You are on page 1of 40

TEMA

1
MÓDULO I

HISTORIA Y CONCEPTUALIZACIÓN DE LA PSICOPATÍA

José Manuel Pozueco Romero
Experto en Psicología Criminal y Forense

INSTITUCIÓN-ORGANIZACIÓN:

8

AUTOR Y DOCENTE DEL CURSO:

Psiquiatria.com / EduSalud (Campus Virtual)

José Manuel Pozueco Romero

PSICÓPATAS: Perfil, Crimino-Patología e Intervención Febrero – Marzo 2011 (3ª Edición)

9

TEMA 1
Historia y Conceptualización de la Psicopatía

MÓDULO I:

Perfil Psico-Social y Criminológico del Psicópata

1. INTRODUCCIÓN

2. HISTORIA DEL CONCEPTO DE PSICOPATÍA 2.1. 2.2. ANTECEDENTES REMOTOS: DESCRIPCIONES GENERALISTAS ANTECEDENTES PROXIMALES: CONCEPTOS AMBIGÜOS Controversia y Debate 1. Los sabios inmorales y los imbéciles morales: ¿Quién es quién? 2.2.1. Los moralistas A. PHILIPPE PINEL (1801): La manie sans délire (manía sin delirio) B. BENJAMIN RUSH (1812): La moral derangement (depravación moral) C. JAMES COWLES PRICHARD (1835): La moral insanity (locura moral) D. JEAN-ETIENNE DOMIQUE ESQUIROL (1838): La monomanía afectiva 2.2.2. Los degeneracionistas y hereditaristas A. BÉNEDICT-AUGUSTE MOREL (1857): La folié des dégenerés (locura de los degenerados) B. CESARE LOMBROSO (1876): El criminal nato y atávico C. JULIUS LUDWIG AUGUST KOCH (1888, 1891): La inferioridad psicopática 2.2.3. Los psicopatólogos y sociólogos A. EMIL KRAEPELIN (1896, 1904): Los estados psicopáticos y las personalidades psicopáticas B. ADOLF MEYER (1903, 1905): La inferioridad constitucional C. KARL BIRNBAUM (1909, 1914): La aparición del término sociopático D. KURT SCHNEIDER (1923): Las personalidades psicopáticas E. BENJAMIN KARPMAN (1923) y GEORGE EVERETT PARTRIDGE (1930): La sociopatía 2.3. POSICIONES MODERNAS: PERSONALIDAD, PSICOANÁLISIS Y COGNITIVISMO 2.3.1. 2.3.2. 2.3.3. HANS JÜRGEN EYSENCK (1957, 1970): Los psicópatas extrovertidos OTTO KERNBERG (1970, 1989): Las personalidades antisociales y narcisistas AARON T. BECK y A. FREEMAN (1990): Las creencias disfuncionales

INSTITUCIÓN-ORGANIZACIÓN:

10

AUTOR Y DOCENTE DEL CURSO:

Psiquiatria.com / EduSalud (Campus Virtual)

José Manuel Pozueco Romero

2.4.

POSICIÓN ACTUAL DEL TÉRMINO: CLECKLEY Y HARE 2.4.1. La perspectiva de HERVEY MILTON CLECKLEY (1941-1976): Los psicópatas “clínicos” y la demencia semántica 2.4.2. La perspectiva de ROBERT D. HARE (1980-2003): Los psicópatas “puros”

3. CONCEPTUALIZACIÓN DE LA PSICOPATÍA 3.1. 3.2. EL CONSTRUCTO DE PSICOPATÍA: ¿QUÉ ES UN PSICÓPATA?: LOS 20 RASGOS DE LA PSICOPATÍA LAS DOS PERSPECTIVAS CONCEPTUALIZADORAS DE LA PSICOPATÍA 3.2.1. 3.2.2. 3.3. El enfoque de la personalidad La perspectiva conductual

CATEGORIZACIÓN Y DIMENSIONALIDAD DE LA PSICOPATÍA: ¿CATEGORÍA CONTINUA O DISCRETA? Controversia y Debate 2. ¿Ser más o menos psicópata?

4. RESUMEN Y CONCLUSIONES

5. EVALUACIÓN DEL TEMA 1

la moderna conceptualización de la psicopatía tampoco está exenta de problemas. el moderno concepto de psicopatía tiene unos orígenes realmente imprecisos. LUIS ROJAS MARCOS . Los términos que se han venido empleando para categorizar al psicópata han sido. Finalmente. Qué duda cabe que cada autor ha proporcionado su pequeña contribución (más o menos acertada) al respecto. desde maníacos sin delirio hasta locos morales. como veremos en este primer tema. poner las cosas en su sitio. La historia es el mejor antídoto contra la nostalgia. pero no conviene olvidar esta porción de historia. psicópata. ya que mientras la una (la primera) pone el énfasis en los rasgos cognitivos. aunque bien podemos señalar que su reciente historia cuenta ya con más de 200 años. al menos hasta donde alcancen las fuentes bibliográficas consultadas. de personalidad y emociones del psicópata. Palabras clave: antisocial.PSICÓPATAS: Perfil. etc. perspectiva clínica. sin duda. perspectiva conductual. la categorización de la psicopatía como un continuo o como un taxón es otra de las problemáticas que frecuentemente circundan en torno a la psicopatía. ciertamente. Las perspectivas clínica y conductual han estado (y están) fuertemente confrontadas en esta conceptualización. sociópata. fundamentalmente las de tipo antisocial y criminal. la otra (la segunda) se centra en las conductas observables. Por otro lado. muy variopintos: desde imbéciles morales hasta degenerados constitucionales. y autores sobre el concepto de psicopatía. de un modo u otro. problemática que ha dado lugar a la hipótesis de que algunas personas puedan ser más o menos psicópata. Más que ningún otro. desde luego sobran. Crimino-Patología e Intervención Febrero – Marzo 2011 (3ª Edición) 11 TEMA 1 Historia y Conceptualización de la Psicopatía TEMA 1 HISTORIA Y CONCEPTUALIZACIÓN DE LA PSICOPATÍA JOSÉ MANUEL POZUECO ROMERO Doctorando en Psicología La Historia nos permite.

entrar de lleno en los pormenores de cada uno de estos rasgos psicopáticos. ¿Cuáles son los motivos que nos empujan a los investigadores a comenzar siempre el tema de la psicopatía con la exposición de una revisión histórico-conceptual que pudiera resultar tediosa para algunos y amena para otros? La razón principal es muy sencilla: durante más de 200 años de historia. Tras haber expuesto las 20 razones que definen y caracterizan al psicópata. HARE. Sea como fuere. la impresión general de la mayoría de los estudiosos de la psicopatía es que no parece bastar con explicar los orígenes del término para que muchas personas legas en la materia y muchos profesionales sigan albergando ideas estereotipadas al respecto. no es extraño encontrar diversas definiciones y redefiniciones que intentan acercarse a una delimitación clara de sus características clínicas y de su diagnóstico. en forma de listado. tener constancia de que el empleo de cualquier otro término intercambiable no pertenece al amplio cuerpo de investigación científica. al menos. . al psicópata se lo ha venido denominando de una variedad de formas. pues. trazaremos un retrato robot de las 20 características o rasgos definitorios esenciales de la psicopatía. Finalmente nos centraremos en mayor profundidad en las tesis de HERVEY M. con una multitud de conceptos. pero ninguno dando en el clavo tanto como las propuestas de los doctores CLECKLEY y HARE. En segundo lugar realizaremos una breve revisión de algunos de los autores que han influido en la evolución histórica del concepto de psicopatía. si bien desconocían por completo el concepto en sí mismo. Siguiendo un cierto orden histórico. CLECKLEY y de ROBERT D. en primer lugar comenzaremos repasando algunos autores que. Aun así. finalizamos este Tema 1 entrando en dos problemáticas frecuentes que aún hoy día rodean al estudio y comprensión de la psicopatía: me estoy refiriendo tanto a los dos perspectivas conceptualizadoras de la psicopatía (la cognitiva y la conductual) como a la abierta discusión de si este concepto constituye una dimensión continua (que implicaría la posibilidad de ser más o menos psicópata) o una categoría discreta (que implicaría únicamente la posibilidad de ser psicópata o no serlo. lo cierto es que nos legaron algunas descripciones generalistas que en algunos aspectos definían parte de la personalidad del psicópata. INTRODUCCIÓN En torno al concepto de psicopatía existe una vasta y variada literatura en la cual se puede constatar la importancia creciente que ha alcanzado esta anomalía de la personalidad. Como parte final de este primer tema. sin grados de ningún tipo). cuyos planteamientos son los dos más relevantes en la construcción del moderno concepto de psicopatía que está en la base de la escala de evaluación de la misma. algunos más acertados que otros. principalmente en los dos últimos siglos. lo que parece estar claro es que el concepto de psicopatía tiene una historia que se hace necesario conocerla para. Así.com / EduSalud (Campus Virtual) José Manuel Pozueco Romero 1.INSTITUCIÓN-ORGANIZACIÓN: 12 AUTOR Y DOCENTE DEL CURSO: Psiquiatria. en el Tema 2. lo cual refleja la complejidad del fenómeno que estudiaremos a lo largo del Curso. que nos servirá de referencia para posteriormente.

a que la persona doliente tenía dentro de sí al diablo. si tenías epilepsia. esas convulsiones típicas de la misma se debían. Así. nos situamos ahora en el período comprendido entre la Edad Media y la Ilustración. es decir. comprará un trozo de tripa y se irá riendo (citado en WIDIGER. como suele decirse coloquialmente. Dando un gran salto en la historia. TEOFRASTO nunca empleó el término “psicopatía” para referirse al tipo de carácter por él denominado como hombre sin escrúpulos. mucho mejor. Así. en su obra Los Caracteres. huesos para el caldo. si puede. sin remordimientos ni sentimientos de culpa ni de vergüenza.PSICÓPATAS: Perfil. una persona que no es capaz de ponerse en la situación de los demás (incapaz de empatizar). si no. de un modo ostensible. afortunadamente se producen algunos cambios en el pensamiento social general que se reflejan. Ahora. Y. un tal TEOFRASTO (372–287 a.) describió.1. Al igual que cualquier tipo de manifestación psicopatológica y/o conducta anormal. A partir del inminente declive religioso y la llegada de la Ilustración. p. eso sí. le recordará al carnicero que éste le ha quedado algo a deber y le pedirá a cambio algo de carne. dentro de la tradición griega filosófico-médica. ANTECEDENTES REMOTOS: DESCRIPCIONES GENERALISTAS Yéndonos mucho “por las ramas”. podemos llegar incluso al mismo período histórico de antes de nuestra Era y del que todos conocemos la influencia y pensamiento de aquellos filósofos griegos que ya son clásicos entre los clásicos. la conducta psicopática era entendida en estas fechas siempre como resultado de posesiones demoníacas y de brujería. 63). HISTORIA DEL CONCEPTO DE PSICOPATÍA 2. según los santeros de aquel entonces. por ejemplo. la descripción de este tipo de carácter es un fiel reflejo de algunas de las características actuales que definen el concepto de psicopatía: una persona sin escrúpulos.C. a lo que él llamó el hombre sin escrúpulos de la siguiente manera: El hombre sin escrúpulos pedirá prestado más dinero a una persona a la que nunca le haya devuelto nada… Cuando vaya a hacer la compra. Si la estratagema tiene éxito. Crimino-Patología e Intervención Febrero – Marzo 2011 (3ª Edición) 13 TEMA 1 Historia y Conceptualización de la Psicopatía 2. al igual que sucedió en el caso de HIPÓCRATES y del resto de sus coetáneos. CORBITT y MILLON. Sin embargo. 1992. en el estudio de la .

(EYSENCK y EYSENCK. los primeros intentos por delimitar los comportamientos psicopáticos datan de finales del siglo XVIII y principios del XIX. 1978). este camino no ha estado exento de controversia. 1976. la historia y la literatura dan muestras constantes de la existencia de la psicopatía. reparar en el calificativo de imbéciles morales. aunque con algunos matices. ya que miga parece ser que tuvo desde antaño y. sociopatía. con la primera aportación del médico-psiquiatra francés PHILIPPE PINEL. DOREN. 1998a. . 1993. 1998a. etc. Parte de esta confusión se deriva del uso de términos diferentes (locura moral. PICHOT. todos ellos pretendiendo. KERNBERG. sobre todo porque fue un concepto que dominó entre los moralistas y el cual.com / EduSalud (Campus Virtual) José Manuel Pozueco Romero delincuencia y de la conducta anormal en general. ciertamente. COID. HARE y SCHALLING. la atención pública abandona la preocupación por el alma pecadora del delincuente para centrarse en el entorno que la produce. HARE. BLACKBURN. 1978). caracterizar al psicópata –aunque un poco ambiguamente– tal como lo conceptualizamos hoy día. Ahora bien. locura moral. COOKE. 1978). 1978. o que un mismo término puede hacer referencia a diferentes conceptos (WERLINDER. 1998. Las teorías simplistas son desechadas y los investigadores dirigen su mirada ante la diferente naturaleza de los diversos tipos de criminales (MCCORD. Como veremos a continuación. Aunque.INSTITUCIÓN-ORGANIZACIÓN: 14 AUTOR Y DOCENTE DEL CURSO: Psiquiatria. de un modo u otro. 1996a.2. locura de los degenerados. 1984. FORTH y HARE. personalidad antisocial. 1982). Así. personalidad psicopática. 1998. En estos trabajos queda patente la importancia creciente que ha alcanzado esta anomalía de la personalidad. 1996. en la siguiente Controversia y Debate 1 nos vamos a detener brevemente en este antiguo y actualizado concepto de los imbéciles morales. Sin embargo. según parece también. incluso hoy día siguen resonando ciertos ecos al respecto. CLECKLEY. Como decíamos. WERLINDER. lo que refleja la complejidad del fenómeno que se pretende abordar. MCCORD y MCCORD. también infectó a los degeneracionistas y al resto de autores enmarcados en las diversas escuelas. psicopatía. etc. en el siglo XIX. 1964. concretamente en 1801 y 1809. MELOY. MILLON. 2. 1978. sobre todo en los dos últimos siglos. su clasificación diagnóstica realmente comienza. SIMONSEN y BIRKET-SMITH. 1993. con estos autores aparecen calificativos como manía sin delirio.). ANTECEDENTES PROXIMALES: CONCEPTOS AMBIGUOS El concepto actual de psicopatía –que todavía permanece abierto– es el resultado de varios siglos de investigación y especulación clínica por parte de psiquiatras y psicólogos europeos y norteamericanos. 1988. A partir de entonces. imbecilidad moral. no sin pocos batacazos. merece la pena. referencias a individuos que actualmente serían considerados psicópatas se pueden encontrar en fuentes históricas y literarias muy antiguas. por ejemplo: BERRIOS. siquiera sea sólo a modo de controversia. delincuencia congénita. Antes de pasar al siguiente acápite. olvidando que distintos términos no siempre reflejan distintos conceptos. Son múltiples los trabajos en los que se ha revisado de forma detallada la evolución de este concepto teniendo en cuenta la evolución de la Psiquiatría y las corrientes de pensamiento predominantes en cada época (véanse. 1987.

Pero no parecen darse cuenta. a la Iglesia católica y al Papa. Se trata de un escritor (y médico) alemán al que PRESCHER define como “el más insolente y atrevido. escrito satírico en el que aboga por extender tal dogma a los Papas. Crimino-Patología e Intervención Febrero – Marzo 2011 (3ª Edición) 15 TEMA 1 Historia y Conceptualización de la Psicopatía CONTROVERSIA Y DEBATE 1 Los Sabios Inmorales y los Imbéciles Morales: ¿Quién Es Quién? Como acertadamente apostilla FRANCISCO PÉREZ un criminal nato inconsciente de su criminalidad. CHARCOT. así. un psicópata. pertenece fundamentalmente a esas décadas tan convulsas que se sitúan en el paso entre los siglos XIX y XX. le vale en el mismo año una denuncia ante el tribunal de buenas costumbres. siempre ávido de conocimientos que ignora en su más profundo sentido. Psicología Criminal y Criminología.. obra secuestrada por la policía y prohibida en Alemania. Genio y Locura. y. debilidad de voluntad. todos esos elementos los hallamos a la perfección no sólo entre los salvajes. los desmanes científicos a los que se abandonan jueces y psiquiatras no dejan de tener sus detractores. hace la labor del divulgador llevando tales ideas al público ilustrado. Lamentablemente. incivilizadas. FERRI. MOREL. sino también entre los niños de los pueblos civilizados (.. huyendo de los escándalos que generan sus obras y que «¿Cuáles son los elementos psicológicos de la tendencia anestesia criminal? moral (. pero un psicópata al fin y al cabo. el más ingenioso y el más criminalización de innumerables conductas humanas. PANIZZA. PANIZZA inicia un periplo por diferentes países europeos. su análisis riguroso. donde explica el desencadenamiento de la sífilis a finales del siglo XV como un castigo divino debido a los desenfrenos eróticos de la corte papal de Alejandro VI. dos años más tarde publica La Inmaculada Concepción de los Papas. muchas personas han de sufrir las consecuencias de tales ideas llevadas a la práctica. falta de precisión. El Crimen de Tavistock Square. a los alemanes y al Emperador”. era un delincuente. y tal persecución se desafora tras la publicación. en 1895. a su manera. fundamentalmente aquellas consideradas molestas.PSICÓPATAS: Perfil.. en 1891. El Concilio del Amor. es tan antigua como la del llamado oficio más viejo del mundo. MAX NORDAU. GAROFALO.. MAGNAN y tantos otros que desfilan por las páginas de los textos de Psiquiatría. La historia de su relación con jueces y psiquiatras comienza con la publicación en Múnich. un gran servicio a la humanidad al identificar a sus elementos anómalos y extirparlos del tejido social que así dejan sano y lustroso. En una de sus ilustradas conferencias. a una le suponen un rosario de condenas y de internamientos en prisión y en manicomios. Ahora bien. y quizás uno de los casos más notables. A partir de aquí. viviendo en carne propia el aforismo de KRAUS según el cual «Los psiquiatras reconocen a los locos de una vez por todas en que se les nota muy alterados cuando se les encierra». que tras lo dicho puede inferirse que sabe muy bien de lo que habla. Obviamente. el que no era un “loco”. libro por el que el tribunal le condena a prisión. pero su caracterización. sustituta de la divina.) nadie ha atacado con tanta brutalidad como él. de una de sus conferencias. y el criminal nato. el niño es atávicamente un pequeño salvaje en espera de que la civilización le civilice.. incapacidad de atención. en los tiempos del Reich alemán. de su obra haciendo ciencia y.) El salvaje es pues. y en consecuencia.) Egoísmo profundo. si no. lo protagoniza OSKAR PANIZZA.. revolucionario profeta de su tierra” y TUCHOLSKY como “la figura más odiosa. uno de sus cuentos. que identifica las costumbres del burgués occidental con el canon de conducta universal. Todos estos autores creen estar literatura actual (. o hacen como si tal cosa. y de los criminales. En esas décadas se produce una psiquiatrización y educación no tiene capacidad sobre él». la más disonante de toda nuestra Este proceso de psiquiatrización y criminalización lo abanderaron como FOREL. que le supone ser depuesto inmediatamente de su grado de médico asistente de la clase. a la de aquellos tiempos. un salvaje atávico que vive en la civilización. de resistir a los impulsos momentáneos. a la vez. de que tal psiquiatrización/criminalización desmedida se basa en la creación y asunción de una moral científica. diferente del niño en que la FERNÁNDEZ (2005) en su libro Imbéciles Morales. LOMBROSO. escribe Psicosis Criminal en 1898. NORDAU asestaba lo siguiente: principal. mientras huye de la justicia. por su sinrazón. obra a la . la historia del crimen. –correspondiente hiperestesia del sistema nervioso que suprime la simpatía con el sufrimiento del otro–. desagradables. Uno de los discípulos de estos artífices de las teorías de la degeneración.

funcionarios públicos. PANIZZA y tantos otros no eran. En suma. paralítico a HUYSMANS. sin duda ejercieron su influjo en los años venideros. es el mismo KRAUS. indecente a ZOLA.. claro está. No podemos dejar de recordar las funestas secuelas que desencadenan tales planteamientos al caer en manos de políticos sátrapas y militares sanguinarios. etc. para diagnóstico de las enfermedades políticas del cerebro. disimula soluciones dándoles aspecto tecnología de altos vuelos. desequilibrado a MALLARMÉ. y buena muestra de ello son los conceptos tan ambiguos que muchos autores emplearon para calificar al psicópata tal como lo entendemos en la actualidad. J. a quien fuera se le ocurrió inventarse el calificativo de imbéciles morales para agrupar a todos aquellos sujetos que. ideológicas. de todo amor al prójimo. asombrosamente a las nuestras. la forma en que lo hicieron carecía de tan pocos escrúpulos como la misma conducta que hoy día guía las acciones de los psicópatas integrados. tutores. tales ideas continúan entre nosotros: sólo hemos de raspar el comentario: Libro de consulta para médicos profanos.. con los horrores del nazismo a la cabeza. de los más agudos. de manera más solapada. FUENTE: Elaboración propia a partir de: POZUECO ROMERO. e incluso las soluciones que dan a estos problemas son idénticas. y éstos –los de ahora–? Puede que sí. erotómano demente a MAUPASSANT. Le achaca “delirios de grandeza” por haber ligero barniz de nuestra civilizada modernidad. ministros. algunos parecen pensar igual que los de antaño. empleando la hiper-recurrida muletilla de “en nombre de la ciencia”. Ahora. [Libro en prensa. pues en muchos casos las ideas y preocupaciones de los autores que han tratado el tema y que aparecen en cientos de libros. obviando el hecho de que las nuestra mayor parafernalia un técnica de En cualquier caso. quien escribe sobre la ampliación de la teoría de la degeneración y su aplicación al mundo literario y artístico que lleva a cabo el citado NORDAU: «Así que al señor NORDAU se le ha ofrecido la ocasión de orinar en la tumba de FLAUBERT. es como si necesaria e invariablemente tendieran al crimen/delito por el mero hecho de su imbecilidad moral o supuesta inadaptación e incomprensión a y de las normales reglas de la sociedad. aun a pesar de no estar “locos”. Debemos tener bien presentes las consecuencias sociales de estas teorías. se parecen imbéciles morales sólo podría hacerse en el supuesto entendimiento de que ni siguen ni veneran la misma moral que a la gran mayoría nos guía. majadero a GOBINEAU. en proceso de maquetación para su publicación]. Perfil psicológico y personalidad: La mitad de su máscara. de una moral normal que digamos. Psicópatas integrados. que aquellos que sí comprendieran dichas normas pero se las saltasen sin el mismo tipo de escrúpulos que los anteriores. como sinónimo de “cortés”–. Es decir. mamarracho a PUVIS DE CHAVANNE y chapucero a RODIN!». ¡Y eso lo dice el señor NORDAU. políticas. sólo que ahora las cosas se dicen con otras palabras y. para verlas brillar de nuevo. sin duda. a los hermanos GONCOURT. Lamentablemente. las enseñanzas que pregonaron autores como NORDAU. que ha declarado cretino a MAETERLINCK. Aunque en los siguientes acápites exponemos las corrientes o enfoques más destacados sobre el concepto de psicopatía. M. sin embargo. en prensa).. “Sus juicios sobre los seres humanos carecen de toda consideración. las ideas mezquinas y difusiones de aquellos puntos de vista que acabamos de ver. bestia o majadero”. cretino. . como suele decirse coloquialmente. Las palabras que más a menudo tiene en la boca son idiota. por muchas décadas que nos separen de ellos. Disquisiciones a parte e independientemente de lo acertado o no del término. del tipo del señor NORDAU. han tenido que ver con el estudio de este concepto. ciertamente. y hoy en día. así como los autores más notables en cada uno de ellos. Si bien su sapiencia y cultura la emplearon para difundir teorías de aquel calibre.com / EduSalud (Campus Virtual) José Manuel Pozueco Romero que da un subtítulo que hace innecesario todo ¿Sabios aquellos –los de antaño–. de un modo u otro.. De manera más o menos ingeniosa. amparada en ese odioso tópico de “lo políticamente correcto” –o ser “diplomático”. si a los psicópatas se les considerara como de delirantes a Flaubert y BAUDELAIRE. eso sí: de imbéciles no tienen “ni un pelo”. sirvan los siguientes Cuadro 1 y Cuadro 2 como recorrido histórico general a modo de síntesis de todos los autores e instituciones que. pero inmorales.INSTITUCIÓN-ORGANIZACIÓN: 16 AUTOR Y DOCENTE DEL CURSO: Psiquiatria. idiota a d'AUREVILLY. juristas. Y otro de estos críticos. sobre todo en la primera mitad del siglo XX: depuraciones raciales. despreciado siempre a horteras y filisteos. no sería tan imbéciles morales como los primeros. verborreicos cuya afección principal es recoger orinales. (2010.

Disposición temperamental a la extroversión que les hace propensos a los comportamientos antisociales. A caballo entre los morales y los amorales. EYSENCK (1957) Psicópatas perversos Psicópatas “clínicos” Teoría sociológica psicopatía Psicópatas extrovertidos de la Delincuentes y no delincuentes que eran sus pacientes psiquiátricos. Deficientes en afecto y volición. AUGUST KOCH (1888. Trastorno mental caracterizado por un carácter peculiar y diferente.PSICÓPATAS: Perfil. HARE (1970) CATHY SPATZ WIDOM (1977) Psicópatas primarios Psicópatas no institucionalizados ROBERT D. Hombre sin escrúpulos. “Inferioridad” porque su constitución cerebral era considerada inferior. El superego no consigue tomar parte en la batalla del control de los impulsos entre el ego y el id. GOUGH (1948) H. 1904) ADOLF MEYER (1903. PRICHARD (1835) JEAN-ETIENNE D. CORIAT (1927) Psicopatía constitucional EMILIO MIRA Y LÓPEZ (1939) HERVEY M. entre antisocial y el la EMIL KRAEPELIN (1896. Desviación hereditaria personalidad. 1891) Hombre sin escrúpulos Manía sin delirio Depravación moral Insania/locura moral Monomanía afectiva Locura de los degenerados Sadismo. Crimino-Patología e Intervención Febrero – Marzo 2011 (3ª Edición) 17 TEMA 1 Historia y Conceptualización de la Psicopatía CUADRO 1. pero facultades Insensibilidad moral de los psicópatas como un defecto congénito. Los mismos que los de CLECKLEY. Todos los trastornos mentales con alteración de aspectos emocionales. CLECKLEY (1941) HARRISON G. 1985) Psicópatas “puros” o criminales OTTO KERNBERG (1984) Narcisismo maligno . Psicópatas criminales que reúnen todos los rasgos psicopáticos incardinados en el PCL-R. Deseo irrefrenable de satisfacer las propias conveniencias. Complejo de Edipo no resuelto. y “psicopática” debido a que todos los trastornos de la personalidad eran denominados así. C. Diferenciación comportamiento psicopatía. Introduce el componente moral y los considera perversos y depravados. 1914) Personalidades psicopáticas Inferioridad constitucional Sociopatía KURT SCHNEIDER (1923) Personalidades psicopáticas Todos los subtipos de trastornos de la personalidad son personalidades psicopáticas. BENJAMIN KARPMAN (1961) Psicópatas parásitos depredadores SILVANO ARIETI (1967) Psicópatas simples y complejos ROBERT D. El concepto de psicopatía a través de los tiempos y según los distintos autores AUTOR Y FECHA TÉRMINO CARACTERÍSTICAS THEOPHRASTUS (372-287 a. J. Actos impulsivos. 1905) KARL BIRNBAUM (1909.C. Psicópatas no criminales que reúnen todos los rasgos psicopáticos. L. cada subtipo de un modo distinto. ESQUIROL (1838) BÉNEDICT-AUGUSTE MOREL (1857) RICHARD VON KRAFFT-EBBIBG (1867) CESARE LOMBROSO (1876) J. Carácter antisocial fijado en etapas tempranas. delincuentes WILHEM REICH (1925) Carácter impulsivo R. Estigmas físicos y hereditarios. cruel. HARE (1980. desdobladas y carentes de real profundidad. con excepción de los que comportan conductas delictivas. cognitivas intactas. Deficiencia en la habilidad de roleplaying (representar un papel). de la Exageración de los impulsos sexuales normales con tendencias agresivas. y Personas insensibles.) PHILIPPE PINEL (1801) BENJAIN RUSH (1812) JAMES C. psychopathia sexualis Criminal nato y atávico Inferioridad psicopática Individuo moroso. emocionalmente inmaduras.

E. CUADRO 2.I. CLONINGER (1987) AARON T. (2003).D. Psicopatía y evaluación psicológica-forense de la peligrosidad: Prognosis criminal. y que reúnen todos los rasgos psicopáticos. Impulsivo. Creencias disfuncionales de sí mismos. Universidad Complutense de Madrid (Inédito). C. M. (2001). FUENTE: Elaboración propia a partir de: POZUECO ROMERO. superficial. FREEMAN (1990) PAUL BABIAK (1994) VICENTE J. “carencia de DSM-III-R (1987) DSM-IV (1994) DSM-IV-TR (2000) CIE-10 (1992) Inclusión de síntomas tradicionalmente atribuidos a la psicopatía.: Programa de Reeducación del Delincuente Violento. DSM-II (1968) DSM-III (1980) Personalidad antisocial Trastorno Antisocial Personalidad (TAP) TAP TAP TAP Trastorno Disocial Personalidad de la de la Inclusión de comportamientos antisociales repetitivos y crónicos como criterio necesario y suficiente. Baja tolerancia a la agresividad y violencia. esos trastornos de la personalidad sólo recogen parte del síndrome más completo de la psicopatía. con excepción de los que comportan conductas delictivas. Trabajo de Prácticas del “Diploma en Psicología Jurídica y Forense”.R.com / EduSalud (Campus Virtual) José Manuel Pozueco Romero R. J. BECK y A. Valencia: Departamento de Departamento de Psicobiología y Psicología Social. GARRIDO GENOVÉS (2000) Personalidad antisocial Psicópatas o antisociales Psicópatas con éxito Psicópatas integrados Trastorno de origen neurobiológico. Psicópatas no criminales estudiados en el ámbito empresarial (BABIAK) o integrados entre nosotros (GARRIDO). frustración. que se muestran siempre inquietos. Delincuentes violentos y P. Facultad de Psicología. Facultad de Psicología de la Universidad de Valencia (Inédito). egoísta. Madrid: Departamento de Psicología Social. Además de por el hecho de que la psicopatía no es ningún trastorno mental incluible en las nosologías psiquiátricas. . Términos de la APA (DSM) y la OMS (CIE-10 / ICD-10) para denominar y categorizar la psicopatía MANUAL Y AÑO TRASTORNO CARACTERÍSTICAS DSM-I (1952) Trastorno sociopático de la personalidad o reacción antisocial Individuos de comportamiento habitualmente antisocial. Inclusión del criterio remordimientos”. Huelga decir que ninguna de las categorías de trastornos de la personalidad recogidos en el Cuadro 2 por las dos instituciones oficiales de Psiquiatría y Psicología son sinónimos de psicopatía. J. FUENTE: Elaboración propia a partir de: POZUECO ROMERO. M. incapaces de extraer ninguna enseñanza de la experiencia pasada ni de los castigos recibidos.INSTITUCIÓN-ORGANIZACIÓN: 18 AUTOR Y DOCENTE DEL CURSO: Psiquiatria. a un grupo o a un código determinado.V. así como también de mostrar verdadera fidelidad a una persona.O. Tesina de Licenciatura en Psicología.

Con este término se identificaba a aquellos pacientes que se comportaban de forma impulsiva. lo que hace RUSH es introducir una dimensión moral a los postulados de PINEL. constituía una forma de depravación mental innata (WERLINDER. RUSH propuso los términos micronomia y anomia para la ausencia parcial y total de la facultad moral. 2001).PSICÓPATAS: Perfil. RUSH sustituyó estos términos por la expresión moral derangement (depravación moral). como una capacidad de la mente para distinguir y escoger entre el bien y el mal. B. esto es. ARRIGO y SHIPLEY. se le da el crédito de reconocer a este tipo de locura como un trastorno mental específico (SMITH. lo que dificultaba la habilidad del individuo para comportarse adecuadamente sin que ello conllevara un deterioro del funcionamiento intelectual. en este caso la facultad moral. generalmente. LOS MORALISTAS A. caracterizado por la ausencia completa de restricciones en la conducta y por una falta de remordimientos. tratando de enfatizar que cualquier patología de las facultades mentales.1. tradicionalmente se ha considerado que el origen del concepto de psicopatía se debe al psiquiatra francés PHILIPPE PINEL. Es precisamente a PINEL a quien. este autor acuñó la expresión manie sans délire (manía sin delirio) para describir un trastorno mental de naturaleza básicamente emocional. en su obra de 1812. arriesgada y violenta. al describir a un tipo de sujetos poseedores de una depravación moral innata «en la que probablemente haya una organización original . En 1801. el cual no necesariamente implicaban la presencia de un déficit de razonamiento. entendiendo ésta en su sentido ético. En este mismo año. los psicópatas son capaces de darse cuenta de la irracionalidad de lo que hacen. sólo que les trae sin cuidado. BENJAMIN RUSH (1812): LA MORAL DERANGEMENT (DEPRAVACIÓN MORAL) En 1786. 1978. 1978). De este modo. Según MILLON. respectivamente. PHILIPPE PINEL (1801): LA MANIE SANS DÉLIRE (MANÍA SIN DELIRIO) A pesar de la importancia de los trabajos que luego veremos de BENJAMIN RUSH. No obstante. a pesar de no presentar deficiencias en su capacidad de razonamiento. el médico norteamericano BENJAMIN RUSH publicó un ensayo en el que reconocía la existencia de un cuadro clínico caracterizado por una disminución o ausencia total de la facultad moral. Crimino-Patología e Intervención Febrero – Marzo 2011 (3ª Edición) 19 TEMA 1 Historia y Conceptualización de la Psicopatía 2. SIMONSEN y BIRKET-SMITH (1998).2.

ESQUIROL. fenómeno que. inclinaciones. incluyó los casos de psicópatas en una categoría diagnóstica más amplia que denominó monomanie affective (monomanía afectiva). PRICHARD (1835) introdujo el concepto de moral insanity (locura moral) para referirse a la alteración mórbida de los sentimientos e impulsos naturales sin un deterioro intelectual o de razonamiento.INSTITUCIÓN-ORGANIZACIÓN: 20 AUTOR Y DOCENTE DEL CURSO: Psiquiatria. caracterizada fundamentalmente por la antisocialidad (WERLINDER. destacando sobre todo la ausencia de ilusiones o alucinaciones. Caracteriza. el cual no iría acompañado de la respectiva culpa.com / EduSalud (Campus Virtual) José Manuel Pozueco Romero defectuosa en las partes del cuerpo relacionadas con las facultades morales de la mente» (MILLON y DAVIS. a estos sujetos como poseedores de un patrón de irresponsabilidad de larga evolución. afectos. 1998. donde el psiquiatra JAMES C. hábitos. RUSH pasa a ser el iniciador de la práctica de condena social contra los individuos etiquetados con estas características. De esta forma. En este sentido es en el que decíamos que la definía como una perversión mórbida de los sentimientos. haciendo con ello buena gala del proceso de psiquiatrización/criminalización del que nos hablaba PÉREZ FERNÁNDEZ (2005) en la Controversia y Debate 1 sobre los imbéciles morales. sino de comportarse con decencia y propiedad en la vida». y el individuo es incapaz. 448). defendió la idea de que el comportamiento de estos individuos se relacionaba con un defecto del carácter. D. la cual englobaba todos aquellos desórdenes mentales caracterizados por una alteración de los aspectos emocionales (WERLINDER. p. se extendió posteriormente por muchos años. . PRICHARD (1835) planteó que la locura moral aparecía cuando «los principios activos y morales de la mente se han depravado o pervertido en gran medida. D. 1978). De este modo. así como tampoco alucinaciones (ARRIGO y SHIPLEY. C. JEAN-ETIENNE DOMINIQUE ESQUIROL (1838): LA MONOMANÍA AFECTIVA En 1838. La locura moral aparece así como una variedad distinta a otras patologías mentales. el seguidor más destacado de la escuela de PINEL. JAMES COWLES PRICHARD (1835): LA MORAL INSANITY (LOCURA MORAL) La línea de pensamiento de los moralistas que acentuaban la alteración de los aspectos emocionales se desarrolló principalmente en Inglaterra. 2001). 1978). el cual había que reprender y condenar socialmente (MILLON y DAVIS). JEAN E. según ARRIGO y SHIPLEY (2001). además. no de razonar a propósito de cualquier asunto que se le proponga. vergüenza o duda sobre las consecuencias destructivas de sus acciones. el poder de autogobierno se ha perdido o a resultado muy dañado. impulsos y de la disposición moral. En otras de sus obras llegó a hablar incluso de una monomanía homicida. sin que esto conlleve un defecto intelectual o de razonamiento.

presentaban también insensibilidad táctil y agilidad muscular. y para ello.2. eran zurdos y físicamente robustos. postulando que los hombres estarían determinados biológicamente para el crimen. 1876. uno de los principales precursores de esta corriente. Cabe destacar que esta postura fue la dominante hasta principios del siglo XX. su desarrollo sexual era precoz.2. pero sin incluir el comportamiento antisocial en su definición. Desde esta perspectiva. que enfatizaba la vulnerabilidad o fragilidad nerviosa y la influencia de los factores hereditarios en la etiología de los trastornos mentales (PICHOT. 1978). el concepto de psicopatía se seguía definiendo en términos de personalidad anormal. ni más ni menos. p. Crimino-Patología e Intervención Febrero – Marzo 2011 (3ª Edición) 21 TEMA 1 Historia y Conceptualización de la Psicopatía 2. etc. En su obra El Hombre Delincuente propone el concepto de criminal/delincuente nato. BÉNEDICT-AUGUSTE MOREL (1857): LA FOLIÉ DES DÉGENERÉS (LOCURA DE LOS DEGENERADOS) A mediados del siglo XIX se inició una nueva línea de pensamiento en la Psiquiatría europea basada en la teoría de la degeneración. Desde el punto de vista comportamental. B. utilizó en 1857 la expresión folié des dégenerés (locura de los degenerados) para referirse a una desviación hereditaria de la personalidad caracterizada por la ausencia de planes consistentes. Así. eran emocionalmente hiperactivos. orejas alargadas y frente despejada. 1978). y presentaban deficiencias de sentimientos altruistas (LOMBROSO. por lo que la conducta criminal sería una especie de conducta atávica. el médico francés BÉNEDICT A. CESARE LOMBROSO (1876): EL CRIMINAL NATO Y ATÁVICO El italiano CESARE LOMBROSO es el máximo exponente de la denominada Criminología Positivista. Dentro de esta corriente de pensamiento degeneracionista/hereditarista. la desorganización de la vida diaria y la ausencia del sentido del deber en cuestiones relacionadas con la familia y la sociedad (WERLINDER. MOREL.PSICÓPATAS: Perfil. LOS DEGENERACIONISTAS Y HEREDITARISTAS A. temperamentalmente irascibles e impetuosos. . LOMBROSO (1876) se empeñó en estudiar aquellos aspectos que caracterizan a los criminales. estableció una serie de rasgos físicos propios de los criminales predispuestos constitucionalmente: […] mandíbula grande y proyectada hacia delante. 450).

relaciones que fueron de todo (incluso manipuladas y ajustadas a las hipótesis) menos estadísticas. Así el patio (panorama). KOCH propuso denominar psychopathischen minderwertigkeiten (inferioridades psicopáticas) a todas las irregularidades mentales (congénitas o adquiridas) que no conllevaban un retraso o enfermedad mental pero sí un desarrollo anómalo del carácter. según las tesis lombrosianas. por supuesto. incurriere en ciertas conductas antisociales. Lo que propuso fue que se cambiara la anterior designación de locura moral por la suya de inferioridad psicopática. los SHELDOM y otros tantos se devanaron los sesos por encontrar relaciones entre determinadas áreas cerebrales y/o estigmas corporales que dieran crédito a las tesis imperantes. por muy suaves que fueran éstas. esta terminología encontró muchísima aceptación en Norteamérica y Europa. supongo que cualquier comentario adicional sobra. A. KOCH utiliza este concepto para caracterizar a aquellos individuos que tienden hacia los comportamientos anormales. C. así. KOCH representa a la corriente de la investigación observacional. pero que no son “locos” propiamente tales (ARRIGO y SHIPLEY. Aun así. el epíteto de “psicopático” fue seleccionado por KOCH para sustentar su creencia de que existía una base física o desorden congénito en estas alteraciones: « […] son siempre psicopáticas las personas que presentan estados y cambios orgánicos que están fuera de la normalidad fisiológica. Ante la contundencia de estas tesis estigmatizadoras. sino también a cualquier persona que. pero se basaba en presuntos defectos físicos. con retratos robots como este aportado por LOMBROSO sobre el delincuente nato. el término “psicopático” fue escogido por KOCH para subrayar la existencia de una base física en estas alteraciones. sin remedio alguno). el individuo que las exhibiera ya tenía muchas “papeletas” para convertirse en criminal y. la Criminología incipiente. distinguiéndolas de los estados temporales de irritabilidad. no era de extrañar que de vez en cuando salieran a la luz doctores Moreau.INSTITUCIÓN-ORGANIZACIÓN: 22 AUTOR Y DOCENTE DEL CURSO: Psiquiatria.com / EduSalud (Campus Virtual) José Manuel Pozueco Romero Si la Psiquiatría de aquellos años patologizó a todos aquellos individuos que considerase como anormales social y estadísticamente. 1978). los cuales no fueron verificados a nivel estructural o fisiológico (WERLINDER. sino un desarrollo anómalo del carácter. criminalizó no sólo a los mismos delincuentes. partiendo del supuesto de que la psicopatía no sería una enfermedad. dejar descendencia criminal (sus hijos. Surgen de una inferioridad de la constitución cerebral congénita o adquirida». . De acuerdo a MILLON. en concreto una inferioridad o debilidad de la constitución cerebral. por poco que “se resbalase”. L. sin embargo. en 1891. ALPHONSE BERTILLÓN. algunos psiquiatras alemanes comenzaron a plantearse que algunas manifestaciones mentales anómalas no alcanzaban la consideración de trastorno mental. SIMONSEN y BIRKET-SMITH (1998). J. debido a la influencia de la herencia. Por si el asunto no estuviera lo suficientemente candente ya por aquellos tiempos llenos de criminales natos y tesis desorbitadas sobre la naturaleza humana. iban a ser/nacer delincuentes “sí o sí”. Por ejemplo. PAUL BROCA. JULIUS LUDWIG AUGUST KOCH (1888. Como decíamos. 2001). 1891): LA INFERIORIDAD PSICOPÁTICA En las últimas décadas del siglo XIX. este término se acerca más al que hoy conocemos. y eso que autores o sabios (¿morales?) tan ilustres como SIR FRANCIS GALTON.

diferenciándolas de los citados originären krankheitszustände (estados psicopáticos). Sin duda alguna. a caballo entre las psicosis y las neurosis. Tras una serie de modificaciones de sus primeros postulados. los psicópatas podrían enfermar mentalmente en algún momento. siendo recogida por el prestigioso psiquiatra alemán EMIL KRAEPELIN. idea que perdura hasta nuestros días. 88-89). caracterizando a éstos como: […] los enemigos de la sociedad… caracterizados por una falta de elementos morales. en su obra de 1904. impulsiva y desviada sexualmente. Suelen ser destructivos y amenazadores. Suelen empezar a robar desde muy jóvenes y cometen crímenes de varios tipos (citado en PARTRIDGE. los mentirosos y timadores. Crimino-Patología e Intervención Febrero – Marzo 2011 (3ª Edición) 23 TEMA 1 Historia y Conceptualización de la Psicopatía 2. carecen de una reactividad emocional profunda. poseen poca capacidad de comprensión y afecto. y mucho más cerca de aquéllas que de éstas. Aunque el intento de este autor por separar a las personalidades psicopáticas de otros trastornos mentales fue encomiable.2. sujetos que manifestaban peculiaridades en su personalidad. dentro de los que distinguió a los excitables. 1930.PSICÓPATAS: Perfil. lo bien cierto es que su postura era aún muy de corte psicopatológica. algunos incluso discípulos suyos. los inestables. los pendencieros y los antisociales. MADARIAGA y SILVA. a los cuales dividió en dos grupos: por un lado. cuya condición era parte de un proceso irreversible. LOS PSICOPATÓLOGOS Y SOCIÓLOGOS A. que seguían el curso de un trastorno mental. 1904): LOS ESTADOS PSICOPÁTICOS Y LAS INFERIORIDADES PSICOPÁTICAS Como era de esperar. 5). la terminología de KOCH fue bien aceptada por los psiquiatras de la época. En 1896 propuso el concepto de estados psicopáticos que posteriormente. y a diferencia de lo que se sostiene hoy. denominando así a ciertas alteraciones congénitas de la personalidad caracterizadas por una anormalidad permanente del área afectiva-conativa. KRAEPELIN propuso el término que hoy en día utilizamos de personalidad psicopática para referirse a aquellas «personalidades pobremente dotadas por influencias hereditarias. Es muy probable que hayan tenido problemas en la escuela.. EMIL KRAEPELIN (1896. p. sujetos que poseían una disposición mórbida. . por el otro. en algún momento. p. obsesiva. dañadas en sus procesos germinativos y otras influencias físicas tempranas en el desarrollo» (citado en GÓMEZ. En relación a estos últimos. los impulsivos. pp. culminó con el concepto más conocido de psychopathischen persönlichkeiten (personalidades psicopáticas. siendo proclives al absentismo. en 1909/1915 define a los psicópatas como «personas con déficit de los afectos o de la voluntad» (citado en MILLON y DAVIS. 1998. 451)..3. 1976. por lo que no desdeñaba la posibilidad de que la personalidad anormal de aquellos psicópatas que él estudio estuviera. las tesis de KRAEPELIN van a notar su influjo en autores posteriores. De esta guisa. y. KRAEPELIN (1909/1915) sienta los precedentes de lo que sería la nomenclatura actual.

De acuerdo con este autor. prestigioso psiquiatra de origen germano-americano. 1914): LA APARICIÓN DEL TÉRMINO SOCIOPÁTICO KARL BIRNBAUM. D. decencia. No obstante. el cual. 1905): LA INFERIORIDAD CONSTITUCIONAL Las formulaciones alemanas sobre la psicopatía tuvieron una importante repercusión en Norteamérica. sino que más bien serían un reflejo de la actuación de las fuerzas sociales. KURT SCHNEIDER (1923): LAS PERSONALIDADES PSICOPÁTICAS Uno de los discípulos de KRAEPELIN. KARL BIRNBAUM (1909.INSTITUCIÓN-ORGANIZACIÓN: 24 AUTOR Y DOCENTE DEL CURSO: Psiquiatria. remordimiento y conciencia. o cuya anormalidad causa sufrimiento a la sociedad. las que dificultarían la adaptación y adquisición de formas de comportamiento aceptables. pocas veces surgiría de «rasgos inmorales inherentes al carácter». C. según sus postulados. Así. llevadas de la mano del psiquiatra suizo ADOLF MEYER. MEYER mostró sus dudas acerca del trastorno del tipo “psicopático-neurótico”.com / EduSalud (Campus Virtual) José Manuel Pozueco Romero B. en su tesis social de 1909 (Über Psychopathische Persönlichkeiten) y en su libro de 1914 (Die Psychopathischen Verbrecher). ADOLF MEYER (1903. un trastorno mental caracterizado por un carácter peculiar que no era posible ubicar en ninguna otra categoría psiquiátrica. el también psiquiatra alemán KURT SCHNEIDER (1923) describió las personalidades psicopáticas como aquellas personalidades anormales que sufren por su anormalidad. En 1905 presentó una clasificación de fenómenos psicopatológicos entre los que se incluía la constitutional inferiority (inferioridad constitucional). ese tipo de constitución no era necesariamente hereditaria. en un artículo publicado en 1903. También señaló que . al creer que éste había sido manejado de forma demasiado esquemática y dogmática dentro del marco de la teoría de la degeneración. este autor pronto se alejó de los modelos alemanes y desarrolló su propia escuela psicobiológica. Destacó que este tipo de individuos se caracterizan por una vida emocional poco intensa. fue el primero en introducir el término “sociopático” en relación con el comportamiento antisocial. y carecen de vergüenza.

PSICÓPATAS: Perfil. E. Nos parece una cuestión de principio que los juicios sobre la culpabilidad no residan únicamente en consideraciones legales (SCHNEIDER. Con su obra principal de 1923. Algunos psicólogos y sociólogos parecían empezar a tener claro lo que hoy día es toda una obviedad: que los delincuentes comunes podían ser mayoritariamente calificados de TAP y minoritariamente de psicópatas. Aunque reforzó la idea de que muchos de estos individuos eran delincuentes desde jóvenes e incorregibles. De este modo. Crimino-Patología e Intervención Febrero – Marzo 2011 (3ª Edición) 25 TEMA 1 Historia y Conceptualización de la Psicopatía estos individuos son descorteses. en 1930. el psicólogo estadounidense G. 1923. PARTRIDGE sugirió la necesidad de centrarse en las manifestaciones antisociales y criminales del síndrome de personalidad psicopática. Poco después. Escribió lo siguiente: […] que el término locura moral era probablemente el más utilizado en la medicina forense y urgía a todas las personas que trabajaban en el mundo legal a tener cuidado para que el pretexto de la locura moral no les arrebatase de las manos la espada de la justicia. caracterizando y designando a cada uno de ellos según sus rasgos más prominentes. Dies Psychopathischen Personlichkeiten (Las Personalidades Psicopáticas). 1988) anticipó ciertos problemas contemporáneos relacionados con estos «psicópatas» y se refirió a las ideas de los especialistas que le habían precedido muchas décadas antes y se enfrentaron a los mismos problemas. conocen y entienden el código moral social. como una anomalía del carácter. SCHNEIDER entendía la psicopatía de cuatro maneras: como un modelo de constitución hereditaria y estática. como un tipo asocial. a diferencia de lo que ocurrió en Europa. proponiendo el uso del término sociopathy (sociopatía). Además. entre otras. en un simposio sobre psicopatía organizado por BENJAMIN KARPMAN en 1923. pero son indiferentes hacia él. y como una estructura morbosa endotímica vital. y muy violentos cuando cometen crímenes. SCHNEIDER (1923. la psiquiatría norteamericana pronto comenzó a referirse a la psicopatía como una combinación específica de rasgos y comportamientos desviados. los investigadores tendían a englobar en un mismo síndrome clínico características como el egoísmo. pp. fríos e irritables. es ostensible el paralelismo existente entre estos diez subtipos de psicópatas y los diez tipos de trastornos de la personalidad actual amparados por la APA. la insensibilidad afectiva y la agresividad. Sin embargo. además de estos sujetos que terminaban cometiendo actos delictuales. ni todos los delincuentes son psicópatas. creía que. del mismo modo que comenzó a extenderse la creencia y hecho cierto de que ni todos los psicópatas son delincuentes. . E. existían algunos viviendo dentro de la sociedad en forma normal y muchos de ellos presentaban un éxito inusual en el ámbito político o económico. este autor propuso la existencia de diez subtipos de psicópatas. Por ejemplo. BENJAMIN KARPMAN (1923) Y GEORGE EVERETT PARTRIDGE (1930): LA SOCIOPATÍA Ahora bien. 131 y 132). No nos parece apropiado en los casos legales promover el pretexto de una responsabilidad disminuida en estas personalidades sólo porque puede ser la única forma de ingresarlos en una institución. una buena parte de los psiquiatras norteamericanos continuaron desligando la psicopatía de la criminalidad común.

. 1998. EYSENCK propuso la categorización de los psicópatas extrovertidos a través de una teoría que combina elementos de la biología y del aprendizaje. 11). Incapacidad para soportar el aburrimiento. a diferencia de los individuos normales.3. En 1970 utiliza el término psicópata o sociópata. aquellos individuos extrovertidos adquirirían de menor forma y más lentamente los valores e inhibiciones del grupo social al que pertenecen. describe los síntomas presentes en estos sujetos. Capaces de expresar todas las reglas sociales y morales verbalmente. Inmadurez emocional. Según esta teoría del aprendizaje. Impulsividad. postura que se sustenta en la idea de la existencia de disposiciones constitucionales innatas en estos sujetos.INSTITUCIÓN-ORGANIZACIÓN: 26 AUTOR Y DOCENTE DEL CURSO: Psiquiatria. para designar a «aquellos individuos que manifiestan serias dificultades de adaptación que no son deficientes mentales ni padecen de daño orgánico o epilepsia. p. 1976. . POSICIONES MODERNAS: PERSONALIDAD. Irresponsabilidad.3. Es ostensible el paralelismo (dado su influjo) de las tesis de EYSENCK con las descripciones clínicas que CLECKLEY comenzara a dar ya en 1941. Falta de previsión.1. quedando cifrados en los siguientes: • • • • • • • • • Incapacidad de control emocional y de aprender de la experiencia. sosteniendo que «los psicópatas poseen una disposición temperamental a la extroversión que les hace propensos a los comportamientos antisociales» (citado en MILLON y DAVIS. 1970): LOS PSICÓPATAS EXTROVERTIDOS En 1957. En este momento. ni caben dentro de la neurosis o la psicosis» (citado en GÓMEZ ET AL. J. H. HANS JÜRGEN EYSENCK (1957. 459). Ajuste insatisfactorio al grupo. Carencia de autorrealización. pero sin comprenderlas y obedecerlas.com / EduSalud (Campus Virtual) José Manuel Pozueco Romero 2. p. PSICOANÁLISIS Y COGNITIVISMO 2.

3.PSICÓPATAS: Perfil. . entre otras (BECK y FREEMAN. a diferencia de otras perturbaciones psiquiátricas. estando oculto por una máscara que se le superpone.3. Un segundo rasgo de personalidad lo observa en la relación de objeto: la envidia. grandiosa. Crimino-Patología e Intervención Febrero – Marzo 2011 (3ª Edición) 27 TEMA 1 Historia y Conceptualización de la Psicopatía 2. se acompaña por una extraordinaria ausencia de ansiedad o depresión manifiesta. la idea de la explotación de los demás y la necesidad de devaluarlos (LEÓN. autónomas y fuertes. BECK Y A.2. desde una orientación cognitiva.3. KERNBERG (1988) afirma que la psicopatía. 48-49). FREEMAN (1990): LAS CREENCIAS DISFUNCIONALES En 1990. AARON T. Plantean que «estas personalidades se ven a sí mismas como personas solitarias. KERNBERG ve a las personalidades narcisistas y antisociales como poseedoras de un self en dos niveles estructurales: un self real de estas personalidades que está solo. inferior e inseguro. un psiquiatra de corte psicoanalítica. «Me golpearán a mí si no golpeo primero». que devalúan al otro y lo hacen una víctima propicia para su propia protección o la satisfacción de sus impulsos. 1995. concibe a las personalidades antisociales y narcisistas en un continuo pero cada cual con sus características propias. incapaz de aprender. por tanto. «He sido tratado injustamente y tengo derecho a conseguir por cualquier medio lo que me corresponde». se destacan «Tengo que preocuparme por mí mismo». por lo que el principio motivador no sería la culpa sino la vergüenza. 508). Algunas creen que han sufrido abusos y malos tratos por parte de la sociedad y. 2000). Así. p. «Los otros son débiles y merecen que los dominen». hablaba en 1970 y 1989 de un afecto hacia el sí mismo que es patológico. las cuales están a la base de la distorsión de los pensamientos automáticos de estas personas. con una ambición desmesurada y actitud de superioridad. la cual es grandiosa en el caso del narcisista y es destructiva en el antisocial (MATA. el antisocial es una persona centrada en sí misma. OTTO KERNBERG (1970. y al igual que CLECKLEY. En este sentido. pp. 2. BECK y FREEMAN realizan una aportación novedosa a la caracterización de estos sujetos al poner énfasis en el papel que juegan las creencias disfuncionales al momento de darle forma a algunos de los aspectos del comportamiento antisocial. 1989): LAS PERSONALIDADES ANTISOCIALES Y NARCISISTAS OTTO KERNBERG. 1990. justifican la victimización de los demás porque consideran que ellos también han sido víctimas» (BECK y FREEMAN. vacío. En cuanto a las creencias nucleares. 2004). Además.

CLECKLEY (1976) consideraba que la psicopatía es un trastorno grave –más peligroso incluso que la psicosis– debido a su apariencia externa de normalidad. como científicos. Sus psicópatas “clínicos” lo eran tal porque recibía a estos sujetos en su propia clínica psiquiátrica.INSTITUCIÓN-ORGANIZACIÓN: 28 AUTOR Y DOCENTE DEL CURSO: Psiquiatria. POSICIÓN ACTUAL DEL TÉRMINO: CLECKLEY Y HARE 2. CLECKLEY describió al psicópata como un individuo de trato social aparentemente agradable pero altamente asocial. HARE. incapaz de sentir culpa y de aprender de la experiencia. y con ayuda de casos clínicos extraídos de su práctica privada. A diferencia de otras posturas anteriores. tesis muy suculenta que posteriormente recogerían y propagarían al público en general autores más modernos como ROBERT D. por lo que con ello sentó la hipótesis. Así. VICENTE GARRIDO. Aunque algunos de estos criterios o rasgos son indicadores de desviación social. en coincidencia con lo que ya había sugerido en 1923 SCHNEIDER de que los psicópatas pueden muy bien no ser criminales y estar bien integrados entre nosotros (CLECKLEY. publicada por primera vez en 1941. En el Cuadro 3 listamos esos 16 rasgos psicopáticos. HERVEY MILTON CLECKLEY (1941-1976): LOS PSICÓPATAS “CLÍNICOS” Y LA DEMENCIA SEMÁNTICA Durante las últimas décadas. médicos. De hecho. donde desempeñaba su profesión.1. entre otros muchos. . PAUL BABIAK. este autor mantenía que la conducta antisocial y destructiva por sí misma no era suficiente para establecer un diagnóstico de psicopatía. psiquiatras y hombres de negocios con gran éxito. así como de establecer lazos de afecto duradero con otras personas. MARTHA STOUT y HUGO RUBÉN MARIETÁN. sino también en algunas de las posiciones sociales más respetadas. CLECKLEY reflejó en 16 criterios las cualidades que él consideraba distintivas del trastorno psicopático. En su ya clásica monografía The Mask of Sanity (La Máscara de la Cordura). superficial emocionalmente. el psiquiatra norteamericano HERVEY CLECKLEY se ha convertido en el principal referente para los estudiosos de la psicopatía (PATRICK.4. aconsejando distinguirla de la criminalidad común.com / EduSalud (Campus Virtual) José Manuel Pozueco Romero 2. 1976). contempló la posibilidad de que las personalidades psicopáticas no se encuentren únicamente en las instituciones penitenciarias. 2006).4. este autor acentuó la extraordinaria habilidad del psicópata para mentir y manipular a los demás cuando da explicaciones sobre su conducta pasada o cuando formula propósitos acerca de su conducta futura. Asimismo. el comportamiento antisocial de los psicópatas es sólo una de las posibles manifestaciones de un síndrome clínico más amplio. En su opinión. Partiendo de una idea intuitiva de los rasgos más relevantes del psicópata. agresivo e impulsivo. intentando clarificar el problema de las terminologías y contrarrestar la tendencia a incluir bajo el rótulo de psicopatía trastornos muy diferentes. cuyo núcleo está representado por una serie de características distintivas a nivel emocional e interpersonal. CLECKLEY realizó la primera descripción comprehensiva del psicópata prototípico.

Encanto superficial y notable “inteligencia”. Vida sexual impersonal. FUENTE: Elaboración propia a partir de: CLECKLEY. 9. pues no es capaz de comprender las experiencias humanas en profundidad. Ausencia de nerviosismo o de manifestaciones psiconeuróticas. ya que sería capaz de elaborar frases semánticas correctas. ya que los casos subclínicos muestran signos de experimentar reacciones internas similares a las de los casos clínicos. lo que verdaderamente diferencia a los psicópatas criminales (que continuamente entran y salen de las prisiones o los hospitales psiquiátricos) de los psicópatas “con éxito” es que en estos últimos la apariencia externa de normalidad es mucho más firme (CLECKLEY. Louis. Pérdida específica de intuición. 1976. Egocentrismo patológico e incapacidad para amar. Conducta antisocial sin aparente justificación. es lo que JOHNS y QUAY (1962) describieron ingeniosamente al decir que el psicópata se sabe la letra. Según este autor. 8. Falta de juicio y dificultades para aprender de la experiencia. propuso sustituir el término por el ya citado de demencia semántica para resaltar lo que él consideraba la característica principal del trastorno. 10.V. de ahí que suelan “salirse con la suya” en la mayoría de las ocasiones y estar rozando la línea de delictividad en muchas ocasiones. . y que serían incapaces de crear lazos de afecto duradero con otras personas [. la separación entre la palabra y la acción. Los 16 rasgos psicopáticos según HERVEY MILTON CLECKLEY (1976) 1. 3. cuando. Indigno de confianza. pero le faltan las emociones asociadas a dichas reglas. a veces.. Crimino-Patología e Intervención Febrero – Marzo 2011 (3ª Edición) 29 TEMA 1 Historia y Conceptualización de la Psicopatía CUADRO 3. 1976). H. Incapacidad para seguir cualquier plan de vida. 376-387). Mosby. 11. 14. en 1941. Así. MO: C. 2. 6. CLECKLEY conceptualizó los aspectos más relevantes en cuanto al diagnóstico psiquiátrico de la personalidad psicopática. Sin embargo. Falsedad o insinceridad. St. Es decir. CLECKLEY se refirió a estos casos de psicópatas no criminales como manifestaciones subclínicas del trastorno. En términos alegóricos. simulados). sin él. (1976). Ausencia de alucinaciones y otros signos de pensamiento irracional. Amenazas de suicidio constantes pero raramente consumadas. pero sin reconocer con precisión qué está diciendo. Por tanto. […] El psicópata no procesa los hechos o datos que podrían ser llamados valores personales. pero no la música. 13. trato social aparentemente agradable e incapacidad para aprender de la experiencia. sólo que las personas confiadas que los conocen no sospechan nada en absoluto sobre esta posible doble vida o faceta. 4. ofreciendo una caracterización clínica diferente de criminalidad y de desviación social. aunque finge entenderlas. los sujetos con demencia semánticas era.PSICÓPATAS: Perfil. Y fue precisamente en un intento por clarificar el problema de las terminologías y contrarrestar la tendencia a incluir trastornos muy diferentes bajo el rótulo de psicopatía.] superficialidad emocional. Insensibilidad en las relaciones interpersonales ordinarias. la tendencia a decir una cosa y hacer otra. agresivos e impulsivos. el psicópata es capaz de imitar la moral y otros sentimientos sutiles del ser humano y no tiene dificultad alguna en entender las normas de interacción social. Incapacidad para experimentar remordimiento o vergüenza 7. pp. 5. Escasez habitual de reacciones afectivas básicas (afectos poco profundos. frívola y poco estable. enfatizó que se trataba de manifestaciones alternativas de la misma patología que subyace a los casos clínicos. 16. M.. es decir. 15. que carecen de sentimientos y de culpa (a veces no por completo). según este autor: […] altamente asociales. Conducta exagerada y desagradable bajo el consumo de alcohol y. sugirió que el psicópata padece demencia semántica. 12. al considerar que el concepto de “trastorno” implicaba un cierto grado de incapacidad o desajuste social. The mask of sanity: An attempt to clarify the so-called psychopathic personality (5ª Edición). Es incapaz de comprenderlos (CLECKLEY.

Las investigaciones y textos posteriores dejan ver muy a las claras que los criterios de CLECKLEY han sido utilizados corno un tipo de definición operativa de la psicopatía. pero no existe manera alguna de que pueda darse cuenta de que en realidad. 1976. . dificulta el desarrollo de la moralidad (ESPINOZA y COLOM. como posteriormente estudiaremos en el Tema 4. No es factible explicárselos. etc. abogados. CLECKLEY destacó de modo extraordinario la presencia de un lenguaje hueco en el psicópata para manipular: Puede repetir las palabras y decir que las comprende. Lo cierto es que cuando mienten lo hacen con candor y aparentan “que no les va nada en ello”. Como decíamos antes. lo que constituye un comportamiento muy confuso para médicos. Así es como el psicópata. enfatiza que este desorden no respeta clases sociales.INSTITUCIÓN-ORGANIZACIÓN: 30 AUTOR Y DOCENTE DEL CURSO: Psiquiatria. 346-351). PATRICK. fue la claridad con la que en 1976 describió los principales rasgos de estos sujetos.com / EduSalud (Campus Virtual) José Manuel Pozueco Romero De esta manera. abogados. sería una persona con un CI (Coeficiente Intelectual) normal. En los casos raros en que reconocen sus añagazas tratan de que los veamos sinceramente arrepentidos de su “conducta frívola”. los 16 que ya hemos visto en el Cuadro 3. psiquiatras. no las comprende. Aún más importante que su propuesta de esta nueva nomenclatura terminológica de la demencia semántica. en fin para todo quien tenga que ver con esta persona. formulada en 1941 y que en su momento no se extendió demasiado. En su opinión. 1994. CLECKLEY ilustró su tesis con varios ejemplos de científicos. y no ha de creérsele más en las explicaciones del pasado que en los propósitos que pueda formular acerca del futuro y da la impresión de que ni siquiera puede comprender por qué otras personas se ven tan comprometidas con la verdad. psiquiatras y hombres de negocios de gran éxito. Asimismo. para CLECKLEY. La mayoría de ellos no comete grandes crímenes. 351). en un principio para realizar evaluaciones clínicas globales y posteriormente como un listado o conjunto de escalas de evaluación (HARE.. 1991. es decir. 1980a. conducta irresponsable y motivaciones inadecuadas. 1994. policías. pues falla en estos sujetos la integración de la emoción con el sentido de las palabras: Sus frases inteligentes son poco más que reflejos verbales. para el psicópata no son eficaces las experiencias normales de socialización a causa de este defecto innato que. y son capaces de mirar tranquilamente a los ojos de sus interlocutores en medio de la mayor de las falsedades. 1998). pp. 1991. Escribió lo siguiente al respecto: En estas personalidades… suele existir un trastorno profundamente arraigado. […] Su respeto por la verdad es nulo. dando lugar a planteamientos teóricos que subrayan la importancia etiológica del procesamiento anormal de la información afectiva en los psicópatas (DAMASIO. no “sobreactúan”. psicólogos. CLECKLEY sostenía que los procesos lógicos del pensamiento funcionan perfectamente en el psicópata. HARE. porque nada en su conciencia existe que pueda compararse con estos conceptos (CLECKLEY. 2003a. usa el lenguaje sin llegar realmente a comprender el significado de lo que dice. p. Le es imposible mostrar el más mínimo interés en las tragedias o alegrías del ser humano. 1985a. 2006). muy significativa fue también su suculenta idea de que estas personalidades no se encontraban únicamente en las instituciones penitenciarias. pero. jueces. no tiene la capacidad de darse cuenta que otros se sienten “con-movidos”. 1985c. 1976. médicos. Ninguna intención sincera puede derivarse de sus conclusiones porque no existe ninguna convicción afectiva que pueda motivarle. sino pequeñas transgresiones. con el déficit de la demencia semántica. No se trata de una comprensión. Así. abogados. sino también en algunas de las posiciones sociales más respetadas. incluso sus expresiones faciales están sin el contenido emocional que implican. A pesar de una aguda “inteligencia”. sino de una mímica excelente de ésta. hechas “bajo palabra de honor” o con un “juramento solemne” (CLECKLEY. Es así como no todos los criminales son psicópatas. las cuales no tienen significado ni constituyen fuerzas motivacionales. Más aún. 2003b). sin embargo. La verdadera diferencia entre estos individuos y los psicópatas que continuamente entran y salen de las prisiones o de los hospitales psiquiátricos consiste en que su apariencia de normalidad es mucho más firme. p. pero de emociones empobrecidas. una y otra vez. La principal diferencia… reside tal vez en que la fachada de salud se extiende al aspecto material superficial (CLECKLEY. la importancia otorgada a la desviación emocional en la definición y el origen de la psicopatía ha perdurado hasta la actualidad. 456). es ciego frente a estos aspectos de la existencia humana. extrañándose de que no creamos sus nuevas promesas. junto con una capacidad emocional atenuada.

cualidades que actuarían como amortiguadores de la crueldad. la manipulación. ya que sólo se mueven por su propio interés. Entre las expresiones más obvias de estas tendencias de personalidad. En el plano conductual son irresponsables. Todo esto configura un estilo de vida caracterizado por la impulsividad. 1996a). el más leve remordimiento ni sentimientos de culpa o vergüenza. Aunque éstos conocen las reglas. En términos operativos. dominantes y enérgicos.4. dominante. 1997. siguen sólo aquéllas que eligen seguir. En este sentido.PSICÓPATAS: Perfil. es uno de los expertos más destacados a nivel internacional en el estudio de la psicopatía. Crimino-Patología e Intervención Febrero – Marzo 2011 (3ª Edición) 31 TEMA 1 Historia y Conceptualización de la Psicopatía 2. superficial. No conocen la lealtad con nadie. violando las normas sociales y expectativas sociales sin. la intimidación y la violencia para controlar a otros y satisfacer sus propias necesidades egoístas. falso y manipulador. insensible. grupos o instituciones. los psicópatas utilizan el encanto. Así pues. para HARE. . sea con individuos. ROBERT D.2. se puede afirmar que los psicópatas carecen notoriamente de empatía en las relaciones interpersonales. 1993. principios u objetivos. sin importarles las consecuencias dañinas de su conducta sobre otras personas. HARE destaca la conducta criminal. el oportunismo y la irresponsabilidad. Canadá). no sólo por haber creado un instrumento fiable y válido para evaluar la psicopatía en contextos penitenciarios. sino también por la gran cantidad de evidencia empírica que ha aportado a través de un innumerable conjunto de investigaciones en torno a este tema (FREEMAN. así como por su incapacidad para establecer vínculos duraderos con personas. egocéntricos. corresponde a un individuo locuaz. con sangre fría cogen lo que quieren y hacen lo que les apetece. Según HARE (1999a). por su falta de empatía. carecen de conciencia y de sentimientos hacia los demás. que retoma las características señaladas por CLECKLEY. 2001. En el plano afectivo. egocéntrico. a quienes ven como meros objetos. suelen transgredir con facilidad las normas sociales. HARE defiende que la psicopatía se distingue de otros trastornos psicopatológicos por un patrón característico de síntomas afectivos. HARE (1980-2003): LOS PSICÓPATAS “PUROS” El doctor ROBERT D. En el plano interpersonal son arrogantes. 1991. 1992). director del HARE’s Lab (Laboratorio HARE) y profesor emérito de Psicofisiología y Cerebro en la Facultad de Psicología de la Universidad de British Columbia (Vancouver. HARE. La definición del psicópata de HARE. fallando entonces en la actitud de entendimiento y aceptación del otro. 2000). no importándoles las repercusiones que ello pueda tener para los demás. ansiedad y sentimientos genuinos de culpa o remordimiento. interpersonales y conductuales (HARE. estos individuos se caracterizan por experimentar emociones lábiles y superficiales. HART. arrogante. el nomadismo. HARE y HARPUR. La necesidad de estímulo los lleva a correr grandes riesgos de forma no planificada e irresponsable. 1991. y se caracterizan por un estilo de vida socialmente inestable que incluye comportamientos parasitarios y faltos de planificación. manipuladores. los psicópatas son una especie de depredadores sociales. el engaño. son incapaces de comprender el estado emocional de otras personas. RAINE y SANMARTÍN. ya que se sienten libres para satisfacer sus propias necesidades y deseos. el abuso de sustancias y el fracaso en cumplir con las obligaciones sociales o en hacerse cargo de las responsabilidades (HARE. es decir. lo que destaca en el psicópata es la ausencia de las cualidades esenciales que permiten a los seres humanos vivir en sociedad. MOLTÓ y POY. la inestabilidad. Así. impulsivos y buscadores de sensaciones. HARE (2004) plantea la posibilidad de que las experiencias sociales que normalmente moldean el desarrollo de la conciencia –entendida como control interno– no tengan incidencia en los psicópatas.

COX y HARE. . FORTH y HARE. por tanto. depredadora y a sangre fría.com / EduSalud (Campus Virtual) José Manuel Pozueco Romero Entre los motivos que explicarían la falta de conciencia de los psicópatas. HARE ofrece algunas hipótesis: • Una de las posibilidades es que estos individuos tengan una pobre capacidad para visualizar mentalmente las consecuencias de su comportamiento. 1998. entiende la psicopatía como una entidad clínico-forense (pero no psicopatológica) compuesta por un núcleo afectivo e interpersonal y un conjunto de rasgos conductuales directamente relacionados con una historia de comportamientos antisociales. LURIA (1973). explicarían por qué le es tan fácil maltratar a las personas más vulnerables por medio de la intimidación y la violencia (HARE. asumiéndose el constructo de psicopatía implícito en él. • Basándose en el trabajo de A. MOLTÓ ET AL. HARE también planteó la posibilidad de que la falta de conciencia de estos individuos no dependa únicamente de la capacidad para imaginar consecuencias. 1995).INSTITUCIÓN-ORGANIZACIÓN: 32 AUTOR Y DOCENTE DEL CURSO: Psiquiatria. la agresión y la violencia del psicópata se ejercen de manera instrumental. su elevada impulsividad. ZÁGON. para uso con jóvenes infractores). 1995. el miedo al castigo. tiene capacidad para optar. De hecho. lo que ayuda a suprimir dicho comportamiento en el futuro (HARE. su bajo control conductual y su necesidad de poder y de control. 1993). 2003a). y como ya estudiaremos en el Tema 8. la culpa) sean inexistentes o muy deficientes en el psicópata hace que éste tenga muchas más posibilidades de incumplir las normas o de ajustarlas a su conveniencia que el resto de individuos. PATRICK. PATRICK. que son los que puntúan muy alto en el Psychopathy Checklist-Revised (PCL-R). 1999c). Para HARE (1999b. parasitario y crónicamente inestable. 2006). Desde un punto de vista legal y psiquiátrico. al comprobar que la imagen mental de las consecuencias de sus actos para sus víctimas es particularmente vaga (HARE. 1995. Ahora bien. su sentido desmesurado de autovalía. sino también de la capacidad para establecer un diálogo mental con uno mismo. para uso forense –con psicópatas delincuentes– y clínico –con psicópatas no criminales–) y el PCL: YV (de FORTH. HARE y sus colaboradores han desarrollado otros instrumentos derivados directamente del PCL-R para fines específicos: el PCL: SV (HART. HARE (1996a) señala que el psicópata es capaz de distinguir entre el bien y el mal. el hecho de que los principales inhibidores de la violencia y la conducta antisocial (la empatía. 2006. R. características más relacionadas con la naturaleza del individuo que con las fuerzas sociales y ambientales que están detrás de la mayoría de los otros tipos de violencia. 2000. 2003. así como en otros trabajos (COOKE. que puso de manifiesto la falta de resonancia emocional en los diálogos internos de los psicópatas.. 1992. ya que ofrece una valoración sobre los dos componentes de la psicopatía: el núcleo de características afectivas e interpersonales que CLECKLEY había enfatizado como nucleares en este síndrome (egocentrismo. el PCL-R (HARE. impulsivo. el PCL-R se ha convertido en el instrumento estándar para evaluar la psicopatía en muestras penitenciarias (MEALEY. En ella se parte de que la ansiedad asociada al potencial castigo de un determinado acto resulta fundamental para el desarrollo de la conciencia. 2000. 1991. Derivado de esta concepción de la psicopatía. 2002). posee plena conciencia de daño a nivel racional y. durante las últimas décadas. • No obstante. Una descripción y revisión sobre la validez de constructo y la fiabilidad de estos instrumentos puede encontrarse en sus respectivos manuales. mentira y utilización de los demás sin remordimientos) y el estilo de vida antisocial. la hipótesis que cuenta con un mayor apoyo empírico hace referencia a la incapacidad de los psicópatas para desarrollar respuestas emocionales de miedo y de ansiedad –como ya veremos en el Tema 4–. 2003b) se nos presenta como el mejor instrumento que existe actualmente para evaluar esta anomalía del carácter y/o de la personalidad en población forense/penitenciaria. THOMAS-PETER. KOSSON y HARE. 2007. 2001. como su egocentrismo. Otras características de la personalidad del psicópata. GACONO. Recientemente. los estrechos vínculos emocionales. crueldad. En suma. HARE defiende el constructo de psicópatas “puros”. Así.

Faltos de conciencia y de sentimientos hacia los demás. sin mencionar los términos “criminalidad” ni “delincuencia”. recogiendo casi todas sus características definitorias y. HARE. el concepto de “psicopatía” también es preciso acotarlo o delimitarlo a una serie de rasgos o características concretas y específicas. e incluso a usted mismo: de nuevo. CONCEPTUALIZACIÓN DE LA PSICOPATÍA 3.1. la realidad es más compleja. la realidad es más compleja. mucho más lo limitas». 1996a.PSICÓPATAS: Perfil. Quizás más que ningún otro. Esta cita magistral de 1996 pertenece al doctor ROBERT D. Crimino-Patología e Intervención Febrero – Marzo 2011 (3ª Edición) 33 TEMA 1 Historia y Conceptualización de la Psicopatía 3. En esta cita describe la esencia misma de la “psicopatía”. aun a riesgo de caer en esa “limitación” que inevitablemente conlleva toda acotación o delimitación conceptual. la manipulación. lo más importante. en el transcurso de mis investigaciones para mi Tesina de Carrera en Psicología y revisiones sobre la literatura de la psicopatía se me ocurrió una cita que creo que al concepto de psicopatía le “pega” más que a ningún otro: «Cuanto más defines un concepto. el profesor HARE describe a un tipo de persona que reúne una serie de rasgos o características que bien el lector pudiera ya haber identificado o asociado a alguien de su alrededor o a alguien que conocen. Aquí. Allá por 2001. EL CONSTRUCTO DE PSICOPATÍA: ¿QUÉ ES UN PSICÓPATA?: LOS 20 RASGOS DE LA PSICOPATÍA Permítanme empezar con un marco de referencia que me ayude a dar sentido a lo que a menudo parece un comportamiento sin sentido: Los psicópatas pueden ser descritos como depredadores de su propia especie que utilizan el encanto. Aunque en el Tema 2 nos detendremos a definirlos detalladamente. violando las normas y expectativas sociales sin el menor sentimiento de culpa ni remordimiento alguno (HARE. 25). . el mayor experto mundial sobre psicópatas. Sin embargo. p. la intimidación y la violencia para controlar a los demás y satisfacer sus propias necesidades egoístas. en el Cuadro 4 exponemos el listado de las 20 características o rasgos esenciales del psicópata tal como se expresa en el PCL-R. toman con extraordinaria sangre fría lo que les viene en gana y cuando lo desean.

14. Problemas de conducta en la infancia. The Hare Psychopathy Checklist-Revised (PCL-R): Manual (1ª Edición). Delincuencia juvenil. A modo de resumen. Respecto a esta última. HARE (en el que sólo se incluyeron varones encarcelados) y renovado recientemente en 2003 (incluyendo. HART. Los dos ítems restantes (11 y 17) son también rasgos de la psicopatía. Mentira patológica. Incapacidad para aceptar la responsabilidad de sus actos. 13. Ontario. crueldad y falta de empatía. 15. Sin embargo. Versatilidad criminal/delictiva. (1991). R. Afecto superficial. Relaciones maritales frecuentes y breves. 20. 4. ya que se ha comprobado que la psicopatía se extiende mucho más allá del complejo submundo delincuencial. Se trata de un instrumento de evaluación que se creó. entre 1980 y 1985. la personalidad y emociones del psicópata aglutina los rasgos o características de los ítems 1. 13. COX y ROBERT D. Toronto. 18. Los 20 rasgos o características del psicópata según el PCL-R de ROBERT D. Pobre control de la conducta. Ausencia de remordimientos y de sentimientos de culpabilidad. integrando tanto a la psicopatía criminal como a la psicopatía no criminal. 7. 2. sólo que se trata de características que no encajan en ninguna de las dos facetas o factores principales (personalidad/emociones y conducta/estilo de vida) de la psicopatía. simplemente obviando algunos ítems o rasgos del PCL-R que comportan conductas criminales/delictivas se terminaría creando. esta vez. elaborado por los doctores STEPHEN D. la necesidad y los nuevos cambios sociales. Precisamente son esas 20 características de la psicopatía las que actualmente definen el moderno concepto de psicopatía. Por otro lado.com / EduSalud (Campus Virtual) José Manuel Pozueco Romero CUADRO 4. para medir los rasgos de la psicopatía dentro de la población forense (delincuentes). 12. 10. 9. un instrumento de evaluación de la psicopatía no criminal o integrada derivado del original de 1991: se trata del ya citado PCL: SV (Psychopathy Checklist: Screening Versión –“Listado de Psicopatía: Versión Reducida”–). Conducta sexual promiscua. 12. D. 14. 8 y 16. HARE (1991) 1. Insensibilidad. Canadá: Multi-Health Systems. 11. FUENTE: Elaboración propia a partir de: HARE. 2.INSTITUCIÓN-ORGANIZACIÓN: 34 AUTOR Y DOCENTE DEL CURSO: Psiquiatria. 5. 5. 6. 18 y 19. 10. Estilo de vida parásito. . Revocación de libertad condicional. 7. 8. 19. Incapacidad para establecer metas realistas a largo plazo y aprender de la experiencia. 16. DAVID N. así como el prolífico y sucesivo cuerpo de investigaciones científicas. Esos 20 rasgos son los que definen actualmente a la psicopatía y se encuentran incluidos en el único instrumento de evaluación de la psicopatía: me estoy refiriendo al antes ya citado PCL-R. Locuacidad y encanto superficial. Sentido de autovaloración grandilocuente. 4. 6. 9. datos sobre mujeres psicópatas delincuentes). con el tiempo. 3. publicado en 1991 por el doctor ROBERT D. Estafador-engañador y manipulador. Irresponsabilidad. en 1995. 15. Impulsividad. 17. la conducta antisocial y estilo de vida desviado del psicópata se condensan en los ítems 3. todo ello ha provocado que la investigación más reciente sobre la psicopatía haya tenido que derivar este instrumento a la población civil PCL-R (1991) (nosotros). Necesidad de estimulación y propensión al aburrimiento. HARE con muestras de psicópatas no delincuentes. en primera instancia.

publicado en la Editorial Paidós. The Hare Psychopathy Checklist: Screening Version (PCL: SV). ya que en el tema siguiente vamos a profundizar de manera muy detallada en las mismas y que nos ayudarán a comprender cómo son estos psicópatas que nos rodean. FUENTE: Elaboración propia a partir de: HART. Ausencia de empatía. (1995). Así. como lectura complementaria. 9. 10. Conducta antisocial adulta. Ausencia de metas realistas. Irresponsabilidad. 2. Toronto. Mentira y manipulación. 6. COX. Ausencia de remordimientos.PSICÓPATAS: Perfil. y HARE. Crimino-Patología e Intervención Febrero – Marzo 2011 (3ª Edición) 35 TEMA 1 Historia y Conceptualización de la Psicopatía Esta vez. Pobre autocontrol de la conducta. pues. en 2003).. Ontario. 7. 8. PCL: SV (1995) CUADRO 5. 4. un texto muy significativo e ilustrativo por las magistrales descripciones y ejemplos de la vida real que allí nos relata. Impulsividad. del que existe traducción en castellano (Sin Conciencia. 11. Asimismo. también les recomiendo el interesante libro El Psicópata: Un Camaleón en la Sociedad Actual. D. publicado en 2000 por el profesor de la Universidad de Valencia VICENTE GARRIDO. Los 12 ítems o rasgos del psicópata no criminal según el PCL: SV (1995) 1. Sentido desmesurado de la autovalía. N. acechan y perturban. D. No aceptación de responsabilidades. sobre todo de la de tipo “no criminal” o “integrada”. sino también como un instrumentos concreto y específico de evaluación de la psicopatía en contextos clínicos (con pacientes psiquiátricos) y en contextos civiles (para la selección de personal y en estudios de la comunidad social de personas no delincuentes). Conducta antisocial adolescente. el nuevo instrumento ya no sólo servía como un indicador que podría apuntar a una posible psicopatía aplicado en contextos forenses (correccionales o penitenciarios). Superficial. D. recomiendo a las personas interesadas la lectura de uno de los textos más conocidos del doctor HARE y dirigido al público en general: Without Conscience (de 1993). Para descripciones más amplias y detalladas de estas características de la psicopatía. En el Cuadro 5 exponemos dicho listado de 12 ítems psicopáticos transformados. 12. . 5. Las características que acabamos de exponer serán de capital importancia a lo largo de todo este Curso. el PCL: SV es una versión reducida a 12 ítems de los 20 originales que componen el PCL-R. sean éstos delincuentes o no. Canadá: Multi-Health Systems. R. S. 3.

1996a.com / EduSalud (Campus Virtual) José Manuel Pozueco Romero Todos estos rasgos de personalidad y conducta de la psicopatía que hemos descrito en los Cuadros 4 y 5 se dan. por otro. En la actualidad parecen coexistir dos tradiciones netamente distintas en el estudio de la psicopatía que revelan un desacuerdo fundamental en torno a cómo se conceptúa el propio síndrome (HARE. algunos aspectos han sido enfatizados y otros minusvalorados. La importancia de esta etiqueta diagnóstica (psicopatía) nunca fue baladí. ROBINS y la misma APA. de hecho. MCCORD y MCCORD. y con razón. llegó a alcanzar tremenda importancia en conflictos bélicos tan despiadados y sanguinarios como la Segunda Guerra Mundial. 1993. NEWMAN y WALLACE. Dependiendo del punto de vista. el mismo creador del PCL-R. donde. por un lado. vamos a profundizar en los postulados principales de estas dos aproximaciones de estudio de la psicopatía. lo cual ha generado aún más controversia entre los investigadores. de manera omnipresente. nos advierte. POY. los cuales entienden y evalúan a los sujetos psicópatas en función del enfoque en el que se posicionen. MOLTÓ y POY. quienes defienden que la psicopatía debe conceptualizarse en términos de conductas antisociales. en suma. 1999). • El enfoque comportamental o aproximación conductual: representada por autores como CLONINGER. Por este motivo. paradójicamente se intentaba reclutar. LILIENFELD. a sujetos camicaces que fueran capaces de sentir el menor miedo posible y no mostraran ningún reparo en portar y usar armas de manera indiscriminada. teniendo en cuenta el énfasis diagnóstico puesto bien en la faceta emocional de la psicopatía o bien en sus manifestaciones antisociales del síndrome. y HARE. quienes defienden que la psicopatía debería ser entendida como una constelación de rasgos de personalidad. como es lógico. LAS DOS PERSPECTIVAS CONCEPTUALIZADORAS DE LA PSICOPATÍA Ha habido diferentes modos de considerar la psicopatía como un constructo. el instrumento por excelencia de evaluación de la psicopatía. Así.INSTITUCIÓN-ORGANIZACIÓN: 36 AUTOR Y DOCENTE DEL CURSO: Psiquiatria. 1994.2. Asimismo. . SCOTT LILIENFELD propuso en 1994 dos líneas de conceptualización en la evaluación y comprensión de la psicopatía: • El enfoque de la personalidad o aproximación clínica tradicional: representada por autores como CLECKLEY. del uso profesional y no indiscriminado del empleo de la misma. Es evidente. 1997. A continuación. 1998. a sujetos con la cabeza bien sentada y. 1998). ambas aproximaciones difieren sustancialmente en los métodos de evaluación empleados en cada caso (LILIENFELD. 3. ya que los fines para los cuales pueden ser empleados tanto el PCL-R como la etiqueta de “psicópata” son tan variados como las pretensiones de quienes los usan. tanto en los psicópatas criminales como en los psicópatas no criminales o integrados. que el uso de esta categoría diagnóstica tiene sus repercusiones en muchos campos de estudios y aplicación.

la falta de vergüenza y de sentido de culpabilidad. como hemos visto. WIDOM. en el DSM-II se describía a los psicópatas (allí denominados sociópatas) con rasgos como egoísmo. 1977. este autor enfatizó que el psicópata primario es un individuo frío y cruel en sus relaciones interpersonales. la propuesta más representativa e influyente de esta aproximación clínica fue. gracias a sus buenas habilidades sociales y/o a su alto nivel intelectual. 1995a. 1978). 1956.2. CRAFT (1965) consideró como rasgos principales la ausencia de sentimientos hacia los demás y la tendencia a actuar por impulsos y sin ningún prejuicio. Crimino-Patología e Intervención Febrero – Marzo 2011 (3ª Edición) 37 TEMA 1 Historia y Conceptualización de la Psicopatía 3. y como secundarios la agresividad. una perspectiva que. mantuvo y subrayó que la conducta antisocial por sí misma no era suficiente para establecer un diagnóstico de psicopatía. TENNENT. 1964). para CLECKLEY la psicopatía no se restringía a las poblaciones penitenciarias. MICHAEL J. las características principales de la psicopatía son la incapacidad para amar y para sentir culpabilidad (MCCORD y MCCORD. 1995b. Por su parte. 1941. Huelga decir que se le denomina “de la personalidad” porque los distintos autores ponen el énfasis en los rasgos de personalidad del psicópata. en los criterios diagnósticos de la segunda edición del DSM para el TAP (APA. 1961) propuso distinguir la psicopatía idiopática o primaria (que incluía reacciones propiamente psicopáticas que no podían ser explicadas por ningún proceso psicodinámico) de la psicopatía sintomática o secundaria (que incluía reacciones de apariencia similar a las psicopáticas pero que respondían más a procesos neuróticos). EL ENFOQUE DE LA PERSONALIDAD El enfoque de la personalidad se enmarca dentro de la llamada perspectiva clínica tradicional. sin duda. . sin duda. Para el matrimonio WILLIAM MCCORD y JOAN MCCORD. insistimos. 1976). cuyo núcleo venía representado por una serie de características distintivas a nivel emocional e interpersonal (PATRICK. KARPMAN (1941. 1995). No obstante. 1990). 1986. 1961). y la ausencia de motivaciones adecuadas. pero capar de simular emociones y vínculos afectivos si con ello obtiene algún beneficio. ICD-10) de la WORLD HEALTH ORGANIZATION para el trastorno disocial de la personalidad (WHO. impulsividad. hallando que. PRINS y BEDFORD. este autor consideraba que la conducta desviada de estos sujetos era sólo una faceta de un síndrome más amplio. 1990). MCCORD y MCCORD (1956. TENNENT. Por tanto. debido a la claridad con que describió los 16 principales rasgos del psicópata prototípico (CLECKLEY. la del psiquiatra norteamericano HERVEY CLECKLEY. Sin embargo. Así. crueldad. trajo (y sigue trayendo) fuertes críticas. quizás por un cierto miedo a que estos hoy llamados psicópatas integrados fueran (y sean) descubiertos de un modo u otro. estos sujetos logran evitar el contacto formal con la ley (BABIAK. Aunque este autor incluía entre sus criterios (como se puede observar en el Cuadro 3) algunos indicadores de desviación social (como también lo hace HARE en su PCL-R). Incluso se afirmaba explícitamente que una historia de conductas antisociales repetidas no justificaba necesariamente el diagnóstico de psicopatía (DAVIES y FELDMAN. 1994. 1964).PSICÓPATAS: Perfil. 1976). ZÁGON. y en los criterios diagnósticos de la novena y la décima edición de la International Classification of Diseases (ICD-9. ausencia de culpa y lealtad. 1968). Concretamente. sino que los psicópatas podrían encontrarse también desempeñando profesiones socialmente bien consideradas. propensión a echar la culpa a los demás e incapacidad para aprender de la experiencia. la incapacidad para aprovechar la experiencia vivida. Por ejemplo. KARPMAN (1941.1. El enfoque de la personalidad es el resultado natural de la amplia tradición clínica existente en Europa y Norteamérica y se ha visto reflejado fundamentalmente en las obras de CLECKLEY (1941. 1978. CRAFT (1965) o MILLON (1981). muchos autores le dieron la razón a CLECKLEY.

la misma APA cambia de opinión y de enfoque radicalmente para decir exactamente lo contrario que había sostenido en 1968: ahora era absolutamente necesario el conjunto de rasgos de conducta antisocial para poder establecer el diagnóstico. y concretamente en el DSM-III-R.com / EduSalud (Campus Virtual) José Manuel Pozueco Romero Curiosamente. basada en primera instancia en esta aproximación clínica o de la personalidad. WIDIGER ET AL. De acuerdo con esta aproximación conductual. Esto mismo fue previamente discutido por CLECKLEY en la primera edición de su obra de 1941 (La Máscara de la Cordura). Años después. resulta más fácil centrar la atención en las conductas concretas que tipifican un trastorno que en sus causas subyacentes. DSM-IV. huyendo de los criterios basados en inferencias sobre rasgos de personalidad. La contrapartida del enfoque conductual critica el enfoque de la personalidad diciendo que los criterios de CLECKLEY requieren demasiada inferencia y que. la APA (1987) propuso la siguiente definición del TAP: . LA PERSPECTIVA CONDUCTUAL La perspectiva o aproximación conductual cobró fuerza en la década de los 70.. quien afirmó que muchos psicópatas no tienen una historia de comportamientos antisociales y pueden incluso alcanzar estatus profesionales socialmente valorados. Así el DSM-III (APA. viéndose reflejada tanto en dos sistemas de clasificación de los trastornos mentales vigentes en esa época –el St. en 1987 y con la tercera edición revisada del DSM (DSM-III-R). 1966. 1996. impone el criterio de “comportamiento antisocial repetitivo y crónico” no sólo como necesario.. ENDICOTT y ROBINS. en la consideración de que la delincuencia a una edad precoz es un claro síntoma del trastorno (ROBINS. en un intento por disponer de una métrica común que combinara rasgos de la personalidad y comportamientos antisociales. el DSM-III-R (APA.2. HARE. 1994) para el trastorno antisocial de la personalidad (TAP). por otra.2. Según los defensores de esta perspectiva. Partiendo de toda esta tradición clínica. esto significa que no es necesario poseer una historia de comportamiento antisocial para ser un psicópata y viceversa. 1980). 1968). por una parte. 1980) y su revisión. 1975)– como en los criterios de las tres últimas ediciones del Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders de la AMERICAN PSYCHIATRIC ASSOCIATION (DSM-III. Así. de ahí el gran peso que tiene el comportamiento delictivo y antisocial en los criterios del TAP (HARE y HART. WIDIGER y CORBITT. fue la misma la que. pues. 1980). como personajes de la política o del espectáculo. se operacionalizó el citado síndrome en términos de una historia de conductas antisociales fácilmente reconocibles. Esta aproximación se justifica. estableció con claridad y subrayó con énfasis en la versión del año 1968 del DSM (DSM-II) que las ofensas de tipo legal o social que ocurran repetidamente no son suficientes para justificar el diagnóstico de personalidad antisocial que por aquel entonces había creado (APA. dejan mucho espacio para una baja fiabilidad entre distintos evaluadores (CLONINGER. HARE desarrolló el Psychopathy Checklist (PCL. 3. donde aparece la categoría de TAP para sustituir anteriores entidades diagnósticas como psicopatía. 1987). son el concepto y metodología de evaluación desarrollados por el doctor HARE los que actualmente se manejan con mayor acuerdo por los investigadores.INSTITUCIÓN-ORGANIZACIÓN: 38 AUTOR Y DOCENTE DEL CURSO: Psiquiatria. Estas ideas ejercieron una notable influencia sobre el DSM-III (APA. Louis Criteria (FEIGHNER ET AL. 1978). SPITZER. Así. sino también como suficiente diagnóstico del trastorno. 1980. 1972) y el Research Diagnostic Criteria (RDC. 1978). 1995. 1987. DSM-III-R. en la dificultad para evaluar de manera fiable los rasgos de personalidad y. 1995). el doctor ROBERT D. Independientemente de la incomodidad con la que unos u otros investigadores se mueven en el estudio de la psicopatía. en contraste con el DSM-II (APA. sociopatía o personalidad disocial. consecuentemente. 1968).

el vandalismo. Como vemos. 1987) incluyó el criterio de “ausencia de remordimientos” en el TAP con el propósito de evaluar la incapacidad de sentir culpa. se sitúan entre el 15% y el 25%. pero sólo un 20-30% de los diagnosticados como TAP satisfacen los criterios del PCL-R para la psicopatía (HARE. a actuar como padre responsable. definida por otros instrumentos que si tienen en cuenta las características de personalidad de este síndrome –como es el caso del PCL-R de HARE (1991)–. 1991. ROGERS y DION. Sin embargo. las peleas. 1989). ZÁGON. los ribos. HART. 1995. lo bien cierto es que el DSM-IV no ha incluido finalmente características de personalidad sobre la psicopatía complementarias a los criterios puramente conductuales del DSM-III-R. HARE. que es considerada crucial por muchos otros autores. a la postre. 1991. 1994) han puesto en las conductas antisociales y abiertamente delictivas de la psicopatía ha producido un incremento en la fiabilidad de los diagnósticos de TAP. trabajos previos sobre el TAP indicaron que la validez de este diagnóstico se vería incrementada mediante las evaluaciones globales de psicopatía realizadas por clínicos. HART y CLARK. 1998. En un intento por responder a este criticismo proveniente de los investigadores que defendían la importancia de los atributos de personalidad de la psicopatía –excluidos en el diagnóstico de TAP–. que empieza en la infancia o en la primera etapa de la adolescencia y continúa en la edad adulta (…) Entre los signos infantiles típicos se encuentran las mentiras. así como a una incapacidad para mantener una actividad laboral sostenida (APA. 1990. 1995) consideraron que el enfoque comportamental había supuesto convertir los conceptos de TAP y criminalidad crónica en sinónimos. APA. 1996b. 1993b. Así. sustancialmente. p. el DSM-III-R (APA. LILIENFELD. ya que no incluye las características afectivas e interpersonales que tradicionalmente se han considerado centrales en la psicopatía (HARE. en las conductas antisociales. pero siguió manteniendo el énfasis. 1993a. 1998. podemos afirmar que existe una asociación asimétrica entre ambos procedimientos de evaluación: en torno al 90% de psicópatas diagnosticados con el PCL-R cumplen también los criterios del TAP. 1994) como su revisión (el DSM-IV-TR. 1983). Esta cuestión cobra mayor relevancia todavía si tenemos en cuenta que el diagnóstico de TAP subsume un conjunto de trastornos de la personalidad con etiologías muy diversas junto al psicópata prototípico descrito por CLECKLEY (HARE. los individuos diagnosticados como TAP serán más heterogéneos con respecto a los rasgos de personalidad que definen la psicopatía (HART ET AL. las huidas del hogar y la crueldad física. 1989. o para planificar.. 1998. 2004. 1991. 1991). DSM-III-R y DSM-IV (APA. diferentes estudios han demostrado que un 75% y un 80% de los criminales convictos satisfacen los criterios del TAP (GUZE. A este respecto. 1995) y que. pero a expensas de su validez. tanto la última edición del Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders (el DSM-IV. Del mismo modo. lo que puede conducir al fracaso a hacer frente a las obligaciones económicas. permiten distinguir perfectamente a los psicópatas criminales de otro tipo de criminales que no son psicópatas (COOKE. 1987. HARE. En consecuencia. 2000) supusieron un intento fallido por mejorar los criterios del TAP.. HART ET AL.PSICÓPATAS: Perfil. las investigaciones realizadas a favor del concepto de psicopatía como un constructo único y distinto del de TAP son innumerables. FORTH y HART. En la edad adulta sigue la pauta antisocial. HARE ET AL. 410). 1996b). MICHIE. HARPUR y HARE. APA. HARE y HARPUR. El énfasis que los criterios del DSM-III.. HART y HARPUR. estos criterios no permiten identificar a los denominados psicópatas “con éxito”. HART. la holgazanería. LILIENFELD. HARE y HART. algunos críticos (por ejemplo.. conformando un conjunto de personas relativamente homogéneas respecto a sus características afectivas e interpersonales (HARE. Por lo tanto. 1992). 1987. reduciendo el número de ítems y considerando más ítems tradicionales de la psicopatía prototípica (HARE. 1999. 1992). 1996). especialmente en el caso de internos penitenciarios (WIDIGER ET AL. Sin embargo. 1976. 1980. Crimino-Patología e Intervención Febrero – Marzo 2011 (3ª Edición) 39 TEMA 1 Historia y Conceptualización de la Psicopatía La sintomatología esencial de este trastorno consiste en una pauta de conducta irresponsable y antisocial. 1992). LYKKEN. HART y HARE. Asimismo. Sin embargo. HART y HARPUR. 1991. aquellos individuos que poseen las . la tasa de prevalencia de la psicopatía en centros penitenciarios.

Hoy en día. el clínico o investigador se verá restringido a usar los datos que le aportan estrictamente los indicadores para cada criterio. La otra fuente de criticismo merma validez al acercamiento comportamental argumentando que éste es demasiado poco inclusivo. Esto ciertamente ayudará a mejorar la fiabilidad y validez del constructo. llegar a una conclusión global. sino que. 2006. WIDOM. simplemente. pero que no muestran. 1978). por cierto. 1984). 1997). se elige un enfoque de tipo comportamental. 1977). 1988. así. se disminuirá la validez del constructo (LILIENFELD. 2000). De este modo se incrementará la fiabilidad de los resultados que proporcionen diferentes evaluadores.com / EduSalud (Campus Virtual) José Manuel Pozueco Romero características de personalidad prototípicas de la psicopatía. 1977. varios trastornos de ansiedad (BOYD ET AL. 1983) o integrados (GARRIDO GENOVÉS.INSTITUCIÓN-ORGANIZACIÓN: 40 AUTOR Y DOCENTE DEL CURSO: Psiquiatria. en contrapartida. es que la psicopatía y el TAP son dos constructos clínico-forenses al mismo tiempo parecidos pero distintos. En suma. ya que. pero sin desdeñar en absoluto los rasgos conductuales (antisociales/delictivos). bien adaptados (SUTKER y ALLAIN. . además. pero poco en los psicópatas de alto funcionamiento cognitivo-intelectual. por otro lado. y no es que no exista todavía unanimidad en la conceptualización de la psicopatía. si en vez de esto. Por un lado. de algún modo. 1941). pero. KARPMAN. los cuales. en resumen.. la psicopatía descrita por CLECKLEY versus el TAP del DSM-III-R). el debate continúa. la psicopatía “se traga” al TAP. Por otro lado. desde este enfoque. Centrándonos en la primera de estas críticas. él/ella utilizará conceptos abiertos que necesitarán su propio juicio para poner todas las piezas juntas y. SUTKER y ALLAIN. ya que identifica como psicópatas a individuos que padecen otros síndromes relacionados (es decir. ya que la baja ansiedad ha sido considerada uno de los rasgos distintivos de la figura del psicópata (CLECKLEY. constituye un error y una fuente de confusión grave el uso intercambiable de ambos términos (es decir. Esto significa que este acercamiento se centra demasiado en los psicópatas no exitosos y mal adaptados (prácticamente todos los delincuentes comunes. también llamados exitosos (BABIAK y HARE. Estos falsos positivos han sido denominados psicópatas “secundarios” o “sintomáticos” (BLACKBURN. en oposición a los psicópatas “primarios” o “idiopáticos” (KARPMAN. De modo sintético. Este hallazgo atenta contra la validez del constructo. pero excluyendo muchos de los rasgos antisociales/delictivos de este último. mientras que los psicólogos forenses y los criminólogos se basan más en el enfoque de la personalidad. • Otra diferencia entre la visión de la psicopatía entre el punto de vista de la personalidad y el comportamental es el uso de diferentes tipos de conceptos (LILIENFELD. por ejemplo. 1994. falsos positivos). no parece justificado a tenor de la evidencia empírica disponible (HARE. 1983. no se llegaría a diagnosticar como psicópatas a aquellos individuos que han evitado el contacto repetido con el sistema legal. los psicólogos clínicos y los psiquiatras se basan en la perspectiva conductual. 1941). 1994). y debería haber quedado ya claro. la lucha entre ambas perspectivas o enfoques y el estado actual de la cuestión puede resumirse en los siguientes puntos: • La tendencia a igualar el TAP con la criminalidad transforma el diagnóstico de psicopatía desde un patrón disfuncional de conductas interpersonales en otro de conductas criminales (ROGERS y DION. son más TAP que psicópatas). Si un profesional de la clínica elige evaluar la psicopatía desde este enfoque. El principal hallazgo. 1991) que. 1991). Por tanto. el acercamiento centrado en la personalidad trata los criterios de la psicopatía como conceptos abiertos. una conducta antisocial continuada y crónica (PATRICK. 1994). como. WIDOM. la existencia de estas dos distintas tradiciones en la conceptuación de la psicopatía es importante conocerlas porque. como si se tratara del mismo constructo (MOLTÓ y POY. • Varios autores han criticado el acercamiento comportamental tanto por ser demasiado inclusivo como por ser demasiado poco inclusivo. este concepto ha sido considerado demasiado inclusivo. 1941). no miden ni aportan conceptos iguales.

Además. La consideración de la psicopatía como una categoría discreta o como una dimensión continua tiene importantes implicaciones. si la psicopatía fuera un constructo dimensional. CATEGORIZACIÓN Y DIMENSIONALIDAD DE LA PSICOPATÍA: ¿CATEGORÍA CONTINUA O DISCRETA? Buena parte del debate que se ha generado en torno al constructo de psicopatía se basa en determinar si los psicópatas se diferencian cualitativamente del resto de individuos o si se trata de una cuestión de grado. la etiología y el tratamiento de este síndrome de personalidad anormal (PATRICK. si un individuo presenta o no un trastorno antisocial de la personalidad/psicopático. W. 1996. De acuerdo con LILIENFELD (1998). estudiantes). parten de una perspectiva categórica (por ejemplo. tanto en el ámbito profesional corno en la cultura popular. sino también a explorar qué puntos de corte resultan más adecuados para establecer el diagnóstico de psicopatía en función del objetivo del estudio e incluso de la cultura en que éste se desarrolle (COOKE. WIDIGER. Por el contrario.PSICÓPATAS: Perfil. más que a localizar la causa de la psicopatía (LILIENFELD. 1998a. así. Los resultados de este estudio apoyan la fuerte relación existente entre algunos instrumentos utilizados en la medida de la psicopatía y el TAP. 2006). los esfuerzos deberían ir dirigidos a la búsqueda de factores etiológicos que diferencien entre individuos con y sin psicopatía (CLECKLEY.3. algunos autores han enfatizado la necesidad de que los estudios taxonómicos incluyan indicadores de diferentes dominios (MARCUS. En cambio. 1998). 1998). desde una perspectiva taxonómica. los investigadores tendrían que restringir sus estudios a las muestras clínicas o forenses. esto implicaría que la investigación con muestras de tipo no clínico y no criminal sería cuestionable en cuanto a su validez externa. los sistemas diagnósticos estándar. En este sentido. COID (1998). entonces estaría justificada la generalización de los resultados de los estudios que examinaran la psicopatía en muestras subclínicas (por ejemplos. es más adecuado adoptar una perspectiva dimensional (BLACKBURN. 2004). Por su parte. cada vez son más los investigadores que consideran que. se asumía que la psicopatía era un taxón o categoría discreta. Asimismo. 1998). JOHN y EDENS. 1941). a no ser que hubiera evidencia de una alta incidencia del síndrome en otro tipo de poblaciones. como el DSM. Crimino-Patología e Intervención Febrero – Marzo 2011 (3ª Edición) 41 TEMA 1 Historia y Conceptualización de la Psicopatía 3. relacionadas con la evaluación. Por ejemplo. proporciona apoyo para las hipótesis que consideran la psicopatía como una dimensión. la investigación no sólo debería encaminarse a mejorar nuestro conocimiento sobre la naturaleza de la psicopatía. 1998). en comparación con la escasa o nula relación . asumiendo que aquél que lo presenta se diferencia cualitativamente del resto). la investigación que utilizase muestras de tipo no criminal y no clínico podría ser generalizada a individuos afectados más severamente. en el caso de los trastornos de la personalidad. Hasta hace poco tiempo. el estudio de RONALD BLACKBURN y J. Asimismo. que utilizó una muestra de 167 ofensores violentos de una prisión inglesa. 1998. si consideramos la psicopatía como dimensión (BLACKBURN y COID. la investigación basada en una aproximación dimensional es probable que se oriente a identificar los factores causales que contribuyen al desarrollo de los rasgos psicopáticos. LIVESLEY. si la psicopatía fuera una categoría discreta o taxón. tanto conceptuales como prácticas.

b) indicadores de una desviación conductual persistente –incluyendo los comportamientos antisociales sin aparente justificación. HARE también ha reconocido la utilidad de clasificar a los sujetos en función de su grado de psicopatía. el PCL-R proporciona una puntuación dimensional. y c) aquellos ítems que reflejan la existencia de reacciones emocionales pobres y la falta de relaciones interpersonales auténticas. que serían los que. representativa del grado en que un individuo se asemeja al psicópata prototípico descrito por CLECKLEY (HARE. al menos. los rasgos de la personalidad inferidos) no pueden ser evaluados adecuadamente únicamente a partir de información de archivo (HARE. COLLEDGE. un patrón de criminalidad persistente. la ausencia de nerviosismo y la amenaza de suicidio raramente consumado–. De este modo. No obstante. De hecho. ya que muchos de los ítems más discriminantes del síndrome (por ejemplo. luego no se pudo comprobar la validez de las mismas ni hubo una fiabilidad interjueces. 2002.com / EduSalud (Campus Virtual) José Manuel Pozueco Romero que se encontró entre los instrumentos utilizados para la medida de la psicopatía y otros usados para medir otros trastornos de personalidad. 1991. 1991. ya que todas las evaluaciones fueron realizadas por el mismo evaluador.INSTITUCIÓN-ORGANIZACIÓN: 42 AUTOR Y DOCENTE DEL CURSO: Psiquiatria. 2003b). Además. las correlaciones que. LEVENSTON. 2000) parecen ir en este sentido. 1995). 1997. definida principalmente por el comportamiento antisocial y los problemas de conducta en la infancia. 2003b). Así. para este autor. un desajuste conductual severo y un aparente buen ajuste psicológico. Siguiendo estas directrices. y la incapacidad para seguir cualquier plan de vida–. estos resultados deben ser considerados con precaución. muchos investigadores han tratado de comprobar si los psicópatas difieren de los no psicópatas en variables externas teóricamente relacionadas con el constructo –como las que estudiaremos en los Temas 3 y 4–. la ausencia de alucinaciones/pensamiento irracional. PATRICK. en realidad. 2003b). se ha comprobado que la adopción de una perspectiva categórica para la psicopatía es artificial o. LEONARD y BLAIR. HARE plantea la posibilidad de que el taxón obtenido en dicho estudio refleje. 2003b). recomendando el uso de una puntuación mínima de 30 para establecer el diagnóstico de psicopatía con fines de investigación (HARE. apenas hay estudios que hayan examinado la estructura de la psicopatía a partir de análisis taxonómicos (HARE. En consecuencia. 2000) y conductuales (por ejemplo: MITCHELL. 1991. BRADLEY y LANG. constituyen el núcleo del síndrome. los criterios propuestos por este autor apresan tres aspectos diferentes del síndrome psicopático: a) indicadores explícitos de un buen ajuste psicológico –entre los que se incluyen el encanto superficial y la notable inteligencia. Concretamente. también existe abundante evidencia empírica sobre su multidimensionalidad. igual de problemática que para el resto de los trastornos de la personalidad (HARE y HART. A pesar de que algunos datos fisiológicos (por ejemplo: ARNETT. CLECKLEY (1976) planteó que la psicopatía constituye un síndrome inherentemente paradójico en el que confluyen. en el que se empleó información de archivo de una gran muestra de pacientes forenses varones. Los resultados de estos análisis apoyaban la hipótesis de que la psicopatía es una categoría discreta. todavía no se dispone de suficiente evidencia empírica que permita llegar a la conclusión de que existen diferencias consistentes entre los psicópatas y los no psicópatas (HARE. se observaron entre los instrumentos de medida específicos para la psicopatía y otros trastornos de personalidad ponen en duda la validez de la conceptualización de la psicopatía como una de las varias categorías discretas de la personalidad. aunque en menor escala. 2003b). o bien se halle asociado a un trastorno mental. Sin embargo. A pesar de que hay un amplio consenso en que la psicopatía representa un constructo unitario coherente (HARE. HARE advirtió que esta conclusión podría estar sesgada por el procedimiento utilizado para evaluar la psicopatía. la irresponsabilidad. RICE y QUINSEY (1994). la promiscuidad. SIMOURD y HOGE. los resultados de este estudio apuntan hacia la consideración de la psicopatía como una de las pequeñas dimensiones de los trastornos de personalidad. . 1991. Uno de los pocos estudios con análisis taxonómicos sobre las puntuaciones del PCL-R fue el de HARRIS. No obstante. Sin embargo. al mismo tiempo. Como se ha comprobado en diversos estudios. 2003b).

2003b. por otro. BRADLEY y LANG. etc... a su vez. PATRICK. donde cada uno de los dos factores principales del PCL-R puede subdividirse. se ha propuesto que la psicopatía podría tratarse de una configuración desadaptativa de dimensiones relativamente independientes (LILIENFELD y ANDREWS. la consideración de la psicopatía como un constructo unitario –tomando la puntuación total del individuo en el PCL-R– conduce a una imagen del psicópata como un individuo más agresivo y psicológicamente desajustado que la mayoría de los ejemplos de caso descritos por CLECKLEY (PATRICK. Como se verá con más detenimiento en el Tema 8. los síntomas asociados con un estilo de vida crónicamente antisocial (HARE ET AL. Aun así. 2004). 2000. GROVE y TELLEGEN. y HARE un modelo de cuatro factores. quedando muy poco representadas las características relacionadas con el buen ajuste psicológico. PATRICK mantenía una fuerte ET AL. Crimino-Patología e Intervención Febrero – Marzo 2011 (3ª Edición) 43 TEMA 1 Historia y Conceptualización de la Psicopatía Los esfuerzos por plasmar los criterios de CLECKLEY en el PCL/PCL-R (HARE. CUTHBERT y LANG. 1996. 2006).. Otras propuestas recientes plantean la necesidad de redefinir el constructo de psicopatía (LILIENFELD y FOWLER. 2006). 2006). la divergencia encontrada podría implicar que la dimensión de desviación social de la psicopatía apresa esta vulnerabilidad a la psicopatología externalizante.. por un lado. en línea con la propuesta de CLECKLEY (PATRICK. pero no la dimensión asociación interpersonal/afectiva (Factor 1). 1983). Por tanto. 2006). irresponsable y parasitario de aquéllas que reflejan una disposición al comportamiento antisocial (LILIENFELD. las primeras investigaciones sobre la estructura del PCL/PCL-R enfatizaban la existencia de dos factores oblicuos que reflejaban. por una parte. (2005) mostraron que la dimensión de desviación social (Factor 2) del PCL-R con la psicopatología externalizante. 1991). como veremos en el Tema 8. distinguiendo las características que hacen referencia al estilo de vida impulsivo. Dado que otra investigación ha demostrado que este amplio factor externalizante refleja una elevada vulnerabilidad común hacia los trastornos incluidos en el espectro externalizante (KRUEGER ET AL. 1980. 2002). Más recientemente. se ha señalado que el PCL-R cubre un conjunto heterogéneo de rasgos de personalidad desadaptativos (BRINKLEY. algunos autores propusieron que el segundo factor del PCL-R debería descomponerse más.. 1988). 1990. por otra. LYNAM. También se han desarrollado algunas investigaciones con objeto de explorar si subgrupos de individuos con puntuaciones elevadas en el PCL-R difieren en términos conductuales o de personalidad –ya veremos este aspecto en el Tema 2–. ET AL.. el déficit afectivo que lo caracteriza. 1994). Una de las estrategias más utilizadas para delimitar los elementos distintivos de la psicopatía ha consistido en explorar las posibles divergencias existentes entre la relación que mantienen las distintas facetas del síndrome evaluadas por el PCL-R –especialmente la varianza única de cada una de ellas– con otras variables externas relevantes (PATRICK. 1994.) y. Por ejemplo. WIDIGER y LYNAM. 2005). el modelo de dos factores del PCL-R ha resultado útil para distinguir los dos grandes componentes de la psicopatía (MCDERMOTT ET AL. 1991) dieron lugar a un conjunto de ítems que principalmente reflejaban desviación y desajuste. los síntomas afectivos e interpersonales destacados por CLECKLEY y. Así. NEWMAN.. análogo al de la inteligencia general en sus facetas verbal y manipulativa (PATRICK. HILL 2004. Ello implica que el PCL-R evalúa un constructo unitario pero multifacético (LILIENFELD y FOWLER. COOKE y MICHIE (2001) han propuesto un modelo alternativo de tres factores. VITACCO ET AL. HARPUR ET AL. PATRICK. Además. Partiendo de esta perspectiva se desarrolló el Psychopathic Personality Inventory (PPI). 1993. 2002). BENNING ET AL. 1994). un cuestionarlo de autoinforme desarrollado para evaluar las tendencias psicopáticas en muestras no . De hecho. desenvoltura social. más que un síndrome caracterizado por una constelación de signos y símbolos interrelacionados (KAZDIN. 2006). así como si subgrupos de individuos con puntuaciones muy elevadas en una faceta de la psicopatía y puntuaciones relativamente bajas en otra difieren en estas variables (PATRICK. 2006). mientras que la dimensión interpersonal/afectiva apresa esa combinación única de rasgos que incluyen. la faceta ajustada de la psicopatía (ausencia de nerviosismo. 2003. en dos facetas más específicas (HARE.PSICÓPATAS: Perfil.

2006. de la perspectiva dimensional que conceptualiza la psicopatía como un continuo. 1996. 2003. cuenta con un sistema de puntuación que oscila de 0 a 40. habida cuenta de la imprevisibilidad de la conducta e intenciones de los psicópatas. 1995. WIDIGER y LEUKEFELD. 1997. LIVESLEY. WIDIGER. Además. PATRICK. LYNAM. sino los perfiles exactos de este tipo de individuos a través de los cuales deberíamos estar alerta ante posible eventualidades de la vida cotidiana. LYNAM. MILLER. Desde esta perspectiva alternativa se plantea que la psicopatía podría estar representada por modelos multidimensionales que describen patrones de variantes desadaptativas de rasgos de la personalidad normal (BLACKBURN.. entonces. comparten la misma estructura de personalidad y emociones que los psicópatas criminales (HARE. WIDIGER y COSTA. PATRICK ET AL. 2004. como una dimensión en la que en un polo extremo tendríamos “nada psicópata” y en el otro polo extremo tendríamos “psicópata puro”. sujetos que. POYTHRESS ET AL. la situación es relativamente sencilla de entender. eventualidades que podría llegar a desembocar incluso en consecuencias funestas. como decíamos. Sin embargo. WIDIGER y LYNAM. lógicamente. tal vez. . 1998. cuyas correlaciones con variables criterio externas son similares a las que se han encontrado para las dos dimensiones principales del PCL-R (HARPUR ET AL. 2003. lo que sugiere que la psicopatía podría ser entendida como un constructo continuo (GUAY y KNIGHT. 2005) aportan evidencia sobre la existencia de dos factores ortogonales. Varios estudios recientes ofrecen evidencia empírica en esta línea (BENNING ET AL. 1998). BRINKLEY. 1993). tendríamos que hacerlo siempre en base a una puntuación total PCL-R igual o superior a 30. 2001. HARE y NEUMANN.INSTITUCIÓN-ORGANIZACIÓN: 44 AUTOR Y DOCENTE DEL CURSO: Psiquiatria. si contempláramos la posibilidad de enfocar la psicopatía como una dimensión o continuo. MILLER y LYNAM. VERONA 2001). 2002. habiéndose establecido el punto de corte en 30 puntos. pero nunca inferior a ésta. CONTROVERSIA Y DEBATE 2 ¿Ser Más o Menos Psicópata? Esta controversia que pone a debate la posibilidad de ser más o menos psicópata surge como consecuencia. 2003b). 2003). WIDIGER y LYNAM. 1998.com / EduSalud (Campus Virtual) José Manuel Pozueco Romero penitenciarias (LILIENFELD y ANDREWS. los resultados de varios estudios recientes realizados sobre la estructura factorial ET AL. En este sentido. Recientes análisis taxonómicos llevados a cabo sobre los datos obtenidos a partir del PPI no han extraído una solución taxonómica. 2002).. 1998).. es evidente que se hace necesaria mucha más investigación empírica para corroborar no la existencia en sí misma de los psicópatas integrados.. no haya tenido en cuenta que en las misma instrucciones de uso del PCL-R se expone claramente que puntuaciones totales iguales o inferiores a 29 podrían estar encubriendo serios trastornos psicopatológicos –por ejemplo. a partir del cual ya podemos establecer un diagnóstico de “psicopatía”. 1998a. Toda esta controversia o polémica ha venido a agriarse aún más por el moderno planteamiento de los denominados psicópatas integrados. el archi-conocido en Psicología modelo de los cinco factores. MARCUS ET AL. La cuestión es relativamente fácil de entender si tenemos en cuenta que el PCL-R. que es el instrumento de evaluación de la psicopatía. También se ha sugerido la posibilidad de entender la psicopatía desde un modelo dimensional del funcionamiento general de la personalidad (por ejemplo. 1989. 1994.. Si bien no podemos pasar por alto esta realidad social que ya puso de manifiesto el mismo CLECKLEY en su obra La Máscara de la Cordura. de este instrumento (BENNING 2003. FUENTE: Elaboración propia. 2004). es decir. Uno de los problemas principales de la perspectiva dimensional es que. NEWMAN.. ET AL. es decir. sin llegar a ser técnicamente delincuentes. esquizofrenia paranoide– que nada o muy poco tienen que ver con la psicopatía (HARE..

las aportaciones de los autores que más han influido en la definición de este concepto a lo largo de la historia. Hoy en día. desde luego. Sin duda alguna. habiendo realizado también una sucinta introducción sobre algunos de los instrumentos de medida que se han derivado de los distintos enfoques conceptuales.PSICÓPATAS: Perfil. por lo que. El tema de la categorización o dimensionalidad de la psicopatía sigue todavía sin estar resuelto. todavía no se ha llegado a un acuerdo ni sobre la naturaleza de la psicopatía como constructo ni sobre la claridad y precisión de las distintas tipologías o variantes posibles. HARE han supuesto un salto cualitativo en la construcción del concepto de psicopatía que ha guiado la mayor parte de la investigación moderna sobre este tópico. No obstante. 2006). RESUMEN Y CONCLUSIONES El término psicopatía ha adoptado una innumerable variedad de conceptos y ha tenido una gran variedad de sentidos a lo largo de la historia. necesita mayor bagaje investigativo para poder llegar a una conclusión que de una vez por todas acoja la unanimidad de clínicos e investigadores forenses. 1996a). Crimino-Patología e Intervención Febrero – Marzo 2011 (3ª Edición) 45 TEMA 1 Historia y Conceptualización de la Psicopatía En definitiva. si el síndrome de la psicopatía representa una combinación específica de rasgos distintivos. como mantenía CLECKLEY (1976). En este Tema 1 hemos revisado las principales formas de entender la psicopatía hasta la actualidad. aún es fuente de confusión para muchas personas que lo consideran práctica y erróneamente sinónimo de perturbación mental y/o de criminalidad (HARE. . CLECKLEY y ROBERT D. aislar estos componentes puede proporcionar una herramienta de gran utilidad para comprender mejor la totalidad del síndrome y sus variantes –entre las que deberíamos contemplar la de los integrados–. las aportaciones de HERVEY M. así como para elucidar los mecanismos etiológicos subyacentes (FOWLES y DINDO. e independientemente de su unidimensionalidad o multidimensionalidad. También hemos planteado diversas cuestiones todavía no resueltas en torno a los límites conceptuales que presenta la definición de este constructo bajo las dos aproximaciones imperantes: la clínica y la conductual. 4. incluyendo la que aquí se presenta.

. EVALUACIÓN DEL TEMA 1 En la Plataforma del Campus Virtual de Edusalud.INSTITUCIÓN-ORGANIZACIÓN: 46 AUTOR Y DOCENTE DEL CURSO: Psiquiatria. disponen ustedes de los ejercicios propuestos que hay que realizar para la evaluación de este Tema 1. Sigan las instrucciones allí detalladas y procedan a realizar dichos ejercicios para poder superar la evaluación del Tema 1. en formato on-line.com / EduSalud (Campus Virtual) José Manuel Pozueco Romero 5.