden$! )iam titube$ un instante antes de ha er lo que le ordenaba su primo! )as diferentes
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 8!

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

eBpresiones que ru'aron por los rostros de sus u+ados se le anto&aron bastante $mi as! 1i 7un an %a (ail siguiera vivo, no habría tardado en pagar por todo lo que le había he ho pasar a (eira! 693or qu# no nos di&o nada; 6mas ull$ ,rtan6! Habríamos anulado el matrimonio! 61e sentía humillada 6les eBpli $6! ,"n se siente así! 3asará un tiempo antes de que a epte que no tuvo ulpa alguna! =al ve' si el matrimonio hubiera durado más, habría a udido a su familia! 6=al ve' 6 onvino )u as6, pero 9qu# sentido tiene saberlo ahora; /l hombre está muerto! 6)a nombr$ su heredera 6les re ord$ 1igimor6, pero omo el matrimonio no fue onsumado, no es su verdadera esposa ante la ley! 6%mm, supongo que tienes ra'$n! 6)u as se ras $ la barbilla6! 3ero tampo o reo que importe! 1i no re uerdo mal, el a uerdo que firmamos de ía que (eira re ibiría ,rdgleann si 7un an moría sin un legítimo heredero! =odo muy simple! @o había ondi iones! 69< no hay otros herederos; 6@o! 7un an era el "ltimo de su lina&e! Cueno, salvo por el bastardo! /l omentario hi'o que )iam endere'ara la espalda de golpe! 69/l bastardo de 7un an; 63or un momento, temi$ que (eira le hubiera mentido, pero se negaba a reerlo! 6> h, no, el bastardo del padre! 1e llama %al olm! %i padre quería asegurarse de que 7un an de ía la verdad al de larar que nadie uestionaría el dere ho de (eira a ser nombrada heredera, de modo que envi$ a varios hombres a omprobado! Crey$ que le habían mentido uando se enter$ de la eBisten ia de %al olm, así que fue a vedo! %al olm no quiere ser laird! @un a ha querido seda! @o quiere que se sepa que es el bastardo del antiguo laird! %i padre le hi'o firmar unos do umentos para estar seguro! ,sí que no hay otro heredero! 67un an era el "ni o heredero y tenía dere ho a nombrar a quien quisiera para o upar su lugar 6de lar$ /2an6! , diferen ia de los ingleses, a nosotros no nos preo upan las líneas de su esi$n ni la legitimidad! /s evidente que 7un an reía que su esposa era la me&or op i$n dada la fortale'a de su familia y de sus aliados! ,rtan asinti$ on la abe'a! 6%i padre nos di&o que %al olm era de la misma opini$n! )e di&o a mi padre que, aunque 7un an ayera fulminado mientras subía a sus aposentos la no he de bodas, seguiría a eptando a (eira omo a la legítima heredera! 6Mrun i$ el e+o6! Dn omentario de lo más raro, ahora que lo pienso! 6, menos que el hombre estuviera al tanto de los problemas de 7un an 6 oment$ )iam6! 7e ser así, le sonsa aremos la verdad! Creo que (eira no termina de reerse que no tuvo la ulpa de nada tal y omo le he di ho, porque no puedo eBpli arle el motivo que llev$ a 7un an a ser omo era! 6%ir$ a sus primos6! Cueno, 9los planes de guerra siguen en pie o no; 61í 6respondi$ 1igimor, se undado por un gesto de /2an6! /s probable que lu háramos aunque su dere ho a la su esi$n estuviera en duda! Hay que matar a 5auf %oubray, pero esa sabandi&a es muy es urridi'a! 61í, pero ya sabemos d$nde está! 1igimor asinti$ on la abe'a!
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 81

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

6/l he ho de que te onviertas en laird al librar al mundo de esa es oria s$lo es la guinda del pastel! ,hora ya puedes volverte on tu esposa! Comen'aremos a tra'ar planes por la ma+ana! 3uesto que sabía muy bien lo meti uloso que podía ser 1igimor a la hora de planear, )iam gimi$ apesadumbrado y orri$ de vuelta a sus aposentos! 1onri$ al ver que (eira lo esperaba delante de la himenea, on un gatito a urru ado a ada lado! 1e volvi$ uando lo es u h$ errar la puerta para mirarlo on eBpresi$n preo upada! )iam se a er $ a ella, apart$ a =rueno on mu ho uidado, se sent$ a su lado y la rode$ on su bra'o! 61e lo has ontado!!! 6di&o ella, de nuevo avergon'ada! 6, mis primos y a tus hermanos 6puntuali'$ #l6! 1igimor los sa $ de la ama para que es u haran la historia! (eira gimi$ y enterr$ la ara en su hombro! 697$nde están los agu&eros para es onder la abe'a uando se ne esitan; Ll se e h$ a reír y la abra'$! 63ues de&a que te diga que si 7un an siguiera vivo, a estas alturas estaría huyendo de tus hermanos para salvar la vida! < si no me he equivo ado al interpretar las eBpresiones de 1igimor y de /2an, seguramente ellos los a ompa+arían! 69/2an y 1igimor tienen alguna eBpresi$n que se pueda interpretar; Cien, se di&o )iam, la mu ha ha respondona había vuelto! )e levant$ la barbilla! 6/res una impertinente 6musit$ ontra sus labios6! @adie ree que tuvieras la ulpa! 7un an te habría di ho lo mismo si hubiera intentado eBpli arte el problema que lo aque&aba! 6Lse es uno de los motivos por los que no termino de reerte! Ll era un hombre muy amable! 9C$mo iba a permitir un hombre así que yo sufriera tanto, que pade iera seme&ante humilla i$n y dolor, uando podía haberme tranquili'ado on unas po as palabras; %e uesta reer que fuera tan ruel! 6@o reo que fuera ruel, al menos no a prop$sito! Creo que lo avergon'aba su debilidad, tal ve' in luso reyera que no estaba bien de la abe'a! 9C$mo iba a ontarle esas osas a su flamante esposa; 67ebería hab#rtelo ontado! 1i hubieras sabido la verdad, habríais podido unir fuer'as para intentar urarlo! :ui'á lo habríais onseguido si hubierais tenido más tiempo! )iam se alegraba mu hísimo de que (eira y 7un an no hubieran resuelto sus problemas! @o podía negarlo, aunque tambi#n se sentía un po o ulpable al pensar en lo que el pobre tuvo que sufrir in luso antes de aer en las garras de 5auf! (eira era suya! 8amás había pertene ido a otro hombre! 1er quien la había desflorado le provo aba un afán posesivo de lo más primitivo, además de mu ha satisfa i$n, omo si hubiera salido vi torioso de una batalla! /l he ho de que ella hubiera en ontrado pla er entre sus bra'os a pesar del ansia que lo había llevado a a tuar on menos deli ade'a de la habitual era mu hísimo más satisfa torio! 63obre 7un an 6musit$ (eira 6! 1i lo que di es es ierto, debi$ de sufrir mu hísimo y durante varios a+os! Claro que oy#ndola, pens$ )iam, tampo o se sentía tan ulpable! 67un an es el pasado 6le re ord$ on firme'a6! <a no puedes ha er nada para ayudarlo! 1in embargo, sí podemos ayudar a la gente de ,rdgleann!
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 82

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

69)a batalla sigue en pie; 61í! /2an y 1igimor tenían que saber la verdad, y no s$lo porque no me pare ía orre to que se involu raran en esta batalla sin ontárselaE sino tambi#n porque el he ho de que tu primer matrimonio no fuera onsumado podría arrebatarte ualquier dere ho sobre ,rdgleann! 1igimor fue en bus a de tus hermanos pre isamente por eso! 6Creo que el a uerdo matrimonial que se firm$ me onvertía en su heredera aunque s$lo estuvi#ramos omprometidos! /so quiere de ir que la onsuma i$n no era ne esaria, 9verdad; 6Hemos llegado a la misma on lusi$n, aunque la men i$n de un tal %al olm nos hi'o dudar! 6%al olm no quiere ser laird, nun a ha querido serlo! @i siquiera le gusta que la gente sepa que es el bastardo del antiguo laird! 6/sbo'$ una media sonrisa6! 1$lo quiere traba&ar la madera y el metal! /s un artesano on mu ho talento! 69< no piensa en lo que sus hi&os podrán desear o onsiderar omo suyo; 6,"n no tiene hi&os, pero 7un an y #l llegaron a un a uerdo seg"n el ual los hi&os de %al om tendrán la oportunidad de ser lo que quieran, lo tendrán todo menos el dere ho a heredar! /l a uerdo prevale e, salvo que yo no tenga hi&os! /nton es podr# es oger a uno de ellos omo mi heredero si el elegido está dispuesto! /l antiguo laird nun a re ono i$ a %al olm, de modo que s$lo tenemos la palabra de su madre, y la mu&er ya ha muerto! @o hay nada es rito ni tampo o pare ido alguno! 7un an se enter$ de la verdad uando ya era un adulto! 6%ene$ la abe'a6! /so estuvo mal! Castardo o no, %al olm era el primog#nito del laird y no deberían haberlo apartado de una forma tan ruel! )iam suspir$ al per atarse de $mo ella lo miraba! 6@o tengo ning"n bastardo, (eira! 6@o he di ho que los tuvieras! 6@o ha ía falta! 61e puso en pie muy despa io y tir$ de ella hasta que la peg$ a su uerpo! 1onri$ al ver las eBpresiones ontrariadas de los gatitos6! 3ero ya basta de batallas y malos re uerdos! :uiero a ostarme on mi esposa! (eira se rubori'$ mientras #l la llevaba hasta la ama! 6Cueno, la verdad es que ha sido un día muy largo! @os vendrá bien des ansar! 6/s ierto, y des ansaremos!!! despu#s! )iam sonri$ de nuevo uando vio que el rubor ubría todo el rostro de su esposa! Dna ve' que le quit$ la manta de los hombros y la eBtendi$ sobre la ama, le sa $ la amisola! )a rapide' on la que (eira se meti$ ba&o las mantas le arran $ una ar a&ada, pero no tard$ en desnudarse y reunirse on ella! 3ese al rubor, no se resisti$ uando #l la rode$ on los bra'os y la bes$! /n esa o asi$n, iría muy despa io, alimentaría su pla er y saborearía el suyo propio! @o iba a permitir que la pasi$n y el deseo lo privaran de las habilidades y el ontrol que había adquirido a lo largo de los a+os! )iam se apoy$ en los bra'os para mirar a (eira! 3are ía eBhausta! < eso lo satisfi'o mu hísimo, pero tambi#n hi'o que se reprendiera mentalmente! 9,d$nde habían ido a parar todas sus habilidades omo amante, todos los truquitos que había aprendido sobre el ontrol y la pa ien ia; Había omen'ado bastante bien, la verdad, pero sus ari ias y sus besos a abaron atapultándolo ha ia la lo ura!
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 83

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

Claro que a ella no pare ía importarle demasiado! ,demás, estaba onven ido de que había al an'ado el límaB! @o s$lo había gritado su nombre y le había hundido los talones en los muslosE además, había sentido $mo lo apretaba en su interior uando se derram$ en ella! 1u esposa era una mu&er muy apasionada, pens$ on un suspiro satisfe ho! )a bes$ y se dio uenta de que estaba más dormida que despierta, aunque le devolvi$ el beso! Haberla agotado lo ompla ía, aunque lamentaba la falta de ontrol! 1e de&$ aer a su lado y la amold$ a su uerpo! 1onri$ uando ella se a urru $ y olo $ el prieto trasero &usto en su entrepierna, que no tard$ en responder al estímulo! )o había onvertido en un hombre insa iable y eso le pare ía estupendo! ,poy$ la abe'a en su pelo e intent$ bus ar el modo de onven erla de que el fra aso de su primer matrimonio era ulpa de 7un an, pero omprendi$ que estaba demasiado ansado y satisfe ho! )o "ni o que quería era disfrutar del momento de tranquilidad on (eira, dormida y rela&ada, hasta que el sue+o lo ven iera! /ra una sensa i$n novedosa, ya que nun a había pasado toda la no he on una mu&er ni tampo o había deseado ha erlo! 1u mente no quería anali'ar por qu# era diferente on (eira! Cuando su esposa le ogi$ la mano y se la olo $ en la me&illa, sonri$! /l matrimonio iba a ser un estado muy agradable! %u hísimo!

Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén

Página 84

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

CA'ITULO )2
(eira abri$ los o&os y des ubri$ que estaba besando el duro abdomen de su esposo! 1e sentía un po o a alorada y embargada por ese anhelo que ya re ono ía omo los efe tos físi os del deseo, de modo que omprendi$ que había estado a ari iándolo en sue+os!!! otra ve'! )a esperan'a de que siguiera dormido se esfum$ pronto al darse uenta de que al menos una parte de su persona estaba ompletamente alerta! < entre sus pe hos, ontra los que se frotaba on mu ho disimulo! ,l prin ipio, había pensado que en uanto se asaran de&aría de tener esos sue+os tan es andalosos on #l, pero omprendi$ que lo que había he ho era poner los sue+os en prá ti a! )levaba una semana aprove hándose de )iam por las ma+anas! 1abía que estaba rubori'ada uando al'$ la abe'a para mirarlo! 6)o siento! 693or qu#; 6le pregunt$ #l, aferrándola por las aBilas y tirando de ella hasta que estuvo sentada a hor a&adas sobre sus aderas6! /s una manera maravillosa de saludar al nuevo día! =al ve' ma+ana mi suerte aumente y tardes más en despertarte! ,ntes de que pudiera entender a lo que se refería, )iam la bes$ y ella perdi$ el hilo de sus pensamientos! )a avide' del beso le indi $ que qui'á llevara un buen rato a ari iándolo, lo que a ab$ por enfebre erla! Castaron un par de ari ias de esos dedos, que a ababan de desli'arse por su est$mago amino de la entrepierna, para que ardiera en deseos de sentido dentro! Comen'$ a apartarse de #l, pero )iam la aferr$ por las aderas y la inmovili'$! 6,sí, amor mío 6le di&o on la vo' ron a por la pasi$n! 0nsegura de lo que ha er, frun i$ el e+o! 6,sí 9 $mo; 6=e lo demostrar#! < lo hi'o, logrando que se estreme iera de pla er! , to seguido, (eira se al'$ sobre las rodillas hasta que su miembro estuvo a punto de abandonarla y despu#s volvi$ a des ender muy despa io! )a sensa i$n de los movimientos y el ontrol que la posi i$n le otorgaba le arran aron un suspiro de pla er! 1igui$ &ugando un rato, hasta que lo es u h$ gemir, momento en el que volvi$ a aferrada por las aderas y omen'$ a moverla al ritmo que deseaba! ,l omprender que tampo o ella habría soportado por más tiempo el lánguido paso, se sum$ al frenesí sin la menor dila i$n! , ompa+ada por sus ron os halagos y sus palabras de aliento, logr$ llegar a la "spide, donde los gritos de pla er de ambos resonaron al unísono! /nton es, (eira se desplom$ sobre #l y se qued$ allí mientras re uperaba el aliento y su miembro la abandonaba al rela&arse! /l bo horno por su des arado omportamiento regres$ uando se olo $ a su lado y enterr$ la ara en su uello! ,unque detestaba pensar en )iam ompartiendo esas deli ias on otras mu&eres, omprendía sus motivos para no rehusar los favores que #stas le habían regalado! 1eme&ante deleite era una tenta i$n demasiado difí il de resistir! 7e haberlo atado remotamente durante su matrimonio, dudaba mu ho que su estan ia on )iam en la aba+a hubiera sido tan asta!!! Ll a ari i$ la espalda de su esposa mientras sonreía sobre su abello! /l ritual matutino era un po o eBtra+o, pero no tenía la menor inten i$n de ambiarlo! 1iempre se despertaba y en ontraba
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 85

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

a (eira ha i#ndole el amor de forma apasionada a"n dormida! /n un momento dado, algo la despertaba y se veía obligado a intervenir de inmediato para evitar que la vergJen'a enfriara su pasi$n! Dna ve' sa iada, volvía a sentirse mortifi ada! /ra obvio que todavía le llevaría un tiempo omprender que #l adoraba esa parte desenfrenada de su personalidad, una parte que pare ía liberarse durante el sue+o y a la que re ibiría on los bra'os abiertos en aso de que se atreviera a formar parte de su vida otidiana! 6Creo que tienes unos sue+os muy uriosos!!! 6di&o, y se e h$ a reír uando la es u h$ gemir! 6,l#grate de que are' a de todos los ono imientos que t" tienes, porque de otro modo orrerías un peligro enorme! )e apart$ la ara de su uello y se olo $ de ostado para mirarla! 6/s " hame bien, mu ha ha! 1í, he sido un hombre lu&urioso, pero no tengo tantos ono imientos! 63ero!!! 6/s " hame! @o he hablado antes de esto porque para mí are e de importan ia, aunque reo que es importante para ti! , pesar de mi li en iosa &uventud, no tengo tantos ono imientos! @inguna habilidad maravillosa! @i siquiera tengo re uerdos impere ederos y entra+ables! )as mu&eres se a ostaban onmigo porque y les gustaba, y ualquier sentimiento que yo pudiera albergar por ellas era tan efímero omo los suyos! @o es algo de lo que me sienta orgulloso, pero no puedo ambiar el pasado! )o que sí puedo ha er es prometerte que &amás volver# a ser omo enton es! /n uanto a tu omportamiento por las ma+anas!!! /n fin, está laro que en tus sue+os vive una mu ha ha muy desenfrenada! 3ero puedes estar segura de que el día que de idas presentármela uando est#s despierta la re ibir# on los bra'os abiertos! 6)e dio otro beso fuga' y, tras darle una palmada en el trasero, salt$ de la ama6! /s posible que in luso lo elebre e hándome un baile ito por la habita i$n 6a+adi$ mientras se ponía la ropa6! 7esnudo! 1í, reo que a esa pi aruela le gustaría! , lo me&or hasta me a ompa+aba!!! 7os riaturas feli es y libidinosas reto'ando on las ropas que 7ios les ha dado! /so sí que es un sue+o! 61e es abull$ antes de que se le es apara la risa delante de su esposa, que lo miraba on los o&os desorbitados! (eira sigui$ mirando la puerta por la que a ababa de desapare er su esposo! @o sabía muy bien si e harse a reír o, por el ontrario, vestirse y perseguirlo para darle una patada! /staba segurísima de que durante días se vería a osada por la imagen de )iam bailando desnudo! 7e no estar segura de lo ontrario, in luso pensaría que sabía que lo veía desnudo en sue+os! ,l fin y al abo, uando un hombre estaba tan guapo desnudo, 9para qu# quería la ropa; /n ese momento, lleg$ una sirvienta muy &oven on el agua para su aseo matutino! )e dio las gra ias de forma distraída, y en uanto la mu ha ha se fue, se levant$ de la ama para lavarse antes de que el agua se enfriara! 7espu#s de o uparse de sus ne esidades más personales, se lav$ y se puso uno de sus vestidos! Miona había sido muy generosa y le había prestado los suyos, permiti#ndole presentar su me&or aspe to durante las enas en el sal$n! 1in embargo, durante el día, prefería llevar algo menos ostentoso y elegante, a fin de poder e har una mano en las labores otidianas! %ientras se epillaba el pelo y se lo tren'aba, refleBion$ a er a de lo que )iam le había di ho sobre las mu&eres de su pasado! =enía ra'$n al afirmar que ser tan insensible on un tema tan íntimo no era algo de lo que pudiera sentirse orgulloso! Claro que a ella la tranquili'aba en ierta forma! ,l pare er no había ning"n amor ni enamoramiento en su pasado, ning"n fantasma ontra el que lu har! < para una esposa eso era de agrade er! 1u vehemen ia al de larar que &amás
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 86

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

volvería a a ostarse on ualquier mu&er que le sonriera iertamente era muy re onfortante! ,unque no sabía si fiarse del todo!!! 1i la quería, debía reerlo, pens$ mientras suspiraba! /staba siguiendo el onse&o de Miona y no ha ía más que demostrar a )iam su amor, pero no sabía si ello estaba teniendo alg"n efe to en su ora'$n! 1altaba a la vista que su pasi$n era intensa, pero llevaban po o tiempo omo amantes, de modo que no podía basarse en ella para medir la profundidad de los sentimientos de su esposo! Comen'aba a pensar que sentía ierto afe to por ella, pero sus inseguridades ha ían que las dudas la asaltaran varias ve es al abo del día! %ene$ la abe'a y de idi$ ompla er las eBigen ias de su est$mago! 7e amino al sal$n para desayunar, refleBion$ a er a de lo que )iam le había di ho sobre sus asaltos matutinos! 7esde luego que había una (eira muy apasionada en sus sue+os, una mu&er libre de dudas e inmune a la vergJen'a! 1ospe haba que esa forma de poner en prá ti a sus sue+os uando a"n no estaba despierta era un re urso on el que su mente y su ora'$n la instaban a liberar a esa mu&er! )a idea resultaba inquietante! /videntemente, si alguna ve' esa (eira salía a la lu', no dudaría en de irle a )iam que bailara desnudo, pens$ on una sonrisa! 693or qu# sonríes; /n ese momento se dio uenta de que estaba en la mesa prin ipal y de que Miona la estaba mirando! 1in pensar en lo que estaba di iendo, ontest$* 6%e estaba imaginando a )iam bailando desnudo! Miona estall$ en ar a&adas! =ras e har un breve vista'o a su alrededor para omprobar que nadie más la había es u hado, (eira se sum$ a las risas! =om$ asiento al lado de su anfitriona y se sirvi$ un plato de entre la amplia sele i$n de omida, algo muy sorprendente ya que no había nadie más en el sal$n! Fio que había ga has de avena alientes y espesas y se sirvi$ un po o en un uen o! =ras a+adir un po o de miel y le he, omen'$ a omer! %ientras lo ha ía, observ$ on re iente asombro $mo Miona omía, omía y omía!!! 6/sto!!! 9Miona; 9%e equivo o al pensar que toda esta omida es s$lo para ti; 6le pregunt$ uando a ab$ de omerse las ga has, mientras bus aba algo on lo que untar una rebanada de pan! Miona suspir$ al tiempo que le ponía delante un uen o on mantequilla adere'ada on hierbas! 6@o! /s que estoy embara'ada! 6?Miona, es maravillosoA 6eB lam$ (eira, onteniendo un s"bito ataque de envidia! 61í, pero omo se lo digas a /2an, tendr# que darte una pali'a! 693or qu# no quieres que lo sepa; 9@o lograría eso que se quedara en 1 arglas; , fin de uentas, no quieres que parti ipe en la batalla! 63rob$ la mantequilla on re elo antes de untada en el pan! 6Cierto, pero #l quiere ir! 1i des ubre que vuelvo a estar embara'ada, se quedará, pero tanto su ora'$n omo su mente estarán on sus primos! ,sí que les he he ho &urar a todos que guardarán silen io on la amena'a de ha erles pade er sufrimientos inde ibles si me trai ionan! 6 Miona sonri$ fuga'mente mientras (eira reía6! 3uesto que uno de los síntomas más evidentes es que mi apetito se iguala al de die' hombres, me veo obligada a darme estos festines a es ondidas, uando /2an no anda er a! 7entro de un par de días no tendr# que o ultar que me paso las horas muerta de hambre!
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 87

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

(eira tard$ un po o en omprender lo que le estaba di iendo! 697entro de un par de días; 61í! )iam te lo dirá pronto, porque vas a a ompa+arlos! 1eguro que preferirían que no lo hi ieras, pero t" ono es a la gente de ,rdgleann y ellos no, así que te ne esitan! ,demás, tambi#n reen que lo me&or es que re lam#is sin demora el papel de laird en uanto 5auf sea derrotado!!! Faya, tienes ara de enfado! 6=ro e$ una man'ana y omen'$ a om#rsela6! )iam no te ha hablado de los planes, 9verdad; 6=ampo o le he preguntado 6 oment$ ella on el gesto tor ido6, así que tal ve' rea que no quiero oír hablar del tema! 6/s posible que esta no he no se hable de otra osa! Han llegado más Cameron, y tambi#n algunos miembros de tu lan! /l sal$n estará lleno de aguerridos hombres, prestos para la ontienda! > h, eso no ha sonado del todo bien! /stán deseosos de lu har porque es una ausa &usta! 3o os hombres que se hayan ru'ado on 5auf %oubray han vivido para ontarlo, pero todos han oído las historias que ir ulan sobre #l o han visto la rueldad de la que ha e gala! Lsta es la oportunidad perfe ta para librar al país de su presen ia! =ambi#n han venido unos uantos hombres de mi lan a ompa+ados por mi hermano @anty y algunos aliados, los 7alglishe y los Koudy! /l he ho de que varios lanes se unan en esta batalla on un n"mero peque+o de hombres disminuye el riesgo de que sus tierras queden desprotegidas o de que pierdan a todos sus me&ores guerreros en la lu ha! 6Dna estrategia inteligente 6murmur$ (eira! 61í, a mí tambi#n me lo pare e! ,demás, 1igimor tiene ya algunos hombres en las er anías de ,rdgleann, merodeando para ver qu# informa i$n des ubren y hablando on los lairds de los lanes ve inos! 1ir 0an %a )ean nos ha enviado un mensa&e invitándonos a a ampar en sus tierras y ofre i#ndonos su apoyo! 7e los demás todavía no se sabe nada! 61$lo hay otro lan lo bastante er a omo para que le preo upe 5auf, y dudo mu ho que intervenga en esto! )os miembros de ese lan son tan autos que ro'an la obardía! 1e limitarán a esperar sentados mientras los demás orren el riesgo y despu#s re ogerán los frutos! @o me sorprendería que alguno de sus hi&os se presentara on unos uantos hombres para unirse a la lu ha! 6/so estaría bien! ,sí ono erán a )iam y, al lu har a su lado, de&arán laro que lo a eptan omo laird de ,rdgleann! 6Miona le lan'$ una mirada penetrante6! 9/stás segura de que eso no te molesta; 6Cueno, no puedo negar que de ve' en uando siento una pun'ada de resentimiento, pero no ontra )iam! Contra el mundo en general, supongo! Dn mundo que no a epta que una mu&er sea laird porque ree que las mu&eres somos d#biles! 6,l de ir Gun mundoH te refieres a los hombres, 9no; 61í, a ellos! ,mbas frun ieron el e+o un instante y, al darse uenta de que lo estaban ha iendo, se e haron a reír! /stuvieron un rato harlando sobre el traba&o que la esta i$n del a+o requería y sobre los hi&os de Miona! 3uesto que tenía el est$mago lleno y ne esitaba ha er algo, (eira de idi$ ir a ayudar on las hierbas aromáti as! Como a Miona le molestaban mu ho los olores debido al embara'o, estuvo en antada on la ayuda! 7e amino, se en ontr$ on los %urray, que estaban on sus hermanos! 7ado que asi todos
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 88

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

eran sus primos, se sintieron on el dere ho de soltarle una buena reprimenda por no haberlos informado de su paradero durante tanto tiempo! 1oport$ la rega+ina un rato, porque sabía que se la mere ía, pero a rega+adientes! Cuando por fin onsigui$ librarse de ellos, sus hermanos la siguieron, detalle que la hi'o malde ir para sus adentros! =enía el presentimiento de que querían hablar sobre 7un an! /n realidad, supo desde su llegada que iban a ha erlo en alg"n momento, pero a medida que los días habían ido pasando sin que le di&eran nada, lleg$ a la on lusi$n de que habían de idido guardar silen io! /n ese momento, omprendi$ que habían aprove hado esos días para de idir qu# de irle y $mo! 67eberías habernos ontado que tenías problemas on tu esposo 6di&o )u as! (eira suspir$ mientras observaba las esen ias que Miona estaba me' lando! 6/ran mi problema y mi esposo! @o me pare i$ ade uado orrer a ontárselo a mamá, sobre todo porque fui yo quien eligi$ a 7un an, 9o no; 6pregunt$, lan'ándoles la mirada más severa de la que fue apa'6! ,demás, no quería hablar del tema! 6=al ve' si lo hubieras he ho, no habrías a abado pensando tantas tonterías! 6Cuando un hombre vomita ada ve' que te to a, no es muy difí il a abar pensando tonterías, tal y omo t" las llamas! 63odríamos haberte di ho que el problema era suyo, no tuyo 6repli $ ,rtan on vo' gru+ona! 693or qu# iba a ha er aso a vuestras palabras de onsuelo; 6les pregunt$6! 1ois mis hermanos! )o l$gi o era que os pusierais de mi lado y lo ulpaseis a #l! 6@o te mentiríamos sobre un tema tan importante! Había algo raro en #l! Ciertamente, no eres el tipo de mu&er voluptuosa que atrae sin remedio la aten i$n de los hombres, pero tampo o tienes ning"n defe to! 6/stá laro que tu nuevo esposo no ve ning"n motivo de que&a en tu persona 6apostill$ )u as! (eira se dio la vuelta para mirarlos y tras apoyarse en la mesa ru'$ los bra'os por delante del pe ho! 6@o, al pare er no ve ning"n motivo de que&a! :ui'á en po o tiempo desapare' a el resquemor que me de&$ lo su edido on 7un an! 1# que ten#is las me&ores inten iones del mundo y os agrade' o en el alma que os preo up#is por mí, pero me orresponde solu ionar este asunto! 1ufrí mu ho durante esos tres meses de ontinuos re ha'os! 7igamos que me de&aron iertos ardenales que ne esitan un po o de tiempo para desapare er! ,rtan asinti$ on la abe'a! 67esde luego que desapare erán! Con la ayuda de tu nuevo esposo! )iam es un hombre on un buen apetito arnal, sí, se+or! 61í, un apetito vora'! 1$lo hay que preguntarle a la mitad de las mu&eres de /s o ia!!! 6/stuvo a punto de sonreír uando vio las aras de sus dos hermanos! 6/ra un hombre libre! 6,rtan se en ogi$ de hombros6! Dn hombre libre toma lo que quiere uando quiere! )o siento, pero muy po os re ha'arían los en antos de una mu&er que se ofre e libremente por el simple deseo de guardarse para su futura esposa! 6)o s#, hip$ ritas! =" no esperaste a tu esposa, desde luego que no! 6Hora de mar harse 6di&o )u as, que ya se en aminaba a la puerta6%e huelo una diatriba
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 8

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

en ontra de los hombres! ,rtan le gui+$ un o&o y se dio la vuelta para seguir a )u as, aunque se detuvo al ver que #ste se quedaba plantado en el vano de la puerta! 69>tra ve' están los primos peleándose on los %a Mingal; 6@o 6 ontest$ )u as6! Fienen on dos hombres ha ia aquí! Dn mon&e &oven que pare e haber ayunado demasiado y un hombre muy orpulento que pare e no ver muy bien! (eira e h$ a andar ha ia la puerta mientras pensaba que no podían estar hablando del mon&e en quien ella estaba pensando! 69/l mon&e tiene el pelo asta+o laro; 91e ha trope'ado alguna ve'; 6=res ve es 6 ontest$ su hermano6! 3ero el otro hombre pare e tenerlo bien su&eto! Cada ve' que tropie'a, lo agarra hasta que re upera el equilibrio! (eira se abri$ amino entre sus hermanos y sali$ &usto uando llegaban sus primos on el mon&e y el soldado! 3arpade$ varias ve es, in apa' de reer lo que veían sus o&os! 1í, era (ester! 3ero el hombre que lo a ompa+aba era un ompleto des ono ido! < no sabía muy bien si estaba agarrando al mu ha ho o era #ste quien lo agarraba a #l! 1i bien el mon&e estaba de pie, el soldado seguía aferrado a su bra'o! 6%ilady, hemos venido a unimos a la lu ha para re uperar vuestras tierras 6anun i$ (ester! Habría sido un anun io espe ta ular si (ester no hubiera al'ado su bra'o libre de repente!!! < le hubiera dado a Colin, el primo de (eira, un rev#s inesperado en toda la ara! 3resa de un intenso rubor, el mu ha ho se apresur$ a dis ulparse! @o obstante, la &oven se dio uenta de que Colin no estaba para dis ulpas, y sin perder el tiempo, inst$ al hi o y al hombre que lo a ompa+aba a entrar en la torre del homena&e! 1us hermanos, lu iendo sendas sonrisas, los siguieron! %ientras ella guiaba a la eBtra+a pare&a ha ia el sal$n, (ester present$ a su amigo omo sir ,r hibald (err! , (eira no le hi'o falta un estudio detallado del hombre para omprender que sir ,r hibald no veía bien, aunque no di&o nada hasta que todos estuvieron sentados a la mesa prin ipal, dando buena uenta de los restos del festín de Miona, que todavía seguía omiendo! 6(ester, antes de nada, me gustaría saber por qu# has abandonado el monasterio 6le di&o (eira mientras les servía un po o de sidra6! @o puedo reer que los mon&es te hayan dado permiso para parti ipar en la lu ha! /l hi o ontest$ en uanto se hubo tragado el enorme tro'o de pan que se había metido en la bo a! 6@o me lo han dado, pero uando oí al hermano %atthe2 relatar vuestras uitas, quise ayudaros! 6/s muy amable de tu parte, pero!!! 6?@o quiero ser mon&eA 6eB lam$ el mu ha ho de repente, rubori'ándose al punto6! %i padre me envi$ on mi tío porque se negaba a tenerme er a! < mi tío me mand$ al monasterio por el mismo motivo! 7e ía que para sus hombres suponía un peligro mayor que los pu+eteros ingleses! %i padre se neg$ a a ogerme de nuevo, así que entre los dos de idieron ha erme mon&e! 3ens# que tal ve', si os ayudaba, podríais en ontrarme un lugar en ,rdgleann, y tambi#n a sir ,r hie! /stoy dispuesto a ha er ualquier osa! 7e verdad! 3refiero ser porquero a mon&e! (eira inter ambi$ una mirada on Miona y vio en su ara la misma lástima por el mu ha ho que ella sentía! Hasta sus hermanos habían de&ado de sonreír! 1uspir$ para sus adentros, onven ida
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página !

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

de que no podría enviar a (ester de vuelta a una vida que aborre ía tanto! ,demás de que su re ha'o le dolería, porque sería el "ltimo en una lista tristemente larga, sabía que lo estaría ondenando a una vida muy infeli'! 69< vos, sir ,r hibald; 6pregunt$ mientras observaba on aten i$n que (ester le tendía al hombre el pi hel de sidra y volvía a de&arlo en la mesa una ve' que le hubo dado un sorbo! 6Cueno, yo no os soy de mu ha utilidad, pero estoy tan dispuesto a ayudaros omo el mu ha ho 6 ontest$ on una vo' ron a que pare ía surgir de las profundidades de su amplio pe ho6! =engo un problemilla on mis o&os, pero mi bra'o todavía es apa' de mane&ar la espada! 69/stáis perdiendo la vista; 6le pregunt$ (eira en vo' ba&a! 6<a la he perdido! Cueno, asi! <a no veo las osas on mu ha nitide'! ,unque me&ora un po o si entre ierro los o&os! 5e ibí un golpe en la abe'a ha e unos meses! 6)o en ontr# en el bosque mientras os seguía a vos y a sir )iam 6eBpli $ (ester6! /staba hablándole a un árbol! 6Creí que era un hombre 6musit$ sir ,r hibald6! /n esa o asi$n, iertamente no me sirvi$ de mu ho entre errar los o&os! 1e sinti$ muy orgullosa de sus hermanos uando los vio llenarse la bo a on omida para disimular la risa! Dn mu ha ho apa' de trope'ar on su propia sombra y un aballero que no veía tres en un burro no iban a serle de mu ha ayuda, pero era in apa' de de ido en vo' alta! /n ualquier aso, tendría que en ontrarles algo que ha er, algo que no los pusiera en peligro, ni que pusiera en peligro a ualquier persona que estuviera er a de ellos! < despu#s tendría que onseguir la aproba i$n de )iam! 6(eira, serán una amena'a, no una ayuda 6adu&o )iam6! (ester es un buen mu ha ho, pero &amás he visto a nadie más torpe que #l! < ese tal sir ,r hie está asi iego! 6Dn final muy triste para un guerrero 6musit$ 1igimor on la vista lavada en su pi hel de erve'a! /l semblante de )iam era ompasivo, pero saltaba a la vista que no iba a dar su bra'o a tor er! (eira seguía teniendo difi ultades para interpretar las eBpresiones de 1igimor y de /2an! Había ido a bus ados al gabinete privado de /2an despu#s de la ena! Hasta ese momento, había sido imposible hablar en privado sobre los re i#n llegados! 1in embargo, lo peor era que, aunque había tenido tiempo de sobra para pensar el me&or modo de abordar su defensa, no le había servido de mu ho! 6<a s# que serán de po a ayuda 6di&o6, pero no tienen otro sitio adonde ir! 6(ester puede volver al monasterio! 6)iam tor i$ el gesto al ver que (eira meneaba lentamente la abe'a! 6@o quiere ser mon&e, )iam! Mueron su padre y su tío quienes lo enviaron al monasterio, despu#s de de&arle muy laras las ra'ones por las que lo ha ían! 3ero no siente la llamada de 7ios! =" me&or que nadie deberías saber lo que eso signifi a! @o puedo enviado de vuelta al monasterio sabiendo que allí se verá atrapado sabrá 7ios durante uántos a+os! =iene que haber algo que!!! 6, #ptalos, )iam 6la interrumpi$ 1igimor, que esbo'$ una sonrisa tor ida uando todos los o&os se lavaron en #l6! (eira tiene ra'$n! @o tienen ning"n otro lugar adonde ir! /l mu ha ho será un infeli' durante el resto de su vida omo mon&e o se es apará del monasterio y a abará matándose por a idente! /s un buen mu ha ho y se ve que puede llegar a ser un hombre fuerte y fiable! 1$lo ne esita ganar onfian'a en sí mismo!
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 1

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

69< qu# tienes que de ir de sir ,r hie, un aballero que habla on un árbol porque lo ree un hombre; 6pregunt$ )iam! 6=ambi#n es un buen hombre, pero a abará muerto si no en uentra un lugar donde pasar el resto de su vida a salvo! 3odemos onsideramos afortunados! 1i nos afligiera una enfermedad seme&ante, tendríamos obi&o y una familia que nos prestaría su ayuda! Ll no tiene a nadie! 8untos no les irá tan mal! (ester ha e las ve es de los o&os de sir ,r hie y #ste evita que el mu ha ho a abe de bru es en el suelo ada dos por tres! < aunque ya no pueda utili'ar la espada para ganarse la vida, lo hi'o durante un par de lustroso 3osee el ono imiento y la habilidad! @e esitarás a una persona en argada de adiestrar nuevos soldados que vigilen tus murallas! 6)es gui+$ un o&o6! 1iempre y uando nadie se ponga al al an e de su espada, será apa' de ense+ar las habilidades que lo han mantenido on vida durante sus a+os omo mer enario! (eira se desentendi$ omo pudo de la triste'a que la había invadido al pensar en los hombres que habían muerto a manos de 5auf y, ons iente de que ne esitaban nuevos soldados que defendieran las murallas de ,rdgleann, di&o* 6=al ve' sería me&or que se quedasen aquí hasta que re onquistemos ,rdgleann! 6@o, que nos a ompa+en 6insisti$ 1igimor! )iam lan'$ a su primo una mirada e+uda! 693or qu# rees que tienen que a ompa+arnos uando está laro que no pueden lu har; 63or nada en espe ial! =odavía! /n todo aso, pueden en argarse de los aballos y ha erle ompa+ía a (eira! 61e detuvo para mirar a su primo on eBtra+e'a6! 93or qu# pones ara de que te hayan dado un golpe en la abe'a; 6le pregunt$! 6, abo de re ordar que (ester se en argaba de los aballos uando estábamos en la aba+a 6 ontest$ )iam6! 8amás se trope'aba y nun a oí que su ediera ning"n per an e en el establo! @i siquiera tuvo problemas on Kilmour, y eso que es un animal muy obstinado! 1igimor asinti$ on la abe'a! 6=iene el don! =al ve' #sa sea tu respuesta! 6/s un paso degradante para un mu ha ho de lina&e noble y para un aballero, mer enario o no! 6@o tan degradante omo a abar en una 'an&a! 6Cuen argumento! %uy bien! )iam esbo'$ una sonrisa tor ida uando (eira se apresur$ a besarlo en la me&illa, aunque a ab$ on el e+o frun ido uando vio que ha ía lo mismo on /2an y 1igimor! , to seguido, se mar h$ volando para darles las noti ias a (ester y a sir ,r hie! 6,hora, primo 6le di&o a 1igimor6, u#ntame los motivos reales por los que quieres que nos a ompa+en! 69:u# suele ha er 5auf on todos los hombres fuertes y sanos a los que ree un amena'a; 6 pregunt$ el aludido! 6%atarlos! 61í, pero nadie en su sano &ui io tomaría por una amena'a a (ester o a sir ,r hie, 9verdad; 67esde luego que no 6 ontesto! 9=ienes un plan; 61$lo varias posibilidades, pero si alguna de ellas resulta fa tible, me gustaría disponer de las herramientas ade uadas para ponerla en prá ti a!
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 2

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

CA'ITULO )*
Dn ri o olor a arne asada inundaba todos los rin ones de 1 arglas! , pesar de la grandiosa elebra i$n que tendría lugar esa no he, el ánimo de (eira no era muy festivo! , la ma+ana siguiente partirían ha ia ,rdgleann! )as espadas seguían envainadas, pero la lu ha había omen'ado! 7ese h$ la ulpa y las dudas que la asaltaban porque el ulpable de todo lo que iba a su eder era 5auf %oubray, no ella! 7e modo que se de&$ arrastrar por la furia que ese hombre sus itaba en ella y fue en bus a de Miona! Cuando )iam y ella se unieran al e&#r ito que habían logrado reunir, tendrían muy po a intimidad, así que había de idido enfrentarse a esa no he omo si fuera la víspera de la batalla! :uería que fuera inolvidable para los dos y que la asaltara la vergJen'a despu#s, al re ordarla! 3uesto que Miona llevaba varios a+os asada, esperaba que pudiera darle algunas ideas y onse&os! @o sabía si algunas de las osas que ha ía en sue+os eran del agrado de los hombres o si les gustaba que sus esposas las hi ieran! ,demás, la onversa i$n on Miona sería una espe ie de prueba! 1i ni siquiera podía hablar de su omportamiento desvergon'ado, las probabilidades de que se de idiera a ponerlo en prá ti a serían asi nulas! 3or suerte, en ontr$ a Miona a solas en su gabinete, maldi iendo entre dientes mientras bordaba! 69:u# o urre; 6le pregunt$ (eira mientras se sentaba a su lado en un ban o a ol hado situado ba&o la ventana! 6> h! /s horroroso 6 ontest$ Miona al tiempo que de&aba la labor y la miraba on una sonrisa 6! %e gustan los resultados, pero detesto bordar! 6@o sabes $mo te entiendo! 6Cueno, desembu ha! (eira la mir$ sorprendida! 69C$mo sabes que tengo algo que!!!; /n fin, que tengo algo que desembu har!!! 63orque he visto la ara que traías al entrar! 7e esas que di en* G3uedo ha erlo!H 93roblemas; 6@o, no es que sea un problema! 65espir$ hondo para armarse de valor6! Como partiremos ha ia ,rdgleann por la ma+ana, a ompa+ados por el e&#r ito que hemos reunido, se me ha o urrido que, dado que )iam y yo ya no tendremos mu ha intimidad, podíamos aprove har esta no he para!!! 69:uieres ofre erle una no he inolvidable; 9Dna no he de pla eres desenfrenados; 6,lgo así 6re ono i$ (eira, y se e h$ a reír6! Como t" llevas asada varios a+os, pens# que podías darme algunos onse&os! Miona asinti$ on la abe'a! 6/n resumidas uentas, quieres que omparta ontigo la eBperien ia que he ido reuniendo a lo largo de estos a+os, 9no; 6/Ba to! < tambi#n quiero ontarte que tengo unos sue+os en los que a t"o de forma muy es andalosa, pero no estoy segura de que las osas que hago en ellos est#n bien vistas en el le ho onyugal! 67udo mu ho que ualquiera de esas osas que ha es en sue+os es andali e a )iam! 6Miona se puso en pie y le ofre i$ un pi hel de sidra antes de servirse otro6! 1i te ompla e ha erlo en
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 3

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

sue+os, sospe ho que os ompla erá mu ho más a los dos uando lo pongas en prá ti a! 6=om$ asiento a su lado6! Hablemos* 6le di&o al tiempo que le gui+aba un o&o6! /sto es mu ho más interesante que bordar!

