You are on page 1of 134

Morfodinámica de las Redes Replicantes-Procesadoras

Evolucionarias en Operación Transferente

(Un primer aporte para una “Teoría Restringida de la
Relatividad Mórfico-Informacional Transferente”)

Índice
I

A modo de prólogo preliminar
II
Transformaciones de Galileo-Schreiber y Lorentz-Schreiber
para las Redes Replicantes-Procesadoras Operativas:

Principio de Invarianza o Densidad Máxima Constante

Observable de Procesado: Los Fundamentos para una Teoría
Restringida de la Relatividad para la Morfodinámica de los
Procesos Morfogenéticos Transferentes en las Redes
Evolucionarias

III
Consecuencias: Efectos Relativistas Mórfico-Informacionales
para la Transferencia
III.1
Efecto de “Dilatación” del Nº Integral de Operaciones
Procesadoras”
III.2
Efecto de incremento de la “carga” o cantidad bruta de
información transferida

III.3
Efecto de “Contracción” del “Desplazamiento Informacional o
Morfo-Cinético”, es decir del Nº de Operaciones de Réplica
por Unidad Discreta Codificadora de Información
IV
Interpretación y Ejemplos Numéricos: Unos cuantos

“Gedankenexperiment” (“Experimentos Mentales”) al más
“puro estilo Einstein”
V

Conclusión y Reflexiones. Una “Cuarta Ley” de Prospectiva
que añadir a las “Tres Leyes de Clarke”

VI
Dedicatoria y Agradecimientos
VII
Bibliografía y Referencias

I
A modo de prólogo preliminar
Al lector interesado en el contenido de este ensayo quien no

conozca previamente los trabajos previos de su autor en el campo
de la Teoría de la Transferencia por Imprimación Ambiental

entre Redes Psicofísicas o Psicobiológicas Abiertas formadas por

unidades Replicantes-Transductoras o Procesadoras de
Información, de morfo-dinámica o formato funcional

exponencial secuencial y algoritmo evolucionario- reactivo-

adaptativo, le recomiendo vivamente revise antes de abordar éste

aquéllos otros estudios. Asimismo, el orden en el cual le aconsejo
como autor hacerlo – que no coincide con el de redacción y
publicación en mi blog de www.scribd.com, pues las “Musas
Daimónicas” son caprichosas –, es el siguiente: Ensayos I y II

sobre un Nuevo Paradigma Evolutivo; Genes y Memes: Teoría

Cinética de los Replicadores Evolutivos Transferentes; Teoría de
Redes y Transferencia; Genes y Memes (II): Analogía estructural
y funcional entre el código genético y el lenguaje humano. El

Principio de Coherencia como nuevo Paradigma Holográfico del

ADN; Ensayos III-VI sobre un Nuevo Paradigma Evolutivo;
Ensayo VIII (y final) sobre un Nuevo Paradigma Evolutivo;

Cinética y Termodinámica de la Adsorción Psicofísica por

Transferencia y, por último, el que jugaría el papel de “inmediato
precedente conceptual” a este, Cosmología de los Procesos

Evolutivos Biológicos y Culturales, o Cosmología de los Genes y

los Memes: Los “Universos” Replicantes-Procesadores o
Transferentes

Evolucionarios

(UTEs).

(Una

primera

aproximación a las Ecuaciones Generales de “Cosmología

Morfogenética Evolutiva” y sus principales Casos-Tipo

dinámicos). Asimismo, mi análisis acerca de la “Pangénesis

Universal” o “Paradigma Darwiniano-Cuántico de la Realidad”,
– aun cuando no es estrictamente necesario para la plena
comprensión del cuerpo principal del texto –, se halla en

Mecanismos Psicofísicos y Psicobioquímicos de la Acción de la
Mente sobre la Materia (II): El `Dilema de los Dilemas´,

Medición-Observación Cuántica y la Naturaleza de la Realidad
Física.

Los restantes ensayos no son precisos para afrontar la lectura
comprensiva del presente, por ello no los señalo ni incluyo en el
apartado de Bibliografía y Referencias, aunque quedan a libre
disposición – como no podría ser de otro modo – para aquellos

de mis Muy Queridos, Amables y Pacientes Lectores de “nueva
cosecha” interesados en aventurarse en sus “jardines”.

Los demás – ya veteranos en desbrozar “las selvas de mi prosa
científico-divulgativa”, ya saben “de que va la música”, y pueden
iniciar la “audición de esta nueva pieza” de inmediato.

Fundamentos, Conceptos Previos: Psicofísica o Biofísica
Fundamental de la Impregnación Ambiental Transferente para
un Sistema en Red Abierta Replicador-Transcriptor-Transductor
(Procesador) Evolucionario

Suponiendo – por tanto – que todos ustedes ya conocen lo
esencial del contenido mi Teoría de Transferencia por
Imprimación Ambiental, tanto en su vertiente o aplicación
biológico-evolutiva (transferencia genética), como sociocultural
(transferencia de memes), convendrán conmigo en que la “Piedra
Angular” o “Principio Básico” sobre el que se sostiene todo el
edificio propuesto por este humilde librepensador es la
demostración de la Ecuación de Schreiber del Estado

Transferente, ver“Genes y Memes: Teoría Cinética de los
Replicadores Evolutivos Transferentes”. Ésta es el fundamento o
cimiento de todo el desarrollo cinético y termodinámico posterior
de la Teoría de la Transferencia, junto al teorema que prueba la
formulación de la “Ley Empírica del Imprimatur” en términos de

la Teoría de Redes (“Teorema Báthory-Schreiber de las Redes

Psicobiológicas”, consultar “Teoría de Redes y Transferencia”).
Pues bien, según la primera: Todo sistema en Red compuesto por

un número más o menos elevado pero finito de nodos-unidades
replicantes-transcriptoras/retrotranscriptoras-transductoras –
es decir, procesadoras o transferentes de energía-información
según un patrón “genético/memético” o evolucionario análogo al
código genético y el lenguaje simbólico humano de
representación cultural o arquetípica –, obedece a la ecuación:

Πt τ(f) = Kat βs
(Ec. 1)

Donde:

Πt = Potencia consumida durante el procesado completo de
unidades portadoras de estímulos/información, o proceso de
transferencia, en W.

τ(f) = Tiempo o Periodo Promedio de Actividad-Expresión del
Factor Codificado o Transferido (f), en s.

Kat = Constante de Actividad Transferente, en J (W.s)

βs = Nº Integral de Operaciones de Procesado realizadas
(recepción+réplica+transcripción/retrotranscripción+transduc
ción = procesado) durante el proceso de transferencia,
(adimensional).

Si comparamos esta ecuación de estado con la que describe el
comportamiento de los gases ideales o “perfectos”, la más que
famosa y archiconocida “Ecuación de Clapeyron”:

PV=nRT
(Ec.2)

Resulta fácil percatarnos de que existe una fuerte analogía
formal entre ellas en un sentido físico-matemático, ya que el
factor (P V) equivale igualmente a una magnitud de energía, con
lo cual, lo que expresa la segunda igualdad – traducido al
lenguaje verbal o escrito común humano – es, más o menos algo

como:
“El trabajo o energía consumida o liberada en la compresión o
expansión de una masa de `n´ moles o unidades moleculares de
un gas cualquiera es directamente proporcional (R = Constante
de los gases ideales), a su Temperatura absoluta (K)”.

Del mismo modo, la traducción del significado de la Ecuación

de Estado Transferente ha de ser semejante a:
“El trabajo o energía consumida o aplicada en la recepción y
procesado, decodificador o codificador de un paquete de `n´
unidades portadoras de energía-información, en cualquier
sistema en red replicador/procesador de morfo-dinámica
evolucionaria, es directamente proporcional (Kat, donde se

incluye `n´) al Número Total de Operaciones de Procesamiento
requeridas para completar dicho proceso de Transferencia”.

La Ecuación (2) – obviamente la primera, empero, en términos
históricos – así como su interpretación, constituyen la raíz del
fastuoso e imponente “monumento clásico” de la Teoría Cinética
y la Mecánica Estadística de la Materia, soportes de la Cinética y
la Termodinámica que rige los mecanismos de transformación
de estados y conversión de energía en el mundo de las partículas
físico-químicas a escala macroscópica…; La Ecuación (1) – su
“heredera”, sin embargo, en el curso del pensamiento científico
–, y su equivalente en el plano de la teoría energéticoinformacional de los procesos análogos entre redes evolutivas,
desde el nivel biomolecular-genético hasta el memético-cultural,

la semilla de una posible “nueva catedral paradigmática”… Un
recién nacido “templo” dado a luz entre los esfuerzos de genios
como los matemáticos creadores de la Teoría de Información, la
Teoría de Redes, la potente y originalísima idea del Dr. Dawkins
(creador del concepto de “meme”), y los de algunos “heterodoxos
locos” a los que se suma este modesto profesor y bioquímico…
Pero, como les explico al final de mi trabajo Cinética y

Termodinámica de la Adsorción Psicofísica por Transferencia ,
su germen (nunca mejor dicho), se hallaba ya “impregnado” (de
nuevo, el juego de palabras no puede ser más idóneo), en el
propio pensamiento especulativo maduro y tardío de otra de las
más grandes mentes que jamás le fue dado contemplar y
disfrutar a la Humanidad: La del mismísimo Charles Robert
Darwin…

Mas continuemos con nuestra interesantísima comparación:
Ambas ecuaciones se muestran – de hecho – físicodimensionalmente análogas o equivalentes, sin otra operación
mental-conceptual que establecer las “equivalencias” entre
magnitudes o variables fundamentales de estado siguientes:

Teoría Cinética-Mecánica Teoría Cinética-Dinámica
Estadística de la Materia

de las Redes
Transferentes
Evolucionarias

Presión (Fuerza aplicada

Potencia o Intensidad de

por unidad de superficie

Emisión/Estímulo

que provoca o deriva del

“Imprimante” ambiental

cambio, nº de choques

bajo condiciones

efectivos entre partículas

adecuadas sobre el

y de éstas con la “pared”

“soporte receptor

del sistema)

receptivo”, nº de “choques
efectivos” entre los

portadores discretos de
energía-información y los
“sensores” de la Red
Volumen (Extensión

Tiempo de Actividad-

espacial del movimiento-

Expresión del factor de

interacción de las

código transferido

partículas)

(Extensión temporal de la
interacción transferente y
sus efectos
reactivos/adaptativos)

Temperatura Absoluta

Número Total de

del Sistema (Nivel de

Operaciones de Procesado

energía cinética o grado

de los portadores

de movimiento medio de

ondulatorio-

sus corpúsculos

corpusculares de energía-

interactuantes. Esto es,

información

“tamaño energético-

decodificables/codificable

cinético” promedio del

s. Es decir, “tamaño

sistema)

energético-informacional”
del contenido/estímulo
transferido)

(Tabla 1)

En realidad – si recuerdan, revisan o acuden a la demostración
de la Ec.1 en mi paper Genes y Memes, Teoría Cinética de los

Replicadores Evolutivos Transferentes, ya reseñado varias veces
– dichas equivalencias derivan de otras que afectan a pares de
magnitudes y constantes cinemático-cinéticas y dinámicotermodinámicas fundamentales, a saber:

Teoría Cinética-Mecánica Estadística de la

Teoría Cinética-Dinámica de las Redes

Materia

Transferentes Evolucionarias

Masa de las Partículas (m)

Cantidad bruta o “peso” de información
transferida (i)

Velocidad media de las mismas (v), o cociente

Densidad promedio de información transferida

entre el desplazamiento promedio y el tiempo

(ρ), o razón entre el número promedio de

total requerido para verificarse dicho

unidades elementales discretas portadoras de

desplazamiento: dr/dt

información transferidas (nr) y el de
operaciones procesadoras totales precisas para
decodificarlo/codificarlo y traducirlo: dnr/dβs

Cantidad de Movimiento, Momento Lineal o

Momento o Impulso Transferente

Impulso Mecánico medio de las partículas

(it = i ρ)

(p = m v)
Esfuerzo Transferente, Costo o Consumo
Fuerza Promedio aplicada en los choques entre
partículas y las de las “paredes” de su recinto, o
relación de la Variación de Momento Lineal y el
tiempo de interacción (F = dp/dt)

Constante de Boltzmann (kB)

Energético-Neguentrópico Medio por unidad
transferente, o razón entre la Variación del
Momento de Transferencia y el Número de
Operaciones Replicantes-Transductoras precisas
para ejecutarlo (Tef = dit / dβs)

Constante Entrópica (o Neguentrópica) de
Transferencia, o Factor de Actividad
Transferente por unidad de Temperatura del
Sistema, supuesta invariante (Transferencia
Isoterma), KTΣ

(Tabla 2)

Bien, pues ya establecidas las premisas de nuestro “modelo
analógico”, podemos dar inicio al estudio cinemático o cinético
de las Transformaciones de Componentes, Variables de Estado

o “Coordenadas Operacionales” para la Transferencia en el seno
de Redes Replicantes/Transductoras o Procesadoras de
secuencias operativas lineales-exponenciales y algoritmos
reactivo/adaptativos

evolucionarios

ante

los

impactos

traumáticos perturbadores ambientales, bien se trate de Redes
Culturales de Memes transferidos entre cerebros o
Biomoleculares/Celulares de Genes.

II
Transformaciones de Galileo-Schreiber y Lorentz-Schreiber
para las Redes Replicantes-Procesadoras Operativas;

Postulados Einstein-Schreiber de Invarianza o Densidad
Máxima Constante Observable de Procesado: Los

Fundamentos para una Teoría Restringida de la Relatividad
para la Morfodinámica de los Procesos Morfogenéticos
Transferentes en las Redes Evolucionarias
II.1
Transformaciones de Galileo-Schreiber y Lorentz-Schreiber
para las Redes Replicantes-Procesadoras Operativas

Sean S y S' dos “observadores-medidores” virtuales de los
cambios experimentados por las Variables de Estado
Transferente en una Red Morfogenética Evolucionaria (de genes
o memes) que sufre un “desplazamiento operativo” (proceso de
réplica ⇔ transcripción (y/o retrotranscripción) ⇔ traducción
ante determinados estímulos ambientales). La denominaremos
“Red Operativa o Cinemática”.
Puesto que el acto mismo de observar-medir implica
transferencia o intercambio de información, si suponemos que S
se halla ligado a la misma Red Operativa “Fija” o de Referencia y
por tanto mide el tráfico de información de la Transferencia en
“secuencia real”, mientras que S´ recibe y procesa los datos con
una “pérdida o decremento” relativo de densidad de información
respecto a S dado por Ρ = d(Nr´/dβs) = Cte, inevitable por el
“efecto fotocopia” inseparable de toda transmisión de paquetes o

q-bits de información entre dos Sistemas Informáticos,
tendremos que – en primera aproximación según la Analogía
Fundamental Postulada en las Tablas 1, 2 y derivada de la Ec.1 –,
se cumplirá la siguiente relación:
Nr´ = Nr – Ρ βs
(Ec. 3)
Donde:

• Nr´ = Nr´ (p´1, p´2, p´3) = Vector Operacional o de
Desplazamiento Cinético medido respecto al Observador S´;
Siendo p´1, p´2 y p´3 las “componentes o coordenadas de
procesado” del estado transferente: p´1 = Secuenciado, lectura

o “desplazamiento” replicante por unidad mínima elemental
de código, p´2 = secuenciado, lectura o “desplazamiento”
transcritor/retrotranscriptor por unidad mínima elemental
de código, p´3 = secuenciado, lectura o “desplazamiento”
traductor por unidad mínima elemental de código.
• Nr = Nr (p1, p2, p3) = Vector Operacional o de
Desplazamiento Cinético medido respecto al Observador S.
Naturalmente, el significado de las componentes de lecturas
son las mismas, pero las “absolutas” verificadas en la Red, no
las “aparentes” determinadas por el Observador con
“desplazamiento operacional” relativo uniforme respecto a
ella.
• Ρ = Vector de Pérdida de Densidad Informacional Relativa
de S´ frente a S. (Lógicamente, dicho efecto se produce

también en función de las tres “coordenadas operativas” que
componen el procesado, de ahí su carácter vectorial).
• βs = Nº Integral de Operaciones de Procesamiento o “grado
de avance-lectura secuencial total” durante todo el intervalo
de Transferencia. Se supone constante y absoluto respecto a
cualquier Observador al considerarse independiente de las
“velocidades de lectura” o densidades de información.
Como es obvio teniendo en cuenta nuestro Modelo Analógico,
esta expresión equivale para la Psicofísica o Biofísica de Redes
Evolucionarias Procesadoras a esta otra igualmente fundamental
en la Física Mecánica de Partículas en Movimiento:
r´ = r – V t

(Ec. 4)
En la cual, r´ (x´, y´, z´) y r (x, y, z) representan los
desplazamientos de un móvil medidos respecto a un Sistema de
Referencia “Fijo” y otro que se mueve a velocidad relativa V
respecto al primero, t el tiempo y – evidentemente – las tres
coordenadas espaciales de desplazamientos son análogas a las
tres componentes operativas de secuenciado lineal o
procesamiento.
La Ec. 4 es la famosa Transformación de Galileo, que demuestra el
célebre “Postulado de Galileo”: Todas las Leyes Físicas Dinámicas
se cumplen de modo Invariante respecto a cualquier Sistema de
Referencia u Observador que se halle en reposo o movimiento
rectilíneo y uniforme (V = Cte) respecto a él*. Los que se conocen
por “Sistemas Inerciales”.

La demostración de este enunciado es patente, pues, si derivamos
(4) respecto al tiempo, al ser dicha velocidad relativa invariable:
v´ = v –V
(Ec. 5)

Y, por tanto, derivando de nuevo:
a´ = a
(Ec. 6)
La aceleración del movimiento sería siempre la misma medida

respecto a dos Sistemas Inerciales cualesquiera (Principio de
Equivalencia).
Considerando más adelante la relación establecida por Isaac
Newton entre Fuerza Resultante Aplicada F cual producto de la
masa-inerte m del cuerpo y la aceleración a o cambio en el valor
absoluto o módulo de la velocidad rectilínea que tal fuerza le
produce, es elemental deducir que:
m a = m a´
Esto es:
F +F´ = 0
(F´ = – m a´ = Fuerza de Inercia )
(Ec. 6)

O Principio de las Fuerzas de Inercia de Newton.
Que expresa lo afirmado en (*) de forma cuantitativa.
De modo formalmente equivalente, derivando (3), respecto al Nº
Integral de Operaciones o Nivel de Avance del Proceso LectorProcesador, se obtiene:

ρ´ = ρ – Ρ
(Ec. 7)
La Relación de Densidades de Información Procesadas, donde,
como es lógico, d(Nr´/dβs) = ρ´, d(Nr/dβs) = ρ y d(Ρ

βs)/dβs = Ρ = Cte.
Y realizando igual operación a la par que multiplicamos ambos
miembros por la cantidad de información bruta transferida, i:
i (dρ´/dβs) = i (d ρ/dβs) – i (d Ρ/dβs)
Es decir:
d(i ρ´/dβs) = d(i  ρ/dβs) – (di  Ρ/dβs)
Esto es:
Tef + Tef ´ = 0
Tef ´ = – d(i ρ´/dβs) = “Esfuerzo Transferente Inerte” o

“Pérdida de Esfuerzo Informacional por Desplazamiento
Operacional Relativo o Efecto Fotocopia”
(Ec. 8)
Análogo a (6), podríamos denotarlo por Principio NewtonSchreiber de Inercia-Equivalencia Morfogenética-Informacional.

Observemos que tanto la ecuación de transformación de
componentes (3) como el principio de equivalencia-inercia (8), se
apoyan en tres supuestos implícitos, a saber:

1) El Nº Integral Total de Operaciones de una Transferencia de
Información dada es independiente de la longitud de lectura
(nº de operaciones procesadoras por unidad mínima de

código con significado propio) y de la densidad de
información procesada (velocidad de operación). Por tanto

es “absoluto” frente a cualquier Sistema de ReferenciaObservación o medida de tráfico informacional.

2) No existe – por ende, al partir como “axioma” del Principio

de Causalidad Informacional”, el Estímulo ha de preceder a

la Respuesta – ningún “máximo posible u observable
constante” de densidad de información procesada o “rapidez
operacional”.

indefinidamente”.

Teóricamente,

podría

“aumentar

3) Las cantidades totales o brutas de información transferidas
son constantes para cada proceso, y por ello asimismo

independientes de los desplazamientos cinéticos o longitudes
de lecturas y de las densidades de información tratadas para

cualquier Sistema de Referencia u Observador-Medidor.
Como era de esperar teniendo en cuenta la naturaleza de la
Equivalencia de Magnitudes inferida a partir de la Ecuación
Fundamental del Estado Transferente, estos tres “Postulados
Implícitos” son por completo análogos a los que también asume a

modo de “Principios Axiomáticos” a priori todo el edificio teórico
de la Mecánica Clásica:

1) El tiempo es independiente de los desplazamientos,
movimientos o velocidades relativos entre los Sistemas de
Referencia Inerciales. Se trata – por definición – de una
magnitud absoluta inalterable para todo Punto de
Observación.
2) Por consiguiente – al deber cumplirse siempre el Principio de

Causalidad (la Causa debe preceder al Efecto) – la velocidad
no puede poseer un límite máximo superior. Puede crecer
más y más o “tender a infinito”.
3) La masa-inercia es una constante propia de cada cuerpo que
mide su resistencia a cambiar de velocidad por acción de una
o varias fuerzas aplicadas. No varía jamás con los
movimientos ni las velocidades relativas para ningún Sistema
de Referencia.
Aunque la índole de las magnitudes de desplazamientos y
velocidades es genéricamente vectorial, por comodidad se suele
simplificar la formulación suponiendo que el movimiento relativo
acontece siguiendo un “eje” o dirección lineal, x, manteniéndose
invariantes por ello las coordenadas de los otros dos. Esto
equivale matemático-geométricamente a emplear los módulos de

las magnitudes indicadas en valor absoluto y considerar que su
dirección y sentido tangentes a la trayectoria tridimensional en
cada punto dados por el vector unitario ut equivalen a dicho eje
X. No cambia nada conceptual o esencialmente y es mucho más
simple de escribir. Reformulemos – por ende – (4) de este modo
mucho más sencillo y habitual:

Transformación de Galileo
x´= x – V t
y´= y
z´= z
t´= t

(Ecs. 9)
Aquí añadimos t´=t con el mero objeto de remarcar el carácter
invariante o absoluto del tiempo en el marco de referencia clásico.
Análogamente, en nuestra Teoría de las Redes Evolucionarias
Transferentes operantes en nuestros genomas o cerebros,
simplificaremos que – suponiendo el procesamiento de
secuencias de información ya “depuradas”, “exónicas/aflorables
conscientemente” o traducibles – el número de operaciones por
unidad mínima de código significante (gen o meme) es el mismo
para la etapa de réplica, transcripición/retrotranscripción y
traducción en cada proceso transferente dado. Es decir, basta
conocer una de esas componentes en cada punto o estado del
proceso para conocer de inmediato las demás. Por ello, resulta
asimismo matemáticamente equivalente trabajar con valores

absolutos en una única “dirección de lectura-procesado” (por
ejemplo, la de “réplica”), Np1 = Nr.
En coherencia con ello, reducimos (3) a:
Transformación de Galileo-Schreiber
Nr´= Nr – ρ βs
Np2´= Np2
Np3´ = Np3
βs´ = βs
(Ecs. 10)
Como bien sabemos, la aproximación (9) es únicamente válida
para la Cinemática y Dinámica de los cuerpos en movimiento

cuando las velocidades relativas son pequeñas o despreciables
frente a la velocidad de la luz en el vacío, c. Al ser en verdad esta
constante una cota máxima absoluta e insuperable en el
Universo, las velocidades medidas en cualquier sistema de
referencia inercial jamás pueden excederla sin violar el Principio
de Causalidad, lo que implica que la Transformación de Galileo
ha de ser modificada.

En particular, cuando se estudió la propagación de ondas o
radiaciones electromagnéticas según las Ecuaciones de Maxwell,
esta contradicción se hizo brutalmente patente, desconcertando a
los físicos.
Entre finales del siglo XIX y principios del XX, junto a su alumno
George Francis FitzGerald y simultáneamente con el matemático,

físico teórico y filósofo francés Jules Henri Poincaré, el también
físico-matemático holandés Hendrik Antoon Lorentz resolvió la
falsa paradoja formulando una nueva Transformación de
Coordenadas que derribó para siempre los conceptos clásicos
galileano-newtonianos de “Tiempos, Masas y Longitudes
Absolutas”.
Así, introduciendo en las transformaciones la velocidad relativa c
de un “rayo de luz” o haz ondulatorio electromagnético como
constante máxima universal invariante en el vacío (Principio de
Invarianza) – lo que había demostrado el Experimento de
Michelson-Morley descartando la anterior hipótesis del “éter
luminífero” de Maxwell –, y exigiendo el cumplimiento del
Principio de Causalidad, estos brillantes pioneros llegaron a
demostrar que:

Transformación de Lorentz-FitzGerald
x´= (x – V t) √ 1 – (V/c)2
y´ = y
z´= z

t´= t – (V/c2) x / √ 1 – (V/c)2
(Ecs. 11)
Noten que cuando V se acerca mucho a c, (11) tiende a (9), ya que
x = c t.
Razonando por equivalencia analógica – sin más que postular la
existencia de un Valor Máximo Invariante de Densidad de
Información Circulante o Velocidad de Procesamiento Observable
para las Redes Transferentes Evolucionarias, al que

simbolizaremos por Cρ, se deduce la:
Transformación Lorentz-Schreiber
Nr´= (Nr – ρ βs) √ 1 – (ρ/Cρ)2
Np2´ = Np2
Np3´= Np3

βs´= βs – (ρ/Cρ2) Nr / √ 1 – (ρ/Cρ)2
(Ecs. 12)
Donde – igualmente – si la densidad de información tratada es
muy baja frente a su valor máximo permisible (12) se reduce a su
primera aproximación “clásica” (10).
Cálculo Estimado del Valor Máximo Observable para la Densidad

de Información Circulante: Corolario Schreiber de la Velocidad de
Procesamiento Máxima Permisible
Puesto que asumimos un soporte físico, hardware o mecanismo
de lectura decodificador-codificador de estímulos/respuestas de

tipo secuencial-lineal, la densidad de información circulante o
velocidad promedio de procesado ha de ser directamente
proporcional a una velocidad física media de los “resortes”
replicantes-traductores o lectores, ya fueren estos “maquinarias
macro-moleculares biocelulares” o sus “equivalentes funcionales
neuronales-cerebrales”.
Por consiguiente, para cada proceso transferente, podemos
escribir:
ρ = (dNr/dβs) = k Vp

(Ec. 13)
Dado que ρ es un parámetro adimensional, tendríamos entonces
que:
• k = Constante Cinética de Procesado (SI: s m-1)
• Vp = Velocidad Media de Lectura-Procesado (SI: m s-1)

Pero – obviamente – Vp nunca puede rebasar la velocidad de la
luz en el vacío, c; Por tanto es evidente que se verificará la
relación:
Cρ = (dNr/dβs)Max = k c

(Ec. 14)
Lo que demuestra que dicho valor máximo existe y es finito.
El significado material y operacional de la constante k no deja de
ser muy interesante. Su valor es equivalente a la razón entre el
tiempo promedio de lectura sobre la longitud física media de la
mínima unidad secuencial significante de código en la Red. Por
ejemplo, el tiempo medio que tarda en “leerse”-procesarse la
información cifrada en un gen de longitud secuencial promedio
en las Redes Genómicas; O el intervalo de lectura promedio de la
longitud de conexiones neuronales que codifican o almacenan los
códigos de una serie de símbolos de representación cultural que
constituyen un “meme” de “tamaño” medio; Su evaluación
cuantitativa puede ser más o menos complicada, pero, en
principio, al menos, podría estimarse empíricamente para cada

tipo de Red Evolucionaria.

II.2
Postulados Einstein-Schreiber de Invarianza o Densidad
Máxima Constante Observable de Procesado: Los

Fundamentos para una Teoría Restringida de la Relatividad
para la Morfodinámica de los Procesos Morfogenéticos
Transferentes en las Redes Evolucionarias

Una vez demostrado que ha de existir un valor constante
máximo observable para la densidad de información circulante
procesable o velocidad de procesado en el seno de cualquier Red
Evolucionaria, debido a que – a la postre – dicha operación de
lectura-réplica-...-traducción implica una velocidad física de

recorrido secuencial y esta no puede ser más alta que la de la luz,
es rigurosamente lógico pensar que la morfodinámica de las
redes evolucionarias obedece a los mismos Principios básicos que
la Relatividad Especial o Restringida para la electrodinámica de
los cuerpos o corpúsculos materiales en movimiento, tal fueron
establecidos, interpretados y desarrollados por el genio de un
joven Albert Einstein en 1905 a partir de la Transformación de
Lorentz.
Sean, por tanto, los:
Postulados Einstein-Schreiber de Invarianza para una Relatividad
Especial o Restringida de la “Morfodinámica de las Redes
Evolucionarias en Procesamiento”
1) Las Leyes de la Transferencia de Información adoptan las

mismas formas para todos los Observadores-Operadores
actuantes por medio de Redes Procesadoras Evolucionarias.
2) En consecuencia, es imposible determinar experimentalmente
si un Observador Operador se halla ligado a una Red dada de
Referencia o a otra que intercambie datos con la primera a
velocidad promedio de procesado o densidad de información
circulante media respecto a ella uniforme.

3) La densidad de información circulante máxima o velocidad
máxima de procesado observable respecto a cualquier
Observador-Operador en Red es Constante para todos ellos,
al resultar equivalente a una velocidad de lectura secuencial
igual a la velocidad de la luz en el vacío, “c”. Por ende, en
función de los parámetros unitarios de tiempo de lectura y
longitud de secuencias mínimas codificables-traducibles de

cada tipo de Red Evolucionaria, esta vendrá definida por una
“constante cinética de procesado”, que denotamos por “k”, tal
que la “velocidad de procesado-densidad informática
circulante” sea máxima e igual a “ Cρ = k c”, donde “Cρ” y “c”
son las constantes máximas observables de velocidades de
procesado y desplazamiento físico, respectivamente.

III
Consecuencias: Efectos Relativistas Mórfico-Informacionales para
la Transferencia

Las consecuencias teóricas de esta Transformación son casi tan

“surrealistas” y turbadoras como las de su análoga espaciotemporal:

III.1
Efecto de “Dilatación” del Nº Integral de Operaciones
Procesadoras”

Implican que el Nº Total de Operaciones necesarias para procesar
una información-estímulo determinada depende de la densidad
de información circulante o velocidad de procesado al que esta
información es tratada. En concreto, muestra que si tal densidad
de información circulante o rapidez de procesado crece mucho,
acercándose al “inmenso” valor máximo observable para dicha

magnitud – correspondiente a una velocidad física de lectura
igual a la de la luz – dicho Nº Integral de Operaciones – medido
respecto a un Observador cuya densidad de información
circulante o velocidad de procesamiento medias sea muy inferior
–, sería mucho mayor del que realmente se ha operado en el seno
de la red de “altísima densidad” o “procesado hiper-acelerado”.
La expresión físico-matemática correspondiente equivale a
considerar una medida-observación del Nº Total de Operaciones
de Procesado o “Desplazamiento Operacional” efectuado en una
Red que trabaje a altísima velocidad de procesado o procese una
enorme densidad circulante de información, llevada a cabo desde
un Operador-Observador cuya “Red-Medidora” opere a velocidad
o trate una densidad de información circulante despreciables
frente a la primera. Esto conlleva implícitamente que la segunda
se halla “en reposo lector-operativo” o desarrolla una velocidad

física secuencial de lectura uniforme relativa “muy pequeña” o

desdeñable frente a la que la primera ejecuta respecto a ella. La
consiguiente “dilatación temporal relativa einsteniana” de cada
proceso o paso operacional genera – pues – como “efecto
secundario asociado” una análoga “dilatación operacional
integral” entre ambas redes en las mismas proporciones exactas
equivalentes para las respectivas parejas de magnitudes. Así, al
igual que el tiempo de recorrido a una velocidad cercana a “c”
medido en un sistema de referencia ligado al móvil sería idéntico
al esperado en función de la distancia recorrida según “t=x/v”, la
correspondiente medida efectuada en un sistema inercial de
referencia “fijo” o que se desplaza a muy baja velocidad uniforme
respecto a la enorme celeridad del primero nos daría un intervalo
de tiempo para el “viaje relativista” muy superior. El resultado
equivale a un “salto al futuro” de los “viajeros”. Análogo a un “salto
en el Nº Total de Operaciones Procesadoras” cuantificadas desde

un Observador-Red de “pequeña velocidad/densidad informática
circulante”, si bien dicho fenómeno no sería experimentado en el
seno de la “Red Hiper-Procesadora de Alta Velocidad/Densidad de
Información Circulante”.
Matemáticamente, implica particularizar las “cuartas ecuaciones”
de (11) y (12) cuando los “desplazamientos espaciales (x)” u
“operacionales-replicantes (Nr)” del Observador S tienden a cero,
obteniendo:
t´= t / √ 1 – (V/c)2
(Ec. 15)
βs´= βs / √ 1 – (ρ/Cρ)2

(Ec. 16)
Puesto que la “dilatación relativista” del tiempo de lecturaprocesado debe “reflejarse proporcionalmente” en términos del
Nº Total de Operaciones correspondiente medido respecto a la
“Red Lenta”.
Este “Efecto de Relatividad Morfodinámica Transferente
Informacional” se antoja tan pasmoso o si cabe más que su
análogo en la Dinámica Relativista de las partículas y ondas en
movimiento. Pero en realidad el segundo es derivado del primero

esencialmente. Lo que ocurre es que nuestra experiencia acerca

de él resulta todavía más “exótica” o “anti-intuitiva” que en el
mundo de la Mecánica Física. La razón es muy simple: Aunque
de forma muy costosa y técnicamente compleja, podemos acelerar

partículas elementales hasta velocidades próximas a c y verificar
los fenómenos espacio-temporales relativistas. Pero no conocemos
Redes Evolucionarias tan potentes que procesen datos e
intercambien señales estímulo-respuesta a ritmos operacionales
de magnitud “inmensa”... Las redes celulares-genómicas y
cerebrales-culturales o “meméticas” son muchísimo y mucho más
lentas, respectivamente. Existen redes procesadoras y
transferentes que operan a velocidades o tratan densidades de
información circulantes enormes, cuyos equivalentes secuenciales
digitales de lectura se acercan lo bastante, de hecho, a la
velocidad de la luz, como para poder calcular las “distorsiones
relativistas” predichas por la teoría, por “modestas” que estas
fueren: Los circuitos internos de nuestras computadoras o
sistemas electrónicos o cibernéticos. Y, en menor medida, sus
interconexiones en red. Pero estos no cumplen estrictamente los
criterios morfo-funcionales de una “Red Evolucionaria” Reactivo-

Adaptativa ante los cambios-estímulos del medio ambiente. No
obstante, cuanto más se acerque un sistema electrónicoinformático o cibernético a la “inteligencia artificial plena”
comparable a la humana o al menos a la de ciertos organismos
superiores, más próximos nos encontraremos a observar una
auténtica “Red Evolucionaria Hiper-Acelerada”, o “Relativista”.
De hecho, hay ciertos indicios de que – considerada en su
conjunto – la “Nube” de Internet opera como una Red Abierta
Libre de Escalas altamente modularizada o jerarquizada y que
“reacciona” de forma auto-adaptativa en su evolución a lo largo
del tiempo. Probablemente, no al nivel de “inteligencia operativa”
del ADN de nuestros genomas o las tramas de neuronas de
nuestros cerebros, pero sí a un grado suficiente como para poder
considerarla una “Red Evolucionaria”. En tal caso, es aceptable
utilizarla al menos como ejemplo-modelo de trabajo para
nuestros “experimentos mentales” al más puro “estilo Einstein”.

Los cuales serán “realizados” en la siguiente Sección.

III.2
Efecto de incremento de la “carga-peso” o cantidad bruta de
información transferida
Además de “dilatarse” el tiempo operacional y por ende el Nº
Integral de Operaciones de procesado necesario para leercodificar-decodificar la información transferida, también la
cantidad total, o “peso bruto” de esa información que cifra un
contenido transferente dado aumenta debido a la hiperaceleración de la rapidez de procesado o incremento “inmenso” de
la misma hasta aproximarse al máximo observable equivalente a
una velocidad física de lectura secuencial igual a “c” para la

densidad global de información circulante durante dicho proceso.
Cuando un cadena de códigos se procesa a velocidad “enorme” o
supone una densidad de información circulante “gigantesca”, su
cantidad de unidades elementales de información crece respecto a
la medida cuando se “lee” o procesa la misma secuencia a
velocidad o densidad circulante “pequeña” o “despreciable” frente
a la máxima permisible de procesado cuyo valor equivale a una
celeridad física de lectura-procesado lineal idéntica a la velocidad
de la luz en el vacío. Al principio con lentitud, luego cada vez más
fuertemente a medida que la velocidad de procesado-densidad de
información circulante se acerca mucho o asintóticamente a su
magnitud máxima observable. Si esta velocidad máxima de
procesado se alcanzase (posibilidad meramente teórica), la
cantidad bruta de información resultaría virtualmente “infinita”
por sencillo, corto o simple que fuese el mensaje medido respecto a
un Observador-Perceptor procesador de “baja velocidad”.

Esto es asimismo una consecuencia derivada del “Efecto Dilatador”
de la “Masa-Energía en Reposo” o inercia de los corpúsculos o
soportes

materiales

portadores-transmisores

del

código

informático, predicha por la Teoría Especial de la Relatividad de
Einstein.
En términos matemáticos:
m = m0 / √ 1 – (v/c)2
(Ec. 17)

i = i0 / √ 1 – (ρ/Cρ)2

(Ec. 18)
Adicionalmente, la fórmula o expresión físico-matemática más
famosa de la Historia – la que cuantifica la Equivalencia MasaEnergía, asimismo debida a Einstein en el contexto de esta teoría
–, se obtiene para la electrodinámica de los cuerpos en
movimiento a partir de la definición relativista de cantidad de
movimiento o momento lineal “p”, determinada, por (17):
p = m v = m0 v / √ 1 – (v/c)2 = m0 v γ
(Ec. 19)

Siendo m0 la “masa-inercia propia o en reposo”, m la masainercia a velocidad relativa v y γ un nuevo parámetro igual al

“factor de dilatación”: 1/√ 1 – (v/c)2.
Y también a partir del célebre Teorema del Trabajo o las “Fuerzas
Vivas”, que demuestra la equivalencia entre el trabajo aplicado o
consumido y la energía cinética que adquiere un cuerpo al
cambiar desde el estado de reposo hasta el del movimiento a una
velocidad v (en este caso de orden “relativista” o cercana a la de la
luz), dado por:
v

v

v

v

W = ∫0 F dx = ∫0 dp/dt dx = ∫0 dx/dt dp = ∫0 v dp
(Ec. 20)
Sustituyendo (19) sobre (20):
v

W = ∫0 v d(m0 v γ)

(Ec. 21)
Integral que se resuelve mediante el llamado “Método por Partes”:
Sean los cambios de variable:
u = v ; du = dv
z = m0 v γ ; dz = d(m0 v γ)
Y la fórmula que aplica el método de integración:
∫u dz = u z – ∫z du
Llegamos a:

v

2

v

2

m0 v γ ∫0 m0 v γ dv = m0 v γ m0 ∫0 v γ dv
(Ec. 22)
Nos queda en el segundo miembro una integral casi inmediata,
sin más que – por comodidad – efectuar un último cambio de
variable:
v = w c ; dv = c dw
Y, por tanto:
∫0 v γ dv = c ∫0 (w / √ 1 – w ) dw = – c [√ 1 – w ] 0
v

O bien:

2

w

2

2

2

w

∫0 v γ dv = – c2 [√ 1 – (v/c)2 – 1] = – c2 (1/γ – 1)
v

(Ec. 23)
Trasladando este resultado a (22):
v

W = m0 v2 γ ∫0 m0 v γ dv = m0 v2 γ + m0 c2 (1/γ – 1)
W = m0 v2 γ – m0 c2 [(γ – 1) / γ]
Desarrollando y agrupando convenientemente:
W = (mo v2 γ2 + m0 c2)/γ – mo c2
(Ec. 24)

Tomando ahora v=wc, sustituyendo en (24), extrayendo factor
común la “masa-energía en reposo” m0c2 y simplificando, es
sencillo demostrar que el primer término del segundo miembro
es idéntico a: γ m c2.
Por ende:
W = γ m0 c2 – mo c2
De lo que se infiere que el Trabajo o Variación de Energía Cinética
equivale a:
W = ∆E = mo c2 (γ – 1)
(Ec. 25)

Expresión de la cual se deduce que la energía-masa “inicial” o “en
reposo” E0 de la partícula y su valor E a velocidad v comparable
pero inferior a c vendrán determinadas por las fórmulas
respectivas:
E0 = mo c2
E = γ mo c2 = m c2
(Ecs. 26)
Utilizando un razonamiento por completo idéntico en un sentido
formal, se demuestra una relación análoga entre la cantidad,
“carga” o “masa bruta” de información y su “trabajo de
transferencia equivalente a un incremento de potencial
neguentrópico neto”; De forma que, a su vez, dichos estados

informacionales de neguentropía vienen dados por el producto de
sus “pesos” brutos de información relativos multiplicados pos la
Constante de Máxima Densidad Observable de Información o
Velocidad de Procesado Circulante elevada al cuadrado.
En efecto, partiendo de (18) y considerando la definición del
“momento o impulso secuencial transferente” i ρ y el enunciado
del citado “Teorema Schreiber de la Entropía Cinética
Transferente o de los “Esfuerzos Transferentes Vivos” (Ver el
ensayo “Cosmología de los Procesos Evolutivos Biológicos y
Culturales, o Cosmología de los Genes y los Memes: Los
“Universos”

Replicantes-Procesadores

o

Transferentes

Evolucionarios (UTES). Una primera aproximación a las
Ecuaciones Generales de la “Cosmología Morfogenética Evolutiva”
y sus principales Casos-Tipo dinámicos”):

WT = ∆Sk = ∫0ρ Tef dNr = ∫0ρ d(i ρ)/dβ dNr = ∫0ρ i ρ dρ
(Ec. 27)
Es fácil llegar a:
WT = ∆Sk = io Cρ2 (γi – 1)
(Ec. 28)
Y, lógicamente, directamente desde (28) a:

Sk0 = i0 Cρ2
Sk = γi io Cρ2 = i Cρ2

(Ecs. 29)

III.3
Efecto de “Contracción” del “Desplazamiento Informacional o
Morfo-Cinético”, es decir del Nº de Operaciones de Réplica
por Unidad Discreta Codificadora de Información

Un último y tercer “efecto relativista” tan sorprendente como la
“dilatación temporal” y el “crecimiento de la masa-energía/inercia”
afecta al espacio mismo: Si un vehículo o partícula móvil acelerase
hasta velocidades próximas a la de la luz en el vacío, una medida
simultánea de su longitud en la dirección del movimiento a bordo
de la misma daría la misma medida que en estado de reposo o

movimiento uniforme a velocidad despreciable frente a “c”; No
obstante, dicha longitud, medida a la vez en un sistema de
referencia inercial “fijo” o que se desplazase a baja velocidad
constante respecto a la lumínica arrojaría un valor mucho más
“corto”, o “contraído” longitudinalmente en la dirección de su
movimiento relativo. Su anchura, empero, no variaría, de manera
que lo observaríamos tremendamente distorsionado; De forma
análoga, el Número de Operaciones de Réplica por Unidad
Discreta Codificadora de Información – o “Desplazamiento LinealSecuencial Lector, Nr” verificado por una Red de Alta
Velocidad/Densidad Informacional Circulante – determinado por
un Observador-Lector en “reposo operativo” o baja velocidad de
procesado relativa respecto a ella, mostraría una fuerte
disminución en relación al valor de dicho número medido en el
seno de la Red “Hiper-Procesadora”. Una vez más este efecto es un
derivado fenomenológico de su equivalente físico-geométrico

espacial relativista einsteniano: Si la longitud de las unidades de
código (genes o memes) en la dirección secuencial-lineal de
lectura-procesamiento se contrae, igual ocurrirá – por lógica
evidente – con el Número de Operaciones o Desplazamiento
Replicante o Lector-Procesador correspondiente.
Desde el punto de vista matemático, consiste en considerar dos
medidas simultáneas de longitud o desplazamiento operacional
lector-replicante en ambos Sistemas en Red ObservadoresMedidores; Esto es, igualar a cero el tiempo o el número integral
de operaciones procesadoras en las primeras ecuaciones de (11) y
(12), obteniendo:

x´= x √ 1 – (v/c)2

Nr´= Nr √ 1 – (ρ/Cρ)2

(Ecs. 30)

IV
Interpretación y Ejemplos Numéricos: Unos cuantos
“Gedankenexperiment” (“Experimentos Mentales”) al más
“puro estilo Einstein”

1
“La Paradoja de los Gemelos Morfo-Informacional”
El primero de ellos es muy simple: Imaginemos que una Red

Evolucionaria de Alta Velocidad (de ahora en adelante REDAV o
ENOHS dados sus acrónimos en castellano e inglés). Por ejemplo,
un “super-ordenador optocuántico” de no por cierto demasiada
lejana generación futura conectado a una “Red de Banda HiperAncha” de nueva tecnología de fibra óptica, capaces de tratar y
transmitir – subir o descargar datos “densos” como una película,
por concretar – a una velocidad física de lectura-procesado
equivalente al 99% de la velocidad de la luz; Esta red interactúa
con la “Red Usuaria” del cerebro humano del operador sentado
frente a su PC. La velocidad de percepción-procesado-respuesta
de la red sensorial-neuronal-motora del usuario es despreciable
frente a la del Sistema Cibernético – por ende – y podemos
considerarla una Red Evolucionaria de Baja Velocidad (REDBAV o
ENOLS). La primera es – por ello – una “Red Relativista” y la
segunda una “Red Clásica o No-Relativista”.

Supongamos que REDAV descarga una colección de 60 novelas
cuya “cantidad informacional bruta” es de 60 MB – una novela
media “pesa” en torno a 1 MB – (SI, no binario). Y que lo hace en
un milisegundo (1 ms). Entonces, su velocidad de procesado será
igual a 60000 MB/s, 6 x 1o7 Bytes/s, o casi 5 x 108 bits/s (1 Byte = 1
B = 8 bits). Por otra parte, la unidad de código mínima
significante de dicho contenido es una palabra, que equivale a un
promedio de 15 B. El Sistema tardará – pues – en leer esa unidad
mínima de código 15/(6 x 107) segundos = 2.5 x 10-7 s, o 2.5 x 10-4
ms – suponiendo una velocidad unitaria de “barrido” o lectura
secuencial constante y, por ende, unas longitudes y tiempos
unitarios de elementos de código binario igualmente uniformes –
; Así, su velocidad de procesado-densidad informática circulante
sería, teniendo en cuenta (13), igual a:
ρ = 1/ 2.5 x 10-4 = 4000 = k V = k 0.9 c

k = 4000/(0.9 c) = 1.5 x 10-5 s/m
Esto es, que el lector-procesador operaría “recorriendo” el
equivalente a 1 m de secuencia de código cada 15 microsegundos o
millonésimas de segundo (15 µs). Esta velocidad de tratamiento
de datos es fabulosa, y casi escapa a nuestra imaginación, pero se
halla dentro de lo previsible para un ordenador opto-cuántico
dentro de varios decenios. O quizá antes de lo que prevemos.
Podemos intentar comprender su gigantesca magnitud
convirtiendo sus unidades en otras más “manejables” para
nuestra percepción cotidiana, si bien “poco realistas” en términos
de la elevada miniaturización electrónica: Equivale a un ritmo de
lectura que “barriese linealmente” una cadena de datos
codificados de 1 Km de longitud en 15 milésimas de segundo. Con

objeto de comparar y hacernos mejor idea de lo que esto significa,
recordemos que una “conexión media estándar” actual de
Internet a un PC trabaja a un promedio de 300 KB/s, una
velocidad 200000 veces inferior a la de nuestro “ordenador
cuántico y su red de banda hiper-ancha”. Lo que implica en las
mismas condiciones del ejemplo anterior una Constante Cinética
de Procesado proporcionalmente más lenta, o sea cuya capacidad
de lectura-barrido secuencial opere aproximadamente a un 1 m
de “recorrido lector” por cada 3 s, o bien el equivalente a 1 mm de
secuencia de código cada 3 milésimas de segundo.
Comparemos ahora estas cifras con las calculables a partir de los
datos disponibles sobre la Genética Molecular humana.
El total del genoma humano consta de unos 3200 millones de
pares de bases cuya secuencia codifica nuestra información

genética evolucionaria y adaptativa. A su vez, esta tremenda masa
de información se halla estructurada mediante una intrincada y
refinada red de 20500 genes, según se ha determinado tras los
últimos estudios que “mapean” dicho contenido genómico global
para nuestras células. Esto supone una media de casi 157000
pares de bases por gen. Como cada mínima unidad de código con
significado o “palabra” en el seno de este sistema comprende un
triplete-codón o secuencia de tres pares de bases sucesivos, es
evidente que la razón entre el número de operaciones replicantes
unitarias o elementales y el número total de ellas exigido para
procesar un gen y por ende expresar una proteína completa será
igual a la última relación anterior dividida por 3, o sea
aproximadamente 52. Esta es una estimación del parámetro de
“Densidad Promedio de Información Circulante” o “Velocidad
Media de Procesado” de nuestra Red Genómica. Naturalmente,
dicho valor no es el mismo para cada gen o sector morfo-

funcional del genoma, hallándose sometido a multitud de
complejos fenómenos reguladores, aceleradores (promotores) o
inhibidores, asimismo acoplados a las necesidades del
metabolismo de cada tipo de célula y/o condiciones y estímulos de
su entorno interno y externo al organismo; Como tampoco
descarga una misma clase de archivo del mismo tamaño con
igual prontitud nuestra conexión de Internet en nuestro PC
según las variables de contorno internas y externas (si el
computador se halla más o menos “lleno” en su disco duro o su
memoria RAM, infectado por un virus informático “troyano”, o si
la misma Red se halla sobresaturada de peticiones a la web donde
residencia el archivo a través del servidor que utilizamos, o por el
contrario más “descongestionada”, etc...). Por eso manejamos
valores medios estadísticamente representativos de primeras
aproximaciones a los órdenes de magnitud evaluados. No
pretendemos ser más precisos ni hace falta a nivel conceptual o

teórico para ilustrar un “experimento mental”...
Asimismo, resulta muy interesante calcular una primera
aproximación para la Constante Cinética de Procesado de
nuestra red genómica. Para ello, anotemos dos datos más: El
análisis por difracción de Rayos X de la estructura tridimensional
de doble hélice del ADN descubierta por Watson y Crick revela
que la distancia entre dos nucleótidos sucesivos es de 0.34 nm
(milmillonésimas de metro). Si triplicamos esa distancia
obtenemos así la extensión longitudinal de un triplete-codón, la
mínima unidad de código “legible” por nuestro Sistema
Genómico, ligeramente superior a 1 nm. Como ya puntualizamos,
que un gen comprende un promedio de 157000 de estas unidades
codificadoras, se deduce de inmediato que cada gen – si no se
encontrara

altamente

empaquetado en la

estructura

cromosómica – equivaldría a un desplazamiento lineal

“desenrollado” de prácticamente 160000 nm, unas 160 micras o
millonésimas de metro (y por consiguiente la totalidad de nuestro
ADN activo mediría poco más de 1 metro). Sin embargo, se
compacta hasta permanecer “embutido” en el interior del núcleo
celular, cuyo diámetro medio es de 5 micras... Intenten visualizar
el extraordinario grado de empaquetamiento tridimensional
conseguido por la ultra-estructura nucleoproteica del
cromosoma... Es..., ¡sencillamente prodigioso!;

Pues bien,

sabemos que – dada la velocidad media a la que actúan las
enzimas polimerasas que determinan la réplica del ADN y las
transcriptasas y retro-transcriptasas que operan su expresión
traducible –, si esta “lectura-procesado longitudinal” de las
secuencias partiese de un solo punto inicial hasta el final (en
verdad multiplica su velocidad pues “arranca” de muchos “sitios
de encabezamiento” a la par), tardaría entre uno y dos días en
promedio en replicar-transcribir o “leer” nuestro ADN entero. Las

velocidades de transferencia y traducción ribosómica son
bastante más altas, ajustables y variables, pero en todo caso no
constituyen la “etapa cinética lenta o determinante” del
mecanismo. Por tanto, volviendo a manejar valores medios, se
estima que el “tiempo estándar de lectura” de un único gen es de
1.5/157000 días, o bien 0.825 segundos. Así pues, la velocidad
física promedio de procesado de un gen es de 160 µm/0.825 s, casi
194 micras/segundo.
Llevando este valor y el de densidad media de información
circulante antes calculado a (13), se cumplirá la relación:
ρ = 52 = k 194 µm/s
Sin más que despejar:

k = 0.27 s/µm = 270000 s/m
Coloquemos ahora juntos los tres resultados para las Constantes
Cinéticas de Procesado aproximadas con objeto de compararlas
mejor:
k (Super-Ordenador + Hiper-Banda) = 1.5 x 10-5 s/m
k (PC + Banda Ancha “estándar”) = 3 s/m
k (Red Genómica) = 2.7 x 105 s/m
Valores que corresponden a velocidades medias físicas de lecturaprocesado secuencial-lineal del 99 %, casi el 5 x 10-4 % y el 5.5 x
10-9 % de c, respectivamente.
Así pues, si las tres redes procesasen un mismo código de idéntico
tamaño y densidad informacional promedio (las 6o novelas de 1

MB cada una, por ejemplo), un Observador Medidor situado en el
seno de las mismas mediría un tiempo de operación para la
primera de 1 ms, de 200 s (3.333... min) para la segunda y de 18
millones de segundos para la tercera (prácticamente 7 meses); Sin
embargo, aplicando (15) o su equivalente “operacional” (16), un
Observador-Medidor ligado a una Red de Baja Velocidad
(REDBAV) – el usuario u operador-experimentador humano –
mediría un tiempos total de procesado de casi 7.09 ms para la

primera Red de Alta Velocidad (REDAV): ¡El tiempo y, con él, el

Nº Integral de Operaciones Procesadoras, aumentaría respecto al
perceptor externo unas 7 veces, pese a tratarse del mismo código

circulante o transferente!... Para los minúsculos “tiempos de vida”
de los micro-impulsos de un ordenador opto-cuántico, este

resultado implica lo mismo que para los “astronautas” del
original “Gedankenexperiment” relativista ideado por Einstein
volver a una Tierra 7 veces más “vieja” que su lapso temporal de

viaje medido a bordo de su nave cósmica “hiper-veloz” capaz de
moverse a un 90% de la velocidad de la luz: Nos hallamos ante la

“versión informático-transferente” de la famosísima “Paradoja de

los Gemelos” del gran sabio judío-alemán; Es más, si ahora
imaginamos un segundo “mega-ordenador opto-cuántico de
generación más avanzada” capaz de trabajar al equivalente a un
99.99% de c, el efecto “dilatación temporal-operacional total” se
tornaría aún más radical: Su “reloj interno” seguiría contando 1
milisegundo como “tiempo de descarga” de las 60 novelas, pero el
usuario-receptor

humano

conectado

a

su

Hiper-Red

cronometraría un tiempo para dicha operación de cerca de 71
milisegundos; Y si en un porvenir más lejano todavía postulamos
que el Mega-Ordenador Opto-Cuántico alcanzase una rapidez
media de procesado análoga a un 99.999999% de la velocidad de
la luz, el tiempo de descarga que mediría el “equipo o red lenta”
ligada al perceptor humano sería de unos 7071 ms: ¡Poco más de

7 s frente a 1 ms cronometrado por el reloj interno del Sistema
“Relativista” o “Red Hiper-Rápida”!...
En agudo contraste, las velocidades de lectura-réplica o
procesamiento de las “Redes Lentas” del PC-Internet
convencional o actual estándar y – mucho más extremadamente
todavía – la del genoma, son tan desdeñables porcentual o
relativamente frente a las máximas observables equivalentes a la
propia de la luz en el vacío que cuando aplicamos las ecuaciones
(11-12) sus resultados se aproximan con extraordinaria precisión a
los predichos por las Transformaciones “Clásicas” de Galileo o su
análoga informacional-transferente de Galileo-Schreiber (9-10).
Por tanto, las medidas tanto de los relojes internos de las Redes
Operantes como los de las Usuarias-Perceptoras coincidirían en
determinar 3.333... minutos y 7 meses para el proceso de descarga
de las 60 novelas en cada uno de los casos con excelente

exactitud.
Con ello creo queda expresado de forma mucho más precisa y
elocuente que las palabras lo que queríamos ilustrar mediante
este primer grupito de “Gedankenexperiment”.
2
La “Paradoja de la Masa-Inercia/Energía Creciente” en versión
Morfo-Informacional: “ Efecto de Dilatación de la Masa Bruta de
Información-Inercia Informática/Entropía de Transferencia”

Volvemos al ejemplo de partida anterior: Nuestras tres redes
protagonistas de estos “Gedankenexperiment” procesan o
“descargan” 60 novelas de 1 Mb de “peso informático” cada una

de ellas, o sea, 60 MB de información “bruta”.
Considerando de nuevo que la Red “Opto-Cuántica de HiperBanda ENOHS” trabaja a la colosal velocidad de procesado
equivalente al 90% de la velocidad de la luz, utilizando (18)
calculamos que mientras para un Observador-Medidor situado
en su seno la cantidad de información total tratada es en efecto
de 60 MB, desde el punto de referencia de la Red Usuaria ENOLS
dicha magnitud equivale aproximadamente a un valor 7 veces
superior, 420 MB: ¡Es más, este es el “volumen” que ocuparía en

la memoria de su disco duro mientras es descargada! ¡Ello
aunque para su soporte-fuente original (un disco, un pent-

drive...etc), y a todos los efectos operativos y físicos desde el punto
de vista del software y hardware de la Red “Relativista” de Alta

Velocidad su “tamaño” o “peso” informacional sea tan sólo de 60
MB!; De nuevo, si seguimos “dando alas” a la imaginación y

suponemos que nuestro “Hiper-Ordenador/Mega-Banda”
funciona a un ritmo análogo al 99.99% de la velocidad de la luz
en el vacío, la “masa inerte o bruta de información” que mediría
la descarga en el Sistema Receptor de Baja Velocidad sería de 71 x
60 = 4260 MB, o bien 4.260 GB; Es más, si por último “soñamos”
con manejar un “Ultra-Hiper-Mega Servidor-Red” cuya celeridad
promedio de procesado correspondiese a una velocidad de
“lectura-descarga” del 99.999999% de c, las 60 novelas – al ser
transferidas a nuestra Red Perceptora de Baja Velocidad –
“pesarían” y “ocuparían” en memoria el equivalente a ¡7071 x 60
= 424260 MB, o sea, 424.260 GB, unos 0.424 TB! ¡La cantidad de
información contenida en 424 furgonetas de volumen medio
llenas de páginas con texto, o bien la masa de página estándar
fabricadas a partir de unos 21000 árboles! Naturalmente, una vez
finalizada la descarga hiper-veloz, el “peso”o “tamaño” del
archivo volverá a su magnitud “normal”, pero durante el proceso

de transferencia colapsaría la capacidad de memoria del receptor
bloqueando su sistema por entero.
De manera que – “a imagen y semejanza” con lo ocurrido en el
plano puramente físico-dinámico – quizás podremos en el
porvenir viajar entre las estrellas e intercambiar, “subir”, “bajar” o
transferir ingentes masas de información de modo prácticamente
“instantáneo”, pero a costa de sufrir distorsiones relativistas
monstruosas análogas en el último caso a la “Paradoja de los
Gemelos” o al choque con un bólido acelerado a velocidades
cercanas a la luz y por tanto dotado de una masa-inercia
aparente sencillamente gigantesca y devastadora, lo que exigirá
que las redes procesadoras perceptoras o decodificadoras se
encuentren equipadas al mismo nivel de prestaciones que las
emisoras. Por lo cual la transmisión-descarga directa en nuestros
cerebros sería letal y absurda, tanto como esperar a un familiar

en su singladura de ida y vuelta a un sistema estelar remoto o
intentar interceptar a su nave “cuasi-lumínica” en movimiento.
Dentro del marco de referencia de este Universo de espaciotiempo predominante o extensivamente cuatridimensional estas
limitaciones son consecuencia irreductible de la Invarianza de c
como límite superior insuperable de velocidad relativa para todos
los sistemas inerciales de observación-referencia, hagamos lo que
hagamos y por más que nos moleste.
Por esto, somos ya muchos los que afirmamos, asimismo
parafraseando a Einstein cuando él se refería a otro tema, que –
en un lejano futuro – cualquier técnica de navegación

interestelar e intercambio de información a la misma escala será

“transdimensional” o “hiperdimensional”, o bien o “no será”. Pero
eso es otro asunto muy complejo y que, sin dejar de resultar
fascinante, se aleja demasiado de los objetivos de este trabajo,

además de haber sido tratado ya por mi parte en otros anteriores.
En términos entrópicos, las implicaciones de la dilatación de la
“masa-inercia informática” transferida a altísimas velocidades o
densidades de procesado son aún más pasmosas y relevantes
desde una visión teórica. De hecho, por el Principio de
Equivalencia (29) y (18) es evidente que:

Sk = Sk0 γi
(Ec. 31)
Traduciendo desde el lenguaje matemático y el formalismo de la
Teoría de la Información de Shannon, esta fórmula significa que
– medido respecto al Sistema de Referencia, Red u Observador-

Perceptor “lento” – el grado de “desorden-ruido informacional”
generado por la operación de transferencia crece muy lenta o casi
inapreciablemente para velocidades de procesado bajas respecto a
la Máxima Observable Equivalente a una velocidad de lectura
secuencial-lineal igual a la de la luz en el vacío. Sin embargo,
cuando dicha magnitud aumenta hasta valores estimables frente
a tal límite superior fijo máximo, la pendiente de crecimiento del
desorden intrínseco-ruido informático asociado al proceso
aumenta con fuerza, tornándose en exponencial y tendiendo
asintóticamente a “infinito” si se aproxima de modo extremo a la
citada “cota o barrera superior”. Exactamente igual que el Tiempo
de Procesado-Nº Integral de Operaciones experimentado.
Calculemos el valor de “Entropía Propia” para nuestra hipotética
“Red Opto-Cuántica de Hiper-Banda” o “REDAV” del ejemplo o
“experimento mental”:

Cρ = k c = 1.5 x 10-5 s/m x 3 x 108 m/s = 4500
Sk0 = io Cρ2 = 60 x 106 x 8 (bits) x kB x 45002 = kB x 9.72 x 1015 =
1.34 x 10-7 J/K
Donde kB=1.38 x 10-23 J/K es la Constante de Boltzmann.
Podemos apreciar que el valor de entropía física o termodinámica
asociado a dicha cantidad de información codificada es mínimo.
Lo que cabe esperar de un texto o conjunto de textos altamente
organizados morfo-sintáctica y semánticamente, dotados de
significado propio.
Por consiguiente, nuestra Función de Variación o Dilatación
Relativista correspondiente a este caso particular sería:

Sk = 1.34 x 10-7 / √ 1 – (ρ/4500)2 (J/s)
(Ec. 32)
Si ahora – por simple comodidad y para que el tratamiento del
programa

gráfico

utilizado

(de

libre

acceso

en

www.graphsketch.com), resulte posible para ser visionado –,
tomamos el valor numérico de Sk0 como “100 unidades
arbitrarias de entropía” y reducimos el de la máxima densidadvelocidad de procesado observable Cρ a 4.5 – esto es, usamos
para las velocidades crecientes del eje horizontal sus múltiplos en
un factor de 103 –, se obtiene la gráfica:

(Fig. 1)
Que expresa mucho más intuitiva y claramente lo que antes
explicábamos con palabras.
Conviene analizar con mayor detalle el significado de esta curva
desde el punto de vista de la Teoría Matemática de la
Información: Lo que nos está señalando y cuantificando es que –

al aumentar de modo tan enorme la velocidad de procesamiento o
densidad de información tratada circulante en la Red –, no tan

sólo se incrementa de forma exponencial e “indefinidamente
inmensa” la “masa bruta” o “peso inerte de información total”

aparente transferida, sino que además se “degrada
disparatadamente” en equivalente proporción: O sea, que el

código se torna altísima y desmesuradamente “caótico”, “plagado
de ruido” o “borroso”, al “desbocarse” vertiginosamente sus niveles

de entropía. Esta versión del célebre “efecto fotocopia” ligado a la

multiplicación excesiva de procesos replicantes de cualquier tipo

de q-bits es un fenómeno íntima e indisociablemente vinculado al

sobre-exceso o hiper-saturación de cantidad de información, como

es bien conocido en el contexto de la Teoría de Shannon y sus
múltiples aplicaciones empíricas. Un fenómeno que ya perturba

fuertemente a Internet, las redes sociales y el “universo mass-

media” actual en general, pero que para las “computadoras-

procesadoras

hiper-veloces”

como

las

de

nuestros

“Gedankenexperiment” llegaría a su grado más extremo
concebible; Otra manera de explicarlo es la siguiente: Puesto que

– en verdad – el “contenido neto significante”, “ordenado” o

“elevadamente neguentrópico” de la descarga o información
transferida es el mismo sea cual fuere su velocidad de lectura-

procesado, el colosal aumento en cantidad de información o

número de “bits brutos” producido por la “dilatación relativista”
ha de sustentarse en un titánico y desaforado crecimiento en el

número de unidades de información “caóticas”, aleatorias,

desordenadas o carentes de sentido codificable-descodificable... O,
en otras palabras, de “ruido” y “borrosidad” del “texto” secuencial
o mensaje transmitido.

Al respecto, lo que observamos en el grafo de la curva es
demoledor: A partir de aproximadamente “4” unidades de

velocidad de procesado-densidad de información circulante (casi

el 89% de la máxima observable permitida en el seno de la Red

equivalente a una velocidad física de lectura igual a “c”), los
niveles de entropía o “ruido/borrosidad” empiezan a subir a

ritmo muy pronunciado: Pasan de apenas una decena de
unidades arbitrarias de entropía por encima del valor “propio”
inicial hasta más de 5 veces dicha magnitud en únicamente 0.45

unidades de aumento de velocidad secuencial-lineal de procesado.

Más allá de tal punto (que corresponde a prácticamente el 99%
del valor máximo observable de rapidez de lecturaprocesamiento), la pendiente de incremento de la entropía se

“descontrola” por entero, tendiendo asintóticamente a “infinito”
con inimaginable celeridad: A modo de botón de muestra, si nos

situamos sobre el eje horizontal de abscisas al más extremo

derecho diferenciable visualmente por la resolución del gráfico y
la anchura de la línea azul que representa la función – 4.48

“miles de unidades” en nuestro eje horizontal perceptible o, con

mayor precisión, 4.477 “kilo-unidades (Ku)” de velocidaddensidad de procesamiento, o 4477 unidades simples de la

misma (aproximadamente un 99.5% de la velocidad máxima
observable) –, calculamos mediante (32) que su “pico” de

entropía correspondiente alcanzaría un valor un millón de veces
superior al inicial. La tasa de entropía correspondería a un punto

mucho más elevado de los que podemos divisar en el eje vertical
de ordenadas sin prolongar desmesuradamente la longitud del
papel o el monitor empleado (cien millones de unidades

arbitrarias), que en verdad equivaldrían a 0.134 J/K. Esta
magnitud – en términos informacionales o digitales – resulta
sencillamente monstruosa.

Esto limita severamente el “techo superior” no ya técnicamente
razonable sino intrínsecamente posible para la eficacia de las

prestaciones de los futuros “hiper-ordenadores opto-cuánticos en
red”: Supone que – en la práctica, aun cuando fuese
tecnológicamente factible –, sobrepasar una velocidad de lecturaprocesado mayor que el 90% de la máxima observable – o ese
mismo porcentaje de la velocidad de la luz en el vacío para su
equivalente velocidad física de operación –, sería absurdo además
de inútil. Debido a que dichos incrementos suplementarios en la
rapidez de procesamiento o tratamiento-transferencia de
información conllevarían tan extraordinarios crecimientos de las
tasas de entropía o “ruido-borrosidad” que inutilizarían su
función.
Si la curva anterior representase el tiempo de procesado medido

en el Sistema Receptor REDBAV en función de la razón entre la
velocidad de procesado de la Red Emisora de la Descarga REDAV

frente a la Máxima Observable, la función matemática

correspondiente a nuestro Gedankenexperiment, de idéntica
gráfica, sería:

t´ = 1 / √ 1 – (ρ/4500)2 (ms)
(Ec. 33)

Así, en ella, el cambio de crecimiento desde un ritmo muy suave y

casi lineal a uno potencial haría “saltar” el tiempo medido de

procesado desde pocas décimas por encima de 1 milisegundo (ms)

a 5 ms al subir la velocidad relativa de procesado de 4 a 4.45 Ku;
Después, para en torno a 4.48 Ku, ¡se “dispara” a 1 millón de ms,
esto es, a 1000 segundos, o poco menos de 17 minutos!... Y de ahí,
con vertiginosa precipitación, “cursa rauda hacia el infinito”...

Dicho de la forma más breve y simple posible: Podríamos

conseguir intercambiar y transferir información a velocidades
enormes, pero por encima de ciertos valores “demasiado

inmensos” para dicha celeridad, tan sólo a expensas de un

aumento dramático y absurdo de los niveles de “ruidoborrosidad” entrópica de la transmisión y de su tiempo relativo
efectivo de procesado.

La “Paradoja de los Gemelos Informática” y el “Efecto Fotocopia
Infinito” restringen – por ende – de modo serio nuestras opciones
para el porvenir no tan sólo de los transportes sino de las
telecomunicaciones interestelares. De hecho, mucho más
agudamente las de estas últimas.

Por eso exclusivamente los más selectos y científicamente mejor
formados autores de ciencia-ficción – como Isaac Asimov, Arthur
C. Clarke, Robert A. Heinlein o Stanislaw Lem – predijeron en

algunos de sus relatos que los primeros pasos de la “conquista”
física sideral entre las estrellas antecederá muy probablemente a
una tecnología efectiva de intercomunicación de alcance
interestelar: De esta manera, los pioneros exploradores y colonos
de las estrellas más “vecinas” agraciadas con planetas
potencialmente habitables emprenderán su odisea aventurera
aislados y desconectados de la “Metrópoli” terrestre desde poco
más allá de la salida de nuestro “entorno solar” hasta su posible
retorno a un mundo para ellos desoladoramente ajeno y
“futuro”... Exactamente igual pero todavía peor debido a este
último detalle que sus precursores de siglos precedentes cuando
enfilaban las por entonces procelosas y desconocidas rutas de los
Océanos Atlántico y Pacífico que abrían el camino hacia “Nuevos
Mundos” insulares y continentales...
En consecuencia, tan sólo el muy posterior e hipotético desarrollo

de nuevas tecnologías en física e ingeniería “transdimensional” o
“hiperespacial”, capaces en teoría de liberarnos de la “cárcel
cuatridimensional-gravitatoria-relativista que define el marco del
“Universo Einsteniano”, nos permitiría – quizás – una auténtica
expansión galáctica en “espacio-tiempo tanto físico como
informático reales”... No habrá – por ende – auténticos
“Imperios” o “Federaciones Galácticas” humanas sin el “Salto
Hiperespacial” o las “Redes de Transcomunicaciones por
Entrelazamiento Cuántico Hiperdimensional”....
Lo que no deja de ser poético y estremecedor a la vez.
Todos los demás escritores o modernos “romanceros” de los
“vastos océanos cósmicos entre las estrellas” fueron mucho más
irracionales, absurdamente “optimistas”, ignorantes y/o
fantasiosos... Y también desconsoladora y decepcionantemente

ingenuos...

V
Conclusión y Reflexiones. Una “Cuarta Ley” de Prospectiva
que añadir a las “Tres Leyes de Clarke”
El Principio de Invarianza de la velocidad de la luz en el vacío

como máxima velocidad relativa posible y constante respecto a
cualquier sistema inercial de referencia – que es la base de la
Transformación de Lorentz y la Teoría de la Relatividad
Restringida de Einstein que rige la electrodinámica de los cuerpos
en movimiento –, genera un comportamiento análogo derivado
secundario para la dinámica de la Transferencia de Información
entre Redes Evolucionarias Procesadoras-Replicantes de lectura

secuencial-lineal.
Ello implica que cualquier sistema de telecomunicación “hiperveloz” o Red de Alta Velocidad (REDAV, ENOHS) que
intercambie información o “paquetes de q-bits” a través de
cualquier soporte y en cualquier formato concebible – dentro de
las Leyes o “Marco de Referencia Cuatridimensional” de este
Universo –, podría llegar a operar a velocidades enormes de
procesado, teóricamente muy cercanas a su Valor Máximo
Observable en el seno de la Red Cρ – equivalente a una lectura
secuencial-lineal física igual a c – pero a costa de un creciente y
en el entorno extremo superior más que exponencial y asintótico
aumento desmesurado de la “masa-inercia” o “cantidad bruta” de
información aparente circulante y su equivalente entrópico en
nivel de “ruidos-borrosidad” medidos en la Red Receptora de
Baja Velocidad (REDBAV o ENOLS), en última instancia, el

perceptor-usuario cerebral humano y su red neuronal y sensorial.
Además, el tiempo relativo aparente de procesamiento respecto a
esta última red se incrementaría en idéntica proporción.
Estos dos fenómenos – las “versiones transferentes-informáticas”
de los famosos “Efecto Dilatador de la Masa-Inercia/Energía” y su
forma temporal o “Paradoja de los Gemelos”, deducidos por
Einstein y posteriormente demostrados de modo experimental
sin lugar a ningún género de dudas –, limitan con grave
severidad las opciones eficaces de intercambio de comunicaciones
remotas de cara a una exploración y colonización futura a escala
interestelar.
En rigor, lo hacen de manera más aguda y limitante aún que sus
correspondientes

efectos

puramente

físico-dinámicos

restringentes de los desplazamientos de las hipotéticas naves

espaciales capaces de acelerar hasta velocidades de crucero de
orden comparable si bien siempre inferior a la de la luz en el
vacío; La razón es patente: El efecto dilatador de la energía
equivalente a la masa según E=mc2 no supone un crecimiento del
nivel de desorden-entropía en la interacción, mientras que en
términos de transferencia informacional sí se halla implicado tal
fenómeno, por definición, dado que el análogo al Teorema del
Trabajo en el Modelo conduce directamente al Principio de
Equivalencia correspondiente Sk=i Cβ2. Conclusión coherente –
por otro lado – con los resultados empíricos y tratamientos
analíticos efectuados por los especialistas en relación con el
inexorable “Efecto Fotocopia” inseparable de todo proceso o
mecanismo de copia o réplica de paquetes de datos o q-bits. En
palabras menos técnicas, en el caso de nuestras “Redes HiperVeloces” no tan sólo se “dispara” el “peso inerte” de la
información intercambiada – equivalente a la “masa inercial” en

un objeto móvil –, sino el grado de desorden-ruido-borrosidad de
la misma respecto al emisor o receptor “lento” vinculado directa o
indirectamente a nuestra mente. Dicho de otra manera, acaba

por tornar “ilegible” o “no-decodificable” el mensaje o contenido

transmitido si nos aproximamos lo bastante al valor de máxima
velocidad de procesado permitida.

Todo esto nos lleva a una conclusión final a la par desoladora y
retadora y estimulante: Si alguna vez tenemos la auténtica

posibilidad real y efectiva de expandirnos por la Galaxia más allá
de unos pocos y “en extremo costosos, muy poco prácticos y
lentos saltitos” a las estrellas menos lejanas localizadas cual

dotadas de probables planetas habitables – “habilidad” esta

última ya desarrollada por nuestra Ciencia, por fin – será
únicamente cuando logremos una Física Aplicada e Ingeniería

Transdimensional o Hiper-Dimensional en el contexto de una

nueva “Teoría Unificada de Super-Cuerdas/Teoría del Multiverso
Cosmológico-Cuántico”. Es decir, una Nueva Física Más Allá del

Marco de Referencia Relativista-Gravitatorio Cuatridimensional
(Tridimensional + Coordenada Temporal) del Espacio-Tiempo
“Local” de Einstein...

De ella poseemos hoy – en el Amanecer del Tercer Milenio de la
Era Vulgar y tras al menos 12000 años “oficiales” de Civilización
desde el Pre-Umbral Neolítico en Göbekli Tepe y enclaves
semejantes –, nada más que uno o dos simples y meros “esbozos”
conceptuales-matemáticos

preliminares:

La

Teoría

Supercuerdas Unificada y la Teoría de Bucles Gravitatorios.

de

Pero eso – aun siendo poco frente a la inmensa tarea pendiente

– es mucho y algo maravilloso frente a lo que no nos atrevíamos

ni tan siquiera a soñar en nuestras más audaces fantasías hace

menos de un siglo...
Somos todavía pequeños, insensatos, vulnerables y frágiles –
plenos “adolescentes tecnológicos” como nos describía el gran

“poeta de la divulgación científica” Carl Sagan, por desgracia

prematuramente fallecido –... Corremos – por tanto – fuerte
peligro de auto-destruirnos antes de conseguir tan
imprescindible meta para el porvenir – pues a largo plazo

nuestra misma supervivencia como especie compleja ,
innegablemente expansiva y tecnológica

depende de que

podamos “conquistar y explotar otros sistemas estelares” –, pero

también somos una especie inteligente, prometedora, adaptable,

oportunista y flexible. En pocos millones de años, nuestro linaje
colectivo salió, reducido y casi extinto, desde sus humildes y casi

agónicos orígenes derivados de la Gran Desertización Africana,
hasta alzarse con el dominio del planeta, o al menos de la

superficie terrestre y acuática y la baja atmósfera del mismo... No

está nada mal. Incluso admitiendo la posibilidad de que – como
creen algunos y de hecho existen ciertos indicios – en el último

“cuarto del camino” alguien nos “ayudara” desde “arriba” o

“desde al lado alterno invisible”... Una “ayuda interesada”, por

supuesto... Pero ese es otro tema que ya he tratado y volveré a
tratar en otras series de ensayos.

De todos modos, sea como fuere, no debemos desanimarnos ni

ser en exceso pesimistas: Hay graves problemas, obstáculos y
escollos, la mayor parte procedentes del interior de nosotros

mismos... Pues la rapidez de nuestra evolución y sus
“precipitaciones neoténicas” (reforzadas o no por “otros”, en el
fondo eso solo lo haría variar en cuestión de grado y “velocidad”,

no sustancialmente) – nos han proporcionado la más

maravillosa y eficaz herramienta y arma para optar al menos a

“ganar la dura partida selectiva darwiniana cuyo premio son las
estrellas distantes”: Nuestro enorme y – en términos evolutivos –

“vertiginoso” desarrollo de la corteza cerebral superior o neo-

córtex, donde reside nuestro “equipo” capaz de contemplar,
analizar, comprender y tratar de controlar racionalmente el

Mundo..; Pero esa misma “aceleración neoténica” ha generado
profundas y primordiales contradicciones y tensiones entre las
funciones y “programas” de este flamante y nuevo “Tercer

Cerebro” con los de sus capas más hondas y ancestrales: El

Sistema Límbico-Emocional-Empático que compartimos con los
demás mamíferos y el Complejo o Cerebro Reptiliano (“R”), sede

de nuestros más poderosos y arcanos instintos de agresión,
territorialidad, pulsión violenta-sexual, ritualidad compulsiva y
jerarquía...; El mismo factor o conjunto de factores “acelerantes”

que nos ha hecho listos, creativos, astutos, adaptables y
estimablemente poderosos – al menos a nivel planetario – nos

condena a la vez a nuestras íntimas y elevadas vulnerabilidades e

intrincadas contradicciones psico-emocionales como especie: A
una niñez demasiado larga, dependiente, sensible y fácil de

traumatizar, a nuestras turbulentas y frágiles adolescencias, a

unos patrones de dimorfismo sexual necesariamente atenuados y
por ende exaltados en otros aspectos psicofisiológicos

diferenciales productores de dramáticas incomprensiones
mutuas y “guerras de género”... Y, por todo ello, en suma, con
excesiva frecuencia empujados a distorsionadas, dolorosas y

turbias maduraciones adultas con fuertes “lastres patológicos”
persistentes de las anteriores etapas de desarrollo psicosocial...

Somos – por consiguiente – “cachorros creciditos, púberes
revoltosos, en cierto modo peligrosos para nosotros mismos, pero

prometedores de las Estrellas”... Y a ellas, a nuestra Gran Madre,
debemos volver algún día...

Es seguro que ni tan siquiera los más jóvenes entre mis Muy
Queridos, Pacientes y Amables Lectores ni yo mismo, desde
luego, lo veremos... Ni quizás numerosas generaciones detrás de
ellos... Pero tan sólo haber nacido en un tiempo en el que al

menos podemos empezar a atisbarlo con los ojos de la Razón ya
merece una intensa, sentida y emocionada Acción de Gracias a la

Gran Madre-Energía Oscura de la que nació, y por gracia y
virtud de cuya colosal Potencia, se expande “nuestro” Cosmos...

Y esta es mi forma de rezar, o expresar mi personal y particular
“sentimiento de reverencia religiosa”...
El mismo sentimiento y en forma muy parecida al que animaba a
Albert Einstein... Y el que nos sobrecoge a todos – desde el Albor
centi-milenario de la conciencia homínida – cuando, diminutos y

débiles como somos, pero al mismo tiempo infinitamente valiosos
y “preciosos por escasez” en la Vasta Matriz del Universo,
levantamos nuestra mirada a los cielos nocturnos estrellados...
Por eso me permito “añadir” a las célebres, ingeniosas y agudas

Tres Leyes de Clarke – debidas a Arthur Clarke, uno de los

insignes miembros de mi “trinidad” predilecta entre los
pensadores y autores de ciencia-ficción (junto a Isaac Asimov y
Stanislaw Lem) –, una “Cuarta Ley”, que llamaré “Ley Schreiber-

Clarke” en su honor.

Dicha “Ley” o lema es la síntesis de lo que acabamos de exponer:
Las “Cuatro Leyes Generales de Prospectiva Pasado-Futuro”
quedarían – pues – enunciadas así:

Leyes Generales de Prospectiva Pasado-Futuro
Primera Ley de Clarke

“Cuando un anciano y distinguido científico afirma que algo es

posible, es casi seguro que está en lo correcto. Cuando afirma que
algo es imposible, muy probablemente está equivocado”
Segunda Ley de Clarke
“La única manera de descubrir los límites de lo posible es
aventurarse un poco más allá, hacia lo imposible”
Tercera Ley de Clarke

“Toda tecnología lo suficientemente avanzada es indistinguible de
la magia”
Cuarta Ley de Schreiber-Clarke
“Las tecnologías futuras de transporte y telecomunicaciones
interestelares serán transdimensionales/hiperdimensionales o no
serán”
Añadan a estas las Tres Leyes de la Robótica más la
posteriormente adicionada Ley Zeroth de la Robótica originales
de Isaac Asimov y creo honrada y modestamente por la pequeña

contribución que me corresponde tendrán un buen “Octeto
Orientador” sobre las grandes tendencias globales del Futuro.

Con ello me despido por el momento de todos Vds, deseándoles
de corazón que sueñen con las estrellas...

VI
Dedicatoria y Agradecimientos
Dedicatoria
A Albert Einstein, el Gran Genio Precursor

Agradecimientos

A los Pioneros y Visionarios del Porvenir que, de un modo u otro,
hicieron “soñar con su Gran Madre” e inspiraron todas estas series
de trabajos a este humilde “cachorro de las estrellas”...
(Por orden “cronológico relativo”, no de acción inspiradora...):
Una vez más...
1) A los “chamanes y guerreros caníbales de Atapuerca, y a los
artistas de Altamira”...
así como...
2) A la Condesa Erzsébet Báthory...

Los “Daimones y Musas iniciadores” que, desde su precocísimo y
terrible “Resplandor Oscuro”, iluminaron la semilla de mi “Teoría
de la Transferencia por Impregnación Ambiental”
Y, junto a ellos, en relación a este ensayo en particular, a:
3) Werner von Braun
4) Isaac Asimov, Arthur C. Clarke,
Stanislaw Lem
5) Carl Sagan
Los maestros del acto y/o el pensamiento-imaginación que me
enseñaron a soñar con las estrellas...

A todos ellos, infinitas gracias con toda mi alma y mi corazón... o,
traduciendo al lenguaje científico actual, “con toda la energía de
mi cerebro trino”...

VII
Bibliografía y Referencias

San Emeterio Peña, José Luis, Teoría de la Relatividad,
Proyecto

Newton.

MEC,

Aula

Relatividad,

recursostic.educacion.es/newton/web/materiales.../aularelati
. vidad.pdf

Alemañ Berenguer, Rafael Andrés, Relatividad para todos,
Madrid, Equipo Sirius (2004), ISBN 84-95495-41-4

Alemañ Berenguer, Rafael Andrés, Relatividad Especial y

Teoría Cuántica: ¿son realmente compatibles? (.pdf), Dpto.
Ciencia de Materiales, Óptica y Tecnología Electrónica

Universidad Miguel Hernández (Elche, Alicante), Thémata,
Revista de filosofía, ISSN 0212-8365, Nº 44, 2011, págs. 65-79

Transformaciones de Galileo y Lorentz. (Artículo 1º) (.pdf) ,
multiblog.educacion.navarra.es/.../Transformaciones-deGalileo-y-Loren...

Elwood Shannon, Claude: A Mathematical Theory of

Communication. En: The Bell System Technical Journal,
vol.27, Estados Unidos, 1948, pp.379-423 y 623-656.

Pino Rodriguez, Herbert, Teoría matemático informacional,

modelo Shannon: http://www.monografias.com/trabajos59/
teoria-matematico-informacional/teoria-matematicoinformacional2.shtml#ixzz2t5ZVRzqP

Alonso, M. y S. Hilda, Teoría de la Comunicación. Una

introducción a su estudio, Ed. Pablo de la Torriente, La
Habana, 2006

Novo Villaverde, Francisco Javier, GENÉTICA HUMANA

Conceptos, Mecanismos y Aplicaciones de la Genética en el

campo de la Biomedicina, (Texto multimedia, pdf),
Departamento de Genética, UNIVERSIDAD DE NAVARRA

• Watson, JD, Baker TA, Bell SP, Gann A, Levine M, Losick R.
(2004), Molecular Biology of the Gene, 5th ed., (Chapters 910), Peason Benjamin Cummings; CSHL Press.

Leyes de Clarke, Wikipedia, la enciclopedia libre:
es.wikipedia.org/wiki/Leyes_de_Clarke

C. Clarke, Arthur, Perfiles del Futuro (1973), traducción de
Joaquín Adsuar Ortega, Biblioteca Universal Caralt,
Ediciones Caralt (España), 1977

Schreiber, Juan (5-8-2009): Evolución por Transferencia. (Un

modelo de Neolamarckismo Sintético capaz de superar los

límites del Neodarwinismo), Ensayos I y II sobre Un Nuevo

Paradigma Evolutivo. (Internet, disponible en: www.scribd.com).
Para consultas al autor: enviar e-mail a: mago-juan@outlook.com

Schreiber, Juan, Genes y Memes: Teoría Cinética de los

Replicadores Evolutivos Transferentes, (28/03/2011), Internet,

disponible en:

www.scribd.com

Para consultas: enviar e-mail a:

mago-juan@outlook.com

Schreiber, Juan (7-4-2010): Teoría de Redes y Transferencia.

Teoría Báthory/Schreiber de las Redes Psicobiológicas (Un
primer intento de explicación morfo-funcional del fenómeno

de Impregnación Ambiental y su interacción por

Transferencia con Receptores sensitivos). (Internet,
disponible en: www.scribd.com). Para consultas al autor: enviar email a: mago-juan@outlook.com

Schreiber, Juan (01-05-2011), "Genes y Memes (II): Analogía

estructural y funcional entre el código genético y el lenguaje

humano. El Principio de Coherencia como nuevo Paradigma
Holográfico del

ADN”.

(Internet,

disponible

en:

www.scribd.com). Para consultas al autor: enviar e-mail a:
mago-juan@outlook.com

Schreiber, Juan: “Doble Imprimación Retroalimentada (DIR):

Un modelo simplificado de Interacción Compleja
Donante/Receptor, Ensayo III sobre Un Nuevo Paradigma
Evolutivo”. (Internet, disponible en:

). Para

www.scribd.com

consultas al autor: enviar e-mail a: mago-juan@outlook.com

Schreiber, Juan: “Analítica de la Doble Transferencia”,

Ensayo IV sobre Un Nuevo Paradigma Evolutivo”. (Internet,

disponible en: www.scribd.com). Para consultas al autor: enviar email a: mago-juan@outlook.com

Schreiber, Juan (20-1-2010): Estudio de los Estados de

Equilibrio y Metaestabilidad “METEDIR” de Doble
Transferencia según el Modelo Psico-Biotermodinámico de

Báthory/Schreiber, Ensayo V sobre Un Nuevo Paradigma

Evolutivo. (Internet, disponible en: www.scribd.com). Para
consultas al autor: enviar e-mail a: mago-juan@outlook.com

Schreiber, Juan (5-2-2010): “Modelo Bio-Matemático de la

Evolución por Transferencia, Ensayo VI sobre Un Nuevo
Paradigma

Evolutivo”.

(Internet,

disponible

en:

www.scribd.com). Para consultas: enviar e-mail a: magojuan@outlook.com

Schreiber, Juan (19-2-2010): “El Juego de la Transferencia

(Aplicaciones de la Teoría de Juegos al fenómeno de la

Transferencia), Ensayo VI sobre Un Nuevo Paradigma

Evolutivo”. (Internet, disponible en : www.scribd.com).Para
consultas: enviar e-mail a: mago-juan@outlook.com

Schreiber, Juan (2-3-2010): "La Reina Roja “MAD”, el Bufón

de Corte “Saltarín” y la Evolución por Transferencia: Un
primer ensayo para un nuevo Paradigma de Evolución
Unificada (Una aproximación a un nuevo Modelo de Co-

Evolución y Especiación bajo Crisis Ambientales de Alta
Presión Adaptativa), Ensayo VIII y Final sobre Un Nuevo
Paradigma

Evolutivo”.

(Internet,

disponible

en:

www.scribd.com). Para consultas: enviar e-mail a: magojuan@outlook.com

Schreiber, Juan, Cinética y Termodinámica de la Adsorción

Psicofísica por Transferencia, (10/08/2012). Internet,
disponible en: www.scribd.com Para consultas: enviar e-mail
a: mago-juan@outlook.com

Schreiber, Juan, Cosmología de los Procesos Evolutivos

Biológicos y Culturales o Cosmología de los Genes y los

Memes:

Los

“Universos”

Replicantes-Procesadores

Transferentes Evolucionarios (UTES). Una primera
aproximación a las Ecuaciones Generales de la “Cosmología
Morfogenética Evolutiva” y sus principales Casos-Tipo
dinámicos”,

(9/10/2012).

Internet,

disponible

en:

www.scribd.com Para consultas: enviar e-mail a: magojuan@outlook.com

En Madrid,
a
12/02/2014
9:04 A.M.
Por:

Juan Schreiber
(

(Bioquímico y librepensador)