26 LA VANGUARDIA

S O C I E D A D

VIERNES, 5 ABRIL 2002

China obtiene el genoma del arroz, que ayudará a aliviar el hambre en el mundo
INVESTIGACIÓN

n El genoma del arroz es el más importante de los obtenidos hasta ahora desde un punto de vista económico, político y humanitario
JOSEP CORBELLA

BARCELONA. – Después de los

genomas de la mosca del vinagre, del gusano “C. elegans” y de la planta “Arabidopsis”, especies todas ellas científicamente relevantes pero económicamente intrascendentes, dos equipos científicos independientes presentan hoy en la revista “Science” el genoma del arroz. Es “el primer genoma que se traducirá en beneficios tangibles para la humanidad desde el punto de vista de la seguridad alimentaria y de la lucha contra el hambre”, escriben los especialistas Ronald Cantrell y Timothy Reeves en la revista. El éxito conseguido con el genoma del arroz, sólo cuatro años después de que China abriera su primer gran centro de secuenciación genética, responde al claro empeño del Gobierno de Pekín de convertir el país en uno de los líderes mundiales en investigación. Con ello, China aspira a conseguir la soberanía tecnológica respecto a países con más tradición científica como Estados Unidos. Por ahora, el centro de secuenciación genética chino ya dispone de 80 potentes máquinas secuenciadoras y una plantilla de 600 empleados. Una vez obtenido el genoma del arroz, sus próximos objetivos son los genomas del cerdo, del pollo y del maíz, es decir, investigaciones que producirán beneficios rápidos en la agricultura y la ganadería.

El anuncio del genoma del arroz, obtenido de manera independiente por el Instituto de Genómica de Pekín y la empresa estadounidense Syngenta, llega diez días después de que China confirmara sus intenciones de convertirse en una gran potencia espacial tras lanzar el satélite Shengho III y conseguir que aterrizara con éxito en Mongolia. Al margen de confirmar el nuevo poderío científico de China, el genoma del arroz “ayudará a aliviar el problema del hambre en el mundo”, afirma Pere Puigdomènech, especialista en genética vegetal del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Aunque reconoce que no hay garantías de que los nuevos datos se utilicen en beneficio de los más necesitados, “el genoma del arroz abre la vía a mejorar el rendimiento y la calidad de los cultivos”. Estas mejoras incluyen desde la creación de arroces más nutritivos para prevenir carencias de ciertas vitaminas hasta un aumento de la producción para alimentar a un mayor número de personas. La introducción de nuevas variedades de arroz para aliviar el hambre ya se ha empezado a aplicar el algunas regiones de África, donde

El avance científico confirma que China se halla en el primer nivel mundial en investigación biotecnológica
los conocimientos genéticos se han empleado para plantar cultivos resistentes a las plagas autóctonas. Al consumidor español, “el genoma del arroz no le aportará ningún beneficio inmediato”, añade Pere Puigdomènech. Pero, de manera indirecta, sí le puede beneficiar: el arroz, que tiene un genoma pequeño y manejable, siete veces más pequeño que el humano, será la base para estudiar los genomas mayores de otros cereales, como el maíz y especialmente el trigo, que son básicos en las dietas europeas. Y aunque en España no hay un problema de déficit de alimentos, “obtener variedades de trigo de más calidad sí que nos podría interesar”.c

CIUDADANOS

Fallece Carlos Benarroch, fundador de Entesa Judeocristiana de Catalunya
MARÍA-PAZ LÓPEZ

BARCELONA. – Carlos Benarroch

Benoliel, fundador y copresidente judío de Entesa Judeocristiana de Catalunya, falleció ayer en Barcelona tras una larga enfermedad, según comunicó el copresidente cristiano de la entidad, Ignasi Angerri. Benarroch, abogado e industrial de la confección, nacido en Melilla hace 87 años, vivía en Barcelona desde hacía casi 40, y se había imbricado en la sociedad civil con su enconada defensa del diálogo interreligioso entre cristianos y judíos. Desde la fundación de Entesa en 1979, participó en debates ciudadanos y programas televisivos sobre vínculos judeocristianos, y escribió al respecto numerosas cartas de los lectores en “La Vanguardia”. Durante el pontificado del cardenal Narcís Jubany (1971-1990) mantuvo excelentes relaciones con la Iglesia católica, pese a que subsistía su temor a que se beatificara a Isabel la Católica, responsable de la expulsión de los judíos en 1492. También fue hombre reivindicati-

GUILLERMINA PUIG / ARCHIVO

Benarroch, con kipá, en 1987
vo: persiguió a la Real Academia para que sacara del diccionario frases ofensivas, como “cohen” (en hebreo, sacerdote, que figuraba como hechicero o alcahuete) o la acepción de “perro” como insulto a musulmanes y judíos. Fiel al judaísmo tradicional, le dolió la escisión de los judíos de la ciudad en sendas comunidades conservadora y progresista.c