XVIII ENCUENTRO NACIONAL DE COMISIONES REGIONALES Y DIOCESANAS DE LITURGIA

4 al 7 de Agosto de 2003 Casa de la Iglesia, Xalapa, Ver.

TEMA: TERCERA EDICIÓN TÍPICA DEL MISAL ROMANO

ÍNDICE DE PONENCIAS
La Historia de la III Edición típica del Misal Romano
P. Alberto Aranda C. M. Sp. S Ponencia . . . . . . . . . . . . . . . 5 16

Anexo 1: Cronografía

Presentación del “Misal 2000”
P. Francisco Escobar Mireles Introducción . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 17 17 18 19 19 19 20 20 20 20 20 21 21 21 21 22 22 22 23 23 24 26 26 27

Datos Externos . Es la tercera Edición

Principales características del Misal del Vaticano II a) Participación activa de los fieles . b) Simplificación . c) e) . .

Retorno a la Tradición litúrgica de la Iglesia Creatividad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

d) Lectura abundante de la Palabra de Dios Descripción del Misal 2000 Primera Parte: Documentos Generalidades . Tiempo de Adviento Tiempo de Navidad Tiempo de Cuaresma Semana Santa . Triduo Pascual . . . . . . .

Segunda Parte: Propio del tiempo

Tiempo durante el año . Cuarta parte: Los Santos. Quinta parte: Misas Rituales Séptima parte: Misas votivas

Tercera parte: Ordinario de la Misa

Sexta parte: Misas por diversas necesidades

1

Octava parte: Misas por los difuntos Apéndices . . . . .

. . . .

. . . . .

. . . . . . . .

. . . . . . . . . .

. . . . . . . . . .

27 27 28 29 30 30 30 30 31 31

¿Qué significa aceptar el misal de la Iglesia? Historia del Misal El Misal, libro de espiritualidad .

a) El Misal es un libro de iniciación en la fe c) El Misal es un libro de iniciación bíblica . . . . . .

b) El Misal, una iniciación en la oración cristiana . d) El Misal, libro de iniciación litúrgica y sacramental Conclusión

El Espíritu de la celebración eucarística en la Instrucción General de Misal Romano
P. Hugo E. Pérez Castro Introducción La Eucaristía como comida Frutos del Concilio Vaticano II II. El Espíritu de los cambios (Movimiento litúrgico, reforma litúrgica, renovación litúrgica) a) El Movimiento litúrgico b) La Reforma litúrgica c) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . El movimiento litúrgico coronado por el C. Vat. II. La Renovación litúrgica . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 36 36 36 36 37 38 38 38 39 39 39 40 40 41 41 42 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 34 34 35 35

I. El Espíritu de la celebración Eucarística

III. Principios orientativos y operativos en el Espíritu de la liturgia del Vaticano II y de la Eucaristía. Ejercicio del sacerdocio de Cristo Participación plena, conciente, activa Manifestación de la Iglesia Principios operativos Palabra de Dios . Catequesis Canto . Conclusión . . . . . . . . . . . . . .

La liturgia cumbre y fuente de la vida de la Iglesia

Sustancial unidad no rígida uniformidad

Oficios y Ministerios en la Misa
P. Conrado Fernández F. Esquema 2. Objetivo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 43 44 44

1. Introducción .

2

3. Líneas fundamentales de la espiritualidad litúrgica del Presbítero 4. Belleza y decoro en la Liturgia . . . . . . . . . . 5. La belleza de la creación se realiza en la acción litúrgica 6. La belleza como orden y armonía del que preside el rito 7. Liturgia como oración . . . . . . . . . . . . 8. Actitudes necesarias en el que preside 9. Otras actitudes para la celebración 10. Conclusión . . .

. . . . . . . . .

44 45 45 45 46 47 48 50 51

Anexo 1. Cambios más significativos en lo que compete a los Ministros

Los lugares y objetos de la celebración
P. Felipe de Jesús De León Ojeda Esquema. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 52 53 53 53 53 53 53 54 54 54 55 55 55 55 56 56 57 58 58 60 60 61

I. Análisis comparativo (Ver archivo de diapositivas en el directorio del CD) II. Innovaciones . 1. Presbiterio 2. Altar . 3. Cruz del altar 4. El ambón 6. El Sagrario . .

5. La silla del sacerdote celebrante y las otras sillas 7. Los utensilios sagrados 8. Las imágenes sagradas 9. El pan para la celebración III. LOS FOCOS LITÚRGICOS (Significado, normativa litúrgica y colocación óptima) 1. El templo 3. El Altar 4. El Ambón 5. La Sede APÉNDICES . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2. El Presbiterio .

10. La bendición de los objetos sagrados .

6. Lugar de conservación de la Santísima Eucaristía 1. Estructura comparativa del capítulo V 2. Estructura comparativa del capítulo VI

Institutio Generalis Missalis Romani:
Cap. VII Elecciones de la Misa y sus partes Cap. VIII Misas y oraciones para diversas circunstancias y de difuntos P. José Guadalupe Martínez O. Introducción . . . . . . . . 62

3

Cap. VII. Elección de la misa y de sus partes (IGMR) 352-367 I. Elección de la Misa Las Lecturas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . II. Elección de las partes de la Misa Las Oraciones . El Canto .

. . . . . . . . . . . . . .

. . . . . . . . . . . . . . .

63 63 64 64 64 65 65 65 65 65 66 68 70 71 72

La Plegaria Eucarística .

Cap. VIII. Misas y oraciones para diversas circunstancias y Misas de difuntos II. Misas de difuntos Conclusiones . I. Misas y oraciones para diversas circunstancias

Anexo 1. Tablas de los días litúrgicos (I, II y III)

Anexo 2. Tabla con el uso de las Plegarias Eucarísticas Anexo 4. Tabla con el uso de las Misas de difuntos

Anexo 3. Tabla con el uso de las Misas para diversas circunstancias .

Adaptaciones que competen a los Obispos y a las Conferencias Episcopales
Cap. IX de la IGMR P. José Luis Ramos Corona I. Los principios de la Adaptación Litúrgica . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 73 74 76 76 76 77 78 78 79 79 79 80 80 80 81 82

II. La Institución General y las adaptaciones en el Rito de la Misa III. Posibilidades de Adaptaciones del Rito de la Misa por parte de los Obispos y las Conferencias Episcopales . a) Los modos de adaptación del Rito de la Misa . Acomodaciones . Adaptaciones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

1. Modo pastoral de adaptación . 2. Modo cultural de adaptación . y del Año Litúrgico Ritualidad 1. Ritos iniciales . . . . . . . . . . .

b) Las posibilidades de adaptación del Rito de la Misa

2. Los gestos de veneración hacia el altar 3. El saludo del celebrante 4. La Liturgia eucarística Año Litúrgico Conclusión . . . .

4

el artículo del P.J. Virgilio Noé el Secretario y Pere Tena el Subsecretario. El trabajo concreto en la Congregación del Culto comenzó a inicios de 1990. parece que será necesario preparar muy pronto una tercera edición del Misal Romano” ( Notitiae 270-271. el primer impulso fue. 42). especialmente centroeuropeas. según el P. y otro sobre el tema de los jóvenes y la liturgia. celebrado en Madrid. Tena tuvo una exposición sobre los Adempimenti dogo l’ultima consulta.-feb. a la vez que se exponían claramente las motivaciones de los límites impuestos a las dichas adaptaciones (inculturación)” dessi). Se presentaron algunos proyectos. 1989. También. Mons.. a distancia de cinco años de la primera. Mons. en el número 261. En ese momento el prefecto era el Card. \ En la Congregación del Culto hubo una consulta. y luego fueron tomadas también por Italia y España. todavía se trabajaba en varias naciones en la traducción a la lengua nacional.“LA HISTORIA DE LA III EDICIÓN TÍPICA EL MISAL ROMANO” Para hacer este trabajo. el de mejorar la apariencia de la edición. Lessi. presuponiendo las peticiones legítimas. del 29 de noviembre al 3 de diciembre de 1988. Asistieron los Consultores y un grupo de expertos y colaboradores. El artículo se llama: “La nueva ‘Institutio Generalis’ del Misal Romano”. pág. Eduardo Martínez Somalo. en. Se decía que aparecían más decorosas algunas ediciones nacionales que la típica latina. Se pensaba en una carta que sería enviada a los obispos con ocasión del vigésimo aniversario de la publicación del Misal. entre otros el de una “Institutio Generalis Ritualis Romani”.. órgano de la Sagrada Congregación para el Culto Divino. En el Dicasterio. \ \ \ \ En 1975 se publicó la segunda edición típica del Misal.J. El subtítulo de la revista dice: “Comentarios. Tena? Algunas Conferencias Episcopales. En ese discurso y ya con respecto a nuestro tema. quitando la impresión de que fuese sólo un texto de referencia para las traducciones. con motivo de los 25 años de la Constitución Conciliar Sacrosanctum Concilium y la nueva Constitución apostólica Pastor Bonus sobre la reforma de la Curia Romana y la institución de la Congregación del Culto Divino y de la Disciplina de los Sacramentos. habían recibido de la Santa Sede concesiones de adaptación pastoral. S. tal como la Institulio Generalis del 70 lo proponía. Se comenzó a pensar no sólo en traducir la segunda edición sino en aprovechar la ocasión para hacerlo de un modo pastoralmente más adecuado. ? “A fines de marzo de 1990 se tuvo en la Congregación una reunión para un intercambio de ideas acerca de una tercera edición típica desde una doble perspectiva: hacer el Misal latino más utilizable para las celebraciones. Se empezó a idear una tercera edición típica entre 1987 y 1988. Tena dijo: “Por otra parte. S. usé todo lo que sobre la materia publicó la revista “ Notitiae”. Fue publicado en la revista Pastoral Litúrgica de España . quien se contó entre los Capi Ufficio de la Congregación para el Culto. Mario Lessi Ariosto. 5 . ¿Qué está a la base de esta afirmación de Mons. noticias y estudios de liturgia editados por la Congregación del Culto Divino”. el documento sobre la adaptación en la liturgia. marzo-abril del 2001 y reproduce una conferencia pronunciada en el Encuentro anual de los Delegados diocesanos de Liturgia. solamente. Además se pretendía facilitar las adaptaciones o inculturación.

para poder ver con mayor claridad lo que pueda resultar de mayor utilidad para el rito romano”. Mons. Tena. El lunes 30 de abril fue dedicado a la preparación de la tercera edición del Misal. por el P. La Congregación ya había reflexionado sobre esto y el resultado fue sintetizado en esas breves relaciones introductorias al intercambio de opiniones de los consultores.S. del 24 al 30. O.. sobre las lecturas y los cantos. Gibert. se realizó una consulta especial para preparar la reunión plenaria de la Congregación. El P. Una reflexión sobre la formación litúrgica y la situación de la renovación litúrgica. 235-246). La frecuente falta de significatividad a nivel celebrativo de la Plegaria que.? En abril. “Se trataba —dice el cronista— de llevar adelante la reflexión con la ayuda ` autorevole’ de los presentes. Penitencia. con la monótona recitación. La preparación de una eventual tercera edición típica del Misal Romano. Evenou. Los consultados fueron invitados a completar las propias reflexiones y propuestas. La extensión. mayo de 1990 pp. 6 . El uso. La Institutio Generalis. Tena recordó la importancia de esa Plegaria. Confirmación. sobre la Plegaria Eucarística. de varias concesiones hechas a una especial Conferencia Episcopal. . Prefecto introdujo el tema de las orientaciones de base para iniciar la preparación del proyecto de la tercera edición típica del Misal Romano. Eduardo Martínez Somalo. El Abad Johnson. Esto se prolongó todo el día 25. sobre la eucología del Misal. Corripio Ahumada— y Obispos miembros de la Congregación. S. no siempre oportuna. y Subsecretario de Liturgia Mons. El 24 de enero. causa una caída en la participación. directores de Institutos de Liturgia y otros expertos.B. Tena. directamente vinculada a la “lex credendi”. Mons. el secretario. y presentó algunos problemas: ? ? ? ? ? La multiplicación de Plegarias Eucarísticas de iniciativa privada. Unción de los enfermos y Exequias. Continúa el cronista: “El Dicasterio pudo constatar una cierta convergencia sobre algunos puntos ya estudiados en vista del trabajo que habrá que hacer y se benefició de la sensibilidad pastoral mostrada por los Consultores y por los otros invitados a la Consulta para poder actuar con la debida prudencia. Los temas eran muchos: ? ? ? ? Evaluación de la “Institutio Generalis Libri Sacramentorum”. Lessi.J. ? El siguiente tema fue lo relativo a la Institutio Generalis Ritualis Romani. del 21 al 26 se tuvo la Sesión plenaria de Cardenales —entre ellos el Card. ? En enero de 1991. El prefecto era el Card. pero al mismo tiempo con una visual más consolidada sobre los puntos de enriquecimiento y de reforma verdaderamente necesarios y los más marginales. El sentido y uso de las concesiones hechas por la Santa Sede. Iniciación Cristiana de Adultos. de las Plegarias II y III. Revisión de los Ordines del Bautismo de niños. prácticamente casi exclusivo.El P. a la que además de los Consultores fueron invitados responsables de revistas litúrgicas importantes. Hubo relaciones: ? ? ? ? Mons. ? El primer tema tratado fue sobre la inculturación: “L ‘adaptation de la liturgie aux différentes cultures”. sobre el Ordo Missae. Lajos Kada. enviando a la Congregación ulteriores contribuciones sobre esos temas amplios y delicados (Notitiae 286. el Card.

como todos sabemos.. Martínez Somalo de los motivos para la tercera edición típica. y luego el Misal. aunque un tanto larga. sino del conjunto que el “nuevo” Misal presta el mismo servicio de aquello que lo ha precedido. pero también de todo el sentido de la Iglesia que “siendo guardiana de los ‘vetera’. La presentación que hizo el Card. presente entre sus discípulos en el mundo por medio del Espíritu. Padre fue al final. puesto que los sacramentos no pertenecen a la categoría de los instrumentos provisionales. Proemium. “Pero ninguna obra humana puede pretender el permanecer inmutable y esto vale también para un libro litúrgico como el Misal Romano. acciones de Cristo que se hacen visibles a través de los gestos sacramentales realizados por la Iglesia. a causa de las añadiduras y cambios introducidos posteriormente (hay que pensar en las conmemoraciones de los Santos o en las fiestas que entraron al Calendario Romano). Primero el Ordo Missae. responder a la lex credendi con la viva lex orandi” [. n. El día 26 terminó la reunión. n. creo que vale la pena mirarla. Y mediante estos signos diferentes. “in meliorem formam… recognitum” y por segunda vez. Institutio Generalis. el cristiano es santificado en el seno de la Iglesia por el culto en Espíritu y en verdad”. Y no podría ser de otro modo. Los temas eran la Institutio Generalis. después de treinta y cuatro años. Esta peculiaridad deriva del hecho de que los sacramentos son acciones de Cristo glorioso. es el fruto no sólo de la teología litúrgica que confluyó en la Constitución de Liturgia. la Eucología menor y fórmulas del Ordo Missae y por último las Plegarias Eucarísticas. con la fecha 3 de abril de 1969. al mismo tiempo.]. Y es. el depósito de la tradición. introducido por la Institutio Generalis Missalis Romani. al menos en ciertos puntos principales. que celebra el Misterio Pascual del Señor tal como El mismo lo ha ordenado. Si no causó extrañeza que el Misal de San Pío V haya tenido que ser una primera vez. presento ahora las palabras del Papa sobre nuestro tema: “En cuanto al proyecto de la Institutio Generalis Ritualis Romani. después de treinta años. elevado a la derecha del Padre y. cumple su deber considerando y prudentemente aportando los `nova’ (cf. La publicación estaba precedida por la Constitución Apostólica de Pablo VI con el título Missale Romanum . examinado por Urbano VIII. según las diversas situaciones. que tiene la resonancia más inmediata y diaria en la vida litúrgica de la Iglesia: el Misal Romano.Se presentaron textos para favorecer la discusión. corruperit”. renovado por Pablo VI. 10). El Misal. Cuidados del Misal Romano (Proemium. «Motivos para una tercera edición del Misal Romano “Nuestra Plenaria se dispone ahora a entrar en uno de sus temas. fuera corregido y que haya tenido necesidad muchas veces de nuevas ediciones. sino más bien a las realidades fundamentales. 15). Missale Romamum .. no hay que maravillarse de que ahora se comience a pensar oficialmente en una tercera edición típica del Misal de Pablo VI. El Misal Romano. fue publicado entre los años 1969-1970. es decir. a fin de que “si quid forte in iis assiduus… temporis cursus. se trata de un texto teológico con una orientación pastoral. y más exactamente su tercera edición típica. considerando que la Iglesia ha sido edificada mediante la fe y los sacramentos de la fe. no de lo que se ha conservado o de lo que se ha añadido. el Leccionario. 7 . por Clemente VIII. Aunque cronológicamente el discurso del Sto.

Se puede decir con verdad que el Misal está en el centro de la renovación litúrgica, por el hecho de que este libro es, respecto a los otros libros litúrgicos, como la Eucaristía está respecto a los otros sacramentos. En 1975 se hizo una segunda edición con la base de los primeros años de uso para aportar ciertos complementos útiles o necesarios en el momento en que varias Conferencias Episcopales estaban llevando a término su preciosa obra de traducción. La necesidad, que en cierto sentido parece solamente de índole material, de poder disponer de copias de la edición típica latina puesta al día, pide que se prepare dentro de poco tiempo al menos una reimpresión. Pero ¿cómo hablar propiamente de una reimpresión si de hecho, además de la adición de nuevos formularios de Misa para los nuevos santos introducidos en el Calendario Romano en estos años se deberán, al menos, aportar las variaciones a la Institutio Generalis pedidas por la publicación del Código de Derecho Canónico? ¿Cómo debe de ser el Misal Romano en las circunstancias actuales? Pero, junto con el aspecto positivo del hecho, ¿quién no puede ver que de aquí surge el problema de un relativo, pero siempre verdadero, distanciarse de la edición típica? Por diversos motivos, se ha verificado en ocasiones que un Misal Romano, de una Iglesia particular, en todo o en parte, se presenta más como la traducción de otro Misal particular, y no como la traducción de la edición típica del Missale Romanum. Y esto porque se quería gozar de algunos de aquellos enriquecimientos contenidos en otros Misales. No sería de desear el llegar a que la edición típica latina sea vista sólo como un simple esquema de referencia en el que las ediciones de las Conferencias Episcopales puedan inspirarse, y no como el modelo que hay que imitar. El Misal Romano, en su edición típica, debe poder ser considerado como el libro oficial para la legítima celebración del memorial de Señor, el mismo libro para todos los cristianos de Rito romano. Por lo tanto, será fácil comprender la necesidad de que el Misal Romano en su edición típica se presente como un modelo de riqueza, ante todo, pero también como ejemplo de la dignidad de un libro litúrgico provisto de todos los requisitos necesarios para una digna celebración en todas sus formas, incluida la que supone las partes dotadas de música insertas en su lugar”. Objetivos limitativos y posibles de la edición “Ciertamente no nos hacemos ilusión de que una tercera edición típica del Misal Romano pueda vencer el gran problema pastoral de la disminución en la participación en la Misa en los países “poscristianos”. Ni esa edición puede ir contra la amenaza próxima o ya sucedida sobre el valor y el significado del Domingo, iluminado totalmente, desde la Iglesia apostólica, de la celebración de los santos misterios de la muerte y resurrección del Señor. Y tal vez ni siquiera podrá contrastar el peligro que parece abrirse camino, y que es caracterizable como protagonismo o particularismo de no pocos celebrantes en la organización de la misma celebración de la Misa, que provoca confusión y desánimo en los fieles. No se puede pensar que una nueva edición salve del riesgo, patente o disfrazado de la ideologización de la celebración eucarística como aparece por ejemplo en las visiones “asambleísticas” de la Misa, que viene en tal caso dañada en su fundamental realidad de memorial del Misterio Pascual de Cristo. 8

Una nueva edición podría, en cambio, tal vez ser una ocasión propicia para una renovación en la tarea formativa. Un recto y vivificante uso del Misal requiere de una formación para el Misal, característico e irrenunciable componente de la formación del futuro celebrante; debería de ser asimismo una de las finalidades de la pastoral litúrgica también para todos aquéllos que son convocados a participar en la Eucaristía. Pero desde el momento que la celebración del misterio eucarístico es el centro en torno al cual gira todo, el organismo litúrgico—sacramental de la vida de la Iglesia, ¿cómo no desear que el Misal, en cuanto es eucología—rito—lecturas pueda llegar a ser constante punto de referencia en torno al cual, en la homilía sobre todo, se desarrolle la formación de los fieles? A esto concurren también las iniciativas pastorales tan laudables dirigidas a que los fieles tengan acceso al Misal, para preparar y profundizar por cuenta propia la oración de la Iglesia. Todo lo que se hace en la pastoral y lo que se trata de hacer cuando se piensa en una nueva edición típica del Misal es y quiere ser un servicio dado al culto de la Iglesia. Lo que mayormente deseamos es que el Misal Romano pueda, como debe, ser signo evidente y rico de unidad, útil a toda la Iglesia de Rito romano, para descubrir y profundizar en la celebración en la que se participa el misterio de Cristo unido a la verdadera naturaleza de la Iglesia (cf SC n. 2)». Hasta aquí las palabras del card. Martínez Somalo. Continúa el cronista: “Los Padres de la Plenaria aprobaron las orientaciones de principio expuestas en lo que se refiere a todo el Misal, y en buena parte también a los temas particulares expuestos. Pero, juntamente con sus autorizadas observaciones, subrayaron la delicadeza y la seriedad del trabajo, no pequeño, que la Congregación debería llevar a cabo. En consecuencia, el secretario del Dicasterio, Su Excelencia Monseñor Lajos Kada, en la Síntesis de los trabajos tenida el 26 de enero, podía afirmar que no se haría nada con prisas, y que los proyectos y esquemas de trabajo serían enviados a los Padres. Asimismo, se tendrían pertinentes contactos para las oportunas consultas con Conferencias Episcopales, Organismos internacionales y Comisiones litúrgicas y proponía ver la posibilidad de celebrar otra Plenaria para obtener de los Padres el place! para la realización del proyecto en su globalidad. En este ámbito, se habían presentado a los Padres algunas líneas de revisión de la Ordenación general. Partiendo de la constatación que no había sido concebida como inmutable ni como cerrada a ulteriores aportaciones, dado que en el 1969, cuando fue publicada por vez primera, todavía se estaba trabajando para llevar a término la reforma de otros libros litúrgicos. Ciertamente varios aspectos de la vida litúrgica habrían debido ser precisados mejor, y de hecho la Ordenación tuvo que tener nuevas redacciones, la primera ya en 1970, y una segunda en 1975 después de la supresión del subdiaconado. Ya se imponía una ulterior puesta al día después de la publicación del Código de Derecho Canónico en 1983. Además existía conciencia clara de que un perfeccionamiento de la Ordenación general tendría que tener en cuenta el dictado de las Declarationes, Instructiones, emanadas del Dicasterio o de otros Organismos de la Santa Sede, del Ordo Dedicationis Ecclesiae et altaris, de los Praenotanda, del Ordo Lectionum Missae en su segunda edición típica, de la del De Benedictionibus , y por fin, de varias normas del Caeremoniale Episcoporum no expresamente episcopales. El intento era ofrecer al conjunto de la Ordenación general una forma más simple, una disposición más orgánica, al menos en ciertas partes. Con todo, no se trataba de 9

sustituir la Ordenación con un nuevo texto, y sobre todo, no se pretendía cambiar textos de carácter doctrinal, sino únicamente agilizar la celebración en sus varias formas y, más aún, la participación de los fieles” dessi). La Congregación del Culto acostumbraba enviar cada año a los Presidentes de las Comisiones Episcopales de Liturgia, una carta para recibir opiniones y consejos. Al mismo tiempo, se iba desarrollando el trabajo concreto. ? A un año de la Plenaria se tuvo un encuentro con los profesores de liturgia residentes en Roma sobre el mismo tema. ? En enero de 1992 hubo otro encuentro al que fueron invitados representantes de las Comisiones internacionales para las traducciones litúrgicas para la lengua francesa (CIFTL), inglesa (ICEL) y alemana (IAG), que trabajaban ya en la preparación de nuevos Misales en sus lenguas respectivas. Para la lengua española se había publicado hacía poco (en México, 10 de abril de 1989) el texto unificado, lo mismo pasaba con los misales de Portugal y Brasil. Se presentó a los delegados el proyecto de lo que se pensaba hacer en la tercera edición, provocar un diálogo, intercambiar informaciones y reflexionar juntos sobre el tema. Se había ya redactado un primer borrador de la Ordenación General, igualmente se iba trabajando sobre las demás partes del Misal. - En 1993 la editorial Librería Vaticana informó que estaba a punto de agotarse la segunda edición del Missale Romanum y solicitaban reimprimirlo con las variaciones y adiciones ya publicadas en el fascículo: “Missale Romanum, variationes et textus inserendi” preparado según las directrices del Dicasterio. Se acogió favorablemente la petición. Había dos posibilidades, una reedición anastática del volumen de 1975 con un apéndice de las novedades o una nueva impresión con las rúbricas v los nuevos formularios insertados en el Misal, cada uno en su lugar propio. Pero ante las repercusiones pastorales que esto podría tener, sólo se insertaron en la Ordenación General las Variationes iuxta Codicem. ? A comienzos de 1995 se emprende la tarea de la tercera edición típica latina que incorporaría todo lo que había sido aprobado por la Sede Apostólica a partir de la segunda edición. “Directriz de base, a llevar a cabo en la obra, era la de no exceder en nada las competencias del Dicasterio para que no fuese necesario recurrir al juicio de otros Organismos de la Sede Apostólica. según el procedimiento normal. Todo lo más, se habría debido trabajar en una tercera edición típica del Misal con: Una Institutio Generalis puesta al día según el Derecho Canónico y Litúrgico vigente, además de un capítulo sobre las adaptaciones o inculturación en la línea de la Instrucción Legitimae varietates, con una revisión del texto para hacerlo más lineal, con alguna simplificación, dejando algunas cosas de lado, con algunos retoques internos además de añadir y precisar alguna rúbrica, sin tocar ningún texto de índole doctrinal. El añadido de la Plegaria eucarística utilizable en algunas Misas pro variis necessitatibus , junto con la Plegaria De Reconciliatione en sus dos formas. El añadido de la música (para los Prefacios, etc.) como ya se hacía en las ediciones típicas del Misal (antes de la edición de 1970)” dessi). 10

-

Se había decidido convocar una Plenaria en 1996, se preparó la documentación necesaria para que los Padres pudieran dar sus orientaciones. Esta documentación, como es lógico, tenía todas las decisiones de la Santa Sede que de alguna manera tocaban el tema y todas las que, aun sin tocarlo directamente, podían ser citadas o introducidas por referirse al conjunto de la celebración eucarística. La Congregación plenaria del dicasterio tuvo lugar del 30 de abril al 4 de mayo de 1996. Era prefecto el Cardenal Antonio María Javierre Ortas, nombrado el 24 de enero de 1992 cuando el anterior prefecto, el Cardenal Martínez Somalo había pasado a presidir la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica, y Secretario, Mons. Gerardo Majella Agnelo, hoy arzobispo de S. Salvador de Bahía y primado del Brasil. Habían pasado cinco años desde la última Congregación plenaria, se quería que antes se cumplieran las tareas establecidas por los Padres en 1991. Esos trabajos sufrieron retrasos por la adaptación al reglamento interno de la Congregación al nuevo reglamento de la Curia Romana y los nuevos nombramientos en la Congregación. El Cardenal Prefecto habló así a los Padres: Hay un punto que ha hecho más urgente la convocación de la Plenaria. El mandato de los Padres, en la última reunión, había previsto un estudio cuidadoso en vista de la nueva edición típica; por otra parte, no se podían quemar las etapas prescindiendo del estudio serio, rigurosamente crítico, puesto bajo consulta de las técnicas en radio universal antes de llevarlo al juicio y a la decisión de la autoridad competente. Todo esto sugirió la conveniencia de una solución intermedia: congelar por el momento los trabajos en vista de la revisión más profunda prevista en la última plenaria, y, sacar en brevedad, una edición típica que responda a las exigencias actuales. En sustancia, se trata de publicar sin modificaciones el texto del Misal de la última edición, introduciendo, sin embargo, en el lugar debido todas y sólo las variaciones introducidas por la autoridad y que integran hoy en el campo litúrgico también la ley universal de la Iglesia del vigente Código de Derecho Canónico, así como las disposiciones para la Misa asignadas a los nuevos santos inscritos en el Calendario general, y los reflejos provenientes de otros libros litúrgicos y de la interpretación auténtica de algunos servicios en la liturgia por parte del laicado. Todo esto llevado adelante con el beneplácito del Santo Padre, exigía una decisión autorizada de la Congregación antes de ser presentado a la aprobación de la autoridad suprema”. Y añadía más adelante: “Tendremos, así, el Misal en edición auténtica, puesta al día y práctica, sin continuas idas y venidas, tan molestas, a los apéndices ya demasiado voluminosos”. Aunque no es del tema que ahora tocamos, es, sin embargo, interesante lo que respecto a la Institutio Generalis Ritualis Romani declaraba el Cardenal Javierre: “...después de las observaciones de los Padres y de la Congregación para la Doctrina de la Fe, (esa Institutio ) ha sido revisada, pero la publicación del Catecismo de la Iglesia Católica en 1992, ha hecho surgir la pregunta de si fuera necesaria la publicación de un documento que habría parecido una reduplicación o una integración de lo afirmado en el Catecismo. La diversidad de pareceres en torno a este punto ha aconsejado el esperar y reconsiderar, bajo nueva luz, toda la temática conexa: El Rituale Romanum en un volumen único con la Institutio Generalis Ritualis Romani o bien ésta última, una vez revisada, o tal vez con una nueva impostación, sería publicada por separado para servir sobre todo a aquellas Conferencias Episcopales que quisieran publicar para su territorio, un Ritual Romano para las necesidades pastorales locales. El tema no está cerrado y el Dicasterio lo volverá a examinar”. La jornada del 1 ° de mayo fue dedicada a tratar el tema del Misal Romano, tercera edición. El Card. Prefecto introdujo el tema, aclarando la situación y delimitando los objetivos que, a partir del mandato del Santo Padre, habían sido fijados. Su Eminencia, invitaba a la Congregación a dar 11

un ejemplo de fidelidad y de observancia. vale la pena recordar cuanto he escrito en la carta apostólica Dominicae cenae: “Aunque en esta etapa de renovación se ha admitido la posibilidad de cierta autonomía `creativa’. sin modificar mínimamente los textos y ateniéndose a las indicaciones dadas. con la sola diferencia entre ellas del recorte de parte de un capítulo. entonces proyectada. p. mientras había preparado con la Tipografía Vaticana toda la preparación electrónica para la impresión del Misal y la parte musical. En el contexto del Calendario. Durante la discusión sobre el Misal Romano se hizo una observación sobre el Calendario de la Iglesia Universal. 1996. En el mes de agosto y septiembre. sino en una mayor profundización espiritual y en una educación en el misterio. Lessi: “Después de la Plenaria. antes de dejar el Dicasterio. El número de los Santos en el Calendario hoy es casi del doble del previsto en el momento de la reforma según el N. 389) Continúa su crónica el P. que preparase el borrador de tal capítulo. (Notitiae. 12 . como se era consciente por parte de todos de la necesidad de comprometer en el trabajo a otras personas. había ya terminado la tarea encomendada. Se trataba de una redacción que en mis apuntes figuraba como séptima y octava y que fueron enviadas a tres expertos. y en cambio no lo es siempre. y realizada en Solesmes. 143). dentro del pluralismo del culto eucarístico. 359-360. se manifieste la unidad de la que la Eucaristía es signo y causa” (ibid. 12: AAS 72 [1980]. al llegar al límite de edad. sin embargo. Al término de la Consulta. Sería oportuno que la Congregación tuviera criterios para acoger u oponerse a la petición de introducir Santos en el Calendario Universal. en lo que se refería a añadir un capítulo sobre adaptación e inculturación en el Misal romano. En la discusión de la relación sobre el Misal Romano.)». el Secretario del Dicasterio me invitó a participar en un encuentro con dos consultores y un experto que tendrían que haber dado su parecer sobre el capítulo que se añadía y sobre el conjunto de la Ordenación general. se subrayó la importancia de las cuatro Plegarias que desde el comienzo de la reforma conciliar fueron introducidas en el Misal Romano. 111 de la Sacrosanctum Concilium (¡era 1996!). que ha programado el concilio Vaticano II. el Santo Padre se dirigió a todos los participantes. que debería de favorecer la penetración en el espíritu del respectivo tiempo litúrgico. Por el camino de este pluralismo (que brota ya entre otras cosas por la introducción de las distintas lenguas en la liturgia) podemos proseguir únicamente hasta donde no se hayan cancelado las características esenciales de la celebración de la Eucaristía y se hayan respetado las normas prescritas por la reciente reforma litúrgica” (n. En los años 1997-1998 el trabajo relativo a la tercera edición típica se continuó casi exclusivamente al interno del Dicasterio. hacia finales del 1996. entre mayo y junio de 1996. A este respecto. dijo: «La edytio typica tertia del Misal romano les brinda la oportunidad de reflexionar sobre algunas características de esta renovación. uno de los Padres subrayó la importancia de la “feria”. ella misma debe respetar estrictamente las exigencias de la unidad sustancial. y se hizo notar que la solución a un cierto cansancio y deseo de cambiar no se encuentra en la multiplicación de las Plegarias Eucarísticas. y para moderar el grado de celebración. Las únicas colaboraciones que se buscaron fueron las de los Benedictinos de Solesmes para la parte musical y la de los expertos y miembros para el proyecto del capítulo que debía añadirse. La prex eucharistica debería de ser el punto más alto de la celebración. se procedió a nombrar un grupo de trabajo. Sobre la tercera edición. Y añadía: “Hay que realizar en todas partes un esfuerzo indispensable para que. Este grupo. En mayo y julio de 1998 estaban listas dos redacciones de la Ordenación general ampliamente datados de notas para documentar y motivar las razones de las variaciones.

que Notitiae. En la elaboración del texto de la Institución surgió un punto de conflicto en relación con el n. Sobre los números 108-111. n. Por ejemplo. al llegar a su término de trabajo por edad. 6 del primer capítulo de la Institución general. El P. inicialmente. IX. diese informaciones sobre el procedimiento que normalmente viene realizado. conseguirlo todo. 6 del capítulo primero. basándose en sus observaciones. se redacta el texto que se envía a la Secretaría de Estado para obtener su presentación al Santo Padre y la consiguiente aprobación. con el único añadido de algunas precisiones eruditas de carácter histórico sin ninguna relevancia pastoral (cfr. pero sobre todo el capítulo III: “Oficios y ministerios en la celebración de la Misa”. Se había ya publicado la Instrucción “ Varietates legitimae”. una observación se hace necesaria. concluyó lo que nos podía transmitir de la secuencia del trabajo. con la consiguiente inserción de la reforma litúrgica en la vida de la Iglesia. la idea de las adaptaciones se tuvo presente desde el principio del `iter histórico’. o se remitía todo al capítulo noveno. revista del Dicasterio. algunos vistos y considerados como positivos. sin embargo. a propósito del cap. aunque si bien limitado a la Ordenación general. la labor de puesta al día de la Ordenación general tenía que contar con no pocos factores. no era de los más fáciles. e. dice: “El Proemio ha permanecido prácticamente invariable. se podía caer en el peligro de generar una mentalidad que excluyera las formas inculturadas”. Si no se hubiera mantenido la relación entre todas las formas que pudieran aparecer en el Rito romano. y en algunos números esparcidos por la misma Institución y en el Misal. Por ejemplo. en el Misal sólo se mencionaban genéricamente en el n. El tema era delicado. 21. en este caso. y por esta razón algunos pensaban que era una repetición de lo dicho en dicha Instrucción. como el conjunto del texto. como envío a otros Dicasterios.Tanto el nuevo capítulo. “Distribución de las funciones” especialmente. otros como negativos”. “Concluyendo estas líneas del itinerario histórico. los contenidos de la IGMR serán presentados en otros estudios. o una presentación diversa con peligro de poca claridad jurídica y de modificar la normativa elaborada con tanta fatiga. No se podía esperar. A una distancia de casi cuarenta años de la Constitución sobre la Sagrada Liturgia. y después de pasados unos treinta años de experiencia de celebración de la Eucaristía con el nuevo Ordo Missae y el Misal promulgado por Pablo VI. Lessi continúa su artículo con un análisis de la IGMR de la tercera edición típica. antes de llegar a la aprobación pontificia”.. que comprende un arco de una buena decena de años. como es obvio. Se preguntaba si debía ser conservado el número entero y. mencionado la “ Varietates legitimae”. Como nos dijo el P. incluso aquellas adaptadas e inculturadas. En la Plenaria del 1996. los Padres discutieron mucho sobre la oportunidad de introducir un capítulo sobre las adaptaciones o no. p. Normalmente esto se hace contando con los miembros del Dicasterio y. Una comparación de los primeros libros de la reforma litúrgica demuestra que en los Prenotandos de los Rituales se dedica un apartado a las adaptaciones que competen a las Conferencias Episcopales y las acomodaciones que puede realizar el celebrante. El título del capítulo: “ De celebrationis eucharisticae momento et dignitate” comprendía todas las formas de celebración. “Las adaptaciones que competen a los obispos y a las Conferencias de los Obispos’. dice: “Coro he dicho en otro lugar. todos estaban de acuerdo de que dicha Instrucción debía ser mencionada en alguna parte del texto de la Institución general. Así termina su relación:. actualmente el n. Lessi. 2)” Las siguientes notas las he escogido por su sentido del desarrollo histórico. dice: 13 . Pero. El asunto. fueron sucesivamente revisados. ya que la reforma litúrgica es un complejo orgánico y no era posible.

y la Congregación del Culto Divino la promulgó el 20 de abril. según decía un párrafo introductorio. Esta revisión se ha hecho en el nivel redaccional. ministerium . Con todo. como siempre hemos hecho en ocasiones similares. Es una realidad nueva. u otros. nos preguntamos si la ‘Ordenación general’ corresponde a lo que ha sido su itinerario histórico y a las demandas hechas ya sea en la Plenaria del 1991 o en la de 1996. por dar algunos ejemplos. una mayor precisión para añadir normas existentes en otros libros litúrgicos y útiles también para el Misal y quizá con alguna corrección y revisión para prevenir y corregir algunos abusos en el campo litúrgico”. no oficial. o bien el pueblo fiel presente. munus. Y aquí terminó el trabajo de nuestro guía. además del hecho de añadir el capítulo noveno. o haberle añadido atributos como “ convocatus ”. que se esperaba no tardaría mucho. el P. Pero un estudio de esta envergadura no es posible hacerlo en una primera presentación”. y de la diversa disposición de la materia en ciertos capítulos. El presente texto no es el ideado en 1991 ni el propuesto en 1996. mientras se preparaba la impresión de la tercera edición típica del Missale Romanum . como podría ser. Y al final: “Como conclusión. y en el de la disposición de la iglesia (capítulo V). Mario De Gasperín en su presentación de la traducción. fuera de lugar. el haber mutilado ciertas citas de la “Sacrosanctum Concilium. “hic sunt leones” o algo similar. de la IGMR: “La intención de la Congregación era que se fuera conociendo la Institutio . Hacia el final. solemnidad del Cuerpo y Sangre del Señor. el Papa Juan Pablo II aprobó la nueva edición del Misal Romano el 10 de abril del 2000. su auténtico espíritu para ser.” o extrapolarlas de su auténtico contexto aplicándolas. S. el haber casi sistemáticamente sustituido el término “ coetus ” con “ fideles congregatos”. La respuesta no puede ser más que negativa. Como dice Mons. redacción que a veces cambia la terminología latina elegida en el período de la reforma de los libros litúrgicos y pone así el texto en desacuerdo con la usada en otros libros litúrgicos actualmente en uso. el haber antepuesto al Obispo sobre la Conferencia Episcopal. como somos y como queremos ser. el haber intervenido en todo el capítulo III “De officis et ministeriis”. en la guía de nuestro recorrido histórico de la tercera edición típica del Misal Romano. Pero esta revisión persigue. quizás. en otro nivel. hijos obedientes de la Iglesia para el bien de todos”. Y un poco más adelante: “La naturaleza de los cambios aportados tendrá que ser estudiada con mucha atención. hay que notar que se ha realizado una revisión. que nosotros aceptaremos como regla de nuestras celebraciones y procuraremos descubrir. Es algo parecido lo que tendríamos que poner desde fines de 1998 hasta abril del 2000. “ liturgicus ”. ésta sólo vio la luz pública a mediados del 2002” 14 . o cambiando “ in popolo ” en lugares en los que “totus coetus ” indicaba ya sea ministros sagrados.“En todo el capítulo parece transparentarse la desazón existente por la falta de clarificación entre los términos officium. cuando aparece por fin la IGMR. Situación que determinó la publicación de la Instrucción interdicasterial Ecclesiae de misterio (15 de agosto 1997) sobre cuestiones relativas a la cooperación de fieles laicos con el ministerio de los sacerdotes”. sino también doctrinal y jurídica. Mario Lessi. la que aparecerá en la editio typica tercera.J. Efectivamente. \ \ \ \ En los mapas primitivos de una tierra “nueva” encontramos alguna indicación como: “terra incognita”. anota: “Un atento examen comparativo de la Ordenación general como se presentaba en la editio typica altera y como ha sido publicada (desgraciadamente con no pocos errores incluso de latín inadvertidos en la última revisión). Los añadidos y las omisiones no son siempre de naturaleza rubrical o de disciplina litúrgica.

sino de una verdadera y propia editio typica. De la presentación del Secretario de la Congregación. yo conté 88 sólo en el texto propiamente. puesta al día. Mons. sólido objetivo y medio eficaz para conseguir la salvación” (Notitiae 434. representa el libro auténtico que la Iglesia nos ofrece para celebrar los divinos misterios en plena ortodoxia y legitimidad. O. puede saciar la sed del pueblo de Dios que peregrina por el desierto y puede hacer experimentar a los creyentes.Sp. Y más adelante: “El decreto de promulgación de esta tercera edición típica. Francesco Pio Tamburrino. 2002). de conclusión de mi trabajo: “Esta compleja y laboriosa obra de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos. y al mismo tiempo un incentivo para conseguir esa plena. Alberto Aranda C. consciente y activa participación en las celebraciones litúrgicas. es decir. que el Resucitado está en medio de los suyos y sigue ofreciendo `la plenitud de toda gracia y bendición del cielo’ (Canon Romano )” (ibid.S. porque la liturgia.. es un instrumento en las manos de los pastores y de los fieles. no obstante los condicionamientos y los límites que pueda contener en cuanto obra humana. Ofrece a las Iglesias locales un modelo para sus ediciones en lengua popular y una ocasión para volver a impulsar en las comunidades cristianas el genuino espíritu de la liturgia de la Iglesia “También en esta editio del Misal se realiza la síntesis de la lex orandi y la lex credendi.B. Secretariado General Agosto. una garantía de la unidad dentro del Rito Romano. reunidos para el banquete pascual. sept. regulada ya por la tercera edición del Missale Romanum.. aprobado por el Santo Padre. correcciones.. “No se trata de una simple reimpressio emendata”. establece la necesidad de una revisión global de los Misales hasta ahora en uso a través de una nueva presentación de los textos traducidos a la Santa Sede para la recognitio necesaria”. que servirá. La editio typica es el paradigma al que hay que referirse para emprender el trabajo de traducción de los textos litúrgicos en las lenguas populares y a ella hay que atenerse en base a la fidelidad”.S. y en realidad se encontraron muchos. aportaciones. una edición oficial. destaco lo que más toca a nuestro tema. Hoy podemos alegrarnos. Prefecto.]. pero lo importante es que el agua llegue en abundancia. yo diría muchísimos cambios entre la edición del 2000 y la definitiva en el 2002. Del discurso del Card. la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos espera que pueda ser un instrumento válido al servicio del pueblo de Dios. sin buscar ser totalmente exacto. cuyo cuidado toca a las Conferencias de los Obispos de las distintas partes del mundo [. a la vez. M. Y para terminar: “Al presentar oficialmente la editio typica tertia del Missale Romanum . destinada a la celebración eucarística en lengua latina y que constituye la base inmediata para las traducciones en las lenguas nacionales. 2003 15 .. el calibre de los canales. etc. El 23 de marzo del 2002 fue la presentación a la prensa.). Se le podría comparar a un acueducto: podríamos analizar el recorrido por montes y valles.Yo creo que otra razón para publicarla anticipadamente a la publicación del Misal era el poder recibir opiniones. sólo destaco el final. Jorge Arturo Medina Estévez.

25 marzo 1970 o In 1ª reimpressione . inglesa. de liturgia de Roma un año después o Representantes de comisiones internacionales para las traducciones litúrgicas francesa. 21-26 enero 1991 § Normas del CIC § Declaraciones.III Ed. de Ritos. 27 abril 1973 \ II Edición típica 27 marzo 1975 o En México. Notitiae 270-271.Anexo 1 CRONOGRAFÍA \ Concilio Ecuménico Vaticano II o Constitución sobre la Sagrada Liturgia. \ Ordo Missae. P. Mayo-julio de 1998. de Pablo VI: § supresión del subdiaconado § ministerios instituidos § Nombre del obispo en el canon. 2002 o Presentación . 1972 § Concelebración. 1972 § Variationes in IGMR inducendae. Congr. de Solesmes para la música.23 dic. Decreto 5 febr. 29 en. 23 diciembre 1972 § Ministeria quaedam. 6 de abril 1969 o Decreto de la S. coop. 4 dic. o Constitución apostólica Missale Romanum.22 feb. et diac. 1972 § Comunión. typica o Aprobación . Dos redacciones de la IGMR \ IGMR . nn.23 marzo 2002 \ 16 .El Sacrosanto Misterio de la Eucaristía. 1973 § Uso de oraciones eucarísticas. ene. 30 abril-5 mayo 1996 Mayo-junio 1996 grupo de trabajo sobre adaptación e inculturación continúa el trabajo en el interior del Dicasterio. 1989 o Proyecto concreto de trabajo § Reunión marzo de 1990 § Consulta especial 2430 abril de 1990 o Sesión plenaria del dicasterio. 1963. o Cap II . 47-58. 9 oct. 1975 § Obligatoria 18 de mayo 1975 III Edición típica o 1 er anuncio: Mons.-feb. typ.10 abril 2000 o Decreto . enero de 92 o o o o \ Plenaria del dicasterio. presbit. Tena. 3 abril 1969 o IGMR 6 abril 1969 o Cuatro oraciones eucarísticas \ Missale Romanum.20 abril 2000 Missale Romanum o Impresión . • Matrimonio • Ordo lectionum Missae edit. 11 • Ceremoniale episcoporum o Reunión con prof. 7 ag. alemana. instrucciones y praenotanda • Bendicional • Ordo dedicationis ecclesiae et altaris • De ordinatione episcopi.

D. FRANCISCO ESCOBAR MIRELES INTRODUCCION En realidad. no se trata de un Misal nuevo. Las traducciones a cada lengua han tardado. La Iglesia considera este modo de celebrar como el más adaptado para ejercer su mediación salvadora. En los textos. Lo importante es que la Iglesia participe en la Eucaristía como Cuerpo de Cristo. Se le conoce como «Misal 2000» porque el Papa Juan Pablo II firmó el Decreto de presentación el 20 de abril. la Iglesia celebra el Misterio de Cristo. y finamente encuadernado. con un pantocrator estilizado en oro en la portada. a fin de que la conserve y repita como memorial de su Muerte y Resurrección. La liturgia es vida al servicio de la vida. El 10 de abril del 2002 se publicó la edición latina. la Iglesia nos brinda la certeza de que el Sacramento de la unidad realmente la expresa y la realiza. elegante. Pone una página amarilla más gruesa separando cada sección. jueves santo. Tiene 1320 páginas impresas.PRESENTACION DEL “MISAL 2000” POR P. 17 . Con este modo de celebrar. Se envió a los obispos y consultores una edición privada de la introducción teológico-litúrgica « Institutio Generalis Missalis Romani». ritos y acciones de la Eucaristía. aunque permaneciendo el mismo sujeto. Editio typica tertia » Typis Vaticanis a. porque la misma presentación pide hacer una revisión más cuidadosa de todo el Misal. Con todo. de fondo en color rojo. y la vida supone estar cambiando continuamente para mejorar. Por lo pronto. En la variedad de sus ritos. Y nos ofrece el Misal para su celebración. fino pero no muy delgado. el cambio de legislación litúrgica no altera la naturaleza de la Eucaristía. ni redundan en menoscabo de su esencia o significado. Tiene pastas gruesas. sus decisiones ya son obligatorias. del año jubilar. aunque cambie la forma de celebrarse por disposición de los responsables de la Iglesia. que muchas veces coinciden. la Iglesia celebra siempre la única Eucaristía Pascual que Cristo le confió como a Esposa amada y fiel. Ya es la edición definitiva. perpetuando en el tiempo hasta su venida gloriosa el Sacrificio de su Cabeza. y presenta así también las ilustraciones. la Iglesia Romana cumple el mandato de Cristo: « Hagan esto en memorial de mí» (Lucas 22.P. VI promulgatum. y se manifiesta a sí misma como autorrealización del Cuerpo de Cristo. Las novedades no afectan a la estructura básica de la celebración. Se llama: « Missale Romanum ex decreto Sacrosanti Oecumenici Concilii Vaticani II instauratum auctoritate Pauli P. La Iglesia es un cuerpo vivo. 19). con cantos dorados. DATOS EXTERNOS El “Misal 2000” es un libro muy grande. La Misa sigue siendo la misma. MMII. Con el Misal del Vaticano II. Está impreso en papel biblia. Los trabajos de preparación continuaron. Es sólo la tercera edición del Misal renovado por el Concilio Vaticano II. con fecha de la fiesta de la Cátedra de San Pedro: 22 de febrero.

originales copias estilizadas. y pesa 4 kilos 170 gramos. obligatoria a partir del 30 de noviembre de 1970. dos asambleas generales de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos decidieron una nueva edición e iniciaron sus trabajos. Reimpresión enmendada 1971.Mide 32 x 22 cm. en el formulario de una fiesta. Dicho Misal había determinado la celebración de la Eucaristía y la piedad litúrgica de los fieles y sacerdotes. sobre todo el Código de Derecho Canónico. y las enmiendas y correcciones que se han establecido ante las necesidades. Venta: Librería Editrice Vaticana del mismo lugar. Por eso. Como dice el Decreto: entrado el tercer milenio de la Encarnación del Señor. Intercala los tonos gregorianos de los Prefacios. de los principales iconos orientales de las fiestas. como nosotros ya teníamos en nuestros misales de México desde la primera edición. desde el mismo título dice que es el Misal promulgado por Pablo VI. Edición típica segunda 1975. Derechos reservados a la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica en Ciudad del Vaticano. saludos. E inicia. al reverso de la primera ilustración (icono de la Cena del Señor estilizado). Tiene ilustraciones color sepia. Cuando el 7 de marzo de 1965 se publicó el nuevo Rito de la Misa. Los domingos indica que puede usarse la bendición solemne. con algunas modificaciones y correcciones. se preparó esta edición. con las siguientes indicaciones: “ Edición típica 1970. como puede notarse en el índice. La publicación de otros libros litúrgicos ha permitido ir precisando algunos puntos que antes no estaban suficientemente claros. La experiencia que fue dando su práctica con el tiempo. Los intentos de adaptación a las culturas y los viajes papales han permitido una práctica más universal y sedimentada de la Misa. ya le precedía una larga historia de preparación. Edición típica tercera 2002 “. ES LA TERCERA EDICION Ya se sentía la necesidad de una tercera edición del Misal renovado. Era preciso recoger sus experiencias. y la publicación del Directorio para Misas con niños. de acuerdo a los documentos de la Santa Sede. Mejoró los subtítulos de las diversas secciones.. Han pasado 35 años desde que iniciamos a celebrar la Eucaristía con este rito renovado. La primera edición del Misal renovado por el Concilio Vaticano II salió en 1969. Han avanzado mucho los estudios especializados sobre la Eucaristía y su celebración. 18 . surgidas de la puesta en marcha del Misal. Son en general. en un estilo africano. en 1994. Era el resultado de una revisión a fondo del Misal editado 400 años antes por el Papa San Pío V (1570). con mayor claridad de esquemas. Se hizo una reimpresión en 1971. originaron una segunda edición típica en 1975. Procuró que cada formulario de Misa ocupe una página. La edición del Misal fue el cambio más notable de la reforma del Concilio Vaticano II. Así. o partes propias. por lo que el ministro del libro deberá tener experiencia para portarlo.

ritos de Comunión). sacerdote. presenta varios elementos de la inagotable riqueza del supremo Sacramento de la Eucaristía. los fieles no podrían permanecer pasivos. del Sacrificio y de la Iglesia. La forma normal de celebración ya no es la Misa privada.Es la que tenemos ahora. Para la comprensión del pueblo. diversificada en ministerios. Liturgia eucarística (con tres grandes momentos: presentación de dones. El silencio es parte de dicha participación. Y por eso también restablece la Concelebración como signo de unidad del Sacerdocio. Ritos de conclusión. con participación del pueblo. desde su primera edición. se simplificó el antes llamado “ofertorio”. suprimiendo duplicados o añadidos inútiles y restableciendo elementos perdidos. posturas corporales. Resalta su carácter comunitario y la presencia de diversos ministros reales dector. Es una celebración de la Iglesia. Frente a un Misterio tan grande. De hecho. La Misa tiene todo un marco celebrativo. Sólo se puede descubrir su contenido real usándolo en la celebración. Liturgia de la Palabra. la Misa que presenta como modelo es la parroquial. y algunos servicios. muchas de las cosas nuevas que presenta el Misal 2000 ya las teníamos nosotros en nuestro Misal unificado en castellano. se renueve el rito. cantor). se favorezca la participación activa de los fieles. a) Participación activa de los fieles. preparen fieles versiones a sus lenguas. sobre todo la presidida por el obispo. Aparecen muy claras las cuatro partes de la celebración eucarística: Ritos iniciales. acólito. como mudos espectadores. Sólo que en los países de lengua castellana usamos una versión unificada desde el 3 de diciembre de 1989. Considera la Misa como una única celebración constituida por dos importantes partes que se ordenan una hacia la otra: la liturgia de la Palabra y la liturgia eucarística. sino como entusiastas y activos participantes y protagonistas. se suprimieron oraciones empalmadas y señales de la cruz. ya que la Eucaristía es una acción de toda la Iglesia. procesiones. se fue ampliando el uso de la lengua popular. sino aquella en la cual están presentes los fieles. principal manifestación de la Iglesia. es decir. El artículo 50 de la Constitución conciliar “Sacrosantum Concilium” pide que aparezca más claramente la naturaleza de cada parte de la Misa. del texto latino. para que la Misa sea el centro del culto y de toda la vida de la Iglesia. La Palabra no es una mera preparación. Pone de relieve su dimensión comunitaria. para que no parezca un acto devocional. diácono. Interpreta la Eucaristía como la Pascua cristiana. El pueblo participa en cantos. el Misal es mucho más que una lista de cambios y contenidos. 19 . PRINCIPALES CARACTERISTICAS DEL MISAL DEL VATICANO II El Misal. Por eso. Con todo. Se quitaron las oraciones privadas al pie del altar y a la salida. b) Simplificación. Pide el Decreto que las Conferencias Episcopales. mejorando las precedentes. y muchas de las “apologías”. Oración Eucarística. respuestas.

el ministro. y la más excelente que es la Presencia Eucarística. de 2000 (firmado por Card. han intentado adaptar la Misa a su cultura. Lo describimos en sus varias partes. Aparece la Misa como la celebración eclesial del Misterio Pascual de Cristo. Jorge Medina Estévez y Mons. divulgada a través de la Institutio . Gut y A. sólo añadió un nuevo capítulo: “ Adaptaciones que competen a los obispos y a las Conferencias Episcopales” a la luz de la Cuarta Instrucción sobre la Implementación de la Constitución de la Sagrada Liturgia (29 de marzo de 1994). Aumenta el número de párrafos. y el Evangelio). Japón. Presenta los criterios teológicos. el documento central. Restableció la oración universal o de los fieles. En primer lugar aparecen dos decretos de la Congregación para el Culto Divino publicando el Misal: de 1970 (firmado por Card. Filipinas. La Liturgia de la Palabra se considera parte esencial de la celebración. del Nuevo Testamento. Sigue la Constitución Apostólica « Missale Romanum » de Pablo VI (3 de abril de 1969). o descrita en el Ordinario de la Misa. 20 . más parecida a la Cena del Señor. Luego. Cada una de las oraciones fue comparada con la fórmula original en las fuentes de la Liturgia clásica romana. Es en este campo donde se nota el avance de una edición a otra. Los domingos estableció tres lecturas (del Antiguo Testamento. e) Creatividad. El Misal presenta varios textos y formularios para elegir. DESCRIPCION DEL MISAL 2000 Nos referimos al libro de las oraciones de la Misa. con los mismos títulos. como aterrizaje de la Palabra. y no ante-Misa. Mantiene los 8 capítulos. o precisada en documentos posteriores. India. litúrgicos y pastorales para el uso del Misal.c) Retorno a la Tradición litúrgica de la Iglesia. sugiere moniciones. Puso mayor abundancia de Palabra de Dios. y de 2 para la primera lectura de entre semana. histórico y teológico. Recoge información sobre las rúbricas. Francisco Pío Tamburrino). Las modificaciones se señalan en otros trabajos. Se lee nuevamente el Antiguo Testamento (antes sólo había Epístola). Se da primacía al domingo sobre las fiestas. d) Lectura abundante de la Palabra de Dios . Y el decreto de la Congregación para el Culto Divino y la disciplina de los Sacramentos. para entenderla en su contexto literario. Se reconoce que Cristo está presente en varias formas: la asamblea. oraciones alternativas. Bugnini). en lectura semicontínua. de 340 a 399. Algunos pueblos como Zaire. Abrió la posibilidad de ofrecer la Comunión bajo las dos especies. Ubicó la homilía como parte integral de la celebración. su Palabra. partes variables. Knox y Mons. en un ciclo de 3 años para los domingos. y de 1975 (firmado por Card. Se proclaman pasajes selectos de todos los libros sagrados. Primera parte: DOCUMENTOS. muy mejorado: la Institución General del Misal Romano («Institutio» 2000). Bugnini). pide que se dé vida a la celebración.

que abarca del 2000 al 2023. que trae tono de Prefacio. semana ordinario antes de cuaresma y después de Pentecostés. En la Misa del día remite al tono del anuncio de fiestas. Generalidades: Ilustra su inicio con un Pantocrator estilizado. sobre las ofrendas y después de la Comunión) para cada día de los tiempos litúrgicos de Adviento y Navidad y de Cuaresma y Pascua . 21 . y luego una semana. Enseguida. trae los formularios completos (oraciones y antífonas) de los domingos del Tiempo Ordinario . Segunda parte: PROPIO DEL TIEMPO. vienen las Normas generales para el Año Litúrgico y el Calendario. Siguen los días 29 a 31 de diciembre.Gran parte de la revisión son aspectos editoriales y estilistas. el segundo domingo de Navidad. Después trae la Misa de la Sagrada Familia . la solemnidad de María Madre de Dios (con tono solemne de Prefacio y bendición solemne de inicio del año). Cuerpo y Sangre de Cristo. para una mejor práctica. y también para aclarar o reforzar el sentido de alguna sección particular. Tiempo de Navidad: Como ilustración presenta un Nacimiento estilizado. tomado del icono al José pensativo. Indica en cada año: Letra dominical. pone en una hoja los elementos de cada día (en la segunda edición típica aparecían completos los formularios de los cuatro domingos. precedidas del Motu Proprio “ Mysterii Paschalis” de Pablo VI. Ascención. domingo 1 de adviento. Con los mismos formularios. Pascua. con formularios para una semana. Tiempo de Adviento: Formularios desde el 1 Domingo hasta el viernes III. Sagrado Corazón de Jesús). Termina con la Tabla del Tiempo. luego. y las Solemnidades del Señor (Santísima Trinidad. Luego. igual que en la segunda edición. Siguen las ferias de Navidad. La indicación de celebrarla el domingo entre el 2 y el 8 de enero donde no es fiesta de precepto viene en la parte superior. el Bautismo de Jesús y las bodas de Caná. trae tono de Prefacio. desde el principio. y bendición solemne. Luego. Termina la sección con la fiesta del Bautismo del Señor. Después. Las Misas de Navidad se solemnizan con los tonos festivos de gregoriano y sus bendiciones. Jesucristo sumo y eterno sacerdote. con cuatro oraciones colecta y las otras oraciones comunes) Nuestra edición para México. ciclo dominical. Siguen las indicaciones del tiempo durante el año. Ya no tiene las indicaciones sobre las Estaciones. Contiene todas las antífonas (entrada y comunión) oraciones (colecta. Pentecostés. ayudando así a que la Institutio aparezca con mayor precisión. ha presentado el formulario completo de cada día. miércoles de ceniza. con oración colecta para antes y después de Epifanía. el domingo IV y las ferias del 17 al 24. Añade una Misa de Vigilia. Epifanía: Representa en la ilustración la adoración de los Magos.

y en las que son frecuentadas por los fieles. Semana Santa: Pone como sección especial la semana mayor. la Iglesia celebra solemnemente los más grandes Misterios de nuestra Redención. inciensa. IV y V hace la indicación de la celebración de los Escrutinios para los catecúmenos. Los pastores no omitan gestos. El texto recobra fuerza cuando es cantado. los domingos. o Celebración de la Penitencia. Se pone cada día una oración sobre el pueblo para la bendición. En la Misa Crismal repite los Prenotandos de la segunda edición. También tiene el sacro ayuno pascual del viernes de la Pasión del Señor donde se celebre. 2. que han de ser debidamente instruidos sobre lo que deben hacer. 2. y puede iniciar con la oración colecta. por el perdón de los pecados. Para celebrar los ritos del Triduo Sacro se requiere un numero suficiente de ministros laicos. las solemnidades y fiestas. Triduo Pascual: Presenta unos Prenotandos en 3 números. sino expliquen el significado a los fieles. Se prohíbe adornar el altar con flores. de los que ofrezco un resumen: 1. Música sólo para sostener canto. En el Triduo Sacro. 3. también el sábado santo. Llegando. Y le pone tono de Prefacio. Con el obispo. y. En el lugar de reunión se hace el saludo y la oración (de la Santa Cruz. 3. 4. pero enumerándolos del 1 al 4. celebración de la Palabra. en los cuales hace memoria de su Señor crucificado. Las celebraciones de semana santa se realicen con ministros y canto en las iglesias catedrales y parroquiales. para preparar de ese modo los ánimos al gozo de la Resurrección. Hay peculiares momentos de canto del pueblo. en los santuarios. A medias trae la ilustración del 22 . por la Iglesia local. añadiendo a los santos locales. Domingo de Ramos . de los que ofrezco una reseña: 1. Desde el principio pone la rúbrica que la procesión e ingreso solemne puede hacerse el sábado por la tarde o el domingo. Recomienda las Estaciones cuaresmales en las ciudades. sepultado y resucitado en peculiares celebraciones. el rito y las indicaciones son iguales. Luego se hace la procesión.Tiempo de Cuaresma : Tiene unos Prenotandos en cuatro números. Se realicen en las comunidades pequeñas donde puedan realizarse dignamente. Puede hacerse con Misa. a no ser que el obispo diocesano establezca otra cosa. Para el lavatorio de los pies. Excepto el domingo IV (“Letare”). o sobre el pueblo). con las Letanías de los santos. Trae tono de canto en sus partes propias e invitaciones. Son nuevas estas oraciones. para una participación activa y fructuosa. Misa de la Cena del Señor : Indica que al Gloria suenan las campanas y luego callan. sepulcros de mártires y lugares de peregrinación. ministros y sacerdote celebrante. En los domingos III. Martes y Miércoles santos. En el V la indicación de cubrir cruces e imágenes. según la oportunidad. Luego trae los formularios para Lunes. Los instrumentos musicales sólo se usan para sostener el canto. sólo añade una antífona.

el Pregón Pascual (forma larga y breve). Mejora las indicaciones para la Traslación del Sacramento. en dos semanas (oración colecta para cada día. Ascensión: Como ilustración trae una estilización del icono de la ascensión. trae el formulario para cada día. Según una tradición muy antigua. la aspersión. La Misa del día tiene tono del Prefacio. El Ordinario de la Misa es el rito de la celebración eucarística. que se hace sólo donde habrá Oficio el viernes. Tiempo Pascual: Ilustración: el ángel muestra a las mujeres el sudario en el sepulcro vacío. Pone los tonos IV y V. Primero aparece el rito de la Misa con pueblo.42). la Iglesia medita los portentos de la historia de la salvación en la liturgia de la Palabra. En la Misa del día pone el tono del Prefacio. La Misa de la Vigilia es la de la Resurrección. celebra el renacimiento de nuevos hijos en la liturgia bautismal. 23 . Pentecostés: Como ilustración trae la nueva creación. Las indicaciones rubrícales están más precisas. las letanías. Tiempo durante el año: En las fiestas del Señor pone el tono solemne del unificado Centro: ORDINARIO DE LA MISA. Vigilia Pascual: Mantiene los mismos Prenotandos y textos que la segunda edición. Incluye tono de Prefacio. 2. En la Vigilia pone la Bendición solerme.35). semanas II. 4. V y VII. Al Credo de los Concilios de Nicea y Constantinopla añade el Símbolo bautismal de Roma conocido como “de los Apóstoles”.icono del Lavatorio. y que durante el lunes y martes puede decirse la Misa del Espíritu Santo. Sus Prenotandos: 1. No presenta los textos alternativos de la tercera forma. con la indicación de que conviene hacerlo sobre todo en tiempo de Cuaresma y Pascua. Luego trae los formularios para las ferias. Trae el texto de la Bendición solemne. super oblata y postcommunio comunes): semanas II. y semana. el aleluya. Siguen las Misas de la octava. o preside el obispo. Domingo de Resurrección: con tono de Prefacio. Precisa las indicaciones antes del Evangelio. Con lámparas encendidas esperan vigilantes el regreso del Señor (Lc 12. Aunque pone invitación al acto penitencial en cada una de las tres formas. Pone tono solemne gregoriano para la presentación del Cirio. con indicación de “Podemos ir en paz aleluya”. Viernes Santo: Reporta el tono de la Oración universal y precisa los ritos de la Comunión. Las oraciones son del domingo II. desde el principio. no del Prefacio. Pone los tonos para el canto del Ordinario. Presenta Misa de Vigilia. la invitación es la misma. 3. Tras el lucernario. y todo el Canon Romano. con sus fórmulas invariables. la indicación de que el Cirio Pascual va al bautisterio. Y al final. es noche de vigilia en honor del Señor (Ex 12. sobre todo para cuando es solemne. Se pude comulgar en la Vigilia y durante el domingo. mucho más práctico. que es la forma típica de celebración Las precisaciones rituales habrá que buscarlas sobre todo en la Institutio. La Vigilia se hace durante la noche: ni antes de ponerse el sol ni una vez que amaneció. Domingo II “o de la divina Misericordia”. la bendición del agua (bautismal y lustral). y cuando el día está por llegar participa de la Mesa de Pascua en la liturgia eucarística. IV y VI. Nuestro Misal para México.

Trae ilustración del icono estilizado de la Dormición en la Asunción. al cual le pone diferentes tonos gregorianos. Contiene todos los textos especiales para las fiestas y memorias de santos particulares. la indicación de selección del Prefacio si no tiene o admite otro. Añade un Prefacio de mártires. Febrero: Presenta tono para canto en la Presentación del Señor (2). según el tiempo litúrgico. completa a santos Timoteo y Tito. Agosto: Añade a san Pedro Julián Eymard (2). Mayo: Añade el 13 a Nuestra Señora de Fátima. Y pone todo del Sanctus. con su introducción (ahí sí se indica la posible participación de concelebrantes). A cada santo le precisa su condición y tipología de santidad. para la oración por la paz y la invitación a darse la paz. el 21 a san Cristóbal Magallanes y compañeros mártires (sólo colecta). Al final trae el rito de la Misa con solo un ministro. No trae la introducción histórico-espiritual a cada fiesta y memoria. para el Cordero de Dios. trae las Bendiciones Solemnes y oraciones sobre el pueblo (reelaboró esta sección. Julio : Añade a san Agustín Zhao Rong y compañeros mártires (9). Siguientes secciones: LOS SANTOS. A algunos les indica su tono gregoriano del Prefacio. 24 . que ya teníamos. Junio : Pone tonos para San Juan Bautista (24) y San Pedro y San Pablo (29). es nueva la fiesta del santísimo Nombre de Jesús (3). con muchas oraciones nuevas). Trae menos Prefacios que la segunda edición. Prefacio. La Oración Eucarística inicia con el diálogo del Prefacio. la cruz y el altar. añade el 8 a santa Josefina Bakhita. y el Santo. Enseguida el diácono u otro ministro inciensa al sacerdote y al pueblo”. Completa algunos formularios y pone nuevos. con el título “ Plegaria Eucarística por varias necesidades” (que en el Misa las incluíamos en el Apéndice general). completa a Santos Cirilo y Metodio (14). Por ejemplo: Enero: Completa a Santos Gregorio y Basilio (2). Trae tonos gregorianos para el Padre nuestro. con tonos para Prefacio. de la cual presenta Vigilia y Misa del día. y en los grupos de mártires indica su lugar de origen. a santa Teresa Benedicta de la Cruz (9). No hace ya las indicaciones de que en una concelebración puede decir parte de la Oración Eucarística alguno de los concelebrantes. y además la Plegaria Eucarística Suiza con sus cuatro variantes. Presenta tonos gregorianos para la bendición final. pues el de San José y los ángeles los coloca en sus respectivas Misas. Los embolismos no los enumera. incensa las ofrendas. el tono para cantar toda la anáfora en cada una de las plegarias eucarísticas. Su primera parte: el Propio de los santos . y el 22 a santa Rita de Casia. Como Apéndice del Ordinario de la Misa. a san Apolinar (20) y a san Sarbelio Makhluf (24). como algo más bien de carácter excepcional. trae las Anáforas de la Reconciliación.Precisa las indicaciones de la incensación de las ofrendas: “según la oportunidad. su invitación y su embolismo. Tiene ilustración del icono de la muerte de Juan Bautista (29). En el inicio de cada una de las cuatro Oraciones Eucarísticas pone el diálogo del Prefacio. Abril: Añade el 28 a san Luis María Grignion de Montfort. Terminado el rito. traslada al 12 a santa Juana Francisca de Chantal (12) y pone a san Maximiliano María Kolbe (14).

igual a la segunda edición. Diciembre: Presenta tono de Prefacio para la Inmaculada Concepción (8). san Lorenzo Ruiz y compañeros mártires (28). Común de Pastores: Ordena los esquemas y les pone nuevas antífonas. V. y añadiendo el 5. Añade a san Andrés DungLac y compañeros mártires (24) y a santa Catarina de Alejandría (25).Septiembre: Añade a San Pedro Claver (9). Tiempo de Pascua : quita la segunda Colecta. I. Para un obispo (2 esquemas). reelaborando el material anterior. Común de doctores de la Iglesia (maestros en la fe): Dos esquemas. II. Para fundadores de Iglesias: Un esquema para uno y otro para varios. Dedicación de iglesias: Queda igual (en el aniversario. En tiempo pascual: Por muchos mártires. Fuera de tiempo Pascual: Por muchos mártires: 5 esquemas completos. Es completado con el Común de Santos . Octubre: Pone el Prefacio. y lo enriquece con muchas antífonas alternativas. Por un mártir: 3 esquemas. Por una santa mujer mártir. en los santos ángeles (2). con colecta específica). Por una (3). Tiempo de Navidad: añade una colecta. Tiempo de Adviento: añade una colecta. II. Para pastores: un esquema para varios y dos para uno. Por muchas (4 esquemas). V. en la misma iglesia o en otra). con tono de Prefacio y su bendición solemne. Mejora mucho la organización de material. Común de Santa María Virgen: Añade la indicación que cuando dice “conmemoración” puede decirse “memoria”. III. y quitó los dos últimos números. un fondo de oraciones para los que no tienen formulario completo. por uno. San Andrés Kim Taegon. II. completándolos con la antigua sección “otras oraciones”. Común de mártires: Mejora la organización de sus materiales. Por los misioneros mártires: añade un esquema para uno solo. con su prefacio (1). en secciones según los tipos de santos. I. Los enriqueció con antífonas alternativas dentro de los mismos formularios. 25 . Pablo Chong Hasang y compañeros mártires (21). Común de vírgenes: I. Para papas u obispos (dos esquemas. En sus Prenotandos mejora la redacción. Noviembre: Trae ilustración de todos los santos asomándose detrás de la “déisís”. Trae el formulario para la Dedicación de la Basílica de Letrán (9). III. con sus títulos y subtítulos. Para misioneros: 3 esquemas. IV. con su tono. IV. el santo Nombre de María (12). Tiempo durante el año : Presenta 8 esquemas completos. Por una virgen mártir.

presentando un formulario cuando se trata de uno solo y otro cuando se trata de varios. Igual que en la segunda edición. III. IV. IX. IV. 2 para religiosos. Trae las indicaciones sobre el domingo de cuaresma en que se realizan los ritos del catecumenado. embolismos y bendiciones. y Misa del día si son los números 1 a 9 de la Tabla. Profesión religiosa. Por un abad y por una abadesa. donde incluye la bendición nupcial. diácono. I. Nosotros las teníamos incluidas en la edición unificada. VII. o uno de los sacramentales mayores (dedicación de iglesias. Sexta parte: MISAS POR DIVERSAS NECESIDADES. que ya tiene su epíclesis. y muy mejorada la tercera forma. Se trata de aquellas Misas en las cuales se celebra un sacramento. V. Mejora los tres esquemas completos de celebración. más pastoral. VIII. Para quienes ejercieron misericordia (nuevas antífonas). Dedicación de iglesias y altares: con tono de Prefacio. VI. X. Consagración de vírgenes. Es nuevo. Viático. pues no se habían publicado los Rituales. y que en los Escrutinios siempre se lea el Evangelio del domingo correspondiente. Institución de Lectores y acólitos : sólo indica que se toma la Misa por los ministros de la Iglesia. Ahora tiene nuevos Prenotandos. III. 26 . para un monje (nueva). Orden Sagrado. ritos del catecumenado o de la vida religiosa). para monjas (nueva). II. y que se rigen por las normas de los Rituales. indicando cuándo pueden usarse y cómo. En las ediciones anteriores se dividían en cuatro categorías: por la Iglesia. Matrimonio: Pone más claras las rúbricas. Quinta parte: MISAS RITUALES. en la octava de Pascua. Sólo trae la indicación que se tome la Misa por enfermos. Iniciación Cristiana . Obispo. No venían en la segunda edición. Añade nuevas antífonas. Quita los aniversarios. y por necesidades particulares. Con sus embolismos y bendiciones. diáconos y presbíteros. Unción de enfermos . en diversas circunstancias públicas. con sus prefacios. Presenta esquema completo para cada escrutinio. Quita la Misa en los aniversarios. uno para uno solo. en la conmemoración de los fieles difuntos. por las necesidades públicas. Y reporta dos bendiciones solemnes. II.Común de santos y santas: I Para todos los órdenes de santos: 3 esquemas para muchos. Tiene los formularios para distintas ocasiones. Hace una nueva ordenación de los formularios. presbíteros. Para las santas mujeres. Para monjes y religiosos: para un abad. en las solemnidades. sobre todo en el apartado Iglesia. V. Se toma la Misa del día en las fiestas que aparecen en los cuatro primeros números de la Tabla y los domingos. Para educadores: igual a la edición anterior. En las indicaciones señala que se prohíben en los domingos de adviento. No estaba. cuaresma y pascua. Bendición de abad y abadesa.

bienhechores). buena muerte. continencia. II. reconciliación. acción de gracias. Pedro. Nombre de María. prófugos. expresando nuestra comunión con los difuntos en el Cuerpo de Cristo. V. III. gobernantes. oración universal. Niños bautizados. Santa Cruz. reina de los apóstoles. Iglesia perseguida. religiosos. tiempo de guerra. Para diversas circunstancias: Perdón de pecados. calma. vocaciones religiosas. sacerdotes. quienes nos afligen. tiempo de hambre. reuniones pastorales. enfermos. presos. Misa exequial: 9 esquemas completos. organismos internacionales. tempestad. progreso. terremoto. inicio del año civil. Iglesia universal. cosecha. En pocos casos sólo tiene oración colecta (por la patria. Un niño no bautizado. obispo. cónclave. cualquier necesidad. III. Santos ángeles. Pablo. V. caridad. Espíritu Santo (3 esquemas). lluvia. Bendición de cáliz y patena. Presenta unas Exequias más diversificadas según las circunstancias. moribundos. vocaciones sacerdotales. laicos. el presidente. evangelización de los pueblos. IV. Trae algunos formularios nuevos. I. Algunos modelos de oración de los fieles (añade el de semana santa). lecturas. Nombre de Jesús. Institución de ministros “ad actum”. Para circunstancias públicas: Patria. Diversas condiciones (cónyuges. todos los santos. Cantos (para oraciones. Ordena el material y lo completa. pedir lluvia. Completa la sección anterior. siembra. Juan Bautista. Aniversarios. sacerdote. ministros. aniversario de matrimonio. Por la Iglesia: Papa. se trata de las Misas de devoción. Preciosa Sangre. Iglesia “particular” (no local). aniversario de profesión religiosa. familia. 27 . y los aniversarios. IV. Aspersión dominical con agua bautismal. calma o en caso de tempestad). San José. familiares y amigos. misericordia divina. cautivos. Presenta los formularios completos. paz y justicia. en caso de terremoto. Ultima sección: MISAS POR LOS DIFUNTOS. Jesucristo sacerdote. presidente. trabajo. II. Trae unos Prenotandos. 1. Eucaristía. por ejemplo: “Para pedir continencia”. II. Madre de la Iglesia. sínodo. unidad de los cristianos. Sagrado Corazón. APENDICES: I. III. Pedro y Pablo. favorecer concordia. Santísima Trinidad.Añade algunas Misas por diversas necesidades. organismos internacionales. apóstoles. cualquier apóstol. parientes. no sólo el enunciado o la colecta. los gobernantes. Penúltima parte: MISAS VOTIVAS. bendiciones y anuncio de la Pascua). una segunda “Por la remisión de los pecados”.

sino celebraciones de la Iglesia. la Iglesia. El Concilio optó por la unidad en la diversidad. en lo secundario. el sacerdote no actúa en nombre propio. Hay un rito esencial que permanece en todas las formas de celebrar la Misa: es el mismo rito eucarístico por el cual se inmola sacramentalmente el Sacerdote principal ofreciéndose al Padre. sino en virtud de su Ordenación sacerdotal y de su misión en la Iglesia. ¿QUE SIGNIFICA ACEPTAR EL MISAL DE LA IGLESIA? “Confiamos que este Misal será acogido por los fieles como un medio para testimoniar y afirmar la unidad de todos. por dejar a su Esposa amada. Constitución Apostólica “Missale Romanunm”. por medio de nuestro Sumo Sacerdote Jesucristo. Anáforas de Niños. La creatividad para darle vida a la celebración se basa en la obediencia disciplinar. un Sacrificio visible. Pasar del individualismo y personalismo a sentirse pueblo de Dios. Dice el Concilio de Trento: “En la última Cena. No celebra “su” liturgia. pues se desarrolla dentro de los límites previstos en los libros litúrgicos. la noche en que era entregado. por el que se representara aquél suyo sangriento que 28 . pues no intenta hacer lo que hace la Iglesia. celebra la Cena sacrificial del Señor. Por ejemplo: laicos que realizan funciones de ministros ordenados (como recitar todos las oraciones presidenciales y aun la consagración. dar la Comunión mientras el sacerdote espera sentado. la pérdida del sentido de lo sagrado (celebrar fuera de los lugares sagrados sin verdadera necesidad. O bien. centrada en la Eucaristía. vestir y comportarse deshonestos o irreverentes en la celebración o lugares sagrados. imponer manos o hacer unciones. Santo Tomás de Aquino enseña que si alguien pretende hacer un rito no aprobado por la Iglesia. libertad. Un Misal de la Iglesia es para toda la Iglesia el instrumento actualizado para celebrar el Misterio de la presencia de Cristo de forma que asegure el vínculo entre la Iglesia universal y la comunidad local de creyentes. y así. Podemos señalar algunos abusos. subirá hasta el Padre celestial. No son acciones privadas. etc). para el servicio de Dios y de los hermanos. organizado jerárquicamente como pueblo de Dios. El Sacerdote principal es siempre el mismo: Jesucristo. unidad. caridad” Lo importante es que la Iglesia llegue a ser realmente Cuerpo de Cristo cuando. que es el sacramento de la unidad. el cual es vínculo y representante de la Iglesia universal. no hacer los signos de reverencia y adoración al Santísimo Sacramento. En la liturgia. en dependencia y comunión con la Jerarquía. Preparación y acción de gracias de la Misa. decir la homilía. 3 abril 1969). recibida por manos del obispo. no usar las v estiduras litúrgicas. la Víctima es siempre la misma: Jesucristo.VI. Índices (detallados). Ya decía San Agustín: “En lo necesario. más fragante que el incienso. en tanta variedad de lenguas. Es un derecho y un deber de los fieles acercarse a la Eucaristía como acción eclesial. en todo. y no por la uniformidad. que son acciones del mismo Cristo. pone en duda la validez del sacramento. en el Espíritu Santo. una idéntica y única oración” (Pablo VI.). el acto oblativo es el mismo y del mismo Jesucristo. y la intención es esencial (Summa Theologica III question 64 a 8). Coloca así a la comunidad local en la luz de la entera comunidad de la Iglesia dispersa por todo el mundo. En sus acciones están presentes las acciones de la Iglesia. etc. sino la liturgia de la Iglesia. usando las mismas fórmulas y signos.

y su memoria permaneciera hasta el fin de los siglos. Leccionarios con la selección de Lecturas bíblicas. Pero no alcanzó a resolver toda la problemática litúrgica. cuando nos redimió por el derramamiento de su Sangre” (Sesión XXII. Así que confió al Papa la revisión y edición del Misal. Somos fieles a la Tradición de la Iglesia. En el siglo XIII se pusieron de moda esos «Liber Missalis». El Papa Pío V publicó en 1570 el «Missale Romanum». pues no contaban con tiempo. La circulación de multitud de misales protestantes en varias lenguas. Tomaron una edición de 1474 del Misal de la Curia Romana. y se desarrolló la Liturgia como ciencia. ni personal. que había de ser inmolado por la Iglesia por ministerio de los sacerdotes bajo signos visibles. El Misal del Vaticano II. y por eso trató de volver a la norma de los Padres de la Iglesia y a la Misa romana en su estado más puro. en sus diversas ediciones. no una de 400 años. Fue obligatorio para toda la Iglesia. originando así varios libros: Sacramentarios con las oraciones presidenciales. ni documentación. pero no había participación del pueblo.había de consumarse una sola vez en la Cruz. Por eso los protestantes en el siglo XVI atacaron la Misa. y se perdió la línea central de la Eucaristía. gracias a los franciscanos. canon 754). La Iglesia no quiso que los textos litúrgicos antiguos quedaran archivados en las bibliotecas y museos. perfecciona al de Trento. 29 . instituyó Cristo una Pascua nueva. urgía publicar un Misal oficial. en memoria de su tránsito de este mundo al Padre. o la incorporación de usos locales. Más tarde. el estudiar las fuentes litúrgicas antiguas. sino que alimentaran la fe y la piedad de los fieles. y su eficacia saludable se aplicara para remisión de los pecados. se fueron introduciendo abusos y errores. ya estaban trabajando 7 grupos del «Consilium» en la revisión del Misal Romano. ofreció a Dios Padre su Cuerpo y su Sangre bajo las especies de pan y de vino. villas. ni recursos. Con el tiempo. por las transcripciones a mano.. El Concilio de Trento (1545-1563) decidió hacer una revisión total y a fondo del Misal y los demás libros litúrgicos de la Iglesia latina. se fueron compilando en un solo libro. viajes. aboliendo los otros misales existentes. de manera especial las que promulga el Romano Pontífice o el Colegio de los Obispos” (Código de Derecho Canónico.. El más difundido. para semejante empresa. como un signo de la unidad católica tan necesaria. o Misas de un solo celebrante. Gradual con los cantos. HISTORIA DEL MISAL En la Edad Media se fueron compilando formularios escritos en la Antigüedad cristiana para la Celebración Eucarística. Durante el mismo desarrollo del Concilio Vaticano II. No habían tenido oportunidad de revisarlo. según las directrices del Concilio de Trento y de acuerdo a la Tradición de los Santos Padres. Entonces sí era posible una revisión y renovación del Misal Romano. y Ordo con la descripción de las ceremonias. “Todos los fieles están obligados a observar las constituciones y decretos promulgados por la legítima autoridad de la Iglesia. 17 septiembre 1562). que era El mismo. sino de 2000 años. Dondequiera se celebraba de la misma manera. fue el que la Curia Romana elaboró para el Papa Honorio III (1216-1227). En el siglo VIII. y con algunos arreglos lo mandaron a la imprenta. se conoció la teología eucarística de los Padres de la Iglesia. para las misiones.

El Papa pidió un sondeo sobre las tres nuevas Oraciones Eucarísticas. y hasta que era inválida la Consagración. publicándose hasta el 17 de enero de 1969. los cardenales Alfredo Ottaviani y Antonio Baci enviaron al Papa Pablo VI un “Examen Crítico del nuevo Rito de la Misa”. Después de un año de consultas. el Papa no pudo estar por razones de salud. que rechazaba el Concilio de Trento. con observaciones positivas. así como el sacerdocio jerárquico. estuvo analizando cuidadosamente todos los textos de los documentos y el ordinario de la Misa. provocaron oposición de varios grupos conservadores. quien dio su aprobación el 2 de noviembre. abiertamente declararon el nuevo Misal como herético. y sería obligatorio a partir del 30 de noviembre. En su veraneo de Castelgandolfo. Presentaban tres variantes del Canon Romano. consultó a 14 cardenales. sólo 7 respondieron. Entregó el texto el 22 de septiembre. protestante. También se pidió a cuatro laicos que lo hicieran. Al final. Decían que la nueva Misa negaba el Sacrificio de la Cruz y la presencia real de Cristo en la Eucaristía. exageradas. y declararon la Sede Apostólica Vacante. y la experimentación en varios lugares. el Papa envió el proyecto a las Conferencias Episcopales para el Sínodo de 1967. Mas varias controversias lo retrasarían. El 25 de septiembre de 1969. y se retocó el número 7. Pero la presentación pudo hacerse hasta el 2 de mayo. Decían que el Papa no había aprobado el Misal. ligándolo a la masonería y al comunismo. El 21 de octubre se discutió el esquema y el 25 se experimentó el rito. cisma y apostasía. El Card. Pero el amarillismo periodístico dio amplios espacios a los tradicionalistas. y cada celebración fue seguida por una retroalimentación de hasta una hora y media. haciendo sus observaciones al margen en rojo y azul. etc. equívoco. Seper le entregó las conclusiones el 2 de noviembre: «contiene muchas afirmaciones superficiales. que se hizo el 25 y 26 de octubre. apasionadas y falsas». que el Misal tridentino no podría ser jamás cambiado por nadie. y 62 con interesantes observaciones. promulgados el 3 de abril de 1969. 30 . Los Padres sinodales se mostraron muy negativos. Pablo VI quería que todo el Misal estuviera listo para la Pascua. y la introducción del Símbolo de los Apóstoles. de su puño y letra. con una delegación de 60 franceses. y hasta diabólico. Por escrito el Papa envió después sus observaciones. entre sonadas conferencias de prensa y manifestaciones públicas. Pero la controversia se avivó. La redacción crítica que incorporaba sus observaciones se devolvió al Papa. se presentó a discusión el esquema de la Misa normativa. El Rito de la Misa (“Ordo Missae”) y su Documentación introductoria (“Institutio”). supuestamente a nombre de un grupo selecto de teólogos. que tenía ideas protestantes y modernistas. Como regalo a los 278 sacerdotes que ordenó el 17 de mayo les entregó un ejemplar del Misal. liturgistas y pastores de almas. El abad de Nantes. En la primera peregrinación tradicionalista. En presencia del Papa se celebró el nuevo rito del 11 al 13 de enero de 1968. la modificación del texto de la Consagración. Se añadió un Proemio de 15 números. del 28 al 29 de junio de 1970. que el Papa sólo lo proponía como optativo. la votación salió favorable a seguir los trabajos: 71 padres a favor. Los resultados del análisis de sus propuestas se entregaron a Pablo VI el 10 de mayo. El 30 de octubre lo publicó Il Messaggero. En julio. del 5 al 19 de septiembre de 1965. Algunos grupos acusaron públicamente a Pablo VI de herejía. El 11 de marzo de 1970. entregaron al Papa el volumen de acusación en abril de 1973. Y entró en vigor el primer domingo de Adviento.Tras 7 reuniones generales. 43 en contra. sino se lo había impuesto un grupito de modernistas. el Papa escribió la aprobación. ya que él mismo celebraba en privado con el antiguo. El Papa personalmente encargó un examen detallado a la Congregación para la Doctrina de la Fe el 22 de octubre.

a) El Misal es un libro de iniciación en la fe. Contiene una teología de rodillas. y nos transmite su método de aprendizaje. encuentro íntimo entre Dios y el hombre. A lo largo del año litúrgico se leen todos los. que fue publicada el 27 de marzo de 1975. 31 . Siempre se trató de dar una respuesta por escrito. La Iglesia. LIBRO DE ESPIRITUALIDAD El Misal es un libro de iniciación a la vida espiritual. nuestros modelos e intercesores. La oración individual se hace más intensa. por todas las necesidades de la Iglesia y del mundo. sobre la introducción de la lengua popular. Pero a la vez iniciaban una revisión de acuerdos: cada obispo decidiría. c) El Misal es un libro de iniciación bíblica. y también en comunión con la Iglesia purgante. Las antífonas y oraciones se inspiran en la Biblia. en la unidad eclesial del Espíritu Santo y bajo su fuerza. libros de la Biblia. venera la Palabra. porque es oración comunitaria y eclesial.El diálogo no fue posible por la intransigencia y fanatismo de algunos grupos. celebrado y vivido cuando realiza la Eucaristía. Ayuda a superar el individualismo. No es una oración dirigida a cualquier forma de concebir a Dios. Permite al cristiano hacer propio lo que Cristo ora en su Iglesia. corazón de la vida. donde los Misterios de la Salvación no sólo se traen a la mente. sino que se hacen objetivamente presentes para que participemos de su fuerza salvadora. En toda celebración hay lecturas bíblicas. 26). anunciamos y actualizamos la historia de la salvación. Continuamos la oración de Jesús. La Palabra se escucha. al menos en sus pasajes más significativos. Aprendemos a dirigir nuestra oración al Padre. sino al verdadero Dios revelado en Cristo. acompañados de los santos. “Camino ” u otros. realiza un evento más de ella en el sacramento. En sus textos y fiestas hallamos los contenidos de fe que las otras disciplinas teológicas estudian. Y es mejor que otros libros como la “ Imitación de Cristo“. orando. b) El Misal. que culminó en la Cruz. pasando por el Evangelio. en la cual prevalece la alabanza y acción de gracias. mientras que el Misal expresa lo que la Iglesia ha creído. un testimonio de lo que la Iglesia ha profesado y experimentado al celebrar su fe. El punto culminante de la celebración eucarística es la narración de la Institución de la Eucaristía. éstos reflejan una corriente particular de espiritualidad en la Iglesia. Es una confesión orante del depósito de fe de la Iglesia. y jamás podrán permitir que se use el misal anterior en Misas con el pueblo por ningún motivo. ora con la Biblia. una iniciación en la oración cristiana. De esta revisión se originaría la segunda edición típica. fuente de la espiritualidad de la Iglesia. Nosotros no sabemos cómo orar (Romanos 8. por la única mediación de Jesucristo. y se responde en oración. En la liturgia. EL MISAL. La Congregación reafirmó la obligatoriedad del nuevo Misal el 17 de octubre de 1973 al Secretario de Estado. que es la que estábamos usando hasta ahora. sobre todo en el Salmo responsorial y en el Padre nuestro. Del Antiguo Testamento al Nuevo Testamento. la Iglesia lee la Biblia. Es una catequesis en acción. se ha dejado enseñar. actualiza su contexto. cuando se prepara con momentos de silencio para que el Espíritu Santo haga que la oración de Cristo y de la Iglesia sea hecha propia de cada cristiano. de acuerdo a las circunstancias de su diócesis. y vive de la Palabra.

si no se comprende el valor pastoral. el sujeto de la celebración es toda la asamblea. Hijo de Dios.Cristo se hace presente en su Palabra proclamada por la Iglesia en la celebración. “La celebración de la Misa. Además. El Misterio Pascual de Cristo. ni la verdadera motivación. proceden de ella y a ella se ordenan” (16). de la Palabra y del pan y vino eucarísticos. La Misa es la celebración de la comunidad eclesial. que. Cambiar la forma de celebrar la Eucaristía puede convertirse en un nuevo ritualismo. es el centro de toda la vida cristiana para la Iglesia universal y local. y el culto que los hombres tributan al Padre. del ministro. los misterios de la Redención. la Iglesia local se hace un acontecimiento. y participación activa de cada uno. volviendo a sus fuentes. a lo largo del año. CONCLUSION El Concilio no pretendía sólo cambiar los ritos y textos. como acción de Cristo y del pueblo de Dios. se nos presenta a través de ritos y oraciones. Todas las demás acciones sagradas y cualesquiera obras de la vida cristiana. es el sacramento de la unidad. ordenado jerárquicamente. y la Iglesia existe porque existe la Eucaristía. que los antiguos llamaban “mistagogia”. Aprendemos a vivir la vida como alabanza. la celebración y la coherente práctica religiosa. éstos se nos hacen presentes. La Eucaristía existe porque existe la Iglesia. La asamblea litúrgica es el lugar privilegiado para la educación en el sentido de Iglesia: conciencia de una dependencia común o solidaridad. sino más bien promover una educación de los fieles y una acción pastoral donde la Liturgia sea la cumbre y la fuente. y para los fieles individualmente. en el Misterio de Cristo y de la Iglesia. entra en juego el sentido de pertenencia a una comunidad. d) El Misal. estático. El movimiento litúrgico pretendía superar la profunda zanja abierta entre la enigmática sacralidad del presbiterio y la indiferencia de la nave. en cierto modo. Es como una introducción vital. sino la expresa voluntad de la Iglesia que quiere así reencontrarse y reconstituirse. ofrenda. Las meta no es celebrar Misas de ocasión. El Resucitado se hace presente congregando en su Cuerpo a todos los bautizados y asociándolos a su obra salvadora a través de los signos de la asamblea. 32 . La modernidad ha desterrado muchas formas sociales por las que el individuo se sentía miembro del todo y vinculado a un comportamiento tradicional. adorándolo por medio de Cristo. ya que en ella se culmina la acción con que Dios santifica en Cristo al mundo. celebrado en al año litúrgico y los sacramentos. que están en el misal. libro de iniciación litúrgica y sacramental. una iniciación progresiva. No es una imposición de un grupo de liturgistas desde el escritorio. es el punto obligado de referencia y verificación de sus contenidos a la luz de la tradición litúrgica de la Iglesia. El texto latino. Con la fe. compromiso. ni su aplicación en la vida concreta. se recuerdan de tal modo en ella. en la centralidad de la Eucaristía. un proceso formativo gradual. se relacionan con ésta. En la Eucaristía. sino hacer de la participación en la Eucaristía el más vivo signo de expresión de los lazos de fe y caridad que unen a los católicos.

donde las muchas palabras cederán el paso a la contemplación de la única Palabra viva. Para esa asimilación no basta toda la vida. cuando armonicemos nuestra vida al ritmo de la Misa. Por P. Francisco Escobar Mireles 33 . día con día. El resto quedará para el Reino de Dios. donde celebraremos sin Misal y sin Biblia. Pero sólo se comprende el Misterio de Cristo y de la Iglesia en un clima de oración.La Eucaristía hace a la Iglesia y la Iglesia hace la Eucaristía.

que son los mismos principios que le dieron nueva forma a la Celebración Eucarística de Vaticano II. su dinamismo. dándonos una especie de muestra del Espíritu de la celebración Eucarística en la historia de la celebración para entrar en lo que ha significado el espíritu de la celebración Eucarística en el concilio. En el C. personalmente no veo algo nuevo bajo el sol. PÉREZ CASTRO Introducción Espíritu es en Aristóteles la fuerza que da forma. el centro de la liturgia sagrada. habla del “ pan que partimos” y “ del cáliz de bendición que bendecimos”. sobretodo los domingos. únicamente presentaremos el preámbulo para poder penetrar más profundamente en las próximas ponencias en este gran don. Posteriormente en un segundo punto vemos el espíritu de los cambios.EL ESPÍRITU DE LA CELEBRACIÓN EUCARÍSTICA EN LA INSTRUCCIÓN GENERAL DEL MISAL ROMANO PBRO . su fuerza interna espiritual. Así intentaremos ver esa fuerza. poco a poco el rito fue evolucionando. su eficacia sacramental. Lo hace porque algunos grupos de los Corintios la entendían mal y él los conecta con la última cena de Jesús y su mandato de celebrarla como memorial suyo. en la tradición de la Iglesia y en el aporte del magisterio de Vaticano II. en la reforma litúrgica y en la renovación litúrgica. hacia el año 55. San Pablo. su atracción. para celebrar la fracción del pan en obediencia al mandato de Cristo: “hagan esto en memoria mía”. esa estructura invisible. I. de la vida cristiana (Eucharisticum misterium) Lo primero que sabemos de la Eucaristía en el NT es que la comunidad cristiana se reunía.13-35) tiene como centro la fe de la comunidad al entender que el Mesías tenía que padecer. HUGO E. Esta Eucaristía está relacionada quizás intencionadamente con la resurrección del joven. Mi propuesta es ver en primer lugar el espíritu de la celebración Eucarística en los orígenes. repito el Espíritu es muy amplio. En su primera carta a los Corintios. sin duda. y más aún. La Eucaristía es el gran don del Padre en Jesucristo por el Espíritu Santo y hablar del Espíritu de la Eucaristía es inagotable. desde el NT se nota esta evolución. Él afirma que son comunión con el cuerpo y la sangre de Cristo. En (Lc 24. presente que mueve y hace posible en la celebración Eucarística. En He 20 presenta una de estas reuniones comunitarias en Troade. pero espero que este sencillo aporte sirva para entender más a profundidad los fundamentos presentes en la nueva edición del misal romano y los cambios. En resumen podemos afirmar que: 34 . El Espíritu de la celebración Eucarística El misterio eucarístico es.. En Lucas en los hechos la Eucaristía forma parte especial de la vida comunitaria. Perteneciendo los cambios actuales a la renovación litúrgica y por último en un tercer punto presento el Espíritu de la tercera edición típica del misal romano desde el Espíritu de la liturgia y por tanto de la celebración Eucarística en los principios orientativos y operativos de la liturgia. solamente veo un desarrollo a partir de la esencia que tenemos en la institución realizada por Jesucristo. Ahí vemos que los cambios que se dan en la celebración a partir de la tercera edición del misal romano tienen su fundamento en lo que se pensó en el movimiento litúrgico. pues la tercera edición del misal romano sigue viviendo de ese mismo espíritu que le imprimió el concilio. morir y resucitar para entrar en la gloria. 11 vuelve a hablar de esta celebración llamándola la cena del Señor.

ni tampoco el recuerdo memorial de la muerte de Cristo: sino su presencia viva hoy. se celebra la eucaristía esperando el retorno del Señor. \ Se celebra con sencillez y alegría. más adelante veremos el espíritu que le imprimió el Concilio a la liturgia y por tanto a la Eucaristía como expresión privilegiada de la misma. dador de vida. dándole su lugar no sólo al sacerdote. ligado al señor glorioso como Kirios. de comunión y participación. En cuanto a la eucaristía es muy fuerte el sentido de memorial que le imprime Jesús. las comidas festivas de la familia. las comidas de fraternidad. \ Esta muy clara la dimensión escatológica. Solamente remarcamos los logros que en la actualidad se ven en la práctica en la celebración de la Eucaristía. En el entender la Eucaristía como comida no quiere decir que sea una herencia de las otras religiones. sino que responde al sentido universal del hecho de comer en común. Está realizando con acciones simbólicas el perdón y el amor de Dios. Jesús no quiere excluir a nadie de la salvación y de la comunión con Dios. sino también a la asamblea. la alegría cúltica religiosa. La Eucaristía como comida La comunidad cristiana celebró la Eucaristía. devocionales o alegóricas. las comidas sacrificiales en las que los comensales participan de lo que han ofrecido a Dios (sacrificios de comunión. El rasgo que más se destaca es la alegría. También existía el refrigerio. La comida con Lázaro. el que llena de alegría. en el marco de la comida. en los que no había fundamento teológico y se explicaba la Eucaristía con razones sentimentales. como memorial de la muerte pascual de Cristo. Comida para entrar en comunión con los difuntos. como la comida del inicio del sábado precedida del Qiddush o santificación. por ejemplo según Wanke. Se celebra en el primer día de la semana. con Zaqueo. No es el caso de dar el desarrollo histórico de la Eucaristía. En diferentes religiones la comida tiene sentido sagrado. \ La idea central es la presencia del Señor Resucitado. convierte agua en vino. de reconciliación. \ La Eucaristía aparece más claramente como en los tiempos patrísticos. Frutos del Concilio Vaticano II \ Se ha recuperado la visión conjunta de los diversos aspectos del sacramento. Salvador. el que salva y da la vida y llena de consuelo. la comida relaciona con Dios y la comida tiene sentido escatológico. \ Los protagonistas del Misterio Eucarístico aparecen con mayor precisión. Para los Judíos la comida tenía sentido sagrado. Lucas no subrayaría tanto la espera escatológica. en un clima de alabanza a Dios. en este sentido de comunión. La Eucaristía construye la Iglesia. Dentro de las culturas la comida es fuente de vida. \ Se ve más claramente la íntima relación entre sacrificio y sacramento. que sale al encuentro de los suyos y lo hace de modo privilegiado en la comida Eucarística como el que une. Multiplica panes. con Mateo. fuente de unidad comunitaria. Ser admitidos a comer con Jesús es todo un símbolo antes y después de la resurrección. además de la pascua tenían otras comidas sagradas. de unión con Jesús. Cuando anuncia el reino lo hace preferentemente en clave de comida: las parábolas del hijo pródigo y del banquete del reino. Consolador. El hecho Eucarístico. La Eucaristía se ha desarrollado en el tiempo no sin que haya tenido sus momentos críticos. Que son fruto de la nueva visión del Vaticano II. de los bienes mesiánicos. Jesús mismo siempre aparece en comidas. de alguien que se siente agradecido con Dios y le alaba por la salvación que ha realizado. participante del sacerdocio de Cristo 35 .\ La Eucaristía se celebra en relación con la vida eclesial.

sin cambios ni adaptaciones frente al tiempo. se había quedado estático. Vat. El Espíritu de los cambios (Movimiento litúrgico. significado de la oración litúrgica. el canto popular etc. Al ver la reforma no sólo debemos ver los cambios como el uso de lengua vernácula. reforma litúrgica. el carácter comunitario. unicidad del altar. II Más o menos 50 años estuvo preparando el campo sobre la naturaleza y el significado de la liturgia por medio del movimiento litúrgico para que en el Vaticano II se aceptara esta nueva visión de la liturgia. Todas estas aportaciones eran expuestas en un enredo de concepciones dogmáticas y dudas muy discutibles. La tendencia central de la reforma litúrgica del iluminismo era sobretodo: la tendencia a la simplificación. etc. decretados por el concilio y llevados a cabo paulatinamente por los mejores peritos del mundo en materia litúrgica. renovación litúrgica) Hablar de cambios en la liturgia ahora es bastante común. sin embargo no debemos olvidar que en el rito de la misa anterior a Vaticano II. Aprobada por el Papa Pablo VI el 4 de diciembre de 1963. la SC puede ser considerada como la corona del edificio que construyó en el tiempo el movimiento litúrgico. Los antecedentes del movimiento litúrgico los encontramos en el iluminismo. A reforma litúrgica pertenecen por ejemplo el uso de la lengua vulgar. era muy avanzado al grado de que el esquema relativo a la reforma de la liturgia no sólo fue el primero en ser discutido sino inmediatamente encontró la forma de ser plasmado en una constitución litúrgica. Así como se da el iluminismo en el pensamiento humano. b) La Reforma litúrgica Son todos los cambios que se llevaron a cabo como fruto del movimiento litúrgico. sino que frente a los cambios generacionales de la humanidad fuera caminando. 36 . Sobretodo debemos ver el fondo teológico de la Constitución. el revisar los ritos de los sacramentos con el fin de que fueran acordes al Espíritu de la Sacrosanctum Concilium. esta fue vista por los Padres conciliares según la prospectiva que el Papa Juan XXIII había dado al concilio. el usar con mayor abundancia la sagrada escritura. desde entonces tenemos tres conceptos muy importantes que profundizaremos en este punto y son: el movimiento litúrgico. la concelebración. Schoot en Alemania en 1894. una menor estima de la misa privada. el cambio de vestiduras litúrgicas etc. la lengua nacional paralela a la lengua de los libros litúrgicos. una limitación de la exposición de las reliquias sobre el altar. la veracidad e historicidad de las lecturas. la reforma litúrgica y la renovación litúrgica. Ver la dimensión teológica de la liturgia y las actuaciones prácticas en vistas a su reforma. la necesidad de reforma del breviario.II. El término movimiento litúrgico lo utiliza por vez primera en unas vísperas A. El movimiento litúrgico coronado por el C. una vez que se hubo decretado la reforma litúrgica. Como su nombre lo indica es el pensamiento. la comprensión y edificación. a) El Movimiento litúrgico La liturgia como ciencia teológica tiene sus inicios en el movimiento litúrgico. el fundamento ideológico que lleva a pensar en cambiar la liturgia. Desde que iniciara el movimiento litúrgico se empezó a pensar en una liturgia que no se quedara nuevamente anquilosada. Sin meternos en más profundidad veremos el sínodo de Pistoia (1794) donde se proponen algunos cambios como: La participación activa de los fieles en el sacrificio eucarístico. de la misma forma se va a dar en el pensamiento católico y ya en la liturgia se buscaban apoyados en esta doctrina algunos cambios. la supresión de muchas novenas y similares formas devocionales. la comunión con las hostias consagradas en la misma misa. la lectura anual de toda la Sagrada Escritura. conocida por las palabras iniciales como Sacrosanctum Concilium .

Edizione liturgiche. Téngase en cuenta. En los números que van del 21 al 25 de la constitución litúrgica presenta las normas para la reforma: 21 La reglamentación de la sagrada liturgia es de la competencia exclusiva de la autoridad eclesiástica. 20 de la Constitución sobre liturgia Sacrosanctum Concilium presenta el Espíritu de la reforma: Para que en la sagrada liturgia el pueblo cristiano obtenga con mayor seguridad gracias abundantes. Pues de ella se toman las lecturas que luego se explican en la homilía. altar frente al pueblo. quite o cambie cosa alguna por iniciativa propia en la liturgia. valiéndose de peritos y consultando a Obispos de diversas regiones del mundo La reforma litúrgica fue decretada por el Concilio. Por lo mismo nadie. 22 En virtud del poder concedido por el derecho. sino también la experiencia adquirida con la reforma litúrgica reciente. pues desde el movimiento litúrgico se pensó que la liturgia se fuera adaptando a la mentalidad de las generaciones que caminan en su tiempo. histórica y pastoral acerca de cada una de las partes que se ha de revisar. y los salmos que se cantan. las preces. y que la reforma será de las cosas que están sujetas a cambio. Porque la liturgia consta de una parte que es inmutable. añada. la importancia de la sagrada escritura es sumamente grande. 25 Revísense cuanto antes los libros litúrgicos. además. las que en el decurso del tiempo pueden y deben variar. 23 Para conservar la sana tradición y abrir. legítimamente constituidas.. 1 37 . el camino a un progreso legítimo. y de otras partes sujetas a cambio. debe preceder una concienzuda investigación teológica. Según vaya habiendo un cambio generacional se debe ir renovando la liturgia. con todo. litúrgica.1 c) La Renovación litúrgica Después de la reforma litúrgica tenemos la renovación litúrgica. Manifiesta que la reforma es para que el pueblo Cristiano obtenga gracias más abundantes. la reglamentación de las cuestiones litúrgicas corresponde también dentro de los límites establecidos. 24 En la celebración litúrgica. en la medida que determine la ley en el Obispo. Pertenecen a la reforma cambios como: lengua vernácula. no sólo las leyes generales de la estructura y mentalidad. que en el decurso del tiempo pueden y aun deben variar. ésta reside en la sede apostólica y. vestiduras litúrgicas más sobrias. Roma 1983. No se introduzcan innovaciones si no lo exige una utilidad verdadera y cierta de la Iglesia. planeada por los mejores peritos del mundo en diferentes ciencias teológicas y humanas y realizada por la Iglesia. canto litúrgico etc.. aunque sea sacerdote. por ser de institución divina. oraciones e himnos litúrgicos están penetrados de su espíritu y de ella reciben su significado las acciones y los signos. a la renovación litúrgica pertenecen todos los cambios hechos en materia litúrgica después de la reforma. la santa madre Iglesia desea proveer con mayor solicitud a una reforma general de la misma liturgia.El N. a las competentes asambleas territoriales de Obispos de distintas clases. modificación de los rituales. Que la reforma a la que se refiere el concilio es una reforma general. En tiempos del Concilio se pensaba que un cambio generacional se daba Un libro que ayuda a comprender a fondo la reforma litúrgica en todos sus pasos es el escrito por el mismo secretario encargado de la reforma litúrgica: BUGNINI di Annibale: La riforma liturgica (1948-1975).

así el cuerpo místico de Jesucristo es decir la cabeza y los miembros. cuya celebración se continúa en el tiempo y hace presente su victoria y su triunfo sobre la muerte. Está presente en el sacrificio de la misa. sea bajo las especies eucarísticas. De manera que la renovación de la liturgia debe ser más frecuente. se considera la liturgia como el ejercicio del sacerdocio de Jesucristo. pues cuando se proclama la escritura en la Iglesia es El quien habla. de esta forma a través de la misa se rinde culto al Padre por medio del sacerdocio de Cristo y de esta forma se construye la Iglesia. el cual con su muerte y resurrección. Todavía más importancia a la Eucaristía dominical. La constitución sobre liturgia en el N. para que en torno a la Eucaristía. Al recordar que la liturgia es cumbre y fuente debemos darle mucha importancia. está presente. no puede ser auténtico cristiano. ha sido constituido en señor. sino es recordándonos que la liturgia es cumbre y fuente. una vez que hemos recibido los sacramentos de iniciación. Cristo asocia consigo a su amadísima esposa la Iglesia. pasando de este mundo al Padre. pues a la base del rito eucarístico está el sacerdocio de Cristo mediante el cual Cristo realiza su presencia entre nosotros. se convierte en misterio de culto.cada 50 años. por último cuando la Iglesia suplica y canta salmos. Está presente en los sacramentos de manera que cuando alguien bautiza es Cristo quien b autiza. Este es un principio orientativo. Es la pascua de Cristo. la fuente de donde mana toda su fuerza” No podemos entender. al mismo tiempo. dador de la vida. III. Realmente es una obra muy grande por la que Dios es glorificado y los hombres santificados. buscando ser fiel al tiempo actual. pues es la fuente de la que debemos nutrir la vida cristiana. y no tendrá forma 38 . teniendo como plenitud el sacramento de la Eucaristía. Visto desde esta perspectiva podemos afirmar. ejerce el culto público íntegro. hace unos 15 años se hablaba de 10 años y en la actualidad hay que pensar en cada 5 años. cabeza y miembros presentan el entero culto público. sea en la persona del ministro. 7 expresa: Para realizar esta obra tan grande Cristo está siempre presente en su Iglesia. que quien no se acerca a participar en la celebración eucarística. que debemos tener presente siempre en el rito de la celebración Eucarística. la nueva edición del misal romano. Con razón. La celebración Eucarística tiene como centro a Cristo. que invoca a su Señor y por El tributa culto al Padre eterno. los hombres de este tiempo se sigan nutriendo de Dios. Principios orientativos y operativos en el Espíritu de la liturgia de Vaticano II y de la Eucaristía Ejercicio del sacerdocio de Cristo La liturgia es teología hecha oración y a través de los signos viene significada y realizada la santificación del hombre por medio del cuerpo místico de Cristo. está presente en su palabra. Esto de una manera especial se hace presente en el rito de la misa y en los demás sacramentos. De esta forma entendemos el por qué de una nueva edición del misal romano. que celebrada en el sacramento de la Iglesia. La liturgia cumbre y fuente de la vida de la Iglesia La Constitución Sacrosanctum Concilium en el número 10 afirma: “La liturgia es la cumbre a la cual tiende la actividad de la Iglesia y.

actualmente la participación se entiende como un entrar profundamente en el misterio de Dios por medio de la liturgia. Sustancial unidad no rígida uniformidad La Iglesia no pretende imponer una rígida uniformidad en aquello que no afecta a la fe o al bien de la comunidad. activa La Santa Madre Iglesia desea ardientemente que se lleve a todos los fieles a aquella participación plena. Y con los avances que se han tenido en estos tiempos. cuando se hablaba de participación se entendía como participación celebrativa. determinar estas adaptaciones dentro de los límites establecidos en 39 . consciente y activa en las celebraciones litúrgicas. y se tendrá esto en cuenta oportunamente al establecer la estructura de los ritos y las rúbricas. de manera que comprendiendo la celebración teniendo como fondo la tercera edición del misal participen en la celebración plena consciente y activamente. Cuando La Iglesia se reúne para celebrar la liturgia. Por esto siempre se ha de preferir una celebración comunitaria. Estudia con simpatía y. con tal que se pueda armonizar con el verdadero y auténtico espíritu litúrgico. para esto son necesarios los tres momentos de la liturgia. se admitirán variaciones y adaptaciones legítimas a los diversos grupos. cuando la costumbre era que la celebración eucarística y demás celebraciones litúrgicas eran exclusivamente del clero y los fieles casi no contaban. Ahora que iniciamos con la tercera edición del misal. no solamente los cambios. conserva íntegro lo que en las costumbres de los pueblos encuentra que no esté indisolublemente vinculado a supersticiones y errores. Participación plena. y aun a veces los acepta en la misma liturgia. Es necesario se provea antes que nada a la educación litúrgica del clero. por el contrario. Presentar a nuestros presbiterios y a los fieles en general el nuevo misal. el en. si puede. cuando celebra la Eucaristía se tiene la mayor manifestación de la Iglesia.de transformar su vida en Cristo a través de la centralidad de la Eucaristía en su vida como parte de la Iglesia. sino una catequesis profunda sobre la celebración Eucarística a partir del nuevo misal. hay que preferirla en cuanto sea posible a una celebración individual y casi privada. (SC 14) La necesidad de la renovación litúrgica es para que los fieles sigan teniendo una participación como la señala el Concilio. En torno a la liturgia. ni siquiera en la liturgia. aprovechando que el Papa nos ha recordado nuevamente que por medio de la Eucaristía se construye la Iglesia. durante la celebración como lo expresa el concilio y el después celebrativo. pueblos. para que se asimile y se celebre de una manera más profunda. falta mucho por hacer y hay que recordar la trascendencia de este principio. así después de la celebración. El antes mediante la catequesis. especialmente en las misiones. consciente. con asistencia y participación activa de los fieles.. salvada la unidad sustancial del rito romano. respeta y promueve el genio y las cualidades peculiares de las distintas razas y pueblos. Manifestación de la Iglesia Esta es una idea litúrgica que hay que seguir reforzando. (SC 38) Corresponderá a la competente autoridad eclesiástica territorial. fue un giro total que dio el Concilio.. En este tiempo aunque se ha avanzado. vivirán la Eucaristía. regiones. principalmente en torno a la Eucaristía deben centrarse y vivirse los trabajos apostólicos de toda la Iglesia y debe seguir siendo la fuente que continúe nutriendo la vida cristiana. Esta es la fundamentación teológica de la celebración eclesial. necesitamos cuidar estos tres momentos. de la que se habla en el artículo 22 & 2. En tiempos del Concilio. (SC 38) Al revisar los libros litúrgicos.

En Trento se cuidaba hasta el más mínimo detalle de manera que la misa fuera igual en todas partes. nuestros fieles conocen el dinamismo de la palabra. Remarca el proclamar las lecturas o el evangelio. tiene valor en si misma como memorial del misterio pascual de Cristo y renovación de la alianza. las adaptaciones que competen al Obispo y las adaptaciones que competen al celebrante. Esta constituye un acto de culto en sí misma. Por último entra en el campo de la proclamación de la palabra. (Cf. pero sin que estas se entiendan. lengua litúrgica. (SC 39) En el anterior rito. o un mero canto de meditación. De manera que se conjuntan los dos principios: Sana tradición y legítimo progreso. como una iniciativa que busca presentar toda la herencia que hemos recibido de la historia de la misa y a través del legítimo progreso ponerla al día. 57. Además después de caminar un poco sigue adelante el camino de la inculturación que la tercera edición del misal toma en cuenta con renovada apertura. Nos conectamos con toda la tradición de la Iglesia. ya que encontramos muchas oraciones antiguas que pertenecen a diferentes épocas. De esta forma tenemos que ver la nueva edición del misal romano. por tanto no es 40 . nada se podía cambiar. Insiste en que no es una simple lectura sino proclamación. más variadas y más apropiadas. Se siguen celebrando la misa con las lecturas. SC 35) En relación con la Palabra de Dios ha habido grandes avances. No pueden ser substituidos por otros textos por más nobles que sean. La celebración de la palabra de Dios no es mera preparación para los sacramentos. Dios habla a su pueblo y el pueblo responde con la fe. foméntense las celebraciones sagradas de la palabra de Dios en las vísperas de las fiestas más solemnes. música y arte sagrados. siempre con las normas fundamentales contenidas en esta constitución.. a los sacramentales. Ahora vamos a encontrar nuevamente las adaptaciones que competen a las conferencias episcopales. Manifiesta también el especto celebrativo de la palabra de Dios. En el rito actual se va a hacer presente esta idea sustancial unidad no rígida uniformidad. la esperanza y la caridad. Celebrar la misa es seguir repitiendo en el tiempo el gesto de Cristo hasta que vuelva. ni se busque alimentar al pueblo de Dios con la palabra. en cuyo caso debe dirigir la celebración un diácono u otro delegado por el Obispo. Debe ser superada la concepción de que el salmo responsorial es una mera meditación de la Palabra de Dios. sobretodo en lugares donde no haya sacerdote. (Cf N. Subraya la importancia del salmo: forma parte de la Palabra de Dios. la palabra que se proclama en la misa dominical se asimila a nivel más profundo. Principios operativos Palabra de Dios Para que aparezca con mayor claridad la íntima conexión entre Palabra y rito en la liturgia: En las celebraciones sagradas debe haber lecturas de la sagrada escritura más abundantes. Muchas veces en la celebración no encontramos el equilibrio entre liturgia de la palabra y liturgia eucarística. sin embargo en algunas partes no se le ha dado la importancia necesaria a la palabra de Dios. sobretodo en lo tocante a la administración de los sacramentos. procesiones.las ediciones típicas de los libros litúrgicos. en algunas ferias de adviento y cuaresma y los domingos y días festivos.. La tercera edición insiste en que hay que respetar las lecturas y el salmo responsorial. Es como una lectura más en forma de salmo.

La Eucaristía debe ser siempre una fiesta. hojitas o misales. No se trata de un agregado exterior. 41 . por ser el canto propio de la liturgia romana. sobre los ritos y las oraciones usados en las celebraciones. SC 112) La tercera edición del misal insiste en que el canto gregoriano ocupe el primer lugar entre las demás expresiones de canto. constituye una parte integral de la liturgia solemne. será tanto más santa cuanto más íntimamente esté unida a la acción litúrgica. Además la Iglesia aprueba y admite en el culto divino todas las formas de arte auténtico que estén adornadas de las debidas cualidades. arte sacro y actividad pastoral (Cf. una exaltación de Dios. con hombres expertos en liturgia. Hay que escuchar a Dios que habla. las casas religiosas. SC 44-46) Es necesario para llevar el nuevo misal a la celebración iniciar como lo estamos haciendo. principalmente porque el canto sagrado.. La necesidad de la catequesis está atestiguada desde la más antigua tradición patrística. (Cf. Catequesis En tiempos del Concilio se pensaba que la reforma litúrgica no funcionaría sino por medio de la catequesis litúrgica. Este da belleza a la oración. Es inconcebible una real participación sin el canto. Sobretodo hay que recomendar a los párrocos que antes de empezar a celebrar en su parroquias con la nueva edición del misal. mediante la catequesis sobre la Eucaristía. La música sacra. que sobresale entre las demás expresiones artísticas. los monasterios etc. para abordar lo específico de la nueva instrucción. las casas de formación. sin embargo será conveniente que tenga mayor importancia en los seminarios.. una celebración de la victoria pascual de Cristo. unido a las palabras. La Constitución lo considera como una parte necesaria e integrante de la liturgia solemne (CE SC 112) Será necesario en relación con la tercera edición del misal. gracias a Dios van proliferando las escuelas de música y se va profundizando más en el canto litúrgico. organicen la catequesis para que el pueblo entienda los cambios en su sentido profundo. por medio de las comisiones diocesanas. sino de una nota que brota de la naturaleza misma de la celebración. por consiguiente.conveniente leer en folletos. seguir incrementando el canto litúrgico. 41) Es imposible que el pueblo cristiano pueda asimilar el canto gregoriano. Canto La tradición musical de la iglesia universal constituye un tesoro de valor inestimable. ya sea expresando con mayor delicadeza la oración o fomentando la unanimidad. (SC 113) La celebración Eucarística requiere necesariamente del canto. con todo no se excluyen otros géneros de canto (Cf. favorece la unión de las almas y enriquece la solemnidad de los ritos. interdiocesanas y nacionales. En nuestra Iglesia mexicana. ya sea enriqueciendo de mayor solemnidad los ritos sagrados. N. música. o mientras se leen las lecturas o seguirlas en folletos. Catequesis fundada sobre la Palabra de Dios. La acción litúrgica reviste una forma más noble cuando los oficios divinos se celebran solemnemente con canto y en ellos intervienen ministros sagrados y el pueblo participa activamente. Desde la Constitución se señalaba que a los primeros que habría que catequizar deberían ser los sacerdotes.

Esperamos que este sencillo trabajo sirva para entender desde la fe la acción de Dios en su Iglesia. abriendo caminos. pues es lo que da fundamento y sentido a las cosas nuevas y cosas antiguas tan necesarias en el misterio del reino de los cielos. pues los hombres de fe creemos que la hoja del árbol no se mueve sin la voluntad de Dios y que el mismo Espíritu nos ayude a asimilar los cambios y a ser instrumentos dóciles en sus manos. Desde mi punto de vista el equilibrio de fuerzas es sano. Pbro Hugo E. moviéndose más desde el gobierno.Conclusión Personalmente he visto en la liturgia un equilibrio entre dos fuerzas. por un lado tenemos la línea litúrgica moviéndose desde el pensamiento. le da vida. recordando muchas veces lo que se ha perdido de la tradición. Pensar en el espíritu de la celebración Eucarística en el nuevo misal romano es ver desde la fe el Paso constante del Espíritu Santo por su Iglesia. el servicio. 42 . enseñando para el futuro y por otro lado tenemos la línea vaticana. para que la Celebración Eucarística se siga viviendo desde la experiencia de ser hombres nuevos. Recordando que desde los Orígenes nuestro Señor Jesucristo instituyó para nosotros un sacramento perdurable en el tiempo. que sin embargo tiene que irse adaptando al tiempo. sobretodo es necesario ir al espíritu. hace posible que la Eucaristía siga siendo el sacramento de los sacramentos y siga alimentando al pueblo fiel con el Pan vivo bajado del cielo. Pérez Castro Diócesis de Puebla. pero el espíritu le da forma. la ciencia teológico litúrgica.

Cotija. 6. 5. auténtico orante. actitudes fundamentales. \ \ \ \ tomarse el tiempo necesario dejarse llevar los gestos y el cuerpo con toda la Iglesia 10. ennoblecida y santificada por Cristo...Prenotandos al tema: Líneas fundamentales de la espiritualidad litúrgica del presbítero: \ vivir lo que se es. por tanto.Partir del decoro y la belleza en la Liturgia. 8..La importancia de un buen “arranque “.En nuestro capítulo en cuestión se nos describe el orden y la armonía del rito a través de las actuaciones sobre todo del que preside la celebración. 3. 43 .. “Nos haces dignos de servirte en tu presencia” Conrado Fernández F. particularmente a los presbíteros (y Obispos) a vivir y realizar su oficio litúrgico.. se realiza en la acción litúrgica.Esto exige en el que preside: \ despojarse de sí mismo \ preparación remota \ preparación próxima 9.. 2. oración.. 7.La belleza de la creación. por lo bello... \ vivir lo que se hace \ unificar la propia vida 4. para que los fieles puedan vivir y PARTICIPAR MEJOR EN LA CELEBRACIÓN EUCARÍSTICA. diálogo con Dios..La liturgia es. Mich. antes que nada.Conclusión. La belleza se manifiesta en todo el conjunto.OFICIOS Y MINISTERIOS EN LA MISA ESQUEMA 1. Dios se revela antes que por la Palabra por la belleza.Objetivo del tema: intentar entusiasmar a los ministros.Introducción: situación actual en relación a la vida de pe y a la vida del Espíritu en el Cristiano. El que preside debe manifestar viviendo que es un verdadero.

por el consumismo y la vida “light “. De ahí y sólo de ahí puede arrancar un ministerio litúrgico vivido y compartido con eficacia. o simplemente que no vale la pena ponerle atención. poco a poco van cayendo en la trivialidad. 3. presente en toda acción litúrgica. a ellos dirigiré principalmente estas reflexiones. Caminan por el mundo sin darle o preocuparse mucho por el sentido de la vida. 92-112) CONRADO FERNÁNDEZ F. en lo inmediato. y muchas veces ni con Dios. Rara vez ahondan en el interior. el presbítero debe VIVIR LO QUE ES: su espiritualidad es la vivencia de lo que él es como presbítero: instrumento vivo y signo personal de Cristo ante la asamblea. al grado de calificarse de evasión cualquier deseo de superar esta mediocridad. Son personas que organizan su vida sólo desde el exterior y la superficie. Me atrevo a comenzar con este cuadro un tanto decepcionante. el presbítero debe VIVIR LO QUE HACE. Es para mí una convicción que sólo desde estas tres raíces de espiritualidad presbiteral podrá el ministro sagrado desempeñar dignamente su servicio de maestro. no sólo de vida religiosa o de consagración. es decir. la razón del existir. por lo que se aparenta y se ve. 44 .Una de las consecuencias más lamentables del estilo de vida moderno y postmoderno. hasta juzgar. el por qué y para qué vivir. porque estoy convencido de que la espiritualidad litúrgica es la propia de todo bautizado. debe saber UNIFICAR SU VIDA.Me toca presentar a ustedes el tercer capítulo de la tercera versión de la Ordenación General del Misal Romano 2000.OFICIOS Y MINISTERIO EN LA MISA (SC. es la pérdida de la vida interior. uniéndose a Cristo en el conocimiento de la voluntad de Dios en su vida y en su entrega generosa de sí mismo a los hombres sus hermanos.. el sentido de su vida. sino por cualquier tipo de servicio litúrgico. además. N. 2. Siendo tan importante y decisiva la actuación litúrgica de los ministros (y en el lenguaje litúrgico son ministros sólo los investidos por el sacramento del Orden). ni les gusta penetrar hasta “el fondo”de la persona. en las apariencias. Van pasando la vida sin percibir a los otros aunque estén en constante relación con ellos. b) En segunda. c) El presbítero. y no tan. Casi todo lo que hacen tiene como objetivo alimentar su personalidad más externa y superficial. al tiempo que nos santificamos con la Obra Redentora de Cristo. 1. ser consciente del valor santificante de su ministerio. marcados por la idolatría del mercado. es lo que se suele llamar “caridad pastoral “. a) Ante todo. Por otra parte. se descuida cultivar el mundo interior. para poder avanzar en mi atrevimiento de juzgar que esta situación descrita por desgracia toca también a muchas puertas del medio clerical.. que a tales o cuales ministros del altar les falta vida de fe. Todo se agota en el “aquí y ahora “.Tratando de poner cimientos firmes. sin relación viva ni consigo mismos ni con los demás. estando la vida del espíritu tan desprestigiada.. infrecuentemente. líneas que muy fácilmente pueden ser percibidas por cualquier tipo. santificador y pastor. y mi objetivo a perseguir sería poder entusiasmar a los diversos ministros. es decir. No falta quienes la consideran algo inútil y superfluo. el empobrecimiento personal. pero particularmente a mis hermanos presbíteros (y aun obispos) a vivir y realizar su oficio litúrgico en tal forma que sea una positiva ayuda al Pueblo Santo de Dios. comienzo por hacer un breve planteamiento de lo que serían las líneas fundantes de una espiritualidad litúrgica propia del presbítero diocesano que preside una asamblea litúrgica.

Tú eres belleza”. En la liturgia es donde ese Dios—Belleza visita a los hombres y “ejerce la obra de nuestra redención” (SC 2). Sin embargo. n. pues nada existe que pueda aniquilar en el hombre el cuño indeleble de Dios“ (Paul Evdokimov. cuando ésta suplica y canta salmos (SC 7). La asamblea cristiana. y así la esposa engalanada. sea en los sacramentos. L’ ORTODOXIE. El mal no pertenece a la condición de creatura. Es. BELLEZA ETERNA.Ahora bien. “imagen de Dios invisible“. 5. es revestido con una túnica de belleza por su mismo Creador.En base a lo dicho. “reflejo de su gloria“(2 Cor. “Dios mío. lo angélico. es el esplendor de la verdad (Platón). y en los demás 45 . bello. 1701) la imagen divina alterada en el hombre por el primer pecado. 16). “Hágase la belleza“. pues. Al crear al ser humano a su imagen y semejanza. Y Jesús.4. proporción. de su condición y belleza original. al rescatamos de nuestra caída no sólo ha expiado nuestros pecados. en su cuerpo que es la iglesia. vamos a afrontar el capítulo III del nuevo Ordo Missae. “de cuya plenitud todos hemos recibido” (Juan. en la liturgia donde acontece la sinfonía de la belleza.. qué grande eres... Dios. Es en la celebración litúrgica donde “el hombre más bello de los hombres“ se hace presente. “En Cristo redentor y salvador (nos dice el Catecismo de la Iglesia. en la que Dios es perfectamente glorificado y los hombres santificados. 92) Por eso el humano aspira siempre a la belleza. Este orden y armonía se debe manifestar en sus celebrantes: el presbítero u Obispo que preside a la asamblea. orden. la desintegración. sea en el pan y el vino consagrados. es el esplendor del orden (San Agustín). se asocia a Cristo en una unión esposal. Ahora bien. unida por el espíritu. de la gloria de Dios. Dice el salmo 103. “ningún mal podrá borrar jamás el misterio inicial d el hombre. Tomás). a su belleza original. pág. 6. a la belleza de Dios. lo creó al estilo de su propia belleza. ha sido restaurada en su belleza original y ennoblecida con la gracia de Dios “. formado con polvo del suelo y aliento de vida. BELLEZA INFINITA. y con él el desorden. La luz te envuelve como un manto“. 4 -6). Jesús “beauté supremme “según la d octora Teresita de Jesús. se une a su esposo. creatura de Dios. sea en la persona del ministro. y luego por su opción libre. me refiero al aspecto del decoro y belleza en la liturgia. el mal entró en el hombre primeramente por lo espiritual. La nostalgia del hombre es la nostalgia de su paraíso perdido. Y antes de revelarse con verdades. 4. la belleza es la manifestación de lo divino. sino también restableciendo nuestra naturaleza primera. “Y vio Dios que todo era bueno“. Por principio de cuentas. algo así como decir “Hágase la revelación“.. “el más bello de los hombres”. Te vistes de belleza y majestad..Por otra parte. “El mundo tiene necesidad de belleza para no caer en la desesperanza”. Lo bello es armonía. Ahí se habla de todos los oficios y ministerios que ocurren en la celebración eucarística. en la liturgia misma quiero acentuar un aspecto que poco solemos manejar y que. sin embargo. la fealdad. embellecida . es indispensable en la celebración. Lo bello es lo que agrada a la vista (Sto. el hombre. no perdamos de vista que la acción litúrgica tiene un dinamismo que conlleva un orden armónico. Por eso exclamaba enternecido Francisco de Asís: “Tú eres belleza. “el más bello de los hombres“ para darle gloria al padre Dios. dijo el Concilio en su documento final a los artistas. sea en su palabra. y así entró en el ser humano el pecado. Dios se reveló mediante la hermosura de su creación Así la primera palabra de la Biblia es: “Hágase la luz”.

sólo sonarán. Ninguno de cuantos integran esta acción litúrgica actuará para bien propio.ministros. no dirán nada. 7. Dime cómo ora en la celebración quien la preside y te diré cómo ora la comunidad reunida. un don que nos hace el Señor.Ante todo. Sólo con esta convicción podremos entrar y hacer de nuestra comunidad una “Iglesia en oración“. 7. la mistagógica. Juan Pablo II en su reciente encíclica “Ecclesia de Eucharistia“ nos vuelve a explicar hasta el detalle lo que significa actuar “in persona Christi“ “Como he tenido que aclarar en otra ocasión —dice— ‘in persona Christi’ quiere decir. Lo apremiante del llamado del Concilio a una participación activa no es para que la gente no se aburra. Qué hermoso sería que desde el equipo de animación litúrgica hubiera un esfuerzo constante por lograr que la liturgia sea celebrada lo más bellamente posible. cantos y silencios. Y sin más preámbulos partamos de otra verdad de Perogrullo: que el que preside la celebración (al que ya casi no le llaman Presidente en el nuevo Ordo Missae) ES EL ESPEJO DE LA ORACION DEL PUEBLO REUNIDO. de gestos. es decir. por ejemplo decir “que el mundo entero se llene de alegría“.. no es para ocupar al pueblo en algo mientras se celebra la Misa. tengamos en cuenta que presidir cualquier acción litúrgica —sacramentos o sacramentales— es para nosotros. Sólo así podrá conducir a los fieles a la experiencia del misterio. La belleza se manifiesta también en la verdad. en la sobriedad de las moniciones. La acción litúrgica es esencialmente oración.Si la acción litúrgica es diálogo de la humanidad por Cristo en el Espíritu con Dios Padre. de nuestra vida y de la vida de los que nos han sido confiados. Y esto se manifestará en el ritmo que integra una asociación de ritos y palabras. La divina armonía debe mostrarse por doquier: en las formas del templo y sus adornos. la humana. como en los Hechos de los Apóstoles. celebrado.. en sus gestos y en todo su ser. los aromas. necesariamente tendrá que ser oración. en los colores. Hay que “entrar al misterio“ volviéndonos hacia Dios para acogerlo y poderlo hacer presente. de aclamaciones. dicen: “Padre nuestro“? En cambio. presbíteros. si no que surge de la imperiosa necesidad de que el Cuerpo entero de Cristo sea el que realice el culto de adoración al Padre. es la identificación específica sacramental 46 . Todos y cada uno de esos elementos entran en el carácter sinfónico de la celebración litúrgica.. Se debe vivir en cada celebración a la armonía y la belleza de su Palabra.. las luces. ‘In Persona Christi’.Por eso creo importante señalar ahora lo que discretamente llamaría las cualidades del orante que preside una celebración litúrgica 1). pero sobre todo es la mejor manifestación de lo que somos: capaces de hacer presente a Cristo Resucitado en cada momento de la vida. y esforzarse por dejar traducir la belleza del Creador en su palabra. o también ‘en vez de ’Cristo’. sin lograr hacer verdad. cuando las palabras surgen de corazones vacíos como simples actos repetitivos. breves y sugerentes. los ministros no podrán dejar pasivo al pueblo de Dios reunido. más que ‘en nombre de’. un instante de gracia. la bíblica. y obviamente en la misma asamblea.. en los sonidos. sin caer en palabrerías que distraen y distorsionan hasta terriblemente la sinfonía. ¿cómo no percibir la hermosura que brota de la verdad de una comunidad de hermanos que a una sola voz. posturas y acciones. El que preside tendrá que entrar en el misterio de hacer PRESENCIA de Cristo. brotando desde su corazón. Esto es una verdad de Perogrullo. ninguno estará buscando una exhibición personal.

no la mía’”.. 2). una celebración no podrá discurrir bien sin todos. para mi una razón de ser. una preparación remota. qué hermosa costumbre la de los que. primero dáteme Tú mismo. p. el que preside dijo a la comunidad ‘aquí estoy’. piedra fundamental y mesa de su propio sacrificio. pues entro por fin a la comunión de tus amigos. así él mismo dice ahora. El respeto y veneración al altar impregna todas nuestras celebraciones: al detenernos frente al altar e iniciarnos ante él en cualquier desplazamiento dentro. Heme aquí para vivir tu vida. Todo el que ha presidido una celebración es consciente de que presidir la liturgia exige una actitud personal particular. pero especialmente quien la preside. ¿No es acaso el beso. y a la vez centra la acción litúrgica. con frecuencia subestimados. Me des lo que me des. símbolo de Cristo.. Señor. su belleza. que es el autor y el sujeto principal de su propio sacrificio. un signo misterioso de la naturaleza humana? ¿Y n o eres Tú. EL POEMA DE LA SANTA LITURGIA. seguro del amor y la fidelidad de su Dios: ‘Aquí estoy’..Para el que preside una asamblea litúrgica es necesario un cierto despojarse de sí mismo para revestirse de la personalidad de celebrante principal.Preparación mediata: esto supone tomarnos el tiempo para no llegar corriendo a la celebración y repartiendo encomiendas a las volandas. pues es a Ti a quien busco y a quien quiero servir. El lugar central que ocupa el altar (tan hermosamente ratificado en el nuevo Ordo Missae).con el ‘Sumo y Eterno Sacerdote’. “El día de su ordenación sacerdotal. estamos sirviendo a Cristo resucitado y a la vez manifestamos que está presente en el corazón de su iglesia y en el mundo.. no se han tomado el tiempo necesario para prepararla y preparase. y fuera del presbiterio. Señor.. en el lenguaje humano. para morir contigo. su solidez (también ahora se insiste en que debe ser fijo al piso) es un símbolo muy bello de Cristo presente desde el centro de la Iglesia. al menos entre semana. es decir. Todos hemos experimentado por ejemplo que aunque días antes hayamos leído los textos de la liturgia (de la palabra) y aún preparado la homilía hasta en común. pero sí para el que lo realiza al besar el altar. se requerirá también tiempo para prepararse a entrar. más aún. 8. 3). incluso ya revestidos de los 47 . cada día. al hacerlo. ¿Qué puedo pedirte hoy? Comenzaré a ser verdaderamente tu discípulo. pero que han sido puestos a la disposición del que preside. 1). Y esta preparación debe ser guiada por el Espíritu y nacida desde el corazón. la manera de situarnos todos en torno al altar destaca más la presencia de Cristo en el centro de su pueblo reunido. sino poder vivir la celebración más serena y p iadosamente. (Maurice Zindel. Para ello hay que recordar algunos recursos. respondiendo al llamado del Obispo. debe recordar siempre al que guía toda la asamblea que Cristo muerto y resucitado está en el corazón de nuestras acciones. en el que en verdad no puede ser sustituido por nadie”.La orientación que el altar da a nuestras celebraciones manifiesta que es el corazón de nuestro ministerio presbiteral. El beso que da al altar el que preside como “signo de veneración“ no es en sí un símbolo de importancia primaria.Desde luego. 2). comprometió todo su ser sin ninguna otra seguridad que la gracia. por Ti y para Ti. a la hora de la celebración las escuchamos y las gustamos de manera diferente. 36). Señor. una fuente de vida? Con ese gesto quieres decirle a Jesús Crucificado: ‘Aquí estoy.El beso al altar. para ayudarle a entrar en esa dimensión interior. el que preside manifiesta su voluntad de acoger a Jesús y ponerse a su servicio. Si se requiere tiempo para entrar al misterio. Por lo tanto. hacen una media hora de meditación.

Es una manera de manifestar una actitud interior durante los momentos fuertes de la celebración. Es una medida pedagógica para el deseo“. como anota Enzo Lodi. El que preside no está allí para “hacer orar“ A LA ASAMBLEA. sino algunas observaciones para ayudarnos a vivir mejor el desarrollo de la acción litúrgica eucarística. más que servirnos de ella. Es él quien lleva el ritmo para que todos participen realmente en la oración. es porque estoy convencido de que si empezamos bien.. sino llamada a la atención y alerta al apetito. no es tanto de preocuparse por crear e inventar. toman unos minutos junto con los ministros y el coro para orar en silencio. sino de acrecentar en nosotros el deseo. con despacio y dignidad. encontrar espacios de evasión y de encuentro con el Señor a Quien hace presente.ornamentos. hay muchos compromisos: matrimonios. cuánto más para celebrarla y entrar de verdad en la acción litúrgica. seguiremos bien. oraciones que manifiestan que éste no se lo actúa in persona Christi y a nombre de la asamblea. para comenzar la celebración. primeras comuniones. puede bastar para asegurar ese paso de la agitación de los últimos preparativos al recogimiento para revestir el corazón con la presencia del Señor. pero también es una urgencia pastoral no alargar mucho las celebraciones. Valga aquí una observación importante: durante la celebración eucarística hay ciertas pequeñas oraciones que hace el que preside en voz baja (que se llaman privadas). el hambre.. De hecho. de recibir el Pan de Vida. después de haber saludado y acogido a los fieles a la puerta de la Iglesia. lo que seguiré exponiendo no será el detalle de cada acción. sino que el que preside.Dejarse llevar. La liturgia no nos pertenece. La experiencia nos enseña que tomar uno su tiempo es abrir el espacio a la interioridad requerida para la liturgia y exigida por nuestros contemporáneos. la ofrenda.Tomarse el tiempo necesario. 3). sino de estar consciente y plenamente en cada rito. para encontrar en él 48 . CUENTA CON “un espacio privado de oración donde se concentra para tomar una conciencia más viva y humilde de su dignidad de representante de Cristo y en la Iglesia“. hay que ser servidores de la acción litúrgica. los silencios. etc. sobre todo los fines de semana. el memorial. A veces. Si el que preside se debe dejar llevar por el rito mismo. la respiración misma. sino para “llevarla a orar orando”.En este momento de mi intervención quiero manifestar que si me he alargado en explicar tan detalladamente la actitud del que preside y sus ministros en el momento del arranque de la celebración. 2). al diálogo de amor entre Dios y su Iglesia mediante la arquitectura interior de la liturgia que es la alabanza. difuntos.entre los preparativos que vamos vislumbrando el ayuno eucarístico toma todo su sentido. Toda la arquitectura exterior de la celebración ha de ser como un camino que conduce a la plena comunión con Dios. no es cuestión de dignidad. la forma de decir las palabras conclusivas de las oraciones. “El ayuno eucarístico _nos dice el Card Dannels—. Por lo demás. Para quien preside el factor tiempo es capital. Es lo primero ¿Tenemos el tiempo necesario para la celebración? Advirtamos de entrada una cosa importantísima: NINGÚN Libro litúrgico nos marca tiempos o duración ni para el total de la acción ni para ninguna de sus partes.. La forma de hacer la señal de la cruz al empezar. son algunos de los elementos que indican la forma en que hemos entrado al corazón de la celebración misma. 9. ayudando a la vez a la asamblea a percibir su importancia. o la de los que el Domingo. 1). si se necesitó tiempo para preparar una celebración. la escucha.. el sacrificio. 15 años. antes de comenzar la celebración. De lo que se trata. No se trata de tener el estómago vacío para recibir la Eucaristía. entonces. El acto de revestirse de los ornamentos litúrgicos..

en este sentido. al inclinamos. empobrecen grandemente la celebración y descodifica a la asamblea. para vivirla con plenitud. una magnífica escuela para que quien la preside pueda vivir plenamente el ministerio que se le ha confiado. la trivialidad y la indiferencia con que a veces procedemos. sobretodo en la Eucaristía. Los textos del misal. Seamos conscientes de que con frecuencia. Todos los gestos que hacemos dentro de la celebración comprometen toda nuestra persona e indican una acción que nos une a Dios. sobre todo la oración Eucarística y las demás oraciones. además. A propósito: hay que saber usar bien el micrófono. todos los gestos. ese plural con que ora siempre el que preside. al transportarlo. gr. pueden ser más elocuentes que toda una homilía sobre la presencia Real. El estar de frente a la asamblea obliga a quien la preside en nombre del Señor a realizar con mesura y dignidad.. la prisa y el desgano. exigen conversión e interiorización. debe recordar a éste que toda celebración es y pertenece a la Iglesia entera... tan esencial a ésta. y vaya Dios a saber con qué eficacia y competencia? 49 . 3). para poderlo hacer vida y oración. sin ningún beneficio espiritual real. Los gestos. nos van llevando a una celebración bella y digna de Dios en quien creemos y de la comunidad a la que servimos y nos observa. al caminar. 4).. el cuerpo. Y al revés: invitar con la mirada a meditar. Nuestro respeto y veneración al Cuerpo y Sangre de Cristo. son también una preciosa ayuda para quien preside la celebración. o elevar la vista al cielo es ser coherentes con lo que celebramos y vivir lo que hacemos. que es la que verdaderamente está ante la comunidad reunida. al distribuirlo. convocada por su Señor para celebrar la gloria del Padre. Los gestos también estructuran y manifiestan nuestra fe. (V. El carácter eclesial de la Liturgia.Con toda la Iglesia. por bien que la hubiéramos preparado. el desplazarnos de un lugar a otro.la verdad de cada momento litúrgico. Mirar constantemente a la asamblea es tanto como olvidar que a quien nos estamos dirigiendo en la celebración es a Dios. pero sobre todo la mirada que orienta tanto no sólo al que preside sino a toda la asamblea. Orar mientras presidimos una celebración litúrgica es participar en la obra sacerdotal de Cristo para dar gracias al Padre. al dar la bendición. La modulación del tono de voz nos ayudará a expresar debidamente las líneas de fuerza de la palabra. con el pretexto de simplificar o de adaptar la liturgia a la capacidad de los fieles —según nosotros—. el desparpajo y descuido. cerrando o bajando los ojos. es como imponer la presencia del que preside con perjuicio de la presencia del Resucitado. La celebración eucarística es. Igualmente. La estructura dialogal de la liturgia permite al que preside saborear la esencia y razón de ser su ministerio: ser el fiel conocedor de los misterios divinos para conducir los corazones de la asamblea hacia el Señor. poniéndolos en desventaja entre nuestra voz multiplicada por las bocinas. y ante todo preguntamos ¿de verdad es necesario usarlo siempre? ¿no apagaremos al cantor o hasta al coro y aun a la asamblea. sobre todo al fraccionarlo. las actitudes corporales.) La notable sobriedad de los gestos y posturas indicadas en los prenotandos de los ritos sacramentales. cada uno tendría que apropiarse el texto. Para poder entrar al ritmo de la acción de gracias. La expresión corporal en la liturgia no está dejada a la espontaneidad de cada quién. con amplitud y lentitud.Los gestos. que comunica su Espíritu a su Iglesia. lo que hacemos es empobrecer su sentido.

Los concelebrantes explicitarán al que los preside la dimensión eclesial de su ministerio sacerdotal. pero antes que esto.Finalmente. aunque sea de modo general. CONCLUSIÓN. !Gloria a Dios. los lectores y colectores. señalaré que la presencia de otros ministros dentro de la celebración ayudará también al que preside a cumplir mejor su misión: su preparación. Escogidos para servir a la presencia del Señor. que nos hace dignos de servirle en su Presencia! Cotija de la Paz. todos incitarán tanto a la asamblea como a quien la preside en nombre de Cristo a entrar en el dinamismo de la celebración. 50 . Micha. tanto en plan natural como litúrgico: el coro. Estar al servicio de una comunidad reunida es volverse junto con ella hasta su Señor. El ministerio del diácono les recordará el servicio a la c aridad y el lugar central del Evangelio en el anuncio de la Palabra. presidir una asamblea es una gracia divina que se nos ha sido confiada. Conrado Fernández F. La presidencia litúrgica es sin duda alguna la fuente de todo el ministerio sacerdotal. Por eso la presidencia litúrgica es una verdadera escuela de oración. principalmente la obra salvífica de Dios a la que servimos. somos como los ejes de la obra de Dios que se realiza en toda celebración litúrgica. Así todos los reunidos en la asamblea cristiana formarán realmente la “Iglesia en oración “. Pbro. los monaguillos. 11 de Julio del 2003. “ Nos haces dignos de servirte en tu presencia ” Presidir una asamblea eucarística exige saberlo hacer.

100). 236) \ Prepara cada ministro la celebración (n. ministros con luces y cruz.Anexo I CAMBIOS MÁS SIGNIFICATIVOS EN LO QUE COMPETE A LOS MINISTROS a) Nueva división de formas de celebración: Misa con el Pueblo (con diácono o sin diácono). (n. 147) \ El final de la Oración eucarística sólo el que preside (n. 210 y 2 51) \ Saludo de paz a los más próximos y sin sa lir del presbiterio (n. 157) \ Los ministros para la comunión: instituidos o laicos o laicas (n. el acólito u otro ministro. 4) \ Presidencia única (n. 160) \ Los silencios (n. 111. 1 -79) \ Moniciones de entrada: se restringe la competencia del que preside (n. 56 y 136) \ La Oración eucarística sólo el que preside (n. 111) 51 .) \ Al presentar antes de la Comunión: o cáliz y hostia o solo la hostia (n. 82) \ El diácono con las manos juntas dice: “El Señor esté con ustedes “(n. el presbítero (n. (cap. 352) \ El diácono se santigua al recibir la bendición para el evangelio (n. 120) \ El diácono siempre lleva a besa r el libro. en su defecto. 101) pueden designarse ministros para tiempo determinado. 31) \ Deben hacerse siempre las 3 lecturas en domingos y fiestas (n. 107) \ El Obispo puede determinar si monaguillos o también monaguillas (n. 128 y 134) \ Preparar el altar es oficio del diácono. (n. (n. (n. se podrá también cantar de nuevo el aleluya u otras aclamaciones. 175) \ Genuflexión a las 2 elevaciones y antes de la comunión (n. 108) \ Vestiduras litúrgicas (n. 109) \ El que va a presidir debe participar en la preparación de la celebración (n. el presbítero sólo cuando preside el Obispo. 85) \ Forma de dar la Comunión (n. 151. 134) \ La despedida con las manos juntas el presbítero o diácono (n. 107b) \ Orden para procesión de entrada: Turiferario. 168 y 185) \ La elevación no es para adorar al Santísimo sino para anunciar el Misterio Pasc ual (n. igualmente para la lectura (n. 114) \ Consagración de hostias en cada Misa (n. 139) \ Se distingue entre ministro extraordinario y ocasional de la Comunión (n. Misa concelebrada y Misa con un solo ministro. 357) \ No conviene dialogar las lecturas excepto la Pasión (n. 45. el que lleva el evangeliario un poco elevado. 162) \ La purificación de los vasos sagrados es competencia del presbítero o diácono (n. 175) \ Dada la variedad de aclamaciones después del evangelio.

El ambón 5. La bendición de los objetos sagrados III. INNOVACIONES 1. El Sagrario 7. Lugar de conservación de la Santísima Eucaristía APÉNDICE 1. El Ambón 5. Presbiterio 2. normativa litúrgica y colocación óptima ) 1. Estructura comparativa del capítulo VI 52 . El Altar 4. ANÁLISIS COMPARATIVO ( Diapositivas ) II. Cruz del altar 4. El pan para la celebración 10. LOS FOCOS LITÚRGICOS ( Significado. El templo 2.LOS LUGARES Y OBJETOS DE LA CELEBRACIÓN ESQUEMA I. El Presbiterio 3. Los utensilios sagrados 8. La silla del sacerdote celebrante y las otras sillas 6. Las imá genes sagradas 9. Altar 3. Estructura comparativa del capítulo V 2. La Sede 6.

” (308). (306). excepto en el cuarto domingo de cuaresma.122). vea EL 2:20) en forma mas clara y permanente (298) que un altar móvil. El Ambón A las descripciones previas del ambón se añade la observación que “la dignidad del ambón requiere que solo un ministro de la palabra debe acercársele. “colocada o en el mismo altar o al lado. Del mismo modo. 5. que no se mueve sin destruir el valor artístico del templo. A la lista previa de excepciones se añade también las situaciones en las cuales el sagrario esta colocado en una posición céntrico detrás del altar. Las flores se arreglan en forma modesta y con moderación.” (310). la Piedra Viva (1 Pedro 2:4. Que Durante la Cuaresma se prohíbe la ornamentación con las flores. cada iglesia debe tener un altar mayor. Del mismo modo. el diácono y otros ministros ejercen sus funciones. en cuanto existe un altar fijo. y el sacerdote.” (305). El antiguo altar no se adorna en forma especial y la liturgia se celebra solo en el nuevo altar fijo. sino en todo momento acordando “a todos los fieles la pasión salvadora del Señor [y] queda[ndose] cerca del altar aun fuera de las celebraciones litúrgicas. a la vez. se proclama la Palabra de Dios. nunca sobre el altar. La Cruz del Altar Aunque la Institutio previa se refirió solo de la cruz del altar o la cruz procesional. y “está colocada de tal manera que la participación de la asamblea sea difícil. (310) y el diácono (cerca de la del celebrante). “(295). Esta cruz. se construye otro altar fijo y consagrado.” (303). FELIPE DE JESÚS D E LEÓN OJEDA II.” (309). que existen circunstancias en la renovación de iglesias. Presbiterio El presbiterio se define como “el lugar donde está situado el altar. 3. debe ser visible claramente no solo durante la liturgia. La Institutio admite. La silla del sacerdote celebrante y las otras sillas La nueva Institutio repite la frase de la edición del 1975 que “el mejor lugar para la silla está en una posición presidencial del santuario. Las sillas para los demás 53 .” (310).LOS LUGARES Y OBJETOS DE LA CELEBRACIÓN PBRO . El altar Como regla general. “que significa para la asamblea que hay un solo Señor y una sola Eucaristía en la Iglesia” (303) y que “representa Jesucristo. sin embargo. la revisión_ de la Institutio habla siempre de “la cruz con la figura de Cristo crucificado. alrededor. se ejerce un cierto moderación durante el tiempo de Adviento cuando las flores alrededor del altar indican “el carácter del tiempo pero que no deben anticipar el gozo pleno de la Navidad. En tal caso. Se añade un párrafo adicional indicando que sobre el altar se coloca solamente lo indicado en una lista de los requisitos para la celebración de la Santa Misa.” (308. 2. INNOVACIONES DE LA IGMR 2000 1. en solemnidades y días de fiesta. fijo y consa grado. El párrafo explicando la colocación de las flores. se debe proclamar las lecturas del ambón con la mayor frecuencia posible. Se añade a esta sección también la disposición de las sillas o bancos para el ministro que preside y para los sacerdotes concelebrantes más los presentes en coro. 4. menciona.

” (314).ministros deben estar “convenientemente situados para el ejercicio de sus respectivos oficios” pero “que se sienta que son claramente parte de la asamblea y no del clero. Estos objetos son centrales en la celebración eucarística porque en ellos “el pan y vino son ofrecidos. en una parte más noble de la iglesia sin excluir el altar mayor antiguo que no se usa para la celebración. ya que éste es el lugar para la celebración de la Misa. y arreglados de tal manera que guíen a los fieles a los misterios de la fe que se celebran allí. venerando la memoria de los santos. (316). (318). 7. hacia la cual se tiende como un peregrino y donde Cristo está sentado a la derecha del Padre. Se repite los siguientes requisitos. 54 . 6. Los Utensilios Sagrados Se adaptaron los párrafos sobre los utensilios sagrados (327-333) dando un mayor énfasis al carácter sagrado como “claramente distinguidos de los (vasos) de uso diario. o en una capilla aparte adecuada para la adoración y la oración privada de los fieles. sólido. Sigue el consejo que “no se le debe olvidar ninguna de las normas de la ley que pertenece a la colocación del Santísimo. De este asunto emitirá juicio la Conferencia Episcopal y la confirmación de la Sede Apostólica Se dan preferencia a todo los materiales irrompibles e incorruptibles. Se tendría cerca de él una lámpara que esté ardiendo constantemente. (328). bien ornamentado y conveniente para la oración. requieren un baño de oro. evidente. con la declaración general que “el Santísimo debe estar colocado en el sagrario en una parte de la iglesia que es noble.(314-317) Comienza. inviolable. b. Jerusalén. consagrados y consumidos. indicados en resumen en el Institutio previo: que en cada iglesia no habrá más de un sagrario fijo. fuera del altar de celebración. Las Imágenes Sagradas Se añadió un párrafo introductorio nuevo a la sección de las imágenes. Se quedan las advertencias del documento previo en cuanto al número limitado y colocación de las imágenes en el templo.” (315) Seguido viene una notificación que la colocación del sagrario se queda bajo el juicio del obispo diocesano. indicando que “el sagrario donde esta reservado el Santísimo no se le debe colocar sobre un altar. recordando la instrucción Eucharsticum Mysterium 54. o e n el santuario. Así. (328). colocando su uso en un marco escatológico. “(327). digno. cerrado con llave y no transparente. El Sagrario La sección que toca el lugar de reservación del Santísimo ha sido adaptado y ampliado. Sigue una explicación amplia del propósito de estas “imágenes del Señor y de la Virgen María y los santos” expuestos el lugares sagrados para la veneración de los fieles.”(310). En la liturgia terrenal la Iglesia participa en un anticipo de la liturgia celestial que se celebra en la ciudad santa. Un párrafo sobre la colocación del sagrario comienza con una cita del Eucharisticum Mysterium 55. (318). pero unido a la iglesia y visible a los fieles. la Iglesia espera una parte pequeña y la compañía de ellos.” (328). Los vasos sagrados de metal. Han de ser hechos de “metal noble. (317). se prohíbe “por lo general” su duplicación. en el caso de que el metal sea oxidable. Se puede usar otros materiales sólidos que se consideren nobles según la estima común en la región.”(315) Se le puede colocar: a. si no están hechos de material inoxidable o de oro noble.” (332). generalmente lleven la parte interior dorada. 8.

Es por ello que «Para la celebración de la Eucaristía el pueblo de Dios se congrega generalmente en la iglesia o cuando no la hay o resulte insuficiente. se realiza y se manifiesta de una manera eminente en la liturgia. Esto incluye todo lo relacionado con el altar. especialmente en la celebración de la Eucaristía (Cf. consúltese a la Comisión Diocesana de Sagrada Liturgia y de Arte Sacro ( IGMR 291). ella es el Cuerpo místico de Cristo (Cf. compuesto por muchos miembros con diferentes dones y funciones. cada cual. Por tanto. El templo no es un edificio meramente funcional. Por eso «en las celebraciones litúrgicas. 20. LG 9). El Templo Significado El Concilio Vaticano II nos ha llevado a una comprensión del misterio de la Iglesia y de su liturgia. \ Que sean (las iglesias) aptas para la realización de la acción sagrada ( IGMR 288). LG 7). 55 . el sagrario (314). al desempeñar su oficio. con la adición de los requisitos que el pan debe ser de trigo cocido al horno. \ El Ordinario del lugar debe servirse de esa Comisión. IGMR 294). LG 18. diáconos y ministros laicos. \ Todas las Iglesias han de dedicarse o por lo menos de bendecirse ( IGMR 290). (335) los utensilios sagrados (335) y todo destinado para el uso de la liturgia debe recibir la bendición requerida III. ministro o simple fiel. unido y orientado por sus obispos (Cf. 24). Como tal. que no es una masa amorfa. el órgano. El Pan para la Celebración de la Eucaristía El párrafo sobre la composición del pan para la Eucaristía se conforme más al canon 924. (320) 10. La Iglesia es el pueblo santo de Dios (Cf. manifestación y realización de la Iglesia con toda su riqueza de miembros y servicios (Cf.9. que debe desempeñar con plena conciencia y responsabilidad para con el todo. sino para ser una expresión de ella. (319) silla presidencial.” (350) Por esto. hará todo y sólo aquello que le corresponde por la naturaleza de la acción y las normas litúrgicas» ( SC 28). (313) el ambón. Normativa litúrgica \ Para la construcción. siempre que se trate de dar normas en este campo o de aprobar planos de nuevos edificios ( Íbidem ). (350) y los libros litúrgicos que se debe tratar con “reverencia dentro de la acción litúrgica como signos y símbolos de lo sobrenatural. sino un organismo articulado y animado. y así mantener su verdadera dignidad. el templo (la iglesia) debe ser construido y dispuesto no sólo para posibilitar y facilitar esta celebración de la comunidad cristiana. (310) la vestidura sagrada de los sacerdotes. SC 7. FOCOS LITÚRGICOS: SIGNIFICADO Y CRITERIOS DE CONSTRUCCIÓN 1. en algún lugar honesto que parezca digno de tan grande misterio» ( IGMR 288). La Bendición de Objetos Sagrados Hay un énfasis más fuerte por todo la Institutio revisada en el cuidado de todas las cosas para el uso litúrgico. sino que es también un signo de Jesucristo y de su Cuerpo. Este pueblo. de modo especial. SC 2). belleza y distinción. Puesto que la Eucaristía es la acción litúrgica más central y vital de la Iglesia. reconstrucción y adaptación de las iglesias. la Iglesia. se sigue que es. Cada miembro de este Cuerpo tiene su función en la Iglesia y en la liturgia.

Normativa litúrgica (IGMR 295 ) \ Debe diferenciarse de la nave de la iglesia. y donde el sacerdote. \ Separado de la pared ( IGMR 299). o por una estructura y ornato peculiar. se proclama la Palabra de Dios. \ El altar fijo o móvil. 3. IGMR 299). \ Que ayude a la comodidad de los fieles ( Íbidem ). debe dedicarse. que constituya la unidad íntima y coherente de la asamblea ( IGMR 294). \ Que favorezca la perfecta ejecución de la tarea de cada uno ( Íbidem ). la cruz y los candeleros ( IGMR 297).\ Que facilite la activa participación de los fieles ( Íbidem ). por una parte. \ Que exprese. pero el altar móvil puede ser bendecido solamente ( IGMR 300). El altar significa a Jesucristo. dedicados a las sagradas celebraciones. y. \ La ornamentación debe caracterizarse por una noble sencillez. 2. \ Que el edificio sagrado y los objetos que pertenecen al culto divino sean dignos \ y bellos (signos y símbolos de las realidades celestiales ( Íbidem ). ya sea por su elevación. el diácono y otros ministros desempeñan su oficio ( IGMR 295). el corporal. la disposición jerárquica y la diversidad de ministerios. \ Oportuna disposición de la Iglesia y de todo su ambiente ( IGMR 293). es también la mesa del Señor en la cual. El ALTAR Significado En el altar se hace presente el Sacrificio de la cruz bajo los signos sacramentales. 56 . \ Debe tener la capacidad suficiente para que se desarrolle cómodamente y sea vista la celebración Eucarística. En los demás lugares. por otra. la Piedra viva (Cf. que contribuya a la formación de los fieles y a la dignidad de todo el lugar ( IGMR 292). \ La disposición general del edificio sagrado conviene que se haga como una imagen de la asamblea reunida ( IGMR 294). el altar puede ser móvil ( IGMR 298). \ Que responda a las necesidades de nuestro tiempo ( Íbidem ). el pueblo de Dios se congrega en la Misa. EL PRESBITERIO Significado Es el lugar en que se encuentra el altar. Normativa litúrgica \ La celebración de la Eucaristía en lugar sagrado debe hacerse sobre un altar: fuera del lugar consagrado puede también celebrarse sobre una mesa decente. \ Conviene que en cada iglesia haya un altar fijo y dedicado (Cf. IGMR 298). usándose siempre el mantel. \ Que permita un proporcionado orden de todas sus partes ( Íbidem ). y es el centro de la acción de gracias que se realiza por la Eucaristía ( IGMR 296).

que sea muy visible para la asamblea congregada. Discretamente el micrófono ( IGMR 306). presente en su Palabra. sobre todo en Adviento y Cuaresma ( IGMR 305). el salmo responsorial. y Cristo. el cáliz con la patena. \ Sobre el altar colóquese sólo aquello que se requiere para la celebración de la Misa: Evangeliario. que. \ También sobre el altar o cerca de él ha de haber una cruz con la imagen de Cristo crucificado. quien anuncia la Buena nueva. hacia el que. Conviene que esta cruz permanezca junto al altar fuera de las celebraciones litúrgicas ( IGMR 308). Esta dignidad de la palabra de Dios «exige que en la Iglesia haya un sitio conveniente para su anuncio. durante la liturgia de la palabra. \ Desde él sólo se proclaman las lecturas.\ Que se pueda rodear fácilmente y la celebración se pueda hacer de cara al pueblo ( Íbidem ). 4. \ Conviene que un nuevo ambón se bendiga. \ El uso de poner bajo el altar que se va a dedicar reliquias de santos. cuadre bien con la estructura del mismo altar ( IGMR 304). consérvese oportunamente. y colóquese preferentemente cerca del altar y no sobre el mismo ( Íbidem ). Colocación óptima «El altar ocupe el lugar que se de verdad el centro hacia el que espontáneamente converja la atención de la asamblea de los fieles» ( IGMR 299). en forma. aunque no sean mártires. la homilía y las intenciones de la oración universal. medida y ornamentación. Por eso las lecturas de la Palabra de Dios que proporcionan a la Liturgia una elemento de grandísima importancia. el purificador y el Misal. los dones. Normativa litúrgica (IGMR 309) \ Conviene que sea estable (no un simple atril portátil). sólido y artístico ( IGMR 301). \ Que sea único ( IGMR 303). \ Que permita al pueblo ver y oír bien a los ministros ordenados y a los lectores. deben ser escuchadas por todos con veneración» ( IGMR 29). el copón si es necesa rio. el corporal. \ La decoración floral sea siempre moderada. \ Que sea de piedra natural u otro material digno. se puede también. Cuídese con todo de que conste con certeza de la autenticidad d tales reliquias ( IGMR 302). EL AMBÓN Significado «Cuando se leen en la Iglesia las Sagradas Escrituras es Dios mismo quien habla a su pueblo. \ Los candeleros colóquense o sobre al altar o alrededor de él ( IGMR 307). \ Obsérvese moderación en la ornamentación del altar. Ornato \ Póngase sobre el altar por lo menos un mantel de color blanco. se vuelve espontáneamente la atención de los fieles» ( IGMR 309). y el pregón pascual. 57 . \ Que ocupe el lugar central de la asamblea ( Íbidem ).

evoca en nosotros la presencia del Señor. El Presidente es sacramento. y que ayude lo mejor posible a que los fieles oigan bien y atiendan durante la liturgia de la palabra (Cf. Este alimento celestial. adecuadamente dispuesto y con la debida nobleza. el ministerio de la presidencia “configura al Obispo y el Presbiterio asociado a él a Cristo Cabeza. 6. LA SEDE Significado . La Iglesia. Por eso.. reservado a los sagrarios de las iglesias. maestro. (SC 25). 32) 5. con el fin de que la asamblea se configure como cuerpo celebrante. Si el presidente es “icono de Cristo cabeza del cuerpo de la Iglesia” la SEDE es su lugar específico. fijo. pero \ cerca del altar (Cf IGMR 294). donde se guarda la Eucaristía. poner sillas para los concelebrantes ( Íbidem ). y nos recuerda también a los hermanos. la de la cabeza.. se convirtió en objeto de adoración» (Cf. el Señor. \ En las concelebraciones. Normativa litúrgica \ De cara al pueblo ( IGMR 310). Rito para la Bendición de un nuevo Sagrario Eucarístico). al fondo del presbiterio ( IGMR 310). de Cristo Cabeza del Cuerpo.. pastor y siervo de su rebaño.Colocación óptima El ambón sea «un lugar elevado. originariamente reservó la Eucaristía para atender a los enfermos o moribundos. 58 . en la administración de los misterios que Cristo. pero si \ su número es muy grande. Colocación óptima La colocación más adecuada para la sede es aquella de cara al pueblo. \ Al fondo del presbiterio ( Íbidem ). le confió. n. se pondrán las sillas en otra parte de la iglesia. a los que debe unirnos el amor de Cristo. OLM . colóquense los asientos de manera que se distingan \ claramente de los asientos del clero y que puedan cumplir con facilidad el oficio \ que se les ha confiado ( Íbidem ). \ Conviene que una nueva sede se bendiga ( Íbidem ). presencia que deriva del sacrificio de la Misa. Prenotandos. \ Para los demás ministros.. «la sede del celebrante debe significar su oficio de presidente de la asamblea y de director de la oración» ( IGMR 310). \ La silla del diácono se debe colocar cerca de la sede del celebrante ( IGMR 310). LUGAR DE CONSERVACIÓN DE LA SANTÍSIMA EUCARISTÍA Significado «El sagrario.. icono. En la celebración debe asumir totalmente la figura simbólica que es propia de él... \ A no ser que la estructura del edificio o alguna circunstancia lo impida \ Evítese la apariencia de trono ( Íbidem ). en efecto.

fuera del altar de la celebración. debidamente ornamentado y apto para la oración. b) En alguna capilla apta para la adoración y oración privada de los fieles. Colocación óptima (IGMR 315) a) En el presbiterio. conectada orgánicamente con la iglesia y visible para los fieles. inviolable y no transparente. sin excluir el antiguo altar que ya no se utiliza para la celebración. \ De materia l sólido. \ Conviene bendecidlo antes de destinarlo a su uso litúrgico. \ Fijo. \ Que sea uno solo. de tal manera que se evite al máximo cualquier profanación.Normativa litúrgica \ El Santísimo Sacramento debe conservarse en un sagrario. visible. \ Junto al sagrario debe estar encendida perennemente una lámpara especial. 59 . \ El Sagrario debe estar colocado en un sitio de la Iglesia que sea muy digno. \ Cerrado convenientemente. importante. que se alimente con aceite o cera.

IX. El presbiterio (258). Ambón (309). o sitio desde donde se anuncia la palabra de dios (272). La iglesia: su destino al servicio de la asamblea sagrada (257). XI. del órgano y otros instrumentos musicales (274-275). Disposición general del lugar sagrado (279-280). El lugar de los fieles (273). El altar (259-267). XII. Conservación de la santísima eucaristía Imágenes sagradas (318). La sede para el sacerdote celebrante y los demás asientos (310). El ambón. Lugar de conservación de la santísima eucaristía (314-317). El lugar del coro y de los instrumentos musicales (312-313). Disposición del presbiterio para la reunión sagrada (295). (276-277). X. VII.Apéndice 1 ESTRUCTURA DEL CAPÍTULO IV IGMR 1975 IGMR 2000 D ISPOSICIÓN Y ORNATO DE LAS IGLESIAS PARA LA CELEBRACIÓN EUCARÍSTICA D ISPOSICIÓN Y ORNATO DE LAS IGLESIAS PARA LA CELEBRACIÓN EUCARÍSTICA (NN. V. Principios generales (288-294). 288-318) (31 números) I. VI. La disposición de la iglesia. III. III. Ornato del altar (268-270). VIII. Lugar del coro. 253-280) (20 números) I. IV. o lugar de la presidencia (271). 60 . Imágenes expuestas a la veneración de los fieles (278). II. Principios generales (253-256). Altar y su ornato (296-308). II. Lugar de los fieles (311). Sede para el sacerdote celebrante y los ministros. (NN.

319-351) (33 números) I. IV. El pan y el vino para la celebración de la I. 61 . Vestiduras sagradas (335-347). Ornamentos sagrados (297-3 10). eucaristía (319-324). Utensilios sagrados en general (325-326). Los vasos sagrados (289-296). Yuc. V. Felipe de Jesús de León Ojeda Mérida. III. II. III. Pbro. Otras cosas destinadas al uso de la iglesia (311-312). Otras cosas relacionadas con el uso de la V. iglesia (348-351). Utensilios sagrados en general (287-288). Pan y vino para la celebración de la eucaristía (281-286). IV. II.Apéndice 2 ESTRUCTURA DEL CAPÍTULO VI IGMR 1975 IGMR 2000 COSAS QUE SE NECESITAN PARA LA CELEBRACIÓN DE LA MISA COSAS QUE SE NECESITAN PARA LA CELEBRACIÓN DE LA MISA (NN. 281-312) (32 números) (NN. Vasos sagrados (327-334).

(cfr. rodeado de todo su presbiterio. el altar de la Palabra. libros por excelencia de nuestra celebración. sobre todo. JOSÉ GUADALUPE MARTÍNEZ O. de ahí celebramos el misterio Pascual. SC (37-40) del Concilio Ecuménico Vaticano II sobre la Sagrada Liturgia “ La Liturgia romana y la inculturacion” (25-01-1994). P. También ha calado fuerte en el nuevo texto la Cuarta instrucción para aplicar debidamente la Const. CAP. A esto se refirió especialmente Próspero de Aquitania (+ 455) en su famoso axioma: “lex orandi. Por eso nuestro esfuerzo en este estudio del mismo para conducirnos en esta nueva etapa de la celebración de la Eucaristía dentro de la historia de la Iglesia. ¡Qué oportunidad nueva nos ofrece nuestro Dios. gracias a la experiencia de las celebraciones. tiene el primer puesto. VII: ELECCIONES DE LA MISA Y DE SUS PARTES. el Misal es el libro central de todos los libros Litúrgicos. Siendo la Eucaristía la fuente y la culminación de toda la vida cristiana. No cabe duda que esta nueva edición típica del Misal y de su IGMR es fruto de una concienzuda investigación teológica. VIII: MISAS Y ORACIONES PARA DIVERSAS CIRCUNSTANCIAS Y DE DIFUNTOS. y en la que el pueblo santo de Dios participa plena y activamente. Padre providente. de ahí encontramos el p rincipal “lugar teológico” ( SC 7). como es costumbre. lex credendi”. íntimamente unido al estupendo e inagotable Leccionario. también. libro del ambón. Con el Misal y el Leccionario. la segunda edición típica del De Ordinatione episcopi. tercera edición típica. CAP. Por otra parte. busco que nos adentremos en el espíritu del mismo. ya que en esta Misa es donde se realiza la principal manifestación de la Iglesia en una Iglesia local ( IGMR 112). como fuente preciosa de la catequesis. Concretándonos al Misal. para celebrar llenos de unción el Memorial de su Hijo! El Misal es el libro de la oración y de la fe. INTRODUCCIÓN La Institutio Generalis Missalis Romani está publicada. Esta nueva edición típica del Misal y de su IGMR se equipara a las nuevas ediciones típicas de otros dos libros litúrgicos: la segunda edición típica del Ordo celebrandi matrimonium y. y como punto de referencia imprescindible para la espiritualidad eclesial y litúrgica? 62 . El libro litúrgico “ Ceremonial de los Obispos ” (14-09-1984) ha tenido grande influencia porque la Misa presidida por el Obispo. histórica y pastoral ( SC 23). era indispensable tener presente la legislación canónica y litúrgica promulgada después de la anterior edición.INSTITUTIO GENERALIS MISSALIS ROMANI. Quiero que nos cuestionemos por medio de algunas preguntas. En estos tres libros litúrgicos se ha mantenido el ritual existente mejorándolo en sus textos y ritos. presbyterorum et diaconorum . al inicio de la Tercera Edición Típica del Misal Romano. Está ubicada dentro de los prenotados del Misal. SC 21). mistagógica. diáconos y ministros laicos ( SC 41). el libro del altar para el Sacrificio. ¿Hasta qué punto este Misal ha sido el medio por el cual la acción de Cristo y el pueblo organizado jerárquicamente lo tiene como su libro de fe.

el sacerdote puede elegir o la Misa de feria o la Misa del santo (o uno de los santos de los que se haga memoria) o la Misa de algún santo inscrito este día en el martirologio. En las memorias del calendario general (excepto en Miércoles de Ceniza o en las ferias de Semana Santa). en las fiestas y memorias obligatorias: a) si la Misa se celebra con pueblo. el sacerdote puede elegir o el calendario de la iglesia o el suyo. b) si la Misa se celebra sólo con un ministro. Estará de común acuerdo con los que habrán de desempeñar alguna función en la celebración. sin excluir a los mismos fieles. El sacerdote. mirará más al bien espiritual común del pueblo de Dios que a sus preferencias personales. en las ferias de Adviento. y en las ferias del tiempo pascual. el cantor. ELECCIÓN DE LA MISA Y DE SUS PARTES IGMR 352-367 352. En el tiempo pascual las memorias de los santos se pueden celebrar de manera integral. el sacerdote seguirá el calendario de la iglesia donde celebre. qué textos les corresponden y nada se deje a la improvisación. edificación del cuerpo de Cristo? CAP. en las ferias del tiempo de Navidad desde el 2 de enero. Cuaresma y Pascua. b) En las ferias de Adviento anteriores al 17 de diciembre. o la Misa de algún santo inscrito ese día en el Martirologio. memorial del Señor. Navidad. VII. el sacerdote dirá la Misa del día litúrgico correspondiente. al preparar la Misa. los lectores. e xceptuando el Miércoles de Ceniza y las ferias de Semana Santa. sacrificio y banquete Pascual.¿De verdad de ahí bebemos como la cierva las corrientes de agua viva? ¿No nos quedamos en arroyitos? ¿El misal es el libro del presidente y de la asamblea de fieles? ¿Es el instrumento de mediación entre el misterio que se celebra y la asamblea que es protagonista y destinataria del Misterio de salvación? ¿Valoramos el significado de la celebración de la Eucaristía como ‘mysterium fidei’. En los domingos. a la preparación espiritual y modo de ser de quienes participan en el culto. 355. I. así como en la infraoctava de Navidad y en las ferias de Cuaresma. La armónica sucesión y ejecución de los ritos contribuye muchísimo a disponer el espíritu de los fieles a la participación eucarística. de las oraciones y de los cantos respondan adecua damente a las necesidades. La eficacia pastoral de la celebración aumentará si los textos de las lecturas. 63 . el comentarista y el coro sepan claramente el salmista. se puede tomar la colecta de esta memoria. Antes de la celebración el diácono. el sacerdote puede elegir o la Misa de la feria o la Misa de una memoria libre que caiga en este día. En las solemnidades el sacerdote debe seguir el calendario de la iglesia donde celebra. c) En las ferias del tiempo Ordinario. Memorias libres: a) En las ferias de Adviento comprendidas entre el 17 y 24 de diciembre. Elección de la Misa 353. o una Misa votiva. o una de las Misas para diversas necesidades. 354.

Las Oraciones 363. Las Lecturas 357. En esta elección cuídese de no excluir alguna de sus partes permanentemente. En las memorias de los santos se dice la colecta propia o. ( SC 51). colecta del Común. 362.Si se celebra con pueblo no se omitan habitualmente las lecturas indicadas cada día en el leccionario ferial. 360. En igualdad de condiciones para elegir entre una conmemoración del calendario general y otra del calendario diocesano o religioso. si no la hay. En las fiestas hay dos lecturas. 359. Esto en la elección de las Lecturas. se toman o del Común o de la feria correspondiente. si no hay lecturas propias. 358. En toda Misa se dicen las oraciones propias de esa Misa. del tiempo o de los santos con las condiciones siguientes. Si por esta razón se interrumpe la lectura continua el sacerdote puede juntar con las otras lecturas las que se omitieron. En el leccionario ferial se proponen lecturas para todos los días del año y se preferirán. En el tiempo pascual se tiene la lectura de los Hechos de los Apóstoles. el sacerdote puede escoger los textos apropiados para determinada celebración especial. si no hay propia. Las Conferencias de los Obispos pueden indicar las ada ptaciones relativas a las lecturas. Ténganse en cuenta la capacidad de los fieles de escuchar el texto más completo y su explicación por medio de la homilía. Elección de las partes de la Misa Se eligen los textos de las diversas partes de la Misa. debe preferirse la conmemoración local. a no ser por utilidad pastoral. La oración sobre las ofrendas y la oración después de la comunión. 64 . II. El uso de las lecturas propias no es obligatorio. En las memorias de los Santos. Debe haber moderación en preferir las Misas de difuntos. En las Misas para comunidades peculiares. pero si se eleva al grado de solemnidad. en lugar de la lectura del AT. a no ser que coincidan con una solemnidad o fiesta o una memoria que tenga lecturas propias.emplearse estrictamente. la elección entre una y otra es el criterio pastoral. la tercera lectura se toma de las lecturas comunes. con tal que se tomen de un leccionario aprobado. siempre que se tomen de un leccionario aprobado. El sacerdote debe satisfacer la legítima piedad de los fieles con particular devoción a una conmemoración libre de la Santísima Virgen o de algún santo. Existen textos de la SE para las Misas rituales o para determinadas circunstancias. o determinar a qué textos darles preferencia. léanse las lecturas señaladas para las ferias. de las oraciones de las Plegarias eucarísticas y de los cantos. Los domingos y solemnidades se señalan tres lecturas que deben . oyendo una lectura más acomodada de la Palabra de Dios. lleguen a entender mejor el misterio y logren una mayor estima de la Palabra. Cuando se proponen dos versiones del mismo texto: una breve y una larga. Estos leccionarios se han hecho para que los fieles. Cuando se concede la facultad de elegir entre uno u otro texto ya señalado tómese en cuenta la utilidad de los participantes. 361.

Normas de elección de las Plegarias Eucarísticas. Las Misas rituales se relacionan con la celebración de algunos sacramentos o sacramentales. y que no es lícito sustituirlos por otros. 371. en los fieles bien dispuestos. Misas y oraciones para diversas circunstancias 368. por las necesidades de todo el mundo o de la Iglesia. Es una síntesis completa de la historia de la salvación. Así tenemos las Misas rituales. el Misal proporciona modelos de Misas y oraciones que pueden emplearse en las diversas ocasiones de la vida cristiana. El canto 366. y siendo la Eucaristía el Sacramento de los sacramentos. No tiene intercesión propia para los difuntos. 370. o Canon Romano. La liturgia de los Sacramentos y Sacramentales hace que. Así se va ría más la eucología de la Misa. Se recomienda pa ra las Misa s que no tienen prefacio propio y para los domingos del tiempo ordinario. d) La Plegaria Eucarística IV tiene un prefacio fijo. o en particulares circunstancias. Tiene su intercesión especial por los difuntos. olvidando el gesto más importante de la fracción del pan al que alude el canto del ‘Cordero de Dios’. Sustituirlo por un canto de paz es una deformación importante. b) La Plegaria Eucarística II se emplea mejor en los días ordinarios de entre semana. en las fiestas de los apóstoles y santos mencionados en esta Plegaria y en los domingos (a no ser que se prefiera la Pleg. VIII: MISAS Y ORACIONES PARA DIVERSAS CIRCUNSTANCIAS Y MISAS DE DIFUNTOS I. Las Misas ‘para diversas circunstancias’ úsense con moderación. Además de su prefacio propio puede usarse con prefacios distintos. para las diversas necesidades y para diversas circunstancias y las votivas. universal o local. 369. Los prefacios tienen doble finalidad: que el tema de la acción de gracias tenga en la Plegaria Eucarística plena expresión y que los aspectos del misterio salvífico se expongan con más claridad. En estas Misas se pueden usar las lecturas feriales y los cantos que se proponen en ellas. Eucarística III). ordinario o las de alguna de las Misas para diversas necesidades del Misal. c) La Plegaria Eucarística III puede usarse con cualquier prefacio. se pueden tomar las oraciones del domingo precedente o las de otro domingo del T. 365. Especialmente en los días que tienen sus embolismos propios. se puede emplear siempre. ordinario. Está permitido tomar de esas Misas sólo la oración colecta. Se cita la obligación de cantar el ‘Cordero de Dios’ durante la fracción. Tiene intercesión propia en favor de los difuntos. 372. a) La Plegaria Eucarística I. los actos de la vida sean santificados por la gracia divina que emana del misterio pascual ( SC 61).En los días feriales del T. La Plegaria Eucarística 364. Su uso se recomienda para los domingos y las fiestas. 65 . CAP. Aquí se insiste en la obligación de usar los cantos que figuran en el Ordinario de la Misa. porque centra la atención de los fieles en este momento en el gesto de paz.

porque la celebración de ellas está inserta en el año litúrgico. y en los días en que ocurre una memoria obligatoria o cualquier feria. la autoridad competente puede escoger las Misas por las diversas súplicas que a lo largo del año puede establecer la Conferencia de los Obispos. excluyendo el sabor de elogio fúnebre. En alguna grave necesidad o utilidad pastoral. o c on ocasión de la sepultura definitiva. se prohíben como Misas votivas. por encargo o con permiso del Ordinario de lugar. principalmente los familiares del difunto. 378. con tal que realmente se apliquen por los difuntos. 376. En las Misas de funeral téngase una breve homilía. 377. 375. en los días feriales del tiempo ordinario. o de algún santo o de todos los santos. 374. a fin de que lo que a unos consigue ayuda espiritual. Esta parte de este número no contiene ninguna novedad. puede celebrarse aún en la octava de Navidad. puede celebrarse la Misa de acuerdo con las circunstancias. comulgando. II. puede decirse cualquier Misa o emplearse cualquier oración ‘para diversas circunstancias’. se pueden decir. si una verdadera necesidad o utilidad pastoral lo pidiese. De estas Misas. participen en el sacrificio eucarístico ofrecido por él. Ojalá que los fieles. aún cuando ocurra una memoria libre. o en el primer aniversario. con la lista de excepciones de costumbre. Las Misas votivas sobre los misterios del Señor. en rela ción con la segunda edición del Misal. 381. Las Misas de difuntos. Entre las Misas de difuntos.373. según la tabla de precedencia de los días litúrgicos. a otros lleve el consuelo de la esperanza. La Misa de difuntos que se dice después de recibida la noticia de la muerte. 380. Pero. pero sí es nueva la determinación de que las Misas que tienen referencia a los misterios de la vida del Señor o de la Santísima Virgen (con la única excepción de la Inmaculada Concepción). a juicio del sacerdote. 66 . y eso cualquier día. llamadas ‘cotidianas’. pueden celebrarse en las ferias del Tiempo Ordinario en que cae una memoria libre o se hace el oficio de la feria. puede decirse la Misa que mejor responda a esa necesidad o utilidad pastoral. 382. o una feria del Adviento hasta el 16 de diciembre o del tiempo de Navidad desde el 2 de enero. en la celebración con el pueblo. o en honor de la Santísima Virgen o de los Ángeles. excepto las Misas rituales. Las Misas por varias necesidades se toman en algunas determinadas circunstancias o se repiten de tiempo en tiempo o en días establecidos. (que no sea la del Miércoles de Ceniza o una de la Semana Santa). 383. El sacrificio eucarístico de la Pascua de Cristo lo ofrece la Iglesia por los difuntos. En las ferias del Tiempo Ordinario en las que cae alguna memoria libre o se hace el Oficio de la feria. según la piedad de los fieles. Para esta memoria es recomendable acudir a los formularios del Misal de las Misas de la Virgen María señala dos para el Tiempo Ordinario. Se recomienda en especial celebrar la memoria de la Virgen María en el sábado. la más importante es la Misa de las exequias o funeral. Misas de difuntos 379. Están prohibidas las Misas por diversas necesidades y las votivas en los días en que ocurre una memoria obligatoria. o del tiempo pascual después de la octava de Pascua.

signo de unidad. la Iglesia. Ya vemos que el Misal es un libro de buen tamaño acostumbrado a estar guardado en la sacristía o puesto sobre el altar. hasta su vuelta. 3. “Nuestro Salvador. a los presentes. el sacrificio de la cruz. CONCLUSIONES. Encontramos en ella un completo manual de la Misa. Debemos dar una atención esmerada a esta Institutio . Esta es nuestra vida: la actualización del Misterio Pascual. Todos los libros litúrgicos llevan una Introducción General o Praenotanda . donde se expone la Teología y la Espiritualidad del Misterio celebrado. e l alma se llena de gracia y se nos da una prenda de la gloria venidera”( SC 47). vínculo de caridad. que. 4. 2. Al seleccionar y ordenar para la Misa de difuntos. en el cual se recibe como alimento a Cristo. una vez dicha la Oración después de la comunión. Si la Misa de funeral está directamente relacionada con el rito de las exequias. Cuando se abre el Cap. P. se presentan oportunas orientaciones pastorales. y especial mente para la Misa del funeral. si no una Instrucción General. las partes variables ténganse presentes los motivos pastorales respecto al difunto. el memorial de su muerte y resurrección: sacramento de piedad. este rito solamente se hace cuando está presente el cadáver. II de la misma: EL SACROSANTO MISTERIO DE LA EUCARISTIA nos presenta el subtítulo —La Misa y el Misterio Pascual—. Querétaro 67 .384. banquete pascual. instituyó el sacrificio eucarístico de su cuerpo y sangre. finalmente. y a confiar a su Esposa. En el Misal no se presenta una simple Introducción General. 385. en la última cena. a su familia. con el cual iba a perpetuar por los siglos. por el momento para el estudio del documento y para su uso privado. José Guadalupe Martínez O. gracias a la Instrucción General. se alude al aspecto histórico y. 1. se omite todo el rito de despedida y en su lugar se reza la última recomendación o despedida. No lo llevamos a los salones de lectura o de estudio. la noche que le traicionaban. podemos profundizar en la riqueza del Misterio de la Eucaristía. tengan cuidado de que en estas ocasiones vienen personas que pueden no ser católicas o que son católicos que nunca o casi nunca participan de la Eucaristía o que han perdido la fe. Aprovechemos este momento histórico. Siendo los sacerdotes ministros del Evangelio de Cristo para todos. Poco a poco se va haciendo realidad la visión profética de la Constitución Sacrosanctum Concilium (4-12-1963). Por eso muy oportuna esta edición de la Institutio en forma de separata. hecha con exquisito cuidado.

ambos inclusive. II 5. Los días dentro de la octava de Pascua. La Conmemoración de todos los fieles difuntos. c) Las fiestas del Patrono principal de la región o de la provincia o de la nación o de un territorio más extenso. Las ferias de Semana Santa. Cuaresma y Pascua. de la Santísima Virgen y de los Santos inscritas en el Calendario General. Las ferias de Adviento d esde el 17 al 24 de Diciembre. del fundador. Navidad del Señor. La precedencia entre los días litúrgicos. del patrono principal de la orden o de la congregación y de la provincia religiosa. o sea: a) La fiesta del patrono principal de la Diócesis. 8. se rige únicamente por la tabla siguiente: I 1. 7. 4. d) Las fiestas del título.Anexo 1 TABLA DE LOS DIAS LITÚRGICOS Según las Normas universales sobre el año litúrgico y sobre el Calendario. b) La fiesta del aniversario de la dedicación de la Iglesia Catedral. Epifanía. o sea: a) La solemnidad del patrono principal del lugar. del pueblo o de la ciudad. 6. Pentecostés. 2. desde el Lunes Santo al Jueves Santo. c) La solemnidad del título de la iglesia propia. f) Las otras fiestas inscritas en el Calendario de cada Diócesis. Los días dentro de la octava de Navidad. Las solemnidades propias. orden o congregación. en cuanto a su celebración. ambas inclusive. salvo lo prescripto en el número 4. Las fiestas de la Santísima Virgen y de los Santos inscritas en el Calendario General. del fundador o del patrono principal de la orden o de la congregación. d) La solemnidad del título. e) Las otras fiestas propias de alguna Iglesia. El miércoles de Ceniza. Las solemnidades del Señor. Los Domingos de Adviento. Ascensión. 9. Las ferias de Cuaresma. 3. Las fiestas propias. El Triduo pascual de la Pasión y de la Resurrección del Señor. b) La solemnidad de la dedicación y el aniversario de la dedicación de la iglesia propia. Los Domingos del Tiempo de Navidad y los del Tiempo Ordinario. Las fiestas del Señor inscritas en el Calendario General. 68 .

de la orden o de la congregación y de la provincia religiosa. 69 . En la misma forma. de acuerdo con las normas particulares descritas en los Principios y normas generales del Misal romano y de la Liturgia de las horas. después de Lunes después de la octava de Pascua hasta el Sábado anterior a Pentecostés inclusive. 12. Las Ferias del tiempo Pascual. 11. Las ferias de Adviento Hasta el día 16 de Diciembre inclusive. Las ferias del Tiempo de Navidad desde el día 2 de Enero hasta el Sábado después de Epifanía. Las memorias obligatorias inscritas en el Calendario General. las cuales pueden celebrarse también en los días mencionados en el número 9. de la nación. b) Las otras memorias obligatorias propias de alguna Iglesia. de la orden o de la congregación.III 10. 13. del territorio más extenso. de la región. Las memorias libres. de la Diócesis. las memorias obligatorias que accidentalmente coincidan con las Ferias de Cuaresma pueden celebrarse como memorias libres. Las memorias obligatorias propias. c) Las otras memorias obligatorias inscritas en el Calendario de la Diócesis. Las Ferias del Tiempo ordinario. es decir: a) La memoria del patrono secundario del lugar.

por ejemplo en las fiestas o memorias de la Virgen. \ Las plegarias Eucarísticas de la Reconciliación y para las Misas con Niños tienen normas propias. \ 4 quiere decir especialmente recomendable. Recuérdese que las plegarias IV y V (ésta con sus variantes) son inseparables de sus respectivos prefacios. Prefacio mandado quiere decir que ha de tomarse del común.Anexo 2 USO DE PLEGARIAS EUCARÍSTICAS I o Can R Se recoUSO mienda 4 Triduo Pascual SI 4 Solemnidades SI Domingos con prefacio propio SI Domingos con prefacio del SI tiempo Fiestas con prefacio propio o SI 4 mandado Memorias con prefacio SI mandado Memorias con prefacio del SI tiempo Ferias de Adv. IIa. por ejemplo..b. por ejemplo. Cua. el Miércoles de Ceniza. Los prefacios de la V no son intercambiables entre sí.c. por tratarse de la fiesta de un Apóstol o del patrono del lugar. y Pascua SI Ferias de Navidad y del SI Tiempo Ordinario Misas por diversas SI necesidades Misas votivas con prefacio SI 4 propio 4 Misas Rituales y de difuntos SI OBSERVACIONES: \ El cuadro no contempla todos los posibles. Se recoUSO mienda SI 4 SI 4 SI SI 4 SI SI SI SI SI SI SI SI 4 4 4 4 4 4 IVa. o de algún Santo que no tiene prefacio propio. Para ello consúltese el Calendario Litúrgico. 70 . \ Prefacio propios es el que está señalado para el día. Se recoUSO mienda SI SI 4 SI SI 4 SI SI SI SI SI SI SI SI 4 4 4 4 4 IIIa. Se recoUSO mienda NO NO NO NO NO NO SI SI SI SI NO NO 4 4 4 V a.d Se recoUSO mienda NO NO NO NO NO NO SI SI SI SI NO NO 4 4 4 Las recomendaciones son a título indicativo o de sugerencia. Véase la rúbrica que las encabeza.

Miércoles de Ceniza. por diversas necesidades y votivas. Ferias de Navidad desde el 2 de Enero. Ferias de Adviento hasta el 16 de Diciembre inclusive. Indicador práctico de misas rituales. Memorias obligatorias. Domingos del Tiempo de Navidad y del Tiempo Ordinario. Domingos de Adviento. Con mandato o permiso del ordinario IGMR 374 DIAS MISAS RITUALES IGMR 372 Votivas elegidas por devoción. IGMR 368 . Calendario general. Ferias del Tiempo Pascual Ferias del Tiempo ordinario. Fiestas. NO NO NO NO NO NO NO NO SI SI SI NO SI SI SI NO SI De suyo NO -----------------Por razón pastoral grave SI SI De suyo NO -----------------Por razón pastoral grave SI SI De suyo NO -----------------Por razón pastoral grave SI SI SI 71 . Viernes y Sábado Santo. Ferias del 17 al 24 de Diciembre. Conmemoración fieles difuntos. Solemnidades propias. Martes y Miércoles Santos. Jueves. Ferias de Cuaresma. IGMR 375 Solemnidades. Lunes.Anexo 3 MISAS PARA DIVERSAS CIRCUNTANCIAS.378. IGMR 373 Por diversas necesidades elegidas por utilidad pastoral. Cuaresma y Pascua. Por diversas necesidades señaladas por la CEM y por mandato o con permiso del ordinario. Fiestas en Domingo Tiempo de Navidad y del Tiempo Ordinario. Ferias de la octava de Navidad. 2 de Noviembre. Días de la Octava de Pascua.

(con tal que se o sepultura aplique por definitiva y ellos). Fiestas. Jueves. Ferias de Adviento hasta el 16 de Diciembre inclusive. Solemnidad no de precepto. cuando están permitidas. Ferias del 17 al 24 de Diciembre. IGMR 381 Aniversario Párrafo 2º IGMR 381 DIAS Misa Exequial Funeral IGMR 380 Solemnidad de precepto. IGMR 379 . 2 de Noviembre.Anexo 4 MISAS DE DIFUNTOS. Viernes y Sábado Santos. Martes y Miércoles Santos. Indicador práctico de misas de difuntos. Lunes. Domingos de Adviento. Días de la octava de Pascua. Domingos de Navidad y del Tiempo Ordinario.385. Ferias de Navidad desde el 2 de Enero. Ferias de Cuaresma Memorias obligatorias. Ferias de la Octava de Navidad. Misas en: Cotidiana de Noticia de la difuntos muerte. Ferias del Tiempo Pascual Ferias del Tiempo ordinario NO NO NO SI NO NO SI NO NO SI SI NO SI SI NO SI SI SI 72 . Cuaresma y Pascua. 1er. Miércoles de Ceniza.

aunque en el c. inculturación. PIL.ADAPTACIONES QUE COMPETEN A LOS OBISPOS Y A LAS CONFERENCIAS EPISCOPALES CAP. Vigilio (+555) y Gregario Magno (+604)”. Manuale di Litu rgia / I. Id. en AA. New York 1982. medida o sobriedad. Roma 1994.351. Storia liturgica attraverso le apache culturali. cf. Chupungco-Keith F. No es la primera vez que en la “ ’Adaptación’ es la palabra oficial usada por SC. Inculturazione e liturgia: i termini del problema. 139. Chupungco. 37-40 del Concilio Vaticano II sobre la sagrada liturgia. En este sentido se puede hipotizar que aptatio (o accomodatio) en la SC se refiere al programa general de renovación o aggiornamento usado por Juan XXIII. Adaptación. Chunpungco. en RL. Marietti 1983. gracias a la creatividad de obispos romanos como Dámaso (+384).. que de suyo no están previstas por las ediciones típicas.. aparentemente como medio o l sacramentos. A. Scientia Liturgica. Adattmento litúrgico: utopía. 50 no son necesariamente una aplicación de los nn. A. especialmente en los nn. Eucaristía: teologia e storia della celebrazione. 1 El n. 1998.. 1-15. 15 (1979) 31-32.. Los nn. Estos números miran a los aspectos culturales de la Liturgia en las varias partes del mundo de hoy. 50 de la SC propone dos motivos para revisar el Rito de la Misa: 1º tener como objetivo el regreso a la antigua claridad de la Misa romana y 2º promover la participación activa de los fieles en la celebración litúrgica. Gelasio (+469). pp. El n. creatividad. Anámnesis 3/2 La Liturgia. Manuale di Liturgia I. en NDL Roma2 1984. PIL (ad instar manuscripti) Roma 1977. 2 Por el contrario el n. 289-317. 150. En ambos casos la adaptación contemplada por el Vat. Adattamento. Planteamiento. 3 aptatio esté sistemáticamente sustituida por accomodatio. VV. IV. En estos números se establecen normas para la adaptación de la Liturgia a la cultura y a las tradiciones de los varios pueblos. en Not. solemnidad e inmediatez. al interior del rito romano. Id. p. en Not. o sea antes que la Liturgia romana se contaminara con los usos franco-germanos.VV Scientia Liturgica. González. De ahí que las adaptaciones previstas por el n. “Por definición ‘clásico’ es sinónimo de calidad como equilibrio. JOSÉ LUIS RAMOS CORONA I. Pecklers. Bibliografía elemental: Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos. p. A. pp. PIL (ad instar manuscripti) Roma 1978: Id. pp. IX DE LA IGMR PBRO . R. 37-40. Storia della Liturgia Romana. Liturgia Fundamentale. A. 361-385. L’adatamento e Inculturazione liturgica. M. 50 tiene una línea diversa de pensamiento de aquellos números: reformar el Rito de la Misa según la forma romana clásica 3 . Cultural Adaptation of the Liturgy. Cf. Introduzione alla Liturgia. son propuestas a las Conferencias Episcopales por medio de la edición típica de los libros litúrgicos. León Magno (+461). En su parte introductoria hay una sección titulada De aptationibus que es de competencia de la conferencias episcopales y De accomodationibus. 37-40. II es de naturaleza cultural y/o pastoral. La misma SC propone dos modos principales de efectuar el aggiornamento de la liturgia: a través de la revisión de los ritos existentes y la adaptación cultural. A. 38-39 hablan de las legítimas diversidades que. La Liturgia Romana y la Inculturación. PIL Piemme 1998. Inocencio I (417). pp. 1 La distinción entre adaptatio y accomodatio inició a tomar forma solo con la publicación de la editio typica de los libros litúrgicos conciliares. regularidad. pero que pueden ser pedidas a la Santa Sede por las Conferencias Episcopales. especialmente en los luga res de misiones. Liturgia e Inculturazione. 4 1995. 40 por el contrario da normas para las adaptaciones más radicales. 75-89. Los principios de la Adaptación Litúrgica. en AA. problemática y perspectivas de profundización en Phase 168 (1987). Estas cualidades definen a la liturgia romana clásica. nn.. Id. Ya que la palabra ‘adaptación’ en un contexto de misionología podría hacer pensar a cambios que son de naturaleza transitoria y externa. nobleza y sencillez. L’adatamento liturgico nel’Ordo Missae: príncipi e possibilitá. En la SC aptatio y accomodatio son sinónimos. que comenzó a desarrollarse después del s. la LRI ha escogido usar la palabra ‘inculturación’. 2 3 A. Cuarta Instrucción para aplicar debidamente la constitución “Sacrosanctum Concilium”. en AA. Chupungco. The Magna Carta of Liturgical Adaptation . Piemme. 73 . velleitá o strumento della pastorale liturgica?.VV. Los nn. 129-162. 1978. SC 1 afirma que uno de los fines del concilio es “adaptar mejor a las necesidades de nuestro tiempo las instituciones que están sujetas a cambio”. Chupungco. de la SC que examinan la adaptación formal de la liturgia deberían ser releídos a la luz de tal instrucción”.42-67. Triacca. sobre los derechos y deberes del ministro.

Ehrle. En general se puede decir que la IGMR retorna los principios de adaptación que el Concilio ha aprobado. II Rome 1924. moderar y vigilar la vida litúrgica en las Diócesis. está mas al alcance gracias al desarrollo de la ciencia litúrgica. Un ejemplo importante de un tal regreso a la forma original romana es el Pontifical Romano del s. bajo la influencia del Papa Gregorio VII (1072-1085). La Institución General y las adaptaciones en el Rito de la Misa. 386. algunas cosas que han desaparecido a causa del tiempo. Le Pontifical romein au Moyen-Age. M. 74 . consciente y activa participación. 6-9. 103-108. Como sabemos por la historia. IX de la IGMR 5 nos la presenten en esta línea de los principios conciliares: 1º procurar que todos los fieles. la cual siempre ha existido en la Iglesia y al mismo tiempo afirma su apertura a la situación actual. Biblioteca Apostolica Vaticana 1972 ristampa. A esto hay que añadir que las características de la Liturgia romana clásica miran a favorecer una gran comprensión y participación por parte de los fieles (SC 34). 5 6 7 8 IGMR. Es interesante notar que la IGMR explica en cuatro números 7 que se entiende por “la primitiva norma de los Santos Padres”. Cittá del Vaticano. Missale Curiae romanae ou ordo missale secundum consuetudinem romanae Curiae du XII siecle. suprimir aquellos ritos que con el tiempo se han duplicado o añadido y que son menos útiles. restablézcanse. Andrieu. Andrieu. estos no eran sino los liturgos tratadistas del Medioevo. era por el deseo de promover la participación activa de los fieles al rito. por parte de las Conferencias Episcopales y el Obispo Diocesano. n. IGMR. Así pues. a causa de la oposición protestante en relación con la doctrina católica sobre la naturaleza sacrificial de la Misa. y cuando Pio V cita la autoridad de los “vetaras et probati auctores”. 50: los ritos deben ser sencillos. la practicidad y el regreso a la tradición de los Padres son las cualidades inherentes al “genio romano” que SC en el n. 4 Institución General del Misal Romano. de acuerdo con la primitiva norma de los Santos Padres. Buena Prensa México 2003. este misal no se diferenciaba mucho del precedente. Traducción preparada por la Comisión Episcopal de Pastoral Litúrgica de México para uso privado del Documento. De ahí que las intenciones del c. Ya Pio V había usado estas palabras en la Constitución Apostólica con la cual promulgó el Misal Tridentino en el 1570. Por lo tanto la sencillez de los ritos. cf. 348-376. Este retornar a la forma clásica. Le Pontíficel Romaín du XII siecle . Tercera edición típica. La IGMR dice en concreto que en aquellos momentos difíciles. Y además un regreso a la forma clásica no impedía el uso de la lengua vulgar (SC 36) elemento primario de adaptación e inculturación. M. al menos en parte. regresar a la forma clásica no significa ignorar “la experiencia derivada de la reciente reforma litúrgica y de los indultos que se hablan ya concedido en diversos lugares” (SC 23). intención del n. Miscell. 50 perfectamente ha recuperado. 6 II. del llamado “Missale secundum consuetudinem romanae curiae” 8 del 1474. XII. 50. nn. La IGMR ante todo declara una fidelidad a la tradición. 2º las adaptaciones que se hagan deben responder a las normas y al espíritu de la sagrada Liturgia y 3º fomentar. pp. por lo que éste debería ser sencillo y fácilmente comprensible.Iglesia Romana viene expresado el deseo de regresar a la forma clásica del Rito de la Misa 4 . en la celebración de la eucarística pudieran tener aquella plena. Clarificando pues el significado exacto del n. pero probablemente ésta sea la primera vez que el medio para efectuarla.

o por lo menos. el Misal de Pablo VI ó eliminó de hecho todo lo que habla de simbolismo medieval (el alegorismo) ó los redujo al mínimo. 13 en la comunión del mismo sacrificio . Id. el Misal de Pablo VI es un producto fuertemente romano. IGMR. Además el trabajo de investigación de la antigua Liturgia que precede a la formación de las Liturgias orientales y occidentales ha dado a luz las tradiciones litúrgicas de la Iglesia primitiva. Para liberarse de añadiduras franco-germánicas tanto en los textos como en los ritos. como el adoptar textos eucológicos ambrosianos y una lejana influencia oriental en las Oraciones eucarísticas. n. 15 en la utilización de las Misas rituales y para diversas necesidades. el Misal de Pablo VI insiste sobre: el uso de la lengua vulgar. Idem. exceptuando pocos casos. Y por el contrario. 7. n. ha sido enriquecida por los escritos de San Ireneo. como pueden ser los correspondientes a las regiones semíticas.. la posibilidad de intercalar moniciones entre los mismos ritos sagrados. gracias nuevamente a la ciencia moderna.. 8. 10 11 12 13 14 15 75 . considerando que el regreso a la sencillez debe ser visto como el primer paso hacia la adaptación del Misal a las varias exigencias culturales.del sacerdocio ministerial y de la presencia real y permanente de Cristo bajo las especies eucarísticas.. 10 El regreso a la “primitiva norma de los Santos Padres” no debe significar por tanto solo “la conservación del legado transmitido por los que nos precedieron” sino también “exige abarcar y estudiar a fondo todo el pasado de la Iglesia y todas las formas de expresión que la fe única ha tenido en contextos humanos y culturales tan diferentes entre sí. San Cirilo de Jerusalén y San Juan Crisostomo. A este punto podemos preguntarnos ¿cuál fue en realidad la intención que miraba al principio de regresar a la forma clásica de la Misa como condición para realizar las adaptaciones posibles? La respuesta nos la da la misma IGMR en los nn. sino también hispánicos y galicanos. n. la s cuales responden a las situaciones actuales y a la acomodación de algunos textos eucológicos 9 IGMR. San Ambrosio. griegas y latinas”. IGMR. Sin duda el Misal de Pablo VI es teológicamente muy rico. el Misal Tridentino se vio impedido a realizar el propósito de un regreso a la Misa en su forma clásica. tomando la IGMR a la letra. dice la IGMR “la norma de los Santos Padres” es más fácilmente realizable gracias a la edición crítica de los antiguos sacramentarios no solo romanos y ambrosianos. 14. Mientras el Misal Tridentino implantaba por primera vez en la Iglesia occidental la unidad y uniformidad. 11 Así pues. 12 sobre la homilía en los domingos y dias festivos.13. 10-15: Acomodación a las nuevas circunstancias. de manera particular. 11 y 12. nn. n. Id. a la participación activa e inteligente de los fieles. n. podemos concluir que el Misal de Pablo VI debió valorar otras tradiciones orientales y occidentales. 9. pero en términ os celebrativos y en el contexto de una asamblea y de su genio cultural resulta empobrecido en el plano de la acción simbólico—litúrgica.14 y bajo las dos especies. El Misal debe estar hecho para responder a las necesidades pastorales de hoy relativas. 9 Por el contrario hoy. Pero esto no debe ser un aspecto negativo del Misal de Pablo VI. 1d. La misma teología eucarística. a la situación del hombre de hoy. pero sin sustituirlo de alguna manera.

las formulaciones de las normas que miren a la adaptación de las tradiciones y al genio de los pueblos y de las regiones y a la diversidad de las asambleas. Acomodaciones.. 4. partiendo del presupuesto que ésta debería estar basada en la comprensión del texto y del rito litúrgico.. 24 y 26. n. 21. Los nn.12) 2. Posibilidad de Adaptaciones del Rito de la Misa por parte de los Obispos y las Conferencias Episcopales. deja a las Conferencias Episcopales. nn.. 15.especialmente los que se refieren al uso de las cosas terrenales para adecuarse al pensamiento teológico de hoy. La IGMR ofrece las normas generales para la celebración de la Eucaristía. 76 . De estos ejemplos se ve claramente que el Misal Romano busca de integrar unitariamente las decisiones conciliares que buscan por una parte de salvaguardar el regreso a la forma clásica y. y el otro es más propiamente de carácter cultural.. ésta implica no solo la comprensión del rito. …exponer las directrices generales. la sobriedad y la practicidad han sido las Fórmulas proclamadas que el Vat. las expresiones. los cuales son por una parte de orden celebrativo y otros que implican el asumir elementos culturales. provenientes de la más antigua tradición de la Iglesia. 16 17 IGMR. 21 y 34 de SC. 3. Teniendo como base el precedente y breve análisis histórico del actual Rito de la Misa en relación con la adaptación... 23-26. n. en esta IGMR y en el Ordinario de la Misa. de la misma IGMR. la necesaria adaptación pastoral a la situación actual. Este género particular de adaptación es utilizado por la IGMR en los siguientes casos: 1. 37-40 de SC. sino también las celebración del mismo. la claridad. pero según las prescripciones de los nn. II ha adoptado para promover la participación activa. 17 a) Los modos de adaptación del Rito de la Misa. Para que la celebración responda más plenamente a las normas y al espíritu de la Sagrada Liturgia y para que aumente su eficacia pastoral. La sencillez. Pero no creamos que con eso está resuelta la cuestión de la participación activa.. se exponen. n. y al lenguaje teológico actual ya la presente disciplina de la Iglesia”. algunas acomodaciones y adaptaciones. La IGMR utiliza los términos “accomodatio” y “aptatio” indistintamente para señalar estos dos modos de adaptación.. Y la celebración implica a su vez la cultura. dan tales normas. al mismo tiempo. “.y proponer las normas a las que deberá acomodarse cada una de las formas de celebración. “Acomodación a las nuevas circunstancias”. otras han sido acomodadas a las actuales necesidades y circunstancias. (tit. 23. Es por esto que la IGMR insiste en el lenguaje y en el aspecto catequético de la celebración. III. En otras palabras. se puede afirmar que son dos los modos generales de hacerlo. la sencillez de los ritos debe conducir a la adaptación cultural y no solo al acomodamiento a las situaciones pastorales. p. Uno de carácter pastoral—celebrativo. muchas han permanecido intactas. 387 y 395399.. 16 Esto demuestra la intención pastoral del Misal de Pablo VI que ejecuta las prescripciones de los nn. Estos hablan que los ritos deben ser sencillos tanto que los fieles los comprendan con facilidad y así puedan participar plena y activamente.

48 (Cf.. trata también de promover las nuevas formas de arte adaptadas a cada tiempo”.. n. Adaptaciones. 77 . 326.. n. 10. (la Iglesia) así como se esfuerza por conservar las obras de arte y los tesoros elaborados en siglos pretéritos y. Por lo que toca a la forma de los ornamentos sagrados. n. “. la “accomodatio” mira a los elementos celebrativos del Rito de la Misa. 389). las Conferencias de los Obispos pueden definir y proponer a la Sede Apostólica la acomodación que responda mejor a las necesidades y costumbres de las diversas regiones. n. sin que necesariamente venga tocada su estructura.. reconstrucción y adaptación de las iglesias… consulten a la Comisión diocesana de Sagrada liturgia y de Arte Sacro”. es licito que el celebrante adapte un poco las moniciones para que respondan mejor a la capacidad de los participantes”. “En cada Plegaria Eucarística hay que adaptar dichas menciones (Obispos coadjutores y auxiliares) a las reglas gramaticales”..31. según la Constitución sobre la Sagrada Liturgia. que tengan en cuenta las tradiciones y mentalidad de los pueblos y de las regiones”. 149. la Iglesia acepta el estilo artístico de cada región y admite las adaptaciones que cuadren con el modo de ser y tradiciones de cada pueblo”.. n. “…en el Misal. nn. 6. ”Para la construcción. competen respectivamente o al Obispo diocesano o a la Conferencia de los Obispos (Cf. 387. ”Si no se canta a la entrada.. o en su lugar otro canto acomodado a la acción sagrada”. “Estas adaptaciones consisten sobre todo en la elección de los ritos o textos”. Como se puede constatar. “…En los momentos establecidos por las rúbricas..5.. se proponen. algunas ulteriores acomodaciones y adaptaciones.12. n. 388. se indican algunas adaptaciones que. n.las modificaciones y adaptaciones más profundas. n.43 7. Puede emplearse para este canto (de entrada) o la antífona con su salmo. “Tanto para los edificios de los templos. “. 7. en la presente Ordenación y en el Ordinario de la Misa. 4.. cosa que sucedería si se tratase de incorporar elementos tomados de las tradiciones o costumbres y del genio de los pueblos. n. 11. “. 386. como para todo su mobiliario y ajuar. n. el cual también puede adaptarla a manera de una monición inicial”. 289. n.. n. 291. adaptarlos a las nuevas necesidades. Para que la celebración responda más plenamente a las normas y al espíritu de la sagrada Liturgia. la antífona propuesta en el misal se recitará por los fieles o por algunos de ellos o por un lector o también por el mismo sacerdote. 9. 48. 31) 8. 342. ”. congregado precisamente para la adaptación de la Iglesia a las necesidades que su cometido apostólico encuentra en estos tiempos”. En el Rito de la Misa se prevén las posibilidades de adaptaciones tanto en el modo pastoral—celebrativo como cultural ya sea en los textos que en los ritos: 1.24 3. n. n. 6. 26.pertenece a la Conferencia de los Obispos adaptar las posturas corporales descritas para la celebración de la Misa romana”..el Concilio Vaticano II. en cuanto es necesario. 5. 2.

Esta adaptación está principalmente dirigida a promover la participación conciente y activa de la asamblea. Chupungco. su realización es confiada a los ministros celebrantes. el cual mira sobre todo a los elementos celebrativos. por ejemplo. A.la búsqueda de la inculturación no pretende en absoluto crear nuevas familias rituales. 23 y 25. en las circunstancias particulares. Modo cultural de adaptación: 19 para realizar este modo en el Rito de la Misa se pide naturalmente el conocimiento del “terminus a quo”.12. han de ser determinadas en el seno de la Conferencia de los Obispos. 14. por cuanto esto pueda ser determinado hoy. dar indicaciones sobre los colores litúrgicos y proponer a la Sede Apostólica las adaptaciones que respondan mejor a las necesidades y modos de ser de los pueblos”. n. 78 . De acuerdo al análisis de los números de la IGMR donde tanto acomodación como adaptación aparecen utilizados indistintamente. 388. para que. concedida la debida facultad. de los usos religiosos y sociales. los textos eucológicos y los gestos y posturas del cuerpo. en las tradiciones religiosas y sociales y en el arte tanto literario como arquitectónico. o sea del rito romano en su dimensión 18 19 IGMR. ”. n. 396. 17. tanto en el Misal como en otros libros litúrgicos.20.. p. obtenido el reconocimiento de la Santa Sede”. 15.. no sean perjudiciales para la adecuada índole propia del Rito romano”. de los valores y de las expresiones artísticas. n. “…si la participación de los fieles y su bien espiritual requirieren de algunas modificaciones y adaptaciones más profundas. 396. n. el uso del propio lenguaje.. 390.. Pero en la raíz de todo componente cultural se encuentra siempre el genio propio de cada grupo cultural. la selección de textos y lecturas. 346. al Obispo diocesano y a las Conferencias Episcopales. Para nuestro fin: cultura puede ser definida cono el conjunto de modelos de pensamiento y de lenguaje. n. 13... La Liturgia romana clásica. produce los ritos religiosos y sociales.. 398. a su vez. n. la Conferencia de los Obispos determinará la continuación de las adaptaciones. deducimos: 1.”. exigen una más amplia coordinación. influyen en el modo de pensar y de hablar. las Conferencias de los Obispos podrán proponer a la Sede Apostólica aquellas adaptaciones en primer lugar para los pueblos de reciente evangelización. n. parte por. pero de la manera que las adaptaciones introducidas. Los valores.. de tal manera que un grupo se distingue culturalmente de otro por su modo espontáneo típico de reaccionar a una determinada situación y realidad. sobriedad. 18 2. “Las adaptaciones. se proceda a la elaboración de las adaptaciones concretas. “Las Conferencias de los Obispos tienen la facultad... 16. Modo pastoral de adaptación: de orden meramente celebrativo.. n. 18. Existe una recíproca relación entre estos diversos componentes culturales. “…antes de recurrir a las nuevas adaptaciones sobre todo a las más profundas… se promueva la debida instrucción del clero y de los fieles”. expóngase a la Santa Sede un proyecto previo.parte. 54.. Es en este sentido que se habla de “genio romano” a propósito de la sencillez. y esto. “Genio” aquí significa la reacción espontánea a un cierto factor externo. cf. “las Conferencias de los Obispos pueden. brevedad y practicidad que se encuentran después expresadas en la lengua. sino salir al encuentro de las exigencias de una cultura concreta. pide este genio y consiguientemente se expresa a sí misma en los textos y rituales que de él proceden. de indicar algunas adaptaciones relativas a las lecturas”. 362. de los ritos. Cultural Adaptation of the Liturgy. con todo. según las normas de la ley”. “Compete a las Conferencias de los Obispos definir las… adaptaciones indicadas en esta Instrucción general y en el Ordinario de la Misa y.

Esto comprobará que el genio de cada lengua tiene su modo de expresar la misma realidad según los valores y los modelos culturales propios de la misma lengua. Todos ellos tienen en común la finalidad de crear la unidad de la asamblea y de disponerla a la escucha de la Palabra de Dios y a celebrar dignamente la Eucaristía. Como lo hemos señalado estas posibilidades miran a la ritualidad y a los textos. IGMR. histórica y pastoral en cada parte de la Liturgia que necesita una revisión. teniendo en cuenta las normas litúrgicas y las experiencias recientes. sin variaciones. Será imposible proceder a una adaptación cultural. 46-54. Ahora bien las ada ptaciones pedidas por la IGMR no miran solamente a los ritos sino también al texto propio del rito romano. en RL 1 (1978) p. Los textos eucológicos modernos que se incluyan en el Misal Romano deberán estar modelados en los textos romanos antiguos. L ‘Ordo Missae nel messali in lingua nazíonale . 23 de SC. omisiones o añadiduras. 362 y 390. Como hemos visto en ella no se distingue unos de otros los elementos culturales t omados de otras culturas. A. “tienen el carácter de exordio. En este sentido la IGMR debe ser considerada como la declaración oficial sobre la interpretación de las varias partes del Rito de la Misa. si no se conoce en que cosa consiste la característica cultural del “terminus a quo”. Ritualidad 1.cultural. Ciertamente la IGMR prevé una adaptación cultual de los textos de la Misa.. nn. Se 20 21 22 IGMR. 21 Como la IGMR afirma. Las lenguas se distinguen unas de otras no solo por la diferencia de los valores y de los modelos de pensamiento. 22 Los elementos que lo componen provienen de épocas y culturas diversas. La disciplina actual mira esta posibilidad teniendo como base los textos tradicionales heredados por la Iglesia. sobriedad y practicidad. ofrecidas al interior y a la base del actual Misal de Pablo VI. Esto presupone la comprensión de los textos romanos originales tanto en su estructura literaria como en su mensaje teológico. introducción y preparación”. añadimos las del Año Litúrgico y el Calendario. deberán de componerse nuevos textos según el genio lingüístico y el modelo cultural de cada pueblo. El método que debe seguirse es el enunciado por el n. Una verdadera renovación litúrgica no se contenta con las solas traducciones. b) Las posibilidades de adaptación del Rito de la Misa y del Año Litúrgico Indicarnos algunos ejemplos de posibilidades concretas de adaptación. especifica el significado de cada parte del Rito de la Misa y así ofrece la posibilidad de interpretar culturalmente cada parte. Carideo. n. o sea el de una investigación teológica. Un modo más radical de adaptación textual a las culturas se puede realizar en la forma de nuevas composiciones. 20 Por el mismo hecho que los textos han sido traducidos a la lengua vulgar. 79 . brevedad.66-81. sino que implica también la adaptación de los textos a las varias culturas de hoy. 46. siempre que en el proceso de adaptación. nn. Ritos iniciales. La adaptación no mira solo a la ritualidad. éstos deben necesariamente someterse a una modificación cultural. Id. Su traducción en las lenguas modernas constituye una excelente disciplina y escuela indispensable de formación para futuras composiciones. En este aspecto es por lo tanto indispensable hablar del Rito de la Misa clásico en la medida que ha incorporado el genio romano de la sencillez. para adaptarlos al ambiente cultural de los diversos pueblos. iniciado con la traducción el mensaje original de los textos se mantenga “integro y fiel”.

mientras otros podrían preferir comenzar con una sola monición de introducción. La Liturgia eucarística. Si bien el saludo conserva su forma antigua y de origen bíblico. Ambos casos aparecen como posibilidades 24 de adaptación. ofrecidos y recibidos. El saludo del celebrante. en RL 4 (1978. 72-79. pueden haber muchos modos. Pero existen varios modos de efectuar esta acción según los diversos modelos culturales propios de cada pueblo. 2. 27 Si bien el Misal Romano ha sido enriquecido con nuevas Oraciones Eucarísticas siempre permanecerá abierta la posibilidad. También el simbolismo del incienso y su uso al inicio de la celebración debería ser estudiado para poderlo expresar con elementos equivalentes. n. nn. deba ser realizado “según las costumbres y el carácter de cada pueblo”. de introducir y preparar una celebración según los propios usos socio-religiosos. de acuerdo a la Conferencias Episcopal. F. n. 390.debe tomar en cuenta. 28 Las otras posibilidades de adaptación cultural miran a la procesión de ofrendas29 y a la “fórma de expresar el signo de paz” . teniendo como base los ritos y las palabras. en su conjunto. 256. Habrá grupos culturales que prefieran tener una entrada solemne y majestuosa como la descrita en el OR I 23 para la misa papal. Los gestos de veneración hacia el altar. 26 La IGMR le atribuye un profundo significado teológico: “queda de manifiesto el misterio de la Iglesia congregada”. 73-74. 80 . Cada grupo cultural tiene su modo de iniciar. 23 24 25 26 27 28 29 30 M. Creo que no habría problema en asumir de estos usos algún elemento. 23 ss. 4. fue impulsada fuertemente por el llamado Movimiento Litúrgico para favorecer la participación activa del pueblo. nn. al modo como los dones sean llevados. La IGMR confía a las Conferencias Episcopales el poder decidir como este signo. pp. IGMR. IGMR. los cuales siendo igualmente expresivos resultan mejor en armonía con los ritos religiosos y sociales propios de una cultura. 60. No obstante que la procesión de ofrendas haya sido aceptada con reserva por la Liturgia romana antigua.. 390 y 82. en relación por ejemplo. II. 46. Preghiere eucaristiche. El fin de la procesión ofertorial es esencialmente de “llevar los dones que se convertirán en el Cuerpo y la Sangre de Cristo”. Sin duda tales composiciones expresarán el pensamiento cultural y el modelo lingüístico propio del pueblo. Les Ordines Romani du haut moyen Ige. con la condición que favorezca la participación activa y da al rito una expresión cultural. IGMR. Andrieu. tanto el significado de los ritos iniciales. 3. se podrán encontrar otras maneras rituales o verbales de sensibilizar a la asamblea en la dimensión eclesial de la celebración en la cual Cristo está presente en medio de aquellos que están reunidos en su nombre. nn. Louvain 1979. 30 en cuanto signo de unidad y de amor recíproco y corno tal es visto también como preparación a la participación eucarística en la comunión. Algunas culturas tienen rituales y expresiones lingüísticas ofertoriales muy ricas y elaboradas. el componer nuevas oraciones eucarísticas para circunstancias particulares. Appunti su un problema aperto. cómo es que cada una de sus partes pueda contribuir a expresar tal significado. Id. nn. 120-124. 25 Es el acto de saludo y reverencia que se hace a la mesa del Señor. 449-487.. Id. Id. Brovelli.

1984. como también a través del momento celebrativo con el cual se asocian algunas fiestas. 31 Los presupuestos teológicos. Storia. Es natural que podrían haber otras acciones litúrgicas para celebrar las fiestas. y su concreta aplicación. A través de las celebraciones litúrgicas el kairos irrumpe y se identifica con el kronos. ofrecerán una perspectiva teológica necesaria para la adaptación. L ‘adsttamento del J’anno liturgíco: principi e possibílíti. El año litúrgico desarrolla el solo Misterio de Cristo. en el caso del domingo y de la Pascua. La adaptación pide que la relación fundamental entre estas fiestas y el misterio pascual sea respetado. en el curso del año litúrgico. 65-71. La Liturgia de la pala bra y las bendiciones litúrgicas son algunos ejemplos que deberían adaptarse. está unida a un particular período de tiempo. Las principales acciones litúrgicas en las que e l Misterio de Cristo es celebrado son la Misa y la Liturgia de las Horas. La adaptación del domingo y de la Pascua deberá respetar la coincidencia temporal entre anámnesis y el acontecimiento que conmemora. La anámnesis. Anámnesis del anno Líturgico. IX de la IGMR. 2. en la celebración respectivamente del domingo y de la Pascua. no exhaustivos. regional o diocesano de sus respectivas fiestas. en AA. 394. pp. Anno liturgico. desde su Encarnación hasta su Parusía. Se convierte acción de un memorial semanal en el domingo y anual en la Pascua. 31 32 Id. en NDL Roma2. los varios aspectos del Misterio de Cristo son manifestados y hechos sacramentalmente presentes en el tiempo. en los símbolos y en la fecha de las fiestas deben manifestar la dependencia de los santos con Cristo. el misterio de Cristo siempre observado en la perspectiva de su muerte y resurrección. La acción litúrgica se actúa esencialmente a través de la ritualidad de la anámnesis en la que el misterio pascual se ha hecho presente en el tiempo. teología e celebrazione. La adaptación debe respetar este concepto de anámnesis tanto de memorial semanal como de aniversario del misterio pascual. así como invita a las Conferencias Episcopales a elaborar sus propios Textos de las Misas. Concretamente. tanto litúrgicos como culturales. así nosotros somos capaces de revivir la experiencia de la obra salvífica de Dios en Cristo. Chunpungco. 3. 4. La adaptación del año litúrgico pide que el misterio pascual deba estar en el centro del calendario nacional.Año Litúrgico El C. Genova 1988. que pueden ser tomados de días y estaciones de fiestas del año. venga celebrado en su totalidad. 32 1. En otras palabras. El eje sobre el cual giran los varios aspectos del misterio de Cristo es el misterio pascual como su culmen. Al mismo tiempo se debe estar atentos para que. teniendo como fundamento primordial el día del domingo.VV. la liturgia en honor de los santos deberá siempre proclamar el misterio pascual que se ha cumplido en la vida y en la muerte de los santos.. En modo análogo las fiestas de la Madre de Dios y de los santos toman su significado de su asociación con la obra salvífica de Cristo. Bergamini. n. A. 81 . Por medio de los textos litúrgicos y los símbolos. La adaptación del año litúrgico se refiere a los textos. lo hace también para que elaboren su Calendario propio o regional. la adaptación se refiere a la actividad creativa para incorporar elementos lingüísticos y simbólicos adaptados. 272-306. A. dependerá de una variedad de factores. Cambiamentos en los textos. a los símbolos y a las fechas o al momento de la celebración de la Misa o de la Liturgia de las Horas.

quieran estudiar y luego proponer a la Santa Sede. Y no solo la Fecha sino también las concretas acciones litúrgicas de celebraciones deberían adaptarse a las experiencias estacionales y a los ritos del lugar. Apostólica Missale Romanum . 33 Cualesquiera que sean las instancias de adaptación cultural o celebrativa propuestas permanecerán al interno y a la base de la nueva edición del Misal Romano. las Rogaciones y las Cuatro Témporas (que desaparecieron del Misal de México). puede significar la introducción de nuevas Gestas en el calendario litúrgico local para subrayar los cambios estacionales. Vg. de elementos lingüísticos. Otras fiestas están asociadas a las estaciones del año. Pero en otros casos. según la IGMR. el ritmo de la vida. La adaptación. después de un proceso de purificación y de evangelización. De tal manera que la acción litúrgica de la anámnesis será inserta al interno del cuadro de la vida del pueblo y de su actividad. La principal consideración teológica a la cual conduce la adaptación litúrgica del Calendario Nacional o local deberá ser la siguiente: a todo cambio del año y a todo momento crítico del ciclo de la vida y de la actividad humana deberá corresponder una fiesta litúrgica que asegure a los creyentes la continua presencia de Dios en nuestro tiempo a través de la celebración del misterio sa lvífico de Cristo. de trabajo y los principales acontecimientos en la historia del pueblo. n. 82 . se volverá parte de su experiencia. 399. en otras palabras. especialmente cuando sean una minoría. Algunas Fiestas cristianas son asociadas con fenómenos cósmicos y estacionales o al ritmo del trabajo humano y de la productividad. el principio de un único Rito de la Misa. 34 Por el contrario. Conclusión Estas pocas indicaciones de posibles adaptaciones celebrativas y culturales en el Rito de la Misa y en el Año Litúrgico. aunque de hecho intervengan diferencias motivadas por el diverso ambiente cultural. 33 34 IGMR. 40 de SC. sobre todo en las regiones donde estas tienen un significado para la gente rural. cualquiera de las Conferencias Episcopales que tomaran en consideración instancias. se tendría como resultado un auténtico pluralismo que tendrá como base la variedad que dan los diferentes expresiones culturales. permanece observado. para que puedan ser evangelizados y así los fieles no sean marginados del resto de la sociedad. Justamente se adapta el día de estas celebraciones a la estación propia del año. representan un tentativo de mostrar aquellas instancias que las Conferencias Episcopales. la Navidad y la fiesta de la Presentación del Señor. simbólicos y ritua les.5. Así pues la adaptación del año litúrgico significa la asimilación. que no están previstas en esta nueva edición de la IGMR. pero según la mentalidad del n. 6. nn. Muchas veces podrá significar un cambio de Fechas para responder a las realidades que experimenta el pueblo en ciertos períodos del año. IGMR. enunciado por Pablo VI en la Const.395-397. La adaptación de tales fiestas implicará la asimilación de textos y símbolos tomados de tales condiciones. José Luis Ramos Corona Tlaxcala. debería buscar la inserción de las celebraciones cristianas en el cuadro de los calendarios locales.