You are on page 1of 2

EL HOMBRE ES UN OBJETO DEL SABER SEGÚN FOUCAULT

Señala Foucault que Las palabras y las cosas surgió del asombro que le ocasionó la lectura de un cuento de Borges, en donde se cita cierta enciclopedia china en la que se hace una taxonomía de los animales, una taxonomía que le causó extrañeza pues muestra otro tipo de pensamiento, que es, a su vez, el límite de nuestro pensamiento, esto lo lleva a reflexionar ¿a partir de qué criterios, según qué espacio de identidades, de semejanzas, de analogías, hemos tomado la costumbre de distribuir tantas cosas diferentes y parecidas? Es decir, la pregunta central gira en torno acerca de: bajo qué condiciones, el pensamiento clásico o moderno puede reflejar la relación existente entre el objeto y su conceptualización. Nos muestra cómo es que a cada época subyacen condiciones de posibilidad de lo pensable y la manera en que se producen palabras, enunciados, el discurso, sus entrelazamientos, sus disposiciones fundamentales y las reglas de formación de estos discursos, que dieron lugar a la conformación de saberes. Foucault nos muestra que los enunciados deben rastrearse para asegurar su positividad y fijar su archivo para trazar un diagnóstico de nuestro tiempo. Foucault muestra en lo que se ha convertido una cultura como la nuestra, a partir del siglo XVI, las modalidades del orden que han sido reconocidas, puestas, anudadas con el espacio y el tiempo, para formar el pedestal positivo de los conocimientos, el espacio de orden bajo el que se ha constituido el saber, sobre el fondo de qué a priori histórico y en qué elemento de positividad han podido aparecer las ideas, constituirse las ciencias, reflexionarse las experiencias en filosofías, formarse las racionalidades. Lo que se intentará sacar a luz es el campo epistemológico, la episteme, sus condiciones de posibilidad, las configuraciones que han dado lugar a las diversas formas del conocimiento empírico. Más que una historia, en el sentido tradicional de la palabra, se trata de una arqueología. Afirma que han existido dos momentos en los que el orden del pensamiento se ha visto radicalmente modificado: la época clásica, que según Foucault es a mediados del siglo XVII; y la Modernidad, a finales del siglo XVIII y comienzos del XIX. Dos momentos históricos diferentes en los que la forma que utiliza la razón para representar el mundo cambia sustancialmente. Foucault habla de una discontinuidad o ruptura en la que la teoría de representación se ve modificada, es decir, se rompe el lazo que une el lenguaje con lo que representa.

1

el lenguaje llega a surgir para sí mismo en un acto de escribir que no designa más que a sí mismo. 2010. se intenta explicar el mundo. el lenguaje debe despojarse de su contenido concreto y no dejar aparecer más que las formas universalmente válidas del discurso. Las palabras y las cosas. para quienes quieren formalizar. implica la existencia de un desorden. es una creación muy reciente que el saber ha fabricado.Foucault es muy claro. y junto a él a Mallarmé. aún no había surgido ninguna conciencia epistemológica del hombre como tal en la episteme clásica. el que el lenguaje haya vuelto al espacio del pensamiento para realizar en él una reflexión radical. pues “para los filólogos las palabras son como otros tantos objetos constituidos y depositados por la historia. y que el orden sólo puede existir bajo los parámetros de algo tan especifico como el lenguaje. [Trad. por último. El propósito de Foucault es el de hacer la arqueología de ese conocimiento para encontrar los códigos con los que se construye dentro de la mentalidad occidental. como tampoco el poder de la vida. BIBLIOGRAFIA Foucault. señala Foucault que el pensamiento clásico no nos resulta directamente accesible debido a que el lenguaje perdió esa función representativa: “El umbral del clasicismo a la modernidad quedó definitivamente franqueado cuando las palabras dejaron de entrecruzarse con las representaciones y de cuadricular espontáneamente el conocimiento de las cosas”. el hombre no existía. No obstante. Michel. Si bien las ciencias naturales se habían encargado del hombre como especie o género. es decir. pp. A decir de Foucault debemos a Nietzsche. 2ª. Una vez que el lenguaje se ha separado de la representación es una realidad más dispersa para nosotros. científica o filosóficamente. es decir de un criterio. Foucault explica que en cambio. la fecundidad del trabajo o el espesor histórico del lenguaje. Foucault sugiere tres puntos fundamentales dentro de su ensayo: el orden depende de las similitudes o diferencias. antes del fin del siglo XVIII. 398. 2 . la existencia de un orden. México. Ed. es decir del lenguaje en tanto que representa. según él. Elsa Cecilia Frost]. Siglo XXI. en el punto de encuentro entre la representación y el ser. explicar cómo se crea la estructura desde la que. allí donde se entrecruzan la naturaleza y la naturaleza humana lo que el pensamiento clásico hace surgir es el poder del discurso. esto sugiere la existencia del ‘otro.