You are on page 1of 4

LOS NIVELES DE CONCIENCIA

“Vivir lo que somos” E. Martínez Lozano

Los niveles básicos de conciencia que la humanidad ha recorrido podrían agruparse en estas categorías: arcaico, mágico, mítico y racional. Cada vez se hace más presente el estadio integral y podríamos estar ante el umbral, apenas incipiente, de los niveles transpersonales. Diré una palabra sobre cada uno de ellos, con el ob eto de que se comprenda me or la re!le"i#n sobre la cuesti#n de Dios. • Nivel ar ai o $hasta %&&.&&& a.C.': (l hombre primordial vivía en un estado de conciencia más animal que humano, sin conciencia de un )yo* separado, preocupado +nicamente por la lucha, la supervivencia y la b+squeda de alimento. ,in haber desarrollado la capacidad mental de )ver*, su cone"i#n con la naturaleza era parte de la e"periencia sensorialemocional inmediata. ,u mundo eran las sensaciones y el instinto. • Nivel m!"i o $%&&.&&& . /&.&&& a.C.': (l concepto de tiempo se e"pande más allá del presente inmediato, pero no mucho más, en una especie de )presente e"pandido*. ,u estado de conciencia se halla inmerso en lo !ísico.emocional, se dedica a la caza, y recurre a la magia en busca de apoyo0 al mismo tiempo, se torna s+bitamente consciente de su mortalidad. (s el nivel propio de las culturas tribales, con una organizaci#n social de parentesco. (n religi#n, predomina el animismo. (l cielo, el trueno y otros !en#menos están )vivos*, y se pueden controlar en bene!icio propio a través de palabras y ceremonias mágicas, a partir de la creencia de que el nombre da poder sobre lo nombrado. • Nivel míti o $/&.&&& 1 1.500 a.C.): ,urgi# en el 2eolítico y supuso un paso gigantesco: se produce una cierta organizaci#n social, empieza a desarrollarse la agricultura, aparece la escritura, se enriquece el lengua e, la religi#n asume una !orma di!erente0 lo más decisivo es que las personas empiezan a vivir en grupos y las historias a transmitirse de una generaci#n a otra en !orma de mitos. Con su desarrollo, aparecerán las grandes religiones y los grandes imperios. Caracterizados por un !uerte sentimiento de pertenencia y, en consecuencia, por un rígido etnocentrismo, son incapaces de pensar )globalmente*. La tolerancia, en este nivel de conciencia, lo mismo que la aceptaci#n de la diversidad, es imposible: seria sin#nimo de traici#n a su Dios y a su pueblo0 sería, en +ltima instancia, una amenaza para su sentido del yo, un yo que está asentado ustamente en su percepci#n mítica de pertenencia. Las grandes religiones todavía hoy se e"presan mayoritariamente en este nivel. (l creyente mítico e"cluye de la salvaci#n a los que no se adhieren a su !e, de donde nace la imperiosa misi#n de convertir a todos a la )religi#n verdadera*, por el propio bien de ellos.

el ego llega a verse como la +nica y suprema realidad. De ahí. . Liberado de la magia y del mito. sino.corporal-emocional. caracterizado por la intuici#n más que por el pensamiento re!le"ivo. el yo. el ni5o $y nuestros antepasados' se identi!icaron con el yo. (n cualquier caso. emergido un concepto lineal del tiempo y una sensaci#n de historia. vacía. en primer plano.dual.dual'. (sto e"plica las )disonancias* y el rechazo instintivo que suelen provocar por parte de los sectores situados en él: una persona que se mueve en un nivel de conciencia racional no puede sintonizar. es el nivel que caracteriza al adulto medio de la sociedad actual. • Nivel inte"ral$ (s el más elevado de los niveles mentales. al que podemos llamar )yo permanente*.racional como si él !uera nuestra verdadera identidad. emerge siempre una )nueva identidad*. de un modo más amplio. no. La realidad se nos revela 1de un modo sorprendentemente di!erente a la percepci#n habitual1.. 4l hacer así. espiritualidad planetaria. dinámica. comenzarnos a superar a la propia mente: nos hacemos conscientes de nuestra consciencia. De amos de identi!icar al yo con la mente racional y lo comenzarnos a identi!icar con algo que trasciende al cuerpo. que siguen ancladas en el nivel mítico anterior. sutil. • Niveles trans%ersonales &o transmentales ' transe"oi os($ 4unque a lo largo de la historia de la humanidad han e"istido hombres y mu eres que han e"perimentado estos niveles de conciencia. acausal.. Del mismo modo que un adulto no puede ver el mundo como lo ve y lo e"presa el ni5o. como no. el yo. sino que me limito a resumir lo más característico de modo general.mítico0 al e"pandirse la conciencia. (l yo es capaz de identi!icarse con la mente abstracta. deberíamos ser l+cidos para no a!errarnos al yo. comprender principios y a!irmaciones generales. superando las ideologías rígidas.C. por la unidad más que por el individualismo. paci!ismo. o me or. 9 esto no es cuesti#n de buena o mala !e :como alguien situado en el nivel mítico estaría tentado de pensar:. apertura universalista. con e"cepci#n.mágico. nos encontraríamos hoy ante este umbral. nos vamos despegando más de la personalidad espaciotemporal. brota la capacidad para pensar desde di!erentes perspectivas.• Nivel ra ional#mental $que 3ilber llama también egoico): 4parece entre el segundo y el primer milenio a. De ese modo. en cuanto . en gran medida. parad# ica. interconectada. 78666'. a las emociones. en absoluto. surgen también el interés y la preocupaci#n por otras personas. colectivamente. aunque se irá desarrollando en !ases sucesivas. Con ello. de!ensa de los débiles. con una imagen de Dios propia del nivel mágico o del nivel mítico. causal. da la impresi#n de que. todas las cuestiones globales: ecología. de nuestra racionalidad y eso permite que podamos ver la mente y el pensamiento como objetos.e empiezan a superar las barreras de lo mental y de lo individual. en las di!erentes instituciones... 4gudizado a partir de la 6lustraci#n $s. sistemas alternativos. desde una perspectiva global. Lo que antes era )su eto*. 4ntes de él. 9a al !inal del nivel anterior $integral'. sencillamente de nivel o grado de desarrollo de la conciencia. y se caracteriza por la aparici#n en escena del ego y del pensamiento abstracto. a la mente: el testigo interior que las observa. nos situamos )más allá* de la mente.. 2o me entretengo en especi!icar los distintos niveles transpersonales de que habla 3ilber $psíquico. en un estado de conciencia e"pandido. de las iglesias. 4parecen así. (ntra5a la capacidad de pensar de manera abstracta.

<uizás se comprenda me or con un ejemplo. La persona no se identi!ica como )yo*.. Con ello. aunque tuvieran que e"presarla en categorías propias de su propio paradigma cultural. más allá de todo dualismo $típico del nivel mítico e incluso racional'.quién está percibiendo al )yo*=. 9 esa oraci#n será )e!icaz*. porque empieza a intuir que la realidad se mane a por leyes aut#nomas. el yo. @ero eso no es un dogma de !e0 es sólo una !ormulaci#n típica de ese estado de conciencia. pero no se dirige al dios e"terior de la conciencia mágica o mítica. Lo +nico que ocurre es que las !ormulaciones de las grandes religiones se produ eron en el nivel mítico. por tanto. (n niveles transpersonales de conciencia. en el nivel mítico. al mismo tiempo. el yo. entre A y /% a5os. .en muchos casos. (n un nivel racional. e incluso en el integral.mental queda trascendido $e integrado' en )aquél* que observa. lo cual e"plica que las personas religiosas se hayan identi!icado tanto con ellas. al poder observar la mente. de percibir la realidad y de e"presarla. 9.. no hacen sino permanecer en la ignorancia y autoe"cluirse de la historia de la evoluci#n de la conciencia. 2o se trata. puede pensar en Dios como un . porque nada nos haría estar más en unidad con Dios y con las personas por las que oramos. al !inal. en lo que se re!iere a organizaci#n y lengua e. hasta el punto de considerarlas )de!initivas*. a medida que permanezca en esa nueva identidad. pertenecer a la 6glesia implica .. . relacionado con una cuesti#n delicada para los creyentes: la oración de petición.* retroceder* a un nivel de conciencia mítico. 9. la iglesia permanece anclada. ni al dios )racionalizado*. la ceremonia bien hecha logrará provocar la lluvia $algo que. 6ncluso santa >eresa de Ces+s. el creyente )racionalizará* su petici#n y dirá someterse a la voluntad de Dios.anhelando. en la que la Conciencia va desvelando su Bostro.como suelen gritar los creyentes míticos. . puede concedérnosla. el creyente piensa que la oraci#n por la lluvia puede mover el coraz#n de Dios que. .9 c#mo verá el >estigo a nuestro yo anterior= De un modo similar a como ve el yo a nuestro cuerpo. Con ello.<uién ve cuando )yo* miro=. al poder observar el cuerpo desde la mente. contenidos y e"presiones. sino que se ha dado otro paso decisivo en la marcha evolutiva de la humanidad. a "o #ue (s. todo lo que necesita. Del mismo modo que. el creyente sigue )pidiendo* . @ara el hombre que se encuentra en un nivel de conciencia m gico.empieza a ser observado. en nuestra cultura. @ero sigamos con nuestro e emplo. mayoritariamente.er bueno que hará milagros a su !avor. (n esas condiciones. nadie creerá. su conciencia se ampliará y se mani!estará el Testigo no-dual. la Conciencia ?nitaria. Cuando la mayoría de las personas e instituciones se mueven con soltura en un nivel de conciencia racional.corporal qued# trascendido $e integrado' en el yo. no se ha perdido la !e . sino como el >estigo. a la dimensi#n divina que e"perimenta no. de sentir. ni siquiera los más !ervientes religiosos'. no se ha perdido nada. sino de !ormas de vivir.separada. . al margen de intervencionismos e"tramundanos. sino. .<ué tiene que ver todo esto con la cuesti#n acerca de Dios= 4lgo tan decisivo que permite comprender la marginaci#n que actualmente está e"perimentado la 6glesia en el ámbito noroccidental. .mental. >odos los místicos han e"perimentado esa ?nidad en Dios.quién comprende cuando )yo* leo=.quién percibe que )yo* pienso=. de creer o no creer. el testigo interior. cuando escuchan !ormulaciones diversas a las suyas. imágenes de Dios y !ormulaciones doctrinales. Del mismo modo que el ni5o. deviene )ob eto*. inventará sistemas de regadío. siempre que se porte bien. porque (l sabe me or )lo que nos conviene*. (n el nivel m!tico.

permitirá avanzar en humanizaci#n y establecerá las condiciones que posibiliten la emergencia y mani!estaci#n creciente de la Eelleza amorosa y radiante del (spíritu. de los calle ones sin salida donde se encuentra el yo. *c es como si cayendo agua del cielo en un r!o o )uente. no +abr remedio de apartarse. o como si un arroyico pe&ue-o entra en la mar.omos-(s. se ve llevada por su propia e"periencia a reconocer la ?nidad. aun&ue entra dividida. la ?nidad <ue . . echando mano de imágenes atrevidas: $%igamos &ue sea la unión como si dos velas de cera se juntasen tan en e'tremo. o lo &ue cayó del cielo. adonde &ueda +ec+o todo agua. como si en una pie(a estuviesen dos ventanas por donde entrase gran lu(.#lo esa nueva conciencia dará respuesta al anhelo humano. se +ace todo una lu(/. &ue toda la lu( )uese una. nos liberará de la agotada prisi#n egoica.D' . en su obra de madurez. &ue no podr n ya dividir ni apartar cu l es el agua del r!o..e emplo de oraci#n relacional y a!ectiva.. 01 2oradas %. .