Las “señales” del Salvador.

Si el escrito es demasiado extenso para el espacio disponible puede ser publicado en dos partes (Parte I) Los habituales títulos de las noticias recientes, en cuestiones políticas, han versado en torno a la aparición de Enrique Peña Nieto en la famosa revista “Time” —que lo pone en su portada como un “salvador” de México (hasta la semana pasada) — y la detención del “Chapo” Guzmán que reemplazó un poco esta noticia, siendo esta captura todavía un tema que no deja de comentarse. Sin embargo, nuestro título evoca más la figura de un Mesías religioso que los hechos arriba comentados. No hay motivo para perder la cabeza ni, mucho menos, para cambiarse de columna al pensar que pronto iniciaré a redactar líneas en torno a los milagros de Jesús. Lo que sí haremos, es un breve análisis de la figura “salvador”, muy rudimentario por cierto, y del mesianismo. Que me perdonen quienes al ver al título ya querían leer una linda historieta acerca de Jesús caminando sobre las aguas o convirtiendo el agua en vino (no podemos tener tanta suerte y allí hubiésemos querido estar más de tres). Claro que la idea de “Salvador o Mesías” para la historia —de la humanidad o de un pueblo elegido— la debemos a nuestras raíces judeocristianas de occidente, de las cuales ni el mismo Karl Marx se pudo librar. Digo esto para que veamos que la esperanza, en alguien o alguno que salve a la humanidad o un pueblo, es una corriente subterránea de las ideas que afloran a la superficie en la historia del pensamiento filosófico, científico y político, no sólo del religioso. De este modo, Marx vio en “el proletariado” el dinamismo salvador de la historia de opresión; Roger Bacon en la “ciencia” el progreso que habría de salvar a la humanidad para superar todas las limitaciones y sufrimientos de la humanidad; y, en el mundo político, podemos encontrar diversas figuras que se muestran como el “salvador” de su pueblo. Ya no le sigo, porque luego tendría que hablar hasta de la “ontología” del salvador y no parece que tenga buen sabor, quizá hasta sea difícil de morder esa cosa. Como yo no sé qué significa ontología, mejor refiero algo de lo que ha constituido mis horas de lecturas entre-sueños (porque el libro que sólo es mirado se memoriza, pero aquél que uno tiene sobre el pecho, mientras uno duerme, se siente y se respira). De esas lecturas aprendí que la figura “salvador” fue más que una idea, se convirtió en la realidad fundante para la esperanza del pueblo Judío. En el principio, esperaban que Yhwh (Dios) mismo habría de salvar al pueblo; después, tras la figura del rey David, que un rey de esa estirpe debería restaurar el reino teniendo una gloria y esplendor nunca antes visto; ya en tiempo de los romanos los pobres Judíos, que estaban tan jodidos por el imperio y sus lacerantes tributos (como ven no somos el único pueblo al que nos hacen enojar los impuestos), esperaban cualquier revoltoso que venciera a los romanos y les quitara el yugo opresor. Por eso, un tipo medio “hippie” que hablaba de Paz y Fraternidad universal (yo

entre otras. en medio de una crisis política. creo que el cambio surge desde el pueblo (pero un pueblo libre y no manipulado) y en favor de un pueblo que ha sido saqueado. ¿Podemos hacer una breve analogía de la idea de “salvador-mesías” con quien se nos presenta como el “salvador de México? (Parte II) La analogía de esa idea “salvador-mesías” con el Presidente quizá les moleste a algunos. porque no sólo es mi súplica sino la del pueblo mexicano): “ Señor Peña. en uno de sus medios de divulgación de la sana doctrina: ¡Tomad. Aunque para que no me digan que soy hombre de poca fe. La primera responde a la realidad humana anhelante de felicidad y de armonía. qué bonito es creer con los ojos cerrados! Aunque sinceramente no creo que México sea salvado desde arriba y por una persona. vía perdón del enemigo: ese salvador no era más que un fracaso seguro. ultrajada. por eso seguimos de largo esa afirmación). pues no dio las “señales” que pedía el pueblo judío. Elba Esther. ha caído en las rejas y. un buen de empleos. Además entre preso y preso han ocurrido otras señales: cumbres. viajes. inauguración de nuevas ciudades. un parásito del Magisterio (tan bella vocación pero en nuestro país mancillada. por sus mismos servidores públicos. malbaratada y todos los ada). terminé cediendo y eché por tierra mis prejuicios. ¡Ah. éste es vuestro salvador! Y vaya que ha realizado señales éste mesías: antaño. pero si ustedes lo conocen se la hacen llegar. que es ese deseo de todo ser humano. recientemente. y México moviéndose. No te pido que reformes leyes laborales en . que el paraíso no es regalado sino de los que sufren—. de que abunde la justicia y la prosperidad. le creyeron. pues a quien se le identifica como mesías se le exigen señales que hagan creíbles sus propuestas y. es el pueblo que encarna la religión “capitalista” y que presenta el desmadre que se puede hacer por afán de poder y riqueza. a su vez. no de los tiempos. el otro gran signo es el “Chapo”. que estás en los Pinos. que sí probaron de aquel vino en abundancia. mucho más en tiempo de crisis y desengaño. mejor ayúdanos a disminuir la drogadicción y lo que la causa. en su forma de pensar (“que se enriquezca el que pueda. Antes bien. cruzadas contra el hambre. La segunda realidad es posterior. además lo insaciable que es este dios: numerosos sacrificios humanos por el hambre (porque los recursos son sólo para los que tienen más) y por las armas (para quien atenta contra la sana doctrina del tener y del poder). todos los mexicanos sanos (ya sea por “las leches liconsa” que dan a los desnutridos o porque a los obesos no les alcanza para los alimentos chatarra). Sólo unos cuantos. tendremos energía hasta para regalar —por lo pronto hay que sufrir. que se la pasaba a todo dar en las fiestas y traía un discurso de justicia. aunque más sea mi molestia al tener que realizarla. pero necesaria. le puede ir no tan bien por andar levantando falsas esperanzas y haciendo temblar el des-orden establecido. que son los que ya tienen”) nos ha dicho. a los mexicanos. es ese deseo de un mundo mejor. Por eso digo que la idea de “salvador-mesías” nos lleva a pensar en dos realidades: la necesidad humana de un salvador y la comprobación de que se trata de un auténtico mesías. mi petición es simple y sencilla: no te pido grandes hazañas como atrapar el capo más buscado. El resto no le creyó. ni tampoco bajó de la cruz al final de sus días. El dios de este mundo (Mammón-Dinero) tiene un pueblo que lo representa. para hablar de teología y las maneras de ver a Jesús les acepto un café o un tinto añejo. No podemos dejar de pensar que al fin del siguiente sexenio.no lo considero así. Todos los días elevo a Peña mi súplica (que no la ha escuchado. engañado (y otros ados). ultrajado. Este pueblo. si no las da (las señales).

me conformo con que tus súbditos rapaces no hagan desaparecer las fuentes de empleo que nos posibilitan la manera de nosotros ganarlo. Amén”. desempleo. Señor. porque por acá aún hay mucha hambre. porque lo que sí sucederá es que ellos podrán robar más. pero sí que impulses una educación integral y que haga de los mexicanos un pueblo crítico y capaz de tomar decisiones sin ser manipulados por una empresa televisiva. corrupción y educación. Por último. Señor Peña. No les hagas caso a ellos que te dicen que teniendo más recursos federales podrás invertir más en salud o educación. No nos des el pan de cada día Señor Peña. Comentarios: jorgemeza_89@hotmail. ya sea en temas de inseguridad. secuestros y homicidios. desempleo. porque yo y otros estamos confundidos.la educación. hambre. Sí. que México es más seguro y atractivo a la inversión— y los muy necios datos de la realidad se atreven a desafiar la información oficial. pero los datos reales son tan necios y desobedientes que no hacen caso de los informes oficiales. todas estas realidades que vivimos se atreven a desafiar su palabra. Queremos creerle. Y por último. los homicidios siguen aferrados a habitar en nuestro país y —aunque a usted le hagan creer que ya disminuyeron. Te pido que renueves nuestra manera de trabajar con los recursos no renovables y nuestras fuentes de energía. inseguridad. pero que nos cuides de los ladrones que quieren ocupar presurosos el puesto de los parásitos de Pemex (pues hay inmensas ganancias de por medio). También te suplico que no escuches a los medios aduladores y a los representantes de tu pueblo que te hacen creer que todo va bien. por eso le pido lo siguiente: o que cambie la información o que cambie la realidad. te pido que si no nos ayudas al menos no nos jodas más. oh salvador nuestro. Jorge Alberto Meza Peralta Estudió filosofía en el Seminario de Tijuana. pero yo no fui y otros tres tampoco (al menos no en la zona fronteriza): nadie dijo que con la homologación de los impuestos pondrías contento a tu pueblo y nadie cree que con quitarnos más dinero haya más progreso. no sé de quién escuchaste la súplica.es .

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful