You are on page 1of 2

¿Qué son las actitudes? Una actitud es un juicio evaluativo (bueno o malo) de un objeto.

Así, una actitud representa la propensión favorable o negativa del individuo hacia el objeto actitudinal. Las consecuencias de las actitudes son las que explican la importancia del concepto en la psicología social. Las evaluaciones de los objetos tienen efectos significativos en las percepciones las emociones y la conducta. Zanna y Rempel (1998) identificaron cuatro rasgos esenciales del concepto de actitud: 1. Se refieren a un estimulo. Siempre se dirigen a un objeto (un asunto, una conducta, persona, grupo, o cualquier otro aspecto identificable del medio). 2. Las actitudes se refieren a evaluaciones que hacen los individuos de los objetos. Son juicios que reflejan la favorabilidad o desfavorabilidad del perceptor hacia el objeto (bueno-malo favorable-desfavorable sensato-insensato agrado-desagrado). 3. Las actitudes están representadas en la memoria: Se ajustan a nuestra red de representaciones en la memoria, haciendo que tengamos la misma actitud hacia “médicos” que hacia “jeringas”. Algunas actitudes son más accesibles que otras y tienen un mayor impacto en el procesamiento de la información y la conducta. 4. Las actitudes se desarrollan a partir de la información cognitiva afectiva o conductual a) Conocimientos o creencias previas del objeto b) Reacciones emocionales espontaneas c) Conductas y respuestas anteriores hacia el objeto ¿Por qué tenemos actitudes? Formamos actitudes de manera rápida y sin esfuerzo, casi automáticamente, a partir de relativamente poca información y sin deliberación, ya que las respuestas de afecto y evaluación son más primitivas que las que se relacionan con la cognición. Las reacciones afectivas son anteriores o más elementales que las cognitivas. Las respuestas afectivas básicas (agradodesagrado) pueden ocurrir antes de que el individuo sea consciente del objeto. Aunque las actitudes pueden cambiar, tenemos una resistencia psicológica a hacerlo, defendemos nuestras actitudes. Por lo que cumplen funciones psicológicas importantes. Katz (1960) identifico cuatro posibles funciones de las actitudes: 1. Función utilitaria: Al desarrollar actitudes buenas a situaciones que producen satisfacción, y actitudes malas a las desagradables se maximizan las recompensas y se reducen los castigos. 2. Función de conocimiento: Ayudan a comprender el entorno al proporcionar evaluaciones resumidas. 3. Función expresiva de valores: Las actitudes expresan los valores y la identidad de los individuos hacia los demás 4. Función defensiva del yo: Pueden servir para evadir verdades dolorosas. Por ejemplo, un mal profesor protege su ego formando una actitud desfavorable hacia sus alumnos (“No logran estar a la altura de mis brillantes conocimientos”).

hasta las más profundas como las religiosas -Las instituciones sociales como la escuela y las religiosas -Los medios de comunicación Actitudes basadas en información afectiva A pesar de que el conocimiento de un objeto produce una respuesta afectiva.Actitudes basadas en información cognitiva: La manera en que evaluamos un objeto está influida por lo que sabemos o creemos saber de él. “La familiaridad lleva al aprecio”. y experimentamos desagrado por aquellas que recuerdan experiencias negativas. Las actitudes están determinas por las características que los individuos asocian a los objetos. Si un estimulo es desagradable. Confiamos más en la experiencia que en la información de los demás. Sin embargo en ocasiones el agrado se estabiliza o se reduce por aburrimiento. tales como elección de partidos políticos. Muchas de nuestras actitudes tienen un efecto condicionado. Una actitud está determinada por cualquier característica del objeto que parezca importante para el individuo (que recordamos mas fácilmente) sopesada por el hecho de si son buenas o malas. quienes ejercen una profunda influencia sobre nosotros y nuestras creencias. desde creencias superficiales como la música y ropa. -También nos influyen nuestros compañeros y amigos. por lo que se recurre a actos pasados más que a un juicio valorativo bien definido Definimos que preferimos o no un objeto cuando hemos tenido una conducta favorable o desfavorable hacia el en el pasado. Sentimos afecto por personas o lugares asociados con experiencias felices. y las que se basan en información indirecta obtenida de otras personas. Condicionamiento clásico: Ocurre cuando un estimulo provoca una respuesta que no producía antes ya que se empareja con el estimulo que la ocasiona de forma natural. pero no podemos referirla para crear una actitud hacia objetos o situaciones desconocidos. y produce un afecto aun más negativo hacia el mismo. Se pueden tener sentimientos buenos o malos hacia un objeto por razones ajenas a nuestras creencias por medio de dos procesos: simple exposición y condicionamiento. o prejuicios raciales. Esta auto percepción de las actitudes es más probable cuando se formaron recientemente o son mas ambiguas. su exposición prolongada sirve como castigo. Hay dos categorías principales de creencias: las basadas en experiencias personales. Actitudes basadas en información conductual Inferimos estados internos a partir de conducta elegidas libremente en el pasado. . -Nuestra primera fuente de información indirecta son nuestros padres. Simple exposición: La exposición repetida a un objeto conduce a una actitud más favorable hacia el mismo. esta también puede ser independiente. Las primeras son más accesibles se retienen mejor y son más claras que las actitudes basadas en información indirecta.