You are on page 1of 10

TEMA 7

La Administración Periférica del Estado. Los Delegados del Gobierno


y Subdelegados del Gobierno. Otros órganos periféricos.

1. LA ADMINISTRACIÓN PERIFÉRICA DEL ESTADO

1.1. LOS DELEGADOS DEL GOBIERNO EN LAS COMUNIDADES


AUTÓNOMAS.

Los Delegados del Gobierno en las Comunidades Autónomas representan al Gobierno


en el territorio de aquéllas sin perjuicio de la representación ordinaria del Estado en las
Comunidades Autónomas a través de sus respectivos presidentes.

Ejercen la dirección y la supervisión de todos los servicios de la Administración


General del Estado y sus Organismos públicos situados en su territorio.

Los Delegados del Gobierno dependen de la Presidencia del Gobierno, correspondiendo


al Ministro de Administraciones Públicas dictar las instrucciones precisas para la
correcta coordinación de la Administración General del Estado en el territorio, y al
Ministro del Interior, en el ámbito de las competencias del Estado, impartir las
necesarias en materia de libertades públicas y seguridad ciudadana. Todo ello se
entiende sin perjuicio de la competencia de los demás Ministros para dictar las
instrucciones relativas a sus respectivas áreas de responsabilidad.

1.1.1. Funciones generales

Corresponde a los Delegados del Gobierno:

1) Mantener las necesarias relaciones de cooperación y coordinación de la


Administración General del Estado y sus Organismos públicos, con la de la
Comunidad Autónoma y con las correspondientes Entidades locales.
2) Comunicar y recibir cuanta información precisen el Gobierno y el órgano de
Gobierno de la Comunidad Autónoma. Realizará también estas funciones con
las Entidades locales en su ámbito territorial, a través de sus respectivos
Presidentes.

Los Delegados del Gobierno serán nombrados y separados por Real Decreto del
Consejo de Ministros, a propuesta del Presidente del Gobierno y tendrán su sede en la
localidad donde radique el Consejo de Gobierno de la Comunidad Autónoma, salvo que
el Consejo de Ministros determine otra cosa y sin perjuicio de lo que disponga,
expresamente, el Estatuto de Autonomía.

En caso de ausencia, vacante o enfermedad, el Delegado del Gobierno será suplido,


temporalmente, por el Subdelegado del Gobierno de la provincia donde aquél tenga su
sede, salvo que el Delegado designe a otro Subdelegado. En las Comunidades
Autónomas uniprovinciales, la suplencia corresponderá al titular del órgano responsable
de los servicios comunes de la Delegación del Gobierno.

1.1.2. Competencias de los Delegados del Gobierno en las Comunidades


Autónomas

Para el ejercicio de las funciones asignadas respecto de todos los servicios de la


Administración General del Estado y sus Organismos públicos, los Delegados del
Gobierno en las Comunidades Autónomas tienen las siguientes competencias:

1) Dirigir la Delegación del Gobierno; nombrar a los Subdelegados del Gobierno


en las provincias y dirigir y coordinar como superior jerárquico la actividad de
aquéllos; impulsar y supervisar, con carácter general, la actividad de los
restantes órganos de la Administración General del Estado y sus Organismos
públicos en el territorio de la Comunidad Autónoma; e informar las propuestas
de nombramiento de los titulares de órganos territoriales de la Administración
General del Estado y los Organismos públicos de ámbito autonómico y
provincial, no integrados en la Delegación del Gobierno.
2) Formular a los Ministerios competentes, en cada caso, las propuestas que estime
convenientes sobre los objetivos contenidos en los planes y programas que
hayan de ejecutar los servicios territoriales y los de sus Organismos públicos, e
informar, regular y periódicamente, a los Ministerios competentes sobre la
gestión de sus servicios territoriales.
3) Proteger el libre ejercicio de los derechos y libertades y garantizar la seguridad
ciudadana, a través de los Subdelegados del Gobierno y de las Fuerzas y
Cuerpos de seguridad del Estado, cuya jefatura corresponderá al Delegado del
Gobierno, quien ejercerá las competencias del Estado en esta materia bajo la
dependencia funcional del Ministerio del Interior.
4) Elevar, con carácter anual, un informe al Gobierno, a través del Ministro de las
Administraciones Públicas, sobre el funcionamiento de los servicios públicos
estatales y su evaluación global.
5) Suspender la ejecución de los actos impugnados dictados por los órganos de la
Delegación del Gobierno, cuando le corresponda resolver el recurso, de acuerdo
con el artículo 111.2 de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen
Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo
Común, y proponer la suspensión en los restantes casos, así como respecto de
los actos impugnados dictados por los servicios no integrados en la Delegación
del Gobierno.
6) Velar por el cumplimiento de las competencias atribuidas, constitucionalmente,
al Estado y la correcta aplicación de su normativa, promoviendo o
interponiendo, según corresponda, conflictos de jurisdicción, conflictos de
atribuciones, recursos y demás acciones legalmente procedentes.
7) Ejercer las potestades sancionadoras, expropiatorias y cualesquiera otras que les
confieran las normas o que les sean desconcentradas o delegadas.

1.1.3. Competencias en materia de información a los ciudadanos

Los Delegados del Gobierno en las Comunidades Autónomas coordinarán la


información sobre los programas y actividades del Gobierno y la Administración
General del Estado en la Comunidad Autónoma.
Los Delegados del Gobierno en las Comunidades Autónomas promoverán, igualmente,
los mecanismos de colaboración con las restantes Administraciones públicas en materia
de información al ciudadano.

1.1.4. Competencias sobre simplificación de estructuras

Los Delegados del Gobierno en las Comunidades Autónomas propondrán ante los
órganos centrales competentes, las medidas precisas para dar cumplimiento efectivo a lo
previsto en el artículo 31 de la LOFAGE, en relación con la organización de la
Administración periférica del Estado.

Además, los Delegados del Gobierno en las Comunidades Autónomas:

1) Propondrán a los Ministerios de Administraciones Públicas y de Economía y


Hacienda la elaboración de planes de empleo, la adecuación de las relaciones de
puestos de trabajo y los criterios de aplicación de las retribuciones variables, en
la forma que reglamentariamente se determine.
2) Serán consultados en la elaboración de planes de empleo de la Administración
General del Estado en su ámbito territorial y en la adopción de otras medidas de
optimización de los recursos humanos, especialmente las que afecten a más de
un Departamento.

1.1.5. Dirección de los servicios territoriales integrados

Los Delegados del Gobierno en las Comunidades Autónomas son los titulares de las
correspondientes Delegaciones del Gobierno, dirigiendo, directamente o a través de los
Subdelegados del Gobierno en las provincias, los servicios territoriales ministeriales
integrados en éstas, de acuerdo con los objetivos y, en su caso, instrucciones de los
órganos superiores de los respectivos Ministerios.

Ejercen las competencias propias de los Ministerios en el territorio y gestionan los


recursos asignados a los servicios integrados.

1.1.6. Relación con otras Administraciones territoriales

Para el ejercicio de las funciones previstas en el apartado 2 del artículo 22, respecto de
la Comunidad Autónoma de su territorio, a los Delegados del Gobierno les corresponde:

1) Participar en las Comisiones mixtas de transferencias y en las Comisiones


bilaterales de cooperación, así como en otros órganos de cooperación de
naturaleza similar cuando se determine.
2) Promover la celebración de convenios de colaboración y cualesquiera otros
mecanismos de cooperación de la Administración General del Estado con la
Comunidad Autónoma, participando, en su caso, en el seguimiento de la
ejecución y cumplimiento de los mismos.
3) En relación con las Entidades locales, los Delegados del Gobierno en las
Comunidades Autónomas podrán promover, en el marco de las necesarias
relaciones de cooperación con la respectiva Comunidad Autónoma, la
celebración de convenios de colaboración, en particular, en relación a los
programas de financiación estatal.
1.2. COMISIÓN TERRITORIAL DE ASISTENCIA AL DELEGADO DEL
GOBIERNO.

Para el mejor cumplimiento de la función directiva y coordinadora, se crea en cada una


de las Comunidades Autónomas pluriprovinciales una Comisión territorial, presidida
por el Delegado del Gobierno en la Comunidad Autónoma e integrada por los
Subdelegados del Gobierno en las provincias comprendidas en el territorio de ésta; en
las de las islas Baleares y Canarias se integrarán, además, los Directores Insulares.

A sus sesiones podrán asistir los titulares de los órganos y servicios que el Delegado del
Gobierno en la correspondiente Comunidad Autónoma considere oportuno.

Esta Comisión desarrollará, en todo caso, las siguientes funciones:

1) Coordinar las actuaciones que hayan de ejecutarse de forma homogénea en el


ámbito de la Comunidad Autónoma, para asegurar el cumplimiento de los
objetivos generales fijados por el Gobierno a los servicios territoriales.
2) Asesorar al Delegado del Gobierno en la Comunidad Autónoma en la
elaboración de las propuestas de simplificación administrativa y racionalización
en la utilización de los recursos a que se refiere el artículo 25 de la LOFAGE.
3) Cualesquiera otras que a juicio del Delegado del Gobierno en la Comunidad
Autónoma resulten adecuadas para que la Comisión territorial cumpla la
finalidad de apoyo y asesoramiento en el ejercicio de las competencias que esta
Ley le asigna.

1.3. SUBDELEGADOS DEL GOBIERNO EN LAS PROVINCIAS

En cada provincia y bajo la inmediata dependencia del Delegado del Gobierno en la


respectiva Comunidad Autónoma, existirá un Subdelegado del Gobierno, que será
nombrado por aquél por el procedimiento de libre designación, entre funcionarios de
carrera del Estado, de las Comunidades Autónomas o de las Entidades locales, a los que
se exija, para su ingreso, el título de Doctor, Licenciado, Ingeniero, Arquitecto o
equivalente.

En las Comunidades Autónomas uniprovinciales el Delegado del Gobierno asumirá las


competencias que esta Ley atribuye a los Subdelegados del Gobierno en las provincias.

A los Subdelegados del Gobierno les corresponde:

1) Dirigir, en su caso, los servicios integrados de la Administración General del


Estado, de acuerdo con las instrucciones del Delegado del Gobierno.
2) Impulsar, supervisar e inspeccionar los servicios no integrados.
3) Desempeñar, en los términos del apartado 2 del artículo 22, las funciones de
comunicación, colaboración y cooperación con las Corporaciones locales y,
en particular, informar sobre la incidencia en el territorio de los programas
de financiación estatal.
4) Mantener, por iniciativa y de acuerdo con las instrucciones del Delegado del
Gobierno en la Comunidad Autónoma, relaciones de comunicación,
cooperación y colaboración con los órganos territoriales de la
Administración de la respectiva Comunidad Autónoma que tenga su sede en
el territorio provincial.
5) Ejercer las competencias sancionadoras que se les atribuyan
normativamente.

En las provincias en las que no radique la sede de las Delegaciones del Gobierno, el
Subdelegado del Gobierno, bajo la dirección y la supervisión del Delegado del
Gobierno, ejercerá las siguientes competencias.

1) La protección del libre ejercicio de los derechos y libertades, garantizando la


seguridad ciudadana, todo ello dentro de las competencias estatales en la
materia. A estos efectos dirigirá las Fuerzas y Cuerpos de seguridad del Estado
en la provincia.
2) La dirección y la coordinación de la protección civil en el ámbito de la
provincia.

1.4. LOS DIRECTORES INSULARES DE LA ADMINISTRACIÓN GENERAL DEL


ESTADO.

Serán nombrados por el Delegado del Gobierno por el procedimiento de libre


designación entre los funcionarios de carrera del Estado, de las Comunidades
Autónomas o de las Entidades locales, a los que se exija para su ingreso el título de
Doctor, Licenciado, Ingeniero, Arquitecto o equivalente, o el título de Ingeniero
técnico, Arquitecto técnico, Diplomado Universitario o equivalente.

Los Directores Insulares dependen jerárquicamente del Delegado del Gobierno en la


Comunidad Autónoma o del Subdelegado del Gobierno en la provincia, cuando este
cargo exista, y ejercen, en su ámbito territorial, las competencias atribuidas por esta Ley
a los Subdelegados del Gobierno en las provincias.
ANEXO NORMATIVO

DECRETO 617/1997, DE 25 DE ABRIL, DE SUBDELEGADOS DEL


GOBIERNO Y DIRECTORES INSULARES DE LA ADMINISTRACIÓN
GENERAL DEL ESTADO

La Ley 6/ 1997, de 14 de abril, de Organización y Funcionamiento de la Administración


General del Estado, contiene como uno de sus aspectos más relevantes el nuevo modelo
de organización periférica de la Administración General del Estado. Entre las notas
características de este nuevo modelo se pueden destacar la potenciación de los
Delegados del Gobierno, la integración de servicios periféricos bajo la responsabilidad
de aquéllos, la desaparición de los Gobernadores Civiles y la creación de los
Subdelegados del Gobierno en las provincias.

La Ley concibe a los Subdelegados con un carácter netamente funcionarial, subordinada


a la autoridad y dirección de los Delegados del Gobierno, a quienes corresponde su
nombramiento entre funcionarios de carrera. En suma, los Subdelegados del Gobierno
en las provincias se constituyen en colaboradores del Delegado del Gobierno con el fin
de que éstos puedan ejercer las competencias relativas a los servicios de la
Administración General del Estado en el territorio de la Comunidad Autónoma que la
Ley les atribuye.

Con distinto nivel administrativo, y subordinados a los Subdelegados o Delegados del


Gobierno, la Ley crea, asimismo, la figura de los Directores insulares de la
Administración General del Estado en las islas, correspondiendo su nombramiento
igualmente al Delegado del Gobierno en el territorio, entre funcionarios de carrera.
Como consecuencia de ello desaparecen, igualmente, los Delegados insulares del
Gobierno, cuyo nombramiento correspondía al Consejo de Ministros.

El presente Real Decreto desarrolla los aspectos básicos contenidos en la Ley respecto
de ambas figuras y regula su estatuto, haciendo posible su nombramiento en el plazo
previsto en la misma y la desaparición simultánea de Subdelegados del Gobierno y
Delegados insulares del Gobierno.

En uso de la autorización otorgada al Consejo de Ministros por la disposición final


primera de la citada Ley y a propuesta de los Ministros del Interior y de
Administraciones Públicas, de acuerdo con el Consejo de Estado y previa deliberación
del Consejo de Ministros en su reunión del día 25 de abril de 1997,

DISPONGO:

Artículo 1. Subdelegados del Gobierno en las provincias.

1. Existirá un Subdelegado del Gobierno en cada provincia, con nivel orgánico de


Subdirector general, salvo en las Comunidades Autónomas uniprovinciales.

2. Los Subdelegados del Gobierno en las provincias dependerán jerárquicamente del


Delegado del Gobierno en la Comunidad Autónoma.
Artículo 2. Nombramiento y cese de los Subdelegados del Gobierno.

1. El nombramiento y cese de los Subdelegados del Gobierno en las provincias se


efectuará por Resolución del Delegado del Gobierno, que será publicada en el «Boletín
Oficial del Estado».

2. El nombramiento se producirá por el procedimiento de libre designación entre


funcionarios de carrera del Estado, de las Comunidades Autónomas o de las Entidades
locales a los que se exija para su ingreso el título de Doctor, Licenciado, Ingeniero,
Arquitecto o equivalente.

Artículo 3. Régimen administrativo y retributivo de los Subdelegados del


Gobierno.

1. Los funcionarios públicos que sean nombrados Subdelegados del Gobierno pasarán a
la situación administrativa de servicios especiales.

2. Su régimen de incompatibilidades será el establecido para el personal al servicio de


las Administraciones públicas.

3. Los Subdelegados del Gobierno tendrán el régimen retributivo previsto para los
funcionarios públicos.

Artículo 4. Suplencia de los Subdelegados del Gobierno.

En los supuestos de vacante, ausencia o enfermedad el Subdelegado del Gobierno será


suplido por el Secretario general de la Subdelegación o, en su defecto, por quien
designe el Delegado del Gobierno.

El suplente designado deberá reunir idénticos requisitos que los exigidos para ser
nombrado Subdelegado del Gobierno.

Artículo 5. Competencias de los Subdelegados del Gobierno.

1. A los Subdelegados del Gobierno en las provincias les corresponde ejercer las
competencias previstas en el apartado 2 del artículo 29 y en la disposición adicional
cuarta de la Ley 6/1997, de 14 de abril, de Organización y Funcionamiento de la
Administración General del Estado.

2. En las provincias en las que no radique la sede de las Delegaciones del Gobierno,
ejercerán también las competencias establecidas en el apartado 3 del artículo 29 de
dicha Ley, salvo en los casos previstos en la disposición adicional quinta de la misma.

3. En las provincias donde esté situada la sede del Delegado del Gobierno, los
Subdelegados podrán desempeñar, en su caso, las funciones del Secretario general de la
Delegación, cuando se acuerde por el órgano competente para el nombramiento de este
último.

4. En las Comunidades Autónomas uniprovinciales las competencias de los


Subdelegados del Gobierno serán asumidas por el Delegado del Gobierno.

Artículo 6. Directores insulares de la Administración General del Estado.

1. Existirá un Director insular de la Administración General del Estado, con el nivel que
se determine en cada caso en la relación de puestos de trabajo, en las islas de Menorca,
Ibiza-Formentera, Lanzarote, Fuerteventura, La Palma, El Hierro y La Gomera.

El ámbito territorial de las Direcciones Insulares de Menorca, Ibiza-Formentera,


Lanzarote y Fuerteventura comprende el de las demás islas agregadas
administrativamente a cada una de ellas.

2. Los Directores insulares dependerán jerárquicamente del Delegado del Gobierno en


la Comunidad Autónoma o del Subdelegado del Gobierno en la provincia cuando este
cargo exista.

Artículo 7. Nombramiento y cese de los Directores insulares.

1. El nombramiento y cese de los Directores insulares de la Administración General del


Estado se hará por Resolución del Delegado del Gobierno, que será publicada en el
«Boletín Oficial del Estado».

2. El nombramiento se producirá por el procedimiento de libre designación, a propuesta


del Subdelegado del Gobierno en la provincia, cuando este cargo exista, entre
funcionarios de carrera del Estado, de las Comunidades Autónomas o de las Entidades
locales a los que se exija para su ingreso el título de Doctor, Licenciado, Ingeniero,
Arquitecto o equivalente, o el título de Ingeniero técnico, Arquitecto técnico,
Diplomado universitario o equivalente.

Artículo 8. Régimen administrativo de los Directores insulares.

A los funcionarios públicos que sean nombrados Directores insulares les será de
aplicación la legislación en materia de función pública de la Administración General del
Estado, en la cual permanecerán en situación de servicio activo.

Artículo 9. Suplencia de los Directores insulares.

En los supuestos de vacante, ausencia o enfermedad el Director insular será suplido por
el Secretario general de la Dirección Insular o, en su defecto, por quien designe el
Delegado del Gobierno.

El suplente designado deberá reunir idénticos requisitos que los exigidos para ser
nombrado Director insular.
Artículo 10. Competencias de los Directores insulares.

A los Directores insulares les corresponde ejercer, en su ámbito territorial, las


competencias atribuidas por la Ley de Organización y Funcionamiento de la
Administración General del Estado a los Subdelegados del Gobierno en las provincias,
y aquellas otras que les sean desconcentradas o delegadas.

Disposición adicional primera. Aspectos organizativos.

Independientemente de lo dispuesto en el apartado 3 del artículo 5 del presente Real


Decreto, en las Subdelegaciones del Gobierno de las provincias de Valladolid, Toledo,
Valencia, Zaragoza, Sevilla, Badajoz y Las Palmas no existirá Secretaría General,
ejerciendo las funciones relativas a los servicios comunes el Secretario general de la
correspondiente Delegación del Gobierno.

Disposición adicional segunda. Utilización de vivienda.

En aplicación de lo previsto en el apartado uno del artículo 106 de la Ley 13/1996, de


30 de diciembre, de Medidas Fiscales, Administrativas y del Orden Social, los
Subdelegados del Gobierno en las provincias y los Directores insulares de la
Administración General del Estado pueden acceder al uso de vivienda, por razones de
seguridad, necesidades del servicio y contenido de los puestos que aquéllos han de
desempeñar.

El uso de dichas viviendas se producirá en las condiciones actuales, en tanto no se


desarrollen reglamentariamente las previsiones contenidas en el artículo 106 de la citada
Ley.

Disposición adicional tercera. Participación de los Subdelegados del Gobierno y


Directores insulares en órganos colegiados y entidades.

1. Los Subdelegados del Gobierno en las provincias y los Directores insulares


participarán en los órganos colegiados correspondientes a sus respectivos ámbitos
territoriales que determinen la correspondiente norma o el Delegado del Gobierno.

2. Igualmente, los Subdelegados del Gobierno y Directores insulares participarán en


instituciones, fundaciones y cualesquiera otras entidades en las que vinieran
interviniendo, respectivamente, los Subdelegados del Gobierno y Delegados insulares,
en su condición de tales.

Disposición transitoria primera. Previsiones sobre organización y funcionamiento.

De acuerdo con lo previsto en el apartado 3 de la disposición transitoria segunda de la


Ley de Organización y Funcionamiento de la Administración General del Estado, las
Delegaciones del Gobierno, las Subdelegaciones del Gobierno y las Direcciones
Insulares mantendrán la estructura, unidades y puestos de trabajo de las actuales
Delegaciones del Gobierno, Gobiernos Civiles y Delegaciones Insulares y seguirán
rigiéndose por las normas de funcionamiento y dependencia orgánica vigentes para
estos órganos con anterioridad a la entrada en vigor de dicha Ley, hasta que se lleven a
efecto las previsiones de la disposición final segunda de la misma.

Disposición transitoria segunda. Precedencias.

Hasta tanto se modifique el Real Decreto 2099/1983, de 4 de agosto, por el que se


aprueba la Ordenación General de Precedencias del Estado, los Subdelegados del
Gobierno en las provincias ocuparán el lugar inmediatamente anterior al previsto para
los Rectores de Universidad y los Directores insulares se situarán delante de los
Tenientes de Alcalde del Ayuntamiento del lugar.

Disposición derogatoria única. Derogación normativa.

Quedan derogados el Real Decreto 3117/1980, de 22 de diciembre, regulador del


Estatuto de los Subdelegados del Gobierno, excepto su artículo 19, y el Real Decreto
3464/1983, por el que se regulan las Delegaciones Insulares, salvo el apartado 4 del
artículo 6, así como cuantas disposiciones de igual o inferior rango se opongan a lo
dispuesto en este Real Decreto.

Disposición final primera. Facultades de desarrollo.

Se autoriza a los Ministros del Interior y de Administraciones Públicas para que adopten
las medidas necesarias para el desarrollo y ejecución del presente Real Decreto.

Disposición final segunda. Modificaciones presupuestarias.

Por el Ministerio de Economía y Hacienda se realizarán las modificaciones


presupuestarias precisas para el cumplimiento de lo previsto en este Real Decreto.

Disposición final tercera. Entrada en vigor.

El presente Real Decreto entrará en vigor el mismo día que la Ley 6/1997, de 14 de
abril, de Organización y Funcionamiento de la Administración General del Estado.