You are on page 1of 3

TRICOMONIASIS

NOMBRES ALTERNATIVOS Vaginitis por tricomonas; Infección vaginal por tricomonas; Vaginitis por tricomonas (ETS); Vaginitis por tricomonas (ITS); Vaginitis por tricomonas (infección transmitida sexualmente). CICLO DE VIDA 1. Parasito en las secreciones vaginales, prostáticas y orina 2. Multiplicación del parasito. 3. Parasito en vagina y orificio de la uretra MORFOLOGÍA La tricomoniasis es una enfermedad de transmisión sexual causada por el parásitoTrichomonas vaginalis, afecta a hombres y a mujeres, pero de distinta manera, porque en el caso del hombre la tricomoniasis en contadas ocasiones causa síntomas, al contrario que en el caso de las mujeres que son infectadas por los hombres que no saben que están infectados. Es un protozoo patógeno flagelado perteneciente al orden Trichomonadida que parasita el tracto urogenital tanto de hombres como de mujeres, pero únicamente en humanos el cual produce una patología denominada tricomoniasis urogenital. Presenta un tamaño de 1530 milimicras y morfología piriforme, flagelado, con un e x t r e m o o p o l o posterior apuntado, con un núcleo bien típico, alargado, de posición excéntrica con una cromatina de pequeños granulo. Se multiplica en forma asexuada por fisión binaria longitudinal ; e s t e presenta cuatro flagelos anteriores libres y un quinto o axostilo que atraviesa l a m e m b r a n a o n d u l a n t e l a c u a l r e c o r r e e l c u e r p o d e l p r o t o z o o e n t o d a s u extensión. El humano es el único huésped natural conocido; la infección tiene como mecanismo de transmisión principal el contacto sexual. Los hombres suelen contraerla solamente por el contacto con mujeres infectadas. La infección en forma ocasional puede ser contraída a través de piscinas, aguas termales y por el uso compartido de ropa interior, toallas, etc. esta forma extra venérea se ha comprobado en niñas y mujeres núbiles. Se asocia con una prevalencia alta de otras enfermedades de transmisión sexual y facilita así mismo la transmisión del VIH. EPIDEMIOLOGIA La prevalencia de tricomoniasis en nuestra población es desconocida, debido a que la enfermedad no es notificada y a la baja sensibilidad de métodos de diagnóstico comúnmente empleados. La incidencia actual ocurre entre los veinte y cincuenta años de edad (periodo de mayor actividad sexual). Tiene una distribución geográfica mundial. Según la OMS se tiene un estimado anual de 180 millones de personas afectadas en el planeta. Es frecuente la

ocurrencia simultanea de mas de una enfermedad sexualmente transmitida, así la infección concomitante con Neisseria gonorrhoeae es entre 20 a 50%. La incidencia de la infección en el hombre es menor que en la mujer y con frecuencia es asintomática. El 100% de las parejas sexuales de hombres con tricomoniasis tiene la infección confirmando su importancia en la propagación. SINTOMATOLOGÍA En el caso de la mujer puede que al principio no tenga ningún síntoma pero cuando estos se manifiestan son bastante desagradables. Las mujeres con la enfermedad de la tricomoniasis pueden sufrir infecciones en la uretra y vejiga, así como infección de vagina. La tricomoniasis predispone a la mujer a infectarse del virus del SIDA y a desarrollar un cáncer de cuello de útero. Los hombres con la enfermedad de la tricomoniasis pueden sufrir infección de la próstata y del tubo epidídimo (tubo estrecho en la parte superior de los testículos). Puede pasar mucho tiempo desde la infección por tricomoniasis hasta que aparecen los primeros síntomas. Síntomas de la tricomoniasis en la mujer - Ardor de la zona vaginal - Olor vaginal fuerte, fuera de lo normal - Secreciones vaginales - Ulceras de pequeño tamaño en la vulva. - Dolor vaginal. - Dolor cuando se mantienen relaciones sexuales, etc. Síntomas de la tricomoniasis en el hombre - Ardor al eyacular o al orinar - Secreciones por el pene - Sensación de ardor en la uretra, etc. DIAGNÓSTICO El diagnóstico de la tricomoniasis en el caso de las mujeres se hace mediante una citología o un examen del cuello del útero, el ginecólogo recoge unas muestras de las secreciones vaginales para su posterior análisis. En el caso de los hombres se tiene que realizar un cultivo para saber si éste ha sido infectado de tricomoniasis. El tratamiento para curar la tricomoniasis es a base de antibióticos, que tienen que ser tomados por la persona infectada y por los compañeros con los que se han mantenido relaciones sexuales. La duración del tratamiento queda sujeto al criterio del médico que trate la enfermedad de la tricomoniasis.

OBTENCIÓN DE MUESTRA Se realiza mediante técnicas de obtención como el frotis directo simple del exudado vaginal el cual es el más empleado, ya que mediante el se revela la presencia de trichomonas, fácilmente demostrable por su morfología y movimiento característico. La paciente no debe aplicar duchas o lavados vaginales el día del examen. Después de la inserción de la vagina de un especulo estéril, se toma la muestra directamente de las paredes vaginales y de los fondos del saco uterino. En el hombre, las muestras son tomadas a partir de las secreciones uretrales o del sedimento de la primera orina matinal. TRATAMIENTO El antibiótico metronidazol se emplea comúnmente para curar la infección. Igualmente, se puede usar un nuevo fármaco llamado tinidazol. No debe consumir alcohol mientras esté tomando este medicamento ni durante las 48 horas posteriores. Hacer esto puede causarle náuseas, dolor abdominal y vómitos intensos. Evite las relaciones sexuales hasta terminar el tratamiento. Las parejas sexuales deben recibir tratamiento al mismo tiempo, incluso si no presentan síntomas. Si le han diagnosticado una infección de transmisión sexual, le deben hacer exámenes para otras infecciones. PROFILAXIS Una relación sexual monógama con una pareja sana y conocida puede ayudar a reducir el riesgo de contraer infecciones de transmisión sexual, entre ellas la tricomoniasis. A excepción de la abstinencia total, los condones siguen siendo la mejor protección y la más confiable contra las infecciones de transmisión sexual y se deben usar de manera constante y correcta para que sean eficaces.