6/s lo que esperábamos 6di&o 1igimor, mientras seguía on la mirada a )iam, que paseaba de un lado a otro en el gabinete de /2an! 6)o s# 6repli $ )iam al tiempo que arro&aba a la mesa el mensa&e que uno de los hombres de 1igimor les había he ho llegar! 63ero esperaba algo me&or! 69,lg"n error est"pido por parte de 5auf que nos permitiera entrar en el astillo a hurtadillas; 6a+adi$ )u as, arrellanándose a"n más en uno de los pesados sillones de roble que tanto le gustaban a /2an! 61í, algo así 6re ono i$ )iam on los o&os lavados en uno de los dibu&os reali'ados por (eira que mostraban la distribu i$n de ,rdgleann y su empla'amiento6! /s imposible lan'ar un ataque dire to sin que nos vean! /se pu+etero lugar está en mitad de una llanura pelada y, para olmo, en ima de una loma! )os vigías que est#n apostados en las murallas nos verán desde una enorme distan ia! 63or eso elegí partir ma+ana 6les re ord$ 1igimor! 67entro de unos días habrá luna nueva! )iam asinti$ on la abe'a, feli itando on el gesto la brillante estrategia de su primo! %ientras se esfor'aba por almarse para pensar on más laridad, observ$ a los hombres reunidos en el gabinete! ,demás de /2an y 1igimor, estaba @anty, el hermano de Miona, sentado en un taburete frente al fuego mientras limpiaba su espada! )os dos hermanos de (eira estaban repantigado s en sendos sillones on las piernas estiradas al frente y ru'adas a la altura de los tobillos, y las manos unidas sobre el abdomen! , simple vista, pare ía que les aburría el tema que estaban tratando, pero ya los ono ía lo sufi iente omo para saber que era todo lo ontrario! (ester estaba sentado a la mesa &unto a /2an, elaborando opias de los planos del interior del astillo que (eira había dibu&ado! )as ne esitaban si querían des ubrir el modo de entrar! 1ir ,r hie estaba &unto al mu ha ho, on la espalda erguida, los pu+os sobre las rodillas y el e+o frun ido, pendiente de todas y ada una de las palabras que se de ían! 6/se hombre ha obtenido todo lo que tiene mediante la trai i$n y la astu ia 6di&o (ester, espar iendo arena sobre el plano que a ababa, de dibu&ar6! )o l$gi o es que espere que los demás se omporten igual, de modo que estará muy atento a ualquier posibilidad de enga+o! >bviamente, había una mente brillante deba&o de esa mata de pelo desgre+ado, on luy$ )iam mientras de ía* 67e ahí que haya sellado todos los pasadi'os se retos! 6@o 6intervino sir ,r hie de repente, sorprendi#ndolos a todos6! Dn hombre seme&ante no sobrevive tanto tiempo ortando todas sus vías de es ape! 1í, se ha en errado en el interior de esas murallas para protegerse, pero tiene una vía de es ape por si sus defensas fallan! )iam agrade i$ que el hombre fuera orto de vista, porque su orgullo habría re ibido un rev#s al ver la sorpresa refle&ada en el rostro de todos los presentes! )os "ni os que no pare ían afe tados por su evidente perspi a ia eran 1igimor y (ester! , )iam le es o i$ admitirlo, pero nuevamente tuvo que darle la ra'$n a su primo! 1ir ,r hie no veía bien ni volvería a utili'ar su espada en la lu ha, pero sus a+os omo mer enario le habían reportado una vasta eBperien ia!
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 4

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

61í, tienes ra'$n, amigo mío 6re ono i$ 1igimor 6)a pregunta es* 9d$nde está esa vía; 9)a ono e alguien más; 6,unque %oubray rea lo ontrario, siempre hay alguien más que sabe las osas 6 ontest$ sir ,r hie6! ,lguien en quien su arrogan ia le ha impedido fi&arse! 6(eira ono e el empla'amiento de todos los pasadi'os, pero no podemos arriesgarnos a probarlos todos! 67e modo que estamos donde empe'amos 6di&o )iam! 6@o eBa tamente 6murmur$ 1igimor6! 1$lo ne esitamos un po o de suerte! < un plan! =ras inter ambiar una sonrisa on /2an, )iam e h$ a andar ha ia la puerta! 6/n fin, yo me voy a la ama! /n una o asi$n alguien me di&o que la me&or manera de ha er feli' a una esposa era de&ándola bi' a de pla er! 6)e gui+$ un o&o a 1igimor6! Creo que voy a intentarlo! 6, to seguido, err$ la puerta sin ha erle el menor aso a /2an, que estaba antando las alaban'as de su idea!

(eira lav$ los o&os en la puerta del dormitorio mientras apuraba el vino! 1i )iam no subía pronto, a abaría demasiado enfadada o borra ha omo para llevar a abo el plan! 1onri$ de repente al pensar que en otro dormitorio había otra esposa pensando lo mismo que ella! Cuando la harla on Miona lleg$ a su fin, ambas habían tra'ado sus propios planes! )e alegraba haber reunido el valor sufi iente para hablar on ella! ,unque al prin ipio la molest$ un po o que /2an le hubiera hablado de 7un an y de la humilla i$n que había sufrido mientras dur$ su matrimonio, en ierto modo a ab$ por ayudarla! ,demás de saber que are ía de eBperien ia previa y que tenía muy po o ono imiento sobre la materia en uesti$n, Miona había logrado de un modo muy sutil que de&ara de ulparse por lo su edido! < tambi#n la había onven ido de que no tenía motivos para avergon'arse de sus sue+os! ,l ontrario, estaba segurísima de que )iam estaría en antado de en ontrarse esa no he en el dormitorio a la (eira de sus sue+os! 1e e h$ un vista'o y des ubri$ que ya no le preo upaba el he ho de re ibir a su esposo on po o más que un liviano tro'o de lino que apenas o ultaba su desnude'! 1eg"n Miona, era un amis$n, pero dudaba mu ho que pudiera apli ársele esa palabra a una prenda tan!!! et#rea! 1us amisones siempre habían sido abrigados y de entes! /se deli ado tro'o de tela a'ul que llevaba puesto no era ninguna de las dos osas! 1e sirvi$ un nuevo áli' de vino para ahogar el po o pudor que le quedaba! Cuando vio que la puerta se abría y que )iam entraba, estuvo a punto de apurar el vino de golpe para frenar el repentino ataque de nerviosismo! @o obstante, la eBpresi$n de su rostro al mirarla sofo $ me&or que el vino ualquier inquietud que pudiera albergar! 1u sonrisa se transform$ lentamente en una eBpresi$n de asombro y se qued$ boquiabierto! (eira lo vio abrir los o&os de par en par mientras se apresuraba a atran ar la puerta! , pesar de la distan ia, se per at$ de que sus o&os tenían ese a'ul tan pe uliar que adoptaban uando lo asaltaba el deseo! ,l ver $mo se lamía los labios, tuvo que ha er un esfuer'o para no regodearse por su triunfo! Miona le había di ho la verdad! , los hombres les gustaba ver a las mu&eres asi desnudas! < si tenía ra'$n en eso, pens$ on una sonrisa, posiblemente la tuviera en todo lo
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 5

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

demás! )iam omen'$ a a er arse y de repente ella se pregunt$ si #se era el momento de pedirle que bailara desnudo o si era me&or esperar! )a idea estuvo a punto de arran arle una ar a&ada! 7efinitivamente, la mu&er desvergon'ada que habitaba en sus sue+os había tomado posesi$n de su uerpo! Cuando not$ que había re uperado el sentido om"n, )iam e h$ a andar ha ia (eira! Casi tenía miedo de hablar, por temor a desha er el he hi'o que su esposa había on&urado! )e olo $ las manos en los hombros y las fue ba&ando por sus bra'os muy despa io, deteni#ndose s$lo para quitarle el áli' de la mano y de&ado en la mesita que tenían aliado! , to seguido, le ogi$ las manos y volvi$ a mirarla de arriba aba&o! /l amis$n de lino que había elegido revelaba lo sufi iente para eB itarlo y o ultaba lo &usto para ansiar ver más! 697$nde has onseguido esto; 6le pregunt$! 6Miona me lo ha prestado para esta no he 6 ontest$ ella! 63or fin omprendo las sonrisas que de ve' en uando lu e el serio de /2an! =al ve' puedas enterarte del sitio donde onsiguen este lino tan fino! =ras de idir que ya había disfrutado bastante de sus halagos y sus miradas, (eira se 'af$ de las manos de su esposo y omen'$ a desatarle el &ub$n! 6/s posible! Claro que no abriga mu ho!!! 63odemos en ender el fuego! , &u'gar por el asomo de sonrisa que atisb$ en sus labios, (eira supo que no se estaba refiriendo a la himenea! , medida que lo despo&aba de la ropa, la eBpresi$n uriosa de sus o&os a'ules se onvirti$ en una de desafío! 3ero ella estaba dispuesta a ualquier osa! 5e ord$ el onse&o de Miona sobre lo satisfa torio de alargar el momento, y de idi$ que se tomaría su tiempo para olo ar en una silla ada una de las prendas que le iba quitando! Ferlo inm$vil y dispuesto a de&arla &ugar la eB it$! 67ime, esposa, 9estás despierta; 6le pregunt$ #l uando estuvo desnudo! 6?7esde luegoA 6 ontest$ mientras lo observaba on la misma minu iosidad on que #l la había mirado a ella antes! 69Cuánto vino has tomado; 6Dn áli' y un poquito más! 6)e olo $ una mano en el pe ho para a ari iar on lentitud su relieve! Ca&o la palma sentía los fuertes latidos de su ora'$n, tan desbo ado omo el suyo6! 9=emes que me omporte así por ulpa del vino; 6le pregunt$ al tiempo que eBploraba su duro abdomen6! @o! @o es la bebida 6susurr$ sobre su piel mientras besaba el hue o de su garganta! 6/nton es #sta es la mu ha ha desvergon'ada que vive en tus sue+os! 6/s posible! 9Fas a bailar; 6/s posible! )uego! , )iam no le sorprendi$ que la "ltima palabra hubiera sonado omo una espe ie de gra'nido, ya que su esposa a ababa de des ubrir su ere i$n y estaba rodeando su miembro on la mano! 8amás lo había to ado antes y, a pesar de lo mu ho que deseaba que lo hi iera, había de idido ser pa iente! 1in embargo, mostrarse pa iente esa no he, sometido a sus ari ias y a sus besos, iba a suponerle un esfuer'o sobrehumano! Cuando la vio arrodillarse para seguir besándole el abdomen y las piernas, ya temblaba por la eB ita i$n! /ra difí il reer que su esposa, una viuda virgen que se dis ulpaba por besarle el
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 6

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

abdomen, estuviera a punto que ha er lo que tanto había ansiado que hi iera! 1$lo había disfrutado de ese pla er en una o asi$n, pero la mu&er on la que lo omparti$ se había reído tan due+a de su persona en aquel momento que desde enton es de idi$ no repetir la eBperien ia! 5equería un nivel de onfian'a que &amás había al an'ado on las mu&eres on las que se había a ostado a lo largo de los a+os! /n ese momento, omprendi$ que onfiaba en (eira por ompleto! 1obre todo, onfiaba en su generosidad de dar pla er o re ibirlo sin utili'arlo omo un m#todo para obtener poder sobre #l! )a fuer'a del deseo que inund$ su uerpo uando sinti$ el h"medo ro e de sus labios allí en su miembro lo de&$ tembloroso! 1olt$ un quedo gemido y le enterr$ los dedos en el pelo para animarla a ontinuar, para indi arle que lo estaba ha iendo muy bien! Dna intensa pasi$n lo embriag$ mientras ella lo besaba y lo lamía al mismo tiempo que sus manos le a ari iaban el trasero y los muslos! (eira &amás utili'aría la pasi$n que ompartían para ganar poder sobre #l, pero )iam era ons iente de que ella ya tenía ese poder! /staba agrade i#ndole a 7ios que la "ni a mu&er a la que no podía resistirse tuviera un alma y un ora'$n tan honestos omo para no re urrir a esos &uegue itos!!! uando su esposa lo tom$ en la bo a! Mue tan repentino que le flaquearon las rodillas y a duras penas se mantuvo alerta para apartarse en el momento pre iso! Dn momento que lleg$ demasiado pronto para su gusto! 6Casta, amor mío 6le di&o mientras la aferraba por los bra'os y la ponía en pie6! @o quiero a abar así! @o esta no he! /sa no he quería derramar su simiente en ella tantas ve es omo le resultara posible antes de aer rendido por el agotamiento! /l riesgo de enfrentarse a la muerte no era muy alto, pero estaba a punto de embar arse en una batalla y sentía un imperioso deseo de que su simiente diera fruto en el vientre de su esposa la víspera antes de partir! %ientras le quitaba on uidado el deli ado amis$n, ya que no podía olvidar que era prestado, (eira volvi$ a sorprenderlo! )a eBpresi$n aturdida de su rostro y los estreme imientos que la re orrían indi aban que lo que a ababa de ha erle la había eB itado tanto omo a #l! )e había he ho un regalo pre ioso, pero tambi#n saltaba a la vista que lo había disfrutado mu ho, y eso hi'o que a )iam le diera un vuel o el ora'$n! )a ogi$ en bra'os y la llev$ a la ama, deteni#ndose unas uantas ve es en el amino para satisfa er su ansia de besarla! Dna ve' que la de&$ en el ol h$n, se in lin$ sobre ella! 8amás se ansaría de mirar su deli ado uerpo enmar ado por los largos me hones de su abello! )a bes$ despu#s de respirar hondo varias ve es para ontrolar el deseo! Había algo que &amás había probado on ninguna mu&er, pero que estaba dispuesto a poner en prá ti a en ese mismo momento! /ra su turno de darle pla er! (eira solt$ un quedo gemido mientras )iam se daba un festín on sus senos! @o estaba segura de poder soportado mu ho tiempo, porque el ansia de sentirlo en su interior era demasiado fuerte y demasiado insistente! Ha erle el amor on la bo a la había eB itado más de lo que imaginaba! /ntretanto, )iam seguía re orriendo su uerpo on sus besos y a ari iándole los muslos! /staba tan distraída por las sensa iones que tard$ un instante en darse uenta de que le había separado las piernas! Dna pun'ada de in ertidumbre, algo de lo que mu ho se temía que &amás podría librarse del todo, la asalt$ de repente y enfri$ un po o su pasi$n! Cuando omprendi$ que #l la estaba mirando, que si al'aba la abe'a podría verlo mientras la observaba, intent$ distraerlo por temor a que el bo horno que omen'aba a invadirla diera al traste on el maravilloso pla er que había sentido momentos antes!
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 7

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

6)iam, no s# si podr# aguantar mu ho más 6le di&o, aferrándose a las sábanas mientras #l le besaba la parte interna de los muslos y el ro e de su abello en la entrepierna le provo aba una nueva oleada de deseo! 61# fuerte, esposa mía 6repli $ #l antes de darle un suave mordis o6! 0magina que estás fregando los platos! , ababa de abrir la bo a para de irle que eso era una estupide', pero lo "ni o que sali$ de ella fue una espe ie de hillido asombrado porque &usto en ese momento #l eligi$ besarla en ese lugar de la entrepierna que había estado mirando on tanto inter#s! =odo su uerpo se tens$ y al'$ las aderas del ol h$n, pero &usto uando pensaba que no sería apa' de soportar algo tan es andaloso, )iam la lami$! < por un instante temi$ haber di ho una terrible blasfemia porque el sentido om"n la abandon$ por ompleto y se onvirti$ en una riatura presa de sensa iones, pasi$n y anhelo! )a ordura volvi$ lo &usto para advertirle de que estaba a punto de estallar, y se lo hi'o saber a gritos a )iam, pidi#ndole que se uniera a ella, pero #l no le prest$ aten i$n! /n un abrir y errar de o&os, sinti$ que el pla er la arrastraba on tal intensidad que la de&$ temblorosa! 1in embargo, )iam no le permiti$ re uperarse y volvi$ a eB itarla on sus besos y su lengua, pero en esa o asi$n, uando ella le pidi$ de nuevo que la penetrara, #l edi$ a sus deseos! )a uni$n de sus uerpos fue fren#ti a y la eBperien ia salva&e y muy rápida, aunque in reíblemente pla entera! (eira abri$ los o&os despa io y frun i$ el e+o un po o onfundida antes de que los re uerdos la asaltaran en tropel y la rubori'aran! Folvi$ a errar los o&os, pero era demasiado tarde! )iam sabía que estaba despierta, y ella sabía que la estaba mirando! )e dio un beso y sigui$ sin de ir nada! /n ese momento abri$ los o&os y vio que #l estaba sonriendo! )e lan'$ una mirada severa, pero lo "ni o que logr$ fue ha erlo reír a ar a&adas mientras la atrapaba entre sus bra'os y giraba sobre el ol h$n on ella en ima! )a postura y la desnude' hi ieron que le resultara difí il en ontrar un po o de dignidad, sobre todo uando re ord$ lo bien que se lo había pasado ompla i#ndolo! 69<a se ha ido mi pi aruela; 6le pregunt$ )iam mientras le a ari iaba pere'osamente la espalda! 67ebería estar es ondida deba&o de una piedra, muerta de la vergJen'a 6respondi$ ella! Ll sonri$ de nuevo porque, a pesar de sus palabras, (eira lo estaba a ari iando sin darse uenta! =al ve', a partir de ese momento la parte desinhibida de su esposa desapare ería en o asiones, pero )iam tenía la erte'a de que &amás volvería a estar ompletamente enterrada! 1e sentía muy orgulloso y ufano por haber logrado que se desmayara de pla er! %ientras esperaba que abriera los o&os, ay$ en la uenta de que esa no he había habido algo diferente entre ellos! ,unque (eira siempre se mostraba apasionada y respondía bien a sus ari ias, en todas las o asiones previas se había visto obligado a engatusarla porque el pudor o la vergJen'a la asaltaban en determinados momentos, ha iendo que su as enso a la umbre de la pasi$n fuera un tanto arduo! /l "ni o titubeo que había per ibido esa no he tuvo lugar uando la bes$ en ese lugar tan íntimo, aunque fue algo tan efímero que ni siquiera le dio importan ia! ,l onven erse de que podía a tuar de forma tan libre y atrevida omo la mu&er de sus sue+os, su esposa había liberado a la mu&er sensual que llevaba en su interior! 1e había permitido disfrutar de ada ari ia y de ada beso, y el resultado había sido magnífi o! Hasta esa no he había pensado que la pasi$n que vibraba entre ellos era la me&or que había eBperimentado en la vida, pero ya sabía que había mu ho más! 7e modo que no le permitiría enterrar su naturale'a sensual de nuevo! 6> h, ni hablar! =ráela de nuevo 6murmur$ mientras le enterraba los dedos en el pelo y le
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 8

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

desenredaba los me hones6! @o tiene por qu# estar avergon'ada de nada! 6/stoy segura de que ha roto varias reglas de las que nos ense+a la 0glesia! 6(eira des ubri$ en ese momento que la posibilidad de que así fuera le daba igual! ,l fin y al abo, )iam era su legítimo esposo! 67esde luego, pero omo estudioso de todos esos pre eptos, onsidero que hay demasiados! /n o asiones, reo que los hombres que los idearon s$lo querían asegurarse de que nadie disfrutara de la vida que 7ios nos ha regalado! 69Lse es uno de los motivos que te hi ieron insoportable la vida mona al; 6pregunt$ ella, que de&$ de besarle el torso para mirarlo a la ara! 61í, uno de tantos! ,l igual que su ede en otros ámbitos de la vida, la 0glesia está llena de hipo resía, avari ia y ansias de poder! %i vo a i$n no fue sufi iente para ontinuar a pesar de esos defe tos, no omo en el aso de tu primo! 69=ambi#n es ons iente de todo eso; Ll asinti$ on la abe'a! 63ero #ste no es momento para ompartir unas refleBiones tan serias! %u ho menos uando tengo a la mu ha ha desvergon'ada de tus sue+os al al an e de la mano! (eira esbo'$ una sonrisilla! 69/sa mu ha ha para la que ibas a bailar desnudo; 3ara su sorpresa, )iam se la quit$ de en ima y se levant$ de la ama! , to seguido, le gui+$ un o&o y omen'$ a antar y a bailar, arran ándole una ar a&ada! /se hombre no tenía el menor asomo de pudor en el uerpo! 3ero sí tenía una gran vo'! 7espu#s de observarlo un rato, de&$ de reír, aunque sigui$ sonriendo! )a situa i$n era un po o ridí ula, pero su esposo poseía tal fuer'a y elegan ia que era un pla er observarlo! 1i no re uerdo mal, reo que di&e que esa pí ara desvergon'ada a abaría bailando onmigo 6 di&o #l mientras la agarraba de la mano y la sa aba de la ama! 3or un momento (eira se sinti$ ridí ula y un tanto avergon'ada, pero s$lo hasta que )iam omen'$ a antar de nuevo! /n esa o asi$n había elegido una an i$n que a ella le gustaba mu ho, de modo que no tard$ en a ompa+arlo! %ientras antaban, e&e utaron una elegante dan'a, pero los uidadosos y medidos pasos del baile adquirieron un nuevo signifi ado en su estado de desnude'! 7espu#s )iam enton$ una an i$n popular y bastante es andalosa, y pronto estuvieron brin ando por la habita i$n omo dos ni+os! < así siguieron, bailando, antando y riendo omo si fueran los seres más feli es del mundo! (eira no supo qui#n fue el primero en darse uenta de que la alegría había despertado la pasi$n, o si los dos lo hi ieron a un tiempo, pero de repente se des ubri$ observándolo! )iam la observaba a su ve' y sospe haba que el deseo que vislumbraba en sus o&os era el mismo que asomaba a los suyos! (eira se humede i$ los labios!!! < #l la imit$! 3uesto que todavía se sentía un po o traviesa, e h$ a orrer uando #l hi'o ademán de ogerla! @o obstante, la perse u i$n fue breve, ya que ansiaba que la atrapara! 1olt$ un hillido sorprendido uando sinti$ que )iam la arro&aba a la ama sin mu hos miramientos, pero lo re ibi$ on los bra'os abiertos uando la sigui$! /n uanto la bes$, ella se per at$ de la fuer'a de la pasi$n que lo embargaba y eso aviv$ su anhelo! /ra estupendo ser una pí ara desvergon'ada, de idi$ un instante antes de que la pasi$n le nublara la mente!
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

CA'ITULO )+
(eira se frot$ el trasero on uidado de que nadie la viera! =ras dos largos días en la silla, le dolía más que nun a y se &ur$ que no volvería a montar en la vida! )o que quería de verdad era un buen ba+o en una tina de agua aliente, pero pasarían varios días hasta que pudiera darse el lu&o! ,unque sí se daría un buen hapu'$n en el arroyo &unto al que habían a ampado en uanto )iam regresara! ,l hilo de ese pensamiento, se pregunt$ uánto tiempo se ne esitaba para re ono er ,rdgleann! @o estaba tan le&os, y puesto que a"n no había os ure ido, era imposible bus ar ualquier fallo defensivo sin que los apturaran! 1in embargo, lo que más le preo upaba era la reti en ia de )iam, /2an, 1igimor y sus hermanos a que ella los a ompa+ara! 1uponía que onsideraban demasiado peligroso que se a er ara mu ho a 5auf, pero tenía la impresi$n de que en realidad les daba miedo lo que pudiera ver, aunque nadie les había dado noti ias de lo que su edía tras las murallas desde que ru'aron el límite oriental de ,rdgleann! 6%ilady, os he traído un po o de sidra! 1e volvi$ y sonri$ a (ester! 6Faya, mu has gra ias 6di&o ella al tiempo que a eptaba el pi hel y le daba un buen sorbo a la sidra, que estaba sorprendentemente fría 6! /s &usto lo que ne esitaba para aliviar la sequedad de la garganta! Cuando ba&$ la vista, se per at$ de que el hábito de (ester no llegaba al suelo! , to seguido, levant$ la abe'a y vio que la tela que faltaba por deba&o la llevaba su&eta on el intur$n! 7e repente, (eira ay$ en la uenta de que el mu ha ho le había llevado un pi hel lleno de sidra sin que hubiera se+ales de haber derramado una sola gota! /ra evidente que a ortar el hábito no eliminaba su torpe'a, típi a de la &uventud, pero lo ayudaba a moverse on más soltura! 63uedo ortar lo que te sobra si quieres 6se ofre i$! 6> h, no ha e falta, pero gra ias 6di&o (ester 6! /l laird 1igimor lo ha arreglado, pero me di&o que no lo ortase! =odavía! 1altaba a la vista que, a sus o&os, la palabra de 1igimor era la ley! 6%e di&o que uando ,rdgleann sea vuestro podr# llevar al'as! 63ero todavía no! 61í, el laird 1igimor di&o que todavía no! 61upongo que no te di&o por qu# quiere que esperes! 6@o la sorprendi$ que el mu ha ho negara on la abe'a, de modo que desvi$ la vista una ve' más ha ia ,rdgleann 6! =ardan mu ho! 6@o tanto, milady! /l laird 1igimor di&o que iban a re ono er el terreno! < está laro que para ha erlo ne esitan tiempo! /ra evidente que 1igimor se había onvertido en el h#roe de (ester! =enía que admitir que el hombre era muy pa iente on el mu ha ho! 7espu#s de que su familia lo re ha'ara on tanta rueldad, la sorprendía un po o la fa ilidad on la que (ester a eptaba los onse&os de otros hombres! /staba dolido, sí, pero no había rastro de resentimiento ni de furia uando a eptaba la guía de los adultos! =endría que bus arle una o upa i$n ade uada, una que lo onvirtiera en un hombre de prove ho! =al ve' (ester no estuviera furioso on su familia, pero ella sí que lo estaba! ,lg"n día se arrepentirían de haberlo eBpulsado de su seno!
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 1!!

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

6/stoy aquí delante, sir ,r hie 6di&o el mu ha ho al tiempo que agitaba los bra'os 6! 1i andáis dere ho ha ia mi vo', no os en ontrar#is on ning"n obstá ulo! 6)a mir$ 6! 3uede verme si me muevo! 1ir ,r hie a ort$ rápidamente y sin tropie'os la distan ia que había entre los aballos y ellos! )e dio unas palmaditas a (ester en la espalda! 6/res un buen mu ha ho! /l viento agitaba el largo abello del guerrero, de modo que de&$ a la vista una i atri' irregular en la parte dere ha6de su rostro &usto en la línea del na imiento del pelo! 69@o di&isteis que empe'asteis a tener problemas de vista despu#s de golpearos la abe'a; 6 le pregunt$ (eira! 6,sí es 6 ontest$ sir ,r hie6! =ard# mu ho tiempo en urarme, ya lo reo! 1upuse que mi vista me&oraría uando se urase la herida, pero no fue así! 691e infe t$; 6)ady (eira es una sanadora, sir ,r hie 6di&o (ester 6! < muy buena! 6@o estoy seguro de que una sanadora pueda ha er algo, pero sí, estuvo infe tada durante días 6admiti$6! ,unque el veneno no se eBtendi$! =al ve' no se hubiera eBtendido, pens$ ella, pero no tenía muy laro que hubiera sido eBpulsado en su totalidad! 69>s importa que e he un vista'o; /l hombre neg$ on la abe'a y ella eBamin$ on mu ho tiento la herida que apenas había sanado! /staba des arnada, demasiado! %u ho se temía que hubiera algo ba&o la piel, tal ve' algo lavado en el hueso! =ambi#n había indi ios de que el veneno seguía supurando de ve' en uando! 1in volver a abrir la herida, no podía de ir nada más! ,demás, on tantos des ono idos rondando por el ampamento, no se atrevía a utili'ar su don! 6Creo, se+or, que es ne esario reabrir la herida y limpiarla bien 6eBpli $! 69Cre#is que al ha erlo podr# ver me&or; 6@o puedo promet#roslo! 6,unque esperaba que sintiera ierta me&ora, no iba a rearle falsas esperan'as! @o estaría segura hasta e harle un buen vista'o a la herida! 67e&ad las osas omo están por ahora, milady! Cuando demos por 'an&ado este asunto y re uper#is el lugar que os orresponde, ya me lo pensar#! 6%e o upar# de re ordároslo, sir ,r hie 6le asegur$ ella, y se volvi$ para ontemplar ,rdgleann una ve' más on el e+o frun ido6! 93or qu# están tardando tantísimo; 6, los hombres nos gusta estudiar on detenimiento las defensas del enemigo 6eBpli $ el aballero 6, y eso lleva tiempo! /ra evidente que no tenía problemas de oído, pens$! 6Cueno, pues espero que vuelvan pronto, porque estoy ansiosa por saber lo que han visto! 6@o podemos permitir que (eira vea esto 6musit$ )iam mientras ontemplaba horrori'ado las murallas de ,rdgleann! ,l prin ipio, no se había dado uenta, ya que estaba demasiado o upado anali'ando la rique'a de la tierra por la que pasaban y las dimensiones de la aldea! Mueron los suspiros de 1igimor y /2an, así omo los &uramentos de los hermanos de (eira, los que llamaron su aten i$n! /n un
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 1!1

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

primer momento, no re ono i$ lo que veían sus o&os! 7espu#s tuvo que e har mano de todas sus fuer'as para ontrolar las ar adas! 7e las almenas de ,rdgleann olgaba una ristra de uerpos omo si fueran un ma abro ollar! 6%e temo que son hombres que intentaron defender sus tierras y sus hogares 6murmur$ 1igimor6! 5auf debe de reer que eso inspirará miedo en el ora'$n de sus enemigos! 69Crees que fun ionará; 6Con algunos, pero a otros les pasará omo a mí! 1e enfadarán! 1e enfadarán mu hísimo! 6)a aldea está demasiado tranquila 6di&o )u as, apartando la aten i$n de todos de las murallas 69Hab#is es u hado o visto alg"n animal; =odavía no ha ano he ido! 93or qu# no se es u han va as, ove&as ni gallinas; )iam e h$ un vista'o a su alrededor y se per at$ de que su u+ado tenía ra'$n! =odo estaba demasiado tranquilo y en silen io! 7ado que a"n no había ano he ido, tendría que haber alguien por los alrededores! 3ero ni siquiera se veían perros! 65auf ya ha sangrado este lugar 6di&o /2an!!! 6eso, o los tiene a todos prisioneros en el astillo 6se+al$ )iam6! @os enteraremos de más uando llegue sir 0an! 61í! ,demás, si el hombre ha visto lo mismo que )u as, no dudará en aliarse on nosotros! 65auf es omo una de las plagas bíbli as! 6,hora que lo di es, es verdad! /s igualito! < tampo o piensa en el futuro! 1i se ha estado dando un festín todos los días, matando el ganado sin pensar en riar, tendrá que e har mano de las tierras y las posesiones de otros para no morirse de hambre! 6/2an pase$ la mirada por la silen iosa aldea antes de a+adir6* y no le importará que su avari ia los ondene a todos a la muerte! 6>s di&e que había que matarlo 6di&o 1igimor antes de emprender el amino de vuelta al ampamento! )os demás lo siguieron al punto, pero )iam le e h$ un "ltimo vista'o al astillo! 1i eso era una prueba de las osas que 1igimor había visto allí por donde 5auf %oubray había pasado, no le eBtra+aba que estuviera tan ansioso por librar a /s o ia de esa sabandi&a! /staba onven ido de que #sa no era la primera atro idad que ese hombre había ometido! /ra imposible o ultarle toda la verdad a (eira, y lo inquietaba pensar en lo que tendría que ha er para evitar que la onsumiera la ulpa! 1e santigu$, in lin$ la abe'a y re'$ por las almas de los hombres que olgaban de las murallas a la espera de un entierro de ente! Cuando se volvi$ para seguir a los demás, vio que 1igimor lo esperaba! 6@o has onseguido olvidarte por ompleto del monasterio, 9verdad; 6le pregunt$ su primo uando e haron a andar a la par! 6@o, no es eso 6 ontest$ #l6, es s$lo que!!! que ne esitan que alguien re e por ellos 6di&o y se en ogi$ de hombros! 6=ienes ra'$n! 1abes que (eira a abará des ubriendo la verdad, 9no; /s imposible o ultárselo todo! )iam asinti$ on la abe'a! 6)o s#, pero intentar# o ultarle esta atro idad todo el tiempo posible! =ampo o tiene que verlo, porque la ulpa la abrumará! 69)a ulpa; 93or qu# iba a sentirse ulpable;
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 1!2

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

63or no estar aquí, por haber tardado meses en volver para ayudarlos! 6%u ha ha tonta! 1i se hubiera quedado, a estas alturas ya estaría muerta o re'ando para estarlo! < en uanto a lo de esperar!!! Cueno, tenía que urarse de sus heridas y ahora es el me&or momento para entablar una batalla! @o veo por qu# tiene que sentirse ulpable! 6<a somos dos, pero hará falta más que la realidad de sus ir unstan ias para librarla de la ulpa! 61e le pasará uando se d# uenta de que ninguno de los supervivientes la responsabili'a de lo su edido! 69/so rees; 6=al ve' alg"n que otro imb# il la ulpe! ,quellos que ne esiten responsabili'ar de sus desgra ias a los demás! 3ero dudo mu ho que la mayoría piense mal de ella! 1$lo es una hiquilla! 1ospe ho que se llevarán una buena sorpresa uando sepan que ha vuelto para ayudarlos! ,l fin y al abo, s$lo fue la se+ora de ,rdgleann unos uantos meses! ,sinti$ on la abe'a muy despa io! 6/s verdad! @o dio tiempo a que se rearan verdaderos la'os entre la se+ora del astillo y su gente! 63or ierto, antes de reunirnos on los demás, tengo que preguntarte algo! %e ha estado re on omiendo desde que salimos de 1 arglas! 61u#ltalo! 69>s pusisteis a antar y a dar saltos la otra no he en tu dormitorio o me está fallando el oído; 6@o dimos saltos! /stábamos bailando! 6=uvo que ontener una sonrisa ante la eBpresi$n de su primo! 1igimor gru+$ y mene$ la abe'a! 6Cuando te fuiste del sal$n, di&iste que ibas a ha erle el amor a tu esposa hasta de&arla bi' a! 6=al ve' por eso estaba antando y bailando! Con mi esposa! 7esnudos! /n esa o asi$n le fue imposible reprimir la ar a&ada! 1igimor pare ía intrigado, pero a &u'gar por su eBpresi$n lo tomaba por lo o! 61í, ya s# que suena muy tonto, pero fue eBtra+amente!!! liberador! Famos, primo, seguro que ha es algo on 8olene que los demás ta harían de lo ura, pero que a ti te ha e sentir bien, in luso feli'! 6@adar! @adar desnudo on ella! 6,sinti$ on la abe'a6! %e siento omo un tonto todo el rato, pero para eso onstruimos el estanque! =e &uro que el agua está muy alentita! )iam re ord$ el estanque que había ido tomando forma a lo largo de ese a+o! 1iempre había pensado que 1igimor lo onstruy$ para riar pe es o para atraer pie'as de a'a! @i una sola ve' se le había pasado por la abe'a que su primo y su esposa se es abulleran de ve' en uando para nadar desnudos! Claro que eso eBpli aría el muro tan alto que lo rodeaba asi por ompleto! @o era para mantener a raya a los depredadores omo había supuesto, sino para darles al laird y a su esposa un po o de intimidad mientras reto'aban en el agua! 6%e pregunto si (eira sabe nadar 6musit$, y sonri$ uando 1igimor solt$ una ar a&ada! (eira se rela&$ un po o al es u har las ar a&adas! /2an y sus hermanos tenían una eBpresi$n tan seria uando regresaron que la había invadido el páni o! ,demás, habían sido sospe hosamente vagos al responder sus preguntas sobre ,rdgleann! 7e modo que ontinu$ esperando el regreso de su esposo onven ida de que #l le diría la verdad! ,l es u har las risas,
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 1!3

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

supuso que las osas no eran tan malas omo se temía! )iam vio a (eira y su buen humor se esfum$ en el a to! 1igimor tenía ra'$n al de ir que no podría o ultarle la verdad para siempre, pero estaba de idido a ha erlo todo el tiempo que le fuera posible! )e sonri$, la rode$ on su bra'o y la bes$ en la me&illa! 61upongo que no hab#is visto ning"n rayito del sol poniente que se+alara on pre isi$n el lugar por donde olarnos en ,rdgleann 6 oment$ ella al tiempo que saludaba a 1igimor on un gesto de la abe'a antes de que su primo se reuniera on el resto de los hombres! 6%e temo que no, amor mío 6repli $ )iam6! 3are e que sus murallas son tan altas e ineBpugnables omo las dibu&aste! 69Hab#is ido para aseguraros de que mi dibu&o se a&ustaba a la realidad; 6Lsa fue una de las ra'ones, pero no la prin ipal ni mu ho menos! =us dibu&os son muy buenos y pre isos, pero ver on nuestros propios o&os el astillo nos ha ayudado a ha emos una idea me&or del lugar! 1í, hay una loma pelada ba&o las murallas, pero da la sensa i$n de que no la han desbro'ado en meses! )a male'a podría o ultarnos si nos arrastramos por el suelo! 1i además intentamos el asalto en una no he errada, nos podría bastar! 63ero sería mu ho me&or si pudierais olaros en la torre del homena&e y omen'ar la pelea en la guarida del enemigo! 61í, lo sería! 63ues enton es reo que debemos re urrir a %al olm 6di&o ella, y se prepar$ para una dis usi$n! 6@o, es demasiado peligroso! 3odrían vemos 6ob&et$ )iam, meneando la abe'a! 6=al ve' %al olm sepa algo que nos ondu' a a ese pasadi'o se reto que estáis empe+ados en que eBiste! 6< tambi#n es posible que %al olm est# muerto! 61uspir$ y la bes$ en la frente al ver su repentina palide'6! )o siento, mu ha ha!!! 6@o, s$lo has di ho la verdad! 3ero reo que mere e la pena intentarlo! 1u asa está a este lado de la aldea, muy er a del ampamento! , menos que 5auf haya puesto guardias en todas las esquinas, podríamos llegar hasta %al olm sin que nos vieran! 6@o me gusta! 6, mí tampo o 6intervino 1igimor, a er ándose a ellos para tenderle a )iam una bota on vino6, pero es una oportunidad demasiado buena omo para de&arla es apar! =al ve' %al olm sepa si han de&ado el pasadi'o abierto o si lo han errado! < aunque no lo sepa, es posible que tenga informa i$n que nos sea "til! )iam sigui$ poniendo ob&e iones a ese plan, pero al final se dio uenta de que estaba malgastando el aliento y se dio por ven ido! 693odemos onfiar en %al olm; 61í 6asegur$ (eira6! /s un hombre bueno y honesto! 69)o bastante bueno y honesto omo para serte fiel a pesar de estar ba&o el yugo de 5auf; 6/so reo! <a te he di ho que lo "ni o que quiere es vivir en pa' on su esposa 8oan y rear osas bonitas! Dn hombre omo 5auf le resultará aborre ible! /stoy segurísima! 6@o hemos visto guardias apostados en la aldea 6di&o 1igimor!
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 1!4

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

, (eira eso le pare i$ eBtra+o, pero no de&$ que ello la apartara de su misi$n* onven er a )iam de que debían bus ar a %al olm! 63or el bien de todos estos hombres, y tambi#n de los que se unirán a nosotros en breve, reo que deberíamos ha erlo! =al ve' %al olm no sea un guerrero, pero sí re ibi$ entrenamiento omo aballero! /s posible que haya visto osas a lo largo de estos meses, que se haya per atado de alguna debilidad defensiva que podamos usar ontra 5auf! /ra una posibilidad que )iam no podía rebatir, por más que quisiera! /l he ho de que 1igimor tambi#n reyera que era una buena idea s$lo le ponía las osas más difí iles! 1abía que su primo no permitiría que una mu&er se pusiera en peligro! ,sí que si 1igimor oin idía on (eira, eso quería de ir que el riesgo que iban a orrer no sería tan grande o que la re ompensa mere ía la pena! /speraba de todo ora'$n que fuese lo primero! 6Cuando haya ano he ido, lo intentaremos 6di&o, in apa' de disimular su reti en ia6! 7e momento, onstruiremos un peque+o refugio para pasar la no he! 6@o me molesta dormir a la intemperie, )iam 6le asegur$ ella! 6@o quiero que duermas en mitad de un e&#r ito! %uy pronto estaremos rodeados por hombres a quienes no ono emos de nada! Considerando la antidad de primos que ambos tenían allí, (eira no pensaba que eso fuera un problema, pero no di&o nada! , &u'gar por la mirada fulminante que )iam le lan'$ a un sonriente 1igimor, supo que lo me&or sería mantener la bo a errada! < la verdad era que prefería dormir ba&o alg"n tipo de te ho, aunque s$lo fueran unas uantas ramas, por si el tiempo empeoraba de repente! @o le importaba a ampar a la intemperie, pero no le ha ía ni pi' a de gra ia mo&arse y pasar frío! , la postre, tuvieron mu ha ayuda! )e dio la impresi$n de que tanto su familia omo la de )iam reían que era una buena idea onstruir el peque+o refugio, a pesar de lo mu ho que le tomaron el pelo a su esposo! )as noti ias de que sir 8an %a )ean llegaría on sus hombres al abo de unas horas y de que el hi&o del otro laird tambi#n apare ería on otros die' hombres fueron las que, al pare er, provo aron que tantos quisieran ayudar! Cuando (eira vio los resultados, de idi$ no que&arse por el afán sobre prote tor de sus familiares! )as paredes eran una me' la de piedras y ramas, y el te&ado estaba he ho on telas untadas de a eite! 1$lo podía sentarse una ve' dentro, pero desde luego que la protegería de los elementos a menos que ayera un diluvio! 1i olgaban otro tro'o de tela en la entrada, su esposo y ella disfrutarían de ierta intimidad! )iam esper$ a que ayera la no he y a que hubieran enado para intentar ha erle una visita a %al olm! Folvi$ a repetir que no podían onfiar en #l, ontando on que estuviera vivo, pero nadie le hi'o aso! Cuando vio que (eira e haba a andar ha ia la aldea, la sigui$ a rega+adientes! /staba tan o upado bus ando ualquier indi io de peligro que no se per at$ de la dire i$n ha ia la que los llevaba! Cuando la es u h$ soltar un gemido estrangulado, omprendi$ que las murallas de ,rdgleann estaban a la vista! %aldi&o por lo ba&o y la abra'$! (eira se aferr$ a #l, enterr$ la ara en su pe ho y se e h$ a llorar! /ntretanto, )iam mir$ a las murallas y maldi&o de nuevo! )as antor has del parapeto iluminaban los ma abros trofeos de 5auf! )os adáveres ofre ían un espe tá ulo más espantoso enton es que vistos a la lu' del día! /l he ho de que (eira, una mu&er de ora'$n tierno, una sanadora, tuviera que ser testigo de seme&ante brutalidad era motivo sufi iente para matar a 5auf %oubray! 68amás debí mar harme 6musit$ ella on vo' temblorosa!
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 1!5

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

6@o seas tonta, amor mío 6la tranquili'$, desterrando la ompasi$n y obligándose a hablar on vo' firme6! 1i te hubieras quedado, ahora mismo serías una uenta más de ese ma abro ollar! (eira gimi$ e intent$ 'afarse de sus bra'os! 6Creo que voy a vomitar! , #l no lo sorprendi$ en lo más mínimo! Ll mismo había estado a punto de ha erlo uando había visto aquel horrible espe tá ulo la primera ve'! 7esoy$ su orden de que la de&ara sola y la sostuvo mientras vomitaba! Cuando termin$, la llev$ de nuevo al abrigo de los árboles, le&os de las murallas de ,rdg-eann! Ferla sentada en silen io y temblando, mientras le en&ugaba el rostro on el agua de la bota que ella llevaba lo inquiet$! )a oblig$ a dar un par de sorbos de vino de su propia bota! 1e alegraba de haberlas llevado onsigo, aunque el traye to fuera muy orto, por la sen illa ra'$n de que le gustaba estar preparado para lo peor! 7ado que seguía sin estar onven ido de que bus ar a %al olm fuera una buena idea, había preferido ir preparado por si tenían que huir para salvar la vida! Dna huida que, omo bien sabía, los obligaría a orrer en dire i$n ontraria al ampamento y sus hombres! 1e sent$ &unto a ella, le pas$ un bra'o por los hombros y la atra&o ha ia sí! 6@o quería que lo vieras! 63or eso /2an y mis hermanos estaban tan serios uando volvisteis de ,rdgleann, 9verdad; 6 pregunt$ ella tras inspirar hondo para tranquili'arse! )iam asinti$ on la abe'a, ha iendo que su me&illa le ro'ara el abello6! 93or qu# haría alguien algo así; 63ara aterrori'ar a los supervivientes! 693or eso rees que %al olm está muerto; 9Crees que está olgado en esos muros; 6Creo que esos hombres intentaron defender sus tierras y sus hogares! 69@o sobrevivi$ ninguno de los que lu haron; 6=al ve' algunos! 1ir 0an nos ha di ho que algunas familias de ,rdgleann se han refugiado en sus tierras! Dnos uantos hombres de los que lu haron, que lo a ompa+arán para lu har de nuevo, y otros que traba&aban y vivían en el astillo! 3or eso sabemos que todos los pasadi'os están sellados! Cuatro hombres orrieron para refugiarse en uno y des ubrieron que varios hombres de 5auf lo vigilaban! 1$lo dos es aparon en bus a de otro! Dna mu ha ha estuvo es ondida tres días hasta que pudo es abullirse! )e ont$ a sir 0an y a los demás que 5auf había ordenado que sellaran todos los pasadi'os! (eira mir$ una ve' más ha ia el astillo y supo que el horror de lo que había visto la a ompa+aría siempre! 3or un instante, dese$ dar media vuelta y orrer a refugiarse en ualquier otro lugar para no regresar nun a allí, pero enseguida desterr$ el arranque de obardía! =al ve' 7un an le hubiera fallado en mu hos aspe tos, pero ella no le fallaría a #l! @i tampo o le fallaría a la gente que estaba sufriendo ba&o el yugo de ese animal llamado 5auf %oubray! 1í, dependía de los hombres para liberar ,rdgleann, pero ya se en argaría ella de devolverle todo su esplendor! 1eguramente siempre habría fantasmas, pero aprendería a vivir on ellos! 6Famos a matarlo, 9verdad; 6pregunt$ mientras se ponía en pie para sa udirse las faldas! 61í, amor mío 6 ontest$ )iam6! Famos a matarlo! 6Cien! 1erá me&or que hablemos on %al olm! 61e puso en amino de nuevo, ha iendo oídos sordos a las protestas de su esposo!

Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén

Página 1!6

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

CA'ITULO ),
69/stás segura de que sigue viviendo aquí; 9> de que estará dispuesto a ayudarnos; )iam fingi$ no darse por enterado del suspiro de (eira mientras la seguía! 1abía que se estaba repitiendo, pero era in apa' de sobreponerse a la re iente inquietud que lo embargaba! Dna vo e ita en su abe'a insistía en re ordarle que (eira no ono ía a esa gente muy bien y que llevaban meses ba&o el yugo de 5auf! /staba arriesgando su vida por una rela i$n meramente superfi ial on un hombre! ,demás, tenía un mal presentimiento on la aldea! )u as tenía ra'$n, estaba todo demasiado tranquilo! ,unque fuera tarde, no debería estar todo tan silen ioso, tan os uro!!! 7e modo que, &unto al temor por la seguridad de (eira, lo asaltaba la inquietud de en ontrarse on más muestras de la rueldad de 5auf y, por tanto, de que el sentimiento de ulpabilidad de su esposa aumentara a"n más! 6/stará aquí 6le ontest$ ella en un susurro6< si sigue vivo, nos ayudará! (eira entendía la preo upa i$n de )iam! )a ompartía, de he ho! /sa gente llevaba varios meses sufriendo ba&o el yugo de un hombre más ruel de lo que podía imaginar! @o sabía hasta qu# punto se habrían a obardado! @i siquiera podía estar segura de que %al olm siguiera on vida! /l hombre era un superviviente nato, pero si 5auf había averiguado su verdadera identidad, tal ve' lo hubiera onsiderado una amena'a! < 5auf eliminaba al punto ualquier amena'a! <a lo sabía antes de ver la ma abra prueba que olgaba de las almenas! 7e modo que sus palabras umplían el doble fin de tranquili'ar a )iam y almar su ra'onable preo upa i$n y de tranquili'arse ella misma! Cus $ una porte'uela o ulta tras una tos a himenea de piedra y unas enredaderas! 5e'$ en silen io para no estar ondu iendo a su esposo a una muerte segura y llam$ a la puerta, reali'ando la se+al se reta que %al olm le había ense+ado! 3uesto que #ste no ompartía el optimismo de 7un an, lo primero que había he ho uando (eira lleg$ a ,rdgleann fue mostrarle la entrada se reta, la ual le fue muy "til uando tuvo que huir de 5auf! /speraba que en esos momentos tambi#n les sirviera de ayuda! /s u h$ que la puerta se abría muy despa io y sinti$ que )iam se pegaba a ella! @o tuvo que mirarlo para saber que tenía lista la espada! 1e tomaba muy en serio su deber de protegerla! /so debería ha erla feli', se reprendi$ en silen io al tiempo que observaba al hombre que la miraba por la rendi&a de la puerta! 69%al olm; 6susurr$, no muy segura de que ese hombre tan tímido fuera su amigo! 69%ilady; 91ois vos de verdad; ?1anta %adre de 7ios, reíamos que habíais muertoA 6Hi'o ademán de abrir la puerta de par en par, pero se detuvo en uanto vio a )iam detrás de ella6! 9:ui#n os a ompa+a; )a brusquedad de su vo' la hiri$ un po o, pero se deshi'o del dolor! Había de&ado a esa gente a manos de 5auf, ni siquiera había intentado de irles que estaba viva! %al olm no la ono ía lo bastante omo para saber que &amás lo trai ionaría, ni a #l ni a la gente de ,rdgleann! 6%i nuevo esposo!!! 6di&o! 69>s hab#is asado otra ve'; 6Cueno, ha sido algo!!! inesperado! )iam se in lin$ un po o ha ia delante! 6)a lu' que se filtra por la puerta y toda esta palabrería podrían atraer una aten i$n indeseada
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 1!7

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

que no nos interesa ahora mismo! 1erá me&or que ontinuemos hablando dentro! 63or supuesto, la sorpresa me ha atontado 6adu&o %al olm6! /ntrad! =ras ha er que (eira entrara delante de #l, )iam e h$ un vista'o a lo que pare ía ser una espe ie de taller sumido en la penumbra! Cuando %al olm en endi$ otra vela, )iam se per at$ de que las formas que había visto eran tro'os de madera finamente tallada y ob&etos de metal grabados, la mayoría de plata! 0n luso los áli es de madera eran de tal alidad que ning"n hombre se sentiría avergon'ado de tenerlos en su mesa! 1igui$ a %al olm en silen io hasta una estan ia más peque+a, donde el hombre les indi $ que tomaran asiento en los ban os que flanqueaban una mesa! =ras sentarse &unto a (eira, )iam observ$ que %al olm ogía tres áli es y una &arra! 1e per at$ de que su&etaba esta "ltima on ierta difi ultad a pesar de que lo ha ía on la mano dere ha! Cuando la de&$ en la mesa, )iam maldi&o para sus adentros! /l hermano bastardo de 7un an tenía la mano llena de i atri es y los dedos, tor idos! 6?,y, 7ios míoA 6eB lam$ (eira6! 9:u# te ha pasado en la mano, %al olm; 6/Btendi$ el bra'o para to ársela, pero el hombre s$lo de&$ que se la a ari iara un instante! 1in embargo, fue sufi iente para que ella supiera que sufría un dolor onstante por las fra turas mal soldadas! 65auf %oubray, eso es lo que ha pasado 6 ontest$ %al olm mientras servía erve'a! 691abe qui#n eres; 6@o, no lo reo! 1i lo supiera, estaría muerto! @o me hi'o esto por ser quien soy! %e lo hi'o porque intent# evitar que se llevara a mi esposa! 6> h, no! 8oan, no! 61í, mi 8oan! /stá en errada en el astillo! 1e ha llevado a mu has otras mu&eres! 0n luso a %eggie, la hi&a del tonelero, y eso que s$lo tiene tre e a+os! (eira se ubri$ la ara on las manos! 1u obardía le había ostado a la gente de ,rdgleann más ara de lo que había pensado! 1inti$ que )iam le a ari iaba la espalda para tranquili'arla, pero sus manos no le reportaron mu ho onsuelo! 1e oblig$ a no llorar y mir$ a %al olm! 6)o siento mu hísimo! 7ebería haber regresado antes! 693ara qu#; 93ara que os mataran; 93ara que os violaran esos malna idos; /stabais herida de gravedad la "ltima ve' que os vi! 1upongo que tardasteis bastante en re uperaros! 6%al olm mene$ la abe'a! 6@o, milady, no ten#is que dis ulparos por nada! 693or nada; %ientras yo estaba es ondida y a salvo en el monasterio, t" has perdido a tu esposa y tu medio de vida! 6)e to $ de nuevo la mano herida6! 1# uánto amabas tu traba&o! 6,"n puedo ha erlo! 693uedes seguir tallando on esa mano; 6> h, laro que no, pero no me ha e falta! Fer#is, milady, siempre lo he es ondido porque mu hos reen que es osa del diablo, pero soy 'urdo! 1iempre lo he sido! 6/sbo'$ una breve sonrisa antes de suspirar6! 3ero de&aría que ese malna ido me ortara la mano buena si así onsiguiera re uperar a mi 8oan! @o me importa uántos hombres la hayan tomado, si sab#is a lo que me refiero, pero me preo upa el da+o que eso haya podido ha erle a su uerpo y a su alma! 1$lo quiero que vuelva a asa! 1in ella, ya no veo la belle'a de la madera y de los metales, soy in apa' de en ontrarla!

Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén

Página 1!8

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

6=e la traeremos de vuelta! < tambi#n liberaremos a las demás 6di&o )iam, y a &u'gar por la mirada penetrante de %al olm, supo que el hombre era ons iente de que a ababa de ha erle un &uramento! 69>s a ompa+an hombres para lu har; 6,lgunos, y hay más en amino! 65auf y sus hombres son buenos on la espada! 63ero nosotros somos me&ores! 61onri$6! =ambi#n ontamos on hombres apa es de robarle el sudario a un muerto mientras su familia lo está enterrando, y salir de rositas! 6@o estoy segura de que sea algo de lo que sentirse tan orgulloso 6musit$ (eira! 6=al ve' no 6 onvino )iam6, pero es muy "til! 697espu#s ser#is vos nuestro laird; 6(eira me ha di ho que eres el verdadero heredero, aunque na iste bastardo! 6@o quiero ser el laird! 8amás he deseado tal osa! )e di&e lo mismo al padre de milady uando me lo pregunt$! 1$lo quiero estar on mi 8oan y bus ar la belle'a que o ultan la madera y los metales! @o, si nos libráis de 5auf %oubray, ten#is mi bendi i$n para ser nuestro laird! 7un an siempre supo que no quería el puesto! 3or eso se bus $ una esposa! 1í, y estábamos más que dispuestos a a eptarla omo nuestro laird si algo le pasaba a #l! 63ero un hombre en el puesto sería mu hísimo me&or, por supuesto!!! 6mas ull$ (eira, que estuvo a punto de sonreír al ver que %al olm y )iam la miraban inquietos! 6Cueno, sí, pero s$lo porque eso impediría que otros intentaran re lamar ,rdgleann 6eBpli $ %al olm6! , todo esto, 9qui#n sois; 6?Fálgame 7iosA @o os he presentado, 9verdad; 6(eira mene$ la abe'a6! %al olm, te presento a sir )iam Cameron de 7ubheidland, mi esposo! )iam, #l es %al olm %a (ail, el hermanastro de 7un an, aunque es evidente que quiere mantener el se reto! 6Continu$ despu#s de que se saludaran on un gesto6! )iam tambi#n está emparentado on los %a Mingal de 1 arglas! 6,l ver la onfusi$n de %al olm, sonri$6! 1on tambi#n Cameron, pero el antiguo laird se pele$ on su familia y se bus $ otro nombre! ,"n siguen dis utiendo por eso! 6Dna historia fas inante que me gustaría es u har uando todo esto a abe! 9:ui#nes son los ladrones; 6)os %a Mingal 6respondi$ #l6! =ambi#n son muy buenos guerreros! ,unque los míos me den una pali'a por de irlo, puede que in luso me&ores que mi familia! Casi todos han pasado a+os rodeados de gente que quería matarlos! 63ero siguen vivos! 6/so es! 69Cuántos guerreros ten#is on vos; 6Dnos uarenta! Cameron, %a Mingal, %a /nroy y algunos aliados, tambi#n algunos %urray! 6< (ester y sir ,r hie 6a+adi$ (eira6, no te olvides de ellos! )iam inter ambi$ una breve mirada on %al olm, uyos labios mostraron el asomo de una sonrisa, revelando así que omprendía a la perfe i$n por qu# no había men ionado a esos dos hombres on el resto de los guerreros! 6@o temas, mu ha ha, ya se me o urrirá un modo de utili'arlos para que no se sientan
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 1!

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

ofendidos, pero tambi#n para que salgan ilesos de la batalla! (eira hi'o una mue a! (ester y sir ,r hie eran valientes y honorables, pero )iam tenía ra'$n al no meterlos en el mismo sa o on los demás! /l hi o estaba me&orando mu hísimo y ya apuntaba maneras para el futuro, pero seguía siendo un mu ha hito imberbe que pasaba más tiempo tirado en el suelo que de pie! < en uanto al pobre sir ,r hie!!! 1uspir$! =enía el ono imiento y la habilidad, pero a menos que ella en ontrara la manera de ayudarlo a ver el mundo on más laridad, representaría una amena'a tanto para sus aliados omo para sus enemigos! 69:u# ne esitáis; 6pregunt$ %al olm! 60nforma i$n 6 ontest$ )iam, y omen'$ a ha erle preguntas sobre las defensas de ,rdgleann y el e&#r ito de 5auf! %ientras los es u haba hablar, (eira sinti$ que el miedo rena ía en su interior y lu h$ por ontrolado una ve' más! /n las semanas siguientes a la toma de ,rdgleann, 5auf había refor'ado las defensas del astillo! /ra evidente que el hombre era un genio a la hora de des ubrir ualquier debilidad que pudiera utili'ar el enemigo! 7e modo que no la pill$ por sorpresa enterarse de que lo primero que había he ho era sellar todas las entradas se retas del astillo! )a "ni a manera de entrar pare ía ser es alando las altas murallas o utili'ando la puerta prin ipal! 1eme&ante ataque signifi aría mu has ba&as para ellos! :uiso ponerle freno a todo en ese pre iso momento, pero sabía que era imposible! )a ulpa se aseme&aba a un ente on vida propia en su interior! 1i hubiera vuelto antes, 5auf no se habría asentado entre los muros de ,rdgleann, el pobre %al olm no habría perdido el uso de la mano y las mu&eres de ,rdgleann no estarían sufriendo tanto! 7aba igual las ra'ones que esgrimiera en su mente, porque era el miedo lo que la había retenido tanto tiempo en el monasterio! /n un intento por desentenderse del amargo regusto que el fra aso y la obardía le habían de&ado en la bo a, estudi$ la mano de %al olm! 1e la ogi$ po o despu#s! /l hombre se sorprendi$, pero sigui$ prestándole aten i$n a )iam! /lla sabía que 7un an le había hablado de su don, pero sospe haba que no terminaba de re#rselo y que, probablemente, le diera algo de miedo! 7e momento, sin embargo, pare ía dispuesto a de&arla ha er, de modo que se aprove h$ de la situa i$n antes de que ambiara de opini$n! (eira no se dio uenta de que los dos hombres habían de&ado de hablar hasta que solt$ la mano de %al olm y abri$ los o&os! /l hermano de 7un an la estaba mirando on los o&os omo platos, pero no vio muestras de miedo ni espanto en su rostro! )iam, en ambio, lo tenía bien su&eto por el antebra'o para que no pudiera apartar la mano! Había estado tan on entrada en el dolor de %al olm, intentando omprobar la gravedad de sus heridas, que no se había dado uenta de que en un momento dado #l había intentado soltarse! 69=ienes pan, miel y sidra; 6pregunt$ )iam uando vio que (eira se tambaleaba un po o y tenía que aferrarse a la mesa para no aerse! 61í! %al olm hi'o ademán de levantarse, pero )iam se le adelant$ y le puso la mano en el hombro para que se quedara sentado! 6@o! /s me&or que te quedes ahí! 1$lo dime d$nde están las osas! 1e aprest$ a servirle a (eira el pan, la miel y la sidra, e inst$ a %al olm en silen io para que omiera un po o tambi#n! 7espu#s se volvi$ ha ia su esposa y, entre susurros, la ayud$ a que se
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 11!

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

imaginara un arroyo de agua fres a que se llevaba el dolor que en esos momentos le devoraba la mano! , ontinua i$n, se sent$ y a omod$ a (eira en su rega'o para poder, abra'arla, desoyendo sus protestas! )iam esbo'$ una sonrisa tor ida uando ella se de&$ aer ontra #l y se qued$ dormida omo un tron o en un santiam#n! 67un an tenía ra'$n 6di&o %al olm en vo' ba&a mientras se miraba la mano6! =iene un don! Ll estaba tan ompla ido!!! 61í! 6Ces$ a (eira en la oronilla6! @o suele utili'ar sus habilidades muy a menudo, porque, omo puedes ver, las onse uen ias son terribles para ella! 6)e mir$ la mano6! 7e&ará de dolerte durante un par de días! 3ero no está urada! 6)o s#, pero librarme del dolor, aunque sea por po o tiempo, es un regalo maravilloso! 6Cuando se despierte, ya sea aquí o en el ampamento, seguramente podrá de irte si hay alguna esperan'a de arreglarte la mano, por insignifi ante que sea! 6/staba viendo los da+os que había ba&o la piel, 9no es así; 6pregunt$ %al olm! 61í! ,unque reo que nun a llegar# a entenderlo del todo! 91abes por qu# 7un an estaba tan ompla ido por su don; 61e preguntaba si %al olm estaba al tanto de la s$rdida historia que se es ondía tras al fallido matrimonio de (eira! 63orque esperaba que ella pudiera urarlo! 69/staba enfermo; (eira nun a me lo ha di ho! %al olm llen$ los dos áli es de erve'a al darse uenta de que habían a abado la sidra! 67un an quiso asarse on ella para estable er una alian'a on su familia, ons iente de que podría ontar on ellos si los ne esitaba! Cuando ella le habl$ de su don, estaba más ansioso todavía por ha erla su esposa, ya que tenía la esperan'a de que alg"n día pudiera urarlo! 6 Compuso una mue a y dio un buen trago de erve'a antes de a+adir6* =enía ierta debilidad en sus partes! 61abes la verdad, 9no es así; 6aventur$ )iam tras observarlo on detenimiento un instante! 69:ue el matrimonio nun a se onsum$; 1í, pero el problema no estaba en su uerpo! 1ino en su abe'a! =al ve' in luso en su ora'$n! 6@o era impotente! (eira me ha ontado lo que pasaba ada ve' que intentaba a ostarse on ella! 9/staba lo o; 61í y no! =enía deseos, deseaba on desespera i$n a su esposa, pero era in apa' de ha er nada al respe to! 1us padres tuvieron la ulpa! 1í, sobre todo su madre, pero su padre era asi tan malo omo ella! @o os ontar# todo lo que le hi ieron, $mo lograron rearle todos los problemas que pade ía, pero onsiguieron que fuera in apa' de a ostarse on una mu&er! )os dos, on la ayuda de ese pu+etero sa erdote que tuvieron durante a+os en ,rdgleann! )a lu&uria era un pe ado, un amino que lo llevaría dere ho al infierno, y luego estaban todas las osas que le ha ían, omo las pali'as y otros astigos! /l pobre mu ha ho no podía sentir ni una pun'ada de deseo sin que lo atormentase, sin ponerse a vomitar! =al ve' si el matrimonio hubiera durado más tiempo, habrían en ontrado la manera de que fun ionara! ,l fin y al abo, las rela iones onyugales para engendrar hi&os no son pe ado, 9verdad; 3ero el destino de idi$ que no podía ser! 61in embargo, su padre sí se de&$ llevar por sus arranques de lu&uria, de lo ontrario, 7un an no habría na ido y t" no estarías aquí!
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 111

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

6Cierto, pero tambi#n se flagelaba por seme&ante pe ado, y lo ha ía on bastante fre uen ia! 1u esposa solía utili'ar mi eBisten ia omo prueba de la maldad intrínse a en los hombres y de sus instintos más ba&os! 6@o ha e falta que digas nada más! %e lo imagin#! 3as# a+os en un monasterio, preparándome para tomar los hábitos y ono í a varios hombres así! 61inti$ que la lástima a ababa on los "ltimos elos que sentía por 7un an6! )a ni+e' del pobre hombre debi$ de ser un verdadero tormento! 63or desgra ia lo fue! /stoy onven ido de que no me di&o ni la mitad de las osas que le ha ían ada ve' que sus padres reían que había tenido aunque fuera un pensamiento impuro! 6@o le di&o nada a (eira! /lla está onven ida de que la onsideraba indeseable, de que era ulpa suya que no pudiera a ostarse on ella! @o reo que haya logrado onven erla de lo ontrario! %al olm mene$ la abe'a! 63obre illa! )e di&e a 7un an que debería ser sin ero on ella, pero le ostaba reunir el ora&e! < despu#s ya no tuvo la oportunidad de ha erlo! 69Cuánta gente sabe la verdad; 6%uy po os, y no dirán nada! (eira es una buena mu ha ha, < aquellos que la ono en bien están más que dispuestos a a eptarla omo laird, lo que tambi#n signifi a a eptar a su lan! =al ve' vos tengáis que demostrar vuestra valía, pero si pod#is e har a ese demonio que ontrola el astillo, sin duda alguna os ganar#is la lealtad de todos! 6=al ve' 6di&o )iam meneando la abe'a6, pero derrotar a ese erdo s$lo es el prin ipio, lo difí il será devolverle el esplendor a ,rdgleann! Hay muestras de la rueldad y avari ia de ese hombre por doquier! %e sorprende mu ho que te haya de&ado alguna de tus obras! %al olm desvi$ la vista ha ia donde estaban sus tallas antes de volver a lavarla en el rostro de )iam! 61e llev$ unas uantas, pero 9qu# más da; %e ha robado mi mayor tesoro, me arrebat$ el ora'$n y el alma uando se llev$ a mi 8oan 6di&o, y se le quebr$ la vo' al final6! @o puedo dormir, s$lo pienso en lo que mi mu ha ha tiene que estar pasando! < me siento un in"til porque no puedo ha er nada para ayudarla! )o "ni o que hago es mirar el astillo, pensando en $mo me gustaría matar a ese malna ido! /n más de una o asi$n he e hado a andar ha ia allí, de idido a enfrentarme a 5auf, pero al final mi obardía me lo impide! 6=u sentido om"n 6lo orrigi$ )iam on brusquedad, pero enseguida ba&$ el tono6! 97e verdad rees que ayudarás a tu esposa si de&as que vea $mo te matan delante de ella; 9Cuánto más aguantará si su infierno in luye tener que ver tu adáver mientras se des ompone olgado de las almenas del astillo &unto a esos otros desgra iados; %al olm se e h$ a temblar, bastante más pálido! 6@o todos estaban muertos uando los olgaron de las murallas 6musit$! )iam solt$ una retahíla de &uramentos! 6/se desgra iado tiene que morir 6di&o, y sonri$! , &u'gar por la eBpresi$n nerviosa de %al olm, el gesto traslu ía todo el odio y la furia que sentía ha ia 5auf %oubray6! %e asegurar# de que mis primos y los hermanos de (eira sepan lo que me has di ho!
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 112

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

6Cien!!! 61# que se enfure erán, aunque ya tienen ra'ones de sobra para querer e har a ese malna ido del astillo! )es ha robado a los suyos y tambi#n ha de&ado a una mu&er viuda! 3ero lo que me a abas de de ir onvertirá su de isi$n en rabia! Fer los adáveres olgados de las murallas ya plant$ las semillas! )o que me has di ho hará que germinen! %al olm lav$ la mirada en sus manos! 6@o soy un guerrero, pero s# mane&ar la espada, laird! )iam sinti$ ierto pla er al es u har el título on el que %al olm se dirigía a #l! ,"n no habían librado la batalla, pero saltaba a la vista que ese hombre ya lo a eptaba omo laird de ,rdgleann! %u has personas verían on malos o&os su s"bito as enso a un lugar de poder y prestigio, pero s$lo ontaba la opini$n de la gente de ,rdgleann! < ese primer paso para ganarse su a epta i$n era muy prometedor! 63ues eres bienvenido a unirte a nuestras fuer'as! ,hora s$lo nos ha e falta un plan 6a+adi$ mientras le daba un beso a (eira! 6)a quer#is, 9no es así; 6pregunt$ %al olm, sonriendo al ver que su nuevo laird se sonro&aba! 6/so reo 6 ontest$ )iam, e hi'o una mue a! 63ero no es ogi$ asarse onmigo! 6)e ont$ a %al olm en muy po as palabras todo lo su edido hasta llegar al punto en el que se en ontraban 6! %e ostará sudor y lágrimas onven erla de que ser# fiel y de que no me he asado por las rique'as que he obtenido on el matrimonio! 61í, reo que os ostará mu ho traba&o! %u ho me temo que los problemas del pobre 7un an de&aron en ellas unas uantas i atri es, sobre todo porque nun a le eBpli $ el motivo de su re ha'o! )iam asinti$ on la abe'a y en amin$ la onversa i$n ha ia la inminente batalla! /ra evidente que %al olm poseía el tipo de informa i$n que sería lave en los días venideros! Cuando el hombre le de&$ laro que estaba más que dispuesto a abandonar su hogar para unirse a ellos, )iam no perdi$ tiempo! /n un abrir y errar de o&os, sa $ a %al olm de la aldea sin que el he ho de llevar a (eira dormida entre sus bra'os ralenti'ara su paso!

(eira parpade$, e h$ un vista'o a su alrededor y frun i$ el e+o! 9Cuándo y $mo había regresado al ampamento; 1e sent$ muy despa io mientras )iam se a er aba a ella on un pi hel que re ono i$ omo uno de los de %al olm! )e dio las gra ias on una sonrisa y bebi$ la sidra fría mientras #l se sentaba a su lado! 69/s %al olm quien está hablando on 1igimor; 6quiso saber! 61í! 6)iam le e h$ el bra'o por los hombros y la atra&o ha ia #l6! :uiso unirse a nosotros, y sus ono imientos sobre la gente que está en el astillo y la posi i$n que suele o upar son inestimables! 3or desgra ia, no está seguro del pasadi'o que habrá es ogido 5auf! 69)a batalla omen'ará pronto; 6/n uanto lleguen los demás, o po o despu#s! 6<a no hay vuelta atrás, 9verdad; 6@o, mu ha ha 6di&o #l tras besarla en la me&illa6! 7espu#s de todo lo que hemos visto, 9de verdad quieres que nos retiremos; /lla mene$ la abe'a muy despa io!
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 113

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

6)o que quiero es que s$lo 5auf %oubray y sus se ua es resulten heridos, nadie más, y una &usti ia tan limpia es asi imposible en una batalla! 61eguramente sea imposible lo que pides! 1in embargo, si tiene que morir alguien, me&or que sea para librar al mundo de seme&ante plaga! )os hombres de los alrededores que se han unido a nosotros lo ha en porque saben que alguien omo %oubray no tardará en sangrar las tierras que ha robado y en bus ar pastos más verdes! Como di e 1igimor, es un miembro infe tado que hay que amputar! 6=endría que haberles he ho aso a los parientes que me de ían que no era un buen matrimonio 6mas ull$! )iam le ogi$ la ara on ambas manos y la oblig$ a mirarlo! 6=ienes que librarte de la ulpa que te orroe, amor mío! =" no eres responsable de lo su edido! 7un an estaba de idido a bus arse una esposa! 5auf llevaba ya un tiempo queriendo apoderarse de ,rdgleann! /sas dos verdades ya eran he hos onsumados antes de que ono ieras siquiera a 7un an! 1i no hubiera sido ontigo, se habría asado on otra! ,l menos t" tuviste el ora&e y la fuer'a para sobrevivir y regresar aquí on un e&#r ito! 67emasiado tarde! <o!!! )a interrumpi$ on un beso breve pero apasionado! 6Cuando por fin te uraste de las heridas y te aseguraste de que 5auf no te perseguía, ya era demasiado tarde para poner fin a la mayor parte de sus atro idades! 7e&a de sentirte ulpable, (eira! =" eres la "ni a que rees que tienes la ulpa de lo su edido! 6=al ve'! 6,poy$ la abe'a en el pe ho de su esposo6! 9=en#is ya un plan; 9Dno me&or que un asalto frontal a las murallas; 63ronto! )o tenemos asi a punto! < te prometo, esposa mía, que va a ser un plan de lo más ingenioso!

Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén

Página 114

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

CA'ITULO )69Lse es vuestro brillante y astuto plan; (eira miraba a )iam, 1igimor, (ester, %al olm y sir ,r hie sin dar r#dito a lo que a ababa de es u har! %u ho se temía que su rostro refle&aba el asombro y la furia que sentía, porque los in o tenían eBpresiones re elosas, si bien 1igimor pare ía en ontrarle ierta gra ia al asunto! /l plan de enviar a (ester y a sir ,r hie al astillo a fin de que en ontraran alg"n modo de de&ar pasar a los demás era una aut#nti a lo ura, aunque daba la sensa i$n de que ninguno de ellos lo veía así! @o lograba entender $mo reían posible que un mu ha ho tan torpe y un hombre que veía el mundo a trav#s de una espesa niebla pudieran onseguir otra osa que a abar muertos! 3or desgra ia, no podía eBpresar su opini$n en vo' alta! (ester y sir ,r hie sufrirían un golpe en su orgullo! Claro que lo peor de todo era que pare ían ansiosos por poner en mar ha el peligroso plan y onvertirse de ese modo en una pie'a lave de la batalla! 6)iam, 9puedo hablar un momento en privado ontigo; 6@o supo qu# tuvo su furiosa y g#lida pregunta para que a 1igimor le hi iera gra ia! /staba laro que el primo de su esposo era un hombre un po o raro! )iam titube$ un instante! /n realidad, no había nada que dis utir! /l plan estaba tra'ado y todos habían a ordado que era la me&or op i$n para evitar un ba+o de sangre! 3ero en ese momento atisb$ el miedo que se o ultaba en los o&os verdes de su esposa! 7ebía aliviar los temores de (eira por el bienestar de sus amigos y desde luego eso requería ierta intimidad! Cabía la posibilidad de que se di&eran iertas osas que podrían herir los sentimientos y el orgullo de (ester y de sir ,r hie! 61í, mu ha ha 6 ontest$ mientras la tomaba del bra'o6, pero no podemos perder mu ho tiempo dis utiendo! 6He di ho que quiero hablar ontigo, no dis utir 6protest$ ella mientras #l la guiaba ha ia un árbol grande situado en el eBtremo más ale&ado del ampamento! 61ospe ho que habrá un po o de ada! 69/stás lo o; 6mas ull$ (eira en uanto se detuvieron, frente a frente6! 9C$mo has podido siquiera pensar en poner a esos dos al al an e de las violentas garras de 5auf; ?/s omo mandar a dos orderitos al arni eroA Hasta ha e po o de ías que (ester era in apa' de aminar sin trope'arse y que se rumoreaba que sir ,r hie había blandido la espada ontra un arbusto al tomado por un &abalí! 6/Ba to! (eira frun i$ el e+o! 69:u# quieres de ir; 6:ue nadie los verá omo una amena'a! 6/so no signifi a que est#n libres de peligro! 1$lo que 5auf no los matará a las primeras de ambio! )iam la abra'$ y apoy$ la barbilla en su abe'a! 61í, tendrán que enfrentarse al peligro! @o voy a mentirte al respe to! 1in embargo, 5auf s$lo mata a los más fuertes! , aquellos que suponen una amena'a para #l! > a los que lo enfure en! @adie tomaría por una amena'a a (ester ni a sir ,r hie, salvo por la posibilidad de que le aigan
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 115

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

en ima por a idente! 69C$mo puedes estar tan seguro; 6@o lo estoy del todo, pero sí lo bastante omo para arriesgar sus vidas! , menos que se hable on ellos y se les ono' a un po o, pare en dos abe'as de horlito inofensivos! 8untos forman un tándem peligroso y astuto! (ester pone la vista y sir ,r hie, la fuer'a! /ntrarán afirmando que tu primo los envía para hablar ontigo, y 5auf no los matará de inmediato! 3orque querrá en ontrar el modo de mantener ale&ado a tu lan, al menos hasta que refuer e a"n más sus defensas! (eira se apart$ para mirarlo! 63ero 9 $mo esperas que (ester y sir ,r hie puedan aprove har esa situa i$n para ayudaros a traspasar las murallas; 5auf vigila a todo el mundo, y los hombres que lo obede en son tan rueles y tan pre avidos omo #l! 6(ester y sir ,r hie uentan on una doble venta&a! /n primer lugar, pare en inofensivos, no amena'adores, de modo que 5auf no se molestará en en errarlos, y en segundo lugar, el mu ha ho puede imitar la vo' de ese malna ido! 6Cueno, sí, pero físi amente no se pare en en nada! 63ero te olvidas de sir ,r hie! /sta no he hay luna nueva! Hasta %al olm di e que entre las sombras pare e #l! 6,l ver que seguía e+uda, le dio un beso6! Han estado pra ti ando, de modo que uando (ester habla, sir ,r hie mueve los labios! )es he a onse&ado que no se arriesguen a ha er nada si ven que la situa i$n es peligrosa! :ue se limiten a e har un vista'o para ver uántos hombres hay, uántos soldados, y para que intenten des ubrir alg"n punto d#bil en sus defensas! 6< están deseando ha erlo 6musit$ ella! 6Con todas sus fuer'as! 1i esto no fun iona, lo "ni o que podremos ha er es intentar un ataque frontal a las murallas! 6:ue ostaría mu hísimas más vidas, no s$lo dos! 61í! =odos están dispuestos, pero es mu ho me&or olarse en el nido de esa víbora al amparo de la no he! 6)e a ari i$ la me&illa on los nudillos6! @o, no hay vuelta de ho&a! 7e&a de plantearte si estás ha iendo o no lo orre to, dul e (eira! Hemos reunido el e&#r ito que ne esitábamos! ,hora debemos ata ar! 7espu#s de asentir on la abe'a, (eira e h$ un vista'o ha ia los hombres diseminados por el ampamento! /ntre ellos había familiares suyos, aliados de su lan y parientes de )iam! 7urante el po o tiempo que llevaban a ampados, habían ido llegando más hombres! )a no he anterior, mientras )iam y ella hablaban on %al olm, el n"mero había aumentando notablemente! /ra sorprendente que 5auf no se hubiera per atado del e&#r ito a ampado en el límite de sus dominios! /staban en las tierras de los %a )ean, de modo que no habría sido difí il avistarlos! 69C$mo es posible que no nos hayan visto; 6murmur$ ella6! 9, aso no salen de las murallas; 6Lsa pare e ser su estrategia! @os hemos topado on unos uantos eBploradores, pero son fá iles de evitar! 6)iam esbo'$ una sonrisa fuga'6! > de espantar, porque sir 0an ha apostado a sus hombres en los límites de sus tierras on ,rdgleann! 1i 5auf sospe ha que puede tener problemas, lo l$gi o es que los espere por esa parte! 1in embargo, omo el lan de sir 0an no es muy numeroso y tampo o pare e estar dispuesto a en'ar'arse en una lu ha, dudo mu ho que 5auf est# preo upado! 6)a abra'$ mientras la animaba a regresar on los demás!
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 116

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

7e vuelta on el resto, (eira es u h$ el plan on aten i$n! (ester y sir ,r hie entrarían ha i#ndose pasar por emisarios del monasterio, enviados por el hermano %atthe2 on la inten i$n de bus arla! ,firmarían que nadie la había visto en meses, pero que les habían llegado las noti ias de la muerte de su marido y de que ella había emprendido via&e para volver on su familia! 7e ese modo, 5auf la daría por muerta y reería que las noti ias de sus rímenes no habían llegado muy le&os! 3uesto que llegarían a las puertas de ,rdgleann &usto al ano he er, momentos antes de que se erraran, suponían que los invitarían a pasar la no he en el astillo! 1i a (ester y a sir ,r hie les resultaba imposible en ontrar un modo de de&ar entrar a los hombres del ampamento, se mar harían por la ma+ana despu#s de haber re opilado toda la informa i$n posible! =odo pare ía l$gi o y muy bien al ulado, pero seguía temiendo por la vida de (ester y sir ,r hie! Dn hombre omo 5auf era imprede ible! 1in embargo, no di&o nada* /l orgullo que demostraban el mu ha ho y el antiguo soldado por haber sido elegidos para reali'ar esa misi$n le resultaba asi doloroso! Confesar sus dudas les haría da+o! /l ielo omen'aba a te+irse on los olores del rep"s ulo uando la pare&a se puso en mar ha! 1ir ,r hie montaba un vie&o aballo de tiro y (ester iba a su lado, a lomos de un robusto poni! @o pare ían amena'adores en absoluto! 1igimor la sobresalt$ uando se olo $ a su lado y le dio unas palmaditas en la abe'a! 6Folverán, mu ha ha 6le di&o6! 1anos, salvos y hen hidos de orgullo por un traba&o bien he ho! 63are es muy seguro 6repli $ ella! 6)o estoy! =ienen la inteligen ia, el valor y el deseo ne esarios! 69/l deseo; 61í, el deseo de formar parte de ,rdgleann una ve' que )iam y t" lo re lam#is! 1í! ,demás de las ganas de demostrarnos a todos que son "tiles y valiosos! (eira lo observ$ mientras se ale&aba, y vio que 1igimor se detuvo para tirar al suelo de un pu+eta'o a un sonriente %a Mingal antes de seguir su amino! 6/s un hombre muy eBtra+o 6murmur$ mientras )iam la tomaba de la mano y la llevaba ha ia la parte que les orrespondía en el siempre re iente ampamento! Ll asinti$ on la abe'a y se e h$ a reír! Dna ve' &unto a la hoguera, se in lin$ para remover el estofado de ordero que (eira había preparado po o antes e intent$ que entendiera un po o me&or a 1igimor! Cuando a ab$ on la retahíla de historias sobre su primo, se pregunt$ qu# signifi ado tendría el e+o de su esposa! 1e sent$ a su lado, la bes$ en la me&illa y despu#s en la mano! 69/stá asado on una inglesa; 6le pregunt$ ella antes de soltar un fingido suspiro de eBaspera i$n uando #l estall$ en ar a&adas6!Creo que ya me lo habías di ho, pero o no estaba prestando mu ha aten i$n en aquel momento, o se me ha olvidado! 6/s una mu&er diminuta que le planta ara onstantemente! 8olene no tolera ninguna tontería, pero 1igimor todavía es apa' de enfure erla de ve' en uando! Fengo de un lugar plagado de hombres rudos, pero reo que no hay ninguno me&or que #l! 65udo, pero tierno! /s un buen hombre a pesar de ser tan eBtra+o! 1iempre lo he pensado, no me malinterpretes! < on todo lo que me has ontado, me pare e que se ree un verdadero padre para su lan! 6/sbo'$ una sonrisilla6! ,demás, he de re ono er que tiene ra'$n en lo que ha
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 117

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

di ho de (ester y sir ,r hie! @e esitan ha er esto! @e esitan ganarse un lugar en ,rdgleann, no que se lo regalen! 61igimor asi nun a se equivo a! /s una de las osas que más me molestan de #l! 6)iam sonri$ al es u harla reír, en antado de ver que sus temores habían desapare ido por el momento! 69Hab#is de idido qu# papel voy a tener yo en vuestros planes; 6=" te quedarás aquí! 63ero!!! 6=e quedarás aquí, mu ha ha! 1i puedo, enviar# a (ester y a sir ,r hie para que te prote&an, o de&aremos a algunos hombres atrás para que lo hagan! 3ero tu ometido es esperar hasta que yo pueda volver a por ti! 6)a aferr$ por la barbilla y le dio un beso brus o y breve6! < si alguien huye ha ia aquí, te es onderás! 3orque 5auf querrá violarte y matarte! @o le des la oportunidad de que lo intente siquiera! /lla abri$ la bo a para dis utir on #l, pero volvi$ a errarla! )a verdad era que po o podía ha er mientras lu haban! %ás bien podía ponerlos en peligro a todos, porque se sentirían obligados a protegerla de er a! 1i estaban más pendientes de ella que de los enemigos, mu hos podrían a abar muertos! 1u momento para ayudar sería tras la batalla, atendiendo a los heridos! 1í, sentarse a esperar sería difí il, sobre todo porque estaría preo upada por la suerte que estarían orriendo sus seres queridos! =ras ompartir el estofado on 1igimor, /2an, %al olm y sus hermanos, gate$ hasta el interior del peque+o refugio que )iam y los demás habían onstruido! Había demostrado ser un lugar ideal para protegerse del frío viento y de la niebla que había ubierto el lugar durante la no he! Habría preferido quedarse on los hombres mientras hablaban, pero en un momento dado le result$ muy evidente que su presen ia les impedía hablar sin tapu&os! 7e modo que omo estaban lu hando por ella en mu hos aspe tos, a ab$ por mar harse en silen io y los de&$ on sus planes! %ientras se a urru aba ba&o las mantas, esper$ que )iam no reyera que siempre sería tan d$ il y resignada! =ambi#n esperaba que no se demorase demasiado on los demás! , pesar de la in ertidumbre que todavía envolvía su matrimonio, había una osa de la que estaba segura! @o le gustaba dormir sin #l a su lado!

6/n fin, &amás reí que llegaría este momento 6di&o ,rtan, mirando a )iam on manifiesto asombro6, pero pare e que has domesti ado a nuestro %irlo! 6@o te hagas ilusiones 6repli $ #l6! @o quería mar harse, pero está un po o agobiada por la ulpa y porque se siente en deuda on todos los hombres por lo que vamos a ha er! 6@o tiene por qu# sentirse ulpable de nada y no reo que ninguno de los hombres quiera obrarse ninguna deuda! 6Cierto, pero a ella le llevará un tiempo asimilado! 61i hay alguien que debe sentirse en deuda eres t" 6mas ull$ )u as, que esquiv$ on agilidad el pu+eta'o de 1igimor6! /s verdad! 61í que lo es 6re ono i$ )iam6! (eira está muy por en ima de mí! < s# que he sido yo quien ha salido ganando on la boda! 61i la ha es feli', a nadie le importará!
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 118

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

)iam suspir$! /ra obvio que sus u+ados tardarían un tiempo en a eptarlo, aun uando hubieran for'ado el matrimonio! )os otros %urray que los a ompa+aban pare ían a eptarlo omo esposo de (eira, si bien le habían de&ado muy laro que esperaban que fuese un buen marido! 1i alg"n día daba un mal paso, lo me&or sería salir orriendo, on luy$! 1e volvi$ ha ia su primo y su sonrisa le indi $ que estaba pensando lo mismo! )iam estaba seguro de que, en aso de que le hi iera da+o a (eira o la avergon'ara de alg"n modo, estaba seguro de que los %urray no lo atraparían antes que 1igimor! 6=engo la inten i$n de ser un buen esposo 6afirm$ on vehemen ia6! < ya os he dado mi palabra, si no me falla la memoria! 9>s importa si volvemos a repasar los planes; 69@o es un po o arriesgado ha er planes sin saber qu# van a lograr (ester y sir ,r hie; 6 pregunt$ %al olm! 6/n ierto modo, sí 6 ontest$ 1igimor6! ,unque es me&or tener un plan de ontingen ia! 6@o pensarás que ne esitaremos más de uno, 9no; 6le pregunt$ )iam, ons iente de lo tranquilo que pare ía su primo y de lo que eso signifi aba! 6@o! /stoy seguro de que lo lograrán! 1i no hasta el punto de de&amos pasar, al menos sí nos traerán informa i$n vital! 6%ir$ a los hermanos de (eira, uyos rostros eBpresaban laramente las dudas que sentían6! =al y omo le he di ho a vuestra hermana, (ester y sir ,r hie poseen la inteligen ia, el valor y el deseo ne esarios! /stán ansiosos por ha erse un hue o en ,rdgleann! 63ero (eira ya se ha asegurado de que tengan un hue o 6se+al$ ,rtan! 61í, se lo ha regalado! Kesto que se pare e demasiado a la aridad, y habrá mu hos que lo verán de esa manera! 3ero ahora, pese a sus obvios defe tos, han mar hado dire tos a la guarida del le$n y serán ellos los que rompan sus defensas! 65etor ido! /res un hombre muy retor ido! 6Kra ias, hago lo que puedo! 6< omen'$ a eBponer los planes para la batalla que se ave inaba! Cuando 1igimor a ab$ y la onversa i$n lleg$ a su fin, )iam se puso en pie! 1us u+ados lo atravesaron on sendas miradas furibundas que no lograron disimular! 1ospe haba que parte del resentimiento que albergaban ha ia #l se debía al he ho de que se estaba a ostando on su %irlo! 69,d$nde vas; 6quiso saber ,rtan! 6, la ama, donde tal ve' pueda demostrar que soy un buen esposo 6se burl$ y a punto estuvo de sonreír al es u har los gru+idos airados de sus u+ados! 1igimor solt$ una ar a&ada y se puso en pie! 6=odos deberíamos intentar des ansar un po o! =al ve' nos veamos obligados a movemos rápido y a lu har antes de lo que esperamos! )iam apag$ el fuego en uanto todos se hubieron mar hado! Con tantos hombres alrededor no era ne esario mantenerlo en endido para ale&ar a los animales! ,ntes de entrar en el improvisado refugio que habían onstruido para ellos, se quit$ la ropa hasta quedarse s$lo on las al'as, se lav$ utili'ando el agua del ubo que (eira insistía en tener siempre lleno &unto a la entrada y gate$ ha ia el interior! /staba tan os uro que tuvo que palpar para en ontrar el eBtremo de las mantas, pero antes de meterse en el &erg$n se quit$ las al'as! Cuando se tendi$ de ostado, se dio uenta de que (eira le daba la espalda! )e pas$ un bra'o por la intura y la a er $ a #l! )a rapide' on la que ella
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 11

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

murmur$ su nombre y se peg$ a #l le provo $ una ere i$n inmediata! 1iempre había sido un hombre de apetitos vora es, pero (eira podía eB itarlo s$lo on una sonrisa! /n uanto libraran la batalla, se esfor'aría para onven erla de que no ne esitaba ninguna otra mu&er ni la deseaba! ,l pensar en la batalla que se ernía sobre ellos, su deseo por (eira se a re ent$! ,unque no tenía ning"n presentimiento a iago sobre su futuro en el enfrentamiento, sabía que pronto estaría &ugándose la vida! 7etalle que despert$ el ansia irrefrenable de ha erle el amor a su esposa y renovar los intentos de de&arla embara'ada! )a bes$ en el uello mientras desli'aba la mano ba&o su amis$n! (eira se despert$ al sentir el áspero ro e de una mano en alle ida en los senos! Dnos dedos largos y habilidosos le a ari iaban los pe'ones, y notaba la eB ita i$n de )iam ontra su espalda! 3or un instante se limit$ a disfrutar de la pasi$n que #l estaba despertando en ella, pero de repente re ord$ el lugar donde se en ontraban! 6)iam 6le di&o, tomándolo de la mano6, es ierto que no nos ven, pero es u harán ualquier sonido que hagamos! 6/n ese aso, será me&or que te est#s muy alladita 6susurr$ #l al tiempo que le al'aba el amis$n hasta la intura! (eira &ade$ al sentir que le a ari iaba la parte interna del muslo mientras le besaba el uello! )a mano fue as endiendo hasta detenerse en su entrepierna, momento en el que la tensi$n la embarg$! 1in embargo, las habilidosas ari ias de sus dedos desterraron su a'oramiento por la intimidad del gesto! 7esde que a ept$ su yo desinhibido, gran parte del pudor había desapare ido! 7e modo que se vio obligada a taparse la bo a uando omen'$ a gemir, una rea i$n que pare ía in apa' de ontrolar! 6)iam 6susurr$ a la postre, estreme i#ndose por el deseo de sentido en su interior6, voy a darme la vuelta! =engo que!!! 6Calla, amor mío, yo te dar# lo que ne esitas! 6Con uidado le al'$ la pierna y la penetr$ muy despa io, deleitándose on ada estreme imiento que la re orri$ a medida que se hundía en ella hasta el fondo! )a lentitud de sus movimientos la enfebre i$! /Btendi$ un bra'o para a ari iarlo y le pas$ las u+as por la parte posterior del muslo, gesto que des ubri$ que lo volvía lo o! ,l instante, sus embestidas ganaron fuer'a! /n un abrir y errar de o&os, )iam ba&$ la mano que le a ari iaba los senos hasta la entrepierna de (eira y pronto ella estuvo de amino al paraíso! ,l menos se a ord$ de taparse la bo a on las dos manos! )iam, a su ve', le había enterrado la ara en el uello para sofo ar los gemidos de pla er que se le es aparon mientras se derramaba en su interior! (eira tard$ un rato en darse uenta de que había vuelto a &untarle las piernas, pero a"n no había salido de ella! 6/sto!!! 9)iam; 67#&ame un poquito más, esposa mía! /s un lugar maravilloso donde demorarse! 6?,hA @o sabía que había tres formas de ha erlo 6 onfes$ ella, y al punto se alegr$ de estar a os uras por que se rubori'$! ,unque se alegr$ todavía más uando not$ que )iam sonreía6! 9/s que hay más; 61í! < uando me haya re uperado, te ense+ar# otra! 69@o deberías des ansar por si te ne esitan luego;
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 12!

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

6/so estoy ha iendo! 6)e mordisque$ una ore&a uando es u h$ su risilla6! @ada me&or que pasar el tiempo entre tus bra'os a la espera de la batalla! /lla ansiaba reer esas palabras tan dul es! < esa ansia fero' le re ord$ la debilidad que sentía por ese hombre y la ayud$ a mandar a paseo su des onfian'a! @o obstante, si deseaba pasar las horas previas a la batalla ha i#ndole el amor hasta quedar agotados, estaba más que dispuesta a ompla erlo! /l simple he ho de pensar en lo que podía su ederle al abo de unas horas la horrori'aba, de modo que se oblig$ a desterrar esos pensamientos! ,unque a ab$ pensando en lo que les estaría su ediendo a (ester y a sir ,r hie en esos momentos! 6Folverán sanos y salvos, 9verdad, )iam; 6pregunt$ de repente! 3uesto que estaba on entrado en la urva de su uello, de idiendo en qu# lugar iba a besarla, )iam tard$ un momento en omprender a qu# se refería! 61í, tierna flore illa mía, volverán sanos y salvos! 5e uerda que tienen tres armas on las que defenderse! 6Claro! 0nteligen ia, valor y deseo! >&alá sean tan fuertes omo tu primo ree! 6)o son 6le asegur$ #l al tiempo que salía de su uerpo y la instaba a darse la vuelta para quedar de frente6! 7e&a de preo uparte! Creo que ha llegado la hora de que probemos una uarta forma! 69Dna uarta forma!!!; ?)iamA

(ester esper$ hasta que se err$ la puerta de la diminuta habita i$n que les habían asignado y despu#s se de&$ aer en uno de los amastros! 1$lo tenía quin e a+os y a ababa de enfrentarse ara a ara on la muerte! @o era una eBperien ia agradable! 69=e en uentras mal, mu ha ho; 6le pregunt$ 1ir ,r hie al tiempo que trastabillaba para llegar hasta el otro amastro, donde se sent$! 6@o, s$lo estoy aterrori'ado! 6Cueno, no me eBtra+a! @o es sen illo mantener el miedo a raya uando uno está en el ora'$n del ampamento enemigo! /l hi o se in orpor$ y apoy$ la espalda en la pared mientras observaba al hombre que umplía el papel de padre me&or que su propio progenitor! 6>s pare #is un po o a #l! /n la os uridad y si soy yo quien habla, po os notarán la diferen ia! @adie distinguirá los o&os! 69:u# les pasa a sus o&os; 61on!!!, bueno, amarillos! Como los de un gato, reoE pero tiene la mirada penetrante de una víbora! @o parpadea! 6)os gatos tampo o! 61$lo lo ha en uando están a'ando! )os gatos nun a me han dado miedo! @un a los he visto omo riaturas diab$li as, al ontrario que algunos! )as riaturas diab$li as no nos ayudarían a libramos de las alima+as, ni se mostrarían tan ontentos on una ari ia! 61onri$ al es u har que sir ,r hie hasqueaba la lengua6! /se hombre es perverso! 1i no tuvi#ramos un aspe to tan inofensivo, tan!!! ridí ulo, nos habría matado, y se habría tomado su tiempo! @os onsidera tan inofensivos que ni siquiera te ha quitado la espada! Dna mirada a esos o&os basta para ver que le
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 121

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

orre hielo por las venas! )as eBpresiones aturdidas de las mu&eres, sus miradas desesperadas, lo onfirman! Había po as que no tuvieran ardenales! /sos hombres son bestias salva&es y ya va siendo hora de que alguien los mate! 6< lo haremos! /n uanto podamos, omen'aremos a bus ar alg"n modo de ayudar a nuestros aliados para que no tengan que enfrentarse a las murallas! /l hi o iba a de ir algo, pero err$ la bo a al ver que sir ,r hie se tensaba y ha ía ademán de desenvainar la espada! 69:u# pasa; 6susurr$! 68uraría que se oye algo tras los muros 6 ontest$ en vo' igualmente ba&a! 695atas; 6?ChisA 1ir ,r hie esbo'$ una sonrisa tor ida! 6@o reo que las ratas sepan de ir ? hisA ,unque el hombre pare ía haberse rela&ado, (ester sa $ la daga de la vaina que llevaba atada al bra'o, o ulta ba&o la amplia manga de su hábito! / h$ un vista'o por la os ura habita i$n y se per at$ de la rendi&a iluminada en mitad del muro que tenía enfrente! /staba a punto de a er arse on sigilo uando la rendi&a se ensan h$ y pudo ver una avidad en el muro y un rostro peque+o y muy bonito enmar ado por unos desordenados tirabu'ones ro&os! 6Famos, os mostrar# la salida 6di&o la mu ha ha! =emi#ndose una trampa, (ester le pregunt$* 693or qu# íbamos a querer mar harnos; 6Mrun i$ el e+o uando vio que la hiquilla ponía los o&os en blan o antes de mirarlo on repulsi$n! 63orque quer#is en ontrar el modo de de&ar pasar a esos hombres para que maten a ese malna ido de 5auf! <o s# el amino! 1oy %eggie, la hi&a del tonelero! %e es ondí aquí, entre los muros, uando ese erdo me tra&o a rastras al astillo! %e he es apado varias ve es sin que me vean y he visto a los hombres que hay reunidos en los límites de ,rdgleann! < tambi#n he visto a lady (eira! 63ero nos han di ho que 5auf ha sellado todos los pasadi'os! 69C$mo va a errados todos si ni siquiera los ono e; 3o a gente los ono e! 69< t" sí; 61í, porque llevo entrando y saliendo desde que llegu#! ,lgunas de las mu&eres tambi#n se es onden a ve es, pero no quieren levantar sospe has, así que yo soy la "ni a que siempre está es ondida! 693or qu# no se han es apado las mu&eres; 693ara qu#; @o pueden volver a asaE saben que si lo hi ieran sus familias lo pagarían muy aro! Hubo una que se es ap$ y la obligaron a ver $mo mataban a su padre! <o sigo aquí porque a nadie pare e importarle mi ausen ia! 3ero volviendo a lo importante, hay dos pasadi'os que no están sellados del todo! >tro que 5auf ni siquiera ha des ubierto y otro errado on una simple tran a desde el eBterior! 6/Btendi$ una mano6! Famos! 6Fe on ella, mu ha ho 6di&o sir ,r hie6! )o ali'a ese "ltimo pasadi'o y vuelve aquí! 6%ir$ a la mu ha ha6! 93uedes ir al ampamento y de irles a los hombres todo lo que has des ubierto; 9)os puedes guiar hasta aquí;
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 122

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

61í 6 ontest$ %eggie6! 3ero 9por qu# os quedáis; 63ara asegurarnos de que nadie impide a los hombres entrar por aquí! =" los ayudas a llegar desde el eBterior y nosotros los ayudamos desde aquí! 8usto antes de desapare er on %eggie, (ester mir$ a sir ,r hie on una sonrisa tor ida! 6Cueno, pare e que hemos llevado a abo nuestra misi$n sin apenas despeinamos! /stoy seguro de que alg"n día lograr# a eptar on elegan ia la idea de que debemos ompartir esta vi toria on una hiquilla! 6Cerr$ la puerta mientras sir ,r hie se reía entre dientes!

Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén

Página 123

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

CA'ITULO ).
/s hora de que o&as la espada, mu ha ho! )iam parpade$, ba&$ la vista hasta la mano que le su&etaba el tobillo e hi'o una mue a! )e hi'o un gesto a 1igimor, que desapare i$ al punto, pero ya era demasiado tarde para evitar que (eira se enterase de que estaban llamando a las armas! <a estaba bus ando su ropa mientras #l se vestía y se armaba! 1in embargo, no le di&o nada hasta que estuvieron fuera del refugio, momento en el que se per ataron de que 1igimor estaba hablando on una hiquilla pelirro&a! 697$nde están (ester y sir ,r hie; 6pregunt$ (eira, aliviada por ualquier eB usa que la ayudara a olvidar que el hombre al que amaba on lo ura estaba a punto de parti ipar en una batalla! 61iguen dentro 6 ontest$ %a- olm, que es u h$ la pregunta mientras se a er aba a ellos6! /sa hiquilla es %eggie, la hi&a del tonelero! @os ha di ho $mo entrar en el astillo! (ester y sir ,r hie siguen dentro para asegurarse de que no nos tienden una trampa! 69/so quiere de ir que 5auf no les ha he ho da+o ni los ha en errado;6@o, milady! )os ha tomado por dos ne ios inofensivos y, por lo que %eggie nos ha di ho, está muy o upado ideando un uento sobre vos para ontárselo uando los suelte por la ma+ana! 69< 8oan; 6pregunt$ de nuevo, segura de que %al olm le habría preguntado a la &oven por su esposa! 6/stá viva 6fue su es ueta respuesta antes de ale&arse para reunirse on los hermanos de (eira! ,l darse uenta de lo inquieta que se sentía su esposa, )iam le e h$ el bra'o por los hombros y la a er $ a #l! 6/star vivo es lo más importante de todo, mu ha ha! /l resto puede urarse on el tiempo! ,l menos, esa peque+a, %eggie, pare e haber salido sana y salva! (eira asinti$ on la abe'a sin apartar la mirada de la hiquilla que hablaba on tanta seriedad on 1igimor y los demás! 69:u# vamos a ha er on ella mientras ata amos ,rdgleann; 69,ta amos; 61e apart$ de ella y mene$ la abe'a6! @ada de eso, esposa, t" te vas a quedar aquí! 69,quí; ?3ero es mi lu haA < omo ya no ten#is que ata ar abiertamente las murallas omo temíamos en un prin ipio, puedo a ompa+aros! )a eBpresi$n del rostro de )iam le di&o que tenía muy po as posibilidades de onven erlo, pero se sentía obligada a intentarlo al menos! Colarse en el astillo sin ser vistos para sorprender al enemigo no era tan peligroso omo un asalto frontal a las murallas! )o había es u hado hasta la sa iedad! < dado que no sería tan peligroso para ellos, tampo o lo sería para ella! /so arguy$, por supuesto, pero por la eBpresi$n de )iam supo que ni muerto le permitiría a ompa+arlos! 1altaba a la vista que el hombre del que estaba lo amente enamorada era más ter o que una mula! 6Habrá pelea, mu&er 6eBpli $ )iam, esfor'ándose para no pare er di tatorial, ya que sabía que la &ugada podría salirle mal si se omportaba omo un esposo mand$n! (eira tenía la ostumbre de ha er lo ontrario a lo que se le ordenaba! 61í, la suerte nos ha sonreído y nos ha propor ionado el modo de traspasar esas an has murallas, el modo de sorprender a nuestro
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 124

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

enemigo! 3ero ese enemigo no va a rendirse sin más, 9verdad; 3orque han derramado demasiada sangre ino ente y lo saben! Creerán que no tendremos piedad aunque depongan las armas! 6< por eso lu harán hasta la muerte 6 on luy$ ella, y suspir$ uando lo vio asentir on la abe'a! 6,lguno intentará huir, y puede que unos po os lo onsigan, pero la mayoría reerá que s$lo tiene dos op iones* morir ahor ados o morir peleando! Fan a lu har on u+as y dientes, tenlo por seguro, y no quiero que est#s presente! <a será bastante difí il evitar que más ino entes mueran mientras intentamos liberados! 1upongo que, entre otras osas, ,r hie quería sa ar a la hiquilla de allí, por eso la ha enviado para que nos indique $mo entrar! 6,sí que tengo que quedarme aquí y volverme lo a de preo upa i$n por vosotros! 6/so es! 6)a estre h$ entre sus bra'os y rog$ en silen io que pudiera volver a abra'arla pronto6! :u#date aquí on %eggie! 69@o tendrá que guiaros hasta el lugar por el que podr#is entrar; 6=al ve', pero la mandaremos de vuelta para que espere aquí ontigo a que todo a abe! @o habrá mu hos lugares seguros en el astillo! :ui'á entremos sin ser vistos, pero no hay manera de saber d$nde estará la gente! Cono emos al dedillo el mapa que nos hi iste, pero no las posi iones de los soldados, ya que s$lo sabemos lo que nos han ontado %eggie, (ester y sir ,r hie! 61e apart$ un po o de ella y le dio un beso fuga' 6:u#date aquí, esposa mía! < mant#n la guardia! 1i ves que alguien se a er a al ampamento, alerta a los guardias y luego es $ndete bien! 1i somos nosotros, te enterarás enseguida! /lla asinti$ on la abe'a, aunque el deseo de aferrarse a #l y no separarse de su lado le provo aba un dolor asi físi o! :uedarse era lo más sensato y seguro para todos, pero no le gustaba en absoluto! )a idea de pasar lo que quedaba de no he espetando a que )iam, sus hermanos y el resto de los hombres regresaran sanos y salvos le provo $ un es alofrío! /l sentido om"n le de ía que su presen ia sería más una molestia que una ayuda, que lo "ni o que podría ha er para protegerlo era interponerse entre #l y una espada, pero deseaba de todo ora'$n que no fuera así! )o a ompa+$ uando se reuni$ on los demás! 1in ha er aso de sus gru+idos, abra'$ a sus hermanos! < omo #stos le devolvieron el abra'o, supo que las pro6testas sobre la estupide' de las mu&eres eran fingidas! 0n luso abra'$ a %al olm, a /2an y a 1igimor! /stos dos "ltimos la sorprendieron por la fuer'a de su abra'o! Cuando )iam la apart$ de 1igimor y fulmin$ a sus sonrientes primos on la mirada, se dio uenta de que habían a tuado así para ponerlo eloso! 1e mar haron antes de que pudiera reprenderlos por omportarse tan tontamente antes de una batalla! 7e he ho, no le dio tiempo ni de abra'ar a sus propios primos, porque ya la habían de&ado sola! /n un abrir y errar de o&os, la os uridad se los trag$!

0n luso los sonidos de ese e&#r ito armado hasta los dientes se desvane ieron enseguida! 1e abra'$ y se e h$ a temblar mientras rogaba que no fuera un mal presagio! Dna mano en el bra'o la sa $ de sus negros pensamientos! %eggie! /ra evidente que no ne esitaban que la hiquilla les mostrase el amino de entrada! 6Kanarán, milady 6le asegur$6! =en#is una familia y unos aliados muy poderosos! %i padre
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 125

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

de ía que era uno de los motivos por los que el laird os es ogi$ omo esposa y por el que deberíais ser vos quien o upase su lugar si le pasaba algo! < tambi#n sois muy bonita! 6Kra ias! 6)e sorprendía un po o que todo el mundo estuviera al orriente de los motivos por los que 7un an se había asado! 6%i padre tambi#n de ía que erais la novia perfe ta porque no tardaríais en asaras si el laird moría, lo que nos daría un hombre fuerte para uidar de la tierra! < eso hab#is he ho! 67esde luego que sí! Dn hombre fuerte on un e&#r ito de parientes muy fuerte! 6(eira esbo'$ una media sonrisa6! < tambi#n es muy guapo! 61u sonrisa se ensan h$ uando %eggie se e h$ a reír! 6@o os preo up#is! 1eguro que volverá tan guapo omo siempre! 6@o me importa si vuelve guapo o no, lo "ni o que quiero es que vuelva de una pie'a! 6> h, ya lo reo que lo hará! )a onfian'a de los &$venes, pens$ (eira! 65e'o para que así sea! %eggie frun i$ el e+o y lav$ la mirada en el suelo mientras tra'aba ír ulos en la tierra on un pie! 6%ilady, 9(ester es un mon&e de verdad; , pesar de la preo upa i$n que la embargaba, la pregunta estuvo a punto de arran arle una ar a&ada! 6<a no! 1u familia lo envi$ al monasterio porque no lo quería, pero no tiene vo a i$n! Cuando averigu$ lo que yo pensaba ha er, me sigui$ hasta 1 arglas, el astillo de la familia de mi esposo! 1e en ontr$ on sir ,r hie por el amino! @o s# qu# planes tienen, pero aquí, en ,rdgleann, tendrán un sitio si lo desean! 6Cuando %eggie sonri$, le gui+$ un o&o6! (ester todavía tiene que re er, pero reo que alg"n día será un hombre muy apuesto! 61í, s$lo tiene que re er para que su uerpo y sus pies se pongan de a uerdo! 6/sto!!! =ienes un hermano, 9no; 6=res! 6%eggie mir$ la hoguera que ardía en mitad del ampamento61upongo que no quedará nada de omer on tantos hombres por aquí! 6Creo que podremos en ontrar algo! 6Dna ve' que estuvieron sentadas &unto al fuego y mientras %eggie daba buena uenta de un po o de pan, queso y estofado de one&o, le pregunt$ 6* 9C$mo está la gente del astillo; 9Ha sido muy duro para ellos; 6Ha sido un infierno, milady 6 ontest$ la &oven y se e h$ a temblar6! 5auf y sus se ua es son perversos! Fiolan a todas las mu&eres on las que se ru'an! 1i te que&as, s$lo onsigues una pali'a! Cuando %al olm me pregunt$ por 8oan, me alegr# de poder de irle que s$lo lo pas$ malla primera semana y que ya no está muy triste! 5auf des ubri$ que es una buena o inera y desde enton es la han de&ado tranquila! , la gentu'a omo #l le gusta más omer que violar a las mu&eres! <o me he salvado porque todavía no tengo pe ho! /sos malna idos estaban tan o upados dis utiendo qui#n se llevaba a la mu ha ha más voluptuosa despu#s de atrapamos a todas que logr# es aparme! Creo que se olvidaron de mí por ompleto! (eira se ubri$ los o&os on las manos y lu h$ ontra las náuseas!
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 126

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

6Famos, vamos, milady, no llor#is! 3ronto se a abará todo, 9no; %i padre di e que ualquier hombre que re ha e a una mu&er por lo que le han he ho pasar tendría que re ibir una pali'a hasta que entrara en ra'$n! =ard$ en omprender lo que %eggie había di ho porque primero tuvo que ontener el sentimiento de ulpa! 69Has visto a tu padre despu#s de que te apturaran; 61í, dos ve es! Dna uando llev$ barriles al astillo y otra uando me es ap#! /stá es ondido, por eso no se ha unido a la lu ha! < mis hermanos tambi#n! /s u h$ a dos de&os se ua es de 5auf preguntando por mi hermano porque de ían que había sido imper!!! impert!!! 690mpertinente; 6/so mismo! Cueno, mi padre sabía lo que quería de ir! 1abía que mi hermano sería hombre muerto si lo pillaban, así que ogi$ a mis hermanos y huyeron a las monta+as! <o podría haberme ido on ellos, pero preferí quedarme por si volvíais y ne esitabais un modo de entrar! 61e meti$ el "ltimo peda'o de pan en la bo a y puso los o&os en blan o mientras masti aba6! 5auf estaba furioso! )es dio una pali'a de muerte a esos dos hombres por no llevarle a mi hermano! 67ebería haber vuelto antes!!! 6susurr$6! ?1oy tan obardeA 6Famos, nadie piensa eso 6le asegur$ %eggie mientras se hupaba los dedos6! )a verdad es que nadie reía en vuestro regreso! ,lgunos os daban por muerta! Cuando le di&e a 8oan que se estaba reuniendo un e&#r ito y que estabais on #l, se qued$ de piedra! < luego se e h$ a llorar! 3ero de feli idad, de verdad! 691e lo has di ho a 8oan; 61í! 9He he ho mal en de írselo; @o se lo dirá a nadie! 6@o, laro que no se lo dirá a nadie, pero 9sabe 8oan lo que has he ho esta no he; 6Claro, que sí! =uve que de írselo! @o quería que empe'ara a bus arme ni que se preo upara uando no me en ontrase! )e di&e que intentara llevar a toda la gente posible a un lugar seguro! %e asegur$ que lo haría! 6?/res maravillosaA 61onri$ uando el rubor ubri$ el rostro de la hiquilla on tal intensidad que fue visible in luso a la lu' del fuego, pero luego frun i$ el e+o6! 93or qu# no se es aparon las mu&eres uando des ubriste el modo de ha erlo; 63orque 5auf mataría a sus familias! %at$ al padre de una mu ha ha uando onsigui$ salir y eso que no lleg$ muy le&os! 61igimor tiene ra'$n! Hay que matarlo! 6> h, ya lo reo, y es una pena no poder matarlo varias ve es! 61í, una gran pena! 9=e gustaría traba&ar en el astillo; 69Ha iendo qu#; 6)o que más te guste o lo que más se a&uste a tus habilidades! 6Cuando se vaya esa plaga, me gustaría mu ho! Hab#is di ho que (ester se quedará on vos, 9no; (eira asinti$ on la abe'a y la hiquilla esbo'$ una sonrisa muy adulta y de lo más femenina! /l pobre (ester no tenía ninguna posibilidad!

Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén

Página 127

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

)iam hi'o una mue a uando (ester abri$ la puerta y la lu' de la estan ia le hiri$ los o&os! /ntr$ tambaleándose en la habita i$n, aliviado al es u har que los hombres que lo seguían tambi#n tenían difi ultades por la larga y lenta aminata a trav#s del os uro pasadi'o! Cuando sus o&os se adaptaron a la lu', se dio uenta de que había varias mu&eres on (ester y de que se en ontraban en lo que pare ía una ala ena bastante grande! /staba a punto de preguntarle al mu ha ho por qu# estaban las mu&eres allí uando %al olm pas$ por su lado omo una eBhala i$n murmurando el nombre de su esposa! 1e qued$ un po o sorprendido al ver a la mu&er que se aferraba a %al olm! 3or la forma en la que #ste había hablado de su esposa, pensaba que 8oan era una belle'a! 1in embargo, era una mu&er ba&ita, delgada y bastante orriente! 6/s bueno saber que las mu&eres están a salvo 6le di&o a (ester6, pero has orrido un riesgo al hablarles de nosotros! 6@o fui yo 6le asegur$ el mu ha ho6, fue %eggie! 1e lo di&o a 8oan y ella ha estado ba&ando a las mu&eres po o a po o! 3are e que %eggie se es abull$ y nos vio en el ampamento! 1e hi'o una idea de qui#nes #ramos y de que estábamos intentando en ontrar la manera de entrar en el astillo! 61í que es una hi a lista! 6/so pare e! 5auf y sus hombres no están alerta si es eso lo que os preo upa! 61e me ha pasado por la abe'a! 6,l ver que la estan ia estaba abarrotada, se a er $ a %al olm y le dio un toque en la espalda6! =enemos que ponemos en mar ha! @o podemos arriesgamos a que nos arrin onen en este lugar! Lsa sería nuestra perdi i$n! 6/s ierto, amor mío 6di&o 8oan al tiempo que se apartaba de los bra'os de su esposo6! Fe! )ibra a ,rdgleann de esta plaga! 6(ester, qu#date aquí y aseg"rate de que ninguno de esos erdos es ape 6le orden$ al mu ha ho6! < protege a las mu&eres! 1ospe ho que vendrán más! 6%ir$ a 8oan, que asinti$ on la abe'a! 6%e re#is in apa' de lu har, 9verdad; 6musit$ el hi o! 6@un a has estado en mitad de una batalla, mu ha ho! @e esitas entrenarte! @o tienes que avergon'arte por ello! < te he asignado un papel de vital importan ia! ,segurar la vía de es ape de las mu&eres es muy importante, y s# que harás bien tu traba&o! /n lugar de esperar a que (ester asintiera on la abe'a y uadrara los hombros, )iam omen'$ a sa ar a los hombres de la ala ena! 1e pusieron en mar ha sin más ali iente que una orden asi inaudible! /n grupos de dos o de tres, se desplegaron por las diferentes estan ias y, gra ias al mapa de (eira y a la informa i$n de %eggie, fueron en bus a de 5auf y sus hombres! %ientras pudieran, eliminarían a sus enemigos en silen io! 3or regla general, onsideraba que apu+alar por la espalda al amparo de la os uridad era un asesinato, no una tá ti a militar, pero en esas ir unstan ias no lo veía así! %ientras se a er aban al astillo, 1igimor le había ontado todo lo que %eggie le había di ho! )a hiquilla había revelado otro tipo de informa i$n al tiempo que les indi aba las posi iones habituales de los hombres! 5auf y sus se ua es habían onvertido el pa ífi o ,rdgleann en un infierno! )iam quería eliminar esa plaga tan rápido omo le fuera posible! =ras de&ar la habita i$n donde en esos momentos ya ían un par de adáveres, %al olm y #l se en ontraron on 1igimor! ,ntes de prestarle aten i$n a su primo, se detuvo un instante para
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 128

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

de irle a una mu&er d$nde estaba 8oan! )a daga de 1igimor estaba ensangrentada, pero su eBpresi$n era tan serena que nadie habría reído que a ababa de atravesar las murallas de un astillo para matar! )iam tenía la sensa i$n de que su primo onsideraba que aquello era un astigo &usto que esas sabandi&as se mere ían desde ha ía bastante tiempo! 6@o puedo reerme que todavía no haya saltado la alarma 6di&o 1igimor! @ada más pronun iar esas palabras, un hombre medio desnudo y on una herida en el hombro sali$ a trompi ones de otra estan ia para alertar a 5auf y al resto de sus hombres! )iam mir$ a su primo y se en ogi$ de hombros! 1igimor maldi&o entre dientes a aquel que no había sido apa' de silen iar a un hombre desarmado mientras dormía, y se a er $ al re i#n llegado a grandes 'an adas! )e pregunt$ al hombre que si se rendía y #ste respondi$ on una blasfemia mientras intentaba sa ar una daga! 1igimor lo mat$ de una pu+alada ertera! , to seguido, se apart$ un po o, eBtendi$ los bra'os en ru' y solt$ un grito de guerra que hi'o que %al olm diera un respingo y soltara un improperio on vo' temblorosa! 6%enudos pulmones tiene 6di&o! )iam se e ho a reír mientras es u haba el páni o que había provo ado el grito de su primo! /l e&#r ito de (eira ya no avan'aba entre susurros! <a se es u haban las arreras, los gritos de unos hombres a otros y el a ero de las espadas! Había omen'ado la batalla!

6@o pierdas a %al olm de vista 6le orden$ 1igimor a )iam6! =al ve' ese malna ido haya de&ado a unos uantos %a (ail on vida y lo ne esitemos para que los re ono' a! @o quiero matar a un ino ente! Famos a a'ar a esa rata de 5auf! 6Fuestro primo es un pelín raro, 9no; 6pregunt$ %al olm mientras orrían detrás de 1igimor! 6> h, pero s$lo un pelín! Claro que uando ono' as a su esposa, tal ve' te aigas de espalda! 69@o es una guerrera orpulenta de urvas generosas; 6@o, es una sassenach morena y ba&ita! 6,ntes de que la lu ha se tornara en arni'ada todavía tuvo tiempo de soltar una ar a&ada al ver la eBpresi$n perple&a de %al olm! 3ronto qued$ laro que los hombres de 5auf %oubray habían sido adiestrados para ha er una sola osa* proteger a su se+or! %ientras los demás lidiaban on los hombres que había en el patio y en las murallas, )iam se uni$ a /2an, 1igimor, %al olm, sir 8an y unos uantos más para eliminar a todo aquel que intentase ortarles el paso hasta 5auf! 3rotegieron a los po os habitantes de ,rdgleann on los que se toparon hasta que #stos pudieron ponerse a salvo! 1igimor los envi$ on sir ,r hie y #ste mand$ a otros on (ester y 8oan! , es asos pasos del gran sal$n, )iam se enfrent$ on uno de los hombres de 5auf! %ientras %al olm le ubría la retaguardia, lu h$ on u+as y dientes, ha iendo retro eder a su oponente po o a po o! Cuando entraron en el gran sal$n, se tambale$ y maldi&o su pierna dere ha, que a"n no se había re uperado del todo! /l tropie'o podría haberle ostado muy aro de no ser porque su rival tambi#n trope'$, s$lo que on un ni+o aterrado! =ras soltar un &uramento atro', el hombre levant$ la espada on la inten i$n de matar al peque+o! )iam se abalan'$ ha ia #l, a sabiendas de que no llegaría a tiempo, pero vio que alguien arro&aba un u hillo que se le lav$ en el uello del hombre de 5auf! /l ni+o omen'$ a hillar on más fuer'a al tiempo que el soldado aía muerto a sus pies! 1orprendido, )iam desvi$ la vista ha ia %al olm!
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 12

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

67i&iste que no eras un guerrero 6 oment$ mientras el hermano bastardo de 7un an re uperaba su u hillo on alma! 6@o s# mane&ar la espada 6di&o en ogi#ndose de hombros6! 3ero soy muy bueno on el u hillo! 6<a me he dado uenta! 67e repente, vio al hombre al que todos querían matar en el otro eBtremo del gran sal$n, parapetado tras o ho soldados armados hasta los dientes6! ,seg"rate de que el ni+o llega a un lugar seguro! 67ebería guardaros las espaldas 6repli $ %al olm! /n ese momento, )iam vio que /2an, 1igimor, sir 0an y los hermanos de (eira llegaban a la entrada del sal$n! 6<a no tienes que preo uparte por eso! )l#vate al ni+o de aquí y vuelve si quieres unirte a la pelea! %al olm asinti$ on la abe'a, al'$ al peque+o en bra'os y sali$ orriendo de allí! /n uanto desapare i$, )iam e h$ a andar ha ia 5auf y sus hombres, seguido de er a por sus aliados! 1abía lo que trasmitía ese gesto! /n uanto ,rdgleann fuera liberada, #l sería el laird, y aquellos hombres le estaban demostrando de esa manera su respeto! )a eBpresi$n que vio en el an ho rostro de 5auf le indi $ que tambi#n se había per atado de ello! 69=e rindes; 6le pregunt$ uando se detuvo frente al grupo, pero fuera de su al an e, aunque pare ía que el malna ido no pensaba ponerse en primera línea! 69:ui#n eres; 9Con qu# dere ho vienes a quitarme lo que es mío; 6eBigi$ saber 5auf! 61ir )iam Cameron! 1oy el esposo de lady (eira %urray %a (ail! 69/sa 'orra sigue viva; 61i estás pensando en rendirte, te sugiero que de&es de insultar a mi esposa! 6?Har# mu ho más que insultarlaA 1i onsigo ponerle las manos en ima a esa puta, la matar#! ?)entamente!A ?%ira lo que me hi'oA )iam disimul$ su sorpresa uando vio la i atri' que le desfiguraba la me&illa i'quierda! (eira s$lo le había di ho que había opuesto resisten ia, no que había logrado herirlo! 0ba a tener que ense+arle a ser más espe ífi a uando le ontara las osas, de idi$ antes de regalarle una g#lida sonrisa al hombre a quien deseaba matar! 6=e lo preguntar# una ve' más* 9te rindes; 6?@oA ?%atadlos a todosA 6orden$ 5auf! Cuando los hombres dieron un paso para obede er, 5auf agarr$ a dos por los &ubones y los mantuvo frente #l a modo de es udo! , )iam le sorprendi$ que ese malna ido no se diera uenta de que a ababa de eliminar la peque+a venta&a que tenía* sus o ho hombres ontra los seis que eran ellos! 7esterr$ la idea y se on entr$ en el soldado al que debía derrotar para poder o uparse de 5auf! /l tipo, sin embargo, demostr$ no ser un gran rival y lo despa h$ en un santiam#n! / h$ un vista'o a su alrededor para ver si sus aliados ne esitaban ayuda y, por un instante, se re re$ en su habilidad! )os hermanos de (eira eran muy buenos, in luso elegantes en sus movimientos, mientras e&e utaban su dan'a mortal! Fio $mo iban ayendo po o a po o los hombres de 5auf y luego se volvi$ de nuevo para mirarlo! )os dos que protegían a su se+or se dieron uenta de que serían los
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 13!

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

siguientes en morir y sus pálidos rostros se ubrieron de una fina apa de sudor! 67e&a de es onderte detrás de esos dos y enfr#ntate a mí 6eBigi$ )iam! 6Creo que no 6di&o 5auf antes de e harse a reír! 6?7etrásA 6grit$ /2an! )iam se volvi$ a tiempo para enfrentarse al hombre que lo ata aba por la espalda! 1olt$ una maldi i$n antes de verse enfras ado en una ruenta lu ha on un enemigo que los doblaba en n"mero! Cuando los primos de (eira y los %a Mingal llegaron, todo había a abado! ,l aer el "ltimo de los hombres de %oubray, )iam se dio la vuelta en bus a de 5auf, pero omprob$ sin demasiada sorpresa que #ste había desapare ido! 1ali$ del sal$n a grandes 'an adas para bus ado y s$lo se detuvo para enviar a los hermanos de (eira y a sir 0an a la estan ia que sir ,r hie protegía! 6/se malna ido debe de tener al menos una vía de es ape! =al y omo sir ,r hie di&o, es de ese tipo de hombres 6di&o! 1igimor y /2an se olo aron tras #l y los tres e haron a orrer ha ia las es aleras que llevaban a las ma'morras! ,penas habían puesto un pie en ellas uando es u haron gritos! )iam ba&$ a toda prisa sin ha er aso del re iente dolor de la pierna! Cuando llegaron a la ala ena, se le ay$ el alma a los pies! <a era demasiado tarde! 7os de los hombres de 5auf estaban tirados en el suelo, pero no había ni rastro de #l! ,unque sabía que era in"til, intent$ abrir la puerta, pero 5auf la había errado desde el otro lado! 63odemos e harla aba&o 6afirm$ 1igimor! 6=ardaríamos demasiado! 6)e bast$ un vista'o a los hombres para saber que estaban muertos y para darse uenta de que el grito había na ido de la furia, no del miedo6! ?7ios, noA 6 eB lam$ uando dedu&o ha ia d$nde se dirigía 5auf6, ?(eiraA

Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén

Página 131

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

CA'ITULO )/
69Cre#is que la batalla habrá a abado ya; 6pregunt$ %eggie mientras se arropaba on una manta! 6>&alá hubiera a abado tan pronto! < o&alá ninguno de los hombres est# herido ni muerto! /s muy duro sentarse aquí a esperar! 6%i padre di e que por eso las mu&eres poseen una naturale'a mu ho más pa iente y dul e que los hombres! 693orque nos vemos obligadas a esperar sentadas a que nuestros hombres vuelvan de la batalla; 61í, entre otras osas! )as mu&eres se pasan la vida esperando! 6Cierto! ,unque tal ve' 7ios nos dio una naturale'a más pa iente y dul e para evitar que estranguláramos a los hombres! (eira hasque$ la lengua uando vio que %eggie se reía on ganas! )a mu ha ha había demostrado ser una buena ompa+ía y había evitado que los temores la abrumaran! ,demás de un ingenio rápido, tenía ará ter y mu ho valor! < ella estaba de idida a poten iar esas ualidades uando regresaran a ,rdgleann y retornara su papel de se+ora del astillo! / h$ un vista'o por el ampamento y sinti$ un es alofrío! )a sorprendía que no hubieran de&ado ni un solo hombre para que vigilara las provisiones y los aballos, o para que las vigilara a ellas! /staba segura de que tanto )iam omo /2an y 1igimor lo habrían querido así! Hasta sus hermanos habrían de&ado al menos a un hombre armado! > alguien había desobede ido las $rdenes o en la onfusi$n del momento, se les había olvidado de&ar la guardia! <a era demasiado tarde para preo uparse por ello, on luy$! >&alá nadie sufriera demasiado por lo que estaba segura de que había sido un error! %eggie boste'$ y se tap$ on la manta, a urru ada en el suelo! 6=odo está muy silen ioso, 9verdad; 61í, y t" estás muy ansada! 7es ansa, mu ha ha! Hoy ha sido un día muy duro para ti! 67ebería ha eros ompa+ía mientras esperáis! 6<a lo has he ho, pero ahora debes des ansar! @o reo que tardemos mu ho en saber algo! Confío en la inteligen ia y las habilidades de nuestros hombres, aunque no de&e de preo uparme por ellos! @o ha e falta que t" tambi#n sufras mis temores durante toda la no he! 1i te despierto y te digo que te es ondas, obed# eme sin demora! 61í, milady! 1e me da muy bien es onderme 6repli $ la &oven on una sonrisa ansada y, al abo de un instante, estaba dormida! (eira se re ord$ que era una estupide' sentirse tan sola! )a mu ha ha había traba&ado mu ho para ayudarlas! ,unque era asi una ni+a, había presen iado osas terribles, y aun así había tenido el valor y la presen ia de ánimo para ayudar a ,rdgleann en uanto se le había presentado la oportunidad! /ra sorprendente que no hubiera huido, sino que hubiera de idido quedarse on la esperan'a de poder indi arle el amino de entrada a ualquiera que fuera a res atarlos! Cuando ,rdgleann fuera libre, estaba de idida a ontarle a todo el mundo el papel tan importante que había tenido la hi&a del tonelero en su libera i$n!

Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén

Página 132

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

7e he ho, sigui$ pensando on una sonrisa, si ganaban la lu ha ontra 5auf, deberían agrade #rselo a tres h#roes in reíbles! ,l mu ha ho más torpe que había ono ido en la vida, a un guerrero entrado en a+os que estaba asi iego y a una hiquilla! 1i alguien le hubiera di ho antes de la batalla que esas tres personas tendrían un papel tan importante, lo habría tomado por lo o! 1i ganaban la lu ha!!! @o, se orrigi$, uando ganaran la lu ha! 3orque tenía que desterrar todo vestigio de in ertidumbre! 7ebía aferrarse on u+as y dientes a la onfian'a, o el miedo y la preo upa i$n la volverían lo a! 7esvi$ sus pensamientos ha ia )iam para de&ar de pensar en lo que estaría su ediendo dentro de las murallas de ,rdgleann! /l amor que sentía por #l era asi aterrador! 5efrenar sus sentimientos no había servido de nada! /so sí, había onseguido morderse la lengua para no onfesárselo unas uantas ve es al día! ,unque no sabía uánto tiempo más resistiría sin de írselo! =enía la de lara i$n de amor en la punta de la lengua ada ve' que #l le sonreía! /ra un buen esposo, tal y omo Miona le había asegurado que sería! ,unque tenía los defe tos habituales de todo hombre, los ompensaba on su ternura y su omprensi$n! Cuando daba una orden, no esperaba que lo obede iera sin re histar, sino que le eBpli aba el porqu# e in luso le permitía que dis utiera su de isi$n! 3ero lo me&or era que uando ella hablaba, la es u haba de verdad! 1abía que sería un buen laird para ,rdgleann, que traba&aría duro para que todos aquellos que dependían de #l no are ieran de nada y se sintieran protegidos! < tambi#n era un gran amante! Dn amante que le había &urado fidelidad absoluta! < eso, de idi$, era lo "ni o que a"n le o asionaba iertas dudas por más que se repitiera que no estaba siendo &usta on #l! :ue lo estaba &u'gando antes de que hubiera ometido el rimen! 1in embargo, no podía evitar preguntarse uánto tiempo podía resistir un hombre la tenta i$n uando se la en ontraba a ada paso en el amino! )iam atraía a las mu&eres omo la miel a las mos as, y mu ho se temía que iba a pasarse la vida apartando a un sinfín de mu&eres deseosas de ompartir on ella a su esposo! )o peor era que tal ve' no siempre estuviera ahí para apartarlas!!! 61i supiera lo que siente por mí!!! 6susurr$ mientras e haba unas ramitas al fuego! Lse era el quid del problema, on luy$! )iam la deseaba, estaba segurísima de ello, y esa erte'a había lo6grado aliviar en parte la herida que 7un an le había o asionado sin propon#rselo! 3or desgra ia, era ons iente de que el deseo de un hombre no tenía por qu# na er del ora'$n! )iam se había a ostado on numerosas mu&eres y afirmaba no tener ning"n vín ulo emo ional on ellas! @o a ababa de entender $mo era posible que un hombre pudiera reali'ar algo tan íntimo on una mu&er por la que no sentía nada, pero era una verdad indis utible! %ientras tomaba un sorbo de vino de la bota de )iam, de idi$ enumerar los he hos de los que estaba segura! 3uesto que estaba sola por primera ve' desde ha ía semanas, salvo por una dormida %eggie, aprove haría el tiempo para a larar un po o sus ideas! /n primer lugar, )iam se mostraba muy posesivo on ella! ,unque era ierto que los hombres podían mostrarse igual de posesivos on su pi hel favorito, no podía des artar ese afán posesivo que su esposo le demostraba! /n segundo lugar, se divertía on ella! @o tenía la menor duda al respe to! Hablaba on ella, dis utían de mu hos temas y &amás a tuaba omo si onsiderara que la mente de una mu&er era demasiado d#bil omo para omprender iertas osas! Hasta su abuela le había re al ado la importan ia de ese detalle! /n ter er lugar, no paraba de to arla y de darle besos! /l re uerdo de $mo habían he ho el amor hi'o que se rubori'ara! /l he ho de que fuera tan tierno y de que se preo upara tanto de que ella tambi#n disfrutara le pare ía in reíble teniendo en uenta su
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 133

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

pasado! ,demás, despu#s de ha er el amor la abra'aba durante toda la no he! < no haría nada de eso si s$lo lo impulsara el deseo! Dn ruido la distra&o de repente y perdi$ el hilo de sus pensamientos! ,lguien se a er aba orriendo al ampamento! 3uesto que era imposible medir las distan ias porque el silen io de la no he magnifi aba los sonidos, de idi$ despertar a %eggie! 6/s $ndete! ,hora 6le orden$! )a sorprendieron la rapide' y la efi a ia on las que la mu ha ha la obede i$! /n un abrir y errar de o&os, había pasado de estar dormida omo un tron o a desapare er en la os uridad! (eira se puso en pie de un salto y bus $ un lugar donde es onderse le&os de %eggie! 1in embargo, supo que era tarde antes siquiera de e har a orrer ha ia un árbol situado al otro lado del ampamento! <a no podría trepar y o ultarse en las ramas! /n ese instante, vio que alguien llegaba trastabillando hasta el entro del ampamento, pero no lo re ono i$!!! hasta que el hombre se e h$ a reír! , (eira se le hel$ la sangre en las venas! /ra 5auf %oubray! Control$ el impulso de e har a orrer para salvar su vida! @o ganaría nada, salvo darle a ese malna ido la oportunidad de atrapada por detrás, osa que le reportaría una enorme satisfa i$n! 63or fin me sonríe el destino esta no he 6di&e6! ,demás de en ontrarte a ti, tambi#n veo aballos y provisiones! 6@o estarías orriendo omo una liebre en plena no he por el bosque si no hubieras perdido la batalla 6repli $ ella6! 3uesto que es evidente que estás deseando salvar tu miserable pelle&o, te a onse&o que sigas orriendo! Fio $mo los g#lidos o&os de 5auf se entre erraban al tiempo que de&aba los dientes a la vista en un silen ioso gru+ido! =al ve' fuera la lo ura la que la hubiera impulsado a hablar así, pero dudaba mu ho que eso a abara influyendo en su propio destino! =al ve' 5auf no hubiera llegado hasta allí on la idea de en ontrarla, pero estaba segura de que a abaría matándola de todas formas! )o "ni o que podía ha er era ponerle las osas muy difí iles y re'ar para que el deseo de es apar de ese asesino le impidiera re rearse en torturarla! /l simple re uerdo de $mo había matado a otras personas la aterrori'$ y le provo $ una oleada de náuseas! )e pare i$ una idea agradable a abar vomitándole en ima, pero sabía que 5auf lo interpretaría omo una se+al del miedo que la embargaba, por lo que se neg$ a darle esa satisfa i$n! 6> h, ni hablar, 'orrilla 6rehus$ #l on vo' brus a y fría! 6=" y yo tenemos una deuda pendiente que vamos a saldar ahora mismo! 69Dna deuda; 9:u# deuda; 9Crees que te debo algo por haber matado a mi esposo y a mu ha de su gente; 93or no haber permitido que me violaras!!! en p"bli o; 1i hay alguna deuda entre nosotros, es por tu parte! 3orque me has robado! 3or desgra ia, lo más importante que me has arrebatado, las vidas de mu has personas, no puedes devolv#rmelo! 3ero sí me puedes ompensar on tu muerte! 6?7eberías estar muerta, putaA 69,h, sí; Cueno, te pido perd$n por no haber muerto a ausa de las heridas que me provo aste on la pali'a! 6/ra sorprendente y urioso que se sintiera ada ve' más rela&ada a medida que 5auf se iba enfure iendo! 6?%ira lo que me hi iste en la araA
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 134

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

)a i atri' irregular que desfiguraba un lado de su rostro estuvo a punto de arran arle una ar a&ada de satisfa i$n! =odavía re ordaba el grito de rabia y dolor de aquel indeseable, el olor de la sangre, uando ella le ort$ on la daga! >&alá la tuviera en ese momento! Como sanadora, el he ho de herir a otra persona, de derramar su sangre, le resultaba repulsivo, pero estaba más que dispuesta a herir a ese hombre! 1$lo tenía que pensar en el pobre 7un an, en los hombres que olgaban de las almenas de ,rdgleann y en el triste destino de las mu&eres que quedaron atrapadas en el interior del astillo para sentir una furia asesina in ontenible! 61i quieres mi opini$n, te favore e! Lsa fue la gota que olm$ el vaso! (eira no tuvo tiempo de omprobar si 5auf había desenvainado la espada o la daga antes de que se le e hara en ima! )a fuer'a del impa to de su uerpo ontra el suyo, sumada al golpe en la espalda uando ay$ al suelo, la de&$ sin aliento! 0ntent$ respirar, a&ena por un momento a las manos que la manoseaban ruelmente por todos lados! Cuando por fin re obr$ el aliento y se dio uenta de que tenía las manos libres, omen'$ a golpearlo en la abe'a! 1in embargo y a pesar de la fuer'a de los pu+eta'os, lo "ni o que logr$ fue que soltara un par de gru+idos! 5ea ion$ a la postre, intentando estrangularla! 1us manos en alle idas se erraron en torno a su garganta impidi#ndole respirar de nuevo! 63uedo poseerte viva o muerta, mu&er! , mí me da igual! )a rueldad del omentario la de&$ tan aturdida que por un instante e&$ en sus for e&eos y se limit$ a mirarlo boquiabierta! /n ese momento, se per at$ de que una sombra se movía tras 5auf y dio gra ias por haberle revelado lo mu ho que sus palabras la habían des ompuesto! ,lguien lo golpe$ on una rama gruesa en la abe'a y ay$ al suelo on un gru+ido! (eira estaba a punto de a eptar la mano que %eggie le tendía uando es u h$ que algo se movía a su lado y se tens$! 6?Corre, %eggieA 6intent$ gritar, pero s$lo fue apa' de soltar una espe ie de gra'nido ron o y, para olmo, no la advirti$ a tiempo! 5auf se puso en pie on un bramido de furia, y uando %eggie intent$ golpeado de nuevo, le arrebat$ la rama y la arro&$ al suelo! , to seguido, aptur$ a la mu6 ha ha, indiferente a los pu+eta'os y patadas que ella le propinaba! 61# qui#n eres 6di&o6! )a mo osa del tonelero! Cueno, ese obarde huy$ on toda su prole, 9verdad; 1alv$ a ese hi&o irrespetuoso que tiene, pero se de&$ atrás a esta 'orrilla! %uy bien! =e matar# a ti igual que había pensado matar a ese hermano tan ne io que tienes! (eira se desentendi$ de los dolores y se puso en pie a duras penas! 1alt$ a la espalda de 5auf y se aferr$ a su intura on las piernas al tiempo que le rodeaba el uello on un bra'o y omen'aba a golpearlo on la mano libre! 6?1u#ltala, malna idoA 6grit$! ,l es u har el hilo de vo' que salía de su garganta temi$ que le hubiera he ho alg"n da+o al intentar asfiBiada y eso la enfure i$ a"n más6! ?1u#ltala o te arran o los o&osA 6?3uedo romperle el uello ahora mismoA 6bram$ 5auf! 61í, pero su muerte será lo "ltimo que veas, porque te de&ar# iego! ?=e lo &uroA 3or un instante (eira temi$ que 5auf llevara a abo su amena'a! 3ero despu#s solt$ una maldi i$n on un grito tan ensorde edor que omen'aron a 'umbarle los oídos! @o había a abado de malde ir uando %eggie ay$ al suelo omo si fuera un sa o! ,quel asesino la había arro&ado al
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 135

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

suelo on fuer'a y la mu ha ha se qued$ inm$vil! (eira no tuvo tiempo para lamentar su muerte ni tampo o para omprobar si estaba realmente muerta porque, una ve' que tuvo las manos libres, 5auf empe'$ a ha er lo posible para quitársela de en ima! /lla omprendi$ enseguida que no podría seguir aferrada a #l mu ho tiempo más! )e estaba ostando mu ho protegerse la abe'a de sus pu+eta'os, y eso que los golpes que le daba no eran dire tos! @o podría resistir más tiempo! 1in embargo, no atinaba a en ontrar la manera de saltar de su espalda y moverse on sufi iente rapide' omo para ponerse fuera de su al an e al mismo tiempo que protegía a %eggie! /n ese momento, la agarr$ por las piernas on brutalidad y omen'$ a apartárselas de la intura! Comen'aba a reer que iba a partírselas uando vio por el rabillo del o&o una espada que apuntaba dire tamente al uello de su enemigo! ,l'$ la abe'a y se en ontr$ on )iam! =ras #l estaba 1igimor, quien ayudaba a ponerse en pie a una temblorosa %eggie! /n ese instante, unas manos fuertes la aferraron por la intura y la apartaron de 5auf! Cuando mir$ ha ia atrás, omprob$ que se trataba de /2an! =ras #l estaban sus hermanos! 6/res un ne io, 5auf %oubray 6di&o )iam al tiempo que retro edía un po o6! 3odrías haber es apado, tal ve' in luso podrías haber vivido un par de días más antes de que te en ontráramos! /n ambio, te detienes para torturar a dos mu ha has ino entes! 69, aso rees que no sabía que era hombre muerto desde el prin ipio; 6pregunt$ 5auf6! =al ve' se me o urri$ ha erte pagar de este modo por haberme robado ,rdgleann!!! =odo había a abado, pens$ (eira, apoyándose en /2an! )e dolía todo el uerpo y tenía las piernas demasiado d#biles omo para mantenerse en pie por sí sola! /staba a punto de preguntar por qu# no mataban ya a 5auf para poder irse a des ansar, uando vio que desenvainaba la espada sin que nadie se lo impidiera! 0nspir$ hondo para a lararse la vo' y de irle a ese grupo de tontos que un hombre omo 5auf %oubray no mere ía la oportunidad de una muerte digna! /n su opini$n, deberían abrirlo en anal omo el erdo que era! @o obstante, antes de que pudiera pronun iar una sola palabra, una de las manos de /2an le tap$ la bo a on deli ade'a pero on firme'a! 61ilen io, mu ha ha 6le susurr$ al oído6! ,sí es me&or! )iam te lo eBpli ará todo despu#s! %ás les valía que la eBpli a i$n fuese buena, fue lo "ni o que atin$ a pensar uando vio que )iam y 5auf se aprestaban a lu har! /2an hi'o ademán de apartar la mano, pero ella se lo impidi$ ubri#ndola on las suyas! ,unque sabía muy bien que gritar en mitad de una lu ha a espada podría distraer fatalmente a un hombre, no estaba segura de poder guardar silen io! @ot$ que /2an asentía on la abe'a, indi ándole que entendía su preo upa i$n! 3ese al obvio dolor que )iam sufría en la pierna, la lu ha a ab$ pronto! 5auf era bueno, pero )iam era mu hísimo me&or! 1in embargo, por muy bueno que fuera, (eira se &ur$ que haría todo lo que estuviera en su mano para no verlo lu har nun a &amás! 1u ora'$n no podría resistir tanta tensi$n! )iam limpi$ la espada on la sobreveste de 5auf y la envain$ antes de a er arse a su esposa! @o obstante, la pierna de idi$ que ya había sufrido demasiados eB esos por un día y le fall$ tras dar un par de pasos! 1e las arregl$ para aer on algo de elegan ia, on lo que evit$ así la humilla i$n de a abar de bru es en el suelo! 0n luso sonri$ uando (eira 1e arrodill$ a su lado! Dna ve' libre del miedo y de la furia, era muy ons iente de las protestas de su pierna! 1e había eB edido y le
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 136

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

había eBigido demasiado aquellos "ltimos días! ,l per atarse de la dire i$n en la que huía 5auf, lo había invadido el miedo por lo que pudiera pasarle a (eira, pero tambi#n el miedo por sí mismo! 3orque temi$ perderla, temi$ no es u har su risa nun a más, ni los gemidos y suspiros que se le es apaban uando la embargaba la pasi$n, y temi$ quedarse para siempre on la in ertidumbre de si lo amaba o no! 7e modo que desoy$ todos los onse&os de que no perdiera la alma y se pre ipit$ sin demora ha ia el ampamento! Había sido 1igimor, al ha erse on sus riendas, quien impidi$ que se lan'ara al galope, anun iando así su llegada al enemigo! )o "ni o que lo salv$ de una humilla i$n total por el arranque de su absurda temeridad fue el he ho de que tanto 1igimor omo /2an se habían visto en la misma tesitura y sabían muy bien por lo que estaba pasando! Cuando vio que 5auf estaba intentando ha erle da+o a (eira, tuvo que e har mano de toda su fuer'a de voluntad a fin de moverse on el sigilo ne esario para que aquel asesino no lo viera ni lo oyera antes de tiempo! 1igui$ avan'ando despa io y en silen io mientras se repetía una y otra ve' que ella estaba viva! 0n luso se permiti$ un momento para ensayar la rega+ina que iba a soltarle por no haberse es ondido y por haber ata ado a un hombre que le sa aba un odo de altura y le doblaba el peso! 1in embargo, en ese momento podía tomarse un des anso! 3odía darle un respiro a la pierna y tal ve' disfrutar del agrade imiento y de las alaban'as de su esposa! 6?0diotaA 6eB lam$ (eira mientras le desataba las botas, aterrada por la posibilidad de que se hubiera he ho da+o en la pierna6! ?,penas ha e una semana que sanaste del todo y te en'ar'as en una lu ha a espada sin pensártelo siquieraA /sa muestra de preo upa i$n por su salud era asi tan buena omo la gratitud, se di&o )iam! ,unque no tard$ en frun ir el e+o! , su vo' le pasaba algo! =enía un timbre ron o, una aspere'a, que no podía a ha arse a las lágrimas! 69:u# le o urre a tu vo'; 6le pregunt$! ,liviada al omprobar que s$lo tenía una peque+a hin ha'$n en la espinilla, ontest$* 65auf de idi$ demostrarme la fa ilidad on la que podía estrangular a una mu&er on una sola mano! )e dio un manota'o en el bra'o uando intent$ apartarle el pelo del uello para mirarle la garganta! , tenor de su eBpresi$n, la pierna le dolía mu ho! )o menos que podía ha er por #l despu#s de haber liberado ,rdgleann y de haberle salvado la vida era quitarle el dolor, de modo que omen'$ a frotarse las manos! /l gesto bast$ para que )iam adivinara lo que planeaba ha er y no tard$ en impedírselo, aferrándola por los bra'os! 6@o estamos solos, mu ha ha 6le di&o en vo' ba&a! 6@o podemos arriesgarnos a que des ubran tu se reto! 6%is hermanos lo ono en y tus hombres son de onfian'a, 9no; 6)o vio asentir on la abe'a, aunque su eBpresi$n sigui$ siendo e+uda6! Creo que podemos onfiar en %eggie! 6)e sonri$ a la hiquilla, que se había a er ado a )iam6! %eggie, 9mantendrás en se reto lo que voy a ha er; 61í 6 ontest$ la &oven6, aunque si estáis hablando de vuestro don para sanar, no es que sea pre isamente un se reto!!! 697un an lo ont$; 6Cueno, no a todo el mundo, s$lo a unos uantos!
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 137

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

Creía que era una dote maravillosa! 7i&o que no debíamos pediros que lo utili'arais porque os debilitaba mu ho 6a+adi$, observando on preo upa i$n la pierna de )iam6! @o pare e herida! %ientras lu haba ontra la impresi$n de saber que su se reto ya no lo era tanto, di&o* 6@o puedo urar on las manos, %eggie! 1$lo puedo aliviar el dolor y, en o asiones, lo ali'ar el origen de la enfermedad! 61igue siendo un don maravilloso! 6Kra ias! 3ero preferiría que no hubiera mu hos omentarios al respe to! ,lgunas personas no lo ven omo un don! 6=om$ una honda bo anada de aire para rela&arse, err$ los o&os y olo $ las manos en la pierna de su esposo! )iam not$ $mo omen'aba a obrar su magia! /n vo' ba&a, orden$ a sus u+ados que le llevaran sidra, miel y pan a ser posible! 3uesto que (eira solía llevarlos siempre entre sus provisiones, les di&o que miraran en sus alfor&as! 7espu#s se sent$, listo para sostenerla uando a abara, y pens$ en todo lo que le diría para ayudarla a mitigar el dolor que estaba trasladando a su propio uerpo! @adie di&o nada mientras ella le imponía las manos! 1us hermanos se apresuraron a llevarle la omida y la bebida en uanto hubo a abado! )iam tambi#n tuvo que darse prisa para omer un po o antes de que ella se lo 'ampara todo! /n uanto estuvo satisfe ha, la abra'$ y omen'$ a des ribirle los bre'ales mo&ados por la lluvia primaveral! ,l fin la not$ rela&arse, y enton es la es u h$ darle las gra ias antes de desplomarse sobre #l, dormida omo un tron o! 691iempre ha e lo mismo uando a aba; 6pregunt$ %eggie, rompiendo el silen io! 69/l qu#; 9Comer a dos arrillos y quedarse dormida; 6)iam sonri$ al ver que la hiquilla asentía on la abe'a6! 1í! Dtili'ar su don la de&a sin fuer'as! =raslada el dolor a su uerpo y despu#s tiene que intentar librarse de #l! /s agotador para ella! %eggie asinti$ lentamente on la abe'a! 6@o debería usarlo mu ho! Lse es un buen motivo para que lo mantenga tan en se reto omo le sea posible! 6Cierto! 6)iam e h$ un vista'o por el ampamento y des ubri$ que alguien había argado el uerpo de 5auf en uno de los aballos6! Creo que (eira y yo pasaremos la no he aquí! 61í, tal ve' sea lo me&or 6re ono i$ 1igimor6! ,sí tendremos tiempo para re oger los adáveres! 693od#is ba&ar a esa pobre gente de las almenas; 6<a lo estaban ha iendo uando salimos del astillo! 6Cien! 6Mrun i$ el e+o uando vio que ,rtan se a u lillaba al lado de su hermana y le apartaba el pelo del uello6! 9:u# pasa; 61$lo quería omprobar el da+o que le ha he ho ese malna ido 6 ontest$6! =al ve' ne esite que se lo uren! 1e al'$ un oro de &uramentos uando vieron, aun a la d#bil lu' del fuego, que tenía la garganta ompletamente amoratada! /n ese momento )iam se arrepinti$ de no haberle sa ado las entra+as a 5auf y de haberle permitido morir omo el aballero que nun a había sido! 1in embargo, había de idido no ha er nada que pudiera despertar re elos on respe to a su legítimo dere ho sobre ,rdgleann! Fio que ,rtan ubría los moratones on un ungJento y tor i$ el gesto! 69@o puede sanarse a sí misma; 6quiso saber %eggie! 6@o 6 ontest$ )iam6, pero siempre lleva ese ungJento onsigo y sabrá qu# ha er para
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 138

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

aliviar el dolor! 61ir 0an y sus hombres vendrán para re oger sus monturas y sus provisiones 6le re ord$ 1igimor6! )e dir# que se asegure de no ha er mu ho ruido! )a mu6 ha ha debe des ansar! Fan a ne esitar su ayuda en ,rdgleann! 1$lo hay unos uantos heridos y dos muertos, ambos son hombres de sir 0an! Ha sido una vi toria en toda regla! )iam murmur$ ompla ido y se pregunt$ de d$nde había sa ado tiempo su primo para ha er ese análisis! 8amás de&aría de sorprenderlo, on luy$ mientras observaba $mo se ale&aba el grupo! /n uanto se qued$ a solas on (eira, la llev$ al refugio, la desvisti$ y la meti$ en el &erg$n! /staba a punto de reunirse on ella uando es u h$ la llegada de sir 0an y los suyos! 3ara su onsterna i$n, el hombre quería dis utir los pormenores de la batalla y darle las gra ias por todo! /staba amane iendo uando por fin se meti$ en la ama on (eira! 1uspir$ aliviado mientras se arropaba y la abra'aba! /l miedo se desvane i$ al sentirla a urru ada ontra su uerpo! 7eseaba ha erle el amor, pero sabía que ne esitaba des ansar! =enía la impresi$n de que 5auf había infligido mu ho da+o a ,rdgleann durante su orta estan ia y sabía que ella querría reparado lo antes posible! 6)iam, no estamos en ,rdgleann, 9verdad; 6la es u h$ de ir! 6@o, amor mío, todavía estamos en el ampamento! 6Cons iente de que estaba más dormida que despierta, la bes$ en la me&illa6! 7es ansa! 63ero hay mu ho traba&o por ha er!!! 6<a empe'arás más tarde! 61e me romperá el ora'$n uando vea ,rdgleann, 9verdad; 61í, es posible! 3ero tu ora'$n se urará, y tambi#n ,rdgleann!

Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén

Página 13

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

CA'ITULO )0
,ferrada a la mano de )iam, (eira e h$ un vista'o al patio de ,rdgleann! )a había de&ado dormir varias horas, de modo que el día estaba muy avan'ado! /l he ho de que #l hubiera dormido a su lado gran parte del tiempo no aliviaba su sentimiento de ulpa! 1u temor a enfrentarse a la gente de ,rdgleann rayaba la obardía, y #se podía ser muy bien el motivo por el que se había refugiado en el sue+o! 1entía el eBtra+o impulso de salir orriendo ha ia su refugio del bosque, pero lo reprimi$! ,rdgleann sería su hogar a partir de ese momento, y era, su deber eliminar todo rastro de 5auf! 3are ía que ya habían he ho grandes progresos en el eBterior! Casi no quedaban indi ios de la lu ha que se a ababa de librar, pero a"n había se+ales del paso de 5auf! @i #l ni sus hombres se habían preo upado en lo más mínimo por ,rdgleann! )es esperaban varias semanas de arduo traba&o para eliminar el hedor de su presen ia y arreglar todo lo que su despreo upa i$n y su rueldad habían destro'ado! 6/ra un erdo 6musit$ )iam6! /s una situa i$n muy triste, pero se puede arreglar! 61í! 6(eira lav$ la mirada en la gruesa puerta de roble de la torre del homena&e6! @o rompieron la puerta! 6/s resistente, o eso pare e! Dna buena defensa! 63or supuesto! 6Fas a tener que entrar tarde o temprano, amor mío 6le di&o #l on ternura6! %e&or pasar el mal trago pronto, 9no; /lla asinti$ on la abe'a y, sin soltarle la mano, entr$ en el astillo! )e llev$ un instante darse uenta de que las dos ho&as de la enorme puerta estaban entreabiertas! /l lugar apestaba despu#s de haber sido habitado durante meses por lo que pare ía una piara de erdos! =emi$ que parte del hedor proviniera de los adáveres que habían olgado de las murallas! 1e e h$ a temblar, pero se oblig$ a uadrar los hombros! /se rufián ya no estaba en ,rdgleann! =endría que llorar por la p#rdida de algunas osas, no le abía la menor duda, pero las vidas que se habían perdido eran mu ho más importantes! ,rdgleann podía limpiarse y re onstruirse, pero no había manera de sustituir a los muertos! 6Creo que empe'ar# por el gran sal$n 6di&o, y )iam la ondu&o hasta allí! %ir$ a su alrededor on sorpresa y estupefa i$n uando des endi$ el "ltimo pelda+o de la es alera! %edia do ena de mu&eres se afanaban por limpiar la su iedad del suelo y de las paredes! 1altaba a la vista que el estado de algunos muebles era irreparable, pero los elegantes tapi es que adornaban las paredes no pare ían haber sufrido da+o alguno! Fio que 8oan ondu ía a las mu&eres hasta ella y se tens$, ya que no sabía $mo la re ibirían! 6%ilady, esperábamos haber limpiado el gran sal$n y alguna que otra estan ia antes de que llegarais 6di&o la mu&er de %al olm! (eira se rela&$ un po o al ver que no había animosidad en sus rostros! 6@o teníais que poneros a traba&ar tan pronto, 8oan 6protest$! Cuando vio las magulladuras que tenían algunas mu&eres, se le en ogi$ el ora'$n por todo lo que habrían sufrido6! @e esitáis tiempo para re uperaros, para estar on vuestras familias! 6@os estamos re uperando, milady 6le asegur$ 8oan6! /liminar todo rastro de esos erdos
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 14!

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

nos ayuda! 6)as mu&eres que la a ompa+aban asintieron on la abe'a y le dieron la ra'$n! 6)impiar el astillo de arriba aba&o es una manera de re uperarse 6de lar$ Claire, la lavandera! 7e repente, la mu&er se sa udi$ las faldas y se atus$ el abello6! 9Lste es el nuevo laird; Dn po o sorprendida, (eira les present$ a )iam! Fer que les profesaba el mismo trato que a ualquier dama noble la de&$ al borde de las lágrimas! /ra ons iente de que su esposo estaba memori'ando los nombres de todas ellas, el puesto que o upaban en ,rdgleann y los nombres de sus familiares! 7e repente, alguien le dio un tiron ito en el bra'o! /ra 8oan! 7e&$ que la mu&er la apartase del lugar donde )iam desplegaba sus en antos! 6@o est#is tan triste, milady 6le di&o la mu&er! 63ero hab#is sufrido tanto!!! 6repli $! 6/s ierto, y tenemos heridas muy profundas que tardarán en i atri'ar! 3ero 9no os dais uenta; =odas hemos sufrido! ,hora nos apoyamos y nos onsolamos las unas a las otras, lo mismo que hi imos mientras estábamos prisioneras! 1í, unas uantas onsiguieron es apar, pero muy po as! 69Hay mu has viudas; 8oan asinti$ on la abe'a y suspir$! 67e los hombres que vivían en el astillo han sobrevivido muy po os! )os que lo han he ho han a eptado a sus mu&eres, que era lo que tenían que ha er! =odo se arreglará, no os preo up#is! )o vemos omo una prueba de fuego que hemos superado! 63ero yo debería haber!!! 6Hi isteis lo que debíais ha er! Huir!!! lo más le&os posible! =odos sabemos lo que ese animal tenía planeado para vos! 7espotri $ durante días por no haberlo podido ha er! ,un así, volvisteis, y nos hab#is sorprendido a todos! 1$lo sois una hiquilla que estuvo asada on un pobre hombre unos uantos meses! @o somos nada para vos! @o nos dio tiempo a ser nada para vos, 9no; ,un así, hab#is vuelto on el grupo de guerreros más aguerridos que he visto nun a y hab#is enviado a ese demonio de vuelta al infierno! 697e verdad no esperabais que regresara; 693or qu# ibais a ha erlo; =emíamos que hubierais muerto porque estabais herida de gravedad y sola! 7e ve' en uando re'ábamos para que estuvierais viva y se os o urriera una manera de ayudarnos! =ambi#n re'ábamos para que sir 0an omprendiera la amena'a que suponía %oubray e intentara desha erse de #l! 3ero, diantres, ni se nos pas$ por la abe'a que nuestro infierno durara tan po os meses! 7e repente, el sentimiento de ulpa que llevaba argando durante tanto tiempo desapare i$! 8oan a ababa de de irle lo que todos le habían repetido hasta la sa iedad! 1in embargo, puesto que ella era una de las personas que había sufrido a manos de 5auf, sus palabras tenían mu ho más peso! ,demás, estaba segura de que le estaba di iendo la verdad, de que no se lo de ía para onsolada! 6Fuestro esposo es muy apuesto 6di&o 8oan6< mi %al olm di e que es un buen hombre! @os hab#is traído a un buen laird!

Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén

Página 141

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

6?,y, 7ios mío, %al olmA 6Cogi$ a 8oan de la mano6! 1e me ha olvidado hablarle de su mano! 6/s una pena! 68oan mir$ a su alrededor para asegurarse de que nadie las es u haba antes de a+adir6* 3ero ya sab#is que no es su mano buena! ,unque le duele! /spero que %oubray se pudra en el infierno por eso! 6)e e h# un vista'o a su mano y reo que puedo ayudado! 3osiblemente no vuelva a re uperar su movilidad por ompleto, pero reo que puedo me&orar su estado, ha er que le duela menos! 6 Hi'o una mue a6! 3or desgra ia, tendr# que ha erle da+o para onseguirlo! 69:u# ten#is que ha er; 65omperle los dedos para que se uren bien! 6,sinti$ on la abe'a uando 8oan frun i$ los labios6! /l dolor y la malforma i$n se deben a que los huesos no se soldaron bien! 3ero no deberíamos retrasar esa opera i$n mu ho tiempo! )a mu&er asinti$ on la abe'a! 6/ntiendo, si no ha emos algo ahora, el da+o podría ser permanente! =iene sentido! Hablar# on #l, milady! /s me&or que sufra ahora un po o para que no tenga que ha erlo toda la vida! 1i está de a uerdo, bus ar# a alguien que le rompa los huesos para que vos podáis re olo árselos! 6=ardará unas seis semanas en poder utili'ar la mano! 6,hora mismo apenas la usa! ,demás, estar# on #l para ayudarlo! (eira inspir$ hondo para no perder el po o valor que le quedaba! 61# muy bien que todas hab#is sufrido mu ho aquí y!!!, bueno, si alguna está embara'ada y ree que no soportaría ver al ni+o porque le re ordaría demasiado el tormento pasado, que venga a verme! 69Cre#is que el ni+o podría llevar la sangre maldita de su padre; 6@o, y tampo o reo que una mu&er embara'ada despu#s de una viola i$n tenga la ulpa de su suerte! :ue un hombre sea un animal y ometa fe harías que revuelven el est$mago no signifi a que un hi&o suyo vaya a ser igual que #l! 1obre todo si ese desgra iado no parti ipa en su edu a i$n! ,demás, no reo que 5auf estuviera lo o! 3or eBtra+o que pare' a, eso es lo más aterrador! 6>s entiendo perfe tamente! Creo que estaba más enfermo del alma que de la abe'a! 1e lo dir# a las mu&eres, pero no reo que na' an mu hos ni+os omo onse uen ia de lo o urrido y me pare e que serán po as las que quieran abandonar a sus hi&os, sobre todo uando les diga que %oubray y sus hombres eran unos perros rabiosos, pero que sus a horros pueden ser muy mansos si se les trata on ari+o! 1erán los hombres los que tengan más problemas para a eptar a ualquier ni+o na ido de este infierno! 6?%iladyA ?%enos mal que hab#is venidoA /sbo'$ una sonrisa al ver que (ester orría ha ia ella, pero la borr$ en uanto se per at$ de la eBpresi$n preo upada del mu ha ho! 69:u# pasa, (ester; 6pregunt$ uando el hi o lleg$ a su lado dando trompi ones, seguido de er a por %eggie! 6/s sir ,r hie 6 ontest$ #l6! 1e ha vuelto a abrir la abe'a! 6@adie me ha di ho que se hubiera herido durante la batalla! 6Dn par de hombres le preguntaron si estaba herido, pero #l les di&o que s$lo era un rasgu+o! <o reo que la herida se le ha vuelto a abrir! 7os de los hombres de 5auf intentaron huir por la
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 142

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

estan ia que sir ,r hie protegía! Dna de las mu&eres lo ayud$ a lo ali'ar a su ob&etivo mientras que las demás se en argaban del otro! 3ero sir ,r hie re ibi$ un golpe en la abe'a mientras lu haba on ese erdo! 697$nde está; 6pregunt$ (eira en el momento en que )iam se a er $ a ella para es u har la onversa i$n! 6/n la habita i$n que nos asignaron para pasar la no he uando llegamos! 6Cueno, quería e harle un vista'o a esa herida y temía que tendría que volver a abrirla para limpiarla bien! ,l menos me he librado de ha er eso! 6/ h$ un vista'o a su alrededor para omprobar todo lo que quedaba por ha er en el sal$n6! 91angra mu ho; 6Fe a atenderle 6di&o )iam antes de que (ester pudiera responder6! <o me pondr# manos a la obra aquí, aunque pare e que estas damas lo tienen todo ba&o ontrol! Fete! %eggie y (ester te onseguirán todo lo que ne esites! < tambi#n podrías e harle un vista'o al resto de los heridos! 6 ,l ver que ella seguía dudando, la bes$6! /n árgate de eso que se te da tan bien mientras yo me en argo de esto otro! ,unque s$lo sea un hombre, s# lo que se ne esita para ha er una buena limpie'a! (eira se e h$ a reír antes de ale&arse on (ester y %eggie en bus a de lo ne esario para atender a los heridos! )iam detestaba pensar que ualquiera de los hombres que los habían ayudado a re uperar ,rdgleann estaba sufriendo, pero se alegraba de que (eira pudiera distraer su mente ayudándolos! :uería hablar on las mu&eres sobre los da+os que habían visto y sobre lo que reían que era prioritario! 1e volvi$ ha ia ellas uando (eira desapare i$ y vio que todas lo estaban mirando! 6)o me&or sería que hi ierais una lista, laird 6di&o Claire6! @o tuvimos la oportunidad de ono er a la se+ora muy bien, pero sí sabemos que tiene un gran ora'$n y que lo que ese animal ha he ho la ha afe tado mu hísimo! 8oan asinti$ on la abe'a! 6< se siente ulpable! 6)a mu&er mir$ a las demás6! )a muy tonta ree que nos ha fallado por no haber regresado antes! )iam es u h$ las eB lama iones de sorpresa de las mu&eres, tras lo ual Claire tom$ la palabra! 6@o os preo up#is, laird, le sa aremos esa tontería de la abe'a en un santiam#n! 9:uer#is que os traiga algo para es ribir esa lista; 61í, algo para es ribir me vendría muy bien 6 ontest$ #l mientras refrenaba la alegría que sentía, ya que estaba onven ido de que esas mu&eres onseguirían eliminar la ulpa que su esposa argaba desde ha ía tanto tiempo! Claire se mar h$ a toda prisa para bus ar "tiles de es ritura! 6)a o ina está bastante bien 6di&o 8oan6! )os hombres rara ve' pasaban por allí! =ambi#n hemos limpiado a fondo unos aposentos para vos y vuestra esposa! Hay tres mu&eres en el piso de arriba en argándose de que todo vuelva a la normalidad! 6%e imagino que 5auf %oubray utili'$ los aposentos del laird! 61í, así que hemos limpiado las habita iones de la se+ora del astillo! @inguno de los hombres las utili'$ porque eran las que o upaba la mu&er de 5auf! 68oan se+al$ on la abe'a a una voluptuosa morena de mirada ansada6! Hattie dormía allí! Cuando ese demonio pregunt$ qui#n
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 143

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

era la puta del laird, ella dio un paso adelante aun sabiendo que ese indeseable quería suplantar al laird en todos los sentidos! =ambi#n nos ense+$ unas uantas osas que nos ayudaron a sobrevivir, por eso de que ha!!! Cueno, por eso de que ha tratado on un mont$n de hombres a lo largo de su vida! 61e rubori'$! 3ara su sorpresa, )iam vio que Hattie se e haba a reír y las demás la imitaban al punto! 6Cueno, Hattie, si de ides que ya te has ansado de tratar on hombres, há'melo saber! 6, &u'gar por la eBpresi$n de la mu&er, supo que lo había entendido y sospe h$ que pronto tendría noti ias de ella6! 9Hay mu has personas que ne esiten aten i$n; 6Creo que nuestra se+ora se en argará de eso 6respondi$ 8oan6! /sos dos enormes lairds ba&aron a las ma'morras para liberar a los pobres desgra iados que 5auf en err$ allí, los demás están on los heridos de la batalla! <a hemos he ho el traba&o más desagradable! )as pobres almas que olgaban de las murallas están enterradas omo 7ios manda! , 5auf y a sus hombres les quitamos todo lo de valor y los metimos en una 'an&a que avaron vuestros hombres &unto on los po os que quedaban de sir 0an! =ambi#n se quedaron un po o más el hi&o del laird %a (ay, ,dam, y sus hombres! Hi ieron el traba&o en muy po o tiempo y les di de omer antes de que se mar haran! Cuando vieron lo que ese demonio había he ho aquí!!! Cueno, todos los %a )ean y los %a (ay se alegraron mu hísimo de que vinierais para librar estas tierras de la plaga de %oubray! )o que quería de ir que ninguno de sus ve inos disputaría su dere ho a re lamar ,rdgleann a pesar del po o tiempo que su esposa había estado asada on 7un an %a (ail, pens$ )iam! Había onseguido de un golpe las tierras, el astillo y unos buenos aliados! < todo había sido tan fá il que estaba onven ido de que tardaría en asimilado! Cuando Claire regres$, se on entr$ en reda tar una lista de todo lo que había que ha er y de todas las osas que había que ambiar! , ababa de sentarse en el que fuera el gabinete privado de 7un an %a (ail, que afortunadamente 5auf y sus hombres apenas habían to ado, uando llegaron 1igimor, /2an y los hermanos de (eira! 6@os iremos por la ma+ana 6anun i$ 1igimor mientras se apoyaba en la mesa! 61abes que os estar# eternamente agrade ido 6le di&o )iam! 61í, pero no tienes por qu#! /ra ne esario! :ue te hi ieras on este lugar s$lo es la guinda del pastel! 6< nosotros habríamos ayudado a (eira de ualquier forma 6le asegur$ )u as6! @os alegramos mu ho de no haber tenido que lu har solos por lo que le pertene e! 69/stán mal las osas; 6pregunt$ /2an, e hando un vista'o a la lista! 6@o muy bien 6 ontest$6! =enías ra'$n en lo de los festines! /se hombre no pens$ ni por un instante en lo que pasaría uando se lo hubieran omido todo! )a gente onsigui$ salvar unas uantas va as y ove&as, y tambi#n algunas gallinas, pero nos llevará tiempo reparar el da+o o asionado por su glotonería! 63odemos ayudarte on eso! 1i ada uno ponemos un po o, a ninguno nos faltará de nada, pero a vosotros os ayudará a pasar el invierno! 6Cierto 6 onvino 1igimor al tiempo que los u+ados de )iam asentían on la abe'a6! =odos hemos ganado en esta batalla on muy po o oste personal! ,hora tienes más aballos de los que ne esitas! Cámbialos on tus ve inos por lo que te haga falta! 69@o quer#is ninguno; 6les ofre i$ )iam!
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 144

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

6Cueno, hay dos on los que me pare e que deberías quedarte, yo reo que me quedar# el semental y alg"n potrillo, si me los das, pero nada más! 61igimor esper$ a que )iam asintiera on la abe'a para ontinuar6* =e dir# qu# aballos son antes de irme! 69C$mo está mi hermana; 6pregunt$ ,rtan! 6)e duele mu ho ver lo que le han he ho a este magnífi o astillo 6 ontest$ )iam6, pero todavía le duele más lo que ha tenido que soportar su gente! ,un así, nos re uperaremos, y si todos omparten la opini$n de las mu&eres que están limpiando el gran sal$n, (eira por fin se librará de la ulpa que la ha estado agobiando todo este tiempo! ,rtan maldi&o por lo ba&o! 6%ira que le hemos di ho que no tiene nada de lo que sentirse ulpable, pero no nos ha e aso! 6Cierto, pero omo nosotros no hemos sufrido este infierno, tiene mu ho más peso que esas mu&eres le hayan di ho que se de&e de tonterías que ualquier osa que nosotros hayamos podido de ir o ha er 6di&o )iam6! )a verdad es que estuve presente uando omen'$ a desprenderse de la ulpa mientras hablaba on la esposa de %al olm y el efe to fue evidente! 6/so es bueno 6di&o 1igimor6! ,hora dinos si podemos ha er algo! /s absurdo desperdi iar tantas manos fuertes! 61í 6 onvino /2an6! /l traba&o duro me ayudará a de idir $mo a tuar uando vuelva &unto a mi esposa embara'ada! 69Miona vuelve a estar en inta; 6pregunt$ )iam6! %e sorprende que sabi#ndolo te hayas unido a la lu ha! 6@o me qued$ más remedio! 1upongo que por eso se ha esfor'ado tanto en o ultármelo! 6 %ene$ la abe'a6! /n 1 arglas es un se reto a vo es, pero omo nadie ree que Miona umpla las amena'as que profiri$ para que todos mantuvieran la bo a errada, no tard# en enterarme! 1$lo tengo que de idir si mostrarme sorprendido o e harle un serm$n por o ultarle se retos a su laird y esposo! )iam se e h$ a reír on los demás! 1in embargo, uando se pusieron a dis utir sobre el traba&o que harían antes de mar harse, des ubri$ que no podía on entrarse! /n uanto los demás lo de&aron solo, se mar h$ en bus a de (eira! )as noti ias de /2an le habían he ho pensar en ella, en su aspe to uando estuviera embara'ada, y sinti$ la ne esidad de verla! )a en ontr$ despu#s de un buen rato en el sal$n de la planta alta! 3are ía que esa estan ia era otra de las po as que había es apado de las su ias 'arpas de %oubray y sus hombres! /staba sentada en un ban o a ol hado &unto a un enorme ventanal! 1e a er $ a ella, tom$ asiento a su lado y le ogi$ la mano! /n ese instante, se per at$ de que estaba observando una larga esquirla de metal! 69:u# es eso; 6Cogi$ la pie'a uando ella se la mostr$ y la estudi$ on detenimiento6! 3are e una p"a de un látigo o de las que se ponen en las ma'as para que sean más letales! 63ues es eso pre isamente 6 ontest$ ella6! < estaba en la abe'a de sir ,r hie! 6?7ios míoA 7ebe de haber sufrido unos dolores horribles! 6/so le he di ho yo, pero #l insiste en que no era para tanto! Creo que es el motivo de que no viera bien, pero no estar# segura hasta dentro de un rato! )a herida ha ne esitado una limpie'a a fondo, eso ya lo sabía, pero esta esquirla ha sido toda una sorpresa! =uve que pedirle a uno de mis
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 145

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

primos que la sa ara porque se le había in rustado en el hueso! ,hora sir ,r hie está durmiendo, pero uando despierte sabr# si quitársela ha me&orado su visi$n! 69C$mo están los demás heridos; 6)as heridas provo adas por la batalla sanarán! @o son tan graves! )os desgra iados a los que 5auf en err$ en las ma'morras ne esitarán aten i$n durante un tiempo! ,lgunos sufrieron pali'as y a otros los torturaron, pero lo peor de todo es que apenas les dieron omida y agua! =uvimos que ba+arlos para poder verles las heridas! 6Han sobrevivido! /s evidente que son fuertes y que tienen ansias de vivir! (eira asinti$ on la abe'a! 6?,y, )iamA /staban tan agrade idos!!! 6musit$6! =odos se alegraron mu ho de que hubiera vuelto y a sus o&os lo hi e mu ho más rápido de lo que pensaban! 69/so quiere de ir que por fin nos rees uando te de imos que no tienes nada de lo que sentirte ulpable; )a vio sonreír antes de que apoyara la abe'a en su hombro! 61í, ahora os reo! /s eBtra+o, pero uando 8oan me di&o lo sorprendidas que estaban de que hubiera regresado, y además en uesti$n de po os meses, sentí omo si unas manos invisibles me quitaran una pesada arga de los hombros! < del ora'$n! )o "ni o que me duele es la gran p#rdida de vidas, el dolor que han sufrido los supervivientes y todo lo malo que ha pasado en este maravilloso lugar! 6%e alegro de que te hayas librado de tu sentimiento de ulpa! 6/ h$ un vista'o alrededor y repar$ en los elegantes ob&etos que de oraban el astillo* hermosos tapi es olgados de la pared, gruesas alfombras! , los %a (ail les gustaban las osas bonitas! 67esde luego! Casi todas están he has aquí! Ha e mu ho tiempo, el laird omen'$ a traer los me&ores artesanos a sus tierras! Como los rumores orren muy deprisa en los gremios, a udieron mu hos, ya que #ste es un lugar muy tranquilo y la tierra es sorprendentemente buena! /n ontrarás produ tos de ,rdgleann en todas las ferias! , diferen ia de lo que su ede en otros feudos, ,rdgleann es un lugar muy rentable para todos sus habitantes! Creo que por eso no podía a eptar que 5auf se apropiara de todo! =oda esta buena gente s$lo quería rear osas hermosas! :ue seme&ante hombre se apoderara de este lugar fue una abomina i$n! 6Cueno, pues ya nos hemos en argado de ese asunto y ,rdgleann volverá a ser el lugar pa ífi o de antes! )e ont$ que estaba onven ido de que habían estable ido estre hos la'os on los lanes ve inos y de que podrían utili'ar los aballos para ambiarlos por lo que ne esitaban, y tambi#n le habl$ de todo lo que reía que eran buenas noti ias, por insignifi antes que pare ieran! (eira sonri$ mientras lo es u haba! /ra evidente que )iam estaba intentando que se fi&ara en los aspe tos positivos para que no le diera vueltas a las p#rdidas! Cuando lo oy$ suspirar y malde ir por lo ba&o, estuvo a punto de soltar una ar a&ada ya que estaba segura de que se había quedado sin buenas noti ias que ontarle! 1e sent$, le ogi$ las manos y lo bes$! 6/so me pare e estupendo, y tenemos una familia maravillosa! 3ero u#ntame las malas noti ias! Ll así lo hi'o, y fueron noti ias realmente malas, pero no tanto omo (eira se había temido!
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 146

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

5auf %oubray y sus hombres habían sido unos animales, pero pare ía que no habían destruido las me&ores osas de ,rdgleann! /se usurpador había querido &ugar a ser el laird, y había onservado los tapi es, las vidrieras y las alfombras que eran dignas de un laird! 3ero era evidente que no se le había o urrido que debía mantener a los artesanos on vida, aunque s$lo fuera para onservar sus ar as llenas! 6)o peor de todo, aparte de los muertos, es la p#rdida de los víveres y el retraso de la ose ha 6 oment$ (eira uando )iam termin$6! ,unque pare e que nuestras familias nos ayudarán a pasar este a+o! 6=al y omo 1igimor y /2an me han di ho, ellos tambi#n han salido ganando! Hay otro laird en la familia, más aliados y el vín ulo on los que ya tenían se ha fortale ido! 63ero qu# prá ti os son! 61e ri$ y se levant$6! /s hora de ponerse manos a la obra! /ntre otras osas, tenemos que en ontrar un lugar donde dormir! 6<a lo tenemos! @o, no son los aposentos del laird 6se apresur$ a eBpli arle )iam al ver preo upa i$n en su ara6! 1on los de la se+ora del astillo! 1$lo Hattie ha dormido allí! 9=e molesta; 693or qu#; 93orque es una puta; @o! 6/sbo'$ una sonrisa tor ida6! /s una puta muy limpia! @o s# $mo lleg$ hasta aquí! 63uso los o&os omo platos uando )iam le ont$ lo que Hattie había he ho, y lo que #l le había respondido uando se lo ont$6! /spero que a epte tu oferta! 1iempre tuve la impresi$n de que ha ía lo que ha ía porque no tenía otro medio para ganarse la vida, o eso pensaba ella! < de verdad reo que si de&a esa o upa i$n en este momento, el resto de las mu&eres la a eptará! 3odría omen'ar una nueva vida! 6Creo que lo hará! %e ha pare ido una mu&er lista y estoy seguro de que se dará uenta de las venta&as que para ella puede tener ambiar de vida! 69@os ponemos manos a la obra; 6(eira se ogi$ de su bra'o! )iam la bes$ antes de susurrar ontra sus labios* 6=odo saldrá bien, amor mío! Cuando mir$ sus o&os a'ul verdosos, estuvo a punto de reerle!

Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén

Página 147

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

CA'ITULO 2(
)iam sonri$ al entrar en el huerto! (eira y 8oan traba&aban odo on odo, de rodillas en la tierra, arran ando las malas hierbas! /l motivo de su sonrisa era que ada una de ellas tenía un gatito en la espalda! =rueno y 5elámpago habían llegado on el resto de las posesiones que habían de&ado en 1 arglas ha ía ya un mes y no tardaron en onvertirse en dos animalitos onsentidos! ,l pare er, 5auf odiaba a los gatos y había ordenado a sus hombres que mataran a todos lo que en ontrasen! )a mayoría de los perros tambi#n habían sido ví timas de sus rueles &uegue itos! 1$lo habían sobrevivido dos gatas, aunque una de ellas era algo vie&a! 5elámpago iba a estar ontentísimo uando llegara a la edad adulta!!! Habían pasado s$lo dos meses desde la batalla, pero ,rdgleann asi había vuelto a la normalidad! ,"n quedaban algunas heridas y mu ho pesar, pero el pro eso de sana i$n había omen'ado! /ra evidente que los hombres de los lanes ve inos habían empe'ado a mostrar inter#s por las viudas de ,rdgleann! )a vida ontinuaba, pens$ )iam mientras se a er aba y al'aba a 5elámpago de la espalda de (eira! /l animal no tard$ en a omodarse sobre su hombro y ronronear, arran ándole un eBagerado suspiro on su omportamiento! =rueno se ba&$ de un salto de la espalda de 8oan y se a urru $ sobre sus pies, intentando ronronear más alto que su hermano! Dnos animales muy onsentidos, desde luego que sí! (eira se sent$ en los talones y solt$ una ar a&ada! 63or mu ho que frun'as el e+o y refunfu+es, no los enga+as en absoluto! 6/s indigno 6repli $ #l, a ari iándole de forma distraída el lomo a 5elámpago para ver si era apa' de ronronear más alto6! Dn laird no debería ir rodeado de gatos! 6,mbas se e haron a reír! /ra maravilloso ver $mo ,rdgleann estaba empe'ando a sanar sus heridas6! , abo de des ubrir otra habilidad de nuestro (ester! /s muy bueno a'ando one&os! )leva una ristra olgada al hombro y no sabe muy bien qu# ha er on ellos! 8oan se puso en pie y se sa udi$ las faldas! 6<o me en argo de eso! 1erán una ena estupenda! 6< e h$ a orrer ha ia la o ina! )iam eBtendi$ un bra'o y le ofre i$ la mano a (eira! ,l veda frun ir el e+o porque su propia mano estaba ubierta de tierra, la agarr$ y la puso en pie! 6/stoy lleno de pelos de gato, (eira! 9:u# importa un po o de tierra; 1i fueras tan amable de quitarme a esa gata de los pies, podríamos sentamos un rato ba&o el man'ano! Dna ve' que tuvo a =rueno en bra'os, (eira lo a ompa+$ hasta el tos o ban o de madera empla'ado ba&o el man'ano! 6=engo que a abar de arran ar las malas hierbas 6le re ord$ a su esposo, poni#ndose la gata en el rega'o! 6)os dos volveremos en breve al traba&o! 6)iam la rode$ on un bra'o y la a er $ a #l6! 9Crees que todavía hay tiempo para obtener una buena ose ha en el huerto; 61i el invierno tarda un po o en llegar, sí! 1i no, tendremos ose ha, pero las hortali'as serán más peque+as de lo normal! 61í, lo mismo me di&eron los hombres de los ereales 6musit$6, pero valía la pena intentarlo! 7e todas formas, hasta %a (ay se ha ofre ido a ayudarnos este primer invierno si lo ne esitamos! =odavía hay esperan'a, porque pare e que la lluvia y el sol se muestran favorables, osa que es
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 148

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

buena para los ultivos! > eso me aseguran los labriegos! 61onri$6! <o me limito a asentir uando la o asi$n lo requiere! (eira estall$ en ar a&adas! 6=ienen ra'$n, si es eso lo que te preo upa! @o me ansar# de repetir que hemos tenido mu ha suerte al ontar on la ayuda de nuestras familias y de nuestros aliados! @o permitirán que nos muramos de hambre, y saberlo es un gran onsuelo! =ambi#n es un onsuelo saber que tenemos soldados! 1ir ,r hie está muy ontento on ellos! 6< yo! /stán empe'ando a a tuar omo un solo hombre, tal y omo debe ser! 61e te ve muy ontento on tu primo =ait omo lugarteniente! ,dmítelo 6se burl$ ella6! @o se lo dir# a nadie! Ll le dio un tiron ito de la tren'a omo astigo por la burla! 61í lo estoy! 7ud# un po o al prin ipio porque temí que hubiera venido por alg"n motivo triste, omo que se hubiera enfadado on 1igimor o algo así! 3ero tiene ra'$n en lo que di e! 1igimor tiene más hombres de los que ne esita, además de mu hos hermanos y primos! =ait pens$ que me vendría bien otro par de manos! 6< aquí no es uno más entre mu hos 6murmur$ ella6! ,quí puede ser algo más que otro hermano del laird! 6=ienes ra'$n! 1er ambi ioso no es un pe ado! =ait s$lo era un soldado más en 7ubheidland, y aquí es mi lugarteniente y tiene poder sobre sus hombres! Cuando supe que sir ,r hie había re obrado la vista, pens# en ofre erle el puesto, pero dud# porque pare ía que s$lo aspiraba a entrenar a los hombres! ,hora me alegro de no haberle di ho nada, porque la buena a ogida que le ha dado a =ait me di e que tom# la de isi$n orre ta! , sir ,r hie le gusta lo que es* un buen soldado y un buen instru tor! 3or ierto, 9sabes que ha estado orte&ando a Hattie; (eira asinti$, en antada de poder disfrutar de un día tan soleado tan er a de su esposo! 6Hattie no está segura de qu# ha er! 7i e que por una parte está muy ontenta viviendo sola en su aba+a, ha iendo sus tintes ale&ada de los hombres, pero que por otra parte tambi#n se siente un po o sola! 6?FayaA )o importante es saber si quiere la ompa+ía de sir ,r hie! 6,segura que sí! Cuando le di&o que había sido puta durante in o a+os y que se había a ostado on una multitud de hombres, #l le repli $ que había sido mer enario durante quin e y que ella &amás podría igualar la ifra de hombres que había mandado a la tumba aunque e&er iera la prostitu i$n durante toda la vida! ,demás, le di&o que los dos irían al infierno, pero que al menos podrían estar &untos si se asaban! 6(eira sonri$ al es6 u har las ar a&adas de )iam, pero re obr$ la seriedad al punto6! Cree que está embara'ada! 697e verdad; >tras seis mu&eres se habían quedado embara'adas despu#s del alvario que habían sufrido, pero ninguna había a eptado la oferta de (eira de que le entregaran los ni+os para que ella los riara! 61í! =odavía no se lo ree, aunque le he di ho que treinta a+os no es una edad muy avan'ada y que, salvo la abstinen ia, nada garanti'a que una mu&er no pueda tener un hi&o! 1ir ,r hie di e que no le importa en absoluto, aunque es posible que sea de 5auf! Hasta ahora me reía libre de las supersti iones sobre la mala simiente y todo eso, pero uando me lo di&o sentí ierto temor! )a pobre riatura sufrirá las onse uen ias tambi#n, al menos durante un tiempo!
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 14

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

)iam asinti$, porque ompartía su inquietud! 6Hay que refleBionar un po o y re ordar que no todo depende del hombre que engendra a una riatura, su ará ter dependerá mu ho de la edu a i$n que re iba! (ester es un buen e&emplo! 1u familia lo ha ridi uli'ado y lo ha abandonado, demostrando así su rueldad y su intoleran ia, y a pesar de ello #l es un buen mu ha ho! 6Creo que en ierto modo fue bueno para #l que lo enviaran al monasterio y que no re iera on su familia! 3ermane ieron en silen io un rato, disfrutando del sol y del momento de tranquilidad que ompartían! )iam pens$ que (eira a"n no estaba preparada para de irle que estaba embara'ada! Cabía la posibilidad de que todavía no se hubiera per atado de ello, aunque fuese una sanadora, bien porque estaba muy o upada, o bien porque no prestaba mu ha aten i$n a los ambios que estaba sufriendo su uerpo! Claro que #l sí había notado algo, aunque s$lo fuera el detalle de que no habían de&ado de ha er el amor ni un solo día desde que se asaron! 3ero omo todavía no sufría ninguno de los malestares típi os de su estado, era posible que no hubiera aído en la uenta de que estaba embara'ada! @o obstante, a medida que pasaban los días, el deseo de preguntarle iba en aumento! =ras de idir que era me&or volver al traba&o para resistirse a la tenta i$n, se quit$ a 5elámpago del hombro y lo de&$ en el suelo, ha iendo aso omiso del gesto ofendido del animal! 61erá me&or que vuelva al traba&o 6di&o y le dio un beso a (eira antes de mar harse! Dna semana más, se di&o! )e daría una semana más antes de preguntárselo! (eira sigui$ a )iam on la mirada mientras se ale&aba, admirando su elegante forma de aminar y tambi#n sus piernas, osa que ya no le avergon'aba admitir! 7ado que ha ía un día aluroso, se había puesto el Iilt on los olores que #l mismo había elegido para ,rdgleann, una amisa de tos o lino y las botas de piel! )os os uros tonos de verde y a'ul, sumados al toque de negro del plaid lo favore ían! )a primera ve' que lo vio ataviado así se burl$ de #l, adu iendo que era demasiado tímido para ense+ar las piernas, a lo que #l había repli ado que se ponía las botas porque había mu has osas en el suelo on las que no quería man harse los pies! Dna preo upa i$n que ella ompartía, aunque iertamente )iam era un po o quisquilloso! 7e&$ a =rueno en el suelo y eBhal$ un suspiro antes de volver al traba&o! 3ronto tendría que de irle que iba a ser padre en unos siete meses! =odavía le daba vergJen'a pensar en lo mu ho que había tardado en darse uenta! ,l prin ipio, había a ha ado el malestar estoma al al duro traba&o y a la preo upa i$n por ,rdgleann y su gente! Cuando por fin omprendi$ que llevaba en el vientre al hi&o de )iam, la embarg$ la alegría y luego el desánimo! )levaba asi quin e días intentando de írselo, pero las palabras se le atas aban en la garganta! 3or más absurdo que sonara, quería saber lo que sentía por ella antes de onvertirse en la madre de su hi&o! < dado que no había sido apa' de adivinarlo mientras estaban solos, dudaba mu ho que pudiera ha erlo una ve' que #l supiera que iba a tener un beb#! /l "ni o modo de saber qu# sentía por ella pasaba por preguntárselo y por admitir abiertamente sus propios sentimientos! @o obstante, todavía no había reunido el valor para ha erla, y sospe haba que iba a tardar mu ho en onseguirlo! 6@o se lo hab#is di ho, 9verdad; ,l'$ la abe'a y mir$ a 8oan, sonro&ada! 63ues no! 61e sent$ en los talones y se en ogi$ de hombros6! @o debería ser tan difí il, pero
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 15!

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

lo es! ,demás, es ridí ulo, pero tengo la sensa i$n de estar elosa de mi propio hi&o! @o tengo la menor duda de que )iam estará en antado y de que lo querrá mu hísimo! =al ve' demasiado! 6< os gustaría que sintiera eso por vos, y no por vos y por el beb# que lleváis en el vientre! 61í, eso lo resume muy bien! 8oan la agarr$ de la mano, la puso en pie y la llev$ de nuevo hasta el ban o! 6<a es hora de que vos y yo tengamos una harla! 7e mu&er a mu&er! 6He estado mu ho tiempo sentada 6protest$ (eira en vo' ba&a6! )as malas hierbas!!! 6@o van a irse a ning"n sitio 6la interrumpi$ 8oan mientras se sentaba, tras lo ual asinti$ on la abe'a uando vio que ella la imitaba6! =en#is un hombre bueno a vuestro lado, milady! 6)o s#! 3ero si vamos a hablar de mu&er a mu&er, 9por qu# me llamas GmiladyH; 6=uvo que apartar la mirada para que 8oan, que la observaba on el e+o frun ido, no se diera uenta de que se rubori'aba! )a avergon'aba tener que re urrir a esas artima+as para intentar eludir el serm$n que estaba segura que iba a re ibir! 6@o me vengáis on #sas para distraerme! )leváis asada dos meses on ese hombre y estáis embara'ada de #l! <a va siendo hora de que de&#is las dudas, los suspiros y las refleBiones! 63ero es bueno meditar sobre los problemas! 6Cierto, pero vos pensáis más de la uenta! )o amáis, 9verdad; 6?1íA 6eB lam$ ella on un susurro6! =anto que a ve es, por la no he, me onformo on es u harlo respirar mientras duerme a mi lado! 6< supongo que habrá sido así desde el prin ipio! 63osiblemente, aunque soy una eBperta en negar mis propios sentimientos! 6/n o asiones, el amor nos golpea así de rápido! , mí me bast$ mirar a %al olm una sola ve' para pensar* GLste es para mí!H 6)e gui+$ un o&o6! =enía die' a+os por aquel enton es! %al olm, die is#is! ,unque pas$ in o largos a+os fuera del pueblo para aprender a ha er todas esas maravillas on los metales, &amás perdí la onfian'a! Fos ne esitáis tener onfian'a! 6=engo onfian'a en mis sentimientos, 8oan! < tengo onfian'a en )iam! 1# que es un buen hombre y que &amás eludirá sus responsabilidades! 3ero no estoy tan segura on respe to a lo que siente por mí! /s tan guapo y tan ulto!!! 6< re#is que es imposible que sienta algo por una mu&er tan insignifi ante omo vos, 9verdad; 9@o será que a"n os afe tan los problemas que tuvisteis on 7un an; =enía entendido que %al olm os lo ont$ todo sobre ese pobre hombre! Fos no tuvisteis la ulpa de nada! 8amás! )o sab#is, 9no; (eira asinti$ on la abe'a! 61í! /l pobre ya estaba así antes de ono erme a mí! )as personas que debieron quererlo y protegerlo desgra iadamente se en argaron de destruirlo! 6/sas osas son muy tristes 6re ono i$ 8oan6! 3or eso no onfiáis en vos! 6Cru'$ los bra'os por delante del pe ho y le lan'$ una mirada e+uda6! 9, qu# se debe, eh; 93or qu# re#is que una mu ha ha tan bonita omo vos no mere e la aten i$n de ualquier hombre; 6@o has visto el tipo de mu&er que )iam atrae 6musit$, deseando negar la perspi a ia de 8oan, pero in apa' de ha erlo! /n ese momento, se pregunt$ uándo había perdido la onfian'a en sí misma y por qu#!
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 151

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

6/stoy segura de que algunas eran aut#nti as belle'as, pero vos no sois fea, ni mu ho menos! =en#is unos o&os magnífi os! Dn abello pre ioso y abundante! < sí, no sois muy voluptuosa, pero ten#is arne sufi iente &usto donde se ne esita! 6/ h$ un vista'o a su uerpo, delgado omo un &un o, y esbo'$ una sonrisa tor ida6! %ás que yo, y mi hombre &amás se ha que&ado! @o es el uerpo el que mantiene a un hombre al lado, sino el ora'$n, el ará ter de una mu&er, y vos no pod#is que&aros al respe to! (eira se sorprendi$ un po o al ver que 8oan le ofre ía un pa+uelo y se dio uenta de que estaba llorando! 6/s todo tan ridí ulo!!! 6di&o mientras se en&ugaba las lágrimas que le orrían por las me&illas! 6/s el beb#! Cueno, en parte! ,hora, prestadme aten i$n antes de iros a des ansar! 69, des ansar; 6protest$! 8oan ontinu$ hablando sin ha er el menor aso a la interrup i$n! 6=en#is a un buen hombre al lado! Dn hombre que es el laird y tambi#n vuestro esposo, y que os es u ha! < eso es muy importante! 1e ha en argado de que todos los que vivimos aquí sepamos que el papel de laird lo o upáis ambos y que vos habláis por #l y #l habla por vos! 6?>hA @o lo sabía! 8oan asinti$ on la abe'a para dar más #nfasis a sus palabras! 6Compartir la autoridad on una esposa no es algo fá il para un hombre! ,demás, sabemos que omparte vuestro le ho todas las no hes y sospe ho que se en arga de mantenerlo alentito!!! 61e e h$ a reír uando vio que se rubori'aba6! /s in apa' de mantener las manos ale&adas de vos, milady! ,prove ha la menor oportunidad para to aros o para besaros! /s evidente que os ama! @o entiendo $mo no os dais uenta! Dna mu ha ha de vuestra al urnia y belle'a debe de haber re ibido los halagos de multitud de hombres, seguro que os han orte&ado unos uantos! 63ues no! Lsa fue una de las ra'ones que me llev$ a a eptar la propuesta de matrimonio de 7un an, a pesar de no ono erlo tanto omo me habría gustado! <o tenía más de veinte a+os y &amás había re ibido las aten iones de un hombre! 61uspir$6! < quería tener hi&os, 9entiendes; 6)o que entiendo es que!!! /n fin, 9 $mo os lo digo; 98amás hab#is pensado que no os per atasteis de la aten i$n de esos hombres por la sen illa ra'$n de que no estabais interesada en ellos; %e pare e que ya habíais de idido a eptar al primer hombre que os propusiera matrimonio o que se dirigiera a vuestra familia on esa propuesta, y el primero que lleg$ fue nuestro 7un an! 3or regla general, uando un hombre elige a su futura esposa, se siente muy in linado ha ia!!!, esto!!!, omprobar la temperatura del agua! 1i está muy fría, se va a otro lado! Creo que nun a le disteis a entender a ning"n hombre que sus aten iones serían bien re ibidas, que nun a os disteis uenta de que os estaban orte&ando! 7e modo que se fueron en bus a de otra mu&er! (eira endere'$ la espalda y refleBion$ al respe to! @o tuvo que pensar mu ho para re ordar que su familia le había di ho osas muy similares! 3or desgra ia, tendría que anali'ar todo ello más tarde porque era evidente que 8oan no había a abado! 6,demás, milady, re ordad que sois una maravillosa sanadora y que vuestras manos están bende idas por 7ios! >s mar hasteis de ,rdgleann sola y herida, y onseguisteis llegar a un lugar seguro donde re uperasteis vuestras fuer'as para volver y liberarnos de ese malna ido! 1í, sufristeis una dura prueba a manos de un esposo on una mente y un alma tan da+adas que &amás debería haberse asado! 3ero le plantasteis ara a la situa i$n, y aquellos que ono íamos los
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 152

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

problemas de 7un an sabemos que habríais a abado por ayudarlo! 3ero no hubo tiempo! 1anasteis a sir ,r hie! %i %al olm ya no sufre esos terribles dolores en la mano y la puede utili'ar asi sin problemas! 1anasteis a vuestro esposo y, gra ias a vos, se ha onvertido en laird de un lan, un hombre on tierras y poder, en lugar de seguir siendo uno de los numerosos familiares de un laird! =odo lo que tiene ahora os lo debe a vos! 69:u# tiene todo eso que ver on sus sentimientos ha ia mí o on el he ho de que sienta algo realmente profundo por mí; 6@ada! 3ero sí tiene que ver on ese empe+o vuestro en no reeros mere edora de #l! /s verdad que mu hos pensamos que na i$ para esto, que habría sido una lástima que siguiera siendo el simple primo de un laird, pero lo que es hoy os lo debe a vos! )o quer#is on lo ura! /s fá il ver que lo ompla #is en la ama! >s trata omo a su igual en todo y vais a darle un hi&o! 61e en ogi$ de hombros6! @o se me o urre nada más que de iros! 1$lo ten#is que miraros on aten i$n y ver todo lo bueno que lleváis dentro, porque sospe ho que &amás lo hab#is he ho! 61e puso en pie y la ogi$ de las manos para que ella hi iera lo mismo6! 7eberíais pensar s$lo en de írselo! 6=engo inten i$n de hablarle del beb# en breve! 6%uy bien, pero me refería a que deberíais de irle que lo amáis y ver ad$nde os ondu e eso! <, ahora, a des ansar! /staba en su dormitorio, lavándose las manos, uando ay$ en la uenta de que la habían mandado a la ama omo si fuera una ni+a traviesa!!! < para olmo había sido la o inera! 1e e h$ a reír mientras meneaba la abe'a! 1í, se+or, le había e hado un buen serm$n, le había dado mu ho en qu# pensar y la había mandado a la ama para que lo hi iera! 1uspir$ mientras re ono ía que 8oan tenía ra'$n en mu has osas! Había perdido la onfian'a en sí misma! < era muy posible que en el pasado no se hubiera per atado de que la estaban orte&ando simplemente porque ning"n hombre le había interesado hasta el punto de fi&arse en #l! /se manifiesto desinter#s habría sido la ausa por la que mu hos le dieron la espalda! ,lgunos miembros de su familia habían llegado a insinuárselo! /l aso de 7un an fue distinto, tal ve' porque ella había de idido que ne esitaba asarse y #l fue el primero en llamar a la puerta! Cosa que era muy triste! ,l re ordar lo que sinti$ la primera ve' que vio a )iam, pese a las heridas y a los ardenales, supo que &amás había sentido nada por ning"n otro hombre! 7e modo que entendía por qu# sus sentimientos, o más bien la falta de ellos, habían desalentado a todo aquel que intent$ ganarse su inter#s! 1e a er $ al espe&o de pie para mirarse y vio el enorme pare ido que guardaba on su abuela, on varias de sus tías y on mu has de sus primas! 9@o había reído siempre que eran hermosas;, pens$! 1in embargo, se había negado a admitirlo en su propio aso! 5odeada de tantas mu&eres de rasgos similares, era normal que hubiera a abado rey#ndose una mu&er orriente! @o poseía el hermoso rostro de lady %aude, pero tampo o tenía ning"n defe to del que avergon'arse! < lo mismo podía de irse de su uerpo, on luy$ mientras se e haba un vista'o! /ra ba&ita y delgada, pero no ne esitaba es onder nada! =ambi#n era fuerte y estaba sana! < tenía una buena dentadura, pens$ sin poder evitar e harse a reír! 1e quit$ el vestido para lavarse y se a ost$ en la ama! Maltaban unas uantas horas para la ena y posiblemente fuera una buena idea que des ansase un po o antes de ir a ayudar on la omida! 1e llev$ la mano al vientre, todavía plano, y sonri$! 1iempre les de ía a las embara'adas que des ansaran mu ho! <a era hora de que la sanadora siguiera sus propios onse&os!
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 153

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

1ería mu ho me&or que des ansara bien, de idi$ mientras erraba los o&os! 3orque esa no he hablaría on )iam! ,unque no en ontrara el valor para de irle que lo amaba, le diría lo del beb#! 1ería un error esperar tanto que #l mismo a abara por des ubrirlo! > peor a"n, que se lo di&era otra persona!

)iam resisti$ el impulso de meterse en la ama on su esposa uando #sta por fin rea ion$ y abri$ los o&os despa io! Había una álida bienvenida en sus o&os que le hi'o reer que se trataba de amor, pero )iam aplast$ esa esperan'a de golpe! Hasta que (eira no le onfesara sus sentimientos, s$lo onseguiría volverse lo o si intentaba interpretar ada gesto, ada beso o ada sonrisa! 6%e en antaría meterme en la ama ontigo, amor mío 6le di&o antes de darle un beso6, pero 8oan se ha esfor'ado mu ho para preparar la ena y (ester está deseando probar los one&os que ha a'ado! (eira parpade$ y omprendi$ que no era un sue+o, sino que )iam estaba de verdad in linado sobre ella! =odavía le estaba a ari iando la me&illa, y se dio uenta de que tenía una de lara i$n de amor en la punta de la lengua! 6> h, sí 6murmur$ mientras se in orporaba lentamente6! (ester debe de sentirse muy orgulloso! 67esde luego! 6)iam frun i$ el e+o, porque si no estaba embara'ada, sus muestras de ansan io podían ser el síntoma de alguna enfermedad6! 9=e sientes mal; 6le pregunt$, presa de un miedo s"bito de que estuviera enferma! 6@o, estoy bien! %uy bien! 3ero reo que he pasado demasiado tiempo al sol, arran ando malas hierbas! 61onri$6! =enemos tan po os días soleados que no estoy a ostumbrada a ellos! )iam la bes$ de nuevo! 6=e espero en el sal$n 6le di&o! /lla asinti$ mientras lo observaba mar harse y despu#s volvi$ a re ostarse on un quedo gemido! Había estado a punto de onfesárselo todo, pero ne esitaba ha erlo en el momento y el lugar ade uados! 1ería me&or que de idiera sin más demora uándo y d$nde hablar on #l, se di&o on severidad mientras se levantaba y omen'aba a vestirse! 1eguir guardando silen io era una obardía! ,unque )iam no orrespondiera a sus sentimientos plenamente, sabía que &amás onsideraría su amor omo una arga, ni le restaría importan ia! 1e e h$ un on ien'udo vista'o en el espe&o y de idi$ que estaba lista! 1e había puesto su me&or vestido, se había epillado el pelo hasta ha erlo brillar y se lo había tren'ado tal y omo a )iam le gustaba! ,demás, se había apli ado unos toque itos de a eite de lavanda! /sa no he, uando a abaran de enar, onven ería a su esposo para dar un paseo por el &ardín y le onfesaría sus se retos! >, al menos, la mitad de sus se retos, se di&o al salir del dormitorio! )ibrarse de la obardía sería un paso difí il, y no quería ha erse demasiadas ilusiones! /sbo'$ una sonrisa uando entr$ en el sal$n, inundado por las ar a&adas, las onversa iones y alguna que otra dis usi$n! )os hombres que las protagoni'aban onformaban una me' la eBtra+a! ,lgunos eran miembros de su lan! >tros del lan de )iam! =ambi#n estaban presentes los po os %a Iail que habían sobrevivido e in luso alg"n que otro %a )ean y %a (ay! 3ero )iam tenía ra'$n! Comen'aban a a tuar omo un lan! /ra estupendo volver a es u har risas en ,rdgleann! )as po as mu&eres presentes ya no pare ían asustadas al estar rodeadas por hombres! /n su
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 154

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

opini$n, la risa era el me&or modo de purifi ar el astillo de la maligna presen ia de 5auf! %ientras su esposo la ayudaba a sentarse a su i'quierda, (eira sonri$ a =ait Cameron! /ra un hombre muy guapo, pelirro&o omo su esposo, aunque el tono de su pelo no fuera eBa tamente el mismo, y on los o&os verdes! )e eBtra+aba que se rela ionara tan po o on las mu&eres de ,rdgleann! =al ve', pens$ al tiempo que se servía un plato on la ayuda de un pa&e, siguiera las mismas reglas que )iam! /so le gustaría! /n ese momento, el simple he ho de que no fuera tan raro omo su hermano 1igimor le result$ agradable! )os pa&es y las sirvientas estaban llevándose los restos del segundo plato y sirviendo el postre uando (eira eBtendi$ la mano para aferrar la de )iam! 0ba a preguntarle si le apete ía dar un paseo por el &ardín o subir al gabinete privado si el tiempo no a ompa+aba, uando la distra&o un alboroto pro edente de la puerta prin ipal! )a vo' de quien dis utía on los soldados, que re ono i$ al instante, le provo $ un s"bito mareo! 1olt$ la mano de su esposo de inmediato mientras es u haba $mo los guardias le pedían a la re i#n llegada visita que esperara un momento! /n esa o asi$n, no fue la obardía lo que impedía a (eira onfesar sus sentimientos a su marido, sino la furia! %ientras le lan'aba una mirada furibunda, es u h$ una melosa vo' femenina que gritaba* 6)iam, mi dul e prín ipe, 9d$nde estás; y a punto estuvo de soltar la misma obs enidad que sali$ de los labios de su marido!

Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén

Página 155

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

CA'ITULO 2)
)a mirada que le e h$ (eira tendría que haberlo lavado en su asiento, pens$ )iam! )e eBtra+aba no haber empe'ado a sangrar! )o que sí hi'o fue dar un respingo, aunque no tenía muy laro si fue por la eBpresi$n de (eira o por el estridente hillido que reverberaba por los muros de ,rdgleann! Cuando es u h$ que =ait repetía Gdul e prín ipeH en un susurro, fulmin$ a su primo on la mirada! 8usto en ese momento, lady %aude entr$ en el gran sal$n! 6?,y, )iamA 6eB lam$ la dama, que se detuvo nada más entrar y se llev$ las manos a su generoso pe ho omo si estuviera re'ando6! 3or fin te he en ontrado, amor mío! (eira vio $mo todos los hombres que estaban en el gran sal$n, in luso los ni+os, lavaban los o&os en los pe hos de lady %aude y estuvo a punto de gritar! 1u ra'$n le indi $ que se fi&ara en el he ho de que )iam no se en ontraba en ese grupo, que su esposo miraba a la hermosa lady %aude omo si a abara de ver una u ara ha en la sopa! 1in embargo, hi'o aso omiso de esa vo e ita, ya que estaba demasiado furiosa omo para prestarle aten i$n! )a llegada de esa mu&er no s$lo era un vívido re ordatorio del pasado de )iam, sino que además había desbaratado sus planes para esa no he! 1e pregunt$ si no sería una se+al de mal agJero! 7elante de ella se eBtendía su futuro omo esposa de un hombre omo )iamE un futuro lleno de mu&eres que intentarían apartarlo de ella o tentarlo para que la trai ionara! /staba asi segura de que )iam había di ho la verdad uando &ur$ no haber sido el amante de esa mu&er, pero daba igual* =al ve' en ese aso fuera ierto, pero 9podría reerlo la pr$Bima ve'; :ui'á a abara onvertida en una mu&er amargada por los elos, lo que e haría por tierra ualquier posibilidad de un matrimonio feli'! /l he ho de que tal ve' nun a supiera si la quería de verdad, osa que almaría sus temores, aumentaba las posibilidades de que eso su ediera! Cuando vio que lady %aude e haba a orrer ha ia )iam on la inten i$n de arro&arse a sus bra'os, (eira apret$ los dientes on tanta fuer'a que rey$ que se los iba a romper! )iam agarr$ a la dama por los bra'os y la mantuvo ale&ada de #l, pero la preste'a on la que la re ha'$ no alm$ la furia que su esposa estaba sintiendo! (eira pens$ en orrer a en errarse en su dormitorio antes de eder al impulso de arran arle a esa mu&er todos y ada uno de esos abellos rubios! 0rgui$ los hombros y se oblig$ a quedarse donde estaba! @o su umbiría a un impulso tan ba&o, d#bil e indigno delante de la gente de ,rdgleann! 6?%aldi i$nA 9:u# ha #is aquí; 6pregunt$ )iam a lady %aude al tiempo que la obligaba a sentarse en uno de los asientos que uno de los hombres se había apresurado a propor ionarle! 6=e he estado bus ando 6 ontest$ ella &usto antes de sa ar un pa+uelito finamente bordado on el que se en&ug$ las lágrimas que brillaron de repente en sus o&os6! 7espu#s de ir a bus arme al monasterio, mi esposo me oblig$ a volver a asa y me en err$, amor mío! He tardado semanas en poder es aparme para volver a estar ontigo! > h, mi apuesto aballero, mi esposo ha sido muy ruel onmigo! 6=al ve' est# un po o molesto al ver que su esposa persigue por medio país a otro hombre 6 musit$ (eira! )e hi'o gra ia ver que lady %aude era apa' de fulminarla on la mirada sin perder ese aire des onsolado6! 1$lo era una idea! 69:ui#n es esta mu&er, amor mío; 6pregunt$ lady %aude a )iam! 6/s mi esposa, lady (eira 6 ontest$ #l6! ,hora soy un hombre asado! /n ese momento (eira se dio uenta de que para la otra mu&er todo era un &uego! ,unque
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 156

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

omen'aba a reer que )iam nun a se había a ostado on ella, hasta ese instante había estado preo upada por la posibilidad de que hubiera alentado la aparente adora i$n de lady %aude! 1in embargo, dudaba seriamente de que la mu&er lo amara! =al ve' lo deseara, porque ualquier mu&er on sangre en las venas querría a ostarse on )iam si #l estaba dispuesto a ha erla o si ella se atrevía a tomarlo omo amante! 3ero 9amarlo; @o! )o que no terminaba de omprender era por qu# la mu&er se estaba omportando de esa manera! 6>s sugiero que regres#is on vuestro esposo, milady 6di&o )iam, re'ando para que la situa i$n se resolviera on fa ilidad, aunque no tenía mu has esperan'as al respe to! 69Con 5obbie; 3ero, mi dul e prín ipe, ?ha sido tan ruel onmigoA ?%e aterraA 61e estreme i$, ha iendo que todos los hombres volvieran a on entrarse en sus pe hos6! @o puedes imaginarte la rueldad on la que me ha tratado! %ientras lady %aude pro edía a relatar el salva&e y ve&atorio trato de su esposo, (eira e h$ un vista'o a su alrededor y se per at$ de que la mu&er estaba tan metida en su papel que no era ons iente de que se había pasado de la raya! 1alvo =ait y )iam, los demás se sintieron indignados al prin ipio por su historia y la ompade ieron! 3ero (ester, %al olm y sir ,r hie pronto omen'aron a tener sus dudas, y po o despu#s nadie en aquella sala la reía! 0n luso el hombre más he hi'ado habría dudado de la vera idad de sus palabras al veda tan hermosa, tan saludable y tan bien vestida! )os que habían sobrevivido al brutal, aunque afortunadamente breve reinado de 5auf sobre ,rdgleann y los que habían visto las heridas de esas personas antes de que sanaran pare ían muy disgustados on lady %aude! 1abían muy bien qu# aspe to tenía una mu&er a la que le habían dado una pali'a o alguien que había pasado días sin omer ni beber! 6, usáis de unos rímenes espantosos a vuestro esposo, milady 6di&o )iam6! Creo que sería me&or que a udierais a vuestra propia familia! 6%ir$ a los tres hombres que habían entrado on ella6! 1i re#is que ne esitáis más prote i$n, reo que algunos hombres estarán dispuestos a a ompa+aros! 69C$mo puedes e harme on esa rueldad; 6pregunt$ lady %aude6! 1abes muy bien que mi familia volverá a enviarme on 5obbie si le pido ayuda! @adie me protegerá de mi propio esposo! 6Comen'$ a llorar6! /llos no saben nada del amor! 0nsistirán en que 5obbie es un buen esposo mientras me llevan de vuelta on #l y me de&an en sus rueles y frías manos! /s ri o, poderoso y tiene buenas tierras! /so es lo "ni o que le importa a mi familia! %ientras la mu&er gimoteaba y se que&aba, )iam se frot$ las sienes, aque&ado de un repentino y palpitante dolor de la abe'a! 3or el rabillo del o&o vio que (eira miraba a lady %aude sin parpadear siquiera y sin mirar la omida que se llevaba despa io a la bo a! 3or la tensi$n de su rostro y de su uerpo, era evidente que estaba furiosa, sin embargo, lady %aude pare ía, por in omprensible que pare iera, totalmente a&ena a ese he ho! 63or favor, amor mío 6le rog$ la mu&er6, de&a que me quede aquí ontigo! 6@o os o ultar# de vuestro legítimo esposo, milady 6di&o #l! 63ero despu#s de todo lo que te he ontado!!! 63ermitidme que ponga en duda iertos detalles! 6)iam supo que la había enfure ido porque la dama de&$ de llorar de golpe6! Como he di ho, puedo propor ionaras algunos hombres para protegeros en vuestro via&e!!! 63ero, )iam, amor mío, el sol ya se ha puesto y ha e una no he de espanto! , )iam le bast$ e har un vista'o a los hombres que la a ompa+aban para saber que eso, al
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 157

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

menos, era verdad! )os guardias de lady %aude estaban empapados, man hados de barro y eBhaustos! Como ella no tenía mo&adas ni la punta de los pies, dedu&o que o bien había via&ado en un arromato errado, o bien sus hombres le habían tenido que eder sus pieles para protegerla de las in lemen ias del tiempo! 6/nton es os pod#is quedar esta no he 6a edi$! @o había a abado de pronun iar esas palabras uando omprendi$ que a ababa de ometer un tremendo error! =endría que haber sa ado a esa mu&er del astillo, tendría que haber puesto a su disposi i$n una de las aba+as más ale&adas o haberle pagado una ama en la taberna de la aldea! Había he ho el ofre imiento movido por la lástima que le inspiraban los hombres que la es oltaban, pero en ese momento se per at$ de que eran ellos quienes le tenían lástima a #l! 1in embargo, omprendi$ que nadie a eptaría esa eBpli a i$n uando vio que todos lo miraban boquiabiertos! @o le hi'o falta mirar a (eira! 8uraría que su mirada a ababa de traspasarle la piel! 3ara su alivio, el intento de lady %aude por abra'arlo se vio frustrado por el bra'o del sill$n, demasiado largo omo para permitirle que se a er ara a #l! 6/n uanto es ampe, os mar har#is 6di&o )iam mientras la devolvía a su asiento6! %e niego a inmis uirme en los &uegue itos que os tra#is on vuestro esposo! 6?,y, pero qu# ruel eresA 6eB lam$ ella! 1in embargo, su supuesta rueldad no le había quitado el apetito, ya que se 'amp$ todo lo que estuvo a su al an e! )iam orden$ a una de las riadas que se o upara de que lady %aude y sus hombres tuvieran más omida! 7espu#s se volvi$ ha ia su esposa! 6/sos hombres ne esitan des ansar 6di&o! 63or supuesto 6repli $ (eira6! 3are en eBhaustos! Cansados, hambrientos e irritados! 6 7esvi$ la vista ha ia lady %aude y el gesto indi $ a qui#n onsideraba responsable de esa situa i$n6! )a ortesía eBige que no los e hemos a la alle en plena no he y en mitad de una tormenta! 6/so es! /l eBtra+o de&e que )iam había per ibido en la vo' de (eira le indi $ que no debía e har las ampanas al vuelo, que ella no estaba onforme on la situa i$n, ni mu ho menos! 63ero yo no tengo por qu# estar ontenta on esto! , to seguido se mar h$ y )iam suspir$ mientras la observaba ale&arse! @o obstante, lo que lo de&$ petrifi ado fue ver que el resto de las mu&eres del astillo la seguía! 0n luso %eggie se separ$ de (ester! 6%e pare e que a aban de tra'ar la línea de batalla 6murmur$ =ait, que no se arredr$ uando su primo lo fulmin$ on la mirada! 6Creo que este &uegue ito ya ha llegado demasiado le&os, lady %aude 6di&o )iam, mirando on ara de po os amigos a la ausante de sus problemas6! <a me he hartado! @o tengo ni idea de lo que esperáis onseguir on esto, pero me está ostando muy aro! ,hora soy un hombre asado 6repiti$! 61í, ya me he enterado! < lo he visto tambi#n 6repli $ ella mientras re orría el gran sal$n on la mirada6! =e ha ido muy bien! , pesar de todos tus en antos, &amás reí que llegarías tan le&os! 61onri$ y le a ari i$ la mano, sin mostrar la menor sorpresa uando #l la retir$ de golpe6! ,hora será mu ho más fá il para los dos, amor mío! ,hora eres un laird on un e&#r ito propio! 3odemos desafiar a ualquiera que ponga en peligro nuestro amor! 9@o es maravilloso; ,unque )iam no reía que estuviera lo a, le era imposible adivinar d$nde empe'aba el &uego y
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 158

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

d$nde a ababa la verdad! 6@o, no es maravilloso ni mu ho menos! @o s# qu# lo ura os ha afe tado, milady, pero no me vais a arrastrar on vos! <a os he di ho que no ometer# adulterio! 1er# fiel a los votos del matrimonio! Lsas son las reglas que sigo, y mu ha gente lo sabe! 93or qu# iba a romperlas por vos; 3ara su sorpresa, lady %aude se puso furiosa! 69< por qu# no; ?@o te import$ violar tus sa rosantas reglas uando te a ostaste on mi hermana, lady Kra eA 69)ady Kra e %a 7onnell; 6Faya, ya veo que te a uerdas de ella! 6Claro que me a uerdo! He hablado en mu has o asiones on su esposo, /dmundE in luso he omido on ellos más de una ve'! 3ero nun a me he a ostado on ella! ,unque la dama sí se le había ofre ido, para qu# iba a negarlo!!! @o obstante, #l sigui$ sus reglas a ra&atabla tambi#n enton es! ,demás, onsideraba a /dmund un amigo y &amás lo trai ionaría de esa manera! 6%i hermana me di&o que!!! 6%e da igual lo que ella os di&era! @un a me he a ostado on una mu&er asada! Hab#is reído una mentira y hab#is he ho reer a vuestro esposo otra peor! 7e idme, 9para uándo esperamos al laird (innaird; )ady %aude lo mir$ un buen rato antes de en ogerse de hombros! 6@o lo s#! @o estaba en asa uando me es ap# para venir a bus aros! 65esopl$6! < lo "ni o que he onseguido es que vuelvas a romperme otra ve' el ora'$n! @o s# qu# voy a ha er! @o tengo nadie a qui#n re urrir en esta hora de ne esidad! )a verdad es que la vida se ha onvertido en una ru' para mí, en una su esi$n de dolor y desenga+os, y a ve es me pregunto si mere e la pena seguir lu hando día tras día! 6Cueno, si por fin llegáis a la on lusi$n de que la respuesta es negativa 6di&o )iam al tiempo que se levantaba y se+alaba ha ia el este6, el río está por allí! /s u h$ su eB lama i$n de sorpresa, pero el sonido qued$ sofo ado por la ar a&ada de =ait, a la que pronto se sumaron las del resto de los hombres! 1entía una enorme tenta i$n de ensillar un aballo y mar harse muy le&os para no volver hasta estar seguro de que lady %aude (innaird hubiera abandonado ,rdgleann! %ir$ ha ia las es aleras, suspir$ y omen'$ a subirlas! /n el fondo sabía que no debería almar a su furiosa esposa, que no tenía dere ho a estar enfadada on #l! @o había he ho nada malo, nun a se había a ostado on la mu&er a la que empe'aba a tomar por lo a y nun a había alentado sus esperan'as! 1in embargo, re ord$ lo bonita que estaba (eira esa no he! /ra evidente que se había arreglado on mu ho esmero! < a &u'gar por el modo en el que le to $ la me&illa y le sonri$ uando lleg$ al sal$n, suponía que había de idido ontarle lo del ni+o! Dna suposi i$n que se a re ent$ uando le ogi$ la mano una ve' sentados a la mesa! 1u mirada había vuelto a ser dul e y tierna! 3ero, por desgra ia, los planes de (eira se habían ido al traste uando lady %aude hi'o a to de presen ia una ve' más sin ser invitada! 6/sa mu&er es una plaga 6mas ull$ )iam, y se detuvo delante de la puerta del dormitorio que ompartía on su esposa!
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 15

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

1e qued$ allí plantando un instante, intentando pensar en algo que de ir, pero fue en vano! @o tenía muy laro por qu# (eira estaba enfadada, ni qui#n era el ob&etivo de di ho enfado! 1e en ogi$ de hombros, agarr$ el pi aporte e intent$ abrir la puerta! )o intent$ varias ve es antes de omprender que ella se había en errado! 6?(eiraA 6grit$ al tiempo que aporreaba la puerta! 69:u# quieres; 6pregunt$ su esposa desde dentro! 6?7#&ame entrarA 6@o! /sta no he no! =engo que pensar y no puedo ha erlo uando te tengo er a! /sa "ltima parte estaba muy bien, pero lo primero, lo de pensar a solas, era muy malo! 7e repente, re ord$ lo que sus u+ados le habían di ho sobre el peligro que en erraba de&arla pensar! /n su momento, le hi'o gra ia el omentario, pero en ese instante no tenía ganas de reírse! , saber qu# derroteros tomaría su mente! 1e le o urrían unas uantas on lusiones a las que podría llegar y que tendrían onse uen ias nefastas para #l! 6Creo que sería me&or que habláramos! 6@o, ya hablaremos uando haya pensado! )iam mir$ la puerta errada! 1e le pas$ por la abe'a bus ar la ayuda de varios hombres para ha erla a+i os a ha ha'os! /ra una idea tentadora, pero reprimi$ el impulso por dos motivos* primero, porque sería indigno y, segundo, porque tenía la erte'a de que a lady %aude le en antaría el espe tá ulo! 6?%uy bienA 6gru+$6! 3iensa todo lo que quieras! <o me bus ar# algo que ha er y alguien on quien ha erlo! /so había sido una estupide', se di&o mientras huía a toda prisa ha ia su gabinete privado! :uería que (eira onfiara en #l, pero a ababa de de irle que se iba a omportar omo el erdo libidinoso que ella reía que era! Cuando vio que su primo =ait lo estaba esperando, estuvo tentado de ordenarle que lo de&ara solo, pero se per at$ de la enorme &arra de vino y de los dos áli es que había en la mesa! 6%e imagin# que te es onderías aquí 6di&o =ait mientras servía el vino6! < que te gustaría tener algo on lo que ahogar tus penas! )iam se de&$ aer en su sill$n y se bebi$ de un trago la mitad deA vino antes de hablar! 61e ha en errado en nuestra habita i$n! 693or asualidad te ha di ho por qu# lo ha he ho; 67i e que tiene que pensar! 6/so no suena muy bien! 67esde luego, y en ima le he dado más muni i$n uando la he de&ado! 6)e ont$ a su primo lo que le había di ho! =ait hi'o una mue a! 6/so no ha sido muy hábil! 6/so ha sido una ompleta estupide'! Dn disparate omo la opa de un pino! 691obre qu# rees que tiene que pensar; 91obre ti; 91obre lady %aude; 91obre los dos; 61upongo que sobre todo! 6Mrun i$ el e+o mientras seguía bebiendo6! >&alá supiera a qu# &uega lady %aude!
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 16!

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

69/stás seguro de que es s$lo un &uego; 6%e onven'o de ello ada ve' que abre la bo a o ha e algo! )o "ni o que no tengo laro es a qui#n quiere burlar, si a su esposo o a mí! 6=al ve' a los dos 6se+al$ =ait antes de sumirse en un refleBivo silen io6! 9Crees que se irá de ,rdgleann por la ma+ana; 3are e muy ter a! < tambi#n pare e que s$lo es u ha lo que le interesa! 6=al ve' no se vaya por la ma+ana, pero lo hará antes de que se ponga el sol! < luego podr# abrir esa pu+etera puerta! @o pienso dormir más de una no he solo!

(eira estuvo a punto de abrir la puerta uando el "ltimo omentario de )iam reson$ por el pasillo, pero se oblig$ a permane er firme! Ll le había &urado que sería fiel a los votos matrimoniales! =enía que onfiar en su palabra! ,demás, si era de los hombres apa es de romper sus votos por una simple dis usi$n, me&or enterarse ahora y no más tarde! 69Cre#is que lo ha di ho en serio; 6le pregunt$ %eggie, que se sent$ en el borde de la ama para a ari iarle la barriga a =rueno! 63or supuesto que no 6respondi$ 8oan6! @o es más que una amena'a vana provo ada por la ira e ideada para que milady tema su vengan'a por haberle errado la puerta! 9/stáis segura de que esto es lo orre to; 6le pregunt$ a (eira! 61í 6 ontest$ ella6! =engo que pensar y on #l delante soy in apa' de ha erlo! 691obre qu# ten#is que pensar; 91obre esa mu&er y vuestro esposo; <o le reo uando di e que nun a se ha a ostado on ella! 7e todas maneras, de haberlo he ho, fue antes de que os asarais, así que no tendría por qu# negarlo! 6?<o tambi#n le reoA 6eB lam$ (eira y se dio uenta de que era verdad6! 3ero tiene que haber un motivo para que esa mu&er se est# omportando de esa manera! Cuando err# esa puerta, estaba enfadada!!! Con #l, on ella y on la situa i$n! Creía que quería darle vueltas al mal presagio que todo esto signifi aba para el futuro de nuestro matrimonio! 3ero ahora que me he almado un po o, me doy uenta de que no estoy pensando en eso! 69/n qu# estáis pensando; 6,lgo me di e que lady %aude no está tan lo a omo quiere ha emos reer! @o, ni mu ho menos! )a verdad es que empie'o a reer que está &ugando on nosotros! 6Clav$ los o&os en el fuego on el e+o frun ido mientras le daba vueltas a esa idea hasta asimilarla! 69:ue está &ugando on nosotros; 9, qu#; 6@o lo s#! Lsa es una de las osas sobre las que tengo que meditar! /stoy onven ida de que no ama a )iam tal omo afirma! 3ero 9por qu# está ha iendo todo esto; @o tiene sentido! 3are e que todo el mundo ono e las reglas por las que se rige )iam y seg"n las uales &amás onvertiría a un esposo en ornudo, así que lady %aude no puede ser tan vanidosa omo para pensar que las romperá por ella! 6Cueno, la verdad es que a mí me ha pare ido bastante vanidosa 6se+al$ %eggie6! /se modo de resaltar el pe ho para llamar la aten i$n de los hombres lo di e todo! 6/so no quiere de ir que sea vanidosa 6repli $ (eira6! 1$lo que sabe que la mayoría de los hombres apre ia sus en antos y los utili'a para llamar su aten i$n! ,lgunas mu&eres reen que
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 161

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

esos truquitos forman parte de un simple oqueteo! 6Colo $ los bra'os en &arras y mene$ la abe'a muy despa io6! @o, ada ve' estoy más onven ida de que está &ugando a algo y de que )iam es un mero pe$n! 1eguramente fue ella quien orden$ que le dieran una pali'a! 6Cueno, eso la onvertiría en una mu&er elosa 6repuso 8oan6! 9@o sería una se+al de afe to; 6@o ne esariamente, pero sí da que pensar! )os elos pueden na er de mu has osas! 9:ui#n sabe; =al ve' esperaba que )iam reyera que su esposo era el responsable y que por eso rompería sus propias reglas y se a ostaría on ella para vengarse! =al ve' orden$ que le dieran la pali'a en un arranque de furia porque )iam no le estaba siguiendo la orriente omo ella quería! 8oan neg$ on la abe'a! 6@o s# $mo vais a desenmara+ar este lío! /s posible que est# tan lo a omo pare e! 6)o a o no, ha sido lo bastante astuta omo para en ontrar a )iam! < hay una onstante en esta situa i$n! 7entro de po o tiempo su enorme esposo y sus tambi#n enormes soldados se presentarán aquí y eBigirán la sangre de )iam! %eggie frun i$ el e+o! 69/s lo que to a ahora; 6Hasta donde yo s#, sí 6 ontest$ (eira6! Cualquiera diría que una mu&er tan lista omo para es apar de un esposo vigilante y perseguir a un hombre que no quiere ser en ontrado sería apa' de borrar todo rastro para evitar que la sigan, 9no re#is; 61í, desde luego! ,sí que la pregunta es, 9a uál de los dos quiere ver muerto; 6di&o %eggie! /stupefa ta, (eira mir$ a la hiquilla y se per at$ de que 8oan ha ía lo mismo! /ra imposible rebatir la verdad que en erraban esas palabras! 6%eggie, tienes una mente maravillosa y de lo más retor ida 6le di&o! 6/so es bueno, 9no; 6<a lo reo que sí! /spero que siga así durante el resto de la no he! 693or qu#; 63orque tenemos que en ontrar la respuesta antes de que el laird (innaird llegue vo iferando a nuestra puerta!

Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén

Página 162

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

CA'ITULO 22
69Cuánto tiempo vas a permitir que (eira siga pensando; )iam lan'$ una mirada e+uda al sonriente =ait! /l he ho de que #ste lo hubiera pillado en el patio ontemplando on ara de po os amigos la ventana el dormitorio en el que (eira se había en errado lo irritaba! , partir de ese momento sería imposible fingir que no lo molestaba en absoluto que su esposa no le hablara ni quisiera vedo! 3ero lo peor era que la sonrisa de su primo le de ía que estaba al tanto de que no sabía $mo resolver el problema! 6Malta muy po o para que se umplan die is#is horas desde que se enfurru+$!!! 6/stá pensando 6lo orrigi$ =ait! Ha iendo oídos sordos al omentario, prosigui$* 6< omo no me abra la puerta, la e har# aba&o! 6%ir$ a su primo e hando hispas por los o&os6! 5íete y te muelo a palos! 6%e reir# despu#s, uando no me oigas 6le asegur$, meneando la abe'a6! )o siento, )iam, pero despu#s de ver durante a+os $mo las mu&eres aían rendidas a tus pies s$lo on verte y de ser testigo de $mo engatusabas a las arpías más insoportables, esto me pare e muy gra ioso! 69=e pare e gra ioso que mi esposa diga que soy un erdo libidinoso; 9:ue est# dolida por todo esto; 6> h, no! 6=ait ru'$ los bra'os por delante del pe ho y al'$ la vista ha ia la ventana antes de volver a mirarlo6! /n realidad, me pare e que no rey$ ni una sola palabra de lo que di&o esa mu&er! 61i no rey$ a %aude, enton es, 9por qu# no me de&a entrar; 6<a te lo ha di ho* ne esita pensar! 6Chasque$ la lengua al es u har que su primo mas ullaba algo6! /s posible que ne esite pensar si será apa' de aguantar este tipo de osas durante toda su vida! 6)e he di ho que honrar# mis votos! 61í, pero 9le has di ho que la amas; 6repli $ =ait en vo' ba&a! )iam abri$ la bo a para de irle a su primo que eso no era de su in umben ia, pero a ab$ por suspirar mientras se pasaba los dedos por el pelo! ,maba a (eira! )o había des ubierto uando rey$ que 5auf estaba a punto de matada, pero no se lo había di ho! /ra tan obarde que antes quería oírselo de ir a ella! 3osiblemente, estuviera pagando las onse uen ias de su timide'! 69:u# te ha e pensar que la amo; 6pregunt$, pasando por alto el gesto de =ait, que a ababa de poner los o&os en blan o! 6=odo! :ue no se te olvide que llevo toda la vida viendo $mo te rela ionas on las mu&eres! 1í, siempre te muestras amable y les di es osas bonitas, pero po o más! /stoy onven ido de que te aseguras de que se lo pasan bien en la ama o de que al menos se quedan satisfe has on la eBperien ia! 3ero nada más! =e omportabas on ellas de una forma asi desinteresada! 3ero uando 1igimor me di&o que habías en ontrado a tu pare&a, a la de verdad!!! 6)a ompa+era perfe ta 6apunt$ )iam en vo' ba&a! 61í, la mu&er perfe ta! /n fin, no sabía si re#rmelo! 3ero s$lo me hi'o falta un día aquí para onven erme de que era ierto!
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 163

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

693ensabas que me había asado on ella por ,rdgleann, por la oportunidad de onvertirme en laird; 6@o hay nada de malo en eso, )iam! ,l fin y al abo, habrías sido un buen esposo! @o me abe la menor duda! 6/sbo'$ una sonrisilla6! < tambi#n reo que t" eres el hombre perfe to para ella, aunque sospe ho que ella no te lo ha di ho! 6/nton es, 9por qu# rees que debo desnudar mi alma ante ella; 63orque ne esita saberlo mu ho más que t"! 1í, supongo que será difí il ignorar los sentimientos que tu esposa alberga por ti, pero tienes sufi iente eBperien ia on las mu&eres omo para imaginarte el estado en el que ella se en uentra si es apa' de esperar pa ientemente a ver $mo se desarrollan las osas! =u esposa no se ha visto &amás en esta situa i$n, no ha estado enamorada ni ha deseado a otro hombre aparte de ti! %e temo que debes ser t" el primero en onfesar tu amor! 693uedo estrangularla primero; 6pregunt$ )iam al tiempo que lan'aba una mirada furibunda a la ventana! =ait se e h$ a reír y mene$ la abe'a! 6=endrás que ontentarte on una simple amena'a! 6?1e+orA , ababa de darse la vuelta para ver qui#n lo llamaba uando (ester lleg$ orriendo seguido de su sombra, %eggie, que le pisaba los talones! 3are ía preo upado! ,l igual que la hiquilla, aunque, en su aso, además de preo upada era evidente que estaba furiosa! )iam intuy$ sin más uál era el problema! 6Hay un hombre!!! 6 omen'$ (ester! 6?Cameron, malna idoA )iam suspir$ y mene$ la abe'a uando es u h$ la estent$rea vo' de (innaird! 6%e temo que el "ni o modo de ponerle fin a esto es matar a ese ne io! 6Fio que %eggie abría la bo a para omentar algo, pero a ab$ errándola y apretando los labios! 6, abará por obligarme a ha erlo, aunque s$lo sea para evitar que #l me mate primero! 6Creo que no es #l quien lleva las riendas, se+or 6musit$ la mu ha ha antes de mar harse a la arrera! 69:u# ha querido de ir on eso; 6pregunt$ (ester, que la observ$ on eBpresi$n e+uda! 6/staba a punto de preguntar lo mismo 6se+al$ )iam! 6?CameronA ?Fen aquí, erdo infameA 69Crees que podríamos ha erlo entrar en ra'$n; 6pregunt$ =ait uando los tres e haron a andar ha ia la torre del homena&e, desde donde sir (innaird le lan'aba insultos y desafíos! 6Hasta el momento no ha fun ionado 6 ontest$ )iam! 6<a me lo temía!!! (eira estaba frente a la puerta del dormitorio asignado a lady %aude (innaird on 8oan a su lado! )a no he anterior, ellas dos y %eggie se dieron por ven idas en su intento por adivinar qu# tipo de &uego retor ido había puesto en mar ha la dama y se fueron a la ama! (eira se había despertado ha ía un par de horas, ansada, on dolor de abe'a y on fuertes náuseas, en lugar
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 164

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

del simple malestar que había pade ido hasta la fe ha por las ma+anas! , pesar de ello, se visti$, de idida a someter a lady %aude a una rígida vigilan ia, pero de repente omen'$ a tener serias dudas sobre el asunto! /n ese momento, mientras ontemplaba a su rival, que observaba a )iam on una sonrisa de ore&a a ore&a, todas sus dudas se disiparon! 1e a er $ a ella on paso de idido, la agarr$ de un bra'o y se lo retor i$ hasta olo árselo a la espalda! 697isfrutando del peque+o drama que hab#is es rito, milady; 6?1oltadme ahora mismoA 6eBigi$ lady %aude6! 9:ui#n os hab#is reído que sois para tratarme de seme&ante modo; 6)a se+ora de este astillo al que entrasteis por la fuer'a! )a esposa del hombre que vuestro esposo quiere matar! )a mu&er que os va a romper el bra'o omo no respondáis a mis preguntas on sin eridad y rapide'! 6@o s# de qu# estáis hablando! (eira le retor i$ el bra'o un po o más e hi'o una mue a de dolor al es u har el hillido que solt$ la mu&er! /speraba que la sanadora que moraba en su interior se horrori'ara por su omportamiento, pero omprob$ que no sentía el menor remordimiento! 7e idi$ que se debía al he ho de que lady %aude hubiera orquestado todo aquello para que los dos hombres a abaran blandiendo sus espadas! 7e modo que si ha i#ndole da+o onseguía evitar que alguien a abara muerto o mutilado, se alegraría mu ho y su on ien ia se quedaría de lo más tranquila! 6@o me presion#is demasiado, milady 6le advirti$6! @o estoy de buen humor! %e duele la abe'a y a mi est$mago no a aba de gustarle ese perfume de rosa on el que ba+áis vuestro p#rfido uerpo! < ahora ontestadme, 9a qui#n quer#is ver muerto y por qu#; 6@o de ís más que tonterías! 63uedo romperos el bra'o, no lo dud#is! 61í 6afirm$ 8oan, que se arriesg$ a e har un vista'o por la ventana6! )e rompi$ todos los dedos de una mano a mi esposo! (eira estuvo a punto de sonreír al ver que el rostro de lady %aude perdía el olor! 8oan había elegido el me&or modo de ilustrar su amena'a! 3uesto que lo que de ía era ierto, sus palabras habían sonado la mar de onvin entes! )ady %aude no sabía que lo habían he ho on el prop$sito de que las fra turas sanaran bien y re uperara el uso de la mano! 6@o, no lo entend#is! )iam y yo!!! 6@i se os o urra 6la interrumpi$ (eira6! )iam se prometi$ no ometer &amás un adulterio y &amás ha roto ese voto! 9, aso pensáis que pas$ in o a+os en un monasterio porque le gustaba llevar hábito; Cree firmemente en las leyes de 7ios y sabe regirse por unas normas, aunque sean propias! 1í, durante unos a+os fue un mu&eriego in orregible, pero &amás un ad"ltero! 7e modo que pod#is probar otra ve' on la verdad! 9>s pare e; 6?1e a ost$ on mi hermana y estaba asadaA ?/lla misma me lo di&oA 6>s minti$! 69:u# sabr#is vos; @o ono #is a mi hermana Kra e 6repli $ lady %aude on la vo' ron a por las lágrimas, el dolor y, si las sospe has de (eira eran iertas, por la ira6! Consigue a todos los hombres que se propone! ?Hasta a mi esposoA 6Faya, ahora lo entiendo 6di&o (eira6! 3or eso estáis intentando enga+arlo on )iam!
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 165

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

693or qu# no; 1i #l puede, yo tambi#n! ?3ero vaya por 7iosA Cuando yo lo intent#, sir )iam Cameron a ababa de onvertirse en un santo! < tonta de mí, me reí sus palabras! Hasta que se a ost$ on mi hermana, que está asada! ?, mí me re ha'$, pero a ella noA 6,sí que os asegurasteis de que vuestro esposo se enterara de que estabais persiguiendo al mío! Corregidme si me equivo o, pero 9no es ierto que )iam estuvo a punto de morir porque os reísteis los uentos de vuestra hermana; 6?@o tenía que morirA 6@o, laro! 1$lo mere ía un astigo! 6%ir$ a 8oan6! Creo que es sufi iente! 9/stán lu hando; 6@o, pero reo que no van a tardar mu ho en desenvainar las espadas 6 ontest$ la o inera 6! %e pare e que vuestro esposo está intentando ha er entrar en ra'$n al esposo de la dama, pero el muy ne io no quiere es u hado y no de&a de proferir insultos! @o reo que el laird lo aguante mu ho más! (eira ense+$ a 8oan $mo su&etar a lady %aude tal y omo ella lo ha ía, ya que el dolor y la amena'a de romperle el bra'o resultaban m#todos efi a es para someterla! Dna ve' que 8oan la tuvo firmemente su&eta, abandonaron la habita i$n! (eira se detuvo para oger la espada que había de&ado en el pasillo, apoyada ontra la pared! 7ado el malhumor que la embargaba, se veía in luso apa' de usarla, pens$ de amino al patio!

)iam mene$ la abe'a uando su rival volvi$ a a usarlo de ser un obarde! /l insulto reverber$ en el silen ioso patio! 7e no haber estado en sus tierras, rodeado por sus hombres, tal ve' hubiera de&ado pasar el insulto &unto on todos los anteriores! 1abía que eran falsos del primero al "ltimo y la mayoría de los testigos de la es ena tambi#n! 3ero no podía seguir ahí plantado intentando que ese idiota entrara en ra'$n despu#s de que lo hubiera llamado obarde, porque #ste era uno de los insultos a los que se respondía on la espada! < en el aso de un laird, on mu ho más motivo! @o obstante, esper$ a que sir (innaird desenvainara su espada antes de ha er lo propio! 6@o soy ning"n obarde, se+or, y lo sab#is muy bien 6repuso en vo' ba&a6! 3ero detesto derramar sangre, ya sea la vuestra o la mía, por una mentira! 6/so se lo dir#is a todos los esposos ornudos que hab#is ido de&ando en vuestro amino 6 mas ull$ (innaird! 6, algunos esposos les diría unas uantas osas, sí! /ntre ellas, que deberían prestarles a sus esposas un poquito de aten i$n para ono erlas me&or! 1i os hubierais molestado en ha erlo, sabríais que lady %aude está mintiendo y tambi#n sabríais por qu#! 6%i %aude era un ángel antes de aer en vuestras redes, erdo 6refunfu+$ (innaird al tiempo que apartaba de un empu&$n a uno de sus hombres! 1altaba a la vista que algunos de esos hombres ponían en duda la palabra de su se+ora, pero lady %aude había logrado onven er por ompleto a su esposo! )os elos lo habían egado y, si lo que )iam se temía era ierto, tambi#n estaba muy dolido! 1ería mu ho más &usto que fuera la dama quien tuviera que lu har por onservar su miserable y falsa vida! 1altaba a la vista que ese pobre desgra iado estaba enamorado de ella! /lla era la ulpable de que hubieran llegado a ese eBtremo y le gustaría saber el motivo!
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 166

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

(innaird estaba a punto de blandir la espada y #l estaba preparando un movimiento defensivo para detener el mandoble uando lo vio quedarse inm$vil! ,lgo había llamado su aten i$n porque tenía los o&os abiertos de par en par! 3o o a po o fue ons iente de que todos los hombres, mu&eres y ni+os presentes en el patio tambi#n miraban ha ia el mismo punto on los o&os desorbitados y, mu hos de ellos, boquiabiertos! 1in embargo, #l tard$ un po o más en volver la abe'a, renuente a apartar la vista de su rival! Cuando lo hi'o, des ubri$ que 8oan había inmovili'ado a una pálida y furiosa lady %aude! =ras onven erse de que (innaird no pensaba ata arlo, se pregunt$ d$nde estaría (eira! /n ese instante, volvi$ un po o el uerpo para e har un vista'o a la 'ona situada tras (innaird y su eBpresi$n se torn$ tan at$nita omo la de todos los presentes! 1u esposa estaba amena'ando al laird on una espada, uyo eBtremo estaba apoyado en la parte ba&a de su espalda! 6/stás inmis uy#ndote en una uesti$n de honor 6le di&o on tranquilidad! 6,quí no hay honor que valga 6mas ull$ ella, enfadada por los insultos que ese hombre le había lan'ado a )iam uando lo "ni o que su esposo había intentado era mantener la pa'! )a idea de ensartado varias ve es on la espada era asi irresistible6! 7e idles la verdad, lady %aude 6 orden$! 6%i dul e prín ipe 6 omen'$ la dama, mirando a )iam6, tu esposa me ha maltratado horriblemente y!!! 698oan; (eira hi'o un gesto satisfe ho on la abe'a uando lady %aude hill$ ba&o la presi$n que la o inera a ababa de e&er er sobre su bra'o! 6Dn momento 6protest$ (innaird6, no ten#is dere ho a ha erle da+o 6afirm$, si bien la "ltima palabra fue más un gru+ido ya que (eira a ababa de pin harle de forma superfi ial on la punta de la espada! 61ilen io! @o me busqu#is las osquillas, se+or 6le advirti$6! %e duele la abe'a! /l amena'ador tono de vo' que empleaba su esposa estuvo a punto de ha er que )iam estallara en ar a&adas, pero se ontuvo omo pudo! ,unque (innaird pare ía estupefa to, la obede i$ al instante! , todas lu es, (eira había des ubierto algo que pondría fin a aquel ma abro &uego! 6Feamos, milady! 9)o intentamos de nuevo; 6pregunt$ (eira on la esperan'a de que la dama de&ara de mentir porque la espada pesaba mu ho y tenía una sensa i$n eBtra+a en el est$mago! )o "ni o que quería era tumbarse un rato y des ansar! 68amás me he a ostado on sir )iam 6 onfes$ la mu&er! 61ería me&or que di&erais que sir )iam &amás se ha a ostado on vos! 6?,yA ?%e romperás el bra'o si no de&as de retor erloA 6le di&o lady %aude a 8oan! 61í, es posible 6re ono i$ (eira6! Creo que 8oan es un po o más fuerte que yo! 6?%uy bienA 1ir )iam me re ha'$! ,firm$ que nun a se a ostaba on mu&eres asadas! ?8aA 7ebería haberme per atado de que era tan mentiroso omo todos los hombres, ?porque se a ost$ on Kra e y ella estaba asadaA 6%ir$ a su marido e hando hispas por los o&os! 69:u# se siente al des ubrir que tu amante te es tan infiel omo t" lo has sido; 69:u# estás insinuando; 6pregunt$ (innaird a su ve'6! ?8amás te he sido infielA 6?Kra e me lo ont$ todoA ?@o me mientasA ?%e ont$ todos los en uentros que hab#is mantenidoA 6=raslad$ su furibunda mirada a )iam para de irle6! ?< los que mantuvo ontigoA
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 167

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

(innaird sigui$ mirando a su esposa antes de desviar la vista ha ia )iam, aunque no por mu ho tiempo! ,l fin le di&o a lady %aude mirándola fi&amente* 6=e minti$! < reo que t" tambi#n has estado mintiendo! 6/nvain$ la espada y volvi$ a mirar a )iam6! 1upongo que la dama que me está lavando algo en la espalda, ya sea daga o espada, es vuestra esposa! 61í 6 onfirm$ #l, que tambi#n envain$ su arma6! (eira, ya puedes de&ar de amena'ar a sir (innaird! 67e idle a esta mu&er que me suelte 6eBigi$ lady %aude uando (eira se apart$ de su marido! 6@o, todavía no 6di&o (innaird &usto uando )iam iba a de irle a 8oan que soltara a la dama6! Cuen ángulo 6feli it$ el laird a la o inera6! 7uele, 9verdad, %aude; 65obbie, 9 $mo puedes permitir que esta mu&er me haga da+o; 6le pregunt$ su esposa on vo' la rim$gena! 63are e que es el "ni o modo de que digas la verdad, osa eBtra+a en ti en los "ltimos tiempos! 3uesto que no quería ver a 8oan involu rada en la es ena, )iam mir$ a (eira! 61i no te importa!!! 6 onsigui$ de ir antes de que su esposa al'ara una mano para a allarlo! 6@i hablar! @o quiero saber nada más! %e he pasado la no he en vela intentando entender $mo fun ionaba la retor ida mente de esa mu&er! /stoy ansada y me duele la abe'a! )o "ni o que quiero es e harme un rato y tal ve' omerme una torta de avena on un po o de le he de abra! /stoy segura de que a 8oan no le importará ayudarte a desenmara+ar todos los líos que ha organi'ado esa di hosa mu&er! 6,l es u har que la o inera musitaba algo en se+al desaproba i$n, asinti$ on la abe'a6! %uy bien! ,quí os quedáis, pues! 6< se mar h$, deseando on ada paso que daba llegar al dormitorio antes de vomitar! )iam, al igual que todos los presentes, la observ$ hasta que desapare i$ en el interior de la torre arrastrando la punta de la espada por el suelo! >&alá fuesen las intrigas de lady %aude lo "ni o que la habían mantenido despierta, pens$ )iam, pero mu ho se temía que no tendría tanta suerte! 1u mirada se ru'$ on la de (innaird en ese momento! 6Dna %urray de los pies a la abe'a 6lo es u h$ de ir6! >s mantendrá muy o upado! 6 )an'$ una mirada e+uda a su esposa6! ,fortunadamente, mi mu&er os de&ará en pa' de ahora en adelante! %aude, tu hermana es una puta mentirosa y t" eres una idiota por haberla reído! 1í! ,demás, me has puesto en ridí ulo! He intentado matar a un hombre que no me había he ho nada 6prosigui$, mirando a )iam brevemente6! <o mismo podría haber muerto! 9/ra #se tu plan; 6@o, amor mío, yo!!! 6?1ilen ioA @o digas ni una palabra! 6Folvi$ a mirar a )iam6! )amento mu ho que os haya involu rado en todo esto! >s pido perd$n! 693or haber intentado lu har onmigo de forma honorable o por haberme dado una pali'a que asi me o asion$ la muerte; 6pregunt$ #l, aunque no le sorprendi$ que sir (innaird pare iera onfuso y asombrado por esa "ltima a usa i$n, ya que a ababa de darse uenta de que fue lady %aude quien pag$ a los hombres para que lo apalearan! < no iba a permitir que le o ultara ese he ho a su esposo6! 9@o fuisteis vos quien envi$ a esos hombres a por mí; 6/l insulto fue personal y el honor eBigía que me obrara la deuda en persona! ,hora s# que
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 168

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

todo era falso 6di&o el hombre, mirando de nuevo a su esposa on el e+o frun ido6! 9>rdenaste que le dieran una pali'a; 6?Convirti$ a /dmund en un ornudoA 6adu&o lady %aude! 6Creo que no! 6(innaird e h$ un vista'o a los hombres que habían a ompa+ado a su esposa a ,rdgleann6! 7eberíais haberme ontado lo que mi esposa hi'o! <a veo que no fui muy on reto a la hora de impartiros mis $rdenes! 1eguir#is a ompa+ándola allá adonde vaya, pero a partir de ahora quiero saber más aparte del destino! %e dir#is lo que ha e, on qui#n se ve y todo lo que di e! )levadla a la arreta! 63ero, amor mío!!! 6protest$ la dama uando los hombres la apartaron de 8oan! 61erá me&or que por ahora guardes silen io, mu&er! <a hablar# ontigo más tarde! 6/n uanto se la llevaron, se volvi$ ha ia )iam6! 7eb#is permitidme ompensaros! 3arla pali'a y por todos los problemas que mi esposa os ha o asionado! 6@o! @o es ne esario! /n ierto modo, me ha ayudado admiti$ on una sonrisa tímida6 Kra ias a sus mentiras y a su peligroso &uego ono í a mi esposa! 65e orri$ el patio on la mirada 6! < las ganan ias han sido superiores a las p#rdidas! 6He oído que tuvisteis que lu har para liberar ,rdgleann y que al ha erlo librasteis a /s o ia de ierta es oria! 6)a suerte nos sonri$ y la batalla nos fue muy favorable! 63or lo que he visto mientras abalgaba ha ia aquí, ese malna ido de&$ una terrible huella en el lugar! >s enviar# unas uantas osas para ayudaros a pasar el invierno! Cons iente de que les vendría muy bien la ayuda y de que el hombre ne esitaba ha er algo para ompensarlo, )iam di&o* 6>s lo agrade' o! /staremos en antados de a eptar vuestra ayuda! (innaird se despidi$ on una reveren ia y se ale&$! 1us hombres, su esposa y #l abandonaron ,rdgleann en un santiam#n! )iam suspir$ mientras meneaba la abe'a! /se hombre tenía un amino muy duro por delante! 3orque además de la furia y la de ep i$n que le había o asionado su esposa, tambi#n le había infligido un gran dolor! /ra muy probable que su mu&er hubiera tenido la inten i$n de que a abara muerto, algo que no olvidaría &amás! 6Cueno, salta a la vista que tu esposa ha estado pensando mu ho 6di&o =ait, a er ándose a #l! 6)os elos de lady %aude por su hermana son un po o enfermi'os! %e pregunto $mo lo des ubri$ (eira! 61upongo que albergaba sus sospe has, al igual que nosotros! < la maniobra de retor erle el bra'o hi'o el resto! =ait sonri$! 6Hi iste bien en ense+ársela! /s "til para una mu&er tan peque+a! 6@o fui yo! 1upongo que fueron sus hermanos! > alguno de sus numerosos primos! 6< yo supongo que el tiempo de pensar ya ha llegado a su fin! 1ería me&or que fueras a veda antes de que ponga a traba&ar esa mente tan rápida en tu ontra! )iam frun i$ el e+o! 6=al ve' sea lo me&or, sí! ,unque todavía pare ía un po o enfadada!
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 16

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

63uede ser una venta&a! > eso es lo que di e 1igimor! 1e en amin$ ha ia la torre del homena&e mientras afirmaba lentamente on la abe'a! Cuando lleg$ a los es alones que llevaban a su dormitorio, se sentía utili'ado! )o habían insultado, lo habían retado a punta de espada en su propio astillo, y todo por ulpa de los elos y las mentiras de una mu&er! 1u esposa debería estar a su lado, apoyándolo y onsolándolo, no enfurru+ada en sus aposentos! < además, pens$ al llegar a la puerta de di hos aposentos, esa misma esposa a eptaba on mu ha rapide' las mentiras que le ontaban sobre #l! 7esde que la ono i$, #l no había he ho nada que &ustifi ara esa des onfian'a y, sin embargo, (eira insistía en su erra'$n! /staba embara'ada y ni siquiera se había dignado a darle la buena nueva! /n o asiones lo miraba on una eBpresi$n que lo llevaba a pensar que albergaba en su interior los sentimientos que anhelaba re ibir de ella, pero (eira seguía guardando silen io! Cons iente de que estaba a punto de perder los estribos, se re ord$ las numerosas onse uen ias negativas que podría a arrearle esa debilidad! 0ntent$ abrir la puerta del dormitorio! Folvía a estar errada desde el interior! /n ese momento, su temperamento gan$ la batalla y omen'$ a aporrear la puerta!

Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén

Página 17!

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

CA'ITULO 2*
6?,bre la puertaA (eira abri$ un o&o y fulmin$ la susodi ha puerta on la mirada al tiempo que daba un respingo por los golpes de )iam ontra la madera! )a había atran ado para evitar que interrumpieran el des anso que tanto le ha ía falta! 3ero su pa' había durado bien po o, pens$ enfadada! 6?1i no la abres ahora mismo, (eira, te &uro que la e ho aba&oA ,bri$ los o&os de par en par mientras se levantaba de la ama! )iam pare ía furioso! :uit$ la tran a y se apart$ a toda prisa por si la abría de golpe, omo los hombres furiosos solían ha er! ,l ver que abría muy despa io, ha iendo gala de su a ostumbrada elegan ia, tuvo un mal presentimiento! Cuando vio que erraba la puerta y volvía a atran arla, lo mir$ a la ara! )o que des ubri$ la hi'o desear es onderse de nuevo ba&o las mantas! )iam estaba furiosísimo! 1u esposo, siempre tan edu ado y tranquilo, tenía el temperamento de un pelirro&o! 69Has terminado de marear la perdi'; 6le pregunt$! 6@o estaba mareando la perdi' 6protest$ ella6! /staba pensando! 6Claro, laro, 9en el erdo libidinoso que tienes por esposo; ,bri$ la bo a para negarlo, pero #l no le dio oportunidad! 61í, he sido un tonto bastante promis uo estos "ltimos a+os 6prosigui$ mientras se ponía a pasear de un lado para otro6! <a lo he admitido! < tambi#n he admitido que no estuvo bien por mi parte! 3ero 9me ha es aso uando te digo que nun a me he a ostado on esa lo a; ?@oA 9%e ha es aso uando te digo que nun a me he a ostado on una mu&er asada o omprometida y que nun a le he dado falsas esperan'as a una soltera; ?@oA 6)iam, yo!!! 6 omen'$ ella, pero el nerviosismo hi'o que errara la bo a uando lo vio plantarse delante de ella on los bra'os en &arras y el e+o frun ido! 6=e aseguro que has agotado mi pa ien ia 6afirm$6! He he ho unos votos solemnes ontigo, pero no rees que vaya a honrarlos, 9verdad; =e he &urado una y otra ve' que te ser# fiel, pero tampo o me rees, 9no; =e he regalado palabras bonitas y las has despre iado! He he ho osas ontigo que no he he ho on ninguna otra mu&er!!! ?< a pesar de todo sigues mirándome omo si estuviera a punto de saltar sobre la primera mu&er que en uentre para forni ar en ima de la mesaA 6?@o, laro que noA 6protest$ ella, pero la mirada de )iam impidi$ que a+adiera nada más en su defensa! 6%e propuse ser pa iente, me di&e que era yo quien había salido ganando on este matrimonio! Cueno, pues mi pa ien ia se ha agotado! Fas a de&ar de pensar ahora mismo que voy a trai ionarte en uanto te des la Fuelta! @o lo haría aunque quisiera ha erlo, porque te he &urado fidelidad ante 7ios y ante los hombres! He he ho un &uramento solemne! <, además, no me apete e trai ionarte on otra! /l problema es que no s# qu# ha er para que lo entiendas! Dna nota que&umbrosa apare i$ al final de la frase, tras lo ual omen'$ a pasearse otra ve'! (eira abri$ la bo a para asegurarle que reía lo que le de ía respe to a lady %aude, pero una vo e ita en su abe'a la inst$ a guardar silen io! )iam estaba desahogándose, y sabía muy bien que en seme&ante estado podría es apársele lo que sentía y pensaba de verdad! )o más sensato era mantenerse allada y de&ar que siguiera on su diatriba!
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 171

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

6He intentando de írtelo uando ha emos el amor, pero no lo ves! =e lo digo on ada ari ia, on ada beso! 3ero sigues iega a la verdad! %e es ondes una parte de ti, la guardas omo si fuera un pre iado tesoro que yo podría despre iar! Como nun a me ha preo upado lo que se o ultaba en el ora'$n o en la mente de una mu&er, no s# $mo averiguar lo que me o ultas! 1i soy in apa' de ha erte omprender que s$lo t" despiertas mi deseo, tampo o podr# ha erte ver que eres t" la "ni a due+a de mi ora'$n! 6%ene$ la abe'a6! @un a reí que fuera a enamorarme! 7espu#s de estar on tantas mu&eres, reí que era inmune al amor! 0n luso me preo up$ esa falta de sentimientos! ,hora, en ambio, desearía ser uno de esos hombres que no saben lo que es el amor! 7esearía!!! )iam gru+$ uando (eira se abalan'$ sobre #l y lo abra'$ on fuer'a! 3arpade$ y ba&$ la vista mientras intentaba re ordar lo que había di ho! /ra evidente que había di ho algo bueno mientras se desahogaba, y la verdad era que le vendría bien re ordar qu# había sido! ,bri$ los o&os de par en par mientras la rodeaba on los bra'os! /n alg"n punto de su diatriba, su furia había omen'ado a desvane erse para ser sustituida por una profunda triste'a y una sensa i$n derrotista! 1e había dado uenta de que no tenía ni idea de $mo lograr que su esposa onfiara en #l, mu ho menos para que lo quisiera omo #l la quería! =enía la impresi$n de que le había revelado lo mu ho que la amaba en alg"n momento de su letanía! 3are ía que =ait estaba en lo ierto! =enía que ser #l quien diera el primer paso! (eira ansiaba abra'arlo on más fuer'a si abía! /staba temblando y el ora'$n le latía desbo ado, pero era de alegría! )iam la quería! /sa erte'a orri$ por sus venas y la embarg$ de la abe'a a los pies! 1e sentía ebria de feli idad, omo si se hubiera bebido una &arra entera de vino! )a de lara i$n no había llegado en mitad de un dul e arrebato de pasi$n ni en un es enario románti o omo se había imaginado! =ampo o la había mirado a los o&os mientras le onfesaba su amor! 3ero sabía que se lo había di ho! Había sido en mitad de una retahíla de que&as sobre lo iega que ella estaba y lo mu ho que desoía sus palabras! 3or eBtra+o que pare iera, eso pre isamente lo ha ía más reíble! 6)iam, yo tambi#n te quiero 6di&o e intent$ abra'arlo on más fuer'a! Ll le levant$ la ara y la bes$! Mue un beso ardiente, anhelante y eBigente que ella le devolvi$ de todo ora'$n! @o supo qui#n omen'$ a desvestir a qui#n, pero en un abrir y errar de o&os estaban desnudos! Cayeron en la ama en un lío de bra'os y piernas, y se entregaron por ompleto a la salva&e pasi$n que habían desatado on sus fervientes palabras de amor! )iam bes$ y a ari i$ hasta el "ltimo rin $n de su uerpo y ella le devolvi$ el favor, entregándose por ompleto al momento y a #l, que la llev$ al borde del pre ipi io una y otra ve' hasta que ella lo maldi&o por negarle el pla er y tener que rogarle que se fundieran en uno solo! Cuando por fin la penetr$, se aferr$ a #l mientras la embestía on fuer'a para lan'arlos a ambos por el pre ipi io! Dna ve' que todo a ab$ y )iam se qued$ dormido sobre ella, (eira mir$ a su alrededor y sonri$! Habían de&ado la ropa desperdigada por la estan ia! 0ntent$ re ordar uándo habían vol ado la mesa, pero sus re uerdos seguían nublados por el pla er y la alegría que habían en ontrado el uno en los bra'os del otro! Mrun i$ el e+o de repente! )iam a"n no le había de larado su amor abiertamente, si bien su rea i$n uando ella le di&o que lo quería había sido todo lo que ualquier mu&er podría desear! )a había obligado a repetir esas palabras una y otra ve' mientras ha ían el amor omo si no pudiera ansarse de es u harlas! ,sí que no le abía duda de que su amor era más que deseado y bien re ibido!
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 172

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

=enía la sensa i$n de que su ora'$n se había liberado de unas adenas invisibles! /l pasado de )iam se había onvertido en una peque+a molestia que, estaba segura, desapare ería on el tiempo! , pesar de las palabras bonitas que les había di ho y de la gentile'a on que las había tratado, )iam había utili'ado a esas mu&eres de la misma manera que ellas lo habían utili'ado a #l! @o había habido sentimientos, s$lo lu&uria! 7e modo que no había ning"n fantasma en su pasado on el que tuviera que ompetir ni al que tuviera que eliminar! < la verdad era que )iam tenía dere ho a que&arse de algunas osas, se di&o! Había es u hado sus palabras, ierto, pero no les había prestado aten i$n ni se las había reído! 1e preguntaba qu# sería lo que había he ho on ella que no había he ho on ninguna otra mu&er! Con la esperan'a de despertarlo para que le respondiera esa pregunta, omen'$ a a ari iarle la espalda! Cuando )iam abri$ un o&o y vio la eBquisita urva de uno de los pe hos de su mu&er, tuvo que besarlo! 1u esposa lo amaba! )a había obligado a repetir esas palabras varias ve es mientras ha ían el amor on frenesí! 8amás se ansaría de es u harlas! @o omprendía por qu# lo ha ían sentirse ompleto, pero así era! =ambi#n lo ha ían sentirse el hombre más fuerte del mundo, apa' de enfrentarse a ualquier osa que les deparase la vida! 69)iam; Ll sonri$! )e gustaba el timbre ron o que adquiría su vo' ada ve' que ha ían el amor! 6%mm! 6%ientras despotri abas!!! 6@o estaba despotri ando! 1$lo eBponía unos uantos he hos! 63or supuesto! Cueno, mientras eBponías unos uantos he hos, has di ho que has he ho osas onmigo que no habías he ho on ninguna otra mu&er! Como no tengo tanta eBperien ia omo t", no s# a qu# osas te refieres! )evant$ la abe'a para mirarla a la ara, ons iente de que no había ni rastro de enfado en su vo'! 6=e pi a la uriosidad, 9no; 6)a verdad es que sí! 1abes que no he estado on ning"n otro, que era virgen! < omo todo lo que s# lo he aprendido de ti, 9 $mo quieres que sepa lo que es nuevo para los dos; 6=ienes ra'$n! 67e&$ un reguero de besos por su rubori'ado rostro6! @un a he dormido toda la no he on una mu&er! @un a me he ba+ado on una mu&er! 61onri$ uando vio que el rubor de (eira se intensifi aba al re ordar las o asiones en las que habían ompartido un ba+o6! < nun a he adorado el uerpo de una mu&er on besos omo he he ho on el tuyo! 6/l rubor adquiri$ tal intensidad que a )iam no le upo la menor duda de que sabía a qu# se estaba refiriendo, de modo que solt$ una ar a&ada! 6,sí que s$lo fueron revol ones 6musit$ ella! , sabiendas de que su esposa estaba intentando enterrar el pasado de una ve' por todas, le dio la ra'$n! 61eguía mis reglas! )es de ía palabras bonitas para ha erlas sonreír y aliviaba mis ne esidades on ellas! 6)a bes$ en la bo a6! >&alá hubiera sido tan puro uando te ono í omo t" lo eras! 6/so habría sido muy bonito, sin duda, pero estoy onven ida de que fue me&or que uno de los dos tuviera un po o de eBperien ia! )iam re ord$ la vergJen'a y los intentos fallidos que protagoni'$ la primera ve' que estuvo on una mu&er, y re ono i$ para sus adentros uán a ertadas eran esas palabras de su esposa!
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 173

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

61igo aprendiendo 6le di&o! (eira se e h$ a reír! 6, un hombre on tanta!!! prá ti a omo t" no le queda nada por aprender! 6<a lo reo que sí! 6Contempl$ su rostro y le apart$ los me hones de la ara6! He aprendido mu ho desde que nos asamos! He des ubierto el sabor de una mu&er! 6)e gui+$ un o&o uando se rubori'$6! He aprendido que algunas de las posturas que vi en los libros menos virtuosos que tenían los mon&es pueden ser muy pla enteras! ,ntes s$lo lo ha ía de dos maneras! 65eprimi$ una sonrisa uando adivin$ por la eBpresi$n de (eira que estaba ontando todas las posturas en las que habían he ho el amor6! < he aprendido lo ompleto que me siento por estar on la mu&er que quiero6a+adi$ en vo' ba&a6! ,mar a la mu&er on la que me a uesto ha e que toda mi eBperien ia previa pare' a va ía y sin sentido, porque ninguna otra mu&er podrá darme &amás el pla er que t" me ha es sentir! (eira le e h$ los bra'os al uello y enterr$ la ara en su hombro! 6)o has di ho sin tapu&os! %e preguntaba si lo harías! 6=" sí que lo di&iste sin tapu&os! < en vo' bastante alta alguna que otra ve' 6murmur$ #l y se e h$ a reír uando ella le pelli' $ el ostado6! @o quería que te quedaran dudas, mu ha ha, aunque tal ve' no te lo diga muy a menudo! 61abía que no lo dirías a menos que lo sintieras de verdad! 69<a onfías en mí, amor mío; /lla apart$ la abe'a para sonreírle! 6Cueno, reo que llevo ha i#ndolo un tiempo! 3ero esa mu&er me enfure i$ y no sabía si mi ira iba tambi#n dirigida a ti! %e gustaría que re ordaras eso, )iam! Confío en que mantengas tus votos! Confío en el amor que me tienes y en la fortale'a de nuestro matrimonio! 3ero no onfío en todas esas mu&eres que te miran y te desean, que estarían dispuestas a pasar por en ima de mí para llegar hasta ti! =e advierto que me enfadar# en el futuro! @o puedo prometerte que no lo haga! 3ero aunque te grite, no será por el temor de que te vayas a la ama on ualquier mu&er que te mire dos ve es! 6Creo que omprendo lo que intentas de irme! =e enfadas por la situa i$n, no tiene nada que ver onmigo! 61í! < no siempre tendr# la oportunidad de darles un pu+eta'o en la ara, pero la furia seguirá estando ahí y!!! 6< yo estar# a mano! 1i no vivi#ramos tan aislados, tendrías que soportar lo mismo de mí, mu ha ha! 6)a bes$ uando la vio frun ir el e+o6! Cr#eme, te perseguirían omo perros en elo si fueras a la orte! (eira se limit$ a sonreír sin reer ni una sola palabra, sin embargo, era halagador saber que su esposo la onsideraba tan hermosa omo para temer que otros hombres la persiguieran! 6Hay algo que llevo un tiempo queriendo de irte, )iam 6musit$ on la vista lavada en su pe ho mientras lo a ari iaba! Ll tuvo que ha er un esfuer'o para no onfesar que ya lo sabía, porque adivin$ que iba a hablarle de la nueva vida que habían reado &untos! 697e verdad; 9Dn os uro se reto; 6@o tengo os uros se retos! 9Crees que he tenido alguna oportunidad para albergar alguno;
Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén
Página 174

HANNAH HOWELL La Victoria de Liam
El Clan de los Cameron II

%e he pasado toda la vida en un lugar muy pare ido a #ste! %i estan ia en el monasterio fue toda una aventura! 61onri$ uando es u h$ su ar a&ada, pero luego a+adi$ en vo' ba&a6* ,unque reo que pronto vivir# otra aventura! /n uesti$n de unos siete meses!!! ,unque sabía lo que iba a de irle, )iam se sinti$ onmovido hasta lo inde ible! Como (eira pare ía un po o insegura, la bes$! 6=endremos una ni+ita de pelo negro y o&os verdes 6di&o mientras le a ari iaba el vientre! 6@o, un ni+o pelirro&o de o&os a'ules o verdes seg"n su estado de humor! 6(eira se e h$ a reír y le a ari i$ la me&illa6! 9/stás ontento; @un a has hablado de tener hi&os! 6,mor mío, 9 $mo puedes preguntarlo; <a te veía omo a la futura madre de mis hi&os in luso antes de que nos asáramos! @o me ost$ lo más mínimo imaginarte en ese papel! <a veo a una hilera de ni+itas de pelo negro a las que voy a mimar hasta la sa iedad mientras que t" te en argas de la dis iplina! 6Faya, mu has gra ias! 67e nada! 6?HuyA 1e me a aba de o urrir una osa! 6=us hermanos me advirtieron que no te de&ase pensar mu ho!!! 6se burl$ #l! 6%enudo par de sinvergJen'as!!! @o, es que me a abo de dar uenta de que tendremos que pedirle a 1igimor que sea el padrino! 697e verdad te pare e una buena idea; 6)iam estaba seguro de que (eira a"n no sabía qu# pensar de su primo, pero a #l la idea de que fuera el padrino de su primer hi&o le gustaba mu hísimo! 6Claro que sí, sería estupendo! 3ero me temo que si es una ni+a va a estar demasiado onsentida a más no poder teni#ndote a ti omo padre, a mis hermanos omo tíos y a 1igimor omo padrino! )iam se e h$ a reír y la abra'$! 6@uestra vida será maravillosa, amor mío! Dna vida realmente maravillosa!

1IN

Escaneado por NANI – Corregido por Mara Adilén

Página 175

Related Interests