You are on page 1of 105

Demonio Mársimio Pineiden

2/105
Licencia de Derecho de Autor

Este libro, Vagabundancia, está licenciado con Derechos de Autor del tipo
Creative Commons

¿Qué quiere decir esta licencia?

-Se puede copiar, modificar y remezclar cualquier parte que contenga el libro.
-La obra derivada se debe licenciar de la misma manera
-No puede tener usos comerciales, salvo autorización explicita del autor.
-Se debe reconocer al autor.

¿Qué ventajas se tienen como lector?

Se puede copiar y difundir libremente, utilizar en trabajos de todo tipo y en la
enseñanza sin problemas.

Más referencias en:
http://creativecommons.org/

Contácto con el autor:

dahalpi@gmail.com

3/105
4/105
Poemas de Vagabundancia
Licencia de Derecho de Autor..................................................................................3
Héroes, Prehistoria y Tumbas...................................................................................9
Ierolis..................................................................................................................10
Días Oscuros......................................................................................................12
El árbol...............................................................................................................14
El Cuarto del Tiempo..........................................................................................15
Desesperada Juventud.......................................................................................17
Festín Nocturno..................................................................................................18
Alturas................................................................................................................20
El descuartizado.................................................................................................21
Perro...................................................................................................................22
Poetas................................................................................................................23
Vocación.............................................................................................................24
Sobre venas y tierras.........................................................................................25
Nuevos Vecinos..................................................................................................27
Escribir...............................................................................................................29
¿Escribir sobre qué?...........................................................................................31
Toca....................................................................................................................32
Ira.......................................................................................................................33
¿Qué pasó?.........................................................................................................34
Crepúsculo.........................................................................................................35
La escena del crimen.........................................................................................36
La Realidad.........................................................................................................38
Juegan los vientos, juegan las aves....................................................................40
Caída..................................................................................................................41
¡Ay! ¡El cucharón, que me late!.............................................................................42
Ven.....................................................................................................................43
Beso robado.......................................................................................................44
Peregrina............................................................................................................45
Hada Luna..........................................................................................................47
Los duendes similares........................................................................................51
Esp Doi...............................................................................................................53
Perro amor..........................................................................................................54
¿Quién es ella?...................................................................................................57
Saber Amar........................................................................................................58
¿Qué le falta a tú cebolla?..................................................................................62
El limón seco......................................................................................................64

5/105
PENDRIVE de PAPEL...............................................................................................65
Humor................................................................................................................66
Saber lo que soy.................................................................................................66
Verdad Eterna.....................................................................................................67
Trufa...................................................................................................................68
Madre.................................................................................................................69
El Espejo Roto.....................................................................................................70
Duda Existencial.................................................................................................71
Pérdida...............................................................................................................72
Desde el bosque.................................................................................................73
La Cosecha ........................................................................................................74
Hierba Militar .....................................................................................................76
Manos quebradas...............................................................................................77
Pobreza .............................................................................................................78
Repartija.............................................................................................................79
Triangulo vertical, sin escamas..........................................................................80
Viaje en micro....................................................................................................82
Revolución Pingüina...........................................................................................84
Frases Sueltas....................................................................................................87
Avalancha...........................................................................................................89
ROTAN LAS RUEDAS...........................................................................................91
Una mala costumbre..........................................................................................93
Desafío al Hombre-Bot.......................................................................................95
Vagabundancia.................................................................................................101

6/105
7/105
8/105
Héroes, Prehistoria y Tumbas.

Héroes

Prehistoria

Y Tumbas

9/105
Ierolis

En mi mano yacía una esfera,
de cristal traslucido.
Dentro de ella veía
un mundo vivo,
un árbol,
una casa,
un río,
infinidad de cosas,
infinidad de seres.
Que tenían de nombre
lo que eran,
solo sustantivos comunes
con un adjetivo perdido,
en algún insomne diccionario.

El árbol que ví.
era gigantesco, enorme;
cuya sombra atravesaba la casa
cubriéndola de una nocturna oscuridad,
un camino rodeaba la sombra
y pasaba por el río,
llegando hasta la casa.
Que, a pesar de la sombra,
blanca era su color.

Por el torrentoso río
pasaban dorados peces,
que serían pescados
por un alto hombre paciente
que caminaba al río
por el polvoroso y seco camino.

Pescó gordos peces,
en un tiempo largo o corto
ni cuenta me dí,
pues miraba absorto
la bella mujer ,
desnuda que esperaba
impaciente al paciente
hombre que ya se dirigía
sonriente hacia ella,
con su pesada carga.

10/105
Un beso de saludo
fue largo y ardiente,
apasionadamente humano
propio de los antiguos dioses,
fue un beso de intercambio
de una suave y exquisita ambrosia.

Entraron por la redonda puerta
y de mi mano cayó,
la frágil esfera
en mil pedazos quedó.

11/105
Días Oscuros

I. ¿Cuáles?

Fueron días llenos de sombra
De los cuales yo me refugié
Le temía a todo, y a todos
El terror me sobrecogía de temor.

Fueron días de persecución
Y de la más cruda opresión
No se podía hablar, ni escribir
Solo mugir, rugir, ladrar y maullar.

Fueron días donde los píes pisaban el cielo
Donde el silencio premiado, era el absoluto
¿Quién conocía la fuente de tales males?
Quien fuera, solo deseaba nuestra sumisión.

II. Fueron Amargos

En esos días, la lucha entre el bien y el mal
Se veía acabada por doquier, la maldad reinaba
Cual Lucifer, como Pedro por su casa.
Pero aún, las semillas de la luz no resolvían morir.

Nuevas enseñanzas, nuevas profecías Obscuras
Alimentaban sin saciar al que comiera
Amargo alimento, sobre el cual germinaba
El trigo de la fecundidad y de la alegría.

Fueron pocas, unas cuantas almas
En las que se escondía este esplendor
Y de estas pocas, con crecimiento fractal
Hacían germinar, revivir, la semilla de la libertad.

III. La Libertad.

De estos horribles días, ya solo los huesos quedan

12/105
De los cuales, sobre estos, las nuevas semillas germinan
¡Grandes y buenos días nos deparan!
Nuevo futuro, con toda certeza, de luz.

Esperanzadoras buenas nuevas son éstas
Pero, ¡atentos! En la quietud reina lo putrefacto
Siempre en movimiento es la regla
Que de los estanques vuelve a germinar el mal.

13/105
El árbol
Recibo en mi cara el sol
Cálido día después de la lluvia
Mi peso se libera y me reconforto
Nunca en mi vida
No importa cuan larga sea
Me había sentido mejor.

Pero todo se complica
Y el nuevo ciclo comienza.
Siempre he sido un solitario.
Nada me protege de la adversidad
Solo mi propia fortaleza
Que me sostiene y me hace resistir.

Puedo yo preguntar y pregunto
¿Dónde hay un igual?
Los verdes prados se expanden
Por sobre la fecunda Tierra
Me recubre el aire y sus vientos
Y a nadie por ellos encuentro.

Ni nadie a mí se acerca
Triste y solitario, sin poder hablar
Sólo en lo lejano, murmullos oigo
Esperanza nacida del deseo y ¡grito!
Pero por respuestas, solo murmullos
Siento entonces la total soledad.

Crezco y expando mis ramas,
Al eterno y celeste abismo.
Mis raíces subterráneas se engruesan
Profundizan la Tierra, hasta mas allá del Hado
Pero la tristeza me envuelve
Un igual solo lo encuentro en el charco que la lluvia dejó.

Ya sin remedio
Solo queda una solución:
Borrar mis pasos de la historia.

14/105
El Cuarto del Tiempo.

I El Cuarto.

¡Entren, entren todos las personas!
que aquí, en este cuarto
arreglaremos el mundo
parando el tiempo
viviendo el tiempo.

Salió de mi mente.
Y en algún momento se hizo real
Como el lápiz con que escribo,
El tiempo paró y los relojes dejaron de girar,
Ahora rondan locos por el Open-Door.

¡Paremos el Tiempo, parémosle!
Que en su locura, nos tiene encadenados
Y si no lo paramos presto,
nos hará caer y caer, sin resolver.

II ¿Quién?

A mi cuarto Cronos no entra.
No es que sea malo,
es que simplemente no puede
¡Pobre diosecillo!¡Impotente!
Solo reina aquí quien sabe quien.

Que el tiempo no corre aquí
Todos ya lo saben, ni Cronos entra
Que aquí todos olvidan y recuerdan
al gusto del consumidor
total, solo paga quien sabe quien.

¡Entren!¡Entren! Que el cuarto no se llena
se hincha a la sazón
se llena de trigo y cerveza
el trigo para el pan
y la cerveza quien sabe quien.

III El lo sabe.

15/105
La abundancia no corre en mi cuarto,
pues nada existe
si no se crea.
Nada colma la medida,
Ni la medida se mide.
Solo se salva el cuarto,
que sabe quien es quien.

16/105
Desesperada Juventud

Este corazón pretende, fuego al fuego
Desea con todos sus impulsos
Poder amar a otro sin desvanecerse
Pero, su ser cimbrea y vacila
No ha sido tal su destino
Un largo camino
Un seco desierto
Un tupido bosque
Ampararse bajo las cornisas cuando llueve
Cobijarse en las sombras de los árboles
Ha de vivenciar tales situaciones
Para que pueda encontrar reposo
Nada es fácil para las almas atormentadas
Y, sin embargo el mundo sigue girando
Hombres y mujeres se aman
Nacen de ellas hijos,
De ellos la guerra,
De las aguas revueltas
por el torbellino de Su quietud
Una oscura pasión
Encumbrándose a si mismo
Para caer
En el sacrificio de la sangre
Mostrando la ignorada existencia
De un abismo desolado
Llamando a otro abismo
También caído en desgracia
Y como dos sombras tímidas
Se iluminan una a la otra
Vuelven a materializarse
Llegan a existir
Redimiéndose por las culpas
Amando sin desvanecerse
Pero, el precio ha sido alto
Bajo estas manos pesa un crimen
Deberán sobrellevar un castigo.

17/105
Festín Nocturno

El muñeco caminaba
Tranquilamente bajo la luz
De los faroles
Unos tras otros.

No se sentía solo el muñeco
Tenía la luna y las estrellas
Los árboles, los autos
Que de vez en vez pasaban.

Las piedras que pisaba
Le molestaban, creía que
Podía en algún momento
Tropezar, pero nada pasaba.

Caminaba el muñeco como si nada
Cruzó por un portón oscuro
Y el perro le ladró
Sintió un escalofrío.

Creyó ver sombras furtivas al acecho
Unos ojos maliciosos
Que lo miraban con ambición
Comenzó a correr el muñeco.

Sentía unos pasos que repetían
El agitado trote que llevaba
Un rengueo marginal a lo lejos
Y saltos, de reojo veía saltar sombras.

Como destellos lo seguían
Pero no se decidían a atacar
Faltaba una señal precisa
El momento y lugar oportunos.

Desesperado, desbocado
Ya se le salía su corazón
De aserrín al muñeco
Y dobló la esquina.
Sólo siguen las penumbras
Una sombra lo detiene
El muñeco destila en toda gota de su sudor, terror
Toman su billetera, la revisan.

18/105
Y sobre las hojas de los árboles
Que cayeron ese mismo día bajo sus ramas
Caen las fotografías de su familia
Y un par de papeles sin importancia.

Intenta escapar el muñeco
Tres fuertes garras lo detienen
Y una cuchilla penetra
De arriba abajo.

Toda su simetral columnar
Otra se clava en su estómago
Y la tercera hace más amplia
Su sonrisa de muñeco.

Las fieras se ciernes sobre el caído
Y no le extraen madera
O algodón o algún relleno
Común a todo muñeco.

Es carne, sangre, vísceras
El último aliento de vida
Le extraen el terror y lo sirven
En bandeja a la muerte.

Las sombras se dan su festín
No hay quizás motivos o razones
Cazan muñecos por el simple placer
De desatar sus rencores, sus sueños.

Y le aúllan a la luna
En su rito malvado
De crónica roja.

19/105
Alturas
Las alturas que se alcanzan
son aquellas que nunca se desean
llegan del aire, por sí solas
así, mientras me como esta manzana
podría llegar a la cima del Everest
elevarme hasta la luna
o también descender hasta el amargo Hades
toparme con San Pedro en el cielo
o Cerberos en las puertas del Infierno
¡por fin veo!
que las alturas están en todas partes
hasta en el pan que comemos
o en los poemas que escribimos.

20/105
El descuartizado
Hans Kruderburger
se supo de ti
como de un comercial de McDonalds
¡fuiste parte de la farándula unos días!
aunque no pasaste por Rojo
si por la crónica.

¡Oh, Dios!
aquí está demostrado
que los humildes también llegan al reino de los cielos
y tocan estrellas como el que más.

Claro, en tu desgracia todos encontraron
la gallina de los huevos de oro
los grandes tirajes de LUN
alto rating en la TV
como malditas rémoras
nadie quería desprenderse de tu incipiente fama.

Murales y monumentos silenciosos en cambio
plasmó el pueblo por tu derrota
la derrota de todos
que nos llegó por cada una de tus diez partes.

Fueron tu nicho de muerte
los barrios bajos de la ciudad
hallaste tu tumba y, sin desearlo
reposaron tus huesos en las fértiles tierras del sur de Santiago.

Tus asesinos, tus verdugos: la escoria del poder
los que te elevaron a popstar: la escoria del poder
los que te olvidaron en vida: la escoria del poder.

Fuiste niño sin madre
creciste
y no tenias otro destino que la desgracia
por eso has muerto Pozo
por todos y por ninguno.
Abril-Mayo 2006

21/105
Perro

Masticando los mendrugos
duros y secos del pan
que caen de la mesa
las muelas cariadas
los dientes negros
como si la vomitar las palabras
no poder unirlas
letra con letra
frase con frase
y el silencio, vacío de significado
se atropellase X existir
como para no tomarse en serio
ni los sangrantes susurros
que se desprenden al caer
en cada miga de miga
de su boca
yéndosele la vida en volver a cogerlas.

Y surgen también
asomadas en las comisuras
sonrisas de algo
que da miedo llamar
esperanza o tristeza
ahora siervo
ahora esclavo
ahora miserable chupamedias del amo
que deja caer con sorna
los restos de restos
bajo su panza abultada
de grasa y poder venéreo
el perro mueve su cola
y el perro mueve su cola
y el perro mueve su cola.

22/105
Poetas

Somos pobres,
como las ratas.
Ni lápiz tenemos,
tampoco nos prestan.

Solo queda comprar.
Pero lo vil del dinero,
que es su totalidad,
se desvanece en nuestras manos.

Cándidos poetas,
solo falta creer en él.

No podemos creer,
nosotros los Poetas
podemos inclinarnos ante los dioses,
pero jamás ante la Nada.

Esta es entonces vuestra elección,
no habrán poemas, sin lápices que los escriban.

El lápiz tendrá que esperar.
A que aparezca en nuestras manos
O que de alguna forma llegue a ellas.
Si no, los poemas,
poemas en el aire serán.

23/105
Vocación

Todo hombre que se precie de tal
Debe descubrir su vocación
Yo he descubierto la mía
Y quiero ser un peo
Un peo exitoso
Mixtura de los mejores aromas
Un peo con plata
¡Que ante mí se inclinen los otros!
Un peo sexual
¡Que la fama llegue a mí!
Un peo con auto
Deportivo, de los mejores
Un peo con ca(u)sa
Me voy,
Me pongo las gafas oscuras.

24/105
Sobre venas y tierras

Escuchando el revuelo incesante
del agua que corre por la acequia
me siento como ella
un hombre licuoso
que recorre las nieves eternas
de las montañas
sus laderas
de los afluentes
a los ríos
me siento encauzado por la fuerza
del hombre
que ha sabido cultivar la tierra
sobre la cual ha nacido.

Recorro los grandes canales
me divido aún más
desde el corazón de la montaña que bombea
la irrigo para bendecirla
con mi riqueza
¿qué sería de mí sin el hombre?
¿qué sería del hombre sin mí?
ya casi todos han olvidado su posición
ellos, trepan por más y más
ignoran los escalones que los sostienen
pero, yo sigo confiando.

La frescura de la mañana
enfría mis pies
las curvas de la imperfección
y el agua que recorre esta vena
me hipnotizan lentamente.

Recuerdo que cuando niño
mis mejores juegos
las mayores aventuras
sucedían
gracias a la fuerza vital
de la sangre transparente
que fluye por el valle.

Amo esta agua
estas aguas me aman
quisiera yo

25/105
hacerlas durar hasta el infinito.

Pero
todo perece
se que mi propio cuerpo
será polvo
y pronto formaré parte
de la tierra que humedece.

Desde antes de la historia
que el agua ha bajado de la montaña
al mar
la historia puede cambiar
me gustaría ver al agua subir del mar a
a la montaña
y cuando eso pase
este mundo
esta humanidad
tendrá sus días contados
si no cuida su pasado
su presente
y su futuro
deberá trastornar los principios
erigir otros
que no sean más
que un simple rizo
en el círculo de la unión de los tiempos.

26/105
Nuevos Vecinos

Barrio viejo, buenos vecinos
Casas vacías, ya abandonadas
La maleza crece en sus terrenos
Los frutos caen de maduros
Nadie los recoge
Aquí y allá sucede lo mismo.

Los carteles rojos con un “se vende”
Brotan como la mala hierba
Antes agricultura, ahora toscos camiones
Que horadan las calles del barrio
A veces, el hogar se salva
Llegan nuevos vecinos
A vivir en casas viejas, casas abandonadas.

Comienza la limpieza,
El terreno reposado
Reaparece a la luz del sol
Los patios y viñas rejuvenecen
Al cuidado de manos cariñosas
Ven como niños la casa nueva y se asombran.

La historia al pasado, al olvido
Y esto es lo que especulan las comadres
En las conversaciones de la tarde (incluyo a mi madre)
Ignoremos mejor estas maledicencias
Prefiero respirar los nuevos aires
Que traen esta aparición.

Una familia común. Padre, Madre
Esposos amantes con hijos
Niños, niñas y jóvenes
Le dan vida y evaden la soledad
Que antes inundaba la casa
Quieren conocer y ser conocidos.

Por los vecinos viejos que olfatean
Con desconfianza esos nuevos olores
No ven peligro alguno
Comienza una amistosa camaradería
¿Cómo se llama usted?
Que lindo vivir aquí ¿No?

27/105
Cada uno con su cuento
No hay santos ni malvados
Aceptamos a los nuevos vecinos
Que con una sonrisa
Se alleguen a nuestro abrazo.

28/105
Escribir

Escribir…
¿Ahora? Si
pero me da miedo escribir
¿Cómo?
me da miedo dejar esta pesadilla
volver mis ojos al cielo
sentir el frescor de la tarde después
de la lluvia
pero eso no es lo que me da miedo
¿Qué cosa entonces?
Me da miedo fracasar
avanzar y ver que los pasos dados
sean en vano
ver que todos mis esfuerzos se mezclen
con mí pasado maldito
¿Escribir o vivir? ¿Dejar la maldición?
No sé que es mejor
para mí, escribir es vivir
el resto es morir
Vivir también es morir
¿Ah, sí? No lo sabía, entonces
escribo para morir
también para no dejar de vivir
¡No caviles más!
¡Espera! Queda mi pasado
sin él ¿qué sería de mí?
¿Oiría tus vagas preguntas?
Tu pasado te condena
lo veo en tus ojos
y en el temblor de tú mentón
No llores, pero derrama lágrimas
Es un duelo…
un duelo por nadie
Háblame de la tarde en que estás
¿qué haces?
No oigo más que tus preguntas
siento la brisa fría que pasa por mis piernas
toco el áspero pasto
una hormiga sube por mi brazo
el cielo está claro
me inunda la melancolía
¿Siempre eres así?
Solo cuando no duermo

29/105
ya ves. Soy un ser triste
y solitario
siempre de continuo un observador
aunque… a veces ocurre que no sé
de mí
Te admiro, sufres como por muchos
Y como nadie
Pocos lo hacen
Dime ¿Dónde está el sol?
Atardece; lo sabes
a mi izquierda, tras la suave ladera
de las montañas
se esconde el astro mayor
siempre con su energía vital
Así que el sol…
Giramos en torno a él
todos lo sabemos
pocos se dan cuenta
y, sin embargo sigue
bendiciendo esta Tierra con la calidez de sus rayos
Me sorprendes, nunca conocí a alguien como tú
jóven, y de mirada anciana
buscas más allá de lo insondable
Soy y no soy, prefiero ahora reposar mis carnes.

30/105
¿Escribir sobre qué?

¿Escribir sobre qué?
cuando el mundo se ha vuelto tan perturbador
solo queda escribir sobre la locura
y sus andanzas en las cabezas de las gentes
sin perdón, y no hay vuelta atrás
estoy en la ciudad, esto es la ciudad
el campo queda lejos
viajar por el tiempo
en un vagón de ferrocarril
huyendo y cruzando puentes viejos
y miles de durmientes
llegar al pueblo y ver también
a todos sumidos en la locura
me acusan de haberla traído en mi maletín.

Yo acuso a la caja negra y con luces de colores
¡Es más rápida que yo! digo
Pero, ya todos han perdido su cordura
y parto
con una cuerda
en busca de un árbol
o una viga en un viejo galón
nadie se acordará de mí.

31/105
Toca

¡Toca, toca!
las cuencas de mis ojos
castrados por lo inefable
de mis acciones
que cayeron en la traición
a mi espíritu, mi corazón.

No dudes en tocar
las cuencas de este ciego
que desea enseñar
a tus ojos bellos
el peso de la traición

Sí, rodea con tus índices
mis huesos duros
la piel reseca
el más frío glacial
el llanto sin lágrimas
constante de mi alma
que se lamenta en su cubil.
toca con tu pulgar
la redondez del vacío
la vacuidad de mi vista
perdida antaño en la guerra
por matar sin piedad
por asesinar con frialdad
por anatemizar la vida.

Que tanto amaba
por dejarme llevar por la crueldad
mi condena fue la ceguera
condena y recuerdo inmanente
del dolor de otros en mí.

Señalado por las esquirlas de una granada
ya no puedo reír.

32/105
Ira
No es el fuego
El que quema mis entrañas
Es la ira que el explotador
prende en ellas
Cuando somete
y abusa
de los pobres
de los ignorantes
Es la ira que encienden
los que compran títulos
como si de nobleza fueren
y se abren de piernas
para que el imperio
venga y haga con ellos
como a una puta
Es la ira encendida
contra los guías espirituales
charlatanes que forman borregos
en vez de fieras poderosas
para que puedan luchar
y elevar el clamor de los oprimidos
Es la ira elevada por las lágrimas
de los que sufren
y no encuentran
donde caer
Es la ira
la que mantiene
la carne sobre mis huesos
Es la ira la que se alimenta
A si misma
Ira con Ira
Y me hace reventar la hiel
Contra los indiferentes
Y hace morir
Al que lleva la Ira
Como su virtud.

33/105
¿Qué pasó?

Nunca antes sucedió
¡es asombroso!
pues nadie lo ve
ni lo puede tocar
ni menos aún
escuchar, oler o gustar
pero todos saben
que está ahí
fue una excepción
pero se presentó ante los asistentes
que pudieron verlo, oírlo, tocarlo, olerlo y gustarlo
quedaron después locos
hablando y haciendo disparates
todos ya no son como antes
son como ahora
como todos nosotros
que no podemos verlo, oírlo, tocarlo, olerlo y gustarlo
todos ya olvidamos esa ocasión
todos la tuvimos
ahora, ya no existe en nuestras memorias.

34/105
Crepúsculo

Tres luces veía sobre el horizonte
no era el horizonte
solo tres luces.

¡Por ahí!¡Por ahí!
Una, era el lucero de la tarde
que anunciaba una noche maravillosa
otra si que estaba sobre le horizonte
y la última fue la que se posó
en mi mano izquierda
sobre la palma extendida se posó.

Ella salía de una luciérnaga
su luz me tenía sorprendido
azul electrizante
me tenía cautivo
pestañee, un segundo
y picó sin más mi mano
al momento se introdujo en mi cuerpo
me quemaba incesantemente
mientras recorría mi brazo
hacía transparente mis carnes
y podía ver mis huesos.

Finalmente llegó hasta donde antes
estaba mi corazón
lo consumió entero
ahora solo palpita esa luz
ella bombea sangre azul electrizante
por todo mi ser
que es ahora un fantasma
que recorre estas tierras malditas
tratando de amarlas
por siempre.

35/105
La escena del crimen

Esto, señores, me ofusca
todos ustedes queréis que de mi boca
salga la más original nota de humor
sepan ustedes que de profesión soy pintor
no humorista ni cantante como creen
llegué por casualidad a las tablas
delante de ustedes, aunque en verdad
una tragedia.

Mi madre murió, embargaron la casa
salí a vivir a la calle
tenía una hija, se preño de un sacerdote
y le nacieron 3 chanchitos desobedientes
en un arroyo se suicidó
me tomaron preso, también por loco
no sabían que se las estaban viendo con
el chapulín colorado
¡no contaban con mi astucia!

Pero sí, así es la vida
todo hombre debe ganar el pan para vivir
y no quiero morir, soy muy joven aún para morir
porque a mi edad, amables oyentes
aún puedo hacer muchas cosas
hijos sobre todo
si alguna señorita se ofrece como voluntaria por supuesto
lejos estoy de morir.

Aunque, la muerte me ande siempre rondando
con dientes y muelas me aferro a este cuerpo
y aquí estoy, hablando por nada
quizás alguien me dé un poco de pan.

Recuerdo…
En mis años mozos
Viejas penas de amor
Que partieron este corazón
Una y otra vez

Recuerdo…
La sala de torturas
En que interrogaban a los pobres compañeros

36/105
Solo oía sus gritos de dolor
Fueron días y noches de terror
¿Alguien me salvó?

Recuerdo…
A mi mujer, tuvimos una niña
Y nos dejo por otro
Al parecer, la hacía infeliz
Tome a mi hija y vagamos por la ciudad
Nos encontró mi madre, viviendo bajo el puente.

No recuerdo más
la memoria es frágil compañeros
ahora pocos saben lo que es vivir
solo compran un estilo de vida
prefieren ir con
a ir contra
la corriente
aunque la corriente los destruya
-los muertos van con ella-.

Me cogieron del pescuezo
Sí, este es un buen ejemplar
-dijo el jefe-
Me puso a hablar aquí
Pero parece que hablé mucho
-veo que me apuntan con el cañón de una pistola-
Parece que hablé mucho
Parece que hablé mu….
_________
…. º [________ \
\_\ \
\__\
… .. -----…..--.-..-.-.-.-.**********…..

37/105
La Realidad

Es que nadie puede hablar de ella
sin equivocarse
duro es
pero cierto
me levanto como sonámbulo
siento el calor soporífero
que envuelve la habitación
mi lengua está caliente
INMóVIL.

Busco en la nevera un cubo de hielo
lo meto dentro de mi boca
observo las sombras
que cubren mi cuarto
si un día supiera como hacerlo…
el sol no llega directamente.

Pienso en los vidrios que dan al norte
y en la remota posibilidad
de hacer refractar la luz
en múltiples colores
mi cuarto se iluminaría
y sería como un sueño
los sueños también son parte de la realidad
solo que la simbolizan.

Me pregunto si acaso también los animales sueñan
o, si solo es parte del destino humano soñar
solo, camino por las calles
aunque, también amaría estar luchando
en las barricadas
por algún ideal perdido
en los anales de la historia
palabras necias dicen:
La realidad es el Mercado.
La realidad es la Materia.
La realidad es el Espíritu.
La realidad es la Poesía.

Yo digo
(quizás también me sume a ellas)
la realidad es todo y nada

38/105
hija de la profanación
de los sueños de un dios
por parte
H I J A
de la I J
J I
A J I H
del mismo Dios
que ha muerto
porque Dios es el mismo sueño
y el sueño se ha roto.

La realidad es
el yo
el tú
el resto
la tierra que pisamos
el aire que respiramos
un guante blanco llevado x el viento
todo
y nada
la suma de todas las nadas
y la suma de todos los todos.

¿Quién soy yo para negar
los otros todos
y las otras nadas?
un grano de polvo
en el desierto.

39/105
Juegan los vientos, juegan las aves.

Juegan los vientos a caer
sobre las copas rotas
sobre las copas altas
sobre las copas verdes.

Tratando de coger los nidos
que de las aves nacen
camina inundando gemidos
de los árboles al doblarse.

Que suben de la tierra
al celeste de los cielos
saltan tímidas, y posan
la melodía de sus trinos.

En camino verde del arrullo
temblando como un murmullo
de los vientos sobre las copas
de las aves sobre las copas.

Así como historias ignoradas
círculos repetidos por la infinidad
juegan los vientos, juegan las aves.
una y otra vez, que duda cabe.

40/105
Caída

Un hombre se asoma por la ventana
saca afuera la mitad de su cuerpo
y llama a la chica que
en ese mismo instante cruza la calle
para comprar galletitas en la pastelería.

Ella lo ignora y entra a la tienda
el hombre la espera en vilo sobre
el marco de la ventana
cuando la mujer sale,
el hombre cae frente a ella.

Grita
llama la ambulancia
no llega
vienen unos hombres e improvisan una camilla.

Lo llevan al hospital
está inconsciente
ella desespera
ella cuida del cuerpo aún con vida
pasan los días
las semanas
unas tras otras.

La mujer sigue ahí
esperando
el hombre se recupera
la reconoce, la recuerda
le comenta lo hermosa que es
ella le dice que no le diga nada
que le salvó la vida
que tenía pensado tirarse del edificio más alto
que lo amó
desde antes de conocer su nombre
su voz
su pensamiento.

41/105
¡Ay! ¡El cucharón, que me late!

42/105
Ven.

Ven…
sí, tú ven
a la lumbre que tengo preparada
en la que engarcé mis
más bellos poemas
combustible de llamas incandescentes
eternos, ajenos a los tiempos
solo para tí
para tú máxime gozo
poemas de amor
de esperanzas
tal vez también sueños y alegrías.

¡Oh! dulce corazón de alhelí
no tardes que espero
ver tu sonrisa frente a mis labios
por besarte y darte de mi humilde saber
solo quiero… a tí
que en algún momento
cuando enfermaste, congojas me diste
cuando en el parque, felicidad compartimos
y en la despedida, tristeza inevitable
ven luego…
que la lumbre es para tí
y es de noche
que quiero compartirla contigo.

43/105
Beso robado

Te he robado de mis sueños,
formado del barro
y dado mi aliento
para que camines sobre la tierra.
¡dulce niña mía!
te he creado
para darte la libertad
¡libre eres, libre estás!

Pero yo no de ti,
hasta haberte robado:
un beso de esos suaves labios
frescos, tersos, ¡apetitosos!
de la granada formé tus labios
para besarlos y amarlos,
perfectos son.

Un beso para disfrutar
la miel de tu cuerpo.
un beso para hacerte parte
de mis tristezas y alegrías
un beso para ser robado.

Y

Al robo de este beso
le precede un gran amor
a la robada
un tremendo amor
que no es expresable por palabras,
solo por sentimientos
y besos robados,
a los rojos pétalos de tu rosa.

44/105
Peregrina

Mientras tú sigues, alguna senda que desconozco
estoy aquí, recordándote
buscando en mi memoria
esos pequeños retazos que no puedo olvidar
los cuales aún sustentan bajo esa protección
tu calor, y esperan por tu regreso.

Creíste que con tu partida sanarías esa herida
que sin desearlo, con mi indiferencia provoqué
fue un paso imprudente el que nos separa
negando que ahora te diga
a tus pies
todo lo que mi corazón puede dar por ti
y decirlo con un simple “te amo”.

La nieve en la alta montaña se derrite
en verano y en invierno se acumula
y por los ríos corre el agua, hija de esa nieve
agua que cojo yo, y veo en su pureza
la misma claridad que tu mirada dejaba ver
a todo aquel que deseaba ver.

Lo profundo del cielo, su azulidad
lo ancho del mar, su verdosidad
ahora tienen un nombre, que yo les doy
y es aquel con que llamaba a la ternura de tus gestos
de otra manera no puede ser
¿qué sería de ellos si no los llamara así?
¿acaso me podrían recordar a la peregrina amada?

Voy al bosque y con clamor oigo tus ecos
que aún rebotan, de árbol en árbol
como registro de historias mitológicas
y el llanto que se transmite en estos
es por ellos, que notan tu ausencia.
pequeña hada de los bosques.

Y el desierto ya no florece más, peregrina
Se ha secado, olvidó su jugo vital
me dice que tus sandalias ya no se encaminan por sus arenales

45/105
que las flores marchitaron su tristeza
y semilla tampoco salió de ellas
ni la bendita lluvia de visita volvió.

¡Oh! Golondrina Peregrina que ya no estás
tu ausencia se hace latente
todos honran tu memoria
pero la vitalidad de ellos se fue contigo
y yo también desfallezco sin ti
¡vuelve, peregrina!
que te adoro….
hasta el infinito.

46/105
Hada Luna

I.-Habla el paciente Alid, lamentándose.

Levanto la mirada al cielo
Pero mis ojos ciegos
No permiten ver tu señal.

Atentos mis oídos
No hacen más que
Escuchar tus pasos leves.

Que dejaste en mis recuerdos
La señal también quedó
Pero fui perdiendo la visión.

El tiempo pasó y tus susurros
Incorpóreos también se fueron
Esfumando tras el cañaveral.

Solo yo sentado a tu espera
Y acompañando mi ceguera
Alimentado por bestias y aves.

¿Está aún tu señal, Hada Luna?
Nadie, nunca fue capaz
De decírmelo ni comprender la pregunta

Las palabras que dejaba caer
Al viento, para que en ecos
Recorriera la Tierra.

Y llegase hasta tus oídos mi señal
¿Dónde?¿Donde estabas Luna mía?
Hada fugitiva te tenía por perdida.

Toma, toca ahora mis manos
Recorre la delgadez de mis dedos
Y acaricia las arrugas de mi cara.

Causadas por el mar de llanto
Que dejé correr con la marea
Por la que navegabas el mundo.

Solo, solo, solo, solo, solo.

47/105
Por descanso una roca,
Frutos silvestres por alimento.

Y de la miel de tu boca, nada
Solo recuerdos de tu dulce mirada
A la que siempre he caído en gracia.

II.- Habla hada Luna, con preocupación

¡Silencio!¡Silencio!
He vuelto frente a ti.
No te lamentes más,
Limpia esas lágrimas,
Del alma triste.
He vuelto para enjugarlas.

En el país de las Hadas,
Sucedió algo trágico,
Una a una morían.
Los duendes las cazaban.
Tuve que ir, mi padre llamó,
Pero te dejé mi señal.

Con esmero la preparé
Todo amor, todo recuerdo,
Fue contenido en ella.
Una Luna de Queso
Grande, gigantesca
En el cielo colgué.

Como indicación del regreso
Jamás pensé en el abandono.
El viaje fue duro.
La ausencia larga, lo sé
Arduas fueron las batallas.
¡Malditos duendes hadafagos!

Uno a uno terminé con ellos.
Quedamos pocas vivas
A la luz del fuego
A mí en labor de Reina
Mi madre delegó.
Pero un triste susurro,
Triste cantó
La alondra.

48/105
Rauda el trono a hermana mía
Concedí, como un rayo he volado
Bajo los fríos vientos del invierno
La promesa, el queso, la luna
Latía a mil el corazón
Pero todo temor ya desapareció.

III.-Habla el paciente Avil, un poco molesto

Años,¿Cuántos?¡Cientos!
Pasaron y la señal desaparecía
Y con ello tu olvido creía.

Las calendas solares
Aves y ratones
Carcomían el queso, la luna, tu señal.

Desesperado por el presagio
Mi llanto se desató
Mis años no son los mismos tuyos.

Envejezco a la sazón de lo perecible
Y tu juventud eterna
¿Solo debía ser un recuerdo?

Pero no hay rencor en mi corazón
Solo ansioso por besar
Y volver a probar aquella miel.

Que de tus labios surten
A todo aquel que con amor
Busca el tesoro de lo invisible.

IV Habla Hada Luna, riendo a carcajadas.

¡Pero fue un Queso!
Todo es perecible
Y lo dejé para
Que de el comieras
Y no te lamentases
Para eso lo dejé.

¡Alégrate Avil mío querido!
Soy un hada traviesa lo confieso
Tampoco “cientos de años”

49/105
Pasaron por tu cabeza
Solo un par,
Pero ¡Alégrate!

Que feliz vengo a ti
A darte de mi miel curativa
A borrar la ceguera de tus ojos
A devolver el mar de lágrimas derramadas
A reírme del queso
Que no comiste, ni osaste tocar.

V Habla Avil, el desengañado.

¡Ya era hora!
Solo que soy un poco soñador
Me pierdo en los aires.

Y olvido lo real
Olvido tu sonrisa maliciosa
Tu afán de hacer todo una broma.

Tu cara angelical
Los pendientes que te embellecen
Y esa voz cautivadora.

Adelante, concédeme tu miel
Cúrame esta burda ceguera
Ayúdame a devolver mis lágrimas.

FIN

50/105
Los duendes similares

Descubrí algo
¿Qué es?
tal vez ya no lo recuerde
un número legendario
ha acabado con reyes y puercos
ha cercenado dedos de guerreros
Descubrí algo
una ciudad
una ciudad invisible
El libro de las ciudades
de las ciudades invisibles
y todas tienen nombres
de bestias femeninas
y una tiene nombre de sombrero.

Así narraba Marco Polo
Al Gran Jan de la China

Y el duende similar
las construía con sus manos
manos que moldean los sueños
los sueños de hombres amarillos
y mercaderes viajeros
que están aquí
y al otro lado del mundo.

La duende le llevaba
su almuerzo y lo encontraba
con las manos en la masa
de los sueños amarillos
y ella probaba esa masa
y soñaba también
que viajaba por la senda
de las ciudades invisibles
mientras eran construidas.

Hasta llegar a la gran plataforma
de lanzamiento del cohete
donde otros duendes similares
se preparaban para viajar
al espacio interestelar
Querían conocer el universo
cómo se ve el mundo desde el espacio

51/105
Viaja la duende en compañía
de un duende alto como hombre
desgarbado y con voz tenue de eunuco.

Para ver admirada las ciudades flotantes
girando por el mundo
trepando las montañas gregarias
profanando ánimas subterráneas
y las letras, letras que son ciudades
y los signos, signos que son ciudades.

Cada letra, cada signo
dueños de un sueño
marcados con la huella
de la labor admirada
de las manos, de las ideas
del duende similar
alfarero dueño de sus jarros
costurero de sendas débiles
enfermero de ciudades efímeras.

Construyó cada ciudad invisibles
bajo el alero de almohadas fértiles
de cabezas que sudan sueños
para escribirle en el mundo
a la duende viajera
el porque la quiere tanto
el porque la quiere tanto
con letras, con signos
vistos claros desde el espacio.

52/105
Esp Doi
(me cautivas)

Olis puris
Anasuic noid
Luda eranaer meda
Alinusinac polibus kor
Aplasia hendo ura
Keromicon alumisor poe
Lubi onda teruac
Monta erac tomole
Aluti mondac etae
Ruti elae camper
Faloni anduh rampa
Etude none olide
Toroe monde ule
Moid upasinac onda

53/105
Triste mirada tuya
No puede ser olvidad
Extraña a toda materia, espiritual
Transmite fuerzas desconocidas
De mundos olvidados
Que mantienen la magia de tu vida
El juego acude al beso
Que entre nos, ejercemos
Tus párpados ocultan tus ojos
Y un gozo recorre mi alma
Que no puede ser colmada
Solo excitada por tu belleza
¡Diosa que bajaste por mí!
No me olvidaste, pues yo no te olvidé.

Veo la maldad de la risa en tus ojos
Las pesadillas me la recuerdan
La veo en todo lugar, es infernal
Solo deja maldiciones y pesar.
De los satánicos infiernos por todos temidos
De los que sacas tus fuerzas para atormentarme
No debí jugar a besar aquellos labios tentadores
Pero me hipnotizaste, y mi boca cayó en la tuya
Tus párpados se mostraron en toda su maldad
Y un terror se apoderó de mi cuerpo
Que no puede ser calmado
Solo excitado por tu horror
¡Demonio que subiste a tentarme!
Me has atrapado, esclavo tuyo soy.

Perro amor.
Muchacha, estoico soporté las furtivas miradas
que daban las otras a mi estampa
querían guardarme pegado en la tarjeta postal

54/105
de esos senos tan florecientes y bondadosos.
No probé de ninguno, pero de soslayo
podía observar como abrían sus corpiños para seducirme.

Si, mujer, así fue mi vida por largos años
me batía a brazo partido contra la tentación
un aura misteriosa me cubría
más bien maldición
que la atraía más que a todos
Era mi camino difícil, pero no imposible.

Daba mis pasos con tu imagen
en esta cabecita tan terca que tengo.
Para soportar las piedras que hendían
la suela de mis zapatos
Mi andar era ya de santo
mi mirar de perdido.

Las palabras ya no salían de mi boca
balbuceaba, rumiaba tus sonoros nombres
Que se conjugaban con Resistencia y Cavilación
Y ahora espero que disculpes la chochera de mi lenguaje
tan palabriado de expresiones contundentes
que necesario es decir las cosas sin pudor.

Y bueno, te ví, toda a tí en un principio
y con silencio juramenté seguirte
hasta el fin del universo
porque veía que ya te ibas
con otro, pero hombre malo
te dejaría en cualquier momento.

Si cultivaba con esmero cada semilla
desde el nacer de la primavera
tanto como el arte de la poesía
desde el nacer de mi juventud
¿por qué no iba a cultivar el amor
que nació en mí por tí?

Fuego, más cenizas que llamas
dejaba a mi paso, donde descansaba
Ellas lo recogían como un tesoro
Y la lanzaban al aire como flores
Porque eran joyas en las cuales depositaba
susurrante la poesía sangrada en tú causa.

55/105
Y llegó ante tu sombra la mía
porque de mi lado era atardecer
y del tuyo el amanecer de la luna
La besó por todos sus bordes, tu sombra
me arrodillo, me inclino
Lloro de alegría por volver a encontrarte.

Mi lucha con el olvido,
con las bajas pasiones
Con los poderes titánicos
del mal que acecha a la humanidad
Ha sido potente, he alcanzado
la habilidad de combinar pasión con cerebro.

¿Y así me respondes?
Ignorando hasta mis gimoteos
Como fría estatua de mármol
¿te han cortado tus brazos,
cercenado tus pechos,
que no te dignas a dirigirme tú mirada?

¡Que! Toda mi perra vida
la juventud perdida
Para ni siquiera recibir los mendrugos
¿Eres acaso al belleza perfecta
que cercena con su guadaña
los corazones de los hombres?

¡Si lo hubiera sabido!
No habría hecho el ridículo
del caballero de honor
por tan bajo precio final
Por un corazón derrotado
Por un perro amor.

56/105
¿Quién es ella?

¿Quién es ella?
aquella mujer en la cual
mi mirada se refleja en sus pupilas.

¿Quién eres?
le pregunto, sin dirigirle la palabra
con ojos escrutadores.

El sol de la tarde la ilumina por completo
yo paso por la vereda del frente
la veo, me sorprende
lo ansiaba, pero no me lo esperaba
verla nuevamente.

Ella también miró
algo pasa. veo en el brillo de su mirada
respuestas a mis silenciosas súplicas.

Ella es bella, tez blanca y dorada por
el sol de la tarde.

Hace calor, pero corre un viento fresco
camino a casa, luego
me doy vuelta y nuevamente
interrogo con la mirada.

¿Quién eres?¡Oh, bella!
se sube al bus que esperaba
y desparece como un suspiro.

57/105
Saber Amar

Y aquí estoy pues
tratando de darme un tiro
en esta cabeza mía loca
un tiro de serpentinas
y pitos verdes, sonajeros
que vamos a celebrar
con los viejos poetas del averno
y vamos a arrastrar el poncho
saltear los corazones perdidos
y abrazarnos, abrazarnos
hasta el infinito precario.

Para no olvidar nuestras miserias
desnudas de sonrisas
repletas de llanto
Nos burlaremos de ellas
hasta nuestros dientes
escarbados por las caries
narices coloradas
ojos viscos
Que sagrada carne trémula
terminará reposando en tierra
de cada vieja o viejo poeta.

¿A qué le cantaban estos ancianos
que jóvenes fueron también?
A los dos fantasmas
que van siempre de la mano
mordiendo con tenacidad
el uno a la cola del otro
espejeando el verso
es la muerte eterna
la fugaz imagen del amor
la que mascullaban en todos
sus versos los poetas.

Pero siempre hay más que Amor
siempre hay algo más
separándolo de la muerte
hay placeres y aromas
actos que pasarán a la historia
libros que no serán olvidados

58/105
tragedias permanentes
pecados cometidos
purificaciones deseadas
levantamiento y derrumbe
de los dioses.

Nosotros escaparemos a la dulzura de la gravedad
nos vamos de viaje al espacio
caeremos en el paracaídas de Altazor
por tierras jamás antes conocidas
visitaremos el asteroide B612
saludaremos a la rosa
al zorro de fuego que la cuida
observaremos la lava
de sus pequeños volcanes
terminaremos yéndonos espantados
pero viendo bien a quien amamos.

O nos sumergiremos en la banalidad del océano
con sus abismos misteriosos
calamares gigantes, ballenas
krill, cochayuyos, tiburones
aletas de delfín en vez de brazos
cola de tonina en vez de piernas
del ecuador al polo
los tesoros de barcos hundidos
submarinos atómicos perdidos
los cadáveres de sus comandantes
y de marinos seducidos por sirenas.

Pero esta tierra que me habita
con su polvo entre los dedos de mis pies
ya no la quiero más
muchos odios que no comprendo
luchas fratricidas que ya no soporto
en que sólo quedan tus abrazos
y en el aire vuelan tus palabras
todas enigmáticas como salidas
de un antiguo ídolo salvaje
me hacen caer y a veces creer.

Tal vez me afirmen
los tres limones maduros
que tengo en cada bolsillo de mi chaqueta
y los bebo para no sentir la sed
de camello atravesando desiertos

59/105
de la tierra del destierro
para no sentirme Pedro
de todos los Páramos.
y sentarme a esperar que caigan
sobre mí las hojas del ginkgo biloba
cubriendo la silla de metal para no olvidar.

¿Y cual sería la magia
de una silla de metal?
tal vez que al patearla haces girar
con propiedad de cubo destruido
sus cuatro patas y respaldo
esparciendo las hojas amarillas
que han dejado de caer
y se volverán polvo
o nido de ratas
protegiendo del frío
a la nueva camada.

Pero beberemos el te verde
rociado de aguardientes
y el vino dulce de uva abrileña
Y cada poeta dirá su mejor poema
recitando hasta quedar ebrios
de dolor, de risas
enseñando a amar
hasta en la miseria
a cultivar esperanzas
tal vez vanas, bastones de paja
sin ceremonias inútiles como misas.

Esto no es burla tampoco
es librarse al balanceo
del columpio de mis hermanas
y sentirme aeroplano
magnífico, insomne
de los versos doce veces
once escritos con tinta clara
de un grafito mineral
convertido en el arado
simular cantos dobles
como dos hierros al rojo.

Que no se acabe esta canción
que aún faltan biblias por quemar
lugares sagrados y comunes

60/105
deben quedar bajo los escombros
las semillas germinan después
del incendio que arrasa
con todo lo construido
nosotros besándonos
rompiendo con los orígenes
no dudar del amor que nos domina.

61/105
¿Qué le falta a tú cebolla?

Pareces carnicera de flores rotas
con esa fragilidad de junco
rubio se dobla con el viento
dando a cada tono de tu melodía
un compás de labios rojos.

Llevas un álbum de hojas
que te traducen los murmullos
de la tribu que baila al fuego
la misma danza de sus propias llamas
para lanzarse a la caza de la risa.

Y masticas con lentitud cada hoja
que tiene un sabor a cebolla dulce
asada entre las brasas salvajes
que hace trastornar de locura
los pasos, los tam-tam de los tambores.

Más que sombra, más que sol
golpeas, golpeas, golpeas
con tu martillo de hierro
y clavas y armas con tus manos
el puente que supera nuestras fronteras.

Desde una esquina delirante
un quejido mental alumbra
los abrazos de brazos sin manos
sin la sangre que se desató
cuando fueron cortadas al filo del hacha

Ya no hay nada que aprender
dicen las voces desde las sombras
ya no hay nada en el espacio
de nuestras ideas hechas

62/105
por las penumbras de las hachas.

Juegas a buscadora de hechizos simples
que quiebren esa línea estricta
de los suspiros sin esperanzas
de los llantos secos por el abandono
para llegar a casa de la risa exhaustos.

Cuando el tráfico ha sido inmenso
suben heladeros, suben cantores,
suben payasos, suben ladrones
Y nos abrazamos para capear el invierno
y los gruñidos de los viejos mañosos.

Y más que abrazos nos ponemos a bailar
en el centro de la cuncuna
una cueca chora con escándalo
aunque nadie sepa bien de donde
de donde venga la cueca que se baila.

Giramos, saltamos y zapateamos
Y siempre una lata de cerveza
en la mano en vez de pañuelo
O de un trago tomando pipeño
nos caemos de la risa.

A quien clavamos a quien
Si se nos caen los números
Si se nos elevan la letras
Le ponemos el ajo y el ají
a la dulzura de tu cebolla.

63/105
El limón seco

Dime cuanto te he perdido
que aún quiero encontrarte
si ahora estoy exprimiendo
este limón seco
de mi poesía
para que salgan
de mi garganta
unas pocas palabras
unas pocas palabras
para preguntarte
¿Por qué te quiero tanto?
¿Por qué te quiero tanto?

64/105
Probando...
Probando…
USTED ESTÁ INGRESANDO
AL FANTÁSTICO MUNDO
del

PENDRIVE de PAPEL
POESÍA BARATA
FILOSOFÍA DE CUNETA

AGUA
LLANTOS y
RISAS

A granel
512MB

65/105
Humor

Mi humor no es negro
cierto, creo yo más bien que es
en realidad cristalino
como el canto de un vidrio roto
Mi humor
manchado en sangre
Mi espada
Lo que soy
Lo digo y lo oculto
Saber lo que soy
Por la palabra

Onda y partícula
el que sabe donde estoy
no sabe lo que pienso
el que sabe lo que pienso
no sabe donde estoy

Trato de ver mi reflejo
y soy un espejo roto.
perdido por los astros

66/105
Verdad Eterna


que no tengo
la verdad
pero
me aproximo bastante a ella
por eso dicen que soy
el camino, torcido
la verdad, turbia
y la vida, derrotada
por la vida

67/105
Trufa
Eres como las trufas
de un sabor
indescriptiblemente sabroso
e inolvidable
como lo que no se puede olvidar.

68/105
Madre

He de decirte Madre
que la copa rota
no puede estar
ni media llena
ni media vacía.

69/105
El Espejo Roto

Corre por mis venas
el licor de la locura
de las melódicas palabras
hecho trizas.

70/105
Duda Existencial

¿Acaso tus besos no son
para que mi lengua
se enlode de tu miel?

71/105
Pérdida

No sé como
todavía no pierdo la cabeza
o
tal vez por eso pierdo todo
hasta mis posesiones más preciadas
mis instrumentos de trabajo
que me permitían hacer
las farsa del estudio
hasta mis lápices queridos
con ellos lo escribía todo.

Si
he perdido mi cabeza
tal vez también mi voluntad.

72/105
Desde el bosque

Vengo hoy del bosque
dormía placido
bajo la sombra de un arce
cuando los leñadores de flores
hicieron sonar sus trompetas
ellas me susurraban que huya
a los cuatro puntos cardinales de la apariencia:
hacia la belleza
hacia la velleza
hacia la veyeza
hacia la veyesa.

73/105
La Cosecha
Se alzan al sol
fuertes manos aprietan
débiles ramas de árboles
que deben ser cosechados
raptar el fugaz sabor
de sus frutos
que alimentarán bocas
bocas hambrientas
de rostros similares
que soportan brazos, cuerpos
conversaciones similares
que robustecen sonrisas
y colorean frutosos dientes.

Manos de dueños
que recuerdan el abrazo
de los hijos
las caricias de la madre
que se engruesan
al desgaste de las palas
que dirigen el tráfico
de las acequias
y de picas quebrando
rocas rodantes
de rios olvidados
azotando la tierra.

Manos pacientes
a la verdad de las estaciones
pies y ojotas humedecidas
por el riego de cada surco
que el mismo dueño
cava para coger
esos frutos .

Paciencia de ritmo lunar
que ve a las hojas
pasar del verde al pardo
caer a la tierra
como las flores
que se hacen fruta
y crecen, toman sabor
maduran y caen
caen como los hombres

74/105
se dejan caer.

Para dar paso a los otros
de bocas hermanas
de sonrisas valientes
que se fortalecen
con el mismo zumo
de la uva, del durazno
de la mora, del higo
y ven la misma
dulzura dulzura de la vida
que los padres también vieron.

75/105
Hierba Militar

Triunfar a pata pelada
sobre los bototos estériles
de los soldados marchantes
Es una fórmula
que se hace secreto a voces
entre los entendidos
del lenguaje de las plantas
Cuando estos, ya cansados
de sembrar impúdicamente
su terror atroz
Las raíces siguen
incrustándose en su tierra
y las flores cazan al vuelo
la ruta del sol.

76/105
Manos quebradas

Las manos quebradas de frío
usan guantes de lana, de alta
lana de alpaca del Machupichu
Ríen con los pasos dando
castañuelas por el río
la suave piel de las rocas gastadas
resbalan sangre, todo
que por edades han formado
los callos de los caminantes
Y siguen tus manos quebradas de frío
bajo esos guantes de lana blanca
no las acerques al fuego que las derrites
toma la cuerda que te guía
por los senderos perdidos de indolencia
a ese corazón palpitante
que, a veces amargo
muchas otras dulce
permita curar la ceguera
que cubre nuestro rostro
y reposar en el florido estanque
que al sol borbotean perfumes
y a la luna canciones
para no dormir de amargura
para vivir de lo que sea.

77/105
Pobreza

Los ojos ciegos de la noche
+invaden nuestros sueños
de pasiones, canciones y dudas
para que la pesadilla
de tener rotos nuestros bolsillos
se aleje unos cuantos pasos
más de lo que podemos soportar
al ritmo del látido
de nuestros aplausos
a la rabia
que sigue cada uno
de nuestros pensamientos.

78/105
Repartija

Un pequeño pez para el hombre
uno grande para la humanidad
a veces la humanidad la conforman 3 o 4 personas
el pez grande se lo reparten ellos
el chico para el resto

¿Seguiremos así hasta
que esta humanidad no tenga
hueso que roer?

De otra forma la vida en la tierra sería
+ difícil que bailar
con el canto del grillo.

79/105
Triangulo vertical, sin escamas

¿Qué es un triangulo?

No es tres veces un glu-glu
tampoco un pez
ni un jurel tipo salmón enlatado
tal vez....
tres rectas estridentes que se unen
en santo matrimonio
para formar tríos pecadores
e hijos de narices angulosas.

En el plano de un cuaderno rayado con dibujos
escolares tratando de disuadir el tedio
de la mirada triste y necesitada
de esa joven profesora
garabatos sobre el papel
erguido tratando de ocultar
al durmiente mientras se le escurre su baba
las rayas infructuosas olímpicamente tratan
de lograr la unión triangular
pero ya no hay respeto a Pitágoras
menos a Snell y sus luces refractantes.

Pero los tres puntos saben
que algún día
por algún azar del destino
van a estar conectados
momentáneamente
infinitamente.

¿Escamas?

Todo triangulo es producto
de la evolución de las especies
toda especie tuvo su origen
en los caldos de cultivo de los mares
de aquí que se formaron peces
de los peces anfibios
de los anfibios el resto de las bestias
reptiles, aves, mamíferos
y los triángulos, los más salvajes más feroces
se desprendieron como serpientes de sus escamas
el calor del sol era mucho

80/105
eso explicaban
pero, no podían explicar su miseria.

81/105
Viaje en micro

Es casi imposible tomar por la mañana
la primera micro que nos saque
del suelo para llevarnos rauda
a otro punto de la ciudad
el que es avispado
logra subir al primer escaño
y así no más
que llena va
pago, el chofer grita a todo dar
- echensé pa´atrás-
corre un murmullo de cabo a rabo
-¡Viejo idiota!- es la respuesta común
nuevamente
bajan dos, suben tres
nos apretamos todos
corre la micro por el camino
estamos llegando al pueblo
Y tres señoritas sonrientes
bastante guapas se bajan
listas para el colegio
caballerosamente las ayudo a descender
subo nuevamente y parte
detrás mío un huaso
-¡a Malloco voy!-
con un tono cantadito
una señora va sentada
ofrece llevarme la mochila, acepto
toma mi abultado y sucio bolso
me relajo un poco más
veo a la señora que subió con el huaso
su rostro expresa bondad
de seguro es canuta
de esas que creen a pie juntillas en Dios
y a eso se aferran
no sabe nada de pesos históricos
y competencia por el poder
solo cree
siento un golpecito en la espalda
un amigo, lo saludo
me cuenta como le va, yo también
se baja antes que la micro doble y luego

82/105
un ciego creo que
por pura memoria
baja con su bastón de aluminio
-¡es ciego, no ve que no ve!-
Se escucha reflexionar filosóficamente
a una mujer en algún lugar del pasillo
ya estoy sentado
en 15 segundo más
debo bajarme
el chofer continua vociferando
va lento
prefiero bajar definitivamente
y caminar las dos cuadras
que faltan para tomar
la siguiente micro.

83/105
Revolución Pingüina

Que bien se siente ser y estar
ayudando a mover a mantener
la furia desatada de la verdad pingüina
que esta educación no les dará de comer
ni que a sus hijos los mantendrá a flote
en la tempestad de la vida
más que salvar los hunde
más que iluminar con una esperanza
los ensombrece con el manto de la injusticia.

Se debaten los niños todavía inocentes
paran sus clases, botan cuadernos y lápices
se reúnen, casi por inercia se suman
a la ola revolucionaria de las tomas
¿qué se grita compañeros?
¿qué lienzo pintamos compañeras?
algo que nos identifique
no tenemos pan ni pedazo
perder poco, ganar mucho
pidamos el cielo y la tierra
pidamos lo imposible
pidamos que los lobos se transformen en ovejas
pidamos una mano amiga, un poco de abrigo.

¡Vamos compañeros, tomemos sillas y mesas!
¡hagamos barricadas, tapicemos las entradas!
¡usemos nuestra voz, gritemos nuestra existencia!
que aún hay ojos que nos leen
oídos que nos escuchan.
unir fuerzas, pedir el apoyo de los padres
que la educación sea con equidad por la fraternidad
pero ¡ay! nos inculcan la traición en nuestros actos
nos instan a competir, así quedamos atrás
nuestros horizontes se angostan
y los que siempre ganan nos toman como sus enemigos.

Toma
paro
¿por qué?
informar
necesidades: pan y abrigo.
educación
reuniones: aprender la democracia

84/105
asambleas: voceros en el tedio de las horas
ayuda: atacan los nazis
y los pacos mojan con sus guanacos
cobardones
nada + que decir
organizar la defensa
luchas internas
los ánimos se debilitan
el revolucionario deja de lanzar ramos de flores
nada grave, se rearma la cosa
tener claros los motivos
educación justa para todos
la escuela está que se cae:
mientras otras se erigen en imponentes obras de arquitectura
aunque sea salas dignas
un casino que dé de comer
a los hambrientos niños que aprenden
se juega a la democracia
pero no hay más verdadera que esta
la más justa
la más práctica
ágil, no compite con le peso de la nación
la rodea a saltos sin más
la descubre del velo
que dejó la dictadura
le dice la verdad
y la verdad duele
les duele a todos.

Como un gigante dormido
se despiertan todas las bestias
y se unen al canto entonado
de esas voces infantiles
niños que corren tras la pelota
niñas que aún no dejan las muñecas
otras ya se preocupan de otras cosas
pero todos declaran con su inocencia
lo irrefutable
lo innegable
lo que quiebra todas las leyes
que cae
el mundo imaginario de la libertad
que se fabricó cuando no había libertad
porque estos niños no son hijos de esta mentira
eso quieren
rehacer el mundo

85/105
en libertad
por la libertad.

86/105
Frases Sueltas

Un insomnio con dolor de cabeza
El himno nacional del Paraguay
Repúblicas Bananeras de Chile
Azúcar y frío, panqueques con miel
Caldo de cabeza Maggi
Sopas de caracol
Pastel de trufas
Lápiz BIC punta fina, negro
Nunca murmures contra el Diosito Santo
Vivimos para morir
El momento más caro de la vida es la muerte
Y la eternidad en el parque-cementerio
El tiempo es oro
El tiempo no es oro, sino huesos y pudrición
Viva la energía nuclear
Muera la energía renovable
Bombas en el Líbano
Israel es Satanás
Israel es Jehová
Jehová es Satanás
Mueren, quienes no deben morir
¡Santa cachucha!
¡No contaban con mi astucia!
¡Síganme los buenos!
¡Plop!
Condorito es chileno
Cantinflas es mexicano
EL chavo tam`ien
Martín Fierro Argentino
Mandrake el Mago venezolano
EL Quijote es coño
¿Coño? Caña de pescar, pero al verres
Alúmbrame Carolina
Afírmate Catalina que vamos a galopar
Alicia va en el coche
El pájaro verde es la cabeza
Copete, carrete
¿Quién mató Gaete?
Yo, soy el individuo
El hombre imaginario
¡Reflauta!
Una canción desesperada
Ellos caen en paracaídas

87/105
Arrastrados por los molinos
Juegan a ser grandes
Pero son chiquitos
El pueblo unido
¿Nunca lo veremos?
¿Utopía?
Jamás será vencido
El libre mercado arrasa con todo
¡Viva el primitivismo carnavalesco!
Hacer el amor, jamás la guerra
Hija de los desquiciados
Queremos dormir bien
Comer mejor
Bailar como nunca
Amar como los dioses
¡Maldita tragedia!
Toda la tierra un cementerio
Seguir el canon
De otra no nos salvamos
Hay más de dos sexos
Los extremos son perjudiciales para la salud
Hablar en pajarístico es la raja
Hablar en espantapajaristico es como el pico
¡Vivan los que van a morir como valientes!
¡Mueran los que van a vivir como cobardes!
Inventemos un ajedrez anárquico
8 reinas
8 peones
Peones negros con reinas blancas y viceversa
2 peones sobre 2 reinas: dos caballos
Abrazados: 2 torres
Bailando: 2 alfiles
El rey: en la guillotina
Deciden los dados
¡Viva la República!
Libertad, igualdad…..
A todos se nos olvida la fraternidad
Declaro:
Siglo XXI: siglo de la fraternidad
Declaro:
Sin fraternidad
No hay Igualdad
No hay Libertad
En le nombre del padre, del hijo putativo
y de la cacha de la espada
Amén.

88/105
Avalancha

Los pensamientos neutralizados
la cabeza arde de desesperación
las barreras no aguantan más
la avalancha que se avecina
y yo, no puedo contrarrestarla
soy esa avalancha inquieta
soy los torbellinos que van en ella
arraso, hago caer todo a mi paso
se quiebran las barreras
no encuentran un sentimiento
que expresar contra la avalancha.

Ha enmudecido
como todos los que me rodean
hemos enmudecido
y no sabemos que hacer…
solo nos dejamos llevar.

Pero la avalancha es más que eso
es un grito desesperado
mudo y desesperado
que nada puede contener
no puede decir “amor”
pero ama
no puede decir “vida”
pero vive
no puede decir “juego”
pero juega
y su vida es un juego
y ama su vida que es un juego
un juego de si mismo
o tal vez de alguna otra cosa
perdida en el horizonte
horizonte que se vislumbraba
cada atardecer en el mar
en que yo, la avalancha
dedicaba mis días
a ver ponerse el sol
y no conocía barrera
que me contuviera
cuando mi alma de alquimista
que buscaba la piedra
que entre las brasas

89/105
no perdía su candor.

Pero aún no muestro
el verdadero dolor de mi ser
amo vivo juego
¿para qué?
si no puedo decirlo
a quien vale decirlo
si no puedo encontrar
lo que debo encontrar
por eso soy avalancha
que no se contiene.

90/105
ROTAN LAS RUEDAS

Rotan las ruedas
punteros de reloj
a la inversa
buscando el acabose
del tiempo perdido
viaje a lo más
profundo
sueño a lo más
superficial
de lo que sea
el creador busca parir
criatura, monstruo, pulga
animal de 2, 4, 6, 8 patas
imperfecto, le resultan a cada intento
nubes viajeras del viento
llenas del tiempo de oro
henchidas de expresión
aire artista
cielo lienzo
viento pincel
no hay criatura, ni monstruo, ni pulga
de 2, 6, 4, 8 patas
ovejas zumbando como abejas
en busca del néctar florido
embriagándose dulce
el rebaño se reúne en círculo
rueda motor tierra
sol galaxia universo
multiverso metaverso
meta meta universo
uni verso
meta verso meta físico
pata verso pata físico
el reloj gira en verso
los punteros son los versos
punteroverso – reloverso
galaxiverso
solverso
terraverso
motoverso
rotoverso
nubiverso
creaverso

91/105
copypasteverso
se agitan los pies que caminan a saltos
trancos atragantados de furor incipiente
efímeras huellas como un corazón
grabado en el tronco de un árbol
huellas en la arena que lamen las olas
vapor- nube – lluvia – rio- mar
principito rosa zorro
domésticaverso
efímeraverso
pataverso
manoverso rotolápiz
papel fuego
igneo comeverso, comelibro
biblioteca: cementerio : fin
libro : letra muerta: fin
poema: verso muerto :fin
declamación: verso al aire.

92/105
Una mala costumbre

Una mala costumbre
salir por la noche
a escribirle versos
a las estrellas
a la luna
a la lechuza
que con su ulular
espanta los soldados
esperar que el tronco del árbol se torne frío
que la brisa nocturna
agite las hojas
y haga inclinarse
al cañaveral como
si todo fuera uno
ignorar ciertos acontecimientos
de importancia crucial
como que los delincuentes
están en el poder desde
hace 33 años
la edad de cristo en su muerte
los años desde el golpe siniestro del gran traidor
como que en el imperio
gobierna un loco descabellado
sacado de la jaula de los monos
en que la antítesis de la sensatez
es la regla, el canon
pero, para que irse en la volá
en la propia casa
hay cosas que no funcionan
el padre cesante
los hijos estudiantes
te cortan la luz, el agua, el teléfono
hay que vender los artefactos
el computador, la enceradora
el living a todo cachete
que se compró la familia
el año pasado
la tele no, es sagrada
es la hoguera ritual
de cada día
la fuente, el origen

93/105
desfilan pieles,
derrochan sensualidad pérfida
se muestra el placer de lo inocuo
conversaciones sin contenido
noticias que ocultan las verdaderas
y en la mesa nadie habla
el hermano no sabe de su madre
la madre no habla con el padre
se callan las preguntas, las anécdotas
solo se le permite al dios tele
emitir sus colores y sonidos fulminantes
y qué, si el vecino es un canalla
te roban la línea del teléfono
para vender el cobre a 3000 el kilo
si cada noche salen los droguitos
a patear la perra
sacan los fierros y disparan
a donde sea
sin importar que pudieran
atravesarle el cerebro a un niña
mientras cruza la calle
y dejarla ahí, inerte
o un asesinato de un adolescente
con un destornillador en los videos
no importa nada
nada se puede hacer
la fuerza de uno
contra los miles
es como 0
es para hundirse
hasta las oscuridades abismales
de pura y santa desesperación.

94/105
Desafío al Hombre-Bot

Las estrellas fugaces
por el horizonte de la carretera
se detienen para ver mis malabares,
saltos mortales y morisquetas
voy de unos a otros sobre los techos
el resto choca o
desaparece como un efecto
cuántico del cine
creando mi propia ley de la selva
desfiladeros de carros sopaipilleros
me describiré a mi mismo
con las ecuaciones caza-depredador
la “filosofía” de los canallas
que se adueñan de un dios
que ni los pesca
así como se matan unos a otros
me siento sobre una roca
al lado de un río a pensar.

Tal vez toque la lira
tal vez exhale retórica plumífera por los poros
más prefiero mi occipital silencioso
bramido simultáneo en las 11 direcciones
del universo todas
punto más, punto menos
el movimiento de un punto loco
pac-man de fantasmas materiales
así una pata abajo
salto
muestro una axila
me trago todas las espadas del mundo.

Soy el complemento contrario
al conjunto vacío
porque un día
las estrellitas eran apenas
piedritas rodantes
hasta que me enamoré
de una joven damisela
y decidí evadirme
y enamorarme de todas

95/105
las señoritas que se asombren
de mis hazañas
carrecaturéscas.

No hay fuego
no pudieron los pacos pararme
era el gigante corredor
bocazas del supersupersuper
canivalesco del carnaval
de la ciudad (ahora) más fome (y antes?)
del mundo: Santiago.

Los grandes señoritos siguen
llenando sus bóvedas
sus payasos crían panza
de bien alimentados.

Los perritos siguen siendo
comida de los chinos
y a los gatitos los venden como empanadas
en la estación central
junto al gourmet del barrio
la sopaipilla.
de aquí salen danzando
esos carritos de
las caras amarillas
untadas en aceite “los mata bien muertos”
su mostaza
y la infinita variedad del pebre
que pica hasta el guerguero.

Como nunca terminaban
de aparecer, de seguir apareciendo
me tuve que quedar
siempre en la misma
la vejestud pasó por mi lado
y ni me acuerdo si la miré
no le di bola
le patié su culito.

Así
saltando desde las cabezas de los charquis con patas
a los capots de las relucientes
de las flamantes
adquisiciones imaginarias
proporcionadas por los

96/105
super creditazos
de la sinverguenzura bancaria.

Autos de fierro antiguo
malafacturas del lada
a los papeles de aluminio que ruedan.

Le pedí a la virgen de la carretera
que no me dejase cometer
tamaña hazaña-estupidez.

Por otro lado

Una voz me dijo
que por agua
visite mejor a la difunta correa
la que murió
y su hijo vivió
chapándole una teta.
a esa nos encomendamos los
carretabundos
como yo.

Haciendo montañas de botellas
piruetas estruendosas
muecas espantosas.

Porque el ser en el ser
se realiza en el hacer
tal como (o no?) decían los honorables
ortega y su fiel perkins Gasset

Los que caen primero
los perritos burgueses
criados con filete canino
arrogantes como todo pollo cuico
no miran pa´ fu
ni tampoco pa´ fa
terminan pataleando en la berma

Los que caen últimos
los perrotes machotes canilleros
masca-neumaticos
entrenados para ladrar
porque si no mas
por su perra mamá

97/105
tambien flaite callejera
amante de todos los canes del barrio.

Los que caen por la mita´
los ciclistas
por no tener vi(d)a
asegurada
los camiones le soplan
y como casa de paja
el lobo las hace caer

Anuncian los profetas la venida del señor
estos ojitos vieron pasar un burro
montado sobre un hombre
se bajó en una ramada
a bailar cueca chora
no siguió
y los señores le esperaban
con un banquete que
todo buen sibarita
no detestaría
¡ay, que manjares aquellos!
salió borracho del recinto
ahora el hombre montaba al burro
y detrás de la citroneta rugió un bmw
y cruzó con sus llantas
de fuego el cuello de ambos.

Yo saltaba no más

He visto a todo lo que llaman
“el progreso”
como que respiran profundo
y dicen la palabra con un viento impetuoso
“proooogreeeesssooooo”
¡cómo le cantaban!
les diré
así…
aaaaaleeeeluuuuya
el proooooogreeeeesssooo
las fotos eran bien relindas
llegaban los japonesitos
con sus flamantes fotográficas
a robarle el alma
a los más altos edificios
a los mayores puentes

98/105
y también a la nieve de nuestra montañita

Correteaba a mis hermanitos
perros cuando era muy peligrosa la vía
algunos terminaban sus días
en sufridas jornadas agónicas de dolor
y cada vez eran más
síntoma de algo raro está pasando
y el olor a calle se iba.

¡Eran las máquinas!
que avanzaban
derrumbando el pavimento
clausurando calles
enterrando los viejos adoquines
hundiendo sus dientes
hasta llegar a la tierra
otrora fértil para su cultivo
poniendo luego monumentales carreteras
poniendo tarjetas ¡bip!
poniendo jaulas
para las bestias feroces
tras el volante.

Llegué a sentirme solito
ya nadie lograba captar mis juegos
decidí abandonar
pagué mandas

¡Grité al cielo!
era la revolución de los cascos
de muchos colores feos
que invadían
dirigían
los quehaceres todos
y fueron convirtiendo
esos amasijos de huesos y carne
en pequeños números
que sumandos lograban
aumentar la riqueza
de los de siempre.

Nacía el hommo-bot
némesis del sapiens
enemigo acérrimo del ludens

99/105
¡La bestia feroz
ya salió del cascarón!
afilar los cuchillos
que la carnicería
ya llega.

100/105
Vagabundancia

Un ángel vestido de rococó
subía a observar desde la montaña
como desnudos hombres y mujeres por las
calles sin vergüenza correteaban.

Su rostro paliducho de rubor se cubrió
sus rizos del rubio pasaron a ser negros
y no podía contenerse sin agitar
movidas por incierta ira sus alas

El jolgorio, pese a sus deseos
no se detuvo, más bien seguía en auge
desenvueltos gestos lo llamaban a él
a la punta del cerro al pobre ángel.

Se acordaba de Dios, recordaba al Diablo
se acordaba de la virgen, de la casta
uno de los hombres se detuvo
para ver desmoronarse ígneo al ángel

Comenzó a cantar una melodía
se sentó bajo un arrayán
y tocaba en su flauta el alegre son
del ángel parado en una pata.

Hay momentos en que solo se puede hacer poesía
un sentido de existencia que llena
un canto, una escritura para completar
los deseos que de todo poeta nacen.

El mundo lo llenan fantasías y realidades
un lugar oscilante para cada cual sin duda
no olvidar, no provocar la destrucción
de lo poco que queda de todo.

Son los pasos en la tierra dados
aquellos que confirman el no dudar
de la resistencia de los pueblos
al martirio que sigue cayendo en ellos.

El dolor de sacar de nuestro pecho la palabra
no ciencia, no religión, sino vida latente

101/105
que provoca la ira del megalómano
magia incontrolable que escurre como el agua.

Un hombre al norte
una mujer al sur
un niño al este
una niña al oeste.

Y toda la flora pueblan la tierra
miseria manifiesta del indio
crueldad manifiesta, abuso del poder
pocas veces misericordia del blanco.

La historia se ha escrito con letras de sangre
figuras que encarnan la cobardía
y las bellas letras que del juglar expiran
cantando la labor ignorada de los miles.

Cuanto episodio de amor olvidado
cuantos huachos , cuantas pochochas
cuantos preguntando por la belleza allende las eras
podemos ver figuras retráctiles multiformes.

Cabezas, brazos, troncos, piernas
órganos sexuales de todo tamaño
colas, narices largas, orejas pequeñas
pelo en abundancia y fuego.

Fuego, calor y comida caliente
los colores y sonidos asombran al pensar
se estampan en sus juegos símbolos y sombras
en algún momento la rueda, el arado aparecen.

El humano camina por la tierra y sabe de ella
la expresión de su ser se exalta
Revoluciona sus entornos
se impone la fortaleza de su debilidad.

Miles, miles de años después
sigue soñando con volar
viajes inmensos se preparan
nuevas conquistas y más esclavitud.

Han de soportar las nuevas montañas
los nuevos valles, las nuevas selvas
los nuevos ríos, los nuevos mares

102/105
y los hijos de estos lugares.

América y sus quinientos años de agonía
aún le quedan suspiros
aún puede alimentar lo que nace de ella
la Pachamama querida nuestra.

Se equivoca el que pretende ser dueño
de la tierra, imposible: somos efímeros
ella nos trasciende a toda costa
España, Britania, Francia, Portugal, USA y otros.

No lo comprenden. Por eso aún no se han llevado
la riqueza que nos hace vivir, pero
¿Qué me dicen del oro azteca?
¿Qué me dicen del Potosí?

¿Qué me dicen de los ríos de sangre india?
¿Qué me dicen de la republica perdida,
del sueño de Bolívar,
de las tres palabras mágicas?

Libertad, igualdad y fraternidad
¿y de la nación de Artigas?
Ahora solo nos estamos rodeando
Por las hambrientas repúblicas bananeras.

No queda otra que roer los huesos del lujo
que masticar el pelambre de los cerdos
Fascistas que se enseñorean de
la tierra, con memoria, con memoria.

Fuego ahora, cuando todos los planetas
de la tierra jadean por alguna enseñanza
honor al pobre, honor a Rosendo Maqui
a la comunidad Rumi caída en desgracia.

¿Y qué?
si cada revolución ha sido apagada
siempre quedan las brasas
siempre hay alguien con la idea brillante.

De removerlas, añadirles leña y carbón
sin contaminar, queman
hacen arder las sabanas de la selva
y otra surge, que el dolor aún perdura.

103/105
Brasas y poesía, poesía y brasas
posesía y brasasasas quedan
en los corazones de algunos
de todos los soldados desconocidos de esta guerra.

Ver alguna vez.
los puntos cardinales de la apariencia
belleza
velleza
veyeza
veyesa.
no hay hombre que aguante sin suspirar
por alguna chica que tenga esta dote.

El amor patético de un hermano drogo
por una mujer bella cubierta de pétalos de rosas
ya marchitos que caen sobre el féretro antes de la tierra
se lamenta el asesino por su crimen.

No hay palabra que no pueda pronunciar en esperanto
en latín, en griego, en toda lengua muerta, en inglés, francés o español
sólo que prefiero que ningún sonido salga mientras las pronuncio
el salto mandrilesco en toda mi-su noble expresión
lo primitivo
lo carnavalesco
el primitivismo carnavalesco como consigna.

El rito del fuego,
el rito del agua,
el rito del aire,
el rito de la tierra,
ahora
el rito del árbol al iniciar la primavera.
Los diálogos
entre filósofos de la cuneta
poetas de la calle
dos amantes perdidos en las metáforas
señoras pechoñas y el curita
una familia de canutos y su pastor
un trío de náufragos
ya no del mar
en alguna isla de la ciudad
pirateando la música y los libros pop.

104/105
Tíos que manejan las micros
que venden diarios
que suben a ofrecer el último producto de la importadora
o viajan
a veces dejando su moneda guacha a un mendigo
o a algún borrachín loco que sacude árboles de la calle.
el que ara aún la tierra con un par de emasculados toros
como antaño y va pa´ la ciudá.

Una muchacha tímida que sale a trabajar por la noche
se vuelve mujer madura y experimentada
ha sufrido de todas maneras.

Pero todos bailan
todos tocan conmigo
y el gato sin bigotes del tejado
todos cantan al unísono
una melodía fatal
un son alegre
al filo de la navaja.

105/105

Related Interests