Equidad
DE

GÉNERO EN LA JUVENTUD
Datos de la Sexta Encuesta Nacional de Juventud, 2009

Departamento de Planificación y Estudios. Instituto Nacional de la Juventud Gobierno de Chile Editora Responsable: Heidi Fritz.cl IMPRESIÓN Maval Impresores Los contenidos de esta publicación pueden ser reproducidos citando la fuente . 2011 ISBN: 978-956-7636-14-3 EDICIÓN Y COORDINACIÓN Departamento de Planificación y Estudios.Equidad de género en la juventud: Datos de la Sexta Encuesta Nacional de Juventud. Coordinadora Observatorio. DISEÑO Y DIAGRAMACIÓN Simple! Comunicación www. Análisis de datos y procesamiento estadístico: Rocío Ferrada. Equipo de Edición: Rocío Ferrada.simplecomunicacion. Carolina Alt y Pablo Sandoval. 2009 Instituto Nacional de la Juventud.

TRABAJO Y AUTONOMÍA ECONÓMICA 3.4 Conducta acerca del VIH/SIDA 8.3 Nivel educativo de las y los jóvenes de 25 a 29 años 4 6 8 9 9 10 13 13 16 17 17 19 20 21 24 24 26 30 30 32 34 35 37 37 40 42 43 45 45 48 50 53 58 2.1 Frecuencia de uso del computador y de Internet 2.VIOLENCIA EN LAS PAREJAS JÓVENES SÍNTESIS DE LAS INEQUIDADES DE GÉNERO EN LA JUVENTUD BIBLIOGRAFÍA . CONDICIONANTES SANITARIOS Y SEXUALIDAD 7.2 Lugares de acceso a computador e Internet 3.2 Actividades realizadas habitualmente 3 9. USO DEL TIEMPO Y ACTIVIDADES REALIZADAS HABITUALMENTE 8. ACCESO Y USO DE TECNOLOGÍAS DE LA INFORMACIÓN Y COMUNICACIÓN 2. EMPRENDIMIENTO SOCIAL Y CIUDADANÍA 4.1 Embarazo no planificado 7.1 Jóvenes de 15 a 19 años que actualmente no están estudiando 1.1 Inscripción electoral y actitudes respecto al sistema político 4.3 Factores que explican la inactividad 3.2 Situación laboral de la población joven 3.2 Uso de métodos de prevención en relaciones sexuales 7.4 Autonomía económica de las personas jóvenes 4.2 Participación ciudadana y emprendimiento social 5.1 Uso y distribución del tiempo promedio semanal 8.1 Relaciones sexuales 7. PARTICIPACIÓN.INSTITUTO NACIONAL DE LA JUVENTUD ÍNDICE PRESENTACIÓN INSTITUCIONAL INTRODUCCIÓN 1.1 Ingreso al mercado laboral 3.2 Percepción de discriminación de la población joven 6.2 Jóvenes de 20 a 24 años que actualmente no están estudiando 1.1 Representaciones y modelos de género 5. ACCESO AL SISTEMA EDUCATIVO DE LA POBLACIÓN JOVEN 1. MATERNIDAD/PATERNIDAD JUVENIL Y EMBARAZO NO PLANIFICADO 6. REPRESENTACIONES DE GÉNERO Y PERCEPCIÓN DE DISCRIMINACIÓN 5.3 Parejas sexuales de los últimos doce meses 7.

es la de colaborar con el poder ejecutivo en el diseño. considerando sus necesidades diferenciadas y las desigualdades sociales que se manifiestan con mayor dureza en esta etapa. la Revista de Juventud del Observatorio de Juventud.Equidad DE GÉNERO EN LA JUVENTUD PRESENTACIÓN INSTITUCIONAL La principal tarea que la ley le asigna al Instituto Nacional de la Juventud (INJUV). se debe empezar por reconocer que la juventud chilena está compuesta en similares proporciones por mujeres y hombres jóvenes y. de manera de transformarla en conocimiento útil para formular intervenciones que mejoren la calidad de vida de nuestra juventud. una de las principales actividades del Instituto Nacional de la Juventud ha estado centrada en la realización y difusión de investigaciones que permitan profundizar en el conocimiento de la realidad juvenil. 4 . Aumentar la participación juvenil en las diversas esferas del desarrollo del país. Sebastián Piñera Echenique. En este sentido. De modo que. el estudio en profundidad de la realidad juvenil no puede realizarse sin identificar las condiciones. sus intereses y sus sueños. planificación y coordinación de las políticas públicas de juventud. y en diversas publicaciones específicas como la que presentamos a continuación. así como levantar una línea de base de la situación de la juventud en nuestro país. S. sino ser capaces de procesar e integrar dicha información. significa mirar a la juventud en su especificidad y heterogeneidad. cuyo foco es la población juvenil mirada desde la perspectiva de la equidad de género. necesidades e inquietudes de la población juvenil desagregadas por sexo. el Presidente de la República. como indicó el Presidente de la República. Por ello. desde el año 2003 el Instituto Nacional de la Juventud ha constituido un “Observatorio de Juventud”. cuya principal meta consiste en producir una mirada integrada respecto del fenómeno juvenil. prioridad del gobierno en este periodo.E. como de su toma de posición ante dicha situación y el resto de la sociedad chilena. capaz de incidir en las representaciones que los distintos actores tienen respecto de la juventud de nuestro país. tanto de las condiciones materiales de vida e inserción social de la juventud. En otras palabras. nuestra tarea principal no es sólo producir y difundir información respecto de la juventud. la serie de Estudios del INJUV. Esto permite analizar 1 Discurso del 21 de mayo 2010. Este propósito encuentra su principal materialización en la realización de las Encuestas Nacionales de Juventud. no será posible “una real igualdad de oportunidades si no se corrigen las discriminaciones contar la mujer”1. En virtud de ello. Para desarrollar esta función con propiedad el Estado requiere un claro diagnóstico.

de identificar aquellos ámbitos en los cuales jóvenes de diferentes edades y niveles socioeconómicos se encuentran en situaciones de desventaja. Pero más importante aún es destacar que. considerando su diversidad. Así también. tenemos que saber que son las mujeres jóvenes quienes tienen menor acceso a cargos directivos. no trabajan ni buscan empleo. esto quiere decir que no estudian.INSTITUTO NACIONAL DE LA JUVENTUD las similitudes. diferencias e inequidades en las condiciones de vida y las percepciones de mujeres y varones. los puntos de partida diferentes de mujeres y hombres jóvenes y sus grados de vulnerabilidad. menos tiempo libre y mayor tiempo dedicado a labores del hogar. En definitiva hoy existen diferencias de acceso entre hombres y mujeres jóvenes. Además. pero que se manifiesta principalmente en los estratos más altos. así como entre jóvenes de los distintos estratos y de los diferentes tramos etarios. hay una brecha de género. y en segundo lugar. son las mujeres jóvenes de los estratos socioeconómicos más bajos quienes presentan los mayores niveles de inactividad juvenil. así como para fortalecer la coordinación y promoción de una mirada integral del mundo juvenil en el diseño. otro ejemplo a resaltar es la brecha digital que se da principalmente entre jóvenes de estratos con mayores recursos económicos respecto de los con menores. ejecución y evaluación de políticas públicas dirigidas a la población joven. por ejemplo. generalmente de los estratos socioeconómicos de menores recursos. 5 IGNACIO NAUDON DELL’ORO Director Nacional Instituto Nacional de la Juventud . Ello es un insumo fundamental para el Instituto Nacional de la Juventud en su rol de proveedor de información precisa sobre la juventud. Si queremos aumentar la participación juvenil.

Equidad
DE

GÉNERO EN LA JUVENTUD

INTRODUCCIÓN

En Chile, en general, se han experimentado notables progresos en la situación de equidad de género y las relaciones entre mujeres y hombres jóvenes, expresados en una mayor igualdad en las oportunidades de desarrollo de capacidades y acceso a recursos. Sin embargo, aún persisten inequidades que es necesario detectar y analizar para posteriormente evaluar acciones explícitas para avanzar hacia la equidad de género en la población joven. Esto implica reconocer que no existe ninguna diferencia, natural o creada, que pueda limitar el hecho de que todas las personas son iguales en dignidad y en posibilidades de desarrollo. Por lo tanto, “...no significa que las mujeres y los hombres lleguen a ser la misma cosa, sino que sus derechos, responsabilidades y oportunidades no dependan de si acaso han nacido con sexo masculino o femenino. La igualdad de género implica que los intereses, necesidades y prioridades de mujeres y hombres son tomados en cuenta -reconociendo la diversidad de los diferentes grupos de mujeres y hombres-. La igualdad entre mujeres y hombres es vista al mismo tiempo como un asunto que concierne a los Derechos Humanos y como una precondición e indicador del desarrollo centrado en las personas” (PNUD, 2010: 29). En relación con ello es importante destacar que actualmente se hace necesario avanzar en la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, y en la equidad de acceso a las posibilidades de desarrollo. Desde esta perspectiva, promover la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres no es sólo es una cuestión de derechos y responsabilidades de mujeres y hombres, sino también es una condición para lograr el desarrollo y crecimiento del país. En efecto, Chile no llegará a ser nunca un país desarrollado mientras no incorpore plenamente a las mujeres en la vida pública del país y a los hombres al espacio privado. En esta línea, el presente documento es una contribución en tanto permite contar con información actualizada de la situación de mujeres y hombres jóvenes en Chile. Consiste en un informe descriptivo y diagnóstico de la situación de equidad/inequidad de género2 en la población juvenil a partir de los datos aportados por la Sexta Encuesta Nacional de Juventud 20093.
2 El concepto de género refiere a “...los atributos sociales y las oportunidades asociadas con el ser femenino y masculino y las relaciones entre mujeres y hombres, niñas y niños, como también entre las mujeres y entre los hombres. Estos atributos, oportunidades y relaciones están construidos socialmente y son aprendidos a través de procesos de socialización y varían según el contexto social y temporal. El género determina lo que puede esperarse, lo que es permitido y valorado en una mujer o un hombre en un contexto dado” (PNUD, 2010: 28). El universo de la Sexta Encuesta Nacional de Juventud corresponde a la población joven chilena de 15 a 29 años residente en el país. El tamaño de la muestra fue de 7.570 casos, con un error muestral estimado en

6

3

INSTITUTO NACIONAL DE LA JUVENTUD

Considera algunas áreas temáticas seleccionadas: educación; acceso y uso de tecnologías de la información; trabajo y autonomía económica; participación, emprendimiento y ciudadanía; representaciones y modelos de género; maternidad y paternidad en la población joven; condicionantes sanitarios y sexualidad; uso del tiempo y actividades realizadas habitualmente; y violencia en la pareja. Dentro de éstas áreas se han trabajado algunas variables que son relevantes a la hora de identificar diferencias e inequidades en las prácticas y discursos de mujeres y hombres jóvenes. Esta caracterización de la situación de equidad/inequidad de género en la población joven4 permite observar diversas dimensiones de la vida juvenil en el espacio público, la cultura, las representaciones de género, las relaciones cotidianas y el espacio de lo privado. Los datos son analizados desagregados por sexo, y se considera las variaciones por condición socioeconómica y según pertenencia a los distintos tramos etarios. También, se compara la información de la Sexta Encuesta Nacional de Juventud (2009) con la Quinta Encuesta (2006), cuando el dato está disponible. Ello permite identificar cambios, sean avances, retrocesos o estancamientos en la situación de equidad de género, sea al comparar mujeres y varones, hombres con hombres de distintos niveles socioeconómicos y edades o viceversa mujeres con mujeres. Dicho análisis contribuye a visibilizar a la juventud chilena desagregada por sexo, con sus diferencias, similitudes y especificidades, de manera de contar con los insumos básicos y pertinentes para diseñar, implementar y evaluar acciones dirigidas a mejorar la inclusión social y la calidad de vida de mujeres y hombres jóvenes. Con ello se espera que esta publicación sea de utilidad para el avance en materia de equidad de género en la juventud chilena y, por ende, su mayor integración a la sociedad.

7
1,15% a nivel nacional, y de un máximo de 5% para las regiones. La muestra considera un nivel de confianza del 95% bajo el supuesto de varianza máxima. Esta Encuesta tiene representatividad a nivel nacional, regional y urbano/rural. Sus principales variables independientes son sexo, edad, nivel socioeconómico y residencia. Como toda encuesta, a mayor desagregación de los datos, es necesario poner atención a los niveles de representatividad de los mismos. En el caso de este informe, cuyos niveles de desagregación van más allá de los niveles de representatividad de la Sexta Encuesta, los resultados que aquí se presentan tienen por objetivo aproximarnos a las brechas de género en la realidad juvenil. 4 Se define a la población joven como aquella que tiene entre 15 y 29 años de edad (Aravena, 2008). Además, se subdivide en tres tramos etarios correspondientes a los tramos censales de 15 a 19, de 20 a 24 y 25 a 29.

Equidad
DE

GÉNERO EN LA JUVENTUD

1
80,3 79,4

ACCESO AL SISTEMA EDUCATIVO DE LA POBLACIÓN JOVEN

Hoy contamos con una población joven más educada. Efectivamente, los datos de la serie de Encuesta Casen hasta el año 2006 constatan un sostenido aumento en la participación de la población joven en el sistema educacional desde 1990 en adelante. Esta tendencia también es registrada por la Sexta Encuesta Nacional de Juventud (INJUV, 2009). En ella se observa que un 50% de la población juvenil está estudiando actualmente; 52% de los varones y 48% de las mujeres. Este porcentaje es superior al 47% de jóvenes estudiantes consignado por la Quinta Encuesta Nacional de Juventud del año 2006, cifra que, para ese año, estuvo compuesta por un 49% de varones y 45% de mujeres (INJUV, 2007). Si bien el aumento en torno a los tres puntos porcentuales se observa en la participación de mujeres y hombres en todos los tramos etarios, su magnitud es mayor en la cohorte de 20 a 24 años, indicando un crecimiento en la participación de jóvenes que continúan estudios superiores. En este último tramo etario señalado, al comparar con las cifras de la Quinta Encuesta, las mujeres crecen 4,3 puntos porcentuales, mientras que en los varones, el aumento alcanza 4,9 puntos porcentuales. Paralelamente, de los datos se desprende que hay más varones en el sistema educativo que mujeres, en todas las cohortes de edad y por nivel socioeconómico. Actualmente, a partir de los 20 años empieza a notarse una brecha de género desfavorable a las mujeres, especialmente en el tramo de los 25 a 29 años, con 6 puntos de diferencia (ver Gráfico Nº 1).
GRÁFICO Nº 1 Distribución de población joven que estudia actualmente según tramo etario (porcentaje)

Hombre Mujer

46,4

42,4 22,8 16,8

8
15 a 19 años 20 a 24 años

25 a 29 años

Fuente: Sexta Encuesta Nacional de Juventud (INJUV, 2009)

INSTITUTO NACIONAL DE LA JUVENTUD Según nivel socioeconómico. al igual que los datos aportados por la Quinta Encuesta Nacional de Juventud. sólo se replica en el grupo E de la población: mencionan esta categoría el 29. Las principales razones mencionadas por mujeres y varones son: dificultades económicas. el 22. con excepción de quienes indican la finalización formal de los estudios (17%) como causa que justifica su ausencia del sistema educativo. el porcentaje de hombres y mujeres que estudia es de 80. En el caso de la población de 15 a 19 años. mientras que en el grupo E esta participación disminuye casi a la mitad: el 41.1% de ellas señala el “cuidado del hijo/a”.3%) (ver Gráfico Nº 2). La brecha en desmedro de las mujeres.3% y para las mujeres aumenta al 24.6% de las mujeres del segmento E.1 JÓVENES DE 15 A 19 AÑOS QUE ACTUALMENTE NO ESTÁN ESTUDIANDO En todos los tramos etarios ha disminuido la proporción de personas jóvenes que actualmente no están estudiando si se comparan los datos del 2006 y 2009 de las Encuestas Nacionales de Juventud. Ello da cuenta de la existencia de una división del trabajo por sexo entre mujeres y varones. 1.9% de los varones menciona tal opción. cuidado del hijo/a.6% de los hombres y 66.6% de mujeres de ese tramo no estudian. en orden de importancia: dificultades económicas.2 JÓVENES DE 20 A 24 AÑOS QUE ACTUALMENTE NO ESTÁN ESTUDIANDO El porcentaje de jóvenes de entre 20 y 24 años de edad que actualmente no está estudiando es el 55. Universidad).3% las mujeres y el 23. búsqueda de trabajo.7% de las mujeres.4%) y “por embarazo” (10. cuidado del hijo/a. respectivamente -poco más de un punto porcentual con respecto a los datos que muestra la Quinta Encuesta-. 1.4% de los varones y un 13. en oposición. trabajar o buscar empleo. más aún cuando deben competir con jóvenes más educados. los datos de la Sexta Encuesta. CFT.2%) confirma brechas importantes. En efecto.6%) y “cuidado del hijo/a” (12.8% de los hombres y el 8.7% de los hombres y el 20. La desagregación por sexo de las opciones “busca trabajo” (14. el 8.9% de los hombres. es relevante conocer las razones que explican por qué las y los jóvenes no continúan estudiando. y embarazo propio o de la pareja. donde si bien sólo el 4. por su parte. incide positivamente en sus posibilidades de acceso al mercado laboral. las razones indicadas corresponden a jóvenes que han desertado del sistema. al desagregar por sexo. embarazo propio o de la pareja. Las diferencias más marcadas entre hombres y mujeres se observan en las otras razones para no estar estudiando: una proporción considerable de varones indica como razón principal el “trabajar o buscar empleo” (16%) y las mujeres el “cuidado del hijo/a” (12.3% y de 79.4%. En el caso de los hombres esta cifra corresponde al 20. De este modo. este 14% se compone de un 14. En esta cohorte de edad. en el grupo ABC1 el 71% de las y los jóvenes se encuentran en el sistema educativo (74. y principalmente en el sistema terciario de educación. Por ello. mientras que sólo el 14% está en el sistema terciario de educación (Instituto Profesional.7% de los hombres.3%). contra el 0.1% de las mujeres la indica. Esto se reafirma con las cifras de “embarazo propio o de la pareja”. IP. las razones esgrimidas para no estar estudiando refieren a la no consecución de estudios en la educación superior. las consecuencias del embarazo en la población de 20 9 . Centro de Formación Técnica. la mayoría de las y los jóvenes que estudian lo hacen en el nivel secundario de enseñanza (85% de hombres y mujeres). y. la respuesta “busca trabajo” es indicada por el 20. Las razones que justifican la inasistencia al sistema educativo son. el 19. mientras que sólo el 1. A este respecto. término de la educación. falta de interés. correspondiente a personas que en su mayoría ya han terminado la educación media.2% de las mujeres se encuentran estudiando. Por ello. Según sexo.6% de la población juvenil menciona esta opción.5%. las posibilidades de ser empleados se ven limitadas. La mayor participación de jóvenes en el sistema educativo.0% de las mujeres).4% -cifra superior al mismo dato en la Quinta Encuesta-. Dentro de este último segmento socioeconómico. Las “dificultades económicas” son la categoría que agrupa la mayor cantidad de respuestas (22. Para este último grupo. falta de interés. Contraria es la situación de quienes no terminan sus estudios.1% de los hombres y el 38. reflejan de manera consistente la división del trabajo socialmente construida que asigna a los hombres el rol de proveedores y a las mujeres el rol de formación y cuidado de los hijos/as. como se observa en el Gráfico Nº 3.

6 22.8% de los hombres y el 16. GRÁFICO Nº 2 Principales razones para no estudiar de la población joven de 15 a 19 años según sexo (porcentaje) 24.0 0.3 16.4 15. 2009) GRÁFICO Nº 3 Principales razones para no estudiar de la población joven de 20 a 24 años según sexo (porcentaje) Hombre Mujer 24.5 Por falta de interés Problemas o necesidad económica personales o familiares Por trabajar. etc.5 6. se produce un aumento de dos puntos porcentuales. y en el caso de los hombres que dejan de estudiar y trabajan.8 4.Equidad DE GÉNERO EN LA JUVENTUD a 24 años se verifica especialmente en las mujeres. aproximadamente.1 7.9 0.9 8.3 1.3 8. buscar empleo Por falta de interés Por la crianza.8% de las mujeres de este grupo etario se encuentra estudiando.5 Por embarazo. cuidar hijo o hija Hombre Mujer 10.) Por la crianza. embarazo de la pareja Fuente: Sexta Encuesta Nacional de Juventud (INJUV.5 9. las cifras indican que el 22.0 12. .8 17. repitencia. 2009) 10 1. buscar empleo Mal desempeño académico (malas notas.7 1.7 Problemas o necesidad económica personales o familiares Por trabajar.4 4. cuidar hijo o hija Por embarazo.3 NIVEL EDUCATIVO DE LAS Y LOS JÓVENES DE 25 A 29 AÑOS Al examinar la cohorte de 25 a 29 años. respecto de la población de dicha cohorte que estudia en el año 2006. Desagregados por sexo.7 20.4 20. 2 de cada 10 jóvenes estudian.4 10. embarazo de la pareja Fuente: Sexta Encuesta Nacional de Juventud (INJUV. Comparado con los datos de la Quinta Encuesta Nacional de Juventud. al ser ellas quienes se dedican en mayor proporción a la formación y cuidado de las y los hijos.7 Terminó su educación 33.1 1.

7% nivel técnico y 5. correspondiente al grupo E de la población. Así. menos de un cuarto de esta población (24.6 10. apenas el 13.7 28.5% y 44. respectivamente).INSTITUTO NACIONAL DE LA JUVENTUD El nivel educativo alcanzado por la población juvenil de 25 a 29 años es mayoritariamente secundario (49. respectivamente)5.4 7. IP) concentra el 17. La misma agregación se hace en el nivel universitario: se suman aquellas que terminaron sus estudios más las personas que tienen estudios universitarios incompletos. por el contrario. En total.4% (7. presentes en este nivel en un 14. mientras el 35.1%. y se amplía la brecha entre hombres y mujeres en los estratos con más altos ingresos.7% nivel técnico y 50.2 51.6 0.5 13. En el otro extremo. En consecuencia.8 60.1 49. las mujeres entre 25 y 29 años tienen un menor nivel educativo en comparación con sus pares varones.9 0.1% técnico y 7. existiendo una diferencia de 7 puntos porcentuales a favor de los varones respecto de las mujeres (28. es más alto el porcentaje de hombres que de mujeres (20. un punto por debajo de los varones.9% universitario).0 100 Mujer 20.8 7.7% y 13.5 100 Nivel Socioeconómico ABC1 Hombre 0.6% de las mujeres posee un nivel de enseñanza superior (6.8 100 Mujer 9.5%.5 100 Total 22. respectivamente).5 29.3 100 Hombre 4. La participación de las y los jóvenes en el sistema varía dependiendo del nivel socioeconómico.1 24.los varones lo hacen en un 49.8 100 Total 1.2 100 Mujer 1.1%. pero aquí.3% universitaria).1 7.9%) indica participar o haber completado la educación universitaria.6 14.1 4.5 1.3 0.7%.1% de esta población.0 34.5 40.4 17.6% de las mujeres señala estar cursando o poseer estudios superiores (7.0 2. en el grupo ABC1 el 57. .5% y 21. La brecha a favor de los hombres continúa a nivel de educación universitaria.4 54.8 44.0 100 E Hombre 24. contra el 65.1 20.6 51.5 0.7 21.0 100 Tipo de Estudio Fuente: Sexta Encuesta Nacional de Juventud (INJUV. CFT e Institutos Profesionales. TABLA Nº 1 Nivel educativo de la juventud de 25 a 29 años por nivel socioeconómico y sexo (porcentaje) Sexo Total Básico Medio CFT + IP Universitario Postítulo o Postgrado Total 7.4% de los hombres.9% universitario). 2009) 11 5 Se considera para este dato a las personas que han completado sus estudios en CFT o IP y aquellas con estudios incompletos en este nivel. La situación se revierte en el sistema terciario de educación. El nivel Técnico Superior (Centros de Formación Técnica.7 50.2% de ellas alcanza niveles de enseñanza superior -tanto técnica como universitaria.9 0.8 7.1 65.4%): las mujeres muestran porcentajes superiores a los varones en este nivel (54. esto es.4 6.9 1.3 63.7 5.4 6.

y se concentra principalmente en la educación superior. las brechas significativas por género se observan en la segunda razón indicada: para el caso de los varones es “trabajar o buscar empleo” con un 16%. los varones lo hacen en un 49. Para el caso de las mujeres la segunda razón en importancia es “cuidado del hijo/a” con un 12. En atención a las capacidades de empleabilidad de la población joven. a su vez. es fundamental que la matrícula femenina de educación superior aumente. se observa en las tres cohortes de edad y por nivel socioeconómico. de aproximadamente tres puntos porcentuales. hay una proporción levemente superior de mujeres que indican esta dificultad alcanzando un 24. 12 . factor principal para avanzar hacia el desarrollo en la actual sociedad del conocimiento. afecta seriamente las formas de integración social y política de este grupo. las cifras arrojadas por la Quinta (2006) y Sexta (2009) Encuesta Nacional de Juventud. Más mujeres y hombres estudiando favorece una mejor calidad del capital humano del país. Así. y desagregada por sexo. mientras el 35. A efectos de mejorar el acceso de las mujeres jóvenes a capacidades que las habiliten para el trabajo. comparado con un 0. Esto incide en la permanencia de las y los jóvenes en el sistema escolar. constituyéndose en casos de deserción escolar. para el tramo de 25 a 29 años. Este aumento. y los varones un 20.2% de ellas alcanza niveles de enseñanza superior -técnica o universitaria-. se constata un sostenido aumento en la participación de la población joven en el sistema educacional.3%). (ii) Respecto de la población que continúa estudios superiores.7% de los varones.3%. se observa una brecha en detrimento de las mujeres. es prioritaria (i) la población que actualmente no participa en el sistema educativo.4%. Aún con leves aumentos. Sin embargo.4%. confirman esta tendencia.Equidad DE GÉNERO EN LA JUVENTUD Desde la década de los ’90 en adelante. los que participan en una proporción levemente mayor en el sistema educativo en comparación con las mujeres. La población joven fuera del sistema educativo.1%. especialmente la de 15 a 19 años. en especial los de mayores ingresos. fenómeno que limita seriamente sus posibilidades de empleabilidad futura y aumenta el riesgo de caer en situaciones de pobreza. comparado con un porcentaje muy bajo en las mujeres de 4%. según datos de la serie de encuestas Casen. menciona como principal causa de esta situación las “dificultades económicas” (22. Son los hombres.

estas herramientas tecnológicas dotan a las y los jóvenes de las capacidades y habilidades requeridas hoy en día. es más. las proporciones son de 11% y 18%. Junto a la educación. respectivamente. los datos actuales indican un claro aumento en la frecuencia de uso. Respecto a los lugares de acceso.8% en hombres y 51% en mujeres). supone un acceso diferenciado a esta tecnología. 2. El 12% de los hombres y el 20% de las mujeres admiten no usar “nunca o casi nunca” el computador. las variaciones se explican más en función del nivel socioeconómico del/a joven que por inequidades de género. Igualar las oportunidades en este ámbito es fundamental para favorecer el acceso de mujeres y hombres jóvenes al trabajo y la vida pública. éstas últimas experimentan un aumento relativamente mayor en el uso de Internet. .2 INSTITUTO NACIONAL DE LA JUVENTUD ACCESO Y USO DE TECNOLOGÍAS DE LA INFORMACIÓN Y COMUNICACIÓN Otro factor relevante en la adquisición de capacidades de mujeres y hombres jóvenes es el acceso y uso de las nuevas tecnologías. la cual es más utilizada por los varones. En el caso de Internet. 13 6 En el año 2006 los datos consignaron un uso del computador con frecuencias equivalentes al 55% en hombres y 44% en mujeres. en hombres y mujeres. Esta brecha se repite al analizar los casos que declaran no haber utilizado “nunca o casi nunca” el computador e Internet. En el Gráfico Nº 4. se observa un claro predominio masculino en este ámbito. y de 9. como son el computador e Internet. En el uso de Internet. La variación en la frecuencia de uso.5 puntos porcentuales en el uso de Internet (60. si bien continúan las brechas de entre hombres y mujeres.1 FRECUENCIA DE USO DEL COMPUTADOR Y DE INTERNET Según los datos de la Sexta Encuesta Nacional de Juventud (2009) las principales inequidades de género en esta área se manifiestan en la “frecuencia de uso del computador y de Internet”. se aprecia una brecha de género de 12 puntos porcentuales promedio en el uso del computador (66% en hombres y 54% en mujeres). los porcentajes indicaron un uso del 47% en hombres y del 38% en mujeres. Al comparar estas cifras con las del año 20066. Considerando las categorías que indican mayor frecuencia del uso del computador e Internet -todos los días o casi todos los días-.

2009) .9 47.5 51.7 89. las diferencias son aún mayores: mientras el 1.6 63. En este sentido.0 60. en el nivel socioeconómico E las cifras sólo alcanzan el 35% y 26%. Mientras en el nivel socioeconómico ABC1.5 54. ello ocurre en el 40% de las mujeres y el 31% de los hombres del estrato E.0 14 Hombre Mujer ABC1 Hombre Mujer C2 Hombre Mujer C3 Hombre Mujer D Hombre Mujer E Fuente: Sexta Encuesta Nacional de Juventud (INJUV. respectivamente. 2009) La frecuencia de uso del computador y de Internet varía según el nivel socioeconómico.3 Hombre Mujer ¿Con qué frecuencia utilizas el computador? ¿Con qué frecuencia utilizas Internet? Fuente: Sexta Encuesta Nacional de Juventud (INJUV. es decir.6 Hombre Mujer 26. aproximadamente.8 51.0 34.Equidad DE GÉNERO EN LA JUVENTUD GRÁFICO Nº 4 Uso cotidiano del computador e Internet según sexo (porcentaje) (Sólo respuestas de quienes dicen usarlo “todos los días o casi todos Los días”) 65.4% de las mujeres y el 0% de los varones del nivel ABC1 admiten no haber usado nunca o casi nunca el computador. el 95% de hombres y el 90% de mujeres declara usar el computador todos los días o casi todos los días.8 82. los datos muestran claros contrastes entre los estratos altos y bajos de la población joven.6 37.2 74. quienes no han usado nunca o casi nunca computador. en el caso de las mujeres. de forma que la tasa de uso de los primeros duplica la de los segundos y. de forma tal que a mayor ingreso crece considerablemente la cantidad de jóvenes que utilizan cotidianamente estas herramientas. GRÁFICO Nº 5 Uso cotidiano del computador según nivel socioeconómico y sexo (porcentaje) (Sólo respuestas de quienes dicen usarlo “todos los días o casi todos los días”) 94. En la situación opuesta. la tasa se triplica (ver Gráfico Nº 5).

que sólo alcanza al 29% de los varones y al 24% de las mujeres que utilizan cotidianamente Internet (ver Gráfico Nº 6).3% en las mujeres del tramo de 25 a 29 años.6% de varones que usan cotidianamente la red en el tramo de mayor edad. El 92% de los varones del grupo ABC1 y el 88% de las mujeres de ese mismo estrato se conecta cotidianamente a Internet.6 Hombre Mujer 23. para descender a un 57. que casi triplicó su uso (11% al año 2006 y 29% en el 2009).9 Hombre Mujer ABC1 Hombre Mujer C2 Hombre Mujer C3 Hombre Mujer D Hombre Mujer E Fuente: Sexta Encuesta Nacional de Juventud (INJUV. GRÁFICO Nº 6 Uso cotidiano de INTERNET según nivel socioeconómico y sexo (porcentaje) (Sólo respuestas de quienes dicen usarlo “todos los días o casi todos los días”) 92.6% de los hombres de la cohorte de 25 a 29 años. En efecto.9 34. En el caso de las mujeres el contraste es todavía mayor: el 1. se redujo la brecha digital intragénero en las y los jóvenes de los niveles más altos respecto de los más bajos.3 28.INSTITUTO NACIONAL DE LA JUVENTUD La situación descrita anteriormente se repite al analizar el uso de Internet según nivel socioeconómico.5 71. de forma que el grupo con menores niveles de aumento en la tasa de uso corresponde a los hombres del nivel ABC1 y el aumento mayor lo obtiene el grupo de hombres del nivel E.es todavía un punto superior a la proporción más alta de mujeres que usa la red todos o casi todos los días -equivalente al 57% de las mujeres de la cohorte de 15 a 19 años. Es notoria la brecha en el uso frecuente de Internet que muestran hombres y mujeres. En efecto. 2009) El análisis por tramo etario indica que el uso cotidiano de Internet tiende a decaer en hombres y mujeres a medida que avanzan en edad. De tal modo. Estas proporciones triplican las del nivel socioeconómico E.6 57.0 78. esta cifra desciende al 52.2% de varones del grupo de edad intermedio. al analizar la situación de no uso.(ver Gráfico Nº 7). donde la tasa de uso mostró un aumento de 10 puntos porcentuales (14% al año 2006 y 24% en el 2009). la proporción más baja de hombres jóvenes que usa la red frecuentemente -correspondiente al 57. la Sexta Encuesta Nacional de Juventud muestra avances en esta materia. pero persisten aún diferencias necesarias de subsanar. En la cohorte de 15 a 19 años. especialmente en el nivel E de la población joven. todos los grupos aumentaron la frecuencia de uso de Internet.1% de los varones usa Internet en forma cotidiana.4% de las mujeres ABC1 contra el 42% de las mujeres del grupo E asumen prácticamente un nulo contacto con la Web. 15 .8% en las mujeres del siguiente tramo y al 43. seguido de un 64.7% de los varones jóvenes del estrato ABC1 dicen no utilizar nunca o casi nunca el Internet. el 60. mientras el 0. Las mujeres también observaron avances. el 33% de su pares del grupo E admiten dicha situación. La brecha digital es una realidad constatada también en la Quinta Encuesta Nacional de Juventud. De manera opuesta. no obstante.9 49.1 41. La relación inversa entre el uso de Internet y la edad de la población joven es evidente en el grupo de las mujeres.0 88. El 57% de las mujeres de 15 a 19 años tienen contacto frecuente con la Web.

A modo de ilustración. respecto de estas tecnologías se convierte en una nueva forma de exclusión que las afecta. con aumentos de 27 y 16 puntos.0 64. social y para la innovación en la sociedad del conocimiento. el cibercafé (32.2 LUGARES DE ACCESO A COMPUTADOR E INTERNET Referidos a los lugares de acceso a Internet. Comparando estas cifras con los datos del 2006. cual es. CFT o universidad). liceo. El mayor acceso a Internet en el hogar registrado por la Sexta Encuesta. especialmente las de bajos recursos. principalmente en los estratos de menores ingresos. el primero sufrió una disminución de 2 puntos porcentuales. en orden descendente. profesional. . es un aporte a este desafío y para el desarrollo. Durante el período 2006-2009. 16 Pese al avance en el acceso a las Tecnologías de la Información en hombres y mujeres. Por tanto. 2009) 2. se debe que ellos usan con mayor frecuencia el computador e Internet. Los lugares de acceso al uso del computador e Internet muestran variaciones respecto de lo consignado en la Quinta Encuesta.3 Hombre Mujer Hombre Mujer 15-19 Hombre Mujer 20-24 Hombre Mujer 25-29 Fuente: Sexta Encuesta Nacional de Juventud (INJUV. lograr igualar las oportunidades en el uso de las TIC en hombres y mujeres de diferentes niveles socioeconómicos. colegio. La mayor proporción de hombres en todos estos espacios.8 57. La relevancia adquirida por el hogar como espacio de acceso a Internet se concentra fundamentalmente en los estratos E y D. éstos son: la casa (53.5%).4%) y la institución de estudio (19.2 52. continúa reproduciéndose la brecha digital. el grupo ABC1 (88% de mujeres y 92% de varones) se conecta diariamente a Internet tres veces más que las y los jóvenes del grupo E (24% de mujeres y 29% de varones). como ya se observó anteriormente. En tal sentido. se observa un aumento significativo en el acceso a Internet en la casa. mientras que el segundo mostró una caída de 8 puntos. especialmente por nivel socioeconómico. equivalente a 12 puntos porcentuales.Equidad DE GÉNERO EN LA JUVENTUD GRÁFICO Nº 7 Uso cotidiano del internet según tramo etario y sexo (porcentaje) (Sólo respuestas de quienes dicen usarlo “todos los días o casi todos los días”) 60. el menor uso relativo de las mujeres.1 57. estas inequidades son un desafío. respectivamente.8%.6 43. en todos los tramos de edad y por nivel socioeconómico. tanto para el desarrollo personal. Este crecimiento se compensa con una disminución en el acceso en el cibercafé y el lugar de estudio. Internet es una de las herramientas tecnológicas con mayor potencial.

la Encuesta Nacional de Juventud sólo tiene información de su población objetivo. que a su vez mostraba cifras menores respecto de la Cuarta Encuesta Nacional de Juventud (INJUV. a menor tramo de edad. Es decir. así como para la evaluación sobre las disparidades de género constatadas. mayor es la proporción que se inicia laboralmente antes de los 15 años. hay una tendencia a la baja en la proporción de trabajo infantil7 en una mirada a más largo plazo de los datos. Esta proporción aumenta para la cohorte de 15 a 19 años: aquí.7% mujeres8. uno de cada diez jóvenes obtuvo su primer trabajo antes de los 15 años. uno de cada cuatro jóvenes tuvo su primer trabajo remunerado antes de los 15 años.8% de las mujeres. 17 8 . un 40% de los hombres jóvenes busca trabajo por jornada completa. sin embargo. En términos globales. Esta relación se invierte en la búsqueda de trabajo por tiempo parcial o por horas. 3. sabemos que. Sin embargo. jóvenes de 15 a 29. cuando éstas se realizan antes de los 15 años. http://www.6% son varones y el 9. de hombres y mujeres jóvenes. del 13. Estas cifras. pero sobre todo en los hombres jóvenes. así como su posible vinculación con la deserción escolar. En el Gráfco 7 El Congreso Nacional. modificó en el año 2000 la legislación hasta entonces vigente a través de la Ley 19. según los datos de la Sexta Encuesta Nacional de Juventud. son inferiores a las arrojadas en la Quinta Encuesta Nacional de Juventud (2006).684 del Código del Trabajo. Ello podría poner en riesgo la continuidad de los estudios. es decir.trabajoinfantil. donde el 39% de las mujeres se inclina por esta opción frente al 23% de los hombres. aumentando la edad mínima legal para desarrollar trabajos por parte de adolescentes de 14 a 15 años. en relación a un 23. La inserción anticipada al trabajo se observa principalmente en la juventud con carencias económicas y sociales. el 16. y por ello. En efecto. siguiendo los lineamientos del Convenio Nº 138.cl/legislacion. Los datos arrojados por la Sexta Encuesta Nacional de Juventud sirven de evidencia para el diagnóstico de esta situación. No obstante.html Es relevante contar con información sobre las características del trabajo infantil en la población de 14 años y menos. en la población juvenil mayor de 20 años. En consecuencia. en el tramo de los 15 a los 19 años.1 INGRESO AL MERCADO LABORAL Las primeras experiencias de inserción laboral en la población joven pueden involucrar en algunos casos trabajo infantil. 2003).3% de la población joven que realizó su primer trabajo remunerado antes de los 15 años.3 INSTITUTO NACIONAL DE LA JUVENTUD TRABAJO Y AUTONOMÍA ECONÓMICA En el avance hacia la equidad en el acceso a recursos. es central su participación en el mercado laboral. este es un dato importante de analizar.

2010).6% de los hombres y el 15% de las mujeres trabajó por primera vez antes de los 15 años10.9 Hombre Mujer 29.6 15-19 20-24 Menos de 15 20-24 Menos de 15 15-19 C3 20-24 Menos de 15 20-24 ABC1 D E Fuente: Sexta Encuesta Nacional de Juventud (INJUV. estas proporciones aumentan en los niveles socioeconómicos de menores recursos.9 15-19 C2 67. la población joven de 15 a 29 años que señala estar buscando trabajo por primera vez o haber trabajado.1 15. GRÁFICO Nº 8 Rango de edad del primer trabajo remunerado según nivel socioeconómico y sexo (porcentaje) (sólo quienes han trabajado alguna vez remuneradamente) 69. 18 9 Se omite del análisis el nivel socioeconómico ABC1 y la población que se ha iniciado laboralmente en el tramo de 25 a 29 años. pero actualmente está sin trabajo y está buscando. para llegar a representar más del doble de casos en el grupo E (respecto del segmento C2): el 29. “estoy estudiando”. Además.5 67. con diferencias leves (ver Gráfico Nº 9).6 17. Específicamente.5 30. 2ª razón.7 68. 3ª “no tener con quién dejar a los/as hijos/as”). en el tramo etario de 15 a 19 años.3% de los hombres y el 6. 2009) Analizado por tramo de edad. para todas las edades.6 67.4 15-19 20-24 Menos de 15 15-19 16. que más del 50% de la población joven que trabaja de manera más permanente. “no me interesa trabajar”.1 9.7 71. predomina. corresponde al 24.9% de las mujeres obtuvo su primer trabajo remunerado antes de los 15 años.2 70.3 63.0 65 53.2% de los varones y al 23% de las mujeres. donde los hombres superan a las mujeres.4 20. para luego revertirse en el último tramo de edad.Equidad DE GÉNERO EN LA JUVENTUD Nº 89 se aprecian las variaciones según nivel socioeconómico: en el grupo C2. el 12.7 20. el número de los casos observados son muy escasos y por ende no cumple con el criterio de representatividad a nivel poblacional.3 6. Esta situación se equipara en la cohorte siguiente (20 a 24 años). ya que en términos estadísticos. el acceso al mundo del trabajo entre los 15 y los 19 años (jóvenes con alguna experiencia de trabajo remunerado). 10 Las razones de inactividad se desarrollan en el acápite “situación laboral” (1ª razón.7 8.9 20.9 12. . La población joven que busca trabajo y no lo encuentra aumenta levemente a medida que disminuye el nivel socioeconómico. Cabe tener presente.5 7.0 3.4 14. tiene entre 25 a 29 años (INJUV.2 15.4 11.5 11. puede observarse una proporción de mujeres superior en comparación con los varones.

la juventud que ha trabajado.7 19.2 12.5 25. alcanzando su valor máximo en el nivel C3 de la población joven. 2009) 3.8 Menos de 15 a 19 años 15 años 15-19 años Menos de 15 años 15 a 19 años 20 a 24 años 20-24 años Menos de 15 años 15 a 19 años 20 a 24 años 25 a 29 años 25-29 años Fuente: Sexta Encuesta Nacional de Juventud (INJUV.2 SITUACIÓN LABORAL DE LA POBLACIÓN JOVEN Un tercio de la población joven desempeña una labor remunerada (32. .8% y 24. En este sentido. Las diferencias en la participación de hombres y mujeres en el mercado laboral también varían según nivel socioeconómico. El predominio masculino. Pese a que las cifras anteriores indican un aumento en la participación laboral femenina.7% de los hombres y un 46% de las mujeres.3 64. Aquí. Esta diferencia es algo menor en los otros grupos socioeconómicos y desaparece en el nivel ABC1. o incluso los países de la región. que concentra las mayores proporciones de jóvenes trabajando. aumentar la participación laboral de las mujeres es uno de los principales desafíos y de las prioridades del actual gobierno.1% de ellos y el 26. donde aproximadamente el 30% de hombres y mujeres trabaja (ver Gráfico Nº 10).4%).8%. no tiene trabajo y está buscando trabajo.3 14. En relación con lo anterior.9 7. Al descomponer esta cifra por sexo. los hombres casi duplican a las mujeres en su acceso a trabajos remunerados (42. 19 12 Para conocer las razones de inactividad.0 6. el 38. se observa que la proporción de hombres que trabaja supera en 11 puntos porcentuales a la proporción de mujeres. hay que considerar que.4 12.7 4. persistente en todos los tramos etarios y niveles socioeconómicos.7 56. equivale a la brecha de género mayor con 18. Ello requiere ser abordado.9 3.INSTITUTO NACIONAL DE LA JUVENTUD GRÁFICO Nº 9 Rango de edad del primer trabajo remunerado de la juventud según tramo de edad y sexo (porcentaje) (Sólo quienes han trabajado alguna vez remuneradamente) Hombre Mujer 77.3 73.5% de ellas. para este mismo tramo de edad.11 En efecto. lo que.0 18.1% en el caso de los hombres y un 19. corresponde a un 27. respectivamente). comparando los tramos etarios.9 60.1% en el caso de las mujeres12.8 30. al comparar estos datos con los de la Quinta Encuesta Nacional de Juventud aquella está todavía por debajo de los niveles que muestran los países desarrollados.7 73. ubicando a Chile como el país que muestra el índice relativo más bajo en esta materia. ver ese acápite.7 12.7 puntos porcentuales. En este segmento de edad trabaja un 64. puesto que la incorporación de las mujeres 11 La baja tasa de participación laboral femenina de la población joven se replica a nivel del mercado laboral en su conjunto. es superior en el grupo de 25 a 29 años. trabaja.

8% de los varones y el 58.8 38.9% de los casos.7 26.1% de las mujeres. la primera refiere a la imposibilidad de conciliar estudios y trabajo. La distribución inequitativa de los cuidados parentales se acentúa en los estratos con menores recursos económicos y sociales.4% de las mujeres argumenta esta situación.0 38. el 0.2% de las mujeres arguye esta razón para justificar la decisión de no buscar trabajo.5% de la población joven que no busca trabajo.2 36. la carencia de instancias y/o personas sobre las cuales delegar el cuidado de los/as hijos/as alcanza la segunda opción entre las posibles razones por las que no se participa en el mercado laboral. sustentar altas tasas de crecimiento internas y contribuir a la autonomía y desarrollo humano de las mujeres. En la población juvenil mayor de 20 años. En el grupo D. concentrando el 24% de las respuestas. En el grupo E. GRÁFICO Nº 10 Jóvenes que actualmente se encuentran trabajando según nivel socioeconómico y sexo (porcentaje) 42. dice relación con la necesidad de flexibilizar los sistemas laborales y de estudio que excluyen o limitan las posibilidades de desarrollo familiar.4 Hombre Mujer Total ABC1 C2 C3 D E Fuente: Sexta Encuesta Nacional de Juventud (INJUV.7%). el grupo E señala este motivo en el 6. la situación es similar: el 24. su condición de estudiante. la mayor diferencia entre mujeres y hombres se da en la cohorte de 25 a 29 años.4 23. donde el 6. En los niveles D y E de la población joven.8 23.8%). Así. esta es la segunda causa para no buscar trabajo.3 24. De modo que “no tener con quién dejar a las y los hijos” es una razón principalmente indicada por las mujeres. mientras que el grupo ABC1 más que triplica al grupo anterior. cuestión que prácticamente no afirma ninguno de los hombres jóvenes de ese estrato (ver Gráfico Nº 11). atribuye esta situación a. que asigna el cuidado de las y los hijos a las mujeres y el trabajo remunerado a los varones. Al interior de cada tramo etario. es una de las dificultades que enfrentan las madres jóvenes para participar en el mercado laboral. lograr una mejor distribución del ingreso.3 FACTORES QUE EXPLICAN LA INACTIVIDAD Al examinar las razones que justifican la ausencia de las y los jóvenes del mercado laboral. menciona esta causa. El 45.5 37.1 30. trabajo y educación. La división del trabajo socialmente construida.Equidad DE GÉNERO EN LA JUVENTUD al mundo laboral es deseable para disminuir la pobreza13. alcanzando la mayor brecha de género. equivalente a 31. La tercera razón es la de “no tener con quien dejar a las y los hijos” (12. La segunda razón más frecuente es que no necesitan trabajar (15. proporción que baja en los estratos de menos recursos. Una de las maneras de conciliar trabajo y familia.1 30. 2009) 3. Nuevamente se observa la necesidad de conciliar trabajo y desarrollo familiar para ambos sexos. 13 La evidencia indica que la incidencia de la pobreza cae abruptamente en hogares con dos proveedores de ingreso.9% de los varones y el 32. 20 .2 puntos porcentuales.0 31.

0 ABC1 0.1% hombres y 27.9% y 10. Exceptuando a la juventud ABC1. En el grupo D y E se ubican los porcentajes más altos de dependencia económica femenina bordeando el 47% versus un 11% en los varones.6 32.7% mujeres)14. con una proporción levemente superior de hombres que mujeres que viven de los ingresos aportados por otros (30. 21 14 Cabe recordar que en este estrato.INSTITUTO NACIONAL DE LA JUVENTUD GRÁFICO Nº 11 Población joven que no busca trabajo porque no tiene con quién dejar a sus hijos/as por nivel socioeconómico y sexo (porcentaje) Hombre Mujer 24.4 AUTONOMÍA ECONÓMICA DE LAS PERSONAS JÓVENES Para examinar la autonomía económica de las personas jóvenes se observa cuáles son sus fuentes de ingresos. que las mujeres. En efecto.7 C2 0. Al desagregar esta cifra por sexo.1 5.8% de la población “vive exclusivamente de los ingresos aportados por otras personas” -cifra inferior al 50.6 0. que dependen de los ingresos de otros. este es el tramo en que más mujeres y hombres trabajan. En este aspecto nuevamente aparecen diferencias por género. los hombres estudian en proporciones superiores a las mujeres.1 13. La brecha entre mujeres y hombres. situación que se revierte en el grupo ABC1. en términos totales.5%.1% en las personas jóvenes de 25 a 29 años. el 46. alcanzando el 72. Si bien. en definitiva con mayor dependencia económica de otros en relación a los hombres jóvenes. para descender al 25.9 D 0.2 21. Ello puede vincularse con el hecho de que sean más los varones quienes dependen del ingreso de otros para vivir. 2009) 3.6 C3 0. la diferencia entre mujeres y hombres jóvenes de 25 a 29 años alcanza 29. respectivamente). se constata una mayor dependencia económica en las mujeres jóvenes de todos los niveles socioeconómicos.4 puntos porcentuales (39. .2% en la población de 15 a 19 años.3% consignado en la Quinta Encuestadicho promedio varía según la cohorte de edad. El Gráfico Nº 12 muestra las diferencias por nivel socioeconómico en la población joven dependiente.0 E Fuente: Sexta Encuesta Nacional de Juventud (INJUV. Paradójicamente. es más amplia en el tramo etario de 25 a 29 y en los grupos de menores ingresos -tendencia ya constatada en el 2006-. en todas las cohortes es mayor la proporción de mujeres que dicen vivir con ingresos exclusivamente aportados por otras personas.

2% de ellos y el 22.6% de los varones dice ser autónomo económicamente. Contrario es lo que muestra la juventud del estrato ABC1.8 Total ABC1 C2 C3 D E Fuente: Sexta Encuesta Nacional de Juventud (INJUV. En el tramo etario de 25 a 29 años.8 14.6 22 29.3% de las mujeres viven con ingresos propios en relación al 24. Es así que el 48. ello es declarado solamente por el el 14. el 33. GRÁFICO Nº 13 Jóvenes de 25 a 29 años que viven exclusivamente de los ingresos propios por nivel socioeconómico y sexo (porcentaje) Hombre Mujer 48.7 10.0 9.6 39.1 21. Por nivel socioeconómico.8 50.3% de ellas afirma “vivir exclusivamente de los ingresos propios”.2 33. En efecto.1 47. no sólo es menor la brecha entre mujeres y varones.9 30.5 11.1 16.8% de las mujeres jóvenes de este segmento. 2009) El opuesto de la situación de dependencia económica corresponde a la juventud que vive de ingresos propios. económicamente autónoma.7 27.5 5. En este grupo. son los hombres quienes gozan de mayor independencia económica que las mujeres. 2009) .1% de los hombres (ver Gráfico Nº 13).2 27.7 10. sobre todo en los niveles socioeconómicos más altos. mientras el 54. situación que se repite en los otros niveles socioeconómicos. por nivel socioeconómico y sexo (porcentaje) Hombre Mujer 46. sino que las mujeres indican mayores niveles de autonomía económica que los varones. Así.7 47.9 54. es decir.3 24.0 22. con casi 40 puntos porcentuales. Esto puede vincularse con los niveles educativos alcanzados por las mujeres.3 52. la mayor brecha de género se presenta en el estrato E.Equidad DE GÉNERO EN LA JUVENTUD GRÁFICO Nº 12 Jóvenes de 25 a 29 años que viven exclusivamente de los ingresos aportados por otras personas.1 Total ABC1 C2 C3 D E Fuente: Sexta Encuesta Nacional de Juventud (INJUV.5 47.

una propuesta integral en orden a superar las brechas de género en el ámbito de la participación laboral. Esto es coherente con la mayor proporción de mujeres que admite situaciones de dependencia económica -principalmente en los niveles D y E. pero especialmente en el grupo de 25 a 29 años. Por tanto. y dicha participación muestra un marcado predominio masculino. con cifras que casi bordean el 50% para las mujeres y sólo alcanzan aproximadamente al 11% de los varones-. exige desarrollar acciones que faciliten una distribución equitativa de las responsabilidades familiares y los costos asociados a la maternidad y el cuidado infantil entre hombres y mujeres. un tercio de la población joven se encuentra trabajando. El segundo aspecto refiere a las razones que explican la ausencia de las y los jóvenes del mercado laboral según sus declaraciones.7% de los hombres trabaja. Trabajo. ampliar las oportunidades de las mujeres jóvenes de menores ingresos. que indica la población mayor de veinte años. acusa la baja participación laboral de las mujeres jóvenes en general. Familia y Maternidad. 23 . La diferencia de hombres y mujeres se observa en todos los tramos etarios y niveles socioeconómicos. y las de menores niveles socioeconómicos en particular.INSTITUTO NACIONAL DE LA JUVENTUD En relación al trabajo y la autonomía económica de la juventud destacan dos aspectos. Políticas para la conciliación trabajo-familia contribuyen no sólo al fomento del trabajo en mujeres y hombres jóvenes. un desafío impostergable para lograr el desarrollo es que hombres y mujeres jóvenes accedan a puestos de trabajo en igualdad de condiciones y. El primero. principalmente las mujeres. No tener con quién dejar a los/as hijos/as es la segunda razón para no buscar trabajo. En concreto. donde el 64. Incorporar las necesidades y condiciones sociales diferenciadas por sexo en el diseño de programas y políticas contribuye a esta tarea. del Servicio Nacional de la Mujer. En línea con lo sugerido por la Comisión Mujer. contra el 46% de las mujeres. sino también al fortalecimiento de las familias y protección de la maternidad. en especial. con porcentajes similares entre hombres y mujeres. La primera razón es la imposibilidad de conciliar estudios y trabajo.

En cambio. el 55% de la población joven participaría en organizaciones o grupos que defiendan alguna causa social (voluntarios. no observándose diferencias significativas ni por tramo etario. La presencia de la juventud en las instancias formales e informales de participación y emprendimiento social. En consecuencia. Los datos muestran que el 79% de la población joven de 18 años o más. derechos humanos. De la población no inscrita. Esta disposición es superior en las mujeres jóvenes de todos los tramos de edad y niveles socioeconómicos. muestran inquietud por otras formas de participación ciudadana menos formalizadas. Esta opinión es similar en hombres y mujeres. ni estrato socioeconómico.). Además. Sin embargo. Dividido por sexo. EMPRENDIMIENTO SOCIAL Y CIUDADANÍA La participación ciudadana es otro factor clave al evaluar la situación de equidad entre mujeres y hombres jóvenes. como votar en las elecciones o militar en algún partido político. para ambos sexos. 4. en que ambos sexos tienen alta proporción de inscritos (bordeando el 40% tanto en hombres como mujeres. respectivamente). principalmente en los sectores de mayores niveles de ingresos (ver Gráfico Nº 14). esta tendencia se rompe en el nivel socioeconómico ABC1. similar situación a la presentada en la Quinta Encuesta. visiones y valoraciones. la inscripción aumenta a mayor edad y nivel socioeconómico.2%. son los hombres jóvenes de 25 a 29 años aquellos que presentan un mayor porcentaje de inscritos: 30. etc. hace posible que éstas representen sus necesidades.5% y 19. menos de una cuarta parte de ésta se encuentra inscrita en los registros electorales (21%).8% en las mujeres. Por ejemplo. La participación política que se traduce en formas más institucionalizadas. no está inscrita en el registro electoral. 24 . intereses. uno de cada tres jóvenes dice no estar inscrito porque no le interesa la política. parece no interesar a las y los jóvenes. medio ambiente. mientras el nivel E tiene un poco más del 10%).4% en relación a 24. derechos de las mujeres. Específicamente. donde se toman las decisiones.Equidad DE GÉNERO EN LA JUVENTUD 4 PARTICIPACIÓN.1 INSCRIPCIÓN ELECTORAL Y ACTITUDES RESPECTO AL SISTEMA POLÍTICO La Sexta Encuesta Nacional de Juventud da cuenta de una disminución de diez puntos porcentuales respecto del nivel de inscripción existente en el año 2006. existe una leve primacía en la inscripción de los hombres jóvenes versus las mujeres (22.

las alternativas “inscripción voluntaria y voto obligatorio” o “inscripción automática y voto obligatorio” concentran. respectivamente).7 53.6 47. Como lo muestran los datos. medio ambiente. ellos las superan a ellas por 9 puntos porcentuales (54% y 45%. Respecto al sistema electoral. se da en el grupo E.9 52.9 ABC1 C2 C3 D E Fuente: Sexta Encuesta Nacional de Juventud (INJUV. siendo sólo una cuarta parte quienes se manifiestan en desacuerdo con ella. pero inversa. se observa una tendencia generalizada a la desinstitucionalización de las prácticas políticas. situación extendida en las sociedades modernas.INSTITUTO NACIONAL DE LA JUVENTUD GRÁFICO Nº 14 Disposición a participar en organizaciones o grupos que defiendan una causa social (voluntarios. 2009) La percepción de las y los jóvenes sobre la necesidad de cambiar el sistema político electoral es alta. En definitiva. no hay acuerdo con las alternativas que implican obligatoriedad en la participación electoral. En efecto. cada una. el 54% de la población joven está de acuerdo con la afirmación “la juventud no se siente parte de la sociedad”. en el nivel ABC1.5%). 25 .7 51. prácticamente 7 de cada 10 jóvenes no se sienten cercanos a ningún partido político. desinterés por el sistema político chileno.0 45. ya que la población joven carece de representación política y percibe menores niveles de integración. Esta situación es preocupante.8 78. mujeres y hombres jóvenes prefieren la inscripción y el voto voluntario (55. sus mecanismos e instituciones. derechos de las mujeres. A partir de estas cifras. El nivel de acuerdo con esta frase es mayor en las mujeres que en los hombres de todos los tramos etarios y en casi todos los niveles socioeconómicos.7 49.9%). tal como funcionan actualmente. y sus canales de participación.7 50. cerca del 5% de las preferencias.6 52. en cuanto las mujeres manifiestan un mayor grado de acuerdo con la frase.3 71. La alta percepción de exclusión en las jóvenes. etc) por nivel socioeconómico y sexo (porcentaje) Hombre Mujer 64. En cuanto a la disposición frente a los partidos políticos. Una diferencia de la misma magnitud. derechos humanos. siendo las mujeres quienes muestran una proporción levemente superior que los varones en este tema.3 Total 59. prefieren un sistema con inscripción automática y voto voluntario (32. con especial énfasis en el grupo más carente es consistente con las condiciones objetivas de exclusión en las que viven (ver Gráfico Nº 15). Esto se manifiesta en el sentimiento de exclusión de la juventud.2 66.6 49. En general. El 63% afirma que ello es necesario.8 55. En segundo lugar.

Por otra parte.2 49. de beneficencia. pese a ser ellas quienes están más de acuerdo con que la juventud está excluida de la sociedad.1 49. es decir.9 55.7 ABC1 C2 C3 D E Fuente: Sexta Encuesta Nacional de Juventud (INJUV. el 52. el 2006). etc. Casi en todas ellas.2 PARTICIPACIÓN CIUDADANA Y EMPRENDIMIENTO SOCIAL Los datos entregados por la Sexta Encuesta Nacional de Juventud indican que la misma población juvenil que dice no sentirse parte de la sociedad. disponible potencialmente para participar socialmente.0%). si tuvieran más tiempo libre. otra razón con un alto porcentaje corresponde a quienes señalan que lo harían en caso de existir organizaciones que satisfagan sus intereses (47. 26 15 Esto es coherente con los datos de uso del tiempo.9 51. en ese orden de prioridad (ver Gráfico Nº 16).4 52. alcanzando en conjunto el 8. y agrupaciones de ayuda a los demás (voluntariado.4 54. .4% del total de la participación juvenil (cifra dos puntos superior a la arrojada en la Quinta Encuesta.7 59. Al examinar las razones que la población joven indica como condicionantes de participación futura. los mayores niveles de participación relativa se concentran en los hombres y en los niveles socioeconómicos altos de la población joven15.Equidad DE GÉNERO EN LA JUVENTUD GRÁFICO Nº 15 Población joven que no se siente parte de la sociedad por nivel socioeconómico y sexo (porcentaje) (Sólo quienes están muy de acuerdo o de acuerdo) Hombre Mujer Total 56. estaría dispuesta a participar en organizaciones o grupos que defiendan alguna causa.6 53.8 54. las mujeres están dispuestas a participar en mayor proporción que los hombres.9 55. organización artística y/o cultural.1 45. La población joven que participa en organizaciones en los últimos 12 meses. en tanto los hombres jóvenes cuentan con más tiempo libre que las mujeres.3 54. existe escasa participación en organizaciones formales y tradicionales. lo hace principalmente en una organización deportiva.9 54. partidos políticos.). comunidad o grupo virtual. sindicatos u organizaciones profesionales o empresariales y organizaciones vecinales. participarían en algún tipo de organización. 2009) 4. organizaciones comunitarias. Es más.4 54.9% de las y los jóvenes señalan que.

Estos roles o estereotipos se tornan en referentes respecto de los cuales las personas jóvenes construyen cursos de acción y significación.4% de las mujeres versus el 7.5 12. los porcentajes de participación son un 13. participa en este tipo de organización.4% de las mujeres y el 18. y pasa a ser favorable a las mujeres.8 11. En efecto.2 Club Deportivo Comunidad Virtual Artístico/ Cultural Da ayuda a los demás Partido Político Sindicato Organización Vecinal Fuente: Sexta Encuesta Nacional de Juventud (INJUV. 2009) La distribución por sexo de la participación en organizaciones muestra diferencias destacables en las organizaciones deportivas y en las agrupaciones de ayuda a los demás (voluntariado.8 3. La mayor diferencia se da en la cohorte de 15 a 19 años de edad. la mayor diferencia se concentra en el nivel ABC1 con el 22. etc.3 1.7 9.5 11. los datos indican que el 38.5 5.5%.9 10.9 1.0 9. La brecha de 26 puntos porcentuales de participación se mantiene.8 11. Por nivel socioeconómico.2% de los hombres jóvenes participan en organizaciones deportivas.2 25.7 11.3% de los hombres. de forma que en el grupo E sólo el 6% participa en agrupaciones de ayuda a los demás. Respecto de las primeras.8% en los varones.). con pequeñas variaciones.INSTITUTO NACIONAL DE LA JUVENTUD GRÁFICO Nº16 Población joven que no se siente parte de la Sociedad por nivel socioeconómico y sexo (%) (Sólo quienes están muy deacuerdo o deacuerdo) Hombre Mujer Total 38. con 5 puntos porcentuales.1 12. La forma en que se distribuye la participación de hombres y mujeres según el tipo de organización expresa elecciones individuales que pueden estar afectadas por los roles tradicionales de género.6 13. triplicando la participación femenina (12. pero en este caso son los hombres jóvenes los que participan en mayor proporción que las mujeres jóvenes (7% y 4. 27 . así como elementos en la elaboración de sus identidades. el 12. organizaciones comunitarias. pero con niveles de participación considerablemente menores para ambos sexos.0 4.4 1.4% de los varones quienes han sido parte de agrupaciones de ayuda a los demás. En el grupo C2 la brecha se acorta levemente respecto del caso anterior. En este caso. Esto puede promover o limitar las posibilidades diferenciadas de participación por sexo.8 2. La participación sigue descendiendo a menor nivel socioeconómico.8 1.4 3. respectivamente) (ver Gráfico Nº 17). de beneficencia.6%). por tramo etario y nivel socioeconómico. En las agrupaciones de ayuda a los demás. la brecha entre hombres y mujeres disminuye notoriamente.8% en las mujeres y un 9.

4 13.2%) y.4%). las organizaciones que presentan una mayor proporción de jóvenes con cargos directivos son los centros de alumnos (56. 2009) Respecto del ejercicio del liderazgo.4 15. la distribución de los cargos por sexo en cada una muestra un predominio masculino.6%). los cargos suelen estar ocupados más por hombres que por mujeres.5 E 40.8 6.4%). las organizaciones vecinales sólo presentan una brecha de 7. los partidos políticos (21.1 11. la participación de las mujeres es baja (4. Esta brecha se reduce casi seis veces en el grupo más joven. En las organizaciones vecinales la tendencia de predominio masculino en los cargos se repite. y las organizaciones vecinales (18. del orden del 1. No obstante. comparada con la brecha en los partidos políticos.8 en el tramo de 20 a 24 años y a 15. las agrupaciones de ayuda a otros (23. En ambos tramos. la amplitud de la brecha es mayor en los tramos etarios de 20 a 24 años y en el siguiente.6 en el tramo de 25 a 29 años.8% de las mujeres que ejerce algún cargo.0 22. en este tipo de organización. donde la diferencia es sólo de 3.8% de los jóvenes de 20 a 24 años posee algún cargo al interior del partido político en el que milita. se mantiene el predominio masculino al mismo tiempo que se observa una caída en la participación a medida que desciende el nivel socioeconómico.0%).2%).9 9.5 11. Las mayores se aprecian en los partidos políticos y en las organizaciones vecinales (ver Gráfico Nº 18). Analizado por tramo de edad.2% en las segundas. En la población joven de menor edad. Sin olvidar que en ellas la participación juvenil es muy baja. de 15 a 19 años.6 34. 28 . con excepción del nivel D. en el caso de los partidos políticos.3 1. Ahora bien.2 puntos.Equidad DE GÉNERO EN LA JUVENTUD GRÁFICO Nº 17 Participación Juvenil según nivel socioeconómico y sexo (porcentaje) Hombre Mujer 44. la brecha de género es menor en todos los tramos de edad. situación que afecta igualmente a hombres y mujeres. el 47. Ahora bien. al interior de éstas.8 9. de 25 a 29 años.2 39.4 ABC1 C2 C3 Organizaciones Deportivas D E ABC1 C2 C3 D Organizaciones de Ayuda a otros Fuente: Sexta Encuesta Nacional de Juventud (INJUV. Como se indicó anteriormente.2 7. Es en este último tramo etario donde se da la mayor participación juvenil en cargos directivos: 30% de varones y 14% de mujeres. donde desaparece.4 7 4. la diferencia es de 17 puntos porcentuales. la distribución de los cargos por sexo muestra disparidades en detrimento de las mujeres.6 12. diferencia que aumenta a 8.4% en las primeras y del 4. los movimientos de guías y scouts (36.2 puntos porcentuales.8 8.4 13. versus sólo el 30. La brecha a favor de los hombres se mantiene en todos los niveles socioeconómicos.3 18. Al analizar la distribución de los cargos por nivel socioeconómico y sexo.

etc. En el ámbito de la participación. la juventud.9 19. están subrrepresentadas o simplemente excluidas de los procesos de toma de decisiones.2 15. En términos gruesos. de beneficencia.4 14. en las organizaciones vecinales.8 21. y en especial las mujeres jóvenes. organizaciones comunitarias.8 19. las organizaciones deportivas congregan a hombres preferentemente -sin diferencias por grupo socioeconómico.6 2. hay más mujeres participando que hombres. 2009) La mayor posesión de cargos directivos por parte de los hombres jóvenes no se condice con los niveles de participación de mujeres y varones en las organizaciones. Propiciar la participación juvenil es deseable para el fomento de la cohesión y el compromiso de esta población con la comunidad. recibir recursos.8 40 30. La participación según tipo de organización se asocia a los intereses y a las diferencias por género. son los hombres jóvenes quienes tienen los cargos en mayor proporción que las mujeres. Sin embargo. en los partidos políticos. La disposición a participar en estas organizaciones es superior en las mujeres de todas las cohortes de edad y niveles socioeconómicos.5 17. al mismo tiempo que para el desarrollo de todo el potencial de las mujeres jóvenes. el resultado es que las mujeres jóvenes no acceden a cargos de poder.1 29. hay más cargos ocupados por varones. Uno de cada tres jóvenes no se inscribe porque “no le interesa la política”. el porcentaje de mujeres y hombres jóvenes que participa es prácticamente el mismo.INSTITUTO NACIONAL DE LA JUVENTUD GRÁFICO Nº18 Posesión de cargo al interior de la organización en que participa la población joven según tramo etario y sexo (porcentaje) 47. Así. sobre todo en las de mayores ingresos. 29 . más de la mitad está motivado y participa en otro tipo de organizaciones no tradicionales. La igualdad en las oportunidades de participación de hombres y mujeres jóvenes es fundamental para el desarrollo de la sociedad. por ende. es decir. En algunas hay más hombres y. los cargos donde se toman decisiones.8 8. Las mujeres jóvenes del estrato E son las que muestran los niveles más bajos de participación relativa.3 Hombre Mujer Total 15-19 20-24 Partido Político 25-29 15-19 20-24 Organización Vecinal 25-29 Fuente: Sexta Encuesta Nacional de Juventud (INJUV.8 5. establecer prioridades entre otras.mientras que en las agrupaciones de ayuda a los demás (voluntariado. Sin embargo.) participan más mujeres. Observamos entonces una distribución desigual del poder asociada al género. Por ejemplo.0 6. A su vez. Esta situación no es trivial al momento de levantar demandas. Pese a ello.1 21.3 13 14. incidir en la agenda política. la distribución de los cargos por sexo expresa disparidades en detrimento de las mujeres.8 17. en cambio. menor acceso de éstas a la toma de decisiones. tanto hombres como mujeres jóvenes mayoritariamente no están inscritos en los registros electorales. en todas estas instancias.

“cuidar a los/as hijos/as es tarea principalmente de la mujer” y “no es deseable que el hombre tenga un sueldo inferior al de su mujer o pareja”. el hombre exclusivamente dedicado al rol de proveedor y la mujer exclusivamente al rol de cuidadora y encargada de las labores domésticas17. Separado por sexo. Estos aspectos se desarrollan a continuación. 30 . Además.1 REPRESENTACIONES Y MODELOS DE GÉNERO Al opinar sobre la situación de equidad/inequidad entre hombres y mujeres en la sociedad chilena. sin mayores diferencias por tramo etario y nivel socioeconómico16. es decir. mayor proporción de mujeres tiene una visión negativa al respecto (PNUD Chile. y en las mujeres mayor. coincide con el Informe de Desarrollo Humano. poco más de tres cuartos de la población joven está de acuerdo con que “actualmente las relaciones de pareja son más equitativas entre hombres y mujeres que hace 20 años atrás”. en el cual se indica que el 76% de las y los chilenos cree que las inequidades entre hombres y mujeres han disminuido en comparación a diez años atrás. 2010). el desacuerdo es superior en los grupos socioeconómicos altos. así como las percepciones respecto de la situación de equidad/inequidad de género en la sociedad y de discriminación son importantes para la construcción de la identidad y el proyecto de vida de la juventud. puede observarse un rechazo general a los mandatos culturales tradicionales. 5. No obstante. siendo los hombres -y en especial los de niveles socioeconómicos 16 La percepción de avance hacia una mayor equidad en las relaciones de género captada por la Sexta Encuesta.Equidad DE GÉNERO EN LA JUVENTUD 5 REPRESENTACIONES DE GÉNERO Y PERCEPCIÓN DE DISCRIMINACIÓN Las representaciones que tienen las y los jóvenes chilenos de los roles de hombres y mujeres. tanto en las mujeres como en los varones. en especial en las de estratos socioeconómicos altos. 17 El rechazo a los estereotipos de género se observa a través de las siguiente afirmaciones: “mantener económicamente a la familia es tarea principalmente del hombre”. Por otro lado. Los hombres tienden a estar levemente más de acuerdo que las mujeres con esta afirmación. Al evaluar el nivel de acuerdo/desacuerdo respecto a los modelos o estereotipos tradicionales de género. Así por ejemplo. la afirmación “no es deseable que el hombre tenga un sueldo inferior al de su mujer o pareja” obtiene un nivel de desacuerdo que alcanza menos de la mitad de la población joven (47%). En los varones el desacuerdo con estos roles tradicionales es menor. y al igual que en el presente análisis. sólo el 54% de la juventud rechaza que la “mantención económica sea una tarea principalmente masculina”. siendo significativamente mayor el rechazo en las mujeres. esta cifra se distribuye en un 47% de varones y un 61% de mujeres.

6 60.9 54. Es decir.3 56.INSTITUTO NACIONAL DE LA JUVENTUD bajos.2 42. 2009) Las disposiciones observadas frente a las tres afirmaciones revisadas. esta cifra se distribuye en un 58% de varones y 67% de mujeres que rechazan este rol como exclusivo para las mujeres.1 73. Los hombres. en la juventud de 25 a 29 años. el 62% de las y los jóvenes están en desacuerdo con que “el cuidado de los/as hijos/as sea una tarea principalmente femenina”. Por sexo. GRÁFICO Nº 19 Disposición de rechazo a los modelos tradicionales de género en la población joven por nivel socioeconómico y sexo (porcentaje) (contesta “muy en desacuerdo” o “en desacuerdo” con la afirmación) Mantener económicamente a la familia es tarea principalmente del hombre Cuidar a los/as hijos/as es tarea principalmente de la mujer No es deseable que el hombre tenga un sueldo inferior al de su mujer o pareja 72.2 40.8 58. por ende están de acuerdo con ello (44% de hombres y 50% de mujeres).quienes muestran los menores niveles de rechazo.6 50. tanto los mandatos asignados a los varones.6 51.4 Hombre ABC1 Mujer Hombre C2 Mujer Hombre C3 Mujer Hombre D Mujer Hombre E Mujer Fuente: Sexta Encuesta Nacional de Juventud (INJUV.4 59.1 65. también aquí los mayores niveles de rechazo se concentran en los grupos ABC1 y C2 de la población joven (ver Gráfico Nº 19). hay una leve tendencia.0 57. y en aquellas mujeres de estratos socioeconómicos más altos.8 45.1 51.2 61. Esto se observa en la medida que rechazan. en general. Con respecto a los cuidados maternos. En consecuencia. se repiten en el resto de las frases sobre representaciones y modelos de género consignadas en la Sexta Encuesta Nacional de Juventud. a una mayor disposición de criticar los modelos de género socialmente asignados a mujeres y hombres. Al igual que en los casos anteriores.5 38. como los asignados a mujeres sin temor aparente a compartir dominios que han sido definidos socialmente como femeninos.7 43. y en especial en las mujeres de ese tramo.0 42.8 43. es alta la proporción de la población juvenil dispuesta a cuestionar los roles tradicionales asignados a hombres y mujeres. 31 . Éstas. y muestran opiniones más equitativas en materia de cuidado de la prole. en cambio.9 47.3 70. se muestran relativamente más conformes con los estereotipos de género masculino basados en la figura del hombre “proveedor”.9 54. Si bien no se observan mayores diferencias según tramo etario.6 54.7 50.3 54. no obstante.8 54.2 48. Ello podría estar reflejando un cambio cultural en el ámbito del desarrollo del rol paterno y su efectivo ejercicio.9 71. las mujeres jóvenes muestran una mayor tendencia a rechazar los estereotipos tradicionales de género y a preferir relaciones más equitativas entre los sexos.5 69. son siempre superiores en las mujeres respecto de los varones.

3% de la juventud encuestada señala sentirse discriminada por alguna razón. habría que considerar el hecho de que sean las mujeres las que sientan una mayor discriminación relativa (por ser estudiante. TABLA Nº 2 Proporción de la población joven que se ha sentido discriminada por sexo (porcentajes) (sólo respuestas ocasionalmente / casi siempre / siempre) Total Ser estudiante / escolar Tu apariencia física Tu clase social Tu manera de vestir El lugar donde vives Tu edad Tu sexo Tu color de piel Pertenecer a un pueblo originario o etnia Tu orientación sexual 20.9 6.3 18. primero. ABC1 y C2 (26% y 22%).2 17. las diferencias comparativas más visibles por sexo muestran que las mujeres jóvenes se sienten notoriamente más discriminadas que los hombres por su sexo y luego por su edad. liceo.6 13.3 2. No es posible relacionar el tipo de discriminación y la situación de discriminación. alcanzando un 22.0 6. clase social.5 2. dado que ambas preguntas son de respuesta múltiple. la frecuencia más alta se ubica en la cohorte de 15 a 19 años (22%) y en las mujeres de clases altas.2 Hombre 19.2 Mujer 21.6 16.4 2.2 17.2%) y 4) al buscar trabajo o en el trabajo (16. 2) por alguien que ejerce un rol de autoridad en el espacio laboral o educativo (20. la proporción de mujeres jóvenes que declaran haberse sentido discriminadas a causa de su sexo es mayor en los estratos más altos. A su vez. la proporción de mujeres también aumenta levemente a mayor edad (4 puntos porcentuales más a partir de los 20 años hasta los 29.3 2.6%).Equidad DE GÉNERO EN LA JUVENTUD 5.2 PERCEPCIÓN DE DISCRIMINACIÓN DE LA POBLACIÓN JOVEN Entre un 2.6% en el segmento E. las mujeres se sienten más discriminadas por: ser estudiante. edad. respecto de las mujeres de 15 a 19 años). su “apariencia física” y su “clase social”.2 2. Los hombres. Al agregar al análisis el nivel socioeconómico. su apariencia física y clase social. lugar donde viven y sexo).3 19. después por la clase social y por ser estudiantes. por su manera de vestir. los hombres se sienten más discriminados que las mujeres por su manera de vestir. con valores cercanos al 20%18 (ver Tabla Nº 2).7 15. instituto o universidad (22. hay un conjunto de situaciones en que la juventud chilena se siente discriminada.3 19. siendo las tres principales el “ser estudiante”. son las siguientes: 1) el colegio. Con todo.9%).5 7. apariencia física.3 20.2 18.8 6. Al desagregar los datos por sexo. en orden de importancia. 3) por carabineros (17.4 16. Esto puede ser un elemento a tomar en cuenta al momento de diseñar políticas de juventud. No obstante.4 21.9 18.9%).2 32 18 También.9 2.2% y un 20. por tramo etario.6 2.2 13.5 15. .2 18. las cuales. Para el caso de la discriminación por causa de la edad.3% en el nivel socioeconómico ABC1 y bajando al 8.

sea la familia. sino también en el contexto institucional que las hace posible. Respecto de las representaciones de género. especialmente las de más altos ingresos. En materia de los cuidados infantiles. se observa que las mujeres jóvenes cuestionan los estereotipos tradicionales de género en mayor proporción que los varones. En general. En este sentido. esta cifra se distribuye en un 47% de varones y un 61% de mujeres. se observa que las opiniones de la juventud se acercan a visiones más equitativas por parte de ambos sexos. entre las mujeres hay mayor percepción de discriminación que entre los hombres jóvenes. la mayoría no se siente discriminada.8% de los hombres). el 62% de la juventud está en desacuerdo con que “el cuidado de los/as hijos/as sea una tarea principalmente femenina”. el 54% de la juventud rechaza que la “mantención económica sea una tarea principalmente masculina”.3% de la juventud encuestada señala sentirse discriminada por alguna razón. Poco más de tres cuartos de la población joven está de acuerdo con que “actualmente las relaciones de pareja son más equitativas entre hombres y mujeres que hace 20 años atrás”. el avance hacia relaciones de género más equitativas exige que hombres y mujeres tengan un discurso y prácticas que valoren las diferencias y rechacen las inequidades. Específicamente. 33 . Sin embargo. Por sexo. siendo las tres principales el ser estudiante. En general.INSTITUTO NACIONAL DE LA JUVENTUD Respecto de la percepción de discriminación en la población joven. una proporción de entre un 2. siendo significativamente mayor el rechazo de ellas. Así por ejemplo. la apariencia física y la clase social. Por sexo. la juventud chilena tiene representaciones equitativas de los modelos de género. la discriminación por sexo es una razón más declarada por las mujeres que por los hombres (13% de las mujeres y 2. Este cambio cultural no se sostiene solamente en las voluntades individuales. la escuela u otro. corresponde al 58% de los hombres y 67% de las mujeres. También.2% y un 20.

hay mayor proporción de padres y/o madres jóvenes en los grupos de menores recursos económicos. A mayor edad.0 16. Comparado por sexo. 2009) . siendo el 42% de ellas en contraste con el 18% de ellos. GRÁFICO Nº 20 Población joven madre o padre por tramo etario (porcentaje) Hombre Mujer 72. mientras que en los estratos restantes hay 3.6% de la población joven tiene uno o más hijos/as.3 mujeres madres por cada 1 padre joven. aumenta la cantidad de población joven que es madre o padre. Es decir. La proporción de mujeres que afirman tener uno o más hijos/as más que duplica al porcentaje de hombres que declara lo mismo.6 38. concretamente en el nivel C3 (35%) y D (34%).2 46. y la brecha por sexo alcanza 34 puntos porcentuales en la cohorte de 25 a 29 años (ver Gráfico Nº 20).Equidad DE GÉNERO EN LA JUVENTUD 6 10. Al examinar esta situación por nivel socioeconómico.0 15-19 MATERNIDAD/PATERNIDAD JUVENIL Y EMBARAZO NO PLANIFICADO Los datos de la Sexta Encuesta Nacional de Juventud indican que el 29. la población joven con uno o más hijos/as se concentra en los sectores medios y bajos.7 2. hay 1 padre joven por cada 2 madres jóvenes. en los grupos medios C2 y C3. Esta cifra desciende a un 16% en el grupo ABC1.2 34 20-24 25-29 Fuente: Sexta Encuesta Nacional de Juventud (INJUV.

4% en el C3.3 años) (ver Gráfico Nº 21)19. hay que considerar que no está incluida toda la población que es padre y madre. de 25 a 29 años.6 21.5% en el tramo de 25 a 29 años. Ahora bien. (15. la situación se equipara entre hombres y mujeres (6% y 9%. 35 19 Llama la atención la diferencia de edades declarada por las mujeres respecto de los hombres.1 EMBARAZO NO PLANIFICADO Respecto a la situación de embarazo no planificado. En la última cohorte.6 21. La situación inversa se da en el tramo etario siguiente. el 58% de los varones son padres.7 Hombre 15 a 19 años Mujer Hombre 20 a 24 años Edad promedio propia Mujer Hombre 25 a 29 años Mujer Edad promedio pareja Fuente: Sexta Encuesta Nacional de Juventud (INJUV. 2009) 6.3 22. la edad de la pareja es mayor en todos los tramos de edad y en promedio 3. hasta alcanzar un 38.4% de los varones dice haber tenido un embarazo no planificado. alcanzando más del doble de la magnitud del estrato más alto en los niveles más bajos.7 años más. y que estas distancias se han acortado en las generaciones más jóvenes respecto de otras generaciones anteriores. Esto significa que las mujeres son madres a edades menores y antes que los varones.9%) en el ABC1 versus 31.3 18.4 16.1% en el tramo de 15 a 19 años. el 46% se concentra en el tramo de 15 a 19 años. . y el 43% entre los 20 y 24 años.3% en el E).2 20. Desagregado por sexo se observa una diferencia notoria: el 41.2% en el D y 35. que el patrón cultural de relaciones de pareja indica que generalmente los hombres son mayores que las mujeres.9% de la juventud iniciada sexualmente reconoce esta situación.7 17.INSTITUTO NACIONAL DE LA JUVENTUD Respecto de la edad en que tienen su primer hijo/a las y los jóvenes. Sobre el particular. respectivamente).1 24. GRÁFICO Nº 21 Promedio de edad de la población joven y de sus parejas cuando nació el primer hijo/a por tramo de edad y sexo (años) 20. y en el caso de los hombres.4 19. respecto de la edad de las parejas con las que tienen sus hijos/as. el 29. sin registrarse ningún varón del mismo tramo en esa situación. en el caso de las mujeres. la edad de la pareja al tener el primer hijo es casi la misma edad promedio (diferencia de 0. siendo de 17.7 19. el 6% de las mujeres de 15 a 19 años tuvo su primer hijo antes de los 15 años. 34. Por nivel socioeconómico aumenta considerablemente la proporción de jóvenes que declara un embarazo no planificado a medida que disminuye el segmento social.8% de las mujeres y el 18. Los porcentajes aumentan a medida que se avanza en edad. Más aún. mientras sólo el 38% de las mujeres lo son. Desagregado por sexo se observan diferencias importantes: un 52% de las mujeres jóvenes son madres entre los 15 y 19 años y sólo un 33% de los hombres son padres en este tramo de edad.6 17.

siendo el 41. Por lo tanto. las mayores proporciones de jóvenes con uno o más hijos/as se concentran en los sectores medios y bajos. Esta cifra desciende a un 16% en el grupo ABC1.4% de los varones. 36 . aumenta la cantidad de población joven que es madre o padre. A mayor edad. el 46% de la población joven con hijos/as. sólo el 33% de hombres es padre durante esta etapa. Las mujeres son madres a edades menores y antes que los varones. siendo un 42% en las mujeres en contraste con el 18% de varones. como es lógico. Sin embargo.Equidad DE GÉNERO EN LA JUVENTUD Un tercio de la población joven tiene uno o más hijos/as. Respecto del embarazo no planificado. En efecto. la población con hijos es mayor en los estratos bajos y aumenta también a medida que aumenta la edad. concretamente en el nivel C3 (35%) y D (34%). mientras un 52% de mujeres jóvenes son madres durante los primeros años de juventud. el 29.8% de las mujeres y el 18. tiene su primer embarazo entre los 15 y 19 años de edad y el 43% entre los 20 y 24 años. Observado por nivel socioeconómico.9% de la población juvenil señala la ocurrencia de esta situación. y en la cohorte de 25 a 29 años la brecha de género alcanza la mayor diferencia con 34 puntos porcentuales (72% de madres y 38% de padres).

9 49.9 37 15-19 20-24 25-29 Fuente: Sexta Encuesta Nacional de Juventud (INJUV. se observa una diferencia importante por grupo etario.3 85. con porcentajes del orden del 95%. al menos una vez.4 INSTITUTO NACIONAL DE LA JUVENTUD CONDICIONANTES SANITARIOS Y SEXUALIDAD 7. el 75. se había iniciado sexualmente. Al comparar la población iniciada sexualmente por sexo.2% de varones y un 75. Así por ejemplo.7 47. que mostró diferencias de hasta 7 puntos porcentuales.9% de la población entre 15 y 19 años indica haber mantenido relaciones sexuales al menos una vez.7 95. con magnitudes menores en la población femenina20.0% de mujeres) o nivel socioeconómico.1 RELACIONES SEXUALES De acuerdo a los resultados de la Sexta Encuesta Nacional de Juventud. se observa un comportamiento similar entre mujeres y varones (ver Gráfico Nº 22). la proporción crece casi al doble en el tramo de 25 a 29 años. mientras el 47.7% de la población joven ha mantenido. La proporción de jóvenes sexualmente iniciados crece a medida que aumenta la edad.8 94. . relaciones sexuales. GRÁFICO Nº 22 Población joven iniciada sexualmente según tramo etario y sexo (porcentaje) Total Hombre Mujer 86. los porcentajes eran de 89% en los varones y 83% en las mujeres. En la cohorte de edad de 20 a 24 años. en el tramo etario de 15 a 19 años. Por otro lado. el 44% de los hombres versus el 36% de las mujeres. sin mayores diferencias por género (un 76.9 88.1 95. 2009) 20 En efecto.3 46. a diferencia de los datos arrojados el año 2006 por la Quinta Encuesta Nacional de Juventud.

3 años. en la cohorte siguiente. un 20.5 67. por su parte. Al segmentar el dato por tramo etario. Así. las edades promedio no muestran mayores variaciones por nivel socioeconómico. pero se observa una menor proporción de jóvenes iniciados antes de los 15 años. tanto hombres como mujeres.4 años el hombre entrevistado).6 años la pareja y 16. la diferencia es mayor. la proporción de jóvenes cuya edad de inicio sexual es menor a 15 años aumenta en los grupos de menores ingresos. Esta diferencia aumenta en el siguiente tramo etario a 2. en la cohorte de 20 a 24 años el 15.7 12. en el nivel E de la población joven. manteniéndose la mayor proporción relativa de varones. en que la edad de inicio es de 17. La diferencia relativamente a la baja en los hombres se mantiene en los siguientes tramos etarios. y la joven entrevistada 17. En el caso de los hombres. en promedio. Al indagar sobre la edad de las parejas con las cuales las personas jóvenes inician su vida sexual.5 años de edad en el tramo de 25 a 29.2%. Al examinar esta situación por edad y sexo. el 15.5 años mayores que ellas (18. mayor que la edad de inicio de los varones. los hombres jóvenes de los distintos tramos 38 . Así. respectivamente (ver Gráfico Nº 23). GRÁFICO Nº23 Rango de edad de la primera relación sexual por tramo etario y sexo (porcentaje) 80.Equidad DE GÉNERO EN LA JUVENTUD En cuanto a la edad de inicio de las relaciones sexuales. proporción que baja al 17. Según tramo etario. fundamentalmente en el caso de las mujeres (ver Gráfico Nº 24).2 19. en cambio.5% y 9. en el nivel C2. en torno al 15%.6 25 a 28 años 15 a 19 años 25 a 28 años Fuente: Sexta Encuesta Nacional de Juventud (INJUV. ubica su edad de inicio sexual antes de los 15 años. que presenta las menores proporciones relativas. La persona con quien inician su vida sexual tiene. el 26% de los hombres de 15 a 19 años dice haber tenido su primera relación sexual antes de los 15 años. la diferencia entre la edad de la persona joven y la edad de la pareja con quien inicia su vida sexual. Para ambos sexos.6 71.5 Hombre Mujer 26 17. de 25 a 29 años. las jóvenes de 15 a 19 años se inician sexualmente a los 15. 2009) Por nivel socioeconómico. los porcentajes equivalen al 16.1 años. de 16. En cambio. los resultados indican que. Mientras un porcentaje no despreciable.9 años. las mujeres jóvenes presentan un promedio de 17.7 0. la diferencia promedio con su pareja es aproximadamente 1 año de edad (17. muestra variaciones.1 16.0% de los hombres y el 9.8 años de edad con parejas 2. llegando a ser de 3.2 15 9.3 años de edad). 3 años más que ellas: 20.2 74.1% de mujeres comparte esta situación.1 9.5 9.2% en el caso de las mujeres de ese mismo tramo.0 65.8 y la pareja tiene 21. lo hacen con una persona joven de mayor edad. Por ejemplo.4 años. Para las mujeres.8 74.1 años la pareja.6 Menos de 15 años 15 a 19 años Menos de 15 años 15 a 19 años 20 a 24 años 20 a 24 años Menos de 15 años 15 a 19 años 20 a 24 años 1.1 años.1 6. tres cuartos de la población joven declara su edad de inicio sexual entre los 15 y 19 años.4% de varones y un 14% de mujeres se encuentran en esta situación.6% de los varones y el 7% de las mujeres se iniciaron sexualmente antes de los 15 años.

8%).8 16.INSTITUTO NACIONAL DE LA JUVENTUD de edad mantienen un patrón similar entre ellos. 2010). En segundo lugar. ya que se inician con parejas 1 año mayores en promedio.2%) (INJUV.3%).4 18. con una proporción del 70. 2009) Respecto del tipo de vínculo con la primera pareja sexual.8 17. los hombres jóvenes se inician con una amiga (18. y en menor medida con una polola (bordeando el 30%.9%). 39 . en el caso de las mujeres son aún más bajos los porcentajes: con un andante (7. proporción que alcanza su máxima expresión en los hombres jóvenes C3 (62. excepto en el estrato C2. y con cifras bastante menores.3 15. el resto se distribuye entre quienes indican que su primera pareja sexual correspondió a un andante (12. GRÁFICO Nº 24 Edad promedio de la primera relación sexual de la población joven y de la pareja sexual.3 15.8 21. en menor medida.9 18. 2010). En el caso de los hombres. El 83. Por nivel socioeconómico. aunque su inicio sexual es más precoz a medida que disminuye la edad. proporción que disminuye a un 57. la población joven inicia su vida sexual principalmente con personas con las que mantiene una relación afectiva relativamente estable y.5 Hombre 15 a 19 años Mujer Hombre 20 a 24 años Edad de inicio promedio Mujer Hombre 25 a 29 años Mujer Edad promedio pareja Fuente: Sexta Encuesta Nacional de Juventud (INJUV. destaca que al interior del segmento ABC1 las mujeres jóvenes se inician principalmente con sus pololos. en contra de la tendencia en los otros estratos (ver Gráfico Nº 25). a un amigo/a (11.3%) y luego con una andante (16.4% en el caso de los varones.0 17. doblando la proporción de este mismo estrato que se inicia con andantes y amigos.3 20. En orden decreciente. la mayoría de las y los jóvenes tienen su primera relación sexual con el/la pololo/a. Así.4%). en los distintos niveles socioeconómicos se inician principalmente con una amiga o andante.3%. por sobre los 20 puntos porcentuales.0 17.6% de las mujeres jóvenes tuvieron su primera relación sexual con un pololo.4%). 46. y marcando una diferencia máxima intragénero de 20 puntos porcentuales con las mujeres C3. Desagregado según sexo se constatan diferencias importantes.1 16. que se inician sexualmente en un pololeo. siendo las otras opciones mencionadas menores al 3% (INJUV.8%) y con un amigo (4. según tramo etario y sexo (años) 16. con otro tipo de personas. El inicio con andantes y amigos sólo es más frecuente en las mujeres del nivel socioeconómico C3 y E.

1 33.3% usó algún método.2 27. Este porcentaje total muestra variaciones según tramo etario y nivel socioeconómico. Al examinar esta información según nivel socioeconómico. aumenta el uso de métodos de prevención en la juventud. Por sexo. versus el 39. métodos naturales. 2010).8 44.Equidad DE GÉNERO EN LA JUVENTUD GRÁFICO Nº 25 Tipo de vínculo con la primera pareja sexual según nivel socioeconómico y sexo (porcentaje) Hombre Mujer 66.4 Pololo Andante + Amigo/a ABC1 Pololo C2 Andante + Amigo/a Pololo C3 Andante + Amigo/a Pololo D Andante + Amigo/a Pololo E Andante + Amigo/a Fuente: Sexta Encuesta Nacional de Juventud (INJUV.2 USO DE MÉTODOS DE PREVENCIÓN EN RELACIONES SEXUALES21 En la primera relación sexual sólo el 51. con una pauta similar por sexo (52. Esta proporción es 10 puntos porcentuales mayor respecto de los datos consignados en la Quinta Encuesta Nacional de Juventud (2006).7 51.3%) la que ha usado algún método.5%.8% en mujeres). 2009) 7. mientras la juventud de 25 a 29 lo hizo en un 44.8 46.3 34. contrastado con la cohorte de 25 a 29 años que señala proporciones del orden del 76. 73% de varones y el 78% de mujeres afirma haber usado algún método de prevención en su última relación sexual.1 53.7 50. expresado en el tramo de 15 a 19 años con un 68.2 46. Sólo en el grupo de jóvenes de 20 a 24 años se observan diferencias por sexo.2 59.1% de los casos usó algún método en su primera relación sexual.9 puntos porcentuales en el estrato C2. la población joven de 15 a 19 años presenta mayores niveles de prevención en su primera relación sexual que la población joven que hace una década tenía la misma edad.4 36.1%. siendo casi tres cuartas partes (74.1 32. En este sentido. En la cohorte de 15 a 19 años el 58.8 48. las proporciones son similares.2 42. entre mujeres con un máximo de 17 puntos porcentuales (mujeres ABC1 versus mujeres E). es decir. Las mayores diferencias por nivel socioeconómico se dan intragénero. píldora anticonceptiva.9 62. dispositivo intrauterino.3% del estrato E (INJUV. son menos marcadas. esterilización femenina. píldora del día después. Por nivel socioeconómico el uso de métodos baja drásticamente a medida que se desciendo en el nivel de recursos. Así por ejemplo. otro. siendo la mayor de 6.2 43. inyectables. La juventud ABC1 en el 76. .4 41. diafragma/espermicida. es la población joven de mayores ingresos la que utiliza más frecuentemente algún método de protección en la última relación sexual (ver Gráfico Nº 26).9% en hombres y 49. A menor edad el uso de métodos en la última relación sexual es relativamente menor sin diferencias importantes por sexo (un punto porcentual).4 48. y similar tendencia entre hombres con 25 puntos porcentuales.2 55. 40 21 Los métodos son condón. coito interrumpido. en el nivel ABC1 las proporciones son superiores al 80% versus el estrato E con cifras cercanas al 60%.0% de los casos.4% de la población joven declara haber usado algún método de prevención. Por sexo hay pequeñas diferencias en los distintos grupos. esterilización masculina. Al comparar la primera con la última relación sexual. no obstante.

en el tramo de menor edad.2 84. El 60.4 76. hay una diferencia marcada entre las declaraciones de mujeres y hombres (más de 10 puntos porcentuales). en la mayoría de los casos la iniciativa recae en ambos integrantes de la pareja. A su vez. luego son las mujeres entrevistadas.9 ambos Entrevistado La pareja 20 a 24 años ambos 19. 2009) ambos 41 Entrevistado La pareja 15 a 19 años .1 7.1 68.4 22. es decir.7%. es en este tramo de edad en que los hombres entrevistados superan a las mujeres entrevistadas en la toma de decisión del uso de método.3 74.0 14. versus un 5.1 66.0 Entrevistado La pareja 25 a 29 años Fuente: Sexta Encuesta Nacional de Juventud (INJUV. son más las mujeres entrevistadas quienes toman solas la decisión de prevención en materia sexual. 2010).9 24. Y finalmente. A partir de los 20 años hacia arriba.6 53.5 17. en todos ellos las proporciones más altas se observan en la categoría “ambos”. En orden decreciente.2 31.8 34. ambos integrantes de la pareja toman la decisión de usar algún método de prevención (ver Gráfico Nº 27).5% de los varones declaran que ambos tomaron la decisión.6 4. Sin embargo.2 73. con un 33.9 57.5 81.1% de las mujeres y el 56. un 19. 2009) En cuanto a la toma de decisión sobre el uso de algún método de prevención en la última relación sexual.0 4.5 25.6 60.7 36.1 55.5 ABC1 C2 C3 D E Fuente: Sexta Encuesta Nacional de Juventud (INJUV.INSTITUTO NACIONAL DE LA JUVENTUD GRÁFICO Nº 26 Uso de método de prevención en la última relación sexual según nivel socioeconómico y sexo (porcentaje) Hombre Mujer 88.3% de los hombres declaran que sus parejas tomaron la decisión.7 65.0% de las mujeres que declara esto último (INJUV.4% de los hombres solos.3 71. GRÁFICO Nº 27 Iniciativa en el uso de un método de prevención en la última relación sexual por tramo etario y sexo (porcentaje) Hombre Mujer 58. quienes tomaron la decisión solas y un 23. 15 a 19 años. Según tramo etario.9 63.

más de tres cuartos de la población joven señaló que esta última relación la tuvo con su pareja habitual. teniendo en consideración que.2% de las respuestas (INJUV. Ella debiera dotar a la población joven con información pertinente.5 Prevenir un embarazo Proteger del VIH/SIDA 15 a 19 años Proteger de otras ETS Prevenir un embarazo Proteger del VIH/SIDA 20 a 24 años Proteger de Prevenir otras ETS un embarazo Proteger del VIH/SIDA 25 a 29 años Proteger de otras ETS Fuente: Sexta Encuesta Nacional de Juventud (INJUV. 7 de cada 10 jóvenes utilizó algún método en su última relación sexual.0 45. las ETS y los riesgos y vulnerabilidades asociados a los actos sin protección. lo que prácticamente triplica las opciones “protegerse del VIH/ SIDA” y “protegerse de otras enfermedades de transmisión sexual (ETS)”. la juventud chilena declara tener una sola pareja sexual en los últimos 12 meses (78. Si bien existe preocupación por la prevención del VIH/SIDA y las ETS. Así. así como de los métodos para la prevención del VIH/SIDA. Es así que en proporciones cercanas al 90%.1 93. aún es bajo el porcentaje. con un sesgo marcadamente superior hacia las mujeres. Esto.9%). 42 7. la principal razón esgrimida por la que usaron condón fue la de “prevenir un embarazo” con opiniones similares entre mujeres y hombres jóvenes (ver Gráfico Nº 28).3 40. 2010). y en el caso de los varones esto alcanza al 68% (INJUV. adecuada y oportuna sobre el ejercicio responsable de su sexualidad.9 35.3 89.3 37. estas cifras dan cuenta de una brecha significativa de 22. y que.2% de las mujeres jóvenes ha tenido una sola pareja sexual durante el último año.4 puntos porcentuales. tanto hombres como mujeres indican esta razón.9 88. . aproximadamente. Cada uno por sí solo concentra el 44. Esta situación se mantiene para todas las cohortes de edad y niveles socioeconómicos. Desagregado por sexo. como se señaló anteriormente.6 36 39. de la población joven que hizo uso del condón como método de prevención (56% de hombres y 32% de mujeres). la mayor proporción de mujeres se da sólo en la juventud mayor de 20 años.0 39.8 43. por tramo de edad y sexo (porcentaje) Hombre Mujer 91.4%). lo que requiere abordar esta problemática mediante la educación sexual. 2009) El uso de la píldora del día después es admitido por una proporción muy baja de la población joven (0.2 91. Ahora bien.2 93. y se revierte en la población de 15 a 19 años: en ésta. el 90.9 32.Equidad DE GÉNERO EN LA JUVENTUD El condón y la píldora anticonceptiva son los métodos de prevención mayormente utilizados. es mayor la proporción de hombres jóvenes que usó condón para protegerse del VIH/SIDA y/o de otras enfermedades de transmisión sexual. GRÁFICO Nº 28 Principales razones por las que se usó condón en la última relación sexual. No se observan diferencias significativas entre hombres y mujeres.3 PAREJAS SEXUALES DE LOS ÚLTIMOS DOCE MESES En su mayoría.2 41.5 39.7 39. como tampoco por tramos de edad y entre los diferentes niveles socioeconómicos. En las otras dos categorías.

0 7. especialmente entre los 25 a los 29 años (ver Gráfico Nº 29).2 6.6 75.8% en las mujeres). “para su mayor tranquilidad” (14.3% de 3 a 5 parejas sexuales (2. son las mujeres jóvenes quienes con mayor frecuencia se realizan el test del SIDA (42.INSTITUTO NACIONAL DE LA JUVENTUD 2010). No obstante lo anterior. En general. es mayor el porcentaje de mujeres en los estratos C3 y D.0 1 2 7.4 CONDUCTA ACERCA DEL VIH/SIDA Respecto de las conductas en materia de VIH/SIDA.4%). y el 14.6 4o+ 1 10. más del doble que los varones (ver Tabla Nº 3).2%). con una brecha aproximada de 10 puntos porcentuales entre el nivel E y el ABC1. sin presentar diferencias importantes por género dentro de cada tramo etario.0 1. Al desagregar este dato por sexo. al interior de cada tramo etario.7 62. GRÁFICO Nº 29 Número de parejas sexuales durante los últimos 12 meses en la población joven por tramo etario y sexo (porcentaje) Hombre Mujer 88. más que duplicando a las mujeres: el 14. Los dos tercios restantes indican no hacerlo porque no perciben riesgo de contagio.0%). pese a que el 91.5 17. 2009) 7.5% de los hombres indica 2 parejas sexuales en los últimos doce meses (6. Quienes se han realizado el test. los hombres jóvenes declaran mayor número de parejas sexuales. Por otra parte.5 3 12. la declaración de pareja única en los últimos doce meses aumenta a mayor edad. Desagregado por sexo. Las cifras expuestas dan cuenta que la mayor proporción de mujeres que se han realizado el test.9 93. en oposición a su estigmatizada imagen en este campo.7 2 10. especialmente en las mujeres. predomina un comportamiento juvenil estable en materia sexual. apenas un tercio de la población joven se ha realizado alguna vez el test del SIDA (31. Esto indica que los mayores riesgos de contraer enfermedades de transmisión sexual y VIH/SIDA los corren los hombres jóvenes. al interior del estrato más alto las mujeres alcanzan una proporción cercana al 85% y las del nivel E al 95%. En consecuencia.4 17.6 87. Así también. están entre los 25 a 29 años.8 2. en segundo lugar.4 0.5 5.9 62.9%) y.2% de dicha población ha mantenido relaciones sexuales en los últimos 12 meses. con lo cual disminuye el riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual y VIH/SIDA. indican como principal razón “el control del embarazo” (43.3 4o+ 2 3 4o+ 15 a 19 años 20 a 24 años 25 a 29 años Fuente: Sexta Encuesta Nacional de Juventud (INJUV. Al analizar los datos por tramos de edad y sexo.1 6.5 1 7.8 1. también es más frecuente la pareja única en los niveles socioeconómicos más bajos.5% en las mujeres).6 3 3 8. tanto en hombres como en mujeres. por nivel socioeconómico.5 1. la principal razón entre las mujeres es por control del 43 .

mayor que la edad promedio de inicio de los varones. . esta cifra disminuye al 63% en los hombres y el 68% en las mujeres del grupo E.3 0.6 0.7 64.6 100 Mujer 65.7 0.9 0. tres cuartas partes de la juventud usó algún método anticonceptivo en su última relación sexual.1 100 Hombre 6.7 100 C2 Mujer 38.Equidad DE GÉNERO EN LA JUVENTUD embarazo (66.2 100 Hombre 12.1 100 E Mujer 43. sólo un tercio de la población joven se ha hecho alguna vez el test del SIDA.1 100 Mujer 16.4 68.0 100 C3 Mujer 46.0 0. mientras en el nivel ABC1 el 88% de hombres y el 84% de mujeres usan métodos para prevenir el embarazo.1 0.0 52.4 0.0 100 D Mujer 44. Los métodos más utilizados son las pastillas anticonceptivas y el condón.6 0. igual a 16. diferencias al analizar los datos por tramo etario.9 78.3 87. Por otra parte.2 78.3 100 Hombre 20.7 75.9 0.0 100 Nivel socioeconómico ABC1 Hombre 31. En su mayoría.2% 53.5 100 Mujer 48.7 0.8 0.4 74.2%).0 100 Hombre 21.6 83. los datos analizados indican que tres cuartas partes de las mujeres y los hombres jóvenes mantienen una vida sexual activa.4 100 Mujer 42.1 100 Hombre 15.7 100 Hombre 24.7 0.8 93.1 0.4 65.2 57. La población joven de más altos ingresos indica un mayor uso de métodos de protección: así.0 0.1 34.8 0. La edad promedio de inicio de las mujeres jóvenes es de 17.0 57. nivel socioeconómico y sexo (porcentaje) Tramo Etario Total 15-19 años Total Sí No N/R Total 31. sexo y por nivel socioeconómico. las mujeres cuando realizan un control por embarazo.9 84.7 1.1% ) versus los hombres. TABLA Nº 3 Población joven que se ha realizado alguna vez el test del SIDA por tramo etario. Este comportamiento respecto del test del SIDA no muestra variaciones mayores en comparación con los datos consignados el 2006 por la Quinta Encuesta Nacional de Juventud. sin embargo. Respecto del uso de métodos de prevención.4 100 20-24 años Hombre 23.0 100 44 En el ámbito de la sexualidad. Se aprecian.1 0.1 años.5 66.4 años.6 61.0 100 25-29 años Hombre 34.3 0. cuya principal razón es para “mayor tranquilidad” (23.8 100 Mujer 34.0 0.5 55.

3 15. respecto de las actividades realizadas habitualmente también se observan similitudes y diferencias por sexo.5 22.0% de su tiempo a esta actividad. Asimismo.2 45 Con respecto al “tiempo libre”. el “trabajo doméstico” y el “trabajo remunerado”.3 18.8 INSTITUTO NACIONAL DE LA JUVENTUD USO DEL TIEMPO Y ACTIVIDADES REALIZADAS HABITUALMENTE Los patrones de uso del tiempo en hombres y mujeres jóvenes son heterogéneos. con 17.6 horas menos.5 16. en otras dan cuenta de brechas de género importantes.8 Mujer 22.1 USO Y DISTRIBUCIÓN DEL TIEMPO PROMEDIO SEMANAL De manera agregada.4% de su tiempo semanal. las cuales tienen consecuencias en las posibilidades de desarrollo en los diversos ámbitos de la vida.1 12. los datos de la Sexta Encuesta Nacional de Juventud señalan que las personas jóvenes destinan la mayor parte de su tiempo al “tiempo libre”. le siguen el trabajo doméstico. En algunas actividades son similares. al cual destinan en promedio 15. La segunda actividad a la que dedican más tiempo es el estudio. no obstante. Sin embargo.8 horas semanales.8 9. TABLA Nº 4 Promedio de horas de dedicación semanal a diversas actividades.7 horas en promedio a la semana (ver Tabla Nº 4).3 horas de dedicación semanal. En cambio. al cual destinan 12.1 horas semanales. los hombres jóvenes le dedican el 40. y el trabajo remunerado. el tiempo dedicado a “estudiar” es similar en hombres y mujeres. en promedio 25. 8.8 17.5 Hombre 29.2 1.2 16. aunque en promedio las mujeres le dedican 1.1 1. mientras que las mujeres le dedican el 31. con una brecha .7 1. las cuales se desarrollan en este acápite.1 7. El tiempo utilizado en cada una de las actividades mencionadas varía por sexo. por sexo (horas) Total Tiempo libre Estudiar Trabajo doméstico Trabajo remunerado Trabajo familiar no remunerado 25. las principales brechas están en el “tiempo libre”.

6% de su tiempo en el trabajo doméstico. Sin embargo.2 2. la participación de ellos en relación con sus pares mujeres es superior. La reducción del “tiempo libre” en la juventud de más edad se suple con otras actividades como el “trabajo remunerado” y el “trabajo doméstico”. las mujeres que realizan “trabajo remunerado” dedican casi la mitad de horas que los varones. la diferencia es de 6.6 puntos porcentuales.1 10. las mujeres le dedican una proporción mucho mayor de su tiempo a estas labores que los varones. no dedicado al estudio. si esto se traduce en horas semanales. Efectivamente. mientras que los hombres jóvenes utilizan el 10. la definición operacional de tiempo libre es aquel tiempo disponible. los hombres destinan un 37. aquellas actividades dedicadas al goce.Equidad DE GÉNERO EN LA JUVENTUD de casi 10 puntos porcentuales (ver Gráfico Nº 29).2% semanal. los varones que realizan “trabajo remunerado” destinan a esta actividad 16 horas semanales promedio. La brecha entre hombres y mujeres en cada uno de los tramos edad se incrementa levemente a medida que aumenta la edad. 2009) Al analizar estos datos según el tramo de edad. Finalmente. y también aumenta considerablemente de éste al último tramo (25 a 29 años). al trabajo familiar no remunerado (en negocio u empresa familiar).6% del tiempo semanal en este tipo de actividades. ya que corresponde al 31. 23 En la Sexta Encuesta Nacional de Juventud. Por su parte. las mujeres al interior del primer tramo etario utilizan el 35.1% de su tiempo semanal y las mujeres el 12. de 25 a 29 años. GRÁFICO Nº 29 Distribución del tiempo semanal según sexo (porcentaje)22 40. y aumenta un punto en el último tramo. y en el último tramo etario dedican el 25% del tiempo semanal. pese al igual crecimiento que experimentan las y los jóvenes en la proporción de trabajo remunerado. en el tramo siguiente.5 Tiempo Libre Estudiar Trabajo Doméstico Trabajo Remunerado Hombre Mujer 1. al cual el primer tramo (15 a 19 años) destina menos tiempo. tenemos que en la primera cohorte. al pasar del primer tramo etario al de 20 a 24 años. En definitiva.7 Trabajo Familiar Fuente: Sexta Encuesta Nacional de Juventud (INJUV. Respecto del “tiempo libre”23. mientras que en el último tramo.4 puntos porcentuales entre mujeres y hombres. con más de 10 puntos porcentuales. ellos utilizan el 21. mientras que las mujeres le dedican el 21. el tiempo de la población joven se distribuye de manera diversa. casi tres veces más.6 12.4 21. en el segundo tramo le destinan 31.9% de su tiempo.5% de su tiempo este tipo de trabajo. en el caso del “trabajo remunerado” el aumento en el tiempo de dedicación semanal en hombres y mujeres es más del doble.4 31 25. 46 .7 31. En el caso del “trabajo doméstico”. Por ejemplo.5 23. 9 horas semanales. 22 Este Gráfico excluye la categoría trabajo familiar no remunerado.6% del tiempo. los varones del primer y segundo tramo etario dedican el 42% de su tiempo semanal al “tiempo libre”. al descanso y al desarrollo personal. en el “trabajo remunerado” son los hombres quienes le destinan más tiempo semanal que las mujeres jóvenes. en la cohorte de 25 a 29 años -tramo que concentra la mayor cantidad de tiempo de trabajo remunerado-. A modo de ilustración. por su parte. al trabajo remunerado. Así.4% del tiempo semanal de las mujeres. este porcentaje desciende a un 36% (ver Gráfico Nº 30). la diferencia es de 9. vale decir.

mientras la población femenina ABC1 destina el 13. 2009) La condición socioeconómica de la población joven incide en la distribución de su tiempo.1 22. las mujeres destinan el 16. Esto puede relacionarse con las diferencias en el tiempo dedicado al trabajo doméstico en las mujeres pertenecientes al estrato ABC1 y E (17. En el último tramo. dado que aumenta la dedicación del tiempo semanal a medida que disminuye el nivel socioeconómico. En la siguiente cohorte.3%). las mujeres jóvenes realizan el doble del trabajo doméstico que los hombres en el primer tramo etario.9% de su tiempo semanal al trabajo doméstico.2 o re dio o dio o re lib Tie m po ad ad tic tic lib Es tu lib Es tu tic ad po un un po Tie m Tie m Do Do Re m Re m Do T.4 42.2 35. no muestra mayores diferencias según nivel socioeconómico. D y E.2 42.7 35.2% y la menor proporción del tiempo destinado al trabajo remunerado corresponde al nivel D (10. En definitiva. las mujeres le dedican 3 veces más del tiempo semanal a labores domésticas que los hombres (35. la proporción de mujeres es notoriamente superior a la de los varones. T.5 36.5% (ver Gráfico Nº 30).7% y 37. La diferencia se concentra en los hombres jóvenes del estrato ABC1 (11. D y E). al interior de todos los estratos.1 7.5 3. las mujeres destinan 44% del tiempo semanal al trabajo doméstico y los hombres destinan un 12. Si bien para esta actividad también aumenta la proporción del tiempo semanal dedicado a estas labores a medida que se avanza en edad.4% del tiempo semanal a esta actividad.4 18.8 12. los hombres jóvenes destinan aproximadamente el 40% de su tiempo semanal al “tiempo libre”.6 42.1% versus un 11. Efectivamente.7%. Actividades como el “tiempo libre”.INSTITUTO NACIONAL DE LA JUVENTUD Una situación distinta se da en el “trabajo doméstico”. porcentaje que desciende al 33% en el segmento C2 y alcanza alrededor de un 29% del tiempo semanal de las mujeres en los niveles C3.3 11. T. 15-19 años 20-24 años T. reforzando el efecto de los estereotipos de género.9 8.1% del tiempo semanal) respecto de los hombres de los demás niveles socioeconómicos (aproximadamente 22% del tiempo semanal). los datos no consignan diferencias significativas por nivel socioeconómico en las mujeres.5 12.4% de su tiempo semanal al “trabajo remunerado”. Respecto al “trabajo remunerado”.9 44. T. Re m un m m m 21-29 años Fuente: Sexta Encuesta Nacional de Juventud (INJUV. en el caso de los varones. Sí se observan diferencias para esta actividad en los varones.0 10. Finalmente. para Es tu er er és és és er dio re o o o 47 .1 6. en el grupo E el tiempo dedicado a esta actividad representa un 12. ver Gráfico Nº 31).0 16. los hombres le dedican el 8. de modo que. Esto resultaría coherente con la menor proporción de tiempo dedicada al estudio en los estratos más bajos (C3.1% de su tiempo semanal a esta tarea.5%).5 21.0 37.4 25. De esta forma. T. y la brecha entre ambos sexos aumenta al comparar el primer tramo etario con el último. el triple en el segundo y casi cuatro veces la proporción en el tercero. GRÁFICO Nº 30 Distribución del tiempo semanal según tramo etario y sexo (porcentaje) (Actividades que muestran las mayores brechas de género) Hombre Mujer 42. mientras en la cohorte de 15 a 19 años. en el estrato ABC1 las mujeres le dedican el 36. No ocurre lo mismo con las mujeres. de 20 a 24 años.6 21.5 31.

1 19.9 37.4 11. No obstante.5 21. T. T. hay una tendencia a similares patrones de actividades.2 22. aumentando considerablemente la proporción del tiempo dedicado al trabajo doméstico en los grupos socioeconómicos más bajos (ver Gráfico Nº 31).2 17. T.2 29. con proporciones casi iguales. T. En el caso de las mujeres. GRÁFICO Nº 31 Distribución del tiempo semanal según nivel socioeconómico y sexo (porcentaje) (Actividades que muestran las mayores brechas de género) 41. Al comparar en estas actividades el comportamiento de hombres y mujeres.3 12. Re m Fuente: Sexta Encuesta Nacional de Juventud (INJUV.4 31. Esto claramente se relaciona con lo expuesto anteriormente de mayor disponibilidad de tiempo libre.7 13.6 11 11.1 20.Equidad DE GÉNERO EN LA JUVENTUD el “trabajo doméstico” los datos tampoco muestran diferencias para los hombres según su condición socioeconómica. Las actividades realizadas principalmente por la juventud son estar con la familia.1 14. los hombres más vinculados con actividades en el espacio público. Estas brechas son una expresión de las distintas actividades que realizan hombres y mujeres para el desarrollo de su individualidad.4 24.9 22.5 Hombre Mujer o re o dio o re o o dio o Re m Re m Re m Re m T.7 41. la única actividad realizada frecuentemente en que existe una mayor proporción de mujeres que de varones es estar con la pareja.4 38.2 38.5 20.7 33.2 36.6 24. T.4 23.2 ACTIVIDADES REALIZADAS HABITUALMENTE A continuación se examina una serie de actividades que realizan las y los jóvenes en su tiempo libre.2 9. Lo contrario ocurre en el caso de las mujeres. y escuchar radio o música.9 10. T. T.7 10.8 19.1 27.0 29.1 29. existen diferencias en favor de los hombres respecto de actividades en el espacio público.1 40.1 9 10. en algunas de las actividades sí pueden destacarse pautas distintas. “hacer deportes” y “participar en alguna organización”. 48 e Tie rado m po lib re Es tu dio E re dio re o o dio Do m ad tic tic ad ad tic tic ad lib lib lib Es tu Es tu Es tu lib Es tu er er er és és és és er po po po un un un un po és tic Tie m Tie m Tie m Tie m Do Do Do Do un m m m m o . T. ABC1 C2 C3 D T. “ir a fiestas”. 2009) 8. Especialmente.4 23. ver televisión o videos. por ejemplo “salir o conversar con amistades”.4 29. y las mujeres más con actividades en el espacio privado.3 36.9 42.3 33. dando cuenta en algunas de ellas de significativas brechas de género.

7 88.5 Mujer 91. esta distribución del tiempo trae consecuencias en las posibilidades de desarrollo y las opciones de un proyecto de vida para ellas.8 66.8 55.2 44.3 60.3 89. y en menor medida al “trabajo remunerado”.4 23.2 24. salir a fiestas Salir de compras o vitrinear Disfrutar de la naturaleza Participar en alguna organización 90.6 22. vean restringidas sus oportunidades para desarrollarse en otros espacios sociales.0 88. 49 . Por tanto es fundamental implementar acciones que permitan a las mujeres alcanzar mayores niveles de autonomía a través de su incorporación al mercado laboral. libros o revistas Estar con tu pareja Hacer deportes Carretear. tienen menos “tiempo libre”.8 88.4 30.3 23. Una consecuencia de ello se refiere al menor nivel de autonomía económica de las mujeres. se desprende que la distribución del tiempo se ordena sobre la base de los modelos tradicionales de género.5 71. en relación a sus pares varones. 2009) Respecto del uso del tiempo y de las actividades realizadas frecuentemente.9 39.0 76.1 Fuente: Sexta Encuesta Nacional de Juventud (INJUV.3 25.1 51.0 39. varias veces a la semana y una vez a la semana) Total Estar con tu familia Ver televisión o videos Escuchar radio o música Salir o conversar con amistades Usar Internet o computador Leer diarios.5 22.9 24.0 65.9 88. Esto implica que los varones distribuyen su tiempo principalmente en actividades de “tiempo libre” y “trabajo remunerado” y dedican poco tiempo al “trabajo doméstico”.3 9.7 52. Las mujeres.INSTITUTO NACIONAL DE LA JUVENTUD TABLA Nº 5 Actividades que realiza la juventud según sexo (porcentaje) (Quienes realizan estas actividades todos los días.7 53. Esto conlleva que las jóvenes. destinan una parte importante de sus horas semanales al “trabajo doméstico”.2 26.2 54. Dado que las actividades realizadas por las mujeres pertenecen principalmente al ámbito de lo privado.5 16.8 Hombre 90.7 55. además del privado.0 89. en cambio.4 12.0 49.

4% de los varones. sí existe una proporción considerable que declara su presencia.4 6. El 5. tramo etario ni por nivel socioeconómico.6 5.0 14. sino sólo la presencia de violencia en la pareja.6 9. Del 56. El 0.7 5. el 14. y el 82% nunca ha experimentado violencia psicológica.1% nunca violencia física.4% de la población joven soltera que afirma estar actualmente en una relación de pareja.4 Hombre Mujer 50 Violencia Física Violencia Psicológica Violencia Física Violencia Psicológica Violencia Física Violencia Psicológica Total Población 15 a 19 años 20 a 24 años 25 a 29 años Fuente: Sexta Encuesta Nacional de Juventud (INJUV. 2009) 24 Esta pregunta no identifica víctima ni victimario. la presencia de diversos tipos de violencia en las relaciones de pareja muestra variaciones.4 Violencia Física Violencia Psicológica VIOLENCIA EN LAS PAREJAS JÓVENES Una manifestación extrema de las inequidades de género es la violencia al interior de las parejas.2 14. acusan la presencia de violencia física o sicológica en su relación. Al analizar estos datos por sexo. No se observan diferencias significativas por sexo.1% de las mujeres y el 51. el 91.8% de la juventud afirma presencia de violencia sexual en su relación de pareja. .7 4. el 1% de las mujeres declara presencia y el 0.8% nunca ha vivenciado violencia sexual.2% de los varones tiene pareja.2 9.6 10. a pesar de no ser demasiado frecuente entre los y las jóvenes. ya que exhibe porcentajes muy bajos. en una proporción mayor que los varones.Equidad DE GÉNERO EN LA JUVENTUD 9 19. el 97.6% de las mujeres admite presencia de violencia física24.2% de las mujeres afirma la presencia de este tipo de violencia (ver Gráfico Nº 32) 25.1 17. que.4% de los varones y el 9. GRÁFICO Nº 32 Presencia de violencia en la relación de pareja actual por tramo etario y sexo (porcentaje) 25. 25 Se ha excluido del análisis la violencia sexual. En general.0 12. Por sexo. Las mujeres. las y los jóvenes con pareja evalúan positivamente su relación.2% de los varones y el 19. y considerando que el 62.2 4.2 10. en torno a cuatro puntos porcentuales más.1 19. En el caso de la violencia psicológica.

no existen brechas de género significativas. la declaración de presencia de violencia física y psicológica es más declarada por las mujeres en todos los tramos de edad y va aumentando su declaración tanto en hombres como en mujeres a medida que es mayor la edad.7 Física Psicológica Física Psicológica ABC1 21. En ambos tipos de violencia.2% de este tipo de violencia. salvo que ellas registran mayores proporciones de ocurrencia que los varones.5 13.7 6. física y psicológica. En el caso de la violencia física. las mujeres doblan la proporción de hombres en esta materia (12. ambos porcentajes ubicados 4 puntos por sobre la media de los totales de violencia física y psicológica de las mujeres (ver Gráfico Nº 33).INSTITUTO NACIONAL DE LA JUVENTUD Por tramo etario.8 16. de 25 a 29 años.2% y 6. y corresponde al 13.4% de los hombres jóvenes declara la presencia de violencia psicológica en su relación de pareja.4 12. mientras que en el grupo ABC1 los varones prácticamente no declaran presencia de violencia física (2.3 8.8% de los casos de violencia física y al 24% de violencia psicológica. Lo mismo ocurre con las situaciones de violencia psicológica: mientras en el estrato más alto el 11. en el extremo opuesto.0 18. se observa una pequeña disminución de la presencia de violencia física declarada por mujeres y hombres de 25 a 29 años.1% y 17%. 2009) .9 11.2 16. respectivamente).3 12.2 14. Así por ejemplo.6 5.1% en sus pares del grupo E. Comparado con la situación consignada en la Quinta Encuesta Nacional de Juventud (2006).8 3.9 3. caída que es superior en el caso de los varones. las proporciones de mujeres y hombres vuelven a aumentar en el último tramo. sus pares del grupo E advierten un 12.2 18 13. Es así que la mayor proporción relativa se da en el grupo D. En el caso de las mujeres.1% en las mujeres y el 14.6% en varones. El aumento relativo más marcado se da en el grupo de varones de 15 a 19 años. y para el caso de la violencia psicológica. GRÁFICO Nº 33 Presencia de violencia en la relación de pareja actual por nivel socioeconómico y sexo (porcentaje) Hombre Mujer 24. la proporción de mujeres que ha vivenciado situaciones de violencia física duplica a los varones (10. el análisis por nivel socioeconómico muestra un aumento en la proporción de casos de ocurrencia para los grupos con menor nivel de ingreso.0%.4%). la presencia de violencia física y sicológica aumenta a mayor edad.2 9.7 7. esta proporción aumenta al 21. Por ende. En el tramo de edad intermedio. Por último. respecto de la violencia psicológica la proporción de mujeres también es mayor: 25. se observa un aumento en los casos que admiten tanto violencia física como psicológica.9 6.5 6. En el primer tramo. en términos generales. declarada por hombres y por mujeres. el comportamiento es el mismo -aumenta la presencia de violencia a medida que disminuye el nivel socioeconómico-.0 19. los porcentajes corresponden al 19.3%).4 12.5 Física Psicológica C2 Física Psicológica C3 Física Psicológica D Física E Psicológica 51 Total Población Fuente: Sexta Encuesta Nacional de Juventud (INJUV. respectivamente.4% y 5.4 0. para ambos tipos de violencia.

8% de los casos de violencia física y al 24% de violencia psicológica. en el caso de las mujeres. el 91.2% en los hombres del grupo E. Respecto de la violencia psicológica la proporción de mujeres que la declara también es mayor: 25. 52 . La declaración de la presencia de violencia en la pareja presenta variaciones según sexo. en el caso de la violencia psicológica. Es así que la mayor proporción relativa se da en el grupo D.7%.1% de éstos declara la presencia de violencia psicológica en su relación de pareja. Es decir. el 5. en las mujeres esta proporción corresponde a un 19.9%. respectivamente. Por tramo etario. el 14.2% de los varones afirma la presencia de este tipo de violencia.4% de la población joven soltera que afirma estar actualmente en una relación de pareja (51. al interior del estrato ABC1 el 2. Respecto de la violencia física.1% nunca violencia física. con un 0. ambos porcentajes ubicados 4 puntos por sobre la media de los totales de violencia física y psicológica de las mujeres.2% hombres y 62. Es así que en el tramo de 25 a 29 años. es la violencia psicológica. existe una proporción de jóvenes que sufren situaciones de violencia que es necesario considerar.4% de los varones la admite y. y muy por debajo la violencia sexual.1% y 17%. esta proporción aumenta al 12. el comportamiento es el mismo -aumenta la presencia de violencia a medida que disminuye el nivel socioeconómico-. esta cifra se incrementa en 4 puntos (9. el tipo de violencia en la pareja más declarada por la juventud.2% y 6.3% de los varones admite la presencia de violencia física en su relación de pareja. salvo que ellas registran mayores proporciones de ocurrencia que los varones. No obstante. Para el caso de las mujeres. con un 16. Por nivel socioeconómico. Fundamentalmente.8% declara que nunca ha experimentado violencia sexual.6%).1% mujeres).8%.4% de los hombres y en el estrato inferior un 21. y el 82% que nunca ha experimentado violencia psicológica. del 56.Equidad DE GÉNERO EN LA JUVENTUD En relación a la presencia de violencia en la pareja se puede destacar que la mayoría de la juventud chilena no ha experimentado situaciones de violencia en las relaciones de pareja. Lo mismo ocurre con las situaciones de violencia psicológica: del estrato superior el 11. De esta forma.4%). la violencia física es acusada por las mujeres en una proporción que dobla a los varones (12.2%. el 97. y corresponde al 13. luego le sigue la violencia física. la presencia de violencia física y sicológica aumenta a mayor edad. con un 7.

no significa que la población juvenil chilena no muestre avances en relación con la equidad de género. En varios aspectos. La población joven fuera del sistema educativo. siendo el 28. • 53 . en Centros de Formación Técnica e Institutos Profesionales. Sin embargo. se concentra el 17.9% de jóvenes. Con todo.5% de mujeres. es decir. con una proporción mayor de hombres que de mujeres (20. se centró en aquellas áreas temáticas que son relevantes para el desarrollo integral de mujeres y hombres jóvenes. especialmente en la población joven de menor edad.7% mujeres).3%.7% de los varones. que concentra un 24. menciona como principal causa las “dificultades económicas” (22. hay una leve mayor proporción de mujeres que indican esta dificultad. que la sociedad debe enfrentar para alcanzar un desarrollo pleno. los datos indican que la sociedad ha avanzado en términos de equidad de género y es posible advertir un proceso de relaciones de género más horizontal y con una mayor igualdad de oportunidades en las elecciones.7% hombres y 13. Para el caso de las mujeres la segunda razón en importancia es “cuidado del hijo/a” con un 12. En ellas se observa que aún persisten inequidades de género. y desagregada por sexo.4%. Sin embargo.INSTITUTO NACIONAL DE LA JUVENTUD SÍNTESIS DE LAS INEQUIDADES DE GÉNERO EN LA JUVENTUD La información analizada a partir de los datos entregados por la Sexta Encuesta Nacional de Juventud 2009. Similar situación ocurre con la educación universitaria.5% de varones y 21.1% de la población joven. A continuación presentamos una síntesis de las principales brechas de género detectadas en la juventud chilena con los datos de la Sexta Encuesta Nacional de Juventud. en torno a los 7 puntos porcentuales. alcanzando un 24. En la educación técnica. y los varones un 20. comparado con un 0. especialmente la de 15 a 19 años.3%).4%. del año 2009: 1. tanto técnica como universitaria. las áreas seleccionadas aún muestran brechas de género relevantes. ACCESO AL SISTEMA EDUCATIVO DE LA POBLACIÓN JOVEN • En el acceso a la educación superior. se observan diferencias por sexo favorables a los varones. las brechas significativas por género se observan en la segunda razón indicada: para el caso de los varones es “trabajar o buscar empleo” con un 16%. comparado con un porcentaje muy bajo en las mujeres de 4%.

4% de las mujeres en comparación con el 6. De este modo. La mayor diferencia se da en el estrato medio C3: en este grupo. La diferencia entre mujeres y hombres es más amplia en el tramo etario superior y en los grupos de menores ingresos. Estas diferencias por género también se observan de manera importante en los estratos D y E de la población joven. indica como razón para ello la imposibilidad de conciliar estudios y trabajo. ACCESO Y USO DE TECNOLOGÍAS DE LA INFORMACIÓN Y COMUNICACIÓN • Se observa que el uso cotidiano del computador y de Internet es mayor en los hombres jóvenes comparados con las mujeres jóvenes.3%.6% de los varones y 38% en las mujeres. Para el caso de la población joven que no utiliza Internet (nunca o casi nunca). En todas las cohortes de edad es mayor la proporción de mujeres que dicen vivir con ingresos exclusivamente aportados por otras personas. donde los varones casi duplican la proporción de mujeres: 16. tienen mayor dependencia económica que los jóvenes varones. Estas proporciones triplican las cifras del acceso a Internet del nivel socioeconómico E: el 29% de varones y el 24% de mujeres utilizan cotidianamente la red. TRABAJO Y AUTONOMÍA ECONÓMICA EN LA POBLACIÓN JOVEN • La mayor parte de las y los jóvenes tienen su primera aproximación al mundo del trabajo entre los 15 y los 19 años. La cohorte de 25 a 29 años muestra la mayor brecha: 58. aumentando la proporción de varones al 33% en el nivel socioeconómico más bajo (E).6% de los hombres y 9.7% de los varones jóvenes del estrato ABC1 dicen no utilizar Internet. La proporción de jóvenes que ingresa al mercado laboral antes de los 15 años es de 13. Casi la mitad de la población joven que no trabaja y no busca trabajo.8% de las mujeres jóvenes versus un 0. es en la imposibilidad de trabajar por cuidado de los hijos/as: el 21.8% de los varones. • • 3.9% de los hombres.Equidad DE GÉNERO EN LA JUVENTUD 2. Esta diferencia es algo menor en los otros grupos socioeconómicos y desaparece en el caso del nivel ABC1. la brecha socioeconómica es mayor que la de género. es decir. en el grupo D y E. se observa una brecha a favor de los varones. Las brechas en la participación de hombres y mujeres jóvenes en el mercado laboral también varían según nivel socioeconómico. Un tercio de la población joven trabaja (32. la brecha por nivel socioeconómico es significativa: sólo el 0.7% de las mujeres. que alcanza casi los 20 puntos en el tramo de edad de 25 a 29 años: el 64.8% mujeres). es decir. alcanzando una brecha de aproximadamente 10 puntos porcentuales. los hombres casi duplican a las mujeres en su acceso a trabajos remunerados (42. la dependencia económica afecta al 30% de las mujeres y al 4% de los varones. • • • • 54 • . en que las diferencias se transforman en brechas de género. Al descomponer esta cifra por sexo. lo mismo entre las mujeres de estos estratos. Las diferencias entre hombres de los distintos niveles socioeconómicos son importantes. En el caso de las mujeres el contraste es todavía mayor: el 1. siendo un 55. Es así que. que bordea el 30% en hombres y mujeres. más de la mitad de la población joven (53%) consigue su primer trabajo cuando está aún estudiando en educación media o básica. siendo mayor en el grupo D con 32. A mayor nivel socioeconómico es mayor la cantidad de jóvenes que utilizan cotidianamente Internet: el 92% de los varones del grupo ABC1 y el 88% de las mujeres de ese mismo estrato.4%). Otra razón.1% de mujeres y un 0.6% de los hombres.7% de los hombres trabaja versus el 46% de las mujeres.8% hombres y 24.4% de las mujeres ABC1 no utiliza Internet versus casi la mitad (42%) de las mujeres del grupo E.

3% de los hombres jóvenes.2% en las segundas-. En efecto. la diferencia en el ejercicio de cargos en la población mayor de 20 años es de 17 puntos porcentuales. EMPRENDIMIENTO SOCIAL Y CIUDADANÍA • Actualmente. triplicando en número la participación femenina (12. del orden del 1. donde el 22.2% de los hombres jóvenes participan en organizaciones deportivas. Las mujeres participan preferentemente en agrupaciones de ayuda a los demás (voluntariado.2%).). el 54% de la juventud rechaza que la “mantención económica sea una tarea principalmente masculina”. la juventud chilena tiene representaciones y modelos de género equitativos. Por sexo. las mayores diferencias se concentran en el nivel socioeconómico ABC1. por tramo etario y nivel socioeconómico. contra un 31% de mujeres. el 48% de los hombres jóvenes de 20 a 24 años posee algún cargo al interior del partido político en el que milita. Como ejemplo. existen disparidades en detrimento de las mujeres. Al analizar la distribución de los cargo por nivel socioeconómico. La participación desciende en los grupos de menores ingresos. Dividido por sexo. el 62% de las y los jóvenes están en desacuerdo con que “el cuidado de los/as hijos/as sea una tarea principalmente femenina”. En general. Así.5%.6%). corresponde al 58% de varones y 67% de mujeres. de beneficencia. hay más hombres (22.4% de las mujeres y el 18. En el caso de los partidos políticos. Esta brecha de 26 puntos de participación se mantiene. organizaciones comunitarias.4% de las mujeres jóvenes y el 7. participa en estas agrupaciones. La distribución por sexo en las organizaciones con mayor participación relativa muestra notorias diferencias. menos de un cuarto de las y los jóvenes está inscrito en los registros electorales (21%). PARTICIPACIÓN.INSTITUTO NACIONAL DE LA JUVENTUD 4. La inscripción aumenta en los grupos de más edad y mayor nivel socioeconómico. siendo significativamente mayor el rechazo de ellas. y en especial las de ingresos altos (nivel ABC1 y C2). Las mujeres jóvenes. En materia de los cuidados infantiles. con diferencias de 4 a 5 puntos porcentuales respecto de los hombres. se muestran más dispuestas a rechazar los estereotipos tradicionales de género y a preferir relaciones más equitativas entre los sexos.4% en las primeras y del 4. son los hombres jóvenes de 25 a 29 años y del nivel socioeconómico alto los que arrojan un porcentaje mayor de inscritos: 30. sin diferencias en las opiniones por sexo. Las mayores diferencias se presentan en los partidos políticos y en las organizaciones vecinales -en ellas la participación juvenil es muy baja.4% en los varones y 25% en las mujeres. respectivamente). Por nivel socioeconómico. se mantiene el predominio masculino. pero en este caso son los hombres jóvenes los que participan en mayor proporción que las mujeres jóvenes (7% y 4. de forma que en el nivel socioeconómico E sólo el 6% participa en agrupaciones de ayuda a los demás. Así. • • • • 5. Respecto de la posesión de algún cargo al interior de las organizaciones en las que se participa.4% de los varones son o han sido parte de agrupaciones de ayuda a los demás. Así por ejemplo. con pequeñas variaciones.5%) que mujeres jóvenes inscritas (19. REPRESENTACIONES DE GÉNERO Y PERCEPCIÓN DE DISCRIMINACIÓN • Poco más de tres cuartos de la población joven está de acuerdo con que “actualmente las relaciones de pareja son más equitativas entre hombres y mujeres que hace 20 años atrás”. El 38. • 55 • . etc. las mujeres jóvenes del estrato E concentran los niveles más bajos de participación relativa. esta cifra se distribuye en un 47% de varones y un 61% de mujeres. favorable a los varones. el 12. Por sexo.

1% en los hombres y el 66. El 30% de la población juvenil señala que tuvo un embarazo no planificado. mayor que la edad promedio de inicio de los varones.2% de varones y 84. Sin embargo. en contraste con el 18% de varones que admiten la calidad de padre. • • • • 7. con un 58% de los casos. padres. En general. La brecha por niveles socioeconómicos comparando los extremos e intragénero es de hasta 17 puntos en las mujeres. Específicamente. sólo el 51% de la población joven declara haber usado algún método de prevención en su primera relación sexual. relaciones sexuales (76. Esta cifra disminuye en el grupo E al 63. sólo el 33% de hombres es padre durante esta etapa. CONDICIONANTES SANITARIOS Y SEXUALIDAD • El 75. Por lo tanto. el 46% de la población joven con hijo/a. Las mujeres son madres a edades menores y antes que los varones. y a mayor edad también aumenta. mientras un 52% de mujeres jóvenes son madres durante los primeros años de juventud. El 42% de ellas declara tener uno o más hijos vivos. Referido al uso de métodos de prevención.Equidad DE GÉNERO EN LA JUVENTUD • Respecto de la percepción de discriminación en la población joven. En efecto. la apariencia física y la clase social.4 años. una proporción de entre un 2. la mayoría no se siente discriminada. sin grandes diferencias por sexo. tiene su primer embarazo entre los 15 y 19 años de edad y el 43% entre los 20 y 24 años. entre las mujeres hay mayor percepción de discriminación que entre los hombres jóvenes. • 56 • .8% de los hombres).3% de mujeres. La edad promedio de inicio de las mujeres jóvenes es de 17.3% de la juventud encuestada señala sentirse discriminada por alguna razón. al menos una vez. aumenta la cantidad de población joven que es madre o padre. concretamente en el sector C3 (35%) y D (34%).1 años.7% de la población joven ha mantenido. siendo el 42% de las mujeres. El uso de métodos de prevención aumenta en el caso de la última relación sexual. Este porcentaje es mayor en la cohorte de 15 a 19 años. MATERNIDAD/PATERNIDAD JUVENIL Y EMBARAZO NO PLANIFICADO • El 30% de la población joven tiene uno o más hijos/as.2% y un 20.2% de varones y 75% de mujeres). y el 18% de los varones. Esta cifra desciende a un 16% en el grupo ABC1. en la cohorte de 25 a 29 años la brecha de género alcanza una diferencia de 34 puntos porcentuales. la población con hijos es mayor en los estratos bajos y aumenta también a medida que aumenta la edad. la discriminación por sexo es una razón más declarada por las mujeres que por los hombres (13% de las mujeres y 2. igual a 16. Sin embargo. A mayor edad.5% en las mujeres. La cantidad de jóvenes con uno o más hijos/as se concentra en los sectores medio y bajo. pertenecientes al nivel ABC1. donde el 72% de mujeres jóvenes son madres y el 38% de hombres jóvenes. siendo las tres principales el ser estudiante. y de 25 puntos en el caso de los hombres. La población joven de más ingresos indica un mayor uso de métodos de prevención: 88. • 6.

esta cifra se incrementa en 4 puntos (9. la violencia física es acusada por las mujeres en una proporción que dobla a los varones (12.4% de los hombres y en el estrato inferior un 21. frente al 12.1% de su tiempo.4% de su tiempo al trabajo doméstico y cuidado de personas. el 5.INSTITUTO NACIONAL DE LA JUVENTUD • Sobre las conductas de la población joven en materia de VIH/SIDA. Es así que en el tramo de 25 a 29 años.8 puntos porcentuales por sobre lo declarado por los hombres (10.1% y 17%. al interior del estrato ABC1 el 2. el 91. con un 0.2% de las mujeres. y el 82% que nunca ha experimentado violencia psicológica. la presencia de violencia física y sicológica aumenta a mayor edad. Lo mismo ocurre con las situaciones de violencia psicológica: del estrato superior el 11.4% de sus horas semanales. Es así que la mayor proporción relativa se da en el grupo D. • • • • 57 .4% de los varones la admite y.9%. esta proporción aumenta al 12. El trabajo doméstico es mayor a medida que aumenta la edad y en los niveles socioeconómicos más bajos. 8. Respecto de la violencia psicológica. Hay diferencias importantes en el uso del tiempo por tramos etarios y condición socioeconómica.6%).6%). el 97. • 9. no existiendo grandes diferencias en el tiempo de estudios entre mujeres y hombres. USO DEL TIEMPO Y ACTIVIDADES REALIZADAS HABITUALMENTE • Respecto del uso y distribución del tiempo de la población joven.2% en los hombres del grupo E. principalmente de las mujeres.1% de éstos declara su existencia en su relación de pareja. respectivamente. las principales brechas se presentan en el “tiempo libre”. El porcentaje de mujeres que se ha realizado el test del SIDA duplica al de hombres. Respecto de la violencia física. con un 7.4%). y asocian esta conducta `principalmente al control de embarazo. sólo un tercio de la población joven se ha realizado alguna vez el test del SIDA.VIOLENCIA EN LAS PAREJAS JÓVENES • Del 56.2% hombres y 62. la proporción de mujeres que la declara también es mayor: 25. Respecto del trabajo remunerado. Por tramo etario. salvo que ellas registran mayores proporciones de ocurrencia que los varones. De esta forma.4% de la población joven soltera que afirma estar actualmente en una relación de pareja (51.3% de los varones admite la presencia de violencia física en su relación de pareja.2% y 6. Inversamente. Al “tiempo libre” los hombres dedican un 40. los hombres dedican un 21.2% de los varones afirma la presencia de este tipo de violencia. El tipo de violencia en la pareja más declarada por la juventud es la violencia psicológica. La declaración de la presencia de violencia en la pareja presenta variaciones según sexo.7%. Las mujeres dedican un 31.1% nunca violencia física. Para el caso de las mujeres.8% declara que nunca ha experimentado violencia sexual. luego le sigue la violencia física. el 14. en el caso de la violencia psicológica. el “trabajo doméstico” y el “trabajo remunerado”. y corresponde al 13.1% mujeres).2%. en el caso de las mujeres. en las mujeres esta proporción corresponde a un 19. con un 16.8% de los casos de violencia física y al 24% de violencia psicológica.8%. y muy por debajo la violencia sexual. ambos porcentajes ubicados 4 puntos por sobre la media de los totales de violencia física y psicológica de las mujeres. el comportamiento es el mismo -aumenta la presencia de violencia a medida que disminuye el nivel socioeconómico-. 20. en lo relativo al tiempo libre y al trabajo remunerado son los hombres los que presentan porcentajes más elevados. Por nivel socioeconómico. casi 10 puntos porcentuales por sobre lo señalado por las mujeres (31%).

Santiago de Chile: INJUV. _____ (2003) Cuarta Encuesta Nacional de Juventud. 58 . INJUV (2010). “Comisión Asesora Presidencial: Mujer. DONOSO. Diagnóstico con enfoque de género de la población joven en áreas temáticas seleccionadas. H. En: Revista Observatorio de Juventud. Santiago de Chile: PNUD Chile. Género: los desafíos de la igualdad. A. _____ (2009). Santiago: Instituto Nacional de la Juventud. y FRITZ. (2008). Santiago de Chile: INJUV. “La necesidad de una perspectiva de Juventud en la Política Pública”. INJUV. Santiago de Chile: SERNAM. SERNAM (2010). Santiago de Chile: INJUV. Año 5. (2010). _____ (2007). Sexta Encuesta Nacional de Juventud. Santiago de Chile: Instituto Nacional de la Juventud. Base de datos Sexta Encuesta Nacional de Juventud. INJUV. Datos de la Quinta Encuesta Nacional de Juventud. A. Desarrollo Humano en Chile. Familia y Maternidad”. Número 18. Quinta Encuesta Nacional de Juventud. julio.Equidad DE GÉNERO EN LA JUVENTUD BIBLIOGRAFÍA ARAVENA. Santiago de Chile: INJUV. Gobierno de Chile. PNUD (2010). Trabajo.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful