You are on page 1of 22

TEMA 21.

ATEÍSMO
1. Introducción

ONTOLOGISMO,

AGNOSTICISMO

Y

¿Existe Dios?. Esta es la pregunta que se plantea en el presente tema. Tal vez esta pregunta no está bien formulada porque preguntar por la existencia de Dios supone que ya conocemos qué es ese Dios por cuya existencia preguntamos y que por tanto tan s!lo nos resta averiguar si posee existencia efectiva. "ero también supone que sabemos qué queremos decir cuando decimos que algo existe o más exactamente que sabemos qué modo de existir corresponde a Dios y que simplemente debemos averiguar si Dios posee o no esa caracter#stica. "ero supuesto estas preguntas son de dif#cil contestaci!n y están sometidas a constante polémica las supondremos contestadas suponiendo que el Dios al que $acemos referencia es el Dios de la tradici!n occidental personalizado más en concreto en el Dios de la tradici!n cristiana. %na vez supuesto esto se nos presentan tres posturas distintas. &a primera de ellas considera indudable la existencia de Dios y no s!lo eso sino que $ace depender de ella la existencia del mundo e incluso la posibilidad de conocimiento del mismo postura conocida con el nombre de ontologismo. En el otro extremo se encuentra la postura que niega la existencia de Dios' esta postura es conocida con el nombre de ate#smo. ( como en todo ámbito de la naturaleza $umana entre dos posturas extremas siempre aparece una postura intermedia' la postura intermedia es el agnosticismo) para esta postura no se puede demostrar ni la existencia de Dios ni tampoco su no existencia. 2. Ontologis o

El ontologismo parte de la idea de que una cosa es inteligible en la medida en que es y cuanto mayor sea su *ser+ mayor será su inteligibilidad. "ero Dios por definici!n es el ,er supremo mayor que el cual no cabe pensar otro por lo que también será el ob-eto supremo inteligible lo más inteligible de todo lo real. ( al ser lo máximamente inteligible será también lo primeramente inteligido. ( todo lo que tiene menor grado de inteligibilidad será comprendido a partir de lo que posee mayor inteligibilidad. Ergo si todo es inteligible por la luz de Dios antes de entender cualquier otra cosa deberemos entender a Dios. De aqu# se sigue que el Ente ,upremo pasa a ser el primer inteligido que es lo que primeramente es. Dios es la causa primera y universal de todo ser por lo que todo debe ser explicado a partir de Dios) éste es lo primero que conocemos y a partir de este previo conocimiento de Dios el $ombre puede conocer todo lo demás. Dios es la condici!n de posibilidad de cualquier conocer para el $ombre. ( si esto es as# la existencia de Dios deberá ser para el hombre una intuición, una evidencia por lo que no es necesario probar la existencia de Dios ya que es precisamente lo más evidente y lo evidente por definici!n no precisa ser demostrado. 2.1 L!s "u#nt#s d#l ontologis o

El nombre de ontologismo $a venido a significar aquella posici!n filos!fica que afirma el conocimiento inmediato de Dios como esencial al intelecto $umano de tal manera que sin él ninguna otra cosa puede ser conocida. "ara el ontologismo el conocimiento de Dios es original esto es el primero de todos los demás conocimientos $umanos y originario es decir fuente de todos los demás conocimientos $umanos. .o es s!lo que el $ombre conozca primeramente a Dios en

1

s# mismo y después conozca los demás seres también en s# mismos' se afirma más bien que todo cuanto el intelecto $umano conoce lo conoce en Dios. El intelecto $umano tiene una visi!n inmediata de Dios y esta intuici!n esencial a nuestro esp#ritu es la fuente de todo ulterior conocimiento. /on ello la afirmaci!n de la existencia de Dios se $ace inmediatamente evidente y en consecuencia su demostraci!n innecesaria. El nombre de *ontologismo+ fue acu0ado por 1incenzo 2ioberti. "ara 2ioberti existe una idea inmediatamente dada en la mente del $ombre que es el ser pero identificando a este ser con Dios mismo. ,iguiendo de cerca el ocasionalismode 3alebranc$e afirma que el $ombre s!lo puede conocer a través de Dios mismo que es el ser absolutamente necesario no s!lo desde el punto de vista ontol!gico sino también epistemol!gico. &a realidad existe para el $ombre 4nicamente a partir del Dios creador que está presente de forma inmediata en la mente del $ombre es decir intuitiva y no reflexivamente. /ualquier conocimiento $umano reflexivo consiste en comprender la relaci!n existente entre Dios y los entes mundanos. De este modo la existencia de estos entes puede ser deducida de la idea 5ob-etiva6 de los mismos 5presente intuitivamente en la mente $umana6 que existen a partir de las ideas que Dios tiene de las cosas. Este ontologismo sostiene por consiguiente una primac#a de lo epistemol!gico sobre lo ontol!gico' si algo es pensado es' ser es ser pensado 5deducci!n de los entes a partir de las ideas6. "or eso el nombre de ontologismo se debe en esta doctrina a su parecido con el *argumento ontol!gico+ de san 7nselmo de /anterbury donde de la idea de un ser perfecto se seguir#a su necesaria existencia. De este modo para el ontologismo de 2ioberti el conocimiento de Dios es original es decir el primero de todos nuestros conocimientos y también originario es decir la fuente de los demás conocimientos $umanos. .o es s!lo que el $ombre conozca primeramente a Dios en s# mismo y después conozca los demás seres también en s# mismos' se afirma más bien que todo cuanto el intelecto $umano conoce lo conoce en Dios. El intelecto $umano pues tiene una visi!n inmediata de Dios y esta intuici!n esencial a nuestro esp#ritu es la fuente de todo conocimiento ulterior. /on ello la afirmaci!n de la existencia de Dios se $ace inmediatamente evidente y en consecuencia su demostraci!n es innecesaria. 2.2 $l!tón % $lotino El ontologismo tiene un condicionamiento $ist!rico bien definido en el platonismo y sus derivaciones $ist!ricas. ,eg4n "lat!n la verdadera ciencia versa sobre la verdadera realidad sobre los eidos y las ideas. ( un conocimiento tal s!lo se obtiene de un modo perfecto por intuici!n. .i la sensaci!n ni la opini!n ni siquiera el discurso demostrativo o razonamiento son suficientes para proporcionar un conocimiento perfecto de la perfecta realidad que es la idea. ,e necesitará tal vez un esfuerzo dialéctico una preparaci!n intelectual y $asta una preparaci!n moral' pero esto no constituye mas que un proceso en cuyo término surge el verdadero conocimiento por contemplaci!n directa por visi!n intuitiva. ,!lo ascendiendo por la v#a dialéctica seg4n el amor somos conducidos *a aquella 8elleza que ni nace ni muere que es en s# y existe por s# y de la cual todas las demás bellezas participan+ 5"lat!n Banquete c9: 9;; a 9;96. ( s!lo descendiendo de esta suprema <dea pueden conocerse con verdadera ciencia las cosas sensibles y particulares. "ara "lotino las ideas están alo-adas en el Nous el Espíritu una especie de duplicaci!n del %no o plenitud del ser la divinidad y el bien. En un principio el alma $umana vive en el cosmos inteligible en el Nous' en virtud de una tendencia a comerciar con la materia cae en el mundo sensible $undiéndose en un cuerpo.

2

En fin para éste el $ombre no es una mera pasividad cognoscitiva sino que e-erce la intelecci!n aunque ayudado por la iluminaci!n de Dios sobre todo cuando se trata de materias que están por encima de la raz!n $umana. En esta con-unci!n aparece la teor#a metaf#sica de la iluminaci!n como conocimiento de todas las verdades en la inconmutable verdad divina. El punto de partida para el conocimiento de Dios son las cosas creadas pero no en cuanto se dan a la pura experiencia sensible sino en cuanto en ellas sentimos experimentamos la existencia de su causa en cuanto en ellas vemos con un conocimiento contuitivo que existe en Dios cuya intuici!n no 3 .e trata de una iluminaci!n que debe acompa0arse de la reflexi!n ya que Dios no es visto de forma inmediata. . 7gust#n existe una iluminaci!n mediante la que la verdad se irradia desde Dios $asta el esp#ritu del $ombre. 7gust#n rec$aza el innatismo plat!nico de las ideas que tiene como fundamento la preexistencia del alma. El conocimiento es obra exclusiva del alma ba-o la eficacia de las ideas' en el conocimiento no intervienen los sentidos porque el $ombre no es substancialmente alma y cuerpo sino s!lo alma. "or eso el grado más elevado de conocimiento es la contemplaci!n m#stica el éxtasis el estar fuera de s# y en estrec$o contacto con la divinidad. 7gust#n las ideas están en Dios las posee el 1erbo' el 1erbo ilumina a todo $ombre viniendo a este mundo. "ara 7gust#n Dios es la *luz+ que *ilumina a todo $ombre que viene a este mundo+' se trata de algo natural 5aunque conocido por la Escritura6. %na intuici!n ser#a la visi!n directa de Dios. Agust'n "ara .. . El modo de conocimiento es la intuici!n la contemplaci!n inmediata de la idea' esta idea se conoce en si misma pero radicada en 4ltimo término en Dios. 2.. .uestro primer conocimiento de Dios no es abstractivo ni intuitivo sino contuitivo. 2..& L! t#or'! d# l! ilu in!ción d# S. El esp#ritu $umano es luz iluminada del foco iluminante que es Dios. "or eso se niega el conocimiento mediato y abstractivo. "ara .( S!n )u#n!*#ntur! . El intelecto $umano no descubre por s# mismo la 1erdad sino que lo $ace merced a una misteriosa iluminaci!n de la 1erdad por s# misma. 7gust#n diferencia entre la visi!n intuitiva de Dios que es s!lo patrimonio de las almas que están -unto a Dios de la iluminaci!n de Dios sobre el $ombre encarnado. Esta iluminaci!n tampoco e-erce sobre el $ombre las funciones del entendimiento agente pues la funci!n propia de este es realizar el acto de la abstracci!n de la forma a la materia doctrina que no está presente en 7gust#n. &o que subyace en su teor#a es el modo platonizante de pensar que percibe siempre lo perfecto detrás de lo imperfecto es decir que $acer ver que detrás de cada verdad contingente subyace la verdad absoluta. %na contuiciónes la apre$ensi!n en el efecto percibido de la /ausa cuya intuici!n nos falta.i admite alg4n innatismo es en estado virtual aunque en sus obras 4ltimas este *medio innatismo+ es sustituido por la teor#a de la iluminaci!n siendo el verdadero conocimiento el que consiste en la acci!n iluminadora de Dios sobre el alma $umana comunicándole las ideas eternas que están en la mente de Dios. %n conocimiento abstractivo de la existencia de Dios ser#a obtenido por el conocimiento de las cosas fecundado por el principio metaf#sico de causalidad que nos $ar#a pasar de las existencias creadas a la existencia del /reador. /onocer es estar en contacto con la 1erdad ser iluminado por la 1erdad ver lo inteligible en la propia luz de la 1erdad. 8uenaventura pone entre el conocimiento abstractivo y la intervenci!n de Dios otro modo de conocimiento que designa con la palabra contuitus."ero a4n después de la ca#da sigue el alma por su actividad superior viviendo en el mundo inteligible del Nous aspirando a unirse con el %no.

icolás de 7utricuria. 2. El occamismo de-a tras de s# estas tres posibles posiciones en lo que se refiere al conocimiento de Dios) . Esta demostraci!n de la existencia de Dios la desarrolla Descartes en cuatro proposiciones) . Descartes admite tres *pruebas+ de la existencia de Dios y ninguna de ellas estrictamente a posteriori' la primera es la que afirma la presencia en nosotros innatamente de la idea de *perfecci!n+ siendo como somos nosotros imperfectos' la segunda es la que se atiene a la afirmaci!n de la contingencia del $ombre' y la tercera afirma la idea innata en el $ombre de un ser sumamente perfecto. &a intuici!n cartesiana salvo tratándose del yo no es llevada sobre realidad existencial alguna sino 4nicamente sobre la esencia representada en la idea pose#da virtualmente en la raz!n. ( *por intuici!n entiendo 5.-! 2uillermo de =c>$am dispondrá casi definitivamente el terreno para llegar al ontologismo. s!lo tenemos de Dios un conocimiento por fe 5nominalismo fide#sta6 9. En él cabe $ablar de intuici!n de Dios... /#sc!rt#s % l! id#! inn!t! d# /ios Descartes es precedente inmediato del ontologismo.+ Oc. En nuestro caso se tratará de una intuici!n de Dios pero en la idea clara y distinta de infinitud y perfecci!n representante en la mente de la esencia de la Divinidad' no de una intuici!n de Dios en Dios mismo.er perfecto es la causa universal6' @6 las ideas claras y distintas son otras tantas afirmaciones divinas en la conciencia $umana. Esto $ace que Descartes no sea formalmente ontologista y que $aya que apelar a las pruebas demostrativas de la existencia de Dios. &a intuici!n es la 4nica fuente de conocimiento. no tenemos de Dios conocimiento alguno 5nominalismo empirista6 ?. %n modo particular de recorrer este tercer sendero convertirá el racionalismo en ontologismo. &a existencia de Dios es una cuesti!n que la raz!n no puede contradecir pero tampoco demostrar por carecer de la intuici!n correspondiente. 2. tenemos de Dios un conocimiento intuitivo 5nominalismo racionalista6. "ero esta probabilidad racional desaparecerá también en la obra de su disc#pulo ..6 una concepci!n del puro y atento esp#ritu tan fácil y distinta que no quede en absoluto duda alguna respecto a aquello que entendemos o lo que es lo mismo) una concepci!n no dudosa de la mente pura y atenta que nace de la sola luz de la raz!n+ 5Reglas para la dirección del espíritu <<<6. &a demostraci!n de Dios es 4nicamente probable. &a 4ltima es la reformulaci!n del argumento ontol!gico de 7nselmo.poseemos. &a existencia de Dios debe ser inferida deducida ontol!gicamente de la idea de la esencia de la definici!n de Dios.6 Dios es un ser perfecto' 96 un ser perfecto no me puede enga0ar' ?6 todo cuanto $ay en nosotros viene de Dios' por lo tanto también nuestras ideas claras y distintas 5porque el . Descendiendo en el conocimiento de las causas sensibles $asta verlas como efectos efectuados tenemos el conocimiento como intuitivo de la existencia de Dios. Toda idea innata clara y distinta es necesariamente verdadera pues está garantizada por la veracidad de Dios. 4 . /omenzando por instituir una cr#tica de la doctrina tomista de los universales concluirá que s!lo el individuo es ob-eto de conocimiento en raz!n a que s!lo lo individual existe..

En nuestro caso se tratará de una intuici!n de Dios en la idea clara y distinta de infinitud y perfecci!n representante en la mente de la esencia de Dios' no de una intuici!n de Dios en Dios mismo. El mismo argumento sirve para rec$azar la in$erencia de las ideas en nuestro esp#ritu y oponerse al innatismo en todas sus formas. De esto debi! derivarse un agnosticismo *esencial+ de nuestra alma en raz!n a no poder descubrir en Dios la idea conforme a la cual fue creada y un agnosticismo *existencial+ de los cuerpos por sernos impenetrables los decretos de la voluntad divina. "ara 3alebranc$e las ideas no proceden de los ob-etos y debe declararse radicalmente falsa la doctrina peripatética sobre este punto.o queda pues otro recurso que colocarlas en Dios. Todas nuestras ideas claras se refieren a los modos de la sustancia extensa 5cuerpos6.icolás 3alebranc$e. Cnicamente Dios goza de una perfecci!n no inferior a la inmutabilidad necesidad eternidad e infinitud de las ideas.o tenemos pues idea clara ni de la sustancia creadora 5Dios6 ni de la sustancia pensante 5alma o yo6. Tampoco puede admitir que las ideas sean producidas por el su-eto cognoscente ya que siendo universales y necesarias el alma esp#ritu infinito no puede ser su causa eficiente productora. &a idea es 4nicamente el modelo el arquetipo representativo de la naturaleza del ideatum del ob-eto en s# realmente existente.!lo en Dios pues pueden estar y en consecuencia s!lo en Al podemos verlas.B6. . . 2. %n esp#ritu finito no puede ser -amás su-eto substratumde ideas infinitas.. &as ideas son representaciones claras distintas. . En una primera etapa de su pensamiento 3alebranc$e admit#a la existencia en Dios de una idea particular para cada realidad singular constituyendo para el pensamiento $umano la ley de inteligibilidad expresiva de la raz!n a priori de sus ob-etos. 3alebranc$e sustituye la pluralidad de ideas claras correspondientes a los casi infinitos modos de la sustancia extensa por la expresi!n extensión inteligible que viene a ser como la idea unitaria de la realidad como la medida o ley l!gica de los seres existentes.u realidad extrasub-etiva es indudable.!lo se necesitará afirmar que Dios no puede estar representado en una idea que se nos dé como ob-eto de nuestra intuici!n ya que Dios no puede ser comprendido por idea alguna para pasar de la intuición de la idea de Dios a la intuición de Dios en sí mismo . "ero el cerco del conocimiento se está $aciendo cada vez más reducido. &a existencia de Dios debe ser inferida deducida ontológicamente de la idea de la esencia de la misma definici!n de Dios. . Tampoco logramos descubrir una idea clara del <nfinito divino porque en rigor tal idea no puede existir ya que el infinito al no $aber sido realizado no pod#a derivarse inteligiblemente de un arquetipo..i nuestras ideas son eternas inmutables necesarias se comprenderá que no pueden encontrarse más que en una naturaleza inmutable+ 5Entretiens < . eternas e inmutables . *Todas nuestras ideas claras están en Dios en cuanto a su realidad inteligible. &a extensi!n inteligible es por de pronto infinita' esto $ace que 5 . . Esto será llevado a cabo por . .e trata de una prueba a priori. .De esta manera la verdad de nuestras ideas innatas queda garantizada por la bondad y la veracidad divinas que refuerzan y corroboran todos nuestros procedimientos anteriores a partir del cogito.0 L! "or ul!ción d# M!l#1r!nc-# &a noética de 3alebranc$e está montada sobre la teor#a cartesiana de las ideas claras y distintas y la doctrina agustiniana de las verdades eternas.o es sino en Al donde nosotros las vemos. . Todo esto presupone el intuicionismo de Dios el ontologismo en sentido estricto.

"ero esto arguye necesidad y evidencia de que Dios existe.#l#% 6 .sobrepase eminentemente todos los modos que la existencializan siendo fuente inagotable de nuevas participaciones y que tenga ob-etividad 4nicamente en Dios. 7s# es en efecto seg4n el pensamiento de 3alebranc$e aunque con ciertas limitaciones. &o finito se conoce en lo infinito lo determinado en lo indeterminado. . */uando contemplas la extensi!n inteligible no ves todav#a mas que el arquetipo del mundo material que $abitamos y el de una infinitud de otros posibles. Determinaciones de la extensi!n inteligible en ella conocidas o me-or en Dios por ella son todos los seres finitos.er sin restricci!n infinitamente infinito. 7s# los seres creados finitos se conocen en sus ideas' éstas en la extensi!n inteligible infinita y ésta que aunque finita no es el infinito absoluto sino una determinaci!n suya se conoce en Dios el . .i todas las cosas se ven en la extensi!n inteligible y ésta se ve en Dios parece que todo conocimiento supone la visi!n de Dios. pero no ves lo que Dios es + 5Entretiens << 96.o es necesaria la demostraci!n de Dios. &a naturaleza de la extensi!n inteligible es la naturaleza de Dios y no s!lo su representaci!n.o vemos a Dios en la extensi!n inteligible al continente en el contenido sino a la extensi!n inteligible en Dios al contenido en el continente. En consecuencia conocer la extensi!n inteligible es conocer a Dios inmediatamente y no representativamente. &a visi!n de todas las cosas en la extensi!n inteligible se relaciona de esta manera a la visión de la extensión inteligible de Dios. &a extensi!n inteligible difiere de la extensi!n real como lo numerantede lo numerado.2 )#r. . 2. &a extensi!n inteligible puede pues convertirse en medio para la demostraci!n de la existencia de Dios sin que tenga valor de medio en el cual se conozca la existencia de Dios. . Todos los esp#ritus ven la extensi!n inteligible actualmente infinita en Dios y Dios la ve en s# mismo. &a extensi!n inteligible es una ley l!gica cuya inteligibilidad no surge de los seres extensos existentes sino que nos es dada con prioridad como condici!n de la existencia de los cuerpos mismos. En tal conocimiento no $ay discurso sino intuici!n. ( como este conocimiento de Dios no puede obtenerse en ni por el conocimiento de ninguna otra cosa sino que todo otro conocimiento lo supone y exige resulta a la postre la no necesidad de demostrar a Dios.uestro conocimiento de Dios es inmediato directo e intuitivo. &a demostraci!n malebranc$iana de que Dios existe implica la prioridad efectiva de nuestro conocimiento de lo que Dios es. En verdad ves entonces la sustancia divina pues s!lo ella es visible y puede esclarecer el esp#ritu' pero no la ves en s# misma o seg4n lo que es. . /onstituye para nosotros la ratio cognoscendi y en Dios la ratio esendi de todos los seres corporales y a4n podr#a decirse que de todos los seres creados expresando en cuanto extensióninteligible la esencia de los cuerpos y en cuanto extensi!n inteligible la esencia de los esp#ritus.u primera determinaci!n es la extensi!n inteligible conocida en Dios. .o la ves sino seg4n la relaci!n que tiene con las criaturas materiales en cuanto es participable por ellas !!! "es ciertamente por la extensión inteligible que Dios es!!!.uestra primera idea es la idea del ser es el ser mismo es Dios. .

Dios *excita estas ideas en nuestras mentes+ y las ideas *son impresas en nuestros sentidos+. "ero 8er>eley no quiere decir que veamos las cosas en Dios. En 8er>eley nos encontramos con dos perspectivas diferentes. */uando niego la existencia de las cosas sensibles fuera de la mente no me refiero a mi mente en particular sino a todas las mentes. 7$ora bien es claro que tienen una existencia exterior a mi mente puesto que la experiencia me muestra que son independientes de ella. &as cosas sensibles existen porque Dios las percibe y esto quiere decir que son ideas en la mente divina. "or tanto *$ay otra mente en la que existen+.. ( pudo encontrar este significado s!lo diciendo que Dios está siempre percibiendo el caballo aunque ning4n esp#ritu finito lo $aga. &a creaci!n tiene lugar cuando las ideas reciben existencia *ect#pica+. 7demás *los $ombres suelen creer que todas las cosas son conocidas o percibidas por Dios porque creen en la existencia de un Dios mientras que yo por el contrario deduzco de modo necesario e inmediato la existencia de un dios del $ec$o de que toas las cosas sensibles deben ser percibidas por él+ 5#res diálogos entre $ilas %ilonius 6. &as cosas naturales no dependen de m# del mismo modo que la imagen de un unicornio. *Todos los ob-etos son conocidos eternamente por Dios o lo que es lo mismo tienen una existencia eterna en su mente' pero cuando cosas antes imperceptibles a las criaturas se $acen por voluntad de Dios perceptibles a las mismas se dice que comienzan una existencia relativa con relaci!n a las mentes creadas+ 5 ibid6. 8er>eley $abla también de las cosas sensibles o ideas como si existieran en la mente de Dios. De aqu# que introduzca la distinci!n entre existencia natural y arquet#pica 2. "ara 8er>eley los entes sensibles son ideas en las mentes finitas no en el sentido de que sean arbitrariamente construidos por éstas sino en el de que son impresas en o presentadas a las mentes finitas por la incesante actividad divina. 7demás aunque $ay que rec$azar la $ip!tesis metaf#sica de que vemos todas las cosas en Dios *este lengua-e !ptico equivale a una creaci!n constante significando un acto inmediato de poder y providencia+. &as cosas sensibles por tanto tienen una existencia *eterna y arquet#pica+ en la mente divina y una existencia *natural o ect#pica+ en las mentes creadas. ( como esto mismo es verdad respecto de todos los otros esp#ritus finitos creados se deduce de modo necesario que $ay una mente eterna omnipresente que comprende y conoce todas las cosas y las manifiesta a nuestra mirada seg4n el modo y de acuerdo con las reglas que ella misma $a establecido y que acostumbramos llamar le es de la naturale&a+ 5ibid6.8er>eley $abla frecuentemente de las cosas sensibles como si existieran en nuestras mentes. 8er>eley no pretend#a negar toda exterioridad e intentaba dar sentido a la afirmaci!n de que las cosas existen cuando no las está percibiendo ning4n esp#ritu finito es decir intentaba dar un sentido a la proposici!n seg4n la cual el caballo está en la cuadra que fuera más allá del sentido que se $ace expl#cito al decir que esta proposici!n equivale a otra que di-era que cualquiera que entrase en la cuadra tendr#a o podr#a tener la experiencia que llamamos ver un caballo. "or un lado percibir se refiere al su-eto finito y ser percibido significa ser percibido por este su-eto. "or lo tanto $ay alguna otra mente en la que existen durante los intervalos de tiempo en que no las percibo . "ero siendo ideas no pueden subsistir por s# mismas. Esto sugiere que el mundo está siendo constantemente renovado o reDcreado.. *Eay una mente que me afecta en cada momento con todas las impresiones sensibles que percibo+. "ero 8er>eley intenta reconciliar las dos posiciones mediante una distinci!n entre existencia eterna y existencia relativa. "or otro lado percibir se refiere a Dios y ser percibido quiere decir ser percibido por Dios.3 4os ini 7 .

o obstante es incapaz de creer incondicionalmente lo que no puede organizar conceptualmente. En resumen podemos decir que la afirmaci!n fundamental del ontologismo se refiere a la posesi!n por el intelecto $umano de un primer conocimiento inmediato de una intuici!n de Dios fuente de todo ulterior conocimiento' de aqu# se desprende la no necesidad de la demostraci!n de la existencia de Dios. El agn!stico no niega ni la posibilidad ni la realidad de experiencias m#sticas e incluso puede creerse familiarizado con ellas. Todas ellas pueden considerarse condicionadas por la especulaci!n nominalista de =c>$am para quien las demostraciones de la existencia de Dios carecen de evidencia de-ando reducida su certeza a mera posibilidad racional.2 Guill#r o d# Oc. El agn!stico no es un ateo que de forma incondicional acr#ticamente y por un acto de fe acepta la doctrina de que la realidad es idéntica con lo que es accesible a la experiencia y la teorizaci!n *ordinarias+. . "ero no ve raz!n alguna para pretender que la doctrina religiosa de su vecino o cualquier otra posible le sirva para disipar las tinieblas. 7$ora bien no es lo mismo ser un creyente que otorgar crédito a las pruebas supuestamente racionales que se ofrecen en favor de la existencia de Dios. Fe$4sa convertir la ciencia en religi!n aceptando cualquier $ip!tesis cient#fica como dogma de fe' como también lo $ace a convertir la religi!n en ciencia tomando cualquier dogma de fe como $ip!tesis cient#fica emp#ricamente confirmada. &. &. En el curso de la $istoria moderna se $an producido cuatro formas fundamentales de este agnosticismo) >antiana positivista fide#sta y modernista.o rec$aza como pura verborrea la mezcla de afirmaciones fácticas parado-as y absurdos que le muestran como supuesta realidad sobrenatural no apre$endida por él las doctrinas religiosas. . 8 . Agnosticis o El agnosticismo es el rec$azo de cualquier presunto conocimiento de lo sobrenatural defendido por las doctrinas religiosas.o niega que pueda existir lo que no puede ser percibido imaginado o encasillado en conceptos.Felaciona también a la intuici!n de un primera verdad que es la intuici!n del ser como tal eterno inmutable increado y simplic#simo. Teniendo en cuenta que estos atributos no pertenecen a ninguna cosa creada siendo con todo rigor atributos divinos parece que el ente ob-eto de la primera intuici!n es Dios. &.-! =c>$am por supuesto es un creyente. El agnosticismo de =c>$am se puede situar en este punto) el no duda de la existencia de Dios sino que lo que pone en duda es la validez de las pruebas que pretenden demostrar su existencia. De él es la conocida frase) *7cerca de los dioses yo no puedo saber si existen o no ni tampoco cuál sea su forma' porque $ay muc$os impedimentos para saberlo con seguridad) lo oscuro del asunto y lo breve de la vida $umana+ 5Gragmentos @6. .1 $rot5gor!s El primer agn!stico de la $istoria de la filosof#a es "rotágoras.

Eay que reconocer que este argumento va de los efectos a las causas.6. El ob-eto primario de la mente $umana es la cosa material o naturaleza dotada de cuerpo. Astas son las concesiones y deseo $acer ver las consecuencias+ 5< . "ero ¿podemos llegar a conocer a Dios a partir de las criaturas? ( en caso afirmativo ¿es tal conocimiento un conocimiento cierto?.i creo que el mundo tal como yo lo conozco postula una causa inteligente puedo inferir la existencia de dic$a causa pero lo que no puedo 9 . 7$ora bien esta cr#tica no la $ace en interés del escepticismo sino más bien porque pensaba que las pruebas no eran l!gicamente concluyentes.osotros no poseemos una intuici!n natural de la cosa divina' y la proposici!n de que Dios existe no es una proposici!n evidente por s# misma por lo que a nosotros respecta. "or el orden de la obra se infiere que $a debido de existir un proyecto y un plan en el agente.o es sorprendente por tanto que =c>$am critique las tradicionales pruebas de la existencia de Dios. . En el caso de la invenci!n $umana o de la obra de arte podemos afirmar por supuesto que el autor posee ciertos atributos diferentes de los que se manifiestan inmediatamente en el efecto.. En el caso de Dios sin embargo estas condiciones no existen. "ero aunque los dos enunciados sean verbalmente idénticos los término o conceptos son realmente diferentes' y en el segundo caso la proposici!n no es evidente por s# misma.. "ero podemos $acer esto solamente porque conocemos ya a los seres $umanos as# como sus atributos y aptitudes y su forma corriente de actuar. Todo conocimiento natural de Dios debe pues derivarse de la reflexi!n sobre las criaturas. En segundo lugar no se puede empezar a partir de la causa deducida y deducir otros efectos además de los ya conocidos.i no se establece este punto $ay que reconocer que fallan las conclusiones y no vale pretender establecer las conclusiones con una mayor amplitud de lo que exigen los fen!menos de la naturaleza. . Eace notar después que *el principal y 4nico argumento para probar la existencia divina radica en el orden de la naturaleza . ..=c>$am da por supuesto que Dios puede de alg4n modo ser concebido' a$ora bien del $ec$o de que pueda ser concebido ¿puede deducirse filos!ficamente que existe?. El orador observa que los fil!sofos religiosos en lugar de conformarse con la tradici!n *tratan por todos los medios de establecer la religi!n por encima de los principios de la raz!n con lo que en vez de satisfacer las dudas que surgen deforma natural ante una investigaci!n diligente y completa contribuyen a excitarlas más+ 5< . ¿/uales son estas consecuencias?. "orque si solamente podemos saber que una cosa tiene unacausa y no podemos establecer con certeza de otro modo que por la experiencia que la causa de 8 es 7 tampoco podemos establecer con certeza que el mundo es causado por Dios si es que el término *Dios+ se entiende en su sentido te#sta.i imaginamos a alguien que goza de la visi!n de dios y formula la proposici!n *Dios existe+ su enunciado parece ser el mismo que el enunciado *Dios existe+ formulado por alguien que en esta vida no goza de la visi!n de Dios.& 6u # En su 'nvestigación sobre el entendimiento humano la secci!n undécima trata sobre el tema de la providencia y la vida futura. "ara concederse a s# mismo mayor libertad Eume pone lo que tiene que decir en boca de un amigo epic4reo que a instancias de Eume pronuncia un discurso dirigido a los atenienses.. . Dios es ciertamente el ob-eto más perfecto del entendimiento $umano la suprema realidad inteligible' pero es indudable que no es el primer ob-eto del entendimiento $umano en el sentido de ob-eto primeramente conocido. Dada la posici!n general de =c>$am a prop!sito del tema de la causalidad dif#cilmente podr#a esperarse que di-ese que la existencia de dios puede ser probada con certeza. En primer lugar no es permisible cuando se deduce una causa de un efecto atribuir a la causa otras cualidades que las que son necesarias y suficientes para producir el efecto.6. &. .

ada se afirma sobre las cualidades morales de la *causa de las causas+.ada más puede decirse.6. "odemos establecer una relaci!n causal s!lo cuando observamos y en tanto observamos una con-unci!n constante. En este sentido se trata de una $ip!tesis *in4til+ porque nuestro conocimiento de esta causa se deriva de los $ec$os naturales y por lo tanto nunca podremos de acuerdo con las normas del buen razonamiento volver a extraer de la causa ninguna inferencia nueva o a0adiendo elementos al método com4n y experimentado de la naturaleza establecer nuevos principios de conducta y comportamiento. El *amigo+ de Eume no dice que sea válida y cierta la inferencia del orden natural a un ordenador inteligente. ( aunque es permisible $acer con-eturas $abr#a que reconocer que se tratar#a de una mera con-etura o de una aserci!n no de un $ec$o sino de una posibilidad.postular leg#timamente es que la causa posee otros atributos como por e-emplo cualidades morales o que puede producir otros efectos que los ya conocidos por m#. .( El !gnosticis o t#órico d# 7!nt 10 .. ( tampoco podemos derivar de ella principios y máximas de conducta. "ero no podemos observar a Dios en absoluto y los fen!menos naturales permanecen siendo los que son cualquiera que sea la $ip!tesis explicatoria que adoptemos. &a $ip!tesis religiosa es sin duda una forma de explicar los fen!menos visibles del universo y puede ser verdadera incluso si esta verdad es incierta. &a proposici!n por otra parte es puramente te!rica en el sentido de que no se puede extraer una conclusi!n leg#tima de ella que afecte a la conducta $umana a la religi!n o a la moral. En el curso del tiempo los $ombres $an intentado racionalizar la religi!n y encontrar argumentos a favor de la fe pero la mayor#a de estos argumentos no resistir#an un análisis cr#tico.i toda la teolog#a natural como mantienen algunos se resuelve en una simple aunque ambigua proposici!n a saber que la causa de las causas del orden universal tiene probablemente una remota analogía con la inteligencia humana' si esta proposici!n no puede ser ampliada o su-eta a variaci!n o ampliaci!n' si no permite ninguna inferencia que afecte a la vida $umana o pueda ser origen de entorpecimiento de la misma' y si la analog#a por imperfecta que sea no va más allá de la inteligencia $umana y no puede transferirse con apariencia de probabilidad a las otras cualidades del esp#ritu' si esto es realmente as# ¿qué puede $acer el $ombre más inquisitivo contemplativo y religioso sino asentir simplemente desde el punto de vista filos!fico cada vez que se proponga la proposici!n y creer que los argumentos sobre los que se basa exceden las ob-eciones que puedan $acerse en contra?+ 5H<<6.e $a discutido muc$o con cual de los persona-es participantes en los diálogos se identifica más Eume y $a $abido opiniones para todos los gustos. 7l mismo tiempo no se trata de una $ip!tesis de la que podamos deducir otros $ec$os que los que ya conocemos de antemano. "uede por supuesto poseer otros atributos pero yo no lo sé.in embargo teniendo en cuenta el resto de su filosof#a parece que la postura más co$erente en Eume ser#a la de identificarse con Gil!n 5el escéptico del diálogo6. *&a verdadera religi!n+ se reduce por tanto al reconocimiento de una afirmaci!n puramente te!rica de la probabilidad. . . &a postura de Gil!n en el diálogo puede resumirse con la siguiente cita) *. &a opini!n de Eume era que la religi!n ten#a su origen en pasiones tales como el temor al desastre y la esperanza de venta-as y me-oras cuando estas pasiones se dirigen $acia alg4n poder invisible e inteligente. En los Diálogos sobre la religión natural Eume se expresa de forma parecida. &os participantes en esta obra son /leantes Gil!n y Demea y su conversaci!n es relatada por "ámfilo a Eermipo. . "or el contrario afirma que *es incierto porque el su-eto está completamente fuera del alcance de la experiencia $umana+ 5< . &. 7qu# se nos reduce a la simple proposici!n de que la causa o las causas en el orden natural tienen probablemente una remota analog#a con la inteligencia $umana.

&a existencia es un concepto puro del entendimiento derivado l!gicamente de la segunda clase de -uicios modales. ( entonces como la modalidad de los -uicios no es predicado alguno especial as# también los conceptos modales y sobre todo la existencia no a0aden determinaci!n alguna a la cosa.. &o que está en conexi!n con las condiciones materiales de la experiencia es real ?. De su uni!n en el conocimiento resulta elaborado el ob-eto conocido. 7quello cuya conexi!n con lo real está determinado seg4n condiciones universales de la experiencia es necesario Iant pone de relieve que lo que caracteriza a las categor#as de la modalidad es no aumentar nada el concepto del su-eto al cual están unidas como predicados' expresan 4nicamente la relaci!n con la facultad de conocer. "ara que se produzca conocimiento deben ser aplicadas las categor#as a las impresiones sensibles. "or la intuici!n nos es dada la materia del ob-eto la categor#a proporciona la forma.eg4n que se trate de categor#as de la cantidad cualidad relaci!n o modalidad tales principios reciben el nombre de axiomas de la intuici!n anticipaciones de la percepci!n analog#as de la experiencia y postulados del pensamiento emp#rico. &a existencia no es atributo o determinaci!n de cosa alguna) no se pone relativamente a un su-eto. El conocimiento no es otra cosa que un marida-e fecundo de la intuici!n y el concepto. &o que conviene a las condiciones formales de la experiencia es posible 9. De la aplicaci!n de las categor#as a las intuiciones derivan una serie de principios puros del entendimiento que establecen a priori para los ob-etos del conocimiento otras tantas verdades.&o primero que $ay que $acer notar es que Iant no es un agn!stico en el sentido propiamente dic$o de la palabra pues Iant si que cree que se puede demostrar la existencia de Dios pero desde el punto de vista de la moral pues la existencia de éste es necesaria para posibilitar la existencia de una ley moral' a$ora bien desde un punto de vista puramente epistemol!gico si que se podr#a definir a Iant como un agn!stico pues para él las pruebas racionales tanto de la existencia como de la no existencia de Dios tienen idéntico valor. En la (rítica de la ra&ón pura aparece la existencia como categor#a del grupo de la modalidad. Iant distingue entre el concepto de existencia J ontolog#a J y la manera de conocerla J noética J "ara Iant la existencia no es un atributo o determinaci!n de ninguna cosa puesto que las determinaciones de una cosa existente son las mismas que las de esa cosa considerada como solo posible. &a existencia es a lo sumo un predicado l!gico que no agrega nada al su-eto. Es siempre la posici!n absoluta de una cosa con todas sus determinaciones o atributos. &a idea de posici!n coincide con la idea de ser. "ero la modalidad de los -uicios es una funci!n muy especial de los mismos que se caracteriza por no contribuir en nada al contenido del -uicio y referirse tan s!lo al valor de la c!pula en relaci!n con el pensamiento en general. . "ero la posici!n y el ser pueden tener dos sentidos absoluto y relativo coincidentes con los dos sentidos de la idea de ser significando la existencia o la c!pula del -uicio. 11 . "ara poner de relieve la imposibilidad de demostrar a Dios necesita Iant elaborar una doctrina de la existencia. &os postulados de las categor#as de existencia son) .

"or tanto antes de la percepci!n de la cosa podemos conocer su existencia siempre que esté en relaci!n con alguna percepci!n real. Existir se reduce a estar enlazado con la percepci!n. "ara &uis de 8onald la palabra precede necesariamente al pensamiento' pero como la palabra no puede inventarse sin actividad racional y ésta supone la palabra el lengua-e no es invenci!n del $ombre sino donaci!n de Dios. ( como Dios por ning4n lado está comprendido en el nexo de la experiencia ni enlazado con aquello que es percibido resulta que no es posible conocer la necesidad de la existencia de Dios y la teolog#a racional deberá ser declarada ciencia ilusoria. Kue el concepto de la cosa precediera al de su percepci!n y 9. &a existencia de Dios 12 .. &a verdad de nuestros conocimientos es un don de Dios recibido pasivamente en la raz!n. &a filosof#a no debe comenzar diciendo) dudo deberá iniciarse diciendo creo. Toda pretensi!n de sobrepasar los l#mites de la experiencia posible debe ser declarada ilusoria. &a existencia debe entenderse como la demanda de la cosa en el contexto de nuestra experiencia.El postulado de la realidad dice que son ob-etos reales existentes aquello que coinciden con las condiciones materiales de toda sub-etividad aquellos que puedan ser percibidos por la intuici!n emp#rica y enlazados en la unidad del conocimiento. En consecuencia aunque enteramente a priori no podemos conocer ninguna existencia podemos $acerlo relativamente a otra existencia ya dada en el ámbito siempre de una experiencia posible. 7$ora bien el postulado de la realidad pidiendo percepci!n no exige una percepci!n inmediata del ob-eto cuya existencia debe ser conocida aunque s# su conexi!n con alguna percepci!n real seg4n los principios del enlace emp#rico.+ El !gnosticis o "id#'st! El fide#smo parte de que la fe es la primera y 4nica fuente válida de conocimiento. &. Kue por análisis del mero concepto obtuviéramos la existencia real del ob-eto condiciones ambas que son imposibles ya que la existencia no es ninguna determinaci!n de la cosa agregada a las notas del concepto para constituir el ob-eto real. Todo los que nos sea dado en la experiencia real o pueda sernos dado por estar en conexi!n con los ob-etos de la sensaci!n en el área de la experiencia posible existe. En el lengua-e se transmiten por tradici!n las verdades primitivamente reveladas. De aqu# se deriva la imposibilidad de la demostraci!n racional de la existencia de Dios con anterioridad o con independencia de la Fevelaci!n. &a existencia -amás puede ser conocida enteramente a priori ya que para ello se necesitar#a) . &a raz!n los sentidos y los ob-etos mismos no son causas del conocimiento $umano. &a raz!n es de suyo incapaz para descubrir la verdad. El entendimiento no puede conocer la existencia de Dios porque Dios no es un ob-eto experimentable porque no es intuido sensiblemente ni está en relaci!n con lo emp#ricamente intuido.

7$ora bien si uno se atiene al principio de verificaci!n las proposiciones teol!gicas no alcanzan ni la categor#a de probables.o aumentan nuestro conocimiento pero $acen más fácil el camino de la invenci!n. "ara que por e-emplo la existencia de Dios fuese verdadera deber#a ser una $ip!tesis emp#rica. Todos los demás enunciados significativos pueden ser verificados o falsados mediante la observaci!n emp#rica. De este modo la ciencia se constituye o bien en matemática y l!gica formal o en dato factual verificable. . Entonces los ob-etos materiales aparecen como construcciones l!gicas a partir de lo sensorial. ( en consecuencia *la racionalidad de una creencia se define no en relaci!n a una norma absoluta sino en relaci!n a una parte de nuestra propia práctica real+. "ero ¿qué es verificable? &o verificable es aquello que entra dentro de los contenidos sensoriales. En caso contrario resultarán falsas. De este modo nuestras verdades emp#ricas nunca serán absolutamente válidas. . "or tal causa intentará demostrar que las proposiciones anal#ticas o bien no son acerca del mundo o bien no son verdades necesarias ya que para él no se dan *verdades de raz!n+. 7l menos en teor#a. &as proposiciones de la ciencia son de dos tipos) anal#ticas y emp#ricamente verificable.iempre existirá la posibilidad de $allar una experiencia que las contradiga. . En ese caso su uni!n con otras $ip!tesis deber#a inferir proposiciones experimentales no deducibles solamente de estas 4ltimas.i resultan ser tautolog#as son verdaderos' si resultan contradictorios son falsos.e trata del mismo planteamiento >antiano. El !gnosticis o s# 5ntico d# A%#r "ara 7yer *un enunciado es literalmente significativo si y s!lo si es anal#tico o emp#ricamente verificable+. "or literalmente significativo 7yer entend#a *susceptible de ser mostrado verdadero o falso+. Es decir $ec$o verdad. &o que la experiencia debe confirmar o refutar no es una mera $ip!tesis sino todo un sistema de $ip!tesis que por tanto siempre se encuentra sometido a cambios posibles seg4n las corroboraciones emp#ricas que se lleven a cabo. .es primariamente ob-eto de fe. . ¿/!mo una proposici!n carente de contenido emp#rico puede ser verdadera 4til e incluso sorprendente? 7yer ante esta pregunta se niega a buscar refugio en el racionalismo y mantener la tesis de este en su aseveraci!n de que la raz!n sea fuente de conocimiento independientemente de la experiencia y más válida incluso que ella.i Dios no se $ubiera dignado revelarse al $ombre $ubiera sido siempre desconocido por nosotros. "or ello la observaci!n aumenta el grado de confianza con el que es razonable mantener una $ip!tesis. &. "ero tal cosa no sucede nunca.. . &as proposiciones anal#ticas no nos dicen nada sobre la realidad ya que son independientes de ésta. &os enunciados anal#ticos se verifican o falsan simplemente apelando a las definiciones de los signos usados en ellos. "ongamos que de la existencia de cierta regularidad en los fen!menos naturales quisiéramos inferir la 13 . En caso de que nuestras expectativas respecto a dic$as $ip!tesis se cumplan se $abrán verificado.eg4n 7yer estas proposiciones poseen cierta capacidad de sorpresa y nos son valiosas en tanto en cuanto nos $acen caer en la cuenta sobre el uso de ciertos s#mbolos que antes no apreciábamos con claridad. &as proposiciones emp#ricas *son todas y cada una $ip!tesis que pueden ser confirmadas o desautorizadas por la experiencia sensorial real LMN no $ay proposiciones finales+. &a funci!n de tal sistema de $ip!tesis es la de predecir anticipadamente experiencias sensaciones futuras.ada que no sea verificable puede caer en el ámbito de la verdad. ¿"or qué entonces estas proposiciones anal#ticas no resultan absurdas como las de la metaf#sica? ¿/uál es su valor? .

7lgunos fil!sofos griegos como 7naxágoras y luego . En la actualidad podemos distinguir cuatro tipos de ate#smo) 14 . El mismo argumento mutatis mutandis vale para la afirmaci!n de la no existencia de Dios. En general se $a identificado ate#smo y materialismo. "ero si el término *Dios+ goza de carácter significativo metaf#sico entonces padecerá el mal congénito del lengua-e filos!fico) carecer de sentido. "or otro lado aun en cada uno de los tres citados casos pueden darse muy distintas forma de ate#smo real o imaginado cuya descripci!n requiere atenci!n a espec#ficas condiciones sociales culturales e $ist!ricas. El nombre mismo *ate#smo+ surgi! s!lo a fines del siglo H1< pero la noci!n de ate#smo en alguna de sus muc$as formas y sobre todo la acusaci!n de *ate#smo+ son bastante anteriores. ( sobre aquello que carece de sentido como dir#a Oittgenstein es me-or no $ablar. Es menos claro a qué se opone el que niega que $aya alguna realidad *divina pero como ésta es a menudo identificada con algo sobrenatural el 4ltimo tipo de ate#smo suele oponerse al sobrenaturalismo. 8ur>e $a distinguido entre ate#smo y antiDte#smo) el 4ltimo consiste no s!lo en negar que Dios existe sino también y sobre todo en negar que la noci!n de existencia sea aplicable a Dios 5como ocurre con . F.i el enunciado *Dios existe+ no implica más que la sucesi!n regular de fen!menos naturales a lo que l!gicamente debe llevar es a afirmar la existencia de tal regularidad.!crates y el propio 7rist!teles fueron denunciados por o acusados de *impiedad+ lo que no es muy distinto de *ate#smo+ si se entiende por ello la negaci!n supuesta negaci!n o *descuido+ de los *Dioses de la ciudad+. At#'s o . El ate#smo del que niega que $aya Dioses se opone al polite#smo' desde el punto de vista polite#sta los cristianos eran vistos como *ateos+ o *sin Dioses+. .afirmaci!n *Dios existe+. Entonces *Dios existe+ tendr#a como contenido significativo esta otra proposici!n equivalente) *en la naturaleza se da una regularidad en la sucesi!n de los fen!menos+. &a religi!n natural el de#smo y el librepensamiento fueron asimismo consideradas manifestaciones de un ate#smo más o menos pronunciado. En la $istoria de la filosof#a moderna tuvo especial resonancia la llamada *disputa del ate#smo+ iniciada con motivo de la publicaci!n por Gic$te en . (.obre el /undamento de nuestra creencia en un orden cósmico0 en el cual el autor identific! a Dios con el orden o gobierno moral del mundo. "ero ning4n creyente admitirá que al $ablar de Dios y de sus atributos pretenda significar tal contenido.artre6.eltregierung -.P:Q del ensayo titulado )ber den *rund unseres *laubens an eine g+ttliche . Toda idea de separaci!n de la <glesia y el Estado fue equiparada al ate#smo' por eso muc$os consideraron ateo a Eobbes. El ate#smo del que niega que $aya Dios se opone generalmente al te#smo y $asta al de#smo si bien E. "ara él ciertamente el término *Dios+ es metaf#sico y no podr#a ser definido en signos puramente emp#ricos. El averro#smo o lo que se entend#a por tal desde el siglo H<<< al H1 sirvi! a menudo como acusaci!n de algo similar a una especie de *ate#smo+.er ateo o abrazar el ate#smo es negar que $aya Dios o negar que $aya Dioses o negar que $aya alguna realidad que pueda llamarse *divina+ o todas estas cosas a un tiempo. "or lo regular cada una de las mencionadas negaciones $a dado lugar a alguna forma particular de ate#smo. Durante bastante tiempo *ate#smo+ y *spinozismo+ fueron considerados como sin!nimos considerándose también como sin!nimos *ate#smo+ y *pante#smo+.

7s# el $ombre renuncia al misterio reduciéndolo a lo ininteligible o lo sinsentido. &a diferencia que existe entre el $ombre y el animal no es cualitativa sino s!lo de grado' es posible ense0ar a $ablar a los monos los 15 . Tal Dios está en la conciencia al mismo nivel que las otras experiencias cotidianas. (. @. 1teísmo crítico.. "ero .artre el $ombre es una pasi!n in4til condenado a ser libre y a no encontrar -amás un sentido en un mundo que carece del mismo.artre por e-emplo es un ate#smo moral.o s!lo los animales son materias extensas sino también el $ombre' no tiene sentido $ablar del alma' todos los fen!menos ps#quicos son también corporales.. Dios ya no es un misterio que rebase el concepto sino que es un dato entre otros. 1teísmo positivo. Este tipo de actitud vital niega expresamente a Dios intentando aportar pruebas de su no existencia o de su imposibilidad. Desde esta perspectiva dirá .1 L! M#ttri# % d86ol1!cRulien =ffroy de &a 3ettrie representa el e-emplo más extremo del materialismo y mecanicismo. De esta forma . El existencialismo de .artre $ace coincidir la esencia con al existencia' o lo que es similar acent4a la segunda en detrimento de la primera. 1teísmo moral. El cuerpo del $ombre es también una máquina que monta por s# misma sus propios resortes. &a génesis de esta posici!n tiene un fundamento más $ondo) quien considera a Dios como un ente y por ello cognoscible por completo puede disponer de Dios con su saber. El ate#smo te!rico no es una actitud *natural+ no es una actitud originaria sino que se explica como un fen!meno refle-o' como la conclusi!n de un determinado proceso racional que se deduce de ciertas premisas' pertenece más bien a la conciencia refle-a propia de la filosof#a o de la ciencia con ropa-e de filosof#a. En relaci!n a ello surge el ate#smo *cr#tico+. Gue . 1teísmo prácticoEl ateo práctico vive sin preocuparse de la existencia de Dios organizando su vida p4blica y privada prescindiendo de cualquier principio absoluto y trascendente que dé sentido a la vida $umana a la $istoria y al universo.ietzsc$e el que dio a gran expresi!n de esta pulsi!n del ateo) la voluntad de poder y la muerte de Dios la moral más allá del bien y del mal la aparici!n del super$ombre que no s!lo es ateo sino que ni siquiera siente nostalgia de Dios sabiendo que su $orizonte ontol!gico y existencial es el ni$ilismo. 9. El ate#smo militante le-os de despreocuparse del problema de Dios como sucede con el ate#smo práctico polemiza y se resiste a que exista un Dios o una divinidad.i en la conciencia secular positivista se sigue afirmando a Dios puede éste ser reducido a cosa equiparable a otras desapareciendo la trascendencia de Dios y desfigurando su realidad. En esta l!gica . %na mente que puede entender por completo a Dios no es inferior a él sino mayor. . Desde Eeidegger el análisis del existente $umano es un ser para la muerte esto es un ser para la nada' el ni$ilismo es su resultado l!gico y existencial. &os $ombres son máquinas que como un relose dan cuerda a s# mismos. El ate#smo prácticoDnegativo no tiene el carácter de resultado o conclusi!n de una reflexi!n o de la ciencia.ietzsc$e piensa que mientras exista un ate#smo militante o positivo todav#a no se es suficientemente ateo. &a materia por esencia es movible y no es la sustancia extensa inerte de Descartes. Este existencialismo sostiene que la persona $umana debe encauzar su vida sin ninguna suerte de dependencia construyéndose a s# mismo como persona en el devenir $ist!rico. ?.artre sostiene que la existencia de Dios contradir#a esencialmente la libertad $umana) si Dios existiera tanto el $ombre como el mundo tendr#an sentido pero entonces el $ombre no ser#a libre' pero la libertad $umana es algo constatable mientras que la existencia de Dios es obvio que no lo es' ergo Deus non est. .

Guera del *yo+ no $ay ninguna otra causa a la que prestar servicio. &os otros no son personas sino ob-etos) T.adie es para m# una persona que tenga derec$o a mi respeto.tirner afirma) TTambién yo amo a los $ombres pero les amo con la conciencia del ogo#sta les amo porque su amor me $ace feliz porque el amor está encarnado en mi naturaleza porque as# me place.2 M!9 Stirn#r En El 2nico su propiedad . "ara el bar!n dSEolbac$ la materia es eterna y no puede de-ar de existir moviéndose dentro de un orden necesario estricto que recuerda a . /ontrariamente a esto Geuerbac$ consideraba que la conciencia religiosa era una etapa necesaria en el proceso del desarrollo de la conciencia $umana. . &a moral no se derrumbará si caen las religiones sino que existe una moral auténtica consistente en la moral del placer y de la b4squeda de la felicidad individual) la felicidad es disfrutar de sensaciones agradables corp!reas' no cabe $ablar de bien ni de mal sino de placentero o displacentero. /on . El $ombre no puede verse sofocado y oprimido por la <glesia el Estado la sociedad o los partidos. 7l igual que los demás seres todos son un ob-eto por el cual siento simpat#a o no un ob-eto interesante o no un ob-eto del que me puedo o no servirU. El $ombre vale en su propia singularidad y no depende de nadie. Todas las religiones son perniciosas y su misi!n es atemorizar al $ombre e impedirle gozar de sus sentidos.loros etc.tirner defiende que para ser ateo $asta sus 4ltimas consecuencias $ay que negar tanto a Dios como a la $umanidad y $acerlo en nombre de la 4nica realidad y del 4nico valor) el individuo. El *4nico+ es libertad con respecto a todos y nada $ay superior al $ombre. (. "or ello se puede decir que Geuerbac$ sustituye la teolog#a por la antropolog#a. El *4nico+ declara) TGundaré mi causa sobre mi propio *yo+U.!lo cuenta el *4nico+ y no Dios la sociedad o los ideales. (. . &a idea de Dios era para Geuerbac$ una mera proyecci!n de alg4n ideal $umano para el $ombre mismo y la religi!n una etapa temporal aunque esencial por la que pasa el desarrollo de la conciencia $umana.pinoza. .u defensa del ate#smo es también una defensa de la liberad del $ombre y una feroz cr#tica de la manipulaci!n que la religi!n en concreto el cristianismo $ace con él. Todo queda subordinado al *4nico+. "ara . ( a0ade) T2ozo de m# mismo seg4n mi capric$o. El individuo el *yo+ o el *4nico+ es irrepetible es la medida de todas las cosas no puede ser esclavo de Dios ni de la $umanidad ni de ideales.& :#u#r1!c&a religi!n no era para Geuerbac$ un fen!meno carente de importancia ni un desafortunado elemento de superstici!n que me-or no $ubiese existido nunca y cuyo efecto 4nico fuese obstaculizar el desarrollo del $ombre. (a no tiemblo por mi vida la prodigoU.o reconozco ninguna ley que me imponga amarU.tirner los ideales religiosos morales o pol#ticos no se diferencian de las fi-aciones propias de la locura) TEl desinterés abunda con lozan#a al lado de la obsesi!n tanto en los pose#dos por el demonio como en los pose#dos por un esp#ritu benignoU.pinoza defiende el monismo de la naturaleza as# como la negaci!n de la libertad como libre albedr#o. 16 . El $ombre no es una idea una esencia o la especie. ¿( los demás? . El centro y el fin de la auténtica libertad es el yo individual el *4nico+) T¿.o valgo yo más que la libertad? ¿7caso no soy yo quien me libera a m# mismo acaso no soy el primero?U el *4nico+ es la fuente exclusiva del derec$o) ni Dios ni la sociedad ni la revoluci!n 5que siempre crea otras -erarqu#as y otras esclavitudes6 poseen la legitimidad necesaria para imponer reglas al individuo.

1uelve sobre s# mismo y contempla su propia esencia. ?6. "or esta raz!n a pesar de que la religi!n esté en 4ltimo término fundamentada en el sentimiento de dependencia de la naturaleza que demuestra tener el $ombre el factor más importante en la formaci!n del concepto de una deidad personal e infinita es la proyecci!n que $ace el $ombre de su propia esencia. 7l pensar las tres perfecciones en cuanto infinitas surge la idea de Dios como conocimiento infinito voluntad infinita amor infinito. *&a esencia divina no es más que la esencia del $ombre' o me-or dic$o es la esencia del $ombre en cuanto está liberada de las limitaciones del $ombre individual es decir del $ombre corporalmente actualizado ob-etivado y venerado en cuanto ser independiente y distinto del $ombre en s# mismo+ 5=bras 1< p.El sentimiento de dependencia es el fundamento de la religi!n. @. . En el monote#smo lo que unifica a los $ombres es precisamente aquello que se proyecta sobre un plano trascendente y se deifica) es la esencia del $ombre como tal. &as cualidades que diferencian a un $ombre de otro se $allan deificadas en el polite#smo y presentan la forma de una multiplicidad de deidades antropom!rfica cada una de las cuales tiene sus propias caracter#sticas peculiares. 7l $ombre perfecto corresponden las facultades de pensar e-ercer la voluntad de manifestar su coraz!n+ 5=bras 1< p. @?@6.6 (. 7$ora bien esta autoproyecci!n es la expresi!n de la alienaci!n del $ombre. De esta manera resulta que el ob-eto primario de la religi!n es la naturaleza.P6.er infinito mientras el $ombre es el ser finito' Dios es perfecto el $ombre imperfecto' Dios es eterno el $ombre temporal' Dios es todopoderoso el $ombre carece de todo poder' Dios es santo el $ombre es pecador' Dios y el $ombre son dos polos opuestos) Dios es absolutamente positivo es la esencia de todas las cosas mientras que el $ombre es el polo negativo la esencia de la nada+ 5=bras 1< p. ¿Kué es esta esencia? *Faz!n voluntad coraz!n. /uando pensamos en alguna de estas tres perfecciones aisladamente la pensamos en calidad de ilimitada. Dios no es lo que es el $ombre y el $ombre no es lo que es Dios' Dios es el . "or ello el monote#smo al menos en cuanto presenta a Dios con atributos morales es el resultado de la proyecci!n de la esencia del $ombre elevada a la infinitud. "ero aquello *de lo que el $ombre depende y de lo que se siente dependiente no es originalmente otra cosa que la naturaleza+ 5 3bras 1<< p. *&a religi!n es una separaci!n que realiza el $ombre de s# mismo al contraponer a Dios como un ser opuesto a él. 7l pensar el /reador el $ombre ya está proyectando su propia esencia y si depuramos la idea de Dios de todo elemento debido a la proyecci!n no queda más que la naturaleza. El origen de la religi!n natural en todas sus etapas es sin embargo el sentimiento de dependencia de la realidad sensible externa que manifiesta el $ombre.( M!r9 En los 4anuscritos de economía /iloso/ía3arx afirma) El ate#smo es el $umanismo conciliado consigo mismo por eliminaci!n de la religi!n' el comunismo el $umanismo conciliado consigo mismo por eliminaci!n de la propiedad privada 17 . &a esencia del $ombre la constituye el con-unto de raz!n voluntad y amor. El $ombre s!lo puede ob-etivar la naturaleza distinguiéndose a s# mismo de ella. &a religi!n natural comprende todo desde la deificaci!n de ob-etos tales como árboles y fuentes $asta la idea de una deidad concebida como causa f#sica de las cosas naturales.

abemos a$ora c!mo responder a la segunda cuesti!n) la superaci!n de la alienaci!n religiosa debe ser a un tiempo superaci!n de las condiciones que la generan) *la cr#tica del cielo se transforma as# en cr#tica de la tierra' la cr#tica de la religi!n en cr#tica del derec$o' la cr#tica de la teolog#a en cr#tica de la pol#tica+. &a superaci!n de la alienaci!n religiosa será una consecuencia de la superaci!n del modo de producci!n capitalista. &uc$ar contra ella es luc$ar contra un mundo in-usto. 7 las relaciones de producci!n establecidas en el seno del modo de producci!n capitalista les corresponden una religi!n de orientaci!n protestante. De este modo la religi!n se muestra no como simple instrumento de dominaci!n de unos $ombres sobre otros) es expresi!n de la desesperaci!n producida por la miseria de las masas es el consuelo por éstas ideado para mitigar sus desdic$as. "ara solucionar la primera cuesti!n debemos partir de la consideraci!n de la sociedad como el seno en el que se establecen las relaciones que conforman a los $ombres. 3arx pretende sustituir el $ombre abstracto de Geuerbac$ que se constituye en el ob-eto de una nueva religi!n por un $ombre concreto generado por las relaciones sociales. Es la *teor#a general de éste mundo M su sanci!n moral+.&a cr#tica de 3arx a la filosof#a de la religi!n de Eegel parte del rec$azo marxista del idealismo $egeliano. .sc-# 18 . Desde este punto de vista l! r#ligión #s un! conci#nci! in*#rtid! d#l undo producto de una sociedad in-usta. &a respuesta está en las *Tesis sobre Geuerbac$+) . "ero es ésta una protesta ineficaz más narc!tico que auténtico remedio. El ob-etivo de ésta es doble) por un lado averiguar c!mo el $ombre $a llegado a la alienaci!n religiosa y por otro descubrir c!mo puede ser superada.!lo la transformaci!n de las relaciones de producci!n basadas en la propiedad privada de los medios de producci!n $ará innecesaria la ideolog#a religiosa.. (. &a religi!n elemento integrante de la superestructura está como toda ésta determinada por las relaciones de producci!n que conforman la estructura econ!mica de la sociedad. &a conciencia religiosa se disolverá con el advenimiento del régimen comunista. 3arx entiende de forma distinta la $istoricidad $umana ?. 3arx concibe de modo distinto la esencia del $ombre) para él está formado por las relaciones sociales 9. Dios es para 3arx como para Geuerbac$ una proyecci!n $umana. De este análisis se sigue el imperativo revolucionario) *la cr#tica de la religi!n concluye con la doctrina de que el $ombre es el ser supremo para el $ombre esto es con el imperativo categ!rico de derrumbar todas las situaciones en que el $ombre es un ser $umillado esclavizado desamparado abyectoM+. Esto es lo que aseme-a el pensamiento marxista al de Geuerbac$' pero ¿qué les diferencia?. En El capital 3arx incluirá la cr#tica a la religi!n dentro de la más amplia cr#tica econ!mica) la alienaci!n econ!mica es la base de la alienaci!n religiosa.+ Ni#t. . ( la religi!n es a la vez proyecci!n y alienaci!n del $ombre. /onsidera 3arx que la cr#tica de la religi!n de Geuerbac$ es definitiva. ( es en el análisis de las condiciones sociales mediante una ciencia que a la vez sea praxis revolucionaria donde tiene cabida la cr#tica marxista de la religi!n. 3arx entiende de otro modo la emancipaci!n $umana) para él ésta está ligada fundamentalmente con la praxis la cual es ob-eto de conocimiento. 7 la vez la religi!n no es s!lo expresi!n de la miseria sino también protesta de los miserables) *&a religi!n es el suspiro de la criatura oprimida+.

Dios es la f!rmula de toda calumnia contra este mundo y de toda mentira respecto al más allá+.ietzsc$e que no existe necesariamente conexi!n entre la creencia en el Dios cristiano y la aceptaci!n de los criterios y de los valores morales cristianos. ( el motivo decisivo de su rec$azo es que los $ombres pueden ocupar el lugar de Dios como legislador y creador de valores. Feconoce que $an existido $ombres ilustres que $an sido creyentes pero mantiene que al menos en nuestros d#as cuando la existencia de Dios no puede ya garantizar la fuerza la libertad intelectual la independencia es importante para el futuro del $ombre defender el ate#smo.En la 2aya /iencia . En otras palabras el declive de la creencia en Dios abre el camino a las energ#as creadoras del $ombre a su desarrollo total' el dios cristiano con sus mandatos con sus pro$ibiciones queda a un lado del camino' y los o-os del $ombre no estarán más vueltos $acia un mundo irreal y sobrenatural $acia el otro mundo sino $acia éste. El odio de .ietzsc$e subraya que *el acontecimiento más importante de la época actual J que VDios $a muertoS que la fe en el dios cristiano $a sido imposible de mantener J ya empieza a disipar las primeras nubes sobre Europa. . &os europeos sin embargo $an sido educados en la aceptaci!n de estos valores morales asociados con la fe cristiana y seg4n sostiene .ietzsc$e tales intentos son vanos.ietzsc$e $acia el cristianismo procede principalmente de su idea de c!mo act4a sobre los $ombres $aciéndolos débiles sumisos resignados $umildes de c!mo tortura su conciencia y c!mo los incapacita para desarrollarse libremente. "ero $ablando de modo general se da por supuesto el carácter ilusorio de tal creencia. Kuizá nunca se $aya abierto as# un mar+ 5&a gaya ciencia6. . Tal punto de vista lleva impl#cita la idea de que el concepto de Dios es $ostil a la vida.ietzsc$e empe0o que él expresa con una ve$emencia cada vez mayor.ietzsc$e dependientes en 19 . *El concepto de Dios $a sido $asta a$ora la ob-eci!n mayor contra la existencia+ 5(rep2sculo de los 5dolos6.ietzsc$e tiende a considerar la elecci!n entre te#smo especialmente te#smo cristiano y ate#smo como una cuesti!n de inclinaci!n o de instinto. . &a *muerte de Dios+ provocará más tarde o más temprano pero inevitablemente el rec$azo de los valores absolutos de la idea de una ley moral ob-etiva y universal. 7lgunos $an imaginado piensa . "ero en opini!n de . <mpide el desarrollo de individuos superiores o como en el caso de "ascal los destruye. 7sistimos as# al nacimiento de f!rmulas secularizadas del cristianismo tales como la democracia y el socialismo que $an intentado mantener una parte considerable del sistema moral prescindiendo de sus fundamentos teol!gicos. En El 7nticristo leemos que *con Dios se declara la guerra a la vida a la naturaleza y a la voluntad de vivir. 7l fin el $orizonte se presenta libre ante nosotros a pesar de no ser brillante' al fin el mar nuestro mar se abre. Es decir $an pensado que los 4ltimos pueden mantenerse más o menos intactos al desaparecer el primero.ietzsc$e llega a aceptar que la religi!n en algunas de sus fases $a expresado la voluntad de vivir o más bien la de poder' pero su actitud general es que la fe en Dios especialmente en el dios de la religi!n cristiana es $ostil a la vida y que cuando expresa la voluntad de poder tal voluntad es la de los tipos inferiores de $ombre.ietzsc$e intenta $acer un esbozo de los or#genes de la idea de Dios y delicadamente introduce la falacia de que una vez mostrado el proceso de formaci!n de la idea de Dios es innecesario demostrar su no existencia. También alude de pasada a ob-eciones te!ricas contra la creencia en Dios. ( es precisamente éste el empe0o de . &a fe es un signo de debilidad de cobard#a de decadencia una actitud negativa ante la vida.

. "or tanto la destrucci!n de la fe en los valores morales cristianos expone al $ombre al peligro del ni$ilismo no porque no existan otros valores posibles sino porque la mayor#a de los $ombres al menos en occidente no conocen otros. "ero la cuesti!n es que la moralidad cristiana logr! imponerse de un modo general bien directamente bien de un modo derivado. "ero entonces empiezan a mitificar la figura del padre y a sentir comple-os de culpabilidad' el padre en realidad era tan poderoso que todav#a vive en otro mundo el de los esp#ritus y desde all# les protege siendo su s#mbolo tangible en el t!tem que preside la tribu. 7l mismo tiempo se despe-ará el camino $acia un nuevo $orizonte $acia la transformaci!n de los valores $acia el nacimiento de un tipo superior de $ombre.eg4n . . 20 . "ero existe también un ni$ilismo activo que busca destruir todo aquello en lo que antes cre#a. El paranoico sigue en su delirio pero no le libra éste de las aced#as del mundo sino al revés le sumerge en ellas y se las $ace sentir más. *El Dios personal no es más que el padre transfigurado+. 7s# pues para $uir del displacer el $ombre inventa a Dios. El desprecio de todos los valores que brota del sentimiento de la carencia de un ob-etivo del mundo es uno de los principales elementos del ni$ilismo. ( sin embargo el paranoico sigue fiel a su proyecto en una especie de corriente que es más fuerte que el principio del placer.i los europeos pierden su fe en estos valores pierden su fe en todos los valores.ietzsc$e el advenimiento del ni$ilismo es inevitable. Fealmente el $ombre que se preserv! de este modo mediante la moral cristiana fue el $ombre de calidad inferior. :r#ud Greud explica la génesis de la idea de Dios a partir de la ambivalencia afectiva de amor y temor presente en la relaci!n $i-oDpadre. &a realidad es demasiado fuerte o amarga para él como para que no elabore su deformaci!n de la realidad su delirio. "ero entonces son atacados y derrotados por sus enemigos y a0oran al padre) éste les defend#a y a$ora están desamparados.ignificará el ocaso de la civilizaci!n cristiana decadente de Europa. Existe por e-emplo un ni$ilismo pasivo una aceptaci!n pesimista de la ausencia de valores y de la falta de ob-eto de la existencia.ietzsc$e profetiza el advenimiento de un ni$ilismo activo que se manifestará en guerras ideol!gicas que $arán estremecerse al mundo. %n d#a los $i-os se re4nen y dan muerte al padre) ya pueden disponer de mu-eres y de la me-or comida.un cierto sentido de ella. Ellos s!lo conocen la *moral+ una moral que fue canonizada por el cristianismo que la dot! de un fundamento teol!gico. Todos nos comportamos dice Greud en alg4n momento como los paranoicos que suprimen las aristas del mundo mediante las formaciones delirantes y sustituyen la realidad por ese delirio por esa ilusión. <ncluso lo realizan grandes masas de $ombres como demuestra la existencia de grand#simas religiones. *&a moralidad fue el principal ant#doto contra el ni$ilismo te!rico y práctico+. En el origen de la religi!n está el mito de la muerte del padre. &a religi!n comenz! desde el animismo. (. . El ni$ilismo puede adoptar diversas formas. "ersistiendo en la b4squeda de nuevas técnicas de sabidur#a vital tropieza Greud con el eremita que se $unde en el desierto $uyendo del mundo. El delirio es la necesidad vital del paranoico que sobrepu-a su deseo de placer. "or esta raz!n *este forastero que llama a la puerta el más $orrible que $ayamos visto+ debe recibir nuestra bienvenida. "ero es discutible que el delirio y la ilusi!n sean fuente de placer para el paranoico' más bien lo contrario. . Ella adscribe un valor absoluto al $ombre e *impidiéndole despreciarse a s# mismo como ser $umano se vuelve contra la vida y desespera de la posibilidad de conocimiento' fue un medio de preservaci!n+. En la $orda primigenia el padre dispon#a de todas las mu-eres y de la me-or comida. .

alvat .:P: /onesa G. un problema político .:QX DDDD 1sí habló .:P: &acroix R. Dios la nueva /ísica 8arcelona .) 4anuscritos de economía /iloso/ía 3adrid 7lianza .alamanca .::@ 3u0oz 7lonso 7. 7reguntarse por Dios es ra&onable! Ensa o de #eodicea 3adrid Encuentro .antander Ge y . 8Dios demostrable9 8arcelona Eerder . El ate#smo es entonces la condici!n para una protesta activa contra el sufrimiento y contra el mal que constituye el destino que $a de asumir el $ombre rebelado contra un mundo absurdo. El ateísmo contemporáneo 3adrid /ristiandad .:XQ Iung E.iglo HH< .) Diálogos sobre la religión natural 3adrid 7guilar .iglo HH< .:Q? 8rentano G. 7l margen de que Dios como uni!n del en s# y del para s# de la plenitud del ser y el vac#o de la conciencia es un ideal imposible su admisi!n significar#a para el $ombre degradarse al nivel del ob-eto de-arse determinar desde fuera por la ética del ser abandonar la libertad a la que $a sido condenado.:Q@ Eume D.::@ 2arrigouD&agrange F. *7ll# donde sufre un ni0o inocente no puede $aber ning4n Dios+.:P@ DDDD El capital 3adrid .#gueme . 6a /iloso/ía medieval en 3ccidente 3adrid .:P? DDDD 'nvestigación sobre el entendimiento humano 3adrid 7lianza IZng E. H< 5.) $istoria de la /iloso/ía 8arcelona 7riel . Dios.:X9 Gerrater 3ora R.DPX /opleston G.alamanca . /amus en cambio rec$aza a Dios como protesta contra el sufrimiento.. 8Existe Dios9 3adrid /ristiandad . )i1liogr!"'! • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • 7bbagnano .ecularidadD.:QQ 7yer 7. 9B pp. 8Existe Dios9 3adrid /átedra .:Q: Gabro /.:QX D#az /. El ateísmo moderno 8arcelona Eerder .::B 2arc#a . 2irardi 2.:P: 3arx I. El ateísmo.al Térrea . su existencia su naturale&a 3adrid "alabra . W&a epistemolog#a reformadaW Fevista de Gilosof#a vol. ateísmo. /e .aratustra 3adrid 7lianza .) $istoria de la /iloso/ía 8arcelona .artre la negaci!n de Dios es el presupuesto de un $umanismo eficaz. .obre la existencia de Dios 3adrid Fialp .:P? 3iet$e T.:QY 3ate F. @.R.:P.:P.En cualquier caso la religi!n es una ilusi!n da0ina ya que mantiene al individuo en el estadio de su-eci!n infantil y le impide $acerse adulto y asumir austera y responsablemente la existencia en toda su dureza.) Diccionario de /iloso/ía 3adrid 7lianza . vols.antesmases 7.) 6a genealogía de la moral 3adrid 7lianza . (.ietzsc$e G.) 'ntroducción al análisis /ilosó/ico 3adrid 7lianza Ravaux R.) 6os problemas de la /iloso/ía 3adrid 7lianza 8loc$ E.#gueme .:QB DDDD WTesis sobre Geuerbac$W en #raba:o asalariado capital 8arcelona "laneta .0 S!rtr# % C! us "ara . El problema de Dios 8arcelona Eerder . Relexiones sobre el agnosticismo . +. Rolivet R.::Q6 n4m.:PY 21 . El ateísmo en el cristianismo 3adrid Taurus .arpe .:Q@ Davies ".:P9 . Gle[ 7.) 8Existe Dios9 3adrid Ediciones /ristiandad .:QB 9. Eospers R. Y vols. Dios.

::9 Fussell 8. %iloso/ía de la religión 8arcelona Eerder .) 8<ué es ser agnóstico9 3adrid Tecnos .c$mitz R.:Q@ DDDD Dios la religión 8arcelona 7lcor .:P@ Oelte 8.:Q9 ? 22 .:QY DDDD El ga saber 3adrid EspasaD/alpe Feale 2.) 7or qué no so cristiano 8arcelona Ed$asa . 7ntiseri D.:XP Tresmontant /l.:QP Tierno 2alván E. 8arcelona Eerder .• • • • • • • • • DDDD El anticristo 3adrid 7lianza .::9 . %iloso/ía de la religión 8arcelona Eerder . $istoria del pensamiento /ilosó/ico cientí/ico vols. 6os problemas del ateísmo 8arcelona Eerder .