LA FORMACIÓN EN LA FE DE LOS PASTORES DEL PUEBLO DE DIOS.

LECTIO BREVIS 2013
Pbro. Lic. Martín Aversano

1. Necesidad de la fe en el líder profético
Cuentan las crónicas de Heródoto que Numancia resistió la invasión de Roma, infringiéndole a los romanos una derrota tras otra. Cuando Roma llevaba ya más de sesenta años insistiendo en el asunto, se presentó ante las puertas de Numantia ni más ni menos que el cónsul ublio !scipión !miliano, el vencedor de "frica, dispuesto a acabar con aquella #umillación. $urante casi un año, preparó minuciosamente el asedio, lo llevó a cabo tal y como lo #ab%a planeado y en unos meses cayó Numancia y finali&aron las guerras celtibéricas. !ra el año '(( antes de Cristo. )ntes de la ca%da los *efes numantinos le dec%an a sus tropas+ ,-Cómo se puede #uir delante de un enemigo al que se #a rec#a&ado tantas veces./. 0 uno entre el montón responde+ ,1%, las ove*as son las mismas, pero el pastor es otro/. No se pude dudar que la calidad y la convicción del pastor son determinantes para la victoria de un pueblo. !l sacerdote es l%der profético del ueblo de $ios y tiene que e*ercer el oficio real, conduciéndolo con visión de fe teologal e introduciéndolo en la tierra prometida. 1abemos que no es fácil ser cristiano #oy y muc#o menos sacerdote. !n muc#os pa%ses de )sia y "frica muc#os cristianos sufren una persecución directa 2se calcula que en el año 34'3 #an muerto '45.444 cristianos asesinados por odio a la fe, sobre todo en Nigeria, a6istán, 7ali, 8ndia, etc9. 7ientras que en el occidente más cercano, el indiferentismo, el materialismo, la supresión de los signos religiosos de la vida p:blica y la apostas%a promovida son causa de un gran abandono de la fe , sobre todo en los tiempos en los que estamos viviendo. ;rente a todos estos desaf%os el ministerio sacerdotal se convierte en algo doblemente #eroico que requiere visión sobrenatural y entrega total de si. <a fe de los ministros ordenados debe ser viva y pastoral+ )unque la incredulidad o indignidad moral del ministro no le quita la eficacia ob*etiva a los sacramentos ', no podr%amos decir que la falta de fe del ministro sea indiferente respecto de la eficacia del mismo. <a fe viva es una condición fundamental para que el e*ercicio del ministerio contribuya a la propia santificación. !n primer lugar, el ministro que cree lo que celebra, comunica a los fieles en sus gestos, en sus palabras y en su caridad pastoral muc#o más de lo que puede comunicar un simple ,funcionario/ de ritos sacramentales. !n segundo lugar, el ministro que celebra con fe viva, contempla en los ritos celebrados una realidad trascendente que confiere sentido a su servicio eclesial, alimentándose espiritualmente de lo que la gracia de $ios obra en él y a través de él. <a caridad pastoral3 se propone en $= como medio para lograr la unidad de vida en medio de
' 3

Cf. $&H 5>4? @AAB@A@. C!l apacentar la grey del 1eñor es una función de amorC. 1. )DE1FGN, Tract. in Joanem, '3(, 5. cf. < (5 2'H@I9.

'

como si viese lo invisible/. Rom '3. "irectorio !cclesiae 8mago. y dotado de las demás cualidades que lo #agan apto para e*ercer el oficio de que se trata. (I> L' cuando eQpresa que el candidato deba ser . conforme a cuanto afirman las 11!! de 7oisés que conduce al pueblo desde !gipto #acia la Fierra prometida+ Ose mantuvo firme como si viese lo invisibleP 2Hb ''. consideren todos sus proyectos. ) la lu& de esta fuente podr%amos preguntarnos qué quiere eQpresar el can. !l Kbispo debe *u&gar todo. !l teQto. soportar todo. tomando el e*emplo de 7oisés que confiando en 0a#ve# pudo guiar al pueblo encomendado .'39.firme&a de su fe/. ero esa caridad supone una fe pastoral. prudencia y virtudes #umanas.<a fe y el esp%ritu de fe 2 %ides et animus in fide firmatus9. O)limentado con las palabras de la fe y de la buena doctrinaP 2' Fm A. procurando conocer cuál es la voluntad de "ios 2cf. <as fuentes del can. y buenas costumbres. en cuanto aprende efectivamente a conocer e interpretar los signos de los tiempos. y as% ale*ar los peligros del llamado activismo. de contemplaci&n. piedad.@9 cumpla rectamente su función profética. )R) <K1 KS81 K1 . A CKND. a la lu& de la fe. (I> L'( 2acerca de las cualidades requeridas en los obispos9 provienen del $irectorio para el ministerio pastoral de los Kbispos #cclesiae $magoA 233M(M'HI39 que desarrolla en el nN 3A las caracter%sticas de la virtud de la fe que debe tener aquel que #a sido llamado a esta misión+ . <a caridad pastoral pide que los presb%teros.A9. que l%citamente puede eQtenderse a todo sacerdote. orque no puede separarse la fidelidad para con Cristo de la fidelidad para con la 8glesia.R insigne por la firme)a de su fe . ág.eQcelente/ por la . celo por las almas.3I9. Fambién en #nc!iridion *aticanum 8=.. 3 . '3AHB'35I. tanto los positivos como los negativos 2cf. 3'.'@9 2. págs. sabidur%a. or consiguiente.insigne/ o . ya que a través de unos y de otros puede el !sp%ritu decir algo a las 8glesias 2cf.)p 3. un discernimiento creyente de la voluntad de $ios. ' Jn (. Sogotá 'HI5. para s% y para el pueblo encomendado+ . C!<)7. traba*en siempre en v%nculo de unión con los obispos y con otros #ermanos en el sacerdocio/ 2 K 'A9. Dal 3. eQpresamente propone la firme)a. reali&ar todo.9 ara poder verificar concretamente la unidad de su vida. #asta las cosas más graves. para no correr en vano 2cf. 7t '@. y de piedad( esp%ritu que debe preceder y acompañar toda la actividad del ministerio pastoral.39? es decir. los presbíteros conseguirán la unidad de su vida uniéndose a Cristo en el conocimiento de la voluntad del Padre y en la entrega de sí mismos por el rebaño ue se les !a confiado 2cf. la conformidad de los proyectos con las normas de la misión evangélica de la 8glesia.las m:ltiples actividades que debe desempeñar en medio de la #umanidad y de la diversidad de los problemas que debe enfrentar a fin de evitar la dispersión interior.. como una caracter%stica de la fe del pastor. odemos #allar la ( ara la idoneidad de los candidatos al !piscopado se requiere que la persona sea+ '. odrá alimentar en s% mismo esta fe y proponerla más fácilmente a los demás sabiendo unir a ella el esp%ritu de oraci&n' más todav%a.I9 en orden a la salvación eterna/.

como virtud teologal. 7. para la causa de $ios. ero también la fe. 3. . Nadie puede creer a menos que quiera. 0 en 3Cor '4. Ccomo si viesen al 8nvisibleC. 1eg:n el griego b%blico. )#ora nos preguntamos -Cómo #emos de educar en la fe pastoral.'I? 'Fes 5.FK7"1 al respecto en "e *eritate q. el mismo !sp%ritu 1anto perfecciona constantemente la fe por medio de sus donesC. el participio presente se traducir%a como+ .'. de Cristo y de la 8glesia. #ay que pedirla as% como el padre del !vangelio que suplica a Jes:s el milagro para su #i*a+ CCreo 1eñor. personales o culturales. no podemos olvidar que la fe asienta sus conceptos revelados sobre significaciones sub*etivas o afectivas que no siempre están en sinton%a con el esp%ritu del !vangelio.ser fiel a algo/. -Cómo creerán en aquel a quien no #an o%do. aguantar. ablo+ C-cómo invocarán a aquel en quien no #an cre%do. pero aumenta mi feC. 5 ( . condu&can al pueblo de $ios con serenidad. mantenerse. 7adrid 344>. +Tit 1'/011. 2:ltimo párrafo9. respeta el dinamismo de la libertad del #ombre y de sus procesos personales. antes bien. que oscurecen o impiden dar con la verdadera imagen de $ios. 0 para que la inteligencia de la revelación sea más profunda. 1abemos que la fe.irme&a adecuada para un combate espiritual @ más arduo que el de los demás bauti&ados. pág. a. 2nálisis gramatical del 3riego del Nuevo Testamento. !sta firme&a es una cualidad requerida en orden a la edificación de la comunidad y para dar ra&ones ciertas de nuestra esperan&a ante los contradictores 2cf. abre los o*os de la mente y da Ca todos la suavidad en el aceptar y creer la verdadC. Nos dice $= 5 que Cpara profesar esta fe es necesaria la gracia de $ios. Ni tampoco podrá creer si nadie le anuncia la fe. ' e (. para que todos los #ombres se salven y lleguen al conocimiento de la verdad. como dice 1.'A9. =erbo $ivino. lo que no debe ser interpretado como un atentado contra la libertad religiosa sub*etiva. resp. $es#acemos sofismas y toda altaner%a que se subleva contra el conocimiento de $ios y reducimos a cautiverio todo entendimiento para obediencia de Cristo.C 2Rom '4. 1obre esto de reducir . !n este dinamismo #umano de la virtud. de lo poco que podemos decir acerca de $ios. a los auQilios internos del !sp%ritu 1anto. .AB@+ . -Cómo podemos formar a los futuros sacerdotes como l%deres proféticos que. la ue está conforme a la norma de la fe' para ser capa) de e-!ortar en la sana doctrina y refutar a los ue la contradicen. @ Cf. T!RU8CV. que proviene y ayuda. es divina y es #umana.respuesta en la descripción que 1an ablo #ace de los requisitos que debe cumplimentar el obispo como maestro de la fe+ . -Cómo oirán sin que se les predique. muc#as veces puede verse infectada por eQperiencias negativas. no como una aptitud que aprovec#e sólo a la salvación de quien la posee.seguir firme en/.$ebe estar firmemente ad!erido +a))ntexo/menon5.>. a la enseñan)a cierta.. I@4.<as armas de nuestro combate no son carnales. $ios se revela a quien quiere e infunde esta gracia con generosidad. 0 estamos dispuestos a castigar toda desobediencia cuando vuestra obediencia sea perfecta/.'@9. en medio de los vaivenes actuales. constancia y firme&a. Como don de $ios. son capaces de arrasar fortale&as. Cf. <a pobre analog%a de la v%a positiva.a cautiverio todo entendimiento/ es interesante conocer la eQégesis de 1. perseverar. el cual mueve el cora&ón y lo convierte a $ios. !f @.'A. articipio presente acusativo 2vo& media9 del verbo a))ntexw+ resistir.

1antiago de C#ile.<obbligo di emettere la professione di fede. tarados en su vida por el materialismo práctico. H En desarrollo interesante de este tópico lo podemos #allar en R. puede ser entendido de dos formas+ a9 en un sentido moral+ como falta de co#erencia entre lo que se profesa y se vive. D1 '4.5H. el neoplatonismo. . 'HB34. 1antiago de C#ile 344>(. ara aquellos que tuvieron la eQperiencia de un padre demasiado autoritario e infleQible.#ábito/ que a modo de un bacilo infecta profundamente el pensar. '4 Cf. como un puro compendio de ideas religiosas. No es capa& de ver la parte en el todo ni el todo en sus partes. pág. =.7KNF8. no es fácil pensar con serenidad en $ios como adre y entregarse a Xl con confian&a. !sta corriente. descuidando el aspecto vivencial de la confian&a y abandono en $ios. el amar y el vivir de gran parte de la sociedad de antigua raigambre católica+ . del que nos #abla D1 A( como uno de los errores más graves de nuestro tiempo I. b9 y en un sentido pre0moral o psicol&gico+ como incapacidad para la eQperiencia religiosa > o carencia de sanos cimientos antropológicos que conducen a que la fe quede circunscripta a lo intelectual sin referencia a lo vital. Cf. 1i anali&a la realidad. el racionalismo y el idealismo en las sociedades cristianas9H. ). En factor coadyuvante es el acento de la teolog%a católica preconciliar 2como resultado de la contraversia contra el protestantismo9 en el aspecto intelectual de la fe. no tienen tiempo para ponerse a considerarloC.mecanicismo/ '4. o indiferente y poco afectuoso o incluso ausente. Roma 'HH>. ue la sociedad israelita #l divorcio entre la fe y la vida diaria de muc#os. no quieren saber nada de la clara percepción de este dramático estado 2la inclinación al mal B desequilibrio interior del ser #umano9. ?ue sur@a el !ombre nuevo. =tudio teologico0giuridico del can. 3(. sin tener modelos adecuados de referencia. >11. denominada por algunos como . gracias al aporte de ideas y filosof%as cuyo desarrollo #istórico ser%a demasiado largo de eQplicar 2basta nombrar las influencias del manique%smo. #aciendo una referencia teQtual de D1 A(. oprimidos por la miseria. JE)N )S<K 88 #ace un importante desarrollo de esta unidad de vida en C!ristifideles . distingue partes o aspectos de ésta. es un . > C1on muc#%simos los que. pero no para relacionar unas I :"iscidium illud inter fidem uam profitentur et vitam uotidianam multorum ' inter graviores nostri temporis errores recensendum est. #l 11 de mayo' una misi&n para nuestro tiempo' atris..V!NF!N8CH. cap.aici n. 'HHI3.Como un e*emplo de esto podemos citar las :ltimas catequesis de Senedicto W=8 sobre el Credo. A . !l secularismo #a calado el alma de la cultura dominante y fue incubándose a lo largo de los siglos. el *ansenismo. pág.!ste modo de pensar separa en forma mecánica los elementos de un todo. en las que #ablaba acerca de la paternidad de $ios+ (4M'M34'( . ero la revelación b%blica nos ayuda a superar estas dificultades #ablándonos de un $ios que nos muestra lo que significa verdaderamente ser CpadreC? y es sobre todo el !vangelio que revela el rostro de $ios como un adre que ama #asta llegar al don de su propio Hi*o para la salvación de la #umanidad/ 4 otra de Juan Pablo $$' el 516161/// 7"ios era visto por $srael 8como un padre e-igente9' lo cual se debi& al 8respeto a los padres demandaba97. el protestantismo.No siempre es fácil #oy #ablar de la paternidad y se convierte en un problema incluso imaginar a $ios como un padre. J.!RN)N$!T $! )N$R)C). . que en la realidad están unidos. o bien.

1e trata de alcan)ar y transformar con la fuer)a del #vangelio' como dice ablo =8 en !N 'H. 1u estilo de vida no es co#erente. !l mecanicismo produce un tipo de #ombre radicalmente des#umani&ado y despersonali&ado. 2Y9 -!n qué consiste el amar mecanicista. con todo aquello que estamos llamados a amar. de tal modo que en la oficina y en los negocios. en primer lugar. con sus amigos. si se considera al mismo su*eto que ama.!RN)N$!T $! )N$R)C). las diversas verdades R. entre varón y mu*er. Oo bien esto o bien lo otroP. separa también el amor a $ios del amor a las creaturas 2Y9. e inversamente. !n relación a las polaridades recién mencionadas. ser%a as%+ comunidad o personalidad? o $ios o creatura? o libertad u obediencia? o naturale&a o gracia? o Cristo o 7ar%a. los lugares. una forma de vivir. #i*os de esta época. #l 11 de mayo' una misi&nA. 2Y9 $esde esta perpectiva el #ombre mecanicista es incapa& de amar a $ios en las creaturas. es un tipo de #ombre? en su casa. 7e permito señalar unos simples lineamientos que requerir%an muc#a más refleQión y eQperimento pedagógico. decretando co#erencia y eQigiendo compromiso voluntarista. es decir. !n segundo lugar. los criterios de @uicio' los valores determinantes' los puntos de interés' las líneas de pensamiento' las fuentes inspiradoras y los modelos de vida de la !umanidad' ue están en contraste con la palabra de "ios y con el designio de salvaci&n. Fodo lo dic#o nos permite vislumbrar que no podemos combatir el actual divorcio entre fe y vida solamente en el terreno de la moral. porque no las ve en relación a $ios. 2Y9 !l pensar mecanicista tiende a eQcluir las polaridades. 1i el pensar y el amar están enfermos. 1antiago de C#ile. eQige muc#%simo más que un #ábito teológico. la #ere*%a antropológica reinante. ba*o la acción de la gracia. persona y comunidad. una cultura. otro. 1u vida es una vida OparceladaP+ no es capa& de unir Oidea y vidaP o Ofe y vidaP. otro. etc. A>B5'. se comprende que también el modo de vivir del #ombre mecanicista está desarticulado. 5 . Requiere una pedagog%a espec%fica que permita resolver en las ra%ces del alma. las cosas. págs. !n el #ombre mecanicista se produce de esta forma una profunda OdiscontinuidadP. sino para contraponer esas partes o aspectos entre s%. las polaridades eQistentes entre $ios y mundo. el amor espiritual y el amor sobrenatural. Fides quae indica el contenido de la fe que es aceptado por el creyente. conf%a en $ios que se revela y asume el contenido de la revelación como verdadero. Consiste. 1epara el amor a lo creado del amor a $ios. <as propuestas están ordenadas tomando los términos técnicos de origen patr%stico y medieval con el que suelen designarse los elementos del acto de fe+ • • '' Fides qua indica el acto mismo con que el creyente. este no es capa& de unir orgánicamente el amar instintivo sensible. 'HHI3. !s adicto a la oposición OoBoP.con otras. !n ra&ón de esto. . en un modo enfermi&o de relacionarnos con las personas. !l #ombre mecanicista crea as% un estilo de vida. libertad y autoridad. or e*emplo. educar la fe de los futuros sacerdotes. que refle*a su modo de pensar y amar/''. etc. este divorcio entre fe y vida.

que es. "ei *erbum' nn. <os sacramentos del NF son causa eficiente de la gracia. Babida cuenta de la necesidad de la familiari)aci&n con la Palabra de "ios con vistas a la Nueva #vangeli)aci&n y al crecimiento espiritual de los fieles' el =ínodo anima a las di&cesis' a las parro uias y a las pe ueñas comunidades cristianas a seguir estudiando seriamente la Ciblia y cultivando la . !s tanta la eficacia que radica en la palabra de $ios. en verdad. Cque puede edificar y dar la #erencia a todos los que #an sido santificadosC 2$= 3'9. C ues la palabra de $ios es viva y efica&C.e es la respuesta del #ombre a $ios que se revela.. 0 añade $= 35 que . la #scritura debe impregnar las !omilías' las cate uesis y todo esfuer)o de transmisi&n de la fe. apoyo y vigor de la 8glesia. fuente pura y perenne de la vida espiritual. nace de la lectura orante de la 11!!. es de suma importancia que los fieles comprendan fácilmente los signos sacramentales y reciban con la mayor frecuencia posible aquellos sacramentos que #an sido instituidos para alimentar la =8$) cristiana/. sino que. los dos términos quieren especificar los diversos momentos de un acto :nico. y fortale&a de la fe para sus #i*os.No sólo suponen la fe. rendir el culto a $ios y practicar la caridad. roposición nN ''. la robustecen y la eQpresan por medio de palabras y de cosas? por esto se llaman sacramentos de la OfeP. y asistiendo voluntariamente a la revelación #ec#a por !lC. No #ace falta aclarar que no #ay separación entre fides ua y fides uae? en efecto.el sublime conocimiento de Jesucristo /..de fe que son acogidas o cre%das como una sola cosa. @ . la alimentan. 1.ectio divina' es decir la lectura orante de las #scrituras +cf. 51055. 3) Respecto e !" fides qua# ") P"!"$%" & s"c%"'e(to. Cel #ombre se conf%a libre y totalmente a $ios prestando Ca $ios revelador el #omena*e del entendimiento y de la voluntadC.os Padres sinodales desean ue la Palabra divina 8sea cada ve) más el cora)&n de toda actividad eclesial9 +*erbum "omini' n.715. .. a la ve&. como nos dice $= 5. por la obediencia a la alabra. <a . 1C 5H los resalta como elementos fundamentales en este proceso pedagógico de la fe+ . Confieren ciertamente la gracia. 0 respecto a los sacramentos. !l trato directo con la alabra viva de $ios es insustituible en el camino de todo creyente y más a:n de los ministros de sus misterios. pero también su celebración prepara perfectamente a los fieles para recibir fructuosamente la misma gracia. en un solo acto. #n el marco de la Nueva #vangeli)aci&n. alimento del alma. además la finalidad instructiva o '3 Cf. or consiguiente.

7*italis C!risti cognitio7. <as propuestas del 1%nodo de los obispos del año pasado acent:an que el primer anuncio de la Suena Noticia tiene que conducir a un encuentro vital con Jesucristo'5. q. =ic ergo' uia vetus le. 1. 1i en efecto seg:n la doctrina del $ivino 7aestro. 7ientras que los sacramentos de la antigua alian&a eran signos propedéuticos o pedagógicos que significaban la gracia pero no la causaban. pág. <a pregunta entonces es cómo ganar el cora&ón del #ombre actual a una fe viva. roposición nN H. Con esta eQpresión penetra como una flec#a en medio del cora&ón y de las entrañas del idealismo separatista. personal y vigorosa '@. 1u convencimiento es que.FK7"1.!RN"N$!T $! )N$R)C).. volatili&ándolas. '@ R. Nueva atris.59 porque ni conten%an la gracia ni la causaban.a los sacramentos de la antigua ley les llama 1an ablo elementos sin fuer)a ni valor 2Dal A. =umma T!eologiae 888. conocerte a t%. esta es la vida eterna. or eso 1. preparando para el advenimiento de la redención. vale la pena citar un pasa*e de la carta apostólica de io W. "e *eritate q.tantum instruebat' eius sacramenta erant gratiae solum signaG uia vero nova le.et instruit et iustificat' eius sacramenta sunt gratiae et signum et causa.mistagógica'(. ella nos regala su vivencia de $ios. !n este conteQto. sin embargo. en verdad. Nuestros sacramentos. 'A Cf. 0 por eso.c.(9.A ad ( '5 Cf. mecanicista.FK7"1. por ella también nos es más fácil adquirir la vida de la cual Cristo es principio y fuenteC %o W #abla aqu% de un conocimiento vital de Cristo+ 7ar%a asegura que no se nos escape o CvolatiliceC la persona del 1eñor? que no se despersonalice nuestra relación con él. no se puede decir lo mismo de ellos/ 'A.Fomás dec%a que. de un $ios cercano y familiar'I. A@BAI. )dentrarse en su cora&ón significa tomar contacto con el compendio más eQtraordinario de una fe vivida..A resp. seguirán siendo los pilares fundamentales de la formación en la fe de los pastores del ueblo de $ios. $) V)(c*!"c)+( '"%)"(". !ntre otras. contienen y causan la gracia. Jesucristo 2Jn 'I. Bacia una nueva cultura mariana. <o contrario de 7vitalis7 es la 7intellectualis '( Cf. no eran más que elementos de este mundo. así como llegamos por Faría al conocimiento vital de Jesucristo.3I. <a lectio divina y la vivencia sacramental no pierden vigencia. adentrándonos en el cora&ón de la =irgen 7ar%a. que separa la idea de la vida. 1antiago de C#ile 34'4. 'I K. el :nico $ios verdadero.@' a. A@. $if%cilmente se podrá conducir al #ombre contemporáneo a la fe en el $ios personal primeramente con argumentos doctrinales o apologéticos o eQplicándole las pruebas filosóficas de la eQistencia de $ios o eQponiéndole lo que nos dice la Siblia o la teolog%a sobre él. 1. págs. sustrayendo as% realidad a la vida y a las personas vivas. a quienes usaban estos sacramentos les dice el )póstol que serv%an a $ios ba@o los elementos de este mundo' porque. y al que t: enviaste. 0 por eso. a. 2d diem illum nD E+ CNadie vale más que 7ar%a para unir a los #ombres a Jes:s. I . .+ :=igna vero ad instructionem pertinent.

((>. imágenes. el !vangelio se desencarna. !l saber debe transformarse en amor y en vida.. en la formación sacerdotal. dedu*o de la #istoria mundial y de la #istoria de la 8glesia. or eso los obispos dec%an en uebla+ . su fe corre riesgo de convertirse en un c:mulo de ideas desconectadas de su propia vida. provienen de un proceso comple*o. resultante de la valoración de un sinn:mero de presupuestos. 34 cf. 1i el *oven no es capa& de percibirla. !s sólo una ve& que #a comprendido profundamente y reconocido eQistencialmente las limitaciones de la naturale&a #umana. cuando se presenta de pronto el $ios eterno en el pináculo del templo de los tiempos. !se es el deseo de $ios. =&lo el ue estuviera provisto de una confian)a in uebrantable en esta fuer)a y misi&n divina' podrá aventurarse sobre el agitado océano de la vida . especialmente cuando lleguemos a cierta edad. > .o%'"( o " to'"% co(c)e(c)" e s* ')s)+( pe%so("! e( e! p!"( e D)os. Seato Jo#n Henry Ne[man. más cora&ón de )mérica <atina/ '>. inferencias y *uicios. en racionalismo espiritualistaC'H. 0 en esto cada cual llega a sus convicciones de un modo que le concierne muy personalmente. !l asentimiento religioso.. en la ra%&. en la cultura del pueblo. nuestras propias eQperiencias. inferencias y convicciones '> 'H $ocumento de uebla (4'. <os formadores. intransferibles34. C!lla es el punto de enlace del cielo con la tierra.. que con nueva lucide& y decisión quiere !vangeli&ar en lo #ondo. de la Frinidad. !l apa aspira a un cristianismo vivo? no se contenta con un cristianismo de meras ideas. ante todo. 2 uél ue en tales tiempos no posee la inconmovible convicci&n de estar investido de una misi&n divina especial y de' por lo tanto' contar con fuer)as divinas' está condenado de antemano al fracaso final. no del saber emp%rico. y. Fodo este saber no sirve por s% solo. !sto vale también para el conocimiento acerca de Cristo. 8bid (4(. no aguantaremos muc#o tiempo. Fodos los sacerdotes debemos vivir de la fe. directores espirituales y profesores deben ayudar al seminarista a descubrir su propia originalidad y su lugar concreto en el plan de la rovidencia divina. se vuelve a 7ar%a para que el !vangelio se #aga más carne. si tan solo nos interesa el éQito eQterior. <o que #ace al *efe profético es que tiene fe en una misión divina y que está dispuesto a dar su vida entera por ella. 1in 7ar%a. entonces nos cansaremos. ) pesar de luc#ar con todas sus fuer&as no es capa& de salir de las catacumbas.. que son. 'H@4. Herder. condicionales e interrelaciones no necesariamente formali&ados. Sarcelona. comparados con lo que quisiéramos. caen los muros de Jericó. Nuestras convicciones. 1i no logramos esto. serán siempre muy pequeños.C!risti cognitio7. se desfigura y se transforma en ideolog%a. recuerdos. en el terreno de lo concreto. filósofo español del siglo W8W. pág. c) A&* "% "! . de $ios..!sta 8glesia. !l con*unto de relaciones inteligibles propias de la eQperiencia religiosa Zque vincula entre s% sensaciones. <os éQitos. sopla la trompeta. en cierto modo. $onoso Cortés. !ste estar pose%dos por la misión constituye la esencia del lidera&go profético.. 1i no tenemos una fe gigante de que $ios está detrás de nosotros. sólo entonces. que eQisten épocas en las cuales la 8glesia es oprimida en toda l%nea. Nos mueven.

!l profesor delineado por el código no es un ideólogo librepensador ni un obsecuente repetidor de conceptos oficiales. Ena de las fuentes. durante el curso teológico. 33 3' H . ) P%o. consiste en asesorar la lectura de la #istoria del candidato a la lu& de la rovidencia. Cuando en efecto se trata de la transmisi&n no de un simple saber sino de una tradici&n de fe' como en el caso de la tradici&n cristiana' es insustituíble el encuentro con un maestro' el cual es al mismo tiempo testimonio de esta fe' ue !a iluminado y transformado su vida. <os teQtos fuente del can. <a articulación conceptual de estos datos está ligada a imágenes concretas. '@. ayudando de descubrir el C#ilo doradoC que une los acontecimientos. sino que es alguien que participa de la misión de Cristo en calidad de . importante el contacto personal entre los profesores y alumnos en las lecciones.c. 1u lealtad #acia el magisterio de la 8glesia refle*a sinton%a cordial con el !sp%ritu 1anto que la conduce a la plenitud de la verdad 2cf.'H4@. !l profesor no reali&a una simple tarea de trasvasamiento cognoscitivo. C7uc#as de nuestras certe&as más obstinadas y más ra&onables dependen de pruebas que no son formales. o. en asistir activamente y regularmente a las lecciones. <a enseñan&a se convierte as% en diálogo creyente y orante. #nc!iridion *aticanum =. en el cual coinciden la inteligencia del misterio y la intimidad de la vida con el mismo. Nuestras certe&as provienen de la valoración de los datos concretos de la eQperiencia. 35A L'. Can.a forma)ione teologica dei futuri sacerdoti 233M3M'HI@93(. como el 1eñor Jes:s que a los disc%pulos de !ma:s les interpreta los #ec#os de la vida a la lu& de las !scrituras. los profesores de teolog%a. <os profesores. al enseñar las disciplinas.testigos/ de la fe. en calidad de . como una respuesta de fe al $ios vivo que se #a #ec#o presente en el devenir de mi vida. tendrán especial cuidado de la íntima unidad y armonía de toda la doctrina de la fe' de manera que los alumnos eQperimenten que están aprendiendo una :nica ciencia? para conseguir esto me*or. No es posible enseñar y estudiar la teolog%a como una materia profana. )R) <) !$EC)C8\N C)F###BOT_TEXT###lt;8C). n. Jn. pág. en los nn.'3'B'3(? '35 y '(' eQpone+ . en la dirección personal/. que trascienden nuestra facultad de análisisC 3'. !l sentimiento vocacional de*ará paso a la certe&a vocacional que surgirá entonces. 3( Cf. de la 1)DR)$) CKNDR. #abrá en el seminario quien diri*a toda la organi&ación de los estudios. sino personales.]ue los alumnos se empeñen. 1obre todo. 3I3.'(9 y la mantiene en la ortodoQia. .religiosasBB puede ser denominado configuración de la eQperiencia religiosa. luego de #aberlos relacionados discursivamente y sopesado.delegado/ y que transmite el testimonio de la fe con la convicción propia del que #a sido iluminado y transformado por ella.eso%es test)-os. ante la cual confrontándola se podr%a permanecer neutral? es por tanto. en las e*ercitaciones o seminarios. 35A33 nos dicen que ellos reali&an una función de . <a labor de los acompañantes vocacionales en este campo.testigos/ y part%cipes de la misión de la 8glesia deben ser coperadores y garantes de una fiel traditio en la unidad cf.

a fe cristiana. as% lo eQpresa metafóricamente $CD I>. )s% se va acumulando en él todo un comple*o de eQperiencias que constituyen un cierto fundamento de la vida de fe que más adelante será eQplicitada y se #ará más evidente/. ya que no formamos enunciados sino para alcan&ar conocimientos de las cosas? as% ocurre en la ciencia y as% ocurre en la fe/3@ . pág.!n la formación intelectual de los seminaristas.ósmosis vital/. 3A>9. 3@. . en efecto. 3A 7. <a fe es la respuesta viva al llamamiento de )quel que se anuncia en la revelación y atrae al #ombre por medio de la gracia/35.de la fe. mientras que las nociones implicadas por él y el inventario que de ellas se #ace constituyen el elemento noético. y lo podr%amos aplicar a la relación profesorBalumno+ . '4 . !s la marc#a viviente #acia )quel en quien se cree. la correcta formación intelectual de los seminaristas en los contenidos de la fe reporta fundamento y alimento a la propia vida de fe. DE)R$8N8 con términos que ser%a dif%cil superar+ :. aris 'H4@. $! <ES)C. con tal de que se enseñen del modo debido. 2Citado por H. DE)R$8N8. es de suma importancia y utilidad..e point de départ de la connaissancé p!ilosop!i ue.3. '5'. Eno de los dos elementos no puede estar sin el otro 3A. asimila como por 8&smosis9' los modos de actuar y los sentimientos familiares. se transmite connaturalmente . son una ayuda eficac%sima para conservar y alimentar el esp%ritu de fe. <a fe. 0 los maestros de la vida espiritual afirman que tales estudios. 8K W88 en la !Q#. S<KN$!<. lo mismo para el esp%ritu del sacerdote que para el pueblo. 2nnales de p!ilosop!ie c!rétienne. <a fe está determinada por lo que ella cree. *ida de la %e. mantener el alma unida a $ios/3I.por contagio/ como una cierta .AA 2fuente del can. )postólica Fenti !l estudio de las ciencias sagradas permite desenvolver muc#as verdades implicitamente reveladas en el depositum fidei' brindando . pág. 35 R.FK7"1 afirma+ .!l niño.!l acto del creyente no termina en el enunciado o palabras. 3@ =umma T!eologiae 88B88 q. $e esta forma la fe no termina en la cáscara de las palabras. 1. . <a unidad entre ambos fue eQpresada por R. odr%amos decir con 7. !sos contenidos noéticos no son flatus vocis' o meras representaciones psicológicas. sino en la sustancia de la realidad. el amor al sentir con la 8glesia y a su tradición viva. Suenos )ires 'HH3. )s% lo afirma Nostrae 23(MHM'H549 en el n.certe&as sobre#umanas/ 2para s% y para los demás9.' a. or eso. 4) Respecto de la fides quae: !Qiste una unidad profunda entre el acto con el que se cree y los contenidos a los que prestamos nuestro asentimiento. 3I ))1 A3 2'H549 @>'B@HA. .a fe está en su contenido. refrenar las pasiones. (3'9. S<KN$!< que el impulso de la fe es su elemento pneumático.. sino en la realidad. pág.

35H. pág. b9 una cultura general adecuada a las necesidades del tiempo y del lugar. '' . !sto resulta particularmente significativo porque eQcluye que la formación doctrinal pueda limitarse a una simple erudición en las ciencias sagradas? por el contrario.cultura general/ a la que #ace referencia el canon no se presenta sólo como un ve#%culo para la transmisión de conceptos. aunque todav%a precise de la gracia de $ios y del esfuer&o ascético del su*eto para crecer en la intensidad del asentimiento 2fides ua9. *unto con la cultura general adecuada a las necesidades de lugar y de tiempo. 3443. de manera apropiada a la mentalidad de éstos. Comentario al can.5' a. 3A> <a formación doctrinal que #a de impartirse debe tender a que los alumnos. $= 5'.)-e(c)" e co(te() os. 3> Cf. adquieran un conocimiento amplio y sólido de las disciplinas sagradas de modo que fundando y alimentando allí su propia fe' puedan anunciar convenientemente la doctrina del !vangelio a los #ombres de su tiempo.1 solutio 1. implica la obligación de creer eQpl%citamente algunos de los contenidos de la fe ('? pero no implica. sino todo el proceso educativo 3>.. $e otros teQtos fuente podemos inferir que la formación intelectual+ '9 $ebe ayudar a los futuros pastores para que puedan alcan&ar un nivel adecuado de e-plicatio fidei en orden al munus docendi.. de necessitate salutis. (' Cf.5I' . sin embargo que estos dos aspectos no pueden separarse porque no resulta posible adquirir un auténtico conocimiento de las disciplinas sagradas al margen del tiempo en que uno vive 2ver D1 5>9. (4 Cf. $e tal manera que las ciencias sagradas permitan al candidato alcan&ar una prima e-plicatio' O uantum ad ipsorum articulorum substantiamP. que consiste en conocer O ipsos articulos distincteP. 5H>. en ))==. C8FK. Cf. ra&ón por la cual podemos decir que le ayuda al crecimiento en un aspecto de la virtud. $e esto se sigue que la . =ol 88M'. sino que es una modalidad con la que se eQpresa la vida del pueblo de $ios(4. debe enla&ar %ntimamente con la vida espiritual y la misión pastoral del futuro sacerdote 3H.FK7"1' =uper libros =ententiarum $$$' dist. 1abiendo que la eQigencia de la fe para el com:n de los fieles. <a finalidad espec%fica de la formación doctrinal comprende 3 aspectos+ a9 un conocimiento amplio y sólido de las disciplinas sagradas para cimentar la propia fe y proclamar adecuadamente el !vangelio a los #ombres de su tiempo. $ebe subrayarse. 5H>. el legislador se mueve en un doble nivel+ a9 la finalidad espec%fica a la cual se dirige la formación intelectual? b9 la finalidad general a la que debe orientarse no sólo el aspecto intelectual de la formación del seminario. $. ") E. 3H Cf. pág.35>.. en general.<a profundi&ación en las ciencias sagradas coopera a lograr la integridad del credo asertivo 2fides uae9 en el futuro ministro. Comentario al can. 1. 8bid. amplona. $. C8FK. Comentario e-egético al C&digo de "erec!o Can&nico. ara describir las caracter%sticas generales que debe poseer la formación doctrinal que se imparte a los seminaristas.

1)DR)$) CKNDR. (9 Requiere los conocimientos de la actualidad. (5 K. a la lu& de la fe y ba*o la gu%a del 7agisterio se #a de impartir de tal manera que los alumnos cono&can toda la doctrina católica. responsables de la predicación oficial de la 8glesia/. fundada en la Cf.FK7"1. sin que por eso sea un teólogo de profesión. 1eculari&ado y a menudo indiferente #acia el problema religioso.os sacerdotes de mañana serán también pastores de !ombres adultos' más críticos' más informados' inmersos en un mundo ideol&gicamente pluralista' donde el cristianismo será e-puesto a mKltiples interpretaciones y sospec!ado de parte de una cultura ue se !ace cada ve) más e-traña a la fe.c. !n efecto.c. respondiendo a los cuestionamientos y a las necesidades del #ombre de #oy(@.. falsas eQpresiones de fe o alienaciones que impiden una auténtica vida de fe $) A /*)%)% !" pe "-o-0" e !" . el mundo de !oy no está más en sintonía con la fe y con la predicaci&n de la $glesia. (I Cf. (@ K. <as ciencias profanas 2especialmente la sociolog%a y la psicolog%a9 pueden ayudar de un modo especial a los pastores a purificar y a madurar la vida de la fe .c. 39 $ebe incluir los preambula fidei que le permitan #acer frente a los desaf%os de la incredulidad y el escepticismo ambiental(5. n.e.9/. n. 1.#n el pasado' la teología desarrollaba su discurso en un mundo cultural ue le era suficientemente !omogéneo' por el !ec!o ue la fe de la $glesia inspiraba las normas y las costumbres. la sociolog%a y otras ciencias. <a formación teológica. !n cambio. q. 1e trata de encontrar un lengua*e adaptado para ellos 2. 353 L '. no obstante eQiste afinidad entre el ministerio pastoral y la competencia teológica.a forma)ione teologica del futuri sacerdoti 233M3M'HI@9. Fampoco #ay que olvidar el #ec#o de que !oy !a crecido la cultura teol&gica de muc!os laicos' los cuales frecuentan escuelas y facultades de teolog%a? lo que eQige al clero un alto nivel de preparación teológica/.I+ .)s% como es más perfecto iluminar que lucir. con sus aportes en la realidad antropológica personal yMo social. as% es más perfecto comunicar a los otros lo contemplado que contemplar eQlusivamente/. )R) <) !$EC)C8\N C)F###BOT_TEXT###lt;8C) . Kbispos y sacerdotes son..@+ . pueden desenmascarar trastornos. para que pueda traducir el mensa*e de la fe.c. sin una formación teológica que esté a la altura de tal estado de cosas/. de la cultura general y del lengua*e. K. n. . este conocimiento es fundamental para e*ercer un verdadero ministerio teológico en la comunidad cristiana (( y en consonancia con las actuales eQigencias de profundi&ación de parte del laicado (A.'>>. (( (3 '3 . #s por ello' necesario actuar para ue el evangelio pueda ser comprendido por nuestros contemporáneos.@+ . !ste ambiente #a cambiado ya profundamente. n. <a formación sacerdotal debe preveer esta dura situación+ dif%cilmente se podrá mantener firme en la fe y confirmar a sus propios #ermanos creyentes. Cf. (A K. como pastores. !l )quinate acuñó para siempre esta misión del maestro teólogo+ contemplata aliis tradere1J.la obligación de conocer todos los art%culos de la fe (3.!l sacerdote no puede contentarse con una formación prevalentemente práctica y culturalmente reducida. a. 1erá imposible para ellos e*ercitar el propio servicio a la fe y a la comunidad eclesial sin una fuerte formación teológica iniciada desde el seminario y continuada en forma permanente.Hay que preveer que la fe misma de los sacerdotes de mañana será eQpuesta a mayores peligros que en los tiempos pasados. solutio 5. =umma T!eologiae 88B88. Comunicar a los demás la propia vivencia de la fe.I+ . $e los sacerdotes se espera que e*erciten un verdadero ministerio teológico en la comunidad cristiana.. <a auténtica eQperiencia del ministerio consiste en vivir la fe para entregarla a los demás como eQperiencia personal de lo divino. No deber%amos interpretar esta influencia como una intervención correctiva de la naturale&a sobre la gracia sino como una acción de la misma gracia que act:a por medio de las causas segundas. la eQperiencia ya muestra la dificultad encontrada en algunos sacerdotes de superar la prueba de la incredulidad y del escepticismo ambiental.'4+ . 1i bien no todo sacerdote está llamado a ser especialista en teolog%a. induciendo una ascesis más profunda y de este modo al perfeccionamiento de los fieles? as% la psicolog%a.

Cf. ara que aprendamos su amor inefable y cómo adapta 2 sugkataba/sei9 su lengua*e a nuestra (> Cf. pol%ticos y culturales que interesan al mundo moderno. pág.'H43.I@. No se trata de un frio biblicismo que se vale memor%sticamente de fraseolog%a y de fórmulas b%blicas. por fin. significa más bien asumir la responsabilidad de vivirla como presupuesto para predicarla/ A4. la predicación saca de la alabra de $ios escrita las caracter%sticas del #ablar de $ios+ un #ablar interpersonal y dial&gico' actuali)ado y concreto' creativo.SE11K. los cristianos #an de recibir devotamente estos libros.orientación pastoral/ encontramos dentro de las fuentes del can. como por instinto. demuestran' sin embargo' la verdadera pedagogía divina. 1ólo entonces. aunque contengan también algunas cosas imperfectas y adaptadas a sus tiempos. y tesoros admirables de oración. . =.<os estudios teológicos.. ág. para preparar. Como confirmación de esta . A' $= '5+ . Silbao 'HH5. tiempos y personas9 que refle*an la admirable condescendencia de $ios 2cf. y en los que. Krientar pastoralmente la teolog%a no es de ning:n modo de*ar de profundi&ar o descuidar su estudio sistemático. con palabras. está latente el misterio de nuestra salvación/. ))1 @3 2'HI49 (5'+ . #nc!iridion *aticanum =.)s.<a econom%a del )ntiguo Festamento estaba ordenada. or eso la Ofinalidad pastoralP(H de los estudios teológicos conduce a una mayor profundi&ación del misterio de Cristo y de la 8glesia. s%mbolos y signos 2acontecimientos. que deben durar al menos por un cuatrienio %ntegro. pues a 8srael se le comunica el 7isterio inefable de un modo adaptado y progresivo a las limitaciones y condicionamientos culturales de un pueblo rudo.Revelación divina. a:n en relación con los problemas sociales. (35 '( . !s evidente que la formulación del canon deriva directamente de aqu%. me*or reali&ará su ministerio.7)NNECC8. <os libros del )ntiguo Festamento manifiestan a todos el conocimiento de $ios y del #ombre.$. Cuanto más conoce el alumno la Revelación divina y la #ace su propio alimento. 344A. que eQpresan el sentimiento vivo de $ios. . alian&as. uno de los motivos principales de la reforma conciliar para la formación seminar%stica. or tanto. miran a #acer que los alumnos penetren más profundamente la doctrina diligentemente obtenida de la divina revelación a la lu& de la fe y ba*o la gu%a autori&ada del magisterio? la conviertan en alimento de la propia vida espiritual? la custodien en el ministerio sacerdotal y estén en grado de anunciarla y eQponerla para el bien espiritual de los fieles/. 353 L'. anunciar proféticamente y significar con diversas figuras la venida de Cristo redentor universal y la del Reino 7esiánico.a fidelidad del 2p&stol. Latio %undamentalis $nstitutionis =acerdotalis n.a Ciblia como Palabra de "ios. verdadera pedagogía divina/. <o que está impl%cito 2al señalarse $= '5 como fuente del canon9 es que dentro del proceso formativo no sólo importan las verdades dogmáticas adquiridas sino también la incorporación del modus operandi divino. n. Fomo 8. Ss. <os estudios teológicos deben presentar a los seminaristas un significado real y una relevancia vital. . . sobre todo. seg:n la condición del género #umano en los tiempos que precedieron a la salvación establecida por Cristo. la #agan alimento de la propia vida espiritual y la sepan anunciar y defender convenientemente en el e@ercicio del ministerio. (H Cf. !stos libros. y en los que se encierran sublimes doctrinas acerca de $ios y una sabidur%a salvadora sobre la vida del #ombre. al estilo de los adres que viv%an con la Siblia. es la pastoral. A4 ). Cf. Fal como lo eQpresa la fuente de este canon (>. <a finalidad de esta formación es servir más efica&mente a que sus destinatarios comuniquen con fidelidad la fe al #ombre de #oy. a fin de que el futuro ministro cono&ca y contemple la . A3 !sta capacidad se adquiere con la meditación y contemplación frecuentes de la 11!!+ . 1e trata más bien de penetrar en la sustancia b%blica y de sintoni&ar profundamente con el alma y el lengua*e de la Siblia.'>(. $= '(9A3. lugares. lo que se obtiene con la meditación y contemplación frecuentes del libro sagrado. sin olvidar nunca la esencial dimensión cristocéntrica que lo anima.<a #omil%a debe estar impregnada 2y lo mismo puede decirse de toda predicación eclesial9 de lengua*e b%blico. y las formas de obrar de "ios @usto y misericordioso con los !ombres. pensaban y #ablaban con la Siblia. a $='5 que señala la importancia del conocimiento del )F en la formación intelectual A'.

... $.]ue se inculque la unidad entre las variadas disciplinas teológicas. Bomiliae 1J'1 in 3enesim 1'> 2cf.intrinseca ratione proprii ob@ecti formalis e-plicare curent !istoriam salutis uae est semper in actu.FK7"1 $! )]E8NK . ya sea por la fe en orden a ser investigada.. $*' d. condescender. sino que cada una desde su especificidad debe demostrar la actualidad de la #istoria de salvación 2manifestada en los grandes temas de la teolog%a b%blica9. :Quidquid recipitur secundum modum recipientis recipitur . ?uaest. (I@ AI Cf. :?uid uid est in ali uo' est in eo per modum eius in uo est. =)F8C)NK 88. $bid+ !sta valiosa nota pone de manifiesto el modo en que se con*ugan las diversas disciplinas y alcan&an plena significación en el 7isterio de Cristo+ . 2cf. Normae.A co. Proinde omnes disciplinae t!eologicae e. !sta integración no puede desviar el ob*eto formal de cada disciplina. es recibido seg:n la modalidad del que lo recibe9. )R) <) !$EC)C8\N C)F###BOT_TEXT###lt;8C).@. 1)DR)$) CKNDR. está en redescubrir el clásico . c) S0(tes)s <a coneQión intr%nseca que eQiste entre el misterio de Cristo y los estudios teológicos lleva consigo como consecuencia necesaria que la formación teológica abrace %ntimamente toda la doctrina católicaA5.'3 a.. !n efecto. !s la condescendencia divina en el dinamismo de la Revelación 2cf. q. $n =ent. poniendo en evidencia la unidad entre el orden del ser y del obrar.5. AA 1. 2!l conocimiento se reali&a seg:n el modo de ser del cognoscente9. ?uaest. n. =umma T!eologiae 8 q.=ol 88M'.de fe en fe/. !l mérito del =aticano 88 respecto de la teolog%a de la fe.H>'1. ba*ar *untamente. <a palabra griega empleada proviene del verbo sug-katabai/nw que significa descender. o por la fe en orden a ser comunicada para la salvación de los #ombres AI.debe llevar al candidato al sacerdocio a poseer una visi&n completa y unitaria de las verdades reveladas por $ios en Jesucristo y de la eQperiencia de fe de la 8glesia? de a#% la doble eQigencia de conocer OtodasP las verdades cristianas y conocerlas de manera orgánica. Comentario al can.Juan CR81FK7K. en ))==. C8FK. 1)DR)$) CKNDR. :Mmne uod recipitur in ali uo' recipitur in eo per modum recipientis. pág. Rescatamos sobre todo dos teQtos fuentes que fundamentan la necesidad de que los futuros ministros capten la unidad entre las variadas disciplinas teológicas+ . Normae 234M5M'H@>9. =ingulae autem disciplinae !oc faciunt proprio cuius ue modo..(4 2nota '39. #-egesis' per t!eologiam biblicam continuata et ad A( 'A .'AB'I y KF '@9 A@. A5 Cf. 1. =umma T!eologiae 8 q. ir con. != 888. a. 5I5. or ello quien denuncie el giro pastoral del =)F8C)NK 88 2por e*. Comentario e-egético.3. sin #acer selecciones arbitrarias/ 2 $= 5A9. procediendo . <a insistencia del 7agisterio en este punto #a ido aumentando en los :ltimos años. D1 '9 como . cognitum autem est in cognoscente secundum modum cognoscentis/AA con todas sus consecuencias pastorales en el deber de la 8glesia de transmitir el "epositum %idei. q.. )R) <) !$EC)C8\N C)F###BOT_TEXT###lt;8C). !n los traba*os de 1. uid uid recipitur in ali uo' est in eo per modum recipientis' et non per modum suum /. la formación teológica . Cuyo centro de unidad.'(A_9.I5 a. A@ Cf. D ^5(.subversión antropocéntrica de la teolog%a/ estar%a ignorando la más tradicional formulación metaf%sica escolástica 2además del !vangelio mismo9.5 2lo que se recibe. $=3BA.'3.naturale&a con su providencia sol%cita/A(. a.3@>. como respuesta a una creciente fragmentación y especiali&ación de los campos del saber #umano que amena&an también a la ciencia teológica. so.FK7"1 esta afirmación se repite en variedad de formulaciones+ . de *eritate. es el ')ste%)o e C%)sto #acia el cual toda la #istoria de la salvación converge y por el cual toda la Revelación y la econom%a de la gracia se unifica. de *eritate. $='(9 lo que debe regir la acción evangeli&adora de la 8glesia de todos los tiempos. normati&ado originalmente en el C8C >(. propuesto por el Conc.

@(. en ))==.=cripturaG patristica' prout !istoria illa apparet in testimonio PatrumG sciencia litKrgica' prout continetur in culto #cclesiaeG t!eologia dogmatica' prout a =. <os profesores. KF 'IB lleve consigo una fragmentación que podr%a #acer perder de vista las verdades centrales de la fe AH. =e recomienda vivamente este período de síntesis' a fin de ue las nociones ad uiridas no permane)can fragmentadas y separadas unas de otras' sino ue sean adecuadamente ligadas para el crecimiento espiritual de los fieles y de los mismos sacerdotes' los cuales' conscientes ya de la utilidad de la ciencia recibida' sentirán un mayor amor !acia las disciplinas sagradas/54. A> !sta b:squeda de manifestar la intr%nseca unidad y armon%a de la %ntegra doctrina de la fe. evitando que la b:squeda de nuevos planteamientos y formulaciones en cada una de las disciplinas `tal como lo desea. 54 Cf. n. en sus fuentes y en su eQpresión legislativa. cuyo carácter espec%fico alcan&a auténtico valor sólo en la profunda coordinación de todas ellas/.. Comentario al can.=criptura us ue ad praesentem #cclesiae doctrinam continuitatem et progressum e-plicat' at ue synt!eticam mysteriorum intelligentiam in mysterio C!risti 8incentratam9 per laborem t!eologorum uaeritG t!eologia moralis' prout ostendit uomodo veritas evangelica !ominem sollicitet et ducat ad formam C!risti suscipiendamG t!eologia spiritualis' prout !istoria salutis efficitur et manifestatur in vita ascetico0mystica fidelium ad perfectionem c!ristianam tendentiumG t!eologia pastoralis' prout a pastore animarum cum grege suo communicare debet' etc.<os profesores en la enseñan&a de las respectivas disciplinas estarán. 5IH. . C8FK. suo uae ue modo in iusta luce ponant' ut eo ipso' sine indebita disciplinarum vel met!odorum confusione' earum unitas t!eoretice et practice eluceat' et discenti constet se' per disciplinas in uas incumbit 8de fide in fidem9 procedere' sive agatur de fide perscrutanda sive de fide communicanda ad salutem !ominum/. como es necesario transmitirla a los fieles para la salvación de ellos. ))1 @3 2'HI49 (54. contínuamente atentos a la intrínseca unidad y armonía de la íntegra doctrina de la fe' poniendo un particular acento sobre su aspecto salvífico . AH Cf. al enseñar las disciplinas.!l can. por tanto. pág. comprender me*or. será oportuno reservar un tiempo ra&onable. ba*o la gu%a de los profesores y en base a la formación culturalBteológica ya recibida.a forma)ione teologica dei futuri sacerdoti 233M3M'HI@9 n. privilegiando aspectos y problemas contingentes? por esa ra&ón $= 5A pide . $.A.ayudar al alumno a elaborar una s%ntesis que sea fruto de las aportaciones de las diversas disciplinas teológicas..=ol 88M'. =ufficit ergo ut singulae disciplinae' e. en cuanto será posible #acer converger ba*o cada parte la lu& de todas las disciplinas que antes fueron enseñadas por separado. durante el cual los alumnos puedan. con más evidencia la eQigencia de esta integración+ 35A L'. #abrá en el seminario quien diri*a toda la organi&ación de los estudios. A> Cf. Latio %undamentalis $nstitutionis =acerdotalis n. Comentario e-egético. '5 . )R) <) !$EC)C8\N C)F###BOT_TEXT###lt;8C). 35A L' resalta. contemplar y eQperimentar la alabra de $ios en su simple unidad. 1)DR)$) CKNDR.3I5. !s de fundamental importancia que la enseñan&a teológica conserve su carácter de saber unitario .intrinsecis rationibus proprii cuius ue ob@ecti' !istoriam salutis +manifestata ma-ime in magnis t!ematibus t!eologiae biblicae.'>(I. . debe perfectionem adducta' prout !istoria salutis continetur in =. tendrán especial cuidado de la íntima unidad y armonía de toda la doctrina de la fe' de manera que los alumnos eQperimenten que están aprendiendo una :nica ciencia? para conseguir esto me*or. ara tal fin. por lo demás. #nc!iridion *aticanum =.

53 Cf.@. por un movimiento en sentido inverso que lo equilibra. lo que no puede ser reali&ado sin un verdadero camino contemplativo.Cada uno de estos dos movimientos ` Cf. )#ondaba en sus presupuestos. 0 tiende a re#acer o a redescubrir la unidad en medio de la sencille& de la mirada contemplativa. 0 cuanto más la penetra. ág. 3@@B3@I. (>(+ . =ermo in nativitate "omini A.H. K.34I_9+ . con más o menos vigor seg:n los tiempos. 5A Cf. No son. que no se restringe a un per%odo conclusivo de la formación. 1ermón W=. sino los s%mbolos de un Hec#o divino que..Dran protección es la fe %ntegra.. <a captación de la fe como una realidad simple y unitaria conduce a los alumnos a un mayor amor por las ciencias sagradas y una mayor eficacia de la transmisión de la alabra. 3@>.H. K. no es fe/.. Pero a!ora 2en la contemplación9 la fe es la ue penetra el alma..N!U7)N. sin repartirla en una serie de aspectos y relaciones. 55 Cf. !s el tránsito de la palabra traba*osa y m:ltiple al recogimiento unificado del silencio 5@.ser una preocupación perenne de los profesores. a pesar de los esfuer&os que #acemos por abreviarlas/5A.3.'I. 5' '@ . le*os de quedar plenamente abarcado por esta serie de proposiciones. . es algo sencillo. $! <ES)C. la fe verdadera. se simplifica ella misma #asta convertirse en ineQpresable 5I. n. =uelve a conducir siempre al centro. 7adrid 'HH(. al simplificarla. pág. !Qploraba sus dimensiones. no de*ar%a de desembocar prácticamente en una comple*idad cada ve& más pesada y eQteriori&ante. precisando sus contornos. cuanto más se complica y amplifica.3(. tanto más. !n su unidad plena e indestructible. que deber%a eQistir en el ministro. desarrollando sus consecuencias. pág. <as fuentes del can. .incapa& de captarla en su unidad y plenitud.. de contemplación y de conocimiento doctrinal. <a tendencia anal%tica #umana que genera distinciones en el ob*eto de la fe es propia de nuestra parcial manera de entender? seg:n el Seato J.. que será eQpuesta con más belle&a y co#erencia. c.c. eQtraviarse/. a saber. no quedar%a ni agotado ni sondeado en sus profundidades por millares de proposiciones más/. !ste movimiento compensador es el de la profundi)aci&n del misterio.'.!l traba*o de nuestra inteligencia sobre el ob*eto divino de la revelación. el dogma no puede ser aumentado ni disminuido 5'.van creciendo en nuestras manos.no podr%a menos de desquiciarse. 1. 35A L' refle*an esta necesaria complementariedad. n. !l esp%ritu trataba ` de alg:n modo con el esfuer&o especulativoB de penetrar la fe. . en resumen. 2 < ^5A. en la que nada puede ser añadido y quitado nada? si. .<!\N 7)DNK. (. !n efecto. n. la cosa que es una. 5I Cf. sin repartirla en una serie de aspectos y relaciones/ 5(. no es una. $bid. H.<as creencias y los dogmas están vivos en la 8dea real que ellos tienen como finalidad eQpresar y que tan sólo eQiste en s%? no son necesarios sino porque el esp%ritu #umano no puede refleQionar sobre tal 8dea sino de manera parcial y porque es incapa& de captarla en su unidad y plenitud.N!U7)N nuestro intelecto es . =umma fidei ort!odo-ae 8. nos ver%amos arrastrados a un proceso de diferenciaci&n que . 5@ Cf. este movimiento.a fe y la ra)&n. art. tanto más corre peligro de convertirse en profanación/ 55. es decir. !sta es la meta a la que aspira la formación intelectual de los seminaristas en la captación de la íntima unidad y armonía de toda la doctrina de la fe . $ios 53. si fuera el :nico.a fe cristiana. ero estas eQplicaciones o formulaciones .c. 5( J. en efecto. $8KN818K !< C)RFEJ)NK. !l ob*eto de la fe. ero este movimiento va incesantemente acompañado en la 8glesia. resecarse. sino a todo el itinerario.

Reaccionan el uno ante el otro5>. pero el pastor es otroC. en s%ntesis de variada naturale&a. <a misma fe de la que se valieron unos sencillos pescadores de Dalilea para revolucionar el mundo ba*o el signo de la Cru&.a fe cristiana. 'I .diástole y s%stoleB que acabamos de distinguir brevemente se necesitan mutuamente. constituyen la prueba y garanti&an la victoria de la fe/ 5H. or eso podemos decir que la calidad de la fe del astores es la clave de la transformación del mundo que nos toca enfrentar.. dec%a el numantino tembloroso. $! <ES)C. Cf. )mbos son los frutos del mismo !sp%ritu de $ios. 5> 5H orque #ay . .relación estrec#a/ entre .. 3I(. H. $entro de la 8glesia se combinan el uno con el otro. al referirse a !scipión. C<as ove*as son las mismas.eQperiencia espiritual vivida y fórmula dogmática/. y en todas las formas de su acción alternada o con*ugada. pág. Cada uno a su manera..