CAPÍTULO

XIX

DIOS, VERDAD PRIMORDIAL

La verdad es el esplendor del ser; es, por eso mismo, el esplendor del Ipsum esse subsistens. Al Ser supremo le corresponde ser la verdad suprema, la infinita inteligibilidad, la indeficiente autenticidad. Por esta razón, la luminosidad y la transparencia, la firmeza y la veracidad, acompañan eternamente al ser divino. Dios es verdad subsistente y es también la verdad primordial, es decir, la verdad de la que se deriva toda otra verdad'. Al estudiar la verdad de Dios, tocamos una de las cuestiones más graves y de más profundas consecuencias no sólo en el terreno teológico, sino también en el ámbito metafísico y en el de la conducta humana. En efecto, la consideración de la verdad de Dios no se reduce al estudio de Dios como verdad subsistente, sino que lleva consigo la afirmación de que Dios es la causa de toda otra verdad. Esto quiere decir que la verdad creada encuentra su fundamento y origen en la Verdad increada. Esta convicción incide decisivamente en la respuesta a las cuestiones que se plantea la filosofía en torno a la naturaleza de la verdad y a la posibilidad de alcanzarla. La consideración de Dios como verdad comprende, pues, el amplio panorama de la verdad: la Verdad como atributo propio del ser divino y su dimensión trinitaria; la verdad que las cosas reciben de Dios.
l. Dios es la verdad eterna y el amor verdadero.Bs paradigmático el itinerario espiritual de San Agustín en su descubrimiento de la verdad de Dios, que le hace exclamar: «O aeterna veritas, et vera caritas, et cara aeternitas! Tu es Deus rneus! Tibi suspiro die ac nocte» (Confesiones, 7, lO, 16). ¡Oh verdad eterna y amor verdadero y amada eternidad! En Dios se identifica el ser verdad eterna -por encima de cualquier cambio-, con el hecho de ser el amor verdadero y la eternidad misma.

491

Nos encontramos. el conocmuento de la verdad que le es propia. 4. en principio. blemente unidas como la verdad y la salvación están unidas a la palabra de Yahvé en el Antiguo Testamento. No hay otra forma de hacer totalmente plausible la cognoscibilidad del mundo a un interrogador que quiera penetrar en sus fundamentos. a su sabiduría infinita a su ~ternidad. Todo en Dios es sabiduría y sinceridad.) De igual modo. loannis lectura.) Cristo es el camino para llegar al conocimiento de la verdad.46). Charles S. se deriva de la inteligencia que los ha escrito y se ofrece para ser entendida por el lectoro Esa doble referencia hace viable una comunión -por muy a distancia que sea.permite a San Pablo afirmar que su labor apostólica consiste en manifestar la verdad. VERDAD PRIMORDIAL LA NOCIÓN DE VERDAD . Pierce dijo: Ni siquiera podemos hablar de nada que no sea un objeto cognoscible .) Cristo es el camino para llegar a la vida. Una casa guarda relación esencial al arquitecto que la ha concebido.La verdad de Jesús. Ahora bien? e! hombre desea dos cosas fundamentalmente: en primer lugar. esta doble relación. q. la 2.D~os no hay ni mentira ni error. no-cognoscible. 1979.). J. 3. en cuanto que por el hecho de existir dice relación esencial a la inteligencia. 16. ~n el Antiguo ~estamento. sus promesas se cumplen siempre. por esto mismo. En . . lo absolutamente incognoscible es una existencia inexistente» (l. La inteligibilidad que poseen. En el ámbito filosófico. J~sús no s?!o afirmó . Esta relación significa que las cosas son capaces de provocar un conocimiento verdadero de ellas".21).2-6). in c. La verdad está en Jesús (cfr. La misión del Espíritu. Verdad. puede ser entendido por cualquier observador ( . Super Evangelium S.4-9.. 1. pues la luz es inco:npatible con las tinieblas. la cualidad de ser algo inteligible (comprensible). 6). Jn 14. El hecho de que el Evangelio sea la revelación ~~l miste~o de Cristo .EXPOSICI6N SISTEMÁTICA DEL MISTERIO DE DIOS UNO Y TRINO DIOS. a su omnipresencia. 5. su inteligencia y su ser se identifican. SI~O ta~blen el carruno. la gracia y la verdad ha venido por Jesucristo (Jn 1. Son dos términos con los que se designa adecuadamente el final de la vida. En el Nuevo Testamento. Pamplona. tiene como fin conducir a los hombres a la verdad completa (cfr. somos incluso incapaces de concebir algo que pudiera ser real y a la vez incomprensible. palabra de Jesús y salvación están tan indisolu. En Dios esta relación del ser a la inteligencia es perfecta. «La criatura humana». 6. la comprensión de la naturaleza. Madrid. Veritas el Sapientia. 17).. en J. La verdad forma parte de la perfección de todo ser. en el ser creado. «Cualquier cosa que resulta de un diseño humano posee. qu~ es el Espiritu de la verdad. .entre la mente del escritor y la del lector'. . ya que El mismo es la verdad (oO. a. Jn 16. Cfr. !odos es~os matices son asumidos y llevados a su plenitud y concrecion en Cnsto. Así se v~ ~on especi~l fuerza en los escritos joánicos. 9. pervivencia de su ser C. Pues el término de esta vida es el fin del deseo humano. RODRlGUEZ(eds. 9)2. SAl'ITOTOMÁS DE AQUINO. 492 493 . cuando se habla de la verdad se está pensando fundamentalmente en Jesús y en la salvación del hombre. Jn 1.3. en hacer resplandecer el conocimiento de la gloria de Dios que se asienta en el rostro de Jesucristo (2 Cor 4. capítulo 11. En cuanto hombre dijo que era el camino. se basa en ese ser de la naturaleza creativamente concebida por el Creador. La Ley fue dada por Moisés.de sí mismo que es la luz del mundo (cfr. 14. PIEPER. ofrecida en un acto empírico. DE LA POTTERIE. 1975. con una doble relación de las cosas a la inteligencia: una relación esencial a la inteligencia que las ha hecho. Cfr. Lo producido por el hombre tiene el carácter de algo que. en segundo lugar. SInO algo muy concreto. inteligibles. En los escritos apostólicos.alabra de Dios ~s verdad incontestable. La p. en cuanto Dios añadió que era la verdad y la vida. RODRfGUEZ ROSADO. en hacer brillar el esplendor del Evangelio de Cristo. ~~ticipar de la Verdad y de la Vida. que es cualitativamente diversa: procede de una inteligencia -la divinay está abierto a toda inteligencia. SANTOTOMÁS DE AQUINO. El concepto de verdadero añade un matiz trascendental al concepto de ser: su relación esencial a la inteligencia. es decir. en Dios. llamamos verdaderas a las cosas en la medida en que coinciden con la idea que las ha originado. pues. STh 1. P.. 12). como parece. porque DIOSes omnipotente y omnisciente. la consideración de la verdad de Dios esta ligada a su fidelidad. 126). 12. pero a cuyo conocimiento está abierta. una Persona entrañablemente cercana: Cristo. Esta coincidencia con la idea arquetipo lleva consigo el que las cosas sean. término según su Divinidad. 13)3. con la idea que es su arquetipo. a su vez. Profundizar en la verdad cristiana no es otra cosa que profundizar en el misterio de Cristo es decir. una relación accidental a las inteligencias que las conocen. y guarda relación accidental a las inteligencias de las que no depende en su ser. que es la luz verdadera (cfr. porque El es la vidas". la verdad y la vida (cfr. Jn 8.2. nosotros no solamente fijamos la cognoscibilidad del mundo y del hombre como un hecho empírico: sino que. Ef 4. Jn 1. 12. 8. 5. El es la luz (cfr. Más claramente. la consideración de la verdad recae primordialmente en su relación con el entendimiento y con el ser de las cosas. pues el ser divino es su mismo acto de entender. esos signos están abiertos a ser entendidos por el lector. Buen ejemplo de esto es la página de cualquier libro: los signos escritos responden a un pensamiento que les ha dado sentido y. por virtud de su mismo origen. Finalmente el concepto cristiano de verdad tiene como punto de c~mvergencia el convencimiento de que la Verdad no es algo abstracto. Jesús es al mismo tiempo camino y término: Comenta Tomás de Aquino: «Camino según su Humanidad. 12-20. ya que. . 1. sean aptas para ser entendidas por aquellas otras inteligencias que no las han diseñado. Cfr.

si no hay apertura de la mente hacia el ser. Lo es en la comunión trinitaria. Dios es. una revelación de Dios. No se da verdad lógica.STh 1. El Ser de Dios es. 11. 494 495 .n~iste. Es lo propio del Ipsum esse subsistens.. «el entendimiento. Esta verdad co. un acto infinito de apertura y de comunicación. VERDAD PRIMORDIAL De aquí la distinción entre la verdad ontológica o trascendental es decir. in c. la verdad que está en la mente que las conoce. Por esto se dice que las cosas provocan la verdad en la mente. la veracidad de esa afirmación depende de que efectivamente haya veinte alumnos en ese aula. con .STh 1. La verdad ontológica es. en la verdad ontológica.STh 1. SAmo TOMÁSDEAQUlNO. por eso mismo. la especie inteligible y el acto de entender son una misma cosa y. la Verdad subsistente. 7. Cfr. a. en Dios. 16. Esta verdad parcial es. U. en la conf~rmidad. sino que es su mismo entender. in c. ya que esta sólo puede darse en la autoapertura del hombre hacia el ser que se le entrega. a.. La esencia de la verdad. y su acto de entender se identifica con su ser. Esta apertura es una afirmación de que la verdad de las cosas merece nuestra confianza. Cfr. por ejemplo. 16. La verdad ontológica implica que el ser de las cosas es verdadero. Las cosas se llaman verdaderas en relación a la inteligencia que las ha concebido. La infinitud del acto divino de entender -valga la expresiónes la medida de su infinita inteligibilidad. la verdad objetiva que está en las cosas. Esto quiere decir. amor que lleva a la admiración ante el ser que se nos manifiesta. Dios es. Buenos Aires. pues todo lo existente es substanciación de pensamientos. verdad. el ser y lo verdadero se identifican. Lo infinitamente perfecto en el ser es infinitamente patente. 29. por tanto. HANS URS VONBALTHASAR. Esto quiere decir que se da en Dios una perfecta identidad entre verdad ontológica y verdad lógica: su ser se identifica con su acto de inteligencia. si coincide con la realidad de la cosa conocida. ademas. al proceder de una inteligencia. SANTO TOMÁSDEAQUINO. lo es también en su apertura hacia el ser creado. Por esta razón. en la recepción desinteresada por parte de la mente de ese ser que se le abre como un don. lleva la inteligibilidad inscrita en lo más íntimo de su ser. Si uno dice. 28. La verdad descubre el ser y también las conexiones del ser. La verdad lógica implica en el hombre humildad. al decir que Dios es inteligente. 14. no puede darse mayor identidad que ésta. y no el objeto conocido de la verdad lógica. al mismo tiempo. 12. En este sentido. SAmo TOMÁSDEAQUINO. ante todo. por lo tanto. Revelación natural la suelen llamar los teólogos. No depende de nada más. luz. La verdad lógica depende del objeto conocido. «en la clase de al lado hay veinte alumnos». tiene en sí misma el movimiento hacia una verdad más amplias". abre perspectivas dentro de dominios aún desconocidos. No es la afirmación como tal-ni la fuerza subjetiva de la propia certeza-. q. DIOS. entre ser y verdad.EXPOSICIÓN SISTEMÁTICA DEL MISTERIO DE DIOS UNO Y TRINO DIOS. hay más seres. y la verdad lógica o formal. como digno de confianza 10. VONBALTHASAR. que todo cuanto existe es inteligible en sí mismo. no se introduce en su sustancia multiplicidad ninguna»!'. Él es la verdad infinita de la que se deriva toda otra verdad. una invitación a seguir adelante hasta encontrarse de frente con la Verdad subsistente. y se halla en el entendimiento que las conoce en la medida en que ese entendimiento se identifica con ellas. el ser se nos muestra corno digno de ser recibido. el ser que se desvela en la verdad «jamás encierra de un modo estrecho al que conoce. La verdad lógica se plantea exactamente al revés de la verdad onto. a. a. q. 1955. síguese que Dios es Verdad subsistente y primera. cit. VERDAD SUBSISTENTE Dada su infinita simplicidad. la que crea la verdad. 9. in c. trás la creación. infinitamente abierto a la inteligencia. 5. sino que su entender es su mismo ser". Cfr. La esencia de la verdad. lógica: mientras que la verdad ontológica es la relación de las cosas a la inteligencia de la que proceden. confianza y amor: humildad para recibir la potencia del ser como quien recibe un don. Una proposición es verdadera. in c. pero no hay más 10. confianza ante su luz. un acto de potencia eterna e infinita a sí mismo. De ahí el conocido axioma ens et verum convertuntur. Él es toda la verdad. H. un halo de humildad rodea a la verdad lógica. Entre ser y entender. q. la verdad es siempre una apertura no sólo para sí y en sí. por el contrario. de las c~sas con su idea. 16. aquello que es entendido. resplandor. De igual forma que se dice que. q. a su vez. Cfr. ibíd. La esencia de Dios no es otra cosa que ser. la verdad lógica es la adecuación de la inteligencia con las cosas que conoce. Si la verdad está en las cosas en la medida en que se identifican con la inteligencia de la que dependen esencialmente. pues ambas identificaciones se dan en grado máximo en Dios: su ser no sólo se adapta a su entendimiento. La verdad lógica reside formalmente en el juicio. sino hacia una verdad más amplia. 3. sino que la verdad estriba en la justeza con que la proposición se adecua a la realidad. 8.su arquetipo originario". 1. En efecto. es decir. su entendimiento no sólo se adecua a la cosa conocida. 4.

. sino . sino un conocimiento de rrusm ciones. Madrid.2). ifi . Buen ejemplo de esto es lo acontecido en la filosofía antigua.). El conocimienoriginales. pero la verdad no está primordialmente en ellas. 19. Por esta razón. 1993. De Trinitate. Albert Einstein...Metaphysicorum. 1. J. Y de SAN HILARlO. SANTO TOMÁS DE AQUINOo~. no habría manera alguna de explicar satisfactoria y convincentemente el hecho. Estas definiciones son de SAN AGUSTIN. s. SCHMAUS.ela verdad de las cosas está . que son verdadeo con su ser. poseen en sí mismas veracidad e inteligibilidad como una huella del Ser que no sólo las ha hecho existir. De ahí que sea justa la afirmación de que las cosas son en sí mismas portadoras de verdad". el error y la falsedad no se dan en las cosas. NICOLAS.. en su ser ya existente. Son bien conocidas las vacilaciones de los filósofos en torno a la naturaleza de la verdad. pero no hay T?as verdad. entre dos inteligencias: entre la inteligencia infinita que lo ha diseñado y la inteligencia finita. D'. Estas vacilaciones radican. «La criatura humana». de que la realidad sea accesible por medio del conocimiento humano» (J. «al hombre no le es fácil captar el sentido de las cosas y de los acontecimientos porque en ellos está presente el misterio de Dios» (M. 21. el a que lOS tiene de é1»15.ela verdad. 131. hay mas verda~es.es Ihrrutad~ para deseo de alcanzar a Dios!'. 151. H.illfica Implícitaapoya en el deseo humano de verdad ~~ anta Tom?~ d~ Aquino. ve aCIOnque conduce hacia la VerEsta afirmación lleva consigo t d . también regla de todas ellas". . Algunos grandes científicos. a primera vista incomprensible. De Verit. RODRfGUEZ(eds. "Res naturalis inter duo intellectus constituta eso (SANTOTOMÁS DEAQUINo. 142. 1. A ASAR.559). en gran parte. sino exclusivamente en la inteligencia.osas. PIEPER. se defender su convicción en lo más hondo d s~o que . buscando fundamentos más profundos de su propia materia. ante la afirmación d . sino en la inteligencia". Las cosas han sido hechas por Dios. en la percepción de la esencial referencia que la verdad dice a la inteligencia. . esencialmente tendente a comprenderlo". cit. sino en la inteligencia. la verdad por la cual todas las 'co. La Trinidad de Dios. un profundo sentido teológico. pues. Cfr. en DIOS. de la precipitación. Cfr.erdades creadas no añaden dad fontal. Significa que las cosas responden a la medida de Dios. La expresión verdad de las cosas tiene. a~ rmagenes de ellas. 127-(28). y hacia la cual el mundo se abre como una invitación. en J.t~s~ c~u~a ejemplar. 14. Como ya se ha vi t c~ea a. os seres creados están con telas verdades están compre~~:~~~P~onYe.~: es a v~d~d pnmlgenia: es decir. e corazon humano anida el DIOS y LA VERDAD DE LAS COSAS Por ser Verdad subsistente D' 1 . y a lo verdadero como aquello «que declara y manifiesta el ser»>. P. Esto serfa así. conocrrruenro que Dios p d 1 cosas no trene lugar por medio de 1 . VERDAD PRIMORDIAL ser. también h~y que decir que. Por eso m' . No es un conoto divino ~<no~:c~~s~~~:oc:~~~oo~Irruen~o originante. Entre la Verdad infinit~n. de haber emitido un juicio sin las condiciones adecuadas de evidencia. 13. a veces con sorpresa. El mundo está situado. Aristóteles afirmaba que lo verdadero y lo falso no están primariamente en las cosas. . . la medida de la verdad de todo lo existente". 1. H U VON B LTH La' . Las cosas son portadoras de verdad. con respecto a lo falso. 15. e :ran trascendencIa antropoláestá participando de la Verdad cm B umana se abraza a la verdad sincero -incluso la más mOde~~¡~:~da~d usc~ la v~rd~d co~ corazón mente buscar a Dios. 1963.. a pesar de la frecuencia con que acontecen. que fundamenta el ente ~ copias. París. por ejemplo. por la que se nos revela. /as. lo han declarado y formulado. tras la creació .In C.EXPOSICIÓN SISTEMATICA DEL MISTERIO DE DIOS UNO Y TRINO DIOS. 5. 4. esta antes que cosas. Dios es. La Verdad de Dios crea la ve[(ia~ de:~a secundanamente en las ras porque la han recibido junt as cosas. Esto explica también que el ser se nos presente como un don rodeado de misterio. es un reflejo de la Verdad de Dios. 18.qu. ARISTÓTELES. de ahí también que se pueda definir a la verdad como «aquello que manifiesta lo que es». . Como escribe Schmaus. como dice Einstein. sino también su causa ejemplar y su causa final. mantiene la cognocibilidad del mundo. Dios no toma la medida d ? y lo afirma en toda~ sus relaobjeto tiene su medida en la ide el DO~Jeto.sIg. «Todo el que declara que la investigación de lo todavía desconocido pretende ser algo que puede ser explicado. ple que es DlOS y la multitud d d d Y perfectamente SImhombre existe una relación anál~g:e~ ~ es que l~enan el espíritu del sistente y la multitud de seres creado L que se a entre el Ser subnidos en Dios como en su . que 16.sIgm ica que. 49. a. de modo sorprendente. n que la Verdad de Dios es la medid. esencia de la verdad. . y en la dificultad para conjugar esta referencia con la objetividad de la verdad de las cosas. RODRfGUEZROSADO.. I 496 497 . . sobre todo. 20.. PL 10. gica: en la medida en que la inteli~e~a . er a suprema que es la más verdad a la Verdad Ellas so~sr~o.De vera religione. reflejan la verdad divina y encuentran su sentido en Dios.14. Esto quiere decir 1 a e a verdad de las e N encontramos. '. Synthése d. Veriras et Sapientia. la verdad medida por la verdad ~e D~~ScoEsal s. Su verdad. pues. sino que las ha diseñado en su más profunda esencia". Teología Dogmática. pues. cit. En efecto. VI. .) Si fuera imposible o prohibido volver al concepto de criatura. 17. por tanto. La expresión verdad primordial . y esto como consecuencia de la debilidad humana. sOd vlef<a eras.. PL 34.~~qque·12 e I ~~Ivers a la Trinité. dice: Lo más incomprensible de la naturaleza es su comprensibilidad (. ser causa primera implica no sólo ser la causa eficiente de todo cuanto existe. osee e as cimiento er s '. 36. lógica no está medida or 1 . que de ningún modo puede estar en las cosas. os nada en una inteligencia: la divina e qU.

lleva a graves dificultades. que quedaría reducida a los «diversos puntos de vista» sobre las cosas. «Todas su criaturas. Sólo quien ha concebido las ideas de las cosas y las ha plasmado puede comunicarles su verdad. VERDAD PRIMORDIAL son siempre ~erdaderas. Santo Tomás de Aquino. Lo mismo sucede con la verdad: las cosas son verdaderas porque la inteligencia divina les otorga su verdad. Si Dios no existiera. tampoco existiría la verdad de las cosas como algo independiente de la mente humana. . 25. Pero estos inconvenientes desaparecen.Esto parece conducir al subjetivismo mas radical: sena la inteligencia humana la que crearía la verdad de las cos. Y precisamente porque las cosas reciben su verdad de una inteligencia. si se otorgase a la inteligencia humana el poder de constituir la verdad de las cosas. smo que aparecen fortuitamente: pero como. velan que lo verdadero dice relación a la inteligencia. Tomado en la seriedad de sus formulaciones.' Agustín la definición de lo verdadero que dice ~ue verdadero es lo que se ve. 8~8) rechaza Sa. Esto equi'valdría a negar el pnncipio de IdentIda~. e~ decir. porque no se ven» (SANTOTOMÁS DE AQUINO. De Trinitate.STh 1. pues la falsedad es SIempre error de nuestra apreciación. que sena la I?ente humana la que crearía la verdad de las cos~s. Los inconvenientes son obvios y están ya señalados. prescindiendo de la objetividad de las cosas. Y lo que es más importante. hecha a imagen y semejanza de la inteligencia del Creador. ad 2. ~ero!a afirmaci?n d~ que la verdad radica primariamente en la mtelIsencIa y de aqui ?en~a a l~s cosas. 1). Ci~ando a San Agustín.ccIOn.STh 1. !Ienen. 498 499 . Se toma así imposible la verdad como comunión con el ser. no las conoce porque existan. nos encontraríamos ante el más absoluto subjetivismo.cla-3. si admitimos que la verdad de las cosas consiste en su relación con el entendimiento divino»". no porque las creo las conoció" (SAN AGusTiN. algo d~ mte~Igen. es decir. si se establece que la verdad deriva a las cosas desde la mente humana. q. porque las conoció las creó. 15. Lo falso está siempre en la inteligencia. con la tarea de otorgar verdad y 24. aduce dos argumentos para mostrar la contradI. corporales y espirituales. El hombre quedaría convertido automáticamente en demiurgo.EXPOSIci6N SISTEMÁTICA DEL MISTERIO DE DIOS UNO Y TRINO DIOS. este es uno de los sin sentidos inherentes al ateísmo. No existiría la verdad. verdadera y falsa. a. in c. 16. se 22. convirtiéndose en la medida de la verdad de las cosas. q. existen ya antes que el. cosas tampoco se encuentra primanamente ~n ~l s~r d~ las cosas. pues dos inteligencias distintas podnan «ver» en forma opuesta la misma cosa con lo cual esa cos~ se~í~. . 1. de donde se siguen los inconvenientes que señala el Filósofo. SANTOTOMÁSDE AQUINO. sino mi verdad. Los regímenes totalitarios y sus departamentos de propaganda son buenos exponentes de a dónde conduce la hybris humana cuando conscientemente intenta «crear» la verdad a golpes de autoafirmación y de propaganda.a 9ue se llegaría si se atribuyese al entendimiento hurna. pues segun esto. muchas veces. porque Dios las conoce".'. Es de gran trascendencia el pensamiento agustiniano de que Dios no conoce las cosas por el hecho de que existan. si la ~erdad . a.. si se esta hablando de la inteligencia humana. para ?SI llamar también verdadera la cosa conocida por el orden que dice al entendimiento» (SANTO TOMASDE AQUINO. 1.). no senan verdaderas piedras las que están en las entranas de la nerra. sino que las cosas existen.srs 1. es d~cir. las c?~as están dotadas de inteligibilidad. 13). no error de las cosas. . advierte que. Sin embargo la verdad de las. es decir. existen porque Él las conoce. el hombre puede comprenderlas con su inteligencia.Puesto que lo verdadero r~slde en el entendimiento en cuanto éste se conforma con el objeto con~ldo. 23 .se denvase desde la inteligencia humana a las cosas. 16. Al lleg~ aqui Santo Tomás llama la atención sobre la importancia de la doctrma sobre la creación para una adecuada respuesta la cuestión sobre la verdad: «Los antigu~s ~ilósofo~ no admitían que los seres naturales proceden de un entend~mlento. La tarea del hombre consistiría entonces en mensurar la verdad a golpes de autoafirmación. vieron obligados a hacer consistir la verdad de las cosas en su relación con nuestro entendimiento. n. dado que la verda~ Ob!etlva sIgmfic~ que. al ~sm~ tiempo. entonces saJa sena verdadero lo que es conocido por la inteligencia humana' ade?1as.ente verdadero o realmente falso. que admite sin rodeos que la verdad deriva de l~ inteligencia a las cosas. Las cosas son verdaderas porque reflejan la verdad existente en la inteligencia divina. La consecuencia más grave sería que el hombre se asentaría en el más absoluto relativismo. «En sus Soliloquios (PL 32. El problema de los «antiguos filósofos» desaparece a la luz de la doctrina sobre la creación: Dios ha creado el mundo mediante su inteligencia.as. q. 1. 16. a negar el axioma de que una cosa no puede ser y no ser al rrusmo tiempo y bajo el mismo aspecto". sin haber sido él quien les diera el ser. a. smo en una inteligencia. Esto significaría que la ver?ad perte~ece por entero al ámbito de la subjetividad humana. resultaría absurdo que quien no ha diseñado las cosas le otorgase la verdad. En cambio. por otra parte.o la pnmordIalId~d en la verda~. dada la variedad de opiniones humanas. La verdad y el sentido de las cosas serían entonces la verdad y el sentido que e! hombre otorgase a las cosas que. se haría inevitabl~ ~ecIr 9ue ~a~a es realm. sólo es posible la autoafirmación de los propios juicios. en dar a las cosas su sentido último. es necesano que la razon de verdadero se derive del entendimiento al objeto que conoce. No ignoró las cosas que tenía que crear.

J. SAN JUSTINO. de sus juicios y de sus promesas. Esa Verdad no sólo no es algo abstracto.IVI870). su Sabiduría. ya que en ella tiene lugar el abrazo entre la inteligencia y el ser. De Igual forma que solamente Dios es el ser en forma absoluta. solamente la verdad de Dios es eterna e inmutable. Tan incompatible es. que no puede enganarse m enganarnos» . sino un Ser concretísimo. es decir. Hablando con rigor.. La consideración teológica de Dios como Verdad remite necesariamente al diálogo de Dios consigo mismo. En Dios. pues la verdad no existe más que en la inteligencia. que es comunión interpersonal de existencia. H. ha de hacerla siempre en el más exqUISIto respeto a la verdad.EXPOSICIÓN SISTEMÁTICA DEL MISTERIO DE DIOS UNO Y TRINO DIOS. ni enganarnos. el cual es Trinidad de Personas y Amor esencial (cfr.. Sobre esta verdad metafísica descansa toda la teología de la revelación. Segunda Apología. Verdad y Amor se identifican realmente. Const. Aquí radica la autondad suprema de sus palabras. 28. 3. mientras que todos los seres creados llevan en sí mismos el sello ?e la ~u~abilidad. sino que varí~n a menudo pasando de la verdad al error. «La verdad no sólo es alétheia. Nada puede unir a los hombres con más firmeza que la verdad. San Agustín vio con tal claridad la indisoluble conexión entre la íncorrupubíüdao de la verdad y la causalidad de Dios. solamente existe una Verdad eterna: Dios mismo. solamente la verdad de Dios es eterna e invariable de modo absoluto". Por medio de Él han sido creadas todas las cosas. La veracidad divina puede considerarse en su relación a la esencia de Dios. puedo decir que hay verdades eternas. Ambas dimensiones -la trinitaria y la del Amor. El Dios de la verdad no puede engañarse ni engañar. 13. cit. 31. cit. solamente en Dios puede ser eterna la verdad» (1. El Dios verdadero es esencialmente el Dios de la verdad. pues no ~uede hab~r la más mínima falsedad en sus promesas. constancia. 145). p. a su profunda e inexorable vida interior. dice el Concilio Vaticano I. Es la tarea de jugar al seréis como dioses que a veces puede resultar trágica y que siempre es absurda. y ~i se . NICOLAS.. Capítulo octavo. otorgándole con esto inteligibilidad". 500 501 . En efecto. Ese Verbo es. Utilizando el lenguaje de los primeros Padres. cit. Donde hay emeth uno puede confiarse. Dios ni puede engañarse. «s~no por~: autoridad del mismo DIOS. 3. OS 3008. entregarse-". Esta inteligibilidad es reflejo de Aquel que es esplen29. 1 In 4. Cualquier sombra de error o de mentira es absolutamente incompatible con el ser de Dios. estado de no oculto.las ~aract~rísticas de la verdad de las cosas es su capacidad de unir las Inte!lge~clas y los corazones. de conocimiento y de amor. si se trata de la verdad oniolágica. No hay nada más razonable y justo que fiarse de esa autoridad.trata ?e I~~erdad lógica. Él no puede fallar. pues lo tiene presente en su acto eterno de inteligencia.cismos. puede considerarse también en su relación al actuar de Dios. 16). una Palabra. El acto de fe es un acto razonable y justo: creemos que es verdadero lo que Dios ha revelado. CONC. Cfr. U. que todo aq~~1 que desee acercarse a Dios. Dios tiene un Verbo. ya DIOS conocia todo el futuro. Al hacerlas. La esencia de la verdad. GARCtALÓPEZ. La fidelidad absoluta es una manifestación inequívoca del ser divino. VONBALTHASAR.VATICANO 1. que no sólo han comenzado a existir. por eso mismo. Aquel que es la Verdad subsistente es absoluta e infinitamente verídico.son Inseparables de la afirmación de que Dios es la Verdad subsistente. es también emeth: fidelidad. 30. VERDAD PRIMORDIAL sentido a todo cuanto existe. LA VERDAD DE DIOS EN SU DIMENSIÓN TRINITARIA LA VERACIDAD DIVINA Esencialmente Verdad. ' D. Dios es incompatible con la mentira o con el error. no porque percibamos la v~rdad in~nseca de los misterios_revela~os. si Dios no existiese no habría verdades inmutables. Lo mismo sucede con las promesas divinas. a su naturaleza de Verdad subsistente. 8. 27. de los discursos y del desgaste del tiempo: 7+ 10 siempre serán 10. que utilizó esta perenmdad para mostrar la existencia de Dios". El conocimiento filosófico de Dios. 28. De l'Univers a la Trinité.•• Únicamente porque yo se que hay una inteligencia eterna. Cfr. Dei Filius (24. Cfr. S610 Dios es eterno. H. Esta característica de la verdad viene acompañada por otra queadmiraban los clásicos: su inmutabilidad. autenticidad. 149. 26.na de. Aquí sólo interesa recalcar que la veracidad de Dios pertenece a la misma esencia divina. Synthése dogmatique. colocándolo entonces entre los atributos morales. se puede decir que el Verbo se ha «sembrado» en toda la creación.. Como ~e enseña e~ to~os los cate. La verdad está por encima de las opiniones. también hay que decir que urucamente la inteligencia divina es eterna e inmutable a diferencia de todas las inteligencias creadas. e. pues la fidelidad y la lealtad pertenecen a la mismidad de Dios. o del error a la verdad. porque sólo es eterno e inmutable el ser de Dios. pues sólo una inteligencia eterna e infinita puede otorgar perennidad eterna a la verdad". En efecto. La Verdad de Dios es la ver~ad del Amor. La Verdad divina se identifica con el mismo ser de Dios.

Tratado de Dios uno y trino. J. 3)32.136-152.2675-2687. del Padre. Salarnanca...omunión d~ las tres Personas. . M. Se conjugan así dos afirmaciones que pueden parecer contradictorias: no hay más que un solo Dios. Barcelona. De l' Univers 1993.J. n' Madrid. Jn 15. ' . Hebr 1. Esos tres son realmente un único y mismo Dios. 13). Y puesto que la naturaleza divina es única.La esencia de la verdad. hay tres: Padre. en DTC 15. hech32. Se da. . de la gloria del ~adre (cfr. NICOLAS. ys enum sa utis. 503 a la Trinité París ' .~ /. en la vida íntima de Dios. «Verité». En el lenguaje común se llama naturaleza o esencia a aquello que constituye a algo en un determinado orden de ser. la teología llegase relativamente pronto a la distinción entre la naturaleza divina y las personas. que no existen varios dioses. Hijo y Espíritu Santo. H. 1993. De ahí que en el intento por expresar el misterio trinitaria. pero ese Dios no es un ser solitario. Las cosas son. como sucede con los hombres o con el resto de los seres. 1977. sino de su vida. TI. se llama individuo o persona al sujeto distinto de otros sujetos con los que puede compartir la misma naturaleza u orden de ser. Synthése dogmatique. en J. M teri . ademas. que en Dios esencia y vida se identifican realmente. En esa comunión. CAPÍTULO XX ?I EL MISTERIO DE LA VIDA ÍNTIMA DE DIOS BIBLIOGRAFÍA AUER"J.J.340-341. unicidad real y alteridad real. 26). eikán. cognoscibles y pronunciables (cfr W KERN « nterpretacién teológica d ela fe en la creación» en] fElNER M LOHRER. la teología no olvida que. Es una comunión de personas. ya que el Verbo es 1 gen. identifican. 1988. BALTHASAR. 33. RATZINGER. en la que se conjugan mefablemente unidad y altendad en una comunión tan estrecha las tre~ son ~n mismo y único Dios. al tener esta distinción conceptual. El Verbo de Dios es. CfrJ. establecen también que. la esencia de Dios es su propio acto y. ' " MICHEL. AUER. pues. la Verdadq~~ patencía luminosa del Ser subsistente y el Amor es la comunión en Verda?.409. El conocimiento filosófico de Dios Pamplona 1995 146-149. Curso de Teologta Dogmática. la teología vio claro que la distinción de las personas no puede provenir de la naturaleza de Dios. De ahí que. sino por ser el Amor verdadero". Amor y Verdad se. es a ser divino es c. H. es decir. es decir. 47-54. por tanto. Buenos Aires 1955 esp.. 405-41l. para hablar del misterio de la unicidad y la alteridad de Dios. Palabra que espira el Amor: el Espíritu de Dios. U... ROVlRA BELLOSO. Las primeras y más sencillas enunciaciones cristianas del misterio de Dios establecen que no hay más que un solo Dios. Esa comunión personal es expresión de la riqueza inefable de su vida espiritual. 4. que es el Espíritu de la verdad (cfr. Al mismo tiempo..EXPOSICIÓN SISTEMATICA DEL MISTERIO DE DIOS UNO Y TRINO do. en Dios.A. ' . posee por esto nusmo estructura /6gica y tiene carácter icónico. VON. estudiar el misterio de la vida íntima de Dios. dada la simplicidad divina. Estudiar el misterio de la Trinidad es. No sólo es Espíritu de verdad por pro ceder de la Verdad. pues. por esto nusmo. en ese Dios único. Todo el ser del mundo y tod:~: vocacl?n del hombre hacia la comunión con Dios proceden de esta fuente inagotable cuya esencia es Verdad y Amor infinitos. 502 . GARCfALÓPEZ. El mundo ha sido ima o porel Lagos. Santo Tomás llama a la creación vox Verbi (Summa contra gentes. El Espíritu 1Verdad del Amor. Dios" ~no y trino. la teología haya buscado el fundamento de la distinción de las personas en las operaciones divinas.

