SALUD E INTERCULTURALIDAD EN AMÉRICA LATINA Prácticas Quirúrgicas y Pueblos Originarios

Gerardo Fernández Juárez (Coordinador)

SALUD E INTERCULTURALIDAD EN AMÉRICA LATINA Prácticas Quirúrgicas y Pueblos Originarios

3

2009

SALUD E INTERCULTURALIDAD EN AMÉRICA LATINA Prácticas Quirúrgicas y Pueblos Originarios Gerardo Fernández Juárez (Coordinador) 1ª Edición Ediciones Abya-Yala Av. 12 de Octubre 14-30 y Wilson Casilla 17-12-719 Telf.: 2 506-251 / 2 506-247 TeleFax: 2 506-267 / 2 506-255 e-mail: editorial@abyayala.org http: //www.abyayala.org Quito-Ecuador Fundación para la Cooperación y Salud Internacional Carlos III C, Sinesio Delgado, 6; 28029 , Madrid,España e.mail: csai@fcsai.es http://fcsai.isciii.es Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha www.jccm.es Proyecto: Sanidad e Integración Social del Inmigrante. Prospección y actuación PAC05-004-1 Autoedición: Ediciones Abya-Yala Quito-Ecuador 978-9978-22Ediciones Abya-Yala Quito-Ecuador

ISBN Abya-Yala:

4
Impresión:

El contenido de cada capítulo de este libro es responsabilidad exclusiva de su autor o autores. Impreso en Quito-Ecuador

.............................................. Taxonomía soteriológica y quirúrgica en su contexto transatlántico (ss............... Gil García................ 6....................... Ana Isabel Vázquez Cañete....... 10. XVI-XVIII) Elena del Río Parra...... Molina Peñaranda........... España ... México ..... ligadura de trompas y vesícula.... Inglaterra ......................... 5 8. desde la sala de operaciones Jorge E.................... Universidad “La Sapienza” de Roma ..... 179 13..... ¿Errores en el quirófano? 11.... 2....... El caso de un hospital privado en Santo Domingo (República Dominicana) Pedro Pablo Salvador Hernández. 197 ....... 107 Esterilizaciones y sectores sociales subalternos en América Latina....... 7............ Universidad de Castilla-La Mancha......... 165 12................ Cuerpo y cirugía entre los Yagua de la Amazonía peruana Jean-Pierre Chaumeil................. Georgia State University.. cirugías...... 5.. 7 Entre el folklore y el pensamiento médico...... Menéndez. 4.............. Universidad Complutense de Madrid. 69 Transformación de un sistema médico indígena... 95 La “falsa apendicitis” y otras experiencias y reflexiones ante el imperativo quirúrgico en el ámbito de la Amazonía peruna Luisa Abad González.. El caso mexicano Eduardo L......... Universidad de Castilla La Mancha..... 9................... Apuntes sobre cirugía entre los pueblos de la América prehispánica Francisco M... Médico Anestesíologo Hospital “Corazón de Jesús”............. Francia ................. Una investigación cualitativa de los ancianos que sufrieron fractura de fémur y experiencia hospitalaria en la ciudad de fortaleza en Brasil Bruno Benavides y Andrea Caprara.. CIESAS.... Universidade Estadual do Ceará.....ÍNDICE 1. FESI-UNAM...... España ... “Buscar la sangre”............................. Experiencia y representaciones en el oriente de Guatemala Lorenzo Mariano Juárez................... 135 Gilberto Hernández Zinzún... “cauterios de fuego”......................... Pueblos indígenas...... 37 “Cicatrices hermosas” vs.. Las operaciones como enfermedad crónica en el testimonio de una mujer quechua del Norte de Potosí (Bolivia) Francesca Cerbini.......... Cirugías amerindia Gerardo Fernández Juárez........... 149 3.................................................................. operaciones....... Universidad Complutense de Madrid.. Brasil ........ España ........ España .... España....... México ..... CNRS-IFEA.... “Sin abrir el cuerpo”................ Universidad de Castilla-La Mancha..................... Universidad de Castilla-La Mancha. 55 Entre la medicina y la magia........................ Bolivia . El conocimiento del cuerpo humano en la Antigüedad clásica y sus dificultades José Javier Benéitez Prudencio............................ Cesáreas....................................... El Alto... 119 Envejecimiento y fragilidad. 87 Hospitales................. Estados Unidos de América.......... Darwin College University of Cambridge..

...... Verena Dannhardt.... Universidad Autónoma de Barcelona. Manuel Amunárriz y la Medicina Intercultural Michael Knipper...... Universidad de Castilla-La Mancha............. Universidad de Giessen... “Colonialismo”.... Cirugía terapéutica y divinatoria en algunas sociedades africanas Raimon Rovira Saperas................................................. 30 años de Cirugía en la Amazonía ecuatoriana... España Lluís Mallart Guimerà.... Obstetra-Ginecólogo Hospital General de Vic.................... 14..... Indigenismo y Proyecto de Diversidad del Genoma Humano.. Laboratoire d’ethnologie et de sociologie comparative Université Paris X-CNRS............ Francia..............AA............. Las Experiencias del Dr...... España .. VV.......... 203 15..... “Progreso”....... 233 6 .... 219 16.............. Alemania ............. Cirugía y Pueblos Originarios........ Reflexiones desde la Antropología Moral y Sociocultural Alejandro de Haro Honrubia..................

pero más indecentes si acaso en lo sumo cabe más. aparecen sometidos al desgarro. separa Uno de los rasgos que llaman la atención de los televidentes de cualquier documental científico o periodístico de corte etnográfico sobre grupos humanos de la Amazonía o de algunos rincones de África. falanges de los dedos. Lóbulos.“SIN ABRIR EL CUERPO” Cirugías amerindias Gerardo Fernández Juárez Universidad de Castilla-La Mancha España “Como dijo Charcot: El que más confianza inspira es el mejor médico” (Ackerknecht) “No te pregunto quién eres tú. Sino que prosiguen sutilmente cortando y separando la corta carnosidad que hay en todo el circuito de las orejas. los rituales de paso o cambio de estatus y las actuaciones jurídicas y penales de los pueblos originarios del mundo. y que las bagatelas que les di y los trozos de tabaco de hoja. así como sus propias manifestaciones de duelo. porque no sólo desprenden y separan la carnosidad inferior de la ternilla (como los abanes dichos). pies. Dejando prendida aquella carne de la parte superior y de la inferior. te pregunto cuál es tu sufrimiento” (Pasteur) Corta. tabiques nasales. sino también de faltriquera o de pequeña alforja” (Gumilla 1745) 7 Este prestigio aparente por la deformación y mutilación corporal. ni de dónde vienes. No es algo nuevo. “Se observa en estas islas [Islas de la Amistad. Esta es su moda y esta reputan por gala peculiar. pensé que aquella no sólo servía de gala. cuellos. tanto hombres. genitales masculinos y femeninos. que no las “sombras”. rasga. el corte y la escisión con la complacencia de sus protagonistas. establece la necesidad de corrección del cuerpo en dominios vinculados con la creación de identidades y pertenencia. como mujeres. Dejemos esto y vamos a sus orejas que ellas solas viene al caso por la necia anatomía que hacen de ellas. habían perdido uno de sus . Estaban desnudos como los de las demás naciones de aquel país. Tonga] una costumbre más singular todavía: nos dimos cuenta de que la mayoría de los habitantes. como reflejan algunas de las crónicas americanas de la época de la Colonia: “El año 1723 encontré una cuadrilla de indios guamos en las juntas de los ríos Sarare y Apure. todos los iban ajustando en las orejas al modo dicho. del idolatrado mundo occidental. Asia y Oceanía es la aparente facilidad con que esas gentes deforman y mutilan sus cuerpos ante la aparente “sorpresa” cuando no conmiseración de los propios espectadores que utilizan estas representaciones corporales como justa expresión del “salvajismo” que contemplan desde la comodidad de sus televisores reafirmando los plácidos goces. y yo viendo que una carta que di al capitán de ellos para llevar a un Padre misionero se la encajó entre aquel círculo de carne y la oreja.

es difícil que proliferen este tipo de prácticas quirúrgicas o que sean vistas con buenos ojos o reconocidas como “mal menor” en salvaguarda de la salud. La incisión se hizo en la línea media entre la sínfisis y el ombligo y se cerró con lañas de hierro. da la sensación que no es pertinente cuando se trata del ejercicio de la medicina según sus propias categorías de definición2 En mi propio trabajo de campo con los aymaras del Altiplano boliviano y con los kallawayas de los valles interandinos de la cordillera de Apolobamba. fueron resueltas por los médicos . La hemorragia se cortaba con un hierro al rojo. La temperatura nunca superó los 101º F (43. la capital de la provincia. Estas supuestas heridas profundas y gangrenadas según el diagnóstico de la biomedicina. Como vemos. Estas prácticas suponen un cierto conocimiento anatómico y unas habilidades técnicas en el reconocimiento del cuerpo humano y la apertura y separación de sus tejidos. predisponer a las poblaciones originarias del mundo a un cierto reconocimiento de la cirugía moderna. En el año 1879 Robert Felkin presenció y documentó una cesárea realizada en la localidad de Kahura en Uganda constituyendo. su autopercepción como “lisiado” y el estigma social que provoca en su entorno cercano.8 C) y la herida se cerró al decimoséptimo día” Las informaciones sobre trepanaciones craneanas que supusieron la supervivencia del intervenido tal y como demuestra la recuperación y cierre paulatino del tejido óseo afectado. Nada más lejos de la realidad como refleja con cierto gracejo el propio Ackerknecht (1985: 109): “… en numerosos lugares vemos a los mismos primitivos que raramente utilizan el cuchillo en casos de enfermedad o traumatismo. al contemplar los útiles quirúrgicos que iban a ser empleados en la inminente intervención. intervención sumamente compleja incluso para la medicina occidental hasta mediados del siglo XIX. caer en un auténtico frenesí de cortar y separar cuando hay implicados motivos rituales o judiciarios” Los grupos étnicos y pueblos originarios del mundo deciden en qué contexto el cuerpo humano es susceptible de apertura y mutilación y en qué momento no. donde parece que más que extirparle un órgano ha sido la propia persona intervenida la que ha sido extirpada violentamente del cuerpo social de su comunidad. según Ackerknecht (1985:106) el más antiguo referente “fiable” de una intervención quirúrgica similar realizada por un pueblo aborigen: 8 “Como anestésico y desinfectante se utilizó vino de plátano. En las comunidades aymaras de la Provincia Omasuyos (Departamento de La Paz) hice acopio de varios testimonios de personas que. “El castigo por una mutilación corporal en tales tribus causa un daño mayor que el de la incapacidad física que origina. he recogido diferentes testimonios sobre lo inadecuado de las intervenciones quirúrgicas de los médicos y doctores3. cabe reconocer una predisposición contextualizada etnográficamente hacia las escisiones y aperturas corporales en diferentes pueblos originarios del mundo1. antes de someterse a la amputación de alguno de sus miembros o extremidades. saltaron de la camilla del hospital de Achacachi. en principio. y es comprensible que en regiones donde la mutilación es una forma normal de castigo. dedos meñiques o incluso los dos (…) Siendo esa mutilación más común entre las personas de edad que entre las jóvenes. VV. (Ackerknecht 1985:115) Los trabajos de Nancy Scheper Hughes (2005) recogen el trauma sufrido por los vendedores de órganos para el tráfico ilegal de trasplantes en la Filipinas. según me explicaron de una forma gráfica. algunos de los nuestros opinaron que guardaba relación con la muerte de sus padres o de otros miembros de la familia” (James Cook [1777] 1996: 60) Obviamente en aquellos lugares en los que la mutilación corporal se relaciona con algún tipo de castigo criminal. Este hecho pareciera. especialmente relevante en antiguas culturas precolombinas. la gente no quiera sufrir operaciones que externamente les identificarían como criminales”.AA. refleja esta especie de precognición amerindia y aborigen sobre los procedimientos quirúrgicos.

se proporcionaban purgantes. había procedimientos especiales para averiguar si la mujer embarazada traería niño o niña y si un matrimonio era infecundo cual era la parte estéril”. depilatorios. sin necesidad de abrirlo. el uso de nóminas y el ejercicio curanderil de ensalmadores y saludadores” (Granjel 1952:11). a partir de las creencias populares y de ciertas formulaciones eruditas10. empleando diferentes tipos de tierras y barros4. también se daban remedios contra las pulgas y chinches. Sabemos de la consideración cultural del “cuerpo completo” que debe regresar a la tierra tras el fallecimiento de la persona y que hace que incluso en los hospitales paceños. En los tiempos en los que la historia de la cirugía enfrentaba las limitaciones establecidas por el dolor (Le Breton 1999). las hemorragias. Es así que las versiones populares sobre enfermedades de la época y sistemas terapéuticos que podemos encontrar en los procesos inquisitoriales. los conjuros contra endemoniados y maleficiados. Otros comentarios inciden en la desconfianza que les produce las razones del médico para operar sus cuerpos.Salud e interculturalidad en América Latina originarios aymaras. sin necesidad de penetrarlo ni violentarlo. A esta lista habría que añadir. para mirar lo que nadie debe mirar. en pleno Siglo de Oro español presentaba diferentes especialistas y estrategias para tratar todo tipo de enfermedades. sacarles la grasa7 y otras cosas por el estilo. también se producían en el dominio occidental. razones económicas “para sacar plata”5. así como en las respuestas eruditas .11 9 La utopía entonces de la moderna cirugía laparoscópica de penetración mínima ya estaba. a la vez que se acreditaban otros procedimientos que hacían del cuerpo humano zona de tránsito permeable entre los ámbitos endógeno y exógeno que lo delimitan. las prácticas empleadas para combatir el aojamiento. ¿A qué se debe esta especie de concepción tabú sobre las aperturas corporales quirúrgicas? ¿Cuales son las claves del aparente rechazo en los pueblos amerindios de la cirugía occidental? ¿Cuales sus razones? Cuerpos “porosos” Estos referentes sobre el cuerpo cerrado y discreto. para hacerla completa. “…. La medicina popular. para sacarles sangre6. la consideración sobre enfermedades y terapias mostraban un campo abonado a las creencias alusivas al interior del cuerpo y la capacidad de penetrarlo o extraer de su interior dolencias y enfermedades. en parte debido a precedentes desgraciados8. Haeger 1993). de una forma sucinta. Recuerdo el pavor con el que describían el quirófano y las “herramientas” del cirujano. los familiares aymaras del intervenido soliciten los tumores o miembros amputados e incluso los algodones impregnados en la sangre del enfermo intervenido9 o la devolución de la placenta a la familia de la parturienta tras el parto para la realización del correspondiente ritual compensatorio (Fernández Juárez 1999). En los siglos XVI y XVII entre los hombres y mujeres de la Península Ibérica que consolidarán el programa colonial americano podemos encontrar ese anhelo marcado por el tabú fisiológico de la penetración corporal. los yatiris y qulliris de la zona. el dolor de muelas. afeites y coloretes. las hemorragias y las infecciones (López Piñero 2000. presentan diversos ejemplos que ilustran ese deseo de acceder a las interioridades del cuerpo humano sin necesidad de abrirlo. el dolor de cabeza. consideran que el cirujano y los equipos sanitarios quieren abrir sus cuerpos para “aprender”. como resultante de las creencias de la época y la espiritualidad reinante con la contribución precisa de la iglesia católica y sus representantes quienes compartían similares creencias con el pueblo (Gelabertó 2005). En esta circunstancia los eruditos del folclore. las creencias y la medicina popular.existían entonces “recetas contra la peste. presente en diversas estrategias populares peninsulares a lo largo de los siglos coincidentes con el periplo de la conquista de América. Ni que decir tiene que las campañas de vacunación producen muchos recelos. pastas para los dientes y polvos para estornudar. Las mentalidades de hombres y mujeres del siglo XVI y XVII destacaban la variable maligna de la enfermedad. granos y pecas. lagrimeo de ojos.

barberos. se queman aparte o se destruyen. Esto tampoco tiene precedentes (…) Por lo tanto. piedras. Esta referencia que se repite en las formas de la medicina popular actual y añeja como podemos constatar en los procesos inquisitoriales establece esa lógica que hoy nos sorprende y que sin . La cuestión una vez más es …. como entidad sin fronteras. las disecciones pueden tener otro sentido. caso de las obras de Pedro Ciruelo [1530] o Martín de Castañega [1529].AA. tumores y diviesos a través de la manipulación experta del especialista local. pero no la obtención de conocimiento anatómico” (Ackerknecht 1985:94). o se usan como medicina en forma de polvos”(…)“…. Recordemos la “mala prensa” de que gozaban todos aquellos que hacían verter la sangre del interior del cuerpo humano. Le Goff y Truong 2005: 97)12. VV. Se cree que ambos hechos se harán visibles por alteraciones en los órganos representando los órganos alterados o bien la fuerza del hechicero neto. e incluso la prohibición explícita que tras el Concilio de Tours (1163) se aplica a los médicos monásticos de hacer correr la sangre de sus pacientes (Le Breton 2008: 38.en ninguna parte se ha registrado un mejor conocimiento (anatómico) si no que en algunos casos hay evidencia positiva de un pésimo conocimiento anatómico entre estos disectores” (… )“Sólo en el contexto de un modelo cultural orientado hacia un tipo de “ciencia” las disecciones proporcionan conocimiento anatómico. la cirugía y los que la practicaban fueron considerados diferentes inferiores a otros métodos o profesionales del arte de curar. comparten idéntica estimación sobre el cuerpo. como explica Le Breton (2008) el proceso de desposesión y fragmentación del propio cuerpo humano resultado de la cosificación que permite la visión del “cuerpo-máquina” y su cristalización en la moderna medicina13. entran en juego todas las metáforas que el cuerpo humano permite dando lugar a discursos “emic” que nada tienen que ver con el fundamento científico racional. Actualmente es posible encontrar diferentes formas de “cirugía popular” en las tradiciones locales españolas que aluden en su discurso a la disolución de nódulos. los analiza en relación a la patología que debe subsanar. o la destrucción causada por su magia en la víctima. estómagos o bazos agrandados…etc. incluso la caza o el sacrificio pueden suministrar el conocimiento. lo que no significa que no se ajusten a lógicas diferenciadas del pensamiento occidental. la cirugía no es un campo especial definido por los propios primitivos” (Ackerknecht 1985:97). especialmente en la vesícula biliar. “A partir de la Baja Edad Media. apertura o cerrazón en virtud de las situaciones sufridas por los enfermos y sus padecimientos aflictivos. Desde entonces y durante 700 años han estado separados del cuerpo de la medicina. con múltiples formas de acceso. El procedimiento técnico consiste generalmente en una incisión longitudinal en el centro del tórax y del abdomen. ya fueran cirujanos. como hemos visto. En la sociedad moderna. Las partes “patológicas” se cortan. una vez realizada la apertura corporal. por ejemplo. pero como una de sus “especialidades”. Entonces.¿Cómo se ve el cuerpo humano expuesto a la mirada publica de la cirugía y qué es lo que se quiere ver? El cirujano interpreta sus datos. Sin embargo en las autopsias realizadas por grupos aborígenes.” (…)“Órganos perfectamente normales como el útero y los ovarios pueden ser considerados como “tumores” de brujería “patológicos”. de la época. Buscan hiperemia o anemia de los órganos. cuando se abre son otros los razonamientos a tener en cuenta. especialmente sanar al enfermo y no tanto la enfermedad. En otros modelos culturales. 10 “Se hace la autopsia [En el África Ecuatorial Occidental] de personas de las que se sospecha que han sido hechizados por si mismos o bien que han sido muertos por hechicería. tumores. úlceras características de la vesícula. sin abrir el cuerpo del enfermo. demostrando la vigencia contemporánea de las formas de la medicina popular y su cuadro de creencias. la cirugía ha vuelto a formar parte de la medicina. por ejemplo con una orientación mágica. los médicos originarios ven sin abrir el cuerpo y. La disección humana y el avance técnico y científico de las autopsias dieron lugar al surgimiento de la visión moderna del cuerpo humano y sus aplicaciones en la biomedicina produciendo. en múltiples sectores de la sociedad. carniceros o verdugos.

esta situación introduce una serie de acontecimientos. deformaciones y extirpaciones orgánicas que realizan los pueblos amerindios en clave jurídica. algodones. juez o médico. cura a través del sueño. El célebre “Niño Compadrito”. el mismo carácter de experiencia vívida. imagen cadavérica venerada en una zona popular del Cuzco por indígenas y mestizos. Merece la pena tener en cuenta la presencia de las llamadas operaciones místicas o espirituales con importante prédica en algunos sectores urbanos de América Latina (México. sin abrir el cuerpo. corresponde a Claude Lévi-Strauss ([1949]1987:211-227) y su célebre artículo “La eficacia simbólica” en donde narra la canción mítica empleada por un chamán de los indios Cuna en la facilitación de un parto complejo14. caso de la parafernalia empleada por los seguidores de la figura espiritual del médico José Gregorio Hernández en Venezuela (Ferrándiz 2004). El “niño” se aparece en sueños a sus devotos con diferentes expresiones del poder mestizo acreditando sus diferentes competencias ya sea como militar. en el ámbito de la Antropología Americana. Son otros los motivos y razones. partidarios de esta estrategia “quirúrgica” terapéutica que posibilita la intervención en los adentros corporales sin necesidad de violentar los cuerpos enfermos. cuchillos y navajas. 11 . Hay otros ejemplos etnográficos en América Latina. de las aperturas corporales. bajo trance. reproduciendo la estética iconográfica de la medicina convencional. policía. “abriendo la blanca tela” en alusión a la vulva. como hemos visto anteriormente de forma genérica. pero no se configura su sentido en términos terapéuticos. Brasil. un médico alemán fallecido en la Primera Guerra Mundial. Y el mito que se desarrolle en el cuerpo interior deberá conservar la misma vivacidad. lo que le ocasionó numerosos problemas con la Iglesia Católica y con la justicia brasileña. Una de las obras de referencia.Salud e interculturalidad en América Latina embargo guarda una clamorosa afinidad con el proceder terapéutico de buena parte de los pueblos amerindios cuya “cirugía” permite la cura del enfermo sin violar el límite físico de su epidermis corporal es decir. cuyo teatro supuesto estará constituido por el cuerpo y los órganos internos de la enferma. al cuerpo interior. cuyas condiciones habrá impuesto el shamán con ayuda del estado patológico y mediante una técnica obsesionante apropiada. 220). del universo físico al universo fisiológico. solucionando las enfermedades que los médicos convencionales no pueden (Fernández Juárez 1998). incluso practicando operaciones quirúrgica. Nos dice el propio autor: “En efecto. sin abrir el cuerpo. (Claude Lévi-Strauss [1949] 1987:217)15. penal. Flores Martos 2008). del mundo exterior. pero muy experimentados en el manejo de hojas. su blanco tejido interno se mueve dulcemente… ” (Lévi-Strauss [1949] 1987: 215. “su blanco tejido está extendido. Venezuela. como el caso del conocido y polémico Zé Arigó (José Pedro de Freitas) de quien se cuenta que sin anestesia ni asepsia alguna practicaba la cirugía en su aldea de Congonhas do campo en el Brasil meridional bajo la supuesta posesión espiritual del doctor Fritz. según dicen los devotos de la imagen. Así como hay personas y entidades en América Latina que operan en trance o en sueños. no se han empleado estas competencia y habilidades técnicas y anatómicas para curar en términos quirúrgicos. Se va a pasar pues de la realidad más trivial al mito. La introducción de los héroes culturales por la vagina hacia el útero de la mujer parturienta para la resolución del conflicto es expresada alegóricamente en el canto Cuna. Los intervenidos por el “Niño” encuentran al despertar sobre su cama o en los alrededores. Perú). luto. Como nos ha recordado Ackerknecht anteriormente. sin necesidad de abrirlo físicamente. que alude a la manipulación de los órganos internos del cuerpo humano. Curaciones que se producen a través de estados alterados de conciencia de los especialistas locales o bien a través del sueño (Ferrandiz 2004. con su “mandil blanco” y fonendoscopio al cuello. rito de paso o pertenencia identitaria. tenemos igualmente figuras relevantes en cuanto a intervenciones quirúrgicas de calado psíquico. la cirugía no es contemplada como una especialidad médica concreta desde la perspectiva de los pueblos amerindios. gasas u otros restos que acreditan la intervención quirúrgica de índole espiritual o mística de que han sido objeto como respuesta a sus oraciones y ofrendas así como sensaciones en el interior de sus cuerpos que atestiguan la operación practicada por la imagen16.

la cirugía occidental. tapas de botellas de cerveza. se para encima de la cacerola con las piernas abiertas para recibir todo el vapor que éstas producen. una por una. las cuales varían de acuerdo a los síntomas del paciente. plumas de pollo.este temor a la mutilación no es general. ¿Cuáles son las técnicas más habituales en los procedimientos terapéuticos amerindios que aluden a las aperturas corporales que pudiéramos considerar de naturaleza quirúrgica y por tanto terapéuticas. Después procede a ponerlas en capas en una cacerola grande y las cubre de agua fría para luego hervirlas. focos de sepsis.el apartañ vierte el agua y examina las hojas del fondo de la cacerola en busca de los objetos patógenos místicos que debieran haberse desprendido del cuerpo del paciente durante la vaporización. Otra técnica empleada especialmente por curanderos amazónicos es la “vaporización”. que se afirma poseen propiedades medicinales. Este tratamiento se repite cuatro o cinco veces. las formas de concebir el cuerpo y los conceptos de “ser humano” y “persona”. cuando se aplica a fracturas complicadas infectadas. Sin abrir el cuerpo Los grupos amerindios conocen técnicas relacionadas con las aperturas corporales. y las formas más apropiadas de tratamiento tan diferentes de las nuestras. hilos anudados. Estos objetos –los cuales supuestamente le fueron enviados a la víctima por alguien que la odiaba-pueden ser astillas de palma chonta. como ya hemos comentado. Es decir. Los conceptos sobre salud y enfermedad. “…. utilizan otras que. En numerosas tribus la mutilación ritual es ampliamente practicada y a pesar de ello. más extendidas entre los pueblos amerindios con presencia marcada en grupos mesoamericanos. penetrando y separando nervios y fibras. animales o alimentos que ya sea por proyección o por contaminación consiguen extraer la enfermedad del interior del cuerpo enfermo. que nunca se les ocurriría que esta técnica de la mutilación podría ser útil o incluso servir para salvar la vida.AA. “no sirve para curar” porque choca con las visones que sobre la salud y la enfermedad. vistiendo su larga túnica o cubierto con frazadas. aparentemente. de una manera simbólica. tumores…. 12 . estas tribus no han conseguido lleva a cabo la amputación médica en otra cirugía mayor. su orientación general y su manera de pensar sobre el cuerpo humano. Sin embargo. sin abrir el cuerpo físico. pero voy a centrarme en algunas estrategias terapéuticas concretas.etc. Es muy posible que la mutilación ritual esté en su mente tan lejos de las consideraciones prácticas. empleando con cierta frecuencia sustancias psicotrópicas u objetos ceremoniales. la taxonomía de enfermedades y las prácticas terapéuticas poseen los pueblos amerindios17. Lo mismo se puede decir de la mayoría de los que practican la trepanación. y en cada una de ellas se desprenden más objetos patógenos del cuerpo del paciente hasta que éste finalmente recobra su salud” (Santos 2004: 309-310). vidrios rotos. Entonces retira la cacerola del fuego y arroja dentro de ella las piedras incandescentes.lo cual puede durar hasta una hora. como hacen los Yánesha: “El especialista [apartañ] recoge hojas silvestres. aun en términos simbólicos? Probablemente sea la “limpia” ceremonial de la enfermedad y la “succión” o extracción chamánica del mal las dos estrategias de corte “quirúrgico simbólico”.” (Ackerknecht 1985:115). plásticos amarrados. están directamente implicados entre sí y hacen compleja cualquier situación descriptiva en términos genéricos sobre los grupos étnicos americanos. etc. la escisión y separación de órganos. andinos y amazónicos18. VV. Después de haber hecho esto. mientras que el paciente. pero no las emplean habitualmente en sus prácticas médicas. ampliamente presentes en la geografía dispar de los pueblos amerindios. Mientras tanto reúne de ocho a diez cantos rodados de tamaño mediano y los coloca en el fuego hasta que se tornan incandescentes. sí que aluden a las enfermedades que se presentan en el interior del organismo.

Vas a despachar todas las enfermedades de este hombre. Una de las estrategias presentes en el curanderismo del Norte peruano. Es decir. de canales. a la par la “geografía mítica” donde se encuentra el o los causantes de la enfermedad. producen el estado propicio para percibir las causas de las enfermedades. cosificada y específica de la cirugía occidental. para sacar el mal. todo enriedo. Todos los males.a partir del consumo del Sanpedro y una vez que actúan sus alcaloides. La intención es pasar por el cuerpo del enfermo algún objeto. Vara buena. El enfermo aparece así en clara conexión social con su propio entorno sin el cual es imposible la curación. Quitarés todo viento. El curandero desenreda. así vamos sacando” (Curandero Ramón Carrillo) (Polia Meconi 1996:577). las formas de concebir las enfermedades y su tratamiento son múltiples y dispares en los pueblos amerindios y complejo cualquier intento de sistematización. todas las enfermedades. vas a botar todo dolor. Es un verdadero mapa de la enfermedad el que el curandero hace frente. estas envidias. y actuando sobre los “encantos” que han producido la enfermedad. centralizado en el consumo del Sanpedro. huachuma. los dolores orgánicos. pero igualmente entre los grupos aymaras y quechuas de los Andes del Sur y en diferentes sectores amazónicos es lo que se conoce como la “limpia” del enfermo. de malas hechicerías. estos dolores. El curandero recorre “en visión” bajo los efectos del Sanpedro. “Vamos limpiando este señor Teodomiro García. sacarés todos males. todo huandure y todo tutapure25. Polia Meconi 1988. para extraer. En el Norte del Perú. a la completa casuística probable de la enfermedad. Piura. de cerros. Vas a botar toda peste. Inevitablemente. dolores de cabeza. la hechicería. toda shucadura26 de lomas (de) crianderos. los curanderos de Trujillo. dolores de espalda. permitiendo extraer la dolencia del interior del cuerpo y proyectarla en ese objeto que luego será destruido. bien conocido por la etnografía. 13 Si analizamos el proceder de la limpia del curandero Ramón Carrillo observamos cómo la “limpia” se aplica a todo el cuerpo del doliente. Joralemon 1985. toda mala enfermedad (…) vas a quitar. ropa. vientos malos toda enfermedad mala vas a sacar todas envidias. 1996)20. de malos vientos. especialmente cuy o gallo que se contaminará de la enfermedad del doliente. todas codicias y vas desatando y vas desenredando (…). mesa buena botarés esas rabias. alejado del enfermo e incluso enterrado en el cementerio22. revisa los interiores de la anatomía corporal del enfermo. todo contagio. dolores de estómago. vas botando todo dolor todo mal contagio. de malos encantos. estas enfermedades. vara buena y jibareña23 sacarés las enfermedades sacarés los dolores vara buena. a veces propiciado y potenciado su efecto sobre el cerebro por las shingadas de tabaco macerado en alcohol que realiza el curandero por sus fosas nasales. hechicerías malas. de malas brujerías. a la vez que dichas pinturas cierran el cuerpo19 e impiden que penetren en él las “flechas de la enfermedad” (Baer 1994:118). Aquí vas a encargar estas pestes a este caballero Teodomiro García. estas pestes. achuma. animal. brujerías. Estos curanderos actúan mediante su compleja parafernalia sita en la “mesada” para actuar sobre la “sombra” o “doble” del enfermo. corrales abajo24. alimento (huevo. dolores de pulmones vas sacando y vas botando y vas arriando honduras abajo. (Trichocereus Pachanoi) y la percepción de sus imágenes que “en visión” hacen perceptible las causas de las enfermedades que sufren sus pacientes (Sharon 1980. la geografía social de las entidades que ocasionan la enfermedad y a la vez recorre.Salud e interculturalidad en América Latina Los Matsigenka peruanos se pintan el rostro para “asustar a la enfermedad” o a los seres maléficos que las causan. de malas cimores27. desata la enfermedad del cuerpo del enfermo con la “limpia”. separa. fruta). en especial la Mescalina. En ocasiones la referencia fisiológica del proceso es tremendamente explícita: . Chiclayo. jibaría. “en visión”. Camino 1992. nada tan contrario a la intervención concreta. dolores de barriga. Es decir. incorporando el efecto de los “encantos”. hay que actuar sobre la “sombra” del enfermo para solucionar las manifestaciones que la enfermedad pueda producir sobre el cuerpo doliente y no al revés21. vas a botar estos dolores desde la corona a los pies has de sacar y has de limpiar (…) Vas a despachar estas pestes. honduras abajo. Huancabamba o Ayabaca emplean un complejo ceremonial de corte chamánico.

La limpiada de cuy es macho cuando es varón y hembra cuando es hembra29. quien tuvo que desplazarse desde su comunidad para hacerle una limpia con cuy. si no tuvieras sangre estarías muerto!”. Se hace cara por cara. El comentario de Carmelo Condori. ropa que se use en la limpia. pulmón con pulmón. es elocuente. animales. una vez realizado el consabido frotamiento entre sus cuerpos: La “caipada” (mirar el cuy) “Sirve para botar los males y ver lo que uno tiene adentro. brazo por brazo. cavia porcellus. desde el órgano dañado del enfermo. 14 Se produce una forma de intercambio corporal simbólico entre el ser humano enfermo y el cuy. célebre y prestigioso ch´amakani de la provincia Omasuyos. Del cuerpo del enfermo se traslada en este caso al cuy. pierna por pierna. “En virtud de esta simpatía podrán hallarse en el cuy las señas de la misma enfermedad que afecta a la persona” (Polia Meconi 1996:591) “Hecho esto toma el cuy y usando la uña del pulgar izquierdo y sólo esta el maestro hace un corte en la piel del estómago del cuy y luego va separándola del cuerpo empezando por la parte inferior del animal y. La enfermera del centro de salud se empeñaba en sacarle más sangre para la analítica a lo que Manuel desesperado le dijo que no tenia sangre32. terminando en la cabeza. al órgano sano del animal.de Bolivia. hueso por hueso. “se puede curar sin “operación””. por todos sus nervios. primeramente al exterior y luego al interior para ver si hay manchas irregulares de sangre. pasa a abrir el cuerpo del cuy usando siempre la uña del pulgar y examina todas las vísceras. es particularmente interesante puesto que la enfermedad se transfiere desde el cuerpo del enfermo al cuerpo del cuy. El maestro examina cuidadosamente también la piel para ver si en ella hay señales de enfermedad. Examina también los excrementos del cuy y si en estos encuentra piedritas. La “limpia” que se realiza empleando el “conejillo de indias” o cuy. Apenas le colocaron . el maestro dice que el enfermo tiene cálculos” (Polia Meconi 1996:596). la enfermedad no está “encajonada” en el cuerpo del enfermo de una manera estática si no que. Consiste esta estrategia terapéutica en un fenómeno de traslación corporal de la enfermedad. Es decir. señala que el cuerpo humano no puede soportar la presión de los sueros quirúrgicos y las transfusiones sanguíneas según su manera de ver y pensar el cuerpo enfermo. entidades o sustancias donde el médico originario puede intervenir. La cosa rara es que en el animalito sale todo lo que uno tiene y el maestro pelándolo se da cuanta de lo que sufre la persona (Curandero.Ramón Carrillo) “…así voy descogiendo por todos sus huesos. VV. por todos sus poros…”. objetos. Así también si el cuy presenta un grumo a la altura de los riñones significa que el enfermo tiene en los riñones la causa de la enfermedad. objetos. “…. una vez que el animal se ha frotado por la superficie del cuerpo del doliente28. ¿Cómo se van aceptar sin reservas las prácticas quirúrgicas en contextos culturales donde se realizan estas técnicas de diagnóstico y terapia mucho más seguras para el enfermo?. provocando la respuesta furibunda de la enfermera: “¡Sonso. Si no encuentra nada. después de que en el centro de salud de El Alto lo trataran de una úlcera sangrante que le había ocasionado un fuerte vómito sanguinolento. Carmelo Condori se queja de las actitudes desaprensivas de los médicos. o el cuerpo del propio curandero30. sin necesidad de abrir su cuerpo.AA. es decir. con menor riesgo aparente para el enfermo31. (Curandero Celso Avendaño) (Polia Meconi 1996:578).ñudo por ñudo. se puede “trasladar” a otras materias.lamentando los problemas y muertes derivadas de las intervenciones quirúrgicas. Igual recelo tenía Manuel Coa Chura quien hizo llamar a su casa de El Alto a Carmelo. Santos Calle) (Polia Meconi 1996:593). vena por vena vas sacando y vas desatando y vas desaflojando… ” (Curandero. pero también sabemos que la dolencia se puede trasladar a un alimento. Lava las vísceras en el agua de la poza. Examina entonces el cuerpo del cuy despellejado: si en él hay manchas de sangre o puntos rojos quiere decir que el enfermo sufre en el órgano que le corresponde al animal.

azúcar. de los especialistas que protegen la salud comunitaria. un insecto. magijeros. Santos Calle. Ayabaca) (Polia Meconi 1996:586) 15 La “chupada” implica una completa vinculación del cuerpo físico del enfermo. una pluma. apoyándose en ciertas materias o sustancias que guardan en la boca: colonias. “En la “chupada” el “contagio” es extraído del cuerpo del paciente en forma visible y real y al mismo tiempo simbólica y el curandero muestra al paciente un objeto. sentidos tengan y no me sientan. una astilla de madera o espina. cuando me citen en el mar yo estaré en las siete puntas del mundo. Manuel desconfiando de la estrategia curativa empleada en su cuerpo. lima. dardos mágicos y verdaderos combates chamánicos terapéuticos en pos de la salud de los enfermos es muy frecuente. indefensos han de caer a mis pies como corderos. su propia teodicea se reduce a un enfrenamiento tensionado entre el bien y el mal es fácil encontrar formas de enfermedades basadas en las intervenciones violentas de los que ocasionan las aflicciones o enfermedades y la defensa igualmente violenta. 1998:281) entre los Yagua amazónicos35. Hombre he sido y hombre tengo que ser hasta la fecha. una vez extraído.un cristal. oracioneros. cuando me citen por la tierra yo estaré en el aire. clavel blanco. lucha ceremonial literal como se observa . un clavo. “Voy chupando nudo por nudo.Salud e interculturalidad en América Latina el suero. Bien curado y bien florecido [se patea el suelo] y bien parado en buenas varas. por ejemplo. pies tengan y no me siguan. chontas jibareñas. cuando me citen en el aire yo estaré en el mar. “El flechazo es visualizado bajo el efecto del sanpedro. Ojos tengan y no me vean. hoja por hoja a miles y a toneladas de tabaco. una vez extraído el mal del interior del organismo (Polia Meconi 1996: 584). como un dardo ígneo con punta agudísima lanzado por el malero para matar al curandero. etc. que son las que absorben y asimilan la contaminación patológica del mal que luego habrá que destruir o desechar. ango por ango. Bartolomé 1991:11733). vena por vena. Este es el caso. un pedazo de animal. En aquellos lugares donde la cosmovisión del grupo. aguas de las lagunas. una pequeña rana u otro animalejo. Hualcuy. Con mi buena mesa gentileña y moriscana me voy parando y arrancando todo contagio del cuerpo del señor (N. En realidad. con la condición de mostrarlo al enfermo. hechiceros. succionan el cuerpo doliente. Las formas de actuación ceremonial contra la enfermedad guardan cierta coherencia o formas de “estilo” (Gutiérrez Estévez 2003) en los grupos amerindios con aspectos de su propia vida comunitaria. un bocado de comida. regresó a su casa en espera impaciente de Carmelo para que le realizara la limpia con el cuy. En este caso el médico originario realiza una verdadera intervención puesto que hay que allegarse hasta los adentros del cuerpo.N). curarás y arrancarás todo mal que venga por aire y tierra” (Curandero. para así ayudar al doliente a entender y dar sentido a la aflicción padecida. el cuerpo mítico del mundo (donde el curandero se mueve a través de la visión que permite el Sanpedro) y el cuerpo social de la aflicción apelando a los “maleros”36 que quieren dañarlo y hacer enfermar a su cliente37. se trata de un ataque dirigido a su “sombra” mientras que está separada del cuerpo” (Polia Meconi 1996:496). agua bendita y por supuesto tabaco macerado en alcohol.-indicando en aquel objeto la manifestación visible del “contagio”” (Polia Meconi 1996:584)34. espirituistas. Aunque bravos como un león. Otra de las técnicas curativas más extendidas en América Latina en diferentes grupos amerindios es la succión chamánica o “chupada” (Chaumeil 1998. expresada de forma ceremonial. miel. manos tengan y no me agarren. Los curanderos del Norte del Perú. En estos casos la presencia de flechas. para extraer el objeto dañino. de los curanderos del Norte peruano y su lucha constante contra los “maleros” y los “encantos”. Voy citando y atareando para descontagiar contagios y malos brujos. La lógica de este procedimiento radica en la idea de “soplo” o de “dardo mágico” introducido en el enfermo por parte de alguna persona o entidad maléfica que es preciso extraer del interior del cuerpo para su sanación como nos muestra Chaumeil (2004. pétalos de rosa. Voy matizando cuando me citen por aires yo estaré en la tierra.

Quizá por esta razón. de tal forma que con cada ingrediente se nombra y construye un espacio. nuestra radiante y moderna cirugía produce los efectos contrarios sobre el cuerpo del enfermo: Aislamiento. En definitiva. el propio oficiante en su triple configuración de entidades anímicas que constituyen el concepto aymara de ser humano39 (Fernández Juárez 2004a). porque genera muchos riesgos corporales y no resuelve el trasfondo de la aflicción. el entorno y dominio familiar incluyendo los parientes próximos afectados por el problema. la forma de canalizar terapéuticamente la enfermedad es mediante una buena conversación gastronómica. desmembración social. como dice Le Breton (2008:159) que algo consustancial con mi persona. individuación extrema y despersonalización pasiva. la casa. Hay que convencer a los seres que propician la enfermedad de que no lo hagan a cambio de satisfacer gustosamente su apetito ceremonial. como unidad protectora de la familia. la cirugía tiene crédito escaso entre las poblaciones indígenas de América. La ofrenda se va configurando con los ingredientes que constituyen el objeto gastronómico predilecto de los comensales sagrados a los que se destina. pero obviamente desconocen los criterios de las “enfermedades de la gente” las que afectan a las entidades espirituales que conforman el criterio de ser humano y que no son distinguibles del propio concepto de persona44. el escenario de los cerros sagrados y lugares de referencia ritual comunitaria. circunstancia que no separan ni distinguen las medicinas de los pueblos amerindios que practican una medicina del “ser humano”43. reduccionismo y cosificación orgánica. 16 en sus mesadas rituales en las que sables. en ese “cuerpo prestado” que poseo y que parece más un socio. La obsesión que los pueblos amerindios observan por parte de los equipos sanitarios sobre el cuerpo humano confirma en parte ciertos juicios en los que se dice que lo médicos solo curan “los cuerpos machucados”. La mesa reproduce no sólo el cuerpo doliente40 del enfermo sino su entorno familiar. el principio no maniqueo de división entre un mundo que es bueno y malo a la vez. el Altiplano con sus cumbres y cerros sagrados. la intervención quirúrgica es algo que hay que sufrir “pacientemente”. kunturmamani. VV. aparentemente incompatibles? . comunitario en donde no hay fronteras ni fisuras que demarquen el cuerpo físico del social y del mítico.AA. sin necesidad de contradicción aparente. Por el contrario en aquellos otros grupos. que aceptan la multiplicidad de caras de la existencia. una variable terapéutica considerada de índole “menor” en el Altiplano aymara. la propia comunidad. Así se conforman algunas de las ofrendas ceremoniales aymaras y quechuas del Andes del Sur. entre otras. una técnica terapéutica específica de la biomedicina que distingue claramente entre cuerpo y persona42 (Le Breton 2008:8). Todo este microcosmos reproducido con los ingredientes y oraciones que el yatiri emplea en la elaboración de su ofrenda posibilita la cura del enfermo41. Frente a los procedimientos no invasivos de la cirugía simbólica amerindia y su valor social.¿se puede hacer algo por “achicar la brecha” y sugerir formas de diálogo intercultural entre ambos sistemas. según las diferentes tradiciones y cosmovisiones amerindias. (por algo nos dicen “pacientes” en las unidades hospitalarias. Las mesas rituales aymaras contemplan diferentes rasgos que aluden al cuerpo y a la persona del que oficia la ceremonia. Conclusiones Puesto que las formas indígenas y originarias de los grupos amerindios sobre la medicina y la “cirugía simbólica” difieren sustancialmente de la que presenta la medicina y cirugía académicas o científicas en tanto en cuanto se trata de dos modelos diferentes de pensar el “ser humano”45…. bayonetas y varas constituyen parte fundamental de su parafernalia ritual terapéutica38. espadas. Todos este escenario colectivo fundamental que se recrea en el ofrecimiento de la mesa reproduce sistemáticamente la solicitud de la ofrenda con referencias concretas y reiterativas a la aflicción sufrida por el doliente. los achachilas. cuando no “carcinoma en la 92”). como los quechuas y aymaras de los Andes del Sur. comunitario.

médico del hospital decide realizar un “contrahechizo” que realiza de noche. a estas frases hechas y que va más allá del caso personal. Así sucede por ejemplo. Le pregunta al hombre si el padre. el anciano recupera sus fuerzas y se cura convencido de la eficacia del tratamiento ritual que ha recibido. Yo mismo he tratado de justificar los análisis de sangre en el Altiplano. el médico precisa verlo en la sangre. como la fórmula que encuentra Jimmy en el artículo “hehizos y moléculas” de Larry Dossey (1999:23-30). el médico provoca la adhesión del paciente al tratamiento terapéutico. Jimmy. varios remedios. entonces. 17 Hay que resaltar en el texto precedente de Le Breton la importancia que concede a la “calidad” de ese contacto47. Recordemos el asunto: Un anciano que cree que ha sido hechizado recurre a una unidad hospitalaria convencido de que va a morir.Salud e interculturalidad en América Latina Caben dos posibilidades. Igual que el yatiri necesita ver en la coca el origen y causa de la enfermedad. en el sino de su adscripción étnica o cultural (Meñaca 2007:103-116). homogeneizados o encasillados casi a la fuerza. como el padre no podía con la fiera sin varias flechas. Bastien (1994) intenta algo similar para explicar los beneficios de la vacunación tetánica en el Altiplano de Bolivia. La actitud coherente en este caso es la del médico que con comprensión toma en cuenta estos datos en la administración de remedios y en la calidad de su presencia frente al enfermo. La analítica correspondiente no refleja “nada” ninguna dolencia. El resultado es espectacular. por parte del médico o especialista sanitario convencional en términos originarios comprensibles no es de calidad. en lugar de provocar indulgencias e incluso desprecio.enfermedad –atención. Así lo comprobamos en algunas producciones. Alguno de estos folletos rezuman un paternalismo insultante como podemos ver en el extracto que muestro. presentado y analizado por las investigadoras de nuestro grupo de investigación de la Facultad . de lejos. estros hechos deben provocar un cuestionamiento sobre el sentido de esta eficacia. aun cuando el remedio se revele como un placebo. ninguna enfermedad. excesivamente básicos a los usuarios emigrantes en sus lenguas de origen. Con respecto a la primera vía encontramos algunos ejemplos bien conocidos. por supuesto también el quirúrgico. publicaciones y folletos que las administraciones españolas editan para la información de los emigrantes como “manuales” supuestamente prácticos de uso para el personal de salud. pero la aflicción del anciano crece de una forma considerable. empleando la imagen comparativa del diagnóstico de la hoja de coca. Si el contacto. Si bien es cierto que las peculiaridades culturales funcionan en la forma diferenciada como los seres humanos damos sentido al proceso salud. simultáneamente. En la cura de estos enfermos hay algo que escapa. “Aun cuando algunos médicos dicen que la cura de sus enfermos “se dio en la cabeza” o “porque creía en ella”. La eficacia simbólica es una noción extraña al saber médico. pierde peso y todo indica que el desenlace fatal parece inevitable. cuando no reflejo de un sectarismo asistencial marcado por el paternalismo. el médico le dice que él tampoco puede “matar” la enfermedad sin recurrir a varios remedios a la vez. la forma de traducir o trasladar el sentido de la dolencia o el tratamiento. o bien encontrar el punto clave donde la comunicación simbólica en clave intercultural resulte eficaz. De hecho buena aparte de estos materiales se conforman con traducir literalmente algunos consejos. La reificación de la cultura y su cosificación puede provocar no pocos estereotipos inadecuados en el tratamiento asistencial de los enfermos. A la respuesta negativa del enfermo. estaremos contribuyendo a la humillación absurda del propio enfermo tratado con una benevolencia paternalista insoportable. Al encontrar el “contacto” y el símbolo (que van juntos). con ese profesional lleno de paciencia y de tacto ante un enfermo africano que se niega a tomar. es preciso actuar con suma sutileza y cuidado para que estas “diferencias” no se constituyan en meras referencias exóticas. no come. lejos de la mirada de sus colegas biomédicos. Este puede. cuando iba al monte a cazar una fiera grande llevaba una sola flecha. El problema de estos folletos y escritos de supuesta sensibilidad cultural es que están pensados no para personas en situación de ingreso hospitalario sino sólo para “inmigrantes”. o bien aceptar de una forma sensata la diferenciación de modelos y ver la forma en que ambos puedan encontrar una complementación razonable que satisfaga los intereses de los enfermos46. darle un sentido pleno a la medicación” (Le Breton 2008: 186).

Recuerda que el agua debe ser economizada y por ello es conveniente lavar con agua.Dormir es imprescindible para mantener tu salud. especialmente en ellas convivís muchas personas. No se trata de que los profesionales de la salud se conviertan o reciclen en antropólogos sociales. profesionales de la salud. es posible que la cirugía convencional encuentre fórmulas adecuadas de “contacto” y comprensión en términos amerindios. Comentan las propias investigadoras sobre el párrafo precedente: 18 “¿Qué pensaría cualquier ciudadano español si el gobierno central. los residuos domésticos tienen un horario para depositarse en los cubos amarillos se debe depositar solamente el plástico. dejando a los propios afectados decidir . enfermos o personas ancianas. Es importante seguir los siguientes consejos: ventilar y airear adecuadamente las diferentes habitaciones quitar diariamente el polvo y limpiar los suelos. especialmente si son utilizados por muchas personas. Limpiar y tener adecuadamente los utensilios de cocina. no es conveniente compartir toallas y peines. de Humanidades de Toledo de la Universidad de Castilla-La Mancha (Irene González. más allá de los fríos protocolos. Si aceptamos textos de parámetros similares relacionándolos a colectivos de inmigrantes marroquíes. aunque existan y se disponga de ellos en la correspondiente consejería o unidad hospitalaria. regional o local realizara una campaña de salud pública en términos como estos? La buena intención de los redactores de textos como éstos queda diluida entre la imagen preconcebida y esteriotipada que se tiene del inmigrante vinculándolo a conceptos como: subdesarrollo. Puerto García y Bárbara Azaola):“Uno de los riesgos a los que pueden caer los materiales es en un exacerbado paternalismo. después de tocar animales. Nos consta que estos materiales. carnes. procurando mantener cortas las uñas. pescados o verduras. mediante la ducha de todo el cuerpo. rumanos o bolivianos ¿aceptaríamos dichas coordenadas para un inmigrante alemán o inglés residente en las costas levantinas y andaluzas? El debate queda abierto”. los alimentos correctamente guardados en los frigoríficos. sin importar ni magnificar de forma absurda la adscripción de identidades étnicas de referencia.AA. El problema se produce cuando estos procedimientos y protocolos encriptan las realidades personales y anteponen las pautas protocolarias a las necesidades humanas. Hay contenedores de otros colores específicos para papel. para reconocernos como seres humanos en situación de crisis de salud. pero si no puedes. Las manos: lávate las manos antes de las comidas. ofreciendo como es obligación del Estado. donde se tratan de conciliar intereses contrapuestos (administración. después de ir al servicio. VV. no profesionales de la salud… etc) y finalidades igualmente dispares. son desconocidos en gran parte por los profesionales de la salud y por los propios usuarios emigrantes de los servicios sanitarios. Es conveniente lavarse antes y después de lavar a los niños. los aseos y baños deben ser limpiados diariamente. la máxima calidad de atención sanitaria a cada persona que solicite sus servicios. y también el pelo. espacio de agonía y trauma para otros muchos. no se compartirán nunca cepillos de dientes. Es conveniente el lavado por las mañanas al levantarse.La vivienda es un elemento importante de vuestra salud. bastará con ofrecer la más completa y exacta información sobre el problema. llegando a manifestarle prejuicios y estereotipos enraizados en la sociedad de destino”. bastaría con recuperar cierta humanización de lo servicios hospitalarios. enjabonar y volver a abrir el grifo para aclarar. tierra y manipular alimentos como huevos. Algunas guías tratan al inmigrante como a un niño pequeño al que hay que educar en sus primeros pasos de vida. después de trabajar. Los niños necesitan dormir algo más. Así las cosas. veamos un pequeño extracto de la información recogida en una de estas “guías”: “El baño: debe ser frecuente. hazlo al menos tres veces por semana. Como muestra. pero si no se produce o no se puede producir. enfermos. Lo ideal es hacerlo todos los días. Los adultos precisan dormir diariamente de 7 a 9 horas. de calidad muy diversa y discutible en algunos casos. latas y tetra-brik. familiares de los enfermos. Una unidad hospitalaria. marginación y analfabetismo entendido en el sentido más amplio de la palabra –de conocimientos y de normas-. constituye un ámbito que debe estar reglamentado para alcanzar los objetivos de eficiencia y eficacia más razonables. centro de trabajo para unos. cartón y vidrio”.

en diferentes ocasiones y contextos. bajo mi dirección51. La incorporación y el reconocimiento en las nuevas constituciones de América Latina (caso por ejemplo de Ecuador y Bolivia) de los planteamientos interculturales en salud. constituyen los principales garantes para que la interculturalidad aplicada a la salud (y por tanto también al dominio quirúrgico). “exótico” e ineficaz. como los que se proponen para los pueblos originarios de América o para la población inmigrante en Europa. No es posible. Una cirugía basada en el diálogo intercultural sólo será posible si se facilita el acceso a los servicios de salud convencionales de todos los ciudadanos (indígenas o no) a través del desarrollo de los correspondientes seguros universales de salud. el racismo o la xenofobia. a mediados del siglo pasado52. como otros ámbitos de la medicina convencional en América Latina. Los criterios de índole económica y política suscitan enormes recelos en los supuestos “beneficiarios” de las políticas de atención sanitaria o quirúrgica que emanan del Estado. si se traslada la idea de que es sólo “cosa de indios” o “para indios” (o para “inmigrantes”) es posible que contribuya. constituirán una especie de sucedáneo sanitario desagradable. Hay terribles precedentes en este sentido. al ser humano. Al constituirse la cirugía en técnica operativa sobre el cuerpo humano sus expresiones conceptuales afectan al sentido de persona y a la consideración de “ser humano” al tiempo que expresa una lacerante deshumanización por la cosificación fragmentaria que del cuerpo humano posibilita la cirugía occidental. mutilar el cuerpo. como recogen algunas de las páginas de este libro en relación con programas sistemáticos de esterilización llevados a cabo en poblaciones indígenas. la valoración de UNESCO sobre el patrimonio intangible e inmaterial de los pueblos49 y la formación en recursos humanos merced a los postgrados en salud intercultural que se están realizando en toda América Latina. Si conseguimos a través de la reflexiones que propone este libro que los equipos sanitarios sean conscientes de todos los conceptos que la cirugía científica despliega no . extirpar. las nuevas directrices de la OPS en relación con las medicinas tradicionales y la interculturalidad como derecho a tener en cuenta en contextos indígenas de América. de otra forma los criterios interculturales aplicados a la salud. seguirá lastrada con la acusación velada de cuidar más del negocio que de la salud de los ciudadanos. sin destruir conceptualmente. su vida o su muerte48. en contacto directo con los pueblos amerindios. desde la perspectiva amerindia.Salud e interculturalidad en América Latina sobre su cuerpo. a la exclusión social. descarnar. ¿Qué hacer en aquellas ocasiones. bien aprovechado por los políticos de turno para aumentar la brecha sanitaria entre pueblos ricos y pobres. *** 19 Salud e Interculturalidad en América Latina. De otra forma la cirugía. sin saberlo. constituye el cuarto volumen de la serie Salud e Interculturalidad en América Latina50 y el séptimo libro del Grupo de Investigación en Salud Intercultural de la Universidad de Castilla-La Mancha. tantas veces repetidas por parte de los equipos sanitarios que realizan su loable función asistencial en selvas. bosques y cordilleras. reconocida como enriquecedora y eficiente en la problemática médica. pero a la vez las intervenciones quirúrgicas acreditan una ideología política sobre los pueblos indígenas y unos objetivos estatales no siempre explicados a los usuarios de dichas intervenciones. Es en el desarrollo de los seguros universales de salud donde la eficacia de las políticas interculturales encontrarán su sentido. Si la sensibilidad intercultural no impregna a todos los entramados del Estado. cumpla su objetivo como derecho inalienable de los pueblos originarios de América en el siglo XXI. Prácticas Quirúrgicas y Pueblos Originarios. en las que la emergencia de un caso quirúrgico amerita la rápida intervención? ¿Cómo plantear criterios de diálogo intercultural en estos casos? Esta es la cuestión de fondo que pretende plantear y exponer la presente monografía. ¿Por qué elaborar un volumen monográfico sobre el impacto de la cirugía occidental en los pueblos amerindios? Quizá porque ninguna especialización de la medicina científica como la quirúrgica plantea tantos problemas de aceptación por parte de los pueblos originarios al poner en crisis elementos significativos del bagaje cultural de los intervenidos.

Aunque se trate de la experiencia “privilegiada” vivida por una extranjera en República Dominicana. El proyecto surge gracias a la concesión de una ayuda económica vinculada al programa “Ayudas para Acciones de Cooperación al Desarrollo” para el Personal Docente e Investigador de la Universidad de Castilla. la vivencia aflictiva o la intervención quirúrgica como “enfermedad” desde la perspectiva de mujeres indígenas intervenidas. El libro concluye con una valoración bioética y antropológica sobre la cirugía y la técnica médica con especial atención al estudio del genoma humano y su repercusión en las poblaciones originarias de América (Alejandro de Haro Honrubia) Es tiempo de dar las gracias a las instituciones que han hecho posible el apoyo financiero para que el libro vea la luz. le siguen otros dos relativos uno a la tradición de la cirugía y sus avances pioneros en el mundo clásico occidental (Benéitez Prudencio). Otra experiencia vivencial con el aporte complementario de la cirugía médica y la visión antropológica es la que ofrecen Raimon Rovira Saperas y Lluis Mallart Guimerá sobre algunas sociedades africanas del Sur de Camerún. El autor realiza un riguroso barrido documental. después de este ensayo. En este sentido quiero agradecer el apoyo del . Seguidamente se plantea la presencia de técnicas y habilidades sobre las aperturas corporales y la cirugía en el mundo prehispánico más allá de los tópicos habituales. La experiencia traumática de “buscar la sangre” nos presenta el análisis sobre una entidad hospitalaria de carácter privado en Santo Domingo y su proceder en las intervenciones quirúrgicas. el otro versado sobre la técnica de la disección humana en el contexto de los siglos XVI. el primer caso procedente de Oaxaca en México (Gilberto Hernández Zinzún) y el segundo del Norte de Potosí en Bolivia (Francesca Cerbini) con las lacerantes y perniciosas consecuencias para su salud en términos personales y familiares que sus intervenciones quirúrgicas originaron. convocatoria 2009. 20 sólo sobre la mesa de operaciones. sino sobre el propio cuerpo enfermo desde la perspectiva de la persona que va a ser intervenida. la operación y el sentimiento desbordado ante la fractura de fémur y sus consecuencias por parte de los ancianos de Bahía (Bruno Benevides y Andrea Caprara).XVII y XVIII desde una perspectiva trasatlántica valorando su desarrollo comparativo en relación tanto con la Iglesia Católica como con la propia Medicina (Elena del Río Parra). así como la transferencia de prioridades del antropólogo en relación con su manera de entender las necesidades ajenas en términos quirúrgicos entre los Aguaruna peruanos a partir del diagnóstico de una “falsa apendicitis” y sus consecuencias (Luisa Abad González y Ana Isabel Vázquez Cañete). poco documentados sobre este aspecto. destacando. archivísticos y etnohistóricos (Francisco M. nos enfrenta a la visión de la cirugía como ámbito donde el factor económico delimita injustamente el acceso desigual a sus servicios (Pedro Pablo Salvador Hernández). Gil García). En el siguiente capítulo escuchamos la voz de un médico anestesiólogo y su experiencia y dificultad a la hora de plantear las intervenciones quirúrgicas en El Alto de La Paz (Bolivia) en contexto aymara (Jorge Molina Peñaranda).La Mancha.AA. La casuística sobre pueblos originarios y cirugía occidental aparece recogida en los siguientes capítulos del libro como es el caso de la interpretación de los aparatos de radio y las aportaciones de la modernidad técnica en relación con las concepciones del cuerpo y sus estrategias quirúrgica entre los Yagua (Jean –Pierre Chaumail). El libro incorpora a continuación cinco ejemplos concretos de actuaciones quirúrgicas realizadas sobre población indígena y marginal en América Latina. la problemática de los programas de esterilización femenina con especial incidencia en Perú y México (Eduardo Menéndez).Valorar la experiencia quirúrgica realizada por parte del experimentado médico Manuel Amunárriz durante décadas en las selvas del Ecuador constituye el objeto de análisis de Michael Knipper y Verena Dannhardt. su familia y su entorno comunitario. El libro incorpora un primer ensayo introductorio a la problemática de la cirugía en contextos indígenas americanos y la extendida presencia de procedimientos y habilidades terapéuticas que afectan el interior de los cuerpos enfermos sin necesidad de abrirlos (Fernández Juárez). el dolor y las razones de los miedos quirúrgicos y hospitalarios entre los C´horti´ del Oriente de Guatemala (Lorenzo Mariano Juárez). VV. aplicando criterios de sensatez analítica sobre materiales arqueológicos. consideramos que serán capaces de expresar con argumentos apropiados la información más precisa y pertinente incluso en situaciones de emergencia quirúrgica.

Salud e interculturalidad en América Latina

Departamento de Relaciones Internacionales de la UCLM así como a la Fundación General de la UCLM y al Vicerrectorado de Estudios y Programas de la UCLM. Mi gratitud de nuevo a la Fundación para la Cooperación y Salud Internacional del Instituto Carlos III de Madrid y a la Editorial Abya-Yala de Quito por su valoración positiva e impulso generoso al proyecto de edición del libro. Toledo, 13 de Octubre de 2009

21

AA. VV.

22

Mesa de Eduardo Calderón, Trujillo, Perú. (Fotografía:Cortesía de Douglas Sharon)

Eduardo Calderón. “El chamán de los cuatro vientos” con su mesa. Trujillo, Perú. (Fotografía: Cortesía de Douglas Sharon)

Salud e interculturalidad en América Latina

Qhayapu, llamada del ánimo, Ayacucho, Perú. (Fotografía: Cortesía de Isabel Neila Boyer)

23

Succión chamánica en el oeste amazónico. (Fotografía:Cortesía de Jean-Pierre Chaumeil)

AA. VV.

24

Mesa ritual en el “calvario” Isuchamán. Curva, Bolivia (Fotografía: Gerardo Fernández Juárez)

Mesa ritual comunitaria. Tuqi Ajllata Alta, Bolivia (Fotografía: Gerardo Fernández Juárez)

Salud e interculturalidad en América Latina

El Niño Compadrito. Cuzco. (Fotografía: Gerardo Fernández Juárez)

25

El Niño compadrito en su “urna-retablo”. Cuzco (Fotografía: Gerardo Fernández Juárez)

AA. VV.

26

Mercado de las brujas. Doña Marta y su puesto de remedios rituales, farmacopea tradicional y objetos de “consumo turístico”. La Paz, Bolivia (Fotografía: Gerardo Fernández Juárez)

Mesa de “color” en agosto. El Alto de La Paz, Bolivia (Fotografía: Gerardo Fernández Juárez)

Salud e interculturalidad en América Latina

Notas
1 Estas técnicas corporales que abren y modifican los cuerpos están relacionadas con el proceso de ser persona o “ser humano”, resaltando de forma sensible dicho proceso de formación en los pueblos originarios, mientras nuestra cirugía lo distorsiona y criminaliza públicamente. Si tenemos en cuenta el sentido de los términos “cirugía” y “operar” tal y como aparecen reflejados en el Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua, tenemos que: CIRUGÍA: Parte de la medicina que tiene por objeto curar las enfermedades por medio de operación (DRAL Tomo I, 1992:482). OPERAR: 2.Ejecutar sobre el cuerpo animal vivo, con ayuda de instrumentos adecuados diversos actos curativos como extirpar, amputar, implantar, corregir, coser, etc, órganos, miembros o tejidos (DRAL Tomo II, 1992: 1479).Es decir la clave en este caso es el sentido terapéutico de la intervención sobre el cuerpo. Las actuaciones que abren el cuerpo, lo rasgan o separan y cercenan órganos que no tengan un sentido terapéutico no podemos reconocerlas propiamente como “quirúrgicas”. Los malentendidos en torno a la salud y a la enfermedad en clave cultural constituyen el objeto fundamental de resolución por parte de las políticas interculturales aplicadas a la salud (Fernández Juárez, coord., 2004; 2006; 2008a). En realidad los criterios interculturales se producen en cualquier tipo de entrevista médica en cualquier unidad hospitalaria, como nos recuerda Le Breton (1999:167): “Una consulta es una suerte de deliberación informal entre un médico que se esfuerza por hacer entrar en sus categorías de pensamiento indicaciones para él confusas, y un paciente que tiene dificultades para hacerse entender por una persona de quien no comprende por qué indaga “minucias” acerca de cosas que parecen tan evidentes. Se descifran mutuamente, se ponen frente a frente dos personas que encarnan concepciones del mundo cuya compatibilidad debe construirse a través de negociaciones y compromisos”. Tierra que no debía haber sido pisada en ninguna circunstancia por el ser humano, “tierra nueva”; al parecer era recogida de la cumbre de un cerro de importancia ceremonial en la zona. Pensemos en el factor iatrogénico que estos relatos sugieren de la cirugía occidental. No sólo no se entiende como técnica terapéutica sino que produce “susto” síndrome cultural muy extendido por América Latina. En el Siglo XVIII un curandero de Canarias realizaba curaciones con tierra mezclada con su propia saliva: “Se jactaba Nicolás de las virtudes de su saliva, escupiendo a veces sobre su mano y otras sobre el enfermo, frotándolo con ella. Decía tener una cruz “en el cielo de la boca” y por ello le tocaba con el pulgar y lo aplicaba en la parte mala. Y agregaba que curaba con tierra, con tejas y ladrillos, puesto que somos de tierra” (Fajardo Spínola 1991:355). El costo de las intervenciones quirúrgicas constituye un severo lastre y una barrera muchas veces inquebrantable en el rechazo a la intervención quirúrgica. La utopía de los seguros universales de salud en los Estados de América Latina, hace verdaderamente inviable la asunción de los costos quirúrgicos a cualquiera de sus ciudadanos, indígenas o no. El nivel de riqueza personal se constituye en la clave, injustificable en el siglo XXI, que selecciona y decide quien tiene acceso a este tipo de servicios especializados. No siempre la técnica avanzada está reñida con los pueblos amerindios, ni mucho menos, como vemos, por ejemplo, en la adhesión mayoritaria a Internet por parte de las asociaciones indígenas. Véase el artículo de Jean –Pierre Chaumeil en este mismo libro. En el año 1995 se consiguió una ayuda, por parte de la Universidad de Castilla-La Mancha, para la compra de un ecógrafo móvil por parte del Equipo de Salud Altiplano de la localidad aymara de Qurpa. Venían enfermos desde la lejana Puno en el Perú para hacerse ver con el ecógrafo. La sangre, en las comunidades andinas, es considerada un bien limitado y que no se reproduce fácilmente. Me comentaba el médico Jorge Molina que durante su experiencia de atención en el año de provincias en el Altiplano no era raro que los comuneros le solicitaran, después de algún enfrentamiento tras una borrachera, la cantidad de sangre derramada en el conflicto, para justificar mejor la indemnización a solicitar en la denuncia. La sangre es considerada terapéutica en algunos grupos amerindios, de tal forma que “hacer correr” la sangre de los padres evita ciertas enfermedades entre los hijos de ahí que los Sirionó del Oriente boliviano practiquen la escarificación de los padres (parte frontal del muslo desde la cadera hasta la rodilla, y la parte trasera de la pierna desde la rodilla a los tobillos, al día siguiente de producido el alumbramiento (Balzano 1999:270). La sangre es uno de los fluidos humanos más importante en la representación corpórea y en la expresión de diferentes categorías cognitivas en los grupos amerindios (Roux 1990; López Garcia 2006; Fernández Juárez 2008b). En el Altiplano aymara lacustre, en las riberas bolivianas del Lago Titicaca, el término “operador” se aplica a un personaje ávido de sangre y grasa que extrae de sus víctimas inocentes conocido en aymara como kharisiri. En ocasiones la actitud y el celo de los equipos biomédicos por las extracciones sanguíneas o las intervenciones quirúrgicas en las comunidades aymaras los acerca al perfil del dantesco personaje (Fernández Juárez 2008b). Se sospecha que las vacunas, sobre todo en las “macrocampañas” organizadas por el Estado, están en “mal estado” o que en lugar de la protección epidemiológica persiguen otros fines no explícitos, en contra de las poblaciones originarias, como hacerlos serviles con el Estado o infertilizar a sus mujeres, obviamente, sin su consentimiento. Comentario personal del Dr. Jorge Molina Son innumerables las referencias que podemos encontrar, especialmente en los documentos inquisitoriales de la época sobre este corpus de creencias y doctrina medica imbuida en ciertos aspectos de creencias religiosas y de los modelos

2

3

4

27

5

6

7

8

9 10

AA. VV.

11

12

13

28

14 15

16 17

18

19

20

eruditos de la época. Nos hablan de esa peculiaridad histórica del momento en que el cuerpo humano, todavía por descubrir anatómicamente, “científicamente”, por parte de Leonardo y Vesalio aparece dotado de una ósmosis con el entorno que hace que pueda ser flanqueado con facilidad para introducir o extraer objetos de su interior: “De manera que los hechizos de piedras, cabellos y pelos et similia, que estas mugeres an hechado, le es cosa fácil al demonio criarlos y causarlos dentro de sus cuerpos en virtud de su calor natural, como es metal y cosas labradas de el, los quales el demonio puede entrar en los cuerpos o estendiendo los poros y entrando por ellos y volviéndolos a cerrar después, o adormeciendo al hombre y dejándolo que no sienta, y abriéndole herida por donde los entre y bolviéndosela a cerrar y curar después, assí en partes carnosas como en las que no lo son: como en la garganta, arterias, intestinos y en el orificio del estómago, todo lo qual le es fácil abrir y cerrar, y curar como tan gran cirujano (…) y esta es la causa que muchos hechizados han hechado cuchillos, tijeras labradas, como dicen dichos autores, y en nuestro caso ay muger que a hechado dándolas dedal labrado, balas de plomo y pólbora dentro de una nuez y otras cosas a ese tono, hilo de alambre y esto hasta assi dicho por mayor de la primera cossa, que concurre al hechizo que es el demonio” (Gari Lacruz 1991: 425,426,427). Se puede consultar el célebre “laboratorio de Celestina” al uso para contemplar la hipertrofia de la medicina popular de la época (Laza [1958] 2002:155). El especialista en literatura comparada José Manuel Pedrosa de la Universidad de Alcalá de Henares reconoce, en comentario personal, un cierto tiente humorístico en el detalle y detenimiento con que Fernando de Rojas escruta y radiografía las materias y cachivaches de la vieja alcahueta hechicera (Fernando de de Rojas [1499] 2004:52-54]. Con todo la cirugía medieval realizó importantes aportaciones en el dominio europeo: trepanaciones, reducción de fracturas, operación de las fístulas anales, cauterización de las hemorragias, extracción de cuerpos extraños y sutura de heridas penetrantes en el pecho; incluso se observa una preocupación incipiente por el alivio del dolor del enfermo intervenido o incipiente anestesia con la aplicación de una “esponja somnífera” a base de Beleño, Opio y Cáñamo; así lo reflejan Le Goff y Truong (2005:99 y 100). “El respeto por el cuerpo retrasó durante mucho tiempo las prácticas de la disección. “Las primeras disecciones aparecen en la enseñanza médica en el primer cuarto del siglo XIII en Bolonia, hacia 1340 en Montpellier y en 1407 en París, donde no adquieren una regularidad hasta 1477, señala Marie-Jose Imbault” (Le Goff y Truong 2005: 101). Ver el artículo de Elena del Río en este mismo libro. Los aymaras bolivianos emplean técnicas precisas de “manteo” para conseguir que la criatura se coloque en la posición adecuada para facilitar el parto. Aparte de la relación entre los diferentes paradigmas míticos y psíquicos que el relato propone, Lévi- Strauss lo relaciona igualmente con la esfera orgánica de la parturienta, permitiendo una transición o traslación desde el nivel mítico al orgánico. Sepilli (2000:42) insiste en un aspecto similar al tener en cuenta la importancia que para la biomedicina adquiere, recientemente, el análisis de los factores que en relación con la enfermedad y su desarrollo terapéutico juegan en el proceso psiconeuroinmunológico. Comentario personal del mayordomo de la imagen en 1996, D. Juan Letona. También se producen manifestaciones de adhesión hacia la medicina científica u occidental en territorios indígenas como, al parecer, sucede entre los Matsigenkas del Perú donde los antiguos shamanes, seripegari, casi han desaparecido (Rosengren 2004:51). Igualmente encontramos proyectos de salud en la Amazonía peruana con una razonable aceptación incluso en términos quirúrgicos (Hvalkof 2003). El Equipo de Salud Altiplano (ESA) efectuó algunas intervenciones quirúrgicas de cirugía menor con éxito en el Altiplano aymara en el año 1995 y 1996. He optado en esta ocasión por atender a las estrategias de la “limpia” ceremonial y la succión chamánica, como formas que pretenden extraer el mal del interior del cuerpo del enfermo sin abrirlo. Prescindo en este caso del modelo inverso, es decir la pérdida y extravío de las entidades anímicas que conforman parte sustancial del concepto de persona en diversos pueblos amerindios, que salen del cuerpo, se extravían y que hay que reintroducir en el cuerpo del enfermo para su curación. Este modelo, bajo la denominación de “susto” que adquiere perfiles propios en los diferentes grupos étnicos americanos, se encuentra muy extendido por toda América Latina (Rubel 1986) y ya fue objeto de atención pormenorizada en otro trabajo precedente (Fernández Juárez 2004c). Diversos amuletos pretenden, en la tradición peninsular, proteger y cerrar los cuerpos de las personas especialmente vulnerables a ciertos tipos de dolencias y aflicciones, caso del “mal de ojo” entre los niños y niñas de menor edad (Salillas 1905). Esta capacidad de emplear sustancias psicotrópicas o alucinógenas que hagan factible los estados alterados o semialterados de conciencia constituye un comportamiento habitual entre los pueblos amerindios. Es decir, lo habitual consiste en enfocar la relación con el ámbito ceremonial, como sucede en el caso de la enfermedad, posibilitando esos estados alterados de conciencia. Es el caso del Sanpedro o Huachuma (Trichocereus pachanoi) en el Norte del Perú, el Peyote (Lophophora williamsi),en el ámbito apache mescalero y mesoamericano (Bryce Boyer et al, 1976; Castaneda [1968] 1996), la Ayahuasca o el Yagé (Banisteriopsis) en el ámbito amazónico (Harner 1976; Reichel-Dolmatoff 1978). Igualmente se puede decir de los sueños y la duermevela en los Andes o del consumo de alcohol en ciertos contextos ceremoniales (Fernández Juárez 2004a; Saignes (comp.) 1993). Así mismo, en Europa la tetralogía de la herbolaria alu-

Gilbert 2004). testimonio recogido por Franz Boas y analizado posteriormente por LéviStrauss([1949] 1987: 202). Frisancho Pineda (1988:59) mencionaba esta estrategia de diagnóstico y terapia como los rayos X de los aymaras de Puno (Perú). los curanderos que deben restituir la “sombra” o los ch´iwis del enfermo (ajayu. bajos los efectos de alguna de nuestras drogas comerciales. El pasado y las riquezas son consideradas parte del interior de los cuerpos y del mundo de los pueblos amerindios (Gutiérrez Estévez 2002). Los “encantos” son caprichosos y 29 . así como otras señales que tenía en los brazos y en los muslos. por supuesto. mediante ofrendas propiciatorias de mayor importancia y prestigio que el curandero a quien desea dañar. Recordemos el sentido limitado de la sangre humana y su enorme valor entre los aymaras. Añade Cristóbal en nuestra entrevista que el buen maestro debe sentir la misma enfermedad que el enfermo” (Polia 1996:149). vive. les mostró el cuerpo lleno de cardenales. axilas y cuello. animo y coraje. El curandero formula e identifica a todas las posibles enfermedades con su localización corporal. Vara de chonta que forma parte de la mesa ritual del curandero. María Tausiet (2004:469) en su estudio sobre los procesos inquisitoriales en Aragón documenta el caso de una curandera que incorpora en su cuerpo la enfermedad de su cliente. Enfermedad provocada por los “encantos”. Debe haber correspondencia de sexo entre el cuerpo del enfermo y el cuerpo del cuy con el que se le va a limpiar. Es importante hacer notar en esta geografía corpórea y mítica cómo el interior del cuerpo aparece relacionado con los seres del pasado. Huacas y “encantos” que bajo la forma de un animal cuidan de las recuas de ganado de los campesinos. y que cuando iba a comer le parecía que se ahogaba”. todas ellas de la familia de las Solanáceas (Harner 1976. el Beleño (Hyoscyamus). la Mandrágora (Mandragora) y el Estramonio (Datura stramonium). Constituyen formas de acreditar un sentido social y no individual del cuerpo ni las aflicciones humanas. dominio y curación de la misma. En estas fluctuaciones corporales de ida y vuelta entre curanderos y pacientes también destacar el dato de Torquemada (2000:150) sobre una mujer hechicera en la Sevilla del siglo XVIII que limpia los cargos de su clienta haciendo disciplina sobre su propio cuerpo en nombre de aquella. Frazer ([1890] 1995: 612-616). El propio curandero acostumbra colocar el objeto en su boca. el dardo de la cerbatana y la flecha invisible que el brujo mágicamente dispara para herir a sus víctimas o contagiarles enfermedades” (Polia Meconi 1996: 357). sustituto del enfermo. conocida como “la Celestina” en 1774:“ Una vez allí les comunicó que había pasado toda la noche anterior en vela junto a una ventana. ¿Qué pensaríamos si nuestros cirujanos realizaran sus intervenciones quirúrgicas sobre nuestra “sombra” o doble. cuyo cuerpo ha sido sometido a la “limpia” y sanado. mishas. a veces entremezclado en su propia sangre al hacerse previamente un corte en la lengua. Ante la cara de asombro que manifestaban todos los presentes y como prueba de ser cierto cuanto afirmaban. para enseñar al enfermo el objeto succionado de su interior. mientras el enfermo. “Entre los jíbaros tziazák significa. hablan una lengua antigua desconcertante (Polia 1996. “La enfermedad.Salud e interculturalidad en América Latina 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 cinógena incluía a la Belladona (Atropa belladonna). utilizando ropas antiguas y cuando finalmente son recuperados. Especies alucinógenas consumidas por el curandero. Fernández Juárez 2008b). las tres entidades espirituales que conforman el “ser humano” en el Altiplano aymara)dicen que aparecen presas en el interior de los cerros y montañas. El “malero” es el especialista en originar daños y enfermedades tanto a las personas como a los propios curanderos.“lo había puesto de modo que no tenía sosiego. mientras que el hombre casado que le había arrebatado la virtud y que había sido la causa de todos sus quebrantos. En los Andes del Norte y del Sur. sino que durante la curación se aplicaba con frenesí a “ dar bocadas en las espaldas del enfermo diciendo que así le chupaba la sangre”. mortificándose de tal manera que la sobrina ya estaba “enteramente buena y casta”. muere con la enfermedad y es enterrado en el cementerio. fruto de las mortificaciones a las que se había sometido para compensar la pecaminosa condición de la sobrina”. la mala sangre.G. con apariencia de “gentiles”. aplicándoselo en los genitales. dado que las sangrías de los enfermos se erigían entre los métodos curativos con mayor éxito en esa época…” (Torquemada 2000: 103).Al parecer formaban parte de los ungüentos que las brujas empleaban. Recorre la etiología del mal. Estrategia curativa practicada igualmente por las curanderas y hechiceras sevillanas del siglo XVIII: “Pero la Romero no se limitaba a la destrucción de las amistades y las prendas íntimas de sus enfermos para la ulterior ingesta de las mismas. Este hecho es bien conocido en la tradición europea como recoge J. cuando los seres tutelares agarran una de las entidades anímicas del ser humano y provocan la enfermedad de su dueño. como estrategia terapéutica. al mismo tiempo. dando voces y reproduciendo en su cuerpo las manifestaciones de dolor de la enfermedad como paso previo a su control. El personaje es Angela de Salas. empleando igualmente el Sanpedro y el poder de los “encantos” a los que pretende favorecer. según un proceso netamente shamánico se habría “transmitido” al cuerpo del (futuro) curandero. con la intención de sanar nuestra dolencias corporales? ¿Es posible establecer criterios de diálogo intercultural entre formas tan diferentes de “cirugía”? De esta forma el objeto. es decir traslada la enfermedad desde el cuerpo del enfermo a su propio cuerpo. para acudir en sueños a sus conventículos de perversión o aquelarres (Gómez 1999:39). a la vez que el cuerpo del enfermo. Recordemos la iniciación del escéptico Quesalid entre los Kwakiutl.

espadas y puñales que se colocan a su cabecera. Un aspecto peculiar de la mesa norteña lo constituyen las diferentes varas. La hoja de coca es un modelo a escala del cuerpo humano. que también hizo con el dedo índice y menor algunos signos supersticiosos. con respecto a las respuestas de la biomedicina científica. característico del modelo biomédico científico (Le Breton 2008) Los “artes” y los “encantos” son los diferentes objetos rituales que contiene la mesa. particularmente tenso y dramático recogido por Sharon (1980:38) se refiere a los saltos y estrategias de esgrima desarrolladas por Eduardo Calderón para rechazar a sus enemigos: “Repentinamente. antes del diluvio universal. El yatiri cuando diagnóstica con la hoja de coca ve en los intersticios. Nava Cerball 2006. una especie de “cuerpo perfecto”. Una de las enfermedades especialmente relacionadas con el interior del cuerpo de los campesinos aymaras es la que producen los chullpas. pero son especialmente responsables de las enfermedades llamadas “de la gente”. del cuerpo y no del hijo ni del amigo. frescura.. mesa. esta se introduce en el cuerpo del infractor asustadizo. El yatiri pasa la ofrenda ritual. “…la medicina se ocupa de la “máquina humana”. como sucede en el saber biomédico” (Le Breton 2008: 84-85). el hombre de la ciudad que va al campo (o que encuentra a un curandero tradicional en su propia ciudad) no busca solamente la cura que la medicina no pudo proporcionarle.etc. La batalla con la espada y los saltos (llamados siete mortales) además de romper el hechizo del brujo. es decir. en el Altiplano lacustre. brujos. para propiciar un parto. del ch´amak pacha. cosificado. diciendo que aquellos eran los cuernos del diablo” (Torquemada 2000: 104). Antes de que pudiéramos darnos cuenta ya estaba enfrascado en una furiosa batalla de espada. y me dijo que el hechicero responsable por las desgracias de la familia había atacado la sesión haciendo necesaria una acción urgente. Genera el valor social del hecho de enfermar frente al sentido individualizado. nervaduras de la hoja. Curan. Ossio 1989). sino por interés propio canalizado por los curanderos y los “maleros” a través de las ofrendas rituales. La explicación ofrecida por Carmelo es que con los ingredientes de la ofrenda era capaz de reproducir un cuerpo humano. . Este aspecto característico de las medicinas populares hacen del ser humano una pieza más corpórea del universo social y mítico en el que se ubica su vida y sus dolencias. sino al entorno familiar y comunitario en apoyo del alumbramiento junto a los seres tutelares del Altiplano andino. Igual insatisfacción se produce entre los enfermos europeos y norteamericanos. tirando reveses y blandiendo el arma como un bucanero (… ) Más tarde yo le pedí una explicación más completa. XVIII también encontramos una curandera experta en dar “sablazos ceremoniales” como corresponde al enfrentamiento entre el bien y el mal en clave de salud.(…) Pero en primera instancia son (…) saberes acerca del hombre. Esa referencia a que todo estuviera “en su sitio” no sólo se refería a los órganos corporales de la mujer. En la Sevilla del S. “con todas sus cositas”. sin avisar. y su salvación es predominante. dualista y fragmentario del cuerpo enfermo disociado del propio ser humano enfermo. Le Goff y Truong (2005: 99) apuntan en relación con la medicina medieval europea un párrafo que puede hacernos pensar mejor en las prioridades de las medicinas indígenas contemporáneas: “En la Edad Media no existe el cuerpo en si. agarró una de las espadas que estaban en la cabecera de la mesa. VV. el de la parturienta. 37 38 39 40 30 41 42 43 44 movidos no por compasión hacia los hombre y sus necesidades. imperfecciones. se efectuaban para impresionarlo”. De esta manera. En una ocasión el maestro ceremonial Carmelo Condori realizó una “mesa de salud” en la comunidad de Tuqi Ajllata Alta. que pretenden agredirlo. en primer lugar. las tres entidades que configuran la definición de persona en el Altiplano aymara. para que todo estuviera “en su sitio” y el parto no se complicara. es decir del hombre en su singularidad” (Le Breton 2008:11). Siempre está penetrado de alma.AA. o de aquellos que se asustan al contemplar los restos óseos de la chullpa. El cuerpo no es considerado nunca como algo distinto del hombre. tres veces sobe el preparado. se dice que quien persigue o interesa la plata de los chullpas (chullpa qullqi). los seres de la época oscura. provocándole un severo sarpullido por cuyos granos aparecen los huesos astillados de la chullpa. la medicina es. de esta forma la ofrenda se impregna de las esencias corporales y personales del oferente. y cargó contra el área abierta a espaldas de ella. Un documento etnográfico. es decir de aquellas que los médicos no pueden resolver. en el contacto que establece con el curandero encuentra la revelación de una imagen de su cuerpo mucho más digna de interés que la que le proporciona el saber biomédico. su animo y coraje. dando luego golpes en el aire con grandes aspavientos y diciendo “sal de aquí maldita…. según el catolicismo popular de la época: “Para completar la función sacó la consabida espada y la puso sobre el pecho de la enferma. además de estar “nombrado” en su interior junto a su ajayu. periódicamente sobre el cuerpo del oferente. Carter y Mamani 1986. Buena parte de estos útiles. junto a otros “encantos” de la mesa ejercen protección frente al “maestro” ritual y lo defienden de las “sombras” o dobles de los “maleros”. “Estos conocimientos tradicionales no aíslan el cuerpo del Universo. color. lo pasa por encima de su cabeza. Eduardo ayudó a la muchacha con el brebaje. las claves interpretativas de los adentros del cuerpo del enfermo (Fernández Juárez 2004a. se articulan sobre un tejido de correspondencias que muestra que las mismas “materias primas” entran en la composición del hombre y del mundo” (Le Breton 2008:85). En el diálogo con el curandero descubre una dimensión simbólica que le provoca asombro y cuyo cuestionamiento le perseguirá durante mucho tiempo. que se encuentran en las tumbas y yacimientos arqueológicos. le hace exhalar su aliento. buscando otras respuestas tanto en la medicina popular como en las llamadas “medicinas paralelas” o “medicinas alternativas”: “Pero.

Recuerdo la película Yawar Mallku del director boliviano Jorge Sanginés (1969) que denunciaba dos aspectos fundamentales. la información sobre el derecho a los servicios sanitarios que tienen los ciudadanos y residentes en España (acceso. como referentes de producción intelectual del equipo de investigación en los últimos años. con trágicas consecuencias para la infortunada. ávida de negocio lucrativo aprovechando las desgracias de sus enfermos. 2006. En el Altiplano se cree que hay que esperar a la expulsión de la placenta antes de realizar el corte del cordón umbilical para no producir problemas con la expulsión de la placenta. En ocasiones con la forma políticamente correcta de buscar maneras de “integración” se confecciona una aureola de “comprensión paternalista” con el “otro” que no es real ni productiva. a “sus pacientes” y a los trozos o partes que constituyen nuestros cuerpos y que resultan de esa forma mutuamente intercambiables. relacionada con el cirujano. como el caso de aquella enfermera que decidió cortar el cordón umbilical de un recién nacido antes de la expulsión de la placenta provocando un profundo malestar y temor en los familiares y en la propia parturienta ante la amenaza de una retención placentaria que finalmente se produjo. pero como ciudadanos compartimos una Constitución y todos los derechos que la correcta información relativa a la misma deben tener los ciudadanos. Otra crítica de los pueblos originarios sobre el proceder de los equipos sanitarios en relación con los cuerpos de los enfermos es que toman decisiones sin consultar y actúan en consecuencia. El artículo de Pedro Salvador en este mismo libro nos revela que la “herida continúa sangrando” cuarenta años después de lo revelado por Sanjinés y que la cirugía y la sangre constituyen un privilegio imposible de adquirir sin previo pago por parte del enfermo en muchos países de América Latina. en primer lugar estas campañas de esterilización indígena. sin preguntar a nadie (Fernández Juárez 2008a). traslado. En este caso se produjo. cualquier remedio para curar debe tener una “virtud” o un “encanto”. tomó la palabra en pleno debate para comentar en clase: “Es imposible que compartamos todo. hay que incluir los libros de Fernández Juárez (1999. No se puede ni se debe compartir todo puesto que cada ser humano tiene sus adscripciones culturales y su propia tensión biográfica. ingreso hospitalario. “operador”. especialidades…etc. hacia las mujeres intervenidas y en segundo lugar el deprecio del sistema sanitario convencional por la vida de los enfermos. Ver el capítulo de Eduardo Menéndez en este mismo libro. Está bien que no podamos compartir todo. Las escisiones. Pensar el cuerpo y pensar el ser humano cuya vinculación resulta inviolable. Además de los cuatro volúmenes de la serie Salud e Interculturalidad en América Latina. Nos dice Polia (1996: 399) para el caso del Norte peruano: “un remedio. 2008b) y Flores Martos y Abad González (coordinadores) 2007. no” (…)“Las yerbas de Dios y el agua de las lagunas curan lo andino. sean cuales sean sus orígenes. pero el campesino del Ande. pero sí debemos compartir la información”. Incluso los tratamientos “blandos” con los remedios de las farmacéuticos precisan. nuestra cirugía los mutila. En este caso la cirugía muestra su peor cara. una alumna de la Facultad de Humanidades de Toledo. el recelo y la mayor de las desconfianzas por su capacidad de producir “susto” y otros derivados iatrogénicos. En el caso español es preciso ver la reglamentación autonómica sobre el caso. no como en nuestro caso que podemos pensar en el ser humano. como vemos en las políticas de transplantes de órganos. pero en lo que respecta a las prácticas quirúrgicas ha volcado la incertidumbre.Salud e interculturalidad en América Latina 45 46 47 48 49 50 51 52 una medicina del alma que pasa por el cuerpo sin jamás reducirse a él”. escarificaciones. el amedrentamiento. su origen. La propia cultura y medicina kallawaya de Bolivia adquirió este galardón en el año 2003 Fernández Juárez (Coordinador) 2004. para ser aceptados. ávido buscador de grasa y sangre humanas. Comentando este asunto relativo a los “pros” y “contras” del diálogo intercultural aplicado a la salud en contextos de inmigración en España. Los blancos y los mestizos culturizados de las ciudades pueden curarlos como salen de las boticas. La comunidad echó la culpa a la enfermera que asistía el parto por tomar la decisión de cortar el cordón umbilical. al margen del cuerpo que lo soporta lo que produce esas pautas de cosificación y despersonalización de nuestra medicina al referirse a los seres humanos. Con estos precedentes desgraciados que permanecen de una forma consistente en la memoria de los afectados se precisa mucha paciencia y honestidad para plantear criterios interculturales en el dominio médico quirúrgico convencional.) sea cual sea. Narra el caso de un familiar que tiene que buscar la sangre para poder intervenir a un pariente gravemente herido de bala en su comunidad de origen. La capacidad de “apropiación” de lo foráneo que resulta idiosincrásico de algunos pueblos amerindios como muestra Pitarch (2003:60) ha producido resultados con respecto a la propia medicina convencional a quien se considera responsable y capaz para las enfermedades “del doctor” (Fernández Juárez 2007). infibulaciones o extirpaciones de los pueblos amerindios “hacen” a sus hombres y mujeres. una vez más lo repito. Fernández Juárez (Director) 2008a. Mientra esta sea la imagen del “cirujano” difícil será establecer criterios de diálogo intercultural entre las instituciones y los equipos sanitarios y las comunidades aymaras del Altiplano boliviano. intervención) que afecten a los enfermos como si estos fueran “menores de edad” simplemente por el hecho de ser indígenas. pero no pueden curar eficazmente lo que no es andino”. 31 . y la desinformación por parte de los responsables del programa y equipo quirúrgico extranjero. Y por supuesto. Me parece verdaderamente importante. sean indígenas o no. Los equipos sanitarios no pueden tomar las decisiones (tratamiento. como el caso de la figura del kharisiri a la que aludí anteriormente. en ocasiones. servicios. formas de adaptación cultural. basadas en el temor. no pasa nada.

Silvia 1999 “La concepción del cuerpo en el cazador sirionó”. Revista Arinsana. IFEA/CAAAP/CAEA-CONICET. Jean-Pierre 1998 Ver. Barcelona FAJARDO SPÍNOLA. FERNÁNDEZ JUÁREZ.Kairós.AA. México CASTAÑEGA. pp. CSIC. Buenos Aires BARTOLOMÉ. Instituto de Estudios Riojanos. Juventud. Salud e Interculturalidad en el Altiplano Aymara. Caracas BRYCE BOYER. FCE. CAMINO. Larry 1999 “Hechizos y moléculas”. Logroño CIRUELO. Madrid BAER. Edit. Perspectivas antropológicas. Asunción BASTIEN. En. Materiales para la Historia de la Antropología. Quito DE ROJAS. Madrid FERNÁNDEZ JUÁREZ. Universidad Católica. Abya-Yala / UCLM / Bolhispania. L (et al) 1976 “El chamanismo y el uso del peyote entre los apaches de la reserve de los Mescalero”. William y MAMANI. OMS/OPS/Ministerio de Salud y Previsión Social/CIPCA. Gerardo 1999 Médicos y Yatiris. El caso del “Niño Compadrito””. Revista de Dialectología y Tradiciones Populares.64-75 Guadarrama. Alucinógenos y chamanismo. Abya-Yala BALZANO. poder. Mauricio 1986 Coca en Bolivia. En HARNER. Bibliografía ACKERKNECHT Erwin H 1985 Medicina y antropología social. Fernando [1499] 2004 La Celestina. Michael J. La Paz CASTANEDA. Centro de Estudios Antropológicos. espacio y medicina. Francisco 1991 Hechicería y brujería en Canarias en la Edad Moderna. Pp. Joan B. Cabildo Insular de Gran Canaria. Mario (coordinador). Los indios Sirionó de Bolivia Oriental. Tiempo. Las Palmas FERNÁNDEZ JUÁREZ. En. Gerbard 1994 Cosmología y shamanismo de los matsiguenga.51-70. Chamanismo de los Yagua de la Amazonía Peruana. Edit. saber. pp. Gerardo (Coordinador). En DOSSEY. Carlos [1968] 1996 Las enseñanzas de Don Juan. 265-278. Larry. pp. Tomo LIII (1). Gerardo 1998 “Religiosidad popular y heterodoxia en los Andes. Madrid DOSSEY. Lima CHAUMEIL. 261-296. 23-30. El País. VV. Ciudad Argentina. Glosa. En CALIFANO. Martín de [1529] 1994 Tratado de las supersticiones y hechizerias y de la posibilidad y remedio dellas. Edit Akal. Miguel Alberto 1991 Chamanismo y religión entre los Ava-Katu-Ete. plantas y lagunas poderosas. La Paz 32 . El complejo de dardos mágicos en el chamanismo del oeste amazónico”. CIPCA. Jean-Pierre 2004 “Del proyectil al virus. Edit. 15 pp. vol II. Valencia CHAUMEIL. NAU llibres. Piura CARTER. Lupe 1992 Cerros. Joseph 1994 “Comunicación intercultural sobre vacunación tetánica en Bolivia” En. Salud e Interculturalidad en América Latina. James [1777] 1996 “Descripción de Nueva Zelanda”. pp.325. Madrid. Barcelona COOK. LLINARES CHOVER. Pedro [1530] 1977 Reprobación de las supersticiones y hechicerías.

Perspectivas antropológicas. La enfermedad del “susto” en el Altiplano de Bolivia”. Gerardo 2004a Yatiris y ch´amakanis. Quito. Francisco 2004 “La corte médica en el espiritismo venezolano. FERNÁNDEZ JUÁREZ. Perspectivas antropológicas. Kuraji. Procesos de medicalización de lo espiritual y mímesis hegemónica”. En FERNÁNDEZ JUÁREZ (Coordinador) Salud e Interculturalidad en América Latina. Juan Antonio y ABAD GONZÁLEZ. Abya-Yala /Servicio de Publicaciones de la UCLM /Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha/ Agencia Española de Cooperación Internacional / Fundación para la Cooperación y Salud Internacional Carlos III. pp. En. Gerardo 2004c “Ajayu. Lleida GILBERT. Salud. Edit. Abya-Yala /UCLM /Bolhispania. Contrarreforma y superstición en Cataluña (siglos XVII-XVIII). Quito FERNÁNDEZ JUÁREZ. Abya-Yala /Bolhispania/UCLM. Abya-Yala /UCLM / Bolhispania. Juan Antonio 2008 “Operaciones espirituales y cultos de sanación en la ciudad de Veracruz (México). Edit. [1890] 1995 La Rama Dorada. Enric (Coordinado). Interculturalidad y Contexto Migratorio. Diputación General de Aragón. Ángel 1991 Brujería e Inquisición en el Alto Aragón en la primera mitad del Siglo XVII.213-231. Editorial Milenio. James George.279-304. Abya-Yala. Octaedro y OEI. FERNÁNDEZ JUÁREZ (Coordinador) Salud e Interculturalidad en América Latina. enfermedades del doctor”. Quito FERNÁNDEZ JUÁREZ. Barcelona GÓMEZ. Encuentros y desencuentros entre la biomedicina y la cura mística”. Luisa (coordinadores) 2007 Etnografías de la muerte y las culturas en América Latina. Animu. Gerardo (Coordinador) 2006 Salud e Interculturalidad en América Latina. testimonios y prácticas ceremoniales. pp. Quito FERRÁNDIZ. Reflexiones desde el Altiplano boliviano”. Gerardo 2007 “Enfermedades de la gente. Quito FERNÁNDEZ JUÁREZ. Cuenca FLORES MARTOS. pp. Abya-Yala y CIPCA. persona y modelos médicos en el Altiplano de Bolivia. La diversidad frente al espejo. Gerardo (Coordinador) 2004b Salud e Interculturalidad en América Latina. Barcelona FERNÁNDEZ JUÁREZ. En.77-99. Quito FERNÁNDEZ JUÁREZ. Antropología de la Salud y Crítica Intercultural. Edit. Martí 2005 La palabra del predicador. FCE. México GARI LACRUZ. Abya-Yala /Servicio de Publicaciones de la UCLM /Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha/Caja Castilla-La Mancha / Agencia Española de Cooperación Internacional /Fundación para la Cooperación y Salud Internacional Carlos III. Multiculturalismo y educación para la equidad. FERNÁNDEZ JUÁREZ. Sueños. En PRATS. Abya-Yala. Gerardo 2008b Kharisiris en acción. Quito FRAZER. Quito FLORES MARTOS. Servicio de Publicaciones de la UCLM / AECI. De la brujería a la medicina. Perspectivas antropológicas. 1999 Las Plantas en la Brujería Medieval (Propiedades y Creencias). Gerardo (Director) 2008a La diversidad frente al espejo. Gerardo (Director). Celeste. Émile 2004 Las cuatro grandes plantas mágicas. interculturalidad y contexto migratorio. Edit. Edit. Edit. Madrid 33 . Salud e interculturalidad en contextos indígenas. Cuerpo.61-89. Zaragoza GELABERTÓ. pp. Edit. Salud. Edit. /Servicio de publicaciones de la UCLM/ Agencia Española de Cooperación Internacional /Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha/ Caja Castilla La Mancha / Fundación para la Cooperación y Salud Internacional Carlos III. Abraxas. Ramón J.Salud e interculturalidad en América Latina FERNÁNDEZ JUÁREZ.

Universidad de Salamanca. Journal of Latin America Lore. Lima . Cicon ediciones. 269. Paidos. Donald 1985 “Altar Symbolism in Peruvian Ritual Healing”. Pedro 2003 “Infidelidades indígenas”. Edición. UMSA. S. M. Juan M. Claude. pp. Nueva Visión.138-160.3-29 LAZA. Textos y contextos culturales. pp. 11 (1) pp. LÉVI-STRAUSS. MUÑOZ GONZÁLEZ. Cicón. pp. Copenhague JORALEMON. Antropología estructural. Julián 2006 “Cuerpo y sociedad maya chort´i. En. 1976 “El rol de las plantas alucinógenas en la brujería europea”. VV. Antropología estructural. Arantza 2007 “Sistema Sanitario e Inmigración. Badajoz LÓPEZ PIÑERO. Málaga LE BRETON. 7-24 HAEGER. Paidos. Soren (Compilador) 2003 Sueños amazónicos…Un programa de salud indígena en la selva peruana. Aguilar Editor. Alucinógenos y chamanismo. Revista de Occidente. GUMILLA. (Coordinador) 1989 La coca… tradición. Madrid HVALKOF. Tesis de Licenciatura. Manuel 2003 “El estilo de la civilización amerindia”. Beatriz y LÓPEZ GARCÍA. 269. Editorial Raíces.J.60-75.83-141. Alianza Editorial. Michael J.) Introducción a la Antropología de la Salud. pp. La Paz. Julian (cordinadores) Cuerpo y Medicina. Mario 1988 Las lagunas de los “encantos”. En Mari Luz ESTEBAN (ed.211-227.385-405. Modesto [1958] 2002 El laboratorio de Celestina. Manuel (et al) Según cuerpos.AA.inédita OSSIO. Guadarrama. El papel de la cultura”. pp. Bilbao NAVA CERBALL. LÉVI-STRAUSS. pp. CEPESER. Barcelona LÉVI. Paidos. Raquel 2006 Prácticas y lenguaje ritual de mujeres yatiris aymaras. HARNER. Revista de Occidente. España Misionera III. Aplicaciones teóricas y prácticas. José [1745] El Orinoco ilustrado. Ensayo de diccionario de uso etnográfico.195-210. pp. Badajoz GUTIÉRREZ ESTÉVEZ. Barcelona LE BRETON. rito. Buenos Aires LE GOFF. En. prólogo y notas por el P. Jacques y TRUONG Nicolas 2005 Una historia del cuerpo en la Edad Media. Barcelona LÓPEZ GARCÍA. Claude [1949]1987 “La eficacia simbólica”. México PITARCH. Representaciones desde la sangre”. Seix Barral. identidad. 1953 Aspectos médicos de la literatura antisupersticiosas española de los siglos XVI y XVII. pp. Instituto Indigenista Interamericano. Fundación Unicaja.103-116. En. Madrid GUTIÉRREZ ESTÉVEZ. En. Madrid HARNER Michael J. Medicina tradicional andina del Perú septentriona. Constantino Bayle. Knut 1993 Historia de la Cirugía. OSALDE. David [1990] 2008 Antropología del cuerpo y modernidad. Madrid MEÑACA. Barcelona LÉVIS-STRAUSS. 34 GRANJEL. David 1999 Antropología del dolor. José María 2000 Breve historia de la medicina.STRAUSS. Fundación Karen Elise Jensen y NORDECO. Claude. En GUTIÉRREZ ESTÉVEZ. Claude [1949] 1987 “El hechicero y su magia”. Manuel 2002 “Interioridades”. POLIA MECONI. Luis S.

Madrid SANTOS. Rafael 1905 La fascinación en España. Siglo XXI. La Paz SALILLAS. Barcelona SCHÉPER-HUGES.29-42. Jean Paul 1990 La sangre. México TAUSIET. remedio. 35 . Pontificia Universidad Católica del Perú. María Jesús 2000 La inquisición y el diablo. Lima SEPPILLI.IV. valores humanos y justicia global en el tráfico de órganos” Revista de Antropología Social. (dos volúmenes). Vol. Supersticiones en el siglo XVIII. Eduardo Arias. SHARON. María 2004 Ponzoña en los ojos. Federica (editores) Guía Etnográfica de la Alta Amazonía. 1986 “El “susto” en Hispanoamérica”. Lima REICHEL-DOLMATOFF.33-44. Fernando y BARCLAY. En. Douglas 1980 El chamán de los cuatro vientos. En SANTOS. Universidad Complutense de Madrid. pp. 14. México ROUX. HISBOL. A modo de presentación?”. Barcelona RUBEL. cuenta…” Adivinos y médicos del Ande. Mitos.1. Mario 1996 “Despierta. Tierry 1993 Borrachera y memoria. Bellaterra. pp. PERDIGUERO. Arthur J. Península.Universidad de Sevilla. Revista Arinsana. Brujería y Superstición en Aragón en el Siglo XVI. (Eds. Enrique y COMELLES.195-236. Tullio 2000 “¿De qué hablamos cuando hablamos de factores culturales en salud.) Medicina y cultura. Josep M. Nancy 2005 “El comercio infame: Capitalismo milenarista. Siglo XXI. símbolos y realidades. Fernando 2004 “Los Yánesha”. Cuzco SAIGNES. La experiencia de lo sagrado en los Andes. Matsigenka y Yánesha pp.161-367 Smithsonian Tropical Research Institue /IFEA. Turner. Estudios entre la Antropología y la Medicina pp. Gerardo 1978 El chamán y el jaguar.Salud e interculturalidad en América Latina POLIA MECONI. Madrid TORQUEMADA.

