You are on page 1of 5

Capítulo 2 LA NATURALEZA DE LA FILOSOFIA I Se ha considerado tradicionalmente que la labor del filósofo consiste en tres tareas conexas.

En primer lugar, se ha esperado que proporcionase una visión de conjunto sintética del universo y del lugar que el hombre ocupa en él. En segundo lugar, se le ha exigido que lo hiciese mediante procedimientos racionales y no, por ejemplo, mediante la intuición o la imaginación poética. Por último, los hombres se han dirigido a los filósofos para que les diesen, o al menos les justificasen, un punto de vista religioso que también fuese defendible por la razón. Es así como los filósofos han debido combinar en sí las finalidades y los logros de científicos, moralistas y teólogos. Pero estas exigencias han resultado por demás excesivas respecto de lo que aquéllos han podido realizar. En raras ocasiones un filósofo de genio, como Santo Tomás 1 o Spi-noza,2 nos ha dado un mapa del universo que muchos han hallado satisfactorio tanto intelectual como espiritualmente. Pero en esos casos no ha resultado sino demasiado fácil para los críticos de la filosofía 1 Santo Tomás de Aquino (1225-1274), teólogo y filósofo medieval. 2 Baruch Spinoza (1632-1677), filósofo judio que vivió en Holanda. el atacar la lógica de su sistema o la verdad de sus premisas. De este modo han demostrado que, por fascinante y persuasiva que pueda ser su imagen del mundo, no hay buenas razones para creer que se trate de una imagen verdadera. En la actualidad los filósofos enunciarían sus propósitos en términos mucho más modestos, aunque, naturalmente, la visión de un filósofo del alcance de su disciplina dependerá de sus propias opiniones filosóficas. Unos pocos de ellos podrían sostener todavía la opinión tradicional. Pero la mayoría convendría en que los filósofos tradicionales prometían más de lo que podían cumplir y en que sus pretensiones de interpretar el universo en una escala superior deben ser rechazadas por la misma razón que se rechazan actualmente las pretensiones de los alquimistas, los astrólogos o los magos. La razón es la sencilla y fundamental de que los resultados de cualquier tipo de investigación son aceptables en la medida en que sean públicamente verificables, fidedignos y coherentes con el resto del conocimiento público. La metafísica 3 tradicio3 Aquí aparece por primera vez el término "metafísica". Como se utilizará a lo largo de este libro, puede ser oportuno explicar en qué sentido habrá de entendérselo. Un enunciado es metafísico si presupone la existencia de entidades o hechos que están fuera del ámbito de la observación y la experiencia humanas. Un argumento es metafísico si pretende probar la existencia de tales entidades o hechos. Adviértase que los enunciados no son metafísicos porque de hecho no puedan verificarse mediante la observación, sino porque por principio no pueden verificarse así. Compárense las siguientes afirmaciones: 1) El l9 de enero de 1567 había 6537 cocodrilos en el río Zambeze. 2) Algunas buenas acciones son el resultado de la gracia divina. 3) Julio César tenía sangre perteneciente al grupo AB. 4) Julio César poseía un alma inmortal. Las afirmaciones 2) y 4) son metafísicas; las afirmaciones 1) y 3) no lo son porque, si bien no sabemos si son ciertas y no podremos averiguarlo nunca, el tipo de

Demostramos tales proposiciones deduciéndolas de axiomas o postulados aceptados convencionalmente como punto de partida. la matemática pura y la lógica formal no obtienen su material de la observación del mundo. cabe una distinción más básica entre las ramas del conocimiento. Pero el lector debería darse cuenta de que no todas las afirmaciones metafísicas son tan fáciles de reconocer como las 2) y 4) citadas. no puede llenar estos requisitos. veniencia administrativa. Hallamos en ellas consideraciones de problemas típicamente filosóficos. la química y la zoología. La historia de la filosofía occidental comienza en la Grecia del siglo v antes de Cristo. de física y química primitivas. En las páginas 63 y 64 se hallarán ejemplos de enunciados metafísicos más serios. una vez que hayamos visto cómo se desarrolló la filosofía. los planetas y las estrellas. El campo del conocimiento científico se ha hecho demasiado detallado y complicado para que un hombre pueda abarcar eficazmente más que una zona muy pequeña. Porque si pudiesen decidirse de esa manera. En cambio. la historia y la estructura de la corteza terrestre. También hallamos interés por asuntos de matemática y astronomía. Podremos volver sobre esta objeción al final del capítulo.tales enunciados?" son todavía cuestiones filosóficas vivas y controvertibles. por así decir. vemos que abarcan un campo enormemente grande. Podría objetarse quizá que los requisitos mismos son arbitrarios si se los aplica a la filosofía. la que depende no del tipo de material que estudiamos sino del tipo de pruebas mediante las cuales progresa nuestro conocimiento. Cualquiera que haya seguido un curso de geometría elemental en el colegio sabe que no demostramos que la suma de los tres ángulos de un triángulo plano es igual a dos rectos. En este libro no se encontrarán afirmaciones metafísicas deliberadas. Si examinamos las doctrinas de los filósofos griegos. los astrónomos. La división y subdivisión de la ciencia natural en especialidades resulta así un medio práctico de hacer frente a las limitaciones de la mente humana y a la brevedad de su vida. (No es una mera tautología decir que lo que es demostrable . Hoy distinguimos entre la física. Sin embargo. ni los hallazgos de estas ciencias se demuestran por este tipo de pruebas ni se basan en ellas. como la astrología y la alquimia. Y cuando encaramos los problemas de la filosofía es fácil ver que no pueden decidirse ni por los métodos propios de las ciencias naturales ni por los métodos deductivos de la matemática y de la lógica formal. Los botánicos estudian las plantas. ya que son los criterios con los que juzgamos el saber científico. como no sea a título de ejemplos ilustrativos. de biología y de las ciencias sociales. los geólogos. pero este tipo de distinción es en buena medida una cuestión de conprueba que las confirmaría cae dentro del campo de la observación humana. Además. y que las preguntas "¿qué es un enunciado metafísico?" y "¿en qué medida tienen sentido . dibujando un juego de triángulos y midiendo sus ángulos. la naturaleza del conocimiento humano y la vida moral del hombre. sino que ni siquiera estaba dividido en los principales tipos de investigación lógicamente distintos que ahora reconocemos. pero todos ellos obtienen su material de la observación de la naturaleza por medio de los sentidos. como la existencia de Dios. El conocimiento no sólo no estaba compartimentado como lo está hoy. por ejemplo.nal. hallamos que no se hacía distinción clara entre los asuntos que ahora reconocemos como filosóficos y aquellos que clasificamos como científicos. por lo menos algunos de ellos habrían sido resueltos hace tiempo. Este es en realidad uno de los rasgos característicos de la ciencia.

en el sentido de que la palabra griega "philosophía" se usaba en un principio con un significado muy general que abarcaba todas las investigaciones acerca de la naturaleza del hombre y del universo. Los filósofos podían ahora comparar los inciertos poderes de sus propios métodos especulativos con el método de hipótesis y experimentación. comenzó para las ciencias naturales esa época brillante de desarrollo que ha distinguido los últimos trescientos años de todos los demás períodos de la historia. Pero esta situación fue alterada radicalmente por el surgimiento de la ciencia natural y el renacimiento de la matemática durante los siglos xvn y xvni. lo estaban adquiriendo con la ayuda de un método cuyo poder reconocían y que aplicaban conscientemente a la resolución de los problemas de la naturaleza. Si bien éste requiere una aplicación lenta. Como máxima práctica. y la orientación de la observación. según el famoso epigrama de Galileo. Además. la ciencia se emancipó de la filosofía mediante el descubrimiento de su propio método.) Esta muy importante consideración lógica de que los distintos tipos de afirmaciones requieren distintos tipos de pruebas no es una que los filósofos griegos o medievales habrían negado si les hubiese sido planteada. en que se desalentaba a la gente para que no mirase. ésta no se cumplió de la noche a la mañana. En efecto. ya fuese en razón de las modas intelectuales de ese tiempo o debido a que la concepción religiosa o política predominante podría entrar en conflicto con lo que la observación indicase. proporciona respuestas que pueden corregirse. Ese descubrimiento fue que si uno quiere saber cómo es el mundo. el lenguaje en que. gobernada por la hipótesis. laboriosa y por partes. Así. Y. y la única reliquia de la larga vinculación entre ambas es el título de "profesor de filosofía natural" que aún ostentan los catedráticos de física en algunas de las universidades británicas más tradicionales. Pero en los siglos xvi y xvn se hizo un descubrimiento sobre el método científico que hoy nos parece trivial y obvio. y sin duda volverá a haberlos. ésta no fue siempre un lugar común. En efecto. tiene que mirar y ver. está escrito el libro de la naturaleza. verificarse y comunicarse progresivamente. desde luego.se puede demostrar. Claro está. Ha habido largos períodos en la historia del mundo. En cierto sentido tenían conciencia de ella. los hombres estaban creando por fin un vasto corpus de conocimiento fidedigno y verificable. con la adopción sistemática del método experimental y la traducción de las leyes naturales a formas matemáticas de expresión. por los nombres de ciencia de Europa occidental durante los siglos xvn y xvin. Los resultados de la observación debían ser depurados por la experimentación y la medición. Pero. Al igual que muchas otras revoluciones importantes. Todas las ciencias comenzaron como ramas de la filosofía. aunque en forma displicente y esporádica. Esta lección fue aprendida por primera vez a fondo. aunque tales supuestos de su pensamiento y el estado del conocimiento en su época no los obligaban a enfocarla ni a concederle ninguna importancia. y lleva finalmente a resultados de aceptación general. Pero una vez que los hombres aprendieron la lección de lo que se ha dado en llamar "el respeto por los hechos". el método de observación y experimentación ya había sido practicado en tiempos de los griegos y en el Medioevo. acaso porque se trata del fundamento incuestionado de una civilización basada en los logros de la ciencia natural. ni siquiera en el . podemos ver en esta afirmación una de las razones del fracaso de la metafísica tradicional y de la religión natural. aunque lentamente. la mera observación del mundo de la naturaleza no bastaba para echar los cimientos de la ciencia. y por lo común no había sido practicado en combinación con el lenguaje de la matemática.

Así fue como en el siglo xvn la física de Aristóteles no fue corregida. En un aspecto importante. puesto que se trataba de asuntos que sólo podían decidirse por los métodos de los hombres de ciencia. y en esto lo siguieron casi todos los filósofos medievales. a partir de hipótesis que surjan de la observación y de observaciones que confirmen las hipótesis. si estos asuntos no se pueden decidir ni por los métodos empíricos ni por los puramente deductivos. Entonces los filósofos quedaron relevados de la responsabilidad de tener que resolver los problemas relativos a los hechos y regularidades observables de la naturaleza. sino más bien reemplazada por la de Galileo y la de Newton. Mas esta restricción de su responsabilidad fue antes motivo de impedimento que de alivio. Aristóteles no hizo esa distinción. y de hecho llegaron a presentar . la naturaleza y organización de los cuerpos celestes y otros temas por el estilo. Pero existe una muy gran cantidad de asuntos que no parecen caer dentro de ninguna de estas categorías. vieron con bastante claridad lo que la nueva manera de explicar el mundo significaba para ellos. no les competían en absoluto. por ejemplo. el saldo de la revolución científica es éste: algunas cuestiones. no sólo se refirió a asuntos filosóficos tales como los orígenes del conocimiento humano. con propiedad. pueden decidirse por métodos empíricos. trataron de demostrar sus conclusiones filosóficas así como demostraban las proposiciones geométricas. ya que tenemos la ventaja de sacar provecho de su labor. Descartes 4 y Spinoza. la ética y la religión natural. Pero la mayoría de ellos había entendido bien que el primer problema del filósofo había pasado a ser el de descubrir un método. la naturaleza de la moral y las relaciones entre el espíritu y el cuerpo. Otras cuestiones. en forma característica las relativas a las ciencias de la naturaleza y a las ciencias sociales. características de las disciplinas lógicas y matemáticas. porque. pueden resolverse mediante el cálculo de acuerdo con las leyes deductivas establecidas. si todas las cuestiones referentes a hechos observables debían ser resueltas por los hombres de ciencia. Ahora bien. pero. muchos de los cuales eran también hombres de ciencia. el buen éxito de los hombres de ciencia contribuyó a que los filósofos enfocaran con más claridad sus dificultades. Pero desde el siglo xvii la mayoría de los filósofos. Desde luego. Era un desafío hallar un método para acometer los problemas de la filosofía que fuese apropiado para éstos y que por consiguiente permitiese a los hombres ponerse de acuerdo cuando se alcanzara una solución para aquéllos. tanto su ciencia como su filosofía se resentirán por ello. nosotros lo vemos hoy con mucha más claridad que lo que lo vieron los filósofos de los siglos xvn y xvm. ¿cuáles quedarían reservadas a la filosofía y cómo deberían ser encaradas? Para la filosofía. Aristóteles. entre ellos los problemas tradicionales de la filosofía.día de hoy todos los hombres educados tienen conciencia cabal de sus consecuencias. la constitución del universo físico. Con el surgimiento del método científico resultó evidente que la atención de los filósofos de la Antigüedad y de la Edad Media algunas veces se había concentrado en cuestiones que. sino también a cuestiones científicas sobre el mecanismo de la sensación. ¿cómo se los resolverá? Tal es el problema que ha planteado a la filosofía el éxito de las ciencias de la naturaleza. a menos que distinga claramente sus problemas científicos de los filosóficos. No hay ninguna razón por la que una persona no pueda ser al mismo tiempo un hombre de ciencia y un filósofo. impresionados por la certeza y eficacia de los métodos matemáticos de demostración.

pues. examinar nuestras propias facultades y ver cuáles son las cosas a las que se adaptan". la naturaleza y la validez del conocimiento humano. filósofo inglés.parte de su obra en la forma axiomática de los Elementos de geometría de Euclides. como habían hecho los griegos y los medievales. querían. si bien el proyecto de Locke de determinar las facultades y los límites de la mente humana no tuvieron por resultado el método filosófico buscado. Así fue como el moderado escepticismo de los filósofos que trataban de resolver de esa manera el problema del método filosófico sólo logró el éxito incidental de abrir un nuevo campo a la indagación. primero "efectuar un relevamiento de nuestro propio entendimiento. matemático. esta ampliación del campo de la filosofía resultaba en cierto modo equivalente a descubrir nuevas enfermedades sin hallar cura para las antiguas. Examinemos. En lugar de especular acerca de la naturaleza del universo y del lugar del hombre en él. como Locke 5 y Kant.6 no plantearon tan directamente el método y prefirieron preguntar: "¿Cuáles son los límites del conocimiento humano?" Procuraron esbozar una especie de programa de posibles descubrimientos basado en nuestro conocimiento de los poderes de la mente humana. Tuvo por cierto una utilidad al dirigir la atención de los filósofos hacia lo que se ha dado en 4 Rene Descartes (1596-1650). 5 John Locke (1632-1704).* un grupo de problemas importantes relativos al origen. Otros filósofos. 6 Immanuel Kant (1724-1804) fue profesor de filosofía en Königsberg. Y en tanto seguía sin resolver el problema del método. los interrogantes de esta naturaleza sí nos brindan un excelente punto de partida para la búsqueda de dicho método. No obstante. llamar "la teoría del conocimiento". de más cerca una variante de la pregunta de Locke: ¿Qué tipos de problemas puede resolvernos la razón humana? . para decirlo en las palabras de Locke. No tuvieron éxito porque confundieron la naturaleza del método axiomático que intentaban utilizar y pasaron por alto las diferencias entre el simbolismo matemático y el lenguaje de los argumentos filosóficos. filósofo y hombre de ciencia francés. Este examen de las facultades de la mente resultó ser un asunto tan arduo y controvertido como cualquiera de los problemas tradicionales de la filosofía.