You are on page 1of 1

Donde está la Franja Amarilla? Tenemos sentido de la Nacionalidad?

El libro narra la historia de la perspectiva de un extranjero que se pregunta que con el país que nosotros tenemos, con tan buenas personas, recursos naturales, es un país con tanta injusticia, Es cuando el autor comienza a hablar de hechos políticos, sociales y culturales desde el siglo XIX. Narra de manera precisa como las clases pudientes han manipulado a través de la historia al pueblo, como desde los indígenas hasta las personas que habitan en las ciudades se han visto inmersas de manera directa o indirecta en un conflicto que lo único que ha busca es la subsistencia de una minoría, Explica como grandes personajes, que buscan mejorar la situación de muchos habitantes del territorio que están inmersos en la pobreza absoluta; y como próceres como Jorge Eliécer Gaitán son asesinados para impedir que a aquellos que son “menos pujantes” no puedan sobre salir en la sociedad. También cuenta los sucesos que ocurrieron durante el frente nacional y como los dos partidos más importantes en la historia de Colombia (liberales y conservadores) se unen en una supuesta lucha por sacar adelante el país, como los dirigentes de estos partidos durante muchos años lograron manipular a los miembros de sus partidos y nos explica como estos partidos logran que sus seguidores más pobres se enfrenten entre sí para evitar que se unieran y les quitaran el poder que durante tanto tiempo habían tenido entre sus manos, el cómo, por qué y para que de una supuesta alianza entre liberales y conservadores para manejar el poder y lograr entre comillas sacar al país de ese atraso histórico en el que se encuentra, sin tener logro alguno. Habla sobre Como las clases menos favorecidas en nuestra sociedad se ven obligadas a recurrir a las salidas más fáciles para lograr tener algo de riqueza, salidas entre las que encontramos el narcotráfico, el sicariato, entre otras. Pero no todo es malo en este hermoso país también tenemos una enorme lista de cosas positivas que tenemos tales como la música, el arte, etc. Desde mi punto de vista, los colombianos no tenemos el sentido de la nacionalidad, o no siempre, solo somos colombianos, cuando pasan cosas buenas, pero también es verdad que cuando miramos la corrupción, la violencia o los sucesos que pasan a nuestro alrededor hay razones para no sentirse muy orgulloso de este país. Nosotros tendremos sentido de la nacionalidad cuando respetemos nuestros recursos naturales, nuestra gente, cuando se acabe esta guerra absurda, que mas que defender ideales es una guerra por droga, no son revolucionarios son narcoterroristas, 2 conceptos que común mente son confundidos, cuando los políticos dejen su doble moral y mas que el interés económico realmente se preocupen por ayudar al pueblo, cuando eso pase Colombia tendrá una verdadera identidad Colombiana. César A. Rodríguez Cód. 5121334 GRUPO: 3