You are on page 1of 112
bec UU NIKON E ~ zor qué Renovar? Vu LORE ~ - merce eau mM LE cB) CVU LHR ees Los Hechos... Hechos son. 1B) Titman a etek ace YJ Eat e ie Bi Proteccién y Preservacion Ecoldgica eS Infraestructura Hidraulica ard Til ler outa enced byl STG canti ieee Poitecorny er Caco es neueZ in, Pavimentacién y Vialidades Urbanas 67 ENC ent A) 89 STUCCO EER 92 ite anne enone oe CAPITULO IV Praha Be CAPITULO V Culiacan de cara al Nuevo Milenio oer Las jornadas de proselitismo en bisqueda del voto popular, tan intensas como enriquecedoras. habfan quedado atrés. Bn Ia vis pera del primer dia del mes de enero de 1993, el ingeniero Renato Vega Alvarado contrajo la méxima responsabilidad politica a la que aspiran los hombres pi- blicos: servir con lealtad a sus pueblos. Al asumir tal compromiso, expre- 6 a los sinaloenses su conviccién de que la democracia seria el camino in- dicado, como premisa gubernamen- tal, para estimular el desarrollo y la justicia social Tos dias, las semanas y los meses de contacto directo y permanente con los sinaloenses que precedieron al ini- cio de la gesti6n gubernamental del ingeniero Renato Vega Alvarado, en- riquecieron, indudablemente, un pro- grama de gobierno que dio vigencia, con hechos, al progreso sostenido; orientado y fortalecido con las res- puestas a la convocatoria que el Eje- cativo Estatal hizo a la sociedad para renovar a Sinaloa. En el marco de fortalecimiento municipal y del bienestar social en solidaridad, dos de los tres ejes cen- trales de las acciones gubernamenta- les en el sexenio 1993-98, Culiaedn, por su condicién de capital del estado con incongruente desarrollo urbano y social, twvo atencidn especial de la aadministracion estatal, sin que ello haya significado descuido alguno de Jas demandas ms semtidas en los de- més municipios. Culiacdn, Perla del Humaya, es un compendio de las acciones ms rele- vanles que ejemplifican la trascenden- cia social del esfuerzo gubernamen- tal en los dltimos seis aos. La magnitud del propésito busea- do y del empefio que tuvo el Jefe del Fjecutivo staal en la consecucién del mismo, debe valorarse, necesaria- mente, por haber rebasado ampliamente las expectativas del beneficio social demandado por los culiacanenses, pero también porque histéricamente no existe precedente de acciones gubernamentales especificas para transformar radicalmente la imagen urbana, en particular, y las condiciones de vida, en general, de Culiacén y sus habitan- tes, respectivamente,