You are on page 1of 3

2014/03/10

EKONOMIA | Análisis | Privatización de las Cajas Vascas

EKAI GROUP

KUTXABANK Y LO QUE DICE EL MOU


Los autores del análisis desmienten que el Memorando de Entendimiento (MOU)
obligue a incorporar accionistas privados a Kutxabank y mantienen que la dirección
del banco vasco está haciendo un interpretación interesada de las normas europeas.

EKAI GROUP

El MOU (“Memorandum of Understanding” en inglés, “Memorando de Entendimiento” en


español) parece haberse convertido en el eje justificativo del actual proyecto de diluir el
capital de Kutxabank.

Recordemos que, frente a la justificación inicial de diluir el capital “para crear un gran
banco” ahora se insiste en que “no tenemos más remedio”. Este concepto de “no tener
más remedio” se relaciona con el MOU que, supuestamente, tendría como consecuencia
“que Europa nos obliga a incorporar accionistas privados al capital de Kutxabank”.

Una vez más, nos vemos obligados a afirmar que esto es “RIGUROSAMENTE FALSO”.

En primer lugar, no hay ninguna ley ni norma europea que nos obligue a privatizar
Kutxabank. Como no las hay contra las cajas de ahorros. Ni puede haberlas porque, como
sabemos, las cajas de ahorros son una figura asentada y respetada en el conjunto de
Europa.

El MOU no es ninguna norma europea, sino un “acuerdo” entre el Eurogrupo y el Gobierno


español. Los criterios que en el mismo se incluyen no son en ningún caso criterios
europeos sino criterios pactados. Algunos propuestos por una parte y otros por la otra
parte.

El MOU no cuestiona en ningún caso el modelo de cajas de ahorros. No tendría sentido. Al


contrario, el MOU sí cuestiona el modelo de bancarización seguido por Kutxabank.

El texto clave al respecto es el siguiente:


“Las autoridades españolas prepararán para finales de noviembre de 2012 normas
que aclaren la función de las cajas de ahorro en su calidad de accionistas de
entidades de crédito, para, en último término, reducir su participación en las mismas
hasta un nivel no mayoritario”.

Es esencial aclarar que se trata de un contexto obligado exclusivamente “para quien decida
permanecer dentro del mismo”. Esto es, la primera opción, la más clara, es salirse del
contexto de “cajas de ahorro bancarizadas”. Hemos tenido casi dos años para hacerlo
desde la firma del MOU. Y no se ha hecho ni se ha intentado porque, evidentemente, no
había ninguna voluntad política de evitar el sometimiento a esta cláusula del MOU.

Al contrario, con base en este pretexto, la Presidencia de Kutxabank plantea abrir


progresivamente el capital a accionistas privados hasta un 70 por ciento del total,
“manteniendo el control con el restante 30 por ciento”.
La primera cuestión a tener en cuenta, esencial, es que nada dice el texto del MOU sobre
que los accionistas que se incorporen tengan que ser privados. Esto quiere decir que es
perfectamente posible, a través de la cesión de acciones a los actuales titulares de las
cajas, llegar a una composición institucional sensiblemente similar a la actual sin mayores
problemas, o incluir entre el accionariado a la comunidad autónoma vasca, los territorios
históricos, los municipios, etc.

Por otro lado, la interpretación del Presidente de Kutxabank utiliza la versión española del
MOU que, recordemos, no es la oficial. El texto negociado y válido es el texto en inglés,
que incorpora una diferencia sustancial.

Veámoslo:

TRADUCCION ESPAÑOLA (NO OFICIAL) VERSION OFICIAL EN INGLÉS


“Las autoridades españolas prepararán “The Spanish authorities will prepare by
para finales de noviembre de 2012 normas end-November 2012 legislation clarifying
que aclaren la función de las cajas de the role of savings banks in their capacity as
ahorro en su calidad de accionistas de shareholders of credit institutions with a
entidades de crédito, para, en último view to eventually reducing their stakes to
término, reducir su participación en las non-controlling levels”.
mismas hasta un nivel no mayoritario”.

Es decir, donde la traducción española dice “hasta un nivel no mayoritario” la versión


oficial dice “to non-controlling levels”. Es decir, ni el 50 por ciento ni el 30 por ciento que
propone la Presidencia de Kutxabank ni el 20 ni el 10. En último término, “las cajas
bancarizadas no podrán controlar el banco”. Este es el contexto en el que pretende
situarse la Presidencia de Kutxabank. Si utilizamos el texto del MOU como marco de
referencia, el propio texto nos dice a dónde pretende llevarnos.
En definitiva:

.. No hay ninguna norma ni acuerdo europeo que nos obligue a incorporar accionistas
privados a Kutxabank o que cuestione el modelo de cajas de ahorros.

.. El MOU no es más que un acuerdo pactado entre el Gobierno español y el


Eurogrupo.

.. El MOU no cuestiona en absoluto el modelo de cajas de ahorros.

.. Al contrario, el MOU cuestiona el modelo de bancarización de las cajas de ahorros.


.. El criterio del MOU sólo obliga a las cajas que decidan mantenerse dentro de ese
modelo de bancarización.

.. De acuerdo con la versión oficial del MOU, el Proyecto de la Presidencia de


Kutxabank nos llevaría finalmente a un contexto en el que las cajas ni siquiera
podrían mantener el 30 por ciento de control que se plantea. Estarían obligadas a
renunciar al control.

.. Sin embargo, el MOU nada dice sobre que el reparto del capital deba incluir a
accionistas “privados”. Incluso dentro del marco del MOU, es perfectamente posible
mantener la configuración institucional actual de Kutxabank mediante la cesión de
acciones a entidades públicas (o a depositantes y trabajadores), con un reparto final
de la capacidad de decisión equivalente al actual.

Colección de documentos sobre Kutxabank elaborada por EKAI Center:

http://www.scribd.com/collections/3352719

Para recibir nuestro boletín, solicitarlo a: info@ekaicenter.eu

Rate