.

el bronce tiene un “principio activo” que “es vigoroso” para Aristóteles o el pseudo-Aristóteles. hace que la herida cierre más rápidamente” (Aristóteles. más bien. si alguien se corta con un instrumento de bronce. Este texto constituye uno de los tantos problémata —‘problemas’. 35]). Las alusiones a las armas hechas de bronce. a hablar sobre las propiedades medicinales que supuestamente posee el bronce en una disquisición sobre si dicho metal es mejor que el hierro en la cicatrización de las heridas. Parece. Según acabamos de ver. que hubo una tónica en el pensamiento griego según la cual. Las armas con el tiempo dejaron de fabricarse con bronce. En el siguiente ‘problema’ el autor peripatético continúa preguntándose: “¿Por qué incluso las quemaduras hechas con bronce se curan más deprisa?”. “vigorizador (…) de la vista”. El bronce es. Los héroes de Homero —los de la Ilíada.ENTRE EL FOLKLORE Y EL PENSAMIENTO MÉDICO el conocimiento del cuerpo humano en la Antigüedad clásica y sus dificultades José Javier Benéitez Prudencio Darwin College University of Cambridge Inglaterra A modo de introducción “bronce vigorizador de hombres” (Homero) “¿Por qué. se cura más fácilmente que si el corte es con hierro? ¿Quizá porque es más liso. desde la época arcaica —en que se sitúan los poemas homéricos— pasando por la época clásica —la de Aristóteles o su discípulo— y la Grecia en pleno apogeo del imperio romano —la de Plutarco—. 2004:57 [Sección I. ‘cuestiones propuestas’— que dedica Aristóteles a la medicina o. el bronce poseía unas cualidades o propiedades más beneficiosas si había la mala suerte de caer herido por “lanzas y espadas broncíneas” —sigo la glosa que Plutarco hace del problema aristotélico. y Plutarco lo refrenda. y responde: “¿Por qué es menos compacto y con menos cuerpo? Y el calor es superior en los cuerpos más duros” (Aristóteles. y cita un verso de Homero1: “bronce vigorizador de hombres y de la vista”. al actuar el fármaco en el mismo momento del corte. o a los vívidos y fulgurantes destellos que desprenden al reflejarse el sol en ellas. Nosotros diríamos hoy que la visión de las armas de bronce y sus 37 . 1985:173. 175). dada la mayor dureza del hierro desde la ‘revolución del hierro’. 2004:57[Sección I. por tanto. según el verso de Homero que recuerda Plutarco. Quiero traerlo a colación aquí para poner de relieve cómo una fuente tan reputada como Problemas se presta. 36]). y su principio activo es vigoroso. en cambio. el bronce tiene propiedades medicinales. Plutarco (1987:187) en las Charlas de sobremesa hace una referencia expresa al 35º ‘problema’ aristotélico de la sección I. inundan uno a uno los cantos de la Ilíada. de modo que desgarra menos y hace menos herida? ¿O si el hierro está más afilado. Unos cinco o seis siglos después. aunque no tanto los de la Odisea— lucharon con armas de bronce (Kirk. un autor peripatético anónimo próximo en el tiempo a Aristóteles. el corte es más fácil y menos doloroso? Ciertamente. por tanto.

de una mera bagatela plutarquea sobre si in illo tempore los hombres fueron mejores que los de ‘ahora’ (nyn)? Como es bien conocido. en los que hizo hincapié Plutarco. pues “esto al instante queda en las heridas” (Plutarco. también . ésta. ¿Tienen las disquisiciones de Plutarco un mero valor ‘arqueológico’? Dicho de otro modo. Pero no sólo los héroes homéricos emplearon este metal noble para luchar. y esta recomendación de Vegecio. 1987:187). es decir. de bronce sus casas y con bronce trabajaban”. e. Espero que el lector entienda que debo ser selectivo. y admite seguir a Aristóteles cuando dice que el bronce tiene “en sí algo de medicinal”. pretendo incidir precisamente en estos posos de irracionalidad centrando mi atención sobre aquellos elementos que me parecen cruciales para poder comprender mejor los mentados inconvenientes en el avance del conocimiento médico. explicaba que la raza de hombres que precedieron a la de los héroes (homéricos) empleó el bronce todavía con mayor profusión. que fue comúnmente asumido en la medicina griega —tanto la popular como la técnica4. se esfuerza en dejar sentado que “es preciso saber que los cauterios con cobre tienen más eficacia curativa que los de hierro” (Vegecio. los esforzados héroes de la Ilíada y la Odisea sirvieron de modelo para las ulteriores generaciones de griegos y romanos. Pero sigamos con nuestro punto de partida. de bronce (…) De bronce eran sus armas. Tal vez sólo se trata de algunos prejuicios heredados de la tradición. muchos de los cuales se asumen acríticamente. se coincide en reconocer que el bronce poseía un valor medicinal. Por mi parte. Escribe Plutarco: “no es dudoso que lo astringente tiene el poder opuesto a lo que corrompe. un autor que seguramente escribe ya en las postrimerías del mundo clásico antiguo —allá por los siglos IV o V de n. La llamada ‘medicina racional’ —por utilizar el nombre que usa James Longrigg (1993)—. Plutarco. Mi objetivo es estudiar cuáles fueron los escollos o dificultades con que se topó el conocimiento fisiológico y ‘anatómico’3 del cuerpo humano a lo largo de más de un milenio de historia en el mundo grecorromano. Canta Hesíodo (1990:131-132): “[Una] tercera estirpe de hombres2 (…) creo Zeus (…). El ‘problema’ 35º establecía que el bronce posee un “principio activo (…) vigoroso”. diría Varrón. al menos. para justificar que el bronce posee propiedades medicinales sí se atreve a establecer un vuelo ‘científico’ apoyándose en la autoridad de Aristóteles o el pseudo-Aristóteles. Y añade: “no existía el negro hierro”. 1999:121). se hallaba empero contagiada con la ‘irracionalidad’ —por emplear ahora el sentido que le diera a esta palabra Erwin Dodds (2003 [ed. Vegecio lo reconoce. Hesíodo. ¿no se trataría. y que tal propiedad actúa como ‘remedio’ curativo (“fármaco [phármakon]”). según Hesíodo. sin añadir una explicación de por qué es así. La Mulomedicina o Medicina veterinaria de Vegecio. Son ya unos quince siglos los que separan los versos homéricos. 1951]). en cambio. Pero a Plutarco le viene a la mente algo que no se lee explícitamente en el texto de Problemas. No creo que —por otro lado— necesite dar una mayor explicación al hecho incontestable de que. del pensamiento aristotélico o el de Plutarco. El cobre es mejor para las heridas. al mismo tiempo. Hemos visto que en la cultura griega. por su parte el otro gran poeta del período arcaico.AA. or. sino también otros ámbitos más estrictos como es el que va a ocuparnos en estas páginas. por lo que se refiere a este extremo. ¿Tuvo algo distinto que decir la medicina práctica o técnica sobre el empleo del bronce? Esta clase de medicina se muestra muy parca. al igual que sucedió en otras áreas de la cultura. se trata del principio de la unión de los contrarios. Esta cuestión sobre el bronce no es baladí. casi todo el conocimiento práctico y teórico médico en la Antigüedad clásica fuera un producto típicamente helénico. VV. Afirma en el mismo pasaje anterior de Charlas de sobremesa que las heridas que produce el bronce sanan mejor que las que se producen por el hierro. Los romanos en gran medida lo asumieron o —más bien— se sirvieron de él. cómo no sólo inundaban los reductos propios de la religión o de la cultura. o al menos en los héroes contendientes en el bando aqueo y troyano que son los auténticos protagonistas de la epopeya homérica.—. ya se trate de la poesía de Homero. y lo que cura a lo que destruye (…) Por ello. Va a servirnos para entender mejor las creencias rituales en el mundo clásico grecolatino y comprobar. 38 resplandores causaría el efecto psicológico de infundir valor u ‘hombría’ (andreía) en las huestes guerreras. la que practicaron por ejemplo el Peripato o el platónico Plutarco. que es el metal que. le corresponde al mundo ‘actual’ (nyn). ni tampoco posee solamente un mero calado ‘arqueológico’ —antiquitates. en general.

Tradicionalmente. y que el hierro había comenzado a utilizarse prácticamente para todo desde entonces (Pounds. los espejos vaginales —unos instrumentos que alcanzaron un desarrollo técnico altamente complejo durante la época imperial romana— siguieron fabricándose en bronce (Nutton. y ello no sólo por motivos estéticos ni por la mayor facilidad para trabajar el bronce. 1992:61-64). El bronce poseía poderes apotropaicos. la estatuaria griega clásica —no sólo la relativa a los dioses sino. en relación con el sonido que emite un recipiente hecho de bronce. se empleaba en la medicina para los instrumentos quirúrgicos. ni ‘médicos’ en el sentido que para nosotros tienen hoy estas palabras. No hay que olvidar que. hay que tener en cuenta que. por supuesto. e. ésta es una razón más para comprender el ‘problema’ aristotélico con el que hemos comenzado. y sus palabras —que no serían tales. a partir del siglo VIII a. También en esta especulación secular de Aristóteles o el pseudo-Aristóteles y de Plutarco sobre las heridas que provoca el bronce se detecta la sacralización o el valor cultural que para los griegos y los romanos tenía este metal. generalmente. el hierro y sus aleaciones fueron más baratos que el bronce. 1987:5862. el bronce era muy estimado porque era un material ‘beneficioso’. sino como ha advertido. 39 .Salud e interculturalidad en América Latina dicen que en este mismo sitio [scil. Se utilizaba. de n.9b). detrás de este reconocimiento deontológico existía toda una retahíla de ‘razones’ culturales como las que hemos considerado antes. El criterio rigorista que esgrime Crátilo —uno de los dos interlocutores de Sócrates en este diálogo— conduce al extremo de considerar “ruido” al que habla en vano o lo hace en falso. Desde luego. Un pasaje que el neoplatónico Porfirio6 toma de la obra perdida de Aristóteles. establece que “Pitágoras (…) decía que el ruido que se produce al golpear el bronce era la voz de un espíritu aprisionado” (Aristóteles. 288. en donde se ha producido la incisión con el metal] se ve una especia de magulladura y mancha. a los humanos— empleaba el bronce con asiduidad. El bronce. tal vez pensase igual que Crátilo en el diálogo de Platón del mismo nombre. Tal vez al lector puede parecerle temerario o imprudente el haber sentado un juicio como éste habiéndome basado en un único ejemplo. pero nosotros debemos intentar buscar también otro tipo de explicaciones. de él estaban hechos normalmente muchos de los hiera u objetos sagrados. como el cuchillo sacrificial o máchaira al cual voy a referirme en el próximo apartado. aun cuando fuesen más caros esos instrumentos que los hechos de hierro? Quizás pueda darse una respuesta si nos cercioramos de que algunos médicos —como los hipocráticos— actuaron movidos por la curación de sus pacientes. Dada la valoración negativa que los pitagóricos suelen merecerle normalmente a Aristóteles en sus disquisiciones. Por traer a colación un ejemplo que no puede dar lugar a muchas dudas. y esta presencia irracional se descubre entreverada con la pura autopsía u ‘observación’ empírica5. aunque en este caso no puede deslindarse muy bien por qué. 1999: 443-444)7. y había que actuar conforme a la ‘naturaleza’ o physis de los enfermos (Laín Entralgo. en el ritual de distintos cultos religiosos. Sin duda. Aunque acabamos de afirmar que el fin de la medicina técnica era curar al enfermo ¿se perseguían. El historiador de la Antigüedad o el arqueólogo convienen en afirmar que la proliferación de los objetos de hierro respondió a una razón puramente económica. No obstante. Para Crátilo aquél que habla según alguno de estos dos supuestos no lo hace en absoluto. 2007:200). la curación de un paciente era una cuestión de ‘oportunidad’ (kairós) y de ‘necesidad’ (ananké). a la extracción social de los enfermos a quienes trataban (Lloyd. y tiene su lógica que el resto de la carne quede indemne. 316-317). sólo ruidos— en nada se diferencian del sonido que se produce cuando se golpea “una vasija de bronce” (Platón. también. 2004:240. sin importarles demasiado cuestiones referentes a las creencias tradicionales o. 2005:444). es decir. también. por ejemplo. 493 n. 1987:187). y tal vez Aristóteles o el pseudo-Aristóteles. y aun cuando la cientificidad pueda ser mayor en un autor peripatético o en uno de los que escribieron los tratados del Corpus hipocrático que en otro cualquiera —más crédulo con las opiniones tradicionales— ninguno de ellos fueron ‘científicos’. servía para alejar los influjos maléficos o demoníacos (Gil. Sobre los pitagóricos. 1987b:64-65). otros? Como habría defendido un médico hipocrático. ya que se reúne allí la corrupción” (Plutarco.. Quienes practicaron la medicina técnica durante toda la época grecorromana solieron actuar movidos por kairós y ananké. ¿Para cumplir o seguir con la tradición inmemorial? ¿O porque su empleo era técnicamente mejor para los usos médicos. incluso.

No obstante. 353). e.AA. pero lo que el fuego no cura. 1990:296) establece taxativamente que “lo que los medicamentos no curan. aunque sí se cifran algunos métodos para las fracturas y luxaciones. las heridas. etc. En la medicina hipocrática se procuraba limitar en lo posible el uso de instrumental quirúrgico. las serpientes o los escorpiones— consiguieron avanzar el conocimiento quirúrgico. Se pensaba que el contacto o contagio con todo clase de impurezas originaba una mancha — miasma. alargándose de paso la sombra de la ‘irracionalidad’ en áreas tan reputadas o científicas como la medicina técnica grecolatina. Como resaltó Pedro Laín Entralgo (1987:351. fístulas. infectio— (Parker. que estaban mutuamente imbricadas. el hierro lo cura. 2003). fracturas. Impuros fueron determinado tipo de personas que hoy no tardaríamos en identificar con un enfermo físico o psíquico. Uno de los Aforismos hipocráticos (Tratados hipocráticos.— y evacuante —abscesos. y ello continuó siendo más o menos así hasta que llegaron los adelantos y los cambios en los propios métodos científicos. eso es preciso considerarlo incurable”. quizás a este mismo lector no le tranquilizará saber que tales ejemplos podrían multiplicarse. por ejemplo. fundados en la homología de una materia roja con la sangre? El aditamento de tales granos o del vino tinto no se muestra mejor que si se usara un tipo de granos menos maduros o vino blanco. Por ejemplo. 1952). por motivos técnicos que son obvios. Sin duda. VV. trepanación. en buena medida también se debió al total desconocimiento de la anatomía humana interna. y ello en primer lugar. cuando se prescribe que los recipientes en donde se preparan los medicamentos sean del mismo color que la sangre. fue en las áreas de la terapia por medio de drogas y la práctica quirúrgica. En este mismo sentido. lo que el hierro no cura. las partes y el funcionamiento de los órganos internos. El autor hipocrático del tratado Sobre la naturaleza de la mujer establece una serie de recetas para la preparación de brebajes con el fin de provocar la menstruación. El desarrollo de los instrumentos y utensilios técnicos no es sólo un rasgo del que adoleciera el ámbito de la medicina. ya sea la popular. Se recurría a una práctica quirúrgica cuando era ‘inevitable’ (ananké). en las heridas y en las fracturas. Las heridas de guerra. úlceras. fracturas y dislocaciones provocadas a raíz de alguna actividad gimnástica. es la tónica predominante que se detecta en todas las ramas técnicas durante el mundo antiguo (Finley. la teórico-racional o la técnico-racional8— no fue propensa a emplear procedimientos quirúrgicos. 1996:64). las prohibiciones o tabúes que pesaban sobre el propio tracto del cuerpo y el de los fluidos corporales —como la sangre— imposibilitó que la medicina durante toda la era precientífica prosperara más allá de lo que lo hizo. En realidad. nefrostomía. Tratar el cuerpo (i) “Presentó un enorme buey que había dividido con ánimo resuelto” (Hesíodo) 40 En realidad. ¿no se dejó guiar por las mismas prevenciones o escrúpulos ancestrales. de la estructura. o con un delincuente reo de algún delito de homi- . y no se prescribía en ella ningún procedimiento para la amputación de miembros. estudió cómo en los tratados hipocráticos se repite una recomendación hecha para el uso del instrumental médico. etc. las opiniones y las creencias de los médicos y de los pacientes durante la época moderna —a partir de los siglos XVI y XVII de n. este tipo de sanciones a las que me he referido tenían un origen religioso y respondían a las nociones que de lo puro y lo impuro reinaron en las culturas grecolatinas (Moulinier. Existen recomendaciones e indicaciones todavía más sorprendentes. Pero si la técnica quirúrgica fue muy limitada. así como las mordeduras y picaduras de animales —como los perros. pero cuando prescribe el empleo de granos de color rojo o de vino de este mismo color. en donde se detecta un mayor grado de innovación de las técnicas médicas (Lloyd. 1984:200-222). Luis Gil (2004:206-207) trató esmeradamente este tipo de cuestiones. el fuego lo cura. la medicina antigua —en cualquiera de sus vertientes. en las mentalidades. El minio aparece en los papiros mágicos como si fuera análogo de la sangre y servía en la medicina hipocrática como hemostático. es decir. la medicina hipocrática fue principalmente reparadora —heridas.

fue algo imposible de practicar dado que sobre el cuerpo de los fallecidos pesaba un estatus muy especial. pero. La psyché persistía lánguidamente en el Hades. un daímon. Jean-Pierre Vernant (2001:17. infectio) no quedaba disuelta. soma era la palabra con la que el poeta usualmente se refería al cadáver. el ‘deseo’ (éros) o el ‘ardor guerrero’ (lyssa). La fisiología y la patología hipocráticas. El horror que. que es el principio anímico o vital11. la disección de cadáveres. Durante sus vidas. su ‘fortaleza’ (alké). Este hecho fue. decisivo. su ‘poder para dominar’ (krátos). 1960:76). a no ser que. luego nous) estaban ligadas al cuerpo (Onians. 2002. al indicar que las enfermedades tenían causas naturales9 y no se debían a la intervención de un dios concreto. en el ámbito de la medicina. pues como antes he dicho había una explicación religioso-moral comúnmente aceptada: en primer lugar. Por esto mismo. también. el contacto con un cadáver. se basaban en la creencia de que el ser humano es un compuesto y que existe una serie de interacciones entre sus distintas partes (Gundert. quedaba contaminada la familia funesta del difunto en la muerte natural. el ‘cuerpo’ (soma) tiene invariablemente como correlato el ‘alma’ (psyché). Pero baste este sucinto comentario en relación con la psyché. a su vez. e incluso de la comunidad o la ciudad entera si la polución o suciedad (míasma. el asesino y sus descendientes en el caso de la muerte violenta. Asclepio. e. En el tiempo que va de Homero a Platón. se les reconocía porque en ellos actúa su ‘energía vital’ (ménos). además. lo que sirvió no obstante para la formación de un rico acervo que contenía toda esta experiencia acumulada durante 41 . Puede entenderse que el conocimiento médico de índole quirúrgico solamente pudiera avanzar con relación a las disecciones y vivisecciones de animales. En Homero al humano. el cuerpo es “una masa informe que se confunde con la tierra en la que yace expuesto (…) esa arcilla inerte a la cual se refiere Apolo [scil. Bremmer. 50-51). ad hoc. o —lo repetiré— de una forma más limitada. 2001:74). entre otros nombres que recibió el paraíso de los griegos. si se sustituye el Hades por el Averno o por las marismas del Aqueronte. una vez muerto. Erinia y Moira. con ocasión de las heridas y fracturas que el médico tuviera que atender. Bien es cierto que no todas las actitudes ‘médicas’ se desarrollaron por estos cauces. También entre los romanos los grandes hombres —en realidad. 34) subrayó el hecho de que durante la Grecia arcaica no existió un término adecuado para designar el ‘cuerpo’ humano. no venía solamente de la mera observación de los cambios o de la corrupción que experimentaba el cuerpo (Hertz. inspiraba el cadáver. se le concibe como una multiplicidad de órganos. los hombres eran vistos en cuanto a su ‘color carnal’ (chroié) o la envoltura de su ‘piel’ (chrós). Los hombres incluso podían promocionar a dioses —como resultó en los casos de Heracles o del mismo dios de la medicina. que también suelen aparecer en forma plural (las Keres. siendo propiamente en la muerte cuando el ‘cuerpo’ llegaba a adquirir una unidad orgánica. estuvo protagonizado por los autores de los tratados más antiguos del Corpus hipocrático —si exceptuamos Sobre las hebdómadas—. por su parte. de cultos iniciáticos mistéricos o de creencias filosóficas.Salud e interculturalidad en América Latina cidio o asesinato. Actividades psíquicas como la ‘inteligencia’ o la ‘mente’ (noos. 2003:28-29). Erinias y Moiras). 1954: 116. Lejos de creencias más propias de movimientos religiosos minoritarios. Ilíada]10” (Vernant. Dicho fenómeno no obsta el que en esta misma época se produjera también la “sacralización” de la medicina en torno al dios Asclepio. por la importancia que su culto adquirirá en todo el mundo grecorromano hasta el final de la Antigüedad. quedando convertidos en dioses si el Senado de Roma lo decretaba. Al hombre cuando está despierto se le identifica con su ‘alma-aliento’ (thymos). de n. se tuviera el privilegio de gozar de una nueva vida en las islas de los Bienaventurados o en los Campos Elíseos. y como últimamente ha estudiado Geoffrey Lloyd (2003:4083) a partir del siglo V a. que tiene su asiento en la zona del pecho (Dodds. también. un alástor o a una fuerza personalizada —Ker. Esta era la creencia que también tuvieron muchos romanos. cuando está vivo. sólo los césares— podían experimentar la apoteosis. 27. 2006:15)12. es cuando se descubre un fenómeno de “secularización” que. y como veremos en el siguiente apartado se realizó de forma excepcionalísima. en Grecia estaba extendida la idea de que la psyché abandonaba el cuerpo una vez sobrevenía la muerte. En el lenguaje homérico. En todos estos casos se requería el cumplimiento de distintos ritos catárticos. que habría permitido un mayor conocimiento del cuerpo humano. como el caso de los grandes reyes legendarios o los héroes. el ‘temor’ (phóbos). Impureza era.

VV. mientras está caliente. Esto se desprende. junto con el fuego. No sólo se deduce de multitud de pasajes. que era patrimonio de los dioses. ésos constituyen seres incivilizados. además. siquiera. del sacrificio. pensando en engañar la inteligencia de Zeus. El fuego era necesario. aunque el dato incontestable de que en la Roma tardorrepublicana se procediera al reparto masivo de cereales entre la plebe no hace sino dejar en evidencia la presencia de una grandísima masa social depauperada y miserable (Veyne. Puso a un lado. Asclepio o Esculapio tenía asignado el gallo —que no se consumía . en el Corpus hipocrático. 1976:434). reservándose para ellos mismos las partes comestibles. también. 1975:132). recogiendo los blancos huesos del buey con falaz astucia. 2003:155).7). sino que en alguno de ellos se reconoce explícitamente. en realidad. de lo que el mismo Aristóteles establece respecto de las anomalías físicas que se descubren en las víctimas inmoladas en los sacrificios. además. por un lado. Prometeo también se lo entregó a los humanos. Desde entonces. en el opúsculo hipocrático titulado Carnes se alude a la sangre de los animales inmolados. y los disimuló y recubrió de grasa con la piel del animal. la carne y ricas vísceras con la grasa. 1988:59 n. merecerá la pena que nos detengamos en él. principalmente. Prometeo es promethes o ‘previsor’. Debe añadirse que el dictado de Zeus se debió. el sacrificio ha constituido o todavía constituye “la experiencia fundamental de lo ‘sagrado’” en multitud de culturas (Burkert. La situación cambió un tanto en la época helenística y romana. los humanos sacrifican a los dioses ofreciéndoles esa parte innoble del animal. por otro. 42 siglos (Lloyd. sobre todo. Lo repite. y entre los humanos que no sacrifican o no cumplen con lo que se prescribe como sacrificio ‘correcto’ (orthós). Los griegos hasta la época clásica. En el otro lote el Titán dispuso los huesos. la sangre se cuaja” (Tratados hipocráticos.AA. Zeus que es el dios ‘inteligente’ (metietés) por antonomasia14 no logró caer en el engaño y castigó severamente a los beneficiados de la acción que llevó a cabo Prometeo: los humanos (Hesíodo. que eran los animales más importantes en las inmolaciones públicas16. y tiene como gran protagonista al titán filántropo Prometeo. Pero cuando se enfría. Tampoco debiera pasarse por alto que el arte quirúrgico estaba en deuda con las técnicas desarrolladas en los sacrificios de animales. Ocupémonos. 1990:96)15. La experiencia del sacrificio dejó su huella. 1990:95)— y. que asimismo se convierte en una explicación de la adquisición de la civilización por parte de los humanos: aquellos que no sacrifican a los dioses son los animales. aparte de impíos (Vidal-Naquet. Estos versos pertenecen a la Teogonía de Hesíodo (1990:94). toda la carne consumible de cerdo y de buey procedía de la muerte ritual y de la ofrenda de víctimas sacrificadas en las ciudades griegas. Prometeo presentó un enorme buey que había dividido con ánimo resuelto. en la piel. por ejemplo. ocultándolas en el vientre del buey. Con ello se completa la etiología del sacrificio. 1992:78-79) y Partes de los animales (Aristóteles. La medicina empleó analógicamente el conocimiento de la anatomía de los animales sacrificados con el cuerpo del ser humano. por el robo del fuego por parte de Prometeo. para la cremación en el altar de la parte que correspondía a los dioses —pues eran los vapores de los altares lo que les agradaba (Hesíodo. Como es bien sabido. 2000:179182)13. los sacrificios se convirtieron en una gran oportunidad para que pudiera degustarse este tipo de alimentos que. y fue también el epicentro de las distintas formas de la religión pública en las sociedades grecorromanas. el sacrificio requiere de las partes del animal que corresponden a cada cual —los humanos y los dioses—. en donde el poeta canta el mito (etiológico) del sacrificio. Prometeo dispuso en un lote las partes nobles del animal inmolado —la carne y las vísceras con la grasa— y las ocultó en el vientre del buey muerto. 1983:3). “Ocurrió que cuando los dioses y los hombres se separaron en Mecona. Desde el punto de vista del estudio que pretendemos. En realidad. y de cómo cuando “alguien secciona una víctima (…) la sangre es líquida. Así. 1983:33-61). no tuvieron muchas oportunidades de incorporar a su dieta de forma asidua la carne de cerdo y. poseedor de la metis o del don de la estratagema o argucia (Detienne y Vernant. Por tanto. Según lo refiere Hesíodo. entonces. Por eso. De otro. para la preparación de la carne con que se alimentaban los humanos —lo que implicaba la cocción o el asado de las piezas del animal. brevemente. lo disimuló cubriéndolos de brillante grasa”. de buey. estaban al alcance de muy pocas familias. en dos de sus tratados biológicos más importantes: Investigación de los animales (Aristóteles. Por supuesto.

1982:140). al oír que Ismenias era bueno como flautista. de forma que se toman los trozos de primera calidad. Las virtudes del reparto de la carne debió inspirar la isonomía —llamada. Aristóteles (1988:457) tiene en muy baja estima cualquier trabajo ‘banáusico’. El sacrificio también fue una oportunidad para comer en común y de fortalecer la convivencia cívica (Detienne. los mágeiroi o ‘matarifes’ (sacrificadores) no requerían de unas especiales dotes sacerdotales — al contrario de lo que sucedía en otro tipo de cultos como los mistéricos—. Según explica Detienne (2001:81). (…) quemar y (…) hacer adelgazar en el momento adecuado y oportuno” (Platón. como muslos. Así. El mágeiros era. el que Protágoras fuera una de las figuras más destacadas de la sofística. dada la idea que del verdadero saber tiene Platón. que se entregan a los sacerdotes. A Prometeo se le relaciona con la ‘técnica’ (téchne). La poca estima que a Platón le merece el ‘arte’ en general es. Algunas formas. malo. una de las partes de su pensamiento más conocido. matarife y cocinero. dijo: ‘Pero como hombre. y también tenía asignada la tarea de repartir equitativamente las porciones de carne a los demás ciudadanos que participaban en los sacrificios. luego. 1979:20-22). la técnica por antonomasia para la elección de los magistrados en las ciudades democráticas como Atenas. Técnica es —como dije más arriba— el arte que desplegó por primera vez Prometeo en el descuartizamiento y reparto del animal sacrificado en el mito hesiódico. De igual modo. indigno o inmoral para que lo desempeñe un ciudadano. Con el atributo del cuchillo aparecen representados en los relieves escultóricos de las estelas funerarias (Parker. 1992:276). supusieron una auténtica inversión del sacrificio tal como hemos hablado aquí de él. Como cocineros (Detienne. Su técnica incluía el saber blandir correctamente con su mano derecha el tajo en la garganta del animal vivo. a la vez. Nada mejor que las propias palabras de Detienne (2001:82) para explicarlo: “la comensalidad se instituye por el corte en trozos de tamaño y peso iguales que se reparten echándolo a suertes”. debiendo cuidarse que la sangre se derramase salpicando el altar.Salud e interculturalidad en América Latina cuando los fieles se lo dedicaban solicitando su intermediación para algún tipo de curación personal. en “el despiece siguiendo las articulaciones. Platón (1997:506) compara en el Protágoras el ‘arte médico’ (téchne iatriké) de Hipócrates con la técnica escultórica de los eximios Polícleto y Fidias. En el mito del progreso de la civilización del sofista Protágoras se dice que el fuego capacitó a los humanos para adquirir la “sabiduría técnica (ent_chnos sophía)” (Platón. se procedía a despedazar al animal en vivo. democracia—. 1997:524)19 —enfatizo. y sin 43 . aunque he querido acentuar los detalles más ‘técnicos’. como el dionisismo en sus manifestaciones más extremas. o no sería tan buen flautista’”. Las aves eran mucho más accesibles para el alimento de un ciudadano. Se podría hablar largo y tendido sobre el ‘arte’ o la ‘técnica’. reglamentado u ‘ordenado’ (orthós) en las sociedades griegas —algo parecido se podría decir respecto de Roma21—. No pretendo ignorar que existieran otros modos institucionalizados de sacrificar. 2007:94). Creo que esta rápida pincelada será suficiente para destacar cuál era el lugar privilegiado que ocupó el sacrificio bien dispuesto. Plutarco (1996:413). por ejemplo. Los sacerdotes encargados de degollar y despiezar al animal en los sacrificios llevaban el nombre del mismo instrumento empleado para matar y descuartizar: el ‘cuchillo’ (máchaira). ancas. y ocupaban un lugar muy honorable en la escala social de las ciudades. e implicaba que ambos modos se utilizasen en relación con las distintas partes del animal —las vísceras se pinchaban en el espetón para que se asaran y el resto de la carne se cocía en el caldero. codillo o cabezas. por tanto. quizás. pero sí de una depurada técnica que debía consistir en el conocimiento de la fisiología del animal. y le atribuye esta anécdota: “Tenía razón Antístenes cuando. alaba al socrático Antístenes. baste con aludir el sentido peyorativo que tuvo para la mayoría de las fuentes antiguas todo tipo de ‘trabajo manual’ (banausía)17. una vez se habían separado previamente aquellos trozos que correspondían a los magistrados. lo consideraba embrutecedor y servil y. puesto que el igual reparto cárnico suponía un modelo con vocación ‘igualitaria’. a los reyes20 o a los primeros magistrados de la ciudad” —Detienne (2001:82). después de lo que acabo de explicar. por su parte. Además para el reparto se empleaba el sorteo. su labor consistía en dos operaciones culinarias distintas: la cocción de la carne en el caldero y el asado en el espetón. pero no es como cabría esperarse un elogio18. es decir. ya que constituye el ingrediente principal de su crítica a los sofistas. La medicina se define en el diálogo apócrifo de Platón Sobre lo justo como el arte en virtud de la cual el médico adquiere las habilidades para “cortar.

el sector de Tucídides —el hijo de Melesias. al menos. por su parte. ‘desordenadamente’ o sin ninguna técnica. 1982:136-137. Esto lo deducía “al ver el cuerno fuerte y duro que nacía del centro de la testuz” del animal. Sin embargo. preferentemente aquellos que eran . esto fue así allí donde existió. probablemente se practicaba la disección fuera de los usos típicos sacrificiales y. y lo consumían además en crudo (Detienne. sin embargo. en efecto. En este ritual los fieles de Dioniso cortaban los miembros de la víctima al azar. Anaxágoras. anteriormente vimos que en esta misma época los hipocráticos actuaban movidos por este tipo de explicaciones. dado que el arúspice se concentraba en el examen de las características que presentaba una víscera determinada —normalmente el hígado (hepatoscopia). Me refiero a los expertos en el arte adivinatorio de la aruspicina que examinaban las vísceras de algunos animales. para lo cual “partió en dos el cráneo” y mostró “que los sesos no habían llenado la base. El examen de Anaxágoras se quedó aquí. sin deducir de la extrañeza fisiológica del carnero ninguna consecuencia política para Atenas. VV. intentó explicar este raro suceso de otra manera. 1985:104-106).AA.— fue más drástico. fuera de las técnicas adivinatorias. hasta la época en que vivió Aristóteles no se practicaba la disección con humanos —vivos o no— y sólo se recurría a la deducción por la analogía con el cuerpo de otros animales. “sucede lo contrario con las partes internas”. Tratar el cuerpo (ii) “No es posible ver sin mucho desagrado (…) sangre. e. sino que en punta como un huevo se deslizaban desde toda la cavidad por aquel lugar donde tenía su comienzo la raíz del cuerno”. pero valía cualquier cría de animal. pero no en Atenas. 2001:213). Por tanto. sin embargo. como he dicho se muestra muy útil. venas y partes semejantes” (Aristóteles) Después de referirse a la disposición del cuerpo humano y a sus partes externas en Investigación sobre los animales. aunque ciertamente su amigo y protector Pericles acabó haciéndose con el poder como predijo Lampón. ni en las ciudades que estuvieron bajo su respectiva influencia. al menos. carne. en Atenas. y. pasada la segunda mitad del siglo V a. y que uno de ellos se haría finalmente con todo el poder. El traer a colación ahora esta nueva técnica puede servirnos muy bien para lo que luego explico en la última parte de nuestro estudio. Habría que tener presente también otro tipo de ‘técnicas’ y de ‘técnicos’ de los que todavía no hemos hablado. según lo que hemos reparado en las páginas anteriores: “las de los hombres son las más ignoradas. el conocimiento fisiológico en estos casos resultó mucho más limitado que el arte de los mácheroi. Detienne. ni en Esparta. Plutarco establece que Lampón interpretó esta maravilla diciendo que acabarían enfrentándose las dos facciones políticas que por entonces había en la ciudad de Atenas. en la ciudad de Roma el célebre Senatus consultum de Bacchanalibus —187 a. y añade algo que ya no puede sorprendernos. Pero. huesos. de n. La noticia de Plutarco es apócrifa. no el historiador— y el de Pericles. de suerte que hay que estudiarlas por referencia a las partes de otros animales cuya naturaleza es semejante a la de los humanos”. este pasaje sirve como testimonio de que. el significado que entrañaba —este tipo de prodigios se tenían como un presagio funesto. Aristóteles (1992:71) reconoce que éstas “nos son conocidas por la costumbre de verlas”. se trataba de examinar a un carnero de un solo cuerno y descubrir. Plutarco (1996:424) recoge en la Vida de Pericles un famoso suceso que aconteció en Atenas y que concitó al adivino Lampón y al ‘científico’ Anaxágoras. de n. Con su nueva técnica Anaxágoras pudo comprobar que la anomalía del carnero tenía una explicación natural —si se recuerda. dado que se proscribieron todo tipo de manifestaciones báquicas (Gil Fernández. por ende. En el apartado siguiente trataré de sopesar no ya los usos rituales ni los religiosos sino aquellos estrictamente médicos en la disección. e. intentando buscar las causas naturales de las enfermedades. dado que permite cerciorarnos de que. también. Según cuenta. Por su parte. 44 cuchillo —normalmente a un cervatillo. de seguir a Cicerón (1999:177-178).

Por si fuera poco. Según vimos en el apartado anterior. y reconoce. prestar atención a los detalles y un dominio de la práctica. Fue el mismo Aristóteles quien restó importancia a sus propias indagaciones anatómicas dado que. A pesar de que muchas veces se da por supuesto. las prohibiciones religiosas y la costumbre inmemorial. junto con los tabúes. el médico y amigo de Aristóteles. al ser reconocible por su configuración y color. Aún así. Solamente sería el mismo animal por homonimía23 o por la convención que tenemos de darle a los dos un mismo nombre. La misma mala suerte corrió la obra del mismo nombre de Diocles de Caristo. pero en cambio no es un hombre” (Aristóteles. en primer lugar. peces y embriones como el del pollo. Por eso escribe Lloyd (1979:161): “Para que una disección se lleve a cabo satisfactoriamente se requiere no sólo armarse de paciencia. la imposibilidad de estudiar estas partes internas en un animal que está vivo —debemos pensar que a Aristóteles no se le habría pasado por la cabeza la idea de una vivisección con animales. la mano de un hombre muerto. dado que ya no se pueden observar “los principios más importantes” que sólo están presentes en el animal cuando está vivo. porque en el caso aristotélico su programa de la ‘biología’ y la ‘zoología’ trataba de responder a otras preguntas que nos son las propias de la ciencia moderna. por su parte. venas y partes semejantes”. la naturaleza fisiológica de un animal muerto no es la misma que la del mismo animal vivo. y el Corpus aristotélico da muestra de un magnífico conocimiento de la estructura interna de algunas aves. pues no es posible ver sin mucho desagrado de qué está constituido el género humano: sangre. tener una idea clara de qué es lo que se busca”. Pero. Aristóteles y su escuela practicaron regular y metódicamente la disección con animales? Desde el influyente artículo que Geoffrey Lloyd (1975) dedicó a la disección en la ciencia griega los estudiosos modernos coinciden en afirmar que en realidad no hubo ninguna frecuencia en los experimentos ni un método claramente definido. Así que. Al menos afirma que a todo el mundo le resulta evidente cuál es la forma del hombre. Aristóteles (1982:150) piensa en el mono cuando dice en Tópicos que lo “semejante” puede encontrarse “en lo más ridículo. en realidad. carne. ¿podemos pensar que. tal como el mono respecto del hombre”. a todas estas dificultades. Aristóteles (2000:74) añade en Partes de los animales otra más: “Si alguien considera que el estudio de los otros animales es despreciable. 2000:57). y si las llamamos como tales ‘manos’ solamente será por homonimia (Aristóteles. huesos. sería correcto lo que dice Demócrito24. Sin embargo. los siete libros de Descripciones anatómicas y otro que servía de epítome o resumen se han perdido22. pues parece pensar así. y en él Aristóteles (1992:138) vuelve a reconocer que la causa de la ignorancia en la naturaleza de la sangre y las venas “reside en la dificultad de observar esas partes”. Existe una dificultad de carácter ontológico en el estudio de un animal cuando está vivo y cuando está muerto. En el pasaje del libro III de Investigación de los animales se trata el estudio de la sangre. también. La respuesta a la perpetuación secular de esta pobre situación en relación con los estudios anatómicos —creo— ha quedado suficientemente explicada. según él. es preciso que piense también del mismo modo sobre el estudio de sí mismo. la mano de una estatua o la misma mano en una pintura no son iguales a la mano del hombre vivo. Este dato me parece fundamental para entender —al menos desde la perspectiva aristotélica— la dificultad de abordar un estudio anatómico en un animal vivo y en uno muerto por la sencilla razón de que para Aristóteles el estatus ontológico del animal vivo es diferente cuando está muerto. se añade ahora este nuevo impedimento: 45 . la dificultad de conocer dicha naturaleza en los animales muertos se hace de igual modo harto difícil por las propias características que presenta la sangre en el animal muerto. Con todo.Salud e interculturalidad en América Latina tenidos por nuestros homólogos. Sin embargo. Por ejemplo. Pero era más sencillo hacerse con los cuerpos de otro tipo de animales. El experimento aristotélico con animales solamente ocupó un lugar marginal — excepcional en el caso de las vivisecciones— dentro de su conocimiento de la naturaleza en general. 2000:58). no podemos saber cuánto pudo influir Diocles sobre Aristóteles. Por eso “si cada uno de los animales y de sus partes consistiera en su configuración y color. también el cadáver tiene la misma forma exterior. Aristóteles reconoció que la experiencia sacrificial resultaba válida para adquirir dicho conocimiento por analogía. sino también y más importante todavía. esta parte ‘biológica’ tan importante dentro del propio Corpus aristotélico se alza como la fuente más antigua y completa que trata estos asuntos que nos ha llegado de la Antigüedad. En este sentido.

los estudiosos modernos lo han puesto en duda. con sus investigaciones sobre el órgano de la vista —si seguimos. salvando —quizás— los tratados de índole quirúrgica y Corazón26. en este caso. Lloyd (1975:142). VV. En el segundo de ellos. Los dos poseen una eminente índole quirúrgica. el valor que posee la noticia doxográfica de Plutarco en relación con Anaxágoras y el suceso del carnero de un solo cuerno es la de corroborar que. también. Un poco después de los procedimientos para la curación de las fracturas nasales. a los cuales nos vamos a referir enseguida. una vez. en la nariz]” (Tratados hipocráticos.. 1994:72). metí. Esto concierne. hoy se ha alcanzado una convicción moral sólidamente fundada mediante la llamada liberación animal (Singer. cuando se trata de los remedios para curar “a quienes tienen curvadas las vértebras hacia fuera”. así. Por referirnos a él otra vez. El Corpus aristotélico tampoco concede valor a las pretendidas investigaciones precedentes. Aristóteles (1994:76-77) consideraba que la mera admiración por los fenómenos no hace una verdadera investigación. Si lo decimos con las palabras de Jonathan Barnes en su comentario al propio pensamiento de Anaxágoras. en todo caso exceptúa tajantemente la posibilidad de abrir al paciente “introduciendo la mano y tirando de dentro hacia afuera” puesto que “tal cosa se puede practicar sobre un cadá- . en el método de la curación de la fractura de nariz. Pero es plausible imaginar que Anaxágoras se sintiera tan impresionado por los cambios biológicos” (Barnes. pero desde el punto de vista de los griegos nos habremos vuelto fanáticos. las disecciones en el siglo de Pericles se practicaron al menos ad hoc con cierto talante ‘científico’. 46 el asco. Hemos de recordar las palabras de Lloyd sobre qué debe ser un método científico. sería “toda una tentación pensar que el estudio de la biología y la medicina fue lo que llevó a Anaxágoras a adoptar una teoría filosófica. Este autor escribe lo siguiente hablando en primera persona: “Yo. frente a otros que se dedican a la fabulación y son “amantes del mito” (Aristóteles. Si aceptamos la autoridad del Corpus aristotélico.AA. e. Al menos. Anaxágoras estaba en el grupo de pensadores que filosofan. Sería escasamente probable que tales investigaciones emplearan la disección. 1994:76). el Corpus hipocrático ignora la disección. Según lo hemos expuesto. Es mera conjetura y supongo que exagerada. De todas formas tampoco es seguro afirmar que la practicaran de una forma regular. probablemente. ‘disección’) ni si quiera es habitual en los siglos V y IV a. ya que la repulsión frente a la muerte de un animal se aproxima a lo que sentían los ‘extremistas’ antiguos —partidarios del vegetarianismo— en relación con su sufrimiento y “asesinato”25 en los sacrificios. siendo seguramente Aristóteles el primero en utilizarlo (Laín Entralgo. “que saben la causa” (Aristóteles. El procedimiento tan extraño para nosotros se debía a que. por ejemplo. aunque podemos extenderlo a Demócrito y seguramente también a Empédocles. hemos de reconocer que antes de los experimentos con animales en el Liceo otros con anterioridad habían tratado de investigar valiéndose de la disección. 2000:394). Además —como es bien sabido— el estado de nuestro conocimiento de los autores presocráticos es muy deficiente debido a los escasas noticias que de ellos disponemos. Tomo esta última consideración de Porfirio (1984:112) en su conocida obra Sobre la abstención de comer carne. Quizás —reconoce Lloyd (1979:160)— hemos cambiado muy poco desde los griegos a esta parte. 1987:134). Sobre las fracturas y Sobre las articulaciones constituyen dos de los tratados hipocráticos que adquirieron mayor reputación en la tradición médica occidental —tradicionalmente la autoría de los mismos se identificó con el mismo Hipócrates. a Teofrasto. y en todo caso —nuevamente— nunca en relación con el cuerpo humano. porque lo tenía a la mano. 1995). Sin embargo. el autor alude de pasada a la práctica de la disección con animales. 1993:168). sobre todo a raíz del citado estudio de G. si bien en este último caso debe entenderse como una excepción debido a la influencia que el autor hipocrático recibió de los helenísticos Herófilo y Erasístrato. el autor estima en este caso la posibilidad de proceder por sucusión27 u otro método drástico. Por otro lado. pero donde muestran un gran dominio es en relación al conocimiento de la estructura ósea del hombre. según él: “si se insertan cuerpos esponjosos absorben la humedad” —se trataba de enderezar el tabique nasal. de n. El término anatomé (‘incisión’. y si lo hicieron es dudoso que hubieran sido más competentes en sus respectivos ámbitos que las que llevaron a cabo Aristóteles y su escuela. un trozo de pulmón de animal [scil. siquiera rudimentario. a Empédocles y sus teorías de la visión y la respiración y a Demócrito en relación.

al principio del apartado anterior anuncié que existieron algunas excepciones en la práctica de las disecciones utilizando el cuerpo humano. Esta costumbre tan arraigada entre los gobernantes de Egipto contravenía el tabú del incesto. consideran [scil. de las primeras descripciones hechas con algún detalle de las válvulas del corazón. los dogmáticos] que nadie puede aplicar algún remedio si desconoce cómo son esas partes. como la de casarse con sus hermanas. 1989). Celso refiere esto en el proemio de su obra Sobre la medicina. de nuevo. 1984). también. pues abrieron por orden de los reyes a criminales vivos que procedían de las cárceles. Celso (1578:11B-12A) comenta que las practicaron sobre ajusticiados —en el caso de la vivisección deberá entenderse en todo caso previa condena a la pena capital. expertos en las artes más diversas y. la ciudad helenística de Alejandría en Egipto. ni siquiera se cree que hubiera diseccionado el globo ocular humano (Lloyd. pese a la noticia que da Calcidio en su Comentario al Timeo de Platón. 1975:114-117). capital del reino ptolemaico. el latino Aulo Cornelio Celso —a unos cuatro siglos de distancia— es la única fuente antigua que reconoce que Herófilo y Erasístrato procedieron a la disección de cadáveres humanos y —algo todavía más inusitado— a la vivisección de hombres. continúa sin estar claro cómo y por qué los Ptolomeos pudieron amparar actividades tan bárbaras para los griegos como la disección de cadáveres humanos y. Pero. quienes habrían aportado los cadáveres o. del descubrimiento del sistema nervioso. aunque en realidad el autor “nunca la ha practicado”. que porque en un país como Egipto. ellos investigaban aquellas partes que la naturaleza tuvo a bien en dejar ocultas”28. Probablemente —aunque no es seguro—. Sin duda. Herófilo y su discípulo Erasístrato desarrollaron sus investigaciones bajo el patrocinio de los Ptolomeos en el propio Museo. sin más. En efecto. pero el texto al menos podría dar pie a especular con la posibilidad de la práctica de la disección con cadáveres humanos. Como es sabido. es decir. en su caso. acabaron adoptando costumbres bárbaras egipcias. Alejandría atrajo a multitud de intelectuales. Por tanto se hace necesario abrir los cuerpos de los muertos para examinar sus vísceras e intestinos. Además. sobre todo. escultores. también. 1993:176-177). según los griegos. era un lugar inmejorable para que se produjera este cambio revolucionario en la perspectiva epistemológica de la ciencia médica (Viano. No considero que deba ocuparnos espacio la labor del presocrático Alcmeón. a las personas vivas reos de algún delito merecedor de la pena de muerte. la mayoría de estudiosos modernos lo han negado. El texto de Celso en cuestión es éste: “Desde que el sufrimiento y las diversas clases de enfermedad afloran en las partes internas. de los ventrículos cerebrales y de los ovarios (Von Staden. A pesar de todo. fueron los biólogos helenísticos Herófilo de Calcedón o Calcedonia y Erasístrato de Ceos los responsables de alguno de los más importantes avances en anatomía. habiéndose descartado por casi todo el mundo la posibilidad de que hubiera podido diseccionar un cuerpo humano. Dichas investigaciones se habrían hecho bajo el reinado de los Ptolomeos coetáneos a Herófilo y Erasístrato —Ptolomeo I Soter y Ptolomeo II Filadelfo—. Si se recuerda. como una hipótesis. vivisecciones. Pero este hecho no puede servir para inferir. también en este caso. Y mientras el hálito permanecía todavía en sus cuerpos. Los Ptolomeos habían fundado en ella la famosa Biblioteca y el Museo. por ejemplo. entre poetas. en donde se practicaban desde milenios el embalsamamiento y la momificación de cadáveres. a casi todos los más importantes de su época. Laín Entralgo (1987:135) explicaba que estas palabras del autor hipocrático establecían la posibilidad de la disección del cadáver. Pero si hubo disecciones de cadáveres y. sobre todo. a biólogos y médicos. matemáticos. Pero. en las creencias y en la opinión de quienes las practicaron y quienes las permitieron. Se ha aludido a que como tales reyes o faraones de Egipto. Este pasaje cierra la posibilidad a una operación quirúrgica en vivo. Ellos sostienen que fueron Herófilo y Erasístrato quienes llevaron a cabo todo esto y lo hicieron sobrepasando la mejor manera posible. a cuento de las dos opiniones radicalmente opuestas que sostenían las escuelas médicas de su tiempo: los dogmáticos —que eran partidarios de las disecciones de cadáveres humanos— y los empíricos —que defendían la opinión contraria.Salud e interculturalidad en América Latina ver” (Tratados hipocráticos. algo tuvo que cambiar poderosamente en el clima intelectual y. la vivisección con hombres. no se habría visto con muy malos ojos las disecciones de cadáveres y las vivi- 47 . el principal escollo con que nos encontramos radica en la escasez de textos —los que pudieran haber escrito Herófilo y Erasístrato se han perdido. los Ptolomeos.

para tomar el cerebro los embalsamadores utilizaban unas técnicas que consistían en diluirlo y extraerlo por los orificios nasales. 1989:1-22). con un intérprete egipcio. ellos pretendían estudiar la estructura interna y el funcionamiento en la vivisección del cuerpo humano. en donde aparece con cierta frecuencia el tema del mito de Heracles matando a egipcios (Lissarrage. No hay que olvidar que entre los objetivos del embalsamamiento no se contemplaba ninguno que fuera propiamente ‘científico’. Es muy probable. e. según las creencias egipcias. Heródoto tampoco puede darnos la clave. En realidad. si tal fue la creencia de los griegos en Alejandría. no existe rastro de que los Ptolomeos las hubiesen permitido por más que. por ejemplo. Isaac.55). n. el resto de las vísceras se extirpaban para depositarlas en los vasos canópicos (Nutton. Tertuliano. pero fueron todavía más populares las manifestaciones de egiptofobia comunes en la tragedia. sobre todo. Lo cierto es que. primero. asimismo. Y en este caso. los más próximos a la civilización. los griegos alejandrinos cambiaron muy poco en sus costumbres y prejuicios. de. en el discurso Busiris de Isócrates y hasta en la pintura figurativa de la cerámica de figuras rojas.. la clave está precisamente en la humanidad. las más fiables —como Galeno— guardan un inexplicable silencio ante un asunto como las vivisecciones con humanos frente a las cuales se habrían manifestado . de lo que se trataba en el embalsamamiento y en la momificación era de asegurarse que el difunto pudiera disponer de su propio cuerpo en la otra vida. al menos que se sepa desde Heródoto29. “no estamos en la disposición de poder adivinar cuál fue la nacionalidad de los individuos que fueron diseccionados por los médicos alejandrinos”. segundo. según no sólo Heródoto sino también otras fuentes filoegipcias como el Timeo de Platón. 2001.AA. qué justificación podemos encontrar para que se hubiese podido romper el tabú de profanar los cadáveres y. tampoco hay indicios de que Herófilo. Además. n. Sin el escrúpulo de la humanidad en juego habría sido más sencillo proceder a la disección de un cadáver o a la vivisección de un infrahumano. Pero. como el antiguo faraón. 2007:129-130). conocían estas técnicas. dado a que los griegos siempre se mostraron remisos a aprender una lengua bárbara. el problema principal que continúa en pie es la justificación de las vivisecciones. por Galeno— éstas siguieron practicándose en Alejandría en pleno siglo III de n. siendo él mismo una excepción notabilísima de filobarbarie o de acercamiento a las costumbres y la vida de los pueblos bárbaros (Hartog. Vasunia. Erasísitrato o cualquier médico o biólogo griego de aquella época o alguna ulterior hubiesen estado familiarizados con las técnicas egipcias del embalsamamiento y momificación (Von Staden. pero Heródoto contó al menos con algún mediador nativo o con algún informante griego que hubiera contado. Si seguimos a Celso. salvando el incesto que practicaron sus gobernantes. puesto que según sabemos —por ejemplo. ante este género de especulaciones. 2004:352-355). Según explica Heinrich von Staden (1989:29) los reos de los que habla Celso bien pudieron ser egipcios alejandrinos que no hubieran adquirido el estatus de ciudadano y hubiesen sido condenados a la pena capital. VV. Pero como ha reconocido con cierta sorna James Longrigg (1993:250. además. 48 secciones con humanos. dado que. u otra ‘raza’ de bárbaros. Es cierto que los griegos. lo discutible en relación a las actividades que llevaron a cabo Herófilo y Erasístrato no iba en relación con las disecciones de cadáveres. Esto último es bastante improbable. no existe ningún indicio de las disecciones más que las que se realizaron utilizando esqueletos humanos y cuerpos de animales. e. la mayoría de los relatos fabulosos y maravillosos que refiere la Historia herodotea solamente sirvieron para provocar el efecto entre sus oyentes y sus lectores —griegos y romanos— de acentuar todavía más la diferencia entre los griegos (civilizados) y los bárbaros (incivilizados). 1997:957-958. practicar la vivisección con humanos? Quizás. Es verdad que de entre todos los bárbaros. y el embalsamamiento y la momificación no requerían de un minucioso conocimiento anatómico humano. aunque Vivian Nutton (1995:34) matiza que después de mediado el siglo II a. En este ámbito que nos ocupa no tenemos a un intelectual de frontera como el historiador Manetón. si dejamos a un lado las fuentes tendenciosas y denigratorias como el padre de la Iglesia. Ptolomeo Filadelfo acabara repudiando a su primera esposa para casarse con su hermana Arsínoe —una cosa no lleva a la otra— y. por tanto. si como es lo más probable. que investigadores como Herófilo o Erasístrato no se habrían interesado por las técnicas egipcias del trato con cadáveres. ¿entonces. 2003). los egipcios fueron los más cercanos a los griegos y.

1932-1933]) hizo hincapié en estas conexiones de Herófilo y Erasístrato con la medicina técnica de los hipocráticos y la llevada a cabo en el Liceo por Aristóteles y sus discípulos. No considero que tenga que justificar el tratamiento conjunto que establezco en este trabajo de las distintas facetas que presenta la medicina antigua. Vamos a terminar por donde comenzamos. por tanto. al menos. Teofrasto (Von Staden. Sigue en pie. Cf. 2003:1-13. Anatomé: incisión. entre la edad de bronce y la de hierro o época contemporánea al poeta. las fronteras no fueron tan nítidas como en un principio pudiera pensarse. precisamente. Cf. esto tampoco significa que cada una de ellas no poseyera unas características peculiares. e. El médico Tésalo de Tralles —floruit siglo I de n. De no poder explicarse por la homonimia30. El ‘alma’ es mortal y se identifica con el ‘cuerpo’ (soma) según explica Aristóteles en el tratado de Acerca del alma. quedaría la consideración que hemos hecho de los bárbaros como seres infrahumanos.Salud e interculturalidad en América Latina en contra claramente (Longrigg. con todo. dado que el hombre vivo y el cadáver no son ya la misma forma humana sino sólo porque conservan el mismo nombre. pero el médico —sostenían— tiene por objeto al enfermo y. Notas 1 2 Cf. bronce e hierro. Ilíada XXIV. Como dice Lloyd (1996:69): “los sanadores de los templos podían (…) justificar sus tratamientos no sólo en términos de adecuación. Según mencioné antes en nuestra referencia a Celso. Me permitirá el lector que me remita a lo que he tratado en un estudio precedente (Benéitez Prudencio. al cuerpo vivo. Queda todavía alguna explicación en torno al milagro médico que se produjo en Alejandría. Me remito al capítulo que este mismo autor ha dedicado al desarrollo de la investigación empírica en general. 49 3 4 5 6 7 8 9 10 . 467. y que como parece duró escaso tiempo. 1. Estos versos de Los trabajos y los días pertenecen al mito de las edades-razas humanas. 500. Esta última posibilidad exige tratar con mayor detenimiento otros aspectos del pensamiento ‘biológico’ aristotélico. Sin embargo. aunque hace especial incidencia en los métodos hipocráticos (Lloyd. sería posible que. Evidentemente. 19. Vida de Pitágoras 41.— reconocía que la disección suponía un procedimiento drástico y de escasísimo valor. es decir. coincidiendo con una devaluación moral que representan los metales: oro. el cadáver humano no se identificara con un ‘hombre’. plata. a la edad de los héroes. dado que el fallecido no podía revelar las causas de la enfermedad que lo habían llevado a la muerte. para alguien que como Erasístrato estuvo tan familiarizado con las doctrinas del Peripato. 2007). que nació en la propia isla. Las edades y las propias razas humanas que se suceden van de la mejor a la peor. “en el logro acumulado de los cortadores de raíces. es decir. porque solamente revelaba información sobre el cuerpo muerto. La vivisección la repudiaron por escrúpulos éticos (Nutton. ibid. 1995:36). XXIV. Sin pretender subestimar el poder de la observación en el ámbito científico antiguo. con Aristóteles. Platón. antes de ir a Alejandría— y a su discípulo Erasístrato. Desarrolló este particular en Lloyd (1979:49-58) y en Lloyd (1987b:11-30). Protágoras 329a. Pablo. Edelstein centró su atención en la noción aristotélica de psyché. or. Para esto que digo pueden verse Geoffrey Lloyd (2000:111-125. 1989:43). 1987a). Y si nosotros traemos a colación lo que hemos dicho sobre la teoría aristotélica de la homonimia. Hace mucho. Cf. 1993:189-191). 54. 232-246) y Philip van der Eijk (2005:72-109). los vendedores de drogas y demás” —Lloyd (1996:42). no le corresponde ningún metal. Ilíada II. en el de muchos de los presocráticos (Lloyd. la escuela empírica rechazó frontalmente la disección. El propio Aristóteles los llegó a considerar así en el libro I de la Política. se le ha relacionado con la actividad intelectual y científica que llevó a cabo el Peripato. Ludwig Edelstein (1967:87[ed. sino también de eficacia (…) en este caso la eficacia era precisamente una cuestión de que era adecuado”. 578. La formación científica de Herófilo parece que fue la medicina técnica hipocrática —él estuvo en la isla de Cos. sobre todo. la vivisección con humanos. también ocupa un lugar preeminente en el pensamiento filosófico. si bien. creo que sería justo reconocer que solamente se mostró con plenitud en el ámbito de la farmacopea. Odisea XIII. 1 Corintios 13. no sólo se detecta este principio en el pensamiento médico. 1979:126-225). Evidentemente. disección. concretamente con su escolarca sucesor de Aristóteles.

Para mayor precisión. cabe un resquicio. Se trata de un procedimiento de auscultación del paciente. véase Vernant (1994:154-169). Pero había diferencias notables: el ius epulandi publice facultaba a los prohombres de Roma y las ciudades ‘latinas’ (ius Latii) a comer separadamente del populus. 1966:155-196. especifica que la escuela médica de Cos rechazó este procedimiento por considerarlo arcaico y bárbaro. frag. el ‘pueblo’ recibía una cantidad de carne menor que sus dirigentes. en la edición que seguimos. Pablo. Pero el término usual para ‘sacrificio’ es thyein —Casabona. 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 50 22 23 24 25 26 27 28 29 30 En latín. 1993: 172-174). Además. Hesíodo continúa con el “bello mal” con que Zeus castigó a los hombres: la primera mujer. Sin embargo. Prometeo encadenado. Laín Entralgo (1987:135) se muestra muy reticente. desde que Aristóteles en el libro I de la Política concede que un ‘ciudadano’ fuera de su ciudad o pólis sólo es ‘ciudadano’ por homonimia. n. El estudio más clarividente que conozco sobre el sentido de la homonimia aristotélica y su relación con la forma humana y sus partes materiales es el de Christopher Frey (2007:167-204). Una caracterización general del sacrificio durante la Roma republicana puede verse en Santiago Montero (1994:466-470). La evolución de la relación entre soma y psyché la estudiaron Jarkho (1968:147-162) y Darcus (1979:30-39). Helena Torres. y solía venderse en los mercados (cf. Cf.AA. y no cita nunca la negatividad que conllevaba toda actividad manual a la que yo me refiero seguidamente —(Laín Entralgo. Hipócrates]”. Eliano. En los sacrificios en honor de divinidades ctónicas o infernales la carne del animal —en este caso. que es la palabra que invariablemente usa García Gual en su traducción del Protágoras. sobre todo. Historia de los animales XI 29. la de Cnido (Tratados hipocráticos. La sucusión pertenecía a la tradición de la otra gran escuela médica antigua. Por mi parte. Se trata de una reminiscencia en la mayoría de las ciudades griegas que no fueran de régimen monárquico como Atenas: el antiguo ‘rey’ o basileus se convirtió allí en un magistrado más. El sacrificio en Roma ofrece unos rasgos similares al que hemos descrito. 1993:174. I Corintios 8). El término sphagia se empleaba para referirse tanto al ‘sacrificio’ como al ‘asesinato’. Historia natural XI 192. No voy a referirme a otro tipo de sacrificios. al mezclar la reputación de los asclepíadas tradicionales (sacerdotes de Asclepio) con la de los médicos hipocráticos. Laín Entralgo (1987:35. anima. en relación a cómo se aborda esta cuestión del ‘cuerpo’ y el ‘alma’ en los distintos tratados que componen el Corpus hipocrático me remito a este mismo artículo de Beate Gundert (2006: 13-35). Carlos García Gual traduce por “sabiduría profesional”. 364) se refiere a este mismo pasaje del Protágoras. Cf.45). Cuenta Hesíodo (1990:109) que la hierogamia de Zeus con la diosa Metis o ‘Inteligencia’ acabó con la conquista por parte de Zeus de la ‘inteligencia’ o metis —en realidad. Pandora —para lo que expongo del mito prometeico en Hesíodo. 68B Diels-Kranz). Dice que cuando Corazón se refiere a la extirpación de este órgano probablemente no se trata de ninguna operación quirúrgica sino de una necroscopia y cuando se menciona “el rito antiguo”. éste es el de los antiguos adivinos que versaban su arte en el examen de las vísceras. 1987:363-380). sufrió Prometeo: fue encadenado al monte Cáucaso y su hígado era devorado todos los días por el águila de Zeus. 86-89. óvidos— no se consumía sino que también se ofrecía a los dioses. La tragedia que tradicionalmente atribuimos a Esquilo. prefiero conservar en este caso “técnica” en vez de “profesional”. “El hombre es aquello que todos vemos” (Demócrito. también. Las póleis de la Magna Grecia o. He alterado levemente la traducción de la edición que sigo. El capítulo que dedica al estatus del médico en las sociedades antiguas no es precisamente afortunado. Puede verse el estudio que hace en extenso Vernant (1993:242-301). algunas veces no era gratuita. influyeron en el ritual romano. El autor de fracturas se ha pronunciado en contra de este recurso médico (Tratados hipocráticos. “se la tragó”. Historia II. por su parte. el mundo de las ciudades etruscas (gradualmente helenizadas). Sacudiéndole levemente sobre la zona afectada. La traducción es mía. es la primera fuente que trata el castigo que. como los que privadamente hacían las familias en sus casas. VV. Los tratados más importantes que sobreviven son: Investigación de los animales. . con atribuciones fundamentalmente religiosas. Plinio. Partes de los animales y Reproducción de los animales. destacando que dicha comparación “lleva tácitamente consigo la atribución de cierta eminencia social al médico de Cos [scil. el médico podía percibir el ruido que producía el hueso o huesos fracturados.

Taurus. Madrid ARISTÓTELES 1994 Metafísica.Y. 30-39 DETIENNE. 129-169. Gredos. La metis en la Grecia antigua. Gredos. Marcel 1979 “Pratiques culinaires et esprit de sacrifice”. Johns Hopkins University Press. La Cuisine du sacrifice en pays grec. 7-33 BARNES. I: Categorías. LXIII. Jan N.2 pp. Marcel 2001 Apolo con el cuchillo en la mano. Marco Tulio 1999 Sobre la adivinación. Des origines à la fin de l’époque classique. Marcel. 2002 El concepto del alma en la Antigua Grecia. Baltimore 51 .Salud e interculturalidad en América Latina Bibliografía citada ARISTÓTELES 1982 Tratados de lógica (Órganon). en VERNANT. Glotta. Madrid BENÉITEZ PRUDENCIO. Taurus. Madrid BREMMER. Gredos. Madrid ARISTÓTELES 1992 Investigación de los animales. Jean-Pierre 1988 Las artimañas de la inteligencia. Hesiod. Madrid ARISTÓTELES 2005 Fragmentos. Madrid ARISTÓTELES 1988 Política. Tópicos. Alianza. pp. Akal. Timeo. Madrid BURKERT. Gredos. Aulo Cornelio 1578 De Re Medica Libri Octo. University of California Press. Madrid EDELSTEIN. Madrid DETIENNE. Madrid ARISTÓTELES 2000 Partes de los animales. Aix-en-Provence CELSO. Sobre el destino. Madrid DODDS. Siruela. Vol. Haganoae CICERÓN. Una aproximación experimental al politeísmo griego. Madrid DARCUS. Gredos. Movimiento de los animales. Cátedra. en DETIENNE. Gallimard. Gredos. and Lyric Poets”. Gredos. O. 57 pp. S. Revista de dialectología y tradiciones populares. Jean 1966 Recherches sur le vocabulaire des sacrifices en grec.H. Madrid DETIENNE.R. Marcel y VERNANT. pp. Ludwig 1967 Ancient Medicine: Selected Papers of L. 7-35. Jean-Pierre y DETIENNE.S. 1979 “A Person’s Relation to __ in Homer. Edelstein. Sobre las refutaciones sofísticas. Madrid ARISTÓTELES 2004 Problemas. Marcel. M. Marcha de los animales. Berkeley CASABONA. Eric Robertson 2003 Los griegos y lo irracional. José Javier 2007 “El pensamiento antropológico griego a finales de la época clásica”.P. Iohannes Seccerius. Marcel 1982 “El Dionisos órfico y el cocido asado”. Jonathan 2000 Los presocráticos.. Paris DETIENNE. La muerte de Dionisos. Gredos. Walter 1983 Homo Necans: The Anthropology of Ancient Greek Sacrificial Ritual and Myth.

147-172 KIRK. La Grecia antigua: economía y sociedad. Benjamin 2004 The Invention of Racism in Classical Antiquity. Luis 1985 Censura en el mundo antiguo. LII (1). Taurus. Oxford University Press.). and Science in the Fourth Century BCE”. Buenos Aires HERTZ. 59 pp. 112 pp. François 1997 “L’immagine dello straniero ad Atene”. Robert 1960 Death and the Right Hand. I Greci. Madrid LLOYD. Berkeley LLOYD. Geoffrey Ernest Richard 1987b The Revolution of Wisdom: Studies in the Claims and Practice of Ancient Greek Science. Geoffrey Ernest Richard 1987a Polaridad y analogía. Siglo Veintiuno Edit. 52 EIJK. V. Clarendon Press. pp. Asclepio: Revista de historia de la medicina y de la ciencia. Geoffrey Ernest Richard 2000 “Filosofía y medicina en la antigua Grecia: modelos de conocimiento y sus repercusiones”. Reason. Ashgate. 938-958. Madrid LISSARRAGE. pp. Cohen & West. Princeton University Press. Vol. 13-35. en FINLEY. Barcelona FREY. Gredos. Paul (eds. Madrid LLOYD. Philosophy. Aberdeen HESÍODO 1990 Obras y fragmentos. Oxford . XXXII. Geoffrey Ernest Richard 2003 In the Grip of Disease: Studies in the Greek Imagination. Geoffrey Ernest Richard 1996 Las mentalidades y su desenmascaramiento. Philologus.. Torino LLOYD. Geoffrey Ernest Richard 1979 Magic. Moses Isaiah 1984 “La innovación técnica y progreso económico en el Mundo antiguo”. 113-147 LLOYD. VV. University of California Press. Una storia greca. Triacastela. van der 2005 “Between Hippocrates and the Alexandrians: Medicine. M. Geoffrey Ernest Richard 1975 “Alcmaeon and the Early History of Dissection”. HARTOG. Madrid GUNDERT Beate 2006 “Soma y Psyche in Hippocratic Medicine”. Geoffrey Stephen 1985 Los poemas de Homero. Luis 2004 Therapeia: la medicina popular en el mundo clásico. Madrid ISAAC. I. 200-222. Oxford Studies in Ancient Philosophy. Einaudi. Philip J. 1968 “Zum Menschenbild der nachhomerischen Dichtung”.. Cambridge LLOYD. Cambridge University Press.. N.). pp. Dos tipos de argumentación en los albores del pensamiento griego. John P. Oxford. 72-109. (ed. Barcelona LAÍN ENTRALGO. Madrid GIL FERNÁNDEZ. 167-204 GIL FERNÁNDEZ. Christopher 2007 “Organic Unity and the Matter of Man”. Pedro 1987 La medicina hipocrática. Crítica. y POTTER.AA.2: Definizione. en SHARPLES. Sudhoffs Archiv.). pp. pp. Psyche and Soma: Physicians and Metaphysicians on the Mind-Body Problem from Antiquity to Enlightenment. Robert W. en SETTIS. JARKHO. 111-125 LLOYD. Philosophy and the Sciences in Antiquity. Alianza. en WRIGHT. II. and Experience: Studies in the Origins and Development of Greek Science. François 2003 El espejo de Heródoto. Salvatore (ed. pp. Paidós. Aldershot FINLEY. Alianza. Fondo de Cultura Económica. Princeton. Ensayo sobre la representación del Otro.

en CONRAD. Vol. Sobre las hemorroides. Hipias mayor. Gredos. Sobre la decencia.. Juramento II. Madrid POUNDS. Sobre la ciencia médica. Crisis. Jorge. Crítica. Generación. the Mind. cartas. Cátedra. Richard Broxton 1954 The Origins of European Thought about the Body. Madrid PLATÓN 1997 Diálogos. Vol. Sobre las articulaciones. Cambridge University Press. Instrumentos de reducción. Historia de las religiones antiguas: Oriente. Gredos. Lugares en el hombre. Glándulas. G. Naturaleza de los huesos. Cambridge PARKER. Cambridge Tratados hipocráticos 1990 Vol. London ONIANS. Lisis. Sobre las úlceras). Barcelona SINGER. pp. Sobre la medicina antigua. Protágoras. apócrifos. and Fate. Ion. the Time. Vol. Cambridge NUTTON. Semanas. Ley. Madrid 53 . 11-38. Santiago. Anatomía. Sobre el dispensario médico. Heinrich von 1989 Herophilus: The Art of Medicine in Ptolemaic Alexandria. I: Juramento. Carmines. II: Gorgias. Madrid MOULINIER. Eutifrón. Gredos. Routledge. Gredos. Klincksieck. London MONTERO. Pimlico. Gredos. Critón. Gredos. en BLÁZQUEZ. Aforismos. Hipias menor. Naturaleza del niño. Oxford PLATÓN 1992 Diálogos. Visión. Vol. IV: Charlas de sobremesa. El pronóstico. Días críticos. Robert 2003 Miasma: Pollution and Purification in Early Greek Religion. 438-536. Lawrence et al. Santiago 1994 “La religión romana durante la República”. London STADEN. Pericles-Fabio Máximo. James 1993 Greek Rational Medicine: Philosophy and Medicine from Alcmaeon to the Alexandrians. Sobre el médico. Menéxeno. Madrid Tratados hipocráticos 2003 Vol. Madrid PLUTARCO 1996 Vidas paralelas. Cambridge University Press. Gredos. Grecia y Roma. y MONTERO. Enfermedades IV. Robert 2007 Polytheism and Society in Athens. II: Solón-Publícola. Madrid PLATÓN 1999 Diálogos. VIII: Naturaleza del hombre. Oxford University Press. Sobre la enfermedad sagrada. Parto de ocho meses. Routledge. Vivian 2007 Ancient Medicine.Salud e interculturalidad en América Latina LONGRIGG. Sobre las fracturas. MARTÍNEZ-PINNA. Crátilo. Paris NUTTON. C. Madrid PLUTARCO 1987 Obras morales y de costumbres (Moralia). the Soul. Remedios. Menón. VII: Tratados quirúrgicos (Sobre las heridas en la cabeza. Gredos. Vivian 1995 “Medicine in the Greek World (800-50BC)”. Peter 1995 Animal Liberation. 1992 La vida cotidiana: historia de la cultura material. Temístocles-Camilo. Louis 1952 Le Pur et l’impur dans la pensée et la sensibilité des Grecs jusqu’à la fin du IV siècle avant J. José María. pp. Madrid Tratados hipocráticos 1993 Vol. Carnes. Cambridge University Press. Clarendon Press. Sobre las fístulas. Corazón. Vol. The Western Medical Tradition (800BC to AD 1800). Norman J. VII: Dudosos. Oxford PARKER. Parto de siete meses. Eutidemo. the World. I: Apología. Sobre la dieta en las enfermedades agudas. Laques. Dentición. Preceptos.

La Scienza Ellenistica (Atti delle tre giornate di studio tenutesi a Pavia dal 14 al 16 aprile 1982). VASUNIA. Phiroze 2001 The Gift of the Nile: Hellenizing Egypt from Aeschylus to Alexander. en Mito y pensamiento en la Grecia antigua. VV. Gredos. pp. Jean-Pierre 1994 “El mito prometeico en Hesíodo”. Berkeley VEGECIO 1999 Medicina veterinaria. Jean-Pierre 1993 “El trabajo y el pensamiento técnico”. Sociologie historique d’un pluralisme politique. en Formas de pensamiento y formas de sociedad en el mundo griego. Siglo Veintiuno Edit.. 242-301. en GIANANNTONI. University of California Press. VIDAL-NAQUET. Barcelona VERNANT. la muerte y el amor en la Grecia antigua. Seuil. 33-61. Paidós. Barcelona VEYNE.AA. Pierre 1983 “Valores religiosos de la tierra y el sacrificio en la Odisea”. Paul 1976 Le Pain et le cirque. Madrid VERNANT. Ariel. Barcelona VERNANT. Mario (eds. El cazador negro. Bibliopolis. Jean-Pierre 2001 El individuo. 154-169. Península. Napoli. pp. 297-352. Barcelona 54 . en Mito y sociedad en la Grecia antigua. pp. pp. Carlo Augusto 1984 “Perché non c’era sangue delle arterie? La cetità epistemologica degli anatomisti antichi”. Paris VIANO. Gabriele y VEGETTI.).

ca. sigue circulando la noción de que Vesalio fue perseguido por diseccionar cuerpos humanos que no eran todavía cadáveres. cuando Juan Tomás Porcell llevó a cabo autopsias sistemáticas de apestados. en parte por el atractivo de la pintoresca leyenda de Andrés Vesalio tras su estancia madrileña. en una caxuela” (Sánchez Cantón. A ambos lados del Atlántico se llevó a cabo autopsias de cadáveres humanos. en las cátedras universitarias se anatomizaba cadáveres como parte del examen de la 55 . declaró que: “Cogen entre las manos los pobres huesos y así los van desforneciendo de sus miembros y cuerdas. En el pensamiento religioso occidental. “CAUTERIOS DE FUEGO” Taxonomía soteriológica y quirúrgica en su contexto transatlántico (ss. Finalmente. y que las pocas voces opuestas a esta práctica provinieron siempre del ámbito científico. por todo ello. que todavía hoy son una sola en muchas culturas. de madera. está ausente del pensamiento religioso oficial. se ha generalizado hasta hoy la idea de que la Iglesia católica rechazaba los avances en torno a las disecciones. 1600). que en el inventario de pertenencias de Felipe II aparezca “una figura pequeña. no del eclesiástico. 121). quien refiriéndose a unos marinos comiendo carne. Por más que estudiosos como López Piñero hayan demostrado una y otra vez que la Iglesia no tenía nada en contra de las autopsias. Por añadidura. No es de extrañar. de una notomía. nº de inventario 3. trepanaciones y otras operaciones quirúrgicas (recordemos como ejemplo las numerosas representaciones del transplante milagroso de los santos Cosme y Damián). Ni tan siquiera a partir del siglo XVIII europeo puede hablarse de divorcio entre ambas disciplinas. que aun hoy no termina de quedar desterrado.“CICATRICES HERMOSAS” VS. algunas de ellas de mano de clérigos con formación científica1. No obstante. el sacerdote es quien cura las almas y las metáforas en torno al bienestar y salvación de éstas provienen en ocasiones del ámbito de la medicina. López Piñero (1976:80-107) señala que ya existía la disección especializada en la Zaragoza de 1565. como si toda su vida hubiesen andado a la práctica de la anatomía en Guadalupe o en Valencia”. que se practicaban con asiduidad en España ya desde finales del siglo XV.172. El tópico de la prohibición eclesiástica de las disecciones en los Siglos de Oro. hoy perdida pero posiblemente similar a la posterior novohispana que recogemos (figura 1). unas veces por finos hilos y otras por lazos tan estrechos que las hacen indistinguibles. por añadidura. El mismo estudioso nos recuerda que la corona de Aragón gozaba de determinados privilegios de disección. las disecciones médicas valencianas llegaron a ser tan conocidas que fueron objeto de sátira por el castellano Eugenio de Salazar. XVI-XVIII) Elena del Río Parra Georgia State University Estados Unidos de América Disección y religión Medicina y religión han estado unidas desde los inicios de los tiempos. práctica ésta de la autopsia habitual y regulada (además de obligatoria en los estudios de cirugía) en la España del siglo XVI (“Paracelsus”.

la astrología y la alquimia. Sus Discursos medicinales incluyen una interesante competencia con los médicos que encuentra en Santo Domingo de la Española. con extensos inventarios de plantas y sus propiedades. quien no pudiendo sustentarse en España. Resalta. es notable el inventario de productos americanos mencionados en sus Secretos de Chirurgia (1567). en general y salvo polémicas que más tienen que ver con la fama que con las ideas. VV. por ejemplo. el incienso de Indias. prefiriendo la práctica quirúrgica4. el cacao. por una parte. Al oír esta afirmación. No obstante. entre los que se encuentran el aceite de liquidámbar. que propician los avances de la química y la farmacia y dan lugar a nuevos experimentos. tal vez por considerarlas susceptibles de competencia desleal: Declaré ante todos que […] la medicina era peligrosísima si no era un arte perfecta y que las verdaderas fuentes y firmísimos fundamentos de la perfecta medicina son cuatro: la filosofía natural. la yuca. la hierba para el mal de ijada. con testimonios de médicos que aprendían y practicaban con entusiasmo los oficios de yerberos locales y. ello nunca fue debido a una ampliación exponencial de la farmacopea difícil de incorporar al acerbo existente. asignatura de “anotomía” o “notomía”. o la relevancia de humores y temperamentos en el diagnóstico médico y la administración de fármacos3. pintores y grabadores estudian anatomía y el vesalismo tiene. Contamos. si bien le extrañan otras prácticas indígenas como curar las heridas con tierra y sal o lavarse el pelo con agua fría (Fresquet Febrer 1993: 47-53). y la zarzaparrilla (Fresquet Febrer 1993:79)5. buena acogida en España. por otra. la cochinilla.AA. el tequemahaca. Lorenzo Cózar. el maíz. la cebadilla. algunos médicos me atacaron […] decían que. porque no les darán una mula que . el guayacán. las guayabas. los aguacates. el mechoacán. la berraza. dos de ellos. 56 Estas consideraciones sobre la “perfecta medicina” son sólo parte de una amplia discusión sobre la curación que incluye. ya que eran artes vanas y engañosas (Dialogus veros medicinae fontes indicans (1589). las tunas. los hovos. Debates médicos y pseudocientíficos La disección como método quirúrgico fue pocas veces puesta en duda en comparación con otras artes cuya prohibición demandaban los propios galenos. la higuera del infierno o cathapucia. la utilidad de la purga mediante plantas y la especialización de los indígenas en botánica (hierbas. de estos cuatro fundamentos. raíces y frutas). que son los desechados. Muchos médicos dudaban de la efectividad de medicamentos simples y compuestos. lo que es más interesante. en Materiales para la historia)2. el bálsamo de las Indias. la necesidad de complementar química y cirugía. Un cirujano como Pedro Arias de Benavides reconoce que aquellos formados en la Península deberían reeducarse en el aspecto farmacognósico y no duda en aprender curaciones de un indio e incorporarlas a su acerbo. No es difícil deducir que estas disputas se revelan como particularmente importantes tras el descubrimiento de las nuevas sustancias americanas. quien ejerció la mayor parte de su vida en Cartagena de Indias y consideraba la cirugía inferior a la dispensación de medicamentos. el maguey. recoge la agria polémica entre algunos médicos acerca de las ramas de su campo de estudio al filo del siglo XVII. además de la relevancia o perjuicio de alquimia y astrología judiciaria. Por otro lado. la alquimia y el arte de curar. la competencia entre medicina y cirugía. Buen ejemplo de ello es el portugués Juan Méndez Nieto. debían ser radicalmente rechazados y prohibidos bajo anatema. formado en Salamanca. en su incorporación al imaginario español y a retóricas preexistentes. ni a prejuicios contra principios aprendidos en América de la mano de texoxocla ticitl o curanderos de otros pueblos indígenas. la astrología. por ejemplo. sí se aprecian cambios en la valoración de la farmacopea americana en la práctica médica y. Aunque López Piñero apunta que estos nuevos ingredientes no llegaron a modificar los principios tradicionales de la práctica médica y quirúrgica occidental6.

la panacea. el doctor Bravo. la celidonia que restaura la vista a los golondrinillos ciegos.Salud e interculturalidad en América Latina curen. y el pescadillo llamado rémora con solo arrimarse a un navío yendo a la vela lo detiene sin lo dejar de mover un punto la tremielga. que la aguja de marear. Sólo en territorio americano podrían haber revivido estas viejas búsquedas y. Álvaro Alonso Barba ([1640] 2003:198) vuelva a aclamar con entusiasmo las virtudes de la alquimia: “Pero una de las experiencias propias mías y de que. Éste y otros discursos como el de la piedra filosofal. más que de tratados clínicos stricto sensu. estudiante de Sevilla y graduado en ella. que la hierba llamada de los indios Baaras lanzaba los demonios y que el hombre o animal que la arrancaba primero al punto moría. las almendras amargas. pues quien discurriendo por otras cosas supiese y entendiese que el animal llamado hiena con sola su sombra adormece a todos los demás animales. 2). que se hace real en América en la obra de Juan de Cárdenas ([1591]1913: 10). además. La predisposición europea a abrir el cuerpo chocaba con el uso continuado de emplastos en diversos pueblos precolombinos. 57 Todo aquello que se había intuido y descartado en Europa era. la quintaesencia. por tanto. Luis Alderete y Soto. no he hecho menor estimación. 2. si bien la cirugía y los principios de la medicina occidental no cambian con la llegada al Nuevo Mundo. que con solo tocar el anzuelo o sedal del pescador totalmente le vuelve atónito y sin sentido. como demuestran los más de tres millares de plantas novohispanas que Otto Brunfelds calificó bajo la ambigua etiqueta de herbae nudae. que. las nuevas sustancias vuelven a abrir la puerta a la posibilidad. la perfecta medicina o el bálsamo perpetuo complementan las expediciones que Ponce de León. que sana y preserva a las criaturas de la gota coral. disc. y la actitud de Méndez Nieto revela que la experiencia americana ha dado nuevo aliento a viejas disciplinas como la alquimia y las recetas imaginadas en los libros de secretos maravillosos de la naturaleza. El recurso a los compuestos químicos de las sustancias americanas reduce el número de cirugías y se recurre a la receta farmacéutica antes que a la operación. En el imaginario español estas extrañas sustancias tenían capacidades hasta entonces desconocidas. concordaba con lo tradicionalmente prescrito por numerosos pueblos pre- . entre otras muchas. En estos títulos reconocemos la inconfundible retórica propia de vendedores ambulantes y tratados de filosofía natural. el licenciado Cabrera. llegando a retratarse como milagrero7 y presentando muchos de sus remedios como “fáciles y nuevos”. y oyendo tiene por cierto ser así estas extrañas propiedades [… ] podemos escribir de este nuevo mundo de las Indias. en realidad. y el licenciado Ulloa […] que tenía de locura todo lo que le faltaba de ciencia (libr. es el apartar el oro de la sal con que está mezclada […] échase sobre ello agua de la vida. todo lo cual si por ventura no se sabe ni de ello se tiene noticia es por falta (según entiendo) de escritores que saquen y desentierren del abismo del olvido tan peregrinos y excelentes efectos. tan bien rectificada que no tenga humedad alguna […] siendo rarísimos en el mundo los que de ella se sabe hayan tenido algún provecho”. oye. más a la prescripción que a la operación quirúrgica. Los Discursos se sitúan en el filo de esos médicos “idiotas charlatanes” a quienes desprecia por servirse de industrias y estratagemas para hacerse publicidad. el agua de la vida. de los libros y pliegos sensacionalistas que plagaron las prensas españolas en los Siglos de Oro8. como digo. posible. No nos extraña. Su obra recoge casos personales que parecen imitar el discurso de aquellos saludadores tan denostados por los médicos. práctica que. Juan Martínez de Zalduendo o Matías Beinza llevaron a cabo sobre el terreno. por los secretos mayores que de ella pueden rastrearse. ella de su propia virtud se endereza y mira al norte. el doctor Pineda. y quien asimismo oyere decir que el carbunco en medio de las tinieblas da lumbre y resplandor. que quitan la embriaguez […] Quien. Por ello los facultativos europeos tienden. tuerto y cojo y malagestado. en América. heredero del espíritu de la Silva de Mejía: Quien oyere decir por cosa cierta y averiguada que la piedra del águila atada al muslo llama y arranca tan de veras la criatura del vientre que hace salir la matriz de su lugar afuera. se vienen acá todos como a tierra de ciegos […] Eran estos cuatro pilares en quien estribaba la salud de aquella ciudad. Los epígrafes de sus Discursos se hacen eco. la peonía. en fecha tan tardía como 1640.

respectivamente. de modo que el Demonio a veces excede los límites de éstas y hace que los hombres las coman para perderle el miedo y poder manifestárseles: “vemos que muchas personas han echado no solamente bolsas de gusanos. la higuera del infierno (catapucia menor). la hierba trinitatis o aleluya (trifolio acetoso). En Europa la oposición dominante había sido lo seco/húmedo. el pulvis angelicus (bocado de alderete). al indagar “Si se puede evitar la muerte eternamente por medio del arte de cuidar la salud” (cap. americano). propone que. el morsus diaboli (anagalis). VV. y tráela Joannes de Vigo. la hierba de Santa María. se combinan y reevalúan con la llegada de los primeros facultativos a América. incorpora plantas de Indias mencionadas por Nicolás Monardes o Alonso de Ovalle. la medicina americana y sus posibilidades son percibidas como una segunda oportunidad para viejos remedios no refrendados en Europa. dotándolas de nombres sacros para unirlas a otras endémicas de Europa. La prescripción de compuestos vegetales. la higuera del diablo o higuera del infierno (ricino. favoreciendo la combinación de operaciones y medicamentos. y Pedro Gago Vadilla encontraron en Cartagena de Indias y Perú. VI). recuperaban una medicina menos traumática y que exigía la colaboración con los estados corporales del enfermo. 1. para que las heridas del rostro queden con cicatrices hermosas” (figura 2). La Iglesia. entre otras prácticas. pero el principio de equilibrio es el mismo. no obstante lo cual tienen efectos. Por ende. de África y América). o el bocado del diablo (succisa pratensis). sin abusar de procedimientos traumáticos ni llevar a cabo experimentos nuevos. tratado libro de botánica “a lo divino” que especula sobre temas planteados desde antiguo como la especie a la que perteneció el árbol de la ciencia citado en la Biblia o el de la vida del que comió Adán hasta ser desterrado del Paraíso. pero cosas más peregrinas y espantosas. la espina de Cristo (juncos marinos). sino de cualidades de cosas. “Gran cirujano de Indias”. los oculos Christi (saponaria). especialmente en lo referente a la botánica. que expulsa las semillas al ser tocada). vigentes todavía en Europa. como las echó cierta esclava negra que de Compostela se me trujo a Guadalajara en mi tiempo a curar.AA. en un contrafactum que arroja nombres como el palo santo (guayaco. la oposición frío/calor en la cultura nahua “no es una diferencia entre grados de temperatura. No hay ninguna planta o compuesto vegetal condenado por la Iglesia como sustancia diabólica en sí misma. las tabletas de manus Christi (satyrion). no se resiste a la clasificación moral de los hallazgos americanos. según hemos visto. encuentran acomodo en determinadas culturas precolombinas: por ejemplo. morimos porque el cuerpo se va secando. simplemente. que los ubican en un sistema taxonómico” (López Austin 1995:49). centrándose en reblandecer los tejidos en lugar de practicar craniectomías e incluso buscando métodos para embellecer las cicatrices: “la figura es esta. Francisco Vallés. por su parte. Los nuevos compuestos y prácticas médicas precolombinas se acogen con entusiasmo. La Iglesia y las plantas 58 Cirugía y medicina. balsamina silvestre. el árbol de Judas. La vieja teoría de los humores y los principios hipocráticos. antidepresiva). personas y procesos. Ello explicaría por qué facultativos como Pedro López de León. Además. El desequilibrio entre lo caliente y lo frío podía restituirse mediante baños. un espacio de trabajo perfecto: seguidores de Bartolomé Hidalgo de Agüero y opuestos a la trepanación por defecto10. la fuga demonum o hierba de San Juan (hypericum perforatum. lib. propiedades y virtudes sin necesidad de considerarse hechizos. ambos llegaron huyendo de un exceso de cirugía con el fin de practicar la curación de heridas sin necesidad de supuración infecciosa. Buen ejemplo de ello son los compuestos y plantas mencionados en Segunda parte de los simples incógnitos en la medicina (1654). la exposición al fuego o al sol y la ingesta de determinados alimentos. colombinos9. la palma Christi. la cual en días diferentes iba echando unas . Los destilados de alta graduación alcohólica y preparados alucinógenos son vehículos perniciosos. procedimientos inusuales a ojos españoles (López Austin 1995: 55)11. la sanguis Christi (noli me tangere. la curación de heridas por deshidratación y la extirpación de tumores sin trépano.

al alcance de facultativos y estudiantes de medicina. que en América tienden a abogar por terapias menos interventivas y se esfuerzan en hacer “cicatrices hermosas”. atribuía cualquier accidente no conocido a maleficio. las vidas de los santos abundan en aspectos especialmente morbosos y truculentos. Paralelamente. en campaña y en las ciudades la población. Estas manifestaciones nutren no sólo la literatura hagiográfica. verdaderamente enfermizos desde cualquier óptica. combina materiales de los tratados de anatomía. de manifiesta alegría. la literatura eclesial abunda en metáforas donde las partes no visibles del cuerpo se corrompen por un alma impura y donde se miran las cosas “por de dentro”. Contrariamente a lo que sucedía en los tratados de anatomía. Paradójicamente. 7). teniendo como únicos criterios de selección lo hediondo y abyecto. con aserrar miembros. de Nicolás Enríquez (figura 3). “porque son pestilencia que infecta los pueblos”. la ciencia anatómica y médica con un ángulo moral tan acentuado que llega a borrar su objetivo. Las sustancias americanas sólo son condenadas por la Iglesia por quebrantar el ayuno disimuladamente. y recurría a curanderos machis por supersticiones diabólicas e ignorancia (XV. tendencia que ha llevado a Ángel Gómez Moreno (2008:236) a hablar de una “estética tremendista”: Por su parte. que son origen de idolatrías y horribles incestos. se permitían algunas consideradas altamente adictivas pero se prohibía. III. A este respecto. que podría denominarse “pre-gore”. y procuren evitar las borracheras. sino muchos otros libros de intención moralizante y doctrinal. y la Iglesia explota. o como la de san Zoilo. enciclopedias y crónicas. otras se curan con tan extraña dieta. . De la diferencia entre lo temporal y lo eterno (1640). entre otras. el corpus sinodal americano está repleto de sanciones a hechiceros indios. uno de los cuadros americanos que con más detalle presenta dicho episodio bíblico. cuyos martirologios dependen en gran medida de las vivisecciones. Juan E. la literatura eclesial se refiere casi exclusivamente a vivisecciones. sino sus mismos remedios. la literatura religiosa alcanza extensas capas sociales. devocionarios. La estética de la vivisección y la extracción de órganos Frente a las virtudes de las plantas americanas aclamadas por la Iglesia. principalmente en el tiempo que cogen algarroba en el cual suelen matarse y herirse muchos” (Trejo y Sanabria 1597. determinados textos eclesiásticos escogen lo más granado de los libros de anatomía como fuente de inspiración para redactar sus propias disecciones imaginarias. según la tradición oral y el testimonio de Diego Rodríguez de Almela. donde el sujeto era cadáver. como había hecho desde antiguo. Pero. constit. la patrística y los heterogéneos libros de filosofía natural. abrieron los costados y sacaron los riñones mientras se mostraba plácido y alegre […] 59 Este regodeo y sofisticación. como la de san Lorenzo […].Salud e interculturalidad en América Latina cosas a manera de cintas y otras como agujas y otras como pedazos de paño” (Cárdenas [1591]1913: 211-212). En uno de ellos. por falta de médicos. Nieremberg ([1657] 1957: 140-141) dedica extensos pasajes a reconstruir la experiencia de la curación padecida con sufrimiento: No digo las enfermedades solamente. para describir la reacción del paciente. paradójicamente. la actitud del santo ante el dolor extremo es. Al contrario de lo que ocurre con los tratados del cuerpo humano. constit. Ejemplo gráfico de esta técnica es La flagelación. con sacar huesos de la cabeza y aun tripas del vientre. a quien. especialmente las relativas a desmembramientos. Por el contrario. sirviéndose de abundantes técnicas médicas. 1). la hagiografía. a diferencia del tratamiento de cirujanos y médicos. sermonarios. el humo del tabaco (del Río Parra 2008:109-113). no conozco escritos tan dados a tendencias sadomasoquistas como algunas de estas vitae […] En ellas. como para hacer inventario o anatomía de ellas. la Iglesia condena la curación de los machis: según Pedro Felipe de Azúa. porque aun dolencias muy conocidas y comunes se curan con cauterios de fuego. y conmina a los sacerdotes a que “se aseguren de quitar los llantos y ritos supersticiosos que tienen en las muertes de los indios.

hijo mío. haya de recibir el vivo las exhalaciones pestilentes y hediondas del cadáver ya podrido. las madres se comían a sus propios hijos […] «Mejor será. por la grande furia del mar. y muchos gusanos bullendo en ella. asó la mitad. por la mucha sed que padecían. para ejercer mayor impacto: “Lo peor y más inhumano de todo fue. otros. y están reguladas por protocolos como los Ejercicios de San Ignacio de . se escucharán estruendos espantosos. VV. por la grande hambre que los afligía. Vino la cosa a tanto extremo que las preñadas abortaban a los cuatro meses […] a cualquier miembro a que llegaba el vaho y aliento se levantaban grandes ampollas y se hacían llagas mortales. le partió por medio. ¿Y qué más expresa memoria de la Pasión […] que el corazón de Santa Clara de Monte Falco. degolló a su hijo. éstas vas dirigidas a los fieles dentro de la comunidad y no a pueblos enemigos. las descripción pormenorizada de las penas del Infierno garantiza que el fiel se atenga a las consecuencias14. No se olvida Juan E. del cual escribe Virgilio que era atar un cuerpo muerto medio podrido con uno vivo.AA. por primera vez en territorio americano. sabandijas y otras cosas muy asquerosas […] a Feretrina. y el restañarse y acabar la vida era todo uno. debemos recordar que esa dimensión artística de lo abyecto se sostiene en una intención ejemplarizante: por una parte. ¿Qué cosa más horrible que pegada la boca del hombre vivo con la del otro muerto. una mortal pestilencia […] La mayor parte de los heridos al segundo día se volvían frenéticos y se arrojaban en los pozos. comiósela. A otros. a otros les daba un flujo de sangre de narices tan recio como un gran arroyo. recibieron semejante favor Santa Lucía Ferzariensi y Santa Gertrudis. y vio a su madre metida hasta el cuello en una hoguera de pez ardiente. Acabadas estas palabras. todas las carnes se le convirtieron en gusanos. que habiéndose acabado y consumido todos los mantenimientos. llena ya de gusanos. y guardó la otra mitad para otra vez” 12. vino a morir. gritos. que Nieremberg ([1657] 1957: 143) recuerda infantil y parricida. por otra. la presencia de llagas y otras marcas en la carne premian a aquellos elegidos. de un hedor insufrible. tomó un asador. y se comían los emplastos. ciudad de Provenza. que fue el más favorecido en esto. Es habitual el recurso a imágenes de desmembramientos y disecciones en el mundo precolombino15 pero. y perecer entre gusanos. de las ventanas abajo. reina de los barceos. voces. y dibujada la columna. Nieremberg ([1657] 1957: 215) de recordarnos que el sufrimiento en el Infierno se multiplicarán las torturas a los cinco sentidos: uno verá atormentar a sus seres queridos o será privado de la vista. y el olfato percibirá una hediondez pestilencial: Fue horrible tormento el que usaba el rey Mecenio. de los cuales deshecha. gemidos y blasfemias con gran dolor de oídos13. A Santa Gertrudis Beghinia le manaba de la misma manera sangre siete veces al día en el tiempo de la Semana Santa. exterminador en muchos tiempos y lugares: El año 1546 comenzó el postrero día de mayo en Stiy. 60 De entre estas descripciones no pueden faltar las hambrunas con resultado de canibalismo. A la bienaventurada Santa Lucía le corrían sangre sus llagas todos los viernes. No obstante. y así los dejaba hasta que la hediondez del muerto matase al vivo. en el cual hallaron la imagen de Cristo crucificado. para sanarlos. asco y hediondez? […] En el libro de la Doctrina de los Padres se escribe que una doncella temerosa de Dios fue llevada por un ángel a ver el Infierno. No se olvida Nieremberg ([1657] 1957: 142) de describir pormenorizadamente la experiencia de la peste y el aire contaminado. que escribe Cornelio Celso que bebían los enfermos los orines. les hacen comer culebras. los azotes. quienes no quieren ser curados sino sufrir más allá del margen de tolerancia de cualquier mortal: Porque fuera de San Francisco. que mantengas y sustentes a tu madre […]». De la diferencia entre lo temporal y lo eterno se redacta aglomerando indistintamente visiones del Infierno y sucesos terrenales de un pasado reconstruido al gusto de esta estética cuya finalidad ejemplarizante en ocasiones queda nublada por el regodeo en lo carnal. la lanza y otros instrumentos de la Pasión? (Nieremberg [1657] 1957:269).

como llovidas. se echaba en su estrado a aliviar su fatigado cuerpo. que rendida su grande fortaleza. se multiplicaron las monjas visionarias como Jerónima Nava y Saavedra (1669-1727). piedra. voces blasfemias contra Cristo nuestro Señor y contra todos sus santos […] oler con el olfato humo. cómo los fuegos tocan y abrasan las ánimas […] (§66-70). María y el Padre Eterno manipulan. y las ánimas como en cuerpos ígneos […] oír con las orejas llantos. “[…] Cristo. Prueba del calado de esta literatura en el Nuevo Mundo es la proliferación de visiones del Purgatorio. tristeza y el verme de la consciencia […] tocar con el tacto. la célebre “china poblana”. alaridos. azufre. así como lágrimas. que prescribían: ver con la vista de la imaginación los grandes fuegos. María de Jesús (quien logró sacar en un solo día ciento cuarenta millones de almas del Purgatorio. pegada á los ladrillos del suelo la frente […] Los gravísimos dolores de cabeza. sentina y cosas pútridas […] gustar con el gusto cosas amargas. cap. Desde que en la sesión XXIII el Concilio de Trento se confirmara la existencia del Purgatorio hasta que Benito J. con tanta violencia. como el sufrirlas. más insensibilizado. que le envolvieron en los brazos como si fuera un suelto listón. y por un año. Esa larga tradición encontraba en Europa a un lector habituado a tales manifestaciones y. Feijoo firmase la defunción del más popular. Tuviéronla por muchas horas crucificada en una barrilla de hierro. y por tres días como muerta. Úrsula de Jesús (1604-1666). y que los viernes eran tan agudos. que su exceso le duraba siete horas todos los días. que continuaban la dilatadísima trayectoria europea renovando las formas de sufrimiento físico que harán furor hasta finales del siglo XVIII. derramándole tanta abundancia de pulgas. o Catarina de San Juan. mientras que las tradicionales europeas los narradores se sitúan como testigos pasivos de la acción. o que se la molían con pesados martillos […] si rendida con sus dolores de cuerpo. Catarina preguntaba a su confesor si podría comulgar «por haberse desayunado con este almuerzo tan substancial»” (Rubial García 2007:84)17. la recepción de estas imágenes (verbales y gráficas) es acogida con entusiasmo por una población monacal que las imita y sofistica hasta bien entrado el siglo XVII. para que el polvo la sofocara. Sor María Teresa Gertrudis de Santa Inés sufre análogos tormentos. de ese modo. el de San Patricio16 (VII. por tanto. Sin embargo. La más asombrosa de las visiones narradas en este sentido es la que describe cómo Cristo ofreció a la santa su costado lleno de gusanos y. VI). que le causaban.Salud e interculturalidad en América Latina Loyola. metiéndola debajo de la cama. En América. El rechazo a la cirugía occidental no sólo sería atribuible. que le parecía se la atravesaban con agudas espadas. es a saber. y para impedirle el socorro en tan grave tormento: En repetidas veces. encontramos que la difusión más amplia. y de alma. y cogía algún sueño. se hallaba combatida de funestas representaciones. por muchas horas supina. tan imposible el cogerlas. Estos textos europeos se difundieron por el Nuevo Mundo junto con otros como los Casos raros de la confesión de Cristóbal de Vega. la mayor abundancia de ejemplos. En el caso de Catalina de San Juan. entre la vida y el Purgatorio: La privaron de la vista por muchos días. sino a que la Iglesia católica. y terribles visiones (Calvo de la Riba 1753: 111-17). encargada de los dominios del alma intangible. según relata Francisco Pardo). donde hacen incipiente aparición pecadores novohispanos que se asoman desde el Infierno para describir lo que allí acontece. a la adaptación fallida a un nuevo sistema donde las funciones del curandero (que conjugaba lo soteriológico y lo médico) se desdoblan. no podía levantar de la almohada la cabeza […] En una Cuaresma fue tan especial este tormento. no en la médica. la paciente que las sentía. 61 Revisando las referencias a vivisecciones y operaciones quirúrgicas. los padeció por mas de cuarenta años. después de comerlos. Las visiones americanas se centran en experiencias de las propias monjas y beatas. las descripciones más pormenorizadas y las referencias al sufrimiento corporal se encuentran en la literatura eclesial. y puesta como un fuerte arco. y algunos meses la tuvieron muda. podemos deducir de lo anteriormente expuesto que la asociación entre las nuevas prácticas quirúrgicas y el nuevo sistema religioso debió ser automática desde los primeros momentos de la conquista. no sólo no es contraria a disecciones sino que . sin poderse mover. lavan y comen el corazón de Catarina.

Fernando O. Por una parte.AA. ya no hay escapatoria y no se fía largo. Reati (2006) nos recuerda que es frecuente encontrar facultativos buscando inspiración en las ferreterías. mártires y visionarias son agraciados con el dolor que les merecerá la gloria eterna. torturadores que recurren a cirujanos para ampliar sus protocolos. extraer. VV. Así. Pero. por la cirugía misma. no cesa de exhibir. desparramar y despedazar miembros a lo largo y ancho del Infierno y el Purgatorio. pagaron el precio del desarrollo ideológico y estético que la Iglesia había llevado a cabo. cerrando el círculo. sino probablemente venideros. cuyo testigo sería recogido en el siglo XX. La Iglesia encuentra en la cirugía la materia prima perfecta para conjugarla con el sufrimiento y el deseo. pero cirugía y medicina. estirar. y los antiguos teatros de anatomía se convierten en espectáculos con sonido estereofónico. no sólo posibles. que establecen diferentes enlaces a través de la vivisección y afinan los bisturís para inscribir su poder en el cuerpo de un paciente despierto que da testimonio directo. 62 . El cuerpo se abre en vivo y en directo. donde los médicos se transforman en dioses de nuevo cuño. Una vez más. los “cauterios de fuego” se han impuesto a las “cicatrices hermosas” en el imaginario popular. sin anestesia ni testigos. desaparecidos los espacios post mortem convencionales. El cirujano vuelto verdugo. proclamándolos como espacios. por otra. las terribles visiones de ultratumba anticipan el destino de aquellos que obren mal. y médicos que pretenden fotografiar el instante mismo de la muerte. que explora con prolijidad las posibilidades de su arte con fines estéticos y simbólicos. desde su lenguaje aséptico. El camino hacia el sadomasoquismo estaba ya inscrito en la religión occidental desde hacía siglos. es una figura que emerge con fuerza en las sociedades totalitarias laicas.

. 112.6 cm.Salud e interculturalidad en América Latina Figura 1. XVIII). México. p. Museo Nacional de Arte INBA. Museo Mayer. La flagelación (1729). Avisos de cirugía contra la común opinión. 63 Figura 2. 9. Bartolomé Hidalgo de Agüero.5 x 0. Anatomía (s. Figura 3. Ciudad de México. Nicolás Enríquez.

y esté intromiso el cráneo o fracto.ª Ballester 1967: 54). cirugía y astrología (1607) a determinar qué “astrología han menester saber los médicos” (43v-52r). por descontado. 1956:64). sapos. 74). a estas diatribas cabe añadir la confluencia de varias corrientes de pensamiento surgidas a raíz de la revisión de Galeno en el siglo XVI: la arabizada (que procede a una sistematización según el Canon de Avicena). 370). golpes grandes y martillazos con que eran atormentadas crudelísimamente las almas” (Nieremberg [1657] 1957:214). y los hombres las carnes de sus mismos brazos. aunque punjan y preman. Notas 1 2 Hacia 1570 el jesuita Alonso López de los Hinojosos practicaba ya disecciones en el Hospital de los Indios de México. y lo mismo hará ahora a los que lo leyeren”. vivía triste y menospreciada de su marido. que le dañaba el resuello. de la edad. La juventud es caliente y seca. “Trata de una secreta y muy provechosa cura […] hice a una dama. En la misma línea. la humanista (que propone la vuelta a los orígenes para conjugarlos con los nuevos saberes y exige. como sucedió al emperador Zenón” (Nieremberg [1657] 1957: 215). “Trata de un suceso exquisito. “Suceso horrendo y cura milagrosa de Francisco de Mercado”. Recordemos. las alusiones al autocanibalismo: “El hambre en esta vida llega a tal extremo que no sólo perros. Los médicos permanecieron sometidos al doble supuesto naturalista de la terapéutica tradicional: eran productos naturales […] y servían para ayudar a los movimientos de la naturaleza del enfermo. y de la cura y remedio con que se libró de ella”. paralelamente. El esfuerzo farmacognósico de Arias de Benavides fue continuado por Juan de Barrios. tachando de superflua la necesidad de estos conocimientos. estiércol apetecen comer y comen verdaderamente. ruidos. VV. gemidos y llantos. las sofisticadas intervenciones de los Tiwanaku (ca. Juan de Barrios dedica el tratado segundo de su Verdadera medicina. En fecha tan tardía como 1585 Toribio Alfonso de Mogrovejo seguía ordenando “Que los indios no amolden las cabezas de sus hijos (cap. in Fasciculo morum) […] Poco más adelante encontró muchas personas de varias suertes […] sobre los cuales descargaban muchos golpes […] hasta derramarles el cerebro por el suelo y desencajarles los ojos […] Después levantó los ojos y vio asido 3 4 5 6 7 8 64 9 10 11 12 13 14 . se ven cuestionadas por médicos como Hidalgo de Agüero. pionero en el uso del trépano. Las técnicas de Andrés Alcázar. la hipocratista (que da prevalencia a la observación clínica y consigna en glosas la experiencia). quien dedica un apartado de su Verdadera medicina a “todas las yerbas que descubrió Francisco Hernández […] aplicadas a las enfermedades del cuerpo humano”. “Trata de un pronóstico maravilloso y de un caso y enfermedad nunca vista que sucedió a Martín de las Alas. por influencia de Vesalio. que muchos médicos tenían botica propia. debe seguir animando a que los médicos se libren de sus miedos y extiendan recetas antes de ver cómo fallecen los pacientes. y de un milagroso pronóstico que en la isla Española me aconteció”. 1988). así como la deformación de cráneos infantiles incaicos para provocar retraso mental en los individuos y prevenir la desobediencia (Balcázar. No debemos olvidar tampoco la falta de instrumental especializado y de tratados que ayudasen a la formación de nuevos médicos. quien previno contra la trepanación en sus Avisos de cirugía contra la común opinión (1584): “Que ninguna herida de cabeza se ha de legrar ni levantar huesos. cuero. ni por la nueva materia médica procedente de los territorios recién descubiertos […] La incorporación de los nuevos remedios americanos o asiáticos enriqueció extraordinariamente el arsenal terapéutico heredado de la Antigüedad y de la Edad Media. aunque hermosa”. “Otros muchos castigos proporcionados a sus penas se verán en lo que refiere Uvilelmo (Monac. asimismo. ratones. gobernador que era en esta ciudad de Cartagena al tiempo que a ella vine. 1300-1532). gatos. Por si no fuese suficiente. Recordemos. Caribu. la vejez es fría y húmeda. ni por el movimiento humanista. pero el avance fue exclusivamente cuantitativo. muchos facultativos seguían sin atreverse a recetar compuestos químicos. y la contrarreformista (considerada la más integrista por querer depurar el galenismo de cualquier innovación) (López Piñero. la craniectomía cobró auge en la España medieval gracias a la recuperación de Albucasis (G. “Discurso que trata de una cura y pronóstico que hice a Francisco Leal […] que espantó al mundo todo y fue causa de mucho escándalo y murmuración. Son conocidas las obras de arte europeas del siglo XVI que presentan como tema principal la trepanación para extraer la piedra de la locura y. Aunque Paracelso era ya partidario de combinar fármacos con cirugía. entre otras cosas. “Trata de una admirable y repentina cura que hice en esta ciudad de Cartagena indiana a Sancho de Yrquica […] adonde se descubre y manifiesta un secreto que por solo él merece estar todo el libro con letras de oro”. Esteban de Villa. “Habiendo sido Santa Liduvina arrebatada en espíritu […] oyó la santa que había allá dentro gritos y alaridos espantosísismos.AA. culebras. gran destreza anatómica). que los principios hipocráticos también consideraban la temperatura como indicio. no obstante. ni sciso ni coliso” (4). muchos de los cuales aprendían directamente en los enfermos y carecían de conocimientos avanzados. sino que llegan a comerse las madres a sus hijos. que por tener mala dentadura. “resta subrayar que la vigencia de los supuestos galénicos en este terreno no resultó afectada. ya a mitad del siglo XVII. de los que dependía la curación” (Ciencia y técnica. No faltan. Si bien hay restos de huesos trepanados en la Iberia prehistórica.

Sevilla 65 . Andrés 1575 Chirurgiae Libri sex: in quibus multa antiquorum. Juan de 1913 Primera parte de los problemas y secretos maravillosos de las Indias [1591]. Juan de 1607 Verdadera medicina. Andrés Ortega. Imprenta del Museo nacional de arqueología. “a real chamber of horrors of the most diverse kinds. hands. Caracas CALVO DE LA RIBA. Pedro Andrés 1753 Historia de la singular vida y admirables virtudes de la venerable madre sor María Theresa Gertrudis de Santa Inés. Madrid CÁRDENAS. Entre las recreaciones españolas destaca la Vida y Purgatorio del glorioso San Patricio de Juan Pérez de Montalbán.). Ángel 2008 Claves hagiográficas de la literatura española: (del Cantar de mio Cid a Cervantes)./de su piel haremos tambores./haremos un collar de sus dientes. XII). que a su vez da pie a El Purgatorio de San Patricio de Calderón de la Barca. Valencia GARCÍA BALLESTER. Este es uno de los casos de conciencia más atípicos que hemos encontrado. Salamanca ALCÁZAR. Salamanca AZÚA E ITURGOYEN.ª Teresa.ª (Dir./después bailaremos” (Bendezú Aybar 1993:18). breasts. José M. La trepanación en España. interpretantur. Philippe Millan. Pedro Felipe de 1984 Sínodo de Concepción (Chile) 1744. et recentiorum subobscura loca hactenus non declarata. Dominici à Portonarijs. Maribel y VÁZQUEZ. Medievalia Hispanica. Fernando Balli. México BALCÁZAR. Bartolomé 1604 Avisos de cirugía contra la común opinión. Madrid FRESQUET FEBRER. or genitals. historia y etnología. Entre las incontables visiones del Purgatorio cabe mencionar las de San Valerio. Iberoamericana-Vervuert. Antonio y SANTIAGO-OTERO. GARCÍA Y GARCÍA. Madrid y Salamanca BARRIOS. las del Emperador Carlos el Gordo y las de Santa Catalina de Génova. Editorial Técnica Española.). Horacio (Eds. roasted over open fires. Instituto Francisco Suárez del CSIC e Instituto de Historia de la Teología Española de la Universidad Pontificia de Salamanca. while others have fallen victims to hell’s kitchen and are being baked in ovens. Biblioteca Ayacucho. Universidad de Salamanca. M. que más tarde se atribuirán al Purgatorio. Madrid y Fráncfort HIDALGO DE AGÜERO. Instituto de Estudios Documentales e Históricos sobre la Ciencia. Madrid GÓMEZ MORENO. José Ángel (Eds. Benito Jerónimo 1778 Teatro Crítico Universal. Juan Manuel 1956 Historia de la medicina en Bolivia./haremos flautas de sus huesos. CANTILLO. or turned on spits” (Le Goff 1986: 195). La Paz BENDEZÚ AYBAR. Luis 1967 “La obra de Albucasis.). Universidad de Valencia. pero sin duda el más popular es el Purgatorio de San Patricio (s. en LÓPEZ PIÑERO. al romper el ayuno la barrera entre lo físico y lo metafísico. Álvaro 2003 Arte de los metales [1640]. Francisco Pérez. where he sees men and women suspended by iron hooks stuck in the sockets of their eyes or in their ears.Salud e interculturalidad en América Latina 15 16 17 un hombre a una rueda espantosa dando tales vueltas que el monje se quedó fuera de sí” (225). cirugía y astrología. TENA. Edmundo 1993 Literatura quechua. Conocido es el canto militar incaico: “Beberemos en el cráneo del enemigo. culminación de la cirugía medieval”. Bibliografía ALONSO BARBA. México FEIJOO. 11. José Luis 1993 La experiencia americana y la terapéutica en los “Secretos de chirurgia” (1567). de Pedro Arias de Benavides. Ediciones Juventud. throats. Esta y similares citas edificantes concuerdan con innumerables representaciones pictóricas tardomedievales del Infierno y el Juicio Final.

en la ciudad de los Ángeles. t. Santo 1952 Obras completas. Nuestra Señora. 1582-1604. F. Julián de Paredes. José María y CALERO CUERDA. Fernando O. México REATI. Facultad de Teología de la UCA. postrimerías humanas y principales misterios divinos. 66 LE GOFF. Chicago LÓPEZ AUSTIN. University of Chicago Press. 1606. Atlas. en 1995 FRESQUET FEBRER. Universidad de Salamanca. Antonio 2007 “Los santos milagreros y malogrados en la Nueva España”. Buenos Aires VEGA. José M. El mestizaje cultural y la medicina novohispana del siglo XVI. pp. Valencia LÓPEZ PIÑERO. José María 1976 Medicina moderna y sociedad española (siglos XVI-XIX). 1956-1959 Inventarios Reales. Madrid LOYOLA. Clio Medica 8 pp. Las concepciones de los antiguos nahuas”. BAC. Madrid PARDO. Jacques 1986 The Birth of Purgatory.). Manifestaciones religiosas en el mundo colonial americano. Cuernavaca NIEREMBERG. Toribio Alfonso de 1970 Sínodos diocesanos de Santo Toribio. Madrid MÉNDEZ NIETO. Nelson C. en GARCÍA AYLUARDO. Cristóbal de 1670 Casos raros de la confesión con reglas. UNC pp. Valencia LÓPEZ PIÑERO. Francisco 1676 Vida y virtudes heroicas de la madre María de Jesús.). Elena del 2008 Cartografías de la conciencia española en la Edad de Oro. Crisol de desengaños con la memoria de la eternidad. ZEPEDA-HENRÍQUEZ. Instituto de estudios documentales e históricos sobre la ciencia. Fernando de [1979] Los sínodos del antiguo Tucumán. Fondo de Cultura Económica. Universidad de Valencia. Eduardo (Ed. 68-77 RÍO PARRA. Esteban de 1995 De simples incógnitos en la medicina [Burgos. VV. Centro Intercultural de Documentación.ª y DELLAFERRERA. 51-87. 1597. Ignacio de. ARANCIBIA.AA. 1607. Pedro Gómez de Valdivielso. Juan 1988 Discursos medicinales [1607]. t. Manuel (Eds. celebrados por fray Fernando de Trejo y Sanabria. Bienes muebles que pertenecieron a Felipe II. Clara y RAMOS MEDINA. Francisco 1988 Los temas polémicos de la medicina renacentista: Las Controversias (1556). José María (Eds.). Facultad de Filosofía y Humanidades. Salamanca MOGROVEJO. Escuela de Letras. José María “Paracelsus and his Work in 16th and 17th century Spain”. de Francisco Vallés. Colegio Oficial de Farmacéuticos. modo fácil para hacer una buena confesión general o particular. CSIC.). Biblioteca de Autores Españoles CIII. Editora Patria Grande. 2. Junta de Castilla y León. Cátedra e Instituto de Historia de la Medicina. (Eds. 1957 [1657] De la diferencia entre lo temporal y lo eterno. Madrid TREJO Y SANABRIA. 1643-54]. religiosa profesa en el convento de la limpia concepción de la Virgen María. J. Alfredo “Equilibrio y desequilibrio del cuerpo humano. 119-131 LÓPEZ PIÑERO. México RUBIAL GARCÍA. Juan E. México SÁNCHEZ CANTÓN. I. Obras escogidas del padre Nieremberg. Real Academia de la Historia. 2006 “De torturas y vejaciones como un arte nacional: Auschwitz de Gustavo Nielsen” Revista Escribas nº III. Burgos . José Luis y LÓPEZ PIÑERO. Universidad Iberoamericana. Viuda de Bernardo Calderón. Madrid VILLA.

XVI-XVII. Valencia 67 . E. M. LÓPEZ PIÑERO. (Eds. V. AA.Salud e interculturalidad en América Latina VV. NAVARRO BROTONS. Pre-textos.ª. 1976 Materiales para la historia de las ciencias en España: S.).. PORTELA MARCO. J.

.

si es que estos últimos pueden considerarse una práctica quirúrgica en sentido estricto. a la extracción de cuerpos extraños. Junto a ello. y en especial en lo que a trepanaciones craneanas se refiere. no resulta tampoco excepcional encontrar trabajos que anunciando un tratamiento de los saberes quirúrgicos de un pueblo en particular abordan realmente -con mayor o menor coherencia y rigor. obstetricia. 1969. en México. todo sea dicho. Martínez-Falero. vols. siendo en este último apartado numerosos los estudios sobre los vasos escultóricos (huacos) de la cultura Moche de la costa norte peruana (aprox. 1969) es frecuente que la especialidad quede reducida a menciones más o menos prolijas sobre el arte de trepanar cráneos desarrollado por los antiguos peruanos (Lastres y Cabieses.y donde las prácticas de los distintos especialistas de la salud no terminan de diferenciarse nítidamente de los rituales. Por otra parte.) o sobre la plástica de las culturas del Golfo de Veracruz.aspectos ligados a la hoja de coca en el caso andino.) (FIGURA 1). Dentro de obras generales sobre medicina precolombina (v. sino quizás las dos únicas vertientes de la cirugía prehispánica en que la mayor parte de los autores se han venido fijando de manera recurrente. las referencias a los primeros que a los segundos (vid Campillo.C. Después. 1992 -básicamente. En términos generales. Guerra. Seggiaro. alucinógenos. Fernández. terminan por reducir la cirugía a la trepanación craneana. cabría incluso decir que poco se ha escrito sobre cirugía prehispánica. reconociendo las dificultades técnicas y las limitaciones del registro fósil con que trabajan. 1990. herboristería y farmacopea. dos fueron las “imágenes quirúrgicas” que prontamente se me vinieron a la cabeza: trepanaciones craneanas y sacrificios humanos.gr. la 69 . el chamanismo. 1988. todo ello envuelto en un discurso bastante unidireccional en el que medicina y magia se confunden -como medicina indígena y hechicería se confundieron para los autores coloniales.C. igualmente escasas resultan las referencias sobre cirugía en unos estudios de bioarqueología o paleoantropología física que. Unas interpretaciones en las que se concede especial relevancia a la cuestión de si las culturas prehispánicas poseían o no los suficientes conocimientos de anatomía como para practicar intervenciones quirúrgicas precisas. Díaz. durante el Período Clásico (aprox. Coury. 300-900 d. 1 y 2-. deformaciones craneanas. y que contrasta notablemente con otro tipo de análisis mucho más técnicos acerca de la tecnología y el instrumental empleados en tales intervenciones. Gil García Universidad Complutense de Madrid España He de confesar que cuando fui invitado a participar en este proyecto editorial con un ensayo sobre cirugía entre los pueblos de la América prehispánica. tratando de recopilar bibliografía especializada en la materia descubrí que tales imágenes no sólo constituían dos tópicos en buena parte manidos. 1960) 1 y mexicanos -mucho más abundantes. 1962. Trepanaciones y sacrificios. 2007: 339-347)-. 1977. 100-800 d. Campillo resuelve de manera categórica: “Casi con toda seguridad se limitó a la reducción de fracturas. D. en cuanto a cualquier otra práctica quirúrgica que pudieran haber realizado los pueblos prehistóricos.ENTRE LA MEDICINA Y LA MAGIA Apuntes sobre cirugía entre los pueblos de la América prehispánica Francisco M. enfermedades osteológicas o las representaciones de diferentes patologías en los códices mesoamericanos o sobre cerámica.

sino que los actuales cuerpos indígenas resultan de la combinación a partes desiguales de concepciones heredadas de entonces. Todas estas prácticas solamente requerían unos conocimientos anatómicos muy limitados. hechiceros y viceversa Quizás antes de entrar en materia valga la pena decir algunas palabras en torno a la concepción del cuerpo humano en las diferentes culturas prehispánicas. de aportes europeos de tradición a la vez grecolatina y judeocristiana. y de elementos propios de una biomedicina occidental moderna que muchas veces trata de imponerse de manera avasalladora sobre cualquier otra concepción del cuerpo. las orejas. VV. deshechizar) las prácticas quirúrgicas de las culturas mesoamericanas y andinas. en general debieron ser punitivas y sólo excepcionalmente curativas. 1993-94 vol. las extremidades o partes de ellas.AA. Otras actuaciones debieron tener una finalidad ritual o de escarmiento […].” (Campillo. mientras que las amputaciones de la nariz. en virtud de esas panaceas que . un estado de la cuestión a modo de revisión crítica de los tópicos señalados. teniendo presente que nuestro conocimiento al respecto deriva 1) de las interpretaciones que en su momento formularon unos autores coloniales cuyas ideas se encontraban sesgadas por el choque cultural y muy mediatizadas por las políticas de extirpación de las idolatrías. 2: 40). fundamentalmente con la intención de desmitificar (mejor dicho. Teniendo esto presente. incisión y evacuación de algún absceso cutáneo y la práctica de fístulas uretrales. no aspiro en las páginas que siguen a desarrollar un estudio pormenorizado sobre cirugía entre los diferentes pueblos de la América prehispánica. Médicos. y sabiendo que más escaso será nuestro conocimientos cuanto más remotas sean las culturas a estudiar. sino más bien a plantear un estado de la cuestión que pueda servir de orientación a quienes quisieran profundizar en la materia. Figura 1 70 Por todo ello. y 2) de un paralelismo etnográfico que frecuentemente olvida que los pueblos amerindios no mantienen una corporalidad inalterada desde época prehispánica. la salud y la enfermedad. bien es cierto que gracias a las informaciones coloniales más tempranas se puede llegar a recomponer una ideología de los cuerpos y las personas prehispánicas que luego.

IX) y de boticarios (Libro X. Y es que. 274 [276]-280 [282]).el rechazo que la mayoría de grupos indígenas sienten hacia la cirugía. la enfermedad o el cuadro clínico. idéntica asociación entre médicos y hechiceros hace Guaman Poma de Ayala [1615]. plantas y minerales (Libro XI)6. resulten extrapolables de manera medianamente coherente al conjunto de pueblos y culturas del área. Para el caso andino. es temeroso. diferenciándolos eso sí de los yerbateros. o al tratar de las propiedades curativas de distintos animales. cap. los autores coloniales confundieron con brujos y hechiceros a los distintos especialistas de la salud existentes entre los diferentes pueblos indígenas. sino omnipresente en el estudio antropológico de los pueblos amerindios desde el principio de dualidad-2. tanto en las atribuciones del experto como en el rango y condición de sus pacientes. bien como resultado de la agresión sufrida por parte de alguna entidad (sobrenatural) extraña. 71 . efectivamente. XXIV).Salud e interculturalidad en América Latina representan “lo mesoamericano” y “lo andino”. manejando al mismo tiempo terapias y remedios naturales de indudable eficacia (medicina natural. complementariedad recíproca y que funde al individuo en un todo con el Cosmos -pensamiento que en la actualidad exacerban las diferentes filosofías de la New Age-. a los que no dedica texto pero sí quizás un grabado ilustrativo (f. porque la enfermedad suele ser interpretada en términos bien de ruptura de dicho equilibrio. era esencialmente mágico-religiosa”. la concepción del “cuerpo” es algo mucho más complejo que forma un todo junto con el concepto de “persona”. Ante los ojos de la ciencia hipocrática. fray Bernardino de Sahagún [1547-58] al hablar de brujos y hechiceros. y así lo refleja. Para cualquier grupo amerindio. la enfermedad y la medicina. 865 [879]) (FIGURA 2)7. bien como consecuencia de una práctica malintencionada de brujería o hechicería3. Lastres y F. a los cuales distingue a partir de las técnicas de diagnóstico y los tratamientos manejados (ff. y por lo mismo -tal y como quedará ilustrado por los ensayos que componen este volumen. cualquiera que sea su jerarquía social. XXVIII). cap. al describir las diferentes enfermedades del cuerpo humano y las medicinas contra ellas (Libro X. hacia el hecho de abrir el cuerpo para examinarlo y toquetearlo por dentro. cirujanos y boticarios peninsulares4. por las enormes diferencias existentes entre sus prácticas terapéuticas y las de los médicos. En términos ecológico culturales. mucho se ha hablado de estrechas relaciones de complementariedad entre los seres humanos y la Naturaleza. astrólogos y nigrománticos (Libro X. “De lo que nos dicen los cronistas -señalan J. Esto hace que muchas veces el concepto indígena de “salud” sea entendido como una búsqueda de equilibrio entre distintos afectos y humores asentado sobre la polémica y manida dicotomía “frío-calor” -por otra parte no reducida a los campos de la salud. en época prehispánica existió una tremenda especialización en materia de salud. de ahí la idea de que el cuerpo ha de mantenerse íntegro y “cerrado”. frente a esta imagen quizás denostada del médico-mago. herboristería) y otros que careciendo de toda efectividad pudieran incluso resultar nocivos para la salud. un supuesto cuerpo extraño o el simple pecado pueden ser causa de enfermedad”. Con todo. magia y religión eran dos modelos de saber que los indios mezclaban sin reparo alguno. músculos y órganos aislables anatómicamente. Un objeto inerte. apostillando a continuación que “el indio. partes autónomas de un organismo complejo que pueden afectarse y por tanto tratarse de manera localizada. Cabieses (1960: 23)podemos deducir que la forma indígena de concebir el síntoma. B. en las técnicas de diagnóstico empleadas o en la naturaleza de las terapias y los remedios manejados. resolveré que los cuerpos amerindios constituyen un todo que no puede ser interpretado como un conjunto de huesos. De aquí también la vinculación de la medicina indígena con la magia y el ritual. sugestionable y presto a obedecer las inducciones o pases del mago-médico. por ejemplo y para el caso Mexicano. Buena cuenta de ello dan las crónicas coloniales de primera época5. Sin perderme por estos derroteros sinuosos -que no es el caso-. cap.

añadiendo a sus conocimientos. Incluso D. así como la guerra y todas las lesiones derivadas de la contienda. nunca han reconocido los saberes médicos de otras culturas. cuando no directamente demonizando. algo que choca con esa concepción del cuerpo íntegro que hace (y haría) que para los pueblos amerindios el cadáver resulte intocable.AA. y en cierto sentido ridiculizando. llegar a alcanzar precisos conocimientos de anatomía interna exige contar con modelos. ¿fuera acaso que los pueblos prehispánicos careciesen de conocimientos suficientes sobre el funcionamiento del cuerpo humano y su anatomía interna? Lecciones de anatomía: ¿técnicas quirúrgicas en la práctica del sacrificio humano? Dado que la cirugía tradicional implica una abertura del cuerpo.de que “algunas culturas andinas consideraban de buen augurio que el cadáver . por más que en determinados aspectos de su historia puedan ser consideradas Altas Culturas o Civilizaciones. Campillo (2007: 439) menciona el dato -aunque sin confrontarlo con fuentes documentales. cuerpos diseccionados (vivos o. y llevando esta cuestión al terreno ético de esa salud intercultural tan en boga hoy en día. Sin embargo. muertos). de psicoterapia intuitiva”. redondeando su labor social con una dosis de sugestión. en ningún caso se refiere específicamente a especialistas de la cirugía. habrán de presuponerse al cirujano unos conocimientos avanzados de anatomía que le permitan ejercer su profesión con la mayor pericia y dejando en el paciente las menores secuelas y marcas cicatriciales8. Cabieses (1960: 23). concediéndoles a lo sumo el beneficio de una consideración a la vez mágico-religiosa y empírico-racional. esto es. Dicho de otro modo. Ahora bien. generalmente. apostillan J. Quizás la cuestión radique en que realmente nunca se consideró a estos especialistas como verdaderos médicos. sino a los más expertos en remedios naturales con un cierto grado de éxito basado en la tradición y la experiencia. sus concepciones del cuerpo y la enfermedad cuando de medicina interna se habla. Sin embargo y obligatoriamente. las crónicas coloniales abundan en detalles sobre tipos de enfermedad y conocimientos de herboristería. VV. “el entusiasmo y la fe en la eficacia de sus medios curativos. llamando generalmente la atención sobre la escasez de “médicos” y la abundancia de “brujos” que trataban las dolencias de los indios. B. la Ciencia occidental en general y la Medicina en particular (entiéndase biomedicina de tradición hipocrática). Es por ello que algunos autores han planteado la posibilidad de que tales conocimientos anatómicos se obtuvieran a partir de prácticas de sacrificio humano y/o canibalismo. Lastres y F. ensalzando sus conocimientos adquiridos en medicina externa y cirugía. Figura 2 72 En general.

de Rojas estima que “el carácter sangriento de la religión mexica redundó en beneficio de la medicina. cuya ingesta pondría a la comensalidad en relación directa con la divinidad a la que había sido ofrecido el sacrificio en una suerte de comunión teofánica9. 73 Figura 3 Sobre el sacrificio en sí. hablar de sacrificios humanos en época prehispánica evoca directamente la imagen sangrienta -muchas veces retocada y exagerada por los frailes españoles. la divinidad aparece representada con el rostro descarnado y el tórax en forma de esqueleto. arrojaban el cuerpo gradas del templo abajo. que depositaba en una vasija. los vaticinios mediante observación de sus vísceras y la momificación de sus muertos. efectivamente favorecieron el conocimiento anatómico de los seres vivos”. En cualquier caso. A este respecto. para llevar a cabo la ablación del corazón el sacerdote debía contar con precisos conocimientos anatómicos que le permitieran de un solo golpe seccionar el tórax a la altura del sexto espacio intercostal. alcanzando la figura una hermosa plasticidad que constituye además una prueba evidente de los conocimientos que sobre anatomía interna alcanzaron los mexicas. donde era recogido y cocinado como parte de un banquete ritual. la muerte y el infra- . y la extracción de la víscera se hacía sin movimientos superfluos. Espinoza (1995: 435) apunta que “el sacrificio de animales. por debajo de éste emerge una forma ovoide flanqueada por dos hojas cóncavas.” (Rojas. El posterior desmembramiento del cuerpo para repartirlo entre futuros comensales resultó una buena escuela de anatomía y disección. Refiriéndose a los incas. mientras el quinto asestaba el golpe mortal y extraía el corazón. La incisión era realizada en el lugar preciso con un solo tajo. J. L. En ellas. El rito de la ablación del corazón mostraba en su desempeño unos sólidos conocimientos de anatomía. L. J. Batalla y J. Por las fuentes coloniales sabemos que el cadáver era descuartizado y sus partes repartidas entre distintos comensales según estrictas reglas de protocolo. L. J. Efectivamente. los despojos eran cocinados con agua y sal y servidos acompañados de maíz hervido. parte del cuerpo donde se alojaba el ihiyotl o entidad anímica relacionada con las pasiones humanas. zapoteco y mixteco de los muertos y el inframundo) encontradas en el recinto ceremonial del Templo Mayor en México-Tenochtitlan (FIGURA 4). componiendo así un plato llamado tlacatlaolli. según se observa en la mayoría de representaciones sacrificales-. proporcionando mucho material de estudio. cuatro sujetaban al cautivo por las extremidades para tenderlo de espaldas sobre el tajón. 1987: 408).que algunos relieves y códices mesoamericanos nos han legado de sacerdotes eviscerando el torso de los inmolados para luego ofrecer su corazón a la divinidad (FIGURA 3) -ello por no hablar de algunas de las escenas de la polémica película Apocalypto dirigida por Mel Gibson y estrenada en 2006-. Así aparece representado en dos esculturas de Mictlantecuhtli (dios azteca. López Luján y V.Salud e interculturalidad en América Latina depositado sobre un risco fuese devorado por los buitres”. no lo olvidemos. como dando así a entender que de los despojos del festín carroñero pudiera obtenerse un cierto conocimiento anatómico y fisiológico (?). W. Una vez hecho esto. por encima del diafragma. Mercado (1996) interpretan este órgano como el hígado. de Rojas (2008: 88) apuntan la necesidad de cinco sacerdotes -generalmente dos entre los mayas y otros pueblos.

las víctimas eran despellejadas cuidadosamente. sede del mahui ollin o fuente vital del cuerpo humano y órgano más importante de su persona. VV.AA. la abundancia y la riqueza): tras extirparles el corazón o asaetearlas. lo mismo en los sacrificios practicados por los aztecas en honor a su dios Xipe Totec (dios del maíz tierno. seccionado para que éste pudiera emerger. un nivel de detalle y de exactitud fisiológica que lleva a este autor a considerar estas esculturas como “auténticos tratados de anatomía en lo que -entre otras cosas. Figura 4 74 Tanto en el sacrificio humano por la ablación del corazón y en el descuartizamiento del cadáver quedarían patentes los conocimientos de anatomía humana acumulados por los pueblos mesoamericanos. En este sentido. en virtud de lo cual era precisamente ofrecido a las divinidades. Sin embargo. mundo. apunta Segura que las dos hojas cóncavas que lo flanquean han de corresponder al pericardio.[los mexicas] superaban a cualquier pueblo de su tiempo”. Figura 5 . para J. Segura (1996) se trataría del corazón. la fertilidad. tratando de obtener una piel casi entera que los sacerdotes de esta divinidad (Nuestro Señor el Desollado) vestirían en el transcurso de los rituales de fertilidad durante las festividades del ciclo de la primavera (FIGURA 5). si el órgano representado es el corazón.

los pulmones. Sin embargo. Añade a esta descripción un grabado en el que representa al ejecutado colgado cabeza abajo siendo abierto en canal. capitán que intentó asesinar al hijo del Inca. fue muerto y desollado en Quito. y por citar tan sólo un ejemplo proveniente del mundo andino. por más que se diga que la anatomía interna del cuerpo humano guarda notables coincidencias con la de algunos animales -y no sólo primates superiores-. estando encaminadas a ceremonias y ofrendas destinadas al aplacamiento de sus dioses y no tanto a la curación de enfermos (Batalla y Rojas. 163-164 (165-166)] relata cómo el traidor Rumi Naui. 2008: 88). tampoco podría considerarse a este verdugo como un cirujano. También un carnicero posee los conocimientos osteológicos. un diestro verdugo y tanatopráctico. convirtiendo su piel en pellejo para un tambor. estaremos de acuerdo en que ninguno de nosotros nos pondríamos en manos de cualquiera de ambos a la hora de someternos a una intervención médica. el descuartizamiento del cadáver y/o su desolladura como parte de diferentes ritos sacrificales. ff. sus huesos en flautas y sus dientes y muelas en cuentas de collar. el estómago y los intestinos en perfecta disposición anatómica (FIGURA 6)10. situando en su interior el corazón. lo cierto es que no por ello tales prácticas podrán considerarse como quirúrgicas. a pesar de tales saberes. a pesar de los conocimientos anatómicos y del grado de habilidad técnica necesarios para llevar a cabo la ablación del corazón. Y es que en realidad. De todos modos. las prácticas de estos especialistas mesoamericanos fueron más rituales que médicas. sino tan sólo como eso. y a pesar de su destreza.Salud e interculturalidad en América Latina En cualquier caso. Antes de pasar al apartado siguiente. su cráneo en copa. ni tan siquiera en manos de un veterinario. Lo mismo un taxidermista. Guaman Poma de Ayala [1615. articulares y musculares que le permiten despedazar al animal obteniendo así piezas de carne de diferente calidad. capaz de retirar la piel de un animal produciendo en ella los mínimos cortes. 75 Figura 6 .

• el porcentaje de éxito de estas intervenciones resultaba muy elevado. trepanaciones. VV.AA. 2002: 88). • la trepanación craneana fue una práctica quirúrgica frecuentísima. G.AA. Un tópico que incluye la reproducción -a veces sospechosamente textual. Las amputaciones. […] La cirugía estuvo altamente desarrollada y sus resultados son realmente asombrosos. bebidas embriagadoras o drogas. generalmente mediante el uso de hierbas medicinales y otros productos vegetales […]. • había expertos en este tipo de intervenciones. que por su complejidad técnica y su delicadeza muchas veces ha valido a los pueblos que la practicaron el calificativo de “alta cultura”. injertos o transplantes de huesos. Supieron combatir las enfermedades. generalmente un espíritu allí introducido. a saber: • mediante la trepanación. y en especial de los incas.” (Alcina y Palop. ceremonias y rituales de diverso signo. • como consecuencia de las técnicas de combate y el tipo de armamento. • la parte de cráneo extirpada pasaba a considerarse trofeo o amuleto. Una práctica que. si tenemos en cuenta la tosquedad de los instrumentos utilizados. y el por entonces reputadísimo médico y antropólogo francés P. • el instrumental quirúrgico resultaba extremadamente sencillo: la vilcachina para extraer los objetos extraños del cuerpo del paciente. “La ciencia médica entre los incas fue uno de los campos en que se alcanzó un más alto desarrollo. etc..de ilustraciones e informaciones sucintas. su celebridad se debe sobre todo a las trepanaciones craneales. el especialista extirpaba los fragmentos de hueso fracturados y recomponía el cráneo del herido. mediante la trepanación. evidenciando el grado de conocimiento experto en fisiología y cirugía acumulado por los antiguos médicos indígenas.” (VV. Trepanación craneana: ¿terapia o ritual? Si hay una práctica que destaca en los trabajos sobre cirugía en la América prehispánica ésa es sin duda alguna la trepanación craneana. .. excisiones [sic]. • en caso de muerte del paciente durante la intervención. las heridas de guerra más frecuentes eran tremendos golpes en la cabeza. hasta el punto de elevarla a la condición de tópico de referencia obligada en los trabajos sobre medicina de este período. • a pesar de los rudimentos quirúrgicos del momento. Pero en este terreno. Broca resolviera que se trataba de una lesión intencional de tipo quirúrgico. Squier encontrara en 1865 el primer cráneo trepanado en una tumba del valle de Yucay (FIGURA 7). el cirujano extraía del cráneo la causa de la enfermedad. aunque también fue realizada por grupos mesoamericanos. el paciente era sedado mediante la administración de coca. y el tumi para cortar tejidos e igualmente para trepanar el cráneo. o requeridos ex profeso por su fama y prestigio. la abertura era tapada con láminas de oro o plata o con cáscaras de calabaza antes de proceder al entierro del cadáver. suele llamar muy notablemente la atención de quienes se dedican al estudio de la medicina y la cirugía de los pueblos andinos. una fascinación que prácticamente arranca desde que el explorador estadounidense E. fueron operaciones quirúrgicas relativamente frecuentes. 1987: 474). 76 Elogios de este tipo son seguramente los que han convertido a la trepanación craneana entre los pueblos de los Andes en el súmmun de la cirugía prehispánica. especialmente en lo que se refiere a la cirugía. • En tanto que práctica de carácter médico-mágico. Sobre sus saberes es fácil encontrar afirmaciones como éstas: “Los incas lograron notables avances en medicina. tal vez itinerantes. la intervención quirúrgica se vería acompañada de danzas.

de los cuales un 2% presentaban muestras de haber sido trepanados. Ciertamente. Sin embargo. no se menciona la trepanación en las fuentes coloniales. Lastres y F. in Lastres y Cabieses. a pesar de referir el papel de los médicos y cirujanos indígenas de campaña. y a juzgar únicamente por el registro arqueológico. 128a) apuntan las opciones de que 1) la trepanación ya no fuera una práctica tan usual al tiempo de la conquista como pudiera haberlo sido en el pasado. a consecuencia de lo anterior.000 cráneos de la región de Huarochiri. a juzgar tanto por los restos arqueológicos como por las escenas militares y las panoplias representadas en la cerámica preinca (fundamentalmente Moche y Chimú) y descritas por los cronistas de la conquista. resulta difícil llegar a determinar si el paciente sobrevivió o no a la trepanación. Sobre este particular. estableciendo a partir de estos restos las primeras tipologías de trepanación (cit. Por otra parte. Tello en 1912 a partir de 10. apuntan también estos autores el hecho de que tal vez los primeros arqueólogos y antropólogos del siglo XIX y principios del XX miraron la trepanación craneana de los antiguos americanos como sencilla. 1960: 60-61). los cronistas no llegaron a tener noticias fiables y directas de ella. por implicar un elevado grado de ritualismo y quizás porque se practicara medio en secreto. J. o 3) que. 2) que pudiera haberse circunscrito a las inmediaciones de Cuzco y el área centro-oriental del actual departamento de Lima. La única estimación sobre este punto es la hecha por J. C. la antropología actual no cuenta con los medios para llegar a establecer ratios fiables de cráneos trepanados. de ella deriva D. A este respecto. las lesiones craneanas debieron encontrarse entre las más frecuentes. Dado que Tello no especificó el espectro temporal de su muestra. Sin embargo. Cabieses (1960: 54-55. sólo si se observan evidencias de cicatrización y de regeneración ósea del cráneo puede determinarse que el paciente sobrevivió a la intervención. En cualquier caso. y mucho menos de si el paciente sobrevivió o no a la intervención. 1960: 64-65). el propio Campillo (2007: 77 . Campillo (2007: 312) que “podemos suponer que el número de cráneos trepanados en Perú es inmenso y seguramente representa el mayor contingente mundial”. Asimismo. una perspectiva que posiblemente derivase en que los investigadores del momento pasaran por alto cráneos con evidencias de esta práctica médica. mientras que sólo los signos de infección u otras patologías secundarias sirven para concluir que el individuo murió a causa de la trepanación. pero entre medias de ambos extremos objetivos se despliega una variada casuística de casos no tan evidentes. en realidad no podría decirse si esta ratio es muy o poco significativa.Salud e interculturalidad en América Latina Figura 7 Vayamos por partes. burda y muy rudimentaria. B. negando a los cirujanos indígenas el menor conocimiento científico y prácticamente considerando milagrosa la supervivencia de los pacientes (Lastres y Cabieses.

incluso epilepsia. y eso nos deja aún más perplejos al observar el instrumental con que contaron. dado que los conocimientos anatómicos de los antiguos pueblos americanos “fueron escasos” y que “tampoco en fisiología podían estar muy avanzados”. in Lastres y Cabieses. En este sentido. 1960: 68). muchas veces emborrachado del mismo misterio que envuelve al culto al cráneo y al concepto de cabeza trofeo. ésta empezaría a emplearse también para aliviar procesos inflamatorios.AA. mediando el siglo. y más aún si a va seguida de supervivencia del paciente. “no operaban [= trepanaban] porque tuviesen conocimientos de las funciones del encéfalo. aunque ésta se sirve de la trepanación para poder acceder al endocráneo y así poder actuar sobre el encéfalo. este autor considera sencilla y de escaso riesgo en términos médicos. 1960: 69-71). Campillo (1993-1994 vol. Y es que a la par que existe un consenso que reconoce su finalidad terapéutica y para el tratamiento de traumatismos craneanos -otra cosa es la discusión en torno a los conocimientos reales de los cirujanos y al porcentaje de éxito de las intervenciones-. padecimientos orgánicos y psicológicos. es necesario volver sobre la figura del cirujano precolombino y el alcance de sus conocimientos anatómicos y fisiológicos. 2: 42-43) llama la atención sobre el hecho de que trepanar es simplemente perforar el cráneo. En este sentido. Como ya he mencionado. De la misma manera llama la atención sobre el hecho de que trepanación no debe confundirse con cirugía craneocerebral o neurocirugía. osteomielitis. aunque no todas las perforaciones craneanas pueden considerarse una trepanación. Por otra parte. siendo necesario limpiar las heridas y extraer esquirlas. los antiguos peruanos se habrían familiarizado con la abertura del cráneo. Acorde con estas ideas se encuentran las ya planteadas durante el segundo cuarto del siglo XX por diferentes autores que entendieron que los antiguos peruanos no practicaban la trepanación amparándose en sólidos conocimientos quirúrgicos. A consecuencia de esta equivocación. es mucho más elevado el número de aquellos que indicarían trepanaciones postmorten y perimortem (realizadas en vida pero con fallecimiento del individuo durante la intervención o poco después de ella). a la hora de establecer la frecuencia de esta práctica y de aproximar grados de éxito o fracaso. pues su finalidad fue perforar el cráneo. VV. . llegó a señalar que “las trepanaciones. Weiss. D. hemorragias con levantamiento del periostio. Una vez familiarizados con la técnica. la tónica sería pensar que el uso de un armamento contundente originaría frecuentes fracturas de cabeza. Moodie denominó “medida médica militar” por ser utilizada “a continuación de las lesiones recibidas en la batalla” (cit. no faltan quienes vean en la trepanación una acción mágico-ritual. castrenses en su origen. “razón por la que seguramente se prodigó tanto. En este sentido. las culturas del pasado ni practicaron la neurocirugía ni tuvieron un auténtico criterio científico a la hora de trepanar cráneos. in Lastres y Cabieses. no actuar sobre el cerebro”. y aunque la herida sea curada extrayendo esquirlas y quedando así un orificio no podrá considerarse esta intervención como una trepanación. y que. señala este autor. concluye Campillo. magia y medicina resultan ciencias inseparables en la antropología de esos mal llamados pueblos primitivos. Tal es así que P. porque inocentemente entendemos que estos pueblos ya practicaban la neurocirugía. un traumatismo puede perforar el cráneo. nos causa hoy en día tanta admiración. una práctica que. pero tal vez lo hicieron por desconocimiento de su importancia”. de ahí que la trepanación craneana por parte de las culturas prehistóricas del Viejo y el Nuevo Mundo siempre hayan estado empañadas por un halo de misterio y fascinación. que constituye en sí su verdadero objetivo. 78 312) señala que a pesar del alto número de cráneos que muestran signos evidentes de supervivencia del paciente. la práctica de la trepanación por antiguas culturas malconsideradas “primitivas”. así como para “extraer males” de la cabeza de acuerdo a principios mágico-religiosos (Lastres y Cabieses. Sin embargo. se entiende. 1960: 72). lesiones sifilíticas y tuberculosas. sino más bien como solución extrema de lo que R. de las perforaciones accidentales y las erosiones de origen patológico se pasarían entonces a la trepanación propiamente dicha. 2007: 440)-. En resumidas cuentas insiste este mismo autor en un trabajo más reciente (Campillo. llegaron a tener un uso general y vicioso en colectividades sensibles atormentadas por padecimientos múltiples” (cit. en realidad.

por lo que el propio latido del encéfalo las habría desplazado. existía igualmente una asociación entre la cabeza y las funciones vitales. en ella se emplazan los ojos. Asimismo. sí se muestra Campillo (1993-94 vol. causando así lesiones secundarias de gran envergadura. pues termina por generar intolerancia y/o causar infecciones -tampoco la plata. queda emplazado en el corazón. 2) en ninguno de los casos se observa regeneración ósea del cráneo. los sentimientos y aquello que de manera burda podría equipararse al alma o espíritu. podían afectar a distintas funciones del organismo y eran en la mayoría de ocasiones causa de muerte. pese a desconocer las funciones del encéfalo en el funcionamiento general del cuerpo humano. si etiquetamos de simbólica o ritual a cualquier manifestación cultural de los pueblos otros para la cual no encontramos explicación supuestamente razonable. choca sin embargo con una lógica experimental que no tardaría en descubrir que esta intervención quirúrgica no lograba los fines deseados. y la boca. II: 58. algo igualmente carente de sentido puesto que un cráneo trepanado. y que ante la falta de fuentes documentales etnohistóricas que traten del tema. (Y lo mismo pasa en otras culturas americanas. no manifiesta ningún signo exterior que diferencie al portador de esa cabeza del resto de sus congéneres. Prioreschi respecto de que los antiguos peruanos trepanaban el cráneo de los difuntos en un intento de resucitar a los muertos (cit. También es la sede del conocimiento y la memoria. de dudosa base. apéndice olfativo al mismo tiempo que sirve a las funciones respiratorias. la nariz. al amparo estadístico de una ratio predominante de intervenciones sobre el lado izquierdo del cráneo de individuos varones adultos. y que además mantiene al margen de esta intervención a mujeres y niños. 2007: 428). sin parangón etnohistórico ni etnográfico. y mucho menos un material perecedero como la calabaza-11. el registro arqueológico por sí solo nunca podrá refutar o desmentir. no es de extrañar que sobre el origen. cuyos cráneos está demostrado que también fueron trepanados. que apelen a la memoria. Por todo ello. A pesar de todo esto. y 4) el oro no es un material apropiado para la colocación de este tipo de placas.Salud e interculturalidad en América Latina Para los pueblos andinos -al igual que para la mayoría de los pueblos amerindios. argumentando que 1) la mayor parte de ellas están realizadas sobre partes de la cabeza no aptas para la intervención endocraneal. Ahora bien. sede de la inteligencia. como ya señalé para el caso de los pueblos del centro de México). 3) nunca están sujetas. que. in Campillo. especulaciones -insisto en ello. me atreveré a opinar. Entre estas hipótesis. Igualmente peculiar resulta la sugerencia emitida en la década de 1990 por P. todo lo más. la razón. y que además resultan más propios de la ciencia-ficción que de la interpretación cultural. los oídos. Nada que ver con una asociación entre la cabeza y cualquier tipo de principio vital. la finalidad e incluso la práctica misma de la trepanación se arrojen todo tipo de teorías relacionadas con concepciones mágico-médicas y rituales. en lo que a colocación de dichas plastias se refiere. D. plata o calabaza. II: 58. observando cómo los traumatismos en esta parte del cuerpo originaban graves daños. 339. 2007: 461-462) recoge aquella que. al contrario. Desde una perspectiva reduccionista. a quién colocaban este tipo de placas. por ejemplo. asegura este autor que dichas placas debieron de colocarse una vez muerto el paciente. Campillo (1993-94 vol. 79 . a diferencia de otro tipo de deformaciones y mutilaciones corporales. con carácter postmorten o perimorten. Otra de estas interpretaciones cuando menos curiosas citada por este autor presenta la trepanación como un ritual tendente a marcar la estratificación social. De ahí los cuidados que sus médicos le prestaron desde épocas antiguas. por qué y qué significado se daba a tal operación es algo que de momento seguirá siendo un misterio. presenta la trepanación como un rito de paso de aquellos que habrían de asumir funciones de mando y demostrar así su valor. A partir de los (escasos) ejemplos registrados.que no pasan de ser meras hipótesis. basta revisar con atención los diccionarios de las diferentes lenguas indígenas para advertir que a la cabeza y sus diferentes partes no se asocia vocablo alguno que no tenga que ver con funciones meramente sensoriales o. ésta podría ser una solución valedera para explicar tanto las trepanaciones incompletas y postmorten como la implantación de plastias de oro. una teoría. 2007: 337.la cabeza era y es considerada sede del conocimiento sensorial y de las funciones de relación. tanto en su vertiente gustativa como digestiva y comunicativa. Por otra parte. 443-444) a favor de considerarlas un acto meramente ritual y marcadamente excepcional.

se ha convertido en pieza clave. el tumi resulta más similar a un hacha que a un cuchillo. Nazca.que el valor de estas piezas sería el mismo que el de las cabezas trofeo: al mutilar al enemigo. Moche. una vez más hay que llamar la atención sobre la falta de referencias documentales que describan el tipo de utensilios empleados por los especialistas precolombinos. una cucharilla o cureta de diente de cachalote para denudar el periostio o el raspado óseo. Tello a principios del siglo XX: formando parte de un ajuar funerario. Con una forma de media luna enmangada en forma de T. Lamentablemente. es necesario recurrir a la iconografía para ampliar nuestro conocimiento sobre instrumental quirúrgico. C. Esta hipótesis ha sido precisamente la que ha llevado a algunos autores (v.AA. que ya a principios del siglo XX fueron interpretadas por D. médicos itinerantes de reconocido prestigio ya identificados en las fuentes coloniales. un paquete conteniendo pequeños cuchillos de obsidiana enmangados.AA. resistencia.. ésta no dejaría de ser una mera conjetura. sería para algunos autores precisamente ésta la causante de la diversidad tipológica de las técnicas empleadas en la intervención. 1960: 64-65. muchas veces más mágicos o rituales que terapéuticos. de su fuerza y su valor. algunas vendas de algodón enrolladas e hilo de suturar (cit. E. parecieran reforzarse los argumentos de que 1) medicina (cirugía en este caso) y magia son difícilmente separables en el caso de los pueblos precolombinos. VV. Para estos tres autores. el guerrero impedía su tránsito a la otra vida. 1960: 62) como trofeos o amuletos por los guerreros para aumentar su valor. piezas de hueso poco frecuentes en el registro arqueológico -¿o que quizás han pasado desapercibidas?. siendo así como el tumi. No obstante. otros han querido ver en las tipologías diferencias regionales e incluso étnicas. manchados de sangre. dando a entender -aunque no de manera explícita. podríamos decir que la trepanación craneana destinada a la obtención de este tipo de amuletos sería realizada postmorten y con una finalidad absolutamente mágica y en ningún caso médica. Lavorería (cit.gr. Antes de terminar este apartado. B. quisiera volver sobre un punto antes presentado y ahondar un poco más sobre uno de esos aspectos recurrentes que hacen que hoy en día la práctica de la trepanación craneana por parte de las antiguas culturas americanas nos cause tanto asombro: el instrumental de que dispusieron sus cirujanos. Por eso resulta tan llamativo el hallazgo efectuado en una caverna de Paracas por J. e incluso en los grabados coloniales de Guaman . a juzgar por el registro arqueológico. 2002: 88) ha pensar en cirujanos “de fama internacional o interétnica” itinerantes. la obtención de dichas piezas de hueso habría sido una de las finalidades de ciertos tipos de trepanación12. agilidad y fuerza en el combate. Volviendo sobre la presunta elevada frecuencia de la trepanación aplicada a dolencias de naturaleza diversa. in Lastres y Cabieses. y 2) que la trepanación en sí constituye una técnica que no siempre ha de estar asociada a la cirugía. Fabricados en bronce. in Lastres y Cabieses. VV. a pesar de la controversia en torno a su verdadera utilidad. 1995: 199-200. Se trata en realidad de porciones redondeadas y pulidas de la calota craneana. En este sentido. ante la falta de datos documentales que permitan contrastar esta idea. En la iconografía cerámica de diferentes culturas de la costa y el centro de Perú (Paracas. por así decirlo. y al conservar su cabeza se apropiaba. Chimú). 80 Igualmente intrigante resulta el destino de aquellos fragmentos retirados de la estructura craneana y que.y que generalmente han aparecido formando parte de ajuares funerarios. se trata de elementos de gran dureza y a los que podía aplicarse un filo extremadamente cortante. Lastres y F. Por consiguiente. 137). muy rara vez han aparecido reincorporados a la cabeza del paciente: “rondelas craneanas” -por usar la terminología de J. Cabieses (1960: 39)sobre las que también planea la sombra de lo mágico y ritual. inspirándose para ello en los huaro del sur de Cuzco o en los kallawayas del altiplano quechua boliviano. que parecieran haber sido empleados para realizar sangrías o como auténticos bisturís. unas diferencias regionales difícilmente constatables puesto que las tres técnicas básicas de trepanación mencionadas se encuentran presentes en toda la muestra de cráneos peruanos. y al amparo únicamente del registro arqueológico. sino que puede tener objetivos diferentes. En cuanto al instrumental quirúrgico. aunque bien es cierto que en algunas regiones prime una sobre el resto. lancetas o incluso punzones para barrenar. Más allá de este descubrimiento. Espinoza.

J. dudan estos autores de que el llamado tumi del Museo de Hamburgo (¿cultura Moche o Chimú?) (FIGURA 8). uno de ellos tumbado boca abajo y con la cabeza erguida. 81 Figura 8 . Destaca entre estas piezas. al que otro.). Lastres y F. en cuya cabeza un tercero apoya un tumi de grandes dimensiones. Igualmente. sentado y con expresión de dolor en el rostro. por otra parte. reproducido hasta la saciedad como ejemplo de trepanación craneana entre los antiguos peruanos. uno de los cuales sujeta fuertemente a otro. Una representación semejante aparece sobre un vaso negro procedente de la Huaca del Sol en Chanchán. queriendo así ver en la escena una operación de trepanación. el llamado huaco Morales Macedo del Museo Nacional de Antropología en Lima. un grupo escultórico representa a tres individuos. un ceramio anterior a la cultura Chimú (aprox. señalando que tan sólo el segundo de los ejemplos podría estar representando una intervención quirúrgica aunque sin atreverse a precisar que se trate de una trepanación craneana. puede verse a guerreros o divinidades empleándolo para el combate o en asociación a cabezas cortadas. que según las crónicas era frecuente-.C. Vélez López: dos individuos. por ejemplo. evoque realmente una intervención quirúrgica. B. Asimismo. Cabieses (1960: 141-143) dudan de las escenas representadas.Salud e interculturalidad en América Latina Poma de Ayala [1615] o Martín de Murúa [1613]. 1960: 143-144) podría estar representando no tanto una intervención quirúrgica como la acción punitiva del corte de cabello al cautivo con objeto de deshonrarle -castigo. vestido con una máscara de pájaro (¿cirujano-chamán?). está sujetando mientras con un instrumento triangular le realiza un corte vertical en la parte superior de la misma. perteneciente a una colección particular y estudiado en los primeros años de 1940 por L. 900-1470 d. En el extremo libre del mango. capital del reino Chimú. que representa a un individuo sosteniendo la cabeza de otro entre sus piernas con una mano y sujetando en la otra lo que ha sido interpretado como un tumi. algunas representaciones plásticas donde se ve a uno o varios personajes clavando uno de estos cuchillos en la cabeza de otro han sido causa de que se lo considere instrumento por excelencia para la práctica de la trepanación en particular y de la cirugía en general entre los antiguos peruanos. una imagen que para estos autores (Lastres y Cabieses. Por tratarse de dos vasos cerámicos pertenecientes a una cultura para la cual no hay pruebas evidentes de prácticas de trepanación.

a juzgar por el gran número de ejemplares prolijamente trabajados y decorados existentes en los museos. ni sobre sus especialistas. además de un arma de combate o un cuchillo utilitario. No obstante. amén de que pudiera ser utilizado en otro tipo de intervenciones quirúrgicas. sin embargo. como revelan algunas puntas triangulares de bordes dentados. los antiguos peruanos trepanarían con puntas o cuchillas de material pétreo como las halladas por Tello en Paracas. Así. de lo que no cabe duda alguna es de que el tumi. Interpretemos cualquiera de estas prácticas dentro de contextos de culto al cuerpo. VV. y quizás en parte para tratar de aumentar el catálogo de intervenciones quirúrgicas. se empeñan en caracterizar de hechiceros-. pero no creo que sea de recibo. con los riesgos de causar lesiones en la masa encefálica que tal operación implicaría. tallan o liman incisivos y/o caninos o incrustan en su cara labial piedras preciosas. en otras partes del cuerpo. no es extraño encontrar incluidas en la bibliografía menciones a prácticas que si bien pueden compartir con la cirugía técnica e instrumental. incluyendo en ella la perforación de las orejas. Lastres y Cabieses. el conocimiento específico sobre esta materia no deja de estar basado principalmente en conjeturas. Del mismo modo. hablar de. Así. Por todo ello.y permitir así el acceso al cráneo. pero también para serrar. por sus dimensiones y forma. las escarificaciones y las mutilaciones dentarias que deforman las coronas. que requirieran seccionar piel o tejidos musculares sin excesiva precisión. a renglón seguido matiza que la dureza del cráneo es tal que un tumi no podría cortarlo salvo que fuera golpeado fuertemente con otro objeto. Más bien el consenso apunta a que el tumi sería empleado para cortar el cuero cabelludo -quizás este sea el momento de la operación escenificado en las representaciones figurativas susodichas. . dudosamente un cirujano las consideraría de su competencia. como he leído en algún caso. símbolos de estatus o magia apotropaica. Consideraciones finales 82 Por más que la cirugía entre los pueblos de la América prehispánica haya hecho correr ríos de tinta y alentado interpretaciones de diverso signo. siendo además que en el pasado los análisis de antropología física no eran tan minuciosos como en la actualidad. son muchos los autores que desde el primer cuarto del siglo XX llaman la atención respecto de la escasa funcionalidad del tumi para la trepanación craneana (cfr. Campillo (2007: 436) apunta que el diseño mismo del instrumento lo hace impropio para trepanar en cualquiera de las opciones al uso. sus prácticas ni su instrumental. muchos de ellos con escasa base médica.AA. hipótesis y estereotipos y tópicos repetidos hasta la saciedad. es especialmente llamativa esa que algunos denominan “cirugía ritualística”. No siempre los investigadores supieron leer toda la información acumulada en el registro fósil. Además. tampoco es apropiado para desarrollar un movimiento de rotación continua que barrene el hueso. es habitual leer con cierto criterio que la guerra proporcionó un campo de experimentación idóneo para el tratamiento y la intervención quirúrgica sobre heridas inciso-contusas. instrumentos de pequeñas dimensiones para cortar y perforar. por otra parte. que sí ahondan en la descripción de enfermedades. guardan silencio sobre las prácticas quirúrgicas de las poblaciones amerindias. salvo en todo caso siguiendo la técnica incisa. adorno corporal. lo cierto es que muy poco es lo que sobre ella podemos decir a ciencia cierta. “cirugía odontológica” entre los mayas. aunque en este sentido no tengamos certeza de qué tipo de “cortes rituales” eran ejecutados con él. Muy extraordinarios resultan los hallazgos arqueológicos de material quirúrgico. remedios naturales y tipos de especialistas de la salud indígenas -a los que. ritos de paso. fue considerado un objeto de prestigio y probablemente ceremonial. Alimentando la controversia que pesa sobre estas piezas emblemáticas. por ejemplo. Del mismo modo. D. 1960: 137-146). el tabique nasal o los labios para la colocación de diferentes adornos corporales. Por su parte. ni tampoco las excavaciones arqueológicas. y la iconografía nos muestra imágenes que pudieran remitir lo mismo a prácticas quirúrgicas que a otro tipo de actividades tales como acciones guerreras o punitivas e incluso chamánicas o religiosas. las fuentes coloniales.

terminaré estas páginas con unas conclusiones que el lector podrá considerar tan resolutorias como ambiguas. con administración de yerbas y cocimientos. Aliaga et al. Martín. y también qué tratamientos aplicaban para aliviarlas. realmente no hay forma segura de afirmar una unión o una separación de ambas ramas de la ciencia de curar. códices mesoamericanos y fuentes coloniales. a pesar de recurrir a técnicas e instrumental quirúrgico.Salud e interculturalidad en América Latina o que el sacrificio humano aportaba material abundante para el estudio anatómico. reduciendo luxaciones y tratando traumatismos. En suma. confusiones heredadas de esa interpretación reduccionista que considera que para los “pueblos primitivos” ciencia y religión han de ser una única cosa a tener en cuenta. Sin embargo. por más que tales trabajos se apoyen en el registro fósil o en representaciones cerámicas. sangrías y abscesos. luxaciones. Cordero. estos autores coloniales apenas prestaron atención a la cirugía y los cirujanos. iconografías. practicando pases y exorcismos y recurriendo a la medicina mágica. acciones punitivas. una práctica ejercitada por barberos. 2) su ejercicio profesional habría consistido en realizar operaciones de pequeña cirugía (cirugía ambulatoria o menor. Lastres y F. y de escasa consideración social. Si ésta es una operación complicada. pero que creo sintetizan perfectamente aquello de lo que he venido hablando: 1) el cirujano precolombino era un técnico que se ocupaba de fracturas. lesiones de guerra.. ejercitando unos la medicina interna. sobre la actividad “médica” de estos personajes en la conquista de América cfr. y que va a empañar sus logros y conocimientos con los vapores negativos de la superchería. 2005. B. persiguen otros fines. el problema fundamental al que se enfrenta la investigación reside en llegar a discriminar con criterio y rigor las prácticas quirúrgicas en sentido estricto de aquellas otras que. rituales y sacrificios) y que aun cuando distintos pueblos puedan practicar amputaciones y mutilaciones son muy pocos los que encuentran en ellas un procedimiento con fines médicos. lo cierto es que los primeros debiéramos aproximarnos 83 . Cabieses (1960: 44) cuando señalan que la amputación de un miembro puede deberse a múltiples causas (accidentes. gangrenas. etc. con cierta pericia técnica pero amparado en un escaso conocimiento anatómico y fisiológico de las interioridades del cuerpo humano. afirmar como se hace en algunas obras generales que la cirugía precolombina alcanzó un notable desarrollo en mutilaciones y amputaciones me parece ya algo excesivo. 3) es posible que hubiera existido cierta especialización entre los “médicos” de la América antigua. tesis ésta mucho más controvertida como he mencionado. boticarios. sino muy probablemente porque en aquel tiempo la cirugía era considerada una ocupación diametralmente opuesta a la medicina. medicina de magia o hechicería. más difícil todavía resulta llegar a diferenciar cirugía de ritual. siendo probablemente la de más largo alcance la práctica de la trepanación del cráneo. que diríamos hoy día).gr. una práctica manual. sacamuelas y “matasanos” de medio pelo. Sin embargo. Sabemos igualmente por los cronistas qué enfermedades conocían y cómo las llamaban en su lengua. En este sentido coincidiré con J. Sin embargo. aún cuando la cirugía precolombina constituye uno de esos temas que por exótico fascinan tanto a investigadores como a lectores. tal vez por las dificultades que debieron encontrar para traducir estas informaciones no sólo de la lengua indígena al español pero también a la cultura occidental del momento. realizando intervenciones quirúrgicas. poco escrupulosa e indigna a ojos de los “hombres de ciencia”. Con todo. cuando no directamente por albéitares o incluso por herreros (v. y otros actuando de forma más objetiva y “racional”. pero lo más seguro es que desconocieran su fisiología. curando heridas y abscesos. Pero más allá de estas consideraciones tan laxas de la cirugía precolombina -categoría que muchas veces sirve de cajón de sastre en el que meter todo aquello que los autores no son capaces de encajar bajo los títulos de “ciencia” o “medicina” de tal o cual cultura-. 2000. 2001: 128-136). Por las fuentes etnohistóricas sabemos que los antiguos americanos conocieron y tuvieron un nombre para cada órgano y parte del organismo humano y animal en general.

y cuyos principios y usos han dejado un pesado poso en la denominada medicina tradicional de los actuales pueblos amerindios. la medicina preventiva. González (1985) sobre el sacrificio humano entre las poblaciones mesoamericanas en general y los aztecas en particular. como algunos sospechan. Notas 1 A pesar de estar escrito hace medio siglo. Sin embargo. acicateada por la Fe católica y la Inquisición. Cabría decir que se trata de valores fundamentales dentro de la antropología amazónica. me atrevería a sugerir la hipótesis de que se trate más bien de algún tipo de especialista de la salud ducho en remedios de herboristería.. la mística y los procesos de aculturación en todas estas materias desencadenados por la conquista y colonización del Nuevo Mundo. 1996 para el caso de los pueblos nahuas prehispánicos del centro de México). Obra de referencia obligada en este punto de las asociaciones entre medicina y magia en la América antigua es el ya clásico trabajo de G. se extractan también algunos trabajos de distintos autores españoles o criollos de los siglos XVI al XIX. Por más que los incas hubieran podido alcanzar un conocimiento preciso de la anatomía interna del cuerpo humano. la muerte y los cultos funerarios. tanto para las culturas prehispánicas como para los grupos actuales. Para un análisis minucioso de los diferentes tipos de sacrificio y sus implicaciones ideológicas remito al lector al trabajo de Y. masca esta coca”) hecha por éste a la mujer. en virtud de la cual tal vez habría que reconocer en el cronista unos conocimientos médicos y anatómicos más hispanos que indígenas. la cirugía moderna y la antropología física pueden observar de manera distinta a como tradicionalmente hemos venido haciendo arqueólogos. donde -aunque particularizando para los pueblos del centro de México. tachaba de brujos y hechiceros y como a tales perseguía. huesos u objetos arqueológicos que los profesionales de la medicina. debiera observarse este grabado con cierto cuidado. escasean para el mundo andino monografías dedicadas a esta cuestión. la alimentación. Cordero (2001: 116-128). la terapéutica y los médicos del centro de México prehispánico. Con fray Bernardino de Sahagún como protagonista principal. Hablo de cirugía tradicional porque gracias a las nuevas técnicas quirúrgicas es posible operar al paciente prácticamente “a cuerpo cerrado”. componedores de huesos y a una amplia variedad de curanderos y sanadores.AA. tal vez. aunque por los atavíos del personaje masculino. donde junto a un interesante estudio introductorio acerca de la teoría médica. Puede el lector interesado encontrar una breve relación de autores y obras en el trabajo de M. Llama la atención en este punto el interés tan desigual que los conceptos de “cuerpo” y “persona” han despertado entre los investigadores de las diferentes culturas indígenas americanas en los distintos períodos de su historia. manteniéndonos alerta de nuevas interpretaciones de viejos textos. junto a antiguos procedimientos mucho más agresivos. especialistas a los que sin embargo la modernidad del Renacimiento. las relaciones entre medicina. es justo destacar que la monografía de Lastres y Cabieses sobre la trepanación craneana en el antiguo Perú sigue siendo la más completa y exhaustiva monografía sobre esta materia. 1995: 194-203. obligándonos así a los andinistas a componernos una imagen al respecto por añadidura de elementos concretos rastreados en trabajos dedicados a la salud y la enfermedad.trata cuestiones relacionadas con los conceptos de salud y enfermedad. historiadores y antropólogos. y que constituyen un campo de estudio de especial relevancia en los trabajos etnohistóricos y etnográficos sobre el área mesoamericana (v. centrado sobre todo en México y Perú pero con menciones destacadas a Brasil y Patagonia. Un tipo de medicina popular que terminaría por sincretizarse con parte de las prácticas indígenas.gr. y a la vez y lamentablemente la menos citada. sin perder de vista toda la polémica que envuelve a la figura de Guaman Poma y su verdadera identidad supuestamente mestiza. Por paradójico que pudiera parecer. dejándole cicatrices apenas visibles en lugar de aquellos antiestéticos costurones que. López Austin (1975). las técnicas de diagnóstico. a ella con más cautela y rigor de los que a veces empleamos. Con todo. un catálogo aceptable de enfermedades y tratamientos focalizado en el ejemplo particular de los incas puede encontrarse en Espinoza. por estar escrita en español. 2 3 84 4 5 6 7 8 9 10 . las actitudes representadas y la indicación “cayllata acullicuy. sobadores. López Austin. valieron a muchos profesionales de esta especialidad médica el descalificativo de carniceros. por laparoscopia o microcirugía. no habría de olvidarse el hecho de que también en el Viejo Mundo de aquel momento se recurría a yerbateros. Aguirre Beltrán titulado precisamente Magia y medicina (1963). la mitohistoria o las alteridades habitantes de otros planos de existencia espacio-temporal. en este sentido ha sido utilizada la imagen en diferentes obras sobre medicina andina en general e inca en particular. pana” (“Hermana. 1995. VV. Glosa el propio autor este grabado indicando que en él se representan “indios hortelanos”. y así fundamentados en la ciencia hipocrática y no tanto en saberes tradicionales. merece la pena destacar la selección de textos sobre medicina nahuatl reunida por A. entre otras cuestiones. magia y hechicería.

Instituto nacional Indigenista. Campillo. junto a éstas. Madrid. Madrid. México. Juan B. ALCINA FRANCH. Historia de Iberoamérica. 2007 La trepanación prehistórica. Ediciones Bellaterra. FERNÁNDEZ. Consejería de Educación y Cultura. un tercer tipo de trepanación por abrasión. Instituto de Cooperación Internacional. Madrid. Galiar. Ediciones Cátedra. Barcelona. Barcelona. 2 vols. Waldemar 1995 La civilización inca. medicina indígena de América y arte rupestre argentino. Salamanca. con diferentes morfologías de cortes simples o poligonales (incisa poligonal). cultura y medicina indígena en América. Paris. barberos y similares). Buenos Aires. Buenos Aires. mencionaré tan sólo que son dos las técnicas predominantes: incisa. Tomo I. BATALLA. GONZÁLEZ TOPRRES. Conjuta. Buenos Aires. 3 vols. 85 . 2005 El arte de curar en los tiempos de don Quijote (médicos.). sociedad y estado en el umbral de la conquista hispana [1990]. Gonzalo 1963 Medicina y magia. medicina y veterinaria. tanto para cuestiones de tipo técnico en general (1993-94 vol II: 44-52. Domingo/Domènec 1993-94 Paleopatología. hasta que a mediados de siglo empezaron a sustituirse por otros materiales entre los que terminó por imponerse el titanio. Manuel (coord. Fundación Uriach 1838. Barcelona. LASTRES. Ganadería. Economía. Fiz 1977 Antropología. 413-476. pues me parece éste un interés más propio de la medicina o la antropología física que de la antropología cultural. Al lector interesado en estos aspectos remito a los trabajos de D. más conocida como “corona de ebanista”. Charles 1969 La medicine de l’Amerique Precolombienne.metal mucho más escaso y caro que el oro y también más aséptico-. Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Prehistoria e Historia Antigua. Roger Dacosta. Bibliografía AGUIRRE BELTRÁN. ALIAGA PÉREZ. Editorial Trotta – Universidad de Granada. Juan José y José Luis de ROJAS 2008 La religión azteca. Ediciones Istmo. Junta de Castilla y León. Intencionalmente he evitado perderme por los aspectos más técnicos de la trepanación. las plastias colocadas a pacientes vivos que han sobrevivido a la intervención han sido siempre de tantalio . COURY. Los primeros vestigios de la enfermedad. México. pp. Lima. y Fernando CABIESES 1960 La trepanación del cráneo en el antiguo Perú. 1992 Antropología cultural. cirujanos. Francisco 1990 La medicina precolombina. Editorial Galerna. El proceso de aculturación en la estructura colonial. Ana et al. y por barrenado. En. boticarios. CAMPILLO. CORDERO DEL CAMPILLO.Salud e interculturalidad en América Latina 11 12 Valga mencionar en este sentido que desde el arranque de la neurocirugía a principios del siglo XX. incisa o por sucesión de barrenados. GUERRA. En este sentido. Miguel 2001 Crónicas de Indias. 2007: 43-58) como para un análisis profusamente ilustrado y documentado sobre los tipos de trepanación craneana en la América precolombina (2007: 311-347). Instituto Nacional de Antropología e Historia – Fondo de Cultura Económica. LUCENA. DÍAZ TRIGO Alfonso 1962 La medicina en las grandes civilizaciones indígenas de Hispanoamérica: introducción al estudio de sus conocimientos médicos. destinada a recortar un amplio círculo o extraer un disco óseo más o menos redondo. ACV Ediciones. Madrid.. ESPINOZA SORIANO.. con diferentes diámetros de taladro. Yolotl 1985 El sacrificio humano entre los mexicas. José y Josefina PALOP 1987 “Los incas”.

25-70. José Luis de 1987 “Los aztecas”. Valencia. p. LÓPEZ (eds. y J. M. Madrid. Estudios de Cultura Nahuatl. Universidad. SAHAGÚN. Alter. En. L. vol. EUDEBA. Luis A. Ediciones Rueda. Manuel (coord. POMA DE AYALA. SEGURA MILLÁN.AA. ROJAS.). 41-68. 363-412. Historia de Iberoamérica. LUCENA. Jorge 1996 “¿Corazón o hígado?”. FRESQUET. MARTÍN SANTOS. Buenos Aires. VV. Emilio J. 2002 Los incas. Madrid. .AA. Leonardo y Vida MERCADO 1996 “Dos esculturas de mictlantecuhtli encontradas en el recinto sagrado de Mexico-Tenochtitlan”. Bernardino de [1547-1558] Historia General de las cosas de Nueva España (Códice Florentino). nº 20. Junta de Castilla y León. MARTÍNEZ-FALERO. ROSEL SÁEZ.). En. diversas ediciones. pp. Felipe Guaman [1615] Nueva crónica y buen gobierno. pp. Ediciones Cátedra. LÓPEZ LUJÁN. 62. El mestizaje cultural y la medicina novohispana del siglo XVI. Las concepciones de los antiguos nahuas [1976]. SEGGIARO. Luis 2000 Barberos y cirujanos en los siglos XVI y XVII. El imperio del Sol. pp. Prehistoria e Historia Antigua. 1995 “Equilibrio y desequilibrio del cuerpo humano”. IV. México. VV. diversas ediciones. Arqueología Mexicana. 86 LÓPEZ AUSTIN. Jesús 1988 La medicina en América antes y después del descubrimiento. Madrid. Instituto de Investigaciones Históricas. 1996 Cuerpo humano e ideología. 2. Consejería d Educación y Cultura. Universitat de València – Consejo Superior de Investigaciones Científicas. 1975 Fuentes bibliográficas para el estudio de la medicina en el Nuevo Mundo antes del descubrimiento (Medicina precolombina). Salamanca. Tomo I. J. 1969 Medicina indígena en América. Alfredo 1975 Textos de medicina náhuatl. Universidad Nacional Autónoma de México. Zaragoza. México.

de actuar. Estas distintas evoluciones han introducido en las comunidades indígenas nuevas maneras de hacer. son también calificados de caníbales) -por los objetos manufacturados de origen europeo no desminuyó y dió lugar a muchos intercambios (comerciales. Augé llamó la «urbanización del mundo». del Amazonas hasta el Rio Grande. en particular a los primeros comerciantes blancos. cuando “ve”. 2009) abogó en este sentido por una antropología de la movilidad (anthropologie de la mobilité) o de la «circulación». como bien se sabe. el teléfono. los aparatos clínicos [radiografía. Abordaré entonces la cuestión de la relación con las prácticas quirúgicas occidentales no tanto bajo el ángulo del contacto. se atribuye con frecuencia a la figura del Inca el origen de los artefactos. aventureros y misioneros (Chaumeil 1999). su relación a la alteridad. parecen sentir una verdadera pasión a comparar el carácter inmediato del poder chamánico con la alta tecnología de los países desarrollados: “cuando rezamos. guerreros) entre colonos e indígenas. es como si llamamos por teléfono… El chamán.TRANSFORMACIÓN DE UN SISTEMA MÉDICO INDÍGENA cuerpo y cirugía entre los Yagua de la Amazonía peruana Jean-Pierre Chaumeil CNRS-IFEA Francia «los amerindios. En tales procesos de captación de bienes y productos foráneos. es como los vagones de un tren en la noche» (Lemaistre 2003: 13-14) (traducción J-P. Al mismo tiempo nos revela un nivel de 87 . escáner] asi como a la industria electrónica e Internet. la televisión. de actuar y de pensar de mucha gente. En la mitologia amazónica. Nos referimos en particular a las tecnologías de la información y de la comunicación.). una serie de imágenes que desfilan… las partes del canto. los modos de hacer. actitud frente al mundo que nos parece mejor caracterizan el régimen socio-cosmológico y la dinámica social de dichos pueblos. en lo que M. de conceptualizar las relaciones con los otros. escopeta. sino más bien incluyendo su punto de vista. sino que involucrará también las nuevas tecnologías cuyo acceso y circulación planetaria han transformado de manera notable. machete. es como a través de su televisor. Marc Augé (1994. que no se limitará solamente al movimiento de las personas y de las ideas en el mundo. Desde entonces esta fascinación – a la vez atractiva y peligrosa (si los Inca son percibidos como proveedores de bienes. mucho se ha escrito sobre la verdadera fascinación que ha ejercido a lo largo de la historia colonial. fascinación y acceso a la tecnología occidental por parte de los pueblos indígenas en el mundo (y América no es excepción) se ha vuelto de mucha actualidad en la reflexión antropológica contemporanea. Chaumeil) El tema referente a la percepción. confrontación. con referencia a su filosofía del contacto. etc. como la radio. los objetos de metal introducidos por los conquistadores entre los pueblos indígenas (hacha. los chamanes indígenas siempre han jugado un papel notable como protagonistas de dichos cambios (Chaumeil 1999). figura que se extendió después a otros personajes. desde el siglo XVII. Para la Amazonía. de interactuar con las sociedades vecinas. aceptación o rechazo que tales prácticas habrían tenido en las culturas indígenas.

en una época tan temprana como fue a comienzos del siglo XVII (Lévi-Strauss. Esta comunicación de tipo acústico más que lingüístico contituye el lenguaje común de los chamanes y de los espíritus. y desaparecen luego sin dejar rastro. 1998) hemos señalado cómo los chamanes actuales. Un chamanismo quirúrgico Del mismo modo. que controlan la hora. al exterior del ámbito propiamente indígena. otros chamanes yagua. secretarios de horario. cada categoría de espíritu esta ligada a un canto específico asociado a un registro de voz especial. por lo cual la llamaremos por comodidad «quirúrgico». VV. Consiste en practicar la reparación o el intercambio de organos del cuerpo por «operación mental» («o espiritual»). desde hace dos décadas aproximadamente. este tipo de experiencia siempre permite activar una nueva relación social de «apertura al otro». emergen cuando desean en cualquier lugar para practicar curaciones. Resalta aqui una definición de la enfermedad sobre todo como relación social. con cierto éxito. Los cantos comienzan siempre con silbidos y varían no tanto por la letra sino por el registro acústico. a misiles. es decir sin necesidad de abrir fisicamente el cuerpo. en su principio. de la etiología y de la nosografía biomédica (Chaumeil. Esta nueva forma de «chamanismo» se inspira ahora en la parafernalia y las técnicas médicas occidentales. en su sistema de defensa y armamento simbólico. Según la concepción yagua. Los ejemplos de captación o incorporación de la tecnología occidental se han diversificado a lo largo de los últimos años. entendimiento que sobrepasa la cuestión de saber si la implementación o la realización concreta de tal o tal programa de salud en tierra indígena fue un éxito o no. los chamanes yagua1 han concebido un sistema etiológico que no difiere mucho. Al mismo tiempo. Consiste este modelo en atribuir a cada espíritu un numero de teléfono que permite contactarlo. de cantos y de dardos mágicos. El lazo con el sistema telefónico parece aqui evidente: la «voz de los espíritus» conecta – a la manera de una central telefónica . de la misma manera que se hace tradicionalmente con los cantos chamánicos. un equipamiento o arsenal mágico (invisible a los profanos) muy sofisticado. tanques y otras armas ultrasofisticadas y de último modelo de la ciencia militar occidental. experimentaron nuevos modos de comunicación con los espíritus. necesitando para eso emplear el mismo tipo de armas o proyectiles que han provocado la enfermedad. como en el caso de la referencia explícita a submarinos para desplazarse bajo el agua en el chamanismo yagua (Chaumeil. «jeringas» ichtihitiá. También mostramos cómo. «pinzas» úyumutia (para apretar las venas) asi como «auxiliares médicos» (enfermeros. Para eso se necesita. algunos chamanes yagua desarrollaron otra forma de práctica curativa que se difundió también. en esta parte del territorio amazónico. utilizando precisamente semejante armamento.un gran numero de entidades invisibles a través de un registro vocal determinado. 2004).AA. aviones bombarderos. 1991). no vacilan en incorporar. «bisturis» kichiramata. 1998: 23-31). en otros lugares.) y que la curación depende de la capacidad del chamán curandero de neutralizar esta intencionalidad ajena. espíritus. Recordamos que las enfermedades son percibidas en estas culturas como consecuencia de actos intencionales enviados («soplados») por entidades humanas o no-humanas (chamanes rivales. Experiencia de encuentro con la tecnología occidental En varios trabajos anteriores (Chaumeil. etc. a través del complejo de dardos-mágicos. 1988. Desde el punto de vista de las culturas indígenas involucradas. cf. además de la parafernalia chamánica clásica (incluyendo el uso del tabaco. sanitarios que 88 . como se manifestó desde los primeros contactos con los blancos. Chaumeil 1998). 2002). con la idea de poder enfrentar y vencer cualquier tipo de agresión desplegada contra ellos. Ciertos chamanes adquirieron en efecto la facultad de acomodarse perfectamente al universo acuático donde suelen viajar a gran velocidad sobre largas distancias y sobre todo sin mojarse: a la manera de un submarino moderno. a nivel regional. inspirandose esta vez de la tecnología telefónica (Chaumeil. que comprende «quirófanos».

por ejemplo. Los Yagua utilizan el termino yarámatáta. para referirse a este tipo de curación que suele desarrollarse en tres fases. el reemplazo o la reparación del organo malogrado. cada organo corporal suele estar compuesto por una multitud de nervios o venas. El chamán Alberto. hú que se necesita «soldar de nuevo» o renovar (cambiar) cuando se malogran. los pulmones son la respiración. pretende gastar siete horas. acompañadas por cantos que remiten a Dios (la entidad que detenta según los Yagua el verdadero poder de operación). entre otros (Chaumeil 1998. el cual se encuentra siempre muy bien abastecido en medicinas de toda clase. Sería también tentador establecer aquí una relación entre la fabricación de esta masa eterna en el contexto del chamanismo amazónico y la producción de grasa humana en el complejo andino del pishtaco2 donde se utiliza supuestamente dicha grasa para la fabricación de medicamentos. el cerebro y los pulmones están interconectados y funcionan juntos. Otro punto llamativo es la función cicatrizante de la «gaza» (llamada también «masa eterna»). jachi se compone de cientos de nervios (700 dicen algunos). . Se dice que el corazón manda el pensar y el andar. Algunos curanderos sostienen todavía que el interior del cuerpo humano se parece al interior de una radio. utilizando para tal propósito una sustancia pegosa llamada «gaza» o «masa eterna» (que se supone eficaz para «cicatrizar» las supuestas heridas. Etnofisiología y radiofonía Según la concepción yagua. es decir sometidas a criterios temporales evaluados «en minutos» por el propio chamán. el corazón. «abrir» el cuerpo. la norma es que cada familia disponga de un viejo aparato. Sigue una fase post-operatoria destinada al «cierre» del cuerpo. los Yagua no tienen radio comunitaria.Salud e interculturalidad en América Latina limpian los cuerpos) que los chamanes dicen «comprar». En la etnofisiología moderna yagua. Sabemos sin embargo que no es asi. cronometrada. Un punto interesante en este nuevo procedimiento terapeútico – que conoce mucho éxito tanto a nivel regional como internacional (varios pacientes indígenas y no-indígenas proceden de países limitrofes como Colombia y Brasil) es la nueva temporalidad (control de la hora) que se introduce en el acto curativo: las operaciones suelen ser ahora «cronometradas». y por consiguiente la curación. la voz. Una fase pre-operatoria donde se realiza succiones de tipo chamánico para preparar el cuerpo del paciente. generalmente de segunda o de tercera mano. muchas organizaciones indígenas tienen y manejan sus propios programas de radio para expresar sus reivindicaciones como también para difundir sus manifestaciones culturales o musicales. Luego viene la operación propiamente dicha. tarea exclusiva del chamán especializado en esta técnica. Lo que les 89 . tarió a los médicos-doctores de la ciudad a cambio de informaciones o de poderes terapeúticos que dichos doctores suelen a su vez «comprar» a los chamanes indígenas para utilizarlos directamente en la práctica hospitalaria. los nervios corresponden a los hilos de la radio y tienen que estar en ambos casos muy bien conectados. sustancia pegosa que los chamanes yagua afirman conseguir . 2002). A decir verdad. bajo el agua. Hasta donde sepamos. No respetar el plazo concedido para cada operación puede conducir a su fracaso y a la muerte del paciente. donde se procede mentalmente a la extraccion.a partir de los años 1970 en la región que nos interesa .como una transformación mayor susceptible de afectar o de provocar la pérdida de los saberes y modos de comunicación indígenas. aplicándola como puntos de sutura) y una serie de soplos chamánicos con efecto de «normalizar» el cuerpo del enfermo.después de un largo viaje de miles de kilómetros a lo largo el río Ucayali. el soplo. Por ejemplo el corazón. y tiene vínculo con el cerebro que articula también el pensar y el andar. los Yagua no «escuchan» la radio en el sentido que no son receptivos a las informaciones que transmite. Se ha percibido a menudo la introducción de la radio en las comunidades indígenas . el hablar. desde la frontera colombiana donde vive para alcanzar dicho hospital del Ucayali.en un «hospital» subacuático celósamente guardado por tigres gigantes. lo que implica la obligación para el curandero de determinar el nombre exacto de nervios malogrados para poder determinar la duración de la intervención (en caso de operación del corazón).

si bien cada parte tiene su equivalente en la otra. no sirve para respuesto de nervio (vena). pero poco a poco resaltó que lo que les interesaba era más bien tratar de repli- . pulmones. y viceversa: de tal modo que algunos chamanes yagua se han vuelto grandes curanderos de radios. el corazón correspondería al bobinaje.y llegaron los primeros médicos. fue el momento cuando algunos chamanes yagua decidieron atribuir numeros de teléfono a los espíritus (Chaumeil 1998: 25). Se dice que estos repuestos de organos son «comprados» en los hospitales subacuáticos a cambio de tabaco o de dardos mágicos producidos por los chamanes a modo de «moneda» (Chaumeil 2004). Un hilo o cable de radio. en previsión de una eventual curación. de donde sale el «soplo» (equivalente a los pulmones). Son dos «cuerpos» diferentes en su materialidad.o se escucha otra música. o que está pasando algo). es también capaz de curar el otro. no se pueden intercambiar las piezas (órganos) puesto que no pertenecen al mismo género o modelo. de la misma manera que el corazón humano manda la sangre en las venas. Al principio se podía pensar que se debía al rechazo por un sistema médico o una teoria del cuerpo del todo diferente a los suyos. Tomando como punto de referencia a los componentes de una radio.). asistimos al mismo proceso de captación de nueva tecnología cuando se instaló la primera central telefónica en la zona. Se piensa incluso que se puede cambiar estos organos con repuestos nuevos de la misma manera que se cambian las partes malogradas de una radio con piezas nuevas. aunque se reparan de la misma manera. la llegada de un extranjero a la comunidad. de manera típica. las familias yagua buscaban salir del hospital bajo cualquier motivo. pero no para hacer consultas. Al cabo de uno o dos días de internado (generalmente gratuito en aquellos tiempos de apoyo a las comunidades nativas). cuando se abrieron en la región los primeros puestos sanitarios y pequeños hospitales . 90 interesa es la «voz» o el «sonido» que produce. es como un cuerpo humano en miniatura dotado de todos sus organos. Si los emisores vienen a ser el pensar. En 1978. su conocimiento del cuerpo humano permite entender sus capacidades para curar artefactos como aparatos de radio. Sin embargo. La radio se percibe esencialmente como si fuese una entidad dotada de la facultad de enviar mensajes o anunciar eventos (cuando se prende la radio en alguna parte de una aldea yagua. hígados. La aguja de la radio que se desplaza es percibido como el andar y el pensar de uno. no son intercambiables.AA.generalmente mal equipados . Los Yagua se mostraron muy curiosos por tantas inovaciones. al igual que el cuerpo humano. al mismo tiempo que representa por supuesto un signo de «modernidad». los altoparlantes corresponden al hablar. VV. Por eso se admite que es perfectamente adecuado practicar una operación espiritual (mental) al mismo aparato de radio cuando se malogra. Vemos entonces cómo la manera con la cual los chamanes yagua perciben. el cambio de emisoras a los traslados (caminos) de la mente. Esta actitud de los Yagua frente al hospital se tradujo en una creciente frecuentación de los lugares. se cambia de idea o de lugar cuando se cambia de emisora. se sabe que está llegando alguien. corazones. se conversa con otra gente – por ejemplo con los espíritus de la selva . pero percibidos iguales en su modo de funcionamiento. Si uno es capaz de curar el uno. la radio es mucho más. Los chamanes que practican este tipo de curación tienen escondido (generalmente bajo el agua) varios «depósitos» donde se conservan los repuestos que le pertenecen gracias al frio del agua (ojos. La corriente que manda la batería-bobinaje viene a ser la sangre. como se podría pensar. Al revés. y que se pone en marcha con intermitencias (ahorrando asi las pilas) para anunciar algún evento o. utilizan y curan los aparatos de radio (pero eso podría aplicarse perfectamente a otros logos de la tecnología occidental como la televisión o internet) nos informa sobre su concepción de la anatomía y el funcionamiento del cuerpo humano. Pero para los chamanes. Operación quirúrgica La medicina occidental hizo su aparición entre los Yagua hacia los años 1970-80. sino más bien para observar las prácticas médicas asi como el funcionamiento de los aparatos quirúrgicos. a las pilas o la batería. riñones. como suele ocurrir entre ellos cuando se presenta cualquier novedad. por ejemplo. etc.

Todo andaba adecuadamente cuando en la noche. los tubitos o mangueritas de los sueros y otros instrumentos que conectan el paciente a una serie de pantallas donde aparecen curvas o indicadores de pulsaciones cardíacas. asimilar la perspectiva del otro para perseverar ellos mismos. Sabemos también que estos modos de incorporacion encuentran su principal forma de expresión en el cuerpo y las transformaciones corporales. Alberto tuvo que proceder en emergencia a una operación del cerebro y aplicarle seis puntos de sutura con la gaza o masa eterna para cicatrizar el corte.que tenemos la costumbre de llamar de manera inadecuada «aculturación» en las ciencias sociales . varios chamanes yagua no vacilan en recuperar y utilizar viejos televisores malogrados a manera de «escáner» para «ver» (explorar) mejor al interior del cuerpo de los enfermos. luego utilizó un «bisturí» y un líquido negro que se expandió adentro del cerebro para limpiarlo y ver cómo sonaba durante la operación. sino más bien de la ampliación o transformación del mismo mediante la captación de nuevas técnicas y conocimientos que proceden de afuera.es en realidad el resultado de una actitud de apertura al otro. como es el caso de las operaciones quirúrgicas descritas en estas páginas. Para curarla. etc. y que sufría de dolores de cabeza muy fuertes.). Los hechos ocurrieron en octubre 1994 en una aldea yagua. También es interesante señalar las correspondencias hechas entre los quirófanos. mostramos que dicho proceso . soplos de humo de tabaco. Me pidio controlar con mi reloj los 15 minutos precisos que debe durar el trabajo. o también de las correspondencias establecidas entre el interior del cuerpo humano y los aparatos de radio o de televisión. A modo de conclusión Vemos que no se trata aqui de una modificación radical. dos puntos se abrieron y su esposa se despertó con un fortísimo dolor de cabeza. el chamán queda desconectado y vulnerable a cualquier agresión. Por lo cual Alberto organizó una nueva sesión con la ayuda de varios espíritus. Estas observaciones un tanto rápidas muestran que los Yagua no solamente no perdieron nada de su chamanismo sino que al contrario están extendiendo sus ramas y campo de acción mucho más allá de la esfera que se solía definir como tradicional. Al adoptar el punto de vista de un grupo indígena (en este caso los Yagua). De hecho. cantos. el curandero. a su manera. Después de varias sopladas sobre la cabeza de su mujer. Una semana más tarde sacó los seis puntos de la operación espiritual. los dardos suelen conservar un contacto con los que les envian por intermedio de hilos o tubitos invisibles. las técnicas médicas que se presentaban para hacerlas suyas: es decir apropriarse en este caso de la cirugía para integrarla o adaptarla a su propia práctica médica. Cuando se corta el hilo por la acción de alguna entidad contraria. al igual que el paciente cuando se le retira los tubitos o mangueritas que lo ligan al quirófano. Sopló humo de tabaco para empezar el «trabajo». Tal procedimiento – que remite a una cosmología que valora y se nutre de lo que procede de la alteridad . de una cosmología o filosofía receptiva que atribuye un valor central a la alteridad. los Yagua contemporáneos no hacen más que lo que siempre han hecho: a saber. consecuencia según él de un maleficio mandado por un chamán enemigo. experimentando otras formas de comunicación y de terapia chamánica recurriendo a la tecnología occidental. A modo de ilustración daremos una breve descripción de una «operación quirúrgica» yagua que tuvo lugar hace ya unos quince años.no significó de ningún modo el abandono de las técnicas tradicionales que se conservan (extracción de dardos. 91 . su esposa se restableció poco tiempo después. y mucho menos de una reducción o desaparición de un sistema médico indigena. comenzó una operación mental para sanar a su esposa que tenía un corte en lo alto del cráneo. Asi. recordando el principio de la talaraña. Como bien se sabe. Y es precisamente lo que hicieron algunos chamanes yagua. Alberto.Salud e interculturalidad en América Latina car o reproducir. aplicó sus dedos en el lugar de los dos puntos de sutura malogrados para «soldarlos» de nuevo. y el complejo de los dardos mágicos en el chamanismo indígena.

se puede consultar el dossier presentado por Antoinette Molinié-Fioravanti. Jean-Pierre 1998 Ver. Abya-Yala-GRAL. Relations ethnographiques d’une expérience parmi les Huicholes du Mexique. Marc 1994 Pour une anthropologie des mondes contemporains.7-30 2002 «Ciudades encantadas y mapas submarinos. G. Claude 1991 Histoire de Lynx. IFEA/CAAAP/CONICET. saber. Una representación evolutiva del «otro»». VV.) 1991 «El Pishtaco». Paris MOLINIÉ FIORAVANTI. Paris 2009 Pour une anthropologie de la mobilité. Perspectivas antropológicas. «El pishtaco» en el Bulletin de l’Institut Français d’Etudes Andines 20 (1): pp. instrumento de desafio para los pueblos indígenas. «Critiques». SANTANA (eds). pp. Redes transnacionales y chamanismo de frontera en el Trapecio amazónico» en MORIN. y en particular el articulo de I. Bibliografia AUGÉ. en ambos lados de la frontera entre Perú y Colombia. pp. Plon. Quito LEMAISTRE. en FERNANDEZ JUAREZ. Irène & Anne-Marie HOCQUENGHEM 1991 «De los Andes a la Amazonía. Amazonia peruana 26: pp. poder. 1-92 92 . Hocquengheim: pp. Bulletin de l’Institut Français d’Etudes Andines 20 (1): pp. Quito 2004 «Del proyectil al virus.) Salud e interculturalidad en América latina. que incluía antaño a los Peba. Paris LÉVI-STRAUSS. 41-59. El complejo de dardos-mágicos en el chamanismo del oeste amazónico. & R. 265-278. Notas 1 2 Los Yagua conforman una sociedad de aproximádamente 4000 personas que viven en pequeños asentamientos en la región del llamado Trapecio Amazónico. Bellier y A-M. Lima 1999 «El otro salvaje: Chamanismo y alteridad». F. Bulletin de l’Institut Français d’Etudes Andines 20 (1): pp. para una comparación Andes-Amazonía sobre la representación del «otro» en ambas regiones. Denis 2003 Le chamane et son chant. (coord. Lo transnacional.AA.1-92. Paris BELLIER. Son considerados como los últimos representantes de la familia lingüística Peba-Yagua. El chamanismo de los Yagua de la Amazonia peruana. Aubier. Antoinette (org. Yameo y Yagua. l’Harmattan.25-49. Para más detalles sobre el complejo del pishtaco. 41-59 CHAUMEIL. Abya-Yala/Bolispania/Uclm. Manuels Payot.

Salud e interculturalidad en América Latina 93 Figura 1: Desplazándose mentálmente con la aguja de la radio .

VV.AA. de arriba hacia abajo] a) envío del mensaje a los espíritus b) recepción del mensaje c) operación del cerebro d) soplo de humo de tabaco para «limpiar» (aclarar) la comunicación con los espíritus . 94 Figura 2: Diferentes fases de una operación Quirúrgica: [de izquierda a derecha.

Ni siquiera había precisado del apoyo ni la pericia de la comadrona. OPERACIONES. Todo ello hacía que las indicaciones fuesen claras. y otras formas de 95 . el maltrato recibido en el centro de salud en un primer momento y al derivarlo al hospital de Chiquimula después. La pareja portaba un pequeño morral con los mínimos enseres con los que dirimir los acontecimientos futuros. El pequeño llevaba semanas enfermo. doña Urbana se afanaba al calor del comal con la preparación de las tortillas del almuerzo. las cosas parecían abrirse en nuevos horizontes. Tal vez. quedó claro que un hecho reciente marcaba los tiempos en la casa. pero según la abuela. En el puesto de salud le habían prescrito medicinas algunas semanas antes. CIRUGÍAS Experiencia y representaciones en el oriente de Guatemala Lorenzo Mariano Juárez. El itinerario terapéutico había incluido. como se había esforzado. era necesario una visita al hospital. consensos no siempre sencillos. todos paridos en casa. casi instintivo. el temor a que fuera operada en el hospital. Había desistido por un momento de esa tarea para asistir al particular escenario que se había montado al pie de su casa. un movimiento construido en la esperanza de disminuir distancias con su joven esposo. Y al mismo tiempo. la vergüenza. una confesión entre susurros apenas audibles. Universidad de Castilla La Mancha. aquella escena se había convertido en la expresión palmaria de miedos e incertidumbres que parecen rodear las prácticas hospitalarias en general y los temores que envuelven las visiones de la cirugía en el área Ch’ortí’ del oriente de Guatemala. por supuesto. Alba María había sobrepasado entonces las puertas del octavo mes de embarazo. pertrechados en la parte de atrás del pick-up del equipo médico. Al poco de iniciar la conversación. El doctor Erick había encontrado alguna anomalía en la exploración. donde un equipo de cineastas grababa con sus cámaras a un grupo de mujeres en el trajín cotidiano de un proyecto cooperativo puesto en marcha en Suchiquer. la incertidumbre y el miedo. La mujer relataba entonces. los remedios de monte. con un tono entre la indignidad y el orgullo. sin ningún efecto. Las resistencias férreas de Alba María parecían contrastar con las formas más indolentes del esposo. una llamada ahogada de auxilio. de forma natural. intentando encontrar puntos de acuerdo. en particulares apropiaciones y visiones de las bondades de la cooperación y el desarrollo.HOSPITALES. En este caso. admitiendo con palabras lo que antes había hecho con el cuerpo. Algo más tarde. pero en el valor está el miedo” Doña Dambiana. España “Decimos valor. costaba reconocer el latido fetal.” Había sido un movimiento fugaz. “botaba las lombrices por la nariz. y la posición auguraba un parto de nalgas más que peligroso. No hacía ni un mes que uno de sus nietos había fallecido. una petición de compañía. A varios kilómetros de distancia. de camino al hospital. también por las orejas”. era madre de cuatro hijos. y las muestras de suficiencia y experiencia de la embarazada en estas lides no eran argumentos suficientes para el rebate. en discutir con el médico. sin llegar a los dos años de edad. Los diálogos se tornaron entonces amistosos en las formas y tensos en las posiciones durante la siguiente hora entre el médico y el matrimonio. un abrazo furtivo entre la pena. y los médicos no le habían hallado remedio. A pesar que aún no había cumplido los veinticinco. inútilmente. esforzado en cálculos de costos de este imprevisto. Alba María encogió con premura su cuerpo. Pashapa.

parecen habitar en los límites de sendas visiones de los procesos y relaciones en torno a la salud y la enfermedad. no tardó en relatar la experiencia de la misma forma que había hecho decenas de veces hasta el momento. Desde un punto de partida afín a esas visiones culturalistas y su potencial explicativo y aplicado. VV. Las tensiones y los miedos se acrecentaban a medida que llegaba el momento. Chitio. El temor crecía por momentos. por un feliz desenlace. los usos o las reelaboraciónes locales indígenas de tales recursos están marcados por el rechazo y el conflicto. En aquel momento. “¡Y así era!”. De la misma manera que hiciera antes en el centro de salud. Algunos meses más tarde. culpando del particular final a la mala atención recibida. había sido intervenido de un problema gástrico en un hospital de Chiquimula. una práctica para nada extraordinaria. La falta de mejoría haría necesaria una nueva visita. y recordaba de forma satisfactoria cómo le habían colocado el suero. poner en 96 . no estaba de acuerdo con la operación. En cierta forma.AA. el protagonismo de lo cultural y una visión de cultura autocontenida. la cirugía y las practicas quirúrgicas parecen moldear un modo autoritario y un habitus concreto de delimitar los procesos de salud. expresadas en formas de rechazo o desdenes más o menos elaborados. concluyó. o formas negociadas que abocan a escenarios de itinerarios múltiples y pluralismos en la atención en salud. Estas relaciones han sido escenificadas e interpretadas como escenarios de conflicto por la cultura alopática a través de retóricas más o menos elaboradas de aquella visión tradicional de “esos recalcitrantes indios”. un tratamiento para ella adecuado. disconforme quizás con el trato o las formas. Esto es. *** La mayoría de materiales etnográficos han puesto de relieve las conflictivas y tensas relaciones de las poblaciones indígenas americanas con las prácticas biomédicas. La siguiente visita al centro en Jocotán acabó con una salida de la abuela y el pequeño en la noche. conocimiento local. pero esta vez sería imposible evitar el traslado al hospital. con una concepción y un modelo de cultura cercano a la tradición hermenéutica y simbólica. En los últimos instantes. su visión positivista y su particular enfoque técnico e individualista de su atención. Aparentemente. en ocasiones casi fetichizada y preexistente. que todo saldría bien. Ese mismo año. La abuela hacía las veces de acompañante.se han acomodado bajo el abrigo teórico de categorías como resistencia o hegemonía -cómo las tesis de Michaux (2004) y sobre todo han encontrado cobijo bajo las visiones culturalistas herederas de la corriente crítica de la antropología médica liderada por las visiones de autores como Kleinmann o Good y sus aportaciones teóricas como los “modelos explicativos” o la noción de enfermedad como “síndrome de experiencia”. Sin embargo. y Chitio se replanteaba en esos minutos la decisión. Allí le dijeron que el niño se había “tapiado” y que era necesario operarle. o a vivir”. fueron las primeras palabras de la mujer. En este texto pretendo mostrar algunas de las experiencias y visiones locales alrededor de las prácticas quirúrgicas. en esfuerzos por resaltar los modos locales de atender los padecimientos y las formas de ligazón con ordenes sociales y mundos morales particulares. primero Dios. En la construcción de una práctica y una cultura corporativa particular. tenía claro que no volvería a operarse. “Aquí ya sabe usted que se viene a morir. Las posiciones interpretativas de la disciplina a este tipo particular de relación -ese “abrazo impregnado de miedo” con el que Richard Adams (1990) escenificó la relación entre indígenas y ladinos y que igualmente serviría para la sospecha y la incertidumbre que envuelven estos diálogos . A pesar del trágico desenlace de la historia. si era posible evitarlo. cuando nos encontramos. “ de escondidas”. aún era posible abortar la empresa. enfermedad y atención. pero todo había sido en vano. un amigo ladino de Jocotán. intento reafirmar la necesidad de incorporar otros órdenes de significación para superar ciertas visiones grisáceas y monocausales que esbozan paisajes velados. Chitio explicaba cómo una de las monjas se acercó a su cama y le propuso rezar juntos. Rezó en la esperanza y el miedo. me dijo después. la mujer resultaba verdaderamente convencida de sus decisiones. la mujer sacaría al niño del hospital. al igual que las visiones de médicos y profesionales sanitarios en relación con este tipo de prácticas con la población ch’ortí’. una notable expresión de muchas de las características del modelo médico cómo su carácter biologicista.

las acepciones diversas en las que se encuadran las negativas de Alba María por acudir al hospital y las negativas de un maestro de primaria ladino cómo Chitio. una consecuencia de la identidad y tensiones de la disciplina entre el relativismo moral y metodológico. 97 . La cultura. recién cumplidos los dieciocho. buscado y no hallado. El camino desde Suchiquer es largo. pero el primero de los nietos de doña Bernardina ha salido con ganas de enfermarse. el hospital se configura como ese terreno lleno de peligros. Dentro del mismo hospital. por ejemplo. pero uno lo tiene que ir a comprar. una decisión frecuente en la región. las particulares visiones de las negativas e incertidumbres. me hago eco de las nociones críticas de corte materialista que dan cuenta de ámbitos como el coste o la disponibilidad de atención. el remedio no dado. Superar tales tensiones implica poder ampliar las categorías de análisis y las delimitaciones de objeto. el apoyo inmediato.Salud e interculturalidad en América Latina cuestión las representaciones etnográficas centradas exclusivamente en visiones simbólicas acomodadas a mundos y órdenes sociales y morales particulares que en ocasiones hablan más de tendencias y apetencias etnográficas por la ficción organizativa que de sujetos y objetos de estudio. las preocupaciones y los cálculos del esposo de Alba María. la sospecha o el recelo. como ella misma apunta. Por último. íntimo de la experiencia fenomenológica. me cuenta indicando que tuvo que ir al hospital. Palabras y experiencias locales. la desconfianza y el miedo. Bien grave estuvo. Las visitas de los equipos de salud a las comunidades se producen una vez al mes. lejanías y miedos El cariz de los esbozos etnográficos al inicio de este texto no es lo inusual en la región ch’ortí’ del oriente de Guatemala. es un lugar que da miedo. Recelos. pero sólo por un par de días. Interpretar las quejas. Que si no los cuidamos y que por eso los niños se enferman. adentrarnos en mecanismos de la “producción social de la enfermedad” y en último caso. Veamos pues algunos retazos etnográficos de experiencias particulares que intentan esbozar la cotidianidad de estas experiencias entre los ch’ortí’s del oriente. En este caso. la construcción del modelo biomédico como la forma hegemónica de resolución de problemas de salud se ha erigido a través de sus reclamos positivistas en torno a la eficacia. ¿y cómo?. las prácticas. por ejemplo. Si en otros lugares. no muy distante en el fondo de posiciones de la cultura alopática. pero también que interrelacionen. las capacitaciones a guardianes de salud y comadronas son corrientes en los últimos años. es necesario incorporar los significados mecidos. los miedos y temores. las expectativas. lamentos. las narraciones de éxitos o fracasos. las representaciones locales dejan ese carácter estructurado al ahondar en los procesos estructurantes y las visiones dinámicas abiertas al diálogo. esta zona se halla abierta a procesos de cambio y luchas por esa hegemonía donde la ecuación se torna mucho más compleja. por ejemplo. Doña Bernadina y su nuera Sara acaban de llegar de la revisión con el médico en el puesto de salud de Jocotán. las operaciones son conceptualizadas a través del desconocimiento. sospechas y rechazos implica no sólo conocer el sentido. sino esclarecer el marco en el que se produce. un espacio desconocido y desde luego. Apenas tiene un mes de vida. por incluir todo. desplazamientos continuos. pero la gente sabe que los niños a veces se enferman. El relato de la experiencia está plagado de las típicas quejas por el trato recibido. Lugares y prácticas a soslayar. Aunque el modelo biomédico se ha asentado entre los itinerarios terapéuticos indígenas cada vez con más presencia. no explicitar nada. un lugar a evitar. construidos y dotados de sentido en el ámbito individual. Es necesario revisar de esta forma los puntos de partida. Las interpretaciones de este tipo parecen delimitar escenarios que se perfilan en bordes cercanos al exotismo y curiosamente. generadores de “realidad”. Le acompañó el papá. índices de pobreza o desarrollo. y como admite la joven madre. sino más bien renegociar en el campo la multiplicidad de intersecciones que tienen lugar en el proceso de otorgamiento de sentido. las nociones y categorías asentadas que expliquen. las consultas en los centros de salud son frecuentes. No se trata. alcanza a expresar la abuela. particulares y necesarios donde ubicar ámbitos y expresiones como el miedo. epistemologías que intenten abordar. Los médicos sólo escriben en el papel el medicamento.

de aquella gran oscurantera. anónima del hospital sólo puede dirimirse con gastos extraordinarios para las economías. a veces 1500 Q… y uno de pobre… ¿cómo va a pagar?” En los itinerarios terapéuticos –por ejemplo. y él afirma con serenidad que así lo haría. entre esas risas vergonzosas tan típicas en la región. pero casi ni la atendieron. Habían solicitado una ambulancia para llegar al hospital. Y es que el posible destino fatal es uno de los miedos donde se entremezclan los deberes y las posibilidades: “Así es… fíjese que uno debe cuidar de una forma a un mi padre. me quedo en la casa. Pero allá. de dar sepultura. allí debo morir. Y aunque su hija se esforzaba en no gritar. y en muchas ocasiones a la muerte.. de no saber donde ir. dicen que con esos cuchillos. así le atienden a uno. recordando a cada rato que sus conocimientos no nacen de la experiencia personal. Sara no deja de dar de mamar al pequeño. a uno le quitan la vida. la cirugía es dolorosa. allá. a los que hay que evitar. más se la quitan. yo tengo miedo al cuchillo…- 98 Primero me muero en mi casa. porque como no nacen así…pero no. porque allí tengo que morir.. afirma con alivio. lo dejan ahí como al chucho… y eso no es forma… si le quieren enterrar bien. Las posibles malas formas de atender la muerte. Las cirugías llevan a la debilidad. dicen que se operan. Los hospitales son para don Javier sitios peligrosos. cuando diga el señor nuestro señor. Nunca ha precisado de los servicios y atenciones de los hospitales. Yo tengo miedo al cuchillo. las enfermeras dejaron a su niño abandonado durante toda una noche en una sala. pero…allí (en la comunidad) hay algunos que los operan con cría. es peligroso.. Veneno dan a los niños para que se mueran. se murió. Recuerda cómo les trataron de mal. en los casos de desnutrición infantil-este miedo también está presente y supone un freno importante en la delimitación de las elecciones de los recursos. el médico ya sabe donde corta…pero yo no… yo no le doy el corazón para que me operen… antes me muero… no me voy. Más que curan. y afirma con convicción que nunca lo hará: -“Cuando hacemos anillos y nos cortamos así (señalando el dedo) con una hojita de palma. a una mujer de allá al lado se la llevaron para operarse. que piensa de la misma manera. doña Bernardina se repite de forma categórica: prefiero morir en la casa. a cada rato le exigían que no gritara: “aquella noche. la sacan la cría en la barriga. aunque las consecuencias de la decisión fueran fatales.. a uno le hacen pagar la caja… eso es negocio. pero cómo iba a resistir… aún así. así ha sido siempre. Don Javier Roque también es de Suchiquer. Para doña Bernardina. Así dicen. no la tuvieron que operar pero los recuerdos se amoldan a la lógica discursiva local. le dan la patada. mezclas de un orden moral y económico particular. y debe cuidarlo en la muerte. puro negocio… 1000 Q. La narración enseguida gira a otro de los ámbitos donde recaen las preocupaciones. en la que su hija llegó a llorar de tristeza. sale sangre. debe cuidarlo en la vida. en la fosa común. se queda uno bien débil. Van a dar la vida y lo que dan es la muerte. Se murió. Al final. Las prácticas quirúrgicas están recubiertas de ese miedo particular. a un mi hermano. pero sobre todo peligrosa. si sucede en cantidades. a un mi primo. sólo maltrato. El lugar es un sitio extraño. la mujer no ha pisado nunca un hospital. no soy gallina pa’ que me corten… ja ja ja (se ríe ostentosamente). una gran oscuridad. los dolores del parto a veces eran insoportables. a las dos de la noche. Dicen que con cuchillo cortan. pero no ha mucho tiempo tuvo que acompañar a su hija durante el parto de uno de sus nietos. ajá. A sus cincuenta y nueve años. se queda uno débil…”-“Pero dicen que hay quien después de operarle sale bien…”-“Eso dicen. no. locales. Igual que dan la vida. en ocasiones más de . aunque el médico sepa donde corta.AA. hacen perder la sangre y.(…) Después de operarle a uno. a uno lo tiran. Cuando insisto sobre las mismas. VV. y afirma. los dejan allí tirados. Los cortes del cuchillo. Y no es ese el mejor lugar para ese momento. Como a los chuchos. y las dos mujeres tienen claro que no se operarían por nada. bien duele… y si sale bastante sangre es malo.. así es…mejor la quitan”.

y costó. nosotros así lo experimentamos… -si tuviera que ir a operarse de otra cosa.Salud e interculturalidad en América Latina 500 Q por cajitas pequeñas. entonces. porque un señor que venía a vender pan me llevó directo hasta el hospital. lo que motivó que los tres partos fueran con cesárea. ya la habían enterrado. Con todos los preparativos que a uno le hacen. fíjese… cuando llegaron al día siguiente. ahí si da miedo. la tercera vez cómo yo ya sabía y a plenitud sabía que era el último. los recuerdos de la primera vez. pero al día siguiente se había muerto. visiones estáticas que omiten estos procesos de lucha. el dolor y la pérdida de los hijos. Doña María vive en Pashapa y tiene una dilatada experiencia en visitas al hospital. No se cómo decirle. más que yo quería que naciera mi niño. y que tenía que tener mucho cuidado. porque tengo que atenderlos. y nada se pudo hacer… decían que era como contagioso… Experiencias como ésta relatada por doña Ana parecen alejar las visiones grises y objetivadas sobre la lucha. aún así. me dijo que si quería salvar la vida de mi pequeño. sólo estuvo ingresada un par de días. ¿lo haría?. como ella recuerda en un tono que busca la satisfacción y el orgullo. porque tengo en quien pensar”. sentía valor de que no me iba a morir… de qué no me iba a morir… Cuando uno entra a la sala de operación. aquejada de tétanos.-Pues si fuera por salvar mi niña. Doña María cuenta lo sufrido que fue aquel episodio. la visita al hospital estuvo motivada por acompañar la enfermedad de una sobrina. A pesar de que el paso del tiempo y los éxitos han dulcificado el recuerdo. con los dolores y no podía irme. nació un poco así moradito porque se había pasado un poquito el tiempo… pero estando en manos de los doctores. se siente miedito. tuvimos que buscarla. un lugar lleno de peligros. el periplo por hospitales le llevó más de cincuenta días fuera de la casa. pero con uno de sus nietos. pues no sentí mucha cosa. y aunque en los dos últimos. y ahí estuve cómo dos horas. la segunda vez no me costó. porque es un lugar donde acaban a cada rato baleados. que se entierra en los lugares habilitados por el hospital. pues desde cuando empecé. ella recomendaría el parto en el hospital: “La primera vez lo hice por necesidad. iba bien grave. que como la mamá no tenía dinero para arreglar los papeles. ya la segunda yo sentí apoyo o me sentí feliz por estar allá. a los 35 años. está prohibido sacar el cadáver. y una había tenido 13 y otra diez hijos. aún es posible encontrar rastros del temor. iba o bien a morir o bien a vivir. allá me dijeron que yo era una madre añosa. Entonces no venían carros como ahora. 99 En otra ocasión. Cómo de todas formas yo ya era grande cuando tuve a mis hijos. pues yo acepté. Es por tanto. en palabras del doctor. En la misma línea parece relatar sus experiencias en los hospitales doña Dambiana. desde luego. eran muy deseados. Fíjese. No tengo que matar mucho mi vida le digo a mi niña. fuera estrecha. incluso a veces se oyen ruidos. porque de verdad no pude dar a luz aquí. son sitios verdaderamente peligrosos. el suero que le dieron ella misma lo botaba. uno ve que se siente hasta frío así. cuando le pasan a uno a la sala de operaciones. la maestra . dieciséis años atrás aún siguen claros. y cuando nació. allí la enterraron. Yo me había caído hemorragia. sino que me fui a Camotán. se siente miedito. cuando fuimos a verla. macheteados y otros muertos de forma violenta. porque no había carro directo hasta el hospital. el valor superaba con creces al miedo. relata. ese día. Ella cuenta que no fue tanto el hecho de ser una madre añosa como que. lo haría. Es madre de dos varones y una hembra. ni posada nos dieron. Los hospitales. lo duro de la enfermedad. porque. Sí pues. hasta que me fue a dejar un señor que estaba así… en la política. tenía 35 cuando tuve a la primera. ah no. tenía que hacer el esfuerzo y tener todo el valor necesario.. y el primero lo tuvo algo tarde para la región. y en ello parece ubicar el valor para algunas decisiones. porque eran 35 minutos nada más los que le quedaban. Como paciente. y me vine para acá. hasta 1500 por las grandes… Si no es de esta forma. y lo hice por necesidad. así quieran ganar en ese tiempo… y me fue a dejar de regalado (se ríe) pero me costó. pero los suyos se habían hecho esperar. ya no me costó mucho. recogiendo centavitos hasta poder pasar el pasaje(…) Sentí miedo. cuando el doctor me examinó. pero se siente un poquito de miedo. Sus dos hermanas se habían casado mucho más jóvenes. por la atención que le dan a una en el parto. magines fantasmagóricos que molestan y atemorizan: -“los dos días que pasé me curaron. Pero yo..

