UNIVERSIDAD DE MATEHUALA DERECHO ADMINISTRATIVO

INVESTIGACION SOBRE EL PARTIDO REVOLUCIONARIO INSTITUCIONAL AUTOR: BRANDY GREGORIO ALMARAZ OBREGÓN CATEDRATICO: LIC. DIANA MORENO SANDOVAL

1

INDICE
INTRODUCCIÓN ANTECEDENTES ETAPAS HISTORICAS DEL PARTIDO FUNDACION DEL PNR PRM PRI PRIMER COMITÉ ORGANIZADOR DEL PARTIDO NACIONAL REVOLUCIONARIO PRIMER MANIFIESTO DEL PARTIDO NACIONAL REVOLUCIONARIO DIRIGENTES EN SU HISTORIA Y ACTUAL GOBERNADORES ACTUALES Y ELECTOS EN 2009 DEL PRI EXPRESIDENTES PRIISTAS DE MEXICO PRESENCIA FEDERAL EN EL CONGRESO PARTICIPACION CIUDADANA Y OBJETIVOS ORGANISMOS POLITICOS Y SECTORES DE INTERVENCION PRIISTA DECLARACION DE PRINCIPIOS CONCLUSION ………………..3 ………………..4 ………………..5 ………………..6 ………………..7 ………………..8 ………………..11 ………………..12 ………………..15 ………………..18 ………………..21 ………………..22 ……….26 ………………..29 ………………..33 ………………..40

2

INTRODUCCIÓN

En el presente trabajo se analizara la historia del Partido Revolucionario Institucional así como sus etapas y su estructura en la actualidad para conocer el desarrollo que ha tenido nuestro paisa si como los problemas en los que se vio envuelto el partido además de los movimientos sociales en los cuales tuvo una importante participación así como la forma en la que representa a la población y su intervención en todos los niveles de poder en el país debido a su presencia política y mayoritaria en los poderes que le ha dado la población así como analizar los principios en los cuales se basa el partido para trabajar y de los cuales los miembros deben respetar al igual que conocer cuales son sus intereses y que grupo de población es el mas representativa y de mayor interés para el partido y la re-restructuración que lleva acabo el partido después del rechazo demostrado después de varias administraciones donde no hubo resultados favorables ni del agrado de la población lo cual llevo ala perdida de poder en el país y para lo cual están intentado renovarse para llegar a recuperarlo poco a poco.

3

Antecedentes

Bajo el régimen del general Porfirio Díaz (1877-1911), México había logrado altas tasas de crecimiento económico, pero ello a costa de un inequitativo reparto de la riqueza y de una creciente dependencia hacia el exterior. La ausencia de espacios para la participación política, la injusticia social para con los trabajadores del campo y la ciudad, así como la concentración de la tierra en manos de unos cuantos hacendados, serían el caldo de cultivo para la reacción que transformó al país. La Revolución mexicana de 1910 constituyó un movimiento armado que trastocó el orden de cosas existente para dar paso a un nuevo régimen, con la promulgación de la Constitución de 1917, primera en el mundo en incorporar reivindicaciones agrarias y sociales. México tenía entonces que diseñar las instituciones que le dieran sustento; transitar paso a paso, sobre vías propias y adecuadas a las condiciones imperantes en ese momento.

4

ETAPAS HISTÓRICAS DEL PARTIDO

El Partido Nacional Revolucionario, PNR, surge en 1929 como un partido de partidos, de convocatoria amplia, institución en donde convergen fuerzas políticas afines pero desatentas; fue entonces el lugar para diseñar los primeros acuerdos y prácticas en al lucha por el poder público; el medio que llevó a la realización de relevos de gobiernos a través de elecciones y condiciones de estabilidad. En el PNR convergieron los líderes y organizaciones más importantes del país, pero nunca propuso el totalitarismo a través de un Estado que negara la participación de otras fuerzas políticas. En 1938 el pueblo de México requería un partido fuerte y vigoroso comprometido con sus ideales y así el PNR se transformó en el Partido de la Revolución Mexicana , PRM, a través del cual se impulsó la justicia social para todos los mexicanos. La estabilidad de entonces iba de la mano con el predominio del Partido Revolucionario Institucional, PRI, que había sustituido al PRM en 1946. La contribución del Partido estuvo en mirar siempre hacia la democracia, aún cuando esa posición conduciría a elevar las exigencias que él mismo enfrentaba para la preservación y conquista de los espacios de poder público. Con el PRI en el gobierno fue posible superar las tentaciones hacia los autoritarismos de izquierda y de derecha que aparecieron en el entorno de la segunda guerra mundial y de la posterior guerra fría. También se realizaría una transformación de gran profundidad, al dejar atrás la tradición de los gobiernos presididos por militares, para arribar a los de carácter civil, en un proceso sin fracturas ni enfrentamientos. Concebir la cuarta etapa del PRI supone reconocer su raigambre popular, su alta influencia en la historia de México y encabezar una sociedad que se ha transformado y que precisa de una instancia política eficaz, con sentido de Estado y capaz de conciliar los radicalismos.

5

Fundación del PNR (1929-1938)

Se presenta a la totalidad de la familia mexicana, la oportunidad, quizás única en muchos años, de hacer un decidido, firme y definitivo intento para pasar de la categoría de pueblo y de gobierno de caudillos, a la más alta, más respetada, más productiva, más pacífica y más civilizada de pueblo de instituciones y de leyes. Presidente Plutarco Elías Calles. Informe de Gobierno al Congreso de la Unión. 1o. de septiembre de 1928.

El Partido Nacional Revolucionario ( PNR ) surge en 1929 como un partido de corrientes, de fuerzas políticas distintas pero afines, provenientes del movimiento de 1910. El PNR sería, en consecuencia, la institución más poderosa para la competencia política, y el lugar adecuado para diseñar los primeros acuerdos y prácticas en la lucha por el poder público; así pudo auspiciar relevos de gobierno por medio de elecciones y en condiciones de estabilidad social.

Concebido como un partido de masas y tutelar de los derechos de los trabajadores, ante el creciente ascenso de las movilizaciones populares que reclamaban una mayor participación en los asuntos del Estado y una más equitativa distribución de la riqueza, se crea en 1936 la Confederación de Trabajadores de México ( CTM ) y dos años después, la Confederación Nacional Campesina ( CNC ). Más adelante, en 1943, se constituiría la Confederación Nacional de Organizaciones Populares ( CNOP ), con lo que el partido configuraría una estructura representativa de los sectores obrero, campesino y popular.

6

PRM (1938-1946)

Es preciso rectificar(…) para tranquilidad de nuestras masas y para fortalecimiento de nuestra vida política, haciendo que el PNR se transforme en un partido de trabajadores en que el derecho y la opinión de las mayorías sean la forma fundamental de su propósito, y el bienestar general y el engrandecimiento de la patria la liga que los una al poder público, haciendo de éste una prolongación de las determinaciones de la colectividad organizada. Manifiesto del Presidente Cárdenas sobre la transformación del PNR en el Partido de la Revolución Mexicana ( PRM ). 18 de diciembre de 1937. De manera incipiente surgió el sistema de partidos. Junto al Partido de la Revolución Mexicana –en que se transformó el PNR en 1938– y la presencia absoluta que mantenía en el escenario político nacional, a partir de 1939 comenzaron a surgir una serie de partidos con ideologías y principios opuestos a los postulados de la Revolución. En esa época crecían y se multiplicaban en la tierra los regímenes comunistas y de fascistas, los nazis provocaban la Segunda Guerra Mundial. Con un gobierno cohesionado y fuerte, el progreso que se alcanzó durante esos años permitió contar con servicios cada vez más extendidos en materia sanitaria y de asistencia social; se pasó del latifundio, a la comunidad ejidal y a la pequeña propiedad agrícola y se construyó una amplia red de carreteras; se creó la organización sindical y se garantizó el reconocimiento de los derechos obreros, un estatus jurídico para los empleados y la institución de pensiones civiles de retiro; se pasó de la empresa capitalista de transportes, a la cooperativa de trabajadores; del desvalimiento de las clases trabajadoras, al seguro social; de la explotación de las riquezas por intereses extranjeros, a la incorporación de esas riquezas al patrimonio nacional; del crédito usurero e insuficiente a los bancos agrícolas y ejidal; del ejército reclutado a la fuerza, pasando por el soldado revolucionario, al servicio militar por conscripción; y a la creación de centros escolares cada vez más numerosos y mejor equipados.

7

PRI (1946)

Solamente iniciando un retorno a la época heroica e idealista de la revolución, en el sentido de sobreponer los intereses colectivos a los mezquinos intereses individuales, podremos afrontar las crisis políticas y de cualquiera otra índole que traten de provocar los eternos enemigos del proceso… Discurso del licenciado Antonio Villalobos al iniciarse la Segunda Convención Nacional del PRM. 18 de enero de 1946. La estabilidad lograda hasta entonces iba de la mano con el predominio del PRI (que sustituyó al PRM en 1946), sometido a fuertes presiones y exigencias para la preservación y conquista de los espacios de poder público. Además, el PRI enfrentaba el cambio generacional obligado por el envejecimiento de los militantes formados en la lucha revolucionaria, para abrir el paso al poder a civiles con educación universitaria. Con el PRI en el gobierno y su compromiso con el destino democrático del país, fue posible superar las tentaciones hacia los autoritarismos de izquierda y de derecha que aparecieron en el entorno de la Segunda Guerra Mundial y, posteriormente, de la Guerra Fría.

México se ponía al día con las tendencias en la participación democrática del mundo; en 1947 al reconocer el voto de la mujer en las elecciones municipales y en 1953 el derecho de votar y ser votada en cualquier elección. Un nuevo paso hacia delante hacía necesario llevar la pluralidad de partidos a su expresión política en la conformación del gobierno; el trayecto se inició en 1963 con los diputados de partido, a fin de asegurar que fuerzas políticas prioritarias accedieran al Congreso y con ello se fortalecieran, enriqueciendo la vida política del país. Nuevamente el PRI vislumbró ese sendero y fue quien lo llevó a la práctica. El balance no puede omitir la emergencia de movimientos de inconformidad social suscitados a fines de los años cincuenta y durante la década de los sesenta, que mostraron las limitaciones del sistema político así como las contradicciones del esquema de desarrollo

8

del país, con alto crecimiento económico y expansión de los servicios en un marco de estabilidad política y de precios, pero que no resultaban suficientes para una población que crecía a ritmo acelerado y estaba más alerta de sus derechos. Todo ello mostraba que el régimen político requería reformarse para mejorar su desempeño. Hacia ese punto se orientarían las transformaciones que el PRI alentaría. El sistema de partidos y la afirmación de la pluralidad política tienen su impulso definitivo con la reforma electoral de 1977. A partir de entonces se encauza la resistencia política por la legalidad y los partidos son reconocidos en la Constitución como entidades de interés público. La iniciativa priísta tuvo lugar con una oposición que parecía diluirse cuando en 1976 el candidato postulado por el partido no enfrentó adversario alguno para la elección presidencial, con serio riesgo para su legitimidad. La propuesta fue aprobada cuando el viraje hacia las dictaduras de derecha se encontraban en pleno auge en el sur del continente, con sus dramáticos saldos de represión y violación de los derechos humanos. En un marco que llamaba al autoritarismo en Latinoamérica, México abrazaba la democracia. El PRI conciliaba voluntades diversas en el trayecto hacia una democracia plural y competitiva, a través de grandes transformaciones en el sistema electoral; fundamentalmente, en torno a las normas para la organización de las votaciones, las características de la institución encargada de ello, el sistema para la calificación de los comicios y la regulación de los partidos como entidades de interés público, con una vida institucional fortalecida legalmente. Frente a la crisis electoral de 1988, en la que actuaban fracciones desprendidas del partido, el PRI supo entender nuevamente la necesidad de ajustes. En 1989 se inició un ciclo positivo de reformas electorales hacia la competencia política que culminaron en 1996; este ciclo implicó la creación de instituciones y procedimientos que profesionalizaron y otorgaron autonomía a la organización de los comicios, con un cuerpo jurisdiccional para la calificación electoral, y lograron construir bases de equidad entre los partidos políticos en la competencia por el poder público. Como partido, el PRI luchó por una mejor vida democrática a través de las normas. Así se vivió un proceso de nuevos equilibrios generados por una pluralidad cada vez más firme y amplia; ello condujo a formar los rasgos autoritarios en el régimen político. La crítica más importante al PRI tal vez no sea sobre el balance de sus realizaciones, sino respecto del ritmo de las transformaciones que impulsó; es evidente que hubiera sido deseable un trayecto más corto en los cambios practicados.

9

El PRI y sus predecesores son organizaciones políticas que conjuntaron más de 70 años en ejercicio del poder público; constituyen, en ese sentido, el actor principal de la hazaña democrática de México, incluso cuando otros flaqueaban o cuando, por el cálculo de ganancias parciales e inmediatas, negaron su contribución a las reformas democráticas de México.

10

Primer Comité Organizador del Partido Nacional Revolucionario.

Presidente Gral. Plutarco Elías Calles Secretario General Ing. Luis L. León Secretario de Organización Lic. Aarón Sáenz 2do. Secretario de Organización (Distrito Federal y Territorios) Gral. Manuel Pérez Treviño 3er. Secretario de Organización Dip. David Orozco 4to. Secretario de Organización Profr. Bartolomé García Correa Secretario de Propaganda y Publicidad Sen. Manlio Fabio Altamirano. Secretario del Interior Prof. Basilio Vadillo

11

Primer Manifiesto del Comité Organizador del Partido Nacional Revolucionario.

En el mensaje del l°. de septiembre último se planteó la necesidad de resolver nuestros problemas políticos y electorales, por nuevos métodos y nuevos procedimientos, ya que la irreparable pérdida del Gral. Obregón nos dejaba frente a circunstancias bien difíciles dado que, con él, la nación perdía el caudillo capaz de resolver el problema de la sucesión presidencial ante la opinión pública, con el sólo prestigio de su personalidad. Esta sugestión hecha de toda buena fe ha sido aceptada ampliamente, no sólo por la opinión revolucionaria, sino por la totalidad del país, tal vez por estar fundada en realidades positivas interpretadas con toda sinceridad. Dentro de nuestro sistema constitucional y obrando de acuerdo en todo con las instituciones democráticas que nos rigen, esos métodos nuevos y esos procedimientos distintos no pueden ser otros que la organización y el funcionamiento de partidos políticos de principios definidos y de vida permanente. A falta de recias personalidades, imán de simpatías y lazo de unión de las fuerzas sociales dispersas que se impongan en la lucha y conquisten las voluntades por cualidades muy personales, se necesitan, para controlar la opinión y respaldar después a los gobiernos, fuerzas políticas organizadas, los partidos que lleven la discusión ante el pueblo, no ya de personas sino de programas de gobierno, que encaucen las fuerzas de que se habla hacia una ideología definida, conquisten la voluntad de los ciudadanos, moralicen los procedimientos electorales y una vez conquistado el triunfo electoral, queden como respaldo del gobierno constituido para prestarle todo su apoyo, en la ejecución del programa aprobado, a la par que como críticos serenos conscientes, para que en caso que los tales gobiernos se separen en su actuación de las plataformas prometidas, y no se disgregue, se pierda como hasta la fecha ha sucedido, más que para constituir la corriente que todo le aplaude al Gobierno porque lograron ingresar a las filas burocráticas y otros, que tal no consiguieron, para formar en la cauda de los descontentos y de los despechados que encuentran motivos de crítica para todo acto del poder público.

12

Prácticamente, la Revolución convocó al país por boca del entonces Presidente de la República, en el mensaje del primero de septiembre, a la organización de los partidos políticos de tendencias definidas y de vida permanente, para lograr que instauremos en nuestra vida institucional una verdadera democracia orgánica. La lógica rudimentaria nos permite considerar que de las múltiples tendencias y opiniones que dividen actualmente a la nación, deben organizarse dos corrientes poderosas que las canalicen y encaucen: La tendencia innovadora, reformista o revolucionaria, y la tendencia conservadora o reaccionaria. Para iniciar esa evolución de la política mexicana, y con objeto de encauzar y unir en un solo conglomerado todas las fuerzas de la primera tendencia, es decir, de la tendencia revolucionaria, siguiendo las sugestiones contenidas en el mensaje al Congreso ya citado, y en uso de los derechos que como ciudadanos nos conceden nuestras leyes, nos hemos reunido los suscritos, para constituir el Comité Organizador del Partido Nacional Revolucionario. Este Comité Organizador persigue los siguientes fines: Primero. Invitar a todos los partidos, agrupaciones y organizaciones políticas de la República, de credo y tendencia revolucionaria, para unirse y formar el Partido Nacional Revolucionario. Segundo. Convocar oportunamente a una Convención de representantes de todas las organizaciones existentes que deseen formar parte del Partido Nacional Revolucionario, donde se discutirá: a) Los Estatutos o Constitución del Partido. b) El programa de principios del mismo. c) La designación de un candidato a la Presidencia de la República. d) La designación de las personas que deban constituir el Comité Director o el Consejo Nacional de la citada institución, durante el periodo que especifiquen los estatutos aprobados. Para facilitar la organización del Partido Nacional Revolucionario y el funcionamiento mismo de la Convención, el Comité desempeñará las siguientes funciones: I. Lanzar oportunamente la Convocatoria para la Convención, estableciendo las bases a que deben sujetarse las agrupaciones que deseen concurrir a la formación del Partido Nacional Revolucionario. II. Redactar un reglamento interior de la Convención para que los debates puedan conducirse con orden y provecho.

13

III. Preparar un proyecto de programa de principios del Partido, dándolo a conocer a su debido tiempo a todas las organizaciones concurrentes para que pueda ser estudiado y discutido. IV. Preparar un proyecto de estatutos y constitución del Partido, dándolo a conocer, igualmente con toda oportunidad, a las organizaciones adheridas, para que pueda ser estudiado y discutido. V. Hacer entrega a la Convención de los archivos del propio Comité. Es necesario declarar también, para conocimiento de la opinión revolucionaria del país, que el papel del Comité se limita a invitar a las fuerzas diseminadas de la Revolución para unirlas y organizarlas hasta llegar a la Convención que deberá ser soberana, y para resolver en definitiva sobre programas, estatutos y candidato presidencial del Partido Nacional Revolucionario, y que por tanto este Comité no puede ni debe trabajar en favor de ningún candidato presidencial determinado. Invitamos pues, en uso de nuestros derechos de ciudadanos, a todos los revolucionarios de la República y a las organizaciones políticas de esa tendencia, a agruparse alrededor del Programa Revolucionario, que a través de los años vaya cristalizando, en hechos de Gobierno, los principios de nuestra Revolución. Firmemente convencidos de que la actual es la hora histórica para que surjan y se formen los partidos políticos de principios y de organización duradera, nos dirigimos con todo entusiasmo a los revolucionarios del país para que nos unifiquemos alrededor de nuestra vieja bandera, pues tenemos la creencia de que si hoy logramos organizar partidos estables, y que representen las distintas tendencias de la opinión del país, salvaremos a la República de la anarquía a que pueden llevarla las ambiciones puramente personalistas y habremos establecido las bases de una verdadera democracia. México, 1°. de Diciembre de 1928.

14

Dirigencias Nacionales del Partido Revolucionario Institucional através de su historia:
(1929 - 1930): David Casillas Peralta (1930) : Basilio Badillo (1930) : Emilio Portes Gil (1930 - 1931): Lázaro Cárdenas del Río (1931 - 1933): Manuel Pérez Treviño (1933) : Melchor Ortega (1933) : Manuel Pérez Treviño (1933 - 1934): Carlos Riva Palacio (1934 - 1935): Matías Ramos Santos (1935 - 1936): Emilio Portes Gil (1936 - 1938): Silvano Barba González (1938 - 1939): Luis I. Rodríguez (1939 - 1940): Heriberto Jara (1940 - 1946): Antonio I. Villalobos (1946) : Rafael Pascasio Gamboa (1946 - 1952): Rodolfo Sánchez Taboada (1952 - 1956): Gabriel Leyva Velázquez (1956 - 1958): Agustín Olachea (1958 - 1964): Alfonso Corona del Rosal (1964 - 1965): Carlos Alberto Madrazo Becerra (1965 - 1968): Lauro Ortega

15

(1968 - 1970): Alfonso Martínez Domínguez (1970 - 1972): Manuel Sánchez Vite (1972 - 1975): Jesús Reyes Heroles (1975 - 1976): Porfirio Muñoz Ledo (1976 - 1979): Carlos Sansores Pérez (1979 - 1981): Gustavo Carvajal Moreno (1981) : Javier García Paniagua (1981 - 1982): Pedro Ojeda Paullada (1982 - 1986): Adolfo Lugo Verduzco (1986 - 1988): Jorge de la Vega Domínguez (1988 - 1992): Luis Donaldo Colosio Murrieta (1992) : Rafael Rodríguez Barrera (1992 - 1993): Genaro Borrego Estrada (1993 - 1994): Fernando Ortiz Arana (1994) : Ignacio Pichardo Pagaza (1994 - 1995): María de los Ángeles Moreno (1995 - 1996): Santiago Oñate Laborde (1996 - 1997): Humberto Roque Villanueva (1997 - 1999): Mariano Palacios Alcocer (1999) : José Antonio González Fernández (1999 - 2002): Dulce María Sauri Riancho (2002 - 2005): Roberto Madrazo Pintado (2005) : César Augusto Santiago

16

(2005 - 2007): Mariano Palacios Alcocer (2007 - ) : Beatriz Paredes Rangel

Dirigente Nacional Actual.

Beatriz Elena Paredes Rangel (Tlaxcala, Tlaxcala; 18 de agosto de 1953). Es una política mexicana, Presidenta Nacional del Partido Revolucionario Institucional, con anterioridad ha desempeñado cargos gubernamentales y en la estructura de su partido, como Gobernadora de Tlaxcala y como candidata a Jefa de Gobierno del Distrito Federal.

Presidenta del CEN del PRI
Beatriz Paredes cursó estudios de sociología en la Universidad Nacional Autónoma de México. Ha sido Gobernadora de su estado natal, Tlaxcala; Diputada Federal y Senadora de la República en la LI , LIII, LVII y LVIII Legislaturas; en esta última, Presidenta del Congreso de la Unión. En el Poder Ejecutivo Federal, fungió en la Secretaría de Gobernación como Subsecretaria de Desarrollo Político y como Subsecretaria de Gobierno; también fue Subsecretaria en la Secretaría de la Reforma Agraria. Desempeñó diversas comisiones internacionales, destacando: Embajadora de México en Cuba y Presidenta del Parlamento Latinoamericano. Ha participado en diversas comisiones partidistas, ha sido Secretaria General del CEN del PRI y Presidenta de la Fundación Colosio. Actualmente es Presidenta del Comité Ejecutivo Nacional del Partido Revolucionario Institucional.

En el ámbito internacional
Integrante del Consejo Consultivo de UNICEF, 2004. Fue Embajadora de México en Cuba 1993. Presidenta del Parlamento Latinoamericano. Organismo Parlamentario Internacional que integra a parlamentarios de 22 países 2001-2003.

ACTUALES GOBERNADRES DEL PRI:
17

Campeche Jorge Carlos Hurtado Valdez

Colima Jesús Silverio Cavazos Ceballos

Coahuila Humberto Moreira Valdés

Chihuahua José Reyes Baeza Terrazas

Durango Ismael Alfredo Hernández Deras

Estado de México Enrique Peña Nieto

Hidalgo Miguel Ángel Osorio Chong

Nayarit Ney González Sánchez

Nuevo León José Natividad González Parás

Oaxaca Ulises Ruiz Ortiz

18

Puebla Mario Marín Torres

Quintana Roo Félix González Canto

Sinaloa Jesús Alberto Aguilar Padilla

Sonora Eduardo Bours Castelo

Tabasco Andrés Granier Melo

Tamaulipas Eugenio Javier Hernández Flores

Veracruz Fidel Herrera Beltrán Gobernadores electos del PRI en 2009:

Yucatán Ivonne Aracelly Ortega Pacheco

Nuevo León Rodrigo Medina de la Cruz 19

San Luis Potosí Fernando Toranzo Fernández

Querétaro Jorge Eduardo Calzada Rubirosa

Campeche Ortega Bernes

Colima

Mariano Anguiano moreno

Expresidentes priistas de México:

1928-1930: Emilio Portes Gil

1930-1932: Pascual Ortiz Rubio

20

1932-1934: Abelardo L. Rodríguez

1934-1940: Lázaro Cárdenas del Río

1940-1946: Manuel Ávila Camacho

1946-1952: Miguel Alemán Valdez

21

1952-1958: Adolfo Ruiz Cortines

1958-1964: Adolfo López Mateos

1964-1970: Gustavo Díaz Ordaz

1970-1976: Luis Echeverría Álvarez

22

1976-1982: José López Portillo y Pacheco

1982-1988: Miguel de la Madrid

1988-1994: Carlos Salinas de Gortari

1994-2000: Ernesto Zedillo

PRESENCIA FEDERAL

23

El H. Congreso de la Unión está integrado por la H. Cámara de Senadores y la H. Cámara de Diputados.
La presencia del PRI en el congreso está representada por: H. Cámara de Senadores: 33 H. Cámara de Diputados : 106 Es el Congreso de la Unión el responsable de elaborar las Leyes Federales; por ejemplo, para Reformar la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, se requiere el voto de las dos terceras partes del Congreso de la Unión y la aprobación del Constituyente Permanente, integrado por las Legislaturas Locales, en mayoría simple, es decir al menos 16 congresos estatales.

MUNICIPIOS
De los 2,457 Municipios del país, el PRI gobierna en 921, que representan el 37.48%, colocándolo como el Partido que por sí solo cuenta con más gobiernos municipales.

CONGRESOS LOCALES
De los 1,138 Diputados Locales que integran los 31 congresos locales y la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, el PRI cuenta con 438 legisladores, que representan el 38.48% del total, lo cual coloca al Partido como el de mayor representatividad en los órganos legislativos locales, en 20 de los cuales el Partido tiene la mayoría*. * 1 Mayoría Calificada (2/3 partes del total de diputados). 12 Mayorías Absolutas (50% + 1 del total de diputados). 7 Mayorías Relativas (mayoría de diputados sin alcanzar la Mayoría Absoluta ) En elecciones 2009: El PRI pareció sacar provecho con una cintura política que los años de experiencia le fueron dando a este partido que gobernó el país durante gran parte del siglo XX y pudo colocarse como poder obligado para acordar si se quiere garantizar la gobernabilidad. El PRD, quizás la única opción verdaderamente opositora con fuerza, desgastó también a muchos votantes con problemas internos y practicas políticas de algunos de sus representantes que complicaron la imagen del partido a nivel nacional. PRD perdió el histórico logro del 2003 que lo posiciono como segunda fuerza en el Congreso. Ahora queda como tercera fuerza. El PAN tenia las de perder, el desgaste de gobernar y algunas cuestiones coyunturales que no acompañaron al partido gobernante, obligan a la población a buscar un cambio. La mayoría entonces se inclinó hacia el partido que hasta hoy y desde el 2003 se ubicaba como tercera fuerza en el parlamento. 24

El Congreso antes de estas Elecciones:
El congreso mexicano poseía una mayoría panista que se modificó en estas elecciones. PAN 206 BANCAS PRD 126 BANCAS PRI 106 BANCAS OTROS PARTIDOS: 55 BANCAS El Congreso después de las Elecciones: PRI sumado a su aliado el Partido Verde alcanza la Mayoría. Podrían llegar a 275 diputaciones. PAN pierde terreno y queda como primera minoría. PRD pierde terreno y es desplazado a segunda minoría.

Participación ciudadana en el partido y objetivos: Jóvenes y Estudiantes:
25

Los jóvenes son parte fundamental del Partido Revolucionario Institucional. Estamos comprometidos con la instrumentación de políticas públicas, planes y programas integrales para lograr que un mejor desarrollo de la juventud. Trabajamos día con día con el firme objetivo de que los jóvenes participen en los asuntos de su interés, tomen decisiones y encuentren, en el Partido Revolucionario Institucional, la vía para canalizar sus demandas a través de nuestros representantes populares. Queremos que la juventud recupere la credibilidad en las instituciones públicas que con tanto esfuerzo construimos durante el siglo pasado. Los priístas reconocemos la capacidad de los jóvenes para asumir posiciones dentro de la administración pública en los tres niveles de gobierno, cargos políticos dentro del partido y elección popular. En el PRI estamos conscientes de que la formación de nuestros cuadros juveniles es la base para su renovación permanente.

Mujeres:
En la actualidad, el Partido Revolucionario Institucional contempla una mayor participación de las mujeres en la vida política de nuestro país. Nuestro partido ha realizado reformas estatutarias con la finalidad de lograr una mayor participación de las mujeres como candidatas. El PRI reconoce la lucha de las mujeres, que ha buscado eliminar todas las formas de discriminación y colocarse en un plano de igualdad.

Migrantes:
Estamos conscientes de la necesidad de establecer mecanismos y políticas de defensa permanente de los derechos fundamentales de los migrantes mexicanos en el exterior. El PRI ha demostrado, a través de distintos programas institucionales y de gobierno, su compromiso e interés con los migrantes, no sólo en Estados Unidos sino en el resto del mundo. En el plano de la política internacional nos hemos guiado por los principios de la diplomacia, lo que se traduce en el absoluto respeto hacia otros Estados y, sobre todo, hemos pugnado por que se respete las normas internacionales que protegen los derechos de los migrantes. Las propuestas en política económica que establecemos en nuestra plataforma electoral, así como las implementadas en los estados en los que gobernamos, tienen como eje fundamental crear fuentes de empleo bien remuneradas con la finalidad de elevar el nivel de vida de los ciudadanos y, evitar que se vean obligados a abandonar su tierra, familia y raíces.

26

Adultos Mayores:
Tenemos la responsabilidad de generar mejores oportunidades para la población adulta mayor a través de condiciones dignas para su retiro y jubilación. Nuestras actuar político y social respeta la sabiduría y experiencia de los mayores en plenitud de edad.

Personas con discapacidad:
Asumimos el compromiso de impulsar un orden social que proteja a los individuos con necesidades especiales y capacidades diferentes. Luchamos porque se incorporaren a las actividades productivas, así como, para que se desarrollen programas con la finalidad de facilitar el ejercicio de sus derechos.

Indígenas:
Nuestro instituto político reconoce nuestro carácter pluriétnico y pluricultural. Por ello, estamos a favor del respeto y solidaridad con los pueblos indígenas, quienes aportan su riqueza cultural a la Nación y son motivo de orgullo nacional. Estamos plenamente comprometidos con la generación de condiciones que permitan la plena defensa de sus derechos, usos y costumbres. Somos conscientes de que el Estado debe fomentar y preservar la educación indígena, favoreciendo la educación bilingüe y multicultural como un factor de identidad nacional.

Campesinos:
Las luchas por las reivindicaciones agrarias son históricas y dan origen a nuestro partido. Estamos a favor de impulsar el desarrollo rural y sustentable y, modernizar al campo. Durante los últimos años, la situación de pobreza de la población rural es alarmante. Sin embargo, en nuestro partido seguiremos trabajando de la mano con los campesinos, para recuperar al campo mexicano, mejorando las condiciones de vida y disminuyendo los niveles de marginación que existen en dicho sector.

Trabajadores:
El PRI abandera las causas y promueve los derechos de la clase trabajadora, particularmente los de huelga, libre sindicalización, autonomía sindical, contratación colectiva, salario remunerador, reparto de utilidades, seguridad social y vivienda. Reconocemos que los trabajadores y sus organizaciones, constituyen una fuerza básica del partido.

Intelectuales:

27

En el PRI reconocemos que la cultura es un factor determinante del futuro de nuestra Nación. El Partido lucha porque la educación adquiera rangos de excelencia académica, propicie el desarrollo de la investigación y frene el rezago existente, elevando los niveles educativos nacionales hacia la obtención de parámetros internacionales. Estamos convencidos de que la ciencia y la innovación tecnológica son factores fundamentales de la productividad y competitividad ya que son el insumo más relevante de la sociedad del conocimiento. El Partido Revolucionario Institucional es una institución en la cual la libertad es un principio indeclinable y condición de la democracia, somos un Partido de puertas abiertas para las ideas que se nutre de la diversidad del pensamiento.

Empresarios:
En el PRI estamos seguros de que el desarrollo económico y social se gesta en gran medida en las empresas. No sólo escuchamos a los empresarios, juntos, convertimos sus necesidades y propuestas en acciones legislativas y de gobierno. La economía mexicana crece en la medida en que se desarrolle un ambiente propicio para que nuestros ciudadanos se conviertan en empresarios y sean cada día más competitivos a nivel nacional e internacional.

Organismos Políticos donde interviene el PRI

28

Organismo Nacional de Mujeres Priístas
Insurgentes Norte No. 59 Edificio 1 Piso 7 Col. Buenavista, Deleg. Cuauhtémoc México D.F., C.P. 06359 Conmutador: 01 (55) 57 29 96 00

Fundación Colosio http://www.fundacioncolosio.org Julio Verne No. 51 , Col. Polanco Deleg. Miguel Hidalgo, México D.F., C.P. 11560 Conmutador: (55) 52 81 43 44

Instituto de Capacitación y Desarrollo Político, A.C. http://www.icadep.org Insurgentes Norte No. 59 , Col. Buenavista Deleg. Cuauhtémoc, México D.F., C.P. 06359 Conmutador: (55) 57 29 96 00 ext. 2626

29

Frente Juvenil Revolucionario http://www.fjr.org.mx Insurgentes Norte No.59, Col. Buenavista Deleg. Cuauhtémoc, México D.F., C.P. 06359 Edificio 1 piso 4 Conmutador: (55) 57 29 96 00 Ext. 2750, 1406

Movimiento Territorial Ezequiel Montes No.99 Piso 5, Col. Tabacalera Deleg. Cuauhtémoc, México D.F., C.P. 06030 Dir. (55) 55 92 60 09

Asociación Nacional Revolucionaria General Leandro Valle http://www.pri.org.mx/GeneralLeandroValle Insurgentes Norte No. 59 Edificio 1 Piso 7 Col. Buenavista, Deleg. Cuauhtémoc México D.F., C.P. 06359 Conmutador: 01 (55) 57 29 96 00, 55 41 43 20

30

Federación Nacional de Municipios de México, A.C. Insurgentes Norte No.59, Col. Buenavista Deleg. Cuauhtémoc, México D.F., C.P. 06359 Edificio 1 piso 3 Conmutador: (55) 57 29 96 00

Sectores de intervención priista:

Sector Agrario http://www.confederacionnacionalcampesina.org.mx Mariano Azueta No.121 Piso 1 Col. Santa María la Rivera, Deleg. Cuauhtémoc México D.F., C.P. 06400 Conmutador: 01 (55) 55 47 80 42

31

Sector Obrero http://ctmorganizacion.org.mx Vallarta No.8 Piso 2, Col. Tabacalera Deleg. Cuauhtémoc, México D.F., C.P. 06030 Conmutador: 01 (55) 51 41 17 30

Sector Popular http://www.cnop.org.mx Lafragua No.3 Piso 3, Col. Tabacalera Deleg. Cuauhtémoc, México D.F., C.P. 06030 Conmutador: 01 (55) 51 41 49 00

32

DECLARACIÓN DE PRINCIPIOS “UN MÉXICO COMPARTIDO”
Preámbulo. El Partido Revolucionario Institucional es una fuerza política nacional con presencia en todo el territorio de la república. Nuestro origen surge de los grandes valores sociales de la Revolución Mexicana. Reconocemos nuestras raíces en la consolidación de la República Liberal, Laica y Federalista, en la lucha por la soberanía nacional y la independencia de México. El destino de nuestro partido como opción política preferente en un México diverso y plural está determinado por su capacidad para continuar empatando con puntualidad histórica sus fortalezas con los más nobles anhelos de la sociedad mexicana. Los valores de nuestro origen son irrenunciables porque siguen siendo aspiraciones de millones de mexicanos en un país todavía escindido por la modernidad y el atraso; por el desfase entre las condiciones del bienestar y pobreza que cancelan el legítimo derecho de cada ciudadano, por ocupar un lugar de dignidad en la Nación. Somos un partido que en los dos últimos tercios del siglo XX mexicano recobró lo mejor de la tradición política del país para favorecer la unidad nacional, la salud de la República, el Federalismo, el sistema de partidos, el Estado Social, la democracia representativa y la paz como primera condición de todos los quehaceres de una sociedad organizada. Impulsamos instituciones ejemplares en el mundo entero, y hemos defendido con idéntica responsabilidad derechos sociales básicos y garantías para la inversión y el crecimiento económico. Hemos probado ser un partido con vocación por una democracia en la que puedan seguir superándose los rezagos, exclusiones y agravios que todavía lastiman a millones de compatriotas. Somos un partido que congruente con su tradición internacionalista ha promovido la participación del país en el proceso de globalización, enfrentando los riesgos y las ventajas de la libertad de mercado, pero siempre denunciando su evidente falta de compromiso frente al destino de la humanidad más empobrecida y procurando el fortalecimiento del multilateralismo para la cooperación y la resolución pacífica de los conflictos. Amparados en aspiraciones éticas y en la lucha por la igualdad, que proviene de tener todos las mismas libertades y oportunidades esenciales; el crecimiento con equidad social y sustentabilidad, como la política capaz de distribuir democráticamente los beneficios del progreso, declaramos ser un partido responsable y preparado para atender las demandas de la nueva sociedad mexicana y convertirlas en políticas de gobierno.

33

Nuestros ideales corresponden a las demandas de la inmensa mayoría de los mexicanos. Buscamos a través del ejercicio de la libertad, la democracia, la justicia social y la tolerancia, el México incluyente en que cada mexicano pueda reconocerse como parte de la Nación, tanto por origen y memoria, como también por el acceso a las oportunidades que hacen la diferencia entre la postergación sin esperanza y el derecho primordial a un destino humano con plenitud. En esta aspiración por lograr con mayor eficacia un México compartido en las oportunidades de vida digna, de educación de calidad, promotora de cultura y de capacidades de ingreso y de bienestar; y en el reconocimiento pleno de un país pluriétnico y pluricultural en el que la igualdad primordial sea la condición de todos como ciudadanos libres, establecemos la siguiente:

Declaración de Principios.
Somos el partido que ha impulsado la construcción del México moderno. Nos reconocemos en los principios que guiaron a la Independencia de México, a la Reforma y a la Revolución Mexicana, mismos que definieron a la Constitución de 1917 como fuentes de nuestro nacionalismo. A lo largo de nuestra historia, hemos sabido identificar las necesidades y aspiraciones de nuestro pueblo y hemos construido las instituciones que han encauzado el desarrollo económico y social de la Nación, dándole estabilidad política y paz institucional. De cara a los desafíos del siglo XXI, ratificamos nuestros principios fundamentales, actualizamos nuestra agenda partidista y renovamos el compromiso de seguir abanderando las mejores causas de México. Partido 1. Somos un partido político nacional de carácter federal, integrado por mujeres y hombres libres, que conformamos una alianza de ciudadanos, de organizaciones y de los sectores agrario, obrero y popular, pilares fundamentales de nuestra vida política que reflejan la heterogeneidad de la sociedad mexicana. Su carácter federal radica en la fuerza integradora de estados y municipios.

2. Somos un partido político que se inscribe en el régimen democrático de la República. Comprometido con la observancia de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y con las leyes e instituciones que de ella emanan. Asumimos con responsabilidad la plena congruencia entre nuestros documentos básicos y la práctica política partidaria como un ejercicio ético fundamental.

3. Somos un partido político que ni depende ni acepta subordinación alguna a ningún partido político extranjero. No aceptamos apoyo económico, político o propagandístico que provenga de extranjeros, de ministros de culto, de asociaciones

34

u organizaciones religiosas e iglesias, así como de cualquier otro origen cuya procedencia proscriban las leyes correspondientes. Somos un partido comprometido con la voluntad del pueblo como principio y sustento de la organización política de la sociedad en el Estado, que asume la obligación de conducir sus actividades por medios pacíficos y por la vía democrática.

4. Somos un partido político socialmente responsable, comprometido con las causas ciudadanas y con la fortaleza institucional de México. La diversidad social que nos integra se opone a quienes practican la confrontación y la división y se pronuncia por un ejercicio gubernamental ejemplar de gobiernos que cumplan sus compromisos de cara a la sociedad. Estamos inconformes con una realidad injusta e insatisfechos con las políticas públicas ineficaces, en cualquier ámbito donde se apliquen. Por eso, es que nos pronunciamos por tomar parte activa en las transformaciones que requiere nuestro país.

5. Somos el partido que lucha por la democracia entendida como un sistema de vida fundado en el constante mejoramiento económico, político, social y cultural del pueblo, que alienta el pleno respeto a los derechos humanos y promueve la cooperación y la convivencia pacífica entre las naciones como entre los individuos.

6. Somos el partido que se pronuncia por establecer un compromiso urgente, integral y participativo en favor de la protección del medio ambiente y del desarrollo sostenible, que para ser tal, requiere la articulación del modelo económico con las políticas sociales.

7. Somos el partido que, orgulloso de los principios ideológicos de la Revolución Mexicana, promueve la modernización de México con democracia y justicia social. Por eso nos inscribimos en la corriente socialdemócrata de los partidos políticos contemporáneos.

8. Somos un partido político hermanado con la expresión mundial de todas las fuerzas políticas comprometidas con la democracia y la justicia social. Consideramos que otra forma de mundialización es posible. Compartimos los principios de la Internacional Socialista y de la Conferencia Permanente de Partidos Políticos de América Latina (COPPPAL), de las cuales somos miembros de pleno derecho.

35

Estado 9. Nos pronunciamos por un Estado Social de Derecho, basado en un orden constitucional eficaz y moderno, defensor de las libertades, que garantice la seguridad y la certeza legal en los derechos y patrimonio de las personas y que erradique la corrupción y la impunidad, promoviendo el acceso a una justicia imparcial, pronta y expedita, en todos los ámbitos de la sociedad.

10. Nos pronunciamos por un Estado laico para el siglo XXI, que sostenga la imparcialidad de las instituciones y garantice la salvaguarda del ámbito particular de los individuos frente a cualquier intromisión de corporación, credo o dogma y reconozca a plenitud el ejercicio de su libre albedrío.

11. Estamos a favor de un Estado que propicie la democracia integral, y que por tanto, asegure la participación ciudadana en la toma de decisiones de la vida pública, para avanzar permanentemente en el pleno cumplimiento de los derechos sociales.

12. Tenemos la convicción de que es necesario un Estado que respete la división de poderes y que propicie la colaboración entre los mismos, así como la participación responsable y comprometida de todas las fuerzas políticas en la construcción de mayorías estables que garanticen la gobernabilidad democrática.

13. Queremos un Estado que garantice el pacto federal a través del fortalecimiento de las entidades federativas y el municipio libre. Que resuelva las desigualdades regionales del país, para acceder a un desarrollo equitativo, justo y compartido.

14. Demandamos un Estado fuerte y eficaz, que sin menoscabo de la libertad económica, aliente la economía social de mercado, que garantice el fomento a las micro, pequeñas y medianas empresas, así como los apoyos indispensables al desarrollo agropecuario y asegure la cohesión social. Que resuelva la soberanía y la seguridad alimentarias de los mexicanos. Que incentive y promueva un empleo digno con salario remunerador y el respeto irrestricto a los derechos laborales y de organización de los trabajadores.

36

15. Exigimos un Estado comprometido con el combate a la pobreza, que ofende la dignidad humana, debilita el tejido social y frena el desarrollo del país. Queremos un Estado que, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 3° constitucional, refrende a la educación pública de calidad con suficiente cobertura en todos sus niveles, como el medio más importante para contrarrestar la desigualdad social. Resaltamos también la trascendencia de la capacitación y la investigación en ciencia y tecnología.

16. Demandamos un Estado que promueva la intervención de la autoridad pública para mejorar los equilibrios sociales y regionales. Un Estado que permanentemente impulse reformas sociales en favor de los que menos tienen.

17. Nos pronunciamos por un Estado que reconozca el mandato de las mayorías pero al mismo tiempo sea incluyente y respetuoso de las minorías.

18. Defendemos la propiedad originaria de la Nación sobre las tierras, aguas y espacio aéreo, comprendidos dentro de los límites del territorio nacional, tanto continental como marítimo. La preservación de las cuencas hidrológicas del país, la sostenibilidad del medio ambiente y la protección de los recursos naturales y el desarrollo de fuentes alternas de energía renovable.

19. Ratificamos el dominio directo, inalienable e imprescriptible de la Nación sobre los hidrocarburos y los demás recursos naturales del subsuelo.

20. Exigimos un Estado que ejerza a plenitud la soberanía, como principio rector fundamental en las relaciones de México con el mundo y como la capacidad de nuestra Nación para influir en la toma de decisiones del entorno global, para hacer prevalecer y proteger los intereses de los mexicanos.

21. Exigimos que la actuación del Estado, erradique cualquier forma de discriminación, se someta al imperio de la Ley y al respeto irrestricto de los derechos humanos.

37

Reclamamos la eficacia jurídica en materia de derechos de los pueblos y comunidades indígenas.

Sociedad 22. Estamos comprometidos con la construcción de una ciudadanía integral: política, económica y social, como base del desarrollo de la sociedad en la democracia.

23. Queremos una ciudadanía sustentada en la equidad económica. Nos pronunciamos por una sociedad con justicia social, como un sistema de vida generador de igualdad de oportunidades, para que todos los mexicanos accedan al bienestar pleno y al ejercicio de sus capacidades en favor de un desarrollo sostenible y compartido.

24. Estamos a favor de una ciudadanía fundada en valores de tolerancia y fraternidad que se reconozca en su riqueza pluriétnica y pluricultural, y que exija la aplicación de reglas y políticas públicas que impidan que las diferencias de raza, género, preferencia sexual, edad, cultura, religión, condición de discapacidad, origen o condición económica, política y social, se traduzcan en desigualdad, injusticia o motivo de discriminación. Que reconozca y apoye el esfuerzo, la experiencia y las virtudes de nuestros adultos mayores, personas con discapacidad y grupos vulnerables, con acciones afirmativas. Nos pronunciamos por una sociedad que respete, proteja y defienda los derechos de los pueblos y comunidades indígenas.

25. Nos pronunciamos por una sociedad en donde la equidad de género sea una realidad que contribuya al establecimiento de una cultura de respeto e inclusión entre los hombres y las mujeres.

26. Queremos una sociedad que encuentre en la juventud el propósito de sus más grandes esfuerzos. Para nuestro partido la juventud es una condición de renovación generacional, por ello asumimos el compromiso de ampliar oportunidades para su desarrollo en todos los órdenes de la vida nacional.

27. Requerimos una ciudadanía sustentada en la libertad, la justicia y el derecho a decidir el rumbo de la Nación a través de una efectiva democracia representativa; de

38

la participación social en la toma de decisiones, del referéndum, del plebiscito, de la iniciativa popular, de la transparencia, de la rendición de cuentas y del acceso a la información pública.

28. Reconocemos la libertad de conciencia de los individuos, la libertad de asociación y la libertad de expresión como valores fundamentales de la convivencia social.

Entorno mundial 29. Asumimos un renovado nacionalismo que concibe a nuestra soberanía como el fundamento estratégico para influir en el proceso de globalización y para orientar la política exterior de México.

30. El PRI reivindica la tradición de una política internacional de principios y postula reiteradamente su compromiso de apoyar la paz, de abogar por la solución pacífica de las controversias y de exigir que se mantenga un diálogo soberano y digno con todas las naciones del mundo.

31. Los priístas nos pronunciamos por reforzar el papel de los organismos multilaterales, para evitar la preeminencia de las políticas unilaterales, que basadas en la fuerza y no en el derecho, dañan los principios de paz y cooperación que deben prevalecer en la comunidad internacional. México debe asumir una participación comprometida en la discusión de las políticas internacionales.

32. Nos pronunciamos por la activa defensa de los derechos humanos y laborales de los migrantes y en la superación de los modelos de desarrollo Norte–Sur que, en su desigualdad, estimulan los procesos migratorios.

33. El proceso de mundialización al que aspiramos ha de estar fundado en un nuevo diálogo político de irrestricto respeto a la cultura de cada nación, nuevos criterios frente a la migración y una nueva voluntad global para transformar el conocimiento y las tecnologías en patrimonio común de todos los pueblos y de todos los hombres, lo mismo que el compromiso conjunto para cuidar la integridad del entorno ecológico que sustenta la vida en el planeta

39

Conclusión:
En conclusión creo que el PRI ha tenido algunos momentos buenos y malos y en general pero que en esos momentos buenos han sido tal vez los que mas han trascendido en nuestro país y han realizado movimientos en las instituciones y en movimientos sociales que no creo que otro partido ha realizado y que han hecho que las leyes hayan cambiado en su mayoría a favor de todos los mexicanos y a los sectores que en ocasiones eran de su conveniencia y para sus propios intereses pero creo que la percepción general del partido es errónea ya que han logrado cosas através de su historia que no han podido lograr otros partidos u otros personajes aunque esta imagen fue desapareciendo ya que con el tiempo los principios por los cuales se basa el partido fueron perdiendo importancia o no los han tomado en cuenta y que es algo que ha causado que la gente pierda la confianza sobre el propio partido de forma que han ocurrido los cambio que se dieron hace algunos años en la presidencia y una perdida de poder en el congreso lo que causo que tuvieran que realizar un cambio drástico en sus bases para lograr ser una la principal fuerza política del país y recuperar el poder que le permita manejarse conforme a sus intereses. Creo que también algo notable en el partido es que tienen una organización y una estructura que les permite realizar sus actuaciones conforme a sus internes y la gran representación que tienen les permite manejar una gran cantidad de la población algo que no han podido hacer los demás partidos debido a las divisiones que hay adentro de la estructura de los mismos o la lejanía de sus representantes y poco contacto no les permite que desempeñen un trabajo que les permita competir con el PRI además de que parece de estar mas interesados en su propio partido que en la población y que sus ideologías son muy antiguas y no están de acorde al momento en que vivimos y por eso no despierta el interés de la población al no encontrar puntos en común con sus realidades o sus problemáticas. Además de que la ideología que ha adoptado es correcta ya que se esta interesados mas en lo que pasa con los problemas de la gente y no tanto con sus intereses aunque esto se dejara ver esta que probablemente recuperen la presidencia ya que el poder en el congreso ya lo tienen y creo que poco a poco han espesado a ayudar a los que mas lo necesitan y en general empezar desde los mas pobres y de hay para arriba. Creo que de manera general se puede decir que el pri ha realizado mas actos a favor de la población que cualquier otro partido por que es el que mas se ha atrevido a realizar cambios drásticos en sus bases y formas de pensar de sus miembros además de encabezar movimientos que resultaron de los mas importantes y relevantes para el país y que han llevado a los mayores crecimientos en el país debido a los cambios que han llevado acabo en la estructura política de nuestro país y de tener una forma de conciliar con la población que resulta favorable para la mayoría en la cual busca el beneficio de todos los que sea posible ayudar.

40

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful