9

LA ACCIÓN DEL ESPÍRITU SANTO EN NOSOTROS

Hubo un hombre llamado Nicodemo, cobijado en la oscuridad, tuvo un encuentro y un diálogo sorprendente con Jesús. Es uno de los textos esenciales del Nuevo Testamento y uno de los menos conocidos, lo vemos en el capítulo 3 del Evangelio de San Juan: ” —De veras te aseguro que quien no nazca de nuevo no puede ver el reino de Dios —dijo Jesús. — ¿Cómo puede uno nacer de nuevo siendo ya viejo? —preguntó Nicodemo—. ¿Acaso puede entrar por segunda vez en el vientre de su madre y volver a nacer? —Yo te aseguro que quien no nazca de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios —respondió Jesús—. Lo que nace del cuerpo es cuerpo; lo que nace del Espíritu es espíritu. No te sorprendas de que te haya dicho: "Tienen que nacer de nuevo." El viento sopla por donde quiere, y lo oyes silbar, aunque ignoras de dónde viene y a dónde va. Lo mismo pasa con todo el que nace del Espíritu.” (Juan 3, 3-8). Así como un recién nacido resulta de la unión física de un hombre y una mujer. La unión del Espíritu de Dios con el espíritu de un ser humano produce un nuevo ser espiritual, un nuevo nacimiento. Sucedió una vez que una pequeña fue a buscar a su mamá que estaba en la cocina: “Mamá, ¿cómo nací? La mamá responde, un poco turbada: “te trajo una cigüeña”. “Ah, vaya. ¿Y la abuela?” “Sus papás la encontraron en una rosa.” ¿Y el papá de la abuela?” “En una col.” La pequeña vuelve a su habitación, donde había estado haciendo su tarea, y anota en su cuaderno: “No ha habido nacimientos normales en la familia desde hace tres generaciones”. “Es necesario nacer de nuevo”. El nacimiento físico no es más que una etapa, es necesario que renazcamos del Espíritu, dice Jesús. Todo cristiano está llamado a renacer. Tal vez algunos de ustedes se pregunten: “¿Qué es lo que va a cambiar en mi vida? ¿Necesito al Espíritu Santo?” El nuevo nacimiento, el nacimiento espiritual que ocasiona el Espíritu Santo nos hace entrar en una nueva familia.

Alpha 9 – La acción del Espíritu Santo en nosotros

1

14-17). no al momento del nacimiento sino al nacer de nuevo. Muchos persiguen una posición en el mundo. cuando seas mujer. el único bien que poseo y que te lego a falta de otros bienes que los padres suelen dar a sus hijos. éste es mi diario. pues si ahora sufrimos con Él. Así como lo dijo un hijo adoptivo del que algunos se burlaban: “A ustedes sus padres los soportaron. Y si somos hijos. Jesús no solamente hace borrón y cuenta nueva. en el Espíritu Santo. La Epístola a los Romanos ha sido considerada el Himalaya del Nuevo Testamento. 1). también tendremos parte con Él en su gloria” (Romanos 8. 12). ya no hay ninguna condenación para los que están unidos a Cristo Jesús ” (Romanos 8. Durante los dos meses anteriores a su ejecución le escribió todos los días a su hija de seis años: “Hijita querida. HIJOS DE DIOS Al venir a Cristo recibimos el perdón completo de todos nuestros pecados. Pablo dijo: “ Por lo tanto. presentes y futuros. a ellos “les dio el derecho de ser hijos de Dios” (Juan 1. El privilegio más elevado es convertirse en hijos de Dios. Ahí está la experiencia de Jacques Fesch (1930-1957) quien fue condenado a muerte y guillotinado a los veintisiete años por haber asesinado a un policía durante un atraco. puedas a través de estas líneas conocer la vida del que fue tu papá y que no ha dejado de Alpha 9 – La acción del Espíritu Santo en nosotros 2 . no todos los hombres que han sido creados por Dios son sus hijos. somos herederos. sino que también nos hace hijos o hijas de Dios. solamente aquellos que reciben a Jesús y creen en su nombre. En el Nuevo Testamento la filiación es un estatus espiritual. hijos adoptivos de Dios. Y ustedes no recibieron un espíritu que de nuevo los esclavice al miedo. herederos de Dios y coherederos con Cristo.I. Lo que tengo te lo doy para el día en que. sino el Espíritu que los adopta como hijos y les permite clamar: «¡Abba! ¡Padre!» El Espíritu mismo le asegura a nuestro espíritu que somos hijos de Dios. En este sentido. el capítulo 8 el Monte Everest y los versículos 14 a 17 quizás la cumbre: “Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios son hijos de Dios. Nos convertimos en hijos de Dios. El abismo que nos separaba de Dios ha desaparecido. Jesús tomó todos nuestros pecados –pasados. ¡a mí los míos me escogieron!” Ser hijo de Dios es ser elegido por Dios.

como un viento violento que pasa sin que se sepa de dónde viene. con los ojos abiertos. aquella que comienza en este mundo para expandirse ahí donde todo es luz. para el que ha recibido esta toma de posesión. sino el Espíritu que los adopta como hijos y les permite clamar: «¡*Abba! ¡Padre!»! (Romanos 8. y quizá tú misma [ ] sacarás de este ejemplo tan cercano a ti la fuerza para discernir de qué lado viene la luz. aquella noche estaba acostado en mi cama. sufriendo por primera vez en mi vida. la verdadera vida. En ese momento un grito brotó de mi pecho. Si has podido presentir la grandeza y el precio de un alma en comparación con lo que la gente llama ‘el éxito terrenal’.” Podemos tener una relación de intimidad con Dios porque somos sus hijos. No es una imagen. uno tiene realmente la impresión de que la garganta se le cierra y de que un espíritu entra en uno.15) En ninguna parte en el Antiguo Testamento se le llama a Dios “Padre” con este grado de intimidad. con una convicción inquebrantable que no me ha abandonado desde entonces. [ ] Si logro hacerte tomar conciencia con lo que la vida puede llegar a ser. Y a partir de ese momento creí. Empecé a orar y a dirigir mis pasos hacia el Señor. [ ] Cuando el Señor se apodera de un alma. un llamado de auxilio: “Dios mío”. papá. Es imposible. debido a ciertas cosas de familia que me habían sido reveladas. Fue en mi celda. Todavía me acuerdo de mis poderosos argumentos intelectuales que había recogido un poco por doquier. estas líneas no serán en vano. es una manera Alpha 9 – La acción del Espíritu Santo en nosotros 3 . seguía siendo un ateo convencido e incluso por diversión intentaba convertir a mi abogado a la negación de toda vida del espíritu fuera del cuerpo. con una voluntad sostenida por gracias todopoderosas. “Y ustedes no recibieron un espíritu que de nuevo los esclavice al miedo. [ ] Tengo que contarte cómo encontré a Cristo. y que me parecían irrefutables. calor y luz. Todo me parecía facilidad. Pese a todas las catástrofes que habían caído sobre mi cabeza. Es una impresión de fuerza infinita y de suavidad que no podría uno soportar mucho tiempo. no lo hace parcamente sino con la profusión de un gran señor. demasiado fuerte para la envoltura que lo recibe. [ ] Ahora bien. hace ya casi tres años. e instantáneamente.amarte un solo instante. olvidarla jamás. con una rara intensidad. Este término Abba. el Espíritu del Señor se apoderó de mí y me agarró por la garganta.

también tendremos parte con Él en su gloria” (Romanos 8. duque de Valentinois. a quien le prometí mencionarlo en mi testamento. Y a mi cuñado. Tenía esta intimidad con el Padre y llegó a morir en la cruz para que nosotros también pudiéramos llamar a Dios “Papá”. Estefanía y Carolina lo llamaban “papá”. Él quiere que sepamos. 17). Pero me imagino que sus hijos Alberto. En la ley romana un hijo adoptivo tomaba el nombre de su padre y heredaba sus bienes. Cuando recibió al Espíritu Santo. 16). pero no es nada en comparación con la herencia que nos espera. Es una pena dejar escapar una herencia. Tenemos el privilegio de una relación de un hijo con su padre. Como hijos de Dios somos herederos. barón de Saint-Lô. John Wesley. Pablo agrega: “ pues si ahora sufrimos con Él. En el notario se lee la última voluntad del difunto: “A mi esposa Susana le dejo la mitad de mis bienes.” El Espíritu nos permite experimentarlo: “El Espíritu mismo le asegura a nuestro espíritu que somos hijos de Dios. de la misma forma. le envío un saludo: ‘¿Qué tal. conde de Ferrette. dijo: “Cambié la fe de un servidor por la de un hijo. en lo profundo de nuestro ser. La diferencia es que heredamos en el momento de nuestra propia muerte. 17). que somos hijos de Dios. Los cristianos se identifican con Cristo y esto nos puede poner en una posición de crítica. Pepe. barón de Calvinet. conde de Carladès. Cuando murió el príncipe Rainiero la prensa recordó algunos de sus títulos: príncipe Soberano de Mónaco. príncipe de Château-Porcien. Así como mi esposa y yo deseamos que nuestros hijos conozcan y sientan el amor que tenemos por ellos. “ Y si somos hijos.” (Romanos 8.propia de Jesús de dirigirse a Dios. Alpha 9 – La acción del Espíritu Santo en nosotros 4 . duque de Mazarin. señor de Saint-Rémy. A cada uno de mis tres hijos les dejo la tercera parte de la mitad restante. herederos de Dios y coherederos con Cristo” (Romanos 8. fundador del metodismo. marqués de Chilly. señor de Issenheim. cómo te va?’” Nos llena de paz sabernos hijos o hijas de Dios. duque de Mayenne. de Than y de Rosemont. señor de Matignon. Dios quiere que estemos seguros de su amor y de los lazos que nos unen a Él. de Belfort. somos herederos.

al morir en la cruz. lo que realmente importa es orar en el Espíritu Santo ya que sin su ayuda la oración se vuelve apagada y monótona. El Espíritu Santo nos ayuda. tenemos acceso al Padre por un mismo Espíritu” (Efesios 2. pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos que no pueden expresarse con palabras” (Romanos 8. Lo que importa no es tanto el lugar donde oramos. En el Espíritu. que es el Espíritu de sabiduría y de conocimiento. El Espíritu Santo nos pone en presencia del Padre “ Pues por medio de Él. la posición en la que oramos o si usamos o no algunas formas establecidas de oración. 18). pero la verdadera comprensión no viene más que con la fe y la recepción del Espíritu Santo. tenemos acceso a la presencia del Padre. ¡Al orar no tenemos necesidad de gesticular para atraer su atención! El Espíritu Santo nos ayuda a orar “ Asimismo. Vemos con bastante claridad para dar el primer paso. Lo importante es comprenderla con el corazón. de nuevas relaciones. No sabemos qué pedir. Alpha 9 – La acción del Espíritu Santo en nosotros 5 . Esto no es posible si no me dejo tocar por la palabra y digo: “Esto es dicho hoy para mí y yo quiero ponerlo en práctica”. la presencia de Dios se apodera de nosotros y orar se convierte entonces en la actividad más importante de nuestra vida. A través de Jesús. por el Espíritu Santo.II. llena el abismo que nos separaba del Padre. El Espíritu Santo da la inteligencia de la fe El Espíritu nos ayuda a comprender lo que Dios dice. 26). Jesús. sobre todo a través de la Biblia. en nuestra debilidad el Espíritu acude a ayudarnos. ¿CÓMO DESARROLLAR ESTA RELACIÓN? El nacimiento es el comienzo de una nueva vida. Nuestra relación con Dios se profundiza a medida que pasamos más tiempo con Él. El Espíritu Santo nos da acceso inmediato a la presencia del Padre.

la melancolía. doctor de la Iglesia]. pues solos no somos capaces. Es una verdadera resurrección. La resurrección no se nos ofrece solamente al final de los tiempos. 22-23). León el Grande. humildad y dominio propio. lo expresaba de la siguiente manera frente a un grupo de animadores del curso Alpha: “Hay dos resurrecciones: una resurrección del cuerpo que tendrá lugar el último día. predicador del papa desde hace más de veinticinco años. “el aire de familia” que el Espíritu va a desarrollar en nosotros: “En cambio. alegría. sino que es para hoy. ¿Qué es la resurrección del corazón? Nuestro corazón puede estar muerto. Dependemos completamente de Él. El Espíritu Santo mantiene viva esta relación. como encerrado en una tumba. paciencia. la ausencia de alegría se han apoderado de él. A veces uno se pregunta con inquietud: “¿Seré capaz de perseverar en la vida cristiana?” Esta inquietud es legítima. III. [ ] Leo con regularidad el periódico de Alpha News y he encontrado en él muchas historias que son exactamente lo que quiero decir con Alpha 9 – La acción del Espíritu Santo en nosotros 6 . Es una forma de muerte. El padre Cantalamessa. el fruto del Espíritu es amor. La resurrección de Jesús sigue operando hoy día. No es que nos volvamos perfectos de un día para otro.” (Gálatas 5.El Espíritu Santo nos da la perseverancia en la relación El Espíritu Santo nos da la perseverancia en esta relación con el Padre. sino que progresivamente un cambio profundo se opera en nosotros. amabilidad. fidelidad. cada día. UN AIRE DE FAMILIA Siempre me maravilla ver que los hijos se parecen tanto a ambos padres. paz. También vemos en ciertas parejas que el hombre y la mujer acaban pareciéndose después de muchos años de vida en común. siendo que éstos pueden ser tan diferentes físicamente. su Espíritu nos transforma. Pablo describe los “rasgos de carácter”. en todo momento. y una resurrección del corazón que debe producirse cada día [cf. Cuando pasamos tiempo en presencia de Dios. No hay ley que condene estas cosas. desde ahora. cuando ya no hay esperanza y el desaliento. bondad.

” IV. hace que los temores se evaporen. la alegría. El amor. estoy lleno de fuerza y tengo el espíritu claro. Rezo.” Una interrupción publicitaria: si quieren leer algunos testimonios del curso Alpha. la paz los encontramos en las últimas líneas de Jacques Fesch. qué extraordinaria lucidez de espíritu! Me siento ligero. Voy a rezar de rodillas. suavemente. pero obviamente no puedo. Éste es el final del diario. LA UNIDAD EN LA FAMILIA Cuando aceptamos a Cristo y nos volvemos hijos e hijas de Dios. dándome una paz que no es de este mundo. No estoy solo. después volveré a descansar un poco Ya recé. pueden visitar alphalatinoamerica. ¡Qué difícil es morir! Pienso en los que piensan en mí en este momento y su pensamiento me hace bien. y quedan profundamente arraigadas en nosotros. El deseo de Dios. ya no dependen de las circunstancias. es que la unidad reine en su familia. esperando poder guardar la lucidez de espíritu hasta el final. ligero. ¡Sólo me quedan cinco horas de vida! ¡En cinco horas veré a Jesús! Qué bueno es nuestro Señor. reaviva la esperanza.7). Esta paz y esta alegría proceden del Espíritu Santo. Hubiera querido dormir un poco. como el de cualquier padre. escrito en las últimas horas de la última noche: “Espero Las horas transcurren lentamente. Sin embargo.org. Recibimos así una nueva capacidad de amar. El 30 de septiembre su abogado viene a advertirle que la ejecución tendrá lugar al día siguiente hacia las cuatro de la mañana. Ya me atrae hacia Él. Una profunda paz en medio de preocupaciones y angustias. a quién mencionábamos casi al comienzo. De repente la imaginación trabaja y me veo obligado a cuidar de que no me lleve demasiado lejos. ¡Qué paz. La manifestación de este renacimiento es una inexpresable alegría que invade nuestro ser.resurrección del corazón. y por el momento todo temor ha desaparecido. y a cada campanada pienso ‘solo me quedan x horas de vida’. Jesús oró por la unidad de sus Alpha 9 – La acción del Espíritu Santo en nosotros 7 . nos convertimos en miembros de una inmensa familia. ni siquiera se espera a la eternidad para recompensar a sus elegidos. una “paz que sobrepasa el entendimiento” (Filipenses 4. mi Dios está conmigo.

su sensibilidad. un solo Dios y Padre de todos. sus orígenes.discípulos: “Que sean uno” (Juan 17). que también se llaman carismas. enseñar. y existe la necesidad urgente de que estos dones se ejerzan en el seno de la Alpha 9 – La acción del Espíritu Santo en nosotros 8 . evangelizar. El Espíritu Santo nos da también dones espirituales.” (Efesios 4. una sola fe. de edades. Estos dones espirituales no son una recompensa por nuestros méritos. Formar parte de esta inmensa familia es un privilegio extraordinario. Pablo instó: “ Esfuércense por mantener la unidad del Espíritu mediante el vínculo de la paz. ya que Dios ofrece a su pueblo una variedad infinita de dones. los evangelistas. que está sobre todos y por medio de todos y en todos. El mismo Espíritu mora en todo cristiano. Las divisiones en la Iglesia no tienen sentido porque “ Hay un solo cuerpo y un solo Espíritu. compadecer. un solo bautismo. un solo Señor. de orígenes. Una de las más grandes alegrías del que se convierte a Cristo es experimentar esta unidad. V. Simplemente observen la diversidad en este salón: de culturas. El mismo Espíritu Santo mora en los católicos. los protestantes. El mismo Espíritu mora en los cristianos del mundo entero. También hay diversidad de dones personales. Abrirnos al Espíritu de Dios y poner nuestra fe en Jesús nos hace hermanos y hermanas. así como también fueron llamados a una sola esperanza. DONES PARA CADA UNO DE SUS HIJOS Esta familia es tan diversificada como unida. 4-6). 3). Las relaciones en la familia cristiana son de una intimidad y de una profundidad que nunca he encontrado en ninguna otra parte. ” (Efesios 4. ser pastores La lista no es exhaustiva. alentar. En Cristo cada quien recibe dones. Pablo nos dice: “Aspiren a recibir dones espirituales” Los dones existen para todos los cristianos. El Nuevo Testamento menciona una multitud de dones: servir. los anglicanos. sino que nos son dados para que estemos más cerca de Dios y ayudemos a construir el cuerpo de Cristo. cualquiera que sea su confesión. su color. El mismo Espíritu Santo hace su morada en todo hijo de Dios y su deseo es que estemos unidos. los pentecostales. dirigir. contribuir cuando los demás están necesitados.

naturalmente. eso deja 466 para realizar todo el trabajo. Contestó con sencillez: estoy en el bosque de Boloña. Son siempre los mismos los que realizan el trabajo. 15 viven demasiado lejos para venir con regularidad. Pero 80 son jóvenes que van a la escuela o a la universidad. por primera vez en años. Pero 150 se ocupan de sus hijos. eso deja 386 para hacer todo el trabajo. Todos se quedaron helados Al final de la velada les dijo: “Ustedes y yo no tenemos mucho en común. con un amigo. un colega de trabajo. la parroquia es rica. asisten ejecutivos de alto nivel y personas que ejercen profesiones liberales. eso deja 236 para hacer todo el trabajo. Se ha comparado a la Iglesia con un partido de futbol: ¡22 mil personas que necesitan hacer ejercicio mirando a 22 personas que más bien necesitarían un descanso! Alguien le escribe a su pastor: “Señor Pastor: hay 566 personas en nuestra parroquia. 150 de ellas trabajan todo el tiempo y están cansadas. 100 de ellas están achacosas o son ancianas. eso deja 71 para hacer todo el trabajo. Una de las principales dificultades de la iglesia hoy es la enorme proporción de talentos inutilizados. En un curso Alpha en París. 69 ya han hecho más allá de su parte por la parroquia. un joven llega a la tercera semana. LA FAMILIA CRECE La sexta cosa que el Espíritu aporta es una familia que crece. La siguiente semana vino con otro más. En tiempo normal hasta nos habríamos evitado. eso deja 86 para hacer todo el trabajo. me sentí como en familia. Sociológicamente. Nueve en total en el curso familia entre ustedes”. ¿Puedo regresar la próxima semana?” Le dijeron que sí.Iglesia. después con otro y con otro. V. perfumado. Y yo estoy agotado. “Me sentí como en Alpha 9 – La acción del Espíritu Santo en nosotros 9 . Pero esta noche. chamarra de cuero. Así que ¡buena suerte!” La Iglesia es el lugar por excelencia donde los dones de cada uno deben ser ejercidos para todos. y sólo quedamos usted y yo. Regresó. soy uno de los muchachos que se prostituyen ahí. Ése es el trabajo del Espíritu Santo. Durante la cena una señora le preguntó a qué se dedicaba. Les pareció que el joven era diferente: pantalones ajustados.

seamos honestos con Él. ¡hablarle a alguien de Jesús! Cuando experimentamos al Espíritu de Dios nos dan ganas de decírselo a otras personas. como Nietzsche: “Creeré en Dios cuando los cristianos tengan cara de resucitados. Jesús dice: “ recibirán poder y serán mis testigos tanto en Jerusalén como en toda Judea y Samaria. Esta invitación es para cada uno de nosotros.” (Apocalipsis 22. ¡Pero dame sed de ti!” Y Dios se las dará y apagaré su sed con el don gratuito del agua de la Vida. y el que escuche diga: «¡Ven!» El que tenga sed. y hasta los confines de la tierra” (Hechos 1. yo tengo esa sed. tome gratuitamente del agua de la vida.” ¿Cómo se hace esto? Iniciamos con el primer versículo de la Biblia. Yo sé que este pensamiento le asusta a muchos.” Vengan y reciban. 8). Alpha 9 – La acción del Espíritu Santo en nosotros 10 . Por eso Pablo escribió: “Estén continuamente llenos del Espíritu Santo. reciban el don gratuito del agua de la Vida.Es natural que una familia crezca. Es una invitación del Espíritu Santo y de Jesús: “ El Espíritu y la novia dicen: «¡Ven!». Terminemos con la última página de la Biblia. No tengo esa sed.” Dios nos toma ahí donde estamos. 1. El Espíritu Santo nos da la fuerza y la capacidad de hablarles a los demás. O tal vez se digan: “Todavía no llego a eso. los invito a que le digan a Jesús: “Señor.” Así es como la familia crece. yo no tengo esa sed. La familia de los cristianos está hecha para crecer sin cesar y atraer a nuevos miembros.” Habrá quien se diga: “Es para mí. ¡el tener que decir que son cristianos! O peor aún. 17. “Vengan. y el que quiera. Génesis 1. Apocalipsis 22. que a su vez reciban la fuerza del Espíritu Santo y transmitan en su entorno la buena nueva de Jesús. pero no todo cristiano le deja la libertad de trabajar en él. Si es el caso de alguno de los presentes. Cuando experimentamos la resurrección del corazón nos convertimos en testimonio para muchas personas que piensan. 17). ese deseo. CONCLUSIÓN Y LLAMADO El Espíritu Santo vive en todo cristiano. venga.

Oremos Padre. te pido que nos des esta sed a cada uno de nosotros y que vengas a apagarla con el don gratuito del agua de la Vida. En el nombre de Jesús. oro por cada uno de los que escuchan esta enseñanza. Otros sienten que todavía no llegan a eso. amén. Algunos tienen sed de tu Espíritu. Alpha 9 – La acción del Espíritu Santo en nosotros 11 . Señor. y te pido que sacies su sed. Señor. gracias por las cosas maravillosas que tu Espíritu Santo aporta a nuestra vida.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful