You are on page 1of 1

El gobierno de Manuel Bulnes Prieto (1841-1851) es considerado uno de los más importantes del siglo XIX.

Durante su decenio se sentaron las bases del régimen republicano, se crearon las instituciones educacionales más importantes de la nación y se realizó un importante avance en el reconocimiento del territorio. Hijo del capitán Manuel Bulnes Quevedo y Carmen Prieto Vial, Manuel Bulnes Prieto nació el 25 de diciembre de 1799 en Concepción, en el seno de una familia de militares. Siguiendo con la tradición familiar, desde niño se interesó por la vida uniformada e ingresó a los doce años a un batallón de infantería de la ciudad penquista. Tras la reconquista participó en actos contra los realistas, por lo que fue arrestado y enviado a la isla Quiriquina, junto a su hermano Francisco. En abril de 1817, logró fugarse heroicamente de la isla y se incorporó al ejército patriota con el grado de alférez. Entonces comenzó su excepcional carrera militar, participando en todas las batallas que consolidaron la independencia de Chile. Tras el triunfo patriota continuó su vida de cuartel. En 1822 el gobierno deBernardo O'Higgins le otorgó la Legión al Mérito de Chile y siete años más tarde alcanzó el grado de coronel. En los años siguientes sirvió junto a su tío, el general Joaquín Prieto Vial, quien ejerció la Presidencia de la República entre 1831 y 1841. En 1838 encabezó la segunda expedición al Perú, en la Guerra contra la Confederación PerúBoliviana, logrando una victoria decisiva sobre el mariscal Santa Cruz en la batalla de Yungay. De vuelta en el país fue recibido como héroe nacional y se perfiló de inmediato como candidato a la Presidencia de la República. En 1841 se casó con Enriqueta Pinto Garmendia, hija del ex presidente Francisco Antonio Pinto y el 18 de septiembre de ese mismo año, Manuel Bulnes asumió como Presidente de la República. De inmediato promulgó una ley de amnistía para los militares caídos en la batalla de Lircay y tuvo gestos de acercamiento con José de San Martín y O'Higgins, iniciando de esta manera, su gobierno en un clima de reconciliación nacional. Su gobierno, estuvo marcado por la política de expansión territorial; el comienzo de la colonización del sur; el reconocimiento de Chile como país independiente por parte de España y el fuerte impulso en el ámbito educacional gracias a la contratación de intelectuales extranjeros y a la fundación de instituciones como la Universidad de Chile y la Escuela de Artes y Oficios, entre otras. Al finalizar su mandato de un decenio, tras ser reelecto en 1846, entregó la presidencia de la nación a Manuel Montt Torres. Esta elección provocó una oleada revolucionaria lideradas por jóvenes liberales y militares del sur, desencadenando la Guerra Civil de 1851. El ex presidente Manuel Bulnes se puso al frente del ejército gobiernista y derrotó al ejército revolucionario del general José María de la Cruz, en la batalla de Loncomilla. Consolidado el nuevo gobierno, el ex Presidente Manuel Bulnes asumió como senador de la República y se dedicó a las actividades agrícolas, falleciendo en Santiago, el 18 de octubre de 1866.