EL APAGÓN

Una co-producción Hamás – Al-Jazeera (Al mejor estilo del Hollywood palestino, “Pallywood”)

El 20 de enero, el mundo se conmovía con las fotos que mostraban lo que supuestamente era un apagón generalizado en Gaza, causado por el desabastecimiento de combustible y de suministros eléctricos. Las cámaras de televisión mostraron niños con velas encendidas caminando por la Franja de Gaza, una reunión del parlamento de Hamas en un hall oscuro, un bebé prematuro dentro de una incubadora llorando en la oscuridad y otras dramáticas imágenes de zonas palestinas afectadas por el “apagón causado por Israel”.

En realidad, eran escenas destinadas a engañar a la opinión pública. Mire estas fotos:

Esta es la marcha de los niños con las velas. Las calles parecen oscuras pero observe el ángulo superior izquierdo.

Mire esta otra fotografía, las luces de la calle están encendidas.

La misma puesta en escena de arriba pero desde otro ángulo. A oscuras … pero no tanto.

Y aquí está la reunión a oscuras que se llevó a cabo en el parlamento de Hamás.

¡Pero mire! Desde un ángulo diferente se puede ver luz entrando por las cortinas que cubren la ventana (probablemente era de día), usadas para crear el efecto dramático de un apagón cuando de hecho no existía.

Y aquí está la desgarradora foto de un recién nacido llorando en la fría incubadora, sin electricidad y sin luz.

Pero mirando al mismo bebé desde un ángulo distinto podemos ver que la pantalla del monitor está funcionando, ¡lo que significa que hay electricidad!

Los medios informaron sobre un gran apagón. Sin embargo la realidad era un poco diferente. Hamás tenía almacenada una cantidad significativa de combustible con el que podría haber solucionado los problemas de abastecimiento, pero eligió guardarlo para otros usos. De acuerdo con las estimaciones israelíes, Hamás tenía combustible suficiente para prevenir la miseria de los residentes, pero eligió aparentar que no tenía y ocultar las reservas para darle uso a su infraestructura terroristas y las operaciones en contra de Israel.

Por ejemplo, el website palestino Pal-Press publicó el 20 de junio los comentarios del dueño de una gasolinera que quería hablar de forma anónima. Él contó cómo Hamas había tomado control en Gaza robando importantes cantidades de combustible que había llegado a la Franja y que estaba guardado en gasolineras.

Según esta persona, el combustible era para hospitales, pero Hamas se lo llevó a sus bases con el objetivo de emplearlo en su propia infraestructura, entre otros, la estación satélite Al-Aqsa, la casa de altos dirigentes del Hamás y el cuartel de operaciones de seguridad. El website agregaba que, según fuentes locales, la guardia de seguridad del líder de Hamas Ismail Haniyah robó del hospital a-Shifa el combustible a punta de pistola, en la ciudad de Gaza, asimismo como de gasolineras, destinado para los vehículos de Haniyah y sus colaboradores, su casa y las oficinas del gobierno.

Lamentablemente, los medios jugaron un rol central en este engaño. Un periodista extranjero en Israel le dijo a sus amigos que uno de sus colegas en Gaza estaba presente en el momento que las luces fueron apagadas y la gente se manifestó con velas frente a las cámaras de televisión. Él describió cómo los cámaras de Al-Jazeera montaban la escena como en un estudio de televisión, diciéndole a la gente dónde y cómo posar para la cámara, qué decir y cómo decirlo. Le resultó extraño, entonces lo reportó a sus superiores. Aún así no hicieron nada, y ellos, como otros medios, informaron sobre esta escena de falta de electricidad como si se hubiera tratado de un hecho genuino. Si se siente estafado, no se sienta mal. ¡El mundo entero fue engañado!

Fue una co-producción Hamás – Al-Jazeera (Al mejor estilo del Hollywood palestino, “Pallywood”)