Las lámparas de sal se hacen de rocas y piedras naturales que se alinean a través de mucho tiempo.

Se estima que se forman en más de 250 millones de años y por eso adquieren tantos beneficios de la tierra. Se extraen de las cordilleras del Himalaya de yacimientos naturales que a continuación se trabajan y pulen para fabricar objetos para decorar como son las portavelas y las lámparas de sal. La sal químicamente se forma cuando se unen unas pequeñas partículas que se llaman iones y que pueden adquirir carga. Esta puede ser positiva o negativa. Por ejemplo, la sal común que consumimos en la cocina se forma cuando se unen unos iones de sodio que tienen carga positiva con iones de cloro que tienen carga negativa formando así el cloruro sódico (NaCl) La sal se puede obtener de dos formas según aparece en la Tierra: - Mediante la evaporación del agua del mar ya que el agua contiene sal disuelta que al evaporarse nos deja la sal siendo este uno de los métodos más viejos para obtener sal - Mediante la explotación de los yacimientos de sal fósil que se pueden encontrar en el Himalaya, en Pakistan o en Centro Europa

La sal del Himalaya es de color rosado y a parte de tener cloruro de sodio presenta muchos oligoelementos beneficiosos para nuestra salud como los que enumeraremos a continuación el flúor, el yodo, el potasio, el calcio, el cobalto, el magnesio o el cobre. ¿Por qué la sal del Himalaya ioniza el ambiente? Primero de todo en el aire tenemos una concentración de moléculas que a su vez presentan cargas positivas y negativas. Estas partículas que se cargan se llaman iones. Para que os hagáis una idea en las grandes urbes tenemos muchos iones positivos y en la naturaleza los negativos. La sal del Himalaya tiene la capacidad de equilibrar estos iones y aumentar los iones negativos que son muy buenos para nuestro organismo. Algunos beneficios de tener sal del Himalaya en forma de lámpara o de portavelas son los siguientes:    Son buenas para las personas sufridoras de alergias. Reduce y alivia en los dolores de cabeza. Se reducen la gravedad de los ataques de asma en personas que sufren esta enfermedad.

Son muy beneficiosas en los procesos de catarro y gripe ayudando ya que purifican el ambiente eliminando las bacterias o virus causantes de la enfermedad.

Esta sal que obtenemos del Himalaya se suele usar para construir lámparas de sal. Estas pueden tener varias medidas y varios kilos de peso. Van desde el medio kilo como puede ser el caso de lámparas pequeñas de USB que se usan en ordenadores hasta algunas decenas de kilos en el caso de las más grandes. Lo general es que pesen entre 4 a 8 kilos. Otro uso común es la fabricación de portavelas de sal que también nos servirá para crear un ambiente cálido y relajado ideal para la meditación. Por último y en estos días y cada vez más se está usando para hacer más cosas un ejemplo de esto es usarla en forma bruta, es decir, como la obtenemos en la naturaleza y usarla en vaporizadores, también se están realizando quemadores de esta sal para aromaterapia y además se pueden fabricar jabones. Por lo que estas serán las aplicaciones más empleadas. Para finalizar con los usos se puede decir que se puede usar esta sal del Himalaya con nuestros platos de cocina favoritos ya que además de salar el plato todos los oligoelementos presentes nos beneficiaran. Podeis comprar lámparas de sal en http://www.alcominer.com/alcominer/c209837/lamparasde-sal.html