You are on page 1of 30

OSTEOPATÍA SACROCRANEAL Seminario 2

RECUERDO ANATÓMICO DEL CRANEO
El cráneo es una caja ósea que protege y contiene al encéfalo principalmente. El cráneo humano está conformado por la articulación de 8 huesos, que forman una cavidad abierta y ovoide de espesor variable, con una capacidad aproximada de 1.450 ml en adultos. Es común que la palabra “cráneo” designe a la totalidad de la cabeza ósea, pero es impropio en el estudio de la Anatomía. La distinción entre cráneo y cara es muy clara: el cráneo aloja el encéfalo fundamentalmente (neurocráneo), mientras que la cara (esplacnocráneo) presta inserción a los músculos de la mímica y de la masticación y aloja algunos de los órganos de los sentidos. El cráneo cumple una función muy importante, ya que se preocupa de contener todo el sistema nervioso central, con excepción de la médula. Así, la intrincada estructura de la cabeza ósea está formada principalmente por dos conjuntos separados de huesos. Los ocho huesos que cierran y protegen el cerebro forman la bóveda craneal, y los otros catorce huesos forman el esqueleto de la cara. Grupo craneal: Frontal Occipital Esfenoides Etmoides Parietales (2) Temporales (2) Grupo facial: Lagrimales (2) Nasales (2) Palatinos (2) Maxilares (2) Malares (2) Conchas inferiores (2) Mandíbula Vómer

Existen otros huesos pertenecientes al esqueleto de la cabeza. Grupo de los osículos: Estribo (2) Martillo (2) Yunque (2) Grupo cervical: Hioides Otros huesos supernumerarios, aislados e irregulares: Wormianos o suturales

El cráneo, como cavidad, puede ser considerado desde el interior de esa cavidad como endocráneo, o desde el exterior como exocráneo. A su vez, en conjunto, se puede dividir mediante una sección horizontal que pase por la eminencia frontal media y por la protuberancia occipital externa, en dos porciones:
• •

una parte superior, la bóveda craneal o calota. una parte inferior, la base del cráneo.

La bóveda está formada por los huesos frontal (en su parte vertical), parietales, las escamas de los temporales y el occipital en su parte superior. La base está formada por el frontal (en su parte horizontal), el etmoides, el esfenoides, el occipital y los temporales. Las líneas móviles que aparecen en la superficie del cráneo son en realidad articulaciones conocidas como suturas. La sutura coronal separa el hueso frontal de los dos parietales. La sutura sagital separa los dos huesos parietales en la línea media. Por detrás, la sutura lamboidea separa los dos parietales del hueso occipital.

2

La sutura escamosa está formada por la unión inferior de cada hueso parietal con el hueso temporal respectivo. Cada extremo de la sutura sagital se identifica como un punto o área con un nombre específico: el extremo anterior de la sutura sagital se denomina bregma, y el extremo posterior, lambda. Los pteriones derecho e izquierdo son puntos en la unión de los parietales, temporales y las alas mayores del esfenoides (extremo posterior de la sutura esfenoparietal). Los asteriones derecho e izquierdo son puntos que encontramos detrás de la oreja, donde se unen las suturas escamosa y lamboidea.

.

3

También reconocemos en el cráneo otros puntos importantes para localizar: Nasion: Intersección de las suturas frontonasal e internasal. Glabela: Punto más prominente del frontal en el plano sagital medio. Vertex: Punto medio más alto del cráneo en el plano sagital medio. Inion: Punto de encuentro de la línea occipital (nucal) superior con el plano sagital medio. Se corresponde generalmente con la protuberancia occipital externa.

4

Dentro de la ciencia forense se cree que, en general, hacia los treinta años comienza la osificación de las suturas de la calota, proceso que se desarrolla desde endocráneo hacia exocráneo. Una de las primeras suturas que sufre sinostosis es la sutura sagital, situación que comienza hacia los 30 años; de modo tal que hacia los 35 años ya se observa este proceso en la cara exocraneal de la bóveda. Le sigue luego la sutura coronal, a partir los 38, proceso de osificación avanza desde bregma hacia pterion, de modo que hacia los 42 años la sutura completa aparece como una sinostosis. Otro tanto ocurre en la sutura parieto-occipital, cuyo proceso de osificación avanza desde lambda (42 años) hacia asterion (47 años). La osificación del ala mayor del esfenoides con el parietal y el frontal (pterion) ocurre hacia los 60 años. Un poco más tarde (65 años) ocurre lo mismo a nivel de la sutura entre el ala mayor con la escama del temporal. Por su parte, la sutura occipito-mastoidea se osifica hacia la séptima década. La osificación de la sutura escamosa (borde inferior del parietal con la escama del temporal) ocurre tardíamente, hacia la octava década de la vida.

5

EL CRANEO: VISIÓN ANTERIOR

6

EL CRÁNEO: VISIÓN LATERAL

7

EL CRÁNEO: SECCIÓN SAGITAL MEDIA

8

BÓVEDA DEL CRÁNEO

9

BASE DEL CRÁNEO

10

IMPORTANCIA DE LAS FASCIAS Y LOS DIAFRAGMAS
El estudio del mecanismo sacro-craneal hace obligatorio comentar la importancia que tiene el papel de las fascias en el cuerpo humano. El término fascia hace referencia a un grupo numeroso de tejidos conjuntivos que tienen el mismo origen embriológico y funciones comunes formando una vaina laminada móvil, ininterrumpida de la cabeza a los pies que reviste y envuelve entre dichas láminas todas las estructuras somáticas y viscerales del cuerpo humano. La mayoría de las láminas fasciales tienen una disposición longitudinal y se caracterizan por tener un poco de movimiento deslizante (aproximadamente de 5 mm.) siendo este movimiento más evidente en la dirección mayoritaria de las láminas, es decir, longitudinalmente. Sin embargo existen zonas donde encontramos tejidos conjuntivos con predominio claro a una disposición trasversal con respecto al cuerpo. Cuando en estas zonas se produce una hipertonía serán verdaderas barreras al deslizamiento longitudinal natural de las hojas fasciales del cuerpo. A estas zonas las llamaremos divisiones estructurales o diafragmas y les prestaremos especial interés por su repercusión en el movimiento respiratorio primario ya que pueden impedir que se transmita a todo el organismo.

11

DIVISIONES ESTRUCTURALES O DIAFRAGMAS Encontramos tres zonas transversas fasciales importantes que son:
• •

Diafragma respiratorio, Diafragma pélvico y urogenital (que lo tomaremos como si se tratara de uno solo).

Entrada torácica o diafragma superior.

DIAFRAGMA RESPIRATORIO Divide el tórax del abdomen mediante un tabique musculofibroso al que conocemos como músculo diafragmático. A través de este tabique fascial pasan:
• El esófago. • La aorta. • La vena cava. • El conducto torácico. • Los vasos esofágicos. • La arteria mamaria interna. • Los nervios vagos. • Ramas del nervio frénico. • Ramas de nervios esplénicos.

Todas estas estructuras pueden ser afectadas cuando tenemos ese tabique fascial alterado y la consecuencia será la que derive de las partes más oprimidas mencionadas anteriormente.

12

Recordemos que el diafragma está compuesto por una musculatura periférica que se va a insertar a un centro tendinoso y dos pilares diafragmáticos: pilar izquierdo y pilar derecho. La musculatura periférica se inserta desde la apófisis xifoides, los cartílagos costales, costillas desde la 12D a la 7D, los ligamentos lumbocostales, los pilares del diafragma y desde aquí se dirigen al centro tendinoso. El pilar derecho va desde el ligamento vertebral común anterior, los cuerpos de la LI a L3, los discos de la LI a la L3 hasta el hiato aórtico y hiato esofágico. El pilar izquierdo va desde el ligamento vertebral común anterior y los cuerpos y discos de la LI y la L2 al hiato aórtico y el hiato esofágico. Cuando el diafragma se contrae tira del centro tendinoso esto hace que:

Disminuya la presión intratorácica.

• Aumente el volumen intratorácico. • •

Aumente la presión intraabdominal. Disminuya el volumen intraabdominal.

Al mismo tiempo se produce un tirón caudal sobre el pericardio puesto que la fascia de este entra a formar parte de la envoltura del diafragma. Esta otra acción se transmite fascialmente a través de la vaina carotídea y llega a la base del cráneo.

13

La inervación del diafragma está formada por los nervios torácicos IX al XII, el nervio frénico que coge ramas de la cuarta cervical y algunas ramas de los III y V nervios cervicales. El diafragma es un músculo muy activo y lo normal que vemos en él es la hipertonía diafragmática, puede ser unilateral o bilateral, las causas que la suelen producir son:

14

• • • • • • •

Afecciones de los nervios torácicos. Nervios frénicos. Alteraciones de los nervios cervicales III, IV y V. Inflamación pleural. Pericarditis. Inflamación del sistema hepatobiliar. Inflamación de vísceras afines o próximas.

También la hipertonía diafragmática puede ser producida directamente por disfunciones somáticas, tal como la afección de los músculos del área anexa, la afección de las tres primeras lumbares o bien la afección de las seis costillas inferiores. Esta hipertonía puede ser como consecuencia de un signo secundario de muchas afecciones, después de eliminar la afección primaria el diafragma puede mantener una tensión asimétrica y puede continuar siendo hipertónico, siendo un motivo muy importante para la pérdida de vitalidad, la acumulación de desechos metabólicos, malestar general, depresión y muchos males o enfermedades secundarias. Por estas razones se entiende como muy importante que todas las alteraciones del sistema craneosacral sean tratadas primero haciendo un exhaustivo diagnóstico y tratamiento de las divisiones estructurales o diafragmas.

15

TÉCNICA DE LIBERACIÓN El paciente se situará en decúbito supino y el terapeuta se sentará relajado al lado del paciente, colocando una de las manos, entre la camilla y la espalda del paciente, en la zona de la L3 hasta la D12 y la otra mano se coloca aproximadamente sobre la apófisis xifoides y los bordes costales cubriendo el epigastrio.

ACCIÓN DE LA TÉCNICA Realizamos una presión suave con la mano que tenemos en la zona del tórax, aumentamos la presión ligeramente y buscamos un deslizamiento arrastre hasta la zona patológica, nos dejamos llevar hasta el arrastre y una vez que la mano se detenga mantendremos una presión hasta notar que hay una relajación importante y que la tensión disminuye. Posteriormente para ver si la tensión ha disminuido totalmente, vamos a la técnica y comprobamos si existe un movimiento simétrico o si la mano continúa deslizándose hacia alguna zona de tensión.

16

DIAFRAGMA PÉLVICO Este diafragma está formado por el músculo elevador del ano, el músculo coxígeo y sus fascias. El diafragma pélvico va a permitir el paso del recto, de la vagina y de la uretra, cualquier alteración restrictiva puede alterar las funciones de estas estructuras. ELEVADOR DEL ANO: Este músculo va de la porción interna y bilateral de la raíz superior del pubis a la superficie interna de cada una de las espinas ciáticas, por encima de él mantiene un arco tendinoso que forma parte de la cintilla de la fascia obturatriz que va del pubis a la espina ciática. MÚSCULO COXÍGEO: Va de la espina ciática y del ligamento sacrotuberoso a la unión sacrocoxígea. Estos músculos estás inervados por las ramas cuarta y quinta del plexo pudendo. La acción del elevador del ano es una acción principalmente de soporte. Eleva la pelvis y ejerce resistencia a la presión intraabdominal puesto que eleva el ano hacía arriba. También es una de las partes más importantes para mantener el tono vaginal. El músculo coxígeo tira del coxis y del vértice del sacro en sentido anterior. Este músculo induce hacia el movimiento de flexión y realiza una acción opuesta hacia el movimiento de extensión.
Músculo coxígeo

17

DIAFRAGMA UROGENITAL El diafragma urogenital está formado por dos hojas fasciales de tejido conjuntivo. Una hoja es más profunda y otra hoja es más superficial. Cubre la zona entre las ramas del pubis y del isquion y a través de él pasan la uretra y la vejiga, por lo cual cualquier afección en estas zonas altera las áreas mencionadas anteriormente.

Pelvis femenina

18

Pelvis masculina

TÉCNICA DE LIBERACIÓN PARA ESTOS DOS DIAFRAGMAS La técnica de liberación mejora el equilibrio del movimiento craneal y su amplitud. El paciente se sitúa en posición supina y el terapeuta al lado coloca una mano bajo el sacro y otra en la zona anterior a la altura de las ramas púbicas.
19

ACCIÓN DE LA TÉCNICA Se realiza una presión dirigida hacia el sacro y se va aumentando hasta lograr un desplazamiento o sensación de

tracción. Si no existe y hay una sensación simétrica no debemos dar importancia a este diafragma puesto que significa que está bien. Si vemos que existe una tracción asimétrica, se dejan llevar las manos hacía la zona y se mantiene una presión hasta que exista una relajación o un reblandecimiento de los tejidos, de esta forma se supone que se ha eliminado la restricción.

20

DIAFRAGMA SUPERIOR O DE LA ENTRADA TORÁCICA Este diafragma une la zona cervical con la zona del tronco, es muy importante ya que a través de él los vasos sanguíneos y linfáticos devuelven a la cavidad torácica líquidos procedentes de la cabeza.

Cuando existe un aumento de tono de los tejidos, aunque sea ligero, se puede producir una alteración en el retorno de estos líquidos así como del líquido cefalorraquídeo. Esto producirá una obstrucción importante que alterará el ritmo craneosacral y por lo tanto el sistema craneosacro. ESTRUCTURAS ÓSEAS DE LA ENTRADA TORÁCICA Las estructuras óseas son:
• • • • •

manubrio esternal, escápulas, acromion, clavículas, tres primeras costillas,

• vértebras cervicales bajas y •

vértebras dorsales altas.

ESTRUCTURA DE TEJIDO CONJUNTIVO FASCIAL Esta estructura está formada por las fascias del cuello que continúan sin interrumpirse entrando hacia la zona del tórax conteniendo a las fibras de los músculos platisma, supra e infrahioideos, músculos cervicales, esternocleidomastoideo, deltoides, pectoral, trapecio, etc.

21

Cuando se produce una contractura de cualquiera de estos músculos puede afectar a estas estructuras y contribuir a una restricción fascial importante que comprometería la fluctuación del líquido cefalorraquídeo. Otra de las estructuras que pueden verse afectadas es la vena yugular externa y a la vena yugular anterior ya que estas se encuentran entre las fascias y la tensión fascial puede producir la resistencia del retorno venoso cefálico.

22

TÉCNICA DE LIBERACIÓN El terapeuta coloca una mano a la altura del manubrio del esternón y otra mano entre la camilla y la zona dorsal alta del paciente, cogiendo las dorsales altas y abarcando también la séptima cervical. Se hace la misma técnica que en anteriores diafragmas, realizamos una ligera presión para notar si existe alguna restricción que nos lleve hacia alguna zona, la seguimos y posteriormente mantendremos una fuerza hasta notar una sensación de relajación intentando de esta forma eliminar la restricción.

23

En estos tres diafragmas el movimiento anormal debe seguirse mientras se mantiene la fuerza compresiva al nivel mínimo requerido para asegurar su continuación. Por otro lado, cuando se produzca la liberación debemos volver por un camino diferente que el de ida, de lo contrario estaremos perpetuando el patrón desequilibrado. Existen otras dos estructuras que si bien no se tratan de diafragmas, sí pueden considerarse como tales en virtud de la gran cantidad de músculos que influyen en estas zonas pudiendo alterar las estructuras si ejercieran tensión sobre ellas: el hioides y la base del cráneo. HIOIDES El hioides actúa como anclaje flotante, conectado mediante músculos y fascias a las porciones por debajo, y ofrecen inserción a músculos del cráneo por encima de él. Muchos síndromes por disfunción craneosacra-hioidea, tiroidea-entrada torácica se derivan buscando ayuda psiquiátrica por no haber sido tratados.

24

LIBERACIÓN DEL HIOIDES El terapeuta coloca el primer y segundo dedo de una mano sobre las astas mayores del hioides y la otra mano sobre la región cervical y sin presión alguna escuchamos las restricciones, las seguimos y mantenemos hasta notar la sensación de ablandamiento que indica la liberación.

25

LIBERACIÓN DE LA BASE DEL CRÁNEO (O.A.A - Occipital Atlas Axis) La técnica de liberación se aplica colocando los pulpejos sobre la zona suboccipital y dejando la cabeza del paciente en nuestras palmas. No se realiza ningún tipo de fuerza debido a que el peso de la cabeza del paciente y la gravedad se encargan de hacer una presión sobre nuestros dedos.

Con nuestro cuarto dedo fijamos el atlas y lo empujamos hacia caudal y con el resto de los dedos realizamos una tracción desde occipital hacia craneal. Por último hacemos una intención de tracción de la musculatura suboccipital hacia lateral.

Nota: Esta técnica mejora la eficiencia de la circulación de los líquidos de la bóveda craneal. También alivia las presiones sobre los nervios craneales IX, X y XI. Estos dos efectos se consiguen sobre todo al liberar cualquier aumento de tono de los tejidos alrededor del agujero yugular. 26

LA INFLUENCIA DE LOS DIAFRAGMAS 1. EL DIAFRAGMA PELVICO • trastornos en la menstruación (dismenorrea) • función del útero • endometriosis • quiste ováricos • pre/ post embarazo y parto • pre/ post cirugía (apendicectomia, laparoscopia, Histerectomia) intestinos vejiga y próstata • problemas lumbosacros (laminectomia, fusiones L5-s1) • suministro arterial y drenaje venoso de MMII • 1 °chakra • triángulo de la depresión
2-

DIAFRAGMA RESPIRATORIO • pulmones y problemas respiratorios (enfisema) • asma bronquial • problemas viscerales (vesícula, hígado, hernia de hiato, espasmo pilórico, colon irritable) • digestión • problemas toraco-lumbares • post mastectomías, plexo solar, corazón

emociones (ira, hígado; miedo, riñón; etc.)

3-

-

ENTRADA TORÁCICA: problemas pulmonares y respiratorios (bronquitis) pleuritis drenaje linfático y venoso de la cabeza sind. entrada torácica problemas de cuello/ hombro problemas torácicos problemas de la 1ª costilla chakra del corazón Atm bloqueos emocionales
27

4-

• • • • • • • • • •

HIOIDES dificultades en la deglución problemas masticación problemas de fonación / voz tensión muscular / dolor de cabeza (drenaje de la cabeza) problemas de cuello y hombro problemas de garganta problemas de tiroides síndrome de Atm Chakra garganta Emociones O.A.A. Pares craneales IX, X, XI Niños hiperactivos Dislexia Presencia de aumento de tono simpático Dolor de cabeza/migraña Dolor de cabeza por disminución del flujo sanguíneo Conmoción sacra Escoliosis Trastornos posturales Triángulo de la depresión.

5-

-

28

PREGUNTAS TIPO TEST DE OSTEOPATÍA SACROCRANEAL (2)
1. Llamamos PTERIÓN a: a. La zona donde se unen el frontal con el parietal, esfenoides y etmoides. b. La zona donde se unen el frontal con el parietal, esfenoides y el cigomático. c. La zona donde se unen el frontal con el parietal, esfenoides y el temporal d. Es una protuberancia occipital externa. 2. ¿Qué tienen en común BREGMA y LAMBDA?: a. Absolutamente nada b. Ambas se localizan en la zona anterosuperior del cráneo. c. Ambas son protuberancias solo que una del frontal y otra del parietal d. Ambas comparten la sutura sagital 3. Posición de las manos a la hora de tratar el diafragma pélvico: a. Una mano en el sacro y la otra paralela a la altura de las ramas púbicas. b. Una mano en el sacro y la otra en el ombligo c. Una mano en el occipital y la otra en el sacro d. Las dos manos en el sacro

4. Posición de las manos del terapeuta tratando la entrada torácica: a. Una mano en el occipital y la otra paralela en la frente con los dedos a la altura de la sien. b. Una mano en la charnela cervico-dorsal y la otra en contacto con las clavículas. c. Las dos manos en contacto con las costillas tanto en anterior como en posterior. d. Todas son falsas 5. La sutura lambdoidea une: a. El parietal con el frontal b. El occipital con los parietales c. El esfenoides con el occipital d. B y C son correctas 6. Uno de estos huesos no forma parte de la base del cráneo: a. Temporales b. Parietales c. Frontal d. Etmoides 7. La sutura escamosa separa los huesos: a. Occipital de temporales b. Temporales de parietales c. Parietales de frontal d. Frontal de etmoides

29

8. La glabela es el punto más prominente del hueso: a. Temporal b. Parietal c. Occipital d. Frontal 9. La mayoría de las láminas fasciales tiene una disposición: a. Transversal b. Diagonal c. Longitudinal d. Todas son falsas 10. A través de la fascia del diafragma respiratorio pasan: a. El esófago b. La vena yugular externa c. La carótida d. Ninguna es cierta 11. Cuando el músculo coxígeo está alterado (hipertonía), dificulta el movimiento del MRP hacia la: a. Flexión b. Extensión c. Punto parado d. Rotación externa 12. Para tratar el hioides: a. Lo dinamizamos b. Ponemos nuestros dedos en las astas menores del hioides c. Las dos son ciertas d. Las dos son falsas 13. Los beneficios de tratar el O.A.A derivan de la liberación del: a. Agujero yugular b. Agujero rasgado c. Agujero magno d. Agujero carotídeo 14. En la técnica de la liberación de la base del cráneo: a. Se fija el axis con el cuarto dedo y se desplaza a caudal b. Se fija el atlas con el cuarto dedo y se desplaza a craneal c. Se fija el axis con el cuarto dedo y se desplaza a craneal d. Se fija el atlas con el cuarto dedo y se desplaza a caudal 15. Trabajamos el diafragma respiratorio para que: a. El paciente respire mejor b. Mejore el ritmo craneosacro del paciente c. El paciente gane vitalidad d. Todas son indicaciones

30