You are on page 1of 2

En el camino de la Revolución Ciudadana / Izquierda Ciudadana

Nace la Izquierda Ciudadana de Chile

Hace un año atrás, el 4 de agosto de 2011, la ciudadanía expresó su indignación en las calles, los centros de estudio y los barrios del país, ocupando los espacios públicos y manifestando sus exigencias de poner fin al lucro en la educación y los otros derechos sociales, y fundamentalmente su demanda de recuperar el poder constituyente para la democratización de nuestra sociedad. Hoy informamos que hemos dado el histórico paso de crear una nueva fuerza política: la Izquierda Ciudadana de Chile, como un aporte al desafío de ensanchar en forma creciente los espacios de participación, representación y expresión política ciudadana, de visibilizar sus proposiciones y demandas e impedir que sean escamoteadas una vez más sus esperanzas de levantar un Chile sustentado en el interés público y no en el de los dueños del capital, un país de igualdad y justicia social, una sociedad de diversidad, inclusión y libertades, profundamente respetuosa de los derechos humanos. En la Izquierda Ciudadana confluyen estudiantes que participaron en las movilizaciones por educación pública y gratuita, en cuya directiva se expresan a través de Cristóbal Lagos, secretario general de la FECH en 2011. En la Izquierda Ciudadana participan personas comprometidas con los movimientos sociales ambientalistas, feministas y de la diversidad sexual, que reclaman autonomía y presentan nuevas demandas, los que se expresan en su directiva con Gloria Maira y Solange Daroch. En la Izquierda Ciudadana convergen los socialistas que recogen la tradición allendista, la identidad democrática y revolucionaria del socialismo chileno, los que se expresan a través de Rubén Andino, Claudio Chandía y Luis Sierra, ex dirigentes nacionales del Partido Socialista de Chile y de la Acción Socialista Allendista. En la directiva de la Izquierda Ciudadana están muchos de los que lucharon durante el Gobierno de Salvador Allende, como su ex ministro de Minería Pedro Felipe Ramírez, y otros que combatieron a la dictadura en los 80, como Gonzalo Rovira, ex dirigente de la FECH y fundador de la CONFECH. En la Izquierda Ciudadana participa el Movimiento Nueva Izquierda, representado en su dirección por Jaime Insunza y Cristián Méndez, organización que desde hace años asume la tarea de aportar a la construcción de un nuevo proyecto socialista para Chile, en particular en las universidades y centros de estudio del país. En la Izquierda Ciudadana ha confluido la Izquierda Cristiana de Chile, un partido de 40 años de historia, que se expresa en su directiva a través de sus dirigentes nacionales Víctor Osorio y Darío Salas, ambos participes del movimiento estudiantil secundario de los años 80.

SANTO DOMINGO 1083, OF 505, SANTIAGO

/

WWW.IZQCIU.CL

1

ESTRATEGIA POLÍTICA / IZQUIERDA CIUDADANA

En la Izquierda Ciudadana está el diputado Sergio Aguiló Melo, quien en el Parlamento ha trabajado incansablemente por hacer presente las demandas de la ciudadanía y los movimientos sociales, siendo de los primeros en levantar su palabra crítica frente a la ausencia de cambios sustantivos durante los Gobiernos de la Concertación. A la Izquierda Ciudadana está integrándose una parte significativa de los hombres y las mujeres que desde el 2011 hemos realizado una experiencia de construcción de más izquierda para Chile desde el Movimiento Amplio de Izquierda (MAIZ), de cuyo aporte se alimenta el nuevo camino que se inicia. Recientemente, la Izquierda Cristiana culminó exitosamente un proceso de inscripción en el registro de partidos políticos. Esta herramienta política legal ha cambiado su nombre por Izquierda Ciudadana y se ha puesto al servicio de la nueva confluencia política que informamos al país. Por consiguiente, la Izquierda Ciudadana ha nacido como partido legalmente constituido, para luchar por las demandas ciudadanas y de los movimientos sociales en el campo electoral y el ámbito institucional. Como tal, la Izquierda Ciudadana presenta como candidato a alcalde de Cerro Navia, con el respaldo de toda la oposición, a Mauro Tamayo Rozas, un joven profesional, ex dirigente estudiantil de la Universidad de Chile, concejal por dos períodos y cuya postulación emergió de los movimientos sociales. Asimismo, la Izquierda Ciudadana concurrirá a suscribir un pacto electoral con el PC, el PRSD y el PPD, para presentar candidaturas ciudadanas a concejales a lo largo del país. Ello, sin perjuicio de que trabajará desde ahora mismo por lograr niveles de unidad superior de la izquierda social y política, y para reagrupar en torno a un programa ciudadano de democratización del país a todos los que coinciden en la necesidad de conquistar una nueva Carta Fundamental surgida de una Asamblea Constituyente, que establezca un Estado profundamente democrático y descentralizado; un programa que contemple el reconocimiento de la identidad y los derechos de los pueblos originarios, la recuperación de la salud y educación como derechos sociales y la renacionalización del cobre, el litio y el agua; un programa orientado a construir un nuevo modelo de desarrollo sustentable, que supere el neoliberalismo. La Izquierda Ciudadana de Chile es el resultado del nuevo ciclo histórico que comenzó a abrirse paso, empujado por la movilización social de cientos de miles de ciudadanas y ciudadanos. Por lo tanto, nuestro esfuerzo fundamental será continuar contribuyendo a este camino de multiplicación de sus luchas por todos los rincones del país. Nos asiste la convicción de que nos encontramos en un tiempo histórico fecundo para retomar la senda de la democratización del país. Nacemos para poner todos nuestros esfuerzos y nuestras capacidades en el desafío de derrotar políticamente a la derecha y, fundamentalmente, para desarrollar un proceso de REVOLUCIÓN CIUDADANA, que impida que nuevamente sean frustradas las exigencias de construir un Chile justo y bueno para todas y todos.