L A

F R A C T U R A

D E L

L A Z O

S O C I A L :

E L

D I S C U R S O

C A P I TA L I S TA
Por: Astrid Quintero Quintero1

…Y a orillas del río San Juan, el viejo poeta me dijo que a los fanáticos de la objetividad no hay que hacerles ni puto caso: -No te preocupés –me dijo-. Así debe ser. Los que hacen de la objetividad una religión, mienten. Ellos no quieren ser objetivos, mentira: quieren ser objetos, para salvarse del dolor humano. Galeano, E., Celebración de la subjetividad. 2008, p. 106

Este artículo se presenta como una primera reflexión al trabajo de investigación denominado “El malestar en el docente. Estado del arte desde los aportes teóricos psicoanalíticos publicados en Argentina, México, Colombia, Brasil, Paraguay y Chile, entre 1998 y 2013”. Su contenido se ubica dentro de la categoría SOCIEDAD y en la subcategoría DISCURSO CAPITALISTA. Los referentes expuestos en este texto sirven como fundamento para la comprensión del Malestar en el docente. La noción de discurso utilizada por Lacan hace referencia a las modalidades de lazos sociales con el Otro de la cultura. El discurso como estructura para el autor (1996), excede la palabra y puede permanecer muy bien, en ciertas relaciones fundamentales. Pero, estas relaciones “(…) literalmente, no pueden mantenerse sin el lenguaje. Mediante el instrumento del lenguaje se instaura cierto número de relaciones estables, en las que puede ciertamente inscribirse algo mucho más amplio, algo que va mucho más lejos que las enunciaciones efectivas”. (p. 10)

1

Profesora facultad de Educación Universidad de Antioquia .

1|Página

Lacan enuncia cuatro discursos como modos diferentes de hacer lazo con el otro: el discurso de la histeria. párr. lo que predomina es la tendencia hacia la homogeneización. el cual proyecta un sujeto insatisfecho y dividido. se permite el acceso a un goce absoluto. el del amo. como despojos inservible. y despoja a los poderes designados. El discurso de la ciencia produce restos. pues su meta va encaminada al dominio de los productos de consumo global. el “plus de goce” del consumo. ya no necesita el control territorial. En los años 70. al individualismo. Esto “(…) genera inestabilidad. cada uno de ellos. desde este discurso. el Estado pierde centralidad dejando al mercado como regulador del orden social . pero. En estos términos. que son sustituidos rápidamente por otros objetos aprovechables y reaprovechable que regresan como objetos inútiles. una doctrina que le hace apología al capital. a la plusvalía. La globalización dice el escritor. crisis financiera y desigualdades crecientes (…)”. despreciando y fracturado las creencias tradicionales de las relaciones de los sujetos con el Estado que en antaño protegía y regulaba. el universitario y el del analista. 2002. En efecto. eliminando todo aquello que no es apto. Esta revolución científica__ darwinismo global__ promueve una competencia global y trabaja desde la selección natural. no por el inconsciente sino por el mercado del consumo. La globalización es respaldada por la ciencia__ como condición para la aparición del capitalismo __ desde allí obnubila lo real. (Velásquez. establece la realidad del vínculo social y se constituyen como modos diferentes del tratamiento del goce. Este mercado que sobrepasa las fronteras nacionales. en la actualidad se vive la conquista total de la globalización capitalista. 16) El DC rechaza lo imposible. lo íntimo__ la castración__. a la ganancia. ¿Qué caracteriza a este discurso? Velásquez (2002) asevera que. da potestad a agentes no políticos. Tarrab (1992) afirmar que este es “(…) um discurso no qual um sujeito em sua falta de gozo 2|Página . de allí su principio segregativo. el autor acuña un quinto discurso denominado capitalista (en adelante DC).

“y con el objeto plusvalía. en consecuencia venga a suturar su castración. es decir. su división. sin hacer lazo con el otro. El sujeto produce y consume objetos y a la vez es consumido por los objetos mismos. sostiene que este es el tiempo de la máquina donde “(…) impera. Mrech (2001. p. sua miséria” 2. como plus de goce” (Velásquez. sem consequências. la posibilidad de reparación. Lacan denomina a estos objetos como gadgets o falsos objetos (a) que dan la sensación al sujeto de alcanzar la totalidad. 3 “(…) impera. Ya no hay un encuentro con el Otro sino que se da una relación de tú a tú con el objeto. párr. y en vez de propender por el vínculo este discurso lo deshace. Esta satisfacción deja al sujeto en un goce autista. demanda al saber científico la producción de un objeto capaz de un goce que. es un circuito compacto que rota en él mismo.estrutural. “(…) un discurso en el cual un sujeto en falta. En lugar de algo que se presenta como fisura se superpone una ilusión. (Citado por Dos Reis. 2002. En estos términos. de anulan la división subjetiva. o ritmo da produção capitalista e não da sociedade e do sujeito. su miseria”. 3) Así. aquello que el sujeto trae como marca estructural va a ser asociada a una demanda social totalizante. El DC crea un fantasma social. 2012. 2 3|Página . el ritmo de la producción capitalista y no de la sociedad y del sujeto. Um tempo cada vez mais externo ao sujeito e à sociedade (2012. Un tiempo cada vez más externo al sujeto y a la sociedad.5) 3 Lo que otrora se fundara para ordenar la realidad del vínculo social__ función paterna__. __ya no es ese que estructura a cada sujeto como resultado de la castración__ el cual se ancla en una estructura dominada por lo imaginario. el sujeto no se encuentra alienado al Otro del significante. demanda ao saber científico a produção de um objeto capaz de um gozo que. Un tiempo cada vez más rápido. p. venha a suturar sua castração. es desechada por este discurso. Um tempo cada vez mais rápido. dicho de otro modo. 10). de taponar la falta. el sujeto se corresponde es con los objetos. comanda y es comandado. con la mercancía que se convierte en el objeto a. sua divisão. es decir. citado por Dos Reis).

Sobreviene un sujeto extrajero en su propia psiquis. 2002. 21) Así producir y consumir se denomina como necesidad y esto para el sujeto de la contemporaneidad no revela ningún sentimiento de vergüenza.de un yo “capaz” de poder responder a la insaciable demanda de la empresa” . Lipovetsky (2000). el apetito de la personalidad hasta su término narcisista. párr. (p.113) El ser humano en su mismidad. aparece transformado en gadgets. cuándo. (Velásquez. e investigarlo todo. bajo el imperio del mercado debe saberlo todo. “Se presenta un desdibuja miento del sujeto en su goce y va directamente hacia lo real”. el cual interactúa con el fantasma del DC que lo incita a cubrir la perdida a través de ofertas ilimitadas de objetos consumibles. la legitimación de todos los modos de vida. 33) El cuerpo como el espacio de la trasgresión de los límites. el derecho a ser absolutamente uno mismo. Es un continuo goce que compone la base de este discurso y su forma de actuar se traduce en Individualismo y competitividad. Como bien lo dicen Gallano (2010): “Esa exigencia competitiva. debe certificar un saber acorde con las demandas del momento. la conquista de la identidad personal. caracteriza al sujeto posmoderno como un trashumante que busca expresarse sin importar cómo. se torna escenario de este discurso. “El sujeto no pretende decir nada de su subjetividad porque ella no es articulable a ese Otro moderno”. dónde. esto lo deja a su merced. ni con que. De esta manera se exige cada vez más a costa de su propia humanidad pues lo importantes es medirse con la competitividad del momento. párr. puesto que. 2002. puesto que: (…) es el proceso de personalización lo que ha permitido esa distensión cool de las referencias sociales. es medio y es objeto. 22) 4|Página . que empuja al sujeto a correr más de lo que puede (…) se proyecta en la “potencia fálica” ilusoria -por imaginaria. su meta es la satisfacción a través de los objetos de última gama. (Velásquez. (p.

con las consecuencias que esto deriva. “(…) solución que también se hace desechable. adictos. laborales. párr. Esto explica la precariedad de los vínculos de pareja. de familia. embarazos a temprana edad. pues se produce la segregación a partir de los diferentes grupos que se van conformando de acuerdo a las diferentes formas de goce a la “carta”. en los almacenes o restaurantes especializados. designan el modelo general de la vida en las sociedades contemporáneas que ven proliferar de forma vertiginosa las fuentes de información. El deseo motor de la vida se confronta con la insatisfacción. queda en entredicho. El lazo social.Otro efecto de la contemporaneidad hace referencia al sentimiento de vacío. el sujeto desarrolla más el sentimiento de falta para gozar. maestros fóbicos. 26).19) Cada sujeto busca una solución temporal. mientras el lazo social se fragmenta en gethos según los distintos goces sintomáticos” (Velásquez (2002. la existencia a la carta.. Los síntomas se exacerban y pululan por doquier. no importando la edad ni la condición del que padece. (p. 2002. “El Significante de la ciencia se vuelve imperativo. Para algunos se convierte en una necesidad perentoria porque el vacío lo incita a la búsqueda de más y más y más….. creyendo que con un poco más se va alcanzar la satisfacción. territoriales. son fácilmente reconocibles en los cuerpos de los habitantes posmodernos: niños que fracasan en la escuela. etc” (Velásquez. 25). lo que inicialmente permite al sujeto escapar de la dimensión fálica posteriormente se convierte en la forma de alejamiento de la relación con el partenaire. se ca mina tras algo que ayude a resolver la falta y se ingresa en la cadena de la oferta y la demanda. suicidas… Todos ellos encuentran en el mercado la ilusión de un objeto que 5|Página . párr. la gama de productos expuestos en los centros comerciales e hipermercados. como bien lo señala Lipovetsky (2000): Desde ahora el autoservicio. entonces. anoréxicos.

la única forma viable de domar la exacción del goce es a través de la operación de la castración. reducidos a un colectivo. atiborrada hasta la asfixia de objetos. El ansia de “ser” vía el “tener”. aislado del lazo social.logra llenar el vacío y suturar la falta. destituidos de su experiencia subjetiva al estar dividido del saber. Como declara Gallano (2010): La rueda que gira de manera vertiginosa e infernal en la economía capitalista. Los seres humanos de la posmodernidad vagan por el mundo mostrando los desechos que han creado.38) En la actualidad el DC ofrece objetos que solo acrecientan la falta e incrementan la pulsión de muerte. (p. En El Malestar en la Cultura (1979 [1930]). Prolifera por doquier una industrialización del fantasma: se compra y se vende el goce de los sujetos como una falacia de la felicidad. pero ante los restos que hay. al ser humano le quedará difícil salir de este laberinto. Freud anticipó la suerte del hombre moderno como sujeto no inserto en el vínculo social. hacen tan baldío como ruin su trocito de territorio individual. pero al tiempo. pero este imaginario instaurado en un amor irreal es siempre infelicidad. Señaló que la fuente de sufrimiento más dolorosa para los sujetos no es la que procede de los límites biológicos del cuerpo. Ya para concluir se podría decir que. sumerge al individuo en un vacuidad subjetiva. es la gula posmoderna que subyuga al ser en su totalidad. Es un banquete de objetos que bien hacer parte del menú de la sociedad. segregado. sino que la más dolorosa es la que emana de los vínculos con sus semejantes. 6|Página .

Referencias Dos Reis. En El Reverso del Psicoanálisis. Buenos Aires. 106. La era del vacío: ensayos sobre el individualismo contemporáneo . Galeano. Libro 17.net/carmen-gallano-doc-d38833400 Lacan. revista electrónica de Psicologia 2 social.co/revistas/index. J.iel. E. N° 5. De lo insabido que hace saber. Lipovetsky. Barcelona: Anagrama. Recuperado de http://www. p. España: Siglo XXI. (2010). El Malestar en la Cultura. Recuperado de http://www. (2002). (1979 [1930]). Buenos Aires: Paidós. Implicações do processo de subjetivação na contemporaneidade e do uso das tecnologias sobre o cotidiano educacional. J. S. E. Velásquez. Celebración de la subjetividad. 2° reimp. En: El libro de los abrazos. Amorrortu.unicamp.php/poiesis/article/viewFile/743/71 7|Página . C. El Otro de la modernidad. Recuperado de: http://ebookbrowsee. (1° ed. En Poiésis.br/sidis/anais/pdf/SANADA_ELIZABETH_DOS_REIS.funlam. (2008). F. G.). (1996 [1969-1970]). En Obras completas. Tomo XXI. (2012).edu. Gallano. El Seminario. (2000).pdf Freud.