r

r

CAPÍTULO 2

CONMENSURABILIDAD, COMPARABILIDAD Y COMUNICABILIDAD*

«Commensurabilify, Comparability, Communicabilitys> [«Conmensurabilidad, comparabilidad y comunicabilidad»] fue el articulo principal de un simposio que tuvo lugar en J982, en la reunión bienal de la Philosophy of Science Association. Philip Kitcher y Mary Hesse actuaron como comentadores del articulo; la respuesta de Kuhn se incluye aquí como posdata. Las actas del simposio ¿t1 publicaron en PSA 1982, volumen 2 (Easl Lansíng, MI. The Ph;!a-_ sophy of Science Association, ¡983).

Han transcurrido veinte años desde que Paul Feyerabend y yo empleamos por primera vez en letras de molde un término que habíamos tomado de las matemáticas para describir la relación entre teorías científicas sucesivas. El término era «inconmensurabilidad», y cada uno de nosotros fue inducido a utilizarlo por problemas que habíamos encontrado al interpretar textos científicos.1 Mi uso del tér* Mucha genle ha contribuido a la mejora de este artículo desde su primer borrador. Entre ellos están mis colegas del MIT y ios asistentes a la reunión de la PSA y al seminario de Historia y Filosofía de la Ciencia de la Universidad de Columbia, donde leí por primera vez una versión preliminar. Estoy agradecido a todos ellos, sobre todo a Ned Block, Paul Horwich, Nathaniel Kuhn, Stcpben Stich y mis dos comentadores oíiciales. I. P. K. Feyerabend, «Explanation, Reduction. and Empiricism», en Scientific Explanarían, Space, and Time, compilado por H. Feigl y G. Maxwell, Minnesota Sludies in ihe Philosophy of Science, vol. 3, Minneapolis, University of Minnesota Press, 1962, págs. 28-97 (trad. cast.: «Explicación, reducción y empirismo», en P. K. Feyerabend, Límites de la ciencia, Barcelona, Paidós, 1989); T. S. Kuhn, The Structure of Scientific Revolutions, Chicago, University of Chicago Press, 1962 (trad. cit.). Creo que mi recurso a la «inconmensurabilidad» y el de Feyerabend fueron independientes, y no recuerdo bien si Paul lo encontró en el borrador de un manuscrito mío y rne dijo que él también había estado usándolo. Pasajes que ilustran nuestros primeros usos del lérmino son: Kuhn, The Stntcture of Scientific Revolutions, 2 J ed. revisada, Chicago, Universily of Chicago Press, 1970, págs. 102 y sigs., 112, 128 y sigs., 148-151 (trad. cit.), sin cambios desde la primera edición, y Feyerabend, op. cit., págs. 56-59, 74-76, 81.

3 Y ambos afirmábamos que cuando ocurría este tipo de cambio era imposible definir todos los términos de una teoría en el vocabulario de la otra. pág. 519-547. pero sobre el que regularmente se han cargado demasiado las tintas: si dos teorías son inconmensurables deben ser formuladas en lenguajes mutuamente intraducibies. Una breve reformulación de esas críticas preparará el terreno para algunos comentarios extensos. pero de manera virtual nadie se ha enfrentado por completo con los problemas que indujeron a Feyerabend y a mí a hablar de inconmensurabilidad. Esta observación había sido anteriormente resaltada en N. Cambridge. Colodny. Putnam. R. y esto es lo que los defensores de la inconmensurabilidad. pág. del verbo «ver». 113-124 (trad. 1977). «Theories. y ningún argumento basado en la evidencia puede ser relevante para elegir entre ellas. ni tampoco esiablecer relaciones empíricas correctas en las que intervengan ambos conjuntos de lérminos». op. Cambridge University Press. Si esto es así. Yo no usaba en absoluto la noción de términos primitivos. Ilanson.: Patrones de descubrimiento. Feyerabend (op. 87 (1978). Madrid. cit.. op. Science and Subjectivity. o de Maxwell sin separarse del lenguaje que ellos y nosotros hablamos todos los días. visual y conceptual. cit. H. Desde entonces los problemas planteados por la variación del significado se han discutido ampliamente. 2. 17-20. Pittsburgh. pero nuestra coincidencia en aquel tiempo era sustancial. Kilcher. D. Shapere. Para esta Jínea de crítica véase Davidson «The Very Idea». 103). Comenzaré intentando eliminar algún malentendido ampliamente extendido. Davidson. La hipotenusa de un triángulo rectángulo isósceles es in5. 1988). Alianza. 81-83.2 Cada uno de nosotros estaba fundamentalmente preocupado por mostrar que los significados de los términos y conceptos científicos —por ejemplo «fuerza» y «masa». 5-20. págs. Madrid. 3. Cambridge. 4. págs. algo que ya no haría excepto en la medida. op. permanecerá un residuo perjudicial de la primera línea de crítica. el concepto de inconmensurabilidad ha sido frecuente y ampliamente rechazado. P. en que eslas últimas diferencias son consecuencias necesarias del proceso de aprendizaje del lenguaje. «Mcaning and Scientific Change». nos dice que es imposible traducir teorías antiguas a un lenguaje moderno. cit. escribía que «no es posible definir los términos primitivos de T sobre la base de los términos primitivos de T. Para esta línea de crítica véase D. COMPARABILIDAD Y COMUNICABILIDAD 49 mino era más amplio que el suyo. Theorists. y Putnam. 1981. La mayoría o la totalidad de las discusiones sobre inconmensurabilidad dependen de un supuesto literalmente correcto. págs. campo de problemas y normas de resolución» (Smtcture. e I. Cambridge University Press.. sin embargo. Patterns of Discovery. Por las razones que sean. 1958 (trad. Volveré a ello únicamente al final de este artículo. 1967. 59). págs. «The Very Idea of a Conceptual Scherne». verdad e historia. En estas circunstancias. entonces no pueden compararse. Todo eso fue en 1962. en Minel and Cosmos: Essays in Contemporary Science and Philosophy. Gente como Kuhn. 41 -85. No hay duda de que ese descuido se debe. bastante considerable. ¿qué pueden querer decir cuando hablan de inconmensurabilidad?6 En este artículo me ocuparé principalmente de ía segunda línea de argumentación. cast. y restringía la inconmensurabilidad a unos pocos términos específicos. University of Pittsburgh Press. al papel desempeñado por la intuición y la metáfora en nuestras formulaciones iniciales. 47 (197-1). Scheffler. Pero luego ellos hacen precisamente eso. págs. . o «elemento» y «compuesto»— cambiaban frecuentemente con la teoría en la que aparecían. cit. muy recientemente en un libro publicado a finales del año pasado por Hilary Putnam. sus posiciones respecto al fenómeno eran más radicales que las mías. 3. Truth and Hisíory. en Proceedings and Addresses of (he American Philosophical Asodation. and Theoretical Change». 6. G. Hablar de diferencias y comparaciones presupone que se comparten algunos puntos. Feyerabend y yo escribíamos sobre la imposibilidad de definir los términos de una teoría sobre la base de los términos de otra. yo hablaba también de diferencias en «métodos.: Ratón. compilado por R. reconstruir las teorías de Aristóteles. págs. que afecta al menos a mi punto de vista. Reason. Pero mientras que él restringía la inconmensurabilidad al lenguaje. o de Newton. Reason. Por ejemplo. Sin embargo. yo utilizaba mucho el doble sentido. o de Lavoisier. en Philosophical Review. incluso habiendo eliminado el malentendido. se señala. cast.5 Una segunda línea de crítica es como mínimo igualmente profunda. y asemejaba una y otra vez los cambios de teoría a los cambios de Gestalt. parecen negar.I 48 REPENSANDO LAS REVOLUCIONES CIENTÍFICAS CONMENSURABILIDAD. INCONMENSURABILIDAD LOCAL Recordemos brevemente de dónde proviene el término «inconmensurabilidad». Indianápolis. Truth and History. en parte. vol. aparece una primera línea de crítica: si no hay ningún modo en que las dos puedan formularse en un único lenguaje. Bobbs-Merrill. Por consiguiente su discurso es necesariamente incoherente. T edición. Tecnos. aunque las dos no son en absoluto independientes y necesitaré hablar también de la primera. 1966. Cada uno de nosotros materializaba esta última afirmación en comentarios acerca de la inconmensurabilidad de las teorías científicas. University of Pitlsburgh Series in the Philosophy of Science. 4 Putnam reelabora convincentemente dos líneas de crítica que habían aparecido con frecuencia en la literatura filosófica anterior. los cuales hablan a menudo de comparaciones.

Los términos que preservan sus significados a través de un cambio de teoría proporcionan una base suficiente para la discusión de las diferencias. Es sencillamente poco plausible que algunos términos cambien sus significados cuando se transfieren a una nueva teoría sin infectar los términos transferidos con ellos.. su traducción es simplemente homófona. cit. y Putnam. COMPARABILIDAD Y COMUNICABILIDAD 51 conmensurable con su lado. . Demostrar que esto podía hacerse y explicar cómo hacerlo se cuenta entre los logros más espléndidos de las matemáticas griegas. o la circunferencia de un círculo con su radio. Llamaré «inconmensurabilidad local» a esta versión modesta de la inconmensurabilidad. como veremos. desde el comienzo. paso ahora a la segunda línea principal de crítica que se dirige habítuaímente a la inconmensurabilidad. y los antropólogos. al que ambas teorías. y yo pienso que lo son. no hay medida común. cit. en el mejor de los casos. no un proceso que pueda evaluar teorías por separado. Cuando se aplica al vocabulario conceptual que se da en una teoría científica y en su entorno. Afirmar que dos teorías son inconmensurables significa afirmar que no hay ningún lenguaje. 116 y sigs. el término «inconmensurabilidad» funciona metafóricamente. no el producto de un malentendido. y precisamente por la misma razón. sino que sencillamente se usan de la misma manera en las dos teorías en cuestión. La mayoría de los términos comunes a las dos teorías funcionan de la misma forma en ambas. «Theorícs. Los significados son productos históricos. y para las comparaciones que resultan relevantes en la elección de teorías. neutral o de cualquier otro tipo. Pero la falta de una medida común no significa que la comparación sea imposible. incluyendo el uso y función de aquellos mismos términos? Los historiadores afirman que es posible producir interpretaciones que tengan éxito. Así pues. Sean correctos o no. op.50 REPENSANDO LAS REVOLUCIONES CIENTÍFICAS CONMENSURABILIDAD. Si puede sostenenerse consistentemente. and Theoretical Change». La afirmación de que dos teorías son inconmensurables es más modesta de lo que la mayor parte de sus críticos ha supuesto. y cambian inevitablemente en el transcurso del tiempo cuando cambian las demandas sobre los términos que los poseen. ¿cómo pueden los historiadores y demás analistas tener tanto éxito al reconstruir o interpretar esa teoría más antigua. sus significados. la frase «invariancia del significado» sólo puede proporcionar un nuevo ámbito para el problema planteado por el concepto de inconmensurabilidad. una base para explorar los significados de los términos inconmensurables. se preservan.. Pero este logro fue posible sólo porque. la mayoría de las técnicas geométricas se aplicaban sin cambio a los dos elementos entre los que se buscaba una comparación. no está claro que la inconmensurabilidad pueda restringirse a una región local.7 Proporcio7. Kilcher y Putnam. op.. Reason. Lejos de suministrar una solución. Theorists. En el estado actual de la teoría del significado. Volveré a ella al final de este artículo. Se sigue que la contrastación es un proceso que compara dos teorías. su forma local es mi versión original. En la medida en que la inconmensurabilidad era una afirmación acerca del lenguaje. págs. que era la versión original de esa noción. págs. La frase «sin medida común» se convierte en «sin lenguaje común». concebidas como conjuntos de enunciad:^. 19. Para buscar una. op. en el sentido de que no hay una unidad de longitud contenida un número entero de veces sin resto en cada miembro del par. las magnitudes inconmensurables pueden ser comparadas con cualquier grado de aproximación requerido. Surgen problemas de traducción únicamente con un pequeño subgrupo de términos (que usualmente se interdefinen) y con los enunciados que los contienen. y entonces resultará que «significado» no es el mejor encabezamiento para una discusión sobre inconmensurabilidad. que la extensión con la que esos criterios pueden ser satisfechos no tiene límites en principio. Kitchcr. en una empresa estrechamente relacionada. Nótese que estos términos no son independientes de la teoría. Sin embargo. 519-529. Esta línea de crítica sobrevive al retorno a la versión local. puedan traducirse sin resto o pérdida. pág. Ni en su forma metafórica ni en su forma literal inconmensurabilidad implica incomparabilídad. nan incluso." Los 8. la distinción entre términos que cambian de significado y aquellos que lo preservan es. TRADUCCIÓN FRENTE A INTERPRETACIÓN Si algunos términos no vacuos de una teoría nías antigua eluden la traducción al lenguaje de su sucesora. Truth and History. cit. Aquí sencillamente adoptaré como premisa que sus afirmaciones están justificadas. entonces la primera línea de crítica dirigida a la inconmensurabilidad debe fracasar. o sea acerca del cambio de significado. Esta dificultad es real. «The Very Idea». no tenemos actualmente ninguna alternativa más adecuada. Davidson. esos supuestos son en cualquier caso fundamentales en los argumentos dirigidos a la inconmensurabilidad por críticos tales como Davídson. difícil de explicar o aplicar. afirman lo mismo. cualesquiera que puedan ser. Por el contrarío. Sin embargo.

puede haber aumentado el número de referentes conocidos de un término dado. Cambridge. Una segunda característica está estrechamente relacionada con ésta. y «gavagai» ejemplifica el material ininteligible con el que comienza. en ruidos o inscripciones ininteligibles. se esfuerza por inventar hipótesis que hagan inteligible la proferencia o inscripción. Si la persona tiene éxito. total o parcialmente. Volvamos ahora a la interpretación. La confusión es fácil porque la traducción real contiene a menudo. No obstante. Aprender una nueva lengua no es lo mismo que traducir de ella a la propia. y suponiendo durante todo el proceso que se puede extraer un sentido de la conducta aparentemente lingüística. al menos un pequeño componente interpretativo. Dos características de la traducción así concebida requieren un énfasis especial. qué significa ser un «texto equivalente» puede permanecer sin especificar. una en la que términos aún usuales. Pero en este caso es necesario considerar que la traducción real encierra dos procesos que se pueden distinguir. La filosofía analítica actual se ha concentrado exclusivamente en uno de ellos y lo ha confundido con el otro. Vamos a decir simplemente que el texto traducido cuenta más o menos la misma historia. Precisamente en relación con estos problemas los ejemplos de Quine son consislentemente erróneos. que presenta más o menos la$ mismas ideas. el traductor sustituye sistemáticamente palabras o secuencias de palabras en el texto por palabras o secuencias de palabras en el otro idioma. Barcelona. Observando la conducta y las circunstancias que rodean la producción del texto. puede que la que efectúa la interpretación domine inicialmente sólo una lengua. traducción existía antes de que esta última comenzara. no hay nada en mi argumento que dependa de la preservación del término «traducción» para el primer proceso.9 Creo que está equivocada. Para evitar confusiones seguiré la costumbre reciente. el hecho de la traducción no ha cambiado los signiñcados de las palabras o frases. Ambas características derivan directamente. El «traductor radical» de Quine es de hecho alguien que efectúa una interpretación. en uno de estos idiomas. W. pero no ha alterado el modo en que esos referentes. hasta la obra Palabra y objeto de Quine. Pero la idealización no es mía. para nuestros propósitos la traducción es algo efectuado por una persona que sabe dos idiomas. entre otras disciplinas. Labor. antiguos y nuevos. Se puede seguir la pista de esta ecuación. lo que ha hecho en primera instancia es aprender una lengua nueva. Para interpretar la proferencia «gavagai» no es necesario que el antropólogo imaginario de Quine proceda de una co- . Es una empresa requerida por la historia y la antropología. Tanto igualdad de significado como igualdad de referencia son desiderata obvios.: Palabra y objeto. o qui/. como «fuerza» y «masa» o «elemento» y «compuesto» funcionaban de forma diferente. A diferencia de la persona que traduce.ás una versión más antigua de su propia lengua. Word and Object. un conejo». paso a lo que son las preocupaciones fundamentales de este artículo. con tal de que se reconozca la existencia de dos procesos. la persona que interpreta busca ese sentido. y seguramente lo son. El argumento. de la naturaleza y función de un manual de traducción quineano. que acabo de proporcionar depende esencialmente de la ecuación establecida entre interpretación y traducción. O. Las glosas y los prefacios de los traductores no forman parte de la traducción. 1960 (trad. y todos concluyen que su éxito es incompatible incluso con la inconmensurabilidad local. necesitamos preguntar por qué. o esbozo de argumento. Tener éxito en lo primero no implica conseguir también lo segundo. quizá la lengua en la que «gavagai» es un término. al menos tal como la traducción se entiende en la mayoría de la filosofía reciente. la lengua en la que se expresa la 9. Naturalmente. Al enfrentarse con un texto. pero no recurro a ellos aún. y una traducción perfecta no los necesitaría en absoluto. COMPARABILIDAD Y COMUNICABILIDAD 53 tres esbozan la técnica de interpretación. o quizá siempre. Yo mantengo que la interpretación'—un proceso sobre el que tendré algo más que decir— es distinta de la traducción. casi. Así pues. oral o escrito. como mínimo. entre otras fuentes. Por el momento. MA. porque confunden interpretación y traducción. No hay duda de que estas características de la traducción parecen idealizaciones.52 REPENSANDO LAS REVOLUCIONES CIENTÍFICAS CONMENSURABILIDAD. La traducción consiste exclusivamente en palabras y frases que reemplazan (no necesariamente una a una) palabras y frases del original. empleando «traducción» para designar el primero de estos procesos e «interpretación» para designar el segundo.. se determinan. Si a pesar de todo se requieren. y que el error es importante. V. Technology Press of the Mas. 1968). En primer lugar. o que describe más o menos la mjsma situación que el texto del cual es una traducción. Al intentar ahora mostrar dónde estriba la dificultad de sus argumentos. Si esta lengua puede traducirse o no a aquella con la que la persona comenzó es una cuestión discutible.sachusetls Instilule of TechnoJogy. Esto es. Al principio el texto sobre el que trabaja consiste. a fin de producir un texto equivalente. Quine. todos describen su resultado como una traducción o un esquema de traducción. como por ejemplo que «gavagai» significa «mirad.

cit. la disponibilidad de esa alternativa no excluye la traducción. págs. COMPARABILIDAD V COMUNICABILIDAD 55 munidad de hablantes familiarizados con los conejos y que posea una palabra que se refiera a ellos. en lo sucesivo. Creo que Kitcher tiene razón cuando señala que el lenguaje de la química del siglo xx puede utilizarse para identificar los referentes de los términos y expresiones de la química del siglo xvni. se ve que «aire desflogistizado» se refiere algunas veces al misino oxígeno y otras a una atmósfera enriquecida con oxígeno. tienen orejas largas. op. Por ejemplo. di. La persona que lleva a cabo la interpretación no puede. Thcorists. En cualquier caso. utilizando discriminaciones diferentes para hacerlo. En estas circunstancias «gavagai» permanece como un término indígena irreductible que no puede ser traducido al castellano. con práctica.. cuando se lee un texto de Priestley y se piensan desde un punto de vista moderno los experimentos que describe. La expresión «a es más rico en flogisto que 3» tiene el mismo referente que «a tiene mayor afinidad con el oxígeno que P». como base de una penetrante crítica de la noción de inconmensurabilidad.t observa que su traductor radica] podría escoger el camino «costoso» y «aprender el lenguaje directamente. en mi opinión.» es la traducción buscada y. Aunque las personas que hablan el castellano pueden aprender a utilizar el término. y frecuentemente así lo hace.. págs. por las razones previamente explicadas. 70 y sigs. 47. con orejas largas. al menos en la medida en que estos términos y expresiones efectivamente tienen referente. por ejemplo en la expresión «en la combustión se emite llogisto». cuando lo hacen están hablando la lengua indígena. Sin embargo. con una cola que se parece a un arbusto. con orejas largas. y para las que el castellano no proporciona ninguna terminología descriptiva. su cola se parece a un arbusto.' 0 Esto es.54 REPENSANDO LAS REVOLUCIONES CIENTÍFICAS CONMENSURABILIDAD. Pero yo me inclino a pensar que cualquier término que pueda ser introducido mediante una secuencia puede ser internalizado de tal forma que. En lugar de descubrir un término que corresponda a «gavagai».12 No tengo ninguna duda de que los historiadores que tratan con textos científicos antiguos pueden usar. aunque no siempre las reconozcan. etc. Pero puede intentar describir en castellano ios referentes del término «gavagai» —son peludos.. aquella en la que ni siquiera largas secuencias están disponibles. En algunos contextos. las circunstancias podrían ser diferentes. Al aprenderá reconocer «gavagais». entonces «criatura peluda. dígenas estructuran el mundo animal de forma diferente a como lo hacen ias personas que hablan el castellano. por ejemplo el castellano. y sólo a ellas. and Theoretical Chango. Quine (Word and Ohject. sus referentes pueden ser reconocidos directamente. Esto supondría alterar el castellano y el resultado no sería una traducción.. y deben hacerlo. DETERMINACIÓN DE LA REFERENCIA FRENTE A TRADUCCIÓN Así pues. El punto en cuestión resultará considerablemente clarificado si expongo primero el meollo de su crítica. 531-536. Pero considera que esle proceso os simplemente un camino alternativo hacia un fin que coincide con el que se alcanza mediante su método habitual: un manual de traducción. el lenguaje moderno para identificar los referentes de los términos anticuados. Kitcher. op. pero hay otros contextos en los que se refiere al hidrógeno. el intérprete/antropólogo podría aprender el término indígena de una forma muy parecida a como aprendió algunos términos de su propia lengua. En lugar de traducir. si se adecúa a todas las criaturas que provocan preferencias que contienen el término «gavagai». . «gavagai» puede introducirse en el castellano cómo una abreviatura de ella. la teoría del flogislo. Podría no existir una descripción en castellano que tenga el mismo referente que el término indígena «gavagai». dicha crítica se equivoca. Alguien podría objetar que una secuencia como "criatura peluda.—. mi tesis es que los historiadores de la ciencia que intentan comprender textos científicos antiguos se encuentran regularmente con ese tipo de circunstancias. Éstas son las circunstancias para las que yo reservaría el término «inconmensurabilidad». lo que me preocupa es una versión más fuerle de la intraducibilidad.. «Theories. la persona que efectúa la interpretación puede haber aprendido a reconocer características distinguibles que resultan desconocidas para las personas que hablan el castellano. «Aire flogístizado» es normalmente aire del que se ha eliminado el oxígeno. 11 En estas circunstancias no surge ningún problema de inconmensurabilidad. como io aprendería un niño». quizá los in10. Si la descripción es afortunada. y luego indico dónde. Esto es.» es demasiado larga y compleja para ser una traducción de un solo término a otra lengua. con una cola que se parece a un arbusto. Igual que cuando el indígena señala con su dedo gavagais.. puede aprender a reconocer ias criaturas que evocan «gavagai» a los indígenas. limitarse a introducir el término «gavagai» en su propia lengua. puede simplemente aprender a reconocer el animal y emplear el término que emplean los indígenas. Philip Kitcher ha utilizado uno de mis ejemplos habituales.. es decir. en una etapa anterior. esas determinaciones de la referencia proporcionan con frecuencia los ejem12. Por supuesto. el término «flogisto» no tiene referente en absoluto. 11.

) Pero ni la interpretación ni las técnicas de traducción de Kitcher permiten declarar verdaderos o falsos los enunciados individuales que contienen términos de la antigua leoría.15 Sin embargo. Cohén y R. junto con compuestos que derivaban de ella. por ejemplo carbono y a/ufre. en La tensión esencial. Sin embargo. Hermann. Talón. En aras a la claridad y brevedad lo lie construido yo mismo. y sugiere que su disponibilidad debería poner el punto final a las discusiones sobre inconmensurabilidad. 1977. entonces ninguna obra de ficción podría traducirse y. Uníversity of Chicago Press. como es el caso de «aire desflogistizado». de cara a la cuestión que nos ocupa. ¿cómo se traducirían las ocurrencias de «flogisto» que no tienen referente? Una posibilidad —sugerida tanto por el silencio de Kitcher sobre la cuestión como por su preocupación por preservar los valores de verdad. Yo creo que las teorías son estructuras que deben evaluarse globalmenie. Me parece que está equivocado en ambos casos. L'aventure de la science. Al examinar una traducción efectuada siguiendo el método propuesto por Kilcher con frecuencia sería imposible entender por qué esos enunciados figuraban yuxtapuestos en un solo texto. Entre los elementos están las tierras y los aires. dejar espacios en blanco equivale a fracasar como traductor. vamos a considerar el siguiente epítome de algunos aspectos centrales de la teoría del flogisto. «flogisto» se traduciría algunas veces por «sustancia liberada por los cuerpos en combustión». Por supuesto. no forman parte de su Iraduccinn en absoluto. otras por «principio metalizador». (Si una interpretación atribuye al autor de un texto aserciones repetidas que observaciones fácilmente obtenibles hubieran debilitado. 14 Para ver más claramente lo que está en juego cuando se trata con un texto científico antiguo. Vamos a pensar por un momento qué aspecto tendría un texto traducido empleando las técnicas de Kitcher. como mínimo. «flogisto». La habilidad para explicar estos éxilosy fracasos es básica para la interpretación de los textos que efectúa el historiador de !a ciencia. con lo cual el texto original resulta incoherente. 14. La utilización de una sola palabra. pero si dejamos a un lado ciertas cuestiones de estilo podría haber sido extraído de un manual de química del siglo xvm. París. El aire cuyo contenido flogístico (aire flogisti/ado) se ha incrementado de esta manera tiene reducida su elasticidad y su capacidad para mantener la vida. B. Sin embargo. . yo creo que lo único que está haciendo Kitcher es usar la teoría moderna para explicar por qué algunos enunciados. 1964. FCE. aquellas creencias. Kilcher supone que sus técnicas de traducción le permiten especificar los enunciados de la teoría antigua que eran verdaderos y los que eran falsos. tiene lugar una transferencia de flogisto al aire. pero cuando se impregnan de él se convierten en brillantes. sino también con expresiones que tienen referente. los textos científicos antiguos deberían tratarse. El aire de! que se ha eliminado parte de su contenido flogístico (aire desflogisti/ado) mantiene la vida de forma especialmente vigorosa. 240-265 [trad. en Mélanges Alexandre Koyré. es una de las formas de comunicar sus creencias que tenía el autor del texto original. Kitcher explica estas yuxtaposiciones recurriendo a las creencias del aulor del texto y a la teoría moderna. págs. Madrid. rente. y esto es lo que una traducción debe comunicar. para lo que puede requerirse en este caso. 1983]. los enunciados acerca de la sustancia liberada en la combustión eran falsos. Además. como mínimo. COMPARABILIDAD Y COMUNICABILIDAD 57 píos concretos que pueden permitir al historiador aprender qué significan las expresiones problemáticas en su texto. Kitcher describe este proceso de determinación de la referencia como una traducción. como la calcinación y la respiración. Por ejemplo. Como alternativa. eran confirmados por la experiencia y otros no. vol. como «aire desflogistizado». Dichos textos nos informan de lo que creían los científicos del pasado independientemente de su valor de verdad. Otro conjunto.56 REPENSANDO LAS REVOLUCIONES CIENTÍFICAS CONMENSURABILIDAD. Kitcher podría usar la misma estrategia dependiente del contexto que desarrolló para los términos que tienen refe13. Sin embargo. y el historiador debe comenzar su trabajo de nuevo. reimpreso en The Essenüal Tensión: Selected Síudies in Scientific Tradition and Change. son especialmente ricas en flogisto en su estado normal y dejan un residuo ácido cuando se les priva de él. Si sólo pueden traducirse las expresiones que tienen referente. y entre los principios el flogisto. entonces casi seguro que la interpretación es errónea. en ocasiones. pero los pasajes en que lo hace son glosas. 2. Chicago. términos del texto original que son idénticos disimulen. Sustituir expresiones relacionadas por expresiones que o bien no tienen ninguna relación o bien están relacionadas de forma muy diferente hace que. afirmados por los que seguían la (eoría antigua. pero los enunciados acerca de! efecto del aire desflogistizado sobre las actividades vitales eran verdaderos porque en ellos «aire desflogislizado» se refería al oxígeno. Todos los cuerpos físicos están compuestos de elementos y principios químicos. y aun otras por locuciones diferentes. esta estrategia conduce asimismo al desastre no sólo con términos como «flogisto». dúctiles y buenos conductores del calor —o sea metálicos™. los residuos de la calcinación o minerales. 307-334. son normalmente pobres en flogislo.: «La función de los experimentos imaginarios». la introducción de terminología moderna permite explicar en qué áreas las teorías antiguas tuvieron éxito y por qué lo tuvieron. que en estas ocasiones son problemáticos— seria dejar en blanco los espacios correspondientes. cast. Durante la combustión y oíros procesos relacionados. Véase rni «A Function for Thoughl Experiments». Los principios dotan a los elementos de propiedades especiales. con la misma cortesía que se emplea al tratar con obras de ficción. compilado por I. Así. Siguiendo este procedimiento. págs. Un conjunto de tierras.

Quizá sólo «elemento» y «principio» deban aprenderse simultáneamente. Otros. esos términos de la química del siglo xvm —términos como «fiogisto». Pero además de no ser eliminables. como variables para los conjuntos interrelacionados de propiedades que permiten la identificación de los referentes comúnmente aceptados de esos términos. reduce la elasticidad del aire y sus propiedades para mantener la vida. los cuales se aprendían anteriormente con aquéllos. y la segunda ley de Newlon debe desempeñar un papel en dicho aprendizaje. como el término «principio». y funcionan igual en ambas. Deben servir. Pero esto no es así. etc. Estos términos constituyen. parece que esos términos no son reemplazables individualmente por un conjunto de frases o palabras modernas. Por ejemplo. debe considerar la sustancia liberada en la combustión como un principio químico. (La exhortación «purifica tus reactivos» es un principio químico en un sentido muy diferente de aquel en que el fiogisto lo era. junto con «fiogisto». Entre las frases que describen cómo ¿e identifican los referentes del término «fiogisto» hay algunas que incluyen otros términos intraducibies. como partes de un modo globalmente nuevo (pero no enteramente nuevo) de hacer mecánica. «desflogistización» y los que están relacionados con ellos. han perdido toda su significación puramente química. al menos no en el sentido de este término que es habitual en la filosofía reciente. muy particularmente «flogistización». un conjunto interrelacionado o interdefinido que debe aprenderse a la vez. el mismo que hace que el aire sea irrespirable y que además deje un residuo ácido cuando se lo elimina de un material apropiado. Desgraciadamente. sino también en la forma en que estructuraba y parcelaba una gran parte del mundo químico. pero con este extracto tendremos suficiente. pueden reemplazarse por frases en las que únicamente el término «fiogisto» es ajeno a la química moderna. El resultado es que tanto los referentes de estos términos supervivientes como los criterios para identificarlos se han alterado ahora drástica y sistemáticamente. como un todo.58 (1 REPENSANDO LAS REVOLUCIONES CIENTÍFICAS CONMENSURABILIDAD. El epítome que he construido consta de enunciados que proceden de la química del fiogisto.15 Sólo después de que estos términos se hayan aprendido de esta manera se puede reconocer la química del siglo xvm por lo que fue: una disciplina que no sólo difería de su sucesora en el siglo xx en lo que tenía que decir sobre sustancias y procesos individuales. . Tanto si tienen referente como si no. y con ellos ha desaparecido igualmente la antigua generalización constitutiva según la cual cualidades como el color y la elasticidad proporcionaban evidencia directa de la composición química. Para que un texto que expone la teoría del fiogisto sea coherente. han desaparecido de los textos modernos. En realidad. ¿es correcto afirmar que términos químicos del siglo xvm como «fiogisto» no son traducibles? Después de todo. Y si éste es el caso —una cues- tión que consideraré inmediatamente— entonces el pasaje construido que he citado anteriormente en el que esos términos aparecían no puede ser una traducción. Una vez que se han aprendido —y sólo entonces— «flogislo» podría ser introducido como un principio que se comporta de ciertas maneras especiíicables. En ambos aspectos el término «elemento» funcionaba en la química del siglo xvm de forma muy similar a la expresión moderna «estado de agregación» y el término moderno «elemento». antes de que cualquiera de ellos pueda utilizarse para describir fenómenos naturales. las for15. los tres deben aprenderse a la vez. no se puede aprender «masa» y «fuerza» independientemente y luego descubrir empíricamente que la fuerza es igual a la masa por la aceleración. ya he descrito en lenguaje moderno varias maneras en las que el término antiguo «fiogisto» tiene referente. Al parecer podrían construirse frases como éstas en lenguaje moderno para producir una traducción de «fiogisto» a este último lenguaje. Tampoco se puede aprender primero «masa» (o «fuerza») y luego usarlo para definir «fuerza» (o «masa») con la ayuda de la segunda ley. por lo menos. son todavía esenciales en el vocabulario químico y heredan algunas funciones de sus homónimos más antiguos. como por ejemplo «elemento». Pero términos como «principio». «principio» y «elemento»— no son eliminables de ningún texto que pretenda ser una traducción de un original flogístico. COMPARABILIDAD Y COMUNICABILIDAD 59 El manual continúa. La mayoría de las palabras que figuran en estos enunciados aparecen en los textos de la química del siglo xvm y en los de la del siglo xx. Algunos han desaparecido totalmente del lenguaje de la química: «fiogisto» es el ejemplo más obvio. el fiogisto se libera en la combustión. Unos pocos términos más. Esto es. Al aprender mecánica newtoniana los términos «masa» y «fuerza» deben aprenderse a la vez. Un ejemplo más restringido clarificará este punto.) Aún otros términos. EL HISTORIADOR COMO INTÉRPRETE Y MAESTRO DEL LENGUAJE Ahora bien. como «principio» y «elemento». Pero después de efectuar todas estas sustituciones queda un pequeño número de términos que no tienen ningún equivalente en el vocabulario químico moderno.

AI formalizar la mecánica se puede seleccionar el término «masa» o «fuerza» como primitivo y luego introducir el otro como término definido. 50 (1972). págs. ¿cómo puede comunicar sus resultados un historiador que enseña la teoría del flogisto o escribe sobre ella? ¿Qué ocurre cuando presenta a los lectores un grupo de enunciados como aquéllos acerca del flogisto que vimos en el epítome anterior? La respuesta a esta pregunta depende del tipo de auditorio. University of Notrc Dame se han aprendido. no se puede aprender a reconocer fuerzas sin aprender simultáneamente a identificar masas y sin recurrir a la segunda ley. COMPARABILIDAD Y COMUNICABILIDAD 61 malizaciones habituales oscurecen este punto. compilado por F.60 REPENSANDO LAS REVOLUCIONES CIENTÍFICAS CONMENSURABILIDAD. El historiador les describe el mundo en que creía el químico del siglo xvm que aceptaba la teoría del flogisto.. «Interpretaron and the Sciences of Man». pues han olvidado que tuvieron que aprender un lenguaje especial antes de que pudieran leerlos. y comenzaré con el que me parece más relevante en este momento: consta de personas que no saben nada de la teoría del flogisto. Junto a sus consecuencias lógicas. La cuestión de(jat^3ucg^) simplemente. en Man and World. en la práctica. ¡Pero otras son nuevas. Pero difería de su lenguaje materno en parte por enriquecimiento. Taylor da por supuesto que el lenguaje descriptivo de las ciencias naturales (y el lenguaje conduclista de las ciencias sociales) es fijo y neutral. o quizá meramente textos. en Journal of Philosophy. 3-37. «Psycliophysical and Theoretical Idcntifícations». págs. reimpreso en Understanding and Social Inquiry. por ejemplo) que no utiliza la versión de Newton de la segunda ley. Underslanding and Social Inquiry. «How to Define Theoretical Terms». . E! error es sencillo. 1977. 292-315. Lewis. El lenguaje que aprendieron se solapa en buena medida con el lenguaje materno que habían aprendido antes. «The A Priori of Communication and ihe Foundalion of the Humanities». Pero también encuentran esos textos personas que ya han aprendido a leerlos. y deben ser aprendidas prendidas. la sentencia de Ramsey es entonces un compendio de las claves que la persona que efectúa la interpretación tiene a su disposición. claves que. personas para quienes dichos textos son un ejemplo más de un tipo ya familiar. op. o cómo se identifican fuerzas y masas en situaciones físicas reales. Esos textos no podrían haberse traducido a su lenguaje materno si éste no se hubiera revisado. 249-258. Pero esta formalización no proporciona ninguna información acerca de cómo los términos primitivos o definidos se conectan con la naturaleza. en Australasian Journal of Philosophy. la mayoría de lo que he dicho queda claramente captado por la forma de las sentencias de Ramsey. y hasjdp muy discutido recientemente bajo el título de hermenéutica. Entonces. Lewis. Sin embargo. En este punto Karl-Ollo Apcl. 17. y en parte por la introducción de usos transformados sistemáticamente de términos como «flogisto» y «elemento». les está enseñando el lenguaje que los químicos del siglo xvm usaban para describir. La introducción mas útil al sentido de «hermenéutica» que estoy pensando (hay otros) es C. por ejemplo «flogisto». Simultáneamente. D. Notre Dame. 427-446. A estas personas tales textos les parecerán meramente traducciones. 25 (1971). Creo que ésta es la forma correcta de entender la plausibilidad de la técnica introducida por David Lewis para definir términos teóricos mediante las sentencias de Ramsey. «principio» y «elemento». Por ejemplo. No es posible simplemente transmitirlos individualmente mediante una traducción. tendría que haber descubierto mediante una dilatada exploración de los textos. La mayoría de las palabras de ese antiguo lenguaje son idénticas en formary función a las pa I abrasdel lenguaje del historiador y su auditorio.. en Kevieiv of Mctaphysics.1' Press. págs. 101-131. Ésta es la razón de que la «fuerza» y la «masa» newtonianas no sean traducibles al lenguaje de una teoría física (aristotélica o einsteniana. Taylor. si bien «fuerza» puede ser primitivo en alguna formalización particular de la mecánica. págs. los términos interrelacionados en alguna parle local de la red del lenguaje deben aprenderse o reaprenderse simultáneamente. por ejemplo mediante la introducción de términos como «flogisto». IN. A. Estos son los términos intraducibies para los que el historiador o alguno de sus tar significadosloue hagan inteligibles los textos en que trabaja. Para este auditorio estos pasajes son glosas de textos flogísticos que pretenden enseñarles el lenguaje en el que dichos textos están escritos y el modo en que deben ser leídos. proporciona un útil correctivo desde dentro de la tradición hermenéutica. Para aprender cualquiera de estos tres modos de hacer mecánica. explicar y explorar ese mundo. 5 (1972). Sugiero que esto es lo que ocurre cuando se presentan pasajes como el que se resaltó antes a un auditorio que no sabe nada de la teoría del flogisto. McCarthy. 3-51. reimpreso en Dallrnayr y McCarlhy. cit.lé/LJna vez que el proceso ha terminado y las palabras 16. Aunque la cuestión requiere bastante más discusión de la que puede intentarse aquí. DaUmayr y T. no se plantea. págs. La interpretación es el proceso mediante el que se descubre el uso de esos términos. págs. A. y aplicarse luego a la naturaleza como un iodo. Las variables cuantificadas existencialmente con las que estas sentencias comienzan pueden verse como lo que anteriormente llamé «variables» para términos que requieren interpretación. el historiador las usa en su trabajo y las enseña a otras personas. 67 (1970).

Dordrecht. a diferencia de los axiomas de un sistema matemático.19 Sin embargo. pero que resultan aún más serias. 2. traducción de W. sino también el sentido. 1983). Además. Reidel. en el caso en que sea válicío. Esto es. Ariel. págs. Nueva York. y esta parte de su argumento se encuentra con una serie de dificultades que están estrechamente relacionadas con las que acabo de esbozar. o menos directamente de una tradición que sostiene que la traducción puede interpretarse en términos puramente referenciales. Theoríenslruktitren uud Theoriendynamik. 1976 (trad. 1971. Pero el sentido de «definición» supuesto es metafórico en los tres casos. Naturalmente. vol. o 19.(laTl^tensTone^^iosconcepto^jPára exponer misj opiniones he considerado un ejemplo extraído de la historia de la ciencia. reimpreso como The Structure and Dynamics ofTheories. o al menos más amplio. tendrían que inventar y contrastar hipótesis acerca del sentido de los términos introducidos mediante definiciones construidas utilizando las sentencias de Ramsey. Wohlhueter. quienes consideran las sentencias de Ramsey y muestran que sus formulaciones sentencíales estándar varían de un 18. las definiciones que hace posible no tienen ningún contenido informativo. Boslon. Incluso en el caso de que las definiciones mediante las sentencias de Ramsey escaparan a estas dificultades. Aquí consideraré el único ejemplo al que aludí al comienzo: la concepción de Quine de un manual de traducción. Para hacer posible una interpretación razonable de un texto sembrado de definiciones mediante sentencias de Ramsey. son sólo esquemas de leyes. pues sus formalizaciones simbólicas dependen del problema al que se aplican. Springer-Verlag. Structure. 1973. Stegmüller. aún tendrían que hacer lo mismo que el historiador/intérprete intenta en la misma situación. He hecho notar previamente que las leyes de una teoría científica.: Estructura y dinámica de teorías. Si hay una y sólo una realización referencial de una sentencia dada de Ramsey. tit. Sin embargo. W. The Logical Structure of Mathemaiical Physics. COMPARABILIDAD Y COMUNICABILIDAD 63 Las definiciones de Lewis mediante las sentencias de Ramsey. El. Sneed. op. pero pueden indicarse al menos dos líneas de crítica. la fuerza del argumento de Lewis depende de una afirmación adicional suya que señala que mediante la sentencia de Ramsey las definiciones no sólo determinan la referencia. Berlín.18 Desde entonces esta observación ha sido considerablemente ampliada por Joseph Snced y Wolfgang Stegmüller. .62 REPENSANDO LAS REVOLUCIONES CIENTÍFICAS CONMENSURABILIDAD. una en la lengua del traductor y la otra en la lengua de la tribu que está investigando. Las definiciones de Lewis mediante las sentencias de Ramsey sólo determinan la referencia si suponemos que la sentencia de Ramsey correspondiente es realizable de manera única. Prohletne itnd Resultóle áer Wissenschaftstheorie und anaíytischen Philosophy. SpringerVerlag. 188 y sigs. rango de aplicaciones a otro. Y una vez hecho esto. Yo he insistido en que éste no es el caso. Cada elemento de la lista está conectado con un elemento de la otra. puesto que la mayoría de ellos son técnicos. Lewis no está de acuerdo con esta última observación. Ninguna de estas tres clases de «definiciones» respaldará una sustitución: las sentencias de Ramsey no se pueden utilizar para traducir. Por consiguiente. segunda parte. dar con el referente de una ocurrencia de un término definido mediante la sentencia de Ramsey no sirve de ninguna ayuda para determinar el referente de la siguiente ocurrencia de ese término. naturalmente una persona puede dar con ella simplemente mediante ensayo y error. D. igual que las definiciones contextúales y las ostensivas a las que se parecen tan estrechamente. 2a edición. Theoríe und Erfahrung. una serie de discusiones recientes sobre semántica referencial y otras relacionadas con la traducción sugieren directamente el mismo tipo de observaciones. y mis argumentos implican por lo menos que es necesario recurrir además a algo procedente del reino de los significados..cast. J.(Sin embargo. otro conjunto importante quedaría sin resolver. el tipo de ejemplo que me condujo al problema deja incon^j mensurabilidad y de allí a la traducción en primer lugar. los lectores tendrían primero que acumular una variedad de rangos de aplicación diferentes. y las sentencias de Ramsey correspondientes no son una fuente de claves lo suficientemente rica como para bloquear multitud de interpretaciones triviales. esquematizan un modo importante (quizá esencial) de aprendizaje del lenguaje. I). Barcelona. Este manual —el producto final de los esfuerzos de un traductor radical— consta de dos listas de palabras y frases.M A N U A L DE TRADUCCIÓN QUINEANO La mayoría de las dificultades que he considerado derivan má. la mayoría de las ocurrencias de términos nuevos o problemáticos en un texto científico están dentro de las aplicaciones. No es éste el lugar para responder a todos los detalles de su argumento. Es dudoso que ese supuesto sea válido alguna vez e improbable que lo sea regularmente.

los argumentos en favor de la indeterminación de la traducción requerirían una forma muy diferente de la que ahora es habitual. O en el grupo de espril consideremos disposition. etc. según supone el traductor. sino de disparidad conceptual entre el francés y el castellano. Las glosas que describen la idea que tienen los franceses del mundo psíquico (o del mundo sensorial) sirven de gran ayuda en este problema. Pero las ofrece Quine se resiente gravemente de su falta de habilidad para distinguir casos de este tipo de los casos de simple ambigüedad ilustrada por términos como pompe. esprií puede ser reemplazada por términos del castellano como «espíritu».20 La red de dificultades que quiero aislar tiene que ver con el último componente del manual. aunque las diversas traducciones que he ofrecido preservan el valor veritativo en contextos apropiados. 68-82. a una sopa poco sazonada («suave»). cit. Largas paráfrasis en castellano de términos franceses no proporcionan ningún sustituto. «mente». De este modo pompe proporciona un ejemplo típico de ambigüedad. 27. Contrastemos ahora el caso de pompe con el de palabras francesas como esprit o doux/douce.. las especificaciones del contexto. 21. que es un adjetivo. Igual que «flogisto». Word and Objecl. En el caso de doux/douce el grupo incluye. por ejemplo. en otros (relacionados con la hidráulica) su equivalente es «bomba». En el caso en que las conexiones son de uno a muchos términos el manual incluye especificaciones de los contextos en que debe preferirse cada una de las conexiones. tanto doux/douce como esprit pertenecen a grupos de términos interrelacionados. Esprií y doux/douce son pues ejemplos de términos que pueden ser traducidos sólo parcialmente y mediante un compromiso. La segunda. COMPARABILIDAD Y COMUNICABILIDAD 65 frecuentemente con varios. puede ser sustituida en contextos apropiados por la palabra o frase conectada con ella en la otra lista. El argumento es el mismo que el que se expuso previamente en el caso de «elemento» y • principio» o «fuerza» y «masa». otras una institución financiera.. «elemento». y ésta es la razón de que no pueda haber traducciones perfectas. ninguna de ellas es intensionalmente precisa en ningún contexto. por tanto. una palabra más próxima a la castellana «suave» que doux/douce. esa elección introduce asociaciones inten. restringida a la preservación del valor veritativo o la equivalencia como criterio de adecuación. a un recuerdo («tierno»). y cada conexión especifica una palabra o frase en una lengua que. Quine. o a una pendiente o un viento («suave»). mou/molle. y si este requisito se tomara en cuenta. de los cuales algunos deben aprenderse a la vez. pero se aplica también a un estado de salud o al orden de las palabras-en una frase. en paite a causa de su tosquedad. págs. Simultáneamente. «ingenio» o «actitud». Sin embargo. Esprií y doux/douce son conceptos unitarios para las personas que hablan francés. Simultáneamente rechaza la clave principal para el descubrimiento de los referentes de las palabras y frases de otras lenguas. es mucho más frecuente que proporcionen a las personas que hablan la otra lengua una evidencia para decidir qué objetos y situaciones son glosas que describen la cultura no forman parle de la traducción. La elección del traductor de una palabra o frase del castellano para uno de ellos supone ipso fació la elección de algunos aspectos de la intensión del término francés a expensas de otros. a la lana («suave»). Al tratar las conexiones de uno a muchos en sus manuales de traducción como casos de ambigüedad. Por consiguiente. como grupo. 31 Creo que el análisis de la traducción que 20.sionales que son características del castellano. pero que se aplica también al tiempo húmedo y bochornoso. Si bien las conexiones de uno a muchos están causadas a veces por la ambigüedad. pero ajenas a la obra que se está traduciendo. pero las que hablan castellano. Ambos equivalentes son precisos. Consideremos la palabra francesa pompe. Quine rechaza los requisitos intensionales que debe cumplir una traducción adecuada. como el ejemplo habitual del castellano. y los manuales de francés incluyen usualmente material sobre este Upo de cuestiones culturales. Ínter alia. aproximarse al ideal inalcanzable sigue siendo un requisito de las traducciones reales. no tienen equivalentes.64 REPENSANDO LAS REVOLUCIONES CIENTÍFICAS CONMENSURABILIDAD. La dificultad es idéntica a la que encontramos en la traducción de «flogisto» que sugería Kitcher. Una traducción perfecta preservaría estas inlensionalidades. Tales palabras ilustran la inconmensurabilidad entre lenguajes naturales. op. A estas alturas su fuente debe ser obvia: una teoría de la traducción basada en una semántica extensional y. a la miel («dulce»). Ésta se solapa con esprit en el área de las actitudes y aptitudes. «inteligencia». «juicio». puede aplicarse. pero principalmente porque términos como esprit o doux/douce son elementos de un vocabulario del cual hay que aprender ciertas parles a la ve/. Dependiendo del contexto. «banco»: a veces un asiento. «aptitud». En algunos contextos (típicamente aquellos relacionados con ceremonias) su equivalente castellana es «pompa». y una vez aprendidos estructuran una porción del mundo de la experiencia de forma diferente a la que es familiar a los hablantes de castellano contemporáneos. Éstos no son casos de ambigüedad. .

Dos puntos deben subrayarse. yfaute de mieux en la introducción de este artículo. aunque aún en términos generales y casi metafóricos. y tomar nota además de otros contextos en los que los franceses utilizan mou/molle en su lugar. En particular. No es en absoluto completamente errónea. En otro contexto será esencial enfrentarse directamente con esta dualidad. un equívoco que me parece sintomático de una profunda dualidad en el concepto de significado. pero tampoco es del todo correcta. dos personas pueden hablar la misma lengua y sin embargo utilizar criterios diferentes para identificar los referentes de sus términos. Sin embargo. y ese mundo no presenta las clases de objetos y situaciones que. la presencia de masas y fuer/as es un criterio para lo que podría llamar «si- . es decir. Aquí me mantendré a distancia de ella evitando totalmente hablar de «significado». Así como hay que mostrar muchos perros y quizá también algún gato al niño que aprende el significado de «perro». Esta descripción de la dificultad sugiere una solución obvia: las traducciones deben preservar no sólo la referencia. Al abandonarlas. ahora ampliamente compartida. que afirma que ninguno de los criterios utilizados para determinar la referencia es meramente convencional. muestran cómo estructura el mundo la otra lengua. Primero. sino también el sentido o intensión. Por ejemplo. esto es. frunce el ceño y dice perpleja: «Mamá. primero las de su propia^lengua y luego. Segundo. mediante las que una persona aprende las técnicas para conectar palabras y frases con la naturaleza. Éstas son las formas. diferencias concluiría simplemente que las dos diferían en lo que sabían de los objetos en cuestión. Quine elimina la posibilidad misma de la interpretación y. esta historia subraya dos características obvias del lenguaje. asociado simplemente por definición con los términos que ayuda a caracterizar. como argumenté al comienzo. les conducirían a hacer identificaciones diferentes. o bien algunas de ellas. COMPARABILIDAD Y COMUNICABILIDAD 67 semejantes y cuáles son diferentes. Esta respuesta plantea. pues. aquellas diferentes que están contenidas en otras lenguas. Daré por supuesta además la tesis. cómo identifican los miembros de una comunidad lingüística los referentes de los términos que emplean. tal y tomo se usa aquí. Un observador enterado de sus. que las personas usan para conectar palabras con el mundo. no todas necesariamente conscientes. para aprender doux/douce. a su vez. Creo que puede darse por supuesto con toda tranquilidad que personas diferentes utilizan criterios diferentes para identificar los referentes de términos compartidos. me ocuparé de un problema que he evitado cuidadosamente desde el comienzo de este artículo: ¿qué es lo que la traducción debe preservar? He argumentado que no es simplemente la referencia. Su lenguaje está adaptado al mundo natural y social en el que viven. «criterios» debe entenderse en un sentido muy amplio: abarca cualesquiera técnicas. Para emparejar los términos con sus referentes puede usarse legítimamente todo lo que se sepa o crea de estos referentes. Consideremos el siguiente experimento mental que quizás ustedes se hayan encontrado antes como un chiste. que personas cuyos criterios son diferentes identifiquen los mismos referentes para sus términos tan regularmente? Una primera respuesta es sencilla. una interpretación es lo que su traductor radical debe hacer antes de que la traducción pueda empezar. explotando sus diferencias de criterios. La niña la mira. En su lugar discutiré. Ésta es la posición que adopté en el pasado con el título «invariancia del significado». pues las traducciones que preservan la referencia pueden ser incoherentes e imposibles de entender cuando los términos que emplean se toman en su sentido habitual. No he encontrado ninguna manera breve de discutir esto lema sin que parezca que quiero implicar que los criterios son de algún modo lógica y psicológicamente anteriores a los objetos y situaciones para los que sirven como criterios. dime quién es quién. Una madre cuenta por primera vez a su hija la historia de Adán y Eva y luego le enseña una estampa de la pareja en el Jardín del Edén. Además. la persona que habla castellano debe observarlo en muchos contextos. no estoy considerando que el significado sea equivalente a un conjunto de criterios.66 REPENSANDO LAS REVOLUCIONES CIENTÍFICAS CONMENSURABILIDAD. ¿Es pues sorprendente que Quine descubra algunas dificultades sobre «traducción» no anticipadas previamente? LOS INVARIANTES DE LA TRADUCCIÓN Para terminar. de hecho pienso que ambos deben aprenderse y que a menudo se aprenden a la vez. Su función es pues muy parecida a la que cumplen las observaciones múltiples en el aprendizaje de una primera lengua. una cuestión adicional más difícil: ¿qué delermina que los conjuntos de criterios que un hablante emplea cuando aplica el lenguaje al mundo sean adecuados al mundo que ese lenguaje describe? ¿Qué deben compartir los hablantes que determinan la referencia utilizando criterios distintos para ser hablantes del mismo lenguaje. quizás. 23. Incluso en un formato tan condensado. Lo sabría si estuvieran vestidos». «criterios» puede incluir ciertamente sernejan/a con ejemplos paradigmáticos (pero entonces la relación de semejanza relevante debe ser conocida) o recurso a expertos (pero entonces los hablantes deben saber cómo encontrar los expertos relevantes).22 ¿Cómo puede ser. miembros de la misma comunidad lingüística?23 22.

509-534). op. con la inconmensurabilidad local. 1979.24 Yo indicaba que el grupo de criterios adecuado para identificar gansos dependía no sólo de las características compartidas por los gansos reales. A diferencia de lo que ocurre con dos miembros de la mismatomunidad lingüística. cambiando las conexiones entre términos previamente constitutivas.s conjuntos de contraste deben haber desempeñado un papel en la determinación de los criterios que cada hablante asocia con términos individuales. 293-319. Kuhn. lo. sea ésla científica o no. el lenguaje es privado y cesa la comunicación hasta que un grupo aprende el lenguaje del otro. cil. deben aprender a la vez. una en la que se aplica la segunda ley de Newlon. COMPARABILIDAD V COMUNICABILIDAD 69 Los miembros de la misma comunidad lingüística son miembros de una cultura común y. Esto debe ser así al menos cuando. Este modelo muy parcial del modo en que los hablantes emparejan el lenguaje con el mundo pretende reintroducir dos temas estrechamente relacionados que han aparecido repetidamente en este artículo.. No es necesario que sus criterios sean los mismos. Aunque aquí me inclino hacia la metáfora. reimpreso en The Essential Tensión. pues cuando la estructura es diferente el mundo es diferente. (N. hace algunos años sugerí que aprender a identificar gansos puede requerir también que se conozcan criaturas tales como palos y cisnes. Nótese. págs. En estas circunstancias. de t. estructuras que reflejan el mismo mundo.68 REPENSANDO LAS REVOLUCIONES CIENTÍFICAS CONMENSURABILIDAD. la reiterada aserción de que lenguajes diferentes imponen al mundo estructuras diferentes. además. en The Struciare of Scientiftc Theories. los invariantes de la traducción. construyendo así una estructura multidimensional dentro del léxico. o uno de otro. Esos criterios conectarán algunos términos y los distanciarán de otros. Éste es el elemento bolista que intervino en este artículo al comienzo. desprovistas de los rótulos que designan los criterios. y viceversa. Por ejemplo. Urbana. Son pocos los términos o expresiones con referente que se aprenden separadamente. Trtilh and ffistoty.: «Segundas reflexiones acerca de los paradigmas» en F. limita los fenómenos que pueden describirse con ayuda del léxico.* Pero las expresiones de una lengua que tienen referente deben ser emparejables con las ex* Rad es un termino alemán que significa «rueda». y que las que son ajenas a esa cultura deben considerara la vez durante la interpretación. y su base debería estar ahora clara. La estructura de las teorías científicas. puesto que pueden aprenderlos los unos de los otros a medida que lo necesiten. Kuhn alude aquí a un ejemplo de Putnam. simultáneamente. University of Illinois Press. «Second Thoughts on Paradigms». pág. A estas alturas debe estar claro dónde hay que buscar. su descripción (quizás incluso su reconocimiento) requerirá la alteración de alguna parte del lenguaje. estos criterios no constituyen por sí mismos condiciones necesarias y suficientes para que un término tenga referente. 24.J. o del mundo. Imaginemos por un momento que para cada individuo un término que tiene referente es un nodo en una red léxica del cual irradian rótulos con los criterios que utiliza en la identificación de los referentes del término nodal. por consiguiente. como es habitual. Esta estructura refleja los aspectos de la estructura del mundo que pueden ser descritos utilizando el léxico y. págs. Pero sus estructuras taxonómicas deben coincidir. cast. en mi opinión. es decir. Estas observaciones pueden proporcionar también una base para mi segundo tema recurrente. Lo que los miembros de una comunidad lingüística comparten es la homología de la estructura léxica. 459482 (trad. Lo que tales estructuras homologas preservan. cada uno debe asociar cada término individual con un conjunto suficiente de criterios para distinguir sus referentes de otros tipos de objetos o situaciones que el mundo de la comunidad presenta realmente. 116. luación mecánico-newtoniana». Si a pesar de todo surgen fenómenos anómalos. Madrid. Por tanto. son las categorías taxonómicas del mundo y las relaciones de semejanza/diferencia entre ellas.. T. no es necesario que las personas que hablan dos lenguas mutuamente traducibles compartan términos: «rad» no es «rueda». compilado por E Suppe. es decir. 1974. sino además de las características de algunas otras criaturas del mundo habitado por los gansos y las personas que hablan de ellos. Suppe (comp. el primero es el papel esencial de los conjuntos de términos que las personas educadas en una cultura. S. Editora Nacional. Si hablantes diferentes que utili/an criterios diferentes consiguen identificar los mismos referentes para los mismos términos. Naturalmente. págs. mi dirección debería estar clara. la habilidad para identificar correctamente los elementos de un conjunto requiere frecuentemente que se conozcan además conjuntos de contraste. Véase Putnam. Para que identifiquen los mismos referentes. una especie de holismo local debe ser una característica esencial del lenguaje.) . cada uno de elíos puede esperar enfrentarse con un mismo rango de objetos y situaciones. aunque no se requiere que se distingan de otro tipo de objetos que son meramente imaginables. Pero se puede aprender a reconocer masa y fucr/a sólo dentro de la situación mecánico-newtoniana. que utilizando conjuntos distintos de las conexiones que constituyen criterios pueden formarse estructuras homologas. Reason. <>!>• cit.

Tales alteraciones no son simplemente 26. la seriedad de su crítica y su propuesta de que yo proporcione una respuesta escrita. y las estructuras léxicas empleadas por los hablantes de las lenguas deben ser las mismas. Nickles. De esta ampliación depende el que se comprenda no sólo la traducción y sus limitaciones. sino que tenemos que transmitir la ontología global del flogisto para hacer plausible la razón de que se considerara como una clase natural única». «Comment on Kuhn's "Commensurabilily. 691). y su comprensión requerirá probablemente la atención de un círculo filosófico más amplio que el queíactualmente se ocupa de ellos. Posdata: respuesta a los comentarios Agradezco a mis comentadores su paciencia con mis retrasos. Pero yo no pretendo haber insinuado que esa estrategia fracase necesariamente alguna vez. Por supuesto. lo cual dudo. la taxonomía debe preservarse para proporcionar categorías compartidas y relaciones compartidas entre dichas categorías. y con ello comienzo. Por el contrario. Estos procesos no son arcanos. minos más antiguos. su «estrategia interpretativa». Asquith y T. un tipo de desacuerdo más sustantivo puede comenzar a surgir. Estoy totalmente de acuerdo con mucho de lo que dicen. (En esta área no hay una línea clara de separación entre el malentendido y el desacuerdo sustantivo. Parte de nuestro desacuerdo residual se debe a un malentendido. mediante la adición de términos como «flogisto» y los que están relacionados con él (pág. en PSA 1982: Proceedings cj/'f/íc 1982 Bien nial Meeling of the Phitosophyof Scit-uce Asociation. Si no se preserva. «Irnplications of Incommensurability». Asquith y T. por ejemplo.) Kitcher argumenta que la interpretación posibilita «la comunicación total a través de la división revolucionaria» y que el proceso mediante el que lo consigue es «la ampliación de los recursos del lenguaje propio». Kitcher quizá lea el enunciado precedente como una tautología. 1983. . págs. vol. Aunque los lenguajes pueden enriquecerse. Pero cuando la traducción no es factible. Mary Hesse se da cuenta de lo que falta cuando dice que. 2. Cotnparability. Phüosophy of Science Asociation.70 REPENSANDO LAS REVOLUCIONES CIENTÍFICAS CONMENSURABILIDAD. Hcssc. vol. 1983. D. sino también el cambio conceptual. compilado por P. Pero no hay un modo interpretable o coherente de añadir el nombre de un principio portador de cualidades sin alterar lo que significa ser un elemento y además muchas otras cosas. la traducción es imposible. compilado por P. pues parece que considera que su procedimiento para determinar la referencia es en sí mismo una interpretación. Easl Lansing. El resultado es un ingrediente esencial de la historia whig. 2t> Los procesos a los que ella se refiere son independientes. Easl Lansing. en I'SA ¡982: Proceedings of ¡he 1982 Bien nial Meeling of the Phüosophy of Science Asocia lian. y la antigua literatura de la historia de la ciencia proporciona innumerables ejemplos de la facilidad con la que uno puede completar el primero sin dar ni siquiera un paso hacia el segundo. he sugerido que es una herramienta esencial del historiador/intérprete. La comunicación es posible en su ausencia. El lenguaje de la química del siglo xx. se requieren dos procesos que son muy diferentes: interpretación y aprendizaje del lenguaje. Nickles. Dicho en pocas palabras. sólo pueden serlo en determinadas direcciones. P. como el berkelio y el nobclio. Si fracasa necesariamente en algún lugar. 707-711. fracasa cuando se enfrenta con partes inconmensurables de un vocabulario científico más antiguoT 25 Entiendo que por «estrategia interpretativa» se refiere a su procedimiento pa^aidejitific^r^ijd^ referentes de tér25. «no sólo tenemos que decir que flogisto unas veces refería a hidrógeno y otras a la absorción de oxígeno. 692-693. COMPARABILIDAD Y COMUNICABILIDAD 71 presiones de la otra que tienen el mismo referente. un resultado que el denodado esfuerzo de Kitcher para ajustar la teoría del (legislo a la taxonomía de la química moderna ilustra con precisión. no sólo dentro de cada lengua. ha sido enriquecido mediante la adición de nombres de nuevos elementos. Los historiadores. Kilcher. pero no con todo. En lo que sigue. antropólogos y quizá los niños pequeños se dedican a ellos todos los días. M. Philosophy oí' Science Asociaiion. No es un accidente que el análisis sincrónico contenido en Palabra y objeto de Quine se introduzca mediante el epígrafe diacrónico del barco de Neurath. 2. M I . cursiva en e! original. para la interpretación. . D. Me parece que Kitcher está seriamente equivocado al menos en lo que respecta a la segunda de estas cuestiones. págs. MI.Pero no son bien entendidos. Communicabilily"". la traducción es sólo el primer recurso de las personas que intentan comprenderse. por ejemplo. Kitcher sugiere que yo creo que su «procedimiento de interpretación». Hasta ahora he estado ocupándome sólo de un malentendido. entonces en ese lugar la interpretación es imposible. en lugar de ser meramente un prerrequisito para la interpretación. sino también de una lengua a la otra.

72 REPENSANDO LAS REVOLUCIONES CIENTÍFICAS CONMENSURABILIDAD. consideremos que doux es un nodo en una red léxica multidimensional en la que su posición se especifica mediante su distancia respecto a tales otros nodos como mou. COMPARABILÍDAD Y COMUNICABILIDAD 73 enriquecimientos. pero yo nunca puse esto en duda. son metafóricas. pero no son metáfora. Por el contrarío. Nótese ahora que el término castellano «dulce» es también un nodo en una red léxica en la que su posición se específica mediante su distancia con otros términos. y su posibilidad misma depende de la existencia de una red primaria con la que la altern. sucre. Aunque en la ciencia hay tropos. Lo que estaba. me ocuparé de un problema planteado. Ya que el mismo doux está recíprocamente implicado en el significado de esos otros términos. la estructura preexistente. 709). Sin embargo. Por el lenguaje de una ciencia entiendo aquí no sólo las partes de ese lenguaje que se usan actualmente. En particular. no puramente extensional. o algo muy parecido a ellos. el significado de doux consiste simplemente en su relación estructural con otros términos de la red.»'iva sugerida se contrasta o está en tensión.fEsta transformación puede conseguirse. se le escapan las leyes que involucran el término «elemento». Lo que he afirmado es que enunciados clave de una ciencia más antigua. en alguna medida. Pero esas distancias relativas no son iguales a las que existen en la red del Irancés. convirtiéndose. No estoy seguro de que Hesse reciba con simpatía estas ideas aún poco desarrolladas. pero los que se comunican entonces son químicos de siglos diferentes sólo en un sentido pickwickiano. más que sumarse a lo que estaba allí antes. no pueden ser representados en el lenguaje de una ciencia posterior. en lugar de ampliar simplemente. etc. Tal comunicación permite efectivamente una comparación significativa (aunque no completa) de la efectividad de los dos tipos de práctica. alteraría. cambiaría las relaciones de distancia preexistentes y. sino también las ampliaciones que pueden ser incorporadas en ese lenguaje sin alterar componentes que ya ocupan un íugar. Cualquier intento de eliminar la inconmensurabilidad. objetos o situaciones que oíros hablantes franceses asocian con él. ninguno de ellos. como supone Kitcher? Quizá sí. una noción que en absoluto es epistemológicamente inocua. considerado en sí mismo. sino más bien el moldeado de la cognición que efectúa el lenguaje. no han formado parte del tema de mi artículo. Algunas de las relaciones entre términos constitutivas del significado. y el lenguaje que resulta de ellas ya no puede representar directamente todas las leyes de la química moderna. por mis dos comentadores. y que se necesita algún tipo de reemplazo. y está. como «suave» y «azucarado». doux/mou. Esta falta de homología estructural es lo que hace que estas porciones de los vocabularios del francés y del castellano sean inconmensurables. lo cambian. y viceversa. por tanto. insertando un nodo para «dulce» en la red del francés. pero como mínimo deberían indicar hasta qué punto mis comentarios sobre las taxonomías están dirigidos por una preocupación por una teoría del significado. Hesse sugiere que mi condición de que la taxonomía sea compartida es probablemente demasiado fuerte y que «compartir aproximadamente» o «intersección significativa» de taxonomías servirán probablemente «en las situaciones particulares en las que los hablantes de los diferentes lenguajes se en- .£es posibleTa «comunicación total» entre un qufmi^ "co del siglo xviii y uno del siglo xx. la forma de mi conjetura tanto cuando supone que mis breves observaciones acerca de taxonomías homologas no están dirigidas hacia una teoría del significado como cuando describe mi discusión de doux/douce y de esprit como si aludiera a una especie de «tropo de significado». Los tropos funcionan sugiriendo estructuras léxicas alternativas que se pueden construir con los mismos nodos. aunque de modos diferentes. Pero ella pasa por alto. Por último. Saber lo que significa doux es poseer la red relevante junto con algún conjunto de técnicas suficientes para conectar al nodo doux las mismas experiencias. Comparlo su convicción de que la teoría tradicional del significado está en quiebra. incluyendo algunos que ordinariamente serían considerados meramente descriptivos. en ese sentido. en cuestión no es la comparabilídad significativa. por ejemplo. en un participante je la práctica de la química. por ejemplo. que es todo lo que el espacio presente me permite. y los nodos del castellano se relacionan con sólo algunas de las mismas situaciones y propiedades que los nodos más aproximados correspondientes de la red del francés. Sospecho también que las conjeturas de Hesse y las mías respecto a cómo será ese reemplazo se encuentran muy próximas. del Qtro. tiene un significado que se pueda especificar independientemente. Mi idea puede ser clarificada si esbozo una respuesta al requerimiento de Mary Hesse de una nueva teoría del significado. y no directa y literalmente al significado (pág. I pero sólo si uno de los dos aprende el lenguaje del otro. El conjunto particular de técnicas empleado da igual. Volviendo a mi metáfora anterior. a condición de que conecte los referentes correctos con los nodos adecuados. lo que hasta ahora ha estado en cuestión es el establecimiento de los significados literales sin los que no podría haber ni metáfora ni otros tropos.

ya no me preocupa distinguir nítidamente en la ciencia el desarrollo normal y el revolucionario (pág. Si las experimentan. Mientras los miembros de una comunidad lingüística estén de acuerdo en varios ejemplos estándar (paradigmas).74 REPENSANDO LAS REVOLUCIONES CIENTÍFICAS CONMENSURABILIDAD. No es necesario que las palabras de este tipo funcionen inequívocamente. y la aceptación de este hecho es lo que permite el dislanciamiento. el distanciamiento se inhibe. Ya que el éxito en la interpretación se consigue. la presión aumenta hasta que se introduce un nuevo punto de vista. «justicia». pues. como supone Kitcher. Si escribiera de nuevo ahora La estructura de tas revoluciones científicas. generalmente. moviéndose a lo largo del tiempo en una dirección opuesta a la del historiador. Los intentos de traducción a un lenguaje posterior están destinados al fracaso y. Estas tesis estaban en el corazón de mi posición inicial. por ejemplo— presumiblemente lo es. y en algunos reinos del discurso —fa vida política. haría más hincapié en el cambio del lenguaje y profundizaría menos en la distinción normal/revolucionario. casos dudosos de este tipo son fuentes de crisis. aprender el lenguaje en el que dicho pasado se escribió. Pero hay también un argumento teórico que puede acrecentar la comprensión de lo que yo considero que está involucrado. y en consecuencia. la utilidad de términos como «democracia». también experimenten revoluciones es una cuestión que lo que he dicho hasta ahora deja abierta. por tanto. Kitcher piensa que la inconmensurabilidad es demasiado común para ser un criterio del cambio revolucionario y sospecha que. 697). el proceso de aprendizaje del lenguaje es interpretativo y hermenéutico. si un cuerpo celeste y es un planeta o un cometa o si la partícula z es un protón o un neutrón rápidamente pondrían en duda la integridad de los conceptos correspondientes. la deformación gradual de los significados de un conjunto de términos interrelacionados a lo largo del tiempo. ¿No podría ser que los cambios de lenguaje holíslicos que el historiador experimenta como revolucionarios hayan tenido lugar originalmente mediante un proceso de distanciamiento lingüístico gradual? En principio podría haber sido así. El concepto de una revolución científica tuvo su origen en el descubrimiento de que para entender cualquier porción de la ciencia del pasado el historiador debe. cursiva en el original). se espera que sus bordes sean borrosos. COMFARABILIDAD Y COMUNICABILIDAD 75 cuentran» (pág. que incluye usos nuevos de partes del lenguaje. . desacuerdos persistentes respecto a si una sustancia x es un elemento o un compuesto. 708. Sin embargo. no está claro que incluso estos cambios pequeños hayan tenido el carácter de revoluciones. sus cambios de Gestalt serán generalmente más pequeños que los del historiador. en cualquier caso. Además. los cambios holísticos tienden a ocurrir de repente. En lugar de esto. pues lo que este último experimenta como un cambio revolucionario único usualmente se habrá distribuido a lo largo de varios cambios de este tipo durante el desarrollo de las ciencias. o «igualdad» no resulta muy amenazada por la ocurrencia simultánea de casos en ios que los miembros de la comunidad difieren acerca de la aplicabilidad de dichos términos. En ellas. en las ciencias. y aún insistiría en ellas. como ocurre en los cambios de Gestalt con los que anteriormente he comparado las revoluciones. pero en mi opinión no sucede lo mismo en el ámbito de las ciencias desarrolladas. e intentaría explicar cómo esla dificultad resulta de la necesidad que tienen las ciencias de una precisión especial a la hora de determinar la referencia. Pero aún discutiría las dificultades especiales que experimentan las ciencias con el cambio holístico del lenguaje. mi propia opinión del cambio revolucionario se ha moderado cada ve/ más. Parte de la evidencia que apoya esta posición sigue siendo empírica: los informes de experiencias de «aja». De ello se sigue que al menos el historiador experimenta revoluciones. Permítanme esbozar una posición que pretendo desarrollar y defender en otro lugar. Por otro lado. en grandes porciones («penetrando en el círculo hermenéutico*). etc. Comprendo la fuerza de estas posiciones. En las ciencias. en primer lugar. el descubrimiento del pasado que lleva a cabo el historiador involucra repetidamente el reconocimiento súbito de nuevos esquemas o Gestalts. los casos de incomprensión mutua. El que los científicos. creo que él y Hesse llevan demasiado lejos el argumento en favor de la continuidad del cambio.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful