“ I N G R E S A .

C O N “


1. LA HISTORIA
1.1. Definición y utilidad de la Historia
Hay que entender que la historia ha sido definida como arte, como disciplina y como
ciencia a lo largo del tiempo. Lo cierto es que es una rama de las ciencias sociales o de
los estudios humanos que se encarga de estudiar al hombre a través de su pasado, es
decir, es la encargada de investigar lo hechos y acontecimientos del hombre en el
pasado que repercuten en el presente. La Historia surgió con el hombre mismo y ha ido
evolucionando con la misma humanidad. Los métodos de estudio también han ido
modificándose de acuerdo al pensamiento social de la época. La Historia se ha
vinculado con otras ciencias sociales como la sociología, la cronología, paleontología,
etc., para llevar a cabo sus investigaciones. La finalidad de la Historia es conocer los
procesos sociales a lo largo del tiempo, tomando los principios de causalidad (toda
causa produce un efecto) e historicidad (todo tiene una existencia histórica). La
memoria de la humanidad, así como su comprensión recaen en la Historia.

1.2. Las periodizaciones de la Historia.
La Historia de la humanidad, por su duración y complejidad, fue dividida en periodos
para poder ser estudiada. Cada periodo fue dividido a partir de coyunturas, es decir,
acontecimientos de tal relevancia que afectaron la situación política, social, económica
o ideológica de las sociedades. Los periodos no son terminantes en la historia de la
humanidad, es decir que las sociedades no cambian con fechas o acontecimientos de un
día para otro sino que los cambios son paulatinos. Hay que recordar que estas divisiones
se hicieron en épocas recientes (siglo XIX) y fueron realizadas desde una perspectiva
eurocentrista, es decir, a partir de la concepción de la historia europea como cuna de la
civilización. Los periodos en los que la Historia fue dividida son:
PREHISTORIA: Donde los registros de la humanidad no son considerados escritura
sino vestigios. En ese periodo los historiadores tienen que recurrir a la ayuda de la
paleontología para estudiar a la humanidad de aquella época.
EDAD ANTIGUA: Se considera que este periodo comienza con los primeros vestigios
de escritura que de la humanidad se detectan, es decir, Mesopotamia y el código de
Hammurabi. Ese periodo da fin aproximadamente en el 390 d.C., con la caída del
Imperio Romano de Occidente (Roma).
EDAD MEDIA: A partir de la caída del Imperio Romano de Occidente, cuando buena
parte de Europa quedó dividida en reinos y feudos. Dicho periodo termina entre 1453 y
1492, cuando cae el Imperio Romano de Oriente (Bizancio) y eso lleva a la búsqueda de
nuevos caminos al Oriente; uno de ellos concluyó en el Descubrimiento de América.
EDAD MODERNA: Comienza con los cambios sucedidos en la humanidad a partir del
descubrimiento del Nuevo Mundo. Sociedades y sus ideologías van modificándose
hasta llegar a la Ilustración, la cual coincide e incluso es causa de la Revolución
Francesa, acontecimiento que marca el final de este periodo.
EDAD CONTEMPORÁNEA: Este periodo es uno de los más polémicos, Algunos
historiadores opinan que todavía lo vivimos, y que no nos corresponde a nosotros
decidir cuándo termina; esa es una tarea de los investigadores del futuro. Otros, opinan
que el periodo contemporáneo llegó a su fin en 1989 con la caída de Muro de Berlín,
acontecimiento del que derivaron cambios importantes en el contexto mundial.

2. LAS REVOLUCIONES BURGUESAS.
2.1. Las ideas de la Ilustración.
La Ilustración es una corriente ideológica del siglo XVIII que consideraba que el
hombre, mediante la razón, podía llegar a descubrir las leyes que gobiernan la
naturaleza y la sociedad. La Ilustración es una de las primeras corrientes ideológicas
que abarcó todas las ramas del saber, especialmente la política y la economía. El
hombre revisó a la luz de la razón y la experiencia acumulada el concepto del mundo y
de la humanidad. Dicha corriente ideológica dio paso a importantes procesos
históricos.
2.2. El fortalecimiento de las burguesías.
En esta parte podrá verse la manera en la que los grupos burgueses van tomando poder.
Estos eran grupos estaban formados de comerciantes, pequeños propietarios que
comenzaron su ascendente económico, lo que les permitió cultivarse y comenzar a
cuestionar los sistemas políticos y posteriormente a participar en ellos. Su presencia
económica, política e ideológica se dejó sentir en los movimientos políticos y culturales
del mundo. Su poder fue acrecentándose y poco a poco fueron desplazando a las clases
aristócratas. La burguesía fue importante en los cambios políticos que llevaron de las
monarquías al surgimiento de las Repúblicas.
2.2.1. La Independencia de las Trece Colonias.
Las Trece Colonias Inglesas, ubicadas en el este de los actuales Estados Unidos, fueron
pobladas por grupos religiosos que emigraron de Inglaterra cuando en el siglo XVII
hubo problemas y persecuciones religiosas en ese lugar. Esas colonias se
autogobernaban, tenían leyes y costumbres propias. Mientras los del norte se dedicaron
a la industria y al comercio, los del sur se dedicaron más a la agricultura.
La independencia comenzó a partir de una serie de acontecimientos, como las ideas
Ilustradas de la época, la Revolución Industrial, y principalmente las políticas que
Inglaterra intentó implementar en esos territorios para someterlos. Dichas políticas
consistieron en impuestos antes no cobrados, la desigualdad social, el la falta de
representación en el parlamento y las ideas del momento sobre autogobierno.
Todo lo anterior llevó a que el 4 de julio de 1776 se leyera el Acta de Declaración de
Independencia. Se promovieron los ideales de la doctrina Monroe, que decía que
América debía ser para los americanos, y los ideales del Destino Manifiesto, que dejaba
ver a los nuevos americanos como el pueblo elegido por Dios para llevar la salvación al
Mundo (esta política se transformó cambiando los ideales religiosos por los
democráticos). La guerra se prolongó debido a la superioridad militar inglesa. Los
colonos por su parte recibieron el apoyo de España, Francia y Holanda. La paz se
negoció en Versalles en 1783 y en 1787 quedó lista la constitución de los Estados
Unidos de América.
2.1.1. La Revolución Francesa y el Imperio Napoleónico.
La Revolución Francesa comenzó a partir de una serie de crisis políticas y económicas
de ese reino, además de una serie de inconformidades tanto sociales como ideológicas.
La debilidad del Antiguo Régimen y la descomposición del absolutismo fueron causas
importantes de ese acontecimiento. A lo anterior se unen la bancarrota en la que se
encontraba Francia, el hambre que sufría buena parte de la población, las ideas
ilustradas de la época y el éxito de la Independencia de las trece Colonias.
El Rey Luis XVI en 1788 aceptó tratar con la nobleza, el clero y el estado llano los
problemas de Francia; organizó la reunión de los tres estados (Estados Generales) pero
sólo aceptó tratar los problemas económicos. Esto provocó descontento entre el pueblo
y sus representantes, quienes se trasladaron al frontón o juego de pelota donde juraron
no separarse hasta no darle a Francia una Constitución. Esto, y la incapacidad del Luis
XVI para gobernar, alentó al pueblo a realizar la toma de la Bastilla el 14 de julio de
1789. Posteriormente se decretaron los derechos del hombre y de los ciudadanos, se
suprimieron los derechos feudales y se hizo una constitución civil para el clero. Para
1791 se formó la Asamblea Legislativa y se estableció una monarquía parlamentaria. El
resto de los países europeos consideraron ultrajante el derrocamiento de Luis XVI, por
lo que declararon la guerra a Francia. Al interior también había enfrentamientos entre
los monarquistas y el nuevo régimen (girondinos y jacobinos). El periodo entre 1792 y
95 fue crítico y violento, se le conoce como la época del terror. Se proclamó la
República, las actas y documentos comenzaron a fecharse con un nuevo calendario
iniciado con el año 1 República, juzgaron a los monarcas y fueron ejecutados en la
guillotina acusados de conspiración, las ejecuciones (principalmente a aristócratas) se
multiplican considerablemente, comenzó la dictadura de Robespierre y los jacobinos.
En 1794 los girondinos tomaron el poder y se dieron a la tarea de pacificar Francia.
Lograron derrotar a la primera coalición europea, pero terminaron entregando el poder
al nuevo régimen llamado Directorio, compuesto de cinco directores y dos cámaras
(ancianos y quinientos). El directorio intentó recuperar el prestigio francés y frenar el
poderío de Austria. Para esto último organizó una campaña militar en Italia a cargo del
general Napoleón Bonaparte. Napoleón tuvo éxito en Italia y posteriormente en Egipto,
donde derrotó a la segunda coalición europea que intentaba invadir Francia. Con su
creciente prestigio y poder, Napoleón dio un golpe de Estado al Directorio en la fecha
18 Brumario (según el nuevo calendario de la francés) y con ello finalizó la Revolución
Francesa.
De 1800 a 1815 Napoleón mantuvo a Europa envuelta en su política exterior de guerra,
consolidando a Francia como potencia mundial. Al interior creó instituciones
económicas como el Banco de Francia, consolidó el sistema educativo y militar, llevó a
cabo una serie de reformas, códigos y constituciones que lo mantuvieron en el poder
primero como cónsul (1800-1804) y luego como emperador (1804-1814). En 1812
Napoleón emprendió una campaña en Rusia y con un gran ejército avanzó hacia Moscú
donde fue derrotado. Los franceses se retiraron y recibieron por parte de la sexta
coalición europea otra derrota en Leipzig, con la cual se le obligó a abdicar y se le
desterró a la Isla de Elba. El Congreso de Viena, integrado por las potencias europeas,
reinstauró en Francia la monarquía con Luis XVIII.
2.2.3. La independencia de Hispanoamérica
Las causas principales para esas independencias son la Ilustración, la Revolución
Francesa, la independencia de las Trece Colonias y sobre todo la invasión que Napoleón
realizó en España. Aunado a lo anterior estaban los conflictos internos entre los que
destacaban desigualdades, miseria y hambre luego de sequías, deseo de los criollos de
participar del poder, entre otros. Cuando España estaba ocupada por los franceses, los
criollos intentaron establecer regímenes de gobierno temporales en lo que la monarquía
era restituida. Los españoles no se los permitieron y con ellos comenzaron los
movimientos insurgentes. Hay que recordar que éstos en un principio no buscaron la
independencia, sino únicamente participar en el gobierno. Los principales movimientos
independentistas fueron los de México (1810-1821), Venezuela–que incluyó a los
territorios de Perú, Bolivia, Ecuador y Colombia– (1810-1824) y Chile (1815-1821).
2.2.4. La Revolución Industrial.
La Primera Revolución Industrial sucedió en Inglaterra a mediados del siglo XVII. Fue
una revolución técnica, social y económica de los países que comenzaban a
industrializarse. La Revolución Industrial provocó un cambio drástico en la economía,
modificando la vida social y política de los países en los que surgía, dando origen al
sistema capitalista y posteriormente a una ideología de tipo socialista. Su primer paso
fue una revolución agrícola. Al presentarse un exceso de producción, los campesinos
tuvieron que abandonar el campo en busca de empleo en las ciudades. Las máquinas de
vapor comenzaron a sustituir la mano de obra. Inglaterra entendió que el camino al
progreso estaba en la explotación de minas de hierro y carbón.
La Revolución Industrial se caracterizó por las relaciones comerciales entre las
naciones atrasadas y Europa, las cuales se basaron en la explotación de productos
agrícolas y la importación de productos manufacturados. Las consecuencias de esta
revolución fueron variadas. Se presentaron importantes cambios estructurales en la
sociedad, en la economía y en las relaciones internacionales.
2.2. El Liberalismo económico y político del siglo XIX.
El liberalismo es una corriente ideológica derivada de los cambios ocurridos desde el
siglo XVIII. Sus puntos más relevantes se centraban en el ámbito político y en el
económico. El liberalismo político se basaba en las ideas ilustradas, buscaba alcanzar la
democracia y da paso al surgimiento de principios como soberanía nacional, igualdad,
derechos, respeto, entre otros. El liberalismo económico se basaba en la fisiocracia,
consideraba que la tierra era sinónimo de riqueza, que debían aplicarse normas en la
división del trabajo, apoyó la teoría del valor-trabajo y aplicó la ley de la oferta y la
demanda. El liberalismo influenció considerablemente los movimientos sociales del
siglo XIX.

3. PENSAMIENTO Y MOVIMIENTOS SOCIALES Y POLÍTICOS DEL
SIGLO XIX.
3.1. La lucha entre el liberalismo y el conservadurismo.
El liberalismo defendía los derechos naturales del hombre tales como la igualdad, la
libertad, la soberanía popular y la propiedad privada. Proponía además gobiernos
constitucionales y la formación de repúblicas democráticas. Por su parte, el
conservadurismo defendía la monarquía como forma de gobierno, apoyaba la religión y
fomentaba el fortalecimiento de la familia. Ambas ideologías se enfrentaron en los
movimientos sociales del siglo XIX.
3.2. Los movimientos obreros y el pensamiento socialista.
La industrialización provocó una modificación en las formas de organizar el trabajo y la
transformación de la vida económica y social. El sistema capitalista dio paso a clases
sociales como la burguesía (empresarios) y el proletariado (trabajadores).
El deseo de los empresarios por mayores ganancias creó una situación de desmedida
desigualdad social que afectó al proletariado. Los obreros soportaban duras jornadas
laborales de 12 horas o más, inseguridad e insalubridad en los lugares de trabajo y
salarios extremadamente bajos. Además sus viviendas eran casas miserables ubicadas
en los alrededores de las fábricas y su alimentación era pésima. Las duras condiciones
de los trabajadores les hicieron tomar conciencia de su situación y organizar
movimientos para mejorar su nivel de vida.
Entre los movimientos obreros se encuentran el Ludismo (que propugnaba por la
destrucción de las máquinas por ser las causantes de todos los males del hombre), Trade
Unions (asociaciones obreras que buscaban mejorar los salarios y reducir las jornadas
laborales), Cartismo (planteada al parlamento inglés donde se presentó la “Carta del
Pueblo” donde se pedía un sufragio universal), Anarquismo (consideraba que era mejor
que no hubiera ningún gobierno pues el Estado era un instrumento de opresión que
debía ser aniquilado; su arma era el asesinato de los jefes de estado y proponía acabar
con el yugo del capitalismo) y el Socialismo (proponía que los medios de producción
estuvieran en manos de los trabajadores, que se aboliera la propiedad privada y que los
medios de producción se colectivizaran de una manera gradual, sin guerra y con
democracia). Hubo tres tipos de socialismo:
a) El socialismo utópico: proponía una nueva organización económica y social,
proponía una sociedad más equitativa y la sociedad sería más racional. Sus
propuestas eran muy idealistas (Henry de Saint Simon, Roberto Owen, Louis
Blanc).
b) El socialismo científico: ofrecía el método científico para analizar el desarrollo de
las sociedades en la historia. El materialismo histórico se encargaría del análisis del
sistema capitalista y su funcionamiento (Carlos Marx y Federico Engels).
c) Socialismo Cristiano: encabezado por instituciones religiosas, tanto católicas como
protestantes. Debía llamar la atención a aquellos empresarios que habían caído en el
excesivo y deshumanizado materialismo. Promovía la retribución por labores y
compensación tanto material como espiritual a los trabajadores por parte de los
patrones.
3.3. El nacionalismo y los procesos de unificación nacional de Italia y Alemania.
El nacionalismo es una corriente ideológica contemporánea del liberalismo y el
conservadurismo. Promovía la creación de un Estado Nacional y promovía la exaltación
del idioma, la cultura, el entorno geográfico y la voluntad de vivir en común. Los
movimientos nacionalistas más representativos de esa época fueron las luchas por la
unificación de los estados italianos por un lado y por el otro de los alemanes. Ambos
fueron consecuencia de las invasiones napoleónicas así como de las políticas tomadas
en el Congreso de Viena.
a) Unificación de Italia: Durante el imperio napoleónico los territorios italianos tenían
derecho a escoger sus propios gobernantes. Cuando el Congreso de Viena reinstaló
la monarquía en Francia, dividió los territorios italianos en 7 partes y aumentó el
dominio austriaco en ellos. Las inconformidades provocaron la aparición de
sociedades secretas. El ejemplo de unificación de los territorios de Piamonte-
Cerdeña, donde gobernaba el rey Victor Manuel II, fue el ejemplo a seguir de los
movimientos patrióticos nacionalistas.
Francia, aliada de Italia, declaró la guerra a Austria debido a la invasión de
Piamonte. Austria fue derrotada y obligada afirmar el Tratado de Zurcí en donde
renunciaba al territorio de Lombardía. Este hecho inició la unificación de Italia, la
cual continuó con la anexión de los ducados de La guerra principal era contra
Austria. Los territorios italianos luchaban por quitarse el domino austriaco. Italia
quedó separada en dos regiones, la norte en torno a Cerdeña y la sur en torno a
Roma gobernada por el papa Pío IX. En 1861 Giuseppe Garibaldi marchó con su
ejército llamado “los camisas rojas”y tomó las dos Sicilias, permitiendo a Victor
Manuel II proclamar el reino de Italia; en 1866 se le incorporó Venecia tras la
derrota de Austria por Prusia. Con la “Marcha sobre Roma” y la proclamación de
Roma como capital italiana, campaña encabezada por Garibaldi, Italia quedó
totalmente unificada. La cuestión romana no había quedado arreglada pues el papa
no estaba conforme con haber quedado anexado al reino italiano. El problema se
resolvió hasta 1929 con los Tratados de Letrán con los que se creó el Estado
Vaticano.
b) Unificación de Alemania: A la derrota de Napoleón, el Congreso de Viena dividió
el territorio en 38 estados, reinos, ducados y principados bajo la tutela de Austria.
Napoleón había alentado la unificación alemana al crear la Confederación del Rhin.
También influyeron los ideales liberales y nacionalistas. El proceso de unificación
partió, en lo económico, de Prusia, la más industrializada de las germanias. En lo
político, las diversas entidades se reunieron en las Confederación de Frankfurt y en
1848 crearon una constitución que excluyó a Austria del imperio por no ser un
estado alemán. Surgió la idea de unirse en torno a Prusia. El rey Guillermo I de
Prusia nombró ministro a Otto von Bismarck quien se propuso ligar la unidad
alemana bajo el poder prusiano. Alemania logró su unificación mediante tres
guerras: la guerra de los ducados (1864) que buscaba recuperar los ducados que
estaban en poder de Dinamarca y reunir todas las posesiones alemanas; la guerra
austro-prusiana (1866) que buscaba expulsar a Austria de los territorios alemanes; y
la guerra franco-prusiana ( 1870-1871) que buscaba reforzar las fronteras, debilitar a
Francia y unificar los territorios alemanes.
La diplomacia de Bismark logró afianzar la hegemonía prusiana en Alemania y
eliminar la influencia austriaca. Guillermo de Prusia fue coronado en 1871
emperador de todos los territorios alemanes y Alemania quedó organizada como
Monarquía Constitucional.

4. EL IMPERIALISMO.
4.1. La revolución científico-tecnológica.
El desarrollo científico y tecnológico en el siglo XIX creció considerablemente.
Mientras que la primera Revolución Industrial se encargó de la invención de las
máquinas, la segunda se encargó de consolidar y mejorar esos inventos así como
promover mayores investigaciones. En 1870 se produjo la segunda fase de la
Revolución Industrial y se prolongó hasta vísperas de la Primera Guerra Mundial. Esta
revolución se caracterizó por el rápido crecimiento demográfico, el aumento de la
demanda y la oferta de materias primas y el desarrollo de nuevas fuentes de energía.
Tres sectores industriales se transformaron: la metalurgia (se encontró la forma de
producir metal a menor costo), la industria química (comenzaron a desarrollarse
materiales químicos como colorantes artificiales, productos farmacéuticos, perfumes,
caucho, fibras sintéticas, sustancias para conservar los alimentos, etc.) y la energía
(electricidad y petróleo). Las ciencias de la física y la medicina evolucionaron y se
consolidaron; quedaron plasmadas en la termodinámica, en la creación de las vacunas,
en la teoría evolucionista de Darwin, en investigaciones genéticas, etc. Las
comunicaciones y transportes se beneficiaron con la invención del telégrafo, teléfono, y
radio. El ferrocarril fue símbolo de progreso y permitió la transportación de materiales y
personas en menor tiempo y en mayores cantidades. La navegación marítima también
sufrió mejoras; hubo aumento de tonelaje y mayor rapidez en las transportaciones. La
navegación aérea comenzó a hacerse presente con los dirigibles y aeroplanos. La
agricultura se benefició al implementarse el sistema de riego, al perfeccionar los útiles
de labranza y al introducir nuevas máquinas y abonos químicos. La industria de la
alimentación se vio reforzada con nuevos métodos de conservación en envases
esterilizados y las técnicas de refrigeración.
4.2. La expansión colonial y las rivalidades imperialistas (1870-1914).
El imperialismo es un sistema político-económico que surgió a partir de los últimos
años del siglo XIX, cuando las economías capitalistas entraron en un proceso de
concentración monopolista. El monopolio consiste en el acaparamiento de un producto
específico para su producción y distribución, procurando eliminar a los competidores.
Con el desarrollo del capitalismo monopolista se produjo una división internacional del
trabajo a través de la hegemonía de las grandes potencias industriales. También
surgieron nuevas necesidades a gran escala de materias primas, mano de obra barata,
nuevos mercados, nuevas empresas, nuevas tierras dónde colocar los excedentes, etc.
La economía mundial se dividió en dos: los países dominantes (los que contaban con
las industrias) y los países pobres (fuente de recursos naturales y humanos). Como
consecuencia de lo anterior, lo países más industrializados (Inglaterra y Francia en un
principio pero luego seguidos por otros países) comenzaron a abrir nuevos mercados
para sus productos en Asia, África y Oceanía, con lo cual surgió el Imperialismo
Económico, el cual consistía en la explotación de capitales de los países
industrializados a los de bajo desarrollo y por consiguiente el dominio de los primeros
sobre los segundos.
A la expansión imperialista se unieron Estados Unidos y J apón. El imperialismo
comenzó con la colonización de buena parte de África, parte de Asia y Oceanía. La
expansión se realizó bajo los siguientes factores:
a) Económico, que buscaba nuevos mercados para sus productos y fuentes de materias
primas.
b) Ideológico, que justificaba la ocupación de pueblos atrasados respaldándose en
planteamientos como “la misión civilizadora”, la religión y el desarrollo.
c) Nacionalista, que consistía en aumentar el poderío o exaltar la conciencia nacional
mediante su prestigio internacional.
Las potencias administraron sus posesiones ya fuera como colonias, protectorados,
concesiones o sistemas de autogobierno. El dominio sobre otros territorios y el
crecimiento económico de las potencias llevaron a rivalidades entre ellas que
culminarían con la Primera Guerra Mundial.

5. LA PRIMERA GUERRA MUNDIAL.
5.1. Los antecedentes inmediatos y el desarrollo.
La Primera Guerra Mundial es un acontecimiento bélico que afectó a todos los países
europeos y repercutió más allá de sus fronteras. Se inició en Europa en 1914 provocada
por la situación económica, política, social e ideológica de Europa. A finales del siglo
XIX y principios del XX existieron serias fricciones entre las potencias y por lo tanto
tensión entre ellas.
El antecedente directo de la guerra se conoce como Paz Armada la cual fue un periodo
en el que se realizaron un sistema de alianzas que permitieron que Europa viviera en
una paz relativamente larga, pues desde 1871, cuando terminó la guerra franco-
prusiana, las potencias europeas lograron evitar un conflicto militar al mismo tiempo
que impulsaron el desarrollo de su industria bélica. En este periodo de Paz Armada
hubo rivalidad entre las potencias; enfrentamientos entre monarquías y democracias;
aumento de vías férreas, armamento, ejércitos, ciencias aplicadas a la guerra; la
búsqueda de identidad política e ideológica de cada nación; etc. Surgieron sistemas de
alianzas entre algunos países europeos que tuvieron la finalidad de crear ligas
diplomáticas que fortalecieran las relaciones entre potencias capitalistas, las cuales se
comprometían a defenderse mutuamente en caso de agresión. Así se formaron dos
bloques contrarios: la Triple Alianza o Potencias Centrales (Alemania, Austria-Hungría
e Italia) y la Triple Entente (Inglaterra, Francia y Rusia). La mecha que encendió la
guerra fue la crisis balcánica.
Entre 1870 y 1914 la zona de los Balcanes y Marruecos estaban en el interés de los
países imperialistas. La región representaba nuevos mercados en la cuenca del
Mediterráneo. En ese territorio hubo varios problemas políticos que rompieron el
equilibrio entre los dos bloques. El mayor conflicto fue el ocurrido en los Balcanes,
cuando en 1908 Austria-Hungría se anexó los territorios de Bosnia y Herzegovina los
cuales ya administraba como colonias desde hacía 30 años. Serbia protestó y pidió
ayuda a Rusia, la cual se negó por no estar en condiciones de participar en una guerra.
Francia no apoyó a Servia por no afectarle el conflicto e Inglaterra sólo apoyó de
manera diplomática. Las relaciones ente Austria-Hungría y Serbia cada vez fueron más
tensas. Surgieron grupos ultranacionalistas serbios que buscaban un enfrentamiento con
Austria-Hungría. En 1912 Serbia, junto con Bulgaria y el apoyo de Rusia, formó parte
de la Liga de los Balcanes la cual buscaba prevenir una nueva ocupación y liberar a los
pueblos eslavos del sur que todavía estaban dominados por el Imperio Otomano. El 28
de junio de 1914 se presentó el incidente de Sarajevo, cuando el príncipe heredero de la
corona austro-húngara Francisco Fernando fue asesinado con su esposa en Sarajevo por
un estudiante serbio vinculado a organizaciones ultranacionalistas. Este hecho dio
origen a la guerra.
Austria-Hungría envió un ultimátum a Serbia para que eliminara toda la propaganda
nacionalista a lo cual los serbios se negaron. Rompieron relaciones y se esperaba un
inminente ataque. Rusia amenazó con intervenir en la guerra en caso de que Serbia
fuera atacada. El 28 de julio de 1914 Austria-Hungría declaró la guerra a Serbia.
Inglaterra intervino tratando de evitar el conflicto y ofreciendo a Austria-Hungría
ocupar Belgrado (capital de Serbia) en lo que se resolvía el conflicto. La propuesta fue
rechazada y la guerra inició. Rusia declaró la guerra a Alemania y Austria. Alemania
declaró la guerra a Francia con intención de invadirla a través de Bélgica que era un
país neutral. Inglaterra declaró la guerra a Alemania. J apón declara la guerra contra
Alemania por tener intereses en sus territorios chinos. Varios países fueron ingresando
al conflicto.
La guerra se dividió en dos fases. La primera duró casi tres años y se desarrolló sólo en
Europa. La segunda incluyó a otras potencias como Estados Unidos y abarcó de 1917 a
1918. La guerra también afectó a las colonias y dependencias de las potencias europeas
e incluso hubo enfrentamientos en esos territorios. La guerra abarcó dos frentes debido
a que las potencias de la Entente geográficamente rodeaban a las potencias Centrales.
Los frentes fueron el oriental, que se ubicaba en la frontera entre Alemania y Austria-
Hungría con Rusia; y el occidental, que se ubicaba sobre la frontera franco-alemana. La
guerra también se dio en el mar ya que Inglaterra y Alemania se disputaban el dominio
marítimo y el conflicto abarcó el Mediterráneo, el Pacífico, el mar Báltico, el Mar
Negro y el Mar del Norte. La guerra comenzó con ataques que hacían que esta fuera
una guerra en movimiento, pero luego esta guerra se estancó en lo que se conoce como
guerra de trincheras (1915-1918) en donde ninguno de los contendientes contaba con la
capacidad suficiente para vencer al otro o desalojar al contrario; se enfrentaron fuerzas
en equilibrio lo cual provocó una guerra estancada, un desgaste mayor de los ejércitos,
mayor mortandad, el uso de la aviación, de la artillería pesada, de la ciencia con fines
bélicos y la apertura de nuevos frentes de combate.
Rusia se había retirado de la guerra por enfrentar conflictos al interior (Revolución
Rusa). Su lugar lo ocuparon los Estados Unidos. Con esa entrada se rompió el equilibro
entre los bloques inclinándose la balanza a favor de la Entente. Los Estados Unidos
aportaron su industria, armas y hombres. Su gran poder se hizo sentir principalmente en
las guerras finales. Esta etapa se conoce como contraofensiva y se caracteriza por los
ataques sucesivos y simultáneos contra las avanzadas alemanas; por la recuperación de
zonas ocupadas por alemanes; por el repliegue alemán. El 9 de noviembre de 1918
Guillermo II abdicó y se proclamó la República de Alemania (Weimar). Sus aliados se
rindieron el 11. El presidente norteamericano Woodrow Wilson presentó un documento
con 14 puntos para reorganizar la paz, entre los que destacó la reorganización de
Europa a partir de la autodeterminación y sobre la base principal de soberanía nacional.
También se creó la Sociedad de Naciones para garantizar la seguridad y la paz de todos
los países. Dicha sociedad tuvo carácter oficial al entrar en vigor en Tratado de
Versalles.
5.2. La Revolución socialista rusa y las consecuencias de la Primera Guerra
Mundial.
a) Consecuencias de la guerra.
Como resultado del fin de la guerra se realizaron varios tratados: el de Versalles con
Alemania, el de Saint-Germain con Austria, el de Neuilly con Bulgaria, el de Trianón
con Hungría y el de Sevres con Turquía. Con dichos tratados se presentaron los
siguientes cambios:
• Se modificó la geografía política de muchos lugares del mundo.
• Surgieron nuevas naciones como Polonia y Finlandia.
• Se crearon otras naciones con proporciones territoriales distintas a las que
poseían antes de la guerra, como Checoslovaquia y Yugoslavia.
• Aparecieron países independientes en los Balcanes como Estonia, Letonia y
Lituania.
• Prusia Oriental quedó separada del resto de Alemania por el Corredor
Polaco.
• Alemania perdió su imperio colonial, fue sometida a severas medidas de
desarme (su ejército no debía tener más de 100,000 hombres), tuvo que
entregar gran parte de su flota mercante y pagar indemnizaciones de guerra
de 269,000 millones de marcos oro.
• A Italia (que cambió de bando y se unió a los países de la Entente) le fueron
entregadas las provincias que estaban dominadas por los austriacos.
• Austria perdió su imperio y se le prohibió toda alianza con Alemania.
• Hungría se independizó.
• Austria y Hungría también fueron sometidas a control bélico y a pagar
indemnizaciones.
• El imperio turco-otomano se desintegró.
• Inglaterra tomó posesión de Chipre y de diversas colonias alemanas en el
continente africano y también consolidó su mandato en Palestina.
Los tratados de paz no solucionaron los problemas que habían llevado al inicio de la
guerra, por el contrario plantearon nuevos conflictos originados por el resentimiento
alemán y la falta de respeto al nacionalismo al dividir un país en varios territorios. La
guerra dio además a Europa una depresión económica que provocó que los Estados
Unidos se convirtieran en potencia industrial y financiera del mundo y que J apón
surgiera como potencia imperialista.
b) La Revolución Rusa.
La Revolución Rusa fue consecuencia de profundos problemas internos. El pueblo
estaba sometido a un sistema semifeudal, vivía en la miseria y padecía severas
represiones. Tras una serie de huelgas y manifestaciones de descontento el zar se vio
obligado a crear la Duma o parlamento para discutir los problemas, pero no resolvió
nada. Surgieron también dos partidos, el bolchevique y el menchevique.
Rusia tenía demasiados problemas al interior como para involucrarse una guerra
exterior. Por lo tanto, la Duma y los partidos se opusieron a que Rusia entrara en la
Guerra Mundial por ser extremas las carencias del pueblo. Rusia entra al conflicto. Los
hombres, mal preparados y armados, sufrían continuas derrotas. En febrero de 1917
estalló en Petrogrado la primera revolución en la que se depone al zar y que llevó a
gobernar como presidente provisional al menchevique Alexander Kerensky, sustituido
posteriormente por Lenin, líder de los bolcheviques y quien recibió el apoyo del pueblo.
Con la “Tesis de Abril” se estableció la necesidad de construir una República de los
soviets (consejos formados por delegados de obreros, campesinos y soldados),
fortalecer los soviets, organizar a los obreros y militares inconformes con la guerra.
Lenin solicitó un armisticio con las potencias centrales para poder retirarse de la guerra
y llevar a cabo su revolución social. El armisticio se ratificó en 1918 con la firma de la
Paz de Brest-Litovsk donde Rusia salió de la guerra y permitió a los alemanes ocupar
sus territorios de Finlandia, Estonia, Letonia. Lituania, Polonia y Ucrania. Rusia
renunciaba así a toda anexión territorial.
La Revolución Rusa representó el triunfo de la primera revolución socialista del mundo,
y buscaba aplicar los siguientes principios:
• La abolición de la propiedad privada de la tierra.
• El establecimiento del control obrero en las empresas.
• La proclamación del derecho de los pueblos rusos a disponer de sí mismo.
• La abolición de la propiedad privada de los medios de producción.
A la revolución sobrevino una guerra civil y en 1923, con la constitución, surgieron la
Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS).

6. EL MUNDO ENTRE GUERRAS.
6.1. La Crisis de 1929.
Luego de la Primera Guerra el mundo sufrió severos cambios. Las dinastías absolutistas
llegaban a su fin para ser sustituidas por las democracias. Los imperios otomano y
austriaco fueron desintegrados. Hubo un deterioro físico y económico de los países
europeos, quienes tuvieron que contraer enormes deudas con Estados Unidos. Los
países derrotados fueron sometidos a humillaciones, al pago de indemnizaciones y a
pérdidas territoriales. En Europa se presentaban conflictos territoriales por los límites
entre países así como problemas con los protectorados del Medio Oriente. La
Revolución Rusa representó cambios políticos y sociales para Europa. Las duras
condiciones del Tratado de Versalles provocaron resentimientos entre los alemanes y
posteriores enfrentamientos.
Los países occidentales, cada vez más ligados al destino de Estados Unidos,
participaron de los “felices años 20´s”, periodo en el que se recuperaron de la guerra,
impusieron adelantos revolucionarios como el automóvil o el cine y al mismo tiempo se
reforzaron las organizaciones obreras en defensa de sus derechos e incluso la mujer
obtuvo derecho a voto. Al mismo tiempo se produjo una radicalización de ideologías
que dio lugar a los regímenes totalitarios (fascismo italiano y nazismo alemán), y al
socialismo en al URSS bajo el mandato de J osé Stalin.
En ese mundo optimista que en gran parte se había recuperado de las dificultades
económicas de la posguerra fue en donde estalló bruscamente en 1929 una grave crisis
económica que tuvo su origen con la caída de la Bolsa de Valores de Estados Unidos.
Algunas de las caudas de esta crisis fueron:
• La especulación en el mercado financiero.
• La superproducción, la cual obligó a destruir productos.
• La saturación de mercados.
• El desquiciamiento del sistema monetario.
• La especulación financiera.
• El retiro de los capitales de los bancos por parte de particulares.
• El crecimiento de la Bolsa de Valores.
• La baja en las acciones.
El descenso del precio del hierro y cobre y la reducción de beneficios en las industrias
de automóviles y ferrocarriles impulsaron la venta masiva de acciones, que al no tener
compradores, provocaron un fuerte descenso en su cotización. La especulación bursátil
hizo que estallara la crisis en la Bolsa de Valores de Wall Street el jueves 24 de octubre
de 1929, conocido como “jueves negro.” De inmediato se suspendieron créditos a
Europa y a los bancos americanos, lo que provocó quiebras en cadena; el pánico y el
caos económico se entendieron por todo el mundo.
Las economías europeas estaban muy ligadas entre sí través de numerosos créditos
otorgados por Estados Unidos, esto propició la rápida propagación de la crisis. Las
consecuencias inmediatas de la crisis fueron la recesión de la producción, la caída de
precios, el aumento de las huelgas y el desequilibrio internacional.
La crisis económica puso fin a la política económica liberal y dio paso a l
intervencionismo económico. Cada país impuso a las importaciones barreras aduaneras
muy severas, los gobiernos orientaron la producción, los salarios, las jornadas laborales,
los precios y la comercialización.
La gran depresión puso punto final a una década de prosperidad deslumbrante que había
dado a los Estados Unidos riquezas hasta entonces no logradas.
6.2. Los Regímenes Totalitarios.
La Primera Guerra Mundial trajo como consecuencia cambios profundos en los
sistemas de Gobierno. Los países democráticos estaban en crisis; los países recién
unificados se veían amenazados por el régimen socialista. Los sentimientos de derrota y
humillación al final de la guerra también afectaron. Se generó un sentimiento
nacionalista y de superioridad cultural y étnica, un espíritu de disciplina militar y una
necesidad de espacio vital.
Lo anterior provocó que poco a poco se sentaran las bases de los regímenes totalitarios
que se establecieron bajo los principios de Estado Corporativo con las siguientes
características:
• Nada debe existir fuera del Estado ni contra el Estado.
• El ciudadano sólo tiene obligaciones, pero no derechos.
• La nación está por sobre todos los individuos.
• Se necesita un ejército fuerte y disciplinado como base de su fuerza.
• Se debe mostrar al mundo el poderío de la nación.
• Se requiere un líder carismático que se identifique con el pueblo.
• Se debe promover la desigualdad social.
• El Estado debe ser dirigido por una clase elitista en el poder que sea capaz de
eliminar por completo las ideas de la democracia.
Los regímenes totalitarios más representativos son el fascismo italiano, el nazismo
alemán y el franquismo español.
a) Fascismo. Su representante fue Benito Mussolini. Buscó imponer un Estado fuerte y
poderoso basado en la existencia de un solo partido. Luchó contra el comunismo y
el liberalismo. Esta nueva doctrina triunfó cuando Mussolini avanzó y tomó Roma
con su ejército de “camisas negras” en octubre de 1922. Para congraciarse con el
Papa, Mussolini pactó con él el Tratado de Letrán con el que se crea el Estado
Vaticano. El fascismo italiano no respetó otras naciones e invadió Etiopía.
b) Nazismo. La crisis alemana luego de la segunda guerra provocaron la caída de la
República de Weimar y de Guillermo II. El nacionalsocialismo –nazismo– cobró
auge ya que los alemanes tenían mucho resentimiento contra las potencias
vencedoras. Por ello cuando Adolfo Hitler llegó al poder en 1933 estableció un
gobierno nacionalsocialista. Dicho gobierno promovió las ideas de que la
concentración del poder debía quedar en manos del Estado; se exaltó la superioridad
de la raza germánica o aria; se acusó a los judíos de los problemas sociales y
económicos de Europa; se combatió al sindicalismo, a los socialistas y se buscó
aniquilar al proletariado; se ordenó que la vida económica, política, social y cultural
debía transcurrir en torno al líder nacional o führer; se provocaron conflictos con la
Iglesia Católica; y se buscó modificar el Tratado de Versalles y expandir el
territorio alemán.
En 1936 italianos y alemanes pactaron entre sí. A ellos se unió J apón, que aunque
no era fascista, tenían un sistema militarizado. Así se formó el eje Roma-Berlín-
Tokio.
Los estados liberales europeos (especialmente Inglaterra y Francia) buscaron evitar
la guerra, pero no frenaron el creciente poderío de Hitler. Eso acrecentó la ambición
expansionista nazi.
c) Franquismo. Al finalizar la Primera Guerra España estaba rezagada. El ejército y la
Iglesia influenciaban en el Rey. La debilidad de éste provocó que el general Miguel
Primo impusiese una dictadura militar de 1923 a 1930. A su retiro, la crisis de 1929
era muy evidente y numerosos partidos se habían manifestado. La monarquía se
debilitaba y en las elecciones de 1931 ascendió al trono el rey Alfonso XIII y se
proclamó la Segunda República. Inmediatamente los Nacionalistas se sublevan
encabezados por el general Francisco Franco iniciándose así la Guerra Civil
Española en la que se enfrentaron los nacionalistas en contra de los republicanos. La
lucha se prolongó de noviembre de 1936 hasta marzo de 1939. Poco a poco los
territorios fueron cayendo en manos de los franquistas. Francia e Inglaterra se
declararon neutrales ante ese conflicto. La URSS apoyó a los republicanos. México
también lo hizo y posteriormente les ofreció asilo político. Alemania e Italia
apoyaron a Franco quien resultó victorioso. La dictadura franquista se prolongó
hasta la muerte de Franco en la década de los 70´s.

7. LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL.
7.1. El origen y el desarrollo.
Las tensiones internacionales provocadas por la crisis económica mundial prepararon el
terreno para que se diera el estallido de la Segunda Guerra. El mundo occidental estaba
dividido en países colonialistas (Inglaterra, Francia, Estados Unidos) y los países que
carecían de oro y divisas y que sufrían dificultades en su abastecimiento de materias
primas y no contaban con mercados (Alemania, Italia, J apón). Estos últimos tenían
regímenes antidemocráticos y tendían a la expansión imperialista.
La situación se agravó cuando llegó al poder Hitler quien inmediatamente estableció la
Gran Alemania (Tercer Reich) y retiró a Alemania de la Sociedad de Naciones.
También promovió el pangermanismo para atraer a sus filas a Austria y pactó con Italia
y J apón una alianza de la que surgió el eje Roma-Berlín-Tokio.
En 1938 Hitler se anexó Austria y acometió contra Checoslovaquia (zona Sudetes)
pretextando que en la región checa se albergaban 3 millones de alemanes y por lo tanto
debía ser anexada al Reich. Anunció además que haría la guerra si no lo dejaban
cumplir con sus demandas. Para preservar la paz Italia y Francia aceptaron firmar con
Italia y Alemania el “Pacto de Munich” con el que se permitió a Hitler anexarse la
región de los Sudeles. Pero Alemania violó el acuerdo e invadió también Praga. Sus
nuevas intenciones eran invadir Polonia.
El führer reforzó sus alianzas y al mismo tiempo pretendió aislar a Polonia, por lo que
firmó pactos de no agresión con Eslovaquia, Lituania, Letonia y Estonia. Firmó además
un pacto de no agresión con la URSS y con ellos se repartió el territorio de Europa
Orienta. Hitler invadió Polonia el 1 de septiembre de 1939, hecho con el cual inició la
Segunda Guerra Mundial.
a) Guerra Relámpago. En dos semanas Alemania derrotó a Polonia, territorio que
desapareció y quedó divido entre alemanes y rusos. Esa guerra se caracterizó por la
rapidez y eficacia de los hombres. Ante ese hecho los países europeos, por precaución,
comenzaron a establecer líneas de defensa y zonas de armamento para impedir una
invasión. Para abril los alemanes habían ocupado Dinamarca y Noruega; un mes
después tomaron Holanda y Bélgica, países que eran neutrales. Para junio de 1940 los
alemanes entraron a París; obligaron al gobierno de Philippe Pétain a solicitar
armisticio, lo que significó la división de Francia en dos zonas: la ocupada y la no
ocupada. En Inglaterra surgió el movimiento de “Resistencia de Francia Libre” dirigido
por Charles de Gaulle.
Tras la derrota de Francia, Hitler intentó firmar la paz con Inglaterra. Los inglese se
negaron a hacerlo a menos de que los alemanes se retiraran de las zonas ocupadas.
Hitler ordenó entonces que se atacara y destruyera la Royal Air Force (RAF) y que
inutilizaran su marina. En agosto comenzó la ofensiva “Operación León Marino” contra
la marina inglesa. Los daños para los ingleses fueron cuantiosos pero no cayeron. Hitler
desistió de la idea de invadir Inglaterra y prefirió establecer un bloqueo naval con la
intención de que el hambre derrotara a los ingleses.
La guerra se trasladó a los Balcanes y al norte de África. La intención era llevar la
guerra a las colonias inglesas y francesas para poder apoderarse de ellas. Mientras tanto,
los italianos habían tenido éxito en su ataque en Libia, por lo que decidieron atacar
Egipto, donde fueron derrotados por los ingleses. Alemania tuvo que mandar ejércitos a
ese lugar, donde obtuvieron éxito en marzo de 1941.
b) Guerra del Pacífico. Los Estados Unidos habían apoyado a los aliados con armas
pero no intervenía aún en la guerra. Las tensiones por las posesiones asiáticas eran
duras del lado del Pacífico. Los japoneses por su parte mantenían una guerra con
China. El 7 de diciembre de 1941 lanzaron un ataque aéreo contra la flota
norteamericana de Peral Harbor, Hawai al mismo tiempo que invadía el sudeste
asiático. Con ese ataque los Estados Unidos entraron a la guerra.
Para 1942 la guerra se luchaba en tres frentes, lo que la hizo una guerra de dimensión
mundial. Para 1942 J apón ya controlaba Filipinas, Indonesia, Malasia, Birmania,
Tailandia e islas hasta Nueva Guinea. Comenzaba a amenazar a Australia. Los Estados
Unidos comenzaron una contraofensiva para liberar a los territorios del Pacífico.
Lograron detener el avance japonés. Con la batalla de Midway la flota japonesa fue
destruida. Con ese hecho la marina norteamericana retomó los archipiélagos. A fines de
1944 los japoneses comenzaron la ofensiva kamikaze contra las naves norteamericanas.
c) Contraofensiva aliada. Estados Unidos reafirmó su idea de atacar Alemania. Lo
primero que debían de hacer era hundir a los submarinos alemanes ubicados en el
Atlántico. Posteriormente debían bombardear las bases alemanas ubicadas en el norte
de África. En 1943 los aliados desembarcaron en Sicilia y lograron que el sur de Italia
cayera. Mussolini fue depuesto y se nombró un ministro sustituto para que pactara un
armisticio con los aliados. Meses mas tarde Hitler invadió Italia y reinstaló a Mussolini
en Roma. En septiembre los aliados volvieron a atacar desde el sur pero encontraron
resistencia alemana. En noviembre Italia declaró sorpresivamente la guerra a Alemania,
y en 1944 los aliados lograron entrar a Roma y liberarla de los alemanes. Mussolini
trató de escapar pero fue detenido y ejecutado por la resistencia. El triunfo se debió a
los desembarcos; los aliados habían cobrado experiencia en ese tipo de ataque, por lo
que decidieron llevarlo a cabo en Normandía para a partir de ahí poder llegar al corazón
de Alemania. Dicho ataque se conoce como el día “D”. Este fue un ataque realizado el 6
de junio de 1944. Dicho ataque sorprendió a los alemanes. Para septiembre la mayor
parte de Francia había sido liberada, incluyendo París, Luxemburgo y Bélgica. A fines
del mismo Hitler intentó concentrar sus fuerzas para la contraofensiva pero fueron
derrotados por los aliados. En marzo de 1945 se presentó el último ataque de los
aliados. Los rusos avanzaron a Berlín, y tomaron la capital alemana. Estados Unidos
avanzaba por el lado del Rhin y de Hamburgo. El fin de la guerra parecía inminente.
Poco antes de que ésta terminara Roosvelt, Churchil y Stalin se habían reunido para
acordar la división de Alemania en cuatro partes y para establecer una nueva frontera
entre la URSS y Polonia.
Mientras tanto los aliados, encabezados por los ingleses vencieron a los alemanes en el
norte de África. Los alemanes tuvieron que replegarse a Túnez. El desembarco de
ingleses y franceses en Marruecos y Argelia logró finalmente que en 1943 el eje Roma-
Berlín-Tokio se rindiera en ese lugar.
d) El fin del conflicto. Para fines de 1944 y febrero de 1945 los aliados ya habían
liberado a Filipinas. El ejército norteamericano, apoyado por inglese, chinos, hindúes y
australianos habían destruido tres frenes japoneses. J apón puso mucha resistencia y se
negó a rendirse incondicionalmente. Ante dicha negativa el presidente norteamericano
Harry S. Truman ordenó que ciudades japonesas fueran atacadas con la bomba atómica
El 8 de agosto la URSS declaró la guerra a J apón, aprovechando su inminente derrota, e
invadió Corea. Las bombas fueron detonadas el 6 de agosto de 1945 en Hiroshima y el
11 de agosto en Nagasaki. Con esos ataques J apón se rindió el 2 de septiembre de 1945
dando este hecho fin a la guerra.
7.2. Las consecuencias.
Al finalizar la guerra, los aliados tomaron medidas para castigar a los vencidos, para
dividir al mundo y para reconstruir el orden mundial. Algunas de las consecuencias de
la guerra fueron:
• Conferencias y tratados de paz.
• El surgimiento de un nuevo mapa político europeo.
• La ocupación militar por parte de los países aliados en las naciones vencidas.
• La división de Alemania en cuatro zonas de ocupación.
• La formación de dos bloques hegemónicos dirigidos por las dos superpotencias:
Estados Unidos y Unión Soviética

Luego de dos guerras mundiales y de un intento de crear una institución para
salvaguardar la paz mundial, fue creada la Organización de Naciones Unidas (ONU) en
abril de 1945. Su misión era mantener la paz y la seguridad internacional y cooperar en
el mejoramiento de las condiciones políticas, sociales, culturales, educativas y
económicas de los países miembros.

8. EL CONFLICTO ENTRE CAPITALISMO Y SOCIALISMO.
8.1. Los bloques de poder.
A punto de concluir el conflicto, los líderes de los aliados se reunieron para ponerse de
acuerdo en el reordenamiento de Europa. Ahí fueron evidentes las diferencias que
existían entre las naciones capitalistas, abanderadas por Estados Unidos, y hasta
entonces la única nación socialista, la URSS. Las relaciones entre la potencias pronto se
tornaron difíciles. Aunque no hubo ningún conflicto armado entre los dos campos
opuestos, las tensiones entre ambos bloques se conocen como la Guerra Fría. En los
años que duró esta guerra, Estados Unidos se propuso detener el avance del
comunismo, mientras que la URSS tuvo la pretensión de expandir su poderío por todos
los continentes. El mundo quedó dividido de la siguiente manera:
Primer Mundo
o
Bloque capitalista
VS
Compiten por
ejercer su
Segundo Mundo
o
Bloque socialista
encabezado por
E.U.A.
influencia encabezado por la
URSS




Tercer Mundo
o
Países no
alineados
Características:
• Atraso económico
• Escasa tecnología
• Deficiencia alimentaria
• Analfabetismo
• Dependencia económica
• Dependencia política
• Alto crecimiento
demográfico
• Influencia de las potencias

8.2. La Guerra Fría.
La Guerra Fría se puede definir como el enfrentamiento en todos los órdenes de la vida
entre las principales potencias capitalistas y socialistas sin que se llegara nunca al
enfrentamiento militar directo. Los conflictos que estuvieron estrechamente
relacionados con esta pugna iniciaron en 1945 y llegaron a su punto más difícil con la
“crisis de los misiles” en Cuba en 1962.
A partir de la Guerra Fría se formaron organismos para la defensa militar, comercial y
ayuda mutua por parte de los bloques de poder, con lo cual se crearon dos tipos de
cultura política y económica cuya finalidad principal fue equilibrar el poder entre
ambos bloques.
Bloque capitalista Tipo de tratado Bloque socialista
Doctrina Truman. Defiende la
libertad y la paz en contra de las
democracias populares (1947)
Pacifista Kominform. Organismo que
defiende la paz contra el
imperialismo estadounidense
(1947)
OTAN. Alianza militar del norte
del continente americano y norte
de Europa (1949)
Militar Pacto de Varsovia. Alianza
militar de los países socialistas
(1945)
Plan Marshall. Ayuda económica
de Estados Unidos a Europa
(1947).
Mercado Común Europeo (1957)
Comercial COMECON. Comité de mutua
asistencia económica de los
países socialistas (1949)
La Guerra Fría no fue estable. En ocasiones hubo enfrentamientos entre ambos bloques,
los cuales se llevaban a cabo en las zonas de influencia de los mismos. Así pudo verse
en el bloqueo soviético a Berlín en 1948 o en la “crisis de misiles” que llevó al
levantamiento de bases nucleares soviéticas en Cuba en 1962.Gran parte de las
problemáticas entre las dos potencias era la ideología predominante de cada una de ellas
con respecto a su rival. Los Estados Unidos opinaban que al caer cada país de la órbita
soviética los demás lo seguirían. La URSS sostenía ideas en el mismo sentido. Sus
diferencias provocaron conflictos de carácter internacional, algunos de los más
importantes fueron:
• La revolución comunista de China (1949)
• Las guerra de Corea (1950-1953)
• Los movimientos anticoloniales de África
• La Revolución Cubana (1959)
8.3. Las luchas de liberación nacional en Asia y África.
La descolonización de Asia y África fue un proceso que durante el siglo XX terminó
con las colonias que las grandes potencias europeas conservaban. Este fenómeno cobró
mayor fuerza a partir de que finalizó la Segunda Guerra Mundial. Algunos de los
elementos que contribuyeron con el proceso de descolonización fueron:
• La transformación interna de las naciones colonizadoras.
• Los movimientos de revaloración cultural en Asia y África.
• El desarrollo de un sentimiento nacionalista en países del llamado Tercer
Mundo.
• El desarrollo de movimientos de alianza y solidaridad regional o religiosa, tales
como el panislamismo, el panarabismo, el panasiatismo, el panafricanismo y el
sionismo.
Como respuesta a la formación de los dos bloques durante la Guerra Fría, en 1955 se
celebró una conferencia en Bandung, J ava, en la cual se acordó impulsar, dentro del
marco de las Naciones Unidas, la organización de los Países Alineados. A partir de ese
momento se inició un importante proceso de descolonización. Los 29 países de África y
Asia que participaron en ellas se autodenominaron “Tercer Mundo” y se caracterizaban
por la desigualdad, el gran crecimiento demográfico, la elevada mortalidad infantil, la
alta tasa de analfabetismo y en general por su subdesarrollo. En dicha conferencia se
reconoció la necesidad de una política anticolonialista y neutral para lograr la
coexistencia pacífica, se condenó el racismo y se proclamó la adhesión a la Declaración
Universal de los Derechos Humanos. Todos estos hechos en conjunto alentaron la
liberación de las naciones.
a) África. Los países de la África negra se independizaron en su mayoría entre 1957 y
1963. Tal solo en 1960, conocido como el “año de África”, 28 países alcanzaron su
independencia. En los años sucesivos 40 naciones más obtuvieron su independencia.
Entre los movimientos de liberación destacaron los de Argelia, el Congo y
Sudáfrica.
b) Asia. Entre 1945 y 1954 la mayor parte de los países asiáticos lograron su
independencia de sus diferentes metrópolis: Inglaterra, Francia. Holanda, Estados
Unidos y J apón. A ello contribuyó principalmente un fuerte sentimiento
nacionalista. Entre las independencias asiáticas más representativas pueden verse las
de Vietnam y la India. También se presentaron cambios en el Medio Oriente al
crearse la liga Árabe en 1945 la cual era un movimiento nacionalista. También
puede verse la creación del estado judío de Israel, conflicto que hasta la fecha no ha
podido resolverse.

9. EL MUNDO ACTUAL.
9.1. La caída del bloque soviético.
La Unión Soviética tuvo problemas económicos y sociales desde el momento mismo en
que triunfaron los bolcheviques. La Revolución rusa se vio asediada de problemas
sociales, agravados por la intervención de las potencias capitalistas que veían en la
URSS un campo de desestabilización política en el continente europeo e, incluso, fuera
de él. A la muerte de Vladimir Ilich Lenin en 1924 hubo una pugna sangrienta por el
poder entre dos facciones contrarias: por un lado J osé de Stalin, que deseaba la
consolidación del socialismo en un solo país; por otro lado, Leon Trostki, quien
buscaba aprovechar la crisis del capitalismo y desatar la revolución mundial para que
uniera al proletariado de todas las naciones y derrocara la burguesía decadente.
J osé Salin triunfó y estableció un sistema totalitario que se regía por los siguientes
aspectos:
• Se estableció el culto a la personalidad.
• El pueblo quedó sometido a los intereses del Estado.
• La persecución de los disidentes se volvió algo cotidiano.
• La unión Soviética se convirtió en un gran campo de concentración.
Durante el gobierno de Stalin, la Unión Soviética logró consolidarse y a la vez obtener
éxitos científicos en el campo nuclear y en la conquista del espacio. A la muerte de
Stalin en 1953, Nikita Kruschev ocupó el poder. Durante su gobierno aconteció la
“Crisis de Misiles”, que puso al borde de la guerra nuclear al mundo. Ambos bloques
llegaron a un acuerdo y decidieron negociar sobre la fabricación y uso adecuados de los
misiles de largo alcance. En el terreno de política exterior, se dieron importantes logros
en las relaciones entre las dos potencias; en el interior, el pueblo soviético vivía los
logros alcanzados en la educación, la ciencia y el desarrollo de su industria pesada, así
como en terreno de la carrera armamentista. Sin embargo, el nivel de vida de la
población no era satisfactorio: existía un gran déficit en la producción de alimentos, que
eran racionados al igual que la ropa, los aparatos domésticos y los automóviles. Además
existían inconformidades por la falta de libertades políticas. Todo eso contrastaba con la
forma de vida de la élite, que disfrutaba de privilegios al amparo del gobierno y era
conocida como “nomenclatura”.
Kruschev fue destituido en 1964 tras una serie de fracasos agrícolas que llevaron al país
a una crisis política y social. Su lugar lo ocupó Leonid Brezhnev, quien era un
conservador neostalinista que impuso serias restricciones sociales e impulsó la industria
pesada. En su gobierno aumentó la corrupción, la represión, y la simulación del
crecimiento económico representado por la burocracia. La situación de la URSS se
dejaba sentir a través de la Doctrina Brezknev, que permitió el uso de a fuerza en
aquellas naciones donde se viera amenazado el sistema comunista. Así sucedió cuando
el ejército rojo intervino y sometió a Checoslovaquia en 1968, donde había tenido lugar
una gran revolución democrática a la que posteriormente se le dio el nombre de “La
Primavera de Praga”.
A la muerte de Brezknev en noviembre de 1982 le sucedieron Yuri Andropov y
Konstantin Chermenko, quienes gobernaron por poco tiempo en medio de profundas
crisis política, social y económica. Ante los problemas de la URSS en 1985 asumió el
gobierno Mijail Gorbachov, especialista en cuestiones agrícolas, quien hizo un
diagnóstico de las fortalezas y debilidades de la URSS y decidió convertirse en el gran
reformador por lo que otorgó amplias libertades a los ciudadanos y ofreció
transparencia en lo tocante a los asuntos del Estado. Las transformaciones a que sometió
a la URSS se denominaron Perestroika (reestructuración, renovación). Los cambios
propuestos eran:
a) En lo económico, la perestroika pretendió superar el estancamiento y encontrar
nuevas formas para acelerar el progreso social. Con este fin se introdujeron reformas
para promover el libre mercado.
b) En lo social, la perestroika buscaba promover la justicia social y alcanzar una
sociedad y un gobierno más humanizados. Lo anterior tendría que estar íntimamente
ligado a las reformas económicas.
c) En lo político, la perestroika permitiría hacer cambios sustanciales y para ello se
aplicaría la “glasnot” (transparencia) en las cosas del Estado y en la vida social.
d) En la política exterior, Gorbachov se proponía acabar con la costosa carrera
armamentista y establecer nuevas relaciones políticas con Occidente, en especial con
Estados Unidos.
El resultado de las políticas de Gorbachov fue que el régimen se debilitó y se generó un
vacío de poder que llevó a la desintegración del bloque socialista a partir de 1989, año
en que fueron derrocados los gobiernos postsoviéticos en Polonia, Hungría, Alemania
Democrática, Bulgaria, Rumania y Checoslovaquia. Ese año desapareció el Muro de
Berlín y Alemania se reunificó. En 1990 dejó de existir el Pacto de Varsovia, y Estonia,
Lituania y Letonia (países bálticos) se independizaron. En 1991 la desintegración
continuó con la proclamación de la autonomía de naciones como Moldavia, Ucrania,
Turkmenia, Tayikistán, Bielorrusia, Kazajstán, Ubezkistán, Armenia, Arzebaiyán,
Georgia, Kirguizia. La transformación culminó cuando el gobierno central ruso
desintegró el sistema socialista y lo sustituyó por uno capitalista.
A esos drásticos cambios llegó un momento de lucidez en diciembre de 1991, cuando
las repúblicas de Rusia, Ucrania y Bielorrusia formaron el 4 de diciembre el “Tratado de
Minsk” para establecer la “Comunidad de Estados Independientes (CEI)”
Posteriormente se unieron más repúblicas.
La desintegración de la URSS representó un duro golpe para Gorbachov, quien renunció
el 25 de diciembre de 1991, quedando Rusia convertida en un verdadero caos político,
económico y social.
9.2. La globalización económica.
Con el fin de la Guerra Fría y de la Unión Soviética, el mundo antes bipolar y
representado por los bloques capitalista y socialista se tornó unipolar, con el predominio
de tres bloques de poder económico: Estados Unidos, la Comunidad Económica
Europea y la Cuenca del Pacífico. Todos con políticas económicas de tipo neoliberal.
El neoliberalismo es la doctrina que pretende reducir las funciones del Estado en
materia de desarrollo económico y encargarlas directamente a los particulares, quienes
debían promover el desarrollo económico a través de la inversión interna y externa de
capitales, rompiendo primero con las barreras legales que la política nacionalista
proteccionista había impuesto al libre cambio comercial mundial.
El Estado neoliberal pretendió trasladar la dirección del desarrollo económico-social del
gobierno a la empresa privada, con el fin de integrar a los países a la economía
internacional de mercado. Aquí es donde entrarían en juego la globalización económica
y política, que es una tendencia del modelo de desarrollo neoliberal para romper las
barreras proteccionistas nacionales y establecer alianzas de libre comercio entre los
países de una región con el propósito de formar bloques económicos que permitan a
dichos países desarrollar un alto nivel de competitividad, en el contexto de la economía
de mercado internacional en el seno de otras economías, para hacerla transnacional.
La globalización es un fenómeno moderno de interdependencia económica de las
economías mundiales, la comunicación, la cultura y los conflictos internacionales. Todo
como consecuencia del avance tecnológico durante 2 siglos y de los adelantos ocurridos
en las dos últimas décadas.
El problema del neoliberalismo y los mecanismos que emplea en la práctica política de
los diferentes países ubicados dentro del orden capitalista es que estos no funcionan de
la misma forma en las potencias que integran el mundo desarrollado que en las naciones
en vías de industrializarse, las cuales conforman el mundo subdesarrollado. La
pretendida modernización, los países tercermundistas no la pueden conseguir pues
persisten los problemas de pobreza, bajo nivel educativo y rezago de la producción
agropecuaria característica de esas regiones.
En este mundo unipolar, que abarca de 1991 hasta nuestros días, se puede observar
cómo en lo político, militar y económico Estados Unidos ha emergido como triunfador,
logrando imponer la ideología neoliberal y ha sometido a la ONU a sus intereses.
9.3. El desarrollo científico y tecnológico.
A lo largo del siglo XX los inventos y las teorías científicas se han sucedido caso sin
interrupción, ni siquiera en tiempos de guerra.
Periodos Área de avance Descubrimientos o mejoras
1900-1920 Aparición del automóvil y de la teoría de la relatividad
1920-1940 Medicina Penicilina, insulina, sulfamidas
Aviación Comenzó a imponerse
Comunicación La radio y el cine (primero mudo y luego sonoro)
Física Mecánica cuántica y el invento de la celda fotoeléctrica
Química Productos sintéticos
1940-1960 Medicina La cirugía mejora notablemente
Energéticos La energía atómica hizo su aparición tanto para la
guerra como para su uso en centros nucleares, en
propulsión nuclear y medicina
Industrial Se impuso el uso de plásticos, el cual tiene múltiples
aplicaciones
Comunicación La televisión
Electrónica Llevó a los hogares aparatos electrodomésticos
1960-1980 Viajes espaciales Cohetes, satélites y estaciones espaciales fueron puestos
en órbita o enviados a explorar el sistema solar
Biología A niveles microscópicos
Electrónica Cerebros electrónicos, que aunado a la microelectrónica
llevaron a las computadoras personales
Física Láser, que se utilizó en la medicina y en la
comunicaciones
1980 - … telecomunicaciones Telefax, teléfonos celulares. Láser y su aplicación en
discos compactos, telefonía y medicina.
Energéticos Energía nuclear que resultaba más barata que la
construcción de presas o extracción de combustibles
fósiles. En armas esa energía se utilizó en bombas,
misiles, submarinos, etc. Los cuales continúan
perfeccionándose
Medicina Nuevos medicamentos para aliviar enfermedades o
controlarlas. Trasplantes de órganos.
A la par de la ciencia, el siglo XX ha presenciado grandes transformaciones en la
sociedad, la vida económica, la política y el arte.
Economía y Sociedad -Existencia de dos ideologías económico-
sociales
-División del mundo en países desarrollados
y subdesarrollados
-División del mundo en capitalismo y
socialismo
-Formación de bloques

Mentalidad -Crisis de valores
-Cultura de masas
-Medios de comunicación como factor
determinante
-Nuevos conceptos de cultura
SIGLO XX
Ciencia y Técnica -Rápido avance de la ciencia
-La ciencia al servicio de intereses políticos y
económicos
-Gran desarrollo de los medios de
comunicación
-La ciencia al frente de la ética moral
-Carrera espacial
-Desarrollo de la informática

Arte -Nuevas tradiciones y alternativas
-Utilización de materiales revolucionarios
-Expresiones plásticas a veces
incomprendidas
-Música estridente
-Pintura y arquitectura exaltada








Sign up to vote on this title
UsefulNot useful