You are on page 1of 4

¿Suspiras por el amor?

¿Quieres alguien que quiera estar siempre a tu lado?

Quizá tenías a un amigo que significaba mucho para ti, pero después que te dejó tu corazoncito está por los suelos. ¿SABES UNA COSA? (Da la vuelta a la página y te la cuento.)

Hay alguien que sabe del pesar que tienes.

Jesús, el Hijo de Dios, se ofreció a hacerse hombre y a vivir en la Tierra para llegar a entenderte mejor.

Durante Su estancia aquí, hubo veces en que Sus mejores amigos y las personas a quienes más quería lo abandonaron.

Pero halló consuelo en el amor del Cielo.

Es que el amor humano puede quedarse corto o desvanecerse. En cambio, el amor de Dios nunca se apaga...

...PORQUE DIOS ES AMOR,

Y ES IMPOSIBLE QUE ÉL FALLE. Si ansías contar con alguien que nunca te decepcione, que jamás te defraude ni te abandone, alguien capaz de satisfacer tu necesidad de tener a una persona que te ame y te acepte, ábrele tu corazón a Jesús. Puedes decirle en este mismo momento que anhelas el amor del Cielo: «Jesús, no siempre encuentro amor en otros seres humanos cuando me hace falta. Necesito a alguien que nunca me defraude ni me abandone. Deseo que Tú seas ese alguien. Te ruego que entres en mi corazón y me concedas Tu amor eterno y un lugar en el Cielo. Gracias».

Ah, una cosa más. Hay muchas personas solitarias a tu alrededor que también aguardan que alguien las quiera de verdad.

Ahora que Jesús vive en tu corazón, puedes transmitir a otros el amor eterno que has encontrado.

Busca a alguien a quien hacer feliz,…

…y la felicidad te encontrará.

Ilustraciones: Anthony. Los ComicTraX son creación de La Familia Internacional. La reproducción y distribución de este folleto no está sujeta a restricción alguna.