Sección Sindical Ayuntamiento de Benalmádena

ALEGACIONES AL PRESUPUESTO DEL AYUNTAMIENTO DE BENALMÁDENA PARA EL AÑO 2008

Dª Paloma Ruz Rodríguez, con DNI 24.115.191-J, Secretaria General de la Sección Sindical de las Comisiones Obreras del Ayuntamiento de Benalmádena, por el presente escrito,

EXPONE:
1º.- Que el vigente Convenio Colectivo y Acuerdo de Funcionarios establece, en la Disposición Adicional Primera que “las partes firmantes acuerdan iniciar un proceso de consolidación de empleo eventual destinado a garantizar la estabilidad laboral de los puestos de trabajo que trabajadoras y trabajadores vengan desarrollando bajo las diferentes modalidades de contratación temporal por un período superior a tres años, y que sean considerados de plantilla o naturaleza estructural siempre dentro del marco de la legislación vigente en materia de acceso a la función pública”. 2º.- Que en aras de aplicar la legislación vigente en materia de contratación laboral y conforme a lo acordado recientemente, esta Sección Sindical presentó sendos informes reivindicando la continuación de los procedimientos de consolidación de empleo y argumentando la legítima aspiración sindical de conseguir la estabilidad en el empleo. Se reproducen ambos a continuación: Informe de Consolidación de Empleo:
“Paloma R. Ruz Rodríguez, con DNI 24.115.191-J, Secretaria General de la Sección Sindical de CC.OO. del Ayuntamiento de Benalmádena, por medio del presente escrito EXPONE: Que de acuerdo con el vigente Convenio Colectivo y Acuerdo de Funcionarios del Ayuntamiento de Benalmádena, así como con la legislación vigente de aplicación, esta Sección Sindical que representa la que suscribe viene a reivindicar que continúe el procedimiento de consolidación de empleo, con el fin último de conseguir la estabilidad de los trabajadores y trabajadoras y la reducción de la tasa de temporalidad, de manera que aquellos puestos o plazas que deban ser considerados como plantilla municipal (puestos de estructura) pasen a ser ocupados por personal con estabilidad laboral, ya sean como funcionarios o laborales. Por tanto, se deberán incluir en el Plan de Consolidación de Empleo a todos aquellos trabajadores y trabajadoras que reúnan los requisitos establecidos en la Disposición Adicional Primera del Convenio Colectivo que viene a decir: “Los firmantes de este Convenio acuerdan iniciar un proceso de consolidación de empleo eventual destinado a garantizar la estabilidad laboral de los puestos de trabajo que trabajadores,as vengan desarrollando bajo las diferentes modalidades de contratación temporal por un periodo superior a tres años y que sean considerados de plantilla o naturaleza estructural siempre dentro del marco de la legislación vigente en materia de acceso a la función pública. Especial referencia merece el personal de la unidad organizativa de asuntos sociales que se garantiza por el Ayuntamiento el mantenimiento de los actuales puestos de trabajo y el personal que los ocupa hasta su cobertura como funcionarios de carrera mediante los mecanismos legalmente establecidos”.

Página 1 de 10

Sección Sindical Ayuntamiento de Benalmádena
A mayor abundamiento, dicha cláusula ha sido refrendada por la Disposición Transitoria Cuarta del Estatuto Básico del Empleado Público, que establece el proceso de “consolidación de empleo temporal” de la siguiente forma: “1. Las Administraciones Públicas podrán efectuar convocatorias de consolidación de empleo a puestos o plazas de carácter estructural correspondientes a sus distintos cuerpos, escalas o categorías, que estén dotados presupuestariamente y se encuentren desempeñados interina o temporalmente con anterioridad a 1 de enero de 2005. 2. Los procesos selectivos garantizarán el cumplimiento de los principios de igualdad, mérito, capacidad y publicidad. 3. El contenido de las pruebas guardará relación con los procedimientos, tareas y funciones habituales de los puestos objeto de cada convocatoria. En la fase de concurso podrá valorarse, entre otros méritos, el tiempo de servicios prestados en las Administraciones Públicas y la experiencia en los puestos de trabajo objeto de la convocatoria. Los procesos selectivos se desarrollarán conforme a lo dispuesto en los apartados 1 y 3 del artículo 61 del presente Estatuto”. A continuación exponemos tabla indicativa de los puestos o plazas que vienen siendo ocupadas por trabajadores o trabajadoras durante un período superior a 3 años, entendiendo que dicho listado debe ser flexible en tanto en cuanto no se agilice el proceso de convocatoria de plazas o puestos para evitar situaciones similares”.

Informe de Estabilidad en el Empleo:
“Paloma R. Ruz Rodríguez, con DNI 24.115.191-J, Secretaria General de la Sección Sindical de CC.OO. del Ayuntamiento de Benalmádena, por medio del presente escrito EXPONE: Que en aplicación de la legislación vigente en materia de contratación laboral y con la legítima aspiración sindical de buscar la estabilidad en el empleo de los trabajadores y trabajadoras que vienen prestando servicios en esta empresa mediante contratos de trabajo temporales, pone en su conocimiento informe con el siguiente tenor: La aplicación del Real Decreto-Ley 5/2006 de 9 de junio para la mejora del crecimiento del empleo (BOE del 14-62006), convalidado por el Congreso por Resolución de fecha 29-6-2006 (BOE del 5-7-2006), modificando el artículo15.5 del Estatuto de los Trabajadores que, en la parte que aquí interesa, queda redactado de la siguiente forma: “Sin perjuicio de lo dispuesto en los apartados 2 y 3 de este artículo, los trabajadores que en un periodo de treinta meses hubieran estado contratados durante un plazo superior a veinticuatro meses, con o sin solución de continuidad, para el mismo puesto de trabajo con la misma empresa, mediante dos o más contratos temporales, sea directamente a través de su puesta a disposición por empresas de trabajo temporal, con las mismas o diferentes modalidades contractuales de duración determinada, adquirirán la condición de trabajadores fijos”. La disposición adicional decimoquinta del Estatuto de los Trabajadores (reiterada igualmente por la Ley 43/2006), que pasa a denominarse “Aplicación de los límites al encadenamiento de contratos en las Administraciones Públicas” queda redactada de la siguiente forma: “Lo dispuesto en el artículo 12.5 de esta Ley surtirá efectos en el ámbito de las Administraciones Públicas y sus organismos autónomos, sin perjuicio de la aplicación de los principios constitucionales de igualdad, mérito y capacidad en el acceso al empleo público, por lo que no será obstáculo para la obligación de proceder a la cobertura de los puestos de trabajo de que se trate a través de los procedimientos ordinarios, de acuerdo con lo establecido en la normativa aplicable”. Finalmente, la disposición transitoria segunda del RDL establece: “Lo previsto en el artículo 15.5 de la Ley del Estatuto de los Trabajadores será de aplicación a los trabajadores que suscriban tales contratos a partir de la entrada en vigor de este Real Decreto-Ley. Respecto de los contratos suscritos por el trabajador con anterioridad, a los efectos del cómputo del número de contratos, del periodo y del plazo previsto en el citado artículo 15.5, se tomará en consideración el vigente a la entrada en vigor de este Real Decreto-Ley”. La Ley 43/2006 viene a refrendar lo anterior al disponer: Lo previsto en la redacción dada por esta Ley al artículo 15.5 de la Ley del Estatuto de los Trabajadores será de aplicación a los contratos de trabajo suscritos a partir del 15 de junio de 2006. Respecto de los contratos suscritos por el trabajador con anterioridad, a los efectos del cómputo del número de contratos, del periodo y del plazo previsto en el citado artículo 15.5, se tomará en consideración el vigente a 15 de junio de 2006.

Página 2 de 10

Sección Sindical Ayuntamiento de Benalmádena
La interpretación conjunta de tales disposiciones obliga a concluir que el régimen de conversión de contratos temporales previsto en la nueva redacción del art. 15.5 del Estatuto de los Trabajadores es aplicable a las Administraciones Públicas y sus organismos autónomos, si bien el necesario respeto de los principios constitucionales de igualdad, mérito y capacidad exige que la relación laboral así entablada sea calificada como indefinida y no de fija, según la terminología acuñada por los Tribunales de Justicia al tratar de los contratos celebrados en fraude de ley por las Administraciones Públicas, lo que se refiere del mandado legal que obliga a las Administraciones Públicas a cubrir los puestos de trabajo de acuerdo con la normativa correspondiente, con lo que la nueva norma viene a sumir las conclusiones de la jurisprudencia en este punto. En efecto, constituye doctrina jurisprudencial consolidada (desde la STS de 20 de enero de 1998. RJ 1998/1000), la distinción entre trabajador fijo y trabajador por tiempo indefinido. Las consecuencias de esta calificación son que se mantiene la vinculación laboral de modo indefinido, hasta que la plaza sea cubierta de modo reglamentario, a través de la convocatoria del pertinente proceso de selección. También hacemos referencia a la Disposición Transitoria Cuarta del Estatuto Básico del Empleado Público como proceso de consolidación que ha sido posterior a la conversión en indefinido de los contratos (Ley 43/2006) . Aplicando la anterior doctrina al supuesto que estamos proponiendo, podemos concluir que en los casos expuestos en el Anexo adjunto, sí se dan las circunstancias habilitantes para la conversión de los contratos temporales a indefinidos en virtud del citado art. 15.5 del ET y disposiciones transitorias citadas anteriormente. Se puede contemplar que existe una contradicción en la forma contractual de Interinidad. El art. 4º del RD. 2720/98 indica el objeto de dicho contrato de trabajo, que literalmente dice lo siguiente: Artículo 4.Contrato de interinidad: “1. El contrato de interinidad es el celebrado para sustituir a un trabajador de la empresa con derecho a la reserva del puesto de trabajo en virtud de norma, convenio colectivo o acuerdo individual. El contrato de interinidad se podrá celebrar, asimismo, para cubrir temporalmente un puesto de trabajo durante el proceso de selección o promoción para su cobertura definitiva. 2. El contrato de interinidad tendrá el siguiente régimen jurídico: a) El contrato deberá identificar al trabajador sustituido y la causa de la sustitución, indicando si el puesto de trabajo a desempeñar será el del trabajador sustituido o el de otro trabajador de la empresa que pase a desempeñar el puesto de aquél. En el supuesto previsto en el segundo párrafo del apartado 1, el contrato deberá identificar el puesto de trabajo cuya cobertura definitiva se producirá tras el proceso de selección externa o promoción interna. b) La duración del contrato de interinidad será la del tiempo que dure la ausencia del trabajador sustituido con derecho a la reserva del puesto de trabajo. En el supuesto previsto en el segundo párrafo del apartado 1, la duración será la del tiempo que dure el proceso de selección o promoción para la cobertura definitiva del puesto, sin que pueda ser superior a tres meses, ni celebrarse un nuevo contrato con el mismo objeto una vez superada dicha duración máxima. En los procesos de selección llevados a cabo por las Administraciones públicas para la provisión de puestos de trabajo, la duración de los contratos coincidirá con el tiempo que duren dichos procesos conforme a lo previsto en su normativa específica”. Según lo que se desprende de este articulo, tenemos tres situaciones que no se ajustan a la legalidad contractual del art. 4 del RD. 2720/98 pues como se puede comprobar, estas interinidades llevan consigo un corte temporal. En atención a cuanto se ha expuesto, consideramos que extraen las siguientes: CONCLUSIONES En primer lugar: que se aplique el Plan Extraordinario para la Conversión de Empleo Temporal en Indefinido, en los supuestos señalados, y tal como se desprende del RDL/5/ 2006, que modifica el art.15.5 del Estatuto de los Trabajadores. En segundo lugar: Una vez que se haya subsanado la existencia de encadenamiento en los contratos de trabajo, se tendrá que llevar a cabo según la Disposición Adicional Primera, incluida en el último Convenio Colectivo vigente del 2004/2007 sobre Consolidación de empleo, que todos los puestos de trabajo con un periodo superior de tres años y que sean considerados de plantilla o naturaleza estructural siempre dentro del marco de la legislación vigente en materia de acceso a la función pública.
Página 3 de 10

Sección Sindical Ayuntamiento de Benalmádena
Refererente a este punto también será de aplicación la Disposición Transitoria Cuarta del Estatuto Básico del Empleado Público como proceso de consolidación de empleo. En tercer lugar: que se subsanen los contratos de interinidad, ya que según el art. 4 del RD 2720/98, solo se pueden llevar a cabo en dos supuestos: 1- Para sustituir a un trabajador de la empresa con derecho a la reserva del puesto de trabajo. 2- Para cubrir temporalmente un puesto de trabajo durante el proceso de selección o promoción para su cobertura definitiva. Por todo lo expuesto, no entendemos por qué estos contratos de interinidad llevan consigo un corte temporal, teniendo en cuenta que en estos supuestos son plazas que están publicadas en distintas Ofertas de Empleo Público, por lo tanto estos trabajadores/as tendrán que permanecer de forma ininterrumpida hasta que se cubran las plazas en propiedad”.

3º.- Que con fecha 4 de diciembre de 2007, se celebró una Mesa General de Negociación en la que participamos representantes del Ayuntamiento de Benalmádena y de las organizaciones sindicales (CCOO, UGT, CSIF y UPLB). En dicha reunión, el Equipo de Gobierno impuso la Oferta de Empleo Público para el 2008, desatendiendo la postura unánime de la representación de los trabajadores/as. Por tanto, el 5 de diciembre de 2007, los cuatro sindicatos presentamos un escrito por Registro de Entrada oponiéndonos a la supresión de todas las plazas que habiendo sido aprobadas en anteriores Ofertas de Empleo, estaban pendientes de publicación; y ampliando la Oferta de Empleo de Público para el 2008 realizada por la empresa, escrito que al día de la fecha no ha sido contestado en forma alguna. 4º.- Que con fecha 28 de enero de 2008 se publicó en el Boletín Oficial de la Provincia de Málaga el edicto nº 591/08, por el que se ponía en conocimiento que “aprobado inicialmente por el Excmo. Ayuntamiento Pleno, en sesión celebrada el 16 de enero de 2008, el Presupuesto General Consolidado para el año 2008, se expone al público por plazo de 15 días hábiles, a efectos de reclamaciones, de conformidad con el artículo 169 del Real Decreto Legislativo 2/2004, de 5 de marzo, que aprueba el Texto Refundido de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales. Los interesados legítimos, según el artículo 170 del mencionado texto legal, podrán interponer reclamación durante ese periodo”. 5º.- Que de conformidad con lo dispuesto en el párrafo nº 1 del artículo 169 del Real Decreto Legislativo 2/2004, de 5 de Marzo, por el que aprueba el Texto Refundido de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales, el plazo para presentar alegaciones a los citados Presupuestos Municipales finaliza el próximo jueves 14 de febrero. 6º.- Que el artículo 170.1.c) del citado texto legal dispone que estarán legitimados en concepto de interesados para interponer reclamaciones administrativas contra la aprobación inicial de los Presupuestos, las siguientes entidades: Los colegios oficiales, cámaras oficiales, sindicatos, asociaciones y demás entidades legalmente constituidas para velar por intereses profesionales o económicos y vecinales, cuando actúen en defensa de los que les son propios.

Página 4 de 10

Sección Sindical Ayuntamiento de Benalmádena
Por tanto, una vez acreditada la legitimación activa de esta Sección Sindical de CC.OO., y no habiendo finalizado el plazo de 15 días hábiles desde la publicación del anuncio en el BOP de Málaga de fecha 28/01/08 (edicto nº 591/08) que contiene la aprobación inicial del Presupuesto General Consolidado para el año 2008 del Excmo. Ayuntamiento de Benalmádena, por el presente escrito se formulan las siguientes

ALEGACIONES:
PRIMERA.- Que en el marco de la segunda fase de Consolidación de
Empleo, que actualmente estamos negociando la Corporación y los Sindicatos, se doten presupuestariamente todas las plazas de estructura sin excepción, haciendo especial mención a la plaza de Agente Sanitario que la Corporación pretende suprimir, ocupada por D. Gustavo Nofuentes Cabrera como funcionario interino desde el 9 de enero de 2003. La citada plaza ha sido suprimida inicialmente de los Presupuestos por un desconocimiento de la Corporación, respecto a lo que a continuación se expone: La Ley 2/1998, de 15 de junio, de Salud Pública de Andalucía, en su título V aborda la definición y distribución de competencias y funciones sanitarias en el ámbito de las Administraciones Públicas de Andalucía, potenciando el papel de los municipios en el marco de las competencias que legalmente le están atribuidas, posibilitando su participación y corresponsabilidad en los ámbitos de gestión de provisión de servicios sanitarios. Así, el artículo 39 de dicha norma establece que “los Municipios, para el cumplimiento de las competencias y funciones sanitarias de las que son titulares, adoptarán disposiciones de carácter sanitario que serán de aplicación en su ámbito territorial”. Es en este marco legal en el que se encuadra la creación del Servicio Sanitario Municipal de Benalmádena, que comienza a funcionar como tal en el año 2002, y culmina con la aprobación plenaria y publicación en el Boletín Oficial de la Provincia de Málaga de fecha 6/11/2007 (nº 214) del REGLAMENTO SANITARIO MUNICIPAL, que tiene por objeto, según el artículo 1:, “regular el Servicio Sanitario Municipal, determinar sus competencias y actuaciones”. Así mismo, en este mismo artículo, “se declara expresamente el presente servicio de recepción obligatoria por parte de los administrados, al objeto de garantizar la salubridad ciudadana”. Esta última declaración se enmarca en la potestad que recoge el todavía vigente Reglamento de Servicios de las Corporaciones Locales, aprobado por Decreto de 17 de Junio de 1955, que permite a las Corporaciones determinar la reglamentación de los servicios que se establezcan, la modalidad de su prestación, situación, deberes y derechos de los usuarios, y la posibilidad de que la recepción y uso de los servicios por parte de los administrados podrá declararse obligatoria, cuando fuese necesario para garantizar la tranquilidad, seguridad, o salubridad ciudadana.

Página 5 de 10

Sección Sindical Ayuntamiento de Benalmádena
El citado Reglamento Sanitario Municipal (en adelante RSM) define claramente la estructura orgánica del Servicio: dos agentes sanitarios (uno médico y otro veterinario), un ATS, y un Auxiliar, todos ellos encuadrados en la Concejalía de Sanidad. Dicha estructura es la que se ha mantenido hasta la fecha, y es la mínima e indispensable para llevar a cabo las competencias que tiene atribuidas (artículo 4 RSM): Inspección Sanitaria de industrias alimentarias. Inspección Sanitaria de establecimientos alimentarios y no alimentarios. Inspección Sanitaria de establecimientos de restauración. Inspección Sanitaria de aperturas. Informes Sanitarios sobre proyectos para licencias de aperturas. Informes Sanitarios por denuncias ciudadanas. Control de Plagas (DDD). Formación de manipuladores de alimentos. Control Sanitario del comercio ambulante. Desarrollo de programas de promoción de la salud. Control Sanitario de edificios y lugares de convivencia humana, en especial los centros de alimentación, peluquerías, saunas y centros de higiene personal, hoteles, centros residenciales, escuelas, campamentos turísticos y áreas de actividad físico deportiva y de recreo. Participación en los órganos de dirección de los Servicios públicos de salud. Participación en la elaboración de los Planes de Salud y programas de Educación Sanitaria. Intervención en el sistema de control de agresiones por animales, mediante el desarrollo de programas de supervisión del control y actuaciones de seguimiento. Participación en las actuaciones de competencia municipal, en relación al cumplimiento del RD 287/2002 por el que se desarrolla la Ley 50/1999 sobre el Régimen Jurídico de la Tenencia de animales Potencialmente Peligrosos. Así mismo, el artículo 10 RSM, establece que el personal de inspección del Servicio Sanitario Municipal (2 agentes sanitarios), han de ser facultativos con una titulación adecuada a las funciones que vayan a desempeñar (licenciaturas en medicina, veterinaria y farmacia). Así mismo, el punto 3 de este artículo 10 establece que “Todos los puestos de trabajo de los Inspectores Sanitarios Municipales, además de encontrarse incluidos en las correspondientes plantillas orgánicas, deberán estar dotados presupuestariamente, condición sin la cual no podrán ser formalizados los nombramientos a que hubiere lugar”. Los Agentes Sanitarios, como tales, y de conformidad con el artículo 11.2 RSM, gozarán de la consideración de Agente de la Autoridad a todos los efectos y en el ejercicio de sus funciones de inspección, definidas y detalladas por el artículo 11.1 RSM:
Página 6 de 10

Sección Sindical Ayuntamiento de Benalmádena
Higiene Alimentaria: Inspección y control oficial de la producción y comercialización de los alimentos de origen animal y no animal, así como los requisitos técnicos sanitarios de los establecimientos e industrias de producción, transformación, almacenamiento y comercialización de aquellos. Sanidad Ambiental: Todas aquellas actividades que contribuyan a la vigilancia, evaluación y control de riesgos ambientales que puedan afectar a la salud de la población. Información, formación y educación para la salud: desarrollo y/o participación en programas y actividades relacionados con la promoción de hábitos saludables y la manipulación de alimentos. Incluso se establece un régimen de infracciones y sanciones como consecuencia del incumplimiento de las normas tipificadas en materia sanitaria (Ley 14/1986, de 24 de Abril, General de Sanidad, y Ley 2/1998, de 15 de Junio, Reguladora de las Normas de Salud Pública en Andalucía), todo a raíz de las actas de inspección levantadas por los Agentes Sanitarios. La actuación de los profesionales que integran el Servicio Sanitario Municipal culminó con la presentación en septiembre de 2006 del Primer Plan Municipal de Salud (2006-2010). Dicho documento, consistente en un análisis exhaustivo de 288 páginas sobre el estado de salud de la población de Benalmádena, fue pionero en la provincia de Málaga, y a nivel de Andalucía tan solo el Ayuntamiento de Huelva contaba con un estudio de similar alcance. Dicho Plan Municipal de Salud, contempla toda una serie de actuaciones y programas desarrollados por el Servicio Sanitario Municipal en colaboración con Centros de Enseñanza, Residencias de 3ª Edad, Concejalías de Asuntos Sociales, Deportes, Educación, etc..., tales como: Benalmádena sin Humo; Promoción de Alimentación y Actividad Física Saludable; Estudio de Agudeza Visual y Detección de Problemas de Espalda en Escolares de 4º, 5º y 6º de Primaria y ESO; Seguridad Alimentaria; Prevención y Promoción de la Salud en Mayores; Paseo de la Salud; Escuela de Espalda; Programa de Detección de Desnutrición Proteico – Calórica en Residencias de 3ª Edad de Benalmádena; Taller de Entrenamiento de la Memoria; Control Sanitario de los Establecimientos de Venta, Consumo y Suministro de alimentos y bebidas, etc... No hay que olvidar que todas estas medidas de Salubridad Pública, así como las funciones de inspección desarrolladas por los dos agentes sanitarios, se encuadran en un Municipio como Benalmádena, que tiene un carácter eminentemente turístico y con una gran profusión y diversidad de establecimientos, donde las medidas higiénico-sanitarias tienen un carácter primordial en salvaguardar la calidad y buen nombre de esta ciudad. Así mismo, en el periodo estival la población de Benalmádena puede llegar a triplicarse, y es obvio que la actual estructura orgánica del Servicio Sanitario Municipal, con tan solo 2 Agentes Sanitarios, a pesar de todas las actuaciones realizadas, es insuficiente.

Página 7 de 10

Sección Sindical Ayuntamiento de Benalmádena
Así se puso de manifiesto en el último Consejo Sectorial de la Salud de Benalmádena, celebrado el pasado mes de diciembre de 2007, ente sectorial en el que están representados los sindicatos, Cruz Roja, representantes de las AMPAS de los centros educativos, centros de mayores, un portavoz del Distrito Sanitario Costa del Sol y un representante de la Delegación Provincial de Salud de la Junta de Andalucía. Por todo ello, y a modo de conclusión, la supresión en los citados Presupuestos Consolidados del Excmo. Ayuntamiento de Benalmádena para el 2008 de la consignación presupuestaria de una de las dos plazas de Agente Sanitario (concretamente la de D. Gustavo Nofuentes, que cubre la especialidad de medicina y farmacia requerida por el artículo 3 RSM) supone: 1.- El menoscabo irreparable en el Servicio Sanitario Municipal, declarado como ya se ha dicho anteriormente, de recepción obligatoria por parte de los administrados. Permitir que un municipio como Benalmádena, eminentemente turístico, con más de 50.000 habitantes censados, y una población flotante muy superior, cuente con un solo agente sanitario, solo puede avocar al colapso de las funciones que dicho servicio tiene atribuidas, tanto por la Ley 2/1998, de 15 de Junio, Reguladora de las Normas de Salud Pública en Andalucía, como por el propio Reglamento Servicio Sanitario Municipal. No solo no debería suprimirse la plaza en cuestión, sino que habría que aumentar su número en la Oferta Pública de Empleo, tal y como propuso esta Sección Sindical y reconoció el actual Concejal de Sanidad, señor Villalobos, en el mencionado Consejo Sectorial de la Salud de Benalmádena, a la vista de los reconocimientos y felicitaciones recibidas por parte de los representantes de la Junta de Andalucía y de los demás organismos representados. 2.- Por un principio elemental de seguridad jurídica, consagrado en el artículo 9.3 de la Constitución Española, las Administraciones no pueden tomar decisiones que vayan en contra de sus propios actos. No es lógico, ni ajustado a derecho, que argumentando la autonomía de la que goza el ente local para organizar los diferentes servicios que ha de prestar a la ciudadanía, se apruebe un Reglamento Sanitario Municipal que define claramente cual es la estructura orgánica del mismo, en virtud de las competencias legalmente atribuidas a los municipios en esa materia, para al poco tiempo después suprimir vía Presupuestos una de las plazas de Agente Sanitario. Por tanto, y de conformidad con el procedimiento establecido en los artículos 102 y siguientes de la Ley 30/1992, de 26 de Noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común, procede la revisión de oficio y posterior revocación de la supresión de la consignación presupuestaria para la citada plaza de Agente Sanitario, por ser una

Página 8 de 10

Sección Sindical Ayuntamiento de Benalmádena
medida contraria al interés general, enmarcado en las competencias que este Ayuntamiento tiene para con la ciudadanía de Benalmádena. 3.- La concurrencia del motivo de impugnación de los Presupuestos contemplada en el artículo 170.2 apartado b) de la LRHL, que dispone que podrán entablarse reclamaciones contra el presupuesto: “b) Por omitir el crédito necesario para el cumplimiento de obligaciones exigibles a la entidad local, en virtud de precepto legal o de cualquier otro título legítimo”. Como ya se ha dicho en reiteradas ocasiones, en cumplimiento de la Ley 2/1998, de 15 de Junio, Reguladora de las Normas de Salud Pública en Andalucía, el Ayuntamiento de Benalmádena creó el Servicio Sanitario Municipal, dotándolo personal y presupuestariamente con dos Agentes Sanitarios, un ATS y un Auxiliar, promulgando al efecto el Reglamento Sanitario Municipal (BOP Málaga nº 214 de 6 de Noviembre de 2007, página 32 y ss.). La supresión de una plaza de Agente Sanitario, presupuestada y ocupada por un funcionario interino, implica la vulneración de la causa tipificada en el artículo 170.2.b) LRHL, toda vez que se está hablando de un servicio de recepción obligatoria por parte de los administrados. Para más abundamiento, la supresión se ha intentado justificar no alegando razones objetivas, sino que la plaza de Agente Sanitario ocupada por D. Gustavo Nofuentes suponía una duplicidad de funciones con las que tiene atribuidas la Mutua de Accidentes de Trabajo IBERMUTUAMUR en materia de Vigilancia de la Salud de los trabajadores y trabajadoras de este Ayuntamiento. Dicho razonamiento solo puede ser fruto del desconocimiento, toda vez que el RSM marca y delimita claramente las funciones del personal dependiente del mismo, y no tienen nada que ver con lo dispuesto en materia de Prevención de Riesgos Laborales por la Ley 31/1995, de 8 de Noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales y demás normativa de desarrollo.

SEGUNDA.- En cuanto a la Estabilidad en el Empleo, solicitamos que los
puestos de trabajo objetos de estabilidad (nos remitimos a los argumentos expuestos en el informe anteriormente reproducido) se contemplen en el Presupuesto para el año 2008, incluyéndolos en el Catálogo de Puestos de Trabajo, dejando así de formar parte del Anexo de Personal Contratado. Hay que subrayar que ninguno de los dos procesos conlleva un aumento del coste económico en el Presupuesto Municipal, ya que todos los puestos de trabajo susceptibles de consolidación y estabilidad vienen siendo ocupados por trabajadores con contratos temporales desde hace años, por tanto con consignación presupuestaria.
Página 9 de 10

Sección Sindical Ayuntamiento de Benalmádena TERCERA.- En lo concerniente a la Oferta de Empleo Pública de 2008,
hemos de reiterar una vez más que, aunque está configurada como un instrumento discrecional de la Administración para gestionar sus necesidades de Recursos Humanos, a la luz del EBEP, requiere que sea negociada con los representantes sindicales en todo lo referente a su preparación y diseño, así como en lo que respecta a sus criterios generales (artículo 37.1.l del EBEP). En el caso que nos ocupa, no solo no se han negociado con los sindicatos los criterios generales de la OEP, sino que además, tal y como quedó patente en el escrito registrado a principios de diciembre de 2007, cuenta con la oposición expresa de Comisiones Obreras y el resto de organizaciones sindicales. Es por ello que, atendiendo a un principio de cautela, y teniendo en cuenta la oposición de las organizaciones sindicales con relación a la OEP que se pretende aprobar, no deberían tomarse medidas encaminadas a la supresión de plazas con consignación presupuestaria y efectivamente ocupadas por funcionarios interinos. Finalmente, puesto que debe ser aprobada dentro del plazo de un mes desde la aprobación definitiva del Presupuesto, solicitamos se tengan en cuenta las peticiones anteriormente descritas y se convoque con urgencia una Mesa General de Negociación. En Benalmádena, a 13 de febrero de 2008

Fdo. Paloma R. Ruz Rodríguez SECRETARIA GENERAL

AL ILMO. SR. ALCALDE-PRESIDENTE DEL EXCMO. AYUNTAMIENTO DE BENALMÁDENA

Página 10 de 10