You are on page 1of 12

1

FRATERNIDAD TEOLÓGICA LATINOAMERICANA

HOMBRE Y MUJER IGUALES ANTE DIOS. Relectura de Génesis 3:1-24, en búsqueda de una nueva masculinidad Jaime Alarcón Véjar. Introducción. Los estudios de Género han indagado en las formas en que se construye la masculinidad, concebida esta como una construcción social y cultural, de la misma forma que se construye lo femenino. Por lo tanto, de esta premisa se deduce que ningún atributo de la masculinidad y de lo femenino es inmutable, en la realidad solamente existen modos particulares de relación entre ambos. Los ‘Estudios de Género’ comenzaron en el Primer Mundo en la década de los ’70, principalmente en las Universidades, es decir dentro de los estudios formales de las ciencias. En cambio en América Latina llega en forma tardía y en los ámbitos alternativos de formación (ONG’s), lo que implica una cierta lentitud de la sociedad para incorporar y asumir los conocimientos adoptados por los estudios de género. Lo que implica que nuestro continente sigue viviendo en medio de la angustia y resistencia a los cambios socio-culturales, tal como lo describe el teólogo católico Leonardo Boff1. Como podemos observar los cambios sociales se hacen más lentos en América Latina debido a la idiosincrasia cultural de este continente, al cual en materia de género todavía le cuesta abrirse a la aceptación de una sociedad diferente a la patriarcal y androcéntrica. Aquí radica el valor de los estudios de género, porque sus contenidos ayudan decididamente a mejorar las relaciones sociales y aportan a la transformación cultural. Los estudios de género y específicamente los conocimientos sobre las masculinidades aplicada a la Biblia, ha sido un esfuerzo muy reciente, que no se extiende más allá de una década. Dichos incipientes estudios nos han hecho conscientes de las diversas masculinidades que subyacen bajo el patriarcado hegemónico que dio origen a la Biblia2. Asumimos que la Biblia es la Palabra de Dios, y la voluntad de Dios es que ésta – como texto sagrado- libere plenamente al ser humano. Sin embargo, la Biblia ha sido usada por el propio hombre, más que para liberar para oprimir a su prójimo y, especialmente, a la mujer. La cultura occidental, pero también las orientales, han sucumbido a la seducción del Patriarcado como sistema que privilegia el ‘androcentrismo’, como un sistema que a partir del hombre domina y somete a la mujer a su dependencia.
Leonardo BOFF, "O religioso e as diferenças culturais." In: Ecologia, mundialização, espiritualidade”. Editora Atica, São Paulo, 1993, pp.69-82. El autor destaca la investigación antropológica de G. Hofstede de la siguiente manera: "Nos detendremos en el fenómeno cristiano a la luz de las investigaciones que el cientista social holandés Geert Hofstede (y su equipo) realizó para la IBM en cuarenta países, detectando las diferencias culturales y su expresión religiosa. "El formuló cuatro cuestiones: cuál es el grado de la verticalidad de una sociedad (power distance dimension); cuál el grado de angustia inconsciente de la sociedad, de la abertura a lo nuevo y de religiosidad… "En este cuadro, la cultura latina, en que se encarnó parte significativa del cristianismo (catolicismo romano), se caracteriza por estructuras políticas y de organización de trabajo predominantemente verticales, jerarquizadas y centralizadas. Muestran un alto grado de seguridad de sí mismas; por eso tienden al dogmatismo, la intolerancia, al tradicionalismo y a una débil aceptación de la alteridad (etnocentrismo). Sobretodo muestran un grado elevado de individualismo y de independencia en relación a la comunidad, pero guardando fuerte dependencia de las autoridades. Al fin, hay una tendencia a la afirmación de la masculinidad, sin, caer en el machismo latino-americano. El super-ego de los latinos se va a encarnar en una personalidad poderosa, en el padre, en el líder y en el jefe. La forma latina de resolver las cuestiones es apelando a la jerarquía. El poder centralizado y el individualismo se dejan conjugar mediante una fuerte burocracia. En ella cada uno es dependiente de la autoridad, pero, al mismo tiempo, debido al carácter centralizado e impersonal de la autoridad burocrática, se siente libre e independiente. "La cultura anglosajona, en que se insertó otra parte significativa del cristianismo (reforma protestante), presenta características diversas. Las formas de gobierno son más participativas y democráticas; por eso hay mayor horizontalidad de la sociedad. Muestran un grado bajo de angustia. Por eso son abiertos a los cambios y al futuro. El individualismo es muy alto, pero diferente del de los latinos, pues la distancia de la autoridad es menor y una notable tolerancia a la alteridad. Los papeles sexuales son más equilibrados con la tendencia de valorizar el papel de la mujer.” 2 Para apreciar un panorama de esta diversidad formas de masculinidad en la Biblia sugerimos confrontar la revista RIBLA Nº 56, 2008.
1

Memoria para optar al título de psicólogo. todo esto combinado con una hermenéutica que busca una interpretación liberadora de estos textos bíblicos y la elaboración de una teología bíblica en la perspectiva de género. Estas son: 1) Una postura conservadora. 1997)3 y culturales (R. 2) Una postura profeminista. cristianismo e Islam). introduciendo en los textos bíblicos una concepción ideológica androcéntrica que obliga a la Biblia a decir. esta adhiere a las teorías de género elaboradas por las feministas y las utiliza para comprender la masculinidad. han apoyado sus cosmovisiones patriarcales en las Sagradas Escrituras. nos dan cuenta de esta práctica usual del hombre. y considerarla no como lo que es: un ser creado también a ‘imagen y semejanza de Dios’. la voluntad de Dios no es la voluntad del hombre. sino como a un ser subordinado a sus caprichos y voluntad. Facultad de Ciencias Sociales Universidad de Chile. Realizaremos una relectura del relato fundacional de Génesis 3:1-24. Durante generaciones han realizado una ‘eisegesis’. pp. que nos ayude a cambiar el modelo de masculinidad hegemónica imperante en nuestra sociedad. esta relaciona las masculinidades con las estructuras de clases originadas en el sistema capitalista patriarcal. según las orientaciones ideológicas y políticas. 3 . así como cristiana. considera a la masculinidad como un atributo natural.W. al contrario es frecuente encontrar en algunas investigaciones la confluencia de varias de ellas. identidad y poder. Sin embargo. Los estudios de Género sobre “Las Masculinidades” partieron concentrándose en los aspectos ideológicos-políticos (Clatterbaugh. esta parte rescatando los estudios que reivindican la pertenencia a una minoría: sexual. CIEG. racial o religiosa y su relación con la masculinidad. Universidad de Chile. Es importante reconocer que los hombres han llegado a aceptar el hecho que son parte de un género. gracias a los estudios y presión por parte de las mujeres. Género y Desarrollo.2 Las llamadas religiones del libro (judaísmo. Sexualidad entre hombres encarcelados: género. Además los estudios Citado por: José CABRERA – Rodrigo PARRINI.. 6) Una postura denominada “de la Especificidad”. en los estudios sobre las masculinidades. Para ello aplicaremos algunas herramientas provenientes del Método Histórico-Crítico y el Análisis Narrativo de textos. lo que ellos desean escuchar. Políticos y Culturales de los Estudios de la Masculinidad. 5) Una postura en la Perspectiva Socialista. Cada una de estas posturas no es excluyente de las otras. 1. 4) Una postura en la Perspectiva Espiritual.165-200. 1999. sin embargo arrojan resultados que son complementarios. y así darnos vida y vida en abundancia. de usar como pretexto la Palabra de Dios para oprimir a la mujer.4 Aunque ambas perspectivas consideran aspectos diferentes de las ciencias sociales. con especialización en los Temas de Planificación y/o Etnicidad. Cristo ha venido para liberarnos de las opresiones que como seres humanos hemos construido en la historia. que centra la culpa sobre la mujer para legitimar la desigualdad social y de género. desde una perspectiva exegética apropiada. Santiago. esta se preocupa del desarrollo interno de los hombres utilizando los recursos provenientes de la psicología. la que asume la defensa de los derechos de los hombres frente a los costos psíquicos y sociales de la masculinidad.. Connell). s.f.Aspectos Ideológicos. 3) Una postura de los Derechos Masculinos. Clatterbaugh distingue seis posturas. 4 Ambos artículos consultados en: Sonia MONTECINOS – Claudia DONOSO. Diplomado. La tradición tanto bíblica. como una esencia propia de los hombres que es fundamental para la sobrevivencia humana.

Claudia DONOSO. La tercera dificultad radica en que al definir ‘lo-que-los-hombres-empíricamente-son’ ya es tener una concepción objetiva y universal de lo que debe ser el hombre y la mujer. estas definiciones dejan de lado el nivel de la personalidad y definen la masculinidad mediante un sistema de diferencia simbólica. la que no representa ni reconoce los diferentes modelos de masculinidad existentes entre los hombres. da el énfasis al hallazgo de los hechos. donde los elementos del discurso son definidos por sus diferencias entre sí. Muy usada en los medios de comunicación y el marketing. CONNELL. Esta definición es la base lógica de las escalas estadísticas de masculinidad/femineidad (M/F) usadas en psicología y en los estudios de etnología. viene de la epistemología moderna que sostiene que no existe ninguna descripción neutra.3 de la Masculinidad revelan la profunda ambivalencia de los hombres en relación con el poder masculino. Sin embargo. Esto ha generado estudios que a partir de la llamada “crisis de la masculinidad”5 ha llevado a cuestionar el rol de los hombres en las sociedades actuales. y aporta una definición muy simple: “La masculinidad es lo que los hombres realmente son”. “La Organización Social de la Masculinidad”. La segunda dificultad la constituye las tipificaciones que presuponen una atribución social de lo que es ser mujer y hombre..W. pp. Connell6 destaca cuatro modelos de enfoques de la masculinidad. Por otro lado. que pretenden proporcionar subsidios para la elaboración de una definición de lo que se comprende por “masculinidad”. Citado de: Sonia MONTECINOS . reconocen las diferencias y ofrecen un modelo: “la masculinidad es lo que los hombres debieran ser”. causando que los estudiosos esencialistas nunca se pongan de acuerdo en sus conclusiones. El enfoque esencialista considera al hombre como ‘activo’ y a la mujer como ‘pasiva’. el que florece ante “fenómenos duros y difíciles”. Cit. Sin embargo. De esta forma la masculinidad se puede definir como: Se entiende por “crisis de la masculinidad” la crisis del modelo hegemónico de masculinidad imperante en la sociedad. 4) Los enfoques Semióticos. reflejándose en ellas muchas veces la subjetividad del autor. Apoyados en la lingüística estructural. Flacso. toda descripción tiene un punto de vista. Santiago. Op. Aquí la masculinidad es definida como no-femineidad. como la elección de lo que se considera la ‘esencia’ es muy arbitraria. 5 . sin tomar en cuenta a las personas que las realizan. Estas son: 1) Las definiciones esencialistas.173-200. En: Masculinidades poder y crisis. Este enfoque posee obvias debilidades. la masculinidad es el lugar de autoridad simbólica. Curiosa resulta ser la definición esencialista del sociobiólogo Lionel Tiger quien sostiene que la verdadera hombría subyace en el compromiso masculino y en la guerra. En la oposición entre masculinidad y femineidad. La dificultad que enfrenta esta definición normativa es que no entrega un asidero sobre la masculinidad al nivel de la personalidad. la idea de la masculinidad como símbolo solo puede ser entendido dentro de un sistema conectado de relaciones de género. Quien no cumple la ‘norma’ simplemente es no-masculino. 2) Las definiciones provenientes de la ciencia social Positivista. se argumentan tres dificultades en torno a esta perspectiva: La primera.W. R. 1998. recogen un rasgo que define el núcleo de lo masculino al cual se le agregan rasgos de las vidas de los hombres. Valdés y Olavarría Comp. Esta teoría de roles sexuales trata la masculinidad como una norma social para la conducta de los hombres. 3) Las definiciones Normativas. Esta definición de masculinidad tiene la ventaja de la efectividad en el análisis cultural y supera la arbitrariedad del esencialismo y lo paradójico de las definiciones positivistas y normativas. 6 R. El falo es la propiedad significativa y la femineidad es simbólicamente definida por la carencia.

es necesario examinar la relación entre ellas.8 El hombre debe aprender a ser hombre y debe dar pruebas de ello continuamente.. 1999. Op. Según E. la importancia de considerar en conjunto ambas propuestas.186. sujeta a los ciclos naturales de la menstruación. e inclusive los estudios de género usan la combinación de varios modelos para una mejor comprensión de la masculinidad. Pero no es suficiente reconocer más de un tipo de masculinidad. Esto lo impulsa a poner a prueba constantemente su virilidad. Elizabeth BADINTER. De aquí. mientras que R. raza y clase ha dado surgimiento al reconocimiento de múltiples masculinidades: negro y blanco..W. las prácticas por las cuales los hombres y mujeres se comprometen con esa posición de género. clase trabajadora y clase media.La Identidad Masculina. “La Identidad Masculina”. Connell parte por definir la masculinidad dentro de los parámetros culturales. p. complicidad y marginación. entonces. Según una definición de Kimmel. separadas del contexto. Citado por: Sonia Montecinos – Claudia Donoso.”9 De este modo. en la personalidad y en la cultura. Esta es la razón por la cual el hombre se enfrenta a tres luchas básicas en su vida. señales de que él ha logrado ser hombre. Lo hegemónico tiene mas bien relación con un modelo dado de relaciones de género. Badinter estás luchas consisten en: demostrarse a sí mismo y a los demás que no es mujer. Citado por: Sonia MONTECINOS .202. De esta forma ambas propuestas son complementarias. CONNELL.Claudia DONOSO. como homofobia y como validación homosocial.Relaciones entre Masculinidades: Hegemonía. 7 8 R. la masculinidad se comprende como: “La búsqueda de la masculinidad implica la búsqueda de un hombre individual para acumular aquellos símbolos culturales que denotan la virilidad. 3. subordinación.W. p. Op.202. Op. CONNELL. Se trata de esas normas que son usadas contra las mujeres para impedir su inclusión en la vida pública y su confinamiento a la devaluada esfera privada.”10 Es necesario considerar las relaciones entre los hombres para prevenir que el reconocimiento de las múltiples masculinidades colapse en una tipología de caracteres. El proceso de construcción de la identidad masculina es dramático. idéntico en todas partes.W. y los efectos de estas prácticas en la experiencia corporal.. 2. . que no es un bebé y que no es homosexual. concluye E. En todo caso estamos conscientes que R. 9 M. La masculinidad hegemónica no es un tipo de carácter fijo. que la masculinidad se construye como una huída de lo femenino. así como violadores de clase media y travestis burgueses..179.W. p. los que habría que especificarlos más a partir de la aplicación de los enfoques propuestos por Clatterbaugh. Op. Cit. Cit. raza y clase. La combinación entre género. 10 R. mucho más que el caso de la mujer. pues arrancan de perspectivas diferentes: Clatterbaugh parte de su preocupación por clarificar la masculinidad dentro de los parámetros ideológicos y políticos. Cit. Badinter. en donde lo femenino se asume como natural. Kimmel: 1997.4 “…la posición en las relaciones de género..”7 Ambas propuestas de estudio de la masculinidad tienen puntos convergentes y divergentes. p.. En el caso del hombre la diferenciación con lo masculino y entre los hombres requiere de una lucha diaria. “Hay hombres gay negros y obreros de fábrica afeminados. Se trata del acceso diferenciado que distintos tipos de hombres tienen a esos recursos culturales que confieren virilidad y de cómo cada uno de éstos grupos desarrolla entonces sus propias modificaciones para preservar y reclamar su virilidad.Connell ofrece modelos de masculinidad culturales. Cit.

Ed.187. Esta idea la podemos detectar en el N. Dentro del período fálico y edípico surge el sentimiento de castración tanto en el hombre como en la mujer. sino que también. p. La masculinidad hegemónica se puede definir como la configuración de práctica genérica que encarna la respuesta corrientemente aceptada al problema de la legitimidad del patriarcado.T. 12 11 . período anal.5 El concepto de hegemonía. se refiere a la dinámica cultural por la cual el grupo exige y sostiene una posición de liderazgo en la vida social. es decir una estrategia corrientemente aceptada. los hombres culpan a las mujeres el hecho de ellos tener que trabajar. no solamente quedaba sometida a la opresión proveniente de una interpretación religiosa mal concebida. la que garantiza la posición dominante de los hombres y la subordinación de las mujeres. colectivo e individual. An Outline of Psycho-Analysis. Giles. GILES. Cit. De esta forma la mujer dentro de la cultura occidental. aunque descubre el subconsciente. la que se fundamentaba sobre la Biblia y que se fueron incubando en la mente del ser humano durante milenios y generaciones. implícitamente también hemos hablado del hombre. y en forma complementaria a la femineidad. Freud al estudiar las etapas del desarrollo psicosexual del ser humano descubre que la sexualidad se desarrolló en un proceso de cinco etapas que él llama de: Período oral.28-29. sin embargo tomar conciencia de cómo se forma la masculinidad nos ayuda a vivirla. podrá cambiar las bases para el dominio de una masculinidad particular. desde una perspectiva más tolerante con nuestros pares. Citado por: James E. Inc. ahora quedaba sometida a una “interpretación científica” de la psicología humana que le atribuía a sus patologías mentales una causa culposa (la envidia) en una sexualidad mal desarrollada. Siendo así la hegemonía una relación históricamente móvil. James E.W. como hombre. 4. que generalmente se autodefine como ‘cristiana’. W. New York. en la carta de 1 Timoteo 2:8-15. cuanto más grave es en el mundo popular. pp. trad. 13 Sigmond FREUD. El modelo de masculinidad que subyace en esta ‘cosmovisión patriarcal’ revela una asimetría clara y evidente. La humanidad le debe a Simond Freud el descubrimiento del “subconsciente” y su poder para estructurar la vida del ser humano. Op.. Y así ella desarrolla un resentimiento hacia el sexo masculino y una envidia del pene que ellos tienen pero que ella no tiene.. Si hasta ahora hemos hablado de la mujer. De esta forma la mujer. en donde. Puede pensar que perdió su pene por una desobediencia o por un pensamiento negativo en cuanto a los padres. Casa Bautista de Publicaciones. generalmente. Como podemos apreciar las masculinidades son roles sociales variables. no sabía que su interpretación de las patologías sexuales de la mujer eran fruto de la herencia cultural de una masculinidad hegemónica que él mismo cargaba. La Psicología y el Ministerio Cristiano: Una Introducción.. Y si esto ocurría en el campo intelectual.11 Sin embargo. según Freud: “…puede desarrollar el complejo que no tiene el mismo equipo que tiene su hermano.”13 Freud. Grupos nuevos pueden cuestionar las viejas soluciones y construir una nueva hegemonía.Simond Freud y la Culpa desarticuladora de las Mujeres. Este temor y ansiedad forma la base para muchos trastornos emocionales que tienen algunas damas. en Idem. derivado del análisis de Antonio Gramsci de las relaciones de clase. Al inglés por James Strachey. la hegemonía se establece sólo si hay alguna correspondencia entre el ideal cultural y el poder institucional. pp. período latente y período heterosexual12... porque ella en su debilidad fue seducida y comió primero del fruto prohibido. p.46-51. Inconscientemente Freud aplicaba a su teoría las interpretaciones populares del relato bíblico del ‘pecado original’. Cuando cambien las condiciones de resistencia del patriarcado. la que se manifiesta en el imaginario popular: El hombre es superior a la mujer.Norton nd Co. 1969. período fálico y edípico. Bogotá.28.

el símbolo del culto cananeo de la fertilidad y. el hebreo usa el nombre ‘Elohim (v. que la ciencia bíblica atribuye al yeovista. hoy día. sino que serán igual a dioses conociendo el bien y el mal. se la sigue considerando como un símbolo curativo en los logotipos farmacéuticos. Ed. Croatto. induce a la mujer y al hombre a comer del ‘árbol prohibido’ del jardín diciéndoles que no morirán. James E. que introduce la subversión en el paraíso creado por Dios. contiene un episodio en que la serpiente juega un papel importante en el mito de creación de este pueblo: Ella arrebata a los seres humanos el privilegio de la inmortalidad15. Si. al mismo tiempo. fuera del huerto. Señor Dios) en los v. el significado de muerte. Debemos tener presente que esta narración. como representante del culto cananeo de la fertilidad. ella significa también la muerte.35. Inclusive. así como los cristianos de la Iglesia Primitiva.C. La Sexualidad en los textos bíblicos. Cit. dando surgimiento a la redacción ‘Yeovista’ (Yavista + Elohista) en el siglo VIII a. han usado a la serpiente como símbolo del mal representado en la figura mítica del diablo. La Sexualidad en los Textos Bíblicos. y después porque ella. ella (la serpiente) representa. aunque también genera la muerte16. no pudiendo regresar. Según describe el relato bíblico de Gn.. el comer del árbol de la ciencia es fuente de nueva sabiduría que hace al hombre semejante a los dioses omniscientes.14. tiene. De acuerdo con la teoría documental del pentateuco y la ‘crítica de la redacción’. Hasta que aparece la serpiente. GILES.3. el relato parte describiendo las acciones de los actantes espaciales: dentro del huerto. . Op. 16 Citado por: José S. identificado por la teoría documental como “narrador yeovista” que es un hombre. en el Nuevo Testamento.C. En nuestro caso específico. De esta tradición bíblica muy antigua. Ambos (hombre y mujer) comen del fruto prohibido y terminan siendo expulsados del huerto del Edén. Por otro lado. “Pero. Siendo el estrato elohista más antiguo que la redacción que fundió esta redacción con la yavista.La Serpiente símbolo de tentación que produce des-armonía. el animal más astuto de la creación. en donde la serpiente representa el símbolo del culto de la fertilidad.3. de hecho. Metanoia. 5. la serpiente era considerada como un dios. en el pueblo egipcio representa la fuerza y el saber político. coloca a los seres humanos como actores de esta caída impulsada por la serpiente. Mesopotamia. simbolizadas por su sentido de vergüenza. Esto se hace evidente por el cambio del nombre asignado a Dios. gracias a la fuerza del símbolo que le es propia. 1991. el símbolo de la serpiente se representa como un ser hostil. pp.20. Según este autor: “…En Gn.132-133. Rosario – Argentina.1.8. y bastó que ésta realizara su misión tentadora para transformar totalmente la armonía de la creación en una completa desarmonía14. La cultura patriarcal tiene sus códigos culturales pre14 15 José S..3:1-24: Dios había creado un hermoso paraíso en donde todo era armonía y paz entre los seres humanos y la creación.C. esto no reporta ningún potenciador de la vida. tiende a interactuar con los mitos cananeos. El narrador bíblico.” (traducción nuestra). p. Éste se sirve de otros seres creados para pervertir el universo creado. En los pueblos cananeos la serpiente representaba el poder de la fertilidad. En el relato bíblico. CROATTO. En una leyenda acádica muy antigua (2000 a. representada como ‘el más astuto de todos los animales del campo’. y como tal promete la vida. llamada ‘La Epopeya de Gilgamesh’. Canaán. sino tan sólo la pérdida de las condiciones de vida gozadas hasta aquél momento y el ingreso del hombre en las actuales. según la experiencia israelita.26. y precisamente de dos formas diferentes: primero. Es decir. promete la vida. tanto el pueblo de Israel en el Antiguo Testamento. en donde el actor principal será la mujer. como tal. el enemigo de Dios. el presente relato se constituye de dos capas redaccionales. el relato yavista el estrato redaccional más antiguo originado en Palestina en el siglo X a..).5) y el nombre compuesto Yahweh ‘Elohim (Yavé Dios. En las culturas circundantes del Antiguo Cercano Oriente: Egipto. describe el mundo de los hombres dentro de una cultura determinada. en realidad. p.6 donde apoyándose en estos textos se reduce el rol de la mujer al ámbito del hogar y de la maternidad. aplicando algunos elementos del Análisis Narrativo de Textos podemos describir el: Inicio/final del texto de la siguiente manera: La ‘serpiente’.9.

símbolo de la tentación. El texto tiene una fuerte relación con su contexto antecedente. Tomo de su fruto y comió. hasta nuestros días. aparentemente.3:2-5) como se asume en algunos comentarios tradicionales. como base de la pareja. al hombre a la falta tendrá consecuencias graves para la ‘reputación’ de las mujeres a lo largo de los siglos. He visto la humillación de mi pueblo. 1988. le ha hecho cargar una culpa que no es real. y así plenamente conscientes desobedecerán a Dios y romperán la armonía establecida en la creación. tal vez porque culturalmente la mujer es reconocida en su cualidad de ser una mejor comunicadora que el hombre. para no asumir sus propias culpas17. El autor propone una traducción diferente del texto para resaltar la unidad y compañía de la pareja: “…Vio la mujer que el árbol era bueno como comida y que era apetecible a los ojos y deseable para tener éxito. La lectura de la Biblia.2:23-25). es decir el capítulo anterior termina enfatizando la unidad del hombre con la mujer. Sin embargo. ha apoyado la sumisión de la mujer a la voluntad y dominio del hombre y. por sobre la proyección humana sobre los textos bíblicos está la voluntad de Dios. Adán y Eva juntos en el Huerto del Edén. por sobre las ideologías patriarcales propias de una cultura androcéntrica de Israel.. en donde todo es romance y armonía. Sin embargo. Santiago. la mujer es la única que habla con la serpiente entablándose un diálogo entre ellos. Es la conocida relación del noviazgo. el hombre y la mujer están tan unidos que todo lo comparten. en medio de una relación en donde lo único que se anhela fervientemente es estar al lado de ese ser querido. Gn. se considera a la mujer como un ser débil. el hecho de que Eva (havva) hable con la serpiente no significa que ella esté sola. parte la narración del capítulo 3. lleva a comprender al ser humano su designio de equidad y complementación ante los sexos. Sin embargo. p. El hecho de que la mujer sea la primera en sucumbir a la tentación del maligno y que desarrolle un papel activo para llevar. La Biblia como texto. como la que tienta al hombre y le hace caer. el texto nos da indicios que desenmascaran estas ideologías y nos enseñan que el pecado entró en la humanidad por una opción humana decidida por el hombre en conjunto y compañía de su mujer. Amerinda. y dio también a su esposo junto a ella y comió…” 17 . Culturalmente. a través del texto recibe una legitimación religiosa fundacional (mito fundante). por colocar en esta saga a la mujer como la primera interlocutora de la serpiente. y que ahora. Es decir. reflejándose en éste las condiciones y mediaciones culturales e ideológicas. La serpiente. quien haciendo uso de una concepción humana limitada del escritor. todo lo hacen juntos. Este hecho de no haber sido seducida ella y él. es fruto de una interacción divino/humana. fácil de seducir. Relectura del Génesis desde América Latina. en el cual la mujer no será seducida por la serpiente (cf.125. Según la narración bíblica. durante milenios. En el relato solamente la mujer habla o conversa con la serpiente. Con esta unión. y van a todas partes juntos. Gn. La elección del narrador. De hecho el Hans de WIT. sino que ambos (hombre y mujer) tomarán conciencia del valor del fruto prohibido. el relato es una saga cultural que describe una realidad que el escritor vive en su presente histórico y que asume como natural. los hacen personas responsables con un ‘libre albedrío’ frente a Dios y a su prójimo. prejuiciada por una posición patriarcal. a través del símbolo de formar ambos una sola carne (Cf. El texto es una proyección de la discriminación masculina sobre la mujer. es un indicio de su visión y consideración que él tiene respecto de la mujer.7 establecidos y aquí tanto el hombre como la mujer ocupan un rol predeterminado. se dirige a la mujer. 6.El Conocimiento y la conciencia de la diferencia del Hombre y la Mujer. El filósofo Paul Ricoeur ha demostrado en sus investigaciones que el hombre en su mecanismo de proyección necesita culpar a otra persona. Es decir.

son muy clarificadores de la opción y decisión que tomaron ambos: hombre y mujer frente al argumento de la serpiente: “No moriréis. Ambos conscientemente deciden ‘comerlo’. comió (‘akal) y dio (nathan) a su esposo quien también comió (‘akal). Es en la conciencia de la diferencia sexual donde nace la proyección de la culpa y el abuso del otro ser diferente. ‘ojos’ también indica una cualidad y facultad mental y espiritual.. Por otro lado. con las expresiones: “La mujer que me diste por compañera me dio del árbol y comí. Y vio la mujer que el árbol era bueno para comer. 7.11 en torno al tema de la conciencia de la desnudez: “¿Quién te ha hecho ver que estabas desnudo?” (Versión Biblia Latinoamericana V. pues ambos tienen íntegras sus facultades mentales y deciden libremente comer. y dio también a su marido.7). Yitboshashû = verbo Hithpolel Imperfecto. pues narra que Dios crea al hombre 18 19 Idem. plural: no se avergonzaban. el texto describe la actitud de ambos mujer y hombre frente a un fruto codiciado: “Y vio la mujer que el árbol era bueno para comer.B.. y tomó de su fruto. solamente reconoce un hecho: la serpiente la engañó con medias verdades y ella comió del fruto prohibido.L. Aquí no existió una seducción. después de haber comido del fruto prohibido cubren sus cuerpos. siguiendo la dinámica del relato la mujer tomó (laqach) el fruto. Sin embargo. están dispuestos en una forma simple activa (Qal). La exégesis nos indica que ambos mujer y hombre estaban juntos. pues ella dice la verdad: “Yavé dijo a la mujer: “¿Qué es lo que has hecho?”. Adán estaba allí presente escuchando toda la conversación y teniendo conciencia plenamente de lo que estaban haciendo. y árbol codiciable para alcanzar la sabiduría. es decir nace en ellos una conciencia que proviene de un conocimiento que asume la diferencia entre los sexos. p. y comió.) Aquí ella no culpa a nadie.). Ibidem. y que era agradable a los ojos. El versículo 2:25 afirma que antes de comer ambos estaban desnudos pero no se avergonzaban (Yitboshashû)19. y que era agradable a los ojos.comer y dar – comer. serán abiertos vuestros ojos. V. Luego ambos se ocultan de Dios porque tienen miedo a causa de su desnudez (v. . sabiendo el bien y el mal. masculino. El v. sino que sabe Dios que el día que comáis de él. La dinámica de los verbos da una impresión de cercanía: tomar – comer y dar es una acción que implica un mismo espacio. (después fue. Una vez que ambos comieron del fruto prohibido sus ojos fueron abiertos.3:6ª) La expresión ‘agradable a los ojos’ indica algo mucho más fuerte que una actitud de placer meramente estético.12 describe la proyección de la culpa del hombre sobre la mujer. o caminó.) En esta proyección de la culpa el hombre no reconoce sus acciones. Muy contrario sería decir: tomo – comió. la respuesta de la mujer es más sensata. en la lengua hebrea. Y Dios replica en el v.” Los verbos tomar . la que indica una acción presencial del sujeto. ambos toman conciencia de su desnudez (‘êrumim) y cubren sus cuerpos (cf. Es decir ambos desearon con todo su corazón obtener un ‘conocimiento’ que era sólo privativo de Dios. y seréis como Dios. Los versículos 5 y 6 del capítulo 3.L.8 texto bíblico nos da indicios de que ambos estaban juntos18. Por lo tanto. lo que daría la idea de una separación física de los sujetos.9-10). el cual comió así como ella. Luego. y la mujer respondió: “La serpiente me ha engañado y comí. o buscó) y dio. aunque solamente la mujer habló con la serpiente.86. dando a entender de la conciencia de la diferencia entre ambos: hombre y mujer.B. Génesis 2:4b-25 es una narración teológica del yeovista acerca de la primera pareja creada por Dios. 3ª persona..B. El texto está lleno de simbolismos.” (V. aquí la culpa la tiene la mujer e inclusive el mismo Dios que se la dio por compañera.” (V. y árbol codiciable para alcanzar sabiduría…” (Gn.L.Dios castiga al hombre y la mujer por su desobediencia.

no acepta el hecho de que solamente el rey o el faraón fueran portadores de la imagen de Dios. Habla de todos nosotros. estado de gracia que honra al ser humano como un co-creador junto a Dios. En primer lugar. lo que se debe traducir no como nombre propio sino como nombre genérico: ‘ser viviente’.5). no se refiere al conocimiento académico y teórico.86. El conocimiento bíblico tiene directa relación con el conocimiento para vivir la vida. por lo tanto. El narrador yeovista está combatiendo la costumbre sagrada (desmitificando) muy común de los reyes de Mesopotamia y Egipto. según lo describe el biblista Hans de Wit: “La enérgica protesta que nuestro texto (Gn.9 del barro de la tierra. el símbolo de comer del fruto implica caer en la autosuficiencia moral del hombre y en una rebeldía hacia Dios. y esta es la novedad (la buena noticia) en medio de un contexto cultural del antiguo cercano Oriente. adamáh. Tan sólo ellos tenían acceso a este jardín de árboles selectos. 2:19-20) para conservar y desarrollar el jardín. en donde el hombre es considerado un esclavo de los dioses. es decir. quien disfrutaba de este jardín era solamente el rey y su familia. o sea. otorgándole estatus de nobleza (el equivalente de semejanza y filiación divina expresada en Génesis 1:26). p. . el árbol del conocimiento del bien y del mal es el árbol prohibido para el hombre (v. en hebreo. el texto de Gn. Dios bendice al hombre y la mujer a través de la promesa de la integración humana a realizarse en la pareja. queriéndose expresar la idea de un ‘parque delicioso’.. el rey y su familia eran los únicos intermediarios entre los ‘dioses y el pueblo’. Mientras el hombre no está allí para cultivar la tierra. El hebreo usa la expresión: ‘bien y mal’ no en un sentido moral: sino más bien en un sentido genérico. son amigos de Dios y pueden gozar de su comunión. ejemplificado por la prohibición de apoderarse de los frutos del árbol del conocimiento del bien y del mal. En segundo lugar. sino a ‘seres vivientes’. incluyendo a todo tipo de conocimiento y no tiene relación directa con el ‘conocimiento sexual’. En tercer lugar. Además. sino a lo que se llama un ‘conocimiento existencial’ o ‘sabiduría’. Por lo tanto. Dios concede su gracia al ser humano otorgándole el rol y responsabilidad (Cf. el juego de palabras es: adam. en estas culturas extra-bíblicas. De aquí proviene el símbolo cristiano del ‘Paraíso’. tan conocido en Israel. La palabra jardín debería ser comprendida mejor como ‘parque’.17). Esta consideración del escritor es una genial protesta al contexto cultural de su época. esta queda desolada (v. “En segundo lugar. bajo la imagen de: Adán y Eva en el Edén. está enseñándonos que Dios les revistió de alta dignidad. 20 Hans de Wit. solamente el Rey era el único que podía hablar con los dioses. se compone de tres elementos. es decir a la experiencia ganada en la vida para vivir una vida más feliz. irrigado abundantemente (cf. y la palabra Edén significa: ‘delicia.1:26ss quita toda posibilidad que ese hombre señoree sobre otro hombre. ambos son ‘imagen y semejanza de Dios’. Génesis 2:10-14). Dios no creó a una persona individual. Gn. Op. insinuando el parentesco que existe entre éste y la tierra. En primer lugar. sino del hombre. El árbol del conocimiento del bien y del mal es el símbolo que implica la experiencia humana en toda su integridad. hombre y mujer.1:26 no habla del rey. Dios hace al hombre dependiente de Él en el orden ético. Por otro lado. Para resaltar la elevada dignidad con la cual Dios revistió a Adán y Eva en el acto de la creación. Así. Para la Biblia el ser humano. con el objetivo de alcanzar la felicidad en la relación interpersonal de complementariedad y amor.Cit. ellos son representados viviendo en el jardín del Edén. rompe con esta ideología real según la cual solamente el rey representa al dios en la tierra. Cuando el yeovista coloca al ser humano. placer’.1:26) levanta contra este sistema faraónico. Versículos 29 y 30 se apresuran para rectificar un posible mal entendido… “El tercer elemento de protesta contra el sistema faraónico son las palabras: ‘varón y hembra los creó’ (v.27)…20 Estos textos parten de una igualdad entre el hombre y la mujer. no existen intermediarios como en los pueblos y culturas que rodean a Israel. los que acostumbraban poseer un jardín junto al palacio real. Hay en esto un juego de palabras: el hombre se llama Adam. lo que le daba un poder absoluto sobre su pobre pueblo. y la tierra.

Gn. fruto del pecado será una lucha y una conquista que ambos deberán establecer diariamente para lograr vivir en pareja. es un mortal y por eso no puede comer del fruto del árbol de la vida por sus . Sin embargo. Ambos unidos forman una pareja de seres humanos. Ella es condenada en su cuerpo por las preñeces penosas y. El hombre es hombre y no dios. esta situación de abuso del hombre sobre la mujer parte desde una relación de pecado.3:16). Además. solamente. Los textos no están describiendo la voluntad de Dios. y se vuelve enemigo de la naturaleza. dejará el hombre a su padre y a su madre. existencia humana.. social y afectiva. Con este hecho el ser humano introduce en su vida un proceso de desintegración o des-armonía: religiosa. aquí no hay una relación asimétrica ni una desvalorización de la mujer.10 Según el relato del yahvista. Dios creó a la mujer del costado de Adán (hebreo sela’). a través de un mecanismo de proyección psicológico de la culpa: “La mujer que me diste por compañera me ha dado del árbol y he comido” (Gn. rompe la relación entre su pareja.” (Gn. para querer ser igual a Dios.3:9). Por tanto. Sino que constata que esta relación opresiva ya es fruto del pecado del ser humano. que es lo lógico dentro de una cultura patriarcal. es decir. en segundo lugar. a la mujer contienen un reproche severo: “¿Qué es lo que has hecho?” (Gn. la oprime. V. y serán una sola carne. Este árbol no estaba prohibido para comer. aunque sea por momentos. Con estos símbolos desintegradores. pues ambos miden lo mismo. El árbol de la vida. mediante su esclavización a los instintos sexuales: “Tu deseo te arrastrará hacia tu marido” (Cf.16).3:13). por el hecho de vivir juntos. deberán luchar por superar sus propias individualidades y unirse. pero se le niega al hombre después que ya posee un conocimiento similar al de Dios. por lo tanto. en una sola carne.3:11). La culpa fruto del pecado presente en el interior del ser humano rompió la unión con la cual Dios había creado al hombre y la mujer: “Y dijo entonces Adán: Esto es ahora hueso de mis huesos y carne de mi carne. será dominada por el hombre: “. probablemente este relato provenga de la influencia de las antiguas leyendas mágicas y míticas de árboles de cuyos frutos se extraía la medicina de la inmortalidad. están describiendo la realidad pecaminosa que rodea al escritor (hagiógrafo) en donde fruto del pecado el hombre oprime a la mujer y esta realidad él la proyecta en la boca de Dios. es la consecuencia del pecado y desobediencia a los mandamientos de Dios. y viceversa. Gn. la Biblia enseña que el pecado había entrado en ellos. Para realizar este proyecto. de donde proviene la vida plena.3:16). El relato bíblico no justifica el machismo en donde el hombre se considera superior a la mujer y. pero el hombre trata de disculparse inculpando a la mujer. Esto significa que el ser humano en su totalidad está compuesto por una parte masculina (Adán) y una parte femenina (Eva). pues ella será sometida por el hombre (cf. ahora se asume que la mujer por ser diferente es inferior al hombre.que te dominará” (Cf. La unión entre el hombre y la mujer no está asegurada. porque del varón fue tomada. y se unirá a su mujer. Dios se dirige primero al hombre.2:24).3:12). el hombre dejará hasta su familia de origen (Cf. El símbolo del costado (sela’) indica que la existencia del hombre es dependiente de la existencia de la mujer. Pero el ser humano cedió a la tentación de comer del fruto del árbol de la "Ciencia del Bien y del Mal". Aquí podemos observar que se ha pasado más allá de la conciencia de la desnudez y de la diferencia.. Gn. “¿Quién te ha hecho saber que estabas desnudo?” (Gn. ahora. Rompe su comunión con Dios. con esta costumbre patriarcal el narrador está proyectando su visión cultural androcéntrica: “¿Dónde estás?” (Gn. Los dos son una sola "carne". El árbol de la vida representa la plena comunión con el espíritu de Dios.2:23-24) La unión entre el hombre y la mujer. interpretado en los ambientes populares como la ‘costilla’ (2:22). ésta será llamada Varona. Y será la mujer la primera que recibirá el anuncio de las señales de castigo. Dios hace responsable al hombre. Las palabras que Dios dirige. convirtiendo esta realidad en un relato fundacional.

porque no existe otro igual en el huerto. Es la presencia de Cristo en el corazón de la persona cristiana quien restaura la imagen y semejanza de la mujer y del hombre. 3:28). ella ya no se puede sustentar ideológicamente sobre la Biblia. le entregó un vaso – más bien conocido como la caja – que encerraba todos los males. no hay esclavo ni libre. imagen perdida o borrada por el pecado. además. porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús. en el Nuevo Testamento. Se trata de un árbol especial con frutos únicos – la ciencia del bien y del mal. Según Pablo es el mismo espíritu de Cristo que habita en el hombre como en la mujer. con conciencia y responsabilidad.” (Gn. Existen grandes similitudes entre Eva y el relato de ‘Pandora’ de la mitología griega. diosa de la sabiduría. seducido por la belleza de Pandora. Seus. en la Biblia Dios castigó al hombre y la mujer por iguales. La iglesia es el espacio físico y social para vivir las enseñanzas de Cristo. Zeus la envió a la tierra como presente a Epimeteo. dentro de la cultura cristiana no debería existir discriminación de ninguna especie. Aunque debemos reconocer que todavía encontramos muy vigente esta ideología patriarcal en nuestra sociedad.. Únicamente la Esperanza quedó detenida en los bordes del vaso y no se echó a volar. pecadores dependientes de su Gracia y misericordia. subraya la culpa que se le atribuye a la mujer: “Porque has seguido la voz de tu mujer. pues ambos fueron creados a imagen y semejanza de Dios. el primer hombre.. 8. Y desde este fundamento se debe empezar a construir una nueva sociedad. por el contrario. En ambos relatos la mujer es la causante de introducir la desarmonía dentro de la creación. En este relato mitológico Hefesto. Apocalipsis 2:7. Jesucristo dignificó a la mujer.. no hay varón ni mujer. Sin embargo.11 propios medios. lo que refuerza la proyección de la culpa del hombre sobre la mujer. Por lo tanto. Por lo tanto. por orden de Zeus. y desde allí socializarlas hacia el resto de la sociedad. porque Cristo nos da la unidad en el espíritu. 22:14). rompiendo los prejuicios sociales y culturales. pues en “El cuerpo de Cristo. como seres con libre albedrío. no se puede discriminar ni hacer distinciones de ninguna clase. la iglesia es el espacio en donde se deben vivir la igualdad que Cristo nos enseña. Atenea. tal es el caso del apóstol Pablo. sino a través de la gracia de Dios. El narrador yeovista. Los apóstoles también captaron esta dignificación de la mujer y la incluyeron en su forma de pensar y enseñar. y además que ambos tenían el mismo grado de decisión y responsabilidad. creó a la primera mujer.” (Gal. Éste.3:17). El árbol de la vida es la recompensa de Dios al hombre por su fidelidad (Cf. la Iglesia”. No querer vivir esta igualdad entre los . sin embargo. quien afirma: “Ya no hay judío ni griego. la dotó de todas las gracias y de todos los talentos. Cuando Adán lo toma sabe que es el fruto prohibido. porque él no sabía de dónde venía la manzana.Cristo termina con la culpa proyectada culturalmente sobre las Mujeres. Aunque el narrador bíblico trata de hacer parecer culpable solamente a la mujer. exegéticamente el texto sagrado no les apoya. pues. pues habían sido creados a ‘imagen y semejanza’ de Dios. porque son relatos creados dentro de una cultura patriarcal que asume a la mujer como inferior. Epimeteo abrió el vaso fatal y todos los males se esparcieron por la tierra.que no existe otro similar dentro del huerto. tratándola como a una persona portadora de la imagen y semejanza de Dios. Sin embargo. Si bien hemos demostrado la manipulación ideológica-patriarcal del texto fundante del mito de la culpabilidad de la mujer en el Antiguo Testamento. Para el hombre y la mujer cristiana la relación de pareja y de amistad parte sobre el fundamento de la igualdad. Todos somos iguales ante Cristo. acogió a ésta entre los humanos y se casó con ella. cuando le toca el turno al hombre. el texto dice que ambos estaban juntos en el diálogo con la serpiente. No se trata de la creencia popular que Adán fue engañado por Eva.

. La construcción de una nueva masculinidad debe partir de una valoración y lectura diferente de estos textos bíblicos fundacionales. político. ninguno engañó al otro. así como los deberes. el “pecado original”. produciendo de ella lo necesario para la vida. manteniendo el equilibrio y el fin de una economía de producción sin límites. religioso y social. ambos en su libre albedrío optaron por comer del ‘fruto prohibido’ porque querían ser como dioses. Es decir en ese logro y reconocimiento de una dependencia y complementación mutua nace una nueva humanidad. comparten tanto los privilegios. 9. asumiendo sus responsabilidades. Gn. en donde los más fuertes se sienten con el derecho y respaldo ideológico para oprimir a los más débiles. ha sido el texto tradicional y fundacional sobre el cual se ha construido la sociedad occidental. Generará una masculinidad más plena y libre de toda proyección de la culpa sobre los otros y. Pues esta asimetría tiende a establecerse y perpetuarse en todos los ámbitos de la vida del ser humano: Sexual. La aceptación del otro que es diferente permite una relación contemplativa y amorosa con la naturaleza. la complementación y dependencia entre lo masculino y femenino trae la integración del ser. económico. Además. ambos creados a ‘imagen y semejanza de Dios’. Debemos reconocer que el texto bíblico de Gn.3:1-24 nos enseña que ambos desobedecieron por igual a Dios. Una masculinidad que se construye sobre la base del ‘androcentrismo’ genera una relación asimétrica del poder distribuido en la sociedad. poniéndose fin a la alienación del ser humano de la naturaleza.La construcción de una nueva Masculinidad liberada del prejuicio androcéntrico. asumirá su humanidad en plenitud. y esto de ninguna manera libera a las personas. Deberá valorarse la igualdad del hombre y la mujer. sin miedo a equivocarse y a innovar. buscará la integración de ambas formas de humanidad y logrará formar un ser en definitiva más humano.12 seres humanos: hombres y mujeres. Una masculinidad que se construye sobre la aceptación de una igualdad de los sexos (hombre – mujer) tiende a superar la parcialidad y dicotomía propia de una división de género. En definitiva el hombre ha creado un sistema de civilización opresiva que termina finalmente oprimiéndole a él mismo. Y esto no es hacer la voluntad de Dios. cualidad que ambos en su libertad rechazaron en el mito fundacional del texto bíblico. producirá un ser que se concibe dependiente de Dios y. con un libre albedrío y una conciencia que le permite tomar sus propias decisiones. Aceptando la humanidad que Dios otorgó al hombre y la mujer. Dios castigó a ambos por igual. un hombre y una mujer más feliz. Esta nueva masculinidad que concibe lo femenino como un complemento y no como una competencia. porque los dos (hombre y mujer) tenían y compartían la misma culpa. dependiente ambos hombre y mujer uno del otro. como creación de Dios. Según la Biblia el hombre y la mujer. .3:1-24. dicotómica y excluyente. En definitiva producirá un ser humano más pleno. es prolongar el pecado del patriarcado en medio de las relaciones sociales. Generando un modelo de masculinidad hegemónica que tiene características de ser parcializada. pues ya no necesitará escudarse bajo mecanismo de proyección para no reconocer sus culpas y en definitiva para aprender de los errores. sus debilidades y potencialidades. por sobre todo. lo que hace a ambos responsables.