UNIVERSIDAD POPULAR AUTONOMA DE VERACRUZ (UPAV

)

LICENCIATURA EN NATUROPATIA SEDE VERACRUZ

MATERIA: “DIVERSIDAD CULTURAL DEL ESTADO”

ASESOR SOLIDARIO UPAV: Lic. Tomas Bendimez Godos ALUMNO de 5ª Generación Agosto 2013/2016: José Luis Echeverría García Norma Ramírez Cisneros Minerva Guzmán Pérez Lourdes Uscanga Molina Judith Escobar García Ariadna del Carmen Monserrat Becerra Cayetano Alejandra Campos Valdés Askatsin Vázquez González Guadalupe Paredes DIRECTOR SOLIDARIO: Med. ND, María Enriqueta Flores Fdez.

1

1. Introducción. …………………………………………………………………..… 3 2. La diversidad cultural como debate contemporáneo 2.1 Globalización, diversidad e identidad cultural………………………...……… 5 2.2 Identidad, exclusión y racismo: reflexiones teóricas y sobre México……… 8 2.3 Diversidad cultural, educación y problemas sociales………………………. 11 2.4 Perspectivas y retos de la diversidad cultural en América Latina ………… 14 3. La diversidad cultural en Veracruz………………………………………….. 20 3.1 Relación del Estado con los pueblos indios…………………………………. 20 3.2 De la Huasteca al Istmo………………………………………………….......... 21 3.3 La cultura popular en Veracruz………………………………………………. 24 4. La diversidad cultural veracruzana sustentada en sus pueblos indígenas. 4.1 Diversidad y contrates de los pueblos indígenas de Veracruz…………….. 28 4.2 Totonacos……………………………………………………………………….. 38 4.3 Huastecos de Veracruz………………………………………………………… 42 4.4 Nahuas de la Huasteca………………………………………………………… 48 4.5 Tepehuas………………………………………………………………………... 55 4.6 Popolucas……………………………………………………………………….. 57 5. Conclusión………………………………………………………………………..62 6. Biografías………………………………………………………………………….64 7.- Justificación.

2

INTRODUCCION: Con este PRODUCTO FINAL DE MATERIA, abordaremos algunos aspectos de la situación cultural referidos a las lenguas indígenas y a sus hablantes en la medida en que ellos estén relacionados con los siguientes significados. La pluralidad es una noción que hace referencia a la discrepancia, a la variedad, a la abundancia de cosas distintas o la de semejanza. V. gr. “el zoológico de Buenos Aires presenta una amplia variedad de especies animales”, La variedad de platillos para elegir en un gran restaurante es impresionante”, “Me gusta tener una variedad de vestidos para seleccionar el apropiado según cada ocasión”. En el siguiente proyecto presentamos la peculiaridad de la diversidad cultural quien refiere a la convivencia e interacción entre distintas culturas. La existencia de múltiples culturas está considerada como un activo importante de la humanidad ya que contribuye al conocimiento. Cada persona, por otra parte, tiene derecho a que su cultura sea respetada tanto por otras personas como por las autoridades. En ocasiones, la supervivencia de una cultura se ve amenazada por el avance de otra cultura con vocación hegemónica. La cultura se aprende pero no todo lo que se aprende es cultura, la palabra tiene varios significados siendo “conjunto de modos de vida y costumbres, conocimientos y grado de desarrollo artístico, científico, industrial, en una época, grupo social, etc. “la más conocida pero también “cultura es el conjunto de conocimientos que permite a alguien desarrollar su juicio crítico y desarrollar sus conductas. Considerando lo anterior, podríamos realizar la siguiente pregunta ¿Los veracruzanos tenemos cultura? De acuerdo a nuestro contorno social es factible denominar el concepto de la cultura, ya que todos en mayor o menor grado poseemos cultura. “La educación comienza por casa” dicen algunos el problema es que en “casa” pero la realidad es que no hay nadie que fiscalice que realmente se les este entregando una buena educación a nuestros niños. La cultura va más allá de haber tenido la suerte de ver más museos a más galerías a lo largo de la vida. La cultura es la carta de presentación de nuestra sociedad, el reflejo de lo que es Veracruz en realidad, de lo que somos en realidad. En el siglo XX acontece la época contemporánea y se enmarca en la línea de pensamiento racionalista y su objetivo es por un lado abrir y cerrar cronológicamente el último plexo histórico, por otro, persigue estandarizar cognitiva y culturalmente un contexto dinámico del género homo. La gran ayuda que esto trae fue provocando la caída del antiguo régimen existente y en Europa abrió el camino a nuevas formas de organización política social, la misma sociedad ve de manera diferente el mundo mismo, van descendiéndose de sus propias culturas para así poder adatarse de mundo nuevo y poder sobre vivir.

3

ANEXOS La identidad es definida en relación a otros, en el reconocimiento de los otros como contemporáneos, lo que implica establecer confines, que no son discriminación ni racismo. El reconocimiento del otro como contemporáneo, como existente ahora rompe con la mirada generalizada, inclusive la que tuvo la antropología clásica. Esa mirada de lo otro como exótico, folclórico, objeto de estudio, y no como sujeto histórico. La nueva mirada es reconocer la contemporaneidad de estos pueblos, por lo tanto, establecer relaciones de igual a igual.

2. La diversidad cultural como debate contemporáneo

2.1 Globalización, diversidad e identidad cultural.
GLOBALIZACIÓN. La globalización es un proceso económico, tecnológico, social y cultural a gran escala, que consiste en la creciente comunicación e interdependencia entre los distintos países del mundo unificando sus mercados, sociedades y culturas, a través de una serie de transformaciones sociales, económicas y políticas que les dan un carácter global. La globalización es a menudo identificada como un 4

proceso dinámico producido principalmente por las sociedades que viven bajo el capitalismo democrático o la democracia liberal, y que han abierto sus puertas a la revolución informática, plegando a un nivel considerable de liberalización y democratización en su cultura política, en su ordenamiento jurídico y económico nacional, y en sus relaciones internacionales. Este proceso originado en la Civilización Occidental y que se ha expandido alrededor del mundo en las últimas décadas de la Edad Contemporánea (segunda mitad del siglo XX) recibe su mayor impulso con la caída del comunismo y el fin de la Guerra Fría, y continúa en el siglo XXI. Se caracteriza en la economía por la integración de las economías locales a una economía de mercado mundial donde los modos de producción y los movimientos de capital se configuran a escala planetaria (Nueva Economía) cobrando mayor importancia en el rol de las empresas multinacionales y la libre circulación de capitales junto con la implantación definitiva de la sociedad de consumo. El ordenamiento jurídico también siente los efectos de la globalización y se ve en la necesidad de uniformizar y simplificar procedimientos y regulaciones nacionales e internacionales con el fin de mejorar las condiciones de competitividad y seguridad jurídica, además de universalizar el reconocimiento de los derechos fundamentales de ciudadanía. En la cultura se caracteriza por un proceso que interrelaciona las sociedades y culturas locales en una cultura global (aldea global), al respecto existe divergencia de criterios sobre si se trata de un fenómeno de asimilación occidental o de fusión multicultural. En lo tecnológico la globalización depende de los avances en la conectividad humana (transporte y telecomunicaciones) facilitando la libre circulación de personas y la masificación de las Tics y el Internet. En el plano ideológico los credos y valores colectivistas y tradicionalistas causan desinterés generalizado y van perdiendo terreno ante el individualismo y el cosmopolitismo de la sociedad abierta. Mientras tanto en la política los gobiernos van perdiendo atribuciones ante lo que se ha denominado sociedad red, el activismo cada vez más gira en torno a las redes sociales, se ha extendido la transición a la democracia contra los regímenes despóticos, y en políticas públicas destacan los esfuerzos para la transición al capitalismo en algunas de las antiguas economías dirigidas y la transición del feudalismo al capitalismo en economías subdesarrolladas de algunos países aunque con distintos grados de éxito.

Geopolíticamente el mundo se debate entre la unipolaridad de la superpotencia estadounidense y el surgimiento de nuevas potencias regionales, y en relaciones internacionales el multilateralismo y el poder blando se vuelven los mecanismos más aceptados por la comunidad internacional. La valoración positiva o negativa de este fenómeno, o la inclusión de definiciones o características adicionales para resaltar la inclusión de algún juicio de valor, pueden variar según la ideología del interlocutor. Esto porque el fenómeno globalizador ha despertado gran entusiasmo en algunos sectores, mientras en 5

otros ha despertado un profundo rechazo (antiglobalización), habiendo también posturas eclécticas y moderadas.

DIVERSIDAD La diversidad de culturas o diversidad cultural se refiere al grado de variación cultural, tanto a nivel mundial como en ciertas áreas, en las que existe interacción de diferentes culturas coexistentes (en pocas palabras diferentes y diversas culturas). Muchos estados y organizaciones consideran que la diversidad de culturas es parte del patrimonio común de la humanidad y tienen políticas o actitudes favorables a ella. Las acciones en favor de la diversidad cultural usualmente comprenden la preservación y promoción de culturas existentes. La Declaración Universal de la UNESCO sobre la Diversidad Cultural, adoptada por UNESCO en noviembre de 2001, se refiere a la diversidad cultural en una amplia variedad de contextos y el proyecto de Convención sobre la Diversidad Cultural elaborado por la Red Internacional de Políticas Culturales prevé la cooperación entre las partes en un número de esos asuntos. La diversidad cultural refleja la multiplicidad e interacción de las culturas que coexisten en el mundo y que, por ende, forman parte del patrimonio común de la humanidad. Según la UNESCO, la diversidad cultural es "para el género humano, tan necesaria como la diversidad biológica para los organismos vivos”. La diversidad cultural se manifiesta por la diversidad del lenguaje, de las creencias religiosas, de las prácticas del manejo de la tierra, en el arte, en la música, en la estructura social, en la selección de los cultivos, en la dieta y en todo número concebible de otros atributos de la sociedad humana.

6

IDENTIDAD CULTURAL Identidad cultural es un conjunto de valores, orgullos, tradiciones, símbolos, creencias y modos de comportamiento que funcionan como elementos dentro de un grupo social y que actúan para que los individuos que lo forman puedan fundamentar su sentimiento de pertenencia que hacen parte a la diversidad al interior de las mismas en respuesta a los intereses, códigos, normas y rituales que comparten dichos grupos dentro de la cultura dominante. Se entiende por identidad a todos aquellos elementos que permiten identificarnos, caracterizamos, mostrar que tenemos en común y que nos diferencia de otros pueblos, mientras que al hablar de cultura, nos estamos refiriendo a elementos materiales y espirituales, que han sido organizados con lógica y coherencia, donde participan los conocimientos, creencias, arte, moral, derecho, costumbres, etc. que fueron adquiridos por un grupo humano organizado socialmente, oficialmente reconocida o marginal, la entendamos o no, es cultura.

2.2 Identidad, exclusión y racismo: reflexiones teóricas y sobre México
Se analiza el tema del racismo tanto desde el punto de vista teórico --en referencia fundamentalmente con sus lógicas centrales y en su relación con la modernidad-como desde el de sus manifestaciones concretas en México. Para ello, se revisan algunos conceptos centrales para ubicar el problema de la raza considerada como una construcción social, frente a otras construcciones sociales centrales: la etnicidad y el género. Tales conceptos son la igualdad, la identidad-otredad, la intolerancia, la exclusión y la discriminación. Después trata de demostrar hasta qué punto en México el racismo anti-indígena, a pesar de haber sido negado durante tantas décadas tras el mito del mestizaje, es un fenómeno claro y de gran peso social; y, finalmente, de qué maneras concretas se ha entretejido en México el racismo con la discriminación de género, lo cual ha hecho de las indígenas mexicanas los seres más excluidos del goce de la ciudadanía 7

IDENTIDAD Conjunto de rasgos propios de un individuo que los caracterizan frente a los demás. EXCLUSION La idea de exclusión se aplica al ámbito social cuando se hace referencia a la acción de marginar voluntaria o involuntariamente a una porción de la población. Aunque normalmente se relaciona el término de exclusión social con aspectos socioeconómicos, esta marginación también puede estar vinculada con otras razones, como por ejemplo ideológicas, culturales, étnicas, políticas y religiosas. RACISMO El racismo es una forma de discriminación de las personas recurriendo a motivos raciales, tono de piel u otras características físicas de las personas, unas se consideran superiores a otras. REFLEXIONES TEÓRICAS SOBRE MÉXICO La discriminación en México dio inicio con la llegada de los españoles a tierras mexicanas, ya que la raza blanca siempre se ha sentido superior. A pesar de que el artículo 4° de la Constitución Política establece la igualdad de condiciones para todos los mexicanos, sin distinción de género, edad, sexo o raza, La identidad no sólo alude a los rasgos físicos que distinguen a los pueblos; para que un pueblo pueda constituirse en nación requiere delimitar su espacio geográfico en el cual manifieste en distintas expresiones su cultura. La nación llega a ser más completa e internamente más homogénea cuando la comunidad comparte la historia, las tradiciones, la religión y las costumbres .Nuestra cultura e identidad nacional se fortalecen con el conocimiento de nuestra historia, de las historias regionales, la creación y el disfrute de nuestra pluralidad cultural, la preservación, enriquecimiento y divulgación del patrimonio histórico, arqueológico y artístico, así como la protección del acervo cultural de los diversos grupos étnicos del país. La historia, las tradiciones, la religión y las costumbres .Nuestra cultura e identidad nacional se fortalecen con el conocimiento de nuestra historia, de las historias regionales, la creación y el disfrute de nuestra pluralidad cultural, la preservación, enriquecimiento y divulgación del patrimonio histórico, arqueológico y artístico, así como la protección del acervo cultural de los diversos grupos étnicos del país. IDENTIDAD ETNICA Y RELACIÓN DE LOS PUEBLOS ÍNDIGENAS CON EL ESTADO MEXICANO. IDENTIDAD ETNICA La identidad étnica ha trascendido de una simple diferenciación con los otros, que es utilizada actualmente por los pueblos indígenas de México para relacionarse de una manera diferente con el Estado. 8

Estos pueblos pretenden liberarse de este sojuzgamiento, identificándose como sujetos sociales con propia voz y luchan por sus derechos con el fin de que se les respete como son, que se reconozca su cultura y sus derechos, para después avanzar en la integración de una sociedad multicultural y en la construcción de un Estado pluricultural. En el caso de México se han tenido avances y retrocesos en este sentido, actualmente se cuenta dentro de la Constitución Política con el artículo 2º que reconoce parcialmente la cultura y los derechos de los pueblos indígenas, pero no se ha concretado la elaboración de una ley reglamentaria. RELACION DE LOS PUEBLOS ÍNDIGENAS CON EL ESTADO MEXICANO Relación entre los pueblos indígenas y la nación mexicana ha estado marcada por la integración y asimilación de estos pueblos al conjunto social, económico y cultural. LA TOLERANCIA La tolerancia es la virtud de la democracia. El respeto a los demás, la igualdad de todas las creencias y opiniones, la convicción de que nadie tiene la verdad ni la razón absolutas, son el fundamento de esa apertura y generosidad que supone el ser tolerante. Sin la virtud de la tolerancia, la democracia es un engaño, pues la intolerancia conduce directamente al totalitarismo. Como virtud política, porque hoy por hoy las sociedades democráticas mantienen en gran medida sus sistemas de convivencia gracias a la consciente aceptación del pluralismo cultural de su propia realidad social, y ello es gracias al ejercicio de la tolerancia. POLITICA DE LA TOLERANCIA Discutir de tolerancia y de su relación con la política en el momento actual equivale, de alguna manera, a referirse a los problemas que enfrenta la democracia en estas sociedades complejas. En las sociedades de nuestros días continúa siendo materia de amplia discusión el tema de las formas de convivencia que podrían caracterizar a las sociedades pluralistas.

LA TOLERANCIA, RACISMO FUNDAMENTALISMO Y NACIONALISMO TOLERANCIA La tolerancia es determinante para la convivencia armónica de todo grupo humano. Facilita la integración de sus componentes para diferentes tareas y actividades sumando fuerzas. La Tolerancia desarrolla el espíritu de unidad; facilita la cooperación y la interacción. Aumenta el grado de confianza entre los miembros de una organización por la mayor apertura de cada uno. Por otra parte, en el debate de ideas, acciones, proyectos y programas, con que se manifiesta la vida y la actividad de una organización, disminuye el tono emocional y la agresividad en la comunicación, que de tal manera la hacen estéril. Todas las opiniones merecen respeto; en consecuencia, merecen ser escuchadas. 9

FUNDAMENTALISMO Llamamos fundamentalismo, en un sentido amplio, a cualquier pensamiento radical que considere los fundamentos en los que descansa su doctrina o ideología, absolutamente verdaderos. Una persona fundamentalista no admite posibles interpretaciones sobre la doctrina en la que cree y no tolera que alguien la relativice o limite su alcance. NACIONALISMO Ideología política que considera la creación de un Estado Nacional condición indispensable para realizar las aspiraciones sociales, económicas y culturales de un pueblo. El nacionalismo se caracteriza ante todo por el sentimiento de comunidad de una nación, derivado de unos orígenes, religión, lengua e intereses comunes.

2.3 Diversidad Cultural, Educación Y Problemas Sociales.
México es uno de los países con mayor diversidad lingüística en el mundo, no solo por la cantidad de lenguas originarias que aquí se hablan, sino por la variedad de sonidos, estructuras gramaticales y formas de ver el mundo en ellas contenidas. Además, esta gran cantidad de lenguas son habladas por más de 10 millones de mexicanos el mayor contingente indígena del continente americano. Las lenguas indígenas mexicanas. Las lenguas indígenas, como todas, forman un sistema lógico completo, resultado de años de creación cultural colectiva, que permite a sus hablantes expresar y transmitir, por escrito u oralmente, cualquier idea, sentimiento o percepción de una manera particular. También son similares al resto en tanto tienen variación dialectal; es decir, diferencias de una región a otra. En el caso de algunas lenguas (como el zapoteco, el chinanteco o el mixteco), estas variaciones son tan amplias que sus habitantes pueden llegar a no entenderse de una región a otra, por ello generalmente se les considera no como una sola lengua sino como varias. Los nombres de las lenguas indígenas. Los nombres con los que han sido conocidas las lenguas indígenas históricamente no son, en su mayoría, las formas con las que sus habitantes las llaman ni con las que se identifican; se trata más bien de nombres impuestos y a veces con significados despectivos. Si bien no está establecido en la Constitución, el español es la lengua oficial de México. También es la lengua mayoritaria pues casi todos los mexicanos la hablan, incluido el 80% de la población que habla alguna lengua indígena.

10

Las lenguas indígenas son minoritarias por el número de habitantes y también porque no gozan de los mismos derechos que el Español aunque, desde marzo de 2003, son reconocidas en la Ley General de Derechos Lingüísticos de los Pueblos Indígenas como lenguas nacionales. El multilingüismo en el México contemporáneo Conocer una lengua distinta de la materna es una herramienta que amplía nuestras posibilidades de comunicación y una ventana que permite asomarnos a formas distintas de entender y expresar el mundo. La mayoría de los indígenas tiene la riqueza de conocer al menos dos lenguas distintas, la materna y el español, además de otras lenguas o variantes de su región y, en el caso de algunos migrantes, el inglés. La población indígena, eminentemente rural, ha estado inmersa en la dinámica de migración que ha caracterizado al campo en las últimas décadas. Muchos de los idiomas son hablados en diversas partes del territorio nacional y de los Estados Unidos de Norteamérica.

México es muchos Méxicos. Es la suma de orígenes diversos: rasgos, lenguas y pensamientos que al fundirse en el abrazo del mestizaje fueron capaces de ofrecer un rostro y un carácter distinto. Educación Inicial Educación Inicial es el servicio educativo que se brinda a niñas y niños menores de seis años de edad, con el propósito de potencializar su desarrollo integral y armónico, en un ambiente rico en experiencias formativas, educativas y afectivas, lo que le permitirá adquirir habilidades, hábitos, valores, así como desarrollar su autonomía, creatividad y actitudes necesarias en su desempeño personal y social. Actualmente Educación Inicial es una realidad mundial, indispensable para garantizar el óptimo desarrollo de los niños y las niñas. La importancia que tienen los primeros años de vida en la formación del individuo, requiere que los agentes educativos que trabajan en favor de la niñez, cuenten con conocimientos, habilidades y actitudes adecuados para elevar la calidad del servicio que se ofrece. Educación Básica La Educación Básica abarca la Educación Primaria y Educación Secundaria. Educación Primaria Esta se compone de seis años y el alumno ingresa con seis años de edad y, si no repite, sale alrededor de los 12 o 13 años. La primaria (como se le denomina en México) inicia la Alfabetización es decir, que enseña a leer, escribir, cálculo básico y algunos de los conceptos culturales considerados imprescindibles. Su finalidad es proporcionar a todos los alumnos una formación común que haga posible el desarrollo de las capacidades individuales motrices, desequilibrio personal; de relación y de actuación social con la adquisición de los elementos básicos culturales. 11

Educación Secundaria En contraste con lo que ocurre en países de Sudamérica la educación secundaria en México solo dura tres años, ingresando el alumno con 12 o 13 años y termina saliendo con los 15 o 16 años. Es esta educación la que tiene como objetivo capacitar al alumno para proseguir estudios superiores o bien para incorporarse al mundo laboral. Al terminar la educación secundaria se pretende que el alumno desarrolle las suficientes habilidades, valores y actitudes para lograr un buen desenvolvimiento en la sociedad. En particular, la enseñanza secundaria debe brindar formación básica para responder al fenómeno de la universalización de la matrícula; preparar para la universidad pensando en quienes aspiran y pueden continuar sus estudios; preparar para el mundo del trabajo a los que no siguen estudiando y desean o necesitan incorporarse a la vida laboral; y formar la personalidad integral de los jóvenes, con especial atención en los aspectos relacionados con el desempeño ciudadano.

En México existen las modalidades de Secundaria General, Tele-secundaria y Secundaria Técnica. Educación Media Superior La educación media superior en México es el período de estudio de entre dos y tres años en sistema escolarizado por el que se adquieren competencias académicas medias para poder ingresar a la educación superior. Se le conoce como bachillerato o preparatoria. El ciclo escolar es por semestres en la mayoría de los centros de estudios. Algunas se dividen en varias áreas de especialidad donde los estudiantes adquieren conocimientos básicos para posteriormente ingresar a la Universidad. Además existen las preparatorias técnicas y preparatorias abiertas, todas sin excepción deben estar incorporadas directa o indirectamente a la SEP (Secretaría de Educación Pública) y algunas también dependen de alguna Universidad Autónoma de la región donde se ubica la escuela. Ejemplo de universidades autónomas: UNAM en el Distrito Federal, UANL en Nuevo León, UAT en Tamaulipas, UAA en Aguascalientes. Cada uno de los 32 estados de la República Mexicana tiene una Universidad Autónoma. Educación superior El 21 de septiembre de 1551 se crea la primera universidad en México fue la Real y Pontificia Universidad de México, inaugurando sus cursos el 25 de enero de 1553. El 22 de septiembre de 1910 se funda La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) fue fundada, con el nombre de Universidad Nacional de México. Cuenta con tres premios Nobel: Octavio Paz (Literatura), Alfonso García Robles (Paz) y Mario J. Molina (Química).

12

El Instituto Politécnico Nacional fue fundado en la Ciudad de México en 1936 durante el gobierno del presidente Lázaro Cárdenas del Río. Siguiendo los ideales revolucionarios en la reconstrucción del país, buscando dar educación profesional a las clases más desprotegidas en aquel entonces, además es un impulso para el desarrollo industrial y económico del país. Cuenta con un alto nivel académico, es una de las instituciones educativas más prestigiosas e importantes de México Es una institución líder y vanguardista en la formación de técnicos y profesionales en los campos de la administración, la ciencia, la ingeniería y las nuevas tecnologías.

2.4 PERSPECTIVAS Y RETOS DE LA DIVERSIDAD CULTURAL EN AMÉRICA LATINA Las puertas de cada nación deben estar abiertas a la actividad fecundante y legítima de todos los pueblos. Las manos de cada nación deben estar libres para desenvolver sin trabas el país, con arreglo a su naturaleza distintiva y a sus elementos propios. Los pueblos todos deben reunirse en amistad y con mayor frecuencia dable, para ir reemplazando, con el sistema de la cercamiento universal, por sobre la lengua de los istmos y la barrera de los mares, el sistema, muerto para siempre, de dinastías y de grupos". José Martí El problema de la globalización al aplicarse al área cultural se transforma cada vez más en un tema de particular interés por las múltiples repercusiones que conlleva. Ello se debe a que este proceso afecta la cultura política y económica del continente; ya que cuando se modifican los instrumentos, valores y prácticas que constituyen la cultura política de la sociedad, ello requiere de profundas transformaciones de la base y la superestructura. Ante esta situación se abren una serie de interrogantes que incluyen variadas preocupaciones: ¿Hasta qué punto la introducción de los elementos de la revolución científica técnica pueden constituir un arma de doble filo para los países del Tercer Mundo? ¿Cuáles son las bondades y cuáles los peligros que representa plegarse incondicionalmente al uso de los avanzados sistemas de información? ¿La adaptación a esos cambios como solución informativa y soporte educacional supondrá el sometimiento a los centros de poder transnacional? ¿Cambiará nuestras costumbres y cultura? ¿Hasta qué punto la pretendida "aldea global" que se oferta por el imperio no vendrá a ser una amenaza contra las identidades nacionales, la diversidad cultural y la integración cultural latinoamericana y caribeña? A partir de estas interrogantes el propósito de este artículo es ofrecer un conjunto de consideraciones referidas a los desafíos culturales de la globalización, de manera que ello contribuya a la reflexión en torno como enfrentar los mismos por parte de la sociedad latinoamericana y caribeña. 13

Más que un desarrollo en extenso del tema -cosa que difícilmente podría lograrse en un documento de este carácter-, lo que se ha buscado es una presentación breve de las principales tendencias y discusiones vinculadas a tema, en el entendido de que muchos de los puntos que se abordan podrían ser objeto de un tratamiento detallado. En rigor las ideas que aquí se plantean, solo pretenden ser una modesta contribución a la divulgación y al debate de un tema, que por su importancia para la toma de decisiones en la práctica de la cultura política de cualquier país, necesita un estudio constante.

A lo más que se aspira es a haber esbozado los contornos generales de los desafíos culturales de la globalización y por tanto, a presentar un mapa tentativo cuya función, sea la de alentar análisis posteriores y estimular su exploración más a fondo. ¿Asumir las nuevas tecnologías? Esta realidad amerita un profundo ejercicio de reflexión crítica, que observe que la implantación de nuevas tecnologías ligadas a la globalización constituye un fenómeno cultural, en lo que hay que pensar también que la Globalización misma ofrece opciones de falsa universalidad, por lo que debe concebirse de donde provienen esos adelantos, como poderlos utilizar en función de las mejoras y el progreso social, sin que su uso acentúe la relación de dependencia y sumisión que ha caracterizado al mundo subdesarrollado. Al igual que todos los fenómenos sociales, este proceso debe ser analizado de forma histórico concreta, si bien no es posible, ni deseable, escapar de los avances científicos y tecnológicos, es importante, para poder participar, identificar las condiciones de esa participación, que haya equidad en el acceso a la información y en la producción de materiales, que no desvirtúenla función que compete a los formadores de los educandos. Resulta evidente que en aquellos países donde no se ha logrado un desarrollo tecnológico e industrial propio la transferencia de tecnología puede resultar fuente de contradicciones sociales tales como: divorcio entre las necesidades reales y las tecnologías importadas; creación de tecnologías contrarias o en todo caso sin una relación raigal con el contexto social en que se promueve. Es por ello indispensable tener en cuenta que las transformaciones se adapten a las necesidades y condiciones específicas de cada sociedad, en proporción a su desarrollo social y promoviendo soluciones originales y autóctonas. En esta tarea es fundamental la formación de una intelectualidad científico-técnica capaz de lograr la conjugación orgánica entre un alto nivel científico técnico y la realidad social en que tiene que desplegar su actividad. Por lo que, siempre y cuando no se afecte la identidad cultural y ello favorezca la cooperación internacional y el logro de la integración cultural del mundo subdesarrollado, bienvenido sea el desarrollo tecnológico. 14

Buscar sostenibilidad Este conjunto de transformaciones debe enfrentar el cambio de los valores relativos a lo público y lo privado; la estabilidad de las instituciones; la participación de ramas que tradicionalmente fueron líderes en el proceso decrecimiento económico y que son reemplazadas por nuevos sectores; el reemplazo de un paradigma tecnológico por otro; de la modificación de las preferencias sociales en la forma de organización colectiva o de la legitimidad y el peso asignado al Estado frente a las diversas organizaciones que integran la sociedad civil. Sin embargo, el problema no está en las transformaciones que se operan, sino en sus direcciones y en sus resultados sociales. La sostenibilidad del desarrollo, no sólo se garantiza por medio de la preservación y/o formación de las condiciones del medio ambiente; el bienestar de las presentes y futuras generaciones sólo se podrá lograr y sostener si tomamos en consideración los siguientes elementos: Una cultura que se despliegue sin violentar la naturaleza, promover un crecimiento sin violentar el costo de la vida, sin desmejorar las condiciones de vida de las personas, es no enriquecer a un grupo y empobrecer a otros; es pensar en políticas gubernamentales que no afecten o atenten contra la naturaleza, es no vender la soberanía nacional en aras del turismo; es proponer proyectos que logren la igualdad de géneros y la educación ambiental; es contribuir a erradicar la pobreza y la violencia en todo los ámbitos, es pensar que las políticas económicas no estén desfasadas de lo social; es en síntesis el respeto a la conservación de los valores, costumbres y modo de vida autónomos de los pueblos. El cumplimiento de este complejo sistema de inte vinculaciones del desarrollo sostenible requiere de: Un sistema político y cultural que asegure una participación efectiva en el proceso de adopción de decisiones; un sistema económico capaz de generar excedentes y conocimientos técnicos sobre una base autónoma sostenida; un sistema social que facilite soluciones para las tensiones resultantes de la falta de armonía en el desarrollo; un sistema de producción que respetase la obligación de preservar la base ecológica del desarrollo; un sistema tecnológico que pueda buscar continuamente nuevas soluciones; un sistema internacional que promoviese estructuras sustentables del comercio y las finanzas; un sistema administrativo flexible con capacidad de auto corrección. En las circunstancias explicadas es conveniente tomar en consideración los aspectos de la globalización cultural en el diseño de políticas de desarrollo sostenible. El desarrollo de la cultura se manifiesta cuando el hombre por un lado crea un mundo variado, crea las bases materiales y espirituales de su existencia. Ello en primer lugar requiere de promover variaciones en el contenido y enfoque de las políticas culturales, lo que no debe significar la mera adopción directa del mundo de los conocimientos, modos de vida o experiencia de una región; es necesario tomar en cuenta que el desarrollo local, nacional y regional este en relación con sus valores y con su cultura propia. 15

Preservar lo nacional Mantener y crear una verdadera diversidad, asignando un lugar a la Racionalidad nacional, garantizándole un poder de iniciativa equivalente por lo menos al poder de integración del sistema mundial, debido a que el espacio nacional, es el lugar de transformación de los impulsos externos con arreglo a procedimientos específicos, y está ligado en gran medida al exterior y por ende al sistema mundial. Los cambios en la cultura política dela sociedad requieren transformaciones en el papel del Estado, por lo que según las particularidades de la gran mayoría de los países subdesarrollados, de lo que requiere este proceso es de un fortalecimiento del liderazgo del. Estado en la gestión del mercado, incluyendo los elementos del sector público y privado. Ello supone colocar barreras a la hegemonía del capital, de manera que este responda a los intereses del pueblo, evitando el carácter injerencista del capital.

Desarrollo; el problema consiste en la visión que pudiera tenerse del mismo. Es fundamental destacar que la globalización como proceso constituye una reestructuración, que tiene su contenido más profundo en la evolución del conocimiento científico. Este razonamiento expresa una realidad operativa y esta consiste en esencia en un amplio, complejo y dinámico proceso de modificaciones, que afecta a todos los componentes de la sociedad global contemporánea y cuyos factores determinantes son tanto económicos, tecnológicos, ecológicos, culturales, como políticos y en su más amplia dimensión social. Identificada como reestructuración que comprende las fuerzas productivas y las relaciones de producción y la superestructura quela representa dinamizando estos nexos, la globalización no debe ser ignorada ni evitada. Hace ya algún tiempo que fue superada la época en que los países podían tratar de desarrollarse con relativa independencia de lo que sucediera en el resto del mundo. Debe quedar claro que lo que ha estado transformándose de manera vertiginosa en los últimos años, no es solamente el país, sino la sociedad mundial en su conjunto, y que en este entorno, los parámetros de inserción en la cultura mundial globalizada son volubles y están sujetos a certidumbre incertidumbres debido al carácter dominante de las leyes del capital, y este se extiende y modifica con particular celeridad y en trayectorias incalculables. Esta fluctuación consustancial a la globalización dictada por la ley del valor, debe ser tenida muy en cuenta por las alternativas de desarrollo, prestando especial atención al establecimiento de dispositivos para reducir los dilemas culturales de los procesos que la acompañan, y de hecho, para tratar de sacar ventajas de los desafíos que se generan, tanto de las certidumbres como de las incertidumbres ocasionadas por las transformaciones que ocurren en la economía mundial contemporánea. 16

La relación que hay entre globalización, cultura y desarrollo es mucho más dinámica, también podría admitir la existencia de oportunidades para el desarrollo cultural. El reto para los países subdesarrollados en el contexto dela globalización, no es que las oportunidades de desarrollo no estén presentes, el dilema está en lograr aprovechar las oportunidades existentes, las cuales exigen determinados requerimientos que muy pocos países subdesarrollados pueden o han sido “capaces de alcanzar”.

Esta última meditación conduce a la idea, de que la globalización pudiera ser Inevitable en tanto se considere como un proceso de reestructuración económica y cultural global resultado de la evolución del conocimiento científico. Esto no implica que no se reconozcan sus efectos dañinos, los cuales en cuanto a posibilidades de desarrollo los mismos si deben ser evitados. Una visión de ese tipo se podría apoyar en hechos reales e intendencias evidentes del proceso, fundadas en las consecuencias negativas que ha tenido para los países subdesarrollados y también para vastos sectores sociales en las propias naciones más industrializadas. El carácter contradictorio y heterogéneo de la reestructuración de la economía y la cultura mundial se expresa, de diversas maneras, entre ellas en el hecho de que este proceso que ha favorecido la extensión a escala planetaria de prácticas inhumanas de obtención de plusvalía y de diferenciación social, también ha conducido a una dispersión de la base industrial y cultural del mundo en “favor” de un grupo de países subdesarrollados, cuyos efectos no pueden ser ignorados ni menoscabados. Estos efectos diferenciados dejan ver variados desafíos y lecciones en el plano del diseño de políticas de desarrollo. Las lecturas del marxismo indican que la solución de la contradicción económica fundamental del capitalismo está en reconocer de modo efectivo el carácter social de las fuerzas productivas modernas, y por tanto, de armonizar el régimen de apropiación y de cambio con el carácter social delos medios de producción. “Las fuerzas activas de la sociedad obran mientras no las conocemos ni contamos con ellas, exactamente lo mismo que las fuerzas de la naturaleza: de un modo ciego, violento destructor, peruana vez conocidas, tan pronto “se sepa” comprender su actividad, su tendencia y sus efectos, depende de nosotros supeditarlas cada vez más de lleno a nuestra voluntad y alcanzar por medio de ellas nuestros propios fines”. Tal es lo que ocurre con las gigantescas fuerzas de la globalización y el mercado, mientras haya resistencia a comprender su naturaleza y su carácter, estas fuerzas actuaran de manera opuesta. “En cambio,-parafraseando a Engels - tan pronto penetremos en su naturaleza esas fuerzas en manos de productores asociados, se convertirán de tiranos demoníacos, en fuerzas sumisas”...

17

Esto nos invita a reflexionar en cuanto a los diferentes problemas y sucesos de América Latina La diversidad cultural existe en toda América pero cabe destacar que es en México donde contamos con grandes problemas sociales como es la inseguridad, pero a la vez también encontramos varias culturas étnicas y estas a su vez dejaron huella, siendo este uno de los países más ricos en cuento a diversidad cultural, teniendo una mezcla de indígenas. En cuanto a las perspectivas y retos que tiene la diversidad cultural en la educación se pretende que los grupos marginados obtengan una educación de calidad fomentando valores humanísticos para salir adelante formando parte de una nueva civilización donde la naturaleza forme parte esencial de nuestra convivencia. Entre los principales objetivos de la diversidad cultural se encuentran. * Concientizar a los niños sobre el mundo que desean para vivir * Concientizarlos del cuidado del agua, luz, del planeta. * Propiciar la actividad deportiva y escrita así mismo fomentar los valores de solidaridad, respeto entre otros * Comentar la importancia de la conservación del medio ambiente y llevar a cabo prácticas para la conservación. * Fomentar sus tradiciones y creencias. De esta manera la diversidad cultural busca que los jóvenes no caigan en los diversos problemas sociales que afectan a la juventud; entre los que podemos mencionar, delincuencia, corrupción, desempleo, pobreza, crisis económica, problemas políticos, alcoholismo y drogadicción. En América Latina la diversidad cultural sigue teniendo su mejor presentación a pesar de las flaquezas culturales. La relación entre estado países latinoamericanos se encierra en un denominador común la pobreza. Concluyendo debemos de sentirnos orgullosos por nuestras raíces; por tener esa oportunidad de conocer y visualizar las diferentes etnias que conviven en América Latina. Así mismo debemos practicar los valores humanistas y llevar a cabo acciones y campañas para que estas etnias no sean marginadas o excluidas e integrarlos en nuestra sociedad y que nuestros sucesores tengan la oportunidad al igual que nosotros de convivir y visualizar su entorno sus creencias y costumbres, así como su forma de vida; ya que todos los seres humanos tenemos los mismos derechos y obligaciones aunque tengamos identidades diferentes.

18

3. La diversidad cultural en Veracruz. 3.1 RELACION DEL ESTADO CON LOS PUEBLOS INDIOS
La relación entre los pueblos indígenas y la nación mexicana ha estado marcada por la integración y asimilación de estos pueblos al conjunto social, económico y cultural. Al fundarse la república, en 1825, se les otorgó, al igual que a todos los ciudadanos, el derecho de ser iguales ante las leyes y, de ese modo, eliminar las diferencias establecidas durante los tres siglos que duró la colonia. Desde la óptica de los pueblos indígenas, este principio de igualdad negó la posibilidad de que sus culturas tuviesen su propio desarrollo cultural y económico. En efecto, fueron integrados como ciudadanos mexicanos, pero su fisonomía cultural persistió, a pesar de las políticas emprendidas por criollos y mestizos a partir de la formación del Estado nacional. Después de la Revolución Mexicana de 1910 se modificó parcialmente esta relación con el artículo 27 de la Constitución de 1917, al reconocerles los derechos colectivos sobre sus tierras, es decir, que muchos pueblos pudieron recuperar sus territorios ancestrales, de los cuales fueron despojados para la formación de las grandes haciendas durante el siglo XIX. El único inconveniente de esta medida política fue que no se les reconoció personalidad jurídica como etnias. Posterior a esta medida política, tan importante para los pueblos indígenas, las acciones consecuentes se centraron en procurar la castellanización y alfabetización de los integrantes de estos pueblos, apoyadas por corrientes 19

universales de pensamiento, en el sentido de procurar respetar su fisonomía histórica y regional. Para ello se crearon una serie de instituciones encargadas de atender las necesidades de los pueblos indígenas, como: el Departamento Autónomo de Asuntos Indígenas, el Instituto Nacional de Antropología e Historia, el Instituto Indigenista Interamericano y, finalmente, en la década de 1940, el Instituto Nacional Indigenista.

3.2 De la huasteca al istmo
La Huasteca veracruzana limita al norte del estado de Tamaulipas, al sur con la región del totonacapan, al este con el Golfo de México, al oeste con la región de la sierra de Huayacocotla y los estados de san Luis Potosí, hidalgo y puebla. El paisaje de la Huasteca es llano, con algunas colinas y montañas de bajas alturas. Solo en la parte central se encuentra la sierra de Tantima, donde hay bosques de pinos amenazados por la deforestación. Su clima es cálido húmedo. La vegetación de la región está compuesta por grandes superficies de pastos y de árboles, como cedro, chijol. Chaca, palo de rosa y ojite. En los bosques campos huastecos vive una rica fauna silvestre, compuesta principalmente por conejos coyotes, mapaches, patos, cuervos, zopilotes y lechuzas. Algunos de estos animales son aprovechados por los lugareños en su alimentación; otros ayudan a los agricultores, pues se alimentan de insectos y roedores que dañan los cultivos. Sin embargo, la caza desmedida y la destrucción de los bosques han ocasionado que alguno de estos animales sea cada vez más escaso en la región. La gente de la Huasteca se dedica sobre todo a la agricultura y los cultivos principales son maíz, frijol, plátano, naranja, tabaco y caña de azúcar que se industrializa en los ingenios de Zapoapita y El Higo. Es necesario mencionar también la siembra de zapupe, del cual extrae una fibra empleada para elaborar cuerdas, morrales, costales y otros productos. Los ríos Tamesí, Panuco, Tuxpan y Cazones y las lagunas como las de Chairel, Pueblo viejo, Tamiahua y Tampamachoco, son productoras de camarón, ostión, mojarra, róbalo y otras especies.

20

En a la región de la Huasteca se conservan muchas tradiciones: el Huapango, el carnaval, Todos los santos, las fiestas titulares y patronales, la danza de los Chules de Ozuluama, Los Viejos de Tempoal y la Malinche de Tamiahua. El día del niño perdido es una hermosa costumbre practicada en Tuxpan donde también se lleva a cabo una exposición anual ganadera. Entre las comidas típicas que han dado fama a la Huasteca están: el zacahuil, un tamal grande de carne de cerdo o pollo; los bocoles; el pazca y las enchiladas de pipían. La región de la Huasteca está ubicada al norte del estado. En general su relieve es llano y su clima, calado húmedo. Sus ríos principales son Tamesí, Panuco, Tuxpan y Cazones, Sus lagunas, las de Chairel, Pueblo Viejo, Tamiahua y Tampamachoco. Unos y otros son importantes por su producción pesquera. Otras actividades económicas son la agricultura, la ganadera, la pesca y la extracción de petróleo. Las ciudades principales son Panuco, Tantoyuca y Tuxpan. Hay población indígena Huasteca, nahua y otomí. La sierra de Huayacocotla Ahora vamos a conocer una bella región montañosa: La sierra de Huayacocotla. Que forma parte de la sierra madre Oriental. Esta región limita al norte, sur y oeste con el estado de Hidalgo, y al este con la Huasteca. Casi todo el terreno de esta región está formado por altas montañas y profundas barrancas. Aquí no es fácil llegar a las poblaciones. En algunos lugares solo es posible hacerlo a caballo o a pie. En la sierra de Huayacocotla hay importantes recursos forestales. Encontramos árboles de cedro, caoba. Sombrerete, ébano, chaca, encino, Ceiba, liquidámbar y pino, especies muy apreciadas por su madera. En los árboles viven coyotes, jabalíes, armadillos, pumas, tigrillos. Sin embargo, debido a diferentes causas, entre otras la caza irresponsable, varios de estos animales están en peligro de desaparecer. Los pobladores de la sierra de Huayacocotla celebran sus fiestas tradicionales como el carnaval, San Juan y Todos los Santos. En estas fiestas se escucha música tanto Huasteca como de banda y se comen tamales envueltos en totomoxtle, que es la hoja de la mazorca. Las mujeres bordan bellos quechquemitl y blusas. 21

La región de la sierra de Huayacocotla está localizada al norte del estado. Es una región montañosa. Tiene gran variedad de climas: del cálido húmedo frío. Su principal río es el Vinazco. Los pobladores se dedican a la agricultura, la ganadería y la minería. Es importante la industria maderera y la explotación de caolín. Huayacocotla, Llamatlan y Zontecomatlan son sus principales poblados. En esta región hay poblados indígenas nahua, otomí y Tepehuas. La región del Totonacapan debe su nombre a que en ella ha habitado los totonacos. De los antepasados de este pueblo indio se conservan restos de hermosos monumentos. Totonacapan limita al norte con la región de la Huasteca Veracruzana, al sur con la región de las grandes montañas, al este con el Golfo de México y al oeste con el estado de Puebla. En esta región se combina una larga llanura costera con lomeríos, cañadas y montañas. El clima predominante es cálido húmedo. Sus principales ríos son el Cazones, el Tecolutla y el Nautla; en sus desembocaduras, los dos últimos forman barras que se llaman igual que los ríos. Los habitantes del Totonacapan se ocupan en la agricultura, la ganadería. La industria principal es la extracción de petróleo y gas. Los campos petroleros se encuentran sobre todo en los municipios de Papantla y Poza Rica. Por ser el Totonacapan una región con mucha actividad económica, sus ciudades tienen gran importancia y destacan Poza Rica, Papantla, Martínez de la Torre y Misantla. Tanto en la parte costera como en la de lomeríos y montañas existen pueblos predominantes totonacos. También Tepehuas y nahuas. En Totonacapan se bordan blusas, se hacen flautas de carrizo, tamborcitos, figuras y objetos de vainilla. Los habitantes de la región conservan antiguas tradiciones: en Papantla es importante la fiesta de corpus Christi; los tepehuas bailan la danza de los gavilanes, sobre todo en su carnaval. Son muy conocidas las danzas totonacas de los Guaguas, negritos y voladores. Esta última es una espectacular danza representativa de la región. En la región hay muchas zonas arqueológicas, las más conocidas, estudiadas y restauradas son el Tajín y las Higueras. La primera es la más importante del estado. La región de Totonacapan se localiza entre las regiones de la Huasteca y las grandes montañas. 22

El clima de las grandes montañas es muy variado, predomina el templado húmedo; en las costas es cálido húmedo; en la altiplanicie de Perote, frío, en la cumbre de el Pico de Orizaba, muy frío. Sus límites son: al norte de la región del Totonacapan; al sur y al este, el estado de Puebla; al este, el golfo de México y la región de las Llanuras del Sotavento.

Se han desarrollado importantes industrias: de café, pasteurizadoras de leche, fábricas de cerveza, hilados y tejidos, cemento, refrescos, papel y jabón. También existen ingenios azucareros, como el Potrero, Mahuixtlan. La Concepción y San Miguelito. Cerca de Laguna Verde se ha construido una planta nucleoeléctrica, que produce electricidad mediante la energía atómica derivada del metal llamado uranio. También se producen muchos objetos artesanos; prendas de vestir tejidas y bordadas, figuras de madera y cerámica decorada, entre otros. En diversos municipios de la Sierra de Zongolica viven indígenas nahuas. En esta región abundan las fiestas y tradiciones destacan las ferias de Coatepec, Fortín, Xalapa y Xico. Son famosas las danzas de los santiagos en Naolinco y la Malinche, en Acatlán.

23

3.3 LA CULTURA POPULAR EN VERACRUZ
Entre las muchas características que distinguen al estado de Veracruz podemos asegurar que es la entidad federativa que ha sido el primer testigo de importantes capítulos de nuestra historia: por sus litorales se inició la conquista de los diferentes reinos mesoamericanos, en su territorio se fundó la primera población de origen castellano y se construyó la primera iglesia de la América continental; fue testigo del asecho de los corsarios, por sus tierras se invadió a México en 1847 y en 1862, vio llegar a Maximiliano de Austria como Emperador y lo vio regresar embalsamado a Europa; en los muelles de su puerto principal anclaría el vapor "Inpiranga" para llevar aquel 31 de mayo de 1911 al General Porfirio Díaz al exilio. La cultura veracruzana es una de las más distintivas del folclor mexicano, su gran fiesta jarocha, gastronomía costeña y danzas mixtas forman un mosaico multicolor digno de conocer. A través del año y a lo largo de todo el estado, se celebran numerosas fiestas patronales, religiosas y paganas. En Veracruz, toda fiesta conlleva la celebración de los famosos bailes populares, en donde chicos y grandes hacen gala de sus habilidades en la pista; corridas de toros, carreras de caballos, danzas folklóricas, peleas de gallos, jaripeos, encuentros deportivos, charrerías, concursos y juegos y actos religiosos son ingredientes esenciales de las grandes fiestas jarochas. La fiesta más popular dentro y fuera del estado es el Carnaval, festejado cada primera semana de febrero en un marco de algarabía y color. Los llamativos desfiles de carros alegóricos cuentan con músicos que tocan al ritmo del son jarocho o del huapango huasteco, disfraces de lentejuelas, numerosos bailarines y el mejor humor para celebrar, después de haber realizado la simbólica quema del “Mal Humor”, acto con el que da inicio la celebración. Actualmente, se realizan además numerosos eventos culturales, deportivos y comerciales La posición costera de la entidad se conjuga con una larga tradición indígena, española y afroantillana para dar lugar a una vasta y diversa cocina. En la costa, los platillos de mar más destacados son el pulpo en su tinta, empanadas de camarón, el chilpachole y el Huachinango a la Veracruzana, cuya fama ha cruzado fronteras. En Coatzacoalcos, exóticos platillos adornan las mesas de los curiosos comensales con carne de armadillo, sopa de tortuga, peje lagarto ahumado y carne de tejón, entre otros. El atole de coyol y el té de zacate son bebidas populares en Minatitlán, en donde además puede disfrutar de unos ricos tamales de chipiles o de coyol. En Martínez de la Torre también destacan elaborados 24

platos como el pez bobo en caldo y las acamayas en chipotle. Veracruz es famoso también por su café de calidad exportación, la zona de Coatepec además de producir el aromático grano se distingue por su buen gusto en la cocina con su tradicional sopa de pan, estofado de gallina y trucha arcoíris. Las artesanías son otra de las manifestaciones artísticas de gran calidad en Veracruz. Las numerosas etnias aún vivas en el territorio elaboran bellos productos textiles, de alfarería y cartonería. En la zona de la Huasteca y en la Sierra de Zongolica, donde habitan los indios macehuales, se utiliza el telar de cintura para elaborar cobijas, jorongos, lienzos, morrales y tapetes. El antiguo arte de la alfarería tuvo un lugar preponderante en las antiguas culturas mesoamericanas, y hoy en las comunidades de la Huasteca y en San miguel Aguasuelos, las mujeres elaboran bellos objetos de cerámica para autoconsumo y para la venta. El tercer arte popular es la cartonería, cuyo uso también data de las primeras comunidades mesoamericanas y hoy se utiliza para decorar y elaborar las ofrendas rituales con papel amate y papel de china. Veracruz tiene en el arte y la cultura una de sus mejores formas de expresión. El trabajo artístico de nuestros antepasados se distingue por la riqueza de sus centros ceremoniales, esculturas, cerámica y en sus utensilios de uso cotidiano, en los que plasmaron con gran sentido estético su visión del mundo. Ello se puede observar en los 4,523 sitios arqueológicos que existen en Veracruz, en la majestuosidad de El Tajín, Tres Zapotes y Zempoala, sitios representativos de las culturas que nos precedieron. Esa valiosa herencia cultural, junto con el rico legado de nuestra cultura mestiza, mosaico de razas europeas, indígenas y africanas, representada en los monumentos coloniales, en la pintura y arte religioso de los siglos posteriores a la Conquista, no sólo constituyen un legado material, sino una actitud y un espíritu transmitidos de generación en generación en el estado tenemos también un festival anual que se realiza en un escenario natural, enmarcado por la zona arqueológica de El Tajín, en el que se realizan actividades artísticas, culturales y recreativas, entre otras. El estado conserva una gran diversidad de costumbres y tradiciones, tiene una rica gastronomía y una cultura popular muy amplia. Veracruz celebra 561 fiestas titulares, 64 ferias y 43 carnavales, es decir que se celebran en promedio casi dos fiestas tradicionales en cada uno de los 365 días del año. Algunas de estas fiestas son conocidas nacional e internacionalmente, como el Carnaval de Veracruz, la fiesta de la Candelaria, en Tlacotalpan, la feria de Corpus Christi y la celebración de la Semana Santa, en Papantla y la Xiqueñada, en Xico. Son famosas también las ferias que se celebran en Tuxpan, Xalapa, Córdoba, Veracruz y Coatzacoalcos, así como las reuniones de brujos que se celebran el primer viernes de marzo en Catemaco, en la zona de Los Tuxtlas. 25

La llegada de los españoles a Veracruz trajo consigo la edificación de innumerables edificios de estilo colonial en ciudades como Córdoba, Veracruz, Xalapa, Coatepec y Tlacotalpan. El Fuerte de San Juan de Ulúa es muestra viva de este gran patrimonio. En Veracruz se estableció el primer puerto de México, el cual cuenta con una gran tradición popular que se refleja en su música, bailes, fiestas del Carnaval y su rica gastronomía .Actualmente conurbados, Veracruz y Boca del Río se complementan para ofrecer al visitante nacional y extranjero, un ambiente de tradiciones y una moderna infraestructura hotelera y de servicios. La ciudad de Tlacotalpan, además de su belleza arquitectónica es tierra de tradiciones y fiestas, como la fiesta de la Candelaria con su tradicional pamplonada. En 1999 esta ciudad fue declarada por la UNESCO, patrimonio cultural de la humanidad. Cerca de la actual ciudad de Veracruz se ubica La Antigua, lugar donde Hernán Cortés fundó el primer ayuntamiento de América y la primera capilla de México. En este lugar se puede apreciar la casa en que vivió el conquistador. Otras ciudades de interés turístico son Catemaco, reconocido por su hermosa laguna; Orizaba que es una de las ciudades más antiguas del estado y posee monumentos históricos de gran valor y Papantla, famoso por preservar tradiciones prehispánicas como la de los Voladores de Papantla Veracruz cuenta con un pasado muy rico heredado de las culturas prehispánicas que habitaron el territorio veracruzano, las zonas arqueológicas y los museos de sitio forman parte del acervo histórico-cultural que Veracruz muestra a sus visitantes. Además, Veracruz fue escenario de gran parte del periodo de desarrollo entre la Conquista y la Colonia de México, por lo que encontraremos monumentos, edificios y demás rastros que dan fe de la cultura desarrollada. Por si fuera poco, la actividad cultural está muy presente en nuestros días, con los diversos espacios dedicados a las artes y cultura, Veracruz es un gran lugar para aprender y explorar presente y pasado. Uno de los mayores exponentes de esta característica nacional es precisamente Veracruz, la cuna del mestizaje, una tierra particularmente festiva en la que, como es de esperarse, nunca faltan motivos para vestirse de gala y entregarse a la celebración. Otra de las influencias culturales que subsisten en los pueblos de la sierra es el sentido mágico de la música y la danza de origen náhuatl y totonaca, como la "danza de los tocotines", que representa, en la memoria popular, la llegada de los conquistadores españoles y su paso por la región de Xico Viejo. La resultante es un estado que prácticamente diario tiene algo que celebrar. 26

4. La diversidad cultural veracruzana sustentada en sus pueblos indígenas. 4.1 Diversidad y contrastes de los pueblos indígenas de Veracruz.
Veracruz es una de las 32 entidades federativas que forman la República Mexicana y es el tercer estado con mayor número de población indígena en términos absolutos, después de Oaxaca y Chiapas. Se localiza en el este del país, limitando con el Golfo de México. Si se compara esta región con las costas del Pacífico, las llanuras costeras de Veracruz son más anchas y extensas y la vertiente del Golfo de México-Caribe es más húmeda y lluviosa. En su territorio se hallan varias de las cuencas hidrográficas más importantes del país: Pánuco, Papaloapan, Coatzacoalcos, Tuxpán-Nautla. En la unidad histórico-cultural de la región Golfo de México y Veracruz están nucleadas las diversas etnias en términos de los rasgos socio-culturales y lingüísticos que las diferencian en lo particular, formalizadas en varias subáreas culturales específicas, pero a la vez inmersas en la súper área cultural llamada Mesoamérica por los investigadores de la antropología y arqueología. En los últimos años, en México como en el resto del mundo, emerge la necesidad de considerar la diversidad cultural como un tema prioritario en todos los ámbitos del quehacer humano. En un escenario signado por factores relevantes como las nuevas tecnologías y los movimientos sociales reivindicativos, se reclaman respuestas innovadoras que sean coherentes con los cambios vertiginosos que todo esto conlleva. Así, las instituciones que conducen acciones para alcanzar el bienestar de las sociedades se ven ante la necesidad imperiosa de transformarse para responder eficazmente a este entorno. LOS TOTONACAS Esta zona, ubicada en la porción central de la Costa del Golfo de México, fue denominada Totonacapan, debido al asentamiento de los pueblos totonacas; quienes habitaron en esta región entre los siglos VIII y IX. Esta zona, ubicada en la porción central de la Costa del Golfo de México, fue denominada Totonacapan, debido al asentamiento de los pueblos totonacas; quienes habitaron en esta región entre los siglos VIII y IX. No obstante, cabe mencionar que por toda el área estuvieron asentadas diversas etnias más; que ocuparon el territorio que va desde el río Papaloapan, hacia el sur, hasta el río Cazones, por el norte, siendo su límite, por el poniente, la Sierra Madre Oriental.

Según datos arqueológicos hacia el año 2000 a. de C., surgieron las primeras aldeas, entre las que predominaban actividades como la agricultura y la pesca. Se han descubierto evidencias de las casas de agricultores tempranos, hechas con

27

materiales perecederos. Junto a éstas se han hallado también objetos de piedra y cerámica que muestran la tecnología de estos pueblos. Se han hecho descubrimientos importantes principalmente en la cuenca del río Nautla, la zona semiárida que se extiende de Jalapa a Cotaxtla, la región de Orizaba y Córdoba, la cuenca de los ríos Blanco y Papaloapan, donde posteriormente se asentó Cempoala. Los sitios más tempranos que se han trabajado en el estado son: el Trapiche y Chalahuite el Viejón, el Limoncito y Tlalixcoyan. De donde se han obtenido abundantes piezas de cerámica. Hacia 1500 a. de C., surgió una tradición con expresiones artísticas muy particulares denominadas "cultura de Remojadas", conocida por su estilo plenamente desarrollado, posiblemente derivado del tronco común de la tradición costeña, de la cual originaron los Olmecas arqueológicos. Durante el Periodo Formativo o Preclásico en su fase tardía, se puede encontrar en esta zona una espléndida cultura aldeana, identificada por las figuras de barro cocido que recrean la vida cotidiana y ceremonial de aquellos tiempos. Hacia el año 300 d. de C. se inicia el Periodo Clásico, donde dada la influencia de los mercaderes que recorrían el camino entre Teotihuacán y las ciudades mayas, se desarrolló un fuerte estilo teotihuacano. Al mismo tiempo, Totonacapan vio florecer aldeas y centros ceremoniales que dejaron testimonios de su creatividad en las ricas ofrendas rituales que han sido descubiertas. El más espectacular se hizo en El Zapotal, que probablemente fue un importante santuario dedicado a Mictlantecuhtli, El Señor de los Muertos.

ORÍGENES De origen multicultural, olmeca, náhuatl y maya; su primer asentamiento se ubica hacia el 2500 adC. entre el río Papaloapan y el río Cazones; de 1500 a 100 adC. Su lengua fue el totozoque una mezcla de náhuatl, otomí y maya.

Organización social grupos que constituyen esa cultura. La organización social totonaca estaba basada en el patriarcado, guiados por un consejo de ancianos altamente respetados. En la cúspide de la pirámide social estaba el gobernante, seguido de la familia y entre ellos los altos funcionarios de gobierno. Un segundo nivel lo ocupaban los sacerdotes, más abajo estaban los comerciantes y después las variantes de especialidades artesanales. La base social era formada por una mayoría de agricultores. 28

ORGANIZACIÓN POLITICA. Su organización política consistía en una teocracia, aunque eran un pueblo fundamentalmente pacífico que en sus primeras etapas no tenía ejército. Durante la etapa posclásica, surge el militarismo. La economía totonaca estaba basada en la agricultura de maíz, frijol, algodón, cacao y explotaban también el maguey pulquero. Cultivaron algodón, sus tejidos y textiles adquirieron gran valor comercial en Mesoamérica. Hacia el año 300 d. de C. se inicia el Periodo Clásico, donde dada la influencia de los mercaderes totonacas que recorrían entre Teotihuacán y las ciudades mayas, se desarrolló un fuerte estilo teotihuacano.

RELIGION. Practicaron religión politeísta, adoraban deidades solares, al trueno, al huracán, al rayo y a la tempestad. Sus deidades principales fueron Tajín y Tláloc. Cerámica, esculturas, arquitectura Durante el Clásico (año 100ddC.) se inicia la construcción den Tajín, ciudad sagrada sin aparente lógica pero con asombrosa armonía. Construyeron durante alrededor de 1000 años un área que abarca 60 hectáreas y consta de 154 edificios. La Pirámide de los Nichos, edificio principal, cuenta con 7 plataformas superpuestas y una escalera en uno de sus lados. 365 nichos la adornan relacionados con un calendario solar Un elemento decorativo que se va a encontrar frecuentemente es la greca en cadena llamada "jícara humeante, o vaho de los dioses" Xicalli Coyutli. En la ciudad del Tajín, vamos a encontrar 17 juegos de pelota y elementos escultóricos únicos como las hachas votivas, los yugos y las palmas. Los totonacas esculpieron extrañas figuras llamadas "hachas yugos y palmas" objetos de uso ritual probablemente relacionadas con el juego de pelota. "Hachas", Yugos, Palmas Los totonacas a su vez se desarrollaron en la parte central de Veracruz y hacia el clásico tardío, su área ocupacional llagaba al sur hasta la cuenca del río Papaloapan, al oeste a los municipios de Acatlán, Oax, Chalchicomula, Puebla, el valle de Perote, las sierras de Puebla y de Papantla y las tierras bajas del río Cazones. Lo más relevante de la cultura totonaca se alcanzó durante el clásico tardío cuando construyeron centros ceremoniales como El Tajín, Yohualichán, Nepatecuhtlán, Las Higueras, Nopiloa y el Zapotal. Son admirables los adelantos y perfección de formas alcanzados en la elaboración de yugos, palmas, hachas, caritas sonrientes y las esculturas monumentales de barro. Al parecer, los totonacas formaron parte del imperio de Tula y a partir de 1450 fueron conquistados por los nahuas de la Triple Alianza.

29

CULTURA POPOLUCA Los grupos indígenas de México, son descendientes de las extraordinarias civilizaciones prehispánicas, herederos de una vasta cultura ancestral que se truncó con el desembarco de los europeos en este continente. Sin embargo, a pesar de todos los intentos por construir estados-nación con políticas de discriminación y desigualdad sociocultural de una nacionalidad dominante sobre los grupos étnicos, éstos han sobrevivido. Del total de población que habitan, los 80 municipios considerados (31 en Veracruz y 49 en Oaxaca), por lo menos la cuarta parte pertenecen a 12 grupos étnicos: zapotecos, popolucas, nahuatlacos, zoques, huaves, mixes, chontales, mixtecos, tzotziles, chinantecos, mazatecos y chochos, repartidos en 539 comunidades, de los cuales el 61% está en Oaxaca y el 39% en Veracruz. Estos grupos sociales sobreviven con altos grados de analfabetismo, desnutrición y carencia de servicios básicos. Sin embargo, en ese mismo espacio (y quizá orillados por esas condiciones), estos grupos indígenas han levantado movimientos y construido organizaciones sociales de relativa importancia regional, en defensa de su territorio y sus recursos naturales. Actualmente en la Sierra de Santa Marta (o Soteapan) Existen 50,000 habitantes en la zona y 49 núcleos de población. Una proporción importante pertenece a los grupos étnicos zoque-popolucas y nahuas. Popoluca es un vocablo nahua que significa extranjero. Se llaman a sí mismos hijos de Homshuk, el dios del maíz, y se aceptan más como popolucas que por el término nativo de núntaha'yi o el de anmati, palabras que denotan su filiación lingüística. Este pueblo indígena nativo de Mesoamérica tiene una extensa y compleja historia de interacciones y relaciones con otros grupos. Han sido llamados olmecas, zoquepopolucas y mixe-popolucas. LOCALIZACIÓN Los popolucas habitan en los municipios de Acayucan, Hueyapan de Ocampo, Mecayapan, Pajapan y Soteapan, ubicados en la región sur del estado de Veracruz, aunque llegaron a abarcar parte del estado de Tabasco. La región istmeña donde se localizan se encuentra en la zona fronteriza con el estado de Puebla, entre la división de la Meseta Central-Río Papaloapan y el Altiplano del sureste. La ubicación estratégica del istmo como corredor intercultural, y el asentamiento de popolucas a pesar de las presiones étnicas de nahuas por un lado y de totonacas y zapotecos por el otro, descartan la injerencia hegemónica de la Meseta Central o la del sureste. Los asentamientos popolucas siguen las redes fluviales que alimentan al Papaloapan hasta sus propias márgenes ribereñas.

30

INFRAESTRUCTURA La región habitada por los popolucas cuenta con una gran vía férrea que funciona desde principios de siglo y se complementa con la apertura de la red carretera en los años cincuenta. La carretera en operación México-Veracruz-Coatzacoalcos funciona con ramales a diferentes localidades con población popoluca residual en los municipios de Chinameca y Oteapan. Los municipios con mayor porcentaje de hablantes de popoluca son Hueyapan y Soteapan. LENGUA La lengua popoluca se ubica dentro del grupo maya-totonaco, tronco mexicano, familia mixeana a la que pertenece también el zoque. Tanto su vertiente mixepopoluca como zoque-popoluca, nos remiten a antiguos nexos lingüísticos y culturales con el sureste del país, es decir, con el área mayense. En realidad, se trataría de cuatro lenguas distintas pero emparentadas: los popolucas de Soteapan y Texistepec hablan una vertiente "zoqueana" relacionada con el zoque de Tabasco, Chiapas y Oaxaca, mientras que los popolucas de Sayula y Oluta hablan la variante "mixeana", vinculada a los dialectos del mixe oaxaqueño. VIVIENDA Los matrimonios popolucas recién casados viven en la casa de los padres del novio. Cuando se logra alcanzar la independencia económica, generalmente se levanta la nueva vivienda junto a la del padre. Por lo regular las viviendas popolucas se destacan por sus prototipos rústicos, tradicionales en sus formas, distribución y materiales. En la actualidad las viviendas popolucas conservan el piso de tierra. Uno de los aspectos tradicionales en este tipo de viviendas es que presentan la separación tradicional del tapanco, para el almacenamiento de granos y dormitorio de los infantes. TERRITORIO, ECOLOGÍA Y REPRODUCCIÓN SOCIAL La región istmeña de Veracruz se caracteriza por un espacio relativamente plano, que comienza a ser interrumpido por las estribaciones serranas que corresponden al sistema montañoso de los Tuxtlas y se asigna como su punto más alto el volcán de San Martín con una altitud de 1 764 metros. La franja montañosa ocupada por los popolucas, es conocida como la Sierra de Santa Martha, en ella se ubica de manera destacada la población de Soteapan a 499 msnm. Por su lado, Sayula se ubica en la zona más plana a 138 metros de altitud. A los popolucas, al igual que a los nahuas istmeños, les tocó vivir un largo proceso en que la región se transformó al ritmo de la explotación económica traída por los colonizadores: cacao, tabaco, ixtle, madera, café, ganadería, caña de azúcar y petróleo, que ejercieron una acción depredadora irreversible sobre un entorno ecológico de gran riqueza y diversidad biótica. Pero estos ciclos económicos que marcan la historia económica regional, deben ser vistos en su tenor tendencial, ya que a nivel local o municipal, existen variantes por considerar, en el análisis particular de un área. Todavía en la actualidad las descripciones realizadas sobre el entorno natural en que habitan los popolucas indican que la gran fractura ecológica, sin lugar a dudas, se presenta asociada a la expansión petrolera a fines del siglo XIX, a la 31

ampliación y modernización de las vías de comunicación y a la nueva expansión ganadera que se ha desarrollado a lo largo del siglo XX. En el transcurso de un siglo, el colapso forestal se ha hecho evidente. Contribuyeron a ello tanto la demanda de madera para las obras del ferrocarril, como los crecientes pedidos de material de construcción de viviendas en las principales ciudades mestizas y la tala inmoderada para fines de exportación. La deforestación se asumió como el principal símbolo de la modernidad capitalista; tras ella, la expansión de los cultivos y la ganadería comercial se potenciaron a un ritmo ascendente, que a su vez se multiplicó con la explotación petrolera. El colapso forestal y de la flora en general, trajo aparejada la depredación de la fauna. La caza del venado se incrementó al ritmo de la demanda mestiza en las estaciones del ferrocarril, terminando de fracturar su capacidad de reproducción y rompiendo los propios ciclos prescriptivos que regulaban su caza en las comunidades popolucas. Debido a un proceso de transformación de la actividad productiva, que pasó de la agricultura a la ganadería en el istmo veracruzano, el espacio popoluca también se ha transformado. Se ha contraído la producción maicera en favor de los cultivos forrajeros y comerciales. Los ejidatarios popolucas se han visto obligados a rentar sus tierras a los ganaderos particulares o a los ejidatarios que no se dan abasto con sus superficies de pastura, por lo que muchos de ellos dependen, a través del sistema de aparcería de los ganaderos y caciques locales. Sin embargo, la agricultura sigue siendo una actividad importante para la economía popoluca. Los cultivos más importantes son el maíz, el frijol, el ajonjolí, el arroz y árboles frutales, además de los cultivos comerciales como el café y la caña de azúcar. La caza y la pesca, dependiendo de la zona de asentamiento, complementan el sustento.

CULTURA HUASTECA La zona huasteca se integra de la región de la Huasteca Veracruzana y de la sierra de Huayacocotla, que colindan con los estados de Tamaulipas, San Luis Potosí, Hidalgo y Puebla y se caracteriza por la singular belleza de su abundante vegetación, sus fértiles tierras a las márgenes de los ríos y esteros con sus cerros y bajíos. En esta región además de sus danzas se baila el huapango que es un género musical y dancístico denominado también "Son Huasteco", el cual surge en la época colonial de bailes y trovas populares de influencia española pero con una expresión propia de los sectores mestizo e indígena y que se identifica como una cultura regional

TERRITORIO, ECOLOGÍA Y REPRODUCCIÓN SOCIAL La Huasteca veracruzana está inmersa en las provincias fisiográficas de la Llanura 32

Costera del Golfo, que abarca desde el río Bravo hasta la zona de Nautla en Veracruz y la de la Sierra Madre Oriental. En la Llanura Costera del Golfo se encuentra la subprovincia de las "Llanuras y Lomeríos", que se extiende desde Tampico, Tamaulipas, hasta Misantla, a la que corresponden parte de los municipios de Chicontepec y Platón Sánchez. La subprovincia del "Corzo Huasteco" pertenece a la provincia de la Sierra Madre Oriental e incluye los municipios de Benito Juárez, Chalma, Chiconamel, Texcatepec, Tlachichilco, Zontecomatlán y parte de los municipios de Chicontepec, Ixhuatlán de Madero, Huayacocotla, Platón Sánchez, Tempoal y Temapache. Los climas de estas subprovincia son cálidos-húmedos con lluvias todo el año y cálidos-subhúmedos con lluvias en verano. La precipitación pluvial media anual oscila entre los 1 200 y 1 500 mm. En esta región se registra una temperatura media anual que va de los 220C a los 270C. Debido al rezago agrario en la demarcación de linderos y la insuficiencia de tierra fértil, la tenencia de la tierra es uno de sus principales problemas que crea conflictos entre poblaciones indígenas y mestizas. La propiedad social de ejidos y comunidades registrada es de 251 486 ha. De esta superficie, el 54.52% está destinada a labores agrícolas. Temapache tiene 47 225 ha, Ixhuatlán 27 038 y Chicontepec 20 814. Chicontepec es el municipio con mayor población indígena y tiene la menor superficie agrícola de propiedad social. Temapache tiene la mayor superficie y el menor número registrado de indígenas. La siembra de maíz en la temporada de lluvias se llama xopaillli y en secas tonamilli. El día de la siembra, la familia realiza un ritual en el campo, reza y habla con el maíz, y coloca una rica ofrenda ante el altar. Un mes y medio después realizan la primera limpia de malezas. A los seis meses levantan la cosecha y la almacenan en la casa. La cosecha debe ser en temporada de luna llena para que el maíz no se pique. Rocían calidra entre las hileras (camas) para evitar que se lo coman los insectos. La migración es una de las consecuencias de las precarias condiciones económicas en las que viven las comunidades indígenas. Recientemente se ha dado inmigración a la zona nahua del norte del estado en un área que abarca desde Tuxpan hasta Tempoal por la llanura costera y Huayacocotla, Benito Juárez, Ixhuatlán de Madero, Llamatlán y Chicontepec en la zona serrana, pues intermitentemente llegan campesinos de los estados de Hidalgo y Tamaulipas. A partir de 1978 se inició un movimiento migratorio que culminó en 1981. Esta migración la originó la explotación de un yacimiento petrolero en el paleo delta de Chicontepec. Los migrantes fueron trabajadores de Pemex, de la Secretaría de Salud y del instituto Mexicano del Seguro Social, que, entre otros, dotaron a la zona de red de servicios de salud. Estos movimientos migratorios modificaron algunos hábitos de la población. Los indígenas jóvenes tienen mayor movilidad.

33

ECONOMIA. La región hutesca se constituyo por varios señorios, no muy grandes, que se basaron en la agricultura intensiva de maiz, frijol y calabaza. El cuidado del algodón y su fino trabajo les posibilito confeccionar telas para vestimenta. La pesca y la caza también fueron actividades que les permitieron el necesario sustento y la elaboración de ciertos artículos que los caracterizaron, como cinturones de piel que remataban con caracoles para atemorizar a los enemigos en los combates. La alfarería les permitió comercializar, hacia el centro de mesoamerica, piezas de color café decoradas con dibujos que representaban nubes de humo y alas de mariposa. LENGUA Los descubrimientos de la glotocronología asignan al yuto-azteca, tronco lingüístico al que pertenece el nahua, una antigüedad aproximada de 45 a 47 siglos. La lengua nahua se encuentra en un eje idiomático de sur a norte en el siguiente orden: nahua-pimanahopi-tubatulabal-mono. Los cuatro dialectos del náhuatl actual son: nahua del oeste: municipio de Toluca (por el Nevado de Toluca), Michoacán, Guerrero y en Xoxocotla y Cuernavaca (Morelos); nahua central: valle de México, Huauchinango (Puebla), Tlaxcala, valle de Puebla y Amilpas, así como el extinto cazcán de Jalisco; nahua septentrional: en la Huasteca (parte de los estados de San Luis Potosí, Hidalgo, Veracruz); nahua del este: sierra de Puebla, centro de Veracruz, pipil de Tuxtepec (Oaxaca) y de Acula, Tuztla, pipil de Centroamérica COSMOGONÍA Y RELIGIÓN La cosmogonía de los nahuas del norte de Veracruz se expresa en diferentes momentos importantes de su existencia, mediante la celebración de diferentes rituales que marcan, por ejemplo, el inicio del trabajo agrícola, el estreno de una casa, los funerales, iniciaciones, matrimonio, etcétera. Según los nahuas de esta región, el cielo está dividido en dos mitades: una es de Dios y otra del Malo. En el cielo Dios les reparte el trabajo, los muchachos siembran maíz, las señoras hacen la comida, cuidan a los angelitos y lavan la ropa; las viejitas cuidan los pollos, las flores y abrazan a los niños chiquitos. Los niños maman en las espinas de los árboles de ceiba que tienen forma de senos. Cuando se muere alguna persona le ponen maíz, agua y comida, porque cuando va pasando por el camino de Dios el difunto debe tirar maíz para distraer a los pájaros que lo quieren picotear. En la otra mitad del cielo manda el Malo, y ahí llegan los difuntos que mataron o fueron asesinados, los que hacen brujerías y los que están en dos religiones. El Malo los recibe, avienta a la lumbre a las personas asesinadas y en el agua hirviendo a los asesinos y a los que hacen daño. Si los asesinados son muchachos trabajan en colocar el cercado donde viven, limpian el lugar, 34

mantienen vivo el fuego y ponen el agua a hervir; cuidan a los animales del diablo, como lagartos y perros grandes, otros tocan el violín. Los nahuas clasifican a los muertos por la forma en que fallecen. A los que mueren de vejez, las mujeres que mueren en el parto, los jóvenes y niños que mueren por enfermedad o brujería les hacen la misma ceremonia: bañan el cadáver, le ponen ropa nueva al cuerpo y lo acuestan frente al altar doméstico cubriéndolo con flores, le ponen ceras, veladoras y en un incensario queman copal. Las personas que van al velorio llevan flores, ceras, veladoras, maíz, frijol, chile, etcétera. Dentro del ataúd colocan un plato, una taza, un canuto de carrizo lleno de agua de pozo y con unos xiles, monedas en una bolsita de tela y una virgen de Guadalupe para que Dios lo reciba bien en el cielo. Además, realizan una serie de rituales durante la velación y el funeral. Las mujeres preparan alimentos para los presentes, como enchiladas de ajonjolí o pollo. Al terminar el novenario ofrecen una comida ritual. Después, la señora que lavó la ropa del difunto barre de nuevo juntando la basura con la ropa o la cobija y el petate del difunto y lo deja todo entre la maleza cerca de la casa para que se pudra. El rezandero y la lavandera cobran por sus servicios y les pagan con dinero. Los nahuas veracruzanos consideran que el maíz está vivo igual que una persona y llora si lo maltratan. Cuando los elotes están tiernos no deben comerse con sal, porque no se da bien el mateado; también tienen la creencia de que el kukuchi (huitlacoche) sale porque defecan en la milpa. Los nahuas realizan el tlamanes, una ceremonia para la invocación de lluvia que involucra a los miembros de una comunidad, a varias localidades o a toda una región. Cuando la temporada de secas amenaza con la pérdida de un sembrado baña a San Antonio y le ponen ofrenda y velas; si esto no es suficiente, piden permiso a la autoridad local para realizar una ceremonia comunal, y solicitan a otro pueblo que les preste una virgen reconocida como milagrosa para ofrecerle una fiesta y ofrendas. Colocan a la virgen en una capilla adornada y acompañan los rezos con música de violín y ofrendas. La petición de lluvia dura 8 o 15 días, y todas las noches se presentan los campesinos ante la imagen para solicitar buena cosecha. Las ofrendas consisten en ceras, sal, maíz, frijol, nixtamal, refrescos, pan, café, piloncillo y dinero. Si hay alguna persona enferma, consigue un padrino de pepentle. Hacen mitote, bailan las viejitas, niños y señoritas. Al terminar el compromiso regresan la imagen a la localidad que la prestó y llevan las limosnas, velas y flores que sobraron. Después de esta ceremonia debe llover a los tres o cuatro días.

RELACIONES CON OTROS PUEBLOS En el estado de Veracruz los nahuas forman parte de diferentes culturas regionales, porque están asentados en tres territorios, en los que configuran 35

sociedades regionales específicas: al norte con los grupos huasteco, otomí, totonaco y tepehua; en el centro con los grupos zapoteco, mixteco, mazateco, popoloca de Veracruz, totonaca y chinanteco; y en el sur, con los grupos zapoteco y popoloca de Veracruz. Los nahuas constituyen regiones lingüísticas interestatales: al norte, con los municipios fronterizos de San Luis Potosí e Hidalgo; en el centro del estado, con los del norte de Puebla; y al sur, con los municipios cercanos a la costa del Golfo de México. En los municipios de Ixhuatlán de Madero y Zontecomatlán interactúan nahuas, otomíes y tepehuas. El comportamiento de los mestizos pobres difiere del de los ganaderos y terratenientes a causa de la diferencia de recursos económicos, pero ambos, en mayor o menor medida, han adoptado formas culturales indígenas

4.2 Totonacos
México es un país que posee una riqueza cultural prehispana muy amplia y con grandes períodos del desarrollo de sus pueblos y esta vez conoceremos la importancia del pueblo indígena Totonaco, partiendo de la premisa que advierte que como pueblo periférico a la civilización Maya e Imperio Azteca, presenta una compleja organización política y social en tiempos prehispánicos, durante los siglos de dominación europea y durante el transcurso de los tiempos contemporáneos. Interesa reconocer y establecer lazos con su comportamiento en el tiempo y cómo lograron llegar hasta el México actual. Los Totonacos son un pueblo indígena Mesoamericano de la zona de Veracruz y sus orígenes están ligados a los grupos Mayas, Olmecas, Huastecas y Popoluca, entre los años 500 – 400 a. C. Diversas fuentes históricas advierten que su nombre deriva de la adoración a un dios llamado Totonac. En cambio, si revisamos su configuración etimológica encontramos tutu que significa tres y nacu que significa corazón. Así desciframos su acepción en tres corazones. Además se puede relacionar a tres enormes e importantes centros ceremoniales atribuidos a su desarrollo cultural: Tajín, Zempoala y Yohualichan. El Tajín corresponde a un centro arqueológico cerca de la costa del Golfo de México. Se destaca la pirámide de Nichos entre sus monumentos. Zempoala corresponde a un sitio arqueológico que fue ocupado por Totonacos, Chinantecas y Zapotecas. Por último, Yohualichan es un antiguo centro ceremonial de la cultura totonaca que se localiza al noreste de Cuetzalan. El pueblo Totonaco tuvo una importante concurrencia de incorporaciones culturales de Mayas, Teotihuacanos, Mixtecas y Aztecas o Mexicas. Los diversos 36

períodos de su desarrollo cultural y la dominación por otros grupos desencadeno en la cooperación con los europeos para interrumpir el proceso cultural de los aztecas y su capital Tenochtitlán. Teniendo en cuenta cual era la ubicación dentro del sistema mesoamericano de los Totonacos, puedo intentar intervenir en el conocimiento de su organización política y social en un contexto de dominación permanente. Desarrollo cultural de los Totonacos hasta la irrupción europea. Los Totonacos se establecieron como un grupo cultural periférico a las culturas madres y también a la civilización Maya e Imperio Azteca. Los primeros períodos de su historia hablan de un pueblo dedicado a la agricultura como sistema autosuficiente y autoabastecedor. Desarrollaron un sistema de cultivo y riego debido a las condiciones geográficas. Cultivaban principalmente maíz, chile, frijol, café y caña de azúcar. Hacia principios del siglo XVI los Totonacos se encontraban bajo el dominio de los Mexicas, es decir, aztecas. “Los mexicas fueron un pueblo indígena de filiación náhuatl que tras una larga peregrinación fundó México-Tenochtitlan.” El comportamiento político y social de los Totonacos se vio fuertemente dominado y sojuzgado al poder mexica. El grupo Totonaco fue uno de los grupos que paso a componer la Triple Alianza conformada por Texcoco, Tlacopan y Tenochtitlán, siendo esta última el núcleo político. La Triple Alianza constituía la repartición de territorios y debían pagar tributos a las ciudades del grupo participe de la alianza. Es decir, estos núcleos de la triple alianza recibían tributos de los pequeños grupos indígenas dominados que como los Totonacos hasta esta situación mantenían una organización de grupo familiar con economía autosuficiente. Posterior a la conformación de la triple alianza el modelo de estado Mexica se constituyó como una monarquía centralizada y liderada por Tenochtitlán. A pesar del auge que vivían los Mexicas, grupos como los Totonacos manifestaban su descontento. Me parece que el desarrollo cultural de los Mexicas merece crédito dentro de toda la historia prehispana y durante el período del contacto. Sin embargo considero que la postura propia y adquirida por grupos culturales como los Totonacos revela la situación relegada de quienes son dominados. La historiografía en diversos campos de investigación pone énfasis en resaltar el gran Imperio Azteca, idea que personalmente comparto, pero también me parece muy relevante investigar y conocer las razones de por qué los grupos indígenas más pequeños no compartían la idea de tributo, de sometimiento hacia un grupo que se apodero de la zona por medio de la fuerza. Hasta el momento puedo 37

resumir que la cultura totonaca ha estado siempre bajo el yugo dominador de los más poderosos, más aun, cabe señalar que posterior a la derrota y caída del Imperio Azteca en manos españolas, sucede un fenómeno clásico en toda Latinoamérica: el español somete a estos grupos indígenas luego viene el proceso de evangelización y consigo la perdida y reemplazo de nuevos elementos culturales, proceso que se denomina aculturación que se da con la expansión europea y de manera contemporánea con los actuales mexicanos. Los Totonacos Contemporáneo. como grupo cultural, étnico e indígena del México

El grupo indígena Totonaco se encuentra actualmente en el estado de Puebla, en el cual el 60% de la población que habita en la Sierra Norte corresponde a indígenas, de estos el 72% son Náhuatl y el 23% Totonacos. La Región Totonaca ubicada en la Sierra Norte del estado de Puebla, es colindante con el estado de Veracruz en la parte de la Sierra y el declive hacia el Golfo de México. Allí existen pueblos indígenas que a través del tiempo han logrado conservar su unidad, costumbres y tradiciones, aspectos que, aunados a lo físico-geográfico, conforman una región con características homogéneas.” Durante los siglos XVI y XVIII la cultura totonaca compartió con españoles que pretendían explotar sus tierras. Sin embargo, ellos continuaron con sus formas tradicionales de producción y bajo el principio de reciprocidad orientada hacia la autosuficiencia. La negativa de los Totonacos a usar nuevos métodos de cultivo y el escaso conocimiento del clero acerca de la cultura totonaca permitió que el pueblo se organizara de manera étnica facilitando llegar al siglo XXI con un importante papel en la actual sociedad mexicana. El pueblo Totonaco ha desarrollado una lucha por cuidar y recuperar sus territorios. Primero arrebatados por grupos indígenas prehispanos, luego los españoles, a continuación los mestizos y finalmente una lucha social y política por mejorar su condiciones de vida y resguardar sus tradiciones como parte de una sociedad diversa. La reformulación del espacio, debido al crecimiento de la infraestructura de comunicaciones, implicó el desarrollo de procesos de diferenciación económica, social y política; los totonacas desarrollaron un núcleo identitario basado en un conjunto de estrategias de resistencia étnica para mantener su cohesión e identidad.”

38

A modo de conclusión puedo establecer que efectivamente el grupo indígena Totonaco encarna la visión de los sometidos y dominados durante gran parte de su historia. Fueron uno de los grupos que se negó a la intervención azteca o mexica y que a pesar de formar parte de los grupos tributarios, al llegar Hernán Cortés, decidió apoyar la derrota d Tenochtitlán en un plan de venganza. Los procesos por los cuales ha pasado la cultura totonaca corresponden a los procesos que vivieron la mayoría de los pueblos indígenas bajo la invasión europea. El caso de los Totonacos luchando por su territorio y por conseguir mejores condiciones de vida no deja de parecer similar a lo que viven hoy las comunidades Mapuche de nuestro país. El valor cultural e histórico que representan los grupos indígenas en cualquier lugar del mundo debe ser considerado el máximo tesoro cultural de una sociedad. México ha implementado políticas que favorezcan a grupos étnicos, sin embargo hoy se atribuye pobreza con grupos indígenas. Los totonacas son actualmente uno de los pueblos más pobres de México y un estudio sobre la situación de pobreza de las familias indígenas totonacas y el impacto del Programa de Educación, Salud y Alimentación (PROGRESA) arroja altos índices de falta de vías de comunicación, analfabetismo y desnutrición aunado a las condiciones físico –geográficas problematizan la situación de actividades productivas y estándares de calidad de vida que impone la sociedad occidentalista.

4.3 Huastecos de Veracruz En la literatura histórica, a los huastecos (teenek) se les llama cuexteca, vocablo nahua relacionado, según los cronistas, con dos voces del mismo idioma: cuechtic o cuechtli, que significa "caracol menudo o caracolillo", y cuexteca, nombre del caudillo que los guió hacia el oriente y cuya figura se relaciona con Quetzalcóatl en la caída de Tula. El otro nombre: huaxtecos o guaxtecos, se deriva del sustantivo nahua guaxin, que significa "guaje", leguminosa comestible. En su propia lengua, que pertenece al tronco mayense, los huastecos se auto designan teenek, gentilicio de donde derivan teenek cauintalab, palabra o lengua huasteca, y teenek bitsom, pueblo huasteco. Este vocablo se utiliza en contraposición a ejek, que significa "negro o mestizo", a thac tzam, "culebras blancas" o nahuas, y a uuch "piojos" u otomíes. Al parecer, el vocablo teenek indica una contracción de Te' Inik (Te', "aquí", e Inik, "hombre"), que significa "los hombres de aquí". 39

Localización Los teenek habitan en el noreste de la República mexicana, en la planicie costera que se extiende por el norte de Veracruz y el oriente de San Luis Potosí. En Veracruz se distinguen dos núcleos principales: uno alrededor de la ciudad de Tantoyuca y otro en los municipios, cabeceras y rancherías o congregaciones en la sierra de Otontepec. La población teenek veracruzana se localiza en los municipios de Tantoyuca, Tempoal, Tantima, Chinampa de Gorostiza, donde viven también mestizos en las cabeceras municipales; en Tancoco conviven con comunidades nahuas. En esta población, así como en Chinampa, Chontla, Tantoyuca, Tempoal y Tantima la población teenek rebasa el 50%, mientras que en Cerro Azul y Naranjos sólo una quinta parte pertenece a este pueblo.

Infraestructura En esta región existen numerosos caminos interregionales, revestidos, brechas y caminos vecinales que comunican a varias comunidades entre sí y que confluyen en las ciudades importantes más cercanas. Generalmente los teenek se trasladan a pie, pues sólo utilizan vehículos para ir a ciudades lejanas en caso de enfermedad, o en los días de plaza se desplazan en camiones de carga de los mestizos. Las cabeceras municipales tienen servicio telefónico, correo y telégrafo, electricidad y agua potable. La televisión y la radio son comunes, aunque pocos indígenas pueden pagar las baterías requeridas. En las rancherías se alumbran con velas, mecheros de petróleo y leña. Obtienen agua de los pozos y de los manantiales cercanos. El principal combustible para consumo doméstico es la leña. En las cabeceras municipales y en varias comunidades existen centros de salud con capacidad para atender sólo accidentes menores. En la región se imparte escolaridad desde el jardín de niños hasta la normal. En ciudades importantes como Tantoyuca, Cerro Azul, Tuxpan, Poza Rica, Jalapa y Tampico existen escuelas técnicas de nivel medio superior. Los municipios 40

pequeños y las congregaciones teenek sólo cuentan con primarias; en Amatlán y Tantoyuca hay telesecundaria y secundaria, respectivamente. En Siloxúchil existe un albergue indígena que imparte educación preescolar y primaria en huasteco. Antecedentes históricos Antes de nuestra era, los teenek compartían el territorio huasteco con los otomíes, los totonacos y los tepehuas, por el sur y el suroeste; mientras que por el norte y el noroeste se entreveraban con nahuas, guachichiles, "magoaques", pames y otros grupos chichimecas. Por la toponimia, sabemos que a lo largo del río Pánuco y otros asentamientos más al norte, en la sierra de Tamaulipas, se hablaba teenek al momento de la conquista. En el centro y el sur de la Huasteca, núcleos importantes de teenek fueron nahuatizados por las conquistas mexicas del siglo XV, además de migraciones nahuas a la Huasteca a raíz de la caída de Tula. En la parte baja del Pánuco compartían algunos centros de población con grupos migrantes de nahuas, con quienes establecieron alianzas para defenderse de los ejércitos mexicas. Por su ubicación geográfica como salida al mar, los grupos de la Huasteca fueron los más afectados en los primeros años después de la Conquista, pues fueron objeto de numerosos abusos de los españoles. De 1523 a 1532 fueron sujetos de esclavitud para abastecer de mano de obra a las Antillas. En esos diez años sucedieron dos rebeliones indígenas y fueron asesinados 400 principales y 60 caciques indígenas. A partir de 1523 Cortés repartió a los teenek en encomiendas. A partir del siglo XVI los cambios más notorios fueron la baja demográfica y el despojo de tierras a las comunidades teenek, sobre todo en favor de los conventos agustinos y de las autoridades civiles. Durante los siglos XVII y XVIII, el cabildo indígena había ampliado sus funciones: distribuía y recolectaba el tributo, pagaba las cargas impuestas por la Iglesia y era el responsable de las tierras y bienes de la comunidad; además, representaba al común en los pleitos agrarios y gobernaba al interior de la comunidad. Los indígenas elegían al cabildo, pero no faltaba la interferencia del cura y de los encomenderos que elegían a quien favoreciera sus intereses. Durante el siglo XIX había extensas haciendas de particulares en las que se criaba ganado y se cultivaba maíz. La producción de estas haciendas se basaba en la explotación de la fuerza de trabajo de los indígenas despojados. Éstos trabajaban a cambio de poder cultivar pequeños lotes con maíz, frijol, chile, camote y algodón, indispensables para su subsistencia. Lengua La lengua huasteca está clasificada en el grupo maya-totonaco, tronco mayense, familia mayense, subfamilia yxu. El huasteco es la única lengua del grupo maya que se encuentra separada geográficamente del resto de las lenguas de esta familia. Este idioma no tiene diferencias dialectales.

41

Salud Respecto al proceso salud-enfermedad, en casi todas las unidades familiares se curan los padecimientos menores. Los partos, la atención de la madre y del producto, antes y después del alumbramiento, están a cargo de las parteras de las comunidades. En caso de enfermedades como perder la sombra, mal de ojo, susto y otras atribuidas a fuerzas sobrenaturales, a la envidia o a los enfriamientos, se acude a los alumbradores, quienes diagnostican el mal a través del fuego con una llama que pasan por todo el cuerpo. Se hacen limpias y ofrendas a los seres de la tierra, de la montaña o de los caminos para recuperar la fuerza, la sombra e incluso objetos y animales perdidos. Se acude a la medicina institucional sólo en caso de gravedad; en general, no se acude a las instituciones de salud por desconfianza o por sus altos costos. Entre los teenek son frecuentes las enfermedades gastrointestinales, la desnutrición y el alcoholismo. Vivienda Cuando se casan, las mujeres van a residir con la familia del esposo, en cuyo solar se les construye una casa habitación. La casa y el cultivo de maíz y de frijol se hacen por ayuda mutua entre familiares, vecinos y allegados. Sus casas son rectangulares, un extremo se utiliza como cocina, el otro se usa como sala y dormitorio. La mayoría de ellas tienen un tapanco que sirve de almacén agrícola y de enseres. El techo de palma está sostenido por otates y los muros están estucados. Horcones de chijol, amarrados con bejuco o clavos, forman el esqueleto de la estructura. El solar se cerca con alambre de púas o con empalizadas de otate; fuera de la casa, en el solar, se construye una letrina común. En las cabeceras municipales se suelen utilizar materiales industriales como tabique, concreto, lámina de asbesto, varilla y cemento. Las casas céntricas y los edificios institucionales están hechos con estos materiales. Artesanías La principal materia prima con la cual elaboran sus artesanías los teenek es la palma real, zapupe (agave furcroides trel.) y el barro. En el tianguis dominical de Tantoyuca se dan cita artesanos comerciantes de varios pueblos: los de Siloxúchil, San Lorenzo y Aquiche llevan morrales, sogas, mecates, fibra limpia, estropajos, caronas para las bestias, pretales, mecapales y redecillas. En Chijolar se hacen sopladores, abanicos, sombreros, asientos, petates y palmas tejidas para el domingo de Ramos. Los de Chopopo llevan cazuelas, ollas y comales de barro. Cada comunidad se especializa en uno o dos productos artesanales.

42

Territorio, ecología y reproducción social La Huasteca comprende tres clases de clima tropical: 1) La sierra, que corresponde a las estribaciones de la Sierra Madre Oriental entre la latitud de Tuxpan y Tampico, entre los 800 y los 1 200 msnm; 2) los lomeríos intermedios, entre el pie de monte y la costa del Golfo de México, que no rebasa los 200 metros de altitud; 3) la franja o planicie costera (menos de 100 msnm), que se abre de sur a norte del río Cazones al río Pánuco. Los teenek, con los nahuas, los mestizos y la población negra, habitan en suaves lomeríos, la sierra de Otontepec y una franja costera del norte de Veracruz. Los pueblos de Tancoco, Amatlán, Tantima y Chontla reciben precipitaciones anuales de entre 2 400 y 2 800 mm; Tantoyuca, Ixcatepec y Platón Sánchez reciben entre 2 000 y 2 200 mm. La temperatura oscila entre los 18 y los 24°C, con máximas de 40° en mayo y julio, y mínimas de 0°C entre noviembre y febrero. Los teenek subsisten con base en la producción de maíz, frijol y chile; su dieta la completan con varios alimentos que obtienen por recolección y pesca. La agricultura, las artesanías y el trabajo asalariado son la base económica de la familia teenek, y se combinan en mayor o menor medida. Tanto el equipo agrícola, correspondiente a la agricultura de coa, como el artesanal para el tejido del zapupe y la elaboración de la cerámica revelan una continuidad desde la época prehispánica; es muy probable que también la organización de las tareas específicas de dichas actividades provengan desde la época prehispánica. A pesar de enormes dificultades, los teenek producen la mayor parte de los alimentos vegetales para el mercado regional. En buena medida, la eficacia de su sistema agrícola descansa en un clima ocasionalmente favorable y en la organización del trabajo. Los sistemas agrícolas empleados en esta zona son el de roza, plantaciones de monocultivos comerciales, sistemas semitecnificados de temporal para la producción de alimentos básicos y otros de mayor magnitud en el distrito de riego Pujal Coy. A principios de la Colonia se introdujo la ganadería extensiva, que después de la agricultura es la actividad de mayor importancia económica en la región. La migración va en aumento; los hombres adultos salen a trabajar en tareas agrícolas o ganaderas, los jóvenes como obreros y empleadas domésticas que van a trabajar por temporadas en algunas ciudades cercanas como Poza Rica, Tantoyuca, Tampico, Naranjos y Cerro Azul, y algunas no tanto como la ciudad de México o incluso hacia Estados Unidos. Algunos se establecen definitivamente en las ciudades, desde donde envían dinero a su lugar de origen. Los jóvenes migrantes regresan a su comunidad en los días festivos. Ellos son un factor de cambio, pues aprenden comportamientos extraños a la comunidad. Algunos migrantes regresan con el afán de mejorar las condiciones de su grupo y de su comunidad y se convierten en líderes agrarios y profesionistas. Organización social La agrupación básica de los teenek es la familia. Las familias se agrupan por lazos de sangre en solares que ocupan tres o más familias nucleares que se apoyan entre sí. La obligación de ayuda mutua incluye a amistades y a compadres. Los 43

lazos familiares y de vecindad son la base de los grupos productivos y del trabajo recíproco. La mujer teenek se distingue en la comunidad por guardar y transmitir la cultura (lengua, medicina tradicional, elaboración de artesanías, obtención de alimentos en el medio, etcétera), por ser activa en materia política y por llevar la mayor carga de trabajo de la unidad doméstica. En ocasiones ella es el pilar y la figura central del núcleo familiar. La mujer, en ocasiones, es elegida por la comunidad para participar como autoridad civil en las representaciones agrarias de las comunidades, con los jueces o delegados municipales, y en las comisiones para asuntos de interés comunitario. El sistema de cargos cívico-religioso ha desaparecido en el norte de Veracruz, y actualmente de las cuestiones religiosas locales se encargan grupos de individuos reconocidos por su participación. Al igual que los "alumbradores" o curanderos teenek, los rezanderos descubren sus facultades en un sueño, con un accidente personal o con alguna incapacidad física. El cuerpo de rezanderos, los grupos de danzas y de las velaciones en las iglesias son las autoridades paralelas más comunes; ellos son los guardianes de la tradición teenek y se mantienen un poca al margen de las autoridades civiles y religiosas. En época de siembra de maíz o frijol, la familia y los grupos de trabajo recíproco tienen mayor convivencia y refuerzan los lazos sociales interfamiliares. La familia en cuya parcela toca la ronda de trabajo colectivo ofrece una comida a los participantes en la mano vuelta al terminar la jornada laboral. En la cosecha se reparten cantidades variables del producto, de acuerdo con la importancia social de cada trabajador. Cosmogonía y religión Entre los teenek las creencias, los mitos, las leyendas y los rituales se relacionan con el cultivo del maíz. Los rituales al iniciar la siembra o la cosecha, las ofrendas en las parcelas y en las iglesias o en el hogar, los lugares de culto (la parcela, los cruces del camino, la sierra) se fundamentan en el calendario agrícola, con algunos aspectos católicos o protestantes. La naturaleza, la tierra, el agua, los cerros, la montaña, el río, los caminos o las milpas están poblados de seres o guardianes que exigen respeto y reciprocidad; el no cumplir con ellos propicia la pérdida de la salud individual o la desgracia familiar o colectiva. El centro de sus prácticas y creencias religiosas gira alrededor de la planta del maíz, sus condiciones de reproducción y de los trabajos que requiere. El maíz sirve como principio rector, como eje de ordenamiento de la historia, de la cosmogonía y de la vida cotidiana. Sin el maíz, an ithith, no se concibe la historia, la fiesta ni la vida. La humanidad está hecha de maíz, por lo que exige respeto a su alma, al Ipak, personaje que concentra historia, vida y atributos de la planta y en consecuencia del grupo mismo. Fiestas Los teenek comunican su historia y su relación con el medio a través de la danza. La danza de la Malinche es la interpretación de la Conquista; otras danzas son: de los Negros, del Gavilán, de la Rama de Navidad; también realizan bailes escolares en las fiestas cívicas. 44

Las fiestas más importantes en la Huasteca, incluidas las que celebran los teenek, son la del Carnaval, la del santo patrono y la de muertos. Estas festividades están íntimamente relacionadas con la agricultura y la alimentación y su contenido prehispánico se hace manifiesto en las peticiones de lluvia y acción de gracias por buena cosecha. La fiesta se acompaña con danzas, comidas especiales y bebidas alcohólicas, como cerveza y aguardiente.

Relaciones con otros pueblos Desde sus orígenes, la Huasteca ha sido un espacio multiétnico. La interacción entre los diversos grupos propicia intercambio comercial, alianzas matrimoniales y políticas, enfrentamientos, etcétera. Los teenek de Veracruz conviven con nahuas y mestizos. Hacia los nahuas hay cierta consideración de igualdad, manifiesta en los convenios laborales y en el trato cotidiano; con ellos comparten un patrón cultural, una mezcla de rasgos mesoamericanos e hispanos, como el culto del maíz; se diferencian en el diagnóstico de las enfermedades con el uso del fuego, la fabricación de artesanías con zapupe, la expresión dancística, el idioma propio, el uso de la palma real, el páscal como platillo festivo y el acabado de la cerámica. Con los ejek (mestizos) las relaciones son desiguales, sin importar el ámbito en que se den; con ellos se enfrentan a la explotación económica, la discriminación social y el dominio político, tanto en la autoridad civil como también en la religiosa y en la militar.

4.4 NAHUAS DE LA HUASTECA NOMBRE DE LA REGION: Región de la Huasteca Veracruzana (nahuas) LOCALIZACION La Huasteca es una región natural dividida políticamente entre los estados de Tamaulipas, San Luis Potosí, Hidalgo, Puebla y Veracruz. La parte correspondiente a nuestro Estado es la más poblada y desarrollada de las cinco. Los ríos Tantoán, Tamesí y Pánuco la separan del estado de Tamaulipas, y por el sur, el río Cazones forma el límite con la Región Totonaca. Al este, la Huasteca desaparece en el Golfo de México, donde se encuentra la extensa laguna de agua salada de Tamiahua, separada del mar por un cordón litoral; y, en la parte oeste, termina en la Sierra de Huayacocotla y los estados de San Luis Potosí, Hidalgo y Puebla.

45

Las principales ciudades de la Huasteca son Tuxpan, Tamiahua, Teayo, Temapache, Chicontepec, Pánuco, Tempoal, Tantoyuca y Cerro Azul. La población está constituida por grupos indígenas huastecos, nahuas, totonacos, otomíes y tepehuas que en mayor o menor medida fueron mezclándose con los hispanos llegados posteriormente. HISTORIA En la época prehispánica el territorio huasteco estaba poblado por diversos grupos: huastecos, tepehuas, otomíes y totonacos, ubicados en el sur y suroeste; mientras que en el norte y noroeste se hallaban los nahuas, entreverados con guachichiles, pames y diversos grupos chichimecas. La región era conocida con el nombre de Xiuhcoac, que significa "serpiente de turquesas". Los nahuas han sido identificados con los aztecas o mexicas, que constituían la sociedad dominante en Mesoamérica a la llegada de los españoles; su lengua, reconocida como la lengua oficial en Mesoamérica, era el náhuatl. La población nahua llega en oleadas migratorias, a raíz de la caída de Tula, a poblar el norte de Veracruz y el oriente de San Luis Potosí y, posteriormente, se consolida en el centro y sur de la Huasteca, a partir de la conquista mexica en el siglo XV. En el centro y sur de la Huasteca, grupos importantes de huastecos fueron nahuatizados por esta invasión. Desde entonces hasta la fecha, el idioma náhuatl ha sido hablado en la Huasteca prácticamente en las mismas zonas. En la parte baja del Pánuco, los nahuas emigrantes establecieron alianzas con los huastecos para defenderse de los ejércitos de los mexicas. Los nahuas aztecas invadieron el territorio de los huastecos, ocupando casi todo el sur de la región, desde Tuxpan, Temapache y Tampatel hasta Aquismón (San Luis Potosí), con el propósito de rodear al señorío independiente de Meztitlán, al que no habían podido derrotar, para someterlo al gobierno de la Triple Alianza. La dominación mexica duró hasta la llegada de los conquistadores españoles en las primeras décadas del siglo XVI. El sometimiento de la Huasteca a la corona española estuvo a cargo de Hernán Cortés y de Nuño de Guzmán. Por su ubicación geográfica, como salida al mar, los grupos de la Huasteca fueron muy afectados en la primera década de la conquista. En los años posteriores a la invasión española la población sufrió un drástico descenso, debido al tráfico de indios esclavizados hacia las Antillas y el Caribe, desde 1524; y a las epidemias (1532) y rebeliones indígenas. La administración colonial reorganizó las bases sociales prehispánicas. Para ello instrumentó un proceso de fragmentación de los pueblos, con la incorporación de nuevas instituciones, como el sistema de encomiendas y tributos; reestructuró el territorio con la creación de las congregaciones, que le permitieron reubicar a los indios en poblaciones, y la expropiación y despojo de sus tierras para la 46

introducción de la ganadería y nuevos cultivos, como la caña de azúcar, los cítricos y el plátano, además de la agricultura tradicional de maíz, chile (ají), frijol, calabaza y algodón. En relación con la religión, los cultos prehispánicos conservaron su vigencia, utilizando la gran mayoría sus nombres en náhuatl, a pesar de los procesos de evangelización emprendidos por los españoles. En los siglos XVII y XVIII se reestructuraron los cabildos indígenas, asignándoles un mayor rango de funciones y de autoridad para el gobierno interno de sus comunidades: recolección de tributos, pago a la Iglesia de las cargas impuestas, y responsabilidad de las tierras, de los bienes de las comunidades y de la representación en los pleitos agrarios. Aunque los indígenas elegían a los cabildos, la presencia de encomenderos y religiosos era constante, procurando favorecer sus intereses. En el siglo XIX la Huasteca se caracterizó por la proliferación de las haciendas, por lo que se generalizó la ganadería y el cultivo del maíz basados en la explotación de la mano de obra indígena. Se dio también un crecimiento importante de la población, convirtiéndose los indígenas en el grupo mayoritario de la zona. La población nahua durante el período del virreinato y del siglo XIX estuvo asentada en Huayacocotla, Huejutla, Yahualica, Tepetzintla, Chicontepec, Ixhuatlán, Ilamatlán, Chiconalmel y Platón Sánchez. En Huayacocotla, Zontecomatlán e Ixhuatlán convivían con otomíes y tepehuas; en Tancoco, con teenek. A fines de la centuria pasada se inició la construcción de las vías del ferrocarril para comunicar a la región con el exterior, lo cual se tradujo en diversos cambios. A principios del siglo XX se inició la explotación del petróleo en México, estableciéndose la Mexican Petroleum Company en la zona de la Huasteca, por la existencia de subsuelos petrolíferos, considerándose a la Huasteca con un alto valor para las compañías petroleras extranjeras. Los indígenas participaron en la guerra de independencia, como protesta ante los agravios y despojos de tierras por parte de los españoles. Consumada la independencia, se enfrentaron a nuevas leyes agrarias desfavorables para las comunidades y a la expedición de las leyes de desamortización de bienes corporativos. La defensa de sus tierras implicó numerosas rebeliones, generalizándose las luchas campesinas durante los últimos 20 años del siglo pasado y en la primera década del XX. Durante la Revolución Mexicana, fueron principalmente los hacendados descontentos con el Porfiriato los que se confrontaron en la región, fortaleciéndose los cacicazgos. En los años veinte los campesinos se rebelaron en muchos puntos 47

de la zona, logrando la recuperación de algunas tierras. Desde 1930 se formalizó parte del reparto agrario. Entre 1970 y 1980 hubo un resurgimiento de la lucha agraria que sacudió a la Huasteca de manera especialmente virulenta, con lo que se logró que más de la mitad de las tierras fueran propiedad de los pueblos indios. De hecho, la recuperación de las tierras ha sido uno de los motores de la dinámica social y política regional en todos los períodos históricos. En los últimos años, la Huasteca se ha singularizado por un proceso de desarrollo basado en la especialización productiva, con la ganadería de engorde de bovinos, las plantaciones tropicales de caña de azúcar y cítricos, el cultivo del cafeto y maíz, una incipiente industria de transformación y una dinámica actividad comercial. TRAJES TIPICOS El traje tradicional femenino de gala, consta de quechquémitl, blusa y enagua. El quechquémitl y la enagua se tejen con hilaza blanca de telar de cintura y se bordan en las orillas con estambres en punto de gobelino, con figuras geométricas, zoomorfas, antropomorfas y vegetales. La boca del quechquémitl se remata con bordados de punto de ojal compuesto y los lienzos se unen con punto de randa en estambres de colores. La blusa es de bata ceñida en la parte alta del busto, hombros y espalda y hasta abajo de la cintura se despliegan faldones plisados a partir de la bata. Toda la blusa lleva amplios y coloridos bordados de punto de cruz. El traje de uso diario consta de enaguas de colores brillantes, verde o azul, adornadas en la bastilla con dos o tres tiras de encaje blanco y/o listones de colores, blusa blanca de manta con bordados en punto de cruz, delantal sobre las enaguas y un lienzo rectangular de color negro amarrado sobre la cabeza y con un nudo en la nuca que deja una punta que cae sobre la espalda. Las camisas de los hombres llevan bordados de diferentes figuras y colores, distintivos que los identifican con su comunidad. FIESTAS FIESTA DE MECOTITLA En el pueblo huasteco de Lomas de Vinazco, Veracruz, se realiza una singular fiesta con reminiscencias nahuas. Amanece en el poblado de Lomas de Vinazco, Veracruz; de entre la bruma de la mañana que se levanta sobre el río Vinazco se 48

escuchan los cantos de los zanates, papanes y loros huastecos, junto con los sonidos del kuakuautli o cuerno de vaca. Es domingo de carnaval y varios niños indígenas nahuas de entre 6 y 11 años de edad se preparan para tomar parte en la fiesta de mecotitla: durante los siguientes cuatro días representarán a los mecos o cosas pintadas. Para los nativos de esta región, meco quiere decir sucio, rayado o pintado. Según el Diccionario de aztequismos de Luis Cabrera, meco significa manchado de la piel y se puede aplicar a plantas, animales o personas; y es que en los días de carnaval se acostumbra pintar a los niños participantes y al capitán de los mecos. En esta zona de la huasteca veracruzana se tiene la creencia de que del domingo al martes de carnaval está presente el espíritu del diablo, así que todavía en muchas casas se celebran ritos paganos, como es el caso de la ofrenda de mesatlalía, que se lleva a cabo el primer día y que consiste en colocar sobre una mesa refrescos, aguardiente, comida y candelas, bajo la dirección de un tepatiketl o curandero, quien efectúa algunos rezos en náhuatl y en español con objeto de complacer al espíritu diabólico. La organización del carnaval recae en el comité de los mecos, compuesto por presidente, secretario, tesorero y vocales que se encargan de conseguir los recursos para la fiesta de mecotitla; gracias a ello se ha podido revivir la costumbre que había sido aniquilada y reprimida por las diversas organizaciones religiosas de católicos y protestantes. Muchas personas mayores añoran las fiestas de los tiempos pasados, en las que participaban hasta tres diferentes cuadrillas de mecos, cada uno de ellos portando su propio cuerno de vaca que, tocados al unísono, producían un sonido sobrecogedor. El comité se encarga de tramitar el permiso correspondiente para la celebración de la fiesta, así como de la contratación de los músicos y del capitán de los mecos; también coordina la búsqueda, el corte, la preparación y la colocación del palo ensebado, o en su defecto nombra a un subcomité para tal fin; y por último, organiza el baile de los huehues o viejos. La fiesta comienza el domingo por la mañana en un lugar convenido de antemano, donde se reúnen los mecos, su capitán y los músicos; es aquí donde durante los cuatro días de la fiesta por la mañana se mancha a los mecos; el domingo y el lunes se les pinta de negro con un tinte compuesto por una mezcla de carbón con agua; el martes, de negro con manchas, franjas, círculos y cruces blancas la

49

sustancia blanca se obtiene de una piedra llamada tepetate, que acarrean del río, pero al llegar el miércoles de ceniza se pintan sólo de blanco. El atavío de los mecos consiste tan sólo de un pantalón corto o arremangado, algunos van descalzos y llevan un gorro cónico rematado con tiras de papel de china de diversos colores y portan machetes de madera pintados de rojo, verde y negro; el capitán lleva además un estandarte hecho de carrizo con un paliacate o paño rojo a manera de bandera y colmado de una serie de tiras de papel de china con siete diferentes colores que dan fuerza y protección, según palabras del propio capitán. El estandarte le confiere la jerarquía del personaje principal, ya que representa al mismo Luzbel, siendo los mecos los espíritus del mal; aunque no existe una traducción de diablo o demonio en náhuatl ya que este personaje no existió en la cosmovisión indígena prehispánica, actualmente se le da el nombre de tlakatekolotl, que quiere decir hombre-búho, hechicero, ser sobrenatural maligno. LENGUA En general, en la huasteca la población indígena mayoritaria la constituyen los hablantes de nahua. En Veracruz los municipios con mayor contacto interétnico son: Ixhuatlán de Madero, en donde viven nahuas, otomíes y tepehuas; Zontecomatlán, con los mismos grupos étnicos, y Chicontepec, en donde predominan los nahuas y casi no existen otomíes y teenek. CARACTERISTICAS SOCIALES En la zona nahua de Veracruz no existe la organización cívico religiosa conocida como mayordomía, que juega papeles importantes en otras zonas indígenas del país. La estructura social y la organización están ligadas a las formas de tenencia de la tierra; los ejidatarios, comuneros o avecindados contribuyen con trabajo para cualquiera de las actividades demandadas por las autoridades. Existe también la "mano vuelta", consistente en la prestación de trabajo recíproco, tanto para las actividades agrícolas como para las labores de beneficio social. Las autoridades nombradas juegan diferentes papeles, desde autorizar la asignación de terrenos a nuevas familias hasta la organización de las fiestas patronales y religiosas importantes, como la ceremonia de Todos los Santos. CLIMA La Huasteca es una importante zona ganadera y pesquera; el verdor de sus llanuras sólo se interrumpe por lomeríos y sierras de poca altitud. El clima es tropical, con lluvias suficientes para la agricultura y la ganadería. VIVIENDA Para la construcción de su vivienda, los nahuas piden la ayuda de familiares y parientes. Si no cuentan con este tipo de trabajo, llamado "mano vuelta", contratan 50

peones. La comida del mediodía es obligación del dueño de la casa. Las casas son de madera, otates, hojas de palma real, zacate y hoja de caña que se encuentran en la zona, y se compran tejas y láminas para los techos a vendedores foráneos. Las casas son de forma rectangular, divididas en cuadros; algunas tienen un tapanco de tabla u otate para guardar enseres domésticos y parte de la cosecha. Alrededor de la casa se levanta una cerca de tiras de otate, recubiertas de bajareque (barro revuelto con zacate colorado) y se colocan ventanas pequeñas y puertas de madera. Cuando la casa está terminada, se hace una ceremonia en sábado o domingo, o de martes a jueves, porque el viernes es día de brujos y el lunes es día de las ánimas. Los nuevos dueños consiguen un curandero y ponen ofrenda, que se compone de flores, ceras, velas, pan, huevos, dos gallinas y un gallo, aguardiente, tortillas, café, caldo blanco con pechuga y refrescos. El dueño busca a dos mujeres para que ayuden a la señora a hacer la comida y a dos señores para que ayuden al curandero. El curandero realiza un ritual en el techo de la casa y dentro de la habitación, donde nueve cruces de madera "comerán" la ofrenda; después, el curandero invita a los presentes a "levantar" (comer) la ofrenda. El curandero hace una cruz de pétalos de cempoal y pone ofrenda en cada horcón. En cada esquina echa ajosmecatl y ajo. En el techo de la casa pone de ofrenda el tamal de gallo, prende una cera durante un rato, arroja aguardiente y reza; después destapa el tamal y lo ofrece. Al terminar los rezos, levanta el tamal y baja del techo. SERVICOS PUBLICOS En la Huasteca veracruzana uno de los grandes problemas es la carencia de infraestructura caminera, sobre todo en las partes altas, el aislamiento e incomunicación de municipios y localidades se expresa en la deficiente dotación de servicios de salud, educación, agua potable, electrificación, y en graves problemas para la comercialización y el abasto. Estos indicadores se manifiestan en niveles de marginación considerados muy altos en 6 de los municipios y altos en otros 6, estando sólo un municipio en la categoría de marginación media. En relación con la cobertura de infraestructura y servicios, la Huasteca se sigue considerando una de las zonas con mayor rezago en el país. En el renglón educativo, en la zona nahua veracruzana, 40 por ciento de la población mayor de 15 años es analfabeta.

51

Esta desventaja se hace más evidente si se compara con la media estatal, que es de 18 por ciento. Se estima que 19 por ciento de los niños no tienen acceso a la educación primaria y de los inscritos sólo 40 por ciento han terminado la primaria. En relación con la educación secundaria, no se cubre el 43 por ciento de la demanda de este servicio.

4.5 Tepehua
Características económicas. La gente de la sierra se enfrenta a una vida difícil. Vive de la agricultura y, ocasionalmente, de la caza; no tiene luz eléctrica ni agua potable y, mucho menos, teléfono o televisión. En algunos lugares tampoco existe el dinero. Cuando necesitan comprar o vender, recurren al trueque: cambian un animal por maíz, fríjol o carne que, por cierto es escasa. La vida cotidiana transcurre en forma sencilla. Por las mañanas, los hombres se disponen a ir al campo; las mujeres preparan té o café aguado, frijoles o tortillas de maíz. No puede faltar la tradicional salsa de Chile. En ocasiones muy especiales, cuando hay suficiente dinero o una celebración importante, comen carne, lo que constituye en algunos lugares un verdadero rito. No es raro que la cosecha se pierda por las lluvias torrenciales o las frecuentes heladas. Para compensar estas dificultades, muchos se dedican a la explotación de los bosques y aprovechar las diferentes especies de madera que aquí se dan, aunque a veces tampoco los beneficia directamente. El suelo es profundo y fértil; allí se da muy bien el fríjol, la papa y la calabaza, buenos ingredientes en la dieta de los lugareños. Además disfrutan de manzanas, ciruela, tejocote, capulín y membrillo, favorecidos por los aires templados de la sierra. Cuando de animales se trata, crían ovinos y caprinos en las partes altas y frías; caballos, asnos, mulas y puercos en toda la región. Por cierto, en la sierra no falta la gallina criolla, importante en la economía familiar. Y por último, hay indicios de la existencia de minerales; entre ellos el caolín y el fierro, e hidrocarburos, que pueden aumentar el potencial económico de la región, lo que redundaría en beneficio de los habitantes de estas empinadas laderas. Producen chile, tomate, camota, papa, haba, maíz, fríjol, tabaco, café, caña de azúcar; maderas, ganadería vacuna, caprina, equina; caza y apicultores. La región se encuentra poblada por indígenas.

52

A pesar de que no es fácil vivir en esta región, sus habitantes son esforzados y trabajadores. Los tepehuanes son un agrupamiento de pueblos nativos de México. En este grupo de etnias se reconocen tres distintas ramas:  Tepehuanes del norte
 

Tepehuanes del sur Tepecanos

La palabra tepehuan es sin duda de origen náhuatl, derivado de tepetl, cerro y huan, partícula posesiva es decir, “dueño de cerros". Otra interpretación señala que el término tepehuani significa "conquistador o vencedor en batallas". Territorio Ocuparon los llanos y laderas, desde Parral, Chih., hasta los límites con Zacatecas. Entre los lugares donde se asienta más población está: San Bernardillo de Milpillas chico, San Francisco de Lajas, Taxicaringa, Teneraca, San. Francisco de Ocotán, entre otras en el Estado de Durango. Lengua El tepehua es una lengua del área lingüística mesoamericana y muestra varios de los rasgos comunes a las diversas familias que forman parte de esta región. Junto con otras sesenta y ocho lenguas indígenas de México y trescientas sesenta y cuatro variantes lingüísticas, es reconocido por ley1 como una lengua nacional en todo el territorio de la República Mexicana, con igual validez que el idioma español, que es la lengua mayoritaria en ese país. Población De acuerdo a las cifras del último Censo de Población de los 12, 953 tepehuanes, 9, 699 hablan el español además de su lengua nativa y 3, 573 son monolingües. Es frecuente encontrar casos de trilingüismo sobre todo en las zonas interétnicas donde algunos aprenden otra lengua indígena, ya sea el trato frecuente o por la unión de familias (se dan matrimonios entre tepehuanes, mexicaneros, huicholes y mestizos). Vestimenta hombres, la vestimenta tradicional está cayendo en desuso, sobre todo en las comunidades más cercanas a la influencia mestiza. En un promedio del 80% ya no lo utiliza excepto cuando asisten a las fiestas religiosas y a los mitotes. Esto quiere decir, que casi todo tepehuan tiene su camisa y su calzón de manta, pero únicamente lo utiliza en ocasiones especiales. Permanece el guarache, morral bordado y sombrero de soyate. 53

Las mujeres en su mayoría portan el traje tradicional que consiste en coloridas blusas, faldas y mandiles de satín decoradas con encajes y listones de colores, rebozo negro de encaje y calcetines afelpados de colores muy vivos, zapatos de hule.

4.6 Popolucas.
Los grupos indígenas de México, son descendientes de las extraordinarias civilizaciones prehispánicas, herederos de una vasta cultura ancestral que se truncó con el desembarco de los europeos en este continente. Sin embargo, a pesar de todos los intentos por construir estados-nación con políticas de discriminación y desigualdad sociocultural de una nacionalidad dominante sobre los grupos étnicos, éstos han sobrevivido. Del total de población que habitan, los 80 municipios considerados (31 en Veracruz y 49 en Oaxaca), por lo menos la cuarta parte pertenecen a 12 grupos étnicos: zapotecos, popolucas, nahuatlacos, zoques, huaves, mixes, chontales, mixtecos, tzotziles, chinantecos, mazatecos y chochos, repartidos en 539 comunidades, de los cuales el 61% está en Oaxaca y el 39% en Veracruz. Estos grupos sociales sobreviven con altos grados de analfabetismo, desnutrición y carencia de servicios básicos. Actualmente en la Sierra de Santa Marta (o Soteapan) Existen 50,000 habitantes en la zona y 49 núcleos de población. Una proporción importante pertenece a los grupos étnicos zoque-popolucas y nahuas. ETNIA POPOLUCAS LOCALIZACIÓN: La localización del grupo étnico Popolucas se ubica en la región del Istmo de Veracruz. la Región del Istmo se localiza limitando al norte con las llanuras de Sotavento, al oeste con el estado de Oaxaca y al sur y sureste con Chiapas y Tabasco. HABITANTES: Cuenta con 549, 501 habitantes aproximadamente LENGUA: El Popoluca se divide en dos variantes y es hablado mayoritariamente en el municipio de Soteapan y en varias comunidades de los municipios de Hueyapan de Ocampo, Mecayapan y Acayucan. El popoluca de Texistepec, Sayula y Oluta, tiene serios problemas para su conservación,... a que son muy pocos los hablantes, además de que casi todos ellos rebasan los 50 años. El traje autóctono del hombre y la mujer de Oluta consta de tres piezas: los hombres utilizaban una camisa y pantalón de manta bordada con hilos de seda color blanco. Con un paliacate rojo amarrado de la cintura, calzaban huaraches o descalzos. La mujer antiguamente no usaba blusa posteriormente de acuerdo con la modernidad fue incorporada, y consta de una blusa de cuello redondo o cuadrado, manga recta corta de manta. (Hoy en día emplean popelina, cuadrillé u otro tipo de 54

tela de color blanco); es bordada con flores de muchos colores, la tejen o la hacen deshilada y va debajo del refajo. El refajo viene siendo la falda, es recto, de largo hasta el tobillo, es un solo lienzo que se enrolla alrededor del cuerpo y se afianza con la faja, mide entre 12 a 15 cm aproximadamente. Ambas vestimentas son elaboradas en un telar rústico de cintura por las mujeres del municipio, el cual es colocado en un pie de madera, las señoras se ponen el artefacto en la cintura por la parte de atrás hacia delante y con un machete de madera se ajustan los hilos que son jalados de un malacate, en el cual los acomodan. Anteriormente se elaboraban con hilos de algodón y hoy se maneja con hilaza; los hilos los pasan por un atole de harina para endurecerlos y los pintan con pinturas vegetales. GRUPOS INDÍGENAS DEL ISTMO (POPOLUCAS) Los grupos indígenas de México, son descendientes de las extraordinarias civilizaciones prehispánicas, herederos de una vasta cultura ancestral que se truncó con el desembarco de los europeos en este continente. Sin embargo, a pesar de todos los intentos por construir estados-nación con políticas de discriminación y desigualdad sociocultural de una nacionalidad dominante sobre los grupos étnicos, éstos han sobrevivido. Del total de población que habitan, los 80 municipios considerados (31 en Veracruz y 49 en Oaxaca), por lo menos la cuarta parte pertenecen a 12 grupos étnicos: zapotecos, popolucas, nahuatlacos, zoques, huaves, mixes, chontales, mixtecos, tzotziles, chinantecos, mazatecos y chochos, repartidos en 539 comunidades, de los cuales el 61% está en Oaxaca y el 39% en Veracruz. Estos grupos sociales sobreviven con altos grados de analfabetismo, desnutrición y carencia de servicios básicos. Sin embargo, en ese mismo espacio (y quizá orillados por esas condiciones), estos grupos indígenas han levantado movimientos y construido organizaciones sociales de relativa importancia regional, en defensa de su territorio y sus recursos naturales. Actualmente en la Sierra de Santa Marta (o Soteapan) Existen 50,000 habitantes en la zona y 49 núcleos de población. Una proporción importante pertenece a los grupos étnicos zoque-popolucas y nahuas. POPOLUCAS Popoluca es un vocablo nahua que significa extranjero. Se llaman a sí mismos hijos de Homshuk, el dios del maíz, y se aceptan más como popolucas que por el término nativo de núntaha'yi o el de anmati, palabras que denotan su filiación lingüística. LOCALIZACIÓN Los popolucas habitan en los municipios de Acayucan, Hueyapan de Ocampo, Mecayapan, Pajapan y Soteapan, ubicados en la región sur del estado de Veracruz, aunque llegaron a abarcar parte del estado de Tabasco. La región istmeña donde se localizan se encuentra en la zona fronteriza con el estado de Puebla, entre la división de la Meseta Central-Río Papaloapan y el Altiplano del 55

sureste. La ubicación estratégica del istmo como corredor intercultural, y el asentamiento de popolucas a pesar de las presiones étnicas de nahuas por un lado y de totonacas y zapotecos por el otro, descartan la injerencia hegemónica de la Meseta Central o la del sureste. Los asentamientos popolucas siguen las redes fluviales que alimentan al Papaloapan hasta sus propias márgenes ribereñas. INFRAESTRUCTURA La región habitada por los popolucas cuenta con una gran vía férrea que funciona desde principios de siglo y se complementa con la apertura de la red carretera en los años cincuenta. La carretera en operación México-Veracruz-Coatzacoalcos funciona con ramales a diferentes localidades con población popoluca residual en los municipios de Chinameca y Oteapan. Los municipios con mayor porcentaje de hablantes de popoluca son Hueyapan y Soteapan. LENGUA La lengua popoluca se ubica dentro del grupo maya-totonaco, tronco mixcano, familia mixeana a la que pertenece también el zoque. Tanto su vertiente mixepopoluca como zoque-popoluca, nos remiten a antiguos nexos lingüísticos y culturales con el sureste del país, es decir, con el área mayense. En realidad, se trataría de cuatro lenguas distintas pero emparentadas: los popolucas de Soteapan y Texistepec hablan una vertiente "zoqueana" relacionada con el zoque de Tabasco, Chiapas y Oaxaca, mientras que los popolucas de Sayula y Oluta hablan la variante "mixeana", vinculada a los dialectos del mixe oaxaqueño. VIVIENDA Los matrimonios popolucas recién casados viven en la casa de los padres del novio. Cuando se logra alcanzar la independencia económica, generalmente se levanta la nueva vivienda junto a la del padre. Por lo regular las viviendas popolucas se destacan por sus prototipos rústicos, tradicionales en sus formas, distribución y materiales. En la actualidad las viviendas popolucas conservan el piso de tierra. Uno de los aspectos tradicionales en este tipo de viviendas es que presentan la separación tradicional del tapanco, para el almacenamiento de granos y dormitorio de los infantes. TERRITORIO, ECOLOGÍA Y REPRODUCCIÓN SOCIAL La región istmeña de Veracruz se caracteriza por un espacio relativamente plano, que comienza a ser interrumpido por las estribaciones serranas que corresponden al sistema montañoso de los Tuxtlas y se asigna como su punto más alto el volcán de San Martín con una altitud de 1 764 metros. La franja montañosa ocupada por los popolucas, es conocida como la Sierra de Santa Martha, en ella se ubica de manera destacada la población de Soteapan a 499 msnm. Por su lado, Sayula se ubica en la zona más plana a 138 metros de altitud. A los popolucas, al igual que a los nahuas istmeños, les tocó vivir un largo proceso en que la región se transformó al ritmo de la explotación económica traída por los colonizadores: cacao, tabaco, ixtle, madera, café, ganadería, caña de azúcar y petróleo, que ejercieron una acción depredadora irreversible sobre un entorno ecológico de gran riqueza y diversidad biótica. Pero estos ciclos económicos que 56

marcan la historia económica regional, deben ser vistos en su tenor tendencial, ya que a nivel local o municipal, existen variantes por considerar, en el análisis particular de un área. Todavía en la actualidad las descripciones realizadas sobre el entorno natural en que habitan los popolucas indican que la gran fractura ecológica, sin lugar a dudas, se presenta asociada a la expansión petrolera a fines del siglo XIX, a la ampliación y modernización de las vías de comunicación y a la nueva expansión ganadera que se ha desarrollado a lo largo del siglo XX. En el transcurso de un siglo, el colapso forestal se ha hecho evidente. Contribuyeron a ello tanto la demanda de madera para las obras del ferrocarril, como los crecientes pedidos de material de construcción de viviendas en las principales ciudades mestizas y la tala inmoderada para fines de exportación. La deforestación se asumió como el principal símbolo de la modernidad capitalista; tras ella, la expansión de los cultivos y la ganadería comercial se potenciaron a un ritmo ascendente, que a su vez se multiplicó con la explotación petrolera. El colapso forestal y de la flora en general, trajo aparejada la depredación de la fauna. La caza del venado se incrementó al ritmo de la demanda mestiza en las estaciones del ferrocarril, terminando de fracturar su capacidad de reproducción y rompiendo los propios ciclos prescriptivos que regulaban su caza en las comunidades popolucas. Debido a un proceso de transformación de la actividad productiva, que pasó de la agricultura a la ganadería en el istmo veracruzano, el espacio popoluca también se ha transformado. Se ha contraído la producción maicera en favor de los cultivos forrajeros y comerciales. Los ejidatarios popolucas se han visto obligados a rentar sus tierras a los ganaderos particulares o a los ejidatarios que no se dan abasto con sus superficies de pastura, por lo que muchos de ellos dependen, a través del sistema de aparcería de los ganaderos y caciques locales. Sin embargo, la agricultura sigue siendo una actividad importante para la economía popoluca. Los cultivos más importantes son el maíz, el frijol, el ajonjolí, el arroz y árboles frutales, además de los cultivos comerciales como el café y la caña de azúcar. La caza y la pesca, dependiendo de la zona de asentamiento, complementan el sustento. Conclusión: Aceptar la diversidad de opinión, social, étnica, cultural, religiosa, igualdad de oportunidades para niños y niñas, de rendimiento, etc. Podríamos pensar en la capacidad de saber escuchar y aceptar a los demás, valorando las distintas formas de entender y posicionarse en la vida, siempre que no atenten contra los derechos fundamentales de la persona... La Tolerancia entendida como respeto y consideración hacia la diferencia, como una disposición a admitir en los demás una manera de ser y de obrar distinta a la propia, o como una actitud de aceptación del legítimo pluralismo, es a todas luces un valor de enorme importancia.

57

La educación para la tolerancia debe de tener en cuenta el respeto a la dignidad de la persona, desarrollar la cultura de la solidaridad y el compromiso; exponer que la diversidad es complementariedad y "no conflicto". Pretende motivar el deseo del conocimiento de la diversidad cultural; educar en y para la libertad. El saber respetar otras opiniones diferentes a las nuestras, se traduce en una posición en la que uno no se siente el eje de todo y se admite que hay una relatividad que debe de llevarnos a respetar otras formas de estar, a enriquecernos con la diversidad, a trabajar para que a todos les llegue la justicia social. Supone un descentramiento de rigideces, una apertura de miras y un respeto por los procesos. Diferencias entre sexos, religiones, razas, clase social, salud, rendimiento, edad, etc., nos lleva a que hay algo común en todo ser humano y es su necesidad de ser tratado con respeto y dignidad. La tolerancia también puede ser entendida desde la aceptación de que no todo es perfecto. La tolerancia pues, supone la aceptación de otras opiniones, situaciones y formas de vivir, relativizando nuestra posición, supone un enriquecerse con lo que aporta la diversidad, una aceptación de los objetivos en proceso de consecución. La reflexión sobre la diversidad y la actitud que manifestamos ante la misma la debemos de hacer desde los contextos más cercanos y cotidianos hasta los más alejados de nuestra realidad, se trata de un continuo. Resulta necesario el desarrollar una función crítica del pensamiento, entendida como distanciamiento en el propio entender y captar la realidad. La función crítica no consiste en desarraigarse del mundo de significados compartidos al que pertenecemos, sino en buscar su sentido y justificación para cada uno y dar cuenta de ello a los demás. La práctica del diálogo y de la comunicación facilita la actitud tolerante. El conocer la diversidad y crecer con la variedad de concepciones que supone, no debe llevarnos a ignorar que en ocasiones la diversidad plantea una desigualdad "invalidante" contra la cual hay que luchar defendiendo la justicia social y la igualdad de oportunidades, incluso llevando a cabo una discriminación positiva que favorezca la compensación desde la que se parte.

5. Conclusión Estamos claras/os que no podremos entender lo que es "Diversidad Cultural" ni "Interculturalidad" si no definimos primero que estamos
58

concibiendo por "Cultura". Para esto nos vamos a aprovechar de la definición realizada por Zúñiga, Madeleine y Ansión, Juan (1.997) a propósito de este aspecto. Al respecto ellos afirman lo siguiente: "Por cultura podemos entender los modos de vivir o los modos de ser compartidos por seres humanos… Los humanos tenemos la capacidad de ir amoldando y transformando no sólo la naturaleza, sino nuestras propias relaciones con el mundo y nuestra propia forma de vivir". Es importante señalar con relación a lo expresado, que estos modos de vivir o de ser no son algo estático, sino que son dinámicos, activos, implican procesos, que suponen cambios. Ellos mismos señalan que "a través de nuestra historia, hemos ido creando y modificando nuestra relación con el mundo en un proceso acumulativo y evolutivo hecho posible porque lo que creamos y aprendemos lo transmitimos también a nuestra descendencia sin necesidad de modificación genética". Siguiendo en esta línea encontramos también que la UNESCO en su "Declaración mundial de la diversidad cultural", define la cultura como "como el conjunto de los rasgos distintivos espirituales y materiales, intelectuales y afectivos que caracterizan a una sociedad o a un grupo social y que abarca, además de las artes y las letras, los modos de vida, las maneras de vivir juntos, los sistemas de valores, las tradiciones y las creencias" (UNESCO, 2001), en este sentido coincide con lo planteado por Zúñiga y Ansión en su definición. La cultura supone también una relación con el mundo que nos rodea: con la naturaleza, con nosotros/as mismos/as, con los demás, con la trascendencia en forma colectiva. Esta relación se da a través de formas de mirar, de sentir, de expresarnos, de actuar, de evaluar. Son formas propias de mirar el universo, el cosmos, la creación, la naturaleza, que a su vez nos genera una manera particular de relacionarnos con ella y el contexto que la rodea. Además implica una manera compartida de mirarnos y entendernos a nosotros/as mismos/as y a los demás. Es a partir de ese mirar, sentir y expresarse que se crea la cultura en forma colectiva y se van originando nuevas maneras de relacionarnos. Zúñiga y Ansión (1997) señalan que "al asumir esta definición operativa de cultura, es importante recordar que una cultura se gesta al interior de los diversos grupos a los que los humanos se unen por diversas afinidades, sean éstas ideológicas, de clase, de credo, de origen territorial, de origen étnico, de edad, de sexo, etc. En estos grupos se generan y comparten modos de ser y hasta un lenguaje propio que son cultura". Más adelante señalarán que "la cultura no tiene existencia en sí misma, sino que se refiere a actitudes acostumbradas y a maneras de ser compartidas (dimensión social) de las personas en concreto
59

(dimensión individual)". Esto es importante señalarlo porque es lo que nos da pie para poder entender mejor lo que es la diversidad cultural y la interculturalidad.

60

6. Biografías.
http://www.buenastareas.com/ensayos/Tepehuas/3267652.html http://es.wikipedia.org/wiki/Diversidad_cultural http://www.buenastareas.com/ensayos/Enssayo-De-La-Huasteca-AlIstmo/85902.html http://es.wikipedia.org/wiki/Identidad_cultural http://www.cdi.gob.mx/index.php?option=com_content&task=view&id=594&Itemid= 62 http://www.buenastareas.com/ensayos/Popolucas/86388.html http://www.buenastareas.com/ensayos/Diversidad-Cultural/78749.html EL CONOCIMIENTO DE “LA DIVERSIDAD CULTURAL” DE NUESTROS ALUMNOS, ES EL SUSTENTO PARA LA ADQUISICION DE NUEVOS PENSAMIENTOS, IDEAS, ACCIONES, FORMAS DE VIDA, JUSTIFICACIONES, ES LA OPORTUNIDAD AL SABER ANCESTRAL DE NUESTRO ESTADO Y EL UNIVERSAL.
Dra. María Enriqueta Flores Fernández Director Solidario de la Lic. de Naturopatia Sede Veracruz, Sede Coatepec. Coordinador Estatal Lic. de Naturopatia UPAV www.naturopatiainvestigacion.blogspot.mx http://www.facebook.com/licenciaturaennaturopatia.ive.veracruz , licenciaturaennaturopatia@gmail.com Móvil: 228 847-1578

61

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful