You are on page 1of 2

11.- ¿CUÁL ES LA UBICACIÓN DE LOS RECEPTORES PARA LAS HORMONAS QUE FUNCIONAN ANORMAL Y NORMALMENTE EN EL CUERPO DE ALEJANDRA?

Pocock G, Richards C. Fisiología humana. 2a edición. Barcelona: Masson; 2005. Todas las hormonas actúan mediante la unión de receptores específicos a las células diana. Éstos pueden situarse en la propia membrana plasmática, dentro del citoplasma o en el núcleo. Se cree que las hormonas esteroideas y tiroideas difunden en las células antes de unirse a los receptores intracelulares, principalmente dentro del citoplasma y que, acto seguido, el complejo receptor-hormona migra al núcleo, donde altera la expresión génica. Hormonas peptídicas hidrosolubles, catecolaminas y neurotransmisores se unen a los receptores de la membrana plasmática, donde actúan bien a través de segundos mensajeros como el calcio, al AMP cíclico o el inositol trifosfato, o bien activando cinasas unidas a la membrana que alteran la expresión génica.

Guyton A, Hall J. Tratado de fisiología médica. 10a edición. México: McGraw Hill; 2001. La acción de una hormona comienza con su unión a un receptor específico de la célula diana. Las células carecen de receptores para las hormonas no responden. Los receptores de algunas hormonas se localizan en la membrana de la célula efectora, mientras que en otros casos se encuentran en el citoplasma o en el núcleo. Cuando la hormona se combina con su receptor, se desencadena una cascada de reacciones en la célula. Cada receptor suele ser muy específico para una única hormona. Los distintos tipos de receptores hormonales se encuentran de ordinario en los siguientes puntos: 1) en o sobre la superficie de la membrana celular; los receptores de membrana son específicos sobre todo de las hormonas proteicas, peptídicas y la catecolaminas. 2) en el citoplasma celular; casi todos os receptores de las distintas hormonas esteroideas se encuentran en el citoplasma. 3) en el núcleo celular; los receptores de las hormonas tiroideas se encuentran en el núcleo.

Fox S. Fisiología humana. 12ª ed. México: McGraw Hill; 2011. Las hormonas se envían por la sangre a todas las células del organismo, pero sólo las células diana son capaces de responder a las mismas. Para que pueda responder a una hormona dada, la célula diana debe presentar proteínas receptoras específicas para esa hormona. La interacción receptora-hormona es muy específica. Además de esta propiedad de especificidad, las hormonas se unen a receptores de alta afinidad y de baja capacidad. Esta última característica se refiere a la posibilidad de saturación de los

sus receptores se encuentran en la superficie externa de la membrana. pueden atravesar a membrana plasmática e introducirse en sus células diana. esteroides y tiroxina. polipéptidos. catecolaminas. la acción hormonal requiere la activación de segundos mensajeros. En estos casos. Debido a que las hormonas lipófilas. La localización de las proteínas receptoras hormonales en sus células diana depende de la naturaleza química de la hormona. no pueden atravesar la membrana celular.receptores por las moléculas hormonales debido a la limitación del número de receptores en cada célula diana. las proteínas receptoras de las hormonas lipófilas se encuentran dentro del citoplasma y del núcleo. Debido a que las hormonas hidrosolubles. y glucoproteínas. .