You are on page 1of 39

Publicado en Garrido, V. (2003) Psicópatas y otros delincuentes violentos. Valencia: Tirant lo blanch. Pp. 305-368.

LA TÉCNICA DEL PERFIL EN LA INVESTIGACIÓN CRIMINAL
Luz Anyela Morales 11 1. Introducción Cada vez es más frecuente que la ocurrencia de crímenes violentos y, especialmente de aquellos que presentan características extrañas (como la desaparición de víctimas, algún mensaje o símbolo empleado por el agresor, la evidencia de rituales durante la comisión del delito, etc.), demanden respuestas de expertos y de profesionales que ayuden a entender las razones que tiene una persona para cometer estos actos, y que provean información útil para identificar y dar captura al responsable. En este sentido, los delitos cometidos en serie han recibido particular atención dados los grados extremos de violencia y el número elevado de víctimas que les caracteriza. Los homicidios en serie son un ejemplo de ello, frecuentemente las víctimas de estos delitos son atacadas sexualmente, mutiladas, acuchilladas, estranguladas o golpeadas. Además, aunque el homicidio en serie se define por un mínimo de tres muertes causadas por el mismo individuo en diferentes momentos y lugares (Douglas y Burgess, 1986), muchas veces el número de víctimas supera esta cifra. Por ejemplo, en un estudio realizado por Godwin (2000) en Estados Unidos, 107 asesinos seriales fueron responsables de la muerte de 728 personas –7 en promedio por cada delincuente-; y en algunos casos individuales se han registrado cifras aún más sorprendentes, como en el de Ted Bundy, a quien se le atribuyen entre 28 y 36 muertes de mujeres en Estados Unidos, y el de Alfredo Garavito, responsable del asesinato de más de 140 niños en Colombia. En situaciones como estas, diferentes disciplinas aportan sus conocimientos para resolver el caso en el menor tiempo posible y, con ello, reducir el número de futuras víctimas. En esta tarea, recientemente, se ha dado especial atención al aporte que puede hacer la técnica de elaboración de perfiles; aunque no sin suscitar dudas acerca de su utilidad. En este contexto, los perfiles han sido simultáneamente defendidos y criticados. Vistos algunas veces como un proceso exitoso que aporta conocimiento invaluable a la investigación criminal, y otras, como un procedimiento poco válido que puede desviar irreparable e innecesariamente la investigación, los perfiles han sido empleados en el análisis de casos reales y su aplicación es cada vez mayor. Por lo anterior, el objetivo de este capítulo es presentar una revisión de los recursos teóricos, empíricos y metodológicos en los que se fundamenta la técnica del perfil. Así, se abordan los matices de los argumentos en su favor y en su contra, y las posibilidades que ofrece dentro de la investigación criminal. Finalmente, se exponen tres casos, como ejemplos de la aplicación de esta técnica en España.
1

Profesora Universidad Católica de Colombia. Becaria Agencia Española de Cooperación Internacional: Programa de Doctorado en Comportamiento Social de la Universidad Autónoma de Madrid. Correo electrónico: Luz_anyelam@hotmail.com

2
2. ¿Qué es el perfil criminológico del delincuente? Empecemos por una definición del tema que nos ocupa. El perfil criminológico es una técnica que busca describir, explicar y predecir las características demográficas (edad, sexo, ocupación) y psicológicas (rasgos de personalidad, motivación) de la persona que ha cometido un delito y de quien se desconoce su identidad. Con tal fin recoge información de la escena del crimen, de la víctima, de los testigos y de los documentos relacionados con el caso. Geberth (1981), por ejemplo, describe los perfiles como un intento académico para dar información específica acerca de cierto tipo de sospechosos; Ressler, Burgess, Hartman y Douglas (2000) los definen como una técnica para identificar las características importantes de la personalidad y del comportamiento de un individuo, con base en la información de los delitos cometidos por él; Canter (1995) se refiere a los perfiles como un proceso de inferencia de las características de un delincuente a partir de la manera en que actúa cuando comete un delito; y Pinnizzotto (1984), como el proceso mediante el cual el investigador utiliza la información de los escenarios en que ocurren los delitos y de las víctimas para explicar el tipo de persona que pudo cometer los crímenes. En resumen, los perfiles son una técnica que a partir de los datos disponibles sobre el delito, el escenario donde ocurrió y la víctima, aporta información sobre las características del responsable. Aunque con frecuencia la literatura especializada en este tema se refiere a los perfiles con la denominación de “psicológicos”, en este capítulo nos referimos a ellos con el apelativo de “criminológicos”, en razón de que involucran información adicional a la psicológica y se fundamentan en los conocimientos derivados de la criminología. Los perfiles de ninguna manera sustituyen otros procedimientos como la recolección de evidencia física (por ejemplo, fluidos corporales, cabellos, huellas dactilares, armas, etc.) o el examen médico – forense. Tampoco revelan la identidad específica del delincuente (Ressler et al., 2000). 3. Aplicación de los perfiles El empleo de la técnica de elaboración de perfiles se ha planteado tanto en la fase de investigación criminal, en la que se desconoce el autor de un crimen; como en las fases en que, una vez identificado el delincuente, la policía debe interactuar con él. En la primera fase, cuando el autor de un delito es desconocido, se ha propuesto que los perfiles pueden ser útiles en las siguientes tareas: 1) 2) 3) Determinar si varios delitos están relacionados y si corresponden con el mismo autor. Explicar los motivos que pudo tener el delincuente para cometer sus crímenes y a través de ellos entender su comportamiento (Wrightsman, 2001). Hacer inferencias sobre las características del delincuente y compararlas con grupos de sospechosos, esto permite excluir a aquellos sujetos que no se ajustan al perfil e incluir a otros que no se habían considerado previamente (Canter, 1995; Salfati y Canter, 1999; Ressler et al., 2000; Wrightsman, 2001; Petherick, 2002); Asesorar con relación a la información que debe difundirse en los medios de comunicación para lograr reacciones específicas de los delincuentes, por

4)

3
ejemplo, presionarles para que cometan errores, motivarles para que establezcan algún tipo de comunicación con las autoridades, etc. Predecir el comportamiento futuro del delincuente con respecto a la comisión de nuevos delitos, el tipo de víctima y el lugar de sus próximas actuaciones, e incluso, sobre la posibilidad de que incremente sus niveles de violencia.

5)

Por otro lado, una vez se conoce al responsable de los hechos, los perfiles pueden proveer información importante para el diseño de estrategias que permitan interactuar efectivamente con los delincuentes durante los interrogatorios y en los procesos de negociación (Ressler et al., 2000; Wrightsman, 2001). Respecto al tipo de delito en el que es aplicable el perfil, diversos autores están de acuerdo en que esta técnica es útil en los casos en los que la hipótesis más probable es un crimen serial, especialmente en los delitos de violación, homicidio y piromanía (Canter y Alison, 1999; Godwin, 2000; Ressler et al., 2000). Desde esta perspectiva, se asume que los datos que se obtienen a partir de varias escenas del crimen y de distintas víctimas permiten a la policía acceder a mejor y mayor información acerca del delincuente, que los casos de un único delito y de una sola víctima. Algunos autores como Ressler et al. (2000) también sugieren la aplicación de los perfiles en otros tipos de delitos como las amenazas, las falsificaciones, los casos de toma de rehenes y el secuestro. Sin embargo, otros autores como Holmes y Holmes (1996) plantean la dificultad de aplicar esta técnica en delitos que no se presentan en serie y que son de naturaleza tan distinta como la falsificación y el secuestro. Lo cierto es que aunque existen algunos estudios sobre la elaboración de perfiles en delitos como los mencionados antes, así como en el allanamiento de morada y en el robo (Brown y Bentley, 1993), la investigación se ha enfocado principalmente en los delitos de homicidio y violación. Por ello, este capítulo se centra en estos últimos. 4. Metodología En cuanto a la manera de elaborar los perfiles, básicamente se pueden distinguir dos tendencias: la clínica y la estadística (Garrido, 2000; Garrido, Stangeland y Redondo, 2001; Petherick, 2002). Veamos en qué consiste cada una de ellas. El enfoque clínico En la metodología clínica, la persona o equipo encargado de elaborar el perfil estudia casos individuales y los compara con su experiencia acumulada –que supone muchos estudios de caso analizados-. El procedimiento es similar al empleado para hacer diagnósticos clínicos: se basa en la tradición de la psiquiatría forense y de la psicología clínica. Los profesionales usan criterios que varían en función de su conocimiento sobre la personalidad, los trastornos psicológicos y, en general, de su formación para explicar la conducta. Esta aproximación es diagnóstica y corresponde con la lógica deductiva en la que a partir de la observación de detalles del crimen se infiere e interpreta la personalidad del agresor. Desde esta perspectiva es posible llegar a conclusiones acertadas al tradicional estilo del personaje Sherlock Holmes. Uno de los ejemplos más citados en la literatura sobre

Despectivo con los demás. después de unos meses se descubrió que no tenía tal incapacidad y fue despedido.4 perfiles y que constituye un antecedente histórico importante de este método es el clásico perfil realizado por el psiquiatra James Brussel (Garrido. 2001). Es diestro en el uso de herramientas. 1968. 2001). Por lo menos 16 cartas más fueron recibidas en la compañía eléctrica Con-Edison. probablemente eslavo. y firmaba “F. Posiblemente envía las cartas desde algún sitio ubicado en el trayecto desde su casa hasta Nueva York. Religioso. De mediana edad -de 40 a 50 años-. Se siguieron poniendo bombas. Poco sociable pero no antisocial. el New York Times. 2001). llevará una americana cruzada con dos filas de botones” (Brussel. introvertido.” (Brussel. ladrones –Esto es para ti”. De constitución bien proporcionada. citado por Wrightsman. llamó a Brussel y escribió varias cartas para explicar algunas imprecisiones del perfil. La primera bomba se encontró en el edificio de la compañía Edison y junto a ella una nota que decía: “Con Edison. En algún mensaje admitió: “no estoy bien” (Brussell. aunque quizás vive con una pariente. alguien colocó una serie de bombas en diferentes sitios en Nueva York. 1968. La policía estableció contacto con el psiquiatra James Brussel para que les proporcionara información sobre el tipo de persona que podría cometer estos actos. De origen extranjero. Después yo haré justicia a ConEdison. además delató su profundo rencor a la compañía Edison. Aunque en principio los artefactos eran pequeños e inefectivos. .P.”. George Metesky había sufrido un accidente laboral y bajo la excusa del daño sufrido seguía recibiendo su salario sin ir al trabajo. Es una persona pulcra. y en 1956 una de ellas hirió gravemente a 6 personas. F. Posee habilidades relacionadas con la mecánica. Cuando lo capturen. Durante 3 años envió cartas de reclamo e intentó demandar a la compañía. sí suscitaron el pánico en la ciudadanía. cada vez se hicieron más peligrosos. Trabaja o trabajó con la compañía Edison. El caso del bombardero loco Desde 1940 y durante 16 años. citado por Wrightsman. Probablemente se trata de un caso de paranoia progresiva. ellos pagarán por lo que hicieron. mi sentimiento patriótico me ha hecho decidirlo así. citado por Wrightsman. con el tiempo puede llegar a ser violento. Aunque puede disimular su disgusto. 2000. La policía y los periódicos empezaron a denominar “loco” al autor de los atentados debido a que en sus cartas y llamadas telefónicas daba mensajes que contenían una mezcla de emociones que iban desde la amenaza hasta la disculpa. Brussel persuadió a la policía de poner la información de su perfil en los diarios para que al leerlo el responsable intentara ponerse en comunicación con ellos o cometiera algún error. En 1941 la policía recibió una carta que decía “no haré más bombas mientras dur e la guerra. Siente resentimiento y va en aumento. Solitario. Especialmente vulnerable a las críticas que recibe de su trabajo. varios hoteles. En 1957 el autor de las bombas fue capturado después de que la policía hallara en los archivos de la compañía un incidente ocurrido con un antiguo empleado. De buena educación. 1968.P. aunque no explotaron. Brussel hizo el siguiente perfil: “Es un hombre soltero. Wrightsman. teatros y supermercados en Nueva York. En 1950 se encontraron seis bombas más que. Después desapareció. Y así lo hizo. 2001).

el psiquiatra concluyó que se trataba de un extranjero. mientras que Teten discutía sobre cómo esa conducta se podría determinar desde la evidencia encontrada en el lugar de los hechos. Fue internado en un hospital psiquiátrico en 1957 y liberado en 1973 con el diagnóstico de curado. que residía en una casa con dos hermanas mayores y. entendiendo que habían transcurrido 16 desde el primer atentado. El informe del Dr. El dato de la contextura física fue concluido a partir de las clasificaciones del psiquiatra alemán Ernest Ketschmer. Dado que la paranoia se relaciona con sentimientos de superioridad. Murió en 1994. de origen polaco. de allí su deducción de que el responsable de las bombas padeciera una paranoia progresiva.5 Metesky era un hombre bien proporcionado de 54 años. Mullany hablaba de un rango de conducta anormal presente en el comportamiento delictivo. porque las bombas habían sido usadas generalmente en Europa Central. Sin embargo. Brussel llegó a estas conclusiones después de analizar el contenido de las cartas y de las llamadas de Metesky. Brussel fue un antecedente importante de los perfiles criminológicos y ha influido en gran medida la manera en que se realizan actualmente. Éste enseñó el primer curso sobre perfiles (llamado psicología aplicada) en la Academia Nacional del FBI en 1970 (Cannel. Una vez capturado admitió ser el “loco de las bombas” y explicó que su firma F. Pat Mullany y Howard Teten tuvieron una incidencia importante en su difusión. El Dr. la paranoia caracteriza a las personas capaces de mantener el resentimiento durante mucho tiempo. como la pulcritud y las conductas obsesivas. el 85% de los paranoides tenían una constitución atlética. esto permitió a Brussel hablar del sentimiento despectivo hacia los demás y de sus posibles reacciones violentas ante las críticas. Señaló que probablemente era eslavo porque el origen de muchos inmigrantes de los Estados Unidos era ese. sorprendentemente. Observó que el autor de las bombas había mantenido una idea fija durante 16 años. soltero. Otras características asociadas El lector ha de considerar que en la época en que se realizó el perfil la moda no ofrecía tantas posibilidades como actualmente. varios agentes de la policía de los Estados Unidos se interesaron en la técnica del perfil. el tiempo que tarda en desarrollarse (con frecuencia hasta 10 años). Dentro de las clasificaciones de trastornos mentales. La edad fue calculada teniendo en cuenta el patrón de inicio de la paranoia (entre los 25 y los 30). la fecha de la primera bomba y el año en que se realizó el perfil. La aproximación del FBI A partir de casos como los analizados por el Dr.P significaba “Fair play” (juego limpio). dado que había palabras de uso poco frecuente y la redacción mostraba patrones similares a los de una traducción textual. permitieron a Brussel relacionar la letra meticulosa del “loco de las bombas” con una persona ordenada que llevaría una americana cruzada2. Con la paranoia. En ellas. Brussel. 2 . De esta forma la edad del responsable no podía ser menor a 40 años. 1996). llevaba una americana cruzada con dos filas de botones. y específicamente Polonia. De tal forma que inferencias como estas serían difíciles hoy en día. La educación fue deducida por el vocabulario y el contenido de las cartas.

Robert Ressler y John Douglas (Garrido.6 Pat Mullany expandió el concepto de perfil dentro del área de la lingüística forense (en delitos como el rapto. Petherick. la extorsión y las amenazas en cartas bombas) y Howard mantuvo relación con el Dr. El objetivo consiste en tener la idea más precisa posible de lo que ocurrió antes. los horarios habituales. Burgess y Hartman. 2002).). En 1981 el FBI estableció el Programa de Aprehensión de Criminales Violentos (Violent Criminal Apprehension Program – VICAP). Brussel para aprender más sobre su método. múltiple – 3 ó más muertes en un mismo episodio. la satisfacción sexual. A partir de esta experiencia y con la iniciativa del agente Jack Krisch. Ressler et al. la ocupación y las características físicas. (2) . y su relación con la probabilidad de ser identificado y capturado: la cantidad de tiempo que tardó. El método se puede resumir en seis puntos (Douglas. el trabajo de elaboración de perfiles fue continuado por los esposos Burgess. Se evalúa el conjunto de hechos que hizo vulnerable a la víctima. ocupación.. Por ejemplo. momento y lugar-. la venganza. Ressler. o itinerante – dos o más muertes y lugares. y finalmente el “quien” –el responsable. es decir. con un periodo de enfriamiento emocional-. Se establece la causa de muerte. el secuestro. 2000). 2001). La toma de decisiones acerca de la organización de la información disponible del caso en categorías significativas. junto con el de perfiles psicológicos. la presencia de testigos. El éxito de este programa. Por ejemplo. 2000): (1) La recolección y la evaluación de la información obtenida a partir de la escena del crimen o de sus fotografías. etc.. la obtención de algún beneficio como el dinero. en 1972 se creó la Unidad de Ciencia del Comportamiento en el FBI (Cannel. las rutas de escape. 1996). Por ejemplo. sexo. En este punto se determina el tipo y estilo del delito. 2000. las condiciones que facilitaron que fuera escogida por el agresor. el por qué –la motivación –. cuando Teten salió de la Unidad de Ciencias del Comportamiento. También se evalúa el riesgo asumido por el delincuente con respecto a las condiciones en que se cometió el delito. Basado en el conocimiento y la experiencia del trabajo con múltiples casos. llevó a la creación del Centro Nacional para el Análisis del Crimen Violento en 1984 (Wrightsman. el arma utilizada y las características de la víctima (edad. en los casos de homicidio se establece si se trata de un delito en serie –varios homicidios cometidos en diferentes momentos y lugares por el mismo agresor. En 1978. 1986. Se identifica la información que puede indicar el motivo del delincuente. el equipo del FBI propuso un modelo que permitiera identificar el “qué” del delito. del estudio de los antecedentes de la víctima y de los documentos disponibles sobre el caso. etc. Este modelo provee una estructura de pasos a seguir en la elaboración del perfil y un conjunto de variables de las cuales se puede obtener información para aplicar esta técnica. durante y después del delito. etc.(Ressler et al. sin presentar un periodo de enfriamiento emocional-.

La aproximación de David Canter Canter empezó por revisar la evidencia disponible sobre la validez de los perfiles.7 (3) (4) (5) (6) La reconstrucción de la posible secuencia de los sucesos y del comportamiento de la víctima y del agresor. en la que es necesario tomar información de varios casos y probar hipótesis sobre la co-ocurrencia de varias características. Actualmente lidera una línea de investigación acerca de los aportes que puede hacer la psicología experimental a la investigación criminal. y de otro. En él. su estado civil. Canter y Youngs. y una descripción del tipo de relaciones interpersonales que mantendría con personas diferentes a las víctimas. La evaluación del proceso mediante la comparación entre el perfil y las características de la persona que es detenida y condenada por el delito o los delitos analizados. Algunos agentes de Scotland Yard estaban preocupados por una serie de ataques y violaciones a mujeres denunciados en el norte de Londres. La policía llamó al psicólogo David Canter para discutir la posibilidad de integrar la información del caso con los conocimientos de la psicología. La evidencia encontrada en su casa permitió condenarle por la muerte de siete mujeres. Quizás el antecedente histórico más importante de esta línea sea el ocurrido en Inglaterra en 1985. su capacidad para inferir las características de delincuentes desconocidos a partir de la información de sus crímenes. de un lado. Canter continúo interesado en el estudio de los perfiles. En este contexto. propuso el empleo de grandes muestras de . decidió aplicar algunos de los métodos de la psicología ambiental y experimental para desarrollar un perfil (Canter. Este procedimiento corresponde con la lógica inductiva. El análisis de la información obtenida y la construcción del perfil. 1999). evaluar empíricamente las relaciones existentes entre ellas. Además. 1999. Canter y Alison. Su informe tuvo 17 puntos. Encontró grandes deficiencias en el método. se formulan hipótesis que se someten a prueba mediante análisis estadísticos (Garrido. 2000). 1999). Con base en esta información la policía arrestó a John Duffy. 2002). El enfoque estadístico Este enfoque se basa en los conceptos y métodos de la psicología experimental. El perfil se comparó con los datos de 5. 1995. identificar las variables de la escena del crimen y del delincuente relevantes para la elaboración de perfiles. Aunque Canter en principio no estuvo seguro de que esto pudiera hacerse. esto permitió reducir el círculo de sospechosos a aquellos que se ajustaban a la descripción del perfil. El objeto de este último punto es evaluar los aciertos y las equivocaciones de las predicciones realizadas en el perfil. pese a que gran parte del fundamento y aplicación de los perfiles está en los procesos psicológicos.000 delincuentes que la policía tenía en sus archivos. El perfil acertó en 13 de los 17 puntos. no se habían realizado estudios empíricos sobre ellos en relación con la técnica del perfil (Canter y Alison. es decir. dando lugar a un campo que ha denominado “psicología investigativa” (Canter y Alison. También explicó que. en ellos mencionaba la zona probable en la que podría vivir el delincuente. 1995). Canter planteó la necesidad de diseñar estudios con mayor rigor metodológico que permitieran. La comparación del perfil con las características de los sospechosos. llamó la atención sobre el gran número de variables implicadas en este procedimiento y sobre el poco respaldo empírico de las relaciones que se asumen entre ellas (Canter.

para controlarla. El modelo propone la existencia de facetas tanto en las acciones ocurridas durantes los delitos. que pueden relacionarse con los aspectos dominantes de las características de los agresores. Canter ha desarrollado un modelo denominado “faceta temática” o “aproximación temática”. Este conocimiento permitirá distinguir diferentes estilos de distintos delincuentes. propone la posibilidad de distinguir a unos delincuentes de otros en función de algunas características útiles para su identificación y captura. su impulsividad. Por otra parte. de tal forma que los resultados de estos estudios luego pudieran aplicarse al análisis de casos específicos. los delincuentes podrían distinguirse unos de otros. Por ejemplo. Esto quiere decir que se encontrarán diferencias entre los crímenes con respecto a los métodos que utiliza el agresor para aproximarse a la víctima. etc. etc. como en las características de los delincuentes. De acuerdo con esta hipótesis. sus antecedentes delictivos. para matarla -o para violarla-. la conducta de los delincuentes durante sus delitos tendrá aspectos únicos que harán a los escenarios de los delitos diferentes unos de otros. que se refiere a características únicas de una persona que le hacen diferente de otras. que representa las características típicas de subgrupos a los que la persona pertenece. Esto permitirá establecer tipologías tanto de las escenas del crimen como de los delincuentes. teniendo en cuenta facetas como el historial delictivo o la familiaridad con la zona en que ocurrieron los hechos. La tercera. Para probar sus hipótesis. La segunda. Las facetas son categorías conceptuales a partir de las cuales se pueden establecer clasificaciones. (b) La similitud. los delitos podrían clasificarse en función de las facetas de tipo de violencia.. Como se presenta en el . etc. los responsables de un mismo tipo de delito diferirán en algunas características personales y en su historial delictivo. De ser así. y (c) La consistencia. estima que la existencia simultánea de variabilidad y similitud hará posible identificar subgrupos de escenas del delito y de delincuentes que presenten algunas características en común. Los temas son conjuntos de acciones que reflejan aspectos dominantes del estilo del delincuente durante la comisión de sus crímenes. Por ejemplo. grado de planificación. A partir de estos conceptos. su proximidad con la zona en que ocurren los hechos. tal como se presenta en el cuadro 1. A su vez. que describe la posibilidad de que algunas características de la conducta se mantengan a lo largo del tiempo y en diferentes situaciones. La cuarta. El autor se basó en tres conceptos generales sobre el comportamiento humano: (a) La variabilidad. plantea que de acuerdo con el concepto de variabilidad.8 casos resueltos en los que el responsable estuviera cumpliendo una condena. Canter formuló cuatro hipótesis: La primera. para ocultar la evidencia. en cada faceta se pueden distinguir diferentes matices que dan lugar a los temas. se encontrarán relaciones entre los diferentes estilos identificados en las escenas del crimen (confirmación de la primera hipótesis) y los distintos tipos de delincuentes (confirmación de la segunda hipótesis). sugiere que la consistencia de la conducta llevará a encontrar elementos comunes entre las acciones del delincuente durante la comisión del crimen y algunas características de su conducta en otras esferas de su vida.

Para ello. los temas pueden relacionarse entre sí. C. los datos de la matriz del cuadro 1 indican que el primer sujeto usó un cuchillo para intimidar a la víctima. Sin historial Veamos. constituyendo un nuevo tema denominado: expresivo – impulsivo. La primera hipótesis a evaluar es la existencia de características predominantes que revelen diferencias entre las escenas del delito analizado. por la instrumental. la faceta tipo de violencia plantea la existencia de dos temas: uno caracterizado por el predominio de la violencia expresiva. en cuyo caso el tema sería: instrumental –cognitivo. Ejemplo de una matriz de datos. Fuente: elaboración propia. los de la primera fila la descripción de cada una de las variables identificadas y los del centro los registros para cada caso. dando lugar a clasificaciones más complejas. Conocimiento de la zona. Por ejemplo. Instrumental cognitivos B. . En la faceta de planificación. Historial de delitos A. Delitos planeados o B. Por ejemplo. B. se pueden encontrar delitos en los que se emplea la violencia expresiva (de la faceta 1) y que también evidencian un grado mínimo de planeamiento (tema de impulsividad en la faceta 2). Expresiva A. Los datos de la primera columna representan a cada uno de los delincuentes. En el cuadro 2 se presenta parte de una matriz en la que se registra la información de la escena del crimen de un grupo de asesinos en serie. Volviendo a los temas descritos en el cuadro 1. y otro. Desconocimiento de la B.9 cuadro 1. Lo primero que se hace es someter a prueba cada una de las hipótesis planteadas antes. 54. o delitos en los que predomina la violencia instrumental y hay un alto grado de planeamiento. la ató con su propia ropa. de manera general. p. Estas variables se organizan en una matriz que permite el registro de su presencia (1) o de su ausencia (0). también se pueden identificar dos temas: la premeditación y la impulsividad. Historial de delitos zona contra las personas. Cuadro 2. Cuadro 1. Ejemplos de facetas y temas. tuvo sexo post mortem con ella y no escondió su cuerpo. Delitos impulsivos o de oportunidad Facetas de las características de los delincuentes Faceta 3: Historial delictivo Temas Faceta 4: Familiaridad con la zona en que ocurrió el delito A. Facetas de las acciones que ocurren durante el delito Faceta 1: Tipo de violencia Faceta 2: Grado de planificación Temas A. Además. Fuente: Adaptación a partir de Godwin (2000). se revisan los archivos policiales y se identifican las variables que proporcionan información sobre lo que ocurrió en cada uno de los casos tomados en la muestra. el procedimiento y los fundamentos del modelo desarrollado por Canter. podrían identificarse diversas combinaciones entre ellos. contra la propiedad.

(el análisis del espacio más pequeño). y en la periferia se ubican las variables que por su menor frecuencia permiten hacer distinciones entre las escenas del crimen estudiadas. Por ejemplo. ya que son demasiado frecuentes. La distancia entre las variables ubicadas en el plano indica el grado de relación entre ellas. Cuadro 3. que designa al conjunto de variables que se agrupan en el plano y que indican la existencia de los temas. que se refiere a la frecuencia. 1998. Criterio de frecuencia para evaluar la variabilidad de las características de la escena del delito de acuerdo con el modelo de David Canter. Fuente: Elaboración propia a partir de la explicación del modelo de facetas (Canter y Firtzon. la distribución de las variables se puede representar con una estructura de círculos concéntricos. en el centro se encuentran las variables que no permiten distinguir entre un delito y otro. Canter y Youngs. Canter y Salfati. Esto se hace mediante la aplicación de un procedimiento estadístico multivariado denominado “Smallest Space Analysis” -SSA. Este procedimiento. con lo cual la variable “días de ocurrencia” no sería un criterio válido para distinguir entre los delitos que . En el centro se agrupan las variables que se presentan con mayor frecuencia en el grupo de delitos que se está analizando –estas variables se representan con nueve pequeños cuadros en el círculo central del cuadro 3-. Así. y el énfasis temático.estas se representan con 18 cuadros dibujados en el último círculo-. si todos los crímenes ocurrieran en fin de semana. 2002). basado en el “principio de contigüidad” y en la aplicación de coeficientes de asociación. En el cuadro 3 se muestra una representación de los resultados de un análisis de frecuencia. de tal forma que a mayor cercanía mayor relación. 1999. El SSA presenta sus resultados en un plano en el que las variables aparecen distribuidas en función de dos criterios: la especificidad. Tal como lo explican Canter y Youngs (2002). A medida que las variables se apartan del centro. presentan menor frecuencia. ya que por su poca frecuencia tampoco permiten hacer clasificaciones. Las variables que se presentan en menos del 10% de los delitos se excluyen. evalúa la frecuencia de cada una de las variables en todos los crímenes analizados (sumatoria de cada una de las columnas) y la co-ocurrencia de variables en cada uno de los delitos por separado (análisis de los datos registrados en las filas). esta información se encontraría en el centro de la estructura y representaría el 100% de los casos. se evalúan su similitud y su variabilidad.10 Sujetos 1 2 3 4 Acciones identificadas en la escena del crimen Usó un Ató a la Escondió el Hubo sexo cuchillo víctima con su cuerpo postmortem para propia ropa intimidar 1 1 0 1 0 1 0 1 1 0 1 0 1 0 1 1 Una vez se tiene el registro de todas las variables identificadas para todos los casos.

Estas divisiones indican la diferenciación de escenas con base en un tema común a estas variables. Fuente: Elaboración propia a partir del modelo de facetas (Canter y Firtzon. Cuadro 4. Canter y Youngs. historial personal. se revisan expedientes y otros documentos que aportan información sobre las características de las personas que han sido condenadas por los delitos analizados. En el centro se encuentran las características comunes a todas las violaciones . los cuadros blancos pueden indicar el tema de delitos expresivos con bajo nivel de planeamiento (Tema A). Por ejemplo.11 se estén analizando. blanco y gris. De otro lado. hay otra diferencia respecto al cuadro 3: en el último círculo. etc. tanto de la escena del delito como de los delincuentes. El lector también tiene un ejemplo de la distribución espacial del SSA en el análisis de delitos sexuales que se presenta en la figura 1 del capítulo 6. esconder el arma y robar pertenencias de la víctima. utilizar guantes. si encontramos que sólo algunos delincuentes asesinan a su víctima con sus propias manos (20%) y otros con un arma (15%). se somete a prueba la segunda hipótesis sobre la existencia de temas en las características e historial de los delincuentes. se detallan unas líneas que separan los cuadros de acuerdo con el color. 1998. y estas variables se encontrarían en la periferia del esquema. . Para ello. antecedentes delictivos. Estos colores –negro. De la misma manera. Canter y Salfati. la variable “tipo de arma utilizado para causar la muerte”.representan las agrupaciones entre variables. esta vez cada variable tiene un color. Por ejemplo. y alrededor de él se identifican cinco temas que corresponden con diferentes estilos de los agresores en sus delitos. La identificación de temas o elementos comunes en grupos de variables. podrían indicar un grupo de conductas como las siguientes: quemar el cadáver. no dejar semen en la escena del crimen. .que en el cuadro se ha llamado Tema B-.. Para explicarlo veamos el cuadro 4. las agrupaciones de cuadros blancos y grises en este último círculo –el más externo. Su agrupación indicaría que existe un elemento común en todas ellas –un tema denominado planificación del delito.representarían otros temas. Criterio de énfasis temático para evaluar la variabilidad de las características de la escena del crimen de acuerdo con el modelo de David Canter. el SSA permite identificar agrupaciones de variables que indican la existencia de temas dominantes en las escenas de los delitos. Se establece la información que puede ser útil para su identificación y captura: datos sociodemográficos. 2002) Tema C Una vez evaluada la existencia de temas en las escenas de los crímenes. Aunque tiene la misma distribución por frecuencias del cuadro 3. permitiría hacer alguna distinción entre los crímenes. Además. En cuanto al criterio de énfasis temático. los cinco cuadros de color negro que se encuentran en el último círculo de la figura concéntrica del cuadro 4. permite probar la tercera hipótesis acerca de la existencia de subgrupos de escenas del delito y de los sujetos responsables. y se siguen los mismos pasos que en la evaluación de la escena del crimen. 1999.

2000). 1989. que algunos aspectos del comportamiento del delincuente se mantienen estables en diferentes delitos y en otras esferas de la vida del individuo. En resumen. Así. aunque se utilizan datos post hoc para los análisis. Canter propone. el mismo SSA (Salfati y Canter. 1999) o técnicas como la del Partial Order Scalogram Analysis -POSA. a partir de la teoría narrativa de McAdams (1988. Conocimiento disponible para realizar los perfiles La aplicación de los enfoques metodológicos expuestos –clínico y estadístico. el método propuesto por Canter es quizás el mejor ejemplo del uso de técnicas multivariadas en la investigación y elaboración de perfiles. de tal forma que la manera en que los sujetos se relacionan con sus víctimas debería proveer información sobre la manera en que el sujeto se relaciona con otras personas en su vida. las personas contamos con un guión o esquema cognitivo que empleamos para relacionarnos con los demás y que ha sido aprendido a través de la experiencia. 2000). dónde y a quién) y su relación con las características del delincuente que lo ha cometido (información que pueda ser útil para identificarlo y capturarlo). el guión es el resultado del almacenamiento cognitivo de experiencias que se repiten frecuentemente. Como lo explica Garrido (2000). 1995). las personas reaccionamos de manera rápida ante las situaciones utilizando este guión y no pensando lo que deberíamos hacer en cada situación. la gente vive sus vidas como una historia en la que ellos mismos son el personaje central y en la que es posible identificar algunos temas que pueden explicar su conducta. . aplicado al estudio de los perfiles. Esto. Esta hipótesis tiene su fundamento en el concepto de consistencia del que se habló antes. Estos guiones o estrategias cognoscitivas se verían reflejados en los temas identificados en la escena del crimen y en las características de los delincuentes.12 Finalmente. los resultados de estos estudios se comparan con los crímenes de un delincuente desconocido con el fin de establecer similitudes y formular hipótesis que aporten información valiosa para la solución del caso.(Análisis de orden parcial) que evalúa a los individuos con respecto a un atributo multivariado. Estas relaciones se evalúan a través de procedimientos estadísticos como coeficientes de correlación (Canter y Fritzon. citado por Godwin. Según esta teoría. Posteriormente. Con base en teorías sobre la interacción social como las de Heusman y Eron (1984). El análisis estadístico permite saber si los delincuentes que presentan determinados temas en sus características e historial.(Godwin. corresponden con un tipo específico de escena del delito. 1998). Según su planteamiento.ha generado un conjunto de conocimientos que constituye la base teórica y empírica de los perfiles criminológicos. De esta forma. 5. significa que las historias que se expresan en las acciones y rastros presentes en los escenarios del delito son un reflejo de la historia general del delincuente (Canter. los resultados revelan relaciones a priori entre las variables. Canter explica que estas historias muestran estrategias que el individuo ha aprendido a lo largo de su vida. En él se recoge información de varios casos y se prueban hipótesis sobre las acciones que ocurren durante la comisión de un delito (respondiendo las preguntas de cuándo. se evalúa la cuarta hipótesis que plantea la relación entre los diferentes temas identificados en las escenas de los crímenes y los distintos tipos de delincuentes.

En el cuadro 5.1 En el mismo delito analizado 6. Estructura y contenido de un perfil Perfil 1. Kocsis.3 Defectos o marcas que llamen la atención 6. 2000. 2002). Cuadro 5. se plantean la persona o el equipo encargado de realizar un perfil de un delincuente desconocido: ¿qué información debe incluirse en el perfil?. tipo de relación con la víctima y zona en la que probablemente vive o realiza sus actividades cotidianas (Douglas et al. 2000. antecedentes delictivos. Ressler et al. Writtgsman. Irwin. se parte de las preguntas que. 1992. Correspondencia del delito analizado con una cadena de crímenes similares 2. Para ello. el perfil debe responder preguntas acerca de la correspondencia del crimen que se está analizando con otros delitos similares.1.1 Historia de delitos anteriores 6. Características psicológicas . Hayes y Nunn. Características demográficas del delincuente: 4. Godwin. 2000.6 Procedencia 5. Garrido 2000. Además.5 Estado civil 4.2 En delitos diferentes al analizado 7. generalmente.13 A continuación se revisa este conocimiento. hacer predicciones acerca del comportamiento futuro del delincuente en relación con nuevos crímenes y sugerir estrategias para interactuar con el delincuente.2 Estatura 5.1. Características físicas 5.3 Nivel educativo 4. ¿qué datos deben tenerse en cuenta para realizarlo? y ¿cuál es la fiabilidad de esta técnica? 5. ¿El delincuente actuó en solitario o con la complicidad de otras personas? 4. 2001. Contenido del perfil Con relación a la primera pregunta.1. factores psicológicos. ¿Diferentes delitos corresponden a un mismo delincuente? 3. la literatura revela cierto consenso en que el perfil debe contener una descripción del delincuente con respecto a datos demográficos. Antecedentes delictivos 6.4 Ocupación 4.1 Peso 5.2 Sexo 4. se detallan los puntos que podría contener un perfil.1 Edad 4. Canter y Youngs.

1 ¿Estará al tanto de la información sobre el caso? 11.1 Conocidos 8.7 Estrategias de interacción social 7. Canter y Larkin. citados por Garrido. como testigo.3 Probables rutas o trayectos 10. y por otro.1 ¿Volverá a atacar? 10.6 Características familiares 7. Stangeland y Redondo. por un lado. Arcos.3 Inteligencia 7. 9. 2000. Garrido 2000.1988. Ressler et al. Predicciones de su comportamiento respecto a la investigación 11.. la revisión de la literatura sobre este tema permite.2 Probabilidad de que se involucre en la investigación. Hickey. Recomendaciones para el caso 12..3 Tiempo promedio que dejará pasar antes de volver a atacar 10. Predicciones sobre un nuevo crimen 10. saber cuáles de ellas se relacionan entre sí.1 Ocultar la información del perfil 12.1 Motivación: ¿qué busca con el crimen? 7.1 Zona probable donde reside.y Ressler et al.2. Relación con la víctima 8. los resultados de diferentes estudios señalan que la mayoría de los asesinos y violadores en serie son hombres de edades entre los 25 y 40 años. 1988. por ejemplo. víctimas y escenarios del delito. Godwin. Sobre las características de los delincuentes. Kocsis et al.2 Características de las víctimas que volverá a atacar 10.4 Lugar de un próximo ataque 10. especialmente por robo. 9. Ubicación geográfica 9.2 Evidencia de una patología 7. 2002.8 Historia sexual (en el caso de delitos sexuales) 8. tienen un bajo nivel educativo y cometen sus delitos en solitario (Ressler et al. no están casados.1. identificar las características de los delincuentes. se ha encontrado evidencia de que muchos de los homicidas y violadores tienen historial delictivo. 2001).4 Nivel de autocontrol 7. 12.5 Modificaciones probables en su modus operandi 11. Con respecto a la segunda pregunta sobre la información que debe tenerse en cuenta para realizar el perfil. las víctimas y las escenas de los crímenes que son útiles para este fin. Pascual y Garrido.2 Publicar el perfil Sin modificar su contenido. 1991.1 Publicación y empleo de la información del perfil: 12. Además. Modificando su contenido Fuente: elaboración propia a partir de los elementos propuestos por Canter y Youngs. Información sobre delincuentes.2 Desconocidos 9. 1986. 5.5 Nivel de impulsividad 7. 2000.14 7. 2000.2 Zona probable donde trabaja. Pulido. allanamiento de morada..1. delitos violentos . 1993.

como es el caso de las víctimas de violadores en serie): Conducta física en la interacción con el agresor. 1999.3 4. En el cuadro 6 se detallan las variables de las cuales es posible obtener información de las víctimas (también se puede revisar el apéndice 1 de este libro). 2000). por ejemplo: señales de defensa. Godwin. edad.4 5.1988.1 4. apariencia.1 2. la investigación sugiere que los delincuentes seriales las eligen de acuerdo con unas ideas predeterminadas de sexo.5 2. con pareja o con familia) Rutina de actividades de la víctima Rutina de actividades de amigos. 1. negociación. 1991.5 3. actividad peculiar. 1984). 1986. 1. 2000). Salfati y Canter. como es el caso de mujeres jóvenes. de Conducta verbal en la interacción con el agresor. familiares y personas cercanas (negocios ilícitos consumo de drogas o alcohol). Ressler et al.2 4. (Garrido. por ejemplo: insultos. grupo étnico. las víctimas de los asesinos en serie suelen ser vulnerables y fáciles de controlar. .1 5.4 1.3 3.2 Cuadro 6. niños. 3.4 3. Hickey.6 4. Ubicación geográfica Dirección de su casa Dirección de su trabajo Zona donde realizaba sus actividades cotidianas (rutas diarias. En cuanto a las víctimas.1 3. Evidencia de las reacciones que pudo tener la víctima durante el delito (especialmente útil cuando las víctimas sobreviven. 4. Generalmente. Lucha..15 y delitos sexuales (Ressler et al.2 2. 2. etc.4 3. Último sitio donde fue vista (en caso de homicidio). Datos de la (s) víctima (s) Características demográficas Sexo Edad Nivel Educativo Ocupación Estado civil Características físicas Peso Estatura Defectos o marcas que llamen la atención Descripción física general Nivel de riesgo de la víctima Horarios habituales Antecedentes delictivos Consumo de drogas o alcohol Número de personas con las que vivía (sola.1 1. actividades de ocio.3 2.2 3..3 1. Información sobre las víctimas. vagabundos y prostitutas (Egger.2 1. 5.

Datos de lo ocurrido en la escena del delito Ubicación temporal: Fecha de los hechos (día y hora). la manera de aproximarse a la víctima. 2002). 2000). En el cuadro 7 se presenta un listado de las diferentes variables que se han observado en la escena y que deben tenerse en cuenta para elaborar un perfil (ver también apéndice 1). Canter y Youngs.16 . las edades de delincuentes y víctimas suelen ser similares y la relación entre ellos de desconocidos (Hickey.2 Dirección de la zona donde se encontró el cuerpo (si es diferente al punto 2.1 3.3 Tiempo transcurrido entre una víctima y otra. etc Descripción del modus operandi Método de aproximación a la víctima Método de control de la víctima: Tipo de arma 1. 3. 6. Kocsis et al. los métodos que usó el agresor para controlarla. concurrida. el tipo de violencia infligida y los esfuerzos que hizo para ocultar el crimen.1 2. 1.1 y si se trata de un homicidio). residencial. 2000. 2002. Godwin. En los casos en que el delincuente es de sexo femenino es más probable que conozca a sus víctimas y que sean delitos menos sádicos. rutas de acceso y escape.1 Características que definen su vulnerabilidad para ser escogida como víctima 6. 2000.2 3. en los casos que se sospeche conexión entre ellas. 6. 2. 2. Características de la zona: comercial. Los delitos de agresores sistemáticos suelen ser intersexuales – el delincuente generalmente es hombre y la víctima mujer-. Fuente: elaboración propia a partir de los elementos propuestos por Canter y Youngs. Otra fuente de información importante es la escena del crimen y los datos disponibles sobre el delito que se está analizando. y de algunas características específicas del modus operandi del delincuente (Ressler et al. Por ejemplo. y Ressler et al. el arma que empleó.1 2. Garrido 2000. 1991.3 3.. Ubicación geográfica: Dirección de la zona donde ocurrió el delito. aislada. Información de la escena del delito . La revisión de la literatura indica que en los casos de agresores desconocidos es posible tener información de la ubicación espacial y temporal de los crímenes.2 Comparación con otras víctimas probables del mismo perpetrador. 2000.3 Cuadro 7. Análisis de la información de la víctima 6.

8 Llevarse objetos 3.. 32% heridas por armas de fuego y 15% fueron golpeadas hasta morir. tortura 3. las víctimas suelen ser mutiladas en zonas específicas del cuerpo como estómago. víctimas y escenarios) es importante para un perfilador. Análisis de la escena del delito 4. 2000). 2000.3 Antes de morir 3.2. En el método de aproximación se ha encontrado que son frecuentes el ataque sorpresivo y el empleo de alguna estrategia para ganar la confianza de la víctima. el 18% usó alguna estrategia para acercarse -fingir un accidente-. 2002. Godwin (2000) encontró que el 33% de 96 asesinos en serie atacó sorpresivamente a la víctima.5. En los métodos de control resulta habitual que los asesinos aten a las víctimas y que incurran en algún tipo de actividad sexual con ellas. Además.y Ressler et al. ano (Myers et al. 4. 2000.7 Conductas de ritual 3.4 Características del daño infligido a la víctima 3. En cuanto a la causa de la muerte. debe tenerse en cuenta que no es suficiente para realizar inferencias acerca de las características de un delincuente desconocido.1 Anterior a la muerte 3. aunque la información descriptiva (sobre delincuentes. el estrangulamiento o el apaleamiento (Ressler et al.5.5.2 Sadismo.2.2 Posterior a la muerte 3.5.4 Después de morir 3. citado por Garrido.9 Marcas o elementos extraños que llamen la atención.5 Tipo de violencia: 3. En el estudio de Godwin los asesinos usaron una combinación de métodos: el 46% presentaban heridas causadas por un arma corto punzante. Por ejemplo. 1988).6. 3. Finalmente. otro 18% atacó a la víctima dentro de su casa y un 12% de las víctimas fue seguido por un periodo de 24 horas o más.1 Necesaria para controlar a la víctima 3. Para llegar a conclusiones como las que se solicitan en un perfil. pechos. Kocsis et al.10 Deja a la víctima vestida o desnuda..1 Patológica 3. 1999. es necesario que los investigadores o las personas encargadas de realizarlo establezcan relaciones entre las .11 Tiempo probable empleado en la comisión del delito 3.1 Comparación con escenas del crimen de otros delitos con los que se sospeche conexión. 3.6 Relaciones sexuales con la víctima 3.2 No patológica 3. esta suele ser el acuchillamiento.2 Tiempo transcurrido entre crímenes que se han encontrado relacionados .1 La llevaba consigo o fue improvisada en la escena. Hickey encontró que el 33% de las víctimas de homicidios seriales murieron por estrangulamiento y 56% por heridas causadas con un arma corto punzante.. Fuente: elaboración propia a partir de los elementos propuestos por Canter y Youngs. 34% sufrieron estrangulamiento. vagina. 3.3.12 Esfuerzos por ocultar la evidencia 4.6. Garrido 2000.6.6.17 3.

Burgess y Ressler. (b) la evidencia de planeamiento en la escena. escenas y delincuentes. Veamos que datos aportan conocimiento en este sentido. Burgess y Douglas. (c) el tipo de violencia utilizada. No hacen esfuerzos por mantenerse informados de la investigación de sus delitos.18 variables implicadas. de los datos de entrevistas realizadas a homicidas condenados. Douglas. Relación entre víctimas. Burgess y Douglas. No es frecuente que desafíen a la policía.3. controlar a la víctima. Así. al observar una escena se puede inferir el tipo de persona que cometió el crimen.. En el cuadro 8 se describe esta clasificación teniendo en cuenta cuatro criterios: (a) las características de los delincuentes. las características de las escenas de los crímenes están relacionadas con las características de los responsables. de comunicación y están al tanto Es probable que antes de de la investigación. Esto quiere decir que el perfilador debe conocer qué información del crimen se relaciona con las características del responsable. Los motivos más frecuentes son la enfermedad mental y la gratificación sexual. Según este planteamiento. Fuente: elaboración propia a partir de la información de Ressler.víctima. posteriormente. 1988. Escenas organizadas Escenas desorganizadas Las características de los sujetos Impulsivos Metódicos y controlados Incompetentes social y Competentes social y sexualmente sexualmente Inteligencia media o superior Poco inteligentes Cuentan con habilidades para Inhábiles para el trabajo trabajar Viven solos Mayor probabilidad de vivir acompañados o de estar casados Buscan información relacionada Están motivados por el control con sus crímenes en los medios y el dominio. Douglas.3. y (d) la relación agresor . Ressler et al. 2000. cometer sus delitos hayan tenido Desafían a la policía que enfrentar algún evento Son personas que necesitan estresante.1. Cuadro 8. 1988. Escenas del crimen organizadas y desorganizadas A partir de la observación de casos de homicidio serial y. 1992. 5. Burgess y Tessler. 1992. el FBI ha propuesto una dicotomía de escenas organizadas y desorganizadas (Ressler. Características de los delincuentes y las escenas del delito organizados y desorganizados propuestas por el FBI. y Ressler et al. 2000). 5. .

control. los delincuentes organizados son metódicos. Según la propuesta del FBI. . En relación con la violencia Asesinan a su víctima lentamente. Las escenas organizadas indican que el autor del delito planea sus acciones y hace esfuerzos por ocultar la evidencia. Recorren grandes distancias para cometer sus delitos.19 La evidencia de planificación Planifican cuidadosamente sus crímenes Seleccionan previamente el arma que usarán en el delito y se la llevan consigo después del crimen. Con frecuencia la víctima es desconocida. parece elegir un tipo particular de víctimas ya que tienen un significado especial para él y el trato con ellas suele ser personal. Despersonalizan a la víctima y la tratan como un objeto. Con frecuencia la víctima es conocida. mueven el cadáver o intentan ocultarlo. utilizan alguna estrategia verbal. es muy probable que se acerquen por detrás y que haya una mínima interacción. no tienen un significado especial para el agresor. controlados. inteligentes. no intentan ocultar el cadáver. Hay interacción con la víctima para aproximarse a ella.para el agresor. por ello buscan humillar a sus víctimas usando la violencia instrumental. La elección de sus víctimas es aleatoria. No intentan controlar a la víctima. Además. Cometen actos extremos de violencia. Hay mayor probabilidad de que violen y torturen a sus víctimas antes de morir. La víctima tiene significado -por sus características personales. No planean sus ataques. No se preocupan por ocultar la evidencia. Cometen los delitos cerca de donde viven o trabajan. Estas personas están motivadas por el deseo de control y de dominio. Hacen esfuerzos por ocultar la evidencia. No seleccionan previamente el arma (son producto de la oportunidad) y suelen dejarla en la escena del delito. y competentes social y sexualmente. Mantienen control sobre su Son incapaces de mantener el comportamiento agresivo. Intentan controlar a la víctima. No media interacción con la víctima. Asesinan de manera rápida: matan instantáneamente. mutilan y tienen actos sexuales postmortem con sus víctimas. Relación agresor – víctima Eligen cuidadosamente sus víctimas ya que tienen un significado especial para ellos.

sólo en 5 (2. la existencia de casos que cumplen con elementos de una y otra categoría. 1999. 2001). También se ha llamado la atención sobre el hecho de que pocas veces se informa de los perfiles que han sido imprecisos e incluso perjudiciales para la investigación. . por la búsqueda de gratificación sexual. algunos sesgos en la selección de aquellos y el carácter voluntario de su participación (Canter y Alison. citados por Wrightsman. el reducido tamaño de las muestras de delincuentes que han participado en las investigaciones de los autores.7%) esta técnica ayudó a identificar al delincuente (Gudjonsson y Copson. Godwin. sin embargo. No se encontró un patrón en la selección de sus víctimas: mató a un vagabundo. Mullin dijo que unas voces le habían ordenado que matara a un hombre que él nunca antes había visto (Ressler et al. 394). p. Estos sujetos no planean sus ataques ni se preocupan por los rastros que dejan en la escena del crimen. Un ejemplo de delincuente desorganizado es el de Herbert Mullin. Un hombre encantador e inteligente que planeaba sus crímenes. incompetentes social y sexualmente. Usaba diversas estrategias para aproximarse a sus víctimas: se valía de la imagen de profesor de universidad. Uno de los escasos estudios sobre este tema indicó que de 184 casos en los que se realizó un perfil en el Reino Unido. el solapamiento de algunas características que definen las categorías de organizados y desorganizados. Hay mayor probabilidad de agresión brutal y rápida.. la escena desorganizada caracteriza a las personas impulsivas. se ha cuestionado su validez y el verdadero aporte que puede hacer a la investigación criminal. Por otro lado. golpeaba y atacaba sexualmente a mujeres jóvenes que guardaban un gran parecido físico .20 Un buen ejemplo de este tipo de asesino es Ted Bundy. Entre las principales críticas que ha recibido este modelo están: la falta de respaldo empírico de las relaciones entre las variables de la escena y las del agresor. El hallazgo más importante en esta línea es que “la evidencia empírica respalda la idea de que existen patrones de conducta durante los crímenes que pueden ser coherentemente diferenciados y confiablemente asociados con las características de los delincuentes” (Salfati y Canter. Esta clasificación es quizás la más utilizada y citada en el estudio de los perfiles psicológicos. a un sacerdote y a cuatro jóvenes que estaban acampando. 5. generalmente.122 .todas tenían el cabello lacio. 2000).137). perseguía. p. poco inteligentes. En una entrevista. 1999. etc. que fue condenado por la muerte de trece personas. 1997. El estudio de los temas La aproximación temática de David Canter también aporta datos sobre las relaciones entre las escenas del crimen y los delincuentes. se peinaban con raya en medio y eran predominantemente morenas-. 2000).2. recientemente y a partir de propuestas como la de Canter.3. fingía tener un brazo o una pierna rotos. La selección de las víctimas es aleatoria y no parecen tener un significado especial para el agresor. (para ver un análisis de este caso se puede revisar Holmes y De-Burger. 1988. a una chica. que padecen alguna enfermedad mental y que actúan. la interacción es mínima y suele tratarlas como un objeto –despersonalización-.

La víctima es un medio para que el agresor pueda satisfacer sus deseos o lograr sus propósitos. la aproximación temática ha encontrado que los delitos pueden clasificarse en función de tres facetas: el tipo de violencia. La víctima es conocida para el delincuente y tiene un especial significado para él. El tema instrumental corresponde con la violencia que busca conseguir un beneficio específico (dinero. citada por Canter y Youngs. por ello no se toma el trabajo de seleccionarlas sino que actúa de acuerdo con la oportunidad. 2000). se han identificado tres temas que han sido consistentes en diferentes investigaciones (Canter y Heritage. placer sexual). 1994. en prensa. no dejar fluidos corporales o huellas dactilares. En las escenas de estos delitos se encuentra que el sujeto se aproxima de manera sorpresiva a la víctima. la investigación indica que existen dos temas dominantes: el expresivo y el instrumental (Canter y Fritzon. La víctima como persona representa los delitos en los que la víctima tiene características particulares y el nivel de interacción es mayor que en los dos grupos anteriores. utiliza armas de oportunidad y deja abundante evidencia. el grado de planificación y el tipo de relación que se establece entre el agresor y la víctima. Las características específicas de la víctima no tienen un significado para él. Salfati y Canter. Godwin. Por su carácter emocional este tipo de violencia se presenta de manera impulsiva. también ha encontrado que los temas se presentan de manera simultánea. Por ejemplo. no planean ni se preocupan por ocultar la evidencia de sus crímenes. 1999. planeamiento y esfuerzos por ocultar la evidencia del delito. El primero se refiere a la violencia que es el resultado de un estado emocional del delincuente en el que la conducta se presenta como respuesta a situaciones que inducen ira o frustración del agresor y cuyo objetivo es herir a la víctima. 2002): la víctima como objeto. 1998. sino también de acuerdo con el grado de planificación de los delitos. Con respecto a la relación entre la víctima y el agresor. dando lugar a tipos de escenas y de delincuentes no contemplados en tipologías anteriores. Hodge. encontraron en su estudio de homicidas que estos no solo se podían clasificar en función del tipo de violencia. La investigación realizada en el contexto del modelo de facetas. Salfati y Canter (1999). La víctima como medio señala algún significado de la víctima para el agresor. planean y ocultan la evidencia. (b) instrumentales-cognitivos: emplean la violencia instrumental. Estas escenas se caracterizan por conductas del delincuente que indican control sobre su conducta.21 En general. En cuanto al tipo de violencia. por lo que elige personas con características específicas. Identificaron tres tipos de escenas que se relacionan con tres grupos distintos de delincuentes: (a) expresivos: usan la violencia de tipo expresivo. . El tema de la víctima como objeto se refiere a delitos en los que el agresor ve a su víctima como un objeto al que puede usar y controlar. el grado de planeamiento indica la preparación del delito o la impulsividad con la que se cometieron los actos. por ejemplo. la víctima como medio y la víctima como persona. Canter. esconder o trasladar el cadáver.1990. Por otro lado. deshacerse del arma.

2002) también descubrió aspectos importantes de la interacción entre distintos temas. (b) cognitivos– personales: indican alto grado de planeamiento. citada por Canter y Youngs. la mayor interacción y el significado especial que tienen las víctimas para el homicida. encontró que en ellos se cometían los actos de mayor sadismo–aberraciones sexuales en la relación con la víctima. en el estudio de asesinos en serie de Godwin (2000) todos los rangos de edad y el nivel educativo se distribuyeron de manera uniforme en todos los temas de los escenarios del delito. y el trato impersonal con sus víctimas. el uso de violencia instrumental. ha revelado la existencia de categorías adicionales. no hubo diferencias entre las características demográficas de los delincuentes que utilizaban la violencia instrumental o la expresiva. quedan fuera de esta tipología los sujetos que planean. pero no eligen previamente el arma.22 y (c) instrumentales.impersonales: definidos por la poca planificación. 2000). el equipo del FBI no llegó a estructurarla claramente. la víctima ni el lugar. Godwin (2000) informó de resultados similares. con un alto grado de control del delincuente sobre su conducta (violencia instrumental y planificación). y los desorganizados por la impulsividad. La aproximación temática ha permitido un avance en este sentido. Hodge (en prensa. encontró cuatro tipos diferentes de delincuentes y de escenas: (a) cognitivos – impersonales: caracterizados por la planificación.de oportunidad: usan la violencia instrumental. Por ejemplo. heridas y manipulación del cuerpo antes y después de la muerte-. relación de tipo personal y mayor significado de las víctimas para el agresor. Los principales hallazgos en esta área señalan que algunas características demográficas como sexo. Si bien Ressler y sus colaboradores plantearon una tercera categoría. Recordemos que. actúan de manera impulsiva. denominada “mixta”. Por ejemplo. el uso de violencia expresiva. Con las características de estas categorías se corre el riesgo de no identificar delincuentes que cumplen características tanto de organizados como de desorganizados. ni respecto a quienes establecían una relación con la víctima como objeto o como medio. Los delitos en los que la relación del agresor con la víctima era del tipo víctima-objeto también se caracterizaron por presentar pocos elementos emocionales. Canter y Salfati. edad y nivel educativo no son de mucha utilidad para discriminar diferentes estilos en un mismo tipo de delitos. o los delincuentes que usan la violencia instrumental pero actúan de manera impulsiva. es decir. los delincuentes organizados se caracterizan por el alto grado de planeamiento. 1999. y (d) afectivos-personales: definidos por la falta de planeamiento. . el empleo de la agresión expresiva. la violencia instrumental y el significado que tiene para ellos la víctima. Además. usan la violencia instrumental y despersonalizan a la víctima. empleo de violencia instrumental. Además. (c) afectivos. se ha encontrado evidencia empírica sobre las diferencias entre delincuentes y su relación con los temas dominantes en las escenas del crimen (Canter y Fritzon. la poca interacción del agresor con sus víctimas y el significado tan pobre que tienen para él. de acuerdo con las categorías del FBI. los altos grados de violencia repentina e inmediata. el trato indirecto y el poco significado de las víctimas. 1998. en la que se incluían aquellos crímenes que no podían clasificarse como organizados y desorganizados. La validación empírica de criterios que permiten clasificar a los escenarios del crimen y a los delincuentes. Godwin.

estos estudios implican costos muy altos. es la ubicación geográfica del delito y su relación con los lugares significativos para el agresor. Si bien es necesario impulsar el desarrollo de trabajos en este sentido. en los lugares conocidos sabemos qué cosas buscar y cómo encontrarlas. Estas relaciones se han investigado a partir de los conocimientos derivados de la criminología y de la psicología ambiental.tienen mayor probabilidad de presentar un historial de delitos violentos. de salida. de allanamiento de morada y de robo. relaciones interpersonales conflictivas. y Salfati y Canter (1999) informaron que el 79% de los delincuentes de su muestra estaban familiarizados con el área en la que ocurrieron los homicidios. El conocimiento de ciertas zonas y la representación mental de estas permiten cierto grado de control y predicción.3.y de las rutas que hacemos para desplazarnos – por ejemplo. no se puede perder de vista la importancia de los análisis de casos cuyos elementos enfatiza el modelo desarrollado por el FBI. . vías de entrada. En algunos estudios se ha encontrado evidencia que apoya la anterior idea. parece ser la variable que señala de manera más clara la relación entre patrones de los escenarios del delito y las características del delincuente. Aunque la aproximación temática ha generado un conjunto de conocimientos que permite avanzar en la validación empírica de la técnica del perfil. en general. En el estudio de Godwin (2000). la investigación apoya la idea de que la manera en que el agresor interactúa con la víctima es similar a los estilos interpersonales que establece con otras personas. se encontró que los delincuentes que usaban la agresión expresiva se caracterizaban por tener. La ubicación geográfica Otra de las áreas que se ha estudiado. el trayecto de la casa al trabajo (Brantingham y Brantingham. en dinero y en tiempo. 1993. 2000). también presenta algunos inconvenientes. que los delincuentes caracterizados por planear sus crímenes y por hacer esfuerzos para ocultarlos (Salfati y Canter. De acuerdo con esta teoría las personas conocemos y hacemos representaciones mentales de los lugares en los que llevamos a cabo nuestras actividades cotidianas –el hogar. Por ejemplo. los delincuentes que establecían relaciones del estilo “víctima como medio” presentaban historias personales de relaciones distantes y de evitación en su interacción social. debido a que allí sabrán donde buscar a sus víctimas y qué sitios pueden ser más seguros para cometer sus delitos.23 El historial delictivo. es más probable que cometan sus crímenes en zonas que conocen. Rossmo (1995) encontró que los asesinos en serie cometen sus delitos en zonas cercanas a sus casas. Desafortunadamente. y que tiene especial relevancia para la elaboración de perfiles. En el estudio de Salfati y Canter (1999). En los análisis de esta información se ha encontrado que los delincuentes que cometen delitos de manera impulsiva -sin premeditación. Canter y Larkin. un supermercado. 5. Finamente. un colegio. que limitan su aplicación. el sitio de reunión con los amigos.1999. En el caso de los delincuentes. el trabajo. 1993). etc. en la mayoría de los países no se cuenta con bases de datos y estudios de grandes muestras sobre agresores sistemáticos. Las relaciones entre los sitios donde ocurren los crímenes y los lugares significativos para el agresor tienen fundamento en la teoría de las actividades rutinarias y en la formación de mapas cognitivos. Además. Godwin. es decir. por ejemplo. Por ejemplo.3.

pero también que abandonaban los cuerpos a distancias cada vez mayores. cada uno de ellos. Los resultados se representan en el cuadro 9. Por ejemplo. solo representa los hallazgos generales. aunque no tan cerca de su casa como para ser detectados fácilmente. de tal forma que entre más grave y premeditado sea un delito. De este modo. citado por Canter y Larkin. Aunque la evidencia de estas investigaciones señala un patrón de conducta delictiva cercano a la casa del agresor existen algunas excepciones. Canter y Larkin (1993) encontraron un patrón similar en 45 agresores sexuales británicos. La media de la distancia desde la casa del asesino hasta el sitio en el que fueron vistas las víctimas por última vez fue de aproximadamente 2 kilómetros. Godwin y Canter (1997) analizaron los datos de 54 asesinos seriales de Estados Unidos condenados. los delitos planeados y armados se cometían más lejos de la casa del delincuente que los no armados. Fuente: elaboración propia. Pettiway (1982. . 1993). La distancia promedio entre la casa de los delincuentes y el sitio donde se encontraron los cuerpos fue de aproximadamente 23 kilómetros. Cuadro 9. lo más frecuente era que existiese una distancia mínima entre los sitios en los que se cometían las violaciones y la casa del delincuente. la figura no corresponde con los datos reales de la investigación. los cuadros representan los lugares en que fueron encontrados sus cuerpos y en el centro se ubica la casa del agresor. En el 87% de los casos los sitios en que habían ocurrido los delitos permitían trazar un círculo que abarcaba todas las violaciones y que se ubicaban alrededor de la casa del agresor. se pudo identificar que había una zona alrededor de la casa de los agresores en la que no se cometían delitos. informó de resultados similares: los delitos impulsivos se cometían más cerca de la casa del delincuente que los planeados y. Rossmo (1995) encontró que estas distancias varían de acuerdo con el tipo de delito y el grado de planificación. por matar por lo menos a 10 personas. quizás para evitar que les relacionaran con el crimen. Pyle (1974. 1993).1995). encontró que los crímenes planeados de manera cuidadosa se cometían más lejos de la casa de los agresores. apoyando la idea de que generalmente actúan en zonas que les son familiares. Resultados como estos aportan evidencia de la ubicación geográfica desde la cual podrá actuar un delincuente para cometer sus crímenes. Saber que los delincuentes cometen sus agresiones dentro de la zona donde viven o realizan sus actividades rutinarias es relevante en la medida en que puede ayudar en la investigación criminal para reducir la zona de búsqueda de sospechosos o detectar los lugares donde buscan sus víctimas (Rossmo.24 En este mismo sentido. citado por Bratingham y Bratingham. Los triángulos indican los sitios en que las víctimas fueron vistas por última vez. a su vez. mayores serán las distancias que se encontrarán entre el domicilio del delincuente y el lugar donde comete la agresión. Estos datos señalan que el contacto con las víctimas se realizaba en lugares conocidos para los agresores y cercanos a sus casas. Sin embargo. Representación de los resultados del estudio realizado por Godwin y Canter (1997).

Por ejemplo. el tipo de arma utilizado para causar la muerte y las características de las víctimas seleccionadas. el método usado para controlarla. en los casos de homicidios que involucran delitos sexuales. En el cuadro 9. en la que se mantienen elementos sustanciales en el modus operandi. Godwin y Canter (1997). Burgess y Douglas. 1997. lo cual indicaba mayor confianza del agresor para cometer los delitos a medida que avanzaba en su carrera delictiva. la investigación parece estar de acuerdo en que tiende a perfeccionarse con el tiempo en función de las diferentes circunstancias que debe resolver el delincuente en la comisión de sus delitos. Esto indica una evolución de la carrera . de la maduración (edad). han demostrado consistencia a través del tiempo y en diferentes delitos cometidos por el mismo sujeto (Godwin. por ejemplo. los cuadros más cercanos al centro indican la distancia media de los sitios en que fueron encontrados los cuerpos de las últimas víctimas y los cuadros más lejanos la distancia en que fueron encontradas las primeras. De otro lado. del aprendizaje y de la propia evolución de su carrera delictiva (Canter y Youngs. se tienen dos hipótesis: el delincuente la aumentará en los casos en que se está siguiendo su pista. y la conductual. El estudio de la carrera delictiva Como se explicó en la primera parte de este capítulo. 1983).4. pero se cambian algunos otros (Davies. Otro resultado interesante es que las personas que cometen crímenes violentos suelen tener antecedentes de otros tipos de delitos. citado por Garrido. también se ha observado variabilidad en los crímenes cometidos por una misma persona. Algunas características del modus operandi. 2002).. Básicamente se identifican tres tipos de variación: la espacial.25 5. Ressler et al. lo cual indica que los asesinos seriales reducían la distancia en la que dejaban los cuerpos a medida que se desarrollaba su carrera delictiva. después de ser arrestados tienden a modificar su modus operandi y además de cometer la violación matan a la víctima para evitar ser reconocidos (Ressler. los perfiles pueden utilizarse para evaluar si varios crímenes se corresponden con un mismo agresor y para predecir el comportamiento futuro del delincuente con respecto a la probabilidad de nuevos ataques. encontraron en su estudio de asesinos seriales que la distancia entre la casa del delincuente y los sitios donde eran hallados los cuerpos se reducía desde los primeros crímenes hasta los últimos. 2000). en la que se aumentan o disminuyen los periodos de inactividad intercalados entre las agresiones. tales como las estrategias para aproximarse a la víctima. 2000). en la que se aumenta o disminuye la distancia entre los sitios significativos para el agresor y los lugares donde se cometen los delitos. Los hallazgos en esta área indican que existe tanto consistencia como variabilidad en la manera en que los delincuentes cometen sus crímenes a lo largo de su carrera delictiva. 2000. y la reducirá en los casos en que no ha sido identificado y se siente seguro de la impunidad. El estudio de las carreras delictivas permite identificar si existe consistencia de la conducta del delincuente a través de diferentes delitos cometidos por él y si es posible que modifique algunos aspectos en su modus operandi. sin embargo. la evidencia de asalto sexual. los homicidas tienen historiales previos de violaciones en los que no habían asesinado a su víctima. En cuanto al modus operandi. Dentro de los hallazgos más comunes encontrados en el cambio de modus operandi está el incremento de la violencia.3. Respecto a la distancia. la temporal.

haciéndolo cada vez más elaborado. un grupo de policías calificó independientemente los perfiles realizados por los otros grupos sin saber quienes los habían hecho. Los policías consideraron que los perfiles realizados por los expertos y profesores eran los que más podían aportarles claves útiles en su labor de investigación. La fiabilidad Otro tema de reciente interés en la elaboración de perfiles. el 50% de los psicólogos y el 16% de los estudiantes. seguidos en orden por los de los policías y luego por los de psicólogos.26 delictiva que puede iniciar con delitos contra la propiedad menos serios y continuar con acciones más violentas en contra de las personas. el 67% de los policías sin entrenamiento. Las personas dedicadas a la técnica del perfil. eran quienes presentaban mayores modificaciones en su modus operandi. los delincuentes más impulsivos presentaron menos elaboración en la manera de cometer sus crímenes a través del tiempo. uno de homicidio y otro de violación. psicólogos clínicos y estudiantes de psicología sin conocimientos específicos de criminología. Godwin (2000) también informó de algunos cambios en el modus operandi. aunque señaló que estos pueden estar relacionados con el tipo de delincuente y con los temas dominantes presentes en su conducta durante el crimen. policías sin entrenamiento. Al respecto. Para evaluar la percepción que se tiene de la utilidad de esta técnica en la investigación criminal. Todos los expertos y los profesores lo hicieron correctamente en el caso de violación. que hacían esfuerzos por esconder la evidencia y que tenían un comportamiento más sádico con sus víctimas. policías entrenados en esta área. especialmente quienes entrenan a otros en esta labor. seguidos por el 83% de los policías con formación en perfiles. De tal forma que no se podría hablar de la misma evolución de la carrera delictiva en todos los homicidas o en todos los violadores. mientras que el 100% estuvo de acuerdo en que los informes realizados por los estudiantes eran los que menos podían ayudar en la investigación criminal.4. realizaron los perfiles más detallados y los más acertados. Irwin. En la misma línea Kocsis. En cambio. Este autor encontró que los sujetos que planeaban sus crímenes. corresponde con la tercera pregunta planteada. Pinizzotto y Finkel (1990) pidieron a los 28 sujetos de su estudio que identificaran al autor de los crímenes dentro de un listado de sospechosos. Hayes y Nunn (2000) realizaron un estudio en el que se evaluaron diferentes tipos de habilidades que podían influir en la elaboración de perfiles: tales como el entrenamiento específico en esta técnica. los conocimientos de psicología . Los resultados de este estudio señalaron que todos los grupos acertaron en sus perfiles por encima del nivel de acierto esperable por el azar. realizados por expertos o profesores de la técnica del perfil. con relación al conocimiento disponible sobre la fiabilidad de esta técnica. Pinizzotto y Finkel (1990) compararon los aciertos de dos perfiles. Además. 5. Estos hallazgos apoyan la idea de que es posible hacer algunas predicciones sobre el comportamiento del delincuente en ataques futuros. particularmente en el caso de la violación. quizás porque se disponía del testimonio de la víctima.

Además. el grado de acierto de los perfiles fue inversamente proporcional a la experiencia de la población del estudio. en general. el análisis objetivo y lógico. especialmente en las descripciones de los procesos cognitivos de los delincuentes –grado de planificación. plantea cuestiones interesantes . se obtuvieron pocos resultados estadísticamente significativos. Como en el estudio anterior. los policías de homicidios tuvieron menos aciertos en sus perfiles que los grupos de comparación. Por otro lado. policías sin formación en perfiles pero con experiencia en investigación criminal. Esta vez compararon cinco grupos de policías que se diferenciaban entre sí por su experiencia en el área de investigación criminal. fantasías violentas previas.y de sus hábitos e historia social –estado civil. especialmente en las respuestas sobre procesos cognitivos de los delincuentes. estudiantes de biología y economía para evaluar la habilidad de análisis lógico y objetivo-. no mostraron diferencias significativas. Sin embargo. Estos hallazgos sugieren que el nivel de acierto de los perfiles puede estar relacionado con las áreas específicas que se evalúan y con las habilidades particulares de quien lo realiza. la comparación de la ejecución de psicólogos con estudiantes de licenciaturas relacionadas con la capacidad lógica y objetiva. El resultado más sorprendente fue que los estudiantes de química hicieron perfiles iguales o mejores que los grupos de policías. reflexiones posteriores al crimen. No obstante. su nivel educativo y su tiempo de servicio. el mismo equipo de investigadores evaluó la precisión de los perfiles con muestras de poblaciones diferentes. Con estos datos no se pudo evaluar si la tendencia en la mejor ejecución de los psicólogos se debe al conocimiento de la ciencia conductual o a su capacidad de análisis. la experiencia en investigación criminal. La muestra estuvo conformada por cinco grupos que representaban cada una de las habilidades señaladas: personas que habían realizado perfiles en investigaciones reales. El conocimiento derivado de la psicología. Contrariamente a lo esperado. y el primero. A partir de esta apreciación. Así. relaciones interpersonales. en este estudio también se encontró que las personas con conocimientos en el área de perfiles tuvieron más aciertos que los otros grupos. pero hubo algunos hallazgos importantes. y la intuición. psicólogos sin estudios formales en las áreas criminal o forense. El hecho de que las personas más ingenuas respecto al tema de los perfiles tuvieran mayor número de aciertos –policías en formación y estudiantes de química. pareció más pertinente para hacer los perfiles que la experiencia investigativa (representada por los policías) y que la intuición. específicamente en la descripción de las características de personalidad. 2002). Los psicólogos ocuparon el segundo lugar con respecto al número total de aciertos. con lo cual superaron el nivel de acierto esperable por el azar. Todos los grupos de policías tuvieron más respuestas correctas que las esperadas por el sentido común y los estereotipos sociales asociados con los homicidas. la media del número total de respuestas correctas de los perfiladores fue superior a la de los otros grupos.27 criminal. y psíquicos –personas que creían que poseían alguna forma de habilidad paranormal-.apoya la idea de que el papel de la experiencia investigativa no es la habilidad clave para la elaboración de perfiles. tipo de coche que poseía-. Los resultados de Kocsis y sus colaboradores no mostraron diferencias significativas en el desempeño de los cinco grupos. los perfiles de los policías dedicados a la investigación de homicidios presentaron más errores que los de policías con menos tiempo de servicio que se encontraban en periodo de formación y que tenían un título universitario. y un grupo de estudiantes de química (Kocsis. Hayes e Irwin.

Es importante señalar que se requieren muestras más grandes para hacer comparaciones válidas.. con lo cual queda por investigar la precisión en casos con diferentes niveles de dificultad en función de la información disponible relacionada con la evidencia en la escena del crimen. algunos de los casos analizados en estos estudios corresponden a delitos con una única víctima y no seriales. 2000). Sin embargo se pueden señalar algunas variables que parecen influir en este aspecto: el método utilizado. Finalmente. Los cuerpos de las víctimas (mujeres de 20 a 25 años de edad) fueron encontrados en la zona de Castellón. La aplicación de la técnica del perfil en tres casos analizados en España. etc. con excepción de una víctima que además presentaba diferencias en cuanto a la edad –tenía 43 años-. 2002). entre otras (Garrido. la necesidad de explorar el papel de los sesgos cognoscitivos dado que es posible que algunas de las inferencias utilizadas en la aplicación de esta técnica se basen en suposiciones más que en la evidencia empírica. y que su precisión depende de las áreas evaluadas y de las habilidades específicas de los perfiladores. 6. Por ejemplo. sus resultados deben tomarse con precaución dado que existen algunas condiciones que pueden sesgarlos. aún es escasa la investigación. en lo relacionado con el grado de acuerdo de diferentes perfiladores. Además. sus experiencias profesionales y su cultura.28 sobre el papel de la experiencia y del conocimiento de la técnica del perfil. 2000. Nos valdremos de tres casos en los que se ha realizado el perfil de un delincuente desconocido en España. EL CASO DE JOAQUÍN FERRÁNDIZ Resumen de los hechos Los hechos investigados corresponden con 6 homicidios de autor desconocido en los que se sospechaba alguna conexión. el modo en que cada perfilador organiza e interpreta la información. usualmente las muestras de personas expertas en perfiles son muy pequeñas dado que algunas de ellas no aceptan las invitaciones a participar en una evaluación empírica de sus habilidades (Kocsis et al. también demuestran que las hipótesis contempladas en los perfiles superan el nivel de acierto esperable por azar. Las víctimas murieron estranguladas y fueron golpeadas. 6. la cantidad de víctimas. En todos los casos los cuerpos se encontraron en avanzado estado de descomposición.1. Objetivos del perfil . Aunque debe reconocerse que el estudio de la fiabilidad es el inicio de una línea de investigación valiosa para comprender los alcances y limitaciones de la técnica del perfil. En la mayoría de los casos el agresor ocultó el rostro de sus víctimas y les dejó desnudas. Si bien estos estudios presentan datos contradictorios sobre el nivel de acierto de los perfiles en función de la experiencia de quienes los realizan. Ahora veamos como se puede aplicar el conocimiento disponible sobre perfiles criminológicos en algunas situaciones reales. Por ejemplo. hubo evidencia de que fueron amarradas o amordazadas con sus propias prendas de vestir.

Perfil A partir de la información disponible Garrido presentó las siguientes conclusiones en el perfil: 1. 2000.29 El juez n. siguiendo un procedimiento seguro y bien aprendido. el delincuente inflingió daño suficiente para lograr sus fines sin incurrir en la tortura. Aunque no todas eran prostitutas. Las respuestas a los objetivos 1 y 3. 2. La comparación de los homicidios con las agresiones sexuales cometidas por el sospechoso revelan elementos muy similares: “hay elevadas probabilidades de que el responsable de las agresiones sexuales sea el mismo que de los homicidios” (Garrido. varón.Se trata de un asesino organizado. aunque puede tener antecedentes por delitos violentos o por infracciones graves de tráfico. Los seis homicidios fueron obra del mismo autor. (2) en caso de considerar que las muertes fueron responsabilidad de un único autor. fácilmente abordables en ambientes de nocturnidad y frecuentaban la compañía de hombres. 41. el asesino serial suele escoger un tipo particular de víctima.. correspondían con el mismo autor. y propuso un protocolo de 11 puntos a partir de los cuales realizó el perfil.No es un delincuente común.. presentar una descripción de él.. El método de aproximación fue el mismo para todas las víctimas: fueron abordadas por el agresor de forma sorpresiva. Posiblemente se trata de un psicópata.. Fundamentos del perfil Garrido revisó los conocimientos derivados de la tradición clínica y estadística relacionados con esta técnica. 2000. Vive en la zona de Castellón -probablemente en la misma ciudad-. por lo que fue claro que no se trataba de un sádico que hubiera disfrutado torturando a sus víctimas. la agresión utilizada coincidió con el tipo instrumental. y (3) determinar si las agresiones sexuales cometidas por un sospechoso y los homicidios analizados en este caso. 42).. aunque tendrá periodos temporales de enfriamiento” (Garrido. con excepción de una de ellas.Probablemente seguirá matando. Es en este punto en el que se observa . Tal como se revisó en este capítulo y como lo explica el autor de este perfil. 3. Las autopsias revelaron que las muertes se produjeron de forma rápida. se basaron en que las víctimas y los modus operandi de los delitos analizados eran similares. pero sin puntuación elevada en el factor de estilo de vida antisocial.. En lo relacionado con el modus operandi se encontraron similitudes importantes en varios aspectos.. En todos los casos los métodos para controlar a la víctima fueron los golpes y las ataduras –generalmente con la misma ropa de la víctima-. que tiene trabajo y cierta cultura.. 8 de Castellón y la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil solicitaron al criminólogo Vicente Garrido la elaboración de un perfil con tres objetivos: (1) evaluar si los seis casos fueron responsabilidad de un único autor o de varios. De otro lado. que tenía 43. No está casado. Respecto a las características del responsable de estos crímenes: “es un asesino en serie. que está en torno a los 30 años y que actúa en solitario. En este caso fue evidente que el delincuente escogía mujeres entre los 20 y 25 años de edad. p. p.44). se observó un patrón común: eran independientes. extravertidas.

y Godwin y Canter (1997). aunque como lo señalan las estadísticas pueden haber periodos de enfriamiento entre un delito y otro. actualmente está interno en el centro penitenciario de Madrid-2. de este capítulo con los estudios de Canter y Larkin (1993). que plantea el incremento de la violencia a medida que pasa el tiempo y la alta probabilidad de que los asesinos -que actúan de forma similar al caso analizado. si se tomaban como punto de referencia los dos escenarios del crimen más alejados. Se confesó autor de cinco homicidios. Había sido condenado previamente por la violación de una chica. Por otro lado. Garrido dijo que el delincuente probablemente seguiría matando y que habría periodos de enfriamiento. Finalmente. la selección del tipo de víctima. Las características del caso llevaron a plantear que aunque el sujeto podría parecer normal. En otro de los puntos del perfil. Perfil de un delincuente: el caso de Joaquín Ferrándiz. no fue acusado de este hecho. Planteó que se trataba de un delincuente organizado dada la evidente planeación de los delitos.3. Aunque también se sospechó que podía ser el autor de la muerte de otra víctima que difería de las demás en su edad. Castellón tendía a ubicarse en el centro. propuso la ciudad de Castellón porque su ubicación geográfica se relacionaba con los sitios donde fueron encontrados los cuerpos. probablemente toda la vida habría tenido grandes dificultades para alcanzar relaciones plenas con los demás. Cumplió una condena en prisión por 6 años. Cuadro 10.3. Respecto a las características del presunto autor de los delitos. Tal como se explicó en el apartado 5. En cuanto a la zona donde posiblemente vivía el agresor. de allí otra de las conclusiones del perfil: el sujeto no estaría casado. y especialmente la observación de su control conductual durante los homicidios fueron elementos claves para proponer la hipótesis de que el asesino tendría una personalidad psicopática. En el momento de su captura tenía 35 años y se encontraba empleado en una agencia de seguros. Además.30 gran coincidencia de la muerte de la víctima de 43 años con las demás.V. pero fue arrestado y el análisis de sus crímenes le vinculó con seis asesinatos. Fuente: Garrido (2000). El perfil realizado por Garrido (2000) fue muy preciso en sus descripciones. Finalmente. Estas inferencias se basaron en el conocimiento disponible acerca de la evolución de la carrera delictiva. J. el análisis del comportamiento del sujeto durante sus delitos.F. también se encontraron similitudes en las zonas y los horarios en que ocurrieron los diferentes delitos analizados.continúen matando. En 1998 intentó cometer otra agresión. cuando tenía 26 años. El criminólogo explicó que Ferrándiz posiblemente estaba motivado por la búsqueda de dominio -de la sensación de omnipotencia-. Garrido siguió la siguiente lógica: Asumió que se trataba de un hombre en torno a los 30 años y que actuaba en solitario. la poca evidencia encontrada en las escenas de los crímenes y el periodo de enfriamiento entre una actuación y otra. . a partir de las estadísticas disponibles sobre asesinos en serie. Garrido elaboró el perfil identificando la “historia” que el delincuente quería contar a través de sus crímenes.

rubias y jóvenes. tal como se representa con los puntos negros en el cuadro 11. Todas las víctimas: eran mujeres casadas. por lo cual es probable que la casa del delincuente se encuentre allí (esta apreciación se relaciona con los hallazgos de investigaciones como la de Canter y Larkin (1993)).2. con libertad de horario en su empleo. Dado que las zonas en que ocurren los delitos se caracterizan por circulación lenta de coches y gran afluencia de peatones. . De acuerdo con los resultados de una investigación realizada por el FBI. se ubica un círculo en medio de los lugares donde han ocurrido los delitos. Resumen de los hechos Durante tres años (entre 1987 y el 2002) se registraron más de 20 agresiones sexuales en la ciudad de Málaga. probablemente el agresor se traslada a pie. Para cumplir el objetivo. Si se trasladara en coche las agresiones se ubicarían a lo largo de una avenida principal. el delincuente llevaba guantes. Las agresiones se caracterizaban por ataques sorpresa realizados por un hombre que acechaba a sus víctimas en la puerta de sus domicilios. los perfiladores plantearon que la casa podía ubicarse a una distancia de 1 Km o menos de los sitios en que ocurrieron las agresiones. por lo cual el delincuente probablemente trabaja en esta zona. Perfil Las personas encargadas de realizar el perfil plantearon las siguientes hipótesis: 1. en las que se sospechaba alguna conexión que indicaba la responsabilidad de un mismo autor. aquí nos referimos sólo a la parte geográfica. Este mapa permitió observar los sitios donde había mayor número de agresiones. realizado por el Instituto de Criminología de la Universidad de Málaga). permite ilustrar la elaboración de perfiles geográficos. En la zona norte los horarios son diferentes. además. En muchos de los casos. utilizaba una navaja y evitaba que le vieran su rostro. luego entraba con ellas a sus casas y allí las agredía sexualmente. 3. podría dedicarse a buscar víctimas durante la primera hora de la mañana y última de la tarde. expuesto y publicado por el profesor Stangeland (2003). Todos los delitos de la zona del sur ocurren en horario de día. La disposición de estos lugares reveló dos zonas de mayor concentración de delitos (una norte y otra sur). EL VIOLADOR EN SERIE DE MÁLAGA Este caso. se identificaron los sitios en los que habían ocurrido 22 agresiones sexuales conocidas por la policía. Toda la información se introdujo en el “Sistema de Información Geográfica para el análisis de la delincuencia violenta” (mapa digitalizado que permite la combinación de distintos tipos de datos. que además diferían en cuanto a los horarios en que habían ocurrido los ataques. Una persona que trabaje de 8 a 15 horas. Objetivos y metodología del perfil El perfil tuvo como objetivo ayudar en la búsqueda de elementos claves que permitieran la identificación y captura del responsable de las agresiones. 2.31 6. Aunque se elaboró una parte del perfil que enfatizó las características psicológicas. en los que es fundamental el conocimiento derivado de la teoría de las actividades rutinarias y de la construcción de mapas mentales.

lugar de trabajo y rutas habituales. la casa del agresor no estaba en la zona norte sino en la sur y el delincuente no buscaba a sus víctimas a pie sino en coche. La distancia media entre su casa y el sitio donde cometía las agresiones fue de 2 Kms. Stangeland llamó la atención sobre algunas imprecisiones del perfil. estos si ocurrieron cerca de las calles por donde el sujeto circulaba diariamente. Mapa de Málaga con la ubicación de las agresiones. Al parecer era habitual que dejara su coche aparcado mientras cometía los delitos. p. su casa y el centro deportivo La Rosaleda (marcado en el mapa con un triángulo) donde trabajaba por las tardes. Fuente: adaptación de dos imágenes presentadas por Stangeland. Este caso señala las posibilidades que tiene la elaboración de perfiles geográficos en casos de delitos con autor desconocido y destaca la importancia de identificar los desaciertos con el fin de sugerir estrategias que potencien los aportes de esta técnica en el futuro.3 El asesino de la baraja Resumen de los hechos .22): “Aunque el delincuente reveló su mapa mental a través de la ubicación de sus agresiones –los investigadores no lo interpretaron bien-”. El delincuente vivió. El triángulo ubicado en la parte superior del mapa señala el sitio de uno de sus dos trabajos. en el sitio señalado con la cruz ubicada más lejos del centro del diagrama. la misma encontrada en el estudio de Godwin y Canter (1997) descrito antes en este capítulo. entre el sitio donde vivía y los lugares en que trabajaba. (2003). Va inserta Figura Como lo explica Stangeland (2003. Algunas consideraciones Una vez detenido el responsable. Posteriormente. la explicación de su actuación y horarios en la zona norte puede estar en que era una región de transición entre su vivienda y su segundo sitio de trabajo. Respecto a la utilización del coche. Cuadro 11. lo cual permitió su captura. pero no por un asalto sexual sino por tener aparcado su coche en doble fila. P. A partir de estos resultados. La línea negra en el mapa del cuadro 11 revela que el sujeto cometió sus delitos en las rutas de sus actividades habituales. se compararon las hipótesis del perfil con la ubicación real del domicilio del agresor y de las rutas que seguía habitualmente para realizar sus actividades cotidianas. El agresor tenía 3 ó 4 multas acumuladas y en una ocasión la grúa municipal se había llevado su coche. en principio. 6. La ubicación de los delitos en el mapa se explica por las rutas que seguía a diario el agresor entre el colegio en que trabajaba. Los resultados obtenidos se muestran en el cuadro 11. aunque no se identificó en el mapa una vía principal relacionada con los lugares en que ocurrieron los delitos. La segunda vivienda corresponde con la cruz que está más cerca del centro. casa del delincuente. Por ejemplo. Por ejemplo. la policía supo que había dejado el coche allí mientras cometía una agresión en la casa de una víctima.32 Después de varios meses el sujeto fue detenido.

Después de la última actuación del 18 de marzo. el delincuente había tenido menos cuidado de recoger los casquillos de la munición. Treinta días después. El segundo ocurrió en un bar de Alcalá de Henares: un hombre joven mató a un chico de 18 años y a una mujer de 57. también con un disparo en la cabeza. Esta acción criminal se produjo el mismo día (el 5 de febrero) que el homicidio del joven que esperaba al autobús en Barajas. . un hombre -Alfredo Galán.62.33 Durante los meses de febrero y marzo de 2003. En primer lugar. un matrimonio rumano muere en circunstancias similares y el perpetrador del doble asesinato deja en la escena del delito el tres y el cuatro de copas. el homicida le había disparado en la cabeza y cerca del cuerpo se encontró una carta de la baraja española (el as de copas). El 24 de enero un hombre de 50 años había sido asesinado con un disparo en la parte posterior de la cabeza. se señaló que los cinco asaltos no estaban relacionados dado que. y aún otros. el 3 de julio de ese año. Otra personas plantearon que se trataría de alguien supersticioso que no pararía de matar hasta terminar con toda la baraja. el hombre es herido gravemente a causa de un disparo en la cabeza y la mujer sale ilesa del atentado gracias a que el arma se encasquilla. Esta coincidencia es importante dado que esta pistola es poco frecuente y procede de la extinta Unión Soviética. En los casos en que aparecían las cartas el asesino era más cuidadoso y mostraba preocupación por recoger la evidencia. no se volvieron a perpetrar casos similares. Por otra parte. en algunos. el agresor deja cerca de la víctima el dos de copas. los hechos ocurridos en el bar de Alcalá se atribuyeron a un ajuste de cuentas y. El 5 de febrero se halló el cadáver de un chico de 28 años junto a una parada de autobús próxima al aeropuerto de Barajas. el 7 de marzo. Respecto a la motivación del responsable de los asesinatos. se dijo que sus características físicas probablemente habían hecho que el agresor supusiera que eran extranjeros. aunque algunas víctimas eran de nacionalidad española. Se plantearon varias hipótesis. unas con respecto al número de responsables y otras con relación a la motivación que podía tener el autor de los hechos. plantearon que se trataría de una persona que estaba intentando hacerse famoso a través de sus crímenes. y en otros el sujeto actuaba como asesino múltiple. En último lugar. se consideraba que no podían ser obra del mismo asesino. sólo en algunas escenas aparecía el naipe. se sugirió que los delitos obedecían a una personalidad xenófoba que atacaba inmigrantes y. se atacaba a una única víctima. El primero de estos ataques ocurrió antes del primer homicidio relacionado con el naipe. un hombre dispara a sangre fría a una pareja de ecuatorianos. Sólo once días después. como había ocurrido sólo pocas horas después del primer homicidio en que se dejó un naipe. y en los homicidios que no se encontraba una carta. Finalmente. se conocen otros dos asaltos en los que coincide el tipo de arma: una Tokarev de calibre 7.se presentó en las dependencias policiales de Puertollano (Ciudad Real) y se autoinculpó de los cinco asaltos en que murieron 6 personas y 2 resultaron gravemente heridas. Otra hipótesis señaló que el autor podría haberse fugado de un hospital psiquiátrico. Además. la comunidad de Madrid fue escenario de una serie de homicidios que plantearon la posibilidad de que un asesino en serie estuviera actuando en diferentes lugares.

con base en los conocimientos de la criminología. Los asesinatos tomaban la forma de una auténtica ejecución. la hipótesis de que fuera solo un individuo seguía siendo posible aún con estas variaciones. observó la baja probabilidad de que padeciera de un trastorno psiquiátrico. planteó que se trataba de un solo asesino debido a que se usó el mismo tipo de arma y el modus operandi guardaba importantes semejanzas en todos los casos: la aproximación a las víctimas era sorpresiva y no mediaba ninguna interacción con ellas. . Veamos en que se fundamenta cada uno de estos puntos. como ocurría en este caso. para lo cual es necesaria cierta destreza.34 Perfil A partir de la información disponible. el método para dar muerte fue el mismo -una actuación rápida en la que disparaba a la cabeza de sus víctimas-. En el cuadro 12 –primera columna. junto con la procedencia del arma fue posible a partir de la información ofrecida por miembros de las fuerzas de seguridad. Vicente Garrido utilizó la técnica del perfil para describir y explicar. no las violentaba verbal. La hipótesis de que se trataba de dos agresores debido a que no había un elemento común en las víctimas y la variación de asesinato múltiple. tortura) ni indicios de un móvil diferente al homicidio (como robo o asalto sexual). especialmente por el hecho de utilizar una poco frecuente y porque en el caso del bar disparó a una distancia de hasta 7 metros. Así. En primer lugar. Además. de hecho lo describió como un “asesino en serie por reconocimiento”. fue descartada porque hay información disponible sobre casuística similar en la que los individuos que combinan el homicidio serial y múltiple suelen usar 49 armas de fuego y escoger las víctimas al azar. Esta inferencia. Garrido propuso la hipótesis de que se trataba de un asesino y no de dos. sino la de un hombre que se siente humillado y que busca reconocimiento. y en las estadísticas de agresores sistemáticos. Las características demográficas y físicas se basaron en las declaraciones de algunas víctimas y testigos.se resumen los puntos del perfil. La ocupación se relacionó con su maestría con las armas. las características más probables de una persona capaz de actuar de esta manera. También explicó que la motivación del individuo no era la de un sádico que disfruta con el dolor de sus víctimas. no hubo sadismo (por ejemplo. física o sexualmente.

Unos medios de esta naturaleza revelaban que su autor tendría graves problemas de relación. era evidente el distanciamiento y el trato impersonal. Está sin trabajo o si lo tiene es un empleo poco cualificado. por ello la hipótesis de que vivió un evento humillante poco antes del inicio de los asesinatos. Si busca reconocimiento a través de sus crímenes es porque en otras áreas de su vida no lo ha logrado.. Respecto a la relación con las víctimas. con un fuerte resentimiento hacía la gente en general. 4. Vive solo o quizás con algún familiar como su padre o madre ya mayores. se infirió que se trataba de una persona solitaria y que hablaba poco. el poco significado que tenían para el agresor. 3. Tiene un trabajo relacionado con el uso de armas . El homicida necesitaba ser reconocido. 2. Fuente: elaboración propia a partir de la información publicada en El Mundo (2003). buscaba poder y admiración. Hombre que tendrá entre 25 y 30 años. las víctimas sólo eran un pretexto para un ego que se quiere destacar. Nivel educativo bajo. Esta apreciación sustenta varias de las inferencias del perfil. Galán confesó su actuación en los cinco asaltos. dificultades académicas fracaso en los estudios. Además. por lo mismo es poco probable que se trate de una persona que sobresalga en los estudios o en el trabajo. Ex-cabo (estuvo en el ejército hasta el 22 de diciembre). 50 Perfil realizado por Vicente Garrido Características de Alfredo Galán Sotillo (asesino confeso). el que haya decidido matar pudo deberse a un hecho desencadenante que le recordó de modo intolerable “que no era nadie”.35 Ahora bien. Cuadro 12. 6. La evidencia física disponible apoya esta idea. 5. Comparación del perfil elaborado por Vicente Garrido y descripción de las características del hombre que confesó ser el autor de los cinco ataques. Dado que el comportamiento durante el crimen suele relacionarse con la conducta en otras esferas de la vida del individuo. si las víctimas no le daban dinero o satisfacción sexual ¿por qué las agredía? Tal como lo explicó Garrido.

No se trata de un delincuente profesional 9. En el momento del arresto vivía con su hermana. Los cinco asaltos son obra del mismo autor. que se hundía con facilidad (publicado en El Mundo de 24 de marzo de 2003) 1. 8. El año anterior (2002) protagonizó actos agresivos durante el servicio. 11. Los que le conocen dirán Los vecinos y personas que le de él que es “raro”. Vigilante de seguridad (dejó el trabajo en junio). conocían le describen como una “solitario”. Bosnia entre agosto y diciembre del año 2000 y entre mayo y octubre del año 2002. Ha estado en el ejercito. Hablará con persona introvertida y que se pocas personas relacionaba poco con el resto de la gente. En abril un juzgado de Alcobendas cursó una orden de averiguación de su domicilio por una causa abierta. se trata de un hombre humillado que quiere desquitarse de una vida gris que le ha hurtado reconocimiento.36 Estuvo en dos misiones 7. Quienes lo conocían lo describen como una persona que hablaba poco. En enero de 2003 un juzgado de Puertollano recibió un exhorto de un juez de Madrid en el que solicitaba que Galán compareciera. No disfrutó especialmente con el sufrimiento de sus víctimas ( no hubo tortura ni mantuvo interacción con las víctimas). Puede tener antecedentes de denuncias por conducta violenta o amenazas graves. Allí compró el arma. 10. . En el 2001 fue denunciado por delito contra la seguridad del tráfico por conducir bajo los efectos del alcohol. No es un sádico. Es hombre y tiene 26 años Sus profesores lo consideraban un estudiante pésimo. Sus profesores del instituto lo describen como una persona débil. no tenía novia y nunca se le había visto con una chica. No se ha escapado ni ha sido humanitarias de España en dado de alta de un hospital psiquiátrico.

la violencia que Galán usaba en sus homicidios es instrumental: las víctimas son un medio para satisfacer sus necesidades.la cuenta pendiente. Es un asesino que se desplaza para cometer sus delitos. algo que no habría logrado por otros medios en su vida. tuvo un enfrentamiento con un superior y sobrevino una crisis de estrés.era poco probable. el sitio donde residía cuando se entregó estaba dentro del círculo que se trazó entre los dos lugares más lejanos de las cinco agresiones. quien actúa con esta motivación lo hace con odio y las víctimas tienen un significado importante para él. le hacen tener el control de la situación. Si se tratara de un ajuste de cuentas el homicida no tendría necesidad de asesinar a más de una persona. 12. Galán vivió en diferentes sitios durante la ocurrencia de los crímenes. Desde el 22 de diciembre del año anterior tenía la baja médica por insuficiencia en sus condiciones psicofísicas. no las insulta y no les da ninguna explicación. Seguirá actuando.antes de disparar? Generalmente. En cuanto a la humillación. la hipótesis de la xenofobia -matar a otro porque es diferente. por discriminación. Además. Esto también es evidente después de su entrega. desde el centro de un círculo a diferentes puntos cardinales de la periferia y provincia de Madrid. las humilla de un modo activo que exige una interacción con ellas. un despido o un rechazo amoroso. y este no era el caso de los crímenes analizados. Salvo los hechos relatados en el punto 9.37 A Galán le destinaron a recoger chapapote. aunque irá controlando los momentos en que lo hará. 14 días antes de los últimos asesinatos recibió la baja del ejército (4 de marzo). No sería extraño que hubiera pasado pocos días antes de su primer crimen por una experiencia humillante para él. pero no hay evidencia de un trastorno grave. Por ello. le convierten en alguien importante. 13. Galán no había cometido delitos habituales. 51 14.tampoco era muy plausible. sus compañeros del instituto lo consideraban el tonto de la clase que era objeto de burlas y de palizas.que además es tan “listo” que puede matar impunemente y decidir quién vive y quién muere. estas palabras le permiten ubicarse en una posición superior a la policía. El agresor arremete contra tres personas sin interactuar con ellas. Luego de varias horas de declaraciones no quiso continuar con sus relatos y dijo que estaba “cansado de la policía y de su ineptitud e ineficacia”. Otro punto clave es el control evidente en la escena del crimen que lleva a suponer que no se trata de una persona con antecedentes psiquiátricos. en los casos de ajuste de cuentas el agresor le dice a la víctima antes de morir la razón de su muerte o el nombre de la persona que le ha enviado. De hecho. se le dio la baja para que recibiera tratamiento. Con relación a la hipótesis del ajuste de cuentas -en el caso del bar de Alcalá de Henares. después de la . ⌦ No volvió a atacar y se entregó a las fuerzas de seguridad. El reconocimiento que busca lo logra porque adquiere una nueva identidad – el “asesino de la baraja”. ¿qué sentido tendría matar a dos personas que no tienen relación entre sí –el hijo de la dueña del bar y una clienta que hablaba por teléfono-? Además ¿por qué el autor no señaló las razones de la muerte .

de acuerdo con la teoría de las actividades rutinarias. se deshizo del arma y quemó algunos recortes de prensa que hablaban de los asesinatos. donde suelen ir los militares en sus días libres. Este punto es importante si se tiene en cuenta que la información disponible para la guardia civil puede ser distinta a la empleada por la policía nacional. Una persona capaz de planear sus actos de esta manera difícilmente estaría en el curso de un trastorno psiquiátrico. Además. En el caso del “asesino de la baraja”. . la tercera actuación ocurrió en la zona donde vive una de sus hermanas y donde él residió en las últimas semanas antes de su entrega.p. Fuente: Interviú – 24 de marzo de 2003. a pesar de que Galán intentaba cometer los delitos y vivir en sitios diferentes para no “ubicarse dentro del círculo” propuesto por la teoría de Canter –según explicó la policía. En cuanto a la ubicación geográfica. Por ejemplo: (1) Lla reducida disponibilidad de la información de los casos analizados de la que dispone el perfilador y que sería posible obtener de las fuentes de seguridad con su debida reserva. y el lugar del cuarto ataque era familiar para el individuo porque su último destino militar fue Goloso. De haberse tenido en cuenta la hipótesis de un solo agresor y las características descritas en el perfil. Cuadro 13. El lugar en el que mató a su primera víctima era conocido para él porque vivió en esa zona y frecuentaba algunos sitios de ocio por allí. Desafortunadamente. otras se empeñaban en las hipótesis de xenofobia y del ajuste de cuentas. el cruce de esta información hubiera ayudado a reducir el círculo de sospechosos y contribuido así a la solución del caso. también es evidente que el asesino estaba familiarizado con los diferentes sitios en que ocurrieron los hechos. y que de no contarse con coordinación entre ellos se puede incurrir en competencias entre jurisdicciones. Mapa de las diferentes actuaciones de Galán y representación de la teoría del círculo.38 entrega se supo que el asesino había conseguido un trabajo después de tener la baja en el ejército y que planeó las actuaciones de tal forma que en los homicidios en que dejaba las cartas recogía los casquillos. mientras algunas autoridades estaban a favor de la hipótesis de un asesino serial. ya que cuando se entregó vivía con su hermana en Alcalá de Henares. puede llevar en cambio a cometer errores graves. y en las que dejaba estos no dejaba el naipe. 36. aún su aplicación en el ámbito de la investigación criminal es limitada y suele verse afectada por varios factores. Además. que en lugar de ayudar a la solución de los casos. (2) La colaboración entre las autoridades y los criminólogos puede contribuir en gran medida a la solución de casos como estos. en el cuadro 13 podemos observar que el individuo sí vivía dentro de la zona trazada. Va inserta figura Las posibilidades de esta técnica en la investigación criminal El análisis de este caso y la comparación con los datos del responsable de los homicidios permite observar que la técnica del perfil criminológico puede ser una herramienta muy útil. cercano a Tres Cantos. la ubicación del segundo homicidio se relaciona con el trabajo de Galán (guardia de seguridad en el aeropuerto). La posibilidad de que diferentes cuerpos de seguridad del Estado estén a cargo de la investigación de distintos delitos que pueden obedecer a un mismo responsable.

junto con la información del resto del perfil y la derivada de las zonas geográficas que tenían significado para el agresor.”. consideramos que antes de evaluar la eficacia de los perfiles. Estas dos aproximaciones no son incompatibles y.. Recuérdese que de modo explícito Garrido planteó la posibilidad de que el asesino había sido despedido de su trabajo antes de iniciar la serie de crímenes. Como lo señaló Tomás Ortíz el domingo 6 de julio en el periódico ABC: “se han cumplido muchas de las predicciones formuladas a raíz de estos hechos. por el contrario. tal como se ha hecho recientemente en España. Dentro del listado de conocimientos que fundamentan la técnica del perfil destacan las variables que se han identificado en los escenarios de los delitos.. en las víctimas y en los delincuentes. pudo ser de gran utilidad. resulta necesario adaptar los perfiles al contexto en que se aplican e informar de sus resultados para contribuir al mejoramiento de esta técnica en el futuro. Resulta necesario continuar la tarea de dar sustento teórico y empírico a la elaboración y aplicación de los perfiles criminológicos. .39 En particular. la preocupación en esta área debe centrarse en el estudio de las posibilidades que dicha técnica ofrece a la investigación criminal.. Es evidente que. Dado que la mayor parte de la literatura sobre este tema proviene de Estados Unidos y Reino Unido. 7.quedan desdibujadas las afirmaciones de charlatanes más o menos asiduas como que dejaría de matar al completar las figuras de la baraja. Esto. el significado de las copas. Finalmente. la información sobre la humillación días antes del primer asesinato combinada con la del tipo de ocupación del agresor.. y los esfuerzos que se han hecho para evaluar empíricamente las relaciones existentes entre ellas. 1990). Galán fue dado de baja médica el 22 de diciembre de 2002 y el 4 de marzo de 2003 se desvinculó definitivamente del ejército. las predicciones de quienes tienen conocimientos específicos para realizar perfiles criminológicos superan el nivel de acierto esperado por el azar y pueden ser más precisas que las realizadas por otras personas (Pinizzotto y Finkel. pueden co-existir aportando datos provenientes tanto del análisis de casos individuales como de la comprobación empírica. Los asesinatos comenzaron el 24 de enero. Conclusiones La técnica de elaboración de perfiles se nutre de los resultados tanto del método clínico como del estadístico. hubiera permitido identificar a aquellas personas de la policía o del ejército con faltas disciplinarias graves o en una situación de baja transitoria o definitiva. como han señalado los estudios de fiabilidad de los perfiles.