3-4 (ed. nt 1). cit. La gloria es aquí entendida como la generosidad div. Richard de Saint. Las otras consideraciones que propone Ricardo en tomo a la existencia de personas en Dios van también en la línea de la estructura esencial del ser espiritual: la felicidad sólo se da en plenitud en la comunión interpersonal. G. 168). SANTOTOMÁSDEAQUINO. Deut 6. ni hay nada más perfecto que el amor de amistad. Siguiendo la expresiones de Santo Tomás. como corresponde al Ser sumamente espiritual. nunca se dice que alguien tiene un amor perfecto. En efecto. Estas tres afirmaciones se refieren al mismo ser infinito y simplicísimo. Si se dice que Dios es un acto de Amor infinito y subsistente. STh 1. no hay más que un solo Dios (cfr. están por lo tanto relacionadas. si no existiese otra persona divina. se encuentra la bondad absolutamente plena y perfecta. SALET. de captar la enseñanza de la fe con la mayor amplitud y profundidad posible considerando para ello la relación existente entre las diversas verdades. luego tiene que haber igualdad de personas en Dios'. al nusmo tiempo.ina comunicando su pleni~ud. La Trinidad es la forma en que vive Aquel que es el Amor esencial. cit. Para que haya amor perfecto. • 3.Victor. 3. a su vez. Esto implica que el Dios personal no tendría a nadie a quien amar son amor supremo. La 2.EXPOSICIÓN SISTEMÁTICA DEL MISTERIO DE DIOS UNO Y TRINO EL MISTERIO DE LA VIDA INTIMA DE DIOS LA REVELACIÓN DE LA TRINIDAD DEL DIOS QUE ES AMOR COMO REVELACIÓN La vida de Dios es un inefable e infinito acto de conocimiento y de amor. digno del amor supremo. La El pensamiento expuesto más arriba es sólo contemplación amorosa de los datos contenidos en la revelación. Se trata. si no existiese otra persona de igual dignidad que El. 1. el amor es el rasgo de la vida divina que. el ser es la actualidad de todos los actos y la perfección de todas las perfecciones: actualitas omnium actuum. para que en el seno de la divinidad se pueda dar la plenitud de la caridad. debe existir en Él un perfecto amor de amistad. es decir. adorándolo.Richard de Saint-Victor. No nos encontramos ante la pretensión de «demostrar» el misterio de la Trinidad. el misterio que se nos entrega en la fe de la Iglesia.. 176. buscando las relaciones existentes entre esas enseñanzas. Según Ricardo. SALET. sin que esa multiplicidad divida o multiplique la sustancia. Presencialidad y Amor. es necesario que el amor tienda hacia otro distinto de uno mismo. Se trata sencillamente de recibir. De Trinitate. Pero esto requiere que el amado sea realmente distinto del amante y. una contemplación que intenta proponer a nuestra inteligencia lo que Dios ha dicho de sí mismo. es decir.. De Trinitate. porque el ser es la primera de todas las perfecciones. Por esta razón -concluye Ricardo-. Está pensando. En consecuencia. es decir. es imposible que exista el amor en toda su perfección. Lo único que hace la teología es buscar el nexo existente entre ellas. SALEr. Iniciábamos el tratamiento de la naturaleza divina con la consideración del Ipsum esse subsistens. Trinité. el reconocimiento y la alabanza. 3.4). ed. en el amor de amistad --que es el más perfecto-. A lo largo de los capítulos anteriores hemos considerado a Dios como el lpsum esse subsistens. a. nada hay más sabroso en la vida del espíritu. ningún bien hay más deleitoso que este amor. Quizás haya sido Ricardo de San Víctor el teólogo que mejor ha expresado el nexo existente entre la perfección de la naturaleza divina y la pluralidad de personas. La divinidad carecería perpetuamente de estas delicias si permaneciese solitaria en el solio de su majestad>'. Palabra y Don. ese Dios es tripersonal (cfr. RICARDO DE SAN vtcroa. «Nada hay más dulce que el amor.Richard de Saint-victor. 170-176. La Trinité. la unión entre el donante y el don (cfr. vivido con intensidad infinita. fundamenta el misterio trinitaria. no hay alegría mayor que las delicias del amor. 19). G. Mt 28. Unidad y alteridad se dan en Dios con la perfección absolut~ ~e~ ser espiritual: se da multiplicidad de individuos. la gloria solamente es perfecta si tiene lugar en la igualdad de personas. G. no hay nada mejor que el amor. ad 3). 4. pues. bien supremo y absolutamente perfecto. Cuando se habla con propiedad. luego tiene que darse esta comunión en el seno de Dios. si se trata únicamente de un amor a sí mismo. Donde se encuentra la bondad en toda su plenitud tiene que estar también el amor supremo. pues. He aquí su discurso: En Dios. perfectio omnium peifectionum. y su raíz más profunda'. por tanto. Este es el contexto adecuado para situar las reflexiones de Ricardo de San Víctor. 2 (ed. donde no se da una pluralidad de personas. q. cit. una liberalidad cuya suprema efusión se da en el amor y provoca. RICARDODE SAN vieron. 4. Entre esas verdades se encuentran las siguientes: Dios es Amor (cfr. Ricardo de San Víctor está pensando en el amor supremo tanto en calidad como en intensidad. esta comunión interpersonal se enmarca en el hecho de que Dios es esencialmente amor. Las personas divinas surgen del amor y encuentran su unidad en el amor.. al mismo tiempo. 16). es necesario que haya personas divinas de igual dignidad'. La Trinité. 1 Jn. según nuestro modo de hablar. Es. 504 505 . lo más noble (cfr. Cfr. debe existir en Él un amor de calidad e intensidad infinitas. 1. La afirmación de que Dios es amor se explicita en la afirmación de que Dios es comunión de personas y. Cualquier intento de racionalizar el misterio trinitaria sería un disparate y está condenado al fracaso. 4.

Cfr. (24. en aquellos filósofos que pretenden apoyarse en el misterio trinitario para defender una concepción evolutiva de la divinidad.. OS 3016. el misterio de la Trinidad es el centro y origen de todos los demás misterios. p. sigue trascendiendo la capacidad de penetración de la inteligencia creada la cual ~o puede demostrar ni su existencia. La analogía -se decía. 1. se puede demostrar su existencia con argumentos meramente especulativos. y sin amor no hay ninguna felicidad. como causa eficiente y ejemplar de las criaturas. y se convierta en una proposición científica como las demás» (Cfr. Mejor dicho.ar.es ya un grave error de principio. No es q~e e~ta verdad sea o. ' 6. como si. incluso aceptado por la fe. y explicitar la fe en la Tn~dad ~edlante algunas analogías y declaraciones que articulen entre SI los diversos aspectos revelados del misterio. CONC. Dei Filius. os 3225). al misterio trinitario? La teología utiliza casi universalmente la analogía psicológica como cañamazo en el que entretejer la doctrina trinitaria. . estriban todas las delicias de la sustancia intelectual. sino el darse'. Por esta razón dice el FIlósofo que la amistad o es la felicidad o no existe sin felicidad» (SAN BUENAVENT1. q. . no predicamos el absurdo. El ?Usteno de la Trinidad es.d~ctrIna re~elada -saber qué es lo que cree-. 506 507 . entre ser y acto. 1. tras su revelación. ' mcaCIOn. Que esto acontezca en la Trinidad solo lo sabemos gracias a Jesucristo 1 revelador del misterio trinitaria. al hablar de nuestro conocimiento del ser divino.lRA In Sent. incluso después de revelado. LA TRINIDAD MISTERIO EN SENTIDO ESTRICTO . que jamás puede utilizarse como objeto de conocimiento filosófico. el Hijo y el Espíritu Santo". Sólo insinúan una imagen lejana que vertebra nuestro conocimiento de los diversos aspectos del misterio.p~nto de. por razones internas.la Trinidad. permanece~ velados por el velo de la fe y como envueltos en la tinieblas". adqUI~ren plena y perfecta realización.e~den las fuerzas de cualquier inteligencia creada. La razón humana I:ued~.xn. El simple hecho de mezclar ambos planos -el de la fe y el de la filosofía. Por esta razón es conforme al método teológico el aplicar a Dios las perfecciones que vemos en las cosas. por tanto. Como escribe San Buenaventura. mistero d'amore. resulta sumamente coherente quee DIOS este constituido en comunidad de personas donde la comu . es decir.5-17. delicioso en las cnaturas que el amor mutuo. Cfr. Se le designa con el adjetivo de psicológica por tener como referencia la vida del alma humana (psyché). B. Un ejemplo típico de esta posición es la siguiente proposición: «Una vez revelad. dist. LA ANALOGfA PSICOLÓGICA En los capítulos anteriores. a. Const.tiene como razón de ser el hecho de que entre Dios y el mundo existe a la vez semejanza y desemejanza. 2). de un estudio de la 8. Y puesto que es propio d 1 a~or no.tr~ e~encla y eXls. de forma. como creador del mundo y.VATICANO 1. 1 . que por medio de ellos se puede revocar esa verdad hasta la disciplinas filosóficas. Después de revelado. Por lo tanto nada se puede considerar más. 1993. . una vez que nos he~ e dado cuenta de 9ue la unidad de Dios (como su mismo ser) consiste ~s el amor. [14. pues en el se expresa en su forma más radical la plenitud de la vida de Dios. 10. de negación y de eminencia. a entrega. Sin embargo. uecta VI a espiritual de conocimiento y amor.esforzarse por entender el contenido de la .scura o compleja. Esto quiere decir que. ni su naturaleza. resolver las objeciones de quienes ataquen el misteno tnnítarío haciendo patente la incongruencia de estas objeciones y 5. Pero el misterio trinitario es auténtico misterio en el más estricto de los sentidos. e. Decretum S. En Dios se da pues una perf id . sólo e! d.tencla.1887J.o el misterio de la Trinidad.sta de ~arazon) que en el ser agápico de Dios florezca una trinidad agaprca. su coherencia y su racionabilidad. No se trata. es que su suma sencillez y su lurrunosl~ad s~ma trascI. el misterio trinitario sigue trascendiendo de tal forma la inteligencia creada. Piénsese.vI. En Dios la plenitud de ser es idéntica a la plenitud de vida. la um~n. ASI en el amor fontal encuentra su actuación un triple amor personal: el Padre. Se decía esto al considerar a Dios en la unidad de su naturaleza. sin embargo.La Trinitá. mostrando que. pues. 7.EXPOSICiÓN SISTEMÁTICA DEL MISTERIO DE DIOS UNO Y TRINO 'EL MISTERIO DE LA VIDA INTIMA DE DIOS unicidad de Di~s encu~ntra ~u raíz última en que sólo Él posee idenj]. '.n nada. nadie puede demostrar positivamente.Iy'1870). el amor «es un don en el cual se donan todas las demás cosas y en el cual.. uno de esos misterios que «por ~u propia naturaleza exceden de tal forma la inteligencia creada que Incluso entregados en la revelación y aceptados por la fe. ?n~lment~. se ha tratado detenidamente de la analogía. Es obvio que la Trinidad es un misterio en sentido estricto. ni su posibilidad intrínseca '. ¿Será lícito utilizar también alguna analogía para referirse a la vida íntima de Dios. Sólo puede -y debe. siguiendo la triple vía de afirmación. como es lógico. ni imposible (incluso desd~ el. Todas las analogías que se utilicen al estudiar este misterio son sólo eso: analogías que ayudan a comprender lo que decimos. MONDIN. este misterio hubiese pasado ya al campo propio de los filósofos". dad en. que tienen un fundamento en la realidad. en la doctrina trinitaria. Bolonia. ~I misterio de . Ojicii. pero que no demuestra. no ~s m absurdo~ ni inconcebible. Creemos un misterio. aunque negativos e indirectos. es decir. . no ~e incluyen afirmaciones contradictorias.

como hilo conductor la palabra hablada. J. En efecto.bra en la que ~e da pensamiento (lagos) y aire (pneuma). e. está utilizando también la analogía psicológica. todo lo que de ella se predica debe ajustarse a la grandeza de aquello que se contempla . se comprende y se ama. (Adversus Praxeam. la analogía psicoló?ica. 1332. Cfr. Por la constitución de tu ser. pues está considerando la naturaleza del amor tal y como se manifiesta en las operaciones del alma". 13. Eclo 17. Munster... uerzos de sistematización global de toda la doctrina de la fe..»1O Este texto nos es ya conocido".. SANAGUSTfN. partir de las operacione~ espirituales del hombre para referirse al misterio trinitario. De Trillitate. entonces se le podrá conducir a una concepción más elevada. Tertuliano. Synthése dogmatique. M. A partir de San Agustín. del Niseno se fundamenta precisamente en 1a ana loaí ogia existente entre la vida de Dios y la vida del espíritu humano.. . en San Agustl.e aquí que el alma se recuerda.. y no en mostrar el modo en que nenen lugar las procesiones en Dios -por vía de inteligencia ~ por vía de amor-: o la razón por la que se distinguen las Personas entre sí.. 14. pero sí a una imagen de Dios>". Incluso aquellos que son ajenos a nuestra doctrina pensarán que Dios no carece de inteligencia (logos). descifra su estructura y te verás a ti mismo como imagen y semejanza de Dios»". La sf e xposición .) Si dijere que concibe el Verbo de DIOSde manera semejante a nuestro verbo.. S~n ~uchas las razo~es que explican el que la teología haya elegido casi siempre este carmno para estructurar el tratado sobre la Trinidad. .. 1986. sino que tiene un logos. Jn 1. 1).. es de todo punto necesario creer que el Verbo. Es muy significativo que en un texto casi contemporáneo a éste se formule en forma refleja el por qué se utiliza esta analogía: «Si quieres conocer a Dios. capítulo VJll. no obstante la imagen de esa naturaleza que supera a todas en bondad.43-49.) Es imagen en cuanto es capaz de Dios y puede pa:tlclpar de D~os. París. Cfr. SCHMAUS. parecen indicar esta analogía corno' el mejor camino. es decir. conocerás a Dios. De eo quod sit ad imaginem Dei et ad similitudinem. Madrid. capítulo VII. pues. Con San Gregorio de Nisa. admitir que Dios tiene un Verbo (. Die psychologische Trinitdtslehre des hl. pero muy supenor en calidad ontológica al del lagos humano. En efecto. 1-3). Pertenece al Gran Discurso Catequético.. De igual ~orma que el hombre no es un ser a-lógico.H. como operaciones propias y distintas de todo ser espiritual: «Aunque la mente humana no es de la misma naturaleza que Dios.antropológica de la Sagrada Escritura sugiere también el rmsmo carmno. F. esto es ya una tnnidad. Segunda Apología 6' Diálogo COIl eljudío Trif6n. Si en Gregorio de Nisa esta analogía tomaba . y las de TERTIJUANO. es utiliza?a.79-82. Incluso Ricardo de San Víctor que. Gén 1. La ~nseñanza . Baste recordar las consideraciones trinitarias de San Justino en tomo allogos y la distinción entre logás endiathet6s y logos prophorikás (cfr. August/llus. Se trata de un opúsculo anónimo que alguna vez se atribuyó a Gregorio de Nisa. conócete antes a ti mismo. NICOLAS.8.) En la naturaleza trascendente. 1990. San Gregorio de Nisa y San Agustín". H. 12 y 18).. DioS tampoco es a-lógico. Los mismos nombres dados por el Nuevo Testamento a las Personas divinas.I_ La gran Catequesis.. 1. A.. 10. se corresponde con la naturaleza (de la que procede) (. L. PG 44. en especial al Verbo. 12. 11. VELASCO. como todo lo demás.. Desde el Génesis. 508 509 .n ~sta analogía es ya analogía de las dos operaciones del alma -cOnO~Jl:llento y amor-. ' . 80-101. Lo más destacable de Ricardo consiste en su intento de mostrar la razón en que se fundamentan las procesiones en Dios -la exhuberancia del amor esencial+. Desde los primeros siglos. los Padres han utilizado la vida del espíntu humano como la analogía con que expresar el misterio trinitario. Entra dentro de ti mira en tu alma como en un espejo. Resulta lógico. la analogía aparece ya claramente estructurada y decidida como camino en que vertebrar la exposición del misterio trinitario: «La doctrina de nuestra religión sabe encontrar alguna distinción de las hipóstasis en la unidad de la naturaleza. 14. Estudios sobre la Cristologia de Gregorio de Nisa. Gregorio de Nisa. MATEO-SECO. de forma que el Verbo y el Espíritu procederían del Padre a semejanza de la pala.23. en el que Gregorio emprende una explicación ordenada y metódica de los contenidos de la fe cristiana.EXPOSICI6N SISTEMÁTICA DEL MISTERIO DE DIOS UNO Y TRINO EL MISTERIO DE LA VIDA ÍNTIMA DE DIOS psic~logía humana. aún no vemos a Dios. Cfr. La analogía psicológica encuentra en San Agustín su más claro y decisivo sistematizador". 1927. Pamplona. 5-7). Oratio Cathequetica Magna. sino que tiene un lagos.. como hemos visto. por lo que hay dentro de ti. la Biblia repite que el hombre está hecho a imagen y semejanza de Dios (cfr. indica que este Lagos tiene algun reflejo en el logos humano. en la vida del espíritu hum~~o. se centra exclusivamente en la analogía del amor. decir que Dios tiene un Lagos cabe sí desde ~ntes de !a crea~ión del mundo (cfr. ~_. ha de buscarse y encontrarse en la parte más noble de nu~s~ranatural~za (. Cfr. Es uno de los primeros 9. SANJUSTINO. . sino de una consideración metafísica de la vida del espín tu. es decir. Así se destaca especialmente en San Justino. 26-27' Sa~ ~.. 11. casi universalmente por la teología para referirse al rmsteno de la Tnmdad. Quien confiesa que Dios no carece de inteligencia (que Dios no es ál?gos) tendrá que. Cfr. No podría conseguir este bien tan excelso si no fuera Imagen de DIOS. como corresponde al trascendente ser de Dios. Cfr. en el que se condensa la vida espiritual de Dios. p. 15. SANGREGORlO DENISA. de sus actos de conocimiento y amor.

es especialmente sensible a la preocupación por señalar la razón en que se fundamenta la distinción de personas. pudiera ser que en una cierta medida el de Voltaire y el de los deístas descristianizados del siglo XVJII» (Y. de forma que con ellos se designa el conjunto de los atributos y. Ella de viene objeto de la teología natura!: es un Dios genérico.ento y. Etimológicamente los tres nombres designan la rrusma realidad aunque con matices diversos: la esencia es lo que una cosa es. en la realidad de las procesiones en Dios. LE GUILLOU.n singular". Cfr. la nat¿raleza es lo que una cosa ha recibido con su ~acimi. Cfr. del Hijo y del Espíritu Santo recibe cualificaciones positivas.) La Iglesia utiliza el término «substancia» (traducido a veces también por «esencia» o por «naturaleza») para designar el ser divino en su unidad. para exponer con la mayor precisión posible el misterio trinitario. 512 513 . b) Supósito o hipóstasis y persona SIGNIFICADO DE LOS PRINCIPALES TÉRMINOS UTILIZADOS EN TEOLOGÍA TRINITARIA En la parte histórica. Antes de enum~rarlos. sorprendente. que no ha nacido y que no tiene accidentes. . 24. Señalamos ahora los principales términos que se utilizan al tratar el misterio trinitario y su significado actual. nos han salido ya al paso algunos términos.. sino que daba un sentido nuevo. Son los términos utilizados para designar las realidades que se dicen de Dios en plural. Como advierte el Catecismo de la Iglesia Católica. El axioma más característico nos es ya conocido: en Dios todo es idéntico menos donde hay oposición de relación". es decir. a! Hijo y a! Espíritu Santo en su distinción rea! entre sí. 7. tres hipóstasisx". 26.imp. También se ha visto cómo el progreso de la teología trinitaria y la pacificación de la Iglesia dependieron en no pequeña medida del acierto en 22. SAN AGUSTIN. naturaleza (physis). o como si su caminar fuese primordialmente filosófico>. Cfr. Supósito o hipóstasis -tambi. Conviene recordar la firmeza con que Santo Tomás hace hincapié en la incognoscibilidad de Dios y en la distinción real entre las Personas y.la la fe a un~ sabl~uría humana. y quien considere la unidad de Dios debe considerarla en el horizonte de la trinidad de personas. distinto de los demás de una rrusma naturaleza y del cual se predican todas las perfecciones que posee. que podría ser lo mismo el Dios de Descartes que el de Leibnitz y aún -¿qué se yo?-. pues. nn. es decir.ortantes progres?? que supuso la distinción entre naturaleza e hipóstasis y la formulación de San Basilio «una sustancia.A l'image et a la ressemblance de Dieu. predicados absolutos que se dice~ de Di?s. a) Esencia (ousia). «persona» o «hipóstasis». es evidente que la teología latina -sobre todo a partir del Medioevocoloca en primer plano la unidad divina y. como un sujeto. a estos términos destinados también a significar en adelante un Misterio inefabale ( . 460-464.EXPOSICIÓN SISTEMÁTICA DEL MISTERIO DE DIOS UNO Y TRINO EL MISTERIO DE LA VIDA ÍNTIMA DE DIOS personas. el Dios de los filósofos y de los sabios se introduce en el seno del Dios vivo y ocupa el lugar del Deus absconditus qui posuit tenebras latibulum suum. en la distinción de las Personas. debe considerarla en el horizonte de la unidad de Dios.. la sustancia es lo que esta deb~Jo de los aCCIdentes. no somet. Pero esto no quiere decir que sea justo calificar a la teología latina como una teología de la esencia divina. en consecuencia.De Trinitate.84). 1967. La esencia incognoscible del Padre. La necesidad de apli~arlos a Dios ~nal?g~camente que?a clara si se recuerda que Dios no tiene una esencia distinta de su eXIStencia. En este ambiente se entiende la importancia que reviste la oposición de relación como único fundamento para establecer la distinción de las Personas.én etimológicam~nte significan lo que está puesto debajoson defimdos. cit. lo que permanece. El período más significativo en la consolidación terrninológica va desde el Concilio de Nicea (a. San Agustín ofrece una auténtica lección de método teológico: parte de la unidad divina.. lo que una cosa es. 325) al 1 de Constantinopla (a. dirigido contra la teología latina: «Por el dogma del Filioque. Al hacer esto. pues. insistamos una vez más en que todos estos vocablos ~an de aplIcar?e a Dios en forma analógica. En la medida en que existe un mejor conocimiento mutuo entre las dos tradiciones quedan obsoletos juicios como éste. por 1. substantia (ousía) Estos tres términos sirven para designar todo lo que en Dios es común a las tres Personas. la terminología elegida. 251-252). el término «persona» o «hipóstasis» para designar a! Padre. pero ya en el comienzo del segundo libro se apoya en la teología de las misiones.0 tanto. capítulo XI. M. Los tres nombres designan. que iban siendo acuñados conforme lo requerían las circunstancias. Cfr. para hablar del misterio de Dios". Esto hace que se deba destacar principalmente la armonía y la complementariedad existente entre estos dos esquemas. En su De Trinitate. lo que Dios es. Se trata de términos cuyo uso correcto sigue siendo de gran importancia". en consecuencia. completo en sí mismo. 381) sobre todo a partir de l.. «para la formulación del dogma de la Tnnidad. 1. París. Se utilizan. como si se olvidase de la teología de las Personas. capítulo VII. Dentro de esta convergencia de esquemas distintos. «Réflexions 23. cual corresponde a la semejanza-desemejanza que existe entre El y el ser creado. para designar todo aquello que se ~ebe decIr ~e DIOS e. «relación». la Iglesia debió crear una terminología propia con ayuda de nociones ?e origen filosófico: «substancia». sur la théologie trinitaire». el término «relación» para designar el hecho de que su distinción reside en la referencia de cada uno a los otros» (CEC. 6. etc.os. porque todas des25. LOSSKY.

En Dios hay dos procesiones inmanentes: el Hijo procede del Padre mediante generación. el orden que se sigue del origen que una persona tiene en otra. Se entiende por personalitas aquello que constituye a la persona en persona. ya que sólo hay tres relaciones de oposición. es necesano que sea real el acto por el que engendra al Hijo. exige que la razón o el fundamento en que se basa la relación sea también real. En Dios hay cuatro relaciones: la paternidad. d) Relaciones subsistentes La distinción entre subsistencia absoluta y subsistencias relativas sirve para mostrar dónde radican la unidad y la alteridad en Dios. esse ad) es el orden o la referencia existente entre dos términos. el Padre se refiere al Hijo y el Hijo se refiere al Padre. Cánones. al hablar de un solo Dios «in tribus subsistentiis consubstantialibus et aequalis gloriae» (CONC. por lo tanto. (31. El Padre entrega al Hijo su propia sustancia. e. es necesario que el Hijo proceda realmente del Padre mediante un acto real de generación. aunque cercano. Persona (prósopon) añade al concepto de supósito el ser un sujeto que posee la naturaleza más perfecta. recibiendo realmente su ser del Padre. que existan accion~s reales en Dios. es 28. De ahí que se hable de que se da en Dios una única subsistentia absoluta y tres subsistentias relativas. es decir. y el Padre y el Hijo la entregan al Espíritu Santo. el hecho de que una Persona procede de otra. lo que le da su última perfección en cuanto ser personal. es decir. se mantiene la perfecta identidad numérica de la esencia divina. en la Trinidad. un sujeto o supósito de naturaleza racional. porque se oponen entre sí: el Padre no puede ser Hijo. Cuando decimos que el Hijo es consustancial al Padre. Así p. o lo que ~s lo mismo. es el origen que una Persona tiene de otra. pues aún procediendo una Persona de otra. También el término subsistencia se deriva de la palabra griega hipóstasis con el significado de lo que está debajo. es decir. El Padre no sólo entrega su propia sustancia al Hijo. con lo que el término subsistencia viene a designar lo mismo que hipástasis". Actio V. Este fundamento. Sin embargo sólo hay tres Personas. Se trata de procesiones reales.EXPOSICIÓN SISTEMÁTICA DEL MISTERIO DE DIOS UNO Y TRINO EL MISTERIO DE LA VIDA ÍNTIMA DE DIOS cansan en él como en su último fundamento. es decir. En este sentido se utiliza ya por el Concilio de Letrán (a. Las Personas divinas -las tres subsistencias relativasno se distinguen entre sí más que por su oposición. se trata de la más perfecta inmanencia. 649). Estas nociones son cinco: la innascibilidad. la filiación. es decir.649). sino que la entrega sin ninguna división o escisión. la paternidad. En este sentido se habla de que existen en Dios tres subsistencias. el Espíritu Santo procede del Padre y del Hijo mediante espiración (ekpóreusis). j) Nociones y propiedades Las nociones o propiedades nocionales (idioma gnoristikón) son aquellas notas por medio de las cuajes conocemos y distinguimos a las personas divinas. la espiración activa y la espiración pasiva. pros tí. Se trata de relaciones que subsisten como distintas entre sí. LAT. e) Procesiones Las procesiones (próbasis. pues es imposible al mismo tiempo engendrar y ser engendrado. también el término subsistencia se utiliza para referirse a Dios en su unidad: Ipsum esse subsistens. Esta referencia. y ambas referencias se distinguen una de otra. por el hecho de ser relaciones mutuamente referidas la una a la otra. Los latinos colocan esta perfección última en la subsistencia. Pero al mismo tiempo. Se trata. de 515 514 . Para que la paternidad del Padre sea real. Santo Tomás define la procesión como ardo originis (el orden de origen). la espiración activa y la espiración pasiva. que existe en tres subsistencias referidas entre sí. c) Subsistencia En la teología clásica se utiliza el término personalitas (personalidad) en un sentido distinto del actual. os 501). por tanto. poseen la misma y única esencia. En el caso de las divinas Personas. Hay un solo Dios. ambas relaciones son subsistentes con la subsistencia del Ipsum esse subsistens. decir. Para que la procesión sea real es necesario que el origen sea real y. por lo tanto. Se llama propiedades (idiómata) a aquellas nociones que sólo se pueden predicar formalmente de una Persona. y el Hijo no puede ser Padre. tres personas. Por eso hay un solo DIOS. proboléi designan el hecho de que una Persona recibe su origen de otra. Por esta razón las tres divinas personas son consustanciales. la filiación.X. de notas que no son comunes a las tres personas divinas. porque la una se opone a la otra y son relaciones existentes dentro el Ipsum esse subsistens.. Como ya se ha visto. Se trata. La Trinidad tiene lugar mediante procesiones inmanentes. es decir. La relación (schésis. sino que e~ de la misma sustancia numérica que el Padre. para ser real. es decir mediante procesiones que permanecen en el ser divino. pues paternidad y filiación no son opuestas a la espiración activa. no sólo decimos que es de una sustancia igual al Padre.

ad 1). es im~osib~e participar en el misterio de Cristo sin entrar en el ámblt? de l~ VI?. STh 11-11. La salvación. existen la una en la otra en razón de que son el mismo y único Dios. q. la oración y el culto cristiano.. a. a. filiación y procesión. 7. en el Espí29. la filiación. que procede» (SANTO TOMÁSDE AQUINO. que se dirige al Padre. lIO se llama propiedad. la espiración". sin embargo una de ellas. pues. pues en caso de imposibilidad es suficiente una fe implícita en el ~s~erio32. o sea constitutiva de persona. y que El mismo ha Sido conceb~do por la gracia del Espíritu Santo ( . p.465-469 .la l?h?bltacIOn . París. pero sí eminentes representantes en la historia de la Iglesia: Ruysbroeck. que merece -sólo El. el envío de una Persona divina ad extra de la Trinidad. a su vez. 39. 17. participar de la VIda ínuma de DIOS 31. todos los hombres llenen o~hgaclón de creer explícitamente en el misterio de la Trinidad. la filiación la del Hijo. habla de enviar el Espíritu Santo a los apóstoles (cfr. de forma que el hombre. 11. 8).carnaclón d~ Cnsto SIn creer en la Trinidad. h) Circuminsessio (perichóresis) ritu Santo.. 2. La misión implica orden de origen. 17. es decir. que procede de la Trinidad y es image. aunque sea relación. pues en nuestra unión con Crist? . que tiene no muchos. por el Hijo. y nadl~ puede renacer en .latrí~. cuando llega a su plerntud. Se trata de una necesidad que se suele calificar como necesidad de medio relativa.s conferido en la explícita confesión trinitaria según el man~ato ?e Cnsto (~f:. dadas sus características personales. sino que conviene a las dos. 32. 632). He aquí cómo utiliza Santo Tomás de Aquino estos conceptos: «Si bien en Dios hay cuatro relaciones. qui manat a Trinitate e~ est imago Trinitatis per r:t~monam intelligentíam et voluntatem redeat in beatissimam Trinítatem. porque son constitutivas de personas: pues la paternidad es la persona del Padre.Cnsto Jesus por el bautismo más que por la invocación de las tres personas divinas» (SANTO TOMAS DE AQUtNO. puesto que el misterio de la encarnación imphca que el HIJO de DIOS ha tornado carne.3. Misterio trinitario y existencia humana. 3D. B. Hacia la Trinidad convergen. Santo Tomás define la apropiación como «la manifestación de las divinas personas por medio de los atributos esenciales»>. SANTO TOMÁS DE AQUtNO. la persona del Espíritu Santo. 1973. Jn 3. 21. Cfr. 516 517 . DE MARGERlE. La importancia del misterio trinitario para la vida cristiana se percibe con especial fuerza en el hecho de que la iniciación cristiana comienza por el bautismo. a. Se designa con este término el hecho de que las divinas personas. aún distinguiéndose entre sí. ni tampoco es relación personal. y la procesión. Se llama propiedades personales a aquellas propiedades por las que las personas se constituyen en su ser personal.. STh 1.n de la Trinidad) vuelve a la Trinidad por medio de sus actos de conocimiento y amor". » (O. El término misión designa. al Padre se le apropia la omnipotencia y la obra de la creación. La Trinité chrétienne dan~ l'histoire. Mt 28. en efecto. viene a una sola persona. 30. Jn 17) 3).de laTrinidad en el alma. San Juan de la Cruz. LA TRINIDAD y LA VIDA CRISTIANA Toda la vida de la Iglesia converge hacia el misterio de la Santísima Trinidad. se llaman propiedades persona/es. La ne~esidad de creer explícitamente en el misterio de la Tnrndad es la rrnsma que la necesidad del bautismo del que la explícita invocación trinitaria constituye parte esencial.de la Tnrndad sea necesaria para la salvación. in c. La vida eterna consiste en la contemplación activa del misterio trinitario (cfr. la paternidad.. beatífica. paternidad. y por ello. g) Misiones Nuestro Señor habla de haber sido enviado por el Padre y. se mue~tra también en el hecho de que es imposible creer en el rrnsteno de Cnsto sin creer al mismo tiempo en el misterio de la Trinida.. GonzálezdeCardedal: «Su postura de alma ante la Trinidad es fundamentalm~nte la que expresa la fra~e siguiente: Vita aeterna haec est ut spiritus rationalis. en la visión . es decir. q. que la persona enviada procede de aquella que la envía. no se separa de la persona el Padre ni de la del Hijo. 19). Esta centralidad del misterio trinitario es consecuencia de la infinita majestad de Dios.el culto de . que procede de la Trinidad Beatísima y culmina con la participación por parte del hombre de la vida trinitari~ en la inha. 16. Sor Isabel de la Trinidad . Madrid. bajo la ley de la gracia. La importancia de la fe en el misterio de la Trin~dad. e. «No se puede creer explícitamente en la en.tiene lugar ..b~t~ción de la Trinidad en el alma y. e. se llama apropiación el hecho de atribuir una determinada obra ad extra o un determinado atributo -que es común a los tresa una Persona con preferencia a las otras. como razón última. En cambio. estas tres relaciones. San Ignacio. El es así testigo de esa espmt~ahdad trinitaria. q. porque no con. GONZÁLEZDE CARDEDAL. Comentando la doctrina trinitaria de San Buenaventura. Finalmente. que ha reg~nerado el mundo por la gracia del Espíritu Santo. Esta centralidad es consecuencia también de la estructura de la historia de la salvación. i) Apropiaciones Precisamente porque las obras ad extra son comunes a las tres divinas Personas. Así p.STh 1.EXPOSICIÓN SISTEMÁTICA DEL MISTERIO DE DIOS UNO Y TRINO EL MISTERIO DE LA VIDA INTIMA DE DIOS notas que son exclusivas de esa Persona. al Hijo se le atribuye la Sabiduría. escribe O.. o sea la espiración. 33. que solamente puede ser válido si e.atnnitaria. 1966. ) Por esta razón.7). Se comprende que la fe explícita en el rrnsteno. tiene lugar en el hecho de que el hombre es constituido hijo de Dios en el Hijo por el Espíritu Santo.dJ3. 20.

Madrid. Jn 4. «Réflexions sur la théologie trinitaire». 34.426-429. Si amamos a Cristo así. y que no nos gustaría abandonar nunca. por tanto.l. se cumplirá la promesa del Maestro: cualquiera que me ama. Barcelona. en A. 17-58. 2). ARANDA(ed. que ansía las fuentes de las aguas (Sal 41. Y se entretiene amorosamente con el Padre y con el Hijo y con el Espíritu Santo. Questions de Théologie Trinitaire. que comenzó con esa ingenuidad pueril. GONZÁLEZ DE CARDEDAL.6). De algún modo. F. BIBLIOGRAFÍA AUER. «Dios. Madrid. ¡se mira! Yel alma rompe otra vez a cantar con cantar nuevo. De ahí que la vida de la Iglesia y la vida interior sean esencialmente trinitarias y que. 1370-1394.)... Teología Dogmática. M. que se nos entrega sin merecerlo: ¡los dones y las virtudes sobrenaturales! »Hemos corrido como el ciervo. 1992. H.. 1972.407-429. He aquí cómo describe este itinerario espiritual el Beato Josemaría: «Habíamos empezado con plegarias vocales. RATZINGER.74-86_ ROVIRABELLOSO. 1963.23).. 518 519 .. BOURASSA. »El corazón necesita. Queremos beber en ese manantial de agua viva. La oración. «Trinidad». manso y seguro. la piedad trinitaria forme parte del itinerario del hombre hacia Dios. entonces. 1989. uno y trino». ya el entendimiento se aquieta. O. París. Synthése Dogmatique. Curso de Teología Dogmática. 1966. con sequedad. distinguir y adorar a cada una de las Personas divinas. porque se siente y se sabe también mirada amorosamente por Dios. porque sigue el paso de la amistad con Aquel que afirmó: Yosoy el camino (Jn 14.M. L. es un descubrimiento. porque la lengua no logra expresarse. NICOLAS.J. Amigos de Dios.253-262. Pamplona. El Dios cristiano. sencillas. Roma. rota la boca. en l. que aprendimos en nuestra niñez. Trinidad y salvación. J. Istina. Madrid. en X. Pikaza (ed. 1977. SCHMAUS. LE GUILLOU. a lo largo del día nos movemos en ese abundante y claro venero de frescas linfas que saltan hasta la vida eterna (cfr. con sed.). a todas horas->. -. «Trinidad y vida espiritual». y se somete fácilmente a la actividad del Paráclito vivificador. Sobran las palabras. No se discurre. encantadoras. 1970. 1986.. y vendremos a él. Sin rarezas. BEATO J. l. el que realiza el alma en la vida sobrenatural. 11. nn. Misterio trinitario y existencia humana. Diccionario Teológico. Salamanca. si con divino atrevimiento nos refugiamos en la abertura que la lanza dejó en su Costado. EsCRlVÁ DE BALAGUER. observará mi doctrina. 457-464. y haremos mansión dentro de él (Jn 14. como los de una criatura que va abriendo los ojos a la existencia. El misterio de Cristo lleva al misterio del Dios trino. 306-307. 14). AUER. se desarrolla ahora en cauce ancho. 1. La Trinidad de Dios. 1988.EXPOSICIÓN SISTEMÁTICA DEL MISTERIO DE DIOS UNO Y TRINO EL MISTERIO DE LA VIDA INTIMA DE DIOS por la clara visión en gloria es la meta hacia la cual se dirige nuestro caminar terreno. y mi Padre le amará.M.366-370.

el Hijo es engendrado por el Padre. que es Amor. procede del Padre (cfr. a través del Hijo. Jn 16. además. la primera cues521 . la distinción. por vía de amor.26) Y recibe del Hijo (cfr. sino primordialmente el misterio de la fecundidad de su vida inmanente. sino que enseña. pues. el misterio de la Santísima Trinidad no es sólo el misterio del ser de Dios. Es el mismo Señor Jesucristo quien nos invita a la contemplación del misterio trinitaria ofreciéndonos como concepto clave el concepto de procesión. Así se desprende incluso de los nombres con que designa a las tres divinas Personas: Padre. implica ser origen y principio del que procede el Hijo. La procesión en Dios es. siendo uno. lo que procede inmanentemente de una Persona divina tiene que ser Dios. porque el hecho de proceder significa que el que procede no se puede identificar con el principio del que procede. que se da entre ellas una íntima relación vital: el Padre engendra. Fundamenta la unidad. el Espíritu Santo procede del Padre y del Hijo. porque dada la simplicidad de Dios. La Trinidad es una fecunda e íntima relación vital que tiene al Padre como principio sin principio. El Padre entrega al Hijo su propia sustancia por modo de generación y. 14). al Espíritu Santo. Jn 15. Así pues. Esta procedencia fundamenta al mismo tiempo su distinción y su unidad. es al mismo tiempo Padre. el Espíritu Santo. el Hijo incluye esencialmente el hecho de proceder del Padre.CAPÍTULO XXI DIVINAS LAS PROCESIONES Jesús de Nazaret nos ha dado a conocer que Dios. La unidad y trinidad de Dios encuentra su razón de ser en el origen que unas Personas tienen de otras. Esta distinción de personas en el seno del mismo y único Dios nos lleva a la consideración del intercambio vital que da origen y en el que se expresa la trinidad de personas. La fe no sólo afirma que las tres personas constituyen un sólo Dios. Hijo y Espíritu Santo.

se opone el Yo pensado a! Yo pensante. . 1975. Este es el nombre con el que Jesús se dirige siempre a Dios. dada la infinita trascendencia de Dios. . Nunca se dice de Él que es engendrado. es decir. SIDOel Padre..6). Acerca de !as procesi?nes divinas: la fe nos enseña lo siguiente: a) hay dos procesrones e~plOs. su Verbo. 15-19.epuede c??fundIr c.La segunda Persona recibe elnombre de Hijo (Mt 3. 17) Y Unigeruto del Padre (Jn 1. no se distinguen de Dios. La tercera Persona recibe los nombres de Espíritu Santo (Mt 28. Existen dos procesiones inmanentes en Dios: una por vía de genera~Ión. Son los términos inherentes al conocirruento y al amor. el Espíritu Santo procede del Padre a través del Hijo. distinta de la procesión del Hijo. IV DE LETRÁN. Se trata de nombres que la tradición ha tomado en toda su profundidad entendiéndolos como una auténtica filiación natural. que no tiene m antes ru despues. Como se dice en el CEC. hay en Dios «sólo Trinidad. En DlOS existen también procesiones inmanentes. Jn 17. La segunda Persona se llama también Verbo (Jn 8. expresiones que concretan o explicitan el concepto generación.Al ser originado p~r una procesión transeúnte. Su procesión del Padre es. Se trata de la creación.222). 20). 1). Esto significa que la segunda Persona no sólo procede realmente de la primera. 16. se distingue realmente de él. [30XU215L OS 804). La primera Persona re. pues. 19). Figura de sus sustancia (Hebr 1.Pero.ad en . París.. Así ha quedado sobradamente testimoniado en los capítulos dedicados anteriormente. Esplendor (Col 1. se distin~ue de nosotros: es la experiencia o imagen que tenemos de nosotros mismos'. pero al mismo tiempo. m composición de acto y potencia. pues es la Palabra perfecta: expresión perfecta de la sustancia del Padre. Estos términos.. 21. nos referimos a algo cuyo efecto sale de nosotros rrusmos Cpro~esión transeúnte). El Padre no procede de nadie. 26. 1. esencia o naturaleza divina la cual es el único principio de todo lo que existe ( ..4). nos referimos a algo que procede de nosotros y permanece en nosotros (procesión inmanente). Don (Hech 2.abarca mo~a]¡dades diversas. DE MARGERlE. se le llama imagen. . su HIJO único» (B. esplendor. aunque el término permanezca en aquél del que procede.) y aquella cosa no es ni engendrante. p. e? el segundo caso. Toda otra procesión queda excluida del misterio trinitario. En Dios existe una procesión transeúnte. figura. el texto conciliar no se puede aplicar directamente a la negación general de una cuarta persona en Dios. Al Hijo se le llama Verbo. decimos que nuestros pensarruent?s provienen de nuestra inteligencia o que nuestros actos externos provienen de nuestra libertad. porque cada una de las tres personas es aquella cosa que es la sustancia. al ser inmanentes. . sino a que se tome la esencia divin~ como una persona más. La conciencia que tenemos de nosotros permanece dentro de nosotros. De errore abbatis loachim.~ibeel nombre de Padre. La procesión . el HIJOprocede del Padre por vía de generación.a. no cuatemidad. Amor (l Jn 4. sino que son Dios mismo. la otra por vía de espiración. han de c~ncebI~secomo. e) el HIJOprocede del Padre. Espíritu de verdad (Jn 14. EL CONCEPTO DE PROCESIÓN APLICADO A DIOS EXISTENCIA DE DOS PROCESIONES EN DIOS . como es el caso del verbo mental. Es realmente distinto de DlOS. procesiones cuyo término pe~a~ece en la intimidad divina. De ahí la advertencia de que no es la esencia divina la que engendra. el término procesión designa el o~gen o emanación que un ser tiene de otro. Así p. el Hijo el que es engendrado y el Espíritu Santo el que procede. sino que procede (ekporéuetai). no cuaternidad'. es claro que la no existencia de otra persona se sigue inmediatamente de la fe en la trinidad de personas. Rom 5. proces~one~ en un ser infinitamente perfecto.I~ naturaleza» (CONC. La procesión se llama inmanente cuando el terrruno que procede permanece en aquél del que procede. SID embargo. 11. Según la fonnulación del Concilio IV de Letrán. ni engen- En el lenguaje teológico. 24). «la Unidad divina es Trina» (n. 15). e. Imagen de Dios (2 Cor 4.EXPOSICI6N SISTEMÁTICA DEL MISTERIO DE DIOS UNO Y TRINO LAS PROCESIONES DIVINAS ti~n q~e d~b~ a?ordar quien quiera profundizar en la consideración del rrusteno tnmtano. de modo que la distinción está en las personas. d) no hay más que dos procesiones inmanentes en Dios. En efecto. Dios es la causa del mundo. 2.on Dios. revelando así la radicalidad con que ha de tomarse su paternidad.. 8. Es necesario recordar una vez más que.3). que procede de la inteligencia y permanece en ell. La Trinité chrétienne dans /'histoire.7-15). drada.. b) la pnmera es verdadera generación y no la segunda. ni procedente. porque es engendrado por el Padre en su acto de conocimiento. El Yo pensante nos representa a! Padre celestial exp~sando el conocimiento eterno que tiene de sí mismo en la dicción de un Yo pensado. En el primer caso. sin destruir la identidad de su ~o sustancia!. . porque el mundo procede de Dios por vía ~e cre~ción. sino que es el Padre el que engendra. Así pues. y la umd. «El Yo humano se desdobla en la conciencia de sí y. 1. 254).. 38. . Se le llama transeúnte precisamente porque el término de la acción creadora se encuentra fuera de Dios. e. e~mundo ~ es DlO~. todos los elementos de las proc~siones han de to~arse en sentido analógico.. 15..5). Hay trinidad en Dios. m s. . El Padre es el prinCIplO del que procede el Hijo por vía de generación (cfr. La mtencion directa del Concilio a! negar la existencia de cuatemidad en DIOS es impedir que la esencia divina sea tomada como una persona más. sino que procede por vía de generación. 7-8. 522 523 . rruentras que el Espíritu Santo procede del Padre y del Hijo.

La naturaleza de la acción que o~gma la proce~lOn ~ la naturaleza de esa procesión se corresponden estrictamente. pero indivisiblemente.. En cualquier caso es claro que las explicaciones que se den deben ser coherentes con la afirmación de la unicidad e infinita perfección de Dios. de . SCHMAUS.'~ que las procesiones inmanentes sólo pueden tener lugar me ian e acciones inmanentes'. ó cehalla conforme se ha dicho. 27. I. Es verdad que se habla de los términos de las procesiones en forma pasiva: se dice del Hijo que es engendrado y del Espíritu que es espirado. Se la entrega real. como el entendimiento dIVInOse cosa con eJ' " . Arria. nos advierte de que. a la existencia de operaciones inmanentes en DIOS. Madrid. dejando así más claro que se trata de una procedencia real. de d<. es ne sario' que el verbo di~ino ~ea p~rfectamente uno con aquello de que procede. La teología latina llama al Padre principio del Hijo. como un sencillo orden de origen). 524 525 . Son varios los modos en que se conciben estas procesiones: los griegos las conciben como donaciones que las Personas divinas se hacen unas a otras. porque este lo engendra accion. 1. a a acc STh 1 q 27 a 1 in e). 4. le entrega su misma e indivisible sustancia. sin un antes ni un después.que e~ a~to puro.s. 1.0 tanto.hace ~n~ so a y q I obieto entendido Por tanto. al engendrar al Hijo.. 6: SAma TOMÁS DE AQUINO.. p~es. Pero lo que ~rocede In~~nente~ mente se ún una procesión intelectual no es necesano que sea . Cfr. como si el término de esa procesión debiera estar fuera de lo estrictamente divino. Así ser engendrado --como corresponde al Hijo--no ha de entenderse como la pasividad con que vemos que es engendrado el ser material. (6. Bula laetentur caeli. q. ".P La existencia de procesiones inmanentes. y toda procesión inmanente p~e~upone una a~~lOn interna ~e Dios. PROCESIONES y OPERACIONES DIVINAS No se puede decir que una cosa procede de otra sin aludir al mismo tiem o a la razón de esta procedencia. Ricardo de San Víctor las explicaba por las exigencias de la caridad perfecta. He. sólo una simplicísima comunicación del acto purísimo de Dios: el Padre.I?eben ser operaclOn~s coherentes con la infinita simplicidad del ser de DIOS. Se trata 3. CONCll.VII. para evitar que la procesión se pueda concebir como un tránsito del no ser al ser. . ne pues una mediante la acción de engendrar. Cfr.La Trinidad de Dios. a ue el entendimiento. . Teología Dogmática. . acción ue la origina. como la procesión de la inteligencia y del amor. p~~ .0 exp ica ~anto Tomás poniendo como ejemplo la procesion del Verbo.al principio del que procede. el problema de Arria fue concebir las procesiones inmanentes como si fueran transeúntes. a. 41. es decir. uesto que se identifica con la Divinidad. . no den darse procesos pasivos entendidos en senado estricto'. o como la adquisión de un nuevo modo de ser. sino que posee la mas pe~e~ta Inranenfla. En Dios las procesiones no pueden implicar ningún movimiento. excluida toda diversidad» . OS 1300.. el término de las procesiones n? sólo es i~anente . . Los griegos utilizan indistintamente los vocablos de principio (archei y causa (aitía). en tanto que las procesiones en Dio. sin las imperfecciones con que se encuentra la procesión en el ser creatural..1439). De ahí que dijera que el Hijo es la primera criatura. q. como si Dios se fuese perfeccionando a SI rrusmo mediante sus pro5 Cfr. San Agustín las concebía en analogía con la vida interna del espíritu humano. isrna manera que de la acción que 7 .n deest!a manera de pensar. corresponde alguna procesión interna» (SAmO TOMÁS DE AQUINO. ad 2. ni cambio de ningún género. presentan semejanzas. . ex resiones análogas. M. ni distinción entre acto y potencia.423. Toda procesión presupo. pues.. en cuanto al acto de entender.Iverso. .. Aunque la posición de Arria es insosteni_ ble. ni ahora sería verdaderamente Padre.JOFLoRENTINo.'~nn.Ó« Como toda procesión dice o supone una accI~n. en Dios nos lleva. STh 1. niega la posibilidad de una auténtica procesión inmanente en Dios: según él toda procesión divina tendría que ser transeúnte. ~ero en DIO~.No se tr~ta.. posterior e inferior al Padre. a. Esto explica que Santo Tomás definiera las procesiones divinas corno un puro ordo originis. No hay en esa procesión tránsito alguno del no ser al ser. Esto lleva consigo el que ni el Padre habría sido siempre Padre.. Esa razón se encuentra en una ASI' P e el HiJ'o procede del Padre. de tal forma que el Hijo es numéricamente el mismo Dios que el Padre. con la producción pasi~~ de una criatura por medio de otra. pero no causa. «Lo que procede según una procesión transeúnte es fO:Züsamente distinto de aquello de lo que procede. . al aplicar el concepto de procesión a Dios. segú. se. pue En Dios. STh 1. Se la entrega eternamente. sino de una naturaleza inferior. SAmo TOMÁS DE AQUlNO. También el Hijo es incausado como es incausado el Padre'. sin movimiento ni cambio de ningún género. ad 2. aún ~stará tanto más unido con su principio cuanto su procesión sea m~s erfecta Es claro que cuanto más se entiende una cosa tanto m~s ~~~~ es la ~oncepción intelectual en el que entiende y más una con ~I.ue permanece en el mismo agente termina en el exterior se sigue una procesión externa. ni antes ni después. pues no engendraría a alguien de su misma naturaleza. de acciones en que se vaya desplegan~o ~ reahzan~o e ser IVIno.. es decir. es completamente necesario eliminar de él todo rastro de imperfección.EXPOSICI6N SISTEMÁTICA DEL MISTERIO DE DIOS UNO Y TRINO LAS PROCESIONES DIVINAS En cierto sentido. 1960. en el último límite de la perrecci n.. ~qUl como . Quiere designar con esto la procedencia pura..

lO. 12. J. el Espíritu Santo procede del Padre y del Hijo por yía de amor.. 3). Cfr. q. una sustancia estática. pues despliegan las virtualidades contenidas en su naturaleza. es la perfección de la esencia dl~Ina? ~onvlene tener presente que las Personas no surgen de la esencia dlVl.como la cosa dicha o entendida está en el que entiende por la concepción del verbo»".~os no~. M. Verbo procede del Padre por vía de entendimiento. DE MARGERIE. lo que procede en la intimidad de Dios permanece en DIOS y no puede ser otra cosa que Dios mismo. ni transmutación de ningún género. ROVIRA BELLOSO. según nuestra forma de hablar. M. prioridad ni posterioridad. «Eo quippe Filius qua Verbum. sin ninguna sucesión. ni mezcla alguna de imperfección»!". por ta~to. en El no hay pot~?cla y a~to. sino vida y acto. Para explicarlo. Pikaza (ed. 1992. f?IOS. que permanecen en DIOSy son DIOSmismo". las mismas características que las procesiones que originan: tienen lugar «sin movimiento. ni la inteligencia ni la voluntad divinas pueden concebirse como potencias que se perfeccionan por la realización de sus actos. Cfr. El La Trinité chrétienne dans l'histoire. Diccionario Teológico. 11. pues. Como ya advertían los Salmanticenses. SI~Oque son nombres esenciales que se le apropian. imaginar la acción en Dios ni como un movrrruento local DI como la acción de una causa transeúnte. Y. SANTOTOMÁS DE AQUINO. . Madrid. 27. que consiste en conocer y amar. LAS PROCESIONES SEGÚN EL CONOCIMIENTO Y EL AMOR La analogía de las procesiones con la vida del espíritu humano ayuda también a distinguir las dos procesiones inmanentes en atención a la diversidad propia de las operaciones de conocer y de amar. en Santo Tomás de Aquino.emejan~a con l~ generación. en la naturaleza intelectual. El Dios cristiano. El Espíritu es Amor y Don.na. que permanece en Dios mismo. conviene notar que el amor pertenece ~ la Vida del espm~ ~on la misma esencialidad que el entender. B. Salamanca. et ea Verbum qua Pílius» (SAN AGUsTIN. En Dios.De Trinitate. 526 527 . 1953. y es Verbo porque es Hijo". aunque tiene unas caractenstlcas bien distintas. Se trata de una afirmación más difícil de mostrar en la medida en que tanto la naturaleza del amor como el Es~íritu Santo nos son más desconocidos que el acto de conocer o la teología d~l Verbo. en X.a de en~endlIDlento. En Dios no es así.). esta clase de acciones son la del entendimiento y la de la voluntad. Dentro de esta discreta penumbra. Dios ~s inf:nitamente perfecto en su eternidad. no hay que. 2. de una Persona divina por otra en un acto inconmensurable de fuerza interiors. Aunque el último fundamento del misterio de l~ T~~dad. EL PRINCIPIO Y EL TÉRMINO DE LAS PROCESIONES 8. L~ esencia divina en cuanto tal no es el pnncipio generador y aspirador.' La procesión del Verbo se asemeja a la palabra íntenor por la que expresamos 10 que una cosa es . que es la procesión del amor. cit. es necesario no ol~idar que estos actos humanos son sólo un punto de referencia.) que permanecen en e~mismo agente. téngase en cuenta que en Dios no hay pro~esión más que por r~ón de las operaciones (. es la eterna producción. .. Estas acciones tampoco pueden concebirse como algo accidental pue~ en Dios ~o cabe accidente alguno. sin distinción de causa y efecto. sucesión ni tiempo. desde luego. «Introducción al tratado de la Santísima Trinidad». Por esta razón se puede decir que la procesion. CUERVO. De ahí su s. He aquí cómo lo expresa Santo Tomás: «En Dios hay dos procesiones: la del verbo y otra. pues en El se identifican ser y acto. Por esta razón. Suma Teolágica 11. 205. 23. sino como un dinamismo inmanente o acción espiritual. 1136.STh 1. una lejana analogía. 9. Por la acción de la inteligencia se produce el verbo y por la operación de la voluntad hay también en nosotr~s otra procesión. Si volvemos a la analo~Ia con la y~da del espíritu. Según la conocida fórmula de San Agustín. 3. . es claro que los nombres que se le atribuyen -y la misma misión del Espírituestán ligados al amor y.proc~siones son acciones espirituales.. Estas operaciones tien~n lugar sin introducir imperfección alguna en Dios. Ahora. En cambio. sino solo acto. ni composición de acto y potencia. En el ser creado.bres que utiliza la ~agrada Escritura para designar la procesión del HiJO conducen nec~sll?amente a entender que esta procesión tiene lugar P?r ví. Son operaciones propias de la actividad espiritual.. por la cual lo ama~o esta en el que ama?. bien. porque es Verbo. por así decirlo. en. el HiJO es HIJO. ni diversidad de naturaleza.EXPOSICI6N SISTEMÁTICA DEL MISTERIO DE DIOS UNO Y TRINO LAS PROCESIONES DIVINAS pios a~tos. aunque el punto de referencia más usual para hablar ~e estas procesiones sean las acciones y procesiones inmanentes al espíntu humano -los actos de conocimiento y de amor-. la razón última de las procesiones inmanentes es el mismo ser divino. En el acto de entender producimos en nuestro mtenor una Imagen o se~ejanza de lo que es conocido. que muestran que DIOS no es. sus actos lo per~ feccionan accidentalmente.uso los nombres que se dan al Espíritu Santo no s?n exclUSIVOS de El. Incl. Los actos que ?riginan las. in c. 7. a la vo!untad. Por eso. «Procesiones divinas». a. Las operaciones que dan origen a las procesiones revisten. misterio sobrenatural en su infinita trascendencia. el Espíritu Santo procede del Padre y del Hijo por vía ~e amor.

Cfr. no lo recibe de otro.. mejor dicho en tanto que es la plenitud vital absoluta. OS 1331). (4. El Padre no procede de nadie". Cfr. J. La generación de El un acto eterno en e que e es. El Padre engendra una Persona distinta de Él. . para expresar esta esencia en cuanto referida. «Todo 10 que es o tiene el Padre. engendra en tanto que posee la plenitud vital. La distinción de las Personas entre sí y su identidad con la esencia divina implica que las tres Personas son la esencia divina en cuanto referida a las otras personas. En Dios. FLORENI1NO.slOI!e~ ~~a procesión. sino de sí mismo. Por esta razón hay distinción entre las Personas. sin que estos modos personales se conciban como unas realidades que introducen composición en Dios. STh 1.Decr. realicen actos hecho que las personas. ni procede.q.. . generade las Personas ivinas. Síguense. . y es principio sin principio» (CONC. . IV DE LElRÁN. 464). estas dos consecuencias: Puesto que sólo las Personas divinas en cuanto tales producen y proceden. De errore abbatis loachim. . M. Las procesiones son sólo la razón de que esa esencia exista como idéntica según tres modos personales distintos". Teología Dogmática. 41.302-303.resulta tosca. 426.dad Los actos nocion les. ni ser espira o irnp ica ~ • u procesión con el conocimiento más claro y sana es producida de modo que ella por sUsparte a mnaasdo es por tanto una procesión real. que es acto puro. eo og/Q ogl " 529 528 .nocIOSnoa~esp~es cu:tro: generación activa. realidad absoDios es írnposible un proceso pasl~o ~n s~n~ o ~át. ni es engendrada. SANTOTOMÁS DE AQUINO. Pero se trata de expresiones análogas.divina. pero numéricamente distinta. p~es. porque se identifica con la esencia divina. t tal alegría u ser ongm " I la acepta con ardiente amor Y o . Baste recordar las puntualizaciones del Concilio IV de Letrán contra el abad Joaquín: la esencia divina «ni engendra. no existe paslv~d S en ~ntidO pasivo' ser engendrado y ser esplralenguaje nos lleva a hablar de algunos a~tos n~lOn ~ividad o imperfección alguna. o modifiquen la sustancia. se utilice una expresión que siempre. fuente y origen de toda la Trinidad. dadas las limitaciones del lenguaje humano: modo personal. n. SCHMAUS. 1982.uedtedpearSlag~~igC~ar el orden de origen entre las personas diviPor consiguien e. inmanentes Y Pu~sto que Y . se contraponen a las operacio~esaelessencsioand 1 T' . <<EnDios una perdo. la limitación de nuestro 19. pero que es quizás la mejor que poseemos. AUER. un proce.. .a ~mpadr~ en endra sólo el Hijo es exclusdiVO~~e }~. II. ~~clr q~ 1 afirmar del Padre un acto propio y exclusivo mente al HIJO equiva e a 1 1 HiJ'o recibe su origen. a pesar e a um 17.engendra verdaderaEn efecto. Pero ni ser engendrado.n.. la esencia de Dios en cuanto tal ni se multiplica. De ahí que. pro Iacobitis. Barcelona. .I442).. el Hijo es quien es engendrado y el Espíritu Santo es el que procede. 14. mientras ue los actos en los que se fun arazón de la esencI~ dlvl~a. Indiscutiblemente esto hay que entenderlo. Las tres Personas son el mismo y único Dios. o desi nan otra cosa que los ongenes espirado. Se les llama actos nocionales. 1. :e. SCHMAUS. La plenitud de vida que existe en el Padre. divina Esta distinción explica el entre los actos naCIOnales y la edse~cIa . Puesto que la esencia divina es de por sí acto puro. . anentes s~n exclusivos de las personas que mentan l~s proce.ca ~ La Trinidad de Dios.cf~~ gen no s~ p. mientras que el principium quo es el único ser divino. De modo que las distinciones están en las personas y la unidad en la naturaleza»!'.t\~~~c:r mente con la es~ncIa ~Ivma: el P~d~:fs~e ~~~tinción virtual o de razón ritu Santo es DIOS: Sin embargo. El Padre no procede de la esencia divina. entre otras. so .t 18. cit. es decir. en el Hijo y en el Espíritu Santo. ~. no una naturaleza igual. no la esencia divina. . pero no hay distinción en la esencia. . sino que el Padre es el que engendra. El Padre engendra. Pero es el Padre el que engendra. En proceder en Dios tiene para nosotros semeJro:': c~~ ~oP o~ue en El todo es actus purus. \~~" nao Sin embargo. la esencia divina permanece indivisible en su unicidad. ro~e~~t~~I~anseúntes son comunes a las tres personas Pdor transeun es.' '. la cual se identifica con el ser divino. CONC. DS 804. espiración activa y espiración pasrva". ACTOS ESENCIALES Y ACTOS NaCIONALES ha dos clases de procesiones en Dios. Dada la simpli~id~d . a ella corresponde como característica esencial el tener 13. 15. (30XI. cit... 470).) Se habla ciertamente de procesIOnes paslvas¡ asivo ser producido de una criatura por otra. e:a: e incausados. que son comunes a to a. síguese que las tres Personas son de por sí acto puro.cidad de esencia. !or:~~: Estos actos nocionales ~~. «La distinción d~ las per~~~~~e~~~~:~t~e ~~ro~~~~sE. ni se divide. Curso de Teología Dogmática.1215). H~j~ YEspíritubS~nto s~~ increa. hablar también de actos inmanentes Y de actos transe~n~es. lutarnente activa» (M. s%IOel Espíritu Sa?to es engen ra o. Por esta razón se llama al Padre principio sin principio. Los actd~s. indivisible y propio por igual de las tres Personas". un acto nacional. Esto quiere decir que el principium quod de las procesiones son las Personas. Es la expresión que utiliza el Catecismo de la Iglesia Católica para referirse a la unión hipostática: «El Hijo de Dios comunica a su humanidad su propio modo personal de existir en la Trinidad» (CEC. 16. LaTrillidad de Dios. ya que e der ( . tiene en sí misma su fundamento. son el ongen X te~~l Padre _y sólo el Padre.. . los acto~oci~~~joS~. En esta comunicación que caracteriza a los fecundos procesos vitales intradivinos. 19 ción pasiva.:s~ !fl~ijO espiran. pues son el mismo y uruco esse su ststens í la razón de su existencia: Padre.~o.LAS PROCESIONES EXPOSICIÓN SISTEMÁTICA DEL MISTERIO DE DIOS UNO Y TRINO DIVINAS no es tampoco el yo personal engendrado o engendrante. Dios Uno y Trino.. 18 nas es preciso atribuirles actos nocionales» .

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful