You are on page 1of 9

LA CONSTRUCCIÓN DEL ESTADO LIBERAL (1833-1868) 1. La primera guerra Car i!"a (1833-18#$) (pag.

1%#) Desde 1833, derogada la Ley Sálica, los grupos ultras se negaban a reconocer la legitimidad de Isabel, como sucesora a la Corona Española. Cuando muere ernando !II, "ar#a Cristina asumi$ la regencia, en nombre de su %i&a. Esto pro'oca el le'antamiento de las partidas realistas (carlistas) en sus áreas de in*luencia (+a#s !asco, ,rag$n y -orte de Cataluña, reducidas al ámbito rural), .ue proclaman al %ermano de ernando !II, Don Carlos "ar#a Isidro de /orb$n, rey. El Carlismo englob$ a una parte de la noble0a rural, a gran parte del clero (.ue desempeño un papel muy importante entre el campesinado) y a una base social campesina de las 0onas rurales (propietarios empobrecidos, arrendatarios en*it1uticos) .ue 'e#an con descon*ian0a las re*ormas tributarias, de igualdad &ur#dica, la separaci$n de la Iglesia y el Estado y la abolici$n de los *ueros. /a&o el lema 2Dios, +atria, ueros y 3ey4 se agruparon los de*ensores de5 • • • • La oposici$n radical a las re*ormas liberales (inmo'ilismo) La de*ensa de la monar.u#a absoluta El tradicionalismo cat$lico y de*ensa de los intereses de la Iglesia La de*ensa de los *ueros 'asco6na'arros, amena0ados por las re*ormas igualitarias y centralistas de los liberales5 o Instituciones propias de autogobierno y &usticia o E7enciones *iscales o E7enciones de .uintas +ero el Carlismo careci$ de bases *uertes para triun*ar en la guerra. -o contaba con una administraci$n e*iciente, .ui0ás por no poseer ninguna ciudad importante. 8ampoco ten#a &e*es militares (a e7cepci$n de 9umalacárregui), capacitados para organi0ar su*icientemente el reducido e&1rcito pro*esional y las numerosas bandas de guerrilleros. Los cristinos o isabelinos eran los absolutistas .ue se %ab#an mantenido *ieles a ernando !II y los liberales más moderados, partidarios de cambios lentos .ue no lle'aran a una re'oluci$n. ,l nutrirse el Carlismo de los sectores más absolutistas, "ar#a Cristina no tu'o más remedio .ue acercarse a los liberales más progresistas, emitiendo incluso una amnist#a con el prop$sito de .ue sostu'ieran la causa de su %i&a. +ero a la oposici$n dinástica, sobre'en#a una oposici$n ideol$gica .ue tu'o su 'ertiente internacional ante el apoyo .ue recibi$ Carlos de potencias absolutistas (,ustria, +rusia o 3usia) *rente al apoyo de rancia e Inglaterra, partidarias de la implantaci$n de un r1gimen liberal moderado, La guerra se puede di'idir en tres etapas5 1. Durante la primera etapa, el e&1rcito carlista, dirigido por 9umalacárregui, se a*ian0$ s$lidamente en el +a#s !asco, -a'arra e incluso se e7tendi$ por ,rag$n, Cataluña y !alencia. El e&1rcito liberal tu'o .ue replegarse, concentrándose en n:cleos concretos. La impaciencia de Carlos, .ue pretend#a

dar un golpe de autoridad poniendo sitio a /ilbao, su *racaso (es liberada por Espartero) y la muerte en el mismo de 9umalacárregui en 183; ponen *in a esta primera etapa. <. En la segunda etapa, los liberales lle'an a cabo un intento de contenci$n de las *uer0as carlistas, .ue es roto por una e7pedici$n .ue recorre Castilla y Le$n, E7tremadura y ,ndaluc#a, sin mayor 17ito .ue la misma e7pedici$n (183=). En 183> Carlos lle'a a cabo una incursi$n %acia "adrid, intentando, sin 17ito, entrar en la capital. inalmente se retira a las posesiones más allá del r#o Ebro. 3. En esta etapa, Espartero, con'ertido en &e*e del e&1rcito liberal isabelino, dispuso de %ombres y recursos para iniciar una o*ensi'a contra los reductos carlistas, .ue oblig$ al pretendiente, Don Carlos, a %uir %acia rancia. +aralelamente, el %ast#o de la guerra pro'oca .ue dentro del bando carlista se 'aya creando una opini$n *a'orable a la pa0, y de llegar a un acuerdo con los liberales? son los denominados transaccionistas, dirigidos por el general "aroto. rente a los intransigentes, partidarios de Don Carlos, .ue pretend#an seguir una luc%a .ue se estaba en.uistando y no conduc#a a ning:n sitio. inalmente se llego al Con'enio de !ergara (183@), acuerdo suscrito por "aroto y Espartero, por el .ue el e&1rcito carlista se rend#an a cambio de respetar los *ueros de -a'arra y !ascongadas y de la incorporaci$n al e&1rcito isabelino de los o*iciales carlistas El carlismo sin embargo no desapareci$ sino .ue %ubo dos guerras carlistas más en el s. AIA y se %an mantenido %asta casi nuestros d#as aun.ue sustancialmente cambiado. Las consecuencias *ueron notables. La monar.u#a, se inclin$ de manera de*initi'a %acia el liberalismo, necesitada como estaba de apoyos. Los militares tu'ieron un gran protagonismo en la 'ida pol#tica y protagoni0ar#an *recuentes pronunciamientos. Los gastos de la guerra *or0aron durante la misma a la desamorti0aci$n de las tierras de la Iglesia (Desamorti0aci$n de "endi0ábal, 183=). El pa#s .ued$ destro0ado despu1s de seis años de guerra &. La Rege'(ia )e *+ Cri!"i'a, a imp a'"a(i-' )e i.era i!m/ (pag. 1%6-16$) "uerto ernando !II y proclamado por los realistas como rey Carlos "ar#a de Isidro, a la reina regente no le .uedo más remedio, a pesar de .ue no estaba de acuerdo, .ue buscar el acercamiento con los liberales. Estos apro'ec%aron la situaci$n para lle'ar a cabo una serie de re*ormas .ue a la larga supusieron el *in del ,ntiguo 31gimen. El protagonismo lo inicio "art#ne0 de la 3osa, nombrado ministro de Estado, .ue promulg$ el E!"a"u"/ Rea )e 183# (1B6abr), .ue .uer#a ser una respuesta moderada a los .ue ped#an cambios y re*ormas en pro*undidad. En el se produc#a un retroceso *rente a la Constituci$n de Cádi0, e&emplo siempre presente en los liberales. Se produce en una con'ocatoria de Cortes, .ue intenta restablecer las leyes *undamentales de la monar.u#a española, *undamentándolo en el 3ey y las Cortes, instituciones .ue recogen el principio de soberan#a. +re'e#a además dos cámaras, no recog#a ninguna declaraci$n de derec%os y el sistema de su*ragio era censitario, pero muy restringido, BC1;D (mayores de 3B años con más de 1<BBB reales). Esto no satis*i0o a los sectores más progresistas, .ue rápidamente actuaron iniciando le'antamientos en a.uellos territorios donde me&or se %ab#an implantado las ideas liberales, donde además contaban con el mo'imiento popular, y su in*luencia sobre la "ilicia -acional. Estos le'antamientos, .ue recordaban los

pronunciamientos militares, dieron lugar a la *ormaci$n de &untas populares, .ue en sus mani*iestos re'elaban la %ostilidad %acia el Estatuto 3eal. 8u'ieron su culminaci$n con la toma de los principales puntos estrat1gicos de "adrid y la ele'aci$n a la 3egente de un memorando con sus peticiones (reuni$n de Cortes, libertad de prensa, nue'a ley electoral, e7tinci$n del clero regular, reorgani0aci$n de la "ilicia -acional,E). Esto lle'$ a los liberales progresistas al poder, con el nombramiento, primero de 8oreno, y despu1s de "endi0ábal como ministro de Estado, y con los l#mites .ue le marcaba el Estatuto 3eal, inici$ una serie de re*ormas .ue tendr#an su culminaci$n en la desamorti0aci$n de los bienes de la Iglesia (monasterios y con'entos) para recabar amplios recursos nacionales (decretos de 183=). El recurso de los bienes de la Iglesia, además de mermar su in*luencia contrarre'olucionaria, respaldar#a el cr1dito de la Corona para poder pedir pr1stamos al e7terior y ser'ir#an para pagar la engordada deuda p:blica. "endi0ábal intento re*ormas pol#ticas. En*rentándose en las Cortes a los propios progresistas, sin el apoyo de la 3egente y ante la presi$n de la oposici$n por el decreto de desamorti0aci$n, "endi0ábal dimiti$. Esto pro'oco nue'os le'antamientos .ue culminaron en el pronunciamiento de los Sargentos de La Fran&a (ago6 183=), residencia de 'erano de la %ito en la Constituci$n de 183>. &.1 La! Re0/rma! pr/gre!i!"a! (183%-1831) "endi0ábal, en 183=, decreta la disoluci$n de las $rdenes religiosas y la incautaci$n de sus propiedades poni1ndose estas a la 'enta en subasta p:blica. Los ob&eti'os de la desamorti0aci$n *ueron5 • • • Conseguir recursos *inancieros para costear la guerra carlista Disminuir la deuda p:blica Crear una base social entre los nue'os propietarios .ue apoyara el liberalismo progresista. amilia 3eal, .ue e7igieron a la 3egente el establecimiento de la Constituci$n de 181<. Con los progresistas nue'amente en el poder se inicia un nue'o per#odo, .ue tiene su

La desamorti0aci$n tra&o consigo la e7pansi$n de la super*icie culti'ada y la con*irmaci$n de una burgues#a terrateniente .ue obtu'o tierras en condiciones muy 'enta&osas, pero no me&or$ casi nada la producti'idad ni cambi$ la estructura de la propiedad manteni1ndose en el sur los lati*undios y en el norte los mini*undios. ue una ocasi$n perdida para solucionar el gra'e problema de la agricultura española y la de los < millones de &ornaleros .ue 'i'#an en unas dur#simas condiciones +ero, &unto a la desamorti0aci$n, los decretos .ue el nue'o gobierno progresista promulga sir'en para implantar el r1gimen liberal, con la nue'a concepci$n &ur#dica de los derec%os de propiedad5 • • Disoluci$n del r1gimen señorial por lo .ue los nobles de&an de administrar &usticia y de obtener rentas pero se apropian de las tierras .ue los campesinos no puedan demostrar como propias (183>) Des'inculaci$n5 se suprimen los mayora0gos pudiendo sus propietarios 'enderlas libremente (183>)

La obra legislati'a se completa con medidas encaminadas a *ormar un mercado libre y competiti'o, la liberali0aci$n de la econom#a5 • Supresi$n de los pri'ilegios de la "esta

• • • • •

Derec%o a cercar Supresi$n de los gremios libertad de comercio y de precios 3educci$n de las aduanas interiores Supresi$n de los die0mos eclesiásticos

Con la llegada, nue'amente de los progresistas al poder, se con'ocan Cortes E7traordinarias para elaborar una nue'a constituci$n .ue *ue aprobada un año despu1s. Surgi$ con un esp#ritu conciliador .ue, simpli*icando el te7to de 181<, ganaba en precisi$n y *le7ibilidad, %u#a de los principios abstractos y buscaba la practicidad. En la C/'!"i"u(i-' )e 1831 se puede destacar los siguientes rasgos5 • • • • Soberan#a nacional ,mplia declaraci$n de derec%os (prensa, asociaci$n...) Di'isi$n de poderes /icameralismo o Senado, nombrado por el rey entre los propuestos por los electores o Congreso de los diputados, elegido por 'otaci$n directa de los electores (1 por cada ;BBBB) • • Se reconoce la religi$n cat$lica como la .ue pro*esan los españoles Elecciones por su*ragio censitario, aun.ue menos restringido (<6GD)

Con estas caracter#sticas es l$gico .ue en las siguientes elecciones ganaran los moderados, .ue iniciaron una pol#tica encaminada a sua'i0ar los aspectos progresistas, como re'isi$n de la Ley electoral, limitaci$n de la libertad de imprenta, etc. +ero la situaci$n cambia cuando se lle'a la Ley de ,yuntamientos, a la .ue Espartero, %1roe de la Fuerra Carlista y miembro del partido progresista, es contrario. Esta ley 'en#a a someter a los ,yuntamientos y a las Diputaciones al Fobierno Central. La 3egente sopeso la opini$n de Espartero, pero dio su apoyo al gobierno moderado, iniciándose un le'antamiento popular .ue se propag$ por todo el territorio, obligando a la 3egente a pedir a Espartero .ue *ormara gobierno, de corte progresista. Este presento su programa de gobierno, .ue inclu#a una cláusula .ue derogaba la Ley de ,yuntamientos, uno de los caballos de batalla de los progresistas, y ped#a a la reina la corregencia, lo .ue pro'oco su dimisi$n. 3. La Rege'(ia )e E!par"er/ (18#1-18#3) (pag. 16$) Se produ&o una luc%a sobre la cuesti$n de la regencia, polari0ándose entre los partidarios del Feneral Espartero y los partidarios de una regencia trinitaria. El :nico con capacidad para salir de la crisis institucional en .ue %ab#a .uedado España, tras la renuncia de "aria Cristina, es Espartero y a 1l le corresponde sal'ar la regencia. En unas nue'as elecciones, la 'ictoria de los progresistas permite a Espartero %acerse con la regencia. La 3egencia de Espartero se caracteri0o por su dure0a y autoritarismo. El Feneral otorg$ los principales cargos del gobierno a los ayacuc%os (compañeros .ue %ab#an participado en la /atalla de ,yacuc%o), de&o

de actuar en las Cortes y se re*ugi$ más en sus correligionarios. La situaci$n se complica con la negociaci$n de un arancel con Inglaterra .ue permitir#a la entrada de los te&idos de algod$n ingleses sin trabas de ning:n tipo. Esto pro'oca el le'antamiento de /arcelona, auspiciado por la burgues#a y e&ecutado por las clases populares. Espartero responde bombardeando /arcelona, con lo .ue su popularidad se disuel'e, y lo .ue es peor, se produce una escisi$n dentro de los progresistas, entre los partidarios de Espartero y los no partidarios, denominados 2puros4. La situaci$n pro'oco .ue por primera 'e0, desde el 8rienio Liberal, los moderados con apoyos puntuales de los progresistas, *ormaran una coalici$n antiesparterista, .ue pondr#a *in a la 3egencia de Espartero (%uyo a Inglaterra) y lle'ar#a a los moderados al gobierno. Segu#a presente el problema de la regencia, con lo .ue se aprob$ en las Cortes el adelantamiento de la mayor#a de edad de la princesa de ,sturias, declarada mayor de edad (13 años) y proclamada reina de España el 1B de no'iembre 18G3, despu1s de &urar la Constituci$n de 183>. #. La Ar"i(u a(i-' )e E!"a)/ Li.era (pag. 161-16&) La instauraci$n del liberalismo tra&o consigo la e7istencia de $rganos representati'os, y a los partidos pol#ticos los encargados de llenar esos $rganos. Desde la segunda e7periencia liberal, el liberalismo español ya aparec#a di'idido en dos tendencias o sectores5 la moderada y la e7altada o progresista. En la *ase de*initi'a de con*iguraci$n del Estado Liberal (1833618G3) 'an surgiendo los partidos pol#ticos, destacando dos, el moderado y el progresista, ambos de*ensores del sistema monár.uico constitucionalista representado por la reina Isabel II El partido moderado (18G;) pretend#a una conciliaci$n con el ,ntiguo 31gimen para %acer una 2s#ntesis de lo 'ie&o y lo nue'o4. Su concepci$n pol#tica es llamada 2liberalismo doctrinario4, y concibe la soberan#a como dimanada de dos instituciones5 3ey y Cortes. ,tribuye al rey un poder de moderaci$n dentro de los distintos organismos y participaciones .ue constituyen el desarrollo pol#tico5 tiene la *acultada de con'ocar y disol'er las Cortes y nombrar al He*e de Fobierno. Conciben las Cortes como bicamerales, con una Cámara ,lta designada por la propia Corona, .ue represente los antiguos grupos sociales pri'ilegiados, y una Cámara /a&a elegida por su*ragio censitario. +artidarios de limitar ciertos derec%os indi'iduales y de la de*ensa de la religi$n y la Iglesia Cat$lica. El partido progresista, aun.ue desde un punto de 'ista doctrinal s$lo acepta las Cortes como instituci$n depositaria de la soberan#a, en la práctica admit#a el poder moderador de la Corona y el legislati'o bicameral. +retendi$ limitar las prerrogati'as de la reale0a en el nombramiento de los miembros de la Cámara ,lta. ,dmit#a el su*ragio censitario, pero ampliando el cuerpo electoral. +artidarios de la ampliaci$n de los derec%os indi'iduales y de acabar con la in*luencia de la religi$n y la Iglesia Cat$lica. Las discrepancias entre uno y otros, .uedaban de*inidas en5 6 6 La contenci$n del poder de la Corona, menor en los moderados y mayor en los progresistas La ampliaci$n pol#tica en las elecciones, aun.ue partidarios ambos del su*ragio censitario, la di*erencia estaba en las rentas .ue se ped#an.

6 6

La participaci$n pol#tica en las instituciones locales, robusteci1ndolas mediante el acceso a tra'1s de elecciones El poder de la Iglesia y su contribuci$n a la construcci$n del Estado liberal.

,mbos partidos 'an a 'er tendencias, durante el s. AIA, .ue se 'an a mani*estar %asta su escisi$n, caso de los unionistas (Ini$n Liberal, moderados progresistas .ue 'an a atraer a un notable grupo de progresistas más moderados) o de los dem$cratas (+artido Dem$crata). El peso del e&1rcito no es nada desdeñable, pues durante todo el s. AIA se 'a a con'ertir en el principal apoyo al reinado de Isabel II, y gran parte de los pol#ticos de la segunda mitad del s. AIA 'an a pertenecer al e&1rcito. ,demás, no podemos ol'idar los pronunciamientos militares, art#*ices de la concienciaci$n liberal en las masas populares. J &unto al e&1rcito, la aparici$n de dos elementos nacidos durante la Fuerra de Independencia5 las Huntas y la "ilicia. Las &untas 'an a surgir durante todo el s. AIA, cuando el poder constituido no es capa0 de dar respuesta a las e7pectati'as o deseos del mo'imiento burgu1s y popular. La milicia, nacida para de*ender la obra pol#tica de Cádi0 y su Constituci$n, se 'a a con'ertir en una alternati'a al e&1rcito regular, y sobre todo, en una *uer0a nacional, en manos de los liberales .ue la 'an a utili0ar para *or0ar a la Corona a llamarlos al poder. %. E rei'a)/ )e I!a.e II, a e"apa i!a.e i'a (18#3-1868) (pag. 163-111) Durante este per#odo, el gobierno 'a a estar en manos de los moderados, .ue 'an a e&ercer un casi e7clusi'o monopolio del poder. La escasa participaci$n progresista (Isabel se inclina por los moderados) conducirá a debilitar las bases sociales del r1gimen y desembocará en una crisis total .ue lle'ará a su derrumbamiento en 18=8. Durante su dilatado reinado (18GG618=8) solo %ubo un bienio progresista (18;G618;=). %.1 L/! i.era e! m/)era)/! e' e p/)er (18##-18%#), a )2(a)a m/)era)a En las elecciones de 18GG los moderados ocuparon la mayor#a de los escaños en las Cortes (oct618GG) y se coloco en el Fobierno al Feneral -ar'áe0. Este r1gimen busc$ consolidar el nue'o orden social, .ue protegiese las con.uistas liberales *rente a la reacci$n carlista y contra la sub'ersi$n popular, limitando las libertades en aras del mantenimiento del orden. Se trataba de asentar un r1gimen liberal de carácter conser'ador. +ara ello se disol'ieron las Cortes y se con'ocaron elecciones para *ormar una asamblea de carácter constituyente, .ue elabor$ un nue'o te7to constitucional, sancionado por la reina el <3 de mayo de 18G;. En muc%os aspectos recog#a parte del articulado de la Constituci$n de 183> y en otros era más restricti'a. !en#a a ser, en opini$n de los %istoriadores, una re'isi$n de la Constituci$n de 183>. La C/'!"i"u(i-' )e 18#% dec#a .ue5 1. Soberan#a compartida del 3ey con las Cortes a. La Corona puede inter'enir en las Cortes (disol'erlas) y nombrar ministros <. Separaci$n de poderes a. Con un poder e&ecuti'o con mayores atribuciones y más poder b. rente al legislati'o y a las Cortes .ue 'en reducidos parte de su poder

3. 3econoce la religi$n cat$lica y el mantenimiento de la instituci$n G. Su*ragio censitario de mayor de 3B años (1D de la poblaci$n) ;. Se mantienen los derec%os indi'iduales, aun.ue irán siendo restringidos en posteriores desarrollos legislati'os ,parte de la obra constituyente, el r1gimen moderado procur$ acercarse a la &erar.u#a cat$lica por medio de la concertaci$n con la Santa Sede del Concordato de 18;1, .ue normali0aba las anteriores relaciones entre Estado e Iglesia, deterioradas por la Desamorti0aci$n. , partir de este momento, las necesidades econ$micas de la Iglesia en España ser#an cubiertas por el Estado. En la construcci$n del Estado liberal, el gobierno moderado lle'$ a cabo una serie de leyes y re*ormas administrati'as5 6 La Ley de organi0aci$n y atribuciones de los ,yuntamientos de 18G; (86ene) .ue reser'aba a la Corona la designaci$n de alcaldes en las capitales de pro'incia y cabe0as de partido con una poblaci$n superior a los <BBB %abitantes (en el resto de municipios los nombramientos eran reali0ados por el gobernador ci'il). Con esta ley, los ayuntamientos pasaban a depender totalmente del poder central. S$lo el +a#s !asco y -a'arra conser'aron sus antiguos derec%os *orales, para e'itar un nue'o rebrote carlista. 6 La re*orma *iscal (18G;) de ,le&andro "on .ue introdu&o en España una re*orma de la Kacienda +:blica, por la .ue se centrali0aba la recaudaci$n en manos del Estado, lo .ue *a'orec#a la imposici$n directa, es decir, la contribuci$n directa. 6 6 El plan de estudios de Fil de 9árate y la Ley de Instrucci$n +:blica de "oyano, .ue establec#a una enseñan0a basada en un mayor control por el Estado. La tendencia centrali0adora tendrá su e&emplo en materia &ur#dica con la consecuci$n de un orden &ur#dico unitario, traducido en un mo'imiento codi*icador .ue da a lu0 un nue'o C$digo +enal (18G8), la Ley de En&uiciamiento Ci'il, la Ley de -otariado, la Ley Kipotecaria, y un proyecto de C$digo Ci'il 6 En materia administrati'a, a la centrali0aci$n responde las leyes de Diputaciones y ,yuntamientos. La pro'incia, nacida de la reorgani0aci$n de Ha'ier de /urgos (1833), se re*uer0a con el *ortalecimiento de los Fobierno Ci'iles y "ilitares de cada pro'incia. 6 En este conte7to, desmantelada la "ilicia -acional, nace como sustituci$n de la misma un cuerpo de polic#a militar, .ue el gobierno de -ar'áe0 'a con*igurando, naciendo as# la Fuardia Ci'il (18GG), .ue dotará al pa#s de la seguridad en campos, caminos y ciudades. El proyecto ultraconser'ador concibi$ la re*orma constitucional española en sentido más estricto. /ra'o "urillo, presidente del Conse&o de "inistros (18;1), inici$ un proyecto de re*orma de la Constituci$n de 18G;, para %acerla más conser'adora, lo .ue pro'oc$ la uni$n de los moderados y los progresistas en un *rente com:n. /ra'o "urillo disol'i$ las Cortes lo .ue pro'oc$ la protesta de prestigiosos generales (-ar'áe0, LCDonnell) .ue presionaron a la reina .ue *or0$ la dimisi$n de /ra'o "urillo. Sin embargo, sus sucesores mantu'ieron la misma pol#tica lo .ue contribuyo a la *ormaci$n de un *rente re'olucionario.

%.& E Bie'i/ pr/gre!i!"a (18%#-18%6) La oposici$n al gobierno moderado del Conde de San Lu#s, pro'oc$ un nue'o pronunciamiento militar, dirigido por LCDonnell, en !icál'aro (&unio 18;G) .ue dio lugar a una reuni$n de las tropas del gobierno, .ue acab$ retirándose %acia "adrid. Este pronunciamiento 'ino acompañado por el "ani*iesto de "an0anares (Constituci$n, re*orma electoral, "ilicia -acional,E), dando carácter pol#tico al pronunciamiento .ue 'a ganando adeptos entre los progresistas y parte de los moderados y la inter'enci$n popular .ue da lugar a le'antamientos en di'ersas ciudades, lo .ue pro'oca .ue la reina Isabel II *uerce a la dimisi$n del Conde de San Lu#s y llame al Feneral Espartero para .ue *ormará un nue'o gobierno. Durante el Fobierno de Espartero se produ&eron una serie de re*ormas .ue en su mayor parte trataban de resucitar el 'ie&o progresismo español plasmado en la Constituci$n de 183>. De la legislaci$n del per#odo destacan5 6 La nue'a Ley de Desamorti0aci$n general de mayo de 18;;, desamorti0aci$n ci'il dirigida por +ascual "ado0, .ue supuso la ruptura con la Santa Sede y la alarma de la Corona. +retend#a completar la obra de "endi0ábal. Concluida la 'enta de los bienes del clero, se proceder#a tambi1n la ena&enaci$n de los bienes de propios y bald#os de los ,yuntamientos, en un momento de 'erdaderas di*icultades *inancieras para la Kacienda española. La 'enta de los bienes municipales, de donde proced#an los principales recursos de los ,yuntamientos y de los campesinos más pobres, pro'oc$ una *uerte oposici$n popular a la Ley "ado0. El nue'o gobierno intent$ una re*orma constitucional .ue lle'ara a la Constituci$n el 2credo4 del grupo en el poder. La C/'!"i"u(i-' 3'/' 'a"a4 )e 18%6 segu#a el 'ie&o ideario liberal con la soberan#a nacional, la "ilicia -acional, los &urados para los delitos de prensa y en general los principios sustanciales del progresismo. Sin embargo, estas re*ormas no supusieron una me&ora en la calidad de 'ida de las clases populares y no tu'ieron en cuenta las nue'as demandas nacidas de un nue'o grupo social, el obrero. Esto degenero en una con*licti'idad en a.uellas ciudades con más obreros, donde se produ&eron en*rentamientos. , *inales de 18;; la crisis era e'idente (ca#da de la producci$n, subida de precios) lo .ue lle'o al le'antamiento de los obreros en /arcelona y !alencia. ,demás en !alladolid %ubo una *uerte protesta de campesinos. Las discrepancias %abidas en el seno de gobierno, sobre la inter'enci$n o no (lo .ue pro'oco la enemistad de los empresarios con el general Espartero) en la soluci$n de los des$rdenes de carácter social aparecidos, acabo con Espartero .ue dimiti$ y a LCDonnell, como presidente del Fobierno, .ue reprimi$ muy duramente las protestas y acabo con la "ilicia -acional. %.3 La (ri!i! )e i.era i!m/ m/)era)/ (18%6-1868) El gobierno de LCDonnell y su partido la Ini$n Liberal, reimplant$ la C/'!"i"u(i-' )e 18#%, pero incorporándole un A("a A)i(i/'a .ue reconoc#a algunos principios progresistas. Se trataba de limitar el retorno al liberalismo de l#nea moderada, superando el binomio moderantismo6progresismo, ba&o los auspicios de una especie de '#a intermedia, integrada tanto por los moderados como por progresistas, para %acer 'iable el r1gimen liberal.

El per#odo tu'o tambi1n 'ai'enes pol#ticos pero, no obstante, se produ&o cierta estabilidad pol#tica, .ue *ue apro'ec%ada para impulsar un cierto crecimiento econ$mico. Se promo'i$ el tendido *erro'iario, cuya construcci$n coincidi$ con una e7pansi$n agraria y te7til, as# como de la banca y la miner#a. Si .ue %ubo una notable pol#tica e7terior, donde el e&1rcito español participo con el ob&eti'o de des'iar la atenci$n de los problemas internos y *omentar una conciencia nacional y patri$tica. Se inter'iene en5 6 La guerra de "arruecos (18;@618=B) moti'ada por un con*licto *ronteri0o sobre Ceuta. La 'ictoria de las tropas españolas en Castille&os y Mad63as, pro'oc$ .ue los marro.u#es llegaran a una pa0 precipitadamente, la +a0 de 8etuán (abril de 18=B), en la .ue se aseguraban las pla0as españolas y se obten#a el derec%o de ocupaci$n de I*ni 6 6 La inter'enci$n en Conc%inc%ina, de la mano del III Imperio ranc1s, por la matan0a de un grupo de misioneros (18;8618=3) La inter'enci$n en "17ico, tambi1n de la mano del Imperio ranc1s, para socorrer al r1gimen de Huáre0, y .ue resulto ser un plan de -apole$n III, de carácter imperialista. El gobierno de LCDonnnell no pod#a *renar la oposici$n pol#tica .ue %ac#an los progresistas, dem$cratas y republicanos, ante los %ec%os probados de una crisis econ$mica, en la .ue el gobierno se 'e#a incapa0 de 2%incarle el diente4. LCDonnell dimiti$ y la 3eina entreg$ el poder a los moderados, .ue actuaron de manera autoritaria y e&erciendo una *uerte represi$n, pero no *ueron capaces de *renar la situaci$n econ$mica. Se %ac#a imprescindible un cambio, no ya de gobierno, sino de r1gimen.