You are on page 1of 1

Los elementos de un sistema de base de datos.

Una base de datos está formado por datos, que deben ser integrados, es decir, que en la unión de los archivos que forman el sistema no exista redundancia de datos. Un sistema de base de datos está compuesto por: Datos del usuario. En la actualidad, casi todas las bases de datos representan los datos del usuario como afinidades que son tablas de datos. No todas las afinidades son igualmente deseables; algunas están mejor estructuradas que otras. Para crear afinidades bien estructuradas se realiza un proceso llamado normalización. Metadatos. Debido a que los productos DBMS están diseñados para almacenar y manipular tablas, la mayor parte de ellos almacenan los metadatos en forma de tablas, algunas veces llamadas tablas del sistema. Índices. Están encaminados a mejorar el funcionamiento y la accesibilidad de la base de datos. Se usan para ordenar y para obtener un acceso rápido a los datos. Los índices son muy valiosos pero implican un costo. Cada vez que se actualiza una fila en una afinidad o tabla, también deben actualizarse los índices. Esto no es malo; sólo significa que los índices no son gratuitos y que deben reservarse para casos en los que sean de verdad necesarios. Metadatos de aplicación. Se usan para almacenar la estructura y el formato de formas, reportes, consultas de usuarios, y otros componentes de aplicación. Normalmente no se accede de forma directa a los metadatos de aplicación sino que se hace a través de herramientas proporcionadas por el DBMS para tal fin. Aplicaciones de bases de datos: Formas. Se emplean para introducir información a la base de datos. En algunas ocasiones los identificadores (ID) de los objetos no son desplegados en la aplicación. La razón es que en el modelo del usuario no existen y por lo tanto carecen de significado para él. Se utilizan para que el DBMS identifique cada fila de cada tabla y se denominan claves sustitutas. Consultas. Se usan cuando los usuarios desean consultar los datos para contestar preguntas o para identificar problemas o situaciones particulares. Para expresar las consultas se puede usar el lenguaje SQL de acceso a los datos, otra posibilidad es usar la consulta por ejemplo (QBE). En la mayoría de los DBMS las consultas se pueden guardar como parte de la aplicación, de modo que sea posible volverlas a ejecutar. Además en las consultas se pueden especificar parámetros, lo que significa que se estructuran de forma tal que acepten valores de criterios durante su funcionamiento. Reportes. Un reporte es una presentación que tiene un formato de la información de una base de datos. Suelen estar divididos por secciones como Encabezado, títulos, grupos, detalles, subtotales, totales y pié de página. La presentación de la información casi siempre tiene uno o más ordenamientos. Menús. Se usan para organizar los distintos componentes de la aplicación con el propósito de que el usuario final acceda a ellos con facilidad, mostrándole las opciones disponibles y ayudándole a seleccionar las acciones que desea realizar.

Estas son algunas de las aplicaciones: 1. banca: información de clientes, cuentas, transacciones, préstamos, etc. 2. Líneas aéreas: inf. Clientes, horarios, vuelos, destinos, etc. (1ras bases distribuidas geográficamente) 3. Universidades: inf. Estudiantes, carreras, horarios, materias, etc. 4. Transacciones de tarjeta de crédito: para comprar con tarjetas de crédito y la generación de los extractos mensuales. 5. telecomunicaciones: para guardar registros de llamadas realizadas, generar facturas mensuales, mantener el saldo de las tarjetas, telefónicas de prepago y almacenar información sobre las redes.

Modelo en red: se llama así porque representa los datos en forma una red de registros. Ya permite relaciones entre hijos. Tiene algunas desventajas; no posee lenguaje de consultas de alto nivel (había que indicarle al SGBD como obtener los datos), no proporciona independencia físico/lógica, tampoco abstracción de la información y es un modelo de compleja manipulación al tener que conocer las direcciones físicas de los datos.