You are on page 1of 1

CARTA AL DIRECTOR

En conclusión, las disecciones de troncos su- Interna. Hospital de Viladecans. Viladecans, Barce- 7. Biousse V, D’Anglejan-Chatillon J, Touboul P.
praaórticos son una causa infrecuente e in- lona, España. Time course of symptoms in extracranial ca-
fraestimada de ictus. Si bien tanto la arterio- Correspondencia: Dr. Pedro Cardona Portela. Ser- rotid artery dissections. Stroke 1995; 26: 235.
grafía como la angiorresonancia o la angioto- vicio de Neurología. Hospital General de Bellvitge. 8. Mohr JP, Choi D, Grotta J, Weir B, Wolf PH.
mografía se han utilizado como pruebas diag- IDIBELL. Avda. Feixa Llarga, s/n. E-08907 L’Hos- Stroke. Pathophysiology, diagnosis and man-
pitalet de Llobregat (Barcelona). Fax: +34 932 607
nósticas confirmatorias de disección, las dos 882. E-mail: pcardonap@bellvitgehospital.cat agement. 4 ed. Philadelphia: Churchill-Living-
últimas son las más utilizadas en los últimos stone; 1998.
años al ser menos invasivas y poder aportar 9. Sue DE, Bran-Zawadzki MN, Chance J. Dis-
más información de la constitución de la pa- BIBLIOGRAFÍA section of cranial arteries in the neck. Corre-
red vascular, que la derivada de la simple vi- lation of MRI an arteriography. Neuroradiol-
sualización de la luz vascular residual. El tra- 1. Giroud M, Fayolle H, Andre N, Dimas R, Be- ogy 1992; 34: 273.
tamiento antiagregante es de elección, limi- cker F, Martin D, et al. Incidence of internal ca- 10. Pelkonen O, Tikkakoski T, Leinonen S. In-
tando el uso de tratamiento anticoagulante a rotid dissection in the community of Dijon. tracranial arterial dissection. Neuroradiology
casos muy concretos, como disecciones ex- J Neurol Neurosurg Psychiatry 1994; 57: 1443. 1998; 40: 442.
clusivamente extracraneales y con una dura- 2. Leys D, Moulin T, Stojkovic T, Begey S, 11. Jacobs A, Lanfermann H, Neveling M. MRI an
ción no superior a un año. El síndrome de Chavot D. Follow-up of patients with history MRA-guided therapy of carotid an vertebral
Horner permitiría inferir la persistencia de di- of cervical artery dissection. Cerebrovasc Dis artery dissection. J Neurol Sci 1997; 39: 329.
sección sin precisar otras exploraciones para 1995; 4: 43. 12. Menon R, Kerry S, Norris JW, Markus HS.
su diagnóstico. La recurrencia de las diseccio- 3. Goyal MS, Derdeyn CP. The diagnosis and Treatment of cervical artery dissections: a
nes y de ictus es muy infrecuente. management of supraaortic arterial dissec- systematic review and meta-analysis. J Neu-
tions. Curr Opin Neurol 2009; 22: 80-9. rol Neurosurg Psychiatry 2008; 79: 1122-7.
P. Cardona-Portela a, L. Cano-Sánchez a, 4. Caplan LR, Zarins CK, Hemmat M. Sponta- 13. Schievink W. Spontaneous dissection of the
A. Escrig-Avellaneda d, M. Jato-De Evan e, neous dissection of the extracranial vertebral carotid and vertebral arteries. N Engl J Med
P. Mora b, L. Muñoz c, F. Rubio a arteries. Stroke 1996; 16: 1030. 2001; 334: 898.
5. Schievink W. Spontaneous dissection of the 14. Mokri B, Houser OW, Sandock BA, Piepgras
carotid and vertebral arteries. N Engl J Med DG. Spontaneous dissection of the vertebral
Aceptado tras revisión externa: 10.07.09.
a
2001; 334: 898. arteries. Neurology 1988; 38: 88.
Servicio de Neurología. b Servicio de Radiología.
c 6. Hernández-Fernández F, López-Martínez L, 15. Oelker-Behn C, Aracena-Conte R, Nogales-
Servicio de Medicina Interna. Hospital General
de Bellvitge. L’Hospitalet de Llobregat, Barcelona. Villar-García M, Ayo-Martín O. Síndrome de Gaete J, Yupanqui-Pino I, Sáez-Méndez D.
d
Servicio de Neurología. Hospital de Sant Boi. Sant Horner secundario a vena venosa central. Rev Disección carotídea en un paciente consumi-
Boi de Llobregat, Barcelona. e Servicio de Medicina Neurol 2009; 49: 48-9. dor de cocaína. Rev Neurol 2008; 46: 448.

CARTA AL DIRECTOR

reotipias se busca incrementar la memoria Aceptado tras revisión externa: 22.06.09.


Trastorno de aprendizaje no verbal procesal mediante estimulación visual y táctil, Servicio de Consulta Externa. Hospital Psiquiátri-
frente a trastorno del espectro mientras que los intereses circunscritos, ruti- co Doctor Samuel Ramírez Moreno. México DF, Mé-
nas y rituales serían mecanismos compensato- xico.
autista: el papel del aprendizaje rios basados en la memoria declarativa [3]. Correspondencia: Dr. Miguel Ángel Romero Mun-
procesal Así, los déficit primarios de memoria declara- guía. Servicio de Consulta Externa. Hospital Psi-
tiva visual y de percepción visual/táctil dismi- quiátrico Doctor Samuel Ramírez Moreno. Autopis-
ta México-Puebla, km 5,5. Col. Santa Catarina. Del.
He leído el trabajo publicado en Revista de nuirían estos comportamientos en el TANV Tláhuac. CP 13100. México DF, México. E-mail:
Neurología por Magallón y Narbona [1], en el [1,4]. De hecho, se ha encontrado correlación romero_munguia@hotmail.com
que apoyan cambiar el nombre de trastorno de entre buen desempeño en prueba visual de vo-
aprendizaje no verbal (TANV) por el término cabulario y síntomas del trastorno autista [5].
‘trastorno de aprendizaje procesal’ (TAP), ya En el TANV hay buena sintaxis y raramen- BIBLIOGRAFÍA
que, según los autores, el déficit de aprendiza- te se presenta el lenguaje estereotipado, repe-
je procesal es la disfunción básica del TANV. titivo e idiosincrásico del síndrome de Asper- 1. Magallón S, Narbona J. Detección y estudios
Sin embargo, también se ha señalado déficit ger [4]. Si la gramática depende principal- específicos en el trastorno de aprendizaje pro-
de aprendizaje procesal en el trastorno por mente de la memoria procesal [2], esto sugie- cesal. Rev Neurol 2009; 48 (Supl 2): S71-6.
déficit de atención/hiperactividad, la dislexia, re más déficit de aprendizaje procesal en el 2. Ullman MT. Contributions of memory cir-
los trastornos específicos del lenguaje y los síndrome de Asperger que en el TANV [3], y cuits to language: the declarative/procedural
trastornos del espectro autista (TEA) [2]. déficit aún mayor en el trastorno autista [5]. model. Cognition 2004; 92: 231-70.
De hecho, en un trabajo publicado en Annals En resumen, parece inconveniente cambiar 3. Romero-Munguía MA. Mnesic imbalance: a
of General Psychiatry sugería que todos los el nombre del TANV por el de TAP, ya que el cognitive theory about autism spectrum dis-
síntomas diagnósticos de los TEA podrían de- déficit de aprendizaje procesal en este trastor- orders. Ann Gen Psychiatry 2008; 7: 20.
sarrollarse a partir de un déficit de aprendiza- no parece menos primordial y grave que en los 4. Rigau-Ratera E, García-Nonell C, Artigas-Pa-
je procesal [3]. TEA. Además, usar ‘memoria procesal’ para llarés J. Características del trastorno de apren-
El síndrome de Asperger (un TEA) destaca referirse al conjunto de memorias implícitas dizaje no verbal. Rev Neurol 2004; 38 (Supl 1):
en el diagnóstico diferencial del TANV y se [1] puede llevar a discrepancias teóricas sobre S33-8.
caracteriza por estereotipias, intereses cir- estos trastornos con autores que la consideran 5. Romero-Munguía MA. Memoria procesal
cunscritos, rutinas y rituales, infrecuentes en sólo un tipo de memoria implícita [2,5]. deficiente y alteraciones de la comunicación
el TANV [1,4]. Por otro lado, la teoría del de- en la patogenia del autismo infantil. Neurol
sequilibrio mnésico sugiere que con las este- M.A. Romero-Munguía Neurocir Psiquiat 2002; 35: 203-8.

448 REV NEUROL 2009; 49 (8)