You are on page 1of 3

2° trabajo

Teología

Marcela Lapalma

El “Dios” huidizo de los escritores
El siguiente artículo establece una relación con <<El Perseguidor>> de Julio Cortázar. Allí se puede ver a “Dios” dentro del orden de lo huidizo, de lo que, en algún momento, está presente y que luego se ausenta, que se manifiesta y se oculta. Los cuatro puntos centrales del artículo son:  Problemática: George Steiner publicó un ensayo llamado Presencias reales en el que evidencia la dinámica dialogal que primero contiene en sí misma la obra de arte, entre materia y espíritu, entre inmanencia y alteridad, y que luego se desencadena en el receptor mismo. Sin embargo, lo que en un principio es lo más sugerente y provocador, su apuesta por el sentido, como una apuesta por “Dios”, se vuelve cada vez más problemático. Steiner se refiere alternadamente a “Dios” entre comillas —como una conjetura o un principio formal— y Dios sin comillas como una realidad cognoscible o al menos postulable. Esa indeterminación ante la realidad de Dios, y ante lo que esta palabra designa como tal, habla de un problema real. Para todo lector, el trabajo de discernir en el mundo propio de una obra y en lo que esta despierta en su mundo, lo que sería el “Dios” de los escritores, su visión acerca de lo que ellos designan como “Dios”, sus caminos de acceso o de ocultamiento.  <<El Perseguidor>>: Esta novela es el relato de la búsqueda del jazzista Johnny Cárter, quien es famoso por su virtuosidad en la ejecución del saxofón alto. Este personaje es un perseguidor, un cazador, que está a la siga de algo en su música pero que el mismo Bruno, el narrador, no logra aprehender del todo. Más adelante es el mismo Johnny el que intenta aprehender lo que él mismo ha estado acechando en su música. Él busca salir de este tiempo cronológico que avanza inexorablemente, cuyas huellas se perciben en la finitud y degradación que afecta a todas las cosas, a todo hecho humano. Lo buscado se vuelve huidizo y hace navegar al protagonista en un océano cuya vastedad se redobla interiormente con una conciencia de no saber que acompaña a su objeto buscado. “Dios” para él no es una realidad que funciona como un calmante de deseo del hombre ni como una verdad convencional ni como analgésico del miedo reprimido y soterrado al cómo se va a morir. Lo que él busca solo lo puede decir a través de su música. Aquí se desprende la idea del hombre como un buscador, un cazador, cuya presa está más allá de las capacidades de su deseo y
1 Jessica Roberts Letras

por tenaz y agónico que este sea. al mismo tiempo que lo busca y entrevé. Esto se puede relacionar con el concepto de religión que es una relación que produce un encuentro. El vidente Juan padece en carne propia los sufrimientos padecidos por sus hermanos a causa de la fe en Jesús Resucitado. Y el objeto de la visión es algo que se puede decir solo en una imagen. es decir se pone palabras a esa relación. a través de su música y movido por su deseo. sino también el lugar y el tiempo para abrirse al obrar discreto del Espíritu del que ahora vive Resucitado. la imagen del “Dios” de Johnny es el resultado de lo que él. cobra así una nueva dimensión. experiencia de encuentro. sino que es fruto de un encuentro con otro libre que está más allá del propio deseo. Johnny está en busca de una revelación de algo. Esta religión que siente el saxofonista es una religión de la interioridad. Es un “vidente” desesperado por una revelación.  Conclusión: Para finalizar. La segunda etapa es la de la “institucionalización”. indisponible a su voluntad de búsqueda. se centra en el mundo interior de la persona. Lo que él busca es una realidad más allá de lo que el lenguaje expresa y encierra en la palabra “Dios”. Lo primero que se debe dar en la religión es el encuentro. busca incansablemente y logra conquistar. y lo buscado.2° trabajo Teología Marcela Lapalma que hacen que Johnny sea un “absurdo viviente”. él nos advierte de los límites y de los riesgos que acompañan a la designación de 2 Jessica Roberts Letras . relación armónica. El “Dios” entrevisto por Johnny tiene una función crítica respecto a las formas discursivas sobre Dios.  Relación de <<El Perseguidor>> con el Apocalipsis: Esta historia tiene ciertas correlaciones con el libro del Apocalipsis de Juan. El Dios del vidente Juan es el que ve y conoce los riesgos y penurias que viven los que lo confiesan y toca y fortalece a los que sienten desfallecer sus fuerzas. de alguien que entrevistó una noche y que desde entonces se enquistó en él como una obsesión febril que no lo abandonó más. en sus aspectos dramáticos y conflictivos. El presente. Él no acepta que lo que busca no es la mera proyección de la infinitud de su deseo. se aleja cada vez más. En efecto. cuyos distintos símbolos convergen hacia el poderío del Señor. no solo como el lugar y el tiempo del auténtico testimonio. La condición creyente en el Resucitado es definida por una apertura a su venida libre y soberana. produciéndose así una distancia insalvable entre la voluntad de búsqueda y un “Dios” cuya puerta no abrió más. en el tiempo y según modalidades que Él mismo determine. Un “Dios” que. por un Apocalipsis que está cerrado.

2° trabajo Teología Marcela Lapalma Dios en el lenguaje y. Una teología que no tema expresar sus propios tanteos. que busca infatigablemente al hombre. de lo habitual. con ello. de manera originaria. la confesión de la fe. sobre todo. de nuestros miedos y. 3 Jessica Roberts Letras . La teología necesita hacerse de sí misma buscadora del Dios vivo y volver una y otra vez conjunto de formas discursivas en las que se expresa. de la tarea por el sentido de cara a la finitud y la muerte. Hay un fuerte potencial crítico respecto de las formas de designación de Dios. tanto en filosofía como en teología. “Dios” para él es lo que está más allá de las costumbres. balbuceos y desconciertos por los cuales ella también busca en las rutas del tiempo abrirse a la iniciativa imprevisible de Dios. contenida en las Escrituras. en la historia. No se trata de que la teología renuncie al “esfuerzo del concepto” (Hegel) sino que dicho esfuerzo ha de articularse más vivamente con el “Dios patético” de la Biblia que se encuentra implicado en la historia de su pueblo.