50 días estuve fuera de la casa con él y no lo pude librar. porque estaba así en una esquina. era un tumor que tenía en la cabeza. me mandaron al hospital San Juan de Dios. Porque como uno pasa con temor. yo luché con él. así cuenta del padecimiento de su nieto. ¡ay Dios!. porque allí en el primer hospital le pusieron una válvula. le dan con la anestesia aquella. comenta desenfadada. A saber cómo sería. baleados…cuando uno llega y está allí un ratito. yo creo que sí. De ahí no se curó. le quitan el mal. de un hijo que está ahí en Chiquimula. no iba… lo vamos a sacar. macheteados… todo llega. pero así como tengo de eso en las canillas. Esos sitios son peligrosos. Cuando le inquiero sobre si ella se operaría. “diente de chucho”. de treinta y cinco años “no se secaba” y acabó muriendo en la casa hace apenas un par de meses. pero si el niño dice. pensando en magines que llegaban a molestar. Allá donde han matado una persona. capaz me quedo tullida. quién se enfermó a los cinco años para morir a los siete: “La operación da miedo. y yo me fui. Tal vez de la barriga sí. Así parecen construirse estas decisiones. le abren. sino que a otro lado. como a uno no lo ponen en el lugar ese. me atendieron y me curé. boom. será milagro. a otro hospital. Doña Gregoria se enreda en achacar el desenlace a “las inyecciones”. Y una señora dijo que eso era el fantasma del hospital. colochito se miraba. pero en el valor está el miedo. se mueren. a las 12 de la noche. Cuando llegó. en la cabeza está todo. fuimos a andar. pero de cualquier lugar que no sea de la cabeza. bastantes…” 100 Uno dice valor. estaba de una vez mal la cabecita. ella se haría con el valor. Yo tenía un mi niño. se escuchaba que pasaba el gran sonido. pero no sanó bien. y con eso acaban de arruinar. baleados matados. no hubo así problemas. Yo si lo acaban de matar hoy. O maquinaria de esa que hay tanta allá. Y en el hospital. una señora que no iba. un regalo que le va a dar a dios. vámonos por aquí. extremas. VV. Hace poco acudió de visita a saludar a una sobrina. No me entretuvieron tanto. y que la atemorizaba. aquejada de “aguajero”. pero se oye ruido. yo me quiero morir. la gran. Dicen que algunos mueren. con esa válvula que tenía se murió. y le cierran. se espanta uno. Así me dijo el doctor. (…) En esa vez. mejor en más días. el frío. admite que si fuera por no morir. Ella no parece tener miedo a la cirugías. Allá uno llega. pero las operaciones. especula de pronto. Un día mataron a un señor aquí abajo. porque un día antes habían levantado. ¡nos fuimos! ¡Qué! Yo solo lo volteé a ver. pero otros bien salen.. y la gente se atemorizaba. más delgado se ponía… iba a quedar en puro huesito. pertenecía al estómago. no lo mira uno el mal espíritu. en lugares sembrados de oscuridad y peligros. lo normal es morirse. le dije yo. era buena gente. Recuerda cómo su sobrina relataba con temor el sonido sordo. le volvieron a poner guacalitos… tenía remendada la cabecita…le abrieron toda… pero no fue bueno. un carro sobre el hospital. allí estuvo 22 días. baleados. Como allá todo llega. Del centro de salud. el método anticonceptivo por excelencia de la región. le aparece un chucho. me fui.” Doña Gregoria en Tunucó Abajo no ha precisado de los servicios que prestan en los hospitales ni de la cirugía.. el temor lo agarra a uno. no operaciones. espacios abiertos a lo desconocido. le arrancaron de aquí (se toca la región frontal). de pronto pasaba así en el centro del hospital. ahí vio lo que le hicieron a su pequeño. y ahí me dijo el doctor: si su niño si se va componer. estruendo. montones de macheteados. la mujer. pero cuando estuve con el niño. como eran bastantes que estaban allí. cuando el se murió.AA.y ya cuando vine ya tenía el frío. mejor. aquí la costumbre es que de noche da miedo pasar. que había de suerte que vino a visitarla un novio y ella me llevó. usted no va a decir no. y se asusta uno. vámonos por aquí. privado. Lo vamos a llevar. que escuchaban en la noche. lo lavan. y me cuenta que si fuera para sanar. como una no dormía. me trincó pues… tuvieron haciéndome remeditos y se me quitó. y lo habían hecho degollado. Dicen que ahí se queda el magín de cada quien y ahí anda tonteando. pero a mi me hacen daño. -¿y eso puede ser?-Si.. pero en el valor está el miedo. Doña Dambiana se acoge a la memoria y a la experiencia para formular sus ideas sobre la cirugía y los médicos que operan. tal vez. macheteados. dijo. estaba aquello tirado lo tenían los chuchos.. Uno dice valor. cuando me voy para abajo y matan a una persona. Pero a cada rato de su discurso. en este camino. de noche si que da miedo. Lo sacaron. doña Gregoria se torna en aquella eficaz gestora de ... yo apenas vengo a la casa.. no había operación.

y echarse para adelante. en la región es necesario acordar las despedidas. y la ausencia del esposo. Y las suegras. una pequeña distancia. o caminando. y casi en todas las cuestiones. como una parte el gasto que pueda llevar. ahora ya estará muerto. Comiendo con uno de los doctores del centro de salud de Jocotán. cuando se ha decidido ir. por la gracia de Dios. voy subiendo en una camioneta. con los hijos. pero en balde. Doña Paula recordaba la operación de su hermano Virgilio. El doctor trató de convencerle. así dicen”. ahí le dejan cómo a un chucho. Cuando los esposos se han ausentado para ir a ganar el jornal en la finca. con su esposa y sus tres niños… pero él lloraba… y decía. Su única opción era el hospital. la incertidumbre de la espera. Son los mismos discursos que ejemplifican desencuentros y frustraciones. Todos estos peligros hacen que la decisión de acudir al hospital esté organizada casi siempre en términos de urgencia última. pero asume de pronto con pasmosa cotidianidad el destino del niño. que al llegar a la casa se lo encontró séptico. Y enseguida me habla sobre lo difícil de conseguir avances sin renunciar a la identidad cultural. “con autoridad”. no es tanto el miedo a operarse. Doña Paula recuerda bien las despedidas con la esposa. empecinados en visiones estáticas y objetivadas de la cultura y lo cultural. pero por una calidad de vida cada vez más deteriorada. como si la cultura recayese en ese tipo de prácticas que se tornan entonces exóticas. pasan por una adecuada despedida. no son nada extraordinarios entre los profesionales de la salud en la región. y otros. Lo cuenta asombrado por las cifras. para no regresar. de repente. por eso tienen tantos hijos. Y en su opinión.Salud e interculturalidad en América Latina la economía doméstica y narra los costos elevados de la atención allá. eso fue duro para nosotros. El protagonismo de algunas suegras. o casi. de qué me sirve estar así sin operación. orando. Ni entierro ni nada. Tras sopesarlo durante meses. No son estas circunstancias motivos secundarios. lo estuvieron tratando y tratando. En su experiencia. desde luego. de todas maneras tengo que decidirme. Él se confesó. Y desde luego. me cuenta. (no había cobertura) había que ir hasta allá. “Y así son ellos”. “así son ellos”. morir. rezando. y el miedo inclina las expectativas hacia la primera. los días de rezos. todo hay que dejarlo preparado: “Le hacían bastantes exámenes y le dijeron que era del corazón. no comimos esa noche. porque me dice el doctor. con la confianza justa y necesaria. para enseguida relatar su último caso. Lleva varios años prestando servicio en las comunidades del oriente. se despidió. me dice. Asumiendo 101 . La mamá le dice que lo que diga el papá y el papá comienza con eso que el médico relata como el discurso del susto. Los protocolos. porque algunos se mueren. ahí se quedaba. con lo que decidió correr el riesgo. Las conversaciones de siempre. la posibilidad de intentar un traslado al hospital. decidió que acudiría a la cita con el bisturí. ahí me quedo. muchas mujeres eluden la toma de decisiones en cuestiones de salud. los dolores en la fosa ilíaca derecha y las preclampsia son causas frecuentes para estos desencuentros. y en su relato se aprecia insinuante los estragos de la frustración y el hartazgo. Al igual que los médicos hacen sus análisis. ay Dios… preocupaciones… hasta que nos llamaron… entonces no entraban las llamadas aquí. “yo creo que tienen una forma de entender y pensar la muerte bien diferente. A cada rato que subía al carro. con toda la familia. se vuelve central. ahí me quedo. aquejado de corazón y en tratamiento por años. después le hicieron todos los análisis para entrar a la operación. prepararse para lo que pueda acontecer. y ahora trabaja…” El doctor Erick no tiene problema en enumerar casos de rechazo al hospital y temores a posibles operaciones. se logró. a pesar que el niño ya jadeaba a duras penas. el niño se asustó no más. y las decisiones se toman desde una posición lejana a la experiencia afligida. pero al siguiente día… ahí está él. pero la mamá se ha ido con la excusa de preguntar a los familiares. o vivir casi muerto. pensar algo así en las pequeñas” –la mirada se pierde pensando en sus dos hijas. a morir o a vivir. donde cerca vive mi otro hermano… de noche… pero para ver… cómo iba él. Dar el corazón.pero ellos. me cuenta el último de los casos del día de este agosto tan seco: una mamá con una niña de seis meses y seis libras de peso. Un niño de poco más de tres meses. allí se acude con dos opciones. Al osorio no más. No así cómo yo. Toda la familia rezando… nosotros nos afligimos.. me cuenta. más si uno llega a morir y no halla cómo pagar la caja. esos niños precisan ya de ventilación mecánica. y solamente que se operara. “Vos ya sabés cómo es acá la gente”.

AA. VV. 102 . en voz baja. pero todo resultó vano. indicando a aquel hombre que regresara en una semana. Son lugares donde se va a vivir o a morir. La última de ellas. por supuesto. En aquella ocasión. la erupción había desaparecido. el paciente se atrevió. la inclusión de las parteras o comadronas de la región en los turnos del hospital. a la semana siguiente. las distancias simbólicas a través de la ocupación de espacios han menguado en los últimos años y el pueblo no ocupa ese lugar al otro lado de la frontera. las mujeres se rotan para ofrecer unos cuatro turnos al mes. que el viaje hacia el hospital respirase el aroma del miedo y el peligro. En la medida en que estas distancias han decrecido. contaba cómo un paciente ch’ortí’ acudió a su consulta con una erupción cutánea en el antebrazo. A pesar que las relaciones entre indígenas y ladinos del pueblo siguen atravesadas por los mismos esquemas de hegemonía y subalternidad. para desconcierto del médico. casi seguro que se moría. La atención al parto ha sido tradicionalmente ofrecida por comadronas en la región. en Jocotán. pero aún así. lo desconocido. y en tales encuentros se aprecian “los problemas que aparecen en la comunicación clínica” (Ibíd. En la región ch’ortí’. Este perfil nefóbico a lo desconocido media en la definición de lo que Kleinmann apuntaría en su clásico “Patients and Healers in the contexto of Culture” (1980:105) como Modelos Explicativos (EMs). quizás por el efecto del tratamiento tópico o la eficacia simbólica del último encuentro. este episodio sirve para enmarcar esos problemas de interacción entre los EMs de profesionales y pacientes. el horizonte futuro descrito por el médico hablaba en su afán persuasivo de revisiones y rutinas. formas de atenuar temores e incertidumbres. nebuloso. Obviando los posibles desmanes inflacionistas del relato del doctor. un sentido íntimo y familiar. el Dr. “las nociones acerca de un episodio de enfermedad y su posible terapéutica que son empleadas por todos aquellos involucrados en el proceso clínico (…) El estudio de los EMs de los pacientes y familiares expresa cómo ellos dotan de sentido un episodio de aflicción y cómo escogen y valoran los diferentes tratamientos”. sólo esto. Extrañado por la evolución. optó por seguir el consejo y repetir la cita a la semana siguiente. aún así.:105) en la interacción de los EMs de profesionales y pacientes. completando de esta forma los tradicionales lugares de peligro en los que se construyen todos los entornos desconocidos. con el mismo problema. una solución tópica que acabaría con el problema. intentan menguar las distancias. alejado y peligroso del hospital sólo entra en ecuaciones postrimeras. el doctor alcanzó el bolígrafo y anotó el nombre de un medicamento. El médico. el reto. cuando las alegaciones o las alternativas se agotan. en las comunidades se cuentan los casos de aquellos que no superaron la cirugía. A modo de ejemplo. En un momento. y en ocasiones. pero no es. alejado. un argumento extremo empleado por el médico que parecía equilibrar temores y decisiones. cierto pudor o resguardado por experiencias anteriores. Al observar el problema. Si no acudía al hospital. el paciente se presentó. A cambio de 400 Q. Diálogos. Los alegatos de Alba María al médico se esforzaban en hacer valer su experiencia. Arriola. que murieron en el hospital. uno de los médicos del dispensario Bethania. tal vez por educación. En la elección de tratamientos. En la fecha acordada. No deja de resultar irónico lo de la bata y la identificación cómo formas de conjurar la distancia. existen iniciativas a dulcificar los diálogos. Las experiencias vividas o narradas y escuchadas de la atención en los hospitales abocan a desencuentros que se tornan performativos en la definición de tales modelos. y vistiendo uniforme del hospital. sus conocimientos anteriores. No era extraño. lo lejano que parece el hospital. indicando una nueva visita. como este caso. el médico optó por cambiar la prescripción. ese recurrente “no quiero que me operen porque me voy a morir”. desplazamientos. representaciones Pareciera como si el hospital se construyese ideológicamente a través de la distancia y las prácticas quirúrgicas se perfilasen a través del miedo. a sugerir que completase la terapéutica midiendo la tensión arterial con el esfingomanómetro. con la ayuda de familiares. las cosas seguían igual. con el mismo tratamiento de la anterior. las visitas a chicherías o las salidas nocturnas en los caminos. En la fecha indicada. el hospital y lo que allí acontece se convierte en ese lugar distante. con mucho esfuerzo.

las causas últimas. Los médicos apenas sacan tiempo para saludar con la mano. suturar. que remite a escenarios morales y ordenes sociales donde el género es una variable central en la delimitación de etiologías y la asunción de responsabilidades (Mariano Juárez. Este deambular teórico ha terminado – en propuestas cómo las de Good (2004). y el objetivo del modelo hermenéutico es indagar la realidad aflictiva del paciente (Good 1977). las expectativas que portan esos cuerpos. Estos apuntes a las formas organizativas locales de la atención a los padecimientos esbozan esas visiones culturalistas de autores cómo Kleinmann o Good que delinearon en la década de los setenta amparados en el relativismo metodológico y los esfuerzos teóricos por obviar la biomedicina y su práctica cómo árbitro y mediador en los análisis transculturales. el destino trágico para el niño. su análisis lejos de resultar anecdótico. 2009). pero los remedios –y las formas. En este momento. Por supuesto. 2008) la necesidad de propuestas culturalmente sensibles en la práctica y cultura organizativa desarrollista. sabiendo quizás. Estos desplazamientos de la biomedicina al ámbito cultural se han realizado desde posiciones culturalistas hermenéuticas o fenomenológicas –como las nociones de la biomedicina como sistema cultural propuesto por Klienmann (1980) han abierto densos y actuales debates con las posiciones materialistas. esos modelos o esquemas apuntan también a formas diversas de entender los usos de las terapias biomédicas. La última vez. dar los buenos días. los maltratos reportados son vistos como quiebras o rupturas de esos encuentros.en definir las enfermedades como síndromes de significado. Los hospitales como zonas de peligro. el tipo de preguntas y. Desde luego. Benjamin Paul o las aportaciones clásicas de Fábrega alrededor de conceptos cómo illness y disease. A modo de ejemplo. el significado o el sentido del padecimiento se halla inmerso en un sistema de significados particular.Salud e interculturalidad en América Latina la mayoría de encuentros –y los médicos no son una excepción. las formas y tonos de preguntar. con la atención que merecen.están marcados por una atención y una pausa característica. Los enfoques empiristas parecen enfrentarse desde entonces a las dimensiones culturales del padecimiento.son ajenos a las experiencias. y se desdeñan otras prácticas cómo las píldoras y aún más los consejos de salud cómo hidratar al niño. el hospital parecía el destino inevitable. En el relato completo de la experiencia. doña Urbana había acudido en al menos dos ocasiones al centro de salud. que remite a ordenes sociales y morales determinados. y en una de las ocasiones salió de huida con el pequeño. el tratamiento intravenoso. entre otros motivos. un movimiento revulsivo a lo que Martínez Hernáez clasifica cómo modelo pragmático (2008:26-37). unos modos concretos de estar que abocan ámbitos tan dispares cómo los saludos protocolarios. salvo escenarios puntuales. ese corpus teórico y etnográfico que. que en mi opinión. las formas. las operaciones apuntan de nuevo a ese lugar de evitaciones y miedos. En esa ordenación simbólica. resulta sorprendentemente necesario para la práctica intervencionista. no han sido tratados. mantener la pausa que se entiende como protocolo. cortar. los cirujanos como el punto distante de las expectativas de los encuentros. los medios de resolver los problemas. y he defendido en algún otro lugar (Mariano Juárez. Las quejas. como periferias al otro lado de la frontera. son estos aspectos cruciales y. Los recuerdos de la estancia mezclan lo esperado del suero con los sinsabores de la necesidad de operar. Al menos para una gran parte de la disciplina. en la región Ch’ortí’ existe una predilección casi febril por el suero. este ámbito culturalista se torna imprescindible para la atención en salud y las estrategias desarrollistas. las visiones y experiencias locales de la desnutrición infantil se acomodan a un esquema ideológico mediado por los símbolos presentes en la alimentación local y la ideología del maíz. Negativas. derivó del “fracaso de las primeras campañas internacionales de salud pública”. esto es. como en ese caso. más allá de cierta retahíla discursiva sobre “lo cultural” en la atención biomédica a la diferencia. la necesi- 103 . la decisión de salir del hospital no explicita los motivos. el relato se vuelve confuso. El caso protagonizado al inicio por doña Urbana tiene todos estos principios de desencuentros y formas diversas. citando por ejemplo los trabajos de Aguirre Beltrán. 2009:83).no habían satisfecho sus demandas. las dimensiones interpretativas amparadas bajo la Verstehen donde “la causalidad ha dejado paso a una comprensión de la enfermedad como símbolo o texto que es interpretable en términos de un contexto” (Martínez Hernaez. los anhelos. los lamentos. Los hospitales y los cirujanos –enmarcados en su propia cultura organizativa de tocar. Como en otros muchos lugares.

AA. ejercen conscientes o insconscientes un tipo de violencia cotidiana y simbólica que se ejerce a través de ejes raciales. Estas aportaciones han influido en las propuestas interpretativas originales. formas locales igualmente válidas. portadora de señas de trabajo duro en el campo. al menos en esta región del oriente guatemalteco. explicitar la diferencia en marcos culturales suficientes y autocontenidos puede abocar a visiones exóticas. un análisis aún más completo de la etnografía propuesta debería abordar las redes semánticas y sus nexos con el valor de la sangre. puede pasar inadvertido: las quejas. lamentos y negativas no sólo expresan en un orden latente. Algo que la antropología no puede omitir. Visiones ahistóricas de las culturas. sino que denotan el orden real. las nociones del cuerpo. Los casos de macheteados organizan simbólicamente algunas visiones sobre estos pacientes. como incluso admiten algunos colegas en la región. Prescindir de tales marcos puede abocar a discursos que navegan errantes en desplazamientos hipocondríacos mecidos por el relativismo cultural y los temores poscolonialistas de la missrepresentation. El hospital como zona de peligro. ese trasiego no puede obviar los procesos en que se organiza y construye esa realidad. Ir a la cabecera departamental implica gastos que obligan a nuevos cálculos de las ya maltrechas economías. Ese devenir epistemológico ha desplazado en la antropología médica las visiones de la cultura como representación de la realidad a visiones de la cultura como organizadoras de realidad. las dimensiones sociales. Ha sido la crítica propuesta por Young la que ha modificado parcialmente estas orientaciones centradas en el significado para dar cuenta de ese “proceso de producción social de la enfermedad”. e incluso la orientación reciente “hacia el territorio de la fenomenología y del paradigma del embodiment o corporalización puede observarse como un intento de superar el círculo del lenguaje para acceder. que han incorporado estas demandas en sus nuevas formulaciones. que en verdad. económicas o ideológicas que se interseccionan en los procesos de sociabilización de la illness y el disease. pero también de estigmas sobre el atraso. esto es. políticas. significados y experiencias de las negativas y los miedos. a uñas con tierra que desembocan en reproches. sino real. por ejemplo. De este modo. los valores de la maternidad o cuestiones como la identidad. muchos médicos del hospital apenas miran a los indígenas. “Qué somos pollos acaso para que nos pasen cuchillo”. sino a la manera en que la enfermedad adquiere carácter de experiencia en el cuerpo afligido” (Martínez Hernáez. en distancias. incluir el estudio de la Sickness o las dimensiones sociales de la enfermedad (Young. En las relaciones dialogales y los encuentros hospitalarios median escenarios de subalternidades que se tejen a través de los colores de esa piel social ch’ortí’. Llegado este momento. 104 dad de “un desarrollismo emocional” más allá de la mera retórica. en los diálogos. que diría doña Bernardina o los tratos adecuados a los chuchos con que reciben en el hospital. no es sólo una forma metonímica y simbólica de construirlo. por ejemplo. En la problemática sobre la representación y el potencial mistificador de algunos de los desplazamientos señalados. Posiciones teóricas que heredan las prisiones del relativismo de la disciplina. estas cuestiones son de vital importancia en un planteamiento de los sentidos. tan presentes aún en la cotidianidad. a ropas a veces raídas y sucias. La corporalidad da cabida a heridas. 1982:270). en algunos de los médicos de la región: “ellos (los indios) son así. en cualquier caso. ya no únicamente a la interpretación de significados. 2006) con las que clasificar a la población indígena. de una apendicitis. como lugar distante. es imprescindible abordar los procesos de producción de sentido. en algunos casos apenas se atienden con el rigor necesario. En el caso local. 2009:115). los procesos de estructuración. los médicos de puerta en las urgencias. Los cirujanos. El con- . los marcos que otorgan significado. debo apuntar algo que por evidente. productos objetivados donde emergen procesos de resistencias. Olvidan.” Reelaboraciones más o menos complejas de las tradicionales “etiquetas hostiles” (Nelson. el fatalismo o el analfabetismo. presentes. Pero en el análisis de los EMs sobre el trastorno. firmas corpóreas de violencias heredadas y negociadas en la cotidianidad. que precisan de escritos casi suplicantes de los médicos del pueblo por exámenes que confirmen las sospechas. cómputos evidentes que forman parte de ese proceso continuo de estructuras estructurantes que dotan sentido a la experiencia. En una peligrosa posición extrema. VV. del que habla en voz baja. a las formas tímidas del que apenas pide sin vacilar una y otra vez. las luchas contra la unicidad.

situado entre países cómo Guinea (4.envuelven cálculos simbólicos y económicos que modulan los modelos explicativos locales para los padecimientos. los peligros presentes en los lugares que asistieron a muertes violentas. Los marcos de sentido que configuran los itinerarios. Los hospitales –y lo que allí acontece. anclada en los intersticios de la cotidianidad. velar los procesos de mistificación que merecen de la reflexividad necesaria para no abocar a esa suerte de ficciones organizacionales por parte del etnógrafo. sino que deben ser analizados y puestos en cuestión y a la luz de los procesos formativos. en muchos casos se elige la posibilidad de morir en la casa. los miedos ante las incertidumbres.391. sino también en sí mismos una suerte de ejercicio de un tipo de violencia cotidiana. al tiempo duro y vulnerable. Las relaciones entre órdenes morales locales. deben ligarse en estos esfuerzos por la representación con lo que dicen y lo que callan cifras como los índices de desarrollo en la región – un 0. las visitas. por supuesto. expresiones de violencia simbólica del ayer y del hoy.25) y Sierra Leona (2. no son sólo expresión “de”. Los desplazamientos. La(s) violencia(s) cotidianas expresadas en ámbitos tan íntimos a la experiencia diaria alrededor de los comales. a lo frágil y vulnerable y a la vez perenne y duradero que constituye esa forma de estar-en-el-mundo ch’ortí’. antes me refería a esa usual combinación de preocupaciones morales y económicas ante un destino fatal en el hospital y las normas locales en torno a la necesidad de sacar el cadáver en un ataúd.no sólo están ubicados en la lejanía del imaginario local sino alejados en tiempos. a formas de resistencia. sus valoraciones particulares de la situación. simbólico y existencial de cualidades ambiguas y hoscas. Los procesos donde se otorga sentido. especialmente en Caracas. Para este autor. traumático y liviano. simbólicos y estructurales. como el desdén de su esposo a todo lo que no fuera económico. entrelazando símbolos. pero a la vez cotidiano y esperado. Ante las sospechas de una muerte inminente.o dos. este concepto “evoca un tenso espacio sociológico.73) o los tremendamente optimistas porcentajes que arrojan un 29. sino que se ajustan a la literalidad cotidiana. le abren” no son elementos preexistentes de una cultura igualmente anterior. no debe limitarse entonces a las relaciones entre experiencias y cierta red de significados que se desentienden de los procesos y estructuras en el plano material. el cuerpo frente a las exiguas e infrecuentes visitas médicas. los estigmas asociados a la piel tostada del oriente. tenso pero cotidiano” que se ajusta al modo precario e inestable. Ferrándiz (2004. Las experiencias íntimas. los diálogos encontrados en anteriores visitas. roles y posiciones de género con aspectos monetarios: salir de la casa implica costos que no sólo se miden en quetzales. envuelven. las negativas y miedos ante las operaciones porque “ allá a uno le cortan. análisis que a su vez remiten a cifras de desarrollo. todos ellos se enzarzan en esas redes semánticas que dotan de sen- 105 . Ideología y materialismo ejemplifican aquí esa relación necesaria para interpretar algunas de estas negativas. o quince.Salud e interculturalidad en América Latina cepto de “semantic illness network”. corpóreo. los costes. pero es necesario repensar aquí esas categorías como coste y tratamiento defendidas por la crítica de Young para elucubrar en torno a categorías tan sensibles como el miedo o las representaciones sobre los climas emocionales. las quejas de maltrato y humillaciones no sólo remiten a órdenes de descontento. 4 % de analfabetismo. A modo de ejemplo. las decisiones y valoraciones en las ecuaciones locales de padecimientos y tratamientos. las conflictivas y asimétricas relaciones de género. sino que a veces implican consensos o conflictos con esposos o suegras. las visiones de rechazo o las renegociaciones trascurren de forma errática entre ámbitos fenomenológicos. espacios y economías. 2007) ha utilizado el concepto de “espacio herido” para definir la particular forma de ser-estar en los barrios de la periferia de las grandes ciudades Venezolanas. los miedos e incertidumbres se construyen así a través de este tipo de desplazamientos que precisan de análisis particulares. poder delimitar el peso de la tradición ch’ortí’ sobre. el orden narrativo y experiencial del padecimiento. intersecciones de diferentes tipos de violencia. propuesto por Good (1977:22). Las visiones exclusivamente marcadas por las posiciones culturalistas pueden opacar otros muchos significados. o uno. Desconocemos qué pensaba el esposo de Alba María cuando se dejó convencer por las palabras y la confianza del médico en que no debían pagar nada. los diálogos fallidos en las consultas o el precio de un ataúd. por ejemplo. vulnerabilidades o niveles de alfabetización. Los recelos y negativas. como el descanso y atención a los muertos. corriente y extraordinario. desencuentros en el puesto de salud. geográfico. Los cincuenta días ausente de la casa .

En Flores Martos. Tránsitos etnográficos hacia una cooperación al desarrollo emocional”. desigualdades o firmes fragilidades en contextos que deambulan entre lo corpóreo.. En López García. En Gerardo Fernández Juárez (coord. University of California Press. Smith. Rev. A 2008 “Antropología Médica. símbolos. Barcelona. Bibliografía ADAMS. Tal vez.A. J. Siglo XXI. 2009 “Discursos sobre el hambre”. Teorías sobre la cultura. L. 1980 “Patients and Healers in the Context of Culture. Transcultural Psychiatric Review. Ed Universidad de Castilla La Mancha. 107-128. Bilbao. Texas Press. En Guatemalan Indians and hte State: 1540:1988. J. Bellatera. 1977 “The heart of What’s The Matter. las razones se encuentren inmersas en ese denso espacio herido actual donde interaccionan significados. 1982 “The Anthropology of Ilness and Scikness” Ann. Experiencia y Racionalidad. propuestas como la Michaux (2004) de interpretar negativas y quejas como ecos de la historia política. Abad. Antropos Ed. Quito. An Exploration of the Borderlans between Anthropology. pp. sentidos. el poder y la enfermedad”. J. Puertollano. Publicaciones de la Universidad de Deusto. Unv. Obviar estas espesas redes de relaciones aboca a no explicitar las diferencias en los miedos de unos y otros. lo simbólico. M. Pero sospecho qué. Madrid.. 11:257:285 . KLEINMANN. Medicine and Psychiatry. VV. tido. Berkeley.AA. a representaciones ajadas.. Cuerpos políticos y políticas del cuerpo en Guatemala del Quinto Centenario. lo económico y lo político. 2004 Escenarios del cuerpo. Ed Austin. Moors. The semanctic of illness in Iran”. Perspectivas antropológicas. NELSON. América indígena en los albores del sigo XXI. MARIANO JUÁREZ. al menos para la región ch ‘ortí’ y las relaciones con hospitales y cirugías. pobreza y hambre en el oriente de Guatemala. en las reorganizaciones simbólicas donde se entremezclan miedos y temores de esos nuevos abrazos impregnados de miedos. Espiritismo y sociedad en Venezuela. Un dedo en la llaga. Agencia BOLHISPANA. Guatemala: Cholsamaj. 1990 106 “Ethnic images and Strategies in 1944”. MARTÍNEZ HERNÁEZ. 19:75-92 2003 Medicina. L. Catástrofes. teñidas. En López García. por la ficción. la dominación colonial y la relaciones conflictivas con el Estado sean certeras. Barcelona. J. MICHAUX. Cuenca GOOD. D. Anthropol. 2006 Man Ch’itil. Supervivencia y muerte en los barrios venezolanos”. estructuras.) Salud e interculturalidad en América Latina. C. A. A. Ciudad Real. M. experiencia y apropiaciones corporales. B. FERRÁNDIZ F. Ed. 2008 “Desnutrición. YOUNG. aún más. Abya Yala. R. 2004 “Hacia un sistema de salud intercultural en Bolivia: de la tolerancia a la necesidad sentida”. 2007 “Juventud en el respirador. “Etnografías de la muerte y las culturas en América Latina.

pero. Esta forma de afrontar el estudio permite alcanzar otro de los objetivos de toda etnografía: “describir la cultura encarnándola en vidas concretas” (Velasco y Díaz de Rada 2006:159). situándolo en el contexto en el que cada fenómeno puede describirse de forma inteligible (2005:27). lo que éstas hacen. Es cierto que la metodología del trabajo de campo requiere la convivencia de diferentes estrategias en el conocimiento de la realidad en estudio. sino que es el producto del rescate de vivencias plasmadas tímidamente en el diario de campo por haberlas considerado en su día como “cuestiones anecdóticas” o informaciones colaterales que fluyen entre la información que –de un modo más o menos sistemático. reflexionando. tanto el etnógrafo como los protagonistas. en el continuo replanteamiento de la ciencia antropológica se han ido abriendo otras perspectivas que han dirigido su mirada a individuos y comportamientos más concretos. para la comprensión de cada uno de ellos. asumiendo comportamientos en el marco de un sistema sociocultural concreto.LA “FALSA APENDICITIS” y otras experiencias y reflexiones ante el imperativo quirúrgico en el ámbito de la Amazonía peruna Luisa Abad González Ana Isabel Vázquez Cañete Universidad de Castilla-La Mancha España Introducción El siguiente artículo probablemente defraude alguna expectativa generada por el lector en tanto que no es –metodológicamente hablando. Clifford Geertz (2005: 30) va a hacer referencia a la necesidad de una descripción microscópica de la realidad. Desde la perspectiva que presenta este trabajo. 107 . lo que se les hace a ellas”.sí recogíamos como importante o crucial. puesto que se encuentran entrelazados. Es por eso que para él la etnografía debe partir de una “descripción densa” de la realidad. Sin embargo. culturales y psicológicos de la comunidad. “lo que en un determinado momento o lugar dicen determinadas personas.fruto de un pormenorizado y denso trabajo de campo a la usanza antropológica. fuimos inmediatamente conscientes de la laguna que nuestra experiencia en América Latina o en el propio trabajo de campo había con respecto a esta temática. esa interpretación antropológica que realiza una lectura de lo que ocurre de forma concreta. una descripción profunda que aclara lo más posible el comportamiento de la conducta humana y su significado. “El estudio de casos reconoce en la singularidad individual el espacio privilegiado donde la cultura y la historia se “depositan” y constituyen un ser hablante” (Aguirre 1995:203-204). Supone conocer cómo los sujetos concretos. despliegan su actividad en un espacio y un tiempo determinado. Ya Malinowski (2001:29) -partiendo de la recogida de datos concretos y pruebas testimoniales. nos dimos cuenta del por qué de ese vacío. Ante la invitación de nuestro colega Gerardo Fernández para participar en esta publicación sobre cirugía y pueblos indígenas.planteaba la necesidad de un trabajo etnográfico riguroso que estudiara la totalidad de los aspectos sociales. la mirada centrada en hechos o sujetos concretos y únicos proporciona un acercamiento más íntimo a la realidad específica que en él aparece.

Estas vivencias ponen de manifiesto la situación real que se vivía cotidianamente en comunidades.AA. los estados. los gobiernos. etc. ya sean terapéuticos. accidentes con machetes o hachas. ya sean mediante embarcaciones. tuvimos conocimiento de tratamientos quirúrgicos de muy escasa envergadura y que carecen de relevancia en este artículo. el mundo. extirpación de anzuelos u otros cuerpos extraños. en la cotidianeidad del día a día -dejando a un lado las situaciones de emergencia o catástrofe. en general. se planteaba el dilema ideológico. mantenerlos y dotarlos aún en lugares de difícil geografía o accesibilidad. En este sentido.este despliegue de recursos parece resultar tan complejo y tan ardua tarea4. en la que el papel de la medicina era mayoritariamente preventivo y su capacidad para llevar a cabo técnicas más especializadas o incluso. No obstante. VV. no solían plantearse dudas a la hora de acudir a curarse.de poner en marcha la idea de la comunicación intercultural en salud. encontremos numerosas páginas web destinadas a publicitar y difundir algo que hace mucho tiempo debía haber sido un derecho fundamental de los pobladores originarios de la amazonía y de aquellos otros –también. Cuando se trataba de procesos en donde había consciencia de la enfermedad y se asumía que el mal era algo interno. caseríos o ciudades ribereñas. era prácticamente nula. que han crecido a la par de los procesos de génesis y consolidación de las organizaciones y de la puesta en marcha de los diferentes proyectos de desarrollo se plantean más dilemas y/o tienen más tendencia a buscar una estrategia de curación mixta. los esfuerzos que quedaban aun por hacer para ser capaces de comprender. los factores culturales y sociales que condicionaban muchas de las actitudes emocionales y cognitivas de cada uno de los actores sociales implicados y. como es el acceso a la salud y a la igualdad de tratamientos ante ella. además. la confusión y el choque cultural que determinadas circunstancias críticas o generadoras de ansiedad nos producían. quirúrgicos o paliativos. Está claro que no hay intención de invertir para la paz y que la solución de estos graves problemas de desigualdad y desencuentro. Aquellas personas más mayores (de ambos sexos) de las comunidades. traumatismos y fracturas. . claramente de voluntad política. los aguaruna no se planteaban ningún reparo a la hora de acudir a los mencionados centros de salud. sino de proselitismo religioso-3. invasivas como la quirúrgica. ya mediante camiones adaptados2 y páginas en las que se utiliza la acción quirúrgica como mecanismo – no sólo de solidaridad. Paradójicamente se difunden estas iniciativas de equipos móviles -que indiscutiblemente son necesarias y muy probablemente eficaces. En este tipo de casos. aún cuando las causas fueran de carácter sobrenatural. En las zonas de la amazonía peruana donde tuvimos oportunidad de convivir durante diferentes períodos de tiempo5. pueden vislumbrarse los matices de lo que queremos reflejar. los esfuerzos – entonces incipientes. sino. integrar y adaptar con el menor impacto social. puesto que este tipo de percances no eran percibidos como enfermedad y su curación se situaba en la esfera de lo externo. en los ejemplos que vamos a exponer a continuación. 108 Nuestras trayectorias habían estado ligadas a Comunidades indígenas en las que las estructuras del sistema de salud institucional –o bien eran inexistentes o eran precarias y. hemos podido conocer iniciativas relativas a equipos médico-quirúrgicos móviles. éstas se movían dentro de los parámetros de la promoción de la salud o la atención primaria1.como si fuese un hecho completamente novedoso. Las sencillas y modestas experiencias que se van a relatar a continuación pretenden rescatar de la memoria situaciones vividas en territorio amazónico en el año 1990.procedentes de las diferentes campañas de neocolonización hacia territorio selvático que –en una gran mayoría. mientras que en la “paz”. Se olvida el hecho de que. Pero el resto de la población. momento en que en el Perú se dio uno de los picos máximos de recepción de ayuda al desarrollo. menos influenciadas por la presión de agentes externos o por los procesos de aculturación. no son exclusivamente socioculturales.presentan una situación de vulnerabilidad similar al de los indígenas. Sorprende hoy el hecho de que. buceando por Internet. drenaje de abscesos infecciosos. no han tenido reparo alguno en desplegar hospitales de campaña en situaciones de guerra. como son cirugías menores en casos de cortes. a lo largo de nuestra historia más contemporánea.

La falta de recursos económicos propios. El radio de acción del mencionado proyecto eran diez comunidades que estaban federadas en la organización indígena Ijunbau Chapi Shiwag –que a su vez era miembro de la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (AIDESEP). ya que inevitable. tanto por parte de misioneros. sino que persisten. paralelamente a ello. Para intentar subsanar esa carencia. sino culturalmente ajenas al mundo indígena. lo cual. ¡Y han pasado 38 años! Ahora hay cientos de promotores trabajando en la región de salud fruto de aquel trabajo7. el desarrollo de diversos cursos de formación para promotores en salud que pudieran hacerse cargo de atender y gestionar los mismos. la posta médica del caserío mestizo de Félix Flores o el Centro de Salud de San Lorenzo. (…) El programa de salud vigente actualmente en el Cenepa. como eran el Hospital de campaña de la estación Nº 5 de Petróleos del Perú. Si bien hay que decir que nunca pudimos prescindir de la asistencia puesto que. inflamación. como una vez me acusaron seriamente en una asamblea. el de las postas de salud. mediante el modelo entonces imperante. ¿de qué les servían a ellos todas las prédicas y monsergas si no éramos capaces de sanarles a sus hijos. en gran medida. Que yo sepa (me lo dicen ellos). pues no puedes imaginarte el tremendo esfuerzo que tuvimos que realizar para transmitirles ideas y conceptos tan básicos y elementales como higiene. en una forma de lenguaje asequible para ellos. aunque matizadas por su propia idiosincrasia. en el Departamento de Loreto en Perú. asepsia. ya no dependerían de la pléyade de “asistencias” interesadas en las que se habían visto involucrados hasta la fecha. O sea. presión arterial. dotación y/o mantenimiento de postas o botiqui- 109 . aventureros.. temperatura. dando prioridad absoluta siempre a la capacitación dirigida a la autogestión. comerciantes.y una alta vulnerabilidad ante determinados problemas de salud frecuentes en la zona. que no han desaparecido las enseñanzas impartidas. la imposibilidad de garantizar un mantenimiento de los insumos básicos y. utilizarla en pro de una mayor motivación y ejemplo de que. el Dr. El proyecto tenía como objetivo principal dotar de infraestructura sanitaria propia a estas comunidades. capacitándose. etc. situado a casi dos días de navegación río abajo por el Marañón. reforzamiento. Ozonas: “la asistencia estuvo siempre relegada en nuestro programa como último recurso.Salud e interculturalidad en América Latina La cajita de material quirúrgico y el equipo de “esterilización” En 1990 se puso en marcha un proyecto de Atención Primaria de Salud con Comunidades indígenas Aguarunas pertenecientes al distrito de Manseriche. no han vuelto a disponer nunca más de enseñanzas tan útiles para ellos ni tan claras como las que les impartimos en el DAM. militares. sobre todo. hicieron que éstos se fuesen quedando vacíos y los promotores y representantes de las comunidades aumentasen su frustración ante lo que consideraban moralmente como una “incapacidad”8. es el elaborado por ellos mismos en base a las enseñanzas que les fueron impartidas por el DAM. francamente. Anteriormente a estas iniciativas hubo otra dirigida por españoles -para territorio aguaruna. la negativa del Ministerio de Salud de incorporar estos botiquines comunales a su estructura para así poder continuar su labor. La puesta en marcha del llamado Proyecto Manseriche fue meditada como una estrategia integral. y cuyos dirigentes actuales son precisamente los más aventajados alumnos que tuvimos en aquel tiempo.como la de la construcción de modestos botiquines comunales y. hacía algunos años que ya se habían puesto en marcha iniciativas -emanadas por las organizaciones indígenas. prevención. me enternece. Hasta entonces los habitantes de estas comunidades tenían que recurrir. adaptadas a las actuales circunstancias. Este hecho generaba una situación de dependencia a instituciones –no sólo lejanas de las comunidades. una de las organizaciones indígenas amazónicas de nivel nacional más consolidadas que existen en el Perú-. etc. o resolverles los problemas que les acuciaban? Es fácil entender que no podíamos soslayar la asistencia sino que. En palabras de uno de los médicos que forjaron aquel proyecto.que fue la del Grupo DAM (Desarrollo del Alto Marañón) quienes fueron pioneros en una atención médica descentralizada a través de la figura de los promotores comunales (año 1977)6. a los únicos centros existentes en la zona. en la que –además de la creación.

el cual fue elaborado según parámetros de otros modelos de proyecto de salud de otras Federaciones (como la del Consejo Aguaruna y Huambisa y su Posta médica de Napuruka11) y que. Se partió entonces de un primer listado de medicamentos y materiales. Con arreglo a ese debate se reelaboró el listado para la adquisición de insumos y fueron eliminados todos aquellos medicamentos cuya administración por parte de personal no cualificado podía poner en riesgo la salud de las personas –es decir. por parte del los representantes indígenas en ese momento que fue de “desilusión” ante el hecho de considerar que esa tan ambicionada Posta central con gestión netamente indígena iba a ser “pobretona”. pero éste hecho redujo considerablemente esta lista y generó una percepción. que incluía diversos tipos de pinzas (tipo Kocher recto y curvo). como ya referí en su día (Abad. A tal fin. porta agujas. a cada promotor de salud que se iba a hacer responsable de los botiquines comunales se le obsequió con un fonendoscopio. de “cara a la galería” no faltaba nada.se pretendía consolidar la propia estructura de la organización indígena. ¿Merecía la pena adquirir medicamentos tales como Fenobarbital o Cloranfenicol? ¿Era necesario adquirir antibióticos para ser administrados por vía intravenosa? Este tipo de cuestionamientos fueron debatidos entre el Director del Programa de Salud nombrado por la Organización indígena. Para ello se adquirieron. los responsables del ministerio de salud de la región le ofrecieron el puesto remunerado de sanitario de la posta médica del caserío mestizo de Félix Flores. algunos de los promotores de salud que ya estaban trabajando en sus botiquines comunales.AA. varios galones de un producto desinfectante específico para material quirúrgico y endoscópico13. haciendo un análisis de los contenidos de esa lista. todo aquello que no se ciñera estrictamente a la atención primaria-. El Ministerio nunca quiso integrar esta posta en su estructura ni reconocer oficialmente a su sanitario. mangos y hojas de bisturí. puesto que no se iba a poder contar con un autoclave para esterilización y no se consideró suficiente habilitar una olla donde hervir estos materiales para proceder a su desinfección. se decidió consultar con el personal médico más cercano la adecuación de los materiales allí expresados para una posta de las características que se pretendían. lo que acrecentó aún más las . Pero. como cooperante encargada de la gestión del proyecto. VV. paradójicamente. en las inmediaciones de la Comunidad aguaruna de Sinchi Roca se construyó una posta central que fue denominada Ampimatai Yámpan10 y que estaba vinculada con los botiquines comunales de las restantes comunidades afiliadas a la organización. En el proyecto original se hallaba una partida presupuestaria destinada a la compra de medicamentos y materiales básicos tanto para la posta central como para los botiquines comunales. la interrelación entre las comunidades miembro y la integración de esta acción dentro de un proyecto a nivel regional para dotarlo de la fuerza política que necesitaba9. paralelamente. sino en el hecho de disponer de ello ante cualquier circunstancia o emergencia y que el personal médico más cercano tuviera la posibilidad de utilizarlo.seguía los pasos de otros modelos que estaban funcionando en el Perú en la zona andina y en otras áreas indígenas de América Latina12. La realidad posterior fue bien distinta a esos momentos de orgullo y euforia por haber conseguido poner en marcha la posta central y los botiquines comunales. a petición propia de la organización. el día de la inauguración de la Posta Central todo fue perfecto. Se añadió entonces a la lista la compra de una caja de material para curas y cirugía menor. Sea como fuere. 110 nes comunales existentes. Realmente la sensación subjetiva y el sentimiento de orgullo de todos aquel día fue la tónica dominante y. 2004: 76). Al sanitario que iba a ser responsable de la Posta Central se le brindó la formación necesaria para el manejo correcto de este desinfectante y su adecuada eliminación para no interferir en el medio ambiente. aprovechando que éste había tenido problemas de índole personal en la comunidad como consecuencia de alguna ofensa hacia una de sus hijas. según fuera el caso. No tanto se pensaba en el hecho de que algún promotor de salud o sanitario capacitado por el Ministerio de Salud fuese a realizar este tipo de pequeñas intervenciones. un médico del Hospital de Campaña de la Estación de PetroPerú y por mí misma. para esos años –indudablemente.

Ante los síntomas que presentaba y. fiebre. El cuadro era patético: las paredes de la pequeña estancia donde le ubicaron tenía una humedad de más de un metro. Este tipo de discurso fue el que yo mantuve en todo momento. a la espera de la llegada de la lancha que nos habría de transportar río arriba durante cuatro días hasta las comunidades. principalmente. extraemos de lo más profundo de nuestro subconsciente todo un bagaje cultural aprendido que rebosa al exterior como consecuencia de una reacción donde predomina. pero a esperas de resultados de analítica y otras exploraciones. ante situaciones que podríamos considerar subjetivamente como límites. Huelga decir que nadie tenía dinero para pagar las medicinas excepto yo. Me acerqué con ellos hasta donde se hospedaba Yatsug14 y lo encontré postrado sobre una colchoneta en el suelo. residente o enfermero nos entregó una lista de medicamentos y materiales clínicos que debíamos adquirir para poder atender y poner en tratamiento al paciente en ese centro. dolor en fosa iliaca derecha que se había iniciado con un persistente dolor de estomago15. pero mi actitud ante la supuesta gravedad de su enfermedad me hicieron argumentarle con convicción que no debía irse de allí aunque el lugar fuera deprimente. alguien del personal sanitario que no se identificó ni como médico. tal niño o niña le había pasado por no llegar a tiempo a operarse de una simple apendicitis16. Ante estos hechos vinieron a avisarme y a consultar qué se podía hacer. el componente emocional en detrimento del racional. el olor indescriptible. Con la lista en la mano fuimos de farmacia en farmacia intentando completar todo lo que se nos exigía. La “falsa apendicitis” En el comienzo de la andadura del Proyecto Manseriche tuvo lugar un suceso que puso de manifiesto que el antropólogo es. Estábamos de modo transeúnte un par de días. Al poco rato.víctima de su propio proceso de enculturación y que los seres humanos.en donde habíamos tenido diversas reuniones con la dirigencia nacional de AIDESEP para coordinar adecuadamente la puesta en marcha del proyecto de salud de la organización. sacadme de aquí”-. El diagnóstico fue: apendicitis aguda. El presidente de la organización había comenzado a sentirse muy enfermo. podía ser muy grave. pues me parecía que podía ser un cuadro de apendicitis aguda y sólo en un centro médico se podría determinar. así que asumí que muchas de ellas las iba a pagar más caras de lo que realmente costaban por mi sola presencia17. Visto 111 . aconsejé llevarlo al hospital para que le valorase un médico. cuando escuchaba historias de la gente –sobre todo en el medio rural. y no se operaba en breve tiempo. De este modo dejamos a nuestro compañero y comenzamos el periplo de encontrar todo lo requerido. el suelo parcialmente mojado y una modesta cama hospitalaria. Entramos por urgencias y allí hicieron una primera valoración del enfermo.que narraban lo que a tal fulano o fulana. sino porque estaba siendo víctima de mis propios recuerdos adquiridos en mi país.Salud e interculturalidad en América Latina tensiones interpersonales y puso de manifiesto las sutiles maneras que tiene la sociedad dominante de querer dividir y debilitar los intentos de autonomía y autogestión de las organizaciones indígenas. porque si -como nos decían. Lo primero que nos dijo Yatsug al ver el habitáculo fue: “-cumpas. viendo que no tenía ni vómitos ni diarrea que hicieran pensar en alguna infección intestinal o gastroenteritis. Como quedó ingresado fuimos a verlo a la habitación.era un cuadro de apendicitis aguda. Nos encontrábamos -tanto yo como varios representantes de la organización Ijunbau Chapi Shiwag. Al llegar la noche. con fuerte dolor abdominal y fiebre. no por conocimiento real ni científico de lo que en verdad estaba pasando. ante todo –como persona. Dado que el afectado era profesor en un Colegio Agropecuario tenía derecho a ser atendido en el Hospital del Empleado. así que nos dirigimos hacia allí. unos de los compañeros aguarunas con los que viajaba hasta el destino se acercó al hotel donde estaba yo hospedada para buscar consejo. A esto se añadió el hecho de que el personal sanitario del mencionado centro nos pidió la máxima celeridad para adquirir los materiales y medicamentos solicitados para proceder a su intervención. llegar a una peritonitis y quizá morirse.en Iquitos -procedentes de Lima. con gran malestar.

había un curandero de origen cocama que tenía muy buena fama como sanador19. donde. Nos hablaron de otra botica en un barrio lejano. Al cabo de un mes. así como el resto de sus paisanos conocedores de estas historias mediante su transmisión oral. Nos fuimos a descansar porque se suponía que no iban a operar al paciente hasta el día siguiente. Cuando quedaba embarazada. Este relato parece poner de manifiesto que la maniobra de extraer al bebé abriendo el cuerpo con el machete. iban a proceder a operarle con carácter exploratorio o algo así entendimos. pero también me sentí mal y tuve sensación de fracaso por no haber escuchado realmente al paciente y haber dado prioridad a mis miedos y a mis esquemas mentales ante la enfermedad y no a los suyos. que alguien le había hecho un daño y que en ese hospital no podían ayudarle a curarse. en todo caso. En la mañana acudimos al Hospital del Empleado a informarnos de cómo iba todo. si lo consideraba oportuno podía pedir el alta voluntaria. Yatsug sólo tenía un pensamiento: salir de allí. en especial los mitos aguarunas sobre la maternidad en los que se narra cómo antiguamente los hombres les practicaban una “cesárea” a sus mujeres para sacarles los hijos y luego éstas morían: “Cuando (la mujer) quedaba embarazada y estaba casi para dar a luz. pero como al hacerle una ecografía habían visto que presentaba una colección de líquido en fosa iliaca derecha que no parecía ser pus decidieron esperar y. cuando ya sentía los dolores. aproximadamente. Finalmente tuve que servir de interlocutora para adquirir la bendita heparina y. VV. Aún comprendiendo sus argumentos. La forma en la que Yatsug y su esposa habían resuelto la enfermedad y cómo el paciente había rechazado la operación. cogiendo al niñito.AA. Mi primera reacción fue una enorme preocupación pues pensaba que a aquel hombre iba a pasarle algo. que él tenía que salir de allí18. pues imagino que sus paisanos estaban al tanto de las intenciones del paciente-. van sentándose las bases de su corpus civilizatorio y de su estructura normativa. Luego se llevaban al niño. cuando el embarazo estaba ya avanzado. Por primera vez me manifestó que creía con firmeza que lo suyo era brujería. ni al personal sanitario. muy avanzado. cortándola. ya no estaba tan claro que fuera una apendicitis. el comercio cerró y no habíamos conseguido todo. la señal inequívoca de su completa mejoría fue el hecho de vomitar una cola de escorpión. gracias a katíp20. cogimos un motocarro y fuimos en su búsqueda. mi incompetencia cultural en ese momento me hizo insistirle en que se quedase 24 horas más para ver su evolución y después. 112 este hecho decidimos que fuesen a adquirirlas mis compañeros aguarunas para no tener ese tipo de problemas. En varias farmacias a las que acudieron les dijeron que no tenían. sin saber nada de él volví a ver a Yatsug en la comunidad. una vez allí. Así vivían dicen” (Chumap y García 1979: 361 y 371). al parecer. Aquel hombre diagnosticó a Yatsug y le puso en tratamiento. él y su esposa se habían dirigido a la ciudad ribereña de San Lorenzo. abriéndola. con todos los materiales nos dirigimos al hospital donde hicimos entrega de los mismos. habiendo permanecido con una dieta muy estricta a nivel alimenticio y sexual durante todo ese tiempo y.le enseñó a la mujer cómo proceder en el trabajo de parto y dar a luz para evitar ser cortada por su esposo y morir. se reunió con su esposo y los dos se fugaron del hospital sin decírselo a nadie –es decir. a núnkui. ¿Por qué se había marchado así? Me vinieron a la mente algunos de los mitos que hacen referencia al tratamiento del cuerpo y la salud. podrían tener incorporada . Tras su fuga. Ya solo quedaba adquirir heparina y se había hecho muy de noche. ese acto quirúrgico rudimentario es representativo de las etapas en que los aguarunas no conocían su civilización y. Las dudas del médico ante el diagnóstico tuvieron un efecto claro en el paciente. Cuando regresé por la tarde a visitarlo y a que el médico me informase de su evolución la habitación ya estaba vacía. de no mejorar en breve el paciente. Yo ignoraba que sus paisanos habían avisado a la señora de Yatsug por radiofonía de la gravedad de su caso. según su propio testimonio. me hizo cuestionarme su comportamiento y su relación con la cirugía. ni a mi. Al hablar con el médico éste nos refirió ciertas dudas en cuanto al diagnóstico. Es por ello que pensé que Yatsug. En la misma narración se cuenta cómo la rata –la katíp negra. sacaban al niño. a bikut. mataban a la madre. abriéndola. no sé cómo lo hizo pero ésta consiguió llegar en un tiempo record a Iquitos y.

Lima. cuando eran trasladados a otra Estación rara vez mantenían estos vínculos (económicos y/o afectivos).para atender las necesidades del centro. como trabajadores intermedios cuyas ciudades de residencia solían ser Piura o. aún siendo conscientes de la precariedad y fragilidad de estas relaciones. de la tendencia inconsciente a querer controlar la situación por pensar que la medicina académica con la que estoy familiarizada. para cuando éste llegó a la Estación nº 5. La enana. se trataba de una situación de emergencia. Una noche el médico del Centro Pentecostal noruego fue a buscar al médico del hospital de campaña de la Estación de Petro Perú. formaba parte de unos parámetros de conducta inapropiados dentro de sus esquemas culturales. una gran mayoría de sus gentes eran colonos procedentes de zonas de sierra y costa. es la solución única e inexcusable a todos los problemas relacionados con la salud. Tanto ingenieros. el facultativo del mismo tuvo que ir a pedir ayuda al mencionado colega para poder practicarle una cesárea de urgencia y salvar a la madre. el bebé había comenzado a salir y presentaba ya la cabeza. otras iniciativas paralelas de desarrollo en este mismo campo se pusieron en marcha. pero la estrechez de la pelvis impedía que los hombros del bebe progresasen hacia el exterior. consulta médica y una sala de obstetricia donde podían atenderse partos. Este tipo de desestructuración familiar es algo muy habitual en los medios rurales y selváticos en el Perú y las mujeres. precisamente para generar una obligación moral hacia estos hombres y conseguir afianzar de este modo una subsistencia.Salud e interculturalidad en América Latina la idea de que operarse.y. El centro contaba con una sala de curas. Ante la gravedad de la situación la joven fue llevada al centro médico noruego y. la llevada a cabo por una Misión Pentecostal Noruega que sentó sus bases en la población mestiza de Puerto Saramiriza y que mantenía relaciones y apoyos logísticos con personal relacionado con el Instituto Lingüístico de Verano21. aunque sea de modo eventual. declaran quedarse embarazadas voluntariamente o no poner los medios para evitar un embarazo. a la ganadería intensiva. lo habitual es que pasasen un mes seguido de trabajo en la Estación lejos de sus familias. la dinámica general. abrir el cuerpo. Por sus características óseas y su condición física general. al comercio y a ser “contratistas” de la Estación nº 5 de PetroPerú22. incluso. fruto de sucesivas relaciones con diferentes hombres que solían trabajar en la Estación petrolífera. que vivían “solas” con sus respectivos hijos. tanto en Saramiriza como en el caserío mestizo de Félix Flores era de un porcentaje elevado de mujeres de origen mestizo. el bebé ya estaba muerto. Una de ellas. Entre los pobladores de Saramiriza había una muchacha que padecía enanismo y que. puesto que. que se dedicaban a la agricultura. había comenzado en su casa los trabajos de parto. es decir. de modo que sus “extraoficiales” mujeres buscaban nuevamente un sustituto entre los nuevos reemplazos. 113 . Es en este marco social en el que surge la última de nuestras vivencias. sobre todo. Las características de Puerto Saramiriza se centraban por ser una población mestiza. Un porcentaje muy pequeño de esta población estaba constituido por matrimonios mixtos entre mestizo e india o viceversa. Esto favorecía que muchos de estos hombres tuviesen una familia paralela a la oficial en estos caseríos –a la que cubrían precariamente en sus necesidades más básicas. Sea como fuere. también era objeto de las visitas de los hombres. El reclamo proselitista de la Misión fue la creación de un Centro de Salud que iba a cubrir las necesidades más perentorias de la población local. La cesárea de la “enana” En el mismo año que comenzó la andadura de nuestro proyecto de salud. siguiendo la dinámica general de la población femenina. La Misión noruega contrató un médico y una obstetriz –ambos peruanos. a la extracción de madera. Dentro de esta estructura social. que estaba embarazada y a término. a partir de esta experiencia tuve muy claro que debía hacer un esfuerzo real por intentar no ser víctima de mi propia cultura y de su trampa al asumir como reales los miedos aprendidos en ella y.

ella aparece sólo como instrumento de exaltación de la praxis médica. El imperativo quirúrgico es un hecho al que el indígena –y otros pobladores del entorno amazónico. Fue entonces cuando le informó de que se le había practicado la ligadura de trompas. cuenta éste cómo una noche tuvo que practicar una cesárea a una mujer indígena que venía con trabajo de parto difícil. explica cómo ambos realizaron la intervención en condiciones precarias y salvaron la vida de la mujer. que fue médico en ese mismo tiempo en el centro de Salud San Lorenzo. Son absolutamente comprensibles sus recelos ante la propia institución médica. cuya trascendencia tuvo gran eco en la prensa en el año 200224. una realidad que fue demasiado frecuente en el Perú durante el mandato de Alberto Fujimori: la esterilización forzosa de mujeres campesinas. Pero la intervención tuvo un añadido más.una atención adecuada de la salud materno-infantil. La paciente. 114 Ambos médicos prepararon a la paciente para la intervención en la camilla de la que disponía la sala de obstetricia y. las circunstancias de mi trabajo hicieron que acompañase al médico de PetroPerú a Puerto Saramiriza y éste fue a visitar a la joven enana para ver cómo iba el postoperatorio. pero verdaderamente se trató a esta mujer como si fuese menor de edad. Maguiña admite que sólo había realizado una cesárea cuando estuvo haciendo el internado en su hospital.pero nadie abogó por su derecho a ser madre o –simplemente. de la que ni siquiera se dice su etnia de procedencia. se tomó una decisión que le concernía exclusivamente a ella atendiendo a una falsa moral. A los pocos días. por una parte. es verdad que las circunstancias en que se produjeron los hechos fueron críticas. ya no gubernamentales o confesionales.parecen ofrecer para el campo de la salud. Conclusiones El repaso de estas vivencias nos ha llevado a pensar que es aún muy grande la brecha que hay entre la situación real de precariedad y la situación ideal que las instituciones –ya sean estatales. de los intereses proselitistas de instituciones confesionales. momento en que salí de Perú la situación de vulnerabilidad en el campo de la salud en las poblaciones indígenas era igual que diez años antes27. En un relato similar narrado por el Dr. Sin embargo. del desconocimiento total o parcial hacia sus propios sistemas médicos y de la tendencia a considerar a estos grupos de población incapaces para tomar decisiones que afecten a su salud o su cuerpo. su historia y realidad quedan invisibilizadas en un discurso que se centra en la experiencia vivida por el doctor. indígenas y pobres.cada vez tiene que afrontar con mayor regularidad y éstos tienen establecidas unas clasificaciones claras de cuáles son los problemas concretos que pueden atenderse por esta vía. VV. el reto es ser médico o paciente en la Amazonía Peruana. La joven asintió con la cabeza y no dijo nada más. Hace ya doce años desde que se produjeron los hechos que aquí relatamos. para el año 1996. Pidió ayuda a un colega presente en el centro para llevarla a cabo y éste le confesó que no había realizado ninguna. Ciro Maguiña25. Considero un gran avance las iniciativas que tienden a eliminar las barreras que supone la distancia en zonas de difícil accesibilidad -como pueden ser las comunidades indígenas del área amazónica y las comunidades andinas. Es cierto que el caso de la enana es extremo. Por otra parte. Este suceso. pues ellos son conocedores de la inexperiencia de muchos de los serumistas26 y médicos que llegan hasta sus territorios. En su relato. aún a pesar de su enanismo.AA.pero estas no serán válidas si . pues no importaba que esta joven siguiese siendo el “descanso” de los petroleros –la ligadura le evitaría nuevos embarazos y complicaciones. cabría preguntarse si en realidad. pues no han podido -ni pueden garantizar. mediante cesárea sacaron al infortunado bebé. a la joven se le practicó en ese mismo momento una ligadura de trompas para evitar que el suceso volviese a repetirse23. la ineficacia -no sólo del sistema de salud sino de “nuestros” proyectos en esos años-.su derecho a llevar un control adecuado de su embarazo. me permite abordar. si bien no tiene como protagonista a una mujer indígena. el Dr.

2004: 80-81). de las que fueron desplegadas en número considerable en la guerra de Corea (1950-1953) y que estaban dotadas con equipos quirúrgicos de emergencia.es/elmundo/2007/03/21/solidaridad/1174500522. en cualquier caso. 2007. pero es más crucial aún ser conscientes de que continuar con las políticas de proyectos concretos sólo llevará al mantenimiento de la vulnerabilidad y la precariedad social. en ocasiones.S. de los que nueve de ellos ha residido en Villa de la Cruz. (http://www. Notas 1 Luisa Abad González (antropóloga y diplomada en enfermería) colaboró durante los años 1988. Las comunidades fueron generando sus propios proyectos sanitarios a través del establecimiento de postas médicas.Salud e interculturalidad en América Latina no se enmarcan dentro de estrategias globales. Un claro ejemplo de ello sería la creación.H. por parte del Ayuntamiento de Madrid. Por lo menos éste fue el caso del distrito de Manseriche. cuya finalidad era bajar la tasa de mortalidad de los soldados heridos en el frente. los soldados heridos tenían que ser trasladados en camiones ambulancia hasta hospitales fijos situados en poblaciones más o menos cercanas al frente. ambas. 89 y 90 con organizaciones indígenas Aguarunas pertenecientes a la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (AIDESEP) y durante varios meses entre 1996 y 1997 en el Programa de Implementación de la Defensoría Especial para Pueblos Indígenas de la Defensoría del Pueblo de Perú. Se trata de no seguir reproduciendo –en el campo de la salud y en otros derechos fundamentales del hombre. Afganistán e Irak. se logró incorporar médicos y diferentes especialistas en salud y suscribir un convenio con el Ministerio para cubrir ítems de auxiliares de enfermería. de dos unidades móviles fluviales en el Amazonas (el “samur del amazonas”) en: www. lo que multiplicaba la posibilidad de no llegar con vida cuando se trataba de situaciones críticas.discursos egocéntricos y paternalistas. Dentro de este programa. creándose los comités de salud y promotores de salud. Es el caso -para Bolivia. para que éstos últimos no sigan sustituyendo las obligaciones de los estados y acaben declinando –en muchos casos. y la construcción de 40 centros comunales en los que.la responsabilidad de sus fracasos en los propios pueblos que padecen vulnerabilidad. Cfr: Scalpel´s edge.de la experiencia del ESA (Equipo de Salud Altiplano) iniciado en Tiwanaku en 1975 y consolidado en Qurpa. modelos injustos. 1992 y 2004: 75-92) Ampimatai Yámpan hace alusión al lugar donde se cura y hay medicinas. muy distantes entre sí y. Napuruka es una Comunidad situada en el vecino Departamento de Amazonas. en el Alto Marañón. en la mayor parte de los casos.org/movil. Estos diversos modelos daban respuesta en la práctica a la falta de presencia estatal en el ámbito de la salud.php?option=com_content&do_pdf=1&id=478). con dedicación a la docencia e investigación en Antropología Social. Número 3. Comunicación personal. Anteriormente a esta iniciativa. desarrollando tareas de cooperación al desarrollo en los ámbitos de salud. en el que se logró conformar un programa de atención primaria de salud con la participación comunal.H. estamos completamente de acuerdo con el antropólogo Jesús González Pazos (2007).diariosalud. agresivos y nada sostenibles. Véase (Abad González. Es importante un conocimiento antropológico hacia los sistemas de salud de estos pueblos. es importante la comprensión de las actitudes que éstos pueden tener hacia modelos sanitarios ajenos –en donde se incluye la cirugía-. En este sentido. por parte de los Estados Unidos de sus famosas unidades M. Véase (Abad González. con los datos recopi- 2 115 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 .html Un ejemplo de ello sería la misión Scalpels at the Cross (Misión médica cristiana en el Amazonas peruano).A. Véase lo referente a Cirugía Móvil y unidades fluviales en: www. en que es necesario apoyar procesos y no proyectos. fueron posteriormente utilizados en las guerras de Vietnam. Con el tiempo.net/index2.A. Después de más de una década. dentro de procesos internos de mejora de estructuras sanitarias y de un esfuerzo real por empoderar los derechos fundamentales de los pobladores de estas comunidades. Véase (Abad González.elmundo. dependientes del apoyo económico de organizaciones particulares e incluso de las distintas iglesias presentes en la zona. en la zona norte de la ciudad de La Paz. después de la Segunda Guerra Mundial. en el Altiplano Boliviano. 2006: 17-20). (Mobile Army Surgical Hospital). infancia y desarrollo comunitario.S. se realizaban cursillos y otras actividades de salud. Estos M. además de la atención sanitaria. Bolivia. el proyecto Clinomóvil consiguió mejorar la atención a la salud de la región al establecer un equipo móvil para la atención a los diferentes puntos donde las necesidades eran mayores. Ana Isabel Vázquez Cañete (Trabajadora Social y antropóloga) ha trabajado como cooperante entre los años 1993 y 2005.php o la noticia relativa a la donación.cinterandes. Actualmente.

GEERTZ. AGUIRRE BAZTÁN.) 1995 Etnografía. Sobre la trayectoria de esta institución en Perú y en América Latina véase Stoll (1985). Madrid. Esto pude evidenciarlo cuando participé -dentro del proyecto de la defensoría del Pueblo. Abecedario. El serumista es el médico que al término de su carrera debe cumplir un año de servicio en provincias para poder continuar sus estudios de especialidad. 2007 “Cooperación con pueblos indígenas: recuperando la dimensión política”. Ed. Cumpliendo objetivos”. Boixareu. aun sin quererlo. 12-14. O cuando en el pueblo donde pasaba los veranos en la provincia de Salamanca –antes peor comunicado que hoy y con gente sin muchos medios. Nº 22. CAAAP. Bibliografía ABAD GONZÁLEZ. la forma repentina con que se presenta la enfermedad sin señales de alarma y con dolor súbito y agudo en determinada parte del cuerpo (…) Aún un ligero mal puede estar ligado a brujería si es que persiste más de lo usual o no responde al tratamiento convencional”. Historia y cultura de las comunidades Aguarunas frente al impacto de la carretera marginal. Lima. CHUMAP LUCÍA. cocineros. Esto me sucedía habitualmente en cosas tan cotidianas y simples como comprar plátanos. La Paz. 2009). Según los estudios de Michael F. Págs. 24 y 25 de julio del año 2002. CAAAP. Según le habían contado al médico algunos familiares o vecinos –no podría precisar el dato. planchadoras. Lima. pues siempre pretendían cobrarme el doble de lo que estaba escrito incluso en sus pizarrines. Don Bosco. PROSALUS Informativo. El conocido comercialmente como Cidex o Glutaraldehído. Tomás y BARBOLLA CAMARERO. Se entiende por “contratistas” a hombres y mujeres que son contratados periódicamente por la estación petrolífera para diversos trabajos. Véase Maguiña (1995). Clifford 2005 [1973] La interpretación de las culturas. e.varias personas habían llegado al hospital de suma gravedad y con peritonitis.la joven enana ya había tenido el mismo problema previamente. Jesús. como pueden ser: lavanderas. Katíp enseña a dar a luz. tuvo que ser operada de urgencia de apendicitis cuando tenía 9 años y cómo mi madre pensaba que era un simple dolor de estómago y que mi hermana estaba exagerando su dolencia con la intención quizá de no ir al colegio ese día. Véase El País de los día 23. VV. Barcelona. Barcelona. 1984 Una paz incierta. En mis recuerdos estaba un caso familiar en el que. 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 116 24 25 26 27 lados se podía estimar que el programa alcanzaba sólo al 27 % de la limitada región y la mayoría de las enfermedades atendidas tanto en niños como en adultos. carpinteros. Teorías de la cultura. contándote historias de los que habían muerto por una simple apendicitis cogida a destiempo. Utilizo un nombre aguaruna figurado para preservar la identidad del protagonista. Xavier 2009 Pepe H.. Ángel (ed. Quien se pone en contacto con una sociedad distinta de la suya. métodos y técnicas. Luisa. Domingo 2006 Antropología.g. Michael F.AA. Ed. Ed. En aquel año yo aún no había realizado mis estudios de enfermería. Sobre el pueblo Cocama-cocamilla véase Wayne Stocks (1981) y sobre chamanismo cocama véase Ochoa Abaurre (2003). Ponencia presentada en el curso “Los Pueblos indígenas en la América de hoy”. etc. organizado por el Departamento de . actúa como germen y portador de una enfermedad contagiosa: su propia cultura y sociedad (Aguirre 1995:107). José Fernández de Henestrosa desde su altiplano exterior e interior. 1992 “Proyecto Manseriche. Tomo I. Badajoz. mi propia hermana. BROWN. GONZÁLEZ PAZOS. Ed. eran respiratorias y digestivas (Albó. CALVO BUEZAS. marzo. Aurelio y MANUEL GARCÍA RENDUELES 1979 Duik Muun…Universo mítico de los Aguaruna. Gedisa. Metodología cualitativa en la investigación sociocultural.en la realización de un Estudio-Diagnóstico sobre las poblaciones indígenas en Perú. Brown (1984: 178) “existen algunos síntomas que sugieren que la brujería está en juego. Núnkui enseña la agricultura y Bikut las normas básicas de higiene y salud. Año 7. siendo atendida en aquella ocasión en el Centro de Salud de San Lorenzo y llevando el feto muerto más de un día. ALBÓ.

Ed. 1985 ¿Pescadores de hombres o fundadores de imperio? El Instituto Lingüístico de Verano en América Latina. de la Universidad de Alicante. Honorio y DÍAZ DE RADA.php?option=com_content&do_pdf=1&id=478 117 . Barcelona. Un modelo de trabajo para etnógrafos de escuela. Desco. Comunicación y Didáctica. Anthony. Bronislaw 2001 [1922] Los argonautas del pacífico occidental. Perú. MAGUIÑA. CAAAP. los días 18 al 20 de diciembre de 2006. Península. 1981 Los nativos invisibles. Lima. Ser médico en el Perú (vivencias y algo más).net/index2.diariosalud. Ángel 2006 [1997] La lógica de la investigación etnográfica. Lima. Págs. OCHOA ABAURRE. Ciro. Psicología. Lima. Ancash. Armando. Juan Carlos. STOLL. Notas sobre la historia y realidad actual de los cocamilla del río Huallaga. MALINOWSKI. Navarra. 1995 “La madre Sagrario y una cesárea en la selva”. Ediciones Eunate. 2003 Mito y chamanismo en el Amazonas. 2005 Guía de comunicación intercultural en salud castellano-awajún. WAYNE STOCKS.Salud e interculturalidad en América Latina Sociología II.: 8286. MEDINA IBÁÑEZ. David. Recursos de Internet http://www. VELASCO. Ed. Perú. Madrid. Comercio y aventura entre los indígenas de la Nueva Guinea melanésica. Trotta.

.

Más aún. que ahora no describiré. En los países americanos se han aplicado. concepción que fue utilizada por los países dominantes para legitimar ‘científica’ e ideológicamente sus políticas de expansión no sólo en términos económico/políticos sino también bio raciales. subrayando especialmente la situación mexicana y el impacto de las esterilizaciones en los sectores sociales subalternos. puertoriqueño. la colocación de dispositivos intrauterinos. Este país fue el primero de América Latina en que la esterilización femenina pasó a ser la técnica anticonceptiva más frecuente. incluidos los sectores subalternos y especialmente los indígenas. por lo menos desde mediados de la década de 1970 hasta principios del 2000. de las cesáreas y de las histerectomías constituyen algunos de los episodios quirúrgicos más frecuentes aplicados a mujeres en edad fértil pertenecientes a todos los sectores sociales. inclusive como política de estado. Menéndez CIESAS México Una de las intervenciones quirúrgicas más extendidas en la mayoría de los países de América Latina. Una larga historia más o menos eugenésica Las actividades de esterilización tienen una relativa larga historia a nivel mundial y de las Américas en particular. fueron esterilizadas en los EEUU. y se siguen aplicando. pero también a inmigrantes de países europeos y asiáticos como parte del denominado darwinismo social. 119 . En los EEUU las esterilizaciones se aplicaron desde principios del siglo pasado a los sectores señalados. Una encuesta realizada durante los años 50’ ya encontró que el 21% de las mujeres entrevistadas habían sido esterilizadas (Mass 1983). entre 1909 y 1979. pero recordando que gran parte de las esterilizaciones fueron impulsadas por las concepciones eugenésicas desarrolladas especialmente en Gran Bretaña. Alemania y los EEUU. de las cuales 20.ESTERILIZACIONES Y SECTORES SOCIALES SUBALTERNOS EN AMÉRICA LATINA El caso mexicano Eduardo L. esterilizaciones que afectan especialmente a ciertos grupos sociales. en diversos momentos del siglo XX (Menéndez 2002). dichas mujeres eran de origen afroamericano. Desde la década de 1940’ EEUU impulsó la esterilización de mujeres en Puerto Rico. De tal manera que las esterilizaciones. mexicano y de grupos indígenas americanos. tiene que ver con actividades anticonceptivas. pero también una gran parte de los abortos. 60. Por lo tanto en este trabajo voy a analizar algunos aspectos de la trayectoria de estas técnicas quirúrgicas a nivel latinoamericano.000 mujeres en su mayoría pertenecientes a los grupos señalados. y así para 1982 el 40% de las mujeres puertorriqueñas entre 20 y 49 años estaban esterilizadas (Van der Hoogte y Roersch 1988). y que fueron aplicadas. donde miles fueron esterilizadas sin su consentimiento.000 fueron operadas en instituciones oficiales del estado de California (Stern 2006). Durante las décadas de 1960’ y 1970’ miles de mujeres fueron esterilizadas sin consentimiento en los EEUU.

.Mass 1983). dos hijos. aún cuando también se utilizaron y se siguen utilizando los programas contra la pobreza para expandir la planificación familiar. por lo cual no le ligarían las trompas sino que simplemente se las atarían. sin que ella estuviera enterada ni consintiera hicieron firmar a su esposo. Fué ligada en el Centro de Salud de Izcuchaca en setiembre de 1997. vive en la comunidad de Huayllacocha (distrito de Huarocondo). En 1994 se produjo un leve descenso. y particularmente durante el lapso 1995 / 1998.726 respectivamente (CLADEM 1999:59). tendría que someterse a una pequeña operación para que la desaten. las Fundaciones Rockfeller y Ford se constituyeron en motores de estos programas a través de financiar investigaciones biomédicas y sociológicas.321 en 1994 a 21..263 en 1996. Las asistentas le contestaron que eso no era problema porque se había inventado un nuevo método anticonceptivo. de tal manera que la Agencia Internacional para el Desarrollo (USAID). incrementándose espectacularmente en los años siguientes”(CLADEM 1999:31). 120 Ulteriormente las esterilizaciones se fundamentaron en la existencia de condiciones socioeconómicas y ecológicas que implicaban la reducción urgente de las tasas de fecundidad especialmente entre los pobres y en los países periféricos. la destrucción ecológica y las posibles guerras locales (Barclay et al 1970). C.S. como parte de las políticas de planificación familiar. pero no la atendieron.. que ligaban únicamente a las mayores de treinta años. asi que regresó a la posta (de salud) a avisar a la enfermera que se encontraba mal.S. les dijo que quería cuidarse para no tener hijos en los próximos cuatro años. para salvar al planeta y a los propios pobres. ni le suministraron medicamentos. vive en el distrito de Cajaccay (provincia de Bolognesi.”(CLADEM 1999:89-90). Fué ligada en el Centro de Salud de Cajaccay”(CLADEM 1999:96). Una enfermera de dicho Centro la hizo llevar a la fuerza sin darle explicación. y las vasectomías de 335 a 974 y a 4. encuestas. Y que en su casi totalidad son indígenas peruanas. Tras la operación la condujeron a su casa donde pasó un mes enferma. que a las menores ‘sólo las amarraban’. unida en convivencia hace seis años. No recibió ninguna indicación luego de operada. a) “CC. Miranda y Yamin 2004). con primer año de primaria. declara no haber recibido información al respecto).25 años. Tampoco fueron a su domicilio para verificar su estado de salud después de la intervención.000 y 280. incluidos los programas de salud reproductiva. Declara que los agentes de salud fueron a su casa y. departamento de Cusco. pero la esterilización “…a lo largo de la década de los 90’ tuvo incrementos sostenidos. el Population Council. El 24 de julio de 1997 llegaron a su casa dos asistentas sociales para conversar con ella sobre planificación familiar. y de las cuales sólo presentaré tres testimonios. provincia de Anta. VV. Tanto a nivel latinoamericano como del resto de los países del Tercer Mundo las políticas de control de la natalidad fueron especialmente impulsadas desde la década de 1960 por el gobierno norteamericano y por agencias privadas de los EEUU. Debemos recordar que hasta principios de los 90’ Perú era uno de los países latinoamericanos con menor número y porcentaje de mujeres esterilizadas en edad fértil. Ella no sabía lo que era ‘ligadura’ (incluso no sabe si va a volver a tener hijos o no.AA. Ella no firmó nada. De la Fuente 1998. publicaciones. asesorías a los gobiernos y a organizaciones no gubernamentales de los países dependientes (Barclay et al 1970. sobre todo a partir de mediados de los 70’. del hambre.26 años.901 en 1995 y a 67. b) “C. mientras que en América Latina y el Caribe se aplicaron. En la década de los 90’. Añadieron además. De tal manera que según datos oficiales las ligaduras de trompa pasaron de 13. que en el momento que decidiera tener otro hijo. departamento de Ancash). El Informe CLADEM presenta alrededor de sesenta testimonios de mujeres que fueron esterilizadas y de dieciséis casos de mujeres que murieron durante o luego de ser esterilizadas.Y así durante las décadas de 1960’ y 1970’ dichas actividades anticonceptivas fueron aplicadas en los EEUU como parte de sus programas contra la pobreza. se calcula que entre 250.000 mujeres de origen indígena fueron esterilizadas sin su consentimiento en Perú (CLADEM 1999. La acostaron en una camilla y la anestesiaron.

Se encuentra abrumadoramente probado que en el marco del Programa Nacional de Salud Reproductiva y Planificación Familiar se llevaron a cabo acciones de carácter masivo con la finalidad exclusiva de captar usuarias para la anticoncepción quirúrgica: ferias o festivales. al presentar la herida infectada y. El Salvador. Honduras. constituyendo la tercera técnica utilizada con mayor frecuencia.9 % de las mujeres en edad fértil. Colombia.1992 a. en Honduras el 18%. las investigaciones realizadas por varias organizaciones no gubernamentales (ONGs) demostraron que se imponía al personal de salud la realización de un número específico de esterilizaciones. Guatemala. en menoscabo del derecho a decidir libre e informadamente entre una amplia gama de métodos anticonceptivos”(CLADEM 1999:151). Según su historia clínica pesaba 112 kilos cuando fue operada.’ a convertirse en la principal técnica anticonceptiva. se fueron convirtiendo en la técnica de planificación familiar más utilizada en gran parte de los países de la región. en Ecuador el 23%. tendencia que se acentúa cada vez más. Fué ligada el 22 de agosto de 1997. ya que en 1997 el 44. Panamá y República Dominicana pasó. exclusivamente para el método de anticoncepción quirúrgica…Existe prueba sustancial procedente de diversas localidades del país que acredita la existencia de cuotas asignadas a los establecimientos y al personal de salud. Costa Rica.7% de las mujeres dicen haber sido intervenidas quirúrgicamente para imposibilitar el embarazo.1981. El caso se encuentra en la Segunda Fiscalía Provincial Mixta de Pisco” (CLADEM 1999:110). Fué trasladada al Hospital Regional de Ica donde falleció. en El Salvador el 32%.41 años. Según las conclusiones de CLADEM: “Se encuentra abrumadoramente probado que el estado peruano estableció metas numéricas a nivel nacional. Planificación familiar en México: Desde las píldoras anticonceptivas hasta las oclusiones tubarias En el caso particular de México.Salud e interculturalidad en América Latina c) “A. Nicaragua. Pero a partir de 1987 pasa a ser la técnica de mayor uso ya que más del 36 % de las mujeres reconocen utilizarla. incluidos los encargados del aparato médico/sanitario negaron reiteradamente su política de esterilización forzada. Ecuador. lo cual fue puesto de manifiesto por las encuestas demográficas internacionales y las realizadas a nivel de cada país. (también) hipertensión y diabetes. y en República Dominicana el 41%. de acuerdo a análisis. De tal manera que para la década de los 90’ observamos que en Brasil el 40% de las mujeres en edad fértil están esterilizadas. entre fines de los 70’ y la década de los 80. así como fue subrayado por los diferentes informes sobre ‘métodos anticonceptivos’ elaborados por el Population Council desde la década de los 70’ hasta la actualidad (Population Council 1978. Tras la operación ella se quejaba indicando que tenía mucha sed. México.1990. dándoles entre diez y treinta soles por persona captada. Si bien éste es posiblemente el proceso de esterilización masiva latinoamericano más denunciado y tratado a nivel internacional. y amenazando con el despido laboral al personal que no cumplía sus cuotas. así como presión y estímulos a los mismos para el cumplimiento de dichas cuotas. De tal manera que en países como Brasil. lo que ha propiciado violaciones a los derechos humanos. básicamente de mujeres.C. Justamente a través de los informes elaborados por el Population Council podemos observar como la esterilización de mujeres pasa en menos de una década de ser la cuarta técnica anticonceptiva a convertirse en la primera más utilizada. pero no le prestaron atención. en Costa Rica el 20%..2002. tales como la esterilización forzada y otras prácticas contrarias al consentimiento informado en la prestación de servicios de anticoncepción quirúrgica. El 28 de agosto fue internada en el hospital de Pisco. la esterilización era en 1976 utilizada por el 8.2003). debemos asumir que las esterilizaciones. en Colombia el 27%. Los médicos no detectaron diabetes ni se abstuvieron de operarla pese a su obesidad. Si bien el gobierno peruano. según Figueroa y Aguilar (2006). en Guatemala el 17%. siete días después falleció en coma diabético. 121 .

24 a 6. incluidos los de alta marginación geográfica y social. Si bien es obvio que los procesos de planificación familiar operen más tempranamente y con mayor intensidad en los medios urbanos que en los rurales. elaborados en la década de los 90’. en los sectores subalternos. como resultado de los procesos de cambio que han experimentado. Entre 1966/1970 y 1981/86 la tasa de fecundidad urbana desciende de 6. no porque considere que en estos sectores opere más la planificación familiar sino para evidenciar la penetración de la misma y especialmente de las esterilizaciones femeninas. Estas tendencias son analizadas por diversos especialistas encontrando la principal explicación a este proceso en la expansión directa e indirecta de los programas impulsados por el Sector Salud. las mujeres indígenas de las nuevas generaciones son las que empiezan a cambiar su comportamiento reproductivo.000 tienen menos de 500 habitantes.500 habitantes. ya que el número de usuarios en las áreas urbanas pasó de 46% en 1976 a 58% en 1982. Y por eso. señalan que los programas de planificación familiar no han logrado alterar las altas tasas de fecundidad de las mujeres indígenas vaticinando que para el año 2000 se calcula que “la población indígena representará cerca del 25% de la población local”. como de hecho ocurrió a nivel mundial (Populations Reports 2003). y si bien además es casi normal que tanto el uso de técnicas de planificación familiar como la caída de la fecundidad se desaceleren a nivel general luego de un primer momento de descensos drásticos. A su vez. En cambio entre las mujeres indígenas.465 tienen entre 500 y 2.500 habitantes. Según Fernández Ham (2003:18). no cabe duda que los datos proporcionados por los propios autores citados revelan el incremento comparativo del uso de anticonceptivos en el medio rural. y más de 140. Núñez (1998:7) señala que mientras en 1976 la cobertura anticonceptiva urbana era tres veces mayor que la rural. que durante los últimos quince años ha habido importantes descensos. autoras como Tuñón (1997:180-181) analizando el caso Tabasco. y justamente gran parte de la población indígena vive en dichas comunidades especialmente en los estados de Chiapas.000 localidades. voy a observar su papel a través del descenso de la natalidad en los grupos subalternos y en los sectores indígenas en particular. Bronfman y Gomez (1998) sostienen que el descenso de la tasa fecundidad es ‘menos dramático’ en los sectores populares y rurales. en su mayoría demográficos. “Una rápida inspección de los cambios en la fecundidad entre la población indígena indica. por lo que la cobertura del uso de métodos anticonceptivos resulta ser mucho más baja”.AA.29. sin embargo dicho descenso se observa sobre todo en los medios urbanos. la fecundidad ha estado bajando en todas las cohortes como resultado fundamentalmente de la introducción y acción . de las cuales 13. incluidos los dispositivos intrauterinos y las esterilizaciones.7%). si se compara el comportamiento reproductivo de las mujeres indígenas y no indígenas durante los últimos diez años. puede observarse que entre estas últimas la fecundidad ha descendido paulatinamente. Diversos autores a nivel general o estatal subrayan que si bien han descendido las tasas de fecundidad en México. mientras el de los rurales pasó del 16% al 38%. considerando que esta situación es en gran medida debido al uso diferencial de los métodos de planificación familiar. son utilizadas por todos los sectores sociales mexicanos. Oaxaca. Sin embargo. mientras la rural sólo de 8. al igual que en la caso de la mortalidad. Tal como ocurre en el nivel nacional. en particular el aumento del nivel educativo y su participación económica. VV. Según Palma y Rivera (1996:163): “En la actualidad (1996) existen en México cerca de 156. dado que según los datos que acabamos de consignar el incremento de anticonceptivos es comparativamente mucho menos alto en el medio urbano. Lo cual es sostenido por toda una serie de trabajos. Donde menos se reduce es en las comunidades de menos de 2. pero sobre todo a nivel urbano. Esta dispersión ha dificultado el acceso a los servicios de salud de dichos grupos. Michoacán y Zacatecas (Paz Gómez 1993). “a partir de 1987 la cobertura de las áreas rurales ha aumentado a tal grado que en 1995 la cobertura urbana (71. 122 Si bien las técnicas de planificación familiar.3%) era sólo un tercio mayor que la rural (52. Guerrero.19.34 a 3. lo cual como sabemos no se cumplió. Los datos de las encuestas demográficas demostraron que las tasas de fecundidad se redujeron en México durante la década de los 70’ en forma notable a nivel general. Más aún.

Salud e interculturalidad en América Latina de los servicios de salud a las zonas donde viven”. “De acuerdo con datos de la ENADID-97.300.8% de todas las mujeres mexicanas en edad fértil unidas. parecen dar evidencia de la concentración de las práctica de esterilización en ciertos grupos de la sociedad” (Bronfman y Castro 1989:66). Agregando que. sin embargo evidencian que por lo menos una de sus prácticas básicas sigue siendo la misma: hacer descender las tasas de fecundidad en las áreas marginales y pobres. PROGRESA y OPORTUNIDADES. del sur de Veracruz. Partes de Chiapas. y según Palma (1988:27). Y agrega. Y estos esfuerzos del sector salud mexicano se han traducido en hechos concretos que conducen a documentar estadística. de las cuales el 75% fueron realizadas por los servicios de salud del sector público”. de Guerrero.500. de acuerdo con el tamaño de la localidad en donde reside: los porcentajes del total de usuarias son de alrededor del 35% tanto en áreas rurales como urbanas y áreas metropolitanas”.Específicamente.000 mujeres. De esas 195. pero en algunos lugares puede estar alrededor de tres o incluso un poco más arriba. donde los avances en anticonceptivos son menores.000 esterilizaciones femeninas.000 localidades de menos de 2.Y agrega. han optado por la oclusión tubaria como método anticonceptivo. Por su parte Zúñiga (1990) señala que la fecundidad en localidades de menos de 2.500 habitantes ha venido descendiendo desde 1968 hasta 1990. incluidas zonas indígenas. que si analizamos el número y porcentaje de esterilizaciones por mujer en edad fértil diferenciando población indígena y no indígena. vienen las lluvias y adiós camino. aunque hay que reconocer que no se está promoviendo entre la población indígena el uso de métodos anticonceptivos de barrera” (Idem:18). sino que tenemos 195. La tercera parte no tiene camino transitable todo el año. Por lo cual se impulsarán desde mediados de la década de 1970 toda una serie de programas de extensión de cobertura en las áreas rurales. posiblemente los datos indiquen que la esterilización es porcentualmente más frecuente e intensa en población indígena. “Los datos de una encuesta realizada en México muestra que en el período 1970/1981 se hicieron en ese país 1. que si bien han tenido modificaciones. Y agrega otro dato relevante. “La proporción de usuarias de métodos quirúrgicos disminuye conforme aumenta la escolaridad: 46. ahí es donde hay retos mayores”. de Oaxaca. Estamos hablando de 65. los sectores menos favorecidos. el 76% son de menos de 100 habitantes. y que a su vez carecían de servicios básicos de salud. pero asumiendo desde el principio que dicha tarea no es fácil. y mucho menos etnográficamente. tanto a nivel urbano como rural. Supongo. La tasa global de fecundidad anda como en 2. “Tanto el informe sobre Chiapas como los datos de la encuesta Nacional Demográfica de 1982. que los programas de planificación familiar y especialmente las esterilizaciones están impactando en zonas marginales y en grupos subalternos.9% en aquellos con secundaria o más”. Pero lo que me interesa ahora subrayar es que las tendencias decrecientes ‘normales’ ya señaladas.000.06 hijos por mujer. hay algunos grupos como los indígenas.500 habitantes en México. no hay nada que indique que se esté esterilizando más mujeres indígenas que no indígenas. de las cuales el más amplio y ambicioso fue el denominado IMSS/COPLAMAR y que se ha continuado hasta la actualidad a través de nombres como SOLIDARIDAD. Estos señalamientos son refrendados por otros autores. condujeron a los servicios de salud a tratar de impulsar la planificación familiar justamente en las poblaciones que tenían las más altas tasas de fecundidad.”(Reforma 2009).000 lugares donde ni siquiera puedes llegar. A través de éstos y de otros programas el estado mexicano trató de reducir la natalidad instrumentando una diversidad de acciones que tratan de impactar inclusive en las comunidades dispersas (Espinosa y Paz 2000). algunas regiones en el sur rural disperso e incomunicado. cálculo que no he hecho. y así Bronfman y Castro (1989:65) señalan que. zonas de la Sierra Madre Occidental. y que el momento de mayor descenso ocurrió 123 . es decir alrededor de 2. “No es un problema de que no sepamos que hacer. “No se observan diferencias importantes en cuanto a la preferencia de los métodos quirúrgicos. Para 1987. el 18. Y así recientemente el Secretario General del Consejo Nacional de Población (CONAPO) señaló que sigue habiendo problemas para reducir la tasa de fecundidad en zonas rurales e indígenas “…porque si bien es cierto que ha bajado.4% de usuarios sin escolaridad a 23.

1% respectivamente (Salvatierra et al 2003).y de 1. mientras un 22. Castro 2004:140).6 recibió implantación de DIU. donde la mayoría de las mujeres no tienen escolaridad o sólo tienen primaria completa. sino por la carencia de servicios de salud y por la dispersión de sus asentamientos.Y que en el caso de las salpingoclasias pasaron de 6. Además de los trabajos que tratan la problemática del descenso de la tasa de fecundidad y las distintas técnicas anticonceptivas que aplica el programa de planificación familiar. Tenemos por lo tanto una serie de autores que prudentemente consideran posible que los sectores subalternos sean los más esterilizados.0 hijos. así como la desinformación con que son aplicadas por parte del Sector Salud. Más aún. y que son generalmente realizados por demógrafos.2% a 7.0% y en el sector rural indígena pasó de 15.7 a 21. para luego reducir su decrecimiento. Y subrayando que durante el lapso 1980/1985 la fecundidad siguió descendiendo. atención y supervisión de los servicios de salud. como son algunos de los trabajos ya presentados. en el cual revisó los expedientes para el lapso 1986/1994.6 a 3. en el urbano marginal de 4. Halperin et al 1999. uno de los estados con mayores niveles de pobreza.8 y en el rural indígena de 4.8 %.7.4% a 69. Según sus datos. y con datos a 1995 sostiene que “La esterilización forzada sería más frecuente en las mujeres pobres” (A. El conjunto de estos trabajos subraya que las diferencias rural/urbanas en el uso de anticonceptivos es muy escasa en Chiapas. los cuales tienen una mayor eficacia en la reducción de la fecundidad. dado que son métodos ‘definitivos’ (Freyermuth 1998. a 2. seleccionando aleatoriamente 301 expedientes de mujeres entre 14 y 47 años.7 a 3. Subrayemos que varios de estos estudios no se realizaron sobre población indígena aunque si sobre zonas rurales de Chiapas.7%. constituyendo las dos técnicas más utilizadas. y encontraron que el 95% dio informa- . 124 durante los 70’ y primeros años de los 80’. Más aún.8. señalan que en el sector rural mestizo durante dicho lapso la prevalencia de anticonceptivos aumentó de 51. Es decir un incremento notable a nivel general. Dichos trabajos indican que las técnicas anticonceptivas definitivas y especialmente las salpingoclasias se incrementaron sobre todo en las áreas rurales durante las décadas de 1980’ y de 1990’. Nazar et al 1996 y 1997. pero también en los sectores indígenas.AA. observando que el 38. Olvera (1998) realizó un estudio sobre uso de técnicas anticonceptivas en el Hospital Rural del IMSS de San Felipe Ecatepec que limita con San Cristóbal de las Casas. 29. No obstante en uno de sus estudios analizan el descenso de la fecundidad para el lapso 1977/1996 en cuatro sectores sociales encontrando que en el sector urbano medio el número de hijos por mujer pasó de 2. Por lo cual la planificación familiar comenzó a expandirse en las áreas rurales a través de técnicas duraderas o definitivas. en el rural mestizo de 4. En principio señalemos que existen varios trabajos para Chiapas.4 a 2.6% refirió no utilizar anticonceptivos. pero generándose un cambio importante dado que las pastillas anticonceptivas fueron reemplazadas por dispositivos intrauterinos y sobre todo por esterilizaciones. así como los materiales de A. contamos con escasos estudios etnográficos que den cuenta del impacto diferencial que genera dicho programa a nivel de estados y de comunidades. lo cual encuentra ‘solución’ en la aplicación de métodos que ya no necesitarán la presencia.5% son originarias de los Altos de Chiapas y que el 82% vive actualmente en áreas urbanas. VV. Salvatierra et al 2003). Como veremos más adelante. dado que debemos asumir que cada vez mayor cantidad de población indígena reside en áreas urbanas.7 % a 20. y especialmente de población indígena. demandas e informes realizados por organizaciones no gubernamentales denunciarán el incremento de las esterilizaciones. más aún hicieron entrevistas cualitativas para observar el significado que el uso de las técnicas anticonceptivas tiene para las mujeres.6% fue esterilizada y un 19. Olvera 1998. mientras que otros por el contrario lo afirman más o menos contundentemente.2. marginalidad y población nativa. Castro (2004) en los cuales afirma que los sujetos más pobres son esterilizados tres veces más que los que tienen partos en hospitales privados y en la seguridad social. y que la aplicación de dichas técnicas tiene que ver en gran medida con una población caracterizada no sólo por la pobreza y marginalidad. algunas de las cuales eran de alta marginalidad.

Ahora bien. y ahí les realizaban la salpingo y después una vez operadas ya las regresaban a su comunidad…A las personas de la comunidad se les decía que tener mucha familia es la causa de la pobreza y aceptaron…”. “Es alarmante que en México se sigan realizando oclusiones tubarias inmediatamente después de un evento obstétrico”. La fecundidad si se está reduciendo. pero se encuentra muy por debajo de la tasa nacional…. y que está alrededor de cuatro. G. Vazquez 1998). “realizaron un estudio en tres instituciones de salud que atienden a población de los Altos de Chiapas. a su vez tuvieran todavía menos hijos” (Halperin et al 1999:158). abundan los expedientes clínicos sin actas de aceptación de salpingoclasia o bien de consentimientos firmados por la pareja de las mujeres intervenidas. Todos estos estudios subrayan la política agresiva del Sector Salud para aplicar técnicas anticonceptivas duraderas o definitivas. Y es con esta información y en función de sus objetivos y posibilidades que la mujer y el grupo doméstico regulan su fecundidad. Comenta además que Cadenas y Pons. Olvera (1998:117) recuerda una campaña realizada en 1995 cuando se practicaron 1. en buena parte de los casos. la mujer aceptó la intervención en condiciones difíciles y seguramente sin información suficiente (Cadenas 1994)’”. Michoacán. y concluyen que. el mayor porcentaje de OBT se efectuó después del parto” (Sánchez 2000:243). “Los resultados de este estudio no son del todo desalentadores para quienes desean reducir la fecundidad en la región. encontrando que las mujeres establecen una relación entre la atención hospitalaria y el miedo a morir con el ‘me va a ligar’. Proceso a través del cual el Sector Salud seguirá presionando para cumplir con sus objetivos básicos. Y refiriéndose a los Altos de Chiapas señala que ‘llama la atención que el 52% y el 65% de las salpingoclasias en 1990 y 1991 respectivamente estuvieron asociadas a la atención de partos normales. Varios hacen referencias a las campañas para realizar salpingoclasias realizadas en áreas de población indígena. señalando que varios estudios “…afirman que puede considerarse coercitivo el hecho de promover la OBT en quirófano o después del parto.200 intervenciones en trece días. lo cual indica un manejo importante de información. no requiere que se lo eduque. cesáreas o abortos. de tal manera que sólo recurren a la esterilización o al DIU cuando han tenido un número de hijos que ellos consideran suficiente. donde cada uno obtiene ciertos objetivos que en cierta medida son complementarios. Se trata de una intervención quirúrgica única que no se involucra con la salud del cliente para nada. 125 . A su vez. Lo cual según los autores no cumple con las expectativas del Sector Salud. Esta autora cita varios estudios que demuestran la falta de cumplimiento de los derechos reproductivos de la mujer y que subrayan la aplicación de acciones coercitivas después del parto. Lo que ocurre según nuestro marco teórico es que en Chiapas ha operado un proceso de transacciones entre los grupos domésticos y el Sector Salud. pues el crecimiento demográfico ya no dependerá de los comportamientos de los sujetos y grupos: “La ligadura de trompas es una opción práctica y sencilla.En Chiapas las mujeres están teniendo menos hijos que nunca y les gustaría que sus hijos. en varias zonas de México (Guerrero. Oaxaca) donde existe población indígena se han hecho estudios que han establecido datos y conclusiones similares. no ha incertidumbre respecto a los efectos secundarios y no requiere seguimientos”(Halperín et al 1999:156). lo cual permite sospechar que. la ‘esterilización’ aparece como la técnica no sólo definitiva sino más segura para el Sector Salud. “En 1986 había ocasiones en que hasta diez mujeres se reunían para que fuera una unidad móvil por ellas para que fueran a la Clínica de campo.Salud e interculturalidad en América Latina ción sobre ventajas y desventajas respecto de una media de cuatro técnicas que incluían dispositivos intrauterinos y oclusiones tubarias. Sánchez (2000:242) considera que. y que por falta de espacio no vamos a presentar ahora (Aguirre y Pastrana 1998. Es decir. Pero estos analistas también señalan que el uso de la ligadura de trompas parece estar creciendo de manera rápida. Según un médico de una clínica de Chenalhó. Hidalgo. Casas 2000. Red en la Defensa de los Derechos Sexuales y Reproductivos 2002.

y por lo tanto dando lugar a discutir sobre si la decisión de las esterilizaciones está en las instituciones del Sector Salud o realmente está en las/os usuarias/os (Bronfman y Castro 1989.000 personas esterilizadas.300. de mujeres y varones indígenas (Castro y Erviti 2003. como fue el caso de las vasectomías aplicadas a catorce varones de la zona de La Montaña del estado de Guerrero. Oaxaca. No obstante a principios del 2006 el Comité para la eliminación de la discriminación racial de las Naciones Unidas trató la cuestión de las esterilizaciones en México. La recomendación General 4 de la CNDH (2002) denunciaba las prácticas administrativas de la Secretaría de Salud (SSA) que constituían una violación al derecho de consentimiento informado de las mujeres indígenas. especialmente en las zonas de población indígena. analizando sus políticas de planificación familiar especialmente a través de los informes de la CNDH mexicana. Dichas personas fueron esterilizadas entre 1998 y 2001 con la promesa de que recibirían becas. A lo cual la SSA respondió que el 21 de enero del 2004 se modificó la Norma Oficial Mexicana para asegurar que no se aplicaran sin consentimiento las técnicas de anticoncepción permanentes. despensas y de que instalarían una clínica en su comunidad. de la Secretaría de Salud. Chiapas y Veracruz.Castro 2004. de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas. denunciando las acciones de esterilizaciones de mujeres y de varones llevadas a cabo por los servicios oficiales de salud. 126 . emergiendo en encuestas realizadas a mujeres esterilizadas que ésta es la técnica que la mayoría de ellas prefieren. de las cuales algunas son realizadas a nivel internacional como es el caso de la denuncia formulada por la Liga Mexicana para la Defensa de los Derechos Humanos (1993:7) que cuestiona el informe presentado por el gobierno mexicano a la Quinta Reunión sobre Derechos del Niño realizada en 1993. Figueroa. VV. pese a que en algunos casos específicos el Sector Salud reconoció no sólo su intervención sino la responsabilidad del personal de salud. amenazándolos además con excluirlos de los programas federales de apoyo a los sectores marginales si no se sometían a la esterilización (Menéndez y Di Pardo 2008). compulsivo y/o inducido respecto de las esterilizaciones. Ruiz y Magally 2002). Salud y Alimentación) y PROCAMPO (Programa de Apoyos Directos Al Campo) condicionaban. del Programa Oportunidades. y concluyendo que en México existía una práctica sistemática de esterilización de las poblaciones indígenas (Naciones Unidas 2006).AA. En dicho documento se señala que en México fueron esterilizadas 528. quienes desde finales de los 90’ informaron a la CNDH casos de violación a los derechos reproductivos. un millón no firmaron consentimiento para la operación y una de cada seis no recibió consulta médica previa”.CRLP y GIRE 1997. A partir de noviembre del 2001 la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) emite cuatro recomendaciones sobre la violación de los derechos de salud reproductiva de grupos indígenas. la cual presenta casos de indígenas de los estados de Guerrero. es decir las esterilizaciones. la entrega de dinero y de servicios a que los usuarios se sometieran a esterilizaciones o ingirieran falsas vitaminas como parte de las acciones de planificación familiar. En marzo del 2004 varias organizaciones indígenas denunciaron a la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que los programas del Estado mexicano PROGRESA (Programa de Educación. Figueroa y Aguilar 2006).000 mujeres sin haber recibido información sobre métodos anticonceptivos: “De un total de 2. Unos pocos analistas han tratado la cuestión del consentimiento informado. La más completa fue la cuarta recomendación formulada en diciembre del 2002. básicamente esterilizaciones. del Programa Procampo. Derechos humanos y el incremento de las esterilizaciones femeninas Desde fines de los 80’ se inician las denuncias del aumento de las esterilizaciones en México. Aguilar y Hita1994. interpelando a la SSA sobre que había hecho el Sector Salud para cumplir con las normas del consentimiento informado. Dichas acusaciones tanto a nivel nacional como internacional fueron negadas por el gobierno mexicano a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores.

dado que se aprovecha la cesárea para esterilizar. dado que no es considerado un método de planificación familiar. La histerectomía es la extracción quirúrgica del útero usualmente debido a un proceso mórbido. et al (s/f). y en todo Yucatán hasta 1994 el 40.es decir aprender a trabajar quirúrgicamente. Y de las cuales las más significativas son: a) aplicar las esterilizaciones casi exclusivamente a mujeres.656 oclusiones tubarias. Los motivos que llevan a las mujeres y a sus familias a esta elección son de distintos órdenes: desde las dificultades prácticas como el 127 . que también contribuyen a esterilizar a la mujer. concluyen que la eficacia de la planificación familiar en estas zonas ha sido menor debido al rechazo de una parte de la población a las políticas agresivas del Sector Salud: “Sin duda hoy en día la mayoría de las mujeres yucatecas dan a luz en el hospital. pero muchas. Ahora bien. Es importante recordar que Yucatán es uno de los estados mexicanos con mayor número y porcentaje de población indígena. lo que debemos reconocer es que las políticas de planificación familiar aplicadas en México desde 1974 hasta la actualidad han demostrado no sólo una notable continuidad sino que han logrado el objetivo central que se plantearon. Lo cual nos obliga a reflexionar en términos ético/metodológicos sobre estos procesos de intervención que por lo menos durante los 70’. sobre todo las indígenas de las áreas rurales siguen prefiriendo el parto en casa y la asistencia de la partera. c) incremento paralelo del número de cesáreas tanto a nivel privado como oficial. 80’ y 90 ‘ se hicieron parcialmente sin consentimiento informado real. surge que los mismos reconocen no sólo la gran existencia de recursos materiales y humanos con que contaban los Departamentos de Planificación Familiar sobre todo durante la segunda mitad de los 70’ y primeros años de los 80’. y d) aplicar ciertas intervenciones quirúrgicas. Más aún. y en el Centro Materno Infantil de la ciudad de Mérida entre mayo y agosto de 1996. incluido el Programa IMSS/Solidaridad.9 hijos por mujer. b) utilizar el último parto de mujeres cada vez más jóvenes para realizar la esterilización. y en la Secretaría de Salubridad y Asistencia1 durante los 70’. es decir reducir fuertemente la natalidad. aun cuando. Los mismos estudiaron a 22 mujeres intervenidas por oclusión tubaria y a 19 por histerectomías. ya sea a través de ocultamiento de información y/o de presiones del personal de salud especialmente sobre las mujeres en edad fértil y sobre las que ya tenían más de tres o cuatro hijos. Informan además. como señalan los autores.80’ y los 90’. “ambos producen la pérdida de la capacidad reproductiva de la mujer” (ps.6). Y todo indica que en pocos años llegará a una media de 1.Salud e interculturalidad en América Latina De las entrevistas que hice a personal de salud que trabajaba en el Instituto Mexicano del Seguro Social. De tal manera que la misma pasó de una media de 6 hijos por mujer a mediados de los 70’ a una media de 2. como son los casos de Chiapas y de Yucatán. La salpingoclasia es el bloqueo de la permeabilidad de las trompas de Faloppio con el propósito de evitar el embarazo.1 en la actualidad. Lo veían como parte de su trabajo médico. y el otro es decidido externamente” y agregan. Dicho éxito evidencia la notable eficacia del Sector Salud y de otras instituciones asociadas. Durante todo el lapso se establecieron metas y cuotas por servicio y por agente de salud. El primero es elegido. y se consiguió a partir de aplicar toda una serie de actividades que en lo fenoménico aparecen como separadas. pero que realmente constituyen parte de una estructura de intervención bastante planificada. Los autores señalan que la Secretaría de Salud informó que durante 1995 en todas las clínicas de la ciudad de Mérida se realizaron 2. y lo subrayo. las cuales estaban programadas para ser operadas en una clínica del IMSS. que no hay datos sobre el número de histerectomías. lo veían como una oportunidad para ‘hacer manos’.8% de las usuarias estaban esterilizadas. constituyendo el método más utilizado de planificación familiar. pero según nuestros informantes el personal de salud no tenía noción de las implicaciones racistas o si se prefiere eugenésicas de su actividad profesional. máxime cuando formaba parte de las actividades programadas técnicamente por el Sector Salud. se las aplica intensamente2. sino también la decisión institucional de hacer esterilizaciones y el otorgamiento de estímulos al personal de salud para realizarlas. histerectomías. Estudios de zonas donde domina población indígena. “Dos intervenciones muy comunes en la mujer yucateca de edad media son la histerectomía y la salpingoclasia. Según el informe de Sánchez Escobedo.

Zolla y Carrillo 1998). transporte o los costos. Pero los motivos más referidos por las mujeres por la preferencia de una partera están ligados al hecho de que las parteras no ‘te cortan’ ni ‘te pican’. La ligadura no puede utilizarse en esta técnica.1992b. las lingüísticas y culturales. y en el rol que los programas de salud rural le han dado para fomentar la planificación familiar incluida la derivación de las mujeres hacia los servicios de salud para la aplicación de métodos anticonceptivos y en la cual participaron activamente no sólo las parteras empíricas sino las auxiliares de salud de origen comunitario (ver. que es un tubo angosto que tiene una linterna. VV. por lo cual prácticamente no se realiza. Good Maust 2000. Populations Reports 1978. como el personal de salud que no habla maya….1990. pero no obstante la segunda requiere de menos recursos materiales y humanos. Los tipos de intervención quirúrgica anticonceptiva más frecuentes Para complementar nuestro análisis considero que debemos presentar información sobre las características de estas intervenciones quirúrgicas. Gutierrez 1998. Marquez 1998. Este rechazo a la intervención biomédica del embarazo y del parto se observa también en zonas indígenas de Oaxaca (México) y de Guatemala donde se observa un notable desarrollo del parto autoatendido. que se inserta en la incisión realizada.AA. etcétera. Desde el punto de vista de la mujer la laparoscopia es preferible. Si bien este estudio se ha centrado en la esterilización femenina denominada técnicamente como oclusión tubaria (OBT). de un temor real: el porcentaje de cesáreas practicadas en los hospitales públicos y en las clínicas privadas yucatecas es superior al nacional”(Quattrocchi 2007:107. no cabe duda que los dispositivos intrauterinos (DIU) y las vasectomías constituyen también intervenciones quirúrgicas. para tener idea de la envergadura de las mismas. La laparoscopia se puede realizar con anestesia general o local. Ambas técnicas tienen una eficacia de casi 100%. Se trata en efecto. laparotomía.2005. Se inserta un laparoscopio. se hace una pequeña incisión cerca del ombligo y se infla el abdomen con gas para separar los órganos. siendo las dos primeras las más utilizadas. Según el sentido común. y es suplantada por clips.1995. 128 . En el caso de la minilaparotomía después de aplicar anestesia local en la matriz. para impedir que el semen llegue al óvulo. Ambas operaciones son reversibles.Guemes 1996. pero desde la perspectiva de los servicios de salud la segunda es mucho más sencilla y menos costosa. anillos y electrocoagulación. Quatrocchi 2007.van der Hoogte y Roersch 1988). Se aplica otra dosis de anestesia local a la altura del pubis y se hace una pequeña incisión a través de la que se corta y se ligan las trompas de Faloppio. mientras el número y porcentaje de vasectomías sigue siendo muy escaso en los países latinoamericanos y del Caribe.1984. La intervención dura alrededor de veinte minutos y no requiere internación. minilaparotomía. se coloca un elevador uterino para mover el útero.ver también Good Maust 2000). Más aún. es decir un parto en el cual no sólo no se recurre al médico sino tampoco a la partera empírica. pero la nueva intervención es muy delicada y muy costosa. colpotomía y culdoscopia.3 La esterilización femenina consiste en la ligadura de las trompas de Faloppio. parir en el hospital significa necesariamente someterse a una ‘picada’ y no raramente también a una ‘cortada’. Las cinco principales técnicas operatorias usadas comúnmente para la esterilización femenina son laparoscopia. Ambas prácticas remiten a un contexto medicalizado del parto y constituyen los temores más fuertes expresados por las mujeres con relación al parto hospitalario.La ‘picada’ se refiere a la episiotomía mientras que la ‘cortada’ se refiere a la cesárea. lo cual puede ser producto del proceso de biomedicalización que se observa en por lo menos una parte de las parteras. El médico puede observar a través del mismo. y así cortar y cauterizar las trompas. Terwiel 1995. Populations Reports 1980. los DIU constituyen la segunda o por lo menos tercera técnica anticonceptiva en nuestros países (Consultar.y deben ser aplicadas por médicos y dentro de condiciones de esterilidad.

y a través de ellas se corta el conducto deferente y se ligan los segmentos del tubo seminal. y suponen no sólo actos de imposición de técnicas ajenas a la cultura de gran parte de los grupos subalternos. no se reflejó en la producción de estudios. de sus normas. y tampoco lo es la extracción del mismo. Por último en el caso de los dispositivos intrauterinos (DIU). dolor y sangrado.y además es reversible. Al igual que lo que ocurre con las esterilizaciones de mujeres y de varones se han diseñado nuevos DIU que son más fáciles de colocar y de extraer. sino de personal capacitado. Igual que en el caso de la esterilización de mujeres. sino de su identidad. Incluso el 28 de mayo de 1996 las ONGs organizaron en México DF un Tribunal para la Defensa de los Derechos Reproductivos. En suma es un procedimiento quirúrgico sencillo que lleva de 10 a 15 minutos. y se aplica a través de un tubo insertador. más otros 5 a 15 minutos de preparación y anestesia. Luego de sellados los conductos deferentes. Es una intervención más sencilla y rápida. y que consisten en la aplicación de microinsertos o en el uso de sustancias químicas. Las denuncias. 129 . las críticas y las omisiones Ahora bien. La vasectomía es de una eficacia del 99%. El DIU debe colocarse en lo alto del útero. por lo menos durante esta década. y la mujer luego de entre tres y seis semanas regresa a consulta para verificar la posible infección o expulsión. La vasectomía consiste en cortar los conductos que llevan los espermatozoides a la próstata. siendo mucho más sencilla que en el caso de la esterilización femenina. ésta generalmente resulta fácil. Se aplica anestesia local y se hacen una o dos incisiones en el escroto. se ha desarrollado la vasectomía sin bisturí. Los DIU pueden ser de diversos materiales y pueden insertarse en cualquier momento durante el ciclo menstrual.Salud e interculturalidad en América Latina Además se han desarrollado nuevas técnicas llamadas transcervicales que no involucran cirugía. los efectos perversos de ciertas actividades de planificación familiar.se han desarrollado diversos tipos a lo largo del tiempo. Desde principios de los 90’ son denunciadas a nivel internacional por ONGs. ni redujo. informes. pero esta agitación momentánea. y reducen problemas de expulsión. Como podemos observar estas técnicas. Generalmente la inserción del DIU no es complicada. en el cual “…se presentaron los casos de 16 mujeres que fueron violentadas en sus derechos reproductivos por diversas instituciones públicas y privadas”(Salas 1999:187). pero si hay problemas debe recurrirse a un médico experimentado. El personal de salud coloca el DIU. de sus relaciones y rituales sociales. Durante la segunda mitad de la década del 90’ fue un tema tratado a nivel de denuncia por la prensa feminista. sino una violación y no sólo del cuerpo de las mujeres y varones esterilizados. algunas de las cuales trabajaban con población indígena. que consiste en realizar una o dos pequeñas punciones en el escroto. difieren radicalmente de las técnicas anticonceptivas tradicionales. de la cual fue parte el citado Tribunal. se sutura la incisión del escroto. y en su casi totalidad necesitan ser colocados por personal médico. las esterilizaciones comienzan a ser planteadas desde fines de la década de los 80’ como problema a nivel nacional por unas pocas feministas. por las cuales se llega a los conductos deferentes y se bloquean utilizando los mismos métodos que en la vasectomía corriente. y en el caso de la segunda técnica no se necesita la presencia médica. como ya señalamos. o también se colocan grapas o se usa la electrocoagulación. por algunas ONGs y por escasos representantes del mundo académico especializado. publicaciones. al igual que las del parto medicalizado. Los mismos llegan a las trompas de Faloppio a través de la vagina y el útero. de tal manera que el semen que sigue produciendo el varón no contiene espermatozoides.

Recordemos que. no contamos con una epidemiología de las esterilizaciones en términos de su distribución según género. especialmente en zonas indígenas. no sólo de coacción. en México. Así como el ‘silencio’ de la mayoría de las ONGs que trabajan sobre embarazo. las histerectomías y los abortos constituyen intervenciones quirúrgicas que tienen que ver casi siempre con la anticoncepción. que trabajan sobre diferentes aspectos de la salud reproductiva y que no describen este tipo de procesos. ni que el problema es reconocido por varios especialistas. Menéndez 1983.AA. religión. Es decir la problemática de la esterilización de mujeres está casi ausente de nuestra investigación antropológica. pertenencia étnica. nivel socioeconómico. de los estudios de género. extirpación del útero. Pese al notable desarrollo y continuidad del programa de planificación familiar/salud reproductiva en México y al intenso uso de las esterilizaciones. pero no los describiré en función de los objetivos específicos de este trabajo. “Antes del perfeccionamiento de las técnicas de ligadura tubaria en los años 30’. Espero que este trabajo sensibilice. En comunidades donde la esterilización es ilegal o que por lo general no tiene aceptación. Es llamativa también su ausencia en los trabajos que estudian pobreza y salud y el papel de los programas del Sector Salud. Dado que lo que hemos observado hasta ahora son una suerte de lamentos contra los modos de actuar del saber médico. algunos cirujanos continúan efectuando histerectomías con fines anticonceptivos” (Population Reports 1978:4). etc.. incluidos por supuesto sus agentes. incluyendo tanto a las ‘usuarias’. para quienes las aplicaron. incluidos procesos de salud reproductiva. Y no conocemos estudios que la analicen como práctica racista y/o eugenésica4. lo cierto es que los mismos no sólo son escasos. el saber de las mujeres. Para mi esta problemática requiere no sólo impulsar estudios etnográficos que documenten los procesos señalados. era comúnmente efectuada como medida anticonceptiva. sino que no observamos en los grupos interesados en la salud de la mujer un desarrollo similar al que existe respecto del aborto o de la violencia anti- 3 4 . Correlativamente contamos con muy escasos estudios que incluyan el sentido y significado de estas esterilizaciones para quienes las decidieron. nivel educacional. Si bien existen trabajos que describen y critican la aplicación sistemática de las esterilizaciones. Notas 1 2 Realicé un total de dieciocho entrevistas en profundidad a médicos con más de veinte años de antigüedad en sus instituciones. y aun menos descripciones etnográficas de sus representaciones y prácticas. Esto no niega la existencia de algunos estudios específicos. por lo menos a algunas/os antropólogas/os a trabajar etnográficamente sobre esta problemática. sino de sus maneras de obtener el consentimiento informado a través de las relaciones de hegemonía / subalternidad que se establecen en forma directa e indirecta entre el aparato médico/sanitario. Pero la mayoría de los que hacen referencias a esterilizaciones se caracterizan por comentar este hecho para luego dedicarse en profundidad al aborto. como especialmente al personal de salud. de las investigaciones epidemiológicas. Pero además supone pensar cómo modificar las tendencias históricas del Sector Salud y de la biomedicina para reorientar sus acciones hacia un tipo de intervenciones que no afecten el cuerpo. y los sujetos y conjuntos sociales. De sus formas. pero con muy pocas explicaciones realmente teóricas. 130 Pero además es notoria la falta de investigaciones desarrolladas por los diversos grupos que estudian género.. y menos con análisis que incluyan el conjunto de éstas y otras variables. 1990). como podemos observarlo a través de la bibliografía citada. Como sabemos los partos y en particular los partos por cesárea. VV. Más aun es notable la ausencia de datos sobre esterilizaciones en estudios antropológicos de alta calidad etnográfica. parto y puerperio. dado que constituye una de las más claras expresiones de lo que denomino modelo médico hegemónico (Gutiérrez 1998. a la mortalidad materna o a las violencias contra la mujer. grupo étnico. la histerectomía. edad. la identidad. y para quienes las ‘consintieron’ en términos informados o no.

Del estudio realizado por Cardacci (2004) sobre cuatro de los más importantes grupos académicos dedicados a los estudios de género (Programa Interdisciplinario de Estudios de la Mujer del Colegio de México. y no sólo en término de investigaciones sino también de acciones. CASTRO. ESPINOSA.USA:133-144 CASTRO. México CLADEM / COMITÉ de AMÉRICA LATINA y el CARIBE para la DEFENSA de los DERECHOS de la MUJER 1999 Nada personal. UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA de MÉXICO/UNIVERSIDAD AUTÓNOMA METROPOLITANA . seminarios ni financiado becas sobre esterilizaciones de mujeres y varones. Bibliografía AGUIRRE. CASAS. Unhealthy Health Policy.Lima DE LA FUENTE. Irma y Ofelia PASTRANA 1998 “Evaluación y sistematización del programa de salud reproductiva” en Asociación Mexicana de Población/ Fundación MacArthur (1998):223-50 ASOCIACIÓN MEXICANA DE POBLACIÓN/FUNDACIÓN MACARTHUR 1998 Los silencios de la saludreproductiva: violencia.William et al 1970 Population Control in The Third World. Reporte de derechos humanos sobre la aplicación de la anticoncepción quirúrgica en el Perú. North American Congress on Latin America/NACLA. Mario y Roberto CASTRO 1989 “Discurso y práctica de la planificación familiar:el caso de América Latina” en Saúde em Debate. Dora 2004 Salud. México BARCLAY. surge que los mismos no han realizado investigaciones. Martha 1998 “Perú: el programa de salud reproductiva debe ser reevaluado” en Red Mundial de Mujeres por los Derechos Reproductivos (RMMDR) N° 63:5-8. México. Arachu 2004 “Contracepting at Childbirth: The Integration of Reproductive Health and Population Policies in Mexico” en Arachu Castro y Merrill Singer (Edits.):175-220. Altamira Press. junho 89:61-68 CARDACI. Roberto y Joaquina ERVITI 2003 “Violations of reproductive rights during hospital births in Mexico” en health and Human Rights vol. Asociación Mexicana de Población. Beatriz 2000 “Salud reproductiva en el Estado de Oaxaca. A Critical Anthropological Examination.CNDH.México 131 . Identidad y Poder de la Universidad Autónoma Metropolitana/Xochimilco. Gisela (Coord. género y programas de estudio de la mujer en México. Universidad Autónoma Metropolitana/El Atajo Ediciones. Programa de Estudios de Género de la Universidad de Guadalajara).7 (1):3-24. en Gisela Espinosa (Edit. Área Mujer.). CRLP. CLADEM. CENTRO LEGAL para los DERECHOS REPRODUCTIVOS (CRLP) y GRUPO de INFORMACIÓN de REPRODUCCIÓN ELEGIDA (GIRE) 1997 Derechos reproductivos de la mujer en México: un reporte sombra. New York BRONFMAN. 1996/1998. Programa Universitario de Estudios de Género de la Universidad Nacional Autónoma de México.Salud e interculturalidad en América Latina femenina. Debemos subrayar que existen en dos de estos Centros unas pocas publicaciones que tratan la temática de las esterilizaciones.sexualidad y derechos reproductivos. New York COMISIÓN NACIONAL de DERECHOS HUMANOS 2002 Recomendación general N° 4.) 2000 Compromisos y realidades de la salud reproductiva en México. cursos.UNIDAD Xochimilco / ORGANIZACIÓN PANAMERICANA de la SALUD. El caso de la Secretaría de Salud”.

Relativismo. CIESAS. México MENÉNDEZ.DI PARDO 2008 Las esterilizaciones de mujeres y varones en la prensa escrita mexicana:2000/2008. Percepciones y prácticas de la anticoncepción en el estado de Chiapas”. FIGUEROA. GONZÁLEZ. Barcelona. Eduardo L 2002 La parte negada de la cultura. Cambio cultural y resocialización en Yucatán. MENÉNDEZ. Eduardo L. Miguel 1996 “De comadronas a promotoras de salud y planificación familiar” en Esteban Krotz (Coord.en Vicente Navarro (Comp.AA..C. Eduardo L. Diez años de investigación y acción en el sur de Chiapas. MÁRQUEZ.). Siglo XXI editores. El caso de la auxiliar de salud” en Asociación Mexicana de Población y Fundación MacArthur 1998:133-172. Hegemonía y autoatención (gestión) en salud.XII (34): 129-54. Marcia 2000 Making bodies: cesarean narratives in Mérida. México. Ediciones de la Universidad Autónoma de Yucatán. Alianza Editorial Mexicana. . Mérida 1996:117-147. Juan G. VV. Edicions Bellaterra. MENÉNDEZ. HALPERIN. A Diseertation presented to the Graduate School of the University of Florida.) 2000:23-171.). Imelda Martínez y Patricia de León Ruiz (Coord. FREYERMUTH. et al 1994 “Una aproximación al entorno de los derechos reproductivos a través de un enfoque de conflictos” en Estudios Sociológicos vo. Centro de Investigaciones en Salud de Comitán A. Bonnie 1983 “Bosquejo histórico del movimiento norteamericano de control de población”. 2003 “Tendencias en la mortalidad y fecundidad indígenas. Norma 1998 “Los prestadores de servicios de salud y los programas de planificación familiar. Lezama y J. FERNÁNDEZ HAM.Salud e imperialismo. 1990 Morir de alcohol. CIESAS/IWGIA. diferencias y racismo. 132 ESPINOSA.EEUU GÜEMES. Juan G. ciudad y medio ambiente en el México contemporáneo. Morelos (Coords.L.). los recursos financieros” en Gisela Espinosa (Coord. y Blanca M. Población.). David et al 1999 “Contracepción. México:287-330. GUTIERREZ. México 1998:63-83.). México. Comparación con población nacional” en S.:135-165 LIGA MEXICANA para la DEFENSA de los DERECHOS HUMANOS 1993 “Respuesta al informe que el gobierno mexicano presenta a la quinta sesión sobre los derechos del niño.) 2003 Salud y derechos reproductivos en zonas indígenas de México. Rosalva A.) 2003:17-18. Soledad (Coord. FIGUEROA. Gisela y Lorena PAZ 2000 “Salud reproductiva en México. Patricia. los procesos. MENÉNDEZ. González (Coord. Los programas. Ms. Saber y hegemonía médica. y Renée B.Cuadernos de la Casa Chata N° 86. El Colegio de México 2006:185-211. Mujeres y violencia en Chiapas antes y después de Acteal. Graciela 1998 “Antecedentes de Acteal: muerte materna y control natal ¿genocidio silencioso?” en. AGUILAR 2006 “Una reflexión sobre el uso de anticonceptivos en México a la luz de los derechos reproductivos” en J. Yucatán. La otra palabra. 1983 Hacia una práctica médica alternativa. México. Servando 1998 “La planificación familiar: el papel de los prestadores de servicios y de las instituciones de salud en el ámbito de la reproducción femenina” en Asociación Mexicana de Población/Fundación MacArthur 1998:173-192. MASS. El Colegio de México GOOD MAUST. Hernández (Coord. en Namino Glantz. Eduardo L.

Noviembre de 1990. The Population Council/EDAMEX. Tesis de Licenciatura en Antropología Social.sre. Salud Pública de México vol. POPULATION REPORTS 2005 Nuevas opciones de anticonceptivos.The Johns Hopkins University 133 . PR. serie M N° 11.Noviembre 1980. Análisis del programa de planificación familiar en los Altos de Chiapas. POPULATION REPORTS 1992b Vasectomía: nuevas oportunidades. OLVERA. Primavera 2004.PR.PR Serie B. José.Primavera 2003. N° 18. Yamin 2004 “Reproductive health without rights in Perú” The Lancet 363:68-69.The Johns Hopkins University. Austreberta 1997 “Prácticas anticonceptivas: características y tendencias entre mujeres no indígenas de Chiapas” en Esperanza Tuñón (Coord. PR. Serie M. y A.Octubre 1978. The Johns Hopkins University.mx/derechos humanos 2006 NAZAR.38 (1):13-20.The Johns Hopkins University.The Johns Hopkins University POPULATION REPORTS 2003 Nuevos hallazgos de las encuestas. POPULATION REPORTS 2004 Encuestas a los hombres: nuevos hallazgos. Marzo 1992. COMITÉ para la ELIMINACIÓN de la DISCRIMINACIÓN RACIAL Informe presentado por los Estados Partes. PALMA. PR N° 2.N° 6. Abril 2005. POPULATION REPORTS 1984 Vasectomía: segura y sencilla. San Cristobal de las Casas PALMA. PR Serie C N° 10. Diciembre de 1992. Diciembre 1984. http://www. En Ana Langer y Katryn Tolbert (Coords. Una visión antropológica. Serie M. NUÑEZ. PR Serie M N° 19. POPULATION REPORTS 1978 Esterilización voluntaria: el método anticonceptivo de mayor aceptación en el mundo.The Johns Hopkins University POPULATION REPORTS 1992a La revolución reproductiva: nuevos resultados de las encuestas.1988.The Johns Hopkins University POPULATION REPORTS 1981 Las encuestas de prevalencia del uso de anticonceptivos: una nueva fuente de datos sobre planificación familiar.The Johns Hopkins University POPULATION REPORTS 1995 Los DIU al Día.N° 17. Leopoldo 1988 “Desigualdad y concentración” en DEMOS N°1:6-7.).The Johns Hopkins University.Diciembre 1995.PR Serie J.Salud e interculturalidad en América Latina MIRANDA. Austreberta. Yolanda 1988 “Niveles y tendencias recientes del uso de anticonceptivos” en DEMOS N°1.Octubre 1981.1987:26-27.gob.México”. María 1998 Entre las políticas de población y el respeto a la decisión individual. PR Serie D N°5. NACIONES UNIDAS. ECOSUR/Univ. Serie M. México:153-78 POPULATION REPORTS 1980 Traditional Midwives and Family Planning. La revolución reproductiva continúa. Univ.The Johns Hopkins University. Género y salud en el Sureste de México.The Johns Hopkins university POPULATION REPORTS 1990 La esterilización voluntaria femenina: número uno y en aumento.Autónoma de Chiapas. PR Serie D N°4.Autónoma de Tabasco 1997:11-31.N° 5. et al 1996 “Efecto de las prácticas anticonceptivas sobre la fecundidad en la región fronteriza de Chiapas.) (1996): Mujer: sexualidad y salud reproductiva en México. NAZAR.Yolanda y Gabriela RIVERA 1996 “La planificación familiar en México”.

y S. saberes médicos e institucionalización” en Juan G.El Colegio de México:173-193. TERWIEL. Carlos y Ana María CARRILLO 1998 “Mujeres. Mario.Elementos para conocer y entender una práctica terapeútica en Yucatán” en Patrizia Quattrocchi y Miguel A. Georgina 2000 “La regulación de la fecundidad en Chiapas en el marco de los derechos reproductivos. CIMAC. Salud reproductiva e interculturalidad en el Yucatán de hoy. en DEMOS N° 3:6-8. Las ONGs mexicanas y la salud reproductiva. en Boletín N° 49 de la Red Mundial de Mujeres para los Derechos reproductivos: 16-19 TUÑÓN.) (1999). Mérida SECRETARÍA de SALUBRIDAD y ASISTENCIA (SSA) 2001 Programa Nacional de Salud 2001/2006. Mérida 2007:77-114. ZÚÑIGA.Centro de Medicina Andina. 134 QUATTROCCHI. Elena 1990 “Cambios importantes en anticoncepción”. ZOLLA. SALAS.Perú VAZQUEZ.México. Liesbeth y Carles ROERSCH 1988 Planificación familiar.El Colegio de México. anticoncepción y contextos socioculturales. inmigración y control reproductivo en California en el Siglo XX”. El Colegio de México: 167-98.)(1998). La condición de la mujer en el espacio de la salud.) 2000:231251. UCS-CIR-UADY. RED en la DEFENSA de los DERECHOS SEXUALES y REPRODUCTIVOS 2002 Informe DeSer. SÁNCHEZ ESCOBEDO. Pedro et al s/f Efectos psicológicos de la esterilización quirúrgica en mujeres yucatecas.Cusco. Figueroa (Comp.). MAGALY 2002 Esterilización forzada: el gobierno admite el exterminio. Salud Colectiva 2 (2):173-89.). Facultad de Educación. SALVATIERRA. SSA. Benito et al 2003 “Fecundidad. VAN der HOOGTE. Univ. México STERN. Christel 1995 “Métodos de esterilización para la mujer y el hombre. ECOSUR.Juarez Autónoma de Tabasco 1997:173-95.1990. México” en Estudios Demográficos y Urbanos N° 52:95-125. Monserrat 1999 “La red por la salud de las mujeres del DF” en Soledad González (Coord.AA. Un manual. SÁNCHEZ. Género y salud en el sureste de México. Universidad Autónoma de Yucatán. una visión de conjunto”. México REFORMA (PERIÓDICO) 2009 “Persiste desafío en la muerte materna”. Gabriela 1998 “Frente a un ámbito restringido de opciones:mujeres esterilizadas de localidades rurales del Valle de Mezquital. Esperanza 1997 “Panorama de la salud sexual y reproductiva en Tabasco” en Esperanza Tuñón (Coord. Estado de Hidalgo” en Asociación Mexicana de Población/Fundación MacArthur 1998: 303-330.México RUIZ. Patrizia 2007 “¿Qué es la sobada?. VV. Alexandra 2006 “Esterilización en nombre de la salud pública: raza. AREAS.Güemes (Coords. . Un análisis de tendencias (1977-1996) en la región de Soconusco de Chiapas. un diagnóstico situacional respecto a los compromisos de El Cairo y Beijing” en Gisela Espinosa (Coord.

19994. J. et al. 1999: CHAIMOWICZ. et al. 19997. BOSI. van BALEN.J 19997.G. El objeto de esta investigación fueron las vivencias de los viejos con fractura de fémur. SATTIN. 1998. describir la relación con los familiares. 2001). T. y proponer medios para proporcionar un envejecimiento saludable y positivo a la población anciana en general.M. transcurrió un tiempo variable entre un mes y seis meses. 1994. las consecuencias y el impacto de este evento. CARDONA. ALARCON. Entre el episodio de la caída y el momento de la entrevista. et al. así como el proceso de transformación física y social en el decorrer cronológico de la incapacidad.M. que por tanto tenían 60 o más años de edad. 2002. WALKER. sus vivencias y relaciones familiares. et al 2005. su vida cotidiana. describir los sentimientos con relación a los eventos que sucedieron a la fractura y a su trayectoria hospitalaria. 2004. S.W 1993). M. DEBERT. CAMARANO. R. et al. que sufrieron fractura de fémur reciente debida a una caída. 1991.D. V.H. ABERG. G. Se encontraron pocos estudios cualitativos sobre la fractura del fémur en ancianos en las bases de los datos investigados (BORKAN. S. 1994). F. y mejorías a la población incapacitada estudiada. Métodos Participaron en este estudio 08 ancianos. 1995. La fractura del fémur es una de las principales causas de enfermedad y mortalidad. 2004. lo cual justifica el presente estudio (CARRESE. et al. R. YATES. SAKAKI. podrá subsidiar ciertas acciones específicas en la atención a esta población. con los objetivos de comprender las experiencias de estos ancianos con fragilidad de vida a la fractura del fémur ocasionada por caída.C. CLOSS. E. 2001). describir la existencia de problemas paralelos enfrentados por los viejos afectados por este conjunto de incapacitaciones. pero existe poca información acerca de la manera en que los individuos viven tal situación (FABRÍCIO. los cuidadores y otros habitantes del domicilio. entender las experiencias de los ancianos con fractura de fémur. J. A. et al. Esta delimitación se hizo para que pasara un tiempo suficiente para que la 135 . especialmente en este momento histórico en que el porcentaje de tal población crece con un ritmo acelerado en nuestro país (IBGE 2000. J et al.C. especialmente entre los ancianos. AC. et al.ENVEJECIMIENTO Y FRAGILIDAD una investigación cualitativa de los ancianos que sufrieron fractura de fémur y experiencia hospitalaria en la ciudad de fortaleza en Brasil Bruno Benavides y Andrea Caprara Universidade Estadual do Ceará Brasil Introducción Los estudios sobre el envejecimiento y sus implicaciones tienen el propósito de contribuir a una mejoría de la calidad de las prácticas de sanidad destinadas a los ancianos. describir los sentimientos con relación al dolor. Investigar profundamente el impacto de las caídas y la fractura del fémur en la vida de los ancianos con permanencia prolongada en la cama del domicilio.

las dificultades y facilidades encontradas en el día a día lidiando con el evento. el investigador eligió tres pacientes más. Ya que la proporción de las mujeres encontradas fue mucho mayor. fue realizada la entrevista. totalizando esta muestra con ocho entrevistados. En el contacto posterior. residentes en la ciudad de Fortaleza. Sin embargo intentamos hacer una distribución igualitaria de los entrevistados entre hombres y mujeres. como por ejemplo su relación con familiares y cuidadores. así como otros aspectos que involucran el ambiente del anciano en la convivencia con su incapacidad. El sexo no fue un factor decisivo para la elección de los participantes en este estudio. N. 136 experiencia de haber sufrido el proceso de fragilización se hubiese asentado en el anciano y su rutina y su contexto domiciliario se hubiesen modificado de acuerdo con el trauma sufrido. después de haber sido contactados se negaron a participar en la investigación. Las entrevistas fueron conducidas en forma tal que se le dejó al entrevistado la libertad de hablar de sus propias experiencias sobre las consecuencias de la fractura del fémur. ni el tipo de tratamiento obtenido en el hospital. Como introducción. Se decidió entrevistarlos en el domicilio después del alta del hospital. y siendo actualmente un centro de referencia en traumatología para toda la región Norte/Noreste del País. ya que así los investigados serían aptos para dar una descripción más completa y amplia de los hechos ocurridos en el proceso en el hospital. con el intento de evitar caídas. fueron así seleccionados cinco ancianos.AA. y también se sentirían más a gusto en caso de rehusar la participación en la investigación. la investigación se hizo con 07 mujeres y 01 hombres. la existencia de dolores concomitantes con el proceso traumático. El IJF es un Departamento de la Prefectura Municipal de Fortaleza (PMF). Mecanismos y estrategias de recolección de datos Fue utilizada en este estudio la técnica de entrevista abierta profundizada (ALMEIDA FILHO. siendo en este caso importante tan sólo el evento de la caída y de la fractura. la relación con médicos y otros profesionales de sanidad. Como forma de llegar a tales ancianos. que se constituyó como primer Servicio de Primeros Auxilios de Fortaleza. Ceará. siendo los ancianos entrevistados en sus domicilios. Para complementar los datos recogidos inicialmente. inaugurado el 22 de Agosto de 1932. con idea de hacer comparaciones entre los grupos. Incluso así. A partir de la identificación de los pacientes que fueron hospitalizados por fractura de fémur. El enfoque de la entrevista fueron las cuestiones principales acerca de la vida del anciano antes y después del episodio de la caída. Según los datos obtenidos en el registro del instituto. Tampoco se ocupó tal investigación del tipo de fractura sufrida por el anciano (intra o extra capsular). la disponibilidad de los mismos en participar en la investigación es el factor que delimitó la proporción entre los sexos de los sujetos. Tampoco fueron incluidos aquellos que. se entró en contacto con el paciente aun hospitalizado y se decidió realizar la entrevista después del alta dada por el hospital. 2003). VV. tanto el quirúrgico (ostiosíntesis o prótesis) o conservador. con un período medio de permanencia de 9 días (IJF. 2001). son hospitalizadas mensualmente cerca de 15 víctimas de fractura debida a caídas. localizado en la ciudad de Fortaleza. se les pedía a los pacientes que contaran lo que sucedió cuando sufrieron la caída y la fractura. la modificación de hábitos. El tiempo transcurrido tampoco podía ser muy largo. fue consultado el registro de pacientes del Instituto Doctor José Frota (IJF). tomando en cuenta que se quiso avaluar al anciano en un momento agudo en que él pudiese establecer comparaciones entre sus momentos anteriores y posteriores al evento. las experiencias con el sistema de sanidad. lo cual sería más dificultoso en un proceso ya crónico. Frases como “Cuénteme más sobre esto” y preguntas como “¿Qué significa eso . A causa de las dificultades a la hora de localizar a estos pacientes por medio de la dirección y el teléfono. De esta investigación fueron excluidos ancianos con déficit cognitivo en situación que impidiera la recolección de datos en forma satisfactoria.

yo supe que estaba roto”. sabiendo que se habían roto la pierna. sea jubilación sea pensión. y sabía que tenía algo fuera de lugar” “Cuando llegó el dolor. el miedo de no poder ya caminar. uno olvida estas cosas. Todos los entrevistados estaban siendo asistidos por familiares. Todos también tenían algún tipo de renta. Las entrevistas abiertas le permiten al entrevistado. de por lo menos un salario mínimo. fueron entrevistados. con recolección de datos de los prontuarios de los pacientes e informaciones dadas por los familiares (Caprara & Landim 2008). supieron de inmediato que habían sufrido algún tipo de trauma. Sobre el hecho de estar solos en el momento de la caída. Se utilizó también un diario de campo. Era relativamente fácil hacerles describir hechos. configurando un ambiente favorable para el bienestar y la recuperación del anciano. La naturaleza y las consecuencias del accidente fueron inmediatamente claras para las víctimas: “Me quedé inmóvil un momento. es como si fuera una película”. el miedo de morir. aclaraciones y adaptaciones. tomando en cuenta el hecho de que algunas veces el autor necesitaba ser muy específico con relación a las preguntas que quería que fueran aclaradas. Algunos decían haber “olvidado como se sintieron”: “No sé cómo decirlo. Resultados Ocho participantes. describiendo con los mayores detalles posibles sus actividades de vida diaria antes y después de la fractura. Todos relataron que ni bien cayeron. hablar sobre el tema propuesto sin respuestas o condiciones prefijadas por el investigador (MINAYO. mientras que las otras dos viudas vivían solas. Las otras mujeres eran viudas. principalmente las que vivían solas: .07 años. 137 Ellos describieron con cierta dificultad cuando se les pidió que recordaran como fue que se sintieron con relación a la caída. El hombre y dos de las mujeres estaban casados y vivían con su familia. sin moverme. entre varias otras experiencias que surgieron durante las entrevistas. por ejemplo. Las familias parecían bien estructuradas. Las que vivían solas estaban en la casa de los hijos. menos uno. estaban solos en el momento de la caída. pero ellos no eran igualmente capaces de expresar sus sentimientos con relación al evento. La experiencia del trauma: el comienzo de todo Todos los participantes. que nunca se había casado pero tenía hijos. con una edad promedio de 78. Las entrevistas tuvieron una duración aproximada de 30 minutos y fueron transcritas íntegramente antes del análisis de los datos. un hombre y siete mujeres. La soltera y dos de las viudas vivían con la familia. André (1988) dio una gran ventaja a la técnica de las entrevistas. la relación con los familiares. Lo que importaba era dejar que los pacientes concretaran sus experiencias en sus narraciones. los participantes describieron sentimientos de “desesperación” y “falta de esperanza”. el lado afectivo de la experiencia. correcciones. revelando un soporte social bastante adecuado. en vista del bajo grado de instrucción de la mayoría de los entrevistados. tomando en cuenta que tal técnica permite la captación y el tratamiento de asuntos de naturaleza personal. menos una.Salud e interculturalidad en América Latina para usted?” y “¿Pudiera usted aclarar lo que acaba de contar?” fueron usadas con el fin de promover y estimular el habla del entrevistado. “Yo sabía que tenía la pierna rota” “Mi pierna está rota”. 1996).

pero repetían que la ambulancia estaba llegando.Servicio de Atención Móvil de Urgencia. me pareció estar desmayada.” Los entrevistados describieron su experiencia de ser rescatados y de cómo se sintieron seguros con la llegada de la ambulancia. La espera de la ambulancia fue relatada como momentos de angustia y aflicción: “Me colocaron allá sentada y yo quedé allá esperando de cinco hasta unas siete horas a pesar de que el lugar del SAMU estaba en la calle detrás de mi casa […] yo sentía ganas de pedirles que me llevaran pronto. el accidente sucedió en la calle. “Yo pensé que ya me iba a morir allá” “Yo lloré y le pedí a Dios que me ayudara. “Yo no quería moverme hasta que llegara la ambulancia. me tranquilizaron. Todos los pacientes solicitaron el SAMU. La demora en la llegada del socorro fue vivida por algunos de los participantes. de casi inmediatamente hasta de algunos minutos. y me escucharon en la calle. en un local sin movimiento.” .” “Yo no sabía que hacer. ya que ninguno de ellos tenía acceso al medio de transporte propio. Ningún entrevistado tuvo la experiencia de quedar horas esperando ayuda.AA. cuando pasó a mano de los socorristas su lucha por la sobrevivencia. que me mandar un ángel para que me auxiliara. yo sentía mucho dolor y no tenía a nadie que me levantara.” “Pensaba que iba a perder mi pierna. los enfermeros de la ambulancia me trataron muy bien. quedé aturdida. y también porque sabían que estaban con la fractura y querían que el transporte fuere hecho con la mayor cautela posible. y la niña fue atrás mío por los otros diez y me halló en la calle. por la noche. mi suerte fue que había pagado sólo diez reales por los salados. no necesitaba tumbar todo.” “Mi miedo era que un carro pasara por encima mío en la oscuridad. que eran veinte. y en ese momento dolió mucho y pensé que nunca más podría caminar.” “Debería haber más ambulancias para que no sucediera lo que sucedió conmigo. estaba amortiguada y quedando muy fría […] yo lloraba mucho como un bebé. […] me sentaron en una silla. pero se demoró tanto que me vi obligada a dejar que me levantaran. Las descripciones dicen como fueron cuidadosos los socorristas: “Yo estaba muy nerviosa.” La llegada del socorro Los pacientes hicieron mucho énfasis en relatar como fue solicitada la ayuda y los procedimientos de ayuda. La mayoría estaba en la casa y la caída le sucedió en el trecho entre la cama y el baño. cuando la ambulancia llegó me sentí muy aliviada.” 138 Dos de las entrevistadas estaban encerradas en el baño en el momento de la caída: “Mi hijo tumbó la puerta del baño cuando oyó mis gritos […] bastaba coger una llave y abrir la puerta por fuera. como ya lo dijimos. La paciente dice que tuvo suerte por haber sido encontrada antes de que le atropellara un coche: “Tuve un tropezón con la chinela en la calzada y caí [en plena calle]. La mayoría. estaba sola en el momento del accidente y hubo una variación del tiempo transcurrido entre la caída y el momento en que otra persona u otras personas llegaron al lugar del accidente. VV.” En otro caso. Una de las que vivían solas solicitó ayuda de vecinos que se encontraban en la calle: “Yo grité mucho.

y solamente después de algún tiempo son transportados al IJF para el tratamiento apropiado. tres tuvieron la suerte de ser llevados directamente al IJF. Por parte de estos pacientes no hubo ningún intento de burlar el sistema por intermedio de conocidos para que fuere agilitada la hospitalización en el IJF. En el momento del rescate. me cogieron con mucho tino. Como norma.” “Yo me sentí mucho mejor. Por ser un hueso esponjoso.” “Salí de la desesperación.” Pero no todos manifestaron tanta satisfacción con el socorro. ya que la mayoría de los pacientes que llega al IJF pasó anteriormente por un hospital secundario. la ambulancia entra en contacto con la central y entonces se dice a donde se debe llevar el paciente.” “Cuando me cogieron y me pusieron en la ambulancia. se impone una dificultad a los pacientes que sufren la fractura del fémur en Fortaleza. me colocaron un suero en el brazo y me dieron más remedios […] y después de un tiempo fueron a buscarme para llevarme allá arriba [en la enfermería]. pero por suerte una vecina fue conmigo hasta el hospital hasta que llegara allá una nieta mía. las historias son muy diferentes una de otra. Entre los pacientes entrevistados. Así. me dijeron que iba a estar bien de nuevo” “Me trataron como si fuera su abuelita. Quedé por la noche sin saber a donde iba. Vemos siempre en Fortaleza una sobre carga del IJF respecto a la atención de emergencia. estaba bien. y me pusieron un montón de cosas para protegerme. 1993). tuvieron experiencias mucho más agradables que aquellos que fueron llevados a los hospitales secundarios llamados Frotinhas. donde tales pacientes nunca son operados. La experiencia de estos pacientes respecto a la llega del hospital está descrita como llena de confusión al comienzo. Algunas de las entrevistadas dijeron lo siguiente: “Mientras estuve sin moverme. El objetivo del tratamiento quirúrgico de las fracturas del acetábulo es la reducción anatómica de la superficie articular.” 139 . los enfermeros de la ambulancia me trataron muy bien. siendo evaluado cada caso de acuerdo con la gravedad y la disponibilidad de camas.Salud e interculturalidad en América Latina “Me sentí muy aliviada. y de allá ellos entonces son dirigidos al IJF en caso de necesidad.” Vía crucis Respecto al manejo de estos pacientes en los hospitales. yo no sabía porque lado me iban a levantar y no tenía a nadie conmigo […] y me iban a levantar de cualquier manera. pero de tranquilidad enseguida después: “Cuando llegué al hospital yo sabía donde estaba. ahí el dolor fue un dolor terrible yo pensé que si no me hubiese todavía quebrado la pierna. que en los casos tardíos es siempre difícil. Se sabe de la necesidad de tratamiento quirúrgico precoz en los casos de fractura del fémur. Los que fueron llevados directamente al IJF. sólo no sabía que había tanta gente. ahora estaba segura que estaba quebrada. La Central de Camas del municipio fue la responsable de la destinación de estos pacientes a través del médico regulador. no tenía a nadie de mi familia conmigo y ellos me cuidaron. después de tres semanas estas fracturas ya están consolidadas y es necesaria una osteotomía o una calotomía para volver a crear los trechos de la fractura (KÖBERLE. la central orienta a los pacientes que deben ser buscados y llevados por el SAMU a los hospitales secundarios. La suerte fue el factor que hizo que hubiese vacante en ese momento preciso y llevó estos pacientes directamente al IJF a través de la Central del Camas. Cuando me cogieron y me levantaron para ponerme encima de la cama [camilla] […] para entrar a la ambulancia.

como médico [lo dijo refiriéndose al investigador] ¿piensa que un caldo es una comida que hay que dar a una paciente en mi estado? […] Ni ellos daban comida ni se podía llevar comida de afuera ahí adentro. así valoré más el hospital [IJF]. y entonces fue hospitalizada. todos los pacientes demostraron mucho aprecio con el tratamiento recibido en el IJF.” 140 Después de la atención en los Frotinhas. llegué allá y pidieron un papel. tuve que esperar otra. porque este papel no debía ir a manos del paciente […] Perdí la vacante. y tuve que volver allá […] Después vieron que la enfermera lo había guardado en la radiografía y nadie vio ni dijo nada. la indiferencia e incluso la negligencia por parte del equipo de enfermeros. Usted. pudimos verificar que los pacientes que entraron al hospital durante el día fueron vistos por médico residentes. el envío al IJF se hizo también por medio de la Central de Camas. cada vez que hablaban conmigo decían que yo estaba esperando para ser transferida […] pero nunca nadie decía nada verdadero. La paciente que entró a la madrugada sólo fue vista por el residente por la mañana. quedé unas ocho horas sin comer hasta que mi nieta consiguió hablar con la visitadora social y me autorizó para que me dieran comida […] Fue un caldo. Cuando él vio la radiografía dijo que era el caso de ir a la enfermería apenas había una vacante.” Yo quedé en el corredor del Frotinha. y todo lo que ellos me daban era remedio para el dolor.” “Siempre que necesitaba algo ellas me lo daban. Respecto al contacto con el equipo de salud. por el cuidado en la enfermería y las demostraciones de interés por los problemas de los pacientes. ya que yo quedaba en el corredor […] Allá no llegaba remedio.” . También fueron elogiados los cuidados de la enfermería: “Aquel doctor es un santo. El exceso de gente. la falta de información por parte de los médicos. no estaba con mi hija ni con el hombre de la ambulancia. porque mi nieta seguía diciendo que yo estaba con dolor […] No había comida para mí. no falta nada […] Todas las personas son atentas. allá es el infierno [haciendo una comparación entre el IJF y el Frotinha]. para que yo fuera feliz [irónicamente]. llegué allá de noche y sólo me hicieron recostar en una cama [… ] Después de mucho tiempo llegaron para darme remedio para el dolor. Los médicos residentes recibieron menciones especiales de los entrevistados.” “Parecía que yo estaba allá porque me hacían un favor. pero cuando fueron mitigados. sino por intermedio de la Central de Camas. VV. fueron relatadas por algunos de los pacientes. Ya estos pacientes en los Frotinhas tuvieron las más variadas experiencias con el sistema de salud. lo cual facilitó su hospitalización enseguida. “Aquí es el cielo. incluso con la indicación de la disponibilidad de cama para ella. “Yo llegué y esperé unas horas en la emergencia hasta que el médico llegó a preguntar quién era yo y qué había pasado. el dolor.” Respecto a las entrevistas citadas arriba. la merienda llegaba a las nueve de la noche […] En el Frotao [IJF] era algo muy seguro y en una hora segura. “Cuando fui transportada la primera vez [al IJF].” “Fui traído enseguida acá. expresaron con cierta vehemencia sus sentimientos durante aquella experiencia: “Yo fui humillada […] pasé un día y una noche en el corredor del hospital. terminada el suero y nadie llegaba para cambiarlo […] No había hora para nada. nunca tuve que pasar vergüenza por pedirles algo. cuando el médico de la emergencia me vio el sabía de qué se trataba y dijo que debía ser hospitalizado enseguida.” “Yo sentía que mi problema nunca iba a ser resuelto.” “En el Frotinha hasta el aseo era difícil.” “Incluso fue bueno que yo haya ido allá [Frotinha]. me trataban como si yo no hubiera debido estar allá.” “Aquí se tiene de todo. Algunos intentaron hablar de estas experiencias con palabras más benévolas.AA. Una pariente de una de las pacientes refirió que conocía a una enfermera del IJF pero que ni así fue posible transferir a la paciente. En general tales experiencias fueron negativas. tanto por el investigador como por los familiares.

Ansiedad. fueron capaces de describir la magnitud del dolor en términos relativos. miedo de perder la función de l a pierna: “Yo nunca había sufrido nada antes.” “Es peor que cualquier otro dolor de que oí hablar. que generalmente es descrito como “muy grande” o “muy fuerte”. pero tampoco se trata de un favor.” “Pensé que el dolor iba a terminar algún día si me cortaban la pierna. y quedé muerta de miedo de perder mi pierna.” “Yo pensaba que iba a quedar en silla de ruedas por el resto de mi vida. En forma preponderante.” “Yo di a luz siete hijos y si sumara el dolor de todos. Incluso así. y a que procedimiento iban a ser hechos.” “Es un dolor que no quiero ni recordar. Incluso así. como si realmente este fuera el trámite de las cosas y ellas tuvieran que pasar por este drama hasta llegar al IJF y al quirófano.Salud e interculturalidad en América Latina En general. miedo de morir. no pensé que era necesario operar. Magnitud del dolor Los entrevistados relataron de haber sentido dolor inmediatamente después del episodio del trauma. Cuando se les pidió que dieran una descripción más profunda de la severidad del dolor. como lo siguiente: “Fue el dolor más grande que sentí en mi vida. pero algunos fueron más allá y expresaron sentimientos de miedo y preocupación respecto al desenlace de su trauma.” Pero una paciente pensó que se trataba de una fractura simple y que el desenlace sería menos grave: “No pensé que tenía la pierna rota y que solamente era asunto de ecayolar y que luego enseguida estaría bien de nuevo. una paciente mostró cierto grado de rebeldía al mencionar lo siguiente: “Uno no está pagando. ellos tenían dificultades. En general ellos describieron un dolor grande. incluso con el uso de analgésicos poderosos como el tramadol y la morfina: . ni a mi peor enemigo. Ellos debían mandarle a uno a un lugar seguro enseguida […] Pero el problema es que hay un montón de gente. la actitud de los pacientes frente a este proceso fue de naturalidad. falta de conocimiento respecto a lo que le iba a pasar.” Algunos entrevistados describieron también que sintieron dolor durante la hospitalización. Todos describieron eso como una experiencia “horrible”. cada minuto parece una hora.” Una experiencia amedrentadora Los entrevistados rebelan varios sentimientos antes y durante el rescate. Peor que operarse y quedar en el hospital es el momento en que la pierna se rompe. nunca diera la cantidad de ese dolor que sentí. constatamos el miedo de no salir más de aquella situación.” “Yo no les deseo eso a nadie. miedo de que el dolor no parase.” 141 La experiencia del dolor La sensación es que nunca va a parar.” “En esos momentos yo sólo conseguía pensar en el dolor.

como ya lo dijimos. no. e incluso pensó que se había tratado de un golpe simple: “No sentí mucho dolor.” 142 Pero. Incluso después de la cirugía el dolor era todavía mucho. “Lo tenía todo hinchado y rojo sobre mi pierna.” “Es lo peor que puede suceder.” Esas palabras nos llevan a pensar a la naturaleza subjetiva del dolor (LAWLER. La magnitud de la lesión era sentida por ellos por la cantidad del dolor y también por el edema y el tamaño del hematoma debido al trauma. 1997). es doloroso solamente cuando se mueve. Miedo de sentir el dolor de nuevo Los pacientes hablan del dolor como de algo que no quisieran sentir nunca más. Una entrevistada dio esta descripción: “Es un dolor que no está solamente en ese lugar.” “Yo sólo logre saber lo que era estar sin dolor cuando llegué a la casa. y la dificultad en moverse. Les pedía que me dieran un remedio y decían que ya me lo había tomado. VV. siendo posible indicar con precisión dónde sufrieron la lesión. es difícil considerar esta experiencia con relación a un modelo o un concepto. una paciente no habló de mucho dolor. pero puede haber sido por los remedios en el hospital. pero las palabras usadas fueron “insoportable”. Por esta subjetividad.” Tipo de dolor Para los entrevistados tampoco fue muy fácil aclarar el tipo de dolor. Yo no sentí dolor ni si quiera después. los entrevistados hablaron del dolor más fuerte en la región inmediatamente alrededor del lugar de la fractura. Sentí ese dolor como cuando uno se da duro contra la pared. “muy fuerte” y “terrible”. sino que parece que está en todas partes […] Es un dolor que atraviesa el cuerpo y uno no puede mover ni una uña sin sentirlo. pero aun así gritaba de dolor en ocasiones. en la vena […] No puedo decir que no hacía efecto.” Solamente un paciente refirió tener dolor aun en el momento de la entrevista. El miedo al dolor y a las futuras caídas se demuestra aquí: “Nunca más quiero sufrir eso de nuevo. y viéndolo pensaba que el hueso iba a salir afuera.AA. esa angustia. “Yo sentía mucho dolor en el hospital.” Lugar del dolor Respecto al lugar del dolor.” “Yo sentía claramente donde estaba el dolor. pero es más de la operación que de la pierna […] este dolor pasa con los remedios.” . Pero ya era un dolor más bien ameno: “Yo aún siento dolor. y queda aturdido y angustiado […] No era un dolor mismo […] Era más bien ese aturdimiento.

duele mucho. Algunos hablan de este hecho como de algo esencial para el alivio del dolor y para aguantar la espera del socorro: “Me acostaron de lado con la pierna encima de un sofá y el dolor disminuyó y esperaron conmigo la ambulancia.” “Cuando estaba inmóvil. y que por tanto no solicitaban ayuda.” 143 Sublimación del dolor por parte de los pacientes La mayoría de los entrevistados toleraba bien el dolor y tenía actitudes activas junto con el equipo médico en el sentido de pedir ayuda y administración de analgésicos. “No había movimiento en mí. limitados por el dolor. estos pacientes dijeron que aun sentían dolor. y las personas no conseguían moverse mucho.” “Yo quedé en el suelo todo el tiempo.” “El dolor sólo empezó a pasar cuando me sentaron y mi pierna quedó inmóvil. y ahí el dolor fue un dolor terrible.” . estaba bien. lo cual les impedía cojear o desplazarse apoyados en los hombros de los otros.” “Mi pierna empezó a doler menos cuando yo colocaba para arriba la parte que había tenido el trauma. Pero tres pacientes se comportaron pasivamente con relación al dolor. pero aumentaba con el movimiento. Ellos dijeron que no les gustaba incomodar a los miembros del equipo ni a sus propios acompañantes hablando todo el tiempo de dolor.” “No puedo mover mi pierna. pensaba que no tenía que hacer otra cosa. en otros el dolor estaba siempre presente. la idea del movimiento era central en las descripciones del dolor de los pacientes. Ellos afirmaron que no eran capaces de soportar el peso de la pierna fracturada. estiré mi pierna allá y pude aguantar. y pensé que si no me hubiese roto la pierna todavía.Salud e interculturalidad en América Latina Movimiento Debido al lugar y la severidad del trauma. siendo tomadas las actitudes frente al mismo por las personas que estaban al lado. Durante la hospitalización.” “Yo me arrastré pero no conseguía abrir la puerta […] El dolor era tan fuerte que no podía incorporarme para alcanzar la cerradura. Moverse era necesario para pedir ayuda. y eran descritos como “arrastrarse”. pero cuando me preguntaban si yo estaba bien decía que sí lo estaba. Entonces me cogieron y me levantaron para colocarme encima de la cama [camilla] […] para entrar a la ambulancia. En algunos casos el dolor comenzaba cuando había movimiento.” “Los otros llegaron a ayudarme. pero yo no aguanté cuando ellos quisieron levantarme.” “Yo decía que los remedios no hacían efecto y me decían que ya los estaba tomando.” “Duele todo el tiempo menos cuando estoy recostada en la cama y no me muevo. Los movimientos iniciales eran muy difíciles. ahora sí estaba segurísima de que se había roto. en el socorro hecho por los familiares y el desplazamiento hecho cuando llegaba el socorro de emergencia. tanto antes como después de la cirugía.” Estrategias para mejorar el dolor Todos los entrevistados fueron colocados en una posición antálgica y sin ningún movimiento hasta la llegada de la ambulancia. entonces yo me quedé tranquila. Los movimientos eran lentos. y no hubiera servido de nada hablar más. Ellos intentaban demostrar que no estaban sintiendo dolor: “Yo no aguantaba el dolor.

y contestan “No. ya estaba tomando muchos. Ya por parte del equipo de salud. como por ejemplo diabetes con control inadecuado. Todos los pacientes tuvieron intervención quirúrgica para reparar la fractura.” 144 . la orientación era administrar las medicaciones para el dolor cuando era solicitada. yo quedé allá recostada.” “Yo pensé que estaba ya tomando lo que tenía que tomar. El analgésico más frecuentemente administrado era la dipirona. Los pacientes en su mayoría no recuerdan el momento de la cirugía. También sabían de las limitaciones porque se trataba de un hospital público. Algunos pacientes que no reclamaban. “Yo me acuerdo haber entrado al quirófano […] hablaron conmigo y me dieron la anestesia en la cadera. Lo cual en ocasiones generaba una falta de comunicación que dejaba a los pacientes sintiendo dolor. se evidenció la falta de prescripción. y en forma no uniforme entre los pacientes. Los médicos hacían las prescripciones y dejaban a cargo del equipo de enfermería que no puede administrar nada sin obedecer la prescripción médica. “Yo conseguí aguantar bastante el dolor. menos una. se estableció que había que hacerle el tratamiento conservador. para ser administrado si era necesario. y tenían que darme lo que ellos tenían allá mismo. no me acuerdo de nada” la mayoría de las veces. el manejo del dolor fue caracterizado por procedimientos poco claros.” También evidenciamos oyendo los relatos de los entrevistados que ellos pensaban estar en un hospital donde estaban los mejores profesionales. La morfina y el tramadol fueron usados en algunos de los entrevistados que decían tener dolores fuertísimos. VV. para la cual. no estuve buscando otro remedio. La experiencia de la recuperación El largo camino del retorno La cirugía Consideramos que el momento de la cirugía fue el paso inicial de la recuperación de estos pacientes. Vagos recuerdos de su ingreso al quirófano se obtuvieron.” Cuidados del dolor por parte del equipo de salud En algunos casos. recibían la medicación rara vez. Uno recibió la morfina dos veces al día. ya que el grado de su fractura no era tan severo y porque era bastante anciana y tenía varios problemas concomitantes. ellos hablaron conmigo y yo me dormí no se como […] Luego me desperté y ya todo había terminado y quedé muy atontada con la anestesia. Pero en ciertos casos. hipertensión arterial. que contaba con buenos médicos pero recursos limitados. y entonces juzgaban que estaban recibiendo el mejor tratamiento posible. otro una vez y la mayoría no recibió morfina en el hospital. que es buena. lupus eritomatoso sistémico y trombosis venosa profunda en las piernas.AA. pensé que era el más fuerte que había. siendo los analgésicos administrados irregularmente o por haber sido solicitados (si era necesario).” “Los remedios llegaban todos los días a la misma hora […] y eso debía ser todo lo que necesitaba yo. pero que no tiene un efecto muy poderoso con un dolor como el de la fractura del fémur. Entonces los pacientes intentaban no exigir mucho. No dolió. El Tramadol fue el más frecuentemente prescrito. no precisaba tanto remedio. “Como yo hablé y dijeron que ya estaba yo tomando el remedio.” “Sabía que no estaba en los Estados Unidos. Las recomendaciones eran que la medicación fuera dada regularmente.

pero ahora ya es más fácil ir al baño en la silla. como elementos determinantes más importantes en la rehabilitación después de la fractura de la cadera.” “Yo necesitaba ayuda para sentarme en la silla y para ir al baño. todo fue mejor. Ellos cuentan que era un momento de extrema dependencia y de vuelta a la infancia. Como las entrevistas fueron hechas en una fase sub-aguda de la enfermedad. ya casi lo logro [estar de pie].” “Cuando yo tenía que usar el orinal en la cama me parecía muy feo. Sin embargo los otros pacientes demostraron una introspección y una visión negativa de la fractura.” “Cuando […] nuevamente me paré. En grado variable. sentí que ya mismo iba a estar sana. hacer allá con todo el mundo viendo […]. Mucho de eso se debía al ambiente familiar que se mostraba favorable y estimulante respecto de la recuperación del anciano. Yo ya me siento. fijándose en el proceso de recuperación y considerando la pérdida de actividad física como una condición temporal.Salud e interculturalidad en América Latina “Fui al quirófano por la mañana y cuando volví ya era casi de noche […] Sólo recuerdo hasta el momento de la anestesia. así pude notarlo. que había que luchar para hacer sus necesidades básicas y que tenían que adquirir una resistencia para arrastrar la vergüenza que ciertas situaciones implican: “Yo no conseguía hacer nada hasta que comencé la fisioterapia […] Yo ahora ya consigo hacer muchas cosas que no pensaba poder hacer más. Pero la alegría y la esperanza de lograr nuevas conquistas pueden ser deducidas: “Fue una alegría cuando conseguí llegar hasta el baño. dentro del urinal que ellos ponen debajo […] Tres horas en que uno pierde el control y no sabe a que hora va a terminar. me pongo […] mi camiseta.” “Después […] cuando empezó la fisioterapia. Dentro de esta categoría encontramos la lucha para reobtener el aspecto físico anterior. estos cuatro entrevistados tenían la esperanza de poderse mover de nuevo.” 145 El factor “motivación” para poderse desplazar. fue una clave determinante en la recuperación de estos pacientes. cooperación y función mental preservada en la admisión. .” El comienzo de la lucha Tres participantes dieron informaciones claras respecto del inicio de la recuperación después de la cirugía. no pudieron ser detectados avances mayores. recuperada cien por ciento. habiendo sido influidos en una categoría en la sección subsiguiente de este capítulo.” La reconquista de la independencia Los participantes también relataron sus avances con relación a la independencia relativa en las actividades de la vida diaria.” “Era una lucha para ir al baño. como estaba antes. Un estudio de Eldar y otros (1995) hace una lista con motivación. […] En la fisioterapia ya mismo voy a poder hacer volteretas. pero no era gran cosa.” “Yo pasé tanto tiempo recostada que no me parecía posible que pudiera levantarme.” “Hubo una vez en que no aguanté e hice en la cama mismo [las heces].

Esta investigación intentó enfocar justamente esta fase. y siempre tengo a alguien conmigo […] Hay cosas que no consigo todavía hacer. Ahora. planchaba. estaba el miedo de forzar demasiado la pierna recién operada y perjudicar el resultado de la cirugía.” “Yo ahora. Mencionaron el dolor. cocinar. como caminar libremente y moverse sin restricciones. la debilidad.” La confianza en el cuerpo es dudosa. el desconsuelo. ellos se sienten más frágiles y tienen menos confianza que antes en la respuesta del cuerpo. La experiencia de la incapacidad Ahora así será la cosa En este punto. “Yo siempre uso un andador. Antes estas funciones diarias. eran poco valoradas. sabe. incluso porque no logro ver bien.AA. VV. de caer al suelo.” “Sí. Concomitante con eso. me quedo bien “agarradita” en la cama para no tener el peligro de resbalar. se inicia el segundo momento que fue discutido con los entrevistados.” 146 Los sujetos mencionaron también que los cambios en sus cuerpos les impedía moverse normalmente y que debían adaptarse a una nueva forma de movimiento. cocinaba. la inseguridad y las restricciones en su capacidad de moverse. yo estoy más [limitado] ahora. Los pacientes describieron la forma en que se hicieron muy cautelosos e inciertos respecto a su habilidad de moverse. con la incapacidad. divididas entre los tres cambios sufridos por los entrevistados. y la tolerancia de sus cuerpos. que es la de los cambios en las relaciones que la persona con fractura de fémur sufre respecto de su ambiente la casa. Pudimos encontrar cinco categorías. los entrevistados expresaron como sentían sus cuerpos con relación al momento anterior a la fractura. Los entrevistados también hablaron del miedo de caer nuevamente y de la preocupación por las consecuencias de una nueva caída: “Yo me muero de miedo de caer de nuevo. muy despacio. pero lo conseguiré […] Cosas que antes era fácil [hacer] ahora tengo miedo de intentar hacerlas y que termine sucediendo algo.” “Yo ahora soy bastante más cuidadosa […] Cuando me muevo tengo cuidado para no tropezar. mis piernas están débiles […] Yo tengo miedo de caer. ahí sí ya no hubiera como adaptarse.” “Yo lavaba. la rigidez. barría la casa […] ahora ya no puedo hacer nada de eso. como lavar ropas y platos. Con relación a su cuerpo y a sí mismo Limitación de movimientos y pérdida de confianza en el cuerpo En esta categoría. talvez afectando la pierna permanentemente: “Yo sé que ahora no puedo hacerlo todo […] hay que andar con calma. . la fatiga. ya no puedo poner fuerza en esa pierna. cuando voy a levantarme. barrer la casa y andar en la calle.” “Si sucediera una cosa de estas de nuevo. Su propia capacidad es cuestionada por ellos mismos.” “Ahora que yo “toy” [estoy] operada. estas funciones eran difíciles y los entrevistados tenían miedo de realizar actividades que antes hacían en forma rutinaria.

el proceso de traslado hasta la llegada al IJF. A. el hecho de llegar a ser más dependientes de otro. la sublimación del dolor y el cuidado hecho por el equipo de sanidad.C.A. uno nunca sabe lo que puede suceder […] Yo misma pienso que si he de morir. M. SIDENVALL. La experiencia del dolor. H 2005 On loss of activity and independence. 147 . GONZALEZ-MONTALVO. 14. 555-558. adaptation improves life satisfaction in old age – a qualitative study of patients’ perceptions. El estudio indica que la fractura no solamente quiebra el hueso. B.E.” “Yo pienso que no es bueno seguir andando por ahí.). aislamiento y restricción dentro de la casa y sentimiento de envilecimiento.” Ellos comienzan a conocer y tolerar sus cuerpos alterados. n. M.. ALARCON. In: GOLDENBERG. M. v. en esta investigación. K. objetos e abordagens em ciências sociais e saúde. N. ANDRÉ.M. el socorro. J.. los medios para evitar que el dolor apareciera.” La experiencia de la fragilidad física y de la inseguridad.” “Yo pensaba que nunca me caería […] hasta que de pronto me sucede una cosa de estas. A pesquisa em educação: abordagens qualitativas. fueron acompañadas por la incertidumbre en una recuperación completa. el movimiento con dolor. que hay otras personas que le necesitan a uno […] Hay otras cosas en que uno tiene que pensar. LITHELL. T.Salud e interculturalidad en América Latina “Hijo mío. ALMEIDA FILHO. me caigo de nuevo. R. GOMES. y la visión inicial de una experiencia asustadora. Conclusión La fractura del fémur es una de las principales causas de enfermedad y mortalidad.143-56. Rio de Janeiro: Fiocruz. el tipo y el lugar del dolor. La experiencia de la recuperación habla de la cirugía y de la lucha para la independencia.. BARCENA. Quality of Life Research.G. Estas experiencias fueron descritas como limitación del movimiento y pérdida de la confianza en el cuerpo. 11-24. 2001 Further experience of nonagenarians with hip fractures. 1111-1125. no... Las consecuencias vividas fueron de orden multidimensional e involucraron cambios dramáticos en la vida de los entrevistados. especialmente entre ancianos.. implicó la magnitud del dolor. ANDRÉ.. O’REILLY. cercanía de la muerte y pérdida de entusiasmo por la vida. MARSIGLIA. v. A.I. La experiencia de la incapacidad habla de las experiencias del cambio con relación al cuerpo y a uno mismo. P. M.A. In: LUDKE. el miedo de sentir el dolor nuevamente. p. P. Usted sabe. HEPWORTH. 4. p. es un mal de viejo. M. reconociendo que podría ser peor: “Hay cosas que le pasan a uno y uno piensa que va a morir […] Piensa que prefiere morir a quedar lisiado..A. Los individuos explicaron con gran énfasis la falta de movilidad y de las funciones cotidianas ligadas a esta. Luego uno para y piensa que no está sólo uno. SAEZ. São Paulo: Editora Pedagógica e Universitária. La experiencia del trauma implica el proceso de la caída. a los demás y a toda la situación de la vida.D.D.H. aprenden limitaciones y llegan a tener una visión más clara de su situación.. Injury. O clássico e o novo: tendências. el momento de la fractura.. Referencias ÅBERG. p. cuando la cabeza piensa una cosa y el cuerpo hace otra. 32.E. p. 2. (Orgs. 2003 Integração metodológica na pesquisa em saúde: nota crítica sobre a dicotomia quantitativo-qualitativo. 1988 Abordagens qualitativas de pesquisa: a pesquisa etnográfica e o estudo de caso. cap. sino que deja graves heridas sociales y existenciales.

A. P. and type of residence. M. p. Rev Saude Publica. A.. J.. e EL GHAOURI. DEWAR.. no 004.. v. T... Philadelphia: [s. Velhice ou terceira idade? Rio de Janeiro: Fundação Getulio Vargas. 38(1). 1991 Finding meaning after the fall: injury narratives from elderly hip fracture patients. 281-306. 184-200. Educação. FADEN. J. v. E. MINAYO..H.M. J. 1994 Memória e sociedade: lembrança de velhos.R. INSTITUTO BRASILEIRO DE GEOGRAFIA E ESTATÍSTICA (IBGE) 2000 Perfil dos idosos responsáveis pelos domicílios no Brasil. S. R. F. Soc Sci Med.L. M. p. K.D.C.. 1992 Falls among older persons: A public health perspective. p. v. n. São Paulo: Instituto de Ortopedia e Traumatologia. A. 1997 A saúde dos idosos brasileiros às vésperas do século XXI: problemas. British Medical Journal. G. INSTITUTO BRASILEIRO DE GEOGRAFIA E ESTATÍSTICA (IBGE) 2008 Censo demográfico 2000.E.. VV. 1996 Pain and elderly patients: a survey of nurses knowledge and experiences. v. v. p. In: Barros. WALKER. 93-99. 2004 Causas e conseqüências de quedas de idosos atendidos em hospital público.. Brasília: Ministério da Saúde. I. v. M. S. AMATUZZI. M. T. p. CAMARANO. 21(4). SATTIN.shtm> Acessado em 16 de agosto. potencialidades e limites na pesquisa em saúde. 2008 Etnografia: uso. Annual Review of Public Health.F. 1998 A antropologia e o estudo dos grupos e das categorias de idade. p.Comunicação. M. Saúde. M. F. Muito Além dos 60: os novos idosos brasileiros. 13. Rio de Janeiro. J. 2004 Estudo da mortalidade na fratura do fêmur proximal em idosos. 390. projeções e alternativas. Disponível em <http://www. J.M.D.G. n. COOLS. E. B.25. L.. A. R. A. e colaboradores 1994 Trauma Nursing: From Resuscitation through Rehabilitation. São Paulo: Companhia das Letras. DEBERT. CARRESE. VAN BALEN.. 325. POLDER. 237-242. p. out/dez. FINUCANE. L. R. 2a edição. Clinical Orthopedics . QUIRK. 1995 Pain: the views of elderly people living in long-term residential care settings.J. v. 2002 Planning for death but not serious future illness: Qualitative study of household elderly patients. RODRIGUES. SAKAKI. CLOSS. 1994 Caring for elderly people with persistant pain in the community: a qualitative perspective on the attitudes of patients and nurses. J.. Health and Social Care. STEYERBERG. 31(2). LANDIM. p. A.gov.P. COSTA JUNIOR. CAPRARA. Acta Ortopédica Brasileira. 12. 489-508. BOSI. SUZUKI..ibge. MULLANEY. 947-957. Ministério da Saúde. RIBBERS./jun.. LEME. 221-228.C. p. 33(8). p. V.n]. v. p.G. A. 2005 Violência contra idosos: é possível prevenir. p..W.. 242-249.C. COELHO. 2001 Hip fracture in elderly patients: outcomes for function. 667-74. v. CARDONA. HABBEMA. abr. 7356. . 2..S. 148 BORKAN.P. quality of life.R. Journal of Advanced Nursing.M. E. A. Secretaria de Vigilância em Saúde. SULLIVAN. 1999 Idosos brasileiros: que dependência é essa? In: CAMARANO. 125-30. In: Impacto da violência na saúde dos brasileiros.J.L. CHAIMOWICZ.. M. FABRÍCIO.363-76. Rio de Janeiro: IPEA. R. YATES. H..W. v. SOUZA.12. Revista de Saúde Pública. S.J.AA. FENTIMAN.. v. Journal of Advanced Nursing. OLIVEIRA.br/home/estatistica/populacao/ censo2000/tabelabrasil111. Interface . 232-243. 23(2).

Con el mismo método cultivan trigo para venderlo en el mercado regional. Tal vez había sido un “incepto” el que le había picado. en México. “Su problema”. El rostro de Margarita tiene el aspecto de una cara de dos colores. Doña Laura me contó “el problema” de Margarita. al menos no para riego. pero este líquido vital no está disponible en la región. actualmente se percibe excluida de la posibilidad de tener una pareja y una familia. Tal vez alguna industria instalada en la región lo utiliza como materia prima. Distrito de Tlaxiaco. Lo cultivan para venderlo y obtener algo de dinero porque el maíz y el frijol sólo cubre sus necesidades alimentarias. Evidentemente es cultivado porque alguien lo compra. hice esta deducción cuando Margarita contó que transportan el trigo en burros por dos razones: hasta hace muy poco tiempo no había carreteras hasta Santa Cruz Tayata y. Cuando llegó la edad de formar una familia. indagué más tarde. fueron casándose mientras ella quedó al margen del matrimonio y permanece así hasta la fecha. Un día. los párpados y el tercio superior de la nariz son casi negros. Su familia es campesina y sobreviven con maíz y frijol. le cambió el carácter volviéndola introvertida e impidiéndole relacionarse con los jóvenes “del ranchito” donde vive. pagar algún transporte equivale a perder el ingreso de la venta. La frente. municipio de Santa Cruz Tayata. una a una. hasta un pueblo contiguo llamado Santiago Teolomecatl. por otro lado. Cuando pregunté a la joven por otros componentes de su alimentación dijo que las verduras y las frutas no se comen en su casa. Como si fuera una cáscara. estado de Oaxaca. Cuando Margarita mencionó el trigo pregunté si lo utilizaban para hacer pan. le dijeron finalmente. se le inflamó la cara hasta impedirle abrir el ojo izquierdo (hasta hoy Margarita no tiene control del párpado. su dieta aporta principalmente calorías para el trabajo. su ojo siempre está abierto) y la piel del rostro empezó a necrosarse. a lomo de burro. en cuestión de horas.¿ERRORES EN EL QUIRÓFANO?1 Gilberto Hernández Zinzún2 FESI-UNAM México Margarita García García3 es una joven oaxaqueña de 23 años. requieren grandes cantidades de agua. Luego pregunté si en Santiago Teolomecatl había panaderías. cultivados en tierras de temporal. los compradores son intermediarios que lo revenden. Viven en el límite de la subsistencia. y en todos los estudios “salió bien”. Es la octava hija entre 10 hermanos. Volvió a decir “no”. le salieron unas ampulitas en las nalgas y luego también en la cara. 7 mujeres y 3 hombres. dijo “no. Nació en “La Estancia”. pero casi nulos minerales y vitaminas. En ese momento lo comprendí. como ella nombra una lesión en el rostro. en el hogar de los padres4. La llevaron al médico pero “no sabían qué tenía”. común en la población indígena. 149 . La piel de la zona oscurecida (‘hiperpigmentada’ en el vocabulario médico) tiene además la apariencia de ser más delgada. es para la venta”. aprovechando el ínfimo valor de la fuerza de trabajo de la zona y el consecuente precio bajo del grano. dura y deshidratada que el resto de la cara. empezó a los ocho años. El cereal se transporta en costales. Al parecer en la región no comen trigo. durante la enfermedad. con dos texturas. Sus padres son Mario García Morales y Laura García Reyes. de 60 y 48 años respectivamente. con una calentura. como la mayoría de las familias de La Estancia. mientras el resto de su cara es color café cobrizo. Las hortalizas. Margarita miró cómo sus amigas y conocidas.

La intervención sería micro-cirugía. “puede sentir un poco de náusea. pero una doctora de apellido “Robles” les recomendó no hacerlo porque “en Oaxaca no había equipo para atenderla”. lee el nombre del paciente y grita: “¡Margarita despierta! ¡Margarita despierta! ¡Ya te operaron! ¡Margarita despierta! ¡Ya terminó la operación! ¡Todo salió muy bien! ¡Margarita!” Qué significa anestesia y “estar anestesiado”9 Anestesia. Ahora. VV. salientes hacia los lados. ocurridas en 1990. En “Pediatría” hicieron un transplante. y entre los hechos biológicos y su significación cultural. duraría más de ocho horas. pareció alegrarse cuando me reconoció (aún no había sido anestesiada). la disminución radical de las sensaciones del sujeto significa “su desacoplamiento del mundo”. Lo que permite la intervención en el cuerpo de Margarita parece ser la exclusión radical. “ya se la llevaron” respondió una enfermera cuando pregunté por ella. se tomará piel de su pierna y brazo derechos. La operación estaba programada para las 8:30. Llegué a las 8:10 con la idea de acompañarla al quirófano. Son visibles las cicatrices de las primeras extracciones de piel en la pierna y el brazo izquierdos. pero no sabía su domicilio y carecía de medios para localizarlo. al concluir la operación.AA. . La puerta de retorno es el nombre del anestesiado. un tipo de interrupción entre los estímulos y las respuestas biológicas. viene del privativo griego an. pero en ese momento no lo sabía. para transplantarse en otra zona) se adelgazó. La anestesia parece ser una separación artificial entre las sensaciones del cuerpo biológico y sus percepciones. y ahisthesis ‘sensación’. En los hechos estaba aislada de su familia. Margarita sería operada por el doctor Sánchez. de la sensación y de la significación de su propio cuerpo. Margarita García estuvo totalmente inmóvil durante más de 8 horas. médico adscrito al Servicio de Cirugía Plástica del Hospital. La anestesia llamó fuertemente mi atención _la percibí como la “puerta de salida” de este mundo simbólico_ se da entre palabras suaves y amables. Luego Carmen8 acercó la mascarilla con el anestésico gaseoso y cubrió boca y nariz: “respira profundo” “Otra vez. para producir esa inmovilidad se requiere inducir ‘coma’ y ‘paro respiratorio’ con la anestesia. Les sugirió entonces llevarla a “Pediatría5” en la Ciudad de México. Doña Laura recurrió entonces a la práctica ancestral de la población indígena _establecida desde la época colonial_. y el doctor Octavio Paz (médico residente de tercer año) sería el ayudante. y de su hermana. tomaron piel de la parte interna de su brazo izquierdo (la más semejante a la piel del rostro) y con ella le sustituyeron la parte dañada de su cara6. ocho en total. Pero el “colgajo” (término utilizado por los cirujanos plásticos para nombrar un trozo de piel. el anestesiólogo mira el expediente. A ello se debe la apariencia bicolor de la cara de Margarita. En determinado momento los médicos residentes colocaron unas tablas (bajo el “colchón” de la plancha). Se encontraba en los quirófanos centrales. El acoplamiento del sujeto y demás vivientes en sus entornos se produce a través de las sensaciones “recogidas” por los sentidos y el procesamiento cognitivo que de ellas realiza el cerebro. interconectados a través de una red de pasillos. Llegué a tiempo para saludarla. Cuando conocí a Margarita supe que al día siguiente sería intervenida quirúrgicamente. Debido a lo anterior. La familia no pudo dar seguimiento al primer tratamiento debido a la dificultad para permanecer en la Ciudad de México. ¡es normal!” Es una situación interesante: para abandonar el mundo simbólico se significan las sensaciones de “la salida”. “sin”. significando las sensaciones del sujeto: “le va a dar sueño” “le estoy poniendo un relajante”. 150 Ella y su marido pensaron llevarla a Oaxaca. de dormir en algún pasillo del hospital para acompañar al familiar internado durante el tiempo que fuera necesario. respira profundo”. para corregir el problema. endureció e hiperpigmentó7. En 1990 una hermana suya habitaba en la ciudad de México. en Pediatría. y allí descansaron sus brazos. Tal vez para que puedan servir posteriormente como portal de entrada. regularmente tomado del propio paciente. de su territorio. “Sin sensación”. De ese modo durmió dos meses en Pediatría. había acordado acompañarla durante la cirugía desde el día anterior.

La cama de Margarita estaba vacía Era jueves. a las 8 de la mañana miraría a Margarita en una cama de la sala de recuperación. Luego dibujó una elipse abarcando casi la totalidad de la piel interna del brazo. Durante el trayecto a los quirófanos. fue retirado. Pero había cierta inquietud entre los médicos. el doctor Paz (DP) empezó a caminar hacia los quirófanos con el doctor Miguel de Cervantes (DMC). Colocaron “gel” en la piel y luego unos electrodos. denominado “unidad estética” en la jerga de la cirugía plástica. “Es una broma” había pensado. Disecaron una vena del lado derecho de la frente y una arteria del lado izquierdo. Me causó una honda impresión. Se escuchaba la irrigación arterial en la unidad estética. tal vez había exceso de grasa debajo de la piel. Su brazo desprovisto de piel y grasa tenía el aspecto de los dibujos anatómicos de Leonado da Vinci. en el pase de visita. 151 . llegué contento al pase de visita. Los médicos residentes tardaron mucho tiempo en retirar el “simple trozo de piel”. de unos diez centímetros de ancho. Salí imaginando el día siguiente. Trajeron un aparato amplificador del sonido turbulento de la circulación sanguínea. una entrada para la sangre arterial y una salida para la sangre venosa. también afectado. y escucharía la mención de los aspectos importantes de la intervención quirúrgica en la voz de algún médico residente de primer año. Una especie de euforia provocada por la aparente compaginación entre la realidad y lo planeado. secos y opacos por la falta de irrigación. El colgajo debería tener. La intención era lograr el retorno venoso y la irrigación de la unidad estética por medio de la vena y la arteria seleccionadas10 y posteriormente unidas (anastomosis) desde la región de las sienes a sus similares de la unidad estética. entre las articulaciones del codo y la muñeca. Durante el proceso. La unidad quedó con una apariencia abultada. necesitaba retirarse con toda su grasa y además conservando sus sistemas arterial y venoso. sin Margarita en la sala de recuperación. Debían realizar cortes muy cuidadosos porque el gran trozo. Paz11 y de Cervantes no hablaban de Margarita. deberían decidir cuál de las arterias y cuál de las venas utilizarían para tales efectos. deduje. Mientras lo quitaban y una vez separado. los cirujanos plásticos también habían desprendido la piel oscurecida de la frente y del nacimiento de la nariz. a manera de torniquete ancho y muy apretado entre el hombro y el codo. pues no era capaz de imaginar al doctor Paz en una segunda intervención. entonces. médico adscrito. Después de unas dos horas. Antes de empezar el corte y el desprendimiento de la piel. sub-especialista en cirugía de mano. unos 450 metros aproximadamente. lo supe pronto. Me sentía profundamente cansado después de 8 o 9 horas en el quirófano. supuse. los médicos residentes habían bloqueado la circulación por medio de unas bandas de hule muy elásticas. El trozo de piel fue integrado de forma arterial y venosa y su borde fue suturado. se había apoderado de mí. Todavía pensaba que podía tratarse de una broma12. la cirugía había sido extenuante. Ese estado me impidió comprender lo dicho por el doctor Octavio Paz unos minutos antes: Margarita había sido re-intervenida. Sin embargo era verdad. Al tiempo de retirar la unidad estética del brazo.Salud e interculturalidad en América Latina La intervención quirúrgica El doctor Sánchez midió las dimensiones de la piel a sustituir en la frente de la paciente. el brazo de Margarita mostraba los haces de músculos y nervios. Al terminar el pase de visita. parecía estar sumido. utilizando para ello la distancia entre los extremos de sus dedos pulgar y medio (con la mano extendida). La zona a sustituir descendía desde el inicio del cuero cabelludo hasta las cejas afectando parcialmente los párpados. Me emparejé. El nacimiento de la nariz. Con el tiempo esa grasa será re-distribuiría.

el encargado. El DMC tocó el colgajo “lleno”. Sentí mucha inquietud. Es una superficie rectangular de unos 15 por 25 metros aproximadamente. El Dr. En medio de ese espacio casi vacío estaba una cama ocupada. VV. aparentemente. ¿cómo está? Hizo un movimiento de cabeza. lo recuerdo como a 5 o 6 metros aproximadamente. Lo tomé del antebrazo izquierdo al momento de dirigirse al encargado verbalmente. Aún cuando los médicos residentes y adscritos se hayan ganado esa desconfianza. hasta 8 horas o más. para hablar claramente. oscuro y muy inflamado. “¿Por qué no hacen bien su trabajo?” “Luego vienen a utilizar otra vez los quirófanos y me echan a perder mi programación. Cuando “está trabajando bien”. Nos acercamos. quien dijo “no estoy hablando contigo”. Cuando el encargado decía “¿por qué no hacen bien su trabajo?” inclinaba un poco la cabeza hacia el lado donde estaba Paz. “¿Y qué va pasar?” . me bloquean un quirófano”. en dos vías: se dirigía a de Cervantes y al mismo tiempo parecía aludir a Paz13. “Buenos días Margarita. se mantuvieron hasta perderse el contacto visual entre todos. Al presionar con el dedo. Entendí entonces: efectivamente “se iba a bloquear” un quirófano durante más de un turno”. Desde lejos se distinguía a Margarita García. ambos se dirigieron al responsable o encargado de los quirófanos centrales. todo el injerto en la frente se percibía desde lejos como una semiesfera oscura. El espacio se ve viejo y descuidado. Cuando transcribía estas notas supuse que la negativa del responsable de los quirófanos se debía a posibles engaños anteriores. Lo visto y escuchado en la discusión me hizo pensar que sí. Margarita abrió los ojos e hizo una gesticulación adicional cuando me vio. No podía hablar (los músculos de su rostro quedaron muy inflamados con las tres intervenciones quirúrgicas seguidas y tardaría una semana. y yo mismo. El “quirófanero” hablaba. Margarita estaba en el área de recuperación contigua a los quirófanos. me percaté de ello en las visitas posteriores). 152 Cuando llegamos. más o menos. En ese momento argumentó que no concedería el quirófano porque “le desprogramarían” su cirugía. Y efectivamente. Cuando nos alejábamos de ellos le decía “si lo insultas o le pegas no tendremos el quirófano. El encargado volvió a decir “no”. y está cubierto de polvo. de Cervantes dijo con voz alta y fuerte ¡Hay que operar pronto a esta muchacha! ¡Se puede quedar “sin frente”! “¿Qué pasó?” Pregunté al DMC. De pie en la zona de acceso al lugar. El encargado. empezó a mencionar el trabajo “mal hecho”. como una bodega abandonada. Pronto sabría que no había quedado bien. o así lo pensé. “El colgajo “está llenando” pero no hay retorno. Lo tomé como una señal de reconocimiento. pues le iban a “bloquear” un quirófano de los que tenía listos para ese día. Posteriormente recordé que la operación de Margarita era microcirugía y eso significa larga duración. El doctor Miguel de Cervantes le dijo que se trataba de una “urgencia urgencia”. El DP cooperó para no complicar el asunto. dijo “no”. lo que pareció molestar al programador de quirófanos. El techo es muy alto. pueden verse en la pared derecha unas ventanas que comunican con el exterior. Le pidieron un quirófano para una urgencia.AA. vuelve a oscurecerse. aún a la distancia se notaba el injerto. Las facciones del DP se distorsionaron. un médico al parecer. es inevitable preguntarse si una “programación” es más importante que una persona. pero echando el cuerpo hacia delante. El doctor de Cervantes consiguió el quirófano después de unos minutos. parece un área abandonada. el injerto no drena su sangre. la zona oprimida se aclara (la sangre venosa es desalojada de los vasos) y al retirar la presión. Hay algunas camas de aspecto desvencijado y herrumbroso. En determinado momento el DP aportó a la argumentación. Los cruces de miradas penetrantes entre Paz. Pero al hablar con el DMC. espérate a que Miguel lo convenza”. por eso el congestionamiento se nota en todo el injerto”.

La búsqueda de la vena duró unos 40 o 50 minutos. Luego buscaron una nueva vena en la región de atrás de la oreja derecha. 153 . todo había cambiado. exactamente como si no estuviera allí. pero ya sin preámbulos. me parecieron horas. es una práctica cotidiana. su exclamación final. todo eso fue dicho frente a Margarita. pero luego observé que el órgano era muy elástico y podía estirarse). para no dañar el vaso al momento de ser retirado. realizados con unas tijeras pequeñas con filo en los bordes externos de las hojas.Salud e interculturalidad en América Latina Después de un tiempo sin trabajo de la vena. con ello se evita el mismo efecto indeseable en caso de algún espasmo del vaso. Por fin obtuvieron el trozo de vena de unos 10 centímetros (la distancia entre los extremos de las venas del colgajo y de la cabeza era mayor. En esa segunda ocasión todo fue diferente. poco a poco. se puede quedar sin frente! Mis preguntas. Se hinca la tijera cerrada en algún lugar. ¡Hay qué operar pronto a esta muchacha. A lo largo de su trayecto. El trozo de vena fue preparado por el DMC. las respuestas del DMC. volví el rostro hacia la joven para decirle: “Margarita. Miguel empezó con gran paciencia a quitar las fibras adheridas a la superficie externa del vaso. El doctor de Cervantes dio instrucciones para el lavado. Localizaron dos venas. Por fin localizaron la vena… Una vez localizada la vena los cirujanos hicieron un corte a la altura de la ceja derecha. Tal vez como intento de equilibrar lo hecho. todo va a salir muy bien. De manera alternada con la solución caliente también ponen heparina15. como un pequeño microscopio. De nueva cuenta nos dirigimos al quirófano. y empezaron a retirarla con mucho cuidado. Unos tres o cuatro centímetros más abajo estaba el vaso que recibiría la sangre venosa del colgajo. mencionaron su nombre pero lo olvidé. la vena está sujeta por múltiples estructuras fibrosas que deben retirarse. “Ay graaaaacias” dijo con voz apagada pero muy emotiva. DMC seleccionó una. cualquier fibra puede producir un “estrangulamiento” de la vena y provocar el fracaso de la intervención quirúrgica. Los médicos residentes “descosieron” una parte del colgajo próxima a la zona donde se encontraba la obstrucción. con Isodine. la arteria también pierde sus propiedades. una vez dentro me vestí mucho más rápido que el día anterior. Los médicos comentan el diagnóstico y el plan quirúrgico frente al paciente. Después de la incisión buscaron la vena por medio de cortes en capas muy finas. Sentí el nudo en la garganta. si fuera necesario. de las zonas del cuerpo que podrían aportar piel para hacer “colgajos”. la unión al equipo quirúrgico desde antes del inicio de la cirugía me permitió más facilidad y libertad de movimientos dentro del quirófano. luego el cirujano abre las hojas y en ese momento corta. De otro modo. midieron la distancia entre el extremo de la vena del colgajo y la vena de la cabeza. era la tercera intervención de microcirugía en 24 horas. la van a operar los mejores doctores”. Empezaron una incisión en la pierna derecha (preparada con anticipación) a media distancia entre la rodilla y el tobillo. Simplemente empezó la anestesia. Ahora yo también había intervenido en una situación similar. A través de un lente. me explicó. de ese modo se mantiene el flujo de sangre y se evita el taponamiento y su consecuente inutilización. instalado en un armazón ajustado al rostro. Desde el descubrimiento de la vena del colgajo y hasta la realización de la “anastomosis” con la vena de la cabeza14 un médico residente echaba solución salina tibia al extremo que venía del colgajo. Carmen empezó la anestesia de nuevo. la incisión descendió por la sien para “ocultarse” detrás de la oreja.

demandantes. Recuerdo que los residentes platicaban y bromeaban. Tosía frecuentemente sobre los músculos expuestos de Margarita. Mientras trabajaba platicaba y reía mucho16. la anestesióloga. no reclaman. No recuerdo que Sánchez hubiera llamado la atención a alguno de ellos por desatender la vena con el agua caliente y la heparina. Observé la recuperación rápida y sostenida de Margarita en las visitas realizadas los días siguientes. con el doctor de Cervantes puede ver por encima de su hombro. y durante lapsos largos no atendían el estado del colgajo. llegan a demandar legalmente al Hospital ante una insatisfacción con la atención del Servicio. son dóciles y obedientes. suelen ser “recomendadas”17. hizo operaciones aritméticas y llenó las hojas. también se retiró cuando terminó su turno. Ahora por tercera vez se había realizado la operación. Luego Margarita fue re-intervenida y no estuve presente para enterarme de lo sucedido. son muy exigentes. e interrumpida en más de una ocasión porque salía del quirófano para fumar). son pacientitos. El cubrebocas se deslizaba hacia abajo y lo retenía haciendo movimientos con el labio inferior. Parecía inclusive un movimiento ritual. de Cervantes estuvo al mando de la intervención quirúrgica. cuando coordinó la operación (inconclusa porque terminó su turno y se retiró. Mientras que con Sánchez mantuve una distancia de un metro y medio aproximadamente. El trabajo paciente y minucioso del Dr.AA. llevó el papel más activo en la resección de la unidad estética. En primer lugar no retiró las fibras de la vena. pude preguntarme si el reclamo del encargado de los quirófanos tenía fundamento o no. Bajo la coordinación de Sánchez un médico residente nunca antes visto por mí en más de un año. Mientras las personas de clase media presentes en el Servicio. llegaba miraba y volvía a retirarse. todo había sido bien realizado. 154 . cuando menos parcialmente. lo corroboré. al parecer para dar la impresión de haber estado atendiendo el proceso de la cirugía todo el tiempo. añadió. quienes acuden al Hospital para ahorrarse el costo de la cirugía en la medicina privada. no me percaté que lo hiciera porque no era un observable para mí. Mi interés en su trabajo parecía de su agrado. y hasta groseras. mientras mantenía la boca abierta. y todo había sido muy cuidado por el doctor de Cervantes. de Cervantes ordenó la aplicación de la solución y la heparina en muchas ocasiones. además me explicaba lo que hacía. A momentos muy distanciados. Los días siguientes. Carmen. al menos para la capacidad visual de mis ojos_ ahora cobraba sentido. La hechura de nudos con el hilo once o doce ceros _no apreciable a metro y medio de distancia y a simple vista. VV. Incluso. Cuando ingresé al quirófano mientras el Dr. Mientras que el Dr. Luego. incluido en ello los mencionados “descuidos”. ¿Por qué se presentaron tantas desatenciones y descuidos en la cirugía de Margarita? ¿Ser una joven indígena influye en algo? ¿Los médicos habrían sido “descuidados” si en lugar de Margarita hubieran operado una joven de la clase media de la ciudad de México? En las primeras conversaciones mantenidas con la trabajadora social del Servicio de Cirugía Plástica comentó: “los pacientes pobres son los más ‘pacientes’. de Cervantes dio resultado: la intervención quirúrgica fue un éxito. y la de relevo no estuvo presente durante la intervención. en un papel. un movimiento tal vez mágico para alguien más ajeno que yo a la cirugía. cuando observé a Sánchez hacerlos parecía que sus manos se movían sin objeto alguno. pude significar lo que había visto la primera vez. cuando transcribía las notas de campo. Tampoco recuerdo la solución salina caliente y la heparina constantes. cuando visité a Margarita García. Una vez observado el trabajo del DMC pude apreciar más lo realizado por el doctor Sánchez. o bien. Lo “mal hecho” ¿existió o no? Después de la tercera intervención.

Así como querías. representan el acuerdo de beneficio mutuo entre médicos y pacientes. y de nuevo no la entendí. El día fijado coincidió con el pase de visita donde Margarita fue por fin presentada. Eso incluía.Salud e interculturalidad en América Latina Una intervención quirúrgica en el “privado”18 Algunos días antes de la operación de Margarita. al parecer. limitado al frente por una reja metálica con puerta del mismo material. rápido. Había visto operar varias veces en el Hospital al joven cirujano plástico que colocó unos implantes mamarios a una mujer de unos 25 años nombrada “jarochita” por el anestesiólogo del equipo quien. “mata todo”. La volvió a decir. La diferencia era impactante. El cirujano es muy diestro. que la cirugía privada “es la flor imperial”. Del lado izquierdo hay lugar para una recepcionista detrás de un cristal oscuro. la entrevista-comida que teníamos acordada. máximo. quedaste muy guapita. Llegamos a una clínica con apariencia de pequeño edificio de departamentos. similar al utilizado en las cajas de algunos establecimientos comerciales. seguro y cuidadoso. Dos pasos adelante se encuentra la puerta hacia el quirófano. debido a la enorme demanda de cirugía plástica de hoy en día. quise pensarlo así. te vas a ver bien bonita en traje de baño. inclusive en los consultorios de los cirujanos plásticos. ésta podría ser simultáneamente una comida. La parte médica del edificio comprende la primera y segunda plantas y parece ocupar lo que originalmente fueron dos departamentos. hablando en términos del póquer. quien en una charla posterior me reveló algo muy interesante cuando le pregunté por qué unos pacientes reclaman mucho y otros no. para mí. pero de pronto Paz dijo que no podría ir. Hice un gran esfuerzo para incorporarme a la plática y al estado anímico del grupo. Le pedí me permitiera acompañarlo y aceptó. 155 . lo más notorio de la clínica y me preguntaba su razón de ser. Luego me dejó ver su participación en una cirugía privada (fuera del Hospital). había pedido una entrevista al Dr. La operación se realizó muy rápido.” Instantáneamente recordé la operación de Margarita García. me explicó Paz. que comunica con el resto del edificio. El doctor Paz me apoyó y. Caminábamos rumbo a la calle para abordar un taxi cuando Paz me dijo una máxima. es una forma de resistencia frente al poder creciente de las grandes corporaciones hospitalarias privadas en México. Me afligía la idea de perturbar demasiado al equipo del quirófano porque los costos serían transferidos al doctor Octavio Paz quien me había apoyado para estar ahí. en ese momento incomprensible. había pedido a un importante médico del Servicio me permitiera “ver” la cirugía privada y tajantemente me había dicho ¡NUNCA! Ahora estaba allí la oportunidad. Es un lugar bastante estrecho en todos sus espacios. mientras que los beneficios económicos son para el hospital. era una especie de intermediario entre el mundo de la cirugía plástica y sus clientes. Cuando la cirugía se realiza en un hospital privado grande. de manera totalmente imprevista. Llamó mucho mi atención el modo en que “la jarochita” fue despertada de la operación. deduje. hacía dos años. ya te operamos. que impide a quien paga mirar al cajero del otro lado del vidrio. “está primero o antes que cualquier otra actividad”. No hay necesidad de hacer grandes gastos en instalaciones e infraestructura. por el contrario. Al cruzar la puerta del vestíbulo giramos a la izquierda. En la entrada hay un vestíbulo de dos y medio metros cuadrados. Octavio Paz. La estrechez del espacio seguía siendo. me introduje una vez en el mundo de la cirugía privada. Pero “el privado manda”. Desde el inicio de mi trabajo de campo. Las intervenciones quirúrgicas en pequeños hospitales y en consultorios. Cuando ingresé se notó el desconcierto de la gente en el quirófano. Posteriormente indagué el tema y supe que los pacientes. Me explicó. o reflejante (como espejo). el cirujano gana mucho menos y el paciente paga mucho más. porque de ese modo los costos de la cirugía disminuyen drásticamente. prefieren operarse en esas clínicas. en su mayoría mujeres. El anestesiólogo se acercó al oído de la joven y dijo con voz suave y alargando las palabras “jarochiiitaaa.

esa disminución es también social y psíquica. “No hay que olvidar que el paciente de estética (cirugía exclusivamente con fines de embellecimiento) es paciente sano. mentí. incluso para demandar al Hospital cuando no quedan satisfechos o cuando son mal aconsejados ¡Es que están sanos!” El paciente enfermo. como plantea Hans-Georg Gadamer (2001:92). La cara no le dolía. Primera visita a Margarita Un lunes visité a Margarita García. entonces. Noté la tranquilidad causada por la información. tal vez.AA. Las dudas. pero la pierna sí. ¿Por qué están excluidos de la información de su propio cuerpo? Doña Laura quería saber por qué Margarita tenía una sutura que bajaba desde lo alto de la cabeza por detrás de la oreja y llegaba hasta el cuello. 156 . “Por qué no les informan. por ejemplo. había durado tantas horas la operación y la habían intervenido tres veces. Luego pregunté a la paciente cómo se sentía. Enfatizamos la información “a estas personas” porque otro tipo de usuarios de los servicios como la clase media citadina. por ejemplo de histocompatibilidad. qué hicieron y por qué el paciente tiene este o aquel aspecto” pensé. La enfermedad. se encuentra disminuido no sólo biomecánicamente. Que el paciente tenga la posibilidad de comprender por qué se ve y se siente de cierta manera. Hice un gran esfuerzo para no incomodar con mi interés. en suma. nuevo lugar. seguía explicando. no sólo es separación de los demás sino auto-exclusión. cuando limita las interacciones del sujeto con los demás. Se disculparon por “querer saber”. Por temor. es algo urgente de incorporar al servicio prestado por la institución a estas personas. el paciente enfermo. “incluirlo en sí mismo” Margarita García de alguna manera coincide con Gadamer: “su problema la volvió introvertida”. les dije. su madre. surgen de lo visible y luego de lo sensible. Por debajo de la cicatriz. La piel nueva de la frente. disminuye la incertidumbre y con ello baja también la ansiedad19. estaba sentada en una silla junto a la cama de la recién operada. no demandan. Debería. no exigen. La enfermedad. posteriormente comprendí. por eso le dolía la pierna a Margarita. La información. como cuando los injertos son transplantes entre distintas personas. respondieron el saludo. Eso lo habían hecho los médicos con mucho cuidado. empecé a comentarles. cuando menos de una manera muy general. Luego comenté los tramos de vena y de arteria extraídos de la otra pierna para articular funcionalmente la unidad estética en su nuevo lugar. Por tal motivo algunos pacientes enfermos no reclaman. El colgajo parecía estar encarnando muy bien. Las suturas también parecían avanzar hacia una buena cicatrización. “No se disculpen”. existir la figura del “informador” en cada servicio de los grandes hospitales. tienen fuerza y ánimo para reclamar. la vena había sido tomada de su pierna. Doña Laura. Llegué al Servicio a las 12:00 aproximadamente. Primero miré la operación en el rostro de la joven. lo excluye del grupo para. Intenté explicar lo mejor posible la “extracción” de piel de su pierna para cubrir la parte del brazo descubierta cuando de él tomaron piel para la frente. Saludé a cada una. no tiene por qué haber problemas. con mucho trabajo y por eso. son exigentes y demandantes de la información que requieren para tranquilizarse. es normal la curiosidad por aquella sutura tan grande. VV. necesita “alimentarse” por una arteria y sacar los desechos por una vena. Mencioné la buena apariencia de la operación. tal vez de molestar al médico y provocar “un mal trabajo” y con ello dejar escapar la posibilidad de recuperar sus capacidades perdidas o nunca ejercidas. baja una nueva vena colocada allí por los cirujanos. naturalmente. no reclama. Mismo cuerpo.

Se trata de un acto solemne. la vi. Conforme van entrando los médicos ocupan los espacios entre las camas y se colocan de frente a la puerta de acceso. un pasillo de unos dos metros de ancho separa ambas filas de camas. “soy un antropólogo de la Universidad. tanto a los pacientes como a los familiares? ¿La información les fue negada para ocultar lo sucedido con Margarita en el quirófano? La presentación de Margarita en el pase de visita Llegué al Servicio unos cuantos minutos antes de las 8:00. El espacio entre camas es de aproximadamente un metro. se enteraron del tercer ingreso consecutivo a quirófano. La presentación es rotatoria. de una vena injertada. El doctor de Cervantes estaba presente. puede ver cuatro camas a su mano derecha y otras tantas a la izquierda. después de las intervenciones quirúrgicas. Luego llegó la tía de Margarita. se mostraba un pequeño fragmento de lo sucedido. Margarita fue reducida a un “injerto de vena” Cuando fue presentada sólo se habló. Empieza a las ocho en punto de la mañana y están presentes todos los médicos residentes. los médicos adscritos y también el Jefe del Servicio. alguien les comentó “la paciente estuvo a punto de morir”. me cuestionó la falta de información. La presentación puede terminar con la posible fecha de “alta”. muy semejante a una ceremonia. una y otra vez. ¿Por qué no les informaron? En el Servicio tienen su número telefónico y. y corresponde a los médicos residentes de primer año realizarla. era alguien ajeno a la cirugía. cuando salí del Servicio la encontré de nuevo. a modo de formar una circunferencia irregular que serpentea entre las camas. estoy aquí tratando de conocer cómo es la práctica médica en un Hospital público y grande como éste”. Era una casualidad. Les dije. y se ocultaba casi la totalidad. quien se pone de pie junto a la cama del paciente. les reiteré. y escuché a un médico residente presentar la intervención quirúrgica. El jefe de Servicio escucha con atención la descripción leída por el residente. al parecer. el jefe de Servicio juzga bien hecho el trabajo.Salud e interculturalidad en América Latina Preguntaban con insistencia si trabajaba en el Hospital. Cuando madre y tía visitaron a Margarita. Cuando. la posibilidad de comentarles algo de información. Las pequeñas salas de recuperación (una para mujeres y otra para hombres) cuentan con ocho camas cada una. La pared del fondo es un gran ventanal y a través de él puede verse el vestíbulo de la oficina del Jefe del Servicio. “se los pidieron diciéndoles que lo requerían por si se presentaba la necesidad de establecer comunicación con ellos”20 ¿Por qué no informar. no hace comentarios y ordena la presentación del siguiente paciente. Mi mente quedó en blanco por varios minutos. El pase de visita Antes de éste. en el umbral de la puerta de acceso. Empieza siempre por el nombre. Entre un paciente y otro el “presentador” puede ser sustituido 157 . El pasillo queda “libre” porque a través de él se desplazan los médicos encargados de presentar los pacientes en recuperación. el número de días en recuperación. En este caso. pero tal vez no puede o no debe “autopresentar” su propio trabajo. Quedé estupefacto con la reducción. Alguien de pie. la mención y descripción a grandes rasgos de la intervención quirúrgica realizada. Cuando trascribía estas notas me di cuenta que el pase de visita muestra algunas cosas y oculta otras. además. en un minuto. los datos más significativos de la evolución y las acciones médicas llevadas a cabo. aunque sea lo mínimo. había asistido muchas veces a otros pases de visita.

un ruido de pasos en la distancia. su disciplina. luego médicos adscritos por antigüedad o por prestigio. según pude apreciar. Los “respondientes”. como ya se dijo. En una presentación pueden surgir varios preguntadores quienes ocupan turno para cuestionar siempre de mayor a menor jerarquía: jefe de Servicio primero. sino su sentido de responsabilidad. o su sustituto. Al pase de visita los médicos residentes además asisten perfectamente aliñados pues su aspecto personal también es tomado en cuenta. incluso el jefe de residentes puede sumarse al grupo de “preguntadores”. Es notoria la diferente actitud de los residentes de segundo y sobre todo los de tercer año. el conocimiento de la región anatómica intervenida. Esto sucede más frecuentemente a los residentes de primer año. ligamentos. entre otros. o no. entonces transfiere la pregunta a los residentes de segundo año. huesos. no es responsabilidad exclusiva de quien presenta. Si no hay respuesta o no queda satisfecho con las respuestas. es día de cirugía y el trabajo en los quirófanos es realmente extenuante. Después de pocas horas de permanecer de pie frente a la plancha duelen las piernas intensamente y también la cintura. Una vez que el jefe del Servicio. la tensión en la sala de recuperación va incrementando gradualmente. contestan las preguntas empezando por los de menor rango. el médico que cuestiona puede transferir la pregunta a otro o a varios residentes de primer año. a veces sólo interrumpido por el sonido de alguna puerta que abre o cierra. 158 por otro. dependiendo de cómo los residentes. con su jefe a la cabeza. Y entre lo anatómico despuntan las clasificaciones de músculos. En la preparación y organización previas. En relación con cada “caso” los residentes están obligados a realizar investigación documental pues. su actitud ante la organización del Servicio (especialmente a su sistema vertical de jerarquías) su disposición al trabajo y la entrega en las actividades cotidianas. bajo su mando se afinan detalles y se toman los acuerdos para el día siguiente. Entre la pregunta y su respuesta reina un silencio casi total. su vocación de servicio. asimétricamente. por ejemplo. aunque no a todos. Cuando esto sucede. quienes al terminar su turno se retiran. los médicos que siguen en la jerarquía pueden hacer alguna o varias preguntas en relación con las razones de la intervención quirúrgica y la técnica empleada. de las técnicas empleadas en la intervención quirúrgica. Los médicos residentes trabajan junto con anestesiólogos e instrumentistas que son personal de base del Hospital. quienes manifiestan tranquilidad y serenidad. etcétera. Y cuando lo anterior se combina con la fatiga crónica y la pérdida de la noción del paso del tiempo. a veces acompañada de titubeos en la voz. las preguntas en cualquier momento saltan hacia todos los residentes presentes en el pase de visita. sin dejar de expresar respeto a la atmósfera de solemnidad que envuelve el pase de visita. La exigencia a los médicos en formación es muy elevada. da por resultado una sensación de doloroso abandono y soledad (eso fue lo que yo sentí). es acerca del conocimiento anatómico del presentador en cuanto a la región intervenida. el jefe de residentes frecuentemente es la máxima autoridad presente. de los fármacos utilizados en el proceso de recuperación. Una pregunta recurrente. durante sus primeros meses en el Servicio. cartílagos. hayan organizado un día antes el “pase de visita”. Si un residente no responde una pregunta del “caso” que él mismo presenta. Los miércoles. tendones. se da por satisfecho con la presentación de un paciente y antes de iniciada la siguiente. luego ex jefes de servicio (cuando se encuentran presentes). etcétera Todos atienden tanto la pregunta como su respuesta. VV. No hubo ninguna pregunta en relación con la intervención quirúrgica de Margarita García. inclusive pueden cuestionar al presentador qué otro procedimiento hubiera podido emplearse y cuáles serían los argumentos médicos para utilizarlo. No es raro . luego a los de tercero.AA. El médico residente interrogado manifiesta tensión en sus facciones. El pase de visita es un examen público y cotidiano de los médicos en formación21 que muestra no sólo los conocimientos de los residentes. Luego llega el personal del turno vespertino y se vuelven a retirar llegada la hora.

por ejemplo. Los descuidos y deficiencias ocurridos en la operación de Margarita García no asomaron la cara en el pase de visita. Los correctivos no se hacen esperar. Pero “la eliminación del mal” se realizó al costo de “sacrificar” la presentación del trabajo escrupulosa y diestramente bien realizado por el Dr. El “bien” de un cirujano se utilizó para cubrir el “mal” de un equipo de trabajo. La frase se pronuncia de una manera solemne y al mismo tiempo tiene la forma de una expresión graciosa que viene después de la tensión generada durante la intervención. Los residentes de segundo año participan más directamente en las cirugías y los de tercero ya tienen la posibilidad de elegir las intervenciones de su preferencia o interés profesional. quizá por eso no fue mostrada ni presentada. un error de programación. La cirugía no puede interrumpirse o suspenderse por una falla de los empleados del hospital. con su unidad estética “mal injertada”. pero sus dos valores. por otro lado. entre una intervención y otra. Si algún empleado del hospital falla y. lo mal gestionado. de un Servicio de Cirugía Plástica y de un Hospital.Salud e interculturalidad en América Latina que los residentes vean entrar y salir al personal de ambos turnos mientras permanecen dentro de los quirófanos. Literalmente rendidos por el cansancio. una falta de indagación. entre una gama de innumerables detalles que no deben pasarse por alto. También aportan su propio equipo. cuando se concluye exitosamente una intervención quirúrgica. expresan lo sucedido en el quirófano). son los residentes quienes deben realizar la tarea. o durante los lapsos donde no es requerida su participación directa. al llevarse a cabo el pase de visita. por esta razón toda deficiencia debe ser subsanada antes de ser llevado a cabo. ella se encontraba lejos de ahí. una omisión. El pase de visita es la “cara del servicio”. es obligación de los residentes preverlo y hacer las gestiones para que el aparato esté disponible y en buen estado en el momento de su utilización. Residentes dormitando en el suelo. En ellas la descripción anatómica y funcional de las regiones intervenidas ocupa un lugar sobresaliente. En el trabajo quirúrgico del Servicio el mal tiene muchos rostros: un olvido. además de hacer la mencionada indagación bibliográfica relacionada con los pacientes intervenidos quirúrgicamente. pues las presentaciones son eminentemente verbales. en la enorme sala ya descrita. Es de lo más frecuente. significa que alguien o algo falló. nadie toma a mal que los jóvenes médicos tomen pequeños lapsos para recuperar algo del sueño perdido. de Cervantes. Los médicos residentes de primer año también son responsables de las condiciones generales de los quirófanos. etcétera. que pueden magnificarse en el momento menos esperado y provocar situaciones como la descrita en la operación de Margarita García. que las dificultades presupuestales del Hospital repercutan en la falta de instrumental quirúrgico. Una vez concluido el trabajo quirúrgico regresan al servicio para organizar el pase de visita del día siguiente y para realizar otras tareas administrativas. ello implica guardias de castigo para quienes no están cumpliendo cabal y correctamente con sus obligaciones. junto a los quirófanos centrales. Los residentes llevan el suyo propio que es utilizado en una determinada cirugía y recuperado inmediatamente después. entre otros. son parte de la estética del quirófano. como los lentes especiales para microcirugía. lo mal expresado. Si una intervención quirúrgica requerirá microscopio. Salen del Hospital ya avanzada la noche y llegan a casa para preparar la clase de 7:00 del día siguiente. La mañana siguiente a la operación. no hay personal para limpiar y esterilizar el quirófano entre una operación y otra. aprendida a su vez de sus maestros. Luego el doctor de Cervantes corrigió los errores y descuidos. en la presentación el “mal” había sido eliminado. se presta mucho más para que se manifieste lo “mal-dicho”. junto a las paredes. Y aunque en el pase de visita puede manifestarse lo mal hecho. Es definitivamente una frase ambigua. tanto el solemne como el jocoso. una falta de previsión. y de ese modo estar listos para el pase de visita a las 8:00 de la mañana. “El bien había triunfado sobre el mal” (esta es una expresión utilizada por algunos residentes. Cuando algún problema traspasa la frontera del quirófano y llega hasta el territorio del pase de visita. lo mal planeado. 159 . pues tampoco se habló de él en el pase de visita.

hasta cierto punto teatralizada. pues antes de que un paciente aparezca en el pase de visita ha sido presentado entre los médicos en formación y supervisado por el jefe de residentes. al que exorciza construyendo una rígida secuencia de operaciones verbales y gestuales que adquieren el minucioso aspecto de un programa” Edgar Morin (1996:166-7) Esto incluye dar de baja residentes que en los hechos no cubren las expectativas. “De aquí se desprende que un rito exhibe el aspecto de una acción que se repite de acuerdo con reglas invariables y cuya ejecución no se advierte que produzca efectos materiales o empíricos” Jean Cazeneuve (1986:19) Pero los “errores” cometidos en la intervención quirúrgica a Margarita García no cruzaron la frontera entre el quirófano y la sala de recuperación ¿significa entonces que sólo “males menores” pueden servir como “material” para la ceremonia? Acaso un mal mayor ¿podría poner en peligro a la misma ceremonia y al propio Servicio? Es posible que sí. Globalmente hablando el pase de visita es una ceremonia donde se detecta y elimina el mal. Los modos de comportamiento ritual no refieren al individuo ni tampoco a las diferencias entre un individuo y otro. la memoria de lo realizado. empezando por el “mal decir” para sustituirlo por el “bien decir” que es “anatómico y fisiológico”. se despide a los “malos” residentes para eliminar el mal trabajo en el Servicio. “Sin duda la ocultación del origen [eliminar el mal]es indispensable para el valor y la eficacia del espectáculo. al referirse a la evolución de un transplante de piel. en suma. acometen la acción ritual”. Cuando el ardid es puesto de manifiesto. del discurso científico basado en el logos y de la epistemología observacional. Es una ceremonia donde incesantemente se detectan y eliminan los “enemigos” del método racional. la búsqueda mental del error. dependiendo de qué o quiénes hayan sido encubiertos en la intervención de Margarita y por qué. Cada año ingresan nuevos médicos residentes y no falta alguno que cometa un “mal-decir” en un pase de visita. es para conjurar el mal del Servicio y del orden médico de todo el Hospital. Hans-Georg Gadamer (1997:91) explica que “La dimensión en que se realiza el ritual es […] siempre un comportamiento colectivo. de la omisión. no fue fiscalizadora ni policíaca y por tal motivo nunca hice una sola pregunta que pudiera comprometer a quien respondiera o a quien fuera mencionado en alguna respuesta. aunque no deja de ser doloroso para quienes lo viven y para muchos de quienes lo presencian porque el correctivo. durante las primeras semanas posteriores a su ingreso. del descuido. Con la ceremonia de purificación del lenguaje médico y de la práctica a él asociada. Leach (1976:35) La reprimenda es para todo el Servicio pues el jefe de residentes y sus actividades están vinculados y supervisados por los médicos adscritos. El método es muy eficaz. es para el grupo de residentes y su jefe. Los residentes están obligados al buen uso de la terminología médica22.AA. VV. sino a la colectividad formada por todos los que. “el colgajo ya pegó”. El pase de visita es un ritual El pase de visita es un ritual donde se realiza la representación. se debilita el efecto terapéutico y conjuratorio” Jacques Attali (1981:45) En “mi primer pase de visita” escuché decir a un residente de primer año. se renueva incesantemente la racionalidad científica y el orden impuesto por ella. juntos. El sermón. cuando se eliminaba al enfermo para acabar con la enfermedad. Pero mi presencia en el Servicio siempre estuvo guiada por la intención de comprender lo que allí sucedía. eso aporta el material para realizar la ceremonia. La corrección de un error queda ligada a la formalidad extrema del rito y con ello se impide que pase al olvido.R. “Pero el rito es por su propia naturaleza una respuesta frente al desorden. En ese momento fue interrumpido por el jefe del Servicio y la reprimenda por el mal uso del término fue larga y muy enérgica. principalmente. del mal en suma. Esto ocurre mucho más frecuentemente con los residentes de primer año. se trata de “… una exposición simbólica que ‘dice’ algo sobre los individuos que participan en la acción” E. No desvelar el ritual mantiene el Orden. por eso se realiza muy formalmente en una ceremonia. o a ambos. Como en los viejos tiempos. 160 . de la detección del mal y su destrucción. La llamada de atención en público activa un enjambre de sentimientos entre los presentes. aunque parezca individual.

Pregunté si recordaba las frases de la anestesióloga y dijo “no”. el vía crucis de Margarita por los quirófanos fue reducido a “un injerto de vena”.Salud e interculturalidad en América Latina La intervención quirúrgica de Margarita fue convertida en número En el pase de visita. Sus ojos también se llenaron de lágrimas. El doctor Miguel de Cervantes la dio de alta. el maíz no alcanza a madurar. le pregunté si recordaba algo y volvió a decir “no”. alguien la acompañó y llegó hasta allí. Llegan primero las heladas de diciembre y todo se pierde”. Solo recordaba haber sentido miedo. atenderlo es inscribirlo en el perímetro de su capacidad operativa. Pregunté cómo sentía el cuerpo. parafraseando a Jacques Attali: “todo acto médico sostiene el orden donde éste se inscribe”. Sembrarán frijol. Si llueve en los próximos días alcanzarán a cosecharlo antes de las heladas y la pérdida de este año no será total. Pregunté a Margarita si recordaba lo sucedido cuando estaba a punto de ser anestesiada para la primera operación. 161 . Se fue caminando al quirófano… Por cuenta propia se fue al quirófano. registrar al solicitante de atención médica significaba incorporarlo a la capacidad del Estado para brindarle atención. en la casa de la tía. Sintió su pierna operada cuando intentó girar el cuerpo y no pudo. Notó su brazo operado cuando quiso moverlo y no pudo. la anestesióloga hacía preparativos. La atención médica finalmente funciona como medio para articular al sujeto al cuerpo del Estado. Última charla con Margarita Ella y su madre esperaban la llegada del doctor Miguel de Cervantes para saber si sería dada de alta o tendría que esperar más. pero si el doctor les decía que deberían presentarse para curaciones frecuentes. De este modo. comentó Doña Laura García justificando el llanto de Margarita. con ello lo sucedido fue neutralizado. Sus recuerdos empiezan con el reconocimiento de la sala de recuperación. Las semillas de maíz sembradas en su tierra. Cuando nos vimos. La voluntad es límite La incapacidad para ejecutar la voluntad sobre el cuerpo propio es la sensación de volver a este mundo. reducido. Llevaban mucho tiempo en la ciudad. comentó. y egresarlo satisfactoriamente ratificaba su eficacia y con ello se legitimaba su existencia. Se dio cuenta que estaba allí. ya deseaban regresar a su casa. Cuando fue despertada de la anestesia. Empezó a llorar. Pregunté si iban a re-sembrar y dijo “Si sembramos ahora. mejor se quedarían en la ciudad de México. Ya quería irse a su casa. Desde el punto de vista estadístico. una acción médica es simultáneamente una acción de Estado o. e incorporado a las estadísticas del Hospital y a las del Estado mexicano. se habían perdido porque no había llovido.

Fármaco con acción anticoagulante. muchas veces extensivo hacia otros empleados de la institución. Editorial Planeta. oxigenada previamente en los pulmones.. una de las acciones en el primer contacto entre el Servicio de Cirugía Plástica y los pacientes. sin percatarme de ello. era la anestesióloga. y los nombres de los médicos han sido cambiados. Pedir “un número telefónico”a los pacientes para establecer contacto con ellos o con los familiares es. La información y las explicaciones sobre este tema me fueron proporcionadas por el médico anestesiólogo Carlos Vanegas Venegas. en el cual hubo muchos “médicos lingüistas” dedicados a “limpiar” el lenguaje médico de ecos populares y de ese modo evitar ambigüedades. El doctor Octavio Paz es de carácter bromista y juguetón. Toda la comunicación con Margarita y sus familiares y el personal del “Hospital” se realizó y registró con el consentimiento de los aludidos. la vida de la paciente hubiera sido completamente distinta. se describe el proceso de formación del lenguaje médico en España. profesor titular en la Carrera de Médico Cirujano de la Facultad de Estudios Superiores Iztacala. En el texto Ciencia. En situaciones informales los médicos suelen nombrarse entre sí por su apellido. además de su dimensión asistencial. . El nombre del “Hospital” no aparece. que llevan sangre bombeada por el corazón. de la Universidad Nacional Autónoma de México. Jean 1986 Sociología del rito. iniciándose así un nuevo ciclo. efectivamente. Basta entrar a quirófano una sola vez para percatarse del increíblemente pesado ritmo de trabajo y la extenuación crónica de los médicos residentes. este Hospital es una institución dedicada a la enseñanza de la medicina y a la investigación. Sociólogo y antropólogo. Notas 1 2 3 4 Esta etnografía forma parte de la tesis doctoral en antropología social del autor. podría llegar a ser fuente de alguna complicación. La piel del brazo. Carmen. se trata de un gran hospital público de tradición centenaria en la ciudad de México. El encargado parecía aludir a la condición de “médico residente” del doctor Paz y para ello se dirigía solamente al doctor Miguel de Cervantes. estaba bien hecho y de haber incorporado favorablemente. a su vez se sustituye con piel de la parte alta de la pierna para que la cicatriz no sea tan visible. Por esta razón no se toman y yo tampoco tomé a mal las bromas entre ellos el tiempo que pasé en los quirófanos. 2001. médico adscrito al Servicio de Cirugía Plástica. Octavio Paz. Entre los médicos del Servicio se denomina genéricamente “el privado” a cualquier institución médica privada. Anastomosis es el término utilizado por los cirujanos para designar la unión de dos extremos de una vena o arteria por medio de la sutura con hilo muy delgado. Editado por María Estela González de Fauve. Buenos Aires. Que por otro lado. El funcionamiento del Hospital se rige por un sistema de jerarquías tipo militar entre los médicos. Facultad de Filosofía y Letras. VV. pues se trata de una manera de hacer más llevadera la intensidad del régimen. Barcelona. 5 6 7 8 9 10 11 12 13 162 14 15 16 17 18 19 20 21 22 Bibliografía ATTALI.AA. a través de entrevistas y registros etnográficos que formaban parte de un trabajo de campo realizado con la finalidad de conocer la práctica médica hospitalaria. Se refiere al Instituto Nacional de Pediatría. grande o pequeña. Universidad de Buenos Aires. Después de varios meses de convivir con ellos empecé a nombrarlos del mismo modo. CAZENEUVE. El trasplante. y el retorno venoso que a través de contracciones musculares regresa la sangre con los desechos del metabolismo celular para ser bombeada por el corazón hacia los pulmones y ser oxigenada de nuevo. Amorrortu Editores. Un “recomendado” es un paciente que cuenta con el apoyo explícito de algún médico o funcionario importantes dentro o fuera de la Institución. Jacques 1981 El orden caníbal. Siglos XIV-XVIII. Todos los nombres de los pacientes y sus familiares. poder e ideología: el saber y el hacer en la evolución de la medicina española. hacia todo el cuerpo. Instituto de Historia de España “Claudio Sánchez-Albornoz”. me explicó el Dr. Buenos Aires. Es importante tener presente que. quien resultó ser una conocida de años atrás. Los dos grandes procesos del sistema cardiovascular son la irrigación a través de las arterias.

Paidós. MORIN. Leach. Editorial Anagrama. Hans-Georg 1997 Mito y razón. GADAMER. GADAMER. Barcelona. Ensayo de bioantropología. E.Salud e interculturalidad en América Latina Sistema políticos de la Alta Birmania. Estudio sobre la estructura social Kachin. Barcelona. Gedisa. Barcelona. Editorial Kairós. Hans-Georg 2001 El estado oculto de la salud. 1976 163 . Barcelona. R. Edgar 1996 El paradigma perdido.

.

siendo además una región con diferencias climáticas y altimétricas que determinan una amplia variedad de pisos ecológicos y actividades económico productivas.CESÁREAS. pero las políticas neoliberales de los gobiernos anteriores a Evo Morales y el favorecimiento de los intereses económicos de una minoría llevaron a una explotación o mal manejo de tales recursos. en el mejor de los casos. ha determinado desde hace ya varios decenios flujos migratorios a las ciudades mineras del Departamento de Potosí. siendo las principales fuentes de ingresos los excedentes de la producción agropecuaria o la migración temporal. La sequía. y la baja calidad y diversidad de las semillas. trigo. El creciente desempleo y los bajos ingresos de los trabajadores locales. arroz y bebidas muy edulcoradas. los aluviones o la degradación del suelo por la tala indiscriminada de árboles para combustible o el desgaste de los recursos hídricos son los principales factores limitantes para la producción agropecuaria. a largo plazo. dejando en la zona de Potosí una población desarticulada a nivel social y “emocional”. La cercanía y el contacto con la ciudad a través de los frecuentes desplazamientos de la población en busca de trabajo para su supervivencia en los polos urbanos ha generado nuevos hábitos alimenticios. la presencia de las plagas y enfermedades en los cultivos. a las zonas cálidas del Chapare. de ser aprovechadas para el beneficio de la población local. El consumo promedio per capita por mes es alrededor de 60 a 72 Bs2/mes. la productividad agrícola se ve cada vez más afectada por la baja fertilidad de los suelos. No solamente en el conocido campo de la extracción de los metales como plata y estaño. sino también en cuanto a potencial humano y territorial. así que la provisión de los nuevos bienes de consumo incide profundamente en la economía familiar. podrían representar una fuente de ingresos para sus habitantes y riquezas para todo el país. Así. leguminosas (dependiendo del “piso ecológico” habrá unos u otros productos o especies animales) y. Muchas mujeres se quejan de que sus hijos ya no quieren comer los productos autóctonos y que sólo quieren aquellos alimentos considerados más “apetecibles”. entre otros. Así. estos productos alcanzan sólo para el consumo del núcleo familiar. puesto que las familias se separan continuamente y sus integrantes se encuentran dispersos en el territorio. ajenos a la producción local. Se cultivan principalmente maíz. 165 . a las tierras del Oriente Boliviano o al extranjero. quedando muchas veces incomunicados. LIGADURA DE TROMPAS Y VESÍCULA las operaciones como enfermedad crónica en el testimonio de una mujer quechua del Norte de Potosí (Bolivia) Francesca Cerbini Universidad Complutense de Madrid Universidad “La Sapienza” de Roma El contexto1 El Norte de Potosí es históricamente una región riquísima en recursos naturales. empleados sobre todo en el sector informal. Estas. esto significó el empobrecimiento de los ecosistemas originarios. cómo fideos. en una región esencialmente minera y poco industrializada. papa.

que ciertamente existen. algunas de las maquinarías sanitarias no funcionan o son innecesarias. dentro de una escasez de medios. VV. Ellas no participan fácilmente de la propiedad de la tierra. Tal situación produjo la alerta de varias ONGs y organismos de cooperación internacional vinculados al gobierno boliviano. en el ranking nacional de 314 municipios. De allí que muchos insumos y personal sanitario escasean.AA. en su comunidad. poniendo un “nombre” y una razón al trauma tremendo que sufren las familias que ven morir a sus queridos. porque se supone que cierto tipo de paciente “no entiende”. pero se aceptan en el hospital o en el centro de salud porque han sido donadas y aunque no sirvan se guardan casi con “cariño” dentro de la estructura sanitaria. la renta per capita anual en estos municipios oscila en 160 dólares americanos). Muchos seres humanos fallecen sin que la biomedicina se preocupe por dar su versión de los hechos. Ramírez Hita 2006: 407-409). La cesárea es una de las operaciones más conocida pero la sospecha de que se practiquen partos cesáreos que hubieran podido evitarse (CLAP 2002 en Uriburu 2006: 176) genera en las parturientas y en sus familiares mucho recelo sobre los mecanismos de funcionamiento del servicio sanitario biomédico. que es el país menos desarrollado (hablando exclusivamente en términos económicos) de Latinoamérica. Por otro lado la violencia de género se expresa sobre todo en el mismo ámbito doméstico. son desfavorecidas en el acceso a los servicios públicos. dando forma a este oxímoron de incomprensión entre médicos y pacientes5. Las distancias culturales. cuales son las causas y que efecto tendrán las curas en su cuerpo y en su vida diaria. Por tanto. Se piensa además que la escasa participación de tal población (rural. junto con la “ignorancia” que demuestran de los procesos “científicos” a los cuales se someten para las curas de sus dolencias y el supuesto descuido en materia higiénico sanitaria justifique o por lo menos induzca un nivel de atención al paciente menos “sofisticado” (Taussig 1980)4. las herencias de los mismos o en la captación de fondos para su mantenimiento. relegando la mujer a las tareas domésticas y de cuidado de los hijos. generan innumerables desconfianzas. como en el llamado “tercer mundo”. que denominación tiene su padecimiento. según el Índice de Desarrollo Humano. y racismo cuando se enfrenta a la sociedad criolla-mestiza de la urbe. se ubica en el puesto 295. Las poblaciones a las que nos referimos en este artículo pertenecen a aquella franja de personas “de las que generalmente se piensa que no vale la pena hacer ningún seguimiento (Scheper Hughes 1999: 269)”. con una importante diferencia entre mujeres y hombres a favor de estos últimos por razones socioculturales y económicas. La tasa de alfabetismo del Departamento de Potosí oscila alrededor del 54% y los años promedio de estudio son alrededor de 2. en el Departamento de Potosí el 98% de la población es “pobre” (por ejemplo. como por ejemplo las operaciones quirúrgicas. De la misma manera no se considera importante explicar al paciente que tipo de enfermedad se le diagnostica. deja mucho que desear (Scheper Hughes 1999: 270. se privilegia la instrucción de los varones. la administración de sus bienes. Así. indígena y con un bajo nivel de estudios escolares) en las instancias sanitarias biomédicas. según tales parámetros este departamento es el más pobre de Bolivia. “Sanito se ha muerto en el hospital”. donde al no cumplir su papel “tradicional” sería estigmatizada. ejerciendo de forma muy limitada sus derechos ciudadanos. La poca familiaridad con ciertas prácticas de la biomedicina. estos confirman este cuadro de discriminación hacia ellas. Por lo que se refiere al tema de la salud. que es el ámbito especifico de la investigación por la cual se seleccionó el estudio de caso presentado. Asimismo Toro Toro es considerado uno de los Municipios más perjudicados puesto que. que implementaron muchas iniciativas de “desarrollo” alrededor de las principales áreas urbanizadas y rurales del departamento3. la documentación estadística epidemiológica en Bolivia. En semejante contexto las mujeres son el grupo social principalmente desventajado. repetían muchas entrevistadas durante mis investigaciones en el área en cuestión. como muchos medicamentos. Si nos fijamos por ejemplo en los datos acerca de la educación. 166 Según los parámetros internacionales que establecen el nivel de riqueza material de un determinado sector de la población. sobre todo en un país tan “multiétnico” como . así que la mujer muy a menudo sufre malos tratos en su hogar por parte de su marido.

no reconoce en ninguna de estas acciones algo que sea claramente beneficioso para su vida.Salud e interculturalidad en América Latina Bolivia. Los embarazos. evidenciando como la pérdida de la sangre tras las operaciones signifique pérdida de fuerza vital en la dimensión individual y social. del sur del mundo. o por lo menos de algunos de sus representantes6. Después hay otro ambiente donde se almacena la comida. A pesar de esto. en general. con el mayor número de mortalidad materno-infantil. los aguayos y los p’ullus que solía tejer Doña Concepción con grandísima maestría cuando no se sentía tan enferma. resume ejemplarmente los pocos datos estadísticos presentados y además nos permite imaginar todos los llantos. que corresponde a la entrada de la casa y que es a la vez el dormitorio de toda la familia. la ligadura de trompas y las cesáreas Doña Concepción tiene 41 años y es originaria de Arafani. captada a lo largo de muchas horas de entrevistas en su lengua nativa. Mirar la televisión regala un poco de descanso de las tareas cotidianas. muchas veces no son más que un escudo detrás del cual se esconde la frialdad. Según los datos de la OPS/OMS (2002) Bolivia es el segundo país de América Latina. Es posibles que estas lagunas de información-investigación (cualitativa y cuantitativa) sean las principales responsables del fracaso de muchos programas concernientes el mejoramiento de la salud materno-infantil. tan influenciados por las políticas y directrices sanitarias de los financiadores internacionales.véase OPS/OMS 2002) y mortalidad materna. después de Haití. el parto y el postparto se remontan a problemas de salud que van más allá del periodo de gestación y post parto (Uriburu 2006:173). En particular su testimonio nos acerca al significado simbólico de la operación quirúrgica en un determinado contexto cultural. La vida de Doña Concepción. distante casi un día de caminata de Toro Toro. Ella no se siente fortalecida en sus derechos y ni siquiera considera que el nuevo Centro de Salud de Toro Toro. que es su actividad favorita. Su casita de adobes se asoma a una de las calles principales de la comunidad. 167 . Se conocen principalmente datos oficiales relativos al pésimo estado de la salud sexual-reproductiva de las mujeres y a la mortalidad infantil. la negligencia y la ineficiencia del servicio de salud. Doña Concepción. para mejorar su condición existencial. Existe una alta tasa global de fecundidad (de 6 a 7 hijos por mujer) y un alta tasa de mortalidad infantil (de 100-130 niños muertos por cada 1000 nacidos. que es la protagonista del testimonio presentado a continuación. y de la salud de la población en general7. el quechua. Más allá de la habitación principal. pueda ser de alguna utilidad: no confía en los médicos y no encuentra beneficio en las solucionen que proponen para su bienestar. Pero hay que subrayar que los decesos de las mujeres por causas debidas a complicaciones en el embarazo. Desde la puerta principal del hogar el ambiente es bastante oscuro y solo se entrevé la cama donde ella suele echarse con sus hijitos. no existen datos oficiales al respecto y mucho menos existen datos sobre aquella franja de población que no es objeto explicito de los programas de salud del Estado. donde vive actualmente. a pesar de que las imágenes se vean ligeramente deformadas y difuminadas con un extraño color verde fluorescente. hay un patio donde se cocina y donde eventualmente se crían los animales hasta la matanza. por ejemplo. puesto que el mejoramiento de tales indicadores hace parte de los Objetivos del Milenio. los sufrimientos y las esperanzas que están detrás de aquellos números anónimos. y le sobraba un poco de tiempo para dedicarse al arte textil. empoderamiento de la mujer o relativas a la salud. subrayando la importancia del cuerpo “completo” para vivir una vida capaz de responder de forma eficaz a las miles de dificultades socioeconómicas que persiguen a las mujeres del Norte de Potosí y. que piden insistentemente mirar la pequeña televisión puesta en la pared de enfrente. llena de polvo y toda agujereada por las obras que prometen en breve tiempo la instalación de agua potable en las casas del pueblo. A pesar de las muchas intervenciones de cooperación internacional en temáticas relativas a la violencia de género. las angustias.

La wawa nació sana. después de la ligadura. Doña Concepción ha tenido en total diez hijos e hijas de los cuales dos han fallecido antes de cumplir el primer año de edad.me han dicho. que son sus mayores referentes a la hora de formular hipótesis sobre los acontecimientos de su vida. y para que no tenga más wawas. El médico le avisó de que si ella no se hacía tratar en el hospital a lo mejor su wawa iba a morir como las anteriores. -por eso casi has muerto. Según ella su muerte se relaciona con un acontecimiento que ocurrió el día anterior al parto. Doña Concepción se casó con 17 años. también de las atenciones del curandero (llamado jampiri) de su comunidad. la otra falleció a la semana de haber nacido. Así que. ya había hecho demasiados esfuerzos en su vida como para no ser afectada. dicen que a lo mejor la operación para ligarle las trompas no tenía nada a que ver ni con el “cáncer” ni con dejar de tener hijos. yo me he fijado que me han sacado mucha sangre. entonces con sus manos me lo han arrancado y nada más… en ese momento ya se ha muerto en el mismo hospital”8. sola o con la ayuda de su madre. Pero después del nacimiento. y me dicen -haces mucha fuerza y que por eso la ligadura no resulta-”. nada más de llegar ha nacido la wawa. Luego. al llegar a su casa. En Cochabamba le dijeron además que tenía “cáncer” pero sus vecinos. tomando a prestito las interpretaciones de sus vecinos. ella casi se cayó por el susto y. muy rápido ha sido.AA. han estirado y ni con eso no han podido. a veces creo que es así. por la mala experiencia vivida y siguiendo la costumbre de las mujeres de su entorno. Doña Concepción trabajaba en el campo y alzaba todos los días las cargas de maíz y papas para colocarlas encima de su burro para regresar a la casa con los alimentos. “Quizá no era realmente una víbora” supone la señora. A los 18 años ya tenía su primer hijo muerto: “con algo querían sacar de mi vientre. que al final fue muy complicado y necesitó. según ella. sin una razón aparente. pero a la semana de dar a luz murió improvisamente. me dicen que quizá por eso es así. Casi en Cochabamba ya también he muerto. incluso durante el periodo en que su esposo trabajaba de auxiliar de enfermería en el centro de salud de Toro Toro. entonces. todavía he tenido dos hijitos. Probablemente el susto provocado por la víbora indujo la muerte del bebé. de no haber muerto la wawa. no sé si me han hecho la ligadura. la ligadura de trompas no tuvo efecto. según los cuales. además de la ayuda de su mamá. en eso ya también me han hecho sufrir. una víbora intentó subirse por su pierna pero consiguió ahuyentarla. pero. cuando todavía vivía en Arafani. En una de tales circunstancias tuvo que llegar hasta Cochabamba: “sin que haya tomado el té (de molle) siquiera me fui. No sé qué debe ser. me dijeron que tienen que operarme de abajo para hacer una ligadura. Tenía dolores muy fuertes y los doctores le dijeron que su wawa estaba trancada y por eso no podía salir. En el hospital le avisaron de que era mejor no cargar peso cuando estuviese embarazada pero. prefirió siempre dar a luz en casa. Cuando se encontraba en el campo dando de comer a sus animales. 168 Desde entonces tuvo miedo a los hospitales. seguramente ella se hubiera enfermado y fallecido. ¿Cómo es que puede ser así? ¿No? Yo trajinaba mucha carga. no lo sé. Aunque el animal no le llegó a picar. al parecer. me dijeron que era cáncer. Cuando se despertó empezó a sentir los dolores del parto. por el peso cargado durante sus labores agrícolas y domésticos. Así. total que. le dio muchísimo sueño10. ¿Para qué hubieran aprovechado su sangre? . Probablemente el motivo de la operación era simplemente sacarle la sangre: “En aquella operación que me han hecho. Si la primera wawa9 murió durante el alumbramiento. VV. incluso a los controles prenatales y en tales ocasiones intentaba escaparse de la consulta para eludir la visita médica. no sé si con el viaje se ha acomodado o es que estaba en su posición normal. En dos ocasiones se vio obligada a dar a luz en el Hospital de Toro Toro. la gente dice que quizá sólo han aprovechado mi sangre. P.

Para los pueblos andinos la sangre es un fluido vital del que cada uno dispone de forma limitada (Bastien 1986:11). entonces yo le conté que me hicieron la ligadura y que hoy se me está hinchado todo. y después de tres días más. según Bastien (1986: 11) los andinos consideran que la pérdida de sangre en un acontecimiento pasado puede ocasionar enfermedades en el presente. que afecta gravemente el bienestar de la persona (Fernández Juárez 2006: 321. sabiendo que su cuerpo no podía aguantar otro parto. practicada más de tres años atrás. Así. a menos que no se vuelva a reincorporar a través de transfusiones. por eso yo si viene un médico yo me armo de palos y lo espero con eso ¿ahora qué puedes hacer? una de mis hermanas se ha salvado de estar enferma. sólo he visto que ponían a una bolsa. por ellos ha muerto mi hermana y mi madre. y apenas hubo movilidad. y después de la operación. nos hemos venido para aquí”. Pero ella no tenía dinero para costear la operación. todo se me ha hinchado. Por eso cualquier derrame supone un enorme desperdicio. asustada y agotada. Ambos nacieron con cesárea y acto seguido los doctores le propusieron otra ligadura pero ella obviamente no aceptó -“porque casi he muerto. 2008: 61. Él me dijo que ya no hay tiempo. y que el medicamento ya compraremos -si es que te enfermas siempre-. y los especialistas rituales pueden discernir a través de la palpación del pulso de qué tipología se trata. La operación de vesícula Los doctores del centro de salud de Toro Toro decían que su vesícula “ya era grande. ellos son siempre así. Recién ha salido mucho líquido de mi estómago. cuya falta en la opinión de Doña Concepción. La supuesta ligadura de trompas. tal y como le dijeron los médicos de Cochabamba. pero igualmente pensó que ya no iba a tener hijos. de tal manera. una niña. a cerca de tres horas de Toro Toro con el trasporte público. se tuvo que operar de vesícula en el hospital de Anzaldo. ya no podía ya levantarme ni sentarme. que al momento de las entrevistas tenía casi tres años. quien me ha preguntado por lo que me pasaba. Pues más tarde hemos conseguido eso y me tomé un litro. hemorragias de sangre o amenorrea. Bastien 1986:11). dolor de espalda. Ella hubiera asumido el riesgo de la inyección con tanto de poder volver a trabajar y desempeñar sus tareas cotidianas sin sentirse “débil”. y ella me dijo -¿para qué has venido al médico?. Doña Concepción siguió embarazándose. porque están a punto de bloquear los caminos. mientras estaba embarazada del último hijo. Siendo un fluido vital.Salud e interculturalidad en América Latina D. transfiriendo así la fuerza vital del animal sacrificado a otras entidades que. El cuerpo produce una cantidad de sangre que es difícilmente reproducible. con eso ya me sané. que ya estaba inflada y al punto de reventar. Así que nos fuimos sin ir al doctor y apenas hemos llegado al alojamiento ha empezado el bloqueo y me quedé una semana con tres días en el alojamiento. cambiándome de cama. me dieron un papel diciéndome que era por lo de la ligadura y que no hiciera perder (…) cuando ha llegado mi marido le he contado lo sucedido. y otra que tenía un año y tres meses.C. Así. débil. además de ser completamente ineficaz. y que tenía que recoger unos medicamentos. sería bueno que tomes repollo con limón y aceite-. para la cura de eventuales enfermedades. se asperja ritualmente sangre para fertilizar la tierra. Allí casi me he muerto. era como un globo bien sucio”. y entonces aguantó el dolor hasta que ya no pudo seguir con ello. sólo de una ladito agarraba mi hijo y muy apenas. Pero después de la “ligadura” tuvo dos wawas más. Del hospital llegó a su casa sin tener ninguna documentación que atestiguara su ligadura de trompas. generó muchísima pérdida de sangre. se revitalizan. Pues allí me ha visitado una señora trayéndome un poco de comida. 169 . Por ejemplo. ni hablaba ya. Pero de los análisis resultó que “ya estaba muy débil” y entonces los médicos no se decantaron por ponerle la inyección anticonceptiva. y luego ya me he sanado. No lo sé. Se planteó recurrir igualmente a la inyección anticonceptiva pero muchas vecinas que la utilizan sufrían importantes problemas de salud: dolor de cabeza. todavía sigue afectando su salud. Siendo un fluido tan transcendente existen incluso diferentes tipologías: sangre fuerte. entonces me dijeron que me haga poner un inyectable”-.

maíz. que no era recomendable hacerme la operación al estar embarazada. a pesar de haber trabajado varios años de auxiliar de enfermería y tener cierta familiaridad con los hospitales. siendo además estacionales. Semejantes ingresos. ni trigo. pues estamos comprando la carne. apenas alcanzan para sustentar a la familia durante las temporadas en que no había trabajo y desde luego no alcanzaban para las deudas. VV. Al igual que Doña Concepción. la operación de vesícula acarreó innumerables problemas en su familia. Los hijos y las hijas le ayudan en las labores domesticas. pero hoy todo es comprar”. maíz. y es para la vesícula” A raíz de la operación de vesícula su cuerpo se transformó en un vector de enfermedades para su bebé que. trigo todo ello. Scheper Hughes 1997). por lo que no compraba papa. afectando también a los equilibrios entre sus componentes y especialmente a la relación con su marido. desde que nació ha sufrido en muchas ocasiones diarrea. de sus prendas y de sus alimentos y recomendaban que se cuide la higiene corporal y alimentaria. Sembrábamos en el campo. sobre todo cuando su madre no se encuentra bien. rabia (en forma de fuertes llantos) e insomnio. sacando yerbas. P. una patología bastante difundida entre los infantes y los adultos. ahora la wawa no es sana. pero Doña Concepción opina que es más bien la suciedad de su vesícula que afectó de forma irremediable al bebé cuando se encontraba en su vientre. tal y como se entienden en su entorno social. le dio eso que le llaman chujchu. que a lo largo de toda su vida convierte la persona en un ser más vulnerable y más predispuesto al padecimiento (Tapias 2006. este no rendía lo suficiente como para mantener a toda la familia: “Antes sembrábamos. Se enfermó de malaria y tuvo que internarse en el hospital para curarse y esto supuso ulteriores gastos para la familia. Ahora su niña también sufre “debilidad”. De hecho se fueron de Arafani porque no había escuela y se trasladaron a Toro Toro para que todos ellos tuviesen la posibilidad de estudiar.AA. iba y hacía sembrar. su marido también sufre problemas de salud: “con el calor. Para explicar las dolencias de su hija los médicos hacían hincapié en la suciedad del hogar. además de mostrar síntomas muy parecidos a la enfermedad de su madre: desmayos. entonces gastábamos menos. prefiere curarse con el . cortando palmitos y cosechando coca11. que según Doña Concepción tardó tres años en llevarse a cabo desde la manifestación de los primeros síntomas. Ahora Doña Concepción teme que su enfermedad de vesícula tenga repercusiones negativas en todos sus hijos e hijas. era mejor después del embarazo. ¿Qué inyección es? Le han inyectado a la wawa. Costó 1500 bs y para pagarlos se gastaron todos los ahorros de la familia. tal y como pasó con su último bebé: 170 “me hice operar cuando estuve embarazada de un mes. Si la operación para la ligadura de trompas y las cesáreas pusieron en tela de juicio sus prerrogativas femeninas. y además el marido tuvo que pedir un préstamo a su hermano. Oths 1999. pues le pusieron un inyectable y con eso ya está bien. La operación de vesícula. ahora que estoy mal ya no voy hace tiempo. el también al igual que yo. Doña Concepción gasta en un mes alrededor de 500 bs para alimentar a todos y para comprar el material escolar. se cae como muertita. Sobre todo desde que suele ir al Chapare para pagar las deudas de la operación de vesícula. por eso piensan que mi wawa no está bien de salud. su esposo. ya le ha pasado dos veces. en cambio antes nos manteníamos nomás. tuvo importantes consecuencias tanto en su vida personal como la de sus familiares más cercanos. A pesar de tener un pequeño terreno. con eso casi se ha muerto”. pero ahora no hemos sembrado porque estoy mal. Para sanar las deudas migró al Chapare para trabajar y poder así devolver el dinero. por día. En el Chapare su marido ganaba cerca de 25 bs. era cuestión de traer. pero ella no quiere quitarles demasiado tiempo porque desea que se dediquen a las tareas escolares. En la última vez le llevé al hospital y allí me dijeron que me habían advertido.

pero luego. invirtiendo el sentido de la “cura” propuesta por los médicos. ya no sirvo. no estoy del todo sana” Después de haber sido operada por cuatro veces. No lo sé. que debía de ser una entidad “infranqueable”. Doña Concepción siente una enorme culpabilidad por haberse sometido a la operación de vesícula durante el embarazo. ya está comprometido por las manipulaciones ocasionadas por las operaciones. las dos cesáreas y la vesícula. le repite. las cirugías se han convertido en una enfermedad crónica. tan sólo por el ambiente ya me duele la cabeza. A veces. me dicen que quizá ha quedado un resto (de vesícula). Pero al otro lado. También voy al hospital de aquí. ya caigo enferma. le pega. si no lo estoy. sólo estoy en casa. advierte una larga serie de aflicciones: “no estoy del todo bien estando con cesárea.por todo esto a mí me da miedo ya ir de consulta al hospital”. pues. la ligadura de trompas. Según él la malaria le dio por el susto de haber visto una víbora y desde aquel entonces no volvió a estar bien y ni siquiera los curanderos pudieron ayudarle. de un momento para otro caigo. Cuando tiene las fuerzas necesarias para emplearse en alguna actividad produce chicha. No sé si veré crecer a la wawa también. Cuando viven juntos. y habría penetrado mi hígado así como mis intestinos. y haciendo la chicha puedo mantener a las wawas. yo he vuelto al hospital de Anzaldo para hacerme revisar donde me dijeron que todo estaba en orden. dicen que la vesícula se me ha partido en la mitad. pues no trabajo. Ahora su marido (que durante las entrevistas se encuentra en el Chapare) está muy molesto porque ella sigue enferma: “todo el tiempo paras enferma nomás”. Según la perspectiva biomédica sus padecimientos no son enfermedades “reales” y más bien estas operaciones se presentaron como la “solución” de los problemas de salud de la mujer o el feliz desenlace de sus partos.Salud e interculturalidad en América Latina médico tradicional de la comunidad. en verdad. ella sabe que es mejor dejarle tranquilo. así nomás hago chicha. no estoy sana (…)Tantas veces ya he ido (al médico). por lo demás sigo igual. otras veces de haberme cansado otro poco. De la vesícula no estoy sana. Estando bien y caminando. no estoy bien. integrando así con sus ganancias los ingresos del marido: “Estando sana nomás trabajo. qué debe suceder. un perjuicio permanente. probablemente han sido contagiados por la misma suciedad detectada en la vesícula. La enfermedad de Doña Concepción El marido de Doña Concepción cada vez que se emborracha. poniendo en duda la eficacia de las operaciones para solucionar sus problemas de salud. Su cuerpo. según Doña Concepción. levantándome sigo haciendo. las píldoras también traigo (…) pero son sólo calmantes para un momento. me dicen. en seguida ya me pongo mal. me da la enfermedad en plena elaboración de la chicha. a veces voy a la reunión donde está la gente llenita y hablando. y el sólo trabajo de él (el marido) no alcanza para los materiales (escolares) ni para la comida. A esta altura. y caigo enferma. cualquier momento caigo enferma. desde el punto de vista de la paciente. al volver a la casa. Ella se siente obligada a recibirle para no dejar a sus hijos sin padre y sin los aportes económicos que supone su trabajo. 171 Otros órganos. Doña Concepción se considera enferma. sea como sea. y eso que ahora ya no trajino cargas ni ando lejos. que ha debido quedar ahí dentro formaciones como piedrecitas. no sé qué es lo que tengo. por otro lado. El malestar de Doña Concepción le impide trabajar en el campo. ya sea por una pequeña pena o haber renegado un poco. incluso si vuelve al cabo de muchos días. -“No estoy del todo bien estando con cesá- . no ya no ha sido posible que se limpie. Él lamenta que a pesar de los muchos gastos que supuso la operación. no preguntarle donde ha estado. ¿con qué te vamos a curar ahora? ¿Cuánto ya te has endeudado? ¿A dónde te vamos a llevar?. la salud de su esposa no ha mejorado. y cuando me ven llegar ya me dicen -seguramente ya te has enfermado. y siento como mis ojos estarían dando vueltas. Para mantener a las wawas me falta el dinero.

considerados traumáticos y experimentados como dañinos. 172 rea”. Ella ya no sabe qué tipo de dolencia le afecta. A pesar de que nadie detecte de qué clase de enfermedad se trate. renegar. es importante también que el cuerpo permanezca “integro”. Así que cada uno está llamado a resguardar sus pertenencias para evitar usos indebidos. siempre me da esa sensación y luego me da los dolores (…) una vez y otras dos veces al mes me da. Por otro lado. de la falta de “explicaciones” al paciente sobre su estado de salud y los procesos a los que se somete para sanarse (Fernández Juárez 2006: 320-321). Tales ideas no solamente son el fruto del consolidado imaginario popular sobre la figura del Kharisiri. la placenta sirve para curar determinadas patologías. desde que me hice operar”. las cesáreas le obligaron a dar a luz en el hospital y la operación de vesícula ha desestructurado su familia. 2008: 50) sino también son el resultado de la incomprensión del acto quirúrgico en sí. y se lleven a cabo respondiendo a intereses oscuros del personal médico que. El desajuste que advierte en su persona. qué es este “peso”. la pérdida de sangre por la “ligadura” de trompas no se consideran como eventos circunscritos en el tiempo sino como condiciones “existenciales” que permanecen en la vida diaria de Doña Concepción. Así como es fundamental que no se derrame la sangre. ella ve en su cuerpo las cicatrices de donde fluyó su sangre como un signo tangible y visi- . Al final de este proceso de repetidas intervenciones médicas. VV. hurgar en su interior. Las causas que generaron la apertura de su cuerpo son poco claras para Doña Concepción y en cualquier caso no justifican en su opinión el malestar cotidiano que no le permite vivir como lo hacía antes. se beneficiaría además de sus preciados fluidos. curioseando en las interioridades del paciente. la hace desmallar.dice Doña Concepción que. por ejemplo. la operación de vesícula. que sigue afectada por esos eventos. siempre está así (el pecho) desde hace mucho tiempo (…) estoy como tensa. Pero en el hospital por un lado tales reliquias corporales desaparecen sin mayor cuidado y por otro este mismo dato fortalece la sospecha de que las operaciones quirúrgicas alteren el tejido vital y constitutivo del ser humano. su malestar genera una espiral de nuevas enfermedades. Lo único cierto según Doña Concepción es que todas las operaciones a las que se tuvo que someter son la causa de su mal. Las cesáreas. doler la cabeza. uñas o pelos sirven para rituales de brujería (Fernández Juárez 1995). como es el caso del bebé que también sufre de vesícula12. en la opinión de Doña Concepción. las enfermedades producidas por las cirugías se traspasan de la madre a los hijos que han compartido sus fluidos. Abrirle. sigue considerando la cesárea un evento que todavía repercute en los equilibrios fisiológicos de su cuerpo. los restos orgánicos como excrementos. Doña Concepción tiene que soportar una nueva aflicción. Así. De forma indirecta. un círculo vicioso de ulteriores problemas para todos los componentes de su familia. a pesar de haber dado a luz hace más de un año. como la enfermedad de Kharisiri o algunos casos de susto. Todos los restos orgánicos procedentes del ser humano se suelen guardar para futuras aplicaciones rituales. probablemente para el resto de su vida. caer al suelo de un momento a otro. producto de las anteriores: un peso en el pecho que le corta la respiración. completo en todas sus partes. según la percepción de Doña Concepción. quitarle algunos de sus componentes supone un perjuicio grave y un peligro. refleja los muchos cambios que las operaciones significaron en su vida: la ligadura no le permitía desempeñar su función reproductiva. que afectó y sigue afectando su salud. qué curas necesita y mucho menos sabe cómo pagarlas. su marido también enfermó de malaria para pagar su operación. el misterioso ser que roba grasa y sangre a los seres humanos (Fernández Juárez 2006: 322.AA. Un “peso en el pecho” Nadie consigue dar un nombre a su padecimiento y ella tampoco sabe expresar de forma clara para quien le escucha que tipo de malestar le aflige: “mi pecho se hincha…cómo será así…se hincha…se hace como un peso… una bola y no pasa ni abajo ni arriba… por que será así.

pero me dijo -que ya has hecho sacar. todo sacamos. ¿Entonces. eso tomo. Dice que los médicos a veces le atienden bien pero muchas otras veces “reniegan” y no quieren atenderla. ellos ni operar saben. Entonces tiene ese dolor ahí (en el pecho) porque está débil? Ese dolor es porque estoy enferma. Todos le repiten que ella es “débil”: “Débil eres. Cuando le dan estos ataques Doña Concepción siente la sensación de “morir” y sus hijos.dicen. descritos por Scheper Hughes (1997: 181-182). su angustia y su debilidad. nadie le cura? Nosotros nomás. . pero no encontraron la causa de su actual problema de salud. que equivale al concepto de perder la “fuerza”. 173 La señora acudió también al médico tradicional para solucionar ese malestar que le genera el “peso en el pecho” pero le contestó que como ya se hizo “operar” y ella ha perdido mucha sangre. o sea no tiene “restos”) otra cosa te debe estar molestando. que recuerda el mismo estado de decaimiento de los habitantes del Alto do Cruzeiro. me han dicho. y a ratos me da vueltas la cabeza y no puedo pensar. me han dicho. alivian su peso en el pecho. y cuando me han operado. ¿no ve? débil eres por eso te enfermas. calificando a Doña Concepción de persona “sana”: “(los médicos del hospital de Anzaldo) dicen -nosotros no somos como ellos (los médicos de Toro Toro).le dicen. – “¿Cuántas veces vas a venir? ¿Cuándo te vas a sanar?” . pero eso no me cura. Las razones de tal debilidad.Salud e interculturalidad en América Latina ble de su dolor. ¿te da algo el médico tradicional? No. lo del campo no me hace ningún efecto. por estas razones sus remedios ya no tienen efecto y su labor resulta completamente ineficaz: “He ido (al médico tradicional). normal está (su vesícula. Probablemente los problemas de vesícula acarrean estos nuevos malestares. débil eres me han dicho aquellos que han venido (algunos vecinos). como en el estado de descomposición de sus órganos proporciona a Doña Concepción una excelente manera de entender su “debilidad”. entendida como energía para desempeñar sus tareas cotidianas y fuerza para enfrentarse a los numerosos obstáculos que se presentan a diario13. mucha sangre he perdido. Nosotros no somos como ellos. probablemente por no tener ya ningún remedio para ella.Y cuando te duele el pecho. por eso los médicos han dicho que estoy débil”. las píldoras que me compro del hospital me hacen mejor. haciendo hervir algunas yerbas. P. Pensar en sus fluidos corporales. Doña Concepción volvió a acudir a ellos para solucionar sus males y aquellos de su bebé recién nacido. tienes que hacerte poner sangre me han dicho. a cualquier hora del día y de la noche. me han hecho el ligado (ligadura de trompas). nosotros en uno todo sacamos. una debilidad tanto física como social. P. eso nomás debe ser lo que ha quedado-. P. Su médico le diagnostica como causa de debilidad su mala alimentación y acusa a los médicos italo-bolivianos de Anzaldo de los resultados negativos de la operación de vesícula. corren al centro de salud en busca de calmantes. mejor que vengan ellos a reclamarnos”. Le despachan rápido y le recetan píldoras que sólo momentáneamente calman su dolor. según la interpretación de Doña Concepción (y de sus vecinos) se deben a la paulatina pérdida de sangre a lo largo de todas las cirugías que le han practicado. más bien. porque mal te alimentas.

Una de las prioridades de la antropología médica es analizar la manera en que la “violencia estructural” y el “sufrimiento social” tienen repercusiones sobre los procesos de salud-enfermedad-atención de las poblaciones más vulnerables (véase entre otros: Farmer 2004. ya caigo enferma. desamparada por las instituciones de referencia en cuanto a su salud y sus ocupaciones comunitarias. por ejemplo. como también la suciedad que siente dentro de sus órganos Doña Concepción. Desde luego han desvanecido en la paciente los últimos resquicios de confianza en todo tipo de especialista y la esperanza y perspectiva de curación se vio drásticamente reducida a infusiones de yerbas y pastillas calmantes. en su vida y en aquella de sus seres queridos. no ejerce satisfactoriamente como madre. reivindicando su autoría sobre el cuerpo y la enfermedad de la señora. La señora. Se trata de patologías difíciles de definir porque encubren realidades difíciles de vivir. que suele ser muy crítico con la forma de actuar de los médico bolivianos y. le repiten que la diarrea es el producto de la suciedad y el descuido del aseo y la alimentación.AA. a pesar de saber que no puede hacerlo plenamente. conformando así el cuerpo como una herramienta de protesta contra las constricciones de la vida cotidiana. como esposa y no ejerce como integrante de su comunidad. no se produjo un rechazo definitivo de las curas biomédicas porque con tal de que ella y su familia se sanen.1994. han tenido un efecto dramático en su cuerpo. en la percepción del proceso salud-enfermedad-atención de Doña Concepción. obligada a trabajar. no consigue formular un juicio exacto de cuál es la cura que soluciona su problema de salud y esto le deja en un estado de extrema postración. Padece así una situación de extrema vulnerabilidad que repercute a todos los niveles de su existencia. Al fin y al cabo. opina que ella ha perdido demasiada sangre y que sus remedios por eso no son eficaces. reificando su cuerpo para reivindicar la posición de poder sobre su vida (Taussig 1980). Los “nervios” o en nuestro caso “el peso o la bola en el pecho”. lejos de representar algún tipo de solución. son formas de expresar la “incorporación”. Scheper-Hughes 1997). 174 No solamente se produjo el abandono de las curas “tradicionales” sino además Doña Concepción se encontró en el medio de un contencioso entre saberes/poderes médicos. las operaciones. Las personas afectadas. intenta curarles con el médico tradicional pero acude al mismo tiempo a la consulta en el centro de salud donde. Han alejado su marido del hogar. El testimonio de Doña Concepción nos recuerda de cerca las biografías de muchas mujeres obligadas a vivir en condiciones de miseria y desamparo por factores económicos. Lock 1990. sobre todo mujeres. Doña Concepción se encuentra completamente sola. VV. que acudió a todas las instancias sanitarias presentes en su territorio. con el sistema sanitario del país. Cuando sus hijos tienen diarrea. en los términos descritos por Csordas (1990) y Scheper Hughes-Lock (1987). en general. la “debilidad”. la . Ningún médico soluciona su problema y todos le han abandonado a su destino: -“ya sea por una pequeña pena o haber renegado un poco. otras veces de haberme cansado otro poco. Así. reprochándole una vez más las enfermedades de sus seres queridos. los conflictos domésticos. le impiden servirse del médico tradicional el cual. Kleinman et al. transformando a Doña Concepción en un vehículo de críticas de los unos hacia los otros. ya no sirvo”-. Rebhun 1993. Taussig 1987). de condiciones de vida inaceptables. sociales y políticos. por los apuros económicos que se agravaron a raíz de sus operaciones. A pesar de esto y de la “culpabilización” que siente la señora por su pésima salud. El “peso en el pecho” de Doña Concepción comparte el mismo trasfondo socioeconómico de los fenómenos que se han llamado “nervios”. porque su malestar no le permite mantener sus lazos sociales. dentro de su hogar y en la misma consulta (Caramés García 2004: 42). A la larga. 1997. que igualmente reclaman su autoría y sus competencias profesionales. experimenta continuamente todas las posibilidades a su alcance. el obstáculo que representa su enfermedad le anula como individuo activo dentro de su ámbito social. constituyen un objeto de contencioso entre médicos de diferentes instituciones. eliminado a la vez cualquier responsabilidad sobre el fracaso de los respectivos equipos de salud. Existe al parecer una fuerte rivalidad entre el equipo del centro de salud de Toro Toro y el equipo italo-boliviano del Hospital de Anzaldo. traducen sus emociones y sus aflicciones en un lenguaje denso de metáforas sobre el cuerpo y los agentes que en ello actúan (Scheper Hughes 1997.

es el símbolo no solamente de los desajustes que en sus términos culturales afectaron su cuerpo. Tal y como han demostrado otros estudios en el área andina (Tapias 2006). sus deseos incumplidos incorporados dentro de su vesícula sucia y dentro de su “pecho”. La forma de pensar su cuerpo no es independiente de la manera de construir sus relaciones sociales (Douglas 1978: 13-14) y de la capacidad de gestionar las presiones a la que está sometida dentro de su familia y dentro de su comunidad (Scheper Hughes-Lock 1987). capital del homónimo departamento. Podríamos decir entonces que para Dona Concepción las cirugías transformadas en enfermedades crónicas se hacen metáforas de su malestar.Salud e interculturalidad en América Latina incapacidad de elegir un destino mejor para sí misma y para los hijos. proporcionar medios de subsistencia y educación formal a sus hijos dentro de un contexto de escasez económica que dificulta la autonomía de los individuo y estigmatiza cualquier conducta social que no cumpla con las expectativas. La disgregación de su cuerpo y la pérdida de sangre a través de repetidas cirugías corresponden a la disgregación de su tejido social. que suelen ser también madres. los cortes. En tal perspectiva. como la perdida de la sangre.gov. La relativa facilidad de acceso a Toro Toro le hace un lugar muy apetecible para proyectos de “desarrollo” en el mismo municipio. sus temores. Así. son consideradas como un vector de enfermedades y “debilidad” para los hijos. implementados en el área en cuestión. el cuerpo y las emociones de las mujeres. . cumplir con las expectativas de su marido y a la vez aguantar sus malos tratos.bo) y la Encuesta Nacional de Salud del 2003 (ENDSA 2004). jugar el mismo papel de oprimidos. para la evaluación de programas de cooperación sobre “salud intercultural” y “genero y desarrollo”. la vida de Doña Concepción no es simplemente “desafortunada” sino es parte de una compleja dinámica de legitimación de desigualdades y falta de oportunidades (Farmer 2004) que concierne factores socioeconómicos y políticos que van más allá de las dimensiones domésticas tomadas en consideración y percibidas por los actores involucrados. y más allá también de las distancias culturales entre médicos y pacientes. Toro Toro se encuentra mejor comunicado con la ciudad de Cochabamba. Los datos estadísticos presentados proceden de las encuestas del Instituto Nacional de Estadistica (INE: www. A pesar de pertenecer al departamento de Potosí. la perdida de fe en la posibilidad de mejorar su propia condición existencial. los cuales parecerían destinados a tener las mismas dificultades que sus padres.ine. y la narración acerca de cómo se produjeron es una manera de hablar de sus insatisfacciones. 1 euro equivale aproximadamente a 10 bolivianos (Bs). sino también de la imposibilidad de cumplir con su papel social. de la que dista unas 3 o 4 horas con transporte todoterreno. en lugares cuyo contexto socioeconómico es parecido al descrito al principio. traspasando esa subyugación de generación en generación como un “hecho natural” y fisiológico (Farmer 2004). tal y como la vive y la percibe Doña Concepción. la enfermedad. No es una casualidad que la mayoría de sus vecinas sean protagonistas de historias parecidas. A modo de resumen de la critica que la antropología médica hace de la ideología que subyace a las prácticas biomédicas y refuerza su relación de “poder” con el paciente véase el artículo de Caramés García 2004. La historia de Doña Concepción es uno de los estudios de caso recogidos en Toro Toro y otros municipios del Norte de Potosí. o la “ruptura” del cuerpo completo que ocasionaron la transformación de las cirugías un una enfermedad crónica. Para comprender que es el “peso en el pecho” de Doña Concepción hay que descubrir “la lógica de la causalidad simbólica que está detrás de sus aflicciones (García Selgas 2006: 24)”. Notas 1 175 2 3 4 Las descripciones relativas al contexto o las apreciaciones acerca del funcionamiento de la comunidad de Toro Toro y el rol que cubre en ella la mujer se basan en los datos etnográficos recogidos a lo largo del trabajo de campo llevado a cabo en los meses de enero-diciembre de 2007. maltratados y explotados.

VV.62–83. Abya-Yala /UCLM/AECI/FCSICIII/JCCM. Quito. Abya-Yala /UCLM/AECI/FCSICIII/JCCM. Gerardo Fernández Juárez (Coord. 45. Perspectivas de salud intercultural en Bolivia desde la biomedicina convencional”. Gerardo 1995 El banquete aymara. en Current Anthropology. 1. Cuerpo. de carencia de infraestructuras y de medios. pp. Beatriz Muñoz González y Julián López García (Coor. DOUGLAS. Gerardo Fernández Juárez (Coord. en Ethos. Scheper Hughes 1997. Cáceres. En Bolivia. FERNÁNDEZ JUÁREZ. Textos y Contextos Culturales. Caracterización y critica del modelo hegemónico vigente”. pp. Para un análisis del concepto “debilidad/fuerza” entre mujeres quechuas procedentes del mismo entorno socioeconómico véase Tapias 2006: 408. GARCÍA SELGAS. Ed.AA. 31-52. . véase Platt 2006: 145-172. pp.5-24. 176 Bibliografía BASTIEN. Joseph 1986 “Etnofisiología andina. Acerca del simbolismo del parto en el Norte de Potosí (Macha). idiomáticas. en American Ethnologist 15(1). pp. persona y modelos médicos en el Altiplano de Bolivia. 18(1). Cicon ediciones. FARMER. 2008 Kharisiris en acción. Mesas y yatiris. Farmer 1988. Desencuentros en salud intercultural en los Andes bolivianos”. en el lenguaje cotidiano se suele utilizar esta palabra para designar el bebé.). 3. Edit. 181-212. Spoiled Milk: Bodily Fluids as Moral Barometers in Rural Haiti”. Véase por ejemplo: Juan Antonio Flores Martos. en Salud e Interculturalidad en América Latina. Cuzco. Abya-Yala. 2006 “Al hospital van los que mueren. Por otro lado se han escrito ya varios artículos sobre las dificultades de prestar asistencia médica en determinadas aéreas rurales y sobre las frustraciones que siente el equipo biomédico a la hora de no poder comprender y curar a sus pacientes por razones culturales. Paul 1988 “Bad Blood. etiológica y etnofarmacológica para conceptos Andinos sobre el cuerpo”. 305-325. Abya-Yala. Quito. en Arinsana.). La Paz. Fernando 2006 “Apuntes sobre la interdependencia entre sentido y corporalidad. Hisbol. 2004 “An anthropology of structural violence”. pp. 5 6 7 8 9 10 11 12 13 A propósito véase Fernández Juárez 2006: 317-336. Exploraciones en Cosmología. Madrid. Edit. CARAMÉS GARCÍA. Acerca de la interpretación del cuerpo materno como transmisor de sustancias dañinas para los hijos véase Tapias 2006. Durante el periodo en que se desarrolló la investigación en Toro Toro (mayo-agosto 2007) nunca pude conocer al marido de Doña Concepción puesto que se encontraba trabajando en el Chapare. Los textos en castellano han sido traducidos de los originales en quechua por Ireneo Bautista. pp. Gerardo Fernández Juárez (Coord. CSORDAS. 5-47. pp. pp. Ed. en Cuerpo y Medicina. “Una etnografía del año de provincias y de cuando no hay doctor. Perspectivas Antropológicas. Evidencia lingüística. Quiero subrayar que en quechua no existen términos que traducen las operaciones quirúrgicas descritas y que Doña Concepción se refería a ellas utilizando las palabras castellanas.). Thomas 1990 “Embodiment as a Paradigm for Anthropology”. Alianza Editorial. Quito. Antropología de la Salud y Crítica Intercultural. Mary 1978 [1970] Símbolos Naturales. en Salud e Interculturalidad en América Latina. Para profundizar en el tema de las políticas socio-sanitarias en Bolivia y en particular en el Departamento de Potosí véase Ramírez Hita 2005: 55-70.317-336. metafórica. en Salud e Interculturalidad en América Latina.). 23-35. Mª Teresa 2004 “Proceso socializador en ciencias de la salud.

Arthur. 8(4). OTHS. pp.). en Medical Anthropology Quarterly. Quito. pp. 20 (3). en Salud e interculturalidad en América Latina (vol. La Paz. 399–415. Gerardo Fernández (coord. Kathryn 1999 “Debilidad: A Biocultural Assessment of an Embodied Andean Illness”. Sistemas y prácticas de salud en la ciudad de Potosí. 14. Violencia y Vida Cotidiana en Brasil.267-299. 7(2). TAPIAS. 14. Ed. Chicago. colonialism. Michael 1980 “Reification and the Consciousness of the Patient”. pp. en Medical Anthropology Quarterly. en Medical Anthropology Quarterly. Plural. Nancy y Margaret Lock 1987 “The Mindful Body: A Prolegomenon to Future Work in Medical Anthropology”. Veena DAS y Margaret LOCK 1997 Social Suffering.). pp. Gerardo Fernández Juárez (coord.131– 151. pp. Berkeley: University of California Press. SCHEPER-HUGHES. SCHEPER-HUGHES. pp. REBHUN. Medicine and Psychiatry”. 2006 “La interculturalidad sin todos sus agentes sociales.6–41. Ed. en Social Science and Medicine. 237-254. ¿Qué hacer para evitar tantas muertes de mujeres?”. Parto. El contexto económico y cultural de la mortalidad infantil en Brasil” en Antropología del desarrollo. en Salud e interculturalidad en América Latina (vol.405-412. Abya-Yala /UCLM/AECI/FCSICIII/JCCM. Tristan 2006 “El feto agresivo. PLATT. pp. formación de la persona y mito-historia en los Andes”.145-172. Gerardo Fernández (coord. Barcelona.II). pp. El problema de la salud intercultural en Bolivia”. 1994 Swallowing Frogs: Anger and Illness in Northeast Brazil. en Salud e Interculturalidad en América Latina. 177 . and the wild man: a study in terror and healing. KLEINMAN. María 2006 “Emotions and the Intergenerational Embodiment of Social Suffering in Rural Bolivia”. 13 (3). Barcelona. Ed.). 1987 Shamanism. 1999 “Demografía sin números. or nevra on Sunday. Linda 1993 “Nerves and Emotional Play in Northeast Brazil”. en Culture.II). Margaret 1990 “On being ethnic: the politics on identity breaking and making in Canada. pp. pp. Graciela 2006 “Mortalidad materna en Bolivia. URIBURU. en Medical Anthropology Quarterly. 3–13.Antropología de la Salud y Crítica Intercultural. AbyaYala/UCLM/AECI/FCSICIII/JCCM. Ariel. Susana 2005 Donde el viento llega cansado. Quito.Salud e interculturalidad en América Latina LOCK. 286-315. en Medical Anthropology Quarterly 1(1). Cooperazione Italiana. Abya-Yala y UCLM. 360–382. pp. TAUSSIG.173-186. Nancy 1997 La Muerte sin Llanto. Teorías y estudios etnográficos en América Latina. University of Chicago Press. RAMÍREZ HÍTA. Paidós.Quito.

.

Poner de manifiesto las servidumbres a que los pacientes. El modelo biomédico3. […] Para Worsley. “En este sentido es importante hacer referencia al influyente texto que escribió Worsley sobre los sistemas médicos no occidentales. Jorge y yo nos quedamos petrificados con la noticia. Parece que tiene afectada una pierna y Pepe está con ella. 2004:164). cirugía incluida. la medicina occidental. Hospital Blades Torres4: el shock cultural Juana llega al hotel a las ocho de la mañana con la cara pálida y desencajada. ya sea por ineficiencia del sistema. la tendencia de la biomedicina a colonizar el mayor número posible de espacios de sufrimiento humano. hemos tenido un incidente”. o usuarios de los servicios de salud nos enfrentamos en un claro juego de poder entre lo hegemónico y lo subalterno. corrupción. obstaculizan su avance. Éste asume la corriente principal fagocitado por la ceguera de la costumbre y por la fuerza de la tradición que el sistema de socialización y enculturación nos impone. desplazando y deslegitimando otras alternativas terapéuticas. Es lo que denomino el “círculo de la administraición”: aquella situación en la que los servicios administrativos de una organización. ya estaba produciendo en la época de su escrito un cierto descrédito de este “monopolio del conocimiento sobre la salud y la enfermedad” (Ferrándiz. Igualmente en el señor Watanabe de la película Ikiru (Vivir) de Kurosawa. nunca imaginé que la administraición y la deshumanización pudieran llegar a anidar con tanta solemnidad en el corazón de Clinicdólar2. sin capacidad de expresar nada. desidia laboral. así como los recursos limitados que la biomedicina tendría para afrontar muchos de los problemas que están en la raíz de las distintas formas de la aflicción. en vez de facilitar los procesos al ciudadano. A pesar de estar viviendo la experiencia en primera persona. Me sentía como un personaje anónimo atrapado en una maraña de documentos y tramas jerárquicas burocráticas. y denunciar este hecho es uno de los objetivos del texto. en El castillo o en El Proceso.“BUSCAR LA SANGRE” el caso de un hospital privado en Santo Domingo (República Dominicana)1 Pedro Pablo Salvador Hernández Universidad de Castilla-La Mancha España Introducción Pensaba en Kafka. Lógicamente. en el que enfatizaba la complejidad del sufrimiento humano y su vinculación con los problemas variados de la vida cotidiana. la del hospital contemporáneo fracasa en muchos de sus abordajes. en el que el leviatán de la salud oficial impone un modo de curar que eclipsa cualquier alternativa para el ciudadano corriente. Nos da cariñosamente los buenos días y dispara sin darnos tiempo a reaccionar: “Chicos. Sin embargo. desgaste organizativo o pura inercia. nuestra cara de incredulidad es patente por la supuesta levedad del accidente y las dudas 179 . Eva. Le preguntamos qué ha sucedido y nos explica que Raquel ha sido atropellada por una guagua5 en el malecón cuando corría por la mañana.

Lucía se las arregla para entrar en el hospital. “Comprender la vida interna de un nativo es más entender un poema. al Abel González o al que sea. Llamo a Pepe. Acceder al significado de una sociedad. Llegamos al Hospital Blades Torres y lo primero que vemos es una gran cantidad de personas agolpadas en las diferentes puertas que están cerradas a cal y canto y vigiladas por. uno prohíbe entrar en el hospital con armas blancas. El objeto es que vayamos con ella al hospital Blades Torres al que acaban de trasladar a la accidentada y nos pueda echar una mano como persona local experimentada en la realidad sociocultural de los hospitales dominicanos. Juana se despide de nosotros para encargarse del resto de los chicos del curso. al menos. Vemos a “Pepe” en la puerta. Subimos al todoterreno de ACPP6 y Juana nos conduce a un punto de encuentro con Lucía la propietaria del Hostal Metrostar en el que se alojaba Raquel. Seguimos nerviosos y en silencio. 180 sobre el estado de Raquel ante un atropello en una carretera con un tráfico anárquico. minifaldas y prendas impúdicas. La comprensión de la cultura como la “urdimbre de tramas de significación que el hombre ha tejido” (Geertz 2003:20) es uno de los legados que Clifford Geertz dejó a la ciencia de la cultura. La descripción densa no busca desentrañar científicamente el punto de vista del nativo. el silencio es sepulcral. Se acababa de tramitar con Cruz Roja una ambulancia para el desplazamiento. . Son momentos de incertidumbre. un grupo de cinco personas nos indica amablemente dónde tenemos que ir. llévenla al Plaza de la Salud. consciente y con el rostro desfigurado. pero que es importante que recordemos que si necesitamos garantías no dudemos en hacérselo saber. sino comprender y reconstruir sus sistemas simbólicos mediante la cercanía del trabajo de campo y una profunda reflexión sobre el propio contexto. hoy no lo hubiera llevado allí. Lucía nos dice que conoce bien el Torres. dominicano. nos saludamos emocionados y un señor con una camiseta naranja. Le cuento al taxista lo sucedido e inmediatamente nos mira con un gesto de gravedad: “Sáquenla de ahí si no quieren que muera. Tras varias consultas precipitadas. ya que el hospital Blades Torres no puede asumir una paciente en tan adversas circunstancias. su hijo murió en él tras un accidente de tráfico. diciendo que la ambulancia está a punto de llegar. Eva y yo nos quedamos fuera.AA. alto y robusto nos detiene al sol de justicia matinal. pensó que había muerto. por su propia seguridad y por la del hospital (sic). Es el concepto semiótico de cultura que pasa por la necesidad de una labor etnográfica que descifre esa urdimbre mediante la interpretación. Aturdidos por el desconcierto y la ansiedad no dimos importancia a estas palabras y de hecho las olvidamos. que está muy grave y que la mayor parte del golpe lo ha recibido en el fémur y en la cara. Por un lado. Llegamos al punto de encuentro y tomamos un taxi al Blades Torres con Lucía. de visitas al baño por el efecto de los nervios y de una espera tensa. Quedamos en la puerta del hospital si llegamos antes que la ambulancia. ni camas para su atención. Nos comenta que vio el accidente y que la guagua dejó a la chica sin conocimiento en el suelo. pero nos dice que sea alguien “que tenga estómago”. Veo dos carteles que llaman mi atención. un cartel prohíbe la entrada de mujeres con escotes. Éste me revela que Raquel ha sido atropellada alrededor de las seis y media de la mañana. Nos tememos lo peor. En el trayecto. caótico e infernal. porque Raquel está ensangrentada. que están solos en el Metrostar y con el alma en vilo ante la falta de información. Jorge toma la iniciativa. Geertz concibe la antropología como una “ciencia interpretativa en busca de significaciones” (Geertz 2003:20). un proverbio o una broma” (Geertz 1994:90). por otro. un policía uniformado con una escopeta recortada en la mano y un militar con su pistola en la cartuchera. El trajín de la gente es inmenso y buscamos la puerta de emergencias con cierta desesperación. pero sáquenla de ahí si aprecian su vida”. Antes de llegar al Blades Torres estuvo en el Hospital Madre Ingrassia7. También nos explica que ella no puede quedarse en Clinicdólar con nosotros. El hombre se marcha rápidamente y no volvemos a saber de él. VV. Pepe dice que sólo puede pasar una persona a la sala de curas. pero llevaban una carga de significado. Aún debía pasar el tiempo y necesitábamos vivenciar la experiencia hospitalaria para comprender la verdadera dimensión de la palabra garantías y la clave que Lucía nos estaba dando. requiere una profunda inmersión cultural. para obtener más información. Es decir. más allá de lo que podíamos prever. pero tampoco disponía de medios. que el impacto ha sido brutal y que está esperando para que la trasladen a Clinicdólar.

Pedro. su dinámica de funcionamiento y la instrumentalización del paciente para fines económicos iba a dejar una huella profunda en mi visión de la sanidad privada. La única sábana que había era la que tenía Raquel que por ser europea. De esta manera no hay sistemas que integran todas las aflicciones posibles ni existen sistemas terapéuticos universales. Estoy conmocionado. En esos instantes. Túnez. la Seguridad Social.Salud e interculturalidad en América Latina Llega la ambulancia y un par de camilleros. Y estaba claro que nuestro sistema terapéutico tenía sus luces y sus sombras. sus éxitos y sus fracasos. las paredes estaban llenas de manchas de sangre. le cuesta comu- 181 . Pepe le acompaña. mirando el gesto de preocupación severa de Jorge. El análisis etnográfico nos coloca siempre en la gama de grises. En el transcurso del desplazamiento. Su voz es torpe. Eva pregunta por ella. Senegal. tiene la cara muy hinchada. le preguntamos que cómo está. Del mismo modo. Le saludamos. de la que desciende Pepe ágilmente. La respuesta “racional” era buscar el mejor hospital de Santo Domingo. en el caso mas optimista. “Hans-Peter Martin y Harald Schuman han hablado al respecto de una sociedad del 20/80. Se nos acerca un señor trajeado con gafas de sol negras. Le comentamos el asunto y nos dice que hablemos con Teresa8 de relaciones públicas. 2003: 74).” (González y López. “cuando Dios aprieta. Bajan a Raquel de la camilla y volvemos a verla. pero la odisea no había hecho más que empezar. 2006: 18). ni hacerle una radiografía. Desde luego. alto afeitado. Nada. se muere. lo que desproporcionadamente sucederá en el planeta. acompañados de Jorge y Pepe. para preguntarle por la ambulancia. no tenían vendas. Cada sociedad las construye y las recrea de acuerdo a presupuestos válidos para su contexto. olvidamos con facilidad que lo normal. pero bien!” Hospital Clinicdólar: El Shock inverso Clinicdólar. ni limpiarle la sangre de la cara con suero. Clinicdólar es un marco privilegiado para la observación participante. se verá abocado a la pobreza y a la falta de futuro” (Taibo. “Lo que he visto. sus grandezas y sus miserias. con papel de periódico. El primer golpe de impresión es fuerte. aparece la ambulancia. En unas tres horas no habían hecho nada. un sistema “gratuito” y universal. con su chofer. ¡ahoga. visualizaba otros hospitales visitados en el pasado en Bolivia. rico en matices y experiencias. Con el relativismo metodológico como actitud de investigación. está vendada parcialmente. cubierto el cuerpo con una sábana y el labio superior partido justo bajo la nariz. Si la dejamos aquí. etc. Venezuela. le damos palabras de ánimo y vemos cómo la introducen en la ambulancia. pulcro. y nos dirigimos a Clinicdólar. Marruecos. con aspecto de haitiano e impecablemente uniformado. Incluso varios estaban en peores condiciones. le acompañamos hablando con ella que está en todo momento consciente. yo apoyo los brazos en el mostrador con un poco de desesperación. le han dado un trato de favor. ni darle calmantes. No sabe nada. Jorge nos cuenta su experiencia en el Blades Torres. en la cual. como dicen en mi tierra. Cogemos el coche de la dueña del hostal. “Evidentemente todo sistema de aflicciones lleva aparejado un sistema terapéutico. el 20% privilegiado y activo irá absorbiendo una parte cada vez mayor de la riqueza. Parece más un hotel de lujo que un hospital. sacan a Raquel. mientras el 80 % restante que sobrará. con un rostro neutro y nos consulta acerca de lo que necesitamos. Le han limpiado la sangre. la zona de la boca está ligeramente hundida y padece un fuerte impacto en la frente. y no veía grandes diferencias con muchos de ellos. Llegamos a Clinicdólar antes que la ambulancia porque Lucía y el conductor toman un atajo por la red de carreteras de Santo Domingo. es que estadísticamente hallemos un hospital como éste. Volvía a mi mente la relación 20/80 y me daba cuenta que en la burbuja de los países más desarrollados de la población mundial. no me lo puedo creer. no me lo puedo creer. Nos acercamos a ella. esto ha sido muy fuerte. unida a la desorientación de pasillos y puertas me hacen perder un poco la conciencia del tiempo. al final. la gente estaba en una especie de pabellón compartido por muertos y vivos. El hospital es el antagonista del Blades Torres. ni gasas para limpiar. Perú. aunque la luz artificial.” En esos momentos pensaba en el privilegio de nuestro sistema de salud. Me dirijo al mostrador donde está sentado un recepcionista.

amputando así su potencial crítico”. un mostrador con una chica uniformada con el traje azul y el logotipo de Clinicdólar (C$). Llamo a Jorge para que se quede con ella y me pide que vaya a hablar con “relaciones públicas”. 2005:41). junto a los ascensores. como en una estación de autobús ajena. propone al antropólogo y también a los demás un objeto nuevo cuyas dimensiones inéditas conviene medir antes de preguntarse desde qué punto de vista se lo puede juzgar” (Augé. VV. laboratorios y administración y. Le digo que es normal. los médicos les impongan sus ideas y visiones sociales y médicas. Ataviado con su bata blanca y su fonendoscopio al cuello. análisis de sangre. en el engranaje pautado de un sistema médico hospitalario integrado en nuestro patrón cultural. Nos dirigimos al hall. al pasaje. El aire acondicionado de este espacio es muy fuerte y notamos el frío inmediatamente. 1997:197). El hall dispone de dos ascensores en un extremo y frente a ellos. de la clínica como herramienta de control social inscrita en el ADN de nuestro sentido común. También hay sillones en grupos de tres rodeando la sala. “si la gente guarda largas colas en las clínicas y espera largas horas por una receta en una consulta de tres minutos. escáner. en ámbitos seguros. uno. de la automatización de las relaciones de poder. Como antropólogo reflexionaba acerca del establecimiento de las reglas del juego. aeropuertos) como los medios de transporte mismos o los grandes centros comerciales. Me dirijo a la sala de curas y Raquel está sola. Me quedo con ella y le pregunto que cómo se siente. quedaban en suspenso. no es porque haya sido «forzada» a ello. Uno de los lados más largos está constituido por unos grandes ventanales oscuros y tres puertas de acceso también de cristal ahumado.AA. sin meditación previa ni resistencia. va a entrar en el protocolo de radiografías. no tenía tampoco a la vista ningún reloj que alentara la percepción temporal. Al fin y al cabo. Decido husmear y le pregunto al doctor Tomás sobre la paciente. el señor con gafas negras que ejerce las funciones de seguridad. “Los no lugares son tanto las instalaciones necesarias para la circulación acelerada de personas y bienes (vías rápidas. siempre impertérrito. etc. habla discretamente con un walkie. me comenta que le van a hacer una cura y que. entre otras cosas. dos pasillos. o también los campos de tránsito prolongado donde se estacionan los refugiados del planeta” (Augé. nos señalan que su médico de referencia es el que está de guardia. Junto a la puerta. posteriormente. que atiende la centralita portando un teléfono inalámbrico en forma de cascos con micrófono junto a la boca. Nos sentamos y entramos. en un espacio sin referencias. un mundo así prometido a la individualidad solitaria. “Un mundo donde se nace en la clínica y donde se muere en el hospital […]. tomografía. que ha recibido un golpe muy fuerte y que le van a administrar calmantes en cuanto puedan. en la dinámica del hospital. Le introducen en una sala de curas y nos solicitan que vayamos al hall a esperar un poco junto a otros familiares de enfermos. 182 nicarse y nos da las gracias por lo que hacemos por ella. una práctica técnica para «racionalizar» el sufrimiento humano y «contenerlo. junto al mostrador que lleva a la cafetería. Así es como opera la hegemonía y ésta es la razón por la cual me encontraba con tanta resistencia al intentar cuestionar nociones y relaciones que ya forman parte del sentido común hegemónico” (Scheper-Hughes. con unos cómodos sillones granates distribuidos en forma de “U” en grupos de diez o doce. que todo está bien y que no nos preocupemos. manteniéndolo «en su lugar». Como expone Nancy Scheper-Hughes (1997:197) “la medicina es. Y tampoco puede afirmarse taxativamente que una vez dentro de la clínica. 2005:83-84). de ahí mi desorientación al entrar en contacto con la luz artificial de Clinicdólar. Hay. empalmes de rutas. de familiarizarme con mi lugar de residencia de los próximos días. Intento ser consciente de mi papel en la escenificación de la biomedicina que despliega Clinicdólar y trato. Me siento en un no-lugar. Me recuerda más a un escolta que a un vigilante al uso. Insiste en que tiene dolor de pierna y de la espalda. Raquel me manifiesta que no recuerda nada y se queda dormida. de todos modos. a lo provisional y a lo efímero. el doctor Tomás. El hall es un espacio rectangular con suelo de mármol de unos trescientos metros cuadrados. Como un casino. otro distribuidor que conduce a las plantas superiores y a la UCI. con angustia nos expresa que tiene mucho dolor en la pierna. Las coordenadas espacio temporales en el hall. además. . Van allí porque en gran medida ya están compartiendo esas ideas y esas visiones.

ningún rasgo indicaba mi estatus social. apoyada contra la pared. una camiseta y la eterna mochila negra. lo que es en sus diferentes estatus y roles sociales. Teresa lee la póliza y consulta con sus superiores. Es transferida en cinco minutos. reduciéndolos de esta forma como usuarios del sistema. a un simple dato numérico «código de barra “x” (Caramés. parecía ridículo. aparentemente enojado. antes del combate dialéctico. “El tipo de asistencia resultante se caracteriza por presentar un modelo de relación mecánico y estandarizado. Su mirada combinaba la arrogancia con el desprecio y la escena nos ubicaba en una situación de clara inferioridad. necesitaría más garantías. La organización del sistema sanitario en Clinicdólar responde a la pragmática capitalista. institucionales o no. Mi discusión previa con Teresa había subido varios grados de temperatura. sandalias. no existen. El paciente es cosificado. que Clinicdólar cuente con la garantía en última instancia del Gobierno de mi región que es quien lidera el programa de Jóvenes Cooperantes y que lo importante es salvar la vida de Raquel. se ponen en marcha diversos tipos de interpretación y cura. el atareado doctor Tomás nos comunicó que no había ningún signo de daño cerebral. Teresa. Lo importante para la institución es la rentabilidad del producto y la garantía de cobro. Jorge tampoco se diferenciaba mucho de mí: rubio. todo ello en un contexto de pluralismo médico” (Perdiguero. es un cliente con la vida hipotecada al que se le cobra por un servicio. camiseta de manga corta y su mochila naranja. El cirujano. como señala Collière. no hay cirugía. intelectual. desde que aparece el problema. Yo. y se utilizan diversas instancias terapéuticas. Me explica que “su intención es ayudar” y que por eso. a un caso. como tienen que curar a la paciente y operarla. Teresa repite que las garantías son insuficientes que están en torno a los tres mil seiscientos euros y que una “tarjeta visa para un bloqueo facilitaría mucho el asunto”. “los procesos que se llevan a cabo para buscar una terapia. uniformada y muy educada me da los buenos días y sin transición me pide “garantías”. Empiezo a indignarme por segundos y trato de aplacar mi ira frente a lo que sutilmente percibo como una ingeniosa amenaza velada: “sin dólares. con unas sandalias.” Acentúo mi tono cordial y le pido por favor que. las intervenciones se convierten en entidades en sí mismas y se bastan a sí mismas. a efectos de elaborar informes estadísticos. A sus ojos éramos dos simples turistas. su dimensión humana pasa a un segundo plano. Su rol de alto cargo político era imposible de adivinar. Le digo que Raquel dispone de un seguro Mapfre. Los itinerarios terapéuticos son. en palabras de Enrique Perdiguero. a una variable. interrelaciones entre lo que vive la persona que requiere atención. iba a poner en su sitio a los gringos que osábamos a rebelarnos contra el itinerario terapéutico y el procedimiento que Clinicdólar nos marcaba. era el cirujano especialista en traumatología del que pendía la vida de Raquel y su bisturí era el espolón que hacía que las apuestas del coliseo se inclinaran fuertemente hacia él como gallo ganador. independientemente del tema económico. Después de una hora de limpieza superficial. nada que me alejara del aspecto de gringo9 rubio: iba con un pantalón técnico negro. el enfermo y su dolencia son etiquetados numéricamente. mientras me miraba con semblante de indignación y se quitaba el gorro de plástico de la cabeza. y lo que padece. dos gallos indefensos. 2004:31) La riña de gallos: el médico frente al antropólogo • ¡Pero cómo se atreve usted a decir que estoy paralizando la atención a una paciente! – Dijo el doctor Linchú con el rostro enrojecido y la vena del cuello hinchada. Sonríe y dice que esté tranquilo que el proceso ya puede continuar. la responsable de relaciones públicas. aunque tenía roto el 183 . El doctor Linchú iba ataviado con la bata verde de la sala del quirófano. no paralicen el proceso de atención a Raquel. Nos solicita una copia y Pepe hace las gestiones pertinentes para que desde ACPP remitan un fax con la póliza. esbozó una sonrisa. con bermudas. desinfección de la piel de Raquel y la batería de pruebas técnicas.Salud e interculturalidad en América Latina Teresa una chica joven. 2006:41). Le paso la tarjeta Visa y me bloquea mil euros.

ávidas de recuperar la baja rentabilidad del gallo ganador. El paso siguiente era ver con el “plástico10” y el traumatólogo cuándo le intervenían ambos. Jorge. Baltasar Gracián. El sabio debe actuar con cautela en un asunto delicado. Su recelo corregirá la opinión inicial sobre el comportamiento ajeno. Esta premisa la conocemos bien los antropólogos que. 184 • ¡Repito. aproximadamente. Nos pidió que esperáramos un momento en el hall y. Linchú. y trató de aplicarme la técnica del disco rallado11. pero ese fue el fallo número uno de su estrategia: “no tener moderación al juzgar”. usted va a cobrar la operación. Las operaciones tienen un coste. como se atreve a poner en duda mi profesionalidad! . • Perdone – me puse muy serio. estas operaciones tienen un alto costo y… nuestra intención es ayudar”. Sólo he criticado el sutil chantaje al que nos somete Clinicdólar ante cada movimiento con Raquel. a partir de ahora.En ningún caso he puesto en duda su profesionalidad. esto no es una ONG. a cada paso. pero su esfuerzo era estéril. A veces se pondrá en el lugar del otro y examinará los asuntos del contrario. modificando la estrategia. amigo – dijo sonriendo – esto es un negocio. Su comentario me hizo estallar internamente. la mandíbula. que acompañaba al doctor Tomás. después de unos instantes. en la comunicación con la jerarquía del hospital y. al menos. a priori. cada uno piensa tener parte de razón. estaba llena de magulladuras y erosiones por todo el cuerpo. permanecía estable dentro de la gravedad y su pronóstico era reservado. Conté hasta diez. La mayoría de la gente antepone el afecto al recto juicio. . Nos explicó que aquí terminaban sus competencias y que el doctor Linchú era nuestro referente. Teresa nos llamó a su despacho. en 1647 escribió en su aforismo 294 de “El arte de la prudencia”: “294 Moderación al Juzgar. • Mire . . la nariz y.AA. Pero ella es fiel y nunca supo tener dos caras. Pero Linchú no sabía que los gallos gringos habían peleado ya en muchos corrales. garantizarle el cobro de la estancia de Raquel en el hospital y no seguir recibiendo mensajes como éste ante cada paso vital para la vida de una persona. que no estaba dispuesto a continuar siendo amenazado eufemísticamente con la paralización de un proceso médico y que quería hablar con el director del hospital para explicarle personalmente la situación. VV. fémur.le dije mirándole a los ojos y con los brazos cruzados – quiero que una cosa le quede clara. No critico al hospital en su itinerario médico. Eva y yo. en situación de análisis nos rodeamos siempre de un aura de distancia epistemológica y nos enfrentamos a nuestro objeto o sujeto de estudio con una pátina de relativismo. Raquel no había dejado en ningún caso de estar consciente. Con cortesía y determinación le dije que ya no quería seguir hablando con ella. que la cirugía lo resolvería todo. • Pero. • ¿Pero usted cree que voy a paralizar la intervención a un paciente? • Insisto. “claro. se había irritado ante la información transmitida por Teresa. tras cinco minutos de expectativa. en parte por la acusación y en parte por el nerviosismo que me rigidifica muscularmente. lo comprendió perfectamente. Cuando dos mantienen pareceres contrarios.Sentí rugir la gallera con miradas nerviosas. nos acompañó a la puerta del quirófano donde Linchú estaba valorando la intervención urgente de Raquel. Así ni le condenará ni se justificará a sí mismo tan ciegamente” (Gracián. nos sentamos en el hall y a la hora de espera. sino en su itinerario económico cuando la vida de una persona está en juego. yo ya había tomado la firme decisión de subir un peldaño. nos sonrió amablemente y nos trasladó que estuviéramos tranquilos que todo iba salir bien. Teresa varió el gesto. Cada uno piensa como le conviene y adorna con razones sus opiniones caprichosas. Ya le habían puesto suero y varios calmantes para que dejara de sufrir dolor. De nuevo nos preguntó que si Raquel. por supuesto. [1647] 1994: 167-168). Linchú. tenía un seguro médico aparte de la Seguridad Social o que si podíamos ofrecer algún tipo nuevo de garantías para la hospitalización porque llegábamos al momento de la cirugía y. me piden dinero.

la seriedad de la situación no me da ganas de reír – contesté – Lo que le quiero decir es que la institución va a cobrar. • De verdad.No hay problema. Durante la bajada. • Pues a lo mejor somos familia. vela por su salario. esta chica es lo más bajo del escalafón del hospital. se lo garantizo en el nombre del Gobierno de Castilla-La Mancha. .dijo apuntándome con el dedo – utiliza ese poder y esa fuerza que tienes. Mira. una odisea más allá de los límites de nuestra realidad cotidiana. confía en nosotros. Estamos aquí evaluando proyectos de cooperación al desarrollo. a quien Jorge representa. Pero lo peor estaba por llegar. Quiero hablar con el Director de hospital. Se lo aseguro. pero voy a desgranar someramente alguno de los elementos que no puedo dejar en el tintero. hace lo que le mandan . • Además. Linchú dialogó un minuto escaso con Teresa mientras esperábamos el ascensor. Raquel está bajo la protección de un programa nuestro. ella bajaba la cabeza al oír la humillación a la que le sometía Linchú – Yo hago esto porque amo la medicina. Financiamos proyectos en este país. • ¡Bien! – Linchú cambió el tono de su discurso. de que habrás hecho el juramento hipocrático12 . Jorge intervino: • Nosotros. y haremos lo imposible por salvar su vida. Jorge sacó la tarjeta y Linchú miró el emblema del Gobierno Regional y comprobó que Jorge era el Director del Instituto de la Juventud de Castilla-La Mancha.Salud e interculturalidad en América Latina • Me estás insultando. tomando conciencia de que sus interlocutores no eran gallos advenedizos. . La entidad para la que trabajo tiene como fin la promoción de la cooperación al desarrollo y la solidaridad. Éste fue el momento inicial de un cambio de actitud en el trato hacia nosotros y la atención sin más consultas económicas antes de cada nuevo paso. ¡Tranquilos! Le dimos las gracias y nos despedimos con mutuas sonrisas falsas y corteses.sólo queremos que la salud de Raquel esté garantizada y me comprometo personalmente a que no habrá problemas con el pago. calmaros que la chica está en mis manos y yo he estudiado en las mejores escuelas de medicina de USA. • Linchú. cuente con mi aval y con el del Instituto de la Juventud. yo insistí en que quería hablar con el director del hospital. Por lo demás. Además. Voy al quirófano para atender a Raquel. para que Mapfre suba la cuantía de tres mil seiscientos euros de límite por hospitalización. . te garantizo que la institución no tendrá problemas con el cobro. 1995:130). soy americano. yo te he sonreído. Teresa eludió cerrar una cita ofreciéndonos como evasiva café o comida gratis en la cafetería de Clinicdólar. devuélveme una sonrisa. De hecho soy hijo de catalán y jordana. Mientras.Ironicé. Confío plenamente en su trabajo. Jóvenes Cooperantes. no he dudado en ningún momento de su profesionalidad. Es claro que “la situación clínica se convierte en una zona de combate donde se desarrollan diputas de poder y definiciones sobre la enfermedad y los grados de discapacidad” (Taussig. Pero Teresa me pide dinero constantemente. Le he dejado una tarjeta Visa de mi trabajo como aval de cobro. – comenté tocándole el hombro y sonriendo para rebajar la tensión de la conversación. Pero tú. • No te lo tomes así. cambia el “body lenguaje”. Toma una tarjeta nuestra. Jorge es el Director General de Juventud en mi región. no necesito el dinero. yo tengo veinte negocios aparte de éste.Expuso poniendo la mano casi a ras del suelo para indicar la posición de Teresa en la jerarquía hospitalaria.explico atentamente Jorge con su firme y hermoso timbre de voz . Hace su trabajo. La clí- 185 . No he hecho juramento. • Mira amigo. no seas tan duro. lo hago por vocación. aún teníamos que enfrentarnos a buscar la sangre. • Yo no soy dominicano. tu autoridad. amigo nosotros trabajamos en la solidaridad. – En cualquier caso. La conversación requeriría un análisis del discurso más amplio de lo que este breve artículo me permite.

La función de la riña de gallos. ensimismado en la espera de la operación del labio de Raquel. Raquel acababa de salir del quirófano y ya estaba despierta de nuevo. Sólo le hacía falta un bisturí ensangrentado en la solapa para comunicar el reparto de roles en la escena: yo frente a los otros. un rasgo de su percepción de superioridad. dinámica. como elemento para vigilar y castigar. se ha quedado a caballo entre el gesto sincero y la evocación primigenia de enseñar los dientes en la contienda. un cuento que ellos se cuentan sobre sí mismos”. en ese instante. “esta es la marca de lo ideológico. etc. así como una meta-reflexión implícita de los ingredientes de la comunicación no verbal. La conversación se ha celebrado en la puerta de la antesala del quirófano. sino el hecho de que la riña suministra un comentario metasocial sobre toda la cuestión de clasificar a los seres humanos en rangos jerárquicos fijos y luego organizar la mayor parte de la existencia colectiva atendiendo a esa clasificación. por aquellos que la proponen. sino americano. es interpretativa: es una lectura de la experiencia […]. El doctor hace gala de sus símbolos de poder. de tal manera que la cultura médica y curativa también sucumben al lenguaje de los negocios. A estas alturas. entonces esto no debe sorprendernos en lo más mínimo. que pone al negocio como el objetivo de la cultura […] De la misma manera que. se pone de manifiesto en la escenografía y la dialéctica de esta analogía de pelea de gallos. “todo había salido perfecto en la cirugía”. su naturalidad. “Lo que coloca la riña de gallos en un lugar aparte en el curso ordinario de la vida. el hecho de que la riña refuerce las distinciones de status (ese refuerzo en modo alguno es necesario en una sociedad en la que todo acto proclama dichas distinciones). casi una mueca. una fuga del carácter autoritario reprimido bajo un ejercicio consciente de habilidades sociales. en este caso bajo la careta de un debate deontológico profesional. poniendo la banda sonora a la película de turbación que el día me había dejado. señalarme con el dedo. Eva. Pues la nuestra es la cultura de los negocios. sin embargo. Quería despertarme. vi aparecer a la doctora responsable de la UCI. enmascarada. hace mucho tiempo. Y. incidiendo en no ser dominicano. los guantes en el bolsillo. Por las ventanas de Clinicdólar veía una ciudad turbulenta. necesitaba desconectar por unos minutos. En pocas palabras. En nuestro caso. Interpreto que en el fondo todo lo que subyacía era una preocupación velada y/o explícita (cambiante a lo largo de la conversación) por una estricta relación comercial. un matiz de su origen norteamericano. como un paso adelante en la afirmación de los derechos humanos” (Taussig. evadirme hasta convertirme en un sueño de otro. lo que la eleva por encima de la esfera de las cuestiones prácticas cotidianas y la rodea de una aureola de subida importancia es no. deseé que todo fuera un sueño. rememorando a Borges anhelaba ser el soñador-soñado de las ruinas circulares. Buscar la sangre: las ruinas circulares Cayó la noche en Santo Domingo. la libertad y una forma específica de individualismo se impusieron con la llegada de la economía libre de mercado. su bata verde. como la sociología funcionalista pretende. si su naturaleza se encuentra en el dominio y el lenguaje del mercado.AA. VV. Linchú rendía culto al nombre del hospital. una gran metáfora sobre nuestra Weltanschauung13. La humillación hacia Teresa ha configurado un gesto de vanidad innecesario. cuajada de un tráfico que bañaba el aire con un estruendo de cláxones que los cristales amortiguaban. 1995:135). dominada por su impulso natural de trabajadora social14. 186 nica foucaultiana como herramienta de control del poder. Incluso. Por un momento. la riña entre el médico y el antropólogo configura un espacio de negociación. la sonrisa forzada. así también hoy la introducción de las contrataciones para las curaciones es considerada. Este contexto lo refleja con maestría Michael Taussig en su obra Un gigante en convulsiones. Es una buena muestra del juego de identidades. la cita del “body language” en inglés. si es lícito llamarla así. Las palmeras eran mecidas por el viento húmedo del Caribe. pero el cirujano nunca ha cruzado la línea invisible de su territorio. entró apresurada . el gorro de plástico. que por iniciativa propia había asumido el hospital sin consulta ni garantías. la apropiación de América por ser de USA.

quería decir Clinicdólar. Salio a los cinco minutos diciendo “está dormida. miré a mi alrededor y escuché a dos enfermeras hablando con entusiasmo de comprarse un vehículo nuevo. Raquel. perdiendo para siempre su naturaleza exclusivamente biológica. con su cuerpo cableado como un ser híbrido entre humano y máquina. en el que “la ratificación de las categorías engendradas por la sociedad y la fabulación de la realidad llegan a su plenitud” (Taussig. impone al cuerpo del paciente (o quizás debería decir a los usuarios de sus servicios) la lógica de su marco de actuación. 1995:114). es como han podido formarse en el elemento disciplinario la medicina clínica. multiplicación de los efectos de poder gracias a la formación y a la acumulación de conocimientos nuevos” (Foucault. su posición de dependencia del sistema sanitario. sentía que vulneraba su intimidad. su cuerpo se convierte en un almacén de significados sociales que transcienden lo meramente bioquímico e integra elementos sociales en el mismo. no. • No. la camilla sobre la que descansa. Es decir. pasando yo el último. Multitud de aparatos arrojaban gráficos. Olía a medicamentos. que llegaría el día siguiente. han llegado a ser. a partir de este vínculo. y todo aumento de poder da lugar a unos conocimientos posibles. Alrededor del cuerpo biológico se adhieren prácticas y representaciones sociales que son siempre expresiones particulares del contexto en la que ese cuerpo se desenvuelve. 2003:207). • ¿Y es urgente? – Consultó Jorge • Claro. la materialización en signos del saco químico y mecánico que nos compone. como el resto de medicinas. la institución claro. por lo tanto: desbloqueo epistemológico a partir de un afinamiento de las relaciones de poder. facilitaría mucho las cosas. del trasfondo que hace posibles y determina los marcos de sentido de la acción” (García Selgas. Tengan en cuenta que el riesgo de infección de la herida abierta de fémur es muy alto y sin tres 187 . Estaba frente a Raquel. la psicología del niño. La medicina occidental. Dormida. El doctor sólo puede conseguir una pinta15 de sangre y para la operación necesitamos tres pintas como mínimo – Dijo la doctora de guardia saliendo de la UCI. porque si ustedes la consiguen. números o sonidos cortos y rítmicos. Es este contexto de trasvase de significados al cuerpo. yo se lo digo para ayudar. propio de los sistemas tecnológicos. unos aparatos tales que todo mecanismo de objetivación puede valer corno instrumento de sometimiento. Decidí salir. De forma inconsciente. no sin cierto prejuicio. su cosificación mercantil. su hermana. • No tenemos sangre del grupo B negativo. el aislamiento en una habitación. Doble proceso. Meditaba sobre el impacto que tendría este alter ego corpóreo sobre Inmaculada. por destacar algunos elementos. la psiquiatría. hicimos un turno rápido de visitas. Su nariz y labio superior estaban tapados con vendas. sumergido en el líquido amniótico de la cultura. su papel de instrumento que arroja cifras. • ¿Pero el doctor o el hospital? – Inquirí. gracias a ellas. Unos marcos que vienen impuestos por la disciplina del hospital como herramienta al servicio de la configuración de las relaciones de poder definidas por la biomedicina. su frente tenía un color amarillo y la hinchazón empezaba a cerrarle aún más los ojos teñidos de un añil oscuro. su lugar en el itinerario médico (paciente en UCI). empañan al cuerpo de un significado social: las relaciones de poder. Jorge y yo. la psicopedagogía. etc. El cuerpo. La postura. Vemos cómo “la constante constitución social de la corporalidad o “encarnación” es una estabilización básica. Foucault lo analiza desde un marco histórico: “El hospital primero. en su nueva configuración corpórea asimila la simbología del sistema biomédico. en realidad la última y fundamental. no he hablado con ella”. dejando a la persona atrapada en una maraña de convenciones y reglas. el color blanco de los vendajes. es transformado simbólicamente en un depósito de significados. la tercera hacía solitarios en el ordenador. Tragué saliva. la racionalización del trabajo. 2006:31). la traducción de lo biológico a parámetros. después la escuela y más tarde aún el taller no han sido simplemente “puestos en orden” por las disciplinas. traté de empatizar con Inmaculada que iba a enfrentarse con una reinterpretación visual de la última imagen en su memoria de lo que fue su antiguo cuerpo. Era la cuantificación biomédica de su vida.Salud e interculturalidad en América Latina a visitarla. la monitorización de sus constantes vitales.

que hablo exclusivamente de la sangre. a la muerte de un familiar por falta de dinero para sufragar la sangre o por falta de donantes cuando la reciprocidad es de varias pintas. era como una pauta permanente en el discurso del personal de Clinicdólar que. antes de salir.La doctora entró en la UCI y volvió con un tubito de sangre y un papelito con anotaciones para la compatibilidad sanguínea. Estas condiciones tan severas. Con la mención de la mítica herramienta reparadora del hombre como producto mecánico. le dicen que no y sigue buscando. consulado. Si no consiguen la sangre. o bien conducía al chantaje. Pepe llama al teléfono del banco de sangre de la Cruz Roja que nos han facilitado y pregunta sobre la disponibilidad de sangre del grupo B negativo. en gran medida. una enfermera de la UCI nos explica que independientemente de que encontremos la sangre. a pagar el precio que el banco correspondiente cobre. combina peor y yo lo uso sólo para emergencias – comentó Linchú mientras se metía en el ascensor con gesto alegre. extrañados de que Cruz Roja no tenga sangre. todo ha ido bien. entre amenazante y conciliador. • La operación ha sido muy buena. porque asumir el coste de una simple operación de apendicitis en una clínica privada es algo que. hacen que el impacto de la necesidad de las intervenciones quirúrgicas se vivencie como un drama socio-familiar. Por favor. Como equipo de crisis. Raquel corre un riesgo grandísimo de embolia pulmonar. amigos. • ¿Qué podemos hacer? – Planteé sin transiciones • ¡Buscar la sangre! . Eva contacta con los familiares para darles el último informe médico y tranquilizarles de la gravedad en la que nos encontramos. consíganme B negativo. En Clinicdólar. Yo les puedo dar una muestra de Raquel. está fuera del espectro de elecciones de la casi totalidad de la sociedad dominicana. decidimos ir personalmente para ver cómo la podemos conseguir. 2004:165). las reglas de los bancos de sangre en República Dominicana requieren un intercambio “reciproco” para mantener las existencias de sangre actualizadas. Ni que decir tiene. VV. quizás lo consigan ustedes. tienen en el imaginario popular” (Ferrándiz. Linchú le acompañaba. y el uso premeditado del miedo a la muerte de Raquel. embajada. Es decir cada vez que alguien adquiere sangre está obligado a donar al menos una cantidad idéntica de la solicitada16 y. Voy por la muestra para el cruce. compañeros de Raquel en el programa Jóvenes Cooperantes. Llegamos al banco de sangre de la Cruz Roja y tenemos la sensación de que está cerrado. Marco desde la oficina empieza a movilizar a toda la red social de ACPP para encontrar “como sea” sangre del grupo necesitado: cooperantes expatriados. La familia de la persona afectada tiene que resignarse. • ¡Con suerte a las ocho habrá cirugía! – sonrió la doctora cerrando ya tras ella la puerta de la UCI. Jorge trata de agilizar las gestiones para que la embajada tome cartas en el asunto. sencillamente. No hace falta división de funciones. la imagen social de la cirugía en la sociedad civil. De nuevo la palabra ayudar me sacaba de quicio. nos ponemos de nuevo manos a la obra. Yo bajo a hablar con relaciones públicas para ver alternativas locales a la búsqueda de la sangre aparte de los cauces más obvios. Nos reunimos de nuevo junto a la UCI y.escupió la doctora – Vayan a la Cruz Roja o a otro banco de sangre. pintas de sangre no hay posibilidad de operar. Sin sangre no hay cirugía – Señaló la doctora con un tono ambiguo. inasumibles por la inmensa mayoría de la ciudadanía. la doctora hacía migrar el hilo de vida de Raquel del campo de la biomedicina al territorio de la solidaridad social. porque no hay ninguna puerta de acceso abierta al público. . especialmente la primacía de la tecnología -y el imperativo tecnológico que se deriva de ella y la cirugía. la cirugía. para retomar el protagonismo una vez que los sicarios hicieran el trabajo “sucio”: buscar la sangre.AA. en muchas ocasiones. etc. además. Raquel va a quedar linda. o bien a la amenaza. La doctora trataba de eclipsarnos con una de sus armas más poderosas. ya que los precios son. No quiero 0 negativo. Un “guachimán17” nos pregunta desde detrás 188 . nos habla con claridad del enorme prestigio que los médicos y muchas de las representaciones y prácticas características de la biomedicina. Como son extranjeros. “Worsley […].

Me levanto a ver unas fotos de la Reina Sofía visitando la institución que cuelgan de un panel en la pared. nos dice que no hay sangre. la verdad… es que… esto que les voy a decir no es lo normal. Tras la ventanilla está el laboratorio. ataviada con una bata blanca. del banco durante el día. les manifiesto que nuestra región financia proyectos de Cruz Roja en República Dominicana. Le digo que cómo es posible que un banco como el de Cruz Roja no tenga sangre B negativo. de unos sesenta años con una gorra. alegando que tiene mucho trabajo. suban a ver si les puede atender. En ella hay un portero bastante mayor en una cabina charlando con un señor. Nos abre la cancela y nos acompaña por un pasillo verde iluminado con fluorescentes hasta la oficina de atención al público. • Pueden hablar con el Director. Le preguntamos si es posible hablar con la secretaria del director y nos comenta que “no está” en estos momentos. hablen con su secretaria. Transcurren unos cinco minutos y de nuevo sale acompañado esta vez con la secretaria del director. por el clima de confianza creado. Es el asistente de la secretaria. Le pregunto qué donde podemos encontrarla y me expresa que busquemos en otros bancos de sangre. Después de unos quince minutos de conversación y probablemente. Nos metemos en una sala grande que parece la entrada principal. Un gran ventilador negro en el techo. Debatimos sobre quién debe subir y Eva dice que vayamos Jorge y yo. Ésta nos recibe amablemente. pero… en algunas ocasiones… sucede… que… a lo mejor… puede ser que alguien haya encargado sangre del B negativo para una operación… y no digo yo que vaya a suceder ahora… pero quizás… al final no hayan necesitado la sangre y esté almacenada en algún lugar. • ¿Qué podemos hacer? – Dije con cierta vibración contenida antes de que continuara. El despacho es enorme y el direc- 189 . Le susurro a Jorge que le dé una tarjeta para que apoye formalmente nuestra historia. nos produce una fuerte sensación térmica de frío.Salud e interculturalidad en América Latina de los barrotes si queremos sangre y le respondemos que sí. Le explicamos toda la situación y le hacemos entrega de una tarjeta. • Sí. Nos dicen que sí. Les preguntamos si nos podemos sentar para hacer unas llamadas. vemos en el lado derecho un gran laboratorio y una sala de donaciones repleta. La mujer que nos atiende. Le describimos brevemente lo acontecido y nos conduce directamente al despacho del director. el hall. Jorge y yo nos sentamos esperando pacientemente. La miran ambos con aparente interés. La oficina de atención tiene unos nueve metros cuadrados. con unas cuarenta personas. Pepe sigue pegado al teléfono apoyado por Eva que toma notas en una libreta de la información que Pepe va comentando en voz alta. algunas esperando y otras donando sangre. Me vuelve a mirar con suficiencia y me remacha que no hay sangre. Se la entrega. que se sienta frente a él en uno de los bancos que rodean la sala. el señor de la gorra comienza a mirar al techo y nos dice con un tono de desgana: • Bueno…. Jorge les habla del prestigio de Cruz Roja en Castilla-La Mancha y yo les cuento que Cruz Roja Juventud ha recibido un premio al voluntariado en nuestra tierra. funcionando al máximo. mientras Pepe y Eva miraban atónitos la escena. que está arriba – Nos reveló el portero con un gesto de confidencia. Me mira con desdén y me repite de forma seca que no hay sangre. Jorge y yo halagamos a la Cruz Roja y su gran labor social. La señora se retira de la ventanilla colocándose unos guates de látex. Nos pide que esperemos un momento desapareciendo tras una puerta. con una amplia sonrisa. que Pepe y ella siguen buscando sangre. Salimos los cuatro al pasillo poco convencidos de que lo que nos acaban de explicar sea cierto. cargando las tintas con la idea de intentar extraer información sobre la sangre. Insisto un poco diciéndole que es cosa de vida o muerte. así como las muestras de impotencia que expresábamos. A lo largo del pasillo. Preguntamos por sangre del grupo B negativo tras explicar la gravedad del accidente de Raquel. Roberto18. ni para prever una emergencia o una catástrofe. Llegamos a una estancia amplia en la que un señor sentado en una mesa nos atiende. • ¿Aún está aquí el Director? – preguntó Jorge. Hablamos con el portero y nos pregunta de dónde somos. Le revelamos nuestro origen y le narramos los acontecimientos del día buscando un poco de comprensión.

arraigándose a su vez profundamente en la institución y en las dinámicas del sistema social y. lo que explica que en las calles de muchas ciudades latinoamericanas o en la prensa local podamos ver anuncios de “vendo riñón” con el número de celular escrito en él. por lo tanto. VV. mira en el banco de reserva a ver si queda algo Creo que va a ser difícil. La necesidad de categorizar a la persona como almacén sanguíneo vivo. En esta dualidad de la visión del mundo. durante la noche que busquen un donante. por eso intentamos crear la base de datos. en la condición multidimensional del hombre. ya que en el banco la sangre se malogra al pasar un tiempo. oscila la posición de la sanidad pública y la privada: solidaridad frente a interés. El trato que nos da es exquisito. La secretaria entra de nuevo en el despacho: • Tenemos una pinta de B negativo. era fruto de una necesidad real de servicio público de la Cruz Roja desde una propuesta pragmática y solidaria.AA. • Bien. le da sentido y valor. cuando el ser humano queda relegado a una mera condición de despensa bio-orgánica al servicio de intereses privados. 2000:37). El impacto en una sociedad civil empobrecida puede conducir a auto-concebirse como despensa bio-orgánica. mientras nos confía las dificultades de conseguir sangre en República Dominicana y cómo nuestro episodio es el pan nuestro de cada día: • Estamos tratando de crear un sistema de información mediante bases de datos que tenga identificados a los potenciales donantes clasificados por grupos sanguíneos para incidencias o casos de necesidad. en el banco de reserva. • ¿Pero no disponen en un banco como este de reservas para un caso de emergencia o catástrofe natural? – Pregunté interesándome por la cuestión • Pues lamentablemente no. en su polifonía de sentidos biológicos y culturales. llena de archivos y documentos apilados. Nos pide que nos sentemos alrededor de una mesa de reuniones. Bien. llama a un donante de la base de datos y que antes de las siete de la mañana tengan en Clinicdólar la segunda pinta que necesitan – ordenó Roberto • No sé si será posible. y se coloca operativamente frente a ella. la sangre necesita veinticuatro horas para ser procesada. para disponer siempre de unas reservas mínimas y para tener localizados a los portadores que mantienen la sangre en perfectas condiciones y convocarlos cuando sea necesario. 190 . Durante la espera. El problema surge en los bancos privados. • Haz lo imposible. Roberto nos dice que nos va a conseguir las dos pintas que necesitamos. • • • • • Herminia19. Tú busca bien – Sugiere Roberto con un imperceptible gesto de la mirada que interpreto como una clave privada. Escuchando a Roberto. que estemos confiados y nos transmite cordialidad y serenidad. Tengan en cuenta que el mejor almacén de sangre es el cuerpo humano del propio donante. ¿tenemos sangre del grupo B negativo? Lo he consultado y no hay. en las condiciones objetivas de la existencia de los hombres que la componen” (Seppilli. Roberto pide a su secretaria por teléfono que venga un momento. pensaba en la nueva materialización de la persona en sujeto biológico. También le explica en qué consiste nuestro trabajo y los roles profesionales que desempeñamos. Jorge le da una tarjeta y le enumera pormenorizadamente toda la historia. Seppilli lo refleja en su análisis de los factores culturales en la salud al hacernos ver cómo “a partir de estas cosmovisiones una población simboliza e interpreta la realidad. nos invita a jugos y café. y que le contemos lo sucedido. tor se presenta como Roberto.

preguntamos que si pueden procesar la sangre de Franca y llevárnosla para la operación. dándole la dirección de un banco privado que aseguraba poder procesar la sangre en un par de horas. pero el guachimán nos recomienda situarnos dentro de la zona vallada. Pedimos un taxi y en el camino a la verja de salida. habiendo pasado buena noche. ¿Qué más le podemos decir? Ante la desolación. entregando el tubito con la muestra y la fichita de Clinicdólar que contiene la información para el cruce. aprovecho para registrar en la grabadora todos los hechos del día. Aparcamos en la puerta del banco de sangre “Leucoplata20” y Franca nos recibe con rostro compungido y preocupado. Bajamos las escaleras agitados y le contamos a nuestros compañeros que ya tenemos asegurada una pinta más. Franca ha saltado de la cama. Roberto nos pide que bajemos a recoger la pinta de sangre y nos despide garantizándonos que hará lo que esté en sus manos para que operen a Raquel con sangre suficiente. se ha marchado a Leucoplata para dar su sangre. todo volumen. Nos abrazamos. Pepe telefonea a Franca. Llega el taxi y Eva se sitúa en la parte de atrás con la frágil cajita blanca entre sus manos. Eva y Pepe van a Clinicdólar y vuelven. la impotencia. porque nos pueden robar la sangre. Me pregunto qué hubiera sucedido en otras circunstancias. nos presentamos a las siete de la mañana en Clinicdólar Jorge. previo pago de su importe. Nos dirigimos a la oficina de relaciones públicas. El trato se ha tornado amable y comprensivo. muy similar a una cajita de hamburguesas y nos pide que no nos demoremos porque se puede malograr. Atravesamos Santo Domingo entre música de merengue y reguetón que los vehículos arrojan. ella ha hecho más de lo que podía. “No puedo donar. Fehacientemente. depende de la gestión de un grupo de personas ajena a la institución que le atiende. “hay gente que se dedica a eso”. una persona nos da un estuche de corcho blanco con la pinta. En la ventanilla de atención. tengo el hematocrito bajo y no me dejan donar. Se estropeó y no hay más remedio que ir a tomar una nueva muestra de Raquel. Esperamos para que nos den la pinta. Sin apenas dormir cinco horas. Entregamos la nueva muestra de sangre y casi otra hora más tarde. nos explica Franca casi a punto de llorar. Le decimos que no se preocupe. Encontrar a la maga21 El futuro es siempre contingente: puede ser o puede no ser. trabajadora de ACPP tiene grupo sanguíneo B negativo. Esperamos en la puerta de la Cruz Roja. Teresa nos da los buenos días con una amabilidad ligeramente artificial y nos comunica que Raquel se encuentra estable. Nos indican que necesitan veinticuatro horas para el procesado y que lo mejor es ir a un banco privado si es urgente. que por supuesto. Pepe nos comunica que Franca. lamenta 191 . Asimismo. tratando de marcharnos para no robarle más tiempo. pero después de media hora de espera nos explican que la sangre del tubo está mal. Llegamos extenuados a Clinicdólar y entregamos en la UCI la sangre. a la quietud de la noche. Decidimos ir al banco en el que Franca intenta donar. solicitamos la pinta de sangre. Eva y yo.Salud e interculturalidad en América Latina Jorge y yo le agradecemos al director su dedicación y generosidad. parece que nuestra suerte cambia. en pijama y después de vestirse apresuradamente. sólo tenemos una pinta de sangre. custodiamos la sangre como si fuera parte de la vida de Raquel en nuestras manos. la incomprensión y el agotamiento final decidimos ir a descansar para reanudar la búsqueda de sangre por la mañana. protegida por Pepe y Jorge a ambos lados. De igual forma. Le comentamos la compatibilidad de Franca y nos solicita que hagamos lo que podamos para conseguir más sangre hablando con la embajada. no es posible decantarla. En ese ínterin. Llegan nuestros compañeros. una hora más tarde. ya que nuestro acceso a la UCI no está permitido hasta las once de la mañana. Lo siento mucho”. Ya son más de las doce de la noche y no hay posibilidad de seguir buscando. La sensación que percibo de la vulnerabilidad de la vida humana es terrible. pero el peso de la casualidad en el hallazgo de la sangre para la cirugía en Clinicdólar sobrepasa los límites de la razón para un grupo de occidentales empapados de un sentido común cartesiano. la desesperación. Nos ponemos realmente contentos. Raquel realmente. La doctora de guardia nos dice que tienen problemas para conseguir la pinta que Linchú tenía comprometida. con el apoyo de Jorge. Todo es potencialmente posible o imposible. inconsciente de los hechos.

Jorge y Eva preguntan por la segunda pinta de la Cruz Roja. informarnos de que Clinicdólar aún no dispone de la pinta de sangre que el doctor Linchú “había conseguido” y que. No tenemos palabras. ¿tienes sangre del grupo B negativo?… Es para una emergencia. Consigue sangre. Me voy a un rincón del laboratorio. • Claro Jimy . no la puede conseguir nadie en República Dominicana. • Podéis buscar en el Centro Médico Dominicano. • ¿Necesitas sangre?. la operación se retrasa inicialmente hasta las doce. hazme un favorcito. Nuestra desolación alcanza un clímax. Le comento que tenemos un problema de vida o muerte y que me han dicho que ella me puede conseguir sangre. yo la he conseguido a veces ahí. ¿Sí?… Mándamela toda. Me dice que sí. Veo dirigirse a mis compañeros al hall. • ¿Cuánto tengo que pagar? – Planteé sospechando que me estaba saliendo de los cauces formales. Sólo hay una mujer en el recinto y le pregunto que si se llamaba Rosa. La registro en mi libreta. Rosa me señala que espere un momento que está terminando un análisis. es una bioanalista de sangre del laboratorio. Teresa nos dice que tampoco ha llegado todavía y que lo mejor que podemos hacer es esperar en el hall. con malaria y embarazada. moreno que está fuera.” • Me lo ha dicho el chico alto. – Pregunta por Rosa. VV. • Sí. En ese momento sentí que había que poner toda la carne en el asador. Jimy.comentó Rosa. • ¿Me lo dices en serio? – Dije paralizado por la estupefacción. cuya mujer belga. Aunque también puedes conseguirla aquí – dijo con naturalidad señalando a una puerta de color verde oscuro. sin embargo. • Nada.AA. Durante un minuto se puede sentir el silencio tenso en la sala de relaciones públicas. Apoyo mis codos en las rodillas y me quedo sentado pensativo junto a un chico Dominicano.Me pregunta musitando Jimy a quien conocimos la noche anterior. por consiguiente. miro con curiosidad los aparatos y leo una oración escrita en la pared. • A ver. Me ha explicado cómo ha salvado la vida de su mujer y que si usted no puede conseguir sangre.Me preguntó de manera cautelosa. Salto del sillón y entro en el laboratorio dejando las “gracias” colgadas en el ambiente. un momentito . . apenas a dos metros de nosotros. compartía UCI con Raquel. que ha contemplado todo el episodio. Ahora mismo lo comunico al quirófano y en quince minutos tienes las cuatro pintas. Tomó un teléfono inalámbrico en sus manos y dijo – Mi amor soy yo. Muchas gracias mi amor – Colgó el teléfono y comentó – Te he conseguido cuatro pintas de sangre. nada. 192 ORACIÓN DE PROTECCIÓN La luz de Dios me rodeas El amor me envuelve El poder de Dios me protege La presencia de Dios vela por mí Donde quiera que esté Dios Que Dios bendiga a esta unidad y empresa • ¿Quién te lo ha dicho? . Me vinieron a la mente los versos del poema “Los Formales y el frío” de Benedetti: “[…] hasta que al fin sobrevino un silencio como se sabe en estos casos es bravo decir algo que realmente no sobre.respondí con asombro. yo me resisto a moverme.

Recuerdo que Eva lo sintetizó en una breve conversación con Raquel justo antes de la primera operación en lo que parecía una rutina para ver su estado cognitivo. Finalmente habíamos conseguido la sangre en Clinicdólar y Raquel podía ser operada. Su vida estaba ya más cerca del lado de acá que del lado de allá. Por ejemplo. sin secuelas significativas para el desarrollo de su vida futura. como cualquier otra empresa. se está pervirtiendo flagrantemente el objeto último de un hospital (público o privado) que no es otro que curar y facilitar a sus pacientes la mayor cantidad de salud y bienestar posible. la denuncia desde la antropología implicada. El impacto sociocultural a largo plazo es imprevisible. como una misión imposible. las personas así lo perciben. que consiste en algo tan sencillo como. en gran medida. maximizar el beneficio. El efecto de la desprotección social se materializa en elementos tales como la frustración y la impotencia que debilitan a una sociedad civil minada por una vida que depende. aunque con un procedimiento un poco “rudimentario”. 193 . sino una cuestión de justicia social. Personal que pone en segundo plano la humanización del proceso sanitario. La recuperación será lenta. simplemente. *** … and other news Raquel está bien. es una sociedad que habita un espacio herido. Linchú hizo un trabajo excelente con la operación del fémur. además de buscar la sangre. El hijo de una de las personas22 implicadas en la aventura de buscar la sangre murió en el Hospital Blades Torres porque la familia no la encontró a tiempo. considerando el agravante de que Clinicdólar es un hospital “cinco estrellas”. pero aparentemente. Consecuentemente. no sólo es necesaria. un accidente similar al descrito requeriría que el dominicano medio. ponerse en el lugar del otro. Un hospital español ha supervisado el proceso y el historial médico de Clinicdólar con Raquel tras su repatriación. Tiene las encías cosidas para que la mandíbula pueda soldarse. un territorio en el que la vida no vale nada. en los que el drama de la necesidad de transfusiones está a la orden del día.Salud e interculturalidad en América Latina Me quedé perplejo. Creo que como Horacio Oliveira en Rayuela encontramos a la maga. Lo importante al final es que la vida de Raquel ha sigo arrebatada de la guadaña de la parca in extremis. que cobra cifras astronómicas por cirugía. para bien (relativizando la dificultad diaria ante la evidencia de estar vivo) y para mal (pudiendo menospreciar el valor de la vida humana ante el sentimiento de vulnerabilidad). inaccesible para un ciudadano de a pie. se encuentra en Madrid bajo el apoyo de su familia. Antropología implicada… Los círculos de poder se ramifican en las instituciones sanitarias análogamente al resto de instituciones sociales. prestigio. del azar en un sistema de salud precario. Los testimonios que recibimos en Clinicdólar durante las jornadas del postoperatorio son inenarrables. Considero legítimo que Clinicdólar busque. Los cuatro elementos: poder.23 Una sociedad cuyo acceso a la sangre se dibuja. Abracé a Rosa y durante varios segundos fui incapaz de soltarla. Una mezcla de sentimientos se agolpaba en mi interior. trabajara en exclusividad para pagar la factura de la operación y los servicios asociados durante un periodo de unos treinta y cinco años aproximadamente. prácticamente. Cuando un sistema sanitario incorpora brechas en materia de salud tan descarnadas. camina por sí misma y todas las operaciones han sido un éxito. posición social y riqueza son los motores del personal contratado por Clinicdólar. Todo ello. Este caso no es nada más que una gota en el océano de la aflicción en la mayoría de los países latinoamericanos. el cirujano plástico ha dejado la cicatriz del labio inapreciable a simple vista y el cirujano maxilofacial ha resuelto bien la complicación de las múltiples fracturas de la cara. pero cuando el fin justifica los medios y la trasgresión de los parámetros morales es la norma y no la excepción.

y ser honrado para siempre entre los hombres. Juramento hipocrático (Traducción castellana: Gonzalo Herranz. Nuestro apoyo sobre el terreno era de tres cooperantes expatriados de la ONGD ACPP (Asamblea de Cooperación por la Paz). Juana y Franca. ACCP son las siglas de Asamblea de Cooperación por la Paz. Consideraré a sus hijos como si fueran mis hermanos y. (Los nombres propios son ficticios) Clinicdólar es un nombre ficticio. Todos los nombres de los médicos y personal del hospital Clinicdólar son ficticios. El cirujano plástico. “observar”). Gringo: En América Latina. “mundo”. por Asclepio. Me abstendré de toda mala acción o injusticia y. que se refiera a la vida de los hombres y que no deba ser divulgado.html “JURO por Apolo. acuérdate siempre que tienes que celebrarlo el 13 de julio24. les enseñaré los preceptos. Nombre ficticio. que se me conceda gozar de mi vida y de mi arte. dependiendo del banco de sangre. En algunos casos para obtener una pinta. Un guachimán es un vigilante. cumplir este juramento según mi capacidad y mi conciencia: TENDRÉ al que me enseñó este arte en la misma estimación que a mis padres. a los hijos de mi maestro y a los que se obligaran con el juramento que manda la ley de la Medicina.es/cdb/juramento1. nunca proporcionaré a mujer alguna un pesario abortivo. etc. Director del Instituto de la Juventud de Castilla-La Mancha (IJCLM). 2 3 4 5 6 7 8 9 194 10 11 12 13 14 15 16 17 . visión del mundo. en general. Coordinador de ACPP en Castilla-La Mancha y responsable del desarrollo del curso de cooperación sobre el terreno en el que participaba Raquel como joven cooperante. A nadie. médico. En ella participamos en calidad de evaluadores Jorge. nórdicos. la técnica del disco rallado es un recurso de comunicación que consiste en repetir un argumento una y otra vez hasta agotar o desarmar dialécticamente al interlocutor. compartimos la pasión por la ciencia de la cultura. No practicaré la cirugía en los que sufren de cálculos. así como “Pepe”. germanos. y a nadie más. tomándolos por testigos. Por extensión se aplica a los canadienses. Universidad de Navarra: http://www. lo haré para bien del enfermo. Porque hoy Raquel. VV. SI FUERA FIEL a este juramento y no lo violara. Marco. en mi consulta o fuera de ella. el término gringo hace referencia a los extranjeros norteamericanos que visitan el país y que no se comunican bien en español. • Raquel. se lo enseñaré sin exigirles nada en pago. en particular. si desean aprender el arte médico. cosmovisión. daré un veneno ni a nadie le sugeriré que lo tome. APLICARÉ mis tratamientos para beneficio de los enfermos. Eva Encina y yo somos compañeros de trabajo en el marco del programa Jóvenes Cooperantes. Si lo quebrantara y jurara en falso. si lo necesitara. la ONGD en la que Raquel estaba integrada como joven cooperante. y me abstendré de hacerles daño o injusticia. de tener relaciones eróticas con mujeres o con hombres.” Weltanschauung: (del alemán Welt. aunque me lo pidiera. ambos antropólogos sociales y culturales. pero nos conocimos casualmente en la Facultad de Humanidades de Toledo de la UCLM estudiando antropología. Del mismo modo. es necesario donar dos o tres pintas. has vuelto a nacer. que me suceda lo contrario. le ayudaré con mis bienes. Notas 1 El caso que narro a continuación tuvo lugar entre los días 13 y 16 de julio de 2009 en el marco de una visita de seguimiento del programa Jóvenes Cooperantes de Castilla-La Mancha. ¿cuándo es tu cumpleaños? – Unos días antes lo acabábamos de celebrar en El Seibo. vea u oiga.AA. Mantendré en secreto todo lo que pudiera ser vergonzoso si lo supiera la gente. Brevemente. pero recoge con bastante precisión el espíritu del hospital de la narración “Por «Modelo Biomédico» se entiende un modelo de práctica e intervención científica. Hoy. franceses. caracterizado por sus pretensiones de objetividad positivista y su enfoque eminentemente biológico y técnico (“racionalidad científico-técnica”) en el abordaje del fenómeno salud. • Pues. Coordinador del Área de Voluntariado de la Fundación Castellano-Manchega de Cooperación. y por Higía y Panacea. a partir de ahora. Una pinta equivale a 473 ml. A mis hijos. Jefa de servicio de IJCLM y yo. • El 10 de julio – indicó Raquel con dificultad. las lecciones y la práctica.enfermedad-atención” (Caramés en Fernández Juárez. según mi capacidad y buen juicio. Eva Encina. Siempre que entrare en una casa. GUARDARÉ silencio sobre lo que. y por todos los dioses y diosas del Olimpo. compartiré mis bienes con él y. Guagua: Autobús u ómnibus en América Latina y las Islas Canarias.unav. 2004:31) Nombre ficticio. y anschauen. ingleses. antes bien dejaré esa operación a los que se dedican a ella. VIVIRÉ y ejerceré siempre mi arte en pureza y santidad. ya sean libres o esclavos.

Olivia (nombre ficticio) – Grupo Clinicdólar” VISA fue finalmente la compañía que asumió todos los costos de Clinicdólar. es que hoy como siempre aquí es un día de mucho trajín. Gedisa. Biblioteca Mario Benedetti.Salud e interculturalidad en América Latina 18 19 20 21 22 23 24 Nombre ficticio. 2004. Siglo XXI Editores. Editorial Bruguera. CORTÁZAR. Madrid. Me saludas a Raquel y a sus familiares. FERNANDO J.000 o 60. Textos y contextos culturales. a una hora y en un lugar. Paidos Básica. Conocimiento local. Barcelona. nunca queda con la maga. Ensayos sobre la interpretación de las culturas. El motivo fue que el billete de Raquel fue comprado mediante una transacción con una tarjeta de crédito que.000 € según Clinicdólar y la renta media de 8648 pesos mensuales menos 16.31-52. Buenos Aires. MUÑOZ GONZÁLEZ B. sino que ambos dejan que la casualidad les haga encontrarse en cualquier rincón de París. Rayuela de Julio Cortázar. El protagonista de la novela. Bilbao. Barcelona. Transcribo un correo electrónico que acabo de recibir en Cochabamba (Bolivia) el 13 de agosto. unos de los personajes femeninos del libro. a veces no puedo contestar el teléfono con mucho tiempo. escríbeme. Badajoz 195 .964 pesos al año/año. Obras Completas. Universidad de Deusto. Barcelona GARCÍA SELGAS. todo quedo en orden de parte de ellos y de parte de nosotros. unos 1. En. Nombre ficticio. un mes justo desde el día del accidente: “Disculpa Pedro. CICON Ediciones. en este caso cubría un seguro de hasta 250. BALTASAR 1647 [1994] El arte de la prudencia. CARAMÉS GARCÍA. MICHEL 2002 Vigilar y castigar: nacimiento de la prisión. Bibliografía AUGÉ. y toda la transacción estuvo cubierta por el seguro. En Beatriz Muñoz González y Julián López García (coordinadores) Cuerpo y Medicina. CLIFFORD 1994 “Desde el punto de vista del nativo: sobre la naturaleza del conocimiento antropológico”. Barcelona 2003 [1973] La interpretación de las culturas. MARIA TERESA 2004 “Proceso socializador en ciencias de la salud. FRANCISCO 2004 Escenarios del cuerpo. FOUCAULT. He calculado el dato con la estimación del coste de las operaciones de Raquel que barajó un presupuesto de 50. CICON Ediciones. Colección Visor de Poesía. Horacio Oliveira. 2006 “Apuntes sobre la interdependencia entre sentido y corporalidad”. Barcelona.705 €/año. MARIO 2001 “Los formales y el frío” en Poemas de otros (1973-1974) Edición de Visor Libros. JORGE LUIS 1992 “Las ruinas circulares”. Quito Ecuador. Ediciones Abya Yala. Esta es una buena práctica para comprar billetes aéreos.18. Y LÓPEZ GARCÍA J. Caracterización y crítica del modelo hegemónico vigente” en Gerardo Fernández Juárez (Coordinador) Salud e Interculturalidad en América Latina. pp. a su hermana y cuñado. Madrid BORGES. pp. Perspectivas antropológicas. pero siempre reviso los mail al final de la jornada laboral. Creo que el nombre no requiere explicación. no cito expresamente de quién se trata. Espiritismo y sociedad en Venezuela. ¿Encontraría a la maga? son las primeras palabras de uno de mis libros fetiche. Por respeto a la intimidad de la persona afectada. MARC 2005 Los «no lugares». Si necesitas alguna información adicional.2 % de impuestos según la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares 2007. Espacios del anonimato una antropología de la sobremodernidad.000 dólares en caso de accidente. Círculo de Lectores. Te informo que el monto final de la factura fue de USD $ 70. JULIO 1984 Rayuela. Textos y contextos culturales. GEERTZ. 23-35. Gedisa BENEDETTI. Ediciones Temas de Hoy. unos 86.765. Badajoz GRACIÁN. FERRÁNDIZ MARTÍN. 2006 Cuerpo y Medicina.

VV. Alianza. Ediciones Bellaterra. En Gerardo Fernández Juárez (Coordinador). pp. Madrid. Salud e interculturalidad en América Latina. 110-146.33-49. 2006. ENRIQUE 2006 “Una reflexión sobre el pluralismo médico”. MICHAEL 1995 “La reificación y la conciencia del paciente”. Un gigante en convulsiones. Barcelona.AA.” En. SEPILLI. TULIO 2000 “De qué hablamos cuando hablamos de factores culturales en salud. Violencia y vida cotidiana en Brasil. pp. Editorial. NANCY 1997 La muerte sin llanto. Editorial Ariel. A modo de presentación. Barcelona TAIBO. Estudios entre la antropología y la medicina. SCHEPER-HUGHES.33-44. Antropología de la salud y Crítica Intercultural. PERDIGUERO. CARLOS 2003 Cien preguntas sobre el nuevo desorden. Ediciones Abya Yala. TAUSSIG. Barcelona 196 . pp. Enrique Perdiguero y Josep Comelles (editores) Medicina y cultura. Gedisa. Quito Ecuador.

Al ser la cirugía un evento universal que se desarrolla en estos momentos casi en todos los hospitales. sin embargo el acto operatorio conlleva más. me incluyo entre las personas que viven la interculturalidad habitualmente. sin embargo. por lo que las personas de pueblos indígenas del altiplano boliviano no son una excepción. Los procedimientos quirúrgicos en general no se realizan preventivamente. colocar emplastos de lo mas originales como piel de perro negro especialmente en las fracturas o coca masticada3 y lo mas común una suerte de sahumerio4 (se reconoce por el olor a carbón en todo el cuerpo). DESDE LA SALA DE OPERACIONES Jorge E. el relato que se hace del paciente que viene del campo. encontramos que el miedo a una intervención quirúrgica es por lo menos generalizado. La ciudad de El Alto se ha convertido en un crisol de gente proveniente de varias regiones del Altiplano boliviano y peruano que conservan sus costumbres y tradiciones. No necesariamente las personas por vivir en la ciudad cambian de actitudes. Molina Peñaranda Médico Anestesíologo Hospital “Corazón de Jesús” El Alto. sin llegar a comprenderla y menos dar un aporte por lo menos aproximado. Existe mucha gente reunida en un mismo territorio que tarde o temprano necesita atención médica de urgencia. El peregrinaje del paciente hasta el hospital comenzó seguramente después de haber consultado a gran parte de la familia y la comunidad cercana. Sin embargo. el tiempo y las dificultades son menores quizá. esta sucesión de hechos reunidos en etapas es lo que nos hemos acostumbrado a observar. Luego se consulta con un intermediario de la salud que por lo general vive en el pueblo y es parte de él. muchos de los artículos escritos sobre este tema son esclarecedores a su manera. sin ser todos los episodios que pueden suceder hasta la llegada del paciente al quirófano. conoce los procedimientos antes mencionados y es el nexo fundamental con los hospitales. Un elemento que puedo describir en mi actividad profesional es la relación de personas de origen indígena. al vivir en la ciudad de El Alto. sigue las mismas etapas. o por que ya las medidas paliativas han llegado a su límite. dudo mucho que las personas que escriben sobre estos asuntos vivan a diario esta realidad o que tengan todos los elementos en su poder para conceptualizarla. como anestesiólogo. con el quehacer diario de la cirugía. una historia que aunque parece un cuento se repite en muchas oportunidades. Me refiero a medicamentos caseros como mates1 principalmente. 197 . someterse a una operación es algo serio. sino por existir la necesidad urgente de realizarlos. sin haber conseguido un resultado positivo. algunas veces lo que denominan ventoseadas2 (colocar un poco de alcohol en un vaso producir vacío al encender fuego y colocarlo en la piel).PUEBLOS INDÍGENAS. habiendo agotado todos los medios para resolver el problema. entre ellos el sanitario. Bolivia Innumerables ocasiones he tenido la oportunidad de escuchar sobre la interculturalidad aplicada a diferentes ámbitos. este es el final de un largo camino y el principio de otro. nadie recibe con alegría la noticia de una intervención quirúrgica.

un suero. en la que se explica a todos los presentes. trabajo difícil de realizar. su entorno y familia contra la realidad del medico. dificultad que se vislumbra en las preguntas iniciales sobre los antecedentes del caso. por qué debemos intervenir quirúrgicamente al paciente. costo cubierto por los familiares. Cuando el enfermo es trasladado a un hospital de referencia normalmente a una considerable distancia. en razón del idioma y no me refiero sólo al aymara. sin embargo debemos contar con una serie de exámenes para confirmar lo que a gritos ya tiene nombre. De otro modo el enfermo es trasladado en lo que se tiene a mano. con el que llegará hasta nosotros. sino la dificultad de traducir el idioma técnico. se piden los exámenes de laboratorio. VV. un analgésico. cualidad de dolor…. el lugar donde se enfrentan de manera más cruda la realidad del paciente. la institución hospitalaria. difícil de descifrar inclusive para los castizos. Una vez localizado el auxiliar de enfermería que en ocasiones se encuentra en razón de su labor desplazado en otras comunidades. la frustración se va acumulando. asumen una responsabilidad inexcusable ante los mismos familiares y la comunidad de traer al enfermo de vuelta en buenas condiciones de salud. Confirmado el diagnóstico comienza una especie de ardua negociación. Uno de los aspectos más relevantes en esta etapa es la falta de entendimiento entre las partes. con lo preconcebido culturalmente al asistir a un hospital. la mayoría de las veces no cuenta con especialistas. Si aceptan de nuevo el traslado el paciente es llevado en ambulancia hacia la ciudad. ¡Imaginen cómo se siente el paciente y la familia! Una vez más deben peregrinar para resolver el problema. Al examinar al paciente uno se da cuenta de inmediato que la patología precisa intervención quirúrgica. pues este es el punto en el que los familiares deben decidir el traslado enfrentándose a una serie de dificultades tanto económicas como culturales.. se coloca un catéter venoso. “el lugar donde mucha gente muere”5. una solución parenteral y algunas veces un analgésico (calmante) o un antiespasmódico (evita los retortijones). el padecimiento y su resolución. este trata de resolver el problema con los escasos recursos que tiene a mano quizá un simple inyectable. Cuando el caso es un simple problema médico y me refiero a que no necesita una cirugía sino tan sólo tratamiento medicamentoso o simple control médico. 198 me refiero al auxiliar de enfermería del pueblo ya que es infrecuente la presencia de un médico en los pueblos más alejados. ya sea en camioneta. Si el paciente no muestra mejoría el auxiliar de enfermería es el que se encarga de trasladarlo a un hospital de referencia o directamente a un hospital en la ciudad. Además de la situación que vive el enfermo éste debe enfrentarse y resolver el pesado “papeleo” administrativo de la institución hospitalaria para ser intervenido. Es en este hospital de referencia donde.AA. El auxiliar de enfermería confía en encontrar algún medio de transporte si tiene suerte y existe una ambulancia en el pueblo y que además cuente con la cantidad de gasolina necesaria para el traslado. los que deciden a favor del traslado hospitalario. el problema no se desarrolla con tantas complicaciones como cuando se trata de cirugía. Este es el momento crítico en el que comienza “el otro camino”. Es el lance que tarda más en resolverse. familiares del enfermo en principio. que lo coloca de manera intramuscular como las vacunas que está acostumbrado administrar. tipo de dolor. pero en cumplimiento de los protocolos. camión o a hombros. por lo general. choque sensible entre lo aprendido académicamente con el rigor científico con el que se debe enfrentar el tratamiento. comienzo de la patología. pues existen varios actores y muchos conflictos. etc. cómo se han agotado las medidas con las que se puede resolver la patología. Finalmente. los médicos generales reciben al enfermo y luego de examinarlo caen en la cuenta que para su resolución necesita un procedimiento quirúrgico y que ellos poco pueden hacer. . que las condiciones del paciente para esta etapa de la enfermedad se ven depauperadas y que no existe la garantía de que todo salga como todos quisiéramos. las placas radiográficas y en algunos casos tomografía.

o peor todavía. seguros de que es el fin de una u otra forma de un largo camino de desencuentros. la garantía de que todo salga perfecto. el cirujano presenta un informe adicional a la familia marcando los puntos clave o las posibles acciones posteriores. de un sistema de salud precario. de entendimiento. pero encontrando el punto donde no se habla de manera diferente. cómo pese a hacer todo lo imposible para que todo vaya bien algo puede salir mal. a través de este sistema hemos observado mayor credibilidad del accionar médico quirúrgico. donde todos somos realmente iguales. donde la ciudad y el campo acercan posturas. Reiteradamente preguntan por otro medio de resolución del problema. Aunque no entiendan o mal comprendan lo que hacemos en una sala de operaciones. todos los del entorno del paciente parecen escuchar sin entender y nosotros pretendemos explicar sin darnos tiempo a comprender qué estamos diciendo o en qué idioma hablamos. Y es la razón por la cual mucha gente cuando se trata de un problema serio prefiere llevar a su casa al paciente para que con suerte o un milagro este pueda resolver la enfermedad de manera natural. llenas de retos y de interminables horas de reparar lo que tanto tiempo estuvo guardado por factores culturales. Luego de horas de discusión se logra una decisión unánime y comienza la ardua tarea de exponer los riesgos que implica toda intervención quirúrgica. la defensa de la vida. ni sepan la magnitud del riesgo que conlleva una cirugía. menos posibilidades existen de una cirugía exitosa así como la necesidad de terapia intensiva por la delicada situación en la que saldrá de quirófano. Pasada la fase de recuperación. depositan la extrema responsabilidad. el paciente sale de qui- 199 . no doctor?”. nadie en ese momento entiende la magnitud del problema planteado. Terminada la operación. pendiente de cualquier llamado. que vuelven a preguntar sobre la situación del paciente. derecho a quirófano…etc. Por más público que sea el hospital existen una serie de gastos que no cubre ningún seguro de salud. A medida que transcurre más tiempo y se retrasa la intervención. menudo problema el del consentimiento informado. la vida en nuestras manos. circunstancia que añade presión a todos los que vivimos diariamente este tipo particular de interculturalidad. No olvidemos que el tiempo va transcurriendo del ya perdido desde que se encontraba el enfermo en su casa. Como ya teníamos previsto las cirugías son complicadas. el más cercano o el que tenga la confianza de la familia para que verifique visualmente el hallazgo y comunique al resto de los presentes nuestras observaciones sobre el curso que lleva la intervención quirúrgica. Volviendo al problema importante. al mismo tiempo se van comunicando con otros familiares y miembros de la comunidad o simplemente vecinos. Podemos afirmar que los grupos familiares en los que se realiza este tipo de presencia física dentro del quirófano son más receptivos a los hechos que suceden luego. laboratorios. destacando el valor con el que ingresan al quirófano teñido de resignación. Sin embargo gran parte de las veces se da solución a todos estos problemas y se decide con los familiares la cirugía que en un gran porcentaje es abdominal. Tenemos dificultades para explicar en palabras sencillas algo que nos ha costado entender en varios años de facultad. Mientras la medicina occidental actúa podemos observar una familia y comunidad unida atenta ante cualquier eventualidad. La perspectiva no es de las mejores. Todos desconfiados. por que existe siempre susceptibilidad de lo que hacemos dentro de aquel ambiente en el que está prohibido entrar. Cuando existen dudas del diagnostico por parte de los familiares o encontramos algo muy llamativo o mortal lo que hacemos es invitar a entrar al quirófano a un familiar. medicamentos. cediendo las partes como si se tratase de un juicio para beneficio del paciente. Aquí viene la repetitiva frase de los familiares y acompañantes “¿todo va salir bien.Salud e interculturalidad en América Latina Sobre todo lo avanzado además se añade el aspecto económico. Los pacientes son los que han llevado el problema encima. de transporte. compromiso que debemos honrar inequívocamente.. el dolor y la desesperanza.

Notas 1 2 3 Infusiones de herbolaria tradicional [Notal del Coordinador] (N d C). VV. El autor hace referencia aquí a una lacónica frase que es escuchada con asiduidad en el Altiplano aymara: “El hospital es el lugar donde la gente va a morir”. 4 5 200 . Ventosas (N d C). q´uwa y otras especies aromáticas que se quema y se pasa por el cuerpo del enfermo (N d C). (realmente no se “masca” sino que se succiona periódicamente junto con la llujt´a). algunos son intervenidos en más de una oportunidad. La mayoría de las veces y después de un largo periodo de convalecencia los pacientes vuelven a sus comunidades o vecindarios. que se quedan alrededor de él. ¿pero cómo hacemos comprender esto?. regresando al hospital agradecidos. por lo complicado de su patología. atentos a cualquier necesidad que demande. conocedores del esfuerzo realizado. rófano acompañado de familiares. Hoja de coca (Erythroxylum coca). No siempre se consiguen buenos resultados. sin justificar los resultados. mascar coca en los pueblos andinos. Los casos más severos son trasladados a la Unidad de Cuidados Intensivos. Mientras las instituciones hospitalarias no consigan sacudirse esta “publicidad” difícilmente serán reconocidos como centros saludables. especialmente en la elaboración de emplastos e infusiones (N d C). copal. algunas veces fatales. Además del consabido acto social que constituye el akulliku. Preparado ceremonial a base de incienso.AA. es decir de reparación de la salud (N d C). ni nosotros cuando nos toca vivir de enfermos lo podemos entender. con los medios que limitan el accionar medico. se emplea en diferentes ámbitos de la medicina quechua y aymara. amigos y vecinos.

Salud e interculturalidad en América Latina 201 Centro hospitalario de Curva. Bolivia. (Fotografía: Gerardo Fernández Juárez) Atención médica en la Posta sanitaria de Qurpa (Provincia Ingavi del Departamento de La Paz). Fotografía: Cortesía de Eudice Yudelevich .

.

es preciso ofrecer algunos detalles acerca del protagonista.30 AÑOS DE CIRUGÍA EN LA AMAZONÍA ECUATORIANA Las Experiencias del Dr. fundado por Capuchinos de Navarra en 1955. antes de entrar en el tema específico. había asumido 203 . Éstas han sido complementadas. historia y ética emergieron como perspectivas imprescindibles para profundizar el análisis y sacar conclusiones de carácter más general. donde se gradúa en Ciencias Biológicas en 1963. y en el campo quirúrgico en especial. Manuel Amunárriz Urrutia (*1931) dirige el Hospital fisco-misional Franklin Tello en la localidad de Nuevo Rocafuerte en el nororiente amazónico del Ecuador. más de treinta años de experiencia – y de experiencias concretas vividas directamente – con la práctica médica en una zona de población mayoritariamente indígena. por los conocimientos obtenidos por uno de los autores (MK) en una serie de trabajos médicos y antropológicos en la zona de Nuevo Rocafuerte desde 1992. Manuel Amunárriz nace en el País Vasco en España. Sin embargo. el médico y Franciscano capuchino español Dr. Manuel Amunárriz y la Medicina Intercultural1 Michael Knipper. La gran mayoría de los pacientes atendidos en el hospital han sido siempre – y son hasta hoy – indígenas de diferentes grupos étnicos de la Amazonía tanto del Ecuador como del país vecino. por ende. El título de médico lo obtiene en la Universidad de Navarra en 1965. recoger y sistematizar la extraordinaria experiencia del doctor Manuel Amunárriz para enriquecer los debates actuales acerca de estrategias interculturales en salud en general. El año 1969. Verena Dannhardt Universidad de Giessen Alemania Introducción Desde 1970 y con pocas interrupciones. en varias entrevistas realizadas en los meses de julio a septiembre del año 2009. y el hospital de Nuevo Rocafuerte. las reflexiones de carácter teórico que se presentarán en este texto proceden del diálogo que se emprendió entre los autores y Manuel Amunárriz. Procedimientos quirúrgicos han representado siempre una parte importante del servicio médico brindado en el hospital de Nuevo Rocafuerte. Manuel Amunárriz.2 Finalmente. donde el Vicariato Apostólico de Aguarico. y en el cual antropología. año en el cual por primera vez encontró a Manuel Amunárriz en el Hospital Franklin Tello. El texto se basa. En 1958 inicia sus estudios universitarios en la Universidad Complutense de Madrid. además. Dr. Manuel Amunárriz y el Hospital “Franklin Tello” de Nuevo Rocafuerte El sacerdote y médico Dr. por lo tanto. El motivo del presente capítulo es. principalmente. realiza estudios de Medicina Tropical en Amberes (Bélgica) para llegar a Nuevo Rocafuerte en 1970. El médico y sacerdote Manuel Amunárriz acumula. el Perú. Ingresa en la Orden de los Franciscanos Capuchinos en 1950 y es ordenado sacerdote en 1954.

en el mismo pueblo de Nuevo Rocafuerte la mayoría de los habitantes son mestizos. Cirugía y pacientes indígenas en Nuevo Rocafuerte. la cual es la ciudad más cercana y centro de la industria petrolera de la región. personalmente. 1970-2009 A continuación. Dispone de equipos de rayos X y de ecografía. el número total de habitantes del pueblo no pasa de los 520. y recientemente se ha abierto una unidad de cuidados intensivos. de una sala de partos. Sin embargo. Se trataba de uno de los líderes del grupo y sufría . En dirección contraria.3 A los ojos del visitante. Cofán y Shuar). No sorprende que la mayoría de los pacientes atendidos en el hospital de Nuevo Rocafuerte pertenece a la población indígena de las comunidades alrededores. el hospital se presenta como un centro médico pequeño pero dotado con lo esencial para brindar una atención médica seria y ofrecer a los pacientes una capacidad resolutiva considerable. Me acuerdo muy bien. Un laboratorio bioquímico y microbiológico potente reflejan. 204 la dirección y administración del Hospital Franklin Tello desde 1965. A lo largo de todos los años que llevo trabajando aquí en Nuevo Rocafuerte. se llega a la capital de la Provincia Orellana. Se me han presentado. a excepción de algunos objetos de artesanía local. las respuestas de Dr. Hay que pensar más bien en las actividades previas: el trato bueno y respetuoso a la gente y el buen servicio. se adapta perfectamente al clima tropical. ese contribuyente mayor del alto Amazonas cruza la frontera con el Perú. lo que no debe pasarse por alto. El hospital es una institución de la medicina occidental a carta cabal en el corazón de la Amazonía. Hasta hoy. que hay rechazo de parte de pacientes y familiares indígenas frente a la medicina occidental y la cirugía? [Respuesta] Conozco estas discusiones. sirve además como centro de enseñanza médica (medicina tropical y comunitaria) de la Facultad de Ciencias de la Salud “Eugenio Espejo” de la Universidad Tecnológica Equinoccial (UTE) del Ecuador en Quito. por ejemplo. elementos o símbolos culturales de las poblaciones indígenas de la región están casi ausentes. Siona Secoya. Eso es lo más fundamental.AA.4 La construcción abierta y bien ventilada. Manuel Amunárriz están en cursiva. un grupo que vive todavía muy aisladamente en las cabeceras del río Yasuní. por ejemplo. Si hay respeto. La gente reacciona según el trato que les damos. A pocos kilómetros río abajo. además. Nunca he tenido problemas de este tipo a pesar de haber tratado y operado a un gran número de pacientes indígenas. se presenta el resumen de las entrevistas con Manuel Amunárriz que se realizaron a propósito de este artículo.5 Para una mejor distinción. Pero yo creo. ¿qué experiencia ha tenido en el ejercicio de la cirugía con pacientes indígenas? ¿Cree Ud. Eran pacientes con traumatismos y fracturas o mujeres con complicaciones de parto. muchas emergencias que precisaban intervenciones quirúrgicas. un quirófano. a la orilla sur del río Napo. algunos de ellos establecidos aquí desde muchas generaciones. Sin embargo. realizando en él reformas importantes a partir de 1968. reaccionan de la misma manera. que a veces llegan de distancias mayores de 200 kilómetros por río para hacerse atender. que se compone de varios pabellones comunicados por pasillos de hormigón cubiertos contra las lluvias a veces torrenciales. que en este campo teorizamos demasiado sobre la incompatibilidad entre la medicina occidental y la cultura indígena. a mí nunca se me ha planteado el problema cultural. Desde 2006. VV. Manuel Amunárriz. la gran pasión de Manuel Amunárriz por la medicina tropical. además Huaorani. [Pregunta] Dr. El pueblo de Nuevo Rocafuerte está localizado en el extremo nororiente de la cuenca amazónica del Ecuador. a unos 300 kilómetros río arriba. Puerto Francisco de Orellana (llamada también Coca). La región está escasamente poblada hasta hoy y sus habitantes son mayoritariamente indígenas de varios grupos étnicos (sobre todo Kichwa Naporuna. de un hombre de la etnia Huaorani.

También los parámetros hematológicos (con 20. Pero bien. que sabe hablar la lengua Huaorani. casi a la mitad de camino entre Coca y Nuevo Rocafuerte por el río Napo. Y la intervención quirúrgica tiene resultados de inmediato e igualmente visibles. No hablaba casi castellano. Así me lo contó después. Al día siguiente. Al día siguiente. tenía el aspecto de un proceso inflamatorio. por ejemplo el parásito en el caso de la Malaria (Plasmodium) o los huevos del parásito en el esputo del enfermo por Paragonimiasis. familiares del paciente.9 Dijo que el otro le había clavado dos cachos de venado en la espalda y que éstos eran lo que le hicieron estar tan mal. Ese le examinó y tomó su Ayahuasca pero no logró curarle.7 Yo tengo la impresión de que la gente está preguntándose frecuentemente cuál de ambas visiones está más cerca de la verdad. Creo. Ignacio de hecho se puso bastante mal. que es la diferencia fundamental entre los pensamientos de la medicina científica – basada en la biología y las demás ciencias naturales – y los conceptos de magia. no fue tampoco la primera vez que nos veíamos. y sobre todo en enfermedades crónicas y mentales. la hermana Laura. la piel a nivel de la escápula 205 . por decirlo así. Por lo tanto fue a hacerse ver por otro yachac. se comunicaba con facilidad con la enferma. Pero resulta que durante una minga (trabajo comunitario) en su comunidad le surgió un problema grave con un yachac.8 Era un hombre muy conocido y uno de los líderes mas experimentados de las comunidades Kichwa.6 Y con la bacteria o el parásito se identifica claramente el blanco preciso de la actividad terapéutica. con un dolor insoportable en el pecho izquierdo y en la espalda. Para entonces yo había visitado muchas veces ya su comunidad y conocí a todos los miembros del grupo. Algo parecido ocurre con muchas enfermedades tropicales donde se puede identificar y hasta ver el agente causante. he visto una gran apertura para aceptar procedimientos médicos occidentales en situaciones de emergencia. que vivía un poco más abajo de Pañacocha. cuando estamos con pacientes indígenas. y en la otra para drenar un gran absceso inguinal. Además. Discutían fuertemente y al final el yachac le amenazó con mandarle una maldad. Y cuando llegaban los familiares a visitar se hospedaron en una casa de huéspedes de la misión.Salud e interculturalidad en América Latina de una hernia inguinal incarcerada con necesidad urgente de operarla. Una chica joven del mismo grupo incluso vivió varios meses dentro del hospital por causa de una tuberculosis. Don Ignacio. Llegó al hospital en un helicóptero de la compañía petrolera que trabajaba en la zona de las cabeceras del río Yasuní y que para aquellas fechas ya había establecido contactos importantes con el grupo huaorani ubicado en esta región.000 leucocitos y una velocidad de sedimentación muy acelerada) confirmaron sin duda alguna un cuadro infeccioso agudo según el entendimiento medico occidental. Por un lado. Por eso siempre cuando la ocasión se presenta les muestro en el microscopio los parásitos que causan la enfermedad. por ejemplo. que atribuyen la enfermedad a la maldad y la chonta pala mandada por un yachac. Más difícil es la situación en enfermedades con patologías del área de la medicina interna. acompañado por un malestar general y fiebre fuerte. pero una de nuestras enfermeras colombianas. en al menos dos ocasiones: En una ocasión fue para recomponer estéticamente un pabellón auricular lacerado por los adornos tradicionales con las cuales suelen perforar los lóbulos de sus orejas (discos de madera. que el problema de fondo es más complejo y que además hay que distinguir la cirugía y las emergencias de otras enfermedades y situaciones terapéuticas. un corte por machete o una hemorragia postparto son manifestaciones objetivas de enfermedad. por ejemplo). sus familiares decidieron ir al hospital para ver lo que podía hacer un medico. que a veces son muy complejas. porque no tenían otro lugar para quedarse en el pueblo. en el mundo quirúrgico tenemos la ventaja de que nuestro concepto de enfermedad es “corporal” en el sentido de que en muchos casos el problema del cuerpo es claramente visible. Me acuerdo. ya había hospitalizado a algunos de ellos para intervenciones quirúrgicas. Tuvimos que programar con cierta urgencia una intervención quirúrgica y me llamó mucho la atención la naturalidad y la confianza que manifestó el enfermo en todos los momentos. Sin embargo. sin embargo. Y que además fuesen tan fuertemente puestos que él no fuese capaz de removerlos. Una fractura. Así. Lo primero que pensó fue que el yachac le hubiese hecho lo que el día anterior le había anunciado. Examiné el bulto y desde mi punto de vista. el tema de los conceptos de enfermedad y salud tiene también esa otra dimensión. diciendo que se encontraba fatal y que no sabía qué le estaba pasando. Ignacio llegó al hospital muy nervioso. Como el estado de Ignacio empeoró. Lograron conseguir una canoa a motor y gasolina suficiente para llevarle los 120 kilómetros a Nuevo Rocafuerte. Además. del caso de un paciente de la nacionalidad Naporuna.

VV. Esta relación requiere tiempo y una actitud fundamental de respeto mutuo. Y la misma gente a veces rechaza a los yachac por tanto mandar maldades. En algunos otras ocasiones me han llamado para atender en sus propias casas a familiares cercanos a ellos mismos. Una punción permitió localizar una bolsa de pus amarillo verdoso. Con este tratamiento y antibióticos. Este proceso repetido una y otra vez permite a los habitantes de la región establecer un discernimiento personal que les ayude a progresar en el conocimiento de las causas y procesos patológicos y un acercamiento progresivo a la realidad que marcan los procesos biológicos humanos. la gran mayoría de los médicos occidentales pensaba que con la presencia de la medicina moderna los conceptos y prácticas tradicionales iban a perecer.AA. [P] Por mucho tiempo. Algunos de ellos han sido hospitalizados y tratados en nuestro hospital. Incluso las dudas y la desconfianza respecto a algunos yachac reafirman este hecho. la manera personal de entender el problema que padece el enfermo. es decir. El ejemplo de Don Ignacio y de sus familiares. ¿Cómo se puede vivir como médico con esta situación. tiene su propia sabiduría y su territorio de acción y en éste se fían de él y confían en él. lo demuestra de manera impresionante. Un tema íntimamente ligado con este interrogante es. el paciente se encontraba sin fiebre y sin pus en la cavidad drenada. Yo he tenido pacientes que primero han estado conmigo y después han sido llevados para que el yachac los trate.10 ¿Qué opina Usted de la idea de mejorar la atención médica para poblaciones indígenas a través de la inclusión de agentes de la medicina tradicional en las instituciones sanitarias? ¿Hubiera . la relación que se establece entre yachac y médicos occidentales. He tenido pacientes que han sido enviados por los mismos yachac para que el doctor del hospital complete el tratamiento. osteopatía etc. una de las propuestas mas ambiciosa es la inclusión de agentes de los que ejercen la llamada “medicina tradicional” dentro de las instituciones sanitarias.). Un drenaje quirúrgico en la misma región confirmó la existencia de un enorme absceso. Creen que el médico occidental. sobre todo como un médico que se identifica plenamente y por convencimiento con las ciencias naturales y la medicina occidental? [R] Una actitud fundamental es respetar la decisión del paciente y de su familia y la opción que ellos deciden tomar. Es la coexistencia de esos dos conceptos muy diferentes de enfermedad – lo orgánico y lo mágico. existe un hospital que además de ofrecer servicios de medicina occidental y odontología tiene un área de medicina tradicional (con yachac y parteras tradicionales) y un área de medicina alternativa y complementaria (homeopatía. además. Con eso hay que vivir aquí. por ejemplo. Yo considero que el nivel de relación está en la base del aprecio mutuo y presupone una actitud fundamental de valoración positiva de las personas que ejercen la medicina indígena tradicional. la orientación exclusiva y explícitamente “occidental” del hospital no excluye la cooperación con los yachac? [R] Así es. se curó por completo. que la enfermedad surgió por la actividad de alguien que no le quería y que por eso le había metido el mal en forma de dos cachos de venado en la espalda. En otras ocasiones fueron primero al yachac y posteriormente vinieron al hospital. Es una de mis más íntimas satisfacciones comprobar que mis relaciones con los yachac de la región han sido excelentes. porque comprueban la importancia que tienen estas concepciones en la vida de la gente. Sin embargo. [P] En torno a los esfuerzos actuales para desarrollar estrategias interculturales en salud. 206 izquierda se puso tensa y parecía que existía una colección liquida. Y al mismo tiempo expresar. les tiene desconfianza y en ocasiones los matan de verdad. ¿Qué fue lo que de verdad le había ocurrido? Cuando luego conversábamos. Finalmente. Ignacio se recuperó poco a poco. Ignacio reflexionó que el dolor y la amenaza del yachac le hacían pensar “como pensamos siempre nosotros”. en mi caso. Hubo varios casos de yachac que han sido asesinados porque la gente les acusaba de mandar maldades para matar o hacer enfermar a la gente. Pasando algunos días. por decirlo así – que es el continuo interrogante también para los mismos indígenas. que decidieron ir al hospital a pesar de saber que la enfermedad fue causada por una maldad. Pero ahora vemos que la situación es diferente y que hay una convivencia de concepciones acerca de salud y enfermedad que a primera vista parecen ser contradictorias y mutuamente excluyentes. naturalmente por patologías que ellos llamarían patologías del cuerpo. si la ocasión te ofrece una oportunidad. [P] ¿Entonces. En Riobamba. la explicación infecciosa de su enfermedad le dejó con dudas.

Pero todo esto se entorpece si en el mismo centro de salud se alternan concepciones muy diversas de la enfermedad y métodos que nacen de ambas concepciones. No se debe tampoco romantizar el mundo y la cultura indígena. en la interpretación de la enfermedad y en los métodos terapéuticos que creemos deben emplearse. tener a un yachac dentro del hospital de Nuevo Rocafuerte para atender a los pacientes indígenas? [R] Yo considero que la persona tiene que ser sincera y consecuente con sus propios conocimientos y como médico no debe dar pie a una confusión en la mente de los pacientes. determinar un efecto terapéutico concreto. si bien ha permitido hasta hoy importantes lagunas en sus conocimientos y acciones. Tampoco tenemos problemas. En el hospital de Nuevo Rocafuerte hay una sala de partos y Ud. por ejemplo. Esta concepción de la salud y la enfermedad supone en ocasiones un elemento disgregador de la armonía comunitaria. antes ya ha mencionado que entre las emergencias atendidas que exigían procedimientos quirúrgicos. en colaborar con los yachac fuera del hospital. por ejemplo. Es agradable aunque no puedo. la admisión de un poder activo de la persona para hacer el mal a sus semejantes. Fuera del hospital hay que respetar a los yachac porque forman parte importante de la vida de la población. ¿Cómo es la atención al parto en el 207 . lo que no se debe permitir es que dentro del hospital se aplique prácticas que afirman una explicación mágica de la enfermedad y sobre todo que una enfermedad es una maldad causada por otra persona a través. Lo técnico no es lo esencial de un yachac y de su sabiduría. porque aceptaríamos que se declare culpable de una enferemdad o hasta de la muerte de un paciente a otra persona o una familia entera que a lo mejor ni sabe de ello y que de repente se ve implicada en un conflicto terrible. lo que es un aspecto fundamental. ha penetrado en niveles más profundos de la realidad humana. Nosotros no debemos crear una imagen falsa ante los pacientes de que ambas concepciones tienen el mismo nivel de validez. Ayudamos. por ejemplo. Sin embargo. por ejemplo. Además. tal como lo pretende. Lo fundamental es que el diagnóstico se realiza a través de tomar la ayahuasca para determinar la causa de la enfermedad o la muerte. hay que distinguir también dentro de las prácticas tradicionales. La medicina occidental. muchos han sido complicaciones de parto. Muy al contrario. y me parece que la gente lo sabe. Al mismo tiempo debemos dejar a la decisión de cada cual escoger el camino de su curación. tal como ocurre en la cultura occidental. Lo sabe hacer mucha gente y no se precisa tampoco de un yachac. Respetamos su decisión cuando desean hacerse ver por un yachac y no ha habido mayores problemas hasta ahora en coordinarlo.Salud e interculturalidad en América Latina sido útil. [P] ¿Y en el hospital el yachac de repente formaría parte en uno de estos conflictos…? [R] Tal vez podría hasta llegar a este extremo. Es una práctica muy común y ya me lo han hecho incluso a mi cuando estaba de visita en una comuna y me encontré mal. Por eso es necesario mantener una posición clara. Tienen lados positivos y negativos. No todo es bueno dentro de la cultura indígena. que permite interpretar la enfermedad desde un nivel diferente de conocimientos de la realidad del universo y de la persona humana. No tenemos problemas. una chonta pala. si somos honestos. [P] ¿Pero no sería posible incluir en los servicios del hospital los aspectos positivos de la sabiduría y de las prácticas de los yachac? ¿No sería esto también una manera para promover los aspectos positivos y útiles de la medicina tradicional. desde mi punto de vista. [P] Otro tema muy importante es la atención al parto. Pero dentro del hospital el yachac no debe tener cabida. y quién ha realizado la acción maléfica que ha provocado esta enfermedad. Aún admitiendo que en ocasiones los conocimientos de los yachac son muy importantes. En los centros donde shamanes y curanderos tradicionales como los yachac ya están institucionalmente integrados. o que por lo menos oficialmente no ejercen prácticas maléficas sino ofrecen diagnósticos y tratamentos orientados exclusivamente hacía la curación de los pacientes. En conjunto con grandes sabidurías hay enormes ignorancias interpretativas y. cuando desean aventar a un paciente con hojas aromáticas. como ya dije. [R] Eso no se puede distinguir. Eso no se debe permitir. alternativas y complementarias?12. su concepción de la enfermedad parte de una base mágica. la política oficial de la Organización Mundial de la Salud respecto a las medicinas tradicionales.11 Un grupo de unas pocas personas ventila con manojos de hojas encima del enfermo que se supone que sufre por un mal viento o un mal aire.

en general no hay problemas. Por un lado. Esa misma noche me llamaban de urgencia porque exactamente eso era lo que estaba ocurriendo con la parturienta. donde lo que hoy en día se entiende como aspectos importantes de la cultura indígena en el area de la salud (como la presencia de agentes o prácticas tradicionales) está completamente ausente. ¿A qué se debe. Vivimos aquí desde muchos años y conocemos personalmente a todas las comunidades y a todas las familias y personas de la ribera. atenderles en sus problemas. las mujeres dan a luz en sus casas. 208 hospital de Nuevo Rocafuerte? ¿Practican el parto vertical. la gran aceptación del hospital entre la población indígena. Muchas mujeres también realizan planificación familiar y aceptan el parto asistido. de partos distócicos que han requerido intervenciones urgentes como cesáreas. compartir sus alegrías y sus sufrimientos. y comentábamos la urgencia que este cuadro ofrece con la necesidad ineludible de una cesárea urgente. Hoy. sabemos de dónde es. es un hospital completamente comprometido con la medicina occidental. aunque procedo de otro y tengo como humano mis limitaciones: hablo muy poco su lengua. El tema del parto vertical. Además. Lo importante es ofrecer una práctica médica respetuosa con la gente y de calidad.AA. el mundo indígena actual participa – para bien y para mal – de un hondo proceso de intercambio cultural y una adaptación a un mundo procedente de otras zonas del Ecuador: . en algunas áreas de esta amplia zona amazónica existen parteros o parteras de fama que atienden la mayoría de los partos de la región. Una es una señora de una comuna en el río Aguarico. con un parto de nalgas y enclavamiento de cabeza en pubis que fue magistralmente resuelto por un partero mestizo de Pañacocha. histerectomías por rupturas uterinas o por hemorragias post partum incoercibles. y no soy capaz de tomar grandes cantidades de su chicha. Normalmente. lo veo como un punto muy politizado. Les explico que es para poder intervenir mejor cuando haya necesidad. pero perciben el afecto y el aprecio. Excepcionalmente se dan pequeñas resistencias. No hacemos parto en posición vertical en nuestro hospital. Me han visto visitarles en sus casas. por ejemplo. En mi mente quedaron gravadas dos personas relacionadas con este tema. que es conocido como la forma tradicional de las mujeres indígenas para dar a luz en el entorno familiar y que además es promovido actualmete como elemento importante de la medicina intercultrual? [R] Debido a la escasa densidad poblacional y las distancias. no hay ningún acercamiento explícito a la cultura de los diversos grupos indígenas locales. y no depende tanto de la una u otra técnica asistencial específica. la situación de la atención médica brindada en el hospital de Nuevo Rocafuerte a pacientes indígenas parece contradictoria. conocemos su nombre o al menos el de su familia y muchas veces las historias anteriores de él o de los suyos. aunque como suelo explicar a las mujeres el sentido de la posición horizontal. Por el otro lado vemos. El primer punto es que llevamos mucho tiempo aquí y en las comunidades indígenas me conocen. el porcentaje de partos en el hospital no es muy grande. para conquistarles. sin embargo. con la que conversaba en uno de mis viajes mientras atendía a una joven que iba a dar a luz. Saben que yo formo parte del entorno real y que respeto este mundo amazónico. El otro caso ocurrió en Yuturi. A pesar de llevar el hospital según las normas de la medicina occidental tenemos una relación cultural muy estrecha con la gente de la ribera. Lo mismo es el caso de las hermanas que llevan el servicio de enfermería del hospital. desde su punto de vista. Creo que se nota que en este mundo me encuentro a gusto y formo parte de él. A parte de la colaboración con el proyecto local de medicina comunitaria de la Asociación de Promotores de Salud Naporuna Sandy Yura. [P] A primera vista. VV. la sociedad política está tratando de conseguir aceptación en el mundo indígena y presentan muchas cosas de las cuales yo creo que ni ellos están muy convencidos. Por otra parte. Me dijo que nunca había conocido un problema de parto imposible por presentación transversa y mano visible. Generalmente sabemos quien es cuando un paciente llega a la consulta. sin embargo. asistidas por familiares. Y ya hemos tenido a lo largo de todo el tiempo de mi estancia en Nuevo Rocafuerte varios casos de complicaciones muy graves. Tuvimos que organizar una evacuación en plena noche hasta la ciudad de Lago Agrio y se llegó a tiempo para una cesárea que salvó a la madre y al niño. esta situación? [R] Hay dos factores que podrían explicar esta aceptación. Hoy en día existe un número importante de mujeres jóvenes indígenas que vienen a nuestro hospital para sus controles periódicos de embarazo y para el parto. ante la mirada sorprendida de un médico alemán que visitaba la casa donde ocurría ese grave problema obstétrico.

Algunas veces también los pacientes se me han quedado muertos en el quirófano. Esta red de relaciones sociales llega hasta Quito mismo si hay que trasladar un paciente hasta la capital. y la paciente fallecía a las pocas horas. ¿que la gente – pacientes y familiares – aceptan el hospital entre otras cosas porque saben que pueden seguir viviendo su vida “normal” de indígenas y que no tienen que prescindir de aspectos esenciales como son. ¿que influencia tiene el que usted además de médico sea sacerdote? [R] Yo creo que los pacientes todavia me tienen mas confianza. viajamos directos a Coca con el cadáver de la señora y su marido. pero parece que lo deja entrar según las necesidades y prioridades individuales de cada paciente. ¿Qué opina de ese punto? [R] Creo que lo que se afirma en la pregunta es cierto: el mundo indígena no se encuentra tenso en nuestro mundo interno hospitalario. hablar su idioma y comer una comida apreciada? El mismo hospital es muy diferente al mundo indígena. apoyamos a los pacientes y a sus familiares en esta decisión. y de allí en una furgoneta a la comunidad de la vía Aucas donde vivía la familia de la mujer fallecida para que la velaran y enterraran entre los suyos. Existe una casa de enfermos del Vicariato. Su mente es flexible y capaz de valorar algunos aspectos positivos que tiene la medicina occidental.Salud e interculturalidad en América Latina existe un proceso profundo de cambio socio-cultural y un aprendizaje de adaptación a estos cambios. Son momentos difíciles y duros. sin recriminaciones mutuas. A veces. [P] ¿Podría decirse que en el hospital de Nuevo Rocafuerte. mientras se interrogan si todo lo que ofrece el mundo de la medicina tradicional es oro de ley. Mientras se realizan estos largos procesos los contactos con las familias se estrechan y unos y otros aprendemos el delicado arte de las relaciones interculturales. Muchas veces la distancia es un gran problema para los familiares y la infrastructura les ayuda en los processos dificiles. Dejé mi papel de médico y me convertí en la persona que tomó la lancha rápida del hospital. Nunca me echaron en cara un fracaso quirúrgico. tras recorrer durante meses varios centros de terapias indígenas. siempre interpretada su patología como una acción maléfica que superaba el poder de los yachac y que había hecho gastar grandes sumas de dinero a la familia. por ejemplo. y llevar a los pacientes terminales a su casa. les damos total libertad para que ellos mismos lo decidan. la relación con la familia y con su ambiente social. No tenemos tampoco problemas para utilizar nuestra ambulancia. El resto de las personas o quienes vienen de lejos si necesitan se hospedan en casas de personas conocidas de la población o de las comunidades indígenas cercanas. por ejemplo. Así la vida “normal” puede ser vivida bajo de las circunstancias extraordinarias del hospital y también adaptada a la medicina occidental. 209 . que pueden seguir hablando su lengua materna y siempre cuando haga falta hay interlocutores para que expliquen a aquellos pacientes con dificultad de entender el castellano lo que sucede y lo que tienen que saber con respeto a su enfermedad. manejar todo este mundo cultural se convierte en un arte lleno de matices. donde oficialmente la cultura indígena está más bien ausente. Para que los pacientes se sientan en su entorno habitual ofrecemos. que un familiar se quede con él en la clínica como acompañante. Nos gusta mantener los criterios que dirigen el hospital. pero unas relaciones cercanas y de aprecio mutuo ayudan a soportarlos en un clima de familia. además. Es evidente. que en la cultura indígena es muy importante morir en su propia casa. la cercanía humana permite sobrepasar muchas fronteras. Sabiendo. Hemos sufrido juntos y hemos llorado juntos por estos pacientes. por ejemplo. el germen causante de la Tuberculosis. un deslizador potente. que solo la larga permanencia ayuda a poderlo realizar. donde se les recibe a bajo costo y se les ayude en las gestiones hospitalarias. en fase terminal. pero nunca se me ha culpado. [P] Para establecer esta relación cultural estrecha. En definitiva. ésta sí tiene espacio para ser vivida por la gente? Es decir. Y si desean llevar al paciente al yachac. al mismo tiempo que intentamos acomodarnos a circunstancias especiales que surgen en casos concretos. La baciloscopia mostraba enormes cantidades de bacilos de Koch. Estoy recordando la llegada de una mujer shuar.

es preciso proceder a reflexionar sobre el significado que tiene el testimonio del Dr. Reflejan. lleguen a los pacientes indígenas y para que sea aceptada. médicos y . Vio y acompañó a cooperantes. Dependerá de la perspectiva. nos gustaría preguntarle por factores favorables para que la medicina occidental en general. A modo de conclusiones Terminada la entrevista. Ofrecen una riqueza de experiencias excepcional que concede a sus palabras un peso y una autoridad peculiar. Simplifica la vida y aprendes a ser feliz con pocas cosas. Qué duda cabe que quien escoge un tipo de vida entre pueblos culturalmente diferentes se aproxima a una enorme fuente de enriquecimiento humano y espiritual [P] Para terminar. en 1980 un ambicioso proyecto de salud comunitario auspiciado por el gobierno alemán (occidental) quebró por un conflicto de trasfondo político entre los médicos extranjeros y el gobierno central. Las observaciones y argumentos del médico y sacerdote Dr. por encima de sus diferencias. Amplía los horizontes. ¿ha cambiado su actitud frente a los aspectos culturales de salud y enfermedad. enseña a distinguir entre lo esencial y lo accidental en el amplio campo de las realidades humanas. qué punto (o qué puntos) entre todos los que en la entrevista han sido incitados le llama la mayor atención. sociales y también éticas. Además el aspecto personal: vivir un mundo nuevo y diferente es para uno mismo sumamente enriquecedor. no solamente en el campo de la salud: aprender a reconocer el valor de la variabilidad en los grupos humanos. Lograr eso ya significaría mejoras sustanciales. presentamos algunas líneas de análisis que durante las entrevistas y la cooperación con Manuel Amunárriz emergieron y que serán presentadas aquí a modo de conclusiones por parte de los entrevistadores. en las costumbres de los diversos pueblos y sus culturas y sobre todo a reconocer que cada persona por el hecho de serlo tiene un valor esencial. como consecuencia del proceso de globalización que también ocurre en nuestro mundo ecuatoriano. tres décadas de presencia activa y entregada al servicio médico y quirúrgico en una zona remota de la Amazonía del Ecuador. Sin embargo. sujeta continuamente a errores.AA. y las actitudes a veces difíciles de entender de los indígenas en caso de enfermedad? [R] Sí. Manuel Amunárriz para los esfuerzos actuales de mejorar la atención sanitaria de poblaciones indígenas a través de estrategias interculturales. para sistematizar esta reflexión. Participar en este proceso y ayudar a que se realice con el menor impacto traumático es una tarea difícil y hermosa. y la cirugía en particular. ¿Qué habría que hacer para mejorar la atención sanitaria en ese sentido? ¿Cual es la lección de Nuevo Rocafuerte? [R] Es muy difícil dar una respuesta precisa a esta pregunta. del trasfondo de experiencias personales y de los intereses específicos de cada uno. entendimiento y tal vez rechazo de uno u otro argumento. Manuel Amunárriz que se resumen en esta entrevista. imparable. porque existe una evolución en el proceso cultural de estos pueblos indígenas amazónicos. 210 [P] Después de tres décadas trabajando con pacientes indígenas en la Amazonía. primero. Aunque existe una tarea básica que habría que intensificar en la educación general de la población ecuatoriana. VV. socioculturales y económicas presentes en ésta región y en otras similares. se basan en una experiencia personal muy particular. por otra parte inevitables. porque su juicio es independiente del vaivén de las diferentes políticas sanitarias que en las últimas décadas buscaban de una u otra manera adaptar los servicios sanitarios a las condiciones geográficas. Más aún. fortalecer los equipos humanos con estímulos adecuados que favorezcan la permanencia suficiente en el medio hasta llegar a poder valorarlo y establecer relaciones humanas de mutuo aprecio. y cómo lo evaluará – entre afirmación. Lo primero sería mejorar las infraestructuras de salud en puestos distantes. por ejemplo. Amunárriz llegó a Nuevo Rocafuerte antes del auge de la Atención Primaria en la década de la Declaración de Alma Ata (1978) y siguió cuando.

esta experiencia muy particular del médico y además sacerdote Manuel Amunárriz para otros contextos? ¿Cuales pueden ser las conclusiones para instituciones por ejemplo estatales o para médicos y profesionales de salud seculares y que posiblemente no disponen de tanto tiempo y el mismo apoyo institucional como Manuel Amunárriz? ¿Cuáles pueden ser. Este punto es igual de importante para pacientes y personal. transporte y asistencia. paciencia e interés sincero. Finalmente. los factores institucionales aquí mencionados hacen posible que valores principales de la vida tradicional indígena puedan ser respetados: primero. Algunos regresaron. a través del Vicariato el hospital ha sido y está integrado en un sistema mayor de comunicación. Otra ventaja que resulta del apoyo institucional del Vicariato es el buen estado físico y el buen equipamiento del hospital. Miguel San Sebastián e Isabel Goicoilea. el contexto institucional particular facilita las condiciones imprescindibles para que un hospital con servicio quirúrgico pueda ser integrado social y culturalmente en una región como el bajo río Napo ecuatoriano. la posibilidad de acompañar al familiar enfermo dentro del hospital e incluso en el caso extremo de la necesidad de una transferencia a un centro sanitario lejano. más allá de lo exótico y del folclor. Conocer bien a la población y estrechar lazos con los habitantes y especialmente con los agentes de la “medicina tradicional” (por ejemplo con los yachac en el caso de los Naporuna). el compromiso sostenible del Vicariato con el hospital garantizó una estabilidad por décadas. como los doctores Javier Aznárez. Resumiendo. ideas y estrategias en su equipaje para tarde o temprano irse otra vez – uno de los autores de este texto incluido. la cual es imprescindible para crear y mantener relaciones sociales de confianza entre la población y el hospital con sus empleados. dejaron constancia del compromiso de esta institución con los habitantes de esta zona. facilitando el vicariato (con ayuda de instituciones afines como las ONGs de salud regionales Sandi Yura y FUSA con sede en Coca)13 tanto el acceso a los centros sanitarios indicados como asistencia logística para el transporte y el mantenimiento de la comunicación entre el paciente y sus familiares. Estos incluso pueden ser hospedados en una casa de enfermos y familiares en la capital. el contacto personal y una relación social con los proveedores de los servicios sanitarios (entre ellos el médico) que no se limite a temas y ocasiones estrictamente profesionales. Sino. Resulta que el hospital ya no es el sitio anónimo. el Vicariato ha facilitado el vínculo institucional y simbólico con un gran proyecto regional de atención primaria de la salud. para satisfacer las necesidades y prevenir frustraciones en ambos lados. los mismos principios y la 211 . y segundo. que llegaron con diversos proyectos. tanto para el hospital como para él. ¿Qué significado puede tener. En caso de necesidad. es una institución abierta en la cual la vida indígena no es ajena y que permite mantener los lazos sociales y familiares tan importantes para el bienestar y la buena vida (alli kausay en Kichwa). otros desaparecieron para siempre. que le concede una gran capacidad resolutiva. los pacientes pueden ser transferidos a servicios médicos especializados del más alto nivel por ejemplo en Quito. cerrado y amenazante que se conoce de otros lugares. por ejemplo en la capital.Salud e interculturalidad en América Latina estudiantes nacionales y de muchos países y organizaciones. Si bien es verdad que en el caso concreto de Nuevo Rocafuerte la institución auspiciadora es la iglesia católica a través del Vicariato Apostólico de Aguarico. Además. finalmente. En cooperación con las instituciones públicas competentes (municipales. provinciales y nacionales). Es evidente que Manuel Amunárriz desarrolló sus actividades en un contexto privilegiado: Tenía el apoyo institucional duradero del Vicariato Apostólico de Aguarico. pues. Pero Manuel Amunárriz siguió en Nuevo Rocafuerte y a excepción de varios años después de 1994 se quedó atendiendo – y últimamente también enseñando a estudiantes y médicos rurales – en el Hospital Franklin Tello. precisa de mucho tiempo. con médicos que vivían y trabajaban dentro de las comunidades de la ribera y que. Sin enfocar explícitamente aspectos particulares de las culturas indígenas de la zona. que son especialmente importante en caso de enfermedad y situaciones percibidas por pacientes y familiares como cercanos a la muerte. las lecciones para las reflexiones actuales acerca de la medicina intercultural en el Ecuador y a nivel internacional? El primer punto que cabe mencionar se refiere a la estabilidad institucional como base fundamental para un trabajo médico adaptado al ambiente socio-cultural de una región como la cuenca del bajo río Napo en Ecuador. ya no es el temido “lugar donde la gente va a morir” (Fernández Juárez 2006).

se notaba fuertemente la carencia de esta opción curativa: el campo de acción específico y apreciado del hospital fue temporalmente abandonado y no pudo ser compensado por otros actores o instituciones. El hospital opta. demostrando no solo respeto sino hasta apoyo activo a aquellos que desean consultar un yachac a continuación del tratamiento hospitalario. voluntad y respeto son requisitos básicos para realizar una práctica médica con comunidades indígenas. No se está dispuesto a aceptar un pensamiento que atribuye la enfermedad y hasta la muerte a la influencia mágica de parte de otros humanos. por considerar aspectos sustanciales de la sabiduría de los yachac inaceptables. enfermedad y recursos terapéuticos que de hecho suelen estar íntimamente relacionados con la concepción peculiar del mundo y del ser humano de cada persona. hay factores más específicos. Al fin y al cabo. relacionados sobre todo con las concepciones. por lo tanto. VV. En la entrevista con Manuel Amunárriz. Sin embargo. La percepción de la misma depende tanto de su calidad. No obstante es capaz de aceptar la importancia de tales concepciones y prácticas para sus pacientes y familiares. por mantener una delimitación nítida entre el mundo de los yachac y la medicina occidental. yachac y otros actores se refiere.AA. tiempo. Manuel Amunárriz: No hay choque cultural. de los malagris y de la chonta pala. Y el respeto a la libertad de decisión del paciente es una de las virtudes esenciales de la profesión médica en general. de los cuales cada uno tiene su trasfondo cultural particular. Los terrenos de acción son diferentes y por eso no tiene por qué haber conflicto.14 Lo que pueda parecer una contradicción es parte de lo que tal vez es la clave de la experiencia del Hospital Franklin Tello y de su director. En lo que a los conceptos de enfermedad y la competencia específica de médicos. A pesar de reconocer las diferencias culturales abiertamente y de defender con rigor la perspectiva y los conocimientos médicos occidentales. y en primer lugar. el desafío de la interculturalidad en el campo de la salud se desprende del hecho de que la atención médica siempre representa una interacción social entre dos o más individuos. recursos y actividades de la mayoría de los habitantes indígenas de la zona de Nuevo Rocafuerte. El ejemplo de Manuel Amunárriz muestra que seguridad y apoyo institucional. en la cual al final la cirugía es un procedimiento más. Hay referencia y contrarreferencia de pacientes entre médico y yachac. Sin embargo. fuera de contextos profesionales son inconstantes y más allá de los valores básicos son flexibles y solo escasamente definidos. por las instituciones gubernamentales competentes. la diferencia sustancial entre la visión y los conocimientos propios del médico y los conceptos indígenas – y en especial de los yachac – ha quedado claramente demostrado. ningún yachac sabe eliminar los parásitos que bloquean el tubo intestinal o drenar un absceso y prevenir una infección generalizada y probablemente mortal de un paciente como Don Ignacio. parece que es muy acertado suponer junto con Manuel Amunárriz que cada uno tiene su propio terreno de acción: El cirujano no tiene acceso al mundo de los supay. Incluye conceptos acerca de salud. si inspira confianza o si no lo hace. Ningún médico será capaz de explicar a sus pacientes indígenas la última razón por la cual una enfermedad apareció y tal vez amenazó la vida de un ser querido. en la práctica hay colaboración.15 De este modo. Al mismo tiempo. también por que la enfermedad y el sufrimiento implican impulsos fuertes hacía la acción y el pragmatismo para conseguir alivio. eficacia y la satisfacción que en la práctica ofrece a las necesi- . éste nunca es estable sino cambia con el tiempo y con las experiencias ganadas o sufridas por cada individuo. porque los aspectos culturales mas importantes para la práctica sanitaria probablemente no son los conceptos teóricos acerca de salud y enfermedad o técnicas y procedimientos particulares de terapia. En los años de la ausencia temporal de Manuel Amunárriz después de 1994. por razones tanto éticas como epistemológicas. sino los valores sociales que definen si el encuentro y la relación establecida entre dos personas es considerado por cada una de ellas agradable o no. Sin embargo. cuando el hospital estaba de vez en cuando sin servicio. sabidurías y prácticas autóctonas acerca de la enfermedad humana. 212 misma estructura también podrían ser realizados por otras entidades. amenazante o no. la medicina occidental y la cirugía ya han entrado profundamente en el repertorio de pensamientos. y se constata que algunos yachac se hacen curar y operar dentro del hospital. Existe un rechazo rotundo de colaboración dentro del ambiente hospitalario.

Notas 1 Los autores están profundamente agradecidos a Manuel Amunárriz por la manera tan agradable. por ejemlo: 213 2 3 4 5 6 7 . la enfermedad y la muerte. que visitó Nuevo Rocafuerte antes del año 1965. La clave puede estar. Algunos de los ejemplos mencionados en esta entrevista pueden ser consultados en detalle en Amunárriz (1993). véase: Amunárriz 1982. sobre todo. que infecta los pulmones y otros órganos de humanos y mamíferos. 1991b. sino resúmenes redactados por los autores y revisados por Manuel Amunárriz. Porque lo que al final dijo y lo que siempre solía emerger de nuestras conversaciones como las condiciones fundamentales para que los servicios de medicina occidental y cirugía sean útiles para la población indígena.”19 Agradecemos a Manuel Amunárriz el ejemplo y la orientación muy personal que nos ha ofrecido en este respecto. vid: Amunárriz 1982. recibió el nombre de Franklin Tello en honor a esta visita. Acerca de la situación epidemiológica de la población. Probablemente. que en las últimas dos décadas ha sido fuertemente afectada por las explotaciones petroleras. en acercarse de verdad al paciente y sus familiares. una de las razones para abstenerse de dar algo similar a una “lección” de sus experiencias para enriquecer los debates actuales acerca de la medicina intercultural fue que los puntos que iba a señalar le parecerían poco antropológicos y. Son tres puntos en verdad poco originales. Manuel Amunárriz tardó en contestar. muerte) mandada por un yachac en forma de una “flecha mágica” (también: “biruti”). incluyendo la transcripción de las entrevistas. 1984. De hecho. la capacidad de percibir y entender las necesidades y el punto de vista particular de pacientes y familiares (no solo) indígenas por parte del personal sanitario y los responsables al nivel administrativo y político. La chonta es una palmera con madera muy dura de la cual se fabricaba tradicionalmente las flechas de cacería con cerbatana. 1991b. han sido temas que a primera vista parecen más bien sencillos: El primer punto es – siempre – la calidad de la atención brindada. las actividades y el papel social de los yachac entre los Naporuna vid. por lo tanto. pero en un lugar no muy lejos de Nuevo Rocafuerte. El pequeño hospital municipal que existía en aquellos años y que fue predecesor del actual. abierta. las distancias y el rápido cambio socio-cultural hacen. La palabra “yachac” se refiere a los “shamanes” de los grupos de lengua Kichwa. 1994. y es trasmitido por ejemplo a través del consumo de cangrejos.16 El arte del médico consiste. ha de penetrar el medio. paciente y estimulante de cooperación para realizar este texto.Salud e interculturalidad en América Latina dades de los usuarios. en otra época. 1991a. 1991a. en el ethos del médico y de los demás responsables para la atención sanitaria en una región como la cuenca del bajo Napo ecuatoriano. Los pacientes indígenas no dejan de pensar en la chonta pala cuando se acercan al médico ni dejan de percibir las dinámicas del “samay” del paciente ingresado con neumonía y conectado a suero y oxígeno. tanto en términos técnicos. en estas situaciones. San Sebastián / Hurtig 2005 Véase: Amunárriz 1982.). Además. 1991a. Porque la diversidad étnica y social. Y finalmente. Franklin Tello fue Director General de Salud del Ecuador (institución anterior al Ministerio de Salud Pública) de origen esmeraldeño. Al preguntarle por las conclusiones generales qué se podría sacar de sus largos años de asistencia médica y quirúrgica con poblaciones indígenas en el hospital de Nuevo Rocafuerte. Se mostró mesurado en dar consejos de tipo general. como de los valores y concepciones básicos particulares acerca de la vida. y a sus percepciones y prioridades en esta situación (Kleinman/Benson 2006). 1994. que “el médico para ser lo que debe ser no puede limitarse a hacer curaciones. Acerca de la sabiduría. las preguntas y respuestas tal como aparecen en este texto no son transcripciones literales de las diversas communicaciones. como lo dijo otro médico. poco originales. ha de interesarse por todos los aspectos de la vida del pueblo cuya protección es su propósito. sin la cual ni el personal ni los pacientes puedan llegar a conocerse y tal vez apreciarse mutuamente18. 1994) La palabra “chonta pala” (Kichwa) se refiere a una maldad (enfermedad. Hay que ejercer una buena medicina que ofrece soluciones a los problemas médicas de la gente y demuestra un interés serio tanto en las personas como en su enfermedad y sufrimiento. La Paragonimiasis es una enfermedad causada por un parásito (Paragonimus sp. pero el ejemplo de Nuevo Rocafuerte indica con claridad lo que significa tomarlos en serio y llevarlos a la práctica. asumen la plena responsabilidad por posibles errores o faltas dentro del texto. como sociales y humanos.17 El segundo punto es la estabilidad institucional mencionada arriba. a esperar que se le presenten los enfermos.

y la de la persona que sufre y de sus familiares por el otro. health and Illness. La diferencia sustancial entre la visión profesional por ejemplo del médico por un lado. CICAME. (Kawsaykama 4) CICAME. 2005). para lo cual la aplicación de una perspectiva etnográfica adaptada es esencial. Kuczynski-Godard (1944): 104. Desde la Selva Amazónica. 1991a Estudios sobre Patologías Tropicales en la Amazonía Ecuatoriana. 2005 Samay. Gerardo 2006 “Al hospital van los que mueren” Desencuentros en salud intercultural en los Andes Bolivianos. Crónicas desde el Hospital Franklin Tello. CICAME. Hacia la Tierra sin Mal. Whitten (1987). 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 Goldáraz (2004. Knipper/Narváez/Mamallacta/Santi (1998). la capacidad de explorar y entender lo que de verdad es el problema y el deseo de un paciente es la esencia de lo que se llama “competencia cultural” en contextos clínicos.AA. 120 pp. vea: Goldáraz 2005. Con las palabras “mal viento” o “mal aire“ (Castellano) se describe condiciones de mal estar de grados diferentes (desde leve hasta muy severo con consecuencias posiblemente mortales) atribuidos al contacto con almas de difuntos o espíritus. WHO 2002. 1991b Intermediate Hosts of Paragonimus in the Eastern Amazonic Region of Ecuador. Pompeya. Pompeya.: Goldáraz (2004. VV. La “Asociación de Promotores de Salud Naporuna Sandi Yura” y la “Fundación Salud Amazónica/FUSA” son organizaciones no-gubernamentales. José Miguel 2004 Mushuk Pacha. En: Fernández Juárez. Knipper 2006. Véase tambien: Cueto (2001). Manuel 1982 Salud y Enfermedad. Experiencias propias de uno de los autores comprueban estas observaciones del Dr. véase p. Antropología de la salud y crítica intercultrual. Quito HELMAN. El nombre ha sido cambiado. Quito/Ecuador: 317-336. Uzendoski (2000). Uzendoski (2000). Tropical Medicine and Parasitology 42: 164-166 1993 La Aventura de curar en la Selva Amazónica. 1998). CICAME. CICAME. Marcos. véase: Kleinman/Benson 2006. Ayahuasca es la droga alucinógena utilizada por los yachac. que finalmente fue solucionado dentro del hospital de Nuevo Rocafuerte. Knipper (2009) 214 Bibliografía AMUNÁRRIZ. Pompeya. Knipper (2005). En: Allpanchis 56: 39-74. FERNÁNDEZ JUÁREZ. (Kawsaykama 2). Amunárriz. Cecil 2001 Culture.): Salud e Interculturalidad en América Latina. posiblemente mandados con finalidad maléfica por un yachac (Knipper/Narváez/Mamallacta/Santi. 1982. Cosmovisión y ética naporuna. Acerca del concepto de “samay”. CUETO. Quito. Arnold. y también Knipper/Narváez/Mamallacta/Santi (1998). ha sido descrito en: Knipper (2005). . 2001 Un médico Alemán en los Andes: La visión médico social de Máxime Kuczynski-Godard. que por su enfoque integral ha despertado gran atención e interés a nivel internacional. Knipper (2006). Medicina Tropical y Parasitología. Patología Tropical en la Amazonía Ecuatoriana. Un caso de colaboración estrecha entre médico y yachac. Véase. London. la herencia del espíritu. PAHO 2002. Pompeya. Una contribución interesante acerca de este punto en el contexto africano ofrece van der Geest (1997). Gerardo (Coord. 1984 Paracoccidioidomicosis pulmonar en el Nororiente Ecuatoriano. 2005). La pregunta se refiere al Hospital Andino Alternativo de Chimborazo en Riobamba. CICAME. Para el médico y antropólogo Arthur Kleinman. Abya Yala. que puede traducirse como “fuerza vital”. que organizan la atención primaria en las comunidades Naporuna (Sandi Yura) y colonos (FUSA) en casi toda la Provincia de Orellana. por ejemplo. vea por ejemplo Helman (2001) acerca de la diferencia entre “disease” y “illness” (en inglés). 1994 Crónicas incompletas sobre Patologías Tropicales. 1: 23-26. GOLDÁRAZ. es un hecho ampliamente conocido en todos los contextos culturales y analizado a cabalidad. ej. Whitten (1987).

Gerardo (Coord. Arthur. WHITTEN. 2000 The Articulation of Value among the Napo Runa of the Upper Ecuadorian Amazon. Anna-Karin (Comp.pe/ bibVirtual/Libros/Medicina/vida_amazon/ficha.edu. World Health Organization. DYNAMIS.unmsm.) 2005 Sachapi Tapusa.Salud e interculturalidad en América Latina KLEINMAN. Mauricio. DOI: 10. Abya-Yala.pmed. CICAME. acceso: http://sisbib. pp. SANTI.htm) PAHO 2002 “Traditional. Helle. D. Coca. Quito.): Salud e Interculturalidad en América Latina. 2009: 97-121 KNIPPER. Antropología de la salud y crítica intercultrual. MAMALLACTA. 1998-2003. Librería Internacional del Perú. In: Fernández Juárez. UZENDOSKI. Oxford/New York. Miguel.1371/journal. Lima (re-edición en versión digital: 2004. Quito/Ecuador: 413-432.. En: JOHANNESSEN. Patients and healers in biomedical. 1987 Sacha Runa. C. Geneva 215 . Michael 2005 “Self. dissertation University of Virginia VAN DER GEEST. Edit. Pan American Health Organization/World Health Organization SAN SEBASTIAN. Plans and Programs”. Observaciones de un médico.): Multiple medical realities. LAZAR. soul and intravenous infusion: medical pluralism and the concept of samay among the Naporuna in Ecuador”. BENSON. Acta Hispanica ad Medicinae Scientiarumque Historiam Illustrandam 29.0030294 KNIPPER. Abya Yala. HURTIG. Galo. FCUNAE y Sandi Yura. PLOS Medicine 3(10) e294. Investigaciones sanitarias en la Amazonía ecuatoriana. Norman E. 238-261. 2009 Antropología y “crisis de la medicina”: el patólogo M. pp. 9. 2006 El reto de la “medicina intercultural” y la historia de la “medicina tradicional” indígena contemporánea. Enfermedades por viento entre la gente que vivimos a la orilla del río Napo.Washington. Peter 2006 Anthropology in the Clinic: The Problem of Cultural Competency and How to Fix it. Bergahn.Ecuador KUCZYNSKI-GODARD. Kuczynski-Godard (1890-1967) y las poblaciones nativas en Asia Central y Perú. Etnicidad y adaptación de los Quichua Hablantes de la Amazonia Ecuatoriana. Sjaak 1997 “Is there a role for traditional medicine in basic health services in Africa? A plea for a community perspective”. Division of Health Systems and Services Development. NARVÁEZ. Lima: UNMSM/COFIDE. alternative and traditional medicine. PhD. Quito WHO 2002 WHO Traditional Medicine Strategy 2002-2005. Santiago 1999 Mal Aire entre los Naporuna. Complementary and Alternative Medicine and Therapies in the Americas: Policies. Tropical Medicine and International Health 2. Michael A. 903-911. Imre (Ed. Michael. Máxime 1944 La vida en la Amazonía peruana. CICAME.

Nuevo Rocafuerte ( Cortesía de Manuel Amunárriz) . 216 Figura 1 Manuel Amunárriz en acción. (Cortesía de Manuel Amunárriz) Figura 2 El hospital Franklin Tello . VV.AA.

(Michael Kniepper) .Salud e interculturalidad en América Latina 217 Figura 3 Localización de Nuevo Rocafuerte.

.

por ejemplo. y Lluís Mallart como antropólogo entre los Evuzok (ewondo. y de sus incidencias en los actos quirúrgicos tanto con fines terapéuticos como divinatorios. la palabra sobre el cuerpo nos abrirá las puertas al saber que este grupo de sociedades africanas ha elaborado sobre el mundo y las cosas. betí). 1. La elaboración de este discurso ha tenido como fuente mayor la experiencia. examinaremos en primer lugar las concepciones relacionadas con la gestación del cuerpo humano. su morfología y su funcionamiento. el licenciado Raimon Rovira como médico cirujano en el Hospital de Ngovayang. la segunda a la médica. la práctica de las autopsias y el recurso a los sacrificios de animales.CIRUGÍA Y PUEBLOS ORIGINARIOS cirugía terapéutica y divinatoria en algunas sociedades africanas Raimon Rovira Saperas Obstetra-Ginecólogo Hospital General de Vic Universidad Autónoma de Barcelona España Lluís Mallart Guimerà Laboratoire d’ethnologie et de sociologie comparative Université Paris X-CNRS Francia Sin duda alguna. en las sociedades africanas del Camerún del sur en donde los autores de la presente contribución han ejercido. . Aproximación antropológica 219 El cuerpo humano y sus representaciones Refiriéndonos en especial al grupo étnico y lingüístico de habla beti. en la zona de influencia de este hospital. En ella se tendrán en cuenta las transformaciones acaecidas más o menos recientemente en el comportamiento de los usuarios de los servicios hospitalarios. de la noción de persona. La primera parte será consagrada a la aproximación antropológica. sin olvidar las operaciones culinarias de las mujeres relativas al despedazamiento de los animales domésticos y de caza destinados a la alimentación como los simios. En nuestra contribución trataremos del cuerpo humano y sus representaciones. uno de los problemas que plantea el acto quirúrgico está relacionado con las concepciones que el individuo y su entorno social y cultural ha elaborado sobre el cuerpo. Si el cuerpo del hombre abre el camino para enriquecer el mundo con el don de la palabra. La lengua deberá darnos la medida de la manera de pensar de estos pueblos sobre el cuerpo humano.

Estas relaciones pero han de suprimirse a partir del séptimo mes. Resumiendo un poco diremos que estos pueblos conciben los procesos de fecundación y formación del feto humano como el resultado y combinación de dos elementos. La parte superior del hueso del muslo (el cuello del fémur). del cual hemos hablado anteriormente. nos parece indispensable considerar de nuevo el tema del cuerpo humano pero esta vez desde un punto de vista más empírico. lógico o social. Los terapeutas tradicionales se interesan mucho por las articulaciones del cuerpo. particularmente los huesos. Teniendo en cuenta que la oposición entre elementos duros y líquidos es más de orden simbólico que morfológico. la sangre producida por los ovarios de la mujer y el esperma del hombre. la sangre. particularmente cuando se trata de curar las enfermedades infantiles llamadas fulu nkug. testículos…). durante el embarazo. los músculos. Como ya hemos dicho. las articulaciones. término que designa también el “andamio” de una construcción. Podríamos decir que en el tratamiento simbólico del cuerpo humano.AA. como suele decirse corrientemente. su estructura. la carne. Se piensa igualmente que el aporte femenino contribuye a formar los elementos líquidos o blandos del cuerpo humano (la carne. de modelo para pensar las cosas y de pauta para establecer relaciones. por otro lado. Los huesos de estos miembros se articulan entre sí mediante las articulaciones mayores – las de los brazos y de las piernas . VV. La manera de pensar el cuerpo se articula. Si no fuera así. Y siguiendo la misma imagen podríamos decir que todos ellos contienen la carne.que reciben el nombre de edzongo. así también en el cuerpo humano se distinguen los huesos rígidos (eves) de aquellos cualificados de débiles (ntegan eves) o ligeramente elásticos (nsad eves). Ciertas anomalías patológicas pueden ser interpretadas como el resultado del disfuncionamiento de estos roles. a la manera de concebir la persona como veremos más lejos. Cuando una mujer queda embarazada se dice que su “vientre se ha cerrado” ya que deja de tener su flujo menstrual2. Estas sociedades tienen un cierto conocimiento del esqueleto que recibe el nombre de nkanela. Las cuatro extremidades del cuerpo reciben el nombre de enam. la carne y el barro siendo en el ámbito simbólico elementos femeninos. La observación del cuerpo. Para ello. En todas las culturas. y las menores – las de los dedos – que reciben el nombre de mvònòlò.Y de la misma manera que en la construcción de una casa no solo se distinguen los “palos machos” (minnom mi mvi) de los “palos hembras” (beyal be mvi) sino también los bibaga. los cartílagos. ya sean de orden espacial. riñones. El cuerpo humano sirve o ha servido de medida del universo1. Entre estos elementos suelen señalarse los huesos. la sangre se mezcla entonces con el esperma y ambos elementos biológicos contribuyen a la formación del feto. hechos de tija de las palmera de rafia atadas horizontalmente y a ambos lados con lianas (nlon) a los palos machos y hembras para contener el barro de los muros. la médula. la grasa. la sangre…) mientras que el masculino contribuye a la formación de los elementos sólidos. las venas. Los cartílagos y las costillas formando parte de estos últimos. los tendones. los intestinos. el pensamiento procede por simplificaciones que no hace cuando se trata de traducir los hechos observados. mientras que la articulación de la rótula es llamada ngòg abòn. temporal. pérdida de agilidad) y a su volumen . el hombre ha de mantener relaciones sexuales frecuentes con su mujer con el fin de contribuir a formar especialmente la masa ósea y la grasa del feto. en particular a sus huesos (desarrollo excesivo de la masa ósea. 220 Nos estamos refiriendo a unas sociedades que tradicionalmente han sido ágrafas y que han hecho de la palabra dicha el modo principal de transmisión de sus conocimientos. relacionadas precisamente con la disfunción de los roles en el proceso de gestación del feto3. el esperma y otras substancias más o menos líquidas. “el marido debe alimentar a su futuro hijo”. que se articula con la base del tronco (odug) recibe el nombre de akii ebog. permite constatar (y nombrar) una serie de elementos orgánicos difícilmente reductibles a la simple oposición duro / líquido. los distintos órganos (corazón. cuando se considera que el feto ya está suficientemente consolidado. las relaciones sexuales deben ser frecuentes durante este periodo ya que. los aspectos simbólicos asociados al cuerpo son numerosos e importantes. se piensa que un exceso de esperma causaría perjuicio al feto. en efecto.

los terapeutas más predispuestos a formalizar su saber afirman que el cuerpo humano está dividido en tres partes principales (ngab): la superior. pérdida de substancias grasas) y ciertas distrofias óseas (raquitismo) juveniles – que por cierto reciben el mismo nombre (enyungi) – son atribuidas a los excesos sexuales (pérdida precoz e inconsiderada de esperma) y a las relaciones incestuosas (esperma incompatible) Es útil recordar que estos pueblos establecen una relación muy estrecha no solamente entre el esperma y los huesos. A cada una de estas partes corresponde al menos un órgano principal: el corazón y el complejo hepático a la primera. el músculo gemelo de la pantorrilla el músculo pectoral los músculos extensores. . El análisis lingüístico del lenguaje sobre el cuerpo podría darnos la medida de este saber que. sino también entre el esperma y la grasa y. la parte posterior. los órganos genitales a la segunda y los riñones a la tercera. Los terapeutas de estas sociedades no solo describen el cuerpo humano en su estructura sino también en sus funciones principales: las funciones de los órganos de la cavidad torácica. y finalmente. en efecto distingue: mekan (plural de akan) mebè (plural de abè) las masas carnosas de la parte inferior y posterior del tronco. se considera problemático que el niño tenga un excesivo peso al nacer. etc. Hemos dicho que en el proceso de gestación del feto. designando a la vez con el término evog la parte más próxima de la ingle. formada por la columna vertebral (nkag). Inversamente. Por estas razones. la inferior. las funciones digestivas y nutritivas. que comprende la cabeza (nlo). El ombligo (dòb) siendo considerado como el punto capital que marca el límite entre la parte superior e inferior. de mencionarlo y de recordar que en estos pueblos africanos existe ciertamente un saber anatómico y fisiológico forjado a través de generaciones que debe valorarse en sí mismo y no en relación con otros conocimientos. las funciones de los riñones. Cuando el volumen del recién nacido sobrepasa el ideal de estos habitantes de la selva camerunesa y se atribuye a unas relaciones sexuales mantenidas más allá del tiempo prescrito por la costumbre. es decir el muslo. en consecuencia.mvus: músculo extensor de la espalada músculo anterior del brazo (bíceps) 221 obam mbyam: abe toe mbig nkaman Por lo que respecta la estructuración del cuerpo. . mientras que el aparato digestivo. Además esta circunstancia podría hacer difícil el parto. entre los muslos y la cintura parte carnosa que va desde la ingle a la rodilla. tiene sus fundamentos en los actos quirúrgicos destinados a la disección de los cadáveres. la carne (nson) se debe a la contribución de la sangre de los ovarios. Al describir estas partes carnosas. la carne se alimenta y se renueva constantemente gracias a la sangre y a las substancias grasas y viscosas derivadas de las funciones digestivas. La lengua ewondo. la caquexia (adelgazamiento. Durante la vida del ser humano. al menos. No es el momento de extendernos en ello pero si. estos pueblos suelen utilizar el plural (minson) del término que significa “carne” (nson) lo que parece sugerir la diversidad muscular que ofrece el cuerpo humano. que va desde el fondo de la gola (engon) hasta el ano (elan) asegura su articulación. al menos en parte. que comprende el aparato genital masculino (byem bi fam) o femenino (byem bi bininga).Salud e interculturalidad en América Latina (exceso de grasa). la caja torácica (nnem) y la región del hígado (bisëk). entre todos estos elementos y el principio de filiación patrilineal. los terapeutas tradicionales tratan de una manera especial las articulaciones del recién nacido administrándole una purga para hacerle eliminar el esperma que se piensa habrá absorbido durante su vida intrauterina.

la salud y la enfermedad. en este mundo. VV. debemos examinar algunos aspectos relacionados con la noción de persona. bulu y fang que habitan en el Camerún del sur. aparece identificado. en la mayoría de las sociedades africanas en que este principio vital considerado generalmente por la literatura antropológica como el principio de la brujería. la noción de evu es fundamental para entender no solamente la noción de persona sino el sistema de pensamiento o de representaciones sobre el mundo y la sociedad. Entre los beti. El mangu de los Zande. siendo pues susceptibles de recibir sentidos distintos. Y esto nos parece importante afirmarlo para no empobrecer estas figuras del pensamiento elaboradas para edificar una visión del mundo. De este último se desprende que se proceda a una cierta distinción y clasificación de los evu. como un principio o una fuerza vital que otorga a sus poseedores el poder de acceder al conocimiento de un mundo invisible a los ojos de los profanos y gracias a este conocimiento actuar en beneficio propio o en detrimento ajeno. El evu puede separarse temporalmente de su envoltorio corpóreo y acceder al mundo asociado a la noche en donde puede ver el lado oculto de la realidad y adquirir así aquel otro conocimiento que le permitirá. el evu de la habilidad (evu akën) atribuido por ejemplo a los trovadores o grandes terapeutas rituales…. el endjanga de los Mitsogo. Son muchas las sociedades africanas que han elaborado una visión del mundo. el likundu de los Masango… Conceptos parecidos se encuentran en otras partes del mundo como el mana de Melanesia. el evu de la malignidad (evu metom)… El evu se adquiere únicamente por vía sexual en el caso que los padres sean en su posesión y quieren transmitirlo a su futuro hijo. el mundo de las realidades sensibles. político o económico. se reseña la disección de los cadáveres. el orden y el desorden. del hombre y de la sociedad basada en un principio análogo al que rápidamente acabamos de describir. en positivos y negativos según el uso que su poseedor haga del mismo. Un evu negativo puede ser (ritualmente) transformado en positivo y viceversa. Las intervenciones quirúrgicas “post mortem” De todos modos. el orenda de los indios Siux. el tsav de los Tiv. careciendo de aquel principio. superar con creces sus propios desafíos familiares. es decir ni positivo ni negativo. el ndoki de los Kongo. En el momento del nacimiento y según nuestra opinión el evu es indiferenciado. La noción de persona Para entender el porqué de estos actos quirúrgicos “post mortem” o autopsias. en el ámbito terminológico. laborales. Podemos decir que el evu es considerado como un elemento constitutivo de la persona. el evu de la esterilidad o del egoismo (evu mebenga). Ella no es definitiva.AA. Solo el ritual que tendrá lugar en la pequeña infancia hará que el evu adquiera su propia especificidad. sociales… ya sea para el bien de la comunidad ya sea para actuar contra ella. el evus o evur de los Fang. En una primera tentativa de explicación los habitantes de esta región de África describen el evu como una especie de sustancia orgánica. las otras. Claude Lévi-Strauss examina este tipo de nociones y las considera como unas categorías vacías que el pensamiento se sirve para representar de alguna manera un valor indeterminado de significación. 222 . Así. el éxito y el fracaso… Este sistema aparece estructurado a partir de la oposición entre evu (su posesión) y ausencia de evu (su no posesión). incluso contradictorios según las circunstancias. la vida y la muerte. representado o asociado a un elemento anatómico. los beti distinguirán el evu de las riquezas (evu akuma). el evu de la palabra (evu edzoe) atribuido a los buenos oradores. sin nada en el vientre – como suele decirse . un intestino o un pólipo visceral que tiene su sede en alguna parte del vientre de unas determinadas personas. el pumethé de los Pumé…En la introducción a la obra de Marcel Mauss. ambos pueden perder su propia eficacia y adquirir el estatuto simbólico de neutro o indiferenciado (akud) como en el momento del nacimiento. Así pues no siempre estas nociones son reductibles a la magia y a la brujería.son tenidas por incapaces de obtener un reconocimiento social.

Si el caso de los Azande es emblemático en los estudios antropológicos. tratando de un tema muy distinto. en 1899. mujeres. en la región de Ngounie. Aquí también su desaparición coincide con el proceso colonial. su práctica solo quedaba en el recuerdo de los más ancianos que habían sido testimonios oculares. Entre los beti del Camerún del Sur la práctica de la disección por los motivos señalados ha existido con toda seguridad y ha desparecido por las mismas razones que en los casos citados. en la primera se descubre que la persona autopsiada poseía el mangu.Salud e interculturalidad en América Latina En 1937. André Rapolda-Walker y Roger Sillans (1962) señalan lo siguiente: Antiguamente. no es el único. Evans-Pritchard nos transmite dos narraciones de autopsias. oracles and magie among the Azande. fuera la que fuera la causa de la muerte: ancianos. estaban sometidos a ella. nos comunicó un pequeño cantodivisa del loro con estas palabras en lengua ewondo que traducimos: Të mod adzeb nana… oooo…! Akumkoe angadan vë nana mëyeme Të mod adzeb nana Makë non ntub a Ekoa Makë non ntub a Ekoa Que nadie se atreva a enterrar mi madre… ¿entendidos? El pequeño pájaro con pico de loro ha acusado demasiado a mi madre de ser una bruja Que nadie se atreva a enterrar mi madre… ¿entendidos? 223 . El autor señala el testimonio de un Zande con las palabras siguientes: Los Azande piensan que la brujería se encuentra dentro del hombre. En este libro que es un clásico de la literatura antropológica4. hombres. Su práctica que al autor señala como muy antigua empezó a desparecer con la conquista colonial. Muchos otros autores han dado testimonio de ello. Evans-Pritchard publica su Witchcraft. jóvenes. Los Azande piensan que la sustancia de brujería es una cosa redonda que se encuentra en el intestino pequeño. muchachas e incluso niños pequeños. […] Actualmente esta práctica ha desaparecido casi completamente. le abrían el vientre para buscar la sustancia de la brujería. En su libro Rites et croyances des peuples du Gabon.E. las autopsias se hicieron más frecuentemente. al autor consagra un capítulo al problema de las autopsias entre los Azande del antiguo Sudan anglo-egipcio. Y según el autor británico es considerado como una sustancia orgánica hereditaria que puede ser revelado en el momento de la autopsia. la práctica de la autopsia ritual era uniformemente y rigurosamente observada en todo el país. Durante nuestro trabajo de campo. Cuando antiguamente mataban a una persona. habiendo pedido expresamente que después de su muerte se procediera a la autopsia practicando para ello los oráculos necesarios. en la segunda se trata de una autopsia practicada a un anciano que deseaba que su memoria apareciera limpia de las acusaciones de practicar la brujería5. los autores establecen una equivalencia lingüística del término evus (evu entre los beti) siguiendo las distintas etnias y lenguas del Gabón6. civiles y religiosas. en el interior más remoto del país. libres o esclavos. E. aunque algunos testimonios parecen señalar que con la anarquía creada con la penetración europea. Uno de ellos. Según su sistema de representaciones los Azande piensan que el mangu (equivalente más o menos a la noción de evu que hemos mencionado) es el principio de la brujería. adultos. En otro momento de su libro. El etnógrafo alemán Günter Tessmann en su obra Die Pangwe (1913) sobre los Fang de la actual Guinea ecuatorial hace mención de las autopsias practicadas por este grupo con el fin de verificar si el difunto estaba en posesión del evu 7. en una u otra población. Si dicha sustancia se encontraba en el vientre decían que el hombre era un brujo. Solo se practica en algún rincón alejado. Pasando primero a la clandestinidad antes de desaparecer ante las prohibiciones y amenazas de las autoridades coloniales.

AA. VV.

Voy a buscar al que abre (los vientres) a Ekoa Voy a buscar al que abre (los vientres) a Ekoa 8 Ntub es un nombre que recibía este médico forense encargado de las autopsias aunque no fuera ni médico (tradicional) ni estuviera adscrito a ningún foro particular. Este nombre es un derivado del verbo tub que significa “abrir”, adscrito a la clase nominal 3, significando “el que abre”. El canto divisa deja entender que el hijo del loro se propone llamar a este personaje para proceder a la autopsia y verificar si aquellas acusaciones del pájaro akumkoe eran ciertas. Los bamileké viven en el oeste del Camerún. Aunque posean una lengua distinta a la de los beti y tradicionalmente se organizan siguiendo las pautas de un sistema político distinto (sistema de jefaturas), en su sistema de representaciones se encuentra la noción de tok muy próxima a aquella de evu que hemos examinado. Por esta razón no es nada extraño que se haya practicado la autopsia para verificar si las personas que eran autopsiadas eran poseedoras de la sustancia relacionada con la brujería o eran víctimas de la misma. El año 1985, el Bulletin d’ethnomédecine publicó un informe operatorio (anónimo) de una disección “post mortem” publicado anteriormente (1974) en Afrique médicale (1974, 13 (118)) que merece nuestra atención: Elle doit titre pratiquée [l’autopsie] après toute mort qui ne semble pas naturelle. Comme il n’y a que les gens très âgés qui ont une mort naturelle, toute personae morte de maladie doit être autopsiée. Pourquoi? Dans l’esprit bamiléké, rien n’est du au hasard, tout est déterminé par le monde invisible qui régit le monde visible. Ce monde invisible est constitué par les ancêtres et par certaines puissances du mal, que l’on appelle sorciers.. Celui-ci est un homme qui a un comportement normal pendant le jour et qui, la nuit, se transforme en vampire [1] qui va “manger les âmes” des enfants ou des grandes personnes pour les faire mourir. Les sorciers, qui ignorent leur état second, agissent de préférence dans leur propre famille: tel père pourra manger son frère ou ses enfants, telle femme pourra manger l’enfant de sa co-épouse. Des le décès du frère ou de l’oncle, la famille demande leur autopsie, afin de pouvoir rejeter sur eux la responsabilité des décès enregistrés dans la famille ou, au contraire, laver la famille du défunt de tout soupçon de sorcellerie. C’est l’autopsie en effet qui donne la réponse, le corps du sorcier présente toujours une anomalie: absence de la vessie, poumon “panthère”, serpents dans l’abdomen, etc. La pratique de l’autopsie, qui est générale, a donnée aux Bamiléké une connaissance du corps humain que les autres tribus d’Afrique n’ont pas [2]. Afin de se représenter le déroulement d’une autopsie, nous allons en décrire une. Une jeune femme est morte après une nuit passée a l’hôpital de Dschang; le corps est apporté au village ou l’autopsie a lieu; il a «absence de vessie»; on pense que le sorcier meurtrier est le père de la femme. Quelques jours plus tard meurt un de ses enfants âgé de 3 ans. Cette double mort renforce l’opinion que l’autopsie du père doit être faite. Le père meurt lui-même dans le mois; son corps est porté sur une couverture au milieu de la cour de sa maison. Les femme: sont groupées d’un côté de la cour; les hommes de l’autre; les femmes dansent et se lamentent. Avec un couteau, le cadet du défunt ouvre très habilement l’abdomen, coupe les cartilages chondro-costaux et relève le grand lambeau thoraco-abdominal. Il écarte les intestins et trouve la vessie. Il n’y a pas de masse, sur la grande courbure de l’estomac. La rate est soulevée, mais elle est adhérente et se déchire. Le foie est récliné soigneusement pour montrer la vésicule. Le rein gauche est adroitement exposé; le doigt de l’opérateur désigne un petit kyste du pôle supérieur du rein. Après décollement du côlon gauche et de son meso, la veine mésentérique inférieure pleine de sang est montrée. Elle ressemble a un serpent. La veine cave aussi, elle bombe anormalement. Le rein droit est normal. Le poumon gauche montre son corps de «panthère». Il est truffé de bulle d’emphysème du plus bel effet, sa partie déclive est lourde de sang. Le poumon droit ne présente qu’une symphyse pleurale.

224

Salud e interculturalidad en América Latina

Enfin le cœur: les assistants sont perchés sur le cadavre et donnent des indications sur la meilleure façon d’ouvrir le cœur. L’opérateur incise le sillon interventriculaire et l’aorte. Du sang s’échappe et un long caillot blanc est extrait du ventricule gauche et de l’aorte. Le caillot tient aux piliers de la valvule mitrale, il se rompt en trois morceaux qui sont jetés à côté du corps sur la couverture. L’autopsie n’a duré qu’une vingtaine de minutes. Le frère cadet adjure les assistants de bien tout remarquer afin qu’il ne s’élève aucune contestation. Il appelle l’épouse du défunt et lui montre la rate, les grosses veines, le poumon gauche et le caillot cardiaque comme preuves de sorcellerie. Et il termine sur ces mots: «Ce frère aîné a toujours été mauvais pour moi: j’ai eu 31 enfants et combien m’en restent-ils?» Les pleurs, les chants et les danses de femmes sont arrêtés aussitôt: il n’y aura pas de repas de funérailles, car un sorcier doit être enterré sans cérémonie. Pour les Bamiléké, l’autopsie est une sorte d’examen que doit passer le mort afin de savoir si ses descendants devront lui rendre le culte dû à un ancêtre ou, au contraire, le laisser tomber dans l’oubli. Ignoramos en que fecha fue realizada esta autopsia. Por algunos datos internos al informe su redactado parece mucho más cercano a nosotros que los testimonios citados anteriormente. De todas formas si esta práctica ha desaparecido no podemos decir lo mismo de las creencias que la motivaron, éstas, al contrario, se han reforzado e incluso adaptado a las nuevas circunstancias, según la opinión de la mayoría de autores que han estudiado estos fenómenos en esta parte de África. Incluso podríamos decir que la prohibición de estas autopsias que aparecían como una forma de control de la brujería no ha hecho otra cosa que desarrollar el convencimiento de que la brujería sin ellas actúa más libremente que nunca. Es interesante constatar el cambio de perspectiva existente entre el occidente y el mundo africano. En Europa, las disecciones fueron combatidas por razones ideológicas: la Iglesia las consideraba como una profanación del cuerpo elevado al rango de templo del Espíritu Santo9. En África, como acabamos de ver, el discurso ideológico sobre entidades como el evu y sus creencias en la brujería impulsaban, al contrario, a la práctica de la disección y podían ser un obstáculo, en ciertos casos, para las intervenciones quirúrgicas de carácter terapéutico. Algunas concepciones etiológicas Una de las distinciones fundamentales en el àmbito etiológico de estas sociedades es aquella que se establece entre las enfermedades, llamadas “simples” y las “indígenas”. No se trata de unas enfermedades con una patología particular que las distinga. En principio podria decirse que cualquier enfermedad puede ser “simple” o “indígena”. Esta oposición no corresponde a aquella que la medecina occidental estableceria entre enfermedades “leves” y “graves”. Las enfermedades “simples” son aquellas (leves o graves) que se atribuyen a causas naturales; mientras que las “indígenas” son aquellas que se atribuyen a causas relacionadas con el sistema de representaciones (simbólicas, sociales, rituales…) propias de estas sociedades. Cuando una enfermedad se considere como “indígena” ello quiere significar que primero debe “tratarse” siguiendo las pautas establecidas por el sistema de pensamiento autóctono (reuniones familiares, recurso a los terapeutas tradicionales especializados que son algo más que simples terapeutas, tratamiento ritual de la enfermedad…). Una vez la enfermedad “indígena” ha sido “tratada” de esta forma puede darse perfectamente el caso que el enfermo sea dirigido por su familia o entorno hacia los centros hospitalarios. Las enfermedades indígenas pueden ser “diurnas” o “nocturnas”. Estas últimas son aquellas que se relacionan con el evu: una persona puede ser víctima de la acción de un poseedor de evu antiso-

225

[1] [2]

El autor de este informe utiliza este témino popular de nuestro imaginario para describir el elemento constitutivo de la persona que según las concepciones de estos pueblos puede separarse del cuerpo. Esta afirmación del autor no nos parece cierta.

AA. VV.

226

cial o víctima de su propio evu. Las “heridas” causadas a un evu (para nosotros unas heridas imaginarias) pueden provocar distintas patologías y se piensa que pueden conducir a la muerte de su poseedor si no son tratadas ritualmente. Se piensa que la extirpación del evu puede provocar igualmente la muerte de la persona que lo posee. El año 1972, los autores de la Memoria Ngovayang II: un village du sud-Cameroun. Contribution à une étude de la santé en Afrique 10, Barthélemy Amat i Tònia Cortadellas escriben: Nous pouvons affirmer la crainte qui entoure l’opération chirurgicale des fibromes de l’utérus. Enlever totalement la tumeur signifie, pour eux, enlever l’evu et en conséquence la femme ne pourra pas continuer à vivre. Une fois même, nous avons dû abandonner l’edée d’opérer11 un fibrome sous l’anesthésie rachidienne (utilisée courammmet pour nos opérations). La femme était reconnue en posesión de l’evu par ses voisins; elle souhaitait étre opérée bien plus pour les convaincre qu’elles n’avait pas l’evu que pour étre délivrée de ses douleurs et des ennuis fonctionnelles. Elle prouverait étre sans evu puisque une fois la tumeur enlevée elle continuarait à vivre. Malgré ces reflexions, elle était dans un tel état d’excitation et de crainte, que même avec une forte médication sédative préalable, les doses normales d’anasthésie rachidienne n’ont pas réussi à obtenir l’insensibilité nécessaire pour l’opération. Au grand désespoir de la femme, et à la satisfection de ses voisins qui voyaient se confirmer leurs soupçons; nous lui avons conseillé d’aller à l’hopital de Ebolowa qui disposait des moyens de réaliser une anesthésie générale. Nous ignoroens la suite. (vol II., p. 278-279) Teniendo en cuenta que los partos distócicos pueden tener incidencias operatorias si las parteras se dirigen a los servicios hospitalarios, creemos necesario aportar algunas indicaciones sobre los supuestos de los mismos en los sistemas médicos tradicionales. Los partos distócicos son atribuidos en general a la acción nefasta del evu. Cuando se presenta una anomalía juzgada grave, se sospecha que la partera está en posesión de esta fuerza o principio que a causa de un pacto llamado akyaè 12 según el cual la mujer habría recibido grandes beneficios (un esposo rico, muchos hijos…) a cambio de la muerte durante el parto del último de sus hijos e inclusive de la suya propia. Es así como se atribuye al evu cualquier presentación viciosa del feto, los dolores excesivamente fuertes de la partera, el retraso de la expulsión del niño y, en general, todas las distocias, cualquiera que fuera su naturaleza. En todos estos casos, se considera que el evu es el obstáculo mayor o agente principal atribuyéndole el acto de “cortar el camino”. Cuando un parto se presenta en estas condiciones y que la acción de las comadronas tradicionales es juzgada insuficiente, se recurre entonces al gran curandero (ngëngan) con poderes para neutralizar la acción de aquel evu negativo. Según la expresión local, se suele decir que el gran terapeuta debe en estas circunstancias “romper los dientes del evu” es decir liberar la vía vaginal de su presencia nefasta. Escuchemos los testimonios siguientes: Aquí tienes la planta llamada tsama-tsama 13 que expulsa el evu. Cuando una mujer está dando a luz, y el niño encuentra su camino cortado, busco esta planta, la planta tsama-tsama. Machaco sus hojas junto con nueve granos de la pimienta ndon. Hago una serie de escarificaciones en la parte baja del vientre. Después, las friego, friego, friego… Oigo el ruido del niño que se desplaza hacia la parte superior del vientre, luego el niño sale. El evu corta el camino de la mujer para obstaculizar la expulsión del feto. Es así como muchas mujeres mueren con su niño en el vientre.. El hermano de mi padre era un gran curandero. Practicaba el “baño ritual” a la gente. Preparaba la pasta de pepitas de calabaza. Cogía al mismo evu con sus manos. El evu es como una pequeña araña14. Se muestra con unos dientes muy afilados como cuando actúa en el mundo de la noche para hacer el mal. El gran curandero rompe los dientes de esta pequeña araña: kes, kes, kes, kes.. No lo hace de la nada. Obtiene el poder de hacerlo de las hierbas en particular de aquella que se llama abomendzana. Tiene miedo de que el evu no coja su mano, el evu inmoviliza las manos, las hace temblar. El evu no es nada bueno…! El evu actúa de esta manera en el momento del parto puesto que busca estropear el embarazo de la mujer. Cuando un gran curandero ve como el evu se acerca para matar al niño, cuando ve una cosa pequeña algo así como una araña: ngam, ngam, ngam, ngam.. entonces lo coge entre sus dedos y le rompe sus dientes. Inmediatamente después, lo introduce de nuevo a través del ano.

Salud e interculturalidad en América Latina

Según el sistema de representaciones de estos pueblos, el individuo, hombre o mujer, que posee el evu, nace y debe morir con él. Es el sentido del gesto del gran curandero cuando introduce el evu de la mujer a través de su ano. Es una forma de lenguaje gestual simbólico. El gran curandero no puede (o no debe) liberar el evu de su paciente de una manera definitiva. Ello causaría su muerte. El gran curandero solamente debe debilitar su fuerza. Suele decirse todavía que cuando el gran curandero “rompe los dientes” del evu y lo introduce en el vientre de la mujer, lo hace dándole una nueva posición de manera que no pueda ver nada por delante de él, ni salir de noche para practicar la brujería. Esta práctica terapéutica se propone reducir a nada la fuerza antisocial del evu pero sin hacerlo desaparecer. Otro caso de distocia atribuida al evu es la presentación viciosa del feto que se suele designar con el nobre de dzuli: Cuando el niño se presenta por los pies o por el brazo, nosotros decimos ave kui dzuli: el niño sale al revés. Cuando el niño se presenta de esta manera yo no me sirvo de medicamentos, solo de mis manos: abro el camino… (menganed) Si la mujer no posee el evu, el parto ira bien; si al contrario lo posee, ira muy mal. Cuando el niño se presenta al revés, es necesario que alguien de la familia cambie de lugar todas las cosas de la casa para que la mujer no vuelva a parir de esta forma. En ewondo se designa con el nombre de nlad el caso de una mujer que presenta una pelvis demasiado estrecha. Suelen distinguirse dos casos: cuando se trata de una anomalía de conformación o de inclinación congénita que hace difícil o imposible el parto. Se considera como un defecto natural. El segundo caso de nlad comprende distintas distocias que se atribuyen ya sea a la obstaculización del “camino” de la mujer por su propio evu, ya sea a un exceso de volumen del feto, este último caso siendo atribuido como ya hemos dicho a un exceso de esperma absorbido durante su vida intrauterina. Estas indicaciones nos parecen importantes para comprender ciertas reticencias a la práctica de operaciones quirúgicas como la cesárea. 2. Aproximación médica

227

Las intervenciones quirúrgicas terapéuticas Mi experiencia en África, Camerún, departamento del Océano, prefectura de Kribi, subprefectura de Lolodorf es que la cirugía como tal tiene un grado de aceptación bastante razonable; los problemas pueden surgir cuando el acto quirúrgico puede estar relacionado con el discurso tradicional sobre la fecundidad o esterilidad, sobre algunos aspectos de la obstetricia tradicional o sobre algunas ideas relacionadas con la brujería… tanto por la población Bantú (Ngumba, Fang, Ewondo, Betí Bassaa, etc.) como por la Pigmea (en esta zona existen numerosos poblados-campamentos Bagyeli). Al margen de estos casos particulares, la aceptación de los tratamientos quirúrgicos era tal, que los enfermos pedían por ejemplo ser intervenidos por sufrir cefaleas (dolor de cabeza) u otras patologías no subsidiarias de tales tratamientos. Siendo la producción y venta de cacao la más importante, por no decir la única fuente de ingresos, en la época de su venta a las compañías procedentes de Kribi, los hombres y las mujeres reservaban una parte de la paga para intervenciones quirúrgicas de las que estaban pendientes, siendo la cirugía de las hernias el paradigma de ellas. Conocían el peligro que supondría el que se produjera un estrangulamiento de las asas intestinales contenidas en el saco herniario. Ello podía representar la muerte en caso de no poder ser atendidos en un centro sanitario que dispusiera de un profesional médico o enfermero cirujano. La incidencia de las hernias en la población general es alta y se explica por el tipo de trabajo y esfuerzos que realizan tanto hombres como mujeres, asociado a una debilidad de los tejidos que conforman la pared abdominal debido a una alimentación baja en proteínas desde la infancia.

AA. VV.

228

Fuera de los casos señalados no recuerdo que los enfermos y su entorno familiar pusieran reparos cuando la solución de la enfermedad que padecía el paciente pasaba por una intervención quirúrgica. Las dificultades provenían sobre todo en el hecho de cómo hacer frente al pago de la misma. A pesar de que los precios de los diferentes procedimientos quirúrgicos eran bajos, no por ello eran gratuitos. Los enfermos o sus familiares lograban en la mayoría de los casos aplazar el pago de la intervención hasta disponer del dinero procedente de la venta del cacao. El resto del dinero que percibían, se destinaba a la bebida en el caso de los hombres y a la compra de ropa y aperos culinarios en el caso de las mujeres. El problema del pago se presentaba cuando se trataba de una intervención quirúrgica urgente y por tanto imprevisible o bien cuando la persona vivía sola y no disponía de recursos económicos. Recuerdo que en una de las consultas descentralizadas del hospital al país Evuzok, a 60 kilómetros, aproximadamente, o a 2 horas de viaje, visité a una mujer en su domicilio afectada de una anemia grave por la que requería un ingreso hospitalario para su estudio y tratamiento. El problema que surgió era que la señora no podía ingresar en el hospital porque vivía sola, no tenía familia, ni disponía de recursos para hacer frente a los gastos que se derivarían. Cuando comprendí el problema, que costó mucho porque el lenguaje verbal me era extraño, reaccioné manifestando al público congregado que si no se hacían cargo de los gastos del tratamiento de la mujer, dejaríamos de seguir desplazándonos regularmente desde el hospital para aproximar el tratamiento y la prevención a dicha comunidad. Los vecinos, finalmente, se hicieron cargo de los gastos y la señora se curó El hecho de que los enfermos pasaran por un tratamiento quirúrgico, era motivo de la compra y estreno de nuevos paños y de ropa de cama, motivo de lucimiento durante los días de estancia en el hospital. Esto era muy evidente en las parturientas que daban a luz en el hospital (una minoría, por cierto, ya que la mayoría daban a luz en sus poblados). Ellas lo completaban con la canastilla o ropita para el recién nacido. Aclaro que el Hospital de Ngovayang no proporcionaba ni la ropa de la cama, ni la comida durante el ingreso del enfermo/a o de la parturienta; es decir, no disponía de servicio de hotelería. Ello obligaba a que, durante el ingreso hospitalario, algún familiar le acompañara y le procurara la comida necesaria para su alimentación. Un hecho que pude comprobar era la escasa o nula aceptación del parto por cesárea. El hecho de que una mujer no diera a luz por vía vaginal, era mal aceptado. La cesárea en países en vías de desarrollo, solo tiene que practicarse si es estrictamente necesaria, ya sea para salvar la vida de la madre o bien la del hijo, para que nazca sano y sin que sufra lesiones, sobre todo de tipo neurológico que le incapacitarían para llevar una vida útil y sana, en un medio donde la supervivencia no es fácil. Según la OMS la tasa de cesáreas en países en vías de desarrollo, no debe ser superior al 2%, no como en nuestro país donde esa tasa supera el 20 y el 35%, dependiendo de si el parto tiene lugar en un centro público o privado. Por este motivo, voy a relatar otra experiencia que viví durante mi estancia en Camerún. Desde el hospital, un equipo de enfermeros/ras y yo mismo, nos trasladábamos aproximadamente una vez al mes a zonas alejadas del hospital, para poder atender a pacientes y controlar a las embarazadas que debido a dicha distancia no podían acudir a visitarse de forma regular al hospital. En el transcurso de uno de estos desplazamientos, vino a visitarse una embarazada que caminaba cojeando con mucha dificultad; la gestante había padecido en su infancia una poliomielitis, cuya consecuencia fue una atrofia muscular en sus extremidades inferiores y posteriormente una deformidad importante de su pelvis ósea. La posibilidad de tener un parto por vía vaginal era nula, por eso le aconsejamos que al final de la gestación se desplazara a vivir cerca del hospital (la gente, en general, tenía algún pariente que vivía cerca del hospital o a falta de ello, el hospital disponía de una casa de pasaje), para programar un parto por cesárea. Ella así lo hizo y el parto por cesárea tuvo lugar sin más incidencias. La mujer quedó de nuevo embarazada y a pesar de que le explicamos, como en el embarazo anterior, la necesidad de practicar de nuevo una cesárea, ella recurrió a la medicina tradicional y encontró a un curandero que le aseguró que su parto sería posible por vía vaginal. Llegó el día del parto y la estrechez y deformidad de la pelvis que

Salud e interculturalidad en América Latina

padecía la mujer, impidió el parto por vía vaginal, muriendo, como nos informaron posteriormente, la madre y su hijo. Habia leido de la utilización de plantas medicinales para facilitar el parto, en caso de distocia. El empleo de plantas con actividad útero tónica, es decir para aumentar la frecuencia e intensidad de las contracciones durante el trabajo de parto (actividad oxitócica) la pude comprobar en dos ocasiones durante mi estancia en el Hospital de Ngovayang. Se trataba de dos parteras que inicialmente el parto, como era habitual se había desarrollado en su casa del poblado al que pertenecían. Las dos acudieron al hospital, debido a que el parto se alargaba y la mujer no daba a luz espontáneamente. Al practicarles el primer reconocimiento médico para ver cual era la causa de la distocia, cual fue mi sorpresa, pues comprobé que en la vagina de las dos mujeres existía un puñado de hierbas. Supuse que se trataba de hierbas con efectos facilitadores del parto, tanto a nivel del útero para aumentar las contracciones, como a nivel local por el efecto lubrificante de la vagina. Una de ellas llevaba ya su hijo muerto intraútero y la otra fue sometida a una cesárea ya que era portadora de una pelvis estrecha que impedía el parto por vía vaginal. He de decir que la relación con las personas que practicaban la medicina tradicional, en mi caso fue muy buena. Ellos sabían qué padecimientos o enfermedades podían curar y sabían cuales eran las que podían ser tratadas por la medicina llamada occidental. Si hablamos de la intervención denominada Histerectomía (extirpación del útero), las causas por las cuales esta intervención está indicada son varias, pero una de las más frecuentes es por la presencia de miomas o fibromas uterinos, que siendo tumoraciones benignas del útero, son causa frecuente de esterilidad (imposibilidad por parte de la mujer de quedar gestante) o de infertilidad (imposibilidad de llegar a término, una vez la mujer ha conseguido el embarazo). Esta es una patología más frecuente entre la población subsahariana que la europea y un motivo frecuente de consulta, sobre todo por las hemorragias y dolores frecuentes que provoca en el momento de la menstruación. Muchas de estas mujeres portadoras de múltiples y grandes miomas manifestaban no haber podido tener hijos hasta el momento presente, con los consiguientes problemas a nivel de la pareja y social, ya que la mujer que no da hijos a su marido tarde o temprano es repudiada y no encontrará otro hombre con quien formar una familia. El hecho de tener hijos es una garantía para los padres cuando sean mayores y no puedan trabajar en el campo. Por eso son muy bienvenidos tantos como sea posible, naturalmente, teniendo en cuenta la elevada mortalidad infantil. La indicación de extirpar el útero en estas mujeres con grandes miomas y sin hijos se presentaba a menudo. Para evitar que estos miomas se reprodujeran, la indicación adecuada era extirpar todo el útero; pero, en seguida, me di cuenta hablando con las mujeres y escuchando la opinión de los enfermeros del hospital de que el útero debía ser conservado a toda costa, para que la mujer pudiera seguir teniendo cada mes la menstruación. La mujer no podía decir a su marido que sus menstruaciones habían desaparecido. En este caso, el marido pensaría que su mujer nunca podría darle descendencia y la mujer sabía que pronto sería repudiada. Es por estas razones que tuve que evitar siempre que fuera posible, la extirpación del útero y proceder sólo a extirpar los miomas para que la mujer siguiera menstruando, aunque muchas veces yo sabía que nunca quedaría embarazada. Si hablamos de las fracturas, a pesar de mi amplia formación para poder tratarlas adecuadamente y siendo una patología frecuente, debido al trabajo con mucho esfuerzo físico necesario y arriesgado que llevaban a cabo, mi experiencia es que traté a muy pocos pacientes fracturados. Las personas con fracturas recurrían a la medicina tradicional, siendo los pigmeos los que gozaban de mucho crédito para su tratamiento. Practicaban tracciones, extensiones y contra tracciones, intentando poner frente a frente los fragmentos de los huesos, siguiendo la dirección normal de los miembros. También aplicaban plantas con cenizas encima de la piel de la zona fracturada, como pude comprobar yo mismo, observándola ennegrecida. Por desgracia, a menudo se producía una mala consolidación de la zona fracturada, presentando tumores óseos en los miembros o zonas afectadas. Cuando se trataba de fracturas en las

229

AA. VV.

230

articulaciones, por ejemplo del brazo, pude comprobar que la movilidad del codo quedaba reducida y no podían realizar los movimientos propios de aquella articulación, creándoles una discapacidad. Recuerdo que durante una de las campañas de venta del cacao, uno de los camiones que transportaban los sacos, iba repleto de gente en la parte trasera de carga del camión, sentados encima. El camión volcó cerca de nuestro hospital. Hubo muchos heridos y vinieron a nuestro centro para ser atendidos. Algunos de ellos presentaban múltiples heridas, otros fracturas o dislocaciones articulares en los miembros superiores o inferiores, subsidiarios de colocarles unas férulas de escayola. Según la manera occidental de tratar las fracturas, la inmovilización de los miembros hace que se produzca una consolidación de la zona fracturada. Coloqué varias férulas de escayola, pero pronto pude comprobar que, cuando les fue posible, los pacientes así tratados se sacaron las escayolas y recurrieron al tratamiento tradicional con los pigmeos, entre otros curanderos. Difícilmente aceptaban una inmovilización prolongada de estas características. Ya hemos hablado al inicio del riesgo, conocido por la misma gente, que corrían las que eran portadoras de una Hernia: el riesgo de estrangulamiento de asas intestinales que se encanceran en el saco herniario. La localización de las hernias es muy variada, siendo las más frecuentes en las zonas inguinales; pero, me sorprendieron las múltiples otras localizaciones, poco o muy infrecuentes en nuestro medio. Acudían de urgencia por hernia estrangulada, enfermos portadores de hernias gigantes de años de evolución. La cirugía de urgencia era la única solución para evitar que aquellas asas intestinales, atrapadas en el saco herniario, no se necrosaran lo que produciría una rotura de las mismas y por ello una peritonitis y muerte del paciente. Antes de acudir al hospital, el mismo paciente intentaba la reducción o reintroducción de las asas intestinales atrapadas en el saco herniario, consiguiéndolo en la mayoría de las veces; pero, llegaba un momento en que ello no era posible y era entonces cuando acudía de urgencia al hospital. Recuerdo haber intervenido, por vía vaginal, una hernia estrangulada del fondo de saco de Douglas, llamada Enterocele o Douglascele, en una paciente con un prolapso utero-vaginal (descenso del útero y paredes vaginales que se exteriorizan a través de la vagina). No conozco ningún cirujano en nuestro medio que haya intervenido un caso semejante. Las mujeres que quedan embarazadas conocen los riesgos que corren a lo largo de la gestación: aborto, parto prematuro, riesgo de muerte del niño al nacer o de la propia madre y otros riesgos siendo el más frecuente el de hemorragia en cualquier momento de la gestación. Durante la gestación intentan seguir los consejos aprendidos de su propia madre y respetan las normas que tradicionalmente ellas les transmiten; pero, no por ello dejará de acudir a los controles del embarazo y a las clases o sesiones de preparación (PMI o Protección Materno Infantil) para una correcta asistencia al parto, aunque éste tenga lugar en su propio domicilio y a las curas que tiene que dispensar a su hijo recién nacido. El riesgo de padecer un embarazo ectópico (desarrollo de la gestación fuera del útero, siendo la trompa el lugar más frecuente), es alto en estos países. La causa que lo provoca es un proceso inflamatorio pélvico, debido a una infección de los órganos genitales por el gonococo (blenorragia), que produce una obstrucción parcial de la trompa uterina. El desarrollo del feto dentro de la trompa no es posible. Normalmente la trompa sufre una rotura y ello comporta una hemorragia abdominal grave que, la mayoría de veces, termina con la muerte de la paciente. La gestante sufre fuertes dolores abdominales. Debido a la hemorragia grave, aparece un desvanecimiento y un shock, a no ser que sea intervenida de urgencia para cortar el sangrado masivo de la trompa. Algunas de ellas llegaban al hospital, muchas no lo conseguían. El enfermero de guardia me llamaba, después de haber practicado la anamnesis (recogida de los síntomas que explican los acompañantes) y haber realizado las primeras exploraciones, diciéndome que había acudido de urgencias al hospital, una mujer con un embarazo ectópico que se había accidentado (es decir que presentaba una hemorragia abdominal). Siempre acertaron el diagnóstico. Una de las pacientes que operé de urgencia, el estado de shock era tal, que precisaba para salvar su vida de una transfusión de sangre. No hubo ningún problema para recoger sangre entre sus familiares y las personas que en aquel momento se encontraban en el hospital. Sí recuerdo, en cambio, que el hecho de la trans-

Salud e interculturalidad en América Latina

fusión de sangre sorprendió mucho a la gente porque no era una práctica habitual. Otras mujeres con embarazo ectópico accidentado no llegaban al hospital, ya fuera porque la hemorragia abdominal era masiva y fulminante, ya por la dificultad de poder acudir al hospital por falta de transporte adecuado o porque no vieran la necesidad… Recuerdo que en una ocasión, pasando con el todoterreno por el poblado de Mvile, vimos delante de una casa a mucha gente que habían acudido a dar el pésame y compartir el dolor con una familia que acababa de perder a una hija joven embarazada, que por los síntomas que explicó el enfermero que me acompañaba, deducimos que había muerto de un embarazo ectópico accidentado. Las tumoraciones abdominales son frecuentes en las mujeres, siendo la mayoría de las veces de causa ovárica. Es lo que entendemos normalmente por quistes del ovario. Cuando una mujer se detectaba ella misma la presencia de un tumor en el abdomen, es porque esta tumoración era ya de tamaño considerable y si además le producía dolores abdominales, ello motivaba una consulta en el hospital. Además de los quistes de ovario, frecuentes también en nuestra sociedad occidental, intervine a dos pacientes con unas patologías muy infrecuentes, que nunca más he intervenido quirúrgicamente, desde mi regreso a Cataluña. Las dos pacientes, una Bantú y la otra Bagyeli, consultaron por la presencia de una tumoración en el abdomen inferior, de larga evolución, sin otra sintomatología. A las dos operé. La paciente pigmea era portadora de una trompa uterina dilatada llena de pus (contabilicé 1.700cc), que había quedado encerrado en la trompa durante años y que no le había provocado una peritonitis. La otra, era una paciente que había padecido un embarazo ectópico, no en la trompa sino un embarazo ectópico llamado abdominal, en el que el feto se desarrolla en el abdomen, fuera del útero, siendo posible que esta gestación llegue a término o quede auto limitado en el abdomen sin causar ninguna hemorragia. Deducimos que se trataba de una gestación que había llegado alrededor de las 24 – 26 semanas. Si hablamos de la circuncisión, esta era practicada a todos los chicos de la zona, alrededor de los 8 años, supongo como un ritual de iniciación a la edad adulta. Se practicaba normalmente en los mismos poblados por gente experta, a veces enfermeros profesionales; pero, dado los riesgos que ello comporta, muchos padres acudían al hospital para que les fuera realizada la misma, atendiendo las condiciones higiénicas, el empleo de anestesia local y para minimizar el riesgo de una hemorragia. Ya desde la primera circuncisión que practiqué, aprendí que tal como ellos querían que quedara estéticamente, preferían la amputación total del prepucio para que el glande quedara totalmente al descubierto. En cambio, cuando la practiqué a mi propio hijo, nacido en el mismo hospital, el resultado final fue un intermedio, entre su y nuestro gusto. A pesar de que en el Camerún se practique la ablación genital femenina, en la zona donde yo trabajé esta práctica no tenía lugar. Conclusiones De estas dos aproximaciones pueden deducirse que es muy probable que la práctica corriente de las autopsias de antaño haya proporcionado un cierto conocimiento del cuerpo humano y una cierta interpretación de su funcionamiento que, aunque limitada, ha generado una visión anatómica y fisiológica de carácter empírica por parte sobretodo de los terapeutas tradicionales. Por otra parte es importante constatar que tradicionalmente no ha existido una prohibición o un discurso ideológico que prohibiera, como era el caso en Europa, la disección de los cuerpos sino todo lo contrario. Es probable que esta actitud predispusiera a considerar de una manera positiva las intervenciones quirúrgicas de carácter terapéutico. Por otra parte la presencia de la medicina occidental aunque muchas veces muy alejada - todavía hoy - de las poblaciones rurales, ha modificado, sin duda alguna, determinados conceptos y comportamientos de la medicina tradicional. Por esta razón no es extraño que su presencia (con servicios quirúrgicos inclusive) sea requerida por varias razones: por el reconocimiento de su eficacia en ciertos

231

útero…. 254-256.2. las operaciones de las distintas formas de hernias…. Traducción española por Anagrama (1976).2. “el ojo del huracán”…etc. 232 8 9 10 11 12 13 14 . por el prestigio que conlleva a una población dada el hecho de disponer de un hospital o de un dispensario. 1983). Traducción española Los Pamues (los Fang) (Ministrio de Asuntos Exteriores. AECI. Institut d’Estudis Catalans. Flammarion. Sobre el tema de las imágenes (animales y otras) del evu. El sistema mèdic d’un societat africana. Ver luego el caso expuesto por la Dra. Universidad de Alcalá. tsam significa “expulsar”. 82. afluencia no solamente de los enfermos sino también de sus acompañantes…). Atribuido a un exceso de esperma debido a que los esposos han mantenido relaciones sexuales más allá del séptimo o octavo mes del embarazo. aspectos. Savoir et imaginaire du corps chez Henri de Mondeville. piste 18. CD-ROM 2. y no solamente por el prestigio social sino también por los beneficios materiales (algunos puestos de trabajo. venta de productos locales. VI Section – Sciences Economiques et Sociales. VV. 2003). 2009). Marie-Christine Pouchelle en un interesante estudio sobre el que ella considera como el “padre de la cirugía”. cit. por la posibilidad de aparecer como el último recurso cuando fracasa la medicina tradicional o como un recurso más en los itinerarios terapéuticos que suelen seguir los enfermos con enfermedades generalmente crónicas incluso aquellas que exigen una intervención quirúrgica… En aquellas prácticas quirúrgicas relacionadas con la fecundidad de las mujeres y quizás con las regiones más sensibles (ideológicamente hablando) del vientre.AA. El sistema mèdic d’un societat africana. cf. Institut d’Estudis Catalans.. Universidad Nacional de Guinea Ecuatorial. Els evuzok del Camerún (Cátedra UNESCO. Madrid. Este texto puede escucharse en los archivos del Fonds Lluís Mallart Guimerà de la Bibliothèque Eric de Dampierre du Laboratoire d’ethnologie et de sociologie comparative (Universidad Paris X-Nanterre). op. Lluís Mallart. parece que existe una cierta inquietud y el recurso a la medecina tradicional es frecuente al menos como una de las etapas de los itinerarios terapéuticos seguidas por los enfermos. En la segunda parte de su libro Corps et chirurgie analiza las metáforas sobre el cuerpo utilizadas por Mondeville para explicar sus distintos planteamientos quirúrgicos: Corps et chirurgie à l’apogée du Moyen Age. sobre todo en el caso de las enfermedades consideradas como “simples”. económicos y políticos que planteaba en la Edad Media la práctica de la cirugía como recurso terapéutico. intestinos. TòniaCortadellas. chirurgien de Philipee Le Bel (Paris. La co-autora. Ecole Pratique des Hautes Études. pp. Notas 1 2 3 4 5 6 7 En todo caso metafóricamente: “las entrañas de la tierra”. Els evuzok del Camerún (Cátedra UNESCO. Tònia Cortadellas. vol I. Interesante para ver la gran extensión de esa noción. 2009) p. traducción francesa por Gallimard (1972). Ver Lluís Mallart Guimerà. es médico y ejerció en el Hospital de Ngovayang. Ver tambien Amat et Cortadellas. público o privado. Literalmente “deja de ver su luna”. pag. Henri de Mondeville. p 99 y s. analiza los problemas religiosos. “un brazo de mar”.

pueblos y culturas o grupos étnicos sin igual. en el contexto de este trabajo de naturaleza antropológica. Una situación de desfase. “COLONIALISMO”. y que ha llevado a estas comunidades a acusar de racista y repudiar de forma violenta a Cavalli-Sforza –quien se declara antirracista–. médicos y de otra distinta naturaleza. que como en estas páginas que siguen mostraremos. en términos de falta de respeto a la autonomía. así como de falta de sensibilidad y de respeto hacia su patrimonio natural tanto exterior o medio-ambiental como interior o genético-biológico y vital. está hoy más si cabe puesto en duda entre otras cosas por la presencia del Proyecto de Diversidad del Genoma Humano. que se muestran en contra de una nueva y más peligrosa forma de discriminación cultural y biológica-corporal. requerimos exportar. su evolución histórica y su diversidad geográfica. 2005). en bien de la humanidad. según nos cuenta la profesora emérita de la UNAM –Universidad Nacional Autónoma de México– Juliana González Valenzuela. tecnológico y científico social que no solamente doblegan nuestra voluntad. Madrid. promovido hace años y en especial por el prestigioso genetista italiano Luca Cavalli-Sforza. Taurus. p. en Obras completas. INDIGENISMO Y PROYECTO DE DIVERSIDAD DEL GENOMA HUMANO reflexiones desde la Antropología Moral y Sociocultural Alejandro de Haro Honrubia Universidad de Castilla-La Mancha España “Los tiempos modernos desde su aurora. sino especialmente.“PROGRESO”. sobre todo por los beneficios. por el superávit técnico y el anclaje social moral. a todas las culturas y pueblos no occidentales que en el fondo ansiamos dominar. antropológica y cultural (González Valenzuela. tomo I. de coloniaje e incluso de racismo. Es desproporcionado el avance en este dominio científico-técnico respecto de la evolución acontecida en el campo práctico o ético moral superestructural. 2004. y en su vertiente de desarraigo moral. 266). Crítica de una leyenda. en un marco mundial global. no sólo en relación a nuestra “pobreza ética” endémica como sociedad técnica occidental. que conlleva el saber genómico de la diversidad genética. independencia y dignidad ética y vital de otros colectivos. ya que éste constituye una fuente invaluable para el conocimiento del ser humano. están animados por la fe en un progreso indefinido” (José Ortega y Gasset: Los terrores del año mil. Respeto moral intercultural. quien por su parte reconoce la importancia de la investigación en torno a la genética de poblaciones. ciencia y ética 233 La idea de progreso conduce desde hace siglos nuestras conciencias y somete nuestra existencia y devenir como individuos y como sociedad a perversos y alienantes imperativos de tipo material. sino que. Progreso. El afán de conocimiento genómico transcultural por parte de grupos de poder económicos-políticos y médico-científicos de Occidente responde a . que podemos entender. y rechazado de plano por los pueblos indígenas americanos a través de sus líderes activistas.

es todo aquello que pertenece a lo honesto. Le caracteriza a aquél su falta de congruencia moral (ambigüedad) en muchos casos y. seguro. auténtico cajón de sastre. olvidando la dimensión moral que podemos entender con Cicerón en términos de respeto para con todos los demás para así construir cívicamente comunidad. pero sí de reivindicar la antropológica condición moral universal del hombre (moral como estructura)1 que se despliega étnicamente en una amplia diversidad de morales y culturas. conduce el espíritu de los tiempos pero adolece desde entonces también –a mi juicio– de falta de sensibilidad ética mínima. Occidente es un auténtico “cóctel”. La situación. que es el personaje que desde el siglo XIX auspicia la idea moderna del progreso tecnológico y científico. “doble moral” burguesa. emblema característico de la modernidad que tantos ríos de tinta ha suscitado. a pesar de todo. 1983). Este acusado desfase entre la dimensión técnicamaterial infraestructural y la práctico-moral superestructural que tanta reflexión ha generado desde la Antigüedad clásica griega hasta la contemporánea actualidad. aquel instaurado y promovido por la cautelosa y soberbia ética del «buen burgués». sobre todo en perspectiva antropológica y filosófica. como proclamarían asimismo los marxistas y neomarxistas del campo de las ciencias sociales y humanas. literario y. ensanchar enormemente el “sagrado” recinto de la moral (moral como contenido). 2005). sí al menos deseadas–. la cual significa “auténtico respeto por lo diferente y genuina aceptación de la diversidad” (González Valenzuela. siglo XXI. que identifique como moralmente aceptables comportamientos decididamente cuestionables juzgados desde principios éticos mínimos de convivencia comunitaria. no hace mucho. 2008). Un espacio occidentalmente secularizado que actualmente cada cual utiliza a su antojo. es muy otra: “nos encontramos –como dice el ensayista español José Ortega y Gasset– con la incongruencia entre los progresos técnicos y los regresos morales” (Ortega y Gasset. de convivencia es síntoma. especialmente. esta última. podemos anunciar que se trataría de promover la comunicación entre “extraños”. Hemos logrado. en un mundo como el occidental –aun con sus periodos de crisis– de crecientes desenfrenos y consumistas ambiciones –si no del todo ni por todos realizadas. 1989). como dice el antropólogo norteamericano Marshall Sahlins en el capítulo “La sociedad opulenta primitiva” de su conocida obra Economía de la Edad de Piedra. incluso interculturalmente. sin embargo. Decoro. El decoro especial es lo que es tan conforme con la naturaleza que en él aparece la moderación y la templanza unidas a los modales de una educación perfecta (Cicerón. no obstante. aun en momentos de recesión global. se nos queda hasta pequeña en este comenzado. No trato. del alienante. 2004)2. de un mundo abocado de forma globalizadamente salvaje al más absoluto y depredador utilitarismo economicista y mercantilista que promueve la ambición y la avaricia. mostrando desde aquí decoro u honestidad que se traduce en virtuosa belleza moral producto de las fuerzas del espíritu. antropológico filosóficamente. estas enseñanzas al dominio ético y antropológico cultural favorable a la concordia de todos los pueblos y sociedades a nivel mundial. sigamos nuevamente al clásico maestro Cicerón. En el Occidente capitalista de hoy la ausencia de unos “principios morales” mínimos compartidos. Si traducimos. al mismísimo petit bourgeois. los dos tiranos que constituyen el infierno y la tortura de tantos europeos sometidos a una economía industrial de mercado (Sahlins. salvando en todos los sentidos posibles las distancias. quedando esa idea reducida básicamente a su dimensión científica y técnica que simboliza. VI. Estas dos pasiones “capitalistas” son. el progreso material infraestructural de nuestra sociedad. por no decir desde sus comienzos. basada sin duda en el respeto de las diferencias y en la promoción de la tolerancia como virtud. VV. de construir un discurso estoico moralizante. asombrando. entre otras cosas.AA. Actual andamiaje. sistema de eticidad vigente. ¿A qué me refiero con esta última consideración? La tan criticada. despierta a nivel interno de nuestra propia sociedad precisamente esto de que hablo pero con mayor virulencia. a veces explosivo por las rencillas . 234 esa idea de progreso que jalona desde el principio hasta el final este trabajo y que desde hace siglos. como ya apunté en otro trabajo (De Haro. que de poco vale hoy. lo que se halla conforme con la excelencia del hombre precisamente en aquello que su naturaleza lo distingue de los demás animales irracionales. a saber: amplios y profundos debates en el vasto campo de las ciencias humanísticas y sociales. El ciudadano actual occidental asombra tanto por su fortaleza técnica material como por su casi nula claridad moral. por la distancia ética que a veces muestra en sus formas de actuar y pensar en un sentido global. Éticamente.

La reflexión sobre el progreso adquiere una de sus máximas cotas en los siglos modernos (siglos XVI-XIX). en definitiva. historia…. entendemos fundamentalmente en términos de respeto a las propias decisiones y dignidad biológica. informativa o no. del progreso moral o ético-vital del ciudadano. en su sentido más amplio. consensuado. objetivos. del proceso global de masificación social? Es ésta una cuestión de naturaleza antropológica y práctico filosófica.. que tanto debate genera actualmente entre diferentes actores sociales de concepciones ideológicas de lo más diversas. respaldadas. porque revierte negativamente sobre ellos. pues. acordado y por todos los actores sociales implicados debatido. y en la actualidad anima sobre todo numerosas reflexiones éticas especialmente en la esfera científico-biomédica o de las ciencias de la vida (De Haro. en su forma moderna. contraria a cualquier compromiso con todo fin ético o moral mínimo. acerca de lo que es moral y de lo que no lo es. sobre todo. 235 . a veces muy a la ligera. moral y cultural de poblaciones con una idiosincrasia y forma de actuar y pensar el progreso natural. no me cabe duda alguna: las poderosas plataformas mediáticas. y. Estos últimos buscan la justificación y la legitimidad científica y social de muchas de sus acciones. sobre todo de decisión y de actuación. o más concretamente. Altas cotas de nihilismo moral identifican nuestra sociedad. Cuál es el actual criterio de demarcación entre un ámbito y el otro sinceramente no lo sé. anhelos o deseos…. sociología. de los poderes institucionales políticos. ya bien entrado el siglo XX y en adelante. desde la Modernidad y que él describe en los siguientes términos: “El proceso de dominación técnica de la Naturaleza se encuentra a muchas millas adelantado del progreso de las fuerzas morales y del saber humano acerca del ordenamiento y dirección de la Sociedad (… ). así como igualmente. El sociólogo de origen húngaro Karl Mannheim se percató en los años cincuenta del pasado siglo XX de este desequilibro que arrastramos. metas. ideas/creencias a las que se inserta. económico-políticos que son los que en definitiva auspician y sobre todo avalan el crecimiento económico y el avance científico-tecnológico en detrimento. A nivel histórico-antropológico transcultural podemos desde aquí comprender. en ocasiones cuestionable. 2004). desde la Ilustración. histórico y social sensiblemente desigual. jalonada a nivel histórico por el proceso de colonización imperialista europeo. intencionado a veces. pero también nuestras preocupaciones. en algunos casos con una base religiosa. una de las máximas expresiones del nihilismo europeo contemporáneo consecuencia. Progreso. y en este trabajo de carácter antropológico. hablo de una falta de proporción general en el desarrollo de las facultades humanas” (Mannheim. Quién lo establece. una significación moral. y que desde aquí. prácticas y comportamientos en una idea occidental de progreso (que supuestamente nos conduce al bienestar y a la perfectibilidad como individuos y como sociedad) en realidad relativa a muy pocos países. siendo a partir del siglo XIX cuando comienza a focalizar la atención en el campo de las ciencias sociales: ciencias políticas. entre otras cosas. antropología y corporalidad La idea de progreso. por otro lado. que son las que alimentan el mundo de masificación y alienación. por el resto de poderes fácticos. en que se mezclan. eso sí. los más desarrollados. nuestras esperanzas como personas y también como sujetos sociales. expectativas. para el campo específico de la genética humana o de la investigación biomédica –el citado ámbito de las ciencias de la vida–. al menos en Occidente. económicos. ha suscitado amplios debates en el campo filosófico. Desde entonces. Se me plantean serias dudas. define el horizonte vital. biomédicos o científico-tecnológicos…. economía. fue una idea gestada en Occidente hace más de veinte siglos. hoy en día.1958). Cuando su tendencia es que en una Sociedad el saber técnico y de ciencias naturales esta muy avanzado respecto de las fuerzas morales y de la vigilancia sobre la actuación de las potencias sociales.Salud e interculturalidad en América Latina culturales que al respecto suscita. antropología. Es sobre todo desde esa época. intereses. cuando la idea de progreso define con mayor virulencia si cabe nuestras etnocéntricas prenociones o prejuicios. La falta de proporción en el desarrollo de las facultades humanas. esquiva a otros muchos que en todo caso la conciben justificadamente como nociva. ¿No es todo esto.

en el uso final. o la cirugía estética. Idea de progreso que subyace al Proyecto de Diversidad del Genoma Humano como parte del Proyecto sobre el Genoma Humano que es más amplio y que tanta actualidad sigue mostrando. en base a una concepción de la persona particular. publicado en Materiales de Bioética y Derecho. Los temores que acosan al dueño del cuerpo. El problema radica. o en ciertos usos que se pueden hacer de ese material genético humano étnicamente diferente.AA. El proyecto se propone recoger muestras de sangre. obsesionado por estar en forma y por una salud cada vez menos definida con claridad «y más semejante a estar en forma». La angustia o el miedo se proyectan en el imaginario de la ciencia ficción donde las tecnologías inteligentes crean identidades hibridas y virtuales” (Buxó i Rey. “al ámbito de la diversidad genética de las distintas poblaciones humanas” (González Valenzuela. Basta que salga en los medios de comunicación un resultado científico para que se creen las condiciones modales de cambio en las ideas que conminan a la acción para sentirse mejor en el propio cuerpo. La actitud de mi cuerpo es una fortaleza no conduce al ascetismo. 2006). una idea del ser persona. Según la estimación de Barry Glassner. En Occidente se promociona un tipo de cirugía estética corporal de consumo relativamente masivo y sobre todo. un objetivo en sí mismo.7 billones en vitaminas y 738 millones en equipamientos de gimnasia” (Zygmunt Bauman. actitudes que minan la lógica interna que dinamiza la sociedad de consumo contemporánea actual. dice Zygmunt Bauman. en consonancia con unos ideales cor- . Aquel proyecto supone en teoría recoger. su mundo corporal. 2005). no conducen a la cautela y a la circunspección. El primero de ellos. la fertilización in Vitro. la ingestión de estrógeno. de piel y de cabellos de cientos de grupos étnicos de todo el mundo y utilizar técnicas nuevas para preservar de forma indefinida la información genética. en las últimas décadas del siglo XX y comienzos del siglo XXI al culto al cuerpo: el cuerpo se ha convertido para todos nosotros en algo a reivindicar. ahora a través del análisis del ADN. “el Xenilin. el mencionado rechazo de los pueblos indígenas americanos del hemisferio occidental a esa idea del progreso de Occidente. 236 por ejemplo. asociado. es decir. preservar y analizar el material genético humano de grupos étnicos de todo el mundo y guardar la información genética de ese material en bases de datos (mapa genético humano). 2. publicitado con el slogan Coma más-Pese menos. genético-biológico-personal y no sólo social-medioambiental. La profesora antropóloga María Jesús Buxó i Rey en un ensayo titulado “Bioética y Antropología”. valores culturalmente adscritos y definidores de una moral del yo. Antes de que fuera rechazada por sus dañinos efectos colaterales y finalmente retirada del mercado. en relación al intrusismo en el cuerpo humano con técnicas quirúrgicas occidentales. como casi siempre en estos casos. objeto de reflexión en este trabajo. un tipo de corporalidad y una idea de salubridad como bienestar –o ausencia de enfermedad– que encajan perfectamente en el modelo hegemónico dominante de salud y estética corporal occidental3. Muchos de los grupos investigados son grupos indígenas seleccionados especialmente porque se argumenta que están en peligro de extinción. nos otorga una nueva identidad sobre la base de mejorar el cuerpo. Otras sociedades no occidentales no reconocen estas formas culturales y biomédicas de intervención quirúrgica corporal que conciben como pertenecientes a una lógica médica social cultural que promociona. abastecida por el comercio industrial de mercado–4. 1996). en este contexto. El sociólogo Zygmunt Bauman en “El cuerpo del consumidor”. reflexiona sobre el impacto social occidental de la lógica mercantilista economicista que invade con impunidad el campo de la salud y del estar en forma corporal. a mostrar o exhibir en sociedad. aparece destinado a penetrar. hoy también. 5 billones en gimnasios y clubes de salud. También el debate surge. algo que cuidamos con esmero. se refiere a esta situación en los siguientes términos: “El gusto se escuda en la apelación tácita a la autoridad de la ciencia y la cultura que. bajo la envoltura de la calidad de vida. pues a su amparo se pretende colonizar. que centra muchas de nuestras actividades cotidianas y en que reposan los valores sociales individualistas de consumo occidentales. femenino. la droga más popular entre los cultores de bajar peso era. la abstinencia o el renunciamiento. tanto si se trata de la dieta colesterol. en un año –1987– los norteamericanos gastaron 74 billones de dólares en alimentos dietéticos. capítulo incluido en su ensayo Modernidad líquida. a la moderación o a la austeridad. VV. aunque no solo. fundamentándose esta actuación en un mayor conocimiento científico biomédico sobre el cuerpo humano. sino más bien a consumir más –consumir especialmente comida sana. y a mi juicio.

respectivamente. personal y social) y estigmatizan la gordura y la obesidad como sinónimo de fracaso e insalubridad. por tanto. pero como una de sus especialidades. que ellos sienten que existe entre el cuerpo. Para muchos pueblos del mundo no occidental se ha convertido desde hace siglos en una auténtica espada de Damocles. La reacción de los pueblos indígenas americanos es unánimemente condenatoria en relación a todas estas prácticas culturales y biomédicas occidentales mencionadas. o al menos a manifestar sus legítimas reservas al respecto.). Repensar la ética desde la antropología nos llevará a una moral más de interrogaciones y búsqueda dialogal que de recetas y respuestas prefabricadas (Masía Clavel. “no influyen de igual manera en todos los colectivos sociales” (Esteban. lo que no es de extrañar a tenor de la historia pasada y presente. la Cirugía ha vuelto a formar parte de la medicina. en la cuestión del progreso en el específico ámbito biomédico y genético/genómico. aquéllos una concepción de la persona. la cirugía no es un campo especial definido por los propios primitivos” (Ackerknecht. esquivos finalmente a todo intento de alienación –a que conduce la colonización– biológica cultural. en cuanto a los beneficios a reportar. el que planteo en este ensayo. 2004)5. Es un problema. la occidental y la indígena. Ackerknecht. la naturaleza y la vida de la persona en general. por tanto. el occidental y el indígena americano. predomina –a mi juicio– una moral social o más virtuosamente comunitaria enraizada en la naturaleza y en la corporalidad. en dos ideas de progreso de naturaleza radicalmente 237 . etc. de concebir el progreso en sus diferentes enfoques y someter tal contraste a un análisis teórico riguroso. Género. como es el caso de los pueblos indígenas americanos. continuaremos ahondando en cuestiones que nos permiten fundamentalmente cotejar dos formas. En las páginas que siguen. física y meta-física. hasta el final de la frase y precisar: la bioética impone una revisión de la ética. itinerarios corporales. a toda intervención o intrusismo quirúrgico corporal. Aunque encontramos especialistas en las medicinas primitivas y arcaicas (egipcia. de ahí su oposición. pues atentaría contra esa simbiosis. en ellas la especialización tiene otras razones y se hace sobre líneas divisorias diferentes a las de la moderna medicina científica. Tienen. y que. Por lo tanto. para todos. que promocionan la delgadez (igual a éxito. como subraya la profesora Mari Luz Esteban en su ensayo Antropología del cuerpo. Si la ética actual es sobre todo bioética. sobre todo a sectores culturales y étnicos concretos de la población.Salud e interculturalidad en América Latina porales hegemónicos. Se requiere de una ética dialógica mínima intercultural o antropológica que dirima los posibles conflictos que surgen en torno al binomio naturaleza/cultura que es el que en este trabajo se está planteando a partir de discurso teórico a tal efecto elaborado: las prácticas biomédicas occidentales y sus controversias transculturales6. pero que corresponden. Como dice Edwin H. que exigiría una ética de mayor amplitud. por ejemplo. identidad y cambio. uno de los creadores de la antropología médica y respecto a la cirugía en clave transcultural: “En la sociedad moderna. Una historia de genocidio. hay que llegar. desafiante. susceptible de abordarse asimismo desde el campo de la bioética. Y ambas tareas exigen repensar los problemas desde la antropología. Si bien es cierto que estamos incidiendo. Una empresa. y sin abandonar la perspectiva antropológica moral y sociocultural. se escudan. y en perspectiva transcultural. en gran medida. pues. la naturaleza y la corporalidad les conduce a renunciar a todo tipo de intervención cultural y biomédica o científica-tecnológica occidental. El respeto que estos pueblos indígenas americanos sienten hacia la vida como fuente de bienestar. colonización cultural y consecuente etnocidio en base especialmente a una idea de progreso occidental “sangrienta” y étnicamente discriminatoria en tanto que no es igual. mostrándose. sino que sume en la pobreza a muchos pueblos en beneficio de unos pocos. Esto tampoco tiene precedentes. como afirma el profesor Juan Masiá Clavel. Ambos pueblos. 1985). la encaminada a dirimir esos conflictos. En otros colectivos. pero sobre todo desafiada. peruana. pienso que especialmente por los grupos de poder dominantes y hegemónicos movidos por intereses políticos y económicos occidentales parciales. de la corporalidad y del espíritu de la vida en general que simbolizan unos valores e ideales comprometidos con la sociedad y con el medio natural tanto externo o medioambiental como interno o genético-genómico vital. 2004)7. una ética deslindada en la medida de lo posible de ciegos prejuicios etnocéntricos occidentales. reconocimiento y salud o bienestar psicofísico.

conduce a la humanidad hacia la perfectibilidad: “La idea progresista consiste en afirmar. en lo que tiene de peligro. inexistente. Idea tal –sentencia Ortega y Gasset– cloroformizó al europeo y al americano para esa sensación radical de riesgo que es sustancia del hombre. la humanidad. que podemos proyectar al interior de nuestra propia sociedad contemporánea. que por entonces se inventó—. a un pensamiento peligrosamente progresista y evolucio- 238 . sensiblemente distintos en sentidos varios a los nuestros. Sin embargo. despreocuparnos. V. progresa necesariamente. que domina el imaginario colectivo. renunciando a construir en soledad y desde su responsabilidad el relato de la misma. y albergando todas esperanzas en una idea abstracta y especulativa que. sobre la misma naturaleza de las relaciones entre la sociedad occidental y los pueblos estudiados. Desde hace ya varios siglos “hipotecamos” nuestra existencia. a un estudio filosófico y sobre todo ético antropológico y social-cultural. “la antropología académica se ha desarrollado dentro del contexto de la colonización europea y ha sido utilizada muchas veces para ayudar al gobierno de las sociedades aborígenes. cediendo ante una idea de progreso que materialmente nos satisface en nuestra búsqueda de confort y seguridades. Y. completa esta idea de progreso. 2004). no sólo que la humanidad —un ente abstracto. en época reciente. dieciochesco y decimonónico en su versión “burguesa” moderna. tumbarnos a la bartola. Pero lo más antropológicamente alarmante es que buscamos “hipotecar” la existencia de otros pueblos no occidentales que ansiamos colonizar. en su búsqueda de eternas seguridades y certidumbres. El hombre contemporáneo. Ideológicamente. y dejar que ella. en todas sus manifestaciones. Esa idea. pienso que per saecula saeculorum. Desde su concepción en el siglo XIX. nos lleve inevitablemente a la perfección y a la delicia” (Ortega y Gasset. están embarcados en una lucha sin esperanzas por la preservación de su forma de vida en oposición al progreso tecnológico que les imponen los intereses occidentales”. En realidad no es más que el último acto de un drama humano representado en innumerables ocasiones durante el curso de la expansión alienadora de la civilización europea desde finales del siglo XV. 1982). distinta. siendo así una de las enfermedades no sólo de un tiempo pasado sino también de este siglo XXI no hace muchos años comenzado. fecunda en la tradición occidental. sino que. cede a la sociedad el timón de su propia vida. como decimos en España. al forjar aquélla nuestro mundo social solamente en su dimensión material-infraestructural. además. Con esta actuación mutilamos etnocidamente los derechos. según se piensa. expectativas. Pero es también significativo recordar que es aquélla una idea. Los procesos de occidentalización ignoran en ocasiones los derechos fundamentales de las demás sociedades a retener su forma de vida: “Los primitivos actuales del Amazonas y Australia. seguimos abonados. nos reporta cuantiosos beneficios tecnológico-materiales pero a cambio de múltiples congojas morales superestructurales. prestándose en cualquier caso. responsabilidad y riesgo. Porque si la humanidad progresa inevitablemente. lo cual es cierto. pero que moralmente nos empobrece al condenarnos al fango de la materia y de lo terrenalmente más deleznable. irresponsable. que la humanidad progresa. buscando amparo y legitimidad moral y cultural en esa idea occidental del progreso científico y social. por ejemplo. VV. no tiene nada de nuevo.AA. los antropólogos se han planteado buena cantidad de preguntas sobre la tasa que la civilización occidental está sacando de las formas primitivas de vida. civilización y barbarie En Occidente continuamos en el siglo XXI regocijándonos culturalmente en una evolucionista idea del progreso social y material. esto es así desde hace siglos. el afán de supeditar la vida actual y pasada a un mañana que no llega nunca. intereses y deseos de esos pueblos. El futurismo. quiere decirse que podemos abandonar todo alerta. irresponsabilizarnos o. como ya se ha dicho. que atenaza constantemente nuestra quebradiza existencia individual y comunitaria occidental en tanto que sobredimensiona una situación ya consolidada de vacío nihilista moral o espiritual y vital. concibiéndola en términos de búsqueda del bienestar personal y la perfectibilidad material y social sin valorar las consecuencias que en muchos casos esto puede acarrear. y sobre la influencia de estas relaciones en la misma actividad antropológica” (Diamond y Belasco. Progreso.

1982). (Shweder. civilizado (moderno)/primitivo. III.”. Para los autores defensores de la perspectiva iluminista evolutivista. Las razones que se ofrecen. desde siempre ajeno. es decir. contingentes” (Lisón Tolosana. partiendo de las culturas primitivas que se califican de simples. Y en todos los siglos. los primitivos respetan la razón y la evidencia pero fracasan en la aplicación de los cánones apropiados de lógica. inferiores a los pueblos civilizados. 1997). entre otras cosas. que los dictados de la razón son igualmente vinculantes a despecho de la época. enemigo. “extraños” (por ejemplo.Salud e interculturalidad en América Latina nista decimonónico que eurocéntricamente primitiviza y/o barbariza lo desconocido y extraño. Ambos autores. un estadístico que comete errores y un científico empírico imperfecto. de primitivo. Tylor y Frazer. si no pueden ser transformados. finalizan su discurso antropológico afirmando que pueblos más primitivos. sino también “desde un punto de vista cultural. de manera que. 2004). las creencias y prácticas del hombre se inclinan ante la razón y la evidencia. simplemente. los restantes pueblos primitivos8. diferente. Conforme la civilización se propaga. Todos los pueblos poseen estándares normativos para regular el pensamiento. estados y categorías aflora “el recelo. Por eso el estudio de las sociedades complejas es en realidad el estudio de la civilización moderna (…). diferentes o ajenos lógico-culturalmente. el primitivo es proclive. por tanto. Progreso entendido en términos de pasos o etapas en el camino de construir las normas apropiadas y el entendimiento válido. odioso. De este modo. De los evolutivistas iluministas heredamos el concepto de progreso. Como estudiosos. de todo aquello al margen de la civilización occidental. Según ambos. Niegan aquéllos típicamente que los dictados universalmente válidos de la razón y la evidencia estén “disponibles” por igual para todas las personas y todos los pueblos. en un proceso técnicamente llamado “aculturación”. no de la misma forma. Se les sigue viendo todavía hoy como pueblos “exóticos”. el conocimiento de esas normas merecedoras de respeto universal. la raza. y también son dos figuras asociadas al denominado “iluminismo” (Shweder. etnográficamente estudiados por E. siendo los promotores –repito– de la distinción entre “modernos” y “primitivos”. La xenofobia o la aversión. al que no pertenece es. extraños. la complejidad suele referirse a la jerarquía de las sociedades. Tylor y Frazer legaron a la antropología la imagen del extraño como un lógico deficiente. Frazer [1890] quienes inauguraron ideológica y antropológicamente tal distinción. o lo que es igual. estos cánones de evidencia y razón. etnias. Este pensamiento evolucionista común e inconscientemente asumido desde hace siglos lo que afirma es que de los seres inferiores han surgido los superiores. aun cuando sostienen que todos los pueblos son intencionalmente racionales y científicos. Ambos antropólogos clásicos se interesan por la “mente primitiva”. no sólo geográficamente. Tylor [1871] y J. pero no todos aplican. se los destruye. extraño. como subrayan los antropólogos Stanley Diamond y Bernard Belasco. ¿Qué entendemos por complejo o complejidad? En términos sociales. Fueron E. el deseo personal o el patrimonio individual. que margina lo no civilizado sinónimo. y que en la razón se encuentra un estándar universalmente aplicable para juzgar la validez y el mérito. de todos. en el siglo XIX. y son clasificados como antecedentes y. el temor y la incomprensión del extranjero. y el dictado de ambas es el mismo para todos. por ejemplo. se vuelven cada vez más marginales. de siempre. pero el conocimiento de los estándares adecuados. la lógica) experimentan desarrollo. etc. El “iluminismo” simboliza una época que define un patrón de pensamiento eminentemente racional en la historia de la mente que aquellos teóricos antropológicos no logran superar. repugnancia y hostilidad con que se mira y trata al extraño. sustentan sus ideas en el “enorme montón de observaciones singulares que se han recogido sobre (…) costumbres. al pensamiento mágico. distantes. B. Con el profesor Carmelo Lisón Tolosana podemos afirmar que el extraño es el extranjero: “Extranjero es. es decir: 239 . creencias (…) de los pueblos primitivos” (Ortega y Gasset. en cuanto opuestas a la moderna civilización industrial” (Diamond y Belasco. 1991)9. Evans Pritchard) no lo hacen en este sentido demasiado bien. Los pueblos indígenas americanos son un claro ejemplo de lo en Occidente denominado con el calificativo étnicamente peyorativo de “primitivo”. los azande. patrimonio común. Tylor y Frazer piensan que los estándares normativos (por ejemplo. diferente o distinto. la sola autoridad de la razón y la evidencia (unidad psíquica de la humanidad). la cultura. 1991). en Occidente. en realidad “conquista”. Son superfluos. ajeno. al que no es propio. es alcanzado sólo por unas pocas culturas: las civilizadas. estadística y ciencia experimental. el lugar. como muchos otros antropólogos de la época victoriana.

por ejemplo. como Rousseau. con tanta frecuencia extraños. de tribus primitivas y de culturas elevadas” (Winkler y Scheweikhardt. Sheldon S. Los antiguos evolucionistas relacionaban generalmente esas concepciones con “valores” y pensaban. Actualmente la diversidad cultural se enjuicia en Occidente en esos términos de dialéctica “civilizado”/“primitivo”. Este pensamiento que jerarquiza recurriendo al ámbito de los valores. VV. sino que sigue siendo un idea a la que estamos ideológicamente abonados. últimamente. De hecho. se pensaba. que fue cuando los investigadores europeos mostraron un gran interés por el aspecto. usos y costumbres. 1985). se ordena en épocas y estadios periódicos a lo largo de un camino infinitamente progresivo. a la vista de actuaciones como ésta de EEUU en algunos países como Irak. Katz Editores. caso de Condorcet o su maestro Turgot. La democracia dirigida y el fantasma del totalitarismo invertido. Sin embargo. tenían que poseer aún formas primigenias del pensar –la relación comparativa se realizaba respecto del pensamiento y la lógica occidental–. genómico biológica. Puesto que en muchas ocasiones no se entendía la mentalidad de esos hombres. tienen un claro matiz valorativo. 1982). Muchas veces se llegó a creer que los indígenas. de los pueblos exóticos que habitaban esos lugares entonces descubiertos y de sus aborígenes primitivos. Hablamos de pensamientos bajos. Sería algo así como “civilización contra barbarie”. por ejemplo. pienso que también hoy en día se piensa así. tanto corporal como espiritualmente. 1985).AA. “la justificación de nuestra civilización es la idea de progreso: el Occidente presupone hallarse en la cima de un desarrollo progresivo hacia el que deben evolucionar todas las demás sociedades (si bien se reconoce que la moderna Euro-América tal vez no llegue a realizar el potencial de su propio modelo). emblema que subyace. estaban cerca de los animales salvajes y se habían quedado atascados en la evolución. y a ser posible también una forma distinta de pensar. Son un producto automático de la civilización moderna10. resulta muy difícil aplicar en la evolución cánones de lo superior e inferior. ética o moral y. catalizado por la universal capacidad humana para el razonamiento. Como dicen los antropólogos Stanley Diamond y Bernard Belasco en su ensayo De la cultura primitiva a la cultura moderna. a la política destructiva y opresora de los EEUU en algunas partes del mundo. Madrid-Buenos Aires. 240 las especies más complejas. como los «grandes bárbaros blancos» del siglo V. sobre otros pueblos o grupos sociales distantes de nuestra atmósfera cultural. en la que los estratos más antiguos de la Tierra no son menos valiosos que los recientes. por ejemplo. como también de la corriente prospectiva. También entre los “pueblos naturales se creyó encontrar restos de un modo de vida susceptible de mejora mediante la civilización. económica. El evolucionismo sociocultural. de bajeza y altanería. a través de cuyo estudio podía reconstruirse la historia de los modelos mentales del ser humano (Winkler y Scheweikhardt. bárbaros y sometidos a bajos instintos. según dice. Esta idea de progreso no puede abandonarse sin precipitar al hombre occidental en la crisis” (Diamond y Belasco. podríamos pensar que los «bárbaros» no han venido de fuera al mundo civilizado. como advertía Ortega con agudeza en La rebelión de las masas. de bajo origen y de valores elevados.A. . En nuestra lengua. sino que están entre nosotros. cuya cima nosotros los occidentales representamos. En esta idea de que la humanidad. buscamos legitimidad a toda intervención política. el comportamiento. es así desde los comienzos del proceso histórico de descubrimiento de países y continente nuevos. todos los conceptos de arriba y abajo. Esos fósiles vivientes. que los primeros hombres eran realmente primitivos en el sentido de inferiores. de alto y bajo. la doctrina de que toda la humanidad se mueve de lo “primitivo” hacia lo civilizado no ha sido solamente una preocupación dieciochesca ilustrada y decimonónica afín tanto a pensadores de la corriente retrospectiva. se tuvo la impresión de que junto a sus diferencias corporales tenía que haber otras mentales. 2008. El etnólogo francés Claude LéviStrauss se remite a la geología. Su fruto natural. Wolin en Democracia S. de escuelas superiores y de grandeza y pequeñez del alma.

acumulando datos y vivencias. el valor positivo antropológico asociado al progreso pero de la etnología. central. todavía hoy. sin otro sentido que subrayar más el carácter substantivo. Desmarcándonos de la perspectiva radical eurocéntrico progresista. no han contribuido al progreso. de la evolución europea” (Ortega y Gasset. según aquél. como formas marginales de lo humano. III. entre los que se incluye a los pueblos indígenas americanos. desde hace siglos. como hay una cultura europea. Hoy la noción de cultura deriva hacia la biología y se convierte en el término colectivo con que denominamos las funciones superiores de la vida humana en sus diferencias típicas. los pueblos indígenas americanos –del hemisferio Occidental de América– que estereotipamos culturalmente como “primitivos”. no las razas o pueblos. no los hombres. de los que sustancialmente nada se conoce y cuyas culturas. III. Hay una cultura china y una cultura malaya y una cultura hotentote. Occidente actualmente. Como especialista en análisis descriptivos y comparativos en materia histórica cultural. por el contrario. “como accidentes de valor secundario. tienen que acostumbrarse a considerar las culturas como los fenómenos fundamentales. por cierto. en suma. nos ofrecen una idea de progreso natural. pero menos aún sacralizar el despótico afán de universalismo racional. a la postre. Lo demás es sólo fragmento de ellas” (Ortega y Gasset. intelectuales o políticas ajeno al nuestro. 2004). una manera de responder al cosmos circundante muy distinta de la nuestra. un logrado zarpazo correctivo etnográfico a lo largo del siglo XX y en este siglo XXI. La visión provincial.hacia cotas culturales y humanas cada vez mejores y “prohibidas” a otros pueblos denominados “primitivos”. cultural y etnocéntrico occidental que germinó especialmente en la Modernidad. otras culturas. simbólica o material. ni debemos tachar de inculto cualquier otro sistema de formas religiosas. en este trabajo señalamos. Todo hecho humano es un brote de ellas y en ellas radica su sentido. una exquisita cohesión. en mi opinión. tenían un profundo sentido. Gracias a la etnología. y al pluralizarse ha perdido su empaque normativo y trascendente. en el pasado y aun en el presente. No debemos pensar que solamente produce alta cultura. el etnólogo. apostar a ciegas y sin más por el relativismo moral cultural –del que el mismo Marvin Harris tajantemente se distanciaba– que nos aboca necesariamente al “nihilismo”. No hay sólo una cultura social global étnicamente paradigmática que desde hace siglos. Occidente sacraliza sobre todo la idea moderna del progreso. pues. 2004). social y cultural sensiblemente diferente a aquella que tradicionalmente hemos venido cultivando intelectualmente en . disciplina que nos anima al menos a repensar nuestra idea etnocéntrica de cultura y de progreso social. Esto no significa. así como al Proyecto Diversidad del Genoma Humano. el etnólogo fue advirtiendo. Eran. Los pueblos quedan como meros portadores de ellas. Eran. ha sufrido. 241 Contrarios al progreso que impulsa Occidente. serían los protagonistas históricos. Etnógrafos y especialmente etnólogos. fruto de haber ido penetrando en el secreto de pueblos completamente dispares de los europeos y mediterráneos. pero no menos respetable. nos sean en el fondo desconocidas y los destinos no europeos que han llegado a ser noticia sean tratados. no obstante. naciera en el de otra. La única superioridad definitiva de ésta habrá de ser reconocer esa esencial paridad antes de discutir cuál de ellas es la superior (…). se afirma. que simboliza sobre todo el siglo XIX11. el “progreso” y el Proyecto de Diversidad del Genoma Humano Como se ha venido anunciando desde el principio de este ensayo. mediterránea y europea del cosmos histórico. a intimar con sus modos de pensar y de sentir. donde cultura equivale a una manera ejemplar de comportarse. en vez de nacer en el ámbito de una cultura. impulsa la civilización europea -según se piensa. El progresismo occidental etnocentrista conduce en este sentido a que porciones gigantescas de vida humana. han llegado.Salud e interculturalidad en América Latina Los pueblos indígenas americanos. aquellas ideas grotescas o absurdas. como los vientos del polen vegetal. Por eso. afincamos erróneamente en Occidente. Un mismo individuo humano sería históricamente distinto si. como en efecto afirma Ortega. el historiador. lo siguiente: “Aquellos usos bárbaros y aun salvajes. Las culturas. el singular de la cultura se ha pluralizado.

. según aquella autora.“Nuestra responsabilidad como Pueblos Indígenas es asegurar la continuidad del orden natural de toda forma de vida para las generaciones venideras”.“Somos los pueblos originarios de la mitad oeste del continente norte. EL PDGH pudo haber fracasado.. ha seguido un fecundo desarrollo.“Las tecnologías genéticas que manipulan y cambian el núcleo fundamental y la identidad de cualquier forma de vida constituyen una violación absoluta de estos principios y potencialmente favorecen impredecibles y. 2.. en efecto. por lo demás.. Ni la antropología. que participamos en esta reunión rechazamos todos los programas de tecnología genética”. así como la manipulación del material genético en detrimento de las poblaciones. Sin embargo... Las razones culturales. así. la ciencia y la tecnología occidentales disminuyen la identidad de aquélla como forma preciosa y única de vida y.. VV. económicos y culturales. ni tampoco la filosofía del hombre. sur y centroamericano. sus posibles implicaciones discriminatorias. poder y control”. 2005)12. Se ha centrado en los estudios de poblaciones dirigidos. por tanto. por consiguiente.“Nuestra relación natural ha sido interferida por factores extranjeros o no indígenas en una larga historia de destrucción y nunca hemos abandonado nuestras responsabilidades”. como si de dos extraños morales se tratase. 11.. altera su relación con el orden natural”. estigmatizadas y dominadas.“Por lo tanto.“Al poner en práctica estas responsabilidades aseguramos que todas las formas de vida en su evolución y diversidad naturales continúen manteniendo una relación recíproca con nosotros”.AA. tal y como las hemos obtenido de la “Declaración de los Pueblos Indígenas del Hemisferio Occidental”. En el orden de las aplicaciones prácticas. 19 de febrero de 1995)13: 1. 4. los pueblos indígenas reaccionaron de forma enérgica y negativa al Proyecto Diversidad del Genoma Humano (PDGH). 242 Occidente. Afloró. el Proyecto sobre la Diversidad del Genoma Humano llegó a un impasse imposible de superar. en la llamada farmacogenómica. ésta. de gran valor por su capacidad de adentrarse en las iluminadoras y decisivas conexiones que existen “entre la genética y la lingüística. sociales. de la UNAM (Universidad Nacional Autónoma de México). junto con la naciente conciencia y defensa de sus derechos y de su propia dignidad. Arizona. a las finalidades de la medicina genómica” (González Valenzuela. 8. Vivimos una relación mutua con toda forma de vida en este orden divino y natural”. nosotros los Pueblos y Organizaciones Indígenas provenientes de Norte. 3. a mi juicio. pero no así la investigación sobre la diversidad genética..“Tenemos la responsabilidad de hablar en nombre de todas las formas de vida y de defender la integridad del orden natural”. el choque de las dos culturas. vean en absoluto los posibles beneficios médicos. 12. El progreso armonioso del orden natural en el ambiente modela y define la sana diversidad genética”. secularmente discriminadas y perseguidas. 7.“Al negar la complejidad de cualquier forma de vida mediante su aislamiento y reducción a sus partes minúsculas. 10.“En la larga historia de destrucción que siempre ha conllevado la colonización occidental. nos hemos dado cuenta que el plan de los factores no indígenas ha sido apropiarse y manipular el orden natural con fines de beneficio.“El principio de armonía requiere que nos infrinjamos los principios de la Creación. Nuestros principios se basan en la creencia profunda en lo sagrado de la Creación animada e inanimada. como dice la profesora Juliana González Valenzuela. Las más esperanzadoras promesas médicas se encuentran en el conocimiento de la diversidad genética. Consecuentemente.. El PDGH. en relación con el Proyecto de Diversidad del Genoma Humano (Phoenix. 9. morales y vitales que ofrecen los pueblos indígenas americanos al mundo en general y en cuanto opuestos al Proyecto Diversidad del Genoma Humano que contempla la idea de progreso de Occidente. son las siguientes. ni la historia. 6. tal como lo exaltan los científicos. se puso en evidencia su vulnerabilidad. la investigación de genética de poblaciones resulta. la genética y la historia humana en general.. sin que éstas. pueden prescindir. y como consecuencia suya. la investigación de la diversidad genética se torna invaluable para la medicina genómica.“De forma especial. Escudándose en su idea de progreso.“Valoramos encarecidamente todas las formas de vida en su forma natural. pues con él aflora precisamente el potencial negativo de la investigación. manipulando o alterando el orden natural”. librando las confusiones a que había dado lugar el mencionado proyecto. detonó las susceptibilidades de las comunidades indígenas. de los estudios de la actual genética de poblaciones (…). en efecto. peligrosas consecuencias”. 5. nos oponemos al Proyecto de Diversidad del Genoma . Sur y Centroamérica. la genética y la cultura.

“Denunciamos todos los instrumentos de los entramados económicos tales como la NAFTA. económicas... que acongoja a los pueblos indígenas americanos. que ahora se recrudece con las nuevas investigaciones biomédicas en genética y genómica humana. rechazar la participación o permitir la apropiación o la extracción mediante proyectos científicos externos de cualesquiera materiales genéticos”. el orden natural y proporcionaría un futuro saludable a las generaciones venideras”. personas individuales e instituciones. que pretende reunir y disponer de nuestros materiales genéticos que podrían ser usados con objetivos comerciales. que continúan explotando a los pueblos y los recursos naturales de cara al beneficio de empresas y corporaciones poderosas. 23. organizaciones sanitarias.“Exigimos una moratoria inmediata de la recogida o el patentado de materiales genéticos de personas y comunidades indígenas por parte de cualesquiera proyectos científicos.“Apelamos a las comunidades religiosas. científicos y militares”.“El apoyo de la humanidad entera hacia esta declaración protegería lo sagrado de la vida. poseída.. como herramientas del engaño y robo legalizados de la civilización occidental”. el GATT y la Organización el Comercio Mundial (World Trade Organization). de subyugación y dominación de su mundo cultural y natural. gobiernos. descubierta o patentada..“Denunciamos e identificamos los instrumentos del derecho de la propiedad intelectual. se encuentra fundamentada por muchos siglos de opresión y explotación. organizaciones de derechos humanos. 13. tal y como ejemplifica el Proyecto sobre la Diversidad del Genoma Humano. 19. agencias independientes o investigadores individuales”.“Reafirmamos que los pueblos indígenas tienen el derecho fundamental de denegar el acceso. 15. Conclusión final La condena indígena de las prácticas globales colonizadoras occidentales. ambientales de los pueblos indígenas.. 22. Bajo el 243 . vendida. justicia social y organizaciones medioambientales.“Exigimos que los esfuerzos y recursos científicos se dirijan de forma prioritaria a apoyar y mejorar las condiciones sociales. cuyo sustento recae en la idea de progreso en este ensayo definida y desarrollada.. de esta forma. Creemos que la vida no puede ser comprada.“Extendemos nuestros apoyo y solidaridad a todos aquellos que se oponen a estos trabajos.. 20. 21. la calidad de las condiciones sanitarias y de la vida en general de estos pueblos”. 17.. mediante promesas de beneficios y ganancias financieras con vistas a obtener así el consentimiento y la participación de los pueblos indígenas”.“Urgimos a la comunidad internacional y a las Naciones Unidas a participar junto a los Pueblos Indígenas en el desarrollo de políticas y convenios internacionales que protejan todas las formas de vida contra la manipulación y destrucción genéticas”. la ley de patentes y el entramado del consentimiento escrito. ayudadas por los gobiernos y ejércitos de los países desarrollados”. 24. a resistir y a unirnos en nuestros esfuerzos para proteger la diversidad natural y la integridad de todas las formas de vida”. 14. promovido por el afán de progreso. elevando. financien o proporcionen ningún tipo de apoyo al Proyecto de Diversidad del Genoma Humano o programas relacionados. Un desafío de biogenética occidental.“Nos oponemos al patentado de todos los materiales genéticos naturales. 25. o pretenden recuperar materiales genéticos previamente obtenidos o extraídos de su control”.. Esta Declaración de los Pueblos Indígenas Americanos en contra del Proyecto de Diversidad del Genoma Humano revela por sí misma la concepción del progreso que auspician estos pueblos como tajantemente distinta a la idea del progreso tradicionalmente cultivada por los pueblos en Occidente. financiar o proporcionar apoyo al Proyecto de Diversidad del Genoma Humano o cualesquiera programas con él relacionados”.... o pretendan obtener patentes o beneficiarse de cualquiera otra forma de materiales genéticos tomados de los pueblos indígenas”.“Exigimos que los gobiernos de naciones y estados y sus departamentos no participen.Salud e interculturalidad en América Latina Humano. a que rehúsen participar. incluso en su forma más pequeña”.“Apelamos a nuestros hermanos y hermanas de los pueblos indígenas en todo el mundo y a aquellas personas involucradas de la comunidad internacional. 18. 16.“Exigimos al Proyecto de Diversidad del Genoma Humano y cualquier otro proyecto similar que cese en sus intentos de inducir o forzar la participación en sus proyectos.. agencias de financiación.

como es el caso de los pueblos indígenas americanos. ideales y virtudes que gravitan todos “en torno a la idea central de la dignidad humana” (González Valenzuela. lo que supone hacer valer el desideratum moral de que el nuevo potencial genómico contribuya. entre los que más y menos tienen. en verdad acorde con la nueva era que estaría inaugurando. para la reproducción de ese opresor sistema. los que no resultan del todo rentables. exclusión y desigualdad entre los seres humanos salvo que su poder se contrarreste éticamente. Estas desigualdades son producidas por el sistema de eticidad vigente que conduce el mundo capitalista con su utilitarismo economicista. la mayoría. La medicina genómica. junto con la consecuente necesidad ética de disolverla”. puedan quedar al margen de ella. desde el mundo clásico griego hasta la contemporaneidad reciente. por el contrario. la trascendencia que a lo largo de la historia de Occidente. Una de las opciones que se barajan es que los propios países en desarrollo tengan la posibilidad de contar con una medicina genómica propia. . 244 prometedor potencial curativo de la medicina genómica se esconde esta pregunta: ¿quién es su destinatario real y efectivo? La amenaza. la consabida división entre países y entre grupos sociales de un mismo país. por el contrario. la patentación de los genes o de los resultados de la investigación del genoma humano sometidos a las leyes impersonales del mercado: “La obvia e inevitable dependencia que las tecnociencias en general y las ciencias biomédicas en particular tienen respecto a los intereses económicos. VV. es decir. biológica. Y como ejemplo ilustrativo antropológico etnográfico. 2005). hemos abordado la diferenciación existente en torno a esa idea de progreso según hablemos de Occidente o de pueblos y culturas ajenos por completo a éste. susceptible de valoración ética. con un desarrollo autónomo e independiente que permita responder a las necesidad específicas de cada población y asegure con ello la soberanía sobre el propio patrimonio natural genético. desde la antropología práctica o moral y sociocultural. Pero ¿qué ocurre cuándo el objeto a patentar son los genes. y que beneficia. bajo el dominio de quienes sí generan y controlan el nuevo poder tecnológico y científico. como es el intento de comercialización de la vida. a disminuir la escisión. que subyace a esta cuestión trascendental es la siguiente: que la medicina genómica agrande la brecha de desigualdad hace siglos ya existente entre los países que cuentan con los medios económicos y tecnológicos para hacerla suya y disfrutar de sus novedosos beneficios. Así mismo hemos prestando especial atención a la imposición cultural “colonial” de esta idea del progreso social occidental en otros países y a otros pueblos de cultura diferente y sin igual. generando un auténtico bien común. industriales y mercantiles (…). a unos pocos y castiga a otros muchos: los oprimidos. El genoma humano no puede ser objeto de ganancias pecuniarias. derivación de este sistema orientado por una lógica del beneficio y la ganancia.AA. ontológica humana que sustenta todos aquellos valores. los afectados. y quienes. Una ética genético-genómica de dimensiones antropológicas transculturales ha de velar por la contención de nuestra noción progreso en lo que tiene de nocivo. y todo cuanto deriva de la nueva investigación-intervención genómica? ¿Podría ésta ejercerse realmente sin el patrocinio de la economía de mercado y sin el incentivo básico de patentar e industrializar los productos genéticos? Y lo que es más básico aún: ¿son los hallazgos tecnocientíficos de la genómica verdadera invención humana o son más bien simples descubrimientos de lo que es? ¿Son artificiales o naturales?”. en suma. los excluidos. por decirlo con lenguaje marcusiano neomarxista. Este ensayo ha tratado de evidenciar. genética y. puede fomentar nuevas y graves formas de discriminación. La ambivalencia “se hace singularmente patente aquí. que éste acentúe. Sus repercusiones han sido y son de distinta naturaleza según los ámbitos de aplicación en que aquella idea se ha intentado materializar. Es una cuestión que atañe a la propia concepción cultural. en definitiva. ha supuesto la idea de progreso social. sus secuencias.

J. 2004. a través del propio look. 30 y ss). 2008. Salud y enfermedad en Monimbó. pp. en Antropología de la vida cotidiana. perciben su actuación en ese lugar y entre esas gentes en términos de inferioridad de condiciones “frente a las propias medicinas indígenas que. ya que son despreciados por la humanidad. que trascienden a este respecto el nivel biomédico científico occidental. interculturalidad y contexto migratorio. en La diversidad frente al espejo: Salud. Madrid. destaca la diferencia existente entre el punto de vista exclusivamente biomédico –hegemónico– de la medicina académico científica occidental y otras perspectivas étnicas etnográficas. Cedecs Editorial. En su importante estudio etnográfico de campo sobre los indios monimboseños. especialmente de índole católico religiosa. (Las citas de las obras de José Ortega y Gasset remiten a la edición de Obras completas. que habitan en un barrio de la populosa ciudad de Masaya (Nicaragua). Prentice Hall. a las situaciones límite por enfermedad Terminal. A. El profesor Gerardo Fernández Juárez dice que. p. Algunos autores hablan de un proletariado de consumo o. predica respeto y responsabilidad del individuo ante sí mismo y ante los demás para así construir cívicamente comunidad. La característica que define a esta clase no es que juegue un papel subordinado en la producción. Ediciones Abya-Yala. de sentirse bien en la propia piel. en Materiales de Bioética y Derecho. en la mayoría de los casos. que asocia la higiene al orden y la suciedad al desorden. el profesor de la Universidad de Castilla-La Mancha y compañero el doctor Javier García Bresó. Por otra parte se piensa la enfermedad como algo social porque –dice García Bresó recuperando un testimonio en esa ciudad recogido– las personas pueden enfermar por su mala conducta. 51). a su vez. de salud y enfermedad. Lluís Duch: “Aproximación a la salud (y a la enfermedad)”. Los equipos de salud se encuentran en una posición incómoda por su escasa adecuación cultural al entorno en el que deben realizar su misión (…). Madrid. Economía y Ciencias Sociales. “Confesiones de mandil blanco. con sus estudios etnográficos. con demasiada frecuencia. Con el ánimo de contrarrestar la perspectiva hegemónica biomédica occidental. pp. El profesor de la Universidad de Castilla-La Mancha y también compañero el doctor Gerardo Fernández Juárez. 2008. 318 y ss). Dios puede enviar plagas y pestes como castigo. Barcelona. son preferentes y hegemónicas en sus demarcaciones. Ediciones Abya-Yala. Por una parte se piensa la enfermedad como algo natural: “Las enfermedades naturales –dice García Bresó en relación al pensamiento de los indios monimboseños– son inevitables y tienen una vinculación muy estrecha con Dios y los Santos. y Söderqvist. Simbolismo y salud. Profesionales de la salud en el altiplano boliviano”. algunos equipos de salud occidentales que desempeñan su labor en contextos indígenas. edición a cargo de María Casado. en relación a los sistemas de salud en el altiplano boliviano. el profesor García Bresó afirma que la enfermedad –en Monimbó– se concibe bajo una doble perspectiva en la que inciden varias causas. Sustituir el orden natural por la artificialidad del diseño humano planeta cuestiones éticas mínimas sobre los medios y los fines del conocimiento. a la experimentación con 3 245 4 5 6 7 . Gerardo Fernández Juárez. La relación divina con la enfermedad se establece desde el punto de vista de la curación.127). sino que consuma según las órdenes de los que están por encima. las relaciones de poder y sus implicaciones en la naturaleza (Cfr. a la disminución física severa. María Jesús Buxó i Rey: “Bioética y antropología”. “El término bioética significa vida (bios) y ética (ethos). Bard. la sociedad y se van marginando (…). etc. el sentido de la vida se expresa en términos de triunfo personal en la competencia sin entrañas que es propia de la vida moderna.Salud e interculturalidad en América Latina Notas 1 2 Aludo a un tipo de “moral” que. 2002. Este criterio social incide en la idea de higiene y suciedad expresada por Mary Douglas (…). Centro de Estudios de Derecho. Madrid. Quito-Ecuador. comparativo e intercultural en torno a la medicina. la existencia de otras formas étnicas de concebir los fenómenos corporales. pone de manifiesto. a los trastornos genéticos (disminuidos psíquicos). El trabajo pagado fue la base del sistema económico en el paradigma capitalista (…). El hecho de estar supeditados al quehacer prioritario de los médicos originarios y que los enfermos acudan a la posta o servicio hospitalario en último lugar supone un trauma epistemológico en los referentes académicos en que fueron formados lejos de cualquier conexión con la realidad cultural del Estado boliviano” (Cfr. La auténtica definición del ser humano que triunfaba era ser productivo” (Cfr. “como hemos decidido llamarle. 1996. privilegiando otros niveles terapéuticos de carácter más espiritual o mágico-ritual. 118 y ss). El binomio naturaleza/cultura presenta una larga tradición en el campo epistemológico y gnoseológico occidental. Quito-Ecuador. que es rechazada como si se tratara de una entidad contaminante” (Cfr. un consumariado. desde parámetros antropológicos (afán holístico. Tras los apellidos del autor se indica entre corchetes y en números romanos el tomo y en último lugar el año de edición). Javier García Bresó: “El difícil equilibrio de la naturaleza humana. 2002. pp.». en La diversidad frente al espejo: Salud. Taurus/Fundación José Ortega y Gasset. y continúa diciendo Lluís Duch que “se acostumbra a otorgar la máxima validez a la ecuación entre salud y éxito” (Cfr. Nicaragua”. porque se piensa que Dios y los Santos pueden curar en virtud de la fe que se tenga en ellos (…).: La Netocracia. Desde esta perspectiva la mala conducta puede ser entendida como suciedad o desorden. portadoras de una notable carga simbólico cultural. Trotta. Trata de la perspectiva ética de los problemas que surgen en la aplicación de la ciencia y la técnica a la procreación de la vida humana. El profesor Lluís Duch dice que “en la sociedad actual. la salud y la enfermedad). pero esto no es frecuente porque también perdona. interculturalidad y contexto migratorio. p.

“Conducirse etnocéntricamente significa dividir el género humano en aquellos ante los que podemos justificar nuestras convicciones y el resto” (Cfr. Shweder. es necesario legislar sobre la propiedad de las nuevas bases de datos genéticas. La comunidad científica necesita de comisiones bioéticas con sensibilidad antropológica para conocer exactamente los límites de sus investigaciones y la sociedad necesita nuevas legislaciones para hacer uso de estos nuevos hechos de la naturaleza. 7 y ss y 17 y ss). Stanley Diamond y Bernard Belasco: De la cultura primitiva a la cultura moderna. 78-113. y 4) Crear un recurso para beneficio de toda la humanidad y de la comunidad científica internacional. Compilación de Carlos Reynoso. 436. VV. Diderot y Condorcet. reconocer los vasos comunicantes entre estos dos cauces de la civilización humana. incapaces de determinar las acciones por fines éticos y civilizadores (…). Es un objetivo primordial de la bioética armonizar la actividad científica y tecnológica con los fines éticos y humanísticos. Margarita Boladeras Cucurella: Bioética. y no sólo. 2) investigar la diversidad existente en el Genoma Humano mediante el estudio de muestras recogidas de poblaciones que son representativos de todos los pueblos del mundo. Hay otro campo más amplio y complejo de racionalidad. Para ellos la connotación de inferior capacidad de razonamiento y de forma de vida atrasada es “absolutamente ajena a la significación científica del término. Es la razón (…) capaz de racionalizar la vida humana y atender a los fines propios de ésta. p. como dice Graciela Medina. de la biosfera.). lo cual equivale (…) a introducir (…). Tylor y el Wittgenstein temprano. presente y futura. 116. para profundizar en el conocimiento de la riqueza genética y mostrar la diversidad humana como su unidad subyacente y profunda. La razón ética. José Ortega y Gasset. el de la razón práctica o razón ética (…). el recurso es una . Los objetivos del “Proyecto Genoma Humano para la Diversidad” son: 1) estudiar la historia biológica y el origen de las poblaciones humanas. Cfr. con la subsiguiente erosión de la comunidad científica y política. Anthropos. La bioética y la gen-ética persiguen la humanización del ejercicio de las ciencias y las tecnologías de la vida. OC. pp. n. pp. desmarcan el término de toda connotación negativa. Joan Bestard: “La Cultura: entre el Multiculturalismo y la Nueva Genética”. 59 y ss). sobre la clonación reproductiva humana. 1999. y evaluar la dimensión o la magnitud de la diversidad genética normal en el pool genético humano. 1982.): Cultura y Globalización. Se requiere que la ciencia y la tecnología se reconozcan inscritas en el contexto de la racionalidad práctica y se responsabilicen ante los fines y valores éticos de la vida humana. 152 y ss). la modificación genética o sobre la reproducción asistida. Madrid Tecnos. en Juan A. México: Editorial Gedisa. Barcelona. Barcelona. El Proyecto Diversidad del Genoma Humano (PDGH) es. sino entre ambas y la razón instrumental de la técnica. La rebelión de las masas. ni el de la Tierra” (Cfr. La ética constituye el contrapeso racional y moral al poderío de intereses (señaladamente los de los poderes político-económicos). sería necesario disponer de Comités internacionales de bioética antropológica que velaran por la salvaguarda de la identidad y de la dignidad de otros grupos o sociedades étnico-culturales que pueden verse en perturbadas. Roche Cárcel y Manuel Oliver Carbona (Eds. ni siquiera es el paradigma de la racionalidad. de la humanitas. casi sin darnos cuenta. Anagrama. Algunos antropólogos llaman a los pueblos preliterarios nuestros superiores primitivos” (Cfr. Entre el conflicto y el diálogo. en un multi-naturalismo que crea más disensión que el multiculturalismo de nuestro relativista” (Cfr. pero no sin pagar un alto precio: la desaparición del límite entre civilización y ley de la jungla. Sin embargo. en Genoma humano y dignidad humana. El término “primitivo” es utilizado por los antropólogos Stanley Diamond y Bernard Belasco en el sentido técnico de preliterario. IV. El surgimiento de la antropología posmoderna. Lévi Strauss y Piaget. sin moral. Alicante. Spinoza y Hobbes. para indicar las sociedades sin escritura y con tecnología simple. y más precisamente. pp. 8 246 9 10 11 12 personas o animales. p. 1989. así como de responder al cuidado de la Tierra (…). Es el ámbito del sentido de la vida. por investigaciones biomédicas y genómicas occidentales. por extraordinario que sea su poder. La tecnociencia sin conciencia no asegura el porvenir del hombre. Por tanto. Como dice Joan Bestard. no hay ciencia ni técnica que valgan. entre las que fueron para Kant las dos formas de la razón: la teórica y la práctica o ética. a la ingeniería genética”. entre un mundo humano razonable y el zarpazo por la espalda” (Cfr. o el pensamiento es más que razón y evidencia”. Sobre las principales características de este conglomerado de ideas y conjunto de supuestos que aparecen bajo el término “iluminismo”. que rebasa cuanto pueda cubrir la razón científica y tecnológica.AA. lo que provoca rechazo y desconfianza. Kay. un proyecto internacional de antropología que intenta estudiar la riqueza genética de la totalidad de la especie humana. Juliana González Valenzuela: “Bioética y Gen-ética”. Esta autora plantea una cuestión fundamental en este trabajo como es la siguiente: “La conducta de algunos científicos y el uso político y mercantil de las aplicaciones científicas han tenido consecuencias funestas para millones de personas. Richard. Chomsky. de ésta se puede prescindir. Destacadas figuras del denominado “iluminismo” son también Voltaire. absolutamente necesaria en la llamada era del conocimiento. pp. Publicaciones de la Universidad de Alicante. 241).A 1991 “La rebelión romántica de la antropología contra el iluminismo. y otros (eds. Sin sabiduría. Adela Cortina: Ética sin moral. en relación a lo expuesto en este trabajo.). la investigación sobre embriones humanos. en Clifford Geertz. 2005. 3) establecer relaciones de parentesco entre poblaciones que permita discernir que poblaciones están más estrechamente relacionadas entre sí y cuando se produjo la divergencia. “abrir puentes y más aún. antes de ellos Sócrates. ni tiene por qué la razón científica ser hegemónica. Madrid. después de ellos Frazer. así como ante los fines y valores de la conservación. el orden de la razón científica no es el de toda la racionalidad. James Clifford. o si se quiere. 2005. Son los resultados característicos de la falta de ética. El mono-naturalismo (…) se ha ido transformando. Síntesis.

7 y ss BUXÓ I REI. pp. 97 y ss. Marco Tulio 1989 Sobre los deberes. Género. Barcelona. 247 . Madrid pp.pdf). en relación con el proyecto de diversidad del genoma humano. 2002 La Netocracia. Mari Luz 2004 “La importancia del cuerpo en Occidente”. Fondo de Cultura Económica. Roche Cárcel y Manuel Oliver Carbona (Eds. en Antropología del cuerpo. itinerarios corporales. Cedecs Editorial. BESTARD. Stanley y BELASCO Bernard 1982 De la cultura primitiva a la cultura moderna. p. Para ampliar esta información tal y como la expone Graciela Medina véase la siguiente dirección de Internet: http://www. Universidad de Granada. BARD. pp. Trotta. que se pude consultar en la siguiente dirección de Internet: http://www. 41-50.Salud e interculturalidad en América Latina 13 colección de muestras biológicas que representen la diversidad genética de poblaciones humanas como base abierta a largo plazo sobre las variaciones existentes en la especie humana. 67-70. traducción y notas de José Guillén Cabañero. Arizona. CORTINA. Economía y Ciencias Sociales. Barcelona. pp. Género. Prentice Hall. 19 de febrero de 1995). estudio preliminar.gracielamedina. Adela 1989 Ética sin moral. p. Universidad de Granada. Joan 2005 “La Cultura: entre el Multiculturalismo y la Nueva Genética”. Phoenix. en Gazeta de antropología. Barcelona. Alejandro 2009 “Antropología del sentido histórico: una crítica al etnocentrismo cultural occidental desde Ortega”. Madrid. María Jesús 1996 “Bioética y Antropología”. p. ESTEBAN. Zygmunt 2006 «El cuerpo del consumidor». Akal. en Medicina y antropología social. identidad y cambio. 85 y ss. p. pp. DIAMOND. Madrid. Madrid. en Modernidad líquida. Ediciones Bellaterra. en Revista de Estudios Orteguianos. Centro de Estudios de Derecho. pp. J. y SÖDERQVIST. 241. DUCH.org/libros/5/2291/39. BOLADERAS CUCURELLA. Barcelona. Granada. Madrid. cuidado estético y sexualidad”. Declaración de los pueblos indígenas del hemisferio occidental. edición a cargo de María Casado. identidad y cambio. DE HARO HONRUBIA. Ediciones Bellaterra. Publicaciones de la Universidad de Alicante. 152 y ss. 1985 “La cirugía y sus paradojas”. Alicante. A. 81 y ss. ejercicio físico. Madrid. Edwin H. itinerarios corporales. Editorial Anagrama. BAUMAN. pp. pp. México. Alejandro 2004 “Análisis evolutivo de la idea de progreso: proyección actual de Meditación de la técnica de José Ortega y Gasset”. Tecnos. Bibliografía ACKERKNECHT. Lluís 2002 “Aproximación a la salud (y a la enfermedad)”. (Proyecto de diversidad del genoma humano. 58. pp.): Cultura y Globalización. 185-219. 318 y ss ESTEBAN. nºs 8-9. Tecnos.127. Granada.. Margarita 1999 Bioética. 117. Síntesis. Simbolismo y salud. DE HARO HONRUBIA. Alejandro 2008 “Ética y antropología: dos disciplinas a la altura de los tiempos”. Mari Luz 2004 “Control y consumo: alimentación. en Antropología del cuerpo. en Gazeta de antropología. Entre el conflicto y el diálogo.pdf. en Antropología de la vida cotidiana. CICERÓN. en Juan A. DE HARO HONRUBIA. en Materiales de Bioética y Derecho.bibliojuridica. Madrid.com/archivos/articulos/ pdf/000027.

pp. Quito (Ecuador). QuitoEcuador. Javier 2008 “El difícil equilibrio de la naturaleza humana. MASÍA CLAVEL. FERNÁNDEZ JUÁREZ. Taurus/Fundación José Ortega y Gasset. Madrid. apariencia y diferencias de género”. Barcelona. p. Madrid. José 2004 La rebelión de las masas. identidad y cambio. en La diversidad frente al espejo: Salud. 54 y 59 y ss. Salud y enfermedad en Monimbó. 33. ORTEGA Y GASSET. MANNHEIM. 118 y ss. Madrid. VV. José 2004 El hombre y la medida de la tierra. Perspectivas antropológicas. Madrid. Ariel Antropología.AA. GARCÍA BRESÓ. 71-80. interculturalidad y contexto migratorio. en Las máscaras de la identidad. pp.) 2004 Salud e interculturalidad en América Latina. en Obras completas. tomo V. en La diversidad frente al espejo: Salud. interculturalidad y contexto migratorio. Juliana 2005 “Bioética y gen-ética”. en Obras completas. José 2004 Ensimismamiento y alteración. Taurus/Fundación José Ortega y Gasset. en Antropología del cuerpo. pp. Ediciones AbyaYala/Bolhispania/UCLM. Etnicidad en Nicaragua: Monimbó. Universidad Pontificia de Comillas. Profesionales de la salud en el altiplano boliviano”. Taurus/Fundación José Ortega y Gasset. Ediciones Abya-Yala. p. . tomo III. 30 y ss. LISÓN TOLOSANA. 58 y ss. Juliana 2005 “El Proyecto Diversidad del Genoma Humano”. GONZÁLEZ VALENZUELA. José 2004 Las ideas de León Frobenius. 885. pp. Madrid. José 2004 Obras completas. ORTEGA Y GASSET. 436. Barcelona. ORTEGA Y GASSET. José 2004 Las Atlántidas. tomo III. Taurus/Fundación José Ortega y Gasset. Nicaragua”. tomo VI. Barcelona. tomo III. Madrid. en Genoma humano y dignidad humana. José 2004 Las Atlántidas. 541 y ss. GARCÍA BRESÓ. Buenos Aires. GONZÁLEZ VALENZUELA. p. 765. 757 y ss. en Obras completas. Carmelo 1997 “Viaje por la antropología del extranjero”. en Obras completas. Leviatán. pp. antropología y bioética”. Ediciones Abya-Yala. Juliana 2005 “El Proyecto Diversidad del Genoma Humano”. diez tomos (en curso de edición). p. Gerardo 2008 “Confesiones de mandil blanco. en Obras completas. en Genoma humano y dignidad humana. Taurus/Fundación José Ortega y Gasset. Ediciones Abya-Yala. Madrid. en Obras completas. FERNÁNDEZ JUÁREZ. pp. Juan 2004 “Salud. Barcelona. Género. ORTEGA Y GASSET. Taurus/Fundación José Ortega y Gasset. tomo IV. Barcelona. en Bioética y antropología. Mari Luz 2004 “Cuerpo. Javier 2009 La conciencia de los marginados. pp. ORTEGA Y GASSET. Karl 1958 El hombre y la sociedad en la época de crisis. Taurus/Fundación José Ortega y Gasset. itinerarios corporales. 657. 248 ESTEBAN. en Genoma humano y dignidad humana. 25 ss. 144 y s. 143. ORTEGA Y GASSET. Anthropos. Madrid. p. Gerardo (Coord. pp. ORTEGA Y GASSET. Anthropos. Ediciones Bellaterra. Quito-Ecuador. p. pp. Anthropos. GONZÁLEZ VALENZUELA.

prólogo de Konrad Lorenz. 79. prólogo de Konrad Lorenz. o el pensamiento es más que razón y evidencia». WINKLER. James Clifford. en Clifford Geertz. SAHLINS. Editorial Planeta. WINKLER. 249 . y otros (eds. Crítica de una leyenda. Editorial Gedisa. 266. PASTOR GARCÍA. Expedición por la antropología. José 2004 Los terrores del año mil. Barcelona. SHWEDER. Madrid. 81. p. tomo I. Taurus/Fundación José Ortega y Gasset. 1991 «La rebelión romántica de la antropología contra el iluminismo. 27. p. Eike y SCHWEIKHARDT Josef 1985 “El pensamiento salvaje y el civilizado”. 2004. en El conocimiento del hombre. Barcelona. El surgimiento de la antropología posmoderna. Richard A. Premio Nobel 1973. Editorial Planeta. Eike y SCHWEIKHARDT Josef 1985 “Arqueología de nuestro espíritu”. Universidad de Murcia.). Madrid. en El conocimiento del hombre. México. premio Nobel 1973. Compilación de Carlos Reynoso. pp. Akal. p. Murcia.Salud e interculturalidad en América Latina ORTEGA Y GASSET. Expedición por la antropología. p. 78-113. Marshall 1983 “La sociedad opulenta primitiva” en Economía de la edad de piedra. Luis Miguel 1993 Cuestiones de Antropología y bioética. en Obras completas.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful