GERMAN AVE-LALLEMANT

Roberto A. Ferrari
(Año 1993) INTRODUCCION A LA OBRA CIENTIFICA Y TECNICA DE GERMAN AVE- LALLEMANT EN LA REPUBLICA ARGENTINA (ca. 1869-1910) INDICE

PROLOGO ......................................................................................... 2 PANORAMA DE LAS CIENCIAS Y LAS INDUSTRIAS A LA LLEGADA DE AVE-LALLEMANT A LA REPUBLICA ARGENTINA........................................................ 4 LAS CIENCIAS .................................................................................. 4 LAS INDUSTRIAS ............................................................................. 5 LA FORMACION EN EUROPA DE AVE-LALLEMANT........................................................................ 7 RESUMEN DE SUS ACTIVIDADES EN LA ARGENTINA SU OBRA Y SUS CONTEMPORANEOS ......................................................... 11 CARTOGRAFIA ............................................................................... 19 DINAMITA ARGENTINA.................................................................. 26 FISICA.............................................................................................. 43 RAYOS X ......................................................................................... 47 ARQUEOLOGIA Y FOLKLORE....................................................... 48 EDUCACION.................................................................................... 50 BOTANICA Y ZOOLOGIA ............................................................... 54 INDUSTRIAS Y ECONOMIA ........................................................... 56 SU OBRA DE DIVULGACION DESDE «LA AGRICULTURA» ........................................................ 58 AVE-LALLEMANT ENTRE NOSOTROS ........................................ 62 BALANCE DEL HOMBRE Y SU OBRA .......................................... 63 BIBLIOGRAFIA CRONOLOGICA TENTATIVA DE LA OBRA CIENTIFICA Y TECNICA DE

AVE-LALLEMANT, IMPRESA O INEDITA EN EL PAIS Y EL EXTRANJERO ......................................................... 64

ADVERTENCIAS Hemos respetado la redacción de los textos de época, tanto los arcaísmos como los errores, obviando los comentarios para no hacer más farragosa aún la lectura de este trabajo. En el caso extremo de tener que intercalar nuestra opinión, la hemos colocado entre corchetes.

PROLOGO Sólo podemos pretender introducir al lector a la obra de don Germán AvéLallemant, ya que un análisis en profundidad de la variedad de asuntos técnicos y científicos en que estuvo interesado rebasaría el marco impuesto para este trabajo. Nuestra valoración de su obra comenzó al descubrir su artículo sobre la medida que realizara en San Luis en 1877 de la aceleración de la gravedad. Instantáneamente llamó nuestra atención, ya que se trata de uno de los primeros trabajos sobre ciencias exactas que aparecía en los Anales de la Sociedad Científica Argentina (ASCA), los cuales en general publicaban sobre ciencias naturales o ingeniería. Sorprende la razón por la cual se realizaban dichas medidas; el lugar; lo alambicado del planteo experimental y finalmente su conclusión. Desde ese momento prestamos atención a su obra y fuimos descubriendo los constantes y variados aportes que realizó en nuestro país. Entre los pocos autores que han intentado darnos datos bibliográficos de AvéLallemant, uno afirma que desembarcó en Buenos Aires en 1868 y que a poco de llegado tuvo a su cargo la construcción del camino a San José de Flores (Avda. Rivadavia). Sin embargo, no hemos podido confirmar este dato, habiendo recurrido a los historiadores del citado barrio. Para 1871 ya está documentada su presencia en los yacimientos auríferos de Carolina (San Luis), donde pasó dos años dedicado a la explotación minera. Salvo algunas estadías en Buenos Aires y Mendoza, la mayor parte de su obra fue realizada en San Luis. Investigador, divulgador, industrial, docente, recolector de muestras o corresponsal, ningún rol le fue ajeno en su entrega al país y a las necesidades de su pueblo. Los ASCA, desde 1876, cuentan con la mayor cantidad de colaboraciones científicas de Avé-Lallemant. De todas formas, presentó colaboraciones en casi todas las otras publicaciones del ambiente, como los Anales y Boletín de la Academia Nacional de Ciencias de Córdoba (AANCC y BANCC); los Anales del Museo de La

Plata (AMLP); las dos publicaciones pioneras de nuestra geografía: el Boletín del Instituto Geográfico Argentino (BIGA) y la Revista de la Sociedad Geográfica Argentina (RSGA); los Informes del Departamento Nacional de Agricultura (IDNA); los Anales de Agricultura de la República Argentina (AARA); El Economista (EE); El Periódico Zoológico (EPZ) y La Plata Monatsschrift (LPM). (Nota 1). El periodismo de divulgación científica y técnica fue una de sus actividades intensivas cuando rondaba los sesenta años, desarrollándolo desde las páginas de La Agricultura. Además de empuñar la pluma, era hombre de acción. Realizó innumerables recorridas por las sierras de San Luis, en expediciones de carácter minero, geológico y topográfico por Mendoza, Neuquén, San Juan, la Cordillera del lado chileno y la República Oriental del Uruguay. Como administrador-ingeniero de la mina de plata y cobre del Paramillo de Uspallata (Mendoza) pasó más de cuatro años en ese lugar inhóspito, debiendo volverse por el deterioro de su salud a consecuencia del clima. Encontró tiempo en su larga y fecunda existencia para difundir y defender sus ideales políticos, participando del movimiento obrero Vorwarts (1882) y dirigiendo el periódico El Obrero (1890-1891). Actuó como corresponsal de revistas e instituciones europeas; en las ciencias mencionemos el Berg und Huettenmaenische Zeitung (BuHZ) y la Sociedad Geográfica de Lübeck. En el ámbito político, el Die Neue Zeit dirigido por Kautsky. A lo largo de este trabajo iremos presentando al personaje, sus desempeños, analizaremos su obra por especialidades, presentaremos su bibliografía hasta el punto en que hemos sido capaces de reconstruirla, en la certeza de que es incompleta, principalmente en lo publicado en Europa. Concluiremos con un balance del hombre y su obra.
Notas: 1) La búsqueda bibliográfica en torno a Avé-Lallemant nos hizo descubrir esta olvidada publicación periódica argentina que mucho tiene que ver con nuestras ciencias. Iniciada y dirigida por Richard Napp, periodista y empresario vinculado a las actividades inmigratorias entre Alemania y Argentina, fue parte del proyecto inmigratorio, contó con una subvención del Gobierno Nacional y se envió mayormente a Europa. Apareció mensualmente entre 1873 y 1876, y se la conoció también como la “Revista Alemana” o”la Revista de Napp”. Su desconocimiento en nuestro medio obedece a tres causas: que era enviada al extranjero, que estaba totalmente escrita en alemán y que era escasa su tirada. Apareció antes que los Anales de la Sociedad Científica Argentina y publicó artículos pioneros sobre minería, mineralogía, geología, entomología, astronomía, química, costumbres locales y relatos de viajeros, economía, industrias, botánica, etc. Al cerrar este mensuario. Napp fundó El Economista, que puede considerarse una continuación, pero en castellano.

el de La Plata. Tucumán y Catamarca. Salta.PANORAMA DE LAS CIENCIAS Y LAS INDUSTRIAS A LA LLEGADA DE AVE-LALLEMANT A LA REPUBLICA ARGENTINA LAS CIENCIAS BUENOS AIRES EN 1868 Iniciado el período histórico de reorganización nacional. al poco tiempo llegaban al Río de La Plata los profesores italianos Bernardino Speluzzi. para 1850 fundaban en Catamarca el Colegio de la Merced. CORDOBA . Por su eficaz accionar. Con posterioridad surgiría otro. el cual donó sus colecciones particulares que constituyeron la base patrimonial del Museo. En Buenos Aires las actividades científicas se nuclearon en la Universidad de Buenos Aires bajo el rectorado de Juan María Gutiérrez. mientras en Santa Fe la orden Jesuita inauguraba el Colegio de la Inmaculada Concepción. tomando como inicio la Batalla de Pav ón. En la ciudad de San Luis quedaban constituidos el Colegio Nacional y la Escuela Normal de Maestras en 1872. creando bajo la dirección del profesor Rosetti y de Estanislao S. en 1858 llegaba a Tucumán don Amadeo Jacques para dirigir el Colegio de San Miguel. El Colegio Nacional de Buenos Aires era fundado en 1863. Comenzaban a surgir los colegios secundarios en las capitales de las provincias. En Mendoza reabría sus puertas el Colegio. institución vigente hasta la actualidad. habiendo sido nacionalizados en 1856 los colegios de Córdoba. Los primeros doce ingenieros argentinos egresaban en 1869. convertida enseguida en Estímulo Científico y finalmente refundada como la Sociedad Científica Argentina en 1873. Emilio Rosetti y Pelegrino Strobel (luego reemplazados por Juan Ramorino). a cargo de Francisco P. siendo el creador del Departamento de Ciencias Exactas. la figura de Sarmiento presidió la concreción de las nuevas instituciones de ciencia y educación. En 1862 se recuperaban las olvidadas actividades museológicas al nombrar a Germán Burmeister como director del Museo de Buenos Aires. Mendoza. entre 1861 y 1874. Zeballos una Academia Científica Argentina. Al calor de las actividades del departamento de Ciencias Exactas de la Universidad en 1872 fueron integrándose varios profesionales y entusiastas alumnos. Moreno. en 1862 quedaban inaugurados los Colegios de Salta y San Juan.

Indudablemente. donde Llerena actuó como Comisionado por el gobierno de San Luis frente a Córdoba. A. fundaba la Sociedad Entomológica Argentina. pero desconocemos todo dato que pueda confirmarlo. Nuevamente era reorganizada en 1878 y quedaron la Academia dependiente de la Nación por un lado y la Facultad de Ciencias FísicoMatemáticas por otro lado. llegando entre 1870 y 1873 varios alemanes y un holandés. profesor llegado de Holanda para participar en la Academia de Córdoba. La mayoría fueron traídos de Europa. suscitó irritación porque los criterios que empleó implicaban una postura lesiva a los intereses de la Provincia. versado en astronomía. Sarmiento fundó la Academia Nacional de Ciencias en Córdoba por la ley nacional de 1869. Quedaron enfrentados al producirse el arbitraje sobre límites entre Córdoba y San Luis. también debían contratarse hasta 20 profesores para enseñar ciencias en la Universidad de Córdoba y los Colegios Nacionales. Gould. Un personaje temprano y prolífico en San Luis fue Juan Llerena (18231900). La Academia. quien desde el Colegio Nacional comenzó a trabajar con visión y ahínco. Hay constancia de los intentos de Av é-Lallemant de crear una sociedad científica. que sobrevivió tres años (1873-1876). SAN LUIS En cuanto a las ciencias en San Luis. en 1871 se había inaugurado el Observatorio Nacional Argentino. debe haber estado en contacto con nuestro personaje. Simultáneamente. Al presentar Avé-Lallemant su mapa de la frontera este de la Provincia al gobernador Toribio Medina. Sus publicaciones en Alemania permitieron que se conociese a la Provincia y sus riquezas entre la comunidad internacional. quien publicó diversos estudios. LAS INDUSTRIAS . presentaba sus estudios y hallazgos en casi todos los medios académicos y también divulgativos de la Argentina. Weyenbergh. geología y ciencias naturales. con la dirección del prestigioso astrónomo estadounidense B.Por sugerencia de Burmeister. paralela a la Universidad. ya que eran inexistentes. La iniciación de actividades del género se las debemos a Avé-Lallemant. En cuanto a estudios astronómicos. sin resultados. Elaboró la colección de minerales y organizó los laboratorios de física y química del Colegio Nacional. por diversas razones no pudo subsistir y se integró con ella transformándose en Facultad de Cienc ias (1875). poco y nada podemos decir. En otra área.

fábricas de paños y tejidos. Las tareas de curtiembres y zapaterías se encontraban generalizadas pero como todas las mencionadas. la cantidad que de carbonato de potasa exportamos solamente de San Luis es tanto. Química: Incluimos en este rubro a diversos establecimientos vinculados con la elaboración de productos alimenticios. almidón. Se fabricaba jabón. la extracción de mineral a cielo abierto. cerámicas y vidrios. papel. También podemos mencionar la existencia de tintorerías. aceites. muchos plateros. Confecciones: Era la industria hogareña por excelencia. cales y yesos. así como establecimientos gráficos. astilleros. capital e inmigrantes con profesiones definidas. carpinterías. no se desvirtuarían tanto nuestros campos ni sus productos. panes. as í como confección de bolsas. jabones. 56). el Algarrobo. ya amenazada para esa fecha: . construcción de carruajes. de ceniza de espinillo…” (Bibl. lácteos y faenamiento de reses. velas. existían fundiciones de cobre y en el ámbito artesanal. el Espinillo. produciría una explosión de actividades en las décadas por venir. tornerías. Metalurgia: Por aquel entonces existían varias fundiciones de hierro. fábricas de velas. así como fábricas de alambres y perfiles. saladeros. luego existían pequeñas fábricas de ladrillos. además del procesado de lácteos y carnes. cales. Mecánica: Pueden citarse en este rubro diversas y variadas actividades. actividades de calderería. curtiembres. fósforos. Química: La extracción de carbonato de potasio de las cenizas del Jume era una actividad muy extendida. Pues. a esta actividad Avé-Lallemant le trató de ampliar la visión -inútilmente. fabricación de herramientas. Mecánica. Otra fuente alternativa que destacó fue la lana de oveja: “Si lavásemos solamente aquí la lana y echásemos el caldo que resultara de este procedimiento al suelo como un valioso abono. como harinas. cervezas y aguardientes. sin método ni equipamiento. La concentración de población. Química y Confecciones. baldosas y tejas. como la manufactura de partes y piezas de herrería. Confecciones: Entre ellas sobresalen las sastrerías. Metalurgia.006 Kgs. Metalurgia: La actividad minera era casi exclusivamente la de pirquineo o sea. gelatinas. la centralización de la economía en Buenos Aires impondría su modalidad al resto del país. Mecánica: Los principales talleres eran de herrería y carpintería. consideraremos cuatro grandes rubros. en su Memoria Descriptiva. SAN LUIS El mismo Av é-Lallemant nos da una descripción del estado de las industrias a poco de su llegada. el Tala. vinos.BUENOS AIRES Para elaborar una descripción panorámica de las industrias de Buenos Aires en 1870. vinos y licores. como darían 55. s ólo se realizaban a escala artesanal. como el Algarrobillo. De igual modo. el Chañar y el Quebracho.hacia otras fuentes alternativas.

. dejando un relato del ambiente en que viv ía sus últimos momentos. 1860. Luego habría continuado hasta desembarcar en el Río de la Plata. Leipzig. que ha dado de comer a mucha gente pobre. agente de inmigraciones y periodista. pero no hay más datos.le haya abierto camino en la Argentina. (Nota 1) Amigo del ilustre barón Alexander von Humboldt y del naturalista alemán Germán Burmeister. su padre. médico y naturalista.UU. viajeros y científicos. Es probable que una década después de Burmeister. . Leipzig. también desconocemos si ejerció su profesión en Europa. Brockhaus. 2 vols. que sin tierra ni trabajo sabrán de qué apaciguar la vía de Dios y del estómago”. publicando sendos relatos de los mismos.UU. Sabemos que la madre de Germán se llamó Meta Löwe y suponemos fue la primera de las tres esposas de Robert Christian. repitiera el camino que aquél realizara: de Europa continental a Inglaterra: de allí a los EE. Nacido en Lübeck en 1835 ó 1836. ahoga implacablemente la pequeña industria. como Robert Christian Berthold (1812-1884). 2 vols. Richard Napp. De la lectura de sus trabajos surge que estaba familiarizado con diversas localidades europeas así como con los EE. en su viaje por el sur llegó a visitar a Amadeo Bonpland. Pasó mucho tiempo en Río de Janeiro (Brasil). Notas: 1) Reisen durch Sud-Brasilien im Jahre 1858.“…pronto habrá cedido al fabricado del extranjero que con su enorme capital y por el poder del Rey Vapor y Máquina. descendiendo hasta Río de Janeiro y pasando allí una temporada con el grupo familiar de los Avé-Lallemant. estando documentada su presencia en la Argentina desde 1870. (Bibl. pero hay razones para creer que llegó en 1868 ó 69. Los Av é-Lallemant son de origen teutón con pasaje por Brabante. poniéndolo en contacto con la comunidad germana en Buenos Aires y en especial. 1859 y Reise durch Nord-Brasilien im Jahre 1859. por expreso pedido del primero.. Brochaus. así como los motivos que lo trajeron a nuestro país.. nació en 1835 ó 36.(Nota2) Nuestro hombre.56) LA FORMACION EN EUROPA DE AVE-LALLEMANT Desconocemos casi todo respecto a su vida europea. miembro de una conocida familia de naturalistas. y Brasil. Es muy probable que Burmeister -ya radicado en Buenos Aires. nativo de Lübeck. (Nota 3) Los estudios de ingeniería en minas no parece haberlos cursado en ninguna de las dos más importantes escuelas de minería alemanas: ni Freiberg ni Clausthal. realizando dos viajes por el norte y por el sur del país.

en su obra Geociencias no Brasil. publicando sus observaciones. 22 y 24) Realizó además.18. sin abandonar por ello las actividades mineras. (Ver capítulo Física) En el mismo período hizo estudios originales de minerales que aportaron a la disciplina nuevas descripciones. pero continuó como profesor de Física y Trigonometría hasta 1876. Nota 2 del siguiente capítulo. 3) Del acta de defunción surge el nombre de la madre de Germán Avé-Lallemant: Cf.2) Othon Leonardos. Al mismo tiempo. por lo menos en detalle. Sr. 1973. En 1872 lo encontramos en la ciudad de San Luis. mientras dictaba clases de Física. siendo en julio de dicho año la resolución oficial de la asistencia a su estudio geológico. De 1877 y 1878 son sus artículos (uno de ellos inédito) dedicados a especulaciones físicas.35) y de la dureza de los mismos. (Ver capítulo Carbón y Petróleo) Nuestra cronología sufre de incertezas: no sabemos qué hizo entre 1877 y 1880. ya que fue nombrado Rector Interino del Colegio Nacional de San Luis y casó con una educadora perteneciente a una tradicional familia puntana. F órum-Sulina. desempeñándose como agrimensor.el hallazgo de petróleo en dicha provincia.2). (Bibl.A Contribuçao Germánica. entre 1874 y 1877. Ernesto Oldendorff anunciaba (25 de Mayo de 1872) que renunciaría a su cargo en el Colegio para dedicarse a la minería (Bibl. Ese año fue especialmente activo para Avé-Lallemant.30) (Ver capítulo Física). intentando correlacionar con parámetros moleculares las propiedades de conductibilidad eléctrica de los metales (Bibl.ya que de sus registros meteorológicos surge que estuvo ausente esos dos meses. mantenía una estación de datos meteorológicos. Evidentemente. cuyo título había convalidado en diciembre de 1870. mediciones geofísicas: aceleración de la gravedad. debe haber sido asaltado por ideas que intentó elaborar. explotando el socav ón de Jiménez. En 1873 presentaba sus análisis geognósticos y mineralógicos pertenecientes al distrito aurífero de San Francisco (San Luis). RESUMEN DE SUS ACTIVIDADES EN LA ARGENTINA Sabemos que en 1871 estaba dedicado a la búsqueda de oro en la zona de Carolina (San Luis). (Nota 1) En nota al Director del Departamento Nacional de Agricultura. (Bibl. Río Grande do Sul. declinación magnética y radiación solar local. . doña Enriqueta Lucio Lucero. A partir de este hecho se produjo la confusión que lleva a atribuirle erróneamente. Para poder obtener mejores datos higrométricos inventó un higrómetro modificando el tubo de Kundt.4) En 1874 recibió apoyo del Gobierno Nacional para realizar una prospección carbonífera -suponemos que durante octubre y noviembre. estudiando muestras de petróleo. En enero de 1872 visitó Mendoza. comenta ampliamente la vida y obra de Robert Christian AvéLallemant y su árbol genealógico. (Bibl.

resolví de propia cuenta levantar un mapa detallado topográfico de la Provincia que demostrara sobre todo el carácter orográfico e hidrográfico del país. retornando a San Luis. recorriendo extensos distritos mineros de dicho país. con algunas interrupciones -junio. y al comentar su tarea nos dice: “Habiendo yo ofrecido al Gobierno de San Luis levantar un mapa de la Provincia con todos los detalles sobre división de la propiedad. Juan José De Elía como ayudante en la Exploración Patagónica Región Andina. aparecía una breve noticia informando que Avé-Lallemant y De Elía regresaban de San Francisco (San Luis) con grandes expectativas para la explotación de minerales de magnesio. el período 1877-1880 lo debe haber dedicado a relevar el territorio puntano as í como a estudiar el pasado y presente de la Provincia. lográndolo finalmente y publicándola en 1888 por su cuenta.51) y vuelve. tampoco le fue devuelta -y no parece haber guardado copia.52). En febrero de 1881 dejaba sentado. corriendo riesgo su vida en un accidente. Al no ser seleccionada. según consta en las anotaciones de sus mediciones meteorológicas. de lo cual deja detallados informes en los Anales de la Sociedad Científica Argentina. (Ver capítulo Argentina). Probablemente en ese momento hace sus contactos para una próxima expedición. Evidentemente. (Bibl. (Bibl. participando en sus reuniones y escribiendo para su periódico homónimo. importó dinamita. con su Memoria Descriptiva de la Provincia de San Luis. en un escueto relato que acababa de llegar de una excursión por el sur (Bibl. en el marco de sus actividades de minería. también fabricó dinamita en San Luis. en la misma época en que se originaba la primera huelga de maestras por adeudárseles varios sueldos. No contento con ello. Para el 3 de octubre de 1885 presentaba la renuncia a dicho cargo. Llevé adelante mi propósito en cinco años”. siendo el primero en emplearla en la minería argentina. pasando por Buenos Aires en 1884. el Gobierno Provincial llamó a concurso para presentación de memorias que describiesen a la Provincia en la futura Exposición Continental de 1882 y allí estaba nuestro hombre. Allí trabajará por espacio de cuatro años. en proyección horizontal como también en perfiles. Simultáneamente colaboraba en publicaciones científicas locales y europeas. Hay cierta contradicción cronológica. ya que su nombramiento es de noviembre de 1884 y la noticia periodística es de octubre del mismo año. Se radic ó en ese lejano sitio en mayo de 1886. ya que el año siguiente es contratado como administrador-ingeniero por el consorcio minero del Paramillo de Uspallata (Mendoza).56) En 1882 dio a conocer en Buenos Aires su plano topográfico de la Provincia. En ella participó doña Enriqueta de Avé-Lallemant. ya que lo contrata el Ing. no deja pasar la oportunidad de estrechar lazos con sus compatriotas y compañeros.43). (Bibl. Para 1883 hace una incursión al Uruguay. por los repetidos ruegos de su esposa.47) Al estar en Buenos Aires. los alemanes socialistas del grupo Vorwarts.con . En el diario “La Nación”. y el mismo Sarmiento se hizo eco de conflicto intercediendo a favor de las docentes.ya que reclamó por años su devolución. (Bibl. En 1881. pero puede ser que la expedición se haya iniciado sin esperar los nombramientos. probablemente haciendo un paso por Buenos Aires.Para 1875. y de octubre a diciembre de 1887.

Resentida su salud por los rigores del clima. que en la forma de simples apuntes de un transeúnte en busca de ocupación”. Durante 1897 había pasado varios meses en San Luis. porque además de enfrentar el clima y el duro trabajo. realizando contactos políticos. que se extendieron por espacio de 5 años. haciendo hincapié en la difusión de los datos recopilados. (Bibl. se alejó del Paramillo en abril de 1889. Estimamos que desde 1891 hasta 1895 se desempeñó como agrimensor en San Luis. Desde ese puesto. fundando y dirigiendo el periódico marxista “El Obrero”. siempre acompañándolos de su análisis. pero suponemos que sus principales actividades fueron la topografía y la agricultura. que a principios de 1896 lo invitó a incorporarse al equipo estable de redactores. (Ver capítulo Rayos X). ya que en octubre de 1898 es nombrado Jefe de la Oficina Estadísticas de la Provincia. no he contado con los medios necesarios para llevar mis observaciones y mis estudios más allá. (Nota 2) . Su interés creciente fue acompañado por la Dirección del semanario. decide instalar una estación meteorológica. cubriendo una gran variedad de temas. pero no hemos hallado documentado su paso por dicha ciudad.66) Así comenzó a enviar al semanario porteño “La Agricultura” sus colaboraciones. que salió desde diciembre de dicho año hasta abril de 1893. ya que su extenso artículo sobre la flora puntana comienza en 1894 con la siguiente aclaración: “Como agrimensor. (Ver capítulo sobre “La Agricultura”). otorgándole un ritmo diferente. Para esa difusión se valió del periódico local “La Reforma”. que fue editado en San Luis. Falleció el 2 de septiembre de 1910: Don Modesto Quiroga despidió sus restos con un discurso. habiendo sido miembro de una comisión asesora -para 1908. (Bibl. Avé-Lallemant abandonó su dirección en febrero de 1891 para volver a San Luis. a menudo virulento. Para 1903 se afirma que estuvo en Mendoza. Conocemos poco del lapso que va hasta 1910. donde a lo largo de docenas de notas expuso los más variados temas que la estadística le ofrecía. (Ver capítulo Estadística). A poco de radicado en Buenos Aires aparece en “La Agricultura” una reseña anónima sobre los primeros experimentos con rayos X que se registran en la Argentina: pensamos que nuestro hombre tuvo algo que ver en el curioso hecho que esta revista fuese la única que dejara una constancia detallada de aquellos sucesos.cuando el Gobierno intentó publicar una Geografía de San Luis en el marco de los eventos por el Centenario de la Independencia. Casi simultáneamente se lo nombró Jefe del Departamento de Topografía y Obras Públicas (marzo 1900) pero aparentemente fue separado del cargo el mismo año. La muerte lo halló como siempre había vivido.63) En 1890 estaba de nuevo en Buenos Aires. trabajando entusiastamente en las triangulaciones finales para su versión ampliada del mapa de la Provincia. reorganizó la Oficina. obligado a trabajar en el servicio de nuestros terratenientes por el pan diario.energías. tenía por entonces 54 años. probablemente organizando su retorno.

casado. el cura. Sus descripciones van desde una piedra de granizo (Bibl. argentino. domiciliado en Nueve de Julio novecientos once. natural de la ciudad de Lübeck en Alemania. San Luis) Libro de Matrimonio Tomo 8. declaró: que el día de ayer. alemanes “fallecidos” -no ha testado. el día veintisiete de julio de mil ochocientos setenta y dos. ingeniero. la una y cuarenta y cinco de la tarde. Lucero y Tomasa Lucero. Dn. en esta ciudad. ante mí. practicada la información de soltería. Jefe de la Oficina Central del Registro Civil . según certificado del médico Adolfo Barbeito que archivo bajo el número de esta acta. Miguel Amezola” (Parroquia de la Inmaculada Concepción. Dr. domiciliado en la calle San Martín. domiciliado en la casa en que falleció. soltero. Fray José Wenceslao Achábal. Señor Obispo de la Diócesis de Cuyo. 36 (1871-1879) Acta de Defunción “En la ciudad de San Luis. soltera. previos los juramentos canónicos y dispensadas las proclamas por el Vicario Foráneo que suscribe. Desiderio Herrera. En la ciudad de San Luis. hija legítima de Sebastián L. español. que era del sexo masculino. 50. Leída el acta la firmaron conmigo el exponente y los testigos Severo Gómez. de la Dirección Provincial del registro del estado Civil y Capacidad de las Personas de la Provincia de San Luis) SU OBRA Y SUS CONTEMPORANEOS Fue un inteligente y activo estudioso. argentino. viudo. a (las doce treinta pasado meridiano. casé según las ceremonias prescriptas por la Iglesia en casa particular a Germán Avé-Lallemant. soltero. a tres de septiembre de mil novecientos diez. disciplinado para analizar metódicamente su entorno.Notas: 1) Texto de la Partida de Casamiento “Germán Avé-Lallemant con Enriqueta L. siendo en este último tema . Lucero con dispensa del impedimento de disparidad de Religión y de proclamas. calle Junín ochocientos sesenta y cuatro. siendo testigos Manuel Arias y Rosario Lucero. falleció Germán Avé-Lallemant. San Martín). con Enriqueta Lucio Lucero.13) hasta kilómetros de cordillera andina: el clima y la flora. hijo legítimo de Roberto Avé-Lallemant y de Berta (por Meta) Avé-Lallemant. entre Belgrano y Ayacucho. yo. de setenta y cinco años. en esta ciudad. Entre paréntesis: -las doce treinta pasado meridiano. alemán. arqueología y topografía. República Argentina. hijo legítimo de Roberto Avé-Lallemant y Meta Lone (por Löwe). no habiendo resultado otro impedimento. Tomo 20. a la una de la tarde.no vale. pág. de treinta años. quienes habían visto el cadáver. Doy fe. Miguel Otero Fenelón Prieto Lucio Gómez Desiderio Herrera (pág. natural y vecina de esta ciudad. de treinta y tres años. minerales y costumbres campestres. San Martín. en esta Ciudad. de treinta y ocho años.Miguel Otero. casado con Enriqueta Lucio Lucero. dispensado el impedimento de desigualdad de Religión por el Iltmo. de hemorragia cerebral. de confesión protestante. y previa la confesión sacramental de la parte católica. domiciliado en Ayacucho cuatrocientos once y Fenelón Prieto.

presentado en 1882). encontramos un émulo de Prometeo. su carácter irascible y de rígidos principios y los lugares donde residió. en colaboración con Duval Vacca. agricultura o educación. sugiere la idea de una complexión más bien baja. traían otras intenciones. . de los “mandones de turno”. con la facilidad para la ironía de un Voltaire pero sin gracia. si deseaba ejercer la profesión de ingeniero en minas debía recurrir a los distritos mineros que se dan en la precordillera. la provincia pobre. tungsteno y tierras raras. logró concitar la ira de terratenientes. “los allegados a los favores fiscales”. Hallamos cierto paralelismo entre la personalidad adusta y frugal de AvéLallemant. Nos muestra un hombre de rostro adusto. movido por un impulso en pro de la verdad y la defensa de los menos favorecidos. dejando constancia que la Memoria que presentara Avé-Lallemant al Gobierno Provincial no fue admitida por razones políticas. frente amplia y abultada. Opositor declarado de la “high life porteña”. alejada de la cultura central porteña. El historiador Urbano Núñez. Su trato personal fue difícil y su vocación de servicio. siempre tuvo oportunidad para enfrentarse con los más diversos sectores y poderes. Y dedica su interés a la vida toda de San Luis y del país. “especuladores”. “eminentes politiqueros”. No hay duda que estamos frente a un individuo concientemente decido a dedicar su vida al mejoramiento de la comunidad en la que estaba inserto. as í como la descripción de costumbres o el análisis de problemas de actualidad. dispuesto a la discusión sin concesiones y nada afecto a los halagos. Estos europeos no venían para cambiar una urbe europea por un remedo de urbe como lo era Buenos Aires. tanto en economía. San Luis. en escala 1:400. pero descubrimos a trav és de cada uno de sus escritos a un duro luchador. con el seño fruncido.835 Km2. en cambio. El único retrato de él que conocemos subsiste en la Sala de Rectores del Colegio Nacional de San Luis. Desde el informe científico a la divulgación de los últimos adelantos de las ciencias exactas. a quien hemos mencionado antes. Quizás no sea ajeno a su radicación en San Luis Don Richard Napp. Sus trabajos mineralógicos incluyen las primeras descripciones en el país de diversos minerales. con una población en su ciudad capital de 3. No dejó hijos ni obra autobiográfica. bigotes y barbita. y que además estaba vinculado a intereses mineros en esa provincia. inconmensurable. probablemente de cabellos oscuros.000. casi desértica. sincero y valiente. ¿Por qué a poco de llegar se radicó en las sierras de San Luis? Evidentemente. Su ojo entrenado en las disciplinas científicas le permite aportar un enfoque personal a todo asunto al que dedica su interés.donde dejó el primer mapa topográfico de la Provincia de San Luis (56. colegas y gobernantes. en especial de uranio. publicaba en 1968 su “Historia de San Luis”. Impresiona como un hombre duro y de convicciones profundas. trayéndonos el fuego del conocimiento. industrias. (Ver capítulo Mineralogía).748 habitantes (Censo Nacional de 1869) y más tarde el árido e insalubre Paramillo de Uspallata (Mendoza) eran escenarios a medida para él.

Pero al profundizar en su obra durante años. No ha de ser casual que tenga tantos puntos en común con los otros alemanes contemporáneos que visitaban nuestro territorio. La nota que acompaña el artículo. “Como ésa. pidiendo ayuda”. que le valiera el rótulo de “malo” nos evidencian que estos germanos estaban imbuidos de una rigidez y una intemperancia cuyo origen habrá que buscar en una particular educación. también atacaba frontalmente la ascensión de un cerro bajo una tormenta. como nombres de colores ”.243) Hemos accedido a un manuscrito suyo.Esto nos muestra que la situación de nuestro personaje no era fácil ni él se preocupaba porque lo fuese. lo que nos da la imagen de una persona algo atolondrada y tozuda. Ada Pastore confirma esta suposición: “Sé -y algunos. a poco de leer nos apercibimos que está lleno de errores ortográficos. el cual trasluce algo de su personalidad. el conflicto entre los profesores Hieronymus y Weyenbergh o el carácter duro de Schickendantz. Quizás estemos frente a un rasgo de la educación prusiana que marcó a estos científicos. Tampoco hay que olvidar que ciertas educaciones religiosas puritanas pueden haber contribuido a formar esos caracteres. Esto nos permite concluir que no dio el texto para que se lo revisaran. La actitud de vida que había elegido está resumida en su frase: “No he de aflojar en mis esfuerzos. defensor de la verdad y de la justicia. Las peleas de Germán Burmeister y los profesores alemanes de la Academia Nacional de Ciencias de Córdoba. Gould y dichos “Cordobeses german sabios”. de los presentes también sabe. Debe haberle costado mucho pulir su castellano. releyéndola. lo que asumimos como tal al comenzar a estudiarlo. volviendo siempre a la carga hasta conseguir mi objeto. sus circunstanciales profesores de español…” “Este mineral es de un color… un color… ¿Cómo se llama este color? preguntaba. y la anécdota que expone en su vivida conferencia. no se ahorró dificultades. frugal. refuerza la idea que no le dedicó mucho tiempo ni le asignó demasiada importancia.que tuvo que soportar la picardía de los jóvenes estudiantes del Colegio Nacional. bayo. o caer en la lucha…” (Bibl. nos inclinamos a pensar que la principal razón por la cual se le hizo el vacío. Así como denunciaba la ineptitud de sus colegas para encarar el acuciante problema de las plagas de langostas. Sabemos que Av é- . así como sintácticos. (Ver Capítulo Física). donde comenta que si no lo hallan de interés lo destinen al cesto de los papeles. “Zaino. aun en vida. cuántas habrá tenido que pasar. Adusto. Escrito en delgadas tiras de papel (aproximadamente 30 cm de largo por 10 cm de ancho). Ernesto Oldendorff que por favor no escribiese en alemán porque les ocasionaba demoras al estar obligados a traducirlo. le contestaba su director. fue su carácter. habitante de los extremos.” Sus biógrafos políticos aducen que la marginación y olvido son debidas a su militancia marxista. enfrentando a todos y a todo. A. A su primera carta al Departamento Nacional de Agricultura. los desencuentros entre B. en una caligrafía infantil. tordillo… Y los pelos de los caballos quedaban incorporados a su léxico incipiente.

Alejandro von Humboldt: “Ce sont toujours des experiences ou des observations. la astronomía. como dijo Sarmiento. y su estímulo a industrias y ciencias impulsó a la formación de nuestros primeros hombres de ciencia. La interacción de Avé-Lallemant con el ambiente científico e industrial argentino fue despareja. el inventor. el reformador político. Juan Llerena (ver la inteligente correlación de V. venía a sumarse al estereotipo del sabio que Sarmiento admiraba.Lallemant era de religión protestante y un pariente suyo había sido miembro de la Iglesia Luterana en Río de Janeiro. sin otro apoyo que la razón”. una actitud hacia la razón.ya se encarnaba en personajes como Estanislao S. Mientras la acción sarmientina parecía culminar trayéndonos a la ciencia reina. en cambio Av é-Lallemant abogaba por disciplinas bien más terrenales y de las cuales la Nación realmente estaba urgida. Casi permanentemente se disculpa en sus trabajos por lo preliminar o incompleto de los datos reportados. según el modelo de Franklin o Jefferson. El mismo Robert Christian -su padre. entre sus miembros corresponsales: La Sociedad Científica Argentina (desde 1874) La Sociedad Entomológica Argentina (desde 1874) La Academia Nacional de Ciencias. Ante la disyuntiva. La pujanza de Sarmiento por construir un país basado sólidamente en el concepto de progreso anglosajón. en general. Zeballos. Todo testimonio es valioso y debe ser documentado. siempre prefirió arriesgar su reputación antes que dejar de documentar un hecho. aprobaba la expansión de centros universitarios aunque era un crítico de la educación carente de bases prácticas. bonnes ou malvaises. Estamos convencidos que Germán Avé-Lallemant representa justamente el personaje ideal de modelo sarmientino: “El científico. el organizador de la sociedad que comenzó. pero de poca utilidad. la razón no venerada sino utilizada”. mais jamais des theories don’t je ne suis prodigue” Así piensa nuestro personaje. cuando a menudo son las primeras noticias que se publicaban sobre el asunto. de Córdoba (desde 1875) La Sociedad Geográfica Argentina El Instituto Geográfico Argentino Veamos su opinión sobre la efímera Sociedad Entomológica. es decir. de perfil enciclopédico. de buen tono y gran erudición. Se sabe observador privilegiado y se siente obligado a dejar constancia de lo que ha presenciado o hallado. Recordemos al prohombre de las ciencias del siglo XIX. García Costa) y Gabriel Carrasco (en Rosario). y que en nuestro país salvando las diferencias. distinta del iluminismo europeo: la razón no como diosa sino como instrumento. Este hombre. algo olvidados estos dos últimos. con motivo de la lucha contra la langosta: . Las palabras que Marcelo Monserrat usa en otro contexto nos resultan especialmente apropiadas para Av é-Lallemant: “El ejemplo existencial más claro de la racionalidad y la ilustración aplicadas.dio muestras de mal carácter en su viaje frustrado en la fragata “Novara”. a poco de fundadas. Las principales instituciones lo contaron.

“…El hombre ha tenido que emanciparse hasta cierto punto de la naturaleza antes de poder estudiarla. y que se hubiera estimulado el gusto y la participación del público en los trabajos de entomología teórica y práctica”. fracasó”. hacen nacer nuevos problemas cuya solución se pide para que la sociedad pueda dirigir y acelerar su evolución económica. Los señores naturalistas clasificadores de fenómenos pueden ejecutar hoy en día muchos trabajos y redactar obras voluminosas sobre sus observaciones. pero para esa fecha estaba dedicado a tareas de minería. Probablemente en el caso del positivismo su adhesión al materialismo dialéctico lo haría sentirse más allá de esas especulaciones. cómo y para qué. Avé-Lallemant se marginó. que investiga los fenómenos naturales por medio de la inteligencia humana. (Bibl. no para que conste simplemente la observación y se haga la clasificación del fenómeno. “…Cuánto hubiera importado ahora que la obra iniciada por el Dr. “Con ella murieron las tentativas de observar sistemáticamente las costumbres de las langostas y las migraciones de las mangas. “Los motivos de este fracaso forman una página muy interesante en la historia de la vida intelectual y espiritual de la República. la sociedad murió”. que apareció hasta 1876”. de la evolución económica aquellos instrumentos. el ensayo de una asociación científica independiente de los poderes públicos. reactivos y otros instrumentos. y solamente después de haber la tecnología progresado un tanto. la ciencia: “No es el único objeto de las ciencias naturales el observar y clasificar los fenómenos naturales metafísicamente. Weyenbergh no se hubiera abandonado. y si ellos facilitan la resolución de problemas científicos. pero no nos es permitido exponerla en esta ocasión. de escaso correlato práctico. siempre que dispongan de los costosos . pero al mismo tiempo ellos hacen nacer nuevos problemas que piden una resolución”. a fin de que resultasen en bien práctico y general de la ciencia y del país ”.“Como fines de la sociedad primaban en dichos estatutos la exploración de la fauna argentina y de la entomología… estimulando el gusto y la participación general de los amantes de las ciencias naturales en los trabajos de la sociedad. pues sin microscopios. En fin. con miras de fomentar el bien práctico y general de la ciencia y del país. pudo seguirle la ciencia. “Son productos. como las grandes polémicas del darwinismo y del positivismo. pues. cuando ellos nos prestan los medios y nos enseñan los métodos con que dominar la naturaleza”. “Estos instrumentos son los medios poderosos para resolver los problemas científicos. “Después. Es extraño que el Congreso Pedagógico no lo estimulara para la discusión. que hacían sus estragos principalmente en las regiones desiertas del centro. oeste y norte del país”. Resulta muy instructivo conocer su opinión sobre quiénes hacen.173) En otros asuntos. como los objetos expuestos en los escaparates de un museo. anteojos. balanzas. los sabios nada hubieran descubierto”. “…Public ó un periódico zoológico. No y mil veces no!” “…La observación y la clasificación de los fenómenos de la naturaleza recién llegan a considerarse como verdadera ciencia natural.

de la que extraemos los siguientes párrafos: “Este caballero. previos aún en la pirámide jerárquica a los “señores naturalistas clasificadores de fenómenos”. resolviendo antiguos problemas y planteándose nuevos. tan competente como prolijo en materia geográfica. Veamos qué opinaban de Av é-Lallemant sus colegas y prohombres contemporáneos: ESTANISLAO S. dirigido por Zeballos y que había costeado parte de la impresión litográfica. Como docente s ólo interactuaba con alumnos secundarios. en cuanto a sus trabajos. Avé-Lallemant viajó a Buenos Aires. sus grandes polémicas se realizaron el las páginas de “La Agricultura”. que es casi tan mecánico como el de un albañil que trabaja según un plano. se olvida a menudo de este fin principal y único de la investigación científica”. En el periódico “La Vanguardia” sostuvo una discusión con el joven José Ingenieros. (Bibl. no siempre favorable. entregó su mapa al Instituto.instrumentos. La indiferencia con que fueron recibidos sus trabajos de geofísica aparecidos en los Anales de la Sociedad Científica Argentina es una evidencia de la falta de pares y aun de interesados. ZEBALLOS Al culminar luego de años de trabajo su plano topográfico para la Provincia de San Luis. deben haberse difundido lentamente en la incipiente comunidad científica local. etc. Su invento de un higrómetro podía haber sido discutido. con el fin de que sirva de punto de apoyo para que la evolución económica pueda tomar nuevos rumbos y nuevas fuerzas. ¿Cuál fue la influencia de Avé-Lallemant sobre la juventud que se acercó a las ciencias por aquella época? Probablemente escasa. que aportan el material piedra por piedra. “Basta compararlo con cualquiera de las cartas conocidas de la República para observar cuán inexactas eran aquellas y con cuánta diferencia . es decir. al rebatir su folleto “Qué es el socialismo”. sus ideas sobre la medición de la aceleración de la gravedad para medir alturas topográficas merecía haber recibido algún comentario. para sus ideas. siempre con objeto de robustecer el dominio del hombre sobre las fuerzas de la naturaleza”. construye el gran edificio de la ciencia de la naturaleza. El mapa se adjuntó a la publicación del Instituto y Zeballos le redactó una nota explicatoria. siempre que cuenten con los medios económicos para el trabajo. En cambio. los intentos de correlacionar el volumen molecular y la resistividad eléctrica de los metales eran ideas originales.170) Con certeza que Avé-Lallemant se ubicaba modestamente entre esa miríada de obreros de la ciencia.…” “En cuanto al mapa en sí mismo es generalmente exacto y lleno de novedad”. economía e industrias logró eco.”. en asuntos de política. En general. el filósofo naturalista. libros y colecciones comparativas que para tales obras se necesitan. para presentarlo en los salones del Instituto Geográfico Argentino. no tanto buenas sino estimulantes para la discusión esclarecedora. de que el verdadero sabio. “…Estos sabios clasificadores son los detallistas de la ciencia. “El detallista observador y clasificador. como el de un cocinero que guisa según una receta.

que ha estudiado minuciosamente el carácter geológico de la misma. “Aunque los resultados de mis investigaciones difieren en varios puntos mucho. revelando.47) Este último párrafo se refiere sin duda a un episodio. escribía: “No puedo dejar de manifestar los sentimientos de aprecio y reconocimiento que abrigo para con el señor Avé-Lallemant. de parte de empleados públicos cuyos deberes les exigían protegerla y hacerla enseñar y difundir”. catedrático del Colegio Nacional existente en aquel lugar. por decir as í.se presentan a la vista los variados accidentes topográficos de esta rica y olvidada Provincia”.25) LUIS BRACKEBUSCH relata: El famoso geólogo alemán. con la mayor exactitud deseable. que retirar mis instrumentos y trabajos del recinto del Colegio Nacional. de la Academia de Ciencias de Córdoba. “Allí (en San Luis) he gozado por algunos días de la agradable sociedad del señor Germán Avé-Lallemant. a pesar de todos los obstáculos que se le opusieron. me ha suministrado preciosos datos. no . vivo en el desierto. por la consagración y abnegación. GOULD El eminente astrónomo norteamericano que dirigiera el Observatorio Nacional Argentino y la Oficina Meteorológica Nacional. “Levantado el mapa del señor Lallemant cuando el salvaje había sido vencido y expulsado de aquellas comarcas. aquel caballero pudo dedicarles un estudio personal prolijo y detenido. uno de los escasísimos comentarios personales que nos ha dejado nuestro personaje: “No he podido por falta de recursos. tanto como la habilidad que dedicó a la ingrata tarea de verificar estas observaciones. Este caballero. que han facilitado ventajosamente mis trabajos ”. Lallemant es un trabajo original y altamente meritorio”. “…Si a esta novedad se agrega las innumerables correcciones que ha introducido a los mapas comunes… se comprenderá que la carta del Sr. donde no he tenido después de las más fatales experiencias. (Norberto Laciar) (Bibl. cuanto a las preocupaciones contra la ciencia física. BENJAMIN A. (Bibl. para ponerlos a salvo ante la ignorancia persecución del Rector y Presbítero”. esa nueva faz de la Provincia de San Luis que acabamos de conquistar de los indios y donde la riqueza provincial alcanzará un desenvolvimiento prodigioso”. de lo que el aludido Profesor ha publicado en La Plata Monatsschrift y en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias Exactas (de Córdoba). construir aquí en San Luis el aparato (higrómetro) con la prolijidad necesaria. debido tanto a las dificultades materiales de toda clase con las cuales tenía que luchar. al introducir los datos meteorológicos recolectados pacientemente por Avé-Lallemant. que ha cruzado en todas las direcciones por muchas veces. que conoce gran parte de la sierra de San Luis.

puedo sin embargo dejar de reconocer la industria. . y otros han sentado las bases del estudio científico de sus montañas…” Y agregaba en 1880: “Después de los trabajos de los señores Avé-Lallemant y Brackebusch sobre la Sierra de San Luis se sabe que ésta es constituida principalmente por terrenos de las formaciones lauréntica y hurónica…” RICARDO STAPPENBECK Geólogo de la Dirección General de Minas. m’a communique…” EDUARDO AGUIRRE Aguirre fue profesor del Colegio Militar Nacional y decía en 1879: “…En la República Argentina. los trabajos de Estelzner. en raison des etudes speciales qu’il a faites de la theorie des mines. Francke. M. Brackebusch. Hünicken. les differentes formations geognostiques du globe. en general la literatura de informes sobre minas es casi siempre una fuente de desengaño y es difícil creer que una gran parte de ellos correspondan a las convicciones de los autores”. GUILLERMO BODENBENDER El geólogo alemán sucesor de Brackebusch en la Academia de Córdoba. Bodenbender y otros son fuente de datos seguros. puntualiza: “…Al fin remito a la poca literatura geológica sobre el territorio… y especialmente a los trabajos de gran mérito de Avé-Lallemant”. qui connait bien. decía en 1918: “Creo haber dejado de ver muy poco de la bibliografía existente sobre los yacimientos de minerales de la República Argentina. De su vida en las ciudades alguna anécdota sobrevive y bastante puede deducirse. Geología e Hidrología. Av é-Lallemant. Ramírez. mientras los trabajos de Stelzner. Pero. Brackebusch. Terminemos esta lista de testimonios y volvamos a ver a nuestro personaje desde otro ángulo. comenta en su gran descripción de nuestra República: “…Un jenue mineralogiste. et professe actuellement la physique au College National de San Luis. el ingenio con que él ha hecho aquellos estudios ”. Av é-Lallemant. Hermann Av é-Lallemant. GERMAN BURMEISTER El ilustre naturalista prusiano. al comentar sobre la zona andina eruptiva oriental entre el río Diamante y el río Negro.

Hombre inquieto. suba con la luz de la Luna al cerro. y desearía recomendar esta excursión a la juventud argentina”. Capaz también de los sentimientos más elevados.59) CARTOGRAFIA .54) Bastan estos comentarios dispersos en sus trabajos para imaginar los problemas que enfrentaba con indios. That He may torture. y escribiendo. pero ninguno de una vista más espléndida”. peligros que estos últimos meses se han aumentado notablemente”. He’d hare us so. cuyo trabajo aquí es hasta ahora imposibilitado por los peligros de los indios del desierto. enseñando o divulgando. se le revelará por lo menos allí lo que somos los humanos ante lo infinito. irascible y para ellos incomprensible. bandidos y probablemente desaprensivos ciudadanos. Si no otra cosa. criticando y puntualizando. (Bibl. leyendo sobre los más diversos asuntos en revistas europeas y norteamericanas. (Bibl. entre sorprendidos e irritados por la presencia de un “gringo” incansable. (Bibl. and tell Him that His evil is not good.46) “Respecto de la parte geognóstica de los perfiles no es ni podía ser completa. comprenderá al poeta cuando dice: “…That which I am . entre los cuales la estupidez.and thou artSouls who dare use their inmortalitySouls who dare look the Omnipotent tyrant in His everlasting face.” “He subido cerros más altos. algún testimonio nos dejó de sus emociones: “Quizá no se halle en la Cordillera un panorama más grandioso. perdonará las faltas que se puedan notar”. As He saith. transcribiendo de sus libretas de apuntes los datos topográficos que usaría en sus mapas. y allí espere la salida del sol.14) “Estos lugares han sido siempre la madriguera de gauchos malos (puedo de experiencia propia firmar este testimonio)…” (Bibl. not believeBut if He made us . las siestas puntanas lo habrán hallado midiendo parámetros meteorológicos. “Si alguien quisiera gozar de la majestad de la escena en todo su esplendor.He cannot unmake: We are inmortal. -which I know not. caracterizando minerales. Nay. Pero quien conoce qué dificultades se oponen a los trabajos de esta naturaleza en estos territorios desiertos e intransitables y cómo hay que luchar con tantos elementos hostiles. presentando al hombre de paz y cultura. If He was made. Pero ¿cómo eran sus temporadas en los cerros? Leámoslo: “El geólogo. antes del amanecer. Escribiendo sobre lo que veía o le contaban. e ignorancia de los hombres a veces son los más invencibles. haga lo que hice yo: vaya a dormir en la aguadita del Portezuelo del Salto. etc.

Como línea de orientación no puede en este caso servir otra que una que arranca de la plaza de San Luis.Un historiador puntano certifica que Avé-Lallemant obtuvo las equivalencias para convalidar su título de Agrimensor en diciembre de 1870. y sobre esta base ejecutar todos los planes catastrales. 4. (Nota1) “El poderoso elemento con que en la República Argentina contamos para el desarrollo de la colonización y que nos permite atraer una inmigración ilimitada. Instalado en San Luis en 1872. si bien probablemente nunca se ejecutará. de 1 km de largo. se hace sentir imperiosamente la necesidad de la confección de un mapa general. (Bibl. el cual no sabemos si fue editado. “Hay para la Argentina un grande y grandioso problema que resolver y este problema reclama pronta resolución. “La base de esta triangulación pienso hacerla de 10 km en el terreno llano al NO de San Luis y para la averiguación de la exactitud del trabajo. Sus ideas y proyectos relativos a la cartografía fueron expuestos en el mensuario “El Economista”. es sin duda el terreno”. generalmente de perfiles geológicos. otro emprendimiento de R. aunque las dificultades que enfrentó debemos incluirlas ya que dicho proyecto debería ser reducido a la carta topográfica (no la geológica) y vería la luz más de cinco años después.32) ¿Por qué la insistencia en la necesidad de planos catastrales? Adelantaremos luego nuestra hipótesis. con muy pocos triángulos de segundo orden. En La Plata Monatsschrift de enero de 1876 el editor informaba en nota al pie que Av é-Lallemant había prometido hacer llegar a dicho mensuario una carta geognóstica de la Provincia de San Luis. “Pensaba determinar en toda la Provincia. Las condiciones topográficas de la Provincia son altamente favorables a este trabajo. (Bibl. “…He hecho un proyecto para la triangulación de la Provincia de San Luis que pienso proponer en el año venidero al Gobierno. “Para objeto del estudio geográfico. para ilustrar sus descripciones. Esto evidencia cuán tempranos eran los deseos de nuestro personaje por realizar un relevamiento de la Provincia. en octubre de dicho año recibió el encargo de ejecutar un plano de la ciudad de San Luis. Napp. Sus afanes cartográficos con respecto a la provincia son de fecha temprana. 9 y 14) De principios de esa década sería un plano de los terrenos de regadío de la ciudad de San Luis y alrededores. a continuación de La Plata Monatsschrift. militar y topográfico en general. tal es la Triangulación del país entero”. En la década del 70 sólo produjo bosquejos. de lados de hasta 75 km de largo. cuya posición geográfica está fijada por observaciones astronómicas ”. fijar una base de verificación al N cerca de Candelaria. . visto que los puntos del primer polígono serán visibles casi en toda la extensión de los triángulos a que pertenecen”. geológico. que le encargara la Municipalidad. que servirá de base para los trabajos de catastro provincial”.3. pero mucho más necesaria se hace la construcción de planos catastrales detallados”. 23 triángulos de primer orden.

(Bibl. Dicho mapa le había insumido cinco años de trabajo: “Habiendo yo ofrecido al Gobierno de San Luis levantar un mapa de la Provincia con todos los detalles sobre la división de la propiedad. Llevé adelante mi propósito en cinco años”.000. se le encomendó la confección del mapa de la frontera oriental de la Provincia de San Luis.000. Av é-Lallemant debió explicarse ante el ministro de Gobierno. fijar la línea fronteriza. En el mapa no he trazado ninguna línea tradicional. según las cuales los puntanos reclamaban de sus colindantes. pues. vastas áreas de territorios”. (Bibl.37) Durante el Gobierno de Toribio Mendoza. porque existía un conflicto de límites entre San Luis y Córdoba y la interpretación de nuestro hombre fue considerada lesiva para los intereses de la Provincia. de toda la Provincia. o sea según la jurisdicción actual efectiva”. manteniendo con el Sr. Avé-Lallemant publicó en 1882. presidente del Instituto Geográfico Argentino. que tendría listo en 6 u 8 meses. (Bibl. y en abril de 1881. para poder. más detallado. Juan Llerena. Adolfo Igarzábal por el error que se le imputaba: “Debo confesar a V. aceptando .38) Ese mapa fue fuente de grandes problemas para Avé-Lallemant. un mapa general de la Provincia de San Luis a escala 1:400. E. el Dr. He trazado sobre dicho mapa única y meramente líneas que por títulos debidamente autenticados se hallan en el estado de Ley de poder ser tomados como deslindes de bienes raíces”.Para 1880. la contribución directa a la caja gubernativa de San Luis. Av é-Lallemant us ó información fiscal para deslindar en qué provincia estaban registrados tales o cuales terrenos y resultó que su tendido de la línea limítrofe entre San Luis y Córdoba entraba en colisión con la jurisprudencia defendida por el Comisionado de límites puntano. Que el señor Comisionado se equivoca. Esta protesta era dirigida contra el croquis de la frontera este de la Provincia. mi detallado y religioso estudio sobre esta materia me revelaba nada más que una espantosa confusión entre los pocos títulos existentes. S. (Bibl.39) Más tarde diría: “He tenido grandes dificultades que vencer. resolví de propia cuenta levantar un mapa detallado topográfico de la Provincia que demostrara sobre todo el carácter orográfico e hidrográfico del país. en proyección horizontal como también en perfiles. por lo que éste elevó una protesta frente al Gobernador. la posesión efectiva y las tradiciones. en su artículo sobre los criaderos auríferos de Cerritos Blancos. el cual fue elevado junto con una memoria explicativa (que s ólo existió en manuscrito y que sería interesante exhumar de algún archivo puntano). en el mapa que levanté de esta Provincia. Lallemant una correspondencia interesante. según las planillas oficiales.45) Volvamos a lo dicho por el Dr. tal como el territorio pagó. tracé sobre el mapa la línea fronteriza de la Provincia. “En vista de que no me ha sido posible aclarar satisfactoriamente estas enredadas cuestiones. Zeballos. (Bibl. impreso por Kraft (Buenos Aires). S. donde Avé-Lallemant presentó el mapa: “El Instituto ha cooperado a la formación de este trabajo desde 1879. presento un plano en escala 1:30.56) En medio de esos litigios. comentando que formaba parte de un plano general.

En noviembre de 1882. sino que fueron al Instituto. y la segunda a la colindación que en él se da a la Provincia”. también el Departamento Topográfico Provincial sumó su opinión negativa. una protección tan decidida como la ofrecida al Instituto para su publicación”. “Cúmplenos declarar que el Gobierno de la Provincia de San Luis ha prestado a la construcción de este mapa. esta oficina cree que el mapa en cuestión es de mucha utilidad. y sería de grande importancia para la Provincia”. su titular. evidentemente para financiar las tareas de edición.000 pesos m/c de Buenos Aires. atendiendo a que esta sociedad no pone en venta sus publicaciones. Lallemant la suma de 1. as í como los antecedentes científicos a que se alude en la precedente nota”. “El Instituto ha puesto cien ejemplares del mapa a disposición del Gobierno de la Provincia de San Luis. debiendo entregar estos caballeros.el original del mapa. la Comisión Directiva adoptó las medidas necesarias para que la impresión fuese notable y la contrató con nuestros consocios los Sres. 800 ejemplares del mapa al Instituto Geográfico. dividiendo su análisis en dos partes: “La primera se refiere a la confección puramente científica del trabajo. por la suma de 18. De este interesante detalle realizado por Zeballos. las distribuye entre sus socios y sociedades geográficas del extranjero”. (Ver capítulo Arqueología y Folklore). se repite.200 presos fuertes. 2) El original quedó depositado en los archivos del Instituto. y no en Alemania como afirma un autor. Velázquez (ex discípulo dilecto de Avé-Lallemant). Felipe S. sino meramente como . según comunicaciones oficiales de dicho Gobierno. 3) La tirada fue de 800 ejemplares. Stiller y Lass. para ayudar a los gastos de impresión. “Dada la importancia científica del trabajo recibido. no como la carta total de la Provincia. y quedando autorizados para hacer una impresión del mismo destinada al público”. 4) El dinero que aportó la Provincia (1200 pesos fuertes) no fueron empleados por Avé-Lallemant para costearse los innumerables viajes por el territorio puntano. “Los setecientos ejemplares restantes serán agregados al Boletín del Instituto y distribuidos con él”. encontramos varios datos de interés: 1) La edición del mapa fue auspiciada por el Gobierno Provincial y el Instituto Geográfico Argentino. Además. “En este sentido. ¿Qué habría sido del archivo del Instituto? Muchas e interesantes colaboraciones de Av é-Lallemant debían estar allí guardadas y probablemente se han perdido. que el Instituto ha recibido”. el cual ha contestado generosamente donando al Instituto la suma de 400 pesos fuertes. “…No es menos cierto que el mapa de la manera que está confeccionado es un trabajo de mérito. 5) El mapa fue litografiado en la Argentina. “Puso a disposición del Sr. (ver Nota 2) desautorizaba el mapa. y por el contrario. 100 bajo el control de la Provincia. ¿Por qué el Gobierno Provincial auspició el mapa si era público el conflicto de criterio sobre límites? Quizás algún archivo puntano guarde la respuesta.

212) Es excitante ver la lucidez con que Av é-Lallemant había encarado el tema en la década del 70. porque no existe un plano catastral y los límites y deslindes se hallan en un estado de la más espantosa confusión. ríos secos y pasos decrecientes. para esclarecer la propiedad de la tierra. A partir de esta notable obra cartográfica. Tan es así que la Dirección de Geología y Mineralogía no dudó en hacer una versión fascímil. en escala 1:10. No convenía a los mandones garantir la propiedad raíz por medio de un departamento catastral. afirmaba en 1897: “Pero la causa principal del bajo precio de la tierra debe buscarse en la ninguna garantía que el Estado presta a la propiedad raíz”. pozos de balde. (Bibl. A raíz de su visita a las zonas mineras de la República Oriental del Uruguay. “…Los hombres y las familias en el poder siempre han aprovechado de sus prerrogativas para adquirir bastas tierras. “Comprar tierra aquí equivale a comprar una cantidad de pleitos. porque temían que entonces no habrían de poder aumentar su capital. Escribiendo en «La Agricultura» con el seudónimo «Puntano». jagüeles: ferrocarriles en explotación. volvamos sobre su insistencia en los planos catastrales. Antes de continuar analizando su obra cartográfica. un plano del Cerro de la Mina y alrededores. entrados los años 80. de allí nacieron todas nuestras revoluciones. poblaciones y parajes. (Bibl. ya que en perspectiva. este mapa. fortines y capillas. pero lamentable que el fin del siglo lo encontrase sin concretar su anhelo. Al decir de Otero Alric: “A través de los años la cartografía de San Luis no ha superado a la que Lallemant nos ofreció en 1882 con una minuciosa determinación topográfica: ubicación de represas. corrientes de agua. sería el mapa oficial de San Luis durante décadas. Velázquez hoy se tragaría sus palabras. minas. construcción y proyectados.000. nuestras luchas políticas y nuestra miseria. “¡Cuántos actos de fuerza y arbitrariedades nos cuentan los títulos de propiedad! ” (Bibl. Volvamos a su producción cartográfica. en una anarquía completa. de cuya condición sacan pingües beneficios los muchos procuradores y abogados que aquí existen”. la agrimensura. carreteras y caminos de arría. el cual vinculaba sus ansias de justicia social con una de las disciplinas que dominaba. Avé-Lallemant incrementó su producción. aparece acompañando sus informes. litografiado por “La Unión”. como gustaba llamarla. existencia de minerales de oro. (1884). como lo habían hecho hasta ahora”. que garanta la propiedad raíz. plomo y cobre y el detalle de más de 300 lugares del territorio”. con sus imprecisiones.192) A fines de 1897 volvería sobre el asunto: “La falta de viabilidad y la falta de un plano catastral.50) .un trabajo parcial y preparatorio para la formación del mapa en toda su integridad”. Casi siempre encontraremos junto a su desempeño profesional la preocupación por “la gran cuestión social”. son las dos peores rémoras que se oponen al desarrollo de nuestras industrias rurales. únicas productoras en esta provincia”.

En el diario “La Nación” del 28 de julio de 1885 se anunciaba la conclusión de dicho plano. (Bibl. Avé-Lallemant respondió y el trabajo aparecía publicado en 1890. Dr. le solicitó le enviase para su publicación en el Boletín una monografía geológica de la zona. comunicaba sus proyectos inmediatos: “…y un segundo mapa espero concluir tan luego que la primavera me permitirá levantar todavía la parte de la alta Cordillera llamada Los Potreros Altos y el cauce superior del Río de los Patos”. acompañándose de una nota de la Sociedad Científica Argentina.Con motivo de la excursión minera dirigida por J. Dr. cuya tirada fue de 500 ejemplares. (Y) “en la próxima primavera pienso concluir el mapa de la Cordillera de Calingasta (San Juan) hasta el Tupungato” (Bibl. En el mismo artículo donde anunciaba la publicación de este mapa de la Cordillera. uno de la zona de la Cordillera de Mendoza a San Felipe y otro a la formación Jurásica de Puente del Inca. presentó dos perfiles geológicos como parte de sus informes. De Elía. que… He concluido casi enteramente el levantamiento detallado de la precordillera hasta el Tontal y de la Cordillera del Valle Hermoso y la del Volc án y su conexión con la Cordillera o el Cordón de la Línea”. que evidentemente ha sido publicado pero que no hemos podido hallar en las variadas mapotecas que hemos consultado. (Bibl. Finalmente. según consta en el archivo de la mencionada sociedad.54) Si no ejecutó este último plano. J. del cual desconocemos todo detalle.61) En dicha ocasión. su geología y las características del mineral. Oscar Doering. Como consecuencia de sus trabajos para la Sociedad Minera del Paramillo de Uspallata. Estanislao S.54) Estudiando los archivos de la Sociedad Científica Argentina hallamos una nota de nuestro personaje solicitando se le envíen copias de su mapa de la Cordillera pero en la mapoteca de la institución hasta ahora no lo hallamos. Esperamos poder dilucidar la existencia y características de este mapa a la brevedad. ¿existen en algún archivo los borradores y mediciones? Asuntos por esclarecer.52) Surge un punto por dilucidar aún en su producción: un mapa de la Cordillera. aparecido en 1886. ya que hay evidencias que estuvo en San Juan en plan de realizar mediciones. en el Archivo General de la Nación existe una carta de AvéLallemant solicitando ayuda para publicar dicho mapa. En su artículo “Estudio orográfico en la Cordillera de Mendoza y Neuquén” dice: “Una mapa de la Cordillera entre el río Diamante y el Lonquimay lo publiqué con el concurso de la Sociedad Científica Argentina (Presidencia del Sr. relataba: . (Bibl. El entonces Presidente de la Academia Nacional de Ciencias de Córdoba. por lo menos recorrió la zona. Zeballos)…” (Bibl. “Ocupado con el levantamiento del mapa de la parte de la Cordillera entre los ríos de San Juan y Mendoza. del 25 de junio de 1885.58) ¿Se realizaron las excursiones por la zona de Los Potreros Altos y Calingasta? Y si fue así. realizó una detallada descripción del terreno. reconociendo la importancia de la descripción que hiciera Darwin.

Plano geológico en escala 1:200. Esto pone en evidencia una vez más. (Nota 3). se sintió tentado a tabular todas las cotas que había consultado por lo que las detalló en su artículo.701 puntos. tres mapas: . No perdió oportunidad de poner en práctica sus ideas desde dicho cargo: us ó las páginas del periódico puntano “La Reforma” para mantener interiorizada a la comunidad sobre las necesidades y las actividades vinculadas a su cargo. Evidentemente la demora para publicarlos en 1891 probablemente tenga su explicación en el hecho que fueron preparados en el extranjero. . siendo aparentemente separado del cargo el mismo año. El 2 de septiembre de 1910 fallecía mientras estaba dedicado a tareas relativas a una nueva versión ampliada de su mapa general de la Provincia. y como sin un mapa exacto imposible era surgir con aquellos estudios adelante. S y los 69º 00’ a 69º 10’ de long. Estos tres mapas fueron preparados en el Instituto Geográfico de C. con la aparición de su bellísimo trabajo “Observaciones sobre el mapa del Departamento de Las Heras (Mendoza)”. . impreso en los talleres litográficos del Museo de La Plata. O (Escala 1:50. 32º 19’ a lat. por medio de una triangulación. oeste. sólo precedido en cantidad por los 832 puntos que surgieron de las redes ferroviarias de todo el país. 32º 38’ (sud) y 68º 48’ a 69º 20’ de long. pues lo que existe al respecto es enteramente insuficiente. referencias locales y formaciones geológicas entre los 32º 25’ y los 32º 35’ de lat. con alturas. Cuando Arturo Seelstrang realizó el Atlas de la República Argentina por encargo del Instituto Geográfico Argentino. andino”.Mapa del mineral del Paramillo. Hellfarth. Para marzo de 1900. escala 1:250. 40 x 50 cm. 505 habían sido relevados por Avé-Lallemant. De 2. En la primera quincena de enero de 1908 el Poder Ejecutivo Provincial le encomendaba el análisis de las tareas realizadas a la fecha en deslinde y amojonamiento a lo largo del paralelo 36º (límite sur de San Luis). junto con las fuentes que usó. Acompañan al artículo. Gotha. (Bibl.000) y un mapa general del faldeo sud del Cerro Tontal hasta el río Mendoza y desde la alta Cordillera hacia el E a la línea del fec. Alemania.62) donde da un mapa a colores de aprox. tuvo en sus manos datos ya existentes sobre alturas del territorio argentino y según él mismo nos dice. la magnitud de la obra realizada por nuestro personaje en sus estudios topográficos del territorio entre los 31º y 39º de latitud sur.000 entre lat. planos detallados de los minerales en escala mayor (1:50. estando fechados todos en 1888.000. Avé-Lallemant era nombrado Jefe del Departamento de Topografía y Obras Públicas de San Luis. resolví levantar. En esa publicación prometía continuar con sus trabajos topográficos.“Ocupado en trabajos de cateo y estudios mineros en la Provincia de Mendoza.000). cumpliendo en 1892.Perfil geológico de la Sierra de Uspallata con indicación de alturas sobre el nivel del mar. . he sentido mucho la falta de un mapa detallado de las regiones a recorrer.

hace algunas décadas. hijo de don Modesto Quiroga. Habiendo hecho consultas en dicha Dirección. organizó y comenzó a publicar una variante. se llamó a concurso para la presentaci ón de memorias sobre la Provincia. Allí se publicaron muchos artículos de interés sobre nuestras industrias y la economía nacional. hemos perdido la oportunidad de mostrarles la vida de un extranjero que se sintió argentino. Según me manifestó don Otero Alric. Por esa recomendación. Velázquez estaba en la Dirección de la Oficina Topográfica y tentó de dar un veredicto salomónico respecto del mapa de don Germán. ha permanecido olvidada y para las generaciones de argentinos que han pasado. Al surgir el conflicto de límites en 1882. Notas: 1) Richard Napp. Este acontecimiento. 3) Hablando con el Prof. alabando la calidad t écnica y discrepando con el criterio elegido para demarcar el límite oriental. imposible activar nada con esta gente. Demetrio Lucero. apareciendo entre 1877 y 1880. ambos jóvenes fueron habilitados para ejercer la Agrimensura práctica en calidad de Auxiliar de los Agrimensores Públicos de la Provincia. 2) Conocemos un solo caso de maestro y discípulo más o menos documentable a través del tiempo. Mario Quiroga Luco. tenemos la certeza que no trabajaba para la gloria. lo hac ía porque el compromiso social era su estilo de vida. con poca o ninguna ayuda estatal. el Gobierno poseía el original casi listo de la nueva topografía de San Luis en que trabajaba don Germán cuando murió. que llamó “El Economista”. y que con posterioridad dichas libretas habían desaparecido. cuando culminó con la edición de La Plata Monatsschrif t en 1876. desde luego. DINAMITA ARGENTINA Los desarrollos europeos y norteamericanos en tecnología minera estaban presentes en nuestro país sólo a través de la propaganda y la bibliografía especializada. Tan tardíamente como en 1890. escribiendo en sus páginas Avé-Lallemant. en castellano. . que tuvo lugar a fines de agosto de 1872. triunfando la de Vel ázquez sobre la de Avé-Lallemant entre otras. Con motivo del concurso preliminar para la Exposici ón Continental de 1882. me informaron desconocer el asunto.¿Qué podemos concluir? Esta obra descomunal para un solo hombre. está relatado en una publicación puntana que abunda en anécdotas interesantes. enseñarles algo o introducir nuevos métodos. Pensando en Av é-Lallemant. el mismo Avé-Lallemant relataba las dificultades que enfrentaba con la introducción de las técnicas modernas en el Paramillo de Uspallata: “…Los obreros forman naturalmente el elemento principal para llevar adelante el programa proyectado…” “…Pero el trabajo era lento y me pareció.como con condiciones para actuar de auxiliares de los agrimensores públicos. nos enteramos que él había donado a la Dirección Provincial de Cultura de San Luis varias libretas que fueran de Avé-Lallemant. Felipe Vel ázquez fue alumno del Colegio Nacional y sabemos que Avé-Lallemant lo recomendó -junto a otro alumno. tratándose de los originales de sus mediciones topográficas para la nueva versi ón del mapa de la Provincia. Era infructuoso ensayar.

61) Esto nos habla de cuál puede haber sido la situación en San Luis diez años antes. y éstos. hizo una explosión magnífica.” Para mayo de 1874 había recibido cartuchos que le envió la fábrica y que llegaron exudando nitroglicerina.” “Por esto en el interior de la República los métodos de trabajo no adelantaban. Dichos cartuchos fueron ensayados con éxito. a lo menos conseguí que en la minería puntana se principiase a hacer uso de la dinamita desde el mes de febrero de 1875. fuerte y grosera. Esta gente. Por eso la herramienta no puede ser otra que la antigua. pero manteniendo aún sus vínculos con la minería de la región. pero su costo excesivo debido a la importación los inhabilitaba para su uso regular. y que si la rompe cuesta poco reemplazarla. con el consiguiente riesgo. ante una peonada atrevida. en el cual he sucumbido con riesgo de la vida. para introducir en la minería argentina la dinamita…” “…Y si bien no logré la realización de mi proyecto en toda su extensión. acostumbrada a ser tratada como esclavos. por el mal tratamiento que sufren-. Estoy persuadido de . un administrador sin energía y un juez de minas ‘ciego’ -pero he hecho del asunto mi ‘ceterum censeo’…” “Siguiendo con las instrucciones de M. “Para esta última he suplido la falta de tierra de infusorios con carbón molido de algarrobo. que en cartucho puesto en tierra y tapado con arena suelta. Vi que el modo de trabajar de ellos era exactamente el trabajo de esclavos. cuya única v irtud es que el peón no la puede romper. para hacer sentir a ambos que ellos eran unos seres superiores a los animales y a las herramientas. Una de las prácticas de rigor de la época. se vengaban al sentirse en esta posición inferior por la destrucción de los implementos de trabajo o sea de las herramientas que le daban y se vengaban en los animales maltratándolos. Decía: “En 1873 me puse en comunicación con la fábrica de Alfred Nobel y Ca. Avé-Lallemant debe haber pensado a menudo en todo lo que se podía introducir de las modernas prácticas mineras.Principié con tales criollos la perforación del pique Gobernador. “…He experimentado en un ensayo. como. dinamita. Koop he hecho una pequeña cantidad de nitroglicerina y de dinamita”. y creo que tenían miedo cuando vieron el pique redondo y vertical. grasosa. porque ellos no querían trabajar con plomo y regla. pesada. por ejemplo el arado del país. formando un embudo hondo en el terreno. mezclando tanto a la nitroglicerina hasta que obtuve una pasta blanda. y tuve que abandonarlo. decidió fabricar su propia nitroglicerina y con ella. los esclavos indios reducidos que -no deseando más que proporcionarse el placer de la revancha.” (Bibl. era el uso de pólvora para la apertura de brechas. rompen la herramienta y maltratan los animales. pues el patrón estanciero sigue siendo siempre el encomendero del tiempo colonial para con sus peones. como meros instrumentos de trabajo o animales de trabajo. decidió que había que suplir el déficit de dinamita. levantando una porción de tierra. plástica. Desde su llegada a las zonas mineras. volando un monte grueso de jarilla. gris oscura. Ante esa limitación. de Hamburgo. por lo que a poco de instalado en la ciudad de San Luis. prendido por medio de un fulminante y guía.

El químico e historiador de la química. le liquide avait coulé sur une certaine varieté de sílice appelée Kieselguhr. ubicada en Barracas al Sur. Notas: 1) Es sorprendente la similitud operativa entre nuestro personaje y el inventor mismo de la dinamita. como de gran actualidad. en la localidad de Zárate. etc. darían azufre.33 pesos fuertes por kg (sin incluir la mano de obra) contra 1. Todo esto nos muestra que Avé-Lallemant recorrió un camino idéntico al que hizo el inventor de la dinamita. de paso dando por tierra con el viejo cuento del rol accidental en su origen: “La dynamite n’ est autre chose que la nitroglycérine absorbée en plus ou moins grande quantité par certaines substances poureuses. telles que la terre cuite. la sciure de bois. Il n’en est rien. redescubrió un texto olvidado de Nobel. On croit généralement que la dynamite a été decouverte accidentellement.. Buenos Aires. (Bibl. que vuelve a evidenciarnos que Avé-Lallemant estaba adelantado para el país. incluidos los costos de flete y aduanas.que por medio del empleo de este carbón he conseguido una dinamita cuanto menos tan buena como la europea”. elle se composait d’ un mélange de charbon de bois en poudre et de nitroglycérine. propiedad de Samuel Maxwell. sin conocer los orígenes de la “dinamita al carbón”. et avait été absorbé par cette substance. Tambi én. Icilio Guareschi.94 pesos fuertes por kg de dinamita importada. De nombreuses expériences ont été faites avec différentes substances absorbantes. En 1888. La dinamita fabricada localmente costaba 2. las cuales además de permitir producir ácido sulfúrico. Lamentándose de que no se elaborasen en el país los productos necesarios. ya que Avé-Lallemant trabajaba antes que se diera a la prensa esa información de Nobel. Dos años antes de este breve y conciso pero importante trabajo de AvéLallemant. introduciendo la nitroglicerina y la dinamita como novedades. Así concluía un interesante experimento de química industrial. se presentaba en la Sociedad Científica Argentina una conferencia sobre modernos explosivos. avant que la silice poureuse ne fút définitivement adoptée”. en el cual destacaba la importancia vital de la fabricación local de ácido sulfúrico y proponía la explotación de los yacimientos de sulfuros metálicos (piritas) para alcanzar dicho fin. “Sin ácido sulfúrico no puede haber industria”. Buenos Aires. donde hace un relato sobre los orígenes de la dinamita. por lo que el costo de la fabricación resultaba antieconómico. todos productos importados para aquella época. MINERALOGIA Y GEOLOGIA . Alfred Nobel. sulfato de hierro y peróxido de hierro rojo (en el lenguaje de la época y del autor: caparrosa y cócotar respectivamente).28) (Nota1) La fabricación de la nitroglicerina requiere el concurso de los ácidos sulfúrico y nítrico. Reci én en 1983 se montaría la primera fábrica argentina de dinamita. Ainsi on raconte que par suite d’ une fuite survenue á un récipient contenant de la nitroglycérine. bosquejó un plan para la utilización de piritas. le papier ordinaire. en dicho año comenzaba a funcionar la primera fábrica local de ácido sulfúrico. el distinguido químico catalán Miguel Puiggarí obtenía un premio de la Sociedad Científica Argentina con su memoria. además de la glicerina. La premiére dynamite fabriquée ne contenait pas de silice.

no menciona las descripciones de minerales de uranio que éste realizara. manganeso. introdujeron las modernas técnicas clasificatorias y analíticas. estableciendo una continuidad hasta mediados de la década del 60 en este siglo. sobreviviendo la disciplina en carreras específicas como minería y geología. Antes. Por lo olvidado del hecho y la importancia estratégica del uranio hoy en día. Sus disc ípulos se dispersaron por Museos y Universidades. (Nota1) En estos asuntos. as í como realizaron los pioneros trabajos de prospección mineralógica y de análisis geológico del territorio nacional. Y no es posible que no la conociese. 7) Las “Contribuciones a la mineralogía argentina”. salvo por una ilustre excepción. Linares. El Dr. azurita. son de la mayor importancia para la historia de nuestra mineralogía y de nuestra minería. E. luego pasa a considerar los hallazgos que realizó en el territorio de la Provincia. sulfato de hierro. en este caso su hallazgo fue olvidado. ya que apareció en la publicación (La Plata Monatsschrift) de donde Brackebusch tomó . etc. dejemos constancia que sus contemporáneos no dieron importancia o crédito a este hallazgo. Pionero también en geología. arsénico. Sus “Noticias de minería en San Luis” son un panorama sucinto de lo poco que se explotaba por aquel entonces y de los yacimientos promisorios que tenía identificados. que en su tesis de geólogo por la Universidad de Buenos Aires deja sentada la prioridad de nuestro personaje. transcribiremos parte del artículo de Avé-Lallemant. G. berilo. el Dr.Aquellos alemanes de mediados del siglo pasado que se instalaron en el interior del país. que en su “Las especies minerales de la República Argentina” critica varias veces a Avé-Lallemant por no documentar con muestras sus descripciones.en forma de vapores que luego habrían condensado. Brackebusch. trataremos de adelantar algunas partes relevantes de los mismos. lamentablemente aún inéditos en castellano. Habría que esperar a 1909 para que se iniciase la explotación de estos yacimientos de tungsteno (o wolframio). azufre nativo. Entre estos descubrimientos. Av é-Lallemant fue también el primero en encontrar minerales de uranio en la Argentina. (Bibl. sulfato de cobre. malaquita. zinc. minerales de antimonio. L. sus análisis sobre la génesis de los yacimientos auríferos de la Provincia de San Luis fueron un estímulo que se us ó a través de las actividades de las comisiones de inmigración para incitar al capital europeo a radicarse en el país. Primeramente analiza los yacimientos auríferos de la Sierra de Socoscora (San Luis) interpretando la aparición del oro como tardía geológicamente hablando. prioridad que le reconoció tempranamente el Dr. Avé-Lallemant fue una de las glorias tempranas en cuanto a mineralogía argentina se refiere. grafito. luego continuadas en sus “Comunicaciones Mineralógicas de la Provincia de San Luis”. Bodenbender. debe mencionarse en especial el de minerales de tungsteno en la localidad puntana de Socoscora. Entre otros minerales explotables encontraba la cerusita. geólogo de la Academia de Ciencias de Córdoba. arenas titaníferas. La tradición se perdió en la mayoría de las universidades. el cual nunca apareció vertido del alemán al castellano. emanando entre las efusiones de pórfido traquítico. sin lugar a dudas.

Rompiendo la mena con paciencia. Nos referimos al grupo de elementos de transición interna. en cavernosidades corroídas de la ganga. Vayamos al texto de Avé-Lallemant: “Comunicaciones Mineralógicas de la Provincia Argentina de San Luis IV Minerales Uraníferos” “Ultimamente la empresa Vega y Co. Las muestras que he podido ver son de la zona superior y dicen que los filones tienen rumbo E-O y marcan un ancho considerable”.12) Este texto introduce en nuestro medio técnicas de química analítica novedosas para la identificación del uranio. la presencia de minerales de plomo poco previsibles es para Avé-Lallemant un hecho. según Dana). También le debemos a Avé-Lallemant las primeras descripciones de tierras raras. El presente ocre de uranio debe pertenecer a las variedades más ricas en ácido sulfúrico. encontrándose siempre encima o al lado de un nasturano de color negro de pez. se puede preparar una cantidad regular de este mineral”. el plomo aparece como producto final de la cadena de fisión espontánea del uranio y nada se sabía de esto en aquella época. pero no lo comprende. en parte presentándose en pequeñas cantidades. “Su formación secundaria no da lugar a dudas. el nitrato de bario da una reacción fuerte del ácido sulfúrico. etc. mucha pirita de hierro. mate. es de color limón. limonita. a pesar que se debería esperar la presencia de anglesita sin embargo no puede concretar la existencia de esta última. PbO2 . Trocitos de nasturano no tienen ni trazas de ácido y sería interesante averiguar cómo se forma a partir de oxidulo de óxido de uranio y sulfato de plomo el hidrato de óxido de uranio bajo la influencia de la intemperie. facilitando la formación del ocre”. La descripción del mineral es de 1874 y el trabajo de recopilación de Brackebusch data de 1879. Por supuesto.otros análisis de nuestro autor. van a informar. algo de galena y minerales de uranio. empezó la explotación de vetas de cuarzo aurífero cerca de Peñas (Saladillo) sobre el Río Quinto. “El nasturano de estos filones está incluido en forma compacta o partículas diseminadas en la ganga de la veta”. Un cuarzo muy ferruginoso contiene poco oro. (Bibl. El contenido mayor en ácido sulfúrico puede tal vez explicarse por las inclusiones finas de galena. en forma terrosa fina y friable. La cantidad de zippeita hace presumir que la presencia simultánea de nasturano y galena ayuda a la descomposición del primero. (Nasturano=uraninita=pechblenda: (UO2)3 (UO3)s con ThO2. el material pertenece probablemente a los oxisulfatos de uranio de Lindacker. que . así como detalles sobre la génesis de minerales secundarios. CeO2 . asunto sobre el cual los análisis que se harán en breve. formando en parte un velo. “En la parte exterior de la veta de esta región el ocre de uranio (zippeita) (oxisulfuro básico de uranio) es muy llamativo. Después de haber recibido el precipitado amarillo de la solución en ácido nítrico con amoníaco.

De su artículo “Estudios micromineralógicos…” (Bibl. En su mencionada primera descripción geológica presenta un detalle estratigráfico. Para destacar la importancia de los trabajos y el equipo con que operaba Av é-Lallemant citaremos a Bodenbender. un lantánido. Con motivo de la excursión minera dirigida por J. pág. van cronológicamente de 1872 a 1892. donde investigó las vetas de oro y cobre.4 y 10) Sus estudios geológicos principales corresponden a la provincia de San Luis. habiendo diseñado y mandado a construir uno. según la descripción del famoso viajero Eschwege. O sea. aún de sus colegas europeos. al norte de Mendoza y San Juan. que varios años después (1891) comentaría: “…No pretendo… dar notas… petrográficas.130). pero nos inclinamos a pensar que se trata del laboratorio del Colegio Nacional. por ser el lantano el elemento que inicia la serie. micrómetro. mineral de gadolinio.15 pág. un goniómetro de Wollaston. En cuanto a sus estudios geológicos. densímetro y balanza. sino que además hay que contar con bibliografía adecuada y un laboratorio mínimo. (Bibl. para el incipiente análisis geológico y topográfico del Departamento Las Heras (Mendoza). iniciándose con su descripción de la zona aurífera de la Carolina (San Luis). (Bibl. esferómetro. así como un disco de tallar. No será la última vez que constatemos que Avé-Lallemant estaba delante de las circunstancias locales.142) En cuanto a la faceta química. en 1874 Av é-Lallemant podía realizar análisis microscópicos de minerales y 17 años más tarde. una cámara lúcida de Wollaston. lantánidos. equipado de reactivos químicos e instrumental. de modo de poder realizar una completa descripción física y química. evaluando la potencialidad en base a la geología del lugar. embarcando en el ferrocarril chileno . autor del “Pluto Brasiliensis”.15) podemos ir reconstruyendo parte de su equipo. “Por el cual espero poder entallar con exactitud matemática sobre el disco giratorio”.reciben comúnmente el nombre de metales de tierras raras o más técnicamente. entre ellas la de la zona de San Francisco (San Luis). nuestro autor identificó a la gadolinita. que halló en las pegmatitas de Luluara (San Luis). de lo cual no da mayores precisiones. subieron hasta el cruce cordillerano de Uspallata. pero realizó extensas campañas. Para el éxito en estas investigaciones mineralógicas deben combinarse diversas cosas: no sólo se requieren los conocimientos como para reconocer una pieza importante en el terreno. al sur por Neuquén. J. haciendo paralelos con las formaciones brasileñas de itabirito. Contó desde muy temprano con un microscopio polarizador. Como complemento de su temprana actividad en la minería. Bien. De Elía. un especialista de la Universidad no contaba con los equipos necesarios. del cual desafortunadamente se alejó en 1876. habiéndome faltado por completo en el Museo Mineralógico de la Universidad de Córdoba los medios para hacer una investigación microscópica”. haciendo además una caracterización mineralógica de las menas. esperaba contar con un laboratorio completo para octubre de 1874 (Bibl.12. quedaron varias descripciones geológicas.

pues.no deben haber facilitado su eficaz relación con nuestro hombre. y si además tenemos en cuenta su . tanto para los mineros y empresarios en particular. Notas: 1) Hemos tenido el honor de conocer las colecciones mineralógicas de la Facultad de Ingeniería Química de Santa Fe (luego insensatamente destruida) a la que contribuyeron expertos de primer nivel como el Dr. (Bibl. desearía asegurarse las facetas legales de dicha actividad. los pocos entes legales -obsoletos y contradictorios. recorrieron el área neuquina y subieron por la zona que hoy día constituye la ruta nacional Nº 40. dato que facilitaría más tarde la determinación de la zona petrolífera subyacente. J. con inversión en equipamientos y mano de obra. creemos es de absoluta necesidad. y tambi én de la Facultad de Ingeniería y Ciencias Exactas de Rosario. 60 y 62) En referencia a la descripción del Departamento Las Heras (Mendoza) debe destacarse el juicio del Dr. hasta volver a San Luis. antes que la hipótesis de Wegener fuese reconocida internacionalmente. como para los intereses de la Nación en general”.quien resalta la observación de nuestro hombre con referencia a rastros de petróleo en el área. la tradicional región explotada desde épocas coloniales.52 y 53) Sus estudios en relación con la zona minera del Paramillo de Uspallata ya que residió allí cuatro años. Erwin Kittl y el Dr. ya que venía de realizar minería del oro en la zona de la Carolina. (Bibl.2) ¿Por qué su primera publicación es sobre la necesidad de modernizar y organizar la legislación de minas? Muy probablemente por experiencia. o bien del de Trabajos Públicos ”. intentando realizar una extracción de mineral para su comercialización. MINERIA En rigor. “…La vigilancia sobre las empresas. ya sea dependiente del Ministerio del Interior. que constituyen una de las Oficinas de los Gobiernos Centrales. Pierina Passotti. Indudablemente que un extranjero. como frutos adicionales. Gustavo Fester.hasta la localidad sureña de Los Angeles. ahí cruzaron nuevamente los Andes por el portezuelo de Antuco. descripciones geológicas y mineralógicas de la región. Además. Agricultura y Comercio. las garantías que los Gobiernos Provinciales dan a empresas de tanta importancia para el bien público en general como son las mineras?” “…La creación de un Departamento de Minería en la capital de la República. (Bibl. su primera producción escrita que conocemos es una detallada memoria donde puntualizaba la necesidad de organizar la minería argentina sobre bases modernas y racionales: “¿Cuáles son preguntamos.dieron. inteligentemente custodiada por la Dra. la vemos practicada en todos los países civilizados por Departamentos de minería. Keidel -brillante geólogo que hizo uso de las similitudes entre el sur del continente africano y la costa atlántica argentina.

61. Un problema de este yacimiento era la falta de ley o regularidad para intentar predecir y organizar la explotación en forma racional. El transporte se hac ía en mulas hasta Mendoza. con unas 37 vetas conocidas. pasando a ser la West Argentine Goldmining. . En enero de 1873 fallecía el capitalista Euler y su heredero Otón Mann formó la nueva compañía Schmidt-Tredelemburg y Ca. el carpintero chileno Antonio Schmidt intentaba regularizar una explotación en la zona. de la que fuera accionista Francisco P. Dicha empresa iba a fracasar. y fui yo de administrador al Paramillo”. Mis patrones estaban llenos de entusiasmo. en su extenso artículo “Experiencias en minería del oro en la República Argentina (1873-1874)”. Introdujo el uso de la dinamita y posteriormente la gelatina explosiva de Nobel. lo cual se sumaba al alto costo de la leña.personalidad irritable. al decir de Av é-Lallemant: “De seguro no era empresa para little-shilling men en primer lugar y en segundo lugar era audaz de ensayar de trasplantar la civilización al grandioso desierto de la cordillera! Pero en la joven Bancocracia porteña latía una fibra algo parecida a la de los ‘Newyorkers ’ cuando llevaron sus capitales al ‘farwest’. En 1871. intentó una obra de proporciones en un remoto paraje de la Cordillera. con obreros poco y nada entrenados. pág. bajo forma de minerales principalmente sulfurosos. con fuerte capital. requerida tanto para la generación de vapor para la maquinaria como para los procesos de tostado del mineral. la zona minera del Uruguay y como ayudante se acoplaría a la expedición minera oficial dirigida por J. él se incorporó a la actividad. Moreno. su experiencia en minería aurífera la dejó documentada en alemán. abriendo el antiguo socavón de Jiménez. que también quebró extrayendo mucho oro. (Bibl.6) Relataba que desde 1864. ni la amenazante flojedad del precio de la plata no eran argumentos económicos que entraran en sus cálculos. es seguro que la experiencia debe haber sido muy molesta para él. Su última actividad práctica serían los cuatro años al frente de la administración de la mina de plata y cobre y planta concentradora de mineral del Paramillo de Uspallata (Mendoza). Y resueltos a que se llevara adelante la empresa. que posteriormente tuvieron que ser reemplazados por otros europeos.45) El área de la zona a explotar era de unos 4 por 4. De Elía. contrato en el que convinimos. Como quiera que sea. a la cual Avé-Lallemant vendió sus acciones y se retiró de la empresa. y ni el curso forzoso. En un clima inhóspito. el cobre y el plomo. aún inédita en castellano. recorriendo parte de la precordillera mendocina y neuquina. y su comprador la integró con capital inglés. que tenía la virtud de no congelarse. me ofrecían de comprar mi fuerza de trabajo. (Bibl. desde donde se continuaba en tren. con dos cruces de la Cordillera de los Andes. pero a un costo muy elevado. formándose al otro año la compañía Euler -AvéLallemant y Schmidt. vis itando la zona de San Francisco. trabajaría como asesor. Posteriormente. Esta gran empresa. en las cuales los metales más abundantes eran la plata. J.5 km. además limpiando y examinando la veta principal del Cerro Rico en base a grandes sacrificios.

pero la mayor parte de la culpa de este derrumbado negocio deshonesto la tiene el que dio. ya que su prédica debe ser reconocida como coadyuvante para la organización institucional de la minería por parte del Estado y la legislación concomitante. . donde los minerales que habían sido clorurados en el horno eran precipitados. con el cual elevaban baldes de 120 lts por los pozos verticales de las minas. ¿No teme él que los ingleses podrían dar a nosotros los alemanes un ‘retruque’ igual? ¿No tiene el señor autor de ‘Minaralogischen Studien’ conocimiento de los engaños y estafas hechas por alemanes en este país en asuntos mineros? Es verdad que pocos extranjeros lo han hecho en manera más grandiosa que los fundadores de Hilario (Nota4).27) y entre sus constantes reclamos estuvo la lucha contra el pirquineo y la explotación irracional de yacimientos..6 m de diámetro y 3. no hace falta ayuda pecuniaria del Estado a las industrias metalúrgicas. por lo menos al principio.Por la baja presión atmosférica imperante -4.5 m de largo. El otro gran desempeño de Avé-Lallemant en la minería fue en el ámbito teórico. sus niveles de originalidad y eficiencia. su omnipotente benevolencia y su crédito a estos metalurgos sabios y Miembros de la Real Sociedad Geográfica”. El mineral era molido. filtrados y secados. En las páginas de “El Economista”. Decía Schickendantz: “El señor Avé-Lallemant no tomará a mal si me opongo a sus violentos ataques contra los broken down gentlemen. en la década del 70 venía trazando los lineamientos que luego pondría en práctica en el Paramillo. as í como de la excelencia de los jóvenes pallaqueadores. de hierro forrado con ladrillos refractarios: luego en residuo se pasaba por piletas de lavado. Av é-Lallemant siempre tiene tiempo para ocuparse de la condición laboral del obrero y en la publicación que resume sus labores en dicha mina nos habla también de las habilidades de los pirquineros (Nota1) para copelar sus muestras de mineral. que fue presentada como una memoria a la Sociedad Científica Argentina y que se publicó como un volumen aparte de 136 págs. insuperables por sus pares europeos. gracias a un ventilador importado de 57 cm de diámetro. por lo que hubo de hacerse un sistema de vapor y pistones de 19 cm de diámetro. (Nota2) Estamos convencidos que esta publicación. (Bibl. Es tarea para especialistas profundizar en la evaluación de esta gran empresa.000 m sobre el nivel del mar. levigado en corriente de agua por un equipo hidráulico alemán y luego encaminado a un horno de calcinación de 1. constituye un hito a la documentación de las prácticas mineras del siglo pasado en nuestro país.el uso de bombas para elevar el agua estaba muy limitado. Schickendantz (Nota3) a raíz de las quejas del primero sobre los convenios referentes a la mina de hierro Romay (en Catamarca). Es interesante la polémica que se generó en La Plata Monatsschrift entre Av é-Lallemant y F. La iluminación de los mineros se lograba con lámparas individuales de aceite de colza y la ventilación en los túneles era forzada. “…Como muy bien observa el señor Avé-Lallemant. sin haber hallado una descripción más detallada.

convirtiéndose en una de las fundiciones más importantes para la época. Estos destruyen las minas para cualquier trabajo futuro con sus trabajos desordenados. en el país.61) 3) SCHICKENDANTZ. desde donde publicará análisis. de la Historia. quiere decir se rompe sobre una piedra. 1870 . N. C. Retirado ya del ajetreo industrial. Págs. en fin una administración honesta y una justicia sin tacha”. RIQUELME DE LOBOS. Buenos Aires. y la supresión de abusos mediante requisiciones. (Bibl. educador. 415-432. y en la perfección de esta manipulación consiste el verdadero arte del pirquenero como canchaminero. seguirá manteniendo un interés activo en todos los aspectos de la minería. “Art. una de sus actividades poco conocidas es haber elaborado junto con Miguel Lillo la primera flora tucumana. CARBON Y PETROLEO Probablemente donde surja con más claridad el espíritu beligerante de Av é-Lallemant sea durante sus polémicas sobre la existencia o no de yacimientos carboníferos explotables en el país. Ver jóvenes de 15 y 16 años pallaquear cálidos enredados es interesante y ningún muchacho europeo sería capaz de eso. 3º -Comuníquese al Poder Ejecutivo”. El material pallaqueado se chanquea. M. y VERA DE FLACHS. el adelanto de la agricultura. 1977. previo informe de una comisión de personas competentes acerca del mérito relativo de los descubrimientos que se hicieron”. 1º -Acuérdase al que descubra una mina de carbón de piedra en la República en buenas condiciones para ser explotada con ventajas sobre el carbón de piedra importado a los efectos del comercio y de la industria. Federico: Sabio alemán contratado por Samuel Lafone para dirigir su establecimiento minero cuprífero “La Restauradora” (Catamarca). un premio de veinte y cinco mil pesos fuertes”. Acad.Lo que necesitan es una protección de otra índole: construcción de caminos adecuados (sin intervención de la especulación). estadísticas. paralelismos con el extranjero y novedades técnicas. lo que interrumpe o dificulta la entrega de los minerales traídos con mulas. desde las páginas de “La Agricultura”. Firmado: Sarmiento Dalmacio V. La habilidad de los pallaqueadores y chanqueadores es efectivamente admirable. Nac. Las grandes expectativas se demostraron ilusorias. escribiendo allí entre 1894 y 1898 para pasar luego al periódico puntano “La Reforma”. adquiridas en 1868 por la Sociedad Anglo-Argentina para la Explotación de las Minas de San Juan.: El estado de la minería en la República Argentina entre 1870 y 1880. industrial. 4) HILARIO: Instalaciones realizadas entre 1861 y 1863 en San Juan. 2º -El Poder Ejecutivo acordará este premio. la chanquera. Debemos comenzar recordando la ley dictada por el Congreso Nacional al evidenciarse la importancia de autoabastecernos de combustible. por medio del combo. Octubre 10. en: Tercer Congreso de Historia Argentina y Regional. “Art. D. Notas: 1) Pirquinero o Pirquenero: Es uno que trabaja vetas y minas sin recursos ni m étodo alguno. 2) Pallaquear: El pallaqueo es la separación fina del material de ley de la piedra. investigador. cuadros comparativos. Sarsfield Buenos Aires. “Art.

el 21 de julio. llegando a intervenir la dirección de la revista. Francisco Lavalle. Brackebusch reconoció en 1892 que sus expectativas de carbón explotable en el Paganzo eran ilusorias y lo mismo pasaba con Himanas (San Juan). en los años 1870-1871 y especialmente en 1887-1888-1889-1891 varios yacimientos carboníferos fueron descubiertos y trabajados. que encontraba interesantes. el Dr. Debemos tener presente que el combustible crítico era el carbón de piedra y lo que se solía hallar eran otras variedades de mucho menor poder calórico. (Bibl. pero se puede decir que nada de práctico se ha obtenido hasta ahora. Surgía una rentabilidad adicional por el hecho descubierto por Kyle que el carbón contenía muchas sales de Vanadio. fustigando a los que se ilusionan esperando encontrar yacimientos inagotables. por lo menos así surge en la exhaustiva bibliografía que hemos ido compilando por años. una carta aclarando que él no había afirmado haber descubierto carbón de piedra. Salas -donde apoyado en los análisis químicos de los Dres. si hubo un apoyo efectivo. solicitando ayuda. En seguida.11) Conocemos la carta que Av é-Lallemant envió a Sarmiento. As í como la respuesta del Gobierno de San Luis (Nota1) pero no sabemos del desenlace. En su excelente trabajo geológico sobre el Departamento Las Heras (Mendoza). (esto dicho sin mayores detalles) en una cuenca terciaria. además de que los estratos eran exiguos. Av é-Lallemant envió al editor de La Plata Monatsschrift. ya que al aparecer allí el artículo del Dr. Juan Kyle y Carlos Fader. Su Memoria Descriptiva tampoco hace mención al asunto en el capítulo de minería.Veamos qué decía en 1900. cuyos trabajos de excavación estaban demorados por lo dificultoso de la tarea y esperaba a la brevedad dar a publicidad sus resultados.se dedicaba a propagandizar el valor de dicho carbón para la fabricación de gas de alumbrado. si hubo un informe de nuestro hombre al Gobierno. el Profesor de Explotación de Minas y de Metalurgia de la Escuela Nacional de Minas de San Juan. Cuando en 1890 el Dr. en su memoria elevada al Congreso Industrial Argentino (15 de abril de 1900): “Desde la promulgación de esta ley. Pero será desde las páginas de “La Agricultura” desde donde se desarrollará una agria discusión. es decir. José A. don Richard Napp. las que eran muy requeridas por . En las páginas de La Plata Monatsschrift nos llamó la atención una nota que mencionaba el hallazgo de carbón de piedra en San Luis por parte de AvéLallemant. don Juan Carlos Thierry. que no existe actualmente ninguna explotación de carbón de piedra y que el país queda como en el pasado. que serían usados enseguida para entender la génesis de algunos depósitos. Av é-Lallemant retomó el tema del carbón explotable en el país. sino carbón vegetal. Por veinte años Avé-Lallemant no retomaría el tema del carbón en la Argentina. tributario de las importaciones inglesas ”. al tiempo que daban indicios sobre restos de petróleo. si halló algo de trascendencia. Salas denunciaba haber hallado carbón en San Rafael (Mendoza). Nuestro interés se centra en los treinta años que median entre estas dos noticias.

allí afirmaba que: “Se ha ponderado. AvéLallemant. con la ayuda de la dirección de “La Agricultura”. Y Avé-Lallemant. quien probablemente no conoce más que los deficientes estudios hechos hace más de dos años”. esta vez mordiendo un flanco débil de Salas.por lo cual “La Agricultura” tendría especial interés en tenerlo como aliado. se ensaña y pone en evidencia el error de Salas: Stelzner hablaba de Río Grande do Sul (Brasil) haciendo un comentario sobre similitudes entre esa localidad y el Uruguay.la industria tintórea europea. contando con 39 años. El diálogo de sordos se empeora al intervenir nuevamente la dirección de “La Agricultura”. en 1874. comercializar las cenizas vanadíferas. pero tal riqueza no existe. circunstancia que parece ignorar nuestro distinguido colaborador Sr. (Bibl. trayendo a colación una mención de yacimientos de carbón en Río Grande según una obra de Stelzner. que elegantemente quiere desautorizar a nuestro personaje el cual. y demasiados sacrificios se han hecho ya. resulta más estimulado para la batalla. porque aunque no lo dice. también él fue víctima de la ilusión del carbón). comete un error. ya que los yacimientos de San Rafael no eran de carbón de piedra (antracita). en la segunda parte de su artículo. puede usarse hasta que se agote.69) Cada uno desde su óptica tiene razón. Enseguida public ó Avé-Lallemant una nota en dos partes. perdiendo de vista el enfoque general. Avé-Lallemant quiere puntualizar que por razones geológicas (e históricas. (Bibl. sino de lignito (según las ideas de la época. al parecer. Salas. En nota posterior. ante la situación.75) Hemos confirmado que en el detalle Av é-Lallemant tenía razón. Intentando éste concitar a todas las luminarias de la geología argentina para avalar su emprendimiento. que han existido solamente en la fantasía de los geólogos ”. Todos los trabajos de explotación en este sentido han fracasado. ya que Salas era un hombre poderoso -futuro Gobernador de Mendoza. Hay que sospechar que existía un poderoso trasfondo de poder y de política tras bambalinas. evita retomar el tema y diluye la cuestión citando unos renglones de Stelzner sobre el esquisto bituminoso. Prestemos atención a la distorsión de la información. demasiado se ha desacreditado la Nación en el extranjero por informes bombásticos sobre criaderos ricos de carbón. veremos cómo el análisis de ese material daba un giro inesperado al tema).3 kg del metal elemental. muy diferente del lignito vanadífero de su mina. la riqueza del país en carbón de piedra. razón de más para que Avé-Lallemant estuviese . Kyle estimaba que por cada tonelada de carbón había 1. Lallemant. probablemente involuntaria. y ataca directamente. (Bibl. en cantidad explotable. demuestran que allí existe excelente carbón de piedra. por ejemplo. Quizás impulsado por la nota de la redacción de la revista. que mal o bien. Salas quiere propagandizar su yacimiento.68) Aun siendo estas afirmaciones algo genéricas. finaliza minimizando la importancia del yacimiento de San Rafael. para la fabricación de gas de alumbrado y de paso. no era probable que se hallase carbón de piedra. la dirección se sintió obligada a agregar la siguiente nota al pie del artículo de Avé-Lallemant: “Nuevos estudios practicados en la zona carbonífera del Departamento San Rafael (Mendoza).

para que sirva de argumento en el c álculo del valor.29) En aquella época la explotación del petróleo se realizaba sólo colectando en los manantiales y afluencias de superficie. De todas formas. ya que estudiosos como el Dr. siendo exclusivamente una caracterización química y física de muestras recolectadas por el norte y centro-oeste del país. y del precio a que se podrá exportar el petróleo”. Sin embargo sus preclaros conceptos parece que hubiesen pasado inadvertidos. publicados en La Plata Monatsschrift eran el único trabajo serio sobre el petróleo. Continúa con una evaluación geológica de los informes de Burmeister. Su primer artículo sobre el asunto es “Petróleo Argentino”. “…Para la República Argentina. el geognóstico. y de refinación. y sería preciso extender los estudios geológicos allí más al N y O primeramente”. dejando de lado el carbón y persiguiendo el petróleo. Al describir la zona de Las Heras. En la zona brillantemente predicha por Av é-Lallemant se perforaban los primeros pozos en 1883 en Jujuy y en 1880 en Mendoza. pero éste comenzó a usar profusamente seudónimos. A mí me perece que en estas condiciones se hallarán los mantos de la Quebrada de la Montaña del Cerro Cielo. y más o menos productiva en los diferentes puntos desde Jujuy a Mendoza”. la dirección de la revista no importunó a Avé-Lallemant. Siewert. continuación de las líneas férreas y su reglamento minero adecuado a las circunstancias del país. falta todo elemento. en Mendoza. “El lector comprende. quizás porque fue un adelantado y no encontró oposición. sobre todo el más principal. Max Siewert. Darwin y Stelzner y se permite una afirmación.62) . una nueva era de prosperidad y progreso de la riqueza nacional”. quizás esporádicamente interrumpida. En 1877 decía que los trabajos del Dr. en 1892. este día marcará en los anales del bien público. En el tema petrolero la actuación de Avé-Lallemant fue clara y libre de polémicas. el día en que el Gobierno prestara un poco de atención a la formación petrólea y protegiera la explotación tanto del aceite como de las breas. Avé-Lallemant decía: “Existe la posibilidad de que por medio de perforaciones se dé con petróleo. Bodenbender lograba dilucidar la verdadera identidad del material combustible de San Rafael: se trataba de una alteración de asfaltos petrolíferos. (Bibl. que salvo el análisis del Dr. Algunos años después. donde presenta una temprana panorámica sobre el estado del petróleo y sus áreas de posible existencia en el país. M. descubriendo que reorientó la búsqueda. que se revelaría como precisa unos años después: “Que hay una probabilidad de que una formación petrólea se extiende en las pendientes orientales de la contracordillera. Yrigoyen nada dicen de nuestro personaje en su extenso y documentado artículo “Reseña sobre los conocimientos y la explotación de los hidrocarburos en Argentina antes de 1907”.inclinado a formarse un preconcepto del personaje. pero la situación topográfica de aquellas minas es muy desfavorable para iniciar allí trabajos costosos de perforación y explotación. (Bibl. costos del beneficio. mandando hacer los estudios geognósticos.

pueda llevar a cabo aquel importante trabajo. a fin de que presentándole este Gobierno su apoyo. he encontrado indicios de lignito. y la protección que Ud. Ud. Notas: 1) Transcribimos la carta que Avé-Lallemant remiti ó a Sarmiento: Germán Avé-Lallemant Ingeniero de Minas-Profesor del Colegio Nacional» En el Boletín Oficial de la Nación se publicaba una nota del Gobierno de la Provincia de San Luis al Ministro del Departamento del Interior. su protección y su empeño ante el Excmo. me dan el valor de pedir a Ud. Dorfman es el único historiador de nuestra industria que reconoce ampliamente la visión de Avé-Lallemant sobre el asunto del petróleo en nuestro país. Señor Ministro del Departamento del Interior de la Nación Tengo el honor de acusar recibo a la nota de V. Germán Lallemant debe proceder en esta Provincia al reconocimiento de terrenos carboníferos que dice haber descubierto. de fecha 8 del corriente mes. a dicho Señor Lallemant. he dedicado mi trabajo y tiempo al estudio de las formaciones geognósticas de esta provincia. para probar el valor cualitativo y cuantitativo de las capas. En este sentido he dirigido una solicitud a S. a mí me faltan los medios por ahora. He pedido en una solicitud al Señor Ministro la protección del Excmo. y ahora ocupado con una mayor publicación sobre la constitución oryctognóstica de esta Provincia. Desde algunos años acá. es indispensable efectuar unos trabajos. Exca. por encargo del Señor Presidente de la República. particularmente entre su Exc. los resultados de mis reconocimientos. que reproducimos a continuaci ón: “San Luis. en el cual hay grande posibilidad que se hayan depositado capas de combustible fósil llamado lignito. el Sr. cuya importancia es grande para el bien público.. E. y me atrevo a pedir hoy a Ud. Señor.A. y desearía que el Excmo. Julio 20 de 1874 Al Excmo. le parece conveniente. Señor entenderá lo interesante de este descubrimiento. Domingo Faustino Sarmiento: Buenos Ayres Señor: El vivo interés que Ud. he publicado en el periódico de Freiberg: “Berg und huttenmannische Zeitung”.S. recomendando al mismo tiempo V. toma en el adelanto de la industria de este país. el Sr. Gobierno. Gobierno subvencionase esta empresa. en tan alto grado siempre ha dispensado al extranjero. por la que se sirve comunicar que el Sr.. . Gobierno Nacional. si a Ud. Diciembre 26 de 1874 Señor Dr. a fin que me serían facilitados los pequeños recursos necesarios para poder reconocer en debida forma un muy interesante terreno. Pero para poder hacer esto. Señor se sirva aceptar la seguridad con que soi Su S. Suplícole a Ud. “San Luis. Simón Iriondo. Dn. E. Ministro Dn. influir ante el espresado Señor para que se digne dar un favorable despacho a mi pedido. en el de Buenos Aires: “La Plata Monatsschrift” y otros. y si bien no requerirán una suma grande.S.. Ministro del Interior en interés de mis estudios geognósticos mineros. y desearía proseguir estos rastros.

pero al poco tiempo suspende definitivamente la recolección de datos al cambiar su modo de vida y comenzar a viajar más por la Provincia. la maestra Josefina Saá. mi distinguida consideración. Lindor L. arrastrando con su entusiasmo a dos compañeros de trabajo a los afanes del registro diario. Sans y Guasch. A estos datos sumó los suyos propios y trazó diagramas de presión atmosférica y temperatura a lo largo del año. en Tucumán un tal Rab. E. alterada para las localidades costeras. los señores Rodemburg y Schlamelcher. E. E. Su primera serie de mediciones en la ciudad de San Luis se realizaban en el Colegio Nacional. que este Gobierno dispondrá lo conveniente para que el importante trabajo que se propone el Señor Lallemant sea coronado del mejor resultado posible. sino también porque su padre. me es grato reiterar a V. Con este motivo. En 1874 comenzó a realizar un conjunto de medidas climáticas en la ciudad de San Luis que se prolongarían hasta 1877. Caronti. Su otra serie de mediciones la realizó en el desolado Paramillo de Uspallata (Mendoza) entre 1886 y 1889. Simón. Robert Christian fue amigo de Humboldt y coautor de una bibliografía del mismo en tres volúmenes. me es grato manifestarle a V. pero como resultado de la falta de entendimiento con el Rector. en Corrientes el Sr. La imagen de Humboldt no sólo estuvo presente para Avé-Lallemant por ser un compatriota de fama mundial. en 1876 intentó una sistematización de los datos recopilados por diversos estudiosos en varias ciudades del país. quizás más libre de tiempo en el árido ámbito cordillerano y seguramente comprendiendo el privilegio de ser testigo de un ambiente tan particular. Además de sus tempranos registros. Avé-Lallemant también publicaba sobre las técnicas que empleaba y sus artículos sobre mediciones de radiación . Humboldt y el belga Quetelet se dedicaron a planificar registros climáticos a escala mundial. organizó y realizó otros programas de mediciones. abandona la institución. en Pilciao (Catamarca) el Dr. Nuevamente vemos la sombra de Humboldt sobre nuestro personaje: aquél había comprendido a mediados del siglo pasado la importancia de la sistematización e internacionalización de las observaciones meteorológicas. publicándose en 1877 y 1882. llevando el conjunto de aparatos meteorológicos a su casa. encontrando una relación inversa entre ambas. Schickendantz. Dios guarde a V. en Buenos Aires el Dr.En contestación. el Dr. en Salta los Sres. Quiroga Jacinto Videla» METEOROLOGIA La preocupación de Avé-Lallemant por un relevamiento sistemático del país y sus recursos se evidencian dramáticamente en sus afanes por el registro de parámetros meteorológicos. donde lo ayudará su sobrina. en Córdoba el Observatorio Nacional Argentino. Eguía y en Bahía Blanca el Sr.

Mientras Av é-Lallemant desplegaba toda esta parafernalia. (Bibl. N 36º 47’). (Bibl. y según he podido averiguar la quinta en altura en todo el mundo”. de unos 9 cm de diámetro y estructura en capas concéntricas. sólo que sobre calles ortogonales. “…Nuestra estación de la administración de la sociedad a 2. por ejemplo. la más baja de -13º 4 el 9 de julio de 1886.184 m y 2. el Prof.21 y 25) (Nota1) Con interesantes consideraciones termodinámicas. Gould nos cuenta sobre las peripecias de las medidas en San Luis: “Habiéndose retirado de su puesto en el Colegio.47) La mudanza del puesto de observación desde el punto de vista meteorológico no fue trascendente. pues de 38º. tuvimos un máximo . Cuando Arago y Humboldt publicaron las mediciones de O.700 m las condiciones del clima son de gran peso”. ya que tanto al Colegio Nacional como la vivienda de Av é-Lallemant estaban frente a la plaza. fases lunares y otros fenómenos eventuales. (Bibl. donde documentaba la presencia de tormentas. el señor Lallemant no pudo ejercer la protección necesaria a los instrumentos: y después de varios accidentes y peligros se vio forzado a trasladarlos a su casa particular. hicieron una comparación de climas a ambos lados del Ecuador para latitudes similares. incluía una columna de Observaciones. y comprendió la importancia de evaluar la cesión de calor que se produce por la noche. lo que sucedió el 4 de marzo de 1876”.18) Yendo a otros aportes. es absorbida por la atmósfera. concluye que el 78% de la radiación solar que llega por unidad de superficie. trazando un paralelismo entre el clima de Buenos Aires (Lat. no menos interesante en su detallada descripción de una inusual piedra de granizo que cayera en San Luis. La peor particularidad del clima consiste en los cambios rápidos de temperatura.812 m de altura es la más alta estación meteorológica de que tenemos conocimiento sobre el faldeo oriental de la cordillera. quien introduce la comparación con el clima de Argel.solar e higrometría son esfuerzos por caracterizar algunos parámetros. Este mismo criterio será empleado por Av é-Lallemant. (prólogo a Bibl. S 34º 36’) y el de Túnez (Lat. En cuanto a sus mediciones. por las señoritas Josefina Saá y Adriana Menéndez”.13) Respecto a su estadía de cuatro años en el Paramillo ha dejado un interesante relato: “Dada la situación de las bocaminas. F. desde cuya fecha se hicieron bajo su dirección y con buen éxito. el descenso barométrico y el aumento de presión de vapor. “…La más alta temperatura de 25º 6 fue observada el 22 de diciembre de 1888. una variación extrema. Registró durante “el veranito de San Juan” el aumento de temperatura. “…No pudo practicar aún las observaciones personalmente desde el mes de mayo de 1876. cuando la tierra irradia hacia la atmósfera. el 13 de setiembre de 1886. Rossetti en Buenos Aires realizaba y publicaba para esa época en los Anales de Sociedad Científica Argentina unas tablas de medidas meteorológicas bastante más elementales. Mossotti realizadas en Buenos Aires a principios del siglo pasado. en alturas entre 3.

2 pm y 9 pm). el sud y sudeste sobre todo.. y sólo atinó a citarlo a partir de su Memoria Descriptiva por un tema de estadística de mortalidad en San Luis. que tira al jinete al suelo”. Consiste en una falta de respiración. “…El viento más fuerte es el del noroeste. Gache escribió su extenso tratado sobre climatología de nuestro país. “…El clima es pues en extremo seco. “El viento de la cordillera. en el reparo. a lo cual se adicionaba mensualmente la máxima y la mínima. Notas: 1) En San Luis trabajaba de acuerdo al siguiente esquema: tres medidas diarias de temperatura y presi ón (7 am.56) Para finalizar con este capítulo. y el 20 del mismo mes un mínimo de -10º 4. que sobre todo. al fin de los cuales principié a esgarrar sangre y tuve que abandonar el puesto. veamos una vez más en qué aislamiento se trabajaba en el país. Pero hemos llegados frente a frente a este arduo problema. “Y lo mismo en las quebradas. es preciso asegurar muy bien los techos de edificios. que aquélla que haría el Estado con el fin de propósito de selvicultura”. “…La más baja presión atmosférica. y después de alguna duración del mal. . hay que abordar. Horribles son los vientos del este (el paramillero. fuerte asma. de que tienen que cuidarse los recién llegados a esta altura. Muchas veces no pueden las tropas cruzar por la Cruz de Paramillo a causa del viento. por su terrible vehemencia. como es sabido. (Bibl. “…Por mi parte. “Nuestros bosques se destruyen diariamente en interés del capital individual sin que se tiene en vista que con el monte desaparece el regulador único de los fenómenos meteorológicos ya por demás escaso”. digamos que fue un atento vigía de nuestros bosques. resistí cuatro años. en interés de regularizar las tremendas oscilaciones udométricas y suavizar el clima. y sucede a veces que las observaciones psicrométricas demuestran que la atmósfera está sin humedad apreciable”. desconocía las vastas mediciones y artículos de Avé-Lallemant sobre meteorología. y que estudiar para principiar algo”. da lugar a la enfermedad llamada la puna o sorroche. vómito de sangre”. contra la furia del huracán que levanta piedritas que lleva como balas en un fuego graneado de infantería”. corrigiendo las lecturas barométricas por temperatura a cero grados centígrados y presentándose el promedio diario de las tres.de 19º 8.61) Abandonando estos temibles recuerdos de Avé-Lallemant. pero creo que fue más bien consecuencia de los disgustos continuos. comprendiendo los peligros de la deforestación y su acción sobre el clima. que es muy peligroso. etc. lo llaman los mineros) que como puntadas de agujas penetra por entre toda la ropa o cualquier abrigo”. dolores de cabeza y descomposición de estómago. S. ya que cuando el Dr. que del clima solamente”. En su Memoria Descriptiva llama la atención sobre estos riesgos: “La selvicultura es por supuesto desconocida en esta pobre provincia. (Bibl. y es ésta una de las causas principales porque los obreros no quedan allí mucho tiempo”. “Ninguna expropiación puede ser más justificada. son sumamente secos”. “…El clima tan riguroso hace muy desagradable la estadía en aquellas alturas.

Midiendo el tiempo de oscilación del sistema. Y con el péndulo vertical. estima que con una masa de 100 gr. Avé-Lallemant comprendió la escasa utilidad de dicha escala para obtener medidas absolutas y la recalibró en “calorías”. mencionadas en el capítulo meteorología. En el primer caso. Por eso Av é-Lallemant consideró la alternativa de usar el valor local de la aceleración de la gravedad.1 m. sino los de un entusiasta aficionado. También realizaba tres medidas psicrométricas. un resorte de cuerda de piano Nº 6 y un micrómetro de centésimos de milímetro podría apreciar diferencias del valor de la aceleración de la gravedad equivalentes a saltos de 33. por su dependencia de otros factores. Tres medidas de dirección y fuerza del viento. de la fábrica inglesa Negretti & Zambra.19) nos remite a una modificación del péndulo vertical. El artículo. Entre otras colaboraciones en la geofísica pueden resaltarse sus mediciones de la radiación solar. bien fundamentado. hay contradicciones en el uso de algunas letras (h ó d: r como radio de la espiral ó . Di cho termómetro consiste en una termopila al vacío. y pueden dividirse en dos áreas: la geofísica y la física eléctrica. evaluando la elongación del resorte. una medida diaria de la irradiación solar. inspirado en la balanza de Jolly. es decir.Usándolo como balanza. en “grados de irradiación solar”. para lo cual contaba con un Vacuum Solar Thermometer.De las tres temperaturas. tres medidas de velocidad del viento. pero además hizo un trabajo novedoso y complicado para la determinación de la aceleración de la gravedad. Este estudio tiene elaboraciones teóricas valiosas. y diariamente realizaba una medida de temperatura máxima y otra de mínima. corregida por la absorción de la radiación solar en las paredes de vidrio de la ampolla que aloja a la termopila. presentaba el promedio diario. pr éstamo del Dr. Tres lecturas diarias de precipitaci ón pluvial y desde el 31 de enero de 1874. Su preocupación era referir en forma absoluta las alturas geográficas y para ello el uso de la referencia del nivel del mar no era aceptable para medidas precisas. corrigiendo por variaciones de temperatura y por densidades (de la masa oscilatoria y del aire) espera superar la precisión del método anterior. . tres de humedad relativa con sus promedios y mensualmente la máxima y la mínima. forma y direcci ón de las nubes. tiene cierta desprolijidad. como péndulo vertical. FISICA En esta disciplina los aportes de Avé-Lallemant no son los de un profesional. Considera dos formas de medición: . Gould. midiéndola en cada sitio en que desease realizar una determinación de altura. tres estimaciones de nubosidad. con el fin de usarla para medir las alturas de cerros. pero el conjunto en sí del aparato y las mediciones adolecían de graves defectos. Un galvanómetro registra la débil corriente que genera la termopila y la presenta en una escala graduada. En la primera parte de su trabajo (Bibl. tres de presión de vapor.

que se suponía constante.0001 cm/seg2.138 metros más bajo. 1 mGal es= 0. Ahora bien. quedando las variaciones de la separación del disco que se miden en el micrómetro como proporcionales a los valores de g. S 33º 18’ 31’’. Afirma Av é-Lallemant que “La ciudad de San Luis. El elipsoide normal terrestre es una curva hipotética. la falta de dibujo. por medio de un principio de medida claro y sencillo.44) . la precisión que pretende Avé-Lallemant del orden de una diezmilésima de milímetro (en la eventualidad de poder medirla con el tornillo micrométrico) exige constancias en las propiedades y cantidad de agua. nuestro autor halla que comparando su valor de g obtenido en San Luis con el valor de referencia de París. o más cerca del elipsoide normal terrestre que París”. pueda extrapolar que nuestro territorio se aparta en esa medida del modelo teórico. el radio del disco (todos estos parámetros deben permanecer constantes para poder validar la aplicación de la fórmula). pero con un método muy complicado y expuesto a errores. nadie parecía interesado o capacitado para participar en una polémica con Avé-Lallemant y los artículos quedaron olvidados. En la fórmula entran la masa del agua.como radio terrestre) y lo más chocante. Lat.76714 cm/seg2 para la ciudad de San Luis.001 cm/seg2 por lo que la décima de mGal es 0. referido en el texto pero que la Dirección aclarara no haber recibido nunca. de donde surge que el límite de una lectura está en la cuarta cifra después de la coma. A este trabajo le sigue otro (Bibl. es decir que la determinación que realiza Avé-Lallemant con cinco cifras después de la coma parece exagerada. Una autoridad en el tema comentaba: “Solo negli anni fra 1880 e 1890 la tecnica delle misure di gravitá si é peró diffusa con indirizzi moderni. más allá de la cual no se puede garantizar la precisión. Son evidentemente mediciones pioneras. Lamentablemente. se halla 1. y él mismo siguió midiendo alturas con barómetro. obtenido el valor de g= 9. enunciado en 1841.20) donde presenta un dispositivo de su invención para obtener el valor de g. Sorprende la falta de autocrítica. en forma secundaria. teórica que describiría la forma ideal del planeta y que para aquella época se usaría todavía el elipsoide de Bessel. momento en el cual se han igualado la tensión superficial con el peso de la columna de agua y podrá calcular el valor a partir de los razonamientos de Gay Lussac. El disco se va apartando del agua con un tornillo micrométrico para determinar el momento en que se separa la columna de agua del disco. según esto. su densidad. ma precisioni solo dell’ordine di qualche decina di mGal”. la aceleración de la gravedad. O sea. o aun que se contaminase con sales o productos orgánicos. ya que podría haber comparado sus valores con otro método reconocido de evaluación de g: así. que modificarían el valor de su tensión superficial. Llegó a considerar las experiencias de Gay Lussac y Taylor sobre tensión superficial para derivar de su medida. el valor de g. de cantidad conocida. (Bibl. Consiste en poner en contacto un disco con una superficie de agua. por lo que sería inadmisible que se evaporase o derramase el agua.

mejor que el alcance de un psicrómetro. Zollner y Clausius. pero el razonamiento que se aplica está totalmente desdibujado por una serie de imprecisiones en los símbolos que usa y en la sintaxis de sus frases. sus investigaciones e inventos son una respuesta a un problema inmediato que enfrenta. Av é-Lallemant tiene una simpática característica intelectual. el instrumento indica muy exageradas diferencias de temperaturas. por la que Avé-Lallemant mostró siempre una especial expectativa como disciplina revolucionaria. basado en la velocidad del sonido en dependencia del porcentaje de humedad. por lo que es lamentable que el trabajo no haya despertado ningún interés. puede llegar a medir presiones de vapor con precisión de 0. Con la ley de Ohm y realizando una corrección por temperatura.35) Allí pasa revista a las teorías en boga referentes a la conductibilidad eléctrica y las leyes que gobiernan la interacción de cargas eléctricas con la materia. El tubo de Kundt. y el cálculo una presión de vapor muy baja”. decide recurrir a un principio del todo diferente: el método consiste en medir la velocidad del sonido. en un tiempo en que el viento corra con pocos kilómetros de velocidad. la evaporación se hace demasiado ligera. Siemens y Hausemann. cesa de prestarnos servicios. Deseoso de escapar al carácter empírico de ambos criterios y probablemente estimulado por sus especulaciones sobre el volumen molecular y las propiedades macroscópicas. con lo cual demuestra estar muy al tanto con el movimiento internacional. A continuación comentaremos brevemente un manuscrito inédito: “Contribución al estudio de la dureza de los minerales”. Marshall.En el terreno de la física eléctrica. que será función de la humedad reinante en el aire que lo transmita. llegando a un buen término. En este artículo el desarrollo matemático y el razonamiento físico se acompañan. intentó establecer una relación con algún parámetro propio de cada especie química. 252) Por lo tanto. publicó un estudio donde intentaba correlacionar la resistividad eléctrica de los metales con algún parámetro de cada especie química. obtenido de dividir el peso molecular (que en los metales. Donde realiza un ingenioso trabajo de física experimental es en sus Aforismos sobre Higrometría (Bibl. Mac Gregor. Thompson y Tait. introduciendo con una artimaña ya vieja en él - . Sus principales referencias son Benoit.25) al inventar un nuevo higrómetro. “…Me he convencido de que el psicrómetro.009 mm de mercurio. (Bibl. Helmholz. Inicia su razonamiento con un análisis de las fuerzas a que se somete a un mineral con el esclerómetro. La idea no es mala. en este caso el volumen molecular. Pudiendo apreciar la distancia entre nodos con una precisión de 0. es un dispositivo de la física acústica usado para evidenciar los nodos y vientres de una columna de aire vibrando. Ampere.05 mm y con un tubo de 1 metro. Bornstein. por ser monoatómicos es el peso atómico) por la densidad. (pág. cree hallar una dependencia lineal entre la resistividad eléctrica (propiedad de cada metal) y su volumen molecular. surgido sin duda de la comprensible insatisfacción que le produce a todo minerálogo el empleo de la escala de Mohs o el esclerómetro.

así como ortográficos y de redacción. Esta carta llena de dudas pero sin mayores argumentos. J. Así llega a una fórmula donde además de intervenir el coeficiente de dilatación cúbica. El manuscrito no ha sido controlado por alguien que dominase el idioma y menos por alguien con capacidad para revisar los c álculos. (Bibl. que radicaba en la moderna concepción de intentar referir las propiedades externas o macrosc ópicas a características de cada especie química. al igual que lo hiciera para la conductibilidad eléctrica. De haberse publicado este trabajo. expresando su opinión: “…Creo que dicho trabajo tendrá poco interés para la mayor parte de los lectores de los Anales”. pues dice: “El volumen molecular es el coeficiente del peso molecular por el peso espec ífico”. introduce al lector en las obras básicas de la disciplina y como buen materialista dialéctico no escapa a su análisis que el gran desarrollo de la materia en cuestión surgió de las necesidades técnicas y económicas relacionadas en el tendido de cables submarinos para telegrafía. Kyle.los parámetros que le interesa correlacionar. el volumen molecular y la densidad. al Presidente de la Sociedad. Finalizaremos este capítulo comentando su artículo de revisión de la electrometría de la época. Cuando en lugar de “coeficiente” debía decir “cociente” con lo cual la frase adquiere el sentido correcto. podría haber estimulado a alguna mente inquieta. Siempre haciendo gala de un conocimiento sorprendente de la bibliografía del momento. También tengo motivos para dudar en la exactitud de algunos de los cálculos. Sorprende y confirma su ciega devoción a la electricidad. unidades y patrones de medida en uso por aquel entonces. está también la nota del revisor del artículo.42). pero la poca práctica que tengo en estos no me autoriza para pronunciar una opinión definitiva sobre la materia. Sería prudente consultar la opinión de algún socio versado en cuestiones análogas sobre el particular”. En el archivo de la Sociedad Científica Argentina. . 5) es por cierto completamente distinta de la admitida generalmente. la frase con que cierra el trabajo: “La enorme energía del rayo será puesta a disposición del hombre por medio de los caracteres especiales de los semiconductores ”. también entra el valor de la aceleración de la gravedad y otra vez nos encontramos con un razonamiento confuso y muchos errores de símbolos y cálculos. Dr. “Prescindiendo de los errores en la ortografía e idiomáticos que se observan en el trabajo. De todas maneras. La definición que encuentra errónea Kyle es sólo defecto de redacción de Avé-Lallemant. no parece correcta la definición dada por el autor al peso molecular de un compuesto (verso pág. el artículo en su parte de c álculo pierde casi toda su fuerza. El artículo es un buen resumen de las leyes básicas. bastó para frenar el artículo.la corrección por temperatura.

Bahía. un tubo de descargas lleno de un gas a baja presión (dispositivo de la física eléctrica de fin de siglo muy en boga) y una placa fotográfica (técnica bien consolidada mundialmente para la fecha). la placa. Dr. dejemos constancia que estamos por hacer una suposición. el periodista aclaraba que también en Buenos Aires estaban experimentando los Sres. En marzo de 1896. Levi. acompañado de un diagrama explicativo: “Experimentos con los rayos X de Röntgen” Allí se relataban las experiencias hechas en la noche del 12 de marzo en la Universidad de Buenos Aires por los profesores Aguirre. o J. Antonio Bermejo. El diagrama que acompaña al artículo muestra con detalle la configuración del tubo. la revista “La Agricultura” publicó el reporte más detallado sobre los primeros experimentos que se realizaron en nuestro país sobre generación de rayos X. 99) aparec ía el siguiente artículo de casi una página. el cual instantáneamente halla su camino a través de la prensa mundial. Nuestra búsqueda sobre la obra de Avé-Lallemant nos llevó a esa zona de la historia donde se deslindan prioridades. o Jaime Costa. experimentadores y entusiastas se lanzan a reproducir los rayos X. considerándolo la dirección de la revista como “distinguido hombre de ciencia”. Dicho informe es anónimo. antropómetro de Las Mercedes. por lo que sabios. Los elementos necesarios ya existían en los gabinetes de física desde hacía algunas décadas: una fuente de alta tensión (habitualmente una bobina de Rumkhorff). en “La Agricultura” (Bibl. Woolfe. el objeto a radiografiar y unas pantallas. fotógrafo del Departamento Nacional de Higiene. que desde hacía un mes venía ensayando la técnica. Finalizando el artículo. habían tenido lugar experimentos preliminares que habían permitido radiografiar un pejerrey. Martín F. radiografía que le fue regalada al Sr. En la segunda semana de marzo de 1896. o Tomás Varzi. Bright y Witcomb. Antes de dicha reunión. El pionero de estos trabajos era Widmer. para trabajar en el equipo de redactores de dicho semanario. y E. Olarán (en Montevideo). Av é-Lallemant había llegado en enero de 1896 a Buenos Aires. En nuestro país los historiadores locales de la medicina o de la fotografía han puntualizado alternativamente que “el primero” en realizar radiografías en el Río de la Plata fue Andrés Llobet. Ministro de Instrucción Pública.RAYOS X Se preguntará el lector si acaso también experimentó Avé-Lallemant con los rayos X: nos apresuramos a aclarar que no. (Nota 1) Retrocedamos hasta Röntgen: en enero de 1896 se da a publicidad su descubrimiento. es más. . que esperaban que permitiesen un enfoque eléctrico de los rayos. duplicando el hallazgo de Röntgen de diciembre de 1895. o Miguel Ferreira. Widmer.

ocupa el Sr. El diario «La Nación» publicaría una serie de escuetas noticias a partir del 13 de marzo. pero pronto vieron . el de Rector del Colegio Nacional. alguno de los cuales han visto la luz pública. El principal aporte a la arqueología realizado por Avé-Lallemant fue la temprana descripción detallada de la cueva de Intihuasi (San Luis) (Bibl. vamos descubriendo con asombro y decepción que ni los Anales de La Sociedad Científica Argentina (de la que eran socios los ingenieros Aguirre y Bahía) ni los Anales del Círculo Médico Argentino. Germán A. ni la Revista Técnica de Chanourdie. El distinguido hombre de ciencia ha residido largos años en aquella provincia donde ha desempeñado. y además criticando a aquél. que no sólo deberían haber divulgado el descubrimiento de Röntgen sino los experimentos locales de estos investigadores. como temprano reivindicador de AvéLallemant. Outes. El lector juzgará si es atrevida nuestra hipótesis atribuyendo a AvéLallemant la autoría a esta nota. ARQUEOLOGIA Y FOLKLORE En 1926. rayos y ondulaciones”. en su artículo sobre los precursores de la arqueología en San Luis . en fin.Witcomb ya era un fotógrafo de renombre y puede que la Donación Witcomb al Archivo Gráfico de la Nación depare alguna sorpresa sobre estos pioneros. a quien nuestros lectores conocen por sus notables trabajos. y más tarde. ha llegado a Buenos Aires procedente de San Luis. se dedicaba a divulgar conceptos de la física eléctrica. ha hecho observaciones interesantes y muy completas sobre la flora de San Luis. además de haber realizado otro género de trabajos científicos de verdadero mérito. En el número siguiente de “La Agricultura”. destacaba la participación de Av é-Lallemant. ninguno de los órganos especializados se hacía eco de estos acontecimientos transcendentales. entre otros puestos. Dotado de profundos conocimientos en los diversos ramos del saber humano.tendrá el Sr. ni el Boletín de la Unión Industrial. reproduciría casi textualmente las opiniones de Outes pero sin citarlo. Notas: 1) “La Agricultura” en su número de enero de 1896. el 27 de marzo se anunciaban los experimentos de J. Olarán en Montevideo. Dedicado por completo al estudio. Félix F. recibe a Avé-Lallemant del siguiente modo: “Llamado por la dirección de ‘ La Agricultura’ e incorporado definitivamente a su redacción. de calle Perú. Lallemant un teatro más amplio donde desarrollar sus facultades y donde podrán ser apreciadas debidamente sus relevantes condiciones de escritor científico.14). el ingeniero Sr. ‘La Agricultura’ se complace en darle la bienvenida”. Hoy -en nuestra gran capital. y es sin disputa una de las ilustraciones más avanzadas del país. seguramente excitado por el nuevo uso de la electricidad en la generación de los rayos X. Av é-Lallemant firmaba su artículo “Un poco de física. Lallemant. a lo cual siguió un intento de excavación de él y Burmeister. precisando que el lugar había sido la Facultad de Ciencias. el distinguido antropólogo Dr. Revisando las publicaciones de la época. Lallemant un sitio prominente en nuestro medio científico. Milcíades Vignat.

quien decía: “Con algún trabajo he estudiado y descifrado los antiguos documentos. no los incluye “para no extendernos demasiado en ésta…” Nosotros no hemos tenido éxito aún en el intento de hallar dicho archivo. “…Dediquemos unos renglones a los hombres. del ambiente de la estancia puntana (Bibl. que. posiblemente. marrón y veteada de negro del piquili ofrece el material deseado por el tornero.46) Vignati observa: “Avé-Lallemant había escrito un artículo especial sobre el tema (enclavamientos indígenas en San Luis). según entiendo. suben las mujeres a los caballos y . Otras valiosas contribuciones ya en el área antropológica y folklórica. Lo que antes estaba vivo lo mataron los indios con sus malones o lo apresaron y lo llevaron a sus tolderías del sur. no ha sucedido.que la empresa era superior a sus recursos financieros. cosa. las pulperías (Bibl.56). el empleo de hierbas tanto tintóreas como medicinales (Bibl.192 y 46). entre otros asuntos. Sería interesante proceder a su búsqueda en los archivos de esta sociedad. En el Río Quinto vive en los fortines la guarnición. “…La madera dura. (Se refiere al Instituto Geográfico Argentino). Señalemos que la vaina del algarrobo de los puntanos (habitante de la provincia de San Luis) da la harina para el patay.192). También nosotros. que también puede hacerse con ella un aguardiente y también vinagre”. lo habrá intentado? Concluyendo este capítulo.97). Vignati. descubrió el carácter inédito de un trabajo de nuestro autor. Su fruto da una aguardiente (chicha) que es muy apreciado por los indios. son sus descripciones de costumbres campestres (Bibl. como una v íbora se pliega sobre la es palda del veloz corcel. por la enorme masa de escombros a remover. pasa la línea de la frontera y con la yeguada robada retorna otra vez en el crepúsculo”. independientemente. el accionar de gauchos malos (Bibl. títulos y libros de Cabildo del Archivo de San Luis. y otros no menos importantes aun. el manuscrito lo dediqué para su publicación al Instituto Argentino”.5) “Pero si el amante de la Naturaleza quiere aprender a conocer la Pampa tal como salió de la Creación. transcribiremos algunos comentarios del artículo inédito en castellano Aus der Pampa (En la Pampa) (Bibl. (Bibl. allí donde los indios aún hoy juegan su juego mortal y con la rapidez de una flecha vienen volando a trav és del claro de luna desde el sur. títulos y libros del Cabildo -todo ello casi totalmente perdido en la actualidad. dedicado a toponimias quichua y ranquelina. A modo de ensayo fabriqué un vinagre blanco extraordinario. Los indios juegan un molesto rol en la seguridad diaria argentina.56).que parece remitiera al Instituto Geográfico Argentino para su publicación. 50 años antes que nosotros. En ese mismo trabajo Av é-Lallemant agrega que otro escrito. debe tomar hacia el oeste. Salvo ella no se ve ninguna casa. al leer este artículo de AvéLallemant comprendimos la importancia de hallar el archivo del Instituto y dichos documentos. llevando tras de sí la larga y afilada lanza tacuara. irreemplazables”. ¿Vignati. hacia los distritos sureños de las provincias de San Luis y Córdoba. un pan. antes que nosotros. utilizando documentos. saqueando y matando. pues su hallazgo proporcionaría datos. Atacan con sus tacuaras a los winca (cristianos).

enseguida se alejó del rectorado. El indio es cobarde y artero. testigo de injusticias como la falta de 8 meses de paga a las maestras normales de San Luis. al crearse la escuela nocturna para adultos. por lo que fue un activo defensor de la instrucción. en agosto de 1872. En esa época. manteniéndose como profesor de Física y Trigonometría hasta marzo de 1876. Asalta mujeres indefensas. fue un ardiente defensor de los derechos del pueblo a ser educado. Las expediciones de estudios de ferrocarriles que atraviesan territorio indio portando armas nunca han sido atacadas ”.huyen hacia el sur para entregar las muchachas y los animales a los caciques. con el nombramiento de 1872 como Rector Interino. pero es previsible que su carácter irascible se pusiera a menudo de manifiesto. especialmente la orientación hacia las ciencias aplicadas y las técnicas. También colaboró permanentemente para el mejoramiento de la situación educativa de la Provincia. niños y ancianos. falso y pérfido. . esposo de otra educadora. y de deficiencias institucionales. así como realizó donaciones para la construcción de una Escuela Normal en la ciudad de San Luis. por sus rasgos de personalidad y por la importancia que atribuía a la enseñanza. pero no atacan a los hombres que suponen armados. sólo producirá seguridad el plomo y la pólvora”. Lamentamos no conocer relatos de algún ex alumno. (Nota1) Es de suponer que fue un dedicado docente. Docente. él mismo víctima en sus intentos por profundizar y mejorar el nivel educativo. EDUCACION Este tema fue desde muy temprano del mayor interés para AvéLallemant. Era un convencido del papel que le toca a la educación en la participación productiva del individuo y del inseparable reflejo en su desempeño cívico. y también en el Río Quinto la colonia alemana se expandirá y progresará. Av é-Lallemant en su carácter de Rector Interino escribía al Ministro de Gobierno don Pablo Pruneda: “Me hago el deber de reiterar lo que tengo prometido y es que no esquivaré mi cooperación en cuanto me fuese posible. que pasaría a funcionar en los claustros del Colegio Nacional. “¿…Ofrecerle la mano al indio y cerrar contratos con ellos? La historia de las colonias españolas tiene casi 400 años y dice claramente que no hay que hacerse ilusiones y sueños. pero algo se trasluce del relato de Ada Pastore. al objeto de que en ese nuevo plantel corresponda a las elevadas miras del Excelentísimo Gobierno de la Provincia y satisfaga una necesidad bien sentida en este pueblo”. Su desempeño docente comenzó a poco de llegado a San Luis. por diversas razones que convergieron. ya que en su conferencia parecen participar ex alumnos de don Germán.

la virtud? ¿Podrá un pueblo oscuro hacer uso legítimo y necesario de sus libertades cuando no posee el arte sencillo y sublime de la lectura para darse cuenta de los derechos. exclamó: de la luz”. y sus resultados compensarían moral y materialmente los gastos y sacrificios dedicados mil veces.. manteniendo un resentimiento al tipo de instrucción que impartían los Colegios Nacionales”. Dr.v. y de las instituciones científicas existentes en la República. se vuelven transparentes.g. Inspector Nacional de Escuelas. Y si nuestras masas se mantienen en la ignorancia ¿qué acierto tendrán en el derecho electoral. amigo… los metales son buenos … buenos… buenos… conductores…” “Al: Sí señor. “Tuvo problemas con el Rector y Presbítero Norberto Laciar. Ese año de 1872 debe haber sido especialmente activo para AvéLallemant. Son buenos conductores”. “Pr: Fíjese. y al ser nombrado director de dicha escuela nocturna escribió al Ministro Pruneda: “(Acepto) gustoso porque nada más digno de gozo para un amigo e hijo del pueblo que concurrir con sus pocos talentos a la difusión de la luz en el mundo intelectual de la soberanía popular”. Laminándoles en hojas muy delgadas. que había entendido mal lo que los compañeros le soplaban de atrás. Lucero llegó a ser intérprete de sus ideas. “Pr: Sí. Allí hemos oído el diálogo siguiente: “Pr: Dígame señor examinante. de…? “El alumno.: Colegios Nacionales”.32) trae el tema de forma inesperada: “Esta triangulación general del país no dudo hallaría el apoyo y aplauso de todos los departamentos topográficos existentes en las diferentes provincias. ya que don Ulises R. “…Muchas v eces se puede comprometer la más santa causa por falta de conocimientos. con lo cual abandonó definitivamente la docencia. Bien. esa carta magna de la emancipación política de nuestra Madre Patria argentina?”. que es la arena del combate pacífico del mérito. pero desgraciadamente no hemos hallado el correspondiente informe. ¿Cómo se distinguen los metales de los metaloides?” “Al: Largo silencio”. Paul Groussac. Todav ía en 1897 seguiría protestando contra el nivel de la enseñanza.. franquicias y garantías que le acuerda la Constitución. En “El Economista” (Bibl. lo que no equivale a muchas instituciones que entre nosotros sostiene la Nación con enormes sacrificios pecuniarios y cuyos resultados se reducen a bombo. de súbito.. “Hace poco estuvimos presentes en los exámenes de un colegio nacional del interior”.Av é-Lallemant no siempre estuvo solo en sus prédigas. que podría arrojar algo más de luz sobre nuestro olvidado y huidizo personaje. la idoneidad. Está bien!” . “Pr: Buenos conductores … de… de qué?. también era visitado por el Sr. trayendo a colación el asunto en medio de una crítica a las erráticas medidas contra las plagas de langosta: “De allí nace la completa farsa de lo que se llama entre nosotros la instrucción de las ciencias naturales ”.

cuyo estudio además ofrece poco aliciente económico entre nosotros”. al incorporarse al cuerpo de redactores de “La Agricultura” volverá permanentemente a los temas educativos. doctores. comerciantes. donde miles de jóvenes que habían recibido ins trucción superior buscaban emigrar porque sus países no les daban ocupación. En su artículo “El Proletariado Intelectual” (Bibl. Analizaba la repercusión de esa ley en Europa. advertía que el Departamento de Inmigraciones de los Estados Unidos había prohibido el ingreso a su territorio de “tenedores de libros. la minería y la prospección geológica. nada importa ni el talento ni el ingenio. es la instrucción que se da en las escuelas primarias.“Este profesor de química y física de un colegio nacional. resulta evidente que comprendió las necesidades educativas del país con mayor agudeza que sus contemporáneos. “En ninguna otra clase social la lucha por la existencia y por la posición social se lleva a cabo con más odio y ensañamiento que entre los miembros del proletariado intelectual”. “Y peor. “Ahora es diputado nacional y politiquero influyente en las filas del partido dominante”. que la instrucción que se da a la juventud en nuestros colegios es enteramente defectuosa”. naturalistas. “…Todo pues. (Bibl. y a otros ideólogos diplomados (incluidos clérigos) que no prueben poseer fondos para sostenerse o que no demuestren fuerzas físicas para trabajar en faenas agrícolas”. es doctor en medicina y fue ministro de gobierno”. que al contrario suelen ser fuertes estorbos cuando van acompañados de un carácter recto e independiente”. y para ese objeto hoy en día valen todos los medios. pero careciendo de los medios necesarios para hacer su carrera. No se despierta en el alumno el amor por las ciencias naturales y exactas ”. si cabe. “Muchos miles de inteligencias superiores. ingenieros. Al dejar la docencia.157). “Al contrario por los métodos mecánicos de enseñanza en vigencia. naufragan en la vida precisamente contra los escollos que los contubernios del monde savant les levantan en su camino y que ellos no saben eludir por su conciencia rígida y por la falta de flexibilidad y elasticidad de carácter”. siempre destacando la interacción entre el factor económico y el cultivo de una especialidad.173) Su composición de lugar es brillante. por 1894. maestros de escuela. una rama de la gran cuestión social. ejerció la agrimensura. Trazó un paralelismo con la Argentina y enunció: “…Se necesita intelecto junto al capital pero ya se ha producido un exceso y el artículo tiene bajísimo precio”. “…Resulta pues. Luego de su alejamiento definitivo de las actividades mineras y cartográficas. No podemos dejar de ver en ese intelectual europeo una prefiguración de Av é-Lallemant: ¿puede haber sido ésa la razón que lo trajo a nuestro país? De cualquier forma. “(Planteaba) la necesidad de que el gobierno dedique su atención a la cuestión del proletariado intelectual. depende para el aspirante a una carrera superior de ponerse en posesión de los instrumentos de trabajo mencionados. . el alumno adquiere verdadero odio y repugnancia a estas ciencias. y aquélla que no menos importancia reviste”.

en medicina. cuya iniciativa el heroworship atribuye a Sarmiento. en la memoria por el período 1894-5 proyectaba la creación de tres estaciones agrícolas para realizar estudios experimentales con inmediata aplicación a las industrias agropecuarias.67) Sin la ingenua ilusión en el crecimiento lineal del progreso conciente de las raíces económicas del avance tecnológico y su interacción con la ciencia.Es curioso el análisis económico que esboza de la labor educativa de Sarmiento. Lo que nos falta es una peonada inteligente y educada. Pero desgraciadamente este movimiento. se comenzó a introducir animales finos y valiosos al país. El ministro. promovió la preparación de la juventud en oficios enraizados en las necesidades del país. “El principal medio al alcance de la Nación argentina para salir del Estado actual de crisis y ruina. viendo la situación toda desde un contexto de producción. “Es la educación popular lo que falta en el país tanto en el interior como en el litoral”. que es la consecuencia natural de la plétora de estudiantes y doctores en leyes. “No es capital lo que nos falta para mejorar nuestros métodos de producción. “…Y lo que me llena de contento es que nosotros hemos pensado en remediar el mal antes que tome mayores proporciones. Dr. y en lugar de promover la enseñanza de la tecnología práctica y teórica de la clase trabajadora. se ha procedido a crear la educación común de que únicamente aprovechan las clases medias y altas. la productora inmediata. es la instalación de la educación popular. trabajadores instruidos que sepan hacer frente a todas las exigencias y a las funciones más diversas del trabajo moderno”. “…Pero también se observa otro fenómeno. en filosofía. fue mal conducido. “…Cuando a fines del sexto y a principios del s éptimo decenio del siglo. “En Europa hubo y hay la tendencia de que todos quieren pertenecer a los gremios que ejercen profesiones liberales ”. de farmacéuticos e ingenieros. se sintió la necesidad de disponer de trabajadores educados e inteligentes. Desde las páginas de “La Agricultura” venía pregonando por la creación de escuelas agrícolas. Emilio Frers. (Bibl. . Es sensible que la iniciativa no parta del pueblo. en que el trabajo manual productivo. Culto e Instrucción Pública”. pero siempre debe reconocerse que se ha hecho algo bueno con la inauguración de la Escuela Industrial decretada por el Ministerio de Justicia. exaltándose en apoyo de las ideas del Ministro de Obras Públicas de la Provincia de Buenos Aires. en ciencias.287) Concluimos as í nuestra rápida recorrida por la obra e ideales de AvéLallemant en los asuntos educativos. la educación de la clase proletaria rural. debe ir unido a la instrucción y a la gumnástica para todos los jóvenes de uno y otro sexo”. que en realidad son esencialmente desiguales ”. según las cuales cada padre debe hacer lo posible para que su hijo sea un hombre docto”. Entonces se inició un movimiento activo de fomento de la educación. (Bibl. nos referimos a la situación difícil en que queda la mayor parte de estos hombres instruidos cuando se ven en la necesidad de ganarse la vida”. cuyo sistema de educación se funda sobre la supuesta igualdad de cosas y seres. “…Entre nosotros se empieza a sentir también los efectos de estas teorías erróneas.

(Bibl. En sus tempranas comunicaciones al Departamento Nacional de Agricultura promete: “…Podré enviar a usted en breve una pequeña colección.2) Dentro de sus ideas de protección a la fauna. Pieris?). BOTANICA Y ZOOLOGIA Su único trabajo integral en estos temas es su relativamente citada pero poco conocida “Ligeros apuntes de la flora puntana”. y tardía. Es evidente que hay un crecido número de hormigas. Albarracín. las Memorias del Ministerio de Instrucci ón Pública y ocasionalmente. El día 28 de noviembre a las 10 am pasó otra en mayor cantidad de S a N (no había viento ninguno). y me asegura un amigo que a él le sucede lo mismo”. de la Academia de Ciencias de Córdoba. que este año no aparece “colibrí” aquí (ha sido siempre mi placer observar en la huerta este animal). Luego hay.56) En dicha Memoria vemos en gérmen su plan de clasificación sistemática de las especies botánicas autóctonas puntanas.Nota: 1) Todos sus nombramientos pueden seguirse en el Registro Nacional de la República Argentina. y puedo asegurar (porque soy aficionado a observar las actividades de estos animales) que yo jamás he visto estos insectos trabajar más que ahora. Curioso es que yo nunca antes he observado estas mariposas aquí”. “Sin alguna ley protectora a los bosques dentro de algunos decenios las tablas de Algarrobo habrán pasado a la categoría de las curiosidades arqueológicas”. pues no he visto uno solo este año.16) “La lluvia y el reino animal: La extraordinaria cantidad de lluvia parece que nos ha traído bastante variación en el reino animal. y unas hierbas medicinales. órgano de la Sociedad Entomológica Argentina dirigida por el zoólogo holandés H. es muy interesante su comentario al proyecto de protección a las aves del Dr. que han llamado mi atención por el uso que de ellas hacen las gentes de aquí…” (Bibl. son notas aparecidas en 1875 en el periódico zoológico. (Bibl.17) En su Memoria Descriptiva dedica varios párrafos a los temas de conservación de especies. Estas son las notas de que hablamos: “Paso de mariposas: hoy a las 12 del día 2 de diciembre observé una cantidad de mariposas blancas que en cuanto yo reconozco son de las Papilionidae (Gen. El resto de sus aportes son descripciones ocasionales u opiniones lúcidas pero sin formar parte de su tarea sistemática. en periódicos puntanos como “El Oasis”. ya que es de 1894. Weyenbergh. sobre todo la protección de bosques por su influencia en el clima. donde . (Bibl.

Nos refiere la bibliografía que usó. calandria. zorzal…”. Doering hizo la descripción de la pieza. Un simpático aporte a la malacología surgió de sus excursiones por las salinas de la laguna Bebedero (San Luis). “Vosotros claváis en la puerta de la granja los mochuelos y las lechuzas. sin embargo. lo que haceis con otros bienhechores que quieren prestaros los mismos servicios”.51) Pero en la Memoria Descriptiva relata que el molusco recibió el nombre de Chilina Lallemanti. edición completada por Franch. culebras. Adolfo Doering. Reprodujo frases de la Sociedad Protectora de Animales expuestas en la Exposición Universal de París de 1867 y presentó una proclama. de la Academia de Córdoba. “La inspección del estómago de los pájaros hecha por los sabios ha probado que nueve de cada diez él contiene gusanos. caracoles. (Bibl. insectos. Según Avé-Lallemant sería el primer fósil invertebrado hallado en la Provincia de San Luis. que efectivamente era una especie nueva. vuestros trigos del gorgojo. de la que transcribimos algunos párrafos: “¿No es cierto que haríais buena acogida al que viniera a deciros: Yo me encargo de librar vuestro granero de las lauchas y ratones. explicando que realizó el relevamiento paralelamente con sus actividades de agrimensor por el territorio puntano. que observados en conjunto constituyen de veras la primigenia Flora de esta provincia”. del Herbario de la Universidad Nacional de San Luis: “…Recién ahora. . puedo reunirme con la obra completa publicada por don Germán en ‘La Agricultura’. En el ámbito de los mamíferos fósiles existe descripto un Theodoson Lallemanti. gracias a su paciente investigación. matáis sin piedad la urraca. cuando los pagan con usura. orugas. y para mayor confusión.”. vuestros jardines de las hormigas…?” “…He ahí. Lorentz. aclaremos que aparecieron por entregas entre 1894 y 1895 en “La Agricultura”. Kurz y la Sinopsis de Leunis. etc. bautizándola: Aurícula Lallemantu Dorg. langostas. sólo agregamos la cita de una carta que nos remitiera un especialista radicado en San Luis. Por nuestro desconocimiento del tema.propone el uso de carteles para complementar una tarea a más largo plazo en las escuelas. a saber: Grisebach. pero desconocemos si está relacionado con nuestro personaje. Berg. dice: “…No sé si vive todavía en aquella laguna o si es fósil”. el Ing. donde le llamara la atención un molusco que no reconoció. En cuanto a los “Ligeros apuntes…”.209). saltonas. destruyendo un ejército de bichos perjudiciales?” (Bibl. Hasta hoy sólo han llegado a mis manos fragmentos de esos artículos. Se disculpa por lo elemental o precario que pueda resultar su aporte. “… ¿Por qué más bien no les permitís comer ocasionalmente algún fruto o unos cuantos granos de trigo o de maíz. Hieronymus. Luis Del Vitto. enviándoselo al Dr.

se ocupó principalmente de la industria minera. Estos son: “La Plata Monatsschrift” entre 1872 y 1876. formación del personal. “La Agricultura” de 1894 a 1898 y el periódico puntano “La Reforma”. de la situación postergada en que se halla hoy en día. cuyo cumplimiento dependerá de la jurisdicción fiscal. Otros asuntos analizados desde “El Economista” incluyen la fabricación de dinamita. cronológicamente. ¡Cuántas veces la incapacidad del laborero y la falta de conciencia en él no ha sido la ruina de una mina!”. y que. sobre todo para poder alcanzar el grado de laborero. en especial la aurífera. Habrá una mayor garantía para las mismas empresas mineras en esta medida.INDUSTRIAS Y ECONOMIA La participación de Avé-Lallemant en el impulso a las industrias y sus lúcidos análisis han sido correctamente valorados por Adolfo Dorfman. tanto en sus aspectos de explotación como legales. el relevamiento cartográfico del país como camino al c onocimiento del territorio y su eventual subdivisión. como en su artículo sobre la compra y venta de concentrados minerales: “…Los métodos de concentración mecánica. considerando todas sus facetas: transporte. además. el análisis geológico para la prospección petrolífera y el análisis químico para su evaluación como combustible. . (Bibl. Desde “La Plata Monatsschrift”. de organizar el gremio minero por parte del Estado. que es tirado al desmonte. “El Economista” entre 1877 y 1879. “…Que el Estado ofrezca a los mineros de las Provincias Andinas la facilidad de exportación por la continuación de la red de ferrocarriles. a una grandiosa altura”. El periódico que se inaugura desde “La Agricultura” es menos técnico.27) Evidentemente. en este proceso generalmente se pierde una grande cantidad de mineral bueno. tan poco usados en el país y menos conocidos. merecen ser introducidos con este fin en nuestros distritos mineros. sino que habrá. pero para nada exento de las precisiones a que nos tiene acostumbrado Av é-Lallemant. más divulgativo en general. etc. “…Es de grande interés. legislación y técnicas de avanzada. y veremos si esta parte de la industria argentina no se elevará. con cuya manipulación se concluye la preparación y concentración mecánica de los minerales. que las clases de los laboreros. su preocupación por la actividad minera ha sido muy amplia. Es verdad que el minero argentino suele limpiar su mineral por el payaqueo a mano. barreteros y arpías o aprendices no se compondrían tan sólo de miembros al gusto del especulador. trabajado en sencillos aparatos. de tal modo. Los principales aportes de nuestro hombre pueden agruparse por los cuatro medios en los que expuso sus ideas. aumentaría considerablemente la cantidad del producto”. eligiéndoles de la peonada disponible. en 1899 y 1900. En “El Economista” incursiona de lleno en asuntos industriales y económicos de la minería. que llenar ciertas condiciones referentes al mayor grado de conocimientos en oficio.

pero estaría muy contento si la Unión Industrial Argentina me persuadiera de lo contrario con registros estadísticos exactos y prolijos”. en que no hay nada que ocultar”. etc. Pero a fuerza de mayor trabajo y menores gastos por alimentos y medios de subsistencia. mayor de lo que daría a un capitalista”. usos del aire comprimido. El tiene. El se sostiene a fuerza de hambre y necesidades. (Bibl. su propio salario. El colono no saca una renta propiamente dicha sino gana un salario. que tiene mucho interés en que ni los consumidores por un lado. las sociedades de agricultores en los EE. censos y estadísticas. es decir. “…Creo asimismo que la tan ponderada industria nacional sostenida por la pequeña burguesía. la organización de quintas agronómicas. los impuestos internos. y un salario que con el desarrollo y las mejoras de la agricultura en general. “Resulta de ahí que el colono que compra una pequeña fracción de tierra para labrarla él mis mo. “El rendimiento bruto de su campo es menor que el que el capitalista saca del suyo. pues puedo decir y digo con grande satisfacción a este respecto: ¡Et in Arcadia ego!” “Pero conozco todas las innumerables dificultades y escollos que se presentan sobre el camino del pequeño industrial y pequeño capitalista. los capitales nacionales y extranjeros. y cuyo éxito depende sobre todo y ante todo de hacer creer siempre que su solvencia y sus perspectivas sean mucho mayores y mejores de lo que en realidad son. Es esto lo que sucede hoy en día en el norte de Santa Fe gracias al proteccionismo a la industria nacional”. Como carece de capital para aplicar las mejoras modernas que aumentan la productividad de su trabajo. que toda su existencia depende puramente de apariencias”. “Lejos de mí está la intención de querer ofender a la respetabilísima clase de la petite bourgeoisie. es decir. “El aumento de los costos de los medios de subsistencia ahoga al colono. cuyo miembro soy por nacimiento.. es decir. a tal punto. cuya carrera es incomparablemente más penosa y más peligrosa que la de los miembros de las otras clases sociales. disminuye continuamente. con el aumento de la productividad.76) O en el ámbito de la industria nos decía: “Nuestros estancieros y agricultores pueden presentar con toda franqueza ante el público sus cuentas. ni la clase obrera por el otro lado.116) .UU. y resulta. después de haber reducido su consumo a la ración de hambre. explotada su fuerza de trabajo por sí mismo hasta reventar. conozca y se den cuenta exacta del complicado mecanismo de sus movimientos ”. no existe sino gracias a apariencias.Los debates sobre el supuesto carbón de piedra. los déficits de la industria minera. al fin. hasta que al fin la naturaleza le pone una raya forzosa a su degeneración voluntaria. la puede pagar mucho más cara que el capitalista que busca sacar una renta de la tierra. que su campo le da una ganancia líquida. el colono merma los gastos de producción. protegida por el Estado. que huir y abandonar su campo. trabaja lo más posible para sacar mayor ganancia”. maquinarias agrícolas. (Bibl. “No así la pequeña industria. entonces su ruina y su proletarización definitiva”. tarifas ferroviarias e industrias. Veamos el tenor de alguno de estos artículos: “…El colono o chacarero explota la fuerza del trabajo propia.

y organizando la percepción racionalmente y con justicia. ya que hizo públicos los resultados de sus encuestas y recopilaciones de datos. que los empadronadores anotaron según las declaraciones de los mismos industriales. etc”.67% del impuesto. más o menos en igual escala) el Estado en unos 58.28%. postal. ni apuros si las leyes se cumpliesen”.980 pesos.000 ps. La independencia política nacida en 1816 se vendió. Se enajenó la Nación. y resulto nuestra dependencia económica actual”. aprovechando las páginas del diario “La Reforma”. los cuales han hecho del país un tributario del capital inglés. con cuyo fin hicieron que el Estado contrajese grandes empréstitos. ni subvenciones nacionales. 1.229) Esta rápida muestra de pensamientos de Avé-Lallemant nos perfila un teórico de la economía marxista y un industrial experimentado. tenemos que existían 1. comercial. (Bibl. y los de Mercedes tan sólo con el 27. “Aun bajando los derechos en un 50%. de San Luis.68) Su desempeño a principios de siglo en la Oficina de Estadística de la Provincia adquirió un formato inusitado. La Ley de patentes no se cumple pues. lo que se contradice con la gran importancia que este último centro de población demuestra en muchos otros conceptos como por ejemplo en el movimiento ferrocarrilero. Con referencia a las industrias puntanas y sus impuestos. “Es preciso que la Honorable Legislatura estudie esta situación difícil y reforme las leyes de impuestos”. “…La Provincia de San Luis pudiera existir sin deuda.349 industriales. no pagaban pues patente alguna y defraudaban en aquel año (y en todos los demás. SU OBRA DE DIVULGACION DESDE «LA AGRICULTURA» . “Los industriales en la Capital son los que sufren hoy casi todo el peso de la Ley de Patentes. pues cargan con el 64.517 industriales que debían haber pagado patentes por el valor total de 64. en una vigorosa combinación que apunta al desarrollo de la Nación y de su pueblo. de modo que la carga fuese igual para todos.93% de ellos. o sea el 88. La tierra fértil explotable estaba ocupada en su totalidad por particulares. Fue para la República aquel momento crítico que un economista francés expres ó por el refrán de: Nulle terre sans seigneur. relataba: “…Si buscamos en el Censo los valores correspondientes.Veamos sus ideas sobre la crisis económica de 1882: “…El año 1882 marca una época importantísima en la historia de la evolución económica del país. aquello es una pura farsa”. y en que nuestros grandes terratenientes buscaban capital móvil. (Bibl. y se sanciona puramente por forma. puede la Provincia desenvolver sus finanzas sólidamente y favorecer el progreso de su población”.

“…Estaban allí unos gauchos cantando y tocando la guitarra”. afirmaciones de otros colaboradores o cartas de los lectores eran cuestionadas por Av é-Lallemant. Nota1 del capítulo Rayos X). le sucedió tal desgracia. la primera vez que al valiente gaucho. encabezados por Dn. El uso creciente de seudónimos y anónimos por parte de Avé-Lallemant ha dificultado mucho el análisis de su obra volcada en “La Agricultura”. habiéndole dedicado muchas horas a lo largo de varios años. como comentarista de la actualidad local internacional en aspectos folklóricos. a San Juan. Agustín Gómez. En seguida. La publicación era dirigida por Alberto Gache y fundada por él y Ramón Castro. anunciándose como “Organo de los intereses rurales e industriales”. agrícolas. (Cf. sitió a Quines. “…Ahora están otra vez los gauchos haciendo de las suyas”. donde le sorprendieron y fusilaron”. llamado por D. A medida que se iba familiarizando con los editores del semanario y con su público. Se retiró a las quebradas de la Sierra de Cantantal. sobre yacimientos de carbón. finalizando en 1895. Avé-Lallemant envió al semanario “La Agricultura” su extenso trabajo sobre botánica de San Luis. Fue un cuatrero audaz. educacionales. le opusieron una valiente resistencia y lo derrotaron. Abelardo Figueroa. Muchos de los artículos de nuestro autor despertaban polémicas y a la inversa. Salas a raíz de los yacimientos de carbón de San Rafael (Mendoza) donde a poco del entredicho. nuestro hombre comenzó a publicar con seudónimos. Así quedaban presentadas en forma clara y con criterios modernos la flora autóctona puntana. Lindor Quiroga se alzó contra el gobierno nacional y se marchó a Mendoza. cultivo del trigo. Daremos algunos ejemplos: “La Provincia de San Luis ha tenido siempre fama como guarida de cuatreros.Próximo a los sesenta años. comenzaron a aparecer otras colaboraciones de AvéLallemant relativas a actualidades económicas. ganaderos. apareciendo en marzo la crónica anónima que describe en forma detallada los primeros experimentos con rayos X realizados en Buenos Aires. después se hizo asesino y salteador. y de allí se fue. económicos. con más de 500 especies. “…Me encontraba no hace mucho en una pulpería en el campo”. industriales. de donde salía dando sus malones hasta Córdoba. El famoso Guayama vivió durante más de veinte años en su puesto del Mollarcito. y en 1874. cuando el gobierno de D. aumentaron sus aportes. comenzando a publicarse en febrero de 1894. durante 19 capítulos. científicos y legales . resultando dura e imperfecta la investigación. (Nota1) Pareciera que durante varios años Avé-Lallemant se encontró a gustó con “La Agricultura”. San Juan y Mendoza. . en el departamento de Ayacucho. el Fra Diavolo legendario de los llanos. Desde principios de 1896 Avé-Lallemant se había trasladado a Buenos Aires. un buen patriota. pero nunca ingrata. industriales. cuyos ciudadanos. El choque más virulento fue con el Dr. análisis sobre la población rural y consideraciones sobre los datos del Segundo Censo Nacional (1895). El prestigio con que contaba Avé-Lallemant puede evidenciarse por la nota que publicó la Dirección con motivo de su incorporación al equipo de redactores de “La Agricultura”.

¿Hasta cuándo?” “Saluda al señor Director”.192) “La comisión de oficiales ingleses … mandada por el gobierno de la Colonia del Cabo para comprar caballos para el ejército británico en aquella parte del mundo. y que Alberdi tituló como guerra militar y de exterminio contra el modo de ser de nuestras poblaciones pastoras…” (Bibl. imitando las exterioridades del gran mundo porteño y cosmopolita. y cómo ellos son los únicos responsables del estado deplorable de vergonzoso atraso en que se halla sumida la región puntana. y sobre todo la de esta provincia. no halló más. “Aquello fue una risa como para reventar”. “…Es una de las costumbres más arraigadas en los hábitos de nuestro proletariado rural el maltratar a los animales”. “…Lo que más parece haber llamado la atención de la comisión es el gran número de caballos que tienen defectos en la vista”. han fracasado. que constituyen nuestro high life. como para hacer ostensible que al fin y al cabo él es siempre un ser más poderoso.…la comisión sujetó todas las caballadas revisadas a un prolijo examen”. precisamente por causa del bajo grado de productividad en que se conservaba el último”. La situación no puede ser peor. sino cinco vacas y ni un solo ternero. “…Lo hace. para que podamos ofrecer nuestros caballos en el mercado universal y sacar pingües beneficios de nuestra hacienda yeguariza…” «ISIDRO CASTAÑO» (Bibl. la historia económica de la República. la caracteriza la guerra sin cuartel que el capital comercial. dándose tanta parure y de tan poco fondo”.203) “Cuántos esfuerzos se hayan hecho para asociar a los estancieros puntanos durante los últimos años con fines útiles. porque en un potrero en que había puesto a guarda treinta vacas con cría.“…Llegó un francés muy enojado. ubicado en las ciudades.199) . “Desde 1810 hasta hace poco. “Pobreza. “Esta guerra es el mismo fenómeno social que Sarmiento llamó Lucha entre civilización y barbarie. por despecho. estos señores entonces conocerán y sabrán cuánta culpa les toca de las tantas desgracias porque ha pasado esta provincia. ruina e injusticia. acaba de llenar su misión. Me refiero precisamente a la parte descollante del gremio de nuestros estancieros. y cuando se haya escrito la historia económica de la provincia. cuando las vacas del comandante no parían sino mellizos y las vacas de la mujer del comandante parían de a tres terneros cada año”. es lo que reina aquí por todas partes. El hombrecito se desahogaba con improperios. instintivamente. “…Es preciso ante todo civilizar y educar a nuestro proletariado rural. “PUNTANO” (Bibl. ha hecho al capital productivo rural. después de algunos meses. puede decirse. cuando el payador allí presente comenzó a cantar unas coplas en que se hac ía burla del gringo cuyas vacas nunca parían. superior tanto a los animales como a la herramienta”.

Damos por cierto los seudónimos que reconoce Otero Alric: Puntano. Un escaldado: Patricio. Diógenes. “A”. Véanse los siguientes histogramas que los representan en cantidad a lo largo de los años: . H…. son las principales. aportado por Leonardo Paso y que independientemente habíamos identificado. Estanciero Puntano y Soci ólogo. Traductor. fuentes alemanas. Imprevistamente surgió una correlación entre ambos grupos de seudónimos. damos por ciertos los siguientes: Columella (en el Vol. 359 se identifica con Demócrata) S. ya que citándose a sí mismo. y por un conjunto de rasgos de estilo que consideramos indicadores: tem ática. (en el Vol. Forward. don Miguel Otero Alric. permitió establecer una referencia cruzada entre sus diferentes firmas. Severo Catón. Fabricio. Notas: 1) Para analizar la producción de Avé-Lallemant oculta tras diversos seudónimos. Carlos Max. Juvenal. Palladium. pág. Isidro Castaño y Agrófilo. estilo directo y agresivo. Pirquinero. pág 553 se identifica con Agrófilo) En la bibliografía que presentamos al final. Otto. Surgió un auxilio imprevisto de parte del propio autor. Justus. Docente. 411 se identifica con Isidro Castaño) Un Labrador (en el Vol. Además agregamos otra lista de artículos firmados con otros seudónimos que creemos tambi én pertenecen a la pluma de Avé-Lallemant. Corresponsal. Farmer. los seudónimos ya aceptados por su principal biógrafo. Estos son: Chacarero. incorporamos como seguros todos estos seudónimos. Por nuestra parte. Acuarius. pág. Cuyano. comenzamos con dos criterios. V. Demócrata. V. V. citas en otros idiomas. Liberus. los “ciertos” y los “probables”. Nemo. pero con otro seudónimo. pero por prudencia los hemos diferenciado. anglofobia.Con este breve panorama damos fin a este capítulo. Aceptamos también Marius. Max.

Ada Pastore. AVE-LALLEMANT ENTRE NOSOTROS ¿Quiénes se han ocupado de Germán Avé-Lallemant desde su desaparición? Modesto Quiroga. concluía una época. Ratzer. Juan Gez. Chávez enfocan la totalidad o parte de su desempeño en el socialismo. as í como alguna guía cultural alemana de principios de siglo. Nervi al recordar a los buscadores de oro . disertó largamente. Resumiendo. Picirilli. Sánchez Gamarra. La única contrahipótesis que se nos ocurre es que él hubiese puesto de moda entre los diversos redactores el uso de seudónimos y que al retirarse también cayese en el olvido la moda de usarlos. existen indicadores internos como la homogeneidad temática de ambos grupos de artículos anteriores a 1898. El grafico “Probables ” sigue el mismo desarrollo: crecimiento definido hasta 1897 y caída brusca después. Oddone.Por un lado vemos como el histograma “Ciertos” van creciendo hasta un máximo en 1897 con una brusca caída después. F. Varios diccionarios bibliográficos lo registran. Otero Alric han reconocido ampliamente su obra y hasta nos han hecho llegar algunas anécdotas. Khun. estamos convencidos que los artículos que presentamos en el Anexo Bibliográfico son obra de Avé-Lallemant. Con el alejamiento de nuestro hombre la revista cambió mucho. con este bagaje de argumentos que acabamos de exponer. exaltando su obra y virtudes. y luego del alejamiento de Av é-Lallemant el estilo de los artículos cambió mucho. al despedir sus restos. a veces dando datos equivocados. Esto nos indica que ambos diagramas están relacionados. ya que pasaron a ser asuntos exclusivamente técnicos. Labastié de Reinhardt. Algunas de sus facetas han sido recordadas aisladamente por otros estudiosos: Dorfman valoriza ampliamente sus aportes al analizar la historia de la industria argentina. Su actuación política es la más estudiada. sin poder evitar sembrar cierta confusión por usar a menudo citas de citas. Por otra parte. la causa que los origina debe ser la misma. Víctor Saá y M. Paso. Abad de Santillán y Vicente Cutolo. Una explicación es que son del mismo autor. Sabemos que AvéLallemant en 1898 retornaba a San Luis y dedicaba sus esfuerzos al cargo de Jefe del Departamento de Estadística. Guerberof. Follari lo recuerda en los temas del conflicto de límites y los movimientos políticos puntanos. Garc ía Costa. Roger. Pero nos parece que si algunos usaban seudónimos no iban a descartarlos tan sincrónicamente con el alejamiento de Avé-Lallemant.

habiendo realizado un fichado de muchas de sus obras y preparado una cronología sucinta. Rex González. En dicha oportunidad conseguimos un ejemplar del mapa topográfico de San Luis. Kilt. Halperín Donghi. Valentín. Vera de Flachs y Riquelme de Lobos. Notas: Setiembre de 1993: deseo agradecer el magnánimo gesto de Don Miguel Otero Alric. obra de Av é-Lallemant.. Lejano pariente de AvéLallemant. Siegrist de Gentile y Martín. pero conociendo de mi interés al respecto. En arqueología lo recuerdan Outes. que fuera del Dr. Tres bibliógrafos han concluido -parcialmente. Pastore y González. que desconociendo mis lamentos por la falta de difusi ón de la correspondencia de Avé-Lallemant. se dio activamente a la tarea de rescatar la figura de don Germán. destacándose Stappenbeck. la escribana Cortínez. Algunos apenas lo han mencionado. acompañadas de un estudio apropiado. Windhausen. Pastore. Ringuelet. BALANCE DEL HOMBRE Y SU OBRA . Guerrico. Santos Gómez y Sparn. me regaló dicho lote de cartas. cuenta cómo halló casualmente una caja conteniendo correspondencia y papeles de nuestro hombre. C. Casi exclusivamente su único historiador integral es don Miguel Otero Alric. que nos contaba que creció escuchando historias sobre don Germán. que supera las cuarenta. Stuckert. Hermitte. Girbal de Blacha. Muchos otros no lo han conocido. Es de lamentar que aún no haya dado a publicar el texto de algunas cartas que conserva. Desde la década del 50 y con algunas anécdotas que circulaban en la familia. Froschle. Hemos conversado también con una lejana parienta de Avé-Lallemant. Stubbe al recopilar antiguos términos mineros. El geólogo puntano Franco Pastore estuvo interesado en Av é-Lallemant. Vaya mi agradecimiento y mi compromiso de publicarlas. Bosch al analizar los tajamares de Entre Ríos. aunque desconocemos si llegó a publicar algo al respecto. Centro Argentino de Ingenieros. Lista. con quien hemos mantenido un par de charlas. pero en 1987 tuvimos la fortuna de poder adquirir libros. como Manrique Zago. mapas y material de archivo y biblioteca de su propiedad. Domeyko. Vignati. Burmeister. Ferretti y Siegrist. En geología y mineralogía es donde más se lo cita. Ameghino y en folklore Gatica de Montiveros. Hoskold. recordando en especial que amaba y propiciaba el respeto a los niños y que era de un carácter explosivo. Pastor en su estudio sobre San Luis. Allí encontramos un sobre rotulado que evidencia que estaba activamente interesado en él.algunos de sus trabajos: Herrero Ducloux.en Carolina. vinculadas a Avé-Lallemant. minimizando o quizás desconociendo su obra: Turril. en un baúl arrumbado en una propiedad de familia. Babini.

“Vorwarts ”. al ser puesta en perspectiva cobra un relieve inusitado.53) Su obra. Puntano. Humo de tabaco y vapor de alcohol sobre esas nubes del apoteosis universal todos nos elevamos ufanos a la gloria. así como los seudónimos que creemos haber podido documentar como pertenecientes a él: Columella. Pirquinero. o sus iniciales o los seudónimos ya acreditados.Educado en un ambiente protestante. Isidro Castaño. ! Se han incluido los artículos de “La Agricultura” firmados con su nombre completo. “Die Neue Zeit”. se evidencia en algunos de sus comentarios esa rigidez puritana: “El negocio era un cambalache de animales robados. a saber. al high life con el atorrante. mostrándonos una vida dedicada a luchar por un ideal. tocado por la corriente que recién nacía en Europa. al sabio con el bruto. ya que no ha sido posible revisar en forma exhaustiva todos los periódicos de la época que pueden contener colaboraciones de nuestro personaje. ! Adjuntamos aparte otro listado de artículos de “La Agricultura” con otros seudónimos que muy probablemente le pertenezcan. sino que. vamos a postular el carácter puritano de Avé-Lallemant. nuestro hombre va evidenciando a lo largo de toda su vida una coherencia con el modelo frankliniano. No abreva en las ingenuas fuentes de la masonería y del Iluminismo. hemos de puntualizar lo siguiente: ! Se han incluido las publicaciones como “La Vanguardia”. etc. explicar el mundo y mejorarlo. BIBLIOGRAFIA CRONOLOGICA TENTATIVA DE LA OBRA CIENTIFICA Y TECNICA DE AVE-LALLEMANT. llega imbuido de los conceptos del materialismo dialéctico. pero ideológicamente más alto en la espiral del pensamiento. Agrófilo. IMPRESA O INEDITA EN EL PAIS Y EL EXTRANJERO Para elaborar esta bibliografía. nosotros los Titanes del siglo de las luces!”. (Bibl. Un labrador. poblada de un excesivo voluntarismo. Trabajador incansable. “El Obrero”. Marius. “El Socialista”. que debe considerarse como preliminar. y S. Dotado de esa ética que Max Weber y Sombart encuentran como motor del progreso anglosajón. principalmente por agua ardiente y tabaco las dos quintas esencias de lo bueno de todos los países y de todas las razas. pero . Demócrata. que hacen fraternizar al príncipe con el roto.

pág. 1874. Año II. pág. 1873.“Uber das Vorkommen von Kupfererz im Rincon de San Francisco” (Provincia de San Luis). “Informe del Dpto. Nº 10. pág. (Es la continuación del artículo Nº 8). 129 y sgtes. 178 y sgtes. Con plano. y Año III. Año II. pág. pág. 360 y sgtes. y Año II.. (Sobre el hallazgo de filones de cobre en el Rincón de San Francisco. Nacional de Agricultura”.. Año II. pág. La búsqueda de trabajos en el exterior recién la hemos comenzado y esperamos en breve contar con otros artículos. pág. 1874. 37 y sgtes. 147 y sgtes. pág. pág.! ! que por prudencia no incluimos en la bibliografía. págs. 5.. 8. Luis” (Estudios geognósticos en el territorio de San Luis). pág. . y respuesta de Oldendorff.. 85 y sgtes. pág. 9. (Ver capítulo de “La Agricultura”). 1875. 1873. Con bosquejo geológico. Nº 11.Carta al director del Dpto. “La Plata Monatsschrift”.. y pág. Ano I.“Carta al editor sobre carbón de San Luis”. cada artículo al que se hace referencia es en base al número que le corresponde en esta bibliografía.127 12. 1873. 1874. 192 y sgtes.. pág. “La Plata Monatsschrift”.“Apuntes sobre algunos minerales. 6. 193 y sgtes. 1872. Año I. Año XXXII.“Erfahrungen in Goldbergbaue in der Argentinischen Republik” (Experiencias en minería del oro en la República Argentina). BIBLIOGRAFIA 1. 1872. Año I. 365 y sgtes. 117 y sgtes. A lo largo de este trabajo. “La Plata Monatsschrift”. “Berg und Huettermaennische Zeitung”. 205 y sgtes. Año I.“Mineralogische Mitteilungen aus der Argentinischen Provinz San Luis” (Comunicaciones mineralógicas de la Provincia argentina San Luis). 23 y sgtes. 1873.“Apuntes sobre un proyecto de minería en el área aurífera de Carolina en la sierra de San Luis”.Carta al director y artículo “Apuntes ligeros en interés de la minería argentina”. precedido por la abreviatura Bibl. pág. 240 y sgtes. Sr. Provincia de San Luis”. 232 y sgtes.“Beitrage zur Argentinischen Mineralogie” (Contribuciones a la Mineralogía Argentina). 4. Nacional de Agricultura.. 1872. De las vetas de cuarzo aurífero del distrito de San Francisco. “La Plata Monatsschrift”. 10. “La Plata Monatsschrift”. Año I. Oldendorff y respuesta del mismo. pág. “Informes del Dpto.. pág. 169 y sgtes. Anales de Agricultura de la República Argentina”. “Informes del Dpto. 126 y sgtes. 11. 7. 82 y sgtes. pág. pág. Nacional de Agricultura”. 15 y sgtes. marzo 7 de 1873. Provincia de San Luis).“Bergbau Notizen aus San Luis”.“Geognostischen Studien aus dem Gebirge von St. pág. 1873. “La Plata Monatsschrift”. “La Plata Monatsschrift”. 75 y sgtes. 224 y sgtes.“Aus der Pampa” (De la Pampa). (Noticias de Minería de San Luis). pág. 2. 342. 6 y sgtes. pág. 3. Nacional de Agricultura”. 1874..

.“Petróleo Argentino”.Apuntes. 1877. 1877. Anales de la Sociedad Científica Argentina. pág. 1875. 16. 95 y sgtes.13. 1875.“Paso de mariposas”.“Comunicaciones sobre geología argentina”. El Economista. pág. El Economista. Nº 3. 1878. Sobre una caída de granizo en la Ciudad de San Luis. Tomo II. 1877. y suplemento a las págs.“Meteorologische Notizen aus Argentinien”. Año I. foja 252 y sgtes.“Dinamita Argentina”. pág. Tomo III.2. Anales de la Sociedad Científica Argentina. pág. 321 y sgtes.“Comunicaciones mineralógicas”. pág. pág. Tomo III. (Dice Continuará pero no es así). Año III. 135 y sgtes. Saá. 1875. 268 y sgtes. (pero 1876). y pág. 1875. 26. 97 y sgtes. pág. Anales de la Sociedad Científica Argentina. pág 103 y sgtes. Tomo III. mayo y junio de 1877”. Año I. IIEl oro. pág. Tomo II. Anales de la Sociedad Científica Argentina. El Economista. 29. y pág. 252 y sgtes. 1877. I. Tomo IV. 98.“Apuntes sobre alturas absolutas”. 34. 1877.“Industria minera. 1877. Saá. “Anales de la Sociedad Científica Argentina”. 30.“Aforismos sobre higrometría”.“Estudios Actinométricos ”. Año I. (Córdoba). 71 y sgtes. Arg. 1877.“Notas sobre un método para la comparación de las intensidades de gravedad”. El Economista. Cient. La compraventa de minerales metaleros”. (1º. pág.El fierro. 78 y sgtes. 1877. 53 y sgtes. Tomo III. 19. febrero y marzo de 1877”. 17. pág. “Periódico Zoológico”. 260. Tomo IV. Archivo de la Soc. Tomo I. . 14. Libro III. Año I. 15. pág. 6 y sgtes. Año I. 74 y sgtes. 141 y sgtes.“Estudios micromineralógicos hechos en las rocas de la Provincia de San Luis. 150. 1877.“La lluvia y el reino animal”. “Anales de Agricultura de la República Argentina”.“Unos apuntes sobre triangulación”. 1877. Anales de la Sociedad Científica Argentina. pág. El Economista. 21. Anales de la Sociedad Científica Argentina.“Aforismos sobre la industria argentina” En dos partes. El Economista. 27. 108 y 168.“Observaciones meteorológicas levantadas en San Luis en abril. pág. En colaboración con J. Año VI. 243 y sgtes. 1878. 290. (Noticias meteorológicas de la Argentina).“Observaciones meteorológicas levantadas en San Luis en el mes de enero.“Contribución al estudio de la dureza de los minerales” Inédito. 22. Ilustrado..“Apuntes sobre la venta de minerales”. pág. Año II. 33. 25 y sgtes. “Periódico Zoológico”.1875). pág. 103 y sgtes. 32. 1877. 25. 23. pág. República Argentina”.“Notas sobre la ley de minas ” I y II parte. 1877.“Apuntes sobre le geognosia de la Sierra de San Luis ”. 443 y sgtes. 1875. 28. 293 y sgtes. Año II. Actas de la Academia Nacional de Ciencias (Córdoba). Actas de la Academia Nacional de Ciencias (Córdoba). el 14 de enero de 1875. 18. pág. 31. 209 y sgtes. 1876. Tomo III. (Córdoba). “La Plata Monatsschrift”. Tomo IV. Anales de la Sociedad Científica Argentina. pág. El Economista. 1877. 482 y sgtes. pág. (pero 1876). pág. Tomo I. 24. En colaboración con J. 20.

Boletín del Instituto Geográfico Argentino. Anales de la Sociedad Científica Argentina.“Arqueología Argentina”. 1881. Anales de la Sociedad Científica Argentina. 191 y sgtes. 302 y sgtes. pág. 1882.“Notas sobre una nueva relación entre la conductibilidad eléctrica de los metales y sus caracteres moleculares”. Anales de la Sociedad Científica Argentina. San Luis. 213 y sgtes.“Notas sobre electrometría moderna”. 91. . 1881). 38. 17 y sgtes. 1885. pág. pág. Revista de la Sociedad Geográfica Argentina. Ríos de la Provincia de San Luis”.“Mapa de la Provincia de San Luis. 11 y sgtes. 39. 193 y sgtes. 188. 43. 193 y sgtes. 1884. 1881. 1882. 50. pág. 46. 49 y sgtes. Tomo XIX. Mendoza. 1879. 41 y sgtes. 1882. 47. 51. 1882. “Anales de la Sociedad Científica Argentina”. 145 y sgtes. pág. bajo la dirección del jefe ingeniero don J. 45/3).“Datos orográficos e hidroscópicos sobre la Provincia de San Luis”. Tomo III. 42. Tomo XVII. Tomo III. 40. Ostwald.“Excursión al territorio indio del sud”. pág. 49. 1884. 44. 208 y sgtes. Tomo XI. Editor: S. 1883.“Apuntes sobre represas y baldes en San Luis ”. pág. Tomo II. Anales de la Sociedad Científica Argentina.“Apuntes mineros de la República Oriental”. págs. Anales de la Sociedad Científica Argentina. Refutación a los cargos formulados contra el autor”. pág. Tomo I. 1882. y pág.“Frontera de San Luis. 53. Boletín del Instituto Geográfico Argentino.“Declinación magnética en San Luis ”. 137 y sgtes. pág. (Esta memoria acompañó el original del Mapa de la frontera oriental de la Provincia de San Luis. Con plano. Litografía La Unión. de Stiller y Lass.“Observaciones meteorológicas hechas en San Luis en el mes de mayo de 1874 hasta el mes de octubre de 1877”. 1882.“Itinerario de la expedición minera a la Cordillera de los Andes. 37. Tomo VIII. pág. Tomo XX.“Excursión minera a la Cordillera de los Andes”. Tomo VI. Boletín del Instituto Geográfico Argentino. 163 y sgtes. Tomo XIII. pág. Tomo IX. Tomo III. (Publicado en 1883 en la Ref. (A propósito del mapa de la misma provincia)”. 52. Imprenta El Ferrocarril.“Notas sobre trabajos geodésicos ejecutados en la Provincia de San Luis. Anales de la Sociedad Científica Argentina. pág. pág. (Publicado en 1883 en la Ref. 222 y sgtes. 36. Anales de la Sociedad Científica Argentina.“Sistema fluvial de la región andina.“Datos mineros de la República Oriental”.35.“Memoria sobre la cuestión frontera este de Provincia de San Luis”. Anales de la Oficina Meteorológica Argentina. 1885. y pág. Tomo V. Exposición justificativa de los antecedentes que han servido de base a la confección del mapa de esta provincia. 45. elevado al Gobernador T. 1880. pág. De Elía”. Anales de la Sociedad Científica Argentina.“Informe de 1881 del ingeniero Lallemant y explicaciones de los errores denunciados”. Boletín del Instituto Geográfico Argentino. 45/3). levantado y dibujado bajo los auspicios del Instituto Geográfico Argentino por Germán Avé-Lallemant”.“Notas sobre los lavaderos y criaderos auríferos de los Cerritos Blancos en la Sierra de San Luis”. 1878. 41. 178 y sgtes. 123 y sgtes. Tomo XVIII. 48. Buenos Aires. J.

1894. “La Agricultura”. 423-4. E. 131 y sgtes.“Bergmannische Notizen aus dem Gebiete der sudlichen Andes”.“Estudio orográfico en la Cordillera de Mendoza y Neuquén” (Incluye seis perfiles geognósticos por la Cordillera de los Andes de Mendoza y Neuquén). 402. 336. La Plata. 943. 1894. 724-5.“Nuestra población rural”. “Anales del Museo de La Plata. 165. 64. y en 1895 pág. 163-4.“La baja de los precios en el mercado universal”.“La minería en la Provincia de Mendoza. 73. 62. Tomo VIII. Tomo X. 175 y sgtes.) Publicado en: “Industria Minera y Metalúrgica”. 1887. 1894. 1894. 66.“Apuntes orográficos sobre la Cordillera de Mendoza”. La parte septentrional de la sierra de Uspallata”. 71. 1889. pág. Extracto de la Memoria Descriptiva de dicha provincia según el Ing.“Sobre problemas económicos ”. “La Agricultura”. Nº 25/28. 1894. Sección Mineralogía y Geología”. 404. Imprenta El Destino.”Boletín del Instituto Geográfico Argentino”.“Estudios en la Cordillera de los Andes”. 58. 65. 1889. 293 y sgtes. 274. 350-1. 1894. pág. Buenos Aires. 184-5. 1894. Memoria presentada a la Sociedad Científica Argentina. 266-8. 483-4. 465-6. 59. pág. pág. pág. 1890. “Boletín de la Academia Nacional de Ciencias” (Córdoba). 559.“Libre cambio de sistema proteccionista”. pág.“Sobre el censo”.“Provincia de San Luis. por el Ing. 1894. 439-4. Lallemant (sic) en su folleto publicado en 1888” (Son 30 págs. 211. 1894. 1886. “La Agricultura”. págs. 1890. “La Agricultura”. Tomo XII. 511-2. (Noticias Mineras del territorio de los Andes del sud). 74. pág. 361. 1889. 689. pág. . pág.“Ligeros apuntes de la flora puntana”. 302 y sgtes.“El carbón de piedra en la República Argentina” II.“El carbón de piedra en la República Argentina”. 503-4. “La Agricultura”. 75. San Luis.“Observaciones sobre el mapa del Departamento Las Heras (Provincia de Mendoza)”. 296-7. 60. pág. Tomo X. 1894. pág. “La Agricultura”. “La Agricultura”. 228-9. Tomo X.54. pág. Hünicken para la Exposición Minera Metalúrgica de la República de Chile para 1894.“La producción de trigo y los graneros”. “La Agricultura”. Tomo XLV.“El aumento de la producción y la crisis ”. pág. “La Agricultura”. Imprenta de Coni e hijos. 1894. 20 y mapa.“Estudios mineros en la Provincia de Mendoza. 63. pág. 351 y sgtes. 70. “La Agricultura”. 57. 67. Buenos Aires. 544. pág. 241-2.“Memoria Descriptiva de la Provincia de San Luis”. de Minas G. El Paramillo de Uspallata”. 68. “Boletín del Instituto Geográfico Argentino”. 55. 61. 1894. 307. publicado por entregas: págs. 72. pág. 136 y laminas desplegables. 757-8. “La Agricultura”. 1892. 201-2. Boletín del Instituto Geográfico Argentino. 281-2. “Berg und Huettennmaenische Zeitung”. 56.“Problemas económico-rurales”. pág. 1888.“Datos geográficos de la Provincia de Mendoza”. Imprenta de Alsina. Boletín del Instituto Geográfico Argentino. 166.

pág. 83. “La Agricultura”.“La acción gubernativa y la asociación democrática”. Marius. 20. Marius. 102. pág. 80. 95. 740. “La Agricultura”. 1896. pág. 575. Dr.“La producción en la provincia de San Luis ”.“Estancias”. pág. 103. 604 y pág.“Experiencias hechas con los rayos X de Röntgen”. Marius. II”. pág. 91. pág. . 217.“Problemas económico-rurales”. 3. 1896. 1896. 78. Agrófilo. y 974. Discusión libre”. 79. pág. 1895. I”. pág. pág. 1895. “La Agricultura”. 1895. Estudio comparativo”. 101.“Nueva máquina centrífuga para desnatar la leche. 82. Marius. 1895. 1895. 98. “La Agricultura”. pág. pág. pág. 1896. 1895. 1895. Un interesante invento”. “La Agricultura”.“La agricultura y la cuestión monetaria. pág. 534. 80. “La Agricultura”. “La Agricultura”.“¿Colonización o latifundios?”. pág. “La Agricultura”. 87. 84. 104. pág.“La agricultura y la cuestión monetaria. “La Agricultura”. Marius. 875.“Chacras”.“¿Colonización o latifundios?”. 1896. pág. pág. Marius. Marius. 833-4. 61. Marius. “La Agricultura”. 794. 519 y pág. 1895. 1896. 1896.“¿Hay que medir o pesar los cereales?”.“Cuestión de principios. pág. 17.“La cuestión trigo”. 91. El Código de Minería”. “La Agricultura”.“Los consumos en la República”. “La Agricultura”. 462. pág. 391. “La Agricultura”. “La Agricultura”. Rayos y ondulaciones”. 92. 122. 165. “La Agricultura”.“Quintas agronómicas ”. pág. pág. 307. 907. 1895. “La Agricultura”. Marius.“Los territorios nacionales”.“Una cuestión de actualidad. 1896. “La Agricultura”.“Los ferrocarriles argentinos”.“Industria minera. 88. Marius. 105. 558. pág. 1895. Agrófilo. 93. Agrófilo. “La Agricultura”. 1896. 1895. 96. 1894.76. “La Agricultura”. pág.“Ricos y ricachos”. pág. págs.“Fenómenos notables en el campo de la evolución económica”. 97. “La Agricultura”. Marius. Marius. 1896. pág. 99. “La Agricultura”. 412. Estudio económico comparativo”.“Inmigración y colonización”. pág.“Un poco de física. “La Agricultura”. 1895. 1895. 821-2 y pág. 662. 85. “La Agricultura”. 212. 90. 1896. “La Agricultura”. 280.“Experimentos de plantas forrajeras. 400.“La ganadería en la República Argentina y Europa. 77. “La Agricultura”. 1896. 1896. 813. 1895. pág.“Inmigración y colonización”. 100. 79. “La Agricultura”. Su estado actual. 94. 836.“Economía rural comparada”. Deficiencias”. 350. El kaffir corn”. 86. pág. 1894. 1895. “La Agricultura”. 703.“Industria minera. 443. “La Agricultura”. 318. “La Agricultura”. 89.“¿Colonización o latifundio?”. “La Agricultura”. 81. pág.

119. . 1896.“Las minas de Carolina de San Luis ”.“Un juicio sobre la República Argentina”. 109.“San Luis. pág. pág. pág. pág. 464. “La Agricultura”. Salarios. 116.“La polenación en los árboles frutales”. Oligarquía e ignorancia”. “La Agricultura”. “La Agricultura”. 131. “La Agricultura”. Agrófilo.106. Isidro Castaño. Agricultura e industria. pág. 114. 1896. 127. 1896.“La época de madurez de los caballos”. 1896. “La Agricultura”. 1896. pág.“Legislación bancaria en favor de la agricultura”.“La exposición proyectada. 1896. 1896. 1896. 110. 1896. 1896. 1896. Primas para los cultivadores ”. “La Agricultura”. pág. Ex profesor de economía política en la Academia Rural de Viena”. 483. “La Agricultura”. pág. pág. pág. “La Agricultura”. “La Agricultura”. 132. 680.“La industria nacional”. Agrófilo. Isidro Castaño. Demócrata. Isidro Castaño. 535 y pág. 1896. “La Agricultura”. 552. pág. pág. 108. 1896. Desquicio administrativo. 1896. pág. pág. “La Agricultura”. 634. 128. 652. Isidro Castaño. pág. 1896.“Nuestro Congreso”.“El ensilaje”. pág. Pobreza y emigración.“Capital extranjero y capital nacional”. pág. 1896. 641. estándar de vida”. 428. 1896. “La Agricultura”. 598. “La Agricultura”. “La Agricultura”. Agrófilo.“El aire comprimido. 120. pág. 1896.“Legislación bancaria en favor de la agricultura”. 576. 115. Marius. “La Agricultura”. Lo que hace falta”. 1896. 515. 698. 670. 117. 456. 1896. “La Agricultura”. 113. Puntano. 125. pág.“La industria nacional.“Ley general de tierras.“El proyecto monstruoso. 430. 477. “La Agricultura”. 659. Demócrata.“Un forraje recomendable”. Agrófilo. 425. Su aplicación como fuerza motriz”. 658. 1896. “La Agricultura”. 122. 1896. 129.“La mejor variedad de maíz”. 118. 620. “La Agricultura”. Inmigración y agricultura”. 1896. 712. 1895. Demócrata 124. Isidro Castaño. Inmigración y exportación del ganado”. El buen sentido práctico”. 575. fallecido el 29 de junio de 1896. pág. Costo de vida.“Algo sobre finanzas y administración pública”. 123. “La Agricultura”.“La industria nacional”.“Café y cacao. “La Agricultura”. Agrófilo. pág. pág. pág.“La vacuna de la tierra”. 130. 112. 121.“Emmanuel Hans Sax. 111. Isidro Castaño. Marius. 600. 1896. Pirquinero. “La Agricultura”. pág.“Efectos del proteccionismo”. pág.“A propósito de las huelgas. 1896. 682. 107. pág. 1896.“La Agricultura”. “La Agricultura”. Marius. “La Agricultura”.“Las tarifas ferrocarrileras y las industrias en general”. 701. Agrófilo. 457. “La Agricultura”. 491. pág. “La Agricultura”. 126.

“La cebada”. 930.“El proyecto sobre cédulas hipotecarias ”. 843. 153.“Polémica financiera. 3. 155. 1896. 766. Colonización e inmigración”. ¿Qué es la estadística?”.“El proletariado intelectual”. Los primeros resultados. Demócrata.“Los auxilios a la agricultura”. 147. Demócrata. 742. 714. “La Agricultura”. Marius. 1896. colonización. “La Agricultura”. El caballo y el riel. 158. Demócrata. pág. Absorción y autonomía”. 1897. pág. 1896. Demócrata. pág. 1897. 146. “La Agricultura”. “La Agricultura”. pág. Isidro Castaño. 144. 1896. Puntano. 909. “La Agricultura”. Marius. 1897. 139. 1896. 142. 1896. 149. agricultura e inmigración”. 1896. pág. Ferrocarriles económicos”.“La industria nacional y las huelgas. Demócrata. 143. “La Agricultura”. pág. “La Agricultura”. “La Agricultura”. Ecos del debate en el Congreso”. 26. Demócrata. 871. pág. 1896. pág. 894. pág. “La Agricultura”. “La Agricultura”. 1896. “La Agricultura”. Demócrata. 1896. “La Agricultura”. 1896. 765. Isidro Castaño. “La Agricultura”. 763. Isidro Castaño.133. “La Agricultura”. pág. 148“Impuestos internos e importación.“Notas de actualidad. En colaboración con Rodenburg y Schlamelcher. “La Agricultura”. 138. Isidro Castaño. 157. pág.“La contribución progresiva sobre la renta”. 1896.“Observaciones meteorológicas hechas en Paramillo de Uspallata el mes de mayo de 1886 a abril de 1889”. Demócrata.“Carta de San Luis”.815.“La expedición científica proyectada contra la langosta”. “La Agricultura”. 204. Nuestras previsiones confirmadas”. 151. 1896. 152. 852. pág. pág. 732. 929. Más sobre el proyecto de marras”. 948. “La Agricultura”.“Cuestiones de actualidad. pág. pág.“El proletariado intelectual y la educación pública”. pág.000 habitantes! Capital y provincias.“Finanzas e impuestos internos. 1896. pág. 141.“Censo e investigaciones nacionales. pág. Algunas breves consideraciones”. 14. 136. ¿Nuevos cambios? ¡El oro a 500! ”. 1896. pág. 1896. “La Agricultura”. 156. . 145. “La Agricultura”. 853. 891. Marius. pág. pág. “La Agricultura”. 1896. 1896. y sgtes. “La Agricultura”.“Impuesto progresivo a la renta”. “La Agricultura”. Isidro Castaño.“La cuestión agraria en Europa”. pág. 154. 1896. 1896. 1897. pág. 150. Anales de la Oficina Meteorológica Argentina. Demócrata. 135.“El aumento de los impuestos internos”. “La Agricultura”. 782.“Ley de tierras. 1896. Tomo XI. pág. 140. pág. 796. “La Agricultura”. 134. Marius.“Inmigración”.“El proyecto de la ley general de tierras. Demócrata.“Polémica financiera. 778.“La langosta en el Senado”. 1896. 712. “La Agricultura”. pág.“¡700. influencia probable de los proyectos financieros”. 137. 874.“La cuestión financiera”.

78. 1897. Isidro Castaño. pág. 103. 1897. 1897. “La Agricultura”. 1897.“La nitroglicerina. La fabricación de rieles”. 134. 1897. pág. Puntano.“La industria en Estados Unidos”. “La Agricultura”. 248.“Telefonía y atavismo”.“La anchura del pecho de los animales domésticos”.“La agricultura en la Provincia de San Luis”.“Las sociedades de agricultura en Estados Unidos”. 1897. 1897. 164. “La Agricultura”. 192. Isidro Castaño. “La Agricultura”.“Carta desde San Luis”. 173. 127. “La Agricultura”. pág.“La depredación de nuestra moneda”. Demócrata. pág. 1897. pág. 44. pág. 180. 185. pág. “La Agricultura”. pág. “La Agricultura”.“Evolución industrial. Marius. 177. 1897. “La Agricultura”. “La Agricultura”.“La tristeza. pág. Demócrata. 168. 1897. 176.“La agricultura en el Senado”. 172. Las enfermedades contagiosas”. pág. 182. pág. 75. 166. 170. 169. 160. 186. “La Agricultura”. 1897. “La Agricultura”. “La Agricultura”.“La agricultura. Demócrata. “La Agricultura”. pág.“La langosta. 1897.“Reflexiones económicas a propósito de la langosta”. 175. “La Agricultura”. 1897. “La Agricultura”. pág. Demócrata. Puntano.“Carta desde San Luis”. pág. 182. 1897. “La Agricultura”. 173. 178. “La Agricultura”. 110. pág. 184. “La Agricultura”.“Estudios sobre los Shorthorns”.“La langosta.“La influencia del padre sobre la prole”. 236.“Veterinaria popular. pág. 163. “La Agricultura”. 161. pág. 93. pág. 41. Isidro Castaño. 135. 180.“Política comercial. 1897. 1897. 165. 1897.“La impotencia de nuestra administración”. 57. 191. 149. 1897. 183. 1897. 119. “La Agricultura”. 1897.“El cultivo de la espinaca”. 249. 162.“La agricultura en Córdoba y los auxilios”. Demócrata. 1897. Deberes del gobierno nacional”. Isidro Castaño. 1897. Agrófilo. pág. 181. 37.“La crianza en Australia”. Isidro Castaño. 1897. Demócrata. 234. pág. Agrófilo. “La Agricultura”. 164.159.“La langosta”.“El trastorno financiero”. Demócrata. 1897. Isidro Castaño. “La Agricultura”. Isidro Castaño. pág. 205. 206. Isidro Castaño. Un labrador. Nuevos ensayos y sus resultados”. 171. “La Agricultura”.“Carta desde San Luis”. 179. Isidro Castaño. 174. 220. primer paso que debe darse para combatirla”. . Puntano. Demócrata. “La Agricultura”. pág. pág. “La Agricultura”. 167. “La Agricultura”. “La Agricultura”. 1897. 1897. pág. 1897. efectos de la improvisación”. pág. Demócrata. “La Agricultura”. pág. pág.“El atavismo”. la langosta y la ciencia natural”. Isidro Castaño. 180. pág. La guerra de las tarifas”. Demócrata. Isidro Castaño.

187- “Triste situación de las provincias. Inercia legislativa”; “La Agricultura”; 1897, pág. 261. Is idro Castaño. 188- “La riqueza en Estados Unidos. Su distribución”; “La Agricultura”; 1897, pág. 274. Demócrata. 189- “El Banco de la Nación y la agricultura”; “La Agricultura”; 1897, pág. 275. Isidro Castaño. 190- “La tristeza”; “La Agricultura”; 1897, pág. 290. Isidro Castaño. 191- “El mensaje presidencial. Un ejemplo histórico. Ideales y realidad”; “La Agricultura”; 1897, pág. 290. Demócrata. 192- “Carta desde San Luis”; “La Agricultura”; 1897, pág. 300. Puntano. 193- “Salarios y consumos. Informe del Sr. Buchanan”; “La Agricultura”; 1897, pág. 317. Demócrata. 194- “La crisis azucarera”; “La Agricultura”; 1897, pág. 331. Demócrata. 195- “Análisis químicos de las tierras entre Córdoba y Rosario”; “La Agricultura”; 1897, pág. 344. Agrófilo. 196- “El proyecto de ley sobre la langosta. Su ineficacia”; “La Agricultura”; 1897, pág. 345. Demócrata. 197- “La raza bovina de Hereford”; “La Agricultura”; 1897, pág. 349. Isidro Castaño. 198- “Exposición de agricultura en París. Ganadería francesa”; “La Agricultura”; 1897, pág. 351. Isidro Castaño. 199- “Carta desde San Luis”; “La Agricultura”; 1897, pág. 357. Puntano. 200- “La obra del profesor Bruner. Objeciones infundadas”; “La Agricultura”; 1897, pág. 359. Demócrata. 201- “El problema de la conservación de la carne”; “La Agricultura”, 1897, pág. 360; pág. 374; pág. 388 y pág. 401. S. 202- “Historia económica de la República. Estudios que se imponen”; “La Agricultura”; 1897, pág. 373. Demócrata. 203- “Caballos argentinos para Africa. Enseñanzas y oportunidades”; “La Agricultura”; 1897, pág. 375. Isidro Castaño. 204- “Cuestiones de agricultura. El primer desarrollo de las plantas jóvenes de cereales. Método racional de cultivo”; “La Agricultura”; 1897, pág. 376. Marius. 205- “Basuras y residuos. Su aplicación y aprovechamiento”; “La Agricultura”; 1897, pág. 378. Agrófilo. 206- “La reforma municipal. Un proyecto retrógrado”; “La Agricultura”, 1897, pág. 390. Demócrata. 207- “Decadencia. Verdades amargas ”; “La Agricultura”; 1897, pág. 391. Isidro Castaño. 208- “La arvejana en las huertas frutales”; “La Agricultura”; 1897, pág. 411. Isidro Castaño. 209- “Protección a los pájaros”; “La Agricultura”; 1897, pág. 415. S. 210- “A comer azúcar”; “La Agricultura”; 1897, pág. 416. S. 211- “La langosta… en polvo. Aprovechamiento industrial”; “La Agricultura”; 1897, pág. 420. Agrófilo. 212- “Carta desde San Luis”; “La Agricultura”; 1897, pág. 426. Puntano. 213- “Los grandes problemas económicos. El valor”; “La Agricultura”; 1897, pág. 429. Demócrata. 214- “El caballo argentino”; “La Agricultura”, 1897, pág. 430. Isidro Castaño.

215- “El Centro de Comercio y las cámaras gremiales”; “La Agricultura”; 1897, pág. 443. Demócrata. 216- “Cosas de… langosta”; “La Agricultura”; 1897, pág. 552. S. 217- “Aprovechamiento de la langosta”; “La Agricultura”; 1897, pág. 553. S. 218- “Un invento de suma trascendencia. Su alcance para nosotros. Esencia de carne”; “La Agricultura”; 1897, Pág. 564. S. 219- “La coca”; “La Agricultura”; 1897, pág. 632. Isidro Castaño. 220- “Manteca maravillosa ‘a la minuta’”; “La Agricultura”; 1897, pág. 683. S. 221- “El nuevo extracto de carne. Fluid Beef Vimbos”; “La Agricultura”; 1897, pág. 688. S. 222- “Nociones teórico-prácticas para conocer un terreno”; “La Agricultura”; 1898, pág. 492. Agrófilo. 223- “Naturaleza de los abonos ”; “La Agricultura”; 1898, pág. 534. Agrófilo. 224- “La población argentina. Su crecimiento”; “La Agricultura”; 1899, pág. 43. 225- “Las industrias en los Estados Unidos. Imperialismo y Panamericanismo”; “La Agricultura”; 1899, pág. 123. 226- “La agricultura en San Luis ”; “La Agricultura”; 1899, pág. 128. Puntano. 227- “La visión territorial en la provincia de San Luis”; “La Reforma” (San Luis), Marzo 29 de 1899. 228- “Datos sobre el comercio”; “La Reforma” (S. L.), Abril 6 de 1899. 229- “Las industrias en San Luis ”; “La Reforma” (S. L.), Abril 16 de 1899. 230- “Demografía. Los casamientos”; “La Reforma” (S. L.), Abril 27 de 1899. 231- “Oficina Estadística General”; “La Reforma” (S. L.), Mayo 18 de 1899. 232- “Estadística judicial”; “La Reforma” (S. L.), Julio 1º de 1899. 233- “Las contribuciones en San Luis”; “La Reforma” (S. L.), Octubre 19 de 1899. 234- “Producción y exportación de frutos”; “La Reforma” (S. L.), Noviembre 2, 5 y 9 de 1899. 235- “La caridad en la Provincia”; “La Reforma” (S. L.), Enero 13, 17, 20 y 25 de 1900. 236- “Sociedades de caridad”; “La Reforma” (S. L.), Febrero 10 y 17 de 1900. 237- “San Luis en 1899. El comercio”; “La Reforma” (S. L.), Marzo 4 de 1900. 238- “San Luis en 1899. Las industrias”; “La Reforma” (S. L.), Marzo 10 de 1900. 239- “Nuestra justicia en 1899. El Superior Tribunal”; “La Reforma” (S. L.), Marzo 15 de 1900. 240- “San Luis en 1899. La exportación de frutos”; “La Reforma” (S. L.), Marzo 22 de 1900. 241- “Estadística electoral”; “La Reforma” (S. L.), Marzo 29 de 1900. 242- “San Luis en 1899. La sala legislativa”; “La Reforma” (S. L.), Abril 11 de 1900.

243- “San Luis en 1899. Las contribuciones”; “La Reforma” (S. L.), Abril 18 de 1900. 244- “San Luis en 1899. La contribución directa”; “La Reforma” (S. L.), Abril 26 de 1900. 245- “San Luis en 1899. La policía”; “La Reforma” (S. L.), Mayo 6 de 1900. 246- “La irrigación en la Provincia y el aprovechamiento del agua”; “La Reforma” (S. L.), Junio 5, 7 y 10 de 1900. 247- “El movimiento comercial del ganado”; “La Reforma” (S. L.), Junio 14 de 1900. 248- “La instrucción pública en San Luis en 1899”; “La Reforma” (S. L.), Agosto 11, 14 de 1900. 249- “El consejo escolar”; “La Reforma” (S. L.), Agosto 23 de 1900. 250- “Las municipalidades en la Provincia en 1899”; “La Reforma” (S. L.), Setiembre 11, 13, 15 y 18 de 1900. 251- “Las sociedades de beneficencia en 1899”; “La Reforma” (S. L.), Setiembre, 26 y 29; Octubre 5, 10 y 20 y Noviembre 5 de 1900. ANEXO BIBLIOGRAFICO Artículos de “La Agricultura” firmados con seudónimos o anónimos, que suponemos son de su autoría. 1895 252- “¿Exportación? ¿Asociación?”, pág. 221. Chacarero. 253- “El oro”, pág. 235. Anónimo. 254- “A propósito de pronósticos meteorológicos”, pág. 516. Acuarius. 255- “No hay latifundios sin colonización”, pág. 569. Chacarero. 256- “El palacio del Congreso”, pág. 872. Palladium. 257- “La industria y los puertos. Exportación de ganado”, pág. 939. Chacarero. 258- “Escuelas de comercio y agronomía”; pág. 955. Chacarero. 1896 259- “Producción, especulación”, pág. 63. Chacarero. 260- “Mendoza. Las Tomas del Tunuyán”, pág. 97. “A” 261- “Ecos de las colonias. Los productores en moratoria. Ejecución y Apremio”, pág. 307. Chacarero. 262- “Nuevas emisiones ”, pág. 363. Chacarero. 263- “La especulación a plazo sobre cereales”, pág. 454. Liberus. 264- “La Instrucción Pública, su mala organización. Reformas que se imponen”, pág. 482. Docente. 265- “Una historia como muchas. Las minas de petróleo de Mendoza”, pág. 490. Un Escaldado. 266- “La colonización europea en Africa y América”, pág. 510. Anónimo. 267- “El gran pulpo voraz. Un breve bosquejo sobre finanzas ”, pág. 52. Patricio. 268- “La crisis presente se va”, pág. 585. Chacarero. 269- “La crisis presente se va”, pág. 617. Chacarero.

273. Chacarero. 71. pág. pág. Farmer.“La crisis agrícola.“Enseñanza agrícola.“Las profesionales liberales y los gremios productores”. pág. su causa fundamental”.“El progreso de la agricultura”. Chacarero. 744. 152. pág. Traductor. 301. 292.“Socialismo”. 35.“Dr. Contrarréplica”. 300.“Investigación nacional sobre agricultura. 759. 131. 121. 742. Contestación al…”. Catón. 287. 304.“Ernst Engel (Obituario)”. Anónimo. pág. Un Chacarero. 271. 183. nuevos ensayos y sus resultados ”. 946.“La Sociedad Rural”. 671. Farmer. pág.“Jack-in-office”.“Escuelas de cocina”.“Libre cambio”. pág. pág. 277. 290.“El ausentismo”. pág. 282. 293. Anónimo. pág. Emilio Wolff (Obituario)”.“La nueva bandera. Gil”. pág. Las damas y los perros”. 303. Forward. Mal principio. 715. Forward. 295. pág. 288. 281.“La industria harinera argentina. pág. Chacarero. 275. M. Carlos Max. 279.“La clasificación de los quesos”. 285. Chacarero.“La industria harinera argentina. Farmer. Otto. 666. 278. Justus. 136.“Juguete de Navidad”. Catón.“Industria harinera argentina. Forward. 946. Catón. 289. Max. 299.“La influencia del clima sobre el ganado vacuno”.“Insecticidas y fungicidas. 52. pág. Diógenes. pág. pág. 96. 61. 948.“La investigación nacional. CH…. pág. 294. Su enseñanza en las escuelas”. 206. Nueva forma”. 298. 108. Su aplicación en los sembrados”. 759. 149. 276. Libre cambio”. 291. (cuestionario). Productores unidos ”. Las ideas de un ministro”. Chacarero. pág. Forward. Anónimo.“La higiene rural.“Nueva bandera. Notas sobre los datos del censo”. pág. pág. pág. 111. pág. pág. 219. pág.“Escuelas agrícolas.270. Otto.“Las ovejas en la última exposición de Smithfield (Londres)”. pág. pág. 103. 49. 296. 286. .“La nitragina. 127. pág. pág. pág. Catón. 280. 297. Los resultados serán negativos ”. 306.“La Sociedad Rural. Otto.“La reacción contra los Poland China en los Estados Unidos”. Contestación al Sr. Farmer. 283. 107. 851. 634. Lo que hace y lo que podría hacer”. Fabricio. Otto. 45.“El crédito agrícola.“Los carburos de hidrógeno en los forrajes”.“Unión es fuerza”. pág. “A”. pág. 1897 284. Farmer.“Socialismo. pág. Severo Catón. 5. pág. Farmer. Campos de experiencias escolares”. pág. Catón. 29. 639. 682.“Libros y lectura”. 194. 305. 274. 302. pág.“Modas de fin de siglo. 272. ganadería e industrias derivadas”. pág. pág.“La máquina estadística de Hollerith”.“San Luis”. Libre cambio.

1900 333. 308. pág.“Buscando la capa”. . 567.“Obras públicas en San Luis”. 806. pág. pág. Chacarero. pág. 339.“¿Sermón perdido?”. 346. Chacarero. Catón. 247. pág. 222. Pasado. 317. 310. Anónimo. 1898 326. 335. pág. pág.“Carta desde San Luis”.“La instrucción pública y la enseñanza agrícola”. pág.“Nuestra universidad y la agricultura”. pág. pág.“Langosta. Chacarero. 329. Catón.“Bomba aftosa”. 341. Anónimo. 656. 419. Chacarero.“12 de Octubre. Producción de manteca”. 331. pág. Chacarero.“El contrato de trabajo”.“La industria molinera argentina”. pág. 342.“Riqueza y trabajo. pág.“Reformas jurídicas”. Sociólogo. 361. Sociólogo. pág. 422. Corresponsal. 503. 323. 327. Chacarero. Catón.“La industria lechera.“La higiene en el campo. Juvenal. 393.“Cosas y Quisicosas.“El problema de la vida”. 322.“Warrants o el crédito agrícola”. pág. El porvenir de la salud humana”. Juvenal. 289. 324. 336.“El ferrocarril Gran Oeste Argentino. 200. Teoría y práctica”. 311. 411. pág. pág. 57. 387. 233. 569. 701. 276.“Campaña contra la langosta a favor de Bruner”. Chacarero. pág. 334. 1897-1898”. 718. Anónimo.“Colonización agrícola. presente y porvenir”. pág. 331. 314. 281. Anónimo. Otto. pág. Teoría y Práctica”. Anónimo. 340. 444.307. 312. Chacarero. pág.“Las escuelas económicas modernas ”. 31.“La torrefacción de los cereales y las harinas”. 370. Anónimo. pág.“La educación científica”. pág. 28. 651. Chacarero.“¿Predicar en el desierto?”. 319. 321. 330. Catón.“Los latifundios y el impuesto territorial”.“Langosta. 629.“De San Luis (Santa Rosa)”.“El pan”. pág. pág. 588 y 608. pág. 1899 332. pág. 338. Anónimo. Catón. Cuyano. Farmer. Farmer.“La destrucción de la langosta”. pág. 331. pág. 325. pág. 595. Intereses nacionales abandonados”. Sus deficiencias”. pág.“Nueva máquina de moler y amasar”. pág. 313. pág. 320. Sociólogo. Causas y efectos”. 271. Justus.“Sobre proteccionismo”. Catón. pág. Reflexiones de actualidad”. 303. pág.“El cultivo del centeno”.“La acción del gobierno. Chacarero. 328. 315. 1902 337.“La jornada de ocho horas”. 318. 316. 600. Chacarero.

*** FIN *** .

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful