1

CAPÍTULO 1

Ya únicamente era vida. A mi alrededor la gente hablaba, reía, comía, lloraba, mentía, bebía, hacía el amor o se drogaba. Algunos incluso se morían, pero eran difuntos que no necesitaban que les cruzara en mi barca a la otra orilla. Ya no tenía «familia».
La vida había dejado de tener sentido desde hacía meses. Lo único que deseaba era emprender un largo viaje que me permitiera reunirme con quienes habían hecho de mi gris existencia algo especial. Me hundí en una profunda depresión de la que llegué a pensar que no emergería, hasta que una ma ana, casi un a o mas tarde, descubrí a una ni a sentada en la puerta

de mi casa.
2

— !u" haces aquí#
!"o lo sé. !#$uién te ha traído% !&ampoco lo sé. 'l salir del colegio, un se or me dio un caramelo

me llev$ a una casa enorme donde me mantuvo encerrada mucho tiempo, me hizo mucho da%o & un día me apret$ el cuello hasta que no conseguía respirar. Al despertar me encontr" aquí.
asegurando que mi madre le había enviado a buscarme( La observé con atención( su mirada era plana, como si me estuviese observando a través de un espejo. !)a no volver* a hacerte da o !le dije!.

Yo cuidar" de ti. '$mo te llamas# —(imena.
! ! !+ #,imena qué m*s%
3

!,imena ,imeno ,iméne-

m)s bien, curioso nombre & apellidos.
!.urioso nombre/ o !' mí me gusta. !#0ónde vives% !1n .uenca. Me había respondido con absoluta naturalidad, sin tan siquiera detenerse un

'uenca», lo que me dio a entender que aún no había tomado conciencia de que la habían asesinado.
segundo a especificar en pasado/ 23ivía en )o 4a tenía, por suerte o por desgracia, una larga experiencia en cuanto se refería a convivir con muertos, no en vano había compartido mi casa con cuarenta de ellos durante casi dos a os, 4 me constaba que con excesiva frecuencia ni siquiera los difuntos tienen plena conciencia de haber cru-ado

*enos aún podría imaginarlo una criatura que apenas había empezado a vivir.
definitivamente a la otra orilla del último de los ríos.
4

— 'u)ntos a%os tienes# —+oce. —,+oce- +ios mío... m)s de medio siglo de vida, destru&endo al propio tiempo las otras muchas vidas que su vientre pudiera haber engendrado en el futuro, porque lo peor de los asesinos no es que acaben con un ser humano. es que cortan una rama destinada a generar nuevas ramas, nuevos frutos &
Le habían apretado el cuello hasta el punto de arrebatarle
5

tal vez nuevos )rboles. el fin de visitar a los que se encontraban en la otra orilla, pero no habían iniciado aún el largo camino hacia un destino del que nadie sabía nada, me a&udaba a comprender que la ma&oría de los difuntos aceptaban la muerte como el l$gico final de una e/istencia, pero se revelaban contra ella cuando se trataba de una prematura & antinatural
1l hecho de haber atravesado una 4 otra ve- el oscuro río con
6

interrupci$n de esa e/istencia. Y es que imagino que lo verdaderamente triste no debe ser mirar hacia atr)s & ver lo que has hecho, sino mirar hacia delante & no ver lo que podrías haber hecho.
'quella ni a, pecosa, espigada 4 ligeramente pelirroja, cu4o

delgado & estilizado cuerpo era como el apunte a l)piz del hermoso cuadro en que acabaría por convertirse con el paso del tiempo, abría sus enormes o0os azules a un ine/istente futuro que le había
7

sido robado por un sucio degenerado. violar & asesinar a una criatura indefensa# —1ada.
!#$ué pasa por la mente de un hombre en el momento de 5bservé sorprendido al demacrado cuarentón, fuerte, de ancha calva 4 cerrada barba que había tomado asiento en la butaca que se encontraba frente a mí, 4 no puedo negar que me impresionó la profunda amargura que parecía emanar del tono de su

voz & cada uno de sus

gestos. — 1ada# —1ada. — '$mo lo sabes# —2orque asesin" a tres ni%as, & aún ho&, tantos a%os m)s
8

& tan asumido lo tengo. 2uedes llamarme «*onstruo» porque como un aut"ntico monstruo me comport" en vida. — !ui"n eres# —3so no pienso decírtelo porque mi mu0er & mis hi0os ignoran que fui &o quien cometi$ aquellos crímenes. ni qu" fue lo que e/periment" en aquellos momentos. no consigo e/plicarme por qu" lo hice.tarde. que cuando comprendí que nunca conseguiría de0ar de 9 .

serlo me arro0" con el coche desde un puente. deberías estar en el infierno. 4 te aseguro que no existe otro 10 . *i castigo se concreta en escuchar gritos & llantos. & supongo que siglo tras siglo. hora tras hora. se centra en rememorar. día tras día. tener ante mis o0os aquellos aterrorizados rostros. sentir !Mi infierno particular. !#) qué haces aquí% 6i en realidad has hecho lo que cuentas. a%o tras a%o. el horror de aquellos momentos —replic$ con absoluta naturalidad—. ver la sangre empapando mis muslos. peor.

—2uedo entenderlo. pero no haber sido creado así( de haber 11 . & asistir luego. 1ingún fuego conseguiría superar los 0ustos padecimientos que todo ello me produce desde entonces. 'unque en ocasiones me pregunto por qué extra a ra-ón fui engendrado con una mente desviada.ustos. 4 por qué debo pagar tan alto precio por sabido la magnitud de lo que sufriría & haría sufrir. !#2. hubiera preferido no haber nacido.el dolor que sentía al penetrar cuerpos que se desgarraban.ustos7% !. impasible a la larga agonía de mis víctimas.

!8iciste una pregunta/ #$ué se siente al violar 4 asesinar a 1l que se consideraba a sí mismo un 2Monstruo7 abrió las manos en un adem*n que pretendía abarcar cuando le rodeaba al a adir/ !1se es mi caso particular. no obstante. de los que se nos cruzan cada día por la calle o nos atienden en unos grandes almacenes. de otro modo. & tal vez 12 . aparentemente era un hombre normal. 5e observ" largo rato. & &o te he respondido4 nada. !#)o% una ni%a#.has respondido a mi pregunta4 #$ué haces aquí% !#) cómo quieres que lo sepa% 1res tú quien me ha llamado. pero entra dentro de lo posible que otros que se han comportado de igual modo sientan.

únicamente sus o0os. pese a ser o0os de muerto —de aquellos que miraban como si todo lo vieran plano— permitían intuir el fuego interior que parecía abrasarle. desde hacia va mucho tiempo4 6e trataba tan solo de una creaci$n de mi mente enferma.m*s la pregunta que me venía obsesionando #$ué clase de a4uda% 13 . o era realmente el espíritu de un asesino el que había acudido a mi demanda de a&uda# Me hice una ve.

5 al menos lo tenía en un tiempo en que fueron legión los que acudieron a mí pidiendo justicia. !#8as conocido a otros como tú% !#. — 7ivos o muertos# —2or lo que s".'quella que me permitiera entender por qué ra-ón existían hombres que se comportaban como fieras. !#0e quién si no% !1s mu4 posible que se deba al hecho de que bajo esta casa se encuentra la que anta o fuera famosa 2:ruta de las . a la que veo desde el momento en que mi coche se precipitó al abismo. pero nunca he conseguido averiguar si el mérito es realmente mío.ómo podría conocerlos% 0esde el día en que cometí mi tercer crimen permane-co encerrado en el laberinto de mi propio horror. tanto vivos como muertos. !'l parecer lo tengo. viva o muerta. !#9or qué% #9or qué 4o% !9orque eres tú quien ha hecho esa pregunta. a la que peregrinaban a los que nadie había escuchado cuando e/ponían sus reivindicaciones. 4 eres la primera persona. aunque &a no quedan vivos que recuerden su como último recurso aquellos 14 . 4 algún poder de convocatoria debes tener sobre quienes estamos muertos.eclamaciones7.

pero no fue así.en el hecho de que a su mano i-quierda le faltaban dos dedos.e/istencia. comento con natura lidad/ !1l me ique me lo corté al día siguiente de matar a :raciela. & por el hecho de que &o sabía que los muertos no pueden mentir. reparando por primera ve. estúpido de mí.. !Lo que tenías que haber hecho es cortarte el pene. antes de a adir/ !6upongo que no has venido a presentar ningún tipo de reclamación. en efecto. por el tono de vo15 . Le observé de nuevo con profunda atención. 6e encogió de hombros 4 resultó evidente. que el hecho de mutilarme me frenaría a la hora de reincidir. 'l advertir la direccion de mi mirada. se esconde en la cabeza.arolina.. que era absolutamente sincero al se%alar4 —1o hubiera servido de nada. la necesidad de violar no radica en el pene. 4 el anular al asfixiar a . !"o. 'brigaba la esperan-a.

con una familia normal 4 un trabajo normal. desnuda sobre ese instante me invadía una espantosa sensación de angustia. & con un libro abierto cubri"ndole la cara. como 16 . siendo aún casi un ni%o. tan pacífico.!u" absurdo—. desnuda.1o lo es tanto.1o. entr" en la habitaci$n de mi hermana & me la encontr". que no recuerdo haber discutido nunca con nadie. —. 8odo empez$ la tarde en que. sin aventuras ni sobresaltos.—3/plícate. ' partir de si no fuera capaz de respirar hasta el momento en que la volviese a ver. hasta que una adolescente con un libro en la mano se cru-aba en mi camino. !#) qué puedo decir% )o era un hombre normal. 6olía llevar una vida tranquila.

. ni tendr* nunca. #$ue se le podía decir a un difunto que por volver a conlemplar un pubis como el de su hermana adolescente. había asesinado a tres muchachas para acabar suicid*ndose% #$ue estaba loco% 17 . era lo m)s hermoso que hubiera visto nunca.hasqueó la lengua al tiempo que agitaba negativamente la cabe-a al concluir/ !"inguna mujer adulta tiene. 5a contempl" durante mucho rato & llegu" a la conclusi$n de que aquel pubis tan abultado & blanco. un pubis semejante.la cama. con apenas una sombra de suave vello dorado que no alcanzaba a ocultarlo. 6e había quedado dormida con un libro cubri"ndole la cara.

pero mientras estaba vivo algunos ratos. Y bastante peor. pocos. !0e acuerdo. no acabo de entender/ #9or qué 18 . sino por el hecho de no dormir. conseguía descansar.de ver &a es bastante. respondiendo a mi pregunta pese a que 4o no la hubiera formulado!. 6upongo que lo peor de todo es estar muerto. ) no por el hecho de estar muerto. acabaría por ser el hombre m)s sabio del planeta. &an culpable me siento como muerto que como vivo. lo que a mi modo #5 no% !1n mi opinión es peor estar muerto !dijo. Los muertos no est*n locos( est*n muertos. & evidentemente no es así. insisto. con lo que los remordimientos me dejaban en pa.por unas horas. 9ero ahora no( ahora no me libro del castigo ni por un segundo. pero ha4 algo has venido# 6i cada vez que me planteo una cuesti$n se presentase un difunto a aclararme las dudas. 'u)l es ahora la diferencia# que.

porque es el único capa. conectan con el portal adecuado 4 al instante les sirven en primer plano todo cuanto pueda satisfacer sus m*s locas fantasías. !#$uién% #&e refieres a una persona% !=6i se le puede llamar persona. !#9or qué 2naturalmente7% !9orque la red se ha convertido en un intrincado laberinto por el que circulan impunemente los degenerados. pero he mantenido correspondencia con los que se interesan por ese tipo de material.!&ambién 4o insisto en que no lo sé.. !=<romeas> Los muertos no sabemos bromear. ) menos sobre esas cosas.lo que pretendo al estar aquí es que me comprendas 4 de ese modo consigas aprender algo sobre 2La <estia 9erfecta7.. masturb*ndose hasta quedar exhaustos. !#&anto degenerado existe% !M*s de los que imaginas. !#"o te consideras uno de ellos% !"o especialmente. !#' través de internet% !"aturalmente. hubo un tiempo en el que traté de sustituir con simples im*genes mis ansias de matar. aunque si quieres que te diga la verdad. el duro entre los duros.> 0entro del mundo de los pederastas extremos.. m*s aumenta el número de aquellos a los que siempre reprimió el miedo. 4 cuanto m*s intrincado.de semejante aberración> !6e nota que sabes mu4 poco sobre los pederastas. ' mí tan solo me excitaban las adolescentes con un libro sobre la cara.. aquellos que se consideran auténticamente duros 4 se autodenominan 2Las <estias7. Los ha4 que violan ni os de meses 4 luego venden las fotos de esa violación a través de la red. pero ahora los cobardes se encierran en su habitación. !hi-o 19 . !#2La <estia 9erfecta7% #$ué es eso% !"o es 2eso7( es quién. existe uno. 4 por lo tanto m*s seguro se vuelve día tras día. 'unque tal ve. !#&ú eras uno de los que compraban esas fotos% !Las he visto pero me repugnan. ) te garanti-o que son centenares los que las compran. al que llaman 2La <estia 9erfecta7.de colgar en internet las fotos de una ni a en el momento de violarla 4 estrangularla. !=9ero no es posible> ="adie es capa. 'ntes corrían peligro buscando fuera de casa el modo de aplacar sus necesidades.

9ncluso que había violado & asesinado a tres ni%as# +ios mío. con absoluta naturalidad. 'cto seguido desapareció tal como había llegado. todo 20 . 4 si no podía mentir. cuanto di0era tenía que hacerlo de forma natural. 1i encontr)ndose 6i estaba muerto no podía mentir. 1ra la presencia de aquél en concreto. costumbre de algunos difuntos de entrar o salir de mi "o era la presencia de un difunto lo que me desvelaba( 4a no.de reconocer. con aquella odiosa vida sin pedir permiso ni disculpas & admito que esa noche apenas pude pegar o0o obsesionado con cuanto había ocurrido.una brevísima pausa para a adir como con un lamento!/ =9ero no dio resultado> 9or desgracia no dio resultado. que había cometido los m*s atroces crímenes. capa.

los muertos que durante tanto "o podía por menos que preguntarme si eran aquellos.ba0o dos metros de tierra se podía hablar con naturalidad de algo así. paisaje del bosque aún cubierto por jirones ni%a asesinada & violada. La claridad del alba me sorprendió en la terra-a. & un asesino & violador de ni%as. de tal modo que las cig:e%as parecían surgir de una bola de algod$n cuando iniciaban sus primeros vuelos. contemplando el hermoso de niebla que parecían enroscarse en torno a la le0ana torre de la iglesia del pueblo. una 21 .

por lo que cambiar aquellos agradables momentos por la compa ía de una ni a ausente 4 un pervertido sexual no cubría en absoluto mis expectativas de retornar a los 2buenos tiempos7.tiempo había estado rogando que volvieran a visitarme. 1o tenían nada que ver con mis vie0os amigos. (imena ni siquiera me lo había pedido porque en su inocencia aún ignoraba que se encontraba &a en el otra orilla del tenebroso río. 22 . 0urante aquel interminable a o de soledad había echado de menos las largas charlas 4 las absurdas discusiones con cuarenta seres humanos perfectamente normales cu4o único defecto se centraba en el hecho de que estaban muertos. pobres infelices que habían perecido en un accidente de tren. & que lo único que pedían era 0usticia.

pero no creo que deba sorprenderme a estar alturas por considerarme verdaderamente «chiflado».ruta de las <eclamaciones». a vivir a un lugar normal. &uve ocasión de vender la casa.'dmito que ha4 que estar bastante trastornado a la hora de considerar «buenos tiempos» aquellos en los que se ha convivído con difuntos. o quiz) m)s bien con la esperanza de que algún día «mis muertos» regresaran. pero elegí quedarme a sabiendas. 4a restaurada. le0os de «5a . 4 marcharme 23 .

—3sto& muerta —musit$—.tan serio 4 tan profundo que no correspondía en absoluto a su corta edad/ !' mi madre le encantaban las rosas( las cuidaba 4 podaba durante horas. amarga que se me antojara esa soledad.no aquellosLlegué a la conclusión de que prefería quedarme solo nuevamente. #verdad% decir —. pero tres días 'l-ó el rostro. por m)s tarde cambi" de opini$n al descubrir a (imena sentada sobre una piedra contemplando fi0amente la e/tensa rosaleda. . por +ios. )a no volveré a verla nunca. 4 comentó con un tono de vo. 6olo +ios sabe si volver)s a verla. frunció los labios en un gesto que podía tomarse como de for-ada resignación. !2"unca7 es una palabra demasiado rotunda !alcancé a 24 .pero no eran aquellos los muertos que esperaba. 1o.

llevo &a varios días muerta & aún no he visto a +ios. pero a pesar de ser una ni%a que no había hecho mal a nadie. #. 'reo que si de "l depende que vuelva a ver a mi madre.Ahora s" que lo esto&.ómo era posible que hubiera madurado tanto en tan poco tiempo# !u" había visto en la otra orilla del río como para que empezara a hablar & comportarse como una persona adulta# 25 . pocas esperanzas me quedan.

!1s posible. esto 4 se que lo único que !'ún no esto4 del todo seguro.!0ios est* ahí. ahora lo que necesito es saber por qu" riz$n esto& aquí. #6er*s tú quien lo impida# —5o intentar" si me a&udas. +emasiado pronto. 9ero empie-o a creer que... o es posible que estés aquí porque pretendes evitar que no vuelvan a hacer a otras ni as lo que hicieron contigo. en el lugar en el que acabar*s por marcharte 4 él decidir* cu*ndo 4 cómo volver*s a ver a tu madre. —*i día &a lleg$ —replic$ segura de sí misma—. tal como 4a me ocurrió anteriormente. pero lleg$. 8u día llegar). en alguna parte. &engo experiencia en puedes hacer es esperar. — Y c$mo puedo a&udarte# —'ont)ndome todo cuanto 26 .. !me miró de frente 4 por unos instantes su mirada no fue tan plana como solía ser en los difuntos!. est*s aquí porque no podr*s descansar hasta que tu asesino pague por ello..

&a que no había sido capaz de confesarle a nadie m)s que ciertos difuntos tenían la <artolomé .isneros era la única persona viva con la que me 27 . CAPITULO 2 sentía capaz de hablar sobre lo que me estaba sucediendo.recuerdes sobre "l.

1l ser humano ha aceptado desde antiguo que la muerte se encuentra al final de todos los caminos. 5os problemas de los difuntos suelen persistir m)s all) de su desaparici$n física.e/tra%a costumbre de acudir a mí en busca de una 0usticia que ningún otro parecía dispuesto a proporcionarles. & el hecho de enterrar el 28 . pero &o era de los pocos que sabían a ciencia cierta que en realidad tan solo constitu&e el final del camino de unos determinados seres humanos.

pero aún así me vi obligado a pagar un alto precio e incluso corrí peligro de que me asesinaran por meter las narices donde no me llamaban. violar 4 asesinar ni as. 9or ello. 0ebido a tan traum*tica experiencia ahora no podía por menos que preguntarme qué grado de responsabilidad me correspondía por el hecho de que un psicópata se dedicara a secuestrar.problema 0unto a su cad)ver no es m)s que una forma de eludir nuestras responsabilidades. <artolomé .isneros se tomó un largo 29 . 6iempre he considerado que apenas se me pueden achacar responsabilidades en el accidente de tren que cost$ la vida a cuarenta inocentes. cuando le planteé la cuestión.

que ahora necesitas imperiosamente de aquellos que te permiten sentirte diferente. !#Marginado social de los vivos% !M*s o menos.. !#9retendes decir que so4 un paranoico% !"o seas tan quisquilloso. #&e acuerdas de aquella famosa película sobre los muertos vivientes.. 4 dejar en pa.a los muertos hasta que también estés muerto. tal como tenía por costumbre.. el hermoso paisaje que se comtemplaba desde el ventanal del salón de su fastuosa mansión de la urbani-ación 29uerta de 8ierro7.. lo cual en cierto modo te est* convirtiendo en una especie de marginado social. no un policía.rato mientras observaba. 4o so4 un hombre de negocios. !="aturalmente que la tengo> Lo que deberías hacer es buscarte una mujer que te entienda. vaciando por completo tu vida..imena cuando me pida que le a4ude a impedir que esa bestia intente asesinar a otra ni a% !. puesto que no nos ha sido proporcionada m*s que una corta vida 4 una larga muerte. cosa que admito que no resulta nada f*cil. no un policía.me esté volviendo loco% !=1n absoluto> 9ero de lo que no cabe duda es de que te has alejado tanto del resto de los mortales. !#6e lo dirías tú% #Mirarías a la cara a una ni a a la que han martiri-ado durante no sé cu*nto tiempo 4 le dirías/ 2Mira.ecuérdale que no eres mas que un simple ingeniero de caminos. !3ivir mientras vivas. Lo único que pretendo decir es que 4a no te afectan los problemas de los que aún respiramos.e los a os que te quedan. !1se día 4a no podré hacer nada por ellos.usticiero del Mas 'll*7% &engo la impresión de que estas jugando antes de tiempo a un juego al que por desgracia te ver*s obligado a jugar durante el resto de la eternidad. 6i fueras sincero contigo mismo admitirías que hace 4a mucho tiempo que no te interesa casi nada de lo que ocurre a este lado de la ra4a. !. !1n eso puede que tengas ra-ón. 4 me importa un pito que le vuelvan a hacer a otra 30 . !#?nsinúas que tal ve. bonita.. eres un 2vivo múdente7. !="o tiene gracia> 'parte de que no sé qué podría hacer para evitarlo.reo que lo primero que debemos saber es si realmente son los muertos los que te buscan. !#) qué le digo a .% 9ues tú no eres un 2muerto viviente7. casarte 4 disfrutar . o eres tú quien los busca a ellos. !#) a qué se debe ese empe o en a4udarles% #'caso te han nombrado 21l .

.iméne. ni a lo que te han hecho a !"o lo es. sino a una supuesta muerta que tal vez no sea mas que fruto de tu imaginaci$n.1aturalmente que no— 3ntonces# —3s que no nos estamos refiriendo a un ser de carne & hueso. !#9or qué est*s tan seguro% !9orque 4a he hecho algunas averiguaciones( una ni a llamada .imena de dos a%os.uenca hace m*s 31 . —6aqu" del bolsillo la foto que había aparecido en la prensa al tiempo que a%adía—4 3s esta.imeno .ti»# 5o harías# —.desapareció en .

isneros hi-o girar la silla de ruedas a la que se encontraba ligado desde el día en que un tren le seccionara las piernas. permitió que la lu- del peri$dico & de0$ escapar una especie de amargo lamento4 —.!ui"n puede hacerle da%o a una criatura seme0ante# —=n animal al que llaman «5a >estia 2erfecta».<artolomé .+ios nos asista. — «5a >estia 2erfecta»# Y eso por qu"# 5e e/pliqu" del modo m)s breve & conciso posible la raz$n de seme0ante denominaci$n para acabar por ca4era directamente sobre la foto 32 .

&en en cuenta que aún se encuentra traumati-ada 4 se pone nerviosa cuando habla del tema. pero eres la única persona que cono-co que me plantea situaciones inverosímiles que tengo que acabar aceptando como si fueran de lo m*s normales.de darme mas que una ligera descripción de su asesino. !#1so es todo% !&odo lo que recuerda de momento.uando ocurrió lo del accidente del tren sabía dónde investigar puesto que para algo trabajo en el ministerio( pero en este caso no sé por dónde empe-ar( la ni a no sido capa. pero en buena lógica a una criatura tan fr*gil cualquier hombre le debe parecer mu4 fuerte.*enuda papeleta. . !#$ué te ha dicho% !$ue es mu4 fuerte.ómo puedo a4udarte% !"o tengo ni la m*s mínima idea. —. Y si acudieras a la policía# se serene pueda aclararme algo 33 . sobre todo si la est* violando 4 acaba por estrangularla.u*ntas ni as deber*n morir antes de que le atrapen. pero sin cesar por ello de maniobrar h*bilmente con los mandos eléctricos una silla que 4a parecía formar parte de su cuerpo.le atrapan% &ardó en responder. 4 tras llenar dos copas de su co ac predilecto me ofreció una al tiempo que admitía en tono de absoluta resignación/ !"o sé cómo diablos te las arreglas. sin duda meditando cuanto acababa de decirle.onfío en que cuando m)s. 'l parecer viste bien.inquirir4 ++#0e veras opinas que debo el cru-arme de bra-os 4 permitir que siga actuando impunemente% #. #. !=9ues sí que empe-amos bien> #' qué has venido entonces% !' buscar consejo. si es que alguna ve. huele a tabaco 4 tiene una casa que debe ser enorme.—>ebi$ despacio & a%adi$—. .

& resulta evidente que si en efecto se trata de ese al que llamas «5a >estia 2erfecta». —2robablemente.!#La policía #$ué harías tú si fueras un atareado comisario que se encuentra tipo cotand$te lo que te esto& contando# —8irarle por la ventana. 2ero debes tener en cuenta que la policía es la única que dispone de informaci$n sobre casos similares. &a ha debido actuar hasta las cejas de trabajo 4 se presentara un 34 .. —? llamar a un guardia para que lo encerrase..

recapacitó sobre lo que acababa de decir 4 conclu4ó por aceptar con un ligero encogimiento de hombros. desenmascaraste a los culpables de que aquel tren se accidentara para dejarme postrado en una silla de ruedas. +esde que entraste tenías mu& 35 .de una forma anónima. !#'rriesg*ndome a que me encierren% !="o> 1so no. !#) qué otra cosa puedo hacer% Me presentaste a la mujer que transformó mi vida de inv*lido amargado en un paraíso. 4 has acabado por convertirte en mi mejor amigo e incluso en mi cómplice.. —7eo que hablas en plural. naturalmente. el último cajón del último despacho 4 eso no 9areció sorprenderse. =5lvídalo> Los anónimos suelen acabar en nos a&udaría en nada puesto que no recibiríamos contraprestaci$n alguna.. o de lo contrario no le apodarían de ese modo. 8u obligaci$n es colaborar con la policía. !#1ntonces% !&al ve.con anterioridad.

claro que no me negaría a a&udarte. 8ambi"n necesito saber la identidad de todos los hombres de unos cuarenta a%os que se mataron arro0)ndose con su coche desde un puente. & tus influencias.. que son muchos. 36 .. & consigas que tu gente averig:e cu)ntos casos seme0antes se han dado en los últimos a%os. que no son menos. al servicio de esta causa. !u" necesitas# —!ue pongas todos tus medios econ$micos.

<artolomé .u*ndo 4 dónde% !"o tengo ni remota idea. !=9ues sí que me lo pones f*cil> 8a4 miles de accidentes de autom$vil todos los a%os. $uien los 37 . !6e har* lo que se pueda. 8e suplico que lo de0es en paz—1o intentaba remover el pasado.isneros no necesitó hacer nada al respecto. 8an solo pretendía ha cerme una idea sobre qu" clase de hombre fuiste con el fin de comprobar si e/isten puntos en sobre mis crímenes. que me espetó sin m*s pre*mbulos/ !6i pretendes que te a4ude en este asunto no intentes averiguar quién fui en vida. 0e nada te serviría saber mi nombre puesto que no dejé una sola pista cometi$ se pudre ba0o tierra. puesto que al regresar a casa me encontré acomodado en el salón a quien se denominaba a sí mismo 21l Monstruo7. —1o de esas características concretas.!#.

? tal vez lo hacía para evitar que pudieran reconocerme.ambo4a o @ilipinas dispuestos a mantener relaciones con menores de edad prostituidos. !#$ué formas% !La m*s común es la de 2los tímidos contemplativos7. 4 en la cúspide de la pir*mide nos asentamos 2los celosos7. o porque odiaba la idea de saber que alguien 38 . !#1s por celos por lo que matabas a esas ni as% #9ara que nadie m)s disfrutara de ellas# —8al vez.de formas mu4 distintas. ' continuación se encuentran 2los audaces viajeros7 que se despla-an a &ailandia. que somos los que necesitamos destruir el objeto de nuestro deseo con el fin de que nadie m*s pueda disfrutar de él.común con otros violadores de ni%os !="o existen> 6i buscas un perfil que nos diferencie del resto de los criminales perder*s el tiempo en especulaciones sin sentido porque docenas de pederastas diferentes 4 de mu4 distintas edades. que se limitan a merodear por parques 4 colegios masturb*ndose detr*s de un seto en cuanto le ven los muslos a una criatura. . Luego est*n 2los mustios pasivos7 que compran fotos de ni os desnudos o se conectan a internet con el fin de consolarse a solas en sus dormitorios. actúan a su ve.

1n mi caso los impulsos llegaban de improviso 4 resultaban irrefrenables. tampoco &o podría olvidar mis crímenes. experimentaba un intenso dolor 4 me odiaba hasta el punto de castigarme mutil*ndome. 6upongo que en mis delirios imaginaba que mientras e/istiera una sola persona que me conocía & no podía olvidarme. !#2Las <estias7 nunca se arrepienten% !"unca. 1s en el arrepentimiento en lo que los simples 2Monstruos7 nos diferenciamos de las auténticas 2<estias7.4 se pavonea de su ha-a a. mientras que 2La <estia7 se enorgullece de ello( 21l Monstruo7 se acobarda 4 llora en la oscuridad jurando que nunca m*s volver* a matar. ) cuando 4a no lo soporté m*s decidí acabar con mi vida. pero en cuanto todo había pasado me arrepentía. !#. tan orgulloso de sí 39 . pero así es( 21l Monstruo7 se horrori-a por lo que ha hecho. !#) realmente deseabas olvidar. mientras que 2La <estia7 sale a la lu. ! hi-o una larga pausa para concluir seguro de lo que decía!. o por el contrario te regodeabas recordando lo que habías hecho% !0eseaba olvidar.. violado 4 asesinado a una criatura% !"o lo sé.ómo es posible que alguien no sienta remordimientos por el hecho de haber raptado..sabía que había cometido seme0antes aberraciones.

inteligentes. !#Muertas% !=9or supuesto> 0e haber acudido a las vivas las habría matado de un susto. aunque no todo lo pronto que sería de desear. 1uncamentales +1n ese caso. 4 capaces de planear con todo detenimiento no solo el mal que iban a causar. antes que nada.mismo. #. a los que consideran simples borregos. 'unque hacía a os que por mi continua relación con los muertos 4a casi nada me asombraba. —. sino incluso la forma de propagar su ha-a a entre una horda de tarados que se desparramaban por los cuatro puntos cardinales. sino que m*s bien de individuos excepcionalmente fríos. calculadores. a qué clase de enemigo te enfrentas.. 8ice un gesto con la mano rog*ndole que guardara silencio porque realmente necesitaba hacer una pausa 4 reflexionar sobre cuanto estaba escuchando. 6i me veo obligado a a4udarte necesito saber. 9or suerte 2Las <estias7 también se mueren. !#' quién% !' 2Las <estias7 naturalmente. que necesita imperiosamente que las otras 2<estias7 le admiren. de su poder e impunidad. violarla. ) son tan peligrosas porque al placer de violar 4 asesinar se a ade una embriagadora sensación de superioridad sobre el resto de los mortales. el nuevo hori-onte de miserias humanas que se me revelaba superaba en mucho mi capacidad de asimilación. matarla 4 adem*s enorgullecerse de ello% ) por lo que aquel desgraciado contaba no se trataba únicamente de enajenados que no fueran en absoluto responsables de sus actos.ómo sabes todo eso% !9reguntando. nunca conseguir*s 40 encontrar a 2La <estia . !#. 8e encontrado un par de ellas que me han contado cosas mu4 interesantes. 1unca conseguir" entenderlo.uan podrida llegaba a estar la mente de un hombre como para encontrar placer en torturar a una ni a.

ni remotamente. entre las cuales no e/iste ninguna que se refiera.2erfecta» me respondi$—. 3l universo particular de los violadores & asesinos de ni%os es una gala/ia que se rige por sus propias reglas. sem)foros o guardias de tr)fico. Adentrarse en el mundo de los pederastas e/tremos con la mentalidad de una persona normal. es tanto como intentar atravesar la selva esperando encontrar caminos asfaltados. a cualquier tipo 41 .

los conceptos de compasión. —5$gico. *e sigues# —'ada vez me cuesta m)s traba0o. entre nosotros no existen. 2ero piensa que te esto& hablando de abandonar el imperio de los sentimientos para adentrarte en el imperio satisfacción personal. el sadismo. la tortura. Lo único que importa es la necesario recurrir a la violencia. amor o ternura. !1n primer lugar. 8e haces una idea sobre lo que pretendo decir# !Lo intento. el e/hibicionismo o el asesinato. bienvenidos sean. ni por lo m*s remoto. 4 si para conseguirla es 42 .de moralidad.

— 1o te averg:enza contarme pederasta suele 43 . una hiena o una serpiente. esposa e hijos. es como cuando tratas con un le$n. amigos. padres. pero aun así violé 4 asesiné a tres ni as. 6in embargo. 'uando tratas con una aut"ntica «>estia». 8i-o una pausa. tan solo obedecen a sus instintos con el agravante de que adem)s los pederastas piensan como seres humanos & por lo tanto fingen.de los instintos. ) es que el hacer de la hipocresía un aut"ntico arte. lloraron sobre mi tumba convencidos de que había sido uno de los hombres m*s buenos 4 compasivos que habían existido. cuantos me conocieron en vida. pareció sumirse de pronto en unos recuerdos que le llevaron mu4 lejos de allí 4 cuando al fin regresó chasqueó la lengua como si le costase trabajo aceptar que lo que iba a decir había ocurrido en realidad/ !)o nunca llegué a la categoría de 2<estia7.

!Lo es. tu propio jue.2ero qu" otra cosa podía hacer# 2agu" con lo único que realmente era mío4 mi vida.todo esto# !Los muertos de lo único que tenemos que avergon-arnos es de estar muertos !se aló con un innegable deje de amargura!. !6upongo que debe resultar terrible convertirte en tu propio fiscal. 'onfesar la verdad hubiera sido tanto como pagar mientras caes desde lo alto de un puente para 44 . ) recuerdo que mientras iba ca4endo al vacío me asaltó la sensación de no haber obrado correctamente al llevarme mis secretos a la tumba( los padres de aquellas ni as merecían saber que se había hecho justicia. @rente a esa palabra maldita que pone el punto final a la existencia.4 tu propio verdugo. 'hora la mentira 4 la hipocresía me han sido vedadas 4 admito que en cierto modo me siento aliviado al poder hablar abiertamente de algo que me abrasaba las entra as. todo lo dem*s huelga. !#1s suficiente justicia tu muerte% #<asta con unos segundos de angustia compensar por el irreparable da%o & el dolor que has causado# —-3n absoluto. especialmente cuando careces de argumentos con los que ejercer tu propia defensa.

dejé de mirarle un solo instante 4 cuando volví de nuevo el rostro hacia él. esfor-*ndome por hacerme una idea de cómo se podía vivir en una galaxia en la que no existía el menor atisbo de ternura. 4a se había ido. 9ermanecí allí largo rato.con la vida de mis padres. 4 llegué a la lógica conclusión de que no me encontraba preparado para internarme en oscuras 4 profundas cloacas en las que chapoteaban las m*s inmundas criaturas. puesto que por m*s que me esfor-ara no se me ocurría e/istir algo que pudiera peor que un 45 . observando absorto las paredes 4 el techo. mientras que las m*s espelu-nantes aberraciones eran la norma. afecto o compasión. que ninguna culpa tenían de mis crímenes. mi mu0er & mis hi0os. mi hermana. por lo que no se me anto0$ 0usto que se vieran obligados a soportar ese estigma hasta el día de su muerte. Me distrajo un ruido que llegaba del exterior.

aunque no a disculpar. pero me resultaba inconcebible por completo la idea de la pedofilia llevada a sus últimas consecuencias. Alcanzaba a aceptar. ambici$n o incluso por motivaciones políticas.imena . pero resultaba indiscutible que . ira.iméne.se pasaba las horas sentada en el muro de la rosaleda 4 no parecía marcharse sin haber obtenido respuestas a un sinfín de preguntas.imeno . tener intención de 46 . 9resentía que continuar por aquel camino me acarrearía graves problemas que aún no conseguía precisar. venganza. a quienes mataban por celos.asesino de ni%os.

1ecesitaba incluso la lluvia en el rostro pese a que me resulte imposible saber hasta qu" punto un muerto puede percibir el roce de las gotas de agua sobre la piel. !"adie puede pedirle a una madre que deje de buscar a la hija que ha perdidoA. !me suplicó una ma ana !&ienes que pedirle que deje de buscarme. asesino la había !&ienes que ir a ver a mi madre. el aire libre & el cielo sobre su cabeza. 47 . la luz.(am)s entraba en casa. 1ecesitaba el sol..n adie. 4 tal ve.porque lo poco que quedaba de su fr*gil cuerpecito se encontraba al parecer en el fondo del po-o al que su arro0ado.. &enía terror a los espacios cerrados porque había sido en uno de ellos donde la habían torturado hasta morir.

que esta muerta —me replic$ con aquella desconcertante calma de mu0er madura pese a sus pocos a%os —. sin lugar a dudas.—8an solo aquel que sepa. *ientras continúe manteniendo una leve esperanza de encontrarme con vida no descansar) en paz & acabar) por volverse loca. !#) quién si no% !protestó!. #Mi asesino% #. nunca volver) a verme. 2olvide a su hija.rees que va a ir a decirle. 3s necesario que se decida a aceptar la realidad. la estrangulé 4 la arrojé a un po-o7% 'parte de él tú eres el único que conoce la verdad 4 48 necesito que . 4o la violé. !"o puedes pedirme que sea 4o quien le de semejante noticia.

conduciendo despacio.mi madre la sepa. —*e pides demasiado. —5os muertos no pedimos tonterías. 49 .apitulo B tanto porque me preocupaba lo que iba a encontrar en 'uenca como por la necesidad de 1mprendí el viaje a media ma ana. o pedimos demasiado o no pedimos nada. .

excepción a la 0ecidí almor-ar en el original restaurante de 2Las . suelo pensar incluso con ma4or claridad que acomodado en la butaca de mi despacho. por m)s vueltas que le daba no se me ocurría c$mo me las arreglaría a la hora de abordar con naturalidad a la madre de una ni%a que había sido violada & asesinada.uando me siento tras un volante. .darme tiempo para refle/ionar sobre la me0or forma de plantearle a una mu0er desesperada que su única hi0a había muerto. sin prisas 4 con la carretera despejada por delante. pero debo admitir que aquel inquietante viaje constitu4ó la regla.asas 50 .

6upongo que alimentaba la absurda esperan-a de que la visión del lugar en que había nacido 4 se había criado . —*i padre muri$ cuando &o era mu& peque%a & apenas lo recuerdo.imena me inspirase las m*s difíciles palabras que tendría que pronunciar a lo largo de toda mi vida.. —me había confesado el día anterior sentada como de costumbre en 51 ..'olgantes» & permanecí en "l todo el tiempo que me fue posible mientras contemplaba a trav"s de sus amplios balcones el prodigioso paisa0e de una ciudad que se me anto0a fascinante.

cari osa e incluso mu4 divertida a ratos. pero aunque llegue a tomarle un cierto cari%o la relaci$n qued$ en nada & un buen día desapareci$ porque debo admitir que a veces mi madre se comporta de un modo un tanto especial.uno de los muros de los parterres del 0ardín ' os m*s tarde. hasta el punto de que da la impresión de que se ha mudado a otra 52 ciudad. !#1special en que sentido% !1s mu4 2su4a7. 9or lo general es amable.. se ausenta. pero de pronto se queda ensimismada. .. mi madre salió con un par de se ores e incluso fuimos con uno de ellos de vacaciones a *allorca. te mira como si no te conociera. 4 se pasa horas o días casi sin hablar.

A mí no me importaba porque la conocía & sabía que siempre acababa reaccionando. —2ero no es culpa su&a.— Y eso por qu"# —.. «se muda a otra ciudad» sin previo aviso.. & cuando se quiere a alguien ha& que quererlo en lo bueno & en lo malo.laro. a nadie le apetece convivir con una persona que. 53 . !.Y &o que s". pero a los hombres no les gustaba que se comportara como si de pronto no estuvieran allí. como dices.

con la ma0estuosa mole del 2arador de 8urismo al otro lado del impresionante abismo de la hoz del río @u"car. se encontraba atravesando por uno de aquellos e/tra%os períodos de ausencia a que se había 5bservando desde las alturas el altivo 29uente de 8ierro7 54 .no apto para ser cruzado por quienes padeciesen de v"rtigo. no pude por menos que preguntarme qu" ocurriría si en el momento de presentarme ante la infeliz Alicia (im"nez.

referido su hi0a. sean o no canarios. 9edí tres cafés 4 me deleité largo rato con un enorme puro canario. 9ero incluso los ma4ores puros. cosa que no suelo hacer mas que en mu& contadas ocasiones. especialmente cuando esto& buscando la forma de retrasar el momento de tomar una decisi$n. acaban por consumirse. a 55 . 4 por lo tanto no es de recibo confesarle a una ni%a muerta que tuvimos miedo a la hora de enfrentarnos a su atribulada madre. devolviéndonos a la realidad de que hemos recorrido m*s de cien Cilómetros para encontrar a una determinada persona. regresar a Madrid.

me ense%$ los dientes gru%endo amenazadoramente.5a casa era peque%a. 56 . & tras ladrar repetidas veces mientras observaba inquieto como agitaba la campanilla que colgaba sobre la ver0a. 'oco me había dicho (imena que se llamaba. de un solo piso. =n chucho de color canela & raza indefinida. alzada no le0os de un farall$n cortado a pico sobre el @u"car & aparecía rodeada por un peque%o huerto & una amplia terraza cua0ada de rosales.

con un aspecto tan desamparado & abatido que hubiera servido de modelo ideal a la hora de pintar un retrato de «5a +olorosa» ba0ando a 'risto de la cruz. los p)rpados hinchados & el cabello revuelto.guard$ silencio en el momento en que hizo su aparici$n una mu0er de poco mas de cuarenta a%os pero que en aquellos momentos podría aparentar sesenta. 6e la advertía demacrada. 57 . con los o0os ro0os.

de . pero una noche se me par$ el coraz$n & supe que mi ni%a había muerto. o m*s bien transcribir. cu*les fueron mis primeras palabras de aquellos difíciles momentos porque me temo que lo único que hice fue balbucear como un imbécil. se limitó a musitar quedamente/ !)a lo sabía. pero lo que sí recuerdo con absoluta claridad es que en el momento en que le dije que su hija había muerto.imeno ni tan siquiera reaccionó.Me resulta imposible recordar.iméne. +urante un tiempo mantuve la e/tra%a sensaci$n de que me llamaba & eso alimentaba mi esperanza de que al fin me la devolvieran. 'licia . !#$uién se lo ha dicho% 6e llevó el dedo índice al pecho al tiempo que replicaba en el mismo tono4 —1o necesito que nadie me lo diga. 2or desgracia el coraz$n volvi$ a latir contra 58 .

4 por increíble que pare-ca>. contemplando como hipnoti-ada la silueta de la &orre Mangana que se distinguía a poco mas de un Cilómetro de distancia. los enrojecidos ojos se volvieron a mirarme con inquietante fije-a/ !#Le hicieron da o% !6upongo que sí.. !#$uién se lo hi-o% !Lo ignoro. =una sola.. Me mantuve en silencio.. — 3s usted policía# !"o.. 6o4 una madre a la que le han arrebatado lo único que tenía. se or. pero le juro que haré cuanto esté en mi mano para averiguarlo. mi único futuro es arrojarme por aquel risco para acabar de una ve. 6i existe una esperan-a. acariciando la cabe-a del chucho que se había tumbado a mis pies 4 que me olfateaba como si estuviese descubriendo en mí el olor de su joven ama.. llevo mucho tiempo imaginando las cosas terribles que algún maldito s*dico le estaría haciendo en esos momentos a mi peque a. "unca me creería. 6e quedó mu4 quieta. 4 cuando al fin me miró tuve la sensación de que de se sentía algo m*s serena.con tanto padecimiento. 9ero eso 4a ha pasado. de que el pervertido que me lo ha arrebatado 59 . !#1ntonces cómo sabe que mi hija ha muerto 4 cómo piensa atrapar al asesino% !9refiero no decírselo. :uardó silencio de nuevo( de nuevo se concentró en contemplar la &orre. 4 por unos instantes temí que se hundiera en uno de aquellos períodos de ausencia de los que al parecer solía tardar varios días en regresar.mi voluntad & aún ignoro por qu" raz$n continúa haci"ndolo. 4 ahora que me consta que ha muerto. 4 cuando comen-aba a hacerme a la idea de marcharme.. !1scuche.

el ser humano m*s desgraciado del planeta. —Aunque supongo que le costar) aceptarlo. 4 al reparar por primera ve. en aquellos momentos.imena que adornaban cada rincón de la peque a sala de estar. lo cierto es que poseo unos ciertos poderes de los cuales nunca me he lucrado ni pienso hacerlo ba0o ninguna circunstancia —hice una pausa para que entendiera bien que no venía a pedirle nada. cualquier cosa que dijera 4 por se me anto0ase sería siempre preferible al silencio. le suplico que me brinde esa pi-ca de aliento para tener al menos un motivo para seguir viviendo. #$ué podía responderle% 1videntemente aquel era. & por último a%adí—4 6u hi0a se me aparece con cierta absurda que 60 .todo pague su culpa. llegué a la conclusión de que efectivamente.en la gran cantidad de fotografías de .

por el hecho de que mi casa fue construida sobre la cueva de un ermita o que aseguran que había recibido el los muertos. pero ciertamente.frecuencia & me ha pedido que venga a rogarle que de0e de buscarla. ni quieren. pero tal vez le consuele saber que ha de0ado de sufrir. hacerme da o( lo único que pretenden es descansar en pa. — 2retende hacerme creer que habla con ellos# don de hablar con !&al como esto4 hablando ahora con usted. me cuesta creerle. !Lo comprendo. — Y lo han recibido# 61 . !Me consuela. Luego llegué a la conclusión de que no pueden. 1unca la encontrar).sabiendo que los causantes de su desgracia han recibido su merecido. !#) no le asustan% !'l principio sí. )o también ignoro por qué extra a ra-ón los muertos acuden a mí en busca de justicia antes de continuar su camino hacia un destino que en verdad descono-co( tal ve.

!#$ué ha sido de ellos% !6iguieron el mismo camino que sus víctimas.—2or el momento lo he conseguido. 62 .oco que 4a no se separaba ni un instante de mis pies. aguardé acariciando la cabe-a de .m*s. 6e ausentó una ve. 8ard" m)s de un a%o en encontrar a los culpables pero al fin lo conseguí. 4 cuando la pobre mujer se volvió de nuevo sus tristes ojos contenían ahora una ardiente súplica. <ecuerda el accidente de tren en que murieron cuarenta personas# Ahí empez$ todo porque en realidad ese «accidente» se debi$ a que alguien pretendía ganar mucho dinero desviando la línea por un lugar peligroso. !#Los mató usted% !"o exactamente. aunque probablemente su destino final ser* mu4 diferente.

!'sí es.imena. . 4 ahora le juro a usted que le permitiré que lo mate con sus propias manos. en efecto( la muerte fue mu4 cruel llev*ndose al único hombre que he amado 4 dej*ndome a mí con vida. &al ve. el odio posee la fuer-a suficiente como para lograr que un ser tan desesperado como 'licia . bien mat*ndonos o bien llev*ndose a los seres que amamos. 4 supongo que tan monótona. 0e la misma forma que el amor puede salvar a un desahuciado. 4 admito que en lugar de devolverme a la vida me alejaban de ella.esta noche consiga dormir un poco. 0e eso puedo darle fe. !1s lo que suele suceder en estos casos.decidiera apla-ar su suicidio hasta haber conseguido llevarse por delante al degenerado que había transformado su existencia en un infierno. que no conviene apresurarse a la hora de llegar a 63 . !=6uerte la su4a> 8an sido mis creencias las que me han impedido suicidarme. pero lo que no puedo asegurarle es de si se trata de una vida mejor o peor. pervesa crueldad llegó al extremo cuando también me arrebató a mi ni a 4 no me partió el cora-ón en ese instante. Lo que sí sé es que es tan larga.. !0esde que el maldito c*ncer que parece pretender acabai con todos nosotros. !#0ormir% !#$ué mejor somnífero puede existir para una madre que la sangre del asesino de su hija% 0esde el día en que me la arrebataron no he conseguido descansar dos horas seguidas. !&al ve. 'quellos con los que intentaba olvidar a :erm*n me lo traían a la mente una D otra ve-. lo único que me quedaba en este mundo era .. !1xiste otra vida. me arrebató a mi marido. Me esforcé por encontrar a alguien que le sirviera de padre..esa esperan-a me permita continuar con vida por algún tiempo.!#Me permitir* que sea 4o misma quien mate a ese hijo de puta si es que consigue encontrarle% !#) qué sacar* con ello% !0ormir.omo se suele decir. !#Me lo jura% !Le juré a su hija que encontraría a quien le hi-o da o. 4 esto4 convencida de que ese es el precio m*s costoso que nos vemos obligados a pagar los que confiamos en que existe otra vida en la que la crueldad no llegue a los extremos que acostumbra a llegar en esta. 2las comparaciones siempre son odiosas7.. =esto4 a punto de volverme loca> #Lo har*% !Lo haré. pero fracasé. #1s usted cre4ente% !"o.iméne.

eso siempre es mejor que no haber vivido..ella.am*ndolos.imena me ausencia# <esulta evidente que usted no tiene hi0os. pero aunque lo estuviéramos.onsidera que el hecho de haber perdido a los dos seres que he amado es que 2las cosas no me ha4an salido como esperaba7% !6i perdió a los seres que amaba fue porque hubo un tiempo en que los tuvo 4 fue feli. !#. ) eso es m*s de lo que la ma4oría de las personas ha tenido nunca. pero resultaría egoísta por mi parte considerar que el dolor que ello me produ0ese no compensar*n por lo que vo4 a sufrir por su definitiva 64 . !#) cree que vale la pena vivir si estamos condenados a no ser felices% !"o estamos condenados puesto que existe mucha gente que es feli.a ratos. La posibilidad de que un determinado espermato-oide fecunde un determinado óvulo 4 dé origen a un determinado ser es de una entre miles de millones. 23ivir7 es que nos ocurran cosas. buenas o malas. no para ser felices. —8engo uno. 4 nacimos para vivir. Y me destrozaría el coraz$n que desapareciese. por lo que creo que nadie tiene derecho a despreciar semejante milagro por el hecho de que las cosas no le ha4an salido como esperaba.. —le repliqu" —. !#'caso cree que los a os que disfruté con la presencia de .

. 8e llegado a la conclusión de que los muertos prefieren que quienes les amaron en vida les olviden. $ui-* se deba a que todo es demasiado reciente. !$ui-*. la amargura de una muerte no basta para empa%ar la dulzura de una vida. pero lo cierto es que en estos momentos no puedo hacerlo. — Y pretende hacerme creer que no es así# olvidarlos 65 . o lo feliz que "l mismo fue porque le concedí la oportunidad de vivir. 9ero tenga mu4 presente que usted es lo único que ahora inquieta a su hija. pero por desgracia los vivos consideramos que sería tanto como traicionarlos.estaría compensado por las horas felices que pas" a su lado. !9robablemente me consolaría compartir sus ideas..

!#9or qué lo dice% !9orque si existía una remota posibilidad de que llegase a resignarme. !1n ese caso debo estar muerta. Lo único que deseo es descansar. 1i siquiera me molest" en se%alarle que a mi modo de ver la venganza no eran los me0ores cimientos sobre los esperan-a de que algún día conseguiré 66 . ni de traiciones.. lo único que desean es descansar. ha desaparecido desde el mismo momento en que me ha hecho concebir la vengarme. porque los muertos &a no entienden ni de mentiras. pero desde el de una persona muerta no.. 4 si pocas oportunidades de hacerlo tenían hasta ahora me temo que van a ser menos de aquí en adelante.—+esde el punto de vista de una persona viva sí. !se aló segura de sí misma!.

67 . puesto que en una sociedad que se alza sobre los pilares de terribles in0usticias suelen ser millones los que e/igen casi a diario una reparaci$n.que asentar una nueva vida puesto que si pretendo ser sincero ni siquiera estaba convencido de tener raz$n. 5a historia est) repleta de e0emplos en los que el ansia de revancha ha llevado a los seres humanos hasta límites insospechados.

de sumirse una vez m)s en un abismo sin fondo en el que únicamente ella habitaba. pero debo admitir que la sed de venganza era el último madero al que podía aferrarse para salir a flote.apitulo E Me encontraba tumbado en la cama ensimismado en el estudio de un plúmbeo informe sobre resistencia de materiales en las líneas férreas de alta velocidad que escuch" voces en el 0ardín. & cuando me asom" a la terraza advertí que una ni%a. "ada ni nadie le devolvería su hija a una mujer que acababa . en el momento en 68 .

a la que apenas pude entrever. 69 . "o hace mas que llorar porque al parecer la han torturado de una forma horrible. !#$uién es% !"o me ha dicho su nombre. 1l cora-ón me dio un vuelco. '4er la mataron. al-ó el rostro hacia mí. 6upongo que aún ni siquiera sabe que est* muerta. 'ún confío en que todo esto no sea mas que una pesadilla de la que me despertaré gritando para que mi madre acuda a consolarme.imena.. violado 4 asesinado. !#0e qué% !0e todo. !#Le digo la verdad% Le cuento que la han raptado. que estaba sentada en el muro de siempre. torturado. !9ero es que 4o no lo sé. corría a esconderse entre los parterres de rosas 0usto detr)s de la vie0a casa de mu%ecas. 4 cuando al fin conseguí reponerme bajé a reunirme con la chiquilla. . o le permito que conserve la esperan-a de que volver* a ver a sus padres% !#) qué quieres que te diga% &ú debes saber mejor que 4o si es preferible que te digan la verdad o aguardar a descubrirla por ti misma. !#) est* muerta% !&anto o m*s que 4o.. me aferré a la barandilla para evitar que las piernas me traicionaran. & di0o4 !&iene miedo. !3e a buscarla. ?ntenta tranquili-arla 4 hacerle comprender que no tiene nada que temer.

& la ma&oría de ellos se 70 . eran demasiadas las cosas que no comprendía porque resultaba evidente que partíamos de una base a todas luces absurda. peque a !le hice notar!. !#Me llevar*s a verla% !1so no depende de mi. 1n cierto modo me sorprendió que no estuvieras allí aquel día. !"o creo que eso sea posible. 1l día que conocí a tu madre casi se me parte el cora-ón.!&ambién a mí me gustaría que todo fuera una pesadilla. 1o e/istía ninguna raz$n por la que se me hubiera concedído el privilegio de relacionarme con los muertos. &ú aún no lo sabes. !6upuse que te incomodaría porque 4a la situación era suficientemente difícil sin que 4o estuviera presente. pero los difuntos poseéis privilegios que nos est*n vedados a los vivos 4 al mismo tiempo no se os consienten cosas de lo m*s banales. ' decir verdad. 9or lo menos hasta ahora no lo he conseguido nunca. 8asta hace un par de a os 4o no era m*s que un hombre normal que aspiraba a que en alguna ocasión le ocurriera algo extraordinario que le librase de la monotonía de una vida sin alicientes. "o so4 lo que se suele llamar un médium 4 existen demasiadas cosas en la relación entre vuestro mundo 4 el mío que aún no he llegado a comprender. sino a que me vea a mí 4 poder hablar con ella. 9ero a lo que me refiero no es a verla. pero debo admitir que cuanto me est* ocurriendo es demasiado 2extraordinario7.

Aparecían & desaparecían cuando & como les venía en gana. 3l resto continuaba siendo un 71 . ni tampoco había aprendido la forma de conseguir que me de0aran en paz cuando no me apetecía verlos. no e/istía forma alguna de convocarlos en caso de que los necesitara.comportaban demasiado a menudo de una forma il$gica e incluso atrabiliaria. Lo único que sabía a ciencia cierta es que estaban muertos 4 no podían mentir.

que era la única que podía hablar con ella. 5a nueva víctima se llamaba Andrea. aún no había cumplido diez a%os & al parecer la pr)ctica totalidad de su corta e/istencia había transcurrido en 6egovia.misterio. 6egún . que en cuanto le pedía que le contara algo sobre su familia se echaba a llorar & &a no era capaz de pronunciar ni una sola palabra. 72 .imena. se encontraba tan traumatizada por todo lo que había sufrido.

pecosa & de grandes o0os e/presivos. tenía no obstante muchos rasgos en común con (imena (imeno. siendo evidentemente m)s 0oven. efectivamente una ni a llamada 'ndrea 3illalba había desaparecido en el corto tra4ecto que separaba la casa de sus abuelos de la de sus padres. 8al vez aquel fuera un dato a tener en cuenta por si el día de ma%ana se podía llegar a la conclusi$n que «5a >estía 2erfecta» sentía algún tipo de 73 . rubia. delgada..onsulté la prensa segoviana por internet hasta encontrar la noticia de que. 5as fotografías mostraban a una criatura que.

un hotel & varios restaurantes en la ciudad & sus alrededores. la angustiada familia permanecía a la espera de que se les e/igiera un rescate. raz$n por la que. pese al tiempo transcurrido. La prensa segoviana especificaba que la familia 3illalba poseía "o pude por menos que plantearme si tenía algún tipo de derecho a 74 . por lo que no se descartaba que el m$vil del secuestro fuera puramente econ$mico.predilecci$n por criaturas de características físicas mu& concretas.

el oscuro río de la muerte.rees que conocer*n la existencia de 2La <estia 2erfecta»# —2robablemente. !1n el caso que nos ocupa los padres poco pueden aportar a la hora de descubrir al culpable. !#) la policía% !1star* intentando extraer sus propias conclusiones 4 dudo que accedan a compartirlas. sin que al parecer al agresor le importe mucho la ciudad en que residen.entrometerme en el caso destru4endo las lógicas esperan-as de unos angustiados padres por mucho que tuviera la absoluta certe-a de que la ni a había muerto. 4a que han sido elegidos por el simple hecho de tener una hija de una cierta edad 4 características. 'ceptaba en cierto modo el hecho de haberme convertido en una mala copia del mítico barquero que atravesaba una 4 otra ve. <artolomé . !#. especializada en los sofisticados delitos de todo tipo que se cometen utilizando 75 . La sola idea de pasar por un trago similar al que había pasado en .uenca me ponía el vello de punta. sus posibles amigos o enemigos o su situación económica. *e he estado informando & por lo visto e/iste una «>rigada 8ecnol$gica».isneros coincidió en mi apreciación de que debía mantenerme al margen del problema. su ideología política. pero me negaba a convertirme de igual modo en una especie de enlutado 4 patético Mercurio( un aborrecible mensajero que llamaba a las puertas anunciando el fallecimiento de los seres queridos.

#$ué necesitas% !.reta a nivel planetario.los canales de internet. !#) qué podemos hacer% !#29odemos7% #6ignifica eso que me consideras parte de tu equipo% !="aturalmente> &ú mismo te sumaste desde el primer momento a ese equipo porque todo hombre de bien debe estar dispuesto a luchar contra los pederastas.a os. !#9or qué% !9orque por desgracia internet se ha convertido en una especie de laberinto de . pero que las localicen no significa que puedan impedir su difusi$n en otros «portales». Y mucho menos que consigan atraparle. #5 no% !0esde luego.opia de los archivos de la policía referentes a todos los casos de ni as desaparecidas en Madrid 4 sus alrededores en los últimos die. 76 . 8a4 quien asegura que contiene m*s información que todas las bibliotecas del mundo juntas. 4 me consta que eres un hombre de bien. "adie conseguiría encontrarla a no ser que fuera un 2iniciado7. 4 en este caso los 2iniciados7 son degenerados cu4a ma4or preocupación es mantenerse en la sombra 4 el m*s absoluto anonimato. por lo que es como si alguien subra4ara una palabra de una línea de una p*gina de un libro de cualquiera de una de esas miles de bibliotecas. &e pediré muchas cosas 4 sé que me las conceder*s porque no tienes nada mejor en que emplear tu dinero que en destruir a ese hijo de la gran puta. <esulta probable que ha&an localizado alguna de las p)ginas que cuelga en la red.

#'lgo m*s% !9onerme en contacto con alguno de los miembros de esa 2<rigada &ecnológica7 con el fin de que me explique con ma4or detalle cómo funcionan las redes ultra secretas en los 2?. aparte de que no me gusta ocultarle nada.7 e 2?. 6iempre hemos procurado que ignore que me relaciono con los muertos.omo comprender*s no puedo meterme en un tema tan delicado 4 de tanta envergadura sin que mi mujer tenga una qu" se trata..$7 de internet. 4 sin conocer ese 2peque o detalle7 resulta imposible que entienda a qué viene ahora todo esto. que 4o había mantenido una relación 77 . tanto tiempo después... 4 a mi modo de ver aún se encontraba en cierto modo obsesionada por el recuerdo de su adorado 4 malogrado 'lejandro.# clara idea sobre de !me escandalicé!. 9ero a cambio necesito que me permitas que le explique a María Luisa lo que est* sucediendo. Lancé un sonoro resoplido porque aquello venía a complicar las cosas. . había encontrado la estabilidad 4 una cierta pa. !.sufrimiento a causa de la desaparición de un hombre al que idolatraba. !0e acuerdo. había sido la amante apasionada 4 fiel de una de las víctimas del accidente de tren. &ras un largo período de lo que me constaba que había sido atro. una de las mujeres m*s hermosas 4 fascinantes que he conocido 4 de la que admito que estuve enamoriscado durante cierto tiempo.isneros. 4 pese a que entendiera sus ra-ones lo cierto es que no me apetecía que alguien m*s se convirtiera en copartícipe de mis secretos.!6e har* lo que se pueda. por lo que revelarle ahora. — 8oda la verdad.reo que ha llegado el momento de que lo sepa porque lo cierto es que con frecuencia me hace preguntas difíciles de contestar sobre detalles del accidente del tren que nunca tuvo mu4 claras. — !u" clase de «idea»# —5a verdad.espiritual junto a <artolomé . María Luisa Molina.

. aunque en realidad e/iste otra raz$n mucho m)s importante.con un Ale0andro &a muerto. —'orres un gran riesgo. — Y qu" necesidad tienes de poner en peligro una relaci$n que funciona a la perfecci$n# nada. 9ero como 4a te he dicho. no quiero ocultarle 78 . — Yes# —!ue me he dado cuenta de casi diaria !"inguna.. podría contribuir a reabrir unas heridas que en mi opini$n nunca habían cicatrizado por completo. —5o s".

he perdido el miedo a la muerte. !#) eso% m)s de cuanto tengo sin el antiguo temor a que me lo arrebaten de improviso. & por lo tanto so& mucho mas feliz pese a que me falten las piernas —alarg$ la !'hora la aguardo sin prisas pero sin inquietud.que desde que me confesaste cual era tu relaci$n con los difuntos. & cu)nto has aprendido sobre lo que nos espera en el m)s all). el modo tan natural con que hablas con ellos. disfruto 79 .

omo comprender*s. necesito que María 5uisa comparta esas mismas sensaciones.mano para posarla sobre mi antebrazo al tiempo que concluía con una leve sonrisa —. Admito que no necesit" meditar demasiado sobre cuanto me acababa de decir dado que &o era el primero en reconocer que el continuo trato con los muertos había contribuido de forma esencial a que mi vida fuera mucho m)s 80 . . queriéndola como la quiero.

pero de lo que sí abrigo una absoluta certe-a. pero al mismo tiempo mucho m)s rica & repleta de esperanzas. 9or lo general no se lamentan por haber perdido la vida.de garanti-ar que exista un 6er 6upremo que orqueste semejante caos. 81 . es de que los difuntos se resignan al hecho de estar muertos por mas que la ma4oría consideran que su fin les llegó demasiado pronto. 3s de suponer que incluso al m)s cre&ente de entre los cre&entes le asaltan en un determinado momento las dudas. pero de hecho me he convertido en due%o absoluto de la certeza de que nada termina en el momento en que el coraz$n de0a de latir. 1s cierto que aún no he conseguido averiguar cu*l es el destino final de quienes abandonan este mundo ni si en verdad lo que les aguarda es el premio o el castigo por sus actos. del mismo modo que no me siento capa.complicada.

0urante a os. ) el término 2inutilidad7 aplicado a un ser humano inteligente se convierte en sinónimo de defunción. !&ú sí. dígale a mi esposa que la necesito.isneros se limitó a apretar un botón 4 suplicar a través del interfono/ !9or favor.. pero 4o no !se aló con una leve sonrisa!. dado que plantas. pero dudo que te crea. Mentiría si dijese que María Luisa estaba m*s hermosa que nunca. ?gual daba que mis manecillas se alaran las dos 4 die. &endr* un montón de preguntas que hacerte. fui como un reloj que se limitaba a marcar las horas. hasta que los difuntos derribaron los muros de mi agobiante soledad. !9referiría no estar presente.queridos.o las siete 4 media( lo peor del hombre en soledad no es que nadie repare en él( es que se siente inútil. 3s posible que el hecho de estar relacionado con otras personas llegue a ser m)s importante que el hecho de respirar# sino por haber perdido a los seres 1l ser humano que vive en soledad.. 4 a mí menos que a nadie. ' nadie le importaba. a la espera de que mi m*quina interior se fatigara definitivamente. puesto que 82 . 4 ese es un tema del que puedo hablar con harto conocimiento de causa. <artolomé . puedes contarle la verdad. es como un hermoso reloj encerrado en un cajón( continúa marcando las horas porque su m*quina interna así se lo ordena pero en el fondo sabe mu4 bien que para nada sirve. ni tan siquiera con absoluta puntualidad. animales e individuos obtusos son los únicos que nunca se preguntan por qué o para qué viven. !=0e acuerdo> 6i te vas a sentir mejor.

.isneros!. 4 4o apenas tengo nada mas que unas piernas mu4 largas. .. !#) te parece normal% !quiso saber su cada ve. ni política. a lo que unía un cuerpo perfecto por lo que su marido la observó ciertamente arrobado. !0epende de lo que consideres 2normal7 en los tiempos en que nos ha tocado vivir. 4 trató de explicarle del modo m*s sencillo posible. o qui-* gracias a ello. 1sto4 pretendiendo hacerte comprender que 'quiles habla con los muertos.uando el bienintencionado hombre de la silla de ruedas hubo concluido su confusa 4 casi pintoresca exposición. 4 se refería al pobre 'lejandro como si fuera de la familia cuando me consta que apenas le había conocido en vida. 1l que acostumbre a hablar poco no significa que sea tonta. 4 a mi modo de ver no podía ser ni de mujeres. pero a pesar de ello. menos piernas. 1mpe-ando por nosotros mismos( tú lo tienes todo. tan sencillo que en cierto modo resultaba enrevesadamente cómico. lo que es a lo m*ximo a lo que puede aspirar una mujer. "o me gusta parlotear ni decir tonterías. le rogó que tomara asiento.m*s perplejo esposo. !=9ues va4a una noticia> !exclamó ella como si aquello se le antojara lo m*s natural del mundo. 6i siempre se ha sabido de personas que tienen el don de relacionarse con los espíritus. 6u marido 4 4o no pudimos evitar intercambiar una mirada de sorpresa 4 casi de incredulidad. 1n el caso de María Luisa la belle-a era sobre todo interna.estaba tan arrebatadora como siempre. nos compenetramos a la perfección. es que suelo reflexionar a fondo antes de decir nada.ómo que a qué viene% !protestó <artolomé . !#'caso lo sabías% !Mu4 estúpida hubiera sido de no haberlo imaginado.ontinuamente os reuníais a cuchichear en secreto. ni dinero. que 4o poseía el don de relacionarme con los muertos. !#) a qué viene a estas alturas contarme todo esto% !#. 'l propio tiempo 'quiles iba descubriendo cosas sobre el accidente que nadie m*s que los muertos podían saber. los enormes 4 expresivos ojos de María Luisa se volvieron hacia mí.. #por qué ra-ón no puede ser 'quiles uno de ellos% !#) por qué ni siquiera lo habías comentado% !9orque si disfrutabais como ni os con tanto secretito no encontr" motivos a la hora de 83 .

privaros de vuestra diversi$n. !#. rostro se iba desencajando 4 cambiando de color hasta volverse casi una m*scara cenicienta. !#$ué quieres decir% !$ue esa gente es diferente porque considera que el resto de los seres humanos hemos nacido para satisfacer sus apetitos. !#9uede estar alguien tan enfermo como para llegar a esos extremos de perversión% !"o te equivoques !le atajó <artolomé!. con bastante m*s coherencia de lo que lo había hecho su marido !dicho sea de paso 4 sin *nimo de alabarme!todo cuanto se refería a las ni as asesinadas. aunque en ocasiones nos inclinemos a considerarla así aunque solo sea por el hecho de que como personas normales no concebimos que se pueda disfrutar torturando a una criatura hasta matarla. —+e acuerdo. 4 pude advertir que a medida que avan-aba en mi relato su. 4 en el fondo de su alma se 84 . pero eso no constitu4e en sí mismo una enfermedad( en todo caso se le podría considerar una regresión. sobre todo teniendo en cuenta que estaba convencida de que algún día os veríais obligados a cont)rmelo todo.+e nuevo has demostrado ser la m)s lista#$ué opinas de todo esto% !#' qué te refieres exactamente% Le expliqué. La maldad no es una enfermedad. . por lo general sereno.egresión% #9or qué empleas la palabra 2regresión7% !9orque alguien que ha hecho una regresión sería aquel que ha dado un enorme paso atr*s en la evolución de la especie...

que en determinadas circunstancias. afortunadamente pocas. el poder económico o el poder político son formas de convertirse en 2re4 de la manada7. "acieron así. !La experiencia nos ense a. 0iría que incluso abiertamente fascista. los m"todos m)s e/peditivos son necesarios. 4 el ma4or error que se puede cometer es intentar reinsertarlos en la sociedad. —1unca te había oído hablar así —intervine. —=na actitud demasiado e/tremista —protest$ ella—. querida. pero aquellos a los que no les resulta tarea sencilla alcan-ar tales cotas de poder optan por intentar demostrar su superioridad convirtiéndose de depredadores de los m*s débiles. así morir*n. no se les puede curar. esta es una de ellas.considera a sí mismo algo así como el primitivo 2simio macho7 al que todo le estaba permitido porque se había erigido en el re4 de la manada. admito que 85 . La fuer-a bruta. !#) qué se puede hacer con ellos% !1liminarlos( aniquilarlos sin la menor consideración puesto que al no estar enfermos.

!#. pero cuando alguien. —6i no ha& otro remedio. La democracia no es mas que un conjunto de reglas de juego que debemos respetar.. —. Y me sorprende.# —pareci$ sorprenderse su marido al tiempo que hacía girar con 86 .esucitando la pena de muerte% !quiso saber una es+ candalizada *aría 5uisa.2ero qu" barbaridades estas diciendo— >arbaridades. nuestra obligación es aplicarles sus propias normas( en definitiva.. se niegan a respetarlas. como los terroristas o los asesinos de ni os.. no tolerar su existencia. —1unca habíamos tratado un tema tan sangrante —replic$ —..bastante inc$modo por la forma en que se había e/presado—.

3n mi oficina traba0a una secretaria a cu&o hi0o. según las absurdas le&es de una democracia demasiado d"bil & temerosa &a est" en libertad. pero le ha bastado con ponerse en huelga de hambre para que. que acababa de ingresar en la guardia civil. fue asesinado por un terrorista que tiene sobre su conciencia veinticinco muertes confesas. 87 .brusquedad su silla de ruedas cosa que solía hacer cuando se ponía nervioso—.

4 ni siquiera al reparar una ve. 4 cuando ese presuntuoso cerdo. @ranco no lo hubiera permitido. 88 . pude aceptar unas anacrónicas conclusiones. &an solo el garrote vil puede acabar con semejante escoria humana. que iban en contra de los m*s b*sicos derechos humanos que tantos a os 4 sangre nos han costado conquistar. torturar & asesinar a ninguna otra ni%a. que se ríe de sus víctimas mientras le ju-gan vuelva a matar. otra madre sentir* lo mismo. 9ero una cosa es segura/ si por casualidad logro atrapar a 2La >estia 2erfecta» no volver) a violar.1sa mujer considera que han asesinado a su hijo por segunda ve-. —1o esto& en absoluto de acuerdo contigo —di0e al fin —.m*s en los mu ones de sus piernas 4 comprender que permanecía encadenado a una silla de ruedas porque existían seres a los que nada importaba el sufrimiento ajeno. 8e de reconocer que me sorprendió tanto como a María Luisa la actitud retrógrada de un hombre al que siempre había considerado el paradigma de la ecuanimidad.

apitulo F 'licia . 4 no se separaba de ella m*s que para ir al colegio.. !$uiero que se la lleve. hi-o un leve gesto con la barbilla hacia una preciosa mu eca vestida de blanco que descansaba sobre la mesa central.. así como profundas ojeras. Lo primero que hi-o fue preguntarme por su hija 4 cuando le indiqué que se encontraba todo lo bien que puede encontrarse un difunto. 0ormían juntas porque fue lo último que su padre le regaló antes de caer enfermo. 4 al menor descuido continuaba 2evadiéndose7 de cuanto le rodeaba.. 4 a ella la advertí algo m*s tranquila 4 con mejor aspecto pese a que seguía mostrando una alarmante delgade-. .iméne.me telefoneó rog*ndome que fuera a verla 4 acudí ese mismo s*bado pese a que me espantaba la idea de volver a pasar tan mal rato como durante mi primera visita.oco no me ladró en esta ocasión. '$mo e/plicarle a aquella 89 . La estar* echando de menos.

pobre infeliz que los muertos &a no sienten apego hacia los bienes terrenales# #5 sí lo sienten% La verdad es que ni siquiera 4o acierto a saberlo. pero sí so& capaz de 90 . 1unca he 0ugado con mu%ecas & por lo tanto nunca he sabido lo que e/perimenta una ni%a con una en brazos. al igual que tampoco acierto a saber si una mu%eca con la que una ni%a ha convivido casi desde antes de tener uso de raz$n se puede considerar un simple «bien terrenal» o forma parte de sus sentimientos.

4 a su 2regreso7 91 . 9ensar en jimena provocó. se ausentó por unos instantes con la vista fija en el inquiri$ con un casi inaudible hilo de voz4 — 3sta aquí# Asentí en silencio por lo que insisti$4 exterior. Me constaba que .entender lo que se siente cuando no habiendo llegado a la pubertad.imena 4a no podría jugar con la mu eca ni llevarla a su cama. como solía ocurrir en ocasiones. quien de improviso experimentó una especie de violento estremecimiento. 4 podría verla a todas horas. tu padre desaparece de improviso & lo único que te queda de "l es lo último que te regal$ en vida. que hiciera acto de presencia sentada. pero lo que sí me constaba era que podría acariciarla. mu4 seria. cont*ndole sus sue os 4 cambi*ndole de ropa. qui-* ro-*ndola apenas. si es que dormía. recordando sin duda los momentos felices que pasó hablando con ella. al otro extremo del sof* en que se acomodaba su madre. donde fuera que durmiese.

1s qui-* lo único bueno que tienen las muertes prematuras. ni nadie cambiar* por muchos a os que usted consiga vivir. volvió el rostro hacia allí. —5a sangre de la ma&oría de los seres humanos permanece en otros seres humanos cuando ellos &a han sido olvidados — asegur" convencido de lo que decía—. La ve porque est* tal como la recuerda... dos gruesas l*grimas inundaron sus ojos 4 al poco murmuró/ !0aría lo que me queda de vida por verla. !La ve. porque el recuerdo de lo que signific$ con la esperan-a de que la sangre de 92 .!#0ónde% 6e la indiqué con un gesto. .erm)n no desapareciese para siempre. A mi modo de ver esa sangre carece de importancia si no se les recuerda. !9ero 4o so aba con verla hacerse una mujer.uando desaparecen los seres a los que amamos los convertimos en inmortales por lo que el tiempo no pasa para ellos. con sus coletas 4 su uniforme del colegio( nada ha cambiado en ella. ) ansiaba que me diera nietos .

probablemente porque resultaba imposible quedarse para siempre allí donde quiera que estuviese. !&ienes que intentar recordar todo cuanto puedas peque a. Me observó largamente.imena. ) no te lo pido por ti o por mí. 6i algo he conseguido aprender acerca de los vivos. 93 . 6upongo que te resultar* mu4 doloroso porque lo único que desear*s es olvidar tanto horror. conducir hasta ese depravado. 4 tienes que hacer un esfuer-o porque eres la única que nos puede que lo nuestro &a no tiene remedio. 3olvió.imena.quebrada!. mi miró de nuevo 4 al fin comentó/ !#. !musitó con vo. sino para evitar que otras ni%as & otros padres sufran lo que nosotras estamos sufriendo.. pero te cono-co bien. volvió el rostro hacia donde se encontraba su hija. quien se limitó a dirigirme una larga mirada 4 encogerse de hombros como queriendo indicar que no debía preocuparme 4a que pronto su madre estaría de nuevo entre nosotros. 4 cuando habló no se dirigió a mí.. en efecto. siempre fuiste una ni a valiente. sino al punto en que le había dicho que se encontraba .para nosotros una persona es mucho m)s importante que su sangre. dej*ndonos a solas con el perro que había ido a acurrucarse a los pies de .ómo se las ingenia para tener respuestas para todo% !8abiendo convivido durante dos a os con un pu ado de difuntos que no tenían otra cosa que hacer que plantearme preguntas difíciles de contestar. se lo debo a los muertos. 6e 2fue7 durante casi die.minutos.

$ue una madre le pidiera valor a una hija muerta a la que ni siquiera veía era m*s de lo que cualquier mente equilibrada pudiera soportar... pero me estaba sucediendo.+e improviso de0$ escapar un ronco sollozo & corri$ a la estancia vecina cerrando la puerta a sus espaldas. el miedo 4 que comen-aba a temblar en cuanto sonaba la música. !#8ar*s lo que te ha dicho% !Lo intentaré. — *úsica# !u" clase de 94 . 9ero de aquel tiempo lo único que recuerdo con claridad es el dolor. por lo que me qued" allí sentando pregunt)ndome por en"sima vez c$mo diablos era posible que hubiera llegado a encontrarme en situaciones tan absolutamente disparatadas.

Y ahora 95 . advertí que tenía seca la garganta. .iméne. 4 tras permanecer un rato contemplando las fotos de lo que fuera en un tiempo una familia felisobre la que las peores desgracias imaginables se habían cebado. verdad# —6í. ) café( mucho café.música# —*úsica de gente ma&or.semejara un cad*ver ambulante( debería llevar semanas sin comer nada decente.uando al fin abrió tenía los ojos rojos 4 lo primero que hi-o fue inquirir4 — Ya se ha ido.oco comen-ó a agitarse inquieto. me encaminé a la puerta tras la que había desaparecido 4 la golpeé repetidas veces. por lo que me encaminé a la cocina que se abría al fondo de la estancia. "o era de extra ar que 'licia . <ebí agua del grifo. 4 en la despensa tres sobres de sopa instant*nea. se ha ido. por lo que . 0esapareció. La desolación de la nevera resultaba patética/ un cartón de leche 4 un triste peda-o de queso rancio. 6obre la mesa pan de molde 4 unas galletas. pero ahora no quiero hablar de eso( ahora quiero que te ocupes de mi madre. — Apera# 1eg$ con un gesto desagrado al puntualizar4 de !9iano( cuando comen-aba a sonar el piano 4o sabía que mu4 pronto vendría a hacerme da o.

96 . !#. pero si no colabora. &iene que comer porque tiene que vivir para poder castigar al asesino de su hija. que tiene una casa enorme 4 toca el piano.vístase que nos vamos a cenar. por peque o que pare-ca resulta importante. de mediana edad. !. — !u" hacia antes# que tenía de reanudar su vida !&raducciones. 4 esto4 seguro de que poco a poco tanto . !#$uién es 'ndrea% !5tra ni a asesinada. 6e mostró de acuerdo en que era preferible que no le dijera a los 3illalba que su hija había muerto. 4 sobre todo paciente.on esos datos 4a podemos empe-ar a descartar sospechosos. observando a través del balcón como caía la noche sobre .uenca mientras la infeli. !)a le he dicho que no tengo hambre. @ue como darle de comer a un ni o caprichoso puesto que masticaba una u otra ve. resultar* mucho m*s difícil !hice un gesto hacia donde instantes antes se encontraba sentada su hija para a adir!/ Lo que le ha dicho ha servido de mucho. pero me mantuve firme.mujer hacía innegables esfuer-os a la hora de acabar con un enorme 4 apetitoso tro-o de carne. pero no importa. .imena como 'ndrea me ir*n proporcionando mas pistas. !"o tengo hambre. 4 a la hora del café procuré que la conversación discurriera por otros derroteros.cada bocado antes de tragarlo. !1n ese caso no ha4 m*s que hablar. !Lo supongo. Le prometí que lo atraparía 4 lo haré. !#0e veras% !)a sabemos algo m*s/ ese pervertido toca el piano.ada detalle.ree que eso es importante% Mucha gente toca el piano. 9ero no le diré nada m*s hasta que se ha4a comido una paletilla de cordero al horno con una buena ensalada. 6e trata de un hombre elegante. centr*ndome m*s en ella 4 en la necesidad por mu& difícil que pudiera resultarle.

ni para con un 0ios al que siempre respeté pero que me ha pagado con las monedas m*s amargas que nadie ha4a podido recibir jam*s.!#0e qué idioma% ?nglés 4 francés( mi padre era embajador 4 pasé casi toda mi infancia en el extranjero. aunque otros opinan que se trata de un trauma provocado por la muerte de mi marido. "o para con mi familia. como si todo volviera a ser como a os atr*s pero advierto que el simple hecho de regresar a la realidad me aterrori-a. !#) a qué lo atribu4e% !"o lo sé. aunque se trate de una estupidez. 8e pensado a menudo en quitarme la vida. esa realidad se ha vuelto del todo insoportable. !Lo comprendo. pero en los momentos en que me encuentro m*s lúcida me digo a mí misma que si me 97 . !#"o ha consultado con un médico% !Gnos creen que se trata de un principio del al-heimer. 8asta hace un par de a os daba clases en un instituto pero tras la muerte de :erm*n acabaron ech*ndome porque. ) con la desaparición de . — ?bligaci$n para con qui"n# —espet$ casi agresivamente —. !#9ersonalmente usted qué opina% !#) qué m*s da% Lo único que sé es que en ciertos momentos me siento bien.imena. «la vida continúa» & su obligaci$n es seguir adelante. como habr* podido advertir. 9ero como se suele decir en estos. casos. 6ufrió demasiado. que 4a no tengo. a menudo me quedo en blanco 4 eso asustaba a los chicos.

suicido 4 me condenan por ello.. los degenerados no tienen por qué haber nacido de padres degenerados.. $uien ha sido parte de mis desgracias !#1ntonces quién% !6upongo que la naturale-a. ni traer al mundo descendientes con sus mismas taras. 0ios creó la naturale-a pero imagino que no puede evitar que cometa errores. . o este tipo de perversiones. !#0el Gniverso % !0el Gniverso. pero que abriga serias dudas sobre sí mismo 4 sus m*s íntimas convicciones. incluso el m*s elemental. seré 4o quien m*s tenga que reclamar a quien no tiene derecho a ser 0uez de mis actos. ni producir hijos geniales.de enumerar cientos de constelaciones que se encuentran a millones de a os lu-. !#9retende hacerme creer que no interviene para nada la genética 4 un ser tan canallesco puede darse por generación espont*nea% !0e la misma manera que los genios no suelen nacer de padres geniales. La genialidad.ono-co un astrónomo capa. 4 por desgracia esa es la parte del ser humano. me ju-gue. 9robablemente los padres de 2La <estia 9erfecta7 eran personas decentes que tampoco tienen culpa de haber engendrado semejante aberración. es infinitamente m*s 98 . —1o creo que +ios tenga mucho que ver con lo que pasa por la mente de un asesino de ni%os. !#) a qué lo atribu4e% !' que un cerebro humano. tienen su origen en el cerebro. e incluso del Gniverso. que menos conocemos.

ca$tico o imprevisible como cualquier otro. imprevisible 4 an*rquico que mil millones de estrellas que.complejo.. con el agravante de que a causa de la muerte de su marido & de su hi0a se encuentra sometido a una e/cesiva presi$n. suelen moverse dentro de unos par*metros que conseguiremos entender cuando aprendemos a analizarlos. supongo que ser) tan an)rquico.. sino tan solo meditabunda mientras contemplaba las luces lejanas. —Y en su opini$n mi cerebro es an)rquico. caótico. ca$tico o imprevisible# —6í. no ausente. 9ermaneció largo rato en silencio. 4 al fin me 99 mir$ . al fin 4 al cabo.

seguro de lo que decía4 —'reo que est) buscando en algún tipo de locura una especie de refugio contra el dolor.directamente a los o0os para decir4 — 'ree que me esto& volviendo loca# 1egu" con la cabeza. —2robablemente se debe al hecho de que mi dolor es tan grande que ni la ma&or de las locuras consigue abarcarlo 100 . pero no acaba de encontrarlo.

ómo puede estar tan seguro% !9orque he tratado con muchos difuntos. !' mí 4a poco me importa considerarme o no un ser humano si por el hecho de serlo tengo que pasar por lo que esto4 pasando. 6talin. 6iendo sincero admito que en ocasiones le pase por la cabe-a la idea de poner fin a su vida como la mejor forma de dejar de sufrir( es una vía de escape que a diario eligen miles de seres humanos. mientras que quien ha perdido la capacidad de ra-onar ha dejado de serlo.de violar 4 asesinar por mero placer. 4 aceptarla o no tan solo depende de la propia conciencia. ) al fin 4 al cabo. — Y qu" otro modo e/iste# 101 . porque es un castigo mil veces peor que la muerte. —7isto de ese modo. !me &iene ra-ón 4 lo que realmente desearía es que la locura me invadiera hasta el punto de hacer desaparecer el dolor. !1n ello confío. o tantos otros que no dudaron en masacrar a millones de inocentes% 9ese a lo que usted opine. <ush. #qué significa que te consideren un ser humano% #9ertenecer a la única especie animal capa.replic$ con lo que pretendía ser un esbozo de amarga sonrisa—... esto de formar parte de la especie humana no es algo como para tirar cohetes o sentirse especialmente orgulloso. a pesar de llevar a os bajo tierra continúan siendo en cierto modo seres humanos. @ranco. pero dudo que lo consiga. o tener una genética casi idéntica a la de 8itler. 4 aunque algunos opinan que lo peor de todo es estar muertos. 9ero lo que no admito es que se plantee el camino de la locura. sino m*s bien todo lo contrario. !#.

La triste realidad es que los seres humanos nos devoramos sin ra-ón los unos a los otros incluso cuando no tenemos hambre.6iempre me ha molestado esa frase tan socorrida4 «3l hombre es un lobo para el hombre». !"o acabo de entender a qué se refiere.. por el simple placer 102 . a veces creo que m)s vale estar loca que continuar consider)ndose un ser humano. volviendo al principio. —? sea que. 5jal* lo fuera porque eso eliminaría la ma4or parte de nuestros problemas. da o por envidia.on demasiada frecuencia nos hacemos de demostrar nuestra superioridad o por vengar lo que suponíamos una ofensa. .. !Me refiero a que si el hombre se comportara como un auténtico lobo tan solo haría da o a otros hombres cuando su hambre le acuciara en exceso( en ese caso se limitaría a devorar a un par de ellos. por racismo. pero al resto los dejaría en pa-. !1n eso admito que tiene ra-ón.

#$uién pudo ser% !)o. sino una mu0er. con acento sudamericano !1so cambia mucho las cosas. no fue un hombre. ves tida con unos 103 . tal como solía decir (imena.apitulo H en un coche. joven 4 atractiva. . 'ndrea asegura que quien la abordó en la calle 4 la introdujo !#Gna mujer% #$ué clase de mujer% !Gna muchacha joven 4 guapa.& por ello no me importa que de tanto en tanto «me marche a otra ciudad». La observé con atención( era en efecto.

!#) quién eres tú% !#$uién 2so47 o quién 2era7% !#$uién eras% !Me llamaba 5maira. ninguno auténtico.estrechos pantalones téjanos 4 una camiseta sin mangas impropia del lugar 4 la época del a o. puesto que fui adoptando !#1ncargo de quién% !0el mismo 2co o e madre7 que me pegó un tiro 4 me abandonó en un mí —me observ$ con aquellos o0os sin brillo que parecían mirar sin bosque en el que aún continúa lo poco que queda de 104 . 4 mi apellido poco importa( tuve muchos. la ma&or parte de las cosas que hice en mi vida no las hice por capricho sino por obligaci$n o por encargo. aunque aquellos que m)s me convenían según las circunstancias. — 2or qu" raptaste a la ni%a# —2or encargo.

4 si eliges ser sicario aceptas que probablemente acabar*s a tiros. !6icario. !1s que eso último 4o no lo sabía. 9ero antes de que pudiera 105 . !)a.uando acepté el encargo lo hice convencida de que se trataba de un simple negocio( un 2secuestro+exprés7 de los que tan a menudo se producen en mi país. si eliges ser puta asumes que pueden pegarte una gonorrea. no. . !6iempre imaginé que ese era un oficio reservado a los hombres !#'caso no ha oído hablar de la igualdad de sexos% 1n mi país algunas mujeres decidimos hace tiempo que apretar un gatillo exige menor esfuer-o que mam*rsela a un borracho. "o obstante. ) de las mejores. al tiempo que se encogía de hombros con sincera indife rencia—. 6i eliges ser criada sabes que te saldr*n callos en las rodillas. ) menos aún raptar a una ni a a sabiendas de que van a violarla 4 asesinarla. !#Le sorprende% !' mí casi nada me sorprende.ver. 2ero no me que0o. ) rinde m*s beneficios. la sífilis e incluso el sida. querida. encaminado a sacarle algún dinero a una familia a la que le sobraba la plata. !#) eso% !Me administraron una dosis completa de la medicina que había estado administrando desde el día en que le abrí las tripas a un 2pendejo7. siempre he considerado que matar por dinero es algo que no concuerda con el temperamento femenino. 8e visto tantas cosas durante estos últimos a os que incluso la visita de un extraterrestre se me antojaría normal. 6abía que tenía que acabar así. !#6icario% 'firmó convencida. all* en Medellín.

*e gustaría ver a ese «cono e madre» quem)ndose a mi lado en los infiernos. pero por desgracia en este tipo de negocios nadie suele dar su nombre. enterarme de qué !#. — !ui"n# —6i lo supiera se lo diría. *e contrat$ a trav"s de un intermediario. se canse de ese 106 . o que tal ve-.ómo era% !'lto 4 con mu4 buena planta de tal modo que no me hubiera importado enrollarme con él porque ni siquiera se me pasó por la cabe-a la idea de que lo que en verdad le gustaba eran las ni as. "o cabe duda de que pese a que creas que te las sabes todas un mal día aparece un cabrón que te demuestra que en el fondo eres la misma 2bolsiclona7 que se dejó embara-ar cuando acaba de cumplir quince a os. como su madre. como su madre. !#&ienes hijos% !Gna mocosa que se ha quedado sola 4 acabar* pateando las calles de Medellín.iba la cosa me pagaron con plomo.

6in embargo ahora parece ser que pretende pedirme cuentas por enviar de vuelta a casa a unos cuantos tiempo. — Y c$mo se llega a seme0ante conclusi$n# —5a respuesta no es «c$mo». <ealmente cree que tiene derecho a hacerlo# —3sa es una de las preguntas que. 4 que 4o sepa nunca ha asomado la jeta por allí.oficio 4 llegue a la conclusión que resulta m)s c$modo empu%ar un arma. sino «cu)ndo» o «por qu"». ' partir de ese momento todo resultó m*s sencillo. Me arreó un rodilla-o que me desencajó la mandíbula.olombia. 1n mi caso fue una noche en lo que tenía que meterme en la boca era demasiado grande 4 pestilente lo que provocó que le vomitara encima al mu4 guarro. de un modo u otro. !=0ios <endito> !0ios nunca se ha preocupado por averiguar donde carajo queda . m)s feligreses antes de 107 . pero a cambio le rajé desde el esternón hasta el ombligo para esparcir sus tripas sobre las s*banas.

!1n estos momentos tan solo sé que me pegaron un tiro 4 me abandonaron como a un perro.vengo escuchando en los últimos tiempos. como aseguras. pero ignoro cu*nto tiempo hace de eso. !6i. si es que en verdad e/iste. 8ienes alguna idea sobre el punto en que se encuentra ese 108 . ciertamente> 6obre todo para alguien que. si es que no las he atravesado 4a. a e/igir a sus criaturas lo que "l mismo no se ha e/igido nunca# !#) a qué conclusión ha llegado% !' ninguna. !#'ún no lo sabes con exactitud% "egó convencida al tiempo que seguía con la mirada los movimientos de 'ndrea que se encontraba al otro lado de la rosaleda. !=:ran a4uda. como 4o. junto a la casa de mu ecas. ni qué ocurrió m*s tarde. 8iene derecho +ios. est* a las puertas del infierno. fuiste tú quien secuestró a 'ndrea me sorprende que aún no ha&an descubierto tu cad)ver.

entre azul & verdoso. #$ué marca de coche usaba% !+Gn Mercedes. =. ese tal +ouglas. 8abíame de él. 8an solo llevaba tres meses en 3spa%a. 4 conociendo como conocía todos los trucos de la gente de mi oficio.Algo es algo. negro. ni siquiera se me pasó por la cabe-a que aquel baboso pudiera madrugarme con tanta facilidad como lo hi-o. cuando hace de malo. de hace siete u ocho a os pero impecablemente cuidado.olor del pelo% !.bosque# —1i la m)s pu%etera.?0os# —'laros.asta o. !#. !' ese que tú llamas baboso le apodan en realidad 2La <estia 9erfecta7. 9robablemente fue eso lo que me confió( acostumbrada como estaba a andar siempre 2ojo pel*o7. !)a le he dicho cuanto sé.oder>. grande. —. !?ntenta recordar algún detalle que me pueda servir para atraparle. 109 . 6e parece un poco a un actor que a mí me gusta. en Medellín me aseguraron que este era un país tranquilo en el que se trabajaba sin correr riesgos. 4 tengo ra-ones para creer que se ha ganado a pulso el apelativo.

!#&e importaría explicarme con detalle cómo ocurrieron las cosas% #0ónde te encontraste con él. =.!#Le reconocerías si volviera a verle% !"aturalmente( el careto de ese malnacido con su ridículo bigotito no se me olvidar) mientras viva —se hubiera echado a reír a no ser por que el hecho de que los difuntos nunca ríen—.. c$mo echo de menos una buena ra&a.# —. como llevasteis a cabo el secuestro.1o ha& problema.orrijo> "o se me olvidar* por el resto de la eternidad. etc"tera..+iablos.. la coca solía aclararme las ideas. *i contacto me di0o que me recogerían a las puertas de un 110 ..

& estaba claro que tenía mu& bien estudiados sus movimientos.restaurante de 6egovia. & así fue. 0usto frente al acueducto. A la hora indicada la ni%a sali$ de la casa que me había indicado. la seguí. *e llev$ a una calle0a solitaria. me apro/im" a ella. le pregunt" por una direcci$n que llevaba apuntada en un papel. me indic$ lo que tenía que hacer cuando la criatura hiciera su aparici$n. & en cuanto se descuid$ le puse un pa%uelo con "ter en la boca 111 .

+e calibre treinta & ocho. se lo aseguro( 112 .. cercanas a *adrid. limpiamente 4 sin testigos. cuando empecé a sospechar le pedí me las dio el hi0o de la gran puta.de hacerle da o a una mocosa. se or.. 9or eso.1i la m)s mínima—2or lo que veo ese maldito suele actuar en ciudades peque%as. se or> 'dmito que le he administrado 2matita café7 a muchos tipos que probablemente se lo merecían. =) bien que !=1lemental> 6e supone que las ciudades peque as son m*s seguras 4 por lo tanto la gente menos desconfiada. pero nunca hubiera sido capa.& en ese momento apareci$ el coche. — 8ienes idea de por qu" eligi$ 6egovia# —. la metí en el maletero & nos largamos.. &odo sucedió mu4 r*pido. 1se tipo es mu4 listo. !#6eguro que no sospechaste que lo que pretendía era abusar de ella 4 asesinarla% !=6eguro. explicaciones.

una aseveración indiscutible. era de que no existía para mí otra ra-ón de ser que acabar con semejante aberración de la naturale-a. por lo que <artolomé .peg*rmela a mí no es cosa f*cil. cerlo. ) si alguna duda. por peque a que fuera. en efecto. pero lo consiguió sin el menor esfuer-o. se disipó una fría ma ana en que 21l Monstruo7 vino a verme para comunicarme que una 2bestia difunta7 le había proporcionado la compleja clave de acceso a la p*gina de internet de 2La <estia 9erfecta7( un secreto que tan solo los mu4 113 . Lógicamente mi acostumbrada penuria económica se resentiría. era la imperiosa necesidad de destruir cuanto antes a semejante animal. por mu4 bestia 4 mu4 perfecta que fuera. 6i se ha propuesto atraparle lo va a tener mu4 crudo. me quedaba. 4 aunque en verdad fuera tan listo como 5maira aseguraba. ) 2La <estia 9erfecta7. 6i hubiera tenido que humillarme. pero abrigaba la esperan-a de que poco a poco conseguiría darle algún sentido a un complejo rompecabe-as cu4o premio sería salvar vidas. 2Los muertos no hablan7 había dejado de ser. Lo tenía crudo. 1s verdad que hasta el momento no me habían proporcionado ninguna indicación que me llevara hasta él. 'cepté su oferta convencido como estaba de que tanto su obligación como la mía.isneros no dudó al se alar que aportaría de su bolsillo cuanto a partir de aquel momento dejara de ingresar de la administración pública. 0ecidí dedicar todo mi tiempo a la difícil tarea que tenía por delante por lo que solicité en el ministerio una excedencia temporal que no me costó demasiado obtener dado que se me consideraba mu4 bien desde que a4udé a resolver el tema del accidente del tren de alta velocidad. 6i hubiera tenido que mendigar no hubiera dudado en ha 6i hubiera tenido que matar no me lo habría pensado dos veces. tampoco. pero si había algo de lo que estuviera absolutamente convencido. en este caso. no contaba con ello. 4 adoptara todas las medidas de seguridad imaginables. estaba seguro de que jam*s se le había pasado por la mente la idea de que sus víctimas pudieran acudir en mi a4uda.

. !#$ué vas a hacer% !se alarmó!. o acabar)s en la c)rcel. !"o. por lo que te conviertes en un candidato perfecto a violador e incluso asesino de ni os. !#) qué debo hacer para entrar en esa p*gina sin que me localice la policía# 114 .iniciados conocían.. desde luego( no tienes nada que ocultar. 6i entras en esa p*gina corres el riesgo de que pronto o tarde la policía te localice 4 te meta en el trullo. —5a verdad es que no lo había pensado. 9ero eres un 2varón de cierta edad7 que vive solo en un caserón rodeado de bosques 4 conoces la clave de acceso a la p*gina de los peores pederastas. . &endrías que pasarte a os aclarando que fue un muerto quien te proporcionó esa dirección de internet 4 dudo que nadie te cre4era por mucho empe o que pusieras en ello. —2ues en el mundo en que pretendes entrar debes acostumbrarte a pensar mu& bien cada paso. !hi-o una corta pausa para a adir!/ 5 muerto.uando hice el gesto de encender el ordenador alargó la mano con el fin de impedírmelo. !"o tengo nada que ocultar.

=3edla>. tan dulce 4 delicada. permitid que vuestra imaginaci$n vuele mu& le0os. 5s la ofre-co como un raro presente. compartirlo conmigo. escoge al ordenador m)s le0ano a los otros usuarios & por nada del mundo te conectes a esta p)gina m)s de cinco minutos seguidos. en el último instante> disfrutad del momento. =3edla por última ve-.—3s f)cil4 ve a un «cibercaf"» que no est" mu& concurrido. 115 . tan hermosa. 'ambia de «cibercaf"» cada vez. & así estar)s seguro que nadie puede rastrear tus cone/iones.

ni dolor. cada minuto es mío 4 lo exprimo al segundo( busco el placer sin hacer concesiones. mato cuando la muerte me excita. siempre 6us guada as de guerra siegan los campos de amapolas. ni nada habr* después. 116 . el bien 4 el mal tan solo son palabras que inventó algún cobarde que se temía a sí mismo. tan solo sois testigos & el mirar no hace da%o.ierto> ser) compensando por tan dulces recuerdos.onstitu4ó la cima del placer. =. =. =.ierto> . 8ago sufrir si ello me complace. 3ero cualquier castigo que me impongan en vida 'quellos que me imit*is sabéis que es cierto. aunque mu4 corto. 8an solo e/istir) la muerte. porque cuando una losa me cubra para no e/istir) placer.$ue corra el semen 4 el cuerpo se estreme-ca. ni fuego. "ada hubo antes. Me hi-o feli. ni grandeza.ierto> 6ufrió lo que 4o nunca sufriré si no existe el infierno. )o cargo con las culpas.apenas unas horas. e incendio cuando el fuego me hace grande. pero persiguen 4 ejecutan a quien arranca una sola.

sin que se ponga fin a su agonía. 4 el sida los mata.. otros de otro. a millones. los mata la sed. a miles.$uienes me ju-gan los dejan morir de hambre. & quienes me 0uzgan violaron a sus madres. !uienes me 0uzgan asesinaron a sus padres. 4 quienes me ju-gan bombardean sus hogares. 117 . .8anta belleza perdida. La guerra los mata..8anto placer desperdiciado8ero castigan duramente a quien arranca una sola ' cientos. el hambre los mata. Gnos lo hicieron en nombre de un dios. pero es la misma mentira repetida mil veces cada día.

amapola de sus campos de minas. pero condenan el consumo de tabaco. le&es que aceptan que se arro0en bombas. pero prohiben hacerle da%o a un perro. le&es que 0ustifican invadir un país el mismo día que se e0ecuta a un loco !u"me importa que me "o escuchéis a quien valora en m*s una vida que ciento 118 . porque han creado las le&es a su imagen. le&es que permiten aniquilar a todo un pueblo.

llegué a la conclusión de que tal ve. 4 que por desgracia acababa de comprobar que existían realmente pese a que demasiado a menudo aún me resistiera a aceptarlo.llamen monstruo# #$ué me importa que me llamen bestia% de un cad)ver que se pudre ba0o tierra. "o so4 m*s que la mota de caspa La <estia 9erfecta 'bandoné el 2cibercafé7 con la sensación de haber sido uno de los degenerados que mentalmente habían violado a 'ndrea a través de internet. si era capa.de disfrutar 2versificando7 ante el cad*ver de una criatura a la que acababa de asesinar% &uve que tomar asiento en un banco del parque m*s cercano con la vana intención de calmar unos nervios que tenía a flor e piel. 4 haber pasado a formar parte de aquella legión de tenebrosos e incalificables seres que habitaban en las m*s oscuras cavernas del cerebro humano.lo que m*s me impresionaba de todo ello era la descarada 119 . 4 el hecho de contemplar a un grupo de ni os que jugaban entre los *rboles me obligó a buscar a mi alrededor con la mirada. Gna serie de fotografías en ana pantalla. venían a demostrarme de una forma harto evidente que 2La <estia 9erfecta7 no era tan solo fruto de la desbordada imaginación de un muerto. . como si temiera que alguno de ios escasos transeúntes que deambulaban por las proximidades pudiera resultar un pederasta al acecho.uando al fin conseguí anali-ar con cierta frialdad la brutal impresión que me había producido la contemplación de aquellas horrendas fotografías. unos descarnados versos que demostraban un profundo desprecio hacia cualquier principio moral 4 la desmedida soberbia de quien se considera a sí mismo superior a cuantos le rodeaban. #8asta qué punto podía haber llegado a pudrirse el alma de un hombre que por su forma de escribir se presuponía que tenía suficiente cultura 4 educación. o el hecho de haber leído tan demoníaco canto a la barbarie.

. Al día siguiente me fui a otro «cibercaf"». !La diferencia entre 2las bestias7 4 2los monstruos7 estriba en que los primeros se enorgullecen de sus actos 4 los segundos nos arrepentimos.ecordé la frase 4 llegué a la conclusión de que aquella no era mas que una nueva faceta del viejo dicho de que se aprecia m*s el defecto propio que la virtud ajena. se sabía tan total 4 desesperadamente impotente que tenía la ineludible necesidad de buscar una justificación a sus actos o de lo contrario se vería obligado a colgarse del *rbol m*s próximo. residía su ma&or debilidad. volví a conectar con su p)gina & le envi" un mensa0e4 conclusión de que en la 120 . sin tener en cuenta que él era el mejor exponente de la decadencia 4 la corrupción de dicha sociedad. violar 4 asesinar a una ni a. se sentía a salvo entre los recovecos de internet 4 en la certe-a de su anonimato. 4 tratara de justificarse como quiera que lo hiciera. por lo que fue en la soledad de aquel banco de aquel parque donde llegué a la fe ciega que tenía en su impunidad. @uera quien fuera. ) esa justificación no podía ser otra que proclamar a los cuatro vientos que sus abominables miserias no eran en realidad mas que una justa 4 lógica rebelión contra una sociedad decadente 4 corrompida.prepotencia 4 la demoledora sensación de impunidad que emanaba de la forma de comportarse de un personaje que se mostraba tan abiertamente endiosado. Gn individuo que para conseguir una erección necesitaba torturar.

.le temblaría el pulso 4 se sentiría humillado ante unos seguidores que empe-arían a plantearse que era en realidad un chapucero que de0aba vivas a sus víctimas. puesto que a los pocos instantes lleg$ la respuesta4 aquel a quien tanto admiraban 121 . sin cerciorarte de que estaba muerta. Ahora ando tras la pista de tu *ercedes negro.ometiste un error al dejarme tirada en aquel bosque Me habría encantado ver su rostro en el momento de leer el mensaje. *e alegr$ comprobar que en "l podía m)s la soberbia que la prudencia. .omo bestia no eres tan perfecta como aseguras. convencido como estaba de que. qui-* por primera ve.

E igualmente fascistas. "o puedo negar que disfruté al imagin*rmelo tumbado en la cama. aterrori-ado por la idea de que una asesina profesional que le conocía en persona seguía con vida 4 dispuesta a vengarse.Estabas muerta y bien muerta. Le contesté de inmediato/ Peor para ti si es una muerta la que te persigue. Yo nunca cometo errores. En realidad no eres mas que un fascista impotente. 1n esta ocasión no recibí respuesta. tan impotentes como tú. 4 en verdad tampoco la esperaba porque quien quiera que fuese que había recibido tan inesperados 4 sorprendentes mensajes debía necesitar mucho tiempo para asimilar su significado. Empieza por afeitarte ese ridículo bigotito. Y quienes te siguen. 122 .

'l ser testigo en primer plano de cómo la cabe-a de 5maira reventaba a causa del impacto de una bala de gran calibre. de lo que me parecía 1spa a 4 de lo bien cuidado que tenía un coche que estaba a punto de llegar al medio de mill$n de Bil$metros. o hasta qué punto resultaba factible que al cabo de unos días su víctima se encontrara en disposición de amena-arle.*edio mill$n 123 .memoria> . !"o recuerdo que habl*ramos de nada en especial. se limitó a encogerse de hombros antes de se alar/ !8ablamos del tiempo. lo que a mi modo de ver le obligaba a sentir miedo. !1s que no tiene por qué ser especial. #o qui-* sería mejor decir la difunta colombiana%.#$ué estaría pasando en esos momentos por su mente% 6in duda se preguntaría si entraba dentro de lo posible que hubiera cometido un error tan estúpido como dejar con vida a una persona a la que le había disparado un tiro en la nuca. 0ebía sentirse como quien descubre una grieta en los cimientos de su inaccesible fortale-a. debería resultarle inadmisible que su cerebro destro-ado fuera capa. por nimio que pare-ca puede contribuir a que pierda los nervios( algo de lo que hablarais que le conven-a de que se trata efectivamente de ti. 1llo contribuiría a salvar vidas 4 me concedía un cierto margen de tiempo. para lo cual necesitaba que 5maira me proporcionara nuevos datos que a adieran credibilidad al relato. 4 menos aún de recordar la marca de su coche o la forma de su bigote. La colombiana. —. La mejor forma que existía de resquebrajar aún m*s sus defensas era continuar acos*ndole. "ormalmente nadie habla de nada 2especial7( basta con hacer referencia al tema. 2La <estia 9erfecta7 no se decidiera a actuar por el momento. 4 por lo tanto resultaba hasta cierto punto sensato suponer que dadas las circunstancias. !"o se me ocurre nada. ) si había algo de lo que estaba convencido era de que cuando alguien siente miedo. !=8a.de coordinar una sola idea sensata. no se arriesga.ualquier detalle.

. 'hora lo estaría. #$ué respuesta había% 1n aquellos momentos se estaría preguntando si realmente la policía estaba al corriente de las especiales características de su vehículo. Hay pocos Mercedes negros con medio millón de ilómetros a cuestas.Bil$metros. ) se sentía particularmente orgulloso de él porque *i siguiente mensa0e debi$ ponerle bastante nervioso. te estarán esperando. la verdad es que el carro aparecía impecable. La Bestia Perfecta tan para "o obtuve respuesta. cosa de la que no podía estar seguro. era probable que se preguntaran quién se dedicaba a 124 . Lo que sí hacían era 2marcarlas7 por medio de un sofisticado sistema inform*tico que permitía seguirles el rastro por los canales de internet 4 locali-ar a los que accedían a ellas.. 6egún 21l Monstruo7 la policía solía acceder a aquellas p*ginas aunque la ma4or parte de las veces no consiguiera evitar que se colgaran en la red. !1s lo que él aseguraba.3so si que es raro. 1n el caso de que la policía hubiese detectado ésta. La próxima vez que lleves tu coche a reparar. Y ninguno que pertenezca a un pederasta estúpido como hacerse llamar.

. —3ntra dentro de lo posible ningún canon de 125 . 0e la misma forma que un ciego no concibe los colores. como nosotros. "uestra imaginación consigue que ese compacto amasijo de hojas ser convierta en la flor m*s perfecta que jam*s pueda existir. prefiramos un capullo cerrado a una flor en todo su esplendor. !1n verdad que no lo entiendo. repito. o un sordo de nacimiento ni siquiera imagina lo que puede ser la música. $uiero suponer que estaba asustado. 4 de actuar en las sombras a sentirse observado desde las oscuridad cuando la lu. por lo que elegimos desgarrar el capullo. ) eso sí que no responde a comportamiento.proporcionarles una información tan valiosa como poco ortodoxa sobre un pederasta asesino. Gn capullo cerrado no es nada. 9ero por esa regla de tres tú eres el m*s loco de todos puesto que eres el único que se relaciona con los muertos.. !=1st*is locos> !6i partimos del hecho de que a todos aquellos que no responden a los c*nones que la sociedad ha establecido se les tacha de locos. antes de permitir que la flor se abra 4 nos decepcione. 1n este caso en particular no resultaba en absoluto sencillo tratar de introducirse en la mente de un hombre que disfrutaba torturando a una criatura. ) lo supongo por el hecho de que si algo he aprendido en este tiempo. !"o te esfuerces. &al ve.de un potente foco le iluminaba. 9or m*s que lo intentara no alcan-aba a entender por qué ra-ón aquellas escenas tenían la 2virtud7 de excitar sexualmente a alguien. un ser humano 2normal7 nunca entender* que existan personas que.por primera ve.en su vida 2La <estia7 estaba experimentando la desagradable sensación de haber pasado de perseguidor a perseguido. destro-*ndolo. ) no es tarea f*cil. 'dmito que en cierto modo aquella inusual forma de acosarle se estaba convirtiendo en una especie de juego cu4o principal objetivo era. !1s la promesa de algo maravilloso. es a olvidar mi propia forma de sentir 4 pensar con el fin de colocarme en el lugar de mi oponente. conseguir que perdiera la ciega confian-a que demostraba tener en sí mismo 4 en su total impunidad. ciertamente lo estamos. 4 tuvo que ser 21l Monstruo7 quien acudiera en mi a4uda.

con una colombiana a la que le volaron la cabeza. para atrapar a un ser tan desquiciado como 2La <estia 9erfecta7 se necesitaba a alguien aún m*s desquiciado.que sea cierto. Y la m)s eficaz. como le resulta imposible a un pederasta e/plicar la raz$n por la que le atraen los ni%os. o con dos ni%as asesinadas. pero me consolaba la idea de que. "o respetar las reglas es la única opción que queda a la hora luchar contra quienes respetan ninguna regla. al menos eso 126 de no . por qu" raz$n hablas conmigo. !Lo es si te detienes a pensar que tan difícil resulta explicar 1staba en lo cierto( mal que me pesara acertaba al afirmar que la mía era la m*s grave de las locuras imaginables.

creía en aquellos momentos. como pianista eres un aut ntico desastre. era la de contraatacar con sus propias armas4 el miedo & la impunidad. que comenzara a sospechar que sus víctimas le perseguían desde el 127 . por enferma que estuviera esa mente. *i nuevo paso fue aún m)s all). ser un chapucero. !"e acuerdas de #imena$ !imena opina que si como asesino has demostrado #$ué pasaría por la mente de un hombre.

menospreciar su egolatría. 'ien en 1mpecé a abrigar el convencimiento de que el camino m*s directo pasaba por herir su amor propio. %hora sí que ya no eres mas que la mota de caspa de un cad&'er que se pudre ba(o tierra. por lo que a mi modo de ver has asumido una responsabilidad excesiva !agitó una 4 otra ve. !1n ese caso cometer* errores que nos permitir*n atraparlo. atemori-arle.m)s all)# 6u respuesta me dio la pauta a seguir.odear de fuego al alacr*n hasta que acabe por clavarse su propio aguijón. !9uede que tengas ra-ón 4 esa sea la fórmula !admitió <artolomé . 9ero me preocupa que en su desesperación se lance a atacar con m*s sa a. #uienes te creen omnipotente harán abandonarte. !9ero para que cometa esos errores alguna criatura tendr* que pagar las consecuencias. 4 llevarle al convencimiento de que había perdido su impunidad.isneros cuando le puse al corriente de mis planes!. .la cabe-a negativamente al a adir!/ &al ve- 128 . "#ui$n demonios eres% &na 'estia mucho más per(ecta que t).

3s lo que &o haría. porque no creo que hubiéramos convencido a la policía de que colaborara bas*ndonos en las informaciones de una difunta. esperar a que 129 . arriesg)ndose a perder a su !&al ve. siguiendo las normas. —8ú sí. Y cualquier persona normal.opte por ocultarse una temporada. !9odría llevarnos meses !le contradije!.hubiera sido mejor seguir en silencio la pista de ese coche. ) 4a hemos visto que. las aguas vuelvan a su cauce & reaparecer cuando se sienta nuevamente seguro — intervino *aría 5uisa que hasta ese momento se había limitado a escuchar—.. 5 tal ve. 2ero "l nunca se conformar) con una derrota aunque sea temporal. ni la policía ni nadie ha conseguido destruirle..a os.

!#. ni tú. querida. como haci"ndolo.. ni 4o. Alardea de ser «5a >estia 2erfecta» & esto& convencido de que disfruta tanto vanaglori)ndose de haber matado & violado a una criatura..ómo se puede llegar a tener un cerebro tan putrefacto% !1so. 130 . ni nadie conseguir* averiguarlo nunca. 6i estuvi"ramos capacitados para ponernos en su lugar nos resultaría sencillo aniquilarlos porque el principal problema estriba en que luchamos contra seres a los que no entendemos. 9ara él exponer esas fotos en la red equivale a repetir el acto.corte de admiradores.

1n primer lugar porque no esto4 seguro de que exista el infierno.. 'cudió a acomodarse en la butaca.ree que en el infierno ser*n menos duros conmigo si me esfuerzo por evitar que otras madres sufran lo que esa pobre mu0er est) sufriendo# !"o tengo ni la menor idea. cabría afirmar que se esfor-aba por abandonar el profundo po-o de desesperación en el que se encontraba sumida desde la muerte de su hija. 4 era sincero!. sentada casi en el mismo lugar en que acostumbraba a sentarse . pero en el caso de existir dudo que las buenas obras que se ejecuten después de muerto se computen de la misma forma que si se hubieran hecho en vida. frente a mi mesa. 131 . !#. — 3st) aquí ahora# !"o. 4 al regresar a mi despacho me desconcertó descubrir que 5maira la observaba a través de la ventana..imena.. 1sta es la -ona por la que suele moverse.apitulo I 'licia .se presentó una ma ana en mi casa de forma inesperada. &enía bastante mejor aspecto que la última ve. !#Le importaría que me quedara un rato% !1n absoluto.que nos vimos. debido sin duda al hecho de que se había alimentado de una forma algo m*s coherente. !repliqué. La llevé al jardín posterior al tiempo que le decía/ !"unca entra en la casa. 4 casi se podría considerar que sonreía al comentar/ !Los seres humanos serían mucho mejores si se les diera la oportunidad de saber lo que significa estar muertos aunque tan solo fuera durante una corta temporada. 4 aunque aún me impresionaron sus oscuras ojeras 4 la triste-a de su mirada. La dejé allí.uando le pregunté la ra-ón de tan sorprendente visita su respuesta no me e/tra%$ demasiado4 —1ecesitaba estar cerca de ella —di0o.iméne. .

aúl marca un gol.ompletamente.pueda servirle( en un determinado momento le pregunté la hora. !"o me sorprende( por desgracia tan solo aprendemos a valorar lo que tenemos cuando lo hemos perdido.. de la misma manera que me resisto a imagin*rmelos disfrutando de una buena cena o una agradable charla entre amigos cuando acaban de violar 4 asesinar a una criatura. *e conect" por internet con las p)ginas de los equipos de fútbol de primera divisi$n & casi al instante se%al$ uno de ellos. !6upongo que habr* muchos momentos en los que hasta un pederasta asesino se comporte como alguien que pudiéramos considerar 2normal7. !"o lo concibe porque tiene conciencia 4 considera que esta le estaría reclamando continuamente por lo que ha hecho !dijo la colombiana como si estuviera intentando aclararme como se resolvía un peque o problema doméstico!. ' mí siempre me preocupó el castigo que pudiera llegarme desde 132 .!Me da la impresión de que eso 4a se lo he oído antes a otro muerto. 4 menos hasta el punto de llevar un reloj con el escudo de su equipo. — <econocerías ese escudo si lo vieras# —6upongo que sí... !=1se> !#1st*s segura% !. con aquella mirada en la que parecía que estuviera viendo a través de mi cuerpo 4 al poco a adió !/ Me he estado esfor-ando en recordar detalles de mis conversaciones con ese cerdo. !"o deberían tener derecho a ello( son alima as 4 no me las imagino saltando de alegría cada ve. — 'u)l es la diferencia# !$ue me jode tener algo en común con semejante degenerado. #5 no% !0epende de cómo se mire. 9ero un psicópata infanticida.. 4 ha4 uno que tal ve.. aunque tan solo sea el hecho que seamos aficionados al mismo equipo. !me miró de frente. 'l pensar en un pederasta exhibicionista 4 asesino no se te pasa por la mente la idea de que pueda gustarle el fútbol. !#Gn equipo de fútbol% #$ué equipo% !"o lo sé.. o incluso un simple pistolero profesional ni tan siquiera se plantea semejante posibilidad( hace lo que quiere hacer procurando que no le atrapen 4 basta. !=8ijo de la gran puta> )a podría haber sido socio del >arca. !9arece lógico viviendo en la misma ciudad. pero recuerdo que se me antojó impropio de un hombre tan peripuesto como "l.que . me mostró su reloj 4 me llamó la atención que en la esfera aparecía el escudo de un equipo de fútbol.

—6er) debido a su especial constituci$n gen"tica.fuera. los cormoranes.. !9or lo que veo le suelen ocurrir cosas extra as. mu4 excéntrica.que al poco hizo su aparici$n en el umbral de la puerta para comentar en tono de sincera admiraci$n4 —8iene una casa preciosa. — Ya no lo hace# —6í. mu4 anciana.. mu4 rica. 4 mu4. . que había nacido aquí. 2ero qu" tiene de especial la constituci$n de su coraz$n que las hace inmunes al infarto cualquier que sea el esfuerzo o el estr"s al que se les someta# =n colibrí bate las alas millones de veces al día. no el que emanara de mi interior. !"o fui 4o. se ofreció a pagar los gastos de reparación a cambio de que le permitiera pasar de tanto en tanto algunos días en su antigua habitación.3ra una aut"ntica pocilga que se caía a pedazos.uando regresó. 8asta que la compré 4o era un funcionario de ministerio de lo mas normal. divorciado.. sino porque se escucharon los pasos de 'licia . se ha&a desplomado de improviso. sin que 0am)s se ha&a sabido de una de ellas que. esto& tratando de averiguar el moC tivo por el que nunca se ha dado el caso de que un ave muera en pleno vuelo sin haber sido atacada por un depredador. — !u" quiere decir con eso# —!ue los albatros. pero cu4a familia se había visto obligada a huir a México durante la guerra civil. sino por una raz$n mu& concreta. pese al teC rrible esfuerzo. han naciC do para eso. "unca hubiera conseguido reunir tanto dinero( la reparó su antigua propietaria. incluso volando hacia atr)s sin agotarse. !uiz).8endría que haberla visto hace un par de a%os. !9ues est* claro que se ha gastado una fortuna en restaurarla. pero si a un mamífero se le e/igiese la mitad de ese esfuerzo le fallaría el coraz$n. los gansos.. si se investigara se podría descubrir 133 . no por seguir la molesta costumbre de los difuntos a los que les encanta ir 4 venir a su antojo sin dar explicaciones. pero ahora no las observo por simple curiosidad. !9ero siempre relacionadas con esta casa. 0esapareció. —3n efecto.iméne. aburrido 4 cu4a única pasión se centraba en pasarse horas oculto entre la maleza estudiando la vida de las aves. las cig:e%as & hasta las m)s peque%as de las aves migratorias consiguen volar durante miles de Bil$metros manteni"ndose días enteros en el aire. —.

—6i quiere que le sea sincera &o tambi"n era de la opini$n de que estaba loco hasta que sentí la presencia de (imena en el sal$n de mi casa —di0o al tiempo que ensa&aba lo que pretendía ser una sonrisa—. — Y eso le asusta# —. & casi la obligaci$n. por absurda que parezca. 2ero lo que ahora me gustaría saber es a qu" atribu&e que todos esos fen$menos e/tra%os le ocurran desde que compr$ esta casa. 1o me considero capacitado para dar respuestas. se traten o no de su hi0a. —1o sabía que le interesara la medicina... pero creo que tengo el derecho. & los difuntos carecen de ella. *e limito a e/poner una teoría basada en simples observaciones.las causas & encontrar un remedio al infarto que mata miles de seres humanos cada a%o.# 2or qu" no# A mí me ocurre a diario & supongo que un muerto de hace tresC cientos a%os no se diferencia en mucho de uno actual. 2ara hacer da%o es necesario utiliC zar la imaginaci$n. prefiero aceptar esa teoría. ahí fuera. —Y no me interesa especialmente. en el 0ardín. — Y lo cree# — !ue se comunicara con los muertos.. de hacer la pregunta a quien corresponda4 2or qu" no se investiga en qu" se diferencian esencialmente el coraz$n de un ave del de un mamífero# —8engo un amigo cardi$logo que tal vez conozca la raz$n.3n absoluto6e trata de mi hi0a. Y ahora. —A que se asienta sobre la cueva en que habitaba un ermitaC %o del que se decía que se comunicaba con los muertos.. +esde luego. !u" mal podría cauC sarme# —1inguno. porque ningún mal le causar)n nunca los muerC tos. 134 . e/periment" esa misma sensaci$n de que se encuentra mu& cerca. que admitir que esto& loco & es mi imaginaci$n la que crea a esos diC funtos.

le proporcionaba una nueva raz$n para vivir. se limitan a «estar». es m)s. aunque tan solo fuera en las sencillas tareas doC m"sticas de servirle la cena o entregarle toallas limpias & una boC tella de agua fría. al que adoraba.. — ? sea. si est)n muertos6e apro/im$ a la ventana. no me gustaría verle porque prefiero recordarle como era en vida. & por mi parte debo admitir que me agradaba la idea de atenderla. Y únicamente cuando a ellos les apetece. & esto& convencido de que si los llamara de0arían de venir. —Daltaría m)s. 2uede dormir en la habitaci$n de invitados que tiene las me0ores vistas de la casa. 6on ellos los que se sirven de mí. 8uve la sensaci$n de que el hecho de encontrarC se allí. & los difuntos rezuman tristeza. que era uno de los poC cos platos que sabía que nunca me fallaban. & al poco di0o4 — 5e importaría que pasara aquí la noche# 1o me apetece la idea de conducir hasta 'uenca a estas horas. tan cerca de (imena. —8otalmente. 2repar" unos «espaguetis al azafr)n». diC vertido & vitalista.5$gico.— !u" quiere decir con eso# —!ue no pueden imaginar de la misma manera que no pueC den mentir. & me agrad$ comC probar que no necesitaba obligarle a comer &a que lo hacía con notable apetito.3n absoluto1o so& un m"dium ni nada por el estilo. no &o de ellos. — Y eso# —6iempre fue un hombre e/traordinariamente alegre. —.. 1i siquiera se me ha pasado por la mente la idea de ponerme en contacto con mi padre. 135 . —3n ese caso supongo que resultaría inútil que le pidiera que se pusiera en contacto con mi marido. que usted no puede convocarlos# —. contempl$ el 0ardín & el sol que comenzaba a ocultarse en el horizonte.

despreciaba mi traba0o porque no me hacía rico. & dedicar mi tiempo libre a observar a los p)0aros. fueron mis metas. pero lo que me empu0aba a ello era la emoci$n de enfrentarme a los retos de la t"cnica. 5a ma&oría de los seres humanos que se sienten mu& desgraC ciados lo son porque aspiraron a ir mas all) de lo que les permiC tían sus capacidades sin conformarse con la minúscula porci$n de vida que les había correspondido en el reparto.*e precio de ser un hombre delicado con las mu0eres. &a que mi e/ esposa era de ese tipo de perC sonas que se consideran autosuficientes en todo aquello que no se refiera al dinero. 1o niego que en un momento dado so%" con la posibilidad de convertirme en un original dise%ador de puentes. pero mi relaci$n con *acarena durante los últimos a%os de nuestro matrimonio había resultado demasiado tensa. @asta el bendito o maldito día en que los difuntos se cruzaC 136 . & 0am)s pas$ una sola hora a mi lado observando a los p)0aros. @a& mu0eres que tan solo permiten que se las prote0a econ$C micamente sin caer en la cuenta de que a los hombres nos agraC da cuidarlas m)s all) del hecho de regalarles un abrigo de vis$n o darles dinero cada mes. haC cer bien mi traba0o. 8riste debe ser fracasar cuando se han librado grandes bataC llas. 3l m"rito de los h"roes se asienta en el hecho indudable de que la ma&oría de las personas corrientes nunca hemos pretenC dido ser h"roes porque solemos sentirnos m)s c$modos en el anonimato de este lado de la pantalla del televisor. pero denigrante resulta fracasar cuando tan solo nos hemos enfrentado a ridiculas escaramuzas. pero cometí el error de casarme con una ambiciosa universitaria que no quiso darme mas que un hi0o. Atender a una sencilla ama de casa & tres o cuatro hi0os. no la necesidad de ser reconocido o alabado de un modo personal. por no decir abiertamente agria.

pero son mas las veces que me sorprendo a mí mismo buceando en el fondo de mi alma en demanda de aquel que sabría darle un senC tido a todo cuanto me est) ocurriendo. & me impresion$ especialmente por la elecci$n de la palabra4 «atribulado». que e/presa me0or que cualquier otra lo que e/peC rimenta un ser humano cuando siente miedo. a ciencia cierta. !u" sencillo resultaría todo si adem)s fuera capaz de creer que al final de ese camino se encuentra +ios3nvidio a quienes tienen fe. la fuerza que no supe e/traer de la vida la obC tuve de la muerte. 'uriosamente. vacío & desconcierto. 1unca he podido evitar que al pensar en 137 . . 6i me eligieron por mi debilidad han conseguido convertirC me en el m)s fuerte. soledad. & a menudo me asalta la sensaci$n de que fue por mi falta de caC r)cter por lo que los que &a ni tan siquiera tenían aire para respiC rar decidieron acudir en mi busca. & so& el único que sabe. & alguien que con anterioridad no consigui$ destacar por nada pas$ a destacar m)s que ningún otro al conC vertirse en el único vínculo de uni$n entre las dos orillas del m)s profundo & tenebroso de los ríos. & como tal me enfrentar" sin miedo al peor enemigo que nadie ha&a conocido porque lo m)/imo que puedo perder es la vida. tiene e/periencia sobre c$mo tratar a los difuntos.ron en mi camino me consideraba el m)s gris de los humillados. desampaC ro. @ace a%os escuch" una frase que me caus$ una honda impreC si$n4 «+ios no es mas que el postrer refugio de los atribulados». 2or qu"# 2or qu" &o# 6upongo que esa es una pregunta para la que nunca sabr" encontrar una respuesta &a que no se trata de un problema maC tem)tico ni de una situaci$n que se preste a aplicar la e/perienC cia obtenida & nadie que &o conozca. que esa vida no es m)s que la primera etapa de un largo camino. 3n ocasiones los desprecio.

necesita+ ba que cuidaran de ella. pero al verla no puedo soportar la idea de que quien la ha llevado a esos extre+ mos siga causando da o a otras personas.ómo 4 cu*ndo% !1l cómo depende de ti. venga a un mar la mente la imagen oscuro & encrespado de un vie0o sin capit)n. !&al ve.sea por ella por lo que me encuentro ahora aquí !musitó . !1n mi situación resulta mu4 difícil creer en la suerte. 5maira. !#. o qui-* en todas. pero lo cier+ to es que mu4 de ma ana me la encontré sentada en el jardín su+ mida en uno de aquellos largos períodos de ausencia en los que realmente parecía haberse 2mandado mudar a otra ciudad7. 4 cuando 2tu situación7 es vivir rodeado de difuntos 4 138 . !&e prometí acabar con él 4 pienso hacerlo. )a no siento odio por lo que me hicieron 4 supongo que no me es dado experimentar deseos de vengan-a.iméne. 4 de esa muchacha.uando 2tu situación7 es llevar meses descomponiéndote en el fondo de un po-o debe ser ciertamente harto difícil confiar en la suerte.mu4 baja 4 como si temiera despertar+ la!. 'licia . o siempre se había comportado así. de 'ndrea. que sois quienes tenéis que proporcionarme los datos que me sirvan para continuar acos*ndole( el cu*ndo es única+ mente cuestión de suerte.imena en vo. . sin responder mas que con monosílabos 4 con tal aire de desampa+ ro que su difunta hija la observaba con la expresión m*s triste que jam*s ha4a descubierto en los ojos de un muerto. ?gnoro si en algún momento fue una mujer fuerte a la que el destino había golpeado con tanta sa a que había acabado por desequilibrarse.un ser «atribulado» me velero navegando por sin rumbo & sin tim$n.no parecía tener el menor interés en ocultar que en aquella particular etapa de su vida.

os. en el )ltimo instante. *+edla por )ltima vez.con m*s frecuencia. pese a los siglos transcurridos el comportamien+ to humano continuaba siendo el mismo. tan solo sois testigos y el mirar no hace da/o. =@also> Mirar aquellas fotos me causó un da o irreparable puesto que había abierto en mi cerebro la ventana a un nuevo univer+ so del que jam*s pude imaginar la existencia. 4 otra mu4 diferente contemplar las espelu-nantes im*genes de cómo se han cometido esos crímenes. #ue corra el semen y el cuerpo se estremezca. 4 como me venía ocurriendo cada ve. aun a sabiendas de que poco podría hacer alguien que había dejado de existir trescientos a os antes. *01l mirar no hace da/o2. 1sa tarde descendí a la cueva del anciano &avaré con el fin de tumbarme en el viejo camastro del ermita o en un desespera+ do intento por conseguir que el espíritu del desaparecido anaco+ reta visionario acudiera en mi a4uda mostr*ndome el camino que me llevara hasta 2La <estia7. Gna cosa es oír hablar de violadores asesinos de ni os. -s la o(rezco como un raro presente. 0urante unas décimas de segundo me quedé transpuesto. tan dulce y delicada. 'unque a decir verdad en el fondo de mi alma estaba con+ vencido de que. permitid que vuestra imaginación vuele muy le. compartirlo conmigo. dis(rutad del momento..de una pobre mujer en estado casi catatónico las expectativas tampoco se presentan mejores. Yo cargo con las culpas. *+edla. tan hermosa. me vi a 139 . #) el resultado% Gna encantadora criatura llena de esperan-as de vida con+ vertida en un gui apo ensangrentado por el mero capricho de un s*dico.

aquella fue una de ellas. #&an obsesionado esto4 con un psicópata asesino que exis+ ten momentos en los que en verdad consigo introducirme en su piel 4 vivir sus m*s íntimos recuerdos% 1ntra dentro de lo posible el hecho de que. espantado. 1n ocasiones. pero en aquella situación tan es+ pecial tuve la sensación de que me encontraba tan cerca de la bestia que me hubiera bastado con girar la cabe-a para verla. como la arrastra la corriente pregunt*ndome en cual de las orillas aca+ bar* por encallar.mi mismo en el papel de 2La <estia7.m*s. jadeando ante un minúscu+ lo cad*ver de ojos dilatados por el terror 4 la entrepierna ensan+ grentada que aparecía tendida sobre una enorme cama cubierta con una manta a-ul adornada con peque as flores blancas. una ve. todo fuera únicamente fruto de una mente que se deterioraba por momentos. la barca con la que suelo atravesar el oscuro río de la muerte comien-a a hundirse mansamente.) lo m*s triste del caso es que no me angustia la idea de que al fin se detenga en la orilla equivocada. 140 . no lo descarto. me aferró a las bordas 4 observo. 'l menos ese día habré conseguido descansar. ' menudo me pregunto por el significado de tan inquietan+ tes visiones.

apodado 21l <astardo7.omprensible en un ni o. !) m*s cuando al mes falleció su madre. !dijo 21l Monstruo7!. !1n ese caso presta atención porque su historia te a4udar* a entender muchas cosas. !..ais.ais.urioso. <arón de . !. al trono de @rancia.. 1l padre de :ilíes tuvo una muerte horrible( atacado por un jabalí en una partida de ca-a 4 herido en el vientre resistió varios días con los intestinos fuera del cuer+ po 4 parece ser que el chicuelo. nació en KELE en el seno de una de las familias m*s poderosas de @rancia.arlos 3??. 4 cuando acababa de cumplir veinticinco a os fue nombrado Mariscal por el valor demostrado en la batalla de 5rleans.apitulo J :ilíes de .. #"unca habías oído hablar de él% !"unca. en la que luchó al frente de las tropas de . por lo que quedó bajo la tutela de su abuelo materno quien aumentó su fortuna de 141 .uana de 'rco. que debía tener por aquel en+ tonces unos seis a os. 1n el proce+ so que a os m*s tarde se seguiría contra él se se aló que estaba fascinado por el dolor 4 por las tremendas heridas de su padre. 1videntemente influ4ó en su nombramiento el hecho de que junto a 2La 0oncella de 5rle*ns7 elevó a . no se movió de la cabecera de su cama hasta que murió en medio de atroces sufrimientos. 1s uno de esos perso+ najes que se suponen que est*n en boca de todos. !9ues ni la mas remota idea.

por lo que a la larga la preocupación por tales pérdidas hi-o que se fuera aficionando a la alquimia llegando a instalar un la+ . !#$ué has querido decir con una frase tan rebuscada% !$ue enamorado en secreto. alentó a su nieto para que la secuestrara. la violara 4 la mantuviera encerrada a pan 4 agua hasta que acepta+ ra ser su esposa.atalina de &houards. @ue su abuelo quien convino su matrimonio con . de que las le4es del resto de los humanos no regían para los de su clase 4 condición. por lo que abandonó a su es+ posa. de la mítica 4 4a difunta 4 por lo tanto inalcan-able 0oncella de 5rle*ns.. 'l fracasar en su empe o. como se daba la curiosa circunstancia de que . adem*s de una inmensa fortuna.atalina no deseaba dicha boda. !1sta claro que no era el abuelito de 8eidi.uana de 'rco. por lo que se convirtió en un h*bil general de increíble valor ra4ando la temeridad.ómo% !:ast*ndose gran parte de su fortuna en fabulosas orgías. una prima lejana inmensamente rica. 4 se asegura que. !#.forma espectacular permitiéndole hacer cuanto le viniera en gana con la teoría. hasta el punto de que no dudó en lan-arse por si solo a la aventura de intentar rescatar de la hoguera a . como al parecer estaba. le pro+ porcionó una esmeradísima educación intelectual 4 militar. pero pese a que era un auténtico tirano por el que :ilíes sentía pavor. su mundo se vino abajo. propia de aquella época. se negó a tener cualquier relación de tipo sentimental con mujeres 4 al poco comen-ó a buscar caminos de satisfacción que tan solo encontró en la crueldad. !0esde luego. aseguró que la 2pure-a había muerto7 por lo que renunció al honor de ser el Mariscal m*s jo+ ven de la historia de @rancia para retirarse a sus posesiones de &iffauges donde dejó de luchar por el bien para pasarse casi sin transición a los dominios del mal. 4 tal fue el derroche que acabó vendiendo algunas de sus posesio+ nes..

!'sí es. le sacó los ojos 4 el cora-ón. !6e puede ser mu4 inteligente para ciertas cosas 4 mu4 tor+ pe para otras. iniciado en artes alquí+ micas.eis descubrió el placer del sadismo.ecuerda que los muertos nunca mentimos. Gna época en la que hasta los m*s inteligentes demostraban ser tremendamente supersticiosos. 4 aun+ que pese a ello lógicamente el plomo no se convirtió en oro.boratorio en el que trabajaba sin apenas dormir a la búsqueda de la piedra filosofal. !=$ué estupide-> !"o para aquellos tiempos precientíficos. un joven mendigo.de transformar los metales en oro. por lo que las cosas se fueron complicando m*s 4 m*s hasta que el primer asesinato ritual en que participó el <arón fue consecuencia de sus 9actos con el 0emonio. capa. ' su víctima. !'dmito que semejante comportamiento tan solo se puede aceptar teniendo en cuenta que sucedió a principios del siglo M3. 9relatti 4 <lanchart iniciaron al <arón en 2artes tenebrosas7 como la adoración al diablo 4 las misas ne+ gras hasta el punto de que puso parte de su testamento al nom+ bre del demonio aunque. =eso sí>. con la condición de no ceder+ le su alma. :ilíes de . ' partir de ese día se dedicó a violar 4 asesinar ni os 4 ni as a los que hacía colgar de ganchos. los escuchaba suplicar. simulaba salvarlos del horror 4 a continuación los degollaba con el fin de violar los cad*veres. 6e le atribu+ . quien le presentó a su colega italiano. 9ero dado que el empe o no fructificaba. :ilíes de . !="o puedo creerlo> !.eis cometió el error de tomar a su ser+ vicio a un clérigo de nombre <lanchart. !"o me parece mu4 propio de alguien que había demostra+ do ser tan inteligente como para convertirse en el Mariscal mas joven de la historia de @rancia. 9relati 4 entre los dos le hicieron creer que podría transmutar el plomo en oro.

. pero que. pero otras fuentes hablan de m*s de trescientos. !&odo cuanto me est*s contando se me antoja espelu-nan+ te. espíritu malvado. !=$ué bestia> !=&ú lo has dicho> La primera 2<estia7. este investigó los casos de desapari+ ciones en la comarca 4 acabó acus*ndole de hereje. curiosa+ mente. desviado de la fe. servidor de fetiches. sodo+ mita.ais había ofrecido al demo+ nio los ojos 4 la sangre de un chiquillo para conseguir sus favores.uando el pueblo no pudo m*s. !Lo sabr*s a su tiempo. adivino. asesino de ni os. vaticinador 4 maestro de brujos. . apóstata. quien instru4ó un expediente según el cual :ilíes de . aunque no se sabe con seguridad cu*ntos sacrificó. 1n el proceso se habló de doscientos. 9ese a que se la ofreció al obispo a cambio de que retirara las acusaciones. había hecho construir una iglesia dedicada a 2Los 6antos ?nocentes7 que por su rique-a 4 boato se convirtió en la m*s rica de la cristiandad( a tanto llegó su excentricidad que fue llamado al orden por el 9apa 4a que cubrió las paredes 4 techos con pa+ neles de oro puro. 4 otros eran pobres mendigos a los que llevaba a su casa median+ te la promesa de darles de comer.4en m*s de doscientas ejecuciones de ni os 4 adolescentes( algu+ nos desaparecían de la ciudad de "antes 4 pueblos colindantes. .hamptocé. se al-aron voces que al fin llegaron a los oídos del obispo de "antes. 4 aun sabiendo que el <arón seguía siendo mu4 poderoso a pesar de haber perdido gran parte de su fortuna. 9ero no entiendo a que viene que te regodees de ese modo con los absurdos crímenes de semejante loco.uando fue detenido en Machecoul los soldados se encontraron con el espect*culo de cincuenta ca+ d*veres de ni os mutilados. brujo. @ue detenido 4 ju-gado por la desaparición de ciento cincuenta ni os. conjurador. 1n una torre del castillo de &iffauges se encon+ traron cuarenta esqueletos de peque os. 4 un montón de cabe-as en el castillo de .

. sub+ sista de igual modo un grupúsculo de seguidores de alguien que 2únicamente7 asesinó a trescientos ni os arrastrado por un im+ pulso sexual incontrolable% !3isto de ese modo. 9ero sigo sin entender adonde pretendes llegar con todo esto. el inmenso placer que le producía entrar la sala donde estaban los chicos. #' cu*nta gente asesinó 'dolf 8itler% !' mucha. cuente con legiones de admiradores. 4 de qué puede servirme a la hora de atrapar a 2La <estia 9erfecta7.. que disfrutaba. 4 sin embargo existen mi+ les de fan*ticos dispuestos a seguir sus pasos resucitando los pe+ ores horrores del na-ismo. violando 4 asesinando arrastrado por ese impulso irrefrenable. les cogía en bra-os 4 les .ais fue en realidad la primera 2<estia 9erfecta7. los gamberros que acuden a los campos de fútbol o los intelectuales de las m*s famosas universidades.!9or lo que veo solo le faltaba que le acusaran de conducir borracho 4 evasión de impuestos. !#Lo entenderías mejor si te dijera que el <arón :ilíes de ... el iniciador de una auténtica 2dinastía7 de pederastas asesinos% !#9retendes hacerme creer que los 2bestias7 actuales son seguidores del <arón% =9ero qué bobada dices> !"inguna bobada. 1l mismo contó. con todo lujo de detalles. que actuaba impulsado por absurdas 4 trasnochadas convicciones políticas. supongo. #&e sorprende que en un mundo en el que el ma4or genocida de la historia. 4 te lo est* diciendo alguien como 4o. escuchar sus lamentos 4 contem+ plar sus heridas. tal como podía disfrutar el <arón de . Los encontramos entre los paramili+ tares.ais. Les cortaba las ligaduras. ) lo m*s curioso del caso es que 8itler ni siquiera disfrutaba sexualmente al or+ denar que gasearan indiscriminadamente a judíos o gitanos. !6e asegura que casi cien millones de personas murieron directa o indirectamente por su culpa. !1l modo de verlo es que la mente humana resulta inescruta+ ble.

. 6i pretendes penetrar en nues+ tro mundo tienes que conocerlo en la inconcebible magnitud de sus miserias o continuar*s avan-ando a ciegas. ni había obrado bajo la influencia de otras personas. 1n ocasiones :ilíes de . !9or lo que veo. !=9ara 4a> Me est* enfermando escucharte. sacaba un cuchillo 4 les cortaba la cabe-a. que le seguían el juego 4 le reían las gracias. 6u testamento conclu4e con una frase que muestra mejor que ninguna otra su car*cter/ 2)o hice lo que otros hombres sue an7. 4 supongo que algunos porque compartían sus aberraciones.ais llamaba a su peluquero para que ondulara el cabello de la cabe-a cortada de un ni o 4 le maquillara los labios 4 las meji+ llas. incluso en vida contaba con partidarios tan degenerados como él. 1l <arón re+ conoció ante los magistrados que su ma4or placer era ver cómo los ni os agoni-aban lentamente.uando tenía bastantes cabe-as se celebraba una especie de concurso de belle-a. !#1st*s de acuerdo con eso% !#$ué quieres decir% !#$ue si como asesino de ni as compartes sus ideas% !6í 4 no. 4 dado que mostró arrepentimiento de los car+ gos de herejía. sino que siguió el dictado de su propia imaginación con el único fin de procurarse placer. en cuanto fue capa. =no de los de asesinato>. primero fue colgado 4 su cad*ver incinerado. otros por miedo. )o fui un pederasta. 6í. !"o es momento de parar. no un s*dico( sen+ . pero por su con+ dición de noble. pero que en los cargos que se le imputaban no había intervenido nadie m*s que él. en el cual los invitados votaban a la que les parecía la m*s deseable.que se había ganado su confian-a. pero una ve.secaba las l*grimas reconfort*ndolos.de hacer lo que le apeteció( no en cuando al hecho de hacer sufrir sin experimentar ningún tipo de arrepentimiento. !Gnos lo hacían por dinero. @ue condenado a morir en la hoguera.

) come+ ter* muchos m*s cuando se sienta acosado.ais 4 los de mi condición es semejante a la que pudiera existir entre 'dolf 8itler 4 <enito Mussolini. sino m*s bien inteligente. !#1s eso lo que le convierte en 2<estia7% #1n 2La <estia 9erfecta7% !M*s o menos. a las que procuraba apartar luego de mi mente( :ilíes de . !#5 sea que el mal.tía ternura 4 una especie de 2amor7 por las ni as a las que violé 4 asesiné. pero 8itler era absolutamente inhumano. 1l es 2especial7 4 por lo tanto nunca comete errores.eis. !#) a qué lo atribu4es% !' que los dos tenían un indudable carisma. pero casi nadie se acuerda de un vociferante fantoche italiano. !)o le he obligado a cometer uno al contestarme.ais no disfrutaba con el placer del sexo.. !#) cómo piensas acosarle% !Le he enviado un nuevo mensaje/ . 0igamos que la diferencia entre :ules de . para resultar atractivo tiene que llegar a sus últimos extremos% !Los na-is tenían mu4 claro que las medias tintas nunca han arrastrado a las masas.. !"o obstante. 2La <estia 9erfecta7 est* demostrando no ser en absoluto me+ diocre. Medio siglo después de su desaparición miles de retrasados mentales continúan adoran+ do a un psicópata asesino alem*n. 'sesinos de ni os que se conectan a internet ha4 muchos. sino de la violencia m*s absurda 4 gratuita 4 se regodeaba con su horrenda obra conservando las cabe-as de sus víctimas. como posible seguidor del <arón de . 9ara sentirse motivado el hombre mediocre necesita del exceso( tan solo los mu4 inteligentes se en+ cuentran cómodos en una situación de equilibrio. 4 eso es lo que en verdad atrae a los m*s degenerados. pero a casi todos acaban ca-*ndolos. !9or eso es quien es 4 continúa el libertad burl*ndose de to+ dos( de otro modo hace tiempo que estaría entre rejas.

. utilizar un relo.apitulo N . con el escudo de un equipo de ()t'ol. % *Hace (alta ser im'$cil."3ómo puede alguien que se autodenomina 0La 4estia Per(ecta2. ..

con los dedos de las manos entrela-ados. inquirió tímidamente/ !#Molesto% !=1n absoluto> !#9odría dedicarme unos minutos% != "aturalmente> 9ermaneció en pie. mu4 tieso ante la mesa. .mas. tras unos momentos de duda. agitó ahora las manos evidenciando que no sabía qué hacer con ellas. giró la vista alrededor. =. o si resulta+ ba posible que se hubiera equivocado de persona. "o dije nada porque sabía mu4 bien que era él quien debía tomar la iniciativa visto que era él quien había acudido en mi busca.6e detuvo en el umbral de la puerta 4 me dio la impresión de que estaba pregunt*ndose qué diablos hacía allí.esulta todo tan estúpido> !?nténtelo 4 4o decidiré si se me antoja tan estúpido como asegura. #0e qué se trata% 0udó una ve. 4 con el aire de quien penetra en la consulta del dentista. 4 al fin musitó apenas/ !Me da vergOen-a contarle lo que me sucedió. 9or fin. lo que le producía sin duda una lógica aprehensión. 4 pese a que le invité con un gesto a to+ mar asiento lo recha-ó al tiempo que me decía/ !#1s cierto que puede a4udarme% !Lo ignoro.

!9robablemente 4o hubiera hecho lo mismo. que prefe+ ría permanecer en segundo plano porque era cosa sabida que es+ taba implicado en el narcotr*fico gallego 4 probablemente aquella debía ser una forma sencilla de blanquear dinero. hace unos tres a os me con+ fiaron un muestrario m*s valioso de lo normal.. incluso m*s de lo habitual en una -ona donde casi siempre llueve. 4 como iba dando vueltas por caminos cada ve..omprensible. ni con mis clientes. siempre había sido así... encontré lo que parecía un ca+ . Me llamo Miguel Lópe. sin hacer preguntas 4 sin la menor responsabilidad sobre lo que se hiciera con ella..o4as destinadas en úl+ tima instancia a un cliente mu4 especial. 9epe . lo que hi-o que al cabo de un rato decidiera abandonar la carretera en lo que consideré un as+ tuto modo de despistar a mis perseguidores.. 1ra legal. 4 todo fue bien hasta que el miedo hi-o que me asaltara la sensación de que un coche me venía siguiendo. lo único que conseguí fue desorientarme bajo lo que se había acabado por convertirse en un auténtico diluvio.:arri+ do. ni mucho menos con mis jefes. pero llovía a mares. desde que 4o recuerde siempre he sido viajante de jo4ería 4 nunca tuve el menor problema.!Le garanti-o que resulta increíblemente absurdo. !.. !#9or qué aceptó un encargo semejante% !9orque lo único que tenía que hacer era cumplir con mi obligación de llevar la mercancía a quien normalmente le prove+ ía.m*s intrincados con el fin de convencerme de que 4a no me seguían.. !6e trataba de muchísimo dinero. pero su+ pongo que 4a que he venido hasta aquí resultaría mucho m*s absurdo no contarle mi historia. !=3a4a por 0ios> !Mi miedo se acentuó( caía la tarde.arlín. . 6in embargo. no se distinguía un alma en cuanto alcan-aba la vista. !) cualquier persona sensata. lo cual no pude evitar que me pusiera bastante nervioso.

sino lo que aún es peor.. honrado 4 trabajador.. pero al cru-ar lo que consideré un charco poco profundo el agua comen-ó a arrastrar el vehículo cada ve. !$ué mala suerte. )o era un sencillo representante de jo4ería.. !"i el mismísimo diablo hubiera podido imaginar un final m*s vergon-oso 4 dram*tico. La corriente arrastró el automóvil con mi cad*ver dentro 4 se per+ dió en el océano. finalmente.. por ahogarme. !0e sus palabras dedu-co que al no encontrar su cad*ver alguien debió sospechar que se había fugado con las jo4as. !=&ambién es mala suerte> !Lo que le esto4 contando. . !se lamentó con indescriptible amargura Miguel!. 9ero una fuerte ola sacudió el coche cuando salía 4 me di un golpe en la cabe-a que me dejó inconsciente 4 a merced del agua que invadía el coche 4 que acabó. no es mala suerte( es un cúmulo de desgracias encadenadas por el capricho de un desti+ no tan injusto que a veces me pregunto si es posible que exista un ser superior que se compla-ca en martiri-ar de tal manera a un pobre hombre que no le había hecho mal a nadie.con m*s fuer-a. también me arrebató la honra 4 el respeto que había con+ seguido a lo largo de cuarenta a os de conducta intachable. buen pa+ dre 4 buen esposo. !#9erdió el coche% !=9ero aún> 'l comprender que se hundía irremisiblemen+ te intenté escapar por la ventanilla llevando el maletín sujeto con unas esposas a la mu eca intentando nadar 4 alcan-ar la orilla.mino 4 lo seguí temiendo quedarme empantanagado en cual+ quier momento. sin otra ambición que sacar a una familia adelante e inculcar a mis hijos aquellos principios que me habían inculcado a mí( sin embargo.. 'quel día no solo me quitó la vida 4 me hi-o pasar todas las penalidades del infierno.. se or. en un solo día increíblemente acia+ go mi mundo se derrumbó.

pero admito que comprensible conclusión.. !?njusto o ilegal fue lo que ocurrió. .!=1xactamente> "o se encontraron ni el coche. !1n recuperar mi buen nombre 4 el amor 4 respeto de mi familia. que era casi lo único que teníamos. m*s tarde mis amigos. llega+ ron a la horrenda. luego mis jefes. !=9ero eso es injusto> ) supongo que ilegal. !=. no puede ser peor de lo que esto4 sufriendo. ni mi cuer+ po. según mi costumbre.en el trans+ curso de unas horas hubieran provocado la risa de no ser por sus amargas consecuencias. de que 4o lo había planeado todo con el inconfesable fin de ocul+ tarme en cualquier país caribe o con un botín que me permitiría vivir sin trabajar durante el resto de mis días. mis jefes trasladaron dicha responsabilidad a mi esposa por lo que acabaron quit*n+ dole la casa. 4 por último mi mujer 4 mis hijos. ni las jo4as. Le observé. la vida suele conver+ tirse en un chiste de pésimo gusto que acaba por destruir a seres inocentes a los que ni siquiera asiste el consuelo de saber que tu+ ..omo. Lo que 4a no entiendo es en qué cree que puedo a4udarle. si es que existe. por lo que la vergOen-a hi-o que mi familia se viera obligada a marcharse del pueblo 4 ahora anda pasando calamidades 4 pregunt*ndose cómo es po+ sible que les traicionara de un modo tan vil dej*ndoles en la mi+ seria.. #6e imagina% 9rimero la policía.oder. sin saber qué decir porque en verdad la sucesión de tragedias que le habían acontecido a aquel infeli..> !#1ntiende ahora por qué le pregunto si puede a4udarme% !"aturalmente que lo entiendo. #6e da cuenta de lo que eso significa para mí% 1l verdade+ ro infierno. por desgracia mu+ chas m*s de las que nos gustaría reconocer. había firmado un recibo haciéndome responsable del muestrario. Lo su4o era a todas luces un mal chiste pero lo cierto es que la experiencia nos ense a que en ocasiones.

risto en una cru. disfruten perdiendo su tiempo en martiri-ar 4 ridiculi-ar hasta el escarnio a sus m*s humildes criaturas. Miguel se convertía a mi modo de ver en el paradigma del grave error que cometió una amplia ma4oría de la humanidad al aceptar el principio b*sico de las religiones monoteístas. caprichoso 4 casi diría que inmoral sobre la fa. que es lo menos a lo que puede aspirar quien no ha hecho da o a nadie. 4 ante ello tan solo cabe pre+ guntarse por qué ra-ón se continúa alabando a quien a diario hace mofa del m*s natural 4 lógico de los sentimientos/ el de equidad. importante. no quiero ni querré nunca saber quién.vieron un fin cuanto menos honorable. pero alguien.con el fin de redimir los pe+ cados del mundo. pero lo cierto es que no existe un término m*s estú+ pido. serios 4 justos. 9refiero inclinarme por la vieja teoría de que en el 5limpo moran una serie de dioses barbudos. 1xisten tantos ejemplos de personas decentes a los que la vida ridiculi-ó 4 trató de una forma injusta. o ese otro que permi+ tió que clavaran a .que oigo hablar del destino aplicado a los seres hu+ manos no puedo por menos que considerar tan definitoria pala+ bra como algo serio. caprichosos 4 descarados que son los que se di+ vierten con los humanos al igual que un ni o se divierte atando una lata al rabo de un perro. trascendental 4 en cierto modo misterioso.de la tierra. Me resulta imposible imaginar que el mismo severo dios que le pidió a 'braham que sacrificase a su hijo.ada ve. . pero también revolotean dio+ secillos burlones. imprevisible. Miguel había sido sin duda un buen hombre( bastaba mi+ rarle a la cara para comprender que jam*s había hecho otra cosa que trabajar 4 esfor-arse por el bienestar de su familia. ) lo que m*s me asombra es que suelen ser los peor tratados los que m*s fe depositan en esos dioses tan groseramente capri+ chosos. como de aquellas otras a las que la suerte favoreció de una forma de igual modo claramente injusta. se empe ó en .

.. ni ríen. la policía da por supuesto que so4 4o quien se est* deshaciendo de ellas. 4 lo poco que quedaba de él que no hubieran devorado los peces 4 los cangrejos !su alma. !0ifícil de creer. que es a lo menos a lo que pueden aspirar cuantos hemos nacido. 1st*n vendiendo las jo4as una por una. 6i hubiera estado vivo se habría echado a llorar. amargarle la muerte. "i siquiera le habían concedido el derecho a descansar en pa-.0evolverme el respeto de la gente 4 el cari o de los míos. tal ve.amargarle la vida 4 lo que se me antoja aún peor. !#$uiere saber algo curioso% camarera en el hotel en el que cada instante me pregunto qué que entre en la suite nupcial o Mi mujer trabaja ahora como pasamos nuestra luna de miel. pero los muertos.ómo% !8asta ahora no podía saberlo porque el maletín del mues+ trario de jo4as me arrastró al fondo 4 allí permaneció hasta que mi cuerpo se deshi-o. si es que así cabe llamarla! se debatía en el océano de amargura que significaba saber que aquellos por quienes lo habría dado todo acabaron por aborre+ cerle 4 maldecir su nombre. !='l contrario> 6i se consiguiera demostrar que permane+ cieron todo este tiempo en el fondo del mar 4 se encontrara el coche..omo usted mismo dijo parece todo ri+ diculamente absurdo. 6in embargo hace unos días apareció en las redes de un barco sin que los tripulantes notificaran su ha+ lla-go a las autoridades. .se acabaría por aceptar que no las robé 4 se trató de un accidente. ni lloran. lo que me importa es mi buen nom+ bre( que piensen lo que quieran menos que fui un ladrón que abandonó a su familia 4 traicionó a la mujer a la que siempre ha+ bía amado. ' pasar* por su mente cada verecorra los jardines en los que le . !'bsurdo o ridículo... !=3a4a por 0ios> 1so complica las cosas. !#. !#$ué puedo hacer por usted% !)a se lo he dicho.. 4 como son pie-as mu4 especiales 4 la compa ía de seguros di+ fundió sus características.

.. tanto m*s se odia.. . #&iene una idea de cómo se llama el pesquero que encontró el maletín% !8ermanos 6alcedo ?3.uanto ma4or es el dolor que provoca la traición. =lo intentaré> !admití al fin. =Me odiar*> !"adie odia a quien ha amado.juré que la querría 4 la protegería toda la vida. !0e acuerdo. !6e equivoca. sabedor como era por experiencia que cuando los difuntos se empecinan en algo resulta imposible hacerles cambiar de opinión!. matrícula de 3igo.. .apitulo KL . 4 la traición es siempre ma4or por parte de aquel en quien m*s se confía.

4 que había ejercido como testaferro en algunos de los m*s sona+ dos esc*ndalos inmobiliarios de la .. así como el punto de un bosque en que había enterrado a la pobre . en un rincón perdido de La .osta del 6ol.isneros no le costó m*s de un par de horas 4 varias llamadas telefónicas a gente que le debía favores aclarar que las iniciales . pero las pruebas caligr*ficas establecían sin lugar a dudas que la confesión era de su pu o 4 letra. La nota en que indicaba el lugar exacto en que se encon+ traba el po-o al que había arrojado el cad*ver de .. violación 4 asesinato de las ni as .. un delincuente de m*s que turbio pasado que había cumpli+ do varias condenas por extorsión. tr*fico de drogas o estafa.imena .asa de .4 'ndrea 3illalba.imena. 4 los expertos afirmaban que evidentemente se encontraba solo 4 con las puertas de su viejo pero bien cuidado Mercedes negro aseguradas desde dentro en el momento de volarse los se+ sos.ampo.oque .Los medios de comunicación dedicaron una especial aten+ ción al insólito hecho de que un hombre !que respondía a las iniciales . correspondían en realidad a . dejando una nota en la que se confesaba autor del se+ cuestro. ' <artolomé . 1n su abultado expediente no figuraba ninguna nota que le relacionara con la pederastía.iméne.ente+ no.! se había suicidado de un tiro en la boca en el interior de su automóvil....

apasionados o indiferentes.de enfren+ tarse a las consecuencias de sus actos cuando imagina que est*n a punto de atraparle( 8itler se había pegado un tiro cuando comprendió que era cuestión de horas el hecho de caer en ma+ nos del ejército ruso.. éste no hubiera ofrecido la resistencia que esperaba de una fiera tan peligrosa. son egoístas. crueles o com+ pasivos. justos o injustos. "o acababa de creérmelo. sino . 4 ello depende no solo del car*cter de cada cual. generosos.. como si tras conseguir acorralar a un gigantesco tibu+ rón blanco. 2La <estia 9erfecta7 había demostrado ser mu4 bestia. no rode*ndola con fuego sino tan solo con unas cuantas alusiones que eran m*s bien palos de ciego colgadas en una p*gina de la red. abundante 4 duradero de los senti+ mientos entre los de nuestra especie. 0emasiado f*cil. odian. pero mu4 poco perfecta puesto que el simple hecho de acosarla. en su detallada confesión no hacía la m*s míni+ ma alusión al asesinato de una colombiana llamada 5maira. ' lo largo de su vida ha4 momentos en los que los hombres 4 las mujeres aman. "o obstante. 'l fin 4 al cabo. pero al mismo tiempo un tanto decep+ cionado. a mi modo de ver. 1ra tal mi desconcierto que qui-* no me detuve a reflexionar sobre el hecho de que alguien que comete las atrocidades que aquel malnacido había cometido sobre tantas criaturas indefen+ sas tenía que ser necesariamente un cobarde incapa. la cobardía es. 'dmito que me sentía especialmente orgulloso por los resul+ tados de mis esfuer-os. el m*s extendido.'ndrea no dejaban lugar a dudas sobre la autoría de los he+ chos. felices o infeli+ ces. había conseguido minar su confian-a hasta el punto de que el tan temido escorpión se clavara en el lomo su propio aguijón a las primeras de cambio. ) la experiencia me ha ense ado que cuando algo resulta demasiado f*cil es porque oculta algo que desconcierta.

la miseria. "o me asusta la idea de morir. 9ero absoluta+ mente todos los seres humanos llegan al mundo atemori-ados por el trauma que significa abandonar la c*lida seguridad del vientre materno para tener que abrir lo ojos a una lu. la veje-. 1xiste un miedo supremo( el miedo a la muerte.a os en la cama. 1l noventa 4 nueve por ciento de los seres humanos solemos ser cobardes el noven+ ta 4 nueve por ciento del tiempo. li+ mit*ndose a leer o ver la televisión con tal de continuar respi+ rando. La mejor prueba es que cuan+ do no es así nos deshacemos en alaban-as cantando con todo lujo de detalles las increíbles ha-a as 4 las gloriosas epope4as de aquellos que demostraron ser diferentes. "adie est* exento de padecer algún tipo de miedo. pero tam+ bién existe el miedo a la enfermedad. 6in embargo.de permanecer die. 4 el valor no suele ser m*s que la excepción que causa admiración e incluso asom+ bro cuando llega a los límites del heroísmo. la oscuridad. la ruina. que no cono-co una sola perso+ na que no los experimente. pero me horrori-a la idea de padecer un c*ncer que traiga aparejado un largo 4 doloroso ca+ mino hacia la muerte. al amor. 4 ese miedo les persigue hasta el lecho de muerte donde les ate+ rrori-a la idea de sumirse en las eternas tinieblas. ser valiente en todos ellos.también de unas determinadas circunstancias. ) de lo que no cabe la menor duda es que el mero hecho de mostrar valor en un determinado campo.cegadora. la locura. la incapacidad. tan diferentes 4 con tan distintos grados de intensidad. 1l miedo es nuestra m*s fiel compa ía a lo largo de cada día 4 sobre todo cada noche de nuestras vidas. mi ex esposa Macarena admite que sería capa. incluso en ocasiones m*s bien de auténtico p*nico. son tantos. al recha-o social 4 tantos m*s que resulta casi imposible enumerarlos. o m*s bien 2los miedos7. 4 debí tenerlo en . ) es que el miedo. el dolor. la soledad. no significa ni por lo m*s remoto.

uenca. 'unque todo eso no evitó. aquellos tristes despojos per+ tenecían a la peque a .cuenta a la hora de intentar entender por qué ra-ón aquel ser despreciable e inmundo había decidido volarse los asquerosos sesos. consideré. sin embargo. tan solo las pruebas de '0" confirmaron que.imeno . en efecto. 4 desprovista incluso de la medalla de su primera comunión de la que jam*s se separaba. 4 se me antoja mu4 difícil que apare-ca después de tanto tiempo. !8a4 algo que vale casi tanto como la demostración de ino+ cencia !#) es% . que durante un tiempo me sintiera tan defraudado como quien se prepara con vistas a una difícil ascensión al 1verest 4 descubre que tan solo se ha enfrentado al 9ico de 'neto. nunca podr*s demostrar su inocencia.iméne-. por lo que me aventuré a invitarla a acompa arme a :alicia en un desesperado intento por hacer algo en beneficio del difunto Miguel. #9ero cómo reconocer un cad*ver que ha permanecido me+ ses sumergida en el fondo de un po-o% 0esnuda. 6i su cad*ver no aparece. . sino el hecho de que me vi obligado a acompa ar a una destro-ada 'licia . que no resultaba conveniente que su destro-ada madre se encerrara de nuevo en la peque a casa de . en lo que se me antojó buena lógica.al reconocimiento de lo poco que quedaba de lo que había sido su adorada hija. !#) qué esperas conseguir en :alicia% !fue lo primero que quiso saber cuando le conté la peculiar historia del infeliviajante!.iméne.oncluidos los macabros tr*mites. 9ero lo m*s desagradable 4 amargo que me ocurrió durante los días que siguieron a la aparición del cad*ver de 2La <estia 9erfecta7 no fue esa evidente decepción.imena .

8acía mucho calor 4 resultaba ciertamente difícil elegir entre viajar con las ventanillas cerradas 4 el aire acondicionado a toda potencia corriendo el peligro de asfixiarnos por culpa de las si+ lenciosas 4 continuas ventosidades del chucho. !' mí me bastaría. Me pica la curiosidad.!Gna duda ra-onable sobre su culpabilidad. convencido de que podía acabar teniendo un acci+ dente. !=$ué cojones> !exclamó!. 4 quien nos .oco consiguieron que 'licia rompiera a reír o lan-ara ruidosas protestas casi cada quince minutos lo cual supongo que impidió que se 2ausentara7 tal como tenía por costumbre..% Me asaltó la sensación de que iba a 2ausentarse7 una vem*s. 'lmor-amos opíparamente en un conocido restaurante que se al-aba a unos quinientos metros de la carretera. o sudar a mares. ) quiero su+ poner que al menos a su familia le bastar* con eso. #9ero qué hago con . 'l fin. !Lo llevaremos con nosotros. 4 el que lo ha4a hecho no necesita que se lo explique.. tomé la decisión de trasladar el equipaje al asiento poste+ rior 4 acomodar al chucho en el maletero. pero al fin un remedo de sonrisa afloró a sus labios. $uien no ha recorrido trescientos Cilómetros en compa ía de un perro pedorro nunca conseguir* entender de qué le esto4 hablando.. !#1n coche% !#9or qué no% !9orque se tira unos pedos horribles. dej*ndolo abierto de tal forma que pudiera respirar 4 no corriera el peligro de morir víctima de sus propios gases. ' decir verdad las continuas 2gracias7 de .oco% "o puedo dejarlo solo tantos días. !#1ntonces.. !'briremos las ventanillas.

"i tan siquiera hemos conseguido alargarlas un minuto m*s de los sesenta establecidos. mientras mi padre se saboreaba su segundo café 4 se deleitaba fumando una . 0urante aquel largo. tiempos felices. el viento amena-a con llevarse mu4 lejos. agitado.de evitar que algún genio maligno me robara el tiempo que me correspondía. )o jugaba al fútbol en aquel mismo prado 4 no paraba de darle patadas a la pelota a la espera de un corto silbido con el que me indicaban que reanud*bamos la marcha. o que lo comprimiera como por arte de magia de tal modo que aquella monta a de días 4 de horas que al parecer en justicia me per+ tenecían habían pasado a convertirse en un montoncito de are+ na que. 4 a mi entender encantador día de verano. regresé a tiempos 4a olvidados. 9or suerte el viento soplaba en dirección opuesta. #$ué había sido del medio siglo transcurrido desde enton+ ces% #'donde habían ido a parar cincuenta a os de mi vida si al contemplar el paisaje me asaltaba la sensación de que había pa+ sado por el mismo lugar 4 había almor-ado idéntico cordero en el viejo 4 acogedor restaurante el último verano% 1n ocasiones llego a creer que me he quedado quieto.hubiera observado sin prestar excesiva atención podría haber+ nos tomado por una feli. pero no hemos aprendido a reponer las horas que vamos per+ diendo.osta da Morte7. 1l principal problema de los seres vivientes es que hemos aprendido a ir reponiendo las rique-as que vamos consumiendo. con+ vertido en una estatua de sal incapa. aque+ llos en que mis padres me llevaban a pasar el caluroso mes de agosto a un diminuto puerto de pescadores de 2La .pareja que iniciaba unas agradables va+ caciones permitiendo que su mascota correteara alegremente por un prado vecino. por si fuera poco.

pero hace a os se desconectó de cuanto .esultaba harto relajante ser únicamente dos personas que compartían un vehículo 4 una serie de puntos de vista sin espe+ cial trascendencia. 4 eso era algo que había olvidado hacía mu+ chísimo tiempo.me sentí tan feli. #) el resto% #'donde han ido a parar% 8a4 quien asegura que la memoria evoluciona de tal modo que a medida que nos acercamos a los sesenta recordamos m*s cosas de la infancia que cuando teníamos treinta. La segunda parte del ca+ mino. m*s que la conciencia. libres 4a de la continua amena-a de los traicioneros ata+ ques de . 4 cuando llega la hora final es ella. no debería sorprender+ nos 4a que. 6i no existiera la memoria no podría existir la con+ ciencia.se activan m*s los recuerdos lejanos mientras se van dilu4endo los cercanos.iméne. 6upongo que debería tener por aquel tiempo entre seis 4 nueve a os. tan diferentes como el barquero .como cuando hacía el mismo recorrido en compa ía de mis padres. la empleamos en hablar de lo divino 4 lo humano. .oco. porque no se admite un juicio sin testigos/ somos noso+ tros quienes nos ju-gamos 4 lo hacemos en base a los recuerdos. 6upongo que a todos nos gusta sentirnos dife+ rentes. aunque procurando evitar a toda costa la m*s mínima referencia a los muertos. $ue luego seamos m*s o menos condescendientes con nuestros malos actos depender* de cada individuo. 6i es así. la que dicta nuestra pro+ pia sentencia. Lo cierto es que aquel día en compa ía de una animada 'licia . 'quel era un viaje en el que no necesit*bamos pa+ sajeros 4 la experiencia me dictaba que a algunos difuntos basta con nombrarlos para que hagan su aparición aun a sabiendas de que no son bienvenidos. la memoria de cada cual se convierte en el único testigo fiel de su paso por la vida.pipa que mi madre no le permitía encender en el coche porque lo dejaba 2apestando a diablos7. aseguraría que incluso m*s que 4o.aronte. pero el hecho de volver a la normalidad de tanto en tanto trae aparejado indu+ dables ventajas. 4 que de ahí en adelante cada ve. 'licia es una mujer culta 4 que ha leído mucho. al fin 4 al cabo.

no vive. al que evidente+ mente adoraba. el presente no podía ser m*s amargo de lo que era. pero al faltar también se comportaba como el glo+ bo que se escapa de las manos de un ni o 4 se pierde de vista dando saltos 4 tumbos sin que nadie pueda saber adonde ir* a parar exactamente. &al como solía admitir. 4 sabido es que revivir es tanto como alimentarse de las sobras 4a frías 4 algo rancias que han permanecido semiocultas en un rincón de la nevera.la rodeaba. $uien únicamente vive del pasado. para ella el futuro sin su marido ni su hija no existía.imeno se comportaba como un globo infantil no era realmente libre puesto que el insoporta+ ble peso de sus recuerdos lo evitaba. el mundo hubiera dejado de tener sentido.apitulo KK . por lo que tan solo le que+ daba el pasado. 6u hija era lo único que le mantenía en cierto modo unida al queha+ cer cotidiano. revive. son absolutamente libres 4 no existe mejor destino que ser libre por mu4 lejos que va4as a parar. . aunque a decir verdad tampoco debe+ ría preocuparme porque lo que importa es que esos globos han dejado de estar cautivos. #) a dónde van a parar exactamente% Me gustaría que alguien me explicara cu*l es el destino final de esos globos que casi a diario se elevan sobre los cielos de los parques de las ciudades. 6in embargo. como si a la muerte de su marido. pese a que 'licia .

eso sí. casi hombruna. !6e trata de su marido. Me observó desde el otro lado de la mesa. !1st* muerto. casi diminuta.m*s no acertaba a abordar el tema aunque sabía mu4 bien que no había llegado hasta allí para guardar silencio. una muchacha encantadoramente graciosa.Manuela 3idal era una mujer menuda. que con+ trastaba de modo sorprendente con su aspecto.con la cucharilla la ta-a de té que había pedido. contempló largo rato el té como si esperara que de la ta-a surgiera una aclaración algo m*s con+ . !#Gsted dir*% 1staba acostumbrado. !Lo suponía. pero ahora cubier+ tos por un espeso velo de triste-a. desde mucho tiempo atr*s a momen+ tos difíciles 4 situaciones embara-osas. 4 una ve. sin duda anta o alegres. con unos grandes ojos negros 4 expresivos. revolviendo una 4 otra ve.aro sería> 8ace a os que nadie me ha dado una buena noticia. 0ejó de mover la cucharilla. !&engo una mala noticia que darle. 'l fin decidí lan-arme a la aventura 4 confiar en salir lo me+ jor parado posible de tan incómodo trance. !=. 4 al fin inquirió con una vo.grave 4 profunda. delga+ da 4 fr*gil que sin resultar bonita debió ser. aquella era una de ellas.

creta 4 advertí que sus enormes ojos se cubrían de l*grimas al in+ quirir con apenas un hilo de vo-/ !#1st* seguro% !.aribe 4 en compa ía de una hermosa mulata.ómo% !6e ahogó. que muerto.omo comprender* no so4 tan cruel como para venir a contarle algo así si no estuviera seguro. permitiendo que las l*grimas ca4eran libremente sobre el mantel... "o el Mi+ guel que 4o conocí.. 9ero aunque lo hubiera hecho preferiría saberle vivo aunque fuera en una pla4a del . por lo que al fin agradeció con un gesto el pa uelo que le alargué por debajo de la mesa. 4 al que despedimos con besos 4 risas a la puerta de casa. #Le hubiera perdonado por lo que se supone que le hi-o% !"unca he admitido que hiciera nada malo. !#.ompletamente( le suplico que no me pregunte cómo lo sé.. 'lgunas mujeres acostumbran a devolver a los mari+ dos a sus esposas 4 los padres a sus hijos( la muerte no.. Lloró largo rato.. sino una pobre viuda de un buen hombre.. por lo que permití que se bebiera mu4 despacio el té haciéndose a la idea de que 4a no era una es+ posa traicionada por un marido infiel. en silencio. Lo siento. !#6e ahogó% #0ónde pudo ahogarse% !1n el mar.u*ndo murió% !1l mismo día de su desaparición. !#. !=0ios> 6iempre conservé la esperan-a en que algún día re+ gresaría 4 mis hijos podrían volver a ver a su padre. ="o mi marido> #.ómo ocurrió% . sin hacer tan siquiera un aspa+ viento.. "o supe qué responder. !"o podía haber cambiado tanto de improviso. pero le do4 mi palabra de que es así. #1st* abso+ lutamente seguro de que ha muerto% !.

!1so es mu4 cierto.) una casa. Lo que ahora importa es aclarar lo que en ver+ dad sucedió. limpiar el buen nombre de su esposo.. !#) es cierto% .. 'quí tiene una carta. que debe entregar a la policía 4 en la que un desconocido le hace saber que su marido fue mandado asesinar por un tal 9epe .% !"o cono-co la historia completa. por lo que tiene que hacer es a4udarme a entender+ los 4..!9refiero no cont*rselo de momento. !#Le mataron para rob*rselas% !"o. sobre todo. "o le mataron.. !#1ntonces. $ui-* m*s adelante. su+ puestamente anónima... !"o insista. a que la policía los entienda. "adie me devolver* a Miguel 4 eso es lo que en verdad importa. e intentar que le devuelvan su casa dado que no fue él quien se quedó con las jo4as. pero los detalles aún no est*n claros.omprende lo que pretendo decirle% !Lo intento. !6e equivoca. !mentí con evidente descaro pero convencido que en aquellos momentos era lo me+ jor que podía hacer!.. 1l resto no son m*s que maledicencias. Mis hijos lo necesitan m*s que 4o.. que era el destinatario final de las jo4as que lle+ vaba. me siento capa. 4 que cesen las maledicencias en torno a su padre.de soportarlo todo. !6us hijos necesitan esa casa. #. 1s demasiado duro 4 doloroso para un solo día. !3a4amos entonces a lo que importa. !9uedo soportarlo/ después de la noticia de su muerte.arlín. !1n ese caso. lo único que le pido es que confíe en mí( si ac+ tuamos inteligentemente 4 tenemos un poco de suerte podr* re+ cuperar cuanto perdió.

limit*ndose a reali-ar una investigación rutinaria que no suele llevar a conclu+ sión alguna. que es lo que a nosotros nos interesa. es de la muerte de su esposo. #9ero de qué servir* si la pista es falsa% !6ervir* para llegar m*s r*pidamente a la verdad. #cómo pretende que me preste a levantar una acusación tan grave contra un inocente% !9robablemente de lo único que 9epe . 4 si intu4e que le pueden ca-ar. apuró lo poco que quedaba en el fondo de la ta-a. a base de astucia. 4 por último inquirió en un tono evidente+ mente agresivo/ !1n ese caso. sin el nombre de 9epe . sino por un robo con asesinato.!1n absoluto. mu+ cho dinero 4 abogados tramposos. ) adem*s. 6in embargo. sería uno de tantos anónimos que se reciben casi a diario 4 a los que la policía no suele hacer caso. 6in embargo todo el mundo sabe que los . dudó..arlín constitu4en un conocido clan de narcotraficantes que hasta aho+ ra han conseguido salir bien librados de los incontables chan+ chullos en que se han visto involucrados. pondr* a toda su . !1so hasta 4o lo sé.. si a un hombre tan po+ deroso como 9epe .arlín es inocente. !1so sí que lo entiendo. Me observó perpleja. &odo el mundo en :alicia lo sabe( son unos auténticos malnacidos( sobre todo el viejo patriarca. se lan-ar*n sobre esa pista con auténtico entusiasmo. !La policía le tiene ganas. !1so sí que no lo entiendo. a nosotros nos va a servir de mucho. 1sta carta. muchas ganas.arlín. no por el simple hecho de importar cocaína o mandar incendiar bosques con el fin de mantenerles ocupados mientras desembarca su droga. pero ha cometido tantos delitos que no le va a perjudicar en exceso que se le acuse de uno m*s. le llega el rumor que le consideran sospechoso de un delito que no ha cometido. !9ues resulta mu4 sencillo.arlín.

Me consta que la ma4oría de la gente no va por ahí metiéndose en líos por el sim+ ple hecho de a4udar a desconocidos en apuros. !3eo que lo ha entendido. ahora con un bri+ llo diferente en los ojos. observó lar+ go rato las gaviotas que revoloteaban sobre el agua o se posaban en las innumerables mejilloneras ancladas en la tranquila ría. pero no es lo normal. 4 al fin me miró directamente a los ojos al tiempo que inquiría/ !#9or qué hace esto% !#"ecesariamente tiene que existir una ra-ón% !#$ué ha querido decir% !$ue si a su modo de ver el simple hecho de pretender a4udar a una viuda con tres hijos que est* pasando por una si+ tuación harto difícil no basta por sí misma. me observó de nuevo. 4 admito que si tanto ellos como la policía se invo+ lucran en el tema. !9uede que sea cierto.. hablando del tema. 6egarle la hierba bajo los pies a los . pero hace tiem+ po que llegué a la conclusión de que desde el momento en que pasamos a pertenecer a esa 2ma4oría7 que no mueve un dedo . &ardó en responder. 4 al fin admitió/ !='stuto. re+ sultó evidente que estaba concentrada en sus pensamientos in+ tentando anali-ar en detalle cuanto acababa de decirle..> =Mu4 astuto> Los . al servicio de una ver+ dad que permita demostrar su inocencia.. aunque sea por ra-ones opuestas.no. tendremos el doble de opciones de saber qué es lo que en realidad ocurrió.arlín son el clan m*s podero+ so de :alicia.. #'caso es necesario que exista algún otro tipo de motivación% !&al ve. La diminuta Manuela 3idal se echó hacia atr*s..gente. pero si fuera 2lo normal7 ni tan si+ quiera estaríamos aquí. 4 lo que in+ tento es que ha4a tantas avispas revoloteando por ahí que alguna nos indique el camino correcto. "adie hace nada por nada. 4 sus muchos medios económicos.arlín es como pegarle una patada a un avispero..

1l 28ermanos 6alcedo ?37 era un viejo barco de madera. gasoil. lo m*s probable es que optara por no remover el tema con las amargu+ ras que ello puede traer aparejado !retiró suavemente la mano al tiempo que concluía!/ 9ero me gustaría que mis hijos pudie+ ran crecer sintiéndose orgullosos de su padre. pero si abriga la menor duda sobre mis intenciones ser* mejor olvidarnos del tema. 4 casi diría que alarmó. 1mitía un rancio hedor a brea. 6i lo consigue le bendeciré eternamente. cien veces pintado 4 repintado de blanco 4 verde. pero que tenía todo el aspecto de haber librado docenas de batallas contra las agitadas olas de la justamente llamada . en el que alguien como 4o jam*s se habría arries+ gado a navegar ni por el interior de la tranquila ría de 3igo. Luis 6alcedo. que les pidiera per+ miso para saltar a bordo.. Lo único que pretendo es a4udarla. de unos veinte metros de eslora.dejamos de ser nosotros mismos. no obstante. pintura 4 tripas de pescado que golpeaba el rostro como un inesperado balona-o. . se me aproximó tanto que pude percibir con toda claridad que a sus incontables olores se unía ahora el propio de alguien que acostumbra a beber en exceso. =0e ninguna manera> 6i por mi fuera. parecían tener aquel mismo olor incrustado en la ropa 4 casi podría asegurarse que en la piel. convencida como he esta+ do siempre de que Miguel nunca nos habría traicionado.. 4 el que evidentemente llevaba la vocantante. !="o por 0ios> !se apresuró a exclamar al tiempo que alargaba una mano sobre la mesa 4 la colocaba sobre la mía!. Les sorprendió.osta da Morte. 4 los tres hombres que se afanaban reparando aparejos sobre cu+ bierta. así como el que a los pocos instantes hi-o su aparición cu+ bierto de grasa 4 con una llave inglesa en la mano. que no era. el de m*s edad.

!&ampoco me refería a eso !insistí para lan-ar de inme+ diato 4 con una naturalidad que tenía mu4 bien estudiada la gran mentira que confiaba que les hiciera reaccionar!/ La em+ presa que represento esta especiali-ada en asegurar jo4as. !='h bueno> !pareció tranquili-arse dando un paso atr*s para ir a tomar asiento sobre una pila de cajas destinadas a con+ tener pescado!. !"o me refería a ese tipo de seguros. !. los cuatro hombres intercambiaron lar+ gas miradas en las que se advertía un notable desconcierto. en el improbable caso que las tuvieran( lo que busco es recuperar un valioso lote de ellas que mi compa ía aseguró hace a os. no. !#0e qué% !0e seguros. ni mucho menos coches. . 4 por último el de la llave inglesa.!#$ué es lo que le trae por aquí% !8ablar. pero 4a tenemos todos los seguros que necesitamos( la . 4 del que se desconoce su paradero. pero por des+ gracia la ma4oría no tenemos casas. 'ún no est* claro.ofradía se ocupa de con+ tratarlos en bloque 4 de ese modo nos resultan mucho m*s eco+ nómicos. =6e trata de eso> Lo siento. hi-o un gesto indicando el he+ diondo mono cubierto de grasa que vestía al tiempo que pregun+ taba/ !#'caso tenemos aspecto de disponer de jo4as que ase+ gurar% !1videntemente. !#1ntonces% !"o busco asegurar sus jo4as. !&ampoco necesitamos seguros de vida.omo puede comprobar estamos vivos. de casas o de co+ ches. 6e hi-o un silencio. cu4a principal característica radica+ ba en que casi carecía de cuello. pero parece ser que se trata de un caso de robo 4 asesinato.

aunque sin intención de matar a nadie. 4 ahora se ha descubierto que fue asesinado. m*s les valdría devolverlo 4 confor+ marse con la recompensa que ofrece la compa ía de seguros. 2si por ca+ sualidad lo encontraran7. pero ese punto aún no se ha comprobado. 6iempre se ha sabido que Los ..osas que ocurren cuando ha4 tanto dinero por medio> !=Manda carallo> !masculló mordiendo las palabras el grasiento mec*nico cuellicorto!. a intentar venderlas. !1xactamente.u*l si no% ?ncluso corren rumores de que fue él mismo quien lo organi-ó todo.arlín% !#.arlín son gente peligrosa. !#) eso por qué% !9orque de no ser así su principal problema no se centraría . !#6e refiere a 9epe.!#. 9ero lo que aún no nos ha acla+ rado es a qué viene contarnos todo esto. 'bsolutamente nada( pero cuentan por ahí que quienes cometieron el crimen se asustaron al saber que las jo4as iban destinadas a 9epe .. 4 que no había abierto la boca hasta ese instante. pero que mu4 feo. Mu4.obo 4 asesinato% !pareció espantarse Luis 6alcedo al que evidentemente el término asesinato había impresionado m*s de lo que hubiera deseado.arlín. 1l viajante que las transportaba desapare+ ció. !' que esto4 contactando con todos aquellos barcos que faenan por la -ona en la que se sabe que fue arrojado al agua el maletín de las jo4as con el fin de advertirles de que. pero no los imaginaba me-clados en un robo con asesinato !blandió en el aire su inseparable llave inglesa al tiempo que insistía!. por lo que optaron por arrojar al mar el maletín 4 quitarse de en medio. !#) qué tenemos que ver nosotros con todo eso% !quiso saber uno de los hermanos. =. el patriarca de Los . porque por su aspecto resultaba evi+ dente que los cuatro debían serlo. !"ada. Gn asunto mu4 feo.

por ciento% !0igamos. !#0igamos un die. era ponerlos nerviosos lo había conseguido( los cuatro se habían quedado como clavados en sus respectivos lugares. &odo el mundo sabe que no se lo piensan mucho a la hora de pedirles a los narcos colombianos que le abastecen de coca que les envíen a un par de sicarios que le so+ lucionen los problemas. 4 no se hablaría m*s del asunto. !#9ero qué ocurriría si una peque a parte de esas jo4as se hubieran perdido por el camino% !6i 2la pérdida7 no es demasiado significativa podría con+ siderarse que es la parte que les corresponde de la recompensa. 4 puedo jurar que no pretendía otra cosa. el único que continuaba sin pronunciar pa+ labra le temblaban ligeramente las manos. 4 al m*s joven. 9or último. 9ero lo que importa es que apare-ca el maletín. según usted. mu+ dos. 6i lo que pretendía. !La mejor para quien no quiera meterse en líos que le pue+ dan costar la c*rcel o la vida. quien hu+ biera tenido la mala suerte de pescar ese maletín% !9onerse en contacto conmigo( les proporcionaría un buen abogado que se ocuparía de hacer la entrega de las jo4as 4 co+ brar la recompensa que concede el seguro sin necesidad de que su nombre se hiciera público.arlín 4 en su conocida afición a hacer desaparecer a cuantos puedan testificar en su contra. sin decidirse a hablar 4 lan-*ndome esquivas miradas de reojo. Luis 6alcedo se decidió a preguntar/ !#) qué es lo que tendría que hacer.en pasarse unos cuantos a os a la sombra por traficar con mer+ cancía robada( su principal problema residiría en 9epe . aunque tenga un peque o agujero por el que se podrían haber 2escapado7 esas pie-as perdidas. !"o parece una mala solución. #9or que es tan importante el maletín% .

sobre el probable devenir de tan curiosos 4 poco usuales aconteci+ mientos. !0e acuerdo. pues. con un entusiasmo a todas luces desacostumbrado en ella. pero no creo que lo estén tanto a la hora de tener problemas con los . 4 me alegró descubrir que con+ tinuaba siendo el mismo lugar tranquilo 4 acogedor que.laro. 6i averi+ guan algo no tienen m*s que llamarme. lo que al parecer . 6aben que esa gente es de la que no se anda con bromas. !. 9ienso quedarme tres o cuatro días en el balneario de La &oja.oncluí al tiempo que le alargaba a Luis 6alcedo un papel con el número de mi móvil!. 3einte a os atr*s había pasado unas inolvidables vacaciones en el balneario de la isla de La &oja.arlín. disponía de una excelente co+ cina. !#$ué tal ha ido% !"o parecen estúpidos 4 haría falta ser mu4 estúpido para no aceptar mi propuesta. 1s posible que estuvieran dispuestos a correr el riesgo de que la policía les atrapase. por lo que no paraba de hablar.:arrido. para ma4or regocijo de sus huéspedes. 'licia disfrutaba de la estancia al tiempo que se la veía en verdad interesada por el desarrollo del extra o asunto de las jo+ 4as de Miguel Lópe. !. 9or las noches solíamos dar un agradable paseo hasta un ca+ sino cercano en el que por mi parte arriesgaba algún dinero a la ruleta mientras que ella prefería el blacCjacC. 6alté a tierra 4 regresé al coche en el que me esperaba 'licia dej*ndoles ocupados en estudiar el número de teléfono como si en él se encontrara la solución a un grave problema que se les había venido encima inesperadamente.!9orque por su estado se demostraría que ha permanecido todo ese tiempo en el fondo del mar.

sobre las fogosas relaciones de una pareja. La tercera noche. pero no creo haber leído nunca nada que describa con tanto de+ talle 4 parecida exactitud la amarga desmorali-ación que se apo+ dera de un hombre. mal que me pese. lo que la hacía sentirse tan excitada como ni a con -apatos nuevos. en la que había ganado dos mil euros. pasó a convertirse en una amarga demostración de hasta qué punto una blanca 4 mullida cama puede acabar por convertirse en un oscu+ ro e impenetrable muro que separa m*s que une. echando mano a los so+ corridos trucos que solía practicar cuando mi vida con4ugal ca+ minaba 4a de forma imparable hacia el abismo. algunas en verdad her+ mosas o excitantes. que en cuanto nos desnudamos su entusiasmo de+ sapareció como por ensalmo. sus incontables desgracias. cuando tras m*s de una hora de denodados esfuer-os llega a la demoledora conclusión de que no existe nada al otro lado de una maravillosa piel tersa 4 brillante. así que lo que prometía ser una hermosa velada de amor. 6e han escrito millones de p*ginas. me invitó a pasar la noche en su habitación 4 he de admitir. no logré obtener de ella ni el m*s leve suspiro o tan siquiera una casi impercepti+ ble convulsión que me indicara que había encontrado un punto en su cuerpo que respondiera a cualquier clase de estímulo.tenía la virtud de permitirle olvidar durante un corto espacio de tiempo 4 sin 2mandarse mudar a otra ciudad7. 6u sexo olía a limpio pero ese olor fue el único premio que obtuve a lo largo de aquella lar+ ga 4 fatigosa noche. ' veces pienso que si en la punta de la lengua le hubiera pin+ chado con unas agujas de hacer media tampoco hubiera reac+ cionado. 4 pese a que me es+ forcé por todos los medios a mi alcance. o al menos de apasionado sexo. 4 supongo que de igual modo de una mujer. del mismo modo que el fontanero debe con+ . 1n cuanto comencé a acariciarla se quedó como muerta. tan fría como una anguila recién extraída del río.

.. somos sin duda las mas felices hasta el día en que desaparece. 4a jadean+ te!. duermes 4 respiras. e in+ cluso meses. en los que realmente no esto4 segura de si los he vi+ vido o los he so ado.. momento en el que nos convertimos en las m*s desgraciadas. Lo intenté con la intención de proporcionarle un nuevo padre a . 'quella noche en La &oja llegué a la conclusión de que 'licia . #6iempre has sido así% !. lo mismo te daría ser un ser humano que una -anahoria.imena. . bebes. !respondí de todo cora-ón. !#9retendes hacerme creer que únicamente ha habido un hombre en tu vida% ="o puedo creerlo> !9ara la ma4oría de las mujeres. pese a que algunas se ha4an acosta+ do con docenas de ellos. 'mar 4 dejar de amar es tanto como ser 4 dejar de ser. hemos teni+ do la suerte de amar 4 ser amadas únicamente por ese hombre. Las que. !M*s lo siento 4o. pero lo cierto es que nunca llegamos a estos extremos de intimidad. me acarició suavemente el cabello para murmurar con una leve sonrisa/ !Lo siento. .. !&e equivocas.iméne.uando al fin comprendió que me daba por vencido dado que aquella era una batalla que no hubiera conseguido ganar ni un batallón de legionarios.on mi marido no.no me amaría nunca pese a que nos hubiera he+ cho mucho bien compartir nuestras mutuas soledades. &e garanti-o que ha4 días.omes.. tan solo existe un hombre en la vida.. !9ero esa vida sigue. que en nada se le parece. 4o entre ellas. !#) con otros% !"unca ha habido otros. Lo que sigue es la muerte en vida.formarse con los aromas que surgen de la cocina del restaurante de lujo al que le est* reparando el fregadero. pero desde el instan+ te en que se ha ido aquel a quien amas. como en mi caso..

. !1s verdad. 4 al asomarme al balcón la pude distinguir a la orilla del agua. pero siempre dormimos solos. 1n ocasiones compartimos la cama. 6on dolorosas enfermedades.. !#.. tan ausente que por unos instantes temí que decidiera adentrarse en la ría 4 poner fin de una vepor todas a sus incontables padecimientos. una del alma. del mis+ mo modo que no se comparte un c*ncer. 'l amanecer se había ido. cerca de su desembocadura. 4 con la cantidad de lodo que arrastra ese río lo m*s probable es que ha4a desaparecido bajo el fango. la soledad no puede compartirse. .que un difunto menciona la posibilidad de un enga o. !)o lo he pensado. 1ntra dentro de lo posible que alguien debidamente aleccionado crea recordar tanto tiempo después que esa tarde le pareció ver el techo de un coche a-ul arrastrado por el agua.que me visitó. !#.=1stúpido de mí>. !<usque un testigo. !#Gn testigo #$ué clase de testigo% Gsted me aseguró que era pr*cticamente de noche 4 no se veía a nadie por los alrede+ dores. Lo que no encuentro es la disculpa para hacer que draguen el estuario. 9ero eso es algo que únicamente sabemos us+ ted 4 4o. la otra del cuer+ po que nos consumen sin que ningún extra o pueda llegar a ha+ cerse una idea de la profundidad de nuestro sufrimiento. !se le advertía bastante m*s animado que la primera ve. !"o se preocupe( no lo har*. e incluso podría asegurar que sus ojos nada tenían que ver con los traslúcidos ojos de los difuntos cuando a adió!/ Mi coche debe estar en el fondo del río. 6i lo rescataran nadie dudaría de que fue un accidente.ómo puede estar tan seguro% !9orque los muertos reconocemos de inmediato a los que van a morir.. 0espués de tanto tiempo. 4 a ella aún le quedan muchos a os de vida.ealmente est* usted muerto% 1s la primera ve.

9or tres mil euros jurar* que vio el coche 4 hasta a . 9ero est* claro que en este caso lo que importa no es que el tes+ tigo sea falso.on dinero. !) no cambian. Gn testigo hon+ rado que se equivoca siempre es peor que uno falso que acierta. lo hiciera. pero también miles de inocentes .. en <ueu. sino m*s bien el firme convencimiento que abrigaba desde siempre de que hombres 4 mujeres de indiscutible buena fe son capaces de ase+ gurar que han visto cosas que nunca vieron. 'l cadalso han subido miles de culpables condenados por el testimonio de otros culpables. #9ero cómo diablos encuentro 4o ahora a una persona que de pronto recuerde que hace tres a os le pare+ ció ver el techo de un coche a-ul arrastrado por la corriente de un riachuelo perdido en mitad de un bosque% !. !1n ese caso pídale a Manuela que busque a mi viejo amigo . 4 eso era lo que hacía que me sintiera tan a gusto con ellos. 6o4 un difunto desespe+ rado.onaldi o bailando encima.. sino que lo que cuente sea cierto. !6e equivoca( no me sorprendería en absoluto. !=$ué diferencia m*s sutil> !9ero suficiente.odolfo @erreira. Le sorprendería descubrir hasta qué punto un pu ado de billetes tiene la virtud de refrescar memorias. "o era aquella una frase que se me hubiera ocurrido de re+ pente 4 en unas circunstancias mu4 determinadas. )o no esto4 mintiendo( tan solo esto4 indi+ cando que podría darse el caso de que alguna persona viva. != 'un así> &odo este tiempo he vivido en el convencimien+ to de que los muertos no son capaces de mentir. defendiendo su errónea versión a capa 4 espada incluso m*s all* de la evidencia. Me molestaría que las cosas cambiaran. #5 no% !9robablemente. !"o es que me guste tener que recurrir a testigos falsos.!)o no so4 un difunto cualquiera...

#9uede ser lo imaginado tan real como lo vivido% 'l ser ese es un dilema con el que convivo durante a os no me siento capacitado para dar una respuesta v*lida.condenados por el testimonio de otros inocentes a los que nadie supo sacar de su error. lo que ha4 que intentar es que a la larga acaben por serlo. por lo que lo primero que hi-o fue telefonear a una prima lejana 4 pedirle que se acer+ cara a <ueu 4 locali-ara cuanto antes en el bar de la pla-a al mencionado . ' qué se debe el hecho de que la mente humana se empeci+ ne en que ha sido testigo de hechos que nunca ocurrieron es algo que nunca he acertado a entender. ) si en principio no lo son. pero lo que sí sé a ciencia cierta es que con demasiada frecuencia nos que+ dan grabadas con ma4or intensidad en la mente escenas que nunca vimos 4 qui-* tan solo so amos.odolfo @erreira. !1s el hombre perfecto. . !Las dudas siempre son ra-onables. que otras que vivimos realmente pero que se evaporaron como la gota de rocío que ha caído prisionera de un ra4o de sol. 1st* acostumbrado a mentir sin in+ mutarse debido a que es un gran aficionado a la pesca con ca a. porque únicamente los animales ven siempre lo que ven 4 o4en siempre lo que o4en. pero debo admitir que so4 la persona menos indicada a la hora de anali-ar tan peculiar problema puesto que es mu4 posible que todos los difuntos a los que aseguro ver a diario nunca ha4an existido mas que en mi imaginación. . !Lo que importa no es que le crean.uando le planteé a Manuela 3idal la posibilidad de con+ tratar a un falso testigo ni tan siquiera se planteó el dilema de elegir entre la ética o la pr*ctica( había sufrido demasiadas hu+ millaciones durante demasiado tiempo. "o hace falta ser paranoico o esqui-ofrénico( basta con ser un simple ser humano. Lo que importa es que consiga plantear una duda ra-onable.

Lo de la otra noche fue un desastre. siempre con . al día siguiente el ma4or de los 6alcedo me llamó con el fin de comunicarme que estaban dispuestos a hacer un trato siempre que se les mantuvie+ ra al margen de la negociación. Me encanta la idea de hacerme cargo de él.!9uede que estés en lo cierto. !"o tiene importancia.isneros me envió a su mejor abogado. me aconsejó que lo dejara todo en sus manos.. !1s un caso de lo m*s atípico e interesante.oco en el maletero. . 9or suerte. ) es que la soledad es profundamente egoísta( nunca quiere a nadie a su alrededor.hubiera contribuido a ha+ cer mi vida un poco menos patética. Le dejé por tanto al frente de la curiosa empresa. !Lo siento. ra-ona+ ble o no. 6upongo que cuando la soledad ha pasado a ser una parte esen+ cial de la vida debe resultar mu4 difícil divorciarte de ella con el fin de unirse a otra pareja. =tan importante es la suerte cuando se trata de un tema en que tanto ha influido la mala suerte>. 9ero de nada servir*. .4o hu+ biera contribuido a hacer la su4a un poco menos dram*tica. si los hermanos 6alcedo no dan se ales de vida. "o me avergOen-a en absoluto admitir a estas alturas que es+ to4 convencido de que 'licia .on eso me bastaba.iméne. al tiempo que tal ve. aunque en cierto modo decepcionados por el he+ cho de que una hermosa relación sentimental que debía haberse cimentado en un marco tan apropiado como el balneario de La &oja no hubiera cuajado. 4 al día si+ guiente emprendimos el camino de regreso. quien a pesar de no tener la menor idea de que habían sido los difuntos los que me condujeron con sus confesiones hasta aquel punto.reo que no solo conseguiré que le devuelvan la casa a esa pobre mujer( es mu4 posible que obtenga una buena indemni-ación. <artolomé . . felices por haber contribuido a enmendar un in+ justo entuerto.

. sin sexo..4 treinta minutos del día. 1se día a nadie le dar* vergOen-a admitir que en el fondo siempre fue un poco rom*n+ tico.!6í que la tiene 4 lo sabes. a tu ausencia con él. !1l romanticismo pasó de moda hace tiempo. 9ero si quieres que te diga la verdad prefiero tu presencia. 6obre todo en aquellas parejas que tan solo hacen el amor una ve.. !2La cama7 suele durar entre die. con lo cual se vuelve el uno por casi siete mil. !1s lo m*s bonito que me han dicho en a os. "o m*s del uno por mil del tiempo que una pareja pasa jun+ ta.rees que vale la pena despreciar el novecientos noventa 4 nueve restante% !. 1res la única persona de este mundo con la que me siento a gusto 4 protegida. 8ubiera sido magnífico que nos entendiéramos en la cama. 4 no recuerdo que ni un solo día de nuestro matrimonio en que Macarena me saludara con un afectuoso 2<ienvenido a casa7. !9ues debo haberlo leído en alguna parte porque no creo que se me ha4a ocurrido a mí solo. "unca me he considerado un tipo especialmente rom*ntico.tuviera ra-ón.. pese a lo *spero que pudiera llegar a ser. &al ve.urioso modo de ver las cosas. no lo sé con certe-a porque la única mujer de mi vida. siempre fue menos rom*ntica que el felpudo de la entrada. podía leerse en letras rojas/ 2<ienvenido a casa7. 9or lo general se le suele dar mucha importancia a ese uno por mil. Macarena. #. !9recisamente se le da importancia por lo escaso. . pero ten por seguro que acabar* regresando del mismo modo que regresa la moda de la falda larga o el cabello corto.por semana. 'l menos en este.

)a es hora de que empiece a rehacer su vida. peque a. !#' qué cerdo se refiere% !'l que te asesinó. 1xcepto para tu recuerdo.de levantar nada bueno sobre el odio. pero me temo que continúa tan enamorada de tu padre que no deja espa+ cio para nadie m*s. pero el dolor que siente sigue siendo como un c*ncer que le roe las entra as. naturalmente.. ) mucho me temo que a tu madre se le agotó el crédito en cuanto a sentimientos se refiere( lo gastó todo en vosotros.. tras una corta pausa sentenció/ . naturalmente. !Las vidas no se rehacen como un puente que se ha4an venido abajo por culpa de un terremoto. !#) eso% !6upuse que era mejor no acompa arles. 'l fin. 'hora lo único que le que+ da es odio. &enía la esperan-a de que con la desaparición de ese cerdo se calmara. Mi madre lle+ va demasiado tiempo sola 4 necesita que alguien se ocupe de ella. "o est*n hechas de vigas o cemento( est*n hechas de sentimientos que no se adquieren en las ferreterías. 6e volvió a intercambiar una mirada con 'ndrea que había hecho su aparición al otro lado del jardín tan lejana 4 evasiva como de costumbre.!=<ienvenido a casa> !#$ué haces aquí% !#$ué quiere que haga% 1sperarle. !#) qué va a ser de ella% !"o lo sé. !9ero mi padre murió hace a os 4 4o también esto4 muer+ ta. !su tono sonó esperan-ado al inquirir!/ #$ué tal fue la cosa% !=<ien> !#6olamente 2bien7% !&u madre es una mujer inteligente 4 encantadora. 4 nadie fue capa.

sería mejor decir pre+ sentí. ) 'ndrea también. a la espera de algo. debo reconocer que desde el primer momento supe. o tal ve. #5 sea. ni mucho menos la fascinante María . el hombre que se había suicidado en el interior de su buen cuidado Mer+ cedes negro no era el verdadero pederasta. 9uede que fuera en efecto el 2co o e madre7 que le desce+ rrajara un tiro en la nuca a la confiada 5maira. 6i dijera que me sorprendió.isneros. !#$ué quieres decir con eso% !$ue si hubiera muerto habríamos seguido nuestro cami+ no. !#0e modo que no ha muerto% !0esde luego que no.. que lo que en cierto modo sospechaba. se ha confirmado/ el tal . #9ero por qué incomprensible ra-ón había firmado una de+ claración aceptando su culpabilidad para volarse los sesos acto seguido% "i <artolomé . que pese a su confesión 4 al hecho evidente de que sus da+ tos coincidieran con la descripción de la colombiana. =Me lo temía..enteno no era en realidad 2La <estia 9erfecta7. !#) por qué est*s tan segura% !9orque continúo en este jardín. &ampoco en esta ocasión consigo recordar cu*l fue mi reac+ ción. asesino 4 violador que tanto me obsesionaba.!9ero el que nos asesinó no ha muerto.oque . !)a. cualquiera que fuera 4 adonde quiera que nos condujera( pero en lugar de ello continuamos ancladas aquí. aunque no sepamos qué es exactamente ese 2algo7. pero no era ni mucho menos la bestia que acabó con las dos chicuelas que con+ tinuaban observ*ndome como si esperara que les aclarase un misterio que no alcan-aban a entender. mentiría. puedo jurar que me lo temía> 6i quiero ser absolutamente sincero. pero esto4 absolutamente seguro de que no me extra aron en absoluto sus palabras.

!#' quién% !' un hermano o a un hijo.m*s acorde con la realidad.estuviera intentando proteger a alguien% !aven+ turó María Luisa. !$ue 4o sepa no tenía hermanos 4 únicamente dos hijas. !Gn punto de vista diferente 4 tal ve. !Loco no estaba.Luisa Molina fueron capaces de proporcionar una respuesta li+ geramente convincente a mi demanda. #qué demonios esperas de nosotros% !dijo . !#1ntonces% !'lguien debió obligarle a hacer lo que hi-o. !="o me extra a> !9or mucho que me estrujo el cerebro no concibo que na+ die cargue con culpas ajenas justo antes de apretar el gatillo 4 largarse al otro barrio.ómo% !="o tengo ni la menor idea> !9ues si tú. !#. !8a4 que estar mu4 loco para admitir por escrito que has sido un pederasta asesino. que eres el que est* en contacto con los muer+ tos no tienes ni idea. ) por lo que me han contado. !#&al ve.isneros. La lista de sus delitos recuerda la carta de un restaurante de lujo. el asesinato o la violencia !puntuali-ó <artolo+ mé . 4 el número de sus condenas obligan a suponer que debió pasar m*s tiempo a la sombra que tomando el sol. !9ero ninguna de esas condenas tenía nada que ver con el abuso infantil. no era de los que se sacrificaban. 6e me antoja aberrante.isneros haciendo girar su silla de ruedas con el fin de con+ . si no es cierto. sino m*s bien de los que no dudaban en sacrificar a los dem*s. 6ospecho que estar en continua relación con los muer+ tos me ha hecho perder la auténtica perspectiva del mundo en que vivo.

. &al ve.templar el campo de golf del club 9uerta de 8ierro que se exten+ día frente al enorme ventanal de su salón!. !puntuali-ó <artolomé!. por lo que lo m*s probable es que pasen a os antes de que vuelva a ac+ . #6ignifica eso que cambió radicalmente. 4 que probablemente necesita+ ría meses para llegar a alguna conclusión m*s o menos v*lida. mientras que ahora se ha vuelto prudente. !=&antos a os de c*rcel. lo cual podía dar pie a que cometiera un error. 0e eso no cabe la menor duda.. !1sa es una labor que tan solo podría hacer la policía que tiene acceso a todos los archivos. !#) dónde lo encontró% #1n la c*rcel% !1s posible.la secuestrara por encargo.. 6i 4o fuera 2La <estia 9erfecta7 habría buscado a una escoria de la socie+ dad como ese tal . 9ero para que lo intentaran tendría que estar convencida de que es una pista sólida sobre un caso que.enteno con el fin de que me hiciera el trabajo sucio. no podemos pedir que lo reabran bas*ndonos en el testimonio de una ni a muerta.> =6ería como buscar una aguja en un pajar> !"o si nos limit*ramos a los que han coincidido en algún momento con él 4 los habían encerrado por delitos relacionados con la pederastía. !$ue la raptara no significa necesariamente que la asesina+ ra !intervino de nuevo María Luisa!. !#5 sea que estamos como al principio% !M*s bien peor porque antes ese depravado se vana+ gloriaba de lo que hacía. ) como comprenderéis. tantas c*rceles distintas. Me han permitido acceder a su historial delictivo 4 no existe ni una sola mención al tema. 4a ha sido cerrado. !#$uién se puede prestar a algo así% !'lguien que se ha pasado la mitad de la vida en la c*rcel 4 la otra mitad haciendo méritos para que le encierren..oque . oficialmente. 4 tantos presos en ellas. o que en verdad no tiene nada que ver con la muerte de esas ni as% !Pl fue quien raptó a 'ndrea.

uando le conocí estaba convencida que había encontrado ..tuar. que deje .% así dudo te antoja m*s que importante( podamos atraparle o atraparle.. !6i es !#) qué se de matar.apitulo KQ .

generoso. pero no existe nada menos lógico que una persona enamorada 4 por desgracia 4o lo estaba hasta el punto de no darme cuenta de que .aí en sus bra-os sin importar+ me mas que el rosario de orgasmos que me provocaba a todas ho+ ras. atlético. La escuchaba en silencio. sino m*s bien las amargas huellas que la vida suele dejar en aquellos seres a los que se complace en maltratar. pero su rostro mostraba 4a. guapo. en el momento en que nació ?ngrid me hubiera vuelto a Munich. simp*tico 4 sobre todo terriblemente apasionado !sus labios perfectos per+ dieron su perfección al cerrarse en un desagradable rictus de amargura para a adir al poco!/ . inteligente.oque era de ese tipo de hombres que destru4en cuanto tocan. hasta que un buen día me di cuenta de que me encontraba embara-ada justo cuando acababan de condenarle a pasar dos a os en la c*rcel por vender un edificio que no era su4o. !Lo lógico hubiera sido que. no las cl*sicas huellas del tiempo. 1riCa Rlose era aún una mujer lo suficientemente atractiva como para que no se pudiera dudar de que catorce o quince a os atr*s debió ser una de esas belle-as nórdicas que suelen aparecer en las portadas de las revistas de moda 4 las vallas pu+ blicitarias de los grandes almacenes.al 9ríncipe '-ul que muchas muchachas de mi país so a+ mos( moreno. sin poder apartar los ojos de su .

me hi-o una segunda hija. !#?ncluido el asesinato% !9or lo visto sí. 4 4o no me considero ninguna estúpida. !lan-ó un hondo sus+ piro que m*s bien podía interpretarse como la aceptación de su propia ingenuidad!.se le pasó por la mente que su marido pudiera ser un pederasta. pero de algo esto4 absolutamente segura/ jam*s le pondría las manos encima a una ni a de la edad de sus hijas. sin darnos cuenta de que en realidad son ellos quienes nos cambian sin tan siquiera intentarlo. por mu4 inteligentes que seamos. juró reformarse. mentiroso 4 borrachín.. !"o sé por qué ra-ón las mujeres. !#$ué había hecho esta ve-% !Mejor pregunte qué no había hecho. 6alió de la c*rcel. chantajista. !"o le pregunto 2por lo visto7. estafador. extorsionador. #cómo se explica lo de su confesión% !"o me lo explico. es capa. estamos con+ vencidas de que a la larga podremos cambiar al hombre que amamos. sino por lo que usted cree. !1n ese caso. porque lo cierto es que no existe nada ilegal en lo que . 4 no darse cuenta de algo tan aberrante. !#"o se lo explica. "adie convive catorce a os con otra persona. o no se lo cree% !"i me lo explico. #'lguna ve. violador 4 asesino de ni as% !="i por lo m*s remoto> 1ra un ludópata ladrón. &an solo un impotente nece+ ..cansado rostro mientras permanecía con la vista clavada en la autopista por la que cru-aban en esos momentos una docena de rugientes camiones.oque no estuviera dispuesto a involucrarse con tal de conseguir un dinero que a la noche si+ guiente se dejaba arrebatar en una mesa de póquer por una pan+ dilla de jugadores de ventaja.de aceptar todos sus vicios. ni me lo creo. 4 antes de que naciera 4a estaba de nuevo en+ tre rejas.

que 4o recuerde.sita violar a una ni a para excitarse. 2)o. 1so le da un nuevo senti+ do a la frase. !) no ha4 la menor duda.oque no hablaba así. !me vi obligado a reconocerme en verdad incrédulo ante la posibilidad de que un dele-nable personaje hubiera sido capa. dejando un espacio entre las dos primeras sílabas 4 la última.enteno reco+ no-co haber secuestrado. . violado 4 asesinado etc.. demasiado correcta.ugaba a todas horas con sus hijas 4 jam*s. no como defensor sino como acusado 4 2la pr*ctica7 le había per+ mitido aprender mucho sobre le4es.oque . etc. la forma en que est* escrita( es.!dijo!.. lo cual.no.. !&enga presente que . 4 le juro por mi vida que . !#1n ese caso qué pudo ser lo que le ocurrió para que re+ dactara de su pu o 4 letra tan demoledora confesión% 9orque la policía asegura que no ha4 duda sobre su autoría.. #cómo le diría 4o%.oque .sea una estupide. advertí el menor gesto que no fuera el de auténtico amor de padre.de tergiversar de un modo tan burdo su declaración de culpabilidad. . no solía emplear unos tér+ minos digamos tan 2apropiados7.7 9ero es mu4 curioso( escribe 2. .ente no7. Le bastaba con una simple insinuación para ponerse a punto. el abajo firmante.me entregó una fotocopia del documento 4 cono-co mu4 bien su letra( sin embargo ha4 dos cosas que me llaman la atención. !#$ue son% !La primera.oque siempre fue un h*bil estafador . no recono-co haber secuestra+ do. 1l jue. 'l co+ mien-o.7..ente. =jam*s>. !#) la segunda% !&al ve. .oque era cualquier cosa menos impotente. no ha+ bía hecho nunca al escribir su nombre. 4 pese a que fue+ ra abogado 4 se hubiera pasado media vida en los ju-gados. escribe/ 2)o. 9ero tal ve. #1ntiende lo que le quiero decir% !Lo intento aunque se me antoja un tanto infantil 4 rebus+ cado. escúcheme bien.

de cometer unos crímenes tan espantosos. #$ué piensa hacer al respecto% Me observó absolutamente perpleja.enteno podía ser mu+ chas cosas. 1ra su oficio 4 quiero creer que el último momento me en+ vió ese casi imperceptible mensaje a sabiendas de que sería la única capa.oque .al que le bastaba con cambiar de sitio un punto o una coma para cobrar un cheque falso o variar por completo el sentido de una frase.. pero no so4 quién para opinar. #o sí% !ante mi muda negativa insistió!/ #1ntonces por qué lo hace% !Motivos personales. pero no un pederasta.. que es lo que en definitiva ha dado el caso por cerrado. 6o4 amigo de la madre de una de las ni as asesinadas. ' mi modo de ver. Mis hijas son aproximadamente de la edad de esas ni as. !#'migo íntimo% 9erdone.de interpretarlo. 'parte de que considero que no hace falta tener ningún motivo especial para tratar de averiguar quién ha sido capa. pero al fin consideré que si no . detr*s de todo esto ha4 alguien m*s( el auténtico culpable que es el que en verdad me interesa. 4 para lo único de que me sirve lo que le he contado es para tratar de convencerme a mí misma de que el pa+ dre de mis hijas no fue un asesino 4 violador sin entra as. que es por eso por lo que esto4 aquí. !6i también le sirve de algo le confesaré que 4o tampoco lo creo( tanto es así. !#) qué es lo que pretende% !... !Lo sigo considerando una tontería.onfirmar la teoría de que . !#) qué quiere que haga% #'caso se le ocurre que con tan ridicula prueba puedo convencer a nadie de su inocencia% 1l caso est* cerrado. !9ero usted no es policía. no es de mi incumbencia. como si la considerara la pregunta m*s idiota del mundo. "ecesité un tiempo para decidirme a decir lo que pensaba. a punto estuve de no hacerlo.

!1n ese caso lo mejor que puede hacer es llev*rselas de aquí..tuviera que arrepentirme.hablaba tal ve.. !$uisiera pedirle un favor.de eso.. Mis hijas son todo lo que me queda. 4 debía saber por tanto que tenía dos hijas de edades 4 aspecto similares a las que tanto le atraen. !&an solo es una medida de seguridad temporal( lo m*s probable es que esté exagerando porque admito que todo esto me est* volviendo un tanto paranoico. 4 mucho...considere el colmo de la sofisticación violar 4 asesinar a las hijas de un antiguo colabo+ rador. Me gustaría que durante una temporada se marcharan a un lugar donde nadie la cono-ca. es de que el verdadero culpable mantenía algún tipo de re+ lación con su marido. m*s ade+ lante. #"ecesita dinero% . !#..ealmente lo considera un 2colaborador7% !Me temo que sí( 4 lo que es aún peor. !=0ios mío> 0espués de eso. porque sin duda lo es. tal ve. he tenido que sufrir todas las penas del infierno 4 ahora usted me pide que abandone mi casa porque corro el peligro de que asesinen a mis hijas. 0e lo que esto4 absolutamente se+ guro. 1n ve. !9ues no cabe duda que ese tipo de paranoia debe ser con+ tagiosa porque est* consiguiendo aterrori-arme. 2un colaborador ne+ cesario7. #quién me va a poder decir que el amor es un sentimiento hermoso% La ma4or parte de las veces el maldito amor nos destro-a la vida( si no me hubiera en+ amorado de semejante macarra hubiera seguido siendo una mo+ delo fotogr*fica magníficamente pagada hasta el día en que me hubiera casado con un millonario que lo único que me hubiera pedido es que me abriera de piernas de ve. !#9or qué% !9or simple precaución.en cuando 4 saliera mu4 guapa en las fotos. 6emejante psicópata.

am*s. pero necesi+ to que me recuerde si su marido le habló de alguien con quien mantuviera alguna relación poco corriente en estos últimos tiempos. !"adie manda en el cora-ón.Me miró de reojo. !="o lo sabe usted bien> 6obre todo cuando se le quiere. !=$ué cosas pregunta> #$ué cree que me dejó . pero si me vo4 de Marbella no sé de qué demo+ nios vo4 a vivir. !="o diga gilipolleces> "o se trata de un asunto del cora+ . "egó segura de sí misma... como si fuera un marciano que acababa de bajar de un platillo volante. Mal que me pese aceptarlo fui tan estúpida como para enamo+ rarme como una mema de un hombre que era carne de horca. 4 nunca me hablaba de lo que hacía. 4 por lo tanto 4o prefería no sa+ ber nada al respecto. !0ebe resultar mu4 difícil convivir con alguien así.oque ade+ m*s de deudas de juego% &engo un miserable empleo de vende+ dora en una boutique 4 con lo que gano apenas consigo sacar las ni as adelante. entre otras cosas porque sabía que no me gustaba que lo hiciera. 0espués de parir dos veces 4a no so4 lo que era. . ) al final acabaron mat*ndole. a no ser que se trate de un pederasta que pueda poner en peligro a mis hijas. !#) no tiene ni idea de quién pudo ser% !=1n absoluto> ) es m*s. no me interesa. Snicamente cuando venía a recoger a las ni as. !Le proporcionaré los medios para que puedan pasar una temporada 2de vacaciones7 en algún lugar discreto. a todo lo largo de nuestra vida en común men+ cionó un solo trabajo decente o un pro4ecto que no estuviera encaminado a enga ar a alguien. !0esde hace tres a os apenas nos veíamos. Llegó un momento en que cuando m*s tranquila me sentía era cuando lo metían en la c*rcel porque al menos sabía que no es+ taba planeando algo peor de lo que 4a había hecho 4 por lo que pudieran acabar mat*ndole.

. #&iene una idea de lo que significa pasarse el resto de la vida avergon-*ndose por el hecho de no haber sido capa. B de junio de QLLH .apitulo KB La 8a4a.. #0ónde cree que podemos escondernos% . pero no me escuché a mí misma 4 al fin lle+ gamos a esto. pero mi co o lo reclamaba cada noche.-ón( es un asunto del co o. ) eso es lo que m*s da o me hace( la cabe-a 4 el cora-ón me ordenaban cada día que lo abandonara.de contener aquellas ansias de que me cogiera por la cintura 4 me arrojara sobre la cama% Mi obli+ gación era pensar en mis hijas 4 en el da o que aquella situación les estaba haciendo.

llamada TMartijnT que sostiene de igual modo que los adolescentes puedan prostituirse sin que se les considere víctimas de abusos. 79or último propugnan que se autorice a emitir por te+ levisión programas 4 películas pornogr*ficas en horario in+ fantil con el fin de ir educando sexualmente a los ni os.2Gn grupo holandés que pretende ser aceptado como partido político bajo la denominación de T. 7'dmite que su organi-ación mantiene contactos con otra semejante.la insólita e impactante noticia con el fin de convencerme de que no se trataba de una broma de mal gusto por parte de un aburrido corresponsal que no tenía . 7Gno de sus miembros fundadores.aridad. propugna la legali-ación de la pe+ derastía 4 las relaciones sexuales con animales. Libertad 4 0iversidadT.7 &uve que releer una 4 otra ve. 4 sea lícito practicar el bestialismo siempre que no se cause un da o innecesario a los animales. 'd 3an+der+<erg declaró que buscan rebajar de KH a KQ a os la edad penal para que los menores puedan mantener relaciones sexuales con adultos pues considera que el fenómeno de la pederas+ tía debe ser estudiado 4 discutido por la sociedad.

aprendí a pensar por mí mismo 4 no vomitar los dogmas con los que nos habían lavado el cerebro durante el franquismo 4 entendí que cada cual era mu4 libre de amar a quien 4 como m*s le apetecie+ ra. si por mí fuera. 4 que en algún lugar del mundo. 6in embargo.nada mejor que contar. =6anto . en este caso 8olanda. al madurar.aridad.4 exhibir sus miserias como algo digno 4 respetable. los hubiera empalado hasta la muerte sin la menor vacilación ni atisbo de remordimiento. 4 que no tenía ningún sentido discriminar a alguien por su inclinación sexual. ' los perversos miembros de esa sec+ ta. Las ratas 4a no se conformaban con vivir en lo m*s profundo de las hediondas cloacas( ahora pretendían mostrarse a la lu. pero cuando al día siguiente la encontré reproducida 4 ampliada en otros medios de comunicación no pude por menos que aceptar que se trataba de un hecho cierto. #'caso pretenden acostarse con nuestros hijos 4 que mire+ mos hacia otra parte% =6i ser*n cabrones> #) tirarse a un cabra o que se los tire un burro 4 nos pare-ca permisivo 4 lógico% =8ijos de puta> .ielo> #'donde íbamos a llegar% .esultaría absurdo e injusto por mi parte negar que de joven no había sido un hombre especialmente permisivo con todo aquello que fuera diferente a mí( b*sicamente porque pertene-+ co a una generación a la que nos inculcaron desde mu4 jóvenes la idea de que la homosexualidad estaba considerada por 0ios 21l 9ecado "efando7. lo que los hijos de la gran puta del mal llamado grupo de la 2. Libertad 4 0iversidad7 proponían se me antojaba de todo punto aberrante 4 no tenía nada que ver con los logros por las libertades que se habían conseguido durante el último cuarto del siglo MM. existían seres humanos que consideraban como algo natural las m*s in+ fames depravaciones. 'fortunadamente.

aglutinando en un único departamento oficial a los diversos organismos que hasta ese momento luchaban de una forma u otra. por lo que se me antojó inapropiado intentar complicarle aún m*s un trabajo 4a de por sí suficientemente pesado 4 engorroso.6ea como sea. por lo que se podría pensar que la ignominiosa pr*ctica se estaba extendiendo como un imparable c*ncer que amena-a+ ra con afectarnos a todos.oque . pero pronto llegué a la conclusión de que no podría tomarse en serio el hecho de que dicha 2experiencia7 se basara en la información que había recibido de unos cuantos difuntos. pero por mi parte empe-aba a estar convencido de que con la desapa+ rición de .4 ex ministro de economía de reconocido prestigio que se ocupara en exclusiva de tan espinoso problema. contra semejante lacra. 9or mucho que me esforcé solicitando su a4uda. . lo cierto es que casi a diario los medios de co+ municación sacaban a la lu.imena 4 'ndrea continuaban apareciendo por el jardín a la espera del castigo de quien tanto da o les había causado. &an solo en el último a o se habían detenido a m*s de qui+ nientas personas en 1spa a. 4 si de algo estaba seguro era de que cuanto m*s lo intentara menos caso me liarían.enteno había perdido toda posibilidad de sa+ car algo en limpio. .que se había desarticulado una nue+ va red de traficantes en pornografía infantil en la que se encon+ traban involucradas personalidades de todos los estamentos sociales. 'quel hombre merecía toda mi confian-a 4 era de suponer que se le plantearían infinidad de problemas en su nuevo puesto. 0urante un tiempo estuve meditando en la posibilidad de po+ nerme en contacto con él con el fin de ofrecerle mi experiencia en dicho campo. algunas de ellas menores de edad. ni 5maira ni 21l Monstruo7 habían vuelto a dar 2se ales de vida7. pero sin una efectiva coordinación. 4 por lo tanto no me sorprendió que el gobierno decidiera pedirle a un jue.

pero lo m*s probable era que ni . acudía a visitarme con cierta frecuencia.imena.oque . con lo cual se de+ mostró una ve.enteno hiciera su aparición buscando 2justi+ cia7. lo cierto es que nada tenía que ver con tan sucio asunto. pero pese a que se brindó a echarme una mano desde el otro lado del gran río. sino un infeli.8ubo un momento en el que abrigué la esperan-a de que el difunto . 2La <estia 9erfecta7 me había vencido. de eso no me cabía la menor duda. mientras que a mí tan solo me hubiera servido de algo aniquilarle. "o es de extra ar por tanto que me sintiera profundamente deprimido. 'l emprender la huida abandonando el 2campo de batalla7 había conseguido derrotarme 4a que para él conservar el anoni+ mato 4 la libertad constituían un triunfo. por lo que no pudo proporcionar+ me un solo dato que fuera de utilidad.isneros. 6olíamos pasar juntos los fines de semana. m*xime cuando advertía que mi relación con 'licia no progresaba de acuerdo a mis deseos. Le había ocultado el he+ cho de que.m*s que no so4 una especie de 2médium7 capade convocar a los muertos.enteno no era el verdadero asesino de su hija. 'lgún día volvería a violar 4 matar. pero nunca compartimos una cama sabiendo como sabíamos que el mero hecho de intentar mantener una relación m*s íntima tenía la vir+ tud de distanciarnos.uenca 4 otras en Madrid. Snicamente el agradecido Miguel Lópe:arrido. pese a su indiscutible confesión. cu4os problemas se estaban solucionando satisfactoriamente gracias al abogado enviado por <artolomé . . ni 'ndrea ni 4o estuviéramos allí para intentar impedírselo. pero lo cierto es que no se dignó hacerlo. unas veces en . pero a menudo me asaltaba la sensación de que lo presentía.oque .al que los muertos acuden a incordiar cuando les viene en gana. 6iempre se ha dicho que un hombre 4 una mujer tan solo pueden ser auténticos amigos cuando se han cansado de acos+ .

en absoluto. 'ún no me siento tan viejo.m*s ser bastante atípico por+ que lo cierto es que me encantaba estar con ella pese a que me horrori-aba la idea de volver a pasar por el traum*tico trance de otra noche como la del balneario de La &oja. !Lo tengo asumido. pero he de admitir que en este caso demostré una ve. 'ndrea 4 4o nos iremos( vendr*n otros a ver+ te pero también ser* por poco tiempo 4 por lo tanto tu destino es quedarte solo. !#9or qué no% !9orque he descubierto que los muertos solemos ser bas+ tante nómadas. )a tuvo uno 4 por lo visto con eso le basta( necesita un amigo. un hermano o un padre que la proteja de sí misma 4 no quiero pasarme el resto de mi vida haciendo ese papel. 1ste jardín me gusta. Los muertos deben estar con los muertos... !9ues no deberías asumirlo.tarse juntos o uno de ellos es homosexual. "o puedes dedicar el resto de la vida a resolver los problemas de los difuntos. !=. peque a. 4 los vivos con los vivos. !#) si nunca consiguiéramos encontrar a 2La <estia 9er+ fecta7% 1n tal caso tendríais que quedaros siempre aquí. cuando consigamos castigar a quien nos hi-o da o. !Lo dudo. 4 lo mejor que podrías hacer es casarte con mi madre. 'lgún día. no tengo ni la menor idea de adonde iré a parar .*sate con ella> !&u madre no necesita un marido. pero tan solo de pensar en las horas de arduos 4 estéri+ les trabajos que me aguardaban en caso de que accediera a man+ tener una relación sexual 2se me caían los palos del sombrajo7. "o es que también me hubiera vuelto frío 4 no la deseara. aunque te aseguro que no me importaría. !9ero tú también necesitas compa ía. !#"ómadas% #$ué quieres decir con eso de nómadas% !$ue vamos de aquí para all* sin saber la ra-ón ni hacia dónde nos dirigimos.

.onfías demasiado en los muertos> !casi le grité porque estaba a punto de desaparecer tras un muro. ' Manuela le habían devuelto la casa 4 compensado con al+ gún dinero.. qui-* uno de los lugares mas agrestes 4 apartados de la mano de 0ios de nuestro país. &ranscurrió un largo mes sin que ocurriera nada. !M*s que en los vivos. 4 donde resulta+ ba a mi modo de ver harto difícil que 2La <estia 9erfecta7 diera con ella por mucho que se empe ara.a-orla. !Muertos ha4 muchos. Gn amigo de <artolomé . en la 6ierra de . 4 las ni as parecían de lo m*s felices correteando como cabras por los fron+ dosos bosques. pero esto4 convencida de que acabaremos por encontrar a ese malnacido. 1sta última se había establecido con sus hijas en un pueblo perdido 4 realmente precioso junto al nacimiento del río Mun+ do. donde por cierto se comía estupendamente.isneros le había conseguido un buen empleo como encargada de su acogedor restaurante de monta a. 'licia. !=)a me explicar*s cómo> &odos cuantos podían a4udar+ nos han desaparecido. 9ronto o tarde alguno acudir* en nuestro auxilio. !=.se habían arreglado de un modo casi definitivo. Los 2problemas7 de Miguel Lópe. por lo que mi vida se reducía a observar como dos peque as difuntas aparecían 4 desaparecían por mi jardín mientras me ocupaba de atender a tres viudas. !=M*s que en los vivos. Manuela 4 1riCa. por lo que en realidad la única que continuaba pre+ ocup*ndome era 'licia.m*s tarde e ignoro cu*nto tiempo nos permitirían permanecer aquí en caso de que no tuviéramos éxito. quien de tanto en tanto se sumía de .>! replicó en el mismo tono.

. ' mi frustración como fracasado amante se unía entonces una frustración aún ma4or por no sentirme capa. tan recalcitrante enfermo. "i física ni espiritualmente le servía de nada 4 no cabe duda que a nadie le hace gracia saberse inútil.on mi hijo casi definitivamente establecido en ?ndone+ sia. aburrido 4 decidido a dar por concluidas mis in+ vestigaciones.gemelos. "o obstante. 1speraban justicia. 9erdí horas de sue o buscando en la red nuevas p*ginas de pederastas sin resultado alguno. no la habían obtenido 4 no podía hacer nada por remediar su decepción porque 4a nadie acudía en mi a4uda 4 ni siquiera ellas eran capaces de ofrecerme alguna pista que me condujera a una escurridi-a bestia que había optado por ocultarse en lo m*s profundo de su oscura madriguera. las ni as continuaban en un jardín al que 4o apenas me atrevía a salir porque en cierto modo experimentaba la injustificada pero inevitable sensación de que las había trai+ cionado. me sentía solo. real o imaginario. 4 los esfuer-os de <artolomé . Macarena se había echado un novio que pare+ cía m*s un saldo que un auténtico ser humano que de lo único que hablaba con sincero entusiasmo era de sus innumerables en+ fermedades 4 de la cantidad de famosos doctores de todas las es+ pecialidades que le habían tratado en los veinte últimos a os.onsidero mu4 probable que cualquier día.m*s complicado a4udarla a emerger. aceptando que jam*s conseguiría atrapar a 2La <estia 9erfecta7. donde su exótica esposa estaba a punto de dar a lu.de hacerla re+ gresar a la normalidad. así como de las increíbles bondades de las incontables clínicas en las que había estado ingresado a todo lo largo 4 ancho de la geo+ grafía nacional.isneros tampoco dieron fruto pese a que María Luisa no cesa+ . . Mi ex esposa.nuevo en aquellos extra os letargos de los que me resultaba cada ve. decida practicarse su propia autopsia.

ba de presionarle en su af*n por intentar poner a buen recaudo a semejante engendro de la naturale-a.tan solo se abra un hediondo pantano en el que acabar* por desaparecer tragado por el fango. La impotencia que sentía a la hora de enfrentarme al intangi+ ble fantasma en que se había convertido 2La <estia 9erfecta7. pero todo fue inútil. #1ra aquél el final del camino% #0ebía olvidarlo todo 4 regresar a mi viejo despacho en el ministerio a refugiarme una ve. Los viejos e impasibles funcionarios del ministerio. se asemejaba en cierto modo a la que experimentara a os atr*s a la hora de enfrentarme a aquella otra bestia de igual modo fero-. .m*s tras monta as de informes sobre magnos pro4ectos que jam*s llegaban a convertirse en rea+ lidad% Me gustaría ser capa. intransigente e insensible/ la inamovible burocracia institucional. implacable.ada despacho se había convertido en una peque a fortale+ -a que detentaba una minúscula parcela de poder que defendía . 1n un par de ocasiones incluso me encerré en la cueva con la esperan-a de que el espíritu del ermita o &abaré acudiera en mi auxilio o que cualquier otro de los que tiempo atr*s me visitaban con tanta frecuencia decidiera regresar del lejano e ignoto lugar en que se encontraran. 1ra como si un tortuoso sendero me hubiera conducido al borde de un abismo del que ni tan siquiera alcan-aba a distin+ guir el fondo. tal mara a de hojarasca de papel que ni el m*s tupido bosque ama-ónico podría so ar con hacer+ le la competencia. habían acabado por conformar con el paso de unos a os que parecían no haber pasado para ellos. muchos de los cuales se me antojaban capaces de llevarse cada día la pol+ trona a casa con el fin de impedir que se la arrebataran.de dejar constancia sobre una hoja de papel en blanco la intensidad de los sentimientos de un ser hu+ mano !sea 4o u otro cualquiera! cuando lleva largo tiempo luchando por lo que considera una causa justa pero descubre que se va adentrando paso a paso en una espesa selva al otro lado de la cual tal ve.

&al como aseguraba el dicho/ 26i le concede poder a un me+ diocre.apitulo KE . "o es que me considere un hombre brillante( por el contra+ rio. 0e hecho. el mediocre no se convierte en poderoso( es el poder el que se vuelve mediocre7. con+ formando entre todos una especie de enmara ado 2reino de tai+ fas7 o hidra de cien cabe-as que ni el m*s valeroso ministro se atrevía a intentar decapitar convencido de que perecería en el intento.con u as 4 dientes. &enía plena conciencia de que acabaría contagi*ndome. . 4 para conseguirlo sus ocupantes se apo4a+ ban en el despacho vecino o el de cuatro puertas mas all*. pero tras haber pasado m*s de la mitad de mi vida en aquel mundo de mediocres me horrori-aba la idea de regresar a él. siempre me he considerado m*s bien gris 4 anodino. todos ellos habían acabado por perecer visto que est* sobradamente comprobado que en este mundo tan solo existen tres cosas que puedan considerase auténticamente in+ mortales/ 0ios. la corrupción 4 la burocracia.

según sus propias palabras/ 2Me divertía 4 me provocaba placer7. devor*bamos sus novelas que nos trasladaban a mundos de los que por aquellos oscuros tiempos del franquismo casi ni siquiera teníamos noticias de su fabulosa existencia. "adie en su sano juicio podría haber escrito algo semejante a no ser que se tratara de un enfermo mental. los hom+ bres lo envidiaban e incluso esto4 convencido que m*s de uno . uno de los escritores predi+ lectos de mi juventud. 1n la universidad. dinero. 4 menos cabía espe+ rarlo de un hombre que en vida luchó por convertirse en un ejemplo 4 una referencia para la juventud de su tiempo. como a arriesgar la vida ca-ando fieras en Vfrica o tiburones en el . muje+ res 4 una vida aventurera que lo mismo le llevaba a luchar como brigadista 4 contra el fascismo en nuestro país. lo cual. con una cabe-a noble 4 una espesa barba que le hacía pa+ recer un dios del 5limpo.aribe.1n un principio la noticia se me antojó absurda. pero al con+ firmarse me dejó anonadado( se acaban de encontrar unas cartas en las que 1rnest 8emingUa4. decir 8emingUa4 era decirlo todo. Las mujeres lo amaban. 1n las décadas de los cincuenta 4 sesenta. 'lto. fuerte. confesaba abiertamente que durante la última guerra mundial había matado a sangre fría a m*s de cien prisioneros alemanes. 8emingUa4 era el espejo en que nos mi+ r*bamos todos porque había conseguido cuanto un ser humano sue a con conseguir a lo largo de su vida/ éxito.

Matar una de las ma4ores diversiones de la ra-a humana. mi libro de cabecera 4 el día que se voló la cabe-a no conseguí explicarme por qué alguien que lo tenía todo.también lo amaba en silencio como a la m*s viva representación del macho por excelencia. 'dmito que 21l viejo 4 el mar7 fue. renunciaba a todo de una forma tan inconcebible. ' mi advertencia de que le dispararía si no renunciaba a la fuga me respondió 2no me disparar*s porque tienes miedo de hacerlo 4 perteneces a una ra-a de bastardos de+ generados. 1n otra carta contaba cómo le había disparado por la espal+ da con un arma de gran calibre a un muchacho que trataba de huir 4 en un viejo artículo aseguraba que no existía cacería com+ parable a la ca-a del hombre. alguien al que la naturale-a había concedido el preciado don de la inteligencia 4 . me enfrentaba a la trascripción de una carta de su pu o 4 letra que me revolvía las tripas.ómo podía nadie rebajarse de ese modo. porciona placer estético 4 orgullo. Luego. viola la convención de :inebra sobre prisioneros de guerra7. durante un tiempo. 2Mato por placer !llegaba a decir!. cuan+ do se retorcía de dolor le disparé a la cabe-a 4 observé como el cerebro le salía por la boca 4 la nari-. 9ero de pronto ahora. 4 apreté tres veces el gatillo apunt*ndole al estómago. Gna ve. le respondí. =La jodiste>.me encontré con un 2Craut7 66 especialmente chulo. 'dem*s. en lugar de aquel hermoso relato de la lucha de un anciano pescador contra el destino que tanto me había conmo+ vido a os atr*s.7 Matar me siempre ha pro+ sido #.ómo era posible% #.

al leer aquellas olvidadas cartas. no podía por menos que aceptar que se trataba en verdad del relato de un s*+ dico.olinas de Vfrica7 de cómo había preferido dispararle a los pulmones a un búfalo con el fin de disponer de tiempo para observar su agonía 4 poder escribir con m*s conocimiento de causa sobre ella.ecuerdo que a os atr*s me había impresionado de modo harto desagradable el relato que hacia en 2Las 3erdes . . no me parecía que quedase nadie a quien convertir en el faro que me se alara el camino m*s justo. puesto que si ni si+ quiera se podía confiar en el autor de 2'diós a las armas7. había asesinado a sangre fría a un centenar de enemigos desarmados por 2puro placer estético7. 0esperté una hora antes del alba. #'caso era posible que hubiera admirado durante a os a tan execrable personaje% #&an equivocados podemos llegar a estar% . &ardé en dormirme. el último escalón de la degradación. pero ahora. admirado 4 envidiado 9remio "obel aseguraba. no tenía por qué asombrarme ante las 2ridiculas ha-a as7 de una 2<estia 9erfecta7 que tan solo había matado a unas cuantas ni as a cau+ sa de incontenibles impulsos de tipo sexual. #$ué puede haber m*s all* del hecho de causar dolor por puro placer% #$ué clase de enfermedad mental nos lleva a semejantes extremos% Me fui a la cama con la amarga sensación de haber sido en+ ga ado durante la ma4or parte de mi vida.) el sadismo es.una impro+ cedente 2licencia literaria7 destinada a darle m*s fuer-a a su re+ lato. a mi modo de ver.la capacidad de trasmitir los m*s nobles sentimientos a otros hombres% La maldad iba mucho m*s all* de lo que nunca hubiera ima+ ginado/ =?nfinitamente m*s all*> 6i como el galardonado. ' veces dudo que en verdad llegara a dormirme. 6e me antojó tan solo una exageración o tal ve.

"uevo silencio al que siguió lo que consideré un profundo suspiro. 9ero no dije nada. debía ser él quien aclarara la ra-ón de su presencia.que penetraba desde la terra-a podía advertir que me miraba fijamente 4 por unos instantes me asaltó el temor de que decidiera marcharse sin aclararme la ra-ón de su visita. 1n ocasiones. ' la escasa lu. #1staba borracho una . 4 estaba convencido de que aquella era una de ellas.un im+ palpable peligro me acechaba.' veces dudo que en verdad llegara a despertarme. !Mil veces me he preguntado los absurdos motivos por los que escribí algo de lo que me arrepentiría mientras viviese. eso me consta( aquella simple aclaración tan solo constituía una introducción. !"o. apo4é la almohada en el cabe-al de la cama. @ue una espera mu4 larga. con todos los sentidos alerta. Me erguí. resulta preferible esperar( si era él quien había decidido acudir sin ser llamado. 6in ese li+ gero movimiento probablemente no hubiera descubierto que se sentaba en la butaca de la esquina m*s próxima a la puerta de la terra-a. 4 de lo que no sospechaba. consciente de que algo extra o sucedía o tal ve. ni por lo m*s remoto. "o todo es cierto. 'l fin. que acabaría arre+ pintiéndome incluso después de muerto. musitó/ !="o es cierto> 'l menos. "o aguardaba una respuesta. o tal ve. me recosté en ella 4 le observé con atención hasta que no me quedó la m*s mínima duda de que se trataba de él.el pa+ réntesis necesario para aclararse las ideas.en las rodillas. no todo es cierto. 9ermanecí largo rato mu4 quieto. 'l fin lo distinguí cuando al-aba mu4 lentamente la cabe-a que hasta ese momento había mantenido apo4ada en las manos mientras los codos se apo4aban a su ve.

ve. por lo que no me importó en absolu+ to eliminarlos tal como se elimina a las serpientes que se cru-an en nuestro camino.. que supongo que a la larga me envenené de mis propias palabras hasta el punto de considerar que no eran seres humanos capaces de amar a sus madres.. sus mujeres o sus hijos.. tantos a os después recono-co que lo que no merecían era que me enorgulleciera por el hecho de haberles volado la cabe-a. sino del ambiente que me rodeaba( el éxito se sube con demasiada facilidad a la cabe-a. &rató de alisarse con los dedos la llamativa melena leonina. !8abía narrado tantas veces 4 con tal lujo de detalles las atrocidades de los fascistas. Lo había visto a os atr*s en la 1spa a de @ranco o en la ?talia de Mussolini 4 ahora volvía a ver+ lo en la 'lemania de 8itler. 6e puso en pie. pero ahora. 4 por aquellos días vivía inmer+ so en el ma4or de los éxitos que nadie pudiera so ar/ había triunfado como escritor 4 como hombre en unos momentos en los que el ejército del que formaba parte avan-aba imparable rumbo a <erlín aplastando sin misericordia al enemigo. 6e volvió a mirarme para continuar/ !&ardé algún tiempo en comprender que mi petulancia me colocaba exactamente a su misma altura. negó una 4 otra ve. sino tan solo m*+ quinas que habían sido creadas artificialmente con el único fin de torturar 4 asesinar inocentes. aunque puede que no fuera por culpa del alcohol. 4 al poco el suspiro se repitió con la misma profundidad 4 amargura. un ex boxeador de fuertes bra-os 4 pu os como ma-as.m*s% 1s posible.. cualquiera que fuera su nacionalidad. lo que me convertía en . salió a la terra-a 4 pude advertir que seguía siendo un hombretón de complexión poderosa. !=Merecían la muerte> La ma4oría merecían acabar frente a un pelotón 4 no me arrepiento por el hecho de haber ahorrado unas cuantas balas.como si a él mismo le costara aceptar la ver+ dad.

4 ni siquiera puedo aclarar donde he permanecido todo ese tiempo.. 9ero entra dentro de lo posible que le en+ cuentre con el fin de paliar de algún modo el mal que hice. 6upongo que si esas malditas cartas no hubieran salido a la lu. 0e hecho es el primer difunto famoso con el que hablo.ómo% !'ún no lo sé.si pueda. !#'h no% #$uién entonces% !"o tengo ni la menor idea. #5 no% !9ersigo a un hombre precisamente por eso. Me consta que me acosté pen+ sando en lo que había hecho. !9ens*ndolo mejor tal ve. "o respondí porque si quiero ser sincero debo admitir que lo que acababa de decir se me antojaba una soberana estupide-. "ingún vínculo de unión existía entre un escritor norteamerica+ no fallecido hacia casi medio siglo 4 un pederasta espa ol que por los datos que estaba convencido de que aún seguía con vida. pero bajo otra bandera. seguiría en el mismo lugar por el resto de la eternidad.ree que tiene algo que ver con ese hombre al que persigue% !Lo dudo puesto que usted mismo admite que no puede servirme de a4uda. !#) es% . pero no se me ocurrió que pudiera hacer acto de presencia por eso. !#.un fascista m*s. !#) a qué lo atribu4e% #.4 usted no me hubiera mandado llamar. !)o no le he mandado llamar. 1se vínculo existe.. "unca me había ocurrido an+ teriormente. #9uede a4u+ darme a encontrarlo% !#)o% 8ace cuarenta 4 cinco a os que esto4 muerto. !dijo de improviso sorprendiéndome otra vecon aquel maldito don que tenían los difuntos de leerme el pen+ samiento cuando menos me apetecía!. 1l mal es doblemente maligno cuando se hace alarde de él. !1xiste.

!&odos somos en alguna medida un fraude puesto que to+ dos aparentamos ser lo que no somos. 4 cuando nos damos cuenta de que no es así el mundo se nos viene abajo 4 acabamos por pegar+ nos un tiro. "unca estuve en primera línea empu+ ando un arma con el fin de encararme de frente al enemigo( los maté cuando 4a no podían defenderse. Las cir+ cunstancias de la vida nos empujan a creernos omnipotentes por lo que todo nos est* permitido. &antas muertes inútiles me pesaban en la conciencia 4 de pronto llegué a la dolorosa conclusión de que me había convertido en un fraude. pero lo suficientemente cobarde como para matar a sangre fría impunemente. 4 consideré que un hombre como 4o. !="o es cierto> Mi tiempo había pasado 4 lo sabía( mi últi+ ma novela no era digna de mí.!La prepotencia. 1se es. . !#Miedo a qué% !' no seguir siendo el que siempre había sido. "i siquiera 4o. era digno de mí como imagen. 1mpe-aba a deteriorarme tanto física como intelectualmente. un espejo en el que tantos se miraban no podía acabar siendo una ruina enferma 4 babeante. el lado m*s tenebroso de nuestra es+ pecie 4 sobre el que recono-co que debería haber combatido con m*s fuer-a aunque nunca supe. como persona. !9ero es que 4o era un gigantesco fraude( uno de los hom+ bres m*s influ4entes en la juventud de su tiempo. Mal que me pese debo reconocer que cuando a la crueldad se une la prepotencia entramos a formar parte del reducido pero 2selecto7 grupo con la-os de unión mu4 definidos. !#@ue por remordimientos% !=5jal* lo hubiera sido> 1so le hubiera dado un sentido de grandiosidad al acto. sin duda. o no quise hacerlo. con fama de valiente. ' estas alturas esto4 convencido de que lo hice por miedo. !'ún estaba en condiciones de escribir cosas importantes.

9ederastas han existi+ do siempre 4 continuar*n existiendo hasta que de la ra-a humana no quede ni tan siquiera un leve recuerdo. !#Lo dice por experiencia% !"aturalmente. !=L*stima> 9ero lo que saco en conclusión de todo esto. las pasiones humanas siguen siendo las mismas 4 los degene+ rados no cambian con el paso del tiempo. !#&ambién lo sabe por experiencia% .uando alguien ha llegado al extremo de hacer gala de crímenes tan horrendos. #) sabe qué es lo que m*s ofende a una persona especialmente soberbia% !0ígamelo usted que es el experto. 5 4o no entiendo de hombres.!Me cuesta aceptarlo incluso o4éndolo de sus propios la+ bios.uénteme todo lo que sabe acerca de él. es la soberbia. aparte de los ni os. sin duda. es el hecho incuestionable de que por mucho que progrese la cien+ cia. !="o se equivoque> . #$ué quiere saber acerca de ese animal al que busca% !#$uién es 4 por qué hace lo que hace% !. o el punto débil de ese degenerado. !) a mí me cuesta aceptarlo incluso o4éndomelo decir a mí mismo. Lo hice.ealmente existe ese tipo de tecnologías% 6i lo llego a sa+ ber no me hubiera pegado un tiro( valdría la pena haberlas co+ nocido. !$ue alguien intente ponerse a su altura. !0udo que lo hubiera conseguido. es porque la soberbia se ha convertido en su peor enemigo. aunque resultó evidente que la mitad de las cosas de las que le hablaba no podía entenderlas porque no tenía ni la m*s remota idea de en qué consistía colgar una p*gina en ?nternet. !Gno ciertamente importante. !#. 9ero dejemos eso 4 hablemos de lo que en verdad im+ porta. o al menos tendría 4a casi cien a os cuando ?nternet comen-ó a desarrollarse de una manera v*lida. =3eamos> ! a adió como si de improviso se hubiera entusiasmado con el tema!.

!1n eso puede que tenga ra-ón. @uera una cosa. cuando se usan. ró+ bele sus ideas. lo que quedaba claro era el mensaje/ a los soberbios les pierde su soberbia. 4 le garanti-o que acabar* por salir de su cueva. !=6e equivoca> 1so es lo que sin duda habrían hecho mi editor o mi agente literario( por mi parte lo m*s probable es que le hubiera pegado un tiro. o fuera la otra. 9or eso insisto( ataque a ese prepotente tan mal parido en su orgullo.!=&ambién> &rate de imaginar lo que hubiera significado para mí. por mucho que este sea( el dinero abunda 4 a menudo lo tienen los m*s mentecatos. se gastan. porque el dinero siempre puede recuperarse in+ tacto. mientras que las ideas. . restriegúeselas por las narices. cuando aún vivía.de determinar si en verdad había estado allí o todo ha+ bía sido fruto de una absurda pesadilla. !#9or un simple plagio% !' mi modo de ver. que alguien se hubiera atrevido a ro+ barme una novela 4 publicarla con su nombre. robar ideas es muchísimo m*s grave que robar dinero. #$ué cree que habría hecho% !9onerle un pleito. !La tengo. mientras que las ideas es+ casean 4 tan solo pueden tenerla los auténticamente inteligentes. 'manecía 4 desapareció con la primera claridad que se aven+ turaba por el balcón dej*ndome el amargo sabor de boca de no ser capa.

de una ni a rubia de unos trece a os. 8an solo ten7a un de(ecto que le costó la vida9 se convirtió en mu. el más dulce.er antes de tiempo. 6e nuevo estoy aqu7 con más ansias que nunca. quizá. 1ste que veis es mi nuevo regalo.er cuando a)n existen ni/as% "#ui$n aspira a las so'ras de un 'anquete% "#ui$n pre(iere la podredum're a la inocencia% "#ui$n el suspiro de placer al grito desgarrado% y). 4 utili-ar todos los conocimientos de inform*tica que había aprendido durante los últimos meses hasta conseguir 2col+ gar7 la fotografía..apitulo KF 3olví a buscar un 2cibercafé7 cualquiera para introducirme en la p*gina de 2La <estia 9erfecta7 que ahora se encon+ traba vacía. naturalmente trucada. el más sa'roso. +e nue'o estoy aquí. "#ui$n querr7a a una mu. *i tampoco 'osotros que me continu&is siendo fieles. 5i los muertos me quieren entre ellos. desnuda 4 con los ojos dilatados por el terror. 5o .

La 4estia Per(ecta .Y os har estremecer de placer con la grandeza de mi obra.

.ab is bien que nunca defraudo. Gna semana tardó en llegar la respuesta que esperaba/ La 4estia Per(ecta ha muerto.&an solo quedaba esperar 4 confiar en que mi visitante noc+ turno tuviera ra-ón 4 la egolatría de mi enemigo fuera ma4or que su prudencia. P La 4estia Per(ecta . ero sigo 'i'o y con m&s hambre de carne (o'en que nunca. 0isfruté haciéndole esperar tres días/ 1so es lo que quer7a que creyeran.Permaneced atentos. Pronto os ofrecer otra hermosa sorpresa. :e suicidó en el interior de su coche hace ya meses.

tan pagado de sí mismo. no había dado resultado. #$uién era 4o% #0e dónde sacaba una información que únicamente los muertos conocían% #9or qué ra-ón había decidido de pronto suplantarle% #$ué conseguía poniéndome en peligro% 1sto4 convencido de que un sinfín de preguntas cru-arían por su mente en aquellos momentos 4 sabido es que la duda es el principal enemigo de todo ser humano inteligente. cuando des+ cubre que un advenedi-o intenta ocupar su lugar% 9oco importa que semejante lugar sea un trono de auténtica inmundicia( al fin 4 al cabo es un trono por el que ha luchado a base de cometer los m*s execrables crímenes. . La auténtica 2<estia 9erfecta7 debía estar furiosa.#$ué piensa alguien. ) doblemente furiosa al comprender que lo que consideraba un astuto truco/ hacer que otro cargara con sus culpas.

aparte de que sospecho que la )ltima (otogra(7a es un 'urdo monta. a compli+ :in duda es un monta. 0ecidí echar mas le a al fuego/ "3ómo lo sa'es si nunca me has conocido y aseguras que he muerto% ". m*s aún cuando al poco tiempo apareció un nuevo e inesperado mensaje en la red de alguien con el que ni él ni 4o cont*bamos/ 5unca he querido intervenir limitándome a ser un testigo agradecido por las muchas horas de incre7'le placer que se me han proporcionado.e porque el que ahora se hace pasar por 0La 4estia Per(ecta2 no es mas que un impostor.ó para m7 hasta que decid7 que resulta'a más )til muerto que vivo. La 4estia Per(ecta .?nsisto en que quien cree haber dominado una determinada situación durante largo tiempo no soporta que esta se le pueda ir de las manos sin experimentar una profunda frustración. ". qu$ estáis . 8odo el material que proporcionó era aut$ntico.e.ugando% <oriolano La intervención de un absoluto desconocido venía car aún m*s las cosas 4 al día siguiente llegó la respuesta. pero empiezo a no entender nada de cuanto ocurre.caso esta'as presente cuando viol$ a esas ni/as% =oque 3enteno no era más que un est)pido que tra'a. Me consta que $l nunca hu'iera actuado as7.

="o era posible> =9retendían destronarle> #9ero quién. 4 por qué% 0ebía saber a ciencia cierta que tan solo sus víctimas estaban en disposición de acosarle. pero en buena lógica su mente no concebía que lo estuvieran haciendo desde la tumba. y lo )nico que conseguirá es mandaros a la cárcel. 4a que es cosa m*s que sabida que los muertos no hablan. visto que a la auténtica 2<estia 9erfecta7 se le revelaba uno de sus incondicionales. a mi modo de entender las cosas. soberbia e infinita maldad del que evi+ dentemente se sentía orgulloso. una gran vic+ toria. . :ino sois capaces de proporcionar material nuevo me ocupar$ yo. 4 serían muchos los que acabarían pas*ndose a las filas del tal Roriolano si cumplía su promesa de proporcionarles 2material7 de primera mano 2en vivo 4 en di+ recto7. #$ué se siente cuando todo lo que se ha conseguido tras a os de esfuer-o se derrumba sin que se alcance a entender las ra-ones% 'quel hijo de mala madre se había empe ado en levantar un imperio de impunidad. Y será en vivo y en directo.3l llamado Eoriolano pareci$ dar por concluida la discusi$n4 5o sois más que un par de cretinos en(rascados en un . pero de pronto advertía que se venía abajo como si las termitas estuvieran ro4endo las paredes de un castillo que siempre consideró de piedra pero que le esta+ ban resultando de madera.uego dial$ctico que me a'urre. sin posi'ilidad de (raude. 'quella era. 0e aceptar que hablaban tendría que aceptar que se estaba volviendo loco 4 a mi modo de ver 2La <estia 9erfecta7 era un hombre demasiado seguro de sí mismo como para imaginar siquiera tal posibilidad. Por lo que a m7 respecta pod$is iros a la mierda.

. 0e nuevo intervino Roriolano 4 no cabe duda que no carecía de un cierto 4 macabro sentido del humor/ 5o contamin$is esta hermosa página con un vie. 8e encontrar$. 1n buena lógica un auténtico líder no podía permitirse el lujo de decepcionar de ese modo a sus fieles. 5i con nuevos cadáveres. ti por negar que soy La 4estia Per(ecta. Me pregunté si al fin se decidiría a confesar que había enga+ ado a sus seguidores haciéndoles creer que había muerto. 0La 4estia Per(ecta2 ha muerto. *+iva <oriolano. Lo )nico que proporcionar$ a quienes me sigan será pasión y 'elleza. La única opción que le quedaba era guardar silencio 4 tra+ gar bilis.o culo ensangrentado. 5 4o aún no sabía nada acerca de mi enemigo. o aquello era m*s de lo que estaba dispuesto a soportar porque no solo le esta+ ban desbancando sino que adem*s le amena-aban 4 se burlaban de él. te violar$ y colgar$ la (oto de tu cadáver en la red pese a que a nadie le excite tu sucio vie. sobre todo tras haber comprobado que 4a habían hecho su aparición sus 2herede+ ros7.o culo.#9ero que Me envió un nuevo mensaje/ "#u$ es lo que quieres% otra posibilidad existía% Mi respuesta debió enfurecerle aún m*s/ . ensangrentado o no.

eligiendo vivir en un ciberespacio en el que se sienten m)s seguros que en un mundo real que cada día les . era sacarlo de la tenebrosa red en que había conseguido ocultarse 4 en la que no quería que siguiera refugi*ndose eternamente. que disfrutan matando unos horrendos monstruos que resucitan una 4 otra ve. A veces tengo la sensaci$n de que un gran número de seres humanos se est)n convirtiendo en una especie de prolongaci$n de los ordenadores. 1n cierto modo nuestros choques constituían casi un combate de 2realidad virtual7 semejante a los que tanto apasionan a los chavales.' estas alturas debo admitir que aquel absurdo 2juego dia+ léctico7 me divertía aunque me viera obligado a admitir que no avan-aba gran cosa a la hora de intentar acabar con un asesino violador de ni as.hasta que se aprieta un botón 4 la pantalla funde en negro. en lugar de hablar tanto. Lo que tenía que hacer.

5a gran venta0a respecto a la vida real es que la vida .reC sulta m)s hostil & desolado. al igual que son falsas la ma&or parte de las im)genes que les enC vían. 5os ha& que incluso se enamoran & mantienen relaciones se/uales a trav"s de una pantalla aun a saC biendas que lo que les est) contando su interlocutor es falso.

se ocultan en estos momentos en las tripas de un m$dulo de apenas medio metro de altura.real nunca ofrece la oportunidad de apretar una tecla & desconectarC se hasta que se desee regresar sin que nada ni nadie obligue a ello. & el . 0uegos incluidos. toda la historia & todos los coC nocimientos. 8odo lo bueno & todo lo malo.

cine. a un fabuloso museo londinense o una espesa selva. pero de igual . documentales o hermosas mu0eres surgen de la nada como por arte de magia. *úsica. libros.hecho de obligar a que se pro&ecte en una pantalla fascina cada día a m)s personas que en un instante pueden trasladarse al coC raz$n de una ciudad le0ana.

modo puede emerger el horror de las im)genes de ni%as violadas .

que otro ser humano no sea capaz de corromper. que un ser humano ha&a sido capaz de crear. <esultaba evidente que . unos enormes zapatos manchados de barro & una grasienta gorra de color indefinido que le caía sobre los o0os. Acurrucado entre la nevera & el aparador. apenas se le veían m)s que las piernas. nada en absoluto.& asesinadas porque no e/iste nada.

intentaba esconderse por mucho que tuviera constancia que &o le había visto desde el momento mismo en que puse a calentar la leche & las tostadas. sabiendo como sabía por una larga e/periencia que si . 2ermití que continuara allí. mientras desa&unaba ech)ndole un vistazo al peC ri$dico pero sin hacerle el menor caso.

quería e/plicarme la raz$n de su viC sita lo haría cuando le apeteciera. haciendo calceta. pero cuando termin$ la manga del 0erse& que tenía entre manos . «gente de paso». & si no quería hacerlo de nada valía intentarlo Algunos muertos son así. 3n cierta ocasi$n una se%ora escu)lida se pas$ una semana despatarrada en un sof).

desapareci$ & hasta la fecha. 5os que así se comportan suelen ser difuntos indecisos sobre la validez de las demandas que habían decidido presentar, o simples desC orientados que necesitan tiempo hasta hacerse a la idea de que se encuentran en otra dimensi$n & &a no tienen a quien regalarle el 0erse& que est)n te0iendo.

'asi llegu" a olvidarme del intruso, inmerso como me enC contraba en la lectura de la crítica de una película, cuando de pronto coment$ con una vocecita impropia de un hombre de su comple/i$n & estatura4 —3se so& &o. 9nclin" ligeramente el peri$dico con el fin de observarle e inC quirir4 — !u" has dicho#

—!ue ese so& &o —repiti$ en el mismo tono. 5e di la vuelta al diario, contempl" la fotografía en que apaC recía un hombre con un ni%o en brazos, e intent" comparar su rostro con mi visitante, al que apenas se le veían mas que los o0os, & que se limit$ a inquirir4 — !u" dice# 5eí en voz alta, admito que en cierto modo impresionado4 —3l asesino de cinco ni%as en

la escuela «amish» de0$ una nota escrita en la que aseguraba que lo hacía «porque estaba enC fadado con +ios» —le observ" con renovada atenci$n—4 <ealC mente eres tú# —5o so&. — Y es cierto# —5o es. 3staba mu& enfadado con +ios. —1o me refiero a eso. me refiero a si es cierto que asesinasC

te a cinco ni%as. —1o lo s"... —se limit$ a responder casi como un aut$maC ta—. +ispar" contra varias pero ignoro cu)ntas murieron. —,2or +ios!u" culpa tenían esas pobres criaturas# —2retendían que las violara, pero &o me resistí. —, '$mo has dicho#—!ue eran unas puercas que querían que las violara. a las ni%as les gusta que &o las viole, pero no quería hacerlo

m)s. 2or eso las mat". —6in embargo aquí dice que irrumpiste armado en una esC cuela de la secta amish, que tienen fama de ser la gente m)s paC cífica del mundo, echaste por la fuerza a las profesoras & a los niC %os, esposaste a las ni%as, & cuando al cabo de varias horas la policía te acorral$ disparaste contra ellas & te suicidaste.

—*ienten. 1o fue así. — 1o fue así# 3ntonces c$mo fue# —5as ni%as lo organizaron todo, me mandaron llamar & las cosas se complicaron cuando me negu" a hacer lo que pedían.

— 6abes una cosa# 'omo s" por e/periencia que los muerC tos no pueden mentir, tan solo pueden ocurrir dos cosas4 o no est)s muerto, o tan loco que realmente te crees lo que est)s diC ciendo. —3sto& muerto. 3 insisto en que esa es la única verdad4 ellas lo organizaron todo. 2or si no me bastara con el absurdo hecho que de tanto en tanto acudieran a visitarme los

difuntos, ahora tenía que enfrenC tarme al disparatado hecho de tener que lidiar con uno que, adeC m)s de muerto estaba loco. Al analizar la noticia del peri$dico se llegaba a la conclusi$n de que no cabía le menor duda de que quien era capaz de perC petrar seme0ante matanza era un peligroso perturbado, pero nunca se me había pasado por la cabeza la idea de que una

enC fermedad mental de tan terribles proporciones pudiera prolonC garse hasta m)s all) de la tumba. Y por qu" no# 6i te entierran alto o ba0o, gordo o flaco, 0oven o vie0o, es de suponer que de igual modo te enterrar)n enfermo o asesinado, loco o cuerdo. 2ero c$mo intentar dialogar

con un chiflado que se había suicidado pero parecía convencido de que un grupo de inocenC tes chiquillas pretendían que las violara por la fuerza# 3l lechero 'harles 'ari <oberts había confesado reC cientemente que deseaba vengar la muerte de un beb" preC maturo que había dado a luz su mu0er nueve a%os atr)s. 8ambi"n había comentado a algunos amigos & familiares

que vivía atormentado porque continuamente le asaltaba la idea de que había abusado de varias ni%as siendo un adolescente. 1o obstante carecía de antecedentes penales & las ni%as a las que se refería negaron los hechos. 8ambi"n se ha sabido que <oberts había elegido el colegio porque

lo consideraba «un blanco f)cil» &a que carecía de electriC cidad & tel"fono. 5a nota de prensa se e/tendía en detalles que demostraban que el siniestro persona0e enca0onado entre la nevera & el aparaC dor de mi cocina lo había calculado todo con desconcertante minuciosidad & sangre fría. Al contemplarle allí acurrucado me recordaba la foto de una

momia inca que había visto en la portada de una revista, & al comprender que parecía haberse ausentado, inquirí4 — !u" es lo que quieres de mí# 8ard$ mucho en responder & al fin su voz surgi$ como de entre las piernas. —1o lo s". —3n ese caso, qu" haces aquí# —8ampoco lo s". —,2ues sí que estamos buenos- 1o tienes otro lugar

adonC de ir# —Aquí esto& bien. Apo&$ la frente en las rodillas & se sumi$ en una especie de letargo por lo que al cabo de un rato llegu" a la conclusi$n de que lo me0or que podía hacer era de0arle allí, como si se hubiera convertido en una parte del mobiliario. @abía aprendido tiemC po atr)s que ciertos difuntos

6ubí a mi despacho.son como ni%os caprichosos o aniC malitos que actúan por una especie de instinto que no nos es dado entender a los que aún respiramos. 1o era mucha. por lo visto el tal 'harles 'ari <oberts había sido una persona . me conect" a 9nternet & busqu" toda la informaci$n que pudiera e/istir sobre el caso.

con la que al paC recer no había tenido nunca una discusi$n o una palabra m)s . 1i siquiera su esposa.absolutamente normal. hasta que tom$ la ins$lita e inesperada decisi$n de converC tirse en asesino múltiple. buen padre & buen maC rido.

1o pude por menos que preguntarme si la locura podía preC sentarse de pronto.alta que la otra podía e/plicarse la raz$n por la que había camC biado de actitud de forma tan radical. 6in saber . sin haC ber mostrado con anterioridad signo alguno que hiciera sospeC char su e/istencia. como un c)ncer o un simple catarro.

. siempre había supuesto que el deterioro mental debía hacer su aparici$n de un modo lento & paulatino para ir apoder)ndose poco a poco de la mente hasta desembocar en una crisis en la que podía ocurrir cualquier cosa. .!ue alguien en apariencia normal se conC virtiera en maníaco asesino de la noche a la ma%ana se me ..por qu".2ero aquello.

3l cerebro humano es la m)s sofisticada & perfecta de las m)C .antoC 0aba increíble pese a que en mi cocina se encontrara lo poco que quedaba de un simple lechero que de improviso se había transC formado en un monstruo sin que al parecer "l mismo conociera la aut"ntica raz$n de seme0ante cambio.

o quiz) por esa misma raz$n. 5a incapacidad de los difuntos para mentir me había permiC tido conocer c$mo eran ciertos seres humanos cuando carecían de un sistema de defensa con el que solemos proteger nuestra intimidad. pero lo que había descubierto no siempre me .quinas. pero al propio tiempo. en ocasiones se convierte en la m)s indescifrable.

un tranquilo & pacífico pueblo suC fría de improviso lo que podría .había satisfecho hasta el punto de que llegu" a la dolorosa conclusi$n de que si se nos despo0ara del don de fingir el mundo se converC tiría en un infierno. A%os atr)s había leído una curiosa novela en la que por alguna e/tra%a raz$n que no recuerdo.

5a conclusi$n a la que el autor llegaba era mu& sencilla4 por mucho que se la alabe & se ondee como bandera. la verdad no siempre es buena porque la ma&oría de los seres humanos .considerarse una invencible epiC demia de sinceridad con lo que acababa con la convivencia entre íntimos amigos e incluso entre padres e hi0os.

4 me asusta comprobar que son dema+ siadas. .suelen preferir mentira. 1l h*bito de mentir llega a tales extremos que con fre+ cuencia nos mentimos a nosotros mismos sin atrevernos a acep+ tar que lo estamos haciendo a conciencia. una dulce ' veces he llegado a plantearme qué clase de verdades sobre mí preferiría no conocer.

#$ué derecho tenía a comportarme como lo había hecho% #9or qué fui tan estúpido como para provocar la ira de un degenerado cu4a única forma de vengarse era a través del da o que pudiera causarle a una ni a% =0ios como le odiaba 4 como me odiaba a mí mismo> &ras pasar una noche ciertamente infernal le envié un deses+ perado mensaje/ . mu4 bonita 4 de ojos a-ules. $ue 4o recuerde he llorado en mu4 pocas ocasiones.. cerca de <rú ete. Me sentía culpable. 1ntraba dentro de lo posible de que al comprender que su enga o no había dado el resultado que esperaba 2La <estia 9erfecta7 hubiera decidido actuar de nuevo con el fin de recu+ perar el prestigio perdido 4a que la criatura desaparecida res+ pondía a su modelo de víctima. 4 cierto es que nunca había llorado con tan+ ta amargura porque llegué a la dolorosa conclusión de que los sufrimientos 4 la muerte de aquella ni a caerían sobre mi con+ ciencia.apitulo KH Gna ni a había desaparecido de un chalet adosado. nueve a os. 4 al enterarme de la noticia no puede evitar correr al ba o 4 vomitar. pero esta fue una de ellas. 6e llamaba 'lejandra @uentes. rubia.

4 admito que necesité echar mano a toda mi fuer-a de voluntad con el fin de convencerme a mí mismo de que mi ma4or error sería darme por vencido.de pensar en nada que no fuera quitarme la vida.le. tenía los cartu+ chos tan húmedos que dudo mucho que la pólvora hubiera funcionado. Me respondió casi en el acto/ :i te re(ieres a . por lo que se duplicaba la sensación de fraca+ so. violando 4 asesinando ni as. *Por (avor. y es el regalo que promet7. estaba a punto de destruirme. yo no la tengo.andra. #9ero qué m*s podía hacer% 'hora eran dos los frentes que se abrían ante mí. <-=>-L. 9or suerte la altura de mi balcón lo único que permitiría era que al caer me rompiera una pierna. había destapado la caja de 9andora 4 ahora eran dos las bestias empe adas en demostrar su poder raptando. Me asaltó una depre+ sión que durante tres días no fui capa. ' los pocos instantes hi-o su aparición un nuevo mensaje/ La tengo yo. no le hagas da/o. lo que en mi insensate. 9aradójicamente. >nsisto en que lo dis(rutar$is en vivo y en directo. una casi prehistórica escopeta de ca-a.as en li'ertad a la ni/a te prometo de ti para siempre. 4 el arma de que dis+ ponía.u*ntos de aquella aberrante legión de tarados mentales se . #.:i de.5- que me olvidar$ =3irgen 6anta> $ue 0ios me perdone.había considerado una astuta trampa destinada a destruir a mi enemigo. lo que se me antojó a todas luces ridículo.

ecordé una vieja frase de uno de mis escritores preferidos/ 1l da o que se causa a conciencia al menos satisface a quien lo provoca( el da o que se causa por inconsciencia afecta tanto a quien lo sufre como a quien lo provoca.e4.se me antoja m*s CafCia+ no 4 tengo la impresión de que se te ha ido de las manos.a manos de aquel maldito s*dico que se hacía llamar Roriolano. fiscal o como quiera que le denominen. pero lo cier+ to es que de poco me sirvieron en esta ocasión( se mostraron tan horrori-ados como pudiera estarlo 4o.ese nuevo encargado. querido> .decidirían a emular las ha-a as de quien había sido su líder. menos posibilidades tengo de que me crea. 0ecidí buscar a4uda 4 consejo donde únicamente podía en+ contrarlo. "o puedo acudir a la policía con la historia de que todo lo que sé lo sé a través de los muer+ tos. que aparecía m*s hermosa que nunca luciendo los primeros síntomas de un incipiente embara-o fue la primera en comentar/ !&al ve. se avenga a escucharte 4 a aceptar tus argumentos. no. &odo el mundo asegura que es un tipo extraordina+ riamente inteligente.que adem*s ha demostrado ser un brillante economista. !1stamos en lo de siempre.isneros 4 María Luisa. !&al ve.ha llegado el momento de dejarse de tonterías 4 acudir a la policía. 5dio la idea de pasar el resto de mi vida rodeado de locos. María Luisa.uanto m*s inteligente sea. 1ste asunto cada ve. . 9uede que la gente sencilla acepte que existen los fantasmas 4 las apariciones( un jue. !=1se es el problema. ini+ ciando una imparable espiral de muerte 4 violencia% . Me había comportado como un estúpido 4 abrigaba la abso+ luta certe-a de que por culpa de mi arrogancia 4 mi soberbia una inocente criatura sufriría de una manera atro. entre <artolomé . :il del .

. lo haré. 4 porque tengo la sensación de que no debe ser tan astuto 4 escurridi-o como el otro al que est* demostrado que no ha4 modo de echarle el guante. "o obstante. !#9or qué esa pista 4 no la de 2La <estia 9erfecta7% !9orque es Roriolano quien ha raptado ahora a una ni a que est* en peligro. !=9ues estamos buenos si 4a no se puede confiar ni en los muertos> !dijo . #9or qué habría ser :il del .isneros!. . !"o creo que sea necesario porque es mucho m*s probable que le hagan m*s caso a un rico industrial respetado que nunca ha dado nuestras de estar majara. Los muertos son mu4 su4os 4 nunca se puede con+ fiar en ellos.consiga convencerle para que le siga la pista a ese tal Roriolano sin hacer demasiadas preguntas sobre mi fuente de información. 9ens*n+ dolo bien prefiero que me tomen por loco a pasar el resto de mi vida con ese peso sobre mi conciencia. el padre de uno de mis ejecutivos es inspector de policía 4 tal ve. si estando en presencia de todo un jue-. 4 siempre te ha creído. que a un 2chiflado7 que asegura que habla a diario con los muertos.e4 diferente% !9orque tu marido me conoce hace a os 4 adem*s le di pruebas de que podía hablar con los muertos.!<artolomé también ha demostrado ser un hombre excep+ cionalmente brillante e inteligente. ) puedes jugarte el cuello que. 9ero lo cierto es que todo este asun+ to se ha convertido en una inconcebible disparate 4 no es de re+ cibo pedirle a nadir que se lo trague. 4 que afirma haber obtenido información privilegiada aunque no confiese quién se la ha pro+ porcionado. le pido a un difunto que acuda con la intención de hacer una demostra+ ción de mis poderes me lan-ar* una pedorreta que se escuchar* en Wamora. !=0e acuerdo> 9ero ha4 algo que quiero que tengas mu4 presente/ la culpa de que esa ni a esté en peligro es mía.. !se+ aló María Luisa!. 9or lo tanto si para salvarla te exigen que dé la cara.

8res días m)s tarde recibí una llamada de >artolom" en la que advertía que había tenido noticias de que el departamento de policía especializado en pornografía infantil & delitos en la <ed andaba sobre la pista del tal Eoriolano. así como el que se hacía llamar «5a >estia 2erfecta» & un tercer individuo que tenía la costumbre de acceder a .

.5a policía est) a punto de encontrar tu pista. 6iempre he evitado «cibercaf"s» concurridos.9nternet desde distintos «cibercaf"s» de la capital o sus alrededores.8en mucho cuidado. —. & controlar toda la gente que se conecta sin necesidad de dar sus se%as personales es completamente imposible. —5o dudo.

lavar..—+e todos modos. pero cocina bastante bien. )ndate con mil o0os. sobre todo . planchar & atenderme tres veces por semana. mientras que el almuerzo lo acostumbro a hacer en el coC medor. 'uando me encuentro solo en casa suelo desa&unar & cenar en la cocina.. servido por una mu0er del pueblo que acude a limpiar. 1o es que sea mu& aseada.

pero desde que un pat"tico lechero loco. decidi$ enca0arse entre el aparador & la nevera como si se tratara de una inútil papelera a la que ni siquiera pueden arro0arse los desperdicios. 6iempre me había sentido a gusto con seme0ante rutina. mis cenas & . que por si fuera poco est) muerto.guisos caC seros que sabe que me encantan.

desa&unos resultaban ciertamente inc$modos. 'harles 'ari <oberts se limitaba a observarme. por deba0o de la gorra como si estuviera pregunC t)ndose qu" derecho tenía &o a sentarme. untarlo de mantequilla. levantarme. tostar el pan. beberme un caf" o leer el peri$dico mientras "l parecía condenado . por encima de las rodillas.

a permanecer inm$vil por el «simple hecho» de ser un difunto. .

Llevarme una cucharada de sopa a la boca bajo la acusadora mirada de aquella momia acurrucada me obligaba a sentirme tan incómodo como si estuviera cometiendo un acto deshonesto porque cabría pensar que para lo que quedaba del lechero asesi+ no todo lo que no fuera estar muerto. $uienes se encuentran postrados en un lecho sin ape+ nas fuer-as para moverse se asombran de que alguien va4a 4 venga. lo que en realidad echan de menos no son las lujosas fiestas o los sonados acontecimientos. actos en ocasiones mil veces repetidos.de la vida cotidiana. pero tanto tiempo después me veo obligado a reconocer que en cierto modo tenía ra-ón( nuestra mente puede llegar a ser tan podero+ sa que en ocasiones las cosas 2son7 por el simple hecho de que nos esfor-amos. es de su+ poner que los muertos envidiar*n a los agoni-antes. ) es que si normalmente envidiamos a los ricos famosos 4 cuando nos encontramos enfermos envidiamos inclu+ so a los pordioseros que rebuscan en el cubo de basura. 4 no cabe duda de que le envidian.0e tanto tratar con ellos había aprendido que los muertos. 4 cuando al fin se decidió a hacerlo sus palabras no pudieron por menos que desconcertarme/ !"o esto4 aquí por mi gusto( esto4 porque no dejas de pen+ sar en que esto4 aquí. 1n aquellos momentos no supe qué contestar. incluso contra nuestra voluntad. &ardó en responder. al igual que los enfermos. una noche me molestó tanto su actitud que no pude por menos que comentar en un tono que en estos momentos ad+ mito que resultaba del todo absurdo/ !="o me mires así> "o tengo la culpa de que estés muerto( fuiste tu quien se pegó un tiro. abra una puerta o cierre una ventana. era pecado. 'l fin. pero que son con los que cada uno de nosotros m*s se identifica. 1l simple placer de aspirar una última bocanada de aire fresco debe ser in+ finitamente m*s gratificante que la inmovilidad eterna. en que 2sean7. . sino la hu+ milde sencille.

!replicó con absoluta naturalidad!. buen padre 4 buen marido.. !#$ué hi-o que de pronto dejaras de ser un hombre tran+ quilo.on demasiada frecuencia algo que no queremos que ocurra ocurre debido a que hemos luchado denodadamente para que no llegue a ser así. 4 te convirtieras en un asesino múltiple% !"unca fui un hombre tranquilo. .uesta reconocer que es inevitable que pronto o tarde surja.oberts constituía el mejor ejemplo de cómo los fantasmas creados por una imaginación enfermi-a le habían destruido arrastrando al propio tiempo las vidas de cinco ni as que ninguna culpa tenían de que anidaran allí..ari . #$ué fantasmas se ocultaban en el fondo de la mente de 2La <estia 9erfecta7% #) en la de los millones de pederastas que proliferaban por un mundo que de improviso parecía haberse infectado de tan nausebunda enfermedad% Lo peor de nosotros mismos est* en nosotros mismos 4 cuando emerge le echamos la culpa a uno u otro factor según las circunstancias. ="unca> Me esforcé intentando serlo pero en el fondo sabía mu4 bien quién era en realidad !se puso en pie en lo que pareció un gran esfuer-o al tiempo que a adía!/ 'hora que lo he reconocido. . hurga en lo m*s profundo de nuestros temo+ res 4 comien-a a soplar sobre lo que no era m*s que una minús+ cula brasa hasta acabar por convertirla en una llama que nos de+ vora. puedo mar+ charme( ahora sé que no tengo que ir a dar explicaciones por lo que hice.harles . . buen padre 4 buen mari+ do.. 1n ocasiones tengo la impresión de que una especie de duendecillo burlón 4 extremadamente cruel se oculta en nuestro interior. sino a preguntar por qué me hicieron así. 1l ser humano que carece de fantasmas internos corre el peligro de ser víctima de causas ajenas a su voluntad( el que ha nacido con esos fantasmas suele perecer por culpa de ellos.

1&67 !26istema de rastreo de explotación infantil7! dise ado por los técnicos del multimillonario <ill :ates. había conseguido locali-ar el punto desde el que se conectaba a ?nternet el pederasta que se llamaba a sí mismo Roriolano. #'caso no pensaban en ellos a la hora de cometer sus atroci+ dades% #$ué gigantesca fuer-a de atracción ejercía semejante dege+ neración sobre sus mentes que superaba incluso el instinto de la paternidad que suele ser el m*s arraigado en todo ser vivo% #6i miraban a la cara a una criatura en el momento de violar+ .e4.4 eficacia. 4 con a4uda del 2. 1l 2monstruo7 que me visitó en primer lugar 4 nunca m*s ha+ bía vuelto a dar 2se ales de vida7. con lo que la peque a 'lejandra @uentes había sido liberada sin que al parecer hubiera sufrido da o alguno. 1n cierta ocasión me dijeron que se calcula que desde la apa+ rición del 2homo sapiens7 sobre la fa. te+ nía hijos.'quella era evidentemente una teoría mu4 extendida entre los muertos 4 quiero suponer que también entre los vivos. casado 4 padre de cuatro hijos.isneros me telefoneó mu4 de ma ana con el fin de comunicarme que el equipo de investigación al mando del jue<ernardo :il del . tenía hijos. La única explicación que se me ocurre es que existen tantos millones de neuronas en el cerebro que la interconexión entre ellas puede dar origen a m*s de mil millones de seres diferentes. La policía había actuado con extraordinaria rapide. 4 ahora otro violador de ni os. "o me cabía en la cabe-a. a <artolomé le habían asegurado que se trataba de un conocido 4 respetado arquitecto.de la &ierra han muerto unos mil millones de seres humanos 4 quiero creer que cada uno de los que se planteó en algún momento de su vida por qué ra+ -ón era tal como le habían hecho 4 no como le hubiera gustado que le hicieran. también tenía hijos. 'unque aún no co+ nocía el nombre de quién se ocultaba tras tan extra o 4 sonoro seudónimo. el lechero asesino de cinco 2amish7 que se había convertido en asiduo de mi cocina. <artolomé .

estaba claro que no respetaban ningún .la no estaban viendo el rostro de sus propios hijos% La enorme alegría que experimenté al saber 'lejandra estaba a salvo. 6i no eran capaces de respetar la vida de los m)s indefensos. e incluso eran muchos & notorios los casos en los que habían abusado de sus propios hi0os. sangre de su sangre. con lo que no tendría to de mi vida con remordimientos de conciencia. modo empa ada por el hecho de haber caído que la peque a que pasar el res+ se vio en cierto en la cuenta de que los pederastas eran seres de otra gala/ia a los que nunca naC die conseguiría aniquilar.

su liC bertad & su honra# 9ntento recordar el día en que . ni ninguna regla de comportamiento. su familia.c$digo moral. su traba0o. 'uan intenso debía ser el placer que e/perimentara en apeC nas unos minutos un pederasta como para que le compensara a la hora de poner en peligro su vida. & ante eso nada se podía hacer.

& aunque así fuera.ha&a hecho me0or el amor a lo largo de toda mi vida. multiplico el placer que e/periment" por mil. 1o es algo eterno. no se trata de acabar con tu peor enemigo o atracar un banco. no creo que valiera la pena 0ugarse tanto por volver a disfrutarlo. lo que te proporcionaC r) un botín que te permitir) vivir sin traba0ar el resto de tu .

el m)s intenso pero es algo tan efímero que una mente normal no enC tiende que se pueda pagar un precio tan desorbitado. 8anto por tan poco. 1o se trata mas que de un orgasmo.. Aunque pasen mil a%os continuar" sin enC tenderlo. quiz) el m)s largo. ..vida. 1o lo entiendo.

pero imposible hacerlo siendo madre. decidió acompa arme. !Lo único que .a-ones del aumento de la pederastía en la última década7.imena desea es que la olvides. #$ué podía contestar% 'ccedí de mala gana 4 en cuanto el orador.. 4 cuando le comenté que ese s*bado no podría acompa arla porque tenía mucho interés en asistir a la conferencia que pronunciaría el ex ministro <ernardo :il del . pero insistió se alando que que+ ría hacerlo. Le se alé que en aquellos momentos para mí era una cues+ tión de excepcional importancia saber cuanto pudiera sobre los pederastas.e4 bajo el expresivo enunciado/ 2. !9recisamente lo que pretendo es que nunca cicatricen. !0e ese modo nunca conseguir*s que tus heridas cica+ tricen. un hombretón de aspecto imponente. pero que no me parecía una buena idea que alguien tan involucrada como ella en un tema tan sórdido 4 espinoso se regodeara en sus sufrimientos. !1s f*cil decirlo siendo hija. 8acerlo sería tanto como traicionar la memoria de . ojos mu4 claros 4 gruesas gafas de montura de oro que continuamente se ajustaba como si en realidad lo su4o fuera un tic nervioso mas que una necesidad de ver mejor. .imena.apitulo KI 6alí a cenar 4 al cine con 'licia tal como solíamos hacer con relativa frecuencia.

comen-ó a hablar en un tono de vo. reco+ rrió con la vista el auditorio pese a que podría creerse que en realidad no veía a nadie. !1n cuanto animales tan solo tenemos conciencia de co+ mer. <ebió largamente del vaso de agua que tenía a su lado. ambos nos sentimos atrapados tanto por la profundidad de sus conocimientos como por la claridad con que exponía sus argu+ mentos. 4 al poco a adió/ !' los profanos suele llamarles la atención el hecho de . el motor que rige la ma4or parte de los actos de unos seres humanos que en el fondo no son mas que m*quinas repetitivas incapaces de actuar si no poseen una información previa que les marque las pautas. beber. es mu4 posible que marque las pautas de nuestro comportamiento futuro. si en un momento dado de la infancia 4 especial la pubertad. 9ero en cuanto a seres inteligentes no sabríamos actuar si no hubiéramos alma+ cenado en la memoria un archivo de datos imprescindibles a la hora de desenvolvernos. La memoria era. en algunos de ellos ese prematuro 4 en ocasiones impactante descubrimiento les marcaba hasta el punto de que luego nunca llegaban a sentir verdadera atracción por las perso+ nas adultas que poco o nada tenían que ver con los primigenios 4 excitantes recuerdos que quedaron grabados para siempre a fuego en su memoria. 2algo7 nos impacta de forma especial. de esos datos. pausado 4 rotundo.e4 la pederastía constituía una degeneración sexual tan antigua como nuestra propia especie 4 tenía sus orí+ genes en el hecho de que los ni os descubrían por primera velas diferencias entre ambos sexos en chicos 4 chicas de su mis+ ma edad. 9or ello. sobre todo en lo que se refiere a las relaciones sexuales. depender* en gran parte nuestro com+ portamiento. 0e la importancia. 'l parecer.sonoro. o m*s bien prepon+ derancia. 6egún :il deX . en opinión del ex ministro. dormir o copular por puro instinto.

que muchos de los ni os que han sido maltratados. 6e escuchó un murmullo de sorpresa 4 alarma. miró con ojos desvaídos pero sin ver. a la intrusa.e4 sufrió un es+ tremecimiento. Me desconcertó que nadie m*s que 4o pareciese darse cuen+ ta de lo que estaba ocurriendo. daba la impresión de no ha+ berse percatado de su presencia. se conviertan a su ve.en abu+ sadores o maltratadores. clavado en la butaca 4 absorto en todo cuanto el hombre que no cesaba de tocarse las gafas decía.. pero de hecho se dan incluso en adultos que no tenían conciencia de que habían sido víctimas de malos tratos porque aún carecían de uso de ra-ón. 1n ese preciso momento <ernardo :il del . hasta que de improviso descubrí que la persona que había subido por la escalinata 4 se había acercado a la mesa era . Los 2profanos7 presuponen que en buena lógica deberían reaccionar negativamente ante unos he+ chos que a os atr*s les causaron da o pero hemos comprobado que en muchas ocasiones no es así. 9ermanecí allí.. 1l jue. 4 aunque re+ sultaba evidente que no podía haberla visto. 4 se quedó en silencio. se volvió a medias. pareció presentirla. tartamudeó. o de los que se ha abusado sexualmente.pero en esos momentos a sus espaldas hi-o su aparición 'ndrea. blanco como el papel 4 sos+ teniendo las gafas con mano temblorosa. $ui-* ello significa que la memoria es anterior al uso de ra-ón 4 esa es una línea de investigación en la que se est* trabajando en la actualidad. 9or desgracia aún no se han determinado las causas que provocan semejante reacción.hi-o un esfuer-o por recuperar la vo. lan-ó un gemido de dolor 4 se desplomó so+ . sorprendentemente. "o le presté atención hasta que advertí que ascendía por los cortos escalones e iba a colocarse a la derecha de la mesa presi+ dencial con el fin de inclinarse a observar m*s de cerca al solita+ rio orador que. hasta que al+ guien cru-ó a mi lado 4 se dirigió directamente al estrado.imena.

) probablemente lo era!.imena.. !1s él.. ca4eran al suelo 4 rodaran por los escalones.ómo no iba a estarlo% !replicó como si fuera la pre+ gunta m*s idiota que nadie pudiera haberle hecho nunca. #6e puede olvidar a alguien así% !="o> ="aturalmente que no> !&ampoco lo olvidó 'ndrea que acudió en cuanto la llamé. Me torturó 4 violó hasta cansarse para acabar por estrangularme mientras no cesaba de mirarme musi+ tando que quería ver cómo se me escapaba el alma por la boca.. Me volví hacia la esquiva criatura que al fin había aceptado aproximarse 4 que asintió sin la menor sombra de duda. 4 ni siquiera los muertos podemos conocerlos a todos.bre la mesa permitiendo que las gafas se le escurrieron de entre los dedos. )a no pude ver m*s( el público que tenía delante se había puesto en pie al tiempo que media docena de personas se preci+ pitaban en auxilio del orador sac*ndolo de la sala por una puer+ ta lateral. &al como est*n las cosas no . !' la de la justicia ordinaria. 0e ese modo se ase+ gura de que sus crímenes quedar*n impunes. !#9ero est*s completamente segura de que es él% !#.. !1l mérito es tu4o porque si no hubieras acudido con mi madre a esa conferencia no habría acudido 4o. ) también pretendía descubrir cómo se me esca+ paba el alma por la boca. !#' qué clase de impunidad te refieres% !se alarmó . 4 en ese caso nunca hu+ biera tenido la oportunidad de reconocerle porque existen millo+ nes de hombres. !=0ios mío> 1s una pesadilla aún peor de lo que había ima+ ginado( ese hijo de la gran puta es tan astuto que ha conseguido que le pongan al cuidado de los corderos.

!) no lo pongo en duda. !=)a. pero est*is muertas. por mera lógica podéis ser parte 2interesada7 en ciertas causas. ni testigos.puedo acusar a la m*xima autoridad en la lucha contra los pede+ rastas de ser el m*s brutal 4 cruel de todos ellos. !3isto de ese modo. que ha4*is declarado bajo ju+ ramento antes de expirar.> 1so es mu4 cierto( estamos muertas. lo que por desgracia no es vuestro caso. a no ser. !9ero eso sería tanto como asegurar que la justicia niega la posibilidad de la vida eterna. !1so no es cierto. !6upongo que sí... !9ero 4o te aseguro que es él. !#) por qué no% !9orque no tengo ni pruebas. !1so es ir demasiado lejos.ecuerda que el conjunto de le+ 4es que a la larga componen lo que denominamos 2justicia7 fue+ ron pensadas 4 establecidas por unos hombres que no podían ni debían plantearse cuestiones de orden puramente espiritual. . 9or lo que se ve desde el momento mismo en que dejamos de respirar deja+ mos de tener derecho a la justicia. La justicia no hace distinciones entre los derechos de los vivos o los muertos( lo que ocurre es que. pero nunca testigos... !"o ha4 otro modo de verlo.. !#9retendes decir con eso que la justicia niega la posibili+ dad de que exista un alma que continúa manifest*ndose incluso cuando el cuerpo ha comen-ado a descomponerse% !intervino 'ndrea en una demanda tan directa que no pudo por menos que desconcertarme. 4 lo que opine un muerto importa menos que lo que opine un gato. !#9or qué no% !9orque se supone que las le4es son iguales para todos.. ) 'ndrea también. ) negar la existencia del alma 4 de la vida eterna es tanto como negar la existencia de 0ios. claro est*. 4 .

. !1n ese caso vamos a centrarnos en conseguirlo 4 olvidar+ nos del resto. &al ve. !1n eso puede que tengas ra-ón. !6in embargo. !Menuda papeleta.imena . !"osotras no podemos hacer nada al respecto !puntuali+ -ó . 4 que por si fuera poco contempla+ mos desde puntos de vista tan dispares como el de una ni a muerta 4 un adulto vivo. ni en un determinado dios.. "o pienso poner+ me a discutir temas para los que ninguno de los dos estamos lo suficientemente preparados. !#9or qué% !9orque la imaginación no es m*s que una forma de men+ tir. #'ún pens*is lo mismo% !"aturalmente. porque por m*s que tuviera la certe-a de que el intachable e insobornable <ernardo :Y del .e4 era la temida 4 . !=:racias por admitirlo> ) ahora va4amos a lo que impor+ ta porque siempre he supuesto que lo único que ambas dese*is. . es que ese degenerado reciba su castigo. al igual que 4o.sea cierto 4 si dispusiera de tiempo me encantaría anali-ar a fondo tan curioso concepto.imeno de inmediato!. #5 sea que debo ser 4o quien en+ cuentre el medio de desenmascarar a ese degenerado% !1videntemente. ni en la vida eterna. !6orprendente teoría sin duda/ 2La imaginación no es m*s que una forma de mentir7 !repetí como para mí mismo!.ecuerda que carecemos de imaginación.son muchos los que no creen ni en el alma. se llame como se llame. Lo era sin duda alguna( la m*s difícil que se me había pre+ sentado nunca. !=1scucha peque a> !le interrumpí!. 4 siempre has sabido que a los muertos nos est* prohibido mentir.

como si en verdad se tratara de un problema aritmético de compleja solución. Me tomarían por loco. go-aba de una envidiable reputación tanto profesional . armado de papel 4 l*pi. visto que un conocido delincuen+ te se había hecho responsable de ellos de forma inequívoca. desta+ cando sobre todo en el campo del derecho 4 la administración de empresas. =) tan compleja> 6egún los datos que figuraban en las enciclopedias. no du+ darían en pedir que me encerraran si se me ocurría la estúpida idea de acusar de asesinato a un respetable jue. no se encon+ traba afiliado a ningún partido político pese a haber sido minis+ tro. menos aún con la siempre inestable 'licia. concentr*ndome en la imposible tarea de buscar el modo de im+ plicar al ex ministro <ernardo :il del . millones de individuos honrados 4 respetables. no del todo convencido de mi propia salud mental. 3iudo desde hacía quince a os. Les supliqué a las ni as que se mantuvieran lejos de la casa durante el largo fin de semana que se avecinaba. #Lo estaba% ' buen seguro que únicamente tres personas lo dudarían/ 4o mismo. no existía forma humana de demos+ trarlo.isne+ ros 4 María Luisa. pertenecía a una acomodada familia de notables juristas 4 había sido un alumno brillante a todo lo largo de su vida.sin otro argumento que el testimonio de dos irreconocibles cad*veres infantiles. 1l resto.e4 había nacido en Madrid hacía cincuenta 4 cuatro a os.e4 en unos crímenes que se consideraban caso cerrado. no tenía hijos. 4 dos peque as difuntas. 4 me encerré a estudiar el tema. 0ecidí por tanto no comentar el tema con <artolomé . =Mierda> "ecesitaba meditar 4 hacerlo a solas.odiada 2<estia 9erfecta7. <ernar+ do :il del .

enteno sobre su cómplice% 1n mi opinión . &odos esos datos se debían destacar en la columna del 2debe7.u*nto sabía. 1n resumen/ un ciudadano ejemplar.enteno tan solo debía haber actuado como bra-o ejecutor encargado de raptar a las ni as. 'lgo en mi interior me dictaba que aquella bestia depreda+ dora era demasiado inteligente como para permitir que un male+ . en la del 2haber7 se podía anotar que quien pretendía desenmascararle era un tipo emocional+ mente inestable que basaba su argumentación en el testimonio de dos ni as muertas.como moral 4 no era dado a las apariciones en público por lo que se sabía mu4 poco sobre su vida sentimental desde el día en que murió su esposa.oque . #.e4 4 4o sabíamos quién era en realidad. ' media noche del domingo llegué no obstante a una conclu+ sión que se me antojó bastante ra-onable/ 4o estaba casi seguro que. pero entraba dentro de lo posible que 2La <estia 9erfecta7 no estuviera tan segura de que fuera así. o se suponía que podía saber .e4. desde la muerte de . tan solo <ernardo :il del . nadie m*s conocía la ver+ dad sobre 2La <estia 9erfecta7. como resultaba evidente. "otable melómano que no se perdía un concierto o una ópe+ ra 4 gran aficionado a la poesía había publicado dos peque os volúmenes de sonetos colaborando asiduamente en los suple+ mentos literarios de diversos periódicos. 4 que en buena lógica debería residir de modo permanente en un psiqui*trico. las fuer-as no se encontraban en absoluto igualadas. 6i.u*les habían sido sus verdaderas relaciones con el difunto esposo de 1riCa% #. pero no existía forma humana de saber hasta qué punto mantenían una estre+ cha relación con :il del .ómo 4 cu*ndo se conocieron% #.enteno. mientras enfrente.oque .

6i lo que se pretende es encontrar un cómplice para cometer un determinado delito. .enteno no era de la clase de difuntos a los que se les hubiera otorgado el don de vol+ ver a la &ierra a pedir justicia.oque .enteno podía escucharme!.ante de tres al cuarto pudiera enviarle a la c*rcel de por vida. #@ue así cómo te encontró% !dije en vo. o al menos lo que <ernardo :il del . in+ cluidas las direcciones particulares. 0ime maldito ca+ brón hijo de puta. 'sí eran 4 así había aprendido a aceptarlo. a mi modo de entender.oque . "o se me an+ tojaba desencaminado suponer que el ex ministro hubiera teni+ do en un determinado momento f*cil acceso al grueso expe+ diente de un sinvergOen-a al que tal ve.e4 temiera que podía haber hecho. "o obstante. #fue así cómo te encontró% "o obtuve respuesta puesto que .alta como si cre4e+ ra que . ' los muertos no se les podía llamar con el fin de hacerles preguntas( era necesario esperar a que acudieran a visitarte cuando se les antojara 4 te contaran lo que quisieran en el momento en que les apeteciera. 2&irarme un farol7 en aquella desquiciada 4 macabra partida de póquer era. 4 debo reconocer que me aver+ goncé de un comportamiento que venía a corroborar que me en+ contraba excesivamente nervioso. entraba dentro de lo posible que me sirviera lo que había hecho en vida.acabó por seleccionar entre los miles de expedientes de los miles de maleantes que pa+ saban a diario por sus manos. sus flaque-as 4 sus 2especialidades7 en cada rama de la delincuencia como si se tratara de las 2p*ginas amarillas7 de una guía telefónica. por lo que la relación debía fluir en una sola dirección. con sus virtudes 4 sus defectos( con sus puntos fuertes. #qué mejor guía que los abarrotados ar+ chivos de la policía 4 los ju-gados% 'llí debían estar todos. dando por sentado que como difunto aquel macarra no me servía de nada. la única ba-a que podía jugar con unas ciertas garantías de éxito.

pero cuando volví a la carga record*ndole que est*bamos refi+ riéndonos a alguien que tal ve. 0udo 4 sospecho que m*s que dudas lo que tenía era miedo. a la menor se al de duda lo dejaré en pa-( como comprender*s no tengo el menor interés en cometer una injusticia. sin verme en la obligación de contarle la increíble historia de que cuanto sabía lo sabía a través de la confesión de dos ni as muertas. sino que al parecer le presionaron amena-ando con matar a sus hijas. present*ndote como lo que en realidad eres. ) de lo que puede estar se+ gura es de que. !'nte algo de tanta envergadura lo lógico es que me pida que lo ponga en conocimiento de la policía. e informarle de que has encontrado pruebas entre los papeles de tu marido que te hacen suponer que en realidad no cometió los crímenes de los que se autoincul+ pó. !#) si te equivocas% !La responsabilidad ser* mía. 'dem*s. la viuda de .intentaría hacer da o a sus hijas de la misma manera que se lo había causado a otras ni as acabó por claudicar. por lo que sospechas que el verdadero culpable es al+ guien mu4 importante que continúa en libertad. . !=1videntemente> 1n ese caso le respondes en la policía porque los documentos de .de intachable reputación era el culpable de la muerte del padre de sus hijas. significar* que no me equivoco. Lo único que te pido es que confíes en mí( ese hombre es un pederasta.oque . !"o lo entiendo. violador 4 asesino.&elefoneé por tanto a 1riCa con el fin de suplicarle que acu+ diera a verme en cuanto pudiera tomarse un par de días libres 4 Lo hi-o a la semana siguiente pero puedo decir que me resultó harto difícil hacerle comprender.oque a que un alto cargo de esa misma policía est* tema. si reacciona como espero. 4 lo único que pretendo es acabar con él de un modo u otro. que tenía la casi absoluta certe-a de que un famoso jue. 4a que todo demuestra que tenía acceso que no confías hacen referencia implicado en el a sus archivos. !"i aspiro a que lo entiendas. !#$ué quieres que haga exactamente% !&elefonearle.enteno.

"o tanto por lo que respecta a . !9rométeme que si me ocurre algo te ocupar*s de mis hijas. !) en este caso se trata de una factura mu4 abultada. que por desgracia 4 a mi pe+ sar era algo que se había buscado.?nsiste en que esa es la ra-ón por la que has preferido hablar di+ rectamente con él. que te merece mucha m*s confian-a( al fin 4 al cabo es quien dirige todas las operaciones referentes a las acti+ vidades de los pederastas. 8aré lo que me pides con una única condición. !Lo que tú digas.. "o estamos hablando de 2remordimientos7 tal como la ma4oría de nosotros entendemos el término. !1l principal enemigo de un ser humano es siempre su con+ ciencia aunque se trate. sino de 2saber7 que se ha hecho algo terrible 4 que pueden acabar por pasarnos factura. como en este caso. de alguien que care+ ce de conciencia. !.omo si fueran mías. 0e lo contrario nunca podría dormir tranquilo.. sino por lo que se refiere a esas pobres criaturas que pens*ndolo bien he llegado a la con+ clusión de que probablemente no son sus únicas víctimas.oque. 'lguien que comete se+ mejantes salvajadas nunca puede dormir tranquilo. . 4 en el caso del tal Roriolano dio muestras de su eficacia !#) supones que se lo creer*% !6i es culpable se lo creer* porque ningún criminal puede estar nunca absolutamente seguro de no haber dejado cabos sueltos. !1n eso puede que tengas ra-ón. 6e pondr* nervioso 4 necesitar* averiguar cu*les son esos cabos con el fin de atarlos definitivamente.

responda a las preguntas de al+ guien que admite no tener derecho a hacerlas%=Gsted est* loco> !"o seré 4o el que te diga que no.imena. frente a un desconoci+ do que efectivamente tal ve. 6i me convence lo que me res+ pondas te dejaré en libertad( de lo contrario te quedar*s aquí hasta que averigOe la verdad. !#) pretende que un jue. se volvió a mirar a su i-quierda. =&ú sabr*s cu*nto crees que puedes aguantar> Meditó largo rato.. 'hora lo que importa es que respondas a mis preguntas. pero que no piensa darte de comer ni beber hasta que le digas lo que quiere saber. !#. . mu4 rectas 4 mu4 serias 'ndrea 4 .apitulo KJ ' qué viene todo esto% !Lo único que pretendo es hacerte unas preguntas !repliqué esfor-*ndome por conseguir que el tono de mi vofuera lo m*s normal posible!. 4 por último dijo/ !#9or qué hace esto% !&e lo aclararé en su momento. hacia el peque o banco de piedra en que se sentaban.esté mal de la cabe-a. sufrió una especie de corto estremeci+ miento como si hubiera advertido su presencia pese a que resul+ taba evidente que no podía verlas. 9ero esto es lo que ha4( como puedes ver te encuentras encadenado a un camastro de una cueva perdida en un lugar ignorado.on qué derecho% !"inguno.

a m*s de die. buscó a su alrededor como pidiendo a4u+ da con los ojos desvaídos 4 se diría que estaba a punto de perder nuevamente el sentido. !#' quién se refiere% !' . !=1scucha.metros bajo tierra.imeno 4 'ndrea 3illalba.omo m*ximo responsable de la lucha contra la pederastía tienes que estar informado de que se trata del m*s salvaje de los violadores de ni as( ese al que le encanta colgar fotos de sus crímenes en la red.de un pu eta-o puesto que se quedó alelado. las últimas víctimas .. 1stamos aquí.. c*maras de televisión o cualquier artilu+ gio por el estilo. !se alé indicando con un leve adem*n de cabe-a el banco de piedra!.. los dos solos. !=9ero sospecho que pretende acusarme de algo horrendo> ="unca lo admitiré> !)o no te acuso.% !"o insinúo nada.> !me impacienté al tiempo que me abría la camisa para que pudiera comprobar que no escondía nada!. pero te repito que tampoco saldr*s hasta que respon+ das a lo que quiero saber.. pero por si te sirve de algo te aclaré que so4 4o quien mandaba mensajes a 2La <estia7 a través de ?nternet. !"o sé de qué me habla. de nuevo se estremeció 4 por últi+ mo balbuceó apenas. "i una palabra de cuanto digamos saldr* de esta cueva. 6on ellas.!#$ué quiere saber% !#&ienes idea de quién es 2La <estia 9erfecta7% @ue como si le hubiera roto la nari. Miró de nuevo hacia allí. 9or cierto( he leído tus dos libros de poemas 4 no est*n mal.. 4 no oculto micrófonos..imena . pero al fin consiguió balbucear apenas/ !"unca he oído ese nombre. !"o me mientas. !#'caso pretende insinuar. 4 que las acompa a con versos s*dicos. .

pero tal ve.por esa misma ra-ón. los únicos testigos de que dispongo.ealmente est* usted desquiciado. 9ermaneció con la vista clavada en el banco. permitiendo que fuera tomando conciencia de cu*l era su verdadera situación. de momento. "o puedes ver+ las.de la 2La <estia 9erfecta7( probablemente existen m*s. 9or alguna ra-ón que descono-co se me ha concedido el don de ver 4 hablar con de+ terminados muertos. le costaba aceptar que lo que le estaba sucediendo fuera cierto.. !#) acaso pretende involucrarme en esos abominables crí+ menes bas*ndose en visiones de enajenado% !1ntiendo que te cueste aceptarlo. a un miserable reo al que evidentemente no se le iba a conceder el menor privilegio. no cesaba de juguetear con unas gafas que se le habían empa ado 4 al poco abrió la boca con la intención de decir algo. Me miró como si se preguntara quién era su carcelero 4 por . 6udaba a mares. =ahí no ha4 nadie> !Lo ha4 4 lo sabes !me limité a replicar!. pero al menos las presientes como las presentiste cuando subieron al estrado 4 eso te inquieta..% "o respondió( evidentemente. 1speré consciente de que el tiempo sería siempre mi mejor aliado en aquel difícil tran+ ce.e4 había pasado de ser un respetable 4 admirado jue. 1n cuestión de horas <ernardo :il del . pero es+ tas son. pero la volvió a cerrar con fuer-a como si hubiera decidido no volver a pronunciar palabra. según ellas. o tal ve. se tocó las gafas de montura de oro tal como solía ser su costumbre con gesto ahora nervioso 4 por último musitó/ !.te conven-a si a ado que. 4 a pesar de ser un hombre de notable inteligencia. #&e suena. 4 son ellas las que aseguran que tú las ase+ sinaste. en el momento de ahogarlas musitabas que deseabas ver cómo el alma se les escapaba por la boca.investido de un notable poder del que podía hacer uso a su antojo.

sino un violador 4 asesino que se denomina a sí mismo 2La <estia 9erfecta7. qui-* el m*s listo que ha4a conocido nunca 4a que has conseguido en+ ga ar a todo el mundo 4 también so4 consciente de que tienes muchísimo dinero 4 poderosos amigos. dado su esta+ do. !"o sigas por ese camino. 8asta aho+ ra no me ha causado el menor da o 4 por lo tanto.. !=0ecididamente usted est* loco> !1so es lo que desearías. !le interrumpí con acritud!. así como importantes amigos que. 4 los muertos. 0e nuevo un largo silencio 4 de nuevo se secó nerviosamen+ te las gafas antes de exclamar/ !="o puedo creerlo> 8e caído en manos de alguien capade aventurar las ideas m*s peregrinas con tanta naturalidad . esto4 dispuesto a olvidar lo ocurrido 4 proporcionarle la me+ jor a4uda posible.omo tú quieras. !1s usted un enfermo que necesita atención médica 4 a la vista de ello no puedo tomarme en serio lo que dice. !=1stupideces> =@antasías de perturbado> !. 9ero recuerda que quien est* ahora ahí encadenado 4a no es un jue-. me han ense a+ do a tratar a tipos como tú. &engo los medios económicos. Me consta que eres un hombre increíblemente inteligente.qué ra-ón actuaba como lo hacía.. limpió el vaho de las gafas pese a que le temblaban visiblemente las manos 4 pareció cam+ biar de opinión puesto que al fin comentó en un tono m*s bien conciliador. 9ero te decepcionar* llegar a la conclusión de que no tengo nada de estúpido 4 la vida... pero ten por seguro de que acibaras pa+ gando por tus crímenes porque esas ni as que te miran desde el banco no me dejar*n tranquilo hasta que sepan que no Zolver*s a hacerle da o a nadie. &e resultaría mucho m*s K *cil en+ frentarte a un pobre maníaco porque est*s convencido de que sabrías manejarle tal como has venido manejando a cuantos te rodeaban.

permitid que vuestra imaginación vuele mu4 lejos. )o cargo con las cul+ pas.. compartirlo conmigo. $ue co+ rra el semen 4 el cuerpo se estreme-ca.ierto> 9ero cualquier castigo que me impongan en vida ser* compensado por tan dul+ ces recuerdos.. .7 0e nuevo fue como si un ma-a-o le hubiera roto por segun+ da ve. !=5h. !29ero cualquier castigo que me impongan en vida. ser* compensado por tan dulces recuerdos7.. pese a que necesitara causar tanto dolor para inspirarse. los mejores que has escrito nunca 4 te consta. !"o debía sorprenderle a alguien capa.de escribir. =. en el último instante> 5s la ofre-co como un raro presente. =. !repetí con marcada intención para a adir!/ #Lo crees ahora de la misma forma que lo creías al escribirlo% !)o no he escrito nunca nada parecido. tan solo sois testigos 4 el mirar no hace da o. 'quellos que me imit*is sabéis que es cierto. vamos> ="o seas tan modesto> 1sos versos son./ 2=3edla>. !=M*talo> Me volví sorprendido a 'ndrea para inquirir/ !#.. tan dulce 4 delicada. =.apenas unas horas.onstitu4ó la cima del pla+ cer.como si estuviera hablando del tiempo que ha hecho durante el fin de semana.. Me hi-o feli. disfrutad del momento.. aunque mu4 corto. 0eberías sentirte orgulloso de tu obra.la nari-. =3edla por última ve-. tan hermosa.ierto> .ómo has dicho% !=8e dicho que lo mates> "o soporto verle 4 menos aún es+ cucharle( me obliga a recordar cosas horribles.ierto> 6ufrió lo que 4o nunca su+ friré si no existe el infierno. sin duda. 4 de nuevo se sumió en un profundo silencio que tuve que ser 4o quien rompiera.

. no so& un asesino. & no merece vivir. 3s "l. peque%a. "l no merece vivir. e incluso que le prometí a tu madre que le . 6" que te 0ur" que le mataría.!"o puedo matarl o. —1o se trata de asesinato. —5o s". sino de 0usticia. pero &o no merezco que me obliC gu"is a hacer algo que va contra mis principios. las dos estamos seguras. —intervino (imena—..

— 'on qui"n habla# —'on las ni%as.permiC tiría hacerlo personalmente. pero no es tan sencillo como pareC ce. . —2obre hombre.est) peor de lo que imaginaba—+a gracias a que no lo esto& . 2or lo menos hasta que est" convencido de que no e/iste otro remedio. no soportan tu presencia & me est)n pidienC do que no pierda m)s tiempo & te mate.

porque lo que en verdad me apetece es machacarte el cr)neo con una pala & desparramar tus sesos sobre el catre. —1o confíes en ello. —Acabar) haci"ndolo. desaparecer & quedar en la historia como un h"roe que dio su vida en valiente lucha . 6upongo que a estas alturas empiezas a considerar que esa sería la me0or soluci$n vistas las circunstanC cias.

permitiendo que tuviera tiempo de haC . no te va a resultar tan f)cil. 1o permitir" que eso ocurra porque constituiría tu última burla hacia una socieC dad de la que &a tanto te has burlado...contra los pederastas. 5e de0" solo consciente de que era lo me0or que podía hacer en aquellos momentos. 1o saldr)s de aquí hasta que me lo cuentes todo. 1o.

cerse a la idea de que había sido desenmascarado & encarcelado por un desconocido en unos momentos en había alcanzado una posici$n que le garantizaba una total impunidad. 3n cierta ocasi$n ca&$ en mis manos un informe argentino en el que se afirmaba que los buenos torturadores sabían cu)nC do debían conceder un descanso a sus víctimas. .

conscientes de que llegaba un momento en que el dolor era tan intenso que de .

nada servía continuar presion)ndoles. cuando una vez ha pasado el dolor. 5os verdugos de la dictaC dura militar tenían plena conciencia de que el verdadero terror llegaba m)s tarde. el torturaC do empezase a temer que su verdugo regresase porque el hecho de imaginar lo que le iba a hacer sufrir solía ser considerableC .

mente peor que el sufrimiento en sí mismo. Y en el caso de un hombre que iba a quedarse a solas con los espíC ritus de dos ni%as a las que había violado & asesinado la imaginaC . un buen interrogador tiene que aprender a medir el «tempo» de sus intervenciones. permitiendo que la imaginaci$n siga su curso. +e igual manera.

il del <e& tenía conciencia de que Andrea & (imena le observaban. sin llegar a verlas tal como &o las veía. *iedo# .ci$n 0ugaba a todas luces un papel importante. de alguna forma >ernardo . & el mero heC cho de saberse encerrado con ellas debía afectarle psicol$gicaC mente. 1o me cabía la menor duda de que.

!u" ser humano sería capaz de cerrar los o0os sospechando que los espíritus de aquellos a los que ha torturado hasta morir se sentaban a menos de dos . 3ra su imaginaci$n la que tenía que responder a esa pregunta porque si le asaltaba la sensaci$n de que iban a causarle algún da%o que no sabría controlar se derrumbaría su entereza.1o lo s".

metros de distancia# Yo estaba acosC tumbrado a los difuntos & en mu& determinadas circunstancias podía incluso bromear con ellos. pero recuerdo que en un prinC cipio me inquietaban aun a sabiendas de que no tenían nada contra mi. <egres" por tanto a la casa donde me reuní con 3riBa que se .

Al sentirme llegar abri$ los o0os para decir de inmediato4 — '$mo ha ido# —6upongo que bien. .había quedado adormilada en un sill$n.

.. pero ahora se encuentra al otro lado de las re0as & a eso sí que no est) acostumbrado. sí. — !u" te ha contado sobre <oque# —Aún no hemos hablado de . 3videntemente mucho m)s que &o. — @a confesado# —Aún es demasiado pronto porque est) claro que tiene e/C periencia en este tipo de asuntos.— 6olo lo supones# —+e momento.

regres" con un par de refrescos. — 2or qu"# —2orque si le ense%o todas mis cartas desde el principio &a sabe a qu" estamos 0ugando & es lo suficientemente astuto como para montar cualquier tipo de estrategia —fui hasta la cocina. le ofrecí uno & en el momento de sentarme frente a ella. a%adí ."l.

6i accedi$ a acudir a tu cita fue porque sospechaba que podían e/istir & por lo . —.2ero sabes mu& bien no de0$ ninguno—Yo lo s" & tú tambi"n lo sabes. pero ese degenerado de ahí aba0o no.—4 5os documentos de <oque debemos guardarlos para m)s adelante. — A qu" documentos te refieres# —A los que te de0$ tu marido al morir.

—8e comportaste de una . 2ero por toda respuesta le arre" una descarga el"ctrica que le de0$ tieso durante casi una hora. —Due lo primero que pregunt$ en cuanto se subi$ al coche4 « +$nde est)n los documentos#» —admiti$ ella —. al parecer eso le inquieta & cuanto m)s se inC quiete me0or.tanto debemos procurar que contiC núe pens)ndolo.

il del <e&.Dueron muchos a%os de tratar con los imC . —.5a costumbre.manera admirable —reconocí & ciertamente me había impresionado la sangre fría que demostr$ a la hora de traerme a casa a un inconsciente & desenca0ado >ernardo .

ese gilipollas era pan comido. 8ras haberme enfrentado media docena de veces con el «8ocho *anteca». . —5o que no me has contado es de d$nde sacaste esa bendiC ta porra el"ctrica que lo de0$ inconsciente en el acto. & que a menudo intentaban arrastrarme a la cama por la fuerza.presentables compinches con los que solía codearse <oque.

pu%os de hierro. 8enía la casa llena de pistolas. .naturalmente—replic$ con una sonrisa que no podía ocultar su evidente amargura—. los billetes falsos o las 0o&as robadas. 3so sin contar las drogas. spra&s paraC lizantes & todo tipo de e/tra%os artilugios que sirven para atacar o defenderse. nava0as. porras el"ctricas. 7ivir con un .—+e <oque.

«sus colegas del traba0o». 2or lo que me han contado era un tipo elegante. —@a& una faceta en la vida de tu marido que no tengo mu& clara. educado.maleante no resulta c$modo porque siempre est)s temiendo que aparezca la policía. o lo que solía ser peor. distinguido. con un vie0o coche cl)sico que cuidaba hasta en el último detalle & m)s aspecto de se%orito andaluz de .

6iempre aseguraba que de 0oven iba para re0oneador. pero que no tuvo ni los caballos ni los co0ones que se necesitan para ello. & por lo tanto lleg$ un momento en que se vio en la obligaci$n de .tendencias fascistas que de macarra calle0ero de los de nava0a al cinto. 3n qu" quedamos# '$mo era en realidad# —+e las dos formas.

. —A las pruebas me remito.. +ebo admitir que como padre era un encanC to. & como amante & marido hubiera sido el me0or del mundo en el caso de que le hubiera gustado «dar palo al agua».. <oque tenía una doble personaC lidad mu& acusada. .elegir entre traba0ar en un banco o robarlo.. —Y eligi$ robarlo.

— 5e echas de menos# —.*e do& cuenta de que las ni%as le .Aunque tan solo fuera un palo peque%ito.8an solo como padre.

e/tender las manos.necesitan & eso me entristece. & . pero a nivel personal me siento liC berada porque fueron demasiados a%os de intentar abrirme caC mino en la vida con una insoportable carga sobre los hombros. Al concluir la frase se desliz$ de la butaca reptando mu& despacio por la alfombra hasta llegar a colocarse 0usto frente mí.

comenzar a desabrocharme la camisa... &a que . perple0o e incapaz de reaccionar mientras observaba c$mo me gui%aba un o0o al tiempo que sonreía como una ni%a traviesa hasta el punto de que su rostro pareci$ transformarse como por encanto.# — balbuce" estúpidamente. — !u" vas a hacer. 1o puedo negar que me qued" de piedra.

. — murmuC r$ antes de no poder decir nada m)s durante un largo rato. Y lo que m)s me sorprendi$ fue que a los pocos instantes & a medida que su cabeza subía & ba0aba rítmicamente comenz$ a .me estaba ba0ando la cremallera del pantal$n. —Algo que no he hecho en meses & me encanta. con lo que sus inC tenciones resultaban m)s que evidentes..

e incluso a lo larC go de algunas espor)dicas relaciones que he mantenido posteC riormente me han efectuado .1unca me había ocurrido nada parecido+urante mis muchos a%os de matrimonio.gemir & a estremecerse hasta el punto de que no me cupo la meC nor duda de que estaba disfrutando de una larga serie de fastuoC sos orgasmos. .

.!u" maravilla5a boca & la lengua de 3riBa resultaban francamente increíC bles & tenía una especial habilidad a la hora de saber llevarme hasta los límites del "/tasis .bastantes & no puedo negar que mu& satisfactorias felaciones. pero que &o recuerde 0am)s se haC bía dado el caso de que la parte «activa» pareciera estar disfruC tando del acto cien veces m)s que la «pasiva».

.uando al fin su denodada labor de contención no dio sus frutos 4 se me escapó parte de la vida hacia lo m*s profundo de su garganta. se estremeció de los pies a la cabe-a en lo que se me antojó una brutal descarga eléctrica.para frenarme luego con el fin de volC ver a la carga al poco tiempo como si su verdadero inter"s estriC bara en intentar permanecer de rodillas ante mí durante casi una hora. 6e derrumbó como un saco al tiempo que dejaba escapar un hondo resoplido con el que pretendía demostrar la intensidad de su satisfacción. 9or último se pasó la lengua por los labios para exclamar sonriente/ !=$ué rico> .

. 1ra un prodigio en la cama. 9or el contrario. Llegó un momento en el que en cuanto abría la boca lo úni+ co que deseaba era llen*rsela con parte de mí. encima de la mesa 4 supongo que en un trapecio si hubié+ ramos dispuesto de un trapecio al que trepar. mi relación con 1riCa se basaba en un in+ tensísimo cursillo de nuevas experiencias sexuales que nunca imaginé que pudieran llegar a ser tan brutalmente apasionadas 4 gratificantes. por lo que al fin la . dulce 4 mu4 satisfactoria si se dejaba a un lado el 4a casi olvidado 4 frustrante tema del contacto físico. ) en la alfombra.apitulo KN Mi relación con 'licia era intensa. en el sof*.

enteno. pero recono-co que en cier+ tos momentos lo hice. convencido como estaba de que había sido él quien había convertido a una inocente muchacha alema+ na en la experimentada mujer que se empecinaba en 2violarme7 de mil formas distintas tres veces diarias.convencí para que telefoneara a su trabajo solicitando un permi+ so especial de cuatro días que dedicamos casi en exclusiva a practicar a fondo todo aquello que 4o no había sabido practicar con efectividad a lo largo de m*s de cincuenta a os.oque .ediós> "i siquiera 4o tuve jam*s tan buen concepto de mí mismo 4 de mi capacidad de responder positivamente a seme+ . =. "i siquiera se me había pasado por la cabe-a la idea de que tuviera que agradecerle algo a un individuo de la detestable talla moral del difunto .

on m*s mujeres como ellas el mundo sería mucho menos violento 4 bas+ tante mejor porque a los hombres les quedaría mucho menos tiempo para dedicarse a masacrar a sus vecinos. !#'ún sigue empe ado en acusarme con semejante ton+ tería% !) seguiré hasta que lo admitas !le advertí en un tono lo suficientemente firme como para que no le cupiera la menor duda de que nada me haría cambiar de idea!. .jante tipo de exigentes demandas. no( era pura 4 exclusivamente mérito de 1riCa que sabía en todo mo+ mento qué era lo que tenía que hacer para excitarme. !Lo sé.uando al fin decidí regresar a la cueva en que había ence+ rrado a <ernardo :il del . no merece que se la trate con humanidad. ) no era mérito mío. ra-ón por lo que adem*s la cerrada 4 claustrofóbica estancia apestaba a de+ monios. ham+ briento 4 terriblemente sucio 4a que se había visto en la obliga+ ción de hacer sus necesidades junto al camastro. 1scúcheme bien/ ="unca lo admitiré> .. sobre todo si es perfecta. !repliqué con absoluta naturalidad al tiempo que arrojaba un viejo tro-o de manta sobre sus malolientes excrementos!. !#) no le avergOen-a% !Me avergon-aría si estuviera tratando con un ser humano. Le entregué un ca-o que bebió con ansia hasta que no quedó una sola gota. . 4 una bestia. 4 cuando comprendió que de momento no iba a proporcionarle m*s comentó roncamente/ !Lo que est* haciendo conmigo es inhumano. La decisión es tu4a. 9ero esto4 tratando con 2La <estia 9erfecta7.. !="unca> !exclamó fuera de sí!. !='gua> !fue lo primero que suplicó con auténtica deses+ peración.e4 me lo encontré sediento.

a la espera de que te imponga tu castigo. la+ dinos.% 'sentí con la cabe-a/ !0os ni as violadas. por lo que se frotó los ojos con fuer-a como si confiara en que.. !&e equivocas( cada día esto4 m*s cuerdo 4 m*s seguro de qué es lo que tengo que hacer porque esto4 convencido que po+ cos seres humanos han llegado a ser tan malvados. !#) quién le ha investido de la autoridad necesaria como para ser mi jue. 4o hubiera desaparecido.4 mi verdugo% 8ice un gesto con la mano hacia el banco al replicar/ !1llas. 4 mientras no se marchen te haré sufrir aunque tan solo sea la centésima parte de lo que les hiciste sufrir a ellas.. desalmados. 8abía abandonado las gafas bajo la cama. !. 4 para las que la le4 de los vivos no significa nada. miserables 4 arrogantes a lo largo de la historia. !=9or todos los santos> !murmuró al poco con vo.ron+ ca!. menos compasión demostraré. torturadas 4 asesinadas a las que pre+ tendías ver cómo se les escapaba el alma por la boca. !repliqué al tiempo que hice un gesto hacia el banco de piedra!/ . al abrirlos. cobardes. !#0os ni as muertas. consciente sin duda de que en aquel lugar no le servían de nada.. retorcidos. !9ero usted no est* muerto. ) cuanto m*s te empe es en continuar intentando enga arme. 1ste es el di*logo m*s inverosímil que nadie puede haber . 'l parecer los muertos tienen su propio código de conducta 4 es ese código 4 no otro el que quieren que se aplique en este caso.!1n ese caso nunca recibir*s un trato ni tan siquiera ligera+ mente humano.ada día est* m*s loco.imena 4 'ndrea continuar*n ahí sentadas.. !=0esde luego> 9ero por alguna ra-ón que descono-co me eligieron como su bra-o ejecutor 4 acepté el cargo.

. cuelga las fotos del momento de su vio+ lación 4 muerte en la red. !#6i no demuestran nada no comprendo por qué ra-ón tie+ nes tanto interés en verlos% #'caso te preocupan% !Mientras no sepa lo que dicen no podré refutarlos. Me observó con extra a fije-a 4 con los ojos enrojecidos por el cansancio. "o dijo nada( se limitó a ponerse en pie 4 orinar sin el menor recato contra la pared 4 tan solo cuando hubo concluido inqui+ rió sin volverse/ . pero se advertía que en lo m*s profundo de esa mirada se distinguía un rastro de temor. el sue o 4 el hecho de habérselos frotado en exce+ so. Gn chiflado intenta convencerme de que ha sido elegido por los muertos como bra-o ejecutor de su vengan+ -a> =3ivir para ver> !.enteno. !&ienes ra-ón.oque . #$ué es lo que demuestran% 8asta que no los vea no creeré en ellos. !"adie teme a una amena-a que sabe que no puede hacer+ le da o sobre todo si proviene de alguien a quien insiste que nunca ha conocido. 4 adem*s a ade unos versos aberrantes.. 9ero si en verdad fueras inocente no te in+ quietarían en lo mas mínimo. !#' qué clase de documentos se refiere% !quiso saber en un tono que había perdido parte de su agresividad!. se puede esperar cualquier cosa( incluso que alguien considere que tiene derecho de tomarse la justicia por su mano.enteno 4 por lo tanto cuanto pudiera haber escrito sobre mí me tendría sin cuidado.uando se ha vivido lo suficiente como para ver que al+ guien asesina a una ni a.oque . !#6in m*s pruebas que las visiones de un alucinado% !&e olvidas de los documentos que dejó .mantenido jam*s. !Lo vería de otro modo si le estuvieran amena-ando con ello 4 no tuviera ni idea de qué clase de calumnias puede haber+ se inventado. )o nunca conocí a .

de hacer algo así a una ni a. 0udó.ómo se puede ser tan degenerado 4 tan cerdo% !#. !.on quién habla ahora% !quiso saber en tono de pro+ fundo hastío <ernardo :il del . 1ra lo que veía m*s cerca cuando me obligaba a meterme 2su cosa7 en la boca. !=3a4ase a la mierda> !)a esto4 en ella 4a que eres la ma4or de las mierdas que nunca ha4an podido existir 4 el solo hecho de verte me revuelve las tripas.en la ingle. !=0ios mío> #.e4. =8a. 1s larga. !' todas horas.lo que digo o te pasar*s dos días sin beber. Gna vaquilla me propinó una corna+ da durante una 2tienta7 hace 4a muchos a os. !#1st*s segura% !.en la ingle i-quierda. 'segura que tiene usted una larga cicatri. !#&e obligaba a metértela en la boca% !me horroricé incapade que alguien hubiera sido capa.. #$ué cojone s deC muestra eso# —!ue Andrea lo sabe & en .. 9ero aunque lo hi+ ciera esa supuesta confesión no tendría el menor valor dado que la habría obtenido bajo coacción. !=9ídele que se baje los pantalones 4 te muestre las piernas> !intervino de pronto 'ndrea como si acabara de tener una idea. !#9ara qué% !9ara que veas que tiene una cicatri. Me gustaría que te bajases los pantalones.ompletamente.!#' qué juega% &engo la suficiente experiencia en estos te+ mas como para comprender que intenta obligarme a perder los nervios 4 acabar por admitir cualquier cosa. pero al fin obedeció al tiempo que comentaba/ !&engo una cicatri-. profunda 4 mu4 recta.on 'ndrea.

.buena l$gica no tendría que saC berlo si no la hubiera visto.

pero usted sí podría saberlo dado que consta en mi ficha m"dica & no creo que le ha&a resultado demasiado difíC cil acceder a ella.—3lla no. — Y acaso crees que iba a molestarme en buscar tu ficha m"dica & acusarte con una prueba tan circunstancial cuando te tengo en mi poder & puedo hacer contigo cuanto me venga en gana# —le espet" un tanto .

no e/isten m)s testigos de cargo que dos pobres difuntas .1o estamos en un 0uicio.Acepta la realidad & todo resultar) muC cho m)s f)cil. no necesito m)s pruebas pese a que ahora puedo ver la cicatriz a que se refiere Andrea. .cansado de que continuara intentanC do salirse por la tangente en un desesperado intento por no adC mitir su culpabilidad—.

& nadie acudir) nunca en tu a&uda. entre otras cosas porque eras uno de los que dictaban esas . —3l m)s fuerte es siempre aquel que sabe saltarse las le&es en un momento dado —se%al" —. — 'omo en . 5o hiciste durante muchos a%os.uant)namo# — ironiz$ con una mueca que pretendía ser una burlona sonrisa—4 5a le& del m)s fuerte.

pero ahora te ha tocado perder & deberías aceptarlo. —9nsisto en que me niego a aceptarlo.le&es. 5e de0" una vez m)s allí encerrado. lo consideraba una bestia que no . & ni en aquel momento ni nunca e/periment" la menor compasi$n ni el m)s ligero atisbo de remordimientos o culpabilidad porque tal como había asegurado. sin agua & sin comida.

meC recía que se le tratara como a un ser humano. 6upongo que para entender mi forma de actuar. que a muC chos se les anto0ar) en e/ceso cruel. es necesario haber visto las fotos de dos ni%as en el moC mento de ser asesinadas ante las c)maras & descubrir casi cada día en el fondo de los o0os de . no basta con leer lo que he escrito.

. 5a magnitud. el horror & la maldad de los crímenes de >erC nardo .la madre de una de ellas la inmenC sidad del dolor que la devora.il del <e& no tenían a mi modo ver 0ustificaci$n alguna.

o asarlo a fuego lento de tal modo que su agonía durara todo un a%o. 1o me hubiera disgustado desollarle vivo de0ando su carne al descubierto como pasto de las moscas. pues era tanto el odio & el desprecio que sentía que a mí mismo me ofendía & .& por lo tanto no necesitaba 0ustificarme a mí mismo a la hora de hacerle pagar por ellos.

(uro que le hubiera arrancado los o0os si me constara que con ello devolvía la vida a sus víctimas o tan solo aliviaba un poco el doC lor de sus madres. por lo que admito que me sorprendi$ descubrir hasta qu" punto la fiera que sin duda llevamos dentro pugnaba duC rante aquellos días por surgir de lo m)s profundo de mi ser & .me hacía da%o.

» Aquella repugnante frase me volvía una & otra vez a la mente como una de esas pegadizas canciones que en ocasiones se repiten obsesivamente en nuestro interior.devoC rarme. «2ero cualquier castigo que me impongan en vida se ver) compensado por tan dulces recuerdos. & reconozco que me había proC .

cuando descendí de nuevo a la cueva llevaba un bote de pintura ro0a & una brocha con las que me apliqu" a esC cribir con grandes letras en uno de los muros4 «2ero cualquier castigo que me impongan en vida se ver) compensado por tan dulces recuerdos.» .puesto que aquel cerdo acabara por tragarse sus hediondas palaC bras. 2or ello.

— Y qu" piensa conseguir con seme0ante estupidez# . & tu propia mierda. sea lo único que veas de ahora en adelante.— 2or qu" demonios hace eso# —quiso saber. —2orque quiero que esto.

. —1o ser)s tú. —replic$ tute)ndome por primera vez—.. —puntualic" .—!ue acabes por arrepentirte de haber escrito algo tan inC decente en unos momentos en los que te sentías intocable & dueC %o del mundo. —Ahora eres tú quien se considera intocable & due%o del mundo.. Y de lo que puedes estar seguro es de que algún día escribir)n esa misma frase en tu celda..

. —<eza para que no me ocurra porque de ser así las vas a paC sar m)s putas aún de lo que lo est)s pasando. 8ard$ en hablar & cuando al fin lo hizo fue con lo que se me anto0$ una amarga sentencia4 —'uando odiamos con demasiada intensidad corremos el peligro de convertirnos en aquello que odiamos.—. Y puedes tener la absoluta seguridad de que no estar)s allí para verlo.

2oco despu"s cenamos en la terraza ba0o una inmensa 5una que sacaba mil destellos a las ho0as de unos )rboles húmedos aún por un corto pero violento .7olví a la casa. & me metí en la cama con 3riBa. me di un largo ba%o con la intenci$n de boC rrar de mi piel & supongo que de mi mente. que a los pocos instantes supo trasladarme a un mundo diferente. el hedor de la cueva & su ocupante.

chaparr$n de media tarde. *ientras tom)bamos caf" me coment$ que al día siguiente tenía que marcharse & cuando le pregunt" si pensaba regresar a su casa visto que &a no tenía que esconderse en un pueblo perdido por miedo a «5a >estia 2erfecta» se%al$ segura de sí misma4 —2refiero no hacerlo. 5as ni%as se sienten felices en el

camC po, tienen un colegio encantador al que llegan dando un corto paseo por un precioso bosque, han hecho amigos, & se sienten mucho me0or allí que en una casa de la que las tres guardamos mu& amargos recuerdos. — Y tú como te sientes# —3n paz conmigo misma por primera vez en quince a%os.

<oque ha muerto & quiero que ha&a muerto en todos los aspecC tos. 7ender" la casa con todo lo que ha& dentro porque no me apetece llevarme nada que me devuelva al pasado & ser) como si acabara de nacer & no tuviera recuerdos. — Y qu" piensas hacer con tu memoria# —Arro0arla por el retrete & tirar varias veces de la cadena

—se%al$ sonriente—. Al fin & al cabo la ma&or parte de lo que guardo en ella es mierda. *edit" en sus palabras mientras saboreaba una segunda taza del e/celente caf" que sabía preparar, el me0or que hubiera toC mado nunca, & por último no pude por menos que preguntarle4 — Y qu" ha& de lo nuestro# +e0$ escapar una corta &

divertida carca0ada. —«5o nuestro» no es mas que pura cama, querido —di0o mostrando abiertamente sus blancos & perfectos dientes—. Y camas e/isten en muchos lugares4 tú tienes una, &o tengo otra, & a mitad de camino entre tu casa & la mía seguro que encontrareC mos cientos. 5ibro los domingos por la noche & los lunes. ,Así

que tú mismo...—'onozco un hotel en Aran0uez, 0usto frente al palacio, que tiene unas camas enormes. —5as probaremos todas. Así quedamos, & cuando hubimos probado todas las del hoC tel de Aran0uez, probamos las del 2arador de Almagro, & las de docenas de lugares m)s en los que solíamos encerrarnos desde la

media tarde del domingo hasta la ma%ana del martes. +e vez en cuando continuaba saliendo a cenar o al cine con Alicia. 1o enga%aba a ninguna, & ninguna se sentía enga%ada porC que eran dos seres completamente diferentes & nada tenía que ver lo que sentía por una que lo que sentía por la otra.

5a resistencia de >ernardo ;il del <e& dur$ casi dos meses, basC tante m)s de lo que tardaron los medios de comunicaci$n en olvidarle porque cuando result$ evidente que ningún grupo teC rrorista se atribuía el secuestro ni nadie e/igía un rescate econ$C mico, la ma&oría de los periodistas parecieron llegar a la concluC si$n de que había caído

persona0es a los que no les apetecía en absoluto la idea de que cualquier día >ernarC do .víctima de su peligroso traba0o.il del <e& los metiera en la c)rcel. debieron llegar a la conC . 1uevas & candentes noticias de última hora reclamaban su atenci$n cada día. & como era cosa sabida que había muchos persona0es influ&entes entre los pederastas.

clusi$n de que su desaparici$n pasaba a ser un asunto meramenC te policial. poco o nada tenía que ver con el altivo 0uez que se despert$ encadenado a los barrotes de un caC . el >ernardo .il del <e& que ahora se mosC traba dispuesto a hablar sin tapu0os sobre sí mismo siempre que no hubiera un micr$fono cerca. *ientras tanto.

mastro en el coraz$n de una profunda cueva. ?lía a demonios aunque a decir verdad su propio hedor . @abía perdido casi diez Bilos. una sucia barba le cubría el rostro hasta los p$mulos. & el anta%o cuidado cabello engominaC do recordaba en aquellos momentos una enmara%ada mata de estropa0o en la que sospecho que empezaban a anidar los pio0os.

Acept" el trato. m)s por mi propio bienestar que por el su&o. & sus únicas e/igencias a la hora de comenzar a hablar fueron un cubo & una pala con el fin poder sacar de allí una peque%a parte de tan hedionda inmundicia.quedaC ba amortizado por la pestilencia de una cueva que &a era en reaC lidad una cloaca. .

& como simple medida de precauci$n.+esde el mismo día en que le encerr" en la cueva. había despedido a la mu0er que .

solía acudir tres veces por semana a limpiar la casa. la higiene no constituía en aquellos momentos uno de los pilares fundamentales de mi hogar 'uando hube acabado de abonar los rosales con los . por lo que a decir verdad & e/cepto por la inestimable a&uda que me había prestado 3riBa en los últimos tiempos.

a la que solíamos acudir todos los veranos & muchos fines de semana.e/creC mentos de «5a >estia 2erfecta». me duch" largamente. all) en los *ontes de 8oledo. —8odo empez$ en la finca de caza de la familia de mi espoC sa. *i difunto suegro había . descendí de nuevo a la cueva & me sent" a escuchar lo que tenía que decir.

subí a leer a la buhardilla que. cosa que siempre me ha parecido apasionante.. por tener el techo de madera. era la única ..montado un enorme telescopio en la buhardilla con el fin de controlar el movimiento de ciervos & 0abalíes por lo que en ocaC siones me entretenía observando el paisa0e o incluso las estrellas. =na tarde que hacía tanto calor que no podía dormir la siesta.

. — A qui"n descubri$# . 3n un momenC to dado me cans" de leer & me entretuve mirando por el telescoC pio a la búsqueda de ciervos o 0abalíes & fue entonces cuando la descubrí ba%)ndose desnuda en una de esas peque%as piscinas de pl)stico..parte de la casa que disponía de aire acondicionado...

a pesar de lo cual la gran calidad del telescopio me permitía contemplarla en primer plano como si se encontrara dentro de la mismísima buhardilla. — !u" edad tenía# —=nos nueve a%os. cu&a casa se encontraba a casi trescientos metros de distancia... con inC mensos o0os de un azul a%il . 3ra mu& rubia.—A la hi0a de los guardeses. m)s o menos.

"l un hombret$n enorme & ella una menuda & pecosa pelirro0a de enormes pechos que se pasaC .intenso. 6us padres eran polacos. & cuando los alzaba era como si me estuviera mirando directamente a un metro de disC tancia.

ba el día lavando & tendiendo ropa sin de0ar de vigilar a la ni%a de la que 0am)s se apartaba ni cien metros. +e nuevo se sumi$ en sus recuerdos & consider" que en esta ocasi$n era preferible esperar a que emergiera de ellos por si solo porque resultaba evidente que aquella constituía la parte . Y hacía bien porque aquella increíble criatura era como un )ngel caído del cielo.

.— repiti$ al fin—.3ra un verdadero )ngel. el mimo con que abrazaba a su perrito & la gracia con que tiraba de la falda de su madre con el fin de que se inclinara a darle un beso me fascinaban. la forma en que 0ugaba & ba%aba a sus mu%ecas. sus gestos. sus miradas..de su historia que le apasionaba contar. — . 6u sonrisa. .

tan llena de gracia & de pureza que si me pidieC ran que describiera el paraíso. se%alaría sin vacilaci$n que sería el lugar en que habitara aquella ni%a.il del <e& de0$ escapar un ronco sollozo para a%adir al poco—4 3ra la criatura m)s perfecta que ha&a puesto el 6e%or sobre la 8ierra. .—el anta%o severo e/ ministro >ernardo .

es polaco# —1o. —3/tra%o nombre.— '$mo se llamaba# —Yedra. 3s mío. 5a bautic" así porque se pasaba las horas 0uC gando en un banco que corría a todo lo largo de la fachada de la casa. o con un ligero vestido esC . que estaba completamente cubierta de hiedra. A cada hora la recuerdo desnuda en su piscinita.

como si se traC tara de una de esas vírgenes de las hornacinas que se pueden ver a la entrada de ciertos pueblos. .—e/claC m$ con un nuevo & convulsivo sollozo—.+ios c$mo la amaba.tampado destacando contra el verde de la pared. *e atraía de tal maneC ra. que con la disculpa de que era la única estancia fresca de la casa me pasaba las horas en la .

hipnotizado por aqueC lla visi$n realmente divina. . 1o creo que nadie pueda haber estaC do nunca tan enamorado de nadie como lo estaba &o de aquel prodigio de la naturaleza.buhardilla.

1o pensaba.— 2ero qu" edad tenías en aquel tiempo# —8reinta & ocho a%os. únicamente he sentido.3n cuanto se refiere a Yedra nunca he conC seguido pensar. 8odo el que ha&a estado . absurdo & antinatural que un hombre de treinta & ocho a%os se enamorara de una ni%a de nueC ve# 3n qu" demonios pensabas# —. — Y no te pareci$ inmoral.

la paC si$n obnubila el cerebro.1i por lo mas remoto—2ues no tienes idea de lo que te pierdes. 1unca has estado enamorado de ese modo# —. Amar tan desesperadamente es tanto como agonizar a cada minuto sin saber si al siguiente te encontrar)s en el infierno o . sabe que es cierto.perdidamente enamorado alguna vez. 1i de lo que gaC nas.

'uando Yedra pas$ tres días enferma & no pude verla. a punto estuve de cargar una de las escopetas de mi suegro & voC larme la cabeza. nunca podr)s entender .1o puedo creerlo—2ues si no puedes creer en un «amor loco» que carece de cualquier tipo de l$gica o e/plicaci$n. .en la gloria. —!ue estupidez.

*írame bien. — 5uego admites que lo eres# —2ues claro. a estas alturas incluso admitiría que fui &o quien le propin$ una cornada mortal a «*anolete».de lo que te esto& hablando. & de poco te sirve que te cuente por qu" raz$n acab" por convertirme en «5a >estia 2erfecta». .+ebo parecer un superviviente de los campos de concenC traci$n & &a me he hecho a la .

. 1unca nadie parece dispuesto a asumir la responsabilidad sobre sus crímenes. —6iempre encontramos una 0ustificaci$n a nuestros actos. +e lo que te esto& hablando no es de lo que so&. tal como acab$ Andrea. sino de por qu" raz$n so& lo que so&.idea de que mi destino es acabar en el fondo de un pozo.

a lo que me esto& refiriendo no es del final de una historia a la que al parecer &a hemos llegaC do.+e los crímenes que conoces e incluso de otros que ignoras & que esto& convencido de que te sorprendeC r)n.Yo la asumo. 6i no te . sino del sinuoso camino que me condu0o hasta aquí. +ando ese punto por sentado.—.

interesa conocerlo resultaría estúpido perder nuestro tiempo haC blando de ello en un lugar que apesta a perros muertos. & tan inteligente como tú has demostrado ser. aparentemente normal. a . —8e aseguro que no e/iste nada en este mundo que me inC terese m)s. cae de pronto en tan increíbles aberraciones constitu&e a mi modo ver un misterio insondable. 2or qu" raz$n un hombre culto.

de la misma forma que una semilla se convierte en )rbol. como tú mismo aseguC raste en tu interrumpida conferencia tales reacciones suelen darse en quienes han sido acosado se/ualmente durante la inC fancia. 3s m)s bien una lenta evoluci$n. —1i fui acosado.no ser que. un gusano en mariposa. ni ocurri$ «de pronto». . ni e/iste misterio alguno.

o una c"lula en el origen del c)ncer que acabara por destruir a todo un cuerpo. 3n el mismo momento en que contempl" por primera vez a Yedra a trav"s del telescopio.3/plícate me0or— *e0or aún# 8e esto& . una diminuta parte de mi alma se activ$ por sí sola & se fue multiplicando hasta desC truirla por completo. —.

& lo que m)s . cada sonrisa & cada uno de sus rasgos pese a que 0am)s escuch" su voz ni estuC ve a menos de doscientos metros de distancia de su casa. — Y eso por qu"# —2orque sabía que por mucho que me apro/imara nunca la tendría tan cerca como a trav"s del telescopio.diciendo que adoraba a una criatura de la que me conocía de memoria cada adem)n.

me atraía de ella era la naturalidad de sus gestos cuando se enconC traba sola. cosa que no hubiera ocurrido en presencia de e/traC .

preocupada porC . —.2or +ios. no a la persona de carne & hueso. 5o cierto es que amaba su imagen.Y te atreves a tacharme de loco porque aseguC ro que hablo con los muertos# .5o tu&o es peor—Y no lo niego.%os. 3n aquel tiempo estaba tan locamente enaC morado que cuando mi mu0er subi$ una tarde.

— =na tetona criada polaca# . abnegada & ansiosa esposa a la que llevaba dos semanas sin tocar. me sorprendi$ masturb)ndome con el o0o pegado al visor del telescopio. me tach$ de sucio degenerado que se dedicaba a espiar a una tetona criada polaca en lugar de hacerle el amor a una bella. Y qu" te di0o# —Ya puedes imagin)rtelo. —2obre mu0er.que llevaba demasiado tiempo en la buhardilla.

anC tes incluso de que me despertara &a había e/pulsado de la finca .Al día siguiente. —. Aurora siempre cre&$ que quien en realidad me atraía era la madre. no vio a Yedra.—3/actamente.1o puedes imaginar lo que signific$. o si la vio ni tan siquiera se le pas$ por la cabeza que fuera el ob0eto de mi atenci$n.*enuda papeleta—.

. . esper".uard$ silencio. hice lo úniC co que podía hacer en tan inc$moda situaci$n. pero al fin la curiosidad pudo m)s que mi paciencia & no pude evitar inquirir con un cierto . & cuando aquella imb"cil continu$ ech)ndome en cara día tras día & noche tras noche mi comportamiento.. 'reí volverC me loco.a los padres que como es l$gico se llevaron a Yedra.

—. .+ios—+ios no estaba allí aquella noche. — *ataste a tu mu0er# —3lla se lo había buscado.temor4 — Y fue... 3s m)s.# —'arg)rmela. desde entonces creo que no ha estado en ninguna parte.

6i acudes a la policía aseC gurando que te cont" que mat" a mi mu0er no te har)n el menor caso. pero si le especificas c$mo lo hice se pondrían a investigar en una línea mu& concreta con .— 2ero c$mo lo hiciste sin que te descubrieran# *e observ$ largamente & al fin mostr$ los dientes en una anC cha sonrisa antes de replicar4 —3so sí que no pienso decírtelo.

lo que tal vez acabarían por llegar a la conclusi$n de que es cierto —se encogi$ de hombros como si seme0ante crimen careciera de importancia—. +urante dos días no pronunci$ ni una sola palabra. como si . 5a mat" bien muerta & con eso basta —di0o —. Al fin & al cabo aqu"l no fue m)s que el primer eslab$n de una larga cadena.

Y no se equivocaba. «digerir» cuanto me había contado.considerara que de momento me había proporcionado suficienC tes argumentos sobre los que refle/ionar & necesitaría de ese tiempo para asimilar. llamemos «normal» . sino tal vez dos meses o dos a%os hubieran sido necesarios para que una persona. 1o dos días. o me0or sería decir.

no era de e/tra%ar que acabara tan desequiliC brado como acab$. .se hiciera a la idea de que e/istían seres que se enamoraban desesperadaC mente de la imagen plana de una ni%a hasta el punto de asesinar a su propia esposa. 6i aquello fue tan solo el comienzo de la historia de >ernarC do .il del <e&.

tal vez intenta conseguir que acabes apiad)ndote de "l porque est) enfermo. —6e est) burlando de ti. — 'on qu" fin# —3so &a no puedo saberlo. 6ospecho que se ha inventado esa absurda historia. 1adie puede estar tan loco sin anC dar por ahí papando moscas. —1o est) enfermo & acepta la plena responsabilidad sobre .3riBa ni siquiera aceptaba que pudiera ser cierto.

6in embargo no niega que al menos en una ocasión fue tan débil 4 tan estúpido como para enamorarse como un ni o. &an solo es un desalmado al que lo único que le inte+ resa es él mismo. 9ero ten presente que ese hijo de puta es el hijo de puta m*s listo que ha4a parido madre. puta o no. lo que le produce placer 4 su increíble egola+ tría. !=&e est* tendiendo una trampa> !#$ué clase de trampa% !Lo ignoro. .sus actos.

.. #para qué% 'l fin 4 al cabo tan solo cumplía con su deber.. !Le ahorré a os de sufrimientos. 4 con ella pululando a todas horas por allí no encontré la forma de volver a contratar como guardeses a los padres de )edra. ) como tenía mu4 claro que esa documentación era la única forma de seguir el rastro de )edra.. un principio de demencia senil 4 un sin fin de enfermedades m*s estaba 4a para los leones( se pasaba el día re+ -ando para que le permitieran reunirse con su marido 4 su hija.apitulo QL &ras la desaparición de 'urora.% !#'l administrador. mi suegra decidió establecer+ se definitivamente en la finca de ca-a. 4a que la guardaba bajo sie+ te llaves un celoso 4 estúpido administrador que no aceptaba ór+ denes mas que de la 6e ora Mercedes. 4 quiero suponer que en el fondo me debió agradecer que le per+ mitiera cumplir con sus deseos. !#) cómo lo hiciste% 6onrió como un ni o travieso.. porque lo cierto es que entre la artritis. "i siquiera conseguí ac+ ceder a la documentación de la casa.% "o. no se me ocurrió mas que una solución v*lida que decidí poner en pr*ctica lo antes posible. a él no. !#Lo mataste. .. !#1st*s queriendo decir con eso que a quien mataste fue a tu suegra% 6e encogió de hombros..

9or lo tanto decidí dejar de lado cuanto no tuviera relación con lo único que en verdad me im+ portaba/ recuperar a una maravillosa criatura sin la cual la vida no merecía ser vivida. me convertí de inmediato en el se or de la casa. ' todos los efectos murió por causas naturales 4 lo cierto es que después de lo que le hice lo natural era que se muriese. 4 en cierto modo 4o había decidido convertirme en ca-ador. 1l éxito de un ca-ador. o al hecho de masturbarte con el ojo pegado al visor de un telescopio% !"o malgastes tu ironía conmigo.!6ecreto de sumario. secuestré. violé o asesiné m*s . 9uedes estar seguro de que si )edra hubiera estado desnuda ante mí. estriba en tener una infinita paciencia a la hora de acechar a la presa. !#&e refieres a la ni a. ni tan siquiera la hubiera tocado. !Gn sistema verdaderamente expeditivo. ) como en el testamento de 'urora se espe+ cificaba que al fallecimiento de su madre todo pasara a mí. con libre acceso a la documentación de un desconsolado administrador que al día si+ guiente tuvo que empe-ar a buscar trabajo. "o me afecta. !#' qué se debió entonces el posterior cambio de actitud% !' que cuantas ni as conocí. 4 lo único que conseguir*s es que decida no continuar con mi historia( el hecho de masturbarme no era mas que el último pelda o de un amor sin límites que me obligaba a sentirme diferente del resto de la humanidad. !#8abías decidido convertirte en ca-ador o en depreda+ dor% !Ll*malo como quieras. 1l camino hasta llegar a convertir+ me en 2La <estia 9erfecta7 fue largo 4 complejo pero a medida que avan-aba por él fui lo suficientemente honrado como para aceptarme a mí mismo 4 reconocer que lo que estaba haciendo no me producía el menor remordimiento sino m*s bien un in+ descriptible placer morboso. !Mucho. 4 una fulgurante reac+ ción cuando se presenta la oportunidad de abatirla.

odio 4 estupor. pero nadie parecía capa. me estaba volviendo loco.tarde. . La pedofilia es en sí misma patética.de proporcionarme información sobre mi ni a.se quebró en un sollo-o al se alar. $ué ocurrió luego% !$ue encontré la documentación referente a sus padres pero como había pasado mucho tiempo desde que 'urora los despidiera 4a no vivían en la dirección que habían dejado para que les remitiera el correo !su vo. 'mbas le observaban sin apartar la mirada de su rostro. pero en aquel caso 4 aquellas circunstancias adem*s de patético consideré que resul+ taba obsceno. si sus dientes les hubie+ ran sido útiles le habrían desgarrado la 4ugular a mordiscos 4 si sus u as les hubieran sido útiles le hubieran arrancado los ojos. 4 los hermosos a os de vida que les había ro+ bado. !0e acuerdo. pregunt*ndome qué pasaría por sus men+ tes al escuchar que todo cuanto semejante basura humana les había hecho sufrir. 4 en sus ojos por lo general inexpresivos se podía leer. una lógica me-cla de ira. no eran )edra( puede que se le pareciesen físicamente. "adie fue o ser* nunca como ella. pero no lo eran. 6igamos.imena que se mantenían en silencio. 6i sus manos les hubie+ ran sido útiles le habrían estrangulado. "o pude por menos que lan-ar una furtiva ojeada a 'ndrea 4 . se debían a que el mu4 cretino se había empecinado en di+ vini-ar a una mocosa a la que ni siquiera se había atrevido a aproximarse. 6e me antojó patético. cruel 4 al propio tiempo ridículo. como si aquella hubiera sido la ma4or cat*strofe del úl+ timo siglo!/ 9asaba el tiempo. no obstante. que aquella so+ llo-ante babosa admitiera los m*s espantosos crímenes con pas+ mosa sangre fría pero no obstante comen-ara a lloriquear por el hecho de que no había conseguido encontrar al infantil objeto de su desmesurada adoración. sentadas como siempre en el banco de piedra.

influenciada por las peculiares características de . sus posibles hijos 4 sus también posibles nietos se habían malogrado por culpa de la supuesta ar+ monía de los gestos de una inocente ni a polaca.m*s que ello se me anto+ ja injusto. puesto que cuando se consuela de viva vo-.ien de sus repugnantes vidas no hubieran compensado por . tan solo se le ju-ga por las vi+ das que ha arrebatado 4 repito una ve.6u dulce infancia. pero no el montante de su totalidad.uenca. menos aún con palabras escritas.uando se ju-ga a un asesino. aisl*ndose del océano de sufrimientos que había cau+ sado 4 en el que evidentemente las muertes ajenas carecían de importancia frente al hecho de que él no pudiera volver a hacer+ se pajas observando de lejos como una ni a chapoteaba en una piscina de pl*stico. . 'quel impotente sí que era capa. esa vo. vidas truncadas 4 un dolor tan pro+ fundo que no me siento capa. 6ue os e ilusiones rotas. . su esperan-ada pubertad.de expresar con palabras.imena 4 'ndrea parecían preguntarme en silencio por qué ra-ón le permitía seguir viviendo. porque en realidad se le debería ju-gar por las otras muchas vidas que sus actos pueden haber abortado. siempre había se alado que de ma4or quería estudiar arquitectura con el fin de poder restaurar sus incontables edifi+ cios históricos. 1n el transcurso de mis largas conversaciones con 'licia.muestra la intensidad de nuestras emociones.de llorar por su idolatrada chicuela. . sus primeros e in+ quietantes escarceos amorosos. esta solía referirse al futuro que había imaginado para su hija. 4 lo cierto es que tan solo se me ocurría una respuesta/ su vida no bastaba para pagar todo el horror de sus culpas. 1ra sin duda una parte importante de la factura. mientras que ningún papel ha demostrado nunca sensibilidad a la hora de llorar. quien tal ve.

La oferta es mu4 amplia 4 bastan algunos euros 4 unas cuantas pre+ guntas para que te proporcionen una infinita variedad de fotografías de ni os 4 ni as la ma4oría de ellas captadas en pla+ 4as. !#@otografías de ni as desnudas% #0ónde las conseguías% !9rimero en el mercado negro 4 m*s tarde en ?nternet.7 =$ué estupideces dices> 1l amor a los púbe+ res. ) una ve.por todas. los griegos o las mile+ narias culturas orientales. es tan antiguo como la humani+ dad. !#. 4 por lo tan+ to me esforcé por vencer el impulso de comprar cartuchos nue+ vos. 4 4a se practicaba entre los egipcios. tuvieron centenares de amantes juveniles.ontinuaste busc*ndola% !#$ué otra cosa podía hacer% . Muchos emperadores romanos. colegios o piscinas. ) en el fondo eso es bueno porque la ma4oría de los pederastas son gente apocada que se conforma con mirar fotos 4 echar a volar su imaginación( fantasean sobre lo que harían si tuvieran la oportunidad de ponerle la mano en+ . en especial &iberio. !#6uced*neos% #$ué quieres decir con eso de 2suced*+ neos7% !@otografías. cargar la vetusta escopeta de ca-a que se enmohecía hacía una década en un armario 4 descerrajarle un tiro en la cara aca+ bando con aquella sucia historia de una ve. 4 lo único que ha cambiado es el uso de la tecnología de acuerdo con el ritmo de los tiempos. pero recono-co que durante la larga espera comencé a aficionarme a los m*s humillantes suced*neos.m*s hice de tripas cora-ón al preguntarle/ !#. cualquiera que sea su sexo.las hermosas vidas actuales 4 futuras que destru4ó. e incluso algunas en las que se ofrecen en actitudes claramente provocativas.ómo es posible que ha4amos llegado a estos extremos de depravación% !#0e qué cojones est*s hablando% 2Llegar a estos extremos de depravación.ontraté a los mejores detec+ tives 4 no reparé en gastos.

La humani+ dad est* compuesta de una masa cobarde 4 retraída. !. #$ué paso luego% !Lo que tenía que pasar. !)o creo m*s bien que esas fotos son una clara incitación que provoca el deseo 4 casi la necesidad de 2pasar a la acción7. los dem*s son unos mierdas mientras que tú te consideras un valiente. 0urante a os me dediqué a mirar fotografías 4 a . torturador. !Mu4 considerado por tu parte. pero consideré que no era cuestión de iniciar una agria disputa sobre la natura+ le-a o descripción de los excrementos. = 6on unos mierdas> !#) acaso tú no te consideras un mierda% !=1n absoluto> 'dmito que so4 un hijo de puta secuestra+ dor.cima a un ni o pero los cierto es que raramente pasan a la ac+ ción. fueran o no humanos. #9or qué no la mataste% !9orque. !#La mataste% !"o( eso tan solo vino mucho m*s tarde. tanto por activo practicante.. !#) es% !$ue un mal día coincidí en un ascensor con una ni a que se parecía a )edra 4 la violé.. todo responde a un lento pro+ ceso evolutivo. 4 un peque+ o porcentaje de gente osada 4 decidida. ) en el mundo de los pederastas ese margen de diferenciación es aún ma4or. pero nunca he sido ni seré 2un mierda7. 1ra una simple cuestión de puntos de vista. porque a la natural cobardía de los pedófilos se a ade la vergOen-a 4 el convencimiento de que se ver*n recha-ados por su familia 4 por la sociedad. ) ten en cuenta que so4 una autori+ dad en este campo. !"o esto4 de acuerdo. como te he dicho. como por estar considerado el experto oficial del tema en este país. 0e momento me conformé con violarla.omo quieras. violador 4 asesino( la auténtica 2<estia 9erfecta7 que ni siquiera experimenta el menor remordimiento por sus ac+ tos.

buscar ni as a las que atacar pero sin experimentar la necesidad de acabar con ellas( me bastaba con el hecho de poseerlas. por lo que prefiero supo+ ner que previamente existía una semilla de maldad en el espíritu del respetado ex ministro. 'l crecer. asesino de ni as.e4 a 2un maravilloso ser de otra galaxia en una guarra hija de puta7. Lue+ go. !'parqué el coche frente a la dirección que me habían in+ dicado..en un desalmado violador. seis o qui-* algunos m*s. tan nervioso que a cada rato tenía que acudir a un bar para orinar. aquella guarra hija de puta había matado a mi )edra. )a no era 2mi7 )edra. 1l paso de los a os. 4 debió ser la visión de una ni a des+ nuda lo que obligó a germinar a esa semilla en lo m*s profundo de su alma.. habían convertido a los ojos de <ernardo :il del . 'ún seguía siendo mu4 bonita pero nada tenía que ver con aquel maravillo+ so ser de otra galaxia que me había vuelto loco durante tantos a os. . !#5 sea que volviste a verla% 'sintió en silencio.esulta factible semejante transformación% "o me atrevo a aceptarlo sin m*s. +#). #.m*s!. 4 al fin. cuando 4a estaba a punto de darme cabe-a-os contra el parabrisas. aguardé durante m*s de dos horas. seis o qui-* algunos m*s. 1ra una muchacha granujienta que vestía unos sucios té+ janos 4 una espantosa blusa de colores chillones. florecer m*s tarde con inusitada fuer-a. salió del portal. me notificaron que al fin habían dado con el paradero de )edra. =)a no era )edra> !hipó llorando a moco tendido!. por lo que cabe admitir que el paso de los a os. 4 eso es lo que acabó de complicar las cosas.% !)a no era )edra !sollo-ó una ve. habían convertido a un honrado jue. 4 acabar por convertirse en una venenosa 4 destructiva hiedra.

. pudrirlo. la liana. queda erguida como un gigantesco muelle por cu4o hueco interior se alcan-a a distinguir el cielo. &ú tan solo has ama+ do a mujeres adultas cu4o cambio es lento 4 marcha acorde con el tu4o( amar a una ni a es como amar a un ra4o que cru-a el fir+ mamento 4 te deslumhra pero que de inmediato lo sume todo en una oscuridad impenetrable.. aliment*ndose de su savia 4 ganando en fuer-a 4 grosor a tal punto que acaban por estrangular al tronco. 'l derribarse ese soporte central. una especie de hiedra al fin 4 al cabo. 8e pasado el resto de mi vida es+ perando un nuevo ra4o pero lo único que he encontrado son tristes luminarias. que debe su apropiada denomi+ nación al hecho de que partiendo de una microscópica semilla que cierta especie de hormiga transporta en el vientre. 1n mi opinión. !'l verla salir de aquel mugriento portal.1n una ocasión leí que en la ama-onia existe una liana a la que los nativos llaman matapalo. pero que como todas las rosas estaba desti+ nada a marchitarse. La belle-a es la belle-a del instante.e4 no se distinguía el cielo sino únicamente un tenebroso abismo que obligaba a sen+ tir vértigo. !#) qué culpa tenían esas 2tristes luminarias7 a las que por culpa de la tal )edra destruíste% . llegué a la conclusión de que la peque a )edra era una rosa a la que 4o había conocido en sus horas de m*ximo esplendor. 4 permitir que al fin se de+ sintegre 4 caiga en peda-os. al seguirla 4 ad+ vertir hasta qué punto la inimitable armonía de sus gestos había dejado paso a una forma de hablar 4 de moverse de una vulgari+ dad casi ofensiva. La gran diferencia estribaba en el hecho de que cuando se miraba en el interior de <ernardo :il del . muere la belle-a. !"o esto4 de acuerdo. comien-a a crecer girando en torno a los m*s altos *rboles.. 4 al mo+ rir ese instante. !1n este caso tu opinión no cuenta..

=Maldito sea ese nombre que por suerte no existe. pero no las atrocidades que me contara un vivo.ada cual tiene derecho a aspirar al su4o 4 el mío se llamaba )edra. 'quel abominable s*dico que había estrangulado a ni as con el fin de ver cómo se les escapaba el alma por la boca. nunca lo habría hecho. maldito mil veces por causar tanto da o. 4 maldito quien imaginó que aquel era su particular paraíso 4 se empe ó en buscarlo> =0ios. !'un en el improbable caso de que aquella descerebrada hedionda me hubiera pedido que me acostara con ella. ) es que a menudo pienso que por el mero hecho de estar vivo podría distanciarme de las desgracias que me contara un muerto. 4 conseguir olvidar que había existido.!#) qué culpa tenía 4o de que aquel portentoso ra4o me descubriera por una décima de segundo el paraíso% !1se supuesto paraíso tan solo existía en tu imaginación. destruirle de una vepor todas. !#9or qué% . !"ingún paraíso ha existido nunca mas que en la imagina+ ción de los hombres.ómo deseaba no volver a verle nunca. e incluso en el m*s improbable caso de que hubiera podido encontrar la forma de violarla 4 asesinarla. como le odiaba> . pre+ tendía tener derecho a un paraíso particular despreciando el he+ cho de que dicho 2paraíso7 no era mas que una inconcebible aberración. pero no por ello han dejado de buscarlo desesperadamente. . pero al propio tiempo me sentía atraído por lo que a diario me contaba al igual que el p*jaro se siente atraído por los ojos de la serpiente que acabar* por devorarle. 6u tenebrosa historia 4 la desgarrada forma en que la narra+ ba tenían la 2virtud7 de ejercer una invencible fascinación sobre mi mente pese a que fuese una persona acostumbrada a las in+ quietantes historias de quienes llevaban 4a mucho tiempo bajo tierra.

sino a aquel al que nuestras debilidades nos empujaron. 6i hubiera aprendido a controlar o anali-ar mis sentimientos. !#9or qué% !6i lo supiera sabría algo sobre lo mucho de mí que ignoro. 6e limitó a comentar que solía ser normal que los parientes nos ne+ g*semos a admitir los delitos cometidos por nuestros seres que+ ridos pese a que estuvieran m*s que demostrados.e4. 1riCa me notificó que había recibido la visi+ ta de un policía que quería saber la ra-ón por la que su nombre figuraba en la agenda del desaparecido jue. 4a que 2una cora-onada7 me decía que no era el verda+ dero culpable de los crímenes de los que se había inculpado. !9or suerte. !1se es al fin 4 al cabo el destino de todos los seres huma+ nos. . 1n primer lugar.on la proximidad del invierno llegaron días de inesperada in+ quietud. por lo que se fue tan contento 4 sin hacer m*s preguntas. rodeado de ra+ tas 4 comido por los piojos 4 las chinches. 9or mucho que nos esforcemos. !)o tan solo tuve una debilidad( )edra fue el fr*gil eslabón que permitió que la gruesa cadena de la inquebrantable volun+ tad que había tardado a os en forjar saltase en mil peda-os. . casi nunca vamos a parar al punto al que nuestra fuer-a de voluntad se propuso llegar. nunca habría terminado en esta inmunda cueva.<ernardo :il del . después de haber estado quince a os casada con un delincuente habitual tengo tanta experiencia en mentir a la policía que le convencí de que lo único que había hecho era pedirle una audiencia con el fin de que reabriera el caso de mi marido.!9orque con el transcurso de unos pocos a os se había convertido en la única muchacha de este mundo a la que me sentía incapa.de tocar.

!#9or qué% "unca he conocido a nadie que mere-ca tanto la muerte.% !. 0e todos modos. 9or lo que me has contado se puede acceder a ella por el sótano donde te resultar* m*s sencillo disimular una puerta de acceso. sobre todo porque úl+ timamente surge un hedor que 4a resulta imposible continuar camuflando con el estiércol de los parterres de flores. violaba 4 asesinaba a las ni as para que se pueda comprobar que es cierto. 'parte de que considero que la muerte no es suficiente castigo para lo que ha hecho... !&ambién 4o. por si no hubiera sido así 4 llegaran a relacionarme contigo. !#) qué puedo hacer si no lo mato% !0e momento tapiar la entrada de la cueva que da al jardín trasero. !#9ero si un jue-.!#1st*s segura de que le convenciste% !<astante. !no pude por menos que comentar sonriendo. ni un asesino. convendría que te deshicieras de una vepor todas de ese hijo de puta que escondes ahí abajo. pero he llegado a la conclusión de que eje+ cutar no lo es tanto.. "ecesito que firme una confesión en la que revele todos los detalles de sus crímenes no conocidos e indique el lugar en el que torturaba. !"o puedo matarle... . pero sabiendo lo que sabemos sobre él supongo que preferir* morir a sentarse en el banquillo de los acusados 4 pasar por un humillante proceso en el que quedaría en manos de sus antiguos compa eros de carrera. pero dudo que lo haga.u-gar es f*cil. 1n ese caso lo entregaría a las autoridades. La del exterior se encuentra demasiado a la vista 4 si te visitara la policía podría sentir curiosidad. !1st* claro que tienes una mente criminal.. 6ería la única forma de limpiar el 2buen nombre7 del padre de mis hijas. !"o so4 ni un verdugo. cosa que no es difícil dado lo mucho que nos vemos.

&enía ra-ón. muebles viejos 4 barri+ cas de vino vacías. tras cinco días de ímprobos esfuer-os en los que me machaqué dos dedos. "o es que me considere un artista de la alba ilería pero sabi+ do es que la necesidad agu-a el ingenio. por lo que cuando. Lo que tienes que hacer ahora es convertir esa cueva en un enorme -ulo. . 1riCa. di por concluida mi tarea. 4 resultó tan dura la jornada que esa noche ni siquiera se sintió con *nimos para dedicarse a aquello que tanto la entusiasmaba. 1se mismo día me armé de cemento 4 piedras 4 me apliqué a la tarea de tapiar la entrada de 2La . conviene hacerle caso.de imaginar que en aquel rincón del jar+ dín existía anta o una cancela de hierro que daba acceso a una escalera de piedra que descendía hacia una oscura cueva.oque era un maes+ tro en lo que se refiere a ocultar cosas por lo que me tenía la casa plagada de 2-ulos7. que por lo que contaba la tradición. . se había mantenido abierta desde hacía casi cuatrocientos a os. nadie que no estuviera adverti+ do hubiera sido capa. Lo agradecí porque tampoco 4o estaba para mu+ chos trotes. serpentear por entre infinidad de sacos.de lle+ gar hasta allí. 9odía jugar+ me la cabe-a a que ni el m*s avispado intruso sería capa.eclamacio+ nes7. ' partir de aquel día me veía obligado a descender al sótano. 4 cuando alguien tiene ra-ón en algo tan serio como el rapto 4 la detención ilegal de un jue-. colaboró a la hora de desarraigar un frondoso *rbol 4 tras+ ladarlo como buenamente pudimos con el fin de replantarlo ante la antigua entrada. la única persona a la que podía acudir en demanda de a4uda. desli-*ndome por un estrecho hueco a una gruesa puerta que se abría a la hedionda estancia in+ festada de ratas que ocupaba 2La <estia 9erfecta7.ueva de las .!Lo que tengo son malas costumbres. correr una estantería que anta o debió alma+ cenar valiosas botellas 4 acceder.

mientras que 4o lo hago por justicia.por el hecho de comprender que estaba sometido a todas horas a la invisible vi+ gilancia de sus propias víctimas. !#' qué te refieres.1l segundo motivo de inquietud me lo dieron las ni as que una ma ana.. !$uerr*s decir 2tu7 justicia.de todo. pero alguien como tú. . no puede sorprenderse de que otros también lo hagan. La única diferencia es+ triba en que lo que hicistes tú lo hicistes por pura depravación.. 'dmito que no es la m*s ortodoxa. probablemente porque acababa de abor+ tar su última esperan-a de salvación. !)a nada me sorprende. que se ha pasado a os burl*ndose de todas las justicias 4 actuando a su antojo sin res+ petar las m*s elementales reglas del comportamiento humano.alta di+ rigiéndome directamente al ex ministro!.de hacerlo. !'l 2pincho7 que según las ni as ocultas bajo el culo. !=1xactamente> 6e trata de 2mi7 justicia.e4 me advirtieron/ !8a fabricado un pincho mu4 afilado con una pata del jer+ gón. !1ntrégamelo o te juro que pasar*s cuatro días sin agua 4 sin comida !le indiqué!. o tal ve. !&ú eres capa. &e advertí hace tiempo que habías dejado de ser 2La <estia 9erfecta7 porque habías trope-ado con alguien m*s listo 4 posiblemente m*s b*rbaro que tú. "o supo responder 4 juro que en esos momentos pareció disminuir de tama o.. !=3a4a por 0ios> !me apresuré a exclamar en vo. 4 en el momento en que me disponía a sentarme frente a <ernardo :il del . ) sabes que so4 capa.% !quiso saber palideciendo de forma visible pese a la barba 4 la mugre que le cubrían el rostro. !1n eso estriba tu ma4or problema. !puntualicé con una leve sonrisa!. #5 sea que preten+ des matarme% 1st* visto que no se puede uno fiar de nadie. se ha sentado encima 4 piensa clav*rtelo en cuanto te des+ cuides..

ni nada habr* después.de dejar su huella en la historia es digno de admirar cualquiera que sea esa huella. !#&e hubiera gustado ser como él% !$uien es capa.. &an solo existir* la muerte. ni dolor.eis/ 2)o hice lo que los hombres sue an7. mato cuando la muerte me excita e incendio cuando el fuego me hace grande. !#&e consideras uno de sus discípulos% !8umildemente.!Lo comprendo. 1staba acabado. #'caso no recuerdas tus inspirados versos ante el cad*ver de una ni a violada%/ 2"ada hubo antes. 8ago su+ frir si ello me complace. 0estruido. cada minu+ to es mío 4 lo exprimo al segundo( busco el placer sin ha+ cer concesiones( el bien 4 el mal tan solo son palabras que inventó algún cobarde que se temía a sí mismo.. porque cuan+ do una losa me cubra para siempre. ni grande-a. despojado del m*s mínimo resto de dignidad 4 convertido en un animal maloliente.7 8ice una corta pausa antes de a adir/ !Me recuerda a las palabras que pronunció en el cadalso el Mariscal :ilíes de . ni fuego. pero que contra toda lógica se mante+ . Me entregó el cuchillo en silencio 4 durante toda una sema+ na se negó a pronunciar una sola palabra. hambriento 4 de+ vorado por los par*sitos. puesto que nadie podr* llegar nunca a la altura de un Mariscal de @rancia que luchó codo a codo con la mítica . !Gn personaje realmente singular sin duda. pero no fui 4o quien inventó este juego. !9ues me complace comunicarte que tu huella se ha dilui+ do definitivamente( la prensa 4a no te dedica ni tan siquiera una línea. aniquilado.uana de 'rco. 4 por no tener no tendr*s ni esquela ni epitafio. no existir* placer.

tal como tenía por costumbre. !#6ignifica eso que te habías dedicado a espiarla% !"ecesitaba saber si quedaba algo de la criatura que amé tanto. aunque en este caso se tratara de un superhombre del mal. pero de pronto caí en la cuenta que acabaría por convertirse en una mu+ chacha tan repelente como se había convertido mi )edra. 1sto4 convencido de que cualquier otro ser humano hubiera comen-ado a perder la ra-ón al verse en semejantes circunstan+ cias. !Gn día violé a una ni a preciosa. Mi primera intención fue abandonarla sin m*s. pero ese silencio resultaba a mi modo de ver tan revelador como una abierta confesión. sin que la locura. !#La mataste% !como no respondía insistí!/ #) qué sen+ tiste al matarla% !$ue estaba matando a )edra.e4 demostraba a dia+ rio que estaba hecho de una pasta especial( la pasta de los super+ hombres. pero el ex ministro <ernardo :il del ..nía increíblemente lúcido. $uiero que pases el resto de tu vida pregunt*ndote por qué ra-ón llegaste a considerarte un semi+ . acudiera en su auxilio. haciéndole pajas a los chicos en los portales oscuros 4 los cines de barrio. último refugio de los desesperados.. La verdadera se llama en realidad "atacha 4 anda por ahí.alla> !"o pienso callarme. !#'caso pretendías que el tiempo se detuviera para ti% #&e crees un dios capa.uando se decidió a hablar de nuevo 4a nada parecía impor+ tarle.de conseguir que la naturale-a deje de seguir su curso 4 una ni a no cre-ca porque el mero hecho de que te gustaba masturbarte espi*ndola mientras se ba aba% !=. !#' la )edra ni a o la )edra adolescente% !6olamente existe una )edra/ la )edra ni a. :uardó silencio. pero por desgracia 4a no quedaba nada. .

!hi-o un gesto a su alrededor mos+ trando las ratas que pululaban entre sus propios excrementos al a adir!/ 'unque si quieres que te sea sincero. me proporcionarían libros. 4 podría pasear 4 ver la lu. los alcohólicos o los ludópatas cada ve.. !1s mu4 posible. 6i no hubiera sido por mi capacidad de relacionarme con los muertos hubieras continuado violando 4 asesinando hasta el día de tu muerte. cuando en realidad no eres. !1so es algo que tan solo se concede a los asesinos. "o a las bestias que adem*s de violar 4 asesinar.onsideras que ese fue el peor de mis crímenes% #1l he+ cho de alardear de lo que hacía% !=6in duda> ) lo es porque demuestra hasta qué punto tu egolatría te impedía sentir remordimientos. 4 cuando al fin al-ó el rostro 4 me miró se limitó a asentir repetidas veces.del sol de tanto en tanto. excepto en lo que se refiere puramente al sexo. .me resultaba m*s difícil contenerme. &ardó en responder qui-* debido a que acababa de aceptar cu*l iba a ser su destino. !9or lo que tengo entendido. !1so es lo que has conseguido que sea.reo que es justo. !. siempre imaginé que la celda sería algo m*s higiénica.dios al que todo le estaba permitido. la espiral del vicio. en vida. 2mas que la mota de caspa de un cad*ver que se pudre bajo tierra7.omo a los drogadictos. suele ir siempre en aumento. tal como tú mismo aseguraste. alardean de ello. que con la edad suele co+ rregirse. la mota de caspa de un cad*ver que se pudre. !#$uieres decir con eso que aceptas la sentencia% !#) qué remedio me queda% )a te dije que sabía lo que ha+ cía 4 me constaba que si las cosas iban mal el precio que tendría que pagar sería mu4 alto. !=1xacto> ) eso es lo que quiero que sigas siendo hasta que te mueras. !#. bajo tierra. !' veces tengo la tentación de agradecerte de que me ha4as . #no es cierto%..

tenía al alcance el archivo de expedientes de+ lictivos.oque . Le telefoneé. ) lo que me sorprende es que alguien tan inteligente como tú ca4era en la trampa. se sentía en cierto modo aliviado por el hecho de haber puesto fin a tan insensato ba o de sangre. que es mi 2colaboradora necesaria7. ) no es justo/ nada justo.enteno cu4o perfil se ajustaba perfectamente a mis necesidades. 4 accedió a colaborar. 9ero tenía una virtud/ adoraba a sus hijas. 9ero lo que no entiendo es cómo te las arreglas+ te para obtener su confesión 4 que a continuación se pegara un tiro. 4 cuando le envié las fotos que les ha+ bía hecho a la puerta del colegio 4 le amenacé con violarlas 4 ase+ sinarlas. 0igamos. .omo jue. !#) no te preocupó el hecho de que pudiera delatarte% !#&an inepto me consideras% 'quel infeli. le hice comprender que tenía pruebas mas que suficientes como para encerrarle por el resto de su vida. !' 1riCa le alegrar* saberlo. porque de no ser así podría haber organi-ado una ma+ sacre. se rindió casi en el acto. drogarías 4 abandonarlas en un lugar en el que 4o las recogía horas m*s tarde. !&e honra que pienses de ese modo. 4 a mi modo de ver al atraparte no hemos cometido ningún delito. #'certé también al suponer que le amena-aste con hacer da o a sus hijas% !Lo cierto es que era un auténtico canalla. pero algo es algo. !#1s tu cómplice en esto% !2. #cómo diablos conseguiste que . 9ero ha4 una cosa que siempre me ha intrigado. así que fui seleccionando los m*s flagrantes hasta elegir el de . m*s bien.ómplice7 es una palabra demasiado fuerte.nunca tuvo la menor idea de para quién trabajaba( se limitaba a raptar a las ni+ as que le indicaba. "o es que tenga un buen con+ cepto de su marido. !1ntiendo. Lo dijo de cora-ón.enteno colaborara en semejante monstruosidad que a mi modo de entender no iba con su estilo de hacer las cosas% !. si es que la tenía. ?mplica de+ lito. esto4 seguro. lo cual me hi-o sospechar que en el fondo de su alma.oque .atrapado.

.uando acudí a esa 2trampa7 me asaltó un extra o presentimiento.4 tu verdugo. "o puedo decirte m*s por+ que si alguna ve..ualquiera sabe> .!#) qué otra cosa podía hacer% 9ese a las precauciones que siempre había tomado me quedaba la duda de que aquel sub+ normal hubiera conseguido averiguado algo sobre mí.. )a me he dado cuenta. !3ivir*s como la bestia que has sido hasta que 0ios decida que continúes pagando tus culpas en otra parte. !"unca firmaré esa confesión 4 lo sabes. pero ni en mis peores pesadillas pude imaginar que desembocaría en esto. 9ero supongo que te has dado cuenta que ello implica que no saldr*s nunca de este lugar. #$uién eres en realidad% !&u fiscal. !6í.decides firmar una confesión 4 te entrego a la policía no me apetece la idea de que puedas acusarme de rapto 4 detención ilegal.apitulo QK . tu jue. !=. !9eor no podr* ser. !1sa es una decisión que tan solo a ti te corresponde.

'ndrea 4 . mu+ cho respeto..m*s infran+ queable. <artolomé . una desahogada posición económica 4 un sincero cari o hacia unas ni as a las que ha dado su apellido libr*ndolas del estigma del que llevaban.e4. 1l ser humano puede llegar a ser tan extra o. ' 1riCa le alegró mucho saber que al menos por una ve.porque su marido le proporciona mucho amor. .imena desaparecieron de mi vida hace tres a os.isneros 4 María Luisa Molina tienen dos hijos que completan su innegable felicidad. 1ntra dentro de lo posible que nos hagamos viejos juntos sin volver a tocarnos.. 4 esto4 seguro de que no miente. pero jam*s me volvió a preguntar por <ernardo :il del . pero ni tan siquiera el paso del tiempo ha consegui+ do romper una barrera que con el paso de ese mismo tiempo ha acabado por convertirse en un muro cada ve. Manuela. 4 mi relación con 'licia continúa siendo un misterio( nos sentimos a gusto el uno con el otro. la agradecida viuda de Miguel Lópe. es mu4 feli.me envía de tanto en tanto una caja de ostras o percebes. 1riCa se casó con el due o del restaurante en el que trabajaba 4 por lo que afirma.en la vida su ex esposo había demostrado ser una persona decente amén de un excelente padre.8an pasado cinco a os.

)a únicamente era vida.imena se fueron. 4 debo reconocer que me impresionó porque se trata de una mujer francamente espectacular que por lo que cuentan vuelve locos a los hombres 4 lleva camino de hacerse mu4 rica a costa de ellos. una es+ . pero eran difuntos que no necesitaban que les cru-ara en mi barca a la otra orilla. Me hundí de nuevo en una profunda depresión de la que lle+ gué a pensar que no emergería jam*s. . 'dmito que desde que 'ndrea 4 . )a no tenía 2familia7( 4a nadie me necesitaba. Lo único que deseaba una ve. mentía. hacia el amor o se drogaba. lloraba. 9ero no se llama )edra. mi vida volvió a dejar de tener sentido. 1se es uno de los tantos secretos que comparto con 2La <estia 9erfecta7. 'lgunos incluso se morían. que ha llegado a ser la estrella de un famoso musical de moda. pero apenas me dirige la palabra pese a que cuando lo hace resulta evidente que se mantiene sorpren+ dentemente lúcido. bebía.m*s era emprender un largo viaje que me permitiera reunirme con quienes habían hecho de mi gris exis+ tencia algo especial. "i siquiera ella supo nunca que se llamaba así. reía. comía. "i siquiera mi hijo que se había establecido definitivamente en &ailandia. =$ué gran hombre hubiera sido de no haber encontrado a )edra en su camino> 8ace unos meses fui a ver actuar a )edra. &res veces por semana le bajo agua 4 comida que le entrego a través de un ventanuco.omo anta o a mi alrededor la gente hablaba.2La <estia 9erfecta7 se ha convertido en una alima a casi ciega porque rompió la bombilla de la cueva 4a que por lo visto prefiere esperar su fin en la m*s absoluta oscuridad. hasta que un mal día todos los medios de comunicación destacaron que dos ni as.

"o importaba que 2La <estia 9erfecta7 se pudriera en una hedionda cueva. con las de un respetable magistrado que 4a de adulto descubría de improviso que lo que m*s placer la producía era masturbarse con el ojo pe+ gado a un telescopio. ' fuer de ser sincero me veía obligado a admitir que nada había aprendido sobre semejante cuerda de depravados debido sobre todo al hecho de que empe-aba a entender que tan solo tenían en común su aberración. sus propias le4es 4 sus propios secretos. o el maldito Roriolano continuara en la c*rcel. ' menudo me asalta la sensación de que cada ser humano es un planeta que gira en el universo. como si se tratara de una imparable marea que amena-aba con ahogarnos. una de siete 4 la otra de ape+ nas cinco a os.. . ) dentro de ese universo los pederastas se despla-an como sombras por el interior de gigantescos 4 misteriosos 2agujeros negros7. "ada tenían que ver las motivaciones de quien de adolescen+ te había visto a su hermana desnuda en una cama.m*s> #8asta cu*ndo% ) estas eran aún m*s peque as. sin que a veces ni tan siquiera ellos mismos fueran capaces de explicar por qué ra-ón habían llegado a ser lo que eran.. 6iempre aparecían nuevos pederastas. 1l cora-ón me dio un vuelco al verla de nuevo allí. mantiene siem+ pre su propia atmósfera. =miles de otros nue+ vos>. que el que se autodenominaba 2Monstruo7 se hubiera suicidado. 4 aunque se encuentre direc+ tamente relacionado con otros seres humanos. habían sido raptadas de las habita+ ciones en que se encontraban durmiendo. tan seria. =Gna ve.pa ola 4 la otra extranjera. !&ienes que hacer algo.

6emejante distinción no me permitía ser mejor o peor que cualquier otro. sin fami+ liares cercanos. )o era diferente porque ellos me hacían diferente. pero me proporcionaba una ra-ón para vivir 4 en algunos casos incluso conseguía que hasta el último de mis sen+ tidos cobrara una fuer-a inusitada. pero tu obligación es encontrar a esas ni as antes de que pasen a ser 2uno de los nuestros7. sin una situación sentimental consolidada 4 casi sin amigos. !#Mi obligación% !me escandalicé!. &enía ra-ón 4 resultaba inútil negarlo/ con demasiada fre+ cuencia mi relación con los muertos me empujaba al abismo de la locura. "o creo que sea pedir demasiado.tan segura de sí misma 4 tan aparentemente madura pese a su corta edad. 6e te ha concedido algo que na+ die m*s posee/ la absoluta seguridad de que existe otra vida 4 una cordial relación con los que 4a nos encontramos en ella. tan solo te pedimos que nos a4udes a resolver ciertos problemas que a decir verdad la ma4oría de las veces. 1n una existencia tan gris 4 anodina como la mía. pero de igual modo me desquiciaba mi falta de rela+ ción con ellos. 4 estaba convencido de que si me abandonaban me hun+ diría irremediablemente. entre millones de posibles candi+ datos. teniendo en cuenta que en cuanto desaparecemos tu vida se te antoja tan insoportable que te deprimes e incluso empie-as a pensar en el suicidio. como en este caso. los difuntos se habían convertido en mi única vía de escape. #0esde cu*ndo es mi obligación solucionar los problemas de los muertos% !0esde que te elegimos. 9or lo tanto me veía obliga+ . ' cambio de esos dones que te convierten en un ser único. para que los solucionaras !replicó como si se tratara de una verdad incuestionable!. ata en a los vivos. !#) qué puedo hacer% !"o lo sé.

!&ú tienes algo que la policía no tiene. es que el arre+ pentimiento no es mas que una palabra hueca 4 sin sentido. .rees que se ha arrepentido% !)o 4a no creo nada en cuanto se refiere a los seres huma+ nos. 4 emergió como un cad*ver ambulante no pude por menos que horrori-arme 4 sentir vergOen-a de mí mismo. 4 esto4 segura de que conoce a la ma4oría de esos malnacidos. no era justo 4a que apenas podía caminar sin apo4arse en . . habla con él 4 ofrécele incluso la libertad si nos a4uda. ="ada en absoluto> 9ero si con lo que est* su+ friendo no se arrepiente incluso de haber nacido. es él. !#Me est*s pidiendo que negocie con el hombre que te se+ cuestró. !#2La <estia 9erfecta7% !#$uién mejor que él para a4udarte% !inquirió!. que es al propio tiempo quien m*s sabe sobre sus formas de actuar. ="o era justo> 9or terribles que hubieran sido sus crímenes.do a admitir que llevaba meses vegetando pero que de pronto la súbita aparición de . !1n ese caso. #. para pasar al sótano. !0e acuerdo !acepté!.uando le pedí a <ernardo :il del .esol+ vió en tres días el caso de la ni a raptada por Roriolano. 6i al+ guien puede encontrar a esas criaturas. torturó violó 4 asesinó% !6i con ello puedo evitar que le causen da o a otras ni as. 4 de hecho lo eran. peque a.imena me empujaba a vivir de nuevo. sí.e4 que abandonara la cue+ va. 9ero aun en el caso de que inten+ te evitar que maten a esas ni as. no veo que pueda hacer nada que no esté haciendo 4a la policía. !#) es% !'l re4 de los pederastas.

. "o vomité porque en buena le4 tendría que haber vomitado en mi interior.las paredes. recuper*ndote 4 acostumbr*ndote a la lu.. pasar*s una temporada aquí. que se sentaba a mi lado intentó darme los *nimos que estaba necesitando con un leve adem*n de asentimiento.imena. #Me est*s escuchando% 8i-o un leve gesto de asentimiento. 4 no pronunció una sola palabra ni hi-o gesto alguno. aparecía cubierto de los pies a la cabe-a de inmun+ dicia. 4 lo único que espero es que no me pidan cuentas por ello. 4 la escasa luque penetraba por un ventanuco le hacía tanto da o que se veía obligado a cerrar los ojos.de hablar.pude advertir en él un leve signo de reac+ . 0urante casi cinco minutos me sentí incapa. de+ diques tu tiempo a luchar contra la pederastía. pero asqueado sobre todo por haber permitido que las cosas hubieran llegado a tal extremo. 9or primera ve. por lo que a adí/ !6i aceptas el trato nadie sabr* que fuiste tú quien cometió esos crímenes. Luego te dejaré libre a condición de que te retires a vivir lejos de todo. !acerté a decir al fin!. &an monstruosos fueron tus actos como el castigo que te he impuesto. as+ queado por lo que veía. . 8abía envejecido veinte a os 4 parecía una marioneta a la que le hubieran cortado los hilos que la mantenían erguida. 4 hagas testa+ mento a favor de una fundación dedicada a cuidar ni os. supurantes llagas se abrían por todo su cuerpo como abiertas bocas por las que se le escapara la vida. 'guardé pero no obtuve respuesta. !"o sé si has pagado o no por lo que hiciste. ase*ndote. 6e dejó desli-ar por la pared hasta quedar derrengado en el suelo puesto que resultaba evidente que las piernas no le soste+ nían. !6i decides colaborar en lo que vo4 a pedirte.hasta que estés en disposición de salir a la calle.

!Malos sitios son esos si por casualidad estamos en verano.m*s con la cabe-a para musitar al poco/ !2&us difuntas amigas7 me estar*n vigilando. !8e pasado mucho tiempo ahí dentro. 4 cumples el acuerdo. #.4 un tono de absoluta incredulidad/ !#1s cierto eso% !&e do4 mi palabra( si me a4udas. !#0ónde% !Gna en <enidorm 4 la otra en &orrevieja. 'sintió una ve.eflexionó un largo rato.libre no cumplo el trato% !$ue te escondas donde te escondas te atraparé 4 no volve+ r*s a salir de esa cueva hasta el fin de tus días.imena estar*n a tu lado 4 vendr*n a cont*rmelo. . #no es cierto% !6igues siendo mu4 inteligente !repliqué!. 1n esta época esas pla4as son como un hormiguero en el que los padres pierden de vista a los crios 4 siempre ha4 degenerados al acecho.u*l es el problema% !0os ni as de entre cuatro 4 siete a os han desaparecido. tardó en hablar pero al fin inquirió con un hilo de vo. #no es cierto% #$ué necesitas% !?nformación.abría asegurar que una amarga sonrisa asomaba a sus la+ bios en el momento de comentar/ !"ingún asesino tuvo nunca mejor carcelero que sus pro+ pias víctimas. pero sin duda aún debo ser quien m*s sabe sobre el tema.ción. !#6obre% !9ederastas. !0emasiada gente. abrió la boca para decir algo. no dices nada sobre dón+ de has estado todo este tiempo.. tu nom+ bre quedar* limpio. !musitó como para sí!. e incluso pienses lo que pienses. hagas lo que hagas. una en un hotel 4 la otra en un apartamento 4 en compa ía de sus dos hermanos. . se rascó las palmas de las manos en lo que parecía un gesto autom*tico que repetía continuamente. !1stamos en verano.. !5currió de noche( mientras dormían. . 'ndrea 4 . 4 por último quiso saber/ !#) qué pasar* si una ve. 3a4as donde va4as. vol+ vió a cerrarla. 4 demasiados lugares en los que escon+ derlas.

!#0e noche 4 en sus camas% !pareció sorprenderse. !1so he dicho. 6e advertía que le costaba un gran esfuer-o incluso pensar 4 el simple hecho de hablar le fatigaba en exceso puesto que lleva+ ba demasiado tiempo sin hacerlo. 0e nuevo mostró intención de hablar pero experimentó una especie de vahído por lo que apo4ó la cabe-a en la pared, cerró los ojos 4 se quedó dormido. Le dejé allí limit*ndome a cerrar la puerta consciente de que en su estado no podría ni tan siquiera aproximarse a la escalera.

.apitulo QQ &ranscurrió casi una semana antes de que <ernardo :il del

;e4 se encontrara en condiciones de pensar con claridad. 0urante ese tiempo le proporcioné medios con los que ase+ arse, ropa limpia 4 comida decente, así como pomadas 4 medi+ camentos con los que cerrar sus innumerables llagas e intentar fortalecerse. 9ese a todo continuaba semejando un evadido de un campo de concentración. "o obstante su mente recuperó en poco tiempo su admira+ ble lucide-. Me pidió toda la información que pudiera reunir con res+ pecto a las ni as desaparecidas, 4 tras estudiarla con deteni+ miento, acabó por mover de un lado a otro la cabe-a en tono pesimista/ !;esulta evidente que no se trata de 2descuideros7 de los que rondan por las pla4as o los parques con la esperan-a de to+ parse con una presa f*cil de la que abusan pero a la que rara+ mente asesinan !dijo!. 9or su edad 4 la forma de actuar de los raptores, de noche 4 en un lugar de veraneo de la costa, 4o diría que m*s bien se trata de los 29escadores de 'ltura7. !#29escadores de 'ltura7...% !no pude por menos que admirarme!. #$ué tienen que ver los pescadores de altura con los pederastas% !="ada> !reconoció!. 9ero existe un grupo, calculo que

cuatro o cinco individuos como m*ximo, que se denominan así mismos 2Los 9escadores de 'ltura7 porque cada verano se lan+ -an a navegar por el Mediterr*neo a la busca 4 captura de ni as con el fin de disfrutar de ellas sin que nadie les moleste en algu+ na escondida cala de la costa. !=Me niego a aceptarlo> !1st*s en tú derecho, pero lo cierto es que existen 4 en al+ guna ocasión tuve tratos con ellos e incluso me enviaron fotos. 1l dossier sobre sus actividades debe tener casi cien p*ginas 4 lo guardaba en mi caja fuerte. !#1n tu casa...% !ante el mudo gesto de asentimiento no pude vencer la tentación de inquirir!/ #) no sería m*s lógico que un documento de tanta importancia estuviera en manos de la policía% !"o, si quien lo ha confeccionado lo ha hecho no desde el punto de vista de la policía, sino de quien considera que se tra+ ta de una astuta manera de obtener lo que él mismo pretende... !<ernardo :il del ;e4 se encogió de hombros, al concluir!/ 1n mi caso tuve que renunciar a la idea de imitar a los 2pescadores7 porque me mareo en cuanto pongo los pies sobre la cubierta de un barco. !#5 sea que la idea te pasó por la cabe-a% Me observó como si aquella se le antojara la pregunta m*s estúpida que le hubieran hecho nunca antes de replicar/ !' los pederastas nos preocupa ante todo la impunidad, 4 te aseguro que pocas cosas existen m*s seguras que un peque o cad*ver atado a un ancla a casi mil metros de profundidad. !3eo que a pesar de todo sigues siendo un incombustible hijo de puta que solo piensa en lo mismo. !=&e equivocas> !me contradijo en el acto!. 8e tenido tiempo para meditar en cuanto hice, 4 aceptar hasta qué punto era un comportamiento abominable, pero si pretendes que te a4ude a encontrar a esas ni as debo continuar pensando, ha+

blando 4 comport*ndome como lo que siempre fui( un inteli+ gente pederasta. .reo que por primera ve- en a os me mostré abiertamente grosero al se alar/ !.ompórtate como te salga de los cojones, pero encuén+ tralas. !"ecesito ese dossier( en él ha4 datos, nombres, fechas, fo+ tos 4 pautas de comportamiento que facilitarían mucho las co+ sas. 0e otro modo no sabría por dónde empe-ar. !#'caso pretendes que entre en tu casa 4 te lo traiga% !1l primer día te quedaste con todo lo que tenía, incluidas mis llaves. &e diré donde est* la de la caja fuerte, así como su combinación. !9robablemente la policía vigile tu casa. !#Me consideras tan estúpido como para guardar docu+ mentos tan comprometedores en mi casa, 2casa7% !inquirió mo+ lesto!. 'llí no ha4 nada/ te esto4 hablando de 2la otra casa7( la que nadie conoce. !#1n la que abusabas de las ni as% 'sintió en silencio. !=0ios> !casi sollocé!. "o creo que fuera capa- de en+ trar en semejante lugar. !)o te acompa aré... Me volví a observar a ,imena que era quien había hecho se+ mejante aseveración apareciendo de improviso. !#1s que te has vuelto loca% !le espeté sin la menor consi+ deración!. #'caso pretendes revivir cuanto sufriste allí% !2;evivir7 significa volver a vivir !me contradijo tan im+ perturbable como de costumbre!. ) 4o 4a no puedo volver a vivir nada. ;ecordar sí, 4 por desgracia esos recuerdos van con+ migo a todas partes. =?remos juntos> !="i hablar> 2La <estia 9erfecta7, que había escuchado en silencio 4 a la

que al parecer 4a no le sorprendía que de pronto 4o comen-ara a hablar solo, intervino como si en realidad tomara parte en una conversación a tres bandas pese a que lógicamente continuaba sin poder ver a ,imena/ !6i no te sientes con fuer-as como para entrar solo en mi casa, mejor ser* que dejes este asunto en manos de alguien m*s capacitado( recuerda que lo que est* en juego es la vida de dos criaturas 4 sin ese dossier no puedo hacer nada. Me llevó a os recoger la información 4 debes entender que después de tanto tiempo no recuerde nombres ni direcciones. 6onaba sincero. 6incero 4 lógico. 9ero aun así me continuaba aterrori-ando la idea de pene+ trar en un lugar en el que por lo menos dos ni as habían sido torturadas, violadas 4 asesinadas. #6uena absurdo cuando quien lo dice acostumbra hablar con absoluta naturalidad con los espíritus de esas mismas vícti+ mas% 9robablemente, pero ha4 que tener en cuenta que a lo que 4o iba a enfrentarme no era a los muertos o a unos fantasmas, sino al horror que había precedido a esas muertes. #.ómo sería en realidad aquel lugar% Gna ve- m*s la imaginación pugnaba por desmelenarse in+ tentando superar a la realidad, 4 esa noche, tendido en la cama, llegué a imaginar que me enfrentaría a una ensangrentada 4 te+ nebrosa c*mara de torturas como las que se describían en los re+ latos sobre aquel s*dico Mariscal de .ampo francés que colgaba de ganchos a los ni os en los sótanos de sus lúgubres castillos. 'dmito por tanto que las manos me temblaban ligeramente 4 casi me costaba trabajo respirar en el momento que enfilé la carretera de La .oru a en busca de la urbani-ación de clase me+ dia alta en la que según :il del ;e4 se encontraba su 2refugio7. "o sé por qué ra-ón había imaginado que habría elegido un

caserón aislado en un paraje boscoso, pero, por el contrario, se trataba de un precioso chalet rodeado de altos setos al punto que apenas se distinguía desde una estrecha 4 solitaria calle sal+ picada de badenes que impedían que los automóviles pudiesen ir demasiado aprisa. .rucé por tres veces ante él con el fin de cerciorarme de que no se advertía a nadie por los alrededores antes de decidirme a abrir la reja e introducir el coche en la explanada que se exten+ día ante la corta escalinata que conducía a una puerta blindada. 1l jardín se encontraba totalmente descuidado 4 todo pare+ cía indicar que el lugar había sido abandonado tiempo atr*s. 'dmito que el cora-ón me golpeaba con fuer-a en el pecho en el momento de abrir la puerta 4 penetrar en un salón cubier+ to de polvo 4 telara as. .erré a mis espaldas 4 me tomé un tiempo con el fin de acos+ tumbrar los ojos a la penumbra. 1staba asustado. = "aturalmente que lo estaba> #$uién no lo hubiera estado en semejantes circunstancias% "i tan siquiera el continuo contacto con los muertos me ha+ bía proporcionado el valor necesario como para adentrarme en un lugar desconocido del que sabía a ciencia cierta que se ha+ bían cometido atroces asesinatos. "o me avergOen-a tener que admitir que lo primero que hice fue abrir puertas hasta encontrar un ba o si no quería co+ rrer el riesgo de orinarme encima. Lo único que se percibía a primera vista era una casa desha+ bitada que en poco o nada se diferenciaba de cualquier otro lu+ gar semejante. "i policías ni ladrones hubieran tenido motivos para sospe+ char que se trataba de una c*rcel secreta, pero <ernardo :il del ;e4 me había explicado qué era lo que debía hacer para que el aparador de la cocina se corriera suavemente a un lado permi+

tiendo descubrir el comien-o de la escalera que conducía al só+ tano. ='quel sótano era 4a otro mundo> 1l auténtico mundo de 2La <estia 9erfecta7. 1speraba encontrar una c*mara de tortura 4 en su lugar lo que descubrí fue una especie de sofisticado plato de televisión cu4o centro lo ocupaba una enorme cama cubierta con una col+ cha a-ul con dibujos en forma de flor de lis 4 de cu4a dorada ca+ becera partían unas cadenas con esposas de acero. ) fotografías( docenas de fotografías de ni as, todas rubias, todas mu4 parecidas a cómo debía ser )edra a su edad. @otografías que me obligaron a vomitar. 1videntemente ,imena 4 'ndrea no habían sido las únicas víctimas de aquel s*dico. =0ios fuera loado> Me sentí culpable por el simple hecho de ser testigo de se+ mejantes atrocidades. Me vi obligado a tomar asiento en un sillón, el único que ha+ bía, aquel que sin duda ocuparía 2La <estia 9erfecta7 cuando se regodeara contemplando a las ni as desnudas 4 a su merced so+ bre la cama, 4 necesité un largo rato hasta conseguir serenarme. "o pude por menos que plantearme que cometía un error a la hora de dejar en libertad a semejante monstruo, 4 tan solo el hecho de meditar que lo que en verdad importaba era intentar salvar dos vidas me proporcionó las fuer-as necesarias como para no salir hu4endo de aquel lugar, regresar a casa 4 meterle dos tiros en la cabe-a a semejante alima a. <usqué la caja fuerte, aunque en realidad estaba mu4 a la vis+ ta, introduje en una bolsa todo lo que contenía, 4 abandoné el lugar sin quitarme los guantes hasta que me encontré de nuevo en la carretera. "o quería que, bajo ningún concepto quedaran rastros de mi paso por tan maldito lugar.

29escadores de 'ltura7 1l titulo figuraba con cuidadas letras de redondilla en el can+ to de un archivador rojo de los que pueden encontrarse en cual+ quier oficina, 4 <ernardo :il del ;e4 se aplicó de inmediato a la tarea de estudiarlo dedicando a la ardua 4 paciente labor toda una tarde 4 la ma4or parte de la noche, por lo que al amanecer, 4 pese a que se encontraba evidentemente fatigado inquirió mien+ tras me mostraba una fotografía/ !#$ué ves aquí% !Gna ni a desnuda. !#) dónde se encuentra% !0e espaldas al mar. !#9ero dónde% !=) 4o qué sé> !protesté!. 1s un mar como otro cual+ quiera. !1l mar, sí, #pero dónde est* ella% #' qué est* sujeta% !' un cable. !"o es un simple cable !me contradijo!. 6i te fijas adver+ tir*s que sube levemente inclinado porque en realidad es un obenque de los que mantienen firmes los palos de un barco. 1st* agarrada a él porque de lo contrario el balanceo la obligaría a tambalearse. !#5 sea que, según tú, se encuentra a bordo de un barco% !=1xactamente> ) m*s concretamente de un velero, porque de lo contrario no tendría palos ni por lo tanto obenques. !3olvió a indicarme la foto con el fin de insistir machaconamente!/ #' qué distancia calculas que le hicieron la foto% !6upongo que a unos tres o cuatro metros. !M*s bien cuatro, diría 4o... !confirmó seguro de sí mis+ mo!. 1so quiere decir que si tiene cuatro metros de manga, se trata de un velero de por los menos veinticinco metros de eslora. !"o entiendo demasiado de barcos... !me vi obligado a

6on mu4 prudentes a ese respecto. casi el mismo día en que secuestraron a otra mu4 parecida. ) eso ho4 en día 4a no se usa( la ma4or parte de los barcos se fabrican en fibra de vidrio 4 las cubiertas suelen ser blancas. !#) eso último por qué lo sabes% !=@íjate en los pies de la ni a> !recalcó una ve. 6us cad*veres nunca aparecieron. 9ero al menos sé que al referirte a la 2manga7 quieres decir ancho. ! =1xacto> &ampoco 4o entendía de barcos. en 6alerno. . espa olas.centí+ metros. lo cual significa que est* pisando sobre una cubierta de madera construida a base de tablas ensambladas 4 visiblemente desgastadas. mu4 degenerada 4 de mu4 diversas nacionalidades.admitir!. !6é que la tengo.arla . rugosas 4 antidesli-antes o en ocasiones cubiertas con una moqueta. pero cuando 2Los 9escadores de 'ltura7 que frecuentaban mi p*gina en ?nternet me enviaron esta foto de una ni a que habían 2captura+ do7 durante una de sus correrías estudié a fondo el tema 4 llegué a una conclusión/ su 4ate tiene que ser un velero de unos veinti+ cinco metros de largo 4 m*s de treinta a os de antigOedad.olombo. !#) crees que se trata de la misma gente% !=6in duda> 8an actuado varias veces en las costas italia+ nas. !#$uiere eso decir que son franceses% !"o necesariamente. 1n la . .m*s!. pero curiosamen+ te nunca en las francesas.osta '-ul vive gente mu4 rica. ' esta ni a. la secuestra+ ron en un hotel de 6orrento hace ahora siete a os. !9uede que tengas ra-ón. 6e encuentran entre dos ra4as separadas entre sí por unos die. 4 probablemente prefieren no actuar 2en casa7. lo que me hace suponer que es en al+ gún puerto francés donde el barco pasa el invierno. una alemana lla+ mada 1riCa 6tein. griegas e incluso portuguesas. a apenas cuarenta Cilómetros de distancia. 4 2eslora7 largo.

lo que demostraba que <ernardo :il del . con sus profundas fosas resuelve de un modo mucho m*s efectivo ese problema.e4 no era tan solo un hombre inteligente sino también extraordinariamente meti+ culoso que anali-aba cada detalle como si lo estuviera observan+ do a través de un microscopio.6e le advertía agotado por lo que consideré oportuno dejarle dormir pidiéndole permiso para estudiar mientras tanto el con+ tenido de su archivador. . 29roblema. días.7 ' su modo de ver no se trataba de un crimen execrable. @echas. violar 4 asesinar a un par de ni as que raramente supe+ raban los siete a os de edad. descripción de la víctimas 4 modo en que habían sido secuestradas. La infinidad del mar. torturar. 6e trataba de un trabajo detallado en cada uno de sus pun+ tos. lo cual siempre ofrece ciertas dificultades. M*s bien por el contrario cabría suponer que experimentaba una especie de abierta admiración por quienes conseguían sus objetivos con absoluta impunidad. sino de la forma m*s pr*ctica posible de resolver el 2problema logís+ tico7 que significaba deshacerse del cuerpo de un delito. todo aparecía detallado 4 con notas al margen. lugares. 'unque no cabía duda alguna de que el autor de tan esplén+ dido trabajo de investigación anali-aba los hechos pero jam*s los condenaba. por lo que no pude por menos que llegar a la conclu+ sión de que tenía ra-ón 4 en efecto existía un grupo de degenera+ dos que cada verano se hacían a la mar con el fin de capturar. 1n un determinado momento escribía/ 1n tierra firme tan solo el *cido o una cremación a mu4 altas temperaturas consigue que un cuerpo desapare-ca por completo.

1n m*s de una ocasión he tenido la sensación de que no se trata únicamente de un 2grupo de amiguetes7 que se hacen a la mar dispuestos a divertirse a toda costa( es posible que entre ellos se encuentren mujeres. 4 en el que lo que importaba no era el hecho en sí. !admitió <ernardo :il del .Le4endo cuanto había escrito.e4 aunque no parecía en absoluto seguro de sí mismo!. "os dividimos entre quienes nos ju-gamos a nosotros mis+ mos 4 quienes tememos que nos ju-guen los dem*s( entre quie+ nes miramos hacia adentro... !#9or qué% !pareció sorprenderse!. o quienes estamos m*s pendientes de cuantos nos observan desde fuera. 9ero de cuanto figuraba entre tanto documento 4 tanto an*+ lisis. 'unque supongo que ese es un baremo aplicable a todos los criminales. !=9ero eso es aún m*s aberrante> !no pude por menos de exclamar. una peque a frase me llamó particularmente la atención/ #1xiste una mujer% 1ra una simple pregunta al final de un largo capítulo. por lo que no me quedó m*s remedio que sacarlo a colación durante nues+ tra siguiente entrevista. por horrendo que a cualquier otro pudiera parecer( lo único que importaba era permanecer en el anonimato 4 la impunidad. Las fantasías eróticas de una mujer suelen ser tan frecuentes o m*s que las de un hom+ . sin que en ningún otro punto se volviera a mencionar el tema. de nuevo tuve que reconocer que 2La <estia 9erfecta7 4 los de su cala a habitaban en un uni+ verso moral diferente al resto de los mortales. 4 cabe entender que nin+ gún pederasta se muestra dispuesto a mirar en su interior. !#1xiste una mujer% !8e llegado a pensarlo.

!#9or qué% !9orque o 4o no sé nada acerca de los pederastas. 4 no puedo negar que esa noche apenas pude pegar ojo pregunt*ndome cómo conseguiría escapar de la sórdida tela de ara a en la que me encontraba atrapado. !Me dan ganas de vomitar o de pegarte un tiro. en el que se había condenado a largos a os de prisión a un matrimonio por abusar sexualmente de sus hijos. por lo que se+ mejante afirmación tuvo la virtud de 2descolocarme7 por el sim+ ple hecho de que hasta aquel día no se me había pasado por la mente la idea de asociar a una delicada 4 maternal figura feme+ nina con el sórdido universo de la pederastía. 4 para conseguirlo . chico 4 chica con un innegable retraso mental. tal ve. !=Lo dudo> !fue la seca respuesta de 2La <estia 9er+ fecta7. Me vino sin embargo a la memoria el reciente juicio que aca+ baba de celebrarse en Madrid. Lo único que pretendo es salvarme a4ud*ndote. 4 de hecho me consta que el bestialismo se da casi por igual en ambos sexos. 4 modes+ tia aparte creo que lo sé casi todo. "adie mantiene un barco tal ve.incluso dos matrimonios. =4 recuerda bien que tan solo digo posible>. o esas 2capturas7 tienen que durarles todo el verano.con todo aquello puesto que al fin 4 al cabo habían pa+ sado casi dos semanas desde la desaparición de las ni as. !Me obligaron.bre. que los famosos 29escadores de 'ltura7 sean en reali+ dad dos parejas( es m*s. &e do4 mi palabra de que preferiría equivocarme. lo cual venía a significar que a aquellas alturas deberían estar muertas. !1n ese caso pídele cuentas a quien te obligó. así como de permitir que un vecino participase en semejantes 2or+ gías7. 'l amanecer me había hecho la firme promesa de acabar de una ve. no a mí. Gnas criaturas tan bellas son pie-as preciosas de las que se debe disfrutar con tiempo 4 con paciencia.inactivo a lo largo de un a o 4 se lan-a luego a la aventura de organi-ar el rapto simult*neo de dos ni as para acabar con ellas en poco tiempo. pero entra dentro de lo posible. !&ú fuiste quien quiso meterse en esto. 1staba convencido de que 4a lo había visto u oído todo cuanto pudiese referirse a la depravación humana.

locali-ar dónde se encuentra ahora ese barco. 'postaría a que esas ni as aún no han sido violadas 4 lo único que hacen es corretear desnudas por cubierta o ba arse en el mar. que en ocasiones solemos disfrutar contemplado al objeto de nuestro deseo sin tan siquiera tocarlo puesto que esa es una forma de alargar el placer que se avecina. &en pre+ sente que los pederastas somos. tal ve. !=Malditos se*is todos> !estallé!. que a nada conduce. sino de salvar a esas crías. 1s como cuando contemplas a una mujer desnuda en la cama sabiendo que vas a poseerla. cosa que dudo !su tranquilidad con+ seguía pasmarme en ocasiones!. hi-o escala en algún puerto equidistante de <enidorm 4 &orre+ vieja. de madera. !#$ué tengo que hacer% !'veriguar si un velero. observadas por quienes se relamen imaginando lo que van a hacer con ellas cuando llegue el momento. =1spero que os pudr*is en el infierno> !'llí estaremos porque es algo que tengo asumido en caso de que exista el infierno. 9ero de lo que ahora se trata no es de que nos maldigas.debo hacer que te metas en la mierda hasta el cuello. durante los días en que raptaron a esas dos ni as.'licante. de unos veinti+ cinco metros de eslora 4 probablemente de bandera francesa. . naturalmente. ). ante todo 2vo4eurs7. 5lvida tu indignación 4 ponte a trabajar.apitulo QB . antiguo.

isneros!. 1s algo que escapa incluso a mi imaginación.omo siempre no me quedaba otro remedio que acudir a <artolomé 4 María Luisa. !#1st*s seguro de lo que dices% !quiso saber una impre+ sionada María Luisa!. a los que costó un gran esfuer-o admitir que había mantenido encerrado a 2La <estia 9erfecta7 durante todo aquel tiempo. 4 que por si fuera poco andaba me+ tido en otro maldito embrollo de difícil solución. !1so se debe a que la tu4a es la imaginación de un hombre decente( lo hemos discutido a menudo( el hecho de que no sea+ mos capaces de entender que existan seres como ellos. sino probablemente a muchas m*s en un futuro. pero seguían siendo gente de bien que no se mostraba dispuesta a aceptar que un grupo de desalmados abu+ saran impunemente de unas crías para acabar por arrojarlas al fondo del mar cuando se hubieran cansado de ellas.. no signi+ . !sentenció <artolomé . por lo que si encontramos ese barco 4 a esos canallas no sólo ha+ bremos salvado a dos ni as... !1s que cuesta trabajo aceptar que algo así pueda ocurrir. pero esos documentos demuestran que idéntica forma de actuar se ha utili-ado en veranos anteriores. Me consta que hubieran preferido mantenerse al margen de un hediondo asunto que venía a perturbar su vida en cierto modo perfecta. #'bsolutamente seguro% !"o puedo estarlo.

!6igo pensando que no se trata de ninguna enfermedad.fíca que no existan. cari o( no hace mucho leí que en [apóles había desaparecido un submarino de la armada ita+ liana que al poco tiempo se vendió a tro-os como si fuera cha+ . 4 por desgracia cada día crecen en número. La ciencia ha conseguido encontrar remedio a infinidad de enfer+ medades del cuerpo. empe-ando por el capit*n del puerto de 'licante. #me equivoco% !1n absoluto. !#) qué les digo% !$ue a un amigo tu4o le han robado un velero de esas ca+ racterísticas 4 sospechas que navega por la -ona con otro nom+ bre 4 otra bandera. 1st*n ahí. nos rodean. !=<ien> 6upongamos que damos con él. !#'caso alguien se va a creer que han robado un barco% !8o4 en día se roba de todo. pero por desgracia no ha progresado de igual modo en cuanto a lo que se refiera a las enfermedades del espíritu. #$ué hacemos en+ tonces% !. 6upongo que lo que pretendes es que te a4udemos a encontrar ese barco. pero no es cuestión de ponerse a discutir !argumentó mi fiel amigo de la silla de ruedas!. aunque en mi opinión no es cuestión de adelantar acontecimientos. Lo prime+ ro es el barco. !#9or qué% !"o es m*s que una simple cuestión de porcentaje( aumen+ ta la población. o sea que agarra ese teléfono 4 em+ pie-a a llamar a todo aquel que pueda echarnos una mano. María Luisa acudió en mi auxilio/ !1n eso esto4 de acuerdo !intervino para volverse de in+ mediato a su marido 4 a adir!/ ?magínate que son nuestros hi+ jos los que est*n en peligro. luego 4a veremos. 4 por lo tanto aumenta el número de tarados.omprobar que las ni as est*n a bordo.

&res días m*s tarde sobre la mesa de su despacho se amonto+ naban un sinfín de detalladas descripciones de todos los veleros que habían hecho escala en puertos de la costa mediterr*nea es+ pa ola durante los dos últimos meses. a la vista de todo el mun+ do 4 otro limpiando fondos en el mismo 'licante.. "o tardamos en comprobar que uno de ellos se encontraba tranquilamente atracado en Marbella. 'lguien que lleva ni as secuestradas a bor+ do jam*s correría el riesgo de que vinieran a someterle a una in+ esperada inspección buscando cualquier otra cosa.isneros era un hombre que ciertamente tenía muchos amigos. !#) eso por qué% !. el contrabando de tabaco o el tr*fico de divisas. dos ingleses.. !le besó afectuosamente en la frente al tiempo que le colocaba un teléfono en la mano!.omo todo el mundo sabe. por lo que tan solo nos quedaban por investigar a cuatro. uno ho+ landés 4 el último abanderado en 9anam*. 4 en aquellos lugares en los que no conocía a nadie utili-aba un argumento que rara ve. !=5lvídate del paname o> !sentenció de inmediato <ernardo :il del . .tarra.e4!. la paname a es una bandera de conveniencia destinada a pagar menos impuestos 4 acogerse a unas le4es m*s permisivas. =9onte a trabajar> <artolomé . =3enga> !ordenó mas que rogar!.fallaba/ su indiscuti+ ble poder político 4 económico. 5 4o no entiendo nada de esto o esa gen+ te es demasiado lista como para navegar en un 4ate matriculado en 9anam*. 'l día siguiente habíamos seleccionado seis posibles candi+ datos aunque ninguno apareciera abanderado en @rancia. !6uena ra-onable !no puedo por menos que admitir!. lo cual hace que cuando recalan en puertos deportivos la ma4oría de las autoridades analicen con especial detenimiento unos 4ates que con demasiada frecuencia se utili-an para el transporte de drogas.

. que no es otra cosa que una dirección de correo electrónico que nadie m*s conoce. !. !1n ese caso lo mejor ser* utili-ar 21l 'tajo7. 4 al fin pareció admitir la lógica de mi ra-onamiento!.aún funcione !replicó!. 6e limitó a sonreír casi socarronamente al admitir/ . !#) no puede darse el caso de que alguno de otros de esos 2altos dirigentes de la lucha contra los pederastas7 sean a su vepederastas.ierto. se frotó ligeramente el tobillo i-quierdo por el que le mantenía preventivamente sujeto con una larga cadena a una de las columnas del sótano. 1s una especie de bu-ón de datos mu4 restringido que permite actuar de forma r*pida 4 conjunta a la par que permanece siempre protegido. !"o obstante tú.. el peor de los pederastas. tenías acceso a el. !&ú lo has dicho. !hi-o una pausa. !' no ser que se dicte una orden de búsqueda 4 captura in+ ternacional. !#) con qué argumentos le pido 4o a la policía o a la mari+ na que busquen esos barcos% !. pero supongo que resulta+ r* mu4 difícil locali-arlos en alta mar. 9ara evitar absurdos retrasos o peligrosas 2filtraciones7.. cuantos dirigíamos la lucha contra la pederastía en la ma4or parte de los países del mundo utili-*bamos. !#) no se te antoja irónico% !<astante.on el de que dos ni as est*n a punto de morir. !#' qué te refieres con eso de 21l 'tajo7% !' algo que tal ve. de forma mu4 excepcional lo que llam*ba+ mos 21l 'tajo7.. 1ntiendo que no puedas ir por ahí diciendo que sabes cosas que no puedes explicar por qué las sabes sin que te encierren en un manicomio.1n ese caso quedan únicamente tres.

6i después de tantos a os 21l 'tajo7 aún fun+ ciona. 1n ese caso. Lo que se pretendía era que prevaleciera la eficacia sobre la burocracia. 6i alguien decía/ !28aced esto7! lo hacíamos de inmediato porque para preguntar siem+ pre ha4 tiempo. 6i luego el autor de la demanda quería compartir sus investigaciones era otra cosa. !#&e fías de un vivo% La incongruente pregunta tenía su 2miga7 4 me hubiera he+ cho reír de no ser por el hecho de que quien la planteaba estaba .e-a para que en este tiempo no ha4an cambiado los h*+ bitos. en menos de veinticuatro horas estar*n buscando esos bar+ cos 4 los resultados del rastreo ir*n a parar de nuevo al bu-ón. pero no perdíamos el tiempo solicitando explicaciones prematuras. !=0e acuerdo> !dije!. !La única v*lida en estos casos. enviaré la orden 4 esperare+ mos a ver que es lo que pasa. lo que hacía que jam*s se cuestionaran. !?nteligente política. 4a que como sabes mu4 bien suelen ser tér+ minos antagónicos. pero de lo que ahora se trata no es de calificarnos. !.m*s con absolu+ ta naturalidad. !#9ero alguien se preguntar* quién 4 por qué se hace la pe+ tición% !argumenté convencido de lo que decía. vive dios. !1n mis tiempos no solían hacerse ese tipo de pregun+ tas puesto que estaba claro que quien tenía acceso al bu-ón era de absoluta confian-a. si me proporcionas esa dirección iré a un 2cibercafé7. sino de actuar!. mientras que para actuar acostumbran a faltar minutos.!="o te diría 4o que no> !=$ué hijos de puta podéis llegar a ser> !1stamos de acuerdo !reconoció una ve. por lo que sus ra-ones tenían que ser de peso.

que un secuestrador de ni as. íntegramente. torturado 4 asesinado. 9uede que tuviera ra-ón 4 la experiencia ense a que la tenía puesto que rara ve. 4 si realmente esas ni as est*n a bordo de un velero el mérito se lo debemos atribuir. ="o seas tonto> 6i tú no puedes conocer a to+ dos los seres vivos de una sola generación.se suele dar el caso de que un pederasta renun+ cia a sus inclinaciones aun a sabiendas que le van a llevar a la c*r+ cel. que un pederasta en un ser 2normal7. pero lo que sí sé es que la vida de ese cerdo no ha sido mas que un puro enga o.muerta 4 ra-ones tenía para desconfiar de quien la había viola+ do. !#'caso imaginas que los muertos nos reunimos los fines de semana a cambiar impresiones% !quiso saber en un tono asa. !Lo que debes hacer. 1s a4udarme buscando entre los muertos a alguna ni a que ha4a sido violada 4 asesina+ da en un 4ate. !8a cambiado... como si el hecho de abusar de una criatura indefensa fuera un impulso superior al que acaba por conducir a la muerte a los dro+ godependientes. 6i hemos llegado hasta aquí. M*s sencillo resulta que un negro se vuelva blanco o un chino se convierta en un rubio noruego. #$ué sacaría con enga arme a estas alturas% !"o lo sé. a un 2vivo7. #cómo pretendes que . !dije!. 'lguien que corrobore que vamos por el buen ca+ mino.despectivo!. 4 no existía a mi modo de entender mejor forma de en+ frentarme a quienes habían secuestrado a aquellas ni as. !#) que remedio me queda. #9ero qué otra cosa podía hacer en la situación en que me encontraba% 3iejo es el dicho de que 2no ha4 peor cu a que la del mismo palo7. !Los pederastas nunca cambian !pontificó segura de lo que decía!. peque a% !argumenté!.

pero del 2<rabante7 no se tenía noticia alguna desde la ma ana en que abandonó 'licante. La respuesta de <ernardo :il del . 6i 4o tuviera prisioneros a bordo esa ensenada sería el úl+ timo lugar del mundo que escogería para fondear. !9ero sin olvidarnos de él definitivamente. 4 ante el gesto negativo.e4 tuvo virtud de sor+ prenderme/ !#. La situación se me volvía a antojar tan incongruente como de costumbre pues era cosa harto repetida que mientras los di+ funtos no se decidieran a mostrarse por sí mismos. 1l 29rincess ???7 navegaba por las proximidades de Mallorca 4 el 2Magnolia7 se encontraba fondeado frente a &aormina. "o habían pasado aún veinticuatro horas cuando llegaron respuestas desde varios puntos del Mediterr*neo.onoces &aormina% !inquirió a su ve-. ) por fortuna lo estaba.4o cono-ca a todos los muertos de cientos de generaciones% "i siquiera tengo idea de donde se ocultan. el Monte &auro. Mi única esperan-a estribaba. !#25rdenar7% !repetí desconcertado!. 4 la . !#5 sea que descartamos al 2Magnolia7% !argumenté. continuara operativo. poseía el poder de convocarlos. 5rdena que al+ guien lo espíe con un buen telescopio desde el 8otel 6an 0o+ menico. por lo que la ma4oría de los balcones de sus hoteles 4 apartamentos. a adió!/ 6e al-a junto a la costa 4 sobre una inmensa roca. en que aquel bu-ón que anta o servía de atajo. !#$ué opinas% !quise saber. cuanto ocurre en un 4ate anclado en su bahía. nadie. por tanto. lo cual quiere decir que cientos de personas pueden distin+ guir. ni vivo ni muerto. a vista de p*jaro. #) a quién se lo tengo que ordenar% !<astar* con que introdu-cas la petición en el bu-ón. así como las calles 4 pla-as miran al mar.

una lección. 4 te garanti-o que la soberbia. le pedí a <artolomé . 'hora lo único que deseo es ser de utilidad en este caso 4 vivir lo que me queda por vivir como un simple ser humano. 9or su parte el 2<rabante7 era un barco de alquiler que en aquella ocasión había sido contratado por un grupo de jóvenes submarinistas que al parecer pensaban pasar todo el verano bu+ ceando en el Mar . desapareció tras cinco a os de no tener ni papel con que limpiarme el culo. íntimos ami+ gos.ojo. lo cual explicaba que hubiera fondeado en un lugar tan paradisíaco como las costas de &aormina.policía italiana se encargar* del resto.olombo 4 1riCa 6tein les afectaron mucho. por lo que siempre se muestran m*s que dispuestos a colaborar. pero como no me sentía capa. !"o creo que sea momento de elucubrar sobre lo que pude sentir o no en su día !puntuali-ó con una acritud que admito que me merecía!. !6on esos. !6upongo que te partirías de risa cada ve.isneros que pusiera a su gente a investigar a sus propietarios. con+ vencido de que lo único que importaba en aquellos momentos era locali-ar a las dos ni as. La información que llegó al día siguiente me aclaró muchas dudas/ el 2Magnolia7 pertenecía a un viejo Lord inglés que se encontraba disfrutando de unas largas vacaciones en compa ía de toda su familia. 4 que cada a o solían recorrer el Mediterr*neo en compa ía de sus respectivas esposas.de sentarme a esperar el resultado de la búsqueda de los barcos que faltaban. incluidos tres nietos. un famoso abogado inglés 4 un acaudalado industrial belga. que admito que fue uno de mis pe+ ores defectos. ese fui 4o.que te envia+ ban información ignorantes de que estaban a4udando a un pe+ derasta. 6i alguien aprendió alguna ve. Me concentré por tanto en hacer lo que me indicaba. ) por último el 29rincess ???7 tenía dos due os. Los casos de .arla . 8e tenido mucho tiempo para reflexionar. !#1st*s seguro% .

!1st*s en tu derecho.. aquí tienes la respuesta.. !admitió con desgana!. !Lo supongo..!Los datos concuerdan con mis informes 4 sobre todo con lo que en cierto modo 2presentía7( los 29escadores de 'ltura7 no son simples pederastas tal como 4o los entiendo( son tan de+ pravados que incluso han conseguido que sus mujeres participen en el juego. !sonrió con lo que m*s bien era una mueca amar+ ga para concluir!/ 6i en alguna ocasión llegaste a preguntarte si podía existir alguien peor que 4o.apitulo QE . !8ubiera preferido ignorarla. &al vetan solo se trate de dos honrados matrimonios que a lo m*s que se atreven es a reali-ar un simple intercambio de parejas. pero lo que sí te advierto es que entre una cosa 4 otra ha pasado dema+ siado tiempo. =5 sea que tú mismo> . lo m*s probable es que a estas alturas esas ni as 4a ha4an sido violadas. 4 a no tardar mucho habr* que buscarlas a m*s de mil metros de profundidad !se encogió de hombros con fingida indiferencia al a adir!. !) si quieres que te diga la verdad no acabo de creérmelo 4 puede que toda esta historia del barco no sea mas que una fan+ tasía..

Le dejé a <ernardo :il del . demasiado tiempo( casi un mes desde que desaparecieran las peque as.e4 agua 4 comida para una se+ mana.8abía pasado.uando se me terminó el dinero telefoneé a <artolomé . 4 tan solo cuando hacía su aparición un barco que en verdad me interesaba utili-aba una c*mara digital con teleobjetivo de alta definición. ningún depravado resistiría tanto tiempo a sus impulsos. a la vista de lo cual no levanté la m*s mínima sospecha en el momento de subir al aparato cargado con un sinfín de c*maras. volé a 9alma de Mallorca 4 contraté los servicios de un helicóptero con la excusa de que una revista n*utica me había encargado fotografiar las costas baleares así como a los innume+ rables 4ates que pululaban por aquellas fechas en sus múltiples. . en efecto.is+ neros que en menos de una hora me envió una transferencia que . 0ecidí por tanto que debería actuar pese a que aún no estu+ viera absolutamente seguro de que el 29rincess ???7 fuera el bar+ co que buscaba. 4 me revolvía el estómago admitir que por mucha paciencia que tuviera 4 mucho que le apeteciera regodearse en la simple vista de su futura vícti+ ma. tranquilas 4 transparentes calas. 1xcuso decir que la ma4or parte de las miles de fotografías que fingía tomar las estaba haciendo sin negativo. 9or suerte disponía de un m*s que sofisticado equipo foto+ gr*fico fruto de mi vieja afición a la ornitología.

!#6uficiente material% !se escandali-ó!. apareció ante no+ sotros. =. 9ero ni rastro de dos ni as. . eso sí. el patrón . continué con el paripé de hacer un sinfín de fotos falsas. 4 el teleobjetivo de la c*mara me permitió leer con absoluta claridad el nombre impreso en letras rojas en el es+ pejo de popa/ 29rincess ???7. 0ebió quedarse pensando que al menos me pagarían treinta mil euros por cada una de ellas o de lo contrario no me saldrían las cuentas. anclado en el centro de una minúscula ensenada a la que tan solo se podía acceder por mar. 'l sexto día. 5rdené al piloto que girara en torno al barco aunque no de+ masiado cerca. Lo primero que hice a continuación fue encaminarme al puerto de 'ndraix. en el que un amable anciano. ) 4o únicamente entrego fotos extraordinarias. un altivo velero de unos vein+ ticinco metros de eslora. 6eguimos viaje bordeando en dirección norte la costa oeste de Mallorca. 4 al regresar a 9alma le comuniqué al piloto que 4a conta+ ba con suficiente material. un excelente piloto.oanet 9erdigó.on eso tiene para ilustrar cien libros sobre barcos> =Menudo derroche> !.uando se quiere conseguir una foto extraordinaria es ne+ cesario tirar miles de fotos ordinarias !repliqué mu4 serio!. 4 tras coronar la cima del diminuto islote de 26a 0ragonera7. sobre cu4a cubierta dos mujeres 4 un hombre tomaban el sol totalmente desnudos mientras un segun+ do hombre buceaba junto a las rocas de la costa.me permitiría continuar en el aire dos semanas m*s en caso de que fuera necesario. pero al fin al cabo no me importaba en absoluto lo que pudiera pasar por la cabe-a de aquel buen hombre aunque fuera. 9ero no lo fue. accedió a alquilarme una vieja barca de pesca que 4a apenas usaba. casi frente al 9uerto de 'ndraix.

1l mar no es mi elemento.. m*s mal que bien media docena de an-uelos con las sardinas .on la primera claridad del alba 2levé anclas7 4 a los pocos minutos. hacia el norte. mientras que por el lado que da a Mallorca desciende en una pendiente menos abrupta formando varias calas de aguas cristalinas. 9or fortuna en cuanto comen-ó a calentar el sol se aplacó el viento con lo que el mar comen-ó a calmarse 4 el estómago dejó de molestarme sobre todo cuando. 26a 0ragonera7 no es mas que un desolado pe asco de unos cuatro Cilómetros de largo por apenas uno de ancho que por el oeste cae verticalmente al mar desde una altura que supongo debe ser de poco m*s de cuatrocientos metros. 'l parecer sus ocupantes disfrutaban de sus vacaciones 4 por lo tanto se levantaban tarde. a los quince minutos. 4 sobre todo el hecho de que admitiera el depósito de garantía en met*li+ co 4 sin hacer ni una sola pregunta. algunas embarcaciones de pesca 4 cuatro o cinco 4ates que al pa+ recer habían pasado allí la noche. sino la urgencia. 1ché el ancla a unos quinientos metros de su popa.on dos semanas de alquilada a semejante precio hubiera po+ dido comprarse una nueva. en cuanto abandoné la protección de la acogedora ba+ hía. . ni nunca lo ser*. cebé. nunca lo ha sido. 1l cora-ón me dio un vuelco al advertir que el 29rincess ???7 no se encontraba 4a en la ensenada en que le había visto el día anterior. me encontraba vomitando a los pies de los impresionantes farallones del cabo de 2La Mola7. pero lo que a mí me importaba en aquellos momentos no era el precio. 4 admito que pasé unos minutos angustiosos hasta que al fin lo distinguí en otra cala un poco m*s peque a a casi un Ci+ lómetro de distancia. "o se distinguía a nadie sobre cubierta. "o se advertía m*s signo de vida que un faro en la punta sur. la isla me protegió del suave oleaje que llegaba de poniente.

que amablemente me había proporcionado el patrón 9erdigó. #Me había equivocado% .egresó al velero 4 4o continué con mi 2trabajo7 aparentan+ do una ve.. 4 me entusiasmé a tal punto que se me pasó el tiempo 4 no volví a la realidad hasta advertir que dos de los ocupantes del 4ate se habían lan-ado agua 4 na+ daban mansamente hacia las rocas. 9ara mi sorpresa de inmediato comencé a capturar lo que m*s tarde averigOé que eran sargos. 'l cabo de media hora. rubio 4 de comprensión robusta. la otra pareja desa4unaba a la sombra de un toldo. != La experiencia. . 3eo que se le est* dando bien la ma ana. el hombre que continuaba en el bar+ co se lan-ó de cabe-a al mar 4 acudió nadando con fuertes bra+ -adas para acabar acod*ndose a la borda con el fin de echar un vista-o al fondo de la embarcación/ !=<uenos días> !saludó con un marcado acento francés!. cabrillas 4 2ronca+ dores7. serranos. !Le espero a bordo. #$ué cebo utili-a% !6ardina. 4 los lancé al agua con escasas esperan-as de atrapar algo.m*s que no tenía el menor interés por visitar una em+ barcación en la que no se advertía presencia alguna de ni as. )o casi nunca con+ sigo pescar nada pese a que también suelo utili-ar sardina. 6e me olvidaron. =la suerte del principiante>. 6e trataba de un hombre 4 una mujer. él de unos cincuenta a os. !=$ué raro> !exclamó sorprendido!. 4 ella mucho m*s joven 4 con una figura realmente atractiva en su absoluta desnude-..> !=)a> #Me vende unos cuantos% @ingí dudar unos instantes. 6obre cubierta.ontinué pescando fingiendo que lo único que me interesa+ ba en aquellos momentos se encontraba bajo el agua. . pero al fin se alé/ !6e los cambio por un par de cerve-as frías.

los an-uelos eran los mismos e idéntica la profundidad.de traspasar la superficie del agua 4 llegar al fondo. pero en aquellos momentos all* abajo no parecía quedar nadie.1l solo hecho de pensar que había empleado tanto tiempo. 4 admi+ to que desde aquel día he estado tratando de averiguar inútil+ mente por qué demonios aquellos malditos bichos que minutos antes parecían tener un hambre vora. Misterio. ) vestidos. 6us cuatro ocupantes estaban ahora a bordo. 1ran al menos doce. Les entregué ocho de mis peces. esfuer-o 4 dinero en perseguir el fantasma de un barco en el que al parecer dos inocentes parejas disfrutaban de unas tranquilas vacaciones tuvo la virtud de ponerme de mal humor. pareció sorprenderse 4 al poco inquirió en inglés/ !#Le ocurre algo% &ardé un siglo en responder a duras penas/ . acepté las cerve-as 4 unos canapés de salmón 4 caviar. 4 como si ese humor fuera capa. '? parecer se les había pasado la hora del desa4uno. 6e encontraban sentadas en proa. Gna de las mujeres siguió la dirección de mi mirada. Las sardinas eran las mismas.uando llegué al convencimiento de que nada m*s me que+ daba por hacer en un mar tan desierto. puse el motor en marcha 4 me aproximé al 29rincess ???7 donde me recibieron amable+ mente 4 con una cerve-a helada en la mano. 'l menos cubiertos con toallas. dos por cabe-a. al poco los peces dejaron súbitamente de picar.se veían asaltados de pronto por una absoluta desgana. completamente desnudas 4 me miraban fijamente con aquella turbia mirada tan propia de los difuntos. todas de menos de siete a os. . arrebujadas las unas con+ tra las otras. 4 me disponía a re+ emprender la marcha cuando al fin conseguí verlas.

justo bajo el faro.el m*s amargo 4 aciago de una vida que ha conocido m*s amarguras que alegrías. Lloré de pena. !0ebe ser que la cerve-a estaba demasiado fría 4 me ha ca+ ído mal.advertí que los cuatro adultos me ob+ servaban. pero que de igual modo me observaban las ni as. 9refiero no seguir escribiendo sobre ese tema. . "o puedo. Lloré por el simple hecho de haber dado la mano 4 compar+ tido una cerve-a con cuatro seres humanos que no merecían se+ mejante denominación. . !#$uiere subir a bordo 4 descansar un rato% !="o. gracias> )a es hora de irme. !9ero es que se ha quedado blanco( se diría que ha visto un fantasma. tal ve. por lo general tan inexpresivos pude leer con absoluta claridad lo que me estaban pidiendo. Gna docena de ni as descansaban en las profundas tinieblas del mar por el simple hecho de que aquellas cuatro criaturas del averno disfrutaban abusando de ellas.ontinué mi marcha 4 fui a buscar refugio en una profunda ensenada triangular que se abre al sur del islote. ='diós> !'diós.uando al fin conseguí tranquili-arme nadé hasta la punta desde la que podía distinguir toda la costa oriental de 6a 0ragonera con el fin de cerciorarme de que el 29rincess ???7 no levaba anclas. . describir lo que pasó por mi mente 4 mi cora-ón aquel tenebroso día. aunque supongo que m*s bien debería decir no quiero. Lloré largo rato. de rabia 4 de impotencia.!"ada. 4 en sus ojos. gracias. Me alejé de aquella diabólica embarcación 4 cuando me vol+ ví a mirarla por última ve.

ocultó las estrellas 4 permitió que las tinieblas fueran tan densas que nadie hubiera sido capa. . la totalidad del universo que se al-aba sobre mi cabe-a permanecía inmóvil. 9ero al fin llegó un roji-o atardecer al que siguió la noche. sujeté un cabo a un obenque 4 salté a bordo sin reali-ar un solo gesto brusco.de distinguirme a tres palmos de distancia.onvencido de que no existía ninguna otra salida me apli+ qué a la tarea de rociar con el fueloil del motor de mi embarca+ ción la vieja cubierta de madera reseca. Las ni as me observaban atentas 4 en silencio. 'guardé durante horas. . me dirigí de nuevo al norte 4 cuando me estaba aproximando a la entrada de la dimi+ nuta bahía apagué el motor 4 continué a remo. )o era en aquellos momentos el único hombre sobre la fade la &ierra.on un peda-o de gruesa cuerda que llevaba a la cintura até entre si los tiradores de la puerta de la camareta 4 a continuación me deslicé hasta proa con el fin de afirmar igualmente desde fuera el tambucho por el que se introducían las velas. &enía la extra a sensación de que el mundo. pendiente de mis actos. Los últimos metros los recorrí tan despacio que el tiempo se me antojó infinito. Me aproximé como un fantasma 4 quiero suponer que la na+ turale-a se alió conmigo porque una espesa nube llegó del este. 'l fin puse la embarcación en marcha. Gna noche serena. silenciosa. 6ujeté las embarcaciones para que no golpeara la una contra la otra. estrellada. 1l sol continuó su camino. m*s lento que nunca. pero al fin el costado del blanco velero hi-o su aparición ante la proa."ada de lo que diga puede expresar la inmensidad del odio que se había adue ado de mi alma. .

hasta que el mar se las tragó. =0ios que espect*culo> =$ué a gusto me sentía conmigo mismo> ' la lu. . movió a un lado 4 otro la cabe-a 4 desapareció de mi vista. ajenas a las llamas. 6e escucharon gritos. Las ni as siguieron en cubierta. luego alaridos. Gn hombre aullaba tras él intentando salir pero resultaba evidente que ningún cuerpo adulto cabía por un espacio tan pe+ que o. desesperados golpes. 6e abrasaron. ' los pocos minutos ardía como 4esca. 'l cabo de unos minutos el velero que había sido mudo tes+ tigo de tanta aberración 4 tanto sufrimiento comen-ó a hundirse de popa. 'l fin sobre el tranquilo mar no quedaron mas que unas cuantas tablas chamuscadas. Les dije adiós 4 me alegró saber que al fin descansarían en pa-. Me alejé unos metros 4 observé la inmensa hoguera. "o me arrepiento. La nube se alejó para que las estrellas pudieran cerciorarse de que se había hecho justicia. le prendí fuego a un peda-o de es+ topa 4 lo lance sobre aquella nave maldita.de las llamas el hombre alcan-ó a verme. Las ni as sonreían pese a estar muertas. nuestras miradas se cru-aron 4 pareció comprender la ra-ón por la que iba a morir achicharrado porque casi al instante dejó de gritar.6alté de nuevo a la barca. Me despidieron con un agradecido gesto de la mano. 9or mil a os que viva no me arrepentiré jam*s. llamadas de auxilio 4 al poco la ruptura de los cristales de uno de los peque os ventanucos laterales. 1l infierno les alcan-ó incluso antes de haber muerto.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful