RCatT XXV (2000) 191-201 O Facultat de Teologia de Catalunya

UN ITINERARIO DE SILENCIO
Dolores ALEIXANDRE
Las páginas que siguen son fruto de una conversación de sobremesa con José M. Rovira en el otoño de 1998. Ha sido él quien me ha recordado lo que le dije aquel día sobre lo que había descubierto leyendo la teofanía de Dios a Elías en el Horeb. Mi trabajo ha consistido en hacer memoria de aquella conversación, reflexionar más en tomo a ello y ponerlo por escrito. Y lo he hecho con la alegría de poder contribuir al homenaje dedicado a alguien tan admirado y querido para mí como es Josep Maria. No puedo recordar por qué surgió la conversación acerca del silencio, pero sí haber comentado la traducción de 1Re 19,12 en la que coinciden tres judíos contemporáneos, A. Neher, A. Chouraqui y E. Lévinas:
«Dijo YHWH: Sal fuera y mantente en pie sobre la montaña delante de YHWH. Entonces, he aquí que YHWH pasa y un viento recio y fuerte descuaja las montañas y quiebra peñas precediendo a YHWH; mas YHWH no está en el viento. Tras el viento, un terremoto; mas YHWH no está en el terremoto. Tras el terremoto, un fuego; mas YHWH no está en el fuego; y tras el fuego, la voz de un silencio tenue (737 JnnT 513 qol demamah d a q q a h ) . ~

La mayoría de las traducciones opta por seguir a LXX: voz de una brisa suave (Qcov4 a 6 g a ~ hsnzfj~). Así, por ejemplo:
«el silbo de un aura tenue» (Cantera-Iglesias) «susurro de una brisa suave» (Biblia de Jerusalén) «una brisa tenue» (Nueva Biblia Española; Biblia del Peregrino)

La traducción: «voz de un silencio tenue»' se apoya en que el término qdl, según el contexto, tiene el sentido de voz, y la raíz verbal de demamah (mi) significa «permanecer mudo, estar quieto, callarse».
1. E. LÉVINAS, «~'État du César et ~'État de David*, en La Théologie de l'histoire. Révélation et Histoire, Paris 1971, pp. 71-80. Él mismo contestará a la pregunta de J. Briend acerca de

21). Bilbao 1995.i n. el firmamento pregona la obra de sus manos. como el sueño cuando sorprende a Adán o a Abraham (cf.25). al culpable que devora al inocente?)) (Hab 1. mucho más fecuentemente el silencio interviene en la Biblia en primera persona y juega un papel activo y pregnante. del sueño o de la sabiduría. mas por toda la tierra se extiende su eco. no son palabras. y hasta el confín del mundo su mensaje» (Sal 19. BRIEND. resultan más significativos los textos en los que se alude a un modo de comunicación de Dios a través del silencio.192 DOLORES ALEIXANDRE Teniendo en cuenta que la teología del Antiguo Testamento gira en torno a la Palabra de Dios. Y tú.12-13). en el valle de Ayalón. el día al día le comunica el pregón. 27). el silencio es uno de los actores más decisivos de la inmensa aventura bíblica» (L'exil de la parole.13). «El silencio en la Biblia no es exclusivamente objeto. luna. Hasta el sol recibe de Josué un enérgico imperativo de silencio: «Aquel día Josué gritó en presencia de Israel: ¡Sol. La idea aparece en boca de un salmista: «Los cielos proclaman la gloria de Dios. la noche a la noche le transmite la noticia.21 y 15. es bueno esperar en silencio (cn??l) la salvación de Dios» (Lam 3. Gen 2. la misma que escandalizó a Habacuc: «¿Por qué contemplas en silencio (iU3inn)a los traidores. en tercera persona. Ha sido A. Y el sol se quedó callado (quieto iüniü. 2. «iSilencio en presencia del Señor!)) (Sof 1. No es un pregón.12). como la sabiduría cuando toma la palabra en la plaza pública (Pr 8.r31)»(Jos 10. p. callado (quieto DlT) en Gabaón. Dios en la Escritura. Paris 1970. Sólo sé que siempre me he mostrado sensible a la paradoja del silencio que es voz» (Citado por J.20).7). como se habla del sol. Du silence biblique au silence dlAuschwitz. p. Quiero decir que si a veces se habla de él como de una cosa.2-5). esta traducción: «No recuerdo exactamente las circunstancias en que me fue inspirada o simplemente hecha. . Así aparece descrita esa actitud en las Lamentaciones y en algunos Salmos: «El Señor es bueno para los que en él esperan y le buscan. También se reclama con cierta frecuencia el silencio como forma de respuesta de la criatura: «El Señor está en su santo templo ¡Silencio en su presencia!» (Hab 2.1). Como el sol en el día de la victoria de Josué. ~ e h e ? quien se ha adentrado más profundamente en este modo de comunicación divina. en la mayoría de las veces es sujeto. no es una voz que se pueda escuchar.

Madrid 1984. hasta que rompí a hablar» (Sal 39.] Y ya Salomón nos instruye en este punto de modo suficiente. en vuestro lecho. pues digamos lo que digamos con el fin de exaltar y glorificar a Dios.1). diciendo: "Pues Dios está en el cielo y tú en la tierra. que tus palabras sean poco numerosas" (Qo 5. demasiado débiles para percibirlo.2-4).s) [. . han declarado que las inteligencias no son capaces de percibir a Dios. 1. y no dándonos a conocer la negación absolutamente nada de la realidad de la cosa a que se aplica. La traducción literal del comienzo del Salmo 65 sería ésta: «A ti el silencio (es) alabanza (TT-DS~U. «Temblad y dejad de pecar.. «Juro que allano y silencio ('nnmli) mi deseo.i5n?1) inútilmente callé. Como un niño en brazos de su madre como un niño sostengo mi deseo» (Sal 131. y guardad silencio" (Sal 4.iS. Y aunque me mantuve en silencio (.2). Todos los filósofos dicen: su belleza nos deslumbra y se nos oculta por la misma fuerza de su manifestación. p.«Sólo en Dios descansa (o "quédate callada" . que El solo percibe lo que es y que percibirlo es reconocer que se es completamente incapaz de percibirlo.2).2. Guía de perplejos. GONZÁLEZ MAESO (ed. reducido al silencio por la verborrea de sus amigos hacen pensar en las palabras del salmista: «Yo me dije: Vigilaré mi proceder y no pecaré con mi lengua. D. de él viene mi esperanza» (Sal 62. de tanto pensar me iba inflamando. 59. todos. 35.i3D?7)alma mía. C. reflexionad en el lecho y guardad silencio ( ? P l i ) » (Sal 4. Lo más elocuente que se ha dicho en este intento son las palabras del salmista: "Sólo el silencio te conviene como alabanza" (Sal 65..i3ni 75))) Maimónides lo traduce así: «Sólo el silencio te conviene como alabanza» y en su comentario saca estas consecuencias: «Habiéndose dado cuenta todos de que aún los que tenemos la facultad de percibir de Dios no hay otro medio de percibirlo que la negación. Chalier compara el silencio de Job con el del Siervo de 1s 53: «Mientras que Job se callaba por la impotencia de hacer oír lo injusto de su sufrimiento a sus amigos.6). antiguos y modernos. Maimónides.). del mismo modo que el sol se vela a los ojos. le haremos con ello mengua y veremos en ello imperfección. Más vale callarse y reducirse a las percepciones de la inteligencia. elocuente expresión de este concepto.s). amordazaré mi boca mientras el malvado esté ante mí. como aconsejan los hombres perfectos diciendo: "Pensad en vuestro corazón. por aquellos incluso que 3. el Siervo guarda silencio cuando está sufriendo por otros. 15?11~x3 PT~K .in .»' Las escenas de Job. porque mi dolor aumentó y me hervía por dentro el corazón.

nuestros sufrimientos los que él soportaba .17).14).14-15). los que rodean al Siervo terminan por darse cuenta de que sufre por ellos. Paris 1995. una llamada que los concernía en primera persona. tu palabra todopoderosa se abalanzó. que Dios le dé a conocer cuál de las muchachas que llegan a sacar agua es la elegida para ser esposa de Isaac. quieto. mucho más que una queja o una exigencia. 78. estad firmes y veréis la victoria que el Señor os va a conceder hoy.. vosotros esperad en silencio (iiZ'lnn)» (Ex 14. el criado de Abraham. no los volveréis a verjamás.. como si percibieran. en su silencio y ausencia de defensa.. y al mediar la noche su carrera.^^ Otro término con un campo semántico muy parecido a dmm (cn-r) es hrS (iuln): permanecer en silencio. Quizá sea a este silencio al que quiera referirse el autor de Sabiduría cuando dice: «Un silencio sereno lo envolvía todo. El relato de Génesis 24 presenta a Eleazar. a pesar de sus interminables lamentaciones. esperando junto al pozo de Aram Naharaim. Es su silencio mantenido en la desgracia lo que les obliga a interrogarse sobre ellos mismos.. p. Por tanto.. como paladín inexorable. . (v.» (Sab 18.194 DOLORES ALEIXANDRE empezaron por burlarse de él. estar tranquilo. no cesan de acusarle por no reconocerse culpable.21). porque Dios está en el cielo y tú en la tierra. reconocen: «Y sin embargo eran nuestras dolencias las que 61 llevaba. desde el trono real de los cielos al país condenado . Llega Rebeca y el narrador nos indica cómo acceder al conocimiento del designio de Dios: «El hombre la contemplaba en silencio (iü'lnn) para conocer si el Señor daba éxito a su viaje» (Gen 24. sean tus palabras contadas)) (Qo 9. También desde la enseñanza crítica de Qohélet el silencio tiene palabras que decir: «No te precipites con tu boca ni se apresure tu corazón a proferir una palabra ante Dios. El Señor peleará por vosotros. 4) [. Su máxima pasará a las enseñanzas del sermón del monte: 4. En un determinado momento que no es resultado de ninguna tentativa del Siervo por convencerles. esos egipcios que estáis viendo hoy. Le regard et 1 'écoute dans la tradition hébrai'que. Sagesse des sens. La misma raíz verbal aparece en la narración del paso del mar: «Moisés dijo al pueblo: No tengáis miedo..] Mientras que los amigos de Job.

Al sugerirme la selección de textos comentaba: «De los tres. hace girar la situación. hace que la tempestad y el mar enmudezcan (Mc 4. mostrando cómo a través de los dos procesos anteriores Dios hace penetrar su palabra hasta el núcleo mismo de la desgracia del mundo. de forma que no hay lugar de la historia al que no llegue la oferta de la gracia.25). BOLADO. constituyen un minucioso análisis del silenciamiento de Cristo y de su sentido teologal [. ALVAREZ cio.. pp.~~ Siguiendo el rastro del silencio. con pocas palabras. 61.DE E L ~ A S A JUAN DE LA CRUZ. UN ITINERARIO DE SILENCIO 195 «Al orar. A. Para la selección de textos patrísticos he contado con la ayuda inapreciable de Fernando Rivas. 7. con la Palabra aún sin nacer. Madrid: Marzo 1991. Los cuatro vienen constituidos por tres capas concéntricas. SCHNEIDER. los textos narrativos de Lucas y Hechos hablan de que los discípulos callaban (Lc 9. y en el último se vuelve a los orígenes. El verbo olcunbco lo usan sólo lo sinópticos. H.36).G.5 y par). Jesús mandando callar. que se imaginan que por su palabrería van a ser escuchados.26) y en una ocasión la gente pretende hacer callar al ciego (Lc 18. Y aunque cada uno de los relatos de la Pasión tienen una Cristología diferenciada. lo mismo que cuando expulsa a un demonio (Mc 1. SalamancaJ998. reducen su palabra a la este ~ilundo. enmudecer. que anuda ya con los relatos de la resurrección. «El silencio de Cristo». juzgan al Cristo. en gestación. y pone más el acento en guardar completo silencio. el más importante es el de la pasión de Jesús: su silencio que casi siempre se describe con la negación de &xox~ivopcri (Mc 14. CA~TILLA DEL PINO(ed.).7):' «Lo que en la tradición cristiana conocemos por los relatos de la pasión. le hace aparecer como el Siervo sufriente (1s 53. en C. la esperanza que ha vencido toda contradicción. como los paganos. 11.. El mismo en su silenciamiento hasta la muerte deviene la parábola que había predicado: resulta de la muerte como verbum crucis. pues sólo cabe el Silencio. uno pertenece a los orígenes. no charléis mucho. es él mismo la interpretación teológica de por qué el Cristo tenía que ser reducido a ese silencio como el hombre-para-los-otrosescogido-por-Dios. a veces narrativamente entreveradas: la primera capa del relato presenta dramáticamente cómo todos los poderes del orden de que el Cristo denunció y quiso transformar. la raen de la historia. cols. La tercera capa. a veces con significativos silencios.7). 15. Profesor de Patrología y de Griego en la Facultad de Teología Comillas. escucharemos los que nos dicen acerca de él algunos Padres:' 5.~ . juega con las dos primeras. otro presenta la dificultad más fuerte que encuentra desde que nace: el silenciamiento para hacerla callar. 1399-1400.39). impotencia. 1415-1416. La segunda capa del relato narra cómo el Cristo. BALZ.] El relato moroso de cómo el Cristo con intensidad creciente fue reducido al silencio final. Diccionario Exegético del NT. también lo hacen los adversarios de Jesús (Lc 20. Entre sus contextos. La terminología sobre el silencio es poco frecuente en el Nuevo Testamento: el verbo oiy&oen las historias sobre la actividad de Jesús y de los apóstoles. El silen6. No seáis como ellos» (Mt 6. Hace de su silenciamiento parábola inaudita de Dios. 175-176. los cuatro convergen en esta intención y este resultado. voces o ~ y a wy o w n a w .39).

que se oponen a ello y piensan que ha de entenderse de la venida al mundo del Hijo de Dios por su encarnación: cf TH. IgEf 17. una carta «a la Iglesia que está en Magnesia». Cf.2). para que los incrédulos tuvieran la certeza de que existe un único Dios. J. Para una visión del pensamiento valentiniano. siendo imitador del Padre. I. escribe al final del párrafo esta atrevidísima frase: «Pues los divinísimos profetas vivieron según Jesucristo. cf ID. R. Según eso.yqs neoehehv). que es su Palabra salida del Silencio (6s Eotiv aUtoU hoyos &no ot. VIII. en un autor que vivió en la tierra de elección del sincretismo religioso. 12. J. el cual se ha manifestado por medio de su Hijo Jesucristo. el neoehOhv. y el Logos ya salido del Silencio. 120-122. AYAN(ed. 38). 57-75 y 85-95. Ignacio usa también otras expresiones para designar a Cristo. Roma 1955. Policarpo de Esmirna: Carta. IgMg 8.»' La expresión «que es su palabra9 salida del Silencio>>" ha de entenderse de la generación del Verbo. Ignacio anticipa la doctrina que luego expondría Tertuliano en el Adversus Praxean acerca del doble estadio del Logos: un Logos silencioso que estaba eternamente junto al Padre (hóyoc EvGiárOezo~) y un Logos salido del silencio.2. sobre todo si se le aplica al Logos su procesión de Sigé. 10. como justamente se ha denominado a Siria» ( A .2). Cf. Cf.196 Ignacio de Antioquía ( f 110) DOLORES ALEIXANDRE En camino hacia el martirio romano. En los albores de la exégesis. por ejemplo. pp. pp. A Commmentary on the Letters of Ignatius of Antioch. Madrid: Ciudad Nueva 1991. «La terminología de san Ignacio recuerda demasiado en ocasiones la valentiniana. lgnace d'Antioche. 11. el Hijo al salir del seno del Padre realizó en la creación los designios paternos. Paris 1951. ORBE. SCHOEDEL. el obispo antioqueno envía." «Sus expresiones no obligan a otro paralelismo que el del Padre concibiendo un designio sobre el mundo junto con su Sabiduría o Logos silencioso. la cual complació en todo al que le había enviado. Martyre de Polycarpe (SC lo). Polycarpe de Snzyrne. W. Carta de la Iglesia de Esmirna a la Iglesia de Filomelio. . 9.. pp. Así. engendrado (hóyo~ x~o$o~i~c con Ó~ vistas ) a la obra creadora y a la economía de la salvación). IgRom 8. 13. 102-103. 11. Hay autores. boca por la que el Padre habló (cf. Antonio Orbe. Ignatius of Antioch. 80-81. en torno a 107-110. ibíd. Cf. IgEf 3). 133. Roma Salamanca 1988. Por ello también fueron perseguidos al estar inspirados por &gracia. pp. Lettres. ignorado por el Nuevo Testamento y los demás Padres Apostólicos. Estudios Valentinianos.. Introducción a la teología de los siglos 11 y 111. Philadelphia 1985. y en el cap." Según el P.»l 3 8. 39. 38.3]. pero con un contenido similar: voluntad de Dios (cf. atacando «las doctrinas extrañas y los viejos cuentos» (de los judaizantes). y que entre los discípulos de Valentín tiene un significado bien definido. sin embargo. p. conocimiento de Dios (cf. En los albores de la exegesis johannea [loah. siquiera de terminología.) Igrzacio de Aiztioquía: Cartas. CAMELOT. A priori es imprudente eliminar todo influjo gnóstico.

")»'~ La teología apofática alcanza su punto culminante a finales del siglo V con la divina oscuridad de Pseudo-Dionsio Areopagita.. los misterios de hermosísimos fulgores inundan nuestras mentes deslumbradas [." Después de esto Moisés decía.12). Hch 17. Salamanca 1983. al describir en qué consiste la divina tiniebla. he matado a mi hermano. en las tinieblas más que luminosas del silencio ( x a z a zov GnÉ~$o-covk y x e x a h u n t a ~ti15 ocyfjs yvo$ov) que muestra los secretos. 15. Despójate de todas las cosas que son y aún de las que no son. Deja de lado tu entender y esfuérzate por subir lo más que puedas. ¿Cómo? Escucha: "Gimiendo y temblando.. en una de sus homilías (la número IV) sobre el profeta Isaías (Ad homilías in Oziam seu de Seraphinis). dice. 603). Demostración divina contra aquellos que prohiben las n~pcias.. castiga al cuerpo. ~Dionisio Areopagita~. diciendo: «Pues siempre Dios. perdiéndose la voz en el silencio. . l). Allí los misterios de la Palabra de Dios son simples. De esta subida había hablado Gregorio de Nisa un siglo antes y volverá a hablar Juan de la Cruz unos diez siglos después.. LVI.34)» (S. comenta así el texto: «El año de la muerte del rey Ozías vi al Señor sentado en un trono excelso» (1s 6. DI BERARDINO [dir.] La Palabra de Dios es copiosa y mínima [. serás elevado espiritualmente hasta el divino Rayo de tinieblas16[.. cuando peca el alma.] La misericordiosa Causa de todas íxpa las cosas es elocuente y silenciosa. PG. Diccionario patrístico y de la Antigüedad cristiana. absolutos. Y caminaba Caín. entre los años 386 y 392. p. arrojándolo todo y del todo. diciendo a todos: 'No matarás'. dice: «¡Trinidad supraesencial. 5). hasta la cima más alta de las Escrituras místicas. y su cuerpo sufrió parálisis. y todos le decían: "¿Por qué gimes? ¿por qué tiemblas?'..] Renuncia a los sentidos. Así hizo con Caín. después de haber hablado con todos.]. Sólo sabemos de él que fue un monje oriental y que vivió entre los años 450 y 520. fulgurantes de luz ellos desbordarán.. inmutables. 1. guíanos más allá del no saber y de la luz.] f l ~ a x 6 h e x t o s 14. La palabra calló y los miembros/cantos gritaron.En el siglo IV. Subir es dejar atrás los sentidos (c. c. educado por la ausencia de sonido. a las operaciones intelectuales. hasta unirte con Aquel que está más allá de todo ser y de todo conocimiento . Subida y contemplación son las dos palabras que el autor pone al comienzo de su Teología mística: subida de Moisés al Sinaí (realidad-símbolo del camino para la contemplación). 128. 16. ¿Has visto que calla la boca pero grita la acción"? ("Dedicada en alabanza de la ciudad de Antioquía. más divina y más que buena! Maestra de la sabiduría divina de los cristianos. 345-407). "He cometido un asesinato. 4) y el entendimiento (c. es decir.." Habla de Dios en su obra Teología mística por la vía del silencio y en el capítulo primero. por medio de los escribas: "Aquél caminaba por entre las obras. en A.. «Todavía se desconoce la identidad del autor del conjunto de escritos que se denominan Corpus Areopagiticurn (o Dionysiacum) que se suele llamar Dionisio Areopagita (cf. El alma pecó por haber cometido un asesinato. otro Padre para quien el silencio adquiere una capital importancia. la doctrina de los Padres capadocios acerca de la incomprensibilidad de Dios tuvo gran resonancia en toda la teología mística posterior: durante el período antioqueno de Juan Crisóstomo (ca. Por el libre. en realidad callada ( n o h v h o y o ~[. a todo lo sensible y a lo inteligible. estarás sobre la tierra" (Gen 4. LILLA. Absolutamente intangibles e invisibles. absoluto y puro apartamiento de ti mismo y de todas las cosas.. En medio de las más negras tinieblas.

mostrándoles cómo penetrar en un silencio sin palabras que les llevaría al encuentro con ~ i o s . voces y palabras celestiales. Verdaderamente se manifiesta sin velos. p. 10. ten piedad de mí.). despojado de todo cuanto ve y es zov visto. libre el espíritu. Vladimir LOSSKY... queda unido por lo más noble de su ser con Aquel que es totalmente incognoscible. los Padres del desierto guiaban a sus seguidores a la oración contemplativa. El peregrino ruso citará el consejo de Simeón el Nuevo Teólogo: «Siéntate sólo y en silencio. Madrid: BAC 1990. Floreció en Grecia y en el Monte Athos hubo un importante movimiento en el siglo XIV con Gregorio Palamas. sin pertenecerse a sí mismo ni a nadie. A los desprendidos de luces divinas. N Pseudo-Dionisio Areopagita.. renunciando a todo conocimiento. se hace manifiesta su inimaginable presencia [. No hay en ella palabra ni razón. anónimo inglés del siglo XIV (Madrid 1981) retomará este mismo lenguaje y lo desarrollarán también los místicos alemanes. Lleva la mente al corazón. 6vtwv p v a t ~ x ó v ' ) . en Flandes y en Inglaterra influidos por la teología apofática y que hicieron de nuevo del silencio objeto de su atención. sé paciente y repite el consejo con frecuencia. a quienes sobrepasan las cimas de santas montañas. Teología mística de la Iglesia de Oriente. pp. 21." Dilo moviendo los labios suavemente o dilo simplemente en tu mente. 'Allí. se abandona por completo en Aquel que está más allá de todo ser. 20. Ten calma. tiene realmente su morada aquel que está más allá de todo ser" [. Cf. y se abisman en las Tinieblas donde.] Es entonces cuando. M A R T ~(ed. Cf. Juan Taulero y Jan Ruysbroeck (12931381): 17.] Las cosas más santas y sublimes percibidas por nuestros ojos y razón son apenas medios por los que podemos conocer la presencia de aquel que todo lo trasciende. Trata de apartar todos los otros pensamientos. El ~ ' hesicasmo (palabra deriva del griego fiou~icr. particularmente Juan Taulero. renombrándolo como noche oscura. ~ renunciando a todo lo que no percibe ni comprende.»'~ Dionisio y su obra han sido siempre controvertidos y su ortodoxia cuestionada. Obras completas. exhala suavemente e imagina que miras dentro de tu corazón.21. A través de ellos. Escuchemos al gran Maestro Eckhart (1260-1327) y a dos de sus discípulos. como dice la Escritura. pues es supraesencial a todo ser. es la oración callada que se recita en nombre de Jesús con fe y amor.198 DOLORES ALEIXANDRE &hoyos). La Nube del no saber.a2' En el siglo XIV hubo un grupo extraordinario de místicos en la Renania. Barcelona 1982. sólo a aquellos que dejan a un lado ritualismos de cosas impuras y las que son puras. 371-373. y puede tener un antecedente en Juan Clímaco (siglo VI). Desde hacía tiempo. que significa silencio). Baja la cabeza. hesychia. 19. . Madrid 1993. Cuando exhales di: "Señor Jesucristo. Teodoro H. 18. sin embargo.. penetra (Moisés) en las misteriosas Tinieblas del no saber ( E ~ SyvÓ@ovtjis &yvwcria~. Allí. Ex 19. La vía del peregrino. cierra los ojos. pero sus escritos tuvieron una gran influencia en todo el mundo oriental y fueron acogidos con entusiasmo en Occidente después que en el siglo IX el irlandés Juan Escoto los tradujera al latín. 20. Por lo mismo que nada conoce entiende sobre toda inteligen~ia.

de modo que todo sea fuego homogéneo y cada vez más indistinto. 37. Cap X I I . No sabemos si conocía La nube del no sabe]. sino obrarlo de veras con silencio y cuidado» (Epistolario 8.21-22). y que ella no lo eche de ver no es maravilla. ECKHART. cap. después que toda diferencia ha sido borrada y suprimida. «El espíritu bien puro sólo en soledad de todas las formas. de modo que desaparezca entre ellos hasta la más pequeña diferencia. echa de ver el alma una admirable conveniencia y disposición de sabiduría» (Cántico 14. «Y vacando de esta manera el alma a todas las cosas. que no se puede hablar alguna palabra. se extingue y el leño desaparece. «Por lo cual. el fuego se toma silencioso. su propia esencia. y en silencio debe ser oída del alma» (Dichos 99. p. lo consume y lo transforma totalmente con respecto a su apariencia anterior. su peso y su humedad y lo hace cada vez más semejante a su misma naturaleza de fuego. Por limitación de espacio. Temas de Oración. Buenos Aires 1955. como en silencio y quietud. M. TAULER. fue desarrollada con extraordinario vigor por los carmelitas españoles del siglo XVI y el tema del silencio ocupa en ella un papel relevante. Su biógrafo Crisógono dice que.3). en especial Ruysbroeck. la influencia más importante que sufrió fue la de los místicos medievales. 22. aparte de la Biblia. enseña Dios» (Cántico 39. porque lo que Dios obra en el alma no lo alcanza el sentido. internamente con sosiego sabroso se comunica con Dios porque su conocimiento es en silencio divino* (Dichos 27. 94. Nos aproximamos a algunos de sus más conocidos textos en que habla del silencio: «Sin ruido de palabras. . hable Dios* (Subida 1 «En aquel sosiego y silencio de la noche ya dicha y en aquella noticia de la luz divina. es imposible que deje Dios de hacer lo que es de la suya en comunicársele a lo menos en secreto y silencio» (Llama 3. ni de fuera se da lugar a hablar cosa alguna.12). J.34).20). Pero no se extinguen ni se satisfacen o acallan la leña ni el fuego con el logro de un cierto calor o con una llama mutua. «Luego el alma ya no ha menester oir ni hablar más.«Cuando el fuego prende en un leño y éste se inflama y se convierte en ascua. 23. El libro del consuelo divino. un chisporroteo y una lucha entre el fuego y el leño. mejor es aprender a poner las potencias del alma en silencio y callando para que 1 1 . 7. Salamanca 1990. porque es en silencio» (Llama 3. Antes de alcanzar este punto hay un rugir y pugnar. me referiré sólo a Juan de la Cruz (1542. «Una palabra habló el Padre que fue su Hijo.46). Instituciones.67). pero por Europa circulaba una traducción latina y es muy probable que la leyera. le quita su aspereza y su frialdad. es preciso que el fuego nazca del mismo leño y le comunique su propia naturaleza. Taulero y Suso. y ésta habla siempre en eterno silencio.1591).»22 «Aquí ya hace un silencio interior y nudo en la garganta. «Es Dios el obrero.»23 Esta teología mística que nace como disciplina separada en el' siglo XIV.25). p.

De los textos del Antiguo Testamento a nosotros median al menos veintiocho siglos y. Pero. Podemos hablar de una «fecundidad nacida del silencio». [. el Señor vuelve a dirigirse a su profeta diciéndole: «Toma otro rollo y escribe en él todas las palabras que estaban en el primer rollo quemado por Joaquín. que termina venciendo cualquier obstáculo. imágenes y sentimientos. ideas. intensamente despierto y ex-puesto ante Él. Pero nos comunica a la vez su convicción de la imposibilidad de cualquier intento por hacer callar aquello. ha fluido el silencio como forma peculiar y hasta privilegiada de comunicación entre Dios y nosotros. el rey Joaquín va echando al fuego de un brasero. a lo largo de ellos. lo mismo que existe entre las palabras que se dirigen dos interlocutores: unos textos aluden al silencio de Dios y otros al silencio humano. todas las palabras que contenía el rollo con las palabras de Jeremías.. Un episodio de la vida de Jeremías prefigura lo que será el acontecimiento pascual: con un gesto de desprecio y burla de la Palabra de Dios comunicada por el profeta. Y según los parámetros del Nuevo Testamento.. tras el aparente triunfo de un poder omnímodo de silenciamiento. Frente a un intento de relacionarse con Él utilizando palabras.200 DOLORES ALEIXANDRE ALGUNAS CONCLUSIONES No es fácil decir algo sobre el silencio y es lógico que así sea porque las muchas palabras lo vaciarían de contenido. de un «plus» de sentido al que se accede a través de él.32). el signo puro de la Presencia y su identificación. se privilegia una disposición radical de vaciamiento y acogida. de los que en nuestro mundo siguen privados de voz. lejos de todo ruido parásito. fragmento por fragmento. esa voz nos llegará de manera privilegiada a través de los más pequeños. al menos. Hay una relación estrecha entre silencio/pobreza/hunzildad como generadoras de una actitud radical de apertura y disponibilidad que preparan y abren un camino real a la relación con Dios. La ironía del narrador nos describe una situación prototípica en la que el poder trata de someter a alguien acallándolo. sí podemos señalar brevemente en qué dirección parecen apuntar los textos que demasiado rápidamente hemos ido recorriendo: El silencio es una experiencia milenaria.] Y se añadieron muchas otras palabras semejantes» (Jer 36. como una antena izada en el desierto y capaz de captar. Jesucristo es el «protoicono» de este extraño camino de fecundidad: él es la Palabra nacida del Silencio y convertida después en parábola de la aresurrec- . la Palabra de Dios. Existe una reciprocidad del silencio. Pero. un «estar-ahí» ante Dios. anulando su voz y ejerciendo sobre él esta particular forma de violencia.

28019 MADRID Summary Following a translation by three contemporary Jews (A. Señor. mas nunca el abra abierta. particularly those from apophantic theology. Chouraqui and E. tu silencio vuelve loca el alma: ella ve el mar. Todos mis poenzas). como una roca gigante. Ay. the article surveys writings from the OT and NT relating to God's way of communicating through silence. calla tu boca cerrada. después de haber pasado por la experiencia de silenciamiento. que la muerte. siempre la más capaz de expresar lo que está más allá de las palabras: «Oh. UN ITINERARIO DE SILENCIO 20 1 ción» de la Palabra. ve el cantil. subsequently. some patristic texts are examined. In this light. Poderoso silencio con quien lucho a roz en grito: igrita hasta arrancarnos la lengua. mudo Dios al que yo escucho!» (Blas de Otero. estalle como un mar. poderoso silencio! Sube el mar hasta ya ahogarnos en su terrible estruendo silencioso. No me digas tu palabra de silencio: oh. Lévinas) of the theophany of Horeb as the ((voice of silente)). tu voz se abra. iPoderos0 silencio. cállate. All this coalesces in Christ as the Word born of Silence and subsequently turned into a parable of the ((resurrection))of the Word. A E . y una de ellas es la de la palabra. M. A. Cualquier pretensión humana de anular o aniquilar a otros en cualquiera de sus manifestaciones. culminating in St John of the Cross. El significado de la Pascua es el de una «ruptura de límites» tal. en cualquiera de sus formas. Dolores ALEIXANDRE PARRA Manuel Fernández Caballero. . para terminar. Dejemos. y allí se labra una espuma de fe que no se toca. pierde ya su calidad de encerramiento y definitividad. queda descalificada y privada de la posibilidad de tener la última victoria. The tradition was furthered by the Desert Fathers and. la palabra a la poesía.DE EL~AS A JUAN DE LA CRUZ. Señor. having first endured the experience of silencing. 1. Neher. the 13thand 14th-century Renanian mystics.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful