Red de Revistas Científicas de América Latina, el Caribe, España y Portugal

Sistema de Información Científica

María Victoria del Barrio Gándara, Miguel Ángel Carrasco Ortiz, Francisco Pablo Holgado Tello Análisis transversal de los cinco factores de personalidad por sexo y edad en niños españoles Revista Latinoamericana de Psicología, vol. 38, núm. 3, 2006, pp. 567-577, Fundación Universitaria Konrad Lorenz Colombia
Disponible en: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=80538309

Revista Latinoamericana de Psicología, ISSN (Versión impresa): 0120-0534 revistalatinomaericana@fukl.edu Fundación Universitaria Konrad Lorenz Colombia

¿Cómo citar?

Fascículo completo

Más información del artículo

Página de la revista

www.redalyc.org
Proyecto académico sin fines de lucro, desarrollado bajo la iniciativa de acceso abierto

Departamento de Personalidad Evaluación y Tratamientos Psicológicos. As far as the sex is concerned. openness and agreeableness. volumen 38. UNED. 567-577 ANÁLISIS TRANSVERSAL DE LOS CINCO FACTORES DE PERSONALIDAD POR SEXO Y EDAD EN NIÑOS ESPAÑOLES MARÍA VICTORIA DEL BARRIO GÁNDARA1 . C/ Juan del Rosal. survey descriptive study RESUMEN El presente estudio explora las diferencias por edad y sexo en los cinco factores de personalidad en población infantil. 28040 Madrid. Adolescents scored higher on neuroticism. extraversion and lower on conscientiousness. E-mail: macarrasco@psi. Facultad de Psicología. among adolescents girls reported higher scores on neuroticism and openness than male peers. Ciudad Universitaria. La comparación de medias y el análisis discriminante indicaron un patrón de personalidad diferencial entre grupos. MIGUEL ÁNGEL CARRASCO ORTIZ Y FRANCISCO PABLO HOLGADO TELLO Universidad Nacional de Educación a Distancia. despite females scoring higher on conscientiousness and agreeableness in the total sample. children.es. Los sujetos de más edad presentaron significativamente más características de neuroticismo y extraversión y Continúa 1 Correspondencia: MARÍA VICTORIA DEL BARRIO. BFQ-C) fue administrado a 852 escolares (501 varones y 351 mujeres) de edades comprendidas entre 8 y 15 años. The Big Five Questionnaire-Children (BFQ-C) was administered to a sample of 852 students (501 males and 351 females) aged 8 to 15 years.uned. Big Five Model. age. E-mail: vbarrio@psi. MIGUEL A.Revista Latinoamericana de Psicología 2006. España ABSTRACT The aim of this study was to investigate personality differences across age and sex groups in a Spanish children´s sample. The results showed that a number of age and sex differences emerged.uned. CARRASCO. .es. El cuestionario de personalidad de los cinco grandes (Big Five Questionnaire-Children. No 3. Key words: sex. 10.

La adaptación del cuestionario de Eysenck y Eysenck EPQ-J a población española (Eysenck & Eysenck. En la revisión de los estudios llevados a cabo con niños. gregarismo (A). los valores en las dimensiones de Eysenck tienden a disminuir. Palabras Claves: sexo. Jensen-Campbell & Hair (1996) en el factor de Agradabilidad y Kirkcaldy & Mooshage (1993) no encontraron diferencias por sexo ni en extraversión ni en neuroticismo. 1974). existe cierto consenso entre los datos para sostener que las mujeres muestran más altos niveles de neuroticismo. Del Barrio. y un moderado incremento en la escala de sinceridad sin cambios sustanciales en psicoticismo. agradabilidad y conciencia frente a los varones que puntúan más alto en extraversión y psicoticismo. 1994. CARRASCO. en cambio las mujeres lo hicieron en las escalas de ansiedad (N). 2000. 2002. Victor (1994) sólo encontró diferencias a favor de las mujeres en el factor Conciencia. En cuanto a la edad. 1986) en población española. López y Olmedo (1997) obtuvieron puntuaciones más altas en los varones sobre extraversión y psicoticismo (baja conciencia y baja agradabilidad) pero no en el factor de neuroticismo. diferentes modelos han dado cuenta de las diferencias entre grupos de sexo y edad en cada una de las dimensiones que la componen (Cattell. Rodríguez de Díaz & Díaz-Guerrero. no aparecieron diferencias en la conducta asertiva (Maccoby & Jacklin. estudio descriptivo INTRODUCCIÓN Si bien la estructura de personalidad puede permanecer consistente a lo largo de los años en hombres y mujeres (Costa & McCrae. En lo que a las diferencias de sexo se refieren. sin embargo. Kohnstamm. 1986). un ligero aumento en extraversión. 1972. 1997). aunque no hay una exacta correspondencia entre los estudios consultados. mostró en relación con los Cinco Grandes que las mujeres puntúan más en agradabilidad e inestabilidad emocional. 1986). Moreno. 1997. confianza (A) y sensibilidad a los demás (A). excepto para la escala de neuroticismo significativamente superior entre las chicas. Similares resultados fueron hallados por Aluja y Blanc-Plana (2002). En suma. 1994. Feingold (1994) realizó un metaanálisis sobre ello en las distintas variables de personalidad y encontró diferencias en cinco de nueve de las escalas descritas por Costa & McCrae: los varones (adolescentes y adultos) puntuaron más alto que las mujeres en las escalas de asertividad (E). Costa & McCrae. edad. . HOLGADO menores niveles de conciencia. Robert & Friend-Delvecchio. Fruyt. muestra resultados equiparables a los hallados con población inglesa: los varones obtienen más altas puntuaciones en las dimensiones de extraversión. apertura y agradabilidad. 1988. Posteriormente. Slotboom. excepto el psicoticismo donde la tendencia es menos clara. Ya en la edad adulta (sujetos entre 16 y 42 años). 1989. McCrae & Costa. Budaev (1999).568 BARRIO. Costa & McCrae. han mostrado que entre los 8 y los 15 años se produce un aumento en neuroticismo. modelo de los cinco grandes. Mervielde & Van Leeuwen. Heaven (1996) halló que las mujeres puntúan significativamente más que los hombres en los cinco factores de personalidad del NEO. lo que finalmente contrasta con la ausencia de diferencias por sexo encontradas por Zhang. Eric y Cheung (2002). Digman. psicoticismo y sinceridad y las mujeres en la de neuroticismo. niños. Las chicas se caracterizaron por mayores rasgos de conciencia y agradabilidad que llegada la adolescencia equiparaban a sus iguales varones a favor de un aumento del neuroticismo y un descenso de la apertura. los datos del EPQ-J (Eysenck & Eysenck. datos corroborados por Goldber (2001) quien además añade a favor de las mujeres mayor conciencia e introversión. Eysenck & Eysenck.

Wessels. Caprara. Carrasco & Holgado. 1998. Estudios previos llevados a cabo con el Big Five Questionnaire en población infantil española (BFQ-N) han mostrado la consistencia de la estructura pentafactorial y la invarianza de la misma a través de diferentes grupos de sexo y edad (Carrasco. Lamb. un aumento en neuroticismo y extraversión. casi nunca. Caprara. . McCrae & Costa. 2003. “Cuando el maestro explica algo. Caprara & Rabasca. Zhang et al. 2006a). Instrumento El instrumento utilizado fue el Cuestionario de Personalidad de los Cinco Grandes para niños (BFQ-N) (Barbaranelli. La edad de la muestra osciló entre 8 y 15 años (media = 11. Test-retest = 0. conviene sin embargo contemplar las diferencias por sexo y edad (Marsh. Extraversión (10 ítems. ej. Del Barrio.84. Contrariamente. Alfa de Cronbach = 0. Rabasca & Pastorelli. 1999. Feingold. La muestra fue seleccionada mediante un muestreo aleatorio simple procedente de distintos colegios públicos de numerosas ciudades españolas.19%) (tabla 1).79. Del Barrio. Los ítems mencionados se agruparon por análisis factorial en cinco factores: Conciencia (20 ítems. La participación fue voluntaria tras previa autorización de los padres con un porcentaje que ascendió al 90%.71. pocas veces. (2002) encuentran que en niños de 9 a 14 años aumentan los niveles de conciencia y disminuyen los de extraversión frente a los niños de 3 a 7 años. Test-retest = 0. Chuang. muchas veces. Alfa de Cronbach = 0.82. que disminuye la agradabilidad y aumenta el neuroticismo. Hallados estos resultados. pero parecen indicar que hasta la adolescencia se observa un aumento en las características de neuroticismo y extraversión y una disminución de las características de agradabilidad y conciencia que seguirán en la edad adulta. 1. El autoinforme posee 65 ítems con cuatro posibles respuestas graduadas de 5 a 1: 5. la apertura y el neuroticismo (este último sujeto a mayores inconsistencias) y un incremento de la agradabilidad y la conciencia. 1997). casi siempre. 3. neuroticismo y apertura entre los 6 y 8 años junto con un decremento de la apertura a los 15. En el seguimiento se advierte un pico en extraversión. en ambos sexos. Sus resultados muestran que la tendencia de las características de personalidad desde los 18 a los 83 años tanto en hombres como en mujeres parece derivar hacia una disminución de la extraversión. Testretest = 0. lo entiendo enseguida”). informan de acuerdo con Costa y McCrae (1994). Broberg & Hwang (2002). No obstante. 2006b). Holgado & Del Barrio. 2005.80%) y 351 niñas (41. Barbaranelli. junto con una disminución progresiva en conciencia y agradabilidad. 1994). Alfa de Cronbach = 0. A pesar de lo sostenido en estos trabajos. hallan que al crecer los niños se vuelven menos extravertidos. más agradables y más conscientes. “Me gusta hablar con los otros”). del Barrio & Holgado. algunas veces.CINCO FACTORES DE PERSONALIDAD EN NIÑOS ESPAÑOLES 569 En el modelo de los Cinco Grandes. MÉTODO Sujetos 852 escolares españoles participaron en el estudio. (1999). 4. son lo suficientemente dispersos como para esbozar una conclusión definitiva.88. ej. 2005. 2. Apertura (8 ítems. Un último trabajo a mencionar es el realizado por McCrae et al. (1999) con 7363 sujetos procedentes de cinco culturas. 2003). otros autores no han hallado diferencias entre grupos de edad en los cinco grandes (Budaev. Los datos en relación con la edad. ej. Carrasco & Holgado.84. “Respeto las reglas y el orden”). Costa y McCrae (1994) observan a partir de la adolescencia.86 y desviación típica = 2.03) y estuvo constituida por 501 niños (50. de acuerdo con la tendencia informada por McCrae et al. previamente adaptado al castellano (Carrasco. Con datos longitudinales desde los 2 a los 15 años de edad. Rabasca & Pastorelli. 1994) además de su influencia en cada una de las dimensiones del Modelo de los Cinco Grandes (Barbaranelli.

2 RESULTADOS Efecto de la edad y el sexo sobre la personalidad El estudio del efecto de la edad y el sexo sobre cada uno de los factores mostró efectos principales significativos para ambas variables en cada una de las dimensiones de personalidad.01 15.48 74. Alfa de Cronbach = 0.07 5.93 28.25 6.31 6.81 26.28 70.11 41. Procedimiento y Análisis Estadísticos Una vez conseguida la autorización de los padres. “Me comporto con los demás con mucha amabilidad”) y Neuroticismo (11 ítems.08 5.12 39.54 6.04 76.99 27.69 5.10 39.22 Media 37. Test-retest = 0.63 72.40 8.94 5.47 6.570 BARRIO. Tanto el sexo como la edad.75 16.59 26.84 7.31 9.69 7.23 7.64 36.82 40.68 36.27 5. En cambio.66 36.80 26.36 5.91 40.26 6.72 6.57 5.96 12.48 6.17 26.17 Apertura DT 6.72 13.07 70.38 41.79 42.44 28.46 6.18 72.84 5. “Me enfado con facilidad”).90 29.38 7.46 Extraversión Agradabilidad Neuroticismo DT Media DT Media DT 8.91 6.29 5.83 6.14 40.38 65.47 10-11 12-13 14-15 8-15 . Tras la recogida de los datos se procedió al tratamiento y análisis de los resultados. (2005) y Del Barrio et al.96 35.44 36.09 5.90 15.19 65.43 9.09 36. CARRASCO.54 12. se aplicó el modelo lineal general para determinar el efecto de las variables sexo y edad sobre la personalidad y posteriormente se procedió al estudio de las diferencias entre grupos de edad y sexo en cada una de las dimensiones de los Cinco Grandes mediante análisis de la varianza y discriminantes.01 73. Antes de proceder a los análisis definitivos.55 12. Una información más detallada de la estructura factorial y de las propiedades psicométricas del instrumento están recogidas en Carrasco et al. se evaluó a los sujetos en situación de aula.69 5.63 37.08 69. TABLA 1 Descriptivos por grupos de edad y sexo en cada uno de los factores del BFQ-N Edad (años) 8-9 Sexo Varón Mujer Total Varón Mujer Total Varón Mujer Total Varón Mujer Total Varón Mujer Total n 101 41 142 123 84 207 154 154 308 123 72 195 501 351 852 Conciencia Media DT 72. 11. La evaluación fue realizada por un psicólogo en presencia del profesor.38 35.37 6.28 7.80. ej.83 5.43 7.60 9.25 6. Los descriptivos en cada uno de los grupos para cada factor de personalidad se recogen en la tabla 1.13 37.2% para la conciencia y el 0. ej.43 38.79 28.20 4.73 6.62.40 27.27 6.57 26.64 41.08 9.58 5. tuvieron un efecto significativo sobre las características de personalidad estudiadas con un porcentaje de varianza explicada que osciló entre el 8.84 36.72 27. la interacción entre la edad y el sexo no resultó significativa en ninguna de ellas (tabla 2).03 6.33 11.72 12.92 40.67 27.10 12.84 36.48 26.21 27.78 5.24 6.73 26. Test-retest = 0.78 41.58 24.42 5.42 37.92 26.16 6.78 6.06 26.56 29. Alfa de Cronbach = 0.64 7.12 28.41 28.06 37.40 7.76 6. Los análisis estadísticos fueron realizados a través del paquete estadístico SPSS.12 37.66 37.00 10.78.93 6.52 11.20 5.34 7.27 29.94 5.06 5.57 65. (2006).21 4.48 23.63 26.85 28.9% para el neuroticismo.75 78.78 6.38 38.08 70.91 26.78 12.32 4.75 27. HOLGADO Agradabilidad (10 ítems.15 Media 28.77.85 40.62 25.52 11.93 11.13 71.35 4.50 5.

482 0.031 0.046 0. mostraron diferencias significativas en cada uno de los factores: Conciencia (F(3.000 0.91 0.48 2.052 Extraversión 0.05). grupo 1> 3.000 0.08 Significación 0.46 3.488 0.34 8.97 1.05.495 14.972 0. p < 0.02 Agradabilidad 0.519.356 R2 ajustada 0.07 3.082 Conciencia 0.049 0. 848) = 3.452.649 0.05. El factor neuroticismo . p < 0.004 0.49 2. así como la representación gráfica de sus puntuaciones medias (ver fig.228 0.475.05. p < 0. se procedió al análisis de las diferencias a través de un Anova unidireccional a dos colas. p < 0.000 0. 848) = 22.000 0.05) siguen un patrón similar. 848) = 17.67 0.62 1.45 0. grupo 3 (12-13 años). p < 0.05.05.05) y Neuroticismo (F(3.05).02 0.05). p < 0.000 0. 10-11 años. Agradabilidad (F(3. p < 0.05). 1 > 4.44 7.000 0.432. p < 0. grupo 4 (14-15 años) Diferencias de personalidad entre diferentes grupos de edad y sexo Tomando los cuatro grupos de edad previamente establecidos (8-9 años.548 2. 3 > 4.582.424 10.052 0. El análisis múltiple a posteriori de las diferencias de medias entre cada uno de los grupos mediante Scheffé.75 0. 2 > 3. p < 0. El factor conciencia (Scheffé. p < 0. 14-15 años). 12-13 años. 3 > 4.009 Neuroticismo * Grupos de Edad: grupo 1 (8-9años). Los resultados del análisis de la varianza entre estos grupos de edad.736 0.05. grupo 2 (10-11 años). Extraversión (F(3. 2 > 3 p < 0.000 0. 2> 4.40 2. 1) muestra las tendencias a lo largo de las edades consideradas en cada una de las dimensiones de personalidad.CINCO FACTORES DE PERSONALIDAD EN NIÑOS ESPAÑOLES 571 TABLA 2 Modelo lineal general: efectos principales e interactivos de la edad y el sexo sobre los factores de personalidad F Modelo Corregido Sexo Edad * SexoX Edad Modelo Corregido Sexo Edad SexoX Edad Modelo Corregido Sexo Edad SexoX Edad Modelo Corregido Sexo Edad SexoX Edad Modelo Corregido Sexo Edad SexoX Edad 11.78 24. 848) = 26. Apertura (F(3.156 0. consistente en un incremento inicial con elevadas puntuaciones desde los 8-9 años hasta los 10-11 seguido de una disminución hasta los 14-15 años.02 22.074 Apertura 0. 848) = 3. grupo 1> 4. p < 0.05) como el de apertura (Scheffé. p < 0.

HOLGADO (Scheffé.08 tantes con una ligera disminución. con una tendencia similar al anterior. Además de estas diferencias.48 76.46 x 28.09 28. CARRASCO. cada uno de los cinco factores se llevaron a cabo mediante el método de selección de variables stepwise. sexo y edad y como independientes.75 * 26.62 8-9 años 10-11 años 12-13 años 14-15 años Conciencia x Agradabilidad * Apertura Neuroticismo Extraversión Figura 1: Representación gráfica de las puntuaciones medias por grupos de edad en las cinco dimensiones de personalidad Las comparaciones de medias entre grupos de sexo se analizaron mediante la t de Student. edad a partir de la cual las puntuaciones indicaron una tendencia creciente hasta los 1415 años. la cual no llega a ser significativa.92 72. p < 0.028. aumenta significativamente desde los 8-9 años hasta los 10-11. En cuanto a las características de agradabilidad (Scheffé.572 BARRIO.91 x 37.05) y agradabilidad (t (850) = -3.92 39. 70. p < 0. p < 0. p < 0. cuando las diferencias por sexo eran analizadas en cada uno de los grupos de edad.05. p < 0.05) muestra un incremento inicial significativamente distinto al resto de las edades que desciende hasta los 1213 años. mostrando un pico a esta edad que decrece posteriormente y de forma significativa en el grupo de 14-15 años. el factor extraversión (Scheffé. grupo 1> 2. Por tanto.38 65.05. p < 0. . un grupo de 8 a 12 años y otro de 12 a 15 puesto que permitían una mayor discriminación a través de las variables independientes.12 40 30 20 10 0 37.79 x 37. grupo 1<3. sin llegar a disminuir hasta los niveles iniciales de los más pequeños.59 * 29. No obstante. p < 0.67 *24. la niñas mostraron mayores niveles de conciencia y agradabilidad previamente a la adolescencia y llegada ésta equipararon las puntuaciones a favor de un aumento en sus niveles de neuroticismo y un descenso en las características de apertura. éstas aumentan en los primeros años desde los 8-9 años hasta los 12-13 años y posteriormente se mantienen cons80 70 60 50 41. en el grupo de los mayores (14-15 años). p < 0. el factor Conciencia sólo se mostró superior en las chicas en el grupo de 10-11 años (t (205) = -2. 2> 4.17 26.05).05).876. p < 0. Las diferencias significativas aparecieron en los factores de conciencia (t (850) = -2. grupo 1<2.81 * 26.280. Se tomaron dos grupos de edad.05) y el de agradabilidad en el de 12-13 (t (306) = -2. Finalmente. 1< 4. 1<3.05). las chicas mostraron mayores puntuaciones en las características de conciencia y agradabilidad en el con- junto de la muestra pero en los diferentes grupos de edad.05) y neuroticismo en las mujeres (t (193) = -2. Variables de personalidad que discriminan entre grupos de edad y sexo Los análisis discriminantes tomando como variables dependientes. apertura es significativamente superior en los varones (t (193) = 2.05. p < 0.07 41.64 36. p < 0.44 x 36. p < 0.64 27.05).037.05) cuando se analizaba el conjunto de la muestra.206.953.

De la misma manera. En cuanto a los grupos por sexo. El número de sujetos correctamente clasificados de acuerdo con las funciones extraídas en los diferentes grupos.7% en los grupos de edad y 60.061 Coeficientes estandarizados 1. Sig.434.142 -1. como en el caso anterior. la habilidad predictiva de las características de personalidad para clasificar a los sujetos en distintos grupos de edad y sexo osciló entre el 60-65%.393 Coeficientes estructura 0.539 -0. el valor predictivo fue superior para la conciencia y la apertura.590 — 0. revelando el predominio de estas características entre las mujeres frente a los varones. Las características de conciencia. primero apertura.1 (*) Dos grupos de edad considerados como variables independientes Grupo 1: 8-12 años. los coeficientes estructura marcaron una mayor relación con la función extraída en un orden ligeramente distinto.372 -0. p = 0.135.596 -0. TABLA 3 Análisis discriminante (stepwise) Predictores Grupos por Edad (*) Función 1 Coeficientes estandarizados 1.495 — 0.) Correlación Canonical % Casos Correctamente clasificados 66.243 Grupos por Sexo Función 1 Coeficientes estructura 0.283 -0. Por tanto. conciencia y en menor grado de agradabilidad.09 -0. Los coeficientes estandarizados mostraron que. segundo conciencia y tercero agradabilidad. La fuerza de la asociación entre las variables de personalidad y las otras variables fue hallada a través de las correlaciones canónicas y eigenvalues que indicaron una mayor asociación para la edad que para el sexo.066 Conciencia Apertura Extraversión Agradabilidad Neuroticismo Eigenvalue Wilks’ Lambda (Chi-square. p = 0. En síntesis. agradabilidad y apertura eran las características que más poder de discriminación tenían.CINCO FACTORES DE PERSONALIDAD EN NIÑOS ESPAÑOLES 573 Los resultados se recogen en la tabla 3.0001) 0. Grupo 2: 13-15 años . conciencia. las chicas pueden ser diferenciadas de los chicos especialmente por sus mayores características de apertura. informaron de un porcentaje global del 66.063 0. En los grupos por edad.183 0.353 0.1% en los grupos de sexo.7 60.240 0.845 (÷2 = 142. una función discriminante resultó significativa a partir de la combinación lineal de las 5 dimensiones de personalidad.941 (÷2 = 50.814 0.567 0. la extraversión resultó estar fuertemente asociada a la función discriminante aunque su valor predictivo fue escaso. apertura y agradabilidad indicaron el mayor valor predictivo para diferenciar chicos y chicas además de una mayor asociación de estas variables con la función discriminante.0001) 0. Aunque.097 0.244 0. La combinación entre ambos apuntaba a una mayor relevancia de la variable conciencia. no en cambio a partir de sus mayores niveles de extraversión. los resultados apuntaron en la misma dirección que la edad.377 -0.129 0. la agradabilidad mostró una mayor asociación con la función discrimi- nante.

En lo que respecta a la variable edad. Graziano. puede ayudar a entender la precocidad de este descenso. & Frías. sólo resultó significativo para el factor de extraversión. agradabilidad y extraversión mostraron un incremento progresivo a lo largo de las edades estudiadas y un descenso en el grupo de los más mayores. Mestre.. 1986) así como con las mayores puntuaciones de psicoticismo encontradas en el trabajo de Del Barrio. 1997. 1999) que pueden estar en la base de estos hallazgos.574 DISCUSIÓN BARRIO.. 1993) así como con los bajos niveles de conciencia y agradabilidad (Graziano. Shiner. claramente más acusado en los grupos de edades extremas. Un análisis más detallado de los resultados en cada uno de los factores permite destacar algunas consideraciones relacionadas con los procesos emocionales y de socialización ligados al desarrollo evolutivo. 1993. Kirkcaldy & Mooshage. Jensen-Campbell & Hair 1996. 2003). aunque aumenta progresivamente hay que notar un ligero descenso en el grupo de 14-15 años que puede justificarse por el incremento de problemas interiorizados asociados a la introversión (Bagby et al. Moreno. apertura y agradabilidad. 2000). Trull & Sher. Los resultados se han mostrado en clara consonancia con los indicados por Costa y McCrae (1994) quienes informaron de un aumento del neuroticismo y la extraversión junto con una disminución en la adolescencia de las características de conciencia y agradabilidad. El incremento de los problemas emocionales tanto de carácter interiorizado como exteriorizado en el periodo adolescente está en clara asociación con el aumento de los niveles de neuroticismo (Caprara & Pastorelli. Por tanto. 1995. dada la saturación de ítems en este factor referidos a contenidos y materias escolares sobre las que la . 1997. mayores puntuaciones en conciencia. Por último. (2002). HOLGADO Mostrado el efecto significativo de la edad y el sexo sobre la personalidad en la población infantil. El análisis del contenido de los ítems del factor Apertura en versiones infantiles como la del BFQ-N. aunque el descenso de la apertura es coherente con algún trabajo (Lamb et al. López y Olmedo (1997) y que pueden ser equiparadas a las características de baja conciencia y baja agradabilidad (Eysenck.. Del Barrio et al. puede ser también analizado a la luz de la literatura referida al desarrollo y ajuste socio-emocional de niños y adolescentes (Del Barrio. el grupo de más edad se caracteriza por un aumento del neuroticismo y la extraversión con un decremento en conciencia.. 2002) este ha sido hallado en los años posteriores a la adolescencia (McCrae et al. b). destacaron las altas puntuaciones en neuroticismo también. Por último. apertura y agradabilidad y más baja extraversión. en relación con el incremento de los factores de neuroticismo y extraversión (Eysenck & Eysenck. CARRASCO. En cambio. especialmente de la primera. El patrón de cambio en las puntuaciones de los distintos factores. entre los sujetos de menor edad. los factores de personalidad resultaron diferentes entre los distintos grupos de edad y sexo. en cambio. Conciencia y apertura indicaron un patrón similar entre sí: un ligero incremento desde los 8 a los 11 años y un descenso progresivo en los años sucesivos hasta alcanzar las más bajas puntuaciones en la adolescencia. productividad y energía que caracteriza a esta franja evolutiva y que contrasta con el aumento del neuroticismo en los grupos de menor y mayor edad. 1992a. 1997. las diferencias entre grupos pusieron de manifiesto que las puntuaciones en neuroticismo fueron más altas en los grupos de edades extremas (8-9 años y 14-15 años) con un periodo de meseta entre los años intermedios (10-13). De la misma manera apoyan los hallados con el modelo de los tres factores de Eysenck en población española. El descenso hallado en apertura se mostró coherente con los hallazgos longitudinales de Lamb et al. el aumento significativo de la extraversión como la meseta del neuroticismo en los grupos de edad de 9 a 12 años puede ser una expresión de la estabilidad emocional. 2004. En reiteradas ocasiones la etapa adolescente ha sido descrita como un periodo de cambios psicosociales (Arnett. 1994). Moffitt & Caspi. En cuanto a la extraversión. 1999). Lahey. Jensen-Campbell & Finch. Samper.

1998) a pesar de que otros hallazgos han encontrado valores más altos en varones (Del Barrio et al. Martin & Kirkcaldy. Eysenck & Eysenck. R. reconsidered. Feingold. fue mayor que sobre los grupos de sexo. Martin & Kirkaldy.. 9. Arnett. K. 1997. 1993.M. En Sánchez-Elvira.. Parker. Heaven & Shochet. (ed. European Journal of Psychological Assessment. 1999. A. 1999. 1994) los datos no siempre han ido en ese sentido (Goldberg. Moffitt. Goldberg.J. 224-234. En cambio.T. Como han indicado algunos autores a propósito de las inconsistencias mostradas en relación con este factor. 2002). la razón de estas inconsistencias entre diferentes estudios quizás tengan que ser analizadas a la luz de las características muestrales y especialmente de los rangos de edad utilizados en las comparaciones. Por último. Scholté & De Bruyn.. Madrid: Sanz y Torres. Introducción al estudio de las diferencias individuales. Sé muchas cosas. Adolescent storm and stress. Las chicas se caracterizaban por mayores rasgos de conciencia y agradabilidad en el conjunto de la muestra.L. 1986. J. Cuando el maestro explica algo. Diferencias intergrupales en inteligencia y personalidad en función de la edad y el sexo/género (pp.. R. 1996). Estos resultados sugieren que el desarrollo evolutivo y los procesos de cambio asociados a la edad pudieran estar más vinculados a las características de personalidad que al sexo. (1995). en este estudio no aparecieron diferencias en extraversión entre sexos de acuerdo con algunos trabajos (Kirkcaldy & Mooshage. 1995. llegada ésta.. Robins. 2004). 549-607). REFERENCIAS Aluja.CINCO FACTORES DE PERSONALIDAD EN NIÑOS ESPAÑOLES 575 mayoría de los menores no emiten juicios favorables (ej. Goldberg. M. Graziano et al. Caspi. entre las que cabe mencionar la edad como un referente de las mismas. A. (1999).A. J. Zhang et al.. El carácter transversal de estos resultados limita estas conclusiones a un plano exploratorio que debieran ser contrastadas con el posterior análisis longitudinal de las variables estudiadas. & Stouthamer-Loeber. Algunos trabajos no han constatado dichas diferencias en alguno de los factores de personalidad. Heaven. las niñas equiparan estas características a las de los varones pero incrementan sus niveles de neuroticismo y descienden los de apertura. Los datos apoyan en este sentido la conclusión establecida por otros autores en una extensa revisión (Amor. & Blanch.D. John. 1994. Las diferencias de personalidad en población infantil debidas al sexo no parecen ser un marcador tan relevante como la edad. tales como agradabilidad o neuroticismo (Budaev. 1996). Major depression and the five factor model of personality. la dimensión de Apertura parece tener una naturaleza bastante heterogénea y de difícil limitación (Goldberg. conciencia y neuroticismo en las niñas dibujan un claro perfil de estereotipo femenino que se ha encontrado reiteradamente en la literatura (Budaev. American Psychologist. 1994. 54. . & Harkness. Amor.. (2002). Kalemba. 1996. 18 (3). The Children Depression Inventory as predictor of social and scholastic competence. que en algunos casos son excesivamente amplios. 1998). Joffe. si las diferencias por sexo eran analizadas en cada uno de los grupos de edad. Journal of Personality Disorders. P. 2001. 1997). éstas sólo eran significativas en los grupos previos a la adolescencia. (2003). Bagby. inferiores a las atribuidas a las diferencias individuales. en la mayoría de los trabajos.). Las altas puntuaciones en agradabilidad (Graziano et al. 2001. Feingold. 317-326.A. V. Aunque habitualmente se han encontrado niveles más altos de apertura en varones (Victor. El impacto de la edad sobre la personalidad así como la capacidad predictiva y discriminatoria de las características de personalidad sobre los grupos de edad. 2001. 259-274. 2003) de que las diferencias en personalidad atribuidas al sexo son. 1994. lo entiendo enseguida). 2001) o en mujeres (Heaven.

Del Barrio. Del Barrio.C. Son universales los rasgos de personalidad? Revista Latinoamericana de Psicología. Jensen-Campbell. Graziano.. (1996). I. M. A. Personality and self-reported delinquency: analysis of the “Big Five” personality dimensions. 26. G.. prosocial behaviour and aggression: some methodological aspects. 23. B. Carpara.A. Hillsdale. Personality and Individual Differences. 195-214. 709-743. M. W.. 16. (1996). K.. (1986).S. V. Personality and relationships as moderators of interpersonal conflict in adolescence. (1993). Journal of Personaltiy. (2006). & Rabasca. 148-163. 7. M. Personality and Individual Differences. Rabasca. B. A. Barbaranelli.V. Digman. (1999). 158-167. Budaev. (2006b). E. G. Goldberg. Manual for the 16 PF (Sixteen Personality Factors). Robins. S. Holgado.. & McCrae. 820-835. Dimensionalidad del cuestionario de los cinco grandes (BFQ-N) en población infantil. (1997a). Halverson. Jensen-Campbell. 15. C. Personality profiles of conduct and emotionally disordered adolescents. 116. (1998).B. & Pastorelli.R.P. Personality and Individual Differences. The consistency of personality type classification across samples and Five Factor measures. 17. (1994). J. 645-664. Depresión Infantil. Caprara. R. 69. (2001). R. Organizzaaioni Speciali-Firenze. Fruyt. 13. & McCrae. C. depression and personality structure. Mervielde. Moreno.).V. Caspi. Madrid: TEA Ediciones. P.V. 34. O.. L. & Shochet. Manual del EPQ-Cuestionario de personalidad para niños (EPQ-J) y adultos (EPQ-A.. Eysenck. R. Journal of Personality and Social Psychology. A reply to Costa and McCrae: P or A and C the role of theory.W. J. Anxiety.M. G. 19-36.. (2002). Kohnstamm & R. 867-868.. 3552. G. T. L. F. De Díaz & Díaz-Guerrero.V.J. Costa. (1997). P. Sex differences in the big five personality factors: testing an evolutionary hypothesis. Big Five Questionnaire Children. 54. A. W. Journal of Personality and Social Psychology. Early emotional inestability. Five robust trait dimensions: Development. Del Barrio. M. Illinois: Institute for Personality and Ability Testing. (1989). & Hair.T. Cattell. 160-178. European Journal of Psychological Assessment. 18. 95-96. The Little Five: Exploring the nomological network of the Five Factor Model of personality in adolescent boys. European Journal of Personality. Graziano. Del Barrio. G. R. 23. Carrasco. Factors structure invariance in the children’s Big Five Questionnaire.B. (1993). Child Development. A questionnaire for measuring the Big Five in late Childhood.D. 43-60. & Eysenck.. C.J. 801-813. Graziano. H. E. Costa. (1994).C. Journal of Personality. A. L. W. Heaven. NJ: LEA.G. Personality in adulthood: a six year longitudinal study of self-reports and spouse ratings on the NEO Personality Inventory. & Holgado. F. John. Eysenck. & Del Barrio. P. A.139150). 42. 33-37. Kirkcaldy. Merrill-Palmer Quarterly. Perceiving interpersonal conflict and reacting to it: The case for agreeableness. (1988). & Hair. (2005). R.. L.A. & Van Leeuwen. (1996). Four ways five factors are not basic. 13. 667-673. The self as a mediator between personality and adjustment. López. Martin (Eds. & Olmedo.F. Carrasco & Holgado. 57.A. Personality and Individual Differences.. M. (1992b). Psicothema. Barcelona: Ariel. (1992a).. T. 275-280. 327-335.R. Personality and Individual Differences. 429-456. 20.P. 73(2). & Stouthamer-Loeber. I. P. Personality and Individual Differences. Psychological Bulletin. Caprara. R. . O. Analyses of Digman´s Child-Personality data: derivation of Big Five Factor Scores From Each of Six Samples.. En C..E. Manuale del BFQ-C. A. Personality and Individual Differences. Moffitt. (2006a). Personality and Individual Differences. & Mooshage. C. CARRASCO.M.F. M.A.576 BARRIO. S. (2003). Gender differences in personality a meta-analysis. F.J. HOLGADO Barbaranelli. G. 57-72. 392-40. (1997). 65. H. BFQ-NA cuestionario de los Cinco Grandes para niños y adolescentes (adaptación a la población española). Carrasco. European Journal of Personality. Stability and change in personality from adolescence through adulthood. Heaven. (1994). Madrid: TEA Ediciones. S.C. V. (original in English.V.. stability and utility. (1995). & Pastorelli. Jensen-Campbell. (1997). The developing structure of temperament and personality from infancy to adulthood (pp. 1975). 47-54. H. C. Journal of Personality & Social Psychology. 22. Feingold. 70.R. & Finch.. Dimension of neuroticism: Relationships with gender and personality traits. (1972). Eysenck.

Cheung. E. 173-181. Child Development. NJ: LEA. 165-179.. (1998). McCrae. 36. 493-509. 24. Resin. Measuring Personality Traits in the classroom. S. 350-360. Revista Latinoamericana de Psicología. E. Broberg. & Costa. CA: Stanford University Press. J. E. Shiner. En C. Markey. G. M. Markey. D. (1994). Martin. Bleichrodt. (2002)... New York: Guilford. I. V. B. & Dekker. & Hwang. Y. (Eds. T.. B.. The developing structure of temperament and personality from infancy to adulthood (pp. Victor. European Journal of Personality. 36. 1353-1371. 1517-1524. A. 5. & Fruyt. (2002). Slotboom.Ch. (2000). W. Linking childhood personality with adaptation: Evidence for continuity and change across time into late adolescence. P. Samper. Ch.M..R. (1999). & Kirkcaldy.). Chinese and Dutch Parents’ Perceptions of Their Children’s Personality. (1974). N. Jr. l-5. Emergence and construct validation of the Big Five Factors in early childhood: a longitudinal analysis of their ontogeny in Sweden. Journal of Abnormal Psychology. Mervielde. 445-457. Stanford. & Sher. F. P. (1997). T.J. P. & De Bruyn. G.E. Gender differences on the EPQ-R and attitudes to work. (2000). Trull. 78.A. Zhang. E.. & Eric. A preliminary validation of Preadolescents’s self-reports using the Five-Factor Model of Pesonality.F. Lamb. (2002). Journal of Genetic Psychology. 13. 310-325. Martin (Eds. R... Moffitt. K. Comparison of the Giant Three and the Big Five in early adolescents. A. 103. 163. T. & Caspi. (2004). 14. Hillsdale. Tinsley. Maccoby.CINCO FACTORES DE PERSONALIDAD EN NIÑOS ESPAÑOLES 577 Lahey. Mestre. 355-366). Kohnstamm & R. (2004). 52. & Jacklin.L. R.J. Personality and Individual Differences. C. Halverson. & Ericksen.T. European Journal of Personality. Chuang.. Relationship between the five factor model of personality and Axis I disorders in a nonclinical sample. (1994).N. The five factor model applied to individual differences in school behavior. Journal of Research in Personality. Kohnstamm. A. Wessels. P. The Big Five Personality Factors as a Model for the Structure of Children’s Peer Nominations. 36. 509-516. H. American Psychologist. Recepción: julio de 2005 Aceptación final: agosto de 2006 . P. The causes of conduct disorder and serious juvenile delinquency. Personality trait structure as a human universal. Personalidad y contexto familiar como factores predictores de la disposición prosocial y antisocial de los adolescentes. R. B. & Frías. A. Scholte. P. 91-106. Journal of Personality and Social Psychology.) (2003). Personality and Indiuidual Differences. The psychology of sex differences.