You are on page 1of 27

Vida De San Antonio Abad

Por San Atanasio de Alejandría

Contenido: Primeros Pasos En La Vida Monastica. Combates Con Los Demonios. Antonio Aumenta Su Austeridad. Antonio se Muda a Pispir. Sobre El Discernimiento De Espiritus y Sobre Virtudes. La Persecución Del Emperador Maximino. Huida A La Monta a !nterior. Mila"ros y Visiones. De#oción A La !"lesia. La Verdadera Sabiduria. Medico De Almas. Muerte De Antonio. Ep$lo"o.

Primeros Pasos En La Vida Monastica Antonio %ue e"ipcio de nacimiento. Como ni o #i#ió con sus padres& no conociendo sino su %amilia y su casa' cuando creció y se (i)o muc(ac(o y a#an)ó en edad& no *uiso ir a la escuela& deseando e#itar la compa $a de otros ni os& su +nico deseo era& como dice la Escritura acerca de ,acob -.n /0:/12& lle#ar una simple #ida de (o"ar. Por su puesto iba a la i"lesia con sus padres& y a($ no mostraba el desinter3s de un ni o ni el desprecio de los 4ó#enes por tales cosas. Al contrario& obedeciendo a sus padres& pon$a atención a las lecturas y "uardaba cuidadosamente en su cora)ón el pro#ec(o *ue extra$a de ellas. Adem5s& sin abusar de las %5ciles condiciones en *ue #i#$a como ni o& nunca importunó a sus padres pidiendo una comida rica o capric(osa& ni ten$a placer al"uno en cosas seme4antes. Estaba satis%ec(o con lo *ue se le pon$a delante y no ped$a m5s. Despu3s de la muerte de sus padres *uedó solo con una +nica (ermana& muc(o mas 4o#en. 6en$a entonces unos diecioc(o o #einte a os& y tomó cuidado de la casa y de su (ermana. Menos de seis meses despu3s de la muerte de sus padres& iba& como de costumbre& de camino (acia la i"lesia. Mientras caminaba& iba meditando y re%lexionaba como los apóstoles lo de4aron todo y si"uieron al Sal#ador -Mt 7:/8' 9::/12' cómo& se"+n se re%iere en los Hec(os -7:;0<;12& la "ente #end$a lo *ue ten$a y lo pon$a a los pies de los apóstoles para su distribución entre los necesitados' y *ue "rande es la esperan)a prometida en los cielos a los *ue obran as$ -E% 9:9=' Col 9:02. Pensando estas cosas& entró a la i"lesia. Sucedió *ue en ese momento se estaba leyendo el pasa4e& y se escuc(ó el pasa4e en el *ue el Se or dice al 4o#en rico: Si *uieres ser per%ecto& #ende lo *ue tienes y d selo a los pobres' lue"o #en& s$"ueme& y tendr5s un tesoro en el cielo -Mt 9::/92. Como si Dios le (ubiese puesto el recuerdo de los santos y como si la lectura (ubiera sido diri"ida especialmente a 3l& Antonio salió inmediatamente de la i"lesia y

dio la propiedad *ue ten$a de sus antepasados: =8 (ect5reas& tierra muy %3rtil y muy (ermosa. >o *uiso *ue ni 3l ni su (ermana tu#ieran ya nada *ue #er con ella. Vendió todo lo dem5s& los bienes muebles *ue pose$a& y entre"ó a los pobres la considerable suma recibida& de4ando sólo un poco para su (ermana. Pero de nue#o& entró en la i"lesia& escuc(ó a*uella palabra del Se or en el E#an"elio: >o se preocupen por el ma ana -Mt ?:;72. >o pudo soportar mayor espera& sino *ue %ue y distribuyó a los pobres tambi3n esto +ltimo. Colocó a su (ermana donde #$r"enes conocidas y de con%ian)a& entre"5ndosela para *ue %uese educada. Entonces 3l mismo dedico todo su tiempo a la #ida asc3tica& atento a s$ mismo& cerca de su propia casa. >o exist$an a+n tantas celdas monacales en E"ipto& y nin"+n mon4e conoc$a si*uiera el le4ano desierto. 6odo el *ue *uer$a en%rentarse consi"o mismo sir#iendo a Cristo& practicaba la #ida asc3tica solo& no le4os de su aldea. Por a*uel tiempo (ab$a en la aldea #ecina un anciano *ue desde su 4u#entud lle#aba la #ida asc3tica en la soledad. Cuando Antonio lo #io& @tu#o celo por el bien@ -.l 7:9=2& y se estableció inmediatamente en la #ecindad de la ciudad. Desde entonces& cuando o$a *ue en al"una parte (ab$a un alma *ue se es%or)aba& se iba& como sabia abe4a& a buscarla y no #ol#$a sin (aberla #isto' sólo despu3s de (aberla recibido& por decirlo as$& pro#isiones para su 4ornada de #irtud& re"resaba. A($& pues& pasó el tiempo de su iniciación y a%irmó su determinación de no #ol#er mas a la casa de sus padres ni de pensar en sus parientes& sino de dedicar todas sus inclinaciones y ener"$as a la pr5ctica continua de la #ida asc3tica. Hac$a traba4o manual& pues (ab$a o$do *ue @el *ue no *uiera traba4ar& *ue tampoco tiene derec(o a comer@ -/ 6s ;:982. De sus entradas "uardaba al"o para su mantención y el resto lo daba a los pobres. Araba constantemente& (abiendo aprendido *ue debemos orar en pri#ado -Mt ?:?2 sin cesar -Lc 9=:9' /9:;?' 9 6s 0:912. Adem5s estaba tan atento a la lectura de la Escritura& *ue nada se le escapaba: reten$a todo& y as$ su memoria le ser#$ en lu"ar de libros. As$ #i#$a Antonio y era amado por todos. El& a su #e)& se somet$a con toda sinceridad a los (ombres piadosos *ue #isitaba& y se es%or)aba en aprender a*uello en *ue cada uno lo a#enta4aba en celo y pr5ctica asc3tica. Abser#aba la bondad de uno& la seriedad de otro en la oración' estudiaba la apacible *uietud de uno y la a%abilidad de otro' %i4aba su atención en las #i"ilias obser#adas por uno y en los estudios de otros' admiraba a uno por su paciencia& y a otro por ayunar y dormir en el suelo' miraba la (umildad de uno y la abstinencia paciente de otro' y en unos y otros notaba especialmente la de#oción a Cristo y el amor *ue se ten$an mutuamente. Habi3ndose as$ saciado& #ol#$a a su propio lu"ar de #ida asc3tica. Entonces (ac$a suyo lo obtenido de cada uno y dedicaba todas sus ener"$as a reali)ar en s$ mismo las #irtudes de todos. >o ten$a disputas con nadie de su edad& pero tampoco *uer$a ser in%erior a ellos en lo me4or' y a+n esto lo (ac$a de tal modo *ue nadie se sent$a o%endido& sino *ue todos se ale"raban por 3l. B as$ todos los aldeanos y los mon4es con *uienes estaba unido& #ieron *ue clase de (ombre era y lo llamaban @el ami"o de Dios@ am5ndolo como (i4o o (ermano. Combates Con Los Demonios

En #erdad& 3l& *ue (ab$a pensado ser como Dios& (i)o el loco ante la resistencia de un (ombre. El enemi"o #io& sin embar"o& *ue era impotente ante la determinación de Antonio& y *ue m5s bien era 3l *ue estaba siendo #encido por la %irme)a del (ombre& derrotado por su sólida %e y su constante oración.s 9?:/9' Sir 1:9:' !s ??:/7' Mc ::7=2. El otro se apresuró a replicar con #o) "imiente: Soy el amante de la %ornicación. El& *ue en su en"reimiento desde aba carne y san"re& %ue a(ora derrotado por un (ombre de carne en su carne. Verdaderamente el Se or traba4aba con este (ombre& El *ue por nosotros tomó carne y dio a su cuerpo la #ictoria sobre el demonio. Cinalmente le (i)o presente la austeridad de todo lo *ue #a 4unto con esta #irtud& despertó en su mente toda una nube de ar"umentos& tratando de (acerlo abandonar su %irme propósito. Bo soy el *ue tanto te molest3 y *ue tan a menudo . El enemi"o *uer$a su"erirle pensamientos sucios& pero el los disipaba con sus oraciones' trataba de incitarlo al placer& pero Antonio& sintiendo #er"Den)a& ce $a su cuerpo con su %e& con sus oraciones y su ayuno. El per#erso demonio entonces se atre#ió a dis%ra)arse de mu4er y (acerse pasar por ella en todas sus %ormas posibles durante la noc(e& sólo para en"a ar a Antonio. S$& yo %ui *uien los (ice caer.act5ndose de ellas& pues son su artima a pre%erida contra los 4ó#enes& atacó al 4o#en molest5ndolo de noc(e y (osti"5ndolo de d$a& de tal modo *ue (asta los *ue lo #e$an a Antonio pod$an darse cuenta de la luc(a *ue se libraba entre los dos. 6oda esa experiencia (i)o a#er"on)arse al enemi"o. Pero 3l llenó sus pensamientos de Cristo& re%lexionó sobre la noble)a del alma creada por El& y sobre la espiritualidad& y as$ apa"ó el carbón ardiente de la tentación. . Puso entonces toda su con%ian)a en las armas *ue est5n @en los m+sculos de su #ientre@ -. 6al como es en su cora)ón& as$ se le apreció: como un muc(ac(o ne"ro' y como inclin5ndose ante 3l& ya no lo acosó m5s con pensamientos <pues el impostor (ab$a sido ec(ado %uera<& sino *ue usando #o) (umana di4o: @A muc(os (e en"a ado y a muc(os (e #encido' pero a(ora *ue te (e atacado a ti y a tus es%uer)os como lo (ice con tantos otros& me (e demostrado demasiado d3bil.Pero el demonio *ue odia y en#idia lo bueno& no pod$a #er tal resolución en un (ombre 4o#en& sino *ue se puso a emplear sus #ie4as t5cticas contra 3l.@ EFui3n eres t+ *ue me (ablas as$G& pre"untó Antonio. Sosteniendo esto en alto como escudo& pasó a tra#3s de todo sin ser doble"ado. B cuando de nue#o el enemi"o le su"irió el encanto seductor del placer& Antonio& en%adado& con ra)ón& y apesadumbrado& mantu#o sus propósitos con la amena)a del %ue"o y del tormento de los "usanos -.ob 78:9?2. HA cuantos no (e en"a ado& *ue estaban decididos a cuidar de sus sentidosI HA cu5ntas personas castas no (e seducido con mis lison4asI Bo soy a*uel por cuya causa el pro%eta reproc(a a los ca$dos: Jstedes %ueron en"a ados por el esp$ritu de la %ornicación -As 7:9/2. Cinalmente& cuando el dra"ón no pudo con*uistar a Antonio tampoco por estos +ltimos medios sino *ue se #io arro4ado de su cora)ón& rec(inando sus dientes& como dice la Escritura -Mc ::912& cambio su persona& por decirlo as$. Primero trató de (acerlo desertar de la #ida asc3tica record5ndole su propiedad& el cuidado de su (ermana& los ape"os de su parentela& el amor al dinero& el amor a la "loria& los innumerables placeres de la mesa y de todas las cosas a"radables de la #ida. As$& todos los *ue combaten seriamente pueden decir: >o yo& sino la "racia de Dios conmi"o -9 Co 90:982. Mi misión es acec(ar a la 4u#entud y seducirla' me llaman el esp$ritu de la %ornicación.

Por e4emplo& obser#aba las #i"ilias nocturnas con tal determinación *ue a menudo pasaba toda la noc(e sin dormir& y eso no sólo una sino muc(as #eces& para admiración de todos. . Su alimentación consist$a en pan y sal' como bebida tomaba solo a"ua. Estaba adem5s absolutamente con#encido de lo si"uiente: pensaba *ue apreciar$a su pro"reso en la #irtud y su consecuente apartamiento del mundo no por el tiempo pasado en ello sino por su ape"o y dedicación. Muc(os se mara#illaron de sus austeridades& pero 3l mismo las soportaba con %acilidad. Con%orme a esto& no se preocupaba del paso del tiempo sino *ue cada d$a a d$a& como si reci3n estu#iera comen)ando la #ida asc3tica& (ac$a los mayores es%uer)os (acia la per%ección. >o necesitamos mencionar carne o #ino& por*ue tales cosas tampoco se encuentran entre los dem5s ascetas.:9.%ui #encido por C&K&LD. Abser#aba *ue al decir este d$a& no estaba contando el tiempo *ue (ab$a pasado& sino *ue& como comen)ando de nue#o& traba4ando . Andaba dando #ueltas alrededor& como un león -9 P 0:=2& buscando una ocasión en su contra. Pero Antonio no se descuidó ni se creyó "arantido por s$ mismo por el (ec(o de *ue el demonio (ubiera sido ec(ado a sus pies' tampoco el enemi"o& aun*ue #encido en el combate& de4ó de estar al acec(o de 3l. Dec$a *ue las ener"$as del alma aumentan cuanto m5s d3biles son los deseos del cuerpo.<72. Antonio Aumenta Su Austeridad Esta %ue la primera #ictoria de Antonio sobre el demonio' m5s bien& di"amos *ue este sin"ular 3xito de Antonio %ue el del Sal#ador& *ue condenó el pecado en la carne& a %in de *ue la 4usti%icación de la ley se cumpliera en nosotros& *ue #i#imos no se"+n la carne sino se"+n el esp$ritu -Lm =:. Ayendo esto& el ne"ro desapareció inmediatamente& inclin5ndose a tales palabras y temiendo acercarse al (ombre.@ Antonio dio "racias al Se or y arm5ndose de #alor contra 3l& di4o: Entonces eres enteramente despreciable' eres ne"ro en tu alma y tan d3bil como un ni o. As$ tambi3n com$a una sola #e) al d$a& despu3s de la ca$da del sol' a #eces cada dos d$as& y con %recuencia tomaba su alimento cada dos d$as. Despreciaba el uso de un"Dentos para el cutis& diciendo *ue los 4ó#enes deb$an practicar la #ida asc3tica con seriedad y no andar buscando cosas *ue ablandan el cuerpo' deb$an mas bien acostumbrarse a traba4ar duro& tomando en cuenta las palabras del apóstol: Cuando mas d3bil soy& mas %uerte me siento -/ Co 9/:982. En adelante ya no me causas nin"una preocupación& por*ue el se or esta conmi"o y me auxilia& #er la derrota de mis ad#ersarios -Sal 991:12. Se contentaba con dormir sobre una estera& aun*ue lo (ac$a re"ularmente sobre el suelo desnudo. Morti%icó su cuerpo m5s y m5s& y lo puso ba4o la su4eción& no %uera *ue (abiendo #encido en una ocasión& perdiera en otra -9 Co ::/12.ustaba repetirse a si mismo las palabras de san Pablo: Al#idarme de lo *ue *ueda atr5s y es%or)arme por lo *ue est5 delante -Clp . Lesol#ió por eso& acostumbrarse a un modo mas austero de #ida.2& recordando tambi3n la #o) del pro%eta El$as: Vi#e el Se or& en cuya presencia estoy este d$a -9 Le 91:9' 9=:902. El celo *ue (ab$a penetrado en su alma por tanto tiempo& se trans%ormó por la costumbre se"unda naturale)a& de modo *ue aun la menor inspiración recibida de otros lo (ac$a responder con "ran entusiasmo. Pero Antonio (abiendo aprendido en las Escrituras *ue los en"a os del mali"no son di#ersos -E% ?:992& practicó seriamente la #ida asc3tica& teniendo en cuenta *ue aun si no se pod$a seducir su cora)ón con el placer del cuerpo& tratar$a ciertamente de en"a arlo por al"+n otro m3todo& por*ue el amor del demonio es el pecado.

Cuando #io *ue todos estaban dormidos y sólo su ami"o estaba despierto& le (i)o se as para *ue se acercara y le pidió *ue lo le#antara y lo lle#ara de nue#o a los sepulcros& sin despertar a nadie. Cuando abrió la puerta y lo #io tirado en el suelo como muerto& lo le#antó y lo lle#ó (asta la !"lesia y lo depositó sobre el suelo.em$a es #erdad& por el dolor *ue atormentaba su cuerpo& pero su mente era due a de la situación& y& como para burlarse de ellos& dec$a: si tu#ieran poder sobre m$& (ubiera bastado *ue #iniera uno solo de ustedes' pero el Se or les *uitó su %uer)a& y por eso est5n tratando de (acerme perder el . De repente todo el lu"ar se llenó de im5"enes %antasma"óricas de leones& osos& leopardos& toros& serpientes& 5spides& escorpiones y lobos' cada uno se mo#$a se"+n el e4emplar *ue (ab$a asumido./?:. A%irmaba *ue el dolor era tan %uerte *ue los "olpes no pod$an (aber sido in%li"idos por nin"+n (ombre como para causar seme4ante tormento. Entonces comen)ó a cantar: @Si un e43rcito acampa contra m$& mi cora)ón no tiembla@ -Sal. . Muc(os de sus parientes y de la "ente de la aldea se sentaron en torno a Antonio como para #elar su cad5#er. Pero (acia la medianoc(e Antonio recobró el conocimiento y despertó. Esto era m5s de lo *ue el enemi"o pod$a soportar& pues en #erdad tem$a *ue a(ora %uera a llenar tambi3n el desierto con la #ida asc3tica. Entonces decidió mudarse a los sepulcros *ue se (allan a cierta distancia de la aldea. As$ Antonio se dominó a s$ mismo. As$ lle"ó una noc(e con un "ran n+mero de demonios y lo a)otó tan implacablemente *ue *uedó tirado en el suelo& sin (abla por el dolor. 6ales eran los pensamientos y las palabras del asceta& pero el *ue odia el bien& el enemi"o& asombrado de *ue despu3s de todos los "olpes toda#$a tu#iera #alor de #ol#er& llamó a sus perros& y arrebatado de rabia di4o: @Jstedes #en *ue no (emos podido detener a este tipo con el esp$ritu de %ornicación ni con los "olpes' al contrario lle"a a desa%iarnos. Esa noc(e& por eso& (icieron tal estr3pito *ue el lu"ar parec$a sacudido por un terremoto. B acostumbraba a decir *ue la #ida lle#ada por el "ran pro%eta El$as deb$a ser para el asceta como un "ran espe4o en el cual poder mirar siempre la propia #ida.02.@ La %unción del mal(ec(or no es di%$cil para el demonio. Antonio& remecido y pun)ado por ellos& sent$a aumentar el dolor en su cuerpo' sin embar"o yac$a sin miedo y con su esp$ritu #i"ilante. Entró entonces en una de las tumbas& el mencionado (ombre cerró la puerta tras 3l& y as$ *uedó dentro solo. Vamos a proceder con 3l de otro modo.duro cada d$a para (acer de s$ mismo al"uien *ue pudiera aparecer delante de Dios: puro de cora)ón y dispuesto a se"uir Su #oluntad. Por los "olpes recibidos estaba demasiado d3bil como para mantenerse en pie' entonces oraba tendido en el suelo.2. El león ru"$a& listo para saltar sobre 3l' el toro ya casi lo atra#esaba con sus cuernos' la serpiente se retorc$a sin alcan)arlo completamente' el lobo lo acomet$a de %rente' y el "riter$o armado simult5neamente por todas estas apariciones era espantoso& y la %uria *ue mostraba era %ero). Por la pro#idencia de Dios& por*ue el Se or no abandona a los *ue esperan en El& su pariente lle"ó al d$a si"uiente tray3ndole pan. Era como si los demonios se abrieran paso por las cuatro paredes del recinto& re#entando a tra#3s de ellas en %orma de bestia y reptiles. 6erminada su oración& "ritó: @A*u$ estoy yo& Antonio& *ue no me (e acobardado con tus "olpes& y aun*ue mas me des& nada me separar del amor a Cristo@ -Lm =:. El (ombre lo lle#ó de #uelta& la puerta %ue trancada como antes y de nue#o *ue solo dentro. Pidió a uno de sus %amiliares *ue le lle#aran pan a lar"os inter#alos.

En la parte distante del r$o encontró un %ort$n desierto *ue con el correr del tiempo estaba pla"ado de reptiles. All$ se estableció para #i#ir. Antonio& (abiendo notado *ue la ayuda (ab$a lle"ado& respiró m5s libremente y se sintió ali#iado en sus dolores. Los reptiles como si al"uien los (ubiera ec(ado& se %ueron de repente. HPero a($ estaba de nue#o el enemi"oI Viendo su seriedad y *ueriendo %rustarla& proyectó la ima"en ilusoria de un disco de plata sobre el camino. Cue al encuentro del anciano ya antes mencionado -. Pues bien& ya sea *ue al mismo enemi"o le llamó la atención& o si %ue un buen esp$ritu el *ue atra4o al luc(ador y le demostró al demonio de *ue no se preocupabas ni si*uiera de las ri*ue)as aut3nticas& 3l mismo no lo indicó& y por eso no sabemos nada sino *ue era realmente oro lo *ue all$ (ab$a. Pues cuando miró (acia arriba& #io como si el tec(o se abriera y un rayo de lu) ba4ara (acia 3l.@ As$& despu3s de (aber intentado muc(as ar"ucias& rec(inaron su dientes contra 3l& por*ue eran ellos los *ue se estaban #ol#iendo locos y no 3l.@ Ayendo esto& se le#antó y oró' y %ue tan %ortalecido *ue sintió su cuerpo m5s #i"oroso *ue antes.4uicio con su n+mero' es se al de su debilidad *ue ten"an *ue imitar a las bestias. Esto es en"a o del demonio. Entonces se %ue solo a #i#ir a la monta a.<02 y le ro"ó *ue se %uera a #i#ir con 3l en el desierto. El otro declinó la in#itación a causa de su edad y por*ue tal modo de #i#ir no era toda#$a costumbre. Antonio se Muda a Pispir Al d$a si"uiente se %ue& inspirado por un celo a+n mayor por el ser#icio de Dios. Pero Antonio& penetrando en el ardid del *ue odia el bien& se detu#o y& desenmascaró al demonio en 3l& diciendo: @ EJn disco en el desiertoG EDe dónde sale estoG Esta no es una carretera %recuentada& y no (ay (uellas de *ue (aya pasado "ente por este camino. Lue"o& mientras caminaba& #io de nue#o& no ya otra ilusión& sino oro #erdadero& desparramado a lo lar"o del camino. B pre"untó a la #isión: @EDónde estaba t+G EPor *u3 no apareciste al comien)o para detener mis doloresG@ B una #o) le (abló: @Antonio& yo estaba a*u$& pero esperaba #erte en acción. Al contrario& se puso a correr tan r5pido *ue al poco rato perdió de #ista el lu"ar y *uedó oculto de 3l.@ De nue#o tu#o la #alent$a de decirles: @Si es *ue pueden& seis *ue (an recibido el poder sobre m$& no se demoren& H#en"an al ata*ueI B si nada pueden& Epara *u3 %or)arse tanto sin nin"+n %inG Por *ue la %e en nuestro Se or es sello para nosotros y muro de sal#ación. Es de "ran tama o y no puede (aberse ca$do inad#ertidamente. De nue#o el Se or no se ol#idó de Antonio en su luc(a& sino *ue #ino a ayudarlo. H>o #as a %rustrar mi resolución con estas cosas& demonioI H6u dinero pere)ca 4unto conti"oI@ -Hc( =:/82. En #erdad& aun*ue se (ubiera perdido& el due o (abr$a #uelto y lo (abr$a buscado& y se"uramente lo (abr$a encontrado por*ue es una re"ión desierta. Los demonios se (ab$an ido de repente& el dolor de su cuerpo cesó y el edi%icio estaba restaurado como antes. As$& a%irm5ndose m5s y m5s en su propósito& se apresuro (acia la monta a. Mlo*ueó la entrada& despu3s de enterrar pan para seis meses <as$ lo . En cuanto a Antonio& *uedó sorprendido por la cantidad *ue (ab$a& pero atra#esó por 3l& como si (ubiera sido %ue"o y si"uió su camino sin #ol#erse atr5s. B al decir esto Antonio& el disco desapareció como (umo. B a(ora *ue (a) a"uantado sin rendirte& ser3 siempre tu ayuda y te (ar3 %amoso en todas partes. 6en$a por a*uel tiempo unos treinta y cinco a os edad.

Por 3l sanó a muc(os de los presentes *ue ten$an en%ermedades corporales y liberó a otros de esp$ritus impuros. Jstedes a(ora (a"an la se al de la cru) y #u3l#anse a su casa sin temor& y d34enlos *ue se enlo*ue)can ellos mismos. Despu3s de esto& como (ab$a muc(os *ue ansiaban y aspiraban imitar su santa #ida& y al"unos de sus ami"os #inieron y %or)aron la puerta ec(5ndolas aba4o& Antonio salió como de un santuario& como un iniciado en los sa"rados misterios y lleno del Esp$ritu de Dios. A$an *ue sonaba como una multitud %ren3tica& (aciendo ruidos& armando tumulto& "imiendo lastimeramente y c(illando: @HNndate de nuestro dominioI EFue tienes *ue (acer en el desiertoG 6+ no puedes soportar nuestra persecución. Como el (umo se disipa& se disipan ellos' como se derrite las cera ante el %ue"o& as$ perecen los imp$os ante Dios@ -Sal ?1:/2. Cuando lo #ieron& estaban asombrados al comprobar *ue su cuerpo "uardaba su anti"ua apariencia: no estaba ni obeso por %alta de e4ercicio ni macilento por sus ayunos y luc(as con los demonios: era el mismo (ombre *ue (ab$an conocido antes de su retiro. Cue la primera #e) *ue se mostró %uera del %ort$n a los *ue #inieron (acia 3l. B as$ aparecieron celdas monacales en la monta a y el . El estado de su alma era puro& pues no estaba ni enco"ido por la a%licción& ni disipado por la ale"r$a& ni penetrado por la di#ersión o el desaliento. Se ten$a completamente ba4o control& como (ombre "uiado por la ra)ón y con "ran e*uilibrio de car5cter. B cuando en su discurso los ex(ortó a recordar los bienes #enideros y la bondad mostrada a nosotros por Dios& @*ue no perdonó a su Hi4o& sino *ue lo entre"ó por todos nosotros -Lm =:. Sus ami"os #en$an una y otra #e) esperando& por supuesto& encontrarlo muerto& pero lo escuc(aban cantar: @Se le#anta Dios y se dispersan sus enemi"os& (uyen de su presencia los *ue lo odian. Fuedó all$ solo& no saliendo nunca y no #iendo pasar a nadie. Ex(ortó a todos a no pre%erir nada en este mundo al amor de Cristo. Acerc5ndose a la puerta les aconse4ó *ue se %ueran y no tu#ieran miedo./2& indu4o a muc(os a abra)ar la #ida mon5stica. Concedió tambi3n a Antonio el encanto en el (ablar' y as$ con%ortó a muc(os en sus penas y reconcilió a otros *ue se peleaban.@ Entonces se %ueron& %ortalecidos con la se al de la cru)& mientras 3l se *uedaba sin su%rir nin"+n da o de los demonios. Pero tampoco se %astidiaba de la contienda& por*ue la ayuda *ue recib$a de lo alto por medio de #isiones y la debilidad de sus enemi"os& le daban "ran ali#io en sus penalidades y 5nimo para un mayor entusiasmo. >o se desconcertó cuando #io la multitud ni se enor"ulleció al #er a tantos *ue lo recib$an. El estaba m5s in*uieto por ellos *ue por los demonios. As$ pasó casi #einte a os practicando solo la #ida asc3tica& no saliendo nunca y siendo raramente #isto por otros.@ Al principio los *ue estaban a%uera cre$an *ue (ab$a (ombres peleando con 3l y *ue (abr$an entrado por medio de escaleras& pero cuando atisbaron por un (oyo y no #ieron a nadie& se dieron cuenta *ue eran los demonios los *ue estaban en el asunto& y& llenos de miedo& llamaron a Antonio.(acen los tebanos y a menudo los panes se mantienen %rescos por todo un a o<& y teniendo a"ua a mano& desapareció como en un santuario. Les di4o: @Sólo contra los miedosos los demonios con4uran %antasmas. Sus ami"os *ue #en$an a #erlo& pasaban a menudo d$as y noc(es %uera& puesto *ue no *uer$a de4arlos entrar. Por muc(o tiempo perse#eró en esta pr5ctica asc3tica' solo dos #eces al a o recib$a pan& *ue lo de4aba caer por el tec(o. B tambi3n: @6odos los pueblos me rodeaban& en el nombre del Se or los rec(ac3@ -Sal 991:982.

Para comen)ar& ten"amos todos el mismo celo& para no renunciar a lo *ue (emos comen)ado& para no perder el nimo& para no decir: @Hemos pasado demasiado tiempo en esta #ida asc3tica. @Debemos adem5s tener en cuenta *ue si no de4amos estas cosas por el amor a la #irtud& despu3s tendremos *ue abandonarlas de todos modos y a menudo tambi3n& como nos . Sin embar"o& es bueno para nosotros alentarnos unos a otros en la %e y usar de la palabra para estimularnos. Sobre las Virtudes Jn d$a en *ue 3l salió& #inieron todos los mon4es y le pidieron una con%erencia. Si& pues& todos #i#imos oc(enta a os o incluso cien& en la pr5ctica de la #ida asc3tica& no #amos a reinar el mismo per$odo de cien a os& sino *ue en #e) de los cien reinaremos para siempre. M5s& a+n& #amos a abandonar nuestro cuerpo corruptible y a recibirlo incorruptible -9 Co 90:7/2. En el mundo& todo se #ende' y cada cosa se comercia se"+n su #alor por al"o e*ui#alente' pero la promesa de la #ida eterna puede comprarse con muy poco.:/8' 9/:/. Pues incluso todo el mundo& y no creamos *ue es muy tri#ial comparado con el cielo. 6oda la #ida del (ombre es muy bre#e comparada con el tiempo *ue a de #enir& de modo *ue todo nuestro tiempo es nada comparada con la #ida eterna.@ >o& comen)ando de nue#o cada d$a& aumentemos nuestro celo. La Escritura dice: @Aun*ue uno #i#a setenta a os y el m5s robusto (asta oc(enta& la mayor parte son %ati"a in+til@ -Sal =::982. Por medio de constantes con%erencias encend$a el ardor de los *ue ya eran mon4es e incitaba a muc(os otros al amor de la #ida asc3tica' y pronto& en la medida en *ue su mensa4e arrastraba a (ombres a tra#3s de 3l& el n+mero de celdas monacales se multiplicaba y para todos era como un padre y "u$a. Sean& por eso& como ni os y tr5i"anle a su padre lo *ue sepan y d$"anselo& tal como yo& siendo el mas anti"uo& comparto con ustedes mi conocimiento y mi experiencia. De #uelta a su celda& se aplicó con todo celo a sus santos y #i"orosos e4ercicios. As$& (i4itos& no nos cansemos ni pensemos *ue estamos a%an5ndonos muc(o tiempo o *ue estamos (aciendo al"o "rande. Aun*ue %u3ramos due os de toda la tierra y renunciaremos a toda la tierra& nada ser$a comparado con el reino de los cielos.2. B aun*ue nuestro es%uer)o es en la tierra& no recibiremos nuestra (erencia en la tierra sino lo *ue se nos (a prometido en el cielo. El les (abló en len"ua copta como si"ue: @Las Escrituras bastan realmente para nuestra instrucción.desierto se pobló de mon4es *ue abandonaban a los suyos y se inscrib$an para ser ciudadanos del cielo -Hb . Simplemente oró& se metió con todo sus compa eros& y pasó al otro lado sin ser tocado. 6al como una persona despreciar$a una moneda de cobre para "anar cien monedas de oro& as$ es *ue el due o de la tierra y renuncia a ella& da realmente poco y recibe cien #eces m5s -Mt 9::/:2. >o miremos (acia a tra#3s& (acia el mundo& *ue (emos renunciado a "randes cosas. Pues& ni si*uiera& toda la tierra e*ui#ale el #alor del cielo& ciertamente el *ue entre"a una poca tierra no debe 4actarse ni apenarse' lo *ue abandona es pr5cticamente nada& aun*ue sea un (o"ar o una suma considerable de dinero de lo *ue se separa. Jna #e) tu#o necesidad de cru)ar el canal de Arsino3 <la ocasión %ue para una #isita a los (ermanos<' el canal estaba lleno de cocodrilos. Pues los su%rimientos de la #ida presente no pueden compararse con la "loria separada *ue nos ser re#elada -Lm =:9=2.

B en cuanto a *ue no debemos descuidarnos& es bueno meditar lo *ue dice el apóstol: @muero cada d$a@ -9 Co 90:. Pero un sir#iente no se #a atre#er a decir: @Ba *ue traba43 ayer& no #oy a traba4ar (oy.:9/ss2' lo mismo . En cuanto a la cita& su sentido es este: Cuando nos despertamos cada d$a& deber$amos pensar *ue no #amos a #i#ir (asta la tarde' y de nue#o& cuando nos #amos a dormir& deber$amos pensar *ue no #amos a despertar. EDe *u3 nos sir#e poseer lo *ue no podemos lle#ar con nosotrosG EPor *u3 no poseer mas bien a*uellas cosas *ue podamos lle#ar con nosotros: prudencia& 4usticia& templan)a& %ortale)a& entendimiento& caridad& amor a los pobres& %e en Cristo& (umildad& (ospitalidadG Jna #e) *ue las poseamos& (allaremos *ue ellas #an delante de nosotros& prepar5ndonos la bien#enida en la tierra de los mansos -Lc 9?::' Mt 0:72.=' 91:1<98' Mt /7:702& muestra la misma buena #oluntad para *ue pueda a"radar a su patrón y no causar nin"una molestia. Si con esta disposición #i#imos nuestra #ida diaria& no cometeremos pecado& no codiciaremos nada& no tendremos in*uina a nadie& no acumularemos tesoros en la tierra' sino *ue como *uien cada d$a espera morirse& seremos pobres y perdonaremos todo a todos.2. @A(ora *ue (emos (ec(o un comien)o y estamos en la senda de la #irtud& alar"uemos nuestros pasos a+n m5s para alcan)ar lo *ue tenemos delante -Clp . Lealmente no est5 le4os de nosotros ni su lu"ar est5 %uera de nosotros' no& ella est5 dentro de nosotros& y su cumplimiento es %5cil camino y cru)an el mar para estudiar las letras' pero nosotros no tenemos necesidad de ponernos en camino por el reino de los . >o miremos atr5s& como (i)o la mu4er de Lot -. B este mirar (acia atr5s no es otra cosa sino arrepentirse de lo comen)ado y acordarse de nue#o de lo mundano. @Con estos pensamientos cada uno debe con#encerse *ue no (ay *ue descuidarse sino considerar *ue se es ser#idor del Se or y atado al ser#icio de su Maestro. As$ lo (emos escuc(ado en E)e*uiel -E) 9=:/7.n 9::/?2& por*ue sobretodo el Se or (a dic(o: @>adie *ue pone la mano en el arado y mira (acia atr5s& es apto para el reino de los cielos@ -Lc ::?/2. Desear mu4eres u otros placeres sucios& tampoco tendremos seme4antes deseos sino *ue le #ol#eremos las espaldas como a al"o transitorio combatiendo siempre y teniendo ante nuestros o4os el d$a del 4uicio.recuerda el Eclesiast3s@ -/:9=' 7:=' ?:/2& a personas a las *ue no (ubi3ramos *uerido de4arlas.92. El mayor temor a 4uicio y el desasosie"o por los tormentos& disipan in#ariablemente la %ascinación del placer y %ortalecen el nimo #acilante. Perse#eremos& pues& en la pr5ctica diaria de la #ida asc3tica& sabiendo de *ue si somos ne"li"entes un solo d$a& El no nos #a a perdonar en consideración al tiempo anterior& sino *ue se #a a eno4ar con nosotros por nuestro descuido. >uestra #ida es inse"ura por naturale)a y nos es medida diariamente por Pro#idencia.:9./?' .. Por eso& (i4os& perse#eremos en la pr5ctica del ascetismo y no nos desalentemos. Lealmente si nosotros tambi3n #i#i3ramos como si en cada nue#o d$a %u3ramos a morir& no pecar$amos.udas& *ue en una sola noc(e destruyó el traba4o de todo su pasado. Cuando oi"an (ablar de la #irtud& no se asusten ni la traten como palabra extra a.@ 6ampoco se #a a poner a calcular el tiempo *ue se ya (a ser#ido y a descansar durante los d$a *ue le *uedan por delante' no& d$a tras d$a& como est5 escrito en el E#an"elio -Lc 9/:.0<. 6ambi3n tenemos en esto al Se or *ue nos ayuda& se"+n la Escritura: @Dios coopera para el bien@ -Lm =:/=2 con todo el *ue eli"e el bien. Entonces& Epor *u3 no (acer de la necesidad #irtud y entre"arlas de modo *ue podamos (eredar un reino por a adiduraG Por eso& nin"uno de nosotros ten"a ni si*uiera el deseo de poseer ri*ue)as.

os /7:/?2' y .2. As$& al #er estas celdas solitarias y la admirable alineación de los mon4es& no se pod$a menos *ue ele#ar la #o) y decir: @HFu3 (ermosas son las tiendas& o( . La tarea no es di%$cil: si *uedamos como %uimos creados& estamos en estado de #irtud& pero si entre"amos nuestra mente a cosas ba4as& somos considerados per#ersos. Pues est5 escrito O*ue la ira del (ombre no (ace lo *ue a"rada a DiosO-St 9:/82.n 97:9/2& . Antonio #ol#ió como de costumbre a su propia celda e intensi%icó sus pr5cticas asc3ticas. Pero la di%erencia entre ellos es considerable. Pero cuando se des#$a y se per#ierte de su condición natural& eso se llama #icio del alma.2. Aumentaba en al"unos la #irtud& en otros desaparec$a la ne"li"encia& y en otros la #ana"loria era reprimida.:.cielos ni de cru)ar el mar para alcan)ar la #irtud. D$a tras d$a suspiraba en la meditación de las moradas celestiales -.82. Mientras Antonio discurr$a sobre estos asuntos con ellos& todos se re"oci4aban.@ La #irtud existe cuando el alma se mantiene en su estado natural. B (abiendo recibido el alma como al"o con%iado a nosotros& "uard3mosla para el Se or& para *ue el pueda reconocer su obra como la misma *ue (i)o. Vi#iendo esta #ida& manten"5monos cuidadosamente en "uardia y& como est5 escrito& "uardemos nuestro cora)ón con toda #i"ilancia -Pr 7:/. >o (ab$a mal(ec(ores ni #$ctimas del mal ni acusaciones del recaudador de impuestos& sino una multitud de ascetas& todos con un solo propósito: la #irtud.rande es su n+mero en el aire a nuestro alrededor& y no est5n le4os de nosotros. B la concupiscencia O cuando (a concebido& da a lu) el pecado' y de este pecado& cuando esta desarrollado& nace la muerte -St 9:902. B #ino al ser limpia y per%ectamente $nte"ra -Ecl 1:. 6enemos enemi"os poderosos y %uertes: son los demonios mal#ados' y contra ellos Oes nuestra luc(aO& como dice el apóstol& Ono contra "ente de carne y (ueso& sino contra las %uer)as espirituales de maldad en las re"iones celestiales& es decir& los *ue tienen mando& autoridad y dominio en este mundo oscuroO -E% ?:9/2.osu3& el (i4o de >un& ex(ortó al pueblo con estas palabras: @Manten"an $nte"ro sus cora)ones ante el Se or& el Dios de !srael@ -. >os lle#ar$a muc(o tiempo dar una explicación de su naturale)a y distinciones& tal dis*uisición es para otros m5s competentes *ue yo' lo +nico ur"ente y necesario para nosotros a(ora es conocer sólo sus #illan$as contra nosotros. Por eso .uan: @Enderecen sus caminos@ -Mt . B en realidad& era como #er un pa$s aparte& una tierra de piedad y 4usticia. As$ sus solitarias celdas en las colinas eran como las tiendas llenas de coros di#inos& cantando salmos& estudiando& ayunando& orando& "o)ando con la esperan)a de la #ida %utura& traba4ando para dar limosnas y preser#ando el amor y la armon$a entre s$.acobI H6us (abitaciones& o( !sraelI Como arroyos est5n extendidas& como (uertos 4unto al r$o& como tiendas plantadas por el Se or& como cedros 4unto a las a"uas@ ->+m /7:02. @Luc(emos& pues& para *ue la ira no sea nuestro due o ni la concupiscencia nos escla#ice. 6odos prestaban conse4os sobre los ardides del enemi"o& y se admiraban de la "racia dada a Antonio por el Se or para discernir los esp$ritus. Es mantenida en su estado natural cuando *ueda cuando #ino al ser. . Si este traba4o tu#iese *ue ser reali)ado desde %uera& ser$a en #erdad di%$cil' pero dado *ue est5 dentro de nosotros& cuid3monos de pensamientos sucios. El Se or nos lo di4o de antemano: @El reino de los cielos est5 dentro de nosotros y brota de nosotros. El alma es derec(a cuando la mente se mantiene en el estado en *ue %ue creada.

Com$a& por su puesto& por*ue su cuerpo lo necesitaba& y %recuentemente lo (ac$a tambi3n con los (ermanos& turbado a causa de ellos& pero (abl5ndoles por la ayuda *ue sus palabras si"ni%icaban para ellos.992& *ue irrumpió en esa 3poca& se abatió sobre la !"lesia. 6odos los dem5s pensaron con#eniente esconderse ese d$a& pero Antonio se preocupó tan poco de ello *ue la#ó sus ropas y al d$a si"uiente se colocó al %rente de todos& en un lu"ar prominente& a #ista y presencia del pre%ecto.9' Mt ?:. Se a%anaba en el tribunal& estimulando el celo de los m5rtires cuando los llamaban& y recibi3ndolos y escolt5ndolos cuando iban a su martirio& *uedando 4unto a ellos (asta *ue expiraban. De nue#o& por eso& continuó con su costumbre& de ir al ser#icio de los con%esores de la %e y& como si estu#iera encadenado con ellos -Hb 9. Practicó una #ida asc3tica llena de celo y m5s intensa. Despu3s de esto& la persecución de Maximino -en el a o . Pero el Se or cuidaba de 3l para nuestro bien y para el bien de otros& a %in de *ue pudiera se maestro de la #ida asc3tica *ue 3l mismo (ab$a aprendido en las Escrituras. De (ec(o& muc(os& sólo con #er su actitud& se con#irtieron en celosos se"uidores de su modo de #ida. Ella no deber$a ser arrastrada (acia aba4o por los placeres del cuerpo& sino *ue el cuerpo debe ser puesto ba4o su4eción del alma.9<.2.@ 6en$a el "ran deseo de su%rir el martirio& pero como no *uer$a entre"arse a s$ mismo& ser#$a a los con%esores de la %e en las minas y en las prisiones. Acostumbraba a decir *ue se deb$a dar todo su tiempo al alma m5s bien *ue al cuerpo.2& se a"otó en su a%5n por ellos. Como lo expres3 antes& oraba para *ue tambi3n 3l pudiera ser martiri)ado& y por eso se apenaba por no (aberlo sido. Cuando los santos m5rtires %ueron lle#ados a Ale4andr$a& 3l tambi3n de4ó su celda y los si"uió& diciendo: @#ayamos tambi3n nosotros a tomar parte en el combate si somos llamados& o a #er a los combatientes. Cuando %inalmente la persecución cesó y el obispo Pedro& de santa memoria& (ubo su%rido el martirio& se %ue y #ol#ió a su celda solitaria& y a($ %ue m5rtir cotidiano en su conciencia& luc(ando siempre las batallas de la %e.con todo an(elo por ellas& #iendo la bre#e existencia del (ombre. La Persecución Del Emperador Maximino. Por eso el 4ue)& #iendo su intrepide) y la de sus compa eros y su celo en estas cosas& dio orden de *ue nin"+n mon4e apareciera en el tribunal o estu#iera en la ciudad. Mus*uen primero su Leino y todo esto se les dar dado por a adidura@ -Lc 9/://. Ayunaba continuamente& su #estidura era de pelo la interior y de cuero la exterior& y la conser#ó (asta el d$a de su muerte./:<. Al pensamiento de la naturale)a espiritual del alma& se a#er"on)aba cuando deb$a aprestarse a comer o dormir o a e4ecutar las otras necesidades corporales. Mientras todos se admiraban y el pre%ecto mismo lo #e$a al acercarse con todos los %uncionarios& el estaba a($ de pie& sin miedo& mostrando el esp$ritu an(elante caracter$stico de nosotros los cristianos.:. Pero su Padre sabe *ue ustedes necesitan todo esto. Esto& dec$a& es lo *ue el Sal#ador expresó: @>o se preocupen por la #ida& por lo *ue #an a comer o beber& ni est3n in*uietos ansiosamente' la "ente del mundo busca todas esas cosas.. A menudo& cuando iba a compartir su alimento con otros mon4es& le sobre#en$a el pensamiento del alimento espiritual y ro"ando *ue le perdonaran& se ale4aba de ellos& como si le diera #er"Den)a de *ue otros lo #ieran comiendo. >unca ba ó su cuerpo para . Ciertamente& puesto *ue la necesidad lo exi"e& al"o de tiempo tiene *ue darse al cuerpo& pero en "eneral deber$amos dar nuestra primera atención al alma y buscar su pro"reso.

Si crees en Cristo a *uien yo sir#o& 5ndate y como eres creyente& ora a Dios y se te conceder .@ Ese (ombre se %ue y creyendo e in#ocando a Cristo& y su (i4a %ue librada del demonio. Antonio& como inspirado por Dios& *uedó encantado por el lu"ar& por*ue esto %ue lo *ue *uiso decir Fuien (abló con el a la orilla del L$o. Huida A La Monta a !nterior Cuando se #io acosado por muc(os e impedido de retirarse como eran su propósito y su deseo& e in*uieto por lo *ue el Se or estaba obrando a tra#3s de 3l& pues pod$a trans%ormarse en presunción& o al"uien pod$a estimarlos m5s de lo *ue con#en$a& re%lexionó y se %ue (acia la Alta 6ebaida& a un pueblo en el *ue era desconocido. Al pie de la monta a (ab$a a"ua& clara como el cristal& dulce y muy %resca. . Lecibió pan de los (ermanos y se sentó a la orilla del r$o& esperando #er un barco *ue pasara en el *ue pudiera embarcarse y partir. Antonio& sin embar"o& #iendo *ue el pan les causaba molestias por*ue ten$an *ue aumentar el traba4o *ue ya soportaban& y *ueriendo mostrar consideración a los mon4es en esto& re%lexionó sobre el asunto y pidió a al"unos de sus #isitantes *ue les tra4eran un a)adón y un (ac(a y al"o de "rano. Muc($sima "ente *ue su%r$a& dorm$a simplemente %uera de su celda& ya *ue 3l no *uer$a abrirle la puerta& y eran sanados por su %e y su sincera oración. Comen)ó por conse"uir al"unos panes de sus compa eros de #ia4e y se *uedo sólo en la monta a& sin nin"una compa $a. Como persist$a ante 3l& "olpeado a la puerta y ro"ando *ue saliera y orara a Dios por su (i4a& Antonio no *uiso salir sino *ue& usando una mirilla le di4o: @Hombre Epor *u3 (aces todo ese ruido conmi"oG Soy un (ombre tal como t+.la#arse& ni tampoco la#ó sus pies ni se permitió meterlos en el a"ua sin necesidad. Mientras estaba as$ a"uardando& se oyó una #o) desde arriba: @Antonio& Ea dónde #as y por*ueG@ >o se desorientó sino *ue& (abiendo escuc(ado a menudo tales llamadas& contestó: @Ba *ue las multitudes no me permiten estar solo& *uiero irme a la Alta 6ebaida& por*ue son muc(as las molestias a las *ue estoy su4eto a*u$& y sobre todo por*ue me piden cosas m5s all5 de mi poder. De repente le llamaron la atención unos sarracenos *ue estaban por tomar a*uella ruta. Acerc5ndose& Antonio les pidió ir con ellos al desierto. Extendi3ndose desde all$ (ab$a una llanura y unos cuantos datileros. En cuanto a los sarracenos& notando el entusiasmo de Antonio& (icieron del lu"ar un punto de sus tra#es$as& y estaban contentos de lle#arle pan. En adelante& miró este lu"ar como si (ubiera encontrado su propio (o"ar. Entonces un o%icial militar& un cierto Martiniano& lle"ó a importunar a Antonio: ten$a una (i4a a la molestaba el demonio. >adie #io su cuerpo desnudo (asta *ue murió y %ue sepultado. Ellos le dieron la bien#enida como por orden de la Pro#idencia. Vuelto a la soledad& determinó un per$odo de tiempo durante el cual no saldr$a ni recibir$a a nadie. B #ia4ó con ellos tres d$as y tres noc(es y lle"ó a una monta a muy alta.@ Pero& di4o Antonio& E*ui3n me mostrar5 el caminoG Bo no lo cono)co. Muc(as otras cosas (i)o tambi3n el Se or a tra#3s de 3l& se"+n la palabra: @Pidan y se les dar5@ -Lc 99::2. Pero si realmente *uieres estar conti"o mismo& entonces #ete al desierto interior. 6ambi3n los datileros le daban un pe*ue o y %ru"al cambio de dieta.@ @Si subes a la 6ebaida&@ di4o la #o)& @o si& como tambi3n pensaste& ba4as a la Mucolia& tendr5s m5s& s$& el doble m5s de molestias *ue soportar. M s tarde& los (ermanos& se las in"eniaron para mandarle pan.

B de repente el Se or (i)o brotar una %uente donde estaba orando& de modo *ue todos pudieron beber y re%rescarse. Pero m5s tarde& #iendo *ue de nue#o lle"aba "ente a #erlo& comen)ó tambi3n a culti#ar al"unas (ortali)as& a %in de *ue sus #isitantes tu#ieran al"o m5s para restaurar sus %uer)as despu3s del #ia4e tan cansado y pesado. Al comien)o& los animales del desierto *ue #en$an a beber a"ua le da aban los sembrados de la (uerta. Entonces atrapó a uno de los animales& lo retu#o sua#emente y les di4o a todos: @ EPor *u3 me (acen per4uicio si yo no les (a"a nada a nin"uno de ustedesG HV5yanse& y en el nombre del Se or no se acer*uen otra #e) a estas cosasI@ B desde ese entonces& como atemori)ados por sus órdenes& no se acercaron al lu"ar. Cuando lle"ó a las celdas exteriores& todos le dieron una cordial bien#enida& mir5ndolo como a un padre. Se ec(aron al suelo y de4aron *ue el camello se %uera& entre"5ndose a la desesperación. Estaba %eli) de *ue con eso no ten$a *ue molestar a nadie& y con todo trataba de no ser car"a para otros. Lo lle#aron a abre#ar y& car"5ndolo con los odres& concluyeron su #ia4e sin m5s deterioros ni accidentes. Jn camello (ab$a car"ado con pan y a"ua& ya *ue en todo ese desierto no (ay a"ua& y la +nica a"ua potable estaba en la monta a de donde (ab$an salido y en donde estaba su celda.Cuando se lo tra4eron& se %ue al terreno cerca de la monta a& y encontrando un peda)o adecuado& con abundante pro#isión de a"ua de la #ertiente& lo culti#o y sembró. Andu#ieron buscando y #ol#ieron sin encontrar a"ua. El& por su parte& como tray3ndoles pro#isiones de su monta a& los entreten$a con su narraciones y les comunicaba su experiencia pr5ctica. Para todos los mon4es *ue lle"aban donde 3l& ten$a siempre el mismo conse4o: poner su con%ian)a el Se or y amarlo& "uardarse a s$ mismo de los malos pensamientos y de los placeres de la carne& y no ser seducido por el estóma"o lleno& como est5 escrito en los Pro#erbios -Pro# /7:902. Hi)o el #ia4e con los mon4es *ue #inieron a su encuentro. Les aconse4aba sobre todo recordar siempre la palabra del apóstol: @Fue el sol no se pon"a sobre tu ira@ -E% . A(ora estaban demasiado d3biles para poder caminar si*uiera. Despu3s de al"unos d$as #ol#ió a su monta a. Bendo de camino se acabó el a"ua& y estaban todos en peli"ro cuando el calor es mas intenso. Jna #e) los mon4es le pidieron *ue re"resara donde ellos y pasara al"+n tiempo #isit5ndolos a ellos y sus establecimientos. Entonces se arrodilló& extendió sus manos y oró. Entonces el anciano& #iendo el peli"ro en *ue todos estaban& se llenó de a%licción. As$ lo (i)o cada a o y les suministraba su pan. Desde entonces muc(os %ueron a #isitarlo& entre ellos muc(os llenos de a%licción& *ue arries"aban el #ia4e (asta 3l. Suspirando pro%undamente& se apartó un poco de ellos. Llenaron sus odres y se pusieron a buscar el camello (asta *ue lo encontraron& sucedió *ue el cordel se (ab$a enredado en una piedra y (ab$a *uedado su4eto. B de nue#o (ubo ale"r$a en las monta as y an(elos de pro"reso& y el consuelo *ue #iene de una %e com+n -Lm 9:9/2. 6ambi3n se ale"ró de contemplar el celo de los mon4es y al #er a su (ermana *ue (ab$a en#e4ecido en su #ida de #ir"inidad& siendo ella misma "u$a espiritual de otras #$r"enes. Deb$an (uir de la #ana"loria y orar continuamente' cantar salmos antes y despu3s del sue o' "uardar en el cora)ón los mandamientos impuestos en las Escrituras y recordar los (ec(os de los santos& de modo *ue el alma& al recordar los mandamientos& pueda in%lamarse ante el e4emplo de su celo.

Molde5ndonos de esta manera& seremos capaces de lle#ar a nuestro cuerpo a obedecernos -9 Co ::/12& para a"radar al Se or y pisotear las ma*uinaciones del enemi"o. Fue ese in%orme escrito sea& pues& como los o4os de nuestros (ermanos ascetas& de modo *ue al a#er"on)arnos al escribir como si nos estu#ieran #iendo& 4am5s nos demos al mal. Perse#ere mas bien en la practica de lo bueno y no de4e de estar en "uardia. Fue esta obser#ación sea nuestra sal#a"uardia con el pecado: anotemos nuestras acciones e impulsos del alma como si tu#i3ramos *ue dar un in%orme a otro' pueden estar se"uros *ue de pura #er"Den)a de *ue esto se sepa& de4aremos de pecar y de se"uir teniendo pensamientos pecaminosos. . . Es enteramente necesario *ue el sol no condene por nin"+n pecado de d$a& ni la luna por nin"una %alta o incluso pensamiento nocturno. Lle"ó (asta la monta a y le pidió a Antonio *ue ro"ara por 3l.+)"uense y pru3bense ustedes mismos@ -/ Co 9. Sanó se"+n las instrucciones *ue Antonio (ab$a recibido del Se or mientras oraba. EA *ui3n le "usta *ue lo #ean pecandoG EFui3n (abiendo pecado& no pre%erir$a mentir& esperando escapar as$ a *ue lo descubranG 6al como no *uisi3ramos abandonarnos al placer a #ista de otros& as$ tambi3n si tu#i3ramos *ue escribir nuestros pensamientos para dec$rselos a otro& nos "uardar$amos muc(os de los malos pensamientos& de #er"Den)a de *ue al"uien los supiera.u)"u3monos a nosotros mismo y& si #emos *ue (emos disminuido& es%orc3monos con toda seriedad para reparar nuestra de%iciencia. Aró y lue"o Antonio le di4o a Crontón @ Vete& #as a ser sanado. >o 4u)"ue a su pró4imo ni se declare 4usto 3l mismo& como dice el santo apóstol Pablo& @Hasta *ue #en"a el Se or y sa*ue a lu) lo *ue est5 escondido@ -9 Co 7:0' Lm /:9?2. B los *ue eran sanados& aprend$an a dar "racias no a Antonio sino sólo a Dios. Con los *ue su%r$an se un$a en simpat$a y oración& y a menudo y en muc(os y #ariados casos& el Se or escuc(ó su oración. Los *ue su%r$an se satis%ac$an con recibir las palabras del anciano como curación& pues aprend$an a tener paciencia y a soporta el su%rimiento. Por eso de43mosle el 4uicio a El& compade)c5monos mutuamente y @lle#emos los unos las car"as de los otros@ -. A menudo no tenemos conciencia de lo *ue (acemos' nosotros no lo sabemos& pero el Se or conoce todo.:02. 6en$a una (orrible en%ermedad: Se mord$a continuamente la len"ua y su #ista se le iba acortando.a ?:/2. Hab$a& por e4emplo& un (ombre llamado Crontón& oriundo de Palatium. Por eso cada uno debe (acer diariamente un examen de lo *ue (a (ec(o de d$a y de noc(e' si (a pecado& de4e de pecar' si no (a pecado& no se 4acte por ello. Siempre dio "racias al Se or& y animaba a los su%rientes a tener paciencia y a darse cuenta de *ue la curación no era prerro"ati#a suya ni de nadie& sino sólo de Dios& *ue la obra cuando *uiere y a *uienes El *uiere. Pero nunca se 4actó cuando %ue escuc(ado& ni se *ue4ó cuando no lo %ue. Para ase"urarnos de esto& es bueno escuc(ar y "uardar lo *ue dice el apóstol: @.7:/?2& y a considerar estas palabras como dic(as de todos los mandamientos: el sol no debe ponerse no sólo sobre la ira sino sobre nin"+n otro pecado. Mila"ros # Visiones Estos eran los conse4os a los #isitantes.@ Pero el insistió y se *uedó durante d$as& mientras Antonio se"u$a dici3ndole: @>o te #as a sanar mientras te *uedes a*u$ y cuando lle"ues a E"ipto #er5s en ti el mila"ro.@ El (ombre se con#enció por %in y se %ue& al lle"ar a la #ista de E"ipto desapareció su en%ermedad.

Admir5ndose de tan "ran multitud y pensando *ue %elices eran& oró para saber *ue era eso. De repente una #o) se diri"ió a 3l dici3ndole *ue era el alma de un mon4e Ammón de >itria& *ue #i#ió la #ida asc3tica (asta edad a#an)ada. La distancia era de un d$a de #ia4e. Los *ue estaban con Antonio& #iendo al anciano tan extasiado& le pre"untaron *ue si"ni%icaba y el les contó *ue Ammón acababa de morir. Este era bien conocido& pues #en$a a($ a menudo y muc(os mila"ros %ueron lo"rados por su intermedio. En cuanto a Antonio& lo +nico admirable es *ue& mientras estaba en la monta a con su cora)ón tran*uilo& el Se or les mostró cosas remotas. El decreto de muerte no pasó por Antonio sino por Dios& *ue la determinó para uno& mientras *ue re#elaba la condición del otro. Al otro lo (icieron re#i#ir con a"ua y lo lle#aron (asta el anciano. A(ora bien& la distancia entre >itria a la monta a donde estaba Antonio& era de trece d$as de #ia4e. Entonces cuando 6eodor se %ue& el se sent$a toda#$a a#er"on)ado por tener *ue #erse desnudo 3l mismo.@ En todo caso el mila"ro se reali)ó: cuando ba4aron& encontraron a los padres %elices y a la ni a en per%ecta salud. Mientras estaba as$ desconcertado y re%lexionando& %ue de repente transportado a la otra orilla. Leci3n me %ue re#elado esto en la oración. Entonces cuando le pre"untaron si esa "ente pod$a subir& no se los permitió y sino *ue di4o: @Vayan y& si no (a muerto& la encontrar n sana. En otra ocasión en *ue estaba sentado en la monta a y mirando (acia arriba& #io en el aire a al"uien lle#ado (acia lo alto entre "ran re"oci4o entre otros *ue le sal$an al encuentro. Ellos consintieron. En este caso el Se or (a escuc(ado su oración& y su amor por los (ombres me (a re#elado *ue curar la en%ermedad de la ni a donde ella est5. Antonio& sentado en la monta a& llamó a dos mon4es *ue estaban casualmente sentados all$& y los apremió a apresurarse: @6omen un 4arro de a"ua y corran aba4o por el camino a E"ipto' #en$an dos& uno acaba de morir y el otro tambi3n morir a menos *ue ustedes se apuren. 6eodoro& tambi3n un (ombre piadoso& salió del a"ua& y al #er al otro lado al *ue (ab$a lle"ado antes *ue 3l y sin (aberse mo4ado se a%erró a sus pies& insistiendo *ue no lo iba a soltar (asta *ue se lo di4era. >o es ciertamente m3rito m$o *ue ella (alla *uerido #enir donde un in%eli) como yo' no& en #erdad' su curación es obra del Sal#ador *ue muestra su misericordia en todo lu"ar a los *ue lo in#ocan. A(ora si al"uien pre"unta por*ue no (abló antes de *ue muriera el otro& su pre"unta es in4usti%icada. Los dem5s subieron& y cuando se dispon$an a (ablarle de la ni a& el se les adelantó y les di4o todo sobre el su%rimiento de la ni a y de como (ab$a (ec(o el #ia4e con ellos. Los padres y la ni a *uedaron al pie de la monta a con Pa%nucio& el con%esor y mon4e. El *ue si"ue es un e4emplo: @Jna #e) ten$a *ue atra#esar el r$o Licus en la estación de las crecidas' le pidió a 6eodor *ue se le adelantara para *ue no se #ieran desnudos uno a otro mientras cru)aban el r$o a nado. Sus padres supieron de Antonio por al"unos mon4es *ue iban a #erlo& y teniendo %e en el Se or *ue sanó a la mu4er *ue padec$a (emorra"ia -Mt ::/82& les pidieron *ue pudieran ir con su (i4a.@ Los mon4es %ueron y (allaron a uno muerto y lo enterraron. >otando la determinación de 6eodoro& especialmente& despu3s de lo *ue le di4o& 3l insistió a su #e) para *ue no se lo di4era a nadie (asta su . Sucedió *ue cuando los (ermanos estaban en #ia4e (acia 3l& se les acabó el a"ua durante el #ia4e' uno murió y el otro estaba a punto de morir. Adem5s su cuerpo estaba parali)ado y sus o4os eran de%ectuosos.Jna ni a de Musiris en 6r$poli padec$a de una en%ermedad terrible y repu"nante: una supuración de o4os& nari) y o$dos se trans%ormaba en "usanos cuando ca$a al suelo. Ba no ten$a %uer)as para andar& sino *ue yac$a en el suelo esperando tambi3n la muerte.

6eodoro relató esto despu3s de la muerte de Ammón. Al"unos #en$an sólo a #erlo& otros a causa de sus en%ermedades& y otros& atormentados por los demonios. Su%r$a muc(o del estóma"o y del costado a causa de su excesi#a austeridad& y su cuerpo estaba reducido a "ran debilidad. Den "racias al Se or& por*ue el atacarme de este modo es una se al de la partida del demonio. Cuando le contestaron& inmediatamente mostró su anotación en el papel& y todos se asombraron al reconocer *ue el Se or la (ab$a sanado de su dolencia en el mismo momento en *ue Antonio estaba orando e in#ocando la bondad del Sal#ador en su ayuda. Sus compa eros se eno4aron ante eso& pero Antonio di4o: @>o se eno4en con el 4o#en& por*ue no es 3l el responsable sino el demonio *ue est5 en 3l. B tanto ellos como los otros *uedaron asombrados ante la pure)a del alma de Antonio& *ue pod$a saber de inmediato lo *ue (ab$a pasado trece d$as antes y *ue era capa) de #er el alma lle#ada (acia lo alto. Pre"untando cuando se #io libre de su debilidad& sacó el papel donde (ab$a anotado la (ora de la oración. Hacia el amanecer el 4o#en de repente se lan)ó sobre Antonio y le dio un empu4ón. Sintiendo compasión por el 4o#en& Antonio oró y pasó con 3l toda la noc(e. En otra ocasión& el conde Ar*uelao lo encontró en la monta a Exterior y le pidió solamente *ue re)ara por Policracia& la admirable #ir"en de Laodicea& portadora de Cristo. Aun*ue Antonio ten$a estos poderes de palabra y #isión& sin embar"o suplicaba *ue nadie lo admirara por esta ra)ón& sino mas bien admirara al Se or& por*ue El nos escuc(a a nosotros& *ue sólo somos (ombres& a %in de conocerlo lo me4or *ue podamos. Cuando %ue in#itado a subir a un barco y orar con los mon4es& sólo 3l percibió un olor (orrible y sumamente penetrante. El (ombre *ue lo lle#ó donde Antonio le ro"ó *ue orara por 3l. Mientras estaba (ablando& un 4o#en *ue ten$a un demonio y (ab$a subido a bordo poco antes como poli)ón& de repente soltó un c(illido. !ncluso lle"aba a de#orar sus propios excrementos. Antonio oró y el conde anotó el d$a en *ue (i)o oración. Cuando #ol#ió a Laodicea& encontró sana a la #ir"en. En este caso el demonio era tan terrible *ue el poseso no estaba consciente de *ue iba (acia Antonio. Leprendido en el nombre de nuestro Se or . Atra #e) un (ombre de ran"o %ue donde 3l& pose$do de un demonio. Los mon4es a los *ue Antonio les (abló sobre la muerte de Ammón& se anotaron el d$a& y cuando& un mes despu3s& los (ermanos #ol#ieron desde >itria& pre"untaron y supieron *ue Ammón se (ab$a dormido en el mismo d$a y (ora en *ue Antonio #io su alma lle#ada (acia lo alto.esucristo& el demonio se %ue y el (ombre #ol#ió a la normalidad' todos entonces se dieron cuenta de *ue el (edor #en$a del demonio.@ B en . La tribulación di4o *ue (ab$a pescado y alimento salado a bordo y *ue el olor #en$a de eso& pero 3l insistió *ue el olor era di%erente. Al ser increpado y mandado irse a lu"ares desiertos& se #ol#ió %urioso e (i)o esto. En otra ocasión (ab$a ba4ado de nue#o para #isitar las celdas exteriores.muerte& y as$ le re#eló *ue %ue lle#ado y depositado en la orilla& *ue no (ab$a caminado sobre el a"ua& ya *ue sólo esto es posible al Se or y a *uienes El se lo permite& como lo (i)o en el caso del apóstol Pedro -Mt 97:/:2. En cuanto a sus #isitantes& con %recuencia predec$a su #enida& d$as y a #eces un mes antes& indicando la ra)ón de su #isita. B nadie consideraba el #ia4e demasiado molesto o *ue %uera tiempo perdido' cada uno #ol#$a sintiendo *ue (ab$a recibido ayuda.

Entonces& ol#id5ndose de comer& pasó todo el resto del d$a y toda la noc(e suspirando y orando. A($ est5 precisamente el poder del enemi"o& *ue pelea y trata de detener a los *ue intentan pasar. En otra ocasión tu#o este %a#or de Dios. Son numerosas las (istorias& por lo dem5s todas concordes& *ue los mon4es (an trasmitido sobre muc(as otras cosas seme4antes *ue 3l obró. . Entonces comen)aron a presentar acusaciones %alsas y como no pudieron probarlas& tu#ieron *ue de4arle libre el paso. Como sus "u$as o%recieron resistencia& los otros pre"untaron con *u3 pretexto *uer$a e#adir su responsabilidad ante ellos. La primera %i"ura extend$a sus manos& y al"unos de los seres eran detenidos por ella& mientras otros #olaban sobre ella y& (abi3ndola sobrepasado& se"u$an ascendiendo sin mayor molestia. As$ %a#orecido& tu#o una #e) una discusión con unos #isitantes sobre la #ida del alma y *u3 lu"ar tendr$a despu3s de la #ida. Contra ella el monstruo (ac$a rec(inar sus dientes& pero se ale"raba por los otros *ue (ab$an ca$do. Por eso el mismo apóstol da tambi3n su especial ad#ertencia: @6omen la armadura de Dios *ue los (a"a capases de resistir en el d$a malo@ -E% ?:9. Pero Pablo %ue lle#ado al tercer cielo y escuc(ó @palabras ine%ables@ -/ Co 9/:/.2.' .cuanto Antonio di4o esto& el 4o#en #ol#ió a la normalidad.n ?:70' 9 6s 7::2. B ellas& sin embar"o& no parecen tan mara#illosas como otras a+n m5s mara#illosas. Habi3ndolo #isto esto y tom5ndolo como ad#ertencia& luc(ó a+n m5s para adelantar cada d$a lo *ue le esperaba. Jn a #e)& por e4emplo& a la (ora nona& cuando se puso de pie para orar antes de comer& se sintió transportado en esp$ritu y& extra o es decirlo& se #io a s$ mismo y se (allara %uera de s$ mismo y como si otros seres lo lle#aran en los aires. Su4etaba a los *ue le correspond$an y no los de4aba pasar& pero a los *ue no (ab$a podido dominar& ten$a *ue de4arlo pasar %uera de su alcance.72& y #ol#ió& mientras *ue Antonio se #io a s$ mismo entrando en los aires y luc(ando (asta *ue *uedó libre. En ese momento una #o) se diri"ió a Antonio: @HComprende la #isiónI@ -Dn ::/.2& y @no teniendo nada malo *ue decir de nosotros el enemi"o& pueda ser de4ado en #er"Den)a@ -6t /:=2. Cuando solo en la monta a y re%lexionando& no pod$a encontrar al"una solución& la Pro#idencia se la re#elaba en respuesta a su oración' el santo #arón era& con palabras de la Escritura& @Ense ado por Dios@ -!s 07:9. A la noc(e si"uiente le lle"ó un llamado desde lo alto: @HAntonio& sal %uera y miraI@ El salió& pues distin"u$a los llamados *ue deb$a escuc(ar& y mirando (acia lo alto #io una enorme %i"ura& espantosa y repu"nante& de pie& *ue alcan)aba las nubes& y adem5s #io ciertos seres *ue sub$an como con alas. B los *ue (emos aprendido esto& recordemos lo *ue el mismo apóstol dice: @>o s3 si %ue lle#ado con cuerpo o sin 3l& Dios lo sabe@ -/ Co /:9/2. B cuando comen)aron ellos mismos a tomarles cuentas desde su nacimiento& inter#inieron los "u$as de Antonio: @6odo lo *ue date desde su nacimiento& el Se or lo borró' pueden pedirle cuentas desde cuando comen)ó a ser mon4e y se consa"ró a Dios. !nmediatamente se #io as$ mismo acerc5ndose <a lo menos& as$ le pareció < y 4unt5ndose consi"o mismo& y as$ #ol#ió Antonio a la realidad. Entonces #io tambi3n otros seres terribles y abominables en el aire& *ue le imped$an el paso. Lecordó *ue esto es lo *ue dice el apóstol: @De acuerdo al pr$ncipe de las potencias del aire@ -E% /:/2. Vuelto en s$ se dio cuenta donde estaba& abra)ó al anciano y dio "racias a Dios. Se abrió su entendimiento -Lc /7:702 y se dio cuenta *ue ese era el paso de las almas y de *ue el monstruo *ue all$ estaba era el enemi"o& en en#idioso de los creyentes. Estaba asombrado de #er contra cuantos enemi"os debemos luc(ar y *u3 traba4os tiene uno para poder abrirse paso por los aires.

Sent$a *ue su propia conciencia era limpia y *ue contarles esto podr$a ser#irles de ayuda. !ncluso si al"+n di cono lle"aba donde 3l a pedirle ayuda& con#ersaba con 3l lo *ue %uera pro#ec(oso& pero cuando lle"aba la oración le ped$a *ue presidiera& no teniendo #er"Den)a de aprender. As$ tambi3n era reconocido Antonio: nunca estaba a"itado& pues su alma estaba en pa)& nunca estaba triste& por*ue (ab$a ale"r$a en su alma. Dec$a *ue su (ere4$as era la peor de todas y precursora del anticristo. 6ampoco tu#o nin"+n trato amistoso con los mani*ueos ni con otros (ere4es& a excepción +nicamente de las amonestaciones *ue les (ac$a para *ue #ol#ieran a la #erdadera %e.>o ten$a nin"una inclinación a (ablar a cerca de estas cosas a la "ente. De (ec(o& a menudo planteó cuestiones in*uiriendo los puntos de #ista de sus compa eros& y si sacaba pro#ec(o de lo *ue el otro dec$a& se lo a"radec$a.2.n . >o era ni su estatura ni su %i"ura las *ue lo (ac$an destacar sobre los dem5s& sino su car5cter sose"ado y la pure)a de su alma. B el Sal#ador le (ab$a dado este don por a adidura: si se (allaba presente en una reunión de mon4es y al"uno a *uien no conoc$a deseaba #erlo& ese tal en cuanto lle"aba pasaba por alto a los dem5s& como atra$do por sus o4os. Conocer$an el buen %ruto de la #ida asc3tica& y *ue a menudo las #isiones son concedidas como compensación por las pri#aciones. Cuando en una ocasión los arrianos esparcieron la mentira de *ue compart$a sus mismas opiniones& demostró *ue estaba eno4ado e irritado contra ellos. En asuntos de %e& su de#oción era sumamente admirable. Ense aba al pueblo *ue el Hi4o de Dios no es una creatura ni #ino al ser @de . Pero cuando (ab$a pasado lar"o tiempo en oración y estado absorto en toda esa mara#illa& y sus compa eros insist$an y lo importunaban para *ue (ablara& estaba %or)ado a (acerlo.acob obser#ó *ue Lab5n estaba tramando al"o contra 3l y di4o a sus mu4eres: @Veo *ue el padre de ustedes no me mira con buenos o4os@ -. Por e4emplo& nunca tu#o nada *ue (acer con los cism5ticos melecianos& sabedor desde el comien)o de su maldad y apostas$a.9:02. 6ambi3n detestaba la (ere4$a de los arrianos& y ex(ortaba a todos a no acerc5rseles ni a compartir su per#ersa creencia. Su rostro ten$a un encanto "rande e indescriptible. 6ambi3n . >o se a#er"on)aba de inclinar su cabe)a ante obispos y sacerdotes. 6ambi3n Samuel reconoció a Da#id por*ue ten$a los o4os *ue irradiaban ale"r$a y dientes blancos como la lec(e -9 S 9?:9/' . Pensaba y ense aba *ue amistad y asociación con ellos per4udicaban y arruinaban su alma. Como padre no pod$a "uardar un secreto ante sus (i4os. El "o)o de su alma se transparentaba en la ale"r$a de su rostro& y por la %orma de expresión de su cuerpo se sab$a y se conoc$a la estabilidad de su alma& como lo dice la Escritura: @Jn cora)ón contento ale"ra el rostro& uno triste deprime el esp$ritu@ -Pr 90:9. Lespondiendo al llamado de los obispos y de todos los (ermanos& ba4ó de la monta a y entrando en Ale4andr$a denunció a los arrianos. Jna #e)& cuando uno de esos imp$os arrianos lle"aron donde 3l& los interro"ó detalladamente' y al darse cuenta de su imp$a %e& los ec(ó de la monta a& diciendo *ue sus palabras era peores *ue #eneno de serpientes. Ella era imperturbable y as$ su apariencia externa era tran*uila. Siendo (ombre de tanta %ama& mostraba& sin embar"o& el m5s pro%undo respeto a los ministros de la !"lesia& y exi"$a *ue a todo cl3ri"o se le diera m5s (onor *ue a 3l.n 7::9/2. De$oción A La !"lesia Era paciente por disposición y (umilde de cora)ón.

Al"unos pensaron *ue la multitud lo molestaba y por eso trataron de ale4ar a todos de 3l& pero 3l& sin incomodarse& di4o: @6oda esta "ente no es m5s numerosa *ue los demonios contra los *ue tenemos *ue luc(ar en la monta a. Pues a menudo cuando estaba en la monta a #e$a cosas *ue suced$an en E"ipto& como se las con%esó al obispo Serapión& cuando este se encontraba en la Monta a !nterior y #io a Antonio en trance de #isión. Entonces los *ue estaban con 3l se a"itaron y alarmaron muc($simo& y lee pre"untaron *ue pasaba' lo ur"ieron por tanto tiempo *ue lo obli"aron a (ablar. Adem5s& tambi3n all$ el Se or obró por su intermedio expulsiones de demonios y curaciones de en%ermedades mentales.@ Cuando se iba y lo est5bamos despidiendo& al lle"ar a la puerta una mu4er detr5s de nosotros le "ritaba: @HEspera #arón de Dios mi (i4a est5 siendo atormentada terriblemente por un demonioI HEspera& por %a#or& o me #oy a morir corriendoI@ El anciano la escuc(ó& le ro"amos *ue se detu#iera y el accedió con "usto. Jstedes deben recordar *ue son cristianos temerosos de Dios& pero ellos& al decir *ue el Hi4o y la Palabra de Dios Padre es una creatura& no se di%erencian de los pa"anos O*ue adoran la creatura en lu"ar del Dios creadorO -Lm 9:/02. Muc(os pa"anos *uer$an tocar al anciano& con%iando en *ue ser$an auxiliados& y en #erdad (ubo tantas con#ersiones en eso pocos d$as como no se las (ab$a #isto en todo un a o.la no existencia&@ sino *ue @El es la eterna Palabra y Sabidur$a de la substancia del Padre. B cuando se incorporó& el anciano estaba llorando. En una ocasión& por e4emplo& mientras estaba sentado traba4ando& tomó la apariencia de al"uien *ue est5 en 3xtasis& y se lamentaba continuamente por lo *ue #e$a. Por eso& no se metan para nada con estos arrianos sumamente imp$os' simplemente& Ono (ay comunidad entre lu) y tinieblasO -/ Co ?:972. Antonio oró& e in#ocó sobre ella el nombre de Cristo' la muc(ac(a se le#antó sana y el esp$ritu impuro la de4ó. Continuó obser#ando sus anti"uas pr5cticas asc3ticas& y a menudo& cuando estaba sentado o caminando con #isitantes& se *uedaba mudo& como est5 escrito en el libro de Daniel -Dn 7:9? LPP2. Pues #i la mesa de la casa del Se or y (ab$a mulas en torno rode5ndolas por todas partes y dando coces con sus cascos . Despu3s de un tiempo& retomaba lo *ue (ab$a estado diciendo a los (ermanos *ue estaban con 3l& y los presentes se daban cuenta de *ue (ab$a tenido una #isión. 6ambi3n los pa"anos e incluso los mal llamados sacerdotes& iban a la !"lesia dici3ndose: @Vamos a #er al #arón de Dios&@ pues as$ lo llamaban todos. Suspirando pro%undamente& di4o: @A(& (i4os m$os& ser$a me4or morir antes de *ue sucedieran estas cosas de la #isión. 6oda la ciudad corr$a para #er a Antonio. Est3n se"uros de *ue toda la creación est5 irritada contra ellos& por*ue cuentan entre las cosas creadas al Creador y Se or de todo& por *uien todas las cosas %ueron creadas@ -Col 9:9?2.@ Cuando ellos le (icieron m5s pre"untas& di4o entre l "rimas: @La ira de Dios est5 a punto de "olpear a la !"lesia& y ella est5 a punto de ser entre"ada a (ombres *ue son como bestias insensibles. y 3l tambi3n contento partió a la Monta a& a su propio (o"ar. Cuando la mu4er se acercó& su (i4a era arro4ada al suelo. Dando tal ra)ón de s$ mismo y contestando as$ a los *ue lo buscaban& #ol#ió a la Monta a !nterior. Por eso es imp$o decir: O(ubo un tiempo en *ue no exist$aO& pues la Palabra %ue siempre coexistente con el Padre. Despu3s de al"+n tiempo #ol#ió en s$& lament5ndose y temblando& y se puso a orar postrado& *uedando lar"o tiempo en esa posición. La madre alabó a Dios y todos dieron "racias. 6odo el pueblo se ale"raba al escuc(ar a seme4ante (ombre anatemi)ar la (ere4$a *ue luc(aba contra Cristo.

6ambi3n otros de la misma clase %ueron a su encuentro en la Monta a Exterior y pensaron *ue pod$an burlarse de 3l por*ue no ten$a educación. Lo admirable era *ue& aun*ue no tu#o educación %ormal& pose$a in"enio y comprensión despiertos. Jn e4emplo: Jna #e) lle"aron donde 3l dos %ilóso%os "rie"os& pensando *ue pod$an di#ertirse con Antonio. Jstedes oyeron cómo me lamentaba' es *ue escuc(3 una #o) *ue dec$a: @Mi altar ser5 pro%anado. Eran de a*uellos *ue de entre los pa"anos tienen reputación de sabios.@ Ellos se %ueron& admirados de 3l& #ieron *ue los demonios tem$an a Antonio. Esto asombró a ellos y a los circunstantes. Cuando 3l& *ue por ese entonces #i#$a en la Monta a Exterior& catalo"ó a los (ombres por su apariencia& salió donde ellos y les di4o por medio de un int3rprete: @ EPor *u3 %ilóso%os& se dieron tanta molestia en #enir donde un (ombre locoG Cuando ellos le contestaron *ue no era loco sino muy sabio& 3l les di4o: @Si ustedes #inieron donde un loco& su molestia no tiene sentido' pero si piensan *ue soy sabio& entonces (5"anse lo *ue yo soy& por*ue (ay *ue imitar lo bueno. Por*ue no ten$a las maneras "roseras de *uien a #i#ido y en#e4ecido en la monta a& sino *ue era un (ombre de "racia y cortes$a. Se %ueron admirados de #er tal sabidur$a en un (ombre iletrado. B dos a os despu3s lle"ó el asalto de los arrianos y el sa*ueo de las !"lesias& cuando se apoderaron a la %uer)a de los #asos y los (icieron lle#ar por los pa"anos' cuando tambi3n %or)aron a los pa"anos de sus tiendas para ir a sus reuniones y en su presencia (icieron lo *ue se les anto4ó sobre la sa"rada mesa. Antonio les di4o: @Mien& *ue dicen ustedes: E*u3 es primero& el sentido o la letraG EB cu5l es el ori"en de cu5lG: EEl sentido de la letra o la letra del sentidoG Cuando ellos expresaron *ue el sentido es primero y ori"en de la letra& Antonio di4o: @Por eso *uien tiene una mente sana no necesita las letras. Cuando trataban de ar"Dir con so%ismas a partir de la predicación de la di#ina Cru) con el %in de burlarse& Antonio "uardó silencio por un momento y& . Su (ablar estaba sose"ado con la sabidur$a di#ina -Col 7:?2& de modo *ue nadie le ten$a mala #oluntad& sino *ue todos se ale"raban de (aber ido en su busca. B por cierto& despu3s de 3stos #inieron otros toda#$a.@ As$ (abló el anciano.a todo lo *ue (ab$a dentro& tal como el coceo de una manada briosa *ue "alopaba desen%renada. Ver5n a los perse"uidos restablecido y a la irreli"ión retir5ndose de nue#o a sus propias "uaridas& y a la #erdadera %e a%irm5ndose en todas partes con completa libertad. B la !"lesia se recobrar r5pidamente la belle)a *ue le es propia y resplandecer con su esplendor acostumbrado. Cuando tu#o esta #isión& consoló a sus compa eros: @>o se descora)onen& (i4os m$os& aun*ue el Se or (a estado eno4ado& nos restablecer despu3s. Pero ten"an cuidado de no de4arse manc(ar con los arrianos. Es est3ril e irracional& y le %alta inteli"encia& tal como les %alta el entendimiento a las mulas. 6oda su ense an)a no es de los Apóstoles sino de los demonios y de su padre& el diablo. Le pidieron *ue planteara una contro#ersia sobre nuestra %e en Cristo. La Verdadera Sabiduria Antonio ten$a un "rado muy alto de sabidur$a pr5ctica. En #erdad& si yo (ubiera ido donde ustedes& los (abr$a imitado' a la in#ersa& a(ora *ue ustedes #inieron donde m$& con#i3rtanse en lo *ue soy: yo soy cristiano. Entonces todos nos dimos cuenta de *ue el coceo de mulas predic(o por Antonio era lo *ue los arrianos est5n (aciendo como bestias brutas.

ECon *u3 derec(o #ienen a reba4arnos por*ue a%irmamos *ue Cristo pereció como (ombre& siendo *ue ustedes (acen pro#enir el alma del cielo& diciendo *ue se extra#ió y cayó desde la bó#eda del cielo al cuerpoG HB o4al *ue %uera sólo el cuerpo (umano& y *ue no se cambiara o mi"rara en el de bestia y serpientesI >uestra %e declara *ue Cristo #ino para la sal#ación de las almas& pero ustedes erróneamente teori)an acerca de un alma increada. Atra #e)& *u3 es me4or: Edecir *ue la Palabra de Dios inmutable *uedó la misma al tomar el cuerpo (umano para la sal#ación y bien de la (umanidad& de modo *ue al compartir el nacimiento (umano pudo (acer a los (ombres part$cipes de la naturale)a di#ina y espiritual -/ P 9:72& o colocar lo di#ino en un mismo ni#el *ue los seres insensibles y adorar por eso a bestias y reptiles e im5"enes de (ombresG Precisamente eso son los ob4etos adorados por sus (ombres sabios. Como consecuencia& (acen a la inteli"encia misma mutable a causa del alma. Pues si ustedes (an compuesto tales (istorias por*ue la creación es (ermosa& no deb$an (aber ido mas all5 de admirarla& y no (acer dioses de las creaturas para no dar a las cosas (ec(as el (onor del Hacedor. Creemos en el poder de la Pro#idencia y en su amor por los (ombres y *ue esa #enida por tanto no era imposible para Dios' pero ustedes llamando al alma ima"en de la !nteli"encia& le impulsan ca$das y %abrican mitos sobre su posibilidad de cambios. EA por *u3 mientras se acuerdan de la Cru)& no tiene nada *ue decir sobre los muertos de#ueltos a la #ida& los cie"os *ue recuperaron la #ista& los paral$ticos *ue %ueron sanados y los leprosos *ue %ueron limpiados& el caminar sobre el mar& y los dem5s si"nos y mila"ros *ue muestran a Cristo no como (ombre sino como DiosG En todo caso me parece *ue ustedes se en"a an as$ mismos y *ue no tienen nin"una %amiliaridad real con nuestras Escrituras. Pero (5blennos tambi3n ustedes sobre sus propias ense an)as. Aun*ue E*ue pueden decir de las cosas insensibles sino insensateces y barbaridadesG Pero si& como oi"o& *uieren decir *ue entre ustedes tales cosas se (ablan en sentido %i"urado& y as$ con#ierten el rapto de Cor3 en ale"or$a de la tierra' la co4era de He%estos& del sol' a Hera& del aire' a Apolo& del sol' a Artemisa& de la luna' y a Poseidón& del mar: a+n as$ no adoran ustedes a Dios mismo& sino *ue sir#en a la creatura en lu"ar del Dios *ue creó todo. Pero l3anlas y #ean *ue cuanto Cristo (i)o prueba *ue era Dios *ue (abitaba con nosotros para la sal#ación de los (ombres. En ese caso& ya ser$a tiempo *ue dieran el (onor al debido ar*uitecto& a la casa construidas por 3l& o el (onor debido al "eneral& a los . Pero si ustedes piensan seme4antes cosas acerca de la !nteli"encia& recuerden *ue blas%eman del Padre de la !nteli"encia. Por*ue en cuanto era ima"en debe ser a*uello a cuya ima"en es. @B re%erente a la Cru)& *u3 dicen ustedes *ue es me4or: Esoportar la cru)& cuando (ombres mal#ados ec(an mano de la traición& y no #acilar ante la muerte de nin"una manera o %orma& o %abricar %5bulas sobre las andanan)as de !sis u Asiris& las conspiraciones de 6i%ón& la expulsión de Cronos& con sus (i4os de#orados y parricidiosG S$& Ha*u$ tenemos su sabidur$aI EB por *u3 mientras se r$en de la Cru)& no se mara#illan de la LesurrecciónG Por*ue los mismos *ue nos trasmitieron un suceso& escribieron tambi3n sobre el otro.compadeci3ndose primero de su i"norancia& di4o lue"o a tra#3s de un int3rprete *ue (ac$a una excelente traducción de sus palabras: @Fu3 es me4or: Econ%esar la Cru) o atribuir adulterio o pederastias a sus mal llamados diosesG Pues mantener lo *ue mantenemos es si"no de esp$ritu #iril y denota desprecio de la muerte& mientras *ue lo *ue ustedes pretenden (abla sólo de sus pasiones desen%renadas.

De acuerdo a esto& los *ue poseen una %e acti#a no necesitan ar"umentos de palabras& y probablemente los encuentran incluso super%luos. Por lo *ue (ace a la #erdad de la explicación dada& noten como nosotros& iletrados& creemos en Dios& reconociendo su Pro#idencia a partir de sus obras. Su reli"ión& con toda la tran*uilidad y protección *ue "o)a& est5 muri3ndose& mientras la %e y ense an)a de Cristo& despreciadas por ustedes a menudo perse"uidas por los "obernantes& (an llenado el mundo. Pero dado *ue ustedes& por supuesto& con%$an absolutamente en las demostraciones& y es 3ste un arte en *ue ustedes son maestros& y ya *ue nos exi"en no adorar a Dios sin ar"umentos demostrati#os& d$"anme esto primero. Jstedes en toda su ele"ante retórica& no impiden la ense an)a de Cristo& pero nosotros& con sólo mencionar el nombre de Cristo cruci%icado& expulsamos a los demonios *ue ustedes #eneran como dioses. Pero los se"uidores de Cristo son perse"uidos& y sin embar"o es nuestra causa la *ue %lorece y pre#alece& no la suya. . Donde aparece el si"no de la Cru)& all$ la ma"ia y la (ec(icer$a son impotentes y sin e%ecto.esucristo. @En #erdad& d$"annos& Edónde *uedaron sus or5culosG EDónde los encantamientos de los e"ipciosG EDónde sus ilusiones y %antasmas de los ma"osG ECu5ndo terminaron estas cosas y perdieron su si"ni%icadoG E>o %ue acaso cuando lle"ó la Cru) de CristoG Por eso& es ella la *ue merece desprecio y no mas bien lo *ue ella (a ec(ado aba4o& demostrando su impotenciaG 6ambi3n es notable el ec(o de *ue la reli"ión de ustedes 4am5s %ue perse"uida' al contrario en todas partes "o)a de (onor entre los (ombres.@ Ellos estaban desconcertados y le daban #ueltas al asunto de una y otra %orma. B en cuanto a *ue nuestra %e es al"o e%ecti#o& noten *ue nos apoyamos en nuestra %e en Cristo& mientras *ue ustedes lo (acen basados en disputas o palabras so%$sticas' sus $dolos %antasmas est5n pasando de moda& pero nuestra %e se di%unde en todas partes. Jstedes con todos sus silo"ismos y so%isma no con#ierten a nadie del cristianismo al pa"anismo& pero nosotros& ense ando la %e en Cristo& estamos despo4ando a sus dioses del miedo *ue inspiraban& de modo *ue todos reconocen a Cristo como Dios e Hi4o de Dios. La conclusión es *ue una %e acti#a es me4or y m5s %uerte *ue sus ar"umentos so%istas. Antonio sonrió y di4o& de nue#o a tra#3s de un int3rprete: @Sólo con #er las cosas ya se tiene la prueba de todo lo *ue (e dic(o.soldados. EEn *u3 tiempo resplandeció tan brillantemente el conocimiento de DiosG EA en *u3 tiempo aparecieron la continencia y la #irtud de la #ir"inidadG EA cu5ndo %ue despreciada la muerte como cuando lle"ó la Cru) de CristoG B nadie duda de esto al #er a los m5rtires *ue desprecian la muerte por causa de Cristo& o al #er a las #$r"enes de la !"lesia *ue por causa de Cristo "uardan sus cuerpos puros y sin mancilla. ECómo se ori"ina el conocimiento preciso de las cosas& en especial el conociendo de DiosG EEs por una demostración #erbal o por un acto de %eG B *u3 #iene primero: Eel acto de %e o la demostración #erbalG@ Cuando replicaron *ue el acto de %e precede y *ue esto constituye un conocimiento exacto& Antonio& di4o: @HMien respondidoI La %e sur"e de la disposición del alma& mientras la dial3ctica #ine de la (abilidad de los *ue la idean. @Los cristianos& por eso& poseemos el misterio& no bas5ndonos en la ra)ón de la sabidur$a "rie"a -9 Co 9:912& sino %undado en el poder de una %e *ue Dios nos (a "arantido por medio de . Pues lo *ue aprendemos por la %e& tratan ustedes de construirlo con ar"umentaciones& y a menudo ni si*uiera pueden expresar lo *ue nosotros percibimos. A(ora& E*u3 tienen *ue decir a todo estoG As$ sabremos si la Cru) tiene al"o *ue sir#a para burlase de ella.

2. B tambi3n: @En #erdad& les di"o: 6odo lo *ue le pidan al Padre en mi nombre& El se los dar .n 9?:/. Pero amaba su #ida monta esa por encima de todo. . Vean& a*u$ (ay al"unos *ue son atormentados por los demonios.& ec(en %uera a los demonios' "ratis lo recibieron& "ratis tienen *ue darlo@ -Mt =:982. El trató de librarse del #ia4e y les ro"ó *ue lo excusaran de (acerlo. Pidan y recibir5n@ -. Ellos insistieron& sin embar"o& incluso le mandaron procesados con escoltas de soldados& para *ue en consideración a ellos se decidiera a ba4ar.@ Despu3s de decir esto& in#ocó a Cristo e (i)o sobre los en%ermos la se al de la Cru)& repitiendo la acción por se"unda y tercera #e). Antonio& pues& sanaba no dando órdenes sino orando e in#ocando el nombre de Cristo& de modo de *ue para todo era claro *ue no era 3l *uien actuaba sino el Se or *uien mostraba su amor por los (ombres sanando a los *ue su%r$an& por intermedio de Antonio. El es *uien dice a sus disc$pulos y a todos los *ue creen en El: @Sanen a los en%ermos.. Pero Antonio les di4o: @ EPor *u3 se mara#illan de estoG >o somos nosotros sino Cristo *uien (ace esto a tra#3s de los *ue creen en El.. Le pidieron *ue %uera a ellos para *ue pudieran #erlo. De inmediato las personas se le#antaron completamente sanas& #ueltas a su mente y dando "racias al Se or. ss. Pero a*u$ est5n ustedes& los *ue buscan conclusiones basadas en el ra)onamiento & ustedes *ue no tienen %e.@Estas pruebas bastan para demostrar *ue la %e en Cristo es la +nica reli"ión #erdadera.a 0:?2' si ustedes tambi3n (acen suyo esto& no necesitar5n ya andar buscando ar"umentos de la ra)ón& sino *ue (allar5n *ue la %e en Cristo es su%iciente. Crean ustedes tambi3n y #er5n *ue no es palabrer$a la *ue tenemos& sino %e *ue por la caridad obrada por Cristo -. >osotros no buscamos pruebas& tal como dice nuestro maestro& con palabras persuasi#as de sabidur$a (umana -9 Co /:72& sino *ue persuadimos a los (ombres por la %e& %e *ue precede tan"iblemente todo ra)onamiento basado en ar"umentos. Ma4o tal presión& y #i3ndolos lamentarse& %ue a la Monta a Exterior. Cuando partieron& lo admiraron& lo abra)aron y reconocieron *ue los (ab$a ayudado.. >o deber$amos ser esc3pticos por*ue sea a tra#3s de un (ombre *ue (an sucedido estos "randes mila"ros. Los 4ueces& por e4emplo& le ro"aban *ue ba4ara de la monta a& ya *ue para ellos era imposible ir para all5 a causa del s3*uito de "ente en#ueltas en pleito. Medico De Almas 6al es la (istoria de Antonio. Pues es la promesa del Sal#ador: @Si tienen %e aun*ue sea como un "rano de mosta)a& le dir5n a ese monte: HMu3#ete de a*u$I& y se mo#er ' nada les ser imposible@ -Mt 91:/82.@ As$ (abló Antonio. Los mal llamados %ilóso%os estaban asombrados y realmente atónitos por la sa"acidad del (ombre y por el mila"ro reali)ado.. Ayudó a los 4ueces aconse45ndoles *ue dieran a la 4usticia precedencia a todo lo dem5s& *ue temieran a Dios y *ue recordaran *ue @ser$an 4u)"ados con la medida con *ue 4u)"aran@ -Mt 1:9/2. Antonio se ocupaba sólo de la oración y de la pr5ctica de la ascesis& por esta ra)ón lle#aba su #ida monta esa& %eli) en la contemplación de las cosas di#inas& y apenado de *ue tantos lo perturbaban y lo %or)aban a salir a la Monta a Exterior.@ Estos eran "ente *ue (ab$an #enido a #erlo y *ue su%r$an a causa de los demonios' (aci3ndolos adelantarse& di4o: @A bien& s5nenlos con sus silo"ismos& o cual*uier ma"ia *ue deseen& in#ocando a sus $dolos' o bien& si no pueden& de4en de luc(ar contra nosotros y #ean el poder de la Cru) de Cristo. De nue#o la molestia *ue se tomó no %ue en #ano& pues ayudo a muc(os y su lle"ada %ue #erdadero bene%icio.

6odos se admiraron de *ue lo dic(o por Antonio se cumpliera tan r5pidamente. Cuando el du*ue& como lo llaman& le ro"ó *ue se *uedara& le contestó *ue no pod$a pasar m5s tiempo con ellos& y los satis%i)o con esta (ermosa comparación: @6al como un pe) muere cuando est5 un tiempo en tierra seca& as$ tambi3n los mon4es se pierden cuando (ol"a)anean y pasan muc(o tiempo entre ustedes. Los caballos pertenec$an a Malacio y eran los m5s mansos *ue ten$a. El comandante al escuc(arle esto y muc(as otras cosas m5s& di4o admirado *ue era #erdaderamente sier#o de Dios& pues& Ede dónde pod$a un (ombre ordinario tener una inteli"encia tan extraordinaria si no %uera amado por DiosG Hab$a una #e) un comandante <Malacio era su nombre<& *ue era como los partidario de los execrables arrianos perse"u$a duramente a los cristianos. Entonces Antonio le en#ió una carta dici3ndole lo si"uiente: @Veo *ue el 4uicio de Dios se te acerca' de4a& pues& de perse"uir a los cristianos para *ue no te sorprenda el 4uicio' a(ora est5 a punto de caer sobre ti. En su barbarie lle"aba a a)otar a las #$r"enes y desnudar y a)otar a los mon4es. Era como si Dios (ubiera dado un m3dico a E"ipto. >o sólo *ue 3l mismo %ue no %ue en"a ado por ellos& sino *ue& alentando a otros *ue eran (osti"ados en sus pensamientos& les ense ó como res"uardarse de sus desi"nios& describiendo la debilidad y ardides de esp$ritus *ue practicaban la posesión. Le ras"ó el muslo tan malamente con sus dientes& *ue tu#ieron *ue lle#arlo de #uelta a la ciudad& donde murió despu3s de tres d$as. De tal modo luc(aba por la causa de los a"ra#iados *ue se pod$a pensar *u3 el mismo y no los otros era la parte a"ra#iada.Jna #e) importunado por personas *ue necesitaban su ayuda y solicitado por el comandante militar *ue en#ió mensa4eros a pedirle *ue ba4ara& %ue y (abló al"unas palabras acerca de la sal#ación y a %a#or de los *ue lo necesitaban& y lue"o se dio prisa para irse. As$ cada uno se marc(aba como . >o (ab$an lle"ado toda#$a al lu"ar& cuando los caballos& como acostumbraban a (acerlo& comen)aron a reto)ar uno contra otro& y de repente el m5s manso de los dos& *ue cabal"aba >estorio& mordió a Malacio& lo ec(ó aba4o y lo atacó. EFui3n acudió a 3l con dolor sin #ol#er con ale"r$aG EFui3n lle"ó llorando por sus muertos y no ec(ó %uera inmediatamente su dueloG EHubo al"uno *ue lle"ara con ira y no la trans%ormara en amistadG EFue pobre o arruinado %ue donde 3l& y al #erlo y o$rlo no despreció la ri*ue)a y se sintió consolado en su pobre)aG EFu3 mon4e ne"li"ente no "anó nue#o %er#or al #isitarloG EFu3 4o#en& lle"ando a la monta a y #iendo a Antonio& no renunció tempranamente al placer y comen)ó a amar la castidadG EFui3n se le acercó atormentado por un demonio y no %ue libradoG EFui3n lle"ó con un alma torturada y no encontró la pa) del cora)ónG Era al"o +nico en la pr5ctica asc3tica de Antonio *ue tu#iera& como establec$ antes& el don de discernimientos de esp$ritus. Pero en cuanto a los dem5s *ue acud$an a 3l& sus $ntimas y cordiales con#ersaciones con ellos lo (ac$an ol#idar sus liti"ios y (ac$an considerar %elices a los *ue abandonaban la #ida del mundo.@ >o (ab$an pasado cinco d$as cuando el 4uicio de Dios cayó sobre 3l. As$ dio escarmiento a los duros. Adem5s ten$a tal don para ayudar a todos& *ue muc(os militares y (ombres de "ran in%lu4o abandonaban su #ida a"ra#osa y se (ac$an mon4es. Leconoc$a sus mo#imientos y sab$a muy bien en *ue dirección lle#aba cada uno de ellos su es%uer)o y ata*ue. Malacio y >estorio& pre%ecto de E"ipto& (ab$an salido a la primera estación %uera de Ale4andr$a& llamada C(ereu' ambos iban a caballo.@ Pero Malacio se ec(ó a re$r& tiró la carta al suelo y la escupió& maltrató a los mensa4eros y les ordenó *ue lle#aran este mensa4e a Antonio: @Veo *ue est5s muy preocupados por los mon4es& #endr3 tambi3n por ti. Por eso tenemos *ue #ol#er a la monta a& como el pe) al a"ua. De otro modo& si nos entretenemos podemos perder de #ista la #ida interior.

Lecibiendo una premonición de su muerte de parte de la Pro#idencia& (abló a los (ermanos: @Esta es la +ltima #isita *ue les (a"o y me admirar$a si nos #ol#emos a #er en esta #ida.@ Al plantear as$ las cosas& demostraba *ue comet$a error el *ue no daba sepultura a los cuerpos de los di%untos& por santos *ue %ueran. >o se metan para nada con los arrianos& pues su irreli"ión es clara para todos. Despu3s de pocos meses cayó . B en #erdad& y a(ora *ue ya partió& todos& como (u3r%anos *ue (an perdido a su padre& se consuelan y con%orman sólo con su recuerdo& "uardando al mismo tiempo con cari o sus palabras de admonición y conse4o. Muerte De Antonio Este es el lu"ar para *ue les cuente y ustedes oi"an& ya *ue est5n deseosos de ello& como %ue el %in de su #ida& pues en esto %ue modelo di"no de imitar.esucristo& como lo aprendieron de las Escrituras y yo tan a menudo se los record3. HB cu5ntas 4ó#enes *ue ten$an pretendientes pero #ieron a Antonio sólo de le4os& *uedaron #$r"enes por CristoI La "ente lle"aba donde 3l tambi3n de tierras extra as& y tambi3n ellos recib$an ayuda como los dem5s& retornando como en#iados en un camino por un padre. Por eso& despidi3ndose de los mon4es de la Monta a Exterior& se apresuró (acia la Monta a !nterior& donde acostumbraba a #i#ir. >o se acer*uen a los cism5ticos melecianos& pues ya conocen su ense an)a per#ersa e imp$a. Los cuerpos de los patriarcas y los pro%etas se "uardan en las tumbas (asta estos d$as' y el cuerpo del Se or %ue depositado en una tumba y pusieron una piedra sobre 3l -Mt /1:?82& (asta *ue resucitó al tercer d$a. Pero 3l& como si estu#iera por partir de una ciudad extran4era a la suya propia& c(arlaba "o)osamente. B en #erdad& E*u3 (ay m5s "rande o m5s santo *ue el cuerpo del Se orG Como resultado& muc(os *ue lo escuc(aron comen)aron desde entonces a sepultar a sus muertos& dieron "racias al Se or por la buena ense an)a recibida. Los ex(ortaba a @no rela4arse en sus es%uer)os ni a desalentarse en las pr5ctica de la #ida asc3tica& sino a #i#ir& como si tu#ieran *ue morir cada d$a& y& como di4e antes& a traba4ar duro para "uardar el alma limpia de pensamientos impuros& y a imitar a los pensamientos santos. Asimismo a#er"on)ó a los laicos y reprobó a las mu4eres& diciendo *ue @eso no era correcto ni re#erente en absoluto. Pero especialmente era por esto: los e"ipcios tienen la costumbre de (onrar con ritos %unerarios y en#ol#er con sudarios de lino los cuerpos de los santos y particularmente el de los santo m5rtires' pero no los entierran sino *ue los colocan sobre di#anes y los "uardan en sus casas& pensando (onrar al di%unto de esta manera.@ Al o$r esto& se pusieron a llorar& abrasando y besando al anciano.@ Cuando los (ermanos lo instaron a *uedarse con ellos y morir all$& se re(usó a ello por muc(as ra)ones& se"+n di4o& aun*ue sin indicar nin"una.un"ido por 3l y lleno de con%ian)a para la luc(a contra los desi"nios del diablo y sus demonios. Antonio a menudo pidió a los obispos *ue dieran instrucciones al pueblo sobre este asunto. Ba es tiempo de *ue muera& pues ten"o casi ciento cinco a os. Sabiendo esto& Antonio tu#o miedo de *ue pudieran (acer lo mismo con su propio cuerpo. Por eso& mant3n"anse limpios de todo esto y obser#en la tradición de los Padres& y sobre todo& la %e ortodoxa en nuestro Se or . B si #en *ue los 4ueces los apoyan& no se de4en con%undir: esto se acabar & es un %enómeno *ue es mortal y destinado a su %in en corto tiempo. Se"+n su costumbre& #isitaba a los mon4es en la Monta a Exterior.

Si ustedes tienen realmente preocupación por m$ y me consideran su padre& no permitan *ue nadie lle#e mi cuerpo a E"ipto& no sea *ue me #ayan a "uardar en sus casas. As$& pues& no los teman' de4en mas bien *ue Cristo sea el aliento de su #ida y pon"an su con%ian)a en El. Muestren ansia de mostrar su lealtad primero al Se or y lue"o a sus santos& para *ue despu3s de su muerte los reciban en las moradas eternas -Lc 9?::2& como a mis ami"os %amiliares.en%ermo. >unca tomó la ancianidad como excusa para ceder al deseo de la alimentación abundante& ni cambió su %orma de #estir por la debilidad de su cuerpo& ni tampoco la#ó sus pies con a"ua. En la resurrección de los muertos& el Sal#ador me lo de#ol#er incorruptible.:972& pues me #eo llamado por el Se or. >o ten"an nin"una comunión con los cism5ticos y absolutamente nada con los (ere4es arrianos. Saben como yo mismo me cuid3 de ellos a causa de su pertina) (ere4$a en contra de Cristo. Llamó ó a los *ue lo acompa aban <(ab$a dos *ue lle#aban la #ida asc3tica desde (ac$a *uince a os y se preocupaban de 3l a causa de su a#an)ada edad<& y les di4o: @Me #oy por el camino de mis padres& como dice la Escritura -9 L /:/' . Mantu#o las manos y los pies sanos& y en total aparec$a con me4ores colores y m5s %uerte *ue los *ue usan una dieta di#ersi%icada& ba os y #ariedad de #estidos. En cuanto a ustedes est3n en "uardia y no (a"an tabla rasa de la #ida asc3tica *ue (an practicado tanto tiempo. B (asta el d$a de (oy& nadie& sal#o esos dos& sabe donde est5 sepultado. Vi#an como si cada d$a tu#ieran *ue morir& poniendo su atención en ustedes mismos y recordando todo lo *ue me (an escuc(ado. Mirarlos es #er a Antonio y pon3rselos es como re#estirse de sus ex(ortaciones con ale"r$a. Por e4emplo& incluso sus o4os eran per%ectamente normales& de modo *ue su #ista era excelente' no (ab$a perdido un solo diente' sólo se le (ab$an "astado las enc$as por la "ran edad del anciano.@ Despu3s de decir esto y de *ue ellos lo (ubieron besado& estiró sus pies' su rostro estaba trans%i"urado de ale"r$a y sus o4os brillaban de re"oci4o como si #iera a ami"os *ue #inieran a su encuentro& y as$ %alleció y %ue a reunirse con sus padres. Antonio se #a& y no esta m5s con ustedes. Es%u3rcense para mantener su entusiasmo como si estu#ieran reci3n comen)ando. Este %ue el %in de la #ida de Antonio en el cuerpo& como antes tu#imos el comien)o de la #ida asc3tica. B a(ora& (i4os m$os& Dios los bendi"a. Esta %ue mi ra)ón para #enir ac5& a la monta a. Desde su 4u#entud (asta una edad a#an)ada conser#ó una de#oción inalterable a la #ida asc3tica.s /. B aun*ue este sea un pobre relato comparado con la #irtud del (ombre& rec$banlo& sin embar"o& y re%lexionen en *ue caso de (ombre %ue Antonio& el #arón de Dios. El (ec(o de *ue lle"ó a ser %amoso en todas partes& de *ue encontró admiración uni#ersal y de *ue su p3rdida %ue sentida a+n por "ente *ue nunca lo #io& subraya su . Ellos entonces& si"uiendo las órdenes *ue les (ab$a dado& prepararon y en#ol#ieron el cuerpo y lo enterraron a($ en la tierra. Distribuyan mi ropa. Al obispo Atanasio denle la t+nica y el manto donde ya)"o& *ue 3l mismo me lo dio pero *ue se (a "astado en mi poder' al obispo Serapión denle la otra t+nica& y ustedes pueden *uedarse con la camisa de pelo. Saben como siempre a#er"onc3 a los *ue (acen eso y los intim3 a de4ar tal costumbre. En cuanto a los *ue recibieran las t+nicas y el manto usado por el biena#enturado Antonio& cada uno "uarda su re"alo como un "ran tesoro. B& sin embar"o& su salud se mantu#o totalmente sin per4uicio. . Por eso& (5"anme ustedes mismos los %unerales y sepulten mi cuerpo en tierra& y respeten de tal modo lo *ue les (e dic(o& *ue nadie sino sólo ustedes sepa el lu"ar. Ba conocen a los demonios y sus desi"nios& conocen tambi3n su %uria y tambi3n su incapacidad.r5bense este pensamiento& t3n"alo como propósito.

esucristo "lori%ica a los *ue lo "lori%ican.esucristo& a *uien la "loria por los si"los. Antonio "anó renombre no por sus escritos ni por sabidur$a de palabras ni por nin"una otra cosa& sino sólo por su ser#icio a Dios. Am3n .#irtud y el amor *ue Dios le ten$a. ECómo explicar& en e%ecto& *ue este (ombre& *ue #i#ió escondido en la monta a& %uera conocido en Espa a y . Por nuestro Se or .alia& en Loma y A%rica& sino por Dios& *ue en todas partes (ace conocidos a los suyos& *ue& m5s a+n& (ab$a dic(o esto en los comien)osG Pues aun*ue (a"an sus obras en secreto y deseen permanecer en la oscuridad& el Se or los muestra p+blicamente como l5mparas a todo los (ombres -Mt 0:9?2& y as$& los *ue oyen (ablar de ellos& pueden darse cuenta de *ue los mandamientos lle#an a la per%ección& y entonces cobran #alor por la senda *ue conduce a la #irtud.esucristo es Dios e Hi4o de Dios& y *ue los cristianos *ue lo sir#en %ielmente y mantienen su %e ortodoxa en El& demuestran *ue los demonios& considerados dioses por los pa"anos& no son tales& sino *ue& m5s a+n& los pisotean y a(uyentan por lo *ue son: en"a adores y corruptores de (ombres. El no sólo conduce al Leino de los Cielos a *uienes lo sir#en (asta el %in& sino *ue& aun*ue se escondan y (a"an lo posible por #i#ir %uera del mundo& (ace *ue en todas partes se lo cono)ca y se (able de ellos& por su propia santidad y por la ayuda *ue dan a otros. Epílo"o A(ora& pues& lean a los dem5s (ermanos& para *ue tambi3n ellos aprendan cómo debe ser la #ida de los mon4es& y se con#en)an de *ue nuestro Se or y Sal#ador . B nadie puede ne"ar *ue esto es don de Dios. Si la ocasión se les presenta& l3anlo tambi3n a los pa"anos& para *ue al menos de este modo puedan aprender *ue nuestro Se or .