PANORAMA ECONÓMICO Y SOCIAL

SINTESIS PANORAMA REGIONAL 1990 – 2005

La región se extiende entre los 34º41' y 36º33' de latitud Sur. Limita al Norte con la región del Libertador General Bernardo O’Higgins, al Sur con la región del Bío-Bío, al Oeste con el Océano Pacífico y al Este con el límite internacional de la república de Argentina. La superficie regional es de 30.469,1 km2, que representa el 4.0% de la superficie Nacional, excluyendo el territorio Chileno Antártico. Esta región presenta los cinco relieves tradicionales del país con un clima mediterráneo cálido y subhumedo el que permite la existencia de vegetación nativa y el desarrollo de plantaciones artificiales. Su hidrografía esta compuesto por dos sistemas de importancia. Esta región es una de las más características respecto de las costumbres y tradiciones propias del campo de nuestro país. En sus territorios rurales aun es posible encontrar las manifestaciones populares que forman parte del legado cultural nacional, lo que asociado con una agricultura de tipo tradicional aun en muchos sectores, conforman la imagen del Maule. Su capital regional es la ciudad de Talca, principal núcleo urbano. La población se distribuye principalmente en la depresión intermedia, lo que permite la existencia de numerosos poblados pequeños en las zonas rurales En los 15 años transcurridos entre 1990 y 2005, la Región del Maule presentó una tasa de crecimiento de la población de 1,06%. Esta disminuida tasa es indicativa de que la población regional ha sufrido una sucesión de cambios en las tasas de mortalidad, y en especial, en las de natalidad, afectando el volumen y la composición por edades de la población. De acuerdo a las proyecciones y estimaciones de la población, basadas en el Censo 2002, la tasa de crecimiento proyectada para el período 2005-2010 es de 0,82 por mil personas promedio anual, con una tasa de mortalidad bruta de 6,14 por mil y una tasa global de fecundidad equivalente a 1.9 hijos por mujer promedio. De acuerdo al censo 2002, la población regional fue de 908.097 personas, de continuar las tendencias observadas, la población para el año 2010 será de 1.007.831 y para el 2020 de 1.083.275. En el Índice de Vejez se ven reflejados los cambios experimentados en la población regional, hacia un claro y acelerado envejecimiento de su población, es así que en el año 1992 se registran 32.78 adultos mayores por cada cien menores de 15 años, en tanto se proyecta para el año 2020 este índice pase a 91,9 adultos mayores, o sea casi el triple de lo registrado en el año 1992. De seguir esta proyección el
Página 2 de 26

índice llegaría a valores cercanos a 100, es decir, el número de menores de 15 y el de adultos mayores sería muy similar. El Índice Juvenil se comporta a la inversa del Índice de Vejez, por lo que no es de extrañar que su evolución sea decreciente en el tiempo. En relación a la evolución en la tasa de pobreza al analizar la Encuesta CASEN, se concluye que durante toda la década pasada la Región del Maule presentó niveles de pobreza muy superiores al promedio nacional. En efecto en 1990 la región existían 344.640 pobres, de los cuales 121.156 vivían en condiciones de indigencia. En términos porcentuales, esto significaba que la población pobre alcanzaba al 42,76% de los habitantes de la región y de esos los indigentes correspondían al 15.03% de la población regional; al observar la evolución que ha seguido la pobreza y la indigencia, a lo largo de estos trece años, se observa que disminuyó en 37,3% la población en situación de pobreza y en 56,7% la pobreza indigente. Los pobres al inicio del período representaban el 42,76% de la población total y en 2003 bajaron a 23,09%. Esto significó que 128.568 personas dejaron la condición de pobreza. De acuerdo a los últimos resultados Casen 2003 la región del Maule mantienen una distribución del ingreso altamente desigual, es así como el 20% de los hogares más ricos percibe el 53,5% de los ingresos autónomos, en tanto el primer quintil solamente obtiene el 4,5% de éstos, en otras palabras, el quintil más rico obtiene 12 veces la participación 20% de los hogares más pobres de la región. Esta situación no dista mucho de la presentada en el año 1990, donde el quintil más rico era 15,2 veces la participación del quintil más pobre. En lo referente al Capital Humano, variable muy unida al ámbito educacional si consideramos la medición de este indicador como los años medios de escolaridad de la población de 15 años y más. De acuerdo a los resultados del Censo de Población y Vivienda año 1992, la fuerza de trabajo regional representaba el 6,14% de la fuerza laboral del país, en tanto en la información censal 2002 este porcentaje disminuyó levemente en 0,45 puntos porcentuales, alcanzando un 5,69%. Es posible afirmar que para el año 1992 la región alcanzaba un capital humano de 7,88 años cifra que se incrementa a 9,27 años en el resultado censal del año 2002 (aumento de 1,39 años de estudio). Es importante señalar que la región en ambos censos presenta años medios de estudios inferiores a la escolaridad media observada en el ámbito nacional, la relación entre el capital humano de la región y el país pasa de 0,84 en el censo 1992 a 0,87 en el año 2002, disminuyendo levemente la brecha con las cifras a nivel nacional. El Índice Global de Competitividad Regional sitúa a la VII Región del Maule en la penúltima posición del ranking, superando sólo a la Región de la Araucanía. Los desfavorables resultados obtenidos por la Región se explican porque en seis de los siete factores se encuentra significativamente bajo el promedio nacional, con porcentajes que fluctúan entre un 43,4%, para el caso de Innovación, Ciencia y Tecnología y un 13,7%, en el caso de Gobierno. Sólo en el factor Recursos Naturales, el valor del respectivo subíndice esta un 33,6% sobre la media del país. En este sentido, los desafíos regionales en la línea de elevar sus niveles de competitividad cruzan prácticamente todos los ámbitos considerados. El flujo anual de los recursos financieros aportados por la Región del Maule al Producto Interno Bruto Total Regionalizado y desagregado por clase de actividad económica durante el período 1990 – 2003, experimentó un crecimiento neto de recursos de MM$ 661.684, en moneda de 1996. Estos recursos representaron un incremento real global de 198,5% y una tasa promedio anual de crecimiento de 5,41%. la región ha mantenido su importancia relativa respecto al PIB Total Regionalizado, siendo su peso relativo en 19601 de 3,80%, 3,57% en 1990 y de 3,79% en 2003. En el período 1990 – 2005 la Región del Maule generó 44,9 (miles de personas) nuevos puestos laborales, con un crecimiento global del 15,6%, lo que significó crecer a una tasa promedio anual de 0,97%. Así mismo, al comparar estas tasas de crecimiento global y promedio con lo registrado en el ámbito nacional, se
1

Publicación “Empalme Series de PIB Regionales 1960-2001, base 1996”, División de Planificación Regional-Mideplan Página 3 de 26

concluye que la región presentó un rezago, claramente perceptible entre los años 96 al 2002, en su capacidad de incrementar la ocupación, en comparación con el país. Los montos exportados por la región van desde MUS$ 154,8 exportados en 1990 a MUS$ 894,98 del año 2004. Comparando estas cifras con los montos exportados en el país en los años límites del período, la región presenta una participación del 1,82% y 2.90%, respectivamente, lo que se traduce en un aumento de 1,08 puntos porcentuales en la participación del total exportado por el país en el período 1990-2004. En relación con la tasa de variación en el período 1990-2004 la Región del Maule mostró un crecimiento del 478,1% a un promedio anual de 13,4% que en comparación con el país muestra una diferencia positiva de 3,76 puntos porcentuales. Los principales productos de la canasta exportadora de la Región del Maule son Fruta y Celulosa, las que han tendido a mantener su importancia en la canasta exportadora regional. A lo largo del período 1990-2004 la inversión materializada en el país ha representado un paso hacia adelante en términos de la generación de una estructura básica de infraestructura de transporte, servicios sociales y servicios públicos, que cubren los déficit más agudos. . El flujo anual de los recursos financieros materializados en regiones durante el período 1990-2004 experimentó un crecimiento significativo, del orden de MM$ 1.124.039 en moneda de diciembre de 2004. Estos recursos representaron un incremento real global de 208,66% y una tasa promedio anual de crecimiento de 8,38%. La región esta levemente bajo los promedios nacionales, con un incremento global del 161.57% y una tasa promedio anual de 7,11%, es decir, 1,27 puntos porcentuales bajo el nacional.

Página 4 de 26

POBLACIÓN Y DESARROLLO El proceso de desarrollo económico supone cambios en el nivel de vida de importantes sectores de la población y tiene incidencia en el comportamiento de las variables demográficas. Más que la influencia del desarrollo en general sobre la situación demográfica, los cambios demográficos más significativos están fuertemente asociados con la evolución de las condiciones de vida, la distribución del ingreso y las posibilidades ocupacionales. Así, las tendencias demográficas constituyen una expresión más de la realidad social. En el último decenio, los cambios demográficos se insertan en el denominado proceso de Transición Demográfica2, donde Chile se encuentra en una etapa avanzada del envejecimiento de su población. En los 15 años transcurridos entre 1990 y 2005, la Región del Maule presentó una tasa de crecimiento de 1,06%. Esta disminuida tasa es indicativa de que la población regional ha sufrido una sucesión de cambios en las tasas de mortalidad, y en especial, en las de natalidad, afectando el volumen y la composición por edades de la población. De acuerdo a las proyecciones y estimaciones de la población, basadas en el Censo 2002, la tasa de crecimiento proyectada para el período 2005-2010 es de 0,82 por mil personas promedio anual, con una tasa de mortalidad bruta de 6,14 por mil y una tasa global de fecundidad equivalente a 1.9 hijos por mujer promedio. De acuerdo al censo 2002, la población regional fue de 908.097 personas, de continuar las tendencias observadas, la población para el año 2010 será de 1.007.831 y para el 2020 de 1.083.275. Reducciones en la fecundidad como en mortalidad son factores que permiten explicar las tendencias del crecimiento y la evolución por estructura de edad. De acuerdo a datos provenientes de estadísticas vitales se detecta una baja en los nacimientos de 19.640 a 14.161 entre el período 1990-20033. Las tendencias en los últimos años han sido acompañadas de modificaciones en la estructura de fecundidad por edades, así entre 1992 y 2002 la fecundidad varía particularmente en los tramos etareos de 20 a 29 años, que son los de mayor fecundidad.
Evolución proyectada tasas natalidad y mortalidad (por mil habitantes)
16 14 12 10 8 6 4 2 0 20002005
Tasa bruta natalidad Estructuras relativas fecundidad por edad

30 25 % Fecundidad
1992 2002

20 15 10 5 0

15-19 20-24 25-29 30-34 35-39 40-44 45-49 Quinquenios

Tasa bruta mortalidad

Años

20052010

20102015

20152020

20202025

En la actualidad (2000-2005), la esperanza de vida al nacer en la región es de 76,33 años, siendo la proyectada para el período 2020-2025 de 78,63 años. Uno de los componentes más significativos de la misma es la Mortalidad Infantil, que según las estadísticas vitales en el año 1990 era de 15,9 por mil nacidos vivos para llegar en el año 2003 con 7,3 por mil nacidos vivos. En tanto en la mortalidad general se pasa de 6,8 por mil habitantes a 5,7 por mil en el período 1990-2003. La población regional en el 2002 se caracteriza por un ligero predominio femenino, los cuales alcanzan el

2

Se la describe como un proceso de larga duración que se desarrolla entre dos extremos, a saber: el primero muestra altas tasas de natalidad y de mortalidad, y como residuo, bajo crecimiento demográfico. El otro (al final) con niveles bajos de ambas tasas y un crecimiento también bajo. Sin embargo, entre ambas situaciones extremas, se producen otras dos: primero comienza el descenso de la mortalidad manteniéndose altas las tasas de natalidad y el crecimiento de la población aumenta. Luego, este disminuye cuando comienza el descenso de la natalidad y continúa bajando la mortalidad. 3 www.minsal.cl Página 5 de 26

Tasa

50,1% del total de la población, invirtiéndose las proporciones registradas en el año 1992, en el cual la población masculina daba cuenta del 50,3%. La distribución por grandes grupos de edad muestra que continúa el proceso gradual de envejecimiento de la población. Según censo 1992, los menores de 15 años representaban el 30,2%, cifra que en el 2002 fue de 26,5%, esperándose para el 2020 que sea el 19,8%. Las personas de 60 años y más aportaban un 9,91% en 1992, en tanto que en el 2002 representaron un 11,62% esperándose un valor del 18,27% para el año 2020.

Página 6 de 26

La composición por sexo y edades tiene importantes consecuencias económicas y sociales ya que son un factor determinante del porcentaje de habitantes que participan en la actividad económica, atienden el sistema educacional, requieren viviendas, asistencia médica, servicios de seguridad social, pensiones, etc. La estructura por edad de una población depende de las tendencias de los componentes del crecimiento (natalidad, mortalidad y migración), siendo los cambios en estas variables las que modifican la estructura de edades, cuya magnitud es diferente según la variable que se trate. En las pirámides que se presentan a continuación, se advierte el cambio paulatino y persistente en las estructuras de edades, percibiéndose un incremento en las edades adultas y una homogeneización de los tramos más jóvenes.

De continuar las tendencias observadas, la población menor de 15 años seguirá perdiendo representatividad y aumentará el porcentaje de adultos mayores, lo que llevara a que la población en edad de trabajar hacia el año 2020 representará un 67,6%. En base a la estructura por edades, es posible elaborar algunos indicadores de cálculo simple, pero que permiten visualizar su incidencia en la sociedad.

Página 7 de 26

El Índice de Dependencia4 permite aproximarse al conocimiento de la carga económica que soportaría la población potencialmente activa. Al descender la fecundidad y encontrarse la región inmersa en el proceso de envejecimiento demográfico de su población, el índice de dependencia tiende a disminuir de 58,8 personas en el año 1992 a 48,01 personas menores de 15 y de 65 y más años por cada 100 personas en edad potencialmente activa en el 2020.

Indices demográficos, 1992-2020 Dependencia Vejez Juvenil

75,1 60,0

92,0

58,8 Índices 53,2 43,3 32,8

46,3 43,9 36,5 28,8

45,8

46,0

26,1

24,8

2002 2010 2015 2020 En el Índice de Vejez5 se ven reflejados los Años 1992 cambios experimentados en la población regional, hacia un claro y acelerado envejecimiento de su población, es así que en el año 1992 se registran 32.78 adultos mayores por cada cien menores de 15 años, en tanto se proyecta para el año 2020 este índice pase a 91,95 adultos mayores, o sea casi el triple de lo registrado en el año 1992. De seguir esta proyección el índice llegaría a valores cercanos a 100, es decir, el número de menores de 15 y el de adultos mayores sería muy similar. El Índice Juvenil6 se comporta a la inversa del Índice de Vejez, por lo que no es de extrañar que su evolución sea decreciente en el tiempo.

PANORAMA SOCIAL La política social implementada en los años noventa otorgó un creciente predominio a programas de inversión social, tanto universales como focalizados, tendientes al mejoramiento de la infraestructura social y a aumentar la calidad, equidad y cobertura los servicios sociales (educación, salud, vivienda y previsión). Una importante innovación ha sido la aplicación de programas de carácter intersectorial, que se proponen actuar de manera integral; y el desarrollo de políticas orientadas hacia grupos sociales definidos como prioritarios, que por sus diferentes características tienen dificultades para participar en el proceso de desarrollo del país. A partir de 1990 se fortaleció sustancialmente la política social, reorientándola a mejorar la cobertura, 300 Maule calidad y equidad de los servicios sociales básicos y País priorizando los programas de inversión social por 250 sobre los asistenciales y, al mismo tiempo, aumentando los recursos destinados a la acción 200 pública social. Así, el Gasto Público Social de la Región 150 del Maule fluctúa entre $106.056 millones y $321.436 millones correspondientes a los años 1990 y 2004, 100 respectivamente lo que significa un crecimiento en el Años 90 91 92 93 94 95 96 97 98 99 00 01 02 03 04 período de 203.08%, con crecimiento promedio anual de 8.24% levemente superior a la tasa de crecimiento promedio anual del Gasto Social Regionalizado país, el cual ascendió a 7,83%.
350

Gasto Social Regional y País. Período 1990 - 2004

4 5 6

Pob.(Menores 15 + 65 y más años)/ Pob.(15-64)*100 Pob.(60 y más años)/ Pob.(0-14)*100 Pob.(0-14)/ Pob.(15 y más años)*100 Página 8 de 26

Número Índice

Estructura Porcentual del Gasto Social Regional, Período 1990 - 2004

OTROS SECT PREVISION SALUD EDUCACION VIVIENDA

9,4 9,4 28,5 19,7 21,5 21,7 8,9 11 31,3 1990 2004 38,3

Entre 1990 y 2004, aumentó el gasto público en todos los sectores sociales, observándose que gran parte de estos recursos se orientó al sector educación manteniendo una participación relativa promedio del total del gasto social regional de 31,3%, el sector salud con 19,7%. Los sectores de previsión y vivienda presentaron promedios relativos de 28,5% y 11,0%, respectivamente en tanto el sector otros
Gasto Social Regional Sectorial Período 1990 - 2004
Educación Salud Vivienda Previsión Otros

Años

0

5

10

15

20

25

30

35

40

45

50

500 450

mantiene su participación relativa del 11%. No obstante, es posible observar un cambio en la estructura sectorial, de acuerdo a las nuevas orientaciones de la política social, observándose principalmente un incremento en el sector educación.

Número Índice

400 350 300 250 200 150

El sector educación es el que presenta un mayor 100 Años 90 91 92 93 94 95 96 97 98 99 00 01 02 03 04 crecimiento en el período 1990-2004 con un 336% con una tasa promedio anual de 11.09%; en segundo lugar se encuentra el sector Otros con un 271,82% con una tasa promedio anual de crecimiento de 9,83%; en tercer lugar Vivienda con 203,06% con un promedio anual de 8,24%, enseguida Previsión con 177,27% con un crecimiento anual de 7,56% y finalmente el sector salud con 125,91% con un ritmo de crecimiento promedio anual de 5,99%. Los incrementos en el sector educacional se asocian a los logros alcanzados a partir de la década de los noventa. Se puede afirmar que la región ha tenido una evolución positiva en la cobertura educacional, la cual durante el período 1990-2003 presentó un comportamiento fluctuante con respecto a la cobertura nacional. En la enseñanza básica de una cobertura de 94,1% en 1990 pasó a un 99,3% en el año 2003, significando un discreto incremento durante el período, debido principalmente a que a comienzos de la década de los noventa ya presentaba este nivel una cobertura casi universal. En enseñanza media, se logra obtener un incremento de su cobertura de 70,6% a 90,4% (19,8 puntos porcentuales), para los mismos años, no obstante es imposible no acotar que los incrementos más sustantivos en este nivel educativo se ha logrado en el quintil más carenciado de la población, I quintil, obteniéndose un aumento de 27,9 puntos porcentuales entre los años 1990 y 2003, lo cual responde a los esfuerzos de los gobiernos de la concertación en incentivar la continuidad de los estudios de esta población joven, la cual tendía a desertar del sistema escolar formal en busca de ingresos para apoyar a superar la situación precaria en que vivía. Finalmente, en educación preescolar es donde claramente se han obtenido los principales logros, pasando de una cobertura de 16,5% en el año 1990 a 34% en el 2003 (17,5 puntos porcentuales), donde el principal beneficiado han sido los menores de los estratos más carenciados de la población, I quintil, es así que en el año 2003 el 33,2% de los preescolares de este quintil están beneficiados con educación preescolar, en contraste con el 12,8% que recibían este beneficio en 1990

Página 9 de 26

Cobertura educación preescolar. Años 1990-2003 39,4
33,2 34,0 31,0 25,0 (%) 17,7 12,8 12,0 22,6 16,5 35,7 34,0

Cobertura educación media.Años 1990-2003
87,0 89,0 65,2 88,3 65,5 94,4 82,5 70,6 99,4 89,3 90,4

(%)

59,1

1990 Quintiles I II III IV

2003 V Prom. Quintiles I II

1990

2003

III

IV

V

Prom.

Si bien es cierto se ha mejorado en el ámbito de las coberturas educacionales en la región, un tema no menor es la permanencia del niño o joven en el sistema educacional, por lo que la pregunta realizada 1990 I a menores de 24 años en la encuesta Casen con II III relación a su asistencia a un establecimiento IV educacional, presenta una realidad que no hay que V descuidar en la evaluación y formulación de Total programas y políticas del sector educacional. Tal es el 2003 I caso, que en el año 2003 un 34,9% de la población II menor de 24 años (142.408 personas) declaran no III IV asistir a establecimiento educacional alguno, cifra V menor a la obtenida en el año 1990 (50,3%), pero Total que sigue siendo preocupante ya que son los quintiles de menores ingresos donde se reflejan las mayores inasistencias.
Años Quintil de ingreso Asiste actualmente a algún establecimiento educacional Sí No Número % Número % 53.208 47,7 58.292 52,3 49.804 51,2 47.572 48,9 34.120 45,8 40.352 54,2 29.520 50,8 28.580 49,2 29.052 55,9 22.944 44,1 195.704 49,7 197.740 50,3 71.346 64,5 39.274 35,5 64.819 64,7 35.441 35,3 54.077 64,4 29.862 35,6 42.716 63,5 24.556 36,5 32.870 71,2 13.275 28,8 265.828 65,1 142.408 34,9

Por otro lado, si se quiere evaluar la calidad de la educación no se debe olvidar los resultados de la Prueba Simce7, la cual para 4º básico la región presenta entre los años 1999 y 2005 el incremento de 8 punto en lenguaje y de 7 puntos en comprensión del medio, en tanto en matemática presenta una disminución de 2 punto, sin embargo hay que mencionar que la región en todos los años de la medición ha obtenido puntajes promedios inferiores a la media nacional en todas las asignaturas evaluadas. Para el 8º básico las mediciones se han realizado para dos años 2000 y 2004 teniendo un comportamiento similar al señalado en 4º básico, es decir con incrementos en los puntajes promedios en todos los ramos evaluados, y además levemente inferiores al puntaje promedio obtenido en el país. En el caso de la evaluación a los 2º medios, la brecha entre los resultados regionales y nacionales se mantiene, bajando progresivamente los puntajes en Matemáticas, y subiendo en Castellano Finalmente un tema que es imposible no mencionar es lo referente al Capital Humano8, variable muy unida al ámbito educacional si consideramos la medición de este indicador como los años medios de escolaridad de la población de 15 años y más. De acuerdo a los resultados del Censo de Población y Vivienda año 1992, la fuerza de trabajo regional representaba el 6,14% de la fuerza laboral del país, en

7

El Simce tiene como objetivo principal evaluar periódicamente el logro de los OF-CMO (Objetivos Fundamentales Verticales y Contenidos Mínimos Obligatorios propios de cada nivel y de cada sector y subsector de aprendizaje) en el sistema escolar chileno. La información obtenida mediante las pruebas es particularmente relevante, ya que permite tomar decisiones en torno a las acciones y estrategias que se deben llevar a cabo para mejorar la calidad de la educación. 8 Estudio “Perfil del Capital Humano en el Territorio”, realizado por el Departamento de Competitividad Regional - Mideplan Página 10 de 26

tanto en la información censal 2002 este porcentaje disminuyó levemente en 0,45 puntos porcentuales, alcanzando un 5,69%.
Población Fuerza Laboral Región País Región País 283.804 4.622.018 334.641 5.877.149 Años medios de estudios Censo 1992 7,88 9,42 Censo 2002 9,27 10,65 Relación entre años medios de estudio regional y el país 0,84 0,87

Fuente: Estudio “Perfil del Capital Humano en el territorio”. Censos 1992 y 2002. Mideplan. Abril 2005.

Es posible afirmar que para el año 1992 la región alcanzaba un capital humano de 7,88 años cifra que se incrementa a 9,27 años en el resultado censal del año 2002 (aumento de 1,39 años de estudio). Es importante señalar que la región en ambos censos presenta años medios de estudios inferiores a la escolaridad media observada en el ámbito nacional, la relación entre el capital humano de la región y el país pasa de 0,84 en el censo 1992 a 0,87 en el año 2002, disminuyendo levemente la brecha con las cifrs a nivel nacional.

.
Página 11 de 26

Al observar el comportamiento del indicador regional en unidades territoriales más pequeñas (comunas), es posible ver lo heterogéneo de los resultados, así como las brechas provocadas en los resultados de ambos censos. Primero, se aprecia que tres comunas destacan en ambos censos por los resultados obtenidos (superiores a la media regional) siendo estas Talca, Curicó y Linares, que corresponden a las principales ciudades de la región. Segundo, todas las comunas de la región ven incrementada la escolaridad media de su población, como se aprecia al comparar los intervalos de rango en el mapa precedente. Finalmente, a pesar de los incrementos en los años de estudios en los resultados censales 2002, claramente aún persisten comunas muy por debajo de la media regional (9,27 años de estudio), situación que empeoraría drásticamente si consideramos que hoy día la exigencia es 12 años promedio de escolaridad. En relación a la evolución en la tasa de pobreza al analizar la Encuesta CASEN, se concluye que durante toda la década pasada la Región del Maule presentó niveles de pobreza muy superiores al promedio nacional. En efecto en 1990 la región existían 344.640 pobres, de los cuales 121.156 vivían en condiciones de indigencia. En términos porcentuales, esto significaba que la población pobre alcanzaba al 42,76% de los habitantes de la región y de esos los indigentes correspondían al 15.03% de la población regional. Cabe señalar, que a nivel nacional en 1990 la población en situación de pobreza bordeaba los 4 millones y 968 mil personas, lo que equivalía al 38,6% de la población total y la población en situación de indigencia representaba el 13,01% de la población nacional, es decir eran alrededor de un 1 millón 675 mil personas. Lo anterior y dado el gran esfuerzo realizado por el país en mejorar la focalización de sus políticas sociales, consiguió reducir en 41,5% la población en situación de pobreza y en mas de 56% la pobreza indigente a nivel país, en otras palabras 2 millones 63 mil personas han salido de la pobreza y 948 mil personas han logrado superar su condición crítica de indigencia.
(%)

Evolución población según línea de pobreza, período 1990-2003 Pob.no Ind. Indigente

27,73 26,86 26,9 23,08 22,33 18,69 17,49

15,03

12,88

12,58

9,48

6,93 98

6,62 00

5,61 03

Años 90

92

94

96

Evolución de los Hogares en Situación de Pobreza en la Región del Maule, 24,8 23,9 Período 1990 - 2003 23,7 20,4 19,2 15,39 14,93

12,4 9,9

11,0 8,2 5,9 5,54 4,77

Este esfuerzo país también se vio reflejado en la Séptima Región; al observar la evolución que ha seguido la pobreza y la indigencia, a lo largo de estos trece años, se observa que disminuyó en 37,3% la población en situación de pobreza y en 56,7% la pobreza indigente. Los pobres al inicio del período representaban el 42,76% de la población total y en 2003 bajaron a 23,09%. Esto significó que 128.568 personas dejaron la condición de pobreza.

(%)

Indigente Pobre no Años 90 92 94 96

98

00

03

Página 12 de 26

Consecuentemente con la disminución de la población en situación de pobreza, se da también la disminución de los hogares en esta misma condición social. Los hogares en situación de pobreza disminuyen de 75.596 en 1990 a 48.646 en 2003,. A partir del año 1994 año se nota una disminución progresiva, tanto en indigencia como en pobreza, producto de programas de reducción de pobreza mejor diseñados y mejor focalizados. Como en años anteriores, a nivel país la pobreza rural es mayor a la urbana. Sin embargo, entre 1990 y 2003 se aprecia una mayor disminución de la pobreza total en las zonas rurales que en las urbanas. En efecto, para el caso de la pobreza total (pobres indigentes y no indigentes) se experimenta una disminución de 18 puntos en la zona urbana y de 18,6 puntos en la zona rural. En las zonas urbanas de la Región del Maule se presenta un mayor porcentaje de población en situación de pobreza e indigencia, no obstante los principales logros se dan en el ámbito rural de la región situación no menor considerando el aislamiento de gran parte de la población
Población (miles) Nacional Pobreza Total 1990 2003 Zona Urbana 1990 2003 Zona Rural 1990 2003 Miles 4.968,3 2.905,4 4.118,2 2.498,4 850,1 406,9 % 38,6 18,7 38,6 18,5 38,8 20,0 Indigencia Miles 1.674,7 726,5 1.331,8 600,4 342,9 126,0 % 13,0 4,7 12,5 4,4 15,7 6,2 Pobreza Miles % 344.6 42.76 216.1 23.09 206.7 157.6 138.0 58.5 43.83 25.22 41.25 18.81 Maule Indigencia Miles % 121.2 15.03 52.4 5.61 71,1 38,3 50.1 14.2 15,1 6,1 14.96 4.56

Por otra parte, la tendencia favorable en la eliminación de la pobreza regional también marca diferencias importantes al analizar su evolución por grupos etáreos. En este sentido, si se consideran las cuatro siguientes categorías de grupos etáreos: infantil, Evolución de la pobreza indigente por tramo de de 0 a 19 años; jóvenes, de 20 a 29 años; edad. 1990-2003 adultos, de 30 a 59 años y adulto mayor, de 60 y 100 más años, claramente se distingue que en la 80 población indigente tiene un comportamiento no homogéneo durante el período, primando el grupo 60 de los infantes y adolescentes como los más 40 carenciados, en tanto el grupo de los jóvenes y 20 adultos mayores son los que mayor variación tienen entre los años. 0
tasas
90
0 a 19

92

94

96

98

00

03

20 a 29

30 a 59

60 y más

En el caso de la población pobre no indigente, se observa un comportamiento bastante homogéneo durante el período entre los distintos grupos poblacionales, donde el estrato de 30 a 59 aumenta su participación entre los años extremos, de 29% a 32,8%.

Evolución de la pobreza indigente por tramo de edad. 1990-2003 100 80

tasas

60 40 20 0 90
0 a 19

92

94

96

98

00

03

20 a 29

30 a 59

60 y más

Página 13 de 26

Comportamiento del Ingreso Monetario de los Hogares Indigentes y Pobres No Indigentes. 121,1 Número Índice 100,0 106,0 98,1 85,9 103,0 93,6 105,1 90,1 112,3 104,0 95,9

84,5

Ing. Mont. Indg. Años 90 92 94

Ing. Mont. No Indig. 96 98 00 03

Durante el período 1990–2003, el ingreso monetario promedio de los hogares pobres no indigentes, conformado por el ingreso autónomo del hogar y los subsidios monetarios, experimento un aumento global promedio de 14%, lo que implico pasar de $ 119.074, en moneda de 2003, en 1990 a $ 123.851en 2003. En el caso de los hogares indigentes, el ingreso promedio del período decrece en 4,1%; en 1990 el ingreso promedio monetario era de $ 59.263 y en 2003 paso a $ 56.824, en moneda de 2003.

Quintil de ingreso autónomo I II III IV V Total Región 20/20 País 20/20

Ingresos (pesos noviembre 2003) Ingreso Autónomo Ingreso Monetario 1990 Pesos 63.224 125.501 172.802 248.896 963.882 314.554 15,2 13,2 % 5,0 9,8 12,7 16,9 55,6 100,0 2003 Pesos 83.091 170.928 255.210 356.934 993.225 372.015 12,0 13,0 % 4,5 9,2 13,7 19,2 53,5 100,0 1990 Pesos 69.123 130.436 176.980 252.548 965.386 318.589 14,0 12,4 % 5,4 10,0 12,8 16,9 54,9 100,0 2003 Pesos 99.357 181.214 262.419 361.014 996.666 380.271 10,0 11,7 % 5,2 9,5 13,8 19,0 52,5 100,0

De acuerdo a los últimos resultados Casen 2003 la región del Maule mantienen una distribución del ingreso altamente desigual, es así como el 20% de los hogares más ricos percibe el 53,5% de los ingresos autónomos, en tanto el primer quintil solamente obtiene el 4,5% de éstos, en otras palabras, el quintil más rico obtiene 12 veces la participación 20% de los hogares más pobres de la región. Esta situación no dista mucho de la presentada en el año 1990, donde el quintil más rico era 15,2 veces la participación del quintil más pobre. Con respecto al país, claramente la Región presenta una menor desigualdad que la media nacional, en términos de la distribución de los ingresos al año 2003. Las transferencias monetarias realizadas por el sector público a los hogares de menores ingresos mejoraron durante todo el período 1990-2003, la distribución prevaleciente, disminuyendo la brecha entre el ingreso de los grupos más pobres y más ricos. Durante el año 2003, el Estado transfirió a los hogares del país, a través de subsidios monetarios (Pensiones Asistenciales, Subsidio Único Familiar, Subsidio al Consumo del Agua Potable y Subsidio de Cesantía), un monto cercano a los $360 mil millones, de los cuales $24,5 mil millones se distribuyeron en la region del Maule

Página 14 de 26

1400 1200 1000
Mil. $

Participación y distribución de los subsidios monetarios, según quintil de ingreso,1990

6.000 5.000 4.000 3.000

Participación y distribución de los subsidios monetarios, según quintil de ingreso,2003 10.000 1400 1200 1000 Mil. $ 800 600 400 200 0 Quintiles I II Ing.Autónomo III IV V Subsidio 9.000 8.000 7.000 6.000 5.000 $ 4.000 3.000 2.000 1.000 0

800 600 400 200 0

$

2.000 1.000 0 I II III IV V

Quintiles

Ing.Autónomo

Subsidio

Es importante destacar que en el año 2003, el impacto de los subsidios monetarios en el ingreso promedio de los hogares más pobres, primer y segundo quintil, fue superior al logrado durante todo el período. Efectivamente al considerar las transferencias monetarias del 2003, el ingreso promedio mensual de los hogares del primer quintil se incrementa de $ 83.091 a $99.357, lo que representa un incremento real de 19,6%, situación que no se da en el año 1990 donde sólo se logra un incremento del 9,3% en el ingreso del hogar. Sin embargo, a pesar de notarse un esfuerzo en la focalización de los subsidios monetarios hacia los hogares mas desposeídos, su efecto en la disminución de la brecha entre el primer y quinto quintil no ha logrado ser muy significativo, ya que la razón de 2003 disminuye levemente con respecto a la manifestada con el año 1990. Una aproximación distinta al análisis de la pobreza, pero complementaria a la del ingreso ya analizada, es aquella con la que se evalúan las distintas dimensiones del progreso social de los países sobre la base de la incidencia de carencias básicas en la población. Concretamente, se toman en consideración factores tales como la vivienda, el acceso al agua potable y saneamiento, y la educación. El principal referente es el método de necesidades básicas insatisfechas (NBI)9. Una de las diferencias más importantes entre mediciones de pobreza monetaria y las derivadas del método NBI es que mientras las primeras son muy dependientes de los vaivenes coyunturales de la economía y sus efectos en el nivel de ingresos de los hogares, la satisfacción de las carencias básicas suele caracterizarse por un progreso lento pero persistente, típico de las tendencias a largo plazo. La región del Maule de acuerdo a la aplicación de esta metodología da como resultado que dos comunas solamente no presentan carencias, y una tiene bajo grado de carencia (Curico, Talca y Linares respectivamente). No obstante, al observar esta información a nivel de distritos censales, el mapa se torna más oscuro, figurativa y factualmente, y aun en estas comunas menos carenciadas, existen distritos censales con alto grado de carencia. .
9

Publicación “Caracterización y Estratificación de la Población Nacional y Regional a nivel Local”, División de Planificación RegionalMideplan. www.mideplan.cl

Página 15 de 26

Página 16 de 26

PANORAMA ECONOMICO El Índice Global de Competitividad Regional sitúa a la VII Región del Maule en la penúltima posición del ranking, superando sólo a la Región de la Araucanía. Los desfavorables resultados obtenidos por la Región se explican porque en seis de los siete factores se encuentra significativamente bajo el promedio nacional, con porcentajes que fluctúan entre un 43,4%, para el caso de Innovación, Ciencia y Tecnología y un 13,7%, en el caso de Gobierno. Sólo en el factor Recursos Naturales, el valor del respectivo subíndice esta un 33,6% sobre la media del país. En este sentido, los desafíos regionales en la línea de elevar sus niveles de competitividad cruzan prácticamente todos los ámbitos considerados.

Aportes de Factores al ICR 2003 Región del Maule
Promedio País Región

Resultados Económicos
80 60 40 20

Recursos Naturales

Empresas

Innovación, Ciencia y Tecnología

0

Personas

Gobierno

Infraestructura

En Recursos Naturales la Región se posiciona en el 2º lugar del ranking, detrás de la región de O’Higgins. A esto contribuye principalmente la importante dotación y explotación de los recursos Silvoagropecuarios, pues los recursos marítimos son bastante menores y los mineros prácticamente inexistentes. En el caso del subfactor Silvoagropecuario, el valor obtenido para el Subíndice equivale a un 73,3% del máximo teórico y más que duplica el promedio nacional. En los subfactores de Recursos Marítimos y Mineros, los resultados regionales están muy por debajo del promedio nacional y, por lo tanto del máximo teórico.
Nivel de los Subfactores del Factor Empresas 2003 Región del Maule
40 30 20 10 0 Productiv idad Cantidad Calidad Sistema Filiación financiero

Nivel de los Subfactores del Factor Recursos Naturales 2003 Región del Maule
50 40 30 20 10 0 Silv oagropecuarios Marítimos Mineros Máximo Teórico Promedio País

Máx imo Teórico Promedio País

En el factor Empresas la Región se ubica en 9° lugar del ranking, con una valor para el Índice un 14,9% inferior al promedio nacional y superando sólo a las regiones de La Araucanía, de Atacama, de Aysén y de Valparaíso. También es conveniente poner en relación esta buena apreciación, con los más bien modestos resultados económicos de la región.

La deficiente situación que exhibe la Región en esta materia se explica fundamentalmente por los inferiores resultados relativos en la percepción que tienen los empresarios regionales respecto de la calidad de las empresas, lo que se expresa, entre otras, en el Nivel Empresarial y Gerencial, Capacidad de Innovación, Visión de Largo Plazo y, otras; por la debilidad del Sistema Financiero, la que se expresa, tanto en el número de sucursales como los montos relativos de las colocaciones y captaciones financieras; y, por

Página 17 de 26

último, la percepción empresarial de una relativamente menor identificación de las empresas con la Región. Para este factor sólo se observan resultados positivos, en términos relativos, en Productividad, pero más que en el nivel de productividad, el que esta significativamente bajo el promedio nacional, en el crecimiento de la productividad durante el periodo analizado, que con un 5,24%, ocupa el 2º lugar luego de la Región de Antofagasta. En el factor Gobierno la región tiene una posición medio baja (9° en el ranking), con un valor del Índice un 13,7% bajo el promedio nacional. Dentro de los subfactores que componen el Índice, sólo se observan resultados relativamente positivos en Ingresos Municipales. En el caso de Seguridad Ciudadana se esta en el promedio nacional y en Gobierno Regional, significativamente bajo éste. Respecto de lo último, conspira en contra de mejores resultados la crítica percepción de los empresarios regionales respecto del Gobierno Regional, junto a un bajo nivel del gasto público social en la región.

Incidencia de los Subfactores del Factor Gobierno 2003 Región del Maule
Máx imo Teórico 60 50 40 30 20 10 0 Ingresos Municipales Gobierno Regional Promedio País

Seguridad Ciudadana

En Resultados Económicos la región tiene un bajo cometido, ocupando la 12° posición en el ranking. La diversificada estructura productiva que exhibe la Región, no le genera, sin embargo, buenos niveles de exportaciones, de inversiones, o de ingresos. El alto peso de las actividades silvoagropecuarias y de servicios en el empleo y el producto regional conlleva a actividades de baja productividad y a un bajo PIB per cápita que sólo supera al de la Región de la Araucanía.

Nivel de los Subfactores del Factor Resultados Económicos 2003 Región del Maule
30 25 20 15 10 5 0
Máximo Teórico Promedio País

Desde esa baja posición relativa, el PIB Ingresos Exportaciones Otros regional presenta una alta tasa de crecimiento, sin embargo esto no llega a traspasarse a mejores resultados en el ingreso de las personas, manteniendo altos porcentajes de pobreza, particularmente en las comunas del secano costero e interior, sobretodo al sur del río Maule. Tales resultados tienen una estrecha vinculación con los potenciales de las Personas y la capacidad de la región de vencer ciertos efectos de aislamiento relativo mediante el desarrollo de una Infraestructura habilitante apropiada, en ambos aspectos la región presenta importantes rezagos. En Inversión extranjera materializada la región logra un modesto pero insuficiente progreso, pues sigue siendo una de las regiones con más bajos niveles de inversión extranjera. Sin embargo su resultado más preocupante se registra en el bajísimo nivel de inversión futura por habitante. Un resultado a destacar es el incremento de las exportaciones regionales, que aunque parten de niveles bastantes modestos no deja de ser significativo y esperanzador en cuanto a las potencialidades abiertas por los tratados comerciales

Página 18 de 26

Incidencia de los Subfactores del Factor Innovación, Ciencia y Tecnología 2003 Región del Maule
Máximo Teórico Promedio País 30 20 10 0 Inv estigación Capacidad Académica Innov ación Fondos Innov ación

Las actividades innovativas, y el desarrollo científico tecnológico de la región resultan ser de menor envergadura, ocupando el 13º lugar en el ranking, a pesar de contar con una alta capacidad académica. Este último lugar ocupado viene a confirmar un lento y constante deterioro relativo de la región en este ámbito. El potencial académico antes aludido no se traduce en una masa crítica de estudiantes en carreras tecnológicas, ni en una captación de volúmenes significativos de recursos de investigación e innovación científico técnica.

En general se trata de centros relativamente lejanos de los procesos cotidianos de las actividades productivas del Maule. La salvedad la constituye el sector agropecuario, donde algunas universidades y empresarios desarrollan ciertas acciones de innovación productivas. Por otro lado las empresas tampoco presentan capacidades importantes de innovar en la gestión y en los procesos productivos, la opinión de los propios empresarios muestra esta cualidad como una tendencia decreciente. En la región no ha logrado plasmarse una sólida alianza entre centros académicos y actividades empresariales que conlleve a la configuración de un sistema regional de innovación técnica y productiva capaz de incentivar el salto tecnológico y la modernización productiva que la región tanto requiere. En cuanto a las capacidades de las personas en la región, para el año 2003 el Maule ocupa el 10º lugar en el ranking. En este ámbito la Región tiene sus mayores dificultades en la educación y en las capacidades de la fuerza de trabajo, particularmente en la baja escolaridad promedio, mientras que en salud se posiciona en rangos medios. La menor calidad de la educación básica y la baja cobertura de educación media y superior ubican a la región del Maule permanentemente en un bloque de regiones con menor desempeño. La alta ruralidad maulina afecta directamente su condición educacional que se manifiesta además en su ubicación como la región que exhibe la mayor tasa de analfabetismo del país.
Incidencia de los Subfactores del Factor Personas 2003 Región del Maule
Máx imo Teórico 40 30 20 10 0 Educación Trabajo Salud Promedio País

Consistente con esto la fuerza de trabajo muestra los más bajos niveles de escolaridad y un bajo nivel de capacitación, aspectos en que incide un aparato productivo regional demandante en general de mano de obra semicalificada o de escasa calificación. El más bien modesto aporte que hace el factor Infraestructura (11° en el ranking) al índice global de la Región tiene su causa, sobre todo, en los mínimos resultados en comunicaciones, siendo la región con menor desempeño en cada una de las variables medidas.

Página 19 de 26

Incidencia de los Subfactores del Factor Infraestructura 2003 Región del Maule
40 30 20

En la temática habitacional su ubicación en rangos medio bajos se relaciona principalmente con la cobertura de servicios básicos. Otros aspectos tales como la infraestructura industrial y la de transporte posicionan a la región en rangos medio, sin embargo no logran compensar las insuficiencias en comunicaciones.

Máx imo Teórico Promedio País

En síntesis la Región mantiene importantes desafíos en mejorar las capacidades de las personas, la 10 incorporación de las actividades innovativas a la vida cotidiana, tanto en el sector empresarial como en el 0 institucional y académico, también debe mejorar su Económica Comunicaciones Viv ienda capacidad de vincularse con el resto del mundo, para que las referencias externas contribuyan a ampliar la visión de los actores locales y por tanto sus prácticas económico-sociales. El flujo anual de los recursos financieros aportados por la Región del Maule al Producto Interno Bruto Total Regionalizado y desagregado por clase de actividad económica durante el período 1990 – 2003, experimentó un crecimiento neto de recursos de MM$ 661.684, en moneda de 1996. Estos recursos representaron un incremento real global de 198,5% y una tasa promedio anual de crecimiento de 5,41%. El país en su PIB Regionalizado presentó un crecimiento del orden de MM$ 16.246.605, en moneda de 1996. El logro de haber crecido en 1,86 veces los recursos generados por el conjunto global de las trece regiones del país entre los años extremos del período analizado, fue posible gracias a que presentó una tasa promedio anual de crecimiento de 4,9%. La región ha mantenido su importancia relativa respecto al PIB Total Regionalizado, siendo su peso relativo en 196010 de 3,80%, 3,57% en 1990 y de Evolución del PIB Regionalizado Región Pais. (Número 3,79% en 2003. En otras palabras, la región perdio 0,1 Índice 1990 = 100,00) 210,0 puntos porcentuales en su aporte relativo a la 190,0 generación del PIB Total Regionalizado.
170,0
Estructura Producto Interno Bruto según rama de actividad económica en la región.Años 1960-2001
Agropecuaria
40 35

Número Índice

150,0 130,0 110,0 90,0 70,0 50,0
Maule País

Otros

30 25 20 15 10

Pesca

Transporte

5 0

Minería

30,0 Años 1960 1980 1991 1993 1995 1997 1999 2001 2003

Comercio

Industria

Construcción

EGA

1960 1990 2002

Al analizar la composición sectorial de la Región del Maule se observa que el sector Pesca es el único sector que disminuye a nivel regional en términos absolutos, aunque debe recordarse que este sector tiene una importancia marginal en la región.

En cambio, los sectores Agropecuario, Industria y Electricidad han tenido interesantes tasas de crecimiento durante el periodo 1990 -2003, lo que se refleja en sus mayores índices de especialización absoluta.
10

Publicación “Empalme Series de PIB Regionales 1960-2001, base 1996”, División de Planificación Regional-Mideplan
Página 20 de 26

Al comparar la participación porcentual de los sectores Sectores Especialización Especialización Absoluta Relativa que concentraban la mayor especialización absoluta 1990 2003 1990 2003 con su similar sector a nivel nacional se verifica su Agropecuario 15,07 17.52 9.48 13.38 especialización relativa. Los resultados de este análisis Industria 15.92 21.54 2.84 4.65 8,31 11.91 11.15 13.85 en los tres sectores siguientes indican que estos Electricidad mismos tres sectores han experimentado un dinamismo mayor que el respectivo sector a nivel nacional. En este sentido es alentadora la cifra del sector agropecuario, pues indica una capacidad de mantener y aun superar el paso de una actividad que esta en un proceso de modernización tecnológica y comercial. Por otra parte, la situación laboral durante el período 1990-2005 el país registro una tasa ascendente en la creación de puestos de trabajo, a una tasa real global de Evolución de la FT Ocupada Región Pais. 31,2% lo que permitió obtener una tasa promedio anual (Número Índice 1990 = 100,00) de crecimiento de 1,8%, con lo que posibilitó aumentar 135,0 en 1.388,35 (miles de personas) nuevos puestos de 130,0 trabajo en todo el país. 125,0
Número Índice

En el período 1990 – 2005 la Región del Maule generó 44,9 (miles de personas) nuevos puestos laborales, con un crecimiento global del 15,6%, lo que significó crecer a una tasa promedio anual de 0,97%. Así mismo, al comparar estas tasas de crecimiento global y promedio con lo registrado en el ámbito nacional, se concluye que la región presentó un rezago, claramente perceptible entre los años 96 al 2002, en su capacidad de incrementar la ocupación, en comparación con el país.
Participación por rama de actividad económica en la región y en el país. Año 2005
Agricultura
35

120,0 115,0 110,0 105,0 100,0 95,0
Maule Pais

Años

90 91 92 93 94 95 96 97 98 99 00 01 02 03 04 05

30

S.C.S.P
25 20

Minas

15

10

Serv.Financieros

5

Industria

0

El 59,35% de los ocupados en 1990 se concentraron en Agricultura (40,06%), y servicios comunitarios (19,16%). Transcurridos quince años Agricultura sigue siendo el principal empleador, aunque baja su participación al 31,25%, mientras Servicios comunales aumenta la suya al 21,48%. El sector Comercio es el tercer empleador de la región, con un 15,45%, mientras que la industria manufacturera mantiene su porcentaje en un 11,3%

La participación femenina en la fuerza de trabajo ha experimentado un incremento en la incorporación de la mujer en el ámbito laboral, llegando en los últimos años a una participación del orden del 30%. En cuanto Comercio Construcción a la tasa de desocupación regional, se región país caracterizó por un comportamiento fluctuante a lo largo de todo el período, registrando en los extremos tasas de desocupación de 12% en el 2002 y 4,6% en el año 1998, la tasa de desocupación femenina inicialmente es muy superior al promedio regional, pero a partir de 1997 sigue en general la tendencia regional, exceptuando el 2005 donde supera en 1,1 puntos pòrcentuales la tasa regional
Transporte E.G.A

Página 21 de 26

16,0 14,0 12,0 10,0

Tasa Desocupación por Sexo.
34,0 32,0 30,0

P articipació n P o rcentual Femenina en la Fuerza de Trabajo

(%)

(%)

8,0 6,0 4,0 2,0

28,0 26,0 24,0 22,0 20,0 90 91 92 93 94 95 96 97 98 99 00 01 02 03 04 05 A ño s

Años

0,0 90 91 92 93 94 95 96 97 98 99 00 01 02 03 04 05 Prom.Región Mujeres Hombres

Los ingresos medios de la región, según ramas de actividad económica crecieron en promedio 1,23 veces, lo que significo pasar de $ 163.336 en 1990 (en pesos de 2003) a $ 200.106 en 2003. Los sectores tienen un comportamiento altamente dispar en este periodo; mientras Industria incrementa sus ingresos en un 58%, y comercio en un 36,4%, el sector agropecuario presenta una disminución del 8%, y el sector Transporte presenta una disminución en los ingresos medios del 33% Ingreso promedio según quintil de ingreso por
500.000,0 450.000,0 400.000,0 350.000,0 300.000,0 $250.000,0 200.000,0 150.000,0 100.000,0
45,0 40,0 35,0 30,0 Porcentaje ocupados sin contrato por Sexo.

Al observar la desagregación de los ingresos medios regional por nivel educacional se observa que los ingresos de los profesionales universitarios presentan un incremento en el tiempo, lo que se traduce en un aumento de 37,4%, pasando de $354.991 en 1990, en pesos de 2003, a $ 487.678 en 2003.

nivel educacional

1990

2003

50.000,0 0,0 Quintiles I II III IV V

La calidad y estabilidad de los empleos desempeñados tiene una incidencia central en la 25,0 productividad y en la situación laboral de los 20,0 trabajadores. El concepto de calidad del empleo 15,0 comprende factores relacionados con condiciones 10,0 de trabajo, estabilidad laboral, protección social y 5,0 remuneraciones. La falta de contrato de trabajo y protección previsional son dos aspectos centrales 0,0 Años 90 92 94 96 98 00 03 relativos a la calidad del empleo. Los antecedentes Prom.Región Mujeres Hombres disponibles muestran que la proporción de ocupados sin contrato de trabajo ha disminuido entre el período 1990-2004, es así que de un 36.7% se ha pasado a 31.6% de población ocupada regional sin contrato laboral, pero con diferentes tendencias de acuerdo al genero; mientras los hombres han mejorado su situación contractual, las mujeres han retrocedido en este respecto. Por otro lado esta situación se da de manera más acentuada entre los ocupados más pobres, es decir quintiles I y II, y en particular más en mujeres que en hombres, similar a la manifestada en el ámbito nacional donde es la mujer de los quintiles más pobres que presentan una situación laboral crítica.
Página 22 de 26

(%)

Quintil de ingreso autónomo I II III IV V Total

Ocupados según contrato y quintil de ingreso Mujer 1990 (%) Con Sin Sin contrato contrato dato 55.6 44.4 0 50.7 49.3 0 68.8 31.2 0 77.7 20.7 1.6 88.7 8.5 2.8 74.1 24.6 1.3 2003 (%) Con Sin Sin contrato contrato dato 44.4 55.1 0.5 52.9 46.7 0.4 61.8 36.3 1.9 79.6 18.8 1.6 83.8 15.2 1.0 68.2 30.7 1.2 Hombre 1990 (%) 2003 (%) Con Sin Sin Con Sin Sin contrato contrato dato contrato contrato dato 47.0 50.9 2.2 48.6 50.1 0.5 50.5 48.7 0.8 65.3 33.6 0.4 56.0 44.0 0.0 67.1 32.3 1.9 57.7 41.3 1.0 69.9 28.8 1.6 74.8 22.1 3.0 83.6 15.7 1.0 56.3 42.4 1.3 67.0 32.0 1.2

En relación a los ocupados cotizando en algún sistema previsional, se ha mantenido una cobertura global del orden del 50-55% en la región y de 60% en el país, en las gráficas claramente se percibe que las mujeres presentan un comportamiento más errático en las cotizaciones en el primer quintil, además de presenta el muy baja cobertura, en tanto el quintil más rico supera ampliamente al quintil más pobre. En el caso de los hombres la situación no presenta tantos quiebres a lo largo del período.
Mujeres ocupadas cotizando, quintiles extremos 80,0 70,0 60,0
70,0 65,0 60,0 55,0 Hombres ocupados cotizando, quintiles extremos

(%)

(%)

50,0 40,0 30,0 20,0 90 I 92 II

50,0 45,0 40,0 35,0

Años
94 96 98 V 00 03

V I

30,0 90 I 92 II

Años
94 96 98 V 00 03

V I

Otro elemento no menor en la calidad del empleo es la cobertura en los distintos regímenes previsionales de salud, el cual permite determinar la importancia del sector público y la responsabilidad que le cabe sobre la atención directa de las necesidades de salud Cobertura población por Sistema Previsional de la población, principalmente de los más 100 necesitados. En la Región del Maule el 81,1% de la 80 población en 1990 declara pertenecer al Sistema Público contra un 5,3% del Sistema Isapre; en tanto, 60 en el año 2003 las cifras fueron 83,2% y 6,5%, 40 respectivamente. En esta región la cobertura del sistema público es mayor que el promedio nacional, y 20 paralelamente la cobertura de ISAPRES es 0 sensiblemente menor.
Quintiles (%) I II III IV V
Isapre-90 Isapre-03

Prom.

Sist.Público-90 Sist.Público-03

Al comparar los resultados por quintil de ingreso se observa que la población más carenciada, quintiles I, en el año 1990 del orden del 92,2% están adscritos al sistema público de salud, mientras que en el año 2003 esta cobertura se incrementa levemente al 92,6%.

Página 23 de 26

El número de atenciones cubierta con cada sistema previsional, denota la gran responsabilidad que recae en el Sistema Público donde un porcentaje muy mayoritario de la población se atiende, en tanto el sistema Isapre solo cubre el 6,5% de la población regional.
Tipo Atención Sistema Público Número % 190.408 86.6 77.524 94.3 101.476 166.728 82.900 22.280 2.400 134.116 78.7 70.9 83.9 71.1 87.6 87.5 1990 Isapre Número % 10.696 4.9 1.160 1.4 13.608 26.788 7.844 3.640 232 6.020 10.6 11.4 7.9 11.6 8.5 3.9 Sistema Público Número % 336.214 91,7 121.556 116.381 79.499 174.017 129.671 41.257 60.585 494.274 84,5 79,8 89,3 70,6 85,6 83,0 84,7 93,1 2003 Isapre Número % 17.809 4,9 12.496 17.542 2.826 46.302 11.602 6.078 6.987 13.095 8,7 12,0 3,2 18,8 7,7 12,2 9,8 2,5

Control Preventivo Salud Consulta Enfermedad Accidente Consulta Especialidad Consulta Urgencia Atención Dental Examen Laboratorio Ex.rayos o Ecografías Intervención Quirúrgica Días Hospitalización

o

Número Índice

El volumen de recursos registrado en las exportaciones chilenas durante el período 1990-2004 creció a una tasa nominal global de 262,53% lo que posibilitó pasar de MUS$ 8.522,03 en 1992 a MUS$ 30.895,02 en 2004; para lograr este volumen exportador, el país creció a una tasa nominal promedio anual de 9,64%.

Evolución de las Exportaciones Región - País. (Núm. Índice 1990=100,00) 420,0 370,0 320,0 270,0 Maule País

Los montos exportados por la región van desde MUS$ 220,0 154,8 exportados en 1990 a MUS$ 894,98 del año 2004. 170,0 Comparando estas cifras con los montos exportados en el país en los años límites del período, la región 120,0 presenta una participación del 1,82% y 2.90%, 70,0 respectivamente, lo que se traduce en un aumento de Años 90 91 92 93 94 95 96 97 98 99 00 01 02 3 4 1,08 puntos porcentuales en la participación del total exportado por el país en el período 1990-2004. En relación con la tasa de variación en el período 19902004 la Región del Maule mostró un crecimiento del 478,43% a un promedio anual de 13,4% que en comparación con el país muestra una diferencia positiva de 3,76 puntos porcentuales.
Evolución de los principales productos canasta exportadora Region del Maule Período 1990-2004

60 50

40 30 20 10
Fruta Celulosa

Los principales productos de la canasta exportadora de la Región del Maule son Fruta y Celulosa, las que han tendido a mantener su importancia en la canasta exportadora regional; las variaciones observadas en la celulosa se deben en gran parte a la variación en el precio internacional de esta.

(%)

Años

0 90 91 92 93 94 95 96 97 98 99 00 01 02 03 4

Página 24 de 26

Desde el punto de vista del destino, las exportaciones regionales se concentraron, principalmente, en el último año de la serie en Estados Unidos, con el Participación exportaciones regionales por 17,26%, China, con el 6,5%, e igual porcentaje pais, 2005 para Inglaterra. La región tiene una gran dispersión 17,26 en el destino de sus envíos de exportación, lo que se considera generalmente como un indicador 6,5 6,5 5,5 5,26 positivo 4,04 Con la suscripción de acuerdos comerciales con Estados Unidos, Unión Europea y Corea se despiertan expectativas de mayor estabilidad en el Países intercambio comercial con estos países. En particular, para la región del Maule las exportaciones a países del NAFTA y de la Unión Europea han experimentado crecimientos superiores a la media en los últimos años.
O A M EX LA T

(%)

A lo largo del período 1990-2004 la inversión materializada en el país ha representado un paso hacia adelante en términos de la generación de una estructura básica de infraestructura de transporte, servicios sociales y servicios públicos, que cubren los déficit más Evolución de la Inv. Pub Efectiva Región Pais. agudos. Continuar avanzando en la generación de esta (Número Índice 1990 = 100,00) 350 estructura requiere asegurar que las inversiones alcancen creciente eficacia distributiva, así como 300 responder con eficacia y eficiencia a temas emergentes y nuevas opciones. El flujo anual de los recursos 250 financieros materializados en regiones durante el 200 período 1990-2004 experimentó un crecimiento significativo, del orden de MM$ 1.124.039 en moneda Maule 150 de diciembre de 2004. Estos recursos representaron un País incremento real global de 208,66% y una tasa promedio 100 anual de crecimiento de 8,38%. La región esta Años 90 91 92 93 94 95 96 97 98 99 00 01 02 03 04 levemente bajo los promedios nacionales, con un incremento global del 161.57% y una tasa promedio anual de 7,11%, es decir, 1,27 puntos porcentuales bajo el nacional.
Participación Relativa Porcentual Regonal, Por Categoria de Inversión
90,0 80,0 70,0 60,0 50,0 40,0 30,0 20,0 10,0 0,0

Otra manera de analizar el período y entender el incremento de la inversión pública efectiva observado en la región durante el período 1990–2004, se debió al aumento de la Inversión Regional (ISAR, IRAL, FNDR y Convenios de Programación), categoría de inversión que destaca por su capacidad de crecimiento, muy por sobre los recursos sectoriales, al crecer a una tasa promedio anual de 13,34%, en comparación con 6,19% registrado por recursos sectoriales.
02 03 04

(%)

El sector municipal registró un comportamiento errático y con una alta tendencia a disminuir sus volúmenes de inversión. Su participación relativa en el total de la inversión pública regional entre los años extremos del período disminuyó en casi 6 puntos porcentuales. Las razones que explican dicho comportamiento, se resumen en que en 1992 con el impulso al proceso de descentralización se orientaron más recursos al nivel comunal de la región, pero con el
Años
INV. REGIONAL INV. MUNICIPAL INV. SECTORIAL

90

91

92

93

94

95

96

97

98

99

00

01

Página 25 de 26

Número Índice

IN G

H

O LA

BR AS IL

U

IN

A

ER R

EE U

IC

C

H

N

D

A

incremento de los costos de la salud y educación municipalizada en el transcurso del tiempo se redujo la capacidad municipal para materializar las demandas sociales en inversión. Los flujos de capital experimentaron, con la recuperación de la democracia en el país, una fuerte expansión a partir de los años 90, lo cual dio la garantía Evo. Inv. Ext. Materializada DL.600, Región - País. suficiente para la entrada de importantes montos de (Núm. Índice 1990=100,00) 1.400 inversión extranjera. El país experimentó un crecimiento 1.200 Maule significativo entre el período 1990-1999 en lo que dice País 1.000 relación a inversión materializada en la modalidad DL 800 600, pero a partir del 2000, el comportamiento de la 600 inversión extranjera se hace altamente variable, sin que 400 se pueda establecer una tendencia clara.
200

La Región del Maule, para el mismo período analizado, 0 Años 90 91 92 93 94 95 96 97 presentó un comportamiento altamente variable, los peaks de inversión corresponden a inversiones en el sector industrial en dos casos, y a inversiones en el sector electricidad en el tercero.

98 99 00 01 02 03 04

Página 26